Revista Digital:               Reflexiones y Experiencias Innovadoras en el Aula.               ISSN 1989-2152            ...
Revista Digital:               Reflexiones y Experiencias Innovadoras en el Aula.               ISSN 1989-2152            ...
Revista Digital:               Reflexiones y Experiencias Innovadoras en el Aula.               ISSN 1989-2152            ...
Revista Digital:               Reflexiones y Experiencias Innovadoras en el Aula.               ISSN 1989-2152            ...
Revista Digital:               Reflexiones y Experiencias Innovadoras en el Aula.               ISSN 1989-2152            ...
Revista Digital:               Reflexiones y Experiencias Innovadoras en el Aula.               ISSN 1989-2152            ...
Revista Digital:               Reflexiones y Experiencias Innovadoras en el Aula.               ISSN 1989-2152            ...
Revista Digital:               Reflexiones y Experiencias Innovadoras en el Aula.               ISSN 1989-2152            ...
Revista Digital:               Reflexiones y Experiencias Innovadoras en el Aula.               ISSN 1989-2152            ...
Revista Digital:               Reflexiones y Experiencias Innovadoras en el Aula.               ISSN 1989-2152            ...
Revista Digital:               Reflexiones y Experiencias Innovadoras en el Aula.               ISSN 1989-2152            ...
Revista Digital:               Reflexiones y Experiencias Innovadoras en el Aula.               ISSN 1989-2152            ...
Revista Digital:               Reflexiones y Experiencias Innovadoras en el Aula.               ISSN 1989-2152            ...
Revista Digital:               Reflexiones y Experiencias Innovadoras en el Aula.               ISSN 1989-2152            ...
Revista Digital:               Reflexiones y Experiencias Innovadoras en el Aula.               ISSN 1989-2152            ...
Revista Digital:               Reflexiones y Experiencias Innovadoras en el Aula.               ISSN 1989-2152            ...
Revista Digital:               Reflexiones y Experiencias Innovadoras en el Aula.               ISSN 1989-2152            ...
Revista Digital:               Reflexiones y Experiencias Innovadoras en el Aula.               ISSN 1989-2152            ...
Revista Digital:               Reflexiones y Experiencias Innovadoras en el Aula.               ISSN 1989-2152            ...
Revista Digital:               Reflexiones y Experiencias Innovadoras en el Aula.               ISSN 1989-2152            ...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Marzo10 vera munoz_raul

314 visualizaciones

Publicado el

0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
314
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
2
Acciones
Compartido
0
Descargas
1
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Marzo10 vera munoz_raul

  1. 1. Revista Digital: Reflexiones y Experiencias Innovadoras en el Aula. ISSN 1989-2152 DEP. LEGAL: GR 2327/2008 Nº-18 – MARZO DE 2010 “EL SEXISMO EN EL SIGLO XXI: CIRCUNSTANCIA QUE AFECTA A TODOS.” AUTORIA RAÚL VERA MUÑOZ TEMÁTICA COEDUCACIÓN ETAPA ESO, BACHILLERATO Y FP(GRADO MEDIO Y SUPERIOR)ResumenEN MI TRAYECTORIA PROFESIONAL PREFERENTE CON MUJERES, HE DISIPADO MUCHAS DELAS CUESTIONES QUE NOS AFECTAN TANTO A HOMBRES COMO MUJERES EN EL TEMA DELSEXISMO. SI BIEN, ES UN MAL QUE TAMBIÉN NOS AFECTA A LOS HOMBRES, ES ARDUA LATAREA DE CAMBIAR DICHA MENTALIDAD QUE TAN INTRÍNSECA ESTA INSTAURADA EN LAMENTE DE NUESTROS PADRES; ESA GENERACIÓN DE LOS AÑOS 60 Y 70 QUE VIVIERON LAAGONÍA DE LA DICTADURA ESPAÑOLA Y QUE TANTO DAÑO HIZO A NUESTRO SISTEMA DEVALORES. ESE SISTEMA DE CREENCIAS QUE, LOS PROFESIONALES DE ENSEÑANZATENEMOS QUE ANALIZAR Y CAMBIAR. EL ASUNTO DE ESTE ARTÍCULO ES TRANSMITIR MISCONOCIMIENTOS Y MIS ANDANZAS COMO COORDINADOR DEL PLAN DE IGUALDAD DE MICENTRO EN CUYO COMETIDO ME SIENTO MUY COMPROMETIDO TANTO A NIVELPROFESIONAL COMO PERSONAL.Palabras claveSexismo masculino, sexismo femenino, androcentrismo, patriarcarcado, plan de igualdad, coeducación, feminismo,patriarcado, misandria, misógeno.C/Maestro Cebrián, 4 - Bajo 9. - Teléfono 958 10 72 90 - 18003- GRANADA ESPAÑA revistadigital@didacta21.com
  2. 2. Revista Digital: Reflexiones y Experiencias Innovadoras en el Aula. ISSN 1989-2152 DEP. LEGAL: GR 2327/2008 Nº-18 – MARZO DE 20101.- INTRODUCCIÓN¡Vivimos en el siglo XXI! Qué placer da decir esto, es verdad. Somos la generación TIC, en el que lainformación vuela de un punto del planeta a otro en cuestión de segundos con sólo apretar un botón denuestro ordenador. Ahora, incluso, es posible acceder a ella en cualquier parte del planeta con unpequeño teléfono móvil con conexión a Internet. Nuestros padres, jamás podrían pensar que esto seríaposible.Si visualizamos de manera retrospectiva vemos que esto no siempre ha sido así. A nuestros padres selos crió con la cultura del yugo y de la calamidad, sino se encontraban en las familias adineradas de laépoca. Mi historia familiar no tiene cabida aquí en sentido personal, pero sí en sentido histórico y deinformación. Mi familia era trabajadora y humilde y siempre creí que la cultura androcentrista quedesprendían sus palabras era algo más de pueblo que de cultura popular.Para poder entender, he tenido que investigar en las raíces del todo y sumergirme en las historia de loanterior. Sólo así he podido entender y comprender para poder ofrecer una visión objetiva a mi proyectocoeducativo. De esta manera he comprendido el inicio del mal; el comienzo de una cultura que esnegativa en sentido amplio para la mujeres pero que también, en muchos otros sentidos no espromotoria para los hombres, por lo que todos debemos de luchas para erradicar esta conductaperjudicial para los habitantes del planeta: la raza humana sin distinción de sexo.Mediante este artículo, se pretende ofrecer una visión profunda y sistemática de los términos que todocoeducador tiene que dominar al igual que un escolar de primaria tiene que saber el abecedario.Mi objetivo es, dar a conocer los raíces de nuestro machismo actual; sólo desde el conocimiento de suscimientos, podremos trabajar para romper este rascacielo “feo” que todavía tenemos en el centro denuestras sociedades urbanas y en nuestros pequeños pueblos.C/Maestro Cebrián, 4 - Bajo 9. - Teléfono 958 10 72 90 - 18003- GRANADA ESPAÑA revistadigital@didacta21.com
  3. 3. Revista Digital: Reflexiones y Experiencias Innovadoras en el Aula. ISSN 1989-2152 DEP. LEGAL: GR 2327/2008 Nº-18 – MARZO DE 20102.- PATRIARCADO Y ANDROCENTRISMO. SEXISMOPatriarcadoEn su sentido literal significa gobierno de los padres. Históricamente el término ha sido utilizado paradesignar un tipo de organización social en el que la autoridad la ejerce el varón jefe de familia, dueñodel patrimonio, del que formaban parte los hijos, la esposa, los esclavos y los bienes. La familia es,claro está, una de las instituciones básicas de este orden social.Los debates sobre el patriarcado tuvieron lugar en distintas épocas históricas, y fueron retomados en elsiglo XX por el movimiento feminista de los años sesenta en la búsqueda de una explicación que dieracuenta de la situación de opresión y dominación de las mujeres y posibilitaran su liberación. Las feministas han analizado y teorizado sobre las diferentes expresiones que ha ido adoptando a largo de la HISTORIA y las distintas geografías, estructurándose en instituciones de la vida publica y privada, desde la familia al conjunto de la social. También fueron definiendo los contenidos ideológicos, económicos y políticos del concepto que, conforme a Carol Pateman (1988), es el único que se refiere específicamente a la sujeción de las mujeres y singulariza la forma del derecho político que los varones ejercen en virtud de ser varones. En los relatos sobre el origen o la creación de los sistemas de organización social y política, del mundo público y privado, hallamos historias conjeturales, considerandoalgunas que la sociedad emerge de la FAMILIA patriarcal, o las más actuales, que se origina en elcontrato. El PODER en el patriarcado puede tener origen divino, familiar o fundarse en el acuerdo devoluntades, pero en todos estos modelos, el dominio de los varones sobre las mujeres se mantiene.Gerda Lerner (1986) lo ha definido en sentido amplio, como “la manifestación e institucionalización deldominio masculino sobre las mujeres y niños/as de la familia y la ampliación de ese dominio sobre lasmujeres en la sociedad en general”. Sus investigaciones se remontan a la Mesopotamia, entre los años6.000 y 3.000 A.C. “En la sociedad mesopotámica, como en otras partes, el dominio patriarcal sobre lafamilia adoptó multiplicidad de formas: la autoridad absoluta del hombre sobre los niños, la autoridadsobre la esposa y el concubinato”.C/Maestro Cebrián, 4 - Bajo 9. - Teléfono 958 10 72 90 - 18003- GRANADA ESPAÑA revistadigital@didacta21.com
  4. 4. Revista Digital: Reflexiones y Experiencias Innovadoras en el Aula. ISSN 1989-2152 DEP. LEGAL: GR 2327/2008 Nº-18 – MARZO DE 2010María Milagros Rivera Garretas, señala como estructuras fundamentales del patriarcado las relacionessociales de parentesco y dos instituciones muy importantes para la vida de las mujeres, laheterosexualidad obligatoria y el contrato sexual.En el patriarcado no todas las relaciones son familiares, por tanto no se puede entenderlo literalmentesino a riesgo de dejar fuera las demás instituciones sociales que realmente comprende.La forma de entenderlo como poder de los padres, llega hasta la modernidad, donde el ascenso de unanueva clase, la burguesía, necesita dar otro fundamento al ejercicio del poder para adaptarlo a loscambios producidos. Este nuevo fundamento es el pacto o acuerdo social, mediante el cual se organizael patriarcado moderno.Algunas autoras consideran que en la constitución del patriarcado moderno, los varones también pactansu poder como hermanos. Los ideales de igualdad, libertad y fraternidad remiten a este pacto entrefraters.ANDROCENTRISMOEl Androcentrismo consiste en considerar al ser humano de sexo masculino como él centro deluniverso, como la medida de todas las cosas, como el único observador válido de cuanto sucede en elmundo, como el único capaz de dictar leyes, de imponer justicia, de gobernar el mundo. Esprecisamente esta mitad de la humanidad la que posee la fuerza(los ejércitos, la policía), domina losmedios de comunicación de masas, posee el poder legislativo, gobierna la sociedad, tiene en sus manos los principales medios de producción y es el dueño y señor de la técnica y la ciencia. Hay un prejuicio muy extendido que consiste en creer que la visión androcéntrica del es la que poseen los hombres, pero esto no es así, en realidad es la que posee la inmensa mayoría de los seres humanos, hombres y mujeres, educados en esta visión y que no han podido o no han querido substraerse de ella. El Androcentrismo supone, desde el punto de vista social, un cúmulo deC/Maestro Cebrián, 4 - Bajo 9. - Teléfono 958 10 72 90 - 18003- GRANADA ESPAÑA revistadigital@didacta21.com
  5. 5. Revista Digital: Reflexiones y Experiencias Innovadoras en el Aula. ISSN 1989-2152 DEP. LEGAL: GR 2327/2008 Nº-18 – MARZO DE 2010discriminaciones Y de injusticias hacia la mujer que no se tolerarían en ningún otro grupo humano....Sila Mujer lo tolera es porque ella misma participa del pensamiento androcéntrico y tieneInconscientemente aceptados todos sus tópicos, es más, en multitud de ocasiones es su principaldefensora y la inmensa mayoría de las veces su más fiel trasmisora.SEXISMOSe suele llamar sexismo a la discriminación (e incluso odio) de las personas según su sexo en lugar depor sus méritos individuales, si bien el término también puede aludir a todas las diferenciacionessistémicas basadas en el sexo de los individuosEl sexismo puede incluir diferentes creencias o actitudes: • La creencia de que un sexo es superior al otro. • La actitud de misoginia (odio a las mujeres) o misandria (odio a los hombres). • La actitud de imponer una noción limitada de masculinidad (género) a los hombres (sexo) y una noción limitada de feminidad (género) a las mujeres (sexo).El sexismo puede ser generalizado como un subtipo de esencialismo y puede ser particionado comoformado por sexismo contra el sexo femenino, contra el sexo masculino, contra losintersexuales(hermafroditas y pseudohermadofroditas) y contra los transexuales (masculinos yfemeninos). Cada tipo de sexismo tiene su propia historia y forma de intolerancia.Las creencias sexistas, como una especie de esencialismo, sostienen que los individuos pueden serentendidos o juzgados basándose simplemente en las características del grupo al que pertenecen: eneste caso, a su grupo sexual, masculino o femenino. Esto asume que todos los individuos «encajan» enla categoría de «masculinos» o «femeninos» y no tiene en cuenta a las personas intersexuales quenacen con características sexuales de ambos grupos. También asume características homogéneaspara todos los hombre del grupo «masculino» y todas las mujeres del «femenino», sin tener cuenta lasenormes diferencia que puedan darse dentro de ellos. Hay también hombres XX y mujeres XY que songenéticamente de un sexo pero desarrollaron las características sexuales del otro en la etapa fetal.Ciertas formas de discriminación sexual son ilegales en muchos países, pero casi todos tienen leyesque otorgan derechos, privilegios o responsabilidades especiales a uno u otro sexo.C/Maestro Cebrián, 4 - Bajo 9. - Teléfono 958 10 72 90 - 18003- GRANADA ESPAÑA revistadigital@didacta21.com
  6. 6. Revista Digital: Reflexiones y Experiencias Innovadoras en el Aula. ISSN 1989-2152 DEP. LEGAL: GR 2327/2008 Nº-18 – MARZO DE 2010SEXISMO CONTRA LAS MUJERESEn su forma extrema, el sexismo contra las mujeres es conocidocomo misoginia, que significa ‘rechazo a las mujeres’. El término«sexismo» en su uso corriente suele aludir al sexismo contra lasmujeres, debido a que éste fue la primera forma de sexismocomúnmente identificada.SEXISMO CONTRA LOSHOMBRESEn su forma extrema, el sexismocontra los hombres es conocidocomo misandria, que significa ‘odio alos hombres’. Debido a que es lasegunda forma de sexismocomúnmente identificada, a menudose conoce como sexismo inverso. Untérmino levemente relacionado es«androfobia», que aluda al miedo alas hombres o a la masculinidad.Aunque la opinión de que lasmujeres son superiores a loshombres también es sexismo, sóloen los últimos años se ha empezadoa tomar conciencia de ello en eldiscurso público.Otra fuente de sexismo es el«antiguo patriarcado» y el «antiguomatriarcado», que históricamentehan restringido y limitado el papel delos hombres en otras partes de lasociedad y ha mirado con desprecioa los amos de casa.C/Maestro Cebrián, 4 - Bajo 9. - Teléfono 958 10 72 90 - 18003- GRANADA ESPAÑA revistadigital@didacta21.com
  7. 7. Revista Digital: Reflexiones y Experiencias Innovadoras en el Aula. ISSN 1989-2152 DEP. LEGAL: GR 2327/2008 Nº-18 – MARZO DE 20103.- DIFERENCIA ENTRE SEXISMO, MACHISMO Y FEMINISMO¿Cómo hablar en voz alta sin pedir permiso al Padre? Pero el Padre ya no es solamente el sementalprogenitor sino que es la cabeza de un organismo viviente, la cabeza encima de los hombros, la partede arriba. Bípedos y cerebrales los humanos fuimos construidos a la imagen de Dios, de un Dios Padre,el Padre Nuestro, Señor de los Cielos. Aún fuera del mundo judeocristiano, el Padre es el Poder, es elnúcleo en torno al cual gira la organización familiar, es el protagonista de la Familia.Toda nuestra cultura mira con los ojos de un Varón Adulto y Joven. Nuestra sociedad, organizada entorno a la Tragedia, tiene un protagonista genérico y generacional. Niños, ancianos y mujeres soncategorías sub-humanas para quienes se reserva la protección y la obediencia. Desde los tiemposolvidados por nuestras abuelas, la mujer ocupa roles tan fundamentales en la sociedad como laconservación de la memoria. Roles fundamentales para la reproducción de la sociedad patriarcal, parala conservación de sus valores y sus mitos. En la Familia, la Madre enseña que el que manda es Papá;en este mundo enfermo, la mujer ha sido siempre la secretaria del hombre.Sin embargo, ese siempre tiene un origen que se remonta a una de las más significativas rupturasculturales como es el origen del patriarcado. Pensar en una sociedad patriarcal no solamente implicapensar al Varón como el Rey, sino a la fuerza como virtud, a la firmeza como requisito de adultez, a laadultez como etapa culminante en nuestras vidas. La lista es infinita porque intenta detallar todas lasvivencias, todas las ideas construidas desde el prisma interpretador de la masculinidad. Los principiosmasculinos de la interpretación de la naturaleza han prevalecido en la primera plana de nuestraconciencia, y desde ahí han ido construyendo la cultura que hoy vivimos y padecemos.Desde la mirada libertaria, la construcción de un mundo diferente se propone a través del desarrollo devínculos sociales sin la mediación del Poder. Por eso es que hay tanta proximidad entre el pensamientolibertario y los movimientos de emancipación de la mujer en un mundo para hombres. La mujer esobjeto para el hombre. La mujer es del hombre. El hombre le da su apellido porque es Padre de Familia,y la mujer es parte de la familia. Decir Padre es decir Dueño y Rector, es decir Gobierno, Protección yModelo. La mujer es propiedad, el hombre es propietario. Reivindicaciones tales como la igualdad deoportunidades de acceso a los espacios sociales tienen lugar en un mundo que no ha contempladonunca la equidad entre los géneros.De hecho, las organizaciones familiares monogámicas o poligámicas, tienen que ver con la cantidad demujeres tolerable en la organización familiar según haya o no suficientes para repartir entre losmiembros de la sociedad, a saber, los hombres. El valor social de la mujer ha sido históricamente sucapacidad reproductora y es en ese sentido que es educada para la maternidad. Hoy en día, es difícilencontrar mujeres que no tengan como modelo de realización personal el matrimonio, la familia y lagestación de hijos, de la misma forma que es raro encontrar hombres que no sueñen con ser losC/Maestro Cebrián, 4 - Bajo 9. - Teléfono 958 10 72 90 - 18003- GRANADA ESPAÑA revistadigital@didacta21.com
  8. 8. Revista Digital: Reflexiones y Experiencias Innovadoras en el Aula. ISSN 1989-2152 DEP. LEGAL: GR 2327/2008 Nº-18 – MARZO DE 2010protectores, proveedores y modelos para sus hijos y para su mujer, sentados en la cabecera de la mesafamiliar a la hora del almuerzo.Esto a su vez tiene lugar en un mundo construido en torno al Poder como vínculo social. El Poder comoparadigma de las relaciones humanas afecta también la construcción de ideas al punto en que todo loque observamos lo interpretamos desde una perspectiva jerárquica, es decir vertical. Lo bueno es lo dearriba, el cielo, y lo malo es el descenso a los infiernos. Los valores más importantes son los superiores,los más altos principios de la razón, en contra de los más bajos instintos de la pasión. Toda nuestravisión del mundo está signada por estos dos vectores confluyentes: Poder y Patriarcado, siendo elPatriarcado la forma estructural del Poder en nuestra sociedad.Las oposiciones al Poder han dado lugar históricamente a una diversidad notable de movimientossociales que buscaron a su modo la libertad. Claro que ese modo siempre está contenido dentro de laidea de libertad que cada movimiento elaboró. Así, cuando la contradicción se estableció entre clases,se confundió la idea de Poder con la de libertad al punto en que se consideró que la libertad estaba enfunción del Poder. Quiero decir que la emancipación, en vez de asumirse como la ruptura de lascadenas del sometimiento, fue asumida como el desplazamiento de un sometedor por otro, un darvuelta la tortilla incapaz de eliminar al sometimiento como tal. Las contradicciones de clase en unasociedad estratificada son a esta altura, creo yo, incuestionables. Pero la superación de la inequidadno pasa por la conquista del Poder por parte de los actuales sometidos, sino por la desestratificación dela sociedad, es decir, la eliminación del sometimiento como instancia vincular, la construcción de unasociedad sin clases.Lo mismo ocurre con las tensiones entre géneros. La superación de la inequidad social producida por elpatriarcado no llegará jamás de la mano de un eventual desplazamiento del hombre de la situación dePoder, sino a través del mismo factor de transformación: la eliminación del Poder. Actualmente losmovimientos feministas concurren en el error, creo yo, de absolutizar el género y confundir el Poder conel poderoso. No bastará con eliminar al poderoso: es necesario eliminar el Poder. Y no todo varónsomete, de la misma forma que no toda mujer es sumisa y cómplice. El patriarcado es una construccióncultural que se corresponde con un modelo específico de sociedad de control. Quienes nosenfrentamos contra las sociedades de control, nos enfrentamos también contra el patriarcado. Nopuede hablarse de libertad en tanto no se combatan de una u otra forma las instituciones de laobediencia y del control.Machismo y Feminismo son, en primera y última instancia, movimientos de reivindicación de un géneropor sobre otro. La contradicción Feminismo vs. Patriarcado es falaz. El feminismo es también productodel patriarcado, es un patriarcado visto desde abajo, como decía Savater de la Impotencia y del Poder.C/Maestro Cebrián, 4 - Bajo 9. - Teléfono 958 10 72 90 - 18003- GRANADA ESPAÑA revistadigital@didacta21.com
  9. 9. Revista Digital: Reflexiones y Experiencias Innovadoras en el Aula. ISSN 1989-2152 DEP. LEGAL: GR 2327/2008 Nº-18 – MARZO DE 2010El Feminismo se opone al Machismo en aquello que a la vez los iguala. No son más que corrientesdiscriminatorias que toman al género como eje de la discriminación.La reacción racista de algunos negros en África, Europa o Estados Unidos, por comprensible queresulte, no puede ser aceptada si hablamos de combatir al racismo. No tiene sentido. Dentro delpensamiento libertario, la idea de Estado es combatida más allá de cuál sea el sector que lomonopolice. Los nacionalismos han sido siempre combatidos por los defensores de la libertad más alláde cuál sea la nación reivindicada en pro de un mundo sin fronteras. Todos estos ejemplos confluyen enlo mismo: todos somos hijos de la misma tierra.La equidad contiene y considera a la diferencia. La equidad entre géneros propone la convivencia en ladiversidad y no la totalización de la vivencia humana. Por eso es que no hablo de igualdad. Mujeres yvarones no somos iguales. Establecer la diferencia en términos de importancia o calidad, de mejores ypeores, de más o de menos, es reproducir la jerarquización de nuestro pensamiento. La igualdadtotaliza, y es ahí donde se absolutiza el pensamiento y se construye un ideario liberticida en nombre dela libertad. Todo individuo o grupo social tiene que gozar la libertad a su modo y con susparticularidades, según se le venga en gana. Y la libertad es asunto de todos en vistas del vínculo y no de la expansión. Como decía Bakunin, el hombre es libre solamente si está rodeado de hombres libres. Aquí se abre entonces un terreno de construcción social que apunta a la equidad solidaria y no al desplazamiento social de un género por otro, de un sector por otro. Esta construcción tiene que avanzar sobre el lenguaje de manera radical. Bakunin decía hombre y pensaba en una humanidad protagonizada por varones. No porque fuera machista, sino porque era parte de una cultura en la que no era posible distinguir el rol del género. La naturalización del vínculo social es el principal enemigo en este punto. No hay naturalidad en el esquema vincular que padecemos, sino una interpretación de entre tantísimas posibles de la realidad que vivimos. Tal vez entonces nos quede por hacer mucho más de lo que suponíamos cuando pensábamos en Machismoo Feminismo. Quizás nos quede por construir una cultura nueva, desde abajo, en la que la noción delotro como sujeto diferente prime por sobre los totalitarismos de clase o género, por sobre cualquierC/Maestro Cebrián, 4 - Bajo 9. - Teléfono 958 10 72 90 - 18003- GRANADA ESPAÑA revistadigital@didacta21.com
  10. 10. Revista Digital: Reflexiones y Experiencias Innovadoras en el Aula. ISSN 1989-2152 DEP. LEGAL: GR 2327/2008 Nº-18 – MARZO DE 2010forma de totalitarismo. Quizás nos quede por construir una sociedad libre en la que la libertad seaentendida como el desarrollo de capacidades comunes a través del vínculo solidario y no comoindefinidas expansiones de lo individual por sobre lo colectivo o viceversa. Y esto solamente es posiblea partir de la diversidad.Cuando lo humano deje de sinonimizarse con lo masculino, cuando la Impotencia-feminismo deje pasoa una construcción horizontal y plural, cuando el Poder-machismo sea erradicado de una sociedadcapaz de abandonar el patriarcado junto a toda expresión de arkos, podremos empezar a construir unasociedad fundada en la solidaridad y en la equidad, es decir, una sociedad libre. En este sentido, creoyo, es necesario salir del feminismo como de la lucha de clases, y abrir a una nueva búsqueda de laverdadera emancipación: la eliminación de todo sometimiento.C/Maestro Cebrián, 4 - Bajo 9. - Teléfono 958 10 72 90 - 18003- GRANADA ESPAÑA revistadigital@didacta21.com
  11. 11. Revista Digital: Reflexiones y Experiencias Innovadoras en el Aula. ISSN 1989-2152 DEP. LEGAL: GR 2327/2008 Nº-18 – MARZO DE 20104.- MITOS, PREJUICIOS Y ESTEREOTIPOS DE SEXO-GÉNERO EN LA CULTURA PATRIARCALLas actitudes y los comportamientos que históricamente han sido atribuidos al género masculino son lospredominantes y generales, mientras que el universo que tradicionalmente se ha considerado propio delas mujeres es visto como un universo particular, sin trascendencia para el conjunto de la sociedad. Eneste sentido- el dominio de un género por el otro constituye la base de un orden social jerárquico, quedetermina las posiciones de los individuos al margen de las capacidades específicas, y que ha sido denominado patriarcado (Subirats, 1990). El patriarcado es una toma de poder histórica, por parte de los hombres sobre las mujeres cuyo agente ocasional fue de orden biológico, si bien elevado éste a la categoría política y económica. Dicha toma de poder pasa forzosamente por el sometimiento de las mujeres a la maternidad, la represión de la sexualidad femenina y la apropiación de la fuerza de trabajo total del grupo dominado del cual su primer pero no único producto son los hijos. Para algunos estudiosos es la entrada en un orden familiar nuevo que implica el tabú del incesto (bajo control masculino); para otros es un cambio de religión; para otros es un cambio en la forma de organización del trabajo (división del mismo).Probablemente sean todas esas cosas a la vez. El sometimiento de las mujeres y su reducción al papelde madres hace que los hombres se alcen como padres; como padres se apropian de los hijos paraaumentar el rendimiento en beneficio de los padres más poderosos; y los padres más poderosos sontenidos por dioses o por enviaos suyos con qué sé yo.El patriarcado, como base de organización de la vida social, subyace en las relaciones humanas de hoyen día, en nuestras sociedades, bajo diferentes formas y en distintas parcelas, de maneras más omenos explícitas.En este marco, el devenir histórico de las mujeres y de los hombres, lo aprendido en la socialización delas personas pertenecientes a ambos géneros, los valores que infunden la actuación social de lossujetos en relación y formas de pensar y las actitudes que se adoptan ante la diferencia de géneros, haestado marcado por lo que denominamos sexismo.El sexismo, es el conjunto de todos y cada uno de los métodos empleados en el seno de la estructurasocial patriarcal para poder mantener en situación de inferioridad, subordinación y explotación al sexodominado: el femenino, representado por los roles y los estereotipos de género que, en todos losámbitos de la vida y las relaciones humanas, son asumidos no sólo por los hombres, sino también enmuchos casos por las mujeres, como formas de funcionar socialmente para sobrevivir. El dominio delC/Maestro Cebrián, 4 - Bajo 9. - Teléfono 958 10 72 90 - 18003- GRANADA ESPAÑA revistadigital@didacta21.com
  12. 12. Revista Digital: Reflexiones y Experiencias Innovadoras en el Aula. ISSN 1989-2152 DEP. LEGAL: GR 2327/2008 Nº-18 – MARZO DE 2010sexo-género masculino sobre el femenino se concreta en las acciones y relaciones cotidianas, pero semanifiesta como una cultura generalizada a nivel macrosocial, presentándose como un modelo deformas de pensar y de actuar, discriminatorio para el género femenino.Dichos aspectos están imbricados en el quehacer cotidiano, de manera que a veces no se trata tanto deencontrar explicitada una discriminación a las mujeres o a un determinado grupo de mujeres por partedel varón o de los varones, sino que es el modelo lo que se impone en los procesos vitalessocializadores, entre otros el educativo, de tal modo que genera discriminaciones cuyos agentespueden ser hombres o mujeres y cuyas víctimas" son siempre las mujeres -o bien los hombres, enmenor medida- que no se adecuan al modelo dominante. Así encontramos discriminaciones sexistasque se dan entre las mismas personas pertenecientes a género femenino, como también existenactitudes sexistas de hombres hacia otros hombres que no cumplen con el modelo, el estereotipo o lafórmula de comportamiento dominante, al modelo y a su aceptación por parte de las personas adultas(que siguen socializándose en su marco), le sigue la necesidad de transmisión para su asunción porparte de las generaciones que están creciendo y se están formando.De manera que no debe extrañar que en la escuela o en cualquier otro centro educativo, los rasgossexistas aparezcan en múltiples formas de manifestación, desde el lenguaje hasta las relaciones deautoridad, las relaciones entre iguales, en las expectativas de rendimiento o en los resultadosacadémicos, y desde los aspectos más ligados a lo académico hasta los que tienen que ver con laformación moral y los esquemas de pensamiento aprehendidos. Y no solamente en ámbitos deeducación formal, sino que también aparecen dichos rasgos en los procesos educativos que se operan,por ejemplo, en la institución familiar o a través de los medios de comunicación de masas.Como desigualdades o diferencias que existen hoy en la educación chilena, se puede hacer mención alandrocentrismo que consiste en considerar al ser humano de sexo masculino como el centro deluniverso, como la medida de todas las cosas, como el único observador válido de cuanto sucede ennuestro mundo, como el único capaz de dictar leyes, de imponer la justicia, de gobernar el mundo. Esprecisamente esta mitad de la humanidad la que posee la fuerza (los ejércitos, la policía), domina losmedios de comunicación de masas, posee el poder legislativo, gobierna la sociedad, tiene en susmanos los principales medios de producción y es el dueño y señor de la técnica y de la ciencia.Hay un prejuicio muy extendido que consiste en creer que la visión androcéntrica del mundo es la queposeen los hombres, pero esto no es así, en realidad es la que posee la inmensa mayoría de los sereshumanos, hombres y mujeres, educados en esta visión y que no han podido o no han queridosubstraerse a ella.El androcentrismo supone, desde el punto de vista social, un cúmulo de discriminaciones y deinjusticias hacia la mujer que no se tolerarían un ningún otro grupo humano. Si la mujer lo tolera esC/Maestro Cebrián, 4 - Bajo 9. - Teléfono 958 10 72 90 - 18003- GRANADA ESPAÑA revistadigital@didacta21.com
  13. 13. Revista Digital: Reflexiones y Experiencias Innovadoras en el Aula. ISSN 1989-2152 DEP. LEGAL: GR 2327/2008 Nº-18 – MARZO DE 2010porque ella misma participa del pensamiento androcéntrico y tiene inconscientemente aceptados todossus tópicos, es más, en multitud de ocasiones es su principal defensora y la inmensa mayoría de lasveces su más fiel transmisora.Es en este contexto Androcentrico en donde se han establecido las relaciones educacionaleshistóricamente, en donde la mujer ha sido discriminada e incluso asechada por una cultura que noasume un cambio en la forma de pensar y expresar una igualdad en las condiciones educacionales, yasea para los hombres y para las mujeres.C/Maestro Cebrián, 4 - Bajo 9. - Teléfono 958 10 72 90 - 18003- GRANADA ESPAÑA revistadigital@didacta21.com
  14. 14. Revista Digital: Reflexiones y Experiencias Innovadoras en el Aula. ISSN 1989-2152 DEP. LEGAL: GR 2327/2008 Nº-18 – MARZO DE 20105.- MEDIDAS DIDACTICASDespués de haber comprobado que la cultura machista tiene sus raíces bastante ancladas en lamentalidad de nuestra sociedad y una vez expuesto los motivos, se hace necesario el cambio hacia unapostura más igualitaria y justa para hombres y mujeres. Vivimos en una sociedad común en las que lafrontera entre lo masculino y lo femenino está cada vez más difusa. Es por eso que nivel de centro ycomo coordinadores de coeducación, debemos emprender unas estrategias adecuadas a nivel generaly como responsables coeducativos.Entre las actuaciones a desarrollar destacaremos:  Concienciación de las personas responsables de coeducación en los centros educativos de la realidad en torno a la discriminación por cuestiones de género (aparte de los coordinadores).  Sensibilización, colaboración y participación del profesorado en las actividades propuestas para llevar a cabo el mencionado Plan.  En cuanto al lenguaje, se va teniendo en cuenta y se va usando de forma más coeducativa, tanto en los documentos que se generan en el centro como para dirigirnos al alumnado.  La perspectiva de género se ha extendido en muchos centros, entre el alumnado, el profesorado, las AMPAs, los Consejos Escolares, en especial con la intervención en la Comisión de convivencia para la resolución de conflictos.  Se ha aglutinado a importantes grupos de personas que han trabajado, muchos desinteresadamente, para el desarrollo e implantación del Plan de Igualdad.  En algunos centros, en los que no se había hablado hasta ahora de coeducación, ha nacido la iniciativa de un Proyecto coeducativo y de grupos de trabajo.  Se ha comenzado a recopilar los recursos bibliográficos que hay en los centros.  Se está creando un banco de recursos y materiales para trabajar la coeducación.  Ciertos avances en el reparto de responsabilidades.  Se aprecian cambios en las relaciones entre el alumnado lográndose una mejora en el clima de convivencia.  Se ha iniciado el desmontaje de ciertos estereotipos.  El alumnado va tomando más conciencia en el tema que el profesorado.C/Maestro Cebrián, 4 - Bajo 9. - Teléfono 958 10 72 90 - 18003- GRANADA ESPAÑA revistadigital@didacta21.com
  15. 15. Revista Digital: Reflexiones y Experiencias Innovadoras en el Aula. ISSN 1989-2152 DEP. LEGAL: GR 2327/2008 Nº-18 – MARZO DE 2010  Las actividades concretas que se han integrado en las unidades didácticas en las que se estaba trabajando es donde el profesorado se ha implicado más, tanto en la realización de las actividades en sí, como aportando ideas.  De forma general, en todos los sectores de la comunidad educativa se tiene conocimiento del I Plan de Igualdad.  Se están elaborando materiales coeducativos y algunas editoriales están publicando materiales sobre el tema.  El diagnóstico realizado presenta un gran abanico de posibilidades, dependiendo de la realidad de cada centro.  Se aprecia colaboración de las familias y del personal de administración y servicios.  Para bien o para mal se habla del Plan de Igualdad.  El nombramiento de la persona responsable de coeducación crea dudas e incertidumbres ya que se desconoce las competencias y el coordinador se siente con carencias en cuanto a una formación adecuada sobre el tema. Además, algunas personas son nombradas de forma forzosa y con el curso bien avanzado.  Los cambios sociales que plantea la ley con el Plan de Igualdad son lentos y exigen un esfuerzo muy grande para realizarse solo desde la escuela.  El profesorado se queja de que es otra materia y una responsabilidad más.  Poca participación, falta de apoyo e incluso resistencia activa o pasiva por parte de algunos sectores del profesorado y de las familias.  Se piensa que la igualdad ya existe, que son innecesarias las discriminaciones positivas ( en realidad deberíamos llamarlas acciones positivas o compensatorias) y que no se necesita ningún Plan de Igualdad.  Sensación de que la puesta en marcha del Plan de Igualdad compete solo a la persona responsable de coeducación y no a todo el profesorado. En este sentido cabría resaltar la importancia de posibilidad de certificación a los profesores que colaboren para lograr mayor implicación del profesorado.  La falta de formación del profesorado y de las familias impide que se aborde con seriedad este tema .C/Maestro Cebrián, 4 - Bajo 9. - Teléfono 958 10 72 90 - 18003- GRANADA ESPAÑA revistadigital@didacta21.com
  16. 16. Revista Digital: Reflexiones y Experiencias Innovadoras en el Aula. ISSN 1989-2152 DEP. LEGAL: GR 2327/2008 Nº-18 – MARZO DE 2010  No se incluyen los contenidos de igualdad en las Programaciones.  Existen demasiados proyectos en los centros que hacen dispersar fuerzas y energías.  La asignatura de Cambios Sociales no tiene gran aceptación por la fuerte competenciacon otras materias optativas y por la escasa predisposición del profesorado para impartirla por el esfuerzo extra que supone sin contar con ninguna compensación ni valoración.  No se observa una implicación seria por parte de la Administración para que la igualdad entre hombres y mujeres sea una realidad. Sirva como ejemplo la mayoría de hombres que van a ocupar los cargos de presidente en los tribunales de los próximos concursos selectivos.  Por el hecho de haber una persona responsable de coeducación en el centro, se espera que esta persona prepare y organice las actividades a realizar con respecto al Plan.  En ciertos documentos escolares se sigue pidiendo la autorización y firma del padre.  Las encuestas para la realización del diagnóstico deberían de haber sido elaboradas por la administración, las mismas para todos los centros, con una planificación a lo largo de varios cursos,... No somos personas expertas en análisis de encuestas ni tenemos tiempo, y esto ha creado bastantes dudas y el diagnóstico realizado puede ser bastante desigual. Los cuestionarios que se han pasado no reflejan la realidad y no es fácil poder tomar medidas correctoras.  Las personas responsables de la coeducación en los centros, piensan que se necesita tiempo para planificar y organizar las actividades a desarrollar y que la formación que necesitamos, al realizarla fuera del horario escolar, es una sobrecarga. Por tanto, el tiempo contemplado por la administración educativa para realizar dicho trabajo es insuficiente. La mayoría de las personas responsables de coeducación tienen incluso una tutoría e incluso la coordinación de un ciclo, y por tanto el recreo y el horario de permanencia en el centro está planificado para las actividades que conlleva la tutoría y/o la coordinación. Este Plan de Igualdad es nuevo, y para llevarlo a cabo habrá que contemplar nuevos espacios y tiempos. De la misma forma que se ha nombrado a una persona responsable para desarrollarlo, habrá que dotarla de los medios necesarios.  Falta de presupuesto económico y de materiales educativos adecuados a los distintos ciclos, bibliográficos,…  En algunos centros hay dificultades para acceder a la información, materiales, foros virtuales,… a través de Internet.C/Maestro Cebrián, 4 - Bajo 9. - Teléfono 958 10 72 90 - 18003- GRANADA ESPAÑA revistadigital@didacta21.com
  17. 17. Revista Digital: Reflexiones y Experiencias Innovadoras en el Aula. ISSN 1989-2152 DEP. LEGAL: GR 2327/2008 Nº-18 – MARZO DE 2010  El Plan no tiene en cuenta la gran diversidad de centros educativos, centrándose en Infantil, Primaria y Secundaria y para el resto de las enseñanzas no universitarias( escuelas de danza, conservatorios, centros concertados, de NEE, ...) apenas se concreta.  Falta de coordinación entre la persona responsable de coeducación y el resto del profesorado, así como con otros miembros de la comunidad educativa, el EOE..., debido a que la persona responsable de coeducación no pertenece al ETCP.  Los medios de comunicación ofrecen una visión sexista de la realidad y anulan los esfuerzos que desde la institución escolar tratamos de realizar en la educación en valores.  En algunos centros el quipo directivo apenas se ha implicado.  Falta de asesoramiento del EOE y/o alguna persona experta en el tema.  Poca consonancia entre lo que se demanda por parte de la Administración y los recursos que se ofrecen para desarrollar el Plan de Igualdad.C/Maestro Cebrián, 4 - Bajo 9. - Teléfono 958 10 72 90 - 18003- GRANADA ESPAÑA revistadigital@didacta21.com
  18. 18. Revista Digital: Reflexiones y Experiencias Innovadoras en el Aula. ISSN 1989-2152 DEP. LEGAL: GR 2327/2008 Nº-18 – MARZO DE 20106.- CONCLUSIONESHace falta más medidas coeducativas. La igualdad no es solo ser iguales en debates y en nuestrointerior seguimos con nuestro antiguo y obsoleto sistema de creencias.. Debemos cambiar y nosdebemos un cambio profundo. Como educadores debemos aportar y no restar; nuestra actitud enmuchas ocasiones son dignas de imitar y muchas otras son difíciles de comprender. Debemos aportarnuestro pequeño granito de arena porque juntos, conseguiremos grandes metas.Hay que contar que ya son muchas las empresas que incluyen dentro de sus bases, programas deIgualdad entre hombres y mujeres. Muchos pensarán que son más ventajas para mujeres y menos paralos hombres pero debemos recordar que estos planes pretender sumar, no restar.C/Maestro Cebrián, 4 - Bajo 9. - Teléfono 958 10 72 90 - 18003- GRANADA ESPAÑA revistadigital@didacta21.com
  19. 19. Revista Digital: Reflexiones y Experiencias Innovadoras en el Aula. ISSN 1989-2152 DEP. LEGAL: GR 2327/2008 Nº-18 – MARZO DE 20107.- Fuentes bibliográficas y documentalesARENAS FERNÁNDEZ, M.G. (1996): La construcción del género en la Escuela Infantil. Estudio de uncaso. Servicio de Publicaciones de la Universidad de Almería. (Microfichas)ARENAS FERNÁNDEZ, M.G. (1996): Triunfantes Perdedoras Coeditado por el Instituto Andaluz de laMujer y el Servicio de Publicaciones de la Universidad de Málaga. Colección Estudio y Ensayo.BALLARÍN DOMINGO, P. (1992) Desde las mujeres. Modelos educativos: coeducar-segregar.Granada: ICE. Univ. De Granada.BORJA SOLE, M.: Carreras y sexos. Barcelona: Nova Terra, 1970CANCIO, M.: La educación y las formas complejas de dominación y transformación: el acceso,permanencia y "salidas" de la mujer en la Universidad. En FERNÁNDEZ ENGUITA, M. (Ed.): Marxismoy Sociología de la Educación. Madrid: Akal, 1986.CAPEL MARTÍNEZ, Rosa M.(Ed.): Mujer y Sociedad en España 1700-1975. Madrid: Ministerio deCultura, 1982CASAL, J. ; MASJUAN, J.M. y PLANAS,J. : Educación e inserción social de las mujeres y los hombresde 25 años. Estudios, valores, expectativas y modelos de inserción. Revista de Educación 290 (1989)177-196.FEMINARIO DE ALICANTE: Elementos para una educación no sexista. Guía didáctica de lacoeducación. Valencia: Victor Orenga, 1987FERNÁNDEZ ENGUITA, Mariano : La tierra prometida. La contribución de la escuela a la igualdad de lamujer. Revista de Educación 290, 1989, 21-42.FERNÁNDEZ GALVÁN, M. y FERNÁNDEZ SIERRA, J. (1999) Adaptación y Diversificación Curricular.Retos, Posibilidades y Contradicciones. En:FERNÁNDEZ SIERRA, J. (coor.)(1999) AcciónPsicopedagógica en Educación Secundaria: Reorientando la Orientación. Málaga:AljibeHARDING, S. (1996) Ciencia y Feminismo. Madrid:MorataJIMENEZ MAÑAS, Carmen : La actividad económica de las mujeres en relación con su educación.Revista de Educación 290 (1989) 173-176.LEZCANO, S.: Tontas útiles desde la EGB. Cuadernos de Psicología. 11-12 (1977) 40-46C/Maestro Cebrián, 4 - Bajo 9. - Teléfono 958 10 72 90 - 18003- GRANADA ESPAÑA revistadigital@didacta21.com
  20. 20. Revista Digital: Reflexiones y Experiencias Innovadoras en el Aula. ISSN 1989-2152 DEP. LEGAL: GR 2327/2008 Nº-18 – MARZO DE 2010LOMAS, C. (COMP.)(1999) ¿Iguales o diferentes? Género, Diferencia sexual, Lenguaje y Educación.Barcelona:PaidósLÓPEZ CARRETERO, A.: La transmisión de los modelos en la educación. Cuadernos de Pedagogía 37(1978) 42-45Mujer y Educación. Monográfico de Cuadernos de Pedagogía 31-32 (1977) 21-60Por una escuela no sexista, monográfico de Cuadernos de Pedagogía, 118 (1984)PRIETO LACACI, R.: Acerca de la feminización de la población universitaria.En LERENA, C. Educación y Sociología en España. Madrid: Akal, 1987.Primeras Jornadas de Educación no sexista. Madrid: Ministerio de Educación y Ciencia, 1987Primeras Jornadas Mujer y Educación. Madrid: Ministerio de Cultura, 1985PUISSI, A. M. y BIANCHI, L. (Edt.) (1996) Saber que se Sabe. Mujeres en la Educación.Barcelona:Icaria.SCRATON, S. (1995) Educación Física de las Niñas. Un Enfoque Feminista. Madrid: Morata.SUBIRATS, Marina y BRULLET, Cristina: Rosa y Azul. La transmisión de los géneros en la escuelamixta. Madrid: Ministerio de Cultura. Instituto de la Mujer. Madrid 1988SUBIRATS, Marina: De la enseñanza segregada a la coeducación. En Primeras Jornadas Mujer yEducación, pp. 9-21SUBIRATS, Marina: El empleo de los licenciados. Barcelona: Fontanella, 1981.SUBIRATS, Marina: La mujer domada. Cuadernos de Pedagogía 21 (1976) 43-44Autoría· Nombre y Apellidos: Raúl Vera Muñoz· Centro, localidad, provincia: I.E.S. Salduba, San Pedro de Alcántara (Málaga)· E-MAIL: raul.peluqueria@yahoo.esC/Maestro Cebrián, 4 - Bajo 9. - Teléfono 958 10 72 90 - 18003- GRANADA ESPAÑA revistadigital@didacta21.com

×