SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 8
EL ZAPATERO   Mira que soy tan pobre que no tengo ni siquiera otras sandalias; y como ves están rotas e inservibles. ¿Podrías tú reparármelas por favor?, porque no tengo dinero .
Dios le dijo entonces: Te puedo dar lo que quieras si me las arreglas. El zapatero con mucha desconfianza dijo: ¿Me puedes dar tu el millón de dólares que necesito para ser feliz?
Dios le dijo: Te puedo dar 100 millones de dólares. Pero a cambio me debes dar tus piernas... El zapatero dijo: ¿Y de que me sirven los 100 millones si no tengo piernas?
El Señor volvió a decir: Te puedo dar 500 millones de dólares, si me das tus brazos. El  zapatero  respondió: ¿y que puedo yo hacer con 500 millones si no podría ni siquiera comer yo solo ?
El Señor habló de nuevo y dijo: Te puedo dar 1000 millones si me das tus ojos. El zapatero solo dijo: ¿Y dime; que puedo hacer yo con tanto dinero si no podría ver el mundo, ni poder ver a mis hijos y a mi esposa para compartir con ellos?
Dios sonrió y le dijo: Ay hijo mío, como dices que eres pobre ¿; si te he ofrecido ya 1600 millones de dólares y no los has cambiado por las partes sanas de tu cuerpo! Eres tan rico y no te has dado cuenta
Sólo pensemos hoy en todo lo que podemos agradecer a Dios, y démosle gracias pues es El quien nos ha dado la salud. No pidamos tanto dinero, pues es mejor tener todo nuestro cuerpo sano a tener todo el dinero del mundo.
SI TE GUSTO ESTE MENSAJE ENVIALO A LAS PERSONAS QUE APRECIES MUCHO PARA QUE DIOS LES BENDIGA AL IGUAL QUE TE BENDIJO A TI

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

La actualidad más candente (7)

El Zapatero
El ZapateroEl Zapatero
El Zapatero
 
El Zapatero
El ZapateroEl Zapatero
El Zapatero
 
Tu valor
Tu valor Tu valor
Tu valor
 
Tu valor
Tu valorTu valor
Tu valor
 
Tu Valor 4369
Tu Valor 4369Tu Valor 4369
Tu Valor 4369
 
El zapataro
El zapataroEl zapataro
El zapataro
 
La verdadera fortuna aprendiendo del amor viii
La verdadera fortuna aprendiendo del amor viiiLa verdadera fortuna aprendiendo del amor viii
La verdadera fortuna aprendiendo del amor viii
 

Más de Presentaciones PowerPoint.com (20)

No creas todo
No creas todoNo creas todo
No creas todo
 
No te olvido
No te olvidoNo te olvido
No te olvido
 
Padre
PadrePadre
Padre
 
Nuetra vida
Nuetra vidaNuetra vida
Nuetra vida
 
Palabras
PalabrasPalabras
Palabras
 
Papel arrugado
Papel arrugadoPapel arrugado
Papel arrugado
 
Para esos amigos
Para esos amigosPara esos amigos
Para esos amigos
 
Para ponerse a_pensar
Para ponerse a_pensarPara ponerse a_pensar
Para ponerse a_pensar
 
Pausa
PausaPausa
Pausa
 
Paradojas de nuestro tiempo
Paradojas de nuestro tiempoParadojas de nuestro tiempo
Paradojas de nuestro tiempo
 
Piensa...
Piensa...Piensa...
Piensa...
 
Que es el amor?
Que es el amor?Que es el amor?
Que es el amor?
 
Que yo no pierda
Que yo no pierdaQue yo no pierda
Que yo no pierda
 
Reclamas
ReclamasReclamas
Reclamas
 
Riqueza y pobreza
Riqueza y pobrezaRiqueza y pobreza
Riqueza y pobreza
 
Rosas con nombres
Rosas con nombresRosas con nombres
Rosas con nombres
 
Rutina
RutinaRutina
Rutina
 
Sentirse orgulloso
Sentirse orgullosoSentirse orgulloso
Sentirse orgulloso
 
Seguire creyendo
Seguire creyendoSeguire creyendo
Seguire creyendo
 
Se Crece
Se CreceSe Crece
Se Crece
 

El zapatero

  • 1. EL ZAPATERO Mira que soy tan pobre que no tengo ni siquiera otras sandalias; y como ves están rotas e inservibles. ¿Podrías tú reparármelas por favor?, porque no tengo dinero .
  • 2. Dios le dijo entonces: Te puedo dar lo que quieras si me las arreglas. El zapatero con mucha desconfianza dijo: ¿Me puedes dar tu el millón de dólares que necesito para ser feliz?
  • 3. Dios le dijo: Te puedo dar 100 millones de dólares. Pero a cambio me debes dar tus piernas... El zapatero dijo: ¿Y de que me sirven los 100 millones si no tengo piernas?
  • 4. El Señor volvió a decir: Te puedo dar 500 millones de dólares, si me das tus brazos. El zapatero respondió: ¿y que puedo yo hacer con 500 millones si no podría ni siquiera comer yo solo ?
  • 5. El Señor habló de nuevo y dijo: Te puedo dar 1000 millones si me das tus ojos. El zapatero solo dijo: ¿Y dime; que puedo hacer yo con tanto dinero si no podría ver el mundo, ni poder ver a mis hijos y a mi esposa para compartir con ellos?
  • 6. Dios sonrió y le dijo: Ay hijo mío, como dices que eres pobre ¿; si te he ofrecido ya 1600 millones de dólares y no los has cambiado por las partes sanas de tu cuerpo! Eres tan rico y no te has dado cuenta
  • 7. Sólo pensemos hoy en todo lo que podemos agradecer a Dios, y démosle gracias pues es El quien nos ha dado la salud. No pidamos tanto dinero, pues es mejor tener todo nuestro cuerpo sano a tener todo el dinero del mundo.
  • 8. SI TE GUSTO ESTE MENSAJE ENVIALO A LAS PERSONAS QUE APRECIES MUCHO PARA QUE DIOS LES BENDIGA AL IGUAL QUE TE BENDIJO A TI