SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 4
Descargar para leer sin conexión
El infiErno dE HuEHuEtlán El CHiCo




          la   cama
        Pecados bajo
                     P o r da r í o dáv i l a / E n v i a d o



                   El cronista viajó al pueblo na-
                   tal del sacerdote Nicolás Agui-
                   lar, acusado de haber abusado
                   sexualmente de decenas de
                   niños tanto en el DF como en
                   Los Ángeles, California. En-
                   contró un pueblo parecido
                   con un clima infernal. Y a unos
                   habitantes hartos de lidiar con
                   los presuntos pecados y deli-
                   tos de quien no es de ningu-




                                                                                                                  Darío Dávila
                   na manera el hijo pródigo del
                   pueblo. Y halló las huellas del
                   alumno más formal y más se-
                   rio de la generación 1957 de la
                   escuela primaria La Particular,
                   el mismo que años después
                   abusaría de otros niños, como
                   el que él era entonces.

28·emeequis	                                                    16 de octubre de 2006   16 de octubre de 2006   emeequis·29
Fotos: Darío Dávila




                                     H
                                               uehuetlán el Chico, Puebla.– En esta tie-     hace una exageración todo lo que dicen de él! Era         dígenas que han llegado hasta la parroquia de San           do sobre Nicolás.                                      El infiErno
                                               rras el veneno de los alacranes mata antes    como cualquier niño hasta que se marchó al semi-          Nicolás a ofrecer misa a su muertito.                          Puede que Nicolás nunca se haya marchado de         de Huehuetlán.
                                               de que uno comience a expulsar espuma         nario, allá a Tehuacan”.                                      “…Oh María, madre mía, oh consuelo del mor-             Huehuetlán. Allá abajo, en las cercanías de su casa,
                                     por la boca. Aquí la sangre se calienta rápido cuan-       La imagen de Nicolás toma forma. Una foto de           tal, llévame a la patria celestial”. El canto se oye has-   por donde caminaba al salir de La Particular, uno
                                     do los rumores incomodan al pueblo. Un campesino        generación obtenida con uno de sus compañeros             ta casa de doña Candelaria Cañongo. Su cuarto está          de sus compañeros de escuela se encarga de recor-
                                     con una cicatriz que cruza su mejilla me lo recuerda    de La Particular, esa primaria que parece fundirse        tapizado de fe como todo Huehuetlán. Al menos 60            darlo: “¡Pues es que siempre estuvimos aquí, casi la
                                     mientras me mienta la madre y dice que me vaya de       con un templo de San Nicolás Tolentino de colores         santos colman su pared y a veces la paciencia de su         mayoría de los del pueblo salimos de ahí”.
                                     aquí. Que eso de andar preguntando por un tal Ni-       pálidos, lo muestra imperturbable y con los labios        esposo, que parece hartarse de tantas bendiciones              –¿Cuándo fue la última vez que lo vieron?
                                     colás Aguilar puede costarme. No me dice qué, pero      apretados.                                                que roban espacio en casa. Pero es lo de menos. Este           –Pues hace años, antes de largarse pa’allá con lo
                                     sé que el empujón en mi pecho es suficiente.               En el blanco y negro del papel fotográfico, Ni-        pueblo ha sabido guardar las malas noticias y los pe-       del Seminario.
                                        Quiero pensar que este calor de la Mixteca será      colás es el único de corbata. Es el muchacho de la        cados debajo de la cama.
                                     pasajero, que con el correr de la noche la humedad      generación de 1957 de anteojos. Flanqueado por                Doña Hermila sabe muy bien de eso. Permanece                                    •••
                                     de los campos de caña que rodean a Huehuetlán el        Leonardo, que ahora es músico. También por María          sentada en una esquina cercana a un viejo río que           Lo diminuto de este pueblo hace que sus rumores
                                     Chico atenuará esta temperatura, que ha obligado al     del Carmen; profesora de Tehuacán; por Filomena,          tiene retazos de agua esparcidos y revoloteados por         lo devoren de un bocado. La maestra Concepción,
                                     reportero a buscar sombra en casa de doña Concep-       que decidió cambiar los campos de caña por Esta-          moscos.                                                     anciana que conoció de la maternidad –a su modo–
                                     ción Zamora. Mujer anciana. Maestra de vocación.        dos Unidos, o por Antonio Quiroz que ya murió.                La señora cae presa de la curiosidad. Y acribilla al    en más de 50 años dando clases en La Particular,
                                     Apasionada cuando habla de su pueblo. Desconfia-           Todos posan para la foto del recuerdo. Todos           reportero con preguntas: “¿Y qué hace usted acá tan         entre hijos de campesinos con grandes cosechas o
                                                                                             egresados de una escuela “parroquial”. Así lo pre-        lejos? ¿Acá va a vivir? ¿A poco no le gusta?” Luego         comerciantes afamados dice: “…Bien me acuerdo
                                                                                             sumen los maestros de la primaria local y sus más         más preguntas: “¿O anda buscando muchacha? ¡Yo              que vino a decirnos acá que lo acompañáramos a
                           Un campesino con una cicatriz                                     de 50 años dando clases con una instrucción reli-         le puedo presentar una!” Parece venir otra propues-         Tehuacán a inaugurar su primera parroquia (en-
                           que cruza su mejilla me lo                                        giosa. José Carlos Santillán Castillo, maestro de la      ta hasta que un hombre se acerca a la charla.               tre 1960 y 1970), que fuéramos para acompañarlo
                                                                                             escuela, escribió el 19 de abril de 2000, cuando se           –Estoy buscando al padre Nicolás –reconozco.            porque al parecer le había costado mucho trabajo…
                           recuerda mientras me mienta la                                    cumplió el medio siglo de la fundación de La Parti-           –¡Ah, ese Nicolás! –dice el hombre que se suma a        pues hasta le pegaron”.
                           madre y exige que me vaya                                         cular: “Vamos llegando a un plantel que se levanta        la charla. Sí, nos enteramos por televisión.                    –¿...?
                                                                                             de sus males…”                                                –¿Sabían de algo de él?                                     –Pues unas gentes que no lo querían porque al
                                                                                                ¿A qué mal se refería don José Carlos Santillán?           –Bueno, sabíamos de su familia que vive acá y           parecer él peleaba un terreno para su parroquia y
                                     da de los forasteros que preguntan por Nicolás: ¿Y                                                                su hermano Javier. Pero Nicolás ha estado viniendo          quería que lo vendieran o que donaran, pero los
                                     por qué quiere saber de él?                                                       •••                             acá, aquí vivían sus papás que ya murieron. Pero se         dueños se enojaron y le pegaron. Yo me acuerdo que
                                         Nicolás es un nombre “protegido”. Y tiene su        Por el atrio de la iglesia, a un costado de La Particu-   pasan de cabrones. ahora todos andan buscando a             vino acá a curarse las heridas. Andaba con toda la
                                     fiesta: cada 10 de septiembre el pueblo organiza una    lar, se cuela un aroma a incienso. Un sacerdote está a    su familia. Ya ve que dicen que es violador.                boca sangrando. Herido.
                                     comilona en honor de San Nicolás. “¡Es el patrono!”,    punto de oficiar una misa para un difunto. Se coloca          –¿Violador?                                                 La mujer se suelta: “¡Es exageración esas cosas
                                     exclama la maestra en su sala de paredes blancas y      una túnica blanca. El cura mira por encima de los             –Sí, eso que dicen en la tele… pero ya lo sabía-        que dicen! En Estados Unidos ya lo hubieran aga-
                                     viejas donde ha colocado fotos, reconocimientos y       lentes. Parece tener una respuesta preparada o más        mos.                                                        rrado. Lo hubieran encadenado para toda la vida.
                                     recuerdos de su paso por la única escuela del pue-      bien la censura lista.                                        –¿Saber qué?                                            Por eso yo no creo que haya hecho todas esas cosas.
                                     blo: La Particular, donde estudió Nicolás Aguilar y         –¿Y qué dice el pueblo de Nicolás, padre?                 –...Usted sabe… –medio balbucea el hombre y             Yo misma vi las fotos donde aparece con el presi-
                                     que en realidad se llama Unidad Educativa Miguel            –Es un tema del que no quiero hablar. Yo no ob-       luego ironiza–: ¿Sabe qué? Me están dando ganas de          dente Adolfo López Mateos, cuando lo recibió y le
                                     Hidalgo.                                                tengo nada si hablo. Además –entonces se acomoda          volverme violador.                                          dio el terreno”.
                                         La maestra Concepción ayuda a imaginar al           la vestimenta y comienza a andar hacia la entrada             Una caudal de carcajadas interrumpe el instante.            Los buenos deseos de la maestra y su resistencia
                                     niño que entonces era quien hoy está acusado de         de la iglesia–, él todavía tiene mucha familia acá. No    La escena es grotesca. Las mujeres sentadas en esa          a creer en las acusaciones contra el padre Nicolás
                                     haber abusado sexualmente de decenas de infantes        hablamos del tema por respeto. Espero lo entien-          esquina caen en la tentación. Ríen y ríen. El aroma a       llegan hasta una tiendita a unos diez minutos del
                                     tanto en México como en Estados Unidos:                 das…                                                      carbón quemado se mete a la boca. Luego entre risa          centro del pueblo.
                                         “Le encantaba hacer altares en su casa. Me acuer-       Las respuestas del padre son cortas y se van per-     y risa se va haciendo un vacío de silencio hasta que            –¡…Y que los mando a chingar a su madre! –pre-
                                     do que a todos los presumía pero… ¡ahora se me          diendo en los sonidos producidos por mujeres in-          parece que ya no tienen saliva para seguir ironizan-        sume una mujer que se ha metido en una tienda. En

                      30·emeequis	                                                                                            16 de octubre de 2006    16 de octubre de 2006                                                                                                 emeequis·31
Les dijo a mis papás que me invitaba a Acapulco y          fuerza y regresan a la escena: “…Me acuerdo que
                                                                                                                                              que iba a llevar a algunos sobrinos, que quería que        después de eso nos pidió disculpas a todos. Nos re-
                                                                                                                                              lo acompañara.                                             unió a unos diez y nos dijo que la había regado”.
                                                                                                                                                  “–¿Pero, el dinero, padre? –preguntó mi madre.             Con el paso de los días, la fe se transformó en
                                                                                                                                                  “–Por eso no se preocupe…”                             repulsión. “Le olía mal la boca y siempre intentaba
                                                                                                                                                  Vecino de la desordenada y mal trazada colonia         abrazar a los niños que estábamos con él”. En pocas
                                                                                                                                              Pensil –en la zona poniente de la capital–, con calles     semanas, el cura Nicolás comenzó a tener contacto
                                                                                                                                              que tienen nombres de lagos, Joaquín había entre-          con la familia de Joaquín: “Llegaba de visita a la casa
                                                                                                                                              gado a finales de 1990 eso llamado fe a la iglesia del     pero a mí no me gustaba que fuera. Era muy barbe-
                                                                                                                                              Perpetuo Socorro, parroquia ubicada a unos cinco           ro y al final supo ganarse a mi familia. Le dijo a mi
                                                                                                                                              minutos de su casa. Terminaba el curso de catecis-         mamá: ¡quiero que Joaquín vaya hacia donde voy!”
                                                                                                                                              mo para hacer la primera comunión.                             La protección eclesiástica que recibió le permi-
                                                                                                                                                  Joaquín narraba en aquel encuentro en el café:         tió al padre Nicolás mantener la vigencia en la zona
                                                                                                                                                  “…Antonio Núñez, sacerdote encargado de esta           de la delegación Miguel Hidalgo, en el DF. Meses
                                                                                                                                              parroquia en aquel entonces (y ahora enfermo, en           después se cambió a una iglesia cercana, la de San
                                                                                                                                              algún lugar de Veracruz), nos invitaba a varios ni-        Antonio de las Huertas, un templo que rara vez abre
                                                                                                                                              ños a ser acólitos. A mí también me invitaron”.            sus puertas, salvo en la misa de las ocho de la maña-
                                                                                                                                                  Una tarde que no recuerda con exactitud –cuan-         na y los domingos a mediodía.
                                                                                                                                              do salían de la casa parroquial– Joaquín, sus nueve            En esta parroquia, la recámara del padre Nico-
                                                                                                                                              años y sus amigos, observaron a otro padre en la           lás se encontraba junto a la sacristía. Los niños que
                                                                                                                                              iglesia.                                                   ayudaban al sacerdote Antonio Núñez, incluido
                                                                                                                                                  “–¿Y cómo era?                                         Joaquín, tenían forzosamente que atravesar la recá-
                                                                                                                                                  “–Era fornido, como de unos cincuenta años.            mara del clérigo si deseaban ir al baño.
                                                                                                                                                  “–¿Confiaste en él cuando lo viste?
                                                                                                                                                  “–No, nunca me inspiró confianza.
                                                                                                                                                  “–¿Por qué?                                            “Vino a decirnos que lo
                                                                                                                                                  “–Un día en la misa nos mandó a la chingada,           acompañáramos a Tehuacán a in-
                                                                                                                                              pues no quisimos que nos diera la bendición”.
                                                                                                                                                                                                         augurar su parroquia, que le había




                                                                                                                               Darío Dávila
                                                                                                                                                  Intento construir la escena con las palabras de
                                                                                                                                              Joaquín. De nuevo estoy aquí en la parroquia del           costado mucho trabajo”
                                                                                                                                              Perpetuo Socorro, en las cercanías de la colonia
                                                                                                                                              Pensil. Hay más cirios encendidos aquí que fieles
la familia        el mostrador de madera, furibunda exclama: “¡Para        párpados hinchados. Amplias como el tamaño de                      rezando. Un sacerdote asoma desde la casa parro-               Al sacerdote Nicolás –aficionado desde su niñez
Cañongo, co-      la otra les cierro la puerta en la cara!” La mujer se    sus anteojos de pasta. También esa forma de apretar                quial. Se llama Santiago Huerta y pregunta a quién         al canto, tanto que incluso vendía sus grabaciones
nocedora de las   lleva un detergente entre las manos y marcha.            los labios.                                                        busca el visitante.                                        entre los fieles de San Antonio de las Huertas y más
peripecias del
sacerdote.
                      –¿Está enojada, verdad? –pregunto a la vendedo-          Dos personajes más aparecían en la pantalla del                    –Busco al padre Antonio Núñez (el cura que lle-        recientemente en Tehuacán, Puebla–, le encantaba
                  ra, de facciones toscas.                                 televisor. ¿Sus nombres? Joaquín Aguilar y Norber-                 vó a Nicolás al Perpetuo Socorro).                         permanecer en su habitación mientras su compañe-
                      –Sí, ya ve; andan chingando la madre pregun-         to Rivera Carrera. La edad del primero 23 años, el                     –Uf, hace mucho que no sé nada de él, parece que       ro de misa, Antonio Núñez, oficiaba la homilía.
                  tando por lo del curita ese.                             segundo pasa de los 50 y tiene cargos en la iglesia: es            anda enfermo. Ya sabe –platica mientras camina                 Otra vez Joaquín:
                      –¿Cuál cura?                                         obispo y cardenal.                                                 hacia el patio del templo y parece deshacerse cuan-            “–¿Y por qué tenían que pasar por ahí, por la ha-
                      –El ese Nicolás… el curita ese de la televisión.         El nombre de Joaquín Aguilar, quien presentó en                do coloca con lentitud su cuerpo sobre una silla.          bitación del padre?
                      La televisión, ese imán que ayuda a matar el         Los Ángeles, California, una denuncia contra Nor-                      –¿Y el padre Nicolás?                                      “–¡Era el camino al baño!”
                  tiempo en esta región donde las mejores noticias         berto Rivera, acusándolo de proteger al sacerdote                      –¿Ah, tú lo conocías?                                      Como fuese, no había opción. Joaquín tenía que
                  son la llegada de remesas en billetes verdes desde       que abusó de él –el padre Nicolás– incomoda a la                       –No –respondo y le digo que un amigo lo anda           circular por la recámara. Era mediodía y al fondo
                  Nueva York, podría no ocultarse bajo el colchón.         Iglesia mexicana, a los obispos y a su red de abo-                 buscando.                                                  se escuchaba al padre Antonio en la misa cuando
                  Precisamente, una foto del niño de Huehuetlán            gados.                                                                 –Pues está difícil que lo encuentren, dicen que        Nicolás le pidió a Joaquín que se acercara: “Pensé
                  adorador de los altares, apareció en la tele hace cua-       Un puesto de periódicos cercano al Metro La-                   andan escondido. Va estar difícil que lo hallen, eh.       que necesitaba algo. Me asomé con cuidado, pero
                  tro semanas. Su sonrisa era la misma. Nicolás estaba     gunilla muestra su foto en la portada de un diario.                    –¿Usted cree?                                          me jaló hacia dentro del cuarto”.
                  de vuelta.                                               Tiene la mano en la frente. Se cubre la cara.                          –¡Claro! Tiene buenos abogados… así es que se-             –¿Gritaste?
                                                                               Recupero de la memoria la escena en que este jo-               guramente se darán un agarrón                                  –Es que yo era muy flaco y de poca estatura. Me
                                        •••                                ven se encontró con el autor de esta crónica en un                                                                            tapó la boca al tiempo en que me sujetaba del cuello.
                  A 300 kilómetros de Huehuetlán, en el DF, la ima-        café a espaldas del bullicioso mercado de San Cos-                                             •••                            Me bajó los pants y me violó. No se cómo me pude
                  gen del niño estaba de vuelta. Su foto lo mostraba       me:                                                                Al salir de la iglesia, las palabras de Joaquín en aque-   zafar. Comencé a arrastrarme hacia debajo de la
                  corpulento, con las órbitas de los ojos grandes de           “…Una tarde llegó el padre Nicolás hasta mi casa.              lla entrevista en el café de San Cosme toman más           cama, que era de madera vieja. En la desesperación,

32·emeequis	                                                                                                16 de octubre de 2006             16 de octubre de 2006                                                                                                emeequis·33
salí corriendo y llorando de la iglesia. Llegué al Me-       desistiera de la denuncia. Extraviaron el expediente
               tro Normal y me dirigí hacia Torre Blanca, me senté          varias veces. Tuve que ir en cuatro ocasiones y en
               en las escaleras y me puse a llorar.                         cada una de ellas era como si me hubieran agredido
                   El documento que trazó su perfil delincuencial           nuevamente”.
               agrega al respecto: “Nicolás Aguilar ataca con la                También hubo un careo entre el padre y el joven.
               ventaja de que su seguridad física no está en riesgo         “Tuve que decirle todo lo que me hizo, pero nunca
               y actúa por una desviación sexual sin importarle el          lo miré a la cara”. Después de aquello, al padre Nico-
               oficio. Es un hombre que abusa de su investidura,            lás lo trasladaron a la Segunda Vicaría. La ruta de la
               que delinque en función de que resulta honesto y             protección eclesiástica seguía su camino.
               respetable para la sociedad”.                                    El clérigo, recordó Joaquín en la café, estaba res-
                   ¿Hasta donde le alcanzaría la honestidad al              paldado por un abogado pagado por otros padres
               oriundo de Huehuetlán el Chico? Un día después               que lo conocían. “Ellos lo apoyaron e incluso, mu-
               de la agresión sexual contra Joaquín, el cura acudió         cha gente de la iglesia fue a declarar a su favor”.
               hasta su secundaria para advertirle: “No le digas a              El padre Nicolás, conocedor de que se aproxima-
                                                                            ba una acción penal en su contra, lanzó su última
                                                                            carta: invitó a Joaquín a vacacionar a Acapulco. No
                                                                            hubo respuesta y decidió largarse.
                                                                                Para entonces, según consta en la averiguación
                                                                            previa 46/DS/385/94–11, Nicolás fue citado el 20 de
                                                                            diciembre de 1995 en la Dirección General de Pre-
                                                                            vención y Tratamiento de Menores. No obstante,
                                                                            lejos de asumir su responsabilidad, Nicolás Aguilar
                                                                            demando por difamación y después “perdonó” a
                                                                            Joaquín.
                                                                                El cura le llamó “más amplio perdón” y se perdió
                                                                            varios años, hasta que después se sabría que también
                                                                            se le acusaba de violar sexualmente a 86 niños, 60 en
                                                                            Tehuacán, Puebla, y 26 en Los Ángeles, California,
                                                                            auque sólo se tiene conocimiento de seis denuncias:
                                                                            cuatro en Puebla y una en el DF.
                                                                                Joaquín sabe –y esa es su lucha judicial como
                                                                            parte de la Red de Sobrevivientes de Abuso Sexual
                                                                            por Sacerdotes (SNAP, por sus siglas en inglés)– que
                                                                            esos abusos sexuales fueron protegidos desde el po-
                                                                            der eclesiástico a finales de los años ochenta. Nor-
                                                             Jaime Boites




                                                                            berto Rivera, entonces obispo de Tehuacán, en pre-
                                                                            sunta complicidad con el cardenal Roger Mahony,
                                                                            arzobispo de Los Ángeles, urdió un plan para dar
                                                                            protección a Nicolás Aguilar Rivera.

Joaquín, el                                                                                        •••
denunciante.
               nadie o le voy a hacer lo mismo a tu hermano”, que           Parece claro que el calor de Huehuetlán el Chico
               para entonces tenía ocho años. Joaquín guardaría             y sus pecados escondidos bajo la cama son apenas
               silencio un mes más.                                         una pieza del rompecabezas. Nicolás sigue libre. Di-
                   El sólo hecho de denunciar penalmente a un               cen que lo han visto en Cuernavaca oficiando misa,
               cura de una violación podría colocar a la familia de         que un grupo de policías le pisa los talones, que si-
               Joaquín en medio de las descalificaciones.                   gue vendiendo sus cantos en casetes.
                   Incluso llegaron a escupirle cuando en la colo-             Quizá tiene razón su profesora, Concepción Za-
               nia se conoció de las acusaciones contra Nicolás, el         mora:
               cura.                                                           –¡Parece que quieren desaparecer a Nicolás!
                   La decisión de Joaquín arrancó con una denun-               –¿Usted cree?
               cia penal en la agencia 30 del Ministerio Público. “Al          –Sí, pero sabe una cosa … –dice mientras me
               principio me atendieron bien, pero después la mamá           acompaña a la puerta de su casa– a Nicolás sólo lo
               de uno de mis vecinos me ofreció dinero para que             puede desaparecer Dios. ¡Él sí es omnipotente!¶

34·emeequis	                                                                                                 16 de octubre de 2006

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Viaje literario por el universo de la dama del alba
Viaje literario por el universo de  la dama del albaViaje literario por el universo de  la dama del alba
Viaje literario por el universo de la dama del albaMar Jiménez Ramos
 
Viaje literario por el universo de la dama del alba
Viaje literario por el universo de  la dama del alba Viaje literario por el universo de  la dama del alba
Viaje literario por el universo de la dama del alba Misaki Usagi
 
Resumen del libro juan de la rosa
Resumen del libro juan de la rosaResumen del libro juan de la rosa
Resumen del libro juan de la rosaLic. Betkam Nina
 
Maria luisa bombal_la ultima_niebla
Maria luisa bombal_la ultima_nieblaMaria luisa bombal_la ultima_niebla
Maria luisa bombal_la ultima_nieblaHanna Zamorano
 
Aguirre, nataniel juan de la rosa
Aguirre, nataniel   juan de la rosa Aguirre, nataniel   juan de la rosa
Aguirre, nataniel juan de la rosa Roberto Lazo
 
Cuentos del arañero_capitulo_01_historias_de_familia
Cuentos del arañero_capitulo_01_historias_de_familiaCuentos del arañero_capitulo_01_historias_de_familia
Cuentos del arañero_capitulo_01_historias_de_familiaNelson Caldera
 
Calaveras_TercerAño
Calaveras_TercerAñoCalaveras_TercerAño
Calaveras_TercerAñofilec2011
 
Se solicita novio... urgente! lia belikov
Se solicita novio... urgente! lia belikovSe solicita novio... urgente! lia belikov
Se solicita novio... urgente! lia belikovCaroo' Pinzon
 
Libro PÁRAMO SALVAJE
Libro PÁRAMO SALVAJELibro PÁRAMO SALVAJE
Libro PÁRAMO SALVAJEIngrid Odgers
 
Hoffmann kate -_legalmente_suya
Hoffmann kate -_legalmente_suyaHoffmann kate -_legalmente_suya
Hoffmann kate -_legalmente_suyaLaura Aldana
 
MI VIDA SIN MÍ
MI VIDA SIN MÍMI VIDA SIN MÍ
MI VIDA SIN MÍcoralrubio
 
Cuentos de amor locura y muerte
Cuentos de amor locura y muerteCuentos de amor locura y muerte
Cuentos de amor locura y muerteNicolás Flores
 

La actualidad más candente (20)

Viaje literario por el universo de la dama del alba
Viaje literario por el universo de  la dama del albaViaje literario por el universo de  la dama del alba
Viaje literario por el universo de la dama del alba
 
Viaje literario por el universo de la dama del alba
Viaje literario por el universo de  la dama del alba Viaje literario por el universo de  la dama del alba
Viaje literario por el universo de la dama del alba
 
Resumen del libro juan de la rosa
Resumen del libro juan de la rosaResumen del libro juan de la rosa
Resumen del libro juan de la rosa
 
Maria luisa bombal_la ultima_niebla
Maria luisa bombal_la ultima_nieblaMaria luisa bombal_la ultima_niebla
Maria luisa bombal_la ultima_niebla
 
Aguirre, nataniel juan de la rosa
Aguirre, nataniel   juan de la rosa Aguirre, nataniel   juan de la rosa
Aguirre, nataniel juan de la rosa
 
Cuentos del arañero_capitulo_01_historias_de_familia
Cuentos del arañero_capitulo_01_historias_de_familiaCuentos del arañero_capitulo_01_historias_de_familia
Cuentos del arañero_capitulo_01_historias_de_familia
 
Textos para el comentario
Textos para el comentarioTextos para el comentario
Textos para el comentario
 
Calaveras_TercerAño
Calaveras_TercerAñoCalaveras_TercerAño
Calaveras_TercerAño
 
Se solicita novio... urgente! lia belikov
Se solicita novio... urgente! lia belikovSe solicita novio... urgente! lia belikov
Se solicita novio... urgente! lia belikov
 
La fuga
La fugaLa fuga
La fuga
 
Libro PÁRAMO SALVAJE
Libro PÁRAMO SALVAJELibro PÁRAMO SALVAJE
Libro PÁRAMO SALVAJE
 
Calaveritas lalo
Calaveritas laloCalaveritas lalo
Calaveritas lalo
 
cuentos peruanos
cuentos peruanoscuentos peruanos
cuentos peruanos
 
Hielo negro
Hielo negroHielo negro
Hielo negro
 
Cuentos de amor
Cuentos de amorCuentos de amor
Cuentos de amor
 
Hoffmann kate -_legalmente_suya
Hoffmann kate -_legalmente_suyaHoffmann kate -_legalmente_suya
Hoffmann kate -_legalmente_suya
 
Padre almeida
Padre almeidaPadre almeida
Padre almeida
 
Relato ondina
Relato ondinaRelato ondina
Relato ondina
 
MI VIDA SIN MÍ
MI VIDA SIN MÍMI VIDA SIN MÍ
MI VIDA SIN MÍ
 
Cuentos de amor locura y muerte
Cuentos de amor locura y muerteCuentos de amor locura y muerte
Cuentos de amor locura y muerte
 

Similar a Pecados bajo la cama

Anta clo va a la cuchilla
Anta clo va a la cuchillaAnta clo va a la cuchilla
Anta clo va a la cuchillarubenROrtega
 
Leyendas urbanas san Antonio de Ibarra
Leyendas urbanas san Antonio de IbarraLeyendas urbanas san Antonio de Ibarra
Leyendas urbanas san Antonio de Ibarraluisul10
 
Historias de san antonio huista
Historias de san antonio huistaHistorias de san antonio huista
Historias de san antonio huistaWilliams Vicente
 
Cuentos del arañero_cuentos
Cuentos del arañero_cuentosCuentos del arañero_cuentos
Cuentos del arañero_cuentosNelson Caldera
 
recuerdos_que_mienten_un_poco_indio_solari.pdf
recuerdos_que_mienten_un_poco_indio_solari.pdfrecuerdos_que_mienten_un_poco_indio_solari.pdf
recuerdos_que_mienten_un_poco_indio_solari.pdfRubenAres1
 
Libro exhalación ancestral pdf
Libro exhalación ancestral pdfLibro exhalación ancestral pdf
Libro exhalación ancestral pdfdavidortizcacsire
 
Cuentos del arañero_libro
Cuentos del arañero_libroCuentos del arañero_libro
Cuentos del arañero_libroNelson Caldera
 
Dichos,refranes,y mas
Dichos,refranes,y masDichos,refranes,y mas
Dichos,refranes,y masGabyMusic
 
Amores y desamores de un poeta desquiciado
Amores y desamores de un poeta desquiciadoAmores y desamores de un poeta desquiciado
Amores y desamores de un poeta desquiciadopeliculas01
 
Miguel de santiago
Miguel de santiagoMiguel de santiago
Miguel de santiagoAlexJacho4
 
Los regalos-del-nino-jesus-llegan-por-caminos-extranos
Los regalos-del-nino-jesus-llegan-por-caminos-extranosLos regalos-del-nino-jesus-llegan-por-caminos-extranos
Los regalos-del-nino-jesus-llegan-por-caminos-extranosYoly Gómez
 
¡De la Chanca, y a mucha honra!. Juan Goytisolo (El País)
¡De la Chanca, y a mucha honra!. Juan Goytisolo (El País)¡De la Chanca, y a mucha honra!. Juan Goytisolo (El País)
¡De la Chanca, y a mucha honra!. Juan Goytisolo (El País)1jornadasdeescuelamoderna
 

Similar a Pecados bajo la cama (20)

Anta clo va a la cuchilla
Anta clo va a la cuchillaAnta clo va a la cuchilla
Anta clo va a la cuchilla
 
Leyendas urbanas san Antonio de Ibarra
Leyendas urbanas san Antonio de IbarraLeyendas urbanas san Antonio de Ibarra
Leyendas urbanas san Antonio de Ibarra
 
Historias de san antonio huista
Historias de san antonio huistaHistorias de san antonio huista
Historias de san antonio huista
 
Sujeto fugado
Sujeto fugadoSujeto fugado
Sujeto fugado
 
Cuentos del arañero_cuentos
Cuentos del arañero_cuentosCuentos del arañero_cuentos
Cuentos del arañero_cuentos
 
recuerdos_que_mienten_un_poco_indio_solari.pdf
recuerdos_que_mienten_un_poco_indio_solari.pdfrecuerdos_que_mienten_un_poco_indio_solari.pdf
recuerdos_que_mienten_un_poco_indio_solari.pdf
 
Libro exhalación ancestral pdf
Libro exhalación ancestral pdfLibro exhalación ancestral pdf
Libro exhalación ancestral pdf
 
Cuentos del arañero_libro
Cuentos del arañero_libroCuentos del arañero_libro
Cuentos del arañero_libro
 
Leyendas
LeyendasLeyendas
Leyendas
 
Mas alla de mi tierra
Mas alla de mi tierraMas alla de mi tierra
Mas alla de mi tierra
 
Dichos,refranes,y mas
Dichos,refranes,y masDichos,refranes,y mas
Dichos,refranes,y mas
 
Amores y desamores de un poeta desquiciado
Amores y desamores de un poeta desquiciadoAmores y desamores de un poeta desquiciado
Amores y desamores de un poeta desquiciado
 
Miguel de santiago
Miguel de santiagoMiguel de santiago
Miguel de santiago
 
Miguel angle navarro garcia
Miguel angle navarro garciaMiguel angle navarro garcia
Miguel angle navarro garcia
 
Retazos de un mismo tiempo
Retazos de un mismo tiempoRetazos de un mismo tiempo
Retazos de un mismo tiempo
 
Artistica 5leyendas
Artistica 5leyendasArtistica 5leyendas
Artistica 5leyendas
 
EL ADN Y SHAPRITA
EL ADN Y SHAPRITAEL ADN Y SHAPRITA
EL ADN Y SHAPRITA
 
Los regalos-del-nino-jesus-llegan-por-caminos-extranos
Los regalos-del-nino-jesus-llegan-por-caminos-extranosLos regalos-del-nino-jesus-llegan-por-caminos-extranos
Los regalos-del-nino-jesus-llegan-por-caminos-extranos
 
¡De la Chanca, y a mucha honra!. Juan Goytisolo (El País)
¡De la Chanca, y a mucha honra!. Juan Goytisolo (El País)¡De la Chanca, y a mucha honra!. Juan Goytisolo (El País)
¡De la Chanca, y a mucha honra!. Juan Goytisolo (El País)
 
Artistica
ArtisticaArtistica
Artistica
 

Más de Darío Dávila es Periodismo Indebleble

¿cómo puede la SIP ofrecer mejor protección a los periodistas de la región?
¿cómo puede la SIP ofrecer mejor protección a los periodistas de la región?¿cómo puede la SIP ofrecer mejor protección a los periodistas de la región?
¿cómo puede la SIP ofrecer mejor protección a los periodistas de la región?Darío Dávila es Periodismo Indebleble
 

Más de Darío Dávila es Periodismo Indebleble (17)

Victimas y
Victimas y Victimas y
Victimas y
 
Victimas
VictimasVictimas
Victimas
 
Periodismo Hiperlocal
Periodismo HiperlocalPeriodismo Hiperlocal
Periodismo Hiperlocal
 
El Pueblo de los Secretos
El Pueblo de los SecretosEl Pueblo de los Secretos
El Pueblo de los Secretos
 
Relatoría de Perfiles Periodísticos
Relatoría de Perfiles PeriodísticosRelatoría de Perfiles Periodísticos
Relatoría de Perfiles Periodísticos
 
Relatoria
RelatoriaRelatoria
Relatoria
 
¿cómo puede la SIP ofrecer mejor protección a los periodistas de la región?
¿cómo puede la SIP ofrecer mejor protección a los periodistas de la región?¿cómo puede la SIP ofrecer mejor protección a los periodistas de la región?
¿cómo puede la SIP ofrecer mejor protección a los periodistas de la región?
 
Recluta la mara
Recluta la maraRecluta la mara
Recluta la mara
 
El Pueblo de los Secretos
El Pueblo de los SecretosEl Pueblo de los Secretos
El Pueblo de los Secretos
 
Yonarco
YonarcoYonarco
Yonarco
 
Enfermedades síquicas de los periodistas
Enfermedades síquicas de los periodistasEnfermedades síquicas de los periodistas
Enfermedades síquicas de los periodistas
 
La fe compra montañas
La fe compra montañasLa fe compra montañas
La fe compra montañas
 
Ciudad Cemento
Ciudad CementoCiudad Cemento
Ciudad Cemento
 
Periodistas con con Ojos de Niño
Periodistas con con Ojos de NiñoPeriodistas con con Ojos de Niño
Periodistas con con Ojos de Niño
 
Siete lecciones que explican la crisis en los medios
Siete lecciones que explican  la crisis en los mediosSiete lecciones que explican  la crisis en los medios
Siete lecciones que explican la crisis en los medios
 
Siete lecciones que explican la crisis de los diarios
Siete lecciones que explican la crisis de los diariosSiete lecciones que explican la crisis de los diarios
Siete lecciones que explican la crisis de los diarios
 
Cobertura Segura
Cobertura SeguraCobertura Segura
Cobertura Segura
 

Último

CRISIS DIPLOMÁTICA MÉXICO-ECUADOR....pdf
CRISIS DIPLOMÁTICA MÉXICO-ECUADOR....pdfCRISIS DIPLOMÁTICA MÉXICO-ECUADOR....pdf
CRISIS DIPLOMÁTICA MÉXICO-ECUADOR....pdfLougianiCastilloGarc
 
1er y 2do gobierno alan garcia final.pptx
1er y 2do gobierno alan garcia final.pptx1er y 2do gobierno alan garcia final.pptx
1er y 2do gobierno alan garcia final.pptxJohanaManuelaSolisPa
 
CV Carolina Leverón periodista y comunicadora especializada en creación de co...
CV Carolina Leverón periodista y comunicadora especializada en creación de co...CV Carolina Leverón periodista y comunicadora especializada en creación de co...
CV Carolina Leverón periodista y comunicadora especializada en creación de co...CarolinaLeveron
 
Boletin semanal informativo 14. Abril 2024
Boletin semanal informativo 14. Abril 2024Boletin semanal informativo 14. Abril 2024
Boletin semanal informativo 14. Abril 2024Nueva Canarias-BC
 
fechas cívicas... EN EL AÑO ESCOLAR 2024
fechas cívicas... EN EL AÑO ESCOLAR 2024fechas cívicas... EN EL AÑO ESCOLAR 2024
fechas cívicas... EN EL AÑO ESCOLAR 2024nella34
 
Infografia totalitarismo_ Paula Lema.pdf
Infografia totalitarismo_ Paula Lema.pdfInfografia totalitarismo_ Paula Lema.pdf
Infografia totalitarismo_ Paula Lema.pdfpaulalema3
 
La imagen de Javier Milei sigue blindada
La imagen de Javier Milei sigue blindadaLa imagen de Javier Milei sigue blindada
La imagen de Javier Milei sigue blindadaEconomis
 
Observatorio Digital de los Gobernadores
Observatorio Digital de los GobernadoresObservatorio Digital de los Gobernadores
Observatorio Digital de los GobernadoresEconomis
 
Topología discursiva del Movimiento Justicialista
Topología discursiva del Movimiento JusticialistaTopología discursiva del Movimiento Justicialista
Topología discursiva del Movimiento JusticialistaJulio Otero Santamaría
 
MAPA DEL TALENTO 2023 de Cotec e Instituto Valenciano de Investigaciones Econ...
MAPA DEL TALENTO 2023 de Cotec e Instituto Valenciano de Investigaciones Econ...MAPA DEL TALENTO 2023 de Cotec e Instituto Valenciano de Investigaciones Econ...
MAPA DEL TALENTO 2023 de Cotec e Instituto Valenciano de Investigaciones Econ...DiariodeNoticiasZero
 
Programa Aguraingo Jaiak 2012. Programa de Fiestas de Agurain 2012
Programa Aguraingo Jaiak 2012. Programa de Fiestas de Agurain 2012Programa Aguraingo Jaiak 2012. Programa de Fiestas de Agurain 2012
Programa Aguraingo Jaiak 2012. Programa de Fiestas de Agurain 2012AguraingoUdala
 
PRECIOS_M_XIMOS_VIGENTES_DEL_14_AL_20_DE_ABRIL_DE_2024.pdf
PRECIOS_M_XIMOS_VIGENTES_DEL_14_AL_20_DE_ABRIL_DE_2024.pdfPRECIOS_M_XIMOS_VIGENTES_DEL_14_AL_20_DE_ABRIL_DE_2024.pdf
PRECIOS_M_XIMOS_VIGENTES_DEL_14_AL_20_DE_ABRIL_DE_2024.pdfredaccionxalapa
 
Aguraingo jaiak 2008. Fiestas de Agurain 2008
Aguraingo jaiak 2008. Fiestas de Agurain 2008Aguraingo jaiak 2008. Fiestas de Agurain 2008
Aguraingo jaiak 2008. Fiestas de Agurain 2008AguraingoUdala
 
El Gobierno pagó los intereses del Bono Verde
El Gobierno pagó los intereses del Bono VerdeEl Gobierno pagó los intereses del Bono Verde
El Gobierno pagó los intereses del Bono VerdeEduardo Nelson German
 
La Corte rechazó la demanda de Quintela contra DNU
La Corte rechazó la demanda de Quintela contra DNULa Corte rechazó la demanda de Quintela contra DNU
La Corte rechazó la demanda de Quintela contra DNUEduardo Nelson German
 
Código de Procedimiento Minero de la Provincia de Mendoza
Código de Procedimiento Minero de la Provincia de MendozaCódigo de Procedimiento Minero de la Provincia de Mendoza
Código de Procedimiento Minero de la Provincia de MendozaRicardo Montacuto
 
TERRASOL FELICITA A LILIANA ROJAS SILVA.pdf
TERRASOL FELICITA A LILIANA ROJAS SILVA.pdfTERRASOL FELICITA A LILIANA ROJAS SILVA.pdf
TERRASOL FELICITA A LILIANA ROJAS SILVA.pdfmegaradioexpress
 
Nueva Ley de Bases - Proyecto de Ley del Gobierno
Nueva Ley de Bases - Proyecto de Ley del GobiernoNueva Ley de Bases - Proyecto de Ley del Gobierno
Nueva Ley de Bases - Proyecto de Ley del GobiernoAriel Fernández Lavilla
 

Último (19)

CRISIS DIPLOMÁTICA MÉXICO-ECUADOR....pdf
CRISIS DIPLOMÁTICA MÉXICO-ECUADOR....pdfCRISIS DIPLOMÁTICA MÉXICO-ECUADOR....pdf
CRISIS DIPLOMÁTICA MÉXICO-ECUADOR....pdf
 
1er y 2do gobierno alan garcia final.pptx
1er y 2do gobierno alan garcia final.pptx1er y 2do gobierno alan garcia final.pptx
1er y 2do gobierno alan garcia final.pptx
 
CV Carolina Leverón periodista y comunicadora especializada en creación de co...
CV Carolina Leverón periodista y comunicadora especializada en creación de co...CV Carolina Leverón periodista y comunicadora especializada en creación de co...
CV Carolina Leverón periodista y comunicadora especializada en creación de co...
 
Boletin semanal informativo 14. Abril 2024
Boletin semanal informativo 14. Abril 2024Boletin semanal informativo 14. Abril 2024
Boletin semanal informativo 14. Abril 2024
 
fechas cívicas... EN EL AÑO ESCOLAR 2024
fechas cívicas... EN EL AÑO ESCOLAR 2024fechas cívicas... EN EL AÑO ESCOLAR 2024
fechas cívicas... EN EL AÑO ESCOLAR 2024
 
Infografia totalitarismo_ Paula Lema.pdf
Infografia totalitarismo_ Paula Lema.pdfInfografia totalitarismo_ Paula Lema.pdf
Infografia totalitarismo_ Paula Lema.pdf
 
La imagen de Javier Milei sigue blindada
La imagen de Javier Milei sigue blindadaLa imagen de Javier Milei sigue blindada
La imagen de Javier Milei sigue blindada
 
Observatorio Digital de los Gobernadores
Observatorio Digital de los GobernadoresObservatorio Digital de los Gobernadores
Observatorio Digital de los Gobernadores
 
Topología discursiva del Movimiento Justicialista
Topología discursiva del Movimiento JusticialistaTopología discursiva del Movimiento Justicialista
Topología discursiva del Movimiento Justicialista
 
MAPA DEL TALENTO 2023 de Cotec e Instituto Valenciano de Investigaciones Econ...
MAPA DEL TALENTO 2023 de Cotec e Instituto Valenciano de Investigaciones Econ...MAPA DEL TALENTO 2023 de Cotec e Instituto Valenciano de Investigaciones Econ...
MAPA DEL TALENTO 2023 de Cotec e Instituto Valenciano de Investigaciones Econ...
 
Programa Aguraingo Jaiak 2012. Programa de Fiestas de Agurain 2012
Programa Aguraingo Jaiak 2012. Programa de Fiestas de Agurain 2012Programa Aguraingo Jaiak 2012. Programa de Fiestas de Agurain 2012
Programa Aguraingo Jaiak 2012. Programa de Fiestas de Agurain 2012
 
LA CRÓNICA COMARCA DE ANTEQUERA _ Nº 1076
LA CRÓNICA COMARCA DE ANTEQUERA _ Nº 1076LA CRÓNICA COMARCA DE ANTEQUERA _ Nº 1076
LA CRÓNICA COMARCA DE ANTEQUERA _ Nº 1076
 
PRECIOS_M_XIMOS_VIGENTES_DEL_14_AL_20_DE_ABRIL_DE_2024.pdf
PRECIOS_M_XIMOS_VIGENTES_DEL_14_AL_20_DE_ABRIL_DE_2024.pdfPRECIOS_M_XIMOS_VIGENTES_DEL_14_AL_20_DE_ABRIL_DE_2024.pdf
PRECIOS_M_XIMOS_VIGENTES_DEL_14_AL_20_DE_ABRIL_DE_2024.pdf
 
Aguraingo jaiak 2008. Fiestas de Agurain 2008
Aguraingo jaiak 2008. Fiestas de Agurain 2008Aguraingo jaiak 2008. Fiestas de Agurain 2008
Aguraingo jaiak 2008. Fiestas de Agurain 2008
 
El Gobierno pagó los intereses del Bono Verde
El Gobierno pagó los intereses del Bono VerdeEl Gobierno pagó los intereses del Bono Verde
El Gobierno pagó los intereses del Bono Verde
 
La Corte rechazó la demanda de Quintela contra DNU
La Corte rechazó la demanda de Quintela contra DNULa Corte rechazó la demanda de Quintela contra DNU
La Corte rechazó la demanda de Quintela contra DNU
 
Código de Procedimiento Minero de la Provincia de Mendoza
Código de Procedimiento Minero de la Provincia de MendozaCódigo de Procedimiento Minero de la Provincia de Mendoza
Código de Procedimiento Minero de la Provincia de Mendoza
 
TERRASOL FELICITA A LILIANA ROJAS SILVA.pdf
TERRASOL FELICITA A LILIANA ROJAS SILVA.pdfTERRASOL FELICITA A LILIANA ROJAS SILVA.pdf
TERRASOL FELICITA A LILIANA ROJAS SILVA.pdf
 
Nueva Ley de Bases - Proyecto de Ley del Gobierno
Nueva Ley de Bases - Proyecto de Ley del GobiernoNueva Ley de Bases - Proyecto de Ley del Gobierno
Nueva Ley de Bases - Proyecto de Ley del Gobierno
 

Pecados bajo la cama

  • 1. El infiErno dE HuEHuEtlán El CHiCo la cama Pecados bajo P o r da r í o dáv i l a / E n v i a d o El cronista viajó al pueblo na- tal del sacerdote Nicolás Agui- lar, acusado de haber abusado sexualmente de decenas de niños tanto en el DF como en Los Ángeles, California. En- contró un pueblo parecido con un clima infernal. Y a unos habitantes hartos de lidiar con los presuntos pecados y deli- tos de quien no es de ningu- Darío Dávila na manera el hijo pródigo del pueblo. Y halló las huellas del alumno más formal y más se- rio de la generación 1957 de la escuela primaria La Particular, el mismo que años después abusaría de otros niños, como el que él era entonces. 28·emeequis 16 de octubre de 2006 16 de octubre de 2006 emeequis·29
  • 2. Fotos: Darío Dávila H uehuetlán el Chico, Puebla.– En esta tie- hace una exageración todo lo que dicen de él! Era dígenas que han llegado hasta la parroquia de San do sobre Nicolás. El infiErno rras el veneno de los alacranes mata antes como cualquier niño hasta que se marchó al semi- Nicolás a ofrecer misa a su muertito. Puede que Nicolás nunca se haya marchado de de Huehuetlán. de que uno comience a expulsar espuma nario, allá a Tehuacan”. “…Oh María, madre mía, oh consuelo del mor- Huehuetlán. Allá abajo, en las cercanías de su casa, por la boca. Aquí la sangre se calienta rápido cuan- La imagen de Nicolás toma forma. Una foto de tal, llévame a la patria celestial”. El canto se oye has- por donde caminaba al salir de La Particular, uno do los rumores incomodan al pueblo. Un campesino generación obtenida con uno de sus compañeros ta casa de doña Candelaria Cañongo. Su cuarto está de sus compañeros de escuela se encarga de recor- con una cicatriz que cruza su mejilla me lo recuerda de La Particular, esa primaria que parece fundirse tapizado de fe como todo Huehuetlán. Al menos 60 darlo: “¡Pues es que siempre estuvimos aquí, casi la mientras me mienta la madre y dice que me vaya de con un templo de San Nicolás Tolentino de colores santos colman su pared y a veces la paciencia de su mayoría de los del pueblo salimos de ahí”. aquí. Que eso de andar preguntando por un tal Ni- pálidos, lo muestra imperturbable y con los labios esposo, que parece hartarse de tantas bendiciones –¿Cuándo fue la última vez que lo vieron? colás Aguilar puede costarme. No me dice qué, pero apretados. que roban espacio en casa. Pero es lo de menos. Este –Pues hace años, antes de largarse pa’allá con lo sé que el empujón en mi pecho es suficiente. En el blanco y negro del papel fotográfico, Ni- pueblo ha sabido guardar las malas noticias y los pe- del Seminario. Quiero pensar que este calor de la Mixteca será colás es el único de corbata. Es el muchacho de la cados debajo de la cama. pasajero, que con el correr de la noche la humedad generación de 1957 de anteojos. Flanqueado por Doña Hermila sabe muy bien de eso. Permanece ••• de los campos de caña que rodean a Huehuetlán el Leonardo, que ahora es músico. También por María sentada en una esquina cercana a un viejo río que Lo diminuto de este pueblo hace que sus rumores Chico atenuará esta temperatura, que ha obligado al del Carmen; profesora de Tehuacán; por Filomena, tiene retazos de agua esparcidos y revoloteados por lo devoren de un bocado. La maestra Concepción, reportero a buscar sombra en casa de doña Concep- que decidió cambiar los campos de caña por Esta- moscos. anciana que conoció de la maternidad –a su modo– ción Zamora. Mujer anciana. Maestra de vocación. dos Unidos, o por Antonio Quiroz que ya murió. La señora cae presa de la curiosidad. Y acribilla al en más de 50 años dando clases en La Particular, Apasionada cuando habla de su pueblo. Desconfia- Todos posan para la foto del recuerdo. Todos reportero con preguntas: “¿Y qué hace usted acá tan entre hijos de campesinos con grandes cosechas o egresados de una escuela “parroquial”. Así lo pre- lejos? ¿Acá va a vivir? ¿A poco no le gusta?” Luego comerciantes afamados dice: “…Bien me acuerdo sumen los maestros de la primaria local y sus más más preguntas: “¿O anda buscando muchacha? ¡Yo que vino a decirnos acá que lo acompañáramos a Un campesino con una cicatriz de 50 años dando clases con una instrucción reli- le puedo presentar una!” Parece venir otra propues- Tehuacán a inaugurar su primera parroquia (en- que cruza su mejilla me lo giosa. José Carlos Santillán Castillo, maestro de la ta hasta que un hombre se acerca a la charla. tre 1960 y 1970), que fuéramos para acompañarlo escuela, escribió el 19 de abril de 2000, cuando se –Estoy buscando al padre Nicolás –reconozco. porque al parecer le había costado mucho trabajo… recuerda mientras me mienta la cumplió el medio siglo de la fundación de La Parti- –¡Ah, ese Nicolás! –dice el hombre que se suma a pues hasta le pegaron”. madre y exige que me vaya cular: “Vamos llegando a un plantel que se levanta la charla. Sí, nos enteramos por televisión. –¿...? de sus males…” –¿Sabían de algo de él? –Pues unas gentes que no lo querían porque al ¿A qué mal se refería don José Carlos Santillán? –Bueno, sabíamos de su familia que vive acá y parecer él peleaba un terreno para su parroquia y da de los forasteros que preguntan por Nicolás: ¿Y su hermano Javier. Pero Nicolás ha estado viniendo quería que lo vendieran o que donaran, pero los por qué quiere saber de él? ••• acá, aquí vivían sus papás que ya murieron. Pero se dueños se enojaron y le pegaron. Yo me acuerdo que Nicolás es un nombre “protegido”. Y tiene su Por el atrio de la iglesia, a un costado de La Particu- pasan de cabrones. ahora todos andan buscando a vino acá a curarse las heridas. Andaba con toda la fiesta: cada 10 de septiembre el pueblo organiza una lar, se cuela un aroma a incienso. Un sacerdote está a su familia. Ya ve que dicen que es violador. boca sangrando. Herido. comilona en honor de San Nicolás. “¡Es el patrono!”, punto de oficiar una misa para un difunto. Se coloca –¿Violador? La mujer se suelta: “¡Es exageración esas cosas exclama la maestra en su sala de paredes blancas y una túnica blanca. El cura mira por encima de los –Sí, eso que dicen en la tele… pero ya lo sabía- que dicen! En Estados Unidos ya lo hubieran aga- viejas donde ha colocado fotos, reconocimientos y lentes. Parece tener una respuesta preparada o más mos. rrado. Lo hubieran encadenado para toda la vida. recuerdos de su paso por la única escuela del pue- bien la censura lista. –¿Saber qué? Por eso yo no creo que haya hecho todas esas cosas. blo: La Particular, donde estudió Nicolás Aguilar y –¿Y qué dice el pueblo de Nicolás, padre? –...Usted sabe… –medio balbucea el hombre y Yo misma vi las fotos donde aparece con el presi- que en realidad se llama Unidad Educativa Miguel –Es un tema del que no quiero hablar. Yo no ob- luego ironiza–: ¿Sabe qué? Me están dando ganas de dente Adolfo López Mateos, cuando lo recibió y le Hidalgo. tengo nada si hablo. Además –entonces se acomoda volverme violador. dio el terreno”. La maestra Concepción ayuda a imaginar al la vestimenta y comienza a andar hacia la entrada Una caudal de carcajadas interrumpe el instante. Los buenos deseos de la maestra y su resistencia niño que entonces era quien hoy está acusado de de la iglesia–, él todavía tiene mucha familia acá. No La escena es grotesca. Las mujeres sentadas en esa a creer en las acusaciones contra el padre Nicolás haber abusado sexualmente de decenas de infantes hablamos del tema por respeto. Espero lo entien- esquina caen en la tentación. Ríen y ríen. El aroma a llegan hasta una tiendita a unos diez minutos del tanto en México como en Estados Unidos: das… carbón quemado se mete a la boca. Luego entre risa centro del pueblo. “Le encantaba hacer altares en su casa. Me acuer- Las respuestas del padre son cortas y se van per- y risa se va haciendo un vacío de silencio hasta que –¡…Y que los mando a chingar a su madre! –pre- do que a todos los presumía pero… ¡ahora se me diendo en los sonidos producidos por mujeres in- parece que ya no tienen saliva para seguir ironizan- sume una mujer que se ha metido en una tienda. En 30·emeequis 16 de octubre de 2006 16 de octubre de 2006 emeequis·31
  • 3. Les dijo a mis papás que me invitaba a Acapulco y fuerza y regresan a la escena: “…Me acuerdo que que iba a llevar a algunos sobrinos, que quería que después de eso nos pidió disculpas a todos. Nos re- lo acompañara. unió a unos diez y nos dijo que la había regado”. “–¿Pero, el dinero, padre? –preguntó mi madre. Con el paso de los días, la fe se transformó en “–Por eso no se preocupe…” repulsión. “Le olía mal la boca y siempre intentaba Vecino de la desordenada y mal trazada colonia abrazar a los niños que estábamos con él”. En pocas Pensil –en la zona poniente de la capital–, con calles semanas, el cura Nicolás comenzó a tener contacto que tienen nombres de lagos, Joaquín había entre- con la familia de Joaquín: “Llegaba de visita a la casa gado a finales de 1990 eso llamado fe a la iglesia del pero a mí no me gustaba que fuera. Era muy barbe- Perpetuo Socorro, parroquia ubicada a unos cinco ro y al final supo ganarse a mi familia. Le dijo a mi minutos de su casa. Terminaba el curso de catecis- mamá: ¡quiero que Joaquín vaya hacia donde voy!” mo para hacer la primera comunión. La protección eclesiástica que recibió le permi- Joaquín narraba en aquel encuentro en el café: tió al padre Nicolás mantener la vigencia en la zona “…Antonio Núñez, sacerdote encargado de esta de la delegación Miguel Hidalgo, en el DF. Meses parroquia en aquel entonces (y ahora enfermo, en después se cambió a una iglesia cercana, la de San algún lugar de Veracruz), nos invitaba a varios ni- Antonio de las Huertas, un templo que rara vez abre ños a ser acólitos. A mí también me invitaron”. sus puertas, salvo en la misa de las ocho de la maña- Una tarde que no recuerda con exactitud –cuan- na y los domingos a mediodía. do salían de la casa parroquial– Joaquín, sus nueve En esta parroquia, la recámara del padre Nico- años y sus amigos, observaron a otro padre en la lás se encontraba junto a la sacristía. Los niños que iglesia. ayudaban al sacerdote Antonio Núñez, incluido “–¿Y cómo era? Joaquín, tenían forzosamente que atravesar la recá- “–Era fornido, como de unos cincuenta años. mara del clérigo si deseaban ir al baño. “–¿Confiaste en él cuando lo viste? “–No, nunca me inspiró confianza. “–¿Por qué? “Vino a decirnos que lo “–Un día en la misa nos mandó a la chingada, acompañáramos a Tehuacán a in- pues no quisimos que nos diera la bendición”. augurar su parroquia, que le había Darío Dávila Intento construir la escena con las palabras de Joaquín. De nuevo estoy aquí en la parroquia del costado mucho trabajo” Perpetuo Socorro, en las cercanías de la colonia Pensil. Hay más cirios encendidos aquí que fieles la familia el mostrador de madera, furibunda exclama: “¡Para párpados hinchados. Amplias como el tamaño de rezando. Un sacerdote asoma desde la casa parro- Al sacerdote Nicolás –aficionado desde su niñez Cañongo, co- la otra les cierro la puerta en la cara!” La mujer se sus anteojos de pasta. También esa forma de apretar quial. Se llama Santiago Huerta y pregunta a quién al canto, tanto que incluso vendía sus grabaciones nocedora de las lleva un detergente entre las manos y marcha. los labios. busca el visitante. entre los fieles de San Antonio de las Huertas y más peripecias del sacerdote. –¿Está enojada, verdad? –pregunto a la vendedo- Dos personajes más aparecían en la pantalla del –Busco al padre Antonio Núñez (el cura que lle- recientemente en Tehuacán, Puebla–, le encantaba ra, de facciones toscas. televisor. ¿Sus nombres? Joaquín Aguilar y Norber- vó a Nicolás al Perpetuo Socorro). permanecer en su habitación mientras su compañe- –Sí, ya ve; andan chingando la madre pregun- to Rivera Carrera. La edad del primero 23 años, el –Uf, hace mucho que no sé nada de él, parece que ro de misa, Antonio Núñez, oficiaba la homilía. tando por lo del curita ese. segundo pasa de los 50 y tiene cargos en la iglesia: es anda enfermo. Ya sabe –platica mientras camina Otra vez Joaquín: –¿Cuál cura? obispo y cardenal. hacia el patio del templo y parece deshacerse cuan- “–¿Y por qué tenían que pasar por ahí, por la ha- –El ese Nicolás… el curita ese de la televisión. El nombre de Joaquín Aguilar, quien presentó en do coloca con lentitud su cuerpo sobre una silla. bitación del padre? La televisión, ese imán que ayuda a matar el Los Ángeles, California, una denuncia contra Nor- –¿Y el padre Nicolás? “–¡Era el camino al baño!” tiempo en esta región donde las mejores noticias berto Rivera, acusándolo de proteger al sacerdote –¿Ah, tú lo conocías? Como fuese, no había opción. Joaquín tenía que son la llegada de remesas en billetes verdes desde que abusó de él –el padre Nicolás– incomoda a la –No –respondo y le digo que un amigo lo anda circular por la recámara. Era mediodía y al fondo Nueva York, podría no ocultarse bajo el colchón. Iglesia mexicana, a los obispos y a su red de abo- buscando. se escuchaba al padre Antonio en la misa cuando Precisamente, una foto del niño de Huehuetlán gados. –Pues está difícil que lo encuentren, dicen que Nicolás le pidió a Joaquín que se acercara: “Pensé adorador de los altares, apareció en la tele hace cua- Un puesto de periódicos cercano al Metro La- andan escondido. Va estar difícil que lo hallen, eh. que necesitaba algo. Me asomé con cuidado, pero tro semanas. Su sonrisa era la misma. Nicolás estaba gunilla muestra su foto en la portada de un diario. –¿Usted cree? me jaló hacia dentro del cuarto”. de vuelta. Tiene la mano en la frente. Se cubre la cara. –¡Claro! Tiene buenos abogados… así es que se- –¿Gritaste? Recupero de la memoria la escena en que este jo- guramente se darán un agarrón –Es que yo era muy flaco y de poca estatura. Me ••• ven se encontró con el autor de esta crónica en un tapó la boca al tiempo en que me sujetaba del cuello. A 300 kilómetros de Huehuetlán, en el DF, la ima- café a espaldas del bullicioso mercado de San Cos- ••• Me bajó los pants y me violó. No se cómo me pude gen del niño estaba de vuelta. Su foto lo mostraba me: Al salir de la iglesia, las palabras de Joaquín en aque- zafar. Comencé a arrastrarme hacia debajo de la corpulento, con las órbitas de los ojos grandes de “…Una tarde llegó el padre Nicolás hasta mi casa. lla entrevista en el café de San Cosme toman más cama, que era de madera vieja. En la desesperación, 32·emeequis 16 de octubre de 2006 16 de octubre de 2006 emeequis·33
  • 4. salí corriendo y llorando de la iglesia. Llegué al Me- desistiera de la denuncia. Extraviaron el expediente tro Normal y me dirigí hacia Torre Blanca, me senté varias veces. Tuve que ir en cuatro ocasiones y en en las escaleras y me puse a llorar. cada una de ellas era como si me hubieran agredido El documento que trazó su perfil delincuencial nuevamente”. agrega al respecto: “Nicolás Aguilar ataca con la También hubo un careo entre el padre y el joven. ventaja de que su seguridad física no está en riesgo “Tuve que decirle todo lo que me hizo, pero nunca y actúa por una desviación sexual sin importarle el lo miré a la cara”. Después de aquello, al padre Nico- oficio. Es un hombre que abusa de su investidura, lás lo trasladaron a la Segunda Vicaría. La ruta de la que delinque en función de que resulta honesto y protección eclesiástica seguía su camino. respetable para la sociedad”. El clérigo, recordó Joaquín en la café, estaba res- ¿Hasta donde le alcanzaría la honestidad al paldado por un abogado pagado por otros padres oriundo de Huehuetlán el Chico? Un día después que lo conocían. “Ellos lo apoyaron e incluso, mu- de la agresión sexual contra Joaquín, el cura acudió cha gente de la iglesia fue a declarar a su favor”. hasta su secundaria para advertirle: “No le digas a El padre Nicolás, conocedor de que se aproxima- ba una acción penal en su contra, lanzó su última carta: invitó a Joaquín a vacacionar a Acapulco. No hubo respuesta y decidió largarse. Para entonces, según consta en la averiguación previa 46/DS/385/94–11, Nicolás fue citado el 20 de diciembre de 1995 en la Dirección General de Pre- vención y Tratamiento de Menores. No obstante, lejos de asumir su responsabilidad, Nicolás Aguilar demando por difamación y después “perdonó” a Joaquín. El cura le llamó “más amplio perdón” y se perdió varios años, hasta que después se sabría que también se le acusaba de violar sexualmente a 86 niños, 60 en Tehuacán, Puebla, y 26 en Los Ángeles, California, auque sólo se tiene conocimiento de seis denuncias: cuatro en Puebla y una en el DF. Joaquín sabe –y esa es su lucha judicial como parte de la Red de Sobrevivientes de Abuso Sexual por Sacerdotes (SNAP, por sus siglas en inglés)– que esos abusos sexuales fueron protegidos desde el po- der eclesiástico a finales de los años ochenta. Nor- Jaime Boites berto Rivera, entonces obispo de Tehuacán, en pre- sunta complicidad con el cardenal Roger Mahony, arzobispo de Los Ángeles, urdió un plan para dar protección a Nicolás Aguilar Rivera. Joaquín, el ••• denunciante. nadie o le voy a hacer lo mismo a tu hermano”, que Parece claro que el calor de Huehuetlán el Chico para entonces tenía ocho años. Joaquín guardaría y sus pecados escondidos bajo la cama son apenas silencio un mes más. una pieza del rompecabezas. Nicolás sigue libre. Di- El sólo hecho de denunciar penalmente a un cen que lo han visto en Cuernavaca oficiando misa, cura de una violación podría colocar a la familia de que un grupo de policías le pisa los talones, que si- Joaquín en medio de las descalificaciones. gue vendiendo sus cantos en casetes. Incluso llegaron a escupirle cuando en la colo- Quizá tiene razón su profesora, Concepción Za- nia se conoció de las acusaciones contra Nicolás, el mora: cura. –¡Parece que quieren desaparecer a Nicolás! La decisión de Joaquín arrancó con una denun- –¿Usted cree? cia penal en la agencia 30 del Ministerio Público. “Al –Sí, pero sabe una cosa … –dice mientras me principio me atendieron bien, pero después la mamá acompaña a la puerta de su casa– a Nicolás sólo lo de uno de mis vecinos me ofreció dinero para que puede desaparecer Dios. ¡Él sí es omnipotente!¶ 34·emeequis 16 de octubre de 2006