SlideShare una empresa de Scribd logo
20
INTRODUCCIÓN
Posiblemente, muchos de los pro-
blemas de los adolescentes son conse-
cuencia de comportamientos favorecidos
genéticamente, pero que ya no son ne-
cesarios o deseables en el momento ac-
tual de nuestra evolución y se adaptan
mal a las exigencias de la sociedad pre-
sente.
La adolescencia debería de ser el me-
jor período de nuestra vida. La mayoría de
las funciones tanto físicas como psicoló-
gicas están en plenitud: fuerza, reflejos,
rapidez, memoria, etc. Es cuando disfru-
tamos más de nuestro cuerpo y sus mo-
vimientos, cuando la comida sabe mejor,
los olores son más profundos, la música
es más bonita y el amor más real. Es du-
rante la adolescencia cuando las ideas
nuevas, el arte y las creencias tienen un
mayor impacto en nuestra imaginación.
Curiosamente, los adolescentes no
han gozado de muy buena fama ya des-
de períodos remotos de nuestra sociedad,
aunque posiblemente sea la adaptación
a esta sociedad “moderna” lo que con-
tribuya a esta mala prensa.
Durante millones de años de evolu-
ción de la especie humana los “machos”
se han ido seleccionando por ser agre-
sivos, independientes y aventureros, mien-
tras que las “hembras” por ser sociables
y “maternales”. Sin embargo, las condi-
ciones culturales y sociales han ido cam-
biando rápidamente en los últimos miles
y más aún en los últimos cientos de años,
lo que dificulta la expresión de estos ras-
gos seleccionados para cada género, cau-
sando por lo tanto un alto grado de estrés
Desarrollo del adolescente. Aspectos físicos, psicológicos
y sociales
La adolescencia es un período de la vida con intensos cambios físicos, psíquicos y sociales,
que convierten al niño en adulto y le capacitan para la función reproductora.
Los cambios físicos tienen una amplia variación de la normalidad. Es pues necesario
comprender y conocer estos cambios para poder diferenciar las variaciones normales de las
anomalías en el crecimiento y desarrollo puberales.
Durante millones de años de evolución de la especie humana, se han ido seleccionando un tipo
de comportamientos. Sin embargo, las condiciones culturales y sociales han ido cambiando
rápidamente en los últimos miles y más aún en los últimos cientos de años, lo que dificulta la
expresión de estos rasgos seleccionados, causando por lo tanto un alto grado de estrés durante
la adolescencia, que se traduce en mucha de la patología típica de este período de la vida.
Adolescencia; Maduración.
DEVELOPMENT OF THE ADOLESCENT. PHYSICAL, PSYCHOLOGICAL AND SOCIAL ASPECTS
Adolescence is a period of life with intense physical, psychic and social changes, that convert
the child into adult and makes him/her capable for reproductive function. The physical changes
have a wide variation of normal limits. Thus, it is necessary to understand and know these
changes to be able to differentiate normal variations from the abnormal ones in growth pubertal
and development.
During millions of years of evolution of the human species, a type of behaviors has been
selected. However, the cultural and social conditions have been rapidly changing in the last
thousands and even more in the last hundreds of years, which makes it difficult to express these
selected traits, thus causing a high degree of stress during adolescence that is translated into
many of the typical diseases during this period of life.
Adolescence; Maduration.
J.J. Casas Rivero, M.J. Ceñal González Fierro
Unidad de Medicina del Adolescente. Servicio de Pediatría. Hospital de Móstoles, Madrid
Resumen
Palabras clave
Abstract
Key words
Pediatr Integral 2005;IX(1):20-24
Nuestros jóvenes parecen gozar del
lujo, son mal educados y desprecian la
autoridad. No tienen respeto a los adul-
tos y pierden el tiempo yendo y vinien-
do de un lado para otro. Están prestos a
contradecir a sus padres, tiranizar a sus
maestros y a comer desaforadamente
(Sócrates, siglo IV a. C.).
Rev PI 9/1 72p 31/3/05 11:20 Página 20
durante la adolescencia que se traduce
en mucha de la patología típica de este
período de la vida.
Las malas noticias son que el conflic-
to no va a desaparecer por sí solo, inclu-
so será peor si no hacemos nada; y las
buenas, que estamos empezando a com-
prender las condiciones que hacen posi-
ble este conflicto y, por tanto, podremos
iniciar acciones para poderlo solucionar.
Para algunos adolescentes, los hábitos
que adquieren para solucionar sus conflic-
tos acaban resultando en adaptaciones pa-
tológicas, que afectan tanto a su salud men-
tal como física para el resto de sus vidas.
Si conseguimos tener una mejor idea de có-
mo es ese conflicto, y es posible eliminar
algunas de sus causas, podremos preve-
nir la aparición de patologías, tanto agudas
como crónicas, y lograr el desarrollo de to-
do el potencial de este período de la vida.
Si miramos muy para atrás, vemos que
nuestra especie humana se ha adaptado
a un período relativamente largo de infan-
cia protegida que hace posible un apren-
dizaje prolongado, que es lo que nos da
ventaja sobre el resto; pero no se pueden
posponer demasiado las funciones tanto
reproductivas como productivas propias
del adulto de manera impune.
Existe bastante discusión sobre si el
estrés y la rebeldía típica de esta época
es normal o incluso deseable. La realidad
es que la mayoría de los adolescentes son
“normales” y no muestran grandes dosis
de estrés.
Aún así, parece que algo tan enrai-
zado en tan diferentes culturas y a través
de los siglos no tenga una base real. Po-
dría ser que el desarrollo de la pubertad
influya en la aparición de varios compor-
tamientos que hacen que esta edad sea
“problemática”.
Así, probablemente, nuestro material
genético lleve una serie de poderosas ins-
trucciones para que aparezcan comporta-
mientos depredadores por un lado y de co-
operación por otro, puestos en marcha por
los cambios hormonales de la pubertad. Si
los adolescentes no hubieran estado pro-
gramados para ser revoltosos, agresivos y
“sexys”, seguramente no estaríamos aho-
ra aquí. Sin embargo, nuestro entorno fuer-
za a olvidar la llamada de la naturaleza y
llamamos anormales algunos de los es-
fuerzos por perpetuarse de la especie.
Cambios sociales
Cuando hace unos 10.000 años apa-
reció la agricultura y fue la principal for-
ma de supervivencia de la especie hu-
mana, también aparecieron una serie de
cambios en los comportamientos, radi-
calmente distintos a los previos de la ca-
za y vida nómada. Es una actividad de
hombres más “maduros”, capaces de
permanecer en un mismo lugar de forma
permanente, con paciencia, capaces de
hacer tareas repetitivas y de lentos re-
sultados.
En el siglo XVIII y XIX llegó la revolu-
ción industrial y la sociedad se mudó a las
ciudades, los hombres salían de los ho-
gares para trabajar, mientras las mujeres
y niños permanecían en casa. Así, el tra-
bajo se independiza de la casa, las mu-
jeres se “infantilizan” y los niños se “femi-
nizan”. Simultáneamente, se va consi-
guiendo la escolarización más o menos
universal, leyes laborales que limitan el
trabajo en la infancia y aparecen los me-
dios de comunicación de masas.
Progresivamente, se han ido redu-
ciendo las posibilidades de acción del
adolescente en el mundo adulto, favore-
ciendo las de los individuos más “madu-
ros”. Este aislamiento de la “vida real”,
aunque útil para la adaptación futura en
nuestra sociedad, puede crear un gran
sentimiento de frustración, puesto que no
se adapta a la programación genética.
Tenemos que tener en cuenta que pa-
rece que la programación genética de
nuestra naturaleza humana aunque sea
muy difícil que cambie en períodos cortos
de tiempo, es más flexible de lo que se
pensaba. Para sobrevivir, los humanos se
han programado para cooperar y com-
petir entre ellos, aceptar oportunidades y
riesgos, usar sus mentes y cuerpos en to-
do su potencial, incluido el disfrute sexual.
Esto también nos tiene que hacer pen-
sar que los individuos que no pueden se-
guir y desarrollar sus instrucciones gené-
ticas sobre actividad física o mental o acep-
tación de riesgos puedan estar tan frus-
trados como los sexualmente reprimidos.
Soluciones
Podríamos intentar:
1. Cambiar el código genético o bien
2. Volver al sistema social que permita
el desarrollo de las necesidades de
los adolescentes.
No parece muy coherente, ni posible,
ninguna de ellas, pero podríamos intentar
descubrir que es lo que les gusta hacer a
los adolescentes que sea coherente con
su código genético y con los requeri-
mientos de la sociedad actual, favore-
ciendo las oportunidades de éstos y re-
duciendo aquéllas que tan sólo satisfacen
uno o ninguno de los dos.
Esto nos lleva a preguntarnos:
¿Qué es lo que les gusta hacer a los
adolescentes? La respuesta inmediata se-
ría “no hacer nada”, “tumbarse a la bar-
tola”, etc. La realidad es que ellos valoran
aquellas actividades que les suponen un
reto creciente y hacen que se desarrollen
sus habilidades. Disfrutan cuando partici-
pan en deportes, aficiones, arte, música,
etc. y con sus amigos. Esto hace que se
aumenten sus habilidades y conocimien-
tos y se sientan a gusto consigo mismos.
Si no tienen estas oportunidades los
adolescentes frecuentemente se buscan
otras alternativas que les suponga un de-
safío.
La evidencia nos hace deducir que
los adolescentes disfrutan y buscan las
situaciones que les hace sentirse com-
petentes. Si estas situaciones no existen,
las inventan. Como estas oportunidades
creadas por los propios adolescentes por
definición están fuera de la norma so-
cial, obligatoriamente los adultos las ve-
rán como anormales. En ocasiones, todo
ello resulta en nuevas manifestaciones de
arte, música o incluso avances científicos
gracias a romper con las ideas precon-
cebidas de los “mayores”.
La violencia, uso de drogas y delin-
cuencia juvenil normalmente las vemos
entre los adolescentes varones de áreas
sociales marginales, pero sorprendente-
mente también afecta a aquellos que no
les falta de nada. Estos comportamientos
se deben a la necesidad de librarse de un
entorno aburrido y sin retos. 21
En resumen, podríamos simplificar
diciendo que muchos de los problemas
de los adolescentes son consecuencia
de comportamientos favorecidos gené-
ticamente, pero que ya no son necesa-
rios o deseables en el momento actual
de nuestra evolución.
Rev PI 9/1 72p 31/3/05 11:20 Página 21
El robo, vandalismo o incluso la ex-
perimentación con drogas, significa el ha-
cer cosas excitantes, más o menos peli-
grosas y de las que uno puede estar “or-
gulloso”.
Incluso la promiscuidad sexual para
muchos adolescentes es una forma de pro-
bar sus habilidades en un contexto que su-
pone un desafío. A veces, nos sorprende-
mos cuando una chica “bien” e inteligente
se queda embarazada. Tenemos que ser
conscientes de que el “sexo seguro” no es
prioridad para los adolescentes, ellas quie-
ren probar si son capaces de atraer a los
chicos, sentirse deseables, actuar como
adultos y tener poder, y también hasta cier-
to punto probar su capacidad de cuidar y
ser responsable de otra vida. Todo esto es-
tá programado en sus genes. Para algunas
chicas, la única forma de cumplir con estas
instrucciones es quedarse embarazada en
contra de los deseos de los adultos.
Existen varias áreas en las que los
adolescentes pueden tener dificultades
para expresar todo su potencial en nues-
tra sociedad que podríamos llamar los
“obstáculos al disfrute de la adolescen-
cia”, que podemos resumir en:
1. Restricción de movimiento y libertad.
2. Falta de responsabilidad.
3. Problemas de sexualidad e intimidad.
4. Aislamiento de los modelos adultos.
5. Falta de poder y control.
Esta lista puede sugerir qué es lo que
hace falta para mejorar las patologías en-
démicas de la adolescencia. Muchas ve-
ces asumimos que el crecer y madurar es
algo natural y que los adolescentes, an-
tes o después, conseguirán ser personas
adultas bien adaptadas a nuestra socie-
dad por sí mismos.
Desgraciadamente el “crecer” ya no
es “natural”. Las condiciones de nuestra
sociedad hacen muy difícil a nuestros
jóvenes el adquirir las experiencias que
su “naturaleza” necesita.
Sería muy deseable que los respon-
sables políticos y los padres fueran ca-
paces de adelantarse a las necesidades
de los adolescentes y tenerlas en cuen-
ta a la hora de decidir los planes educa-
tivos, legislación laboral e incluso la pla-
nificación urbanística, entre otras cues-
tiones que afectan a la calidad de vida.
Pero, mientras esperamos a estas so-
luciones utópicas, los padres pueden ha-
cer bastante para ayudar. Simplemente au-
mentar el tiempo que los padres pasan
con sus hijos adolescentes ayudaría.
¿Qué tiene esto que ver con el pe-
diatra? Dado que mucha de la morbilidad
y mortalidad de los adolescentes se de-
be a accidentes, suicidio, violencia y dro-
gas, el médico tendrá que estar atento a
los síntomas de frustración y aburrimien-
to y falta de interés y alegría, que hace vul-
nerable al adolescente a estas patologí-
as. Todo lo que el médico sea capaz de
hacer para despertar la curiosidad natu-
ral del adolescente a implicarle en acti-
vidades que le supongan un reto, será útil.
Esto puede hacerse directamente o a tra-
vés de los padres, colegio, psicólogos,
etc. o los amigos.
FASES MADURATIVAS
Es importante tener en cuenta que nin-
guna definición será lo suficientemente bue-
na como para describir adecuadamente a
cada adolescente, no son un grupo ho-
mogéneo y tienen una gran variabilidad en
su maduración. Además, los distintos as-
pectos biológicos, intelectuales, emocio-
nales o sociales pueden no llevar el mismo
ritmo madurativo y pueden ocurrir retroce-
sos, sobre todo en momentos de estrés.
La pubertad es el conjunto de cam-
bios físicos que ocurren entre la infancia
y la edad adulta.
FISIOLOGÍA DE LA PUBERTAD
La pubertad se inicia por una serie de
cambios neurohormonales, cuyo fin último
es conseguir la capacidad reproductiva
propia de cada sexo. Esto ocurre funda-
mentalmente gracias a la interacción en-
tre SNC, hipotálamo, hipófisis y gónadas.
En la época prepuberal, la hormona
liberadora de gonadotropinas (GnRH), y
por lo tanto las gonadotropinas hipofisa-
rias (FSH y LH), están inhibidas por la al-
ta sensibilidad del gonadostato (zona del
hipotálamo productora de GnRH), siendo
suficientes niveles muy bajos de esteroi-
des gonadales para frenar la producción
de GnRH. La pubertad comienza con una
disminución de la sensibilidad del gona-
dostato, lo que permite el aumento de la
secreción de GnRH, que se hace pulsá-
til. La GnRH actúa sobre la hipófisis in-
crementando la secreción de FSH y LH,
las cuales a su vez estimulan la gónada
correspondiente con el consiguiente au-
mento en la producción de andrógenos y
estrógenos.
La edad de aparición de la pubertad
es muy variable con un amplio rango de
la normalidad: el 95% de las niñas inicia
la pubertad entre los 8,5 y los 13 años y
el 95% de los niños entre los 9,5 y los 14
años. Desde hace unos 150 años, la pu-
bertad se ha ido iniciando a edades ca-
da vez más tempranas, habiéndose ade-
lantado 3 a 4 meses por decenio.
El desarrollo sexual femenino suele
iniciarse con la aparición de botón ma-
mario. El tiempo en el que completan la
pubertad las niñas es de unos 4 años, pe-
ro puede variar entre 1,5 a 8 años. La me-
narquia ocurre en el 56% de las niñas en
el estadio 4 de Tanner y en el 20% en el 3.
Actualmente, la edad media de la menar-
quia está en los 12,4 años.
El desarrollo sexual masculino se ini-
cia en el estadio 2 de Tanner, cuando los
testículos alcanzan un volumen de 4 cc.
La espermaquia o inicio de emisión del es-
perma se produce en el estadio 3 de Tan-
ner, con un volumen testicular de 12 cc;
con frecuencia, ocurre sobre los 13,5 años.
Para poder comprender mejor el de-
sarrollo del adolescente, podemos dividir
las fases madurativas de la adolescencia
en: temprana (11-13 años), media (14-17
años) y tardía (17-21 años). Durante es-
te período de tiempo, los adolescentes
deben de conseguir la independencia de
los padres, la adaptación al grupo, acep-
tación de su nueva imagen corporal y el
establecimiento de la propia identidad,
sexual, moral y vocacional.
Adolescencia temprana (11-13 años)
La característica fundamental de es-
ta fase es el rápido crecimiento somático,
con la aparición de los caracteres sexua-
les secundarios. La clasificación de las22
Aunque el crecimiento y maduración
sea un continuum, la adolescencia la po-
demos dividir en tres etapas: temprana
(11-13 años), media (14-17 años) y tar-
día (17-21 años), durante las cuales el
ser humano alcanza la maduración físi-
ca, el pensamiento abstracto y estable-
ce su propia identidad. Aunque este pe-
ríodo puede ser tormentoso, la mayoría
de los adolescentes y sus padres lo su-
peran sin excesivas estridencias.
Rev PI 9/1 72p 31/3/05 11:21 Página 22
distintas fases de maduración puberal de
Tanner (Figs. 1 y 2) es de gran utilidad pa-
ra poder utilizar un lenguaje común en-
tre todos los profesionales.
Estos cambios hacen que se pierda
la imagen corporal previa, creando una
gran preocupación y curiosidad por los
cambios físicos. El grupo de amigos, nor-
malmente del mismo sexo, sirve para con-
trarrestar la inestabilidad producida por
estos cambios, en él se compara la pro-
pia normalidad con la de los demás y la
aceptación por sus compañeros de la mis-
ma edad y sexo. Los contactos con el se-
xo contrario se inician de forma “explo-
ratoria”. También, se inician los primeros
intentos de modular los límites de la in-
dependencia y de reclamar su propia in-
timidad pero sin crear grandes conflictos
familiares.
La capacidad de pensamiento es to-
talmente concreta, no perciben las impli-
caciones futuras de sus actos y decisio-
nes presentes. Creen que son el centro
de una gran audiencia imaginaria que
constantemente les está observando, con
lo que muchas de sus acciones estarán
moduladas por este sentimiento (y con un
sentido del ridículo exquisito). Su orienta-
ción es existencialista, narcisista y son tre-
mendamente egoístas.
Adolescencia media (14-17 años)
El crecimiento y la maduración sexual
prácticamente han finalizado adquirien-
do alrededor del 95% de la talla adulta
y siendo los cambios mucho más len-
tos, lo que permite restablecer la imagen
corporal.
La capacidad cognitiva va siendo ca-
paz de utilizar el pensamiento abstracto,
aunque este vuelve a ser completamente
concreto durante períodos variables y so-
bre todo con el estrés. Esta nueva capa-
cidad les permite disfrutar con sus habi-
lidades cognitivas empezándose a inte-
resar por temas idealistas y gozando de
la discusión de ideas por el mero placer
de la discusión. Son capaces de perci-
bir las implicaciones futuras de sus actos
y decisiones aunque su aplicación sea va-
riable.
Tienen una sensación de omnipoten-
cia e invulnerabilidad con el pensamien-
to mágico de que a ellos jamás les ocu-
rrirá ningún percance; esta sensación fa-
cilita los comportamientos de riesgo que
conllevan a la morbimortalidad (alcohol,
tabaco, drogas, embarazo, etc.) de este
período de la vida y que puede determi-
nar parte de las patologías posteriores en
la época adulta.
La lucha por la emancipación y el ad-
quirir el control de su vida está en plena
efervescencia y el grupo adquiere una
gran importancia, sirve para afirmar su au-
toimagen y definir el código de conduc-
ta para lograr la emancipación. Es el gru-
po el que dicta la forma de vestir, de ha-
blar y de comportarse, siendo las opi-
niones de los amigos mucho más impor-
tantes que las que puedan emitir los pa-
dres; estas últimas siguen siendo muy ne-
cesarias, aunque sólo sea para discutir-
las, sirven de referencia y dan estabilidad,
los padres permanecen, el grupo cambia
o desaparece.
La importancia de pertenecer a un gru-
po es altísima, algunos adolescentes an-
tes que permanecer "solitarios" se inclu-
yen en grupos marginales, que pueden
favorecer comportamientos de riesgo y
comprometer la maduración normal de la
persona.
Las relaciones con el otro sexo son
más plurales pero fundamentalmente por
el afán narcisista de comprobar la pro-
pia capacidad de atraer al otro, aunque
las fantasías románticas están en pleno
auge.
Adolescencia tardía (17-21 años)
El crecimiento ha terminado y ya son
físicamente maduros.
El pensamiento abstracto está plena-
mente establecido aunque no necesa-
riamente todo el mundo lo consigue. Es-
tán orientados al futuro y son capaces de
percibir y actuar según las implicaciones
futuras de sus actos.
Es una fase estable que puede estar al-
terada por la "crisis de los 21", cuando teó-
ricamente empiezan a enfrentarse a las exi-
gencias reales del mundo adulto. Esto pa-
rece estar retrasándose cada vez más y po-
dríamos hablar de las crisis de los ¿30? ¿35? 23
FIGURA 1.
Estadios de
maduración
de Tanner
femeninos
Rev PI 9/1 72p 31/3/05 11:21 Página 23
24
Las relaciones familiares son de adul-
to a adulto y el grupo pierde importancia
para ganar las relaciones individuales de
amistad.
Las relaciones son estables y capa-
ces de reciprocidad y cariño y se em-
pieza a planificar una vida en común, fa-
milia, matrimonio y proyectos de futuro.
CONCLUSIÓN
Como pediatras estamos en una po-
sición privilegiada para poder ayudar tan-
to a los adolescentes como a sus padres
para que esta maduración sea "emocio-
nante" y enriquecedora. Si los niños que
hemos cuidado desde el nacimiento con-
siguen "superar" adecuadamente las fa-
ses evolutivas de la maduración humana,
podrán participar productivamente, y dis-
frutar de ello, desarrollando todo su po-
tencial en nuestra sociedad.
BILIOGRAFÍA
Los asteriscos reflejan el interés del artículo a
juicio del autor.
1.*** Neistein LS. Adolescent Health Care. A
Practical Guide. Philadelphia: Lippincott
Williams & Wilkins; 2002.
Excelente manual de medicina del adolescen-
te, imprescindible en cualquier biblioteca de
los pediatras interesados o meramente “sufri-
dores” de la atención a este grupo de edad.
Todos los temas y enfermedades (orgánicas,
psicosomáticas y psíquicas) son tratadas con
claridad y ofreciendo líneas de actuación pa-
ra ayudar a resolver los problemas terapéuti-
cos y diagnósticos.
2.*** Castellano G, Hidalgo MI, Redondo AM.
Medicina de la adolescencia. Atención
Integral. Madrid: Ergon; 2004.
Manual recién editado por la Sociedad de Me-
dicina del Adolescente Española. Referencia
para los pediatras españoles con una actual
y completa revisión de los temas tratados.
3.*** Friedman SB, Fisher M, Schonberg SK.
Comprehensive adolescent Health Ca-
re. QMP. St. Louis, Missouri: Quality Me-
dical Publishing; 1992.
Libro de texto completo en medicina del ado-
lescente.
4.** Offer D, Ostrov E, Howard KI, Atkinson
R. The teenage world: adolescents´ self-
image in ten countries. New York: Ple-
num Medical Book Company; 1988.
Trabajo clásico de cómo son los adolescentes,
referencia obligada.
5.** Piaget J. The intellectual development
of the adolescent. En: Adolescence: psy-
chological perspectives. New York: Ba-
sic Books; 1969.
Descripción de las fases evolutivas en el pen-
samiento del adolescente. Trabajo clásico ex-
celente.
FIGURA 2.
Estadios de
maduración
de Tanner
masculinos
Rev PI 9/1 72p 31/3/05 11:21 Página 24

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Antropologia sexo, género y cultura
Antropologia   sexo, género y culturaAntropologia   sexo, género y cultura
Antropologia sexo, género y cultura
Francis Duarte
 
2016 17 6°_fce_01_bimprimero
2016 17 6°_fce_01_bimprimero2016 17 6°_fce_01_bimprimero
2016 17 6°_fce_01_bimprimero
Miguel de Cervantes Saavedra
 
La sexualidad
La sexualidadLa sexualidad
La sexualidad
salome2010-21
 
Guión Podcast
Guión PodcastGuión Podcast
Guión Podcast
Karina Rojas Angeles
 
La adultez
La adultezLa adultez
La adultez
vivizampik15
 
Caracteristicas biopsicosociales del adulto
Caracteristicas biopsicosociales del adultoCaracteristicas biopsicosociales del adulto
Caracteristicas biopsicosociales del adulto
Kenshin Castro
 
El adulto mayor y la familia
El adulto mayor y la familiaEl adulto mayor y la familia
El adulto mayor y la familia
diplomadosiberopuebla
 
4 ciclo vital
4 ciclo vital4 ciclo vital
4 ciclo vital
Raul Ivan Nuñez
 
Presentacion trabajo final Diseño
Presentacion trabajo final DiseñoPresentacion trabajo final Diseño
Presentacion trabajo final Diseño
unad
 
Tema 1b la transicion adolescente y la educacion
Tema 1b la transicion adolescente y la educacionTema 1b la transicion adolescente y la educacion
Tema 1b la transicion adolescente y la educacion
Gudiene Joisse Da Cunha Nazare
 
Presentacion trabajo final diseño
Presentacion trabajo final diseñoPresentacion trabajo final diseño
Presentacion trabajo final diseño
unad
 
Area social ADULTEZ
Area social ADULTEZArea social ADULTEZ
Familia con integrante geriatrico
Familia con integrante geriatricoFamilia con integrante geriatrico
Familia con integrante geriatrico
Dr. Negrete R3MF UNAM
 
Adultos desarrollo social
Adultos desarrollo socialAdultos desarrollo social
Adultos desarrollo social
PSICOLOGIA Y EDUCACION INTEGRAL A.C.
 
Adultez
AdultezAdultez
Adultez
praxispd4
 

La actualidad más candente (15)

Antropologia sexo, género y cultura
Antropologia   sexo, género y culturaAntropologia   sexo, género y cultura
Antropologia sexo, género y cultura
 
2016 17 6°_fce_01_bimprimero
2016 17 6°_fce_01_bimprimero2016 17 6°_fce_01_bimprimero
2016 17 6°_fce_01_bimprimero
 
La sexualidad
La sexualidadLa sexualidad
La sexualidad
 
Guión Podcast
Guión PodcastGuión Podcast
Guión Podcast
 
La adultez
La adultezLa adultez
La adultez
 
Caracteristicas biopsicosociales del adulto
Caracteristicas biopsicosociales del adultoCaracteristicas biopsicosociales del adulto
Caracteristicas biopsicosociales del adulto
 
El adulto mayor y la familia
El adulto mayor y la familiaEl adulto mayor y la familia
El adulto mayor y la familia
 
4 ciclo vital
4 ciclo vital4 ciclo vital
4 ciclo vital
 
Presentacion trabajo final Diseño
Presentacion trabajo final DiseñoPresentacion trabajo final Diseño
Presentacion trabajo final Diseño
 
Tema 1b la transicion adolescente y la educacion
Tema 1b la transicion adolescente y la educacionTema 1b la transicion adolescente y la educacion
Tema 1b la transicion adolescente y la educacion
 
Presentacion trabajo final diseño
Presentacion trabajo final diseñoPresentacion trabajo final diseño
Presentacion trabajo final diseño
 
Area social ADULTEZ
Area social ADULTEZArea social ADULTEZ
Area social ADULTEZ
 
Familia con integrante geriatrico
Familia con integrante geriatricoFamilia con integrante geriatrico
Familia con integrante geriatrico
 
Adultos desarrollo social
Adultos desarrollo socialAdultos desarrollo social
Adultos desarrollo social
 
Adultez
AdultezAdultez
Adultez
 

Destacado

Regulamento do Concurso de Fotografia Digital
Regulamento do Concurso de Fotografia DigitalRegulamento do Concurso de Fotografia Digital
Regulamento do Concurso de Fotografia Digital
AMBIcao
 
Envío de caso telex free
Envío de caso telex freeEnvío de caso telex free
Envío de caso telex free
Maria Paula Hernandez
 
I
II
Agenda abril
Agenda abrilAgenda abril
RSS - the Door to eLearning 2.0
RSS - the Door to eLearning 2.0RSS - the Door to eLearning 2.0
RSS - the Door to eLearning 2.0
Martin Ebner
 

Destacado (6)

Regulamento do Concurso de Fotografia Digital
Regulamento do Concurso de Fotografia DigitalRegulamento do Concurso de Fotografia Digital
Regulamento do Concurso de Fotografia Digital
 
Envío de caso telex free
Envío de caso telex freeEnvío de caso telex free
Envío de caso telex free
 
I
II
I
 
Agenda abril
Agenda abrilAgenda abril
Agenda abril
 
Rodamons i curruixo
Rodamons i curruixoRodamons i curruixo
Rodamons i curruixo
 
RSS - the Door to eLearning 2.0
RSS - the Door to eLearning 2.0RSS - the Door to eLearning 2.0
RSS - the Door to eLearning 2.0
 

Similar a Desarrollo adolescente

Adolecentes
AdolecentesAdolecentes
Adolecentes
gab123y
 
Desarrollo adolescente
Desarrollo adolescenteDesarrollo adolescente
Desarrollo adolescente
Emilio Soriano
 
La edad del pavo
La edad del pavoLa edad del pavo
La edad del pavo
Valeria Esponda
 
Metodologia de la invstigacion
Metodologia de la invstigacionMetodologia de la invstigacion
Metodologia de la invstigacion
Daimon Lima Lima
 
Tituaña bryan 1ero b.g.u
Tituaña bryan 1ero b.g.uTituaña bryan 1ero b.g.u
Tituaña bryan 1ero b.g.u
namamma
 
Problemas sociales en la juventud
Problemas sociales en la juventudProblemas sociales en la juventud
Problemas sociales en la juventud
dylandanilo
 
Tituaña bryan 1ero b.g.u
Tituaña bryan 1ero b.g.uTituaña bryan 1ero b.g.u
Tituaña bryan 1ero b.g.u
095037989
 
Revista
RevistaRevista
RECONOCIMIENTO SOCIAL DEL ENTORNO (3).docx
RECONOCIMIENTO SOCIAL DEL ENTORNO (3).docxRECONOCIMIENTO SOCIAL DEL ENTORNO (3).docx
RECONOCIMIENTO SOCIAL DEL ENTORNO (3).docx
FelipeOlave4
 
Ensayoestimulaciontemprana
EnsayoestimulaciontempranaEnsayoestimulaciontemprana
Ensayoestimulaciontemprana
yermatrix
 
ENSAYO ESTIMULACION TEMPRANA
ENSAYO ESTIMULACION TEMPRANAENSAYO ESTIMULACION TEMPRANA
ENSAYO ESTIMULACION TEMPRANA
yermatrix
 
7399_d_guia-educacion-afectivo-sexual-2021.pdf
7399_d_guia-educacion-afectivo-sexual-2021.pdf7399_d_guia-educacion-afectivo-sexual-2021.pdf
7399_d_guia-educacion-afectivo-sexual-2021.pdf
GCXeerlin
 
Educar en sexualidad educar para la vida objeto de aprendizaje 1. 9°
Educar en sexualidad educar para la vida objeto de aprendizaje 1. 9°Educar en sexualidad educar para la vida objeto de aprendizaje 1. 9°
Educar en sexualidad educar para la vida objeto de aprendizaje 1. 9°
jcbbenitez
 
Adolescencia
AdolescenciaAdolescencia
Adolescencia
Lety Flor
 
Desarrollo cognitivo del adolescente
Desarrollo cognitivo del adolescenteDesarrollo cognitivo del adolescente
Desarrollo cognitivo del adolescente
Paulo Arieu
 
La maternidad a temprana edad dhtics
La maternidad a temprana edad dhticsLa maternidad a temprana edad dhtics
La maternidad a temprana edad dhtics
dhtic_UCC
 
La maternidad a temprana edad dhtics
La maternidad a temprana edad dhticsLa maternidad a temprana edad dhtics
La maternidad a temprana edad dhtics
dhtic_UCC
 
La maternidad a temprana edad dhtics
La maternidad a temprana edad dhticsLa maternidad a temprana edad dhtics
La maternidad a temprana edad dhtics
dhtic_UCC
 
Sexualidadd
Sexualidadd Sexualidadd
Distorcion del sentido de la pertenencia e identidad social
Distorcion del sentido de la pertenencia e identidad socialDistorcion del sentido de la pertenencia e identidad social
Distorcion del sentido de la pertenencia e identidad social
Luis Fernando Vargas Argáez
 

Similar a Desarrollo adolescente (20)

Adolecentes
AdolecentesAdolecentes
Adolecentes
 
Desarrollo adolescente
Desarrollo adolescenteDesarrollo adolescente
Desarrollo adolescente
 
La edad del pavo
La edad del pavoLa edad del pavo
La edad del pavo
 
Metodologia de la invstigacion
Metodologia de la invstigacionMetodologia de la invstigacion
Metodologia de la invstigacion
 
Tituaña bryan 1ero b.g.u
Tituaña bryan 1ero b.g.uTituaña bryan 1ero b.g.u
Tituaña bryan 1ero b.g.u
 
Problemas sociales en la juventud
Problemas sociales en la juventudProblemas sociales en la juventud
Problemas sociales en la juventud
 
Tituaña bryan 1ero b.g.u
Tituaña bryan 1ero b.g.uTituaña bryan 1ero b.g.u
Tituaña bryan 1ero b.g.u
 
Revista
RevistaRevista
Revista
 
RECONOCIMIENTO SOCIAL DEL ENTORNO (3).docx
RECONOCIMIENTO SOCIAL DEL ENTORNO (3).docxRECONOCIMIENTO SOCIAL DEL ENTORNO (3).docx
RECONOCIMIENTO SOCIAL DEL ENTORNO (3).docx
 
Ensayoestimulaciontemprana
EnsayoestimulaciontempranaEnsayoestimulaciontemprana
Ensayoestimulaciontemprana
 
ENSAYO ESTIMULACION TEMPRANA
ENSAYO ESTIMULACION TEMPRANAENSAYO ESTIMULACION TEMPRANA
ENSAYO ESTIMULACION TEMPRANA
 
7399_d_guia-educacion-afectivo-sexual-2021.pdf
7399_d_guia-educacion-afectivo-sexual-2021.pdf7399_d_guia-educacion-afectivo-sexual-2021.pdf
7399_d_guia-educacion-afectivo-sexual-2021.pdf
 
Educar en sexualidad educar para la vida objeto de aprendizaje 1. 9°
Educar en sexualidad educar para la vida objeto de aprendizaje 1. 9°Educar en sexualidad educar para la vida objeto de aprendizaje 1. 9°
Educar en sexualidad educar para la vida objeto de aprendizaje 1. 9°
 
Adolescencia
AdolescenciaAdolescencia
Adolescencia
 
Desarrollo cognitivo del adolescente
Desarrollo cognitivo del adolescenteDesarrollo cognitivo del adolescente
Desarrollo cognitivo del adolescente
 
La maternidad a temprana edad dhtics
La maternidad a temprana edad dhticsLa maternidad a temprana edad dhtics
La maternidad a temprana edad dhtics
 
La maternidad a temprana edad dhtics
La maternidad a temprana edad dhticsLa maternidad a temprana edad dhtics
La maternidad a temprana edad dhtics
 
La maternidad a temprana edad dhtics
La maternidad a temprana edad dhticsLa maternidad a temprana edad dhtics
La maternidad a temprana edad dhtics
 
Sexualidadd
Sexualidadd Sexualidadd
Sexualidadd
 
Distorcion del sentido de la pertenencia e identidad social
Distorcion del sentido de la pertenencia e identidad socialDistorcion del sentido de la pertenencia e identidad social
Distorcion del sentido de la pertenencia e identidad social
 

Más de Chispita161290

Y llego la adolescencia
Y llego la adolescenciaY llego la adolescencia
Y llego la adolescencia
Chispita161290
 
Ser padres de adolescente
Ser padres de adolescenteSer padres de adolescente
Ser padres de adolescente
Chispita161290
 
Revista adolescente
Revista adolescente Revista adolescente
Revista adolescente
Chispita161290
 
Revista adolescente
Revista adolescenteRevista adolescente
Revista adolescente
Chispita161290
 
Manual padres-y-madres
Manual padres-y-madresManual padres-y-madres
Manual padres-y-madres
Chispita161290
 
Manual padres y madres
Manual padres y madresManual padres y madres
Manual padres y madres
Chispita161290
 
Guía para familias con adolescentes
Guía para familias con adolescentesGuía para familias con adolescentes
Guía para familias con adolescentes
Chispita161290
 
El desarrollo de la autoestima en adolescentes
El desarrollo de la autoestima en adolescentesEl desarrollo de la autoestima en adolescentes
El desarrollo de la autoestima en adolescentes
Chispita161290
 
Droguett latorre
Droguett latorreDroguett latorre
Droguett latorre
Chispita161290
 
Autoestima en la adolescencia analisis
Autoestima en la adolescencia analisisAutoestima en la adolescencia analisis
Autoestima en la adolescencia analisis
Chispita161290
 
Autoestima y autoconcepto en adolescentes
Autoestima y autoconcepto en adolescentesAutoestima y autoconcepto en adolescentes
Autoestima y autoconcepto en adolescentes
Chispita161290
 
Adolescentes guia 1
Adolescentes guia 1Adolescentes guia 1
Adolescentes guia 1
Chispita161290
 
Adolescente
AdolescenteAdolescente
Adolescente
Chispita161290
 
lectura pdf
lectura pdflectura pdf
lectura pdf
Chispita161290
 
Saludadol
SaludadolSaludadol
Saludadol
Chispita161290
 
Ignacio gomara
Ignacio gomaraIgnacio gomara
Ignacio gomara
Chispita161290
 
Comunicacion entre padres e hijos
Comunicacion entre padres e hijosComunicacion entre padres e hijos
Comunicacion entre padres e hijos
Chispita161290
 
SALUD DE LA ADOLESCENCIA
SALUD DE LA ADOLESCENCIASALUD DE LA ADOLESCENCIA
SALUD DE LA ADOLESCENCIA
Chispita161290
 
ADOLESCENCIA Y SALUD
ADOLESCENCIA Y SALUDADOLESCENCIA Y SALUD
ADOLESCENCIA Y SALUD
Chispita161290
 

Más de Chispita161290 (20)

Y llego la adolescencia
Y llego la adolescenciaY llego la adolescencia
Y llego la adolescencia
 
Ser padres de adolescente
Ser padres de adolescenteSer padres de adolescente
Ser padres de adolescente
 
Revista adolescente
Revista adolescente Revista adolescente
Revista adolescente
 
Revista adolescente
Revista adolescenteRevista adolescente
Revista adolescente
 
Manual padres-y-madres
Manual padres-y-madresManual padres-y-madres
Manual padres-y-madres
 
Manual padres y madres
Manual padres y madresManual padres y madres
Manual padres y madres
 
Guía para familias con adolescentes
Guía para familias con adolescentesGuía para familias con adolescentes
Guía para familias con adolescentes
 
El desarrollo de la autoestima en adolescentes
El desarrollo de la autoestima en adolescentesEl desarrollo de la autoestima en adolescentes
El desarrollo de la autoestima en adolescentes
 
Droguett latorre
Droguett latorreDroguett latorre
Droguett latorre
 
Autoestima en la adolescencia analisis
Autoestima en la adolescencia analisisAutoestima en la adolescencia analisis
Autoestima en la adolescencia analisis
 
Autoestima y autoconcepto en adolescentes
Autoestima y autoconcepto en adolescentesAutoestima y autoconcepto en adolescentes
Autoestima y autoconcepto en adolescentes
 
Adolescentes guia 1
Adolescentes guia 1Adolescentes guia 1
Adolescentes guia 1
 
Adolescencia 1
Adolescencia 1Adolescencia 1
Adolescencia 1
 
Adolescente
AdolescenteAdolescente
Adolescente
 
lectura pdf
lectura pdflectura pdf
lectura pdf
 
Saludadol
SaludadolSaludadol
Saludadol
 
Ignacio gomara
Ignacio gomaraIgnacio gomara
Ignacio gomara
 
Comunicacion entre padres e hijos
Comunicacion entre padres e hijosComunicacion entre padres e hijos
Comunicacion entre padres e hijos
 
SALUD DE LA ADOLESCENCIA
SALUD DE LA ADOLESCENCIASALUD DE LA ADOLESCENCIA
SALUD DE LA ADOLESCENCIA
 
ADOLESCENCIA Y SALUD
ADOLESCENCIA Y SALUDADOLESCENCIA Y SALUD
ADOLESCENCIA Y SALUD
 

Último

Presentación sector la arenita_paijan pptx
Presentación sector la arenita_paijan pptxPresentación sector la arenita_paijan pptx
Presentación sector la arenita_paijan pptx
Aracely Natalia Lopez Talavera
 
REGLAMENTO DE FALTAS Y SANCIONES DEL MAGISTERIO 2024.pptx
REGLAMENTO DE FALTAS Y SANCIONES DEL MAGISTERIO 2024.pptxREGLAMENTO DE FALTAS Y SANCIONES DEL MAGISTERIO 2024.pptx
REGLAMENTO DE FALTAS Y SANCIONES DEL MAGISTERIO 2024.pptx
RiosMartin
 
APUNTES UNIDAD I ECONOMIA EMPRESARIAL .pdf
APUNTES UNIDAD I ECONOMIA EMPRESARIAL .pdfAPUNTES UNIDAD I ECONOMIA EMPRESARIAL .pdf
APUNTES UNIDAD I ECONOMIA EMPRESARIAL .pdf
VeronicaCabrera50
 
1.- manual-para-la-creacion-33-dias-de-manifestacion-ulises-sampe.pdf
1.- manual-para-la-creacion-33-dias-de-manifestacion-ulises-sampe.pdf1.- manual-para-la-creacion-33-dias-de-manifestacion-ulises-sampe.pdf
1.- manual-para-la-creacion-33-dias-de-manifestacion-ulises-sampe.pdf
MiNeyi1
 
Maikell-Victor-Quimica-2024-Volume-2.pdf
Maikell-Victor-Quimica-2024-Volume-2.pdfMaikell-Victor-Quimica-2024-Volume-2.pdf
Maikell-Victor-Quimica-2024-Volume-2.pdf
DevinsideSolutions
 
Leyes de los gases según Boyle-Marriote, Charles, Gay- Lussac, Ley general de...
Leyes de los gases según Boyle-Marriote, Charles, Gay- Lussac, Ley general de...Leyes de los gases según Boyle-Marriote, Charles, Gay- Lussac, Ley general de...
Leyes de los gases según Boyle-Marriote, Charles, Gay- Lussac, Ley general de...
Shirley Vásquez Esparza
 
Fundamentos filosóficos de la metodología de la enseñanza
Fundamentos filosóficos de la metodología de la enseñanzaFundamentos filosóficos de la metodología de la enseñanza
Fundamentos filosóficos de la metodología de la enseñanza
iamgaby0724
 
2.- DIARIO -MANIFESTACIONES-LECTURA...pdf
2.- DIARIO -MANIFESTACIONES-LECTURA...pdf2.- DIARIO -MANIFESTACIONES-LECTURA...pdf
2.- DIARIO -MANIFESTACIONES-LECTURA...pdf
MiNeyi1
 
Los Dominios y Reinos de los Seres Vivos
Los Dominios y Reinos de los Seres VivosLos Dominios y Reinos de los Seres Vivos
Los Dominios y Reinos de los Seres Vivos
karlafreire0608
 
ANALISIS CRITICO DEL PENSAMIENTO COLONIAL Y DESCOLONIZACION
ANALISIS CRITICO DEL PENSAMIENTO COLONIAL Y DESCOLONIZACIONANALISIS CRITICO DEL PENSAMIENTO COLONIAL Y DESCOLONIZACION
ANALISIS CRITICO DEL PENSAMIENTO COLONIAL Y DESCOLONIZACION
carla466417
 
Programación de la XI semana cultural del CEIP Alfares
Programación de la XI semana cultural del CEIP AlfaresProgramación de la XI semana cultural del CEIP Alfares
Programación de la XI semana cultural del CEIP Alfares
Alfaresbilingual
 
Qué entra en el examen de Geografía.pptx
Qué entra en el examen de Geografía.pptxQué entra en el examen de Geografía.pptx
Qué entra en el examen de Geografía.pptx
saradocente
 
CALCULO DE AMORTIZACION DE UN PRESTAMO.pdf
CALCULO DE AMORTIZACION DE UN PRESTAMO.pdfCALCULO DE AMORTIZACION DE UN PRESTAMO.pdf
CALCULO DE AMORTIZACION DE UN PRESTAMO.pdf
cesareduvr95
 
Desarrollo-Embrionario-y-Diferenciacion-Celular.pptx
Desarrollo-Embrionario-y-Diferenciacion-Celular.pptxDesarrollo-Embrionario-y-Diferenciacion-Celular.pptx
Desarrollo-Embrionario-y-Diferenciacion-Celular.pptx
TatianaHerrera46
 
preguntas de historia universal. guia comipems
preguntas de historia universal. guia comipemspreguntas de historia universal. guia comipems
preguntas de historia universal. guia comipems
nahomigonzalez66
 
Mi Comunidad En El Sector Monterrey-Poste Blanco
Mi Comunidad En El Sector Monterrey-Poste BlancoMi Comunidad En El Sector Monterrey-Poste Blanco
Mi Comunidad En El Sector Monterrey-Poste Blanco
Ruth Noemí Soto Villegas
 
REGIMÉN ACADÉMICO PARA LA EDUCACIÓN SECUNDARIA - RESOC-2024-1650-GDEBA-DGC...
REGIMÉN ACADÉMICO PARA LA EDUCACIÓN SECUNDARIA - RESOC-2024-1650-GDEBA-DGC...REGIMÉN ACADÉMICO PARA LA EDUCACIÓN SECUNDARIA - RESOC-2024-1650-GDEBA-DGC...
REGIMÉN ACADÉMICO PARA LA EDUCACIÓN SECUNDARIA - RESOC-2024-1650-GDEBA-DGC...
carla526481
 
c3.hu3.p3.p4.Los seres humanos y no humanos.pptx
c3.hu3.p3.p4.Los seres humanos y no humanos.pptxc3.hu3.p3.p4.Los seres humanos y no humanos.pptx
c3.hu3.p3.p4.Los seres humanos y no humanos.pptx
Martín Ramírez
 
Carnavision: anticipa y aprovecha - hackathon Pasto2024 .pdf
Carnavision: anticipa y aprovecha - hackathon Pasto2024 .pdfCarnavision: anticipa y aprovecha - hackathon Pasto2024 .pdf
Carnavision: anticipa y aprovecha - hackathon Pasto2024 .pdf
EleNoguera
 
ROMPECABEZAS DE COMPETENCIAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ROMPECABEZAS DE COMPETENCIAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLAROMPECABEZAS DE COMPETENCIAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ROMPECABEZAS DE COMPETENCIAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
JAVIER SOLIS NOYOLA
 

Último (20)

Presentación sector la arenita_paijan pptx
Presentación sector la arenita_paijan pptxPresentación sector la arenita_paijan pptx
Presentación sector la arenita_paijan pptx
 
REGLAMENTO DE FALTAS Y SANCIONES DEL MAGISTERIO 2024.pptx
REGLAMENTO DE FALTAS Y SANCIONES DEL MAGISTERIO 2024.pptxREGLAMENTO DE FALTAS Y SANCIONES DEL MAGISTERIO 2024.pptx
REGLAMENTO DE FALTAS Y SANCIONES DEL MAGISTERIO 2024.pptx
 
APUNTES UNIDAD I ECONOMIA EMPRESARIAL .pdf
APUNTES UNIDAD I ECONOMIA EMPRESARIAL .pdfAPUNTES UNIDAD I ECONOMIA EMPRESARIAL .pdf
APUNTES UNIDAD I ECONOMIA EMPRESARIAL .pdf
 
1.- manual-para-la-creacion-33-dias-de-manifestacion-ulises-sampe.pdf
1.- manual-para-la-creacion-33-dias-de-manifestacion-ulises-sampe.pdf1.- manual-para-la-creacion-33-dias-de-manifestacion-ulises-sampe.pdf
1.- manual-para-la-creacion-33-dias-de-manifestacion-ulises-sampe.pdf
 
Maikell-Victor-Quimica-2024-Volume-2.pdf
Maikell-Victor-Quimica-2024-Volume-2.pdfMaikell-Victor-Quimica-2024-Volume-2.pdf
Maikell-Victor-Quimica-2024-Volume-2.pdf
 
Leyes de los gases según Boyle-Marriote, Charles, Gay- Lussac, Ley general de...
Leyes de los gases según Boyle-Marriote, Charles, Gay- Lussac, Ley general de...Leyes de los gases según Boyle-Marriote, Charles, Gay- Lussac, Ley general de...
Leyes de los gases según Boyle-Marriote, Charles, Gay- Lussac, Ley general de...
 
Fundamentos filosóficos de la metodología de la enseñanza
Fundamentos filosóficos de la metodología de la enseñanzaFundamentos filosóficos de la metodología de la enseñanza
Fundamentos filosóficos de la metodología de la enseñanza
 
2.- DIARIO -MANIFESTACIONES-LECTURA...pdf
2.- DIARIO -MANIFESTACIONES-LECTURA...pdf2.- DIARIO -MANIFESTACIONES-LECTURA...pdf
2.- DIARIO -MANIFESTACIONES-LECTURA...pdf
 
Los Dominios y Reinos de los Seres Vivos
Los Dominios y Reinos de los Seres VivosLos Dominios y Reinos de los Seres Vivos
Los Dominios y Reinos de los Seres Vivos
 
ANALISIS CRITICO DEL PENSAMIENTO COLONIAL Y DESCOLONIZACION
ANALISIS CRITICO DEL PENSAMIENTO COLONIAL Y DESCOLONIZACIONANALISIS CRITICO DEL PENSAMIENTO COLONIAL Y DESCOLONIZACION
ANALISIS CRITICO DEL PENSAMIENTO COLONIAL Y DESCOLONIZACION
 
Programación de la XI semana cultural del CEIP Alfares
Programación de la XI semana cultural del CEIP AlfaresProgramación de la XI semana cultural del CEIP Alfares
Programación de la XI semana cultural del CEIP Alfares
 
Qué entra en el examen de Geografía.pptx
Qué entra en el examen de Geografía.pptxQué entra en el examen de Geografía.pptx
Qué entra en el examen de Geografía.pptx
 
CALCULO DE AMORTIZACION DE UN PRESTAMO.pdf
CALCULO DE AMORTIZACION DE UN PRESTAMO.pdfCALCULO DE AMORTIZACION DE UN PRESTAMO.pdf
CALCULO DE AMORTIZACION DE UN PRESTAMO.pdf
 
Desarrollo-Embrionario-y-Diferenciacion-Celular.pptx
Desarrollo-Embrionario-y-Diferenciacion-Celular.pptxDesarrollo-Embrionario-y-Diferenciacion-Celular.pptx
Desarrollo-Embrionario-y-Diferenciacion-Celular.pptx
 
preguntas de historia universal. guia comipems
preguntas de historia universal. guia comipemspreguntas de historia universal. guia comipems
preguntas de historia universal. guia comipems
 
Mi Comunidad En El Sector Monterrey-Poste Blanco
Mi Comunidad En El Sector Monterrey-Poste BlancoMi Comunidad En El Sector Monterrey-Poste Blanco
Mi Comunidad En El Sector Monterrey-Poste Blanco
 
REGIMÉN ACADÉMICO PARA LA EDUCACIÓN SECUNDARIA - RESOC-2024-1650-GDEBA-DGC...
REGIMÉN ACADÉMICO PARA LA EDUCACIÓN SECUNDARIA - RESOC-2024-1650-GDEBA-DGC...REGIMÉN ACADÉMICO PARA LA EDUCACIÓN SECUNDARIA - RESOC-2024-1650-GDEBA-DGC...
REGIMÉN ACADÉMICO PARA LA EDUCACIÓN SECUNDARIA - RESOC-2024-1650-GDEBA-DGC...
 
c3.hu3.p3.p4.Los seres humanos y no humanos.pptx
c3.hu3.p3.p4.Los seres humanos y no humanos.pptxc3.hu3.p3.p4.Los seres humanos y no humanos.pptx
c3.hu3.p3.p4.Los seres humanos y no humanos.pptx
 
Carnavision: anticipa y aprovecha - hackathon Pasto2024 .pdf
Carnavision: anticipa y aprovecha - hackathon Pasto2024 .pdfCarnavision: anticipa y aprovecha - hackathon Pasto2024 .pdf
Carnavision: anticipa y aprovecha - hackathon Pasto2024 .pdf
 
ROMPECABEZAS DE COMPETENCIAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ROMPECABEZAS DE COMPETENCIAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLAROMPECABEZAS DE COMPETENCIAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ROMPECABEZAS DE COMPETENCIAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
 

Desarrollo adolescente

  • 1. 20 INTRODUCCIÓN Posiblemente, muchos de los pro- blemas de los adolescentes son conse- cuencia de comportamientos favorecidos genéticamente, pero que ya no son ne- cesarios o deseables en el momento ac- tual de nuestra evolución y se adaptan mal a las exigencias de la sociedad pre- sente. La adolescencia debería de ser el me- jor período de nuestra vida. La mayoría de las funciones tanto físicas como psicoló- gicas están en plenitud: fuerza, reflejos, rapidez, memoria, etc. Es cuando disfru- tamos más de nuestro cuerpo y sus mo- vimientos, cuando la comida sabe mejor, los olores son más profundos, la música es más bonita y el amor más real. Es du- rante la adolescencia cuando las ideas nuevas, el arte y las creencias tienen un mayor impacto en nuestra imaginación. Curiosamente, los adolescentes no han gozado de muy buena fama ya des- de períodos remotos de nuestra sociedad, aunque posiblemente sea la adaptación a esta sociedad “moderna” lo que con- tribuya a esta mala prensa. Durante millones de años de evolu- ción de la especie humana los “machos” se han ido seleccionando por ser agre- sivos, independientes y aventureros, mien- tras que las “hembras” por ser sociables y “maternales”. Sin embargo, las condi- ciones culturales y sociales han ido cam- biando rápidamente en los últimos miles y más aún en los últimos cientos de años, lo que dificulta la expresión de estos ras- gos seleccionados para cada género, cau- sando por lo tanto un alto grado de estrés Desarrollo del adolescente. Aspectos físicos, psicológicos y sociales La adolescencia es un período de la vida con intensos cambios físicos, psíquicos y sociales, que convierten al niño en adulto y le capacitan para la función reproductora. Los cambios físicos tienen una amplia variación de la normalidad. Es pues necesario comprender y conocer estos cambios para poder diferenciar las variaciones normales de las anomalías en el crecimiento y desarrollo puberales. Durante millones de años de evolución de la especie humana, se han ido seleccionando un tipo de comportamientos. Sin embargo, las condiciones culturales y sociales han ido cambiando rápidamente en los últimos miles y más aún en los últimos cientos de años, lo que dificulta la expresión de estos rasgos seleccionados, causando por lo tanto un alto grado de estrés durante la adolescencia, que se traduce en mucha de la patología típica de este período de la vida. Adolescencia; Maduración. DEVELOPMENT OF THE ADOLESCENT. PHYSICAL, PSYCHOLOGICAL AND SOCIAL ASPECTS Adolescence is a period of life with intense physical, psychic and social changes, that convert the child into adult and makes him/her capable for reproductive function. The physical changes have a wide variation of normal limits. Thus, it is necessary to understand and know these changes to be able to differentiate normal variations from the abnormal ones in growth pubertal and development. During millions of years of evolution of the human species, a type of behaviors has been selected. However, the cultural and social conditions have been rapidly changing in the last thousands and even more in the last hundreds of years, which makes it difficult to express these selected traits, thus causing a high degree of stress during adolescence that is translated into many of the typical diseases during this period of life. Adolescence; Maduration. J.J. Casas Rivero, M.J. Ceñal González Fierro Unidad de Medicina del Adolescente. Servicio de Pediatría. Hospital de Móstoles, Madrid Resumen Palabras clave Abstract Key words Pediatr Integral 2005;IX(1):20-24 Nuestros jóvenes parecen gozar del lujo, son mal educados y desprecian la autoridad. No tienen respeto a los adul- tos y pierden el tiempo yendo y vinien- do de un lado para otro. Están prestos a contradecir a sus padres, tiranizar a sus maestros y a comer desaforadamente (Sócrates, siglo IV a. C.). Rev PI 9/1 72p 31/3/05 11:20 Página 20
  • 2. durante la adolescencia que se traduce en mucha de la patología típica de este período de la vida. Las malas noticias son que el conflic- to no va a desaparecer por sí solo, inclu- so será peor si no hacemos nada; y las buenas, que estamos empezando a com- prender las condiciones que hacen posi- ble este conflicto y, por tanto, podremos iniciar acciones para poderlo solucionar. Para algunos adolescentes, los hábitos que adquieren para solucionar sus conflic- tos acaban resultando en adaptaciones pa- tológicas, que afectan tanto a su salud men- tal como física para el resto de sus vidas. Si conseguimos tener una mejor idea de có- mo es ese conflicto, y es posible eliminar algunas de sus causas, podremos preve- nir la aparición de patologías, tanto agudas como crónicas, y lograr el desarrollo de to- do el potencial de este período de la vida. Si miramos muy para atrás, vemos que nuestra especie humana se ha adaptado a un período relativamente largo de infan- cia protegida que hace posible un apren- dizaje prolongado, que es lo que nos da ventaja sobre el resto; pero no se pueden posponer demasiado las funciones tanto reproductivas como productivas propias del adulto de manera impune. Existe bastante discusión sobre si el estrés y la rebeldía típica de esta época es normal o incluso deseable. La realidad es que la mayoría de los adolescentes son “normales” y no muestran grandes dosis de estrés. Aún así, parece que algo tan enrai- zado en tan diferentes culturas y a través de los siglos no tenga una base real. Po- dría ser que el desarrollo de la pubertad influya en la aparición de varios compor- tamientos que hacen que esta edad sea “problemática”. Así, probablemente, nuestro material genético lleve una serie de poderosas ins- trucciones para que aparezcan comporta- mientos depredadores por un lado y de co- operación por otro, puestos en marcha por los cambios hormonales de la pubertad. Si los adolescentes no hubieran estado pro- gramados para ser revoltosos, agresivos y “sexys”, seguramente no estaríamos aho- ra aquí. Sin embargo, nuestro entorno fuer- za a olvidar la llamada de la naturaleza y llamamos anormales algunos de los es- fuerzos por perpetuarse de la especie. Cambios sociales Cuando hace unos 10.000 años apa- reció la agricultura y fue la principal for- ma de supervivencia de la especie hu- mana, también aparecieron una serie de cambios en los comportamientos, radi- calmente distintos a los previos de la ca- za y vida nómada. Es una actividad de hombres más “maduros”, capaces de permanecer en un mismo lugar de forma permanente, con paciencia, capaces de hacer tareas repetitivas y de lentos re- sultados. En el siglo XVIII y XIX llegó la revolu- ción industrial y la sociedad se mudó a las ciudades, los hombres salían de los ho- gares para trabajar, mientras las mujeres y niños permanecían en casa. Así, el tra- bajo se independiza de la casa, las mu- jeres se “infantilizan” y los niños se “femi- nizan”. Simultáneamente, se va consi- guiendo la escolarización más o menos universal, leyes laborales que limitan el trabajo en la infancia y aparecen los me- dios de comunicación de masas. Progresivamente, se han ido redu- ciendo las posibilidades de acción del adolescente en el mundo adulto, favore- ciendo las de los individuos más “madu- ros”. Este aislamiento de la “vida real”, aunque útil para la adaptación futura en nuestra sociedad, puede crear un gran sentimiento de frustración, puesto que no se adapta a la programación genética. Tenemos que tener en cuenta que pa- rece que la programación genética de nuestra naturaleza humana aunque sea muy difícil que cambie en períodos cortos de tiempo, es más flexible de lo que se pensaba. Para sobrevivir, los humanos se han programado para cooperar y com- petir entre ellos, aceptar oportunidades y riesgos, usar sus mentes y cuerpos en to- do su potencial, incluido el disfrute sexual. Esto también nos tiene que hacer pen- sar que los individuos que no pueden se- guir y desarrollar sus instrucciones gené- ticas sobre actividad física o mental o acep- tación de riesgos puedan estar tan frus- trados como los sexualmente reprimidos. Soluciones Podríamos intentar: 1. Cambiar el código genético o bien 2. Volver al sistema social que permita el desarrollo de las necesidades de los adolescentes. No parece muy coherente, ni posible, ninguna de ellas, pero podríamos intentar descubrir que es lo que les gusta hacer a los adolescentes que sea coherente con su código genético y con los requeri- mientos de la sociedad actual, favore- ciendo las oportunidades de éstos y re- duciendo aquéllas que tan sólo satisfacen uno o ninguno de los dos. Esto nos lleva a preguntarnos: ¿Qué es lo que les gusta hacer a los adolescentes? La respuesta inmediata se- ría “no hacer nada”, “tumbarse a la bar- tola”, etc. La realidad es que ellos valoran aquellas actividades que les suponen un reto creciente y hacen que se desarrollen sus habilidades. Disfrutan cuando partici- pan en deportes, aficiones, arte, música, etc. y con sus amigos. Esto hace que se aumenten sus habilidades y conocimien- tos y se sientan a gusto consigo mismos. Si no tienen estas oportunidades los adolescentes frecuentemente se buscan otras alternativas que les suponga un de- safío. La evidencia nos hace deducir que los adolescentes disfrutan y buscan las situaciones que les hace sentirse com- petentes. Si estas situaciones no existen, las inventan. Como estas oportunidades creadas por los propios adolescentes por definición están fuera de la norma so- cial, obligatoriamente los adultos las ve- rán como anormales. En ocasiones, todo ello resulta en nuevas manifestaciones de arte, música o incluso avances científicos gracias a romper con las ideas precon- cebidas de los “mayores”. La violencia, uso de drogas y delin- cuencia juvenil normalmente las vemos entre los adolescentes varones de áreas sociales marginales, pero sorprendente- mente también afecta a aquellos que no les falta de nada. Estos comportamientos se deben a la necesidad de librarse de un entorno aburrido y sin retos. 21 En resumen, podríamos simplificar diciendo que muchos de los problemas de los adolescentes son consecuencia de comportamientos favorecidos gené- ticamente, pero que ya no son necesa- rios o deseables en el momento actual de nuestra evolución. Rev PI 9/1 72p 31/3/05 11:20 Página 21
  • 3. El robo, vandalismo o incluso la ex- perimentación con drogas, significa el ha- cer cosas excitantes, más o menos peli- grosas y de las que uno puede estar “or- gulloso”. Incluso la promiscuidad sexual para muchos adolescentes es una forma de pro- bar sus habilidades en un contexto que su- pone un desafío. A veces, nos sorprende- mos cuando una chica “bien” e inteligente se queda embarazada. Tenemos que ser conscientes de que el “sexo seguro” no es prioridad para los adolescentes, ellas quie- ren probar si son capaces de atraer a los chicos, sentirse deseables, actuar como adultos y tener poder, y también hasta cier- to punto probar su capacidad de cuidar y ser responsable de otra vida. Todo esto es- tá programado en sus genes. Para algunas chicas, la única forma de cumplir con estas instrucciones es quedarse embarazada en contra de los deseos de los adultos. Existen varias áreas en las que los adolescentes pueden tener dificultades para expresar todo su potencial en nues- tra sociedad que podríamos llamar los “obstáculos al disfrute de la adolescen- cia”, que podemos resumir en: 1. Restricción de movimiento y libertad. 2. Falta de responsabilidad. 3. Problemas de sexualidad e intimidad. 4. Aislamiento de los modelos adultos. 5. Falta de poder y control. Esta lista puede sugerir qué es lo que hace falta para mejorar las patologías en- démicas de la adolescencia. Muchas ve- ces asumimos que el crecer y madurar es algo natural y que los adolescentes, an- tes o después, conseguirán ser personas adultas bien adaptadas a nuestra socie- dad por sí mismos. Desgraciadamente el “crecer” ya no es “natural”. Las condiciones de nuestra sociedad hacen muy difícil a nuestros jóvenes el adquirir las experiencias que su “naturaleza” necesita. Sería muy deseable que los respon- sables políticos y los padres fueran ca- paces de adelantarse a las necesidades de los adolescentes y tenerlas en cuen- ta a la hora de decidir los planes educa- tivos, legislación laboral e incluso la pla- nificación urbanística, entre otras cues- tiones que afectan a la calidad de vida. Pero, mientras esperamos a estas so- luciones utópicas, los padres pueden ha- cer bastante para ayudar. Simplemente au- mentar el tiempo que los padres pasan con sus hijos adolescentes ayudaría. ¿Qué tiene esto que ver con el pe- diatra? Dado que mucha de la morbilidad y mortalidad de los adolescentes se de- be a accidentes, suicidio, violencia y dro- gas, el médico tendrá que estar atento a los síntomas de frustración y aburrimien- to y falta de interés y alegría, que hace vul- nerable al adolescente a estas patologí- as. Todo lo que el médico sea capaz de hacer para despertar la curiosidad natu- ral del adolescente a implicarle en acti- vidades que le supongan un reto, será útil. Esto puede hacerse directamente o a tra- vés de los padres, colegio, psicólogos, etc. o los amigos. FASES MADURATIVAS Es importante tener en cuenta que nin- guna definición será lo suficientemente bue- na como para describir adecuadamente a cada adolescente, no son un grupo ho- mogéneo y tienen una gran variabilidad en su maduración. Además, los distintos as- pectos biológicos, intelectuales, emocio- nales o sociales pueden no llevar el mismo ritmo madurativo y pueden ocurrir retroce- sos, sobre todo en momentos de estrés. La pubertad es el conjunto de cam- bios físicos que ocurren entre la infancia y la edad adulta. FISIOLOGÍA DE LA PUBERTAD La pubertad se inicia por una serie de cambios neurohormonales, cuyo fin último es conseguir la capacidad reproductiva propia de cada sexo. Esto ocurre funda- mentalmente gracias a la interacción en- tre SNC, hipotálamo, hipófisis y gónadas. En la época prepuberal, la hormona liberadora de gonadotropinas (GnRH), y por lo tanto las gonadotropinas hipofisa- rias (FSH y LH), están inhibidas por la al- ta sensibilidad del gonadostato (zona del hipotálamo productora de GnRH), siendo suficientes niveles muy bajos de esteroi- des gonadales para frenar la producción de GnRH. La pubertad comienza con una disminución de la sensibilidad del gona- dostato, lo que permite el aumento de la secreción de GnRH, que se hace pulsá- til. La GnRH actúa sobre la hipófisis in- crementando la secreción de FSH y LH, las cuales a su vez estimulan la gónada correspondiente con el consiguiente au- mento en la producción de andrógenos y estrógenos. La edad de aparición de la pubertad es muy variable con un amplio rango de la normalidad: el 95% de las niñas inicia la pubertad entre los 8,5 y los 13 años y el 95% de los niños entre los 9,5 y los 14 años. Desde hace unos 150 años, la pu- bertad se ha ido iniciando a edades ca- da vez más tempranas, habiéndose ade- lantado 3 a 4 meses por decenio. El desarrollo sexual femenino suele iniciarse con la aparición de botón ma- mario. El tiempo en el que completan la pubertad las niñas es de unos 4 años, pe- ro puede variar entre 1,5 a 8 años. La me- narquia ocurre en el 56% de las niñas en el estadio 4 de Tanner y en el 20% en el 3. Actualmente, la edad media de la menar- quia está en los 12,4 años. El desarrollo sexual masculino se ini- cia en el estadio 2 de Tanner, cuando los testículos alcanzan un volumen de 4 cc. La espermaquia o inicio de emisión del es- perma se produce en el estadio 3 de Tan- ner, con un volumen testicular de 12 cc; con frecuencia, ocurre sobre los 13,5 años. Para poder comprender mejor el de- sarrollo del adolescente, podemos dividir las fases madurativas de la adolescencia en: temprana (11-13 años), media (14-17 años) y tardía (17-21 años). Durante es- te período de tiempo, los adolescentes deben de conseguir la independencia de los padres, la adaptación al grupo, acep- tación de su nueva imagen corporal y el establecimiento de la propia identidad, sexual, moral y vocacional. Adolescencia temprana (11-13 años) La característica fundamental de es- ta fase es el rápido crecimiento somático, con la aparición de los caracteres sexua- les secundarios. La clasificación de las22 Aunque el crecimiento y maduración sea un continuum, la adolescencia la po- demos dividir en tres etapas: temprana (11-13 años), media (14-17 años) y tar- día (17-21 años), durante las cuales el ser humano alcanza la maduración físi- ca, el pensamiento abstracto y estable- ce su propia identidad. Aunque este pe- ríodo puede ser tormentoso, la mayoría de los adolescentes y sus padres lo su- peran sin excesivas estridencias. Rev PI 9/1 72p 31/3/05 11:21 Página 22
  • 4. distintas fases de maduración puberal de Tanner (Figs. 1 y 2) es de gran utilidad pa- ra poder utilizar un lenguaje común en- tre todos los profesionales. Estos cambios hacen que se pierda la imagen corporal previa, creando una gran preocupación y curiosidad por los cambios físicos. El grupo de amigos, nor- malmente del mismo sexo, sirve para con- trarrestar la inestabilidad producida por estos cambios, en él se compara la pro- pia normalidad con la de los demás y la aceptación por sus compañeros de la mis- ma edad y sexo. Los contactos con el se- xo contrario se inician de forma “explo- ratoria”. También, se inician los primeros intentos de modular los límites de la in- dependencia y de reclamar su propia in- timidad pero sin crear grandes conflictos familiares. La capacidad de pensamiento es to- talmente concreta, no perciben las impli- caciones futuras de sus actos y decisio- nes presentes. Creen que son el centro de una gran audiencia imaginaria que constantemente les está observando, con lo que muchas de sus acciones estarán moduladas por este sentimiento (y con un sentido del ridículo exquisito). Su orienta- ción es existencialista, narcisista y son tre- mendamente egoístas. Adolescencia media (14-17 años) El crecimiento y la maduración sexual prácticamente han finalizado adquirien- do alrededor del 95% de la talla adulta y siendo los cambios mucho más len- tos, lo que permite restablecer la imagen corporal. La capacidad cognitiva va siendo ca- paz de utilizar el pensamiento abstracto, aunque este vuelve a ser completamente concreto durante períodos variables y so- bre todo con el estrés. Esta nueva capa- cidad les permite disfrutar con sus habi- lidades cognitivas empezándose a inte- resar por temas idealistas y gozando de la discusión de ideas por el mero placer de la discusión. Son capaces de perci- bir las implicaciones futuras de sus actos y decisiones aunque su aplicación sea va- riable. Tienen una sensación de omnipoten- cia e invulnerabilidad con el pensamien- to mágico de que a ellos jamás les ocu- rrirá ningún percance; esta sensación fa- cilita los comportamientos de riesgo que conllevan a la morbimortalidad (alcohol, tabaco, drogas, embarazo, etc.) de este período de la vida y que puede determi- nar parte de las patologías posteriores en la época adulta. La lucha por la emancipación y el ad- quirir el control de su vida está en plena efervescencia y el grupo adquiere una gran importancia, sirve para afirmar su au- toimagen y definir el código de conduc- ta para lograr la emancipación. Es el gru- po el que dicta la forma de vestir, de ha- blar y de comportarse, siendo las opi- niones de los amigos mucho más impor- tantes que las que puedan emitir los pa- dres; estas últimas siguen siendo muy ne- cesarias, aunque sólo sea para discutir- las, sirven de referencia y dan estabilidad, los padres permanecen, el grupo cambia o desaparece. La importancia de pertenecer a un gru- po es altísima, algunos adolescentes an- tes que permanecer "solitarios" se inclu- yen en grupos marginales, que pueden favorecer comportamientos de riesgo y comprometer la maduración normal de la persona. Las relaciones con el otro sexo son más plurales pero fundamentalmente por el afán narcisista de comprobar la pro- pia capacidad de atraer al otro, aunque las fantasías románticas están en pleno auge. Adolescencia tardía (17-21 años) El crecimiento ha terminado y ya son físicamente maduros. El pensamiento abstracto está plena- mente establecido aunque no necesa- riamente todo el mundo lo consigue. Es- tán orientados al futuro y son capaces de percibir y actuar según las implicaciones futuras de sus actos. Es una fase estable que puede estar al- terada por la "crisis de los 21", cuando teó- ricamente empiezan a enfrentarse a las exi- gencias reales del mundo adulto. Esto pa- rece estar retrasándose cada vez más y po- dríamos hablar de las crisis de los ¿30? ¿35? 23 FIGURA 1. Estadios de maduración de Tanner femeninos Rev PI 9/1 72p 31/3/05 11:21 Página 23
  • 5. 24 Las relaciones familiares son de adul- to a adulto y el grupo pierde importancia para ganar las relaciones individuales de amistad. Las relaciones son estables y capa- ces de reciprocidad y cariño y se em- pieza a planificar una vida en común, fa- milia, matrimonio y proyectos de futuro. CONCLUSIÓN Como pediatras estamos en una po- sición privilegiada para poder ayudar tan- to a los adolescentes como a sus padres para que esta maduración sea "emocio- nante" y enriquecedora. Si los niños que hemos cuidado desde el nacimiento con- siguen "superar" adecuadamente las fa- ses evolutivas de la maduración humana, podrán participar productivamente, y dis- frutar de ello, desarrollando todo su po- tencial en nuestra sociedad. BILIOGRAFÍA Los asteriscos reflejan el interés del artículo a juicio del autor. 1.*** Neistein LS. Adolescent Health Care. A Practical Guide. Philadelphia: Lippincott Williams & Wilkins; 2002. Excelente manual de medicina del adolescen- te, imprescindible en cualquier biblioteca de los pediatras interesados o meramente “sufri- dores” de la atención a este grupo de edad. Todos los temas y enfermedades (orgánicas, psicosomáticas y psíquicas) son tratadas con claridad y ofreciendo líneas de actuación pa- ra ayudar a resolver los problemas terapéuti- cos y diagnósticos. 2.*** Castellano G, Hidalgo MI, Redondo AM. Medicina de la adolescencia. Atención Integral. Madrid: Ergon; 2004. Manual recién editado por la Sociedad de Me- dicina del Adolescente Española. Referencia para los pediatras españoles con una actual y completa revisión de los temas tratados. 3.*** Friedman SB, Fisher M, Schonberg SK. Comprehensive adolescent Health Ca- re. QMP. St. Louis, Missouri: Quality Me- dical Publishing; 1992. Libro de texto completo en medicina del ado- lescente. 4.** Offer D, Ostrov E, Howard KI, Atkinson R. The teenage world: adolescents´ self- image in ten countries. New York: Ple- num Medical Book Company; 1988. Trabajo clásico de cómo son los adolescentes, referencia obligada. 5.** Piaget J. The intellectual development of the adolescent. En: Adolescence: psy- chological perspectives. New York: Ba- sic Books; 1969. Descripción de las fases evolutivas en el pen- samiento del adolescente. Trabajo clásico ex- celente. FIGURA 2. Estadios de maduración de Tanner masculinos Rev PI 9/1 72p 31/3/05 11:21 Página 24