7. antropología

876 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
2 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
876
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
37
Comentarios
0
Recomendaciones
2
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.
  • Pablo Losa El estudio de la antropología, según el propio origen griego de la palabra (antropos – hombre), quiere decir el conocimiento del hombre, como ser humano, en todas sus características corporales y no materiales. Esta introducción a la antropología bíblica pretende, evidentemente, mostrar lo que la Biblia tiene que decir sobre el hombre como ser.
  • La antropología es la rama del conocimiento que estudio al hombre. Lo que és, su origen, su desarrollo y sus manifestaciones. Diversas ramas de la ciencia como la biología hacen sus aportaciones al conocimiento de lo que es el hombre. También la filosofía a lo largo de la historia a tratado de explicar lo que es el hombre. En la edad moderna, la psicología ha hecho grandes aportaciones al conocimiento de lo que es el hombre y en particular su comportamiento natural. Sin embargo, a pesar de la grandes capacidades que el hombre tiene para pensar y averiguar sobre sí mismo, el conocimiento que el hombre puede llegar a tener de sí mismo es limitado. Tan sólo la Biblia, la revelación de Dios al hombre contiene la verdad acerca de lo que el hombre es, y es la única fuente de autoridad sobre el origen, el propósito y el destino del hombre, puesto que estos han sido trazados por Dios. La Biblia es como ese espejo de la figura que puede mostrar al hombre quien es realmente. Dios nos la ha dado para que nos miremos en ella y nos conozcamos y le conozcamos a Él como nuestro creador y también nuestro Salvador. Experiencia personal.   Pablo Losa
  • Como hombres que somos, todo lo que la Biblia tiene que decir acerca de nosotros debe interesarnos pues nos afecta directamente. Nos afecta en nuestra manera de vivir, y nos afecta en cuanto a nuestro destino. Nuestra muerte y nuestra vida más allá de la muerte. La Biblia dedica un gran espacio a hablar del hombre, pues es el segundo gran tema, después del principal tema del Libro, que es revelar a Dios al hombre. El segundo es revelar al hombre al hombre. Todo lo que la Biblia nos enseña acerca del hombre tiene más importancia que nunca, dada la época que nos toca vivir en la que el hombre se ha convertido en el centro del universo, desterrando a Dios. El hombre cree que ha “matado” a Dios mediante sus nuevas ideas filosóficas que se imponen y le influyen en todo sus comportamientos ajenos a la existencia de Dios. Por otro lado, sólo la Biblia es capaz de proveer las respuestas necesarias a las preguntas más profundas que un hombre es capaz de hacerse sobre sí mismo: su origen, quién es y que va a ser de él.   Pablo Losa
  • “ Dios creó al hombre” Esta es una frase que creo que dentro de poco tiempo será muy difícil decir fuera de estas cuatro paredes, sin embargo, es una realidad que enseña la Palabra de Dios. El hombre fue creado por voluntad de Dios, no del azar, y a la manera que Dios quiso, pues fue Dios y no la evolución quien lo diseñó. No escucharéis a muchos biólogos decir esto, pero tened claro que se puede ser biólogo, o cualquier otras clase de científico y afirmar lo que acabo de decir. Escuchad y guardad lo que enseña la Palabra de Dios en el primer capítulo de la Biblia. Gen 1:26 Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra. Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. Como veremos más tarde y lo que esto implica, Dios decidió hacer al hombre a su imagen y semejanza. Lo hizo de un modo especial en medio de la tremenda diversidad animal, para ejerciera un dominio sobre el resto de la creación. Un dominio que más tarde perdió a causa del pecado, pero que aún mantiene en ciertos aspectos por medio de la tecnología que ha sido capaz de desarrollar.   Pablo Losa
  • Gen 2:7 Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente. El propósito original de Dios es crear al hombre y a la mujer, pero comenzó por el hombre Gen 1:27 Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó. El hombre fue formado del polvo de la tierra por la propia intervención de Dios. A diferencia de los animales que fueron formados de la tierra por ella misma. Gen 1:24 Luego dijo Dios: Produzca la tierra seres vivientes según su género, bestias y serpientes y animales de la tierra según su especie. Y fue así. El hombre fue creado de un modo material de modo especial por Dios. También su parte espiritual es comunicada directamente por el Creador mediante el soplo divino De esa manera, el hombre es creado como el ser supremo de la creación con unas características espirituales especiales sobre el resto de la creación, destinadas a que sea un ser que pueda tener una íntima relación con su Creador. Posteriormente Dios creó a la mujer. Gn. 2:18-25   Pablo Losa
  • Después de haber creado al hombre y haberlo colocado en el huerto de Edén, Dios se da cuenta de que le falta algo, que no es un ser perfecto. No era bueno, tan bueno como llegó a ser, cuando la mujer estuvo con él. La mujer no es creada de la nada, o del polvo, como el hombre, sino que es creada a partir del hombre. La palabra original que es usada para nuestra traducción como costilla, quiere decir en realidad costado. Es por ello que Adán pudo decir al ver a Eva, que era carne de su carne y hueso de sus huesos: una parte de él. Hay un gran simbolismo en el lugar del que fue tomada Eva del varón, para el modo en el que Dios provee esposas para nosotros y del cuidado que como varones debemos tener sobre ellas, del mismo modo que cuidamos nuestro cuerpo. Ef. 5:28-29 Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama. Porque nadie aborreció jamás a su propia carne, sino que la sustenta y la cuida, como también Cristo a la iglesia,   Pablo Losa
  •   Pablo Losa
  • Sólo hay una causa por la cual la teoría de la evolución ha triunfado, a pesar de contener muchos errores y lagunas , y es el que hecho de que por medio de ella el hombre por fin ha encontrado la manera de explicar su existencia sin un creador al que tener que estar sometido moralmente El hombre prefiere voluntariamente creer, y está convencido de ello por propio interés, que es fruto del azar y de una suma de errores fortuitos (mutaciones genéticas) que a la postre han hecho posible su aparición “milagrosa” sin la intervención de un ser superior. No es por ello de extrañar que los ateos acepten la evolución plenamente, pero sí es extraño y triste que los cristianos hayan cedido a las presiones científicas y de pensamiento social, y hayan acabando asumiendo las teorías de la evolución e imputándoselas a Dios como método de su obra creadora. En el caso de que la evolución fuera cierta, que no lo es, Dios nunca pudo crear nada en base a la muerte ni la supervivencia de unos seres mejor adaptados sobre otros. Esa no es la manera en la que Dios obra.. Pablo Losa
  •   Pablo Losa
  • 1Co 5:3 Ciertamente yo, como ausente en cuerpo, pero presente en espíritu, ya como presente he juzgado al que tal cosa ha hecho. 1Co 6:20 Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.   1Tes 5:23 Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo. Stg 2:26 Porque como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta. Mat 10:28 Y no temáis a los que matan el cuerpo, mas el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno. Ec. 12:7 y el polvo vuelva a la tierra, como era, y el espíritu vuelva a Dios que lo dio. Pablo Losa
  • Algunos comentaristas , algunos tan antiguos como Tomás de Aquino, afirman que a la luz de la Biblia puede decirse que la parte no material del hombre puede dividirse, a su vez, en dos partes: el alma y el espíritu El alma sería la parte que comunica vida al cuerpo, como el espíritu vital que hace que estemos vivos y podamos relacionarnos con el resto de la creación y que compartiríamos con los animales, a diferencia de los vegetales, que siendo también seres vivos, sin embargo no tienen una experiencia vital. La Biblia distingue claramente entre el tipo de vida vegetal y animal. El alma sería el responsable de esa diferenciación vital, cuyo símbolo es la sangre, como diferencia también entre el mundo animal y vegetal. El espíritu sería la parte espiritual que permite al hombre relacionarse con su Creador, siendo el único ser de la creación que lo tiene y por tanto puede hacerlo. Hay varios versículos que mencionan las tres partes del ser humano, como partes distintas. Lc 1:46-47 Entonces María dijo: Engrandece mi alma al Señor; Y mi espíritu se regocija en Dios mi Salvador. 1Tes 5:23 Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo. Heb 4:12 Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.   Pablo Losa
  • Sin embargo, a veces la Biblia no hace diferencia entre el alma y el espíritu al atribuirles sus funciones: Mar 8:12 Y gimiendo en su espíritu, dijo… Jn 11:33 Jesús entonces, al verla llorando, y a los judíos que la acompañaban, también llorando, se estremeció en espíritu y se conmovió, Joh 13:21 Habiendo dicho Jesús esto, se conmovió en espíritu Mat 26:38 Entonces Jesús les dijo: Mi alma está muy triste, hasta la muerte; quedaos aquí, y velad conmigo. Joh 12:27 Ahora está turbada mi alma; ¿y qué diré? ¿Padre, sálvame de esta hora? Mas para esto he llegado a esta hora. 1Co 16:18 Porque confortaron mi espíritu y el vuestro; reconoced, pues, a tales personas. 2Co 7:13 Por esto hemos sido consolados en vuestra consolación; pero mucho más nos gozamos por el gozo de Tito, que haya sido confortado su espíritu por todos vosotros. Mat 11:29 Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; 2Co 7:1 Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios. 1Pe 2:11 Amados, yo os ruego como a extranjeros y peregrinos, que os abstengáis de los deseos carnales que batallan contra el alma, 1Th 5:23 Y el mismo Dios de paz os santifique por completo; y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo. Heb 10:39 Pero nosotros no somos de los que retroceden para perdición, sino de los que tienen fe para preservación del alma. St. 5:20 sepa que el que haga volver al pecador del error de su camino, salvará de muerte un alma, y cubrirá multitud de pecados. 1Co 5:5 el tal sea entregado a Satanás para destrucción de la carne, a fin de que el espíritu sea salvo en el día del Señor Jesús.   Pablo Losa
  • Evidentemente la parte inmaterial del hombre es en realidad un conglomerado de varias partes que nos dan nuestras capacidades cognitivas, emotivas, racionales y de conciencia. La Biblia habla por ejemplo del corazón, no como órgano del sistema sanguíneo, sino como del centro de nuestras emociones, nuestros sentimientos y nuestra voluntad Exo 7:13 Y el corazón de Faraón se endureció, y no los escuchó, como Jehová lo había dicho. Sal 37:4 Deléitate asimismo en Jehová, Y él te concederá las peticiones de tu corazón. También habla de nuestra mente, como el lugar donde residen nuestros pensamientos y nuestra orientación para actuar. Por ello, de acuerdo a su condición delante de Dios, una persona puede tener una mente natural pecaminosa o una mente renovada en Cristo. Rom 1:28 Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen; 2Co 4:4 en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios. Tit 1:15 Todas las cosas son puras para los puros, mas para los corrompidos e incrédulos nada les es puro; pues hasta su mente y su conciencia están corrompidas.   Mat 22:37 Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Rom 12:2 No os conforméis a este siglo, sino transformaos por medio de la renovación de vuestro entendimiento, para que comprobéis cuál sea la buena voluntad de Dios, agradable y perfecta. 1Co 14:15 ¿Qué, pues? Oraré con el espíritu, pero oraré también con el entendimiento; cantaré con el espíritu, pero cantaré también con el entendimiento. Pablo Losa
  • Nuestro cuerpo posee la misma composición bioquímica que la tierra, de la que fuimos formados y que nos sustenta a través de la cadena trófica. Nótese que los animales y el hombre tienen la misma composición pues proceden de la misma materia, sólo les diferencia su parte racional y espiritual, dada por Dios  al hombre de manera exclusiva. Como consecuencia del pecado del hombre, como veremos más tarde, el cuerpo del hombre se volvió caduco y corruptible. Nuestro cuerpo comienza un proceso de degeneración desde el mismo momento que nacemos y tiene como destino convertirse en polvo tras nuestra muerte, mediante un proceso de oxidación química, volviendo a su procedencia original. Es un fenómeno conocido como ciclo bio-geo-químico fundamental para el mantenimiento de la vida en la tierra. Gen 3:19 Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás. Pero nuestros cuerpos no se quedarán en el polvo para siempre, algún día, como expresa Job, nuestros cuerpos se levantarán del polvo por del poder de Dios, para estar en su misma presencia con un nuevo cuerpo. Job 19:25 -27 Yo sé que mi Redentor vive, Y al fin se levantará sobre el polvo;Y después de deshecha esta mi piel, En mi carne he de ver a Dios; Al cual veré por mí mismo, Y mis ojos lo verán, y no otro, Pablo Losa
  • Jn. 14:23 Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él. 1Co 6:19 ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? Fil 1:20 conforme a mi anhelo y esperanza de que en nada seré avergonzado; antes bien con toda confianza, como siempre, ahora también será magnificado Cristo en mi cuerpo, o por vida o por muerte. Rom 8:11 Y si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales por su Espíritu que mora en vosotros. Rom 8:17-18 Y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si es que padecemos juntamente con él, para que juntamente con él seamos glorificados. Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse. 23 y no sólo ella, sino que también nosotros mismos, que tenemos las primicias del Espíritu, nosotros también gemimos dentro de nosotros mismos, esperando la adopción, la redención de nuestro cuerpo. 1Co 6:19-20 ¿O ignoráis que vuestro cuerpo es templo del Espíritu Santo, el cual está en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios. Php 3:20-21 Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo; el cual transformará el cuerpo de la humillación nuestra, para que sea semejante al cuerpo de la gloria suya, por el poder con el cual puede también sujetar a sí mismo todas las cosas.   Pablo Losa
  • 2Co 4:4 en los cuales el dios de este siglo cegó el entendimiento de los incrédulos, para que no les resplandezca la luz del evangelio de la gloria de Cristo, el cual es la imagen de Dios. Col 1:15 El es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación. Heb 1:3 el cual, siendo el resplandor de su gloria, y la imagen misma de su sustancia, Gen 1:28 Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.   Pablo Losa
  • En ciertos aspectos el hombre es semejante a Dios, pues posee características propias de Dios que están ausentes en el resto de la creación (inteligencia, voluntad, etc) El hombre se parece más a Dios que al resto de los seres vivos.   Pablo Losa
  • Gen 1:29 Y dijo Dios: He aquí que os he dado toda planta que da semilla, que está sobre toda la tierra, y todo árbol en que hay fruto y que da semilla; os serán para comer. El ejercicio de la autoridad se manifiesta en el hecho de poner nombre a todos los animales: Gen 2:19 -20 Jehová Dios formó, pues, de la tierra toda bestia del campo, y toda ave de los cielos, y las trajo a Adán para que viese cómo las había de llamar; y todo lo que Adán llamó a los animales vivientes, ese es su nombre. Y puso Adán nombre a toda bestia y ave de los cielos y a todo ganado del campo; Gen 2:16-17 Y mandó Jehová Dios al hombre, diciendo: De todo árbol del huerto podrás comer; Gen 2:15 Tomó, pues, Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardase. El trabajo no es un castigo divino, sino un mandato de Dios antes del pecado. Gn. 2:17 mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás.   Pablo Losa
  • Gen 2:17 mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás. Gen 3:1 Pero la serpiente era astuta, más que todos los animales del campo que Jehová Dios había hecho; la cual dijo a la mujer: ¿Conque Dios os ha dicho: No comáis de todo árbol del huerto? Gen 3:4-5 Entonces la serpiente dijo a la mujer: No moriréis; sino que sabe Dios que el día que comáis de él, serán abiertos vuestros ojos, y seréis como Dios, sabiendo el bien y el mal. Gen 3:6 Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella.   Pablo Losa
  •   Pablo Losa
  • Gen 3:6 Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella. Isa 14:12 ¡Cómo caíste del cielo, oh Lucero, hijo de la mañana! Cortado fuiste por tierra, tú que debilitabas a las naciones. Isa 14:13 Tú que decías en tu corazón: Subiré al cielo; en lo alto, junto a las estrellas de Dios, levantaré mi trono, y en el monte del testimonio me sentaré, a los lados del norte; Isa 14:14 sobre las alturas de las nubes subiré, y seré semejante al Altísimo. Gen 3:7 Entonces fueron abiertos los ojos de ambos, y conocieron que estaban desnudos; entonces cosieron hojas de higuera, y se hicieron delantales. 1Ti 2:14 y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en transgresión.   Pablo Losa
  • Gn. 2:17 porque el día que de él comieres, ciertamente morirás. Eph 2:1 Y él os dio vida a vosotros, cuando estabais muertos en vuestros delitos y pecados, Eph 2:5 aun estando nosotros muertos en pecados, nos dio vida juntamente con Cristo (por gracia sois salvos),   Gen 3:16 A la mujer dijo: Multiplicaré en gran manera los dolores en tus preñeces; con dolor darás a luz los hijos; y tu deseo será para tu marido, y él se enseñoreará de ti. Gen 3:17-19 Y al hombre dijo: Por cuanto obedeciste a la voz de tu mujer, y comiste del árbol de que te mandé diciendo: No comerás de él; maldita será la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida. Espinos y cardos te producirá, y comerás plantas del campo. Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres, y al polvo volverás. Rom 5:12 Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron. Pablo Losa
  • El creyente no pasa por la muerte segunda: “ El que nace una sola vez llega a morir dos veces: muerte física y muerte segunda, pero el que nace dos veces, sólo muere una vez, si acaso, muerte física, para algún día resucitar” Pero aquel que llega a morir físicamente sin haber nacido de nuevo una segunda vez, se enfrenta a la muerte segunda, o eterna separación de Dios: Ap 2:11 El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. El que venciere, no sufrirá daño de la segunda muerte. Ap 20:6 Bienaventurado y santo el que tiene parte en la primera resurrección; la segunda muerte no tiene potestad sobre éstos, sino que serán sacerdotes de Dios y de Cristo, y reinarán con él mil años. Ap. 20:14-15 Y la muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda. Y el que no se halló inscrito en el libro de la vida fue lanzado al lago de fuego. Ap. 21:8 Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.   Pablo Losa
  • 2Co 5:17 De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. Col 3:1-5 Si, pues, habéis resucitado con Cristo, buscad las cosas de arriba, donde está Cristo sentado a la diestra de Dios. Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra. Porque habéis muerto, y vuestra vida está escondida con Cristo en Dios. Cuando Cristo, vuestra vida, se manifieste, entonces vosotros también seréis manifestados con él en gloria. Haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: Pablo Losa
  • 2Co 6:14-16 No os unáis en yugo desigual con los incrédulos; porque ¿qué compañerismo tiene la justicia con la injusticia? ¿Y qué comunión la luz con las tinieblas? ¿Y qué concordia Cristo con Belial? ¿O qué parte el creyente con el incrédulo? ¿Y qué acuerdo hay entre el templo de Dios y los ídolos? Porque vosotros sois el templo del Dios viviente, como Dios dijo: 2Co 7:1 Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios. 1Pe 1:14-16 como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia; sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir; porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo.   Pablo Losa
  • 7. antropología

    1. 1. .Introducción a la Antropología. .Doctrina del hombre.18/02/13 1
    2. 2. Antropología: ¿qué es el hombre?. Biblia Biología Filosofía Psicología La Biblia es la única fuente de autoridad sobre quien es realmente el hombre: su origen, naturaleza, propósito y destino18/02/13 2
    3. 3. Antropología Bíblica:La importancia del tema. Es un asunto vital, ya que nos afecta a todos La Biblia dedica un gran espacio a hablar del hombre, puesto que es el Libro de Dios para el hombre Vivimos una época de “humanismo desbordante” guiado por el “antropocentrismo” Sólo la Biblia da una respuesta verdadera a las preguntas más profundas que se hace el hombre.18/02/13 3
    4. 4. Origen del hombre: creado por Dios. La Biblia enseña que Dios creó al hombre. Gn. 1:26-27 Fue el consejo divino quien determinó la creación del hombre Dios decide sobre el ser que está creando  Que sea creado a su imagen y semejanza  Que ejerza el señorío sobre el resto de la creación18/02/13 4
    5. 5. Origen del hombre: creado por Dios. La creación del hombre Gn. 2:7  El propósito es crear al hombre y a la mujer (Gn. 1:27)  Comienza por la creación del varón de la especie  La parte orgánica o material es tomada de las sustancias que ya había en la tierra (Gn. 2:7)  La parte espiritual o inmaterial es comunicada directamente por medio del soplo divino (Gn. 2:7)  La creación de la mujer (Gn. 2:18, 20-25)18/02/13 5
    6. 6. Origen del hombre: creado por Dios. La creación de la mujer  Dios observa la soledad del hombre y su estado imperfecto (Gn. 2:18)  Contraste “No es bueno” con “bueno en gran manera” Gn.1:31  La mujer es tomada de la creación humana ya existente (2:21)  Tomada del costado del varón: Simbolismo del cuidado que el varón ha de tener sobre su esposa18/02/13 6
    7. 7. Origen del hombre: ¿por evolución?. La evolución es un teoría científica, no una Ley demostrada pues presenta innumerables lagunas, que aunque lo pretende, no puede explicar de manera satisfactoria el origen de la vida ni la aparición de formas complejas a partir de otras más simples, ni del hombre. La selección natural, en la que se basa, puede intervenir en la aparición de pequeñas variaciones en los seres vivos ya existentes, pero no en la aparición de nuevos tipos de seres vivos, ni del hombre.18/02/13 7
    8. 8. La causa del éxito de la evolución La evolución a pesar de ser sólo una teoría, ha cambiado por completo la concepción que el hombre tiene de sí mismo pues ha hecho posible una explicación a su propio origen SIN TENER EN CUENTA A DIOS. Sin embargo, no sólo los ateos defienden al evolucionismo:  Evolucionismo ateo: los ateos negando al Dios creador  Evolucionismo teísta: “los cristianos cediendo ante la presión”18/02/13 8
    9. 9. Origen del hombre:LIBROS RECOMENDADOS: La batalla por el comienzo John MacArthur ¿Ha enterrado la ciencia a Dios? John C. Lennox Disponible gratis en google books18/02/13 9
    10. 10. El hombre: un ser bipartito La Biblia presenta al hombre como una unidad compuesta de dos partes:  Parte orgánica, biológica o material, procedente de la tierra.  Parte espiritual o inmaterial, procedente de Dios. La Biblia distingue claramente entre ambas partes: (1.Cor.5:3; 6:20; 1.Tes.5:23; Stg.2:26; Mt.10:28; Hch.2:31; 1.P.2:11). En la muerte física ambas partes se separan (Ec. 12:7)18/02/13 10
    11. 11. El hombre: ¿un ser tripartito? Según diversos autores, la parte inmaterial se divide en:  Alma, o “aliento vital” que comparte con los animales, a diferencia de los otros seres vivos, los vegetales.  En el huerto de Edén se comían seres “vivos”, pero sin alma > no muerte  Ofrendas de Caín y Abel, sin vida frente a vivas sacrificadas (sangre)  El hombre después del diluvio deja de ser vegetariano y empieza a comer animales, pero sin su “vida”  Espíritu, que posee en exclusiva para relacionarse con Dios.Posible base Escritural para diferenciar entre ambas: Lc. 1:46-47; 1ª Tes. 5:23; Heb. 4:12.18/02/13 11
    12. 12. El hombre: ¿un ser tripartito? Sin embargo, en ocasiones son atribuidas al alma y al espíritu las mismas funciones. (Compárese: Mr.8:12, Jn.11:33 y 13:21, con Mt.26:38, y Jn.12:27; 1.Cor.16:18 y 2.Cor.7:13, con Mt.11:29; 2.Cor.7:1 con 1.P.2:11; 1.Tes.5:23, Heb.10:39 y Stg.5:20 con 1.Cor.5:5). La Biblia utiliza en ocasiones el término "alma" para referirse a la totalidad del ser humano (Mr.8:36-37; Stg.1:21). También es común ese uso en el lenguaje. En otras ocasiones se aprecia otro modo de división para referirse a la totalidad del hombre (Mr.12:30).18/02/13 12
    13. 13. El hombre: su parte inmaterial La Biblia usa otros términos para referirse a la parte inmaterial del hombre  Corazón, como lugar donde se asientan los sentimientos y voluntad (Ex.7:13; Sal.37:4; Rom.9:2; 10:9-10; Ef.3:17; Heb.4:7).  Mente, lugar del control de la orientación y enfoque de la vida.  Relativo a la pecaminosidad de los pensamientos e intenciones del hombre no salvo (Rom.1:28; 2.Cor.4:4; Ef.4:17-18; Tit.1:15).  Relativo a la mente renovada del creyente (Mt.22:37; Rom.12:2; 1.Cor.14:15).18/02/13 13
    14. 14. El hombre: su parte material El cuerpo es la parte material del hombre, la que vemos.  Proviene del polvo de la tierra, posee la misma composición bioquímica que la tierra y de los animales, que también proceden de ella. Gn. 1:24 y Gn. 2:7  A causa del pecado, cuando el hombre muere, su parte corporal vuelve al lugar de donde fue tomada, porque se vuelve a descomponer en los elementos que lo formaron. CICLO BIO-GEO-QUÍMICO Gn. 3:19  Esperanza para el creyente: Dios levantará a sus hijos del polvo. Job 19:25-2718/02/13 14
    15. 15. El hombre: su parte material El cuerpo del creyente ha sido convertido en un templo para Dios en el Espíritu (Jn.14:23; 1.Cor.6:19; Fil.1:20). Los cuerpos de los salvos son santificados, redimidos y finalmente serán glorificados para siempre en la venida de Cristo a por su Iglesia (Rom.8:11,17,18,23; 1.Cor.6:13-20; Fil.3:20-21).18/02/13 15
    16. 16. El hombre: su estado original El hombre fue creado a imagen (heb. “selem”), y semejanza (heb. “demuth”) de Dios (Gn. 1:26). La imagen está relacionada con la parte inmaterial del hombre y no con la física La imagen tiene que ver con el aspecto moral del hombre. Jesús es la imagen de Dios (2.Cor.4:4, Col. 1:15, Heb. 1:3). La semejanza está relacionada con la autoridad y señorío conferido por Dios al hombre (Gen.1:28).18/02/13 16
    17. 17. El hombre: su estado original El hombre creado es semejante a una copia o facsímil que refleja a Dios  Fue dotado de algunas características propias de Dios mismo, que le comunica (inteligencia, voluntad, …)  Algunas cualidades del hombre sólo pueden ser entendidas a la luz de esta dote divina.  En su naturaleza humana es más semejante a Dios de lo que él es semejante al resto de las criaturas.18/02/13 17
    18. 18. El hombre: su estado original El hombre antes de su caída era:  Sin pecado. Era bueno en gran manera (Gn. 1:31)  Podía tener comunión plena con Dios  Tenía libre albedrío, no estaba orientado hacia el mal por su propia naturaleza  Obediente a Dios en todo lo que El había establecido.  En ejercer señorío sobre la tierra (Gen.1:28).  En su comida, sujetándose a la autoridad de Dios (Gen.1:29; 2:16).  En el trabajo (Gen.2:15).  En la obediencia, no comiendo lo que Dios había prohibido (Gen.2:17).18/02/13 18
    19. 19. El hombre: su caída en el pecado El hombre es tentado por Satanás:  Dios había establecido un comportamiento para el hombre basado en la obediencia a su Palabra (Gen.2:17).  Satanás se apareció en forma de serpiente, un “animal del campo” (Gn. 3:1), hermoso y atractivo  El primer intento de Satanás fue poner en duda el propósito de Dios y hacerle aparecer como un tirano que reduce la libertad del hombre (Gen.3:1).  Una pregunta sutil (Gen.3:1).  Una acusación sutil (Gen.3:4-5).  Un deseo impío (Gen.3:6).18/02/13 19
    20. 20. El hombre: su caída en el pecado La acusación sutil de Satanás:  Dios es egoísta ya que quiere ser el único que puede ejercer autoridad.  Dios sabe que si coméis de ese fruto llegaréis a ser igual a El, sin necesidad de obedecerle.  Dios quiere manteneros en la oscuridad para que no conozcáis lo que puede haceros libres (Gen.3:5).  Por tanto Dios no es digno de crédito, es decir, es mentiroso (Gen.3:4).18/02/13 20
    21. 21. El hombre: su caída en el pecado Un deseo impío (Gen.3:6):  La mujer quiso elevarse de su posición a un lugar más alto.  El mismo proceso que antes ocurrió en Satanás (Is.14:13-14). Toda esta secuencia de cosas, provocó una caída total (Gen. 3:7)  La mujer pecó siendo engañada por Satanás.  Adán pecó sin ser engañado, voluntariamente; por tanto es más culpable que la misma mujer (Gen.3:6; 1.Tim.2:14).18/02/13 21
    22. 22. El hombre: consecuencias de la caída Las consecuencias inmediatas de la caída:  El hombre cayó bajo el domino de la muerte, espiritual y física (Gen.2:17; Ef.2:1-5).  Un juicio especial sobre Eva y el resto de su descendencia femenina (Gen.3:16).  Una maldición sobre Adán que convierte en dura la labor de encontrar el sustento cotidiano (Gen.3:17-19).  La condición pecadora es transmitida a toda la raza humana (Rom.5:12-14).  El hombre peca porque es pecador y no es pecador porque peca.18/02/13 22
    23. 23. El hombre: consecuencias de la caída Los resultados que el pecado ocasiona en el hombre:  Muerte física, que es la separación del espíritu-alma y el cuerpo  Muerte espiritual, es el estado de separación entre el hombre y Dios a causa del pecado (Ef.2:1; 4:18-19).  Muerte segunda, o muerte eterna, que es la definitiva y perpetua separación entre el hombre y Dios cuando aquel muere físicamente sin haber sido salvo (Ap.2:11; 20:6.14; 21:8).18/02/13 23
    24. 24. El hombre: Aplicación personal El hombre es un ser creado a imagen y semejanza de Dios, siendo el propósito del Creador, que le obedeciera y mantuviera comunión con El. A consecuencia del pecado esta comunión fue interrumpida y el hombre destituido de Su presencia La obra de gracia alcanza al pecador en su miseria, lo salva y transforma por el Espíritu Santo, cambiándolo en una nueva creación de Dios (2.Cor.5:17). Todo creyente es ahora un hombre nuevo y, por tanto, tiene el deber de buscar las cosas de arriba y vivir de acuerdo con la voluntad de Dios para su vida, testificando de El y obedeciéndole en todo (Col.3:1- 17).18/02/13 24
    25. 25. El hombre: Aplicación personal El creyente debe separarse del pecado y de las esferas en donde se manifiesta si quiere vivir en comunión con Dios y recibir sus bendiciones (2.Cor.6:14-7:1). El creyente debe ser santo (1.P.1:14-15).18/02/13 25

    ×