Encuentro de críticos e investigadores                                                                   Centro Cultural d...
el resguardo de las fotografías hasta el presente en el Archivo Iberoamericano de Berlínmantienen vivas en la memoria a aq...
el efecto de descontextualización y negación de la contemporaneidad, haciéndolo parecerverosímil y universal.Robert Lehman...
publicada aún. Cuando navegábamos, a bordo del vaporcito Elena, en los canales y nosencontrábamos en el paraje llamado Pue...
No es un toldo construido con pieles como se usaba en la región continental sino hecha con ramasen forma semicircular.Esto...
Roberto Lehmann-Nitsche, Viaje a Tierra del Fuego, 1902. Ibero-Amerikanisches Institut. Nachlass Robert Lehmann-Nitsche Fo...
Roberto Lehmann-Nitsche, Viaje a Tierra del Fuego, 1902. Ibero-Amerikanisches Institut. Nachlass Robert Lehmann-Nitsche Fo...
del Río de la Plata permiten conocer el interés del antropólogo en esta temática.10 Por lo tanto esnecesario considerar la...
Anverso de la Postal. India Alacaluf, Hope Bay, Magallanes, Rep. Argentina. 476 Editor R. Rosauer, Dr. R. Lehmann-Nitsche ...
Robert Lehmann-Nitsche, “Relevamiento antropológico de dos indias Alacaluf”, Revista del Museo de la Plata (1915) XXIII,pp...
construcción de la imagen. Por lo que no se puede considerar que Lehmann-Nitsche, así comomuchos otros fotógrafos o cientí...
BibliografíaMargarita Alvarado, Fotografía Mapuche. Construcción y montaje de un imaginario (Chile,Pontificia Universidad ...
Robert   Lehmann-Nitsche,    “Antropología   y   Craneología”   Conferencia   dada   en   la   secciónantropológica del pr...
Marcelo Leonardo Levinas (editor), La naturaleza del tiempo. Usos y representaciones del tiempoen la historia (Buenos Aire...
Joan M. Schwartz, “The Geography Lesson: photographs and the construction of imaginativegeographies”, Journal of Historica...
Trasatlántica PHE/ I Encuentro de Críticos/Inés Yujnovsky
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Trasatlántica PHE/ I Encuentro de Críticos/Inés Yujnovsky

888 visualizaciones

Publicado el

Ponencia presentada por Inés Yujnovsky durante el primer Encuentro de Críticos organizado por Trasatlántica PHotoEspaña en México.

Publicado en: Tecnología, Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
888
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
5
Acciones
Compartido
0
Descargas
7
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Trasatlántica PHE/ I Encuentro de Críticos/Inés Yujnovsky

  1. 1. Encuentro de críticos e investigadores Centro Cultural de España en México dfdfsdFotografías de un viaje en el tiempo a Tierra del FuegoInés YujnovskyRESUMENEn los relatos de viajes del siglo XIX la ampliación de los espacios territoriales implicó lamodificación de las representaciones sobre la temporalidad. En vez de un par de milenios lasnuevas nociones temporales concibieron una datación de millones de años. Al trasladarse en elespacio, los viajeros tenían la sensación de adentrarse en el pasado, se encontraban consociedades diferentes que supusieron detenidas en el tiempo. En múltiples ocasiones, laspresentaron y exhibieron como vestigios de un pasado que estaba en vías de desaparición frentea la avanzada de la civilización moderna.En 1902, Robert Lehmann-Nitsche, un antropólogo alemán que trabajaba en el Museo de la Plataen Argentina realizó un viaje a la mítica Tierra del Fuego con el propósito de realizar unrelevamiento etnográfico de los grupos que habitaban los confines de América. Como resultado desu trabajo realizó un conjunto de fotografías de las cuales editó con Rosauer (un reconocidoproductor gráfico) una serie de postales.A partir de las fotografías y postales, en este trabajo se analiza el proceso de descontextualizacióny negación de la contemporaneidad (denial of coevalness) de los grupos originarios. Se estudiauna serie que parte de la imagen de dos mujeres Alakaluf frente a una vivienda típica en elbosque magallánico y que culmina con la postal erotizada de la joven objeto de la mirada y loscuadros de medidas científicas. El marco teórico de investigación surge a partir de las propuestasdel antropólogo holandés Johannes Fabian quien considera que las principales corrientes de laantropología han incurrido en una tendencia sistemática que coloca al referente en un tiempodiferente respecto del presente del discurso antropológico. La negación de la contemporaneidadse produce a partir de concepciones visuales y espaciales del conocimiento. En el marco de unaexplosión de la circulación de imágenes en múltiples medios gráficos, el estudio de las fotografíasetnográficas permite comprender algunas claves acerca de las representaciones del tiempo aprincipios del siglo XX.La naturalización del tiempo en las posturas epistemológicas evolucionistas se han mantenidolargamente incuestionables. El tiempo histórico de la modernidad se propuso como universal ypostuló que el tiempo de los grupos “primitivos” era estático, fijo y distanciado. Paradójicamente,
  2. 2. el resguardo de las fotografías hasta el presente en el Archivo Iberoamericano de Berlínmantienen vivas en la memoria a aquellas mujeres que poco sobrevivieron al impacto de laconquista colonial.ENSAYOLa temporalidad, como el lenguaje, es constitutiva de las relaciones sociales. Las concepcionessobre el tiempo pueden dar forma a las relaciones de poder, a las políticas de memoria o a losproyectos que se hacen sobre el futuro, entre otros aspectos. De modo que comprender cuálesson las ideas sobre el tiempo forma parte de indagaciones centrales sobre nuestra sociedad.En la actualidad el tiempo presente está mejor valorado que el pasado o el futuro. Como sostieneFrancois Hartog, vivimos en un presente que se encierra en sí mismo, en el que predominanperspectivas cortoplacistas junto a la incapacidad de nuestras sociedades por considerar el futuro.Es una evidencia que se vive en la inmediatez del presente.1En el siglo XIX, las ideas evolucionistas impusieron representaciones temporales en términoslineales, universales, de cambios lentos y con una sobre determinación del futuro comoproyección progresiva hacia modos de vida supuestamente mejores. Los modelos de civilizaciónde ese período se propusieron como universales de manera que aquellos que no seguían losmoldes occidentales se mantendrían al margen hasta su desaparición progresiva.El antropólogo holandés Johannes Fabian considera que la antropología ha incurridosistemáticamente una tendencia sistemática en una negación de la contemporaneidad (denial of 2coevalness) entre el observador y aquellas personas que estudia. El investigador en vez deconsiderar a quienes estudia como sus contemporáneos genera una distancia de subordinaciónque es espacio temporal.Para Fabian eliminar el tiempo como una dimensión constitutiva de las relaciones sociales generarepresentaciones distorsionadas.3 Es importante entonces entender cómo el tiempo es utilizadopara generar esa distancia. A partir de las fotografías y los textos producidos por un antropólogoalemán radicado en Argentina a principios del siglo XX, en este trabajo se analiza cómo construyó1 Estas palabras de Hartog forman parte de la entrevista realizada por Gabriel Entin y Adrien Delmas, “Un presenteperpetuo. Entrevista a Francois Hartog”, La Nación, Sábado 10 de octubre de 2009. Para una extensión sobre latemporalidad en diferentes épocas, véase Francois Hartog, Régimes d`historicité. Présentisme et experiences du temps(Editios du Seuil, France, 2003).2 Johannes Fabian, Time and the Other. How anthropology makes its object (New York, Columbia University Press, 1983),p. 31.3 Johannes Fabian, Time and the Other. Op. Cit., p. 24.
  3. 3. el efecto de descontextualización y negación de la contemporaneidad, haciéndolo parecerverosímil y universal.Robert Lehmann-Nitsche llegó a la Argentina en 1897 para trabajar en el Museo de La Plata. A los25 años de edad, llegaba con sus títulos en Ciencias Naturales y en Medicina realizados enFreiburg, Munich y Berlín y con el premio Ernest Godard de la Société d’Anthropologie de Paris porsu tesis antropológica.4 A cargo de la sección de Antropología del Museo de la Plata trabajó allíhasta 1930, cuando regresó a Alemania. Como director de área desarrolló diversas actividades:publicó, viajó, organizó, gestionó, intercambió y dictó clases en la Universidad de Buenos Aires.En 1902 realizó su primer y único viaje a Tierra del Fuego. El objetivo principal era estudiarpersonalmente a los indígenas de la región, en especial a los Onas. Para Lehmann-Nitsche laAntropología era “el estudio físico y psíquico del género humano bajo el punto de vistacomparativo.”5 Por tal motivo, el viaje a la Patagonia hay que entenderlo en relación con esapremisa, estudiaba los rasgos físicos y lingüísticos de un grupo para compararlos con otros. Conposterioridad realizó diversos viajes de carácter etnográfico. Se dirigió sobre todo al norte, dondehizo estudios de los Pilagas, Mocovies y Chiriguanos. Era necesario generar informacióncomparable de diversos grupos para poder establecer una clasificación general y así crear un atlasde las “razas argentinas”. El trabajo de Lehmann-Nitsche sobre los grupos originarios de Tierradel Fuego no fue especialmente innovador, más bien debía insertarse en un estudio más ampliode antropología física comparada. Pero el conjunto de fotografías que realizó en aquel viaje y queluego publicó como postales, es de gran interés para comprender las representaciones acerca delos grupos originarios y de las concepciones espacio temporales a principios del siglo XX.Tierra del Fuego era y continúa siendo considerada como “el fin del mundo”. El nombre tiene unaura mítica que conjuga elementos ancestrales, la tierra, el fuego, la nieve y los bosques helados.El viajero que navegaba hacia los confines de la tierra también estaba viajando en el tiempo,podía explorar el pasado. Los indígenas que vivían allí podían considerarse vestigios de otrostiempos, en vías de extinción. Los grupos étnicos de aquella región son los Selk’nam (tambiénconocidos como Onas), Yaganes y Alacaluf. Lehmann-Nitsche procuró relevar datos y fotografíassobre cada uno.El viajero relataba así el momento del encuentro: “A principios de 1902 tuve oportunidad derealizar un viaje a los canales magallánicos y a la Tierra del Fuego cuya descripción no ha sido4 Para ampliar la biografía de Lehmann-Nitsche y su legado en el Instituto Iberoamericano de Berlín, véase el trabajo másnuevo Katrin Hoffmann und Gregor Wolff, “Ethnologie Argentiniens und internationale Wissenszirkulation Naclass vonRobert Lehmann-Nitsche (1872-1938)”, Jahrbuch Preusischer Kulturbesitz XLIV (2008), pp. 311-322.5 Robert Lehmann-Nitsche, “Apuntes de Antropología. Según las conferencias del Prof. Dr. Robert Lehmann-Nitsche,arregladas por J. A. Dillenius.”, Boletín del Centro de Estudiantes de Filosofía y Letras (1908) Año III, Tomo III, Núm. 10,p. 15.
  4. 4. publicada aún. Cuando navegábamos, a bordo del vaporcito Elena, en los canales y nosencontrábamos en el paraje llamado Puerto Hope, un toldo europeo y dos chozas indígenasllamaron nuestra atención. Hice que el vapor se detuviera y bajamos a tierra."6 Según el relato,se trató de un encuentro casual e inesperado lo que probablemente justifica parte de una fuerteextrañeza. “Saludónos un hijo de la tierra ibérica quien se dedicaba a la caza de nutrias, etc. Y eltoldo servía de vivienda para él y para almacén de los cueros de los animales cazados. Al ladohabía dos chozas indígenas, hechas del ramaje de los árboles, y las hojas secas indicaron que hatiempo fueron construidas. Eran los indicios de la morada de una familia Alacaluf, desaparecida,asesinada, muerta quién sabe cómo y por qué; los dos miembros sobrevivientes, las dosmuchachas hermanas cuyo relevamiento se dará en las líneas siguientes, pasaron a ser propiedaddel español quien había venido a reemplazar la familia Alacaluf y cuyo winchester había detriunfar sobre el arco y la flecha de los desgraciados hijos del suelo.”7 En este texto en el que semezcla un tono de crítica social con resignación e interés científico, Lehmann-Nitsche resalta elproceso de aculturación y subordinación que implica un lento y seguro proceso de desaparición.Probablemente las mujeres ya no vivieran en esas “chozas”, como señala el viajero hacía muchohabían sido construidas: “eran los indicios de la morada”. Sin embargo decidió fotografiarlas allí,en un plano general en el que se ven el paisaje, el entorno natural, el bosque magallánico y lasdos mujeres y un niño delante de una vivienda característica de los grupos fueguinos.Fig. 1 Roberto Lehmann-Nitsche, Viaje a Tierra del Fuego, 1902. Ibero-Amerikanisches Institut. Nachlass Robert Lehmann-Nitsche Fotografien N-0070 s 66.6 Robert Lehmann-Nitsche, “Relevamiento antropológico de dos indias Alacaluf”, Revista del Museo de la Plata (1915)XXIII, pp. 188-191, aquí p. 188.7 Ibídem.
  5. 5. No es un toldo construido con pieles como se usaba en la región continental sino hecha con ramasen forma semicircular.Estos elementos ayudan a generar un prototipo, un grupo racial que pertenece a un espacioparticular y a un determinado tiempo de la evolución social. La imagen está realizada desde unpunto de vista alejado, levemente superior de modo de generar inferioridad de los personajes queestán en cuclillas sobre el piso. El cielo no es visible y la vegetación se impone sobre lospersonajes que casi se pierden entre el forraje. La construcción tipológica es estática, carente deun sentido de temporalidad.La familia de las indias había sido asesinada por lo que ellas habían pasado a ser propiedad de uncazador español radicado allí. Sus costumbres, representadas en las fotografías por la vestimentade tipo occidental, se han transformado. Pero la nueva situación en realidad es peor, la ropa estámuy gastada y raída. También la supuesta vivienda carece de suficientes ramas para dar buenresguardo. Con una fuerte carga emocional, el relato sube de tono para mostrar incluso lasdificultades de reproducción “Las dos hermanas citadas difieren como cuatro años de edad.La mayor había tenido un niño que falleció a corta edad de algunos meses; el padre nos enseñó latosca cruz que como buen cristiano había erigido sobre la tumba, situada en la orilla opuesta delcanal. La hermana menor está en cinta y sus senos ya empezaban a secretar calostro.”8 Un niñomuerto, la joven embarazada por el mismo hombre que perdió un hijo con su hermana mayor.Las carencias médicas y religiosas eran significativas.Otra fotografía representa al mismo grupo en un plano más cercano, se los ve a los tres de cuerpoentero pero la presencia del paisaje es menor. Apenas se aprecia la choza más pequeña. Undetalle cambia la actitud de las mujeres, los cuerpos están más erguidos y se encuentransentadas sobre algún objeto con lo cual ganan en altura respecto a la vivienda. Además la másjoven está sentada a una altura levemente superior. El niño casi desaparece de cuclillas en elsuelo y aclarado mediante el proceso de copia en el papel.8 Ibídem.
  6. 6. Roberto Lehmann-Nitsche, Viaje a Tierra del Fuego, 1902. Ibero-Amerikanisches Institut. Nachlass Robert Lehmann-Nitsche Fotografien N-0070 s 66.De cada una de las mujeres hay retratos individuales, un plano medio con el torso desnudo, defrente y perfil. Fuera de foco siguen apareciendo las “chozas”. La sesión de fotos es la misma porlo que es probable que el fotógrafo fuera solicitando a las mujeres que se sentaran primero en unlugar, luego las acomoda en posición diferente, achica el plano y finalmente las presentadesnudas. Sobre la base de dos trípodes que sostienen una barra transversal el fotógrafo hacolocado una manta que cuelga por detrás de la joven.Este fondo claro permitía contrastar la figura más oscura de modo de poder recortarla en ellaboratorio fotográfico. Una vez producido el recorte que quita el entorno natural, se realizó unretoque con pintura sobre algunos bordes de la espalda y el pecho que ayuda a aislar el retrato ylograr una silueta sin imperfecciones. En la foto final, los contornos del cuerpo tienen un suavedifuminado que da una sensación menos abrupta al recorte de la imagen. En una rápida secuenciase va produciendo el proceso que va del contexto y la tipología a la descontextualización yconversión de los sujetos en objetos de estudio y observación, como vestigios de un tipo de vidapasado.
  7. 7. Roberto Lehmann-Nitsche, Viaje a Tierra del Fuego, 1902. Ibero-Amerikanisches Institut. Nachlass Robert Lehmann-Nitsche Fotografien N-0070 s 66.A partir de las dos fotografías de frente y perfil de la joven se ha realizado una postal fotográfica,cuyo epígrafe señala “India Alakaluf, Hope Bay, Magallanes, Rep. Argentina”. Sólo se menciona eltipo racial y no aparece el nombre de la persona aunque en el diario están anotados los de las dosmujeres, Ernesta y Kimochr´r chaf alias Elena. Por otra parte, la extensión de los detalles dellugar refleja la mayor importancia dada a la región que a la mujer.Esta imagen fue producida para circulación y consumo del mundo urbano. El carácter sensual dela joven indígena con su torso desnudo no se puede inferir simplemente por el retrato. La moralde la época impedía una libre circulación de desnudos pero las fotografías de mujeres indígenassorteaban ciertos impedimentos por considerarse “foráneas” o “coloniales, en especial las mujeresde color.9 De modo que es probable que estas imágenes pudieran ser difundidas para el consumomasculino. Además otros trabajos de Lehmann-Nitsche como su recopilación de Textos Eróticos9 Así lo señala Lisa Z. Sigel, “Filth in the Wrong People`s Hands: Postcards and the Expansion of Pornography in Britainand the Atlantic World, 1880-1914.” Journal of Social History, Vol. 33, No 4 (Summer, 2000), pp. 859-885.
  8. 8. del Río de la Plata permiten conocer el interés del antropólogo en esta temática.10 Por lo tanto esnecesario considerar la presencia de la sensualidad en esta postal. Sin el relato más trágico deltexto, la imagen descontextualizada podía desarrollar la imaginación masculina. Así como existíantrasvases y contactos entre la antropología y la criminología también los antropólogos tuvieron unpapel en la exhibición de aquellas culturas diversas alejadas de la vida moderna. La hermosajoven se convertía en una postal, un objeto que podía ser observado y tocado. Circulaba en unespacio y tiempo indeterminado, sin importar la voluntad de la mujer.India Alacaluf, Hope Bay, Magallanes, Rep. Argentina. 476 Editor R. Rosauer, Dr. R. Lehmann-Nitsche phot.10 Robert Lehmann-Nitsche (Victor Borde), Textos eróticos del Río de la Plata. Ensayo lingüístico sobre textos sicalípticosde las regiones del Pata en español popular y lunfardo recogidos, clasificados y analizados por el autor, (Buenos Aires,Librería Clásica, 1981) (1923).
  9. 9. Anverso de la Postal. India Alacaluf, Hope Bay, Magallanes, Rep. Argentina. 476 Editor R. Rosauer, Dr. R. Lehmann-Nitsche phot.Además del relato personal del expedicionario y la exposición de las fotografías el antropólogopresentaba en forma esquemática los datos obtenidos en su relevamiento. Primero una brevedescripción: “Nº 1. Ernesta, 17 a 18 años, del canal Bárbara, compañera de un español que semantiene con la caza de nutrias, etc. Observada febrero 23 de 1902 en Puerto Hope, archipiélagomagallánico. Cutis parduzco claro…”11 Es una corta transición del relato emotivo a la objetividadde los datos. A continuación los cuadros que presentan la longitud de las distintas partes delcuerpo: talla, cabeza, cuello, tronco, extremidadesPara distinguir a cada mujer, la fila superior lleva escrito en la primera columna la palabra“cuerpo” y en las siguientes columnas se utiliza un número, 1 que se refiere a Ernesta y 2 aElena. Es evidente la concepción de superioridad del viajero y la presentación gráfica muestra elsaber de un sujeto sobre una persona que en realidad no es tal sino partes de un cuerpocuantificable. Una cuantificación que debe mostrar las similitudes de la raza y que en el caso deestos dos individuos muestran la diversidad. La más baja de las dos tiene el tronco y los brazosmás largos y una cabeza más grande. Después de los cuadros no se presentan conclusiones, elcientífico prefería ofrecer medidas individuales que luego pudieran ser estudiadas en comparacióncon otros casos.11 Ibídem, p. 189.
  10. 10. Robert Lehmann-Nitsche, “Relevamiento antropológico de dos indias Alacaluf”, Revista del Museo de la Plata (1915) XXIII,pp. 188-191.Diversos autores interesados en la historia de la fotografía, continúan sosteniendo que en el sigloXIX la principal consideración acerca de la representación fotográfica era aquella que laconsideraba un medio objetivo de acercamiento a la realidad. En particular sobre el casoestudiado aquí, Mariana Giordano sostiene que las imágenes de Lehmann-Nitsche secorresponden con la antropología de fines del siglo XIX sustentada en teorías raciales y en laposibilidad de clasificar los grupos en función de caracteres somáticos; pero también, se basabaen la convicción que se tenía entonces acerca de la condición mimética de la imagen fotográfica,que para el investigador antropológico se prestaba en modo perfecto a los efectos de convertirseen el medio de registro de “la verdad” y cuyos datos eran sistematizados y analizados en formarigurosa.12 A partir del análisis de las fotografías de Lehmann-Nitsche sobre Tierra del Fuego, queva presentando primero al tipo indígena caracterizado mediante el entorno geográfico y lavivienda hasta la postal anónima y el cuadro desprovisto de nombres propios, descuartizando alsujeto en un conjunto de medidas de brazos, dedos o pies muestra los pasos del proceso de12 Mariana Giordano, Mariana Giordano, “De Boggiani a Métraux. Ciencia antropológica y fotografía en el Gran Chaco”,Revista Chilena de Antropología Visual, núm. 4 (julio 2004), pp. 365-390, aquí p. 376.
  11. 11. construcción de la imagen. Por lo que no se puede considerar que Lehmann-Nitsche, así comomuchos otros fotógrafos o científicos que utilizaban la fotografía, la concibieran como simplereproducción de la realidad. Conocían y aplicaban los mecanismos que alteraban esa realidad paraconstruir un discurso científico.A modo de concusión se puede afirmar que el proceso de negación de la temporalidad de losgrupos subalternos se construye sobre varios pilares. El relato etnográfico se funda a partir delviaje, del traslado hacia una región lejana. El alejamiento espacial ayuda a pensar a los habitantesdel fin del mundo como si habitaran en un tiempo anterior, como vestigios del pasado. El espacioes un anclaje para las ideas del tiempo. Es difícil representar la temporalidad por fuera de unespacio que la contenga.La precariedad material, en especial de vivienda y vestimenta de las mujeres (en tantorepresentantes y reproductoras de la cultura de un grupo) y de acceso a costumbres difundidasentre los saberes occidentales, como la medicina o un servicio religioso colaboran a igualarcarencias con primitivismo y por lo tanto perteneciente a un pasado. Por medio de este mismorecurso de asimilación entre deterioro y anterioridad temporal se deduce una inexorabledesaparición. La creación de una imagen cargada de erotismo permite su reproducción yconsumo, la joven puede circular en un espacio sin tiempo a disposición del mundo masculinooccidental. La creación de una tipología genera una imagen estática, impide ver los procesostemporales de las experiencias sociales. La descontextualización de las referencias del contextonatural transporta aun más a los sujetos a una atemporalidad.En forma similar al montaje fotográfico analizado, el trabajo historiográfico busca conformar unrelato sin fisuras, con una lógica narrativa y temporal. Pero la historia, como los fragmentosfotográficos se enfrenta constantemente a ausencias, disrupciones o carencias informativas. Eneste caso, es difícil reconstruir con mayores detalles las vidas de aquellas mujeres en los confinesdel tiempo y de la tierra pero la recuperación de estos fragmentos ha permitido deconstruir elproceso mediante el cual se las subordinó al mundo material, espiritual y temporal de Occidente.© Inés YujnovskyBiografíaInés Yujnovsky (Argentina). Doctorando en Historia por el Colegio de México con la tesisFotografías y relatos de viajeros en el proceso de consolidación del estado nacional argentino,1880-1910, actualmente es profesora de Historia en la Universidad de Buenos Aires. Es autora demúltiples ensayos y obtuvo una beca de investigación en el Instituto Iberoamiercano de Berlín en2009.
  12. 12. BibliografíaMargarita Alvarado, Fotografía Mapuche. Construcción y montaje de un imaginario (Chile,Pontificia Universidad Católica de Chile, 2001).Margarita Alvarado, Carolina Odone, Felipe Maturana, Danae Fiore (eds.) Fueguinos. Fotografíassiglos XIX y XX. Imágenes e imaginarios del fin del mundo. (Santiago de Chile, Pehuen editores,2007).Jens Andermann, The optic of the State: visuality and power in Argentina and Brazil (Pittsburgh,University of Pittsburgh Press, 2007).Georges Didi-Huberman, Ante el tiempo. Historia del arte y anacronismo de las imágenes (BuenosAires, Adriana Hidalgo editora, 2006).Johannes Fabian, “Forgetful Remembering: A Colonial Life in the Congo”, Africa: Journal of theInternational African Institute, Vol. 73, No. 4 (2003), pp. 489-504.Johannes Fabian, “Presence and Representation: The Other and Anthropological Writing”, CriticalInquiry, Vol. 16, No. 4 (Summer, 1990), pp. 753-772.Johannes Fabian, Time and the Other. How anthropology makes its object (New York, ColumbiaUniversity Press, 1983).Johannes Fabian, “Time, Narration, and the Exploration of Central Africa”, Narrative, Vol. 9, No. 1(Jan., 2001), pp. 3-20.Francois Hartog, El Espejo de Heródoto (México, FCE, 2003).Francois Hartog, Régimes d`historicité. Présentisme et expériences du temps (Editions du Seuil,France, 2003).Reinhart Koselleck Futuro pasado: para una semántica de los tiempos históricos (Barcelona, Paidós,1993).Sigfrid Kracauer and Thomas Y. Levin, “Photography”, Critical Inquiry, Vol. 19, No. 3 (Spring,1993), pp. 421-436.
  13. 13. Robert Lehmann-Nitsche, “Antropología y Craneología” Conferencia dada en la secciónantropológica del primer Congreso Científico Latino-Americano (Buenos Aires, 10-20 de Abril de1898), Revista del Museo de la Plata (1899) Tomo IX, pp. 123-140.Robert Lehmann-Nitsche, “La arthritis deformans de los antiguos patagones. Contribución a laAntropo-patología”, Revista del Museo de la Plata (1903) Tomo XI.Robert Lehmann-Nitsche, “Braquifalangia de la mano derecha con sindatilia parcial del índice ydedo medio observada en una india Ona de la Tierra del Fuego”, Revista del Museo de la Plata(1903) Tomo XI.Roberto Lehmann-Nitsche (Comp.), La Colección Boggiani de Tipos indígenas de SudaméricaCentral (Buenos Aires, Rosauer, 1904).Robert Lehmann-Nitsche, “Apuntes de Antropología. Según las conferencias del Prof. Dr. RobertLehmann-Nitsche, arregladas por J. A. Dillenius.”, Boletín del Centro de Estudiantes de Filosofía yLetras (1908) Año III, Tomo III, Núm. 10.Robert Lehmann-Nitsche, “Relevamiento antropológico de dos indias Alacaluf”, Revista del Museode la Plata (1915) XXIII, pp. 188-191.Roberto Lehmann-Nitsche, “Relevamiento antropológico de una india Yagan”, Revista del Museode la Plata (1915) tomo XXIII, pp. 185 – 187.Robert Lehmann-Nitsche, “El grupo lingüístico Alakaluf de los canales magallánicos”, Rev. DelMuseo de la Plata (1919), tomo XXV, p. 15-69.Robert Lehmann-Nitsche, La antropología de la Enseñanza Universitaria Argentina (La Plata,Imprenta Mercatali, 1921).Robert Lehmann-Nitsche (Victor Borde), Textos eróticos del Río de la Plata. Ensayo lingüísticosobre textos sicalípticos de las regiones del Pata en español popular y lunfardo recogidos,clasificados y analizados por el autor, (Buenos Aires, Librería Clásica, 1981) (1923). JuliánCáceres Freyre, Estudio preliminar, pp. XIX – XLIII.Roberto Lehmann-Nitsche, “Estudios Antropológicos sobre los Onas”, Revista del Museo de laPlata 2 segunda serie (1927), pp. 57-99.
  14. 14. Marcelo Leonardo Levinas (editor), La naturaleza del tiempo. Usos y representaciones del tiempoen la historia (Buenos Aires, Biblos, 2008).Michel Makarius, Ruines (Turín, Flammarion, 2004).Carlos Massota, Indios en las primeras postales fotográficas argentinas del siglo XX (Buenos Aires,La Marca, 2007).Marcelo Monserrat (comp.) La ciencia en la argentina entresiglos. Textos, contextos einstituciones (Buenos Aires, Manantial, 2000).Martha Penhos, Ver, conocer, dominar. Imágenes de Sudamérica a fines del siglo XVIII. (BuenosAires, Siglo XXI, 2005).Martha Penhos, “Frente y Perfil. Una indagación acerca de la fotografía en las prácticasantropológicas y criminológicas en Argentina a fines del siglo XIX y principios del XX”, Arte yantropología en la Argentina (Buenos Aires, Fundación Telefónica y Fundación Espigas, 2005), pp.17-64.Amada Carolina Perez Benavides, “Actores, escenarios y relaciones sociales en tres publicacionesperiódicas mexicanas de mediados del siglo XIX”, Historia Mexicana. Vol. 56, No. 4 (Apr. - Jun.,2007), pp. 1163-1199.Christopher Pinney, Camera Indica. The social life of Indian photography (Chicago, ChicagoUniversity Press, 1997).Deborah Poole, Vision, Race and modernity (Princeton, Princeton University Press, 1993).Mary Louise Pratt, Ojos Imperiales. Literatura de viajes y transculturación (Buenos Aires,Universidad Nacional de Quilmes, 1997).Ricardo Salvatore, Los lugares del poder. Contextos locales y redes transnacionales en laformación del conocimiento moderno (Rodario, Beatriz Viterbo Editora, 2007).Beatriz Sarlo, Tiempo Pasado. Cultura de la memoria y giro subjetivo. Una discussion (BuenosAires, siglo XXI, 2005).
  15. 15. Joan M. Schwartz, “The Geography Lesson: photographs and the construction of imaginativegeographies”, Journal of Historical Geography, 22, 1 (1996), pp. 16-45.Francis Yates, The art of Memory (Chicago, University of Chicago, 1974).Inés Yujnovsky, “Sobre las Huellas de Stephens: la incorporación de Yucatán a los relatos históricosnacionales”, Miguel Angel Urrego, Javier Torres Parés (eds.), La Nación en América Latina: de suinvención a la globalización neoliberal (UMSNH-CELA, Morelia, Michoacán, 2006).Inés Yujnovsky, “La conquista visual del país de los Araucanos (1879-1881), Revista Takwa, Núm.14 (2008).Guillermo Zermeño, La cultura moderna de la historia. Una aproximación teórica e historiográfica(México, El Colegio de México, 2002).

×