SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 3


























Había una vez una niña muy bonita. Su madre le había hecho una capa roja y la muchachita la llevaba tan a
menudo que todo el mundo la llamaba Caperucita Roja.
Un día, su madre le pidió que llevase unos pasteles a su abuela que vivía al otro lado del bosque,
recomendándole que no se entretuviese por el camino, pues cruzar el bosque era muy peligroso, ya que siempre
andaba acechando por allí el lobo.
Caperucita Roja recogió la cesta con los pasteles y se puso en camino. La niña tenía que atravesar el bosque
para llegar a casa de la Abuelita, pero no le daba miedo porque allí siempre se encontraba con muchos amigos:
los pájaros, las ardillas...
De repente vio al lobo, que era enorme, delante de ella.
- ¿A dónde vas, niña?- le preguntó el lobo con su voz ronca.
- A casa de mi Abuelita- le dijo Caperucita.
- No está lejos- pensó el lobo para sí, dándose media vuelta.
Caperucita puso su cesta en la hierba y se entretuvo cogiendo flores: - El lobo se ha ido -pensó-, no tengo nada
que temer. La abuela se pondrá muy contenta cuando le lleve un hermoso ramo de flores además de los pasteles.
Mientras tanto, el lobo se fue a casa de la Abuelita, llamó suavemente a la puerta y la anciana le abrió pensando
que era Caperucita. Un cazador que pasaba por allí había observado la llegada del lobo.
El lobo devoró a la Abuelita y se puso el gorro rosa de la desdichada, se metió en la cama y cerró los ojos. No
tuvo que esperar mucho, pues Caperucita Roja llegó enseguida, toda contenta.
La niña se acercó a la cama y vio que su abuela estaba muy cambiada.
- Abuelita, abuelita, ¡qué ojos más grandes tienes!
- Son para verte mejor- dijo el lobo tratando de imitar la voz de la abuela.
- Abuelita, abuelita, ¡qué orejas más grandes tienes!
Son para oírte mejor- siguió diciendo el lobo.
Abuelita, abuelita, ¡qué dientes más grandes tienes!
- Son para...¡comerte mejoooor!- y diciendo esto, el lobo malvado se abalanzó sobre la niñita y la devoró, lo
mismo que había hecho con la abuelita.
Mientras tanto, el cazador se había quedado preocupado y creyendo adivinar las malas intenciones del lobo,
decidió echar un vistazo a ver si todo iba bien en la casa de la Abuelita. Pidió ayuda a un segador y los dos juntos
llegaron al lugar. Vieron la puerta de la casa abierta y al lobo tumbado en la cama, dormido de tan harto que
estaba.
El cazador sacó su cuchillo y rajó el vientre del lobo. La Abuelita y Caperucita estaban allí, ¡vivas!.
Para castigar al lobo malo, el cazador le llenó el vientre de piedras y luego lo volvió a cerrar. Cuando el lobo
despertó de su pesado sueño, sintió muchísima sed y se dirigió a un estanque próximo para beber. Como las
piedras pesaban mucho, cayó en el estanque de cabeza y se ahogó.
En cuanto a Caperucita y su abuela, no sufrieron más que un gran susto, pero Caperucita Roja había aprendido
la lección. Prometió a su Abuelita no hablar con ningún desconocido que se encontrara en el camino. De ahora en
adelante, seguiría las juiciosas recomendaciones de su Abuelita y de su Mamá.
Caperucita roja1

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Caperucita roj aandres arango cri
Caperucita roj aandres arango criCaperucita roj aandres arango cri
Caperucita roj aandres arango cri
andresarangodiaz
 
כיפה אדומה בספרדית
כיפה אדומה בספרדיתכיפה אדומה בספרדית
כיפה אדומה בספרדית
taltalony
 
Caperucitaroja
CaperucitarojaCaperucitaroja
Caperucitaroja
polocglol
 
Cuento de caperucita
Cuento de caperucitaCuento de caperucita
Cuento de caperucita
barrerisdelfa
 
Cuento de caperucita
Cuento de caperucitaCuento de caperucita
Cuento de caperucita
MluzJ
 
Presentación1
Presentación1Presentación1
Presentación1
gemania
 
Graciela onofre diego
Graciela onofre diegoGraciela onofre diego
Graciela onofre diego
undac
 
Balladares villamarin cuento
Balladares villamarin cuentoBalladares villamarin cuento
Balladares villamarin cuento
Deysi Villamarin
 
7. caperucita roja (como se la contaron a jorge)
7. caperucita roja (como se la contaron a jorge)7. caperucita roja (como se la contaron a jorge)
7. caperucita roja (como se la contaron a jorge)
Universidad España
 

La actualidad más candente (12)

Caperucita roja
Caperucita rojaCaperucita roja
Caperucita roja
 
Caperucita roj aandres arango cri
Caperucita roj aandres arango criCaperucita roj aandres arango cri
Caperucita roj aandres arango cri
 
כיפה אדומה בספרדית
כיפה אדומה בספרדיתכיפה אדומה בספרדית
כיפה אדומה בספרדית
 
Presentación1
Presentación1Presentación1
Presentación1
 
Caperucitaroja
CaperucitarojaCaperucitaroja
Caperucitaroja
 
Cuento de caperucita
Cuento de caperucitaCuento de caperucita
Cuento de caperucita
 
Cuento de caperucita
Cuento de caperucitaCuento de caperucita
Cuento de caperucita
 
Presentación1
Presentación1Presentación1
Presentación1
 
Graciela onofre diego
Graciela onofre diegoGraciela onofre diego
Graciela onofre diego
 
Balladares villamarin cuento
Balladares villamarin cuentoBalladares villamarin cuento
Balladares villamarin cuento
 
7. caperucita roja (como se la contaron a jorge)
7. caperucita roja (como se la contaron a jorge)7. caperucita roja (como se la contaron a jorge)
7. caperucita roja (como se la contaron a jorge)
 
Caperucita roja.
Caperucita roja.Caperucita roja.
Caperucita roja.
 

Destacado

Apresentaçao de serviços grupo inmark
Apresentaçao de serviços grupo inmarkApresentaçao de serviços grupo inmark
Apresentaçao de serviços grupo inmark
carmenlancastrefreitas
 
Elena sánchez
Elena sánchezElena sánchez
Elena sánchez
mar19643
 
Historygreatbritain 100128034200-phpapp02
Historygreatbritain 100128034200-phpapp02Historygreatbritain 100128034200-phpapp02
Historygreatbritain 100128034200-phpapp02
Lam Hong
 
GLIMPSE Social Media
GLIMPSE Social MediaGLIMPSE Social Media
GLIMPSE Social Media
Alexa Potocki
 

Destacado (14)

Lição 5 (adultos) - Caim era do maligno
Lição 5 (adultos) - Caim era do malignoLição 5 (adultos) - Caim era do maligno
Lição 5 (adultos) - Caim era do maligno
 
Redes Inalámbricas
Redes InalámbricasRedes Inalámbricas
Redes Inalámbricas
 
Jovenes españoles
Jovenes españolesJovenes españoles
Jovenes españoles
 
Los jóvenes españoles tienen serias dificultades en utilizar internet
Los jóvenes españoles tienen serias dificultades en utilizar internetLos jóvenes españoles tienen serias dificultades en utilizar internet
Los jóvenes españoles tienen serias dificultades en utilizar internet
 
Uso da tecnologia na educação
Uso da tecnologia na educaçãoUso da tecnologia na educação
Uso da tecnologia na educação
 
Apresentaçao de serviços grupo inmark
Apresentaçao de serviços grupo inmarkApresentaçao de serviços grupo inmark
Apresentaçao de serviços grupo inmark
 
Rotary Africa November 2016
Rotary Africa November 2016Rotary Africa November 2016
Rotary Africa November 2016
 
Tc
TcTc
Tc
 
Elena sánchez
Elena sánchezElena sánchez
Elena sánchez
 
PRE board MRA brussel
PRE board MRA brusselPRE board MRA brussel
PRE board MRA brussel
 
Historygreatbritain 100128034200-phpapp02
Historygreatbritain 100128034200-phpapp02Historygreatbritain 100128034200-phpapp02
Historygreatbritain 100128034200-phpapp02
 
When Chemical Giants Meet Danish Environmental Ambitions
When Chemical Giants Meet Danish Environmental AmbitionsWhen Chemical Giants Meet Danish Environmental Ambitions
When Chemical Giants Meet Danish Environmental Ambitions
 
GLIMPSE Social Media
GLIMPSE Social MediaGLIMPSE Social Media
GLIMPSE Social Media
 
Esquivel y gauna
Esquivel y gaunaEsquivel y gauna
Esquivel y gauna
 

Similar a Caperucita roja1 (17)

Caperucita roja
Caperucita rojaCaperucita roja
Caperucita roja
 
La caperucita roja
La caperucita rojaLa caperucita roja
La caperucita roja
 
Caperucita roja
Caperucita rojaCaperucita roja
Caperucita roja
 
Caperucita roja
Caperucita rojaCaperucita roja
Caperucita roja
 
Parcial #2 id000326917
Parcial #2 id000326917Parcial #2 id000326917
Parcial #2 id000326917
 
Caperucita roj aandres arango cri
Caperucita roj aandres arango criCaperucita roj aandres arango cri
Caperucita roj aandres arango cri
 
Caperucita roj aandres arango cri
Caperucita roj aandres arango criCaperucita roj aandres arango cri
Caperucita roj aandres arango cri
 
Caperucita roja
Caperucita rojaCaperucita roja
Caperucita roja
 
CUENTO
CUENTOCUENTO
CUENTO
 
CUENTO
CUENTOCUENTO
CUENTO
 
Caperucita roja
Caperucita rojaCaperucita roja
Caperucita roja
 
Caperucita roja
Caperucita rojaCaperucita roja
Caperucita roja
 
Balladares villamarin cuento
Balladares villamarin cuentoBalladares villamarin cuento
Balladares villamarin cuento
 
Caperucita roja
Caperucita rojaCaperucita roja
Caperucita roja
 
Cuento de caperucita
Cuento de caperucitaCuento de caperucita
Cuento de caperucita
 
caperucitaroja_ilustrado.docx
caperucitaroja_ilustrado.docxcaperucitaroja_ilustrado.docx
caperucitaroja_ilustrado.docx
 
Había una vez una niñita muy bonita
Había una vez una niñita  muy bonitaHabía una vez una niñita  muy bonita
Había una vez una niñita muy bonita
 

Último

Las Preguntas Educativas entran a las Aulas CIAESA Ccesa007.pdf
Las Preguntas Educativas entran a las Aulas CIAESA  Ccesa007.pdfLas Preguntas Educativas entran a las Aulas CIAESA  Ccesa007.pdf
Las Preguntas Educativas entran a las Aulas CIAESA Ccesa007.pdf
Demetrio Ccesa Rayme
 
FICHA DE LA VIRGEN DE FÁTIMA.pdf educación religiosa primaria de menores
FICHA DE LA VIRGEN DE FÁTIMA.pdf educación religiosa primaria de menoresFICHA DE LA VIRGEN DE FÁTIMA.pdf educación religiosa primaria de menores
FICHA DE LA VIRGEN DE FÁTIMA.pdf educación religiosa primaria de menores
Santosprez2
 
Estrategia Nacional de Refuerzo Escolar SJA Ccesa007.pdf
Estrategia Nacional de Refuerzo Escolar  SJA  Ccesa007.pdfEstrategia Nacional de Refuerzo Escolar  SJA  Ccesa007.pdf
Estrategia Nacional de Refuerzo Escolar SJA Ccesa007.pdf
Demetrio Ccesa Rayme
 

Último (20)

ACERTIJO EL NÚMERO PI COLOREA EMBLEMA OLÍMPICO DE PARÍS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJO EL NÚMERO PI COLOREA EMBLEMA OLÍMPICO DE PARÍS. Por JAVIER SOLIS NOYOLAACERTIJO EL NÚMERO PI COLOREA EMBLEMA OLÍMPICO DE PARÍS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJO EL NÚMERO PI COLOREA EMBLEMA OLÍMPICO DE PARÍS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
 
El Futuro de la Educacion Digital JS1 Ccesa007.pdf
El Futuro de la Educacion Digital  JS1  Ccesa007.pdfEl Futuro de la Educacion Digital  JS1  Ccesa007.pdf
El Futuro de la Educacion Digital JS1 Ccesa007.pdf
 
Santa Criz de Eslava, la más monumental de las ciudades romanas de Navarra
Santa Criz de Eslava, la más monumental de las ciudades romanas de NavarraSanta Criz de Eslava, la más monumental de las ciudades romanas de Navarra
Santa Criz de Eslava, la más monumental de las ciudades romanas de Navarra
 
Tema 9. Roma. 1º ESO 2014. Ciencias SOciales
Tema 9. Roma. 1º ESO 2014. Ciencias SOcialesTema 9. Roma. 1º ESO 2014. Ciencias SOciales
Tema 9. Roma. 1º ESO 2014. Ciencias SOciales
 
ciclos biogeoquimicas y flujo de materia ecosistemas
ciclos biogeoquimicas y flujo de materia ecosistemasciclos biogeoquimicas y flujo de materia ecosistemas
ciclos biogeoquimicas y flujo de materia ecosistemas
 
Realitat o fake news? – Què causa el canvi climàtic? - La desertització
Realitat o fake news? – Què causa el canvi climàtic? - La desertitzacióRealitat o fake news? – Què causa el canvi climàtic? - La desertització
Realitat o fake news? – Què causa el canvi climàtic? - La desertització
 
POEMAS ILUSTRADOS DE LUÍSA VILLALTA. Elaborados polos alumnos de 4º PDC do IE...
POEMAS ILUSTRADOS DE LUÍSA VILLALTA. Elaborados polos alumnos de 4º PDC do IE...POEMAS ILUSTRADOS DE LUÍSA VILLALTA. Elaborados polos alumnos de 4º PDC do IE...
POEMAS ILUSTRADOS DE LUÍSA VILLALTA. Elaborados polos alumnos de 4º PDC do IE...
 
ACERTIJO CÁLCULOS MATEMÁGICOS EN LA CARRERA OLÍMPICA. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJO CÁLCULOS MATEMÁGICOS EN LA CARRERA OLÍMPICA. Por JAVIER SOLIS NOYOLAACERTIJO CÁLCULOS MATEMÁGICOS EN LA CARRERA OLÍMPICA. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJO CÁLCULOS MATEMÁGICOS EN LA CARRERA OLÍMPICA. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
 
Libros del Ministerio de Educación (2023-2024).pdf
Libros del Ministerio de Educación (2023-2024).pdfLibros del Ministerio de Educación (2023-2024).pdf
Libros del Ministerio de Educación (2023-2024).pdf
 
El liderazgo en la empresa sostenible, introducción, definición y ejemplo.
El liderazgo en la empresa sostenible, introducción, definición y ejemplo.El liderazgo en la empresa sostenible, introducción, definición y ejemplo.
El liderazgo en la empresa sostenible, introducción, definición y ejemplo.
 
Lecciones 07 Esc. Sabática. Motivados por la esperanza
Lecciones 07 Esc. Sabática. Motivados por la esperanzaLecciones 07 Esc. Sabática. Motivados por la esperanza
Lecciones 07 Esc. Sabática. Motivados por la esperanza
 
Revista Faro Normalista 6, 18 de mayo 2024
Revista Faro Normalista 6, 18 de mayo 2024Revista Faro Normalista 6, 18 de mayo 2024
Revista Faro Normalista 6, 18 de mayo 2024
 
Síndrome piramidal 2024 según alvarez, farrera y wuani
Síndrome piramidal 2024 según alvarez, farrera y wuaniSíndrome piramidal 2024 según alvarez, farrera y wuani
Síndrome piramidal 2024 según alvarez, farrera y wuani
 
Motivados por la esperanza. Esperanza en Jesús
Motivados por la esperanza. Esperanza en JesúsMotivados por la esperanza. Esperanza en Jesús
Motivados por la esperanza. Esperanza en Jesús
 
Las Preguntas Educativas entran a las Aulas CIAESA Ccesa007.pdf
Las Preguntas Educativas entran a las Aulas CIAESA  Ccesa007.pdfLas Preguntas Educativas entran a las Aulas CIAESA  Ccesa007.pdf
Las Preguntas Educativas entran a las Aulas CIAESA Ccesa007.pdf
 
FICHA DE LA VIRGEN DE FÁTIMA.pdf educación religiosa primaria de menores
FICHA DE LA VIRGEN DE FÁTIMA.pdf educación religiosa primaria de menoresFICHA DE LA VIRGEN DE FÁTIMA.pdf educación religiosa primaria de menores
FICHA DE LA VIRGEN DE FÁTIMA.pdf educación religiosa primaria de menores
 
Estrategia Nacional de Refuerzo Escolar SJA Ccesa007.pdf
Estrategia Nacional de Refuerzo Escolar  SJA  Ccesa007.pdfEstrategia Nacional de Refuerzo Escolar  SJA  Ccesa007.pdf
Estrategia Nacional de Refuerzo Escolar SJA Ccesa007.pdf
 
a propósito del estado su relevancia y definiciones
a propósito del estado su relevancia y definicionesa propósito del estado su relevancia y definiciones
a propósito del estado su relevancia y definiciones
 
TÉCNICAS OBSERVACIONALES Y TEXTUALES.pdf
TÉCNICAS OBSERVACIONALES Y TEXTUALES.pdfTÉCNICAS OBSERVACIONALES Y TEXTUALES.pdf
TÉCNICAS OBSERVACIONALES Y TEXTUALES.pdf
 
GOBIERNO DE MANUEL ODRIA EL OCHENIO.pptx
GOBIERNO DE MANUEL ODRIA   EL OCHENIO.pptxGOBIERNO DE MANUEL ODRIA   EL OCHENIO.pptx
GOBIERNO DE MANUEL ODRIA EL OCHENIO.pptx
 

Caperucita roja1

  • 1.
  • 2.                      Había una vez una niña muy bonita. Su madre le había hecho una capa roja y la muchachita la llevaba tan a menudo que todo el mundo la llamaba Caperucita Roja. Un día, su madre le pidió que llevase unos pasteles a su abuela que vivía al otro lado del bosque, recomendándole que no se entretuviese por el camino, pues cruzar el bosque era muy peligroso, ya que siempre andaba acechando por allí el lobo. Caperucita Roja recogió la cesta con los pasteles y se puso en camino. La niña tenía que atravesar el bosque para llegar a casa de la Abuelita, pero no le daba miedo porque allí siempre se encontraba con muchos amigos: los pájaros, las ardillas... De repente vio al lobo, que era enorme, delante de ella. - ¿A dónde vas, niña?- le preguntó el lobo con su voz ronca. - A casa de mi Abuelita- le dijo Caperucita. - No está lejos- pensó el lobo para sí, dándose media vuelta. Caperucita puso su cesta en la hierba y se entretuvo cogiendo flores: - El lobo se ha ido -pensó-, no tengo nada que temer. La abuela se pondrá muy contenta cuando le lleve un hermoso ramo de flores además de los pasteles. Mientras tanto, el lobo se fue a casa de la Abuelita, llamó suavemente a la puerta y la anciana le abrió pensando que era Caperucita. Un cazador que pasaba por allí había observado la llegada del lobo. El lobo devoró a la Abuelita y se puso el gorro rosa de la desdichada, se metió en la cama y cerró los ojos. No tuvo que esperar mucho, pues Caperucita Roja llegó enseguida, toda contenta. La niña se acercó a la cama y vio que su abuela estaba muy cambiada. - Abuelita, abuelita, ¡qué ojos más grandes tienes! - Son para verte mejor- dijo el lobo tratando de imitar la voz de la abuela. - Abuelita, abuelita, ¡qué orejas más grandes tienes! Son para oírte mejor- siguió diciendo el lobo. Abuelita, abuelita, ¡qué dientes más grandes tienes! - Son para...¡comerte mejoooor!- y diciendo esto, el lobo malvado se abalanzó sobre la niñita y la devoró, lo mismo que había hecho con la abuelita. Mientras tanto, el cazador se había quedado preocupado y creyendo adivinar las malas intenciones del lobo, decidió echar un vistazo a ver si todo iba bien en la casa de la Abuelita. Pidió ayuda a un segador y los dos juntos llegaron al lugar. Vieron la puerta de la casa abierta y al lobo tumbado en la cama, dormido de tan harto que estaba. El cazador sacó su cuchillo y rajó el vientre del lobo. La Abuelita y Caperucita estaban allí, ¡vivas!. Para castigar al lobo malo, el cazador le llenó el vientre de piedras y luego lo volvió a cerrar. Cuando el lobo despertó de su pesado sueño, sintió muchísima sed y se dirigió a un estanque próximo para beber. Como las piedras pesaban mucho, cayó en el estanque de cabeza y se ahogó. En cuanto a Caperucita y su abuela, no sufrieron más que un gran susto, pero Caperucita Roja había aprendido la lección. Prometió a su Abuelita no hablar con ningún desconocido que se encontrara en el camino. De ahora en adelante, seguiría las juiciosas recomendaciones de su Abuelita y de su Mamá.