Se ha denunciado esta presentación.
Se está descargando tu SlideShare. ×
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Próximo SlideShare
Ciudadanía 3.0
Ciudadanía 3.0
Cargando en…3
×

Eche un vistazo a continuación

1 de 12 Anuncio

Más Contenido Relacionado

A los espectadores también les gustó (20)

Anuncio

Similares a Resistirse es inútil (20)

Más de Darío R. Rocha Jiménez (15)

Anuncio

Más reciente (20)

Resistirse es inútil

  1. 1. “Resistirse es inútil”, del arte a los datos binarios. Por Darío Rocha J. * “¿qué tipo de comunidad podemos esperar de una diseminación global de las imágenes y cómo puede ayudar a nuestro trabajo?” Susan Buck-Morss
  2. 2. “Somos los Borg. Prepárense para ser asimilados, resistirte es inutil"...
  3. 3. Star Trek The Next Generation construyendo una metáfora para entonces futurista, pero ya aplicable a nuestros días de “una vida en la nube”, con un planteamiento por de más interesante sobre las resistencias, la globalidad, lo digital, la colectividad en la red, y sus posibles acciones en lo cultural.
  4. 4. Un cuarto de siglo más tarde, observamos a nuestro alrededor partes de esa realidad: conciencia global y glocal, colectividades hiperconectadas, y bienes de consumo cultural en un flujo cada vez más acelerado de información compartida, llamado hoy cybercultura y sus consecuentes empujes culturales multidireccionales que me hace reflexionar acerca de la visión tan certera de sus imaginadores.
  5. 5. Con todo lo anterior pareciera propio que estos elementos culturales endógenos o exógenos a cada parcela de la humanidad, sus creaciones y sus creencias e incluso hasta sus memes se confinen en la Internet como soporte, dejando entrever que el arte venidero sea cual sea su fuente, sustrato o soporte, se ha de convertir en arte en estado binario. Ya que los mecanismos de movilización y mercantilización de obra, así como elementos básicos como la presentación de dossier artísticos hacen parecer más interesante “los datos” que las imágenes que los originan.
  6. 6. volveremos inevitablemente a la reflexión sobre el objeto artístico en una sociedad que pareciera abandonarse a las prácticas digitales de consumo en todos los campos y por tanto presentando la metáfora borg como una visión apocalíptica a la orden del día.
  7. 7. Estas prácticas aunadas a los ya famosos quince minutos de fama de Andy Warhol, y la condición que todo hombre es un artista de Joseph Beuys, parecieran hoy por hoy legitimar que la sistematización de datos es “la experiencia actual del arte” y por antonomasia el “nuevo objeto del arte”,
  8. 8. En un escenario planteado sobre este imaginario, digamos que hacemos caso a las tendencias y el objeto artístico sigue perdiendo su corporeidad hasta convertirse en “meros datos” que se mueven tan libres y fluidos en la red que parecen endógenos a ella, mientras que al tiempo de perder peso, van perdiendo su hálito de múltiple y se tornan ubicuas y por tanto al parecer estáticas; las prácticas artísticas dejarián de ser objetos, o ideas de objetos; para convertirse en la memoria del objeto (de manera que quien toma el aura, luego de la reproducción mecánica del “objeto artístico” será la memoria del hecho artístico y no la acción del hecho artístico) observando detenidamente esto sería un problema mayor ya que no sería solo un cambio de formato, sino de memoria, de sentires, de significación, de pensamiento.
  9. 9. A este punto debemos hacer la salvedad que en algunos casos ya esto del paso a imagen- dato es una realidad; por ejemplo, obras concebidas antes del siglo XXI como algunos performances clásicos de carácter efímero, ahora son “eternos” al estar colgados en una galería de videos-online), con este cambio de foco habremos convertido nuestra memoria en lo-artificial y nuestros recuerdos tendrán formas de archivo (los cuales podrán ser borrados, movidos y formateados por lotes).
  10. 10. Sea cual sea las posibles respuestas a estas preguntas o interrogantes es cierto que nos hemos ocupamos poco de ello, como si fuera algo inevitable, como si fuese connatural, enseñamos a nuestros hijos a estar activos frente a los monitores (TV, PC y CEL) con nuestro ejemplo e incluso les animamos que se expresen a través de la red como soporte con muchas de las herramientas gratuitas que existen hoy, e incluso motivamos la creación en entornos digitales.
  11. 11. La máquina hoy más que nunca nos seduce y nos arrebata, incluso ha tenido su propia nueva renovada visión: de la odiada máquina dura de los 40’s a los 80’s que fue vista como peligrosa, ominosa e inclusive castradora de la humanidad, hemos pasado a la captación pasiva de la nueva máquina, de la máquina blanda en la que creemos: la que es ecológica, plateada, liviana, la que ayuda, la que protege, sometiendo y tomando control del mercado simbólico, a través de su auto imagen
  12. 12. Quizá la colectividad abandone esta reflexión para introducirnos voluntaria y completamente en la máquina perdiendo nuestra últimos reductos de “corporeidad tangible” dejando de ser quienes detentemos la imagen para convertirnos en “imagen”, es posible que esta transición sea una posibilidad a la tan anhelada condición de eternidad, la condición tecnológicamente elaborada por los “drones borg”.

×