SlideShare una empresa de Scribd logo
ILUSTRACIÓN JGSPA
                      Y AMERICANA




                'RF.CIOS DE     Sl'SCRICIOX.                           ANO XXIX.        NL'M. IV.                           PRECIOS DE SUSCR ICIOX, PAGADEROS EX ORO.

                     ASO.           SEMESTRE.     TRIMESTRE.                                                                                                  ASO.                SEMESTRE.
                                                                             ADMINISTRACIÓN :
Madrid            35 pesetas.      i'S pesetas.   10 pesetas,    CA R R /; TA S, 12, PR IN CIPA        L.         Cuba. Puerto-Rico y Filipina?....   12 pesos fuertes.       7 pesos fuertes.
Provincia?        40 id.           21    id.      u    id.                                                        Demás Estados de América y
Extranjero        50 id.           26    id.      14 id.               Madrid, 30 de Enero de iSSs.                 Asia                              60 pesetas ó francos.   35 pesetas ó francos.
                                                                                                             •i




             M A D R I D . ~ OVACIÓN COPULAR Á S. M. EL R E Y , FRENTE AL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS, AL REGRESAR DE SU VIAJE Á ANDALUCÍA.

                                                                ( Dibujo del natural, por Manuel Alcázar.)
                                                                                                                                                         Siguiente
50                                                                 LA ILUSTRACIÓN ESPAÑOLA Y AMERICANA.                                                                                                          N.° IV

                             SUMARIO.                                               mente las señoras del Asilo del Sagrado Corazón de Jesús           Conservatorio la enseñanza de la declamación á las alum-
TEXTO.—Crónica general, por D. José Fernandez Bremon.—Nuestros gra-                 está revelando la miseria accidental que se padece actual-         nas, y ejemplo al profesorado con su asiduidad y constan-
  bados, por D. Eusebio Martínez de Velasco. — Prólogo inédito de un cu-            mente en Madrid, y también que no falta caridad; ésta acu-         cia en el cumplimiento de su deber; pues entiende, sin
  rioso libro, que lardará en publicarse (conclusión), por D. Tomás R. Pini-        de con socorros á la buena obra ; aquélla se presenta en ca-       duda, que cuando se concede á un artista por altos méri-
  lla. — Les Terremotos. La Caridad (improvisación para un teatro) , por el
  Sr. M irqués de Valmar, de la Real Academia Española. — Líneas paralelas          sos dolorosos y conmovedores ; nosotros ignoramos al to-           tos la distinción de esas cátedras, no adquiere un titulo
  (conclusión), por D. Manuel Ossorio y Bernard. — La Quincena parisiense,          mar en un restaurant un plato escogido, que nos sirven en          puramente honorario para satisfacer la vanidad, sino que
  por 1). Pedro de Prut. — La Caridad, poesía, por D. R. Serrano Alcázar.—          cantidad que no podemos consumir, el gran servicio que             acepta un puesto de confiaza, que impone deberes artísticos
  Capítulo de viaje: El Primero de año en Washington, por D. Luis Allonso.          prestaríamos á un infeliz que por entre los cristales de la
  — Libios presentados á esta Redacción por autores ó editores, por .—•                                                                               v sociales, y otros que obligan moralmente á todo el que
   Sufjltus. — Anuncios.                                                            ventana mira de reojo lo que inutilizamos, pudiendo                se estima.
GT;AU.DOS. — Madrid : Ovación popular á S. M. el Rey, frente al Congreso de        haberlo compartido. Pues bien : con lo que en Madrid se
   los Diputados, al regresar de su viaje á Andalucía. (Dibujo del natural, por     inutiliza en alimentos y calefacción, podian remediarse y
   Manuel Alcázar.) — Los Tcrrcmoios en las provincias de Granada y Mála-
  ga. —- Alhama ; Ruinas del barrio de Baemi ; Las Religiosas de Santa Clara        pasar un invierno tolerable muchos infelices.                         El niño Moya es una criatura de siete años, poro desar-
   aguardando la visita de S. M. el Rey; ¡ Kn busca del 409! — Arenas del               Nuestra sociedad desvia al pobre para comodidad del            rollada, pero cíe una precocidad extraordinaria. Declama el
   Rey: S. M. pasando por la que t'ué calle Real, el 12 del corriente. — Güe-                                                                          verso con la seguridad y oido musical de un actor viejo v
   vejar ; Las Grietas del terremoto á la entrada del pueblo. — De Agron á          que no lo es, como si no tuviera aquél derechos á la vida ;
   Ventas de Huelma : Regreso de S. M. el Rey á Granada, el dia 12 , duran-          le aleja, ó le relega, para olvidarse de la pobreza: no esta-     el calor de un poeta joven ; acciona con desembarazo, y to-
   le el temporal de nieve. —Tone del Mar: Campamento Real en el ingenio             mos conformes ; es un deber nuestro tenerla siempre en la         das las noches recibe una ovación en la Zarzuela.
   Nuestra Señora del Carmen. —• Periana : Vista de la iglesia parroquial, des-                                                                           Tenemos entendido que la familia del niño es pobre para
   truida : Ruinas á la entrada del pueblo ; Camino de Canillas de Aceituno.—        imaginación, como cristianos ó como hombres ; sólo la ca-
    Hospital de sangre en Arenas del Rey : S. M. el Rey, acompañado del doc-         ridad puede hacer lo más equitativa posible la distribución       atender á su educación y no verse en el caso de aprovechar
    tor Camisón , distribuye socorros á los heridos , donándoles su botiquín de      de la riqueza, ya que el trabajo, ni las leyes, ni la ciencia     las facultades de aquel angelito inteligente. ¿No habría me-
    campaña. — La Torre ladeada , en el camino de Torre del Mar á Torro* ;                                                                             dios de mejorar la situación de esa familia y cultivar las
    Vista de Torro* , desde la c meterá ; La Comitiva regia dirigiéndose á Xer-      no dan soluciones aceptables para el corazón y la con-
   ja ; Ruinas en la calle de Puerta del Mar, en Nerja. (Quince dibujos del na-      ciencia.                                                          dotes de tan prodigioso niño? Mucho ñus alegraríamos de
    tural , por nuestro corresponsal artístico Sr. Comba.) — Granada: Campa-            A nosotros nos parecen más hermosas, más interesantes           ello, para que el trabajo prematuro no gaste aquellas facul-
    mento en la placeta del Humilladero. (Croquis del natural, tomado el 17 del                                                                         tades , ó la necesidad de vivir no obligue, con exigencias
    corriente . después de la nevada, por el Sr. Rivas.) — Velez-Málaga : Aspec-     y más mujeres las señoras distribuyendo alimentos á los
    to de la calle de la Albóndiga (De fotografía directa, remitida por J. Oses.)     pobres, que muv vestidas y á la moda en sus palcos de             imperiosas, á utilizar esc trabajo, que acaso sea la única
    — Progresos de la industria: Caldera colosal de cobre y hierro para fabrica-      teatro.                                                           esperanza de la familia.
    ción de azúcar, instalada en la California Sugar Kt-Ji/u-ry, en San Fran-
     cisco (EE.-UU. de la América del Norte).

                                                                                        El asunto magno en estos dias para la prensa política y            Todos lamentábamos las desgracias de Sempronio.
                                                                                     los hombres llamados públicos, ó sean los que no hacen                — El 2 de Diciembre — referia un pariente suyo — se
                CRÓNICA GENERAL.                                                     otra cosa que pasarse el dia comentando, en tertulias, salo-       escapó su cajero, llevándose sus fondos ; á los tres dias le
                                                                                     nes y despachos, pequeñas noticias y asuntillos del mo-            tiró al suelo el caballo que montaba, y se le escapó; una
 "•'-*- -"*—gr*°)" todo el mundo civilizado ha producido ecos                        mento, afición que respetamos, pero que sólo conduce á             semana después se escapaba de casa su señora; pues bien,
                  de reprobación y protestas el atentado, por                        entretener en chismes ó cuestiones de palabra el tiempo            ¿creerán VY. que el dia de Navidad las tierras que tenía
                  fortuna sin consecuencias funestas , contra la                     que reclaman los verdaderos intereses públicos; el asunto          en Periana se le escaparon también ?
                   vida del presidente de la República de Chi-                        magno, repetimos, ha sido el auto dictado por el juez que            — ¿Se le escaparon?
                   le. Calmada apenas esta desagradable impre-                        entiende en los sucesos universitarios, declarando proce-            — Justamente : empezaron á deslizarse, desapareciendo
                   sión, el telégrafo extendió la noticia de ha-                      sado por ellos al Sr. Oliver, jefe de Orden público, y la         en las tierras de un vecino.
               ber estallado otra máquina infernal en el palacio                      competencia que va á entablar el gobernador de Madrid                — Pues ya ni el recurso del suicidio le queda — repuso
               del Parlamento británico, suceso que dio lugar                         contra ese auto. Mientras arreglan el embrollo los tribuna-       un circunstante ; — ha dejado escapar la verdadera ocasión
         á que fuese aprobada por la Cámara de Washington                             les y los políticos, declaramos que para el cronista tiene         de suicidarse.
          una protesta contra aquel acto de barbarie, que, si                         interés y curiosidad el hecho del procesamiento del jefe de
          no causó grandes desgracias personales, produjo no                          Orden público.                                                       — ¿Y Elena? ¿v tu hermosa jamona?
 pocos estragos materiales en el edificio.                                               El Gobierno declara que este funcionario ha cumplido              — No me la nombres; nos hemos peleado. Figúrate que
     La Cámara de los Estados-Unidos ha hecho bien al con-                            con su deber; el juez declara haber lugar á que se le pro-        la pedí un rizo de sus cabellos negros, y se resistió dicien-
 denar de un modo solemne aquel delito: era un deber mo-                              cese, y el jefe de Orden público, traído y llevado por unos       do que eso era cursi y antiguo; pero un dia la encontré
 ral de la representación pública de un pais acusado de dar                           y por otros, se halla en el caso de aquel personaje de zar-       dormida en su butaca, y aprovechando el sueño, la corté
 abrigo á grandes criminales y facilidades para el desarrollo                         zuela que cantaba este estribillo :                               el rizo derecho.
 de industrias destructoras. Ño puede, en conciencia, ser                                               Yo no sé si me debo reir,                          — ¿Y se enfadó contigo?
 responsable una nación de que en su territorio se fabriquen                                            Yo 1 0 ,-é si me debo enfadar.
                                                                                                            1                                              — No, quien se ha enfadado soy yo ; ayer abrí el estuche
 máquinas mortíferas de facilísima construcción, y algo han                                                                                             en que guardaba el rizo, para dar celos con aquella prenda
 hecho los poderes de la República para evitar esas atroci-                             El Sr. Gutiérrez de la Vega comparó nuestro Congreso            de amor á otra mujer, y      no quiero acordarme.
 dades, que deshonran á nuestro siglo; pero los norte-ame-                           con un circo romano : pedida por el presidente una aclara-            — Acaba, desdichado.
 ricanos no son muv escrupulosos en eso de impedir en su                             ción á esas palabras, el orador expuso que las sesiones le            — El rizo habia encanecido dentro del estuche.
 pais la organización de conspiraciones de todo género con-                          parecían alguna vez luchas de fieras, y que la curiosidad
 tra la paz de los Estados que sostienen con ellos relaciones                        con que las damas llenaban las tribunas era prueba de que
 amistosas, lo cual, á la larga, suele convertirse en daño de                        allí se daba algún espectáculo llamativo : el Conde de To-            — ¿Qué piel es ésa que acabo de ver en un armario?
 los mismos que dan hospitalidad al crimen y sombra pro-                             reno contestó que la aclaración agravaba en vez de suavi-             — Es mi disfraz para este Carnaval.
 tectora.                                                                            zar las primeras frases, y el Sr. Gutiérrez de la Vega reti-          — ¿De qué te vistes?
     No está exenta Inglaterra de análoga acusación, y acaso                         ró todo lo dicho.                                                     — De mono.
 paga ahora faltas de igual índole excusadas en sus liberta-                                                                                               — Luego te quejas de que todo el mundo te conoce.
                                                                                        No sostendremos las palabras retiradas por su autor; pe-
 des cívicas, que no permiten al hombre galantear á una se-                          ro debemos hacer constar que los dichos más amenos, grá-
  ñora ó quebrantar la ociosidad del domingo, y le dejan                             ficos é interesantes de los debates parlamentarios son los           — Niña, te prohibo que hables con Alberto.
 gran amplitud para conspirar contra los gobiernos extran-                           que se retiran. Cuando la posteridad repase los periódicos           — ¡Mamá, si le quiero tanto !
  jeros. Sea de ello lo que quiera, hay que reprobar seria-                          y lea esas frases, ¿las considerará borradas para la Historia        — Esa boda es imposible; no tiene una peseta. Si te ca-
  mente el abuso que se hace de las materias explosivas, crí-                        y como no dichas ni oidas ? Creemos, por el contrario, que         saras con él, tendriais que hacer vuestra comida de boda
  menes cobardes y alevosos que harán de la tierra un pla-                           la Historia recogerá esas palabras estigmatizadas, comen-          en el Asilo del Sagrado Corazón.
  neta inhabitable y de la sociedad humana selva poblada de                          tándolas, repitiéndolas y estudiándolas con amor. Son des-
                                                                                     ahogos del espíritu entre la solemne fraseología con que                                               Josii FERNANDEZ BREMON.
  monstruos, si el instinto general de conservación no pro-
  mueve en todas partes una explosión de odio colectivo é                            se rellenan las sesiones. Por lo demás, la imagen del circo
  individual contra todo el que padece esa manía sangui-                             romano nos parece exagerada y ampulosa.
  naria.                                                                                A nosotros las discusiones nos parecen algo monótonas                       NUESTROS GRABADOS.
     En Inglaterra, no obstante la vigilancia de la policía, pa-                     y demasiado musicales; cada partido hace en ellas su cuar-
  rece que se construyó otra máquina, sorprendida luego                              teto, compuesto generalmente de tiple, tenor, bajo y ba-               MADRID:        OVACIÓN        POPULAR         Á S. M. EL      REY,
  cerca del Missouri, y destinada á volar la prisión de los fe-                      rítono.                                                                                 a! regresar de su viaje á Andalucía.
  nianos en Australia. Por cierto que el individuo que la lle-
  vaba explicó su posesión asegurando que era un aparato                                                                                                    La visita de S. M. el Rey á los pueblos de Andalucía que han
                                                                                         Los ingleses avanzan por el Nilo, pero los sudaneses de-        sufrido y sufren las tristes consecuencias de los terremotos del 25
  para suicidarse. Aun siendo verdad esta disculpa, merece                                                                                               de Diciembre y dias sucesivos, habrá de ser una de las páginas
  un buen castigo el que por el capricho de suicidarse em-                            fienden tenazmente sus orillas. Una acción importante en           más bellas de la historia de D. Alfonso XII : el Rey caritativo, le
  plea máquinas que pueden causar la muerte á muchos ino-                             Metammeh ha causado bajas sensibles en el ejército britá-          han llamado, con voz unánime en aquellos pueblos.
  centes. F>n tiempos bárbaros le obligarían quizás á volarse                         nico, muriendo en ella dos corresponsales de periódico y              Madrid, cuando S. M. regresaba al Real alcázar, después de
  con su industria en sitio retirado. No somos tan crueles.                           quedando herido el general Stewart. Y en tanto que el ejér-        su peno-o viaje, le tributó una ovación conmovedora : era la
                                                                                      cito sufre las penalidades de tan difícil aventura, los ingle-     noche del 22 fria y lluviosa, y sin embargo, inmensa concurren-
                                                                                      ses empiezan á cansarse de tantos gastos inútiles.                 cia de gentes de todas las clases sociales se agrupaba en la carre-
                                                                                         Son buenos comerciantes, y quieren que les salga la glo-        ra, desde la estación de Atocha hasta la plaza de Oriente, para
      Los economistas acaso no estén conformes con la resur-                          ria barata, más barata.
                                                                                                                                                         victorear y aclamar al Rey caritativo y animoso.
  rección de la sopa conventual, que si alimentó á algunos                                                                                                  A las doce llegó S. M., siendo recibido por la Real Fami-
  bribones en tiempo de las comunidades religiosas, socorría                                                                                             lia y saludado con vivas por el gentío que llenaba el andén y las
  á muchos necesitados, siendo una especie de válvula del                                                                                                inmediaciones ; subió á un landeau cerrado, con S. M. la Reina
                                                                                         Entre las personas que han fallecido en estos dias, vemos       y SS. AA. las Infantas, y siguiéronle más de cuatrocientos car-
  pauperismo en lo que tiene de más terrible, es decir, el                            con sentimiento el nombre de D. Manuel Pastor y Lande-             ruajes, ocupados por altos dignatarios de la corte y del Estado ;
  hambre, que no puede esperar. Pero el jornalero sin tra-                            ro, ingeniero distinguido, que construyó el muelíe de Se-          al llegar al paseo del Botánico, donde la carrera estaba alumbra-
  bajo, ó el enfermo, ó el verdadero desvalido, después de                            villa, el ferro-carril de Sevilla á Mérida, y á quien la muer-     da por hachas de viento, las aclamaciones fueron entusiastas, y
  empeñar su ajuaren el invierno, ¿á dónde recurren, si                               te priva de realizar varios proyectos importantes que tenia        frente al Congreso, la ovación popular indescriptible: senadores
  la limosna está prohibida en Madrid? Los establecimientos                           ya estudiados: es una pérdida sensible.                            y diputados, lo mismo que gentes del pueblo y las operarías de
  benéficos, muy buenos para la miseria definitiva, son cár-                                                                                             la Fábrica Nacional de Tabacos, saludaron á S. M. el Rey con
                                                                                         También ha fallecido, en Valladolid, la madre del joven         nutridos espontáneos vivas.
  celes para los pobres por accidente ; y aunque la falta de li-                      é ilustre poeta D. Emilio Ferrari, nuestro colaborador y
  bertad que en cambio del alimento se exige en los hospi-                                                                                                  Este episodio interesante es el asunto de nuestro grabado de la
                                                                                      amigo, á quien enviamos con tan triste motivo un pésame            plana primera, según dibujo del natural, por Manuel Alcázar.
  cios á los pobres constituye una gran privación y malestar,                         sincero.
  no parece muy tenida en cuenta por los filántropos : estos
  quieren reglamentar lo que más resiste á los cálculos, la
  pobreza en sus aspectos infinitos, es decir, las privaciones                           Entre las funciones notables que en beneficio de las víc-                 LOS TERREMOTOS DE GRANADA V MALAGA.
  inevitables de un mal reparto de bienes, que no se susti-                           timas de Andalucía se preparan, llama la atención de los
  tuirá, sin embargo, con otro mejor, por lo cual no convie-                          aficionados al teatro la próxima representación de Lti Rica           En cumplimiento de lo que hemos ofrecido en los dos números
  ne acaso variar lo establecido.                                                                                                                        anteriores, dedicamos la sección artística del presente á la des-
                                                                                      hembra, drama arqueológico de 1). Manuel Tamavo y Haus             cripción gráfica, en cuanto es posible, de los efectos producidos
      Pero la necesidad se impone cuando llegan los momen-                            y I). Aureliano Fernandez-Guerra, director hoy el prime-           por los terremotos del 25 de Diciembre y dias sucesivos en algu-
  tos de prueba : los rigores de este invierno han excitado la                        ro de la Biblioteca Nacional, v director de Instrucción            nas poblaciones de las provincias de (¡ranada y M á l a g a ; y no
  caridad en varias provincias, donde se trparlc-u d¡ariamen-                         pública el segundo; y no sólo inspira interés el beneficio,        necesitamos repetir que Unios Ins ¡/ral iact¡ is, en este número curno
  te raciones gratuitas de pan á los pobres ; hasta en .Madrid,                       por la importancia de la obra y los autores, sino por re-          en l"S precedentes, a)llst;inilosi- con exactitud á l;t verdad, repro-
   110 obstante ser tan fácil á las clases acomodadas aislarse de                     aparecer en la escena, con este ohjcto filantrópico, doña          ducen di I nijos , croi 1 uis y foio^ntl i as del nal nial, sc-^un detallada-
                                                                                      Teodora l.amadrid , quien creo el papel de la rica hembra          mente puntualizamos en la cita que á cada uno corresponde.
   la miseria, se ha pensado este año en repartos de pan v de                                                                                               Y ante lodo picsc-ntanios, sio-uiendo nuestra costumbre, un
   raciones de las viandas más indispensables á los inlelices                         cuando era gala del teatro, y al retirarse dejó en él un va-       bosquejo histórico y geográfico de los pueblos á que dichos gra-
   que necesitan el socorro.                                                          cío tan sensible.                                                  bados se refieren (con excepción de los que ya conocen nuestros
      Digan los sabios lo que quieran, esto es bueno y digno                             Doña Teodora Lamadrid no ha dejado en este tiempo               lectores), no sólo por el interés particular que ofrecen, sino por-
   de imitación y de alabanza; la sopa que reparten diaria-                           de prestar servicios útiles al arte, dando en su cátedra del       que es oportuno el conocimiento de las localidades que han sido



                             Anterior                                                                                 Inicio                                                        Siguiente
LA ILUSTRACIÓN ESPAÑOLA Y AMERICANA.                                                                                                               51

• fortunado teatro de tantas desgracias, y que sirven de asunto á              tor Camisón, visitando el hospital de sangre y distribuyendo so- cado de él vivos varios animales domésticos, únicos seres vivien-
dichos grabados.                                                               corros y medicinas á los heridos y enfermos.                           tes que albergaba.
                                                                                   «Ese hospital de sangre (escribe otro corresponsal madrileño)          Ya hemos dicho, al comenzar estos apuntes, lo que aconteció
    füeveiar o Guevejar (que de ambas maneras se denomina) es                  es una barraca no muy ancha, en la cual estaban confundidos y en Guevejar en Noviembre de 1755, cuando repercutió en la re-
      neaueño pueblo que está situado a ocho kilómetros de Grana-              como hacinados 43 ancianos, adultos y niños            y enterado el gión andaluza el tremendo terremoto que destocó á Lisboa, y
 n
]J " w i a el Norte, en la cumbre del cerro llamado Castillejo de              Rey de que se habían agotado los medicamentos, dispuso que se que varias comisiones científicas ele España 3^ del extranjero es-
NiVar cuya falda baña por un lado el arroyo Bermejo.                           entregasen por el Dr. Camisón cuantos contuviera el botiquín tudian actualmente el grieteado de las inmediaciones de aquel
    cS de suponer que la Comisión científica nombrada por el se-               Real 3' tuvieran aplicación á las actuales circunstancias; y pocos pueblo, y el movimiento descendente de éste hacia el rio.
    " 'Iinistro de Fomento para estudiar el fenómeno geológico                 minutos después figuraban, al lado de las jicaras y botelfitas va-         El segundo grabado de la citada pág. 53 (también dibujo del
ñor M Guevejar acontece desde la noche del 25 de Diciembre,                    cías, los botes facilitados por el doctor, ostentando las armas Rea- natural, por Comba) indica gráficamente las anchas grietas del
que                                                                            les, cuya vista llenó de júbilo 3" animación á los heridos.»           camino de Giievejar.
tendrá presente las lecciones de la Historia : ese mismo fenóme-                   El Rey entregó ademas 2.5CO pesetas para las necesidades más           El Rey las visitó en el dia 14, y colocándose al borde de la
 — e ¡ ¿Jeteado de los terrenos en que radica el pueblo, y el mo-
 h i e n t o descendente de toda la zona aislada por la profunda               urgentes, 3" ofreció rna)'or suma para los heridos 3- huertanos des- que rodea al pueblo, que es la de mayor longitud y profundidad,
Irieta ocurrió también, y quizá con efectos más desastrosos, en                amparados ; y seriamos injustos si no mencionásemos con elogio conversó largo tiempo con el catedrático del Instituto de Grana-
 f o de Noviembre de 1755, cuando el terremoto de Lisboa, que                  al médico titular del pueblo , Sr. Jiménez , y al delegado del go- da, Dr. García Alvarez, quien manifestó á S. M. su autorizada
     extendió por la región meridional de la Península ibérica, y              bernador de Granada, Sr. Barrecheguren, que prestaron valiosos opinión acerca del extraño fenómeno.
 se                                                                            auxilios en las primeras lloras que siguieron al desastre. 3" aun
     rep ¡ t ió con muchaviolencia veintisiete dias después.
     Abrióse entonces una grieta profunda y muy larga hacia el                 en los dias sucesivos.
 arroyo Bermejo ; hundiéronse algunas casas del pueblo, y varios                                                                                          El Re', que llegó á Málaga, después de su visita á Antequerr,
 de sus habitantes quedaron sepultados bajo las ruinas; una co-                                                                                        el dia 17, salió para el campamento de Torre del Mar, instalado
                                                                                    Desde Arenas del Rey se dirigió S. M. á Agron, y luego á Ven- con regia esplendidez por los Sres. Earios, en el ingenio de su
 misión que nombró la Real Chancillería de Granada para estu-                  ta.? de 1 inclina, regresando á Granada en la larde del 12.             propiedad titulado Xuestra Señora del Carmen.
 diar el desastre, formada por un oidor, un ingeniero y varios au-                 Kn Agron han eaido muchas casas, y las pocas que aun exis-
   iliares ordenó la despoblación inmediata de la aldea, en la cual                                                                                       Ese campamento Real (véa.-e el primer grabado de la pág. 56,
                                                                                ten se encuentran en muy mal e.-tado; los vecinos, aterrados ante dibujo del natural, por Comba) constaba de nueve tiendas, em-
 sólo permanecieron cinco vecinos, cuyas casas, que estaban si-                tanta desventura, se albergan en el monte del cortijo de Pera, plazadas en la glorieta central de la imea, 3' dispuestas con exce-
 tuadas cerca de la iglesia parroquial de San Juan Bautista, no                que dista un cuarto de legua, 3' afortunadamente no hay que la- lente comfort y exquisita elegancia.
 sufrieron desperfectos de importancia.                                        mentar desgracias personales.
     Podemos apuntar otro dato curioso : el rey 1J. remando  i de-                                                                                       Así lo describía un testigo presencial, en la tarde del iS :
                                                                                   El Re3" se detuvo en el pueblo algunos momentos, dejando               «La tent de S. M. el Re3" está alfombrada de elegante moque-
 cretó que los vecinos de Guevejar no pagasen contribuciones di-                1.500 pesetas para los pobres, y pensiones 3" auxilios iguales á los ta, 3' tapizada de tina ba3'eta encarnada de felpa ; tiene tres com-
 rectas por espacio de cuatro años.                                             que habia concedido á Alhama.                                          partimientos : despacho, dormitorio y tocador, 3' los tres ricamen-
                                                                                    Entre Agron 3' Ventas de lluelma el temporal arreció, 3' ca3*ó te decorados con muebles estilo Renacimiento.
                                                                                una copiosa nevada; pero S. M. el Rey siguió tranquilamente la            y Por cima de esta tienda, que ocupa, respecto á las dema?,
                                                                                                                                                           *
   Hemos descrito ya, en el núm. 11, las tristes ruinas de Alha-                marcha, sin cubrirse con el impermeable ni con el abrigo.              una posición central, ondea la bandera de España, izada en un
ma la bella, la grande, la rica, según llamaban á aquella ciudad                    «. Habíamos ya pasado de Agron (nos dice el Sr. Cornija) cuan- mástil, y á la puerta hay dos faroles 3' otras tantas garitas para
insignes cronistas granadino; del siglo XV; y al mirar en este pe-              do empezó á caer copiosísima nevada; la comitiva formaba una la guardia.
riódico la reproducción de esas trisies ruinas, según dibujos del               perspectiva por todo extremo pintoresca; el Rey iba delante, lue-         » Las tiendas de los ministros, diputados v senadores, cuarto
natural por el Sr. Comba y croquis de los Sres. Medina y Rivas,                 go el Sr. Conde de Benalúa, 3" detras, en larga fila., todos los ex- militar, a'udante del ministro 3" gobernador son espaciosas, có-
surgen de lo más hondo del pecho estas frases angustiosas que                   pedicionarios, aguantando el sañudo temporal; tantas dificulta- modas y amuebladas con mucho gusto.
escribe El Defensor de Granada : «¡ Pobre Alhama ! ¿ Oué va á                   des se presentaron, al salir del balneario de Alhama, para en-
suceder en este desdichado pueblo? ¿Oué piensa el Gobierno en                   contrar caballerías, que en la comitiva figuraban desde el caballo bierlos, comedor es un ancho salónpara cocina y para sesenta cu-
                                                                                                                                                          » El
                                                                                                                                                                  3' departamento posterior
                                                                                                                                                                                              con cabida
                                                                                                                                                                                                           servicio, cubier-
socorro de esa desventurada ciudad? El Rey ha pasado por allí                   andaluz de hermosa estampa hasta el pacientísimo asno de la tas sus paredes de yute adamascado, color de paja, con cañas do-
como luz brillante y esplendorosa a través de las tinieblas, so-                Alpujarra.»                                                                      -
                                                                                                                                                       radas, 3 alfombrado con ba3"cta á anchas fajas blancas 3' azules.
corriendo á huérfanos y heridos, mitigando desventuras priva-                        Esta excursión hacia las Ventas de lluelma aparece represen-
das ; pero ya ha pasado, y Alhama queda sola en su desdicha,                                                                                               »Sencilla y elegante es la tienda destinada á los corresponsa-
                                                                                tada en el tercer grabado de la pág. 53, según dibujo del natu- les, compuesta de dos compartimientos : un espacioso dormitorio
con 'sus edificios por el suelo, con los cadáveres de sus hijos en el           ral, por Comba.
cementerio y entre los escombros, con los supervivientes más                                                                                           tapizado de bayeta blanca y azul )r alfombrado de blanco, con
favorecidos en miserable albergue de tiendas de campaña, con                                                                                           diez camas 3-sus mesillas correspondientes, y un gabinete-toca-
los braceros sin trabajo, con el espíritu público aplanado por in-                   Las primeras noticias del fenómeno geológico que los terremo- dor con igual número de lavabos de doradillo.
 mensa pesadumbre. »                                                            tos han producido en Guevejar fueron anunciadas, con fecha 3,              »Por último, para el telégrafo se ha instalado también una ca-
                                                                                 de este modo :                                                         seta. »
    La reedificación de Alhama debe ser empresa nacional : esa                                                                                             Los corresponsales de los periódicos, que fueron objeto de
ciudad desventurada fue la primer joya de la corona granadina                        « La grieta que los terremotos han ocasionado en este pueblo
   ue engarzaron los Reyes Católicos en su corona de Castilla y                  mide más de i.coo metros de profundidad, según las observacio- grandes atenciones, no ocuparon, sin embargo, la tienda que se
                                                                                                                                                        les destinaba, por haberse instalado en ella «los ingenieros civi-
 I
 _e Aragón ; el primer grano de la granada que juró arrancar y
 desmenuzar el rey D. Fernando V, cuando su embajador D. Juan
                                                                                 nes de dos ingenieros ; la marcha descendente del pueblo hacia
                                                                                 el rio continúa, y el cauce de éste se ha levantado, resultando les de la provincia, incorporados á la comitiva» con el objeto de
 de Vera le hizo saber la altiva respuesta de Muley Hacera, que                  una desviación del mismo muy marcada; los vecinos del pueblo «hacer estudios sobre la índole del fenómeno geológico que tie-
 imaginaba ya la sorpresa de Zahara, y cuyo último grano habia                   se han albergado en Pulianas, Calieasas, Cogollos, Peligros 3" ne asolada aquella región.»
 de arrancar, diez años más tarde, con la rendición de Granada,                  otros pueblos comarcanos; se han sacado de las casas casi todos           El ingenio Auesira Señora del Carmen es una rica 3" populosa
 el 2 de Enero de 1492.                                                          los ajuares y existencias de granos y artículos de consumo ; pero colonia agrícola, donde residen centenares de familias ocupadas
                                                                                 las casas están perdidas por completo.»                                en la elaboración de azúcar.
    Visitó D. Alfonso XII las ruinas de Alhama el II del actual,
 y pasó la noche en el balneario, sintiéndose, al amanecer del si-                   El corresponsal de El ///¡parcial, Sr. Ouejana, describe así el
 guiente dia, una sacudida terrestre bastante violenta, que^ 110                 mismo fenómeno :                                                          Los corresponsales de la prensa madrileña describen así el de-
 produjo, por fortuna, consecuencias lamentables; y todo fue ins-                    « El pueblo está emplazado en una ladera y sobre capas de tier- sastre de Periana :
 peccionado por el Rey con especial detenimiento, en medio de                    ra arcillosa. A medio kilómetro de él está el rio llamado de Co-          «Como Alhama, Albuñuelas y Arenas del Rey, el pueblo de
 los vítores de los habitantes, que, si bien acampados en las eras               gollos. A partir de él, abrióse por el movimiento terrestre una        Periana es un montón de escombros; el terremoto le ha bor-
 cercanas, durante el dia vagaban por los colosales escombros de                 grieta que, en dirección Noroeste, rodea todo el pueblo, subien- rado del mapa ; hay en él calles enteras donde han quedado los
 la población destruida, como si quisieran defender sus hogares                  do por el cerro llamado Castillejo, para extenderse luego á bus- tejados al nivel del suelo; el barrio alto ha sido el más castigado
 contra la irresistible fuerza de los terremotos : los hospitales de             car de nuevo el rio. Describe esta grieta una herradura, en cuyo       por la catástrofe , 3'donde perecieron más de veinte personas y
 sangre, las iglesias en ruinas, el convento de Santa Clara, las                 centro queda Guevejar, 3* hay puntos, sobre todo en la altura del quedaron sepultadas en las ruinas más de ciento.
 calles, el tajo, las ermitas abandonadas                                        cerro, donde tiene una anchura de tres metros, siendo su exten-           »Como los demás pueblos, el temblor sorprendió á los vecinos
                                                                                 sión total de tres kilómetros, 3' su profundidad, en algún sitio,      rodeando el hogar lleno de leña ; los que pudieron ganar el cam-
    El grabado de la pág. 52 reproduce tres dibujos del natural,                                                                                        po huyeron llenos de espanto, y entre los escombros quedaron
 hechos por nuestro corresponsal artístico Sr. Comba en las mis-                 de veinte metros.
                                                                                     ».o ha terminado aún (el dia 11) el movimiento terrestre, y la    prisioneros los que no han "vuelto á levantarse de ellos, y los
 mas ruinas de Alhama : el aspecto del barrio de Baena, ó Arra-
  bal, el cual conservaba no pocas reminiscencias de su primitivo                condición arcillosa del terreno favorece la inclinación del pueblo que, heridos, conservaban vida. En la casa del alcalde murieron
  origen morisco; la comunidad de Santa Clara, refugiada en bar-                 por la pendiente, realizándose así ese descenso que los habitan- cinco, incluso la madre de éste, y la casa del cura quedó hecha
 racas y tiendas de campaña desde la destrucción de su convento                  tes de Guevejar dicen que es que ¡as casas se van a¡ rio, y que ruinas, resultando herida la madre del párroco.
 en la noche del 25 de Diciembre ; el fúnebre episodio titulado                  consiste en que, perdido su primitivo nivel, cada movimiento os-          »En aquellos momentos de confusión, en que los que corrían
 En busca del 409, cifra que señala el número correspondiente al                 cilatorio inclina el terreno hacia el fondo de gravedad, que está tropezaban, cayendo en montón ó encontrándose con espanto
 cadáver que fue extraído, el mismo dia. 11, de los escombros de                 en el valle.»                                                          como fantasmas que se abrazaban, el alférez de la Guardia civil
 una casa.                                                                           Añadiremos, para consignar con más amplitud las noticias re- D. Manuel Jiménez, seguido de cinco guardias, sale á la calle,
    El Sr. Comba, que ha formado parte constantemente de la co-                  lativas á Guevejar, la explicación que el ingeniero Sr. Caicedo acude allí donde los gritos demandan auxilio, ahonda los escom-
                                                                                 ha dado, acerca de tan extraño fenómeno, al corresponsal de            bros, retira los cadáveres, lleva á sitio seguro los heridos, y en
 mitiva regia, acompañando á S. M. el Rey en todas sus expedi-
 ciones á los pueblos arruinados, y trabajando sobre los mismos                  La Correspondencia de España, Sr, Peris Mencheta, y es como esta faena los sorprende el dia, y en este mismo trabajo llega la
                                                                                 sigue :                                                                noche y de nuevo aparece el alba.»
 escombros de aquellos lugares de desolación, nos describe esos                                                                                            El Sr. Comba nos dice que S. M. el Rey, premiando los huma-
 dibujos de la manera siguiente :                                                    «Por efecto de la traslación de zona se ha producido una grie-
                                                                                 ta, que circunvala á Guevejar en una extensión de 75 pies y en         nitarios servicios de ese valeroso oiicial, le ha concedido el em-
    «Las religiosas de Santa Clara, al ver hundido su convento                                                                                          pleo de teniente.
 en la triste noche del 25, se refugiaron en el huerto de la finca               dirección Noroeste.
                                                                                     »Si los edificios permanecen en pié, se debe á que los movi-          Un testigo presencial, el alfé;ezde Infantería D. Erancisco de
 El Castillo, propiedad de D. José Toledo y Muñoz (véase el nú-
 mero II, pág. 28), y cuando yo las vi el dia II, esperando an-                  mientos de traslación han sido simultáneos en la dirección indi- Simón, que se hallaba en Periana, en uso de licencia, en la no-
                                                                                 cada.                                                                  che del 25, ha diebo á El Diario Mercantil, de Málaga :
 helosas al Rey, formaban el cuadro encantador que he procurado                                                                                            «Estaba )'o en un cortijo poco distante de la población, cuan-
 bosquejar en mi dibujo: estaban cubiertas con velos negros, y                       » Es imposible restaurar ni edificar de nuevo en tanto que no
rodeaban á la anciana superiora; á los lados aparecían las chozas                se restablezca de un modo permanente el centro de gravedad y do se sintió un ruido extraño, que parecía partir de la sierra que
 que hicieron en los primeros momentos para albergue suyo, y                     el curso y las corrientes del rio, alterados por el fenómeno.          á Periana corona, ruido que se fue acercando lentamente, hasta
 las tiendas de campaña que posteriormente las ofreció la Admi-                      »I.a fuente que abastecía á la población se ha agotado.            notarse una fuerte sacudida 3r después continuados movimientos
 nistración militar; al fondo, resaltando sobre las nubes, se ven                    »Está surgiendo una cúspide de ma3 or elevación, en forma de oscilatorios de N. á O., y el desplome de las casas, rodando los
                                                                                                                            p

 'as ruinas de la ciudad; hacia el final del huerto se abre un tajo              semicírculo, en el término Norte de la zona.                           materiales sobre los riscos que cercan el pueblo.
 protundísimo, á cuyo borde movedizo se acercó S. M., verdade-                       »La formación del lago es debida á haberse elevado 13 me-             » Un guardia civil fue cogido por la torre de la iglesia: aca-
 ramente impávido, mientras el general Blanco, al observarlo,                    tros la vertiente opuesta del rio en la parte donde aquél se en- baba de salir del cuartel y se dirigía hacia la casa de su novia,
                                                                                 cuentra.                                                               cuando se vio envuelto entre escombros. El cadáver no fue ex-
 pronunciaba esta oportuna frase : «Apartaos, señor, que eso no
      como las balas.»                                                               » Los gases siguieron diversas direcciones, desalojando irregu- traído en las primeras horas, porque sobre el montón donde se
                                                                                 larmente á través de los diversos estratos que forman la zona.         suponía enterrado se hallaba pendiente una campana, que ame-
    * Y anochecer del mismo dia 11, removiendo unos escombros,
 se halló el cadáver de un joven, que tomó en la estadística mor-                    » Actualmente la grieta mide tres pulgadas de anchura por 25 nazaba caer sobre aquellos escombros.»
  uona el núm. 409; y en seguida acudió el enterrador á cumplir                  de profundidad.                                                           Añade El Diario Mercantil que «los heridos fueron curados
 su penosa misión, llevando bajo el brazo derecho el ataúd que ha                    » Entre las particularidades extraordinarias que ofrece el fenó- en la misma noche por los oficiales Sres. Jiménez y Simón 3          ^
    nido para conducir á tantas infelices víctimas á su postrer mo-              meno, se observan un olivo que, partido por la formación de una guardias civiles del puesto, pues el médico habia desaparecido
 rada. »                                                 '                       grieta, permanece mitad á un lado 3 mitad á otro de ésta, y el en aquellos terroríficos momentos.»
                                                                                                                          r

                                                                                 hecho de que varios árboles están como sumergidos en la profun-           También leemos en el mismo periódico que los vecinos de Pe-
                                                                                 didad de las grietas, mostrando sus copas sobre la superficie, sin    riana hacen grandes elogios de su digno párroco, Sr. La Chica :
   La visita de S. M. á las ruinas de Arenas del Rey se ve ificó                                                                                       hallábase este sacerdote en un pueblo cercano cuando fue sor-
 « aia 12 : á las ocho de la mañana salió del balneario de Alhama
                                                             Al                 haber perdido la posición vertical.»
    regia comitiva, que constaba de más de 50 jinetes, presididos                    El hecho de grietearse el terreno, en mayor ó menor exten- prendido por el terremoto, é inmediatamente se puso en camino
 por el animoso Monarca, el cual, «aunque á intervalos (dice un                  sión , se ha repetido en varias zonas : en la falda de la sierra Ta- para Periana, donde habia dejado á su anciana madre. ¡Cuan
  orresponsal de la prensa madrileña) las nubes nos enviaban al-                jeda, que se enlaza con la de Jata y la de Albuñuelas, se ha grande no sería su dolor al llegar á su casa y verla convertida
   ™: Uvame nte agua y granizo, sufría los rigores del temporal,                abierto una hendidura de tres metros de ancha, que principia en montón de escombros! Removió aquellas ruinas, hizo esfuer-
 ro h n C ° n Cazacíora > pantalón corto, botas de montar y sombre-              cerca de la sierra de Jata y termina cerca de las ventas de Zafar- zos gigantes, y sólo pudo abrazar el cadáver de su madre.
                          p                                                      raya, ó sea una longitud de cerca de cuatro leguas; y, según              No obstante, en la misma noche el Sr. La Chica, al frente de
      ° £° >' cegándose á aeptar los impermeables que se le                                                                                            algunos jornaleros, estuvo extrayendo cadáveres, auxiliando he-
 ofreci       >' cegándose                                                       los periódicos de Granada, en el boquete de Zafarra3'a, en aquel
                                                                                 escabroso desfiladero, aconteció, en la noche del 25, un suceso ridos y exponiendo su vida en más de una ocasión, por salvar
                                                                                 singular : cierto caminante iba conduciendo su mulo, 3' al sentir-     las de sus semejantes.
                                                                                 se el temblor de tierra, notó que la caballería tiraba con tal fuer-      Periana tenía 8co casas y se han arruinado 700, pereciendo en
                                                                                 za del ronzal, que el pobre hombre tuvo que soltarlo, y después       las ruinas 45 habitantes.
                                                                                 de esto, al volver el ros'.ro para recuperar su bestia, vio que ésta      Los otros dos dibujos del Sr. Comba, que figuran en la citada
                                                                                 liabia desaparecido por una profunda raja que se abrió en el ter- pág. 56, se refieren á Periana : uno representa la iglesia parro-
 en I, - - -""=ciLiencia de los valerosos usluerzns une llevo á cal c>,          reno, v de la cual no fue posible extraerla.                           quial de San Isidro, de cuya torre sólo (¡m-ila en pié un tro/o de
     >a noche del 25, para arrancar víctimas á la mnciw.                             Se afirma, ademas, que en la misma sierra de Zafarraya, entre      ¡"miro, con uua de l;i.s d<i-; campanas <¡ue tenía el templo; otro
 del n m .°;referido (véase ael núm.o 11) los deiallcs do la visita
 d                                                                               ese boquete y Periana, de la provincia de Málaga, habia un cor- figura las ruinas amontonadas á la cnlrad;i del pueblo, donde
 r
   el naT a 1        hat
                         ' ° A r e n s ' >' l l y presentamos dos dibujos        tijo llamado Guaro, que desapareció totalmente, en la noche produjo el terremoto, como en la calle de la Eucule, mayur de-
 r
  eferent     1 ^ ° r '~' orn ' 3a ' 1ue sirven de complemento á los que,        del 25, por hundimiento súbito del terreno ; el 28 se practicaron      sastre.
   o de 1 . mismo pueblo, conocen nuestros lectores: el prime-                   algunas excavaciones á medio kilómetro de distancia del pueblo            El Re3r visitó las ruinas de Periana en el dia iX, haciendo nu-
 las ni" ^ a ? ' §3 rrecuerdal el acto de pasar la regia comitiva por
                      alle Rea                                                   donde estaba dicho cortijo, y hallaron éste sepultado bajo las merosos donativos y prodigando frases de consuelo y esperanza
 el de 1 -                           - q u e A« la mejor de la población , y     tierras 3' completamente intacto, hasta el extremo de haberse sa- á los atribulados habitantes.
        la
           Pag. 57 representa á S. M. el Rey, acompañado del doc-


                                 Anterior                                                                              Inicio                                                          Siguiente
52                                     LA ILUSTRACIÓN ESPAÑOLA Y AMERICANA.                                                                  N.° IV

                     L O S    T E R R E M O T O S            E N L A P R O V I N C I A                D E       G R A N A D A .




 A L H A M A. — RUINAS DIÍL IIAKKIO DE UAIÍNA.— LAS RELIGIOSAS DEL CONVENTO DE SANTA CLARA, AGUARDANDO LA VISITA DE S. M. EL REY, EL DÍA I I .
         Anterior                                                           Inicio
                              ¡ r  nrsr, !>FI. 40'! ! — (Dibujo riel natural, por míe-tro corresponsal artístico Sr. Comba.)   Siguiente
LA ILUSTRACIÓN ESPAÑOLA Y AMERICANA.                                                                              53

               L O S       T E R R E M O T O S           E N L A P R O V I N C I A                   D E         G R A N A D A .




       A R E N A S     D   E   L R E Y . —s. M . P A S A N D O   P O R L A Q U E F U Í : C A L L E   R E A L ,   E L 1 2D E L   C O R R I E N T E .




                     G U E V E J A R . - - I . A S   GRIETAS      DEL TERRENO          A LA ENTRADA              DEL   PUEBLO.




DE   AGRON    A VENTAS            DE    I I U E L M A . — REGRESO DE S. M. EL KEY Á GRANADA, EL DÍA 12, DURANTE EL TEMPORAL DE XIEV:
                                                       (Dibujos del natural, por Comba.)
                 Anterior                                                        Inicio                                               Siguiente
1
                                                                                                                                                                                                                  •I


   54                                                               LA ILUSTRACIÓN ESPAÑOLA Y AMERICANA.                                                                                          N.° IV

   De Agron y Ventas de Huelma pocas son las noticias histó-                  la patria y al honor! ¡ Ay del que faltase á lo que le deman-      por su medio introdujo en las relaciones sociales la corte-
ricas : el primero de estos pueblos aparece construido en alto cer-           daban su fe , su lealtad y su dama !                               sía, hizo una ley de la lealtad más acrisolada, y elevó á
ro, á corta distancia de las ruinas de Agron el Viejo, donde toda-                 De ahí los afectos puros y delicados ; el idealismo del       preceptos la fidelidad, el honor y la abnegación.
vía existen cimientos y paredones de aiv.iguos edificios de la
época árabe: el segundo, situado en una llanura, á quince kilo- i             amor, que hacia un ídolo de la mujer; la fidelidad á la pa-            Pero aun sin acudir á esos tiempos ni á esa esfera de
metros de Alhama, sólo tiene de notable su linda iglesia parro-               labra : la adhesión inquebrantable á un jefe y á un amigo ó        acción de la mujer, para demostrar su mágico poderío y- su
quial, moderna, dedicada á San Isidro.                                        compañero de armas ; el hábito de sacrificar el ínteres al         inmensa influencia en el orden social        ¿por ventura no
    Consagremos algunas líneas á Yelez-Málaga.                                 deber. De ahí, por fin , el que se formase en Europa un am-       nos ofrece la historia lecciones provechosas y ejemplos ad-
    Está situada en la falda de suave colina y se extiende por an-             biente de sentimientos y de ideas, que no pudo menos de           mirables ? ¡Cuántas y cuan irrecusables pruebas no po-
cha llanura que riegan las aguas del Yclez ; fue iccobrada por                 influir en las costumbres. La institución de la Caballería fue    driamos nosotros ofrecer, con referir solamente las accio-
los Reyes Católicos en 27 de Abril de 1487, y en los trabajos del              una escuela de humanidad, de desinterés, de noble gene-           nes verdaderamente heroicas, los rasgos de nobleza v de
sitio, que fueron penosos, empe/.ó á distinguirse en el ejército
 castellano el célebre Pedro Navarro; la iglesia parroquial de la              rosidad v hasta de elegantes modales, en la cual se fueron        valor, de prudencia y de magnanimidad de millares de
 Encarnación, antigua mezquita, fue consagrada por el cardenal                 aclimatando los sentimientos, hábitos y costumbres que            ilustres damas, asi españolas como extranjeras ! Con citar
 ¡Mendoza, y en ella se celebró misa por vez primera el 3 de Mavo              forman el encanto de la alta sociedad de nuestros dias, y         sólo los nombres de Herenguela y de Constanza, de María
 de dicho año ; la iglesia del convento de San Marcos, la de San-              que traducen, tomadas en su verdadera significación, las          de Molina y de Isabel I, de Catalina de Rusia y de María
 tiago y la ermita de San Sebastian debieron su i un dación á                  palabras cortesanía y buen tono.                                  Teresa de Austria        i qué de reflexiones no acuden á la
 aquellos monarcas ; la casa de Ayuntamiento, una de las mejores                   Verdad es que los salones modernos son va miiv distin-
 de la provincia, fue construida en 150,7.                                                                                                       mente! ¡qué de hechos á la memoria, no ya bastantes
                                                                               tos de las reuniones de los antiguos, de aquellas cortes feu-     para ensalzar el mérito de la mujer y tejer coronas á sus
    El (|iie desee conocer la historia de esa ilustre ciudad, consulte
el Ju'Si/iu'/o apologético tlt' las grandezas   tie Velez-Málaga,   escrito    dales y asambleas señoriales ; pero embellecidos como es-         sienes, sino para justificar su dulce imperio y para probar
en el siglo xvil por un entusiasta hijo de la población, el cape-              tán por la presencia de mujeres ilustres é instruidas, han        su bienhechor influjo en la cultura, progreso y bienestar
llán délos Reyes Nuevos de Toledo, D. Erancisco Bedmar.                        recibido, como una especio de legado, de aquellas asam-           de los pueblos!
   Periana, situada en terreno áspero, en plano inclinado, ca^í al             bleas y reuniones , la finura de modales, la gracia y elegan-         Ese influjo ha sido, no solamente reconocido, sino esti-
pié de la sierra de Marchamona, tenía casas muy agradables y                   cia del lenguaje , el culto del honor, y también el del amor,      mulado y premiado, en épocas anteriores á la nuestra.
una buena iglesia dedicada á San Isidro, que ha sido destruida                 un poco menos ideal, en verdad. De aquí, como dice un mo-          ¿ Tienen acaso otra significación las Ordenes en diferentes
por el terremoto.                                                              derno historiador, esa delicadeza susceptible, que no sólo
   Torrox, linda villa edificada sobre la Clavicwn de los romanos,                                                                                países y tiempos creadas para honrar á las damas, para
frente al mar, á espaldas de los cerros Lagos y Ravita, y á la                  rechaza cuanto sea baldón y cobardía, sino que reprueba la        dar ocasión y premio al desarrollo de sus exquisitas facul-
vista de hermosa vega de regadío, también tiene una iglesia his-                menor vacilación en materia de valor y de honra ; que no          tades y al ejercicio de sus talentos y de sus virtudes?
tórica, la de la Encarnación, antigua mezquita, y el famoso con-                sólo repele el ultraje, sino hasta la sombra de un insulto;          No tuvieron otro objeto seguramente la Orden del Cis-
vento de Nuestra Señora de las Nieves.                                          que considera las deudas de honor las más sagradas de to-         ne, fundada en Prusia, año de 1440, por el elector Fede-
   Nerja, por último, es otra encantadora villa malagueña, situa-               das, por lo mismo que no están garantidas por la ley ; que        rico II :
da en la costa y rodeada de altas sierras; su viejo castillo, citado            pone todo su conato en conservar escrupulosamente un
tantas veces en las crónicas de Málaga y Granada, fue volado                                                                                         La de la Cruz de la Estrella, fundada en Austria por la
por nuestros auxiliares los ingleses, en la guerra de la Indepen-               nombre inmaculado. Puede, pues, decirse con verdad, que           emperatriz Leonor Gonzaga, viuda de Fernando II, en u
 dencia.                                                                        el caballero ha sobrevivido en el noble de ambos sexos, or-       de Setiembre de 1668 :
                                                                                gulloso de su cuna, susceptible en punto de honra, fiel               La de Santa Isabel, que fundó en Baviera la electora
                                                                                cumplidor de la palabra empeñada, temeroso de Dios, ama-           Isabel Augusta, en 1766 :
   Los grabados de la pág. 60 están descritos en sus. epígrafes res-             ble y galante, respetuoso sin servilismo, y valiente sin
pectivos : el primero (croquis del natural, poi el Sr. Rivas) re-                                                                                     La de Santa Ana, allí mismo fundada, en 17S4, por la
presenta el campamento formado por el vecindario de Granada                      fanfarronería.                                                   electora Ana María Sofía, y confirmada por el elector Ma-
en la placeta del Humilladero, según apareció el día 17 del ac-                     Sin hacer mérito de los heroicos compañeros de Pela-          ximiliano Josef. Y sin hablar de otras posteriores:
tual, después de la nevada ; el segundo (de fotografía directa, por              yo, ni de aquellos dignos émulos de los Oliveros y Rol-            La REAL ORDEN DE DAMAS NOBLES DE MARÍA LUISA,
el Sr. Oses) es una vista de las ruinas de la calle de la Albóndi-               dan , que han hecho memorable la rota de Roncesvalles,
ga, en Yelez-Málaga.                                                                                                                              creada por Carlos IV en 21 de Abril de 1792 ; Orden espa-
                                                                                 distinguíase ya España entre los pueblos en que desco-           ñola, cuya historia hemos de bosquejar, antes de consignar
                                                                                 llaba la Caballería, teniendo la gloria de ostentar en el Cid    sus timbres en las biografías de las ilustres damas que han
    Ll grabado de la pág. 61 podemos describirle con las mismas                 Campeador, Rodrigo Díaz de Vivar, el tipo, flor y espejo del     sido condecoradas con la banda de tan esclarecida Orden.
 notas que nos ha facilitado el autor de los dibuios, Sr. Comba.                 cumplido caballero. Pero aun se distinguió más, si más
    «La torre ladeada.— En el camino de Torre del Mar á Torrox,                  cabe, nuestro país en la erección de Ordenes militares.             «Para que la Reina, mi muy amada esposa, tenga un
 á la derecha de la carretera, se halla esa torre, en la posición ex-                                                                             modo más de mostrar su benevolencia á las personas no-
 traña que tiene, verdadero milagro de equilibrio. Lleváronla allí,                                         V.                                    bles de su sexo que se distinguieren por sus servicios,pren-
 á principios del siglo actual, las aguas del rio, en una inun-                                                                                   das y calidades—decia en el decreto de fundación el rey
 dación.                                                                          Las Cruzadas darian la ocasión y el pábulo, no lo nega-         Carlos IV—he acordado establecer y fundar una Orden de
    » Torrox, visto desde la carretera, presenta un golpe de vista             mos ; pero el fundamento, el estímulo y el modelo para las         Damas Nobles, cuya denominación sea : REAL ORDEN DE
 encantador. A la derecha está el convento de Nuestra Señora de                Ordenes militares y civiles los dio la institución de la Ca-       LA REINA MARÍA LUISA        »
 las Nieves, casi destruido por el terremoto.                                  ballería. Tan cierto es esto, que antes de la primera cruza-
    »S. M. el Rey visitó á Nerja el dia 20 : un dibujo representa                                                                                    Por los términos del decreto se ve que, aun cuando cir-
 la comitiva regia dirigiéndose á la villa; otro, las ruinas de la             da, antes de que los mercaderes de Amalfi construyesen             cunscrito, por la clase y naturaleza de la institución, á las
 calle de Puerta del Mar, que son las más notables de la po-                   enfrente del Santo Sepulcro el Hospital de San Juan , y que        personas nobles, se reconocían en el bello sexo servicios,
 blación.^                                                                     su prior Gerardo instituyese la primera regla de los Hospi-        prendas y calidades relevantes. Y no sólo se reconocían,
    Continuaremos en el número próximo.                                        talarios , adoptando un vestido negro con una cruz blanca          sino que por medio de una distinción honorífica se busca-
                                                                               de ocho nudos al pecho; antes, por consiguiente, de que            ba el merecido premio á la vez que el estímulo á tales ser-
                                                                               Raimundo Du Puy redactase ( 1120 ) los Estatutos que               vicios, prendas y altas calidades. Abríase por ese camino á
                                                                               obtuvieron la sanción del papa Calixto II, ya existia en           los talentos, á las virtudes, á la actividad inteligente y
   PROGRESOS DE LA TNDT'STRIA : CALDERA COLOSAL PARA                           Toscana una Orden de Hospitalarios, en el célebre lugar            bienhechora de la mujer un campo bellísimo, en armonía
 FABRICACIÓN DE AZÚCAR, INSTALADA EN LA «California Slí-                       de Altopascio.                                                     con las costumbres y las necesidades de los tiempos. Ese
gar Rejiiiery», de San Erancisco de California. — (Véase la ex-                                                                                   campo lo señalan discretamente los mismos estatutos de la
plicación en la pág. 64.)                                                         La cruzada española duró ocho siglos. A mediados del xn,
                                                                               los caballeros salmantinos D. Suero y D. Gomen, descen-            Orden ; es el de la piedad y de la beneficencia. ¡ Y qué más
                            EUSEBIO MARTÍNEZ DE VEI.ASCO.                      dientes del esclarecido D. Rodrigo (lomen, y tronco — se-          bella tarea, en nuestros dias, para damas nobles!
                                                                               gún Alvarez de Rivera—de la noble v antigua familia de los            Porque no hay que creer—y esto ya lo demostrarán sus
                                                                               Barrientos, echaban en San Julián del Pereiro los cimien-          hechos y sus obras :—no hay que creer que el campo de la
                                                                               tos de la militar Orden de Alcántara, cuyos estatutos apro-        piedad y el de la beneficencia esté limitado á oir misa y á
                 PROLOGO INÉDITO                                               bó más tarde Alejandro 111.                                        visitar de vez en cuando un hospital ó un asilo, no; ese
    DE UX CURIOSO LIBRO, Ql'E TARDARÁ KN PUBLICARSE.                              Por el mismo tiempo la renuncia que los Templarios hi-         campo es más vasto y más fructuoso, más difícil de recor-
                                                                              cieron de Calatrava, y el denuedo v la fe de los monjes de         rer y de cultivar, y, por consiguiente, más meritorio el re-
                                (Conclusión.)                                  Fitero, determinaron al abad Raimundo á fundar la orden           correrlo y cultivarlo. La piedad y la beneficencia tienen
                                                                               de aquel nombre.                                                  horizontes inmensos. Se adora al Creador sirviendo y
                                     IV.                                          Los canónigos de San Eloy, auxiliados por el caballero         amando á la criatura. ¡ Y puede servírsela de tantos modos
                                                                               Pedro Fernandez de Puente Encalada, dieron por enton-             y por tantos medios!
                u influencia en las costumbres harto la re-                   ces nacimiento á la Orden de Santiago.                                Dios está en todas partes y las llagas de la sociedad no
                 vela la que ejerció en la literatura y en las                    Prestaron esas Ordenes, as! como las de Mantesa y de           están solamente en los hospitales. La ignorancia y los vi-
                 artes. Por ventura las obras inmortales del                   San Juan, servicios eminentes á la religión, á la patria y        cios, los descalabros de la suerte y las desordenadas pasio-
                 Dante, de Petrarca, de Ariosto y el Taso,                    á los revés; servicios para cuyo relato, así como para el          nes, los crímenes y las iniquidades, son otras tantas llagas
                 de Calderón y Lope de Vega, sin hablar de                    de las proezas de aquellos caballeros freires, durante el pe-      que necesitan, aun más que las del cuerpo, el saludable bál-
                 otros cien, ¿no están rebosando sentimien-                   ríodo de la Reconquista, sería preciso escribir una volu-          samo de la piedad y la beneficencia. Y cuando ese bálsamo
             tos caballerescos? El encanto que esas obras                     minosa obra. Mas tenemos que renunciar al placer de evo-           se aplica por la mano de la mujer y con la fina delicadeza,
             producen, ¿proviene acaso de otro misterioso                     car nombres gloriosos y recitar heroicas acciones, dejando         con el exquisito tacto, con el inefable saber hacer que dis-
         resorte que el del ideal sublimado en aquella ins-                   dormir á tantos héroes el sueño de la gloria, para ocupar-         tingue á una dama noble, los beneficios que reporta de
        titucion?                                                             nos de una Orden civil de Damas Nobles, y con tal moti-            ello la sociedad son inmensos. No hay rezo ni peroración,
           Esta institución, que, fundada en la práctica de                   vo, de la grandísima influencia que tiene la mujer en los          no hay libro, no hay nada que sea comparable en saluda-
virtudes sencillas y austeras, exaltaba la fe hasta el fanatis-               progresos de la civilización y en la suerte y prosperidad de       bles efectos á los que producen la piedad y la beneficencia
mo, depuraba las pasiones, ennoblecía los sentimientos,                       los pueblos.                                                       así ejercidas. Dios se complace en los cielos, y los reyes se
elevaba el valor hasta el heroísmo, el desinterés hasta el                       Mucho se decanta en nuestros dias esa influencia, y mu-         dan así por bien servidos en la tierra.
sacrificio, y el amor hasta la santidad. Las palabras huma-                   cho se escribe y se habla sobre los derechos de la mujer.             Mucho nos engañamos, ó tal debió ser el alto, el tras-
nidad, hidalguía, caballerosidad y cortesía , ¿de dónde ni                    En aquellos otros siglos se invocaban menos, y quizás se           cendental objeto de esta institución. Y decimos esto, por-
en dónde más que en el ideal de esa institución han toma-                     ejercitaban más, y de una manera más congruente, los de-           que, aparte de indicarlo así, corno hemos visto, los esta-
do el concepto que hoy entrañan, su valor y significa-                        rechos de las mujeres. Su imperio era menos ruidoso, pero          tutos de la Orden, han de demostrarlo viva y elocuente-
ción?                                                                         más efectivo, y también más dulce y más en armonía con             mente las biografías que vamos á publicar, y que forman la
   « Sirve á Dios, y El será en tu ayuda ; se cortés con todo                 la naturaleza y el destino de la mujer. No aspiraba ésta en-       historia del Real instituto durante el siglo escaso que lleva
hidalgo, sin pretensión y sin orgullo; á nadie adules, ni                     tonces á rivalizar con el hombre en el taller, en la oficina,      de existencia. Esa brillante galería de ilustres y nobilísi-
reveles jamas ningún secreto; muéstrate leal en tus pala-                     en el foro y en la tribuna; no peroraba en los clubs, ni           mas damas pondrá de manifiesto rasgos y acciones verda-
bras y en tus obras; cumple fielmente lo que prometas;                        arengaba á las masas en las barricadas; no pretendía tener         deramente sublimes de piedad y de beneficencia, tanto más
ampara á los huérfanos y á los desvalidos » Tales eran las                    voto en las asambleas, ni asiento en las academias, ni ma-         meritorios, cuanto más cubiertos han estado con el cristia-
recomendaciones y las máximas que Bayardo, el caballero                       nejar el bisturí en los anfiteatros    Pero, en cambio, era        no velo de la pudorosa modestia y con el esmalte encanta-
sin miedo y sin mancilla, recogía de los labios de su buena                   la diosa del hogar, la reina de la casa, el espejo de la fami-     dor de la noble liberalidad : manos que curan sin lastimar
madre.                                                                        lia, el embeleso del amante, el encanto del esposo, el sol         al paciente, almas que no buscan el premio de la buena
   «Quien bien y mal no sabe aguantar, á grande honor no                      radiante y vivificador, que, esparciendo luz y calor en su         obra más que en la satisfacción de la propia conciencia.
puede alcanzar.»                                                              derredor, daba vida á la sociedad; derramaba encantos y               Revélase también el alto objeto de la fundación en la
   «El que desea un caballo de oro, tiene ya la brida en la                   recogia adoraciones.                                               importancia y excelsitud de que quisieron revestirla los re-
mano.»                                                                           Y no queremos con esto hacer exclusivamente mérito de           yes y reinas sus fundadores. Lo mismo ("arlos IV y María
   Hé ahí aquellas mismas máximas convertidas en pro-                         las trovas y trovadores, de los tensones ó juegos partidos, de     Luisa que Fernando VII y María Isabel quisieron que el
verbios.                                                                      las cortes y tribunales de amor; sin embargo de que, en una        número de damas de que se había de componer la REAL
   «Un buen caballero debe herir alto y hablar bajo; lan-                     época de oscuridad y como de ebullición caótica, en me-            ORDEN nunca excediese de treinta, sin comprenderse en él
zarse el primero al combate, y hablar el último en la asam-                   dio de aquella fiereza de costumbres, resabio de la barba-         las personas Reales. Que la insignia de esta Orden, deque
blea.»                                                                        rie, sostenido por el feudalismo, se ve allí mismo á la mu-        habrían de usar diariamente las damas, fuese una banda de
   Hé ahí los proverbios trasformados en máximas, y los                       jer ejerciendo su influjo bienhechor. Aquel refinamiento           tres fajas: la del centro blanca, y las exteriores moradas,
sentimientos caballerescos convertidos en doctrina y ense-                    de galantería, aquel idealismo del amor, aun en medio de           terciadas desde el hombro derecho al lado izquierdo, desde
ñanza.                                                                        sus extravíos, moderó las pasiones, dulcificó las costum-          cuya atadura penda una cruz de ocho puntas, de oro y es-
   ¡ Ay del que olvidase las promesas hechas á la religión, á                 bres, humanizó la sociedad. La mujer exaltó el amor, y             maltes, cuyo centro fuese un óvalo con la imagen de San



                  Anterior                                                                            Inicio                                                       Siguiente
30.01.1885 la ilustración española y americana
30.01.1885 la ilustración española y americana
30.01.1885 la ilustración española y americana
30.01.1885 la ilustración española y americana
30.01.1885 la ilustración española y americana
30.01.1885 la ilustración española y americana
30.01.1885 la ilustración española y americana
30.01.1885 la ilustración española y americana
30.01.1885 la ilustración española y americana
30.01.1885 la ilustración española y americana

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

El almeriense que conquistó Siberia
El almeriense que conquistó SiberiaEl almeriense que conquistó Siberia
El almeriense que conquistó Siberia
Chapu Apaolaza
 
Jiri beca
Jiri becaJiri beca
Jiri beca
jeannepujalt79
 
La rebelion de las ratas
La rebelion de las ratasLa rebelion de las ratas
La rebelion de las ratas
Juan Pablo Montoya
 
Un siglo de Estadísticas Mineras en la provincia de Córdoba Por los Ingeniero...
Un siglo de Estadísticas Mineras en la provincia de Córdoba Por los Ingeniero...Un siglo de Estadísticas Mineras en la provincia de Córdoba Por los Ingeniero...
Un siglo de Estadísticas Mineras en la provincia de Córdoba Por los Ingeniero...
Soipuerta Soy-puerta
 
Ibarguengoitia, jorge maten al leon
Ibarguengoitia, jorge   maten al leonIbarguengoitia, jorge   maten al leon
Ibarguengoitia, jorge maten al leon
Hector Louder
 
Reportaje. Ibarrola, Javier
Reportaje. Ibarrola, JavierReportaje. Ibarrola, Javier
Reportaje. Ibarrola, Javier
RosaVirginia Fagúndez
 
Artículo sobre hidalgo
Artículo sobre hidalgoArtículo sobre hidalgo
Artículo sobre hidalgo
monicasalum
 
Muerte del Presbítero Escudero en San Nicolás
Muerte del Presbítero Escudero en San NicolásMuerte del Presbítero Escudero en San Nicolás
Muerte del Presbítero Escudero en San Nicolás
Ricardo Primo
 
Huasipungo ec oc-0001
Huasipungo ec oc-0001Huasipungo ec oc-0001
Huasipungo ec oc-0001
Ovadito Duran
 
Revista Personajes
Revista PersonajesRevista Personajes
Revista Personajes
MAY18ML
 
Maracaibo en llamas docx (5)a6
Maracaibo en llamas docx (5)a6Maracaibo en llamas docx (5)a6
Maracaibo en llamas docx (5)a6
Angel Monagas
 
Novela el cholo tarmeño
Novela el cholo tarmeñoNovela el cholo tarmeño
Novela el cholo tarmeño
juan fernandez
 
Abril Transparencias 3 46 MaquetacióN 1
Abril Transparencias 3 46 MaquetacióN 1Abril Transparencias 3 46 MaquetacióN 1
Abril Transparencias 3 46 MaquetacióN 1
guestab5e18
 
Abril Transparencias 3 46 MaquetacióN 1
Abril Transparencias 3 46 MaquetacióN 1Abril Transparencias 3 46 MaquetacióN 1
Abril Transparencias 3 46 MaquetacióN 1
guestab5e18
 
Corin tellado la mentira
Corin tellado   la mentiraCorin tellado   la mentira
Corin tellado la mentira
stereoheart
 
Santander Cantabria y el Nuevo Mundo
Santander Cantabria y el Nuevo MundoSantander Cantabria y el Nuevo Mundo
Santander Cantabria y el Nuevo Mundo
Historia de Cantabria
 
Ecos de Sociedad
Ecos de SociedadEcos de Sociedad
Ecos de Sociedad
Alicia Giralt
 
Ruperto Marchant Pereira: Crónica de un capellán en la Guerra del Pacífico. 1...
Ruperto Marchant Pereira: Crónica de un capellán en la Guerra del Pacífico. 1...Ruperto Marchant Pereira: Crónica de un capellán en la Guerra del Pacífico. 1...
Ruperto Marchant Pereira: Crónica de un capellán en la Guerra del Pacífico. 1...
Jhonny Antelo Films
 
Dinamita cerebral-coleccion-de-cuentos-anarquistas
Dinamita cerebral-coleccion-de-cuentos-anarquistasDinamita cerebral-coleccion-de-cuentos-anarquistas
Dinamita cerebral-coleccion-de-cuentos-anarquistas
Eloy Libertad
 

La actualidad más candente (19)

El almeriense que conquistó Siberia
El almeriense que conquistó SiberiaEl almeriense que conquistó Siberia
El almeriense que conquistó Siberia
 
Jiri beca
Jiri becaJiri beca
Jiri beca
 
La rebelion de las ratas
La rebelion de las ratasLa rebelion de las ratas
La rebelion de las ratas
 
Un siglo de Estadísticas Mineras en la provincia de Córdoba Por los Ingeniero...
Un siglo de Estadísticas Mineras en la provincia de Córdoba Por los Ingeniero...Un siglo de Estadísticas Mineras en la provincia de Córdoba Por los Ingeniero...
Un siglo de Estadísticas Mineras en la provincia de Córdoba Por los Ingeniero...
 
Ibarguengoitia, jorge maten al leon
Ibarguengoitia, jorge   maten al leonIbarguengoitia, jorge   maten al leon
Ibarguengoitia, jorge maten al leon
 
Reportaje. Ibarrola, Javier
Reportaje. Ibarrola, JavierReportaje. Ibarrola, Javier
Reportaje. Ibarrola, Javier
 
Artículo sobre hidalgo
Artículo sobre hidalgoArtículo sobre hidalgo
Artículo sobre hidalgo
 
Muerte del Presbítero Escudero en San Nicolás
Muerte del Presbítero Escudero en San NicolásMuerte del Presbítero Escudero en San Nicolás
Muerte del Presbítero Escudero en San Nicolás
 
Huasipungo ec oc-0001
Huasipungo ec oc-0001Huasipungo ec oc-0001
Huasipungo ec oc-0001
 
Revista Personajes
Revista PersonajesRevista Personajes
Revista Personajes
 
Maracaibo en llamas docx (5)a6
Maracaibo en llamas docx (5)a6Maracaibo en llamas docx (5)a6
Maracaibo en llamas docx (5)a6
 
Novela el cholo tarmeño
Novela el cholo tarmeñoNovela el cholo tarmeño
Novela el cholo tarmeño
 
Abril Transparencias 3 46 MaquetacióN 1
Abril Transparencias 3 46 MaquetacióN 1Abril Transparencias 3 46 MaquetacióN 1
Abril Transparencias 3 46 MaquetacióN 1
 
Abril Transparencias 3 46 MaquetacióN 1
Abril Transparencias 3 46 MaquetacióN 1Abril Transparencias 3 46 MaquetacióN 1
Abril Transparencias 3 46 MaquetacióN 1
 
Corin tellado la mentira
Corin tellado   la mentiraCorin tellado   la mentira
Corin tellado la mentira
 
Santander Cantabria y el Nuevo Mundo
Santander Cantabria y el Nuevo MundoSantander Cantabria y el Nuevo Mundo
Santander Cantabria y el Nuevo Mundo
 
Ecos de Sociedad
Ecos de SociedadEcos de Sociedad
Ecos de Sociedad
 
Ruperto Marchant Pereira: Crónica de un capellán en la Guerra del Pacífico. 1...
Ruperto Marchant Pereira: Crónica de un capellán en la Guerra del Pacífico. 1...Ruperto Marchant Pereira: Crónica de un capellán en la Guerra del Pacífico. 1...
Ruperto Marchant Pereira: Crónica de un capellán en la Guerra del Pacífico. 1...
 
Dinamita cerebral-coleccion-de-cuentos-anarquistas
Dinamita cerebral-coleccion-de-cuentos-anarquistasDinamita cerebral-coleccion-de-cuentos-anarquistas
Dinamita cerebral-coleccion-de-cuentos-anarquistas
 

Similar a 30.01.1885 la ilustración española y americana

Ejemplar ilustración española y americana madrid 30-05-1902 - juramento de ...
Ejemplar ilustración española y americana   madrid 30-05-1902 - juramento de ...Ejemplar ilustración española y americana   madrid 30-05-1902 - juramento de ...
Ejemplar ilustración española y americana madrid 30-05-1902 - juramento de ...
María Rubio
 
MARfA GRAHAM DIARIO DE SU RESIDENCIA EN CHILE (1822) Y-DE SU VIAJE AL BRASIL ...
MARfA GRAHAM DIARIO DE SU RESIDENCIA EN CHILE (1822) Y-DE SU VIAJE AL BRASIL ...MARfA GRAHAM DIARIO DE SU RESIDENCIA EN CHILE (1822) Y-DE SU VIAJE AL BRASIL ...
MARfA GRAHAM DIARIO DE SU RESIDENCIA EN CHILE (1822) Y-DE SU VIAJE AL BRASIL ...
Torres Saavedra Nelson Alberto
 
Crónica número diecisiete
Crónica número diecisieteCrónica número diecisiete
Crónica número diecisiete
Luis Bados Ramirez
 
Historias del Romanticismo, IV: Nuevos protagonistas de la Historia. Desde el...
Historias del Romanticismo, IV: Nuevos protagonistas de la Historia. Desde el...Historias del Romanticismo, IV: Nuevos protagonistas de la Historia. Desde el...
Historias del Romanticismo, IV: Nuevos protagonistas de la Historia. Desde el...
Museo del Romanticismo
 
Boletin29
Boletin29Boletin29
Boletin29
iferna4
 
Presentacion Autores E Itinerarios
Presentacion Autores E ItinerariosPresentacion Autores E Itinerarios
Presentacion Autores E Itinerarios
guest174cb7
 
Mendoza la Destinada
Mendoza la DestinadaMendoza la Destinada
1904 viaje moret
1904 viaje moret1904 viaje moret
1904 viaje moret
eltorbiscal88
 
1904 Viaje Moret
1904 Viaje Moret1904 Viaje Moret
1904 Viaje Moret
eltorbiscal88
 
1904 Viaje Moret
1904 Viaje Moret1904 Viaje Moret
1904 Viaje Moret
eltorbiscal88
 
4 grietas par sli
4 grietas par sli4 grietas par sli
4 grietas par sli
rosalinocar
 
Uruguay del 900
Uruguay del 900Uruguay del 900
Uruguay del 900
harlington
 
DÉSIRÉ CHARNAY EN COMALCALCO
DÉSIRÉ CHARNAY EN COMALCALCODÉSIRÉ CHARNAY EN COMALCALCO
DÉSIRÉ CHARNAY EN COMALCALCO
Tabasco EsCultural
 
El cuento de la patria
El cuento de la patriaEl cuento de la patria
El cuento de la patria
Pepe Granda Espinosa
 
DOCENTE
DOCENTEDOCENTE
01 293 302
01 293 30201 293 302
01 293 302
nataliaferrando
 
Crónica nº 31
Crónica nº 31Crónica nº 31
Crónica nº 31
Luis Bados Ramirez
 
Malaspina. Los confines del Imperio.pdf
Malaspina. Los confines del Imperio.pdfMalaspina. Los confines del Imperio.pdf
Malaspina. Los confines del Imperio.pdf
AntonioAvitiaHernnde
 
Cantata santa maria iquique
Cantata santa maria iquiqueCantata santa maria iquique
Cantata santa maria iquique
Soila Lechuga Fresca
 
Complemento literario de las sesiones presenciales del programa "Madrid..¡me ...
Complemento literario de las sesiones presenciales del programa "Madrid..¡me ...Complemento literario de las sesiones presenciales del programa "Madrid..¡me ...
Complemento literario de las sesiones presenciales del programa "Madrid..¡me ...
Universidad Popular Carmen de Michelena
 

Similar a 30.01.1885 la ilustración española y americana (20)

Ejemplar ilustración española y americana madrid 30-05-1902 - juramento de ...
Ejemplar ilustración española y americana   madrid 30-05-1902 - juramento de ...Ejemplar ilustración española y americana   madrid 30-05-1902 - juramento de ...
Ejemplar ilustración española y americana madrid 30-05-1902 - juramento de ...
 
MARfA GRAHAM DIARIO DE SU RESIDENCIA EN CHILE (1822) Y-DE SU VIAJE AL BRASIL ...
MARfA GRAHAM DIARIO DE SU RESIDENCIA EN CHILE (1822) Y-DE SU VIAJE AL BRASIL ...MARfA GRAHAM DIARIO DE SU RESIDENCIA EN CHILE (1822) Y-DE SU VIAJE AL BRASIL ...
MARfA GRAHAM DIARIO DE SU RESIDENCIA EN CHILE (1822) Y-DE SU VIAJE AL BRASIL ...
 
Crónica número diecisiete
Crónica número diecisieteCrónica número diecisiete
Crónica número diecisiete
 
Historias del Romanticismo, IV: Nuevos protagonistas de la Historia. Desde el...
Historias del Romanticismo, IV: Nuevos protagonistas de la Historia. Desde el...Historias del Romanticismo, IV: Nuevos protagonistas de la Historia. Desde el...
Historias del Romanticismo, IV: Nuevos protagonistas de la Historia. Desde el...
 
Boletin29
Boletin29Boletin29
Boletin29
 
Presentacion Autores E Itinerarios
Presentacion Autores E ItinerariosPresentacion Autores E Itinerarios
Presentacion Autores E Itinerarios
 
Mendoza la Destinada
Mendoza la DestinadaMendoza la Destinada
Mendoza la Destinada
 
1904 viaje moret
1904 viaje moret1904 viaje moret
1904 viaje moret
 
1904 Viaje Moret
1904 Viaje Moret1904 Viaje Moret
1904 Viaje Moret
 
1904 Viaje Moret
1904 Viaje Moret1904 Viaje Moret
1904 Viaje Moret
 
4 grietas par sli
4 grietas par sli4 grietas par sli
4 grietas par sli
 
Uruguay del 900
Uruguay del 900Uruguay del 900
Uruguay del 900
 
DÉSIRÉ CHARNAY EN COMALCALCO
DÉSIRÉ CHARNAY EN COMALCALCODÉSIRÉ CHARNAY EN COMALCALCO
DÉSIRÉ CHARNAY EN COMALCALCO
 
El cuento de la patria
El cuento de la patriaEl cuento de la patria
El cuento de la patria
 
DOCENTE
DOCENTEDOCENTE
DOCENTE
 
01 293 302
01 293 30201 293 302
01 293 302
 
Crónica nº 31
Crónica nº 31Crónica nº 31
Crónica nº 31
 
Malaspina. Los confines del Imperio.pdf
Malaspina. Los confines del Imperio.pdfMalaspina. Los confines del Imperio.pdf
Malaspina. Los confines del Imperio.pdf
 
Cantata santa maria iquique
Cantata santa maria iquiqueCantata santa maria iquique
Cantata santa maria iquique
 
Complemento literario de las sesiones presenciales del programa "Madrid..¡me ...
Complemento literario de las sesiones presenciales del programa "Madrid..¡me ...Complemento literario de las sesiones presenciales del programa "Madrid..¡me ...
Complemento literario de las sesiones presenciales del programa "Madrid..¡me ...
 

Más de MARENGODELATORRE

Historia
HistoriaHistoria
Evolución entorno del cementerio
Evolución entorno del cementerioEvolución entorno del cementerio
Evolución entorno del cementerio
MARENGODELATORRE
 
Evolución del entorno del cementerio de Torre del Mar
Evolución del entorno del cementerio de Torre del MarEvolución del entorno del cementerio de Torre del Mar
Evolución del entorno del cementerio de Torre del Mar
MARENGODELATORRE
 
El azucar de caña
El azucar de cañaEl azucar de caña
El azucar de caña
MARENGODELATORRE
 
Baños de octavio
Baños de octavioBaños de octavio
Baños de octavio
MARENGODELATORRE
 

Más de MARENGODELATORRE (6)

Historia
HistoriaHistoria
Historia
 
Evolución entorno del cementerio
Evolución entorno del cementerioEvolución entorno del cementerio
Evolución entorno del cementerio
 
Evolución del entorno del cementerio de Torre del Mar
Evolución del entorno del cementerio de Torre del MarEvolución del entorno del cementerio de Torre del Mar
Evolución del entorno del cementerio de Torre del Mar
 
Fabrica papeles pintados
Fabrica papeles pintadosFabrica papeles pintados
Fabrica papeles pintados
 
El azucar de caña
El azucar de cañaEl azucar de caña
El azucar de caña
 
Baños de octavio
Baños de octavioBaños de octavio
Baños de octavio
 

30.01.1885 la ilustración española y americana

  • 1. ILUSTRACIÓN JGSPA Y AMERICANA 'RF.CIOS DE Sl'SCRICIOX. ANO XXIX. NL'M. IV. PRECIOS DE SUSCR ICIOX, PAGADEROS EX ORO. ASO. SEMESTRE. TRIMESTRE. ASO. SEMESTRE. ADMINISTRACIÓN : Madrid 35 pesetas. i'S pesetas. 10 pesetas, CA R R /; TA S, 12, PR IN CIPA L. Cuba. Puerto-Rico y Filipina?.... 12 pesos fuertes. 7 pesos fuertes. Provincia? 40 id. 21 id. u id. Demás Estados de América y Extranjero 50 id. 26 id. 14 id. Madrid, 30 de Enero de iSSs. Asia 60 pesetas ó francos. 35 pesetas ó francos. •i M A D R I D . ~ OVACIÓN COPULAR Á S. M. EL R E Y , FRENTE AL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS, AL REGRESAR DE SU VIAJE Á ANDALUCÍA. ( Dibujo del natural, por Manuel Alcázar.) Siguiente
  • 2. 50 LA ILUSTRACIÓN ESPAÑOLA Y AMERICANA. N.° IV SUMARIO. mente las señoras del Asilo del Sagrado Corazón de Jesús Conservatorio la enseñanza de la declamación á las alum- TEXTO.—Crónica general, por D. José Fernandez Bremon.—Nuestros gra- está revelando la miseria accidental que se padece actual- nas, y ejemplo al profesorado con su asiduidad y constan- bados, por D. Eusebio Martínez de Velasco. — Prólogo inédito de un cu- mente en Madrid, y también que no falta caridad; ésta acu- cia en el cumplimiento de su deber; pues entiende, sin rioso libro, que lardará en publicarse (conclusión), por D. Tomás R. Pini- de con socorros á la buena obra ; aquélla se presenta en ca- duda, que cuando se concede á un artista por altos méri- lla. — Les Terremotos. La Caridad (improvisación para un teatro) , por el Sr. M irqués de Valmar, de la Real Academia Española. — Líneas paralelas sos dolorosos y conmovedores ; nosotros ignoramos al to- tos la distinción de esas cátedras, no adquiere un titulo (conclusión), por D. Manuel Ossorio y Bernard. — La Quincena parisiense, mar en un restaurant un plato escogido, que nos sirven en puramente honorario para satisfacer la vanidad, sino que por 1). Pedro de Prut. — La Caridad, poesía, por D. R. Serrano Alcázar.— cantidad que no podemos consumir, el gran servicio que acepta un puesto de confiaza, que impone deberes artísticos Capítulo de viaje: El Primero de año en Washington, por D. Luis Allonso. prestaríamos á un infeliz que por entre los cristales de la — Libios presentados á esta Redacción por autores ó editores, por .—• v sociales, y otros que obligan moralmente á todo el que Sufjltus. — Anuncios. ventana mira de reojo lo que inutilizamos, pudiendo se estima. GT;AU.DOS. — Madrid : Ovación popular á S. M. el Rey, frente al Congreso de haberlo compartido. Pues bien : con lo que en Madrid se los Diputados, al regresar de su viaje á Andalucía. (Dibujo del natural, por inutiliza en alimentos y calefacción, podian remediarse y Manuel Alcázar.) — Los Tcrrcmoios en las provincias de Granada y Mála- ga. —- Alhama ; Ruinas del barrio de Baemi ; Las Religiosas de Santa Clara pasar un invierno tolerable muchos infelices. El niño Moya es una criatura de siete años, poro desar- aguardando la visita de S. M. el Rey; ¡ Kn busca del 409! — Arenas del Nuestra sociedad desvia al pobre para comodidad del rollada, pero cíe una precocidad extraordinaria. Declama el Rey: S. M. pasando por la que t'ué calle Real, el 12 del corriente. — Güe- verso con la seguridad y oido musical de un actor viejo v vejar ; Las Grietas del terremoto á la entrada del pueblo. — De Agron á que no lo es, como si no tuviera aquél derechos á la vida ; Ventas de Huelma : Regreso de S. M. el Rey á Granada, el dia 12 , duran- le aleja, ó le relega, para olvidarse de la pobreza: no esta- el calor de un poeta joven ; acciona con desembarazo, y to- le el temporal de nieve. —Tone del Mar: Campamento Real en el ingenio mos conformes ; es un deber nuestro tenerla siempre en la das las noches recibe una ovación en la Zarzuela. Nuestra Señora del Carmen. —• Periana : Vista de la iglesia parroquial, des- Tenemos entendido que la familia del niño es pobre para truida : Ruinas á la entrada del pueblo ; Camino de Canillas de Aceituno.— imaginación, como cristianos ó como hombres ; sólo la ca- Hospital de sangre en Arenas del Rey : S. M. el Rey, acompañado del doc- ridad puede hacer lo más equitativa posible la distribución atender á su educación y no verse en el caso de aprovechar tor Camisón , distribuye socorros á los heridos , donándoles su botiquín de de la riqueza, ya que el trabajo, ni las leyes, ni la ciencia las facultades de aquel angelito inteligente. ¿No habría me- campaña. — La Torre ladeada , en el camino de Torre del Mar á Torro* ; dios de mejorar la situación de esa familia y cultivar las Vista de Torro* , desde la c meterá ; La Comitiva regia dirigiéndose á Xer- no dan soluciones aceptables para el corazón y la con- ja ; Ruinas en la calle de Puerta del Mar, en Nerja. (Quince dibujos del na- ciencia. dotes de tan prodigioso niño? Mucho ñus alegraríamos de tural , por nuestro corresponsal artístico Sr. Comba.) — Granada: Campa- A nosotros nos parecen más hermosas, más interesantes ello, para que el trabajo prematuro no gaste aquellas facul- mento en la placeta del Humilladero. (Croquis del natural, tomado el 17 del tades , ó la necesidad de vivir no obligue, con exigencias corriente . después de la nevada, por el Sr. Rivas.) — Velez-Málaga : Aspec- y más mujeres las señoras distribuyendo alimentos á los to de la calle de la Albóndiga (De fotografía directa, remitida por J. Oses.) pobres, que muv vestidas y á la moda en sus palcos de imperiosas, á utilizar esc trabajo, que acaso sea la única — Progresos de la industria: Caldera colosal de cobre y hierro para fabrica- teatro. esperanza de la familia. ción de azúcar, instalada en la California Sugar Kt-Ji/u-ry, en San Fran- cisco (EE.-UU. de la América del Norte). El asunto magno en estos dias para la prensa política y Todos lamentábamos las desgracias de Sempronio. los hombres llamados públicos, ó sean los que no hacen — El 2 de Diciembre — referia un pariente suyo — se CRÓNICA GENERAL. otra cosa que pasarse el dia comentando, en tertulias, salo- escapó su cajero, llevándose sus fondos ; á los tres dias le nes y despachos, pequeñas noticias y asuntillos del mo- tiró al suelo el caballo que montaba, y se le escapó; una "•'-*- -"*—gr*°)" todo el mundo civilizado ha producido ecos mento, afición que respetamos, pero que sólo conduce á semana después se escapaba de casa su señora; pues bien, de reprobación y protestas el atentado, por entretener en chismes ó cuestiones de palabra el tiempo ¿creerán VY. que el dia de Navidad las tierras que tenía fortuna sin consecuencias funestas , contra la que reclaman los verdaderos intereses públicos; el asunto en Periana se le escaparon también ? vida del presidente de la República de Chi- magno, repetimos, ha sido el auto dictado por el juez que — ¿Se le escaparon? le. Calmada apenas esta desagradable impre- entiende en los sucesos universitarios, declarando proce- — Justamente : empezaron á deslizarse, desapareciendo sión, el telégrafo extendió la noticia de ha- sado por ellos al Sr. Oliver, jefe de Orden público, y la en las tierras de un vecino. ber estallado otra máquina infernal en el palacio competencia que va á entablar el gobernador de Madrid — Pues ya ni el recurso del suicidio le queda — repuso del Parlamento británico, suceso que dio lugar contra ese auto. Mientras arreglan el embrollo los tribuna- un circunstante ; — ha dejado escapar la verdadera ocasión á que fuese aprobada por la Cámara de Washington les y los políticos, declaramos que para el cronista tiene de suicidarse. una protesta contra aquel acto de barbarie, que, si interés y curiosidad el hecho del procesamiento del jefe de no causó grandes desgracias personales, produjo no Orden público. — ¿Y Elena? ¿v tu hermosa jamona? pocos estragos materiales en el edificio. El Gobierno declara que este funcionario ha cumplido — No me la nombres; nos hemos peleado. Figúrate que La Cámara de los Estados-Unidos ha hecho bien al con- con su deber; el juez declara haber lugar á que se le pro- la pedí un rizo de sus cabellos negros, y se resistió dicien- denar de un modo solemne aquel delito: era un deber mo- cese, y el jefe de Orden público, traído y llevado por unos do que eso era cursi y antiguo; pero un dia la encontré ral de la representación pública de un pais acusado de dar y por otros, se halla en el caso de aquel personaje de zar- dormida en su butaca, y aprovechando el sueño, la corté abrigo á grandes criminales y facilidades para el desarrollo zuela que cantaba este estribillo : el rizo derecho. de industrias destructoras. Ño puede, en conciencia, ser Yo no sé si me debo reir, — ¿Y se enfadó contigo? responsable una nación de que en su territorio se fabriquen Yo 1 0 ,-é si me debo enfadar. 1 — No, quien se ha enfadado soy yo ; ayer abrí el estuche máquinas mortíferas de facilísima construcción, y algo han en que guardaba el rizo, para dar celos con aquella prenda hecho los poderes de la República para evitar esas atroci- El Sr. Gutiérrez de la Vega comparó nuestro Congreso de amor á otra mujer, y no quiero acordarme. dades, que deshonran á nuestro siglo; pero los norte-ame- con un circo romano : pedida por el presidente una aclara- — Acaba, desdichado. ricanos no son muv escrupulosos en eso de impedir en su ción á esas palabras, el orador expuso que las sesiones le — El rizo habia encanecido dentro del estuche. pais la organización de conspiraciones de todo género con- parecían alguna vez luchas de fieras, y que la curiosidad tra la paz de los Estados que sostienen con ellos relaciones con que las damas llenaban las tribunas era prueba de que amistosas, lo cual, á la larga, suele convertirse en daño de allí se daba algún espectáculo llamativo : el Conde de To- — ¿Qué piel es ésa que acabo de ver en un armario? los mismos que dan hospitalidad al crimen y sombra pro- reno contestó que la aclaración agravaba en vez de suavi- — Es mi disfraz para este Carnaval. tectora. zar las primeras frases, y el Sr. Gutiérrez de la Vega reti- — ¿De qué te vistes? No está exenta Inglaterra de análoga acusación, y acaso ró todo lo dicho. — De mono. paga ahora faltas de igual índole excusadas en sus liberta- — Luego te quejas de que todo el mundo te conoce. No sostendremos las palabras retiradas por su autor; pe- des cívicas, que no permiten al hombre galantear á una se- ro debemos hacer constar que los dichos más amenos, grá- ñora ó quebrantar la ociosidad del domingo, y le dejan ficos é interesantes de los debates parlamentarios son los — Niña, te prohibo que hables con Alberto. gran amplitud para conspirar contra los gobiernos extran- que se retiran. Cuando la posteridad repase los periódicos — ¡Mamá, si le quiero tanto ! jeros. Sea de ello lo que quiera, hay que reprobar seria- y lea esas frases, ¿las considerará borradas para la Historia — Esa boda es imposible; no tiene una peseta. Si te ca- mente el abuso que se hace de las materias explosivas, crí- y como no dichas ni oidas ? Creemos, por el contrario, que saras con él, tendriais que hacer vuestra comida de boda menes cobardes y alevosos que harán de la tierra un pla- la Historia recogerá esas palabras estigmatizadas, comen- en el Asilo del Sagrado Corazón. neta inhabitable y de la sociedad humana selva poblada de tándolas, repitiéndolas y estudiándolas con amor. Son des- ahogos del espíritu entre la solemne fraseología con que Josii FERNANDEZ BREMON. monstruos, si el instinto general de conservación no pro- mueve en todas partes una explosión de odio colectivo é se rellenan las sesiones. Por lo demás, la imagen del circo individual contra todo el que padece esa manía sangui- romano nos parece exagerada y ampulosa. naria. A nosotros las discusiones nos parecen algo monótonas NUESTROS GRABADOS. En Inglaterra, no obstante la vigilancia de la policía, pa- y demasiado musicales; cada partido hace en ellas su cuar- rece que se construyó otra máquina, sorprendida luego teto, compuesto generalmente de tiple, tenor, bajo y ba- MADRID: OVACIÓN POPULAR Á S. M. EL REY, cerca del Missouri, y destinada á volar la prisión de los fe- rítono. a! regresar de su viaje á Andalucía. nianos en Australia. Por cierto que el individuo que la lle- vaba explicó su posesión asegurando que era un aparato La visita de S. M. el Rey á los pueblos de Andalucía que han Los ingleses avanzan por el Nilo, pero los sudaneses de- sufrido y sufren las tristes consecuencias de los terremotos del 25 para suicidarse. Aun siendo verdad esta disculpa, merece de Diciembre y dias sucesivos, habrá de ser una de las páginas un buen castigo el que por el capricho de suicidarse em- fienden tenazmente sus orillas. Una acción importante en más bellas de la historia de D. Alfonso XII : el Rey caritativo, le plea máquinas que pueden causar la muerte á muchos ino- Metammeh ha causado bajas sensibles en el ejército britá- han llamado, con voz unánime en aquellos pueblos. centes. F>n tiempos bárbaros le obligarían quizás á volarse nico, muriendo en ella dos corresponsales de periódico y Madrid, cuando S. M. regresaba al Real alcázar, después de con su industria en sitio retirado. No somos tan crueles. quedando herido el general Stewart. Y en tanto que el ejér- su peno-o viaje, le tributó una ovación conmovedora : era la cito sufre las penalidades de tan difícil aventura, los ingle- noche del 22 fria y lluviosa, y sin embargo, inmensa concurren- ses empiezan á cansarse de tantos gastos inútiles. cia de gentes de todas las clases sociales se agrupaba en la carre- Son buenos comerciantes, y quieren que les salga la glo- ra, desde la estación de Atocha hasta la plaza de Oriente, para Los economistas acaso no estén conformes con la resur- ria barata, más barata. victorear y aclamar al Rey caritativo y animoso. rección de la sopa conventual, que si alimentó á algunos A las doce llegó S. M., siendo recibido por la Real Fami- bribones en tiempo de las comunidades religiosas, socorría lia y saludado con vivas por el gentío que llenaba el andén y las á muchos necesitados, siendo una especie de válvula del inmediaciones ; subió á un landeau cerrado, con S. M. la Reina Entre las personas que han fallecido en estos dias, vemos y SS. AA. las Infantas, y siguiéronle más de cuatrocientos car- pauperismo en lo que tiene de más terrible, es decir, el con sentimiento el nombre de D. Manuel Pastor y Lande- ruajes, ocupados por altos dignatarios de la corte y del Estado ; hambre, que no puede esperar. Pero el jornalero sin tra- ro, ingeniero distinguido, que construyó el muelíe de Se- al llegar al paseo del Botánico, donde la carrera estaba alumbra- bajo, ó el enfermo, ó el verdadero desvalido, después de villa, el ferro-carril de Sevilla á Mérida, y á quien la muer- da por hachas de viento, las aclamaciones fueron entusiastas, y empeñar su ajuaren el invierno, ¿á dónde recurren, si te priva de realizar varios proyectos importantes que tenia frente al Congreso, la ovación popular indescriptible: senadores la limosna está prohibida en Madrid? Los establecimientos ya estudiados: es una pérdida sensible. y diputados, lo mismo que gentes del pueblo y las operarías de benéficos, muy buenos para la miseria definitiva, son cár- la Fábrica Nacional de Tabacos, saludaron á S. M. el Rey con También ha fallecido, en Valladolid, la madre del joven nutridos espontáneos vivas. celes para los pobres por accidente ; y aunque la falta de li- é ilustre poeta D. Emilio Ferrari, nuestro colaborador y bertad que en cambio del alimento se exige en los hospi- Este episodio interesante es el asunto de nuestro grabado de la amigo, á quien enviamos con tan triste motivo un pésame plana primera, según dibujo del natural, por Manuel Alcázar. cios á los pobres constituye una gran privación y malestar, sincero. no parece muy tenida en cuenta por los filántropos : estos quieren reglamentar lo que más resiste á los cálculos, la pobreza en sus aspectos infinitos, es decir, las privaciones Entre las funciones notables que en beneficio de las víc- LOS TERREMOTOS DE GRANADA V MALAGA. inevitables de un mal reparto de bienes, que no se susti- timas de Andalucía se preparan, llama la atención de los tuirá, sin embargo, con otro mejor, por lo cual no convie- aficionados al teatro la próxima representación de Lti Rica En cumplimiento de lo que hemos ofrecido en los dos números ne acaso variar lo establecido. anteriores, dedicamos la sección artística del presente á la des- hembra, drama arqueológico de 1). Manuel Tamavo y Haus cripción gráfica, en cuanto es posible, de los efectos producidos Pero la necesidad se impone cuando llegan los momen- y I). Aureliano Fernandez-Guerra, director hoy el prime- por los terremotos del 25 de Diciembre y dias sucesivos en algu- tos de prueba : los rigores de este invierno han excitado la ro de la Biblioteca Nacional, v director de Instrucción nas poblaciones de las provincias de (¡ranada y M á l a g a ; y no caridad en varias provincias, donde se trparlc-u d¡ariamen- pública el segundo; y no sólo inspira interés el beneficio, necesitamos repetir que Unios Ins ¡/ral iact¡ is, en este número curno te raciones gratuitas de pan á los pobres ; hasta en .Madrid, por la importancia de la obra y los autores, sino por re- en l"S precedentes, a)llst;inilosi- con exactitud á l;t verdad, repro- 110 obstante ser tan fácil á las clases acomodadas aislarse de aparecer en la escena, con este ohjcto filantrópico, doña ducen di I nijos , croi 1 uis y foio^ntl i as del nal nial, sc-^un detallada- Teodora l.amadrid , quien creo el papel de la rica hembra mente puntualizamos en la cita que á cada uno corresponde. la miseria, se ha pensado este año en repartos de pan v de Y ante lodo picsc-ntanios, sio-uiendo nuestra costumbre, un raciones de las viandas más indispensables á los inlelices cuando era gala del teatro, y al retirarse dejó en él un va- bosquejo histórico y geográfico de los pueblos á que dichos gra- que necesitan el socorro. cío tan sensible. bados se refieren (con excepción de los que ya conocen nuestros Digan los sabios lo que quieran, esto es bueno y digno Doña Teodora Lamadrid no ha dejado en este tiempo lectores), no sólo por el interés particular que ofrecen, sino por- de imitación y de alabanza; la sopa que reparten diaria- de prestar servicios útiles al arte, dando en su cátedra del que es oportuno el conocimiento de las localidades que han sido Anterior Inicio Siguiente
  • 3. LA ILUSTRACIÓN ESPAÑOLA Y AMERICANA. 51 • fortunado teatro de tantas desgracias, y que sirven de asunto á tor Camisón, visitando el hospital de sangre y distribuyendo so- cado de él vivos varios animales domésticos, únicos seres vivien- dichos grabados. corros y medicinas á los heridos y enfermos. tes que albergaba. «Ese hospital de sangre (escribe otro corresponsal madrileño) Ya hemos dicho, al comenzar estos apuntes, lo que aconteció füeveiar o Guevejar (que de ambas maneras se denomina) es es una barraca no muy ancha, en la cual estaban confundidos y en Guevejar en Noviembre de 1755, cuando repercutió en la re- neaueño pueblo que está situado a ocho kilómetros de Grana- como hacinados 43 ancianos, adultos y niños y enterado el gión andaluza el tremendo terremoto que destocó á Lisboa, y n ]J " w i a el Norte, en la cumbre del cerro llamado Castillejo de Rey de que se habían agotado los medicamentos, dispuso que se que varias comisiones científicas ele España 3^ del extranjero es- NiVar cuya falda baña por un lado el arroyo Bermejo. entregasen por el Dr. Camisón cuantos contuviera el botiquín tudian actualmente el grieteado de las inmediaciones de aquel cS de suponer que la Comisión científica nombrada por el se- Real 3' tuvieran aplicación á las actuales circunstancias; y pocos pueblo, y el movimiento descendente de éste hacia el rio. " 'Iinistro de Fomento para estudiar el fenómeno geológico minutos después figuraban, al lado de las jicaras y botelfitas va- El segundo grabado de la citada pág. 53 (también dibujo del ñor M Guevejar acontece desde la noche del 25 de Diciembre, cías, los botes facilitados por el doctor, ostentando las armas Rea- natural, por Comba) indica gráficamente las anchas grietas del que les, cuya vista llenó de júbilo 3" animación á los heridos.» camino de Giievejar. tendrá presente las lecciones de la Historia : ese mismo fenóme- El Rey entregó ademas 2.5CO pesetas para las necesidades más El Rey las visitó en el dia 14, y colocándose al borde de la — e ¡ ¿Jeteado de los terrenos en que radica el pueblo, y el mo- h i e n t o descendente de toda la zona aislada por la profunda urgentes, 3" ofreció rna)'or suma para los heridos 3- huertanos des- que rodea al pueblo, que es la de mayor longitud y profundidad, Irieta ocurrió también, y quizá con efectos más desastrosos, en amparados ; y seriamos injustos si no mencionásemos con elogio conversó largo tiempo con el catedrático del Instituto de Grana- f o de Noviembre de 1755, cuando el terremoto de Lisboa, que al médico titular del pueblo , Sr. Jiménez , y al delegado del go- da, Dr. García Alvarez, quien manifestó á S. M. su autorizada extendió por la región meridional de la Península ibérica, y bernador de Granada, Sr. Barrecheguren, que prestaron valiosos opinión acerca del extraño fenómeno. se auxilios en las primeras lloras que siguieron al desastre. 3" aun rep ¡ t ió con muchaviolencia veintisiete dias después. Abrióse entonces una grieta profunda y muy larga hacia el en los dias sucesivos. arroyo Bermejo ; hundiéronse algunas casas del pueblo, y varios El Re', que llegó á Málaga, después de su visita á Antequerr, de sus habitantes quedaron sepultados bajo las ruinas; una co- el dia 17, salió para el campamento de Torre del Mar, instalado Desde Arenas del Rey se dirigió S. M. á Agron, y luego á Ven- con regia esplendidez por los Sres. Earios, en el ingenio de su misión que nombró la Real Chancillería de Granada para estu- ta.? de 1 inclina, regresando á Granada en la larde del 12. propiedad titulado Xuestra Señora del Carmen. diar el desastre, formada por un oidor, un ingeniero y varios au- Kn Agron han eaido muchas casas, y las pocas que aun exis- iliares ordenó la despoblación inmediata de la aldea, en la cual Ese campamento Real (véa.-e el primer grabado de la pág. 56, ten se encuentran en muy mal e.-tado; los vecinos, aterrados ante dibujo del natural, por Comba) constaba de nueve tiendas, em- sólo permanecieron cinco vecinos, cuyas casas, que estaban si- tanta desventura, se albergan en el monte del cortijo de Pera, plazadas en la glorieta central de la imea, 3' dispuestas con exce- tuadas cerca de la iglesia parroquial de San Juan Bautista, no que dista un cuarto de legua, 3' afortunadamente no hay que la- lente comfort y exquisita elegancia. sufrieron desperfectos de importancia. mentar desgracias personales. Podemos apuntar otro dato curioso : el rey 1J. remando i de- Así lo describía un testigo presencial, en la tarde del iS : El Re3" se detuvo en el pueblo algunos momentos, dejando «La tent de S. M. el Re3" está alfombrada de elegante moque- cretó que los vecinos de Guevejar no pagasen contribuciones di- 1.500 pesetas para los pobres, y pensiones 3" auxilios iguales á los ta, 3' tapizada de tina ba3'eta encarnada de felpa ; tiene tres com- rectas por espacio de cuatro años. que habia concedido á Alhama. partimientos : despacho, dormitorio y tocador, 3' los tres ricamen- Entre Agron 3' Ventas de lluelma el temporal arreció, 3' ca3*ó te decorados con muebles estilo Renacimiento. una copiosa nevada; pero S. M. el Rey siguió tranquilamente la y Por cima de esta tienda, que ocupa, respecto á las dema?, * Hemos descrito ya, en el núm. 11, las tristes ruinas de Alha- marcha, sin cubrirse con el impermeable ni con el abrigo. una posición central, ondea la bandera de España, izada en un ma la bella, la grande, la rica, según llamaban á aquella ciudad «. Habíamos ya pasado de Agron (nos dice el Sr. Cornija) cuan- mástil, y á la puerta hay dos faroles 3' otras tantas garitas para insignes cronistas granadino; del siglo XV; y al mirar en este pe- do empezó á caer copiosísima nevada; la comitiva formaba una la guardia. riódico la reproducción de esas trisies ruinas, según dibujos del perspectiva por todo extremo pintoresca; el Rey iba delante, lue- » Las tiendas de los ministros, diputados v senadores, cuarto natural por el Sr. Comba y croquis de los Sres. Medina y Rivas, go el Sr. Conde de Benalúa, 3" detras, en larga fila., todos los ex- militar, a'udante del ministro 3" gobernador son espaciosas, có- surgen de lo más hondo del pecho estas frases angustiosas que pedicionarios, aguantando el sañudo temporal; tantas dificulta- modas y amuebladas con mucho gusto. escribe El Defensor de Granada : «¡ Pobre Alhama ! ¿ Oué va á des se presentaron, al salir del balneario de Alhama, para en- suceder en este desdichado pueblo? ¿Oué piensa el Gobierno en contrar caballerías, que en la comitiva figuraban desde el caballo bierlos, comedor es un ancho salónpara cocina y para sesenta cu- » El 3' departamento posterior con cabida servicio, cubier- socorro de esa desventurada ciudad? El Rey ha pasado por allí andaluz de hermosa estampa hasta el pacientísimo asno de la tas sus paredes de yute adamascado, color de paja, con cañas do- como luz brillante y esplendorosa a través de las tinieblas, so- Alpujarra.» - radas, 3 alfombrado con ba3"cta á anchas fajas blancas 3' azules. corriendo á huérfanos y heridos, mitigando desventuras priva- Esta excursión hacia las Ventas de lluelma aparece represen- das ; pero ya ha pasado, y Alhama queda sola en su desdicha, »Sencilla y elegante es la tienda destinada á los corresponsa- tada en el tercer grabado de la pág. 53, según dibujo del natu- les, compuesta de dos compartimientos : un espacioso dormitorio con 'sus edificios por el suelo, con los cadáveres de sus hijos en el ral, por Comba. cementerio y entre los escombros, con los supervivientes más tapizado de bayeta blanca y azul )r alfombrado de blanco, con favorecidos en miserable albergue de tiendas de campaña, con diez camas 3-sus mesillas correspondientes, y un gabinete-toca- los braceros sin trabajo, con el espíritu público aplanado por in- Las primeras noticias del fenómeno geológico que los terremo- dor con igual número de lavabos de doradillo. mensa pesadumbre. » tos han producido en Guevejar fueron anunciadas, con fecha 3, »Por último, para el telégrafo se ha instalado también una ca- de este modo : seta. » La reedificación de Alhama debe ser empresa nacional : esa Los corresponsales de los periódicos, que fueron objeto de ciudad desventurada fue la primer joya de la corona granadina « La grieta que los terremotos han ocasionado en este pueblo ue engarzaron los Reyes Católicos en su corona de Castilla y mide más de i.coo metros de profundidad, según las observacio- grandes atenciones, no ocuparon, sin embargo, la tienda que se les destinaba, por haberse instalado en ella «los ingenieros civi- I _e Aragón ; el primer grano de la granada que juró arrancar y desmenuzar el rey D. Fernando V, cuando su embajador D. Juan nes de dos ingenieros ; la marcha descendente del pueblo hacia el rio continúa, y el cauce de éste se ha levantado, resultando les de la provincia, incorporados á la comitiva» con el objeto de de Vera le hizo saber la altiva respuesta de Muley Hacera, que una desviación del mismo muy marcada; los vecinos del pueblo «hacer estudios sobre la índole del fenómeno geológico que tie- imaginaba ya la sorpresa de Zahara, y cuyo último grano habia se han albergado en Pulianas, Calieasas, Cogollos, Peligros 3" ne asolada aquella región.» de arrancar, diez años más tarde, con la rendición de Granada, otros pueblos comarcanos; se han sacado de las casas casi todos El ingenio Auesira Señora del Carmen es una rica 3" populosa el 2 de Enero de 1492. los ajuares y existencias de granos y artículos de consumo ; pero colonia agrícola, donde residen centenares de familias ocupadas las casas están perdidas por completo.» en la elaboración de azúcar. Visitó D. Alfonso XII las ruinas de Alhama el II del actual, y pasó la noche en el balneario, sintiéndose, al amanecer del si- El corresponsal de El ///¡parcial, Sr. Ouejana, describe así el guiente dia, una sacudida terrestre bastante violenta, que^ 110 mismo fenómeno : Los corresponsales de la prensa madrileña describen así el de- produjo, por fortuna, consecuencias lamentables; y todo fue ins- « El pueblo está emplazado en una ladera y sobre capas de tier- sastre de Periana : peccionado por el Rey con especial detenimiento, en medio de ra arcillosa. A medio kilómetro de él está el rio llamado de Co- «Como Alhama, Albuñuelas y Arenas del Rey, el pueblo de los vítores de los habitantes, que, si bien acampados en las eras gollos. A partir de él, abrióse por el movimiento terrestre una Periana es un montón de escombros; el terremoto le ha bor- cercanas, durante el dia vagaban por los colosales escombros de grieta que, en dirección Noroeste, rodea todo el pueblo, subien- rado del mapa ; hay en él calles enteras donde han quedado los la población destruida, como si quisieran defender sus hogares do por el cerro llamado Castillejo, para extenderse luego á bus- tejados al nivel del suelo; el barrio alto ha sido el más castigado contra la irresistible fuerza de los terremotos : los hospitales de car de nuevo el rio. Describe esta grieta una herradura, en cuyo por la catástrofe , 3'donde perecieron más de veinte personas y sangre, las iglesias en ruinas, el convento de Santa Clara, las centro queda Guevejar, 3* hay puntos, sobre todo en la altura del quedaron sepultadas en las ruinas más de ciento. calles, el tajo, las ermitas abandonadas cerro, donde tiene una anchura de tres metros, siendo su exten- »Como los demás pueblos, el temblor sorprendió á los vecinos sión total de tres kilómetros, 3' su profundidad, en algún sitio, rodeando el hogar lleno de leña ; los que pudieron ganar el cam- El grabado de la pág. 52 reproduce tres dibujos del natural, po huyeron llenos de espanto, y entre los escombros quedaron hechos por nuestro corresponsal artístico Sr. Comba en las mis- de veinte metros. ».o ha terminado aún (el dia 11) el movimiento terrestre, y la prisioneros los que no han "vuelto á levantarse de ellos, y los mas ruinas de Alhama : el aspecto del barrio de Baena, ó Arra- bal, el cual conservaba no pocas reminiscencias de su primitivo condición arcillosa del terreno favorece la inclinación del pueblo que, heridos, conservaban vida. En la casa del alcalde murieron origen morisco; la comunidad de Santa Clara, refugiada en bar- por la pendiente, realizándose así ese descenso que los habitan- cinco, incluso la madre de éste, y la casa del cura quedó hecha racas y tiendas de campaña desde la destrucción de su convento tes de Guevejar dicen que es que ¡as casas se van a¡ rio, y que ruinas, resultando herida la madre del párroco. en la noche del 25 de Diciembre ; el fúnebre episodio titulado consiste en que, perdido su primitivo nivel, cada movimiento os- »En aquellos momentos de confusión, en que los que corrían En busca del 409, cifra que señala el número correspondiente al cilatorio inclina el terreno hacia el fondo de gravedad, que está tropezaban, cayendo en montón ó encontrándose con espanto cadáver que fue extraído, el mismo dia. 11, de los escombros de en el valle.» como fantasmas que se abrazaban, el alférez de la Guardia civil una casa. Añadiremos, para consignar con más amplitud las noticias re- D. Manuel Jiménez, seguido de cinco guardias, sale á la calle, El Sr. Comba, que ha formado parte constantemente de la co- lativas á Guevejar, la explicación que el ingeniero Sr. Caicedo acude allí donde los gritos demandan auxilio, ahonda los escom- ha dado, acerca de tan extraño fenómeno, al corresponsal de bros, retira los cadáveres, lleva á sitio seguro los heridos, y en mitiva regia, acompañando á S. M. el Rey en todas sus expedi- ciones á los pueblos arruinados, y trabajando sobre los mismos La Correspondencia de España, Sr, Peris Mencheta, y es como esta faena los sorprende el dia, y en este mismo trabajo llega la sigue : noche y de nuevo aparece el alba.» escombros de aquellos lugares de desolación, nos describe esos El Sr. Comba nos dice que S. M. el Rey, premiando los huma- dibujos de la manera siguiente : «Por efecto de la traslación de zona se ha producido una grie- ta, que circunvala á Guevejar en una extensión de 75 pies y en nitarios servicios de ese valeroso oiicial, le ha concedido el em- «Las religiosas de Santa Clara, al ver hundido su convento pleo de teniente. en la triste noche del 25, se refugiaron en el huerto de la finca dirección Noroeste. »Si los edificios permanecen en pié, se debe á que los movi- Un testigo presencial, el alfé;ezde Infantería D. Erancisco de El Castillo, propiedad de D. José Toledo y Muñoz (véase el nú- mero II, pág. 28), y cuando yo las vi el dia II, esperando an- mientos de traslación han sido simultáneos en la dirección indi- Simón, que se hallaba en Periana, en uso de licencia, en la no- cada. che del 25, ha diebo á El Diario Mercantil, de Málaga : helosas al Rey, formaban el cuadro encantador que he procurado «Estaba )'o en un cortijo poco distante de la población, cuan- bosquejar en mi dibujo: estaban cubiertas con velos negros, y » Es imposible restaurar ni edificar de nuevo en tanto que no rodeaban á la anciana superiora; á los lados aparecían las chozas se restablezca de un modo permanente el centro de gravedad y do se sintió un ruido extraño, que parecía partir de la sierra que que hicieron en los primeros momentos para albergue suyo, y el curso y las corrientes del rio, alterados por el fenómeno. á Periana corona, ruido que se fue acercando lentamente, hasta las tiendas de campaña que posteriormente las ofreció la Admi- »I.a fuente que abastecía á la población se ha agotado. notarse una fuerte sacudida 3r después continuados movimientos nistración militar; al fondo, resaltando sobre las nubes, se ven »Está surgiendo una cúspide de ma3 or elevación, en forma de oscilatorios de N. á O., y el desplome de las casas, rodando los p 'as ruinas de la ciudad; hacia el final del huerto se abre un tajo semicírculo, en el término Norte de la zona. materiales sobre los riscos que cercan el pueblo. protundísimo, á cuyo borde movedizo se acercó S. M., verdade- »La formación del lago es debida á haberse elevado 13 me- » Un guardia civil fue cogido por la torre de la iglesia: aca- ramente impávido, mientras el general Blanco, al observarlo, tros la vertiente opuesta del rio en la parte donde aquél se en- baba de salir del cuartel y se dirigía hacia la casa de su novia, cuentra. cuando se vio envuelto entre escombros. El cadáver no fue ex- pronunciaba esta oportuna frase : «Apartaos, señor, que eso no como las balas.» » Los gases siguieron diversas direcciones, desalojando irregu- traído en las primeras horas, porque sobre el montón donde se larmente á través de los diversos estratos que forman la zona. suponía enterrado se hallaba pendiente una campana, que ame- * Y anochecer del mismo dia 11, removiendo unos escombros, se halló el cadáver de un joven, que tomó en la estadística mor- » Actualmente la grieta mide tres pulgadas de anchura por 25 nazaba caer sobre aquellos escombros.» uona el núm. 409; y en seguida acudió el enterrador á cumplir de profundidad. Añade El Diario Mercantil que «los heridos fueron curados su penosa misión, llevando bajo el brazo derecho el ataúd que ha » Entre las particularidades extraordinarias que ofrece el fenó- en la misma noche por los oficiales Sres. Jiménez y Simón 3 ^ nido para conducir á tantas infelices víctimas á su postrer mo- meno, se observan un olivo que, partido por la formación de una guardias civiles del puesto, pues el médico habia desaparecido rada. » ' grieta, permanece mitad á un lado 3 mitad á otro de ésta, y el en aquellos terroríficos momentos.» r hecho de que varios árboles están como sumergidos en la profun- También leemos en el mismo periódico que los vecinos de Pe- didad de las grietas, mostrando sus copas sobre la superficie, sin riana hacen grandes elogios de su digno párroco, Sr. La Chica : La visita de S. M. á las ruinas de Arenas del Rey se ve ificó hallábase este sacerdote en un pueblo cercano cuando fue sor- « aia 12 : á las ocho de la mañana salió del balneario de Alhama Al haber perdido la posición vertical.» regia comitiva, que constaba de más de 50 jinetes, presididos El hecho de grietearse el terreno, en mayor ó menor exten- prendido por el terremoto, é inmediatamente se puso en camino por el animoso Monarca, el cual, «aunque á intervalos (dice un sión , se ha repetido en varias zonas : en la falda de la sierra Ta- para Periana, donde habia dejado á su anciana madre. ¡Cuan orresponsal de la prensa madrileña) las nubes nos enviaban al- jeda, que se enlaza con la de Jata y la de Albuñuelas, se ha grande no sería su dolor al llegar á su casa y verla convertida ™: Uvame nte agua y granizo, sufría los rigores del temporal, abierto una hendidura de tres metros de ancha, que principia en montón de escombros! Removió aquellas ruinas, hizo esfuer- ro h n C ° n Cazacíora > pantalón corto, botas de montar y sombre- cerca de la sierra de Jata y termina cerca de las ventas de Zafar- zos gigantes, y sólo pudo abrazar el cadáver de su madre. p raya, ó sea una longitud de cerca de cuatro leguas; y, según No obstante, en la misma noche el Sr. La Chica, al frente de ° £° >' cegándose á aeptar los impermeables que se le algunos jornaleros, estuvo extrayendo cadáveres, auxiliando he- ofreci >' cegándose los periódicos de Granada, en el boquete de Zafarra3'a, en aquel escabroso desfiladero, aconteció, en la noche del 25, un suceso ridos y exponiendo su vida en más de una ocasión, por salvar singular : cierto caminante iba conduciendo su mulo, 3' al sentir- las de sus semejantes. se el temblor de tierra, notó que la caballería tiraba con tal fuer- Periana tenía 8co casas y se han arruinado 700, pereciendo en za del ronzal, que el pobre hombre tuvo que soltarlo, y después las ruinas 45 habitantes. de esto, al volver el ros'.ro para recuperar su bestia, vio que ésta Los otros dos dibujos del Sr. Comba, que figuran en la citada liabia desaparecido por una profunda raja que se abrió en el ter- pág. 56, se refieren á Periana : uno representa la iglesia parro- en I, - - -""=ciLiencia de los valerosos usluerzns une llevo á cal c>, reno, v de la cual no fue posible extraerla. quial de San Isidro, de cuya torre sólo (¡m-ila en pié un tro/o de >a noche del 25, para arrancar víctimas á la mnciw. Se afirma, ademas, que en la misma sierra de Zafarraya, entre ¡"miro, con uua de l;i.s d<i-; campanas <¡ue tenía el templo; otro del n m .°;referido (véase ael núm.o 11) los deiallcs do la visita d ese boquete y Periana, de la provincia de Málaga, habia un cor- figura las ruinas amontonadas á la cnlrad;i del pueblo, donde r el naT a 1 hat ' ° A r e n s ' >' l l y presentamos dos dibujos tijo llamado Guaro, que desapareció totalmente, en la noche produjo el terremoto, como en la calle de la Eucule, mayur de- r eferent 1 ^ ° r '~' orn ' 3a ' 1ue sirven de complemento á los que, del 25, por hundimiento súbito del terreno ; el 28 se practicaron sastre. o de 1 . mismo pueblo, conocen nuestros lectores: el prime- algunas excavaciones á medio kilómetro de distancia del pueblo El Re3r visitó las ruinas de Periana en el dia iX, haciendo nu- las ni" ^ a ? ' §3 rrecuerdal el acto de pasar la regia comitiva por alle Rea donde estaba dicho cortijo, y hallaron éste sepultado bajo las merosos donativos y prodigando frases de consuelo y esperanza el de 1 - - q u e A« la mejor de la población , y tierras 3' completamente intacto, hasta el extremo de haberse sa- á los atribulados habitantes. la Pag. 57 representa á S. M. el Rey, acompañado del doc- Anterior Inicio Siguiente
  • 4. 52 LA ILUSTRACIÓN ESPAÑOLA Y AMERICANA. N.° IV L O S T E R R E M O T O S E N L A P R O V I N C I A D E G R A N A D A . A L H A M A. — RUINAS DIÍL IIAKKIO DE UAIÍNA.— LAS RELIGIOSAS DEL CONVENTO DE SANTA CLARA, AGUARDANDO LA VISITA DE S. M. EL REY, EL DÍA I I . Anterior Inicio ¡ r nrsr, !>FI. 40'! ! — (Dibujo riel natural, por míe-tro corresponsal artístico Sr. Comba.) Siguiente
  • 5. LA ILUSTRACIÓN ESPAÑOLA Y AMERICANA. 53 L O S T E R R E M O T O S E N L A P R O V I N C I A D E G R A N A D A . A R E N A S D E L R E Y . —s. M . P A S A N D O P O R L A Q U E F U Í : C A L L E R E A L , E L 1 2D E L C O R R I E N T E . G U E V E J A R . - - I . A S GRIETAS DEL TERRENO A LA ENTRADA DEL PUEBLO. DE AGRON A VENTAS DE I I U E L M A . — REGRESO DE S. M. EL KEY Á GRANADA, EL DÍA 12, DURANTE EL TEMPORAL DE XIEV: (Dibujos del natural, por Comba.) Anterior Inicio Siguiente
  • 6. 1 •I 54 LA ILUSTRACIÓN ESPAÑOLA Y AMERICANA. N.° IV De Agron y Ventas de Huelma pocas son las noticias histó- la patria y al honor! ¡ Ay del que faltase á lo que le deman- por su medio introdujo en las relaciones sociales la corte- ricas : el primero de estos pueblos aparece construido en alto cer- daban su fe , su lealtad y su dama ! sía, hizo una ley de la lealtad más acrisolada, y elevó á ro, á corta distancia de las ruinas de Agron el Viejo, donde toda- De ahí los afectos puros y delicados ; el idealismo del preceptos la fidelidad, el honor y la abnegación. vía existen cimientos y paredones de aiv.iguos edificios de la época árabe: el segundo, situado en una llanura, á quince kilo- i amor, que hacia un ídolo de la mujer; la fidelidad á la pa- Pero aun sin acudir á esos tiempos ni á esa esfera de metros de Alhama, sólo tiene de notable su linda iglesia parro- labra : la adhesión inquebrantable á un jefe y á un amigo ó acción de la mujer, para demostrar su mágico poderío y- su quial, moderna, dedicada á San Isidro. compañero de armas ; el hábito de sacrificar el ínteres al inmensa influencia en el orden social ¿por ventura no Consagremos algunas líneas á Yelez-Málaga. deber. De ahí, por fin , el que se formase en Europa un am- nos ofrece la historia lecciones provechosas y ejemplos ad- Está situada en la falda de suave colina y se extiende por an- biente de sentimientos y de ideas, que no pudo menos de mirables ? ¡Cuántas y cuan irrecusables pruebas no po- cha llanura que riegan las aguas del Yclez ; fue iccobrada por influir en las costumbres. La institución de la Caballería fue driamos nosotros ofrecer, con referir solamente las accio- los Reyes Católicos en 27 de Abril de 1487, y en los trabajos del una escuela de humanidad, de desinterés, de noble gene- nes verdaderamente heroicas, los rasgos de nobleza v de sitio, que fueron penosos, empe/.ó á distinguirse en el ejército castellano el célebre Pedro Navarro; la iglesia parroquial de la rosidad v hasta de elegantes modales, en la cual se fueron valor, de prudencia y de magnanimidad de millares de Encarnación, antigua mezquita, fue consagrada por el cardenal aclimatando los sentimientos, hábitos y costumbres que ilustres damas, asi españolas como extranjeras ! Con citar ¡Mendoza, y en ella se celebró misa por vez primera el 3 de Mavo forman el encanto de la alta sociedad de nuestros dias, y sólo los nombres de Herenguela y de Constanza, de María de dicho año ; la iglesia del convento de San Marcos, la de San- que traducen, tomadas en su verdadera significación, las de Molina y de Isabel I, de Catalina de Rusia y de María tiago y la ermita de San Sebastian debieron su i un dación á palabras cortesanía y buen tono. Teresa de Austria i qué de reflexiones no acuden á la aquellos monarcas ; la casa de Ayuntamiento, una de las mejores Verdad es que los salones modernos son va miiv distin- de la provincia, fue construida en 150,7. mente! ¡qué de hechos á la memoria, no ya bastantes tos de las reuniones de los antiguos, de aquellas cortes feu- para ensalzar el mérito de la mujer y tejer coronas á sus El (|iie desee conocer la historia de esa ilustre ciudad, consulte el Ju'Si/iu'/o apologético tlt' las grandezas tie Velez-Málaga, escrito dales y asambleas señoriales ; pero embellecidos como es- sienes, sino para justificar su dulce imperio y para probar en el siglo xvil por un entusiasta hijo de la población, el cape- tán por la presencia de mujeres ilustres é instruidas, han su bienhechor influjo en la cultura, progreso y bienestar llán délos Reyes Nuevos de Toledo, D. Erancisco Bedmar. recibido, como una especio de legado, de aquellas asam- de los pueblos! Periana, situada en terreno áspero, en plano inclinado, ca^í al bleas y reuniones , la finura de modales, la gracia y elegan- Ese influjo ha sido, no solamente reconocido, sino esti- pié de la sierra de Marchamona, tenía casas muy agradables y cia del lenguaje , el culto del honor, y también el del amor, mulado y premiado, en épocas anteriores á la nuestra. una buena iglesia dedicada á San Isidro, que ha sido destruida un poco menos ideal, en verdad. De aquí, como dice un mo- ¿ Tienen acaso otra significación las Ordenes en diferentes por el terremoto. derno historiador, esa delicadeza susceptible, que no sólo Torrox, linda villa edificada sobre la Clavicwn de los romanos, países y tiempos creadas para honrar á las damas, para frente al mar, á espaldas de los cerros Lagos y Ravita, y á la rechaza cuanto sea baldón y cobardía, sino que reprueba la dar ocasión y premio al desarrollo de sus exquisitas facul- vista de hermosa vega de regadío, también tiene una iglesia his- menor vacilación en materia de valor y de honra ; que no tades y al ejercicio de sus talentos y de sus virtudes? tórica, la de la Encarnación, antigua mezquita, y el famoso con- sólo repele el ultraje, sino hasta la sombra de un insulto; No tuvieron otro objeto seguramente la Orden del Cis- vento de Nuestra Señora de las Nieves. que considera las deudas de honor las más sagradas de to- ne, fundada en Prusia, año de 1440, por el elector Fede- Nerja, por último, es otra encantadora villa malagueña, situa- das, por lo mismo que no están garantidas por la ley ; que rico II : da en la costa y rodeada de altas sierras; su viejo castillo, citado pone todo su conato en conservar escrupulosamente un tantas veces en las crónicas de Málaga y Granada, fue volado La de la Cruz de la Estrella, fundada en Austria por la por nuestros auxiliares los ingleses, en la guerra de la Indepen- nombre inmaculado. Puede, pues, decirse con verdad, que emperatriz Leonor Gonzaga, viuda de Fernando II, en u dencia. el caballero ha sobrevivido en el noble de ambos sexos, or- de Setiembre de 1668 : gulloso de su cuna, susceptible en punto de honra, fiel La de Santa Isabel, que fundó en Baviera la electora cumplidor de la palabra empeñada, temeroso de Dios, ama- Isabel Augusta, en 1766 : Los grabados de la pág. 60 están descritos en sus. epígrafes res- ble y galante, respetuoso sin servilismo, y valiente sin pectivos : el primero (croquis del natural, poi el Sr. Rivas) re- La de Santa Ana, allí mismo fundada, en 17S4, por la presenta el campamento formado por el vecindario de Granada fanfarronería. electora Ana María Sofía, y confirmada por el elector Ma- en la placeta del Humilladero, según apareció el día 17 del ac- Sin hacer mérito de los heroicos compañeros de Pela- ximiliano Josef. Y sin hablar de otras posteriores: tual, después de la nevada ; el segundo (de fotografía directa, por yo, ni de aquellos dignos émulos de los Oliveros y Rol- La REAL ORDEN DE DAMAS NOBLES DE MARÍA LUISA, el Sr. Oses) es una vista de las ruinas de la calle de la Albóndi- dan , que han hecho memorable la rota de Roncesvalles, ga, en Yelez-Málaga. creada por Carlos IV en 21 de Abril de 1792 ; Orden espa- distinguíase ya España entre los pueblos en que desco- ñola, cuya historia hemos de bosquejar, antes de consignar llaba la Caballería, teniendo la gloria de ostentar en el Cid sus timbres en las biografías de las ilustres damas que han Ll grabado de la pág. 61 podemos describirle con las mismas Campeador, Rodrigo Díaz de Vivar, el tipo, flor y espejo del sido condecoradas con la banda de tan esclarecida Orden. notas que nos ha facilitado el autor de los dibuios, Sr. Comba. cumplido caballero. Pero aun se distinguió más, si más «La torre ladeada.— En el camino de Torre del Mar á Torrox, cabe, nuestro país en la erección de Ordenes militares. «Para que la Reina, mi muy amada esposa, tenga un á la derecha de la carretera, se halla esa torre, en la posición ex- modo más de mostrar su benevolencia á las personas no- traña que tiene, verdadero milagro de equilibrio. Lleváronla allí, V. bles de su sexo que se distinguieren por sus servicios,pren- á principios del siglo actual, las aguas del rio, en una inun- das y calidades—decia en el decreto de fundación el rey dación. Las Cruzadas darian la ocasión y el pábulo, no lo nega- Carlos IV—he acordado establecer y fundar una Orden de » Torrox, visto desde la carretera, presenta un golpe de vista mos ; pero el fundamento, el estímulo y el modelo para las Damas Nobles, cuya denominación sea : REAL ORDEN DE encantador. A la derecha está el convento de Nuestra Señora de Ordenes militares y civiles los dio la institución de la Ca- LA REINA MARÍA LUISA » las Nieves, casi destruido por el terremoto. ballería. Tan cierto es esto, que antes de la primera cruza- »S. M. el Rey visitó á Nerja el dia 20 : un dibujo representa Por los términos del decreto se ve que, aun cuando cir- la comitiva regia dirigiéndose á la villa; otro, las ruinas de la da, antes de que los mercaderes de Amalfi construyesen cunscrito, por la clase y naturaleza de la institución, á las calle de Puerta del Mar, que son las más notables de la po- enfrente del Santo Sepulcro el Hospital de San Juan , y que personas nobles, se reconocían en el bello sexo servicios, blación.^ su prior Gerardo instituyese la primera regla de los Hospi- prendas y calidades relevantes. Y no sólo se reconocían, Continuaremos en el número próximo. talarios , adoptando un vestido negro con una cruz blanca sino que por medio de una distinción honorífica se busca- de ocho nudos al pecho; antes, por consiguiente, de que ba el merecido premio á la vez que el estímulo á tales ser- Raimundo Du Puy redactase ( 1120 ) los Estatutos que vicios, prendas y altas calidades. Abríase por ese camino á obtuvieron la sanción del papa Calixto II, ya existia en los talentos, á las virtudes, á la actividad inteligente y PROGRESOS DE LA TNDT'STRIA : CALDERA COLOSAL PARA Toscana una Orden de Hospitalarios, en el célebre lugar bienhechora de la mujer un campo bellísimo, en armonía FABRICACIÓN DE AZÚCAR, INSTALADA EN LA «California Slí- de Altopascio. con las costumbres y las necesidades de los tiempos. Ese gar Rejiiiery», de San Erancisco de California. — (Véase la ex- campo lo señalan discretamente los mismos estatutos de la plicación en la pág. 64.) La cruzada española duró ocho siglos. A mediados del xn, los caballeros salmantinos D. Suero y D. Gomen, descen- Orden ; es el de la piedad y de la beneficencia. ¡ Y qué más EUSEBIO MARTÍNEZ DE VEI.ASCO. dientes del esclarecido D. Rodrigo (lomen, y tronco — se- bella tarea, en nuestros dias, para damas nobles! gún Alvarez de Rivera—de la noble v antigua familia de los Porque no hay que creer—y esto ya lo demostrarán sus Barrientos, echaban en San Julián del Pereiro los cimien- hechos y sus obras :—no hay que creer que el campo de la tos de la militar Orden de Alcántara, cuyos estatutos apro- piedad y el de la beneficencia esté limitado á oir misa y á PROLOGO INÉDITO bó más tarde Alejandro 111. visitar de vez en cuando un hospital ó un asilo, no; ese DE UX CURIOSO LIBRO, Ql'E TARDARÁ KN PUBLICARSE. Por el mismo tiempo la renuncia que los Templarios hi- campo es más vasto y más fructuoso, más difícil de recor- cieron de Calatrava, y el denuedo v la fe de los monjes de rer y de cultivar, y, por consiguiente, más meritorio el re- (Conclusión.) Fitero, determinaron al abad Raimundo á fundar la orden correrlo y cultivarlo. La piedad y la beneficencia tienen de aquel nombre. horizontes inmensos. Se adora al Creador sirviendo y IV. Los canónigos de San Eloy, auxiliados por el caballero amando á la criatura. ¡ Y puede servírsela de tantos modos Pedro Fernandez de Puente Encalada, dieron por enton- y por tantos medios! u influencia en las costumbres harto la re- ces nacimiento á la Orden de Santiago. Dios está en todas partes y las llagas de la sociedad no vela la que ejerció en la literatura y en las Prestaron esas Ordenes, as! como las de Mantesa y de están solamente en los hospitales. La ignorancia y los vi- artes. Por ventura las obras inmortales del San Juan, servicios eminentes á la religión, á la patria y cios, los descalabros de la suerte y las desordenadas pasio- Dante, de Petrarca, de Ariosto y el Taso, á los revés; servicios para cuyo relato, así como para el nes, los crímenes y las iniquidades, son otras tantas llagas de Calderón y Lope de Vega, sin hablar de de las proezas de aquellos caballeros freires, durante el pe- que necesitan, aun más que las del cuerpo, el saludable bál- otros cien, ¿no están rebosando sentimien- ríodo de la Reconquista, sería preciso escribir una volu- samo de la piedad y la beneficencia. Y cuando ese bálsamo tos caballerescos? El encanto que esas obras minosa obra. Mas tenemos que renunciar al placer de evo- se aplica por la mano de la mujer y con la fina delicadeza, producen, ¿proviene acaso de otro misterioso car nombres gloriosos y recitar heroicas acciones, dejando con el exquisito tacto, con el inefable saber hacer que dis- resorte que el del ideal sublimado en aquella ins- dormir á tantos héroes el sueño de la gloria, para ocupar- tingue á una dama noble, los beneficios que reporta de titucion? nos de una Orden civil de Damas Nobles, y con tal moti- ello la sociedad son inmensos. No hay rezo ni peroración, Esta institución, que, fundada en la práctica de vo, de la grandísima influencia que tiene la mujer en los no hay libro, no hay nada que sea comparable en saluda- virtudes sencillas y austeras, exaltaba la fe hasta el fanatis- progresos de la civilización y en la suerte y prosperidad de bles efectos á los que producen la piedad y la beneficencia mo, depuraba las pasiones, ennoblecía los sentimientos, los pueblos. así ejercidas. Dios se complace en los cielos, y los reyes se elevaba el valor hasta el heroísmo, el desinterés hasta el Mucho se decanta en nuestros dias esa influencia, y mu- dan así por bien servidos en la tierra. sacrificio, y el amor hasta la santidad. Las palabras huma- cho se escribe y se habla sobre los derechos de la mujer. Mucho nos engañamos, ó tal debió ser el alto, el tras- nidad, hidalguía, caballerosidad y cortesía , ¿de dónde ni En aquellos otros siglos se invocaban menos, y quizás se cendental objeto de esta institución. Y decimos esto, por- en dónde más que en el ideal de esa institución han toma- ejercitaban más, y de una manera más congruente, los de- que, aparte de indicarlo así, corno hemos visto, los esta- do el concepto que hoy entrañan, su valor y significa- rechos de las mujeres. Su imperio era menos ruidoso, pero tutos de la Orden, han de demostrarlo viva y elocuente- ción? más efectivo, y también más dulce y más en armonía con mente las biografías que vamos á publicar, y que forman la « Sirve á Dios, y El será en tu ayuda ; se cortés con todo la naturaleza y el destino de la mujer. No aspiraba ésta en- historia del Real instituto durante el siglo escaso que lleva hidalgo, sin pretensión y sin orgullo; á nadie adules, ni tonces á rivalizar con el hombre en el taller, en la oficina, de existencia. Esa brillante galería de ilustres y nobilísi- reveles jamas ningún secreto; muéstrate leal en tus pala- en el foro y en la tribuna; no peroraba en los clubs, ni mas damas pondrá de manifiesto rasgos y acciones verda- bras y en tus obras; cumple fielmente lo que prometas; arengaba á las masas en las barricadas; no pretendía tener deramente sublimes de piedad y de beneficencia, tanto más ampara á los huérfanos y á los desvalidos » Tales eran las voto en las asambleas, ni asiento en las academias, ni ma- meritorios, cuanto más cubiertos han estado con el cristia- recomendaciones y las máximas que Bayardo, el caballero nejar el bisturí en los anfiteatros Pero, en cambio, era no velo de la pudorosa modestia y con el esmalte encanta- sin miedo y sin mancilla, recogía de los labios de su buena la diosa del hogar, la reina de la casa, el espejo de la fami- dor de la noble liberalidad : manos que curan sin lastimar madre. lia, el embeleso del amante, el encanto del esposo, el sol al paciente, almas que no buscan el premio de la buena «Quien bien y mal no sabe aguantar, á grande honor no radiante y vivificador, que, esparciendo luz y calor en su obra más que en la satisfacción de la propia conciencia. puede alcanzar.» derredor, daba vida á la sociedad; derramaba encantos y Revélase también el alto objeto de la fundación en la «El que desea un caballo de oro, tiene ya la brida en la recogia adoraciones. importancia y excelsitud de que quisieron revestirla los re- mano.» Y no queremos con esto hacer exclusivamente mérito de yes y reinas sus fundadores. Lo mismo ("arlos IV y María Hé ahí aquellas mismas máximas convertidas en pro- las trovas y trovadores, de los tensones ó juegos partidos, de Luisa que Fernando VII y María Isabel quisieron que el verbios. las cortes y tribunales de amor; sin embargo de que, en una número de damas de que se había de componer la REAL «Un buen caballero debe herir alto y hablar bajo; lan- época de oscuridad y como de ebullición caótica, en me- ORDEN nunca excediese de treinta, sin comprenderse en él zarse el primero al combate, y hablar el último en la asam- dio de aquella fiereza de costumbres, resabio de la barba- las personas Reales. Que la insignia de esta Orden, deque blea.» rie, sostenido por el feudalismo, se ve allí mismo á la mu- habrían de usar diariamente las damas, fuese una banda de Hé ahí los proverbios trasformados en máximas, y los jer ejerciendo su influjo bienhechor. Aquel refinamiento tres fajas: la del centro blanca, y las exteriores moradas, sentimientos caballerescos convertidos en doctrina y ense- de galantería, aquel idealismo del amor, aun en medio de terciadas desde el hombro derecho al lado izquierdo, desde ñanza. sus extravíos, moderó las pasiones, dulcificó las costum- cuya atadura penda una cruz de ocho puntas, de oro y es- ¡ Ay del que olvidase las promesas hechas á la religión, á bres, humanizó la sociedad. La mujer exaltó el amor, y maltes, cuyo centro fuese un óvalo con la imagen de San Anterior Inicio Siguiente