Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.
UN ACTOR SE PREPARA                               Constantin StanislavskiCUANDO LA ACTUACIÓN ES UN ARTE                   ...
Una pura imitación, no tiene nada que ver con la creación.        Primero debemos asimilar el modelo. Hay que estudiarlo d...
ACCIÓN                (Tema 8, 14 y 18)        Cualquier cosa que suceda en la escena debe suceder porque haya un propósit...
sentirán ese impulso interno, ese estímulo. Añadan una serie completa de contingenciasbasadas en su propia experiencia de ...
IMAGINACIÓN                                (Tema 8)        Nuestra labor en una obra comienza con el empleo del si como un...
próximo al sujeto a su mente por medio de un razonamiento lógico. El trabajoimaginativo es a menudo preparado y dirigido d...
CONCENTRACIÓN DE LA ATENCIÓN                               (Tema 8)Para que un actor se desentienda de los espectadores, d...
Gran Círculo de Atención: (vg. La sala entera inundada de luz) Los límites de susdimensiones dependen del alcance de la vi...
El objeto sería el mismo que en los dos tipos de atención anteriores, pero ahoralas circunstancias imaginarias pueden tran...
Este es un modo de conocer la vida interior de una persona a través de unsentimiento intuitivo, con poderes de observación...
No debe haber nunca en escena una postura o posición que no tenga base. Elconvencionalismo teatral no tiene lugar en el ar...
1) Deben encontrarse de nuestro lado de las candilejas, es decir, dirigirse hacia los      demás actores, no hacia los esp...
-No deberían tratar de expresar el significado de su objetivo en términos de un       nombre o un sustantivo. Este puede e...
(Ejercicio sencillo: Creen la secuencia de una acción externa, física. Y háganme sentirla verdad de ella)        Posesiona...
Los actores, como los viajeros, encuentran muchas manera diferentes de llegar asu destino: hay aquéllos que, real y física...
Su artificiosa verdad les ayuda a representar imágenes y pasiones. Mi verdad esde otra clase, y ayuda a crear imágenes rea...
MEMORIA DE LAS EMOCIONES                            (Tema 11 y 13)        Lo inesperado es a menudo el más efectivo acicat...
El problema consiste en volver a apresar la emoción que una vez brilló fugazcomo un meteoro. Cuando las reacciones de un a...
capacidad de sentir. Bajo estas condiciones el montaje es un estímulo definitivo paranuestras emociones. El director debe ...
2) Dividir la escena en unidades y objetivos, entender la estructura interna y   aplicarla a nuestro trabajo. Este es un t...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

Un actor se prepara stanislavski

  • Sé el primero en comentar

Un actor se prepara stanislavski

  1. 1. UN ACTOR SE PREPARA Constantin StanislavskiCUANDO LA ACTUACIÓN ES UN ARTE (Tema 8 y 18) Lo mejor que puede suceder es que el actor se deje llevar completamente por laobra. Entonces, sin que importe a voluntad, aun no queriéndolo, vive su parte, sin darsecuenta de cómo siente, sin pensar en qué hace, y todo marcha por su propio acuerdo,intuitiva, subconscientemente. Desgraciadamente, sentir la emoción, en mayor o menorgrado, cada representación no está dentro de nuestro control. Nuestro subconsciente esinaccesible a nuestra conciencia. No podemos penetrar en ese dominio a voluntad. Sipor algún motivo penetramos en él, entonces el subconsciente se torna consciente ymuere. Afortunadamente, hay otro camino: encontramos la solución de un modoindirecto. Para despertar el subconsciente a la labor creadora hay una técnica especial.Debe dejarse todo lo que es, en el más amplio sentido, subconsciente a la naturaleza, ydirigirnos por nosotros mismos a aquello que está en los límites de nuestro alcance.Cuando el subconsciente, cuando la intuición entran en nuestra labor, debemos sabercómo no interferirla. No se puede crear siempre subconscientemente y sólo por inspiración. No existetal genio en el mundo. Es por eso que nuestro arte nos enseña primero que nada a crearconsciente y debidamente, porque esto constituye la preparación mejor para elflorecimiento del subconsciente, que es inspiración. Mientras más sean los momentos decreación consciente en una parte o en un rol, mayor ocasión habrá para que fluya lainspiración. Usted puede actuar bien o mal; lo importante es que actúe verdaderamente. Y actuar verdaderamente significa ser lógico, coherente, pensar, esforzarse,sentir y obrar de acuerdo con su papel. Si ustedes toman estos procesos internos y los adaptan a la vida espiritual yfísica de la persona que representan, podemos decir que viven su parte. Además delhecho de que abre vías a la inspiración, vivir la parte ayuda al actor a alcanzar uno desus principales objetivos. Su tarea no es representar meramente la vida externa de unpersonaje. Debe adaptar sus propias cualidades humanas a la vida de esa otra persona yponer en ello toda su propia alma. El objetivo fundamental de nuestro arte es lacreación de esta vida interna de un espíritu humano, y su expresión en formaartística. A través de este proceso interno, ustedes deben vivir la parte realmenteexperimentando sentimientos análogos a ella, cada una y todas las veces que repitan elproceso de crearla. Sólo cuando un actor siente que su vida interna y externa en la escena fluyen, yque se realizan de una forma natural y normal en las circunstancias que le rodean, escuando las más profundas fuentes del subconsciente se abren sin esfuerzo, y de ellasnacen sentimientos que no siempre se pueden analizar. A fin de expresar una más delicada y completa vida subconsciente, es necesariotener control de un aparato físico y vocal excepcionalmente responsable,excelentemente preparado. Para nuestros propósitos debemos contar, además del auxiliode la naturaleza, con una técnica psicológica bien elaborada, un gran talento, y grandesreservas físicas y nerviosas. 1
  2. 2. Una pura imitación, no tiene nada que ver con la creación. Primero debemos asimilar el modelo. Hay que estudiarlo desde distintos puntosde vista: la época, el tiempo, el país, condiciones de vida, antecedentes, literatura,psicología, el alma misma, manera de vivir, posición social, y apariencia externa; másaún: carácter tanto como modales, manera de vestir, modo de moverse, de hablar, la vozy sus entonaciones. Todo este trabajo, como material, le ayudará, compenetrándolo consus propios sentimientos. Sin todo esto, no habrá arte en su labor. En otras palabras,transforma su alma en la de aquél. Como decía un actor francés, Coquelin el viejo: “Elactor crea su modelo en la imaginación, y luego, como hace el pintor, toma cada rasgode ése y lo reproduce en sí mismo, como aquél en la tela…”. También decía Coquelin: “El actor no vive, actúa”. La respuesta precisa para laescuela de representación es que: “el arte no es vida real, ni aun siendo su reflejo. Artees, en sí mismo, creación; crea su propia vida, bella en su abstracción, y más allá de loslímites del tiempo y del espacio. Una actuación mecánica comienza donde termina el arte creativo. En la actuación mecánica no hay lugar para ningún proceso vivo, y si ésteaparece es sólo por accidente. Para reproducir sentimientos deben ser ustedes capacesde identificarlos por haberlos experimentado. Con la ayuda de la mímica, la voz y sus ademanes, el actor mecánico ofrece alpúblico nada más que la máscara inanimada de sentimientos no existentes. Para ello, hasido elaborada una gran variedad de efectos puramente pintorescos que pretendencaracterizar toda clase de sentimientos valiéndose de medios puramente externos(nosotros los llamamos “sellos de goma”). Lo peor es que estos clichés llenarán lagunasde un rol cuando éste no se halla sólidamente basado en sentimientos vivos. Más aún, amenudo se anticipan al sentimiento, le obstruyen el camino. Por eso el actor debeprotegerse de tales vicios y recursos. Hasta la actuación mecánica tiene que contar con la técnica para lograrse. Entanto que la actuación mecánica hace uso de patrones ya elaborados para sustituirsentimientos, la sobreactuación toma las convenciones humanas generales que primerose presentan y las usa sin siquiera afinarlas o prepararlas para la escena. Esto puededesarrollar la peor clase de actuación mecánica en el actor. Un papel cimentado en la verdad, progresa; por el contrario, el que se hacesobre un patrón estereotipado, decae. 2
  3. 3. ACCIÓN (Tema 8, 14 y 18) Cualquier cosa que suceda en la escena debe suceder porque haya un propósitopara ello. Hasta permanecer sentado debe tenerlo. Un propósito determinado, específico,no simplemente el general de estar a la vista del público. Uno debe adquirir el derechopropio a estar sentado allí. Y eso no es fácil. La inmovilidad externa de una persona sentada en escena no implica pasividad.Se puede estar sentado sin moverse, y estar en plena acción. No es eso todo: confrecuencia la inmovilidad física es el resultado directo de un estado de intensidadinterna, y es esta actividad interna la que es, con mucho, más importante desde el puntode vista artístico. La esencia del arte no reside en las formas externas sino en sucontenido espiritual. En la escena es necesario actuar, ya sea exteriormente o interiormente.Ejercicio: estar sentado con un propósito (Nunca en general) En la escena no puede haber, bajo ninguna circunstancia, acción que se dirija demodo inmediato a suscitar sentimientos por el mero hecho de despertarlos. Cuandoustedes escojan un fragmento de acción, dejen solos los sentimientos y el contenidoespiritual. Nunca busquen estar celosos, sufrir, hacer el amor, nada más porque sí.Todos estos sentimientos son el resultado de algo que les ha antecedido. Sobre esteprecedente ustedes pueden pensar tanto como quieran. En cuanto al resultado, seproducirá por sí mismo. Si una acción no tiene fundamento interno, no puede retener la atención. Debetener un propósito particular.Ejercicio: Pauta: Mover sillas (arrastrarlas, ordenarlas, disponerlas para algo,amontonarlas, etc.) El alumno debe decidir con qué fundamento interno, qué propósito. Pauta: Abrir y cerrar una puerta / Sumar voz: “Cierra la puerta”. Toda acción en el teatro debe tener una justificación interna, y ser coherente,lógica y real. Una condición, un sí, actúa como una palanca que nos levanta del mundode la realidad a los dominios de la imaginación.Las diversas funciones del si (preguntarse qué harían si): • Produce instantáneamente un estímulo interior. • Alienta al actor, le anima a tener confianza en una situación supuesta. Al ser supuesta, nadie obliga a creer o no creer nada. Todo es claro, honrado y descubierto. Se les propone una cuestión, y se espera de ustedes que respondan a ella sincera y determinadamente. • Despierta una interna y real actividad, por medios también naturales. Actividad en la creación y en el arte.Debe aplicarse, el uso del si, a un rol hacia un personaje.(Ejemplo: qué sucedería si un simple campesino, que ha salido a pescar, tomara latuerca de un riel). Para lograr esta relación entre el actor y la persona que encarna hay que añadirciertos detalles concretos que llenarán la obra, precisando su sentido y dotándola deacción e interés. Las circunstancias que supone y enuncia el si, se originan en fuentescercanas a nuestros propios sentimientos, y tienen una poderosa influencia en la vida deun actor. Una vez que ustedes han establecido este contacto entre su vida y su parte, 3
  4. 4. sentirán ese impulso interno, ese estímulo. Añadan una serie completa de contingenciasbasadas en su propia experiencia de la vida, y verán cuán fácil es para ustedes creersinceramente en la posibilidad de aquello que van a hacer en escena. Elaboren por entero un rol en esta forma, y crearán, completa, una vida nueva. Los sentimientos despertados se expresarán por sí mismos en los actos de lapersona imaginaria a la que la obra ha colocado en las circunstancias hechas por estamisma. Podemos concluir de esto que el si es también un estímulo para la creaciónsubconsciente. Además, nos ayuda a realizar otro de los principios fundamentales denuestro arte: Creación no consciente mediante técnica consciente. El uso del si también está relacionado también con un tercer principio básico denuestro tipo de acción: “Sinceridad de emociones, sentimientos que parezcanverdaderos en determinadas circunstancias dadas”.¿Qué significa la expresión “circunstancias dadas”? Significa el argumento de la obra, los hechos o sucesos del mismo, la época, eltiempo y lugar en que se desarrolla la acción, condiciones de vida, la interpretación queden a ello el actor y el realizador, la mis-en-scene, la producción, los decorados, elvestuario, utilería, efectos de iluminación y sonido: todas las circunstancias, en fin, quese dan al actor para que las tome en cuenta al crear su papel. Si es el punto de partida; el desarrollo, las circunstancias dadas. No puede existiruno sin el otro, si ha de poseerse la cualidad estimulante necesaria. Sin embargo, susfunciones en cierto modo difieren: el si impulsa a la imaginación dormida, en tanto quelas circunstancias dadas construyen las bases para el mismo si. Y ambos, conjunta yseparadamente, ayudan a crear el estímulo interno. De todas maneras, cuando apliquen este tercer principio de la actuación,olvídense de sus sentimientos, porque estos son, con mucho, de origen subconsciente, yno sujetos a control directo. Dirijan toda su atención a las circunstancias dadas. Estánsiempre a su alcance. El poder del si depende no sólo de su propia agudeza, sino también de laprecisión que tenga el trazo general de las circunstancias dadas.Resumen: Recuerden siempre que cuando se comienza a estudiar un papel, debeprimero reunirse todo el material que tenga alguna relación con él, y suplementarlo conmás y más imaginación, hasta haber alcanzado tanta semejanza con la vida, que sea fácilcreer en lo que están haciendo. Al principio, olvídense de sus propios sentimientos.Cuando las condiciones internas se hayan preparado, y bien, los sentimientos saldrán ala superficie por sí mismos.Ejercicio: Plantearse problemas que ellos mismos tienen que poner en acción: escribiruna carta, arreglar un cuarto, buscar un objeto perdido, etc. Que cree el alumno lascircunstancias dadas de cada propuesta. 4
  5. 5. IMAGINACIÓN (Tema 8) Nuestra labor en una obra comienza con el empleo del si como una palanca quelos levanta de la vida diaria al plano de la imaginación. La finalidad de un actor debe ser emplear su técnica para convertir la obra enuna realidad teatral. Y en este proceso la imaginación juega, con mucho, la parte másconsiderable.¿Cuál es la diferencia entre imaginación y fantasía? La imaginación crea cosas que pueden ser o suceder, en tanto que la fantasíainventa cosas que no existen, que nunca han sido y nunca serán. Y aún, ¿quién sabe?,acaso pueden llegar a ser. Nosotros nunca creemos en una acción tomada en general. La imaginación debe estimularse, no forzarse. La actividad, en la imaginación, es de la mayor importancia: primero es accióninterna, luego se hace acción externa.Ejercicio: • Plantear una propuesta a partir de las cosas simples que nos rodean. Con el si mágico, me coloco por mí mismo en el plano de lo imaginario, cambiando nada más que una circunstancia: por ej: La hora del día, la época del año… • Transferirlo a un plano diferente, prescindiendo de la hora, el lugar y la acción real y trabajar con el intelecto: ¿dónde querría usted estar, y a qué hora? E ir haciendo preguntas. Se debe escoger una trama que sea lógica y coherente, y que nos conduzca a una solución también lógica. La imaginación quedará detenida si la hacemos trabajar a partir de premisas dudosas que nos lleven a conclusiones estúpidas. Debemos partir de tener una ininterrumpida serie de circunstancias dadas y disponer de una sólida línea de visiones internas en relación con esas circunstancias. En todo momento, estando en la escena, durante cada uno de los momentos en que se desarrolla la acción de la obra, debemos estar atentos tanto a las circunstancias externas que nos rodean como a la cadena de circunstancias internas que hemos imaginado por nosotros mismos para ilustrar nuestras partes. De esos momentos deberá formarse una serie continuada de imágenes. Y esa película deberá proyectarse dentro de nosotros mismos, en la pantalla de nuestra visión interna, haciendo vivas las circunstancias en medio de las cuales nos movemos. Además, estas imágenes internas, creando una disposición de ánimo correlativa, despiertan emociones que nos mantienen siempre dentro de los límites de la obra. Nuestros sentimientos y experiencias emocionales son variables e inasequibles. Las imágenes son mucho más firme y fácilmente fijas en la memoria visual, y pueden ser reproducidas a voluntad. En mi método de poner a trabajar la imaginación de un estudiante hay ciertos puntos que deben hacerse notar. Si la imaginación está inactiva, haga una pregunta sencilla. El estudiante tiene que contestarla, puesto que se le ha interrogado. Si responde sin pensar en lo que dice, no acepto su respuesta. Entonces, a fin de dar una contestación más satisfactoria, debe, o bien activar su imaginación, o hacer más 5
  6. 6. próximo al sujeto a su mente por medio de un razonamiento lógico. El trabajoimaginativo es a menudo preparado y dirigido de esta manera consciente,intelectual. El estudiante, entonces, ve algo, sea en su memoria, sea en suimaginación: ciertas imágenes visuales definidas se le presentan delante. Por uninstante, vive como en un sueño. Después, otra pregunta, y el proceso se repite. Asíuna tercera y una cuarta vez manteniendo y prolongando ese instante hasta hacerloalgo aproximado al cuadro general. Lo que más valor tiene de ello es que la ilusiónha sido entresacada de las propias imágenes internas del estudiante. Una vez esto seha logrado, él mismo puede repetirlo una, dos o más veces. Mientras más a menudolo haga, más profundamente grabará en su memoria las cosas, y más profundamentelas vivirá. Es verdad que a veces tenemos que tratar con imaginaciones lentas yperezosas, que no responden ni a las más simples sugestiones. Entonces sólo quedaun recurso: no solamente propongo una cuestión, sino que también sugiero larespuesta. Si el estudiante puede aprovecharla, de allí partirá; si no, la cambiaráponiendo otra cosa en su lugar, y en cualquier caso se ha visto obligado a usar supropia visión interna. Al fin, algo de una ilusoria existencia se ha creado, aun si elmaterial ha sido sólo en parte contribución del estudiante. El resultado podrá no serdel todo satisfactorio, pero algo se habrá logrado. Se formará el hábito de luchardeliberadamente con la pasividad e inercia de su imaginación, y eso es un gran pasohacia delante. Preguntarse por qué razón estoy haciendo o voy a hacer algo, es en extremoimportante. Les obliga a definir el objeto de sus meditaciones, sugiere el futuro y lesimpulsa a la acción. Después, hay que dar un paso más: se debe encontrar alguna nueva circunstanciaque le incite emocionalmente y le impulse a la acción. Si no se encuentra nada,tratemos de resolver el problema indirectamente. Primero, que el alumno se planteea qué es más sensible en la vida real. ¿Qué cosa, más a menudo, despierta sussentimientos, su temor o su alegría? Cuando se conocen las inclinaciones de lapropia naturaleza, no es difícil adaptarlas a circunstancias imaginarias. Debennombrar algún rasgo, una cualidad, un interés, que sea típico de él. Aun un tema pasivo (ej. Imagine que es usted un árbol) puede producir unestímulo interno y una incitación, un reto a la acción. Algunas veces no será necesario todo este esfuerzo consciente e intelectual. Suimaginación puede trabajar intuitivamente. Pero no se puede contar sólo con eso. Para llegar a la imaginación, el alumno debe sentir el impulso a la acción tantofísica como intelectualmente porque la imaginación, que no tiene sustanciacorpórea, puede afectar de manera refleja nuestra naturaleza física y hacerla actuar.Esta facultad es de la mayor importancia en nuestra técnica de la emoción. Por lo tanto: Todos y cada uno de los movimientos que los alumnos hacen enescena, cada palabra que dicen, son el resultado directo de la vida normal de suimaginación. Si dicen líneas o hacen algo mecánicamente, sin tener cuenta cabal dequiénes son, de dónde han venido, por qué, qué quieren, a dónde van, cuándo y quéharán cuando lo consigan, estarán actuando sin imaginación. Y durante este tiempo,corto o largo, estarán faltos de realidad, y no serán nada más que máquinas a las quese les ha dado cuerda: autómatas. 6
  7. 7. CONCENTRACIÓN DE LA ATENCIÓN (Tema 8)Para que un actor se desentienda de los espectadores, debe estar interesado en algo de laescena. Un actor debe tener un punto de atención y este punto no debe estar en la sala.Debe hacer un esfuerzo para fijar su atención. Hay que estudiar los objetos hasta elúltimo detalle, después tendrías que poder describirlos. También con visión cerrada,para activar la memoria visual.ATENCIÓN EXTERNA Es la que se dirige a los objetos materiales que se encuentran fuera de nosotrosmismos.Círculo Reducido de Atención/Objeto próximo: (vg. pequeña lámpara brillando en laoscuridad) Se emplea en los momentos de mayor concentración, cuando es necesarioreunir toda nuestra atención para preservarla de que se disipe en objetos distantes. La observación intensa de un objeto despierta naturalmente el deseo de haceralgo con él. Y esto, a su vez, intensifica la observación del mismo. Esta inter-reacciónrecíproca establece un contacto más estrecho con el objeto que ocupa la atención. Usted mismo es el centro de ese círculo (su cabeza, manos, etc., donde cae laluz). La actitud del actor debería ser aquella que llamamos Soledad en Público. Estáusted en público porque todos estamos aquí, y es soledad porque está el actor aislado denosotros por el pequeño círculo de atención). Todos nuestros actos, hasta los más sencillos, aquéllos que nos son familiares ennuestra vida diaria, se hacen forzados cuando aparecemos tras las candilejas ante unpúblico de millares de gentes. He aquí por qué es necesario corregirnos a nosotrosmismos, aprender, de nuevo, a caminar, a movernos, a sentarnos, o recostarnos. Esesencial reeducarnos para ver o mirar, oír y escuchar la escena. El ojo de un actor que mira un objeto, atrae la atención del espectador hacia losmismos puntos escogidos por él como aquéllos a los que debe mirar. De manerarecíproca, un ojo sin expresión deja que la atención del espectador se distraiga de laescena.(Respuestas ante las preguntas de alumnos: No hagan preguntas inútiles. Un actordebe ser un buen adivinador; No repito. Un actor debe tomar las cosas al vuelo; Encaso de no estar seguros, decidan por sí mismos. Pueden equivocarse, pero no titubear.Un actor debe tener resolución, presencia de ánimo. No se detengan a preguntar.Nunca estén ahí sentado, ni un momento, sin hacer algo.)Círculo Medio de Atención: (vg. Luz ilumina un área bastante extensa y abarcadiversos objetos. La pared de sombra no parece ser impenetrable, como antes) El actorestá situado en el centro del círculo medio de luz. No se puede abarcar todo de una vezde cara a la observación, hay que examinar el área parte por parte, objeto por objeto yhaciendo de cada cosa, dentro del círculo, un punto independiente de observación. 7
  8. 8. Gran Círculo de Atención: (vg. La sala entera inundada de luz) Los límites de susdimensiones dependen del alcance de la vista de ustedes. Las distintas perspectivaspodrían ser el horizonte, lo pintado en el telón del fondo, etc. No habiendo límites fijos al círculo, el actor está obligado a trazarlomentalmente, una línea imaginaria, y a no permitirse a sí mismo mirar más allá. Suatención debe reemplazar la luz, manteniéndole dentro de ciertos límites. Así, el método de conservar el círculo de atención debe cambiar. A través de losobjetos, hay que acotar áreas: Círculo Reducido, Medio y Gran Círculo. Otro recurso técnico que ayudará a dirigir su atención. A ensancharse el círculo,también se ensancha el área de atención. Tan pronto como la línea imaginaria comienzaa hacerse vacilante, imprecisa, hay que retirarse rápidamente hacia un círculo menor,que pueda ser retenido por la atención visual del actor, limitarla de nuevo. Hasta ahora el actor era siempre el centro del círculo. Con el Gran Círculo, elactor puede, a veces, encontrarse fuera del mismo, y su papel ser pasivo, deobservación. El pequeño círculo el actor puede llevarlo consigo dondequiera que vaya, en laescena y fuera de ella.ATENCIÓN INTERNA La atención interna es la que se fija en cosas que vemos, tocamos y sentimos encircunstancias imaginarias. Los objetos de de la atención interna están esparcidos y comprendidos,absolutamente, dentro del alcance de los cinco sentidos. Un actor en escena vive dentro y fuera de sí mismo. Esta vida abstractaconstituye una inagotable fuente de material para nuestra concentración interna de laatención. La dificultad para emplearla estriba en que es frágil. Las cosas materiales anuestro alrededor en la escena, atraen a una atención bien entrenada, pero los objetosimaginarios demandan un poder de concentración mayormente disciplinado. Lo estudiado en la atención externa se aplica igualmente a la atención interna. Esmuy importante para el actor porque gran parte de su vida tiene lugar en el dominio delas circunstancias imaginarias. Por ello, sirven los ejercicios que se realizan para laimaginación, ya que son igualmente efectivos para concentrar la atención. (vg.Visualizar por la noche lo realizado durante el día con todo detalle, revivir todos lospensamientos y emociones internas que les han despertado todo lo que han hecho. Es lamanera de desarrollar un fuerte, agudo y sólido poder de atención, externa e interna).Para desarrollarla se requiere una labor constante y diaria, repetida.ATENCIÓN QUE PROVOCA UNA REACCIÓN EMOCIONAL El modo de atención, descrita hasta ahora, ha sido una atención intelectual. Esteuso es empleado muy pocas veces de ese modo por el actor. Para asegurar su objeto firmemente cuando ustedes actúan, necesitan otro tipo deatención, aquella que provoca una reacción emotiva, que está apoyada en el sentimiento.Ustedes deben encontrar, tener algo que les interese en el objeto de su atención, y quesirva para poner en marcha su aparato creativo entero. 8
  9. 9. El objeto sería el mismo que en los dos tipos de atención anteriores, pero ahoralas circunstancias imaginarias pueden transformarlo y avivar en ustedes la reacciónimaginaria hacia él.ATENCIÓN AUTOMÁTICA Cuando la atención ya está construida y se levanta sobre varios estratos que nose interfieren unos con otros. Es el hábito es que confiere esta atención automática. Elperíodo más difícil, en el aprendizaje, es el inicial. Parece que el actor deba estarpensando en mil cosas: su papel, la técnica y sus métodos, las líneas, los pies y entradas,etc. Y es verdad, pero a final interioriza la técnica y se convierte en algo natural. ¿Cómo es posible visualizar un objeto en la “cuarta pared” sin mirar al público?¿Cómo deben sus ojos enfocar la visión? Para fijar el objeto en un punto imaginario, losojos deben enfocar la visión casi en el mismo ángulo que si se tratara de la punta de sunariz. Hay que entender la relación entre visión y distancia, esa es la técnica apropiadapara mirar la inexistente 4ª pared, o a la distancia. Además, sentir la necesidadinconsciente de hacerlo. Un actor debe ser observador no sólo en la escena, sino también en la vidadiaria. Debe concentrarse en todo aquello que atraiga su atención; mirar un objeto nocomo cualquier persona, con “penetración”. Así su método de creación guardarárelación con la vida. Y además, debe saber cómo extraer de sus observaciones lo mássignificativo, lo más típico, más característico o pintoresco. Esto debe ser una prácticasistemática. ¿Cómo podemos a la gente no observadora enseñarle a notar lo que el mundotrata de mostrarle? Primero que nada hay que enseñarle a mirar, a oír, a escuchar lo quees bello. Tal hábito eleva su ánimo y despierta su sensibilidad, sus sentimientos, quedejarán huellas profundas en sus recuerdos emotivos. Traten de expresar en palabras loque en estas cosas causan placer: este propósito, este esfuerzo, les hará observar más decerca, más detenida y efectivamente para poder apreciar y definir sus cualidades. Y notraten de pulir el lado áspero y oscuro de lo natural. Busquen lo mismo la belleza que lo que le es contrario y defínanlo, aprendiendoa conocerlo y a ver una cosa y otra. De otro modo, su concepto de la belleza seráincompleto, almibarado, amelocotonado, sentimental. Una vez hayan aprendido a observar la vida a su alrededor y a aprovechar laobservación para su trabajo, se volverán al estudio de lo más necesario e importante, delmás vivo material emotivo, en el que reside su principal aptitud de creadores. Y quierodecir con ello, esas impresiones que se obtienen del contacto directo y personal conotros seres humanos. Ese material es difícil de obtener porque es en gran parteintangible, indefinible y sólo percibido en lo íntimo. De seguro, muchas experienciasespirituales, invisibles, se reflejan en nuestra expresión facial: en los ojos, en la voz, ennuestra manera de hablar y nuestros gestos, pero aún así no es fácil de percibir, entrar encontacto con la intimidad de otro ser, porque la gente no abre a menudo las puertas desu alma ni permite a otros verles como realmente son. Cuando el mundo interior de alguien a quienes ustedes observan se aclare y sehaga visible a través de sus actos, sus pensamientos e impulsos, sigan másestrechamente sus acciones, y estudien las condiciones en las cuales se encuentra a símismo. ¿Por qué hace esto o esto otro? ¿Qué es lo que pensaba al hacerlo? 9
  10. 10. Este es un modo de conocer la vida interior de una persona a través de unsentimiento intuitivo, con poderes de observación que son, en su origen,subconscientes. En el proceso de trabajo, se van aprendiendo más y más modos deestimular el subconsciente, encauzándolo hacia el proceso creativo.RELAJACIÓN Y DESCANSO DE MÚSCULOS (Tema 8) No pueden ustedes tener idea de lo perjudicial de los espasmos musculares y dela contracción física. En cada caso, invalidan al actor impidiéndole desenvolverse,actuar. Es peor aún, sin embargo, cuando esta condición afecta a su cara, expresandoaún lo contrario del proceso íntimo del actor, y sin guardar relación con sus emociones.La tensión en cualquier parte del cuerpo afecta a las emociones, a la expresión de éstasy al estado general de la sensibilidad del actor. La tensión muscular interfiere su experiencia emotiva interna. En tanto que semantiene el esfuerzo físico (vg. Mantener levantado el piano y pensar la respuesta depreguntas), no puede ni siquiera pensar en los delicados matices del sentimiento o en lavida espiritual de la parte que se actúa. Antes de empezar la actuación será necesariotener los músculos en la condición debida, de manera que no vayan a impedir susacciones. La presión de un solo músculo, en un solo punto, es suficiente paradescomponer por entero el organismo, tanto espiritual como físicamente. Como ser humano, el actor está sujeto a la tensión muscular. Ésta existirásiempre que aparece en público. Hacerla desaparecer por completo es imposible,además eliminado un punto, suele aparecer en otra parte. Nuestro método consiste endesarrollar una especie de control: un vigía observador. Dejen que la tensión venga, sino pueden evitarlo. Pero de inmediato, hagan funcionar su control para eliminarla. Un actor, como un niño pequeño, debe aprender a hacer todo de nuevo: caminar,mirar, sentarse, hablar y demás. El problema es que se hace en la vida ordinaria, pero sehace mal. Y bajo la luz de las candilejas, todo se multiplica y se hace más evidente. Otrarazón es que la escena indispone el estado general del actor. Hay que recordar que existen diferentes tipos de tensión. Un músculo necesariopara sostener determinada posición puede controlarse, pero sólo hasta donde seanecesario para ello. Habría que hacer un estudio general del peso del cuerpo humano, ainvestigar el centro de gravedad y su localización en cualquier postura adquirida. Así seaveriguará cuáles son los centros que establecen el equilibrio. El cuerpo humano puedeadiestrarse y adquirir grados de ligereza, agilidad y adaptabilidad. Cada postura debe estar sujeta no sólo a la auto-observación, también debebasarse en alguna idea imaginaria y ser determinada por las “circunstancias dadas”.Cuando esto sucede deja de ser una mera pose, para convertirse en acción (puede serimaginaria o real, pero siempre justificada por unas circunstancias dadas en que el actorpueda creer). El actor no tiene más que creer en esta ficción, y de inmediato la poseinanimada se vuelve real, un acto dotado de vida y con un verdadero objetivo real, vivo.Y sólo con sentir la verosimilitud de este acto, hace que la intención y la subconscienciavengan en su ayuda. Entonces, la tensión superflua desaparece, los músculosprecisamente necesarios entran en acción, y todo esto esto sucede sin la intervención deninguna técnica consciente. 10
  11. 11. No debe haber nunca en escena una postura o posición que no tenga base. Elconvencionalismo teatral no tiene lugar en el arte verdadero y creativo. No debe existirsólo una pose convencional, debe dársele fundamento y que sirva a un propósitointerno.Tres momentos: 1) tensión superflua al realizar una postura ante público; 2) elrelajamiento mecánico de esta tensión superflua, bajo la dirección del “control”; 3)justificación de la postura, si ella por sí misma no convence al actor. Cuanto más delicado es el sentimiento, mayor precisión requiere, más claridad ycalidad plástica en su expresión externa y física. Debe acumularse la energía adecuadapara que los movimientos sean precisos, definidos y enérgicos. Los defectos de la vidadiaria en escena se hacen más notables y dejan en el público una impresión definitiva.UNIDADES Y OBJETIVOS (Tema 14 y 15) Así debe proceder el actor: no por una multitud de detalles, sino por aquellasunidades importantes que, como señales, le marcan su canal, y lo mantienen en la línearecta de la creación. Juntas hacen un objetivo más amplio, el superobjetivo. Esto leobligará a romper cada unidad en más finos detalles, a reproducirlos claramente y apormenorizar. Si estas divisiones son todavía monótonas, debe romperlas todavía más.Así se reajustará el total. Recuerden siempre que la división es temporal. La parte y la obra no debenpermanecer fragmentadas. Es sólo en la preparación de un papel, que hacemos uso delas pequeñas unidades. La técnica de la división es relativamente sencilla. Pregúntense a sí mismos:¿Cuál es el núcleo de la obra, aquello sin la cuál no existiría? Luego, pasen a los puntosprincipales sin entrar en detalles: los episodios orgánicos, sus unidades mayores. Ahorasaquen de cada uno de ellos su contenido esencial, y obtendrán el esquema interno de laobra total. Cada una de ellas es a su vez dividida en pequeñas partes menores, lascuales, reunidas, componen aquélla. Al constituir estas divisiones es a menudonecesario combinar varias unidades menores. La división de la obra en unidades, a parte de servir para estudiar su estructura,tiene otra razón, íntima, actoralmente más importante: en el centro, en el corazón decada unidad, radica un objetivo creador. La suma de los objetivos debe formar unacorriente lógica y coherente. El objetivo es la luz que conduce por el camino verdadero. El error que lamayoría de actores cometen es que piensan en el resultado en lugar de la acción que loprepara y ha de darlo. Por eludir la acción, y dirigirse sin más al resultado, se obtiene unproducto forzado que no conduce sino a una actuación defectuosa. En la escena encontramos innumerables objetivos, pero no todos son buenos ynecesarios; en realidad, muchos son nocivos y peligrosos. Un actor debe aprender areconocer la calidad de ellos, evitando los innecesarios y reconociendo losesencialmente justos. Yo definiría los objetivos verdaderos como sigue: 11
  12. 12. 1) Deben encontrarse de nuestro lado de las candilejas, es decir, dirigirse hacia los demás actores, no hacia los espectadores. 2) Deben ser personales y, no obstante, análogos a los que tendría el personaje que se encarna. 3) Deben ser creativos y artísticos, porque su función es satisfacer el propósito principal de nuestro arte: crear la vida de un alma humana, y exteriorizarla, interpretarla en forma artística. 4) Deben ser reales, vivos y humanos, no muertos, convencionales o meramente teatrales. 5) Deben ser tan verídicos que ustedes mismos, los actores que trabajan con usted y el público, puedan creer en ellos. 6) Deben tener la cualidad de ser atractivos y estimulantes para ustedes. Hacerle desear realizarlo. 7) Deben ser definidos, y característicos del papel que interpretan. No admitir vaguedad, y estar claramente entretejidos en la trama que forma la parte que actúan. 8) Deben tener contenido y valor, corresponder al cuerpo interno de la parte. No ser triviales ni superficiales. 9) Deben ser activos, dinámicos, para impulsar y llevar adelante el papel y no dejarle estancarse. Los objetivos que reúnen estas cualidades son llamados objetivos creadores. Y debemos mantenerlos vivos. Les prevengo contra una forma peligrosa de objetivo: el puramente motor, que es muy frecuente en el teatro y conduce a una actuación mecánica. Admitimos tres tipos de objetivos: el externo o físico, el interno o psicológico, y el tipo rudimentario o elemental psicológico. Ejemplos: el externo o físico, saludar a alguien (es mecánico, sin psicología, pero al realizarlo obtenemos una sensación); el objetivo ordinario o rudimentario (saludar a alguien queriendo expresar gratitud. Hay en él algo de psicológico); el objetivo psicológico (saludar, deseando excusarse por una disputa de ayer, admitiendo el error y pedirle que lo olvide. Tengo que haberlo pensado y dominar muchas emociones antes de poder hacerlo). En cada objetivo físico hay algo de psicológico, y a la inversa. No se puedenseparar. (Ejemplo: ir hacia alguien y abofetearle. Implica infinidad de sensacionespsicológicas). No intenten trazar una línea demasiado definida entre la naturaleza físicay la psíquica o espiritual. Observen sus instintos, siempre inclinándose un poco hacia lofísico. Los objetivos físicos son más fáciles y prontamente alcanzables. Así se evita elriesgo de caer en una falsa manera de actuar. Cómo extraer un objetivo de una unidad de trabajo. El método es simple: consiste en encontrar el nombre más apropiado para launidad, aquél que caracteriza su esencia íntima. El nombre correcto, verdadero, quecristaliza la esencia de una unidad, descubre su objetivo fundamental. -Unidad y objetivo son dos cosas distintas. El nombre se da a la unidad. 12
  13. 13. -No deberían tratar de expresar el significado de su objetivo en términos de un nombre o un sustantivo. Este puede emplearse para la unidad, pero no para el objetivo. Para el objetivo debe usarse siempre un verbo. -Cada objetivo debe llevar en sí mismo el germen de la acción. El verbo ser es estático. No contiene el germen activo necesario a un objetivo. Deben ser verbos que ayuden a despertar su emoción y que no sean demasiado generales (Yo quiero..., para… también ayuda). FE Y SENTIDO DE LA VERDAD (Tema 9 y 14) Hay dos clases de verdad y sentido de creencia en lo que hacemos. Primero, hayaquél que es creado automáticamente y en el plano de un hecho real, y segundo, hay eltipo escénico, el cual es igualmente verdadero pero originado en el plano imaginativo yde la ficción artística. Para alcanzar este último sentido de la verdad, deben emplear una palanca queles levante al plano de la vida imaginaria. Las circunstancias dadas propias, lesayudarán a sentir y crear una verdad escénica en la cual ustedes pueden creer mientrasestán en escena. Consiguientemente, en la vida ordinaria, verdad es lo que en realidadexiste, lo que una persona conoce realmente. En tanto que en el escenario, consiste enalgo que no existe realmente, pero que podría ser o suceder. Lo que queremos decir por verdad en el teatro, es la verdad escénica de la queun actor debe hacer uso en momentos de creación. Traten siempre de comenzar unalabor desde el interior. Pongan vida en todas las circunstancias imaginadas y en lasacciones hasta que hayan satisfecho por completo su sentido de la verdad, y hasta quehayan despertado ese otro sentido de fe, o creencia, en la realidad de sus sensaciones. Aeste proceso se le llama justificación de una parte. La verdad no puede separarse de la creencia, ni ésta de la verdad. Cuanto sucedaen escena debe ser convincente para el actor en sí mismo, para los demás que actúancon él, y para los espectadores. Hablemos ahora de su contrario: la falsedad.Un sentido de la verdad contiene en sí mismo un sentido de lo que no es verdadero.Ustedes deben poseer ambos; pero será en diversas proporciones (tantos por cien).Ustedes necesitan de la verdad, en el teatro, sólo hasta donde puedan creer en ella. Puede inclusive obtenerse cierto provecho de la falsedad, si son ustedesprudentes con ella. Un grano de verdad debe plantarse allí donde hay falsedad, bajo ella,para que así, con el tiempo, la suplante. Verdad Física No traten de hacerlo todo en seguida, vayan parte por parte, ayudándose ustedesmismos de pequeñas verdades. Hagan partir sus acciones de las bases físicas mássencillas que sea posible. Hay que cuidar gran cantidad de detalles realistas a fin de convencer a sunaturaleza física de la verdad de lo que hacen en escena (y más con objetosimaginarios). Una acción física completamente justificada es aquello en lo que un artistapuede poner por completo su fe orgánica. 13
  14. 14. (Ejercicio sencillo: Creen la secuencia de una acción externa, física. Y háganme sentirla verdad de ella) Posesionarse de inmediato de toda la verdad interna de una obra o papel y creeren seguida en ella es imposible. Debemos fraccionarlo, dividirlo, y absorber cadaparte por separado. Debemos seguir el mismo procedimiento que seguimos al estudiarlas unidades y objetivos. Partiendo de su creencia en la verdad de una pequeña acción,un actor puede llegar a sentirse a sí mimo en su parte y tener fe en la realidad de la obraentera. “Un sentido de medida les ayudará siempre”.La Vida de un Cuerpo Humano Para evitar malos hábitos que amenazan con desviarlos a cada paso, debenustedes establecer la dirección correcta tendiendo una serie de acciones físicas (línea deacciones físicas). Esta línea deben ustedes recorrerla hasta haber fijado,permanentemente, la ruta verdadera a seguir en su papel. Repetirla detalladamente una yotra vez (sólo acciones físicas, verdades físicas y una creencia física en ellas. Sólo eso.) Si al ejecutar la secuencia de actos físicos sin una sola interrupción, se creansensaciones nuevas y los momentos aislados fluyen en períodos más amplios, hemoscreado una corriente continua de verdad. Con la repetición, la secuencia se fortalece yla acción da la sensación de ir hacia delante con un ímpetu creciente. Ni estando dentro del escenario ni entre bastidores, el actor debe permitirrupturas o interrupciones en la continuidad de la vida de su parte. Esto ocasionalagunas.Si no siguen actuando, al menos confinen sus pensamientos a los que la persona queactúan tendría en circunstancias análogas. A esta secuencia continuada es a lo que llamamos en nuestra jerga teatral “lavida de un cuerpo humano”. Está constituida por acciones físicas vivas, motivadas porun sentido interno de verdad y una creencia en lo que están haciendo. Esta vida de uncuerpo humano en un rol es la mitad de la imagen por crear, si bien no es la másimportante de sus mitades.La Creación del Alma Humana En realidad esto ya ha sucedido, sin que ustedes lo sepan, en su interior. Laprueba es que no lo hicieron de modo frío y formal, sino con íntima convicción.¿Cómo fue producido este cambio? De una manera natural: porque el lazo que une el cuerpo y el alma es indivisible.La vida de uno da vida al otro. Cada acto físico, excepto los puramente mecánicos,tienen una fuente interna de sentimiento. En consecuencia, tenemos un plano interno yun plano externo en cada rol, ambos entrelazados. Un objetivo común los hace análogosentre sí y fortalece sus lazos.(Ejercicio: Medea. Línea de acción continuada abierto-cerrado y texto) La base total del éxito del ejercicio final descansaba en los “si” mágicos y en lascircunstancias dadas. Eran éstas y aquellos los que producían en mí el impulso interno,no la creación de los detalles físicos. Usamos la técnica consciente de crear el cuerpo físico de un papel, y con suayuda lograr la creación de la vida subsconsciente del espíritu del mismo rol. 14
  15. 15. Los actores, como los viajeros, encuentran muchas manera diferentes de llegar asu destino: hay aquéllos que, real y físicamente, experimentan su parte, y los quereproducen su forma externa, los que se componen a sí mismos con trucos previstos yhacen su actuación como si fuera un truco mecánico. Los hay que hacen de su parte unárido discurso literario, y otros que se valen de ella para hacer un lucimiento de símismos, para hacerse admirar más.¿Cómo pueden precaverse de adoptar la dirección falsa? Deben contar, para cadaestación de su recorrido, para cada punto de empalme, con un bien entrenado y alertagarrotero o asa. Este es su sentido de verdad, que da sentido de fe y los mantiene en elcarril debido.¿Qué material usamos para construir nuestro carril?Al principio parecería que lo mejor es emplear emociones reales, verdaderas. Pero, lascosas del espíritu no son suficientemente sólidas. Es por eso que tenemos que recurrir ala acción física. Hacerlas con verdad y creyendo en ellas. Donde exista verdad ycreencia, tendrán sentir y experiencia. Así, instantáneamente, de modo intuitivo ynatural, despertará una emoción.(Ejercicio: Cantar una nana a un bebé // ¿En qué se ocupa Lady Macbeth en laculminación de su tragedia? En el sencillo acto físico de lavar de sus manos unamancha de sangre.) Tal concentración es necesaria si han de poseer sentimientos verdaderos. En lavida real también muchos de los grandes momentos de emoción están señalados poralgún acto ordinario, pequeño, natural. (v.g.: tristes momentos de asistencia a lagravedad, a la proximidad de la muerte de un ser querido). Nosotros los artistas tenemos que admitir la verdad de que aún los mínimosmovimientos físicos, cuando tienen lugar dentro de unas “circunstancias dadas”,adquieren gran significación debido a la influencia sobre la emoción. Si se le dice a un actor que su papel está lleno de acción psicológica y honduratrágica, comenzará de inmediato a forzarse a sí mismo, exagerando su pasión, a ahondaren su ánimo para extraer sentimientos, ejerciendo violencia sobre ellos. Pero si usted leda un sencillo problema físico a resolver, y rodea éste de condiciones de interés ysensibilidad, se dispondrá a ejecutarlo sin pensar demasiado profundamente si lo quehace resulta en psicología, tragedia o drama. Así, el camino fácil es el familiar, habitualy mecánico: la línea de menor resistencia. La significación de los actos físicos en momentos altamente dramáticos otrágicos se enfatiza por el hecho de que mientras más sencillos son aquéllos más fácil esdominarlos, y más fácil entonces permitirles conducir a ustedes a su verdadero objetivo,alejándoles de la tentación de caer en la actuación mecánica. Lleguen a la parte trágica de su papel sin atormentar sus nervios, sin jadeos niviolencia, y sobre todo, no apresuradamente sino gradual, lógicamente, conduciendocorrectamente la secuencia de las acciones físicas externas, y creyendo en ellas. El acceso al drama y la tragedia o a la comedia o el vodevil, difiere solamente enlas circunstancias dadas que rodean las acciones del personaje que ustedes encarnan. Enconsecuencia, cuando ustedes vayan a experimentar con una tragedia, no piensen en susemociones. Piensen en lo que tienen que hacer.(Ejercicio: Adefesio, “Tú lo has matado…” // Lady Macbeth. “Está ronco el cuervo…) 15
  16. 16. Su artificiosa verdad les ayuda a representar imágenes y pasiones. Mi verdad esde otra clase, y ayuda a crear imágenes reales en sí mismas y a excitar pasiones realestambién. La diferencia entre el arte de ustedes y el mío es la misma que distingue a laspalabras parecer y ser. Yo debo tener verdad real; ustedes se satisfacen con suapariencia. Ustedes voluntariamente se limitan a la confianza que su público les tiene,es un mero asistente. Para mí, el espectador es un testigo, y un participante de mi laborcreadora. La gente que más habla de exaltación y elevación es precisamente, en sumayoría, la que no tiene atributos de elevarse por sí y alcanzar un nivel más alto.Hablan de arte y de creación con falsa emoción, y de una manera indistinta ytergiversada. Los verdaderos artistas, por el contrario, se expresan de una manerasencilla y comprensiva. Los actores deberían encontrar su lugar en el teatro. Es en extremo importante ennuestro arte que cada actor encuentre su tipo particular, aquél al que pertenece. No todo tipo de verdad puede ser trasplantado a la escena. Lo que empleamos enella es una verdad transformada en un equivalente poético por obra de la imaginacióncreadora. Lo único que importa es que lo que hacemos se dirija a desarrollar y vigorizar elsentido de la verdad. Es una tarea difícil, porque es mucho más fácil mentir, cuandoustedes están en escena, que hablar y actuar la verdad. Necesitarán ustedes una grancantidad de atención y concentración para ayudar al adecuado crecimiento de su sentidode verdad y fortalecerlo. ¡Eviten la falsedad! Eso engendra deformidad, violencia, exageración ymentiras; y cuanto éstas con mayor frecuencia se repitan y les dominen, másdesmoralizador será ello para su sentido de verdad. Y sean inflexibles, desarraiguen desí y sin piedad, toda tendencia a la actuación mecánica y exagerada. No se lo permitan.Eliminen constantemente las cosas superfluas para crear un proceso especial. 16
  17. 17. MEMORIA DE LAS EMOCIONES (Tema 11 y 13) Lo inesperado es a menudo el más efectivo acicate de la labor creadora. Con larepetición, lo que era inesperado ya no lo es y, no obstante, debemos vivirlo como sifuera la primera vez. Los novatos, tras entrenarlo, suelen tener una muy buena memoria de la acciónexterna. Pero, ¿y la memoria de las emociones? ¿Revivir todos los sentimientosexperimentados la primera vez y actuando sin esfuerzo, involuntariamente? Esto se presenta raramente, es cierto. Para comenzar, es lícito que se dejen guiarpor su plan externo. Pero después, deben dejar que el mismo les recuerde sussentimientos anteriores y entregarse a ellos el resto de la escena. Si aún así no ocurre, tengo que reducir mis pretensiones, diré: ejecuten elesquema físico del ejercicio, aun si esto no les recuerda sus antiguas sensaciones ni leshace sentir el impulso de mirar a las circunstancias dadas de la trama con visiónrenovada. Pero, entonces, háganme ver el empleo de su psico-técnica, introduciendonuevos elementos imaginativos que despierten sus adormecidos sentimientos. Si ustedeslogran esto, entonces podré reconocer evidencias de memoria emotiva. Igual que su memoria visual puede reconstruir la imagen interna de una cosaolvidada, un lugar o una persona, su memoria emocional puede hacer volversentimientos que usted ya experimentó. Para hacerlo volver, hay que entrenarlo para laescena. En seguida Torstov estableció la distinción entre la memoria de las sensaciones,referida a nuestros cinco sentidos, y la memoria de las emociones. Dijo que podríaocasionalmente hablarse de ellas como corrientes paralelas una a la otra; si bien esta,dijo, es una conveniente pero nada científica descripción de su interrelación. La vista es, de los cinco sentidos, el más receptivo respecto a impresiones. Eloído es también extremadamente sensible. Es por esto que las impresiones se obtienenmás prontamente a través de nuestros ojos y oídos. Y aunque nuestros sentidos del olfato, el gusto y el tacto son útiles y aunimportantes en nuestro arte, su papel es meramente auxiliar en cuanto al propósito deinfluir en nuestra memoria de las emociones. Retenemos la memoria de los hechos, pero sólo las características sobresalientesque nos han impresionado, y no sus detalles. De estas impresiones, el recuerdocondensado, más profundo y más amplio de las sensaciones de esa experiencia, seforma. Es una especie de síntesis del recuerdo a gran escala. Es más puro, condensado,compacto y substancial, y más agudo que los hechos reales. El tiempo es un filtro magnífico para nuestros sentimientos recordados, yademás un gran artista. No solamente purifica, sino que transmuta, aun los dolorososrecuerdos realistas en poesía. 17
  18. 18. El problema consiste en volver a apresar la emoción que una vez brilló fugazcomo un meteoro. Cuando las reacciones de un actor son más vigorosas, la inspiraciónpuede aparecer. Por otro lado, no gaste su tiempo en seguimiento de una inspiraciónque, una vez, por ventura, cruzó su camino. Reúna sus esfuerzos para crear una nueva yfresca inspiración para hoy. Desde luego que sentirse infundidos de sentimientos inconscientes e inesperadoses algo tentador, algo en lo que soñamos, el aspecto favorito de la creación en nuestroarte. Pero de esto no deben ustedes deducir que haya ningún derecho a subestimar lasignificación de los sentimientos repetidos extraídos de la memoria de las emociones.Al contrario, deben ustedes serles por completo devotos, adictos, pues son los únicosmedios por los cuales pueden, en cierto grado, influenciar la inspiración. “Permítanmerecordarles nuestro principio capital: A través de lo medios conscientes, alcanzar elsubconsciente.” Otra razón por la cual ustedes deben fomentar estas emociones repetidas es queun artista no debe elaborar su papel con lo primero que tenga a mano, sino escoger, ymuy cuidadosamente, de entre sus recuerdos y entresacar de sus experiencias vivas lasmás excitantes y sugestivas. Elaborar el alma de la persona que encarna con lasemociones que le son más caras que sus sensaciones diarias. Un artista toma lo mejor desí mismo y lo transporta a la escena. Ustedes pueden entender una parte, simpatizar con el carácter de la persona queinterpretan, y ponerse en su lugar, a modo de actuar como ella lo haría. Esto despertaráen el actor sentimientos análogos a los requeridos por la parte. Pero estos sentimientospertenecerán, no a la persona creada, sino al actor mismo. Nunca se pierdan a sí mismos en escena. Actúen siempre desde su personalidadpropia, como artistas. No pueden, nunca, escapar de sí mismos. El momento en que sepierden, marca el dejar de vivir verdaderamente su parte para caer en la actuación falsay exagerada. Siempre deben ser ustedes mismos, pero ello será en una infinita variedadde combinaciones de objetivos y circunstancias dadas: aquellas que hayan preparadopara su parte, y que hayan sido fundidas en el crisol de su memoria emocional. Aquellos papeles para los cuales no tiene los sentimientos apropiados, son losque nunca actuará bien. Los actores no se dividen, en lo principal, por tipos. Lasdiferencias las determinan sus cualidades internas. Nosotros tenemos dentro elementos de todas las características humanas, buenasy malas. Y un actor debe emplear su técnica para descubrir, por medios naturales,aquellos elementos que le son necesarios desarrollar para hacer su parte. De estamanera, el alma del personaje que encarne será una combinación de los elementos vivosde su propio ser. Lo que debe importarles, en primer lugar, es cómo incitar su materialemotivo. Y en segundo, descubrir los métodos de crear un número infinito decombinaciones de almas humanas, caracteres, sentimientos, pasiones, para suspartes.¿Cómo?: por medio de estímulos interiores y exteriores. Cuando la producción externa de una obra está íntimamente ligada a la vidaespiritual de los actores, adquiere a menudo más significación en la escena que en lavida real. Si satisface las necesidades de la obra, y produce la requerida disposición,ayuda al actor a formular el aspecto interno de su rol, influyen en todo su estado físico y 18
  19. 19. capacidad de sentir. Bajo estas condiciones el montaje es un estímulo definitivo paranuestras emociones. El director debe dar los medios al actor para producir unaatmósfera, crear el ambiente, lo cual le ayudará a producir su parte. Si el director creauna magnífica producción externa que no se aviene a las necesidades del actor, se leconducirá en una dirección falsa, y levantará barreras entre ellos y sus partes. Todo buenset ayuda a un actor y ayuda a la memoria de sus emociones. Cada situación que se lesprepara les ayuda a dar forma externa y plástica a su disposición interna. Actores, para trabajar, no pongan el sentimiento en sí mismo, sino pongan sumente a trabajar sobre lo que les hace crecer y desarrollarse, y cuáles condicionesfueron las que hicieron posible la experiencia. No empiecen nunca por los resultados.Estos aparecerán a su tiempo como el producto lógico de lo que se hizo antes. Esta experiencia ilustra el método de trabajo sobre la emoción que se despierta,volviendo a su estímulo original. Por el empleo de este método, el actor puede, avoluntad, repetir cualquiera sensación deseada, porque puede seguir al sentimientoaccidental hasta aquello que lo estimuló, con el fin de rehacer su camino partiendo delestímulo hacia el sentimiento en sí mismo. Mientras más amplia sea su memoria de las emociones, más rico será el materialdisponible para la creación interna. Es, sin embargo, necesario además de esa riquezaemocional, distinguir ciertas otras características, a saber: su poder, su firmeza, lacalidad del material que retiene y almacena, hasta donde todo esto afecta a nuestralabor, prácticamente, en el teatro. Si nuestra memoria es débil, los sentimientos quegenera son pálidos, intangibles. No tienen valor real en escena porque no pasan de lascandilejas. Si la memoria emocional es débil, el trabajo psicológico es tan extenso comocomplicado. Hay muchos grados de poder en la memoria de las emociones y sus efectos ycombinaciones son variados. Además, hay múltiples aspectos de esta forma de memoriaque el actor debe conocer y que no tiene que ver con nuestra memoria emocionalpropia. El protagonista de un hecho, quien lo vive en primera persona, siente la ofensa;el testigo puede únicamente, por simpatía, compartir el sentimiento con él. Alguienque ha oído o leído sobre un accidente, también puede recibir fuertes impresiones, yaque actúa la fuerza de la imaginación de quien cuenta y de quien recibe. El actor debetrabajar con todos estos tipos de material emotivo y ajustarlos a las necesidades delpersonaje que encarna. Estos sentimientos de simpatía pueden ser luego convertidos enreacción directa. Usamos no sólo nuestras emociones pasadas como material decreación sino que usamos también sentimientos que hemos tenido al simpatizar con lasemociones de otros.Así, debemos estudiar a la demás gente, emocionalmente y tan estrechamente comopodamos, hasta que la relación de simpatía con ellas se transforme en sentimientosnuestros, propios. Eso es lo que hacemos cuando comenzamos el estudio de un nuevopapel. A MODO DE RESUMEN: 1) (Ej. Ejercicio del loco) Importantes las sugestiones imaginarias. Cada una contiene un estímulo para su memoria emocional. Dan un ímpetu a través de las cosas que nunca nos han sucedido en la vida real. Se siente también el efecto del estímulo externo. 19
  20. 20. 2) Dividir la escena en unidades y objetivos, entender la estructura interna y aplicarla a nuestro trabajo. Este es un tipo de estímulo interno.3) Los objetos de atención, si para nosotros se transforman en objetos vivos también son reales estímulos externos e internos.4) Otra fuente de estímulo de la emoción es la verdadera acción física y su creencia en ella.5) El texto es otra fuente interna de estímulo. La trama de pensamientos y sentimientos que existe bajo aquél, y que afecta a la interrelación entre los actores.6) Forman parte de los estímulos externos: el decorado, arreglo del moblaje, iluminación, efectos de sonido y otros. Todos ellos crean la ilusión de vida real y su ambiente o atmósfera vivo. La suma de estos elementos y añadir los que se vayan aprendiendo son los quese deben emplear en el trabajo. Ahora bien, debemos trabajar como el cazador:poniéndole señuelos. Nuestras emociones se esconden por los rincones del alma yno salen por sí solas, el actor debe concentrar su atención y estimular su memoriapara atraerlas y hacerlas salir. El actor debe estar constantemente alimentando las reservas de su emoción,enriqueciendo siempre sus existencias, no sólo a nivel de adquirir vivenciaspersonales, sino estudiando, investigando, conjeturando, observando, deduciendo,experimentando emociones y sensaciones del pasado, del presente y del futuro. 20

×