SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 14
Descargar para leer sin conexión
La Prueba de Confesión en el
Proceso Civil
Pm Rafael DE PINA.
Entre los diferentes medios de prueba que los Códigos admiten,
la confesión es uno de los que más interés ofrecen; tanto desde el pun-
to de vista doctrinal, como desde el punto de vista práctico, tanto por
la importancia que se le ha concedido históricamente, como por la
crisis por que, indudablemente, atraviesa en lx actualidad.
La confesión es una declaración de parte que contiene el reconoci-
miento de un hecho de consecuencias jurídicas desfavorables para el
confesante. 1 Acerca de los caracteres de la confesión se han mani-
festado opiniones diversas : unos la consideran -más bien que como
medio de prueba- como un medio de disposición de derechos priva-
dos, en vista, sin duda, de la equiparación legal entre la capacidad
para confesar y la necesaria para obligarse, olvidando que la ley no
considera nunca al proceso como un medio de disposición de derechos
privados; otros ven en ella un negocio jurídico, es decir, un acto de
disposición de derechos substanciales y no substanciales, en cuanto
quien confiesa, dicen, dispone del material del pleito y constituye la
obligación del Juez de tomar el hecho confesado como base de la de-
cisión, habiéndose opuesto a esto que el material del pleito no puede
www.juridicas.unam.mx
Esta revista forma parte del acervo de la Biblioteca Jurídica Virtual del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM
http://biblio.juridicas.unam.mx
Revista de la Escuela Nacional de Jurisprudencia, núm. 11, México, 1941.
DR © Escuela Nacional de Jurisprudencia
ser objeto de disposición de las partes y que la apreciación del Juez
depende de la voluntad de la ley, no de la de quien confiesa.
También se ha considerado la confesión, en vista de lo que objeti-
vamente es, como una manifestación de conocimiento relativa a un
hecho, a la que la ley une la prohibición de producir ~osteriores
decla-
raciones en sentido contrario.
La confesión es, considerada desde el punto de vista de su regula-
ción procesal actual, una prueba legal. 2
La confesión ha sido considerada por las leyes de Partida como
la prueba : e s &ecjtfi.$ .@j$y, ,$7cpeFhpe~<,fy&&recjada
.. ,
.
*
- . ..-.. en tiem-
pos pasados como una c?e las pruebas más seguras. ~ct&Imente, no
hay que dejar de tener epi&qfa B14Ft=cmf $ice Valverde, 3 para que
la confesión pueda ser un medio práctico de prueba se requiere una:
nobleza, una gran dosis de buena fe y un espíritu de rectitud en quien
hace.'la declaración, pues, de otro modo es medio inútil o de escasa
utilidad.
Castan reconoce también que la prueba de confesión ha perdido
mucho de su tradicional prestigio y %esu utilidad práctica. 4
Mucius Scaevola, comentarista del Código
, . Civil espafiol vigente,
formula un juicio totalmente adverso. a este medio de prueba, en log
' I .
términos siguientes : ''Para que la 'cohfeiión judiiík afeitase. dgúq
valor práctico, se necesitaríá una nobleza absoluta por &bas pi&;
pero como cuanda existe esta nobleza 'no se suele llegar al Ypleito,
cuando se llega es común el empleo d i toda clase de habilidades y en-
gaños, sin otro limite que el señalado por la necesfdaá de velar pudo-
rosarnente las desnudeces, resulta, de hecho, que' la corif&ón judicial;
o es una habilidosa trampa para incautos, o es una sencilla.puerilidad
de inocentes; algo, en ambos casos, que quita fuerza
.
. . demostrativa a
las declaracisnes prestadas y que relega, en los debates judiciales, a una
escasa práctica el empleo de este medio de prueba. 5
11
La confesión se clasifica en dos grandes grupos ;
A) Judicial, y . , i
B) E.ctrajz~daCid.'
www.juridicas.unam.mx
Esta revista forma parte del acervo de la Biblioteca Jurídica Virtual del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM
http://biblio.juridicas.unam.mx
Revista de la Escuela Nacional de Jurisprudencia, núm. 11, México, 1941.
DR © Escuela Nacional de Jurisprudencia
A) Colzfesión judicial.-Se llama confesión judicial a la formu-
lada en juicio, ante Juez competente, y con sujeción a las formalidades
procesales establecidas al efecto.
La confesión judicial puede ser expresa o tácita, y espontánea o
provocada.
1) Confesiófz expresa es la formulada con palabras y señales cla-
ras, que no dejen lugar a dudas.
La confesión judicial expresa puede ser, a su vez: simple o cua-
lificada.
La confesión simple es la que se hace por la parte, lisa y Ilana-
mente, afirmando la. verdad del hecho objeto de la misma; la cualiii-
cada es aquella en que, reconocida por el confesante la verdad del
hecho, añade circunstancias que limitan o destruyen la intención de la
parte contraria.
Esta confesión puede ser: dividua o individua. Cuando la circuns-
tancia o modificación que se añade en la confesión cualificada puede
separarse del hecho sobre que recae la pregunta, se llama la confesión
dividua o divisible y tiene toda la fuerza de una confesión absoluta
o simple, a menos que el confesante pruebe la modificación o circuns-
tancia. Cuando la circunstanciti o modificación añadida es inseparable
del hecho preguntado, la confesión se llama individua o indivisible y
no se puede admitir en una parte y desechar en otra por el adversario,
quien si quiere aprovecharse de ella tiene que probar ser falsa la cir-
cunstancia o modificación.
La afirmación de que la confesión prestada en juicio se reputa
generalmente indivisa, es decir, que no se puede admitir en una parte
y desechar otra, se funda en que la confesión no se constituye sino
de todas sus partes, las cuales son mutuamente condición unas de
otras; por ejemplo: si se pide confesión sobre el hecho de la entre-
ga de una determinada cantidad al confesante y Este confiesa que,
-
efectivamente, la recibió, pero que fué en pago de una deuda que tenía
en su favor la parte adversa, no podrá dividirse la confesión, tomando
la primera parte y desechando la segunda. Esta es la regla general,
susceptible, desde luego, de alguna excepción, pero únicamente cuando
haya fuertes presunciones contra la condición o circunstancia que
modifica la confesión. Si la confesión no se limita al hecho sobre que se
pidió y sus circunstancias o modificaciones, sino que se extiende a
www.juridicas.unam.mx
Esta revista forma parte del acervo de la Biblioteca Jurídica Virtual del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM
http://biblio.juridicas.unam.mx
Revista de la Escuela Nacional de Jurisprudencia, núm. 11, México, 1941.
DR © Escuela Nacional de Jurisprudencia
hechos diversos' cobre que no fué interrogada,la parte, no se tendrá
entonces por individua, y habrá lugar, por consiguiente, a su admisión
parcial.
La indivisibilidad de la confesión -opina Manresa 6- tiene fun-
damento, no en la consideración de que igual veracidad debe atribuirse
a cuanto .diga una persona, porque entonces no se admitirían excep-
ciones, sino en que la parte a quien corresponde aportar pruebas no
p e d e limitar la que aduce ella misma, escogiendo unas manifestaciones
y apartando otras inseparables de aqu&llas,que viniendo a destruir
el efecto jurídico de las primeras, hagan que quede sin satisfacer la
exigencia de'prueba que la ley impone, , ,
2 ) Confesión tácita (llamada también fiitaj es la que se infiere
de algún hecho o se supone por la ley..En realidad, esta forma de con-
fesión constituye una presunción juris tantum. 7
3 ) Confesión esponkínea. El articulo 549 de la ley.de Enjuicia-
miento Civil .española se refiere a ella en los términos siguientes: "En
los mismos escritos de réplica y dúplica, cada parte cofifesará o nega-
rá llanamente los hechos que le perjudiquen .de los' articulados por
la contraria. El silencio o las respuestas evasivas podrán. estimarse
en la sentencia como confesión de los hechos a que se refieren". 8
El artículo 266 del Código de Procedimientos para el Distrito y
Territorios Federales, dice: "En los escritos de contestación, réplica
o dúplica, cada parte deberá referirse a cada uno de los hechos adu-
cidos por la contraria, confesándolos o negándolos y expresando los
que ignore por no ser propios. El silencio y las evasivas harán que
se tengan por confesados o admitidos los hechos sobre los que no se
suscitó controversia".
La cuestión de si estas u otras confesiones espontáneas hechas en
juicio merecen o no el nombre y carácter de confesiones judiciales, no
es un sofístico bizantinismo sin importancia, como asegura Bernaldo
de Quirós. 9
Aguilera de Paz y Rives 10 consideran estas llamadas confesio-
nes espontáneas como verdadera confesión judicial, porque "si bien
la jurisprudencia establecida por el Tribunal Supremo español tenía
declarado con repetición que no podía darse a lo que un litigante
expone o manifiesta en sus escritos, el valor y 1%fuerza que la ley
2,Titulo 13 de la Partida 3a, atribuye a la conoscencia o
.confesión he-
www.juridicas.unam.mx
Esta revista forma parte del acervo de la Biblioteca Jurídica Virtual del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM
http://biblio.juridicas.unam.mx
Revista de la Escuela Nacional de Jurisprudencia, núm. 11, México, 1941.
DR © Escuela Nacional de Jurisprudencia
cha en juicio; y que la ley 7a del Título 39 de la misma Partida au-
torizó al demandado para contestar la demanda otorgando de llano
lo qzre le devzatzdatt, requiriendo la práctica antigua, fundada en la ci-
tada ley y en la 3% Título 10 de la mencionada Partida., la ratificacidn
bajo juramento en el escrito en que se producía tal allanamiento o
reconocimiento del derecho, para que fuera eficaz, ratificación que
debía ser solicitada por ,la parte actorti, hoy esa ratificación es inne-
cesaria, con arreglo a la vigente ley procesal, puesto que estima como
ciertos y e.t-clztidos de la prueba los hechos confesados lisa y llana-
mente por las partes, hasta el extremo de imponer al Juez el deber
de repeler de oficio las pruebas que se refieran a, hechos de tal modo
confesados o reconocidos.
Esta especie de confesión, a nuestro juicio, carece del carácter
de prueba. La confesión judicial de un hecho y su aceptación en los
escritos de referencia no son la misma cosa ni tienen el mismó carác-
ter. Cuando se afirma lo contrario, se desconoce el objeto y fin de
las pruebas. La prueba recae sobre los hechos discutidos o negados,
su objeto es. formar la convicción del Juez sobre su existencia. Si se
tiene en cuenta que el hecho admitido como cierto por las partes no
puede ser objeto de prueba, se comprenderá el absurdo que represen-
ta confundir la admisión con la confesión de un hecho; es decir, la
aceptación de un hecho, sobre el cual ya no es posible la prueba, con
la confesión, que constituye un medio legal de prueba que 'tiene su fun-
ción en un momento procesal distinto de aquel en que se formulan los
escritos de contestación, réplica y duplica.
Además, en la confesión judicial, el aniwzus confitenti es un ele-
mento esencial. Este no existe en la aceptación de hechos. El que acep-
ta un hecho formulado por la parte contraria en los escritos indi-
cados, lo hace porque no le reconoce eficacia para decidir por sí solo
la cuestión planteada en el proceso, o porque le opone otro u otros
que le resten la que pudiera tener sin la existencia de éstos, o porque
lo que se ventila en el caso concreto no es una cuestión de hecho, sino
de derecho.
Nuestra opinión de que las manifestaciones hechas por los litigan-
tes en sus escritos carecen del valor y la eficacia de la confesión, coin-
cide con la del Tribunal Supremo español, sentada en diferentes sen-
tencias. 11 Desde este punto de vista, a nuestro juicio acertadísimo,
www.juridicas.unam.mx
Esta revista forma parte del acervo de la Biblioteca Jurídica Virtual del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM
http://biblio.juridicas.unam.mx
Revista de la Escuela Nacional de Jurisprudencia, núm. 11, México, 1941.
DR © Escuela Nacional de Jurisprudencia
ha declarado que no procede aplicar a ellas las doctrinas relativas,a la
indivisibilidad de la confesión. 12
4) La confesión judicial provocada puede ser10 por ,fa parte o por
el Juez.
El artículo 308 del Código de Procedimientos Civiles para el Dis-
trito y Territorios fed'erales prevé esta forma de confesión: "Desde
que se abra el períodó de ofrecimiento de prueba, ñasta'la citación
para definitiva, en primera instancia, todo Iitigante está ob;!ig&do a decla-
rar, bajo protesta de decir verdad, cuando así lo exigiera el contra-
rio. 13
Esta forma de confesión, provocada por el Juez, puede conside-
rarse también prevista por el Código de roced di mi en tos Civiles para el
Distrito y Territorios federales, pues el Juez está facultado (art. 316)
para pedir al confesante, en el acto del interrogatorio; 'las explicaciones
que'estitne pertinentes, y para interrogar a las partes, libremente, sobre
los hechos y circunstancias que sean ccnducentes a I$,averiguación de
íaverdad(art.318). ,
La confesión judicial provocada' por la parte se divide en deci-
soria, que es la expuesta, y preparatoria, que es la autorizada por el
art. 193del Código de Procedimientos Civiles para el Distrito y Terri-
torios federales, que dice que el juicio podrá prepaiarsie (entre otros
modos) "pidiendo declaración bajo protesta el que pretenda deman-
dar, de aquel contra quien se propone dirigir la demanda, acerca de
algún hecho relativo a su personalidad o a la calidad de su posesión o
tenencia".
Esta especie de declaración no es una verdadera lconfesión judi-
cial por no referirse a un hecho objeto de prueba, en di proceso futuro.
Esta diligencia preparatoria recae sobre un hecho cuyortesolarecimiento
permite determinar a
'quién se ha de demandar (ajena,a aqud.o aquellos
en que se funde el derecho del actor) para precavetse contra la excep-
ción de falta de personalidad.
-El articulo 1,156 del Código de Comercio mexicana, cotl acierto
innegable, con relación al 1,151, que autoriza, en su apartado primero,
esta llamada confesión preparatoria, aclara que no serti-n procedentes
las declaraciones que no tengan por objeto exclusivo .la personalidad
del declarante, sino que se extiendan a puntos.de hecho o &.derecho so-
bre el fondo de la cuestión litigiosa.
www.juridicas.unam.mx
Esta revista forma parte del acervo de la Biblioteca Jurídica Virtual del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM
http://biblio.juridicas.unam.mx
Revista de la Escuela Nacional de Jurisprudencia, núm. 11, México, 1941.
DR © Escuela Nacional de Jurisprudencia
B) Confesión extrajudicial.-Se llama confesión extrajudicial la
hecha fuera de juicio, en conversación, carta o en cualquier documento
que en su origen no haya tenido por objeto servir de prueba del
hecho sobre que recae. También se ha considerado así la hecha ante
Juez incompetente.
Igualmente se considera como confesión extrajudicial la que se
hace ante Juez competente faltando a algunas formalidades legales. 14
Kisch considera esta forma de confesión como un caso muy impor-
tante de prueba indiciaria. Si una parte -dice- ha confesado fuera
del proceso un hecho perjudicial a ella, cuya verdad discute dentro
de él (por ejemplo, ante testigos, o en una carta), se está autorizado
(prescindiendo, claro es, de posibles errores, intención dolosa o jactan-
cia) para deducir la verdad del hecho confesado. Por consiguiente, si
se aprovecha aquella confesión en la cuestión pendiente, tenemos una
prueba indiciaria, pues que de un hecho (confesión) pasamos a otro
(verdad de la realidad confesada). 15
Con arreglo a la legislación mexicana, para que la confesión haga
prueba plena se requiere que concurran las condiciones siguientes:
1) Que se haga por persona capaz de obligarse.
2) Que sea hecha con pleno conocimiento y sin coacción ni vio-
lencia.
3) Que sea de hecho propio, o, en su caso, del representado o
del cedente y concerniente al negocio.
4) Que se haga conforme a las formalidades de la ley. 16
1) Capacidad para obligarse.-Frente al problema de la capacidad
para confesar, se establece una distinción entre la confesión judicial y
la extrajudicial, y en este sentido se afirma que tiene capacidad para
confesar en juicio quien la tiene para comparecer, y para la extrajudi-
cial el que la tiene para prestar consentimiento.
La capacidad para confesar en juicio, de acuerdo con el precepto
citado, se deriva de la ley substancial civil y a ella hay que atenerse
para la resolución de las dificultades que en la práctica se presenten.
2) Conocimiento de hecho y espontaneidad.-El conocimiento pre-
ciso y exacto del hecho sobre que recae es requisito esencial de la
www.juridicas.unam.mx
Esta revista forma parte del acervo de la Biblioteca Jurídica Virtual del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM
http://biblio.juridicas.unam.mx
Revista de la Escuela Nacional de Jurisprudencia, núm. 11, México, 1941.
DR © Escuela Nacional de Jurisprudencia
confesión. La, confesión ha.de recaer sobre una ~o,s&,cantidado .hecho
determinado, No siqndo así 90 perjudica al confeaante.431 cdesinté
dqbe saber, 'epfera claridad, sobre q,ué,
hecho declara,
El error Sobre*elhecho invalida la confesión. * . ..
. .
En el caso de que se preste por error de deredióBser5válida y
subsistente, porque el objeto da esta prueba siempre dihech6, sin
que sea admisible la. confesión como medio de prtich del.'derecho en
aquellos casos en que,, por excepción, es necesatib -probarlo (la del
derecho extranjero, v. gr.). . : ,, '
La cbnfesión requiere, además, como uno de los rdcjuisitos funda-
mentales, la espontarteidad. Cualquier género de coacción -moral o
material- que pudiera determinarla, la priva de toda 'eficacia. La
confesión es libre o no será confesión.
3 ) Carácter personal de la confesión.-La confesii>n,ha,de recaer
sobre hechos propios, salvo excepciones. 17 Las csnseyencias de una
relación jurídica, se dice, podrá pesar sobre el heredero o el mandan-
te por actos del testador o del mandatario; los derechos que a favor
de la mujer casada o del pupilo se derivan podrían ser representados
en juicio por el marido o el tutor; pero lo que no -be es exigir a
ninguno de esos representante's la confesión de hechos
. ~ de su repre-
sentado, no puede hacerse porque la representación ,jurídica extiende
de una persona a otra sus derechos y obligaciones; pero nÓepuede dar
la razón, los sentidos y la memoria, en que se basa la eficacia boba-
toria de la confesión. No obstante, excepcionalmente, puede pedirse
confesión a. quien sin ser per,$onalmeote interesado, 1.e haya represen-
tado o represente, o haya intervenido en alguno ~deSowhechos
que ie
intente probar.
Cuydo haya comparecido un padre, un marid~,,tutw,
socio, ge-
re~te,,.kc.,.
defendiendo los derechos .de sus respectivw ~qresentados,
pqdirseles ,oqfesión sobre lps h~chos
que,. Si bieniafatan a estos
últimos, ng ;hayan sido ejecutados por ellos y sí,por, sil*! rep&seutath
tes, v. gr., un cobro que en pombre del menor o del'hi* hayan hecho
el tutor o el padre. 18 4 , l ' , C ! J ~ - , , ( , i
cuando cwPa&ce p & ~ l m e n t e
d.iiteresadofy rno Otra petscma
en su nambre, n o podrá pedirse iconfesión a.éstd,.pmQm la confesión
se presta por la$ ;partes,, y .cabra tarr, s61~,pcu lo g~fie1;72;
lque:.estas
prspnas sean ci9da;s , c o w .testigosdSin ernbqrg~,eJraxtictdo 587 de
www.juridicas.unam.mx
Esta revista forma parte del acervo de la Biblioteca Jurídica Virtual del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM
http://biblio.juridicas.unam.mx
Revista de la Escuela Nacional de Jurisprudencia, núm. 11, México, 1941.
DR © Escuela Nacional de Jurisprudencia
la Ley de Enjuiciamiento civil española permite, en el supuesto expre-
sado, la confesión de tercero "cuando alguna pregunta se refiera a he-
chos que no sean personales del que haya de absolverla, podrá negarse
a contestarla"; "sólo en este caso podrá admitirse la absolución de po-
siciones por medio de un tercero que esté enterado personalmente de
los hechos, por haber intervenido a nombre del litigante interrogado,
si éste lo solicitase, aceptando la responsabilidad de la declaración".
El Código de Procedimientos Civiles para el Distrito y Territorios
Federales (art. 310) permite articular posiciones al procurador que
tenga poder especial para absolverlas o general con cláusula para' ha-
cerlo, y considera al cesionario como apoderado del cedente para estos
efectos.
4) Fov~mdidadcsproccsa1es.-Este requisito se refiere ti la confe-
sión judicial. La extrajudicial no está sujeta a forma ni solemnidad
alguna. Puede hacerse antes o después de comenzado el pleito, de pa-
labra o por escrito, estando o no presente la parte a quien favorezca,
con testigos o sin ellos, y en documento público o privado. Cualquiera
que sea el medio empleado, sólo constit~iyeun hecho, cuya prueba in-
cumbe a la parte que lo alega.
Las formalidades procesales exigidas en la confesión judicial tie-
nen un valor absoluto y se establecen como una garantía de la serie-
dad de la prueba.
Al tratar de los requisitos. de la confesión hay que tener en cuenta
el juramento.
El juramento es, en algunas legislaciones (Francia e Italia, v. gr.),
un medio de prueba; en otras, una' garantía de la sinceridad de la
prueba de confesión, exigida como requisito para la validez de ésta.
Juramento es el acto de poner a Dios por testigo de que es verdad
lo que dice el que lo presta o de que cumplirá lo que promete. Recibe
el nombre de decisorio o deferido, cuando la parte que lo pide se obliga
a ptisar por lo que el confesante declare, y se Ilaiiia indecisorio o in-
deferido cuando la parte que lo pide no presta su asentimiento más que
a lo que le favorezca.
El juramento decisorio puede serla del pleito, cuando recae sobre
la cuestión principal, o en el pleito, cuando versa sobre algún inci-
dente. , .
www.juridicas.unam.mx
Esta revista forma parte del acervo de la Biblioteca Jurídica Virtual del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM
http://biblio.juridicas.unam.mx
Revista de la Escuela Nacional de Jurisprudencia, núm. 11, México, 1941.
DR © Escuela Nacional de Jurisprudencia
Para Castan el juramento decisorio, más bien que un medio de
prueba constituye una especie de convenio o transacción y ello ex-
plica a su juicio que el Código Civil español (art. 1,237) establezca
que "no puede pedirse juramento decisorio sobre hechos punibles ni
sobre cuestiones acerca de las cuales no pueden transigir".
No puede pwderse de vista tampoco que la confesión bajo ju-
ramento decisorio ha caído en la práctica del foro en un desuso casi
absoluto.
La parte a quien se pide la confesión judicial bajo juramento
decisorio podrá referir el juramento a la contraria, so pena de te-
nerla por confesa; salvo que se trate de hechos punibles o de cues-
tiones acerca de las cuales no se puede transigir.
La legislación mexicana 19 ha sustituido el juramento por la
protesta de decir verdad.
¿Puede esta promesa revestir, como el juramento, carácter de
decisorio o indecisorio? A nuestro juicio, no. La eficacia de la con-
fesión no puede depender de la voluntad de las partes. El carácter
convencional que a la confesión bajo juramento decisorio le atribuye
Castan, por ejemplo, es contrario al contenido del artículo 55 del
Código de Procedimientos Civiles para el Distrito y Territorios Fe-
derales que se opone a las convenciones de este tipo.
El requisito del juramento, como el de la promesa o protesta
de decir verdad, establecidas como garantía de la sinceridad de la
confesión, se funda en la máxima de experiencia que atribuye a estas
invocaciones la eficacia de provocar en el confesante la disposición
de ánimo propicio a la veracidad.
El valor probatorio de la confesión es distinto, según se trate
de la judicial o de la extrajudicial.
La confesión judicial hace prueba plena cuando concurren los
requisitos que para ella señala el Código de Procedimientos. 20
El declarante confeso -por confesión ficta o tácita- puede
rendir prueba en contra siempre que Csta no importe excepción no
opuesta en tiempo oportuno. La Suprema Corte de Justicia de Mé-
xico ha declarado, a este propósito, que el derecho de rendir prueba
contra la confesión ficta, tiene que ejercitarse dentro del término de
prueba o dentro de su ampliación; pero que más allá de ese térmi-
no no cabe prueba, porque, cerrado el debate, la función de las partes
www.juridicas.unam.mx
Esta revista forma parte del acervo de la Biblioteca Jurídica Virtual del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM
http://biblio.juridicas.unam.mx
Revista de la Escuela Nacional de Jurisprudencia, núm. 11, México, 1941.
DR © Escuela Nacional de Jurisprudencia
ha concluído y sólo queda viva la función judicial para dirimir la
contienda,
Cuando la confesión extrajudicial fué hecha ante la parte con-
traria o su legitimo representante, se le atribuye, generalmente, el
mismo valor que la judicial, cuando se produce sin vicio de con-
sentimiento. Cuando se prestz ante tercero, no merece el nombre
de confesión, y es solamente un testimonio de más o menos cré-
dito.
La confesión extrajudicial hará prueba plena si el Juez incom-
petente ante quien se hizo era competente en el momento de la con-
fesión o las dos partes lo reputan como tal. 21
La hecha en testimonio también produce pruebx plena, salvo en
los casos de excepción señalados por el Código Civil. 22
La confesión no producirá el efecto probatorio, en los casos en
que la ley lo niegue y en aquellos en que venga acompañada con
otras pruebas o presunciones que la hagan inverosín~ilo descubra la
intención de defraudar a terceros. 23
La confesión judicial o extrajudicial sólo produce efecto en lo
que perjudica al que la hace, pero no puede dividirse contra el que
la hizo, salvo cuando se refiera a hechos diferentes o cuando una
parte de la confesión esté probada por otros medios o cuando en
algún extremo sea contraria a la naturaleza o a las leyes. 24
Los preceptos del Código de Procedimientos sobre el valor de
la confesión no tienen carácter absoluto, puesto que sólo, excepcio-
nalmente, la coilvicción del Juez en el proceso se produce por virtud
de un único medio de prueba, siendo lo general la concurrencia de
varios de ellos.
Recordemos, además, que el articulo 424 de dicho Código, des-
pués de declarar que la valoración de las pruebas se hará de acuer-
do con el capítulo que dispone sobre esta materia, añade "a menos
que por el enlace interior de las pruebas rendidas y de las presun-
ciones formuladas, el Tribunal adquiera convicción distinta respecto
de los hechos materia del litigio".
Con relación al Derecho español la jurisprudencia del Tribunal
Supremo ha proclamado, como principio general, la libre aprecia-
ción de las pruebas por los Tribunales, sin que se sustraiga a él la
de confesión.
www.juridicas.unam.mx
Esta revista forma parte del acervo de la Biblioteca Jurídica Virtual del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM
http://biblio.juridicas.unam.mx
Revista de la Escuela Nacional de Jurisprudencia, núm. 11, México, 1941.
DR © Escuela Nacional de Jurisprudencia
N O T A S
1 Confesión es la contestación que da un litigante a la pregunta dirigida
por su contrario o por el Juez, de oficio, reconociendo la verdad de un hecho.
o el derecho o la excepción de su colitigante. ,o la obligación coqtzaída por el
que confiesa. Vicente y Caravantes. Tratado de Procedimientos Judiciales, Vol.
1
1
. pág. 163.
"ConfesiÓh es la declaración que hace una parte, de la vetdad de los he-
chos afirmados por el adversario y favorables a &te". Chiovenda. Principios,
Vol. 1
1
, pág. 29 1.
"La confesión es una declaración de saber relativa a un hecho contrario
al interés del confidente", Carnelutti, Lezioni di Diritto Proyssuale Ciuile.
Vol. 1
1
1
, pág. 253.
Confesión es la declaración, judicial o extrajudicial (espontánea o pro-
vocada por interrogatorio de la parte contraria o por el Juh directamente),
mediante la cual una parte, capaz de obligarse y con animo de proporcionar
a la otra una prueba, en perjuicio propio, reconoce total o parcialmente la
verdad de una obligación o de un hecho que se refiere a ella y es susceptible
de efectos jurídicos. Lessons. Tratado general de la prueba. Vol. 1, pág. 475.
2 Wach afirma que la confesión es un acto de disposición de dere-
chos y, a la vez, un medio de prueba, representado en doble papel, según
se la considere desde ulio u otro punto de vista. Para Wittmack, la confe-
sión contiene simplemente una exteriorización del confitenft sobre la vera-
cidad de las preguntas ,que, se formulan. Planck cree que la natutaleza' juri-
dica de la confesión está en una declaración que es una pretendida voluntad
negativa de renuncia, en la que de una manera expresa se comprenden todos
los hechos que fundamentan el punto de vista de la parte idver& o solamente
algunos de ellos. Canstein sostiene que la confesión tiene Gnicamente ' impot-
tancid como declaración de verdad. Distingue tres clases de confesiones: la
formal o dispositiva. en la que, el confitente, por un acto de disposición,
libera al. adversario de determinada prueba; la material, que implica, el deber
de decir la verdad, y que significa y equivale a un auto-testimonio. y la sim-
ple confesión. que implica directa o indirectamente una presunción de vera-
cidad sobre el objeto de la misma. Según Pollack !
a confisión es una decla-
ración de saber y .un medio de prueba, testimonio de la part&:en causa ,propia-
Chiovenda y ,Rispoli entiendes que, la confesión er un medio, & prueba! G ~ l d -
schmidt cree que es. simplemente, participación o notificación ,de voluntqd,
siendo indiferente que las consecuencias sean o no queridas por el confidente-
www.juridicas.unam.mx
Esta revista forma parte del acervo de la Biblioteca Jurídica Virtual del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM
http://biblio.juridicas.unam.mx
Revista de la Escuela Nacional de Jurisprudencia, núm. 11, México, 1941.
DR © Escuela Nacional de Jurisprudencia
Para Bülow la confesión judicial es una simple manifestación de verdad. Silva
Melcro, Notas para el estudio de la confesión, en Revista general de Legislación*
y Jurisprudencia (Madrid, año 1933) páginas 330 y siguientes. Reproducido
en Revista general de Derecho y Jurisprudencia (México, añp 1934). Vol.
V., pág. 334.
3 Valverde, Tratado de Derecho Civil español, Vol. 1.. pág. 548.
4 Castan, Derecho Civil Español Común y Foral, tomo 11, Vol. 1
,
pág. 123 (Madrid. 1939).
5 Mucius Scaevola, Código Civil Comentado y Concordado, tomo XX,
pág. 326 (Madrid, 1909).
6 Manresa, Comentarios a la Ley de Enjuiciamiento civil, Vol. VIII.
pág. 536.
7 El quz debe absolver posiciones será declarado confeso: l o Cuando sin
justa causa no comparezca; 20 Cuando se niegue a declarar; 30 Cuando
al hacerlo insista en no responder afirmativa o negativamente. (Art. 322
del Código de Procedimientos Civiles para el Distrito y Territorios Federales.)
También se da la confesión ficta en el caso del articulo 266 del mismo Có-
digo.
8 La sentencia del Tribunal Supremo de España, de 24 de marzo de
1885, ha declarado que la falta de réplica no constituye reconocimiento ni
menos confesión tácita de los hechos alegados en el escrito de contestación a la
demanda.
9 Enciclopedia Jurídica española, art. Confesión (Vol. VIII, Seix, edi-
tor, Barcelona).
10 Aguilera de Paz y Rives, Derecho Judicial, Vol. 11, pág. 821.
11 Entre otras, las de 5 de febrero de 1873, 26 de enero de 1866, 11
de julio de 1868, 21 de septiembre de 1867 y 26 de junio de 1872.
12 El profesor Eduardo J. Couture (El deber de decir la verdad en
juicio civil, pág. 25. Montevideo, 1938) sostiene que existen innegables di-
ferencias de calidad entre el reconocimiento de la demanda y la confesión. "En
tanto -escribe- que el primero es un acto inherente al demandado, la se-
gunda puede ser realizada también por el actor. En tanto que el reconocimien-
to es un acto de disposición del derecho, sin contenido probatorio, la confesión
es, ante todo, una prueba y, en sus consecuencias, un acto de disposición."
13 En la segunda instancia, sin necesidad de recibir el pleito o prueba.
podrán los litigantes. desde que se pongan los autos a su. disposición en la
Secretaria del Tribunal, hasta antes de la celebración de la vista, que la parte
contraria rinda confesión judicial por una sola vez. con tal de que sea sobre
los hechos que, relacionados con los puntos controvertidos, no fueron objeto
www.juridicas.unam.mx
Esta revista forma parte del acervo de la Biblioteca Jurídica Virtual del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM
http://biblio.juridicas.unam.mx
Revista de la Escuela Nacional de Jurisprudencia, núm. 11, México, 1941.
DR © Escuela Nacional de Jurisprudencia
de posiciones en la primera instancia. Art. 709 del Código de Procedimientos
Civiles para el Distiito y Territorios Federales.
14 Vicente y Caravantes, op. cit., Vol. 11, pág. 165.
15 Kisch, Elementos de Derecho Procesal Civil, pág. 198.
16 Art. 402 del Código de Procedimientos Civiles pata el Distrito y
Territorios Federales.
17 Planteada la cuestión de si en un pleito seguido por dos - o más
demandantes contra dos o más demandados la confesión de uno de aquéllos
o de éstos podría perjudicar a los demás que con él litigaban en el mismo con-
cepto de actor o demandado, el Tribunal Supremo español la ha resuelto ne-
gativamente. decí~randoque la confesión prestada por uno de los demandados
hace prueba solamente contra él, pero no contra los demás que no se encuen-
tren en el mismo caso. ni tiene por sí sola virtualidad para que se declaren
probados los hechos a que la confesión se refiere. (Sentencias de 29 de abril y
14 de mayo de 1904).
18 Una sentencia de la Sala Segunda del Tribunal Superior de Jus-
ticia del Distrito Federal ha declarado que la confesión del gerente o adminis-
trador de una Sociedad, no obliga a la Compañia que representa, cuando se
refiere a hechos que están fuera de sus atribuciones administrativas. (Anales de
Jurisprudencia, Tomo XIII, pág. 7).
19 Rrt. 308 del Código de Procedimientos Civiles para el Distrito y
Territorios federales. La Legislación española, desde 1910, había sustituído al
juramento de tipo religioso por la promesa por el honor, por iniciativa de don
José Canalejas.
20 El Código de Procedimientos Civiles para el Distrito y Territorios
Federales (art. 406) preceptúa que la confesión hecha en la demanda, en la
contestación o en cualquier otro acto del juicio, hará prueba plena sin nece-
sidad de ratificación ni ser ofrecida como prueba; pero, como hemos expuesto,
en estos casos no se trata de confesión, sino de admisión de hechos.
21 Art. 407 del Código de Procedimientos Civiles para el Distrito y Te-
rritorios Federales.
22 Art. 308 del Cádigo citado.
23 Art. 409 del Código citado.
24 Art. 410 del Cbdigo citado. El Código civil espa&il establece (art.
1,232) que la confesión hace prueba contra su autor, excepto en el- caso de que
por ella pueda eludirse el cumplimiento de las leyes.
www.juridicas.unam.mx
Esta revista forma parte del acervo de la Biblioteca Jurídica Virtual del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM
http://biblio.juridicas.unam.mx
Revista de la Escuela Nacional de Jurisprudencia, núm. 11, México, 1941.
DR © Escuela Nacional de Jurisprudencia

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

La prueba de informe
La prueba de informeLa prueba de informe
La prueba de informe
Mauri Rojas
 
Prueba documental_IAFJSR
Prueba documental_IAFJSRPrueba documental_IAFJSR
Prueba documental_IAFJSR
Mauri Rojas
 
El regimen probatorio en la apelacion civil_IAFJSR
El regimen probatorio en la apelacion civil_IAFJSREl regimen probatorio en la apelacion civil_IAFJSR
El regimen probatorio en la apelacion civil_IAFJSR
Mauri Rojas
 
La prueba de experticia_IAFJSR
La prueba de experticia_IAFJSRLa prueba de experticia_IAFJSR
La prueba de experticia_IAFJSR
Mauri Rojas
 
Valoracion de la prueba_IAFJSR
Valoracion de la prueba_IAFJSRValoracion de la prueba_IAFJSR
Valoracion de la prueba_IAFJSR
MauriRojas3
 
La prueba de informe1_IAFJSR
La prueba de informe1_IAFJSRLa prueba de informe1_IAFJSR
La prueba de informe1_IAFJSR
Mauri Rojas
 
VALORACION PROBATORIA TESTIMONIAL_PDF
VALORACION PROBATORIA TESTIMONIAL_PDFVALORACION PROBATORIA TESTIMONIAL_PDF
VALORACION PROBATORIA TESTIMONIAL_PDF
Mauri Rojas
 
ENJ - 300 Módulo V: Derecho al Recurso- Casación y Revisión
ENJ - 300 Módulo V: Derecho al Recurso- Casación y RevisiónENJ - 300 Módulo V: Derecho al Recurso- Casación y Revisión
ENJ - 300 Módulo V: Derecho al Recurso- Casación y Revisión
ENJ
 
Proceso de conocimiento
Proceso de conocimientoProceso de conocimiento
Proceso de conocimiento
tuperr
 
La prueba en la fase del juicio 1
La prueba en la fase del juicio 1La prueba en la fase del juicio 1
La prueba en la fase del juicio 1
e19d73
 
32802946 la-carga-de-la-prueba
32802946 la-carga-de-la-prueba32802946 la-carga-de-la-prueba
32802946 la-carga-de-la-prueba
Diiegö F. Pardo
 

La actualidad más candente (20)

La prueba de informe
La prueba de informeLa prueba de informe
La prueba de informe
 
Prueba documental_IAFJSR
Prueba documental_IAFJSRPrueba documental_IAFJSR
Prueba documental_IAFJSR
 
La prueba en el pc_IAFJSR
La prueba en el pc_IAFJSRLa prueba en el pc_IAFJSR
La prueba en el pc_IAFJSR
 
El regimen probatorio en la apelacion civil_IAFJSR
El regimen probatorio en la apelacion civil_IAFJSREl regimen probatorio en la apelacion civil_IAFJSR
El regimen probatorio en la apelacion civil_IAFJSR
 
La prueba de experticia_IAFJSR
La prueba de experticia_IAFJSRLa prueba de experticia_IAFJSR
La prueba de experticia_IAFJSR
 
Valoracion de la prueba_IAFJSR
Valoracion de la prueba_IAFJSRValoracion de la prueba_IAFJSR
Valoracion de la prueba_IAFJSR
 
La prueba de informe1_IAFJSR
La prueba de informe1_IAFJSRLa prueba de informe1_IAFJSR
La prueba de informe1_IAFJSR
 
VALORACION PROBATORIA TESTIMONIAL_PDF
VALORACION PROBATORIA TESTIMONIAL_PDFVALORACION PROBATORIA TESTIMONIAL_PDF
VALORACION PROBATORIA TESTIMONIAL_PDF
 
La carga de la prueba
La carga de la pruebaLa carga de la prueba
La carga de la prueba
 
La prueba en general
La prueba en generalLa prueba en general
La prueba en general
 
Alegatos pruebas y conclusiones
Alegatos pruebas y conclusionesAlegatos pruebas y conclusiones
Alegatos pruebas y conclusiones
 
(4 b) sana crítica
(4 b) sana crítica(4 b) sana crítica
(4 b) sana crítica
 
ENJ - 300 Módulo V: Derecho al Recurso- Casación y Revisión
ENJ - 300 Módulo V: Derecho al Recurso- Casación y RevisiónENJ - 300 Módulo V: Derecho al Recurso- Casación y Revisión
ENJ - 300 Módulo V: Derecho al Recurso- Casación y Revisión
 
La prueba lopt
La prueba loptLa prueba lopt
La prueba lopt
 
Elementos de la confesión como medio de prueba
Elementos  de la confesión como medio de pruebaElementos  de la confesión como medio de prueba
Elementos de la confesión como medio de prueba
 
Reglas de exclusión de la prueba COMPARITIVO SENTENCIAS T- 916/08, T-044/13,...
Reglas de exclusión de la prueba COMPARITIVO SENTENCIAS  T- 916/08, T-044/13,...Reglas de exclusión de la prueba COMPARITIVO SENTENCIAS  T- 916/08, T-044/13,...
Reglas de exclusión de la prueba COMPARITIVO SENTENCIAS T- 916/08, T-044/13,...
 
Proceso de conocimiento
Proceso de conocimientoProceso de conocimiento
Proceso de conocimiento
 
La prueba en la fase del juicio 1
La prueba en la fase del juicio 1La prueba en la fase del juicio 1
La prueba en la fase del juicio 1
 
La Prueba en Materia Civil PPT
La Prueba en Materia Civil PPTLa Prueba en Materia Civil PPT
La Prueba en Materia Civil PPT
 
32802946 la-carga-de-la-prueba
32802946 la-carga-de-la-prueba32802946 la-carga-de-la-prueba
32802946 la-carga-de-la-prueba
 

Similar a La prueba de confesion_IAFJSR

Marco monroy procesos declarativos
Marco monroy procesos declarativosMarco monroy procesos declarativos
Marco monroy procesos declarativos
felipe castillo
 

Similar a La prueba de confesion_IAFJSR (20)

El juramento civil
El juramento civilEl juramento civil
El juramento civil
 
Objeto de la prueba en venezuela
Objeto de la prueba en venezuelaObjeto de la prueba en venezuela
Objeto de la prueba en venezuela
 
Probatorio
ProbatorioProbatorio
Probatorio
 
Derecho probatorio objeto de la prueba
Derecho probatorio objeto de la pruebaDerecho probatorio objeto de la prueba
Derecho probatorio objeto de la prueba
 
Pruebas de las obligaciones
Pruebas de las obligacionesPruebas de las obligaciones
Pruebas de las obligaciones
 
El Objeto de la Prueba.
El Objeto de la Prueba.El Objeto de la Prueba.
El Objeto de la Prueba.
 
Slidechare obj de la prueba
Slidechare obj de la pruebaSlidechare obj de la prueba
Slidechare obj de la prueba
 
Juramento decisorio
Juramento decisorioJuramento decisorio
Juramento decisorio
 
Objeto de la prueba
Objeto de la pruebaObjeto de la prueba
Objeto de la prueba
 
Revista derecho-probatorio-maribel-rodriguez
Revista derecho-probatorio-maribel-rodriguezRevista derecho-probatorio-maribel-rodriguez
Revista derecho-probatorio-maribel-rodriguez
 
Marco monroy procesos declarativos
Marco monroy procesos declarativosMarco monroy procesos declarativos
Marco monroy procesos declarativos
 
El objeto de la prueba
El objeto de la pruebaEl objeto de la prueba
El objeto de la prueba
 
El Objeto de la Prueba
El Objeto de la PruebaEl Objeto de la Prueba
El Objeto de la Prueba
 
12 08 d prob slide share
12 08 d prob slide share12 08 d prob slide share
12 08 d prob slide share
 
TAREA Nº 3 NT2 MAPA CONCEPTUAL PRUEBA PERICIAL DERECHO PROBATORIO II ...
TAREA Nº 3 NT2   MAPA CONCEPTUAL   PRUEBA PERICIAL   DERECHO PROBATORIO II   ...TAREA Nº 3 NT2   MAPA CONCEPTUAL   PRUEBA PERICIAL   DERECHO PROBATORIO II   ...
TAREA Nº 3 NT2 MAPA CONCEPTUAL PRUEBA PERICIAL DERECHO PROBATORIO II ...
 
149381453 recursos-procesales-dr-roberto-ortiz-urbina
149381453 recursos-procesales-dr-roberto-ortiz-urbina149381453 recursos-procesales-dr-roberto-ortiz-urbina
149381453 recursos-procesales-dr-roberto-ortiz-urbina
 
Tarea 3 nt2 mapa conceptual nociones de la prueba pericial
Tarea 3 nt2   mapa conceptual   nociones de la prueba pericialTarea 3 nt2   mapa conceptual   nociones de la prueba pericial
Tarea 3 nt2 mapa conceptual nociones de la prueba pericial
 
Posiciones juradas probatorio
Posiciones juradas probatorioPosiciones juradas probatorio
Posiciones juradas probatorio
 
EL DERECHO DE LA PRUEBA EN VENEZUELA
EL DERECHO DE LA PRUEBA EN VENEZUELAEL DERECHO DE LA PRUEBA EN VENEZUELA
EL DERECHO DE LA PRUEBA EN VENEZUELA
 
Presentacion objeto de la prueba
Presentacion objeto de la pruebaPresentacion objeto de la prueba
Presentacion objeto de la prueba
 

Más de Mauri Rojas

Informe de auditoria plaza_IAFJSR
Informe de auditoria plaza_IAFJSRInforme de auditoria plaza_IAFJSR
Informe de auditoria plaza_IAFJSR
Mauri Rojas
 
Propuesta de auditoria_IAFJSR
Propuesta de auditoria_IAFJSRPropuesta de auditoria_IAFJSR
Propuesta de auditoria_IAFJSR
Mauri Rojas
 
Auditoria condominio leonora latorre
Auditoria condominio leonora latorreAuditoria condominio leonora latorre
Auditoria condominio leonora latorre
Mauri Rojas
 
Auditoria de control interno
Auditoria de control internoAuditoria de control interno
Auditoria de control interno
Mauri Rojas
 
Modelo de informe de auditoria_IAFJSR
Modelo de informe de auditoria_IAFJSRModelo de informe de auditoria_IAFJSR
Modelo de informe de auditoria_IAFJSR
Mauri Rojas
 
Opinion de auditoria_IAFJSR
Opinion de auditoria_IAFJSROpinion de auditoria_IAFJSR
Opinion de auditoria_IAFJSR
Mauri Rojas
 
Programa de auditoria para condominios_IAFJSR
Programa de auditoria para condominios_IAFJSRPrograma de auditoria para condominios_IAFJSR
Programa de auditoria para condominios_IAFJSR
Mauri Rojas
 
El ofrecimiento de pruebas_IAFJSR
El ofrecimiento de pruebas_IAFJSREl ofrecimiento de pruebas_IAFJSR
El ofrecimiento de pruebas_IAFJSR
Mauri Rojas
 
La prueba en segunda instancia1_IAFJSR
La prueba en segunda instancia1_IAFJSRLa prueba en segunda instancia1_IAFJSR
La prueba en segunda instancia1_IAFJSR
Mauri Rojas
 
MEDICINA LEGAL1_IAFJSR
MEDICINA LEGAL1_IAFJSRMEDICINA LEGAL1_IAFJSR
MEDICINA LEGAL1_IAFJSR
Mauri Rojas
 
Odontologia legal_IAFJSR
Odontologia legal_IAFJSROdontologia legal_IAFJSR
Odontologia legal_IAFJSR
Mauri Rojas
 
Importancia de la odontologia forense_IAFJSR
Importancia de la odontologia forense_IAFJSRImportancia de la odontologia forense_IAFJSR
Importancia de la odontologia forense_IAFJSR
Mauri Rojas
 
Odontologia forense1_IAFJSR
Odontologia forense1_IAFJSROdontologia forense1_IAFJSR
Odontologia forense1_IAFJSR
Mauri Rojas
 
Odontologia forense 2_IAFJSR
Odontologia forense 2_IAFJSROdontologia forense 2_IAFJSR
Odontologia forense 2_IAFJSR
Mauri Rojas
 
Sexologia forense2_IAFJSR
Sexologia forense2_IAFJSRSexologia forense2_IAFJSR
Sexologia forense2_IAFJSR
Mauri Rojas
 
Sexologia forense1_IAFJSR
Sexologia forense1_IAFJSRSexologia forense1_IAFJSR
Sexologia forense1_IAFJSR
Mauri Rojas
 
Toxicoloia fundamental_IAFJSR
Toxicoloia fundamental_IAFJSRToxicoloia fundamental_IAFJSR
Toxicoloia fundamental_IAFJSR
Mauri Rojas
 
Introduccion a la toxicologia_IAFJSR
Introduccion a la toxicologia_IAFJSRIntroduccion a la toxicologia_IAFJSR
Introduccion a la toxicologia_IAFJSR
Mauri Rojas
 
Toxicologia_IAFJSR
Toxicologia_IAFJSRToxicologia_IAFJSR
Toxicologia_IAFJSR
Mauri Rojas
 

Más de Mauri Rojas (20)

Informe de auditoria plaza_IAFJSR
Informe de auditoria plaza_IAFJSRInforme de auditoria plaza_IAFJSR
Informe de auditoria plaza_IAFJSR
 
Propuesta de auditoria_IAFJSR
Propuesta de auditoria_IAFJSRPropuesta de auditoria_IAFJSR
Propuesta de auditoria_IAFJSR
 
Auditoria condominio leonora latorre
Auditoria condominio leonora latorreAuditoria condominio leonora latorre
Auditoria condominio leonora latorre
 
Auditoria de control interno
Auditoria de control internoAuditoria de control interno
Auditoria de control interno
 
Modelo de informe de auditoria_IAFJSR
Modelo de informe de auditoria_IAFJSRModelo de informe de auditoria_IAFJSR
Modelo de informe de auditoria_IAFJSR
 
Opinion de auditoria_IAFJSR
Opinion de auditoria_IAFJSROpinion de auditoria_IAFJSR
Opinion de auditoria_IAFJSR
 
Programa de auditoria para condominios_IAFJSR
Programa de auditoria para condominios_IAFJSRPrograma de auditoria para condominios_IAFJSR
Programa de auditoria para condominios_IAFJSR
 
El ofrecimiento de pruebas_IAFJSR
El ofrecimiento de pruebas_IAFJSREl ofrecimiento de pruebas_IAFJSR
El ofrecimiento de pruebas_IAFJSR
 
La prueba en segunda instancia1_IAFJSR
La prueba en segunda instancia1_IAFJSRLa prueba en segunda instancia1_IAFJSR
La prueba en segunda instancia1_IAFJSR
 
Ensayo - mauri lorenis_anna
Ensayo - mauri lorenis_annaEnsayo - mauri lorenis_anna
Ensayo - mauri lorenis_anna
 
MEDICINA LEGAL1_IAFJSR
MEDICINA LEGAL1_IAFJSRMEDICINA LEGAL1_IAFJSR
MEDICINA LEGAL1_IAFJSR
 
Odontologia legal_IAFJSR
Odontologia legal_IAFJSROdontologia legal_IAFJSR
Odontologia legal_IAFJSR
 
Importancia de la odontologia forense_IAFJSR
Importancia de la odontologia forense_IAFJSRImportancia de la odontologia forense_IAFJSR
Importancia de la odontologia forense_IAFJSR
 
Odontologia forense1_IAFJSR
Odontologia forense1_IAFJSROdontologia forense1_IAFJSR
Odontologia forense1_IAFJSR
 
Odontologia forense 2_IAFJSR
Odontologia forense 2_IAFJSROdontologia forense 2_IAFJSR
Odontologia forense 2_IAFJSR
 
Sexologia forense2_IAFJSR
Sexologia forense2_IAFJSRSexologia forense2_IAFJSR
Sexologia forense2_IAFJSR
 
Sexologia forense1_IAFJSR
Sexologia forense1_IAFJSRSexologia forense1_IAFJSR
Sexologia forense1_IAFJSR
 
Toxicoloia fundamental_IAFJSR
Toxicoloia fundamental_IAFJSRToxicoloia fundamental_IAFJSR
Toxicoloia fundamental_IAFJSR
 
Introduccion a la toxicologia_IAFJSR
Introduccion a la toxicologia_IAFJSRIntroduccion a la toxicologia_IAFJSR
Introduccion a la toxicologia_IAFJSR
 
Toxicologia_IAFJSR
Toxicologia_IAFJSRToxicologia_IAFJSR
Toxicologia_IAFJSR
 

Último

Conceptos esenciales de la política actividad 2.pptx
Conceptos esenciales de la política actividad 2.pptxConceptos esenciales de la política actividad 2.pptx
Conceptos esenciales de la política actividad 2.pptx
PilarStefannyBuitrag
 

Último (20)

246997251-PROCEDIMIENTOS-ESPECIFICOS-EN-EL-PROCESO-PENAL-GUATEMALTECO.pptx
246997251-PROCEDIMIENTOS-ESPECIFICOS-EN-EL-PROCESO-PENAL-GUATEMALTECO.pptx246997251-PROCEDIMIENTOS-ESPECIFICOS-EN-EL-PROCESO-PENAL-GUATEMALTECO.pptx
246997251-PROCEDIMIENTOS-ESPECIFICOS-EN-EL-PROCESO-PENAL-GUATEMALTECO.pptx
 
Cronograma DE ACTIVIDADES TECNOLOGIA EN ADSO.docx
Cronograma DE ACTIVIDADES TECNOLOGIA EN ADSO.docxCronograma DE ACTIVIDADES TECNOLOGIA EN ADSO.docx
Cronograma DE ACTIVIDADES TECNOLOGIA EN ADSO.docx
 
Constitución de la Republica de Guatemala con comentarios (2).pdf
Constitución de la Republica de Guatemala con comentarios (2).pdfConstitución de la Republica de Guatemala con comentarios (2).pdf
Constitución de la Republica de Guatemala con comentarios (2).pdf
 
Capitulo 5 legislacion laboral y seguro social
Capitulo 5 legislacion laboral y seguro socialCapitulo 5 legislacion laboral y seguro social
Capitulo 5 legislacion laboral y seguro social
 
Conceptos esenciales de la política actividad 2.pptx
Conceptos esenciales de la política actividad 2.pptxConceptos esenciales de la política actividad 2.pptx
Conceptos esenciales de la política actividad 2.pptx
 
Anexo 1. DIRECTIVA PRESIDENCIAL 01-2023.pdf
Anexo 1.  DIRECTIVA PRESIDENCIAL 01-2023.pdfAnexo 1.  DIRECTIVA PRESIDENCIAL 01-2023.pdf
Anexo 1. DIRECTIVA PRESIDENCIAL 01-2023.pdf
 
Villarroel, Eduardo - Juicios de Tránsito y Policía Local (1).pdf
Villarroel, Eduardo - Juicios de Tránsito y Policía Local (1).pdfVillarroel, Eduardo - Juicios de Tránsito y Policía Local (1).pdf
Villarroel, Eduardo - Juicios de Tránsito y Policía Local (1).pdf
 
Circular 0069 fuero por acoso laboral.PDF
Circular 0069 fuero por acoso laboral.PDFCircular 0069 fuero por acoso laboral.PDF
Circular 0069 fuero por acoso laboral.PDF
 
INTRODUCCIÓN AL DERECHO CIVIL DENTRO DEL ESTADO MEXICANO CONTEMPORANEO
INTRODUCCIÓN AL DERECHO CIVIL DENTRO DEL ESTADO MEXICANO CONTEMPORANEOINTRODUCCIÓN AL DERECHO CIVIL DENTRO DEL ESTADO MEXICANO CONTEMPORANEO
INTRODUCCIÓN AL DERECHO CIVIL DENTRO DEL ESTADO MEXICANO CONTEMPORANEO
 
TANATOLOGIA FORENSE - MEDICINA LEGAL - GRUPO 1.pdf
TANATOLOGIA FORENSE - MEDICINA LEGAL - GRUPO 1.pdfTANATOLOGIA FORENSE - MEDICINA LEGAL - GRUPO 1.pdf
TANATOLOGIA FORENSE - MEDICINA LEGAL - GRUPO 1.pdf
 
Ensayo sobre el tema de México Posrevolucionario
Ensayo sobre el tema de México PosrevolucionarioEnsayo sobre el tema de México Posrevolucionario
Ensayo sobre el tema de México Posrevolucionario
 
Ley General para la Reparación. Integral para las Victimas de Violencia de Gr...
Ley General para la Reparación. Integral para las Victimas de Violencia de Gr...Ley General para la Reparación. Integral para las Victimas de Violencia de Gr...
Ley General para la Reparación. Integral para las Victimas de Violencia de Gr...
 
03 ECOLOGIA.pdf sociologia una puno biodiversidad
03 ECOLOGIA.pdf sociologia una puno biodiversidad03 ECOLOGIA.pdf sociologia una puno biodiversidad
03 ECOLOGIA.pdf sociologia una puno biodiversidad
 
CUARTO GRADO PROGRAMACION ANUAL DPCC - 2024
CUARTO GRADO PROGRAMACION ANUAL DPCC - 2024CUARTO GRADO PROGRAMACION ANUAL DPCC - 2024
CUARTO GRADO PROGRAMACION ANUAL DPCC - 2024
 
PRONTUARIo Clinica Labora.pdf en Guatemala para clinicas
PRONTUARIo Clinica Labora.pdf en Guatemala para clinicasPRONTUARIo Clinica Labora.pdf en Guatemala para clinicas
PRONTUARIo Clinica Labora.pdf en Guatemala para clinicas
 
gobierno y sistema politico del peru monografia
gobierno y sistema politico del peru monografiagobierno y sistema politico del peru monografia
gobierno y sistema politico del peru monografia
 
Proyecto de Ley para prevenir, investigar, sancionar y reparar la tortura, ti...
Proyecto de Ley para prevenir, investigar, sancionar y reparar la tortura, ti...Proyecto de Ley para prevenir, investigar, sancionar y reparar la tortura, ti...
Proyecto de Ley para prevenir, investigar, sancionar y reparar la tortura, ti...
 
Tríptico sobre el maximato _20240513_120721_0000.pdf
Tríptico sobre el maximato _20240513_120721_0000.pdfTríptico sobre el maximato _20240513_120721_0000.pdf
Tríptico sobre el maximato _20240513_120721_0000.pdf
 
GUIAS PARA LA VALORACIÓN JUDICIAL DE LA PRUEBA PERICIAL.pdf
GUIAS PARA LA VALORACIÓN JUDICIAL DE LA PRUEBA PERICIAL.pdfGUIAS PARA LA VALORACIÓN JUDICIAL DE LA PRUEBA PERICIAL.pdf
GUIAS PARA LA VALORACIÓN JUDICIAL DE LA PRUEBA PERICIAL.pdf
 
CONFERENCIA PRESCRIPCIÓN ADQUISITIVA DE DOMINIO CAL.pptx
CONFERENCIA PRESCRIPCIÓN ADQUISITIVA DE DOMINIO CAL.pptxCONFERENCIA PRESCRIPCIÓN ADQUISITIVA DE DOMINIO CAL.pptx
CONFERENCIA PRESCRIPCIÓN ADQUISITIVA DE DOMINIO CAL.pptx
 

La prueba de confesion_IAFJSR

  • 1. La Prueba de Confesión en el Proceso Civil Pm Rafael DE PINA. Entre los diferentes medios de prueba que los Códigos admiten, la confesión es uno de los que más interés ofrecen; tanto desde el pun- to de vista doctrinal, como desde el punto de vista práctico, tanto por la importancia que se le ha concedido históricamente, como por la crisis por que, indudablemente, atraviesa en lx actualidad. La confesión es una declaración de parte que contiene el reconoci- miento de un hecho de consecuencias jurídicas desfavorables para el confesante. 1 Acerca de los caracteres de la confesión se han mani- festado opiniones diversas : unos la consideran -más bien que como medio de prueba- como un medio de disposición de derechos priva- dos, en vista, sin duda, de la equiparación legal entre la capacidad para confesar y la necesaria para obligarse, olvidando que la ley no considera nunca al proceso como un medio de disposición de derechos privados; otros ven en ella un negocio jurídico, es decir, un acto de disposición de derechos substanciales y no substanciales, en cuanto quien confiesa, dicen, dispone del material del pleito y constituye la obligación del Juez de tomar el hecho confesado como base de la de- cisión, habiéndose opuesto a esto que el material del pleito no puede www.juridicas.unam.mx Esta revista forma parte del acervo de la Biblioteca Jurídica Virtual del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM http://biblio.juridicas.unam.mx Revista de la Escuela Nacional de Jurisprudencia, núm. 11, México, 1941. DR © Escuela Nacional de Jurisprudencia
  • 2. ser objeto de disposición de las partes y que la apreciación del Juez depende de la voluntad de la ley, no de la de quien confiesa. También se ha considerado la confesión, en vista de lo que objeti- vamente es, como una manifestación de conocimiento relativa a un hecho, a la que la ley une la prohibición de producir ~osteriores decla- raciones en sentido contrario. La confesión es, considerada desde el punto de vista de su regula- ción procesal actual, una prueba legal. 2 La confesión ha sido considerada por las leyes de Partida como la prueba : e s &ecjtfi.$ .@j$y, ,$7cpeFhpe~<,fy&&recjada .. , . * - . ..-.. en tiem- pos pasados como una c?e las pruebas más seguras. ~ct&Imente, no hay que dejar de tener epi&qfa B14Ft=cmf $ice Valverde, 3 para que la confesión pueda ser un medio práctico de prueba se requiere una: nobleza, una gran dosis de buena fe y un espíritu de rectitud en quien hace.'la declaración, pues, de otro modo es medio inútil o de escasa utilidad. Castan reconoce también que la prueba de confesión ha perdido mucho de su tradicional prestigio y %esu utilidad práctica. 4 Mucius Scaevola, comentarista del Código , . Civil espafiol vigente, formula un juicio totalmente adverso. a este medio de prueba, en log ' I . términos siguientes : ''Para que la 'cohfeiión judiiík afeitase. dgúq valor práctico, se necesitaríá una nobleza absoluta por &bas pi&; pero como cuanda existe esta nobleza 'no se suele llegar al Ypleito, cuando se llega es común el empleo d i toda clase de habilidades y en- gaños, sin otro limite que el señalado por la necesfdaá de velar pudo- rosarnente las desnudeces, resulta, de hecho, que' la corif&ón judicial; o es una habilidosa trampa para incautos, o es una sencilla.puerilidad de inocentes; algo, en ambos casos, que quita fuerza . . . demostrativa a las declaracisnes prestadas y que relega, en los debates judiciales, a una escasa práctica el empleo de este medio de prueba. 5 11 La confesión se clasifica en dos grandes grupos ; A) Judicial, y . , i B) E.ctrajz~daCid.' www.juridicas.unam.mx Esta revista forma parte del acervo de la Biblioteca Jurídica Virtual del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM http://biblio.juridicas.unam.mx Revista de la Escuela Nacional de Jurisprudencia, núm. 11, México, 1941. DR © Escuela Nacional de Jurisprudencia
  • 3. A) Colzfesión judicial.-Se llama confesión judicial a la formu- lada en juicio, ante Juez competente, y con sujeción a las formalidades procesales establecidas al efecto. La confesión judicial puede ser expresa o tácita, y espontánea o provocada. 1) Confesiófz expresa es la formulada con palabras y señales cla- ras, que no dejen lugar a dudas. La confesión judicial expresa puede ser, a su vez: simple o cua- lificada. La confesión simple es la que se hace por la parte, lisa y Ilana- mente, afirmando la. verdad del hecho objeto de la misma; la cualiii- cada es aquella en que, reconocida por el confesante la verdad del hecho, añade circunstancias que limitan o destruyen la intención de la parte contraria. Esta confesión puede ser: dividua o individua. Cuando la circuns- tancia o modificación que se añade en la confesión cualificada puede separarse del hecho sobre que recae la pregunta, se llama la confesión dividua o divisible y tiene toda la fuerza de una confesión absoluta o simple, a menos que el confesante pruebe la modificación o circuns- tancia. Cuando la circunstanciti o modificación añadida es inseparable del hecho preguntado, la confesión se llama individua o indivisible y no se puede admitir en una parte y desechar en otra por el adversario, quien si quiere aprovecharse de ella tiene que probar ser falsa la cir- cunstancia o modificación. La afirmación de que la confesión prestada en juicio se reputa generalmente indivisa, es decir, que no se puede admitir en una parte y desechar otra, se funda en que la confesión no se constituye sino de todas sus partes, las cuales son mutuamente condición unas de otras; por ejemplo: si se pide confesión sobre el hecho de la entre- ga de una determinada cantidad al confesante y Este confiesa que, - efectivamente, la recibió, pero que fué en pago de una deuda que tenía en su favor la parte adversa, no podrá dividirse la confesión, tomando la primera parte y desechando la segunda. Esta es la regla general, susceptible, desde luego, de alguna excepción, pero únicamente cuando haya fuertes presunciones contra la condición o circunstancia que modifica la confesión. Si la confesión no se limita al hecho sobre que se pidió y sus circunstancias o modificaciones, sino que se extiende a www.juridicas.unam.mx Esta revista forma parte del acervo de la Biblioteca Jurídica Virtual del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM http://biblio.juridicas.unam.mx Revista de la Escuela Nacional de Jurisprudencia, núm. 11, México, 1941. DR © Escuela Nacional de Jurisprudencia
  • 4. hechos diversos' cobre que no fué interrogada,la parte, no se tendrá entonces por individua, y habrá lugar, por consiguiente, a su admisión parcial. La indivisibilidad de la confesión -opina Manresa 6- tiene fun- damento, no en la consideración de que igual veracidad debe atribuirse a cuanto .diga una persona, porque entonces no se admitirían excep- ciones, sino en que la parte a quien corresponde aportar pruebas no p e d e limitar la que aduce ella misma, escogiendo unas manifestaciones y apartando otras inseparables de aqu&llas,que viniendo a destruir el efecto jurídico de las primeras, hagan que quede sin satisfacer la exigencia de'prueba que la ley impone, , , 2 ) Confesión tácita (llamada también fiitaj es la que se infiere de algún hecho o se supone por la ley..En realidad, esta forma de con- fesión constituye una presunción juris tantum. 7 3 ) Confesión esponkínea. El articulo 549 de la ley.de Enjuicia- miento Civil .española se refiere a ella en los términos siguientes: "En los mismos escritos de réplica y dúplica, cada parte cofifesará o nega- rá llanamente los hechos que le perjudiquen .de los' articulados por la contraria. El silencio o las respuestas evasivas podrán. estimarse en la sentencia como confesión de los hechos a que se refieren". 8 El artículo 266 del Código de Procedimientos para el Distrito y Territorios Federales, dice: "En los escritos de contestación, réplica o dúplica, cada parte deberá referirse a cada uno de los hechos adu- cidos por la contraria, confesándolos o negándolos y expresando los que ignore por no ser propios. El silencio y las evasivas harán que se tengan por confesados o admitidos los hechos sobre los que no se suscitó controversia". La cuestión de si estas u otras confesiones espontáneas hechas en juicio merecen o no el nombre y carácter de confesiones judiciales, no es un sofístico bizantinismo sin importancia, como asegura Bernaldo de Quirós. 9 Aguilera de Paz y Rives 10 consideran estas llamadas confesio- nes espontáneas como verdadera confesión judicial, porque "si bien la jurisprudencia establecida por el Tribunal Supremo español tenía declarado con repetición que no podía darse a lo que un litigante expone o manifiesta en sus escritos, el valor y 1%fuerza que la ley 2,Titulo 13 de la Partida 3a, atribuye a la conoscencia o .confesión he- www.juridicas.unam.mx Esta revista forma parte del acervo de la Biblioteca Jurídica Virtual del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM http://biblio.juridicas.unam.mx Revista de la Escuela Nacional de Jurisprudencia, núm. 11, México, 1941. DR © Escuela Nacional de Jurisprudencia
  • 5. cha en juicio; y que la ley 7a del Título 39 de la misma Partida au- torizó al demandado para contestar la demanda otorgando de llano lo qzre le devzatzdatt, requiriendo la práctica antigua, fundada en la ci- tada ley y en la 3% Título 10 de la mencionada Partida., la ratificacidn bajo juramento en el escrito en que se producía tal allanamiento o reconocimiento del derecho, para que fuera eficaz, ratificación que debía ser solicitada por ,la parte actorti, hoy esa ratificación es inne- cesaria, con arreglo a la vigente ley procesal, puesto que estima como ciertos y e.t-clztidos de la prueba los hechos confesados lisa y llana- mente por las partes, hasta el extremo de imponer al Juez el deber de repeler de oficio las pruebas que se refieran a, hechos de tal modo confesados o reconocidos. Esta especie de confesión, a nuestro juicio, carece del carácter de prueba. La confesión judicial de un hecho y su aceptación en los escritos de referencia no son la misma cosa ni tienen el mismó carác- ter. Cuando se afirma lo contrario, se desconoce el objeto y fin de las pruebas. La prueba recae sobre los hechos discutidos o negados, su objeto es. formar la convicción del Juez sobre su existencia. Si se tiene en cuenta que el hecho admitido como cierto por las partes no puede ser objeto de prueba, se comprenderá el absurdo que represen- ta confundir la admisión con la confesión de un hecho; es decir, la aceptación de un hecho, sobre el cual ya no es posible la prueba, con la confesión, que constituye un medio legal de prueba que 'tiene su fun- ción en un momento procesal distinto de aquel en que se formulan los escritos de contestación, réplica y duplica. Además, en la confesión judicial, el aniwzus confitenti es un ele- mento esencial. Este no existe en la aceptación de hechos. El que acep- ta un hecho formulado por la parte contraria en los escritos indi- cados, lo hace porque no le reconoce eficacia para decidir por sí solo la cuestión planteada en el proceso, o porque le opone otro u otros que le resten la que pudiera tener sin la existencia de éstos, o porque lo que se ventila en el caso concreto no es una cuestión de hecho, sino de derecho. Nuestra opinión de que las manifestaciones hechas por los litigan- tes en sus escritos carecen del valor y la eficacia de la confesión, coin- cide con la del Tribunal Supremo español, sentada en diferentes sen- tencias. 11 Desde este punto de vista, a nuestro juicio acertadísimo, www.juridicas.unam.mx Esta revista forma parte del acervo de la Biblioteca Jurídica Virtual del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM http://biblio.juridicas.unam.mx Revista de la Escuela Nacional de Jurisprudencia, núm. 11, México, 1941. DR © Escuela Nacional de Jurisprudencia
  • 6. ha declarado que no procede aplicar a ellas las doctrinas relativas,a la indivisibilidad de la confesión. 12 4) La confesión judicial provocada puede ser10 por ,fa parte o por el Juez. El artículo 308 del Código de Procedimientos Civiles para el Dis- trito y Territorios fed'erales prevé esta forma de confesión: "Desde que se abra el períodó de ofrecimiento de prueba, ñasta'la citación para definitiva, en primera instancia, todo Iitigante está ob;!ig&do a decla- rar, bajo protesta de decir verdad, cuando así lo exigiera el contra- rio. 13 Esta forma de confesión, provocada por el Juez, puede conside- rarse también prevista por el Código de roced di mi en tos Civiles para el Distrito y Territorios federales, pues el Juez está facultado (art. 316) para pedir al confesante, en el acto del interrogatorio; 'las explicaciones que'estitne pertinentes, y para interrogar a las partes, libremente, sobre los hechos y circunstancias que sean ccnducentes a I$,averiguación de íaverdad(art.318). , La confesión judicial provocada' por la parte se divide en deci- soria, que es la expuesta, y preparatoria, que es la autorizada por el art. 193del Código de Procedimientos Civiles para el Distrito y Terri- torios federales, que dice que el juicio podrá prepaiarsie (entre otros modos) "pidiendo declaración bajo protesta el que pretenda deman- dar, de aquel contra quien se propone dirigir la demanda, acerca de algún hecho relativo a su personalidad o a la calidad de su posesión o tenencia". Esta especie de declaración no es una verdadera lconfesión judi- cial por no referirse a un hecho objeto de prueba, en di proceso futuro. Esta diligencia preparatoria recae sobre un hecho cuyortesolarecimiento permite determinar a 'quién se ha de demandar (ajena,a aqud.o aquellos en que se funde el derecho del actor) para precavetse contra la excep- ción de falta de personalidad. -El articulo 1,156 del Código de Comercio mexicana, cotl acierto innegable, con relación al 1,151, que autoriza, en su apartado primero, esta llamada confesión preparatoria, aclara que no serti-n procedentes las declaraciones que no tengan por objeto exclusivo .la personalidad del declarante, sino que se extiendan a puntos.de hecho o &.derecho so- bre el fondo de la cuestión litigiosa. www.juridicas.unam.mx Esta revista forma parte del acervo de la Biblioteca Jurídica Virtual del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM http://biblio.juridicas.unam.mx Revista de la Escuela Nacional de Jurisprudencia, núm. 11, México, 1941. DR © Escuela Nacional de Jurisprudencia
  • 7. B) Confesión extrajudicial.-Se llama confesión extrajudicial la hecha fuera de juicio, en conversación, carta o en cualquier documento que en su origen no haya tenido por objeto servir de prueba del hecho sobre que recae. También se ha considerado así la hecha ante Juez incompetente. Igualmente se considera como confesión extrajudicial la que se hace ante Juez competente faltando a algunas formalidades legales. 14 Kisch considera esta forma de confesión como un caso muy impor- tante de prueba indiciaria. Si una parte -dice- ha confesado fuera del proceso un hecho perjudicial a ella, cuya verdad discute dentro de él (por ejemplo, ante testigos, o en una carta), se está autorizado (prescindiendo, claro es, de posibles errores, intención dolosa o jactan- cia) para deducir la verdad del hecho confesado. Por consiguiente, si se aprovecha aquella confesión en la cuestión pendiente, tenemos una prueba indiciaria, pues que de un hecho (confesión) pasamos a otro (verdad de la realidad confesada). 15 Con arreglo a la legislación mexicana, para que la confesión haga prueba plena se requiere que concurran las condiciones siguientes: 1) Que se haga por persona capaz de obligarse. 2) Que sea hecha con pleno conocimiento y sin coacción ni vio- lencia. 3) Que sea de hecho propio, o, en su caso, del representado o del cedente y concerniente al negocio. 4) Que se haga conforme a las formalidades de la ley. 16 1) Capacidad para obligarse.-Frente al problema de la capacidad para confesar, se establece una distinción entre la confesión judicial y la extrajudicial, y en este sentido se afirma que tiene capacidad para confesar en juicio quien la tiene para comparecer, y para la extrajudi- cial el que la tiene para prestar consentimiento. La capacidad para confesar en juicio, de acuerdo con el precepto citado, se deriva de la ley substancial civil y a ella hay que atenerse para la resolución de las dificultades que en la práctica se presenten. 2) Conocimiento de hecho y espontaneidad.-El conocimiento pre- ciso y exacto del hecho sobre que recae es requisito esencial de la www.juridicas.unam.mx Esta revista forma parte del acervo de la Biblioteca Jurídica Virtual del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM http://biblio.juridicas.unam.mx Revista de la Escuela Nacional de Jurisprudencia, núm. 11, México, 1941. DR © Escuela Nacional de Jurisprudencia
  • 8. confesión. La, confesión ha.de recaer sobre una ~o,s&,cantidado .hecho determinado, No siqndo así 90 perjudica al confeaante.431 cdesinté dqbe saber, 'epfera claridad, sobre q,ué, hecho declara, El error Sobre*elhecho invalida la confesión. * . .. . . En el caso de que se preste por error de deredióBser5válida y subsistente, porque el objeto da esta prueba siempre dihech6, sin que sea admisible la. confesión como medio de prtich del.'derecho en aquellos casos en que,, por excepción, es necesatib -probarlo (la del derecho extranjero, v. gr.). . : ,, ' La cbnfesión requiere, además, como uno de los rdcjuisitos funda- mentales, la espontarteidad. Cualquier género de coacción -moral o material- que pudiera determinarla, la priva de toda 'eficacia. La confesión es libre o no será confesión. 3 ) Carácter personal de la confesión.-La confesii>n,ha,de recaer sobre hechos propios, salvo excepciones. 17 Las csnseyencias de una relación jurídica, se dice, podrá pesar sobre el heredero o el mandan- te por actos del testador o del mandatario; los derechos que a favor de la mujer casada o del pupilo se derivan podrían ser representados en juicio por el marido o el tutor; pero lo que no -be es exigir a ninguno de esos representante's la confesión de hechos . ~ de su repre- sentado, no puede hacerse porque la representación ,jurídica extiende de una persona a otra sus derechos y obligaciones; pero nÓepuede dar la razón, los sentidos y la memoria, en que se basa la eficacia boba- toria de la confesión. No obstante, excepcionalmente, puede pedirse confesión a. quien sin ser per,$onalmeote interesado, 1.e haya represen- tado o represente, o haya intervenido en alguno ~deSowhechos que ie intente probar. Cuydo haya comparecido un padre, un marid~,,tutw, socio, ge- re~te,,.kc.,. defendiendo los derechos .de sus respectivw ~qresentados, pqdirseles ,oqfesión sobre lps h~chos que,. Si bieniafatan a estos últimos, ng ;hayan sido ejecutados por ellos y sí,por, sil*! rep&seutath tes, v. gr., un cobro que en pombre del menor o del'hi* hayan hecho el tutor o el padre. 18 4 , l ' , C ! J ~ - , , ( , i cuando cwPa&ce p & ~ l m e n t e d.iiteresadofy rno Otra petscma en su nambre, n o podrá pedirse iconfesión a.éstd,.pmQm la confesión se presta por la$ ;partes,, y .cabra tarr, s61~,pcu lo g~fie1;72; lque:.estas prspnas sean ci9da;s , c o w .testigosdSin ernbqrg~,eJraxtictdo 587 de www.juridicas.unam.mx Esta revista forma parte del acervo de la Biblioteca Jurídica Virtual del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM http://biblio.juridicas.unam.mx Revista de la Escuela Nacional de Jurisprudencia, núm. 11, México, 1941. DR © Escuela Nacional de Jurisprudencia
  • 9. la Ley de Enjuiciamiento civil española permite, en el supuesto expre- sado, la confesión de tercero "cuando alguna pregunta se refiera a he- chos que no sean personales del que haya de absolverla, podrá negarse a contestarla"; "sólo en este caso podrá admitirse la absolución de po- siciones por medio de un tercero que esté enterado personalmente de los hechos, por haber intervenido a nombre del litigante interrogado, si éste lo solicitase, aceptando la responsabilidad de la declaración". El Código de Procedimientos Civiles para el Distrito y Territorios Federales (art. 310) permite articular posiciones al procurador que tenga poder especial para absolverlas o general con cláusula para' ha- cerlo, y considera al cesionario como apoderado del cedente para estos efectos. 4) Fov~mdidadcsproccsa1es.-Este requisito se refiere ti la confe- sión judicial. La extrajudicial no está sujeta a forma ni solemnidad alguna. Puede hacerse antes o después de comenzado el pleito, de pa- labra o por escrito, estando o no presente la parte a quien favorezca, con testigos o sin ellos, y en documento público o privado. Cualquiera que sea el medio empleado, sólo constit~iyeun hecho, cuya prueba in- cumbe a la parte que lo alega. Las formalidades procesales exigidas en la confesión judicial tie- nen un valor absoluto y se establecen como una garantía de la serie- dad de la prueba. Al tratar de los requisitos. de la confesión hay que tener en cuenta el juramento. El juramento es, en algunas legislaciones (Francia e Italia, v. gr.), un medio de prueba; en otras, una' garantía de la sinceridad de la prueba de confesión, exigida como requisito para la validez de ésta. Juramento es el acto de poner a Dios por testigo de que es verdad lo que dice el que lo presta o de que cumplirá lo que promete. Recibe el nombre de decisorio o deferido, cuando la parte que lo pide se obliga a ptisar por lo que el confesante declare, y se Ilaiiia indecisorio o in- deferido cuando la parte que lo pide no presta su asentimiento más que a lo que le favorezca. El juramento decisorio puede serla del pleito, cuando recae sobre la cuestión principal, o en el pleito, cuando versa sobre algún inci- dente. , . www.juridicas.unam.mx Esta revista forma parte del acervo de la Biblioteca Jurídica Virtual del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM http://biblio.juridicas.unam.mx Revista de la Escuela Nacional de Jurisprudencia, núm. 11, México, 1941. DR © Escuela Nacional de Jurisprudencia
  • 10. Para Castan el juramento decisorio, más bien que un medio de prueba constituye una especie de convenio o transacción y ello ex- plica a su juicio que el Código Civil español (art. 1,237) establezca que "no puede pedirse juramento decisorio sobre hechos punibles ni sobre cuestiones acerca de las cuales no pueden transigir". No puede pwderse de vista tampoco que la confesión bajo ju- ramento decisorio ha caído en la práctica del foro en un desuso casi absoluto. La parte a quien se pide la confesión judicial bajo juramento decisorio podrá referir el juramento a la contraria, so pena de te- nerla por confesa; salvo que se trate de hechos punibles o de cues- tiones acerca de las cuales no se puede transigir. La legislación mexicana 19 ha sustituido el juramento por la protesta de decir verdad. ¿Puede esta promesa revestir, como el juramento, carácter de decisorio o indecisorio? A nuestro juicio, no. La eficacia de la con- fesión no puede depender de la voluntad de las partes. El carácter convencional que a la confesión bajo juramento decisorio le atribuye Castan, por ejemplo, es contrario al contenido del artículo 55 del Código de Procedimientos Civiles para el Distrito y Territorios Fe- derales que se opone a las convenciones de este tipo. El requisito del juramento, como el de la promesa o protesta de decir verdad, establecidas como garantía de la sinceridad de la confesión, se funda en la máxima de experiencia que atribuye a estas invocaciones la eficacia de provocar en el confesante la disposición de ánimo propicio a la veracidad. El valor probatorio de la confesión es distinto, según se trate de la judicial o de la extrajudicial. La confesión judicial hace prueba plena cuando concurren los requisitos que para ella señala el Código de Procedimientos. 20 El declarante confeso -por confesión ficta o tácita- puede rendir prueba en contra siempre que Csta no importe excepción no opuesta en tiempo oportuno. La Suprema Corte de Justicia de Mé- xico ha declarado, a este propósito, que el derecho de rendir prueba contra la confesión ficta, tiene que ejercitarse dentro del término de prueba o dentro de su ampliación; pero que más allá de ese térmi- no no cabe prueba, porque, cerrado el debate, la función de las partes www.juridicas.unam.mx Esta revista forma parte del acervo de la Biblioteca Jurídica Virtual del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM http://biblio.juridicas.unam.mx Revista de la Escuela Nacional de Jurisprudencia, núm. 11, México, 1941. DR © Escuela Nacional de Jurisprudencia
  • 11. ha concluído y sólo queda viva la función judicial para dirimir la contienda, Cuando la confesión extrajudicial fué hecha ante la parte con- traria o su legitimo representante, se le atribuye, generalmente, el mismo valor que la judicial, cuando se produce sin vicio de con- sentimiento. Cuando se prestz ante tercero, no merece el nombre de confesión, y es solamente un testimonio de más o menos cré- dito. La confesión extrajudicial hará prueba plena si el Juez incom- petente ante quien se hizo era competente en el momento de la con- fesión o las dos partes lo reputan como tal. 21 La hecha en testimonio también produce pruebx plena, salvo en los casos de excepción señalados por el Código Civil. 22 La confesión no producirá el efecto probatorio, en los casos en que la ley lo niegue y en aquellos en que venga acompañada con otras pruebas o presunciones que la hagan inverosín~ilo descubra la intención de defraudar a terceros. 23 La confesión judicial o extrajudicial sólo produce efecto en lo que perjudica al que la hace, pero no puede dividirse contra el que la hizo, salvo cuando se refiera a hechos diferentes o cuando una parte de la confesión esté probada por otros medios o cuando en algún extremo sea contraria a la naturaleza o a las leyes. 24 Los preceptos del Código de Procedimientos sobre el valor de la confesión no tienen carácter absoluto, puesto que sólo, excepcio- nalmente, la coilvicción del Juez en el proceso se produce por virtud de un único medio de prueba, siendo lo general la concurrencia de varios de ellos. Recordemos, además, que el articulo 424 de dicho Código, des- pués de declarar que la valoración de las pruebas se hará de acuer- do con el capítulo que dispone sobre esta materia, añade "a menos que por el enlace interior de las pruebas rendidas y de las presun- ciones formuladas, el Tribunal adquiera convicción distinta respecto de los hechos materia del litigio". Con relación al Derecho español la jurisprudencia del Tribunal Supremo ha proclamado, como principio general, la libre aprecia- ción de las pruebas por los Tribunales, sin que se sustraiga a él la de confesión. www.juridicas.unam.mx Esta revista forma parte del acervo de la Biblioteca Jurídica Virtual del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM http://biblio.juridicas.unam.mx Revista de la Escuela Nacional de Jurisprudencia, núm. 11, México, 1941. DR © Escuela Nacional de Jurisprudencia
  • 12. N O T A S 1 Confesión es la contestación que da un litigante a la pregunta dirigida por su contrario o por el Juez, de oficio, reconociendo la verdad de un hecho. o el derecho o la excepción de su colitigante. ,o la obligación coqtzaída por el que confiesa. Vicente y Caravantes. Tratado de Procedimientos Judiciales, Vol. 1 1 . pág. 163. "ConfesiÓh es la declaración que hace una parte, de la vetdad de los he- chos afirmados por el adversario y favorables a &te". Chiovenda. Principios, Vol. 1 1 , pág. 29 1. "La confesión es una declaración de saber relativa a un hecho contrario al interés del confidente", Carnelutti, Lezioni di Diritto Proyssuale Ciuile. Vol. 1 1 1 , pág. 253. Confesión es la declaración, judicial o extrajudicial (espontánea o pro- vocada por interrogatorio de la parte contraria o por el Juh directamente), mediante la cual una parte, capaz de obligarse y con animo de proporcionar a la otra una prueba, en perjuicio propio, reconoce total o parcialmente la verdad de una obligación o de un hecho que se refiere a ella y es susceptible de efectos jurídicos. Lessons. Tratado general de la prueba. Vol. 1, pág. 475. 2 Wach afirma que la confesión es un acto de disposición de dere- chos y, a la vez, un medio de prueba, representado en doble papel, según se la considere desde ulio u otro punto de vista. Para Wittmack, la confe- sión contiene simplemente una exteriorización del confitenft sobre la vera- cidad de las preguntas ,que, se formulan. Planck cree que la natutaleza' juri- dica de la confesión está en una declaración que es una pretendida voluntad negativa de renuncia, en la que de una manera expresa se comprenden todos los hechos que fundamentan el punto de vista de la parte idver& o solamente algunos de ellos. Canstein sostiene que la confesión tiene Gnicamente ' impot- tancid como declaración de verdad. Distingue tres clases de confesiones: la formal o dispositiva. en la que, el confitente, por un acto de disposición, libera al. adversario de determinada prueba; la material, que implica, el deber de decir la verdad, y que significa y equivale a un auto-testimonio. y la sim- ple confesión. que implica directa o indirectamente una presunción de vera- cidad sobre el objeto de la misma. Según Pollack ! a confisión es una decla- ración de saber y .un medio de prueba, testimonio de la part&:en causa ,propia- Chiovenda y ,Rispoli entiendes que, la confesión er un medio, & prueba! G ~ l d - schmidt cree que es. simplemente, participación o notificación ,de voluntqd, siendo indiferente que las consecuencias sean o no queridas por el confidente- www.juridicas.unam.mx Esta revista forma parte del acervo de la Biblioteca Jurídica Virtual del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM http://biblio.juridicas.unam.mx Revista de la Escuela Nacional de Jurisprudencia, núm. 11, México, 1941. DR © Escuela Nacional de Jurisprudencia
  • 13. Para Bülow la confesión judicial es una simple manifestación de verdad. Silva Melcro, Notas para el estudio de la confesión, en Revista general de Legislación* y Jurisprudencia (Madrid, año 1933) páginas 330 y siguientes. Reproducido en Revista general de Derecho y Jurisprudencia (México, añp 1934). Vol. V., pág. 334. 3 Valverde, Tratado de Derecho Civil español, Vol. 1.. pág. 548. 4 Castan, Derecho Civil Español Común y Foral, tomo 11, Vol. 1 , pág. 123 (Madrid. 1939). 5 Mucius Scaevola, Código Civil Comentado y Concordado, tomo XX, pág. 326 (Madrid, 1909). 6 Manresa, Comentarios a la Ley de Enjuiciamiento civil, Vol. VIII. pág. 536. 7 El quz debe absolver posiciones será declarado confeso: l o Cuando sin justa causa no comparezca; 20 Cuando se niegue a declarar; 30 Cuando al hacerlo insista en no responder afirmativa o negativamente. (Art. 322 del Código de Procedimientos Civiles para el Distrito y Territorios Federales.) También se da la confesión ficta en el caso del articulo 266 del mismo Có- digo. 8 La sentencia del Tribunal Supremo de España, de 24 de marzo de 1885, ha declarado que la falta de réplica no constituye reconocimiento ni menos confesión tácita de los hechos alegados en el escrito de contestación a la demanda. 9 Enciclopedia Jurídica española, art. Confesión (Vol. VIII, Seix, edi- tor, Barcelona). 10 Aguilera de Paz y Rives, Derecho Judicial, Vol. 11, pág. 821. 11 Entre otras, las de 5 de febrero de 1873, 26 de enero de 1866, 11 de julio de 1868, 21 de septiembre de 1867 y 26 de junio de 1872. 12 El profesor Eduardo J. Couture (El deber de decir la verdad en juicio civil, pág. 25. Montevideo, 1938) sostiene que existen innegables di- ferencias de calidad entre el reconocimiento de la demanda y la confesión. "En tanto -escribe- que el primero es un acto inherente al demandado, la se- gunda puede ser realizada también por el actor. En tanto que el reconocimien- to es un acto de disposición del derecho, sin contenido probatorio, la confesión es, ante todo, una prueba y, en sus consecuencias, un acto de disposición." 13 En la segunda instancia, sin necesidad de recibir el pleito o prueba. podrán los litigantes. desde que se pongan los autos a su. disposición en la Secretaria del Tribunal, hasta antes de la celebración de la vista, que la parte contraria rinda confesión judicial por una sola vez. con tal de que sea sobre los hechos que, relacionados con los puntos controvertidos, no fueron objeto www.juridicas.unam.mx Esta revista forma parte del acervo de la Biblioteca Jurídica Virtual del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM http://biblio.juridicas.unam.mx Revista de la Escuela Nacional de Jurisprudencia, núm. 11, México, 1941. DR © Escuela Nacional de Jurisprudencia
  • 14. de posiciones en la primera instancia. Art. 709 del Código de Procedimientos Civiles para el Distiito y Territorios Federales. 14 Vicente y Caravantes, op. cit., Vol. 11, pág. 165. 15 Kisch, Elementos de Derecho Procesal Civil, pág. 198. 16 Art. 402 del Código de Procedimientos Civiles pata el Distrito y Territorios Federales. 17 Planteada la cuestión de si en un pleito seguido por dos - o más demandantes contra dos o más demandados la confesión de uno de aquéllos o de éstos podría perjudicar a los demás que con él litigaban en el mismo con- cepto de actor o demandado, el Tribunal Supremo español la ha resuelto ne- gativamente. decí~randoque la confesión prestada por uno de los demandados hace prueba solamente contra él, pero no contra los demás que no se encuen- tren en el mismo caso. ni tiene por sí sola virtualidad para que se declaren probados los hechos a que la confesión se refiere. (Sentencias de 29 de abril y 14 de mayo de 1904). 18 Una sentencia de la Sala Segunda del Tribunal Superior de Jus- ticia del Distrito Federal ha declarado que la confesión del gerente o adminis- trador de una Sociedad, no obliga a la Compañia que representa, cuando se refiere a hechos que están fuera de sus atribuciones administrativas. (Anales de Jurisprudencia, Tomo XIII, pág. 7). 19 Rrt. 308 del Código de Procedimientos Civiles para el Distrito y Territorios federales. La Legislación española, desde 1910, había sustituído al juramento de tipo religioso por la promesa por el honor, por iniciativa de don José Canalejas. 20 El Código de Procedimientos Civiles para el Distrito y Territorios Federales (art. 406) preceptúa que la confesión hecha en la demanda, en la contestación o en cualquier otro acto del juicio, hará prueba plena sin nece- sidad de ratificación ni ser ofrecida como prueba; pero, como hemos expuesto, en estos casos no se trata de confesión, sino de admisión de hechos. 21 Art. 407 del Código de Procedimientos Civiles para el Distrito y Te- rritorios Federales. 22 Art. 308 del Cádigo citado. 23 Art. 409 del Código citado. 24 Art. 410 del Cbdigo citado. El Código civil espa&il establece (art. 1,232) que la confesión hace prueba contra su autor, excepto en el- caso de que por ella pueda eludirse el cumplimiento de las leyes. www.juridicas.unam.mx Esta revista forma parte del acervo de la Biblioteca Jurídica Virtual del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM http://biblio.juridicas.unam.mx Revista de la Escuela Nacional de Jurisprudencia, núm. 11, México, 1941. DR © Escuela Nacional de Jurisprudencia