Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.

Elaboración de manual de construcción unidad v 2

492 visualizaciones

Publicado el

Manual debe todos los procesos y técnicas para la construcción

Publicado en: Ingeniería
  • Sé el primero en comentar

Elaboración de manual de construcción unidad v 2

  1. 1. República Bolivariana de Venezuela Ministerio del Poder Popular Para la Educación Instituto universitario de Tecnología Antonio José de Sucre Facultad: Tecnología de la construcción civil Materia: Construcción 2 Profesor: Integrantes: Marie Mendoza Jomny Parra Cl: 21.172.365 Rafael Viloria Cl: 24.391.234 Veronica Sosa Cl: 26.520.618 Puerto la Cruz 16 de Febrero del 2017
  2. 2. Edificación de tipo a porticado Este sistema constructivo está conformado por elementos verticales: columnas, muros de carga, muros de rigidez; elementos horizontales: vigas, viguetas y losas de entrepiso.16.1 Columnas. Elementos verticales que dan apoyo a los elementos horizontales y trasmiten las cargas a la cimentación. Su unidad de medida es el metro cúbico. Proceso constructivo:  Mano de obra: para el armado de una columna, se requiere un oficial y 1-2 ayudantes.  Colocación del refuerzo: Es el hierro utilizado para armar las columnas en concreto. Para flejes es refuerzo A-37 y para refuerzo longitudinal hierro PDR-60. Su unidad de medida es Kg ó Ton.  Formaleta  Fundida: Una vez colocada la formaleta, debidamente engrasada con ACPM para evitar que el concreto se pegue, se procede a verter el concreto en la columna. Se chuza con una varilla o con vibrador, y se le dan golpes suaves a la formaleta para que el hormigón penetre y se compacte.  Desencofrado: Después de pasadas 12 horas, o de un día para otro, se procede a quitar las tapas o testeros y se hace un resane a los huecos u hormigueros que nos hayan quedado, con una mezcla de arena y cemento en proporción.  Curado: Después de quitadas las tapas o testeros se procede a regar con agua 2 a 3 veces por día durante una semana o a envolver las columnas en polietileno para mantener su humedad.
  3. 3. Muros de rigidez: Son los que soportan su propio peso pero ayudan a resistir las fuerzas horizontales causadas por sismos en la dirección contraria a los muros estructurales no considerándose para el soporte de losas y techos. Su unidad de medida es el metro cúbico. Su proceso constructivo es igual al de las columnas. Muro fundido. Elementos horizontales que sostienen el entrepiso y transmiten las cargas de la edificación a las columnas. Su unidad de medida es el metro cúbico. Pueden ser fundidas en sitio o prefabricadas. Proceso constructivo:  Mano de obra: Un oficial y 1-2 ayudantes.  Colocación del refuerzo de vigas: Es el hierro utilizado para armar las vigas aéreas en concreto. Para flejes es refuerzo A-37 y para refuerzo longitudinal hierro PDR-60. Su unidad de medida es Kg ó Tonc) Formaleta: puede ser en madera o metálica. Se deben untar con aceite quemado o con parafina con ACPM los testeros de la formaleta para que el concreto no se pegue del encofrado. Se procede a localizar la formaleta teniendo como guía los ejes de la viga, se colocan a plomo los tableros o testeros en las orillas, y se clavan listones en la parte superior para que el ancho de la viga se mantenga uniforme. Es necesario colocar riostras o diagonales clavadas en las orillas para que resistan el empuje lateral del hormigón durante al vaciarlo. La canasta se levanta sobre unas piedras o panelas para que quede separada del fondo y completamente embebida en el concreto. Se marcan los niveles, estableciendo la altura de la viga y se fijan unos clavos para enrasar la corona del cimiento.
  4. 4.  Fundida y nivelación corona de la viga: Se procede a fundir la viga para lo cual se utiliza un concreto de 3000 PSI. Durante el vaciado se debe chuzar el hormigón con una varilla de 1/2 o 5/8 de pulgada o con un vibrador, sin excederse para no causar disgregación de los materiales. Luego, colocando un hilo entre los clavos de nivelación y con la ayuda del palustre se procede a emparejar el concreto u hormigón hasta el tope que marca el hilo para que así quede nivelada la corona de la viga.  Desencofrado: Después de pasadas 12 horas, o al día siguiente de fundida la viga de cimentación se procede a desencofrarla, quitando con mucho cuidado la formaleta.  Curado: Una vez desencofrada la viga, se debe estar rociando con agua la viga por 7 días consecutivos, como mínimo, según lo establece la norma NSR-2010.  Viguetas: Elementos horizontales que sostienen el entrepiso y transmiten las cargas de la edificación a las vigas. Su unidad de medida es el metro cúbico. Pueden ser fundidas en sitio o prefabricadas. Proceso constructivo: igual al proceso constructivo de vigas.
  5. 5. Sistema de muros portantes vaciados en sitio Conjunto estructural: La estructura de una vivienda se encarga de soportar su propio peso y los efectos de un terremoto. Está formada por los siguientes elementos: Cimentación: Debido a la presencia de muros portantes, el tipo de cimentación que se usa generalmente es el denominado “cimiento corrido”. Éste se construye con: Concreto ciclópeo = Cemento + Hormigón + Agua + Piedra zanja (mediana o grande) He aquí algunos requisitos mínimos que debe cumplir:
  6. 6. Es importante tener en cuenta que las medidas del cimiento corrido dependen básicamente de dos factores: a) Del tipo de suelo b) Del peso total a soportar Veamos cada uno de ellos: a) Tipo de suelo: Existen diferentes tipos de suelo y cada uno de ellos tiene sus propias características (arcilloso, arenoso, peso máximo a soportar, grado de humedad, cantidad de sales, sulfatos, etc.). En Lima, por ejemplo, una gran parte de la ciudad tiene un terreno gravoso (grava y arena) al que se le denomina comúnmente cascajo u hormigón. Sin embargo, la periferia de la ciudad, conformada por el Cono Sur, el Cono Norte o la expansión hacia el Este (La Molina, etc.) No tienen estos terrenos, sino principalmente arenas sueltas y limos arcillosos. Existen también terrenos pantanosos (Chorrillos). Como verás, es importante conocer las características del terreno para definir las medidas del cimiento corrido. Este “factor suelo” es considerado por el proyectista cuando realiza el diseño estructural de la vivienda de albañilería que vas a construir. Aunque cada proyecto incluye planos de cimentación que indican - entre otras cosas- la profundidad de excavaciones, las medidas de sus cimientos y la cantidad de refuerzo necesario; a modo de información referencial y orientadora podemos considerar lo siguiente:
  7. 7. Si el suelo es blando, es recomendable considerar un sobre cimiento armado: b) Peso total a soportar: Este es el segundo factor del cual dependen las medidas definitivas y precisas del cimiento corrido. El peso total a soportar no es igual para todos los cimientos. Algunos soportan más que otros; dependiendo del número de pisos y también de la ubicación (en planta) de los cimientos. Esto también lo toma en cuenta el ingeniero proyectista cuando realiza el diseño estructural de la vivienda. Muro: En este punto nos referiremos a los muros portantes, que constituyen el segundo elemento estructural a estudiar. Muro portante = Ladrillo King Kong + Mortero Es importante saber que un muro portante no es lo mismo que un “tabique”.
  8. 8. Tabique = Ladrillo pandereta + Mortero El ladrillo pandereta sólo se debe usar en la construcción de tabiques. Los muros portantes le proporcionan la fortaleza y la solidez necesarias a una vivienda, es decir, la vuelven más resistente. Observa la figura 10. Ahí se muestra uno de los trabajos que realizan estos muros: soportar y transferir peso (o carga) de cada uno de los pisos de una vivienda. Como se puede apreciar, una edificación es la superposición de varios pisos separados por los techos (losas aligeradas de concreto armado), los cuales se apoyan en los muros (en toda su longitud) por medio de las vigas soleras. En el caso de una vivienda de dos pisos, la transferencia de los pesos de un nivel a otro sucede de la siguiente manera (Ver figura 10): - Todo el peso del segundo piso es distribuido a los muros de ese mismo nivel de la manera que indican las flechas. - Igualmente, el peso del primer piso es distribuido a sus propios muros, como indican las flechas, sumándose a esto todo el peso del segundo piso. Como se ve, en este caso, los muros del primer piso soportan el doble de peso que los del segundo. - Finalmente, todo el peso acumulado que llega a los muros del primer piso es transferido a la cimentación y ésta lo transfiere al terreno. Por otro lado, estos mismos muros portantes tienen que realizar otro trabajo adicional: soportar y transferir las fuerzas que producen los sismos. Al ocurrir un sismo, éste produce una fuerza (V) que se distribuye a cada muro portante (Ver figura 11), ocasionándole mayor presión. Es importante mencionar que con cierta frecuencia, los muros portantes tienen que realizar estos dos trabajos al mismo tiempo, lo cual demanda un gran esfuerzo para cada muro portante y por esta razón es importante utilizar excelentes materiales, contar con buena mano de obra y tener un diseño estructural adecuado (planos estructurales).
  9. 9. Por eso toma en cuenta estas dos recomendaciones. a. Necesidad de tener muros portantes en las dos direcciones: Un sismo es un fenómeno natural que ocasiona, entre otros efectos, que la vivienda se sacuda como si alguien la empujara lateralmente. Estas fuerzas pueden sacudir a la vivienda en distintas direcciones (X, Y), y por lo tanto, la edificación debe tener muros dispuestos a lo largo de dichas direcciones, de modo que le proporcionen fortaleza. Los muros portantes trabajan principalmente en dirección longitudinal, es decir, a lo largo. Esto significa que en una casa como la de la figura 12, los muros dispuestos en la dirección “Y”, son los que deberán soportar las fuerzas del sismo en esa dirección; y los muros dispuestos en la dirección “X”, (Ver figura 13) son los que deberán soportar la fuerza sísmica de esta dirección. Los problemas comienzan cuando en una vivienda hay escasos muros en una dirección u otra, o si éstos son de poca longitud. De presentarse esta falla grave, las fuerzas del sismo pueden ocasionar la rajadura y el colapso de los muros. El diseño estructural de una vivienda permite conocer si los muros serán de cabeza o de soga y la longitud que deberán tener.
  10. 10. Base de piso, Proporcionamiento de la mezcla: La cantidad de cemento, agregados, agua y aditivos de una mezcla de concreto para pisos debe cumplir con tres objetivos: 1) El concreto endurecido debe de tener la dureza, resistencia a la abrasión y durabilidad que se solicite en las especificaciones. 2) El concreto debe tener la consistencia adecuada para su trabajabilidad, que normalmente está en un revenimiento entre 6 y 12 centímetros. 3) La mezcla debe ser económica, dosificada de tal forma que no se den desperdicios ni excesos de ningún componente. La dureza o resistencia a la compresión depende de la relación agua – cemento. Para una determinada cantidad de cemento, arena y piedra, especificada en el diseño de mezcla, debe incluirse un volumen determinado de agua. Si se incrementa la cantidad de agua, sin aumentar la cantidad de cemento, se tiene como resultado una baja resistencia del concreto. La resistencia a la abrasión depende de la dureza del concreto, el porcentaje de agregado fino y la dureza de la piedra. También depende del tipo de acabado que se le dé a la superficie del concreto fresco y al curado. Deben evitarse mezclas con exceso de finos ya que producen un concreto con baja resistencia al desgaste y altas contracciones. Si el piso se va a utilizar para tránsito pesado, deben utilizarse agregados de muy buena calidad y concretos de alta resistencia. La durabilidad se entiende en el sentido que los pisos no se deterioren con el uso, no se produzca descamación y polvo en la superficie. Generalmente estos problemas no se relacionan con la resistencia del concreto y son causados por malos métodos de acabado y curado. Las mezclas deben ser diseñadas tomando en cuenta la resistencia que requiere la losa que se va a construir, el tamaño máximo de los agregados, la calidad de los mismos y el revenimiento que se necesita en la obra. El concreto se puede producir en obra con una mezcladora, pero no es lo más recomendable. Para garantizarse la calidad del mismo debe solicitarse a una planta de concreto premezclado.
  11. 11. Como un ejemplo, se indica a continuación el proporcionamiento de una mezcla para una resistencia a la compresión a los 28 días de f´c = 245 Kg/cm2. y un revenimiento de 10 cm., asumiendo que no hay báscula disponible y los materiales se miden por volumen, en un cajón con dimensiones internas de 33x33x33 cm. Material: Cemento, Arena, Piedra de 25 mm, Agua Cantidad por saco cemento: Un saco de 50 kg, 2 cajones, 3 cajones, 25 litros Herramientas: Se explica en este capítulo el tipo de herramientas que normalmente se utilizan al colar una losa de concreto y su uso. Para distribuir el concreto se utilizan: palas que se recomiendan sean de forma cuadrada porque son mejores para mover el concreto, rastrillos para acomodar concretos muy rígidos y alisadoras o llanas. Herramientas para colocar concreto: (a) Palas de forma cuadrada (b) Rastrillos (c) Alisadoras ó llanas Para consolidar el concreto se utilizan vibradores que pueden ser de dos clases: internos o externos. Los externos son los denominados reglas vibratorias que son operadas con motores eléctricos o de gasolina, que al mismo tiempo compactan el concreto y lo vandejando a nivel.
  12. 12. Las losas sobre el suelo están soportadas por la subrasante y la sub- base. La subrasante, es el terreno natural nivelado y compactado, el cual deberá proveer un soporte uniforme. No debe tener partes duras ni partes suaves. Si la subrasante no es uniforme la losa se apoya únicamente en las partes duras y forma puentes sobre las partes suaves. Esto tiene como resultado que ocurran grietas y un inadecuado asentamiento. Si el terreno no es uniforme debe colocarse una capa adicional de lastre que es la sub-base. La sub- base normalmente es de por lo menos 10 cm. de espesor, de material granular o lastre estabilizado con cemento. Tanto la subrasante como la sub-base deben estar bien compactados. El material orgánico del terreno debe ser completamente removido y llegar al suelo natural el cual debe compactarse en forma uniforme. Si el suelo es granular o arenoso, es factible que pueda soportar directamente la losa de concreto, una vez este bien compactado. En algunos proyectos se requiere colocar barreras de vapor, que generalmente son hojas de polypropileno. De no ser necesarias no deben utilizarse, ya que incrementan el curvado o alabeo de las losas y aumentan el riesgo de grietas plásticas. Las láminas deben traslaparse y sellarse y no tener huecos que permitan el paso de la humedad a la losa. Antes de vaciar el concreto debe humedecerse la capa de base sobre la que se vaya a verter el concreto, teniendo el cuidado de no formar charcos. Colocación y terminado de una losa Humedecer la capa base sobre la que se ya a verter el concreto, tener el cuidado de no formar charcos.
  13. 13. Compactación alrededor de los pozos de registro y zanjas de tuberías: Las losas son a menudo construidas sobre zanjas de tuberías de agua, cloacas, o línea telefónicas, que se han abierto sobre la sub-base terminada. Estas zanjas deben rellenarse y compactarse en capas de 20 cm. para evitar posteriores rupturas y asentamientos en los pavimentos. Trazo y nivelación: Los planos de la mayoría de los proyectos definen el trazo y los niveles de las losas. Este trazo y nivelación ya verificado servirá como alineamiento para las formaletas y el pavimento. La imprecisión o la incorrecta ejecución de estos trabajos traerán como consecuencia que se produzcan ondulaciones, malos niveles y encharcamientos en tiempos de lluvia. Después de que la subrasante y sub-base han sido preparadas, se colocan las formaletas a su correcto nivel. Antes de colocar el concreto se debe verificar las elevaciones de la subbase, colocando una regla o una cuerda entre las formaletas, para verificar que el espesor este correcto. Elevaciones altas deben ser removidas y las depresiones deben ser rellenadas y compactadas de nuevo.
  14. 14. Colocación de las formaletas: La práctica más común para construir pisos de concreto es hacerlo en franjas largas, iniciando la primera a la orilla de la pared y colocando la franja adyacente después que la primera ha endurecido o construyendo en franjas alternas. Con franjas adyacentes es más económico el uso de las formaletas porque se remueve y se coloca en la franja contigua. Al construir con franjas alternas se utiliza más formaletas. Para lograr una superficie más pareja, un rendimiento más alto durante la construcción y menos problemas en las juntas, no se recomienda construir las losas como “tablero de ajedrez. Refuerzo de acero: El acero no le da ningún refuerzo estructural a una losa vaciada sobre el piso. El único propósito del acero es mantener las grietas lo más cerradas posible. Como las grietas aparecen en la superficie, este acero de refuerzo debe de colocarse en la parte superior, a 4 cm de la superficie. Normalmente se utiliza malla electrosoldada o varillas deformadas y estas deben ser colocadas utilizando soportes de concreto( helados), del adecuado espesor para que la malla quede en la parte superior de la losa, como se muestra en la siguiente figura. Si se coloca la malla en la parte inferior de la losa es un desperdicio de recursos, pues no se está utilizando el acero donde se requiere.
  15. 15. Colocación del concreto La regla más importante al colocar el concreto es evitar la segregación, es decir, evitar que los agregados gruesos se separen del mortero, compuesto de cemento y arena. Si la piedra, la arena, el cemento y el agua no se encuentran bien mezclados en el concreto, la parte que tenga más agua y arena será la más débil y la que se fisurará más. Desafortunadamente hay una tendencia natural de que la piedra se vaya al fondo de la mezcla y el operario debe cuidarse de evitarlo. Algunas de las cosas que deben tomarse en cuenta al colocar el concreto son las siguientes: 1) Deposite el concreto lo más cerca al lugar donde lo va a ocupar, para moverlo lo menos posible. 2) Empiece en una esquina y trabaje hacia fuera de la esquina. 3) Si la losa está en pendiente, empiece en la parte más baja y trabaje hacia arriba. 4) No mueva el concreto con el vibrador. Esta es la mejor manera de causar segregación al concreto. 5) Al chorrear las losas no permita que el concreto se descargue de la manguera de la bomba o del balde de la grúa, con una caída mayor a 60 cm. 6) Use las herramientas apropiadas para mover horizontalmente el concreto, como son las palas cuadradas y rastrillos para el concreto (no de jardín).
  16. 16. Consolidación: La consolidación es el proceso que consiste en compactar el concreto fresco dentro de las formaletas, eliminando gran cantidad de aire atrapado con el fin de evitar sus efectos perjudiciales, como son: baja resistencia, aumento de la porosidad y menor durabilidad. La consolidación se obtiene por métodos manuales o mecánicos. La mejor forma es la utilización de vibradores de aguja o reglas vibratorias, pero en caso de no tener disponibles estos equipos se debe compactar el concreto introduciendo repetidas veces una varilla apisonadora. En losas delgadas, el vibrador se deberá insertar con un ángulo casi horizontal de modo que se mantenga completamente sumergida la cabeza del vibrador. El vibrador no deberá entrar en contacto con la sub-base para que no se produzca contaminación del concreto y el tiempo de inserción para una adecuada consolidación varía entre 5 y 15 segundos. Nivelación, enrasado: Es el proceso que consiste en retirar el exceso de concreto de la superficie de la losa para dejarla en el nivel apropiado. Las reglas vibratorias ejercen un doble efecto de nivelación y compactación. Pero el método más utilizado es el uso de una maestra transversal, que consiste en una regla recta que se desplaza manualmente sobre la formaleta al mismo tiempo que se le imprime un movimiento de vaivén. Se pueden utilizar con este fin reglas de madera de 50 x 120 mm o tubos metálicos. Estos últimos presentan la ventaja de ser más rectos y tener una mayor durabilidad.
  17. 17. Acabados Inmediatamente después de la nivelación o enrasado, se debe usar una llana ó flota con el propósito de alisar la superficie, eliminar los puntos altos o bajos de la losa. Se debe de tener la precaución de no sobretrabajar el concreto ya que podría sellar la superficie antes de que termine el sangrado, lo cual atraparía el agua de sangrado bajo la superficie terminada, produciendo zonas debilitadas o vacíos que acabarán en forma de desprendimientos laminares una vez la superficie este en uso. La utilización de llanas o flotas de madera disminuye el riesgo de sellar la superficie. No se debe aplicar el acabado final mientras exista agua de sangrado en la superficie, ya que causará graves agrietamientos, desprendimiento de polvo en condiciones de uso normal del pavimento y descascaramientos. Cuando se desea obtener una superficie densa, dura y lisa, se deberá proseguir con un pulido metálico. Esta operación se debe iniciarse cuando el sangrado haya terminado y el concreto ha alcanzado la resistencia necesaria como para que al pisar no produzca una huella de una profundidad superior a 5 mm. Esta operación normalmente se realiza con equipos mecánicos conocidos como helicópteros. La tendencia de emparejar y pulir demasiado pronto la superficie, constituye un error, ya que el emparejado y alisado prematuro pueden ser causas de descascaramientos, agrietamientos irregulares y desprendimiento de polvo, produciendo a fin de cuentas, una superficie con una resistencia reducida a la abrasión.
  18. 18. Curado El curado deberá comenzar lo más pronto posible después del acabado. Una demora de unas cuantas horas puede dar origen a problemas en la superficie. Con los procedimientos de curado se trata de mantener el concreto húmedo, al menos durante los primeros 7 días, y de esta manera asegurar la continua hidratación del cemento y el desarrollo de resistencia del concreto. En días ventosos es necesario cubrir la losa antes del acabado final o aplicar una neblina de agua sobre el concreto recién colocado para evitar las grietas plásticas. Columna, Columnas de Concreto Armado: Son elementos compuestos de concreto armados con acero de refuerzo,Poligonal ó circular, de esto dependerá su armado y encofrado. Proceso constructivo: 1) hechura de la armaduría según detalle en los planos. 2) colocación de la armaduría amarrándola a la parrilla de la zapata 3) colocación de los helados de concreto de acuerdo al recubrimiento especificado 4) Colocación del encofrado de la columna. 5) Vaciado de concreto vibrándolo 6) Desenmoldado.
  19. 19. Son elementos de acero sólido y su sección depende del diseño estructural, son hechas en fábrica y soldadas a una placa de acero fijada. Proceso de columna de acero: 1) Colocación de armaduría de zapata,pedestal y tensores. 2) Colado de zapata y pedestal. Es importante recalcar que los pernos donde se fijará la columna deben quedar embebidos a la altura de la rosca, y para eso al momento del vaciado de concreto es necesario poner una placa provisional que garantice la inmovilidad de los pernos. 3) La unión de las columnas a la fundación, se hace por medio de una placa base de acero soldada a la columna; ésta reparte la carga en la superficie del pedestal. La placa se une a la fundación mediante los pernos de anclaje. 4) Entre la placa y el pedestal se aplica una lechada de alta resistencia conocida como “grout” Losas de entrepisos: Losas o placas de entrepiso son los elementos rígidos que separan un piso de otro, construidos monolíticamente o en forma de vigas sucesivas apoyadas sobre los muros estructurales. Columnas de acero
  20. 20. Funciones Las losas o placas de entrepiso cumplen las siguientes funciones: Función arquitectónica: Separa unos espacios verticales formando los diferentes pisos de una construcción; para que esta función se cumpla de una manera adecuada, la losa debe garantizar el aislamiento del ruido, del calor y de visión directa, es decir, que no deje ver las cosas de un lado a otro. Función estructural: Las losas o placas deben ser capaces de sostener las cargas de servicio como el mobiliario y las personas, lo mismo que su propio peso y el de los acabados como pisos y revoques. Además forman un diafragma rígido intermedio, para atender la función sísmica del conjunto.
  21. 21. Clasificación Las losas o placas de entrepiso se pueden clasificar así: Según la dirección de carga: Losas unidireccionales: Son aquellas en que la carga se transmite en una dirección hacia los muros portantes; son generalmente losas rectangulares en las que un lado mide por lo menos 1.5 veces más que el otro. Es la más corriente de las placas que se realizan en nuestro medio. Losa o placa bidireccionales: Cuando se dispone de muros portantes en los cuatro costados de la placa y la relación entre la dimensión mayor y la menor del lado de la placa es de 1.5 o menos, se utilizan placas reforzadas en dos direcciones.
  22. 22. Según el tipo de material estructural Losas o placas en concreto (hormigón) reforzado: Son las más comunes que se construyen y utilizan como refuerzo barras de acero corrugado o mallas metálicas de acero. Losas o placas en concreto (hormigón) pretensado: Son las que utilizan cables traccionados y anclados, que le transmiten a la placa compresión. Este tipo de losa es de poca ocurrencia en nuestro medio y sólo lo utilizan las grandes empresas constructoras que tienen equipos con los cuales tensionan los cables. Losa o placas apoyada en madera: Son las realizadas sobre un entarimado de madera, complementadas en la parte superior por un diafragma en concreto reforzado. Losa o placa en lámina de acero: Son las que se funden sobre una lámina de acero delgada y que configura simultáneamente la formaleta y el refuerzo inferior del concreto que se funde encima de ella. Tiene un uso creciente en el medio constructivo nacional. Losas o placas en otro material: Son placas generalmente prefabricadas realizadas en materiales especiales como arcilla cocida, plástico reforzado, láminas plegadas de fibrocemento, perfiles metálicos etc.
  23. 23. Clasificación de las losas o placas vaciadas en el sitio Estas losas requieren formaletas especiales, generalmente formadas por una cama (tableros o entarimados), apoyos (tacos y cerchas) y riostras (diagonales). Las losas o placas vaciadas en el sitio pueden construirse aligeradas (nervadas) o macizas. Losas aligeradas: Son las que utilizan un aligerante para rebajar su peso e incrementar el espesor para darle mayor rigidez transversal a la losa. Los aligerantes pueden ser rígidos o flexibles, y pueden ser. Recuperable: Cuando después de vaciada y fraguada la losa se puede sacar el aligerante y darle uso en otras losas. Los hay moldeados en porón y en plástico reforzado, o ensamblados, como los de madera y láminas metálicas, el uso más frecuente es en losas que se deja a la vista la cara inferior. Perdido: Es el aligerante que no se puede recuperar después de vaciada la losa y son generalmente de madera o esterilla de guadua. Para utilizarlos, se funde o vacía primero una torta o capa de mortero con un espesor de 2.5 cm, reforzada con malla electrosoldada o malla de alambre tipo gallinero; luego se colocan los cajones aligerantes, se ubica el refuerzo de acuerdo al plano estructural, se funde el hormigón y finalmente, en la parte superior del aligerante, se funde una capa (diafragma) monolítica con las nervaduras de la losa y de unos 5 cm de espesor Losas macizas: Son las fundidas o vaciadas sin ningún tipo de aligerante. Se usan con espesores hasta de 15 cm, generalmente utilizan doble malla de acero una en la parte inferior y otra en la parte superior.
  24. 24. El proceso constructivo de la losa consta de los siguientes pasos Preparar puesto de trabajo: Herramientas: Serrucho, escuadra, martillo, marco de sierra con segueta, gancho para amarrar el acero (bichiroque), pala, pica, palustre, boquillera, grifa (perro), flexómetro, hilo, lápiz. Equipo: Mezcladora, andamio, escalera, baldes, banco para figurar el acero, carretilla. Materiales: Madera, (tablas, largueros, tacos), clavos de 3",2",21/2, acero de refuerzo , tuberías PVC sanitaria y eléctrica, alambre cocido No. 18, cemento, arena, triturado, agua, impermeabilizante. Armar encofrado: El encofrado: Es la estructura temporal que sirve para darle al concreto la forma definitiva. Su función principal es ofrecer la posibilidad de que el acero de refuerzo sea colocado en el sitio correcto, darle al concreto la forma y servirle de apoyo hasta que endurezca, está constituido por el molde y los puntales(tacos), que pueden ser metálicos o de madera.
  25. 25. Condiciones generales de los encofrados  Los encofrados metálicos presentan un desgaste mínimo con un manejo adecuado. Se deben limpiar bien luego de usarlos, e impregnarlos con un producto desmoldante comercial: aceite, petróleo ó, ACPM con parafina al 50%, dependiendo del acabado que se quiera lograr.  Se debe evitar la oxidación protegiéndolos periódicamente con pintura anticorrosiva, sobre todo si va a estar mucho tiempo a la intemperie.  Debe protegérsele también de los rayos del sol y de la lluvia.  Se debe almacenar en sitios cubiertos y secos, debidamente codificados, colocado verticalmente o ligeramente inclinado cuando se recuesten sobre un muro y levantados del piso sobre zancos o estibas.  Las piezas o componentes defectuosos se deben reparar o reemplazar debida y oportunamente.  Los tableros de madera: Se deben limpiar retirando el concreto adherido inmediatamente después del desencofrado, con agua a presión y cepillo de cerdas plásticas blandas.  Se deben retirar.todos los dispositivos flojos, las varillas de amarre, clavos, tornillos, residuos de lechada o polvo.  Una vez usados se deben limpiar y retirar clavos, tornillos, pasadores, abrazaderas, alambres, etc. sobrantes y reemplazar las piezas defectuosas o faltantes.  Se debe controlar el uso excesivo de martillo metálico durante el vaciado y el desencofrado pues el golpearlos con esta herramienta los deteriora.  No deben almacenarse a la intemperie al sol y al agua, porque se tuercen y se deteriora su superficie.  No debe abusarse del uso de clavos y tornillos pues se debilita la madera al desflecar las fibras.  Se deben pintar periódicamente con pinturas resistentes al agua para evitar cambios volumétricos por absorción de agua.  No deben someterse a cargas y esfuerzos excesivos, ni emplearse para usos diferentes a los previstos, para evitar su deterioro y deformación.

×