Escuela de Padres             EDUCAR PARA PREVENIR EL CONSUMO DE DROGAS¿Qué importancia tiene la familia para prevenir el ...
Escuela de PadresInvolúcrese más en la vida de sus hijos/asLos niños/as que están cercanos a sus padres tienen menos proba...
Escuela de PadresHable a sus hijos/as acerca de las drogasHablar con los hijos/as de las drogas y sus peligros es uno de l...
Escuela de Padres    o permitir comportamientos, negociando y llegando a acuerdos y    favoreciendo su autoestima.6- Se in...
Escuela de Padresamigos y formar parte de él. Según los expertos en adicciones, entre los rasgosde personalidad que, con m...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Educar para prevenir el consumo de drogas

11.933 visualizaciones

Publicado el

  • Sé el primero en comentar

Educar para prevenir el consumo de drogas

  1. 1. Escuela de Padres EDUCAR PARA PREVENIR EL CONSUMO DE DROGAS¿Qué importancia tiene la familia para prevenir el consumo de drogas?¿Cómo podemos prevenir el consumo en nuestros hijos/as? Éstas y otraspreguntas son frecuentes en los padres y aunque la prevención es tarea detodos, desde la familia existen formas efectivas de prevenir el consumoindebido de drogas y sus consecuencias negativas.IMPORTANCIA DE LA FAMILIALa familia es la principal fuente de influencia que tienen los hijos/as. A travésde ella, el niño/a toma contacto con la sociedad. La familia debe permitir eldesarrollo del niño/a como persona, que se valora, que es capaz de tomardecisiones, de aceptar o rechazar las influencias de los demás, de protegerse.Una buena calidad en las relaciones familiares facilita este desarrollo y permiteque la familia tenga mayor importancia en relación a otras influencias, comolos amigos y la escuela. 1 Departamento de Orientación Psicopedagógica
  2. 2. Escuela de PadresInvolúcrese más en la vida de sus hijos/asLos niños/as que están cercanos a sus padres tienen menos probabilidades deinvolucrarse en conductas de riesgo. Haga planes regulares con sus hijos/as: Establezca "tiempos compartidos": unos pocos minutos de conversación después de la cena, o antes de dormir, puede ayudar a la familia a establecer una comunicación abierta. Tenga reuniones familiares para discutir logros, injusticias, proyectos, preguntas acerca de la disciplina, y cualquier tema que interese a cualquier miembro de la familia. Coman juntos con tanta frecuencia como sea posible. Las comidas son una buena oportunidad para hablar acerca de los sucesos diarios. Trate de conocer a los amigos de sus hijos/as y a sus padres, y familiarícese con sus actividades.Establezca normas claras y consistentesSi los padres no han establecido previamente reglas respecto a actividadesbásicas del vivir diario, tendrán menos posibilidades de que sus hijos/asobedezcan una regla acerca de no usar drogas y alcohol.Preste atención a sus hijos/asHacerles sentirse valorados es importante para que desarrollen una buenaimagen de sí mismos.De este modo, los hijos/as se sentirán seguros de lo que hagan, piensen ydigan. Sabrán enfrentarse a las cosas de forma positiva, dependerán menosde lo que los otros digan, no necesitarán constantemente querer agradar a losdemás, no se someterán a los otros sin pensar, confiarán en sus capacidades yen el logro de sus metas, y aprendiendo de sus fracasos, sabrán hacersevalorar y no sentirse inferiores a los demás, aceptándose como son, sinnecesidad de aparentar.Es importante respetar los gustos y decisiones de los hijos/as, ya que si siemprese les imponen modos de actuar su propia opinión pierde fuerza. 2 Departamento de Orientación Psicopedagógica
  3. 3. Escuela de PadresHable a sus hijos/as acerca de las drogasHablar con los hijos/as de las drogas y sus peligros es uno de los pilaresfundamentales de la prevención. Es importante transmitir esta información anuestros hijos/as antes de que tengan que enfrentarse a situaciones en las quetengan que decidir. No tema que por hablar del tema les induzca a consumir.Lo más importante es mantener un canal abierto de comunicación entrepadres e hijos. Una actitud abierta a la conversación permitirá saber qué opinarealmente el menor acerca de los estupefacientes y si ha experimentado conalguno. Frente a estos casos, es bueno mostrarse comprensivo, pero muy firmeen cuanto a las consecuencias que ello implica.Actualmente, los planes de prevención se comienzan a aplicar desde la edadpreescolar. Lo ideal es que esto sea reforzado en la familia, fortaleciendo suautoestima para que en el futuro tenga seguridad y resistencia a la presión delgrupo; al mismo tiempo es fundamental entregarle información acerca de lospeligros del consumo de drogas, en la medida que el niño puedacomprenderlo.LOS PADRES PROMUEVEN LA PREVENCIÓN CUANDO…1- Están informados acerca de las drogas y sus consecuencias (tipos de drogas, factores de riesgo, efectos a corto y largo plazo...). No se trata de sensibilizar sino de saber dar respuesta a las curiosidades, preguntas, inquietudes y necesidades que sus hijos puedan plantear. Es importante saber dosificar la información y adaptarla a la edad de cada hijo/a.2- Potencian las actitudes y los estilos de vida saludables, actuando como modelos de los mismos (por ejemplo, hacer un uso responsable de los medicamentos y un uso ocasional del alcohol).3- Dan a sus hijos/as un ejemplo visible de autocontrol.4- Actúan como mediadores sociales facilitando la integración y socialización de sus hijos/as.5- Se adaptan a las necesidades y características de su hijo/a. Se interesan por su desarrollo integral para conocerlo y orientarlo, sin limitarse a prohibir 3 Departamento de Orientación Psicopedagógica
  4. 4. Escuela de Padres o permitir comportamientos, negociando y llegando a acuerdos y favoreciendo su autoestima.6- Se interesan por cómo ocupan el tiempo libre sus hijos. Muestran interés por conocer a los amigos de sus hijos/as e intentan conocer sus actitudes y comportamientos frente a las drogas.7- Siguen unas normas éticas que son capaces de razonar sin imponerlas con rigidez o manipulación.8- Favorecen un clima familiar de apoyo, comunicación y afecto.9- Fomentan valores firmes y adecuados. Si sus hijos e hijas tienen valores firmes y adecuados, tendrán mayor fuerza y entereza para decir NO al consumo del alcohol y las demás drogas, en vez de hacer lo que digan sus amistades.10- Están informados sobre lo que se debe hacer si se tiene algún problema relacionado con el alcohol u otras drogas. Aprender a reconocer los signos de los problemas asociados al consumo del alcohol, el tabaco y las demás drogas es importante. Y si es necesario conseguir ayuda inmediatamente.La prevención desde la familia debe asentarse sobre tres aspectos básicos: El ejemplo paterno-materno La transmisión de valores positivos y de respeto hacia la salud y el propio cuerpo Fortalecimiento de la personalidad de los hijos/as.EL ADOLESCENTE Y LAS DEPENDENCIASLa adicción a sustancias tóxicas es, quizá, lo que más preocupa a los padresde un hijo/a adolescente.Los chicos/as que lleguen a esta edad con una buena autoestima, seguridaden sí mismos, capacidad para tomar decisiones responsables y para resolverproblemas, estarán mejor preparados para el momento en que se encuentrencara a cara con las drogas. Lo mismo ocurrirá con aquellos que hayanincorporado la práctica regular de alguna actividad deportiva a su estilo devida y con los que hayan aprendido a disfrutar de su tiempo libre de formacreativa y variada.No obstante, algunas de las características propias de los adolescentes jueganen contra: la curiosidad y la experimentación de nuevas sensaciones sinpensar mucho en las consecuencias a largo plazo, el deseo de sentirseindependientes frente al mundo adulto y de ser aceptados por el grupo de 4 Departamento de Orientación Psicopedagógica
  5. 5. Escuela de Padresamigos y formar parte de él. Según los expertos en adicciones, entre los rasgosde personalidad que, con mayor frecuencia, se descubren en quienes handesarrollado alguna dependencia se encuentran: dificultad para comunicarsey establecer relaciones, inmadurez afectiva, falta de confianza en uno mismo,baja autoestima, inseguridad, poca tolerancia a la frustración e impulsividad,lo que aporta pistas a los padres y educadores sobre la dirección hacia dondeencaminar los esfuerzos educativos.Cuanto más se consiga retrasar el contacto de los hijos/as con el alcohol, eltabaco y otras sustancias, el número de probabilidades de que, más tarde,desarrollen una dependencia será más pequeño. Las normas sobre el uso delalcohol y el tabaco en casa, por tanto, deben ser tajantes: los menores nopueden beber ni fumar bajo ninguna circunstancia. 5 Departamento de Orientación Psicopedagógica

×