SlideShare una empresa de Scribd logo
1
¿Cómo san francisco de Asís sano a un leproso de cuerpo y espíritu?
El verdadero discípulo de Cristo, San Francisco de Asís, viviendo, ingeniábase con
todas sus fuerzas en seguir a Cristo, perfecto maestro; de aquí sucedía frecuentes
veces, que a quien él sanaba el cuerpo, Dios sanábale el alma.
Y por eso, no solamente servía con gusto a los leprosos, sino que, además, había
ordenada que los hermanos de su Orden, en sus andanzas y descanso por el mundo,
sirvieran a los leprosos por amor de Cristo.
En un convento, cerca de donde vivía entonces San Francisco, los hermanos
servían en un hospital a los leprosos y enfermos. Y había un leproso tan impaciente
y tan insoportable, que todos creían que estaba poseído del demonio, porque
maltrataba de palabra y golpeaba brutalmente a quien le servía; y –lo que era pero-,
blasfemaba en modo tal, que no se encontraba quien lo quisiera o pudiese servir.
Y sucedía que las injurias o villanías propias, intentaban los hermanos llevarlas
pacientemente para acrecer el mérito de la paciencia, mientras que, no pudiendo
soportar sus conciencias las injurias contra Dios, determináronse a abandonarle del
todo; pero no lo quisieron hacer hasta que se lo dijeran ordenadamente a San
Francisco de Asís.
Y dicho que se lo hubieron, fue San Francisco a aquel leproso perverso, y,
llegándose a él, saludóle diciendo:
-Dios te dé paz, hermano mío amadísimo.
Respondió el leproso, reprochándole ásperamente:
-¿Qué paz puede haber de Dios que me ha quitado la paz y todo bien y me ha hecho
flaco y maldiciente?
2
Y San Francisco dijo:
-Hijo ten paciencia, porque las enfermedades del cuerpo nos las da Dios en este
mundo para salud del alma, porque son de gran mérito cuando son llevadas
pacientemente.
Respondió el enfermo:
-¿Y cómo puedo llevar pacientemente la pena que sufro día y noche? Y no estoy
afligido únicamente por mi enfermedad, sino que me hacen pero los frailes que me
diste para que me sirvieran como deben.
Entonces San Francisco, conociendo que este leproso estaba poseído del espíritu
maligno, fue a ponerse en oración y rogó a Dios devotamente por él.
Y Hecha la oración volvió a él, y dícele así: -Hijo, quiero servirte yo, pues que no
estás contento con los otros.
-Pláceme- dijo el enfermo- ¿Pero qué más puedes hacer tú que lo otros?
Respondió San Francisco:
-Lo que tú quiera haré.
Dijo el enfermo:
-Quiero que me laves por completo, porque huelo tan fuertemente que yo mismo no
lo puedo sufrir.
Entonces San Francisco hizo en seguida calentar agua con muchas yerbas olorosas;
luego le desnuda y comienza a lavarlo con sus manos, mientras otro fraile tenía el
agua. Y donde San Francisco tocaba con sus santas manos, desaparecía la lepra y
quedaba la carne completamente sana.
3
Y así como empezó a sanar la carne, empezó a sanar el alma, y viendo el leproso
que comenzaba a curar, comenzó a tener gran arrepentimiento de sus pecados y a
llorar amargamente. De manera que mientras el cuerpo se limpiaba de la lepra por
el lavatorio de agua, el alma, dentro, se limpiaba del pecado por las lágrimas.
Y estando perfectamente sano en cuanto al cuerpo y en cuanto al alma,
humildemente acusaba sus culpas, y decía llorando en alta voz:
-¡Ay de mí, que soy merecedor del Infierno por las villanías e injurias que hice a
los hermanos frailes y por la impaciencia y las blasfemias que he dicho¡
Ruiz Limón Ramón
Consultor e investigador en ciencias de la Salud, Ciencias de la Educación y
Filosofía de la Ciencia.
www.slideshare.net/euler/slideshows
Correo electrónico: lkhume@hotmail.com
4
Tres preguntas que un día un rey formuló en su vida
Cierta vez hubo un rey, que pensó que si él supiera siempre el momento en que es
preciso comenzar cada obra, con qué gentes hay que trabajar, con cuáles no y
principalmente, si supiera siempre, qué negocio o actividad es el más importante,
entonces jamás tendría contrariedades y su vida sería placentera y de felicidad.
El rey, después de haber reflexionado profundamente sus preguntas, hizo saber por
todo su reino, que daría una gran recompensa al que le descubriese, cómo saber el
tiempo oportuno para cada negocio o actividad; cuáles son las gentes más
necesarias, y cómo no equivocarse en la elección de la obra más importante de
todas durante nuestra vida.
Comenzaron a llegar sabios para contestar a aquellas diferentes preguntas.
A la primera de ellas, unos decían que para conocer el tiempo oportuno de cada
negocio, es preciso trazarse anticipadamente el empleo del tiempo, del mes y del
año y seguido estrictamente.
Sólo entonces, aseguraban, cada cosa se hace a su tiempo. Otros decían que no se
puede decidir previamente qué cosa hay que hacer en determinado tiempo, pero que
no hay que darse al olvido en esparcimientos estériles, sino que hay que estar
siempre atento a lo que sucede y hacer entonces lo que el momento exige.
Estos decían que aunque el rey se dedicara a estar atento a lo que sucede, un
hombre jamás puede decidir con seguridad cuándo hay que hacer tal o cual cosa,
por lo que es preciso tomar el consejo de hombres sabios y, en poder de tal consejo,
ver lo que hay que hacer y en qué tiempo.
5
Aquéllos decían que hay negocios que no dejan tiempo para interrogar consejeros y
que es indispensable decidir al instante, si es el momento o no de abordarlos, y que
para saberlo, urge saber previamente lo que sucederá, cosa que sólo pueden hacer
los magos; de suerte que para conocer el tiempo oportuno de cada negocio hay que
interrogar a éstos.
Las contestaciones a la segunda pregunta fueron también opuestas, pues mientras
unos decían que los hombres más necesarios a los reyes son los que les ayudaban
en el gobierno, otros señalaban a los sacerdotes y los terceros decían que los
hombres más necesarios a los reyes son los médicos; no los soldados, afirmaban los
cuartos.
A la pregunta tercera: ¿cuál es la obra más importante del mundo? Estos decían que
las ciencias; aquellos, que el arte militar, y los de más allá que la adoración a Dios.
Vista la divergencia de opiniones, no acepto el rey ninguna de ellas ni recompensó
a nadie; y, a fin de obtener una respuesta categórica a aquéllas preguntas, resolvió
interrogar a un ermitaño célebre por su sabiduría.
Vivía en tal ermitaño en el bosque, del que no salía jamás y sólo recibía a la gente
sencilla, por lo que el rey se vistió con pobres ropajes y antes de llegar con su
séquito a la celda del ermitaño, bajó del caballo y se presentó solo y a pie.
Cuando el rey se aproximó al ermitaño, hallábase éste frente a su celda removiendo
un macizo de verdura. Al notar la presencia del rey, le saludó y se puso a cavar de
nuevo inmediatamente.
Era el ermitaño flaco y débil. Clavó la pala en la tierra y luego de haber removido
el montoncito de tierra, suspiró trabajosamente.
6
Aproximósele el rey y le dijo:
-Vengo a tu casa, sabio ermitaño, para pedirte respuesta a tres preguntas: ¿Qué
tiempo hay que conocer y no dejar escapar para no arrepentirse después? ¿Cuáles
son las gentes más necesarias y con quién hay que trabajar más, y con quién
menos? ¿Cuáles son las obras más importantes y, por consiguiente qué hacer antes
de todas las demás?
Escuchó el ermitaño al rey y no contestó nada.
Escupió en sus manos y se puso de nuevo a remover la tierra.
-Estás cansado –dijo el rey-. Dame la pala, trabajaré por ti.
-Gracias- contestó el ermitaño, y dándole la pala se sentó en el suelo.
Después de remover dos macizos, detúvose el rey y repitió las preguntas. Nada
contestó el ermitaño, que se levantó tendiendo las manos hacia la pala.
-ahora descansa y yo trabajaré –dijo.
Pero el rey no le dio la pala, sino que continuó cavando.
Transcurrió una hora, después otra, comenzaba, el sol a ponerse tras los árboles. El
rey, hundiendo la pala en la tierra, dijo:
-Hombre sabio, he venido a tu casa para buscar respuesta a mi pregunta; si quieres
contestarme dilo y me iré.
-Espera. ¿No ves alguien que se dirige corriendo aquí? Mira –dijo el ermitaño.
Volvióse el rey y vio que efectivamente corría del bosque un hombre barbudo que
oprimía las manos contra el vientre; por sobre ellas corría sangre.
7
Cuando el hombre barbudo llegó cerca del rey, cayó por tierra y sin moverse gimió
débilmente. El rey, ayudado por el ermitaño, entreabrió los ropajes de aquel
hombre.
Tenía en el vientre una gran herida que el rey lavó lo mejor que pudo con su
pañuelo y una servilleta, y el ermitaño vendó; pero la sangre no dejaba de salir. El
rey cambio varias veces la curación mojada de caliente sangre y de nuevo lavó y
vendó la herida.
Cuando la sangre se contuvo, el herido recuperó el conocimiento y pidió de beber.
El rey trajo agua fresca y le dio de beber. Entretanto el sol se había puesto por
completo y el tiempo estaba fresco, por lo que el rey, con ayuda del ermitaño,
transportó al hombre barbudo a la celda y le colocó sobre el lecho de aquél. Allí
cerró los ojos el herido, y pareció dormirse.
El rey se sentía fatigado con la caminata y el trabajo, que sentado en el umbral se
durmió también con un sueño tan profundo que durmió toda la corta noche de
verano.
Llegada la mañana, se despertó y durante largo tiempo no puedo darse cuenta de
dónde estaba ni quién era aquel hombre extraño y barbudo que, acostado en el
lecho, le miraba fijamente con sus brillantes ojos.
-Perdóname –dijo con una voz débil el hombre barbudo, en cuanto advirtió que el
rey estaba despierto y le miraba.
-No te conozco y no tengo nada que perdonarte –dijo el rey.
8
-No me conoces, pero yo sí te conozco. Soy tu enemigo, aquél que juró vengarse de
ti, porque tú eres mi hermano y me arrebataste todos mis bienes, como supe que
venías solo a visitar al ermitaño, resolví matarte.
Quería atacarte cuando regresaras, pero transcurrió el día entero sin que yo te viera.
Entonces salí del escondite para saber dónde estabas y caí entre tus compañeros que
me reconocieron y me hirieron. Escapé, pero perdiendo mi sangre, y hubiera
muerto a no curar tú mi herida. Quería matarte y tú me salvaste la vida. Si ahora
sigo vivo y tú lo quieres, te serviré como el más fiel de los esclavos y ordenaré a
mis hijos que obren lo mismo que yo.
Perdóname.
Sentíase el rey muy dichoso de haberse reconciliado tan fácilmente con un enemigo
y de haber hecho un amigo. No tan sólo le perdonó, sino que le prometió devolverle
sus bienes y enviar a buscar a sus criados y a un médico.
Una vez que hubo dicho adiós al herido, salió el rey a la puerta para buscar al
ermitaño. Antes de dejarlo, quería pedirle por última vez que respondiera a las
preguntas que le había hecho.
El ermitaño estaba en el patio en cuclillas y, cerca del macizo removido la víspera,
sembraba legumbres.
Aproximóse el rey y le dijo:
-Hombre sabio, por última vez te pido que respondas a mis preguntas.
-Pues si ya te fue dada la respuesta –exclamó el ermitaño sentándose sobre las
flacas pantorrillas y viendo de abajo arriba al rey que estaba delante de él.
9
-¡Cómo¡ ¿Qué ya obtuve la respuesta? –dijo el rey.
-Ciertamente –repuso el ermitaño-. Si tú no hubieras tenido ayer lástima de mi
debilidad ni removido en lugar de mí ese macizo, si te hubieras regresado solo, te
habría atacado tu enemigo y tú te arrepentirías de no haberte quedado conmigo.
Entonces el tiempo más oportuno era aquel durante el cual tú removías la tierra, y
yo era el hombre más importante y la obra más importante era hacerme bien.
Y después, cuando el hombre ha acudido, el tiempo más oportuno fue aquel en que
le cuidaste, y si no hubieras cuidado su herida hubiera muerto sin reconciliarse
contigo.
Entonces el hombre más importante era éste y lo que tú has hecho era la obra más
importante.
Así, pues, acuérdate de que el tiempo más oportuno es el único inmediato, y es el
más importante porque es solamente en tal momento cuando somos los amos de
nosotros mismos; y el hombre más necesario es aquel a quien se encuentra en este
momento.
Por lo tanto, la obra más importante es la de hacer el bien sin importar la persona,
su religión, su nacionalidad, sus preferencias, aun cuando sea nuestro enemigo y
hacer el bien cada vez, que este en nosotros poder ayudar a otras personas para que
se sientan inmensamente felices y satisfechos de ser parte de esta hermosa
humanidad.
Mil gracias y bendiciones a cada uno de ustedes por su tiempo y atención.
Ruiz Limón Ramón: Consultor e investigador en Ciencias de la Salud y Educación.

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Sesion 5 texto argumentativo
Sesion 5 texto  argumentativoSesion 5 texto  argumentativo
Sesion 5 texto argumentativo
patitavd
 
Examen de religiòn
Examen de religiònExamen de religiòn
Examen de religiòn
Lucy Arevalo
 
360839826 2-sesion-de-clase-dramatizacion
360839826 2-sesion-de-clase-dramatizacion360839826 2-sesion-de-clase-dramatizacion
360839826 2-sesion-de-clase-dramatizacion
wilderjamesbautistat
 
Inicio adverbio
Inicio adverbioInicio adverbio
Inicio adverbio
Jorge Espinoza Fernández
 
Sesión 2 (1)
 Sesión 2 (1) Sesión 2 (1)
Sesión 2 (1)
Yely G H
 
Derechos del niño en torno a la lectura
Derechos del niño en torno a la lecturaDerechos del niño en torno a la lectura
Derechos del niño en torno a la lectura
Víctor Jhony Caro Rituay
 
SESIÓN DE APRENDIZAJE: ORACIONES INCOMPLETAS
SESIÓN DE APRENDIZAJE: ORACIONES INCOMPLETASSESIÓN DE APRENDIZAJE: ORACIONES INCOMPLETAS
SESIÓN DE APRENDIZAJE: ORACIONES INCOMPLETAS
Juan Carlos Carranza Avalos
 
6º EXPERIENCIA DE APRENDIZAJE DE MARZO 1 (1).pdf
6º EXPERIENCIA DE APRENDIZAJE DE MARZO 1 (1).pdf6º EXPERIENCIA DE APRENDIZAJE DE MARZO 1 (1).pdf
6º EXPERIENCIA DE APRENDIZAJE DE MARZO 1 (1).pdf
GUILLERMOSANDOVALZAR
 
La oraci n_gramatical clase
La oraci n_gramatical  claseLa oraci n_gramatical  clase
La oraci n_gramatical clase
Maria Elena Fernandez Ramos
 
SESIONES DEL 19 AL 23 DE JUNIO.pdf
SESIONES DEL 19 AL 23 DE JUNIO.pdfSESIONES DEL 19 AL 23 DE JUNIO.pdf
SESIONES DEL 19 AL 23 DE JUNIO.pdf
SARAHRAZA10
 
Documentos primaria-sesiones-unidad03-segundo grado-integrados-2g-u3-sesion14
Documentos primaria-sesiones-unidad03-segundo grado-integrados-2g-u3-sesion14Documentos primaria-sesiones-unidad03-segundo grado-integrados-2g-u3-sesion14
Documentos primaria-sesiones-unidad03-segundo grado-integrados-2g-u3-sesion14
Teresa Clotilde Ojeda Sánchez
 
Sesión de aprendizaje juegos forma palabras
Sesión de aprendizaje  juegos forma palabrasSesión de aprendizaje  juegos forma palabras
Sesión de aprendizaje juegos forma palabras
Jose Farronay Diaz
 
SC1 leemos sobre las plantas S27.pdf
SC1 leemos sobre las plantas S27.pdfSC1 leemos sobre las plantas S27.pdf
SC1 leemos sobre las plantas S27.pdf
CielitoAzul5
 
Sesión: Narración de una Biografía
Sesión: Narración de una Biografía Sesión: Narración de una Biografía
Sesión: Narración de una Biografía
rociobetty
 
Obras Corporales de Misericordia
Obras Corporales de MisericordiaObras Corporales de Misericordia
Obras Corporales de Misericordia
alvitanny
 
Experiencias de aprendizaje 6to grado
Experiencias de aprendizaje 6to gradoExperiencias de aprendizaje 6to grado
Experiencias de aprendizaje 6to grado
Sulio Chacón Yauris
 
Sesión de aprendizaje
Sesión de aprendizajeSesión de aprendizaje
Sesión de aprendizaje
rosa elena tarrillo samar
 
Sesion de un texto descriptivo
Sesion de un texto descriptivoSesion de un texto descriptivo
Sesion de un texto descriptivo
JHENESISMAIHUALINAQU
 
Sesión de aprendizaje
Sesión de aprendizajeSesión de aprendizaje
EXPERIENCIA DE APRENDIZAJE N° 02.docx
EXPERIENCIA DE APRENDIZAJE N° 02.docxEXPERIENCIA DE APRENDIZAJE N° 02.docx
EXPERIENCIA DE APRENDIZAJE N° 02.docx
MirellaFC1
 

La actualidad más candente (20)

Sesion 5 texto argumentativo
Sesion 5 texto  argumentativoSesion 5 texto  argumentativo
Sesion 5 texto argumentativo
 
Examen de religiòn
Examen de religiònExamen de religiòn
Examen de religiòn
 
360839826 2-sesion-de-clase-dramatizacion
360839826 2-sesion-de-clase-dramatizacion360839826 2-sesion-de-clase-dramatizacion
360839826 2-sesion-de-clase-dramatizacion
 
Inicio adverbio
Inicio adverbioInicio adverbio
Inicio adverbio
 
Sesión 2 (1)
 Sesión 2 (1) Sesión 2 (1)
Sesión 2 (1)
 
Derechos del niño en torno a la lectura
Derechos del niño en torno a la lecturaDerechos del niño en torno a la lectura
Derechos del niño en torno a la lectura
 
SESIÓN DE APRENDIZAJE: ORACIONES INCOMPLETAS
SESIÓN DE APRENDIZAJE: ORACIONES INCOMPLETASSESIÓN DE APRENDIZAJE: ORACIONES INCOMPLETAS
SESIÓN DE APRENDIZAJE: ORACIONES INCOMPLETAS
 
6º EXPERIENCIA DE APRENDIZAJE DE MARZO 1 (1).pdf
6º EXPERIENCIA DE APRENDIZAJE DE MARZO 1 (1).pdf6º EXPERIENCIA DE APRENDIZAJE DE MARZO 1 (1).pdf
6º EXPERIENCIA DE APRENDIZAJE DE MARZO 1 (1).pdf
 
La oraci n_gramatical clase
La oraci n_gramatical  claseLa oraci n_gramatical  clase
La oraci n_gramatical clase
 
SESIONES DEL 19 AL 23 DE JUNIO.pdf
SESIONES DEL 19 AL 23 DE JUNIO.pdfSESIONES DEL 19 AL 23 DE JUNIO.pdf
SESIONES DEL 19 AL 23 DE JUNIO.pdf
 
Documentos primaria-sesiones-unidad03-segundo grado-integrados-2g-u3-sesion14
Documentos primaria-sesiones-unidad03-segundo grado-integrados-2g-u3-sesion14Documentos primaria-sesiones-unidad03-segundo grado-integrados-2g-u3-sesion14
Documentos primaria-sesiones-unidad03-segundo grado-integrados-2g-u3-sesion14
 
Sesión de aprendizaje juegos forma palabras
Sesión de aprendizaje  juegos forma palabrasSesión de aprendizaje  juegos forma palabras
Sesión de aprendizaje juegos forma palabras
 
SC1 leemos sobre las plantas S27.pdf
SC1 leemos sobre las plantas S27.pdfSC1 leemos sobre las plantas S27.pdf
SC1 leemos sobre las plantas S27.pdf
 
Sesión: Narración de una Biografía
Sesión: Narración de una Biografía Sesión: Narración de una Biografía
Sesión: Narración de una Biografía
 
Obras Corporales de Misericordia
Obras Corporales de MisericordiaObras Corporales de Misericordia
Obras Corporales de Misericordia
 
Experiencias de aprendizaje 6to grado
Experiencias de aprendizaje 6to gradoExperiencias de aprendizaje 6to grado
Experiencias de aprendizaje 6to grado
 
Sesión de aprendizaje
Sesión de aprendizajeSesión de aprendizaje
Sesión de aprendizaje
 
Sesion de un texto descriptivo
Sesion de un texto descriptivoSesion de un texto descriptivo
Sesion de un texto descriptivo
 
Sesión de aprendizaje
Sesión de aprendizajeSesión de aprendizaje
Sesión de aprendizaje
 
EXPERIENCIA DE APRENDIZAJE N° 02.docx
EXPERIENCIA DE APRENDIZAJE N° 02.docxEXPERIENCIA DE APRENDIZAJE N° 02.docx
EXPERIENCIA DE APRENDIZAJE N° 02.docx
 

Destacado

El boom-latinoamericano
El boom-latinoamericanoEl boom-latinoamericano
El boom-latinoamericano
Mtorrejon257
 
El boom-latinoamericano diapositivas
El boom-latinoamericano diapositivasEl boom-latinoamericano diapositivas
El boom-latinoamericano diapositivas
mages0330
 
Preguntas del boom latinoamericano
Preguntas del boom latinoamericanoPreguntas del boom latinoamericano
Preguntas del boom latinoamericano
Jose Lupú
 
ejemplo de ensayo comparativo (guía)
ejemplo de ensayo comparativo (guía)ejemplo de ensayo comparativo (guía)
ejemplo de ensayo comparativo (guía)
Meli Aguilera
 
titulos de ensayos para niños de primaria de quinto y sexto grado
titulos de ensayos para niños de primaria de quinto y sexto gradotitulos de ensayos para niños de primaria de quinto y sexto grado
titulos de ensayos para niños de primaria de quinto y sexto grado
Manuel Nicolas
 
Boom latinoamericano
Boom latinoamericanoBoom latinoamericano
Boom latinoamericano
maria fernanda madariaga rendon
 
El Boom Latinoamericano
El Boom LatinoamericanoEl Boom Latinoamericano
El Boom Latinoamericano
Carloaram
 
drogadicción introduccion,desarrollo.objetivo
 drogadicción introduccion,desarrollo.objetivo drogadicción introduccion,desarrollo.objetivo
drogadicción introduccion,desarrollo.objetivo
JaiRo ChimBa
 
El ensayo y su estructura
El ensayo y su estructuraEl ensayo y su estructura
El ensayo y su estructura
Eduar Espinal
 
El boom de la literatura latinoamericana
El boom de la literatura latinoamericanaEl boom de la literatura latinoamericana
El boom de la literatura latinoamericana
Gustavo Simon Aura
 

Destacado (10)

El boom-latinoamericano
El boom-latinoamericanoEl boom-latinoamericano
El boom-latinoamericano
 
El boom-latinoamericano diapositivas
El boom-latinoamericano diapositivasEl boom-latinoamericano diapositivas
El boom-latinoamericano diapositivas
 
Preguntas del boom latinoamericano
Preguntas del boom latinoamericanoPreguntas del boom latinoamericano
Preguntas del boom latinoamericano
 
ejemplo de ensayo comparativo (guía)
ejemplo de ensayo comparativo (guía)ejemplo de ensayo comparativo (guía)
ejemplo de ensayo comparativo (guía)
 
titulos de ensayos para niños de primaria de quinto y sexto grado
titulos de ensayos para niños de primaria de quinto y sexto gradotitulos de ensayos para niños de primaria de quinto y sexto grado
titulos de ensayos para niños de primaria de quinto y sexto grado
 
Boom latinoamericano
Boom latinoamericanoBoom latinoamericano
Boom latinoamericano
 
El Boom Latinoamericano
El Boom LatinoamericanoEl Boom Latinoamericano
El Boom Latinoamericano
 
drogadicción introduccion,desarrollo.objetivo
 drogadicción introduccion,desarrollo.objetivo drogadicción introduccion,desarrollo.objetivo
drogadicción introduccion,desarrollo.objetivo
 
El ensayo y su estructura
El ensayo y su estructuraEl ensayo y su estructura
El ensayo y su estructura
 
El boom de la literatura latinoamericana
El boom de la literatura latinoamericanaEl boom de la literatura latinoamericana
El boom de la literatura latinoamericana
 

Similar a Cuentos san francisco de asis y las tres preguntas del rey

Donquijote parte2
Donquijote parte2Donquijote parte2
Donquijote parte2
ginocuarite2015
 
Donquijote parte2 (1)
Donquijote parte2 (1)Donquijote parte2 (1)
Donquijote parte2 (1)
ginocuarite2015
 
I,ustraciones para temas de fe o fidelidad
I,ustraciones para temas de fe o fidelidadI,ustraciones para temas de fe o fidelidad
I,ustraciones para temas de fe o fidelidad
WillianySusy Flores
 
Don Quijote 2da parte
Don Quijote 2da parteDon Quijote 2da parte
Don Quijote 2da parte
Alejandra Martínez
 
EL_LAZARILLO_DE_TORNES_LIBRO_PDF.pdf
EL_LAZARILLO_DE_TORNES_LIBRO_PDF.pdfEL_LAZARILLO_DE_TORNES_LIBRO_PDF.pdf
EL_LAZARILLO_DE_TORNES_LIBRO_PDF.pdf
NicolChenoaSantamari
 
Cervantes, miguel de don quijote de la mancha ii
Cervantes, miguel de   don quijote de la mancha iiCervantes, miguel de   don quijote de la mancha ii
Cervantes, miguel de don quijote de la mancha ii
Susanagp96
 
¿Qué encontró Jesús en su pueblo natal?
¿Qué encontró Jesús en su pueblo natal? ¿Qué encontró Jesús en su pueblo natal?
¿Qué encontró Jesús en su pueblo natal?
Universidad Tecnológica del Perú
 
El Lazarillo de Tormes
El Lazarillo de TormesEl Lazarillo de Tormes
Parábolas
ParábolasParábolas
Libro arameo de Ajicar
Libro arameo de AjicarLibro arameo de Ajicar
Libro arameo de Ajicar
Agustín Ramos
 
01. diez cuentos de las mil y una noches autot literatura clásica de oriente ...
01. diez cuentos de las mil y una noches autot literatura clásica de oriente ...01. diez cuentos de las mil y una noches autot literatura clásica de oriente ...
01. diez cuentos de las mil y una noches autot literatura clásica de oriente ...
ELIANATECSECHAVEZ
 
Te vi...
Te vi...Te vi...
Te vi...
Franchis04
 
Un cuento
Un cuentoUn cuento
Un cuento
Franchis04
 
Un cuento
Un cuentoUn cuento
PARÀBOLAS
PARÀBOLASPARÀBOLAS
Un cuento
Un cuentoUn cuento
Un cuento
angerlymoscoso
 
06 39 segundo apocalipsis de jaime www.gftaognosticaespiritual.org
06 39 segundo apocalipsis de jaime  www.gftaognosticaespiritual.org06 39 segundo apocalipsis de jaime  www.gftaognosticaespiritual.org
06 39 segundo apocalipsis de jaime www.gftaognosticaespiritual.org
Gran Fratervidad Tao Gnostica Espiritual Org
 
Taller 3: Lectura las Mil y una noches
Taller 3: Lectura las Mil y una nochesTaller 3: Lectura las Mil y una noches
Taller 3: Lectura las Mil y una noches
Daniel Ruíz Suárez
 
Cuentos de Dharma para niños
Cuentos de Dharma para niñosCuentos de Dharma para niños
Cuentos de Dharma para niños
Karma Wangchuk Sengue
 
Quijote tercer ciclo
Quijote tercer  cicloQuijote tercer  ciclo
Quijote tercer ciclo
colegioelatabalmalaga
 

Similar a Cuentos san francisco de asis y las tres preguntas del rey (20)

Donquijote parte2
Donquijote parte2Donquijote parte2
Donquijote parte2
 
Donquijote parte2 (1)
Donquijote parte2 (1)Donquijote parte2 (1)
Donquijote parte2 (1)
 
I,ustraciones para temas de fe o fidelidad
I,ustraciones para temas de fe o fidelidadI,ustraciones para temas de fe o fidelidad
I,ustraciones para temas de fe o fidelidad
 
Don Quijote 2da parte
Don Quijote 2da parteDon Quijote 2da parte
Don Quijote 2da parte
 
EL_LAZARILLO_DE_TORNES_LIBRO_PDF.pdf
EL_LAZARILLO_DE_TORNES_LIBRO_PDF.pdfEL_LAZARILLO_DE_TORNES_LIBRO_PDF.pdf
EL_LAZARILLO_DE_TORNES_LIBRO_PDF.pdf
 
Cervantes, miguel de don quijote de la mancha ii
Cervantes, miguel de   don quijote de la mancha iiCervantes, miguel de   don quijote de la mancha ii
Cervantes, miguel de don quijote de la mancha ii
 
¿Qué encontró Jesús en su pueblo natal?
¿Qué encontró Jesús en su pueblo natal? ¿Qué encontró Jesús en su pueblo natal?
¿Qué encontró Jesús en su pueblo natal?
 
El Lazarillo de Tormes
El Lazarillo de TormesEl Lazarillo de Tormes
El Lazarillo de Tormes
 
Parábolas
ParábolasParábolas
Parábolas
 
Libro arameo de Ajicar
Libro arameo de AjicarLibro arameo de Ajicar
Libro arameo de Ajicar
 
01. diez cuentos de las mil y una noches autot literatura clásica de oriente ...
01. diez cuentos de las mil y una noches autot literatura clásica de oriente ...01. diez cuentos de las mil y una noches autot literatura clásica de oriente ...
01. diez cuentos de las mil y una noches autot literatura clásica de oriente ...
 
Te vi...
Te vi...Te vi...
Te vi...
 
Un cuento
Un cuentoUn cuento
Un cuento
 
Un cuento
Un cuentoUn cuento
Un cuento
 
PARÀBOLAS
PARÀBOLASPARÀBOLAS
PARÀBOLAS
 
Un cuento
Un cuentoUn cuento
Un cuento
 
06 39 segundo apocalipsis de jaime www.gftaognosticaespiritual.org
06 39 segundo apocalipsis de jaime  www.gftaognosticaespiritual.org06 39 segundo apocalipsis de jaime  www.gftaognosticaespiritual.org
06 39 segundo apocalipsis de jaime www.gftaognosticaespiritual.org
 
Taller 3: Lectura las Mil y una noches
Taller 3: Lectura las Mil y una nochesTaller 3: Lectura las Mil y una noches
Taller 3: Lectura las Mil y una noches
 
Cuentos de Dharma para niños
Cuentos de Dharma para niñosCuentos de Dharma para niños
Cuentos de Dharma para niños
 
Quijote tercer ciclo
Quijote tercer  cicloQuijote tercer  ciclo
Quijote tercer ciclo
 

Más de Euler

La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdfLa mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
Euler
 
Sectores de la mente y la comprension 1990.pdf
Sectores de la mente y la comprension 1990.pdfSectores de la mente y la comprension 1990.pdf
Sectores de la mente y la comprension 1990.pdf
Euler
 
El hombre interior y Cristo.pdf
El hombre interior y Cristo.pdfEl hombre interior y Cristo.pdf
El hombre interior y Cristo.pdf
Euler
 
El poder del pensamiento y la palabra del hombre
El poder del pensamiento y la palabra del hombreEl poder del pensamiento y la palabra del hombre
El poder del pensamiento y la palabra del hombre
Euler
 
Cifras covid 19 marzo a 19 abril 2020
Cifras covid 19 marzo a 19 abril 2020Cifras covid 19 marzo a 19 abril 2020
Cifras covid 19 marzo a 19 abril 2020
Euler
 
El desarrollo psicosocial del sujeto 02
El desarrollo psicosocial del sujeto 02El desarrollo psicosocial del sujeto 02
El desarrollo psicosocial del sujeto 02
Euler
 
La mente humana y la autoobservacion 1986
La mente humana y la autoobservacion 1986La mente humana y la autoobservacion 1986
La mente humana y la autoobservacion 1986
Euler
 
La mente humana y la autoobservacion
La mente humana y la autoobservacionLa mente humana y la autoobservacion
La mente humana y la autoobservacion
Euler
 
Estudio de la conciencia humana
Estudio de la conciencia humanaEstudio de la conciencia humana
Estudio de la conciencia humana
Euler
 
Literatura y el metodo didactico
Literatura y el metodo didacticoLiteratura y el metodo didactico
Literatura y el metodo didactico
Euler
 
La honestidad y el encuentro consigo mismo
La honestidad y el encuentro consigo mismoLa honestidad y el encuentro consigo mismo
La honestidad y el encuentro consigo mismo
Euler
 
La honestidad y el encuentro son consigo mismo
La honestidad y el encuentro son  consigo mismoLa honestidad y el encuentro son  consigo mismo
La honestidad y el encuentro son consigo mismo
Euler
 
Planeación Estrategica y el Plan Municipal de Desarrollo
Planeación Estrategica y el Plan Municipal de DesarrolloPlaneación Estrategica y el Plan Municipal de Desarrollo
Planeación Estrategica y el Plan Municipal de Desarrollo
Euler
 
El poder de los dichos de la boca y el pensamiento
El poder de los dichos de la boca y el pensamientoEl poder de los dichos de la boca y el pensamiento
El poder de los dichos de la boca y el pensamiento
Euler
 
El poder de los dichos de la boca y el pensamiento
El poder de los dichos de la boca y el pensamientoEl poder de los dichos de la boca y el pensamiento
El poder de los dichos de la boca y el pensamiento
Euler
 
El desarrollo social y politico mexico 1521 a 2018
El desarrollo social y politico mexico 1521 a 2018El desarrollo social y politico mexico 1521 a 2018
El desarrollo social y politico mexico 1521 a 2018
Euler
 
Retos y desafios mexico 2019 ramon ruiz
Retos y desafios  mexico 2019 ramon ruizRetos y desafios  mexico 2019 ramon ruiz
Retos y desafios mexico 2019 ramon ruiz
Euler
 
Dichos de la boca y pensamientos 1996
Dichos de la boca y pensamientos 1996Dichos de la boca y pensamientos 1996
Dichos de la boca y pensamientos 1996
Euler
 
El poder de dichos de la boca y pensamientos
El poder de dichos de la boca y pensamientosEl poder de dichos de la boca y pensamientos
El poder de dichos de la boca y pensamientos
Euler
 
El proposito de la vida 2000
El proposito de la vida 2000El proposito de la vida 2000
El proposito de la vida 2000
Euler
 

Más de Euler (20)

La mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdfLa mente Interna y externa Metodo.pdf
La mente Interna y externa Metodo.pdf
 
Sectores de la mente y la comprension 1990.pdf
Sectores de la mente y la comprension 1990.pdfSectores de la mente y la comprension 1990.pdf
Sectores de la mente y la comprension 1990.pdf
 
El hombre interior y Cristo.pdf
El hombre interior y Cristo.pdfEl hombre interior y Cristo.pdf
El hombre interior y Cristo.pdf
 
El poder del pensamiento y la palabra del hombre
El poder del pensamiento y la palabra del hombreEl poder del pensamiento y la palabra del hombre
El poder del pensamiento y la palabra del hombre
 
Cifras covid 19 marzo a 19 abril 2020
Cifras covid 19 marzo a 19 abril 2020Cifras covid 19 marzo a 19 abril 2020
Cifras covid 19 marzo a 19 abril 2020
 
El desarrollo psicosocial del sujeto 02
El desarrollo psicosocial del sujeto 02El desarrollo psicosocial del sujeto 02
El desarrollo psicosocial del sujeto 02
 
La mente humana y la autoobservacion 1986
La mente humana y la autoobservacion 1986La mente humana y la autoobservacion 1986
La mente humana y la autoobservacion 1986
 
La mente humana y la autoobservacion
La mente humana y la autoobservacionLa mente humana y la autoobservacion
La mente humana y la autoobservacion
 
Estudio de la conciencia humana
Estudio de la conciencia humanaEstudio de la conciencia humana
Estudio de la conciencia humana
 
Literatura y el metodo didactico
Literatura y el metodo didacticoLiteratura y el metodo didactico
Literatura y el metodo didactico
 
La honestidad y el encuentro consigo mismo
La honestidad y el encuentro consigo mismoLa honestidad y el encuentro consigo mismo
La honestidad y el encuentro consigo mismo
 
La honestidad y el encuentro son consigo mismo
La honestidad y el encuentro son  consigo mismoLa honestidad y el encuentro son  consigo mismo
La honestidad y el encuentro son consigo mismo
 
Planeación Estrategica y el Plan Municipal de Desarrollo
Planeación Estrategica y el Plan Municipal de DesarrolloPlaneación Estrategica y el Plan Municipal de Desarrollo
Planeación Estrategica y el Plan Municipal de Desarrollo
 
El poder de los dichos de la boca y el pensamiento
El poder de los dichos de la boca y el pensamientoEl poder de los dichos de la boca y el pensamiento
El poder de los dichos de la boca y el pensamiento
 
El poder de los dichos de la boca y el pensamiento
El poder de los dichos de la boca y el pensamientoEl poder de los dichos de la boca y el pensamiento
El poder de los dichos de la boca y el pensamiento
 
El desarrollo social y politico mexico 1521 a 2018
El desarrollo social y politico mexico 1521 a 2018El desarrollo social y politico mexico 1521 a 2018
El desarrollo social y politico mexico 1521 a 2018
 
Retos y desafios mexico 2019 ramon ruiz
Retos y desafios  mexico 2019 ramon ruizRetos y desafios  mexico 2019 ramon ruiz
Retos y desafios mexico 2019 ramon ruiz
 
Dichos de la boca y pensamientos 1996
Dichos de la boca y pensamientos 1996Dichos de la boca y pensamientos 1996
Dichos de la boca y pensamientos 1996
 
El poder de dichos de la boca y pensamientos
El poder de dichos de la boca y pensamientosEl poder de dichos de la boca y pensamientos
El poder de dichos de la boca y pensamientos
 
El proposito de la vida 2000
El proposito de la vida 2000El proposito de la vida 2000
El proposito de la vida 2000
 

Último

Maikell-Victor-Quimica-2024-Volume-2.pdf
Maikell-Victor-Quimica-2024-Volume-2.pdfMaikell-Victor-Quimica-2024-Volume-2.pdf
Maikell-Victor-Quimica-2024-Volume-2.pdf
DevinsideSolutions
 
Inteligencia Artificial en el Aprendizaje Basado en Proyectos Ccesa007.pdf
Inteligencia Artificial  en el  Aprendizaje Basado en Proyectos  Ccesa007.pdfInteligencia Artificial  en el  Aprendizaje Basado en Proyectos  Ccesa007.pdf
Inteligencia Artificial en el Aprendizaje Basado en Proyectos Ccesa007.pdf
Demetrio Ccesa Rayme
 
modulo de sistema educativo peruano 2024
modulo de sistema educativo peruano 2024modulo de sistema educativo peruano 2024
modulo de sistema educativo peruano 2024
RubnTAIPEHAQQUEHUA1
 
UESJLS Robótica Clase 19 - Dibujo de un polígono sobre otro
UESJLS Robótica Clase 19 - Dibujo de un  polígono sobre otroUESJLS Robótica Clase 19 - Dibujo de un  polígono sobre otro
UESJLS Robótica Clase 19 - Dibujo de un polígono sobre otro
Docente Informático
 
Ejercicios propuestos (if , switch).docx
Ejercicios propuestos (if , switch).docxEjercicios propuestos (if , switch).docx
Ejercicios propuestos (if , switch).docx
sebastianjacome1808
 
Módulo de lectoescritura para primer grado
Módulo de lectoescritura para primer gradoMódulo de lectoescritura para primer grado
Módulo de lectoescritura para primer grado
marilynfloresyomona1
 
DIPLOMA Teachers For Future junio2024.pdf
DIPLOMA Teachers For Future junio2024.pdfDIPLOMA Teachers For Future junio2024.pdf
DIPLOMA Teachers For Future junio2024.pdf
Alfaresbilingual
 
Sesion-de-Proyecto-Eureka para proyectos
Sesion-de-Proyecto-Eureka para proyectosSesion-de-Proyecto-Eureka para proyectos
Sesion-de-Proyecto-Eureka para proyectos
orlandoAragonVelasqu1
 
Os presentamos un nuevo Acompaña2 en Relideleon
Os presentamos un nuevo Acompaña2 en RelideleonOs presentamos un nuevo Acompaña2 en Relideleon
Os presentamos un nuevo Acompaña2 en Relideleon
Profes de Relideleón Apellidos
 
Instructivo de Habilidades Socioemocionales y Factores de Riesgo Ccesa007.pdf
Instructivo de Habilidades Socioemocionales y Factores de Riesgo  Ccesa007.pdfInstructivo de Habilidades Socioemocionales y Factores de Riesgo  Ccesa007.pdf
Instructivo de Habilidades Socioemocionales y Factores de Riesgo Ccesa007.pdf
Demetrio Ccesa Rayme
 
Marketing responsable - Ética y Responsabilidad Social Empresarial
Marketing responsable - Ética y Responsabilidad Social EmpresarialMarketing responsable - Ética y Responsabilidad Social Empresarial
Marketing responsable - Ética y Responsabilidad Social Empresarial
JonathanCovena1
 
ALCANOS I Características de los alcanos · Son hidrocarburos saturados porque...
ALCANOS I Características de los alcanos · Son hidrocarburos saturados porque...ALCANOS I Características de los alcanos · Son hidrocarburos saturados porque...
ALCANOS I Características de los alcanos · Son hidrocarburos saturados porque...
YovanaSaavedra1
 
Apoplejia_UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR
Apoplejia_UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADORApoplejia_UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR
Apoplejia_UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR
NicoleEnriquez19
 
PPT: Los acontecimientos finales de la tierra
PPT: Los acontecimientos finales de la tierraPPT: Los acontecimientos finales de la tierra
PPT: Los acontecimientos finales de la tierra
https://gramadal.wordpress.com/
 
fichas de San Pedro y San Pablo Inicial.docx
fichas de San Pedro y San Pablo Inicial.docxfichas de San Pedro y San Pablo Inicial.docx
fichas de San Pedro y San Pablo Inicial.docx
MarthaAparcana
 
Leyes de los gases según Boyle-Marriote, Charles, Gay- Lussac, Ley general de...
Leyes de los gases según Boyle-Marriote, Charles, Gay- Lussac, Ley general de...Leyes de los gases según Boyle-Marriote, Charles, Gay- Lussac, Ley general de...
Leyes de los gases según Boyle-Marriote, Charles, Gay- Lussac, Ley general de...
Shirley Vásquez Esparza
 
UESJLS Robótica Clase 16 - vr.vex.com - Unidades 1 a 4 - Evaluación
UESJLS Robótica Clase 16 - vr.vex.com - Unidades 1 a 4 - EvaluaciónUESJLS Robótica Clase 16 - vr.vex.com - Unidades 1 a 4 - Evaluación
UESJLS Robótica Clase 16 - vr.vex.com - Unidades 1 a 4 - Evaluación
Docente Informático
 
La orientación educativa en el proceso de enseñanza-aprendizaje.pptx
La orientación educativa en el proceso de enseñanza-aprendizaje.pptxLa orientación educativa en el proceso de enseñanza-aprendizaje.pptx
La orientación educativa en el proceso de enseñanza-aprendizaje.pptx
PaolaAlejandraCarmon1
 
USO DEL MODELO DE CAPAS TCP/IP Y MODELO OSI
USO DEL MODELO DE CAPAS TCP/IP Y MODELO OSIUSO DEL MODELO DE CAPAS TCP/IP Y MODELO OSI
USO DEL MODELO DE CAPAS TCP/IP Y MODELO OSI
J Martin Luzon
 
planificación diaria trastorno del lenguaje.docx
planificación diaria trastorno del lenguaje.docxplanificación diaria trastorno del lenguaje.docx
planificación diaria trastorno del lenguaje.docx
Elsa71869
 

Último (20)

Maikell-Victor-Quimica-2024-Volume-2.pdf
Maikell-Victor-Quimica-2024-Volume-2.pdfMaikell-Victor-Quimica-2024-Volume-2.pdf
Maikell-Victor-Quimica-2024-Volume-2.pdf
 
Inteligencia Artificial en el Aprendizaje Basado en Proyectos Ccesa007.pdf
Inteligencia Artificial  en el  Aprendizaje Basado en Proyectos  Ccesa007.pdfInteligencia Artificial  en el  Aprendizaje Basado en Proyectos  Ccesa007.pdf
Inteligencia Artificial en el Aprendizaje Basado en Proyectos Ccesa007.pdf
 
modulo de sistema educativo peruano 2024
modulo de sistema educativo peruano 2024modulo de sistema educativo peruano 2024
modulo de sistema educativo peruano 2024
 
UESJLS Robótica Clase 19 - Dibujo de un polígono sobre otro
UESJLS Robótica Clase 19 - Dibujo de un  polígono sobre otroUESJLS Robótica Clase 19 - Dibujo de un  polígono sobre otro
UESJLS Robótica Clase 19 - Dibujo de un polígono sobre otro
 
Ejercicios propuestos (if , switch).docx
Ejercicios propuestos (if , switch).docxEjercicios propuestos (if , switch).docx
Ejercicios propuestos (if , switch).docx
 
Módulo de lectoescritura para primer grado
Módulo de lectoescritura para primer gradoMódulo de lectoescritura para primer grado
Módulo de lectoescritura para primer grado
 
DIPLOMA Teachers For Future junio2024.pdf
DIPLOMA Teachers For Future junio2024.pdfDIPLOMA Teachers For Future junio2024.pdf
DIPLOMA Teachers For Future junio2024.pdf
 
Sesion-de-Proyecto-Eureka para proyectos
Sesion-de-Proyecto-Eureka para proyectosSesion-de-Proyecto-Eureka para proyectos
Sesion-de-Proyecto-Eureka para proyectos
 
Os presentamos un nuevo Acompaña2 en Relideleon
Os presentamos un nuevo Acompaña2 en RelideleonOs presentamos un nuevo Acompaña2 en Relideleon
Os presentamos un nuevo Acompaña2 en Relideleon
 
Instructivo de Habilidades Socioemocionales y Factores de Riesgo Ccesa007.pdf
Instructivo de Habilidades Socioemocionales y Factores de Riesgo  Ccesa007.pdfInstructivo de Habilidades Socioemocionales y Factores de Riesgo  Ccesa007.pdf
Instructivo de Habilidades Socioemocionales y Factores de Riesgo Ccesa007.pdf
 
Marketing responsable - Ética y Responsabilidad Social Empresarial
Marketing responsable - Ética y Responsabilidad Social EmpresarialMarketing responsable - Ética y Responsabilidad Social Empresarial
Marketing responsable - Ética y Responsabilidad Social Empresarial
 
ALCANOS I Características de los alcanos · Son hidrocarburos saturados porque...
ALCANOS I Características de los alcanos · Son hidrocarburos saturados porque...ALCANOS I Características de los alcanos · Son hidrocarburos saturados porque...
ALCANOS I Características de los alcanos · Son hidrocarburos saturados porque...
 
Apoplejia_UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR
Apoplejia_UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADORApoplejia_UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR
Apoplejia_UNIVERSIDAD CENTRAL DEL ECUADOR
 
PPT: Los acontecimientos finales de la tierra
PPT: Los acontecimientos finales de la tierraPPT: Los acontecimientos finales de la tierra
PPT: Los acontecimientos finales de la tierra
 
fichas de San Pedro y San Pablo Inicial.docx
fichas de San Pedro y San Pablo Inicial.docxfichas de San Pedro y San Pablo Inicial.docx
fichas de San Pedro y San Pablo Inicial.docx
 
Leyes de los gases según Boyle-Marriote, Charles, Gay- Lussac, Ley general de...
Leyes de los gases según Boyle-Marriote, Charles, Gay- Lussac, Ley general de...Leyes de los gases según Boyle-Marriote, Charles, Gay- Lussac, Ley general de...
Leyes de los gases según Boyle-Marriote, Charles, Gay- Lussac, Ley general de...
 
UESJLS Robótica Clase 16 - vr.vex.com - Unidades 1 a 4 - Evaluación
UESJLS Robótica Clase 16 - vr.vex.com - Unidades 1 a 4 - EvaluaciónUESJLS Robótica Clase 16 - vr.vex.com - Unidades 1 a 4 - Evaluación
UESJLS Robótica Clase 16 - vr.vex.com - Unidades 1 a 4 - Evaluación
 
La orientación educativa en el proceso de enseñanza-aprendizaje.pptx
La orientación educativa en el proceso de enseñanza-aprendizaje.pptxLa orientación educativa en el proceso de enseñanza-aprendizaje.pptx
La orientación educativa en el proceso de enseñanza-aprendizaje.pptx
 
USO DEL MODELO DE CAPAS TCP/IP Y MODELO OSI
USO DEL MODELO DE CAPAS TCP/IP Y MODELO OSIUSO DEL MODELO DE CAPAS TCP/IP Y MODELO OSI
USO DEL MODELO DE CAPAS TCP/IP Y MODELO OSI
 
planificación diaria trastorno del lenguaje.docx
planificación diaria trastorno del lenguaje.docxplanificación diaria trastorno del lenguaje.docx
planificación diaria trastorno del lenguaje.docx
 

Cuentos san francisco de asis y las tres preguntas del rey

  • 1. 1 ¿Cómo san francisco de Asís sano a un leproso de cuerpo y espíritu? El verdadero discípulo de Cristo, San Francisco de Asís, viviendo, ingeniábase con todas sus fuerzas en seguir a Cristo, perfecto maestro; de aquí sucedía frecuentes veces, que a quien él sanaba el cuerpo, Dios sanábale el alma. Y por eso, no solamente servía con gusto a los leprosos, sino que, además, había ordenada que los hermanos de su Orden, en sus andanzas y descanso por el mundo, sirvieran a los leprosos por amor de Cristo. En un convento, cerca de donde vivía entonces San Francisco, los hermanos servían en un hospital a los leprosos y enfermos. Y había un leproso tan impaciente y tan insoportable, que todos creían que estaba poseído del demonio, porque maltrataba de palabra y golpeaba brutalmente a quien le servía; y –lo que era pero-, blasfemaba en modo tal, que no se encontraba quien lo quisiera o pudiese servir. Y sucedía que las injurias o villanías propias, intentaban los hermanos llevarlas pacientemente para acrecer el mérito de la paciencia, mientras que, no pudiendo soportar sus conciencias las injurias contra Dios, determináronse a abandonarle del todo; pero no lo quisieron hacer hasta que se lo dijeran ordenadamente a San Francisco de Asís. Y dicho que se lo hubieron, fue San Francisco a aquel leproso perverso, y, llegándose a él, saludóle diciendo: -Dios te dé paz, hermano mío amadísimo. Respondió el leproso, reprochándole ásperamente: -¿Qué paz puede haber de Dios que me ha quitado la paz y todo bien y me ha hecho flaco y maldiciente?
  • 2. 2 Y San Francisco dijo: -Hijo ten paciencia, porque las enfermedades del cuerpo nos las da Dios en este mundo para salud del alma, porque son de gran mérito cuando son llevadas pacientemente. Respondió el enfermo: -¿Y cómo puedo llevar pacientemente la pena que sufro día y noche? Y no estoy afligido únicamente por mi enfermedad, sino que me hacen pero los frailes que me diste para que me sirvieran como deben. Entonces San Francisco, conociendo que este leproso estaba poseído del espíritu maligno, fue a ponerse en oración y rogó a Dios devotamente por él. Y Hecha la oración volvió a él, y dícele así: -Hijo, quiero servirte yo, pues que no estás contento con los otros. -Pláceme- dijo el enfermo- ¿Pero qué más puedes hacer tú que lo otros? Respondió San Francisco: -Lo que tú quiera haré. Dijo el enfermo: -Quiero que me laves por completo, porque huelo tan fuertemente que yo mismo no lo puedo sufrir. Entonces San Francisco hizo en seguida calentar agua con muchas yerbas olorosas; luego le desnuda y comienza a lavarlo con sus manos, mientras otro fraile tenía el agua. Y donde San Francisco tocaba con sus santas manos, desaparecía la lepra y quedaba la carne completamente sana.
  • 3. 3 Y así como empezó a sanar la carne, empezó a sanar el alma, y viendo el leproso que comenzaba a curar, comenzó a tener gran arrepentimiento de sus pecados y a llorar amargamente. De manera que mientras el cuerpo se limpiaba de la lepra por el lavatorio de agua, el alma, dentro, se limpiaba del pecado por las lágrimas. Y estando perfectamente sano en cuanto al cuerpo y en cuanto al alma, humildemente acusaba sus culpas, y decía llorando en alta voz: -¡Ay de mí, que soy merecedor del Infierno por las villanías e injurias que hice a los hermanos frailes y por la impaciencia y las blasfemias que he dicho¡ Ruiz Limón Ramón Consultor e investigador en ciencias de la Salud, Ciencias de la Educación y Filosofía de la Ciencia. www.slideshare.net/euler/slideshows Correo electrónico: lkhume@hotmail.com
  • 4. 4 Tres preguntas que un día un rey formuló en su vida Cierta vez hubo un rey, que pensó que si él supiera siempre el momento en que es preciso comenzar cada obra, con qué gentes hay que trabajar, con cuáles no y principalmente, si supiera siempre, qué negocio o actividad es el más importante, entonces jamás tendría contrariedades y su vida sería placentera y de felicidad. El rey, después de haber reflexionado profundamente sus preguntas, hizo saber por todo su reino, que daría una gran recompensa al que le descubriese, cómo saber el tiempo oportuno para cada negocio o actividad; cuáles son las gentes más necesarias, y cómo no equivocarse en la elección de la obra más importante de todas durante nuestra vida. Comenzaron a llegar sabios para contestar a aquellas diferentes preguntas. A la primera de ellas, unos decían que para conocer el tiempo oportuno de cada negocio, es preciso trazarse anticipadamente el empleo del tiempo, del mes y del año y seguido estrictamente. Sólo entonces, aseguraban, cada cosa se hace a su tiempo. Otros decían que no se puede decidir previamente qué cosa hay que hacer en determinado tiempo, pero que no hay que darse al olvido en esparcimientos estériles, sino que hay que estar siempre atento a lo que sucede y hacer entonces lo que el momento exige. Estos decían que aunque el rey se dedicara a estar atento a lo que sucede, un hombre jamás puede decidir con seguridad cuándo hay que hacer tal o cual cosa, por lo que es preciso tomar el consejo de hombres sabios y, en poder de tal consejo, ver lo que hay que hacer y en qué tiempo.
  • 5. 5 Aquéllos decían que hay negocios que no dejan tiempo para interrogar consejeros y que es indispensable decidir al instante, si es el momento o no de abordarlos, y que para saberlo, urge saber previamente lo que sucederá, cosa que sólo pueden hacer los magos; de suerte que para conocer el tiempo oportuno de cada negocio hay que interrogar a éstos. Las contestaciones a la segunda pregunta fueron también opuestas, pues mientras unos decían que los hombres más necesarios a los reyes son los que les ayudaban en el gobierno, otros señalaban a los sacerdotes y los terceros decían que los hombres más necesarios a los reyes son los médicos; no los soldados, afirmaban los cuartos. A la pregunta tercera: ¿cuál es la obra más importante del mundo? Estos decían que las ciencias; aquellos, que el arte militar, y los de más allá que la adoración a Dios. Vista la divergencia de opiniones, no acepto el rey ninguna de ellas ni recompensó a nadie; y, a fin de obtener una respuesta categórica a aquéllas preguntas, resolvió interrogar a un ermitaño célebre por su sabiduría. Vivía en tal ermitaño en el bosque, del que no salía jamás y sólo recibía a la gente sencilla, por lo que el rey se vistió con pobres ropajes y antes de llegar con su séquito a la celda del ermitaño, bajó del caballo y se presentó solo y a pie. Cuando el rey se aproximó al ermitaño, hallábase éste frente a su celda removiendo un macizo de verdura. Al notar la presencia del rey, le saludó y se puso a cavar de nuevo inmediatamente. Era el ermitaño flaco y débil. Clavó la pala en la tierra y luego de haber removido el montoncito de tierra, suspiró trabajosamente.
  • 6. 6 Aproximósele el rey y le dijo: -Vengo a tu casa, sabio ermitaño, para pedirte respuesta a tres preguntas: ¿Qué tiempo hay que conocer y no dejar escapar para no arrepentirse después? ¿Cuáles son las gentes más necesarias y con quién hay que trabajar más, y con quién menos? ¿Cuáles son las obras más importantes y, por consiguiente qué hacer antes de todas las demás? Escuchó el ermitaño al rey y no contestó nada. Escupió en sus manos y se puso de nuevo a remover la tierra. -Estás cansado –dijo el rey-. Dame la pala, trabajaré por ti. -Gracias- contestó el ermitaño, y dándole la pala se sentó en el suelo. Después de remover dos macizos, detúvose el rey y repitió las preguntas. Nada contestó el ermitaño, que se levantó tendiendo las manos hacia la pala. -ahora descansa y yo trabajaré –dijo. Pero el rey no le dio la pala, sino que continuó cavando. Transcurrió una hora, después otra, comenzaba, el sol a ponerse tras los árboles. El rey, hundiendo la pala en la tierra, dijo: -Hombre sabio, he venido a tu casa para buscar respuesta a mi pregunta; si quieres contestarme dilo y me iré. -Espera. ¿No ves alguien que se dirige corriendo aquí? Mira –dijo el ermitaño. Volvióse el rey y vio que efectivamente corría del bosque un hombre barbudo que oprimía las manos contra el vientre; por sobre ellas corría sangre.
  • 7. 7 Cuando el hombre barbudo llegó cerca del rey, cayó por tierra y sin moverse gimió débilmente. El rey, ayudado por el ermitaño, entreabrió los ropajes de aquel hombre. Tenía en el vientre una gran herida que el rey lavó lo mejor que pudo con su pañuelo y una servilleta, y el ermitaño vendó; pero la sangre no dejaba de salir. El rey cambio varias veces la curación mojada de caliente sangre y de nuevo lavó y vendó la herida. Cuando la sangre se contuvo, el herido recuperó el conocimiento y pidió de beber. El rey trajo agua fresca y le dio de beber. Entretanto el sol se había puesto por completo y el tiempo estaba fresco, por lo que el rey, con ayuda del ermitaño, transportó al hombre barbudo a la celda y le colocó sobre el lecho de aquél. Allí cerró los ojos el herido, y pareció dormirse. El rey se sentía fatigado con la caminata y el trabajo, que sentado en el umbral se durmió también con un sueño tan profundo que durmió toda la corta noche de verano. Llegada la mañana, se despertó y durante largo tiempo no puedo darse cuenta de dónde estaba ni quién era aquel hombre extraño y barbudo que, acostado en el lecho, le miraba fijamente con sus brillantes ojos. -Perdóname –dijo con una voz débil el hombre barbudo, en cuanto advirtió que el rey estaba despierto y le miraba. -No te conozco y no tengo nada que perdonarte –dijo el rey.
  • 8. 8 -No me conoces, pero yo sí te conozco. Soy tu enemigo, aquél que juró vengarse de ti, porque tú eres mi hermano y me arrebataste todos mis bienes, como supe que venías solo a visitar al ermitaño, resolví matarte. Quería atacarte cuando regresaras, pero transcurrió el día entero sin que yo te viera. Entonces salí del escondite para saber dónde estabas y caí entre tus compañeros que me reconocieron y me hirieron. Escapé, pero perdiendo mi sangre, y hubiera muerto a no curar tú mi herida. Quería matarte y tú me salvaste la vida. Si ahora sigo vivo y tú lo quieres, te serviré como el más fiel de los esclavos y ordenaré a mis hijos que obren lo mismo que yo. Perdóname. Sentíase el rey muy dichoso de haberse reconciliado tan fácilmente con un enemigo y de haber hecho un amigo. No tan sólo le perdonó, sino que le prometió devolverle sus bienes y enviar a buscar a sus criados y a un médico. Una vez que hubo dicho adiós al herido, salió el rey a la puerta para buscar al ermitaño. Antes de dejarlo, quería pedirle por última vez que respondiera a las preguntas que le había hecho. El ermitaño estaba en el patio en cuclillas y, cerca del macizo removido la víspera, sembraba legumbres. Aproximóse el rey y le dijo: -Hombre sabio, por última vez te pido que respondas a mis preguntas. -Pues si ya te fue dada la respuesta –exclamó el ermitaño sentándose sobre las flacas pantorrillas y viendo de abajo arriba al rey que estaba delante de él.
  • 9. 9 -¡Cómo¡ ¿Qué ya obtuve la respuesta? –dijo el rey. -Ciertamente –repuso el ermitaño-. Si tú no hubieras tenido ayer lástima de mi debilidad ni removido en lugar de mí ese macizo, si te hubieras regresado solo, te habría atacado tu enemigo y tú te arrepentirías de no haberte quedado conmigo. Entonces el tiempo más oportuno era aquel durante el cual tú removías la tierra, y yo era el hombre más importante y la obra más importante era hacerme bien. Y después, cuando el hombre ha acudido, el tiempo más oportuno fue aquel en que le cuidaste, y si no hubieras cuidado su herida hubiera muerto sin reconciliarse contigo. Entonces el hombre más importante era éste y lo que tú has hecho era la obra más importante. Así, pues, acuérdate de que el tiempo más oportuno es el único inmediato, y es el más importante porque es solamente en tal momento cuando somos los amos de nosotros mismos; y el hombre más necesario es aquel a quien se encuentra en este momento. Por lo tanto, la obra más importante es la de hacer el bien sin importar la persona, su religión, su nacionalidad, sus preferencias, aun cuando sea nuestro enemigo y hacer el bien cada vez, que este en nosotros poder ayudar a otras personas para que se sientan inmensamente felices y satisfechos de ser parte de esta hermosa humanidad. Mil gracias y bendiciones a cada uno de ustedes por su tiempo y atención. Ruiz Limón Ramón: Consultor e investigador en Ciencias de la Salud y Educación.