SlideShare una empresa de Scribd logo

3º domingo pascua

1 de 4
Descargar para leer sin conexión
1




                      TERCER DOMINGO DE PASCUA
                                        22 de abril de 2012

   1. MONICIÓN DE ENTRADA

                                Bienvenidos a la Eucaristía. Celebramos este Tercer Domingo de Pascua
                                con la alegría inmensa que nos da la Resurrección de Jesús. El Resucitado
                                es quien llena nuestras vidas de esperanza, paz y alegría. Hoy veremos
                                cómo todavía los discípulos tienen miedo. Hay muchos de nosotros que
                                tenemos miedo, que nos angustia el futuro, en estos tiempos malos, de
                                profunda crisis económica y moral. Pero el miedo no sirve para nada, ni
                                responde a la realidad. Jesús responde a ese miedo preguntando: “¿Por
                                qué surgen dudas en vuestro interior?” Es una pregunta que hizo,
                                entonces, a sus discípulos y que nos hace, asimismo, ahora a todos
                                nosotros. Y nos pide que le palpemos, que sintamos su presencia cercana,
                                que no tengamos miedo. Debemos seguir el consejo de Cristo el Señor y
                                no dejarnos vencer por esos temores sin sentido, al tener a Jesús cerca.
                                Dispongámonos a celebrar nuestra Eucaristía con el júbilo que nos
                                comunica la confianza total que tenemos en Dios Nuestro Señor.

                                    2. ACTO PANITENCIAL

   •   Jesús, Señor resucitado, tú nos muestras tus manos y tus pies, pues estás cerca de nosotros.
       R/. Señor, ten piedad de nosotros.
   •   Cristo Jesús, Señor Resucitado, antes de resucitar sufriste y te entregaste a la muerte para traernos
       perdón y vida.
       R/. Cristo, ten piedad de nosotros.
   •   Jesús, Señor Resucitado, tú nos invitas a comer contigo para compartir con nosotros tu fuerza y tu
       vida.
       R/. Señor, ten piedad de nosotros.


   3. ORACIÓN

Oh Dios de los vivientes,
¿quién creerá que tu Hijo ha resucitado
si Él no vive entre nosotros hoy?
No permitas que la muerte del pecado nos atrape,
ya que él nos ha hecho libres por su sangre.
Que su vida se desborde en nosotros,
de modo que fluya sobre los que nos rodean
con obras de perdón compasivo y de generosidad sin medida.
Nútrenos con esa vida en la eucaristía,
banquete de Jesucristo tu Hijo, nuestro Señor.



    DIOS NOS HABLA POR SU PALABRA

PRIMERA LECTURA
             • Comentario
Los Hechos de los Apóstoles nos narran los primeros momentos de la Iglesia, tras la Resurrección de
Jesucristo. Pedro habla a la multitud de Jerusalén, sin rodeos, presentando la culpabilidad del pueblo y de
2
las autoridades en la muerte de Jesús. Pero les invita, también, al arrepentimiento. Pedro expone con
valentía como se ha llevado a cabo el principio de la Redención.

LECTURA DEL LIBRO DE LOS HECHOS DE LOS APÓSTOLES 3, 13-15.17.19

En aquellos días, Pedro dijo a la gente:
El Dios de Abrahán, de Isaac y de Jacob, el Dios de nuestros padres, ha glorificado a su siervo Jesús, al que
vosotros entregasteis ante Pilato, cuando había declarado soltarlo. Rechazasteis al santo, al justo y pedisteis
el indulto de un asesino; matasteis al autor de la vida, pero Dios lo resucitó de entre los muertos y nosotros
somos testigos. Sin embargo, hermanos, sé que lo hicisteis por ignorancia y vuestras autoridades lo mismo;
pero Dios cumplió de esta manera lo que había dicho por los profetas: que su Mesías tenía que padecer. Por
tanto arrepentíos y convertíos para que se borren vuestros pecados.
Palabra de Dios

SALMO RESPONSORIAL (SALMO 4)

«EL SEÑOR HIZO MILAGROS EN MI FAVOR» (Salmo 4)

El Señor me dio la vida, ¡qué poder!                       ¡qué generosidad!
Él pronunció mi nombre                                     Me llenó de vida nueva,
antes de que fuera engendrado,                             anuncio de vida eterna, por amor.
y preparó mi existencia
porque me amaba.                                           El Señor hizo milagros en mi favor:
                                                           el milagro de la vida y de la fe,
El Señor me dio una familia, ¡qué regalo!                  el milagro de la gracia y del Espíritu,
Repitieron mi nombre con cariño,                           el milagro del amor.
con paciencia y esperanza,
y me hicieron crecer                                       Siempre que hay amor es un milagro,
porque me amaban.                                          porque siempre que hay amor
                                                           sonríe Dios.
El Señor me dio una fe y comunidad                         Salir de sí y acercarse al otro, es milagro.
de hermanos. ¡Puro don!                                    Olvidarse a sí y dedicarse al otro,
Me pusieron nombre nuevo                                   es milagro.
y escuché palabras nuevas                                  Perdonar y no vengarse, es milagro.
y ojos nuevos para ver la luz que permanece,               Morir para que viva el otro, es milagro.
que transforma,
porque me amaban, nos amábamos.                            La Vida, la Palabra, el Espíritu, el Amor,
                                                           siempre son milagros de Dios
El Señor me dio su Espíritu
en el regalo de su Hijo,

SEGUNDA LECTURA
            • Comentario
El Apóstol Juan nos presenta a Jesús como víctima por todos los pecados, por los nuestros, por los de
aquellos hermanos del tiempo de Jesús y por los que tienen que venir todavía. El sacrificio de Jesús en la
Cruz es la Redención total para todos los hombres y mujeres de todos los tiempos.

LECTURA DE LA PRIMERA CARTA DEL APÓSTOL SAN JUAN 2, 1-5a
Hijos míos:
Os escribo esto para que no pequéis. Pero si alguno peca, tenemos a uno que abogue ante el Padre: a
Jesucristo, el Justo. El es víctima de propiciación por nuestros pecados, no sólo por los nuestros, sino
también por los del mundo entero. En esto sabemos que le conocemos: en que guardamos sus
mandamientos. Quien dice: "Yo le conozco" y no guarda sus mandamientos, es un mentiroso y la verdad no
está en él. Pero quien guarda su Palabra, ciertamente en él el amor de Dios ha llegado a su plenitud. En
esto conocemos que estamos en El.
Palabra de Dios

EVANGELIO
             • Comentario
El texto del Evangelio de San Lucas es un compendio de las apariciones
de Jesús en esos días posteriores a la Resurrección. Alude a la
3
experiencia de los discípulos de Emaús y también a las presencias de Jesús Glorificado ante los apóstoles
reunidos en el cenáculo. Les explica la futura misión predicar la conversión y el perdón de los pecados a
todos los pueblos de la tierra.

LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 23, 35-48
En aquel tiempo contaban los discípulos lo que les había acontecido en el camino y como reconocieron a
Jesús en el partir el pan. Mientras hablaba; se presentó Jesús en medio de sus discípulos y les dijo: Paz a
vosotros. Llenos de miedo por la sorpresa, creían ver un fantasma. El les dijo: ¿Por qué os alarmáis?, ¿por
qué surgen dudas en vuestro interior? Mirad mis manos y mis pies: soy yo en persona. Palpadme y daos
cuenta de que un fantasma no tiene carne y huesos, como veis que yo tengo. Dicho esto, les mostró las
manos y los pies. Y como no acababan de creer por la alegría, y seguían atónitos, les dijo: ¿Tenéis ahí algo
que comer? Ellos le ofrecieron un trozo de pez asado. El lo tomó y comió delante de ellos. Y les dijo: Esto es
lo que os decía mientras estaba con vosotros: que todo lo escrito en la ley de Moisés y en los profetas y
salmos acerca de mí tenía que cumplirse. Entonces les abrió el entendimiento para comprender las
Escrituras. Y añadió: Así estaba escrito: el Mesías padecerá, resucitará de entre los muertos al tercer día, y
en su nombre se predicará la conversión y el perdón de los pecados a todos los pueblos, comenzando por
Jerusalén. Vosotros sois testigos de esto.
Palabra del Señor

     4. Reflexión
     Las lecturas de hoy vuelven a hacer hincapié en los mismos contenidos que las de la semana pasada.
Con todo, podemos resaltar que en todas ellas se establece un estrecho vínculo entre la experiencia pascual
y la necesidad de dar testimonio de ella. Como creyentes reflexionaremos hoy sobre esta realidad de la
presencia del Resucitado en nuestras vidas aquí en prisión. Nos preguntaremos si nuestra fe nos empuja a
ser testigos del Señor en medio de este mundo.
         En el evangelio de hoy podemos distinguir dos escenas distintas. La primera parte de la escena (Lc.
24, 36-43) está centrada en el reconocimiento de Jesús que choca con ciertas dificultades. ¿Cómo
reaccionan los discípulos ante la aparición del Resucitado? A pesar de ya se había aparecido a algunos de
ellos, como se cuenta en los versículos precedentes (Lc. 24, 33-35), todavía les cuesta reconocerlo. Su
actitud recuerda a la del incrédulo Tomás. La situación se desbloquea de nuevo gracias a la iniciativa del
Resucitado. ¿A través de que signos se da Jesús a conocer a sus discípulos? A pesar de que la presencia del
Resucitado entre los suyos no puede entenderse en un sentido físico, el evangelista quiere resaltar que se
trata del mismo Jesús que ellos conocieron y trataron. Su presencia es nueva y diferente (por eso no lo
reconocen al principio), pero es real. No es un fantasma.
         En la segunda escena (Lc. 24, 44-48), Jesús les ofrece una explicación de su pasión a partir de la
interpretación de las Escrituras. De este modo les proporciona las claves para entender que la muerte del
Mesías y sobre todo su resurrección son acontecimientos previstos en el proyecto de Dios. Y esa es la Buena
Noticia que ellos, sus testigos, tendrán que anunciar a todos.
         Reconocer al Resucitado en nuestras vidas no siempre es tan fácil ni inmediato. A veces necesitamos
de un largo proceso, en que vamos captando y entendiendo poco a poco los signos de su presencia entre
nosotros. El evangelio de hoy nos muestra, además, que este encuentro no es un privilegio para nuestro
disfrute personal, sino el inicio de una misión, de un testimonio acerca de él y de su proyecto reconciliador
ante todo tipo de personas y en todas las circunstancias.

TESTIGOS (Pagola)
Lucas describe el encuentro del Resucitado con sus discípulos como una experiencia fundante. El deseo de
Jesús es claro. Su tarea no ha terminado en la cruz. Resucitado por Dios después de su ejecución,
toma contacto con los suyos para poner en marcha un movimiento de "testigos" capaces de
contagiar a todos los pueblos su Buena Noticia: "Vosotros sois mis testigos". No es fácil convertir en
testigos a aquellos hombres hundidos en el desconcierto y el miedo. A lo largo de toda la escena, los
discípulos permanecen callados, en silencio total. El narrador solo describe su mundo interior: están llenos
de terror; solo sienten turbación e incredulidad; todo aquello les parece demasiado hermoso para ser
verdad. Es Jesús quien va a regenerar su fe. Lo más importante es que no se sientan solos. Lo han de
sentir lleno de vida en medio de ellos. Estas son las primeras palabras que han de escuchar del Resucitado:
"Paz a vosotros... ¿Por qué surgen dudas en vuestro interior?".
Cuando olvidamos la presencia viva de Jesús en medio de nosotros; cuando lo hacemos opaco e
invisible con nuestros protagonismos y conflictos; cuando la tristeza nos impide sentir todo menos su
paz; cuando nos contagiamos unos a otros pesimismo e incredulidad... estamos pecando contra el
Resucitado. No es posible una Iglesia de testigos.
4
Para despertar su fe, Jesús no les pide que miren su rostro, sino sus manos y sus pies. Que
vean sus heridas de crucificado. Que tengan siempre ante sus ojos su amor entregado hasta la muerte. No
es un fantasma: "Soy yo en persona". El mismo que han conocido y amado por los caminos de Galilea.
Siempre que pretendemos fundamentar la fe en el Resucitado con nuestras elucubraciones, lo
convertimos en un fantasma. Para encontrarnos con él, hemos de recorrer el relato de los evangelios:
descubrir esas manos que bendecían a los enfermos y acariciaban a los niños, esos pies cansados de
caminar al encuentro de los más olvidados; descubrir sus heridas y su pasión. Es ese Jesús el que ahora vive
resucitado por el Padre.
A pesar de verlos llenos de miedo y de dudas, Jesús confía en sus discípulos. Él mismo les enviará el Espíritu
que los sostendrá. Por eso les encomienda que prolonguen su presencia en el mundo: "Vosotros sois
testigos de esto". No han de enseñar doctrinas sublimes, sino contagiar su experiencia. No han de
predicar grandes teorías sobre Cristo sino irradiar su Espíritu. Han de hacerlo creíble con la vida, no solo con
palabras. Este es siempre el verdadero problema de la Iglesia: la falta de testigos.

    5. ORACIÓN FINAL

ERES NUESTRA ALEGRIA, SEÑOR                                 Apareces cuando otros amigos nos fallan
En la oscuridad, nos aportas luz                            Apareces y, a veces, no te reconocemos
En las dudas, nos ofreces verdades                          Apareces y, con tu pan, nos alimentas
En la violencia, eres paz                                   ERES NUESTRA ALEGRIA, SEÑOR
ERES NUESTRA ALEGRIA, SEÑOR                                 Nos defiendes a pesar de nuestros errores
Cuando llegue la muerte, serás vida                         Nos amas a pesar de nuestros olvidos
Cuando llegue el final, serás principio                     Resucitas para que, un día,
Cuando se apaguen las luces del mundo,                      también nosotros contigo lo hagamos
nos encenderás otras eternas en el cielo                    ERES NUESTRA ALEGRIA, SEÑOR
ERES NUESTRA ALEGRIA, SEÑOR
Apareces cuando más te necesitamos

                                        «MANOS DEL RESUCITADO»

Y en esto entró Jesús, se puso en medio,                    las manos de la gracia y del regalo,
soy yo, dijo a los suyos, ved mis manos;                    no aprenderán jamás lo de cerrarse,
serán siempre señal para creer,                             siempre abiertas al pobre, siempre dando.
la verdad del Señor resucitado.
                                                            Las manos amistosas, siempre unidas,
Las manos de la Pascua lucirán                              y que nunca serán puños armados,
las joyas de la sangre y de los clavos,                     no amenazan altivas y violentas,
alianzas de amistad inigualable,                            amigas de la paz y del diálogo.
quilates de un amor que se ha entregado.                    Manos agradecidas, suplicantes,
                                                            que bendicen a todos como a hermanos,
Esas manos pascuales lucharán                               que protegen a débiles, a niños,
para dar libertad a los esclavos,                           que se alzan fervorosas suplicando.
proteger a los débiles, caídos,
construir la ciudad de los hermanos.                        Oh Señor de las manos traspasadas,
                                                            oh Señor del dolor resucitado,
Manos libres, humildes, serviciales,                        pon tus manos heridas en las mías,
gastadas en la lucha y el trabajo;                          que te cure del dolor en otras manos.
son las más disponibles, las primeras
en prestar el esfuerzo necesario.
Manos resucitadas han de ser

Recomendados

Enseñanzas del papa francisco no.74
Enseñanzas del papa francisco no.74Enseñanzas del papa francisco no.74
Enseñanzas del papa francisco no.74monica eljuri
 
Enseñanzas del papa francisco no.60
Enseñanzas del papa francisco no.60Enseñanzas del papa francisco no.60
Enseñanzas del papa francisco no.60monica eljuri
 
Apologética 04
Apologética 04Apologética 04
Apologética 04vhdr76
 
EL SACRAMENTO DE LA EUCARISTÍA
EL SACRAMENTO DE LA EUCARISTÍAEL SACRAMENTO DE LA EUCARISTÍA
EL SACRAMENTO DE LA EUCARISTÍAPaulo Salgado
 
Tema 6 pascua v5 editado para slideshare
Tema 6 pascua v5 editado para slideshareTema 6 pascua v5 editado para slideshare
Tema 6 pascua v5 editado para slideshareRicardo Farfán García
 
Sagrado corazon de jesus 1 - en la biblia
Sagrado corazon de jesus   1 - en la bibliaSagrado corazon de jesus   1 - en la biblia
Sagrado corazon de jesus 1 - en la bibliaMartin M Flynn
 

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Materiales de Pascua para jóvenes y adultos
Materiales de Pascua para jóvenes y adultosMateriales de Pascua para jóvenes y adultos
Materiales de Pascua para jóvenes y adultosParroquialainmaculada
 
LIBRO JESUS SIGUE SANANDO HOY. YO LO HE VISTO. PADRE MANUEL RODRIGUEZ
LIBRO JESUS SIGUE SANANDO HOY. YO LO HE VISTO. PADRE MANUEL RODRIGUEZLIBRO JESUS SIGUE SANANDO HOY. YO LO HE VISTO. PADRE MANUEL RODRIGUEZ
LIBRO JESUS SIGUE SANANDO HOY. YO LO HE VISTO. PADRE MANUEL RODRIGUEZelifix
 
DEFENSA DE LA FE CATÓLICA
DEFENSA DE LA FE CATÓLICADEFENSA DE LA FE CATÓLICA
DEFENSA DE LA FE CATÓLICAhackertheone
 
CARMELO TERESIANO: Octava de Pascua, Fr Julio César González Carretti OCD
CARMELO TERESIANO: Octava de Pascua, Fr Julio César González Carretti OCDCARMELO TERESIANO: Octava de Pascua, Fr Julio César González Carretti OCD
CARMELO TERESIANO: Octava de Pascua, Fr Julio César González Carretti OCDORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
LIBRO ESTUVE ENFERMO Y ME VISITASTE. PADRE JOSE IGNACIO ALEMANI GRAU
LIBRO ESTUVE ENFERMO Y ME VISITASTE. PADRE JOSE IGNACIO ALEMANI GRAULIBRO ESTUVE ENFERMO Y ME VISITASTE. PADRE JOSE IGNACIO ALEMANI GRAU
LIBRO ESTUVE ENFERMO Y ME VISITASTE. PADRE JOSE IGNACIO ALEMANI GRAUelifix
 
Semana santa 2011 para Jóvenes y Adultos
Semana santa 2011 para Jóvenes y AdultosSemana santa 2011 para Jóvenes y Adultos
Semana santa 2011 para Jóvenes y AdultosParroquialainmaculada
 
Somos Iglesia en Mision año 2013 tripticos de los 10 Temas DIOCESIS DE CHIC...
Somos Iglesia en Mision  año 2013 tripticos de los 10 Temas  DIOCESIS DE CHIC...Somos Iglesia en Mision  año 2013 tripticos de los 10 Temas  DIOCESIS DE CHIC...
Somos Iglesia en Mision año 2013 tripticos de los 10 Temas DIOCESIS DE CHIC...LUPE AMELIA RIVERA GONZALES
 
LA SANTA MISA-PARA NIÑOS
LA SANTA MISA-PARA NIÑOSLA SANTA MISA-PARA NIÑOS
LA SANTA MISA-PARA NIÑOSBRIAN MOORE
 
Novena al papa juan pablo ii
Novena al papa juan pablo iiNovena al papa juan pablo ii
Novena al papa juan pablo iiBernardo Ocampo
 
Conceptos Basicos de un Cristiano Catolico I
Conceptos Basicos de un Cristiano Catolico IConceptos Basicos de un Cristiano Catolico I
Conceptos Basicos de un Cristiano Catolico IJorge
 

La actualidad más candente (19)

Materiales de Pascua para jóvenes y adultos
Materiales de Pascua para jóvenes y adultosMateriales de Pascua para jóvenes y adultos
Materiales de Pascua para jóvenes y adultos
 
Semana santa. scrubbed
Semana santa. scrubbedSemana santa. scrubbed
Semana santa. scrubbed
 
Clase 105
Clase 105Clase 105
Clase 105
 
LIBRO JESUS SIGUE SANANDO HOY. YO LO HE VISTO. PADRE MANUEL RODRIGUEZ
LIBRO JESUS SIGUE SANANDO HOY. YO LO HE VISTO. PADRE MANUEL RODRIGUEZLIBRO JESUS SIGUE SANANDO HOY. YO LO HE VISTO. PADRE MANUEL RODRIGUEZ
LIBRO JESUS SIGUE SANANDO HOY. YO LO HE VISTO. PADRE MANUEL RODRIGUEZ
 
Fraternidad y compromiso
Fraternidad y compromisoFraternidad y compromiso
Fraternidad y compromiso
 
adoracion eucaristica
adoracion eucaristicaadoracion eucaristica
adoracion eucaristica
 
DEFENSA DE LA FE CATÓLICA
DEFENSA DE LA FE CATÓLICADEFENSA DE LA FE CATÓLICA
DEFENSA DE LA FE CATÓLICA
 
CARMELO TERESIANO: Octava de Pascua, Fr Julio César González Carretti OCD
CARMELO TERESIANO: Octava de Pascua, Fr Julio César González Carretti OCDCARMELO TERESIANO: Octava de Pascua, Fr Julio César González Carretti OCD
CARMELO TERESIANO: Octava de Pascua, Fr Julio César González Carretti OCD
 
LIBRO ESTUVE ENFERMO Y ME VISITASTE. PADRE JOSE IGNACIO ALEMANI GRAU
LIBRO ESTUVE ENFERMO Y ME VISITASTE. PADRE JOSE IGNACIO ALEMANI GRAULIBRO ESTUVE ENFERMO Y ME VISITASTE. PADRE JOSE IGNACIO ALEMANI GRAU
LIBRO ESTUVE ENFERMO Y ME VISITASTE. PADRE JOSE IGNACIO ALEMANI GRAU
 
Semana santa 2011 para Jóvenes y Adultos
Semana santa 2011 para Jóvenes y AdultosSemana santa 2011 para Jóvenes y Adultos
Semana santa 2011 para Jóvenes y Adultos
 
Jueves santo 11
Jueves santo 11Jueves santo 11
Jueves santo 11
 
Somos Iglesia en Mision año 2013 tripticos de los 10 Temas DIOCESIS DE CHIC...
Somos Iglesia en Mision  año 2013 tripticos de los 10 Temas  DIOCESIS DE CHIC...Somos Iglesia en Mision  año 2013 tripticos de los 10 Temas  DIOCESIS DE CHIC...
Somos Iglesia en Mision año 2013 tripticos de los 10 Temas DIOCESIS DE CHIC...
 
Jueves santo
Jueves santoJueves santo
Jueves santo
 
HOJA PARROQUIAL Nº 46
HOJA PARROQUIAL Nº 46HOJA PARROQUIAL Nº 46
HOJA PARROQUIAL Nº 46
 
LA SANTA MISA-PARA NIÑOS
LA SANTA MISA-PARA NIÑOSLA SANTA MISA-PARA NIÑOS
LA SANTA MISA-PARA NIÑOS
 
Catequesis Vía Crucis
Catequesis Vía CrucisCatequesis Vía Crucis
Catequesis Vía Crucis
 
Novena al papa juan pablo ii
Novena al papa juan pablo iiNovena al papa juan pablo ii
Novena al papa juan pablo ii
 
Catequesis Oración del Santo Vía Crucis
Catequesis Oración del Santo Vía CrucisCatequesis Oración del Santo Vía Crucis
Catequesis Oración del Santo Vía Crucis
 
Conceptos Basicos de un Cristiano Catolico I
Conceptos Basicos de un Cristiano Catolico IConceptos Basicos de un Cristiano Catolico I
Conceptos Basicos de un Cristiano Catolico I
 

Destacado (20)

Factoreo diferencia de cuadrados
Factoreo diferencia de cuadradosFactoreo diferencia de cuadrados
Factoreo diferencia de cuadrados
 
Presentacion FASTER CONSTRUCTION
Presentacion FASTER CONSTRUCTIONPresentacion FASTER CONSTRUCTION
Presentacion FASTER CONSTRUCTION
 
Presentacion Bogue
Presentacion BoguePresentacion Bogue
Presentacion Bogue
 
La procesionaria
La procesionariaLa procesionaria
La procesionaria
 
Recursos de redes
Recursos de redesRecursos de redes
Recursos de redes
 
Scribd
ScribdScribd
Scribd
 
Este é o meu filho
Este é o meu filhoEste é o meu filho
Este é o meu filho
 
Teoría de piaget.ppt tics ultimo
Teoría de piaget.ppt tics ultimoTeoría de piaget.ppt tics ultimo
Teoría de piaget.ppt tics ultimo
 
Presentación de parcial ccc1
Presentación de parcial ccc1Presentación de parcial ccc1
Presentación de parcial ccc1
 
Placido E Carreras
Placido E CarrerasPlacido E Carreras
Placido E Carreras
 
AbraçOs
AbraçOsAbraçOs
AbraçOs
 
Instituto Mairiporã - Projeto Alvorada
Instituto Mairiporã - Projeto AlvoradaInstituto Mairiporã - Projeto Alvorada
Instituto Mairiporã - Projeto Alvorada
 
Reserva Copacabana
Reserva CopacabanaReserva Copacabana
Reserva Copacabana
 
Kansalaisyhteiskunnan tila: Kepan kevätkokous 22.4.2016
Kansalaisyhteiskunnan tila: Kepan kevätkokous 22.4.2016Kansalaisyhteiskunnan tila: Kepan kevätkokous 22.4.2016
Kansalaisyhteiskunnan tila: Kepan kevätkokous 22.4.2016
 
Slideshare Estar A Inf
Slideshare Estar A InfSlideshare Estar A Inf
Slideshare Estar A Inf
 
Revista Juliol 2006
Revista Juliol 2006Revista Juliol 2006
Revista Juliol 2006
 
Transcripts
TranscriptsTranscripts
Transcripts
 
Bienaventuranzas de la fe
Bienaventuranzas de la feBienaventuranzas de la fe
Bienaventuranzas de la fe
 
Convite%20 C%26 T[1]
Convite%20 C%26 T[1]Convite%20 C%26 T[1]
Convite%20 C%26 T[1]
 
Oito euros
Oito eurosOito euros
Oito euros
 

Similar a 3º domingo pascua

III Domingo de Pascua 2012
III Domingo de Pascua 2012III Domingo de Pascua 2012
III Domingo de Pascua 2012Euro Lobo
 
GUIÓN SIN CANCIONES DE LA EUCARISTIA DEL DOMINGO II DE PASCUA. CICLO B. DIA 1...
GUIÓN SIN CANCIONES DE LA EUCARISTIA DEL DOMINGO II DE PASCUA. CICLO B. DIA 1...GUIÓN SIN CANCIONES DE LA EUCARISTIA DEL DOMINGO II DE PASCUA. CICLO B. DIA 1...
GUIÓN SIN CANCIONES DE LA EUCARISTIA DEL DOMINGO II DE PASCUA. CICLO B. DIA 1...FEDERICO ALMENARA CHECA
 
Domingo 3º de Pascua. Ciclo B. día 22 de abril del 2012
Domingo 3º de Pascua. Ciclo B. día 22 de abril del 2012Domingo 3º de Pascua. Ciclo B. día 22 de abril del 2012
Domingo 3º de Pascua. Ciclo B. día 22 de abril del 2012FEDERICO ALMENARA CHECA
 
Tema # 4 aprender a gozar t triunfar con cristo y como l.
Tema # 4 aprender a gozar t triunfar con cristo y como l.Tema # 4 aprender a gozar t triunfar con cristo y como l.
Tema # 4 aprender a gozar t triunfar con cristo y como l.Mark2d
 
Tema # 4 aprender a gozar t triunfar con cristo y como l.
Tema # 4 aprender a gozar t triunfar con cristo y como l.Tema # 4 aprender a gozar t triunfar con cristo y como l.
Tema # 4 aprender a gozar t triunfar con cristo y como l.Mark2d
 
EUCARISTÍA DEL DOMINGO III DE PASCUA. CICLO B. DIA 19 DE ABRIL DEL 2015
EUCARISTÍA DEL DOMINGO III DE PASCUA. CICLO B. DIA 19 DE ABRIL DEL 2015EUCARISTÍA DEL DOMINGO III DE PASCUA. CICLO B. DIA 19 DE ABRIL DEL 2015
EUCARISTÍA DEL DOMINGO III DE PASCUA. CICLO B. DIA 19 DE ABRIL DEL 2015FEDERICO ALMENARA CHECA
 
Enseñanzas del papa francisco no 4
Enseñanzas del papa francisco no 4Enseñanzas del papa francisco no 4
Enseñanzas del papa francisco no 4monica eljuri
 
GUIÓN SIN CANCIONES DE LA EUCARISTIA DEL DOMINGO III DE PASCIA. CICLO B. DIA ...
GUIÓN SIN CANCIONES DE LA EUCARISTIA DEL DOMINGO III DE PASCIA. CICLO B. DIA ...GUIÓN SIN CANCIONES DE LA EUCARISTIA DEL DOMINGO III DE PASCIA. CICLO B. DIA ...
GUIÓN SIN CANCIONES DE LA EUCARISTIA DEL DOMINGO III DE PASCIA. CICLO B. DIA ...FEDERICO ALMENARA CHECA
 
Nuestra iglesia 73
Nuestra iglesia 73Nuestra iglesia 73
Nuestra iglesia 73EvaRGP
 
Papa.fancisco añofe.20.la resurrección de cristo
Papa.fancisco añofe.20.la resurrección de cristoPapa.fancisco añofe.20.la resurrección de cristo
Papa.fancisco añofe.20.la resurrección de cristoemilioperucha
 
Lectio Divina Dominical de Pentecostés Ciclo A
Lectio Divina Dominical de Pentecostés Ciclo ALectio Divina Dominical de Pentecostés Ciclo A
Lectio Divina Dominical de Pentecostés Ciclo ACristonautas
 
I domingo de cuaresma 2012
I domingo de cuaresma 2012I domingo de cuaresma 2012
I domingo de cuaresma 2012Euro Lobo
 
Nuestra iglesia nº68
Nuestra iglesia nº68Nuestra iglesia nº68
Nuestra iglesia nº68EvaGP
 
III domingo de pascua 2016
III domingo de pascua 2016III domingo de pascua 2016
III domingo de pascua 2016Euro Lobo
 
II Domingo de Pascua 2012
II Domingo de Pascua 2012II Domingo de Pascua 2012
II Domingo de Pascua 2012Euro Lobo
 

Similar a 3º domingo pascua (20)

2º domingo pascua
2º domingo pascua2º domingo pascua
2º domingo pascua
 
III Domingo de Pascua 2012
III Domingo de Pascua 2012III Domingo de Pascua 2012
III Domingo de Pascua 2012
 
GUIÓN SIN CANCIONES DE LA EUCARISTIA DEL DOMINGO II DE PASCUA. CICLO B. DIA 1...
GUIÓN SIN CANCIONES DE LA EUCARISTIA DEL DOMINGO II DE PASCUA. CICLO B. DIA 1...GUIÓN SIN CANCIONES DE LA EUCARISTIA DEL DOMINGO II DE PASCUA. CICLO B. DIA 1...
GUIÓN SIN CANCIONES DE LA EUCARISTIA DEL DOMINGO II DE PASCUA. CICLO B. DIA 1...
 
Domingo 3º de Pascua. Ciclo B. día 22 de abril del 2012
Domingo 3º de Pascua. Ciclo B. día 22 de abril del 2012Domingo 3º de Pascua. Ciclo B. día 22 de abril del 2012
Domingo 3º de Pascua. Ciclo B. día 22 de abril del 2012
 
Tema # 4 aprender a gozar t triunfar con cristo y como l.
Tema # 4 aprender a gozar t triunfar con cristo y como l.Tema # 4 aprender a gozar t triunfar con cristo y como l.
Tema # 4 aprender a gozar t triunfar con cristo y como l.
 
Tema # 4 aprender a gozar t triunfar con cristo y como l.
Tema # 4 aprender a gozar t triunfar con cristo y como l.Tema # 4 aprender a gozar t triunfar con cristo y como l.
Tema # 4 aprender a gozar t triunfar con cristo y como l.
 
EUCARISTÍA DEL DOMINGO III DE PASCUA. CICLO B. DIA 19 DE ABRIL DEL 2015
EUCARISTÍA DEL DOMINGO III DE PASCUA. CICLO B. DIA 19 DE ABRIL DEL 2015EUCARISTÍA DEL DOMINGO III DE PASCUA. CICLO B. DIA 19 DE ABRIL DEL 2015
EUCARISTÍA DEL DOMINGO III DE PASCUA. CICLO B. DIA 19 DE ABRIL DEL 2015
 
Enseñanzas del papa francisco no 4
Enseñanzas del papa francisco no 4Enseñanzas del papa francisco no 4
Enseñanzas del papa francisco no 4
 
GUIÓN SIN CANCIONES DE LA EUCARISTIA DEL DOMINGO III DE PASCIA. CICLO B. DIA ...
GUIÓN SIN CANCIONES DE LA EUCARISTIA DEL DOMINGO III DE PASCIA. CICLO B. DIA ...GUIÓN SIN CANCIONES DE LA EUCARISTIA DEL DOMINGO III DE PASCIA. CICLO B. DIA ...
GUIÓN SIN CANCIONES DE LA EUCARISTIA DEL DOMINGO III DE PASCIA. CICLO B. DIA ...
 
24dom to
24dom to24dom to
24dom to
 
Numero 493 20042014 anþo10
Numero 493 20042014 anþo10  Numero 493 20042014 anþo10
Numero 493 20042014 anþo10
 
Nuestra iglesia 73
Nuestra iglesia 73Nuestra iglesia 73
Nuestra iglesia 73
 
Papa.fancisco añofe.20.la resurrección de cristo
Papa.fancisco añofe.20.la resurrección de cristoPapa.fancisco añofe.20.la resurrección de cristo
Papa.fancisco añofe.20.la resurrección de cristo
 
Lectio Divina Dominical de Pentecostés Ciclo A
Lectio Divina Dominical de Pentecostés Ciclo ALectio Divina Dominical de Pentecostés Ciclo A
Lectio Divina Dominical de Pentecostés Ciclo A
 
I domingo de cuaresma 2012
I domingo de cuaresma 2012I domingo de cuaresma 2012
I domingo de cuaresma 2012
 
Nuestra iglesia nº68
Nuestra iglesia nº68Nuestra iglesia nº68
Nuestra iglesia nº68
 
III domingo de pascua 2016
III domingo de pascua 2016III domingo de pascua 2016
III domingo de pascua 2016
 
II Domingo de Pascua 2012
II Domingo de Pascua 2012II Domingo de Pascua 2012
II Domingo de Pascua 2012
 
Guión 7 febrero
Guión 7 febreroGuión 7 febrero
Guión 7 febrero
 
Horas Santas Cuaresma 2011
Horas Santas Cuaresma 2011Horas Santas Cuaresma 2011
Horas Santas Cuaresma 2011
 

Más de pastoral penintenciaria (20)

Iii curso formacion permanente 2013 2014
Iii curso formacion permanente 2013 2014Iii curso formacion permanente 2013 2014
Iii curso formacion permanente 2013 2014
 
Acta pastoral 01junio2013
Acta pastoral 01junio2013Acta pastoral 01junio2013
Acta pastoral 01junio2013
 
Santisima trinidad mayol2013
Santisima trinidad mayol2013Santisima trinidad mayol2013
Santisima trinidad mayol2013
 
Pentecostes19mayol2013
Pentecostes19mayol2013Pentecostes19mayol2013
Pentecostes19mayol2013
 
Ascensión c 12-5-13
Ascensión   c 12-5-13Ascensión   c 12-5-13
Ascensión c 12-5-13
 
6 dom pascua 5mayol2013
6 dom pascua 5mayol20136 dom pascua 5mayol2013
6 dom pascua 5mayol2013
 
Acta pastoral 15042013
Acta pastoral 15042013Acta pastoral 15042013
Acta pastoral 15042013
 
4 pascua c 21 4-13
4 pascua c 21 4-134 pascua c 21 4-13
4 pascua c 21 4-13
 
3 domingo pascua 14abril2013
3 domingo pascua 14abril20133 domingo pascua 14abril2013
3 domingo pascua 14abril2013
 
2 domingo pascua c 2-
2 domingo pascua   c  2-2 domingo pascua   c  2-
2 domingo pascua c 2-
 
1 domingo de resurrrección 2013
1 domingo de resurrrección 20131 domingo de resurrrección 2013
1 domingo de resurrrección 2013
 
Acta pastoral 09marzo2013
Acta pastoral 09marzo2013Acta pastoral 09marzo2013
Acta pastoral 09marzo2013
 
Domingo de ramos c 2013
Domingo de ramos   c 2013Domingo de ramos   c 2013
Domingo de ramos c 2013
 
5 cuaresma 2013
5 cuaresma 20135 cuaresma 2013
5 cuaresma 2013
 
4 domingo cuaresma c 2013
4 domingo cuaresma c 20134 domingo cuaresma c 2013
4 domingo cuaresma c 2013
 
2 domingo cuaresma c 2013
2  domingo cuaresma c 20132  domingo cuaresma c 2013
2 domingo cuaresma c 2013
 
1 domingo cuaresma c 2013
1 domingo cuaresma   c  20131 domingo cuaresma   c  2013
1 domingo cuaresma c 2013
 
5 domingo to c 10-2-13
5 domingo to   c 10-2-135 domingo to   c 10-2-13
5 domingo to c 10-2-13
 
4 domingo t o c
4 domingo t o    c4 domingo t o    c
4 domingo t o c
 
Acta pastoral 14 01-2013
Acta pastoral 14 01-2013Acta pastoral 14 01-2013
Acta pastoral 14 01-2013
 

3º domingo pascua

  • 1. 1 TERCER DOMINGO DE PASCUA 22 de abril de 2012 1. MONICIÓN DE ENTRADA Bienvenidos a la Eucaristía. Celebramos este Tercer Domingo de Pascua con la alegría inmensa que nos da la Resurrección de Jesús. El Resucitado es quien llena nuestras vidas de esperanza, paz y alegría. Hoy veremos cómo todavía los discípulos tienen miedo. Hay muchos de nosotros que tenemos miedo, que nos angustia el futuro, en estos tiempos malos, de profunda crisis económica y moral. Pero el miedo no sirve para nada, ni responde a la realidad. Jesús responde a ese miedo preguntando: “¿Por qué surgen dudas en vuestro interior?” Es una pregunta que hizo, entonces, a sus discípulos y que nos hace, asimismo, ahora a todos nosotros. Y nos pide que le palpemos, que sintamos su presencia cercana, que no tengamos miedo. Debemos seguir el consejo de Cristo el Señor y no dejarnos vencer por esos temores sin sentido, al tener a Jesús cerca. Dispongámonos a celebrar nuestra Eucaristía con el júbilo que nos comunica la confianza total que tenemos en Dios Nuestro Señor. 2. ACTO PANITENCIAL • Jesús, Señor resucitado, tú nos muestras tus manos y tus pies, pues estás cerca de nosotros. R/. Señor, ten piedad de nosotros. • Cristo Jesús, Señor Resucitado, antes de resucitar sufriste y te entregaste a la muerte para traernos perdón y vida. R/. Cristo, ten piedad de nosotros. • Jesús, Señor Resucitado, tú nos invitas a comer contigo para compartir con nosotros tu fuerza y tu vida. R/. Señor, ten piedad de nosotros. 3. ORACIÓN Oh Dios de los vivientes, ¿quién creerá que tu Hijo ha resucitado si Él no vive entre nosotros hoy? No permitas que la muerte del pecado nos atrape, ya que él nos ha hecho libres por su sangre. Que su vida se desborde en nosotros, de modo que fluya sobre los que nos rodean con obras de perdón compasivo y de generosidad sin medida. Nútrenos con esa vida en la eucaristía, banquete de Jesucristo tu Hijo, nuestro Señor. DIOS NOS HABLA POR SU PALABRA PRIMERA LECTURA • Comentario Los Hechos de los Apóstoles nos narran los primeros momentos de la Iglesia, tras la Resurrección de Jesucristo. Pedro habla a la multitud de Jerusalén, sin rodeos, presentando la culpabilidad del pueblo y de
  • 2. 2 las autoridades en la muerte de Jesús. Pero les invita, también, al arrepentimiento. Pedro expone con valentía como se ha llevado a cabo el principio de la Redención. LECTURA DEL LIBRO DE LOS HECHOS DE LOS APÓSTOLES 3, 13-15.17.19 En aquellos días, Pedro dijo a la gente: El Dios de Abrahán, de Isaac y de Jacob, el Dios de nuestros padres, ha glorificado a su siervo Jesús, al que vosotros entregasteis ante Pilato, cuando había declarado soltarlo. Rechazasteis al santo, al justo y pedisteis el indulto de un asesino; matasteis al autor de la vida, pero Dios lo resucitó de entre los muertos y nosotros somos testigos. Sin embargo, hermanos, sé que lo hicisteis por ignorancia y vuestras autoridades lo mismo; pero Dios cumplió de esta manera lo que había dicho por los profetas: que su Mesías tenía que padecer. Por tanto arrepentíos y convertíos para que se borren vuestros pecados. Palabra de Dios SALMO RESPONSORIAL (SALMO 4) «EL SEÑOR HIZO MILAGROS EN MI FAVOR» (Salmo 4) El Señor me dio la vida, ¡qué poder! ¡qué generosidad! Él pronunció mi nombre Me llenó de vida nueva, antes de que fuera engendrado, anuncio de vida eterna, por amor. y preparó mi existencia porque me amaba. El Señor hizo milagros en mi favor: el milagro de la vida y de la fe, El Señor me dio una familia, ¡qué regalo! el milagro de la gracia y del Espíritu, Repitieron mi nombre con cariño, el milagro del amor. con paciencia y esperanza, y me hicieron crecer Siempre que hay amor es un milagro, porque me amaban. porque siempre que hay amor sonríe Dios. El Señor me dio una fe y comunidad Salir de sí y acercarse al otro, es milagro. de hermanos. ¡Puro don! Olvidarse a sí y dedicarse al otro, Me pusieron nombre nuevo es milagro. y escuché palabras nuevas Perdonar y no vengarse, es milagro. y ojos nuevos para ver la luz que permanece, Morir para que viva el otro, es milagro. que transforma, porque me amaban, nos amábamos. La Vida, la Palabra, el Espíritu, el Amor, siempre son milagros de Dios El Señor me dio su Espíritu en el regalo de su Hijo, SEGUNDA LECTURA • Comentario El Apóstol Juan nos presenta a Jesús como víctima por todos los pecados, por los nuestros, por los de aquellos hermanos del tiempo de Jesús y por los que tienen que venir todavía. El sacrificio de Jesús en la Cruz es la Redención total para todos los hombres y mujeres de todos los tiempos. LECTURA DE LA PRIMERA CARTA DEL APÓSTOL SAN JUAN 2, 1-5a Hijos míos: Os escribo esto para que no pequéis. Pero si alguno peca, tenemos a uno que abogue ante el Padre: a Jesucristo, el Justo. El es víctima de propiciación por nuestros pecados, no sólo por los nuestros, sino también por los del mundo entero. En esto sabemos que le conocemos: en que guardamos sus mandamientos. Quien dice: "Yo le conozco" y no guarda sus mandamientos, es un mentiroso y la verdad no está en él. Pero quien guarda su Palabra, ciertamente en él el amor de Dios ha llegado a su plenitud. En esto conocemos que estamos en El. Palabra de Dios EVANGELIO • Comentario El texto del Evangelio de San Lucas es un compendio de las apariciones de Jesús en esos días posteriores a la Resurrección. Alude a la
  • 3. 3 experiencia de los discípulos de Emaús y también a las presencias de Jesús Glorificado ante los apóstoles reunidos en el cenáculo. Les explica la futura misión predicar la conversión y el perdón de los pecados a todos los pueblos de la tierra. LECTURA DEL SANTO EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS 23, 35-48 En aquel tiempo contaban los discípulos lo que les había acontecido en el camino y como reconocieron a Jesús en el partir el pan. Mientras hablaba; se presentó Jesús en medio de sus discípulos y les dijo: Paz a vosotros. Llenos de miedo por la sorpresa, creían ver un fantasma. El les dijo: ¿Por qué os alarmáis?, ¿por qué surgen dudas en vuestro interior? Mirad mis manos y mis pies: soy yo en persona. Palpadme y daos cuenta de que un fantasma no tiene carne y huesos, como veis que yo tengo. Dicho esto, les mostró las manos y los pies. Y como no acababan de creer por la alegría, y seguían atónitos, les dijo: ¿Tenéis ahí algo que comer? Ellos le ofrecieron un trozo de pez asado. El lo tomó y comió delante de ellos. Y les dijo: Esto es lo que os decía mientras estaba con vosotros: que todo lo escrito en la ley de Moisés y en los profetas y salmos acerca de mí tenía que cumplirse. Entonces les abrió el entendimiento para comprender las Escrituras. Y añadió: Así estaba escrito: el Mesías padecerá, resucitará de entre los muertos al tercer día, y en su nombre se predicará la conversión y el perdón de los pecados a todos los pueblos, comenzando por Jerusalén. Vosotros sois testigos de esto. Palabra del Señor 4. Reflexión Las lecturas de hoy vuelven a hacer hincapié en los mismos contenidos que las de la semana pasada. Con todo, podemos resaltar que en todas ellas se establece un estrecho vínculo entre la experiencia pascual y la necesidad de dar testimonio de ella. Como creyentes reflexionaremos hoy sobre esta realidad de la presencia del Resucitado en nuestras vidas aquí en prisión. Nos preguntaremos si nuestra fe nos empuja a ser testigos del Señor en medio de este mundo. En el evangelio de hoy podemos distinguir dos escenas distintas. La primera parte de la escena (Lc. 24, 36-43) está centrada en el reconocimiento de Jesús que choca con ciertas dificultades. ¿Cómo reaccionan los discípulos ante la aparición del Resucitado? A pesar de ya se había aparecido a algunos de ellos, como se cuenta en los versículos precedentes (Lc. 24, 33-35), todavía les cuesta reconocerlo. Su actitud recuerda a la del incrédulo Tomás. La situación se desbloquea de nuevo gracias a la iniciativa del Resucitado. ¿A través de que signos se da Jesús a conocer a sus discípulos? A pesar de que la presencia del Resucitado entre los suyos no puede entenderse en un sentido físico, el evangelista quiere resaltar que se trata del mismo Jesús que ellos conocieron y trataron. Su presencia es nueva y diferente (por eso no lo reconocen al principio), pero es real. No es un fantasma. En la segunda escena (Lc. 24, 44-48), Jesús les ofrece una explicación de su pasión a partir de la interpretación de las Escrituras. De este modo les proporciona las claves para entender que la muerte del Mesías y sobre todo su resurrección son acontecimientos previstos en el proyecto de Dios. Y esa es la Buena Noticia que ellos, sus testigos, tendrán que anunciar a todos. Reconocer al Resucitado en nuestras vidas no siempre es tan fácil ni inmediato. A veces necesitamos de un largo proceso, en que vamos captando y entendiendo poco a poco los signos de su presencia entre nosotros. El evangelio de hoy nos muestra, además, que este encuentro no es un privilegio para nuestro disfrute personal, sino el inicio de una misión, de un testimonio acerca de él y de su proyecto reconciliador ante todo tipo de personas y en todas las circunstancias. TESTIGOS (Pagola) Lucas describe el encuentro del Resucitado con sus discípulos como una experiencia fundante. El deseo de Jesús es claro. Su tarea no ha terminado en la cruz. Resucitado por Dios después de su ejecución, toma contacto con los suyos para poner en marcha un movimiento de "testigos" capaces de contagiar a todos los pueblos su Buena Noticia: "Vosotros sois mis testigos". No es fácil convertir en testigos a aquellos hombres hundidos en el desconcierto y el miedo. A lo largo de toda la escena, los discípulos permanecen callados, en silencio total. El narrador solo describe su mundo interior: están llenos de terror; solo sienten turbación e incredulidad; todo aquello les parece demasiado hermoso para ser verdad. Es Jesús quien va a regenerar su fe. Lo más importante es que no se sientan solos. Lo han de sentir lleno de vida en medio de ellos. Estas son las primeras palabras que han de escuchar del Resucitado: "Paz a vosotros... ¿Por qué surgen dudas en vuestro interior?". Cuando olvidamos la presencia viva de Jesús en medio de nosotros; cuando lo hacemos opaco e invisible con nuestros protagonismos y conflictos; cuando la tristeza nos impide sentir todo menos su paz; cuando nos contagiamos unos a otros pesimismo e incredulidad... estamos pecando contra el Resucitado. No es posible una Iglesia de testigos.
  • 4. 4 Para despertar su fe, Jesús no les pide que miren su rostro, sino sus manos y sus pies. Que vean sus heridas de crucificado. Que tengan siempre ante sus ojos su amor entregado hasta la muerte. No es un fantasma: "Soy yo en persona". El mismo que han conocido y amado por los caminos de Galilea. Siempre que pretendemos fundamentar la fe en el Resucitado con nuestras elucubraciones, lo convertimos en un fantasma. Para encontrarnos con él, hemos de recorrer el relato de los evangelios: descubrir esas manos que bendecían a los enfermos y acariciaban a los niños, esos pies cansados de caminar al encuentro de los más olvidados; descubrir sus heridas y su pasión. Es ese Jesús el que ahora vive resucitado por el Padre. A pesar de verlos llenos de miedo y de dudas, Jesús confía en sus discípulos. Él mismo les enviará el Espíritu que los sostendrá. Por eso les encomienda que prolonguen su presencia en el mundo: "Vosotros sois testigos de esto". No han de enseñar doctrinas sublimes, sino contagiar su experiencia. No han de predicar grandes teorías sobre Cristo sino irradiar su Espíritu. Han de hacerlo creíble con la vida, no solo con palabras. Este es siempre el verdadero problema de la Iglesia: la falta de testigos. 5. ORACIÓN FINAL ERES NUESTRA ALEGRIA, SEÑOR Apareces cuando otros amigos nos fallan En la oscuridad, nos aportas luz Apareces y, a veces, no te reconocemos En las dudas, nos ofreces verdades Apareces y, con tu pan, nos alimentas En la violencia, eres paz ERES NUESTRA ALEGRIA, SEÑOR ERES NUESTRA ALEGRIA, SEÑOR Nos defiendes a pesar de nuestros errores Cuando llegue la muerte, serás vida Nos amas a pesar de nuestros olvidos Cuando llegue el final, serás principio Resucitas para que, un día, Cuando se apaguen las luces del mundo, también nosotros contigo lo hagamos nos encenderás otras eternas en el cielo ERES NUESTRA ALEGRIA, SEÑOR ERES NUESTRA ALEGRIA, SEÑOR Apareces cuando más te necesitamos «MANOS DEL RESUCITADO» Y en esto entró Jesús, se puso en medio, las manos de la gracia y del regalo, soy yo, dijo a los suyos, ved mis manos; no aprenderán jamás lo de cerrarse, serán siempre señal para creer, siempre abiertas al pobre, siempre dando. la verdad del Señor resucitado. Las manos amistosas, siempre unidas, Las manos de la Pascua lucirán y que nunca serán puños armados, las joyas de la sangre y de los clavos, no amenazan altivas y violentas, alianzas de amistad inigualable, amigas de la paz y del diálogo. quilates de un amor que se ha entregado. Manos agradecidas, suplicantes, que bendicen a todos como a hermanos, Esas manos pascuales lucharán que protegen a débiles, a niños, para dar libertad a los esclavos, que se alzan fervorosas suplicando. proteger a los débiles, caídos, construir la ciudad de los hermanos. Oh Señor de las manos traspasadas, oh Señor del dolor resucitado, Manos libres, humildes, serviciales, pon tus manos heridas en las mías, gastadas en la lucha y el trabajo; que te cure del dolor en otras manos. son las más disponibles, las primeras en prestar el esfuerzo necesario. Manos resucitadas han de ser