SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 58
Descargar para leer sin conexión
1939 - ?
DEDICO ESTAS MEMORIAS A MI BIEN AMADA ESPOSA,
AURORA, A MIS HIJOS ROBERTO Y GERARDO, A MI HIJA
VIRGINIA, A MIS NIETOS ROBERTO JOSÉ, MARCO ANTONIO Y A
MI NIETA CLAUDIA PATRICIA.
“UN AMANECER, UN RESPLANDECER DE SOL. UN ATARDECER,
UN FINAL ALEGRE, UNA CAUDA DE HECHOS, UN SIN FIN DE
RECUERDOS, UN CICLO QUE SE CIERRA Y OTRO QUE SE INICIA,
DESCONOCIDO SÍ, MAS NO MENOS ALENTADOR QUE EL QUE
DEJO EN ESTE PLANETA AZUL.”
2
Dice un documento que nací un siete de junio de 1939.
Voy a creerlo así, y todo porque soy muy respetuoso de los
escritos oficiales.
“Nace un niño un siete de junio.
¿Año? 1939
Siete, número de la suerte,
Número cabalístico.
¿Qué significa?
Sólo el tiempo a través
de mis actos podrá decírmelo”
1939, año en que se
inicia una guerra mundial (la segunda me cuentan): 1 de
septiembre. Por lo anterior deduzco, que abajo del brazo
traje, no una torta, pero sí una “calamidad”. Lo bueno, es que
en algún momento de mi vida en esta “terra nostra” me uniría
con alguien que nació en septiembre de 1945, y ahí terminó
esta desgracia. ¡Qué bueno!, me imagino que dijeron muchos.
¿Coincidencia o suerte, esta unión?
Sea como sea, uno nace en un año con futuro belicoso y otra
nace para apaciguar esa sed de odio y discriminación.
¡Ah!, se me olvidaba dar mi nombre:
Roberto
Pero, ¿dónde nací? No estoy para decirlo como tampoco
para contarlo; sin embargo, un buen número de parientes
indican que fue en una población llamada Masaya en la
República de Nicaragua, Centro América, mas otros
mencionan con mucho cariño: Nautla, Veracruz, México. Muy
3
poco me acuerdo de aquel lugar, pero si así está escrito, así
debe ser.
De lo que sí me
acuerdo es que mi madre querida no tenía lo suficiente para
brindarme algún bienestar de la vida, por lo que en un
determinado momento, la separación tan anunciada se
realizó. Fui dado “a préstamo” a un tío que radicaba en la
ciudad de Colón, República de Panamá. Y fue aquí donde
realmente crecí y me desarrollé. Niñez, infancia y
adolescencia, lejos de la madre, de ésa que por
proporcionarme algo mejor, me tuvo que “dar”.
Un detalle se viene a
mi memoria: mi madre, en una ocasión me envió con una
amistad suya para entregarle una pulsera de oro y que a
cambio le enviaría conmigo mismo cierta cantidad de dinero
para solventar algunos gastos. Según parece, la envolvió y la
puso dentro de una de las bolsas del pantalón cerrándola con
un seguro.
Pero, al llegar con dicha amistad, la pulsera había
desaparecido de mi bolsa. ¿La perdí? ¿Me la robaron? Vaya
Usted a saber. Pero lo que sí no se me olvida, es la pena y
tristeza que le causé a mi madre. De ella recibí dos o tres
“correazos”, y ya no recuerdo más.
Dos amigos: Sonia y
el tocayo Roberto
4
Parrales. Vagamente los
recuerdo.
Al ser trasladado a
Panamá, prácticamente
ya no regresé a
Nicaragua. Mi madre
muere, “la distancia
sentimental no se mide,
sólo se percibe, sólo se
advierte”.
DE TI.
MADRE.
DE TI CUÁNTOS RECUERDOS GRATOS GUARDO.
CARICIAS DE AMOR SAGRADO,
CONSUELO DE TODAS MIS PENAS
Y CONSEJERA DE MIS TROPIEZOS.
CUÁNTAS COSAS QUISIERA
DECIRTE EN TU REGAZO, MADRE;
CUÁNTAS COSAS ME VIENEN A LA MENTE:
BESOS, ALIENTO Y AMOR.
ROSA DE ROSAS,
RACIMO DE FLORES.
ESO Y MÁS ERES TÚ, MADRE.
Mi niñez. Una infancia muy sui
generis, es decir, poca diversión, pero
cuando estaba con mis compañeros
5
de escuela, a horas muy
determinadas, la gozaba a plenitud.
me divertía mucho jugando con un
“jeep”, al cual jalaba mediante un
hilo y lo llevaba de un lado a otro.
A veces, canicas, principalmente con
un amigo colombiano. También me
entretenía jugando “balero” o
narrando un juego de fútbol o de
béisbol cuando éstos se llevaban a
cabo dentro de las canchas del
colegio.
Ahora que menciono colegio, su
nombre San José o La Salle. Allí
aprendí lo mucho o poco que me
ayudó para entrar a nivel
universitario. En realidad, la
primaria, secundaria y bachillerato
fueron etapas que realicé
precisamente en ese centro educativo.
Nunca los olvidaré, maestros y
amigos de escuela. Valga la pena
mencionar, que antes de trasladarme
a Colón, República de Panamá, en
Managua, Nicaragua, estuve
cursando el primer grado de primaria
en una escuela Protestante. El poco
tiempo que estuve allí, me trae gratos
recuerdos.
olviendo a Colón, Panamá, mis
estudios transcurrieron dentro
de lo normal. Los hermanos
lasallistas nos inculcaban cómo
comportarse ante cualquier situación
adversa y siempre, anteponiendo los
valores humanos.
V
Debo reconocer que durante mi
estancia en dicho Colegio, ésta fue
6
siempre de bienestar espiritual y de
apoyo por parte de todo su personal.
Obtuve muchas satisfacciones:
premios, reconocimientos y medallas
por sobresalir en la mayoría de las
asignaturas, año con año.
En una ocasión, me exentaron en una
materia, regresé a casa temprano. Mis
tíos me preguntaron por qué había
salido a esa hora, y les dije que me
habían exentado. Interpretaron de
diferente forma lo sucedido, y me
mandaron a estudiar más sobre esa
asignatura. ¿Qué interpretaron? Hasta
la fecha me lo sigo preguntando.
M
is materias favoritas: Matemáticas, Química, Física, Biología, Geografía,
Apologética, Filosofía, Mecanografía, Inglés, Francés y otra u otras que
escapan a mi pensar en este momento. Posiblemente, en el subconsciente
estaba marcado que todo en la vida es importante. No vas a manejar todo
plenamente, pero sí vas a tener conocimiento mínimo de todo lo que te
rodea. Y a lo largo de los años, creo que existe razón suficiente para
pensarlo así.
Una nota: ¿sabías que mientras menos ropa traigas puesta, más rápido eres
para escribir a máquina? Te digo que es cierto, te lo digo como experiencia.
El último año de bachillerato, lo hice en el Colegio de La Salle, en la
ciudad de Panamá. Para determinar el primer lugar en Francés, se tuvo que
ampliar el concurso a días extras, lo que me impedía regresar a Colón a ver
y convivir con mis amistades, además de mis tíos. No asistí, preferí esto
último. Nunca sabré la respuesta real del final.
Pero se llegó el día de la graduación y adiós a toda esa adolescencia, llena
de buenos momentos y grandes acontecimientos.
7
Recibí de las oficinas de la UNAM, una carta en la que se me informaba
que había sido aceptado para cursar la carrera de Medicina y que debía
presentarme con todos mis documentos a más tardar el día dos de febrero
de 1958. Así se hizo e inicié otra etapa en mi vida.
Antes de continuar, vale la pena decirle a quien lea esta autobiografía, que
en el camino incrustaré algunos versos y microcuentos. Por lo tanto, no se
asusten por la no congruencia en los pasos de mi vida que trato de plasmar
aquí.
SÓLO ALEGRÍA: AURORA
microcuento de ortiz
En el devenir de los años, recuerdo como si fuera ayer a
una dama
de cabello largo y castaño. Pelo lacio, suave como la seda,
como
la piel virgen de una mujer amada. Quedé prendado de esa
fragancia
que emanaba su cuerpo mientras se abría camino con paso
firme
entre el viento que viene del norte y el correr de la gente
para
guarnecerse de él. También corrí, pero atrás de ella, no
quería
perderla, quería estar cerca de ella, de esa mujer de tez
morena, piel de ensueño y cabello agitado.
No había visto su cara, pero sabía que su mirar sería tan
tierno
como la ternura mansa de un pétalo de rosa. Pasó una niña
vendiendo
flores y compré una rosa, una rosa para ella, para ese ser
que me
había robado el corazón. La noche caía, sólo unos rayos del
crepúsculo
se dejaban ya ver. Luz tenue dibujaba su silueta, me
acerqué y le
8
ofrecí mi regalo. La vi de frente, me retraté en sus ojos, mi
corazón palpitó de alegría. Nos vimos cara a cara, mis ojos
penetraron los suyos y los suyos, los míos. Sólo
alcanzamos a decirnos:
"Hola". Y todo terminó en un beso profundo de amor
celestial. La dama que seguí, era precisamente ella; Aurora,
mi amada esposa.
ortiz, noviembre 2004
Me acuerdo muy bien de una escena que contemplé en el río
Ochomogo, allá en Nicaragua, rumbo a Rivas, ciudad o departamento, no
lo sé en realidad. Estaba admirando como corría el agua, cuando de pronto
observé a un hombre (¿hombre?), jalando de los cabellos a una mujer y
llevándola al lecho del río, en donde una tras otra hundía su cabeza.
Entonces me pregunté: ¿Por qué hará eso? ¿Será para lavarle la cabeza o
será para ahogarla? Unas manos suaves me tomaron de la mano y me
retiraron del lugar, único testigo del final de este “script” natural. Los
protagonistas, ni idea. Todo lo que inicia tiene su final triste o feliz.
AVES
AVES, AVES, AVES.
AVES QUE CRUZAN EL FIRMAMENTO,
AVES QUE VIAJAN AL INFINITO,
AVES QUE PINTAN DE COLORES
EL CIELO, EL FIRMAMENTO Y EL INFINITO.
ASÍ COMO ESAS AVES,
MI MENTE VUELA, VUELA Y VUELA;
ASÍ COMO ESAS AVES,
MI CORAZÓN VUELA, SE EMOCIONA Y PALPITA,
COMO BUSCANDO QUE TODO ESTO SE REPITA.
9
MI VIDA ES UN CONTINUO REPETIR,
DE COSAS BUENAS Y NADA MÁS;
TODO LO OTRO ES SÓLO ILUSIÓN,
UNA ESTANCIA EN EL VACÍO,
UN MOMENTO DE OLVIDO Y HASTÍO.
A MI ALMA,.
A MI VIDA,
A MI MENTE,
A MI CORAZÓN,
SÓLO PIDO VOLAR COMO ESAS AVES, AVES, AVES.
¿Se acuerdan de Anastasio Somoza, padre, Presidente Dictador de
Nicaragua? Pues bien, yo viví bajo ese régimen durante un lapso de mi
vida. Me acuerdo que tenía amistad con algunos soldados. Me invitaban a
subirme a esos camiones donde van las tropas. Los acompañaba a patrullar
las calles, y en varias ocasiones me invitaban también, a practicar el tiro al
blanco. Esto lo llevé a cabo. Me enseñaban a cómo colocarme el rifle en el
hombro y disparar. En una ocasión, vi a lo lejos, en la copa de un árbol, un
ave (posiblemente un zopilote o algo parecido) a la que apunté, disparé y
salió volando, y sólo pude exclamar: ¡Se me escapó! ¡En otra ocasión será!
DESPUÉS DE TANTO TIEMPO, HE CAÍDO EN CUENTA QUE:
....CUANDO TÚ ESTÁS ALEGRE Y CONTENTA, YO TAMBIÉN LO
ESTOY.
....EL TENERTE EN MIS BRAZOS, ES LO MÁS HERMOSO QUE ME
HA PODIDO OCURRIR.
....ES BELLO, TAMBIÉN, RECIBIR DE TI, UNA SONRISA COMO
REGALO,
COMO BELLO ES ELEVAR POR TI, UN PENSAMIENTO Y UNA
PLEGARIA.
....SIENTO UNA SATISFACCIÓN PLENA, AL TENERTE A MI LADO
Y SÓLO PENSAR EN TI.
....EL TENERTE COMO MI MEJOR AMIGA, ES ALGO SUBLIME.
....EL REÍR CONTIGO ALEGRA MI CORAZÓN.
....EL QUE DIOS TE HAYA PUESTO EN MI CAMINO, ES UNA
CUENTA QUE NUNCA PODRÉ SALDAR.
10
....SI ESTÁS A MI LADO, SIEMPRE ENCUENTRO SOLUCIÓN A MIS
PROBLEMAS.
....SI TENGO HERIDAS PASADAS QUE ALIVIAR, CON SÓLO
PENSAR EN TI, LAS CURO.
....A TODOS, EN REALIDAD A TODOS, NUNCA DEBO NEGARLES
UNA SONRISA COMO MUESTRA DE MI CARIÑO.
....AL ENAMORARME DE ALGUIEN, COMO TÚ, ALCANZO LA
FRÁGIL ESPERANZA DEL AMOR.
....EL DECIRTE PALABRAS TIERNAS AL OÍDO, TRAE UN GOZO
DE DIFÍCIL DESCRIPCIÓN A ESTA MI ALMA TRISTE.
....TODO LO QUE QUIERA DECIRTE, SERÁ POCO, A
COMPARACIÓN DE TODO LO QUE ME HAS DADO.
....TU ALEGRÍA SIEMPRE SERÁ MI ALEGRÍA.
....TU ESPERANZA, MI ESPERANZA.
TU AMOR, SIEMPRE SERÁ MI AMOR.
....QUE TODO PARA MÍ, TÚ ERES.
....TODO ESTO Y MUCHO MÁS, ERES TÚ PARA MI.
....DOY GRACIAS AL CIELO POR HABERTE CONOCIDO.
Y llegó el momento de la partida hacia un lugar desconocido, pero
lleno de esperanza. Atrás, dejo una estela de recuerdos de la infancia, y
sobre todo, a mi madre querida. Consejos de todo tipo, y yo pensando:
¿Cómo se verá la tierra que ahora dejo, desde allá arriba, desde un avión?
No tengo miedo a la altura, como tampoco a lo que me espera en ese lugar,
en ese instante hasta desconocido.
Después de un rato de vuelo, llego al Aeropuerto de Tocumen,
Ciudad de Panamá. A lo lejos, veo a mis tíos, Agustín y Estebana, además,
de una prima, Thelma. Me abrazan, me reciben con mucho cariño, y nos
trasladamos a la ciudad de Colón, en donde gran parte de mi vida y destino,
están por realizarse.
"Lucha siempre por tus ideas, nunca te sientas derrotado".
"La autoridad ganada a base de conocimientos, siempre
genera respeto".
"El cambio, única alternativa para continuar en
movimiento".
11
"Respeta a las personas, pero más que nada, tenles
paciencia".
"El hombre activo, siempre tendrá errores. Lo importante
es, aceptarlos y encontrarlos primero para poder
enmendarlos".
El día siguiente a mi llegada, mi tío me lleva al cine. Prácticamente
vi la película tres veces, ya que quien me llevó, se quedó dormido. A otro
cine al que me llevaba era al “Ansonia”, donde pasaban además de la o las
películas, noticieros, caricaturas, etc., todo por el mismo precio. Ah,
tiempos aquéllos. Ya no volverán, y en mí, sólo recuerdos: maní, refrescos
y “duros” (vasos con agua de frutas congelada).
EL HOGAR Y EL COLEGIO: ni casa ni departamento, sencillamente
cuatro cuartos; eso sí, bien acondicionados. ¿Qué aportaba yo? Pues bien,
barría y trapeaba, además de sacudir los muebles. Esto era a diario.
¿Levantarme? A las cuatro de la mañana para ayudar a mi tía en la molida
del maíz e ir al mercado por carne de puerco. Mis tíos se dedicaban a la
venta de eso que podemos comparar a los “antojitos”, es decir, empanadas,
chicharrón, tortillas de maíz amarillo, gruesas y buñuelos. Los clientes,
principalmente trabajadores que laboraban en los muelles, ya que
estábamos a unos pasos de la Zona del Canal.
Después de este quehacer diario, la ida al colegio (segundo hogar).
Entraba a las ocho de la mañana, pero mi tío no me dejaba ir temprano,
sólo faltando quince minutos antes de la entrada. Cuando llegaba la hora de
partir, corría para llegar y jugar con mis compañeros, aunque fuera un
momento: beisbol o canicas, lo que se presentara primero.
Salía a las once de la mañana y regresaba a la una de la tarde para continuar
con los estudios. Como notarán, el horario era mixto y nadie lo resentía.
Todo era cosa de costumbre y adaptación.
Después de la salida (4 p.m.), nos quedábamos a jugar “handball” o
sea frontón, pero con las manos, ya sea con otros compañeros o con los
Hermanos Lasallistas (Colegio San José) que de una u otra manera,
convivían con nosotros, los alumnos. Otra distracción: quedarnos fuera del
Colegio, ver pasar y saludar a nuestras amiguitas que estudiaban en la St.
12
Mary’s School (sólo para mujeres). Nuestro colegio era sólo para varones.
¡Qué tiempos! Formación y convivencia.
Castigos: unos de los castigos: en medio del patio (de cemento) de rodillas
y en posición de Cristo (con un ladrillo en cada mano), y sino “reglazos” en
la palma de la mano extendida o con el filo de la misma regla sobre las
uñas de una de las manos. No existía en ese entonces la CDH o
sencillamente los famosos “derechos del niño”. Todo era aceptado, por
padres y sociedad en general. Hasta la fecha no conozco a alguien que haya
sufrido o se haya quedado con un trauma psicológico. Nadie se quejaba, ya
que si les decían a los padres que habían sido castigados, entonces les venía
un segundo castigo por parte de éstos.
¿Los estudios? A ellos y lo que aprendí con los Hermanos, es el resultado
de lo que soy, y que nunca cambiaría. Claro está, eso por lo que se refiere a
la educación en el Colegio y por otro lado, la educación que me inculcaron
en ese humilde pero grandioso hogar creado por mis tíos.
¿Premios? Muchos. Gracias a la constancia, creo yo, me hice
acreedor a varias medallas de oro, plata y bronce al final de cada año
escolar. Medallas de honor, disciplina, conducta, y diplomas por sobresalir
en algunas asignaturas como: Composición Castellana, Contabilidad,
Religión, Trigonometría, Mecanografía, Literatura, Gramática Inglesa,
Latín, Francés, Botánica, Filosofía, Gramática Castellana, Composición
Inglesa y ya. Ahora que me acuerdo, todos los que terminamos recibimos el
diploma de Perito Mercantil, es decir, el de Auxiliar de Contador.
Me trae gratos recuerdos, el día que me otorgaron el diploma y
medalla especiales, por parte del Cónsul de España, por mi esmero en la
composición Castellana.
Todo esto fue logrado en los cuatro años de secundaria (de acuerdo
al plan de estudios vigente en 1956-1957). Pero para terminar los estudios
de una manera completa y aspirar a ser admitido en alguna Universidad, ya
fuera del país o en el extranjero, tenía que cursar un año más, lo cual hice
en el Colegio La Salle, pero en la Ciudad de Panamá. La tarea fue la
misma: salir adelante y creo que lo logré, ya que me siento satisfecho
conmigo mismo.
¿Amistades? No puedo decir que pocas. De varios países, entre ellos
de Colombia, Venezuela, chinos nacidos en Panamá, al igual que
13
japoneses, judíos y por supuesto estadounidenses. Con estos últimos,
convivencia en diferentes lugares de la Zona del Canal: Balboa, Cristóbal,
Fuerte Amador, Clayton, Gulick, Diablo Heighs y Coco Solo. Espero no
olvidarme de algún otro.
¿Deportes? Beisbol, softbol, judo, ju jitsu, ping pong, frontón y otros.
Campeón en ping pong y en alguna ocasión judo.
PREPOTENCIA
microcuento ortiz
El señor Guille Milton Brush era el representante de una
comunidad tan loca como él. Lo nombraron por sus ideas
hostiles hacia los demás, su racismo y su prepotencia.
Representante de una comunidad poderosa físicamente
(poseía armas de todo tipo), pero sin ningún valor
humano o moral. Decía que buscaba la paz a base de la
intimidación y la represalia, mas nunca a través del
diálogo, no creía en él. De allí que las comunidades ajenas
a la suya, lo tachaban de provocador, carnicero y quién
sabe cuántas cosas más.
Muchos deseaban su muerte, pero siempre estaba bien pro-
tegido por sus guardaespaldas "guaruras" que no permitían
que nadie se le acercara, ni las moscas. Era un hombre,
que a pesar de estar rodeado por muchos, se sentía inter-
namente frustrado y solo como los granos de arena en el
desierto.
Don Guille Milton Brush, aparentemente su verdadero
nombre,
era un individuo que aún en su caminar, transmitía
liderazgo
de "yo soy el único, soy el omnipotente, soy Su Majestad
en este mundo de bravucones endebles, faltos de coraje
y parásitos del vecino odiado, además de ser unos
pelmazos".
14
En una ocasión se le ocurrió fraguar una junta de
representantes de comunidades, cuya sede sería una región
lejana a la suya. Su idea era ampliar su telaraña y que
otras
comunidades lo ensalzaran, no por su inteligencia, sino
por su imagen de amedrentador. Sin embargo, el día de su
llegada a tierra extraña, la población salió a la calle
a protestar por su presencia en esta junta.
Lo declaró hijo de la calle, persona non grata, asesino,
carnicero y todos los calificativos negativos que te puedas
imaginar, amigo lector.
Los dos días que pasó en el extranjero fueron muy
especiales.
Sus "guaruras" lo acompañaban a todas partes, hasta al
sitio donde hacía sus necesidades fisiológicas. La comida
era investigada, por si estuviera envenenada, lo mismo
sucedía con el sillón, no vaya a ser que tuviera algún
artefacto explosivo, pensaba para sí. En cuanto a su
recámara, olvídense, no había lugar que no hubiera sido
examinado cautelosamente.
Se llevó la mano a la cara para aliviarse de una comezón.
Se vio al espejo y notó una pequeña mancha rosa, casi
imperceptible. No le prestó mayor atención; se dirigió a
la asamblea general, en donde se darían por concluidas las
mesas de trabajo y firmar la Declaración de Comunidades.
El pueblo anfitrión se llenó de alegría por la partida
de su suelo de un individuo que no gozaba de su simpatía,
por todas las arbitrariedades en que había incurrido. Lo
consideraban como sembrador de terror y como el más
15
nefasto
del orbe, mucho más que a aquél, el de la "suástica". La
comunidad, así como lo recibió así lo despidió, con carteles
y pancartas con alusiones como ésta: "Bye Don G. Milton,
see
you in ...........", "Green G., go home", y otros con tonos
parecidos.
de regreso a su comunidad, continuó igual de
protegido, como un ave real enclaustrado en una jaula de
oro. La mancha
que había notado como algo insignificante se iba
agrandando.
Los médicos que lo atendían no encontraban respuesta
alguna
para poder diagnosticar la lesión y así poder tratarla. El
sufrimiento iba en progreso y por su mente una película
de lo que había sido su vida, más mala que buena.
Suplicaba al
Ser que tanto llegó a negar: paz y descanso.
La vista se le nubló y de su boca y piel brotaban líquidos
multicolores, además de ciertos olores nauseabundos. Se
revolcaba sobre la cama por los dolores agudos
abdominales.
Pedía al Dios negado y al cielo mismo, una vez más, paz y
descanso.
Al fin, el parásito picudo dio cuentas del demente, el
parásito que le había provocado la mancha rosa. Y así,
se cumplió la misión eterna: nacer, vivir y morir. Fue
enterrado en una fosa común y alguien escribió su
epitafio:
"Aquí yacen los restos del que tanta yactura provocó. Cayó
en yeta y que de sus yerros haya aprendido la lección".
16
Continuando con mis recuerdos, terminé con mis estudios en La
Salle de la Ciudad de Panamá, Pmá., en donde me hice acreedor a ciertos
premios por mi buen desempeño en algunas asignaturas, principalmente
francés, español y matemáticas, además de física.
Infortunadamente todo tiene su final, y un ciclo más en mi vida había
terminado: la vida del adolescente a nivel bachillerato. Adiós a todos esos
bellos recuerdos, y por delante, un nuevo destino: México, UNAM,
Universidad Nacional Autónoma de México, 1958-1964.
Debo hacer mención, que durante mi estancia en el Colegio, fui
integrante del batallón de carabineros, donde fungí como sargento primero.
Además, pertenecí en cierta ocasión a la banda de guerra, como también a
la escolta, esto por las buenas calificaciones.
Pues bien, en la Ciudad de México fui recibido por mi padrino de
bautismo, y estuve hospedado en su departamento alrededor de dos o tres
días, para luego mudarme a una pensión en la Av. Cuauhtémoc, en la
Colonia Narvarte. Aquí conocí a varios estudiantes que también iniciaban
sus respectivas carreras. Entre mis mejores amigos, los “cuates”
Garcimarrero, Benjamín y Magno. Convivimos durante la mayor parte de
la carrera. Conocí a sus padres, bellísimas personas. Las vacaciones las
pasábamos en Xalapa y Jalacingo, Veracruz, principalmente.
No puedo dejar de mencionar a otras grandes amistades que conocí en
Xalapa y otros lugares, como en Coatepec. Juan Sánchez, Pili, a unas
primas de los cuates Garcimarrero y a un pretendiente de una de ellas:
Manuel Acuña. A un gran amigo de Platón Sánchez, cuyo nombre no
recuerdo en este momento y a la hermana de los Garcimarrero, Maura.
En Jalacingo, me acuerdo muy bien, que teníamos que calentar con papel
periódico las sábanas, ya que estaban tiesas por el frío que allí reinaba en la
época decembrina. ¡Ah, qué días y qué noches! Por lo general, en las
17
noches nos desplazábamos a Teziutlán, Puebla, a diez o quince minutos por
carretera, a pasear o ir a ver alguna película al “Cine Real”; no sé si exista
todavía.
Con los cuates Garcimarrero, viví durante un tiempo, en la casa que
sus padres les compraron en una colonia de recién creación en ese tiempo
(1958 ó 1959) al sur del D.F. Allí vivían también, una tía con su hijo y otro
primo. Me acuerdo que las calles llevan o llevaban el nombre de “Cerros”
(creo que la nuestra era Cerro del Cubilete), y del coche que les
obsequiaron, uno de la Studebaker: Lark, ni hablar, precioso.
Antes de cerrar esta parte de uno más de mis capítulos como estudiante de
la carrera de Medicina (UNAM), en Veracruz (todas mis amistades), en
lugar de llamarme por ni nombre, me conocían y me reconocían por un
apodo: “Panamá”. Creo que se les hacía más fácil, y a mí, en lo particular,
no me causaba molestia alguna, al contrario, me acostumbré a ese mote.
EL LIBRO, EL TEMPLO
Mi templo, es mi libro,
Mi libro de gran espiritual riqueza.
Su perfil es hermoso,
sus páginas son la alteza
de las letras que encierran su belleza.
Hermoso libro de gesto generoso,
que a un pueblo quiere enseñar,
que a un pueblo quiere construir
un tributo grandioso,
un tributo a su proeza.
18
Como ungüento perfumado
regalado a su Señor por gentileza
como un sentir amoroso,
como un alma humana,
se ofrece el templo libro
a un pueblo de real nobleza.
En el templo fastuoso,
que es el libro,
los consagrados viven la lectura
de la palabra bondadosa
de los hechos verdaderos,
del nombre que se hizo hombre
en la pureza de las letras claras.
19
El creyente, de pensamiento virtuoso
encuentra en sus cimientos la fortaleza
para su corazón doloroso;
destierra la maleza,
destierra el orgullo
y destierra su gran flaqueza.
Tú, mi libro, mi templo,
que a pesar de tu silencio
me transmites y me das
lo que deseo:
Paz, tranquilidad, sosiego,
alegría y tristeza,
y más que nada: puro conocer, puro saber.
20
21
MÁS DE MI VIDA UNIVERSITARIA
Al inicio de la carrera: Anatomía Humana, Disección, Microbiología,
Parasitología, Embriología, Psicología e Histología.
Los huesos, para su estudio, se los comprábamos a un ayudante de limpieza
que trabajaba en las salas de disección. Muy puliditas las piezas y con
todos sus detalles, bien visibles.
Disección: El maestro que le tocó al grupo, permitía bastante libertad de
estudio al alumno. Me acuerdo que hacíamos los cortes de músculos,
estudio de órganos, venas, arterias, etc. con el auxilio de un asistente. La
sesión era a la una de la tarde diario, hora de la comida, y como
comentario: en no pocas ocasiones, mientras hacíamos nuestra práctica,
éramos acompañados por tacos y refrescos, y así mitigar el hambre de
cualquier estudiante en desarrollo.
Microbiología: la maestra (Esther, si mal no recuerdo) nos guiaba paso a
paso en la observación al microscopio de los diferentes microorganismos
que fijábamos nosotros mismos en los portaobjetos y con métodos bien
establecidos. Como rumor o como verdad, se corría la voz de que la
maestra pertenecía al Partido Comunista. Lo que interesaba a la postre, era
su responsabilidad para con nosotros y no su afiliación partidista o creencia
religiosa.
Parasitología: Pocas clases. El catedrático que nos tocó, creo que lo vimos
en una que otra ocasión. Pero eso sí, nos indicó el libro que debíamos
comprar, de allí estudiar, cumplir el programa y realizar los exámenes
correspondientes. Pocos llegamos a acreditarla, muchos se fueron a
extraordinario. Sin pena ni gloria la asignatura.
22
Embriología: Una maestra que iniciaba, a mi medio entender, sus clases
frente a grupo de este nivel.
Psicología: Buen maestro, de principio a fin. Ninguna queja, aprendimos
bastante.
Histología: Buen maestro (discapacitado), la “raza” lo bautizó como “punto
y raya” por su desplazamiento al caminar. Un maestro de mucho respeto.
¡HUELGA, HUELGA, HUELGA! Y todo porque le aumentaron cinco
centavos al pasaje en “camión”. Es decir, de treinta centavos pasó a treinta
y cinco centavos. Varias semanas de huelga, lo cual se aprovechó para
acompañar a los “cuates” Garcimarrero, a Xalapa, Jalacingo y Puerto de
Veracruz.
Posteriormente, reanudamos las clases, terminamos la meta del
Primer Año y continuamos con los otros. Unos en el Hospital General,
otros en el Hospital de la Mujer, etc. etc. A la hora del almuerzo, nada más
nos cruzábamos a las “fonditas” que quedaban enfrente al Hospital. ¿Qué
comíamos? Pues nada menos que “tacos sudados” o de canasta y nuestro
refresco de cola o uno que me gustaba mucho: “Pep”.
En los lapsos de vacaciones, me trasladaba a Veracruz, ya sea con los
“cuates” o en el tren que salía a la media noche del D.F. y llegaba al Puerto
como a las siete de la mañana. A veces viajaba en “segunda” y a veces en
Pullman. Algo para siempre recordar, algo que no quedará en el olvido.
A partir del tercer año de la carrera, me mudé a una pensión donde
sólo habían estudiantes de medicina, principalmente extranjeros:
panameños, hondureños, colombianos, venezolanos, salvadoreños,
costarricenses y uno que otro de la madre tierra de Cuauhtémoc.
Después de algún tiempo, unos compañeros panameños y yo,
decidimos independizarnos y alquilamos una casa en la Avenida
Universidad. Cada mes, a uno de nosotros le tocaba llevar las cuentas de
ingreso y egreso. A quien le tocaba fungir como responsable, tenía que
brindarnos todo lo indispensable: comida, limpieza de la casa, y de vez en
cuando: fiesta para celebrar algún cumpleaños o cualquier otro
acontecimiento que no podíamos dejar a un lado de celebrar.
Me trae muchos recuerdos este domicilio, ya que enfrente teníamos
una especie de “ciudad perdida” (casas de cartón, gente muy humilde).
23
Infortunadamente, toda esta ciudad se incendió. Al poco tiempo emergió un
súper mercado, muy conocido aún en la actualidad. Me acuerdo también,
que a unos cuantos metros había un restaurante llamado “Veracruz”, y más
que todo, porque en esta dirección llegué a conocer a una muchacha. Su
nombre: Aurora. El destino ya estaba escrito y nada ni nadie podía ya
cambiarlo.
El tiempo sigue su marcha y yo con él. La diversión y las fiestas
disminuyen en cantidad, la misión continúa cumpliéndose. Pasamos a otra
etapa de la Carrera: el Internado.
Este ciclo lo llevo a efecto en el Hospital de la Cruz Roja Mexicana,
situado todavía en la Avenida Durango e Insurgentes. Su Director, Dr.
Pablo………. con quien tuve el honor de ser uno de sus auxiliares en una
intervención quirúrgica gastrointestinal que duró aproximadamente siete
horas.
Traumas, llantos, penas, bromas, alegría, tristeza y muerte, eran mis
más allegados durante mi estancia en ese sitio del dolor. Desayuno,
comida y cena: frijoles, huevos, tortillas, sopa de pasta, café con leche, pan
de dulce, y una que otra cosita de vez en cuando. Entre bromas, risas y
anécdotas, desayunábamos, comíamos y cenábamos. ¡Algo para siempre
recordar!
EN EL CAMPO SANTO.
Ayer, Día de Muertos, día en que muchos adultos se
fueron sin decirme adiós, visité el Campo Santo de la
ciudad, para curiosear y aprender algo más en la vida.
Llegué y comencé a recorrer las diversas tumbas con sus
adornos y otras con sus tradicionales comidas, bebidas,
música y algunas pancartas con preguntas alusivas al
finado. Algunas presentaban estas leyendas: ¿Por qué te
fuiste Genaro? ¿Por qué nos abandonaste? ¿Qué te
hicimos? ¿Por qué tanta crueldad, si todos te queríamos? Y
así etc.etc.
24
Continué mi "paseo" y pude observar que algunos grupos
lloraban y recordaban al finado, no sin antes "echarse un
trago" de pulque, de tequila, cañita o de cualquier otro
licor; lo importante era festejar o recordar a aquel amigo,
amiga o familiar ya ido. Lo importante era consolar a la
madre, a la hija y ¿por qué no?, también a la viuda.
Entre tantos sollozos y olor a sudor y vino, leí lo escrito en
una lápida: "El hombre es malo ab origine". ¡Ah, caray!,
parece
que este señor no aguantó y se .............. Otra decía: "Ad
multos annos". ¡Válgame!, ¿qué habrá querido decir con
eso de que habían muchos..........?
Levanto la vista y leo otra que dice:"Amicus Plato, sed
magis
amica veritas" -Me quedé de a seis.- ¿Por qué le habrán
dicho a Plato, mico y que calmara su sed con varitas?
Bueno, sus amigos de seguro si lo sabían. Pero el colmo fue
que en una de las tantas lápidas leídas, estaba escrito lo
siguiente: "Anno
astatis suae". ¿que estaba suave qué? -Me doy, siempre
recordaré esta visita-.
Después de leer estas leyendas o refranes, por no llamarlas
de
otra manera, mejor me retiré y con tanto aprendizaje de
doble
sentido, se me vino a la mente que para cuando yo me
vaya,
pediré que escriban en mi piedra santa, algo así como:
"Cogito, ergo sum".
"Adiós, este cuento aquí acabó". Arrivederci. "Timeo
hominem."
Recuerdo nuestras reuniones, fiestas y demás, en diferentes casas, la
de los Panchalis y en la de los Perrazos.
25
AL FINAL DE LA CARRERA
Se llega a la meta trazada: terminar con éxito la carrera, servicio
social, tesis, etc. También llega el momento de la unión con Aurora, la
llegada del primer hijo y la primera oportunidad para emprender el vuelo y
aplicar los conocimientos adquiridos en una empresa minera, allá en la
sierra hidalguense. La compañía: Cía. Minera Autlán, el lugar de labores,
Otongo y el domicilio particular, Tlanchinol. Por razones oficiales, el
complejo se denominaba Unidad Molango.
Mis labores: atender en consulta externa a trabajadores mineros,
empleados, y prácticamente a todos los que tenían que ver con la compañía.
Una vez por semana iba a Molango, poblado cercano a Tlanchinol, para
atender a trabajadores y familiares. Cuando se necesitaba de los servicios
de gabinete, éstos se practicaban en una población llamada Zacualtipán, y
si se trataba de alguna cirugía mayor, el paciente era trasladado a Pachuca,
capital del Estado, y en caso de tratarse de algo mayor, hasta la ciudad de
México.
En sí, lo que más sobresalía eran los accidentes dentro de la mina o
vehiculares, partos, enfermedades parasitarias y pulmonares. Los
medicamentos eran otorgados por la misma compañía, y con respecto a los
gastos médicos fuera de la unidad, también corrían por cuenta de la
empresa.
La empresa crece y se hace necesario la contratación de más médicos
y enfermeras. Se realiza lo anterior, y yo solicito ser enviado al Hospital
Francés en la ciudad de México, para entrenamiento en exámenes de
gabinete, es decir, toma de radiografías y otros análisis clínicos.
Posteriormente soy enviado a la unidad Autlán, Jalisco, para continuar
dicho entrenamiento. Termino y me hago cargo del Departamento de
Análisis clínicos en la Unidad Molango. Durante este lapso, asimismo,
participé como profesor de Matemáticas y de Biología en la sección de
bachillerato que se abrió para atender a los hijos de trabajadores y
empleados. A partir de ese momento, siento que se abre otra puerta en mi
paso por esta vida. Todo fluye con calma y tranquilidad.
El tiempo pasa, los hijos crecen, Roberto José, Virginia del Carmen y
Gerardo Agustín. En nuestra estancia en Tlanchinol, Hgo., fuimos testigos
de algunos fenómenos naturales, siendo el más importante y vistoso, la
caída de nieve, el uso de la chimenea que por su extenso uso y el tipo de
material con que estaba construida la vivienda, casi se nos quema una
26
madrugada. Trabajadores mineros que vivían también en esa población nos
ayudaron a sofocar el incendio.
Por otro lado, como un dato de la vida, fuimos testigos de la
construcción de la carretera hacia Tampico, Tamaulipas. Su apertura dejó
como saldo varios trabajadores accidentados y fallecidos. Las máquinas se
abrían paso a través de los inmensos cantiles de la región, que cuando había
neblina la visibilidad era prácticamente cero y parecía que caminábamos
sobre las nubes. Todo para recordar, todo para guardar en el pensamiento
de lo que habíamos vivido.
Una anécdota: un 11 de julio, Día del Minero, se contrata para la
fiesta anual a un conjunto musical. Noche lluviosa, lodoso el camino, rocas
por un lado y precipicio por el otro. La visibilidad casi cero y el autobús se
va a una zanja. Hay golpeados, pero también hay expresiones jocosas por
parte de los viajeros. Salen caminando y se dirigen a duras penas al lugar
del evento. La fiesta inicia entre todo tipo de comentarios. El lugar en
donde se presentó el accidente, hasta esta fecha se le llama “el cajón del
músico”, en memoria de los que venían en el autobús.
ALMAS
ALMAS QUE CORREN POR EL HORIZONTE,
ALMAS QUE VAGAN POR LA OSCURIDAD,
ALMAS QUE BUSCAN LA FELICIDAD,
ALMAS QUE VUELAN POR EL FIRMAMENTO.
CUANDO HAYAN ENCONTRADO LA LUZ,
CUANDO HAYAN ENCONTRADO EL CAMINO
Y SE HAYAN POSADO EN LA LIBERTAD,
NO DEJEN DE AVISARME,
YO TAMBIÉN, QUIERO ESTAR ALLÍ.
ORTIZ MARZO 2000
CIUDAD DE MÉXICO
Llegó el momento de partir a otros lares. Si no me equivoco, esto
acaeció en el mes de septiembre de 1970. Despedidas, y lo más grato que
seremos bien recordados, tanto por trabajadores como por el personal
27
administrativo de la Compañía Minera Autlán. De nuestra parte, los
mejores recuerdos.
En realidad, pasamos por el Distrito Federal y nos instalamos en el
fraccionamiento Santa Mónica, Edo. de México. Aquí iniciamos otra etapa.
Conseguí empleo muy pronto en la clínica Naucalpan en la sección de
consulta externa. Me voy desarrollando hasta que por cosas del destino, el
Director de la Escuela Técnica Administrativa y Comercial (ETAC) me
solicita le auxiliara a cubrir las clases de Física y de Química en Tercero de
Secundaria, mientras encontraba a algún maestro para hacerse cargo de
esos grupos. Accedí, en primer lugar para ayudarlo en ese aspecto y en
segundo término, experimentar algo nuevo en el trayecto de mi vida.
Pasó el tiempo y no encontró a ningún profesor para cubrir dichas
vacantes, por lo que ya en forma oficial me hice cargo, y debo decirlo, con
buenos resultados que prácticamente me quedé por espacio de cerca de
catorce años. Así, doy inicio a mi fase de docente.
Debo aclarar que durante ese lapso, laboré como tal en otras
instituciones como la Escuela América Latina en Naucalpan, otra en Villa
de Nicolás Romero, ambas en el Estado de México. Asimismo, durante dos
años estuve laborando como auxiliar en el laboratorio de Ecología de la
Universidad Nacional Autónoma de México.
Sin embargo, mi mayor satisfacción es mi participación dentro del
Sistema de Enseñanza Abierta del Colegio de Bachilleres. La entrada al
Sistema no fue muy fácil que digamos. Primero la solicitud de ingreso,
segundo, la entrevista, posteriormente la aceptación, más adelante
capacitación, y después de varios meses la asignación como “monitor”, es
decir, asesor de un grupo de estudiantes. Pasan los meses y me nombran
“monitor 00” del Plantel No. 5 “Satélite”, ubicado en Cd. Satélite, Edo. de
México. Su significado: atención a los estudiantes inscritos y dar
información a todo aquél que la solicitara, además de fungir como sustituto
cuando el Responsable del Centro se encontrara ausente.
Una vez más, veo pasar los meses, renuncia la Responsable, me
proponen y acepto. Y a partir de ese momento, acepto el reto, se modifican
algunas cosas en la administración y en lo académico. Después de poner a
consideración dichos cambios al personal bajo mi cargo, se acuerda
llevarlos a cabo, siendo el resultado, muy positivo.
En general, el personal en su totalidad, nos comportábamos como
una familia. Para cualquier cambio, se debatía y se dialogaba, hasta llegar a
28
un acuerdo en el que todos estábamos involucrados para compartirlo y
respetarlo. Se manejó todo tan bien, que las autoridades superiores, me
solicitaron hacerme cargo del Centro No. 2, Plantel Cien Metros, en el
Distrito Federal. La razón: problemas bastante graves que ocurrían
básicamente en el nivel académico.
Se acepta una vez más otro reto. Al inicio cierto recelo por parte del
personal administrativo y académico, y hasta de la propia sección sindical
de trabajadores. Dejo que las aguas vayan tomando su nivel, pasan algunas
semanas y todo parece indicar, y como fue, el entendimientos en todas las
partes se hizo presente, lo que marca una nueva etapa de forma de trabajar
en dicho Centro de Estudios.
SORPRESA
Ahhhhhhhhhh, un día más. El sol brilla por doquier, la brisa
del
mar acaricia el ambiente y yo estoy listo para emprender
un día más de labor fructífera.
Mi empresa (soy profesor), siempre está al pendiente
de mi bienestar. Toma en cuenta mis sugerencias, así como
las de mis otros compañeros. Todo con un objetivo que nos
lleve a una meta feliz.
Trabajamos en equipo, nos respetamos y si alguien tiene
alguna idea para que nuestra institución sobresalga, no
escatimamos esfuerzo para que ese pensamiento se vuelva
realidad. Somos
libres de pensar y de expresar nuestras ideas, sin temor a
ser
reprendidos o en su defecto, a separarnos de nuestro
cargo.
Trabajamos a gusto, nadie nos reprime, somos libres,
trabajamos en equipo; y de la remuneración, ni un ápice de
queja. Somos responsables, trabajamos 4 x 3. Nadie se
atreve a pedir más. Estamos contentos, somos felices.
¿Amonestaciones? Para nada. ¿Represalias? Quedaron en el
pasado.
¿Premios y gratificaciones? A la orden del día. ¿Vacaciones
o
29
permisos? Sin ningún pero. Todo está bien estructurado en
mi
empresa. Trabajamos en equipo, somos la imagen de la
solidaridad.
Llegó el fin de semana, me voy al campo a gozar la
naturaleza, a disfrutar del sol y del céfiro de la montaña.
Ver el cielo claro
y azul, ver la libertad del vuelo de las aves, escuchar su
canto
y ayyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy, algo me picó. Uffffffff qué
dolor.
¿Pero qué hago en la cama? Nooooooooooooooo, sólo
soñaba. Me
llevaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa........................
Ortiz, noviembre 2004
El tiempo pasa y gracias a la buena actitud de todos y
a todo, las actividades y buen desarrollo administrativo y
académico, la empresa en la que me había involucrado
llega a buen puerto y sin ninguna novedad negativa que
reportar.
1985: año del magno terremoto en México D.F. En
realidad, me trasladaba al Plantel 2 de Cien Metros. Sentí
ligero vaivén, pero nada fuera de lo común, es decir, un
movimiento telúrico como otros tantos sentidos con
anterioridad.
En sí, la sorpresa fue cuando regresé a casa y
comencé a ver y escuchar las noticias. Difícil de creer, mas
era la cruda realidad. Posteriormente, los comentarios con
los vecinos y dar gracias a que nuestro espacio había sido
respetado por el fenómeno.
Los días y las semanas pasan, y dentro del dolor y la
desesperación, todo va regresando a la normalidad. Todo
va normalizándose y sólo queda el recuerdo de un gran
evento natural; un evento para olvidar.
30
31
32
ORTIZ LÍNEA DEL TIEMPO 2
1963-1964
1963
Me caso con Aurora. Procreamos tres hijos:
Roberto José, Virginia del Carmen y Gerardo
Agustín. Actualmente cada quien en sus
respectivos trabajos y sus respectivas casas.
Internado en la Cruz Roja Antigua,
México, D.F. Durango e Insurgentes
1964-1970 Responsable del Depto. Médico de la
Unidad Molango, Hgo. Cía. Minera Autlán
filial de la Bethlehem Steel Company de E.U.A.
Enlaces con los consultorios de Tlanchinol,
Otongo y Zacualtipan, Hgo.
33
1966-1970
Enviado a cursos de capacitación para
encargarme del Depto. de exámenes de
gabinete: laboratorio de análisis clínicos y
rayos X. Sitios: Hospital Francés, México, D.F. y
Autlán, Jalisco.
Por circunstancias especiales y a petición de
los directivos de la compañía minera, me
convierto en docente de las asignaturas de
Matemáticas y Biología en la Escuela
“Bartolomé de las Casas “, de nueva creación.
34
35
36
37
38
Lo que sigue es una compilación de fotografías e imágenes. No están
en un estricto orden, nunca me he caracterizado en ser ordenado; sin
embargo, no le presten atención a ese detalle. Asimismo, leerán algunos
microcuentos incrustados entre dicha galería fotográfica.
INICIAMOS:
39
40
41
EL CUENTO LOCO DE LA "A"
Mi amigo abacero, Albino Alba, por haber tomado
grandes cantidades de abatí, sufrió un abarrajo
al querer abajar los escalones de su changarro.
Sin embargo, su ángel guardián le auxilió a no
aberrarse y así, no sufrir algún accidente
mortal que habría traído como consecuencia,
una situación muy lamentable a la familia, que
por su abulia hubiera fenecido ab intestato.
La gente decía que Albino Alba era un acaciado
del abecé; que era un abyecto, además de que
sufría de acedia. Asimismo, el pueblo comentaba,
sin temor a aberrarse, que mi amigo era un
individuo mezquino y que sólo se dedicaba a
acamalar.
Bueno, todo me indicaba que no había uno solo
en el poblado que tuviera una frase gentil
para el susodicho amigo. Y que además de
abanto era un acantocéfalo; que poseía un
acal donde precisamente acamalaba y que debido
a que practicaba el abracadabra, él mismo se
realizó una ablación que abrasó para que nadie
supiera de lo allí realizado.
Sigo pensando que todo sólo eran chismes y rumores;
mi amigo Albino Alba no tenía, en realidad,
ni un lugar propio donde caer muerto; más bien,
se trataba de un abollado.
El tiempo pasó, las murmuraciones continuaban,
y una noche de frío invierno se le encontró
acéfalo, físicamente hablando; su cabeza yacía
aboyando en las aguas tranquilas de la albufera.
Nadie pudo dar cuenta de lo acaecido. Se acabaron
los chismes, se acabaron los rumores.
42
¡Que descanse en paz, Albino Alba! ¡Que descanse
en paz, mi alelado amigo!
ortiz, enero 2005
MEZCLA
Ayer me desperté sobresaltado, ya que escuché
una voz extraterrestre que me ordenaba "arriba
y adelante". No hice caso de esta pseudopesadilla.
Cuando mi cuerpo se disponía a quedar una vez más
anestesiado por las mieles del sueño, escucho por
segunda ocasión la voz de un ser del más allá que
alcanza a decir: "que hable el país".
Esperé unos segundos para sentir de nuevo la calma
y el silencio de la noche; sin embargo, esa voz
que parecía venir del infinito, me estremeció
cuando continuó con su cantar; ¡Oye! ¿Que no ves,
"que la solución somos todos" y que pase lo que
pase, "cada quien defenderá al peso como un perro"?
En vista de que no podía seguir amamantando mi
dormir, me acordé que lo mejor en estos casos de
santa vigilia, es la "renovación moral" y así
aterrizar con "el bienestar para la familia",
siempre y cuando, claro está, sea "hoy, hoy, hoy".
Además, ya sé que "no siembro sólo para mí, sino,
que siembro para todos", porque estoy convencido
que "de la revolución venimos, con ella estamos
y con ella sucumbiremos".
Pensando de esa manera, sé que "para una gran
ciudad, grandes acciones" ya que en la "ciudad
de la esperanza, el compromiso se cumple", pese
a quien le pese y caiga quien caiga, hasta las
43
últimas consecuencias..
En el camino de los recuerdos, escuché en alguna
ocasión sentimientos como: "me apenan aquéllos
que sólo piensan en lo que les conviene",
"rateros que se aprovechan de la ignorancia del
pueblo". A éstos, "deberían meterlos a la cárcel",
por "feos y corruptos", y así sucesivamente otros
pensamientos no fáciles de digerir.
En fin, no tengo la menor idea a quién o quiénes
iban dirigidos estos "slogans" escupidos por
una juventud esperanzada en un mejor porvenir y
con una fuerza que desea sentirla hoy, sagrado
presente, y no en un futuro que quizás nunca
llegue.
Embotada mi mente ya por tantas ocurrencias, me
disponía a continuar durmiendo y soñando, cuando
comencé a escuchar voces de nueva cuenta, pero
ahora, de una turba enardecida que gritaba:
"Duro, duro, duro". Quién sabe por qué.
No cabe duda que "el trabajo es fecundo y creador".
Y más vale que me duerma ya, porque de lo contrario,
mañana todo desvelado, "sólo lástima causaré".
¡Viva el respeto, viva la paz!
Hasta pronto; hasta el próximo cuento.
ZZZZZZZZZZZ
ortiz, enero 2005.
44
¿VACACIONES?
No tuve vacaciones de fin de año como la mayoría.
¡Afortunados! ¡Cómo los envidio! Pero sea como sea,
ya estoy acostumbrado.
Por allí, dicen que nadie es indispensable. Y
efectivamente eso es cierto en cualquier institución.
Hoy lo comprobé. Mi jefe llegó de su buen merecido
descanso, y la oficina continúa funcionando igual
que cuando él no estaba.
Para tu información, mi trabajo es nocturno. Es decir,
cuando yo me retiro, todos vienen llegando y cuando
yo entro, todos van saliendo.
¡Por eso me valen las vacaciones!
Hoy, que todas las actividades se reanudan, sentí que
el tráfico disminuyó. La razón: todos vienen bien
gastados, por lo que en lugar de tomar taxi, utilizan el
transporte público. ¡Qué alivio! Poco ruido, menos
congestionamiento; llego a casa más temprano de lo
acostumbrado.
Esta primera semana de labores en el nuevo año,
es tranquila en realidad. Muchos faltan a sus
actividades normales, porque el automóvil se les
descompuso en la carretera, llegaron muy tarde de
su destino y se quedaron dormidos, o porque el
autobús los dejó o no encontraron boleto de
regreso, o en el mejor de los casos, se tomaron un
día más de vacación para descansar del “descanso”.
Y como les decía: las vacaciones me valen, yo sigo igual.
Entro tarde y salgo temprano.
Me siento feliz, porque me apellido. . . . . . . . . . . .
45
MI PAÍS
En el transcurso de mi vida he tenido la
oportunidad de visitar muchos países de
Oriente, de Occidente y de otros puntos
cardinales. Infortunadamente todos me han
defraudado, menos el mío.
Es una pena y es una lástima que todos, sin
excepción, practiquen la deshonestidad, el
engaño, la mentira; en pocas palabras, estén
sumidos en la corrupción, pero no así el mío.
En no pocas ocasiones, presencié el abuso de
autoridades para con sus gobernados; en el
mío, ni por asomo se practica tal distorsión
de mente insana.
Mientras que en el mío no existe la arrogancia
como tampoco el falso orgullo, en los visitados
prevalece, y no sólo eso, sino también el
aprovecharse de la buena voluntad del ignorante.
Pero bueno, para qué te canso lector con tanto
escrito, ya que a lo mejor te estarás preguntando:
¿Y tú de dónde eres? ¿De qué país vienes?
Mi respuesta muy sencilla: vengo del país de las
maravillas, del país de las ilusiones, del país
donde reina el vacío, porque es mejor no tener
nada que estar lleno de inmundicia pura.
46
47
48
49
50
51
52
53
54
VALORES Y MÁS VALORES
VALORES Y AUTOESTIMA
ROBERTO ORTIZ JULIO 1999
I.-¿Qué son los valores? Son cualquier perfección real
o posible de las cosas; son el respeto a la naturaleza
de los seres.
II.-¿Y cuáles son esos valores que debe poseer el ser
humano? Sin jerarquizar, ya que cada uno de ellos
tiene su importancia, se pueden mencionar algunos,
como: -ser respetuoso, responsable, comunicativo,
ordenado, competente, cordial, creativo, democrático,
solidario, amistoso, inteligente, estratega,
independiente, virtuoso (mediante la práctica de la
lealtad, prudencia y discreción), tener la facilidad para
ayudar desinteresadamente a los demás, tener la
facilidad para dejarse ayudar por los demás, ser
honesto, humilde, sin llegar a la humillación, tener
valor por el valor mismo, es decir, el coraje para
emprender una empresa o arrostrar peligros, tener
salud para cumplir cabalmente con las funciones del
organismo, tener dominio sobre nosotros mismos,
tener la suficiente capacidad en la toma de decisiones.
En pocas palabras, tener amor por todo y todos los que
nos rodean.
III.-AUTOESTIMA a) es la aceptación y aprecio de sí
mismo b) es la aceptación del propio yo, el cual se
apoya, en el reconocimiento de sus propios valores c)
es la aceptación de nuestras cualidades y habilidades,
tanto físicas como afectivas.
55
IV.-"Si se tienen valores, nuestra autoestima será
alta". "Si tenemos hábitos, las costumbres no tendrán
razón de ser".
V.-Todo lo anterior, puede darse a conocer a los
estudiantes, de una manera constante y permanente,
mediante cartulinas o láminas, con mensajes cortos y
bien elaborados, los que se irían cambiando semana a
semana en cada salón.
VI.-Debemos tener algo muy presente sobre los
valores: no basta tener la buena intención de
inculcárselos a nuestros educandos; sino, que es
necesario, que tanto representantes, autoridades,
personal administrativo y docente, los posean, ya que
con el ejemplo, enseñamos. De esto, no cabe la menor
duda, si nuestro deseo es llegar a la excelencia en su
educación.
VII.-"SI HAY VALORES, HAY ACTITUDES Y HAY
HÁBITOS, MAS NO, COSTUMBRES".
1.- RESPONSABILIDAD: SER RESPONSABLE ES ESTAR
CONSCIENTE DE SU DEBER. - ES TENER LA
CAPACIDAD PARA TOMAR DECISIONES. ---
2.- HONESTIDAD: SER HONESTO ES SER JUSTO. - ES
SER RAZONABLE.- ES TENER LA VIRTUD DE LA
MODESTIA.-- ---
3.- HUMILDAD: SER HUMILDE ES ACEPTAR LO QUE SE
NOS ORDENA, PERO SIN LLEGAR A LA HUMILLACIÓN.
---
56
4.- NOBLEZA: SER NOBLE ES SER GENEROSO,
SENCILLO Y DE BUEN CORAZÓN. - SER NOBLE ES
TENER LA FACILIDAD DE PERDONAR. ---
5.- TOLERANCIA: SER TOLERANTE ES TENER
RESPETO Y CONSIDERACIÓN HACIA LAS MANERAS DE
PENSAR, DE ACTUAR Y DE SENTIR DE LOS DEMÁS. ---
6.- VALOR: ES TENER LA OSADÍA PRA EMPRENDER
UNA EMPRESA O DE ARROSTRAR LOS PELIGROS. ---
7.- INTELIGENCIA: ES TENER LA CAPACIDAD PARA
COMPRENDER LAS COSAS Y FORMAR NUEVAS IDEAS.
---
8.-AMISTAD: EL SER AMISTOSO ES SER AFECTUOSO Y
DESINTERESADO CON LOS DEMÁS.
9.- COMUNICATIVO: ES TRANSMITIR A OTROS
NUESTRAS IDEAS, NUESTROS ESTADO DE ÁNIMO,
SENTIMIENTOS Y HÁBITOS. ---
10.- ORDEN: SER ORDENADO ES DAR A CADA COSA O
A CADA QUIEN SU VERDADERO LUGAR, PERO DE UNA
MANERA ARMONIOSA. ---
11.- COMPETENCIA: SER COMPETENTE ES TENER LA
CAPACIDAD PARA REALIZAR ALGO CON EFICACIA. ---
12.- ESTRATEGIA: SER ESTRATEGA ES TENER LA
HABILIDAD PARA DIRIGIR Y CONSEGUIR ASÍ UN FIN
PROPUESTO. ---
13.- CORDIALIDAD: SER CORDIAL ES SER AMABLE Y
AFECTUOSO CON LOS DEMÁS. ---
14.- CREATIVIDAD: SER CREATIVO ES TENER LA
CAPACIDAD DE IMAGINAR, IDEAR Y HACER COSAS
ORIGINALES.---
15.- DEMOCRACIA: SER DEMOCRÁTICO ES SER
SOBERANO, EXCELENTE, SUPREMO E INSUPERABLE.
---
57
16.- LIDERAZGO: SER LÍDER ES DOMINAR, ES IR A LA
CABEZA EN UNA EMPRESA O DESIGNIO. ···
SON MIS CONCEPTOS SOBRE ALGUNOS DE LOS
VALORES. ---- ORTIZ --- JULIO 99.
HASTA AQUÍ DEJO LA PLUMA Y EL TINTERO. MÁS
ADELANTE OTRA INTERVENCIÓN. 16 10 13
Roberto Ortiz O.
58

Más contenido relacionado

La actualidad más candente (19)

Un canto a la Patria, en memoria de mi padre por Arturo Larrabure
Un canto a la Patria, en memoria de mi padre por Arturo LarrabureUn canto a la Patria, en memoria de mi padre por Arturo Larrabure
Un canto a la Patria, en memoria de mi padre por Arturo Larrabure
 
1,5 the prince
1,5 the prince1,5 the prince
1,5 the prince
 
Dm creación literaria
Dm creación literariaDm creación literaria
Dm creación literaria
 
Presentacion Final Domando Ii
Presentacion Final  Domando IiPresentacion Final  Domando Ii
Presentacion Final Domando Ii
 
Antologías homenaje a andersen
Antologías homenaje a andersenAntologías homenaje a andersen
Antologías homenaje a andersen
 
Libro MAIKEL
Libro MAIKELLibro MAIKEL
Libro MAIKEL
 
POETALICA FANZINE 2 (2015)
POETALICA FANZINE 2 (2015)POETALICA FANZINE 2 (2015)
POETALICA FANZINE 2 (2015)
 
Nicho hinojosa23
Nicho hinojosa23Nicho hinojosa23
Nicho hinojosa23
 
Inmortal
InmortalInmortal
Inmortal
 
Que pena con ese señor carola chavez
Que pena con ese señor carola chavezQue pena con ese señor carola chavez
Que pena con ese señor carola chavez
 
Emine&Fougner
Emine&FougnerEmine&Fougner
Emine&Fougner
 
Los cuatro y el medioambiente
Los cuatro y el medioambienteLos cuatro y el medioambiente
Los cuatro y el medioambiente
 
377
377377
377
 
Las huellas en el rostro
Las huellas en el rostroLas huellas en el rostro
Las huellas en el rostro
 
Ami, el niño de las estrellas
Ami, el niño de las estrellasAmi, el niño de las estrellas
Ami, el niño de las estrellas
 
Cuentos para reflexionar
Cuentos para reflexionarCuentos para reflexionar
Cuentos para reflexionar
 
Leonor
LeonorLeonor
Leonor
 
Ruta de resistencia luna #18. pakarii
Ruta de resistencia luna #18. pakarii  Ruta de resistencia luna #18. pakarii
Ruta de resistencia luna #18. pakarii
 
Antología de textos literarios
Antología de textos literariosAntología de textos literarios
Antología de textos literarios
 

Similar a 1939 real R. ORTIZ

Pini. El viajero de la 12ª de Córdoba, colonia Roma, D.F.
Pini. El viajero de la 12ª de Córdoba, colonia Roma, D.F.Pini. El viajero de la 12ª de Córdoba, colonia Roma, D.F.
Pini. El viajero de la 12ª de Córdoba, colonia Roma, D.F.Alan Ortiz
 
Pregón Semana Santa 2006. Sierra de Yeguas
Pregón Semana Santa 2006. Sierra de YeguasPregón Semana Santa 2006. Sierra de Yeguas
Pregón Semana Santa 2006. Sierra de Yeguasgarcinotario
 
Pregón feria y fiestas pozo alcón 2015
Pregón feria y fiestas pozo alcón 2015Pregón feria y fiestas pozo alcón 2015
Pregón feria y fiestas pozo alcón 2015Psoe Pozo Alcón
 
El arte de combinar el si con el no rica
El arte de combinar el si con el no ricaEl arte de combinar el si con el no rica
El arte de combinar el si con el no ricaJeanSanchez44
 
Tu presencia de_hecatombe
Tu presencia de_hecatombeTu presencia de_hecatombe
Tu presencia de_hecatombeOmar Guerrero
 

Similar a 1939 real R. ORTIZ (20)

Pini. El viajero de la 12ª de Córdoba, colonia Roma, D.F.
Pini. El viajero de la 12ª de Córdoba, colonia Roma, D.F.Pini. El viajero de la 12ª de Córdoba, colonia Roma, D.F.
Pini. El viajero de la 12ª de Córdoba, colonia Roma, D.F.
 
La décima 20150220
La décima 20150220La décima 20150220
La décima 20150220
 
EL AMOR ES PURO CUENTO
EL AMOR ES PURO CUENTOEL AMOR ES PURO CUENTO
EL AMOR ES PURO CUENTO
 
Pregón Semana Santa 2006. Sierra de Yeguas
Pregón Semana Santa 2006. Sierra de YeguasPregón Semana Santa 2006. Sierra de Yeguas
Pregón Semana Santa 2006. Sierra de Yeguas
 
Gaceta golondrinas 003
Gaceta golondrinas 003Gaceta golondrinas 003
Gaceta golondrinas 003
 
Gaceta golondrinas 014
Gaceta golondrinas 014Gaceta golondrinas 014
Gaceta golondrinas 014
 
Pregón feria y fiestas pozo alcón 2015
Pregón feria y fiestas pozo alcón 2015Pregón feria y fiestas pozo alcón 2015
Pregón feria y fiestas pozo alcón 2015
 
Poemas cosbelg
Poemas cosbelgPoemas cosbelg
Poemas cosbelg
 
Luis Ernesto Triana Mtz
Luis Ernesto Triana MtzLuis Ernesto Triana Mtz
Luis Ernesto Triana Mtz
 
Nº 18 - Septiembre 2010
Nº 18 - Septiembre 2010Nº 18 - Septiembre 2010
Nº 18 - Septiembre 2010
 
LIBRES desde la cárcel #22 - Colectivo Penalero
LIBRES desde la cárcel #22 - Colectivo PenaleroLIBRES desde la cárcel #22 - Colectivo Penalero
LIBRES desde la cárcel #22 - Colectivo Penalero
 
LIBRES desde la cárcel #21 - Colectivo Penalero
LIBRES desde la cárcel #21 - Colectivo PenaleroLIBRES desde la cárcel #21 - Colectivo Penalero
LIBRES desde la cárcel #21 - Colectivo Penalero
 
Mitos y Leyendas de Ventanas
Mitos y Leyendas de VentanasMitos y Leyendas de Ventanas
Mitos y Leyendas de Ventanas
 
filosofía liviana
filosofía livianafilosofía liviana
filosofía liviana
 
Luis Ernesto Triana Mtz
Luis Ernesto Triana MtzLuis Ernesto Triana Mtz
Luis Ernesto Triana Mtz
 
Viento a Favor
Viento a FavorViento a Favor
Viento a Favor
 
El arte de combinar el si con el no rica
El arte de combinar el si con el no ricaEl arte de combinar el si con el no rica
El arte de combinar el si con el no rica
 
Guía poética de la s. santa
Guía poética de la s. santaGuía poética de la s. santa
Guía poética de la s. santa
 
Tu presencia de_hecatombe
Tu presencia de_hecatombeTu presencia de_hecatombe
Tu presencia de_hecatombe
 
Arte de combinar el Si con el No.
Arte de combinar el Si con el No.Arte de combinar el Si con el No.
Arte de combinar el Si con el No.
 

Más de robertoortiz

Más de robertoortiz (20)

Aguas negras 050817
Aguas negras 050817Aguas negras 050817
Aguas negras 050817
 
Marianita y su alimentación
Marianita y su alimentaciónMarianita y su alimentación
Marianita y su alimentación
 
Jamás
JamásJamás
Jamás
 
Llorarás
LlorarásLlorarás
Llorarás
 
Sufrimiento
SufrimientoSufrimiento
Sufrimiento
 
Asafuera
AsafueraAsafuera
Asafuera
 
Marianitabautizodiapotisivas
MarianitabautizodiapotisivasMarianitabautizodiapotisivas
Marianitabautizodiapotisivas
 
Ostentoso
OstentosoOstentoso
Ostentoso
 
1939real faltante
1939real faltante1939real faltante
1939real faltante
 
Frases
FrasesFrases
Frases
 
Pienso y camino
Pienso y caminoPienso y camino
Pienso y camino
 
Ortiz estudios 1
Ortiz estudios 1Ortiz estudios 1
Ortiz estudios 1
 
Parkinson plan diario 11 04 17
Parkinson plan diario 11 04 17Parkinson plan diario 11 04 17
Parkinson plan diario 11 04 17
 
Parkinson mas consejos
Parkinson mas consejosParkinson mas consejos
Parkinson mas consejos
 
Parkinson 11 abril
Parkinson 11 abrilParkinson 11 abril
Parkinson 11 abril
 
Aurorobabril
AurorobabrilAurorobabril
Aurorobabril
 
Roberto aurora abril 7
Roberto aurora abril 7Roberto aurora abril 7
Roberto aurora abril 7
 
Autista 030417
Autista 030417Autista 030417
Autista 030417
 
Boda aurorob
Boda aurorobBoda aurorob
Boda aurorob
 
Parkinson la maladie
Parkinson la maladieParkinson la maladie
Parkinson la maladie
 

1939 real R. ORTIZ

  • 2. DEDICO ESTAS MEMORIAS A MI BIEN AMADA ESPOSA, AURORA, A MIS HIJOS ROBERTO Y GERARDO, A MI HIJA VIRGINIA, A MIS NIETOS ROBERTO JOSÉ, MARCO ANTONIO Y A MI NIETA CLAUDIA PATRICIA. “UN AMANECER, UN RESPLANDECER DE SOL. UN ATARDECER, UN FINAL ALEGRE, UNA CAUDA DE HECHOS, UN SIN FIN DE RECUERDOS, UN CICLO QUE SE CIERRA Y OTRO QUE SE INICIA, DESCONOCIDO SÍ, MAS NO MENOS ALENTADOR QUE EL QUE DEJO EN ESTE PLANETA AZUL.” 2
  • 3. Dice un documento que nací un siete de junio de 1939. Voy a creerlo así, y todo porque soy muy respetuoso de los escritos oficiales. “Nace un niño un siete de junio. ¿Año? 1939 Siete, número de la suerte, Número cabalístico. ¿Qué significa? Sólo el tiempo a través de mis actos podrá decírmelo” 1939, año en que se inicia una guerra mundial (la segunda me cuentan): 1 de septiembre. Por lo anterior deduzco, que abajo del brazo traje, no una torta, pero sí una “calamidad”. Lo bueno, es que en algún momento de mi vida en esta “terra nostra” me uniría con alguien que nació en septiembre de 1945, y ahí terminó esta desgracia. ¡Qué bueno!, me imagino que dijeron muchos. ¿Coincidencia o suerte, esta unión? Sea como sea, uno nace en un año con futuro belicoso y otra nace para apaciguar esa sed de odio y discriminación. ¡Ah!, se me olvidaba dar mi nombre: Roberto Pero, ¿dónde nací? No estoy para decirlo como tampoco para contarlo; sin embargo, un buen número de parientes indican que fue en una población llamada Masaya en la República de Nicaragua, Centro América, mas otros mencionan con mucho cariño: Nautla, Veracruz, México. Muy 3
  • 4. poco me acuerdo de aquel lugar, pero si así está escrito, así debe ser. De lo que sí me acuerdo es que mi madre querida no tenía lo suficiente para brindarme algún bienestar de la vida, por lo que en un determinado momento, la separación tan anunciada se realizó. Fui dado “a préstamo” a un tío que radicaba en la ciudad de Colón, República de Panamá. Y fue aquí donde realmente crecí y me desarrollé. Niñez, infancia y adolescencia, lejos de la madre, de ésa que por proporcionarme algo mejor, me tuvo que “dar”. Un detalle se viene a mi memoria: mi madre, en una ocasión me envió con una amistad suya para entregarle una pulsera de oro y que a cambio le enviaría conmigo mismo cierta cantidad de dinero para solventar algunos gastos. Según parece, la envolvió y la puso dentro de una de las bolsas del pantalón cerrándola con un seguro. Pero, al llegar con dicha amistad, la pulsera había desaparecido de mi bolsa. ¿La perdí? ¿Me la robaron? Vaya Usted a saber. Pero lo que sí no se me olvida, es la pena y tristeza que le causé a mi madre. De ella recibí dos o tres “correazos”, y ya no recuerdo más. Dos amigos: Sonia y el tocayo Roberto 4
  • 5. Parrales. Vagamente los recuerdo. Al ser trasladado a Panamá, prácticamente ya no regresé a Nicaragua. Mi madre muere, “la distancia sentimental no se mide, sólo se percibe, sólo se advierte”. DE TI. MADRE. DE TI CUÁNTOS RECUERDOS GRATOS GUARDO. CARICIAS DE AMOR SAGRADO, CONSUELO DE TODAS MIS PENAS Y CONSEJERA DE MIS TROPIEZOS. CUÁNTAS COSAS QUISIERA DECIRTE EN TU REGAZO, MADRE; CUÁNTAS COSAS ME VIENEN A LA MENTE: BESOS, ALIENTO Y AMOR. ROSA DE ROSAS, RACIMO DE FLORES. ESO Y MÁS ERES TÚ, MADRE. Mi niñez. Una infancia muy sui generis, es decir, poca diversión, pero cuando estaba con mis compañeros 5
  • 6. de escuela, a horas muy determinadas, la gozaba a plenitud. me divertía mucho jugando con un “jeep”, al cual jalaba mediante un hilo y lo llevaba de un lado a otro. A veces, canicas, principalmente con un amigo colombiano. También me entretenía jugando “balero” o narrando un juego de fútbol o de béisbol cuando éstos se llevaban a cabo dentro de las canchas del colegio. Ahora que menciono colegio, su nombre San José o La Salle. Allí aprendí lo mucho o poco que me ayudó para entrar a nivel universitario. En realidad, la primaria, secundaria y bachillerato fueron etapas que realicé precisamente en ese centro educativo. Nunca los olvidaré, maestros y amigos de escuela. Valga la pena mencionar, que antes de trasladarme a Colón, República de Panamá, en Managua, Nicaragua, estuve cursando el primer grado de primaria en una escuela Protestante. El poco tiempo que estuve allí, me trae gratos recuerdos. olviendo a Colón, Panamá, mis estudios transcurrieron dentro de lo normal. Los hermanos lasallistas nos inculcaban cómo comportarse ante cualquier situación adversa y siempre, anteponiendo los valores humanos. V Debo reconocer que durante mi estancia en dicho Colegio, ésta fue 6
  • 7. siempre de bienestar espiritual y de apoyo por parte de todo su personal. Obtuve muchas satisfacciones: premios, reconocimientos y medallas por sobresalir en la mayoría de las asignaturas, año con año. En una ocasión, me exentaron en una materia, regresé a casa temprano. Mis tíos me preguntaron por qué había salido a esa hora, y les dije que me habían exentado. Interpretaron de diferente forma lo sucedido, y me mandaron a estudiar más sobre esa asignatura. ¿Qué interpretaron? Hasta la fecha me lo sigo preguntando. M is materias favoritas: Matemáticas, Química, Física, Biología, Geografía, Apologética, Filosofía, Mecanografía, Inglés, Francés y otra u otras que escapan a mi pensar en este momento. Posiblemente, en el subconsciente estaba marcado que todo en la vida es importante. No vas a manejar todo plenamente, pero sí vas a tener conocimiento mínimo de todo lo que te rodea. Y a lo largo de los años, creo que existe razón suficiente para pensarlo así. Una nota: ¿sabías que mientras menos ropa traigas puesta, más rápido eres para escribir a máquina? Te digo que es cierto, te lo digo como experiencia. El último año de bachillerato, lo hice en el Colegio de La Salle, en la ciudad de Panamá. Para determinar el primer lugar en Francés, se tuvo que ampliar el concurso a días extras, lo que me impedía regresar a Colón a ver y convivir con mis amistades, además de mis tíos. No asistí, preferí esto último. Nunca sabré la respuesta real del final. Pero se llegó el día de la graduación y adiós a toda esa adolescencia, llena de buenos momentos y grandes acontecimientos. 7
  • 8. Recibí de las oficinas de la UNAM, una carta en la que se me informaba que había sido aceptado para cursar la carrera de Medicina y que debía presentarme con todos mis documentos a más tardar el día dos de febrero de 1958. Así se hizo e inicié otra etapa en mi vida. Antes de continuar, vale la pena decirle a quien lea esta autobiografía, que en el camino incrustaré algunos versos y microcuentos. Por lo tanto, no se asusten por la no congruencia en los pasos de mi vida que trato de plasmar aquí. SÓLO ALEGRÍA: AURORA microcuento de ortiz En el devenir de los años, recuerdo como si fuera ayer a una dama de cabello largo y castaño. Pelo lacio, suave como la seda, como la piel virgen de una mujer amada. Quedé prendado de esa fragancia que emanaba su cuerpo mientras se abría camino con paso firme entre el viento que viene del norte y el correr de la gente para guarnecerse de él. También corrí, pero atrás de ella, no quería perderla, quería estar cerca de ella, de esa mujer de tez morena, piel de ensueño y cabello agitado. No había visto su cara, pero sabía que su mirar sería tan tierno como la ternura mansa de un pétalo de rosa. Pasó una niña vendiendo flores y compré una rosa, una rosa para ella, para ese ser que me había robado el corazón. La noche caía, sólo unos rayos del crepúsculo se dejaban ya ver. Luz tenue dibujaba su silueta, me acerqué y le 8
  • 9. ofrecí mi regalo. La vi de frente, me retraté en sus ojos, mi corazón palpitó de alegría. Nos vimos cara a cara, mis ojos penetraron los suyos y los suyos, los míos. Sólo alcanzamos a decirnos: "Hola". Y todo terminó en un beso profundo de amor celestial. La dama que seguí, era precisamente ella; Aurora, mi amada esposa. ortiz, noviembre 2004 Me acuerdo muy bien de una escena que contemplé en el río Ochomogo, allá en Nicaragua, rumbo a Rivas, ciudad o departamento, no lo sé en realidad. Estaba admirando como corría el agua, cuando de pronto observé a un hombre (¿hombre?), jalando de los cabellos a una mujer y llevándola al lecho del río, en donde una tras otra hundía su cabeza. Entonces me pregunté: ¿Por qué hará eso? ¿Será para lavarle la cabeza o será para ahogarla? Unas manos suaves me tomaron de la mano y me retiraron del lugar, único testigo del final de este “script” natural. Los protagonistas, ni idea. Todo lo que inicia tiene su final triste o feliz. AVES AVES, AVES, AVES. AVES QUE CRUZAN EL FIRMAMENTO, AVES QUE VIAJAN AL INFINITO, AVES QUE PINTAN DE COLORES EL CIELO, EL FIRMAMENTO Y EL INFINITO. ASÍ COMO ESAS AVES, MI MENTE VUELA, VUELA Y VUELA; ASÍ COMO ESAS AVES, MI CORAZÓN VUELA, SE EMOCIONA Y PALPITA, COMO BUSCANDO QUE TODO ESTO SE REPITA. 9
  • 10. MI VIDA ES UN CONTINUO REPETIR, DE COSAS BUENAS Y NADA MÁS; TODO LO OTRO ES SÓLO ILUSIÓN, UNA ESTANCIA EN EL VACÍO, UN MOMENTO DE OLVIDO Y HASTÍO. A MI ALMA,. A MI VIDA, A MI MENTE, A MI CORAZÓN, SÓLO PIDO VOLAR COMO ESAS AVES, AVES, AVES. ¿Se acuerdan de Anastasio Somoza, padre, Presidente Dictador de Nicaragua? Pues bien, yo viví bajo ese régimen durante un lapso de mi vida. Me acuerdo que tenía amistad con algunos soldados. Me invitaban a subirme a esos camiones donde van las tropas. Los acompañaba a patrullar las calles, y en varias ocasiones me invitaban también, a practicar el tiro al blanco. Esto lo llevé a cabo. Me enseñaban a cómo colocarme el rifle en el hombro y disparar. En una ocasión, vi a lo lejos, en la copa de un árbol, un ave (posiblemente un zopilote o algo parecido) a la que apunté, disparé y salió volando, y sólo pude exclamar: ¡Se me escapó! ¡En otra ocasión será! DESPUÉS DE TANTO TIEMPO, HE CAÍDO EN CUENTA QUE: ....CUANDO TÚ ESTÁS ALEGRE Y CONTENTA, YO TAMBIÉN LO ESTOY. ....EL TENERTE EN MIS BRAZOS, ES LO MÁS HERMOSO QUE ME HA PODIDO OCURRIR. ....ES BELLO, TAMBIÉN, RECIBIR DE TI, UNA SONRISA COMO REGALO, COMO BELLO ES ELEVAR POR TI, UN PENSAMIENTO Y UNA PLEGARIA. ....SIENTO UNA SATISFACCIÓN PLENA, AL TENERTE A MI LADO Y SÓLO PENSAR EN TI. ....EL TENERTE COMO MI MEJOR AMIGA, ES ALGO SUBLIME. ....EL REÍR CONTIGO ALEGRA MI CORAZÓN. ....EL QUE DIOS TE HAYA PUESTO EN MI CAMINO, ES UNA CUENTA QUE NUNCA PODRÉ SALDAR. 10
  • 11. ....SI ESTÁS A MI LADO, SIEMPRE ENCUENTRO SOLUCIÓN A MIS PROBLEMAS. ....SI TENGO HERIDAS PASADAS QUE ALIVIAR, CON SÓLO PENSAR EN TI, LAS CURO. ....A TODOS, EN REALIDAD A TODOS, NUNCA DEBO NEGARLES UNA SONRISA COMO MUESTRA DE MI CARIÑO. ....AL ENAMORARME DE ALGUIEN, COMO TÚ, ALCANZO LA FRÁGIL ESPERANZA DEL AMOR. ....EL DECIRTE PALABRAS TIERNAS AL OÍDO, TRAE UN GOZO DE DIFÍCIL DESCRIPCIÓN A ESTA MI ALMA TRISTE. ....TODO LO QUE QUIERA DECIRTE, SERÁ POCO, A COMPARACIÓN DE TODO LO QUE ME HAS DADO. ....TU ALEGRÍA SIEMPRE SERÁ MI ALEGRÍA. ....TU ESPERANZA, MI ESPERANZA. TU AMOR, SIEMPRE SERÁ MI AMOR. ....QUE TODO PARA MÍ, TÚ ERES. ....TODO ESTO Y MUCHO MÁS, ERES TÚ PARA MI. ....DOY GRACIAS AL CIELO POR HABERTE CONOCIDO. Y llegó el momento de la partida hacia un lugar desconocido, pero lleno de esperanza. Atrás, dejo una estela de recuerdos de la infancia, y sobre todo, a mi madre querida. Consejos de todo tipo, y yo pensando: ¿Cómo se verá la tierra que ahora dejo, desde allá arriba, desde un avión? No tengo miedo a la altura, como tampoco a lo que me espera en ese lugar, en ese instante hasta desconocido. Después de un rato de vuelo, llego al Aeropuerto de Tocumen, Ciudad de Panamá. A lo lejos, veo a mis tíos, Agustín y Estebana, además, de una prima, Thelma. Me abrazan, me reciben con mucho cariño, y nos trasladamos a la ciudad de Colón, en donde gran parte de mi vida y destino, están por realizarse. "Lucha siempre por tus ideas, nunca te sientas derrotado". "La autoridad ganada a base de conocimientos, siempre genera respeto". "El cambio, única alternativa para continuar en movimiento". 11
  • 12. "Respeta a las personas, pero más que nada, tenles paciencia". "El hombre activo, siempre tendrá errores. Lo importante es, aceptarlos y encontrarlos primero para poder enmendarlos". El día siguiente a mi llegada, mi tío me lleva al cine. Prácticamente vi la película tres veces, ya que quien me llevó, se quedó dormido. A otro cine al que me llevaba era al “Ansonia”, donde pasaban además de la o las películas, noticieros, caricaturas, etc., todo por el mismo precio. Ah, tiempos aquéllos. Ya no volverán, y en mí, sólo recuerdos: maní, refrescos y “duros” (vasos con agua de frutas congelada). EL HOGAR Y EL COLEGIO: ni casa ni departamento, sencillamente cuatro cuartos; eso sí, bien acondicionados. ¿Qué aportaba yo? Pues bien, barría y trapeaba, además de sacudir los muebles. Esto era a diario. ¿Levantarme? A las cuatro de la mañana para ayudar a mi tía en la molida del maíz e ir al mercado por carne de puerco. Mis tíos se dedicaban a la venta de eso que podemos comparar a los “antojitos”, es decir, empanadas, chicharrón, tortillas de maíz amarillo, gruesas y buñuelos. Los clientes, principalmente trabajadores que laboraban en los muelles, ya que estábamos a unos pasos de la Zona del Canal. Después de este quehacer diario, la ida al colegio (segundo hogar). Entraba a las ocho de la mañana, pero mi tío no me dejaba ir temprano, sólo faltando quince minutos antes de la entrada. Cuando llegaba la hora de partir, corría para llegar y jugar con mis compañeros, aunque fuera un momento: beisbol o canicas, lo que se presentara primero. Salía a las once de la mañana y regresaba a la una de la tarde para continuar con los estudios. Como notarán, el horario era mixto y nadie lo resentía. Todo era cosa de costumbre y adaptación. Después de la salida (4 p.m.), nos quedábamos a jugar “handball” o sea frontón, pero con las manos, ya sea con otros compañeros o con los Hermanos Lasallistas (Colegio San José) que de una u otra manera, convivían con nosotros, los alumnos. Otra distracción: quedarnos fuera del Colegio, ver pasar y saludar a nuestras amiguitas que estudiaban en la St. 12
  • 13. Mary’s School (sólo para mujeres). Nuestro colegio era sólo para varones. ¡Qué tiempos! Formación y convivencia. Castigos: unos de los castigos: en medio del patio (de cemento) de rodillas y en posición de Cristo (con un ladrillo en cada mano), y sino “reglazos” en la palma de la mano extendida o con el filo de la misma regla sobre las uñas de una de las manos. No existía en ese entonces la CDH o sencillamente los famosos “derechos del niño”. Todo era aceptado, por padres y sociedad en general. Hasta la fecha no conozco a alguien que haya sufrido o se haya quedado con un trauma psicológico. Nadie se quejaba, ya que si les decían a los padres que habían sido castigados, entonces les venía un segundo castigo por parte de éstos. ¿Los estudios? A ellos y lo que aprendí con los Hermanos, es el resultado de lo que soy, y que nunca cambiaría. Claro está, eso por lo que se refiere a la educación en el Colegio y por otro lado, la educación que me inculcaron en ese humilde pero grandioso hogar creado por mis tíos. ¿Premios? Muchos. Gracias a la constancia, creo yo, me hice acreedor a varias medallas de oro, plata y bronce al final de cada año escolar. Medallas de honor, disciplina, conducta, y diplomas por sobresalir en algunas asignaturas como: Composición Castellana, Contabilidad, Religión, Trigonometría, Mecanografía, Literatura, Gramática Inglesa, Latín, Francés, Botánica, Filosofía, Gramática Castellana, Composición Inglesa y ya. Ahora que me acuerdo, todos los que terminamos recibimos el diploma de Perito Mercantil, es decir, el de Auxiliar de Contador. Me trae gratos recuerdos, el día que me otorgaron el diploma y medalla especiales, por parte del Cónsul de España, por mi esmero en la composición Castellana. Todo esto fue logrado en los cuatro años de secundaria (de acuerdo al plan de estudios vigente en 1956-1957). Pero para terminar los estudios de una manera completa y aspirar a ser admitido en alguna Universidad, ya fuera del país o en el extranjero, tenía que cursar un año más, lo cual hice en el Colegio La Salle, pero en la Ciudad de Panamá. La tarea fue la misma: salir adelante y creo que lo logré, ya que me siento satisfecho conmigo mismo. ¿Amistades? No puedo decir que pocas. De varios países, entre ellos de Colombia, Venezuela, chinos nacidos en Panamá, al igual que 13
  • 14. japoneses, judíos y por supuesto estadounidenses. Con estos últimos, convivencia en diferentes lugares de la Zona del Canal: Balboa, Cristóbal, Fuerte Amador, Clayton, Gulick, Diablo Heighs y Coco Solo. Espero no olvidarme de algún otro. ¿Deportes? Beisbol, softbol, judo, ju jitsu, ping pong, frontón y otros. Campeón en ping pong y en alguna ocasión judo. PREPOTENCIA microcuento ortiz El señor Guille Milton Brush era el representante de una comunidad tan loca como él. Lo nombraron por sus ideas hostiles hacia los demás, su racismo y su prepotencia. Representante de una comunidad poderosa físicamente (poseía armas de todo tipo), pero sin ningún valor humano o moral. Decía que buscaba la paz a base de la intimidación y la represalia, mas nunca a través del diálogo, no creía en él. De allí que las comunidades ajenas a la suya, lo tachaban de provocador, carnicero y quién sabe cuántas cosas más. Muchos deseaban su muerte, pero siempre estaba bien pro- tegido por sus guardaespaldas "guaruras" que no permitían que nadie se le acercara, ni las moscas. Era un hombre, que a pesar de estar rodeado por muchos, se sentía inter- namente frustrado y solo como los granos de arena en el desierto. Don Guille Milton Brush, aparentemente su verdadero nombre, era un individuo que aún en su caminar, transmitía liderazgo de "yo soy el único, soy el omnipotente, soy Su Majestad en este mundo de bravucones endebles, faltos de coraje y parásitos del vecino odiado, además de ser unos pelmazos". 14
  • 15. En una ocasión se le ocurrió fraguar una junta de representantes de comunidades, cuya sede sería una región lejana a la suya. Su idea era ampliar su telaraña y que otras comunidades lo ensalzaran, no por su inteligencia, sino por su imagen de amedrentador. Sin embargo, el día de su llegada a tierra extraña, la población salió a la calle a protestar por su presencia en esta junta. Lo declaró hijo de la calle, persona non grata, asesino, carnicero y todos los calificativos negativos que te puedas imaginar, amigo lector. Los dos días que pasó en el extranjero fueron muy especiales. Sus "guaruras" lo acompañaban a todas partes, hasta al sitio donde hacía sus necesidades fisiológicas. La comida era investigada, por si estuviera envenenada, lo mismo sucedía con el sillón, no vaya a ser que tuviera algún artefacto explosivo, pensaba para sí. En cuanto a su recámara, olvídense, no había lugar que no hubiera sido examinado cautelosamente. Se llevó la mano a la cara para aliviarse de una comezón. Se vio al espejo y notó una pequeña mancha rosa, casi imperceptible. No le prestó mayor atención; se dirigió a la asamblea general, en donde se darían por concluidas las mesas de trabajo y firmar la Declaración de Comunidades. El pueblo anfitrión se llenó de alegría por la partida de su suelo de un individuo que no gozaba de su simpatía, por todas las arbitrariedades en que había incurrido. Lo consideraban como sembrador de terror y como el más 15
  • 16. nefasto del orbe, mucho más que a aquél, el de la "suástica". La comunidad, así como lo recibió así lo despidió, con carteles y pancartas con alusiones como ésta: "Bye Don G. Milton, see you in ...........", "Green G., go home", y otros con tonos parecidos. de regreso a su comunidad, continuó igual de protegido, como un ave real enclaustrado en una jaula de oro. La mancha que había notado como algo insignificante se iba agrandando. Los médicos que lo atendían no encontraban respuesta alguna para poder diagnosticar la lesión y así poder tratarla. El sufrimiento iba en progreso y por su mente una película de lo que había sido su vida, más mala que buena. Suplicaba al Ser que tanto llegó a negar: paz y descanso. La vista se le nubló y de su boca y piel brotaban líquidos multicolores, además de ciertos olores nauseabundos. Se revolcaba sobre la cama por los dolores agudos abdominales. Pedía al Dios negado y al cielo mismo, una vez más, paz y descanso. Al fin, el parásito picudo dio cuentas del demente, el parásito que le había provocado la mancha rosa. Y así, se cumplió la misión eterna: nacer, vivir y morir. Fue enterrado en una fosa común y alguien escribió su epitafio: "Aquí yacen los restos del que tanta yactura provocó. Cayó en yeta y que de sus yerros haya aprendido la lección". 16
  • 17. Continuando con mis recuerdos, terminé con mis estudios en La Salle de la Ciudad de Panamá, Pmá., en donde me hice acreedor a ciertos premios por mi buen desempeño en algunas asignaturas, principalmente francés, español y matemáticas, además de física. Infortunadamente todo tiene su final, y un ciclo más en mi vida había terminado: la vida del adolescente a nivel bachillerato. Adiós a todos esos bellos recuerdos, y por delante, un nuevo destino: México, UNAM, Universidad Nacional Autónoma de México, 1958-1964. Debo hacer mención, que durante mi estancia en el Colegio, fui integrante del batallón de carabineros, donde fungí como sargento primero. Además, pertenecí en cierta ocasión a la banda de guerra, como también a la escolta, esto por las buenas calificaciones. Pues bien, en la Ciudad de México fui recibido por mi padrino de bautismo, y estuve hospedado en su departamento alrededor de dos o tres días, para luego mudarme a una pensión en la Av. Cuauhtémoc, en la Colonia Narvarte. Aquí conocí a varios estudiantes que también iniciaban sus respectivas carreras. Entre mis mejores amigos, los “cuates” Garcimarrero, Benjamín y Magno. Convivimos durante la mayor parte de la carrera. Conocí a sus padres, bellísimas personas. Las vacaciones las pasábamos en Xalapa y Jalacingo, Veracruz, principalmente. No puedo dejar de mencionar a otras grandes amistades que conocí en Xalapa y otros lugares, como en Coatepec. Juan Sánchez, Pili, a unas primas de los cuates Garcimarrero y a un pretendiente de una de ellas: Manuel Acuña. A un gran amigo de Platón Sánchez, cuyo nombre no recuerdo en este momento y a la hermana de los Garcimarrero, Maura. En Jalacingo, me acuerdo muy bien, que teníamos que calentar con papel periódico las sábanas, ya que estaban tiesas por el frío que allí reinaba en la época decembrina. ¡Ah, qué días y qué noches! Por lo general, en las 17
  • 18. noches nos desplazábamos a Teziutlán, Puebla, a diez o quince minutos por carretera, a pasear o ir a ver alguna película al “Cine Real”; no sé si exista todavía. Con los cuates Garcimarrero, viví durante un tiempo, en la casa que sus padres les compraron en una colonia de recién creación en ese tiempo (1958 ó 1959) al sur del D.F. Allí vivían también, una tía con su hijo y otro primo. Me acuerdo que las calles llevan o llevaban el nombre de “Cerros” (creo que la nuestra era Cerro del Cubilete), y del coche que les obsequiaron, uno de la Studebaker: Lark, ni hablar, precioso. Antes de cerrar esta parte de uno más de mis capítulos como estudiante de la carrera de Medicina (UNAM), en Veracruz (todas mis amistades), en lugar de llamarme por ni nombre, me conocían y me reconocían por un apodo: “Panamá”. Creo que se les hacía más fácil, y a mí, en lo particular, no me causaba molestia alguna, al contrario, me acostumbré a ese mote. EL LIBRO, EL TEMPLO Mi templo, es mi libro, Mi libro de gran espiritual riqueza. Su perfil es hermoso, sus páginas son la alteza de las letras que encierran su belleza. Hermoso libro de gesto generoso, que a un pueblo quiere enseñar, que a un pueblo quiere construir un tributo grandioso, un tributo a su proeza. 18
  • 19. Como ungüento perfumado regalado a su Señor por gentileza como un sentir amoroso, como un alma humana, se ofrece el templo libro a un pueblo de real nobleza. En el templo fastuoso, que es el libro, los consagrados viven la lectura de la palabra bondadosa de los hechos verdaderos, del nombre que se hizo hombre en la pureza de las letras claras. 19
  • 20. El creyente, de pensamiento virtuoso encuentra en sus cimientos la fortaleza para su corazón doloroso; destierra la maleza, destierra el orgullo y destierra su gran flaqueza. Tú, mi libro, mi templo, que a pesar de tu silencio me transmites y me das lo que deseo: Paz, tranquilidad, sosiego, alegría y tristeza, y más que nada: puro conocer, puro saber. 20
  • 21. 21
  • 22. MÁS DE MI VIDA UNIVERSITARIA Al inicio de la carrera: Anatomía Humana, Disección, Microbiología, Parasitología, Embriología, Psicología e Histología. Los huesos, para su estudio, se los comprábamos a un ayudante de limpieza que trabajaba en las salas de disección. Muy puliditas las piezas y con todos sus detalles, bien visibles. Disección: El maestro que le tocó al grupo, permitía bastante libertad de estudio al alumno. Me acuerdo que hacíamos los cortes de músculos, estudio de órganos, venas, arterias, etc. con el auxilio de un asistente. La sesión era a la una de la tarde diario, hora de la comida, y como comentario: en no pocas ocasiones, mientras hacíamos nuestra práctica, éramos acompañados por tacos y refrescos, y así mitigar el hambre de cualquier estudiante en desarrollo. Microbiología: la maestra (Esther, si mal no recuerdo) nos guiaba paso a paso en la observación al microscopio de los diferentes microorganismos que fijábamos nosotros mismos en los portaobjetos y con métodos bien establecidos. Como rumor o como verdad, se corría la voz de que la maestra pertenecía al Partido Comunista. Lo que interesaba a la postre, era su responsabilidad para con nosotros y no su afiliación partidista o creencia religiosa. Parasitología: Pocas clases. El catedrático que nos tocó, creo que lo vimos en una que otra ocasión. Pero eso sí, nos indicó el libro que debíamos comprar, de allí estudiar, cumplir el programa y realizar los exámenes correspondientes. Pocos llegamos a acreditarla, muchos se fueron a extraordinario. Sin pena ni gloria la asignatura. 22
  • 23. Embriología: Una maestra que iniciaba, a mi medio entender, sus clases frente a grupo de este nivel. Psicología: Buen maestro, de principio a fin. Ninguna queja, aprendimos bastante. Histología: Buen maestro (discapacitado), la “raza” lo bautizó como “punto y raya” por su desplazamiento al caminar. Un maestro de mucho respeto. ¡HUELGA, HUELGA, HUELGA! Y todo porque le aumentaron cinco centavos al pasaje en “camión”. Es decir, de treinta centavos pasó a treinta y cinco centavos. Varias semanas de huelga, lo cual se aprovechó para acompañar a los “cuates” Garcimarrero, a Xalapa, Jalacingo y Puerto de Veracruz. Posteriormente, reanudamos las clases, terminamos la meta del Primer Año y continuamos con los otros. Unos en el Hospital General, otros en el Hospital de la Mujer, etc. etc. A la hora del almuerzo, nada más nos cruzábamos a las “fonditas” que quedaban enfrente al Hospital. ¿Qué comíamos? Pues nada menos que “tacos sudados” o de canasta y nuestro refresco de cola o uno que me gustaba mucho: “Pep”. En los lapsos de vacaciones, me trasladaba a Veracruz, ya sea con los “cuates” o en el tren que salía a la media noche del D.F. y llegaba al Puerto como a las siete de la mañana. A veces viajaba en “segunda” y a veces en Pullman. Algo para siempre recordar, algo que no quedará en el olvido. A partir del tercer año de la carrera, me mudé a una pensión donde sólo habían estudiantes de medicina, principalmente extranjeros: panameños, hondureños, colombianos, venezolanos, salvadoreños, costarricenses y uno que otro de la madre tierra de Cuauhtémoc. Después de algún tiempo, unos compañeros panameños y yo, decidimos independizarnos y alquilamos una casa en la Avenida Universidad. Cada mes, a uno de nosotros le tocaba llevar las cuentas de ingreso y egreso. A quien le tocaba fungir como responsable, tenía que brindarnos todo lo indispensable: comida, limpieza de la casa, y de vez en cuando: fiesta para celebrar algún cumpleaños o cualquier otro acontecimiento que no podíamos dejar a un lado de celebrar. Me trae muchos recuerdos este domicilio, ya que enfrente teníamos una especie de “ciudad perdida” (casas de cartón, gente muy humilde). 23
  • 24. Infortunadamente, toda esta ciudad se incendió. Al poco tiempo emergió un súper mercado, muy conocido aún en la actualidad. Me acuerdo también, que a unos cuantos metros había un restaurante llamado “Veracruz”, y más que todo, porque en esta dirección llegué a conocer a una muchacha. Su nombre: Aurora. El destino ya estaba escrito y nada ni nadie podía ya cambiarlo. El tiempo sigue su marcha y yo con él. La diversión y las fiestas disminuyen en cantidad, la misión continúa cumpliéndose. Pasamos a otra etapa de la Carrera: el Internado. Este ciclo lo llevo a efecto en el Hospital de la Cruz Roja Mexicana, situado todavía en la Avenida Durango e Insurgentes. Su Director, Dr. Pablo………. con quien tuve el honor de ser uno de sus auxiliares en una intervención quirúrgica gastrointestinal que duró aproximadamente siete horas. Traumas, llantos, penas, bromas, alegría, tristeza y muerte, eran mis más allegados durante mi estancia en ese sitio del dolor. Desayuno, comida y cena: frijoles, huevos, tortillas, sopa de pasta, café con leche, pan de dulce, y una que otra cosita de vez en cuando. Entre bromas, risas y anécdotas, desayunábamos, comíamos y cenábamos. ¡Algo para siempre recordar! EN EL CAMPO SANTO. Ayer, Día de Muertos, día en que muchos adultos se fueron sin decirme adiós, visité el Campo Santo de la ciudad, para curiosear y aprender algo más en la vida. Llegué y comencé a recorrer las diversas tumbas con sus adornos y otras con sus tradicionales comidas, bebidas, música y algunas pancartas con preguntas alusivas al finado. Algunas presentaban estas leyendas: ¿Por qué te fuiste Genaro? ¿Por qué nos abandonaste? ¿Qué te hicimos? ¿Por qué tanta crueldad, si todos te queríamos? Y así etc.etc. 24
  • 25. Continué mi "paseo" y pude observar que algunos grupos lloraban y recordaban al finado, no sin antes "echarse un trago" de pulque, de tequila, cañita o de cualquier otro licor; lo importante era festejar o recordar a aquel amigo, amiga o familiar ya ido. Lo importante era consolar a la madre, a la hija y ¿por qué no?, también a la viuda. Entre tantos sollozos y olor a sudor y vino, leí lo escrito en una lápida: "El hombre es malo ab origine". ¡Ah, caray!, parece que este señor no aguantó y se .............. Otra decía: "Ad multos annos". ¡Válgame!, ¿qué habrá querido decir con eso de que habían muchos..........? Levanto la vista y leo otra que dice:"Amicus Plato, sed magis amica veritas" -Me quedé de a seis.- ¿Por qué le habrán dicho a Plato, mico y que calmara su sed con varitas? Bueno, sus amigos de seguro si lo sabían. Pero el colmo fue que en una de las tantas lápidas leídas, estaba escrito lo siguiente: "Anno astatis suae". ¿que estaba suave qué? -Me doy, siempre recordaré esta visita-. Después de leer estas leyendas o refranes, por no llamarlas de otra manera, mejor me retiré y con tanto aprendizaje de doble sentido, se me vino a la mente que para cuando yo me vaya, pediré que escriban en mi piedra santa, algo así como: "Cogito, ergo sum". "Adiós, este cuento aquí acabó". Arrivederci. "Timeo hominem." Recuerdo nuestras reuniones, fiestas y demás, en diferentes casas, la de los Panchalis y en la de los Perrazos. 25
  • 26. AL FINAL DE LA CARRERA Se llega a la meta trazada: terminar con éxito la carrera, servicio social, tesis, etc. También llega el momento de la unión con Aurora, la llegada del primer hijo y la primera oportunidad para emprender el vuelo y aplicar los conocimientos adquiridos en una empresa minera, allá en la sierra hidalguense. La compañía: Cía. Minera Autlán, el lugar de labores, Otongo y el domicilio particular, Tlanchinol. Por razones oficiales, el complejo se denominaba Unidad Molango. Mis labores: atender en consulta externa a trabajadores mineros, empleados, y prácticamente a todos los que tenían que ver con la compañía. Una vez por semana iba a Molango, poblado cercano a Tlanchinol, para atender a trabajadores y familiares. Cuando se necesitaba de los servicios de gabinete, éstos se practicaban en una población llamada Zacualtipán, y si se trataba de alguna cirugía mayor, el paciente era trasladado a Pachuca, capital del Estado, y en caso de tratarse de algo mayor, hasta la ciudad de México. En sí, lo que más sobresalía eran los accidentes dentro de la mina o vehiculares, partos, enfermedades parasitarias y pulmonares. Los medicamentos eran otorgados por la misma compañía, y con respecto a los gastos médicos fuera de la unidad, también corrían por cuenta de la empresa. La empresa crece y se hace necesario la contratación de más médicos y enfermeras. Se realiza lo anterior, y yo solicito ser enviado al Hospital Francés en la ciudad de México, para entrenamiento en exámenes de gabinete, es decir, toma de radiografías y otros análisis clínicos. Posteriormente soy enviado a la unidad Autlán, Jalisco, para continuar dicho entrenamiento. Termino y me hago cargo del Departamento de Análisis clínicos en la Unidad Molango. Durante este lapso, asimismo, participé como profesor de Matemáticas y de Biología en la sección de bachillerato que se abrió para atender a los hijos de trabajadores y empleados. A partir de ese momento, siento que se abre otra puerta en mi paso por esta vida. Todo fluye con calma y tranquilidad. El tiempo pasa, los hijos crecen, Roberto José, Virginia del Carmen y Gerardo Agustín. En nuestra estancia en Tlanchinol, Hgo., fuimos testigos de algunos fenómenos naturales, siendo el más importante y vistoso, la caída de nieve, el uso de la chimenea que por su extenso uso y el tipo de material con que estaba construida la vivienda, casi se nos quema una 26
  • 27. madrugada. Trabajadores mineros que vivían también en esa población nos ayudaron a sofocar el incendio. Por otro lado, como un dato de la vida, fuimos testigos de la construcción de la carretera hacia Tampico, Tamaulipas. Su apertura dejó como saldo varios trabajadores accidentados y fallecidos. Las máquinas se abrían paso a través de los inmensos cantiles de la región, que cuando había neblina la visibilidad era prácticamente cero y parecía que caminábamos sobre las nubes. Todo para recordar, todo para guardar en el pensamiento de lo que habíamos vivido. Una anécdota: un 11 de julio, Día del Minero, se contrata para la fiesta anual a un conjunto musical. Noche lluviosa, lodoso el camino, rocas por un lado y precipicio por el otro. La visibilidad casi cero y el autobús se va a una zanja. Hay golpeados, pero también hay expresiones jocosas por parte de los viajeros. Salen caminando y se dirigen a duras penas al lugar del evento. La fiesta inicia entre todo tipo de comentarios. El lugar en donde se presentó el accidente, hasta esta fecha se le llama “el cajón del músico”, en memoria de los que venían en el autobús. ALMAS ALMAS QUE CORREN POR EL HORIZONTE, ALMAS QUE VAGAN POR LA OSCURIDAD, ALMAS QUE BUSCAN LA FELICIDAD, ALMAS QUE VUELAN POR EL FIRMAMENTO. CUANDO HAYAN ENCONTRADO LA LUZ, CUANDO HAYAN ENCONTRADO EL CAMINO Y SE HAYAN POSADO EN LA LIBERTAD, NO DEJEN DE AVISARME, YO TAMBIÉN, QUIERO ESTAR ALLÍ. ORTIZ MARZO 2000 CIUDAD DE MÉXICO Llegó el momento de partir a otros lares. Si no me equivoco, esto acaeció en el mes de septiembre de 1970. Despedidas, y lo más grato que seremos bien recordados, tanto por trabajadores como por el personal 27
  • 28. administrativo de la Compañía Minera Autlán. De nuestra parte, los mejores recuerdos. En realidad, pasamos por el Distrito Federal y nos instalamos en el fraccionamiento Santa Mónica, Edo. de México. Aquí iniciamos otra etapa. Conseguí empleo muy pronto en la clínica Naucalpan en la sección de consulta externa. Me voy desarrollando hasta que por cosas del destino, el Director de la Escuela Técnica Administrativa y Comercial (ETAC) me solicita le auxiliara a cubrir las clases de Física y de Química en Tercero de Secundaria, mientras encontraba a algún maestro para hacerse cargo de esos grupos. Accedí, en primer lugar para ayudarlo en ese aspecto y en segundo término, experimentar algo nuevo en el trayecto de mi vida. Pasó el tiempo y no encontró a ningún profesor para cubrir dichas vacantes, por lo que ya en forma oficial me hice cargo, y debo decirlo, con buenos resultados que prácticamente me quedé por espacio de cerca de catorce años. Así, doy inicio a mi fase de docente. Debo aclarar que durante ese lapso, laboré como tal en otras instituciones como la Escuela América Latina en Naucalpan, otra en Villa de Nicolás Romero, ambas en el Estado de México. Asimismo, durante dos años estuve laborando como auxiliar en el laboratorio de Ecología de la Universidad Nacional Autónoma de México. Sin embargo, mi mayor satisfacción es mi participación dentro del Sistema de Enseñanza Abierta del Colegio de Bachilleres. La entrada al Sistema no fue muy fácil que digamos. Primero la solicitud de ingreso, segundo, la entrevista, posteriormente la aceptación, más adelante capacitación, y después de varios meses la asignación como “monitor”, es decir, asesor de un grupo de estudiantes. Pasan los meses y me nombran “monitor 00” del Plantel No. 5 “Satélite”, ubicado en Cd. Satélite, Edo. de México. Su significado: atención a los estudiantes inscritos y dar información a todo aquél que la solicitara, además de fungir como sustituto cuando el Responsable del Centro se encontrara ausente. Una vez más, veo pasar los meses, renuncia la Responsable, me proponen y acepto. Y a partir de ese momento, acepto el reto, se modifican algunas cosas en la administración y en lo académico. Después de poner a consideración dichos cambios al personal bajo mi cargo, se acuerda llevarlos a cabo, siendo el resultado, muy positivo. En general, el personal en su totalidad, nos comportábamos como una familia. Para cualquier cambio, se debatía y se dialogaba, hasta llegar a 28
  • 29. un acuerdo en el que todos estábamos involucrados para compartirlo y respetarlo. Se manejó todo tan bien, que las autoridades superiores, me solicitaron hacerme cargo del Centro No. 2, Plantel Cien Metros, en el Distrito Federal. La razón: problemas bastante graves que ocurrían básicamente en el nivel académico. Se acepta una vez más otro reto. Al inicio cierto recelo por parte del personal administrativo y académico, y hasta de la propia sección sindical de trabajadores. Dejo que las aguas vayan tomando su nivel, pasan algunas semanas y todo parece indicar, y como fue, el entendimientos en todas las partes se hizo presente, lo que marca una nueva etapa de forma de trabajar en dicho Centro de Estudios. SORPRESA Ahhhhhhhhhh, un día más. El sol brilla por doquier, la brisa del mar acaricia el ambiente y yo estoy listo para emprender un día más de labor fructífera. Mi empresa (soy profesor), siempre está al pendiente de mi bienestar. Toma en cuenta mis sugerencias, así como las de mis otros compañeros. Todo con un objetivo que nos lleve a una meta feliz. Trabajamos en equipo, nos respetamos y si alguien tiene alguna idea para que nuestra institución sobresalga, no escatimamos esfuerzo para que ese pensamiento se vuelva realidad. Somos libres de pensar y de expresar nuestras ideas, sin temor a ser reprendidos o en su defecto, a separarnos de nuestro cargo. Trabajamos a gusto, nadie nos reprime, somos libres, trabajamos en equipo; y de la remuneración, ni un ápice de queja. Somos responsables, trabajamos 4 x 3. Nadie se atreve a pedir más. Estamos contentos, somos felices. ¿Amonestaciones? Para nada. ¿Represalias? Quedaron en el pasado. ¿Premios y gratificaciones? A la orden del día. ¿Vacaciones o 29
  • 30. permisos? Sin ningún pero. Todo está bien estructurado en mi empresa. Trabajamos en equipo, somos la imagen de la solidaridad. Llegó el fin de semana, me voy al campo a gozar la naturaleza, a disfrutar del sol y del céfiro de la montaña. Ver el cielo claro y azul, ver la libertad del vuelo de las aves, escuchar su canto y ayyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyyy, algo me picó. Uffffffff qué dolor. ¿Pero qué hago en la cama? Nooooooooooooooo, sólo soñaba. Me llevaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa........................ Ortiz, noviembre 2004 El tiempo pasa y gracias a la buena actitud de todos y a todo, las actividades y buen desarrollo administrativo y académico, la empresa en la que me había involucrado llega a buen puerto y sin ninguna novedad negativa que reportar. 1985: año del magno terremoto en México D.F. En realidad, me trasladaba al Plantel 2 de Cien Metros. Sentí ligero vaivén, pero nada fuera de lo común, es decir, un movimiento telúrico como otros tantos sentidos con anterioridad. En sí, la sorpresa fue cuando regresé a casa y comencé a ver y escuchar las noticias. Difícil de creer, mas era la cruda realidad. Posteriormente, los comentarios con los vecinos y dar gracias a que nuestro espacio había sido respetado por el fenómeno. Los días y las semanas pasan, y dentro del dolor y la desesperación, todo va regresando a la normalidad. Todo va normalizándose y sólo queda el recuerdo de un gran evento natural; un evento para olvidar. 30
  • 31. 31
  • 32. 32
  • 33. ORTIZ LÍNEA DEL TIEMPO 2 1963-1964 1963 Me caso con Aurora. Procreamos tres hijos: Roberto José, Virginia del Carmen y Gerardo Agustín. Actualmente cada quien en sus respectivos trabajos y sus respectivas casas. Internado en la Cruz Roja Antigua, México, D.F. Durango e Insurgentes 1964-1970 Responsable del Depto. Médico de la Unidad Molango, Hgo. Cía. Minera Autlán filial de la Bethlehem Steel Company de E.U.A. Enlaces con los consultorios de Tlanchinol, Otongo y Zacualtipan, Hgo. 33
  • 34. 1966-1970 Enviado a cursos de capacitación para encargarme del Depto. de exámenes de gabinete: laboratorio de análisis clínicos y rayos X. Sitios: Hospital Francés, México, D.F. y Autlán, Jalisco. Por circunstancias especiales y a petición de los directivos de la compañía minera, me convierto en docente de las asignaturas de Matemáticas y Biología en la Escuela “Bartolomé de las Casas “, de nueva creación. 34
  • 35. 35
  • 36. 36
  • 37. 37
  • 38. 38
  • 39. Lo que sigue es una compilación de fotografías e imágenes. No están en un estricto orden, nunca me he caracterizado en ser ordenado; sin embargo, no le presten atención a ese detalle. Asimismo, leerán algunos microcuentos incrustados entre dicha galería fotográfica. INICIAMOS: 39
  • 40. 40
  • 41. 41
  • 42. EL CUENTO LOCO DE LA "A" Mi amigo abacero, Albino Alba, por haber tomado grandes cantidades de abatí, sufrió un abarrajo al querer abajar los escalones de su changarro. Sin embargo, su ángel guardián le auxilió a no aberrarse y así, no sufrir algún accidente mortal que habría traído como consecuencia, una situación muy lamentable a la familia, que por su abulia hubiera fenecido ab intestato. La gente decía que Albino Alba era un acaciado del abecé; que era un abyecto, además de que sufría de acedia. Asimismo, el pueblo comentaba, sin temor a aberrarse, que mi amigo era un individuo mezquino y que sólo se dedicaba a acamalar. Bueno, todo me indicaba que no había uno solo en el poblado que tuviera una frase gentil para el susodicho amigo. Y que además de abanto era un acantocéfalo; que poseía un acal donde precisamente acamalaba y que debido a que practicaba el abracadabra, él mismo se realizó una ablación que abrasó para que nadie supiera de lo allí realizado. Sigo pensando que todo sólo eran chismes y rumores; mi amigo Albino Alba no tenía, en realidad, ni un lugar propio donde caer muerto; más bien, se trataba de un abollado. El tiempo pasó, las murmuraciones continuaban, y una noche de frío invierno se le encontró acéfalo, físicamente hablando; su cabeza yacía aboyando en las aguas tranquilas de la albufera. Nadie pudo dar cuenta de lo acaecido. Se acabaron los chismes, se acabaron los rumores. 42
  • 43. ¡Que descanse en paz, Albino Alba! ¡Que descanse en paz, mi alelado amigo! ortiz, enero 2005 MEZCLA Ayer me desperté sobresaltado, ya que escuché una voz extraterrestre que me ordenaba "arriba y adelante". No hice caso de esta pseudopesadilla. Cuando mi cuerpo se disponía a quedar una vez más anestesiado por las mieles del sueño, escucho por segunda ocasión la voz de un ser del más allá que alcanza a decir: "que hable el país". Esperé unos segundos para sentir de nuevo la calma y el silencio de la noche; sin embargo, esa voz que parecía venir del infinito, me estremeció cuando continuó con su cantar; ¡Oye! ¿Que no ves, "que la solución somos todos" y que pase lo que pase, "cada quien defenderá al peso como un perro"? En vista de que no podía seguir amamantando mi dormir, me acordé que lo mejor en estos casos de santa vigilia, es la "renovación moral" y así aterrizar con "el bienestar para la familia", siempre y cuando, claro está, sea "hoy, hoy, hoy". Además, ya sé que "no siembro sólo para mí, sino, que siembro para todos", porque estoy convencido que "de la revolución venimos, con ella estamos y con ella sucumbiremos". Pensando de esa manera, sé que "para una gran ciudad, grandes acciones" ya que en la "ciudad de la esperanza, el compromiso se cumple", pese a quien le pese y caiga quien caiga, hasta las 43
  • 44. últimas consecuencias.. En el camino de los recuerdos, escuché en alguna ocasión sentimientos como: "me apenan aquéllos que sólo piensan en lo que les conviene", "rateros que se aprovechan de la ignorancia del pueblo". A éstos, "deberían meterlos a la cárcel", por "feos y corruptos", y así sucesivamente otros pensamientos no fáciles de digerir. En fin, no tengo la menor idea a quién o quiénes iban dirigidos estos "slogans" escupidos por una juventud esperanzada en un mejor porvenir y con una fuerza que desea sentirla hoy, sagrado presente, y no en un futuro que quizás nunca llegue. Embotada mi mente ya por tantas ocurrencias, me disponía a continuar durmiendo y soñando, cuando comencé a escuchar voces de nueva cuenta, pero ahora, de una turba enardecida que gritaba: "Duro, duro, duro". Quién sabe por qué. No cabe duda que "el trabajo es fecundo y creador". Y más vale que me duerma ya, porque de lo contrario, mañana todo desvelado, "sólo lástima causaré". ¡Viva el respeto, viva la paz! Hasta pronto; hasta el próximo cuento. ZZZZZZZZZZZ ortiz, enero 2005. 44
  • 45. ¿VACACIONES? No tuve vacaciones de fin de año como la mayoría. ¡Afortunados! ¡Cómo los envidio! Pero sea como sea, ya estoy acostumbrado. Por allí, dicen que nadie es indispensable. Y efectivamente eso es cierto en cualquier institución. Hoy lo comprobé. Mi jefe llegó de su buen merecido descanso, y la oficina continúa funcionando igual que cuando él no estaba. Para tu información, mi trabajo es nocturno. Es decir, cuando yo me retiro, todos vienen llegando y cuando yo entro, todos van saliendo. ¡Por eso me valen las vacaciones! Hoy, que todas las actividades se reanudan, sentí que el tráfico disminuyó. La razón: todos vienen bien gastados, por lo que en lugar de tomar taxi, utilizan el transporte público. ¡Qué alivio! Poco ruido, menos congestionamiento; llego a casa más temprano de lo acostumbrado. Esta primera semana de labores en el nuevo año, es tranquila en realidad. Muchos faltan a sus actividades normales, porque el automóvil se les descompuso en la carretera, llegaron muy tarde de su destino y se quedaron dormidos, o porque el autobús los dejó o no encontraron boleto de regreso, o en el mejor de los casos, se tomaron un día más de vacación para descansar del “descanso”. Y como les decía: las vacaciones me valen, yo sigo igual. Entro tarde y salgo temprano. Me siento feliz, porque me apellido. . . . . . . . . . . . 45
  • 46. MI PAÍS En el transcurso de mi vida he tenido la oportunidad de visitar muchos países de Oriente, de Occidente y de otros puntos cardinales. Infortunadamente todos me han defraudado, menos el mío. Es una pena y es una lástima que todos, sin excepción, practiquen la deshonestidad, el engaño, la mentira; en pocas palabras, estén sumidos en la corrupción, pero no así el mío. En no pocas ocasiones, presencié el abuso de autoridades para con sus gobernados; en el mío, ni por asomo se practica tal distorsión de mente insana. Mientras que en el mío no existe la arrogancia como tampoco el falso orgullo, en los visitados prevalece, y no sólo eso, sino también el aprovecharse de la buena voluntad del ignorante. Pero bueno, para qué te canso lector con tanto escrito, ya que a lo mejor te estarás preguntando: ¿Y tú de dónde eres? ¿De qué país vienes? Mi respuesta muy sencilla: vengo del país de las maravillas, del país de las ilusiones, del país donde reina el vacío, porque es mejor no tener nada que estar lleno de inmundicia pura. 46
  • 47. 47
  • 48. 48
  • 49. 49
  • 50. 50
  • 51. 51
  • 52. 52
  • 53. 53
  • 54. 54
  • 55. VALORES Y MÁS VALORES VALORES Y AUTOESTIMA ROBERTO ORTIZ JULIO 1999 I.-¿Qué son los valores? Son cualquier perfección real o posible de las cosas; son el respeto a la naturaleza de los seres. II.-¿Y cuáles son esos valores que debe poseer el ser humano? Sin jerarquizar, ya que cada uno de ellos tiene su importancia, se pueden mencionar algunos, como: -ser respetuoso, responsable, comunicativo, ordenado, competente, cordial, creativo, democrático, solidario, amistoso, inteligente, estratega, independiente, virtuoso (mediante la práctica de la lealtad, prudencia y discreción), tener la facilidad para ayudar desinteresadamente a los demás, tener la facilidad para dejarse ayudar por los demás, ser honesto, humilde, sin llegar a la humillación, tener valor por el valor mismo, es decir, el coraje para emprender una empresa o arrostrar peligros, tener salud para cumplir cabalmente con las funciones del organismo, tener dominio sobre nosotros mismos, tener la suficiente capacidad en la toma de decisiones. En pocas palabras, tener amor por todo y todos los que nos rodean. III.-AUTOESTIMA a) es la aceptación y aprecio de sí mismo b) es la aceptación del propio yo, el cual se apoya, en el reconocimiento de sus propios valores c) es la aceptación de nuestras cualidades y habilidades, tanto físicas como afectivas. 55
  • 56. IV.-"Si se tienen valores, nuestra autoestima será alta". "Si tenemos hábitos, las costumbres no tendrán razón de ser". V.-Todo lo anterior, puede darse a conocer a los estudiantes, de una manera constante y permanente, mediante cartulinas o láminas, con mensajes cortos y bien elaborados, los que se irían cambiando semana a semana en cada salón. VI.-Debemos tener algo muy presente sobre los valores: no basta tener la buena intención de inculcárselos a nuestros educandos; sino, que es necesario, que tanto representantes, autoridades, personal administrativo y docente, los posean, ya que con el ejemplo, enseñamos. De esto, no cabe la menor duda, si nuestro deseo es llegar a la excelencia en su educación. VII.-"SI HAY VALORES, HAY ACTITUDES Y HAY HÁBITOS, MAS NO, COSTUMBRES". 1.- RESPONSABILIDAD: SER RESPONSABLE ES ESTAR CONSCIENTE DE SU DEBER. - ES TENER LA CAPACIDAD PARA TOMAR DECISIONES. --- 2.- HONESTIDAD: SER HONESTO ES SER JUSTO. - ES SER RAZONABLE.- ES TENER LA VIRTUD DE LA MODESTIA.-- --- 3.- HUMILDAD: SER HUMILDE ES ACEPTAR LO QUE SE NOS ORDENA, PERO SIN LLEGAR A LA HUMILLACIÓN. --- 56
  • 57. 4.- NOBLEZA: SER NOBLE ES SER GENEROSO, SENCILLO Y DE BUEN CORAZÓN. - SER NOBLE ES TENER LA FACILIDAD DE PERDONAR. --- 5.- TOLERANCIA: SER TOLERANTE ES TENER RESPETO Y CONSIDERACIÓN HACIA LAS MANERAS DE PENSAR, DE ACTUAR Y DE SENTIR DE LOS DEMÁS. --- 6.- VALOR: ES TENER LA OSADÍA PRA EMPRENDER UNA EMPRESA O DE ARROSTRAR LOS PELIGROS. --- 7.- INTELIGENCIA: ES TENER LA CAPACIDAD PARA COMPRENDER LAS COSAS Y FORMAR NUEVAS IDEAS. --- 8.-AMISTAD: EL SER AMISTOSO ES SER AFECTUOSO Y DESINTERESADO CON LOS DEMÁS. 9.- COMUNICATIVO: ES TRANSMITIR A OTROS NUESTRAS IDEAS, NUESTROS ESTADO DE ÁNIMO, SENTIMIENTOS Y HÁBITOS. --- 10.- ORDEN: SER ORDENADO ES DAR A CADA COSA O A CADA QUIEN SU VERDADERO LUGAR, PERO DE UNA MANERA ARMONIOSA. --- 11.- COMPETENCIA: SER COMPETENTE ES TENER LA CAPACIDAD PARA REALIZAR ALGO CON EFICACIA. --- 12.- ESTRATEGIA: SER ESTRATEGA ES TENER LA HABILIDAD PARA DIRIGIR Y CONSEGUIR ASÍ UN FIN PROPUESTO. --- 13.- CORDIALIDAD: SER CORDIAL ES SER AMABLE Y AFECTUOSO CON LOS DEMÁS. --- 14.- CREATIVIDAD: SER CREATIVO ES TENER LA CAPACIDAD DE IMAGINAR, IDEAR Y HACER COSAS ORIGINALES.--- 15.- DEMOCRACIA: SER DEMOCRÁTICO ES SER SOBERANO, EXCELENTE, SUPREMO E INSUPERABLE. --- 57
  • 58. 16.- LIDERAZGO: SER LÍDER ES DOMINAR, ES IR A LA CABEZA EN UNA EMPRESA O DESIGNIO. ··· SON MIS CONCEPTOS SOBRE ALGUNOS DE LOS VALORES. ---- ORTIZ --- JULIO 99. HASTA AQUÍ DEJO LA PLUMA Y EL TINTERO. MÁS ADELANTE OTRA INTERVENCIÓN. 16 10 13 Roberto Ortiz O. 58