Se ha denunciado esta presentación.
Utilizamos tu perfil de LinkedIn y tus datos de actividad para personalizar los anuncios y mostrarte publicidad más relevante. Puedes cambiar tus preferencias de publicidad en cualquier momento.

Competencias y capacidades del área de educación fisica

30.254 visualizaciones

Publicado el

LA EDUCACIÓN FÍSICA COMO ÁREA FUNDAMENTAL EN PRIMARIA

Publicado en: Educación

Competencias y capacidades del área de educación fisica

  1. 1. Tema N˚ 2 Las competencias, capacidades y estándares de aprendizaje en el área curricular de Educación Física 1 Estimado docente, te invitamos a continuar con el segundo tema de la presente unidad, para ello compartimos contigo el siguiente video, por favor obsérvalo atenta- mente y reflexiona desde tu experiencia pedagógica las preguntas propuestas: La relación entre las competencias educativas, las capacidades, los estándares de aprendizaje y los desempeños, es una de las cuestiones que inciden en la comprensión y el diseño del Currículo Nacional. Para entenderlo, es adecuado realizar un repaso de los hitos más importantes. Observa el vídeo “Clases de Educación Física: Ejercicios fáciles de coordi- nación” que aparece en el siguiente enlace web: https://www.youtube.com/watch?v=eTwAjSK0ZDw&feature=youtu.be Vinculación con nuestra práctica pedagógica A partir del vídeo: ¿Te identificas con la práctica desarrollada por el docente? El método desarrollado por el docente ¿Es el más adecuado según los enfoques por competencia y del área de Educación Física? ¿Por qué? ¿Qué le recomendarías a este docente en relación al método aplicado, uso de los espacios deportivos y materiales didácticos? Oficina de Lima Representación en Perú
  2. 2. 2.1 De las conductas a las competencias, pasando por las capa- cidades En la década de los años 70, en las propuestas curriculares predominaron los objetivos basados en conductas. Así, los objetivos debían formularse de forma operativa: demos- trarse, observarse, y evaluarse con instrumentos “objetivos”, tras situaciones de enseñan- za magistral dirigidas al “alumno-medio”, desde lo previsto en el “programa”, y mediante procesos de aprendizaje resueltamente directivos. Como diría Gimeno Sacristán (2002): aquel modelo tecnológico se caracterizó por su obsesión por la eficacia. En las últimas décadas del S. XX, cobraron protagonismo las teorías y los modelos de aprendizaje que acentuaban la significación, la relevancia o la funcionalidad del cono- cimiento adquirido a partir de una construcción personal del aprendizaje, mediada por la intervención docente y las interacciones educativas (constructivismo y aprendizaje significativo). Así, se concebían y formulaban los objetivos como capacidades y los con- tenidos eran considerados en varias tipologías (conceptos, procedimientos, actitudes). Ya en los años más recientes (durante esta primera década del siglo XXI), paradigmas como el de la complejidad, el aprendizaje dialógico, la preocupación por la calidad educativa, así como la economía basada en el conocimiento, promueven el tema de las competencias para afrontar requerimientos sociales en clave de situaciones comple- jas. En la actualidad, aunque las acepciones de competencia pueden diferir mucho unas de otras, se hace necesario precisar algunos aspectos fundamentales que definen la relación que guardan las competencias, y las capacidades en el proceso de enseñanza y aprendizaje. 2 Década del 70 Enfoque por objetivos basado en conductas. Inicios del SXXI Enfoque por competencias y capacidades. Finales del SXX Enfoque constructivista y aprendizaje significativo. Programas Curriculares
  3. 3. Las capacidades son recursos para actuar de manera competente. Estos recursos son los conocimientos, habilidades y actitudes que los estudiantes utilizan para afrontar una situación determinada. (MINEDU 2016) La capacidad es una actividad estabilizada y reproductible en diversos campos y se ma- nifiesta a través de la aplicación de contenidos. En consecuencia, una capacidad se manifiesta sólo cuando se aplica sobre los contenidos. Por eso, las capacidades se formulan de manera “abierta” y su logro se deduce de las situaciones y condiciones pro- pias de quien aprende. La mejor forma de fomentar una capacidad es aprender a ejercitarla bajo contenidos bien diferentes los unos de los otros y, en particular, a través de las distintas áreas curricu- lares. Las capacidades poseen varias características, entre las cuales podemos citar: La transversalidad: son susceptibles de ser movilizadas a través de todo el currículo, en grados diversos. La evolutividad: se desarrollan constantemente. Un niño de pocos meses ya ha desarrollado la capacidad de observar, pero, durante su vida, irá progresivamente interiorizando la precisión, la rapidez, hasta incluir una parte de su intuición. La transformación: interactúan, al tomar contacto con el medio ambiente, con los contenidos, con situaciones, se combinan y generan progresivamente nuevas capacidades cada vez más operacionales como leer, escribir, calcular, negociar, organizar, etc. La dificultad de ser evaluada: es difícil evaluar el nivel de dominio de una capaci- dad en estado puro, pero podemos evaluar su aplicación sobre contenidos preci- sos. 2.2 Capacidades y competencias ¿Qué se entiende por capacidad y qué se entiende por competencia? Con respecto al concepto de capacidad, puede advertir- se su cercanía al potencial de hacer algo o a la aptitud que todas las personas presentan –de ahí su carácter universal– de manera permanente, para acceder a nuevos aprendizajes. La capacidad puede entenderse como el poder o la aptitud para hacer una cosa, pero es un concepto estático. 3
  4. 4. Competencia es la facultad que tiene una persona de combinar un con- junto de capacidades a fin de lograr un propósito específico en una situa- ción determinada, actuando de manera pertinente y con sentido ético. (MINEDU 2016) 4 Las competencias presuponen capacidades, pero esas capacidades potenciales se manifiestan por medio de las acciones o tareas que realiza una persona en una situación o contexto determinado. Esta forma de entender las capacidades y las competencias permite relacionarlas y diferenciarlas: una persona sin capacidades no puede ser com- petente, pero se demuestra que se tienen capacidades en la medida en que se tradu- cen en competencias. Y, a su vez, el logro de competencias va desarrollando capacida- des (Roegiers, 2003 y 2004). No resulta fácil, por ende, establecer diferencias consistentes entre capacidades y com- petencias. Los dos conceptos están íntimamente unidos: se necesita ser capaz para ser competente; la capacidad se demuestra siendo competente (Mentxaka, 2008, p. 82). Asume una vida saludable. Interactúa a través de sus habilidades socio- motrices Se desenvuelve de manera autónoma a través de su motricidad.
  5. 5. Estimada la naturaleza y el alcance de cada uno de estos dos conceptos y su relación con los aprendizajes, las capacidades personales pueden incluir competencias o ayudar en su adquisición. Mientras que, desde el ámbito propiamente curricular, las competencias, en el sistema educativo, incluyen las capacidades. Pero esta relación “jerárquica” o de “inclusión” está matizada por un mutuo condicionamiento en el que competencias y capacidades son interdependientes, tanto en el plano de la naturaleza general de los conceptos, como en el de su perspectiva curricular. Si tomamos como ejemplo las competencias 2, 3 y 4 con sus respectivas capacidades siguiendo lo dispues- to en el Currículo Nacional encontramos lo siguiente: Para ir conociendo y especificando en qué consiste lo mencionado anteriormente, tomamos lo propuesto en el Programa Curricular de educación primaria y secundaria con referencia al área en mención: El concepto de competencia, de manera general, inclu- ye dos aproximaciones: una funcional o “externa”, que tiene que ver con la resolución satisfactoria de tareas y de demandas individuales y sociales; y otra estructural o “interna”, propia de la actividad mental para integrar y poner en juego distintos elementos y recursos (habilidades, conocimientos, motivación, emociones, valores, actitudes…) que permiten afrontar las demandas. La competencia sería la plasmación de esa potenciali- dad en acto, la capacidad llevada a contextos determi- nados, concretos, ligados a la acción. Se trata, por tanto, de un concepto dinámico. 5 Se desenvuelve de manera autónoma a través de su motricidad. Interactúa a través de sus habilidades sociomotrices. Asume una vida saludable. Competencias Capacidades Comprende su cuerpo. Se expresa corporalmente. Comprende las relaciones entre la actividad física, alimentación postura e higiene y la salud. Incorpora prácticas que mejoran su calidad de vida. Se relaciona utilizando sus habilidades sociomotrices. Crea y aplica estrategias y tácticas de juego.
  6. 6. Competencia 1: SE DESENVUELVE DE MANERA AUTÓNOMA A TRAVÉS DE SU MOTRICIDAD. El estudiante comprende y toma conciencia de sí mismo en interacción con el espacio y las personas de su entorno, lo que contribuye a construir su identidad y autoestima. Interioriza y organiza sus movimientos eficazmente según sus posibilidades, en la práctica de actividades físicas como el juego, el deporte y aquellas que se desarrollan en la vida cotidiana. Asimismo, es capaz de expresar y comunicar a través de su cuerpo: ideas, emociones y sentimientos con gestos, posturas, tono muscular, entre otros. Esta compe- tencia implica la combinación de las siguientes capacidades: Comprende su cuerpo: Es decir, interioriza su cuerpo en estado estático o en movimiento en relación al espacio, el tiempo, los objetos y demás personas de su entorno. Se expresa corporalmente: Usa el lenguaje corporal para comunicar emociones, sentimientos y pensa- mientos. Implica utilizar el tono, los gestos, mímicas, posturas y movimientos para expresarse, desarrollan- do la creatividad al usar todos los recursos que ofrece el cuerpo y el movimiento. 6 1. Competencia 2: ASUME UNA VIDA SALUDABLE. El estudiante tiene conciencia reflexiva sobre su bienestar, por lo que incorpora prácticas autónomas que conllevan a una mejora de su calidad de vida. Esto supone que com- prende la relación entre vida saludable y bienestar, así como practica actividad física para la salud, posturas corporales adecuadas, alimentación saludable e higiene perso- nal y del ambiente, según sus recursos y entorno sociocultural y ambiental, promoviendo la prevención de enfermedades. Esta competencia implica la combinación de las siguientes capacidades: Comprende las relaciones entre la actividad física, alimentación, postura e higiene personal y del am- biente, y la salud: es comprender los procesos vincu- lados con la alimentación, la postura, la higiene cor- poral y la práctica de actividad física y cómo estos influyen en el estado de bienestar integral (físico, psicológico y emocional). 1. 2.
  7. 7. 7 Incorpora prácticas que mejoran su calidad de vida: es asumir una actitud crítica sobre la importancia de hábitos saludables y sus beneficios vinculados con la mejora de la calidad de vida. Esto supone la planifi- cación de rutinas, dietas o planes que pongan en práctica sus conocimientos sobre alimentación, higiene corporal, posturas y actividad física para la salud según sus propias necesidades, recursos y entorno. 2. Competencia 3: INTERACTÚA A TRAVÉS DE SUS HABILIDADES SOCIOMOTRICES El estudiante interactúa a través de sus habilidades sociomotrices en la práctica de dife- rentes actividades físicas (juegos, deportes, actividades predeportivas, etc.). Implica poner en juego los recursos personales para una apropiada interacción social, inclusión y convivencia, insertándose adecuadamente en el grupo y resolviendo conflictos de manera asertiva, empática y pertinente a cada situación. De igual manera, aplica estra- tegias y tácticas para el logro de un objetivo común en la práctica de diferentes activi- dades físicas, mostrando una actitud proactiva en la organización de eventos lúdicos y deportivos. Esta competencia implica la combinación de las siguientes capacidades: Se relaciona utilizando sus habilidades sociomotri- ces: supone interactuar de manera asertiva con los demás en la práctica lúdica y deportiva experimen- tando el placer y disfrute que ella representa. Por otro lado, desarrolla habilidades como el respeto a las normas de juego, liderazgo, tolerancia, actitud proactiva, la resolución de conflictos interpersonales, la pertenencia positiva a un grupo, entre otras. Crea y aplica estrategias y tácticas de juego: supone emplear los recursos personales y las poten- cialidades de cada miembro del equipo para el logro de un objetivo común, desarrollando y aplican- do reglas y soluciones tácticas de juego en activida- des físicas de colaboración, cooperación y oposi- ción. 1. 2.
  8. 8. 2.3. Estándares de aprendizaje Para Ruiz (2008) los estándares son criterios que especifican lo que los estudiantes deben saber y ser capaces de hacer en determinado grado. Funcionan como referentes o guías para valorar si una persona, proceso o producto, cumple con ciertas expectativas sociales de calidad; tratan de buscar lo fundamental, no lo mínimo; lo que pueda acor- darse como indispensable para lograr una alta calidad de la educación, no un límite inferior o promedio. Son referentes para la construcción de sistemas y procesos de eva- luación interna y externa. Según Linn & Herman (1997) la medición basada en estándares tiene las siguientes características: La primera característica señala la congruencia de la medición con el currículo, en otras palabras la relación congruente que debe existir entre los estándares y los demás ele- mentos del proceso educativo. De la segunda característica se deriva que la medición basada en estándares es esen- cialmente medición relacionada con criterios. Se quiere obtener información sobre el logro específico de conocimientos o habilidades por parte de un alumno, no sobre el estado relativo del rendimiento de un alumno con respecto a su grupo o a un grupo nor- mativo. La tercera característica señala que la medición basada en estándares debe incorpo- rarse en la medición del desempeño. 8 a. Está ligada estrechamente al currículo. b. Compara el rendimiento de cada alumno con las metas de contenido y ejecución previamente establecidas. c. Incorpora nuevas formas de medición del logro conocidas como medición del desempeño y medición auténtica.
  9. 9. 2.4. Estándares de aprendizaje en la actual normativa legal El Currículo Nacional presenta estos nuevos elementos denominados “Estándares de aprendizaje”. Su incorporación ha creado cierta confusión y muchos profesores se han preguntado cuál es exactamente la diferencia entre éstos y los criterios de evaluación. Bien, pero exactamente, ¿de qué estamos hablando? Siguiendo el texto del Currículo Nacional de la Educación Básica, los estándares son des- cripciones del desarrollo de la competencia en niveles de creciente complejidad, desde el inicio hasta el fin de la Educación Básica, de acuerdo a la secuencia que sigue la ma- yoría de estudiantes que progresan en una competencia determinada. Estas descripcio- nes son holísticas porque hacen referencia de manera articulada a las capacidades que se ponen en acción al resolver o enfrentar situaciones auténticas. Estas descripciones definen el nivel que se espera puedan alcanzar todos los estudiantes al finalizar los ciclos de la Educación Básica. No obstante, es sabido que en un mismo grado escolar se observa una diversidad de niveles de aprendizaje, como lo han eviden- ciado las evaluaciones nacionales e internacionales, y que muchos estudiantes no logran el estándar definido. Por ello, los estándares sirven para identificar cuán cerca o lejos se encuentra el estudiante en relación con lo que se espera logre al final de cada ciclo, respecto de una determinada competencia. En ese sentido, los estándares de aprendizaje tienen por propósito ser los referentes para la evaluación de los aprendizajes tanto a nivel de aula, como a nivel de sistema (evaluaciones nacionales, muestrales o censales). De este modo, los estándares proporcionan información valiosa para retroalimentar a los estudiantes sobre su aprendizaje y ayudarlos a avanzar, así como para adecuar la ense- ñanza a los requerimientos de las necesidades de aprendizaje identificadas. Asimismo, sirven como referente para la programación de actividades que permitan demostrar y desarrollar competencias. 9 Destacado
  10. 10. Por todo lo expuesto, en el sistema educativo, los estánda- res de aprendizaje se constituyen en un referente para arti- cular la formación docente y la elaboración de materiales educativos a los niveles de desarrollo de la competencia que exige el currículo. De esta forma, permiten a los gesto- res de política, alinear y articular de manera coherente sus acciones, monitorear el impacto de sus decisiones a través de evaluaciones nacionales y ajustar sus políticas. La posi- bilidad de que más estudiantes mejoren sus niveles de aprendizaje deberá ser siempre verificada en referencia a los estándares de aprendizaje del Currículo Nacional de la Educación Básica. (Ver Anexo 1) 2.4. Desempeños 10 Son descripciones específicas de lo que hacen los estudiantes respecto a los niveles de desarrollo de las competencias (estándares de aprendizaje). Son observables en una diversidad de situaciones o contextos. No tienen carácter exhaustivo, más bien ilustran algunas actuaciones que los estudiantes demuestran cuando están en proceso de alcanzar el nivel esperado de la competencia o cuando han logrado este nivel. Los desempeños se presentan en los programas curriculares de los niveles o modalida- des, por edades (en el nivel inicial) o grados (en las otras modalidades y niveles de la Educación Básica), para ayudar a los docentes en la planificación y evaluación, recono- ciendo que dentro de un grupo de estudiantes hay una diversidad de niveles de desem- peño, que pueden estar por encima o por debajo del estándar, lo cual le otorga flexibili- dad. Veamos un ejemplo referido al ciclo III de primaria en el Currículo Nacional: Competencia: Se desenvuelve de manera autónoma a través de su motricidad CICLO III Capacidades: Cuando el estudiante se desenvuelve de manera autónoma a través de su motricidad combina capacidades como: Comprende su cuerpo Se expresa corporalmente Descripción del nivel de la competencia esperado al fin del ciclo III Se desenvuelve de manera autónoma a través de su motricidad cuando comprende cómo usar su cuerpo en las diferentes acciones que realiza, utilizando su lado dominante y realiza movimientos coordinados que le ayudan a sentirse seguro en la práctica de actividades físicas. Se orienta espacialmente en relación a sí mismo y a otros puntos de referencia. Se expresa corporalmente con sus pares, utilizando el ritmo, gestos y movi- mientos como recursos para comunicar.
  11. 11. 11 Desempeños de PRIMER GRADO DE PRIMA- RIA Cuando el estudiante “se desenvuelve de manera autónoma a través de su motrici- dad” y se encuentra en proceso al nivel esperado del ciclo III, realiza desempeños como los siguientes: Es autónomo al explorar las posibilida- des de su cuerpo en diferentes accio- nes para mejorar sus movimientos (saltar, correr, lanzar) al mantener y/o recuperar el equilibrio en el espacio y con los objetos, cuando explora cons- cientemente distintas bases de susten- tación, conociendo en sí mismo su lado dominante. Se orienta a través de sus nociones espacio-temporales (arriba - abajo, dentro - fuera, cerca - lejos) en relación a sí mismo y de acuerdo a sus intereses y necesidades. Descubre nuevos movimientos y gestos para representar objetos, personajes, estados de ánimo y ritmos sencillos de distintos orígenes: de la naturaleza, del propio cuerpo, de la música, etc. Se expresa motrizmente para comuni- car sus emociones (miedo, angustia, alegría, placer, torpeza, inhibición, rabia, entre otros) y representa en el juego acciones cotidianas de su familia y de la comunidad, afirmando su identi- dad personal. Desempeños de SEGUNDO GRADO DE PRIMARIA Cuando el estudiante “se desenvuelve de manera autónoma a través de su motrici- dad” y logra el nivel esperado del ciclo III, realiza desempeños como los siguientes: Explora de manera autónoma sus posi- bilidades de movimiento, al realizar con seguridad y confianza habilidades mo- trices básicas, realizando movimientos coordinados según sus intereses, necesi- dades y posibilidades. Se orienta en el espacio y tiempo en relación a sí mismo y a otros puntos de referencia, reconociendo su lado dere- cho e izquierdo y sus posibilidades de equilibrio con diferentes bases de sustentación en acciones lúdicas. Resuelve situaciones motrices al utilizar su lenguaje corporal (gesto, contacto visual, actitud corporal, apariencia, etc.), verbal y sonoro, que le ayudan a sentirse seguro, confiado y aceptado. Utiliza su cuerpo y el movimiento para expresar ideas y emociones en la prác- tica de actividades lúdicas con diferen- tes tipos de ritmos y música para expre- sarse corporalmente y usando diversos elementos. Revisa el programa curricular de tu nivel y busca los desempeños que debes tener en cuenta en tu planificación para mejores aprendizajes de tus estudiantes.
  12. 12. Anexo 1 12 Nivel Estándares de aprendizaje de la competencia 1 “Se desenvuelve de manera autóno- ma a través de su motricidad” Descripción de los niveles del desarrollo de la competencia Se desenvuelve de manera autónoma a través de su motricidad, cuando evalúa críticamente los proce- sos físicos, en relación a aspectos sociales, emocionales, afectivos y cognitivos, vinculándolos con las características de su desarrollo y su identidad corporal. Demuestra habilidades en la ejecución de movi- mientos complejos cuando practica actividad física. Crea, se apropia y evalúa prácticas corporales y expresivas de diferentes contextos, fusionando a través del movimiento características de expresión de su cultura y de otras culturas. Se desenvuelve de manera autónoma a través de su motricidad cuando toma conciencia de cómo su imagen corporal contribuye a la construcción de su identidad y autoestima. Organiza su cuerpo en relación a las acciones y habilidades motrices según la práctica de actividad física que quiere realizar. Produce con sus compañeros diálogos corporales que combinan movimientos en los que expresan emo- ciones, sentimientos y pensamientos sobre temas de su interés en un determinado contexto. Se desenvuelve de manera autónoma a través de su motricidad cuando acepta sus posibilidades y limitaciones según su desarrollo e imagen corporal. Realiza secuencias de movimientos coordinados aplicando la alternancia de sus lados corporales de acuerdo a su utilidad. Produce con sus pares secuen- cias de movimientos corporales, expresivos o rítmicos en relación a una intención. Se desenvuelve de manera autónoma a través de su motricidad cuando comprende cómo usar su cuerpo, explorando la alternancia de sus lados corporales de acuerdo a su utilidad y ajustando la posición del cuerpo en el espacio y en el tiempo en diferentes etapas de las acciones motrices, con una actitud positiva y una voluntad de experimentar situaciones diversas. Experimenta nuevas posibilidades expresivas de su cuerpo y las utiliza para relacionarse y comunicar ideas, emociones, sentimientos, pensa- mientos. Se desenvuelve de manera autónoma a través de su motricidad cuando comprende cómo usar su cuerpo en las diferentes acciones que realiza, utilizando su lado dominante y realiza movimientos coordi- nados que le ayudan a sentirse seguro en la práctica de actividades físicas. Se orienta espacialmente en relación a sí mismo y a otros puntos de referencia. Se expresa corporalmente con sus pares utilizando el ritmo, gestos y movimientos como recursos para comunicar. Se desenvuelve de manera autónoma a través de su motricidad cuando explora y descubre su lado dominante y sus posibilidades de movimiento por propia iniciativa en situaciones cotidianas. Realiza acciones motrices básicas en las que coordina movimientos para desplazarse con seguridad y utiliza objetos con precisión, orientándose y regulando sus acciones en relación a estos, a las personas, el espa- cio y el tiempo. Expresa corporalmente sus sensaciones, emociones y sentimientos a través del tono, gesto, posturas, ritmo y movimiento en situaciones de juego. Se desenvuelve de manera autónoma a través de su motricidad cuando explora y descubre desde sus posibilidades de movimiento las partes de su cuerpo y su imagen corporal. Realiza acciones motrices básicas en las que coordina movimientos para desplazarse y manipular objetos. Expresa corporalmente a través del gesto, el tono, las posturas y movimientos sus sensaciones y emociones en situaciones cotidia- nas. Se desenvuelve de manera autónoma a través de su motricidad cuando relaciona cómo su imagen corporal y la aceptación de los otros influyen en el concepto de sí mismo. Realiza habilidades motrices específicas, regulando su tono, postura, equilibrio y tomando como referencia la trayectoria de objetos, los otros y sus propios desplazamientos. Produce secuencias de movimientos y gestos corporales para manifestar sus emociones con base en el ritmo y la música, utilizando diferentes materiales.
  13. 13. 13 Estándares de aprendizaje de la competencia 2 “Asume una vida saludable” Descripción de los niveles del desarrollo de la competencia Asume una vida saludable cuando investiga sobre las causas que generan los principales problemas y trastornos posturales del aparato locomotor y comprende cómo los desórdenes alimenticios, los malos hábitos y la ingesta de sustancias perjudiciales, influyen sobre su salud y su bienestar. Organiza eventos con el fin de promover la actividad física y la salud en la comunidad educativa; elabora planes de activi- dad física orientados a la mejora de su calidad de vida, incluyendo prácticas de alimentación saludable y consumo responsable. Asume una vida saludable cuando evalúa sus necesidades calóricas y toma en cuenta su gasto calórico diario, los alimentos que consume, su origen e inocuidad, y las características de la actividad física que practica. Elabora un programa de actividad física y alimentación saludable, interpretando los resultados de las pruebas de aptitud física, entre otras, para mantener y/o mejorar su bienestar. Participa regular- mente en sesiones de actividad física de diferente intensidad y promueve campañas donde se promo- cione la salud integrada al bienestar colectivo. Asume una vida saludable cuando utiliza instrumentos que miden la aptitud física y estado nutricional e interpreta la información de los resultados obtenidos para mejorar su calidad de vida. Replantea sus hábi- tos saludables, higiénicos y alimenticios, tomando en cuenta los cambios físicos propios de la edad, evita la realización de ejercicios y posturas contraindicadas para la salud en la práctica de actividad física. Incorpora prácticas saludables para su organismo, consumiendo alimentos adecuados a las característi- cas personales y evitando el consumo de drogas. Propone ejercicios de activación y relajación antes, durante y después de la práctica y participa en actividad física de distinta intensidad, regulando su esfuerzo. Asume una vida saludable cuando diferencia los alimentos de su dieta personal, familiar y de su región que son saludables de los que no lo son. Previene riesgos relacionados con la postura e higiene conocien- do aquellas que favorecen y no favorecen su salud e identifica su fuerza, resistencia y velocidad en la práctica de actividades lúdicas. Adapta su esfuerzo en la práctica de actividad física de acuerdo a las características de la actividad y a sus posibilidades, aplicando conocimientos relacionados con el ritmo cardiaco, la respiración y la sudoración. Realiza prácticas de activación corporal y psicológica, e incor- pora el autocuidado, relacionado con los ritmos de actividad y descanso para mejorar el funcionamiento de su organismo. Asume una vida saludable cuando diferencia los alimentos saludables de su dieta personal y familiar, los momentos adecuados para ingerirlos y las posturas que lo ayudan al buen desempeño en la práctica de actividades físicas, recreativas y de la vida cotidiana, reconociendo la importancia del autocuidado. Participa regularmente en la práctica de actividades lúdicas identificando su ritmo cardiaco, respiración y sudoración; utiliza prácticas de activación corporal y psicológica antes de la actividad lúdica. Este nivel tiene principalmente como base el nivel 1 de la competencia “Se desenvuelve de manera autónoma a través de su motricidad”. Este nivel tiene principalmente como base el nivel 2 de la competencia “Se desenvuelve de manera autónoma a través de su motricidad”. Asume una vida saludable cuando comprende los beneficios que la práctica de actividad física produ- ce sobre su salud, para mejorar su calidad de vida. Conoce su estado nutricional e identifica los benefi- cios nutritivos y el origen de los alimentos, promueve el consumo de alimentos de su región, analiza la proporción adecuada de ingesta para mejorar su rendimiento físico y mental. Analiza los hábitos perjudi- ciales para su organismo. Realiza prácticas de higiene personal y del ambiente. Adopta posturas adecuadas para evitar lesiones y accidentes en la práctica de actividad física y en la vida cotidiana. Realiza prácticas que ayuden a mejorar sus capacidades físicas con las que regula su esfuerzo controlan- do su frecuencia cardiaca y respiratoria, al participar en sesiones de actividad física de diferente intensi- dad.
  14. 14. 14 Estándares de aprendizaje de la competencia 3 “Interactúa a través de sus habilidades sociomotrices” Descripción de los niveles del desarrollo de la competencia Interactúa a través de sus habilidades sociomotrices cuando organiza y promueve proyectos y eventos lúdicos y deportivos que responden a las problemáticas de su entorno en espacios alternativos, integran- do a todas las personas de la comunidad educativa. Crea, modifica y adapta estrategias tácticas perti- nentes, teniendo en cuenta las debilidades y fortalezas del propio equipo y del equipo oponente. nteractúa a través de sus habilidades sociomotrices integrando a todas las personas de la comunidad educativa en eventos lúdico - deportivos y promoviendo la práctica de actividad física basada en el disfrute, la tolerancia, equidad de género, inclusión y respeto, asumiendo su responsabilidad durante todo el proceso. Propone sistemas tácticos de juego en la resolución de problemas y los adecúa según las necesidades del entorno, asumiendo y adjudicando roles y funciones bajo un sistema de juego que vincula las habilidades y capacidades de cada uno de los integrantes del equipo en la práctica de diferentes actividades físicas. Interactúa a través de sus habilidades sociomotrices proactivamente con un sentido de cooperación teniendo en cuenta las adaptaciones o modificaciones propuestas por el grupo en diferentes activida- des físicas. Hace uso de estrategias de cooperación y oposición seleccionando los diferentes elementos técnicos y tácticos que se pueden dar en la práctica de actividades lúdicas y predeportivas, para resol- ver la situación de juego que le dé un mejor resultado y que responda a las variaciones que se presentan en el entorno. Interactúa a través de sus habilidades sociomotrices al tomar acuerdos sobre la manera de jugar y los posibles cambios o conflictos que se den y propone adaptaciones o modificaciones para favorecer la inclusión de compañeros en actividades lúdicas, aceptando al oponente como compañero de juego. Adapta la estrategia de juego anticipando las intenciones de sus compañeros y oponentes para cumplir con los objetivos planteados. Propone reglas y las modifica de acuerdo a las necesidades del contexto y los intereses del grupo en la práctica de actividades físicas. Interactúa a través de sus habilidades sociomotrices al aceptar al otro como compañero de juego y busca el consenso sobre la manera de jugar para lograr el bienestar común y muestra una actitud de respeto evitando juegos violentos y humillantes; expresa su posición ante un conflicto con intención de resolverlo y escucha la posición de sus compañeros en los diferentes tipos de juegos. Resuelve situaciones motrices a través de estrategias colectivas y participa en la construcción de reglas de juego adaptadas a la situación y al entorno, para lograr un objetivo común en la práctica de actividades lúdicas. Este nivel tiene principalmente como base el nivel 1 de la competencia “Se desenvuelve de manera autónoma a través de su motricidad”. Este nivel tiene principalmente como base el nivel 2 de la competencia “Se desenvuelve de manera autónoma a través de su motricidad”. Interactúa a través de sus habilidades sociomotrices con autonomía en situaciones que no le son favora- bles y asume con una actitud de liderazgo los desafíos propios de la práctica de actividades físicas, expe- rimentando el placer y disfrute que ellas representan. Formula y aplica estrategias para solucionar proble- mas individuales y colectivos, incorporando elementos técnicos y tácticos pertinentes y adecuándose a los cambios que se dan en la práctica. Analiza los posibles aciertos y dificultades ocurridos durante la práctica para mejorar la estrategia de juego.

×