Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.

8. la consciencia, el bien y el mal C.G. JUNG

608 visualizaciones

Publicado el

Se analízan los conceptos de consciencia, bien y mal desde el puto de vista de la psicología analítica de Jung

Publicado en: Educación
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

8. la consciencia, el bien y el mal C.G. JUNG

  1. 1. SEMINARIO: “INVESTIGACIONES DEL INCONSCIENTE” SEGUNDO CICLO 2018 SESION 8: “La conciencia, el bien y el mal” • Dr. José Manuel Bezanilla • Mtra. Ma. Amparo Miranda Jung, C.G. (2001) Civilización en transición. Vólumen 10, Obra completa Editorial Trotta, Barcelona.
  2. 2. 8.1. LA CONSCIENCIA DESDE EL PUNTO DE VISTA PSICOLÓGICO Jung, C.G. (2001) Civilización en transición. Vólumen 10, Obra completa Editorial Trotta, Barcelona.
  3. 3. • JUNG, se refiere fundamentalmente al remordimiento, al sentimiento intern o de culpa o responsabilidad por la realización de alguna acción. • Dice la RAE sobre la CONSCIENCIA: • Del lat. conscientia. • 1. f. Capacidad del ser humano de reconocer la realidad circundante y de relacionarse con ella. El coma consiste en la pérdida total de la consciencia. • 2. f. Conocimiento inmediato o espontáneo que el sujeto tiene de sí mismo, de sus actos y reflexiones. Perdió la consciencia de lo que le estaba pasando. 8.1 La consciencia desde el punto de vista psicológico.
  4. 4. • JUNG, se refiere fundamentalmente al remordimiento, al sentimiento intern o de culpa o responsabilidad por la realización de alguna acción. • Dice la RAE sobre la CONSCIENCIA: • 3. f. Conocimiento reflexivo de las cosas. Actuó con plena consciencia de lo que hacía. • 4. f. Psicol. Acto psíquico por el que un sujeto se percibe a sí mismo en el mundo. 8.1 La consciencia desde el punto de vista psicológico.
  5. 5. 8.1 La consciencia desde el punto de vista psicológico. • Para Laplnche: • A) En sentido descriptivo: cualidad momentánea que caracteriza las percepciones externas e internas dentro del conjunto de los fenómenos psíquicos. • B) Según la teoría metapsicológica de Freud, la conciencia sería la función de un sistema, el sistema percepción- conciencia (Pc-Cs).
  6. 6. 8.1 La consciencia desde el punto de vista psicológico. • Para Laplnche: • Desde el punto de vista tópico, el sistema percepción- conciencia se sitúa en la periferia del aparato psíquico, recibiendo a la vez las informaciones del mundo exterior y las provenientes del interior, a saber, las sensaciones pertenecientes a la serie placer-displacer y las reviviscencias mnémicas.
  7. 7. 8.1 La consciencia desde el punto de vista psicológico. • Para Laplnche: • Con frecuencia Freud relaciona la función percepción- conciencia con el sistema preconsciente, que entonces recibe el nombre de sistema preconsclente-consciente (Pcs-Cs). • Desde el punto de vista funcional, el sistema percepción- conciencia se opone a los sistemas de huellas mnémicas que son el inconsciente y el preconsciente: en aquél no se inscribe ninguna huella duradera de las excitaciones.
  8. 8. 8.1 La consciencia desde el punto de vista psicológico. • Para Laplnche: • Desde el punto de vista económico, se caracteriza por disponer de una energía libremente móvil, susceptible de sobrecatectizar tal o cual elemento (mecanismo de la atención). • La conciencia desempeña un papel importante en la dinámica del conflicto (evitación consciente de lo desagradable, regulación más discriminativa del principio del placer) y de la cura (función y límite de la toma de conciencia), pero no puede definirse como uno de los polos que entran en juego en el conflicto defensivo.
  9. 9. • 825. JUNG, refiere que “es un conocimiento o certeza sobre el valor emocio nal de las ideas, que nos hacemos de los motivos de nuestra conducta”. • Implica un acto de voluntad y un juicio de valor no fundamentado en la cons ciencia yoica. • Remite a una referencia subjetiva. • La consciencia, deviene de un impulso y un principio ético, que generan una toma de postura ante el mundo. 8.1 La consciencia desde el punto de vista psicológico.
  10. 10. 8.1 La consciencia desde el punto de vista psicológico. • La consciencia, puede surgir como producto de la reflexión. • 827. Hay que considerar la “CONSCIENTIA PECCATI”, consciencia del pecado, que implica el tono emocional del remordimiento, la sensación de que algo no ha estado bien. • 828. La valoración moral de los actos, que cobra expresión en un tono emocional específico. • JUNG, se refiere a la consciencia como un indicador, que permite ponderar entre lo “bueno” y lo “malo” en un sentido moral de los acontecimientos; el remordimiento y la culpa.
  11. 11. • 829. El sentido moral de las acciones, puede manifestarse en los sueños, de manera subliminal y simbólica. • En el caso de sueños con contenido ético o moral, el ICC, envía un mensaje cifrado al YO, relacionado directamente con el deseo o el sentido de la con ducta. • 830. Pudiera equipararse a una expresión del SUPER-YO de Freud, especial mente por su sentido aprendido y cultural desde las costumbres (moris), aunque no siempre se relacione con la postura ética del sujeto. 8.1 La consciencia desde el punto de vista psicológico.
  12. 12. 8.1 La consciencia desde el punto de vista psicológico. • Dentro del SUPER-YO, pueden observarse restos arcaicos que devienen desde los orígenes de la cultura (tabúes), y su ponderación en el contexto de la “Ilusión Civilizatoria”. • Lo ICC, es ONTO-FILO GENÉTICO, un ente más antiguo que la consciencia y se encuentra alejado del flujo de la voluntad. • La psique es una manifestación natural, que puede ser conocida y domesticada en algunos aspectos, pero no transformada en un artificio; el intento de esto, genera un profundo daño de lo humano.
  13. 13. • 832. Seguimos cayendo en el error de pensar que la porción consciente, re presenta la totalidad del ser humano, no obstante ignoramos la extención y profundidad del ICC. • La psique, es un portento inconmensurable, sigue sus propios designios; y l a humanidad solo ha logrado “avanzar” por medio de la cooperación del IC C. • 833. Las costumbres humanas, devienen de lo ICC, aunque no son una part e constitutiva de este, sino un arreglo de condiciones específicas, que favor ecen el trámite de sus contenidos en un momento y contexto. 8.1 La consciencia desde el punto de vista psicológico.
  14. 14. 8.1 La consciencia desde el punto de vista psicológico. • 835. ¿Cuál es la función ética de los sueños? • ¿Qué relación guarda el ICC con el código moral? • 836. Cuando el código moral vigente, cuenta con los elementos para tramitar los contenidos del ICC, no se observan diferencias palpables entre ambas instancias. • El reproche viene del conflicto. • Lo insólito o inesperado, genera en el primitivo una reacción emocional, misma que es tan intensa en función de la oposición del hecho a las “Representation Collectives”.
  15. 15. • La consciencia moral, es un invento relativamente nuevo de la cultura occid ental. • La reacción ética, es intrínseca a la psique y se manifiesta dentro del códig o moral cuando cultura e ICC se encuentran en armonía. • El conflicto o la colisión ética de obligaciones evidencia las diferencias entr e el código MORES y el ICC. • El sentido ético, se revela la verdad del hombre, y no siempre se relaciona con el precepto de las costumbres. 8.1 La consciencia desde el punto de vista psicológico.
  16. 16. 8.1 La consciencia desde el punto de vista psicológico. • “Detrás de nuestras mejores acciones, está el diablo dándonos palmaditas en la espalda, murmurando que ho hemos hecho bien”. • 838. ¿Cuáles son los principios de verdad de la justificación ética? • Se ha considerado a la voz de la consciencia como una intervención divina, “VOX DEI”, la voz de Dios. • 840. La consciencia ética, es prcedente al código moral. • ¿Cuáles son los límites de la rectitud moral?.
  17. 17. • El código moral, discierne entre lo bueno y lo malo, la ética, posee una aut oridad superior a la moralidad tradicional. • Solo la posición ética, deviene del sentido profundo del sujeto, y puede co nsiderarse “Vox Dei”. • Lo divino, está por encima de la costumbre, y posee autoridad ante el confl icto de deberes, para discernir el camino y presentar oposición al código m oral. • 841. La ética en forma de consciencia, demanda al sujeto seguir su voz inte rior. 8.1 La consciencia desde el punto de vista psicológico.
  18. 18. 8.1 La consciencia desde el punto de vista psicológico. • El ETHOS es un valor interior, cuya vilneración presenta consecuencias psíquicas, pocos lo saben debido a la alienación derivada de la cultura “moderna”. • El alma, es una entidad oscura y desconocida, ya que las personas rehúyen averiguar sobre sus contenidos y su sombra. • Sin la carga emocional, los fenómenos de la consciencia ética, pierden sentido.
  19. 19. • 842. Se puede considerar a la consciencia ética como un fenómeno psíquic o autónomo “VOX DEI”. • Es la voz de Dios, que se opone a la intención subjetiva, y obliga incluo a la adopción de decisiones inconvenientes • La consciencia ética, impone al sujeto serios cuestionamientos. • La forma en que se manifiesta la consciencia ética, es similar a la de los co mplejos. 8.1 La consciencia desde el punto de vista psicológico.
  20. 20. 8.1 La consciencia desde el punto de vista psicológico. • 843. Esla autonomía de la sombra y los complejos, la que al primitivo le genera sospechas de demonismo o magia, fenómenos normales en su contexto. • Incluso Socrates poseía su “DAIMONION”, que hoy, se configura como una proyección de los contenidos del ICC. • Ahí, donde no aparece la consciencia ética, aparecen los síntomas compulsivos, como una necesidad de controlar lo que emerge de la sombra. • Esto evidencia la autonomía de la actividad psíquica, y suele atribuírsele orígenes super humanos o divinos, por lo que tienta al hombre, se considera demoniaco
  21. 21. • Las potencias del “bien” y el “mal”, se encuentran al interior de nuestra al ma. • Caminamos permanentemente al filo entre la gracia y el pecado, y solo el n iño y el ingenuo, podrían pensar que pueden permanecer permanentement e del lado dela luz. • Aunque la mayoría de las personas se autoengañan y se dicen así mismas que son “buenas”. 8.1 La consciencia desde el punto de vista psicológico.
  22. 22. 8.1 La consciencia desde el punto de vista psicológico. • SOLO ALGUIEN CON MAYOR ESTRUCTURA Y CONSCIENCIA DESARROLLADA, PUEDE ILUMINAR EL CONFLICTO MORAL Y VISIBILIZAR LA DINAMICA DE LOS OPUESTOS. • 844. Es solo a partir de la consciencia ética, que se puede iluminar la polaridad del alma. • La consciencia ética, permite la percepción de los opuestos existentes, por lo que es un error, pensar que podemos liberarnos de la oposición, pues es un elemento estructural de la psique.
  23. 23. • 845. El ETHOS, es una manifestación de lo divino, y puede considerarse co mo una manifestación arquetípica, que por su gran eficacia, en la medida q ue la respuesta ética se acerca al “Código Moris”, entra en el terreno de lo ICC colectivo. • Cuando las respuestas morales, entran en el terreno de lo colectivo, se con sidera que tienen su origen en los principios instintivos y animales del hom bre. • El arquetipo como fenómeno natural, tiene un carácter ético y es a-moral, ya que reivindica el instinto. 8.1 La consciencia desde el punto de vista psicológico.
  24. 24. 8.1 La consciencia desde el punto de vista psicológico. • Es a-moral, y adquiere esta característica solo en el conexto en que surge, y presenta la paradoja humana. • 846. Las fuerzas divinas y diabólicas, tienen la misma fuente y poseen la misma potencia. • El arquetipo, es el patrón de comportamiento que deviene desde el originario primitivo, indiferente al fenómeno moral, aunque es altamente potente en su dinamismo e influye en la conducta y las decisiones del hombre.
  25. 25. • 847. Los arquetipos, devienen de los motivos y comportamientos que siem pre sean repetido en la historia de la humanidad, consagrándose en los cue ntos y los mitos; aparecen igualmente en los sueños, delirios y compulsion es. • Lo arquetípico, siempre va acompañado de una fuerte carga emocional, lo que le da una fuerte potencia psíquica. • Los arquetipos, constituyen la base de los complejos y participan en su inte nsidad y autonomía. • Son las premisas psíquicas de las manifestaciones religiosas y determinan e n antropomorfismo de la divinidad. 8.1 La consciencia desde el punto de vista psicológico.
  26. 26. 8.1 La consciencia desde el punto de vista psicológico. • 848. La “VOX DEI”, es una tendencia que caracteriza y amplifica lo arquetípico, es decir, una manifestación mítica de las experiencias “NUMINOSAS”, que fundamentan la experiencia psíquica profunda. • El conflicto moral, deviene del choque entre el yo y el dinamismo instintivo-arquetípico. • Una particularidad de los fenómenos arquetípicos, es la sincronicidad, misma que emerge de la actividad del ICC. • 853. La conciencia ética, aparece ante el conflicto de la costumbre con el sentido del sujeto; solo el ethos, expresa la fuerza creadora del hombre.
  27. 27. • El factor decisivo para la elección y el comportamiento, proviene de lo ICC y sus arquetipos. • La solución del conflicto ético, proviene de bases muy profundas de la total idad del hombre y su personalidad. 8.1 La consciencia desde el punto de vista psicológico.
  28. 28. 8.2. EL BIEN Y EL MAL EN LA PSICOLOGÍA ANALÍTICA. Jung, C.G. (2001) Civilización en transición. Vólumen 10, Obra completa Editorial Trotta, Barcelona.
  29. 29. 8.2 El bien y el mal en la psicología analítica. • 858. EL PROBLEMA DE LA SOMBRA • EL DILEMA DEL “BIEN Y EL MAL”. • Cuando de habla del bien y el mal, de habla de la atribución de bueno o malo que hace una persona, grupo o colectivo a algo particular y concreto. • 859. La dualidad “BIEN Y MAL”, son principios constituyentes de la personalidad. • 860. Las valoraciones en este sentido, tienen profundas connotaciones individuales y morales, y su ponderación, depende de un juicio subjetivo.
  30. 30. • 862. ¿Cuál es el origen de la facultad divina de saber y discernir sobre “LO BUENO Y LO MALO”. • Lo bueno y lo malo, son algo relativo. • 863. Lo verdaderamente malo, es la contradicción entre el sentido ICC y la racionalidad; y la automentira. • 864. Los pacientes acuden a nosotros, porque tienen algún conflicto, y nue stra labor, es encontrar el camino para salir de este. 8.2 El bien y el mal en la psicología analítica.
  31. 31. • El bien y el mal, son principios del juicio ético y son llevados hasta sus principios ónticos. • No podemos dominar lo NUMINOSO del ICC, solo abrirnos a ello y dejaros guiar con su sentido. • Los principios éticos, siempre son superiores al yo y a las costumbres. • 866. como clínicos, solo podemos aspirar a mirar las causas en su contexto correcto, aterrizando las situaciones a la realidad del paciente. 8.2 El bien y el mal en la psicología analítica.
  32. 32. • Debemos permitir que el paciente experimente y descubra su sentido, llega ndo a vivenciar el mal, para aprender con mayor profundidad el sentido del bien. • Las personas, tienen una percepción intuitiva de su sombra, aunque regular mente, la niegan y no quieren saber de ella. • Van presumiendo ante Dios y ellos mismos que son buenas personas al no haber tocado al mal, mérito que deviene de la cobardía. 8.2 El bien y el mal en la psicología analítica.
  33. 33. • 868. ¿Cómo podemos conocer el mal, si nunca lo hemos tocado y no conocemos su esencia? • Solo merece ser bendecido, aquel que tiene conocimiento de lo que está haciendo • Solo el que reconoce el mal y decide asumirlo, tiene posibilidades de salvación. • Solo podemos salir de la condición infantil al enfrentarnos con el mal que deviene de nuestra sombra, sin mentirnos ni refugiarnos en la cobardía; eso solo cristaliza la negación y mantiene el infantilismo. 8.2 El bien y el mal en la psicología analítica.
  34. 34. • 869. Como humanos, nos vemos confrontados con los principios, quedand o en nuestras manos la salida del conflicto. • ¿Cómo enfrenta el héroe una situación crítica? • Solo ante la situación crítica, se revelará nuestra verdadera naturaleza; solo ahí, ante el conflicto ético-existencial, tenemos la posibilidad de responder y acceder a nuestra totalidad humana. • Es ahí, donde surge la consciencia ética, donde nos confrontamos con lo ab soluton, la iniciación al camino del misterio, de la integración, a pesar de la ruptura de la MORIS. 8.2 El bien y el mal en la psicología analítica.
  35. 35. • 870. REGULARMENTE, NOS ENCONTRAMOS SUJETOS A LAS NORMAS MORALES, RELIGIOSAS Y JURÍDICAS; CUANDO SE TOMA CONSCIENCIA DE ELLAS, ESTAS SE TRASCIENDEN Y COMIENZA LA DECISIÓN ÉTICA, LA DEL RESPETO A LA LIBERTAD CREADORA. • ¿Cuál es el sentido más elevado? El ético o el moral. • 871. La realidad del bien y el mal, no es teórica, se encuentra en las elecciones cotidianas que realizamos ante la situación a que nos enfrentamos; especialmente las definitivas, de vida o muerte. ¿Cuántos hemos enfrentado esto? 8.2 El bien y el mal en la psicología analítica.
  36. 36. • Aquí, surge la fuerza más poderosa, mientras que de la moral tradicional, s urgen respuestas convencionales o normalizadas. • El bien y el mal, son relativos al contexto y la situación. • Resulta casi imposible, penetrar en la totalidad de los motivos del ICC que fundamentan la elección y la acción; especialmente los de los otros. • Solo la divinidad, tiene la capacidad de comprender plenamente las convicc iones y los motivos de cada elección y cada comportamiento. 8.2 El bien y el mal en la psicología analítica.
  37. 37. • 872. Solo ante la sombra, se puede observar y ponderar la luz; y solo así, puede uno colocarse en el camino medio. • 873. esa es la contemplación de los opuestos y el balance del universo • Solo detrás y entre los opuestos, está la VERDAD y la REALIDAD, el Nirvana o el Budah, Atman*. • *Atman Del sánscrito ātman, que literalmente significa "esencia, aliento, ego o alma". • En la filosofía hindú , especialmente en la escuela vedanta del hinduismo , Ātman es el primer principio , el verdadero yo de un individuo más allá de la identificación con los fenómenos, la esencia de un individuo. Para alcanzar la liberación (moksha) , un ser humano debe adquirir autoconocimiento (atma jnana), que es darse cuenta de que el verdadero ser de uno (Ātman) es idéntico al yo trascendente Brahman 8.2 El bien y el mal en la psicología analítica.
  38. 38. • El sí mismo, integrado y completo, es similar al iluminado (Budha), Atman, Quetzalcoatl, el Tao y la totalidad psíquica. • 874. La consciencia racional, experimenta esta totalidad como algo numino so, como “TREMENDUM”. • EL SÍ Mismo, es el recipiente para la gracia y la palabra divina. • La consciencia integrada, rompe el juego de los opuestos (karma), pudiend o dilucidar el DHARMA o ETHOS. 8.2 El bien y el mal en la psicología analítica.
  39. 39. • 879. Hoy, enfrentamos la emergencia del mal han pasado las devastadoras energías a manos de los hombres. • Es más real que nunca la muerte y la devastación lo siniestro y la posibilidad del aniquilamiento. • El hombre, hoy tiene en sus manos fuerzas divinas. • “¡EL MAL ES UNA TERRIBLE REALIDAD!” • Puede nombrarse como la energía del DIABLO, KALI O AKUMA. 8.2 El bien y el mal en la psicología analítica.
  40. 40. • 882. 8.2 El bien y el mal en la psicología analítica.

×