SlideShare una empresa de Scribd logo
Pedro Cañal. (2008). Alambique. [Versión electrónica]. Revista Alambique 58 
El cuerpo humano: una perspectiva sistémica 
Pedro Cañal 
Se presenta el resultado de un análisis sistémico del conocimiento profesional sobre el cuerpo humano, fijándonos en las 
ventajas de este enfoque para promover un conocimiento escolar significativo sobre la estructura y funcionamiento de 
nuestro cuerpo, considerando de forma integrada sus diversos niveles de organización. 
Palabras clave: ciencias experimentales, cuerpo humano, sistema, conocimiento profesional, aprendizaje significativo 
The human body: a systemic perspective 
This article presents the findings of a systemic analysis of professional knowledge on the human body, stressing the 
advantages of this focus to promote meaningful learning on the structure of the human body and how it works and taking 
an integrated look at its different levels and organisation. 
El conocimiento biológico sobre nuestro cuerpo que más frecuentemente se expone en los textos escolares o en Internet 
está organizado en forma de lecciones o apartados diferenciados sobre los aparatos o sistemas del organismo, describiendo 
sucesivamente la estructura y función específica que posee cada uno de ellos. De este modo, se suele presentar la 
anatomía y fisiología de nuestro cuerpo como la suma de las estructuras y funciones de esas partes especializadas, de 
manera que la mayoría de los contenidos aportados en estas fuentes se centra en la descripción anatómica y en el 
funcionamiento de cada aparato o sistema: locomotor, digestivo, respiratorio, circulatorio, excretor, nervioso, 
reproductor..., con estas u otras denominaciones. 
Como la enseñanza habitual de estos aspectos de la biología humana se apoya fuertemente en contenidos de este perfil, 
aportados por los libros de texto, es común que el alumnado desarrolle unos conocimientos sobre nuestro organismo, por 
una parte, muy próximos en algunos aspectos al saber cotidiano y, por otra, muy "escolares", es decir, poco significativos y 
muy fragmentados (Nuñez y Banet, 1996; Cubero, 1998; Ignacio, 2005; Pujol, Bonil y Márquez, 2006). Unos 
conocimientos centrados sobre todo en el aprendizaje de nombres de huesos, venas y arterias, músculos, glándulas o 
componentes anatómicos de distintos aparatos, y poco en promover seriamente la comprensión del funcionamiento y el 
sentido biológico de esas partes y, menos aún, en impulsar esquemas integradores sobre cómo contribuyen esas 
estructuras al desarrollo de nuestras funciones vitales. 
La imperante fragmentación del conocimiento no sólo se produce en este sentido, al abordar separadamente las distintas 
partes del organismo, sino que en muchos casos se extiende también al ámbito de los distintos niveles de organización que 
presentan los seres vivos complejos. Si la exposición que efectúa el texto escolar se enfoca desde el nivel de organismo, 
por ejemplo, es común que se realicen pocas alusiones a lo que ocurre en los niveles celular, molecular o de ecosistema, 
frecuentemente tratados en distintas lecciones o incluso diferentes cursos académicos. Y si se centra en el nivel celular o 
molecular, no cabe esperar, por lo general, que se incluyan menciones a los niveles macroscópicos. 
Probablemente la mayor parte de los docentes estemos de acuerdo, básicamente, en la necesidad de conseguir que los 
alumnos lleguen a desarrollar un conocimiento integrado sobre el cuerpo humano. Sin embargo, pueden plantearse muchas 
dudas sobre cómo promover este enfoque. ¿Se trabaja en clase cada aparato o parte del cuerpo por separado y después 
realizamos actividades para relacionarlas entre sí? ¿Son los alumnos los principales responsables de establecer esas 
relaciones, al estudiar lo trabajado en clase sobre cada aparato? ¿Es conveniente para la integración del saber considerar 
simultáneamente distintos niveles de organización corporal humana al estudiar aspectos, por ejemplo, como el crecimiento, 
la nutrición o la memoria, o es mejor abordar cada nivel por separado cuando corresponda y posteriormente establecer 
relaciones? ¿Es conveniente introducir en la educación primaria contenidos, aunque sean muy elementales, relativos al 
nivel celular o químico, al trabajar sobre el cuerpo humano? 
Podemos debatir sobre las ventajas y los inconvenientes de unas u otras posibilidades. Pero incluso si aceptáramos la 
opción de abordar la gran complejidad de nuestro organismo por partes anatómicas o funcionales, y en sucesivos niveles 
de menor a mayor complejidad, ello no supondría un gran obstáculo para incluir nexos integradores. En educación 
secundaria, por ejemplo, ¿cómo comprender la estructura y el funcionamiento de un músculo o una extremidad sin 
considerar, en alguna medida, el mecanismo de la contracción muscular, los nutrientes necesarios, su relación con los 
huesos, con el sistema circulatorio o con el sistema nervioso? ¿Cómo abordar el sistema digestivo sin hacer alguna 
referencia a la composición química de los alimentos, al sistema circulatorio, al sistema nervioso, a los músculos que
intervienen o a los nutrientes celulares que produce la digestión y su sentido en la nutrición? 
Para llegar a conocer y entender la estructura, las propiedades y el funcionamiento de nuestro cuerpo, habrá que ir 
construyendo, en primer lugar, conocimientos relacionales, es decir, que conecten cada aprendizaje sobre un órgano, 
sistema o proceso fisiológico particular con la función general en la que interviene; y, por otra parte, habrá que construir 
conocimientos que contemplen simultáneamente (en formulaciones todo lo básicas que sea necesario, en función de la 
edad de los alumnos) los distintos niveles de organización relevantes en cada caso: molecular, celular, de órganos y 
sistemas orgánicos y de población o ecosistema. Es obvio, además, en una didáctica actual, que la enseñanza sobre el 
cuerpo humano deberá abordarse considerando el conjunto de las vivencias, sentimientos e ideas personales de los 
alumnos sobre su propio cuerpo, pero en este artículo nos centraremos específicamente en el terreno del conocimiento 
biológico escolar sobre nuestro organismo, analizándolo desde una perspectiva sistémica general que nos permita a los 
docentes superar las limitaciones y arbitrariedades del saber sobre nuestro organismo que se suele promover en las aulas. 
El cuerpo humano como sistema 
Partiremos de la idea de sistema como todo ente físico o mental constituido por un conjunto de elementos que mantienen 
interacciones entre sí, de acuerdo con un determinado esquema organizativo que regula los cambios posibles en el mismo, 
con lo que se mantiene, así, su identidad. Son sistemas, por ejemplo, desde un átomo hasta el universo, una célula, una 
máquina, una ciudad, el álgebra, una composición musical, la economía, el cuerpo humano, un cuadro, etc. 
Cualquier ser vivo puede y debe ser estudiado, por tanto, no sólo en cuanto a los componentes o partes que forman su 
cuerpo, sino también en relación con las interacciones que estas partes mantienen entre sí y los cambios y esquemas 
organizativos relacionados con esas interacciones (véase el http://www.grao.com/imgart/GRF/AL/AL58011U.jpg - cuadro 
1). 
Una célula, por ejemplo, está formada por una serie de componentes (membranas, orgánulos, diversas moléculas 
orgánicas e inorgánicas, etc.) que interaccionan entre sí, lo que va generando cambios estructurales y funcionales, pero de 
forma que éstos se mantienen, mientras la célula está viva, entre unos márgenes regulados por su genoma, en interacción 
con el medio en que desarrolla su existencia la célula considerada. 
La perspectiva sistémica (GIE, 1991; Cañal, Pozuelos y Travé, 2005, etc.) permite superar la descripción superficial de 
elementos de la realidad que predomina en los currículos disciplinares. La organización sistémica del conocimiento escolar 
sobre los seres vivos permite estructurar el saber de forma relacional, incrementando así su significatividad potencial. 
En concreto, en este caso, el enfoque sistémico permite relacionar lógicamente y organizar los conocimientos biológicos de 
interés educativo sobre el cuerpo humano. Y lo hace en torno a los cuatro elementos metacognitivos antes mencionados: 
sus componentes anatómicos (provistos de unidad y diversidad), las interacciones entre esos componentes y del conjunto 
con el entorno, las formas de organización que presenta nuestro organismo y los procesos de cambio que le caracterizan. 
La visión sistémica que se expone a continuación, que sigue el modelo de análisis que desarrollamos en Cañal (2008), nos 
puede proporcionar un esquema conceptual reorganizador de nuestros conocimientos profesionales en este campo, 
posiblemente también insuficientemente integrados. Se trata de un esquema interpretativo más complejo que resultará 
muy útil a la hora de reflexionar sobre los interrogantes específicos sobre nuestro organismo que puedan surgir y 
abordarse en clase. 
Niveles de organización del cuerpo humano 
Cualquier sistema complejo puede presentar varios niveles de organización. El cuerpo humano es sin duda un sistema 
complejo y al estudiarlo es preciso contemplar sus distintos niveles de organización. Nuestro cuerpo puede ser visto y 
analizado, al mismo tiempo, como un conjunto ordenado de moléculas, como conjunto de células formando tejidos, como 
colección de órganos (formando un organismo) o como integrante de una población de individuos de nuestra especie en un 
eco-socio-sistema determinado. A la hora de reflexionar sobre el conocimiento escolar relativo a la biología humana es 
necesario tener en cuenta, en la medida de lo posible y adecuado en cada etapa, cada uno de estos niveles de 
organización. 
El nivel de organismo (http://www.grao.com/imgart/GRF/AL/AL58012U.jpg - cuadro 2) es sin duda el que nos resulta más 
básico y accesible inicialmente. El cuerpo, tal como lo percibimos por nuestros sentidos (su aspecto exterior, su conducta, 
etc., pero también, en alguna medida, su estructura interior, con sus órganos internos), es el nivel al que corresponden las 
principales experiencias y conocimientos iniciales de los escolares. A partir de ahí partirá la exploración y comprensión 
elemental de los niveles de organización no directamente perceptibles: hacia lo microscópico (los niveles celular y 
molecular) y hacia lo macroscópico (las poblaciones de individuos de nuestra especie que interaccionan con los demás 
elementos de los ecosistemas). 
Los organismos humanos presentan aspectos comunes entre sí, pero también es patente su diversidad. Esta unidad y 
diversidad se manifiesta en todos los niveles de organización que consideremos; en este caso los cuatro antes 
mencionados: molecular, celular, de organismo y de población o ecosistema.
Nivel molecular 
En este nivel hay que destacar que la composición del cuerpo humano resulta ser semejante en cuanto a los elementos 
químicos y la mayor parte de las moléculas que forman parte de sus estructuras e intervienen en su metabolismo. Pero hay 
diferencias características entre distintas partes del organismo en determinados aspectos bioquímicos. Diferencias en lo 
que se refiere a los genes activos y, por tanto, en los ARN producidos, en las proteínas sintetizadas y, en general, en 
aspectos concretos del metabolismo en cada estructura anatómica. No obstante, también son muy relevantes los aspectos 
unitarios, pues cualquier parte del cuerpo está formada básicamente por átomos de unos mismos elementos químicos, 
combinados entre sí en unos determinados tipos de moléculas orgánicas e inorgánicas que suelen ocupar un lugar 
semejante en el metabolismo. 
Nivel celular 
Algo similar ocurre en el nivel celular. Todo el cuerpo está formado por células, como unidad mínima de organización que 
realiza el conjunto de las funciones vitales. Pero hay diversidad de células en cuanto a su forma, orgánulos que presentan, 
tejidos de los que forman parte, funciones que desempeñan, su distribución en el cuerpo, etc. 
Nivel del organismo 
En cuanto al nivel de organismo, es el nivel organizativo básico que nos servirá de referencia constante para la 
comprensión global y en detalle de la estructura y fisiología de nuestro cuerpo. En este nivel es fundamental, en primer 
lugar, comprender el sentido biológico global de nuestro organismo, como superestructura que permite la satisfacción de 
las necesidades metabólicas de cada una de las células que lo constituyen y el adecuado mantenimiento de las propias 
estructuras y funciones corporales. Y además, naturalmente, comprender la función de cada estructura corporal concreta 
que contribuye a satisfacer las necesidades vitales de los distintos tipos de células. Pero es necesario enfatizar el sentido 
fisiológico de tales estructuras y establecer paralelismos con otras especies, entre seres tan aparentemente distintos como 
nosotros, un insecto o cualquier planta. Tiene gran importancia el estudio de estructuras corporales concretas, atendiendo 
a sus características específicas, pero sin perder de vista el para qué de cada órgano en el conjunto del cuerpo, siempre en 
relación con la satisfacción de una o varias funciones vitales. 
Nivel de población 
Por último, en el nivel de población, hay que resaltar que nuestra especie incluye, como cualquier otra, individuos 
semejantes entre sí en sus rasgos morfológicos, fisiológicos y comportamentales básicos, en razón de la información 
genética característica de la especie que se transmite en la reproducción. Pero ello no impide la existencia de diferencias de 
mayor o menor entidad entre unos y otros individuos o poblaciones de nuestra especie, tanto morfológicas (estatura, 
rasgos faciales, color del pelo, de la piel, etc.) como en aspectos fisiológicos concretos; por ejemplo, el patente dimorfismo 
sexual entre los adultos y los rasgos fisiológicos y comportamentales diferenciados que son característicos en distintos 
momentos del desarrollo vital. 
Interacciones entre componentes del sistema corporal 
En el nivel molecular se producen interacciones físicas y químicas entre iones y moléculas orgánicas e inorgánicas, así 
como con fuentes de energía. Muchas de estas interacciones constituyen la base de los procesos de nutrición, relación y 
reproducción de cada individuo. A lo largo de la educación escolar es posible resaltar algunos aspectos especialmente 
relevantes al respecto: 
• Que todos obtenemos nuestros nutrientes a partir de los alimentos que tomamos del entorno y que estos nutrientes 
se emplean para satisfacer los requerimientos de las células que forman los tejidos, órganos y aparatos que 
constituyen el cuerpo y así poder crecer, desarrollarnos, relacionarnos y reproducirnos. 
• Que la luz interacciona con sustancias situadas en estructuras especializadas de nuestro cuerpo y ello permite 
procesos como la visión, el funcionamiento de nuestro reloj biológico, etc. 
• Que la luz solar interacciona también con moléculas que forman parte de las células epidérmicas y provoca 
fenómenos como la expansión de los melanocitos, quemaduras, producción de vitamina D, desarrollo de tumores, 
etc. 
• Que la interacción química que se produce entre moléculas de nuestro cuerpo y otras moléculas y factores físicos 
del entorno (como la temperatura, la humedad, ciertas vibraciones, etc.) sustenta el conjunto de nuestras 
percepciones sensoriales, lo que resulta crucial en procesos concretos de la nutrición, relación y reproducción. 
• Que el funcionamiento del cerebro y todos los fenómenos psicológicos (aprendizaje, recuerdos, sentimientos, 
deseos, la conciencia, etc.) se basan en determinadas interacciones moleculares físico-químicas, entre sí y con 
factores del medio. 
En lo que se refiere al nivel celular, es necesario destacar la interdependencia entre las células que forman nuestro 
organismo. En condiciones naturales, cada célula de un ser vivo pluricelular sólo puede mantenerse viva, es decir, 
realizando sus funciones, si se mantiene en interacción con las demás. Una célula aislada carece del medio interno estable 
que necesita (rico en nutrientes, libre de altas concentraciones de desechos tóxicos del metabolismo, con una temperatura
óptima, con moléculas reguladoras procedentes de otras células, etc.) y no está debidamente protegida contra la 
desecación, la exposición a radiaciones nocivas (como la ultravioleta) u otros posibles agentes perjudiciales del entorno. 
En el nivel de organismo, es fundamental comprender que nuestro cuerpo es un todo en el que cada parte, cada órgano o 
sistema resulta necesario porque realiza aportaciones concretas al mantenimiento de la vida. Todas las estructuras 
corporales (digestivas, respiratorias, excretoras, de transporte, de coordinación, etc.) se integran y adquieren su sentido en 
un diseño conjunto, en función del modo particular en que nuestra especie satisface cada una de sus necesidades vitales en 
los ecosistemas de los que forma parte. 
En cuanto a las interacciones en el nivel de población o ecosistema, éstas se producen entre los miembros de nuestra 
especie y también con individuos de otros grupos taxonómicos, así como con el medio inerte en que desarrollamos la 
existencia. Así, mantenemos relaciones intraespecíficas e interespecíficas, todas evidentemente relacionadas con las 
funciones de nutrición, relación y reproducción. Nuestro diseño corporal específico se correlaciona en buena medida con los 
rasgos necesarios para implementar con cierto éxito biológico las relaciones que mantenemos con nuestros semejantes, 
desde las comunicativas a las de competencia, sexualidad, crianza, colaboración, etc., así como las que caracterizan 
nuestra interacción con los demás seres vivos y componentes inanimados de nuestro entorno, muy escoradas hacia el 
aprovechamiento nutritivo (recolección, cultivos, ganadería, etc.) pero también a la construcción de habitáculos, la 
obtención de energía, la actividad deportiva, la actividad económica, el disfrute estético, etc. 
Organización del cuerpo 
Algo que caracteriza a los seres vivos respecto a los inanimados es la capacidad de autoorganización, la capacidad del ser 
vivo de regular, en cierta medida, las condiciones que definen su propia existencia. Es decir, la posibilidad de establecer 
una situación de equilibrio dinámico, relativamente permanente, con el medio, mediante el intercambio de materia, energía 
e información entre el organismo y su entorno. Algo que logra el ser vivo mediante dos procedimientos generales: 
• Mediante la adaptación de su fisiología y su conducta individual a los cambios del medio. 
• Por medio de la evolución del genoma de la especie. 
Con ello se consigue el establecimiento de un cierto equilibrio entre conservación y cambio en las características de los 
seres vivos, al actuar mecanismos reguladores que mantienen el esquema organizativo de la especie entre ciertos límites, 
mecanismos que se describen en lo que sigue. 
En el nivel molecular, la información que sustenta el esquema básico de regulación de nuestra especie reside en el ADN. 
Las secuencias de nucleótidos características de nuestra especie permiten el desarrollo de diversos fenotipos (estructuras 
corporales, fisiología y conducta), en interacción con los distintos factores del medio, y ello hace posible la adaptación 
individual, dentro de los márgenes que establece el genoma para la viabilidad del individuo. 
El cuerpo humano muestra también un alto grado de organización en el nivel celular. Las células embrionarias, mediante la 
interacción entre el núcleo y su entorno celular y extracelular, se diferencian y forman los diversos tipos celulares que se 
ubican en zonas determinadas del embrión y dan lugar a los diferentes tejidos, órganos y aparatos. Estas células 
diferenciadas ajustan su estructura y fisiología a las funciones específicas que han de desempeñar, bajo la influencia del 
entorno celular inmediato, así como de otras células y órganos especializados que envían sustancias o estímulos por medio 
del sistema circulatorio o nervioso, contribuyendo a regular y coordinar su funcionamiento. 
En el nivel de organismo los sistemas de regulación nerviosa y hormonal controlan las pautas básicas de comportamiento, 
alimentación, crecimiento, desarrollo, relación y reproducción humana. En el punto séptimo se exponen datos y ejemplos 
concretos que permiten apreciar de qué forma y mediante qué estructuras se produce esta regulación nerviosa y hormonal. 
En el nivel de población o ecosistema existen pautas elementales de comportamiento, con componentes genéticos y/o 
culturales, que regulan la relación entre las personas y de éstas con los demás seres vivos y con los factores del biotopo. 
Los límites en que puede desenvolverse adecuadamente nuestra especie están sujetos, en última instancia, a los 
mecanismos de regulación de los ecosistemas de los que formamos parte y, en definitiva, del eco-socio-sistema Tierra (los 
recursos materiales y energéticos disponibles, los ciclos biogeoquímicos, el clima, la población humana, nuestro impacto, 
etc.) junto con los mecanismos e instituciones de regulación familiar, local, nacional o mundial que se han ido 
desarrollando. 
Cambios en el sistema "cuerpo humano" 
El concepto de cambio es esencial para la comprensión de nuestro mundo y, en particular, de los seres vivos. Es fácil 
apercibirnos de un conjunto de cambios cíclicos en nuestro organismo: ciclo vital, ritmos de actividad/descanso, ritmos 
corporales, pautas de crecimiento, cambios hormonales, cambios morfológicos, etc. 
La construcción del conocimiento sobre los cambios corporales exige la comprensión del carácter dinámico de los sistemas, 
que los hace cambiantes en el tiempo. Unas veces consistirán en cambios de localización; en otras ocasiones, en cambios 
cíclicos y periódicos; y a veces, por último, pueden consistir en transformaciones. En cualquier caso, los cambios que 
experimenta nuestro cuerpo se caracterizan porque:
• Son las propias interacciones que se dan en el organismo las que generan el cambio en el mismo, aunque los 
mecanismos reguladores establecen límites en las posibles dinámicas de cambio. En el desarrollo corporal, por 
ejemplo, la hormona del crecimiento que produce la hipófisis estimula el aumento de tamaño de las células y las 
mitosis, lo que acaba produciendo crecimiento y desarrollo; pero cuando se alcanza un determinado nivel de 
desarrollo se desencadenan mecanismos reguladores que lo detienen o ralentizan. 
• Los cambios siguen unas pautas generales hereditarias que son comunes en todos los humanos, pero que también 
dependen en alto grado de factores como la alimentación, las enfermedades, el ejercicio, etc. 
• El cuerpo de cada persona es producto del cambio, de los eventos producidos en su desarrollo, en su historia. 
En el nivel molecular, los cambios que experimenta nuestro cuerpo son cambios químicos. De hecho, el organismo vivo 
constituye un sistema químico en constante cambio, aunque siempre dentro de los márgenes regulados por la información 
genética, en su interacción con el medio. En nuestro caso hay otros factores que se añaden a los anteriores en la 
generación de cambios moleculares: medicamentos, radiaciones, cirugía glandular o cerebral, etc. 
Los principales cambios en el nivel celular se refieren a los propios del desarrollo de cada célula, desde que ésta se origina 
por mitosis o meiosis a partir de células madre y se ubica espacialmente de acuerdo con el esquema morfológico que 
expresan los genes correspondientes. En función del tejido del que vaya a formar parte, se activa o inhibe parte de la 
información contenida en el ADN de cada célula y ello produce diferencias morfológicas y funcionales entre las mismas. 
Además, cada célula experimenta un ciclo vital propio de la estirpe a la que pertenece, que puede estar caracterizado 
igualmente por cambios morfológicos y bioquímicos. Son ejemplos de ello el proceso de desarrollo de una neurona, el de 
una célula de la epidermis o el de un glóbulo rojo, en los que se producen cambios de gran calado. También hay cambios 
continuos en estructuras como los cromosomas (por ejemplo, los propios de la duplicación del ADN en las mitosis, el 
desarrollo temporal de sectores del cromosoma cuando se produce ARN mensajero, el acortamiento de los telómeros tras 
cada división celular, etc.), cambios que pueden ocasionar procesos de reproducción, cáncer, producción de proteínas, 
muerte celular, etc. 
En cuanto al nivel de organismo, es aún más evidente la existencia de ciclos vitales característicos, con procesos de 
crecimiento y desarrollo del individuo a lo largo de su vida que comportan diversos cambios: desarrollo de caracteres 
sexuales, musculación, alteración de rasgos faciales, acumulación de grasa, etc. También se producen, a veces, cambios 
estacionales que afectan a la fisiología y al comportamiento de las personas (períodos de menor actividad vital, fases de 
activación, fases depresivas, etc.) y es patente la existencia de ciclos diarios, que incluyen alteraciones del estado 
fisiológico (sueño-vigilia, pasividad-actividad, etc.). 
En el nivel de población, hay un cambio acelerado en cuanto al crecimiento de la misma y también, sobre todo, en lo que 
se refiere a los cambios históricos en nuestra forma de vida en los eco-socio-sistemas, originados por el desarrollo 
cultural-tecnológico. Unos cambios con una capacidad de impacto ambiental sobrecogedora que han generado la situación 
de emergencia planetaria (Vilches y Gil, 2003) que estamos viviendo. 
Estructuras y funciones corporales 
Argumentábamos anteriormente que la comprensión del organismo humano, o de cualquier otro, como totalidad integrada 
sólo es posible si las diversas estructuras corporales y las funciones particulares que cada una de ellas realiza se 
interpretan y se relacionan reiteradamente con las funciones generales que implementan todos los seres vivos, las de 
nutrición, relación y reproducción. Pero estos nexos no suelen plantearse debidamente en los textos escolares o se incluyen 
de forma parcial e insuficiente. Así, por ejemplo, es común que la función de nutrición humana se relacione muy 
estrechamente con el aparato digestivo, pero mucho menos claramente con otros; la función de relación, casi 
exclusivamente con el sistema nervioso y los órganos de los sentidos; y la función de reproducción, con el aparato 
reproductor. Pero basta considerar las relaciones enunciadas en la tabla siguiente, que no pretende ser exhaustiva, para 
apreciar el interés y utilidad didáctica de una perspectiva sistémica en la enseñanza sobre el cuerpo humano, contemplando 
conjuntamente las múltiples relaciones existentes entre las estructuras corporales humanas (órganos, aparatos, 
sistemas...) y las funciones vitales para las que sirven (http://www.grao.com/imgart/GRF/AL/AL58019D.jpg - cuadro 3). 
Es evidente que las relaciones, cambios y mecanismos de regulación incluidos en la tabla anterior poseen diferentes niveles 
de complejidad y dificultad en su aprendizaje. Por ello, el proceso de construcción de un conocimiento sistémico sobre el 
cuerpo humano debe ser gradual y puede abarcar toda la escolaridad obligatoria. El dominio progresivo de esta perspectiva 
integrada exige, a nuestro entender, una atención continua al establecimiento de relaciones, desde los primeros cursos de 
la educación infantil y primaria hasta el bachillerato. Un niño de infantil, por ejemplo, puede constatar la relación entre el 
ejercicio y el ritmo cardíaco, aunque no llegue a comprender por qué es necesaria una mayor frecuencia cardiaca cuando 
realizamos un esfuerzo muscular prolongado. Y algunos estudiantes de biología y geología de secundaria podrán además 
comprender, junto a lo anterior, que durante el ejercicio se incremente también el ritmo de ventilación pulmonar y se 
produzca un enrojecimiento transitorio de la piel, así como una copiosa sudoración refrigerante. Será preciso, en este 
sentido, desarrollar una didáctica del cuerpo humano que proponga objetos de estudio, hipótesis de progresión y recursos 
coherentes con un enfoque sistémico como el aquí apuntado, además de fundamentarse en los requisitos actuales de 
relevancia, significatividad y funcionalidad para el alumno. 
Resaltar, por último, que no se trata de incluir caprichosamente nuevos contenidos que contribuyan a extender aún más el 
currículo escolar, sino de evitar una errónea tradición que promueve el aprendizaje no significativo de unos conocimientos
sobre nuestro cuerpo cuya selección parece a veces arbitraria y que genera conocimientos fraccionados e inertes. Una 
opción que creemos injustificable, pues ignora una finalidad educativa muy relevante: lograr que los escolares comprendan 
el funcionamiento de su cuerpo y las necesidades del mismo, a fin de adecuar sus hábitos y comportamientos personales y 
sociales a los requerimientos de una vida satisfactoria y saludable. 
Bibliografía 
Cañal, P. (2008): Investigando los seres vivos. Sevilla. Díada Editora. 
Cañal, P.; Pozuelos, F.J.; Travé, G. (2005): Proyecto Curricular Investigando Nuestro Mundo. Descripción general y 
fundamentos. Sevilla. Díada Editora. 
Cubero, R. (1998): "Aprendizaje de la digestión en la enseñanza primaria", en Alambique, n. 16, pp. 33-43. 
GIE (1991): Proyecto curricular IRES. Sevilla. Díada. 
Ignacio, M.J. (2005): Construcción del conocimiento y discurso en el aula. Estudio del cambio en las concpeciones sobre la 
nutrición humana y análisis de los procesos discursivos en un aula de educación secundaria. Tesis doctoral inéidta. 
Departamento de Psicología evolutiva y de la Educación. Universidad de Sevilla. 
Nuñez y Banet, E. (1996): "Modelos conceptuales sobre las relaciones entre digestión, respiración y circulación", en 
Enseñanza de las Ciencias, vol. 14(3), pp. 261-278. 
Pujol, R.M.; Bonil, J.; Márquez, C. (2006): "Avanzar en la alfabetización científica: descripción y análisis de una experiencia 
en torno al estudio del cuerpo humano en educación primaria", en Investigación en la Escuela, n. 60, pp. 37-52. 
Vilches, A.; Gil, D. (2003): Construyamos un futuro sostenilbe. Diálogos de supervivenvia. Madrid. Cambridge University 
Press. 
Dirección de contacto 
Pedro Cañal 
Universidad de Sevilla 
pcanal@us.es

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Complejo de castracion.
Complejo de castracion.Complejo de castracion.
Complejo de castracion.
gabytorresv
 
Autopoiesis Y Sistema
Autopoiesis Y SistemaAutopoiesis Y Sistema
Autopoiesis Y Sistema
Luis Catalán Arenas
 
Grupos operativos
Grupos operativosGrupos operativos
Grupos operativos
Zumbapica
 
Expo
ExpoExpo
Relación de la sociología y psicología
Relación de la sociología y psicologíaRelación de la sociología y psicología
Relación de la sociología y psicología
upn-ittza
 
Teoria de-campo-de-kurt-lewin
Teoria de-campo-de-kurt-lewinTeoria de-campo-de-kurt-lewin
Teoria de-campo-de-kurt-lewin
Angelica Baltazar
 
PRACTICA ENTRE VARIOS (1) (1).pptx
PRACTICA ENTRE VARIOS (1) (1).pptxPRACTICA ENTRE VARIOS (1) (1).pptx
PRACTICA ENTRE VARIOS (1) (1).pptx
ssuser2c7f40
 
Gestalt
GestaltGestalt
Vectores del cono invertido
Vectores del cono invertidoVectores del cono invertido
Vectores del cono invertido
Carlos Iñón
 
Grupo de referencia
Grupo de referenciaGrupo de referencia
Grupo de referencia
Hacetesis
 
La Constitucion subjetiva
La Constitucion subjetivaLa Constitucion subjetiva
La Constitucion subjetiva
Vero Rebaudino
 
Cuadro comparativo respecto a los planteamientos de las teorías estructural
Cuadro comparativo respecto a los planteamientos de las teorías estructuralCuadro comparativo respecto a los planteamientos de las teorías estructural
Cuadro comparativo respecto a los planteamientos de las teorías estructural
Gildardo Retes Angulo
 
Bion - sus aportes sobre lo imaginario
Bion - sus aportes sobre lo imaginarioBion - sus aportes sobre lo imaginario
Bion - sus aportes sobre lo imaginario
Ricardo Bur
 
Enfoque sociocultural o sociohistórico
Enfoque sociocultural o sociohistóricoEnfoque sociocultural o sociohistórico
Enfoque sociocultural o sociohistórico
Sofi Destefani
 
La construcción de la subjetividad
La construcción de la subjetividadLa construcción de la subjetividad
La construcción de la subjetividad
imanol2013
 
La cohesión social
La cohesión socialLa cohesión social
La cohesión social
Daniela Chocce
 
Historia de la psicología - Surgimiento de la psicología como cuestión fi...
Historia de la psicología  -  Surgimiento de la psicología como cuestión fi...Historia de la psicología  -  Surgimiento de la psicología como cuestión fi...
Historia de la psicología - Surgimiento de la psicología como cuestión fi...
faropaideia
 
4.1. escuela de-palo-alto
4.1. escuela de-palo-alto4.1. escuela de-palo-alto
4.1. escuela de-palo-alto
Laura O. Eguia Magaña
 
Estructuralismo presentación
Estructuralismo presentaciónEstructuralismo presentación
Estructuralismo presentación
Marga Rossello Pons
 
Boletín Informativo Para las Familias: Mes de Abril 2013
Boletín Informativo Para las Familias:  Mes de Abril 2013Boletín Informativo Para las Familias:  Mes de Abril 2013
Boletín Informativo Para las Familias: Mes de Abril 2013
Educ@sinlimite
 

La actualidad más candente (20)

Complejo de castracion.
Complejo de castracion.Complejo de castracion.
Complejo de castracion.
 
Autopoiesis Y Sistema
Autopoiesis Y SistemaAutopoiesis Y Sistema
Autopoiesis Y Sistema
 
Grupos operativos
Grupos operativosGrupos operativos
Grupos operativos
 
Expo
ExpoExpo
Expo
 
Relación de la sociología y psicología
Relación de la sociología y psicologíaRelación de la sociología y psicología
Relación de la sociología y psicología
 
Teoria de-campo-de-kurt-lewin
Teoria de-campo-de-kurt-lewinTeoria de-campo-de-kurt-lewin
Teoria de-campo-de-kurt-lewin
 
PRACTICA ENTRE VARIOS (1) (1).pptx
PRACTICA ENTRE VARIOS (1) (1).pptxPRACTICA ENTRE VARIOS (1) (1).pptx
PRACTICA ENTRE VARIOS (1) (1).pptx
 
Gestalt
GestaltGestalt
Gestalt
 
Vectores del cono invertido
Vectores del cono invertidoVectores del cono invertido
Vectores del cono invertido
 
Grupo de referencia
Grupo de referenciaGrupo de referencia
Grupo de referencia
 
La Constitucion subjetiva
La Constitucion subjetivaLa Constitucion subjetiva
La Constitucion subjetiva
 
Cuadro comparativo respecto a los planteamientos de las teorías estructural
Cuadro comparativo respecto a los planteamientos de las teorías estructuralCuadro comparativo respecto a los planteamientos de las teorías estructural
Cuadro comparativo respecto a los planteamientos de las teorías estructural
 
Bion - sus aportes sobre lo imaginario
Bion - sus aportes sobre lo imaginarioBion - sus aportes sobre lo imaginario
Bion - sus aportes sobre lo imaginario
 
Enfoque sociocultural o sociohistórico
Enfoque sociocultural o sociohistóricoEnfoque sociocultural o sociohistórico
Enfoque sociocultural o sociohistórico
 
La construcción de la subjetividad
La construcción de la subjetividadLa construcción de la subjetividad
La construcción de la subjetividad
 
La cohesión social
La cohesión socialLa cohesión social
La cohesión social
 
Historia de la psicología - Surgimiento de la psicología como cuestión fi...
Historia de la psicología  -  Surgimiento de la psicología como cuestión fi...Historia de la psicología  -  Surgimiento de la psicología como cuestión fi...
Historia de la psicología - Surgimiento de la psicología como cuestión fi...
 
4.1. escuela de-palo-alto
4.1. escuela de-palo-alto4.1. escuela de-palo-alto
4.1. escuela de-palo-alto
 
Estructuralismo presentación
Estructuralismo presentaciónEstructuralismo presentación
Estructuralismo presentación
 
Boletín Informativo Para las Familias: Mes de Abril 2013
Boletín Informativo Para las Familias:  Mes de Abril 2013Boletín Informativo Para las Familias:  Mes de Abril 2013
Boletín Informativo Para las Familias: Mes de Abril 2013
 

Destacado

Enfoque Sistemico Y Corriente Humanista
Enfoque Sistemico Y Corriente HumanistaEnfoque Sistemico Y Corriente Humanista
Enfoque Sistemico Y Corriente Humanista
guest7c7573
 
Instructivo de laboratorio
Instructivo de laboratorioInstructivo de laboratorio
Instructivo de laboratorio
David Cosmopulos
 
Envejecimiento Cerebral
Envejecimiento CerebralEnvejecimiento Cerebral
Envejecimiento Cerebral
Nolasc Acarin
 
Conocimiento del cuerpo humano
Conocimiento del cuerpo humano Conocimiento del cuerpo humano
Conocimiento del cuerpo humano
ARACELI CHIMAL
 
El Envejecimiento Cerebral
El Envejecimiento CerebralEl Envejecimiento Cerebral
El Envejecimiento Cerebral
guest606c4
 
Anatomia celular
Anatomia celularAnatomia celular
Anatomia celular
arb71211
 
Diseños de Investigación Cualitativos
Diseños de Investigación CualitativosDiseños de Investigación Cualitativos
Diseños de Investigación Cualitativos
Angel David Medina Uribe
 
Diferencias y similitudes
Diferencias y similitudesDiferencias y similitudes
Diferencias y similitudes
Ydal jhohana
 
Sistemática
SistemáticaSistemática
Sistemática
UTPL UTPL
 

Destacado (9)

Enfoque Sistemico Y Corriente Humanista
Enfoque Sistemico Y Corriente HumanistaEnfoque Sistemico Y Corriente Humanista
Enfoque Sistemico Y Corriente Humanista
 
Instructivo de laboratorio
Instructivo de laboratorioInstructivo de laboratorio
Instructivo de laboratorio
 
Envejecimiento Cerebral
Envejecimiento CerebralEnvejecimiento Cerebral
Envejecimiento Cerebral
 
Conocimiento del cuerpo humano
Conocimiento del cuerpo humano Conocimiento del cuerpo humano
Conocimiento del cuerpo humano
 
El Envejecimiento Cerebral
El Envejecimiento CerebralEl Envejecimiento Cerebral
El Envejecimiento Cerebral
 
Anatomia celular
Anatomia celularAnatomia celular
Anatomia celular
 
Diseños de Investigación Cualitativos
Diseños de Investigación CualitativosDiseños de Investigación Cualitativos
Diseños de Investigación Cualitativos
 
Diferencias y similitudes
Diferencias y similitudesDiferencias y similitudes
Diferencias y similitudes
 
Sistemática
SistemáticaSistemática
Sistemática
 

Similar a El cuerpo humano una perspectiva sistemica

El concepto de niveles de organización de los seres vivos en contextos de ens...
El concepto de niveles de organización de los seres vivos en contextos de ens...El concepto de niveles de organización de los seres vivos en contextos de ens...
El concepto de niveles de organización de los seres vivos en contextos de ens...
Yezz Ortiz
 
Maturana
MaturanaMaturana
10 100-6-pb
10 100-6-pb10 100-6-pb
Nuestra forma de estar en el mundo
Nuestra forma de estar en el mundoNuestra forma de estar en el mundo
Nuestra forma de estar en el mundo
rosatuc111
 
Nuestra forma de estar en el mundo
Nuestra forma de estar en el mundoNuestra forma de estar en el mundo
Nuestra forma de estar en el mundo
rosatuc111
 
Morfología Funcional I (AFS y ED)-2013 FALTA REVISAR CON LOS PROFES.doc
Morfología Funcional I (AFS y ED)-2013 FALTA REVISAR CON LOS PROFES.docMorfología Funcional I (AFS y ED)-2013 FALTA REVISAR CON LOS PROFES.doc
Morfología Funcional I (AFS y ED)-2013 FALTA REVISAR CON LOS PROFES.doc
CorvuxTenebrae
 
CS. NATURALES II. Organismo humano 2022.pptx
CS. NATURALES II. Organismo humano 2022.pptxCS. NATURALES II. Organismo humano 2022.pptx
CS. NATURALES II. Organismo humano 2022.pptx
LORENAVARELA19
 
Trabajo ok
Trabajo okTrabajo ok
Trabajo ok
carmyru
 
Qué investigar sobre los seres vivos
Qué investigar sobre los seres vivosQué investigar sobre los seres vivos
Qué investigar sobre los seres vivos
NormalistaV
 
2. el concepto de niveles de organización
2. el concepto de niveles de organización2. el concepto de niveles de organización
2. el concepto de niveles de organización
Goretti Jimenez
 
sistema óseo artro muscular
sistema óseo artro muscularsistema óseo artro muscular
sistema óseo artro muscular
GabrielaLurgo
 
Nuestra forma de estar en el mundo
Nuestra forma de estar en el mundoNuestra forma de estar en el mundo
Nuestra forma de estar en el mundo
rosatuc111
 
Documentos primaria-sesiones-unidad03-sexto grado-integrados-6g-u3-sesion12
Documentos primaria-sesiones-unidad03-sexto grado-integrados-6g-u3-sesion12Documentos primaria-sesiones-unidad03-sexto grado-integrados-6g-u3-sesion12
Documentos primaria-sesiones-unidad03-sexto grado-integrados-6g-u3-sesion12
Teresa Clotilde Ojeda Sánchez
 
Natura 1 2-3
Natura 1 2-3Natura 1 2-3
Natura 1 2-3
Naty Ayala
 
Www.fahce.unlp.edu
Www.fahce.unlp.eduWww.fahce.unlp.edu
Www.fahce.unlp.edu
Viviana Elizabeth Carreras
 
Document(30)
Document(30)Document(30)
Document(30)
lokis_max
 
NIVELES DE ORGANIZACION BIOLOGICA #2.pdf
NIVELES DE ORGANIZACION BIOLOGICA #2.pdfNIVELES DE ORGANIZACION BIOLOGICA #2.pdf
NIVELES DE ORGANIZACION BIOLOGICA #2.pdf
FabiolaAlvaradoPaz
 
Biologia2 cuaderno de actividades
Biologia2 cuaderno de actividadesBiologia2 cuaderno de actividades
Biologia2 cuaderno de actividades
GABRIELA CHAVEZ OSORIO
 
Aprendizaje o deriva ontogénica
Aprendizaje o deriva ontogénicaAprendizaje o deriva ontogénica
Aprendizaje o deriva ontogénica
augustodefranco .
 
Clase mapa conceptual
Clase mapa conceptualClase mapa conceptual
Clase mapa conceptual
Karlos Hoyos
 

Similar a El cuerpo humano una perspectiva sistemica (20)

El concepto de niveles de organización de los seres vivos en contextos de ens...
El concepto de niveles de organización de los seres vivos en contextos de ens...El concepto de niveles de organización de los seres vivos en contextos de ens...
El concepto de niveles de organización de los seres vivos en contextos de ens...
 
Maturana
MaturanaMaturana
Maturana
 
10 100-6-pb
10 100-6-pb10 100-6-pb
10 100-6-pb
 
Nuestra forma de estar en el mundo
Nuestra forma de estar en el mundoNuestra forma de estar en el mundo
Nuestra forma de estar en el mundo
 
Nuestra forma de estar en el mundo
Nuestra forma de estar en el mundoNuestra forma de estar en el mundo
Nuestra forma de estar en el mundo
 
Morfología Funcional I (AFS y ED)-2013 FALTA REVISAR CON LOS PROFES.doc
Morfología Funcional I (AFS y ED)-2013 FALTA REVISAR CON LOS PROFES.docMorfología Funcional I (AFS y ED)-2013 FALTA REVISAR CON LOS PROFES.doc
Morfología Funcional I (AFS y ED)-2013 FALTA REVISAR CON LOS PROFES.doc
 
CS. NATURALES II. Organismo humano 2022.pptx
CS. NATURALES II. Organismo humano 2022.pptxCS. NATURALES II. Organismo humano 2022.pptx
CS. NATURALES II. Organismo humano 2022.pptx
 
Trabajo ok
Trabajo okTrabajo ok
Trabajo ok
 
Qué investigar sobre los seres vivos
Qué investigar sobre los seres vivosQué investigar sobre los seres vivos
Qué investigar sobre los seres vivos
 
2. el concepto de niveles de organización
2. el concepto de niveles de organización2. el concepto de niveles de organización
2. el concepto de niveles de organización
 
sistema óseo artro muscular
sistema óseo artro muscularsistema óseo artro muscular
sistema óseo artro muscular
 
Nuestra forma de estar en el mundo
Nuestra forma de estar en el mundoNuestra forma de estar en el mundo
Nuestra forma de estar en el mundo
 
Documentos primaria-sesiones-unidad03-sexto grado-integrados-6g-u3-sesion12
Documentos primaria-sesiones-unidad03-sexto grado-integrados-6g-u3-sesion12Documentos primaria-sesiones-unidad03-sexto grado-integrados-6g-u3-sesion12
Documentos primaria-sesiones-unidad03-sexto grado-integrados-6g-u3-sesion12
 
Natura 1 2-3
Natura 1 2-3Natura 1 2-3
Natura 1 2-3
 
Www.fahce.unlp.edu
Www.fahce.unlp.eduWww.fahce.unlp.edu
Www.fahce.unlp.edu
 
Document(30)
Document(30)Document(30)
Document(30)
 
NIVELES DE ORGANIZACION BIOLOGICA #2.pdf
NIVELES DE ORGANIZACION BIOLOGICA #2.pdfNIVELES DE ORGANIZACION BIOLOGICA #2.pdf
NIVELES DE ORGANIZACION BIOLOGICA #2.pdf
 
Biologia2 cuaderno de actividades
Biologia2 cuaderno de actividadesBiologia2 cuaderno de actividades
Biologia2 cuaderno de actividades
 
Aprendizaje o deriva ontogénica
Aprendizaje o deriva ontogénicaAprendizaje o deriva ontogénica
Aprendizaje o deriva ontogénica
 
Clase mapa conceptual
Clase mapa conceptualClase mapa conceptual
Clase mapa conceptual
 

Más de Christiansen Alday

aprendizaje de la digestion en la ensenanza primaria - cubero
aprendizaje de la digestion en la ensenanza primaria - cuberoaprendizaje de la digestion en la ensenanza primaria - cubero
aprendizaje de la digestion en la ensenanza primaria - cubero
Christiansen Alday
 
Sistema Digestivo
Sistema DigestivoSistema Digestivo
Sistema Digestivo
Christiansen Alday
 
Guia repaso cardiovascular
Guia repaso cardiovascularGuia repaso cardiovascular
Guia repaso cardiovascular
Christiansen Alday
 
sistema cardiovascular
sistema cardiovascularsistema cardiovascular
sistema cardiovascular
Christiansen Alday
 
FUNDAMENTACIÓN TEÓRICA Y DISEÑO DE UNA UNIDAD DIDÁCTICA PARA LA ENSEÑANZA DE...
FUNDAMENTACIÓN TEÓRICA Y DISEÑO DE UNA UNIDAD  DIDÁCTICA PARA LA ENSEÑANZA DE...FUNDAMENTACIÓN TEÓRICA Y DISEÑO DE UNA UNIDAD  DIDÁCTICA PARA LA ENSEÑANZA DE...
FUNDAMENTACIÓN TEÓRICA Y DISEÑO DE UNA UNIDAD DIDÁCTICA PARA LA ENSEÑANZA DE...
Christiansen Alday
 
1ºunidad niveles de organización
1ºunidad  niveles de organización1ºunidad  niveles de organización
1ºunidad niveles de organización
Christiansen Alday
 
Taller análisis desde el marco curricular ciencias naturales
Taller análisis desde el marco curricular ciencias naturales Taller análisis desde el marco curricular ciencias naturales
Taller análisis desde el marco curricular ciencias naturales
Christiansen Alday
 

Más de Christiansen Alday (7)

aprendizaje de la digestion en la ensenanza primaria - cubero
aprendizaje de la digestion en la ensenanza primaria - cuberoaprendizaje de la digestion en la ensenanza primaria - cubero
aprendizaje de la digestion en la ensenanza primaria - cubero
 
Sistema Digestivo
Sistema DigestivoSistema Digestivo
Sistema Digestivo
 
Guia repaso cardiovascular
Guia repaso cardiovascularGuia repaso cardiovascular
Guia repaso cardiovascular
 
sistema cardiovascular
sistema cardiovascularsistema cardiovascular
sistema cardiovascular
 
FUNDAMENTACIÓN TEÓRICA Y DISEÑO DE UNA UNIDAD DIDÁCTICA PARA LA ENSEÑANZA DE...
FUNDAMENTACIÓN TEÓRICA Y DISEÑO DE UNA UNIDAD  DIDÁCTICA PARA LA ENSEÑANZA DE...FUNDAMENTACIÓN TEÓRICA Y DISEÑO DE UNA UNIDAD  DIDÁCTICA PARA LA ENSEÑANZA DE...
FUNDAMENTACIÓN TEÓRICA Y DISEÑO DE UNA UNIDAD DIDÁCTICA PARA LA ENSEÑANZA DE...
 
1ºunidad niveles de organización
1ºunidad  niveles de organización1ºunidad  niveles de organización
1ºunidad niveles de organización
 
Taller análisis desde el marco curricular ciencias naturales
Taller análisis desde el marco curricular ciencias naturales Taller análisis desde el marco curricular ciencias naturales
Taller análisis desde el marco curricular ciencias naturales
 

Último

Informe de Evaluacion Diagnostica de Matematica 1-5 Ccesa007.pdf
Informe de Evaluacion Diagnostica de Matematica 1-5 Ccesa007.pdfInforme de Evaluacion Diagnostica de Matematica 1-5 Ccesa007.pdf
Informe de Evaluacion Diagnostica de Matematica 1-5 Ccesa007.pdf
Demetrio Ccesa Rayme
 
Taller intensivo de formación continua. Puebla.
Taller intensivo de formación continua. Puebla.Taller intensivo de formación continua. Puebla.
Taller intensivo de formación continua. Puebla.
OscarCruzyCruz
 
SEMANAS DE GESTION 2024 para trabajo escolar
SEMANAS DE GESTION 2024 para trabajo escolarSEMANAS DE GESTION 2024 para trabajo escolar
SEMANAS DE GESTION 2024 para trabajo escolar
JuanPabloII10
 
homeostasis.pptx. Enfermería técnica periodo 1
homeostasis.pptx. Enfermería técnica periodo 1homeostasis.pptx. Enfermería técnica periodo 1
homeostasis.pptx. Enfermería técnica periodo 1
NohemiLumiereLopezHu1
 
2024 DIA DEL LOGRO-COMUNICACION - IE HONORIO DELGADO ESPINOZA
2024 DIA DEL LOGRO-COMUNICACION - IE HONORIO DELGADO ESPINOZA2024 DIA DEL LOGRO-COMUNICACION - IE HONORIO DELGADO ESPINOZA
2024 DIA DEL LOGRO-COMUNICACION - IE HONORIO DELGADO ESPINOZA
Sandra Mariela Ballón Aguedo
 
EJEMPLOS DE FLORA Y FAUNA DE LA COSTA PERUANA
EJEMPLOS DE FLORA Y FAUNA DE LA COSTA PERUANAEJEMPLOS DE FLORA Y FAUNA DE LA COSTA PERUANA
EJEMPLOS DE FLORA Y FAUNA DE LA COSTA PERUANA
dairatuctocastro
 
Revista Universidad de Deusto - Número 155 / Año 2024
Revista Universidad de Deusto - Número 155 / Año 2024Revista Universidad de Deusto - Número 155 / Año 2024
Revista Universidad de Deusto - Número 155 / Año 2024
Universidad de Deusto - Deustuko Unibertsitatea - University of Deusto
 
CONOCIENDO LA RECETA DEL JUANE EN LA SELVA DE MOYOBAMBA
CONOCIENDO LA RECETA DEL JUANE EN LA SELVA DE MOYOBAMBACONOCIENDO LA RECETA DEL JUANE EN LA SELVA DE MOYOBAMBA
CONOCIENDO LA RECETA DEL JUANE EN LA SELVA DE MOYOBAMBA
rafael28537
 
Apuntes de Enfermería (para estudiantes)
Apuntes de Enfermería (para estudiantes)Apuntes de Enfermería (para estudiantes)
Apuntes de Enfermería (para estudiantes)
milyluna0207
 
Informe de Evaluacion Diagnostica de Comunicacion 1-5 Ccesa007.pdf
Informe de Evaluacion Diagnostica de Comunicacion 1-5 Ccesa007.pdfInforme de Evaluacion Diagnostica de Comunicacion 1-5 Ccesa007.pdf
Informe de Evaluacion Diagnostica de Comunicacion 1-5 Ccesa007.pdf
Demetrio Ccesa Rayme
 
🔴 (AC-S18) Semana 18 -Tema 01Trabajo de Investigación - Contratos y franquici...
🔴 (AC-S18) Semana 18 -Tema 01Trabajo de Investigación - Contratos y franquici...🔴 (AC-S18) Semana 18 -Tema 01Trabajo de Investigación - Contratos y franquici...
🔴 (AC-S18) Semana 18 -Tema 01Trabajo de Investigación - Contratos y franquici...
FernandoEstebanLlont
 
LABERINTOS DE DISCIPLINAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
LABERINTOS DE DISCIPLINAS OLÍMPICAS.  Por JAVIER SOLIS NOYOLALABERINTOS DE DISCIPLINAS OLÍMPICAS.  Por JAVIER SOLIS NOYOLA
LABERINTOS DE DISCIPLINAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
JAVIER SOLIS NOYOLA
 
CULTURA CHIMU CERAMICA UBICACION METALURGIA
CULTURA CHIMU CERAMICA UBICACION METALURGIACULTURA CHIMU CERAMICA UBICACION METALURGIA
CULTURA CHIMU CERAMICA UBICACION METALURGIA
Mariela Vasquez Pelaez
 
Enfermeria samantha vasquez (1).docx.......
Enfermeria samantha vasquez (1).docx.......Enfermeria samantha vasquez (1).docx.......
Enfermeria samantha vasquez (1).docx.......
samanthavasquezinfan
 
Acuerdo tercer periodo - Grado Sextos.pptx
Acuerdo tercer periodo - Grado Sextos.pptxAcuerdo tercer periodo - Grado Sextos.pptx
Acuerdo tercer periodo - Grado Sextos.pptx
Carlos Andrés Hernández Cabrera
 
Análisis y Evaluación del Impacto Ambiental.pdf
Análisis y Evaluación del Impacto Ambiental.pdfAnálisis y Evaluación del Impacto Ambiental.pdf
Análisis y Evaluación del Impacto Ambiental.pdf
JonathanCovena1
 
EL PRIMER SEMESTRE EN ENFERMERÍA BLOGS 3
EL PRIMER SEMESTRE EN ENFERMERÍA BLOGS 3EL PRIMER SEMESTRE EN ENFERMERÍA BLOGS 3
EL PRIMER SEMESTRE EN ENFERMERÍA BLOGS 3
yanebermendoza
 
PPT: Un día en el ministerio de Jesús.pptx
PPT: Un día en el ministerio de Jesús.pptxPPT: Un día en el ministerio de Jesús.pptx
PPT: Un día en el ministerio de Jesús.pptx
https://gramadal.wordpress.com/
 
INFORME RESULTADOS DE CREA Y EMPRENDE 2024.pdf
INFORME RESULTADOS DE CREA Y EMPRENDE 2024.pdfINFORME RESULTADOS DE CREA Y EMPRENDE 2024.pdf
INFORME RESULTADOS DE CREA Y EMPRENDE 2024.pdf
Juan Carlos Catura Arapa
 
ACERTIJOS DE LOS NOVIOS CELOSOS EN PARÍS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJOS DE LOS NOVIOS CELOSOS EN PARÍS. Por JAVIER SOLIS NOYOLAACERTIJOS DE LOS NOVIOS CELOSOS EN PARÍS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJOS DE LOS NOVIOS CELOSOS EN PARÍS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
JAVIER SOLIS NOYOLA
 

Último (20)

Informe de Evaluacion Diagnostica de Matematica 1-5 Ccesa007.pdf
Informe de Evaluacion Diagnostica de Matematica 1-5 Ccesa007.pdfInforme de Evaluacion Diagnostica de Matematica 1-5 Ccesa007.pdf
Informe de Evaluacion Diagnostica de Matematica 1-5 Ccesa007.pdf
 
Taller intensivo de formación continua. Puebla.
Taller intensivo de formación continua. Puebla.Taller intensivo de formación continua. Puebla.
Taller intensivo de formación continua. Puebla.
 
SEMANAS DE GESTION 2024 para trabajo escolar
SEMANAS DE GESTION 2024 para trabajo escolarSEMANAS DE GESTION 2024 para trabajo escolar
SEMANAS DE GESTION 2024 para trabajo escolar
 
homeostasis.pptx. Enfermería técnica periodo 1
homeostasis.pptx. Enfermería técnica periodo 1homeostasis.pptx. Enfermería técnica periodo 1
homeostasis.pptx. Enfermería técnica periodo 1
 
2024 DIA DEL LOGRO-COMUNICACION - IE HONORIO DELGADO ESPINOZA
2024 DIA DEL LOGRO-COMUNICACION - IE HONORIO DELGADO ESPINOZA2024 DIA DEL LOGRO-COMUNICACION - IE HONORIO DELGADO ESPINOZA
2024 DIA DEL LOGRO-COMUNICACION - IE HONORIO DELGADO ESPINOZA
 
EJEMPLOS DE FLORA Y FAUNA DE LA COSTA PERUANA
EJEMPLOS DE FLORA Y FAUNA DE LA COSTA PERUANAEJEMPLOS DE FLORA Y FAUNA DE LA COSTA PERUANA
EJEMPLOS DE FLORA Y FAUNA DE LA COSTA PERUANA
 
Revista Universidad de Deusto - Número 155 / Año 2024
Revista Universidad de Deusto - Número 155 / Año 2024Revista Universidad de Deusto - Número 155 / Año 2024
Revista Universidad de Deusto - Número 155 / Año 2024
 
CONOCIENDO LA RECETA DEL JUANE EN LA SELVA DE MOYOBAMBA
CONOCIENDO LA RECETA DEL JUANE EN LA SELVA DE MOYOBAMBACONOCIENDO LA RECETA DEL JUANE EN LA SELVA DE MOYOBAMBA
CONOCIENDO LA RECETA DEL JUANE EN LA SELVA DE MOYOBAMBA
 
Apuntes de Enfermería (para estudiantes)
Apuntes de Enfermería (para estudiantes)Apuntes de Enfermería (para estudiantes)
Apuntes de Enfermería (para estudiantes)
 
Informe de Evaluacion Diagnostica de Comunicacion 1-5 Ccesa007.pdf
Informe de Evaluacion Diagnostica de Comunicacion 1-5 Ccesa007.pdfInforme de Evaluacion Diagnostica de Comunicacion 1-5 Ccesa007.pdf
Informe de Evaluacion Diagnostica de Comunicacion 1-5 Ccesa007.pdf
 
🔴 (AC-S18) Semana 18 -Tema 01Trabajo de Investigación - Contratos y franquici...
🔴 (AC-S18) Semana 18 -Tema 01Trabajo de Investigación - Contratos y franquici...🔴 (AC-S18) Semana 18 -Tema 01Trabajo de Investigación - Contratos y franquici...
🔴 (AC-S18) Semana 18 -Tema 01Trabajo de Investigación - Contratos y franquici...
 
LABERINTOS DE DISCIPLINAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
LABERINTOS DE DISCIPLINAS OLÍMPICAS.  Por JAVIER SOLIS NOYOLALABERINTOS DE DISCIPLINAS OLÍMPICAS.  Por JAVIER SOLIS NOYOLA
LABERINTOS DE DISCIPLINAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
 
CULTURA CHIMU CERAMICA UBICACION METALURGIA
CULTURA CHIMU CERAMICA UBICACION METALURGIACULTURA CHIMU CERAMICA UBICACION METALURGIA
CULTURA CHIMU CERAMICA UBICACION METALURGIA
 
Enfermeria samantha vasquez (1).docx.......
Enfermeria samantha vasquez (1).docx.......Enfermeria samantha vasquez (1).docx.......
Enfermeria samantha vasquez (1).docx.......
 
Acuerdo tercer periodo - Grado Sextos.pptx
Acuerdo tercer periodo - Grado Sextos.pptxAcuerdo tercer periodo - Grado Sextos.pptx
Acuerdo tercer periodo - Grado Sextos.pptx
 
Análisis y Evaluación del Impacto Ambiental.pdf
Análisis y Evaluación del Impacto Ambiental.pdfAnálisis y Evaluación del Impacto Ambiental.pdf
Análisis y Evaluación del Impacto Ambiental.pdf
 
EL PRIMER SEMESTRE EN ENFERMERÍA BLOGS 3
EL PRIMER SEMESTRE EN ENFERMERÍA BLOGS 3EL PRIMER SEMESTRE EN ENFERMERÍA BLOGS 3
EL PRIMER SEMESTRE EN ENFERMERÍA BLOGS 3
 
PPT: Un día en el ministerio de Jesús.pptx
PPT: Un día en el ministerio de Jesús.pptxPPT: Un día en el ministerio de Jesús.pptx
PPT: Un día en el ministerio de Jesús.pptx
 
INFORME RESULTADOS DE CREA Y EMPRENDE 2024.pdf
INFORME RESULTADOS DE CREA Y EMPRENDE 2024.pdfINFORME RESULTADOS DE CREA Y EMPRENDE 2024.pdf
INFORME RESULTADOS DE CREA Y EMPRENDE 2024.pdf
 
ACERTIJOS DE LOS NOVIOS CELOSOS EN PARÍS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJOS DE LOS NOVIOS CELOSOS EN PARÍS. Por JAVIER SOLIS NOYOLAACERTIJOS DE LOS NOVIOS CELOSOS EN PARÍS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJOS DE LOS NOVIOS CELOSOS EN PARÍS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
 

El cuerpo humano una perspectiva sistemica

  • 1. Pedro Cañal. (2008). Alambique. [Versión electrónica]. Revista Alambique 58 El cuerpo humano: una perspectiva sistémica Pedro Cañal Se presenta el resultado de un análisis sistémico del conocimiento profesional sobre el cuerpo humano, fijándonos en las ventajas de este enfoque para promover un conocimiento escolar significativo sobre la estructura y funcionamiento de nuestro cuerpo, considerando de forma integrada sus diversos niveles de organización. Palabras clave: ciencias experimentales, cuerpo humano, sistema, conocimiento profesional, aprendizaje significativo The human body: a systemic perspective This article presents the findings of a systemic analysis of professional knowledge on the human body, stressing the advantages of this focus to promote meaningful learning on the structure of the human body and how it works and taking an integrated look at its different levels and organisation. El conocimiento biológico sobre nuestro cuerpo que más frecuentemente se expone en los textos escolares o en Internet está organizado en forma de lecciones o apartados diferenciados sobre los aparatos o sistemas del organismo, describiendo sucesivamente la estructura y función específica que posee cada uno de ellos. De este modo, se suele presentar la anatomía y fisiología de nuestro cuerpo como la suma de las estructuras y funciones de esas partes especializadas, de manera que la mayoría de los contenidos aportados en estas fuentes se centra en la descripción anatómica y en el funcionamiento de cada aparato o sistema: locomotor, digestivo, respiratorio, circulatorio, excretor, nervioso, reproductor..., con estas u otras denominaciones. Como la enseñanza habitual de estos aspectos de la biología humana se apoya fuertemente en contenidos de este perfil, aportados por los libros de texto, es común que el alumnado desarrolle unos conocimientos sobre nuestro organismo, por una parte, muy próximos en algunos aspectos al saber cotidiano y, por otra, muy "escolares", es decir, poco significativos y muy fragmentados (Nuñez y Banet, 1996; Cubero, 1998; Ignacio, 2005; Pujol, Bonil y Márquez, 2006). Unos conocimientos centrados sobre todo en el aprendizaje de nombres de huesos, venas y arterias, músculos, glándulas o componentes anatómicos de distintos aparatos, y poco en promover seriamente la comprensión del funcionamiento y el sentido biológico de esas partes y, menos aún, en impulsar esquemas integradores sobre cómo contribuyen esas estructuras al desarrollo de nuestras funciones vitales. La imperante fragmentación del conocimiento no sólo se produce en este sentido, al abordar separadamente las distintas partes del organismo, sino que en muchos casos se extiende también al ámbito de los distintos niveles de organización que presentan los seres vivos complejos. Si la exposición que efectúa el texto escolar se enfoca desde el nivel de organismo, por ejemplo, es común que se realicen pocas alusiones a lo que ocurre en los niveles celular, molecular o de ecosistema, frecuentemente tratados en distintas lecciones o incluso diferentes cursos académicos. Y si se centra en el nivel celular o molecular, no cabe esperar, por lo general, que se incluyan menciones a los niveles macroscópicos. Probablemente la mayor parte de los docentes estemos de acuerdo, básicamente, en la necesidad de conseguir que los alumnos lleguen a desarrollar un conocimiento integrado sobre el cuerpo humano. Sin embargo, pueden plantearse muchas dudas sobre cómo promover este enfoque. ¿Se trabaja en clase cada aparato o parte del cuerpo por separado y después realizamos actividades para relacionarlas entre sí? ¿Son los alumnos los principales responsables de establecer esas relaciones, al estudiar lo trabajado en clase sobre cada aparato? ¿Es conveniente para la integración del saber considerar simultáneamente distintos niveles de organización corporal humana al estudiar aspectos, por ejemplo, como el crecimiento, la nutrición o la memoria, o es mejor abordar cada nivel por separado cuando corresponda y posteriormente establecer relaciones? ¿Es conveniente introducir en la educación primaria contenidos, aunque sean muy elementales, relativos al nivel celular o químico, al trabajar sobre el cuerpo humano? Podemos debatir sobre las ventajas y los inconvenientes de unas u otras posibilidades. Pero incluso si aceptáramos la opción de abordar la gran complejidad de nuestro organismo por partes anatómicas o funcionales, y en sucesivos niveles de menor a mayor complejidad, ello no supondría un gran obstáculo para incluir nexos integradores. En educación secundaria, por ejemplo, ¿cómo comprender la estructura y el funcionamiento de un músculo o una extremidad sin considerar, en alguna medida, el mecanismo de la contracción muscular, los nutrientes necesarios, su relación con los huesos, con el sistema circulatorio o con el sistema nervioso? ¿Cómo abordar el sistema digestivo sin hacer alguna referencia a la composición química de los alimentos, al sistema circulatorio, al sistema nervioso, a los músculos que
  • 2. intervienen o a los nutrientes celulares que produce la digestión y su sentido en la nutrición? Para llegar a conocer y entender la estructura, las propiedades y el funcionamiento de nuestro cuerpo, habrá que ir construyendo, en primer lugar, conocimientos relacionales, es decir, que conecten cada aprendizaje sobre un órgano, sistema o proceso fisiológico particular con la función general en la que interviene; y, por otra parte, habrá que construir conocimientos que contemplen simultáneamente (en formulaciones todo lo básicas que sea necesario, en función de la edad de los alumnos) los distintos niveles de organización relevantes en cada caso: molecular, celular, de órganos y sistemas orgánicos y de población o ecosistema. Es obvio, además, en una didáctica actual, que la enseñanza sobre el cuerpo humano deberá abordarse considerando el conjunto de las vivencias, sentimientos e ideas personales de los alumnos sobre su propio cuerpo, pero en este artículo nos centraremos específicamente en el terreno del conocimiento biológico escolar sobre nuestro organismo, analizándolo desde una perspectiva sistémica general que nos permita a los docentes superar las limitaciones y arbitrariedades del saber sobre nuestro organismo que se suele promover en las aulas. El cuerpo humano como sistema Partiremos de la idea de sistema como todo ente físico o mental constituido por un conjunto de elementos que mantienen interacciones entre sí, de acuerdo con un determinado esquema organizativo que regula los cambios posibles en el mismo, con lo que se mantiene, así, su identidad. Son sistemas, por ejemplo, desde un átomo hasta el universo, una célula, una máquina, una ciudad, el álgebra, una composición musical, la economía, el cuerpo humano, un cuadro, etc. Cualquier ser vivo puede y debe ser estudiado, por tanto, no sólo en cuanto a los componentes o partes que forman su cuerpo, sino también en relación con las interacciones que estas partes mantienen entre sí y los cambios y esquemas organizativos relacionados con esas interacciones (véase el http://www.grao.com/imgart/GRF/AL/AL58011U.jpg - cuadro 1). Una célula, por ejemplo, está formada por una serie de componentes (membranas, orgánulos, diversas moléculas orgánicas e inorgánicas, etc.) que interaccionan entre sí, lo que va generando cambios estructurales y funcionales, pero de forma que éstos se mantienen, mientras la célula está viva, entre unos márgenes regulados por su genoma, en interacción con el medio en que desarrolla su existencia la célula considerada. La perspectiva sistémica (GIE, 1991; Cañal, Pozuelos y Travé, 2005, etc.) permite superar la descripción superficial de elementos de la realidad que predomina en los currículos disciplinares. La organización sistémica del conocimiento escolar sobre los seres vivos permite estructurar el saber de forma relacional, incrementando así su significatividad potencial. En concreto, en este caso, el enfoque sistémico permite relacionar lógicamente y organizar los conocimientos biológicos de interés educativo sobre el cuerpo humano. Y lo hace en torno a los cuatro elementos metacognitivos antes mencionados: sus componentes anatómicos (provistos de unidad y diversidad), las interacciones entre esos componentes y del conjunto con el entorno, las formas de organización que presenta nuestro organismo y los procesos de cambio que le caracterizan. La visión sistémica que se expone a continuación, que sigue el modelo de análisis que desarrollamos en Cañal (2008), nos puede proporcionar un esquema conceptual reorganizador de nuestros conocimientos profesionales en este campo, posiblemente también insuficientemente integrados. Se trata de un esquema interpretativo más complejo que resultará muy útil a la hora de reflexionar sobre los interrogantes específicos sobre nuestro organismo que puedan surgir y abordarse en clase. Niveles de organización del cuerpo humano Cualquier sistema complejo puede presentar varios niveles de organización. El cuerpo humano es sin duda un sistema complejo y al estudiarlo es preciso contemplar sus distintos niveles de organización. Nuestro cuerpo puede ser visto y analizado, al mismo tiempo, como un conjunto ordenado de moléculas, como conjunto de células formando tejidos, como colección de órganos (formando un organismo) o como integrante de una población de individuos de nuestra especie en un eco-socio-sistema determinado. A la hora de reflexionar sobre el conocimiento escolar relativo a la biología humana es necesario tener en cuenta, en la medida de lo posible y adecuado en cada etapa, cada uno de estos niveles de organización. El nivel de organismo (http://www.grao.com/imgart/GRF/AL/AL58012U.jpg - cuadro 2) es sin duda el que nos resulta más básico y accesible inicialmente. El cuerpo, tal como lo percibimos por nuestros sentidos (su aspecto exterior, su conducta, etc., pero también, en alguna medida, su estructura interior, con sus órganos internos), es el nivel al que corresponden las principales experiencias y conocimientos iniciales de los escolares. A partir de ahí partirá la exploración y comprensión elemental de los niveles de organización no directamente perceptibles: hacia lo microscópico (los niveles celular y molecular) y hacia lo macroscópico (las poblaciones de individuos de nuestra especie que interaccionan con los demás elementos de los ecosistemas). Los organismos humanos presentan aspectos comunes entre sí, pero también es patente su diversidad. Esta unidad y diversidad se manifiesta en todos los niveles de organización que consideremos; en este caso los cuatro antes mencionados: molecular, celular, de organismo y de población o ecosistema.
  • 3. Nivel molecular En este nivel hay que destacar que la composición del cuerpo humano resulta ser semejante en cuanto a los elementos químicos y la mayor parte de las moléculas que forman parte de sus estructuras e intervienen en su metabolismo. Pero hay diferencias características entre distintas partes del organismo en determinados aspectos bioquímicos. Diferencias en lo que se refiere a los genes activos y, por tanto, en los ARN producidos, en las proteínas sintetizadas y, en general, en aspectos concretos del metabolismo en cada estructura anatómica. No obstante, también son muy relevantes los aspectos unitarios, pues cualquier parte del cuerpo está formada básicamente por átomos de unos mismos elementos químicos, combinados entre sí en unos determinados tipos de moléculas orgánicas e inorgánicas que suelen ocupar un lugar semejante en el metabolismo. Nivel celular Algo similar ocurre en el nivel celular. Todo el cuerpo está formado por células, como unidad mínima de organización que realiza el conjunto de las funciones vitales. Pero hay diversidad de células en cuanto a su forma, orgánulos que presentan, tejidos de los que forman parte, funciones que desempeñan, su distribución en el cuerpo, etc. Nivel del organismo En cuanto al nivel de organismo, es el nivel organizativo básico que nos servirá de referencia constante para la comprensión global y en detalle de la estructura y fisiología de nuestro cuerpo. En este nivel es fundamental, en primer lugar, comprender el sentido biológico global de nuestro organismo, como superestructura que permite la satisfacción de las necesidades metabólicas de cada una de las células que lo constituyen y el adecuado mantenimiento de las propias estructuras y funciones corporales. Y además, naturalmente, comprender la función de cada estructura corporal concreta que contribuye a satisfacer las necesidades vitales de los distintos tipos de células. Pero es necesario enfatizar el sentido fisiológico de tales estructuras y establecer paralelismos con otras especies, entre seres tan aparentemente distintos como nosotros, un insecto o cualquier planta. Tiene gran importancia el estudio de estructuras corporales concretas, atendiendo a sus características específicas, pero sin perder de vista el para qué de cada órgano en el conjunto del cuerpo, siempre en relación con la satisfacción de una o varias funciones vitales. Nivel de población Por último, en el nivel de población, hay que resaltar que nuestra especie incluye, como cualquier otra, individuos semejantes entre sí en sus rasgos morfológicos, fisiológicos y comportamentales básicos, en razón de la información genética característica de la especie que se transmite en la reproducción. Pero ello no impide la existencia de diferencias de mayor o menor entidad entre unos y otros individuos o poblaciones de nuestra especie, tanto morfológicas (estatura, rasgos faciales, color del pelo, de la piel, etc.) como en aspectos fisiológicos concretos; por ejemplo, el patente dimorfismo sexual entre los adultos y los rasgos fisiológicos y comportamentales diferenciados que son característicos en distintos momentos del desarrollo vital. Interacciones entre componentes del sistema corporal En el nivel molecular se producen interacciones físicas y químicas entre iones y moléculas orgánicas e inorgánicas, así como con fuentes de energía. Muchas de estas interacciones constituyen la base de los procesos de nutrición, relación y reproducción de cada individuo. A lo largo de la educación escolar es posible resaltar algunos aspectos especialmente relevantes al respecto: • Que todos obtenemos nuestros nutrientes a partir de los alimentos que tomamos del entorno y que estos nutrientes se emplean para satisfacer los requerimientos de las células que forman los tejidos, órganos y aparatos que constituyen el cuerpo y así poder crecer, desarrollarnos, relacionarnos y reproducirnos. • Que la luz interacciona con sustancias situadas en estructuras especializadas de nuestro cuerpo y ello permite procesos como la visión, el funcionamiento de nuestro reloj biológico, etc. • Que la luz solar interacciona también con moléculas que forman parte de las células epidérmicas y provoca fenómenos como la expansión de los melanocitos, quemaduras, producción de vitamina D, desarrollo de tumores, etc. • Que la interacción química que se produce entre moléculas de nuestro cuerpo y otras moléculas y factores físicos del entorno (como la temperatura, la humedad, ciertas vibraciones, etc.) sustenta el conjunto de nuestras percepciones sensoriales, lo que resulta crucial en procesos concretos de la nutrición, relación y reproducción. • Que el funcionamiento del cerebro y todos los fenómenos psicológicos (aprendizaje, recuerdos, sentimientos, deseos, la conciencia, etc.) se basan en determinadas interacciones moleculares físico-químicas, entre sí y con factores del medio. En lo que se refiere al nivel celular, es necesario destacar la interdependencia entre las células que forman nuestro organismo. En condiciones naturales, cada célula de un ser vivo pluricelular sólo puede mantenerse viva, es decir, realizando sus funciones, si se mantiene en interacción con las demás. Una célula aislada carece del medio interno estable que necesita (rico en nutrientes, libre de altas concentraciones de desechos tóxicos del metabolismo, con una temperatura
  • 4. óptima, con moléculas reguladoras procedentes de otras células, etc.) y no está debidamente protegida contra la desecación, la exposición a radiaciones nocivas (como la ultravioleta) u otros posibles agentes perjudiciales del entorno. En el nivel de organismo, es fundamental comprender que nuestro cuerpo es un todo en el que cada parte, cada órgano o sistema resulta necesario porque realiza aportaciones concretas al mantenimiento de la vida. Todas las estructuras corporales (digestivas, respiratorias, excretoras, de transporte, de coordinación, etc.) se integran y adquieren su sentido en un diseño conjunto, en función del modo particular en que nuestra especie satisface cada una de sus necesidades vitales en los ecosistemas de los que forma parte. En cuanto a las interacciones en el nivel de población o ecosistema, éstas se producen entre los miembros de nuestra especie y también con individuos de otros grupos taxonómicos, así como con el medio inerte en que desarrollamos la existencia. Así, mantenemos relaciones intraespecíficas e interespecíficas, todas evidentemente relacionadas con las funciones de nutrición, relación y reproducción. Nuestro diseño corporal específico se correlaciona en buena medida con los rasgos necesarios para implementar con cierto éxito biológico las relaciones que mantenemos con nuestros semejantes, desde las comunicativas a las de competencia, sexualidad, crianza, colaboración, etc., así como las que caracterizan nuestra interacción con los demás seres vivos y componentes inanimados de nuestro entorno, muy escoradas hacia el aprovechamiento nutritivo (recolección, cultivos, ganadería, etc.) pero también a la construcción de habitáculos, la obtención de energía, la actividad deportiva, la actividad económica, el disfrute estético, etc. Organización del cuerpo Algo que caracteriza a los seres vivos respecto a los inanimados es la capacidad de autoorganización, la capacidad del ser vivo de regular, en cierta medida, las condiciones que definen su propia existencia. Es decir, la posibilidad de establecer una situación de equilibrio dinámico, relativamente permanente, con el medio, mediante el intercambio de materia, energía e información entre el organismo y su entorno. Algo que logra el ser vivo mediante dos procedimientos generales: • Mediante la adaptación de su fisiología y su conducta individual a los cambios del medio. • Por medio de la evolución del genoma de la especie. Con ello se consigue el establecimiento de un cierto equilibrio entre conservación y cambio en las características de los seres vivos, al actuar mecanismos reguladores que mantienen el esquema organizativo de la especie entre ciertos límites, mecanismos que se describen en lo que sigue. En el nivel molecular, la información que sustenta el esquema básico de regulación de nuestra especie reside en el ADN. Las secuencias de nucleótidos características de nuestra especie permiten el desarrollo de diversos fenotipos (estructuras corporales, fisiología y conducta), en interacción con los distintos factores del medio, y ello hace posible la adaptación individual, dentro de los márgenes que establece el genoma para la viabilidad del individuo. El cuerpo humano muestra también un alto grado de organización en el nivel celular. Las células embrionarias, mediante la interacción entre el núcleo y su entorno celular y extracelular, se diferencian y forman los diversos tipos celulares que se ubican en zonas determinadas del embrión y dan lugar a los diferentes tejidos, órganos y aparatos. Estas células diferenciadas ajustan su estructura y fisiología a las funciones específicas que han de desempeñar, bajo la influencia del entorno celular inmediato, así como de otras células y órganos especializados que envían sustancias o estímulos por medio del sistema circulatorio o nervioso, contribuyendo a regular y coordinar su funcionamiento. En el nivel de organismo los sistemas de regulación nerviosa y hormonal controlan las pautas básicas de comportamiento, alimentación, crecimiento, desarrollo, relación y reproducción humana. En el punto séptimo se exponen datos y ejemplos concretos que permiten apreciar de qué forma y mediante qué estructuras se produce esta regulación nerviosa y hormonal. En el nivel de población o ecosistema existen pautas elementales de comportamiento, con componentes genéticos y/o culturales, que regulan la relación entre las personas y de éstas con los demás seres vivos y con los factores del biotopo. Los límites en que puede desenvolverse adecuadamente nuestra especie están sujetos, en última instancia, a los mecanismos de regulación de los ecosistemas de los que formamos parte y, en definitiva, del eco-socio-sistema Tierra (los recursos materiales y energéticos disponibles, los ciclos biogeoquímicos, el clima, la población humana, nuestro impacto, etc.) junto con los mecanismos e instituciones de regulación familiar, local, nacional o mundial que se han ido desarrollando. Cambios en el sistema "cuerpo humano" El concepto de cambio es esencial para la comprensión de nuestro mundo y, en particular, de los seres vivos. Es fácil apercibirnos de un conjunto de cambios cíclicos en nuestro organismo: ciclo vital, ritmos de actividad/descanso, ritmos corporales, pautas de crecimiento, cambios hormonales, cambios morfológicos, etc. La construcción del conocimiento sobre los cambios corporales exige la comprensión del carácter dinámico de los sistemas, que los hace cambiantes en el tiempo. Unas veces consistirán en cambios de localización; en otras ocasiones, en cambios cíclicos y periódicos; y a veces, por último, pueden consistir en transformaciones. En cualquier caso, los cambios que experimenta nuestro cuerpo se caracterizan porque:
  • 5. • Son las propias interacciones que se dan en el organismo las que generan el cambio en el mismo, aunque los mecanismos reguladores establecen límites en las posibles dinámicas de cambio. En el desarrollo corporal, por ejemplo, la hormona del crecimiento que produce la hipófisis estimula el aumento de tamaño de las células y las mitosis, lo que acaba produciendo crecimiento y desarrollo; pero cuando se alcanza un determinado nivel de desarrollo se desencadenan mecanismos reguladores que lo detienen o ralentizan. • Los cambios siguen unas pautas generales hereditarias que son comunes en todos los humanos, pero que también dependen en alto grado de factores como la alimentación, las enfermedades, el ejercicio, etc. • El cuerpo de cada persona es producto del cambio, de los eventos producidos en su desarrollo, en su historia. En el nivel molecular, los cambios que experimenta nuestro cuerpo son cambios químicos. De hecho, el organismo vivo constituye un sistema químico en constante cambio, aunque siempre dentro de los márgenes regulados por la información genética, en su interacción con el medio. En nuestro caso hay otros factores que se añaden a los anteriores en la generación de cambios moleculares: medicamentos, radiaciones, cirugía glandular o cerebral, etc. Los principales cambios en el nivel celular se refieren a los propios del desarrollo de cada célula, desde que ésta se origina por mitosis o meiosis a partir de células madre y se ubica espacialmente de acuerdo con el esquema morfológico que expresan los genes correspondientes. En función del tejido del que vaya a formar parte, se activa o inhibe parte de la información contenida en el ADN de cada célula y ello produce diferencias morfológicas y funcionales entre las mismas. Además, cada célula experimenta un ciclo vital propio de la estirpe a la que pertenece, que puede estar caracterizado igualmente por cambios morfológicos y bioquímicos. Son ejemplos de ello el proceso de desarrollo de una neurona, el de una célula de la epidermis o el de un glóbulo rojo, en los que se producen cambios de gran calado. También hay cambios continuos en estructuras como los cromosomas (por ejemplo, los propios de la duplicación del ADN en las mitosis, el desarrollo temporal de sectores del cromosoma cuando se produce ARN mensajero, el acortamiento de los telómeros tras cada división celular, etc.), cambios que pueden ocasionar procesos de reproducción, cáncer, producción de proteínas, muerte celular, etc. En cuanto al nivel de organismo, es aún más evidente la existencia de ciclos vitales característicos, con procesos de crecimiento y desarrollo del individuo a lo largo de su vida que comportan diversos cambios: desarrollo de caracteres sexuales, musculación, alteración de rasgos faciales, acumulación de grasa, etc. También se producen, a veces, cambios estacionales que afectan a la fisiología y al comportamiento de las personas (períodos de menor actividad vital, fases de activación, fases depresivas, etc.) y es patente la existencia de ciclos diarios, que incluyen alteraciones del estado fisiológico (sueño-vigilia, pasividad-actividad, etc.). En el nivel de población, hay un cambio acelerado en cuanto al crecimiento de la misma y también, sobre todo, en lo que se refiere a los cambios históricos en nuestra forma de vida en los eco-socio-sistemas, originados por el desarrollo cultural-tecnológico. Unos cambios con una capacidad de impacto ambiental sobrecogedora que han generado la situación de emergencia planetaria (Vilches y Gil, 2003) que estamos viviendo. Estructuras y funciones corporales Argumentábamos anteriormente que la comprensión del organismo humano, o de cualquier otro, como totalidad integrada sólo es posible si las diversas estructuras corporales y las funciones particulares que cada una de ellas realiza se interpretan y se relacionan reiteradamente con las funciones generales que implementan todos los seres vivos, las de nutrición, relación y reproducción. Pero estos nexos no suelen plantearse debidamente en los textos escolares o se incluyen de forma parcial e insuficiente. Así, por ejemplo, es común que la función de nutrición humana se relacione muy estrechamente con el aparato digestivo, pero mucho menos claramente con otros; la función de relación, casi exclusivamente con el sistema nervioso y los órganos de los sentidos; y la función de reproducción, con el aparato reproductor. Pero basta considerar las relaciones enunciadas en la tabla siguiente, que no pretende ser exhaustiva, para apreciar el interés y utilidad didáctica de una perspectiva sistémica en la enseñanza sobre el cuerpo humano, contemplando conjuntamente las múltiples relaciones existentes entre las estructuras corporales humanas (órganos, aparatos, sistemas...) y las funciones vitales para las que sirven (http://www.grao.com/imgart/GRF/AL/AL58019D.jpg - cuadro 3). Es evidente que las relaciones, cambios y mecanismos de regulación incluidos en la tabla anterior poseen diferentes niveles de complejidad y dificultad en su aprendizaje. Por ello, el proceso de construcción de un conocimiento sistémico sobre el cuerpo humano debe ser gradual y puede abarcar toda la escolaridad obligatoria. El dominio progresivo de esta perspectiva integrada exige, a nuestro entender, una atención continua al establecimiento de relaciones, desde los primeros cursos de la educación infantil y primaria hasta el bachillerato. Un niño de infantil, por ejemplo, puede constatar la relación entre el ejercicio y el ritmo cardíaco, aunque no llegue a comprender por qué es necesaria una mayor frecuencia cardiaca cuando realizamos un esfuerzo muscular prolongado. Y algunos estudiantes de biología y geología de secundaria podrán además comprender, junto a lo anterior, que durante el ejercicio se incremente también el ritmo de ventilación pulmonar y se produzca un enrojecimiento transitorio de la piel, así como una copiosa sudoración refrigerante. Será preciso, en este sentido, desarrollar una didáctica del cuerpo humano que proponga objetos de estudio, hipótesis de progresión y recursos coherentes con un enfoque sistémico como el aquí apuntado, además de fundamentarse en los requisitos actuales de relevancia, significatividad y funcionalidad para el alumno. Resaltar, por último, que no se trata de incluir caprichosamente nuevos contenidos que contribuyan a extender aún más el currículo escolar, sino de evitar una errónea tradición que promueve el aprendizaje no significativo de unos conocimientos
  • 6. sobre nuestro cuerpo cuya selección parece a veces arbitraria y que genera conocimientos fraccionados e inertes. Una opción que creemos injustificable, pues ignora una finalidad educativa muy relevante: lograr que los escolares comprendan el funcionamiento de su cuerpo y las necesidades del mismo, a fin de adecuar sus hábitos y comportamientos personales y sociales a los requerimientos de una vida satisfactoria y saludable. Bibliografía Cañal, P. (2008): Investigando los seres vivos. Sevilla. Díada Editora. Cañal, P.; Pozuelos, F.J.; Travé, G. (2005): Proyecto Curricular Investigando Nuestro Mundo. Descripción general y fundamentos. Sevilla. Díada Editora. Cubero, R. (1998): "Aprendizaje de la digestión en la enseñanza primaria", en Alambique, n. 16, pp. 33-43. GIE (1991): Proyecto curricular IRES. Sevilla. Díada. Ignacio, M.J. (2005): Construcción del conocimiento y discurso en el aula. Estudio del cambio en las concpeciones sobre la nutrición humana y análisis de los procesos discursivos en un aula de educación secundaria. Tesis doctoral inéidta. Departamento de Psicología evolutiva y de la Educación. Universidad de Sevilla. Nuñez y Banet, E. (1996): "Modelos conceptuales sobre las relaciones entre digestión, respiración y circulación", en Enseñanza de las Ciencias, vol. 14(3), pp. 261-278. Pujol, R.M.; Bonil, J.; Márquez, C. (2006): "Avanzar en la alfabetización científica: descripción y análisis de una experiencia en torno al estudio del cuerpo humano en educación primaria", en Investigación en la Escuela, n. 60, pp. 37-52. Vilches, A.; Gil, D. (2003): Construyamos un futuro sostenilbe. Diálogos de supervivenvia. Madrid. Cambridge University Press. Dirección de contacto Pedro Cañal Universidad de Sevilla pcanal@us.es