El sábado universal y los cambios
calendáricos de la historia
Diseño: Jim Montalvo C.
Artículo: Saulo Cruz H.
¿Cuál fue la intención del sábado universal
establecido por Dios?
¿Cuál es el trasfondo de la reforma del
calendario roman...
El Señor limitó los cambios de horario
estableciendo su propio calendario: el
universal, y con un día de reposo.
Leer Géne...
Era el cuarto día de la semana y ya se
notaban el día y la noche. Además,
Dios dijo: “Seis días se trabajará,
mas el sépti...
Los hebreos fueron muy cuidadosos al
medir los tiempos. Ellos aceptaron,
adoptaron y desarrollaron el calendario
lunar, po...
Las lunaciones fueron referenciales para
el inicio de los meses en diversos
pueblos de la antigüedad. “En hebreo el
vocabl...
En los 160 idiomas más dispares se
encuentra presente el término “sábado”. El
sábado no es patrimonio hebreo sino de la
hu...
Muchos han aseverado que el sábado fue
una copia de los antiguos babilonios; tal
como lo manifestara el famoso asiriólogo
...
La semana se ha introducido de manera
natural en todos los calendarios de los
pueblos. Esto prueba la universalidad del
sá...
Francis D. Nichol, respecto a la medición
del tiempo, dice: “Los días y los años están
fijados por el movimiento de la tie...
Desde el tercer milenio antes de Jesucristo,
la mayoría de las religiones de Oriente
siguen el orden del calendario lunar;...
El año 707 es la fundación de Roma, y el 47
a.J.C., Julio César hizo una reforma; para
ello, había formado primero el año ...
Calendario romano inicial:
1° Martius (31 días) dedicado a Marte
2° Aprilis (30 días) dedicado a Aperta
3° Maius (31 días)...
Como desde el quinto mes, los meses no
tenían nombres, fue Julio César quien
realizó el cambio en un proceso muy
engorroso...
Julio César había preparado su calendario
con tanto esmero, que no le cabía la menor
duda de que sería perpetuo. La verdad...
Esa diferencia anual de 11 minutos y 13.5
segundos, significaba un exceso de 24
horas cada 128 años y un trimestre. Por
el...
Se sabe que los etruscos computaban el
tiempo en forma de meses lunares que
dividían en dos partes iguales mediante un
día...
Los romanos adoptaron un calendario de
12 meses y no permitieron que ninguno
contara con treinta días. El año fue formado
...
Para completar la reforma calendárica,
Julio César admitió el ingreso del ciclo
semanal; cuyas fuentes fueron los
egipcios...
En todo esto estaba el pagano imperio
romano; mientras que en la segunda
reforma calendárica fue el poder papal
quien alte...
Leer Daniel 7:25
Este texto está en referencia al papado;
cuyo poder aplastó al mundo desde el año
538 hasta 1798 d.C.; as...
Elena G. White comenta al
respecto: “El cambio
introducido en el cuarto
mandamiento cumple
exactamente la profecía. La
úni...
En la primera reforma, el poder
descansaba en el imperio romano estatal,
mientras que para la segunda, el poder era
absolu...
Julio César había sido muy inteligente al
estructurar su calendario. Pero los cálculos
de Sosígenes dijeron lo contrario: ...
El 24 de febrero de 1582, el Papa Gregorio
XIII publicó su bula en la que ordenaba que
desde el 5 de octubre de ese año se...
“El cambio del calendario Juliano al
Gregoriano fue hecho un viernes 5 de
octubre de 1582. El día era viernes, pero en
lug...
Creemos que una reforma más moderada y
sensata hubiera sido también cambiar el
nombre de los meses. Además, lo más
saltant...
Lo resaltante de esto, es que no se alteró el
ciclo semanal. Aunque al inicio, el
calendario no fue aceptado por los paíse...
La Revolución Francesa había abierto el
ingreso hacia una nueva etapa de la
historia de la humanidad; sin embargo, en
su e...
La Revolución Francesa fue dirigida por
mentes ateas; por ello, cuando el pueblo
dirigido por los jacobinos y girondinos
l...
Este calendario duró desde 1793 hasta
1806. Fue una época en la que el ateísmo
se impuso. Además, “el 24 de noviembre de
1...
En la Revolución Francesa se hizo un
cambio en el calendario con la única
intención de suprimir al cristianismo.
Cambiaron...
Lamentablemente, ha habido intentos
constantes por cambiar el calendario como
si fuera cualquier cosa, porque cuando los
e...
Al enaltecer el culto a la razón y al
reemplazar el calendario gregoriano por el
republicano, Francia estaba desterrando
c...
En 1928 hubo un intento de distribuir el año
en trece meses de 28 días cada uno a fin de
que las semanas sean exactas; per...
Así como Francia, que en 1792
había reemplazado el calendario
Gregoriano; estableciendo una
semana de diez días, Rusia hiz...
Lo más confuso
llegó en 1931,
cuando se
estableció una
semana de 6 días;
este calendario
duró hasta 1940;
en que se
restab...
El calendario que usamos actualmente es
el gregoriano. Pero en 1949 hubo un intento
de cambiar el calendario común y
estab...
Por ejemplo el Comandante Willard E.
Edwards, había creado el Calendario
Perpetuo y la Asociación del Calendario
Mundial, ...
En los últimos 60 años se han dado
cambios sustanciales en todo el mundo,
que pasan por los problemas ambientales,
cronoló...
Supuestas ventajas de un nuevo
calendario:
Fijará en año en forma perpetua.
Conservará e igualará los doce meses.
Fijará e...
Características de ese nuevo calendario:
a) Cada año tendría 364 días; solución
parecida para el calendario de 13 meses o
...
Este nuevo calendario quedaría así:
Este asunto sería perjudicial porque cada
año en realidad, se estaría evadiendo el
ciclo normal de 365 días; lo cual,
sist...
La astronomía guía solamente las medidas
para el año, los meses y los días; e incluso
las estaciones; pero con respecto a ...
1. El sábado universal fue establecido
por Dios para toda la humanidad; esto se
evidencia en las afinidades festivas de lo...
2. Julio César realizó el cambio del
calendario romano por el juliano; bajo la
asesoría de Sosígenes, adoptó el ciclo
anua...
3. Gregorio XIII, en 1582; después de
revisar el calendario juliano y encontrar
vacíos decidió reformar el calendario el
c...
4. Así como la Revolución Francesa
impuso un calendario de diez días
semanales; también, en el siglo XX hubo un
intento fa...
5. No es coincidencia que detrás de los
grandes intentos por cambiar el calendario
universal, hayan estado los opositores ...
6. En todos las reformas calendáricas
realizadas, sólo el ciclo semanal no fue
alterado; esto ha permitido que el sábado,
...
El sábado universal y los cambios calendàricos en la historia
El sábado universal y los cambios calendàricos en la historia
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

El sábado universal y los cambios calendàricos en la historia

964 visualizaciones

Publicado el

Historia y teología del sábado

Publicado en: Ciencias
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
964
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
5
Acciones
Compartido
0
Descargas
14
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.
  • En el principio, la orden y el deseo de Dios era que el sábado sea un día especial en el que todos los seres humanos se deleitasen al guardarlo. Él dijo: “Haya lumbreras en la expansión de los cielos para separar el día de la noche; y sirvan de señales para las estaciones, para días y años, y sean por lumbreras en la expansión de los cielos para alumbrar sobre la tierra. Y fue así”
  • De estos versos, se puede desprender que el sábado era para todos los seres humanos; por ello debía guardarse en el lugar en el que se encontrara el hombre. No estaba limitado a una geografía solamente, sino que de acuerdo a los cambios horarios, el sábado seguiría siendo sagrado.
  • La luna, en su recorrido, es aprehendida por el hombre como que si se renovara de tanto en tanto, razón por la cual se da [sic] el período de tiempo entre novilunio y novilunio
  • En base a esto, el pueblo hebreo estaba muy ilustrado sobre los tiempos a fin de ofrecer un culto agradable a Jehová. Su sistema calendárico de doce meses lunares incluía algunas festividades especiales como lo muestra la siguiente figura
  • Por eso, se puede decir que Dios hizo el sábado para todas las civilizaciones; no debía estar circunscrita a ninguna cultura o pueblo.
  • como aparece en las hemerologías acadias del mes, o la luna llena, que era un día dedicado a la purificación del templo y para la expiación.
  • Respecto al origen de la semana se ha concluido que no está sujeto a la astronomía sino a la religión;Nuestro planeta tiene un sistema de rotación y traslación muy particular; esto ayuda a contar el tiempo en días, meses, trimestres y años; e incluso las estaciones; aunque el origen semanal es intrigante e inexplicable.
  • Asimismo, se puede ver que el establecimiento del calendario, ha sido un asunto controversial, debido a posiciones divergentes; aunque no tanto así para los que aceptan el ciclo hebdomadario del Génesis. Por ello, es capital tener un criterio común para entender los tiempos y las festividades sagradas, como puede leerse en la siguiente posición:
  • De acuerdo a las informaciones referidas, se puede concluir que el sábado es reconocido, tácitamente, en la mayoría de las culturas de la humanidad. Quizás no expresamente como sábado, porque las grandes culturas siempre tuvieron sus días de descanso. De esta manera, estaban reconociendo la existencia de un día de reposo universal; a saber, el sábado establecido por Dios en la creación.
  • Cuando Roma ingresa en la historia lo hace en medio de ciertas intrigas y misterios.
  • Como todo cambio no es perfecto, bastaría con leer lo siguiente:
  • Otros dicen que el calendario juliano tenía un error de conteo, pues le faltaba 11 minutos y 12 segundos para ser exacto, porque en cada 128 años se convertía en 24 horas; esto confusión, así que;
    porque “en el calendario juliano el equinoccio vernal coincidía con el día 25 de marzo; pero por el error apuntado, el equinoccio se iba corriendo hacia principios del año, de modo que en el año 325, cuando se celebró el concilio de Nicea, el equinoccio cayó el 21 de marzo”.
  • cuyo significado era: in duas partes divisus mensis (la división de los meses en dos partes iguales).
  • Tan supersticiosos eran los romanos contra los números pares, que al adoptar un calendario de 12 meses, no permitieron que ninguno contara con treinta días.
  • Esto no es circunstancial, porque antes que viniera el Mesías por primera vez, se hizo el cambio del calendario romano por el juliano; que era el que regía en todo el imperio.
  • No es coincidencia que tanto el poder romano estatal como el religioso hayan estado detrás de sucesos trascendentales; todo ello con una aparente buena intención, pero que en realidad sólo alteran los ciclos de la contabilidad humana y por ende los tiempos y las festividades.
  • Este cambio es evidente e intencionado; pero el papado no surgió sino sobre la base del poder estatal; a saber, el imperio romano.
    Se sugiere que Roma trabajó preparando el cambio de los tiempos cuando lo hizo con el Calendario Juliano; ésta es sólo la posición del autor de la presente investigación. En consecuencia, es importante dilucidad cualquier prejuicio a fin de que las cuestiones estén aclaradas.
  • Para hacer un cambio de trascendencia mundial, hay que tener algún tipo de poder.
  • Este error había sido proporcionado por Lilip y expresaba que cada 400 años el calendario juliano excedía en tres días. Este problema podía arreglarse si cada múltiplo de 400 se hacía bisiestos; es decir, los años 1700, 1800 y 1900 no sería bisiestos; pero sí el 2000. De manera que en el lapso de 1600 al 2000 se omitirían tres días bisiestos. Así, tanto el año civil como el astronómico tendrían la misma duración. Sin embargo, el calendario gregoriano tiene un exceso de algunos segundos que significan un día de diferencia cada 3260 años; de lo cual estamos muy distantes.
  • Fue durante la época del terror que se alteró los tiempos, como una negativa a reconocer el calendario natural y el gregoriano.
  • Los intentos por cambiar los tiempos y la ley han estado presentes en la historia. Lamentablemente, todos ellos tuvieron la única finalidad de desestimar el verdadero calendario universal y así desterrar el verdadero día de reposo: el sábado.
  • Este calendario ruso duró 8 años
  • . Al final habría una confusión, de tal manera que los días de adoración serían desordenados y acalendáricos.
  • Muchos sectores quedarían perjudicados terriblemente, como los católicos, los judíos, los mahometanos y otros. Las propuestas eran muy persuasivas, pero con una intención maléfica. Para ello, arguyeron que el nuevo calendario tendría las siguientes
  • En el principio, la orden y el deseo de Dios era que el sábado sea un día especial en el que todos los seres humanos se deleitasen al guardarlo.
  • EAdemás, ningún cuerpo gira alrededor de la tierra o el sol en siete días. Siempre ha habido posiciones sensatas y respetuosas de los tiempos como la que dice que: “La substitución de nuestro actual calendario por otro de un día en blanco, no solamente resultará en la abolición del día domingo y de su observancia, sino también en hacer a un lado el día sábado, séptimo día, que fue establecido y bendecido por el Creador”.
  • En el principio, la orden y el deseo de Dios era que el sábado sea un día especial en el que todos los seres humanos se deleitasen al guardarlo.
  • En el principio, la orden y el deseo de Dios era que el sábado sea un día especial en el que todos los seres humanos se deleitasen al guardarlo.
  • El sábado universal y los cambios calendàricos en la historia

    1. 1. El sábado universal y los cambios calendáricos de la historia Diseño: Jim Montalvo C. Artículo: Saulo Cruz H.
    2. 2. ¿Cuál fue la intención del sábado universal establecido por Dios? ¿Cuál es el trasfondo de la reforma del calendario romano por el juliano? ¿De qué manera repercutió el calendario gregoriano en el sábado? ¿Cuál es el motivo del calendario mundial ‘ad portas’ de la venida de Cristo?
    3. 3. El Señor limitó los cambios de horario estableciendo su propio calendario: el universal, y con un día de reposo. Leer Génesis 1:14-15).
    4. 4. Era el cuarto día de la semana y ya se notaban el día y la noche. Además, Dios dijo: “Seis días se trabajará, mas el séptimo día será de reposo, santa convocación; ningún trabajo haréis; día de reposo es de Jehová en dondequiera que habitéis” (Lv 23:3).
    5. 5. Los hebreos fueron muy cuidadosos al medir los tiempos. Ellos aceptaron, adoptaron y desarrollaron el calendario lunar, porque era lo que más se ajustaba al tiempo divino. “Como es sabido, el orden del calendario hebreo fue estructurado sobre la base de los meses lunares, o sea, según la rotación de la Luna alrededor de la Tierra. ”.
    6. 6. Las lunaciones fueron referenciales para el inicio de los meses en diversos pueblos de la antigüedad. “En hebreo el vocablo mes (hodes), significa luna nueva y, por extensión, mes lunar. La raíz de la palabra mes en alemán (monat), en inglés (month) y otros idiomas deriva de luna. En vascuence es denominada illargui y el mes illa”. .
    7. 7. En los 160 idiomas más dispares se encuentra presente el término “sábado”. El sábado no es patrimonio hebreo sino de la humanidad entera. La observancia del séptimo día era común en toda la antigüedad. El origen de la semana aún es inexplicable; aunque sí se han explicado el origen del ciclo anual, mensual y diario.
    8. 8. Muchos han aseverado que el sábado fue una copia de los antiguos babilonios; tal como lo manifestara el famoso asiriólogo Friedrich Delitzch en una conferencia presentada el 13 de enero de 1902 en presencia del emperador alemán Guillermo II. Algunos mencionan que los babilonios tuvieron su día sábado (Shabattu), que también puede escribirse como “shapattu”. Génesis 26:5
    9. 9. La semana se ha introducido de manera natural en todos los calendarios de los pueblos. Esto prueba la universalidad del sábado o por lo menos la existencia de un día de reposo. Por ejemplo, en árabe es assabt; en armenio, shapat; en el antiguo alemán, samntag; en afgano, shamba; en catalán, dissapte; en eslavo; shamba; en latín; sabbatum; en malayo, ari-sabtu; en persa, shambin; en polaco y bohemio, sobota; en turco, yomessabt. Además, en francés, samedi; en inglés, saturday, etc.
    10. 10. Francis D. Nichol, respecto a la medición del tiempo, dice: “Los días y los años están fijados por el movimiento de la tierra en relación con el sol, que junto con el de la luna ha proporcionado a los hombres de todos los siglos el calendario: lunar, solar, o una combinación de ambos”.
    11. 11. Desde el tercer milenio antes de Jesucristo, la mayoría de las religiones de Oriente siguen el orden del calendario lunar; pues los días festivos son los novilunios (neomenia) y el plenilunio. El mes comienza cuando aparece la luna nueva y cuando está llena (día decimoquinto) es el clímax.
    12. 12. El año 707 es la fundación de Roma, y el 47 a.J.C., Julio César hizo una reforma; para ello, había formado primero el año de 445 días, conocido como el “año de la confusión” y luego terminó estableciendo el año de 365 días; ahora, para recuperar el cuarto de día, se determinó que cada cuatro años se añadiría un día después del 23 de febrero. La división semanal, sin embargo, recién se dio con el emperador Teodosio.
    13. 13. Calendario romano inicial: 1° Martius (31 días) dedicado a Marte 2° Aprilis (30 días) dedicado a Aperta 3° Maius (31 días) dedicado a Júpiter 4° Junius (30 días) consagrado a Juno 5° Quintilis (31 días) 6° Sextilis (30 días) 7° Septembris (30 días) 8° Octobris (31 días) 9° Novembris (30 días) 10° Decembris, (30 días)
    14. 14. Como desde el quinto mes, los meses no tenían nombres, fue Julio César quien realizó el cambio en un proceso muy engorroso. Por ello, el año 47 a.C. se llamó el “año de confusión” porque el calendario tenía 445 días. Esto causó que el emperador cambie el calendario; para eso, estuvo apoyado por el astrónomo Sosígenes, quien adoptó el calendario egipcio de 365 días y ¼, y que cada 4 años se añadiría 1 día para reparar la pérdida del cuarto de día; llamado el año bisiesto de 366 días.
    15. 15. Julio César había preparado su calendario con tanto esmero, que no le cabía la menor duda de que sería perpetuo. La verdad fue, sin embargo, que los cálculos de Sosígenes no eran absolutamente exactos, sino que excedían al año real. El valor asignado entonces al año civil era de 365 días y 6 horas, cuando el valor exacto de una traslación completa de la tierra en torno del sol es de 365 días, 5 horas, 48 minutos y 45.5 segundos, que es la duración del año trópico.
    16. 16. Esa diferencia anual de 11 minutos y 13.5 segundos, significaba un exceso de 24 horas cada 128 años y un trimestre. Por ello, era necesario realizar otro cambio. En los concilios de Nicea (325), Constanza (414), Basilea (1436), Letrán (1511) y el de Trento (1563), se sugería una reforma. Debido a esto, el Papa Gregorio XIII (1572- 1585), realizó tal ansiada reforma. Este detalle hacía que los años retrocedieran
    17. 17. Se sabe que los etruscos computaban el tiempo en forma de meses lunares que dividían en dos partes iguales mediante un día que llamaban Idus. Los otros calendarios de la península itálica eran excesivamente arbitrarios. Los primitivos romanos contaban con un calendario que carecía de valor astronómico, siendo que sus seis meses de 30 días, más los cuatro meses de 31 días sumaban un año de 10 meses que significaban sólo 304 días.
    18. 18. Los romanos adoptaron un calendario de 12 meses y no permitieron que ninguno contara con treinta días. El año fue formado por siete meses de 29 días, cuatro de 31 y uno de 27; pero como la suma de todos esos cómputos constituía un año de sólo 354 días, para no contar ese número par, añadieron un día al mes más breve. El año resultaba con 355 días. Julio César adoptó el año de 365 y ¼ días de los egipcios. Para reparar la pérdida anual de ¼ de día se añadiría un día cada cuatro años; conocido como el año bisiesto. Esta práctica de añadir un día al año de 365 días era conocida también en
    19. 19. Para completar la reforma calendárica, Julio César admitió el ingreso del ciclo semanal; cuyas fuentes fueron los egipcios, persas y hebreos. De todo este proceso se intuye que existe un calendario natural y preciso establecido en los movimientos lunares o solares; pero los hombres son los que lo alteran. Aunque los judíos eran respetuosos de sus festividades, de alguna manera se vieron afectados por él.
    20. 20. En todo esto estaba el pagano imperio romano; mientras que en la segunda reforma calendárica fue el poder papal quien alteró los tiempos, justamente cuando la reforma se había encendido y se ingresaba a la época contemporánea. Se sugiere que el imperio romano, de alguna manera, estaba preparando el camino no sólo para posteriores modificaciones calendáricas, sino también para alterar las festividades religiosas; entre ellas, el día de reposo; es decir, el sábado.
    21. 21. Leer Daniel 7:25 Este texto está en referencia al papado; cuyo poder aplastó al mundo desde el año 538 hasta 1798 d.C.; asimismo, el poder romano estatal había cambiado el día de reposo por otro pagano: el domingo.
    22. 22. Elena G. White comenta al respecto: “El cambio introducido en el cuarto mandamiento cumple exactamente la profecía. La única autoridad que se invoca para dicho cambio es la de la iglesia. Aquí el poder papal se ensalza abiertamente sobre Dios”.
    23. 23. En la primera reforma, el poder descansaba en el imperio romano estatal, mientras que para la segunda, el poder era absolutamente religioso y político. Si bien el calendario juliano se había empleado durante varios siglos, sin embargo, en el transcurrir de la historia se hacía necesaria su reforma; a pesar de tener aceptación y oficialidad.
    24. 24. Julio César había sido muy inteligente al estructurar su calendario. Pero los cálculos de Sosígenes dijeron lo contrario: había un excedente al año real. El año civil era de 356 días y 6 horas; mientras que el valor de la traslación completa de tierra en torno al sol era de 365 días, 5 horas, 48 minutos y 45.5 segundos; que era la duración del año trópico. Esta diferencia de 11 minutos y 13.5 segundos repercutían en un exceso de 24 horas cada 128 años y un trimestre.
    25. 25. El 24 de febrero de 1582, el Papa Gregorio XIII publicó su bula en la que ordenaba que desde el 5 de octubre de ese año se suprimieran diez días, de modo que el equinoccio cayera en el 21 de marzo, donde había estado cuando se realizó el concilio de Nicea en el año 325.
    26. 26. “El cambio del calendario Juliano al Gregoriano fue hecho un viernes 5 de octubre de 1582. El día era viernes, pero en lugar de ser viernes 5, llegó a ser viernes 15”. El cambio quedaría de la siguiente manera: Octubre de 1582 D L M M J V S 1 2 3 4 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31
    27. 27. Creemos que una reforma más moderada y sensata hubiera sido también cambiar el nombre de los meses. Además, lo más saltante es que a pesar de haber hecho el salto de 10 días, no significó ni la más mínima alteración del ciclo semanal, porque su uso era una práctica en toda la cristiandad; es decir, el 5 de octubre fue considerado como el 15 del mismo mes.
    28. 28. Lo resaltante de esto, es que no se alteró el ciclo semanal. Aunque al inicio, el calendario no fue aceptado por los países europeos o asiáticos; en el proceso histórico fueron adoptándolo cíclicamente. Turquía lo adoptó en 1917; Rusia en 1918; Rumanía y Serbia en 1919; finalmente, Grecia lo hizo en 1923. En todo el proceso cambiario, sólo el ciclo semanal permaneció incólume e invariable.
    29. 29. La Revolución Francesa había abierto el ingreso hacia una nueva etapa de la historia de la humanidad; sin embargo, en su enconado rechazo al papado, había llegado a ensalzar la razón.
    30. 30. La Revolución Francesa fue dirigida por mentes ateas; por ello, cuando el pueblo dirigido por los jacobinos y girondinos llegó al poder, “el culto de la Deidad fue abolido por la asamblea nacional. Se recogían las Biblias para quemarlas en las calles haciendo cuanta burla de ellas se podía. La ley de Dios fue pisoteada; las instituciones de la Biblia abolidas; el día de descanso semanal fue abandonado y en su lugar se consagraban un día de cada diez a la orgía y a la blasfemia”.
    31. 31. Este calendario duró desde 1793 hasta 1806. Fue una época en la que el ateísmo se impuso. Además, “el 24 de noviembre de 1973, la Convención francesa aprobó el calendario republicano, según el cual el año empezaba el 22 de setiembre, (equinoccio de otoño); estaba dividido en doce meses de treinta días cada uno, más cinco días que se reservaban para las fiestas republicanas”.
    32. 32. En la Revolución Francesa se hizo un cambio en el calendario con la única intención de suprimir al cristianismo. Cambiaron los nombres de los meses; todos eran de 30 días; los últimos 5 ó 6 se llamaron suplementarios. La semana fue cambiada a 10 días cada una, el último era día de fiesta. La hora tenía 100 minutos, el minuto 100 segundos, el día 10 horas que comenzaba a la medianoche. Este calendario funcionó desde 1793 hasta 1810, pues luego se regresó al calendario gregoriano.
    33. 33. Lamentablemente, ha habido intentos constantes por cambiar el calendario como si fuera cualquier cosa, porque cuando los emperadores romanos, Julio César y Augusto reformaron los calendarios, llevados por su vanidad imperial modificaron los días de los meses de julio y agosto, que hasta entonces tenían 29 días cada uno y los aumentaron a 31.
    34. 34. Al enaltecer el culto a la razón y al reemplazar el calendario gregoriano por el republicano, Francia estaba desterrando cualquier forma de culto y festividad cristianos; esto afectó, obviamente al sábado.
    35. 35. En 1928 hubo un intento de distribuir el año en trece meses de 28 días cada uno a fin de que las semanas sean exactas; pero no tuvo ningún resultado. Aunque se argumente que podría tener relación con los planetas o simplemente sean una forma de cultura de acuerdo a los calendarios de los distintos pueblos es como si fueran una proyección del calendario mosaico.
    36. 36. Así como Francia, que en 1792 había reemplazado el calendario Gregoriano; estableciendo una semana de diez días, Rusia hizo lo suyo, pues el 6 de octubre de 1923 (día de la revolución) creó su propio calendario, al cual llamaría “Calendario Eterno”, que tenía una semana de 5 días; en total 73 semanas al año. Había doce meses, pero cada uno tenía 6 semanas; en total eran 360 días, pero con 5 feriados.
    37. 37. Lo más confuso llegó en 1931, cuando se estableció una semana de 6 días; este calendario duró hasta 1940; en que se restableció nuevamente la semana de 7 días. Lo risible de esto es que en Rusia se manejan, actualmente 4 calendarios para calcular los
    38. 38. El calendario que usamos actualmente es el gregoriano. Pero en 1949 hubo un intento de cambiar el calendario común y establecer uno llamado Calendario Mundial. Este intento tuvo el respaldo de la Asamblea de las Naciones Unidas y la Conferencia Panamericana de Bogotá pues se propuso hacer un Calendario Mundial. Aunque este detalle alteraría al cristianismo, el judaísmo y el mahometismo.
    39. 39. Por ejemplo el Comandante Willard E. Edwards, había creado el Calendario Perpetuo y la Asociación del Calendario Mundial, había hecho lo mismo: crear un Calendario Mundial. Ambos tenía las cosas en común: violar la semana histórica con la introducción de un día cero o día en blanco. La propuesta incluía que cada año se eliminara un día, es decir, el domingo sería sábado; el sábado, viernes, y así.
    40. 40. En los últimos 60 años se han dado cambios sustanciales en todo el mundo, que pasan por los problemas ambientales, cronológicos, temporales, etc., porque el nuevo calendario debería haber entrado en vigencia desde el primer día de 1950, el cual comenzaría en el domingo.
    41. 41. Supuestas ventajas de un nuevo calendario: Fijará en año en forma perpetua. Conservará e igualará los doce meses. Fijará e igualará los semestres. Fijará e igualará los trimestres. Agrupará los meses de manera uniforme dentro de los trimestres. Proporcionará 13 semanas completas en todo trimestre y agrupará de manera uniforme esas semanas. Reducirá la desigualdad existente entre los meses de tres días a uno, establecerá un mes hábil siempre igual.
    42. 42. Características de ese nuevo calendario: a) Cada año tendría 364 días; solución parecida para el calendario de 13 meses o de 12. b) Si fuera de 12 meses; los trimestres serían de 91 días, 31 días cada primer mes y los otros dos de 30. c) Las fechas coincidirían en el mismo día cada año. Cada mes contaría con 26 días sin los domingos; la semana siempre debería comenzar en domingo y terminar en sábado. d) Cada cinco años se debería añadir
    43. 43. Este nuevo calendario quedaría así:
    44. 44. Este asunto sería perjudicial porque cada año en realidad, se estaría evadiendo el ciclo normal de 365 días; lo cual, sistemáticamente, estaría suprimiendo un día al año; haciendo más confuso la observancia del séptimo día. Por ello, es importante estar advertidos contra los cambios repentinos de los tiempos.
    45. 45. La astronomía guía solamente las medidas para el año, los meses y los días; e incluso las estaciones; pero con respecto a la semana no hay. Eso ha sido establecido únicamente por el Señor. Se analizamos con detenimiento veremos que el año no puede ser dividido en porciones iguales puesto que el año tiene 365 días, 5 horas, 48 minutos y 45,68 segundos. Lo cierto es que la semana de siete días se ha mantenido incólume a lo largo de la historia. Es más, no hay argumento bíblico ni científico para decir que los movimientos de la luna, el sol, las estrellas, corroboren
    46. 46. 1. El sábado universal fue establecido por Dios para toda la humanidad; esto se evidencia en las afinidades festivas de los diferentes calendarios de las grandes civilizaciones, por tanto, es innegable aceptar otro día como día de reposo, puesto que el séptimo día hebdomadario es y será el verdadero día de reposo para el hombre.
    47. 47. 2. Julio César realizó el cambio del calendario romano por el juliano; bajo la asesoría de Sosígenes, adoptó el ciclo anual de 365 días y ¼ que cada cuatro años se añadiría un día más que sería un año bisiesto; sin embargo, este nuevo calendario tendría falencias que devendría en su posterior cambio. Asimismo, generaría una serie de confusiones, todo esto con la intención de alterar los ciclos de adoración de los pueblos.
    48. 48. 3. Gregorio XIII, en 1582; después de revisar el calendario juliano y encontrar vacíos decidió reformar el calendario el cual sería llamado el Calendario Gregoriano que permanece hasta nuestros días; sin embargo el ciclo semanal permaneció invariable
    49. 49. 4. Así como la Revolución Francesa impuso un calendario de diez días semanales; también, en el siglo XX hubo un intento fallido de establecer el Calendario Mundial reduciendo el ciclo anual de 365 días a 364; de ello se puede decir, que la intención no era favorecer al hombre, sino, sutil y sistemáticamente, desterrar los días de adoración.
    50. 50. 5. No es coincidencia que detrás de los grandes intentos por cambiar el calendario universal, hayan estado los opositores de Dios; desde Roma estatal con el Calendario Juliano, Roma papal con el Gregoriano y El Calendario Mundial bajo los intereses ecuménicos; por ello, es vital mantenerse advertidos respecto a los sucesos.
    51. 51. 6. En todos las reformas calendáricas realizadas, sólo el ciclo semanal no fue alterado; esto ha permitido que el sábado, como día de reposo verdadero, permanezca incólume como un testimonio innegable de que fue establecido para toda la humanidad.

    ×