Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.

El Sacramento del Matrimonio: uno con una,para siempre

449 visualizaciones

Publicado el

Clase sobre el sacramento del matrimonio, fines, bienes, materia forma. Ideas sobre la educación de los hijos

Publicado en: Educación

El Sacramento del Matrimonio: uno con una,para siempre

  1. 1. Matrimonio1 EL SACRAMENTO DEL MATRIMONIO «Una, con uno, para siempre»
  2. 2. Matrimonio2 El mismo Dios es el autor del matrimonio (GS, 48) – La vocación al matrimonio está en la naturaleza misma del hombre y de la mujer, según salieron de la mano del Creador. El matrimonio no es una institución puramente humana (CEC, 1603) El Matrimonio en el orden de la creación
  3. 3. Matrimonio3 Es un consorcio de toda la vida, ordenado por su misma índole natural al bien de los cónyuges y a la generación y educación de la prole. Se constituye por la alianza matrimonial, esto es, el acto humano por el cual los esposos se dan y se reciben mutuamente(CEC, 1601). El Matrimonio en el orden de la creación
  4. 4. Matrimonio4 Dios que ha creado al hombre por amor, lo ha llamado también al amor, vocación fundamental e innata de todo ser humano. Porque el hombre fue creado a imagen y semejanza de Dios (cf Gn 1, 27), que es Amor (cf 1 Jn 4, 8.16). El Matrimonio en el orden de la creación
  5. 5. Matrimonio5 El amor mutuo entre ellos se convierte en imagen del amor con que Dios ama al hombre. Este amor es bueno, muy bueno, a los ojos del Creador (cf Gn 1, 31). Y es destinado a ser fecundo y a realizarse en la obra común del cuidado de la creación. "Y los bendijo Dios y les dijo: ‘Sean fecundos y multiplíquense, y llenen la tierra y sométanla"’ (Gn 1, 28). El Matrimonio en el orden de la creación
  6. 6. Matrimonio6 El Matrimonio como sacramento Cristo elevó el matrimonio entre bautizados a verdadero sacramento de la Nueva Alianza (CEC, 1617). Entre bautizados no puede haber contrato matrimonial válido que no sea por eso mismo sacramento (CIC, 1055).
  7. 7. Matrimonio7 El Matrimonio como sacramento • El sacramento del matrimonio aumenta la gracia santificante. • Confiere la gracia sacramental específica, que ejerce una influencia singular sobre todas las realidades de la vida conyugal, especialmente sobre el amor de los esposos. Establece el vínculo entre los esposos
  8. 8. Matrimonio8 La celebración del Matrimonio La Iglesia considera el intercambio de los consentimientos de los esposos como el elemento indispensable que hace el matrimonio. Si el consentimiento falta, no hay matrimonio (CEC, 1626). •Solamente son válidos aquellos matrimonios que se contraen ante el Obispo, el párroco, o un sacerdote o diácono delegado por uno de ellos para que asistan, y ante dos testigos (CIC, c. 1108).
  9. 9. Matrimonio9 La celebración del Matrimonio •Los protagonistas de la alianza matrimonial son un hombre y una mujer bautizados, libres para contraer el matrimonio y que expresan libremente su consentimiento. "Ser libre" quiere decir: * no obrar por coacción; * no estar impedido por una ley natural o eclesiástica.
  10. 10. Matrimonio10 Esencia del Matrimonio Esencia en el momento de casarse Esencia en el momento de casarse Mutuo consentimiento manifestado legítimamente Mutuo consentimiento manifestado legítimamente Contrato matrimonialContrato matrimonial Esencia al estar casados Esencia al estar casados VínculoVínculo
  11. 11. Matrimonio11 Materia y forma del Matrimonio La materia y la forma del sacramento del Matrimonio coinciden con la materia y la forma del contrato legítimo y natural. Materia remota: el derecho mutuo sobre sus cuerpos, en orden a la generación Materia próxima: signos o palabras con que se expresa la entrega de esos derechos Forma: aceptación mutua de esa entrega, manifestada externamente
  12. 12. Matrimonio12 Ministro del Matrimonio El sacerdote (o el diácono) que asiste a la celebración del Matrimonio, recibe el consentimiento en nombre de la Iglesia y da la bendición de ésta. En la Iglesia latina se considera que son los esposos quienes, como ministros de la gracia de Cristo, se confieren mutuamente el sacramento expresando ante la Iglesia su consentimiento.
  13. 13. Matrimonio13 Propiedades esenciales INDISOLUBI- LIDAD UNIDAD En el matrimonio cristiano alcanzan una particular firmeza por razón del sacramento.
  14. 14. Matrimonio14 Fines y bienes del Matrimonio unidad fidelidad apertura a la vida
  15. 15. Matrimonio15 Fines y bienes: unidad •El amor de los esposos exige, por su misma naturaleza, la unidad y la indisolubilidad de la comunidad de personas que abarca la vida entera de los esposos: "De manera que ya no son dos sino una sola carne" (Mt 19, 6; cf Gn 2, 24). Esta íntima unión, como mutua entrega de dos personas, lo mismo que el bien de los hijos, exigen la plena fidelidad conyugal y urgen su indisoluble unidad (GS, 48). Uno con una, para siempre
  16. 16. Matrimonio16 El amor conyugal exige de los esposos, por su misma naturaleza, una fidelidad inviolable. Esto es consecuencia del don de sí mismos que se hacen mutuamente los esposos. Fines y bienes: fidelidad El auténtico amor tiende por sí mismo a ser algo definitivo, no algo pasajero. (CEC, 1646).
  17. 17. Matrimonio17 Su motivo más profundo consiste en la fidelidad de Dios a su alianza, de Cristo a su Iglesia: que Dios nos ama con un amor definitivo e irrevocable, y los esposos participan de este amor. (CEC, 1648). Fines y bienes: fidelidad «Lo que Dios unió no lo separe el hombre» (Mt 19, 6). «Quien repudie a su mujer y se case con otra, comete adulterio contra aquélla; y si ella repudia a su marido y se casa con otro, comete adulterio» (Mc 10, 11-12).
  18. 18. Matrimonio18 Fines y bienes: fidelidad “Lo que Dios unió, no lo separe el hombre” (Mt 19, 6) El matrimonio rato (esto es, entre bautizados) y consumado no puede ser disuelto por ningún poder humano, ni por ninguna causa fuera de la muerte. Uno con una, para siempre
  19. 19. Matrimonio19 Fines y bienes: fidelidad La indisolubilidad no es un asunto religioso; proviene de la creación: “Moisés les permitió repudiar a sus mujeres a causa de la dureza de los corazones de ustedes; pero al principio no fue así” (Mt 19, 8). Privilegio petrino Privilegio paulino
  20. 20. Matrimonio20 PRIVILEGIO PETRINO El llamado Privilegio Petrino no se encuentra en el derecho canónico y es una ampliación reciente del poder papal con respecto al matrimonio. Un no bautizado se había casado con una bautizada; después de un divorcio civil, se convirtió a la Iglesia católica y pidió la disolución de su primer matrimonio; se le concedió, y es lo que a veces se conoce como «privilegio petrino», porque se considera como fundamento del mismo el poder de las llaves conferido por Cristo a los sucesores de Pedro. A veces es llamado también «privilegio de la fe», y no se rige por el Código de Derecho canónico, sino por normas de la Congregación para la doctrina de la fe, incluso después de la reforma de la curia.
  21. 21. Matrimonio21 Privilegio Paulino El Privilegio Paulino es la disolución de un vínculo natural de matrimonio entre partes no bautizadas. Surge cuando una de las partes se bautiza mientras que la otra no está dispuesta a aceptar pacíficamente la situación; la parte bautizada puede entonces contraer nuevo matrimonio. El nuevo matrimonio disuelve el antiguo. El privilegio se basa en una interpretación de I Cor. 7,12-15, donde Pablo aconseja a los convertidos al cristianismo que se separen de su cónyuge si este es no creyente y no acepta vivir en paz con él.
  22. 22. Matrimonio22 Fines y bienes: fidelidad Para la separación se requiere previamente el permiso del Ordinario Por mutuo consentimiento de los esposos se puede dar la separación del lecho, temporal o perpetuamente Separación de los cónyuges, causas justas (CIC, c. 1152-1153): – adulterio – grave daño, corporal o espiritual del otro cónyuge o de los hijos
  23. 23. Matrimonio23 Fines y bienes: fidelidad El recurso a los tribunales civiles: - El cónyuge inocente puede acudir al juez civil – si ya tiene sentencia o decreto de separación eclesiástica, – si tiene voluntad expresa de no intentar un nuevo matrimonio, – si le es necesario para obtener los efectos civiles de la separación
  24. 24. Matrimonio24 Fines y bienes: apertura a la vida Por su naturaleza misma, el matrimonio y el amor conyugal están ordenados a la procreación y a la educación de la prole y con ellas son coronados como su culminación" (GS 48, 1). Los hijos son el don más excelente del matrimonio y contribuyen mucho al bien de sus padres. El mismo Dios, que dijo: “No es bueno que el hombre esté solo” (Gn 2, 18), y que hizo desde el principio al hombre, varón y mujer (Mt 19, 4), queriendo comunicarle cierta participación especial en su propia obra creadora, los bendijo diciendo: “Crezcan y multiplíquense” (Gn 1, 28). (CEC, 1652)
  25. 25. Matrimonio25 Fines y bienes: apertura a la vida La fecundidad es un don, un fin del matrimonio, pues el amor conyugal tiende naturalmente a ser fecundo. El niño es fruto y cumplimiento del amor de los esposos. Por eso todo "acto matrimonial debe quedar abierto a la transmisión de la vida" (HV 11), porque Dios ha querido una inseparable conexión entre los dos significados del acto
  26. 26. Matrimonio26 Fines y bienes: apertura a la vida "La sexualidad, mediante la cual el hombre y la mujer se dan el uno al otro con los actos propios y exclusivos de los esposos, no es algo puramente biológico, sino que afecta al núcleo íntimo de la persona humana en cuanto tal. Ella se realiza de modo verdaderamente humano solamente cuando es parte integral del amor con el que el hombre y la mujer se comprometen totalmente entre sí hasta la muerte" (FC 11) (CEC, 2361)
  27. 27. Matrimonio27 Fines y bienes: apertura a la vida La fecundidad es un don, un fin del matrimonio, pues el amor conyugal tiende naturalmente a ser fecundo. El niño es fruto y cumplimiento del amor de los esposos. Por eso todo "acto matrimonial debe quedar abierto a la transmisión de la vida" (HV 11), porque Dios ha querido una inseparable conexión entre los dos significados del acto conyugal: unitivo procreador (HV 12) (CEC, 2366)
  28. 28. Matrimonio28 Fines y bienes: apertura a la vida La fecundidad es un don, un fin del matrimonio, pues el amor conyugal tiende naturalmente a ser fecundo. El niño es fruto y cumplimiento del amor de los esposos. Por eso todo "acto matrimonial debe quedar abierto a la transmisión de la vida" (HV 11), porque Dios ha querido una inseparable conexión entre los dos significados del acto conyugal: unitivo Procreado r
  29. 29. Matrimonio29 Por razones justificadas, los esposos pueden querer espaciar los nacimientos de sus hijos. Fines y bienes: apertura a la vida Deben cerciorarse de que su deseo no nace del egoísmo. Deben ordenar su comportamiento según los criterios objetivos de la moralidad (CEC, 2368).
  30. 30. Matrimonio30 Fines y bienes: apertura a la vida La continencia periódica, los métodos de regulación de nacimientos fundados en el recurso a los períodos infecundos (HV 16) son conformes a los criterios objetivos de la moralidad... Por el contrario, es intrínsecamente mala "toda acción que, o en previsión del acto conyugal, o en su realización, o en el desarrollo de sus consecuencias naturales, se proponga como fin o como medio, hacer imposible la procreación" (HV 14) (CEC, 2370)
  31. 31. Matrimonio31 Fines y bienes: apertura a la vida Cada uno de los esposos tiene el deber de justicia de conceder el débito conyugal al otro, cuando lo pide seria y razonablemente. Cuando un cónyuge quiere abusar del matrimonio, el otro ha de intentar disuadirle, no está obligado a dar el débito y no puede colaborar formalmente (aprobando el pecado). Obligación de dar el débito conyugal:
  32. 32. Matrimonio33 El matrimonio cristiano, camino de santidad Fuente y medio original de santificación propia para los cónyuges y para la familia cristiana es el sacramento del Matrimonio, que presupone y especifica la gracia santificadora del Bautismo...
  33. 33. Matrimonio34 El matrimonio cristiano, camino de santidad La vocación universal a la santidad está dirigida también a los cónyuges y padres cristianos. Para ellos está especificada por el sacramento celebrado y traducida concretamente en las realidades propias de la existencia conyugal y familiar (FC, 56).
  34. 34. Matrimonio36 El matrimonio cristiano, camino de santidad La vida familiar, las relaciones conyugales, el cuidado y la educación de los hijos, el esfuerzo por sacar económicamente adelante a la familia y por asegurarla y mejorarla, el trato con las otras personas que constituyen la comunidad social, todo eso son situaciones humanas y corrientes que los esposos cristianos deben sobrenaturalizar” (Es Cristo que pasa, 22).
  35. 35. Matrimonio39 Las familias numerosas La mayor parte de las vocaciones para la Iglesia vienen de familias numerosas. Cada nuevo hijo es un nuevo hombre que puede pertenecer a la Iglesia e ir a gozar del Cielo para siempre.
  36. 36. Matrimonio40 Las familias sin hijos Los esposos que, tras haber agotado los recursos legítimos de la medicina, sufren por la esterilidad, deben asociarse a la Cruz del Señor. Pueden manifestar su generosidad adoptando niños abandonados o realizando servicios abnegados en beneficio del prójimo (CEC, 2379). El Evangelio enseña que la esterilidad física no es un mal absoluto.
  37. 37. Matrimonio41 Tarea Extra 1 Del cuadro: MATRIMONIO ARNOLFINI Diga las siguientes cuestiones: – Autor y nombres de los retratados, su procedencia y profesión – Fecha – Escuela a la que pertenece – Elementos de la pintura que hablan de: » Fidelidad » Fertilidad » Pasión » Perseverar en la oración » El amor que puede consumirse, Una opinión personal del cuadro.
  38. 38. Matrimonio42 Tarea Extra 2 Haga un elenco de los signos y símbolos del matrimonio cristiano lo más completa posible.
  39. 39. Matrimonio43 . FIN

×