Se ha denunciado esta presentación.
Hace seis años mi hijo mayor partió de este mundo victima de un accidente de transito.
Desde aquel momento siempre escribí...
Patricia Zulma Eclecia
Déjalo ir
Diario de un duelo
A la memoria de Edgar Adrián Hermosilla
Dedicado a la memoria de mi hi...
19/9/83_25/5/10
En nuestros corazones quedara tu recuerdo y todo tu amor.
Fuiste, sos y serás el ángel que ilumine nuestra...
Esto es parte de un duelo y hay que vivirlo para no quedar estancados en la propia muerte de
nuestro ser querido y olvidar...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

1º parte del libro "Déjalo ir"

362 visualizaciones

Publicado el

Dedicado a la memoria de mi hijo Edgar Adrian Hermosilla.
Edgar Folken para los mas conocidos.

Publicado en: Salud y medicina
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

1º parte del libro "Déjalo ir"

  1. 1. Hace seis años mi hijo mayor partió de este mundo victima de un accidente de transito. Desde aquel momento siempre escribí es mas desde el accidente mismo pensando que lo leeríamos juntos pero eso no fue posible, mi amado hijo jamás despertó, luego leí que al dolor había que darle cause y sacarlo del cuerpo porque de lo contrario se descomponía dentro y eso no era bueno. Una forma que encontré fue escribiendo y así con el tiempo me encontré con dos escritos en mis manos casi sin darme cuenta, digo dos porque mi duelo así se dividió en una época de bronca, dolor y desesperanza y otra donde comprendí que sin darnos cuenta vamos dejando todo eso atrás y comenzamos a recuperar la esperanza. Mi sueño siempre fue poder editar estos escritos pero me fue imposible, por tiempo, por dinero o baya a saber porque. Desde la red nos fuimos conectando con otras mamas y papas y armamos verdaderos grupos de amigos en la distancia pero cercanos en el dolor y así caminamos ayudándonos unos a otros. El sueño del libro quedo atrás, pero hoy decidí con mucho recelo subirlo para que este al alcance de quien lo necesite y sirva para toda aquella persona que sufrió la perdida de un ser amado. Mi nombre aunque este, no es tan importante, lo que si es importante es que si lo usan para algún grupo o pagina de papas en duelo, les voy a pedir que jamás se olvide el nombre de mi Ángel ya que fue el quien me dictaba al oído las palabras que están aquí expuestas. Edgar Adrián Hermosilla Mi Ángel No lo olviden porque yo partiré de este mundo pero su nombre seguirá en la red para recordar a todos los Ángeles que ya partieron a la eternidad. Aquí les dejo la primera parte, me encantaría que dejaran si así lo desean algún comentario y sepan que pueden contar conmigo siempre. Nuestra página es Un Ángel entre el cielo y la Tierra https://www.facebook.com/Un-%C3%81ngel-entre-el-cielo-y-la-tierra-870606939646552/? fref=ts
  2. 2. Patricia Zulma Eclecia Déjalo ir Diario de un duelo A la memoria de Edgar Adrián Hermosilla Dedicado a la memoria de mi hijo mayor Edgar Adrián Hermosilla, quien partiera a la casa del Padre el 25 de mayo del 2010.
  3. 3. 19/9/83_25/5/10 En nuestros corazones quedara tu recuerdo y todo tu amor. Fuiste, sos y serás el ángel que ilumine nuestras vidas. Prologo Estas líneas no pretenden ser una lista de actitudes mágicas ni una guía para llegar al desenlace final, ni siquiera estoy segura que a todos los sirva, solamente pretendo compartir mi experiencia personal y si a una persona le sirve quiere decir que Dios me guío para ayudarla y eso vale el esfuerzo de escribirlo, no por el esfuerzo en si, si no por la carga emocional que este escrito lleva. Nadie esta preparado para la partida de un ser querido y menos si es un hijo, pero muchas veces no nos preparamos para ese momento y no tenemos la oportunidad por que llega de improviso como en mi caso. Pero Dios en su infinita misericordia sin yo darme cuenta me fue preparando de a poco antes que llegara. Hay muchas formas de vivir un duelo, pero dos maneras distintas, una desde la creencia religiosa y la otra no. Cualquiera podrá o no servir dependiendo de cada individuo. Este libro esta orientado desde mi fe católica, esto no implica que muchas veces cuestione mi propia fe y hasta me revele y me enoje. A lo largo del libro verán el paso de la alegría a la tristeza, de la esperanza a la bronca, del deseo de una venganza inútil al deseo imperioso de poder perdonar a quien me causo tanto dolor. Son etapas que se van viviendo y no tienen un orden, llegan y se van en cualquier momento.
  4. 4. Esto es parte de un duelo y hay que vivirlo para no quedar estancados en la propia muerte de nuestro ser querido y olvidarnos de nuestra propia vida, nuestro ser amado desea profundamente que sigamos en esta vida con la esperanza de volvernos a encontrar en la eternidad. Patricia Zulma Eclecia

×