SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 20
¿Qué es el estado?

El uso del término “estado” es hoy familiar para referirnos a aquella institución que cumple
la función de ordenar jurídicamente una sociedad y dentro de la cual nos identificamos
como miembros o partes de una nacionalidad dada. Digamos que hoy en día, en las
condiciones en las que se encuentra el mundo no existe individuo alguno que no se sienta
o sea considerado parte de un estado.

Dos enfoque sobre el estado

El estado, como el poder, es otro de los conceptos con los que más frecuentemente se
identifica la política, sobre todo porque nos da la idea de su localización: de donde se
encuentra, donde reside, aunque—como vamos a ver--- su definición no es siempre tan
simple.

La palabra misma—estado---es un término relativamente nuevo, que se ha ido llenando de
contenidos con el paso del tiempo y en el cual actualmente podemos encontrar, por el
menos, dos tipos de definición.

Primer enfoque: origen

En este enfoque definiremos estado como determinación del fuero del poder y de la
soberanía política.

Comencemos por la definición etimológica del término y su vínculo con las disputas
históricas por el poder. En la Europa cristiana de los siglos XII al XVI se comienzo a utilizar
el término status (stat, state, steat en otras lenguas) para distinguir entre los dominios
divinos y terrenos, lo “espiritual” y lo “mundano”, lo eterno y lo temporal. El status
representaba todo aquello que no estaba referido al fin espiritual del ser humano, es decir,
la condición del país en su aspecto social y político, en su constitución material, territorial,
organizativa; también se refería a la condición del gobernante (príncipe) y de las personas
que lo aconsejaban y ayudaban, y a la definición de orden y de la autoridad de la cual este
derivada, es decir, el estado es todo lo que se refiere al mundo humano organizado con
respecto a los fines de las personas en la tierra y no a los fines espirituales.

Esa distinción entre lo “espiritual” y lo “mundano”, hecha por la misma iglesia en la cabeza
de los papas, con el fin de fundar la supremacía de esta, permitía la separación de política
y religión y, a su vez, la consolidación de la política como un campo autónomo que
reemplazaba paulatinamente los demás poderes.

Este primer enfoque sobre el estado nos remite, históricamente, a los orígenes de la
problemática donde nace el mismo término stato, pero también, a una concepción que se
ha hecho tradicional y que lo define como una unidad entre territorio, población,
costumbres específicas y orden político.

Segundo enfoque: surgimiento
El segundo enfoque está relacionado estrictamente con el surgimiento de las teorías
políticas modernas a partir del siglo XVII y tiene que ver con lo que algunos pensadores
llamas sociedades políticas, por contraposición a la sociedad civil. Como veras, estas
teorías se subdividen a su vez en dos tipos: unas que justifican las relaciones políticas
modernas y su ligazón y, otras, que la critican.

Teorías de defensa del estado

Ya para el siglo XVII el término estado adquiere un significado específico, al estudiar cual
es el origen de la política en las sociedades europeas. Los filósofos modernos (Hobbes,
Locke, Rousseau, Kant) hacen de él una nación conceptualmente comprensible. Al
sostener que la información de la sociedad (estado) es producto de la transformación del
ser humano de un estado de naturaleza a un estado de vida civil.

Según estas teorías, el estado moderno adquiere de otras formas particular, que lo
distingue de otras formas estatales antecesoras, con la que se cultivaron los griegos
antiguos, convirtiéndose en la única y a la vez unitaria forma de estructuración de la vida
en sociedad, en el verdadero y exacto aparato para administrar y manejar el poder político,
que opera según procedimientos cada vez más definidos y especializados. Su tarea va en
función básicamente de garantizar la paz interna del país, eliminar el conflicto social y
permitir la normalización de las relaciones de fuerza existentes como producto de las
contradicciones de intereses, ejerciendo el monopolio de la fuerza.

A esto se le ha denominado el estado como potencia, es decir, una concepción que ve en
el estado la sumatoria de voluntades individuales, más exactamente una racionalidad de
vida colectiva creada por un pacto social, a partir de la razón de los individuos, que prefiere
la vida en sociedad para superar los obstáculos propios del estado natural.

Teorías criticas del estado

A esta primera forma de determinar las relaciones políticas bajo el concepto estado, le
sobreviene una concepción crítica que considera al estado como dictadura, es decir, como
imposición de un poder hegemónico de una clase social sobre otras. Marx, que es el
pensador que expone esta idea, considera que la realidad política está fundada en
relaciones de fuerza, en una sociedad dividida en clases, unas poderosas y otras
explosiones sociales de dominación establecidas y a sus necesidades de perpetuación y
reproducción en el tiempo.

Según este enfoque, las formas del estado varían históricamente, conforme a la evolución
de las relaciones de fuerza entre clases dominantes y clases subalternas. Tiranías y
democracias no escapan a esta lógica. El estado es entonces, por definición, la dictadura
de una clase poderosa sobre otras explotadas. Y las llamadas formas de gobierno son
adaptaciones históricas de la dominación a los diversos estados de lucha entre estas
clases.

El Estado en el siglo XX

                                                                                             2
Más allá de los distintos enfoques sobre el estado, este ha visto crecer su importancia
especialmente en el transcurso del presente siglo, a tal punto que, regularmente, lo
identificamos con la política. En este sentido, se puede decir que la historia de los últimos
siglos se ha constituido en la historia de la estatización de la política. Evidentemente, si
solo ves un caso como el de Colombia, puedes darte cuenta de que una vez lograda la
independencia de España, inicio un proceso d evolución muy confuso, que fue dando
forma lentamente a instituciones, a proyectos nacionales centralizados y al fortalecimiento
del estado como una institución activa, que entro a determinar con mayor fuerza el
transcurso de los asuntos sociales.

El estado intervencionista

Desde la segunda mitad del siglo XIX apareció en Europa una concepción intervencionista
del estado, que fundaba su proyecto en la necesidad de desarrollar con profundidad la
ciudadanía, para garantizar una mayor igualdad entre las personas, lo que aumento la
participación política. Esta visión política correspondía a una circunstancia histórica de
miseria generalizada y de crecimiento de la pobreza, producto del desarrollo de la
sociedad capitalista.

En 1919, en Alemania, se hizo un primer invento de desarrollo de un estado
intervencionista fuerte, en la llamada república de Weimar. También en nuestro país se
discutía en aquel momento sobre la necesidad de desarrollar un estado intervencionista
que proyecta con mayor fuerza el desarrollo nacional. Rafael Uribe Uribe, por ejemplo, a
principios del siglo proponía para Colombia el desarrollo de una fuerte intervención del
estado en la economía, que impulsara definitivamente el progreso y el desarrollo.

Pero el “experimento” que verdaderamente cumplió la misión de estatizar la sociedad fue
el llamado “consenso keynesiano”, una combinación de una serie de políticas
intervencionistas del estado en la sociedad, que construyó lo que se llamó el estado de
bienestar. Keynes, un prestigioso economista inglés, propuso unas series de políticas
económicas que reformaron profundamente la relación entre la política y la economía. Por
ejemplo, la regulación estatal de la moneda a través de un banco oficial, el banco emisor.
Esto lo permitía al estado, en momentos de necesidades de inversión social, emitir
recursos para satisfacerlas. Las políticas de pleno empleo buscaban garantizar una
elevación sustancial del nivel de vida de los trabajadores, así como el desarrollo de
políticas de salario más acordes con las necesidades de consumo.

El estado se convertía así en un factor económico central, regulador de la economía y de
sus fluidos, redistribución de recursos, protector de ramas enteras de los servicios, cuando
no era su diseño. Esto fue denominado estado de bienestar y, en sus versiones
menguadas en el tercer mundo, estado intervencionista.

El estado intervencionista se desarrolló principalmente después de la segunda guerra
mundial y contribuyo a la reconstrucción de los países arrasados por la destrucción bélica.
Tuvo su época de oro en la década de los años cincuenta, en los países más avanzados, y
entro a una profunda crisis en los años sesenta y setenta, a raíz principalmente de los
                                                                                           3
déficits presupuestales, las necesidades energéticas para mover las grandes industrias, la
crisis social por la presencia totalizarte del estado hasta en la vida privada y por la
destrucción del entorno como producto del desarrollo impetuoso de la industrialización
extensiva, entre otras causas.

Privatización del estado

Desde los años setenta comenzó un proceso de reforma del estado intervencionista, cuyo
objetivo era reducir su tamaño, convertir la actividad pública en una actividad menos
burocrática y dispendiosa, disminuir los déficits presupuestarios, privatizar muchos de los
servicios prestados por el estado, desregular la intervención estatal en la economía, etc.
Esta reforma cobro fuerza en los años ochenta con los gobiernos de Reagan y Thatcher en
los Estados Unidos e Inglaterra, respetivamente.

Hoy en día se ha generalizado al mundo entero, con los llamados procesos de
globalización. En Colombia se hizo efectiva, principalmente, en la reforma constitucional de
1991, pues esta constitucionalizo principios de desregulación laboral, económica y
financiera, dinámica mercantiles para la presentación de los servicios públicos y
procedimientos participativos de organización y gestión que contribuye al ensanchamiento
del consumo de los servicios públicos sobres bases de mercado.

El estado, hoy, es un estado cada vez más privatizado, llamado neoliberal, cuyos
principios de acción son la eficiencia, la eficacia, la productividad y, en general, la llamada
gobernabilidad.

Como estado nacional, ha perdido el centralismo y la fuerza reguladora que tuvo en los
momentos, convirtiéndose en un organismo administrativo de políticas que actualmente se
manejan desde ciertos mundiales de poder económico, político y financiero, como los
organismos mundiales de crédito.

Las relaciones estatales de hoy son difusas y globales. Por eso, algunos políticos y
politólogos han comenzado a hablar de estado mundial, de gobierno mundial y de
instituciones políticas globales. Estas tendencias a la mundialización la representa con
mucha claridad la conformación de bloque políticos regionales de mucho peso, como la
unión europea o el tratado de libre comercio en América.

                                   El Estado colombiano

Formación del estado colombiano

Las instituciones políticas en el territorio de la actual Colombia fueron formándose
lentamente, como instituciones derivadas de las españolas. Esta derivación, sin embargo,
no significa que no se hayan adaptado instituciones políticas, que como en el caso del
derecho indiano, intentaron acoplarse a nuevas realidades socioculturales, económicas y
políticas.



                                                                                             4
Aunque el estado no son muchos solamente las llamadas instituciones políticas, la
evolución de estas últimas si muestra con claridad el sentido de unas relaciones sociales
de poder y de dominación, las transformaciones en el orden de las clases sociales y la
composición social del poder político.

El estado colonial genero nuevas realidades sociales en América en función de las
necesidades de España. Estas nuevas realidades convirtieron a las colonias americanas
en enclaves económicos, que tomaron cuerpo propio y posteriormente, desarrollan un
sentido de la independencia. Las revoluciones de independencia americanas no
constituyeron una ruptura radical con estas realidades socioeconómicas, más que en su
dependencia con la metrópoli, de tal manera que las instituciones políticas de la época de
la colonia incidieron fuertemente en los procesos posteriores de formación de los estados
americanos

Tres grandes coyunturas histórico—sociales han contribuido al surgimiento de formas
típicas de estado en Colombia.

El estado hacendista

Este periodo que va aproximadamente desde la guerra de independencia hasta la primera
década del siglo xx, hizo posible la consolidación de un estado territorial y nacional en
Colombia. Se caracterizó por una lucha territorial y política muy fuerte, que produjo
numerosas guerras civiles y una lucha ideológicas encanada por el predominio de interés
de viejos y nuevos estamentos sociales, como también entre la tradición y la innovación.

Se buscaba una identidad propia en lo territorial, lo institucional y lo estatal en una región
donde se entrecruzaban tradiciones económicas, institucionales y religiosas de mucho
arraigo, de tal manera que los deseos de liberalización, fortalecidas por la independencia,
en sus aspectos de continuidad y de ruptura, encontraban innumerables obstáculos.

La evolución del estado colombiano ha estado muy unida a las formas productivas
dominantes en el transcurso de su historia y a las características difícil de su conformación
territorial, geográfica y regional.

Durante la primera etapa del surgimiento del estado en Colombia, el predominio de la
hacienda en el siglo XIX, de economía agrícola y plantaciones, impuso formas estatales
fragmentadas e inestables, que se batieron en frecuentes guerras internas. La estabilidad
posterior, que supuso la constitución de 1886, intento consolidar un régimen político ligado
a la tierra y al comercio mundial.

La forma dominante del estado concebida desde esta constitución fue el centralismo
político, cuya representación más elocuente es el amplio predominio del poder presidencial
sobre el resto de poderes.

El estado agroindustrial



                                                                                            5
La posterior consolidación de una economía cafetera, unida a los desarrollo de la
industrialización en Colombia, en las primeras décadas del siglo xx, van a influenciar
fuertemente en los cambios políticos e instituciones que suponen un proceso de
modernización del estado. Este proceso corresponde al desarrollo de un intervencionismo
estatal en la economía, el cual se dirigió a la consolidación de una industria propia y de un
mercado interno, características de una economía capitalista nacional. Esta fue la segunda
coyuntura histórico—social que proporciono una forma estatal típica en Colombia.

El llamado pacto industriales—cafeteros fue la forma económica que inspiro reformas
constitucionales como la de 1936, especialmente en el plano de las relaciones productivas
y laborales modernas, constituyendo con el tiempo un régimen político de la alteración
bipartidista. Régimen que tomo forma lentamente en la disputa política que condujo a la
violencia de los años cuarenta y cincuenta, a la junta militar y a la dictadura de rojas, y que
finalmente se materializo en el pacto bipartidista de Sitges. Este periodo, conocido como el
frente nacional (1957-1974), fue el momento de consolidación y a la vez de crisis de esta
forma estatal, donde novedosa fuerzas económicas se consolidaron en el poder político
del estado.

El frente nacional, al fortalecer un sistema de democracia restringida a los grandes
partidos tradicionales, se constituyó en un proceso de homogenización política, que
termino borrando las diferencias doctrinas y políticas entre los mismo. Las crisis de esta
forma estatal sobrevinieron con el surgimiento de nuevas fuerzas sociales, que se fueron
conformando con el desarrollo industrial y urbano del país, las cuales no encontraron en el
sistema político vigente una posibilidad de satisfacción de sus crecientes expectativas.

En los años setenta se hizo más palpable la inconformidad con este estado político.
Emergieron los grandes temas del desarrollo político posterior en Colombia: la paz, la
reforma del estado, la ampliación de la democracia, la participación política, la reforma
urbana y la reforma agraria. Fue una década de fuerte efervescencia social, como lo
demostró el paro cívico de 1977, que sacudió la estructura sociopolíticas del país.

El estado agroindustrial, conformado en este periodo, desarrollo políticas basadas
económicamente en la llamada sustitución de importaciones, proceso a través del cual dio
impulso y protección al desarrollo de ramas propias de la industria, constituyo las bases de
una política de seguridad social y, en general, desarrollo políticas de intervención estatal
en la economía para asegurar la conciliación de un mercado interno. Todo esto
combinando con un régimen político bipartidista.

El estado neoliberal

Los procesos de concentración de la riqueza, en los países latinoamericanos, se hicieron
cada vez más fuertes desde los años setenta, dando lugar a una transformación acelerada
del mundo productivo. Esta situación, acompañada del surgimiento y florecimiento de
nuevos “negocios”, como el narcotráfico, privilegio el desarrollo financiero a expensas del
desarrollo productivo e industrial.

                                                                                             6
La crisis social y política de la década de los ochenta y los noventa se levantó sobre estas
transformaciones, dando lugar a nuevas exigencias institucionales y al surgimiento de
formas no sujetas a la obstrucción de reglas proteccionista y controladoras por parte del
estado, llamadas desreguladas y difusas, es decir a nuevas formas de actividad productiva
y política que no se acogen a los beneficios y del intervencionismo del estado, que han
sido denominadas democracia participativa. Esta es la coyuntura histórica que permite la
tercera forma del estado colombiano.

La reforma constitucional de 1991 da cuenta de estos procesos constitucionalizando una
concepción de la política descentralizada y más cercana a la dinámica comunitaria. Es
decir, una concepción donde el papel de las burocracias estatales tradicionales se ha visto
limitado por reglas de eficiencias y productividad, y se ha encontrado acompañado por una
concepción de la gestión social donde la sociedad asume formas de regulación autónoma.

La privatización de la política, es decir, el proceso por el cual no solo se reduce el tamaña
del estado, de su intervencionismo y de su burócrata, sino también se saca la política de
los centros institucionales tradicionales oficiales y se lleva al mundo privado de las
relaciones entre individuos, es la forma contemporánea del estado colombiano, acorde con
los procesos de globalización de la economía y de desarrollo del mercado mundial
capitalista.



                                  ¿Qué es la ideología?

Ideología como ideario

La ideología como concepto nace en la época moderna significando el hecho de compartir
un ideario religioso, político o filosófico determinado, con el cual consideramos y juzgamos
el mundo en que vivimos. En este sentido, las ideologías no son posturas o idearios puros,
pues combinan diversas fuentes, tanto teóricas como sociales.

Las ideologías son, por excelencia, percepciones elaboradas que acertadas o no, existen y
están profundamente arraigadas en la mentalidad colectiva.

La ideología como instrumento de poder

Un segundo de ideologías, que se usa menos, pero por eso no deja de ser importante, es
el que la define como un conjunto de ideales contenidos en una teoría o en un discurso
político o filosófico, que abarca los intereses de quienes gobiernan o de aquellos que
justifican una realidad política dad. Esta definición supone que toda política tiene como fin
representar los intereses de las más poderosas de una sociedad.

La anterior definición se la debemos al filósofo alemán Carlos Marx. Un ejemplo es, según
este autor, el carácter abstracto de conceptos como libertad en las prácticas políticas
modernas. Mientras las personas, como ciudadanos, creen disfrutar de este derecho, pues
está contenido en las constituciones que rigen los estados de hoy, la liberta es más real
                                                                                           7
para quien tenga los medios económicos de disfrutarla. Lo mismo sucede con el derecho a
la propiedad. Todos, en abstracto, somos, beneficiarios de este derecho pero, en realidad,
la desequilibrada reparación de su cuantía hace pocos materialicen este derecho, mientras
muchos se ven sometidos a la miseria.

La ideología se presenta, de esta manera, como un dispositivo que nos hace vivir con una
creencia sobre el mundo y su orden, mientras este discurre bajo leyes de comportamiento
diferentes a las imaginadas o deseadas.

La ideología como campo de tensión social

Otra forma de ver la ideología, que deriva de la tensión social, es la que la considera como
una esfera de disputa de las sociedades desde donde crece todo el accionar político. La
ideología es una especie de caldo de cultivo donde las clases sociales y los grupos
humanos debates sus intereses bajo la forma de las ideas, las concepciones, los
programas políticos. Esta tensión de ideas es una tensión de fuerzas sociales reales, que
lentamente le van dando forma a una realidad política específica, en la medida en que
contribuye a moldear las instituciones y los pactos sociales que las fundamentan. El
terreno de la ideología es, entonces, el terreno de la disputa cultural entre clases sociales,
e. terreno de la formación de su propia coincidencia y el de la confrontación con las clases
opuestas. Esta teoría fue sugerida por el teórico socialista italiano Antonio Gramsci.

Ideología y ciencia

Igualmente, se ha hablado de la ideología como una esfera intermedia entre la ciencia y la
utopía, es decir, una realidad social de la conciencia, profundamente ligada a la producción
racional de las sociedades. Mientras la ciencia, produce sus verdades bajo la acción
racional y consciente del científico, basada en su capacidad prescriptiva y analítica, la
ideología funciona con verdades aprendidas y aceptadas, en la medida en que no las
discute, sino que las vive.

Sin embargo, la tarea científica es una actividad donde también lo ideológico interviene
fuertemente con tu presencia, pues la gente de ciencia también comparte una ideología
desde la cual presupuesta muchos de los contenidos de su producción teórica e
intelectual.

Somos parte se una ideología porque miramos el mundo social desde unas ideas del bien,
de la justicia, de la armonía, de la felicidad, de la libertad, de la igualdad para todos. Este
significado de ideología, el más universalmente aceptado, indica aprobación de un
conjunto de ideas sobre el ser humano, la sociedad y la política que se comparten y se
reproducen socialmente.

¿Fin de las ideologías?

Cuando al comenzar la década del noventa se habló del fin de las ideologías, se hizo una
referencia al llamado periodo de la guerra fría, culminado con la caída del muro de Berlín a
finales de los años ochenta o al advenimiento de la llamada época posmoderna.
                                                                                             8
De un lado, porque la confrontación capitalismo-socialismo había terminado con el triunfo
definido del primero y se había hecho hegemónica la ideología liberal. O porque con el fin
de la época moderna se había agotado una forma de representación totalitario-racionalista
del mundo, abriéndose enormes posibilidades para un predominio de lo particular, de la
diferencia, de la heterogeneidad en contra de la emogenizacion, también ideológica, del
mudo moderno, según los llamados posmodernos.



Principales ideologías

Modernas

El liberalismo

Según el liberalismo, el estado debe proteger la libertad individual, principalmente en
cuanto se refiere a la propiedad. Esta idea representa la materialización de una filosofía
del ser humano que parte de este como individuo autónomo, libre e igual frente a los
demás. Por tal motivo, el estado no puede copar todos los espacios de la vida humana, si
no garantizar la convivencia de las diferencias individuales, conservando el derecho a la
vida privada y al desarrollo de los intereses individuales.

El poder del gobernante debe estar contralado por la ley para que no sea despótico, con
respecto a la libertas y a la propiedad como atributos naturales de los individuos
asociados. Este principio significa que la autoridad política debe estar controlada por
instrumentos legales para que no se exceda en su ejercicio y no pisotee los derechos
individuales del ser humano.

Los llamados liberalismo de contenido social agregan a estos presupuestos el libre
desarrollo de la personalidad, como función estatal, y la redistribución de los ingresos
sociales, a través de políticas dirigidas por el estado, entre otros.

El liberalismo es hoy en día la ideología dominante, porque, más allá de sus presupuestos
filósofos los hombres de hoy piensan en términos individualistas, se miran a sí mismos
como sujetos autónomos que practican la libertad de escoger individualmente en una
sociedad competitiva y de consumo, aspiran a realizar el ideal de la maximización de
beneficios individuales y saben que viven en una sociedad de mercado donde actúan
como ciudadanos competitivos.

El socialismo

El socialismo representa un ideal de justicia social, cuyos presupuestos no son los
individuos, sino las comunidades, anteponiendo la igualdad social a la libertas. Se
constituye en una ideología crítica de la producción de desigualdades típicas del
capitalismo moderno. A lo largo del siglo XX, sus ideales estuvieron ligados a formas
estatales de expropiación de los bienes de los más ricos y de nacionalización de la
propiedad.
                                                                                        9
El socialismo desea crear una sociedad más justa, sobre la base de un principio de
igualdad efectiva, es decir, material. La socialización de las propiedades significo, para
muchos socialismos, una etapa de transición hacia una sociedad librada totalmente de la
propiedad privada, del individualismo y del egoísmo competitivo, propios de la sociedad
capitalista. Esto se conoce con el nombre de comunismo. Es la expresión de una sociedad
sin clases sociales y sin estado dominante.

La ideología socialista ha sufrido un duro golpe con la caída del llamado socialismo real de
los países de Europa oriental, la desazón por los resultados prácticos de una sociedad que
se proclamó como tal, ha sido grande. Sin embargo, hoy en día después de descubierta la
crisis que genero in triunfalismo liberal, el aumento de la desprotección y de la pobreza, y
la inseguridad laboral, entre otros fenómenos sociales, pueden haber abierto campo para
el resurgimiento de un socialismo crítico.



                                    Política y políticos

¿Quiénes hacen la política?

En la antigüedad griega se hablaban de la existencia de un cuerpo político, denominado
politeuma, que era el encargado de hacer la política. Estaba conformado por los
ciudadanos y los gobernantes, o sea, los políticos. Los griegos creían en la existencia de
una correspondencia entre las virtudes de los ciudadanos y las virtudes del estado, lo que
hacía posible, según ellos, la realización del bien común, garantizando una permanente
participación de unos y otros en las pequeñas y grandes decisiones políticas.

En la época moderna sobrevino un cambio importante en esta problemática, pues se
comenzó a concebir al gobierno como una labor especializada, realizada por políticos
profesionales y expertos quienes, directa o indirectamente, son delegados por los
ciudadanos para realizar las labores gubernativas de la sociedad. Hasta cierto punto, la
política moderna ha estimulado la existencia de unos ciudadanos pasivos que delegan y
esperan que la política sea realizada por los políticos, cuya labor profesional es esa.

El desarrollo de la sociedad moderna vino acompañado de cambios que exigieron, cada
vez más, la necesidad del uso de competencias técnicas que requieren expertos y una
amplia participación de personal especializado. El desarrollo moderno ha significado el
paso de una economía familiar a una economía de mercado y el de una economía de
mercado a una economía regulada, planificada y protegida, de la cual se derivan
problemas políticos cada vez más complejos de resolver.

Tal vez de esta complejidad la que en parte explica la especialización del político,
especialización que le ha planteado nuevas exigencias y que lo ha venido cambiando con
el paso del desarrollo. Si antes el político se planteaba como una persona carismática, con
capacidad oratoria y de convicción, hoy estas competencias son cada vez mas
desplazadas por el conocimiento técnico de distintas materias de la administración pública.

                                                                                         10
El político de plaza pública, de relaciones públicas y de contacto con los electores se ve
cada vez más rodeado de consultores, consejeros y asesores, quienes son expertos en
diferentes materias y muchas veces son los que no sólo redactan los discursos, sino que
diseñan las leyes, los planes de desarrollo9 y las políticas públicas que se aplican.

En este sentido, la política moderna, incluso en el actual periodo de estímulo a una
ciudadanía competitiva, está lejos de concebir un ciudadano realmente activo y
participante, pues los verdaderos centros de la decisión política son ejercidos por políticos
profesionales y técnicos expertos en diversas materias. El político se comporta entonces
como un negociador y un publicista de la política, secundado por la labor oculta de
expertos y por la actividad casi contemplativa de los ciudadanos. Tal vez aquí resida su
exagerado protagonismo, en el cual vemos a la política entera.

La gran política

A la política diaria, menuda y cotidiana que hacen políticos profesionales y tecnócratas
(política de la transacción con múltiples fuerzas e intereses que a diario se acomodan), la
acompaña la política grande, la de proyectos programáticos e ideológicos a mediano y
largo plazo, la de producción de valores sociales determinados, la de la educación y la de
la cultura. La que sustenta una época.

La gran política tiene que ver hoy con la transformación del universo de valores políticos,
conocido como la estadolatria, el paternalismo y la pasividad ciudadana, en otros de
carácter pragmático, como la participación ciudadana, la autonomía política y la
competitividad ciudadana.

Dentro de la gran política podemos considerar los proyectos liderados por destacados
estadistas y reformadores como Simón Bolívar, Francisco de Paula Santander, Rafael
Núñez y Alfonso López Pumarejo.

De igual manera, los proyectos constitucionales se convierten en gran política porque
responden a necesidades coyunturales, proyectando a las sociedades hacia nuevos
rumbos y permitiendo la construcción de una cultura política determinada.

Otro ejemplo de la gran política son los proyectos revolucionarios y emancipatorios que se
cuentan, en primer lugar, como grandes movimientos políticos en sociedades
determinadas, que fundan época y cambian radicalmente el orden social y la organización
política de una sociedad.



                                  Pensamiento político

Desde un punto de vista genérico, el pensamiento político representa un cuadro justificado
de una realidad política presente, pasada o futura, existente o deseable; un cuadro crítico
del orden de una situación crucial de la sociedad. En este sentido, obras de diverso género
e índole, como tragedias, dramas, novelas o tratados filosóficos, intencional o
                                                                                              11
involuntariamente, consciente o inconscientemente, abierta o reservadamente, expresan
pensamientos políticos diversos.

Pero existe un sentido más restringido de lo que puede ser llamado pensamiento político, y
es cuando hablamos de un pensamiento sistemático, deliberadamente construido sobre el
estudio riguroso de la problemática política y sus condiciones.

División lineal de la historia del pensamiento

Si lanzamos una mirada lineal al devenir de la historia del pensamiento político occidental
podemos encontrar dos grandes momentos, determinados por la forma que cobra este
pensamiento.

El primero está asociada a la forma que toma el pensamiento político en la antigüedad y,
aunque cubre incluso toda la época medieval, durante este periodo el pensamiento político
está asociado permanentemente con la ética, es decir, con la virtud y el bien, lo que
significa que no define la política exclusivamente como la esfera técnica del gobierno de la
sociedad o del funcionamiento de las instituciones del Estado, sino que asocia estas
definiciones con valores de comportamiento humano como el bien, la justicia o la
prudencia.

De otro lado, esta relación estrecha entre ética y política significa que durante un extenso
periodo, prácticamente desde el siglo V o. de C. of siglo XVI d. de C., para poder ser
definido la política era necesario dibujar un cuadro completo del universo, del mundo y de
su verdad.

El segundo momento corresponde al surgimiento de la llamada política como ciencia,
cuando se concibe como una hipótesis sobre la naturaleza del ser humano, que lo impulsa
a construir un orden artificial que es la sociedad, es decir, la política.

Lo creación del Estado civil (de la vida en sociedad),es obra de individuos independiente
que voluntaria y racionalmente la deciden así, no de una decisión inconsciente,
proveniente ya sea de la naturaleza del mundo o de Dios, la sociedad es humana, el
Estado es humano, el orden político es humano. No hay regla ética o moral preexistente
que determine la conducta de los seres humanos que han decidido asociarse.

La política es, entonces, la fundación de una autoridad humana superior se regirá los
destinos de las personas en sociedad. Es un arte de gobernar conforme a unas reglas
claramente definidas, que no tienen carácter natural: De esta manera, la política se ha
convertido en ciencia, que se ocupa de una esfera diferenciada de la vida social: la esfera
del gobierno y de la autoridad.

Clasificación con respecto al poder

Si hacemos un corte distinto en la larga historia Occidente, podemos descubrir otras
formas de clasificación de los pensadores y del pensamiento político sistemático. Por
ejemplo, según la posición que un determinado momento un pensador o una obra asuman
                                                                                           12
frente al poder dominante o a las relaciones políticas existentes, se puede hablar de un
pensamiento político oficial o de un pensamiento político “maldito”.

El pensamiento político oficial se refiere, precisamente, al aprobado por el poder y en ese
mismo sentido, al que justifica a quienes lo ostentan. Por el contrario, el pensamiento
político maldito es crítico radical del pensamiento político oficial, al que considera, por lo
general, inestable, indeseable y opresivo.

Estos tormos de pensamiento político surgen de lo relación entre pensamiento y poder, los
cuales están ligados a los intereses de los sectores sociales que representan. Las clases
socialmente poderosas, que constituyen poder político, son por lo general clases ricas,
pero así como hay circunstancias humanos donde una sola clase rica es hegemónica, hay
situaciones humanas e históricas donde aparecen clases ricas en competencia y, por lo
tanto, los dos se enfrentan. Aquí un pensamiento tradicional se enfrenta con un innovador
y, por supuesto, hoy discordias, prohibiciones, forcejeos, hasta que definitivamente se
hace clara la dominación de una de las clases en disputa, la cual impone su pensamiento
político.

Por ejemplo, el pensamiento moderno de Hobbes, Locke y Rousseau representaba l
imaginación política de la nueva clase burguesa en ascenso, que en los siglos XVll y XVIII
tuvo que enfrentarse a la tradicional aristocracia feudal. Estos autores, que revolucionaron
el pensamiento político con sus ideas sobre la naturaleza individualista del hombre,
contribuyeron con su pensamiento al triunfo definitivo de la revolución burguesa, triunfo
que instauró el poder político hegemónico de esto clase. Una vez dado este proceso, sus
pensamientos justifican a cabalidad el nuevo orden: se convierten en las ideas políticas
"oficiales”, que representan el nuevo sistema.

Análisis histórico del pensamiento político

Para abordar el pensamiento político y su historia es necesario armarse de una serie de
elementos críticos y metodológicos que permitan su comprensión cabal y ajustada a las
proporciones del momento en que se produjo. Esto con el fin de evitar modernizar a los
antiguos o traer de aquellas épocas criterios e ideas que no caben en una sociedad como
en la que vivimos hoy.

Ya hemos visto cómo términos tales como Estado difícilmente pueden entenderse por
fuera del contexto de la época moderna y de sus procesos de formación política. De igual
manera, hoy no podríamos entender la justificación de la esclavitud que hace Aristóteles
en la Política o la invocación del individualismo liberal que hace un pensador moderno
como John Locke. ¿Quiere decir esto que no hay un criterio de liberta en los antiguos o
una realidad de esclavitud tras los modernos?

Las épocas hay que mirarlas en su especificidad histórica, pues las personas tienden a
pensar cómo viven, y lo hacen según un momento histórico determinado.



                                                                                           13
Una de las grandes perplejidades que nos asiste actualmente, con respecto a la sociedad,
es la tremenda dificultad que significa el poder imaginarnos la cooperación, la solidaridad,
el trabajo colectivo. ¿No será que la conciencia política moderna, en gran parte moldeada
por el individualismo liberal del pensamiento político moderno, nos ha educado en una
percepción individualista del mundo, que parte siempre de nuestra propia singularidad
como personas, impidiéndonos valorar los múltiples vínculos y dependencia que tenemos
con los demás y con la sociedad? Para las personas de hoy vale la autonomía personal,
no la dependencia de los demás, pues esta última es interpretada como una señal de
debilidad personal.

Paradójicamente, pensadores antiguos como Aristóteles consideraban anormal a aquellos
que pretendiesen vivir por cuenta propia, como individuos, pues como ya lo hemos
planteado, una persona era valorada como un ser colectivo cuyo sentido único era
precisamente la comunidad. ¿Podremos llegar a una síntesis de estas visiones opuestas?



                          El pensamiento político en Colombia

En el siglo XIX, Colombia fue ante todo un país de fulgurantes figuras del pensamiento
político, algunas de ellos pioneros en áreas como la administración pública. Se discutieron
las grandes ideas políticas de la Ilustración con el acento de la situación revolucionaria
creada por la Revolución Francesa.

Ideas liberales

En el siglo XX la discusión política se hizo más pragmática, debido tal vez a la maduración
de las instituciones políticas liberales desarrolladas a raíz del fenómeno de la
Regeneración. Pero también, debido al surgimiento de una sociedad más compleja, donde
diversas y nuevas fuerzas sociales confluyeron alrededor del desarrollo capitalista del país.



La independencia

Fue un periodo de claro predominio de ideas liberales y liberalizantes, cuyo objetivo
primordial era la reforma política y la autonomía con respecto a la metrópoli. Las fuentes
de este pensamiento son básicamente la filosofía social moderna, florecida en Francia e
Inglaterra, y en no menor cuantía e importancia, el influjo del liberalismo español, cuya
concepción laica del mundo social permitía reformas como la de la segunda mitad del siglo
XVIII en los centros de estudios colombianos de la época, entre otros casos.

Se destacaron aquí las ideas de libertad de comercio en contra de las restricciones
coloniales (Nariño), el derecho a la participación de los ciudadanos en el gobierno (Camilo
Torres), la concepción laica del origen de la autoridad, así como ideas de justicia
redistributivo. Pero ante la realidad de la independencia y la necesidad de instituciones
políticas para Estados nuevos, el pensamiento político enfiló sus baterías hacia la
                                                                                          14
caracterización de las realidades americanas y la forma de gobierno más adecuada para
ellos.

Aquí se hace fuerte el pensamiento de Bolívar, especialmente en la concerniente al
federalismo, la integración latinoamericana y la alianza con Inglaterra, el proteccionismo
industrial, la instrucción pública y una democracia indirecta formada por cuatro poderes: el
Legislativo, constituido por tres cámaras (Senado, tribunos, censores), el Ejecutivo, por
Presidente y vicepresidente vitalicios, el Judicial y el Electoral.

La constitución del Estado Nación

La consolidación de la independencia desató un proceso de búsqueda política intensa.
Desde luego que fue un proceso donde se cruzaron intereses regionales muy fuertes que
disputaban el poder alrededor de la tierra y del comercio agrícola. Este periodo puede
considerarse desde el final de la primera mitad del siglo XIX, pasando por su momento
más destacado desde el punto de vista de la consolidación de un proyecto nacional, la
Regeneración (1886), hasta la denominada hegemonía conservadora que culminó en las
primeras décadas del siglo XX.

La disputa de ideas consideraba, en primer lugar el establecimiento pleno de un Estado
separado de la Iglesia, un Estado laico y secularizado que cumpliese con la misión de
establecer la libertad, idea que sostuvieron incluso pensadores de honda raigambre
cristiana. Es el caso de José Eusebio Caro, quien en la década de los cuarenta del siglo
pasado, defendió la idea de un Estado liberal democrático basado en la soberanía popular:
el sufragio universal, la definición clara de los derechos individuales, la tolerancia de los
cultos religiosos y el control s la actividad gubernamental, para que esta no fuese
despótica.

Sobre Ia forma de ese laicismo se debatió con fuerza. Centralistas y federalistas
esgrimían diversos y sólidos argumentos, que tomaron cuerpo con distinta intensidad en
momentos muy importantes de nuestra historia.

La importancia de implementar una forma-Estado especifica que recogiese o fundase una
fisonomía nacional propia, condujo las discusiones hasta aspectos muy concretos de
resolución. No bastaban sólo grandes principios de organización; también se hacía
necesaria una discusión la administración especifica de la esfera pública. Aquí las ideas
de Florentino González fueron precursoras.

La modernización

La modernización se extiende desde el final del primer gobierno liberal (1934) hasta la
reforma constitucional de 1991. Tiene que ver con una etapa de crecimiento y
fortalecimiento del Estado Nacional bajo la forma del intervencionismo típico de las
naciones latinoamericanas.

Intervencionismo

                                                                                          15
Aquí se destaca principalmente la idea del intervencionismo estatal, una idea que había
sido debatida en el siglo XIX y que cobro mucha fuerza a principios del XX en el discurso
político de Rafael Uribe Uribe, idea que consistía principalmente en asignarle al Estado un
carácter no solo de garante de la paz y la convivencia, sino de instrumento regulador del
desarrollo de un mercado nacional fuerte.

La forma que fue adquiriendo este intervencionismo es la de la llamada sustitución de
importaciones, es decir, una política que procura crear infraestructuras productivas propias
en ramas importantes de la economía, evitando el consumo de productos importados
mediante su producción por industrias nacionales. El intervencionismo generó
modernización social, principalmente a partir de las reformas de López Pumarejo en
cuanto al establecimiento de una legislación laboral. Durante el gobierno de Rojas Pinilla
importantes acciones en la organización de una infraestructura de transporte y de puertos
y toda una actividad de desarrollo de las obras públicas.

Otro de los avances importantes de la discusión sobre la modernización tuvo que ver la
implementación de políticas de universalización de la instrucción pública, la
implementación de la seguridad social en todos sus órdenes y el desarrollo de la reforma
agraria, con Carlos Lleras Restrepo.

En este periodo (1934-1991) la discusión política se volvió aún más menuda alrededor de
aspectos decisivos de la forma institucional del Estado colombiano. La pugna entre
conservadores doctrinarios, de pensamiento totalitario, como los llamados Leopardos
(Silvio Villegas, Gilberto Álzate Avendaño), los incipientes populismos que sin embargo
cobraron muchísima fuerza en los idearios y en las prácticas políticas de Jorge Eliécer
Gaitán y Gustavo Rojas Pinilla, y los modernizadores demoliberales que edificaron el
llamado Frente Nacional (Mariano Ospina, Laureano Gómez, Alberto Lleras, Carlos
Lleras), se destacan como representantes de las discusiones políticas cruciales durante el
presente siglo.

Ideas socialistas

Durante el siglo XX las ideas socialistas están ligadas al surgimiento de los trabajadores
como clase, al desarrollo de dinámicas organizativas propias (sindicatos y partidos
políticos) y al surgimiento de un pensamiento político socialista y de izquierda que ha
tenido representantes como Ignacio Torres Giraldo, Antonio García o Camilo Torres
Restrepo.

Se destaca la fundación del Partido Socialista Revolucionario (PSR), a mediados de la
década del 20, y del Partido Comunista Colombiano (PCC), en 1930.

Ultimas transformaciones

Lo modernización sobre la base de claras políticas intervencionistas sufrió una
transformación radical, por obra de la reforma constitucional de 1991, cuyos presupuestos
cuestionan profundamente la idoneidad y pertinencia de las políticas intervencionistas para

                                                                                         16
el eficaz desarrollo de las instituciones políticas liberales y su relación con el mercado. Se
destaca aquí, entre otros, el pensamiento de juristas que han propugnado por el llamado
Estado mínimo y por una política privatizada que regule el libre desarrollo de las
actividades privadas.



                                       Sociedad civil

Existe una expresión política que actualmente se usa con mucha frecuencia para significar
en la mayoría de los casos la relación de la sociedad con el Estado. Está expresión es
"sociedad civil”. Se dice, por ejemplo, que la sociedad civil participa o debe participar en
las conversaciones de paz; que la sociedad civil debe apersonarse de la solución de los
problemas de derechos humanos, de la provisión de servicios públicos y de la educación
ciudadana, entre otros.

  ¿Qué es la sociedad civil? ¿Por qué, como ciudadanos, somos considerados parte de
ella? Y aún más, ¿qué significa la sociedad civil en un periodo como el actual, cuando se
habla de democracia participativa y de privatización de la política, es decir, cuando la
tradicional separación entre un Estado centralizado, intervencionista, burocratizado y la
sociedad se sustituye por un Estado mínimo, descentralizado técnicamente eficiente, que
se distribuye por el cuerpo social?

Concepto de sociedad civil

La sociedad civil, nombre utilizado para designar la vida asociativa del ser humano, es la
vinculación de hombres y mujeres poro la vida comunitaria, o lo que es lo mismo, una
sociedad constituida sobre la base de individuos libres que deciden asociarse con el fin de
asegurar la producción en la vida humana a través de diversos medios e instrumentos.




Este significado, casi permanente en la historia de las concepciones políticas occidentales,
también quiere decir que la sociedad civil expreso un modo de organización de la sociedad
y que, por lo tanto, podemos asimilar su significado con la política y el Estado. Sin
embargo, la identidad: sociedad civil = Estado = política = sociedad, ha sufrido variaciones
con adaptación a los cambios y progresos de las sociedades.

En efecto, los filósofos sociales modernos, quienes más desarrollaron este tema de la
sociedad civil, consideraron los tres conceptos (Estado, sociedad civil y sociedad política)
como concepciones que se explican mutuamente y que guardan una relación de
semejanza entre sí, debido a que los tres expresan el paso del ser humano de un estado
de incivilidad, llamado estado de naturaleza, a un estado de vida en comunidad, en
sociedad. Esta transición dio inicio al proceso de civilización del ser humano, llamada
estado civil.
                                                                                           17
Podemos, entonces, afirmar que el primer gran significado que adquiere el término de
sociedad civil es el de asociación política, que se relaciona también, en la filosofía social
moderna, con el término sociedad o Estado, puesto que las tres palabras tienden a
designar una misma realidad.

La circunstancia de que el ser humano sea por naturaleza un ser individual hace que su
vida comunitaria resulte de un acto de creación. La creación de la vida social supone un
acuerdo o una ligazón universal. Al hecho de establecer un acuerdo se le llama contrato, y
por esta razón podemos hablar de la sociedad civil como contrato social.

Libertad y sociedad civil

Al hablar de la sociedad civil, la filosofía social moderna considero que la vida en sociedad
prolonga la condición determinante de la naturaleza humana, que es la cualidad de la
libertad. En este sentido, el paso de un estado de vida en situación de aislamiento, que es
el estado de naturaleza, a un estado de vida en comunidad con los demás, que es el
estado social, supone que la vida en sociedad construye una serie de normas, los cuales
en general procuran garantizar la libertad característica del individuo humano bajo la forma
de derechos y libertades individuales para defender a este mismo individuo de los posibles
abusos e intromisiones del Estado en la vida de los particulares.

Como producto de la reflexión anterior, en la práctica y en el pensamiento político moderno
ha surgido el tema de la libertad civil, que hoy en día recibe también el nombre de
libertades públicas. Éstas son un conjunto de libertades dirigidas a los individuos
asociados en una comunidad política y que expresan la posibilidad de ejercer sin coacción
alguna el libre pensamiento, la libre expresión, la libertad de cultos, la libertad de iniciativa,
la libertad de asociación y de movilización, entre otras.

Esta primera concepción moderna de la sociedad civil es el punto de arranque del tema ya
casi obsesivo de la libertad.

La sociedad civil, como contrato social, es la teoría que encierra no sólo el inicio de las
teorías políticas llamadas modernas, sino los grandes temas políticos de esta época,
centrados en la idea de la libertad como la característica más distintiva de la vida de los
seres humanos, como individuos y como personas. Dos siglos de existencia de estas
concepciones y un ascendente proceso de consolidación de las instituciones liberales en el
mundo de hoy, han hecho que sus expectativas e ideales enraícen hondamente en la
conciencia de los ciudadanos de las sociedades contemporáneos.

Nadie duda hoy de la existencia de una conciencia de la individualidad y de la
obligatoriedad, ante todo del Estado y sus instituciones, de respetar esta condición de
individuos libres, considerada esencial. Sin embargo nunca antes se había tenido tanta
conciencia o necesidad de considerar los aspectos vinculantes de la vida del ser humano
como los rasgos colectivos, las inclinaciones comunitarias y, por encima de las demás, su
dimensión de ser social.


                                                                                               18
Estos ámbitos nos remiten a pensar en la calidad de vida que llevamos como seres
humanos y nos llevan a reflexionar sobre los mejores modos de construir sociedades más
justas, sociedades en mayor o plena armonía con la naturaleza, sociedades que hagan
más cercano a su materialización el ideal de la igualdad que también proclamaron los
filósofos liberales clásicos.

El individualismo liberal lio conducido al extremo de la indiferencia por todo lo que no sea
nuestro propio beneficio individual. El reino de la sociedad civil libertaria parece más un
agregado de átomos dispersos que una sociedad de seres humanos que construyen para
el beneficio de toda la humanidad.

Sociedad civil y estado

La separación entre sociedad civil y Estado es típico del siglo XX y se debe teóricamente
a los planteamientos de Hegel, quien considero que aunque el ser humano siempre vive
en sociedad, éste se comporta en ella unas veces como individuo con intereses
particulares y otras veces como ciudadano del Estado, es decir, como un hombre público
con intereses generales. De estas ideas emana la separación entre la sociedad civil y el
Estado como esfera donde se solucionan las diferencias que distinguen a las personas en
el mundo privado.

En la sociedad civil el ser humano tiende a comportarse como individuo particular con
intereses diferenciados, pues este es el mundo del mercado, de la vida productiva diario.
En el Estado tiende a comportarse como ciudadano del mismo, resolviendo las diferencias
en una síntesis ética que lo hace un ser universal.

Esta noción es la que se ha hecho popular en nuestra época, y en lo que todos pensamos
cuando se nos habla de sociedad civil. Nos vemos como un cuerpo distinto al Estado. Es
la concepción que también invocan muchos de los políticos y gran parte de los políticos
vigentes, pero ¿la política que hoy realmente pone en práctica esta teoría?

Se supone que hoy estamos en una fase de privatización de la política, es decir, que la
lógica de la política se guía por principios de productividad, eficiencia, eficacia, que son
principios de mercado.

Esto es lo mismo que decir que hoy la política no se define moralmente como una
actividad de servicio desinteresado, sino que funciona bajo la lógica del interés, y de
intereses privados muy claros que encuentran en ella viabilidad económica, es decir,
ganancia. O, ¿al proveedor privado del servicio de recolección de basuras le interesa sólo
servir a la comunidad? No. Él sirve a la comunidad, ejerciendo una actividad que le es
rentable y que le produce dividendos.

Si estas prácticas se han generalizado, e incluso los ciudadanos casi por definición los
prefieren a los anteriores burocratizadas e ineficientes, ¿no es la política actual también
mercado? Si respondemos afirmativamente, esto nos complicó muchísimo la definición


                                                                                         19
actual de sociedad civil, puesto que sería muy difícil distinguir entre actividad pública y
actividad privada, base de la definición que tenemos de sociedad civil.

Es claro, entonces, que estamos viviendo una transición no solo en el concepto de la
política sino en su complementario, la sociedad civil. De nuevo aparece uno diáfana
identidad entre el significado de Estado y de sociedad civil, con un ingrediente adicional a
la concepción clásica, y es que hoy esa identidad está determinada por el carácter
económico tanto de la vida privado individual como de la actividad política.

Estamos asistiendo a la conformación de una sociedad civil donde es el mismo ciudadano
quien gestiona, donde la delegación del poder se hace mínimo y la participación ciudadana
máximo, donde el gobierno circula por toda la sociedad y no está localizada únicamente en
las instituciones centrales, con un ingrediente típico de esta época: la política como
mercado, la ciudadanía como competencia y consumo, la sociedad entera como un
conjunto de relaciones complejas costo-beneficio, el mundo como el mundo de la
propiedad privada.

En conclusión, la sociedad civil hoy se distingue claramente de la concepción clásica, en
primer lugar porque aunque identifica sociedad y Estado, no lo hace desde un punto de
vista de la sola convivencia, sino desde el reconocimiento de la competencia, de las
diferencias individuales que realizan preferencias, desde el mercado,, en su segundo lugar
porque concibe lo público únicamente posible a través de medios privados, es decir, de
medios económicos dentro de una economía capitalista. De esta manera unifica
nuevamente Estado y sociedad.




                                                                                         20

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Heller-Hermann-Teoria-del-estado.pdf
Heller-Hermann-Teoria-del-estado.pdfHeller-Hermann-Teoria-del-estado.pdf
Heller-Hermann-Teoria-del-estado.pdfRockGomez1
 
M1........unidad1.1 teoriadelestadoygobernabilidad
M1........unidad1.1 teoriadelestadoygobernabilidadM1........unidad1.1 teoriadelestadoygobernabilidad
M1........unidad1.1 teoriadelestadoygobernabilidadProfagog Profagog
 
Derecho romano al calpulli
Derecho romano al calpulliDerecho romano al calpulli
Derecho romano al calpulliIsaBellaBell2
 
Constitucionalismo
ConstitucionalismoConstitucionalismo
Constitucionalismommilagritos
 
Historia de la ideas políticas
Historia de la ideas políticasHistoria de la ideas políticas
Historia de la ideas políticaspaulbranches
 
Fichas ciencias políticas Segundo Periodo
Fichas ciencias políticas Segundo PeriodoFichas ciencias políticas Segundo Periodo
Fichas ciencias políticas Segundo PeriodoJuan Ochoa Carvajal
 
Estado gobierno y sociedad
Estado gobierno y sociedadEstado gobierno y sociedad
Estado gobierno y sociedadNancy Campos
 
Historia de la politica en la antiguedad
Historia de la politica en la antiguedadHistoria de la politica en la antiguedad
Historia de la politica en la antiguedadTatiis Chavarro
 
Dialnet notas sobrelosconceptosdesistemay-regimenpolitico-5263689 (1)
Dialnet notas sobrelosconceptosdesistemay-regimenpolitico-5263689 (1)Dialnet notas sobrelosconceptosdesistemay-regimenpolitico-5263689 (1)
Dialnet notas sobrelosconceptosdesistemay-regimenpolitico-5263689 (1)claudiaocampo27
 
Lectura n° 1 introducción a la política
Lectura n° 1  introducción a la políticaLectura n° 1  introducción a la política
Lectura n° 1 introducción a la políticamelissa canazas solier
 

La actualidad más candente (19)

Heller-Hermann-Teoria-del-estado.pdf
Heller-Hermann-Teoria-del-estado.pdfHeller-Hermann-Teoria-del-estado.pdf
Heller-Hermann-Teoria-del-estado.pdf
 
M1........unidad1.1 teoriadelestadoygobernabilidad
M1........unidad1.1 teoriadelestadoygobernabilidadM1........unidad1.1 teoriadelestadoygobernabilidad
M1........unidad1.1 teoriadelestadoygobernabilidad
 
El constitucionalismo y el derecho constitucional
El constitucionalismo y el derecho constitucionalEl constitucionalismo y el derecho constitucional
El constitucionalismo y el derecho constitucional
 
Emile durkheim -* Clases de Sociología
Emile durkheim -* Clases de SociologíaEmile durkheim -* Clases de Sociología
Emile durkheim -* Clases de Sociología
 
Derecho romano al calpulli
Derecho romano al calpulliDerecho romano al calpulli
Derecho romano al calpulli
 
Política
PolíticaPolítica
Política
 
Constitucionalismo
ConstitucionalismoConstitucionalismo
Constitucionalismo
 
Clase9
Clase9Clase9
Clase9
 
Gargarella y courtis
Gargarella y courtisGargarella y courtis
Gargarella y courtis
 
Clase2 bobbio
Clase2 bobbioClase2 bobbio
Clase2 bobbio
 
Historia de la ideas políticas
Historia de la ideas políticasHistoria de la ideas políticas
Historia de la ideas políticas
 
Fichas ciencias políticas Segundo Periodo
Fichas ciencias políticas Segundo PeriodoFichas ciencias políticas Segundo Periodo
Fichas ciencias políticas Segundo Periodo
 
Clase3
Clase3Clase3
Clase3
 
Clase1 v2
Clase1 v2Clase1 v2
Clase1 v2
 
Estado gobierno y sociedad
Estado gobierno y sociedadEstado gobierno y sociedad
Estado gobierno y sociedad
 
Historia de la politica en la antiguedad
Historia de la politica en la antiguedadHistoria de la politica en la antiguedad
Historia de la politica en la antiguedad
 
Dialnet notas sobrelosconceptosdesistemay-regimenpolitico-5263689 (1)
Dialnet notas sobrelosconceptosdesistemay-regimenpolitico-5263689 (1)Dialnet notas sobrelosconceptosdesistemay-regimenpolitico-5263689 (1)
Dialnet notas sobrelosconceptosdesistemay-regimenpolitico-5263689 (1)
 
Clase6
Clase6Clase6
Clase6
 
Lectura n° 1 introducción a la política
Lectura n° 1  introducción a la políticaLectura n° 1  introducción a la política
Lectura n° 1 introducción a la política
 

Similar a Estado, ideologia y pensamien to politico

Del estado de bienestar al estado postsocial
Del estado de bienestar al estado postsocialDel estado de bienestar al estado postsocial
Del estado de bienestar al estado postsocialPaola Ramirez
 
Presentación LINEAS JURISPRUDENCIALES.pdf
Presentación LINEAS JURISPRUDENCIALES.pdfPresentación LINEAS JURISPRUDENCIALES.pdf
Presentación LINEAS JURISPRUDENCIALES.pdfjuanperez238417
 
Desarrollo historico de la ciencia politica
Desarrollo historico de la ciencia politicaDesarrollo historico de la ciencia politica
Desarrollo historico de la ciencia politicayukimuto1
 
FORMACIÓN, MODIFICACIÓN Y EXTINCIÓN DE LOS ESTADOS.pdf
FORMACIÓN, MODIFICACIÓN Y EXTINCIÓN DE LOS ESTADOS.pdfFORMACIÓN, MODIFICACIÓN Y EXTINCIÓN DE LOS ESTADOS.pdf
FORMACIÓN, MODIFICACIÓN Y EXTINCIÓN DE LOS ESTADOS.pdfKARENGARCIA589654
 
Módulo I Estado, Gobierno, Administración Pública y Gerencia Política
Módulo I Estado, Gobierno, Administración Pública y Gerencia PolíticaMódulo I Estado, Gobierno, Administración Pública y Gerencia Política
Módulo I Estado, Gobierno, Administración Pública y Gerencia PolíticaMayari0485
 
Teoria de la evoluvion exposicion diapositivas
Teoria de la evoluvion exposicion diapositivasTeoria de la evoluvion exposicion diapositivas
Teoria de la evoluvion exposicion diapositivasjaimeyepes07
 
Módulo I Estado, Gobierno, Administración Pública y Gestión Política
Módulo I Estado, Gobierno, Administración Pública y Gestión PolíticaMódulo I Estado, Gobierno, Administración Pública y Gestión Política
Módulo I Estado, Gobierno, Administración Pública y Gestión PolíticaMayari0485
 
Funciones del estado
Funciones del estadoFunciones del estado
Funciones del estadoKaren Parra
 
TEORIA GENERAL DEL ESTADO.docx
TEORIA GENERAL DEL ESTADO.docxTEORIA GENERAL DEL ESTADO.docx
TEORIA GENERAL DEL ESTADO.docxJessSilva75
 
Sociología política estado gobierno e introducción a la política clase 9
Sociología política estado gobierno e introducción a la política clase 9Sociología política estado gobierno e introducción a la política clase 9
Sociología política estado gobierno e introducción a la política clase 9Emma Salazar
 
Modelos políticos en la historia de Abal medina
Modelos políticos en la historia de Abal medinaModelos políticos en la historia de Abal medina
Modelos políticos en la historia de Abal medinaDanielaMarconi4
 

Similar a Estado, ideologia y pensamien to politico (20)

Del estado de bienestar al estado postsocial
Del estado de bienestar al estado postsocialDel estado de bienestar al estado postsocial
Del estado de bienestar al estado postsocial
 
Presentación LINEAS JURISPRUDENCIALES.pdf
Presentación LINEAS JURISPRUDENCIALES.pdfPresentación LINEAS JURISPRUDENCIALES.pdf
Presentación LINEAS JURISPRUDENCIALES.pdf
 
Desarrollo historico de la ciencia politica
Desarrollo historico de la ciencia politicaDesarrollo historico de la ciencia politica
Desarrollo historico de la ciencia politica
 
Origen del estado
Origen del estadoOrigen del estado
Origen del estado
 
FORMACIÓN, MODIFICACIÓN Y EXTINCIÓN DE LOS ESTADOS.pdf
FORMACIÓN, MODIFICACIÓN Y EXTINCIÓN DE LOS ESTADOS.pdfFORMACIÓN, MODIFICACIÓN Y EXTINCIÓN DE LOS ESTADOS.pdf
FORMACIÓN, MODIFICACIÓN Y EXTINCIÓN DE LOS ESTADOS.pdf
 
Ensayo del estado
Ensayo del estado Ensayo del estado
Ensayo del estado
 
Estado administrac-ebk
Estado administrac-ebkEstado administrac-ebk
Estado administrac-ebk
 
Transformaciones estado moderno
Transformaciones estado modernoTransformaciones estado moderno
Transformaciones estado moderno
 
Clase8
Clase8Clase8
Clase8
 
Módulo I Estado, Gobierno, Administración Pública y Gerencia Política
Módulo I Estado, Gobierno, Administración Pública y Gerencia PolíticaMódulo I Estado, Gobierno, Administración Pública y Gerencia Política
Módulo I Estado, Gobierno, Administración Pública y Gerencia Política
 
Teoria de la evoluvion exposicion diapositivas
Teoria de la evoluvion exposicion diapositivasTeoria de la evoluvion exposicion diapositivas
Teoria de la evoluvion exposicion diapositivas
 
Módulo I Estado, Gobierno, Administración Pública y Gestión Política
Módulo I Estado, Gobierno, Administración Pública y Gestión PolíticaMódulo I Estado, Gobierno, Administración Pública y Gestión Política
Módulo I Estado, Gobierno, Administración Pública y Gestión Política
 
Teoria del poder y del estado
Teoria del poder y del estadoTeoria del poder y del estado
Teoria del poder y del estado
 
Funciones del estado
Funciones del estadoFunciones del estado
Funciones del estado
 
TEORIA GENERAL DEL ESTADO.docx
TEORIA GENERAL DEL ESTADO.docxTEORIA GENERAL DEL ESTADO.docx
TEORIA GENERAL DEL ESTADO.docx
 
Sociología política estado gobierno e introducción a la política clase 9
Sociología política estado gobierno e introducción a la política clase 9Sociología política estado gobierno e introducción a la política clase 9
Sociología política estado gobierno e introducción a la política clase 9
 
Elementos constitutivos del estado
Elementos constitutivos del estadoElementos constitutivos del estado
Elementos constitutivos del estado
 
Ciudadania 1bgu 5.1
Ciudadania 1bgu 5.1Ciudadania 1bgu 5.1
Ciudadania 1bgu 5.1
 
La política en la modernidad
La política en la modernidadLa política en la modernidad
La política en la modernidad
 
Modelos políticos en la historia de Abal medina
Modelos políticos en la historia de Abal medinaModelos políticos en la historia de Abal medina
Modelos políticos en la historia de Abal medina
 

Más de Hólver Orejuela

Más de Hólver Orejuela (18)

Qué es la economia e historia
Qué es la economia e historiaQué es la economia e historia
Qué es la economia e historia
 
Jesus, Dios y hombre
Jesus, Dios y hombreJesus, Dios y hombre
Jesus, Dios y hombre
 
Politica web
Politica webPolitica web
Politica web
 
Es importante la filosofía...?
Es importante la filosofía...?Es importante la filosofía...?
Es importante la filosofía...?
 
Guía de cosmología
Guía de cosmologíaGuía de cosmología
Guía de cosmología
 
Manejo fiscal y comercio internacional
Manejo fiscal y comercio internacionalManejo fiscal y comercio internacional
Manejo fiscal y comercio internacional
 
El estado y la economía
El estado y la economíaEl estado y la economía
El estado y la economía
 
Módulo Décimo Grado
Módulo Décimo GradoMódulo Décimo Grado
Módulo Décimo Grado
 
Guia de logica
Guia de logicaGuia de logica
Guia de logica
 
Modos de producción
Modos de producciónModos de producción
Modos de producción
 
El mercado y la inflación
El mercado y la inflaciónEl mercado y la inflación
El mercado y la inflación
 
Producción, distribucion y consumo
Producción, distribucion y consumoProducción, distribucion y consumo
Producción, distribucion y consumo
 
Taller de lógica simbólica b
Taller de lógica simbólica bTaller de lógica simbólica b
Taller de lógica simbólica b
 
La producción de bienes y servicios
La producción de bienes y serviciosLa producción de bienes y servicios
La producción de bienes y servicios
 
Todos contra el bullying
Todos contra el bullyingTodos contra el bullying
Todos contra el bullying
 
Proyecto de Mentalidad Empresarial
Proyecto de Mentalidad EmpresarialProyecto de Mentalidad Empresarial
Proyecto de Mentalidad Empresarial
 
Etica y valores
Etica y valoresEtica y valores
Etica y valores
 
La misión de la iglesia
La misión de la iglesiaLa misión de la iglesia
La misión de la iglesia
 

Último

TALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptx
TALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptxTALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptx
TALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptxMartaChaparro1
 
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 2
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 2Apunte de clase Pisos y Revestimientos 2
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 2Gonella
 
Desarrollo de habilidades del siglo XXI - Práctica Educativa en una Unidad-Ca...
Desarrollo de habilidades del siglo XXI - Práctica Educativa en una Unidad-Ca...Desarrollo de habilidades del siglo XXI - Práctica Educativa en una Unidad-Ca...
Desarrollo de habilidades del siglo XXI - Práctica Educativa en una Unidad-Ca...Carol Andrea Eraso Guerrero
 
4° SES COM MAR 09 Leemos una noticia del dengue e identificamos sus partes (1...
4° SES COM MAR 09 Leemos una noticia del dengue e identificamos sus partes (1...4° SES COM MAR 09 Leemos una noticia del dengue e identificamos sus partes (1...
4° SES COM MAR 09 Leemos una noticia del dengue e identificamos sus partes (1...MagalyDacostaPea
 
PÉNSUM ENFERMERIA 2024 - ECUGENIUS S.A. V2
PÉNSUM ENFERMERIA 2024 - ECUGENIUS S.A. V2PÉNSUM ENFERMERIA 2024 - ECUGENIUS S.A. V2
PÉNSUM ENFERMERIA 2024 - ECUGENIUS S.A. V2Eliseo Delgado
 
TEMA 13. LOS GOBIERNOS DEMOCRÁTICOS (1982-2018)
TEMA 13. LOS GOBIERNOS DEMOCRÁTICOS (1982-2018)TEMA 13. LOS GOBIERNOS DEMOCRÁTICOS (1982-2018)
TEMA 13. LOS GOBIERNOS DEMOCRÁTICOS (1982-2018)jlorentemartos
 
DIDÁCTICA DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR- DR LENIN CARI MOGROVEJO
DIDÁCTICA DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR- DR LENIN CARI MOGROVEJODIDÁCTICA DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR- DR LENIN CARI MOGROVEJO
DIDÁCTICA DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR- DR LENIN CARI MOGROVEJOLeninCariMogrovejo
 
PROGRAMACIÓN CURRICULAR - DPCC- 5°-2024.pdf
PROGRAMACIÓN CURRICULAR - DPCC- 5°-2024.pdfPROGRAMACIÓN CURRICULAR - DPCC- 5°-2024.pdf
PROGRAMACIÓN CURRICULAR - DPCC- 5°-2024.pdfMaritza438836
 
CUADERNILLO DE EJERCICIOS PARA EL TERCER TRIMESTRE, SEXTO GRADO
CUADERNILLO DE EJERCICIOS PARA EL TERCER TRIMESTRE, SEXTO GRADOCUADERNILLO DE EJERCICIOS PARA EL TERCER TRIMESTRE, SEXTO GRADO
CUADERNILLO DE EJERCICIOS PARA EL TERCER TRIMESTRE, SEXTO GRADOEveliaHernandez8
 
Presentación Bloque 3 Actividad 2 transversal.pptx
Presentación Bloque 3 Actividad 2 transversal.pptxPresentación Bloque 3 Actividad 2 transversal.pptx
Presentación Bloque 3 Actividad 2 transversal.pptxRosabel UA
 
Descripción del Proceso de corte y soldadura
Descripción del Proceso de corte y soldaduraDescripción del Proceso de corte y soldadura
Descripción del Proceso de corte y soldaduraJose Sanchez
 
EJEMPLO MODELO DE PLAN DE REFUERZO ESCOLAR.docx
EJEMPLO MODELO DE PLAN DE REFUERZO ESCOLAR.docxEJEMPLO MODELO DE PLAN DE REFUERZO ESCOLAR.docx
EJEMPLO MODELO DE PLAN DE REFUERZO ESCOLAR.docxFabianValenciaJabo
 
Secuencia didáctica.DOÑA CLEMENTINA.2024.docx
Secuencia didáctica.DOÑA CLEMENTINA.2024.docxSecuencia didáctica.DOÑA CLEMENTINA.2024.docx
Secuencia didáctica.DOÑA CLEMENTINA.2024.docxNataliaGonzalez619348
 
historieta materia de ecologías producto
historieta materia de ecologías productohistorieta materia de ecologías producto
historieta materia de ecologías productommartinezmarquez30
 
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 3
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 3Apunte de clase Pisos y Revestimientos 3
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 3Gonella
 
ENSEÑAR ACUIDAR EL MEDIO AMBIENTE ES ENSEÑAR A VALORAR LA VIDA.
ENSEÑAR ACUIDAR  EL MEDIO AMBIENTE ES ENSEÑAR A VALORAR LA VIDA.ENSEÑAR ACUIDAR  EL MEDIO AMBIENTE ES ENSEÑAR A VALORAR LA VIDA.
ENSEÑAR ACUIDAR EL MEDIO AMBIENTE ES ENSEÑAR A VALORAR LA VIDA.karlazoegarciagarcia
 
DIGNITAS INFINITA - DIGNIDAD HUMANA; Declaración del dicasterio para la doctr...
DIGNITAS INFINITA - DIGNIDAD HUMANA; Declaración del dicasterio para la doctr...DIGNITAS INFINITA - DIGNIDAD HUMANA; Declaración del dicasterio para la doctr...
DIGNITAS INFINITA - DIGNIDAD HUMANA; Declaración del dicasterio para la doctr...Martin M Flynn
 

Último (20)

TALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptx
TALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptxTALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptx
TALLER_DE_ORALIDAD_LECTURA_ESCRITURA_Y.pptx
 
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 2
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 2Apunte de clase Pisos y Revestimientos 2
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 2
 
Desarrollo de habilidades del siglo XXI - Práctica Educativa en una Unidad-Ca...
Desarrollo de habilidades del siglo XXI - Práctica Educativa en una Unidad-Ca...Desarrollo de habilidades del siglo XXI - Práctica Educativa en una Unidad-Ca...
Desarrollo de habilidades del siglo XXI - Práctica Educativa en una Unidad-Ca...
 
4° SES COM MAR 09 Leemos una noticia del dengue e identificamos sus partes (1...
4° SES COM MAR 09 Leemos una noticia del dengue e identificamos sus partes (1...4° SES COM MAR 09 Leemos una noticia del dengue e identificamos sus partes (1...
4° SES COM MAR 09 Leemos una noticia del dengue e identificamos sus partes (1...
 
PÉNSUM ENFERMERIA 2024 - ECUGENIUS S.A. V2
PÉNSUM ENFERMERIA 2024 - ECUGENIUS S.A. V2PÉNSUM ENFERMERIA 2024 - ECUGENIUS S.A. V2
PÉNSUM ENFERMERIA 2024 - ECUGENIUS S.A. V2
 
TEMA 13. LOS GOBIERNOS DEMOCRÁTICOS (1982-2018)
TEMA 13. LOS GOBIERNOS DEMOCRÁTICOS (1982-2018)TEMA 13. LOS GOBIERNOS DEMOCRÁTICOS (1982-2018)
TEMA 13. LOS GOBIERNOS DEMOCRÁTICOS (1982-2018)
 
DIDÁCTICA DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR- DR LENIN CARI MOGROVEJO
DIDÁCTICA DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR- DR LENIN CARI MOGROVEJODIDÁCTICA DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR- DR LENIN CARI MOGROVEJO
DIDÁCTICA DE LA EDUCACIÓN SUPERIOR- DR LENIN CARI MOGROVEJO
 
PROGRAMACIÓN CURRICULAR - DPCC- 5°-2024.pdf
PROGRAMACIÓN CURRICULAR - DPCC- 5°-2024.pdfPROGRAMACIÓN CURRICULAR - DPCC- 5°-2024.pdf
PROGRAMACIÓN CURRICULAR - DPCC- 5°-2024.pdf
 
CUADERNILLO DE EJERCICIOS PARA EL TERCER TRIMESTRE, SEXTO GRADO
CUADERNILLO DE EJERCICIOS PARA EL TERCER TRIMESTRE, SEXTO GRADOCUADERNILLO DE EJERCICIOS PARA EL TERCER TRIMESTRE, SEXTO GRADO
CUADERNILLO DE EJERCICIOS PARA EL TERCER TRIMESTRE, SEXTO GRADO
 
Presentación Bloque 3 Actividad 2 transversal.pptx
Presentación Bloque 3 Actividad 2 transversal.pptxPresentación Bloque 3 Actividad 2 transversal.pptx
Presentación Bloque 3 Actividad 2 transversal.pptx
 
Acuerdo segundo periodo - Grado Septimo.pptx
Acuerdo segundo periodo - Grado Septimo.pptxAcuerdo segundo periodo - Grado Septimo.pptx
Acuerdo segundo periodo - Grado Septimo.pptx
 
Descripción del Proceso de corte y soldadura
Descripción del Proceso de corte y soldaduraDescripción del Proceso de corte y soldadura
Descripción del Proceso de corte y soldadura
 
Acuerdo segundo periodo - Grado Sexto.pptx
Acuerdo segundo periodo - Grado Sexto.pptxAcuerdo segundo periodo - Grado Sexto.pptx
Acuerdo segundo periodo - Grado Sexto.pptx
 
EJEMPLO MODELO DE PLAN DE REFUERZO ESCOLAR.docx
EJEMPLO MODELO DE PLAN DE REFUERZO ESCOLAR.docxEJEMPLO MODELO DE PLAN DE REFUERZO ESCOLAR.docx
EJEMPLO MODELO DE PLAN DE REFUERZO ESCOLAR.docx
 
Secuencia didáctica.DOÑA CLEMENTINA.2024.docx
Secuencia didáctica.DOÑA CLEMENTINA.2024.docxSecuencia didáctica.DOÑA CLEMENTINA.2024.docx
Secuencia didáctica.DOÑA CLEMENTINA.2024.docx
 
historieta materia de ecologías producto
historieta materia de ecologías productohistorieta materia de ecologías producto
historieta materia de ecologías producto
 
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 3
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 3Apunte de clase Pisos y Revestimientos 3
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 3
 
ENSEÑAR ACUIDAR EL MEDIO AMBIENTE ES ENSEÑAR A VALORAR LA VIDA.
ENSEÑAR ACUIDAR  EL MEDIO AMBIENTE ES ENSEÑAR A VALORAR LA VIDA.ENSEÑAR ACUIDAR  EL MEDIO AMBIENTE ES ENSEÑAR A VALORAR LA VIDA.
ENSEÑAR ACUIDAR EL MEDIO AMBIENTE ES ENSEÑAR A VALORAR LA VIDA.
 
DIGNITAS INFINITA - DIGNIDAD HUMANA; Declaración del dicasterio para la doctr...
DIGNITAS INFINITA - DIGNIDAD HUMANA; Declaración del dicasterio para la doctr...DIGNITAS INFINITA - DIGNIDAD HUMANA; Declaración del dicasterio para la doctr...
DIGNITAS INFINITA - DIGNIDAD HUMANA; Declaración del dicasterio para la doctr...
 
¿Amor o egoísmo? Esa es la cuestión.pptx
¿Amor o egoísmo? Esa es la cuestión.pptx¿Amor o egoísmo? Esa es la cuestión.pptx
¿Amor o egoísmo? Esa es la cuestión.pptx
 

Estado, ideologia y pensamien to politico

  • 1. ¿Qué es el estado? El uso del término “estado” es hoy familiar para referirnos a aquella institución que cumple la función de ordenar jurídicamente una sociedad y dentro de la cual nos identificamos como miembros o partes de una nacionalidad dada. Digamos que hoy en día, en las condiciones en las que se encuentra el mundo no existe individuo alguno que no se sienta o sea considerado parte de un estado. Dos enfoque sobre el estado El estado, como el poder, es otro de los conceptos con los que más frecuentemente se identifica la política, sobre todo porque nos da la idea de su localización: de donde se encuentra, donde reside, aunque—como vamos a ver--- su definición no es siempre tan simple. La palabra misma—estado---es un término relativamente nuevo, que se ha ido llenando de contenidos con el paso del tiempo y en el cual actualmente podemos encontrar, por el menos, dos tipos de definición. Primer enfoque: origen En este enfoque definiremos estado como determinación del fuero del poder y de la soberanía política. Comencemos por la definición etimológica del término y su vínculo con las disputas históricas por el poder. En la Europa cristiana de los siglos XII al XVI se comienzo a utilizar el término status (stat, state, steat en otras lenguas) para distinguir entre los dominios divinos y terrenos, lo “espiritual” y lo “mundano”, lo eterno y lo temporal. El status representaba todo aquello que no estaba referido al fin espiritual del ser humano, es decir, la condición del país en su aspecto social y político, en su constitución material, territorial, organizativa; también se refería a la condición del gobernante (príncipe) y de las personas que lo aconsejaban y ayudaban, y a la definición de orden y de la autoridad de la cual este derivada, es decir, el estado es todo lo que se refiere al mundo humano organizado con respecto a los fines de las personas en la tierra y no a los fines espirituales. Esa distinción entre lo “espiritual” y lo “mundano”, hecha por la misma iglesia en la cabeza de los papas, con el fin de fundar la supremacía de esta, permitía la separación de política y religión y, a su vez, la consolidación de la política como un campo autónomo que reemplazaba paulatinamente los demás poderes. Este primer enfoque sobre el estado nos remite, históricamente, a los orígenes de la problemática donde nace el mismo término stato, pero también, a una concepción que se ha hecho tradicional y que lo define como una unidad entre territorio, población, costumbres específicas y orden político. Segundo enfoque: surgimiento
  • 2. El segundo enfoque está relacionado estrictamente con el surgimiento de las teorías políticas modernas a partir del siglo XVII y tiene que ver con lo que algunos pensadores llamas sociedades políticas, por contraposición a la sociedad civil. Como veras, estas teorías se subdividen a su vez en dos tipos: unas que justifican las relaciones políticas modernas y su ligazón y, otras, que la critican. Teorías de defensa del estado Ya para el siglo XVII el término estado adquiere un significado específico, al estudiar cual es el origen de la política en las sociedades europeas. Los filósofos modernos (Hobbes, Locke, Rousseau, Kant) hacen de él una nación conceptualmente comprensible. Al sostener que la información de la sociedad (estado) es producto de la transformación del ser humano de un estado de naturaleza a un estado de vida civil. Según estas teorías, el estado moderno adquiere de otras formas particular, que lo distingue de otras formas estatales antecesoras, con la que se cultivaron los griegos antiguos, convirtiéndose en la única y a la vez unitaria forma de estructuración de la vida en sociedad, en el verdadero y exacto aparato para administrar y manejar el poder político, que opera según procedimientos cada vez más definidos y especializados. Su tarea va en función básicamente de garantizar la paz interna del país, eliminar el conflicto social y permitir la normalización de las relaciones de fuerza existentes como producto de las contradicciones de intereses, ejerciendo el monopolio de la fuerza. A esto se le ha denominado el estado como potencia, es decir, una concepción que ve en el estado la sumatoria de voluntades individuales, más exactamente una racionalidad de vida colectiva creada por un pacto social, a partir de la razón de los individuos, que prefiere la vida en sociedad para superar los obstáculos propios del estado natural. Teorías criticas del estado A esta primera forma de determinar las relaciones políticas bajo el concepto estado, le sobreviene una concepción crítica que considera al estado como dictadura, es decir, como imposición de un poder hegemónico de una clase social sobre otras. Marx, que es el pensador que expone esta idea, considera que la realidad política está fundada en relaciones de fuerza, en una sociedad dividida en clases, unas poderosas y otras explosiones sociales de dominación establecidas y a sus necesidades de perpetuación y reproducción en el tiempo. Según este enfoque, las formas del estado varían históricamente, conforme a la evolución de las relaciones de fuerza entre clases dominantes y clases subalternas. Tiranías y democracias no escapan a esta lógica. El estado es entonces, por definición, la dictadura de una clase poderosa sobre otras explotadas. Y las llamadas formas de gobierno son adaptaciones históricas de la dominación a los diversos estados de lucha entre estas clases. El Estado en el siglo XX 2
  • 3. Más allá de los distintos enfoques sobre el estado, este ha visto crecer su importancia especialmente en el transcurso del presente siglo, a tal punto que, regularmente, lo identificamos con la política. En este sentido, se puede decir que la historia de los últimos siglos se ha constituido en la historia de la estatización de la política. Evidentemente, si solo ves un caso como el de Colombia, puedes darte cuenta de que una vez lograda la independencia de España, inicio un proceso d evolución muy confuso, que fue dando forma lentamente a instituciones, a proyectos nacionales centralizados y al fortalecimiento del estado como una institución activa, que entro a determinar con mayor fuerza el transcurso de los asuntos sociales. El estado intervencionista Desde la segunda mitad del siglo XIX apareció en Europa una concepción intervencionista del estado, que fundaba su proyecto en la necesidad de desarrollar con profundidad la ciudadanía, para garantizar una mayor igualdad entre las personas, lo que aumento la participación política. Esta visión política correspondía a una circunstancia histórica de miseria generalizada y de crecimiento de la pobreza, producto del desarrollo de la sociedad capitalista. En 1919, en Alemania, se hizo un primer invento de desarrollo de un estado intervencionista fuerte, en la llamada república de Weimar. También en nuestro país se discutía en aquel momento sobre la necesidad de desarrollar un estado intervencionista que proyecta con mayor fuerza el desarrollo nacional. Rafael Uribe Uribe, por ejemplo, a principios del siglo proponía para Colombia el desarrollo de una fuerte intervención del estado en la economía, que impulsara definitivamente el progreso y el desarrollo. Pero el “experimento” que verdaderamente cumplió la misión de estatizar la sociedad fue el llamado “consenso keynesiano”, una combinación de una serie de políticas intervencionistas del estado en la sociedad, que construyó lo que se llamó el estado de bienestar. Keynes, un prestigioso economista inglés, propuso unas series de políticas económicas que reformaron profundamente la relación entre la política y la economía. Por ejemplo, la regulación estatal de la moneda a través de un banco oficial, el banco emisor. Esto lo permitía al estado, en momentos de necesidades de inversión social, emitir recursos para satisfacerlas. Las políticas de pleno empleo buscaban garantizar una elevación sustancial del nivel de vida de los trabajadores, así como el desarrollo de políticas de salario más acordes con las necesidades de consumo. El estado se convertía así en un factor económico central, regulador de la economía y de sus fluidos, redistribución de recursos, protector de ramas enteras de los servicios, cuando no era su diseño. Esto fue denominado estado de bienestar y, en sus versiones menguadas en el tercer mundo, estado intervencionista. El estado intervencionista se desarrolló principalmente después de la segunda guerra mundial y contribuyo a la reconstrucción de los países arrasados por la destrucción bélica. Tuvo su época de oro en la década de los años cincuenta, en los países más avanzados, y entro a una profunda crisis en los años sesenta y setenta, a raíz principalmente de los 3
  • 4. déficits presupuestales, las necesidades energéticas para mover las grandes industrias, la crisis social por la presencia totalizarte del estado hasta en la vida privada y por la destrucción del entorno como producto del desarrollo impetuoso de la industrialización extensiva, entre otras causas. Privatización del estado Desde los años setenta comenzó un proceso de reforma del estado intervencionista, cuyo objetivo era reducir su tamaño, convertir la actividad pública en una actividad menos burocrática y dispendiosa, disminuir los déficits presupuestarios, privatizar muchos de los servicios prestados por el estado, desregular la intervención estatal en la economía, etc. Esta reforma cobro fuerza en los años ochenta con los gobiernos de Reagan y Thatcher en los Estados Unidos e Inglaterra, respetivamente. Hoy en día se ha generalizado al mundo entero, con los llamados procesos de globalización. En Colombia se hizo efectiva, principalmente, en la reforma constitucional de 1991, pues esta constitucionalizo principios de desregulación laboral, económica y financiera, dinámica mercantiles para la presentación de los servicios públicos y procedimientos participativos de organización y gestión que contribuye al ensanchamiento del consumo de los servicios públicos sobres bases de mercado. El estado, hoy, es un estado cada vez más privatizado, llamado neoliberal, cuyos principios de acción son la eficiencia, la eficacia, la productividad y, en general, la llamada gobernabilidad. Como estado nacional, ha perdido el centralismo y la fuerza reguladora que tuvo en los momentos, convirtiéndose en un organismo administrativo de políticas que actualmente se manejan desde ciertos mundiales de poder económico, político y financiero, como los organismos mundiales de crédito. Las relaciones estatales de hoy son difusas y globales. Por eso, algunos políticos y politólogos han comenzado a hablar de estado mundial, de gobierno mundial y de instituciones políticas globales. Estas tendencias a la mundialización la representa con mucha claridad la conformación de bloque políticos regionales de mucho peso, como la unión europea o el tratado de libre comercio en América. El Estado colombiano Formación del estado colombiano Las instituciones políticas en el territorio de la actual Colombia fueron formándose lentamente, como instituciones derivadas de las españolas. Esta derivación, sin embargo, no significa que no se hayan adaptado instituciones políticas, que como en el caso del derecho indiano, intentaron acoplarse a nuevas realidades socioculturales, económicas y políticas. 4
  • 5. Aunque el estado no son muchos solamente las llamadas instituciones políticas, la evolución de estas últimas si muestra con claridad el sentido de unas relaciones sociales de poder y de dominación, las transformaciones en el orden de las clases sociales y la composición social del poder político. El estado colonial genero nuevas realidades sociales en América en función de las necesidades de España. Estas nuevas realidades convirtieron a las colonias americanas en enclaves económicos, que tomaron cuerpo propio y posteriormente, desarrollan un sentido de la independencia. Las revoluciones de independencia americanas no constituyeron una ruptura radical con estas realidades socioeconómicas, más que en su dependencia con la metrópoli, de tal manera que las instituciones políticas de la época de la colonia incidieron fuertemente en los procesos posteriores de formación de los estados americanos Tres grandes coyunturas histórico—sociales han contribuido al surgimiento de formas típicas de estado en Colombia. El estado hacendista Este periodo que va aproximadamente desde la guerra de independencia hasta la primera década del siglo xx, hizo posible la consolidación de un estado territorial y nacional en Colombia. Se caracterizó por una lucha territorial y política muy fuerte, que produjo numerosas guerras civiles y una lucha ideológicas encanada por el predominio de interés de viejos y nuevos estamentos sociales, como también entre la tradición y la innovación. Se buscaba una identidad propia en lo territorial, lo institucional y lo estatal en una región donde se entrecruzaban tradiciones económicas, institucionales y religiosas de mucho arraigo, de tal manera que los deseos de liberalización, fortalecidas por la independencia, en sus aspectos de continuidad y de ruptura, encontraban innumerables obstáculos. La evolución del estado colombiano ha estado muy unida a las formas productivas dominantes en el transcurso de su historia y a las características difícil de su conformación territorial, geográfica y regional. Durante la primera etapa del surgimiento del estado en Colombia, el predominio de la hacienda en el siglo XIX, de economía agrícola y plantaciones, impuso formas estatales fragmentadas e inestables, que se batieron en frecuentes guerras internas. La estabilidad posterior, que supuso la constitución de 1886, intento consolidar un régimen político ligado a la tierra y al comercio mundial. La forma dominante del estado concebida desde esta constitución fue el centralismo político, cuya representación más elocuente es el amplio predominio del poder presidencial sobre el resto de poderes. El estado agroindustrial 5
  • 6. La posterior consolidación de una economía cafetera, unida a los desarrollo de la industrialización en Colombia, en las primeras décadas del siglo xx, van a influenciar fuertemente en los cambios políticos e instituciones que suponen un proceso de modernización del estado. Este proceso corresponde al desarrollo de un intervencionismo estatal en la economía, el cual se dirigió a la consolidación de una industria propia y de un mercado interno, características de una economía capitalista nacional. Esta fue la segunda coyuntura histórico—social que proporciono una forma estatal típica en Colombia. El llamado pacto industriales—cafeteros fue la forma económica que inspiro reformas constitucionales como la de 1936, especialmente en el plano de las relaciones productivas y laborales modernas, constituyendo con el tiempo un régimen político de la alteración bipartidista. Régimen que tomo forma lentamente en la disputa política que condujo a la violencia de los años cuarenta y cincuenta, a la junta militar y a la dictadura de rojas, y que finalmente se materializo en el pacto bipartidista de Sitges. Este periodo, conocido como el frente nacional (1957-1974), fue el momento de consolidación y a la vez de crisis de esta forma estatal, donde novedosa fuerzas económicas se consolidaron en el poder político del estado. El frente nacional, al fortalecer un sistema de democracia restringida a los grandes partidos tradicionales, se constituyó en un proceso de homogenización política, que termino borrando las diferencias doctrinas y políticas entre los mismo. Las crisis de esta forma estatal sobrevinieron con el surgimiento de nuevas fuerzas sociales, que se fueron conformando con el desarrollo industrial y urbano del país, las cuales no encontraron en el sistema político vigente una posibilidad de satisfacción de sus crecientes expectativas. En los años setenta se hizo más palpable la inconformidad con este estado político. Emergieron los grandes temas del desarrollo político posterior en Colombia: la paz, la reforma del estado, la ampliación de la democracia, la participación política, la reforma urbana y la reforma agraria. Fue una década de fuerte efervescencia social, como lo demostró el paro cívico de 1977, que sacudió la estructura sociopolíticas del país. El estado agroindustrial, conformado en este periodo, desarrollo políticas basadas económicamente en la llamada sustitución de importaciones, proceso a través del cual dio impulso y protección al desarrollo de ramas propias de la industria, constituyo las bases de una política de seguridad social y, en general, desarrollo políticas de intervención estatal en la economía para asegurar la conciliación de un mercado interno. Todo esto combinando con un régimen político bipartidista. El estado neoliberal Los procesos de concentración de la riqueza, en los países latinoamericanos, se hicieron cada vez más fuertes desde los años setenta, dando lugar a una transformación acelerada del mundo productivo. Esta situación, acompañada del surgimiento y florecimiento de nuevos “negocios”, como el narcotráfico, privilegio el desarrollo financiero a expensas del desarrollo productivo e industrial. 6
  • 7. La crisis social y política de la década de los ochenta y los noventa se levantó sobre estas transformaciones, dando lugar a nuevas exigencias institucionales y al surgimiento de formas no sujetas a la obstrucción de reglas proteccionista y controladoras por parte del estado, llamadas desreguladas y difusas, es decir a nuevas formas de actividad productiva y política que no se acogen a los beneficios y del intervencionismo del estado, que han sido denominadas democracia participativa. Esta es la coyuntura histórica que permite la tercera forma del estado colombiano. La reforma constitucional de 1991 da cuenta de estos procesos constitucionalizando una concepción de la política descentralizada y más cercana a la dinámica comunitaria. Es decir, una concepción donde el papel de las burocracias estatales tradicionales se ha visto limitado por reglas de eficiencias y productividad, y se ha encontrado acompañado por una concepción de la gestión social donde la sociedad asume formas de regulación autónoma. La privatización de la política, es decir, el proceso por el cual no solo se reduce el tamaña del estado, de su intervencionismo y de su burócrata, sino también se saca la política de los centros institucionales tradicionales oficiales y se lleva al mundo privado de las relaciones entre individuos, es la forma contemporánea del estado colombiano, acorde con los procesos de globalización de la economía y de desarrollo del mercado mundial capitalista. ¿Qué es la ideología? Ideología como ideario La ideología como concepto nace en la época moderna significando el hecho de compartir un ideario religioso, político o filosófico determinado, con el cual consideramos y juzgamos el mundo en que vivimos. En este sentido, las ideologías no son posturas o idearios puros, pues combinan diversas fuentes, tanto teóricas como sociales. Las ideologías son, por excelencia, percepciones elaboradas que acertadas o no, existen y están profundamente arraigadas en la mentalidad colectiva. La ideología como instrumento de poder Un segundo de ideologías, que se usa menos, pero por eso no deja de ser importante, es el que la define como un conjunto de ideales contenidos en una teoría o en un discurso político o filosófico, que abarca los intereses de quienes gobiernan o de aquellos que justifican una realidad política dad. Esta definición supone que toda política tiene como fin representar los intereses de las más poderosas de una sociedad. La anterior definición se la debemos al filósofo alemán Carlos Marx. Un ejemplo es, según este autor, el carácter abstracto de conceptos como libertad en las prácticas políticas modernas. Mientras las personas, como ciudadanos, creen disfrutar de este derecho, pues está contenido en las constituciones que rigen los estados de hoy, la liberta es más real 7
  • 8. para quien tenga los medios económicos de disfrutarla. Lo mismo sucede con el derecho a la propiedad. Todos, en abstracto, somos, beneficiarios de este derecho pero, en realidad, la desequilibrada reparación de su cuantía hace pocos materialicen este derecho, mientras muchos se ven sometidos a la miseria. La ideología se presenta, de esta manera, como un dispositivo que nos hace vivir con una creencia sobre el mundo y su orden, mientras este discurre bajo leyes de comportamiento diferentes a las imaginadas o deseadas. La ideología como campo de tensión social Otra forma de ver la ideología, que deriva de la tensión social, es la que la considera como una esfera de disputa de las sociedades desde donde crece todo el accionar político. La ideología es una especie de caldo de cultivo donde las clases sociales y los grupos humanos debates sus intereses bajo la forma de las ideas, las concepciones, los programas políticos. Esta tensión de ideas es una tensión de fuerzas sociales reales, que lentamente le van dando forma a una realidad política específica, en la medida en que contribuye a moldear las instituciones y los pactos sociales que las fundamentan. El terreno de la ideología es, entonces, el terreno de la disputa cultural entre clases sociales, e. terreno de la formación de su propia coincidencia y el de la confrontación con las clases opuestas. Esta teoría fue sugerida por el teórico socialista italiano Antonio Gramsci. Ideología y ciencia Igualmente, se ha hablado de la ideología como una esfera intermedia entre la ciencia y la utopía, es decir, una realidad social de la conciencia, profundamente ligada a la producción racional de las sociedades. Mientras la ciencia, produce sus verdades bajo la acción racional y consciente del científico, basada en su capacidad prescriptiva y analítica, la ideología funciona con verdades aprendidas y aceptadas, en la medida en que no las discute, sino que las vive. Sin embargo, la tarea científica es una actividad donde también lo ideológico interviene fuertemente con tu presencia, pues la gente de ciencia también comparte una ideología desde la cual presupuesta muchos de los contenidos de su producción teórica e intelectual. Somos parte se una ideología porque miramos el mundo social desde unas ideas del bien, de la justicia, de la armonía, de la felicidad, de la libertad, de la igualdad para todos. Este significado de ideología, el más universalmente aceptado, indica aprobación de un conjunto de ideas sobre el ser humano, la sociedad y la política que se comparten y se reproducen socialmente. ¿Fin de las ideologías? Cuando al comenzar la década del noventa se habló del fin de las ideologías, se hizo una referencia al llamado periodo de la guerra fría, culminado con la caída del muro de Berlín a finales de los años ochenta o al advenimiento de la llamada época posmoderna. 8
  • 9. De un lado, porque la confrontación capitalismo-socialismo había terminado con el triunfo definido del primero y se había hecho hegemónica la ideología liberal. O porque con el fin de la época moderna se había agotado una forma de representación totalitario-racionalista del mundo, abriéndose enormes posibilidades para un predominio de lo particular, de la diferencia, de la heterogeneidad en contra de la emogenizacion, también ideológica, del mudo moderno, según los llamados posmodernos. Principales ideologías Modernas El liberalismo Según el liberalismo, el estado debe proteger la libertad individual, principalmente en cuanto se refiere a la propiedad. Esta idea representa la materialización de una filosofía del ser humano que parte de este como individuo autónomo, libre e igual frente a los demás. Por tal motivo, el estado no puede copar todos los espacios de la vida humana, si no garantizar la convivencia de las diferencias individuales, conservando el derecho a la vida privada y al desarrollo de los intereses individuales. El poder del gobernante debe estar contralado por la ley para que no sea despótico, con respecto a la libertas y a la propiedad como atributos naturales de los individuos asociados. Este principio significa que la autoridad política debe estar controlada por instrumentos legales para que no se exceda en su ejercicio y no pisotee los derechos individuales del ser humano. Los llamados liberalismo de contenido social agregan a estos presupuestos el libre desarrollo de la personalidad, como función estatal, y la redistribución de los ingresos sociales, a través de políticas dirigidas por el estado, entre otros. El liberalismo es hoy en día la ideología dominante, porque, más allá de sus presupuestos filósofos los hombres de hoy piensan en términos individualistas, se miran a sí mismos como sujetos autónomos que practican la libertad de escoger individualmente en una sociedad competitiva y de consumo, aspiran a realizar el ideal de la maximización de beneficios individuales y saben que viven en una sociedad de mercado donde actúan como ciudadanos competitivos. El socialismo El socialismo representa un ideal de justicia social, cuyos presupuestos no son los individuos, sino las comunidades, anteponiendo la igualdad social a la libertas. Se constituye en una ideología crítica de la producción de desigualdades típicas del capitalismo moderno. A lo largo del siglo XX, sus ideales estuvieron ligados a formas estatales de expropiación de los bienes de los más ricos y de nacionalización de la propiedad. 9
  • 10. El socialismo desea crear una sociedad más justa, sobre la base de un principio de igualdad efectiva, es decir, material. La socialización de las propiedades significo, para muchos socialismos, una etapa de transición hacia una sociedad librada totalmente de la propiedad privada, del individualismo y del egoísmo competitivo, propios de la sociedad capitalista. Esto se conoce con el nombre de comunismo. Es la expresión de una sociedad sin clases sociales y sin estado dominante. La ideología socialista ha sufrido un duro golpe con la caída del llamado socialismo real de los países de Europa oriental, la desazón por los resultados prácticos de una sociedad que se proclamó como tal, ha sido grande. Sin embargo, hoy en día después de descubierta la crisis que genero in triunfalismo liberal, el aumento de la desprotección y de la pobreza, y la inseguridad laboral, entre otros fenómenos sociales, pueden haber abierto campo para el resurgimiento de un socialismo crítico. Política y políticos ¿Quiénes hacen la política? En la antigüedad griega se hablaban de la existencia de un cuerpo político, denominado politeuma, que era el encargado de hacer la política. Estaba conformado por los ciudadanos y los gobernantes, o sea, los políticos. Los griegos creían en la existencia de una correspondencia entre las virtudes de los ciudadanos y las virtudes del estado, lo que hacía posible, según ellos, la realización del bien común, garantizando una permanente participación de unos y otros en las pequeñas y grandes decisiones políticas. En la época moderna sobrevino un cambio importante en esta problemática, pues se comenzó a concebir al gobierno como una labor especializada, realizada por políticos profesionales y expertos quienes, directa o indirectamente, son delegados por los ciudadanos para realizar las labores gubernativas de la sociedad. Hasta cierto punto, la política moderna ha estimulado la existencia de unos ciudadanos pasivos que delegan y esperan que la política sea realizada por los políticos, cuya labor profesional es esa. El desarrollo de la sociedad moderna vino acompañado de cambios que exigieron, cada vez más, la necesidad del uso de competencias técnicas que requieren expertos y una amplia participación de personal especializado. El desarrollo moderno ha significado el paso de una economía familiar a una economía de mercado y el de una economía de mercado a una economía regulada, planificada y protegida, de la cual se derivan problemas políticos cada vez más complejos de resolver. Tal vez de esta complejidad la que en parte explica la especialización del político, especialización que le ha planteado nuevas exigencias y que lo ha venido cambiando con el paso del desarrollo. Si antes el político se planteaba como una persona carismática, con capacidad oratoria y de convicción, hoy estas competencias son cada vez mas desplazadas por el conocimiento técnico de distintas materias de la administración pública. 10
  • 11. El político de plaza pública, de relaciones públicas y de contacto con los electores se ve cada vez más rodeado de consultores, consejeros y asesores, quienes son expertos en diferentes materias y muchas veces son los que no sólo redactan los discursos, sino que diseñan las leyes, los planes de desarrollo9 y las políticas públicas que se aplican. En este sentido, la política moderna, incluso en el actual periodo de estímulo a una ciudadanía competitiva, está lejos de concebir un ciudadano realmente activo y participante, pues los verdaderos centros de la decisión política son ejercidos por políticos profesionales y técnicos expertos en diversas materias. El político se comporta entonces como un negociador y un publicista de la política, secundado por la labor oculta de expertos y por la actividad casi contemplativa de los ciudadanos. Tal vez aquí resida su exagerado protagonismo, en el cual vemos a la política entera. La gran política A la política diaria, menuda y cotidiana que hacen políticos profesionales y tecnócratas (política de la transacción con múltiples fuerzas e intereses que a diario se acomodan), la acompaña la política grande, la de proyectos programáticos e ideológicos a mediano y largo plazo, la de producción de valores sociales determinados, la de la educación y la de la cultura. La que sustenta una época. La gran política tiene que ver hoy con la transformación del universo de valores políticos, conocido como la estadolatria, el paternalismo y la pasividad ciudadana, en otros de carácter pragmático, como la participación ciudadana, la autonomía política y la competitividad ciudadana. Dentro de la gran política podemos considerar los proyectos liderados por destacados estadistas y reformadores como Simón Bolívar, Francisco de Paula Santander, Rafael Núñez y Alfonso López Pumarejo. De igual manera, los proyectos constitucionales se convierten en gran política porque responden a necesidades coyunturales, proyectando a las sociedades hacia nuevos rumbos y permitiendo la construcción de una cultura política determinada. Otro ejemplo de la gran política son los proyectos revolucionarios y emancipatorios que se cuentan, en primer lugar, como grandes movimientos políticos en sociedades determinadas, que fundan época y cambian radicalmente el orden social y la organización política de una sociedad. Pensamiento político Desde un punto de vista genérico, el pensamiento político representa un cuadro justificado de una realidad política presente, pasada o futura, existente o deseable; un cuadro crítico del orden de una situación crucial de la sociedad. En este sentido, obras de diverso género e índole, como tragedias, dramas, novelas o tratados filosóficos, intencional o 11
  • 12. involuntariamente, consciente o inconscientemente, abierta o reservadamente, expresan pensamientos políticos diversos. Pero existe un sentido más restringido de lo que puede ser llamado pensamiento político, y es cuando hablamos de un pensamiento sistemático, deliberadamente construido sobre el estudio riguroso de la problemática política y sus condiciones. División lineal de la historia del pensamiento Si lanzamos una mirada lineal al devenir de la historia del pensamiento político occidental podemos encontrar dos grandes momentos, determinados por la forma que cobra este pensamiento. El primero está asociada a la forma que toma el pensamiento político en la antigüedad y, aunque cubre incluso toda la época medieval, durante este periodo el pensamiento político está asociado permanentemente con la ética, es decir, con la virtud y el bien, lo que significa que no define la política exclusivamente como la esfera técnica del gobierno de la sociedad o del funcionamiento de las instituciones del Estado, sino que asocia estas definiciones con valores de comportamiento humano como el bien, la justicia o la prudencia. De otro lado, esta relación estrecha entre ética y política significa que durante un extenso periodo, prácticamente desde el siglo V o. de C. of siglo XVI d. de C., para poder ser definido la política era necesario dibujar un cuadro completo del universo, del mundo y de su verdad. El segundo momento corresponde al surgimiento de la llamada política como ciencia, cuando se concibe como una hipótesis sobre la naturaleza del ser humano, que lo impulsa a construir un orden artificial que es la sociedad, es decir, la política. Lo creación del Estado civil (de la vida en sociedad),es obra de individuos independiente que voluntaria y racionalmente la deciden así, no de una decisión inconsciente, proveniente ya sea de la naturaleza del mundo o de Dios, la sociedad es humana, el Estado es humano, el orden político es humano. No hay regla ética o moral preexistente que determine la conducta de los seres humanos que han decidido asociarse. La política es, entonces, la fundación de una autoridad humana superior se regirá los destinos de las personas en sociedad. Es un arte de gobernar conforme a unas reglas claramente definidas, que no tienen carácter natural: De esta manera, la política se ha convertido en ciencia, que se ocupa de una esfera diferenciada de la vida social: la esfera del gobierno y de la autoridad. Clasificación con respecto al poder Si hacemos un corte distinto en la larga historia Occidente, podemos descubrir otras formas de clasificación de los pensadores y del pensamiento político sistemático. Por ejemplo, según la posición que un determinado momento un pensador o una obra asuman 12
  • 13. frente al poder dominante o a las relaciones políticas existentes, se puede hablar de un pensamiento político oficial o de un pensamiento político “maldito”. El pensamiento político oficial se refiere, precisamente, al aprobado por el poder y en ese mismo sentido, al que justifica a quienes lo ostentan. Por el contrario, el pensamiento político maldito es crítico radical del pensamiento político oficial, al que considera, por lo general, inestable, indeseable y opresivo. Estos tormos de pensamiento político surgen de lo relación entre pensamiento y poder, los cuales están ligados a los intereses de los sectores sociales que representan. Las clases socialmente poderosas, que constituyen poder político, son por lo general clases ricas, pero así como hay circunstancias humanos donde una sola clase rica es hegemónica, hay situaciones humanas e históricas donde aparecen clases ricas en competencia y, por lo tanto, los dos se enfrentan. Aquí un pensamiento tradicional se enfrenta con un innovador y, por supuesto, hoy discordias, prohibiciones, forcejeos, hasta que definitivamente se hace clara la dominación de una de las clases en disputa, la cual impone su pensamiento político. Por ejemplo, el pensamiento moderno de Hobbes, Locke y Rousseau representaba l imaginación política de la nueva clase burguesa en ascenso, que en los siglos XVll y XVIII tuvo que enfrentarse a la tradicional aristocracia feudal. Estos autores, que revolucionaron el pensamiento político con sus ideas sobre la naturaleza individualista del hombre, contribuyeron con su pensamiento al triunfo definitivo de la revolución burguesa, triunfo que instauró el poder político hegemónico de esto clase. Una vez dado este proceso, sus pensamientos justifican a cabalidad el nuevo orden: se convierten en las ideas políticas "oficiales”, que representan el nuevo sistema. Análisis histórico del pensamiento político Para abordar el pensamiento político y su historia es necesario armarse de una serie de elementos críticos y metodológicos que permitan su comprensión cabal y ajustada a las proporciones del momento en que se produjo. Esto con el fin de evitar modernizar a los antiguos o traer de aquellas épocas criterios e ideas que no caben en una sociedad como en la que vivimos hoy. Ya hemos visto cómo términos tales como Estado difícilmente pueden entenderse por fuera del contexto de la época moderna y de sus procesos de formación política. De igual manera, hoy no podríamos entender la justificación de la esclavitud que hace Aristóteles en la Política o la invocación del individualismo liberal que hace un pensador moderno como John Locke. ¿Quiere decir esto que no hay un criterio de liberta en los antiguos o una realidad de esclavitud tras los modernos? Las épocas hay que mirarlas en su especificidad histórica, pues las personas tienden a pensar cómo viven, y lo hacen según un momento histórico determinado. 13
  • 14. Una de las grandes perplejidades que nos asiste actualmente, con respecto a la sociedad, es la tremenda dificultad que significa el poder imaginarnos la cooperación, la solidaridad, el trabajo colectivo. ¿No será que la conciencia política moderna, en gran parte moldeada por el individualismo liberal del pensamiento político moderno, nos ha educado en una percepción individualista del mundo, que parte siempre de nuestra propia singularidad como personas, impidiéndonos valorar los múltiples vínculos y dependencia que tenemos con los demás y con la sociedad? Para las personas de hoy vale la autonomía personal, no la dependencia de los demás, pues esta última es interpretada como una señal de debilidad personal. Paradójicamente, pensadores antiguos como Aristóteles consideraban anormal a aquellos que pretendiesen vivir por cuenta propia, como individuos, pues como ya lo hemos planteado, una persona era valorada como un ser colectivo cuyo sentido único era precisamente la comunidad. ¿Podremos llegar a una síntesis de estas visiones opuestas? El pensamiento político en Colombia En el siglo XIX, Colombia fue ante todo un país de fulgurantes figuras del pensamiento político, algunas de ellos pioneros en áreas como la administración pública. Se discutieron las grandes ideas políticas de la Ilustración con el acento de la situación revolucionaria creada por la Revolución Francesa. Ideas liberales En el siglo XX la discusión política se hizo más pragmática, debido tal vez a la maduración de las instituciones políticas liberales desarrolladas a raíz del fenómeno de la Regeneración. Pero también, debido al surgimiento de una sociedad más compleja, donde diversas y nuevas fuerzas sociales confluyeron alrededor del desarrollo capitalista del país. La independencia Fue un periodo de claro predominio de ideas liberales y liberalizantes, cuyo objetivo primordial era la reforma política y la autonomía con respecto a la metrópoli. Las fuentes de este pensamiento son básicamente la filosofía social moderna, florecida en Francia e Inglaterra, y en no menor cuantía e importancia, el influjo del liberalismo español, cuya concepción laica del mundo social permitía reformas como la de la segunda mitad del siglo XVIII en los centros de estudios colombianos de la época, entre otros casos. Se destacaron aquí las ideas de libertad de comercio en contra de las restricciones coloniales (Nariño), el derecho a la participación de los ciudadanos en el gobierno (Camilo Torres), la concepción laica del origen de la autoridad, así como ideas de justicia redistributivo. Pero ante la realidad de la independencia y la necesidad de instituciones políticas para Estados nuevos, el pensamiento político enfiló sus baterías hacia la 14
  • 15. caracterización de las realidades americanas y la forma de gobierno más adecuada para ellos. Aquí se hace fuerte el pensamiento de Bolívar, especialmente en la concerniente al federalismo, la integración latinoamericana y la alianza con Inglaterra, el proteccionismo industrial, la instrucción pública y una democracia indirecta formada por cuatro poderes: el Legislativo, constituido por tres cámaras (Senado, tribunos, censores), el Ejecutivo, por Presidente y vicepresidente vitalicios, el Judicial y el Electoral. La constitución del Estado Nación La consolidación de la independencia desató un proceso de búsqueda política intensa. Desde luego que fue un proceso donde se cruzaron intereses regionales muy fuertes que disputaban el poder alrededor de la tierra y del comercio agrícola. Este periodo puede considerarse desde el final de la primera mitad del siglo XIX, pasando por su momento más destacado desde el punto de vista de la consolidación de un proyecto nacional, la Regeneración (1886), hasta la denominada hegemonía conservadora que culminó en las primeras décadas del siglo XX. La disputa de ideas consideraba, en primer lugar el establecimiento pleno de un Estado separado de la Iglesia, un Estado laico y secularizado que cumpliese con la misión de establecer la libertad, idea que sostuvieron incluso pensadores de honda raigambre cristiana. Es el caso de José Eusebio Caro, quien en la década de los cuarenta del siglo pasado, defendió la idea de un Estado liberal democrático basado en la soberanía popular: el sufragio universal, la definición clara de los derechos individuales, la tolerancia de los cultos religiosos y el control s la actividad gubernamental, para que esta no fuese despótica. Sobre Ia forma de ese laicismo se debatió con fuerza. Centralistas y federalistas esgrimían diversos y sólidos argumentos, que tomaron cuerpo con distinta intensidad en momentos muy importantes de nuestra historia. La importancia de implementar una forma-Estado especifica que recogiese o fundase una fisonomía nacional propia, condujo las discusiones hasta aspectos muy concretos de resolución. No bastaban sólo grandes principios de organización; también se hacía necesaria una discusión la administración especifica de la esfera pública. Aquí las ideas de Florentino González fueron precursoras. La modernización La modernización se extiende desde el final del primer gobierno liberal (1934) hasta la reforma constitucional de 1991. Tiene que ver con una etapa de crecimiento y fortalecimiento del Estado Nacional bajo la forma del intervencionismo típico de las naciones latinoamericanas. Intervencionismo 15
  • 16. Aquí se destaca principalmente la idea del intervencionismo estatal, una idea que había sido debatida en el siglo XIX y que cobro mucha fuerza a principios del XX en el discurso político de Rafael Uribe Uribe, idea que consistía principalmente en asignarle al Estado un carácter no solo de garante de la paz y la convivencia, sino de instrumento regulador del desarrollo de un mercado nacional fuerte. La forma que fue adquiriendo este intervencionismo es la de la llamada sustitución de importaciones, es decir, una política que procura crear infraestructuras productivas propias en ramas importantes de la economía, evitando el consumo de productos importados mediante su producción por industrias nacionales. El intervencionismo generó modernización social, principalmente a partir de las reformas de López Pumarejo en cuanto al establecimiento de una legislación laboral. Durante el gobierno de Rojas Pinilla importantes acciones en la organización de una infraestructura de transporte y de puertos y toda una actividad de desarrollo de las obras públicas. Otro de los avances importantes de la discusión sobre la modernización tuvo que ver la implementación de políticas de universalización de la instrucción pública, la implementación de la seguridad social en todos sus órdenes y el desarrollo de la reforma agraria, con Carlos Lleras Restrepo. En este periodo (1934-1991) la discusión política se volvió aún más menuda alrededor de aspectos decisivos de la forma institucional del Estado colombiano. La pugna entre conservadores doctrinarios, de pensamiento totalitario, como los llamados Leopardos (Silvio Villegas, Gilberto Álzate Avendaño), los incipientes populismos que sin embargo cobraron muchísima fuerza en los idearios y en las prácticas políticas de Jorge Eliécer Gaitán y Gustavo Rojas Pinilla, y los modernizadores demoliberales que edificaron el llamado Frente Nacional (Mariano Ospina, Laureano Gómez, Alberto Lleras, Carlos Lleras), se destacan como representantes de las discusiones políticas cruciales durante el presente siglo. Ideas socialistas Durante el siglo XX las ideas socialistas están ligadas al surgimiento de los trabajadores como clase, al desarrollo de dinámicas organizativas propias (sindicatos y partidos políticos) y al surgimiento de un pensamiento político socialista y de izquierda que ha tenido representantes como Ignacio Torres Giraldo, Antonio García o Camilo Torres Restrepo. Se destaca la fundación del Partido Socialista Revolucionario (PSR), a mediados de la década del 20, y del Partido Comunista Colombiano (PCC), en 1930. Ultimas transformaciones Lo modernización sobre la base de claras políticas intervencionistas sufrió una transformación radical, por obra de la reforma constitucional de 1991, cuyos presupuestos cuestionan profundamente la idoneidad y pertinencia de las políticas intervencionistas para 16
  • 17. el eficaz desarrollo de las instituciones políticas liberales y su relación con el mercado. Se destaca aquí, entre otros, el pensamiento de juristas que han propugnado por el llamado Estado mínimo y por una política privatizada que regule el libre desarrollo de las actividades privadas. Sociedad civil Existe una expresión política que actualmente se usa con mucha frecuencia para significar en la mayoría de los casos la relación de la sociedad con el Estado. Está expresión es "sociedad civil”. Se dice, por ejemplo, que la sociedad civil participa o debe participar en las conversaciones de paz; que la sociedad civil debe apersonarse de la solución de los problemas de derechos humanos, de la provisión de servicios públicos y de la educación ciudadana, entre otros. ¿Qué es la sociedad civil? ¿Por qué, como ciudadanos, somos considerados parte de ella? Y aún más, ¿qué significa la sociedad civil en un periodo como el actual, cuando se habla de democracia participativa y de privatización de la política, es decir, cuando la tradicional separación entre un Estado centralizado, intervencionista, burocratizado y la sociedad se sustituye por un Estado mínimo, descentralizado técnicamente eficiente, que se distribuye por el cuerpo social? Concepto de sociedad civil La sociedad civil, nombre utilizado para designar la vida asociativa del ser humano, es la vinculación de hombres y mujeres poro la vida comunitaria, o lo que es lo mismo, una sociedad constituida sobre la base de individuos libres que deciden asociarse con el fin de asegurar la producción en la vida humana a través de diversos medios e instrumentos. Este significado, casi permanente en la historia de las concepciones políticas occidentales, también quiere decir que la sociedad civil expreso un modo de organización de la sociedad y que, por lo tanto, podemos asimilar su significado con la política y el Estado. Sin embargo, la identidad: sociedad civil = Estado = política = sociedad, ha sufrido variaciones con adaptación a los cambios y progresos de las sociedades. En efecto, los filósofos sociales modernos, quienes más desarrollaron este tema de la sociedad civil, consideraron los tres conceptos (Estado, sociedad civil y sociedad política) como concepciones que se explican mutuamente y que guardan una relación de semejanza entre sí, debido a que los tres expresan el paso del ser humano de un estado de incivilidad, llamado estado de naturaleza, a un estado de vida en comunidad, en sociedad. Esta transición dio inicio al proceso de civilización del ser humano, llamada estado civil. 17
  • 18. Podemos, entonces, afirmar que el primer gran significado que adquiere el término de sociedad civil es el de asociación política, que se relaciona también, en la filosofía social moderna, con el término sociedad o Estado, puesto que las tres palabras tienden a designar una misma realidad. La circunstancia de que el ser humano sea por naturaleza un ser individual hace que su vida comunitaria resulte de un acto de creación. La creación de la vida social supone un acuerdo o una ligazón universal. Al hecho de establecer un acuerdo se le llama contrato, y por esta razón podemos hablar de la sociedad civil como contrato social. Libertad y sociedad civil Al hablar de la sociedad civil, la filosofía social moderna considero que la vida en sociedad prolonga la condición determinante de la naturaleza humana, que es la cualidad de la libertad. En este sentido, el paso de un estado de vida en situación de aislamiento, que es el estado de naturaleza, a un estado de vida en comunidad con los demás, que es el estado social, supone que la vida en sociedad construye una serie de normas, los cuales en general procuran garantizar la libertad característica del individuo humano bajo la forma de derechos y libertades individuales para defender a este mismo individuo de los posibles abusos e intromisiones del Estado en la vida de los particulares. Como producto de la reflexión anterior, en la práctica y en el pensamiento político moderno ha surgido el tema de la libertad civil, que hoy en día recibe también el nombre de libertades públicas. Éstas son un conjunto de libertades dirigidas a los individuos asociados en una comunidad política y que expresan la posibilidad de ejercer sin coacción alguna el libre pensamiento, la libre expresión, la libertad de cultos, la libertad de iniciativa, la libertad de asociación y de movilización, entre otras. Esta primera concepción moderna de la sociedad civil es el punto de arranque del tema ya casi obsesivo de la libertad. La sociedad civil, como contrato social, es la teoría que encierra no sólo el inicio de las teorías políticas llamadas modernas, sino los grandes temas políticos de esta época, centrados en la idea de la libertad como la característica más distintiva de la vida de los seres humanos, como individuos y como personas. Dos siglos de existencia de estas concepciones y un ascendente proceso de consolidación de las instituciones liberales en el mundo de hoy, han hecho que sus expectativas e ideales enraícen hondamente en la conciencia de los ciudadanos de las sociedades contemporáneos. Nadie duda hoy de la existencia de una conciencia de la individualidad y de la obligatoriedad, ante todo del Estado y sus instituciones, de respetar esta condición de individuos libres, considerada esencial. Sin embargo nunca antes se había tenido tanta conciencia o necesidad de considerar los aspectos vinculantes de la vida del ser humano como los rasgos colectivos, las inclinaciones comunitarias y, por encima de las demás, su dimensión de ser social. 18
  • 19. Estos ámbitos nos remiten a pensar en la calidad de vida que llevamos como seres humanos y nos llevan a reflexionar sobre los mejores modos de construir sociedades más justas, sociedades en mayor o plena armonía con la naturaleza, sociedades que hagan más cercano a su materialización el ideal de la igualdad que también proclamaron los filósofos liberales clásicos. El individualismo liberal lio conducido al extremo de la indiferencia por todo lo que no sea nuestro propio beneficio individual. El reino de la sociedad civil libertaria parece más un agregado de átomos dispersos que una sociedad de seres humanos que construyen para el beneficio de toda la humanidad. Sociedad civil y estado La separación entre sociedad civil y Estado es típico del siglo XX y se debe teóricamente a los planteamientos de Hegel, quien considero que aunque el ser humano siempre vive en sociedad, éste se comporta en ella unas veces como individuo con intereses particulares y otras veces como ciudadano del Estado, es decir, como un hombre público con intereses generales. De estas ideas emana la separación entre la sociedad civil y el Estado como esfera donde se solucionan las diferencias que distinguen a las personas en el mundo privado. En la sociedad civil el ser humano tiende a comportarse como individuo particular con intereses diferenciados, pues este es el mundo del mercado, de la vida productiva diario. En el Estado tiende a comportarse como ciudadano del mismo, resolviendo las diferencias en una síntesis ética que lo hace un ser universal. Esta noción es la que se ha hecho popular en nuestra época, y en lo que todos pensamos cuando se nos habla de sociedad civil. Nos vemos como un cuerpo distinto al Estado. Es la concepción que también invocan muchos de los políticos y gran parte de los políticos vigentes, pero ¿la política que hoy realmente pone en práctica esta teoría? Se supone que hoy estamos en una fase de privatización de la política, es decir, que la lógica de la política se guía por principios de productividad, eficiencia, eficacia, que son principios de mercado. Esto es lo mismo que decir que hoy la política no se define moralmente como una actividad de servicio desinteresado, sino que funciona bajo la lógica del interés, y de intereses privados muy claros que encuentran en ella viabilidad económica, es decir, ganancia. O, ¿al proveedor privado del servicio de recolección de basuras le interesa sólo servir a la comunidad? No. Él sirve a la comunidad, ejerciendo una actividad que le es rentable y que le produce dividendos. Si estas prácticas se han generalizado, e incluso los ciudadanos casi por definición los prefieren a los anteriores burocratizadas e ineficientes, ¿no es la política actual también mercado? Si respondemos afirmativamente, esto nos complicó muchísimo la definición 19
  • 20. actual de sociedad civil, puesto que sería muy difícil distinguir entre actividad pública y actividad privada, base de la definición que tenemos de sociedad civil. Es claro, entonces, que estamos viviendo una transición no solo en el concepto de la política sino en su complementario, la sociedad civil. De nuevo aparece uno diáfana identidad entre el significado de Estado y de sociedad civil, con un ingrediente adicional a la concepción clásica, y es que hoy esa identidad está determinada por el carácter económico tanto de la vida privado individual como de la actividad política. Estamos asistiendo a la conformación de una sociedad civil donde es el mismo ciudadano quien gestiona, donde la delegación del poder se hace mínimo y la participación ciudadana máximo, donde el gobierno circula por toda la sociedad y no está localizada únicamente en las instituciones centrales, con un ingrediente típico de esta época: la política como mercado, la ciudadanía como competencia y consumo, la sociedad entera como un conjunto de relaciones complejas costo-beneficio, el mundo como el mundo de la propiedad privada. En conclusión, la sociedad civil hoy se distingue claramente de la concepción clásica, en primer lugar porque aunque identifica sociedad y Estado, no lo hace desde un punto de vista de la sola convivencia, sino desde el reconocimiento de la competencia, de las diferencias individuales que realizan preferencias, desde el mercado,, en su segundo lugar porque concibe lo público únicamente posible a través de medios privados, es decir, de medios económicos dentro de una economía capitalista. De esta manera unifica nuevamente Estado y sociedad. 20