Se ha denunciado esta presentación.
Se está descargando tu SlideShare. ×

AIN - 11 - 22 - PREGUNTA - CUAL ES EL ROL DE LA MUJER SEGUN LA TORAH_.pdf

Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Anuncio
Próximo SlideShare
Ezequiel y Apocalipsis
Ezequiel y Apocalipsis
Cargando en…3
×

Eche un vistazo a continuación

1 de 5 Anuncio

Más Contenido Relacionado

Similares a AIN - 11 - 22 - PREGUNTA - CUAL ES EL ROL DE LA MUJER SEGUN LA TORAH_.pdf (20)

Más de Regresando a las Raices de la Fe (20)

Anuncio

Más reciente (20)

AIN - 11 - 22 - PREGUNTA - CUAL ES EL ROL DE LA MUJER SEGUN LA TORAH_.pdf

  1. 1. AIN - 11 - 22 - PREGUNTA - CUAL ES EL ROL DE LA MUJER SEGUN LA TORAH? Respetado amigo Christian. Con todo respeto nos permitimos comentarle lo siguiente: En el Tanak (Antiguo Testamento) hallamos a la mujer como participante activa en todas las expresiones de la vida social, política, económica y religiosa. Veamos: < Deuteronomio 29:10 10 Ustedes están hoy, todos, delante de Yahweh su Elohim –sus cabezas tribales, sus ancianos y sus oficiales, todos los hombres de Yisrael, 11 sus hijos, sus esposas, aún el extranjero dentro de su campamento, desde el leñador hasta el aguador para entrar en la Alianza de Yahweh, que Yahweh su Elohim está concluyendo con ustedes este día, con sus sanciones;> Observamos aquí la presencia de la mujer en el momento en que el pueblo de Israel pactara con el Todopoderoso. Durante los tiempos de Josué, el sucesor de Moisés, las mujeres se encuentran presentes durante la lectura de la Torá. Estuvo presente en el Monte Eivál, conocido como el monte de la maldición. Veamos: < Josué 8:35 "No hubo una sola palabra de todo lo que Moisés había mandado, que no leyera Josué ante toda la comunidad de Israel, incluyendo a las mujeres y niños, y aun a los extranjeros que vivían entre ellos".> Al leer la Torá, durante la festividad de Succót, fiesta de las cabañas, se solicita la presencia de las mismas. Veamos: < Deuteronomio 31:12 "Todo el pueblo deberá reunirse, tanto los hombres como las mujeres, y los niños y los extranjeros que vivan en sus ciudades para que escuchen la lectura de la Torá, ley, y aprendan a respetar al Todopoderoso , su el Todopoderoso y pongan en práctica todo lo que se dice en ella".. < Samuel I 1:12 "Como Janá estuvo orando largo rato ante el Todopoderoso, Elí se fijó en su boca…".> Se observa que las mujeres acostumbraban a acompañar a sus maridos y a rezar junto al santuario. < Samuel II 6:19 "repartió a todo el pueblo de Israel, a los hombres y a las mujeres una rodaja de pan…">. Al llegar el Arca conteniendo las tablas de la ley a Jerusalén, las mujeres en alegre procesión participaron del evento con bailes y cánticos. El título de profeta/ profetisa, naví/ neviá en hebreo, implica, liderazgo y conducción. En el Tanák tres mujeres ostentan jerarquía de profetisas: Miriám, hermana de Moisés, Devorá, quien acostumbraba a juzgar a los hijos de Israel debajo de una palmera además de ayudar a preparar la estrategia de defensa contra el enemigo y Juldá, quien fue consultada por Josías rey de Judá. Llama la atención que en este último caso la consultada haya sido una mujer ya que en ese momento ejercía su misión, el profeta Jeremías.
  2. 2. Por otra parte, aparecen otras mujeres en el libro del profeta Jeremías, mekonenót en hebreo, lloronas de profesión, mujeres que entonaban cánticos fúnebres. Veamos: < Jeremías 9:17 "El Todopoderoso Todopoderoso dice: Atención manden llamar a las mujeres que tienen por oficio hacer lamentación" >. El Rey David en el texto de Tehilím, Salmos, describe a las mujeres ejecutando instrumentos musicales durante las procesiones públicas. Veamos: < Salmos 68: 26 "Los cantores van al frente, y los músicos detrás, y en medio las jovencitas van tocando panderetas ``.>. Al finalizar el libro de Proverbios, Mishlé, ( Prov 31 : 10-31) encontramos una oda de alabanza a la mujer piadosa y trabajadora. Este texto es conocido con el nombre hebreo de "Éshet jáil" cuya traducción literal es, mujer fuerte. Esta exaltación está escrita en acróstico, cada versículo comienza con una letra del alefato hebreo, completando las 22 letras del mismo. Aquí se ofrece la descripción ideal, imaginaria, quizás de ficción de la mujer que el Rey Salomón no había logrado hallar entre las mil que poseyó, aunque algunos comentaristas sostienen lo contrario: que la descripción corresponde a la mujer que admiró y amó verdaderamente. < Prov 10: 10 [Álef] ¡Qué difícil es hallar una esposa capaz! Su valor supera por mucho al de los rubíes. 11 [Bet] Su esposo pone su confianza en ella, y no le falta ningún bien. 12 [Guímel] Ella es buena con él, nunca mala, todos los días de su vida.> (VIN) No existe alusión a un sentimiento de amor a lo largo del texto. Esta mujer realiza todo tipo de tareas: como extender sus manos hacia la rueca para hilar, confeccionar cinturones para ser vendidos y ser solidaria. Orgulloso de ella estaba su marido, pero no por su belleza externa sino por estar revestida de fuerza y dignidad, por hablar siempre con sabiduría y por honrar al Todopoderoso. Por todo esto y más, fue merecedora de alabanza. La Escritura nos presenta el ideal de la mujer: lo que el Todopoderoso quiere que sea; pero el mismo pueblo que recibió la revelación no la asimiló. La Escritura invita a la mujer a tomar conciencia de la dignidad que se deriva y el respeto que merece por el hecho de haber sido creada a imagen y semejanza del Todopoderoso. También debe cumplir los deberes que le exigen ser ayuda y compañera del varón en la continuación de la obra creadora encomendada por el Todopoderoso a la humanidad, sin distinción de sexos y razas. La Escritura ofrece imágenes, símbolos, historias y pasajes que inspiran y motivan su influencia. En algunos casos los escritores están condicionados intrínsecamente por la historia y reflejan la cultura de su propio lugar y época, lo que hace que se deba considerar en ese contexto, los relatos sobre Sarah, Rebeca, Raquel y Lía, Miriam la hermana de Moisés y Débora, Jael y Judit, Abigail, Vasti, Noemí y Rut, Safira y Puah, la mujer sabia de Tecoa y las líderes que encontramos en los escritos nazarenos. En el hebreo las distintas menciones de la mujer tienen relación con los significados fundamentales: mujer en contraposición con varón: 'ish' y esposa en contraposición con
  3. 3. esposo: ‘ish. El que un mismo término exprese al individuo de sexo femenino y a la mujer casada, nos pone de relieve la mentalidad israelita frente a la mujer. En el relato de la creación (Gn 1,1-2,4a) se presenta un Elohim omnipotente cuya palabra es creadora. Veamos: < Gn 1: 26-28 Entonces dijo Elohim: “Hagamos al hombre a nuestra imagen, según nuestra semejanza. Ellos gobernarán los peces del mar, las aves del cielo, el ganado, toda la tierra, y todo lo que se arrastra por el suelo”. 27 Y Elohim creó al hombre a su imagen, a la imagen de Elohim lo creó; varón y hembra los creó. 28 Elohim los bendijo y les dijo: “Sean fecundos y multiplíquense, llenen la tierra y dominen la; y gobiernen a los peces del mar, a las aves del cielo, y a todo viviente que se arrastra por la tierra'' >. La finalidad de la acción divina de crear una imagen del Todopoderoso, salam ‘elohim, está explícita en el relato: el hombre debe estar en relación con las criaturas del Todopoderoso, quien le ha confiado las cosas. El hombre es imagen del Todopoderoso , y si se agrega según nuestra semejanza, kidmutenu, quiere evitar que se entienda una analogía como una identidad. Hay diferencia en la semejanza. Esa analogía se entiende en el dominio de la creación ejercido por el hombre. El dominio del mundo se lo confía el Todopoderoso al hombre, ha-‘adam como una colectividad; y precisa aún más: macho y hembra los creó. Hombre y mujer juntos hacen adam, el ser humano. En el texto que comentamos singular y plural se usan indistintamente: ‘adam es un todo que consta de dos partes: hombre y mujer. Nada nos dice de la relación entre ellos, excepto que son indispensables el uno para el otro. La tarea de la humanidad en la creación, como imagen del Todopoderoso, la cumplirán complementándose, como varón y mujer. La mujer entra en lo designado, en el mismo plano que el varón. El versículo siguiente, procread y multiplicaos, llenad la tierra, sometedla y dominad la, explica por qué es creado el ser humano como imagen del Todopoderoso como varón y mujer; deben engendrar hijos y aumentar la humanidad; a todos se les ha confiado el dominio de la creación. < Gen 2: 21 Así que Yahweh Elohim echó sobre el hombre un sueño profundo; y, mientras éste dormía, tomó una de sus costillas y cerró la carne en ese lugar. 22 Y Yahweh Elohim, de la costilla que le había sacado al hombre, formó una mujer, y se la presentó al hombre. 23 Entonces el hombre dijo: “Esta sí que es hueso de mis huesos y carne de mi carne. Esta se llamará Hembra, porque del Hombre la sacaron”. 24 Por eso el hombre deja a su padre y a su madre para unirse a su esposa, y llegan a ser una sola carne.> El segundo relato de la creación nos narra la creación de la mujer en forma tal que presenta una igualdad de los dos sexos en sus derechos y deberes. El Todopoderoso está descrito alegóricamente con la imagen de un alfarero. El hombre no es la cumbre de la creación, sino el principio de ella. Sin embargo, ‘adam no es feliz. El creador, conocedor de la psicología de su creación en el hombre, describe la atracción de los sexos y su mutua necesidad. El varón no es un ser completo, necesita una ayuda fuerte semejante a él. Veamos:
  4. 4. < Gn 2, 18 18 Yahweh Elohim dijo: “No es bueno que el hombre esté solo; le voy a hacer una ayudante adecuada”.> Al contemplarla, el hombre demuestra cómo le ha sido dado lo que necesitaba; por primera vez el texto cita el lenguaje del hombre, expresando su alegría. Veamos: < Gn 2 : 23 Esto sí que es carne de mi carne y hueso de mis huesos. Por eso será llamada ‘issah, porque del ‘ish ha sido tomada >. El hecho de haber sido tomada del varón, no significa que la mujer sea un derivado del hombre, sino que fue creada de la misma materia que él, una manera diferente de expresar la misma realidad: son iguales. La narración termina de esta manera: < Gn 2: 24 Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre y se unirá a su mujer y serán los dos una sola carne >. Al unirse el varón a su mujer, se realiza nuevamente la unidad corporal original. Sólo a partir del pecado, la situación de la mujer cambia y se encuentra sujeta al marido. Veamos: < Gn 3: 16 Y buscarás con ardor a tu marido, que te dominará > . Analizando los dos relatos de la creación, se puede afirmar que los hombres y las mujeres son: 1. Iguales pero complementarios. El texto muestra cómo los hombres necesitan a las mujeres y éstas a los hombres, la humanidad dividida en dos diferentes géneros se complementan mutuamente. 2. Iguales como semejantes y con los mismos derechos y deberes. 3. Iguales, pero separados. Hay diferentes formas de realizar sus deberes ante el Creador. 4. Iguales, pero diferentes en su manera de pensar y de actuar, y sobre todo, en su ser, debido a la especial sensibilidad y percepción de la mujer. 5. Iguales en solidaridad. Una mirada sobre algunas de las mujeres en los comienzos de la historia de redención nos sirve para recordar la importancia de las mujeres en la historia de Israel. Le invitamos a nuestra sección “ Mujeres en la Torah” de nuestro sitio www.regresandoalasraices,org ================================== ASAMBLEA ISRAELITA NAZARENA Para mayor ilustración le invitamos a nuestros sitios: SITIO OFICIAL: www.regresandoalasraices.org
  5. 5. SITIO FACEBOOK https://www.facebook.com/asambleaisraelita.nazarena Grupos FB: https://www.facebook.com/groups/95012507540938 ASAMBLEA EN FACEBOOK https://www.facebook.com/groups/1202508636752277 FACEBOOK Videos: https://www.facebook.com/Asamblea-israelita-Nazarena-Videos-102257314891787 Sitios : PREGUNTAS/RESP: https://www.facebook.com/groups/1202508636752277/files GOOGLE: https://sites.google.com/view/asamblea-israelita-nazarena/

×