Se ha denunciado esta presentación.
Se está descargando tu SlideShare. ×

Realismo y naturalismo(4º).comp

Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Cargando en…3
×

Eche un vistazo a continuación

1 de 21 Anuncio
Anuncio

Más Contenido Relacionado

Presentaciones para usted (20)

Similares a Realismo y naturalismo(4º).comp (20)

Anuncio

Más de rafernandezgon (20)

Más reciente (20)

Anuncio

Realismo y naturalismo(4º).comp

  1. 1. REALISMO Y NATURALISMO EN EL SIGLO XIX
  2. 2. EL REALISMO EN EUROPA • El Realismo es un movimiento artístico que surge en Francia hacia 1830 con Balzac y Stendhal. Después se extiende por toda Europa. Balzac • Se sustituye la exaltación de la libertad individual por el deseo de explicar la realidad social a través de la literatura. • El género fundamental será la novela. Stendhal.
  3. 3. LA NOVELA REALISTA: CARACTERÍSTICAS • Género más adecuado • Creación de ambientes para observar, verosímiles y objetivos representar y explicar la que reflejen las formas realidad social (una de vida de los realidad convulsa por la personajes ( a veces los situación política y escritores crean un económica del universo propio, ej. momento). Balzac y Galdós), • Postura crítica ante la también verosímiles. sociedad. Siempre una actitud de denuncia. • La clase media será la protagonista.
  4. 4. • Técnicas narrativas: Observación de la realidad y documentación precisa para representarla lo más fielmente posible. Descripciones detalladas del ambiente (de las ciudades, por ejemplo) y del carácter de los personajes. Narración en tercera persona, narrador omnisciente. Lenguaje sencillo y austero, nada retórico. Se refleja el lenguaje de los distintos grupos sociales.
  5. 5. REALISMO EN a) Prerrealismo: se alternan ESPAÑA. elementos románticos (costumbrismo e El Realismo en idealización) con elementos España se estrictamente realistas (argumentos más definidos desarrollará en y mejor caracterización de tres fases: los personajes). Hay un a) Prerrealismo marcado dualismo moral. Autores: Cecilia Böhl de b) Realismo Faber, “Fernán caballero”, c) Introducción con La gaviota (1848) y de las técnicas Pedro Antonio de Alarcón, naturalistas. El sombrero de tres picos.
  6. 6. b) Realismo: a partir de 1870, fecha de la publicación de la primera novela de Galdós, La fontana de oro. c) Introducción de las técnicas naturalistas: a partir de 1880. El creador del Naturalismo fue Émile Zola, francés.
  7. 7. ¿Qué es el Naturalismo? • No es sólo una corriente según el cual el hombre es literaria, sino también producto del ambiente en una nueva concepción el que ha crecido, por lo del hombre y un nuevo que la libertad no existe; método para estudiar su o la teoría de la comportamiento. evolución) y filosóficas • Pretende aplicar las (el socialismo, la lucha de teorías científicas (por clases) que se han ejemplo, el determinismo desarrollado en la biológico, segunda mitad del siglo XIX.
  8. 8. ¿Cuáles son sus características? • Temas: miseria humana, la corrupción, el alcoholismo, las enfermedades mentales y hereditarias, la marginación. Todo ello remite a la idea general de una total falta de esperanza. Es una literatura pesimista. • Ambientes: descripciones impresionistas detalladas, ambientes rurales, ambientes sórdidos, tristes, negativos, en general se recogen los aspectos más desagradables de la sociedad.
  9. 9. • Técnicas: documentación y observación realista hasta el extremo. Aparece el llamado ESTILO INDIRECTO LIBRE (el narrador en 3ª persona omnisciente emplea palabras y expresiones propias del personaje, como si fuera éste el que estuviera expresándose en 1ª persona. El resultado es como si la novela se fuera haciendo dentro de la cabeza del propio personaje).
  10. 10. Ejemplo de texto naturalista Cojeaba el infeliz animal por culpa de un gran tumor que tenía el ijar derecho… También se recogió el atador las mangas de estopa, y sacó de la faltriquera del pantalón una reluciente navaja de afeitar envuelta en un trapo. Agachóse bajo la paciente, y empuñando el instrumento, con brioso girar de muñeca y haciendo terrible fuerza en el pulgar, sajó casi en redondo el lobanillo. Bramó y resopló de dolor la vaca, intentando huir; pero estaba bien sujeta y el corte dado ya. Sin hacer caso de los mugidos angustiosos ni de las inútiles sacudidas de la bestia, el señor Antón comenzó a esgrimir la navaja casi de plano, desprendiendo la piel que cubría el tumor, y disecando poco a poco, con certeza diestra, sus raíces, como quien desprende de un peñasco los tientos de un adherido pólipo.
  11. 11. De rato en rato empapaba con trapos la sangre que corría y le impedía ver. Cada raíz encubría otras más menudas, y la navaja seguía escrutando los ijares del animal, persiguiendo las últimas ramificaciones de la fea excrecencia. Ya casi la tenía desprendida, cuando la vaca, que parecía resignada a su suerte, dio de pronto un empuje desesperado y supremo, logró soltar las patas, derribó de una patada el sombrero de copa del algebrista y echó a correr furiosa. Ciega por el terror, fue a batir contra la muralla del emparrado, donde la alcanzó Perucho. […] El señor Antón, con su rapidez y maestría acostumbradas, arrojaba ya triunfalmente hacia el campo más próximo una masa sanguinolenta e informe, que era el núcleo del lobanillo y su aureola de raíces. Emilia Pardo Bazán, Los pazos de Ulloa
  12. 12. • Seguramente, si ella se veía en EJEMPLO DE ESTILO cualquier ahogo, acudiría Pez a INDIRECTO LIBRE auxiliarla con aquella delicadeza galante que Bringas no conocía ni había mostrado jamás en ningún LA DE BRINGAS, (1884). tiempo, ni aun cuando fue su Es la continuación de Tormento. El relato se centra pretendiente, ni en los días de la luna en Rosalía Pipaón, mujer de miel, pasados en Navalcarnero… atractiva, cada vez más ¡Qué tinte tan ordinario había tenido aficionada al lujo en el vestir y a vivir por encima siempre su vida toda! Hasta el pueblo de las posibilidades que le elegido para la inauguración permite su matrimonio con matrimonial era horriblemente el funcionario Bringas, tacaño y maniático. Su inculto, antipático y contrario a toda creciente frustración se idea de buen tono… advierte en este texto.
  13. 13. Bien se acordaba la dama de aquel lugarón, de aquella posada en que no había ni una silla cómoda en que sentarse, de aquel olor a ganado y a paja, de aquel vino sabiendo a pez y aquellas chuletas sabiendo a cuero… Luego el pedestre Bringas no le hablaba más que de cosas vulgares. En Madrid, el día antes de casarse, no fue hombre para gastarse seis cuartos en un ramo de rositas de olor… En Navalcarnero le había regalado un botijo, y la llevaba a pasear por los trigos, permitiéndose coger amapolas, que se deshojaban enseguida. A ella le gustaba muy poco el campo y lo único que se lo habría hecho tolerable era la caza; pero Bringas se asustaba de los tiros, y habiéndole llevado en cierta ocasión el alcalde a una campaña venatoria, por poco mata al propio alcalde. Era hombre de tan mala puntería que no daba ni al viento… De vuelta a Madrid, había empezado aquella vida matrimonial reglamentada, oprimida, compuesta de estrecheces y fingimientos, una comedia doméstica de día y de noche, entre el metódico y rutinario correr de los ochavos y las horas.
  14. 14. Ella, sometida a hombre tan vulgar, había llegado a aprender su frío papel y lo representaba como una máquina, sin darse cuenta de lo que hacía. Aquel muñeco hízola madre de cuatro hijos, uno de los cuales había muerto en la lactancia. Ella les quería entrañablemente, y gracias a esto, iba creciendo el vivo aprecio que el muñeco había llegado a inspirarle… Deseaba que el tal viviese y tuviera salud; la esposa fiel seguiría a su lado, haciendo su papel con aquella destreza que le habían dado tantos años de hipocresía. Pero para sí anhelaba ardientemente algo más que vida y salud; deseaba un poco, un poquito siquiera de lo que nunca había tenido, libertad, y salir, aunque sólo fuera por modo figurado, de aquella estrechez vergonzante. Porque, lo decía con sinceridad, envidiaba a los mendigos, pues éstos, el ochavo que tienen lo gozan con libertad, mientras que ella… Benito Pérez Galdós, La de Bringas
  15. 15. AUTORES REALISTAS Y NATURALISTAS Benito Pérez Galdós Dos grupos de obras: a) Novelas: se señalan tres épocas distintas. • Novelas de primera época (1870-1881). Escribe obras de tesis. En ellas combate el fanatismo y el caciquismo. Doña Perfecta.
  16. 16. • Novelas españolas contemporáneas (1881- 1892): es la época de sus grandes obras, La desheredada, Fortunata y Jacinta (ver página 66 del libro de texto), Tormento, Tristana. En ellas realiza un impresionante fresco de la sociedad española del momento e introduce las técnicas naturalistas, como por ejemplo el estilo indirecto libre o la presentación de ambientes sórdidos.
  17. 17. • Novelas espirituales y simbólicas (a partir de 1892): se centra en el interior de los personajes, en los valores morales y espirituales. Introduce en ellas el monólogo interior y elementos fantásticos. Nazarín, Misericordia.
  18. 18. b) Episodios nacionales: 46 novelas históricas agrupadas en cinco series que recorren la historia de España desde la batalla de Trafalgar hasta la Restauración. En ellos se aprecian las tres épocas de las novelas.
  19. 19. Leopoldo Alas, “Clarín” Su obra fundamental es La Regenta (ver página 85 del libro de texto), que es la historia de un triángulo amoroso entre Ana Ozores (la Regenta), Fermín de Pas (un sacerdote) y Álvaro Mesía (el donjuán de Vestusta).
  20. 20. La ciudad, Vetusta, es la verdadera protagonista (=Oviedo), con sus fanatismos, su ambiente Primera edición de La Regenta. asfixiante y provinciano que acaban matando el idealismo de Ana (igual que en la novela de Flaubert, Madame Bovary). Utiliza técnicas propias del Realismo y del Naturalismo, como Estatua de La son las descripciones y el Regenta junto a estilo indirecto libre. la catedral de Oviedo.
  21. 21. Otros autores y sus obras • Juan Valera (realista): Vicente Blasco Ibáñez Pepita Jiménez. • Emilia Pardo Bazán (naturalista): Los Pazos de Ulloa. • Vicente Blasco Ibáñez (naturalista). Se le Emilia Pardo Bazán considera el único escritor español puramente naturalista. La barraca

×