Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.

Estereotipos nacionalidad en 6 paises

7 visualizaciones

Publicado el

Articulo sobre estereotipos de nacionalidad en 6 países latinoamericanos

Publicado en: Educación
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Estereotipos nacionalidad en 6 paises

  1. 1. ABSTRAeT Through the study 01 stereotypes it is possible to inquire how, at a cognitive level different poblational groups are represented. Lalonde and Gardner (1989) point to the existence 01 certain regularities in differentiating patterns observable on auto and hetero­ stereotypes. In order to evaluate the validity 01 these lindings among latin american groups, data was collected to describe, evaluate and compare stereotypes related to own national group, other national groups 01 the region and 01 the Latin American, among university students 01 six countries (124 lrom Br?lZil, 192 Irom Colombia, 168 Irom the Dominican Republic, 101 lrom Mexico, 197 lrom Peru and 1,991rom Venezuela). Four hypotheses were put to a test. rhe results indicate that the stereotypes 01 the groups studied did not show the same regularities as were lound by Lalande and Gardner. The results are discussed and possible explanations lor the obtained results are presented. Key word: Stereotype, latin american, national group, university students. * Dirección: Pedro Rodríguez Carrillo, Apartado 80.911, Caracas 10BO-A, Vene­ zuela. ESTEREOTIPOS DE NACIONALIDAD EN ESTUDIANTES DE SEIS PAÍSES LATINOAMERICANOS! Afinales del siglo xv, en lo que hoy se conoce como Continente Americano, se encontraron dos cultu­ ras, la Europea y la Aborigen, a la cual se incorporó posteriormente la Africa­ na, ya partir de entonces se generó un proceso político, económico y cultural del cual es producto ellatinoamerica­ no contemporáneo. Desde entonces, la América Latina ha sufrido un proceso de mestizaje que ha permitido la permanencia de la expresión cultural indígen?, negra y europea, a la vez que ha generado una nueva cultura, incorporando elemen­ tos de las tres razas en una dinámica de integración y enlrentamiento. Esta dinámica tan particular a nuestra Región ha implicado también una manera de percibimos anosotros mismos como integrantes de un gru­ po, al cual se le asignan determina­ das caracteristicas, que de una uotra manera reflejan y son producto del proceso sociocultural que nos ha con­ formado. Es mediante el estudio de los este­ reotipos como podemos conocer e in­ dagar acerca de las creencias que comparten grupos de personas acer­ ca de su grupo de pertenencia (autoestereotipo) o acerca de otros grupos (heteroestereotipo). Trabajos recientes sobre el tema apuntan hacia la existencia de algunas propiedades Trabajo presentado en el XXIV Congreso InteramericanodePsicologla. Chile, jul io de 1993. " cognitivas de los estereotipos. Ejem­ plo de ello es el trabajo presentado por Lalonde y Gardner (1989), quie­ nes al evaluar estereotipos étnicos/ nacionalistas desde una perspectiva intergrupal, encontraron la existencia de patrones diferenciales cuando se evaluaban a personas pertenecien­ tes al mismo grupo, en contraposición a miembros de otros grupos: las per­ sonas tienden a presentar una mayor variabilidad al autoevaluarse que al evaluar a grupos externos, donde la opinión hacia ellos se presenta como más uniforme y compacta. Igualmente, la evaluación del pro­ pio grupo es más positiva que la hecha a grupos externos. Otro fac­ tor de influencia encontrado por estos autores en la construcción del estereotipo es lo que ellos de­ nominaron "el sesgo motivacional queopera en el contexto intergrupal", que hace que los individuos tengan el deseo fundamental de mantener una identidad social positiva y que lOS miembros del endogrupo intenten consistentemente hacer que su grupo se vea mejor que los exogrupos, ya que esto ayudaría a satisfacer la necesidad de una identidad social positiva. Ahora bien, si se toma en cuenta que las propuestas teóricas maneja­ das en relación con este tópico pro­ •
  2. 2. ESTEREOTIPOS DE NACIONALIDAD vienen, en su gran mayoría, de trabajos realizados en países desarrollados con orígenes y características diferentes alos nuestros, surge la interrogante acerca de la existencia de estas mismas regularidades en los llamados "países del tercermundo", donde persisteel coloniajetantocultural como económico. En nuestro continente son varios los autores que han trabajado el tema (Azucena y col., 1989; Biagini, 1989; Carrera, 1976; De Castro, 1968; Flores y González, 1990; Gissi, 1987;MarínySalazar, 1985;Martín-Baró(1983); Montero, 1982,1984; Riquelme, 1990; Salazar, 1983a, 1983b, 1983c, 1989;SalazaryBanchs, 1983, 1985;SalazaryMarín, 1977, 1988; Salazar, Sabogal yMarin, 1981 )yde unau otramanera, coinciden en sus apreciaciones acerca de la tendencia que existe en los diferentes grupos latinoamericanos a auto­ valorarse de modo negativo, lo cual contradice los hallazgos de Lalonde y Gardner anteriormente expuestos Esta contradicción nos llevó a plantear una inves­ tigación que, teniendo como objetivos los que se describen a continuación, pusieran a prueba la exis­ tencia de algunas de las propiedades cognitivas des­ critas por estos autores. OBJETIVO GENERAL EHIPÓTESIS DE TRABAJO: Para este estudio se definió como objetivo general el siguiente: Identificar, evaluar y comparar los estereo­ tipos que sobre su grupo nacional, otros grupos na­ cionales y el latinoamericano tienen estudiantes universitarios de seis países latinoamericanos, a fin de evaluar la pertinencia o no en nuestro medio, de los planteamientos de Lalonde y Gardner. Para el cumplimiento del objetivo propuesto, se plantearon las siguientes hipótesis de trabajo: 1. Al evaluar al endogrupo nacional, se emplearán proporcionalmente más adjetivos valorados como positivos que aquellos valorados como negativos; ocurriendo lo con­ trario al evaluar a los nacionales del país vecino. 2. El endogrupo nacional será mejor evaluado que el exogrupo en cada uno de los adjetivos utilizados valorados como positivos ypeor evaluado en cada uno de los utilizados valorados como negativos. 3. Enpromedio,existiráunamenorvanabilidadenlasrespues­ tas obtenidas al evaluar al exogrupo que al endogrupo. 4. En promedio, existirá una mayor variabilidad en las respuestas obtenidas al evaluar al latinoamericano que a los exogrupos nacionales. Brasil 55 69 124 Colombia 95 97 192 Rep. Do­ 84 84 168 minicana México 42 59 101 Pero 100 197 MUESTRA La muestra se constituyó por 981 estudiantes universitarios de 6 países latinoamericanos: Brasil, Colombia, República Dominicana, México, Perú y Venezuela. En la Tabla 1 se presenta la distribución por país ysexo. La edad promedio de la muestra fue de 22.34 años. Afin de determinar los fndices de confiabilidad de cada una de las escalas utilizadas, seaplicó el Alfa deCronbach's y sus resultados se presentan en la Tabla 2. P A Í S Brasil Colombia México Pero Rep. Dominicana Venezuela Brasil .5125 .6943 .7363 .5844 .6146 .5545 Colombo .4699 .5531 .6837 .6322 .4419 .5821 Rep.Dom. Venez ..5261 .5619 .4404 .6482 .5632 .5029 .6935 .7166 .7566 .7601 .4935 .6049 .5834 .5755 .5216 .5408 .4543 .5484 .4857 52 .3785 .5405 •
  3. 3. No,ta: de los PSICOLOGÍA CONTEMPORÁNEA, VOL. 1, No. 1. RODRíGUEZ INSTRUMENTOS Se utilizó un cuestionario cerrado, construido con base en los resultados obtenidos en un análisis de contenido practicado, en cada país, a un cuestionario con preguntas abiertas. 'En él se le pidió a un grupo reducido de sujetos (aproximadamente 30 en cada país) que indicaran las características más resaltantes de los habitantes de su país, y las que les atribuían a los nacionales de los otros cinco países participantes en el estudio. De este instrumento cerrado se elaboraron 6 versiones (una por país) y se aplicaron acada una de las muestras en cada país. Éste se dividía en tres partes: a)Datos de identificación: edad, sexo y país de nacimiento. b) Evaluación de 12 adjetivos en relación con cada país ycon Latinoamérica, en términos de acuerdo odesacuerdo en una escala de rating de cinco puntos. En cada una de las versiones, los adjetivos variaban de acuerdo con los resul­ tados obtenidos en el cuestionaría preliminar aplicado en cada país. Estos adjetivos se presentan en la Tabla 3. Alegres Alegres Amaveis Alegres Amistososamables Conformistas Tradicionalis. Creídos Cultos Conformistas Cultos Cultos Explotadores Extravertidos Preguicosos Perezosos Trabajadores Hospitaleiros Hospitalarios Hospitalarios Inteligentes Inteligentes Dominadores Machistas Machistas Nacionalista Nacionalistas Pobres Pobres Pobres Pragmáticos Religiosos e)Evaluación, en términos de buenoomaloen unaescala de rating de cinco puntos, de cada uno de los 12 adjetivos antes mencionados. RESULTADOS Afin de cumplir con los objetivos propuestos ycontrastar las hipótesis planteadas en el presente trabajo, se procedió de la siguiente manera: 1. Para identificar, evaluar y comparar los estereotipos que sobre su grupo nacional y otros grupos nacionales tienen estudiantes integrantes de la muestra, se calcularon los porcentajes de respuestas de acuerdo en cada uno_ de los 12 atributos evaluados en cada uno de los seis grupos latinoamericanos estudiados. Luego, para obtener las respuestas "De Acuerdo", independientemente de su magnitud (completamente o algo de acuerdo), la escala original de cinco opciones fue reducida atres: de acuerdo, indeciso y en desacuerdo. En la opción "de acuerdo" se incluyeron las escalas completamente de acuerdo yalgo de acuerdo; laopción "indeciso" quedó igual, yen laopción "en Abiertos Alegres Alegres Alegres Amables Acogedores amables Agresivos Tradicionalis. Conformistas Facilistas Orgullosos Orgullosos Pedantes Cultos Cultos Cultos Egoístas Sociables Extravertidos Flojos Flojos Flojos Fríos Hospitalarios Idealistas MachistasMachistas Pobres Progresistas Prácticos Religiosos Liberales Sencillos Pobres Pobres en el caso de los brasileños, en la presentación de los resúltados y el análisis •
  4. 4. ESTEREOTIPOS DE NACIONALIDAD desacuerdo" se incluyeron las escalas completamente en desacuerdo y algo en desacuerdo. Se consideró como una "creencia estereotipada" a aquella creencia en que coincidiera 70% o más del grupo nacional estudiado. Previo a la conversión de la escala, se calcularon la media aritmética y la varianza de cada creencia, aobjeto de poner a prueba algunas de las hipótesis de trabajo formu­ ladas. Igualmente, se calculó la t de Student entre las creencias hacia el grupo nacional y el latinoamericano. 2. Se calcularon las actitudes, utilizándose para ello el procedimiento propuesto por Fishbein (1977) y cuya formu­ la es: ACTITUD = SUM (C1 x E1 ) + ....+ (eN x EN) 3. Igualmente, y a fin determinar el carácter positivo, negativo o neutro de cada uno de los atributos presentados, se redujeron las respuestas en las escalas bueno-malo a tres categorías, ignorando la intensidad, como se había hecho en el caso de la evaluación de las creencias. Se consideró que un atributo era valorado como bueno, malo o neutro cuando más del 50% de la muestra así lo afirmaba. Acontinuación se presentan los resultados obtenidos al poner a prueba las hipótesis propuestas. Primera hipótesis Alevaluaralendogruponacional, seemplearánproporcional­ mente más adjetivos valorados como positivos que aquellos valorados como negativos; ocurriendo lo contrario al eva­ luar exogrupos nacionales. De los 12 adjetivos que se utilizaron en el grupo brasile­ ño, siete de éstos se consideraron positivos y cinco nega­ tivos (véase Tabla 4). De ellos, se obtienen creencias estereotipadas en cuatro de los siete positivos yotros cuatro de los cinco negativos para autoevaluarse. Al evaluar a los colombianos sólo hay creencias esterectipadas en dos adjeti­ vos negativos (pobres y subdesarrollados). Los mexicanos y peruanos se evaluaron utilizando dos adjetivos positivos y uno negativo. Estos resultados no confirman, en relación con este grupo, la hipótesis planteada. El grupo colombiano (Tabla 5) utilizó igual número de adjetivos positivos que negativos (seis y seis). De éstos, ellos se autoadjudicaron cuatro negativos (machis­ tas, conformistas, pobres y perezosos) y dos positivos (alegres e inteligentes). A los brasileños los evaluaron utilizando cuatro adjetivos positivos (alegres, amables, extravertidos y nacionalistas). Los dominicanos y perua­ nos son valorados con el adjetivo pobres. A los mexicanos se les valora con dos adjetivos positivos (alegres y nacio­ nalistas) y uno negativo (machistas). Los venezolanos se evaluaron utilizando seis adjetivos, de los cuales sólo dos se evalúan como positivos (alegres y nacionalistas) y cuatro como negativos (creídos, extravertidos, machistas y perezosos). Estos resultados no confirman la hipótesis planteada. Grupo evaluado Colombianos Brasileños Dominicanos Mexicanos Perunos Venezolanos Adj. positivos n=6 2 4 O 2 O 2 Adj. negativos n=6 4 O 4 Por su parte, el grupo dominicano (Tabla 6) valoró como positivos ocho de los doce adjetivos utilizados y cuatro como negativos. De ellos se autoadjudicaron cuatro positivos (alegres, amistosos, hospitalarios y tradicionalistas) y tres negativos (machistas, oprimi- Grupo evaluado Adj. positivos Adj. negativos n=7 Brasileños 4 4 Colombianos O 2 Dominicanos O O Mexicanos 2 Peruanos 2 Venezolanos O O Grupo evaluado Adj. positivos Adj. negativos n=8 n=8 Dominicanos 4 • 3 Brasileños 3 O Colombianos 2 O Mexicanos 6 1 Peruanos 2 O Venezolanos 3 O
  5. 5. PSICOLOGfA CONTEMPORÁNEA, VOL. 1, No. 1. Grupo evaluado neutros n=8 Mexicanos 4 2 2 Brasileños 25 O Colombianos O Dominicanos 2 O 1O Peruanos O Venezolanos O dos y pobres). Los brasileños se evaluaron utilizando tres adjetivos positivos (alegres, amistosos y naciona~ listas). Para los colombianos emplearon dos positivos (alegres y amistosos). Para los mexicanos emplearon los seis adjetivos positivos y sólo uno negativo (machis­ tas), Los peruanos se evaluaron con dos adjetivos positi~ vos (amistosos y tradicionalistas), y los venezolanos con tres adjetivos positivos (alegres, amistososynacionalistas, locual confirma esta primera hipótesis. El grupo mexicano evaluó seis de los doce adjetivos utilizados como positivos, tres como negativos y tres como neutros (Tabla 7). De ellos, se autoadjudicaron cuatro positivos (alegres, amables, hospitalarios y sociables), dos negativos (machistas y pobres) y dos neutros (religiosos y tradicionalistas). Se utilizaron siete adjetivos para evaluar a los brasileños: cinco positivos (abiertos, alegres, amables, hospitalarios ysociables) ydos neutros (religiosos ytradicio~ nalistas). Se utilizaron dos adjetivos positivos (alegres y sociables) para evaluar al colombiano, yalos dominicanos se les evaluó con uno neutro (orgullosos), mientras que a los venezolanos se les adjudicaron dos adjetivos positivos (alegres y sociables). Estos resultados no confirman la hipó~ tesis planteada. Grupo evaluado Peruanos Brasileños Colombianos Dominicanos Mexicanos Venezolanos 2 1 3 4 1 O O O O O RODRfGUEZ El grupo peruano (Tabla 8) evaluÓ como positivos cinco de los doce adjetivos utilizados ysiete como negativos. De éstos se adjudicaron a sí mismos solo uno positivo (ale­ gres) y uno negativo (conformistas). Se evaluó a los bra~ sileños con dos adjetivos positivos (alegres y progresistas). A los colombianos y dominicanos se les asigna sólo un adjetivo positivo (alegres). A los mexicanos se les adjudi~ caron tres adjetivos positivos (alegres, acogedores yprogre­ sistas) y a los venezolanos cuatro (alegres, acogedores, cultos yprogresistas). Resultados que no son confirmatorios de la hipótesis planteada. Los venezolanos, por su parte, evaluaron como positivos seis adjetivos: alegres, amables, cultos, liberales, prácticos y sencillos. Igual número se evaluaron como negativos: facilistas, flojos, fríos, machistas, pedantes y pobres (Tabla 9). De ellos, se adjudicaron tres positivos (alegres, amables y sencillos) y tres negativos (facilistas, flojos y machistas). A los brasileños los evaluaron con un solo adjetivo positivo: alegres. Para los colombianos utilizaron dos adjetivos negativos (machistas y po­ bres) y uno positivo (alegres). Los dominicanos se evaluaron como pobres (adjetivo r'legativo)y a los mexicanos se les evaluó utilizando cuatro adjetivos: los tres adjetivos positivos utilizados paraautoevaluarse (alegres, amables y sencillos) y uno negativo (machistas). Para el grupo peruano se utilizaron dos adjetivos positivos (amables y sencillos) y uno negativo (pobres). Lo cual no confirma la hipótesis propuesta. En resumen, en los gru­ pos latinoamericanos examinados, esta primera hipótesis, enmarcada dentro de la tesis del etnocentrismo, no recibe confirmación. Segunda hipótesis La segunda hipótesis propuesta indica que "el endogruponacionalserá mejorevaluadoque los exogrupos nacionales en cada uno de los adjetivos utilizados valo- Grupo evaluado Venezolanos 3 3 Brasileños O Colombianos 2 Dominicanos O Mexlcanos 3 Peruanos 2
  6. 6. ESTEREOTIPOS DE NACIONALIDAD Adjetivo Peruanos i Venezolanos Alegres Amables Conformistas Cultos Dominadores Hospitalarios Inteligentes Perezosos Pobres Prácticos Religiosos Sub. DesarrolL 1.35 .98 1.05 -.74 -.50 1.40 ,57 .61 L17 -.14 1.28 .98 .36 ,39 ,32 -.27 -A2 .39 .15 .19 1.05 -.10 .58 1.02 35 .29 ,27 -A7 -,59 .25 .06 .17 .80 -.16 .37 .82 1.02 .73 .00 .06 -,27 .97 A5 .17 .75 .12 .79 .60 .23 ,35 35 -AO -.55 .42 .27 .14 1.12 -.06 A6 1.15 A5 ,32 .27 -JO -,35 .52 .24 -.03 .45 .02 A2 .63 1.09 1.02 ,75 -,20 -.66 1.09 .43 .48 1.19 .18 1.21 radas como positivos y peor evaluado en cada uno de los utilizados valorados como negativos ", La misma no se confirma en ninguno de los grupos evaluados. Así tenemos que en el caso de los brasileños la muestra no evaluó a su propio grupo como el mejor. De las siete creencias positivas evaluadas, dos de éstas no obtuvieron la media aritmética más alta (cultos y prácticos) y de las cinco creencias negativas evaluadas, tres de éstas (pobres, conformistas y flOJOS) presentan la media aritmética más alta (véase Tabla 1O). Los colombianos, por su parte, sólo evaluaron mejor a su grupo al utilizar el adjetivo "inteligentes" yen el caso de los adjetivos evaluados como negativos, sólo "creídos" obtuvo la media más baja. Las mejores evaluacíones, en relación con los adjetivos positivos, se hicieron a los siguientes grupos: brasileños: alegres, amables, cultos y hospitaiarios; ymexicanos: nacionalistas. En relación con los adjetivos negativos, los grupos que obtuvieron las medias más bajas fueron: los venezolanos: en el adjetivo "pobres"; los brasileños en "machistas"; los domini- Adjetivo Venezolanos Alegres Amables Conformistas Creídos Cultos Extravertidos Hospitalarios Inteligentes Machistas Nacionalistas Perezosos Pobres 1.10 .49 1.17 -.37 -.?'i Al .57 .78 1.67 -.24 .80 1.02 IA5 .98 -.12 ,01 .66 1.16 :85 .71 .59 1.02 -.07 .01 ,76 .49 38 -.07 .01 .50 A7 39 .65 A3 .27 .68 1.04 .79 ,05 .29 .05 .65 .81 .53 1.49 1.36 AO .31 .13 .69 .67 -.32 -.14 -.24 .67 .29 .96 .69 .43 .89 .04 -.58 .38 1.32 -1.02 .85 , -.28 -.20 1,28 1.00 .99 ·A1 1.30 .95 .77 .03 .24 .90 .99 .85 1.51 .61 .72 1.08 'm4Q._M& 15
  7. 7. PSICOLOGíA Cm..'TEMPORÁNEA, VOL. 1, No, 1, RODRÍGUEZ Adjetivos Peruanos Venezolanos Alegres 1,46 Amistosos 1,62 Cultos -,29 Explotadores ,20 Hospitalarios 1.58 Machistas 1.59 Nacionalistas .58 Oprimidos .88 Pobres .90 Trabajadores Al Tradicional. LI8 Unidos .17 1.27 1,03 A7 -,02 ,91 .37 ,97 -.07 .05 .80 .98 ,67 ,96 ,85 ,27 .15 .57 .72 .65 .30 .56 ,36 .73 ,30 1,43 Ll6 A3 -,08 ,98 1.20 1.53 .13 .34 .73 1.33 .96 ,72 .92 A5 ,01 ,74 .73 .79 ,38 .48 .79 1.02 ,60 1,08 ,89 ,24 .36 .74 .97 1.07 -.17 -.20 .75 .75 .69 . IA9 1.52 ,23 -,13 1.39 1.55 1.07 ,96 LOl .98 1.32 .84 canos en "perezosos"; los peruanos en "extravertidos"; y los mexicanos en "conformistas" (véase Tabla 11) En el caso de los dominicanos, sólo tres de los ocho adjetivos evaluados como positivos presentan una media más alta en el propio grupo (amistosos, 1.62: hospitaiarios, 1,58yalegres, 146). Las medias más altas de los otros tres adjetivos positivos se encontraron en los siguientes gru­ pos: nacionalistas (1,53), tradicionalistas (1,33) y unidos (.96) en los Mexicanos y se considera el más "culto" al grupo Brasileño (47). En relación con los cuatro adjetivos negativos evaiuados, las medias más bajas se obtuvieron en los grupos que se mencionan acontinuación: en los Venezo­ lanos: pobres (-.20) y oprimidos (-.17); en los Mexicanos: explotadores (-.08) Y en los Brasileños: machistas (.37) (véase Tabla 12). El grupo mexicano sólo se evalúa con la media más alta en uno de los seis adjetivos considerados positivos (hospitalarios), y en ninguno de los tres adjetivos considerados negativos obtiene la media más baja (Tabla 13). Adjetivos Mexicanos Brasileños Colombianos Abiertos .62 L04 .86 Alegres 1.30 IAl LOO Amables .84 1.07 .78 Cultos .09 A8 .34 Flojos .27 -.01 -,07 Hospitalarios 1.19 1.15 .84 Machistas 1.39 .07 ,13 Orgullosos ,77 .20 .26 Pobres .60 .31 .37 Religiosos 1.35 1.06 .83 Sociables 1.12 1.22 1.05 Tradicional, JAl .93 .69 Venezolanos ,77 .72 .72 1.06 1.04 .87 .09 1.40 .81 .78 .85 1.19 .20 .21 .56 .50 -.08 -.15 -.1 O -.05 ,83 ,72 ,86 1.21 ,16 .04 .25 .87 ,25 ,21 .21 ,66 .44 .46 .31 .72 .92 .80 .89 1.33 .88 .75 1.00 1.18 .81 .72 .75 1.14
  8. 8. ESTEREOTIPOS DE NACIONALIDAD Adjetivos Acogedores Agresivos Alegres Conformistas Cultos Egoístas Extravertidos Flojos Idealistas Orgullosos Pobres Peruanos .60 -.03 .91 .80 -.02 .55 .01 .13 .53 .55 .55 .26 Brasileños .69 .12 1.17 -.42 .62 .12 .75 -.42 .24 .51 -.01 .84 Colombianos .57 -.04 .87 -.17 .30 -.05 .31 -.22 .25 .29 .28 .64 Dominicanos .72 -.25 .86 -.18 .51 -.05 .44 -.34 .31 .26 .38 .62 Mexicanos .91 .28 1.28 -.35 .41 -.07 .58 -.49 .43 .85 .21 1.04 Venezolanos ..81 -.11 .94 -.22 .66 -.14 .33 -.32 .24 .27 -.10 .83 Latino- Americanos .87 .05 1.06 .09 .52 .08 .56 -.11 .41 .48 .60 .68 En las medias obtenidas al evaluar al grupo peruano, sólo el adjetivo "idealista" presenta la más alta en el propio grupo (.53) y éste es un adjetivo evaluado como negativo. Entre los otros adjetivos negativos evaluados, sólo "agre­ sivos" obtuvo la más baja (-.03). Las medias más altas de los otros adjetivos positivos y las medias más bajas en los adjetivos negativos evaluados por este grupo, se encontraron en los siguientes grupos: los Brasileños son considerados por los Peruanos como los más extravertidos (.75) y los menos flojos (-.42) Ylos menos conformistas (-.42) Los Dominicanos fueron evaluados como los menos agresivos (-.25) y los menos orgullosos (.26). Los Mexicanos son considerados como los más alegres (1.28), progresistas (1.04) y acogedores (.91). Los Venezolanos fueron evaluados por el grupo Peruano como los más cultos, los menos egoístas (-.14) y los menos pobres (-.10). Estos resultados se presentan el la Tabla 14. El Venezolano tampoco es el grupo que se autoevalúa mejor ya que, de las seis creencias positivas evalua­ das sólo una (alegres) obtuvo la media aritmética más alta; el resto se distribuyeron de la siguiente manera: Adjetivos Venezolanos Brasileños Colombianos Dominicanos Mexicanos Peruanos Latino- Americanos Alegres 1.69 1.48 .95 1.19 1.59 .38 1.61 Amables .63 .76 .44 .81 .86 .89 .96 Cultos -.01 .43 .03 -.04 .35 .45 .42 Flojos .77 ...41 -.16 -.15 -.23 -.27 .34 Facilistas 1.06 -.15 .27 -..06 -.05 -.19 .42 Fríos -1.11 -.71 -.40 -.64 -.64 -.31 -1.14 Liberales -.31 .30 -.31 -.08 -.24 • -.25 -.18 Machistas 1.58 .53 1.04 .78 1.41 .71 1.49 Pedantes -.48 -.38 .12 -.42 -.21 -.44 -.51 Pobres .54 .38 1.42 .88 .74 1.06 .87 Prácticos .34 .41 .28 .16 .33 .21 .22 Sencillos .77 .68 .67 .76 .82 .94 .89
  9. 9. PSICOLOGíA CONTEMPORÁNEA, VOL. 1, :-.lo. l. RODRIGUEZ amables, cultos y sencil'os, 'os peruanos; prácticos y liberales, los brasileños. De las seis creencias nega­ tivas evaluadas, dos de éstas (pedantes y fríos) pre­ sentan la media aritmética más baja en el grupo venezolano, mientras gue los otros adjetivos negativos presentan las medias más bajas en los siguientes grupos: flojos, pobresy machistas, los brasileños; facilistas, los perua­ nos (véase Tabla 15). Tercera hipótesis: La tercera hipótesis se refiere a la variabilidad obtenida en cada uno de los adjetivos utilizados al evaluar al endogrupo ya los exogrupos nacionales. Esta hipótesis propone que: "En promedio, existirá una menor variabilidad en las res­ puestas obtenidas al evaluar al exogrupo que al endogrupo". La misma se confirma en los seis grupos evaluados. En todos ellos la varianza promedio obtenida al eva,uar a los exogrupos es menor que la obtenida al evaluar al endogrupo (véase Tabla 16). Cuarta hipótesis: La cuarta hipótesis, al igual que la anterior, se refiere a la variabilidad obtenida en cada uno de lOS adjetivos utiliza­ dos, pero esta vez referida a la evaluación dellatíloameri­ cano, en contraste con los exogrupos nacionales evaluados y propone que: "En promedio, existirá una mayor variabili­ dad en las respuestas obtenidas al evaluar al Latinoameri­ cano que a fos exogrupos nacionales". Esta hipótesis se confirma en dos de los grupos estudia­ dos (brasileños y peruanos). En el grupo mexicano, la varianza promedio observada, tanto en los exogrupos como en el latinoamericano, es la misma (,74). En el caso de los dominicanos la diferencia entre las varianzas observadas es tan pequeña (.89 promedio de los exogrupos y .84 promedio de los latinoamericanos) que pudiera afirmarse Grupo Prorredio del latinoaIrericano Brasileños 1.03 .66 .76 Colombianos .99 .83 .69 Dominicanos 1.18 .89 ,84 Mexicanos .88 .74 .74 Peruanos 1.53 L05 L21 1.35 L08 .97 • que el resultado aquí obtenido es similar al alcanzado en el grupo de los mexicanos. En los coiombiaoos yvenezolanos no se confirma la hipótesis (véase Tabla 16) I DISCVSION Cuatro hipótesis orientan la discusión de los resultados obtenidos. La primera de ellas hace referencia al plantea­ miento de Summers (1906), y corroborado posteriormente por Lalonde y Gardner (1989), en el sentido de que cada grupo se considera como superior a los otros y mira con desprecio a los extraños, lo cual se evidenciaría en el hecho de autoasignarse proporcionalmente. más adjetivos valorados como positivos. que aquellos valorados como negativos, ocurriendo lo contrario al evaluar a los exogrupos. En ninguno de lOS grupos estudiados se evidenció tal fenómeno, los datos analizados revelan que con excepción de dominicanos y mexicanos, se tiende a usar proporcionalmente, más adjetivos negativos que positivos. En el caso de estos dos grupos se encontró que, si bien es cierto que para autoevaluarse usan proporcionalmente más adjetivos positivos que nega­ tivos, lo mismo ocurre al evaluar a algunos de los exogrupos, con lO cual tampoco en ellos se estaría evidenciando la hipótesis propuesta. La no confirmación de ¡a segunda hipótesis plan­ teada corrobora lo dicho anteriormente, esperaba que cuando se utilizaran adjetivos valorados como positívos para evaluar al endogrupo, éstos alcanzarían las medias más altas al compararlas con las obtenidas al evaluar alos exogrupos, y lo contrario cuando se utilizaran adjetivos valo­ rados como negativos Es interesante observar que, con excepción de los venezolanos, en todos los grupos estudiados la po­ breza obtiene la media más ata al evaluar al endogrupo. Otros dos rasgos constantes en los gru­ pos estudiados son el machismo y la flojera o pereza: con excepción de los colombianos que consideran que los venezolanos son más flojos que ellos, en los grupos donde se evaluó este adjetivo (brasileños, mexicanos, peruanos y venezolanos) su autoasigna­ ción está siempre presente. Como rasgos positivos autoasignados, la hospita­ lidad (con excepción de los colombianos) ya alegría (con excepción de los peruanos) están presentes en aquellos grupos donde se evaluaron. Seis adjetivos (alegre, amable, conformista, culto, flojo y pobre) fueron comunes en los cuestionarios aplicados a cada grupo. De estos seis adjetivos, cuatro son los autoasignados con mayor frecuencia por todos los inte­ grantes de la muestra: en cada uno de lOS grupos se destacan la alegría, amabilidad, conformismo, pobreza y falta de cultura, como rasgos comunes que se atribu­
  10. 10. ESTEREOTIPOS DE NACIONALIDAD yen a todos los grupos estudiados. Esto confirma los resultados obtenidos por Salazar (1983a, 1983b) y Montero (; 984), qu ienes afirman que entre los rasgos más resaltantes del venezolano se destacan la ale­ gría y la flojera. "Los Latinoamericanos somos pobres e incultos, pero amables y alegres pues nos conformamos con nuestro destino y manera de ser" pareciera ser el pensamiento subyacente en los grupos estudiados. Otras dos de las hipótesis que fueron contrasta­ das hacían referencia a la variabilidad con que se evalúan los diferentes grupos que se estudiaron, a fin de comprobar si en grupos latinoamericanos se eviden­ ciaba el fenómeno descrito por Lalonde y Gerdner(1989). Se esperaba que el estereotipo de . "otros grupos" tendiera a ser más compacto y unifor­ me que el del propio grupo, donde se esperaba conseguir una opinión más heterogénea acerca de las características que presentaba el endogrupo, y por tanto, existiría una mayor variabilidad en las res­ puestas que se obtuvieran. Igual resultado esperaría obtenerse al evaluar al latinoamericano, ya que, por inferirse la existencia de una identidad latinoamerica­ na, el estereotipo que se tuviera de éste debería presentar características similares al endogrupal . La mayor variabilidad endogrupal se observa en sólo dos de los seis grupos evaluados (brasileños y peruanos). En relación con el latinoamericano, en ninguno deos grupos estudiados se presenta una mayor variabilidad. Estos resu:tados nos llevan a afirmar que el este­ reotipo que se tiene del latinoamericano se comporta como un estereotipo exogrupal y no como uno endogrupal, que era lo que se esperaba. La presencia, en mayor o menor medida, de dife­ rencias significativas entre las características atribui­ das ai propio grupo y al latinoamericano, unido a la menor variabilidad observada nos hacen pensar en una pobre identificación de los diferentes grupos estudiados con el latinoamericar:o Estudios anterio­ res (Salazar y Banchs. 1983, 1985) hacían referencia a esta tendencia y r,uestros resultados confirmar¡ su persiste1cia a través del tiempo. Todo lo anteriormente expuesto nos lleva a afirmar que el estereotipo de los grupos estudiados no presenta las mismas regularidades que se encuentran en estudios hechos sobre los estereotipos en países desarrolla­ dos como Inglaterra y Estados Unidos. La explicación de esto podría estar en el hecho de que la estereotipación, como proceso social que es, está fuertemente mediatizada por factores de tipo ideológico que intervienen dentro del proceso de coloniaje y sometimiento a aue están expuestos los pueblos "más débiles", y cuyo eje principal, alrededor del cual se construyer, las relaciones de depen­ dencia, lo constituye la desvalorización del individuo ante aquel que se presenta como más fuerte y poderoso. En nuestra opinión, esto trae como consecuencia que la conformación del estereotipo nacional y de los de países similares al nuestro se vea empobrecida, tendiendo a autoevaluarnos de manera negativa Quedaría planteado para estudios posteriores, establecer las relaciones que existen entre el proceso de formación de los estereotipos y las relaciones de alienación y dependencia que se dan con otros grupos. REFERENCIAS Azucena, S. E.; Cortez, G.; Guevara, M.; Pocasangre, C. M. y Solano, C. (1989). La identidad nacional del salvadoreño. Revista de Psicología de El Sal­ vador, 8, 135-146. Biagini, H. E. (1989) La identidad, un viejo problema visto desde el nuevo mundo. Nueva Sociedad. núm. 99. 96-103. Bifani, P. (1989). Lo propio y lo ajeno en interrelación palpitante. Nueva Sociedad. núm. 99. 104-115. Carrera, G. (1976). El nacionalismo latinoamericano en perspectiva histórica. Revista Mexicana de Sociología, vol. XXXVIII, 783-791. De Castro, C. (1968). Estereotipos de nacionalidad en un grupo latinoamericano. Revista de Psicología General y Aplicada, 23, 235·267. Flores, A. D. YGonzález, M. (1990) Identidad y con­ ciencia latinoamericana.' La supervivencia futura. México: Plaza y Valdez Editores. Gissi, J. (1987). Identidad latinoamericana: Psicología y sociedad. Santiago de Chile: Andes Ltda. Lalonde R. N. & Gerdner, R. (1989). An intergroup pers­ pective on stereotype organization and processing. British Journal o{ Social Psychology, 28, 289-303. Marín, G. and Salazar, J. M. (1985). Determinants 01 hetera and autostereotypes: Distance, level of contact, and socioeconomic development in seven nation. Journal o{ Cross- Cultural Psychology. 16.403-422. Martín-Baró, l. (1983). Acción eideología. Psicología social desde Centroamérica. San Salvador: UCA Editores. Montero, M. (1982). La estructura familiar y su influencia en laformación de estereotipos sexuales. Trabajo de Ascen­ so. Caracas U.CV, Mimeo Montero, M. (1984). Ideología, aliena,ción e identidad nacio­ nal. Caracas: U.C.V., Ediciones de la Biblioteca. Riquelme U., H. (1990). Buscando América Latina, Identidad y participaci6n psicosociaL Caracas: Nueva Sociedad. Salazar, J. M. (1983). Bases psicol6gicas del nacionalismo. México: Trillas. Salazar, J. M. (1983) Dimensiones Políticas de la Psicología. Revista Internacional de Ciencias Sociales, XXXV. 321-335. •
  11. 11. PSICOLOGIA CONTEMPORANEA. VOL 1, NO. l. RODRíGUEZ Salazar, J. M. (1983). El Latinoamericano y el significado de la categoría "Latinoamericano'. Ponencia presentada en el XIX Congreso Interamericano de Psicología. Qui­ to: Mimeo. Saiazar, J. M. (1989). Niveles de identificación y estructura congnoscitiva en'relación con el latinoamericano. Re­ vista de Psicología Social, 1, 13-21. Salazar, J. M. YBanchs, M. A. (1983). Valoración de 1a categoría "Latinoamericano" entre estudiantes de seis países. Ponencia presentada en las 1I Jo:na­ das de Investigación de la Facultad de Humanida­ des y Educación. U.C.V. Mimeo. Salazar, J. M. Y Banchs, M. A. (1985). Su­ pranacionalismo y regionalismo. Caracas: Colec­ ción Monográfica del Instituto de Psicología de la U.C.V. Salazar, J.M. and Marin, G. (1977) National stereotypes as a lunction of conllict and territorial proximity: A test of the mirror image hypothesís. Journal of Social Psychology, 101. 13-19. Salazar, J. M. YMarin, G. (1984). Cambio y permanen­ cia en percepciones mutuas de Venezolanos y colombianos. Revista Interamericana de Psicolo­ gía Ocupacional. 3. 23-33. Salazar, J. M.; Sabogal, F. yMarín, G. (1981) Venezolanos ycolombianos. 7años después. Ponencia presentada en el XVIII Congreso Interamericano de Psicología. Santo Domingo, República Dominicana.

×