SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 7
Descargar para leer sin conexión
Bicho Raro 
Graciela Montes 
l Bicho Raro apareció un día como 
otros días en la Plaza de la Vuelta 
E 
de la Ciudad Importante, justo a la hora 
en que Anastasio, como siempre, rastri-llaba 
el arenero. 
El Bicho Raro miraba con sus ojos 
rosados desde abajo de una hamaca. 
Era verdaderamente 
raro, raro sin chiste. 
Tenía una gran cabe-zota 
llena de rulos 
y bigotes muy 
lacios. Tenía un 
cuerpo gordo de 
vaca y cuatro 
pies diminutos,
Al poco rato empezó a correrse la 
noticia, por supuesto. Un Bicho Raro no 
puede pasar desapercibido en una Ciu-dad 
Importante. 
A la Plaza de la Vuelta llegaron los 
biólogos y los vigilantes, los locutores de 
televisión y los veterinarios, los curande-ros 
y los astrólogos, los estudiantes de 
Bellas Artes y el presidente de la Socie-dad 
Rural. Pero llegó, más que nadie, el 
Intendente, el Único Intendente de la 
Ciudad Importante, que de inmediato 
mandó desalojar la plaza. 
Y mandó muchísimo más, no por nada 
era Intendente. 
Mandó, por ejemplo, que trajesen una 
jaula. Y antes del mediodía trajeron una 
gran jaula de aluminio, que brillaba como 
una estrella. Tanto brillaba que nadie se 
explicaba cómo podía ser que el Bicho 
Raro no quisiese entrar en ella. Enrosca-do 
debajo del tobogán espiaba con sus 
cada uno con sus cinco dedos. Tenía ojos 
rosados. Tenía orejas imposibles. Tenía 
cola ridícula, dientes absurdos, hocico 
inverosímil. 
El Bicho Raro era de esos que no 
pueden ser pero que son, nomás, porque 
están ahí parados. 
Anastasio se lo quedó mirando con el 
rastrillo en la mano. Y el Bicho Raro tam-bién 
lo miró a Anastasio con ojos muy 
sonrosados.
ciudad, ida y vuelta por la Gran Avenida, 
por la Calle de los Generales, por la Calle 
del Oro y por la Calle del Cine. Todos se 
agolpaban para mirar al Bicho Raro, para 
tirarle, si podían, de las orejas, para 
peinarle, a veces, los bigotes. Nadie, en 
cambio, le miraba a los ojos, rosados y 
redondos como flores de geranio. 
En la Ciudad importante es fácil acos-tumbrarse 
a todo, hasta a un Bicho Raro. 
Por eso el Bicho Raro al rato ya no fue 
tan raro, fue nada más que un bicho, y 
después un bicho molesto. A nadie se le 
ocurría ir a pasearlo por la ciudad para 
que todos lo vieran porque ya lo habían 
visto todos. 
Poco a poco el Bicho Raro dejó de mi-rar 
pasar las cosas con sus ojos rosados 
y se acurrucó contra los barrotes, porque 
la jaula brillante no tenía rincones. 
Entonces volvió el Único Intendente. 
Y volvieron los biólogos, los vigilantes, 
ojos rosados y miraba cómo Anastasio 
volvía a rastrillar la arena, para quitarle 
los papeles, las cajitas y las latas de todos 
los visitantes. 
También Anastasio lo miraba de vez 
en cuando y decía por lo bajo: 
-Bicho Raro, Bicho Feo, pobre bicho. 
Lo cierto es que para meter al Bicho 
Raro en la jaula hubo que usar correas 
rojas y cadenas redondas con los eslabo-nes 
de bronce. 
Después subieron la jaula a una ca-mioneta 
y la pasearon en triunfo por la
Vuelta estaba Anastasio, como siempre, 
rastrillando arena. 
-Bicho Raro, Bicho Feo, pobre bicho 
–se dijo Anastasio cuando lo vio, 
acurrucado como el primer día debajo 
de una hamaca. 
Y como era el mediodía apoyó el 
rastrillo en el tronco de un paraíso, se 
secó el sudor con la manga de la camisa, y 
se sentó a desenvolver con cuidado el pa-quete 
del almuerzo: un sánguche de queso 
y matambre con bastante mayonesa. 
Cuando estaba por morder una puntita 
del pan pensó: 
los locutores y los veterinarios. Y los 
astrólogos. Y los curanderos. 
-Está intoxicado –dijo el veterinario. 
-Está descompensado –dijo el biólogo. 
-Está engualichado –dijo el curandero. 
Y todos estuvieron de acuerdo en que 
el Bicho Raro no tenía remedio. 
-¡Que lo lleven de vuelta a la plaza! 
–ordenó el Intendente, y dio por termi-nado 
el cuento. 
Pero, a pesar del Intendente, el cuento 
no terminó ahí, porque en la Plaza de la
-Pobre bicho, en una de esas tiene 
hambre. 
Entonces Anastasio se acercó despacito 
hasta la hamaca y despacito también 
tendió su mano grande con un sánguche 
de queso y matambre en la punta. 
Entonces el Bicho Raro se levantó 
sobre sus piecitos de cinco dedos, sacu-dió 
su cuerpo de vaca y su cabezota 
llena de rulos, husmeó la mano de Anas-tasio 
con su hocico inverosímil, movió 
alegremente su cola ridícula y clavó sus 
dientes absurdos en el sánguche tierno. 
-Pobre bicho, Bicho Raro –dijo Anas-tasio-. 
Tenía hambre. 
Ese día, y muchos otros, 
Anastasio y el Bicho Raro 
compartieron el almuerzo 
debajo de un paraíso.
Bicho Raro encuentra amigo Plaza

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Adela Basch Contemos uno dos tres y vayamos a 1810
Adela Basch   Contemos uno dos tres y vayamos a 1810Adela Basch   Contemos uno dos tres y vayamos a 1810
Adela Basch Contemos uno dos tres y vayamos a 1810Gabriela Almada
 
Antología de cuentos
Antología de cuentosAntología de cuentos
Antología de cuentosjosobu
 
Lenguaje y Comunicación 2º básico - Texto del estudiante.pdf
Lenguaje y Comunicación 2º básico - Texto del estudiante.pdfLenguaje y Comunicación 2º básico - Texto del estudiante.pdf
Lenguaje y Comunicación 2º básico - Texto del estudiante.pdfMilena Alarcón
 
El cerdito valiente de la
El cerdito valiente de laEl cerdito valiente de la
El cerdito valiente de lanubia batanero
 
Fábulas[1]
Fábulas[1]Fábulas[1]
Fábulas[1]Xoch Itl
 
Cuento la-bruja-winnie
Cuento la-bruja-winnieCuento la-bruja-winnie
Cuento la-bruja-winnieMarielaClemenz
 
Cuento la bruja berta
Cuento la bruja bertaCuento la bruja berta
Cuento la bruja bertaginasua
 
Trabajo 4º ep nº 58 roy berocay
Trabajo 4º ep nº 58  roy berocayTrabajo 4º ep nº 58  roy berocay
Trabajo 4º ep nº 58 roy berocayPilar Cabanas
 
Cuentos ridículos, Ricardo Mariño.
Cuentos ridículos, Ricardo Mariño.Cuentos ridículos, Ricardo Mariño.
Cuentos ridículos, Ricardo Mariño.Andrea Vallejos
 
Cuento dinosaurios maestra primaria solución
Cuento dinosaurios maestra primaria   soluciónCuento dinosaurios maestra primaria   solución
Cuento dinosaurios maestra primaria soluciónMar Sánchez-Fortún
 
Cuento Willy y hugo
Cuento Willy y hugoCuento Willy y hugo
Cuento Willy y hugoDora C.
 
182870936 cuento-la-bruja-berta
182870936 cuento-la-bruja-berta182870936 cuento-la-bruja-berta
182870936 cuento-la-bruja-bertaBeatriz Anelio
 

La actualidad más candente (20)

Trece casos misteriosos
Trece casos misteriososTrece casos misteriosos
Trece casos misteriosos
 
Adela Basch Contemos uno dos tres y vayamos a 1810
Adela Basch   Contemos uno dos tres y vayamos a 1810Adela Basch   Contemos uno dos tres y vayamos a 1810
Adela Basch Contemos uno dos tres y vayamos a 1810
 
Antología de cuentos
Antología de cuentosAntología de cuentos
Antología de cuentos
 
Bodoc amigos por el viento
Bodoc amigos por el vientoBodoc amigos por el viento
Bodoc amigos por el viento
 
Lenguaje y Comunicación 2º básico - Texto del estudiante.pdf
Lenguaje y Comunicación 2º básico - Texto del estudiante.pdfLenguaje y Comunicación 2º básico - Texto del estudiante.pdf
Lenguaje y Comunicación 2º básico - Texto del estudiante.pdf
 
El cerdito valiente de la
El cerdito valiente de laEl cerdito valiente de la
El cerdito valiente de la
 
Niña bonita
Niña bonitaNiña bonita
Niña bonita
 
Fábulas[1]
Fábulas[1]Fábulas[1]
Fábulas[1]
 
Note rias pepe - Keiko Kasza
Note rias pepe - Keiko KaszaNote rias pepe - Keiko Kasza
Note rias pepe - Keiko Kasza
 
Antología de cuentos
Antología de cuentosAntología de cuentos
Antología de cuentos
 
Cuento la-bruja-winnie
Cuento la-bruja-winnieCuento la-bruja-winnie
Cuento la-bruja-winnie
 
Actividades del cuento
Actividades del cuentoActividades del cuento
Actividades del cuento
 
Cuento la bruja berta
Cuento la bruja bertaCuento la bruja berta
Cuento la bruja berta
 
Adivinanzas medios transporte
Adivinanzas medios transporteAdivinanzas medios transporte
Adivinanzas medios transporte
 
Trabajo 4º ep nº 58 roy berocay
Trabajo 4º ep nº 58  roy berocayTrabajo 4º ep nº 58  roy berocay
Trabajo 4º ep nº 58 roy berocay
 
Cuentos ridículos, Ricardo Mariño.
Cuentos ridículos, Ricardo Mariño.Cuentos ridículos, Ricardo Mariño.
Cuentos ridículos, Ricardo Mariño.
 
Cuento dinosaurios maestra primaria solución
Cuento dinosaurios maestra primaria   soluciónCuento dinosaurios maestra primaria   solución
Cuento dinosaurios maestra primaria solución
 
POESIAS PARA EL CARNAVAL.
POESIAS PARA EL CARNAVAL.POESIAS PARA EL CARNAVAL.
POESIAS PARA EL CARNAVAL.
 
Cuento Willy y hugo
Cuento Willy y hugoCuento Willy y hugo
Cuento Willy y hugo
 
182870936 cuento-la-bruja-berta
182870936 cuento-la-bruja-berta182870936 cuento-la-bruja-berta
182870936 cuento-la-bruja-berta
 

Destacado

Secuencia ronquidos
Secuencia ronquidosSecuencia ronquidos
Secuencia ronquidosnaimenga
 
5 resolucion de problemas primaria
5 resolucion de problemas primaria5 resolucion de problemas primaria
5 resolucion de problemas primarianaimenga
 
Ley de educación común 1420 power
Ley de educación común 1420 powerLey de educación común 1420 power
Ley de educación común 1420 powernaimenga
 
Jean piaget
Jean piagetJean piaget
Jean piagetnaimenga
 
02 sombrero wolf
02 sombrero wolf02 sombrero wolf
02 sombrero wolfnaimenga
 
Alfabetizacion
AlfabetizacionAlfabetizacion
Alfabetizacionnaimenga
 
Ciencias naturales nai y eli
Ciencias naturales nai y eliCiencias naturales nai y eli
Ciencias naturales nai y elinaimenga
 
Secuencia “poesìa con los chicos”, 2do y 3er. grado[1]
Secuencia “poesìa con los chicos”, 2do y  3er. grado[1]Secuencia “poesìa con los chicos”, 2do y  3er. grado[1]
Secuencia “poesìa con los chicos”, 2do y 3er. grado[1]naimenga
 
Canto rodado-la-literatura-oral-de-los-chicos-0[1] (1)
Canto rodado-la-literatura-oral-de-los-chicos-0[1] (1)Canto rodado-la-literatura-oral-de-los-chicos-0[1] (1)
Canto rodado-la-literatura-oral-de-los-chicos-0[1] (1)naimenga
 
Lengua nai
Lengua naiLengua nai
Lengua nainaimenga
 
Comte y durkeim monografia
Comte y durkeim monografiaComte y durkeim monografia
Comte y durkeim monografianaimenga
 
Psicología de la educ. de adultos ovide menin
Psicología de la educ. de adultos  ovide meninPsicología de la educ. de adultos  ovide menin
Psicología de la educ. de adultos ovide meninnaimenga
 
Lengua naila
Lengua nailaLengua naila
Lengua nailanaimenga
 
Proyecto cartas, pdf[1]
Proyecto cartas, pdf[1]Proyecto cartas, pdf[1]
Proyecto cartas, pdf[1]naimenga
 
Tercera carta taller de practicasnai
Tercera carta taller de practicasnaiTercera carta taller de practicasnai
Tercera carta taller de practicasnainaimenga
 
Alicia en el país de las maravillas
Alicia en el país de las maravillas Alicia en el país de las maravillas
Alicia en el país de las maravillas byronrivera33
 
2° valentín se parece a... graciela montes
2° valentín se parece a... graciela montes2° valentín se parece a... graciela montes
2° valentín se parece a... graciela montesMarina Marlene
 

Destacado (20)

Secuencia ronquidos
Secuencia ronquidosSecuencia ronquidos
Secuencia ronquidos
 
5 resolucion de problemas primaria
5 resolucion de problemas primaria5 resolucion de problemas primaria
5 resolucion de problemas primaria
 
Ley de educación común 1420 power
Ley de educación común 1420 powerLey de educación común 1420 power
Ley de educación común 1420 power
 
Jean piaget
Jean piagetJean piaget
Jean piaget
 
02 sombrero wolf
02 sombrero wolf02 sombrero wolf
02 sombrero wolf
 
Alfabetizacion
AlfabetizacionAlfabetizacion
Alfabetizacion
 
Monitor28
Monitor28Monitor28
Monitor28
 
Ciencias naturales nai y eli
Ciencias naturales nai y eliCiencias naturales nai y eli
Ciencias naturales nai y eli
 
Secuencia “poesìa con los chicos”, 2do y 3er. grado[1]
Secuencia “poesìa con los chicos”, 2do y  3er. grado[1]Secuencia “poesìa con los chicos”, 2do y  3er. grado[1]
Secuencia “poesìa con los chicos”, 2do y 3er. grado[1]
 
Canto rodado-la-literatura-oral-de-los-chicos-0[1] (1)
Canto rodado-la-literatura-oral-de-los-chicos-0[1] (1)Canto rodado-la-literatura-oral-de-los-chicos-0[1] (1)
Canto rodado-la-literatura-oral-de-los-chicos-0[1] (1)
 
Lengua nai
Lengua naiLengua nai
Lengua nai
 
Comte y durkeim monografia
Comte y durkeim monografiaComte y durkeim monografia
Comte y durkeim monografia
 
Psicología de la educ. de adultos ovide menin
Psicología de la educ. de adultos  ovide meninPsicología de la educ. de adultos  ovide menin
Psicología de la educ. de adultos ovide menin
 
Lengua naila
Lengua nailaLengua naila
Lengua naila
 
Proyecto cartas, pdf[1]
Proyecto cartas, pdf[1]Proyecto cartas, pdf[1]
Proyecto cartas, pdf[1]
 
Tercera carta taller de practicasnai
Tercera carta taller de practicasnaiTercera carta taller de practicasnai
Tercera carta taller de practicasnai
 
Valores video
Valores videoValores video
Valores video
 
"Un partido diferente"
"Un partido diferente""Un partido diferente"
"Un partido diferente"
 
Alicia en el país de las maravillas
Alicia en el país de las maravillas Alicia en el país de las maravillas
Alicia en el país de las maravillas
 
2° valentín se parece a... graciela montes
2° valentín se parece a... graciela montes2° valentín se parece a... graciela montes
2° valentín se parece a... graciela montes
 

Similar a Bicho Raro encuentra amigo Plaza

Bicho raro-graciela-montes
Bicho raro-graciela-montesBicho raro-graciela-montes
Bicho raro-graciela-montesFaby Fasulo
 
Bicho raro-graciela-montes
Bicho raro-graciela-montesBicho raro-graciela-montes
Bicho raro-graciela-montesFaby Fasulo
 
Browning, robert el flautista de hammelin
Browning, robert   el flautista de hammelinBrowning, robert   el flautista de hammelin
Browning, robert el flautista de hammelinvalitah
 
Zooloco maria elene walsh
Zooloco   maria elene walshZooloco   maria elene walsh
Zooloco maria elene walshNatalia Nally
 
El vestido del emperador y otros cuentos - Andersen
El vestido del emperador y otros cuentos -  AndersenEl vestido del emperador y otros cuentos -  Andersen
El vestido del emperador y otros cuentos - AndersenMaddy889
 
Zooloco Maria E Walsh.pdf
Zooloco Maria E Walsh.pdfZooloco Maria E Walsh.pdf
Zooloco Maria E Walsh.pdfRoRossan
 
Taller de integracion diana camargo_sanabria_6_a
Taller de integracion diana camargo_sanabria_6_aTaller de integracion diana camargo_sanabria_6_a
Taller de integracion diana camargo_sanabria_6_adianalucia112003
 
ENCONTRAR SIN BUSCAR (1932-1942) Gisèle Prassinos
ENCONTRAR SIN BUSCAR (1932-1942) Gisèle PrassinosENCONTRAR SIN BUSCAR (1932-1942) Gisèle Prassinos
ENCONTRAR SIN BUSCAR (1932-1942) Gisèle PrassinosJulioPollinoTamayo
 
Actividad Lecto-Escritura 801
Actividad Lecto-Escritura 801Actividad Lecto-Escritura 801
Actividad Lecto-Escritura 801jeff4321
 
Flautista hamlelin
Flautista hamlelinFlautista hamlelin
Flautista hamlelingacelita68
 
A todo honor de Felipe Trigo
A todo honor de Felipe TrigoA todo honor de Felipe Trigo
A todo honor de Felipe TrigoEURIDICECANOVA
 
Así paga el diablo de Felipe Trigo. Novela
Así paga el diablo de Felipe Trigo. NovelaAsí paga el diablo de Felipe Trigo. Novela
Así paga el diablo de Felipe Trigo. NovelaEURIDICECANOVA
 

Similar a Bicho Raro encuentra amigo Plaza (20)

Bicho raro
Bicho raroBicho raro
Bicho raro
 
Bicho raro-graciela-montes
Bicho raro-graciela-montesBicho raro-graciela-montes
Bicho raro-graciela-montes
 
bicho raro.pdf
bicho raro.pdfbicho raro.pdf
bicho raro.pdf
 
Bicho raro-graciela-montes
Bicho raro-graciela-montesBicho raro-graciela-montes
Bicho raro-graciela-montes
 
Browning, robert el flautista de hammelin
Browning, robert   el flautista de hammelinBrowning, robert   el flautista de hammelin
Browning, robert el flautista de hammelin
 
Zooloco maria elene walsh
Zooloco   maria elene walshZooloco   maria elene walsh
Zooloco maria elene walsh
 
Power Point Miau
Power Point MiauPower Point Miau
Power Point Miau
 
El vestido del emperador y otros cuentos - Andersen
El vestido del emperador y otros cuentos -  AndersenEl vestido del emperador y otros cuentos -  Andersen
El vestido del emperador y otros cuentos - Andersen
 
REVISTA NUMERO 35 CANDÁS MARINERO
REVISTA NUMERO 35 CANDÁS MARINEROREVISTA NUMERO 35 CANDÁS MARINERO
REVISTA NUMERO 35 CANDÁS MARINERO
 
El hijo de BOT 01
El hijo de BOT 01El hijo de BOT 01
El hijo de BOT 01
 
Madre nuestra-que-estas-en-los-suelos (1)
Madre nuestra-que-estas-en-los-suelos (1)Madre nuestra-que-estas-en-los-suelos (1)
Madre nuestra-que-estas-en-los-suelos (1)
 
Zooloco Maria E Walsh.pdf
Zooloco Maria E Walsh.pdfZooloco Maria E Walsh.pdf
Zooloco Maria E Walsh.pdf
 
Zooloco
ZoolocoZooloco
Zooloco
 
Taller de integracion diana camargo_sanabria_6_a
Taller de integracion diana camargo_sanabria_6_aTaller de integracion diana camargo_sanabria_6_a
Taller de integracion diana camargo_sanabria_6_a
 
ENCONTRAR SIN BUSCAR (1932-1942) Gisèle Prassinos
ENCONTRAR SIN BUSCAR (1932-1942) Gisèle PrassinosENCONTRAR SIN BUSCAR (1932-1942) Gisèle Prassinos
ENCONTRAR SIN BUSCAR (1932-1942) Gisèle Prassinos
 
Actividad Lecto-Escritura 801
Actividad Lecto-Escritura 801Actividad Lecto-Escritura 801
Actividad Lecto-Escritura 801
 
Flautista hamlelin
Flautista hamlelinFlautista hamlelin
Flautista hamlelin
 
A todo honor de Felipe Trigo
A todo honor de Felipe TrigoA todo honor de Felipe Trigo
A todo honor de Felipe Trigo
 
Así paga el diablo de Felipe Trigo. Novela
Así paga el diablo de Felipe Trigo. NovelaAsí paga el diablo de Felipe Trigo. Novela
Así paga el diablo de Felipe Trigo. Novela
 
Lecturas de octubre
Lecturas de octubreLecturas de octubre
Lecturas de octubre
 

Último

Filosofía del gobierno del general Alfaro
Filosofía del gobierno del general AlfaroFilosofía del gobierno del general Alfaro
Filosofía del gobierno del general AlfaroJosé Luis Palma
 
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 2
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 2Apunte de clase Pisos y Revestimientos 2
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 2Gonella
 
Revista Apuntes de Historia. Abril 2024.pdf
Revista Apuntes de Historia. Abril 2024.pdfRevista Apuntes de Historia. Abril 2024.pdf
Revista Apuntes de Historia. Abril 2024.pdfapunteshistoriamarmo
 
Si cuidamos el mundo, tendremos un mundo mejor.
Si cuidamos el mundo, tendremos un mundo mejor.Si cuidamos el mundo, tendremos un mundo mejor.
Si cuidamos el mundo, tendremos un mundo mejor.monthuerta17
 
EL MOVIMIENTO Y LA ENERGÍA EN LOS CUERPOS.pptx
EL MOVIMIENTO Y LA ENERGÍA EN LOS CUERPOS.pptxEL MOVIMIENTO Y LA ENERGÍA EN LOS CUERPOS.pptx
EL MOVIMIENTO Y LA ENERGÍA EN LOS CUERPOS.pptxduquemariact
 
Libro Ecuador Realidad Nacional ECUADOR.
Libro Ecuador Realidad Nacional ECUADOR.Libro Ecuador Realidad Nacional ECUADOR.
Libro Ecuador Realidad Nacional ECUADOR.Edith Liccioni
 
revista dxn 2024.pdf--------------------
revista dxn 2024.pdf--------------------revista dxn 2024.pdf--------------------
revista dxn 2024.pdf--------------------fiorevega666
 
La-cosmovision-del-curriculo-educativo-en-Venezuela (1).pptx
La-cosmovision-del-curriculo-educativo-en-Venezuela (1).pptxLa-cosmovision-del-curriculo-educativo-en-Venezuela (1).pptx
La-cosmovision-del-curriculo-educativo-en-Venezuela (1).pptxMAURICIO329243
 
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 1
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 1Apunte de clase Pisos y Revestimientos 1
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 1Gonella
 
BOCA Y NARIZ (2).pdf....................
BOCA Y NARIZ (2).pdf....................BOCA Y NARIZ (2).pdf....................
BOCA Y NARIZ (2).pdf....................ScarletMedina4
 
4° SEM23 ANEXOS DEL DOCENTE 2023-2024.pptx
4° SEM23 ANEXOS DEL DOCENTE 2023-2024.pptx4° SEM23 ANEXOS DEL DOCENTE 2023-2024.pptx
4° SEM23 ANEXOS DEL DOCENTE 2023-2024.pptxfotofamilia008
 
Trabajo de electricidad y electrónica 2024 10-1
Trabajo de electricidad y electrónica 2024 10-1Trabajo de electricidad y electrónica 2024 10-1
Trabajo de electricidad y electrónica 2024 10-1juandiegomunozgomez
 
LOS AMBIENTALISTAS todo por un mundo mejor
LOS AMBIENTALISTAS todo por un mundo mejorLOS AMBIENTALISTAS todo por un mundo mejor
LOS AMBIENTALISTAS todo por un mundo mejormrcrmnrojasgarcia
 
Actividades eclipse solar 2024 Educacion
Actividades eclipse solar 2024 EducacionActividades eclipse solar 2024 Educacion
Actividades eclipse solar 2024 Educacionviviantorres91
 
CALCULADORA CIENTIFICA - ANALISIS DE ARTEFACTOS
CALCULADORA CIENTIFICA - ANALISIS DE ARTEFACTOSCALCULADORA CIENTIFICA - ANALISIS DE ARTEFACTOS
CALCULADORA CIENTIFICA - ANALISIS DE ARTEFACTOSdarlingreserved
 
MEDIACIÓN INTERNACIONAL MF 1445 vl45.pdf
MEDIACIÓN INTERNACIONAL MF 1445 vl45.pdfMEDIACIÓN INTERNACIONAL MF 1445 vl45.pdf
MEDIACIÓN INTERNACIONAL MF 1445 vl45.pdfJosé Hecht
 
tema5 2eso 2024 Europa entre los siglos XII y XV
tema5 2eso 2024 Europa entre los siglos XII y XVtema5 2eso 2024 Europa entre los siglos XII y XV
tema5 2eso 2024 Europa entre los siglos XII y XVChema R.
 
historieta materia de ecologías producto
historieta materia de ecologías productohistorieta materia de ecologías producto
historieta materia de ecologías productommartinezmarquez30
 

Último (20)

Filosofía del gobierno del general Alfaro
Filosofía del gobierno del general AlfaroFilosofía del gobierno del general Alfaro
Filosofía del gobierno del general Alfaro
 
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 2
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 2Apunte de clase Pisos y Revestimientos 2
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 2
 
Revista Apuntes de Historia. Abril 2024.pdf
Revista Apuntes de Historia. Abril 2024.pdfRevista Apuntes de Historia. Abril 2024.pdf
Revista Apuntes de Historia. Abril 2024.pdf
 
Si cuidamos el mundo, tendremos un mundo mejor.
Si cuidamos el mundo, tendremos un mundo mejor.Si cuidamos el mundo, tendremos un mundo mejor.
Si cuidamos el mundo, tendremos un mundo mejor.
 
EL MOVIMIENTO Y LA ENERGÍA EN LOS CUERPOS.pptx
EL MOVIMIENTO Y LA ENERGÍA EN LOS CUERPOS.pptxEL MOVIMIENTO Y LA ENERGÍA EN LOS CUERPOS.pptx
EL MOVIMIENTO Y LA ENERGÍA EN LOS CUERPOS.pptx
 
Act#25 TDLab. Eclipse Solar 08/abril/2024
Act#25 TDLab. Eclipse Solar 08/abril/2024Act#25 TDLab. Eclipse Solar 08/abril/2024
Act#25 TDLab. Eclipse Solar 08/abril/2024
 
Libro Ecuador Realidad Nacional ECUADOR.
Libro Ecuador Realidad Nacional ECUADOR.Libro Ecuador Realidad Nacional ECUADOR.
Libro Ecuador Realidad Nacional ECUADOR.
 
revista dxn 2024.pdf--------------------
revista dxn 2024.pdf--------------------revista dxn 2024.pdf--------------------
revista dxn 2024.pdf--------------------
 
La-cosmovision-del-curriculo-educativo-en-Venezuela (1).pptx
La-cosmovision-del-curriculo-educativo-en-Venezuela (1).pptxLa-cosmovision-del-curriculo-educativo-en-Venezuela (1).pptx
La-cosmovision-del-curriculo-educativo-en-Venezuela (1).pptx
 
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 1
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 1Apunte de clase Pisos y Revestimientos 1
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 1
 
BOCA Y NARIZ (2).pdf....................
BOCA Y NARIZ (2).pdf....................BOCA Y NARIZ (2).pdf....................
BOCA Y NARIZ (2).pdf....................
 
4° SEM23 ANEXOS DEL DOCENTE 2023-2024.pptx
4° SEM23 ANEXOS DEL DOCENTE 2023-2024.pptx4° SEM23 ANEXOS DEL DOCENTE 2023-2024.pptx
4° SEM23 ANEXOS DEL DOCENTE 2023-2024.pptx
 
Trabajo de electricidad y electrónica 2024 10-1
Trabajo de electricidad y electrónica 2024 10-1Trabajo de electricidad y electrónica 2024 10-1
Trabajo de electricidad y electrónica 2024 10-1
 
LOS AMBIENTALISTAS todo por un mundo mejor
LOS AMBIENTALISTAS todo por un mundo mejorLOS AMBIENTALISTAS todo por un mundo mejor
LOS AMBIENTALISTAS todo por un mundo mejor
 
Acuerdo segundo periodo - Grado Sexto.pptx
Acuerdo segundo periodo - Grado Sexto.pptxAcuerdo segundo periodo - Grado Sexto.pptx
Acuerdo segundo periodo - Grado Sexto.pptx
 
Actividades eclipse solar 2024 Educacion
Actividades eclipse solar 2024 EducacionActividades eclipse solar 2024 Educacion
Actividades eclipse solar 2024 Educacion
 
CALCULADORA CIENTIFICA - ANALISIS DE ARTEFACTOS
CALCULADORA CIENTIFICA - ANALISIS DE ARTEFACTOSCALCULADORA CIENTIFICA - ANALISIS DE ARTEFACTOS
CALCULADORA CIENTIFICA - ANALISIS DE ARTEFACTOS
 
MEDIACIÓN INTERNACIONAL MF 1445 vl45.pdf
MEDIACIÓN INTERNACIONAL MF 1445 vl45.pdfMEDIACIÓN INTERNACIONAL MF 1445 vl45.pdf
MEDIACIÓN INTERNACIONAL MF 1445 vl45.pdf
 
tema5 2eso 2024 Europa entre los siglos XII y XV
tema5 2eso 2024 Europa entre los siglos XII y XVtema5 2eso 2024 Europa entre los siglos XII y XV
tema5 2eso 2024 Europa entre los siglos XII y XV
 
historieta materia de ecologías producto
historieta materia de ecologías productohistorieta materia de ecologías producto
historieta materia de ecologías producto
 

Bicho Raro encuentra amigo Plaza

  • 1.
  • 2. Bicho Raro Graciela Montes l Bicho Raro apareció un día como otros días en la Plaza de la Vuelta E de la Ciudad Importante, justo a la hora en que Anastasio, como siempre, rastri-llaba el arenero. El Bicho Raro miraba con sus ojos rosados desde abajo de una hamaca. Era verdaderamente raro, raro sin chiste. Tenía una gran cabe-zota llena de rulos y bigotes muy lacios. Tenía un cuerpo gordo de vaca y cuatro pies diminutos,
  • 3. Al poco rato empezó a correrse la noticia, por supuesto. Un Bicho Raro no puede pasar desapercibido en una Ciu-dad Importante. A la Plaza de la Vuelta llegaron los biólogos y los vigilantes, los locutores de televisión y los veterinarios, los curande-ros y los astrólogos, los estudiantes de Bellas Artes y el presidente de la Socie-dad Rural. Pero llegó, más que nadie, el Intendente, el Único Intendente de la Ciudad Importante, que de inmediato mandó desalojar la plaza. Y mandó muchísimo más, no por nada era Intendente. Mandó, por ejemplo, que trajesen una jaula. Y antes del mediodía trajeron una gran jaula de aluminio, que brillaba como una estrella. Tanto brillaba que nadie se explicaba cómo podía ser que el Bicho Raro no quisiese entrar en ella. Enrosca-do debajo del tobogán espiaba con sus cada uno con sus cinco dedos. Tenía ojos rosados. Tenía orejas imposibles. Tenía cola ridícula, dientes absurdos, hocico inverosímil. El Bicho Raro era de esos que no pueden ser pero que son, nomás, porque están ahí parados. Anastasio se lo quedó mirando con el rastrillo en la mano. Y el Bicho Raro tam-bién lo miró a Anastasio con ojos muy sonrosados.
  • 4. ciudad, ida y vuelta por la Gran Avenida, por la Calle de los Generales, por la Calle del Oro y por la Calle del Cine. Todos se agolpaban para mirar al Bicho Raro, para tirarle, si podían, de las orejas, para peinarle, a veces, los bigotes. Nadie, en cambio, le miraba a los ojos, rosados y redondos como flores de geranio. En la Ciudad importante es fácil acos-tumbrarse a todo, hasta a un Bicho Raro. Por eso el Bicho Raro al rato ya no fue tan raro, fue nada más que un bicho, y después un bicho molesto. A nadie se le ocurría ir a pasearlo por la ciudad para que todos lo vieran porque ya lo habían visto todos. Poco a poco el Bicho Raro dejó de mi-rar pasar las cosas con sus ojos rosados y se acurrucó contra los barrotes, porque la jaula brillante no tenía rincones. Entonces volvió el Único Intendente. Y volvieron los biólogos, los vigilantes, ojos rosados y miraba cómo Anastasio volvía a rastrillar la arena, para quitarle los papeles, las cajitas y las latas de todos los visitantes. También Anastasio lo miraba de vez en cuando y decía por lo bajo: -Bicho Raro, Bicho Feo, pobre bicho. Lo cierto es que para meter al Bicho Raro en la jaula hubo que usar correas rojas y cadenas redondas con los eslabo-nes de bronce. Después subieron la jaula a una ca-mioneta y la pasearon en triunfo por la
  • 5. Vuelta estaba Anastasio, como siempre, rastrillando arena. -Bicho Raro, Bicho Feo, pobre bicho –se dijo Anastasio cuando lo vio, acurrucado como el primer día debajo de una hamaca. Y como era el mediodía apoyó el rastrillo en el tronco de un paraíso, se secó el sudor con la manga de la camisa, y se sentó a desenvolver con cuidado el pa-quete del almuerzo: un sánguche de queso y matambre con bastante mayonesa. Cuando estaba por morder una puntita del pan pensó: los locutores y los veterinarios. Y los astrólogos. Y los curanderos. -Está intoxicado –dijo el veterinario. -Está descompensado –dijo el biólogo. -Está engualichado –dijo el curandero. Y todos estuvieron de acuerdo en que el Bicho Raro no tenía remedio. -¡Que lo lleven de vuelta a la plaza! –ordenó el Intendente, y dio por termi-nado el cuento. Pero, a pesar del Intendente, el cuento no terminó ahí, porque en la Plaza de la
  • 6. -Pobre bicho, en una de esas tiene hambre. Entonces Anastasio se acercó despacito hasta la hamaca y despacito también tendió su mano grande con un sánguche de queso y matambre en la punta. Entonces el Bicho Raro se levantó sobre sus piecitos de cinco dedos, sacu-dió su cuerpo de vaca y su cabezota llena de rulos, husmeó la mano de Anas-tasio con su hocico inverosímil, movió alegremente su cola ridícula y clavó sus dientes absurdos en el sánguche tierno. -Pobre bicho, Bicho Raro –dijo Anas-tasio-. Tenía hambre. Ese día, y muchos otros, Anastasio y el Bicho Raro compartieron el almuerzo debajo de un paraíso.