SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 114
Descargar para leer sin conexión
���������������������������������������������������������������������������
��������������������������������������������������������������
���������������������
�������������������������
���������������������������
Las experiencias recientes muestran que los países que han transitado con éxito del subdesarrollo al
desarrollo, entre otros aspectos, han logrado contar con una visión estratégica, que sustenta el com-
promiso de amplios sectores de la sociedad para la consecución de los objetivos planteados.
Esta visión tiene como propósito aprovechar mejor la incorporación de Costa Rica en la economía
mundial, esfuerzo que se ha basado en la diversificación de exportaciones, la apertura y los trata-
dos comerciales, la atracción de inversiones externas directas, el fortalecimiento de la pequeña y
mediana empresa y la mayor incorporación de amplios sectores de la población en la sociedad del
conocimiento.
El proyecto se desarrolla en tres etapas: diagnóstico, visión estratégica y plan. Conocido el estado de
situación del país en materia de educación, ciencia y tecnología, se plantea una visión estratégica con
un horizonte a largo plazo que considera además el entorno internacional. La tercera etapa formula
un plan de medio siglo a partir de una visión de Costa Rica en el año 2050 que permite proponer
acciones para tres momentos: la puesta al día (2006-2025), la construcción de una plataforma de
despegue (2010-2025) y hacer realidad la visión (2025-2050).
La metodología del proyecto se basa en la amplia participación de numerosas personas con liderazgo
en la comunidad académica, empresarial e institucional, así como en su naturaleza interdisciplinaria
e intersectorial, y en la apropiación del plan por parte de amplios sectores económicos, sociales y
políticos.
En última instancia este esfuerzo está dirigido al principal recurso de Costa Rica: su gente, pues el
bienestar logrado a la fecha es producto de políticas de Estado a favor de la educación, la salud, la
producción y la convivencia social, las que han perdurado en el tiempo y han propiciado condiciones
adecuadas para un mejor desarrollo.
La educación, la ciencia y la tecnología mediante este Plan, deberán ser un renovado impulso para
consolidar el desarrollo humano sostenible en la primera mitad del Siglo XXI.
Proyecto Estrategia Siglo XXI
www.ecyt.ac.cr
proyectoecyt@cr-usa.org
Tel: (506) 283-0665
Fax: (506) 283-0981
Apartado postal: 12229-1000
San José, Costa Rica
Con el apoyo financiero de la fundación CR-USA
��������������������������������������������������������������
Consejo
de Alto Nivel
Richard Beck
Jorge Walter Bolaños
Alejandro Cruz
Carlos Corrales
Franklin Chang-Díaz
Guy De Téramond
Jorge Manuel Dengo
Eduardo Doryan
Clotilde Fonseca
Hernán Fonseca
Rodrigo Gámez
Leonardo Garnier
Pedro León
Eduardo Lizano
Gabriel Macaya
Jorge Monge
Ignacio Trejos
José A. Zaglul
Rodrigo Zeledón
Comité Ejecutivo
Alejandro Cruz
Robin Chazdon
Hermann Faith
Karla González
Gabriel Macaya
Ana Sittenfeld
Ana María Vázquez
Reconocimientos
Esta publicación del Proyecto Estrategia Siglo XXI sobre la Situación ac-
tual de la Ciencia y la Tecnología en Costa Rica, es el resultado prelimi-
nar que se llevó a cabo durante la primera mitad del año 2005.
Para su elaboración se contó con la participación de numerosas perso-
nas, integrantes de veinte Grupos Temáticos y del Consejo de Alto Nivel,
a quienes se agradece su valiosa colaboración y apoyo desinteresado,
gracias al cual, este resultado es representativo de amplios sectores
académicos, empresariales e institucionales vinculados al quehacer
científico y tecnológico.
Los anteriores grupos de trabajo y discusión contaron con el apoyo y la
información suministrada por instituciones privadas y públicas. Aún a
riesgo de omitir involuntariamente alguna, se expresa público recono-
cimiento al Consejo Nacional para Investigaciones Científicas y Tecnoló-
gicas (CONICIT), al Consejo Nacional de Rectores (CONARE) y sus insti-
tuciones miembros: Universidad de Costa Rica, Instituto Tecnológico de
Costa Rica, Universidad Nacional y Universidad Estatal a Distancia. De
igual manera se agradece al Instituto Nacional de Biodiversidad (INBIO),
a la Academia Nacional de Ciencias, al Instituto Costarricense de Electri-
cidad (ICE), Radiográfica Costarricense (RACSA), la Cámara de Industrias
de Costa Rica, Fundación Centro de Gestión Tecnológica e Informática
Industrial (CEGESTI), así como, importantes empresas y entidades pri-
vadas.
Especial mención debe hacerse a la Fundación CR-USA para la Coopera-
ción, tanto a los miembros de la Asamblea de Fundadores, como de su
Junta Administrativa y personal, por la financiación y apoyo decisivos
para el éxito del proyecto en sus diferentes etapas.
Un plan de medio siglo en ciencia y tecnología para Costa Rica
Grupos temáticos del diagnóstico
Asuntos jurídicos
Carlos Corrales, coordinador
Biodiversidad
Rodrigo Gámez, coordinador
Biotecnología
Pedro León, coordinador
Ciencias agropecuarias
Luis Carlos González, coordinador
Ciencia, cultura y sociedad
Guillermo Coronado, coordinador
Ciencias de la educación
Yolanda Rojas, coordinadora
Ciencias de la salud
José María Gutiérrez, coordinador
Ciencias de la tierra y del espacio
Walter Fernández, coordinador
Ciencias de la vida
Manuel María Murillo, coordinador
Ciencia de materiales y miniaturización
Daniel Azofeifa, coordinador
Ciencias económicas y sociales
Saúl Weisleder, coordinador
Ciencias exactas
Claudio Soto Vargas, coordinador
Informática
Ignacio Trejos, coordinador
Cultura y productividad digitales
Clotilde Fonseca, coordinadora
Gestión de la ciencia y la tecnología
Tatiana Láscaris, coordinadora
Ingeniería civil
Rodolfo Herrera, coordinador
Ingeniería eléctrica
Ismael Mazón, coordinador
Ciencia e ingeniería ambiental
Juanita Coto, coordinadora
Sistemas de manufactura
Henry Quesada, coordinador
Telecomunicaciones
Guy De Téramond, coordinador
Grupos de aporte
a la visión estratégica
Grupo no. 1 “Los Recursos Humanos
para impulsar el desarrollo en ciencia
y tecnología”
Manuel María Murillo, coordinador
Grupo no. 2 “ Hacia un Sistema Nacional de
Ciencia, Tecnología e Innovación”
Guillermo Santana, coordinador
Grupo no. 3 “ Interacciones para lograr
sinergia en las actividades científicas
y tecnológicas
Ronald Bolaños, coordinador
Grupo no. 4 “Aportes de la ciencia y la tec-
nología para enfrentar los retos del desa-
rrollo nacional”
Gerardo Barrantes, coordinador
Grupo no. 5 “ Hacia una sociedad del cono-
cimiento para el desarrollo humano y el fo-
mento de la cultura científica y tecnológica”
Adrián Alvarado, coordinador
Estrategia de comunicación
Grupo de divulgación científica
y tecnológica
Marcela Guzmán, coordinadora.
Estrategia siglo XXI:
Conocimiento e innovación
hacia el 2050 en Costa Rica
Primera edición: Marzo 2006.
Diseño: Erick Valdelomar / NeoGráfica S.A.
Diagramación: William Díaz / Jenny Valdelomar / NeoGráfica S.A.
Cubierta: E. Valdelomar
Litografía e imprenta: CONLITH
600
P9699c Proyecto Estrategia Siglo XXI
Estrategia Siglo XXI: conocimiento e innovación hacia
el 2050 en Costa Rica. Vol I / Proyecto Estrategia Siglo XXI.
-- 1 ed. – San José, C.R. : Fundación Costa Rica Estados
Unidos de América para la Cooperación, 2006.
112 p. ; 22 X 28 cm.
ISBN: 9968-9400-1-1
1. Desarrollo Científico y Tecnológico - Costa Rica.
I. Título.
Indice general
CAPÍTULO I
Marco de referencia 5
Introducción 5
Propósitos del proyecto 8
Metodología de trabajo 8
Etapas del proyecto 9
La Costa Rica actual, el futuro deseado y la necesidad de plantearlo. 9
Reconocimientos 10
CAPÍTULO II
El contexto global en el 2050 13
Introducción 13
Primera tendencia: los patrones de producción y consumo
podrían avanzar en direcciones promisorias o perentorias. 14
Segunda tendencia: la población no será la misma, tendrá
otra distribución geográfica y su edad será sustancialmente diferente. 19
Tercera tendencia: el conocimiento avanzará por rumbos zigzagueantes,
transdisciplinarios, a velocidades diversas, con alguna incertidumbre. 23
Indice
CAPÍTULO III
La ciencia y la tecnología hacia el 2050 27
Introducción 27
Primer enfoque: las tecnologías convergentes 28
Segundo enfoque: las plataformas tecnológicas estratégicas 30
Tercer enfoque: apuntar a los retos de la sociedad 34
Cuarto enfoque: los grandes objetivos éticos y sociales del desarrollo 35
CAPÍTULO IV
La visión de país: Costa Rica en el 2050 39
Introducción 39
Aprender hoy selectivamente de los países líderes del mundo 40
El País Referencia 2050 tiene un perfil en ciencia y tecnología
que es diferente al de los países de ingreso medio alto 42
Costa Rica en el 2050: una visión de país que sabe lo que quiere 47
La fuerza motriz, el mapa y la brújula de la visión hacia el 2050. 49
CAPÍTULO V
Objetivos de la estrategia 51
Antecedentes 51
Conceptos básicos de la estrategia 52
Objetivos de la estrategia 54
Los recursos humanos para el desarrollo científico y tecnológico 57
Hacia un sistema nacional que vincule educación, ciencia, tecnología e innovación. 58
Aportes para enfrentar el desarrollo y avanzar hacia la sociedad del conocimiento 66
CAPÍTULO VI
El Plan: propuesta de acciones 73
Introducción. 73
Acciones de puesta al día (2006-2015) 76
Recursos humanos 76
Articulación y cooperación para el desarrollo de la innovación tecnológica empresarial 81
Replanteamiento del sistema nacional de ciencia, tecnología e innovación 87
Iniciativa de fortalecimiento de las relaciones entre ciencia, cultura y sociedad 97
Un conjunto coherente de acciones. 100
Acciones para la construcción de una plataforma de despegue (2010-2025). 100
Acciones para el horizonte de largo plazo:
hacer realidad la visión y el desarrollo (2025-2050). 100
Inversión y financiamiento del Plan de Medio Siglo. 104
Una vuelta a la fuerza motriz, al mapa de retos, a la visión y la pirámide
que concatena todo con los objetivos de la sociedad y las tecnologías convergentes. 110
A manera de conclusión 112
5
CAPITULO I
1 Varios, 1844, Acto inaugural de la Universidad de Santo Tomás del Estado Libre de Costa Rica, celebrando a las once del memorable
día 21 de abril de 1844. Imprenta La Paz, San José, Costa Rica.
1.1 Introducción
La visión del desarrollo en Costa Rica
El desarrollo científico y tecnológico de Costa Rica ha representado un importante aporte al
desarrollo nacional, gracias al impulso que le dieran ciudadanos visionarios que apostaron por la
educación y el conocimiento como medios para alcanzar el progreso de nuestro país y una mejor
calidad de vida.
Esta visión del desarrollo se dio en Costa Rica desde los primeros años de vida republicana en el
siglo XIX. El Dr. José María Castro Madriz, entonces Ministro General y posteriormente primer
Presidente de la República, señaló la importancia estratégica de la ciencia como base del progreso y
soberanía del país, en su discurso dado con motivo de la apertura de la Universidad de Santo Tomás
en 18441
:
“Triste del país que no tome a las ciencias por guía en sus empresas y trabajos. Se quedará postergado,
vendrá a ser tributario de los demás y su ruina será infalible, porque en la situación actual de las sociedades
modernas, la que emplea más sagacidad y saber, debe obtener ventajas seguras sobre las otras.”
Más adelante, este enfoque centrado en la educación y el conocimiento fue la base para que en el
siglo XX la participación del Estado, como motor del desarrollo, se basara en nuevas modalidades de
la educación y la formación de recursos humanos, especialmente para el fomento de la producción
y el crecimiento de la infraestructura, así como la ampliación de los servicios a la sociedad en salud,
educación, vivienda, agua, banca y finanzas, energía y telecomunicaciones, entre otros.
Marco de referencia
“Planificar es pensar y prever, luego actuar y anticipar los resultados”
Ing. Jorge Manuel Dengo
6
Limitaciones del estilo de desarrollo
Sin embargo, este estilo de desarrollo, caracteri-
zado por una presencia significativa del sector públi-
co en todas las actividades de la sociedad, enfrenta
posteriormente limitaciones al crecimiento, lo que
genera un replanteamiento en el papel del Estado,
que conlleva una mayor participación de los sectores
privados, la inserción de la producción nacional en
mercados internacionales y la apertura del mercado
interno. Lo anterior lleva, a su vez, a un nuevo enfo-
que de la educación, junto a otros factores, para al-
canzar la modernización tecnológica de los servicios
a la sociedad, la mayor competitividad de los secto-
res productivos y, en última instancia, el logro de un
mayor valor agregado de conocimientos en la pro-
ducción de bienes y servicios. Así mismo, la mayor
participación del país en el mercado y la economía
mundial, especialmente al suscribirse tratados co-
merciales, ha presentado limitaciones en el adecua-
do conocimiento y capacitación sobre los procesos
del comercio internacional, lo que atañe tanto a los
sectores gubernamentales como privados y que no
ha garantizado un adecuado poder de negociación
del país para aprovechar mejor las oportunidades
que podría ofrecer el proceso de globalización.
En este contexto, el Informe de los Notables
sobre el Tratado de Libre Comercio (TLC) se-
ñala que2
“Costa Rica ha tenido una larga histo-
ria de vinculación comercial con el mundo, con
diferentes etapas y resultados para su desarrollo.
Diferentes productos de exportación y estrategias
de apertura han sido parte fundamental del desa-
rrollo económico. Los logros del país en materia
de desarrollo humano se han debido al estímulo
simultáneo de la producción interna, a políticas e
instituciones para la distribución de la riqueza, y a
la inversión pública. Hay claras evidencias de que
los mecanismos de solidaridad se han debilitado,
al dársele prioridad a la apertura sobre otros com-
ponentes del desarrollo humano.”
La experiencia en otros países
Por otro lado, las experiencias de países que
han transitado con éxito al desarrollo, entre otros
aspectos muestran la necesidad de contar con una
visión estratégica de amplio apoyo político y so-
cial, que sustente el compromiso de los distintos
sectores para la consecución de los objetivos de de-
sarrollo planteados, especialmente en lo referente
a la incorporación a la economía mundial, la diver-
sificación de exportaciones, la apertura comercial,
la atracción de inversiones externas directas, el
fortalecimiento de la pequeña y mediana empresa
local y la participación de toda la población en la
sociedad del conocimiento.
Será entonces muy importante aprovechar
las lecciones que se derivan de las experiencias de
otros países, especialmente haciendo el mejor uso
de las posibilidades que abre la cooperación inter-
nacional y la transferencia internacional de tecno-
logías en apoyo del desarrollo científico y tecnoló-
gico del país, en un marco de mayor interacción e
integración con el conocimiento mundial. Por otra
parte y en correspondencia con lo anterior, el de-
sarrollo científico y tecnológico de Costa Rica no
puede abstraerse de su inserción regional, buscan-
do mecanismos de cooperación e integración con
las comunidades científicas centroamericanas y los
órganos que las representan.
El bienestar logrado y su sostenibilidad
En Costa Rica,el bienestar logrado ha sido pro-
ducto de políticas de Estado de amplio apoyo so-
cial a favor de la educación, la salud, la producción
y la convivencia social, las cuales han perdurado en
el tiempo y han propiciado condiciones adecuadas
para mejorar la calidad de vida de sus habitantes.
Hoy, más que nunca, se requiere un proceso
de pensamiento y planificación de largo plazo, que
permita encontrar un camino propio hacia el desa-
rrollo, basado en planteamientos que cuenten con
el apoyo de todos los sectores de la sociedad costa-
rricense y que aprovechen las lecciones y experien-
cias positivas de otros países que han logrado un
desarrollo humano y social más sostenible.
Por eso, la Estrategia Siglo XXI, reconoce la
necesidad de contar con una adecuada definición
del estilo y modelo de desarrollo del país hacia el
2 Antillón, A., Chang Díaz, F., Gámez, R., Macaya, G. y Villalta, G., 2005, Informe final de carácter no vinculante al Presidente de la
República sobre el Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica, República Dominicana y Estados Unidos de América. San José, Costa
Rica, EUNED. 128p.
7
futuro, formulada de manera participativa y am-
plia para contar con un mejor marco de referencia
en el cual insertar esta iniciativa. Este nuevo estilo y
modelo deberán construirse considerando muchas
de las limitaciones actuales que han sido señaladas,
rescatando del pasado, reciente y lejano, los grandes
logros que conformaron el bienestar y progreso de
la nación.En este sentido la educación,la ciencia y la
tecnología deberán constituir un renovado impulso
para la consolidación del desarrollo humano sos-
tenible en la primera mitad del siglo XXI, pues en
última instancia este esfuerzo está dirigido al prin-
cipal recurso de Costa Rica: su gente.
Alcanzar mayores niveles de desarrollo huma-
no, social y económico, entre otros, significa hacer
del conocimiento científico y tecnológico un ele-
mento fundamental de la cultura, del valor agrega-
do de la producción de bienes y de la prestación de
servicios a la sociedad.
Condiciones necesarias
y suficientes para el desarrollo
La ciencia, la tecnología y la innovación son
centrales para el desarrollo nacional, siendo esta
una condición necesaria, pero no suficiente. Esta
importancia debe llevar a considerar los plan-
teamientos que se hacen para el desarrollo de la
ciencia, la tecnología y la innovación dentro de un
mapa de ruta más general para lograr un desarrollo
humano sostenible y alcanzar las aspiraciones más
básicas de una sociedad con mayor equidad social.
Lograrlo solo es posible teniendo claridad de
metas, planteadas con osadía y originalidad, de
nuestros recursos humanos, de lo alcanzado en el
presente, pero también de nuestras debilidades y
de los concursos de circunstancias que, en nuestra
sociedad, atentan contra el desarrollo humano al
que aspiramos. Es indispensable, desde las ciencias
sociales, una lectura crítica de la realidad social y
política en la que el Plan propuesto se insertará,
No hacer lúcidamente este ejercicio limitará el im-
pacto y la factibilidad de los resultados esperados
en el desarrollo de la estrategia propuesta.
Nuestro país enfrenta serios retos en el cierre de
múltiples brechas económicas,sociales,educativas y
humanas. Cualquier estrategia sectorial de desa-
rrollo necesita de un enfrentamiento conjunto de
estos retos, donde el desarrollo científico y tecno-
lógico debe ser un elemento más de la estrategia de
desarrollo humano sostenible y su implementación
no se haga a costa de un desarrollo más inclusivo,
equitativo y forjador de mayor justicia social.
Costa Rica se encuentra en un momento social
y político importante. Las circunstancias parecen
llamar a una toma de conciencia sobre la impor-
tancia de las decisiones que enfrentamos. Es hora
de retornar al camino de nuestros antepasados y,
con claridad, plantearnos el futuro al que aspira-
mos. Es hora de reflexionar y prever ese futuro,
tomando, con coraje, las acciones pertinentes para
caminar con norte claro hacia construcción.
Así se hace indispensable un nuevo avance em-
blemático, como lo hizo el Estado costarricense en
educación en el siglo XIX,en salud y seguridad so-
cial en el siglo XX, más recientemente al lograr el
país un importante liderazgo en la conservación de
los recursos naturales y muy recientemente, cuan-
do fuimos líderes del desarrollo de Internet en la
región (liderazgo que luego perdimos por falta de
decisiones políticas oportunas). En este contexto
es cada vez más necesario contar con una agenda
que prepare al país para su adecuada inserción en
el comercio internacional con beneficios tangibles
para todos los sectores de la población.
Como lo plantea el Informe de los Notables
sobre el TLC 3
, el desarrollo integral del país “de-
pende de la capacidad, voluntad y compromiso de
Costa Rica de implementar cambios profundos en
sus estructuras políticas,sociales,comerciales,jurí-
dicas y administrativas, en modernizar su infraes-
tructura, agilizar el proceso de toma de decisión y
visualizar el futuro a largo plazo”.
La ciencia y la tecnología pueden convertirse
en el mecanismo articulador del cambio indispen-
sable. La propuesta que se presenta a continuación
busca dar algunas reflexiones e instrumentos que,
insertados adecuadamente en un más amplio Plan
Nacional de Desarrollo, pueden constituirse en
factor determinante de cambio. La ciencia, la tec-
nología y la innovación no son un fin en sí mismos,
3 Op cit. 2005.
8
sostenible, e incluyente en lo social y económi-
co, en lo político, en lo referente a equidad de
género y a los todos los sectores de la sociedad.
1.3 Metodología de trabajo
Una metodología de trabajo
participativa y por aproximaciones
En concordancia con lo anterior, se ha seguido
una metodología participativa, de aproximaciones
sucesivas basada en el análisis, discusión y pro-
puesta de las principales tendencias y prospec-
tivas de la ciencia y la tecnología para la realidad
costarricense que permitan sustentar la inversión
y el apoyo a las metas planteadas durante un pe-
ríodo importante de años, así como la formulación
y apoyo a políticas de Estado que trasciendan las
distintas administraciones gubernamentales.
La Fundación CR-USA para la Cooperación ha
patrocinado el proyecto en todas sus etapas y brin-
dado el apoyo logístico y financiero que requiere el
esfuerzo,mediante un Comité Ejecutivo,su personal
y la contratación de los dos coordinadores, así como
la contratación de entidades,personas y grupos espe-
cializados,según requiera la labor de coordinación.
El proyecto cuenta con el aporte de un Consejo
de Alto Nivel, un conjunto de 20 Grupos Temáticos
con más de 200 personas participantes bajo el lide-
razgo de 20 coordinadores, cinco grupos de Visión
Estratégica y la orientación de dos coordinadores
para facilitar el trabajo conceptual y operativo que
permita incorporar la información relevante conteni-
da en numerosos documentos, o que proviene de los
especialistas nacionales e internacionales.
a. Consejo de Alto Nivel
Es el grupo consultivo del Proyecto. Está in-
tegrado por personalidades de diversos campos
pertinentes al desarrollo del país. Su función prin-
cipal es asesorar en el desarrollo del proyecto y en
la visión que requiere la estrategia.
b. Comité Ejecutivo
Este comité está encargado de la ejecución
operativa y de la coordinación. Está integrado
por miembros de la Fundación CR-USA y los
coordinadores.
sino un medio, de valor central, pero inútil fuera
del contexto general de la búsqueda del modelo de
sociedad y de nación al que aspiramos.
1.2 Propósitos del proyecto
La Estrategia Siglo XXI: un Plan de Medio Si-
glo en Ciencia y Tecnología para Costa Rica, tiene
como objetivo fundamental apoyar ese proceso de
planificacióndelargoplazo,mediantelaejecuciónde
un proyecto que se desarrolla en tres etapas: Diag-
nóstico,Visión Estratégica y Propuesta de Plan.
Esto es,a partir del conocimiento del estado de
situación del país en materia de educación, ciencia
y tecnología, se ha planteado una visión de largo
plazo que considere el entorno internacional y
permita formular un plan con metas para el corto,
mediano y largo plazo.
Los objetivos del proyecto son:
1. Contribuir con el proceso de planificación del
desarrollo nacional de Costa Rica mediante la
formulación de una estrategia y plan de acción
para ciencia y tecnología de largo plazo, que
impulse el desarrollo basado en los conoci-
mientos científicos y tecnológicos y la mayor
participación de la sociedad para enfrentar los
desafíos y aprovechar las oportunidades que le
ofrece la economía mundial.
2. Fomentar el logro de las condiciones y la conse-
cución de los recursos para implementar los pla-
nes y proyectos que apoyen una visión de largo
plazo para el desarrollo social, económico y hu-
mano que le permita a Costa Rica ser una nación
desarrollada en la primera mitad del siglo XXI.
3. Formular una estrategia de largo plazo para
ciencia y tecnología que impulse el desarrollo
del país basado en una mayor integración de
la ciencia y la tecnología en su cultura y en los
beneficios de la sociedad del conocimiento y de
la economía mundial, desde la perspectiva del
desarrollo humano sostenible.
4. Contribuirconaccionesespecíficas,enmarcadas
en la legislación vigente, al logro de una pers-
pectiva nacional amplia de desarrollo humano
9
c. Grupos Temáticos
Para la fase de Diagnóstico se reunieron 20
grupos de profesionales con conocimientos técni-
cos específicos, integrados a partir de propuestas
del Comité Ejecutivo, del Consejo de Alto Nivel
y de los Consultores, para lograr una mayor par-
ticipación y el aporte a los principales campos de
la ciencia y tecnología, de ámbito nacional e inter-
nacional.
Para la fase de Visión Estratégica se integraron
25 profesionales en cinco grupos para que apor-
taran la visión de país que queremos alcanzar y
construir la base, junto al diagnóstico, de una pro-
puesta de Plan Estratégico.
1.4 Etapas del proyecto
El desarrollo del proyecto se ha planteado por
etapas y mediante el trabajo en grupos y eventos
participativos para el análisis y la discusión de los
diferentes planteamientos:
● Diagnóstico
Estado de situación del país en materia de
educación, ciencia y tecnología.
● Visión Estratégica
Horizonte a alcanzar a largo plazo con base
en las capacidades nacionales y el entorno
internacional.
● Plan de Acción
Medios para concretar la visión en el cor-
to, mediano y largo plazo que le permita
a Costa Rica dar un salto cualitativo para
consolidarse como país desarrollado en el
año 2050 por su calidad de vida y desarro-
llo humano sostenible.
1.5 La Costa Rica actual, el futuro
deseado y la necesidad de plantearlo
El estado de la ciencia y
la tecnología en Costa Rica
El diagnóstico del desarrollo científico actual de
Costa Rica se muestra, en el trabajo realizado por los
Grupos Temáticos en el documento La Ciencia y la
Tecnología en Costa Rica: aportes para su diagnóstico,
en donde nos presentan un panorama complejo de
logrosylagunasquedebeserconsideradocuidadosa-
mentealplantearnuestrasaspiracionesdefuturo.Hay
logros importantes, con áreas que muestran avances
y relaciones que permiten calificarlas como de gran
desarrollo, frente a otras que muestran grandes lagu-
nas y carencias, sobre todo de recursos humanos. La
productividaddelasáreasesdiversayseconcentraen
unas pocas, fundamentalmente las ciencias exactas y
naturalesyenlascienciasdelasalud.Lacarenciamás
sistemáticamente señalada es la de una adecuada ar-
ticulación entre grupos, disciplinas y especialidades,
entre ellas y con el sector productivo. Es interesante
señalar que hay mejor articulación y cooperación con
gruposdelextranjeroqueentrelosgruposnacionales.
La práctica de la complementación y la cooperación
existe mayormente hacia el extranjero. También po-
dría señalarse que no ha habido mecanismos ni in-
centivos que promuevan esta cooperación local y que,
por el contrario, sí han existido incentivos para la co-
operación internacional, fundamentalmente de parte
de las fuentes de financiamiento extranjeras.De igual
manera no ha habido un adecuado desarrollo endó-
geno en lo relativo a la transferencia y adaptación de
tecnología del exterior ni una adecuada gestión de la
propiedad intelectual en sus aspectos políticos, eco-
nómicos y técnicos.
Es imperativo desarrollar estrategias y meca-
nismos que promuevan e incentiven la cooperación
local, sin descuidar la cooperación y la vinculación
internacional. Sin embargo, se debe señalar los
riesgos de una excesiva dependencia del financia-
miento extranjero, sobre todo en la determinación
de prioridades y en la sostenibilidad del esfuerzo.
La iniciativa y la visión de los investigadores en la
búsqueda de los recursos externos debe comple-
mentarse con un adecuado apoyo técnico que evite
la distracción excesiva de sus tareas sustantivas.
El tamaño de nuestra comunidad científica y
los siempre presentes umbrales para el desarrollo
y la creación de masas críticas, obligan a pensar en
estrategias de desarrollo que equilibren la selec-
tividad con la imperiosa necesidad de mantener
una capacidad científica y tecnológica generaliza-
da para lograr las acciones de corrección y ajuste
frente a los cambios, casi siempre difíciles de pre-
decir, del futuro.
10
Las dificultades para prever el futuro
Prever el futuro siempre ha llevado a fracasos o
desilusiones, pero creemos que es posible plantear
un conjunto de aspiraciones que, con base en lo que
tenemos y hemos logrado hasta el momento, con-
soliden una visión de la Costa Rica de mediados del
siglo XXI. Estamos conscientes de los riesgos de
plantear una visión a tan largo plazo, pero creemos
que lo que se propone en este documento es lo sufi-
cientemente crítico y lúcido, en su generalidad, para
ser sometido a examen en presente y ser reorienta-
do y corregido permanentemente hacia el futuro.
Si analizamos diversos índices de desarrollo
para nuestro país este se encuentra generalmente
entre el tercio superior (por ejemplo, el Índice de
Desarrollo Humano),o en la mitad superior de las
naciones. Nuestra aspiración y meta para el medio
siglo es estar,en los índices significativos,en el 10%
superior. Esto nos lleva a una imagen de país que
se debe acercar al perfil de algunos de los países de
mayor desarrollo humano en la actualidad.
Planteamos así una estrategia de desarrollo
que nos hale a partir de esta visión y aspiración de
medio siglo desde la situación actual.
La estructura del documento
En los capítulos siguientes de este documento
se parte de ver el hoy desde el año 2050. Es halar
el presente desde un futuro posible de medio si-
glo. Ello tiene un propósito explícito: no ver solo
los logros y restricciones del hoy (el diagnóstico
o estado de situación), sino las oportunidades y
posibilidades diversas de transformar el hoy si te-
nemos la mirada lúcidamente puesta en el 2050.
En el Capítulo 2 se establece el contexto global
hacia el 2050 y el análisis de tres grandes temas:
los patrones de producción y consumo que se
proyectan para las próximas décadas, los cambios
demográficos y la forma en que se hará ciencia y
tecnología. Esto contribuye a definir los grados de
libertad que un pequeño país como Costa Rica va
a enfrentar en el contexto global. Ello señala res-
tricciones e incluso limitaciones pero, sobre todo,
oportunidades para asir.
El Capítulo 3 se concentra en las tendencias en
ciencia, ingenierías y tecnologías que los centros
más avanzados en el ámbito mundial están plan-
teando como posibles caminos para las décadas
siguientes de este siglo. Comprender estas ten-
dencias, desde el año 2050 hacia atrás pretende,
de nuevo, que se pueda contribuir a pensar de una
manera innovadora qué es necesario y no solo qué
es posible hacer para construir nuestra propia vi-
sión de país para el medio siglo.
El Capítulo 4 construye sobre la base de los
dos anteriores, una visión de país y compara las
brechas que debemos superar con respecto al pre-
sente. Hay un intento sugerente para definir la
fuerza motriz, la brújula, para ser guiados por un
camino seguro hacia la Costa Rica del 2050.
El Capítulo 5 plantea las premisas y los pro-
pósitos y la estrategia del plan de medio siglo, par-
tiendo de sus conceptos básicos y sus objetivos. Se
analiza la estrategia posible para incidir en objeti-
vos de la sociedad y en la posibilidad de replantear
un sistema nacional de educación, ciencia y tecno-
logía y una red nacional de innovación que respon-
dan a nuestras aspiraciones y a la imagen de país
que se plantea para el 2050. La estructura del sis-
tema, en sus instituciones, representa el elemento
de oferta de ciencia y tecnología, y la red nacional
de innovación el de demanda del sistema.
El Capítulo 6 explicita una primera propuesta
de acciones para el plan. Se plantean tres horizontes
temporales: el del 2015,con una serie de acciones de
puesta al día; el del 2025, con la propuesta de cons-
trucción de una plataforma sólida para el despegue;
y el del 2050,como un horizonte de largo plazo en el
que se materializan las aspiraciones de una sociedad
de alto desarrollo humano, con recursos limitados.
En este capítulo se presenta un primer esbozo de la
estrategia de financiamiento del plan de medio siglo.
Ya la sabiduría de varios milenios atrás decía
que si no sabemos adónde vamos, cualquier cami-
no conduce allí. Este documento, en una manera
lúcida, humilde y cautelosa, pero decidida (y es-
peramos que clara) para señalar un destino al cual
llegar como país en el año 2050.
1.6 Reconocimientos
Se agradece la contribución del Dr. Eduardo
Doryan Garrón en la elaboración del documento
11
“La Visión de Costa Rica en el año 2050 y los retos
enciencia,ingenieríaytecnologíaparaalcanzarla”,el
cual sirvió de base para las discusiones a los coordi-
nadores del Proyecto, Dr. Gabriel Macaya Trejos e
Ing. Alejandro Cruz Molina, quienes han tenido la
responsabilidad de su ampliación, elaboración final
y retroalimentación con los aportes de miembros
del Consejo de Alto Nivel y líderes de los Grupos
Temáticos,así como de importantes representantes
de los sectores gubernamental, académico, empre-
sarial y social.
12
13
2.1 Introducción
Viendo el presente desde el espejo retrovisor del 2050
Vislumbrar los rasgos posibles que podría tener el mundo a mediados de este siglo y el contexto
amplio en que un país pequeño como Costa Rica tendrá que actuar, ayuda a superar tres limitaciones
de cualquier estrategia: a) salirnos del cortoplacismo; b) otear opciones que el mediano y el largo plazo
pueden ofrecer; y c) crear una doble tarea para esta estrategia, la de ser halada desde el 2050 por los
retos de medio siglo y la de ser empujada desde las urgentes acciones que hoy y aquí se proponen para
construir el futuro.
Grandes tendencias que pueden ser las limitantes macro a nuestro propio desarrollo
En la literatura hay innumerables estudios sobre los escenarios para el futuro4
. Aquí nuestro objetivo
no es hacer prospectiva sino llamar la atención sobre tres grandes tendencias. La primera se refiere a los
actuales patrones de producción y consumo mundial, es decir, a que la relación entre insumos y productos
es altamente intensiva en consumo de los recursos del planeta.La segunda señala los cambios demográficos
que se perfila van a marcar las siguientes décadas y, en particular, adónde crecerá la población y cómo va a
ser su estructura por edades.La tercera apunta,con mucha cautela,a las disciplinas científicas y tecnológicas
innovadoras que pueden, entre otras posibilidades, plasmarse en los años siguientes. Estas tres tendencias
sientan los retos que nos halan desde el 2050 para una estrategia hoy. Al tiempo que se trabajaba en la ela-
boración y consulta de la Estrategia Siglo XXI, la revista de divulgación científica“Scientific American”, pu-
blicó un número especial en setiembre de 2005, “Crossroads for Planet Earth”, donde discute “A plan for a
El contexto global en el 2050
CAPITULO II
4 Scenario Planning: Managing for the Future, Gill Ringland, John Wiley and Sons, Inglaterra, 2004, ofrece una buena guía de la
literatura en este campo.
14
bright future beyond 2005”.Los artículos publicados
en este número especial tratan temas coincidentes
con los que presentamos en este capítulo: The Cli-
max of Humanity, Human Population Grows Up,
Can Extreme Poverty be Eliminated, Sustaining the
Variety of Life, More Profit with Less Carbon, The
Big Potential of Small Farms, Public Health in Tran-
sition, Economics in a Full World y How Should we
Set Priorities5
.
2.2 Primera tendencia: los patrones de
producción y consumo podrían avanzar
en direcciones promisorias o perentorias
No se vislumbran patrones
de producción y consumo sostenibles
Este trabajo parte de la premisa de que los ac-
tuales patrones sobre cómo se produce y cómo se
consume en los más importantes centros econó-
micos no son reproducibles para el conjunto de la
humanidad. Su intensidad en el uso de agua, ener-
gía, recursos minerales, etc., tendría efectos con-
siderables en los ecosistemas más frágiles, en las
emisiones de dióxido de carbono (CO2) y en los
precios relativos de los principales insumos para el
crecimiento. Ello crearía un círculo vicioso entre
crecimiento y sostenibilidad que impediría man-
tener un crecimiento del producto. Para los países
en desarrollo significaría tener que crecer subien-
do una cuesta llena de costos nuevos por la que no
pasaron los países hoy desarrollados.
Por ello, nuestro análisis parte de pensar el
mundo en el 2050 y las implicaciones que tendría
si se logra desatar o no el nudo gordiano que junta
indebidamente el crecimiento con patrones insos-
tenibles de producción y consumo.
La tendencia de crecimiento del producto
muestra un mundo diferente, pero quizás
no posible, en el 2050
Si se asume que el crecimiento sigue un curso se-
mejante al experimentado en las décadas recientes y
que la demanda, por ejemplo de acero o de petróleo,
no tengan un efecto que altere ese crecimiento, se
tendría el panorama siguiente. Si el crecimiento en
lospaísesdesarrolladossigueenun2%per cápita del
PIB y en 3,3% en los países de ingresos bajos y me-
dios, el ingreso mundial pasaría de alrededor de $35
000 billones a $135 000 billones. Si ello fuera po-
sible, el ingreso mundial en los países en desarrollo
pasaría del 20 al 40% al llegar al 2050 y en promedio
podrían tener un PIB por habitante de alrededor de
$6 000 al año,cifra cercana a la que tiene Costa Rica
hoy, como se observa en el Gráfico N° 2.1. 6
Como se observa en el Gráfico N° 2.2, se dan
dos procesos: un continuado crecimiento en los
países desarrollados intensivo en energía (petróleo
y carbón) y un aumento en la población urbana
en los países en desarrollo que necesitará la nueva
infraestructura de vivienda y servicios con su de-
manda por agua, acero, cemento, papel, petróleo,
etc. Todo ello pondría límites estructurales a los
patrones de crecimiento posibles.
Crecimiento y consumo de petróleo
están aún fuertemente atados
El nudo que amarra crecimiento y recursos es
claro en el caso del petróleo. En el Gráfico N° 2.3
5 Scientific American, 2005. Crossroads for Planet Earth, 293, (3) pp 22–93. Esta misma revista se publica en español, bajo el título
“Investigación y Ciencia”, el número correspondiente al mes de noviembre de 2005, presenta el mismo material en español: “¿Hacia dónde
va la humanidad?” con los siguientes títulos: El culmen de la humanidad, Tendencias demográficas, ¿Podrá erradicarse la pobreza extrema?
Conservación de la biodiversidad, Más riqueza con menos carbono, Agricultura del Tercer Mundo, Nuevos retos para la salud pública, La
economía en un mundo repleto, Mercados para la conservación de la naturaleza.
6 Responsible Growth for the New Millennium, The World Bank, Washington D.C. 2004; pages 1-3.
grafico nº 2.1
Mientras incremente el ingreso mun-
dial, lafracción de los ingresos de las
economías de ingresos medianos y bajos
se incrementará también.
�
��
���
���
���� ����
�������������������������
������������������������������������
15
se muestra el ingreso per cápita versus el consumo
de barriles por año per capita de petróleo de las
catorce economías más grandes7
. La correlación es
clara. Actualmente el consumo de petróleo mun-
dial es de alrededor de 30 billones de barriles por
año pero con claras diferencias entre países. Esta-
dos Unidos utiliza por persona 25 barriles al año;
China 1,3 barriles, India menos de uno, estos últi-
mos están por debajo del promedio mundial de 5
barriles por persona por año.
En el Cuadro N° 2.18
se construyen escenarios
de los que significaría traer a China e India (la mi-
tad de la humanidad hoy) y a toda la humanidad
a los niveles de consumo de petróleo promedios
mundiales o a los niveles de un cuarto, un tercio e
igual al de Estados Unidos hoy. Para el 2050, asu-
miendo los niveles actuales de consumo por habi-
tante de Estados Unidos, se requeriría triplicar la
producción petrolera. La elasticidad de la deman-
da y las reservas probables para esa fecha hacen
que el costo de este insumo para el crecimiento se
vislumbre como una severa limitante para el creci-
miento de países como Costa Rica.
Los combustibles fósiles también
tienen sus externalidades negativas
en el ambiente
El crecimiento de países como China e India,
Brasil y eventualmente Indonesia y Nigeria, para
mencionar algunos de los más populosos, nivelaría,
grafico nº 2.2Para el año 2050, casi todo el incremento
en la población se dará en las áreas urba-
nas de países ahora en vías de desarrollo.
�
�
�
�
�
��
���� ����
������������������������������������
�������������������������
7 “Oil Future and War Now: A Grim Hearth Sciences Point of View”, Amos Nur, Stanford University, Stanford, California, 11 de octubre del 2004.
8 Ibid.
Cuadro N° 2.1¿Qué pasaría si...?
... se llevara a China e India al Barriles / año Crecimiento % / año
Promedio actual mundial 8,3x109 32%
1⁄4 del actual consumo de Estados Unidos 11,5x109 44%
1/3 del actual consumo de Estados Unidos 15,8x109 61%
1⁄2 del actual consumo de Estados Unidos 25x109 96%
... se llevara a todo el mundo a
1⁄4 nivel de consumo actual de Estados Unidos 13x109 50%
1/3 nivel de consumo actual de Estados Unidos 18x109 75%
1⁄2 nivel de consumo actual de Estados Unidos 26x109 100%
Nivel de consumo actual de Estados Unidos 52x109 200%
grafico nº 2.3Ingreso per cápita versus el consumo de
barriles por año per cápita de petróleo
de las catorce economías más grandes del
mundo.
�
����
�����
�����
�����
�����
�����
� � �� �� �� �� ��
�������������������������������������������
�������������������������
����������������������������
��������������
�����������
��������
�������
������
�����������
��������������
������
������
�����
�����
�����
���������
16
para mal,la tendencia actual de emisión de CO2
(ver
elGráficoN°2.49
).Hoy quienes contaminan tienen
el mayor ingreso;mañana los que contaminan serían
además de los países desarrollados, las economías
emergentes consumidoras masivas de energía.
La economía del petróleo
y sus limitantes se hará aún
más evidente en el sector transporte
Estudiosseñalanquedecontinuarelcrecimiento
de la flota vehicular al ritmo histórico de 1,16% por
año para vehículos livianos, y a 2,48% por año para
vehículos pesados, para el 2050 habrá entre 1400 y
1500 millones de vehículos10
. Una flotilla de estas
dimensiones pone a su vez presiones sobre la cons-
trucción de carreteras, la producción de cemento y
asfalto, de acero para puentes y así sucesivamente.
Un nuevo círculo entre crecimiento y patrones de
producción y consumo se refuerza. En el Gráfico
N° 2.5 se muestra la cifra en millones de toneladas
de petróleo que es probable que se consuma en las
próximas décadas y en particular el hecho de que el
60% de ello se dedicaría al transporte11
. La mayor
parte del crecimiento del consumo de petróleo en
general,un 71%,se dará en los países en desarrollo y
solo alrededor de 29% en el área de la Organización
para la Cooperación y el Desarrollo Económicos
(OCDE). Sin embargo, en el transporte puede pre-
verse que un 39% se dé en la OCDE y un 61% en el
resto del mundo. De nuevo, la estructura de costos
de un modelo así de transportes es otra variable que
incidirá masivamente en el diseño de una estrategia
de largo plazo para el país.
Lamanufacturaabsorbeunaaltaproporción
delaenergíaenlospaísesmásdesarrollados
y crecimiento en los países en desarrollo,
por lo que es una de las fuentes de presión
sobre el desarrollo
La manufactura consume el 35% de la energía
y más de la mitad se usa en industrias intensivas
en energía que producen commodities como acero,
cemento, papel y aluminio; el resto se consume en
la manufactura ligera. Tecnologías ya disponibles
podrían reducir en un 20% la intensidad energéti-
ca de esas industrias. Más aún, en prácticamente
ninguna de esas industrias los niveles de eficiencia
están cerca de los niveles termodinámicos ópti-
mos. El potencial de mejora en eficiencia energéti-
ca muestra que se podría mejorar en un 43% en la
producción de ácido nítrico; de 34 a 50% en acero;
de 50 a 70% en papel y así sucesivamente12
.
grafico nº 2.4 Los ingresos y las emisiones per cápita
están distribuidas de manera desigual
����������������������
�����������������
�����������������������
����������������
�������������������������
����������������������������������
��������������������
���������������������
�
���
�
���
�
���
�
���
�
9 The World Bank (2004), op cit pág. 5.
10 World Nuclear Association Annual Symposium 2004, Electric Energy Required in the World by 2050 for Electricity and Hydrogen Fuel,
Paul Kruger. Stanford, University. 9 y 10 de setiembre del 2004. Londres, Inglaterra.
11 ”Fossil Fuels: Technical, Economic and Political Issues on the Horizon 2030-2050-The Transport Challenge” Marianne Haug, Director
Energy Efficiency, Technology and R&D, International Energy Agency, Panorama 2004-Annual International Colloquium, Institut Francais
du Pétrole Group, Paris, 27 de enero de 2004.
12 Pew Center / NCEP 10-50 Workshop on “Technologies and Policies for a Low-carbon Future” St. Regis Hotel, Washington D.C., 25-26
de marzo del 2004. Paper on “Improving Industrial Energy Efficiency in the U.S.: Technologies and for 2010 to 2050”, Lynn Price and
Ernesto Worrell, LBNL; pág. 2.
grafico nº 2.5 Producción mundial de combustible y su
uso en transportes 2000-2050
�
����
����
����
����
�����
�����
���� ���� ���� ���� ����
�������������������
�����������������
17
El aumento en los precios del carbón pon-
drá otras limitantes a la sustitución entre
combustibles fósiles
El carbón constituye el 30% del consumo de
todos los combustibles fósiles y el 37% de las emi-
siones de dióxido de carbono. Si no hubiesen pe-
nalidades sobre su uso, a lo largo del siglo XXI
el carbón constituiría el 75% de los combustibles
fósiles usados en la generación eléctrica, por sus
costos relativamente más bajos que las otras fuen-
tes fósiles y debido a que sus existencias constitu-
yen el 90% de las reservas de combustibles fósiles.
En el Gráfico N° 2.613
se muestran tres escenarios
de los precios del carbón. La suposición es que de
una forma u otra habrá impuestos sobre su uso
dado su impacto en las emisiones de dióxido de
carbono.
La trayectoria de más bajo precio penaliza a
partir del año 2010 con $10/tC y eleva su pre-
cio a cerca de $180/tC en el 2050. La segunda
trayectoria penaliza con $20/tC y su precio sería
$340/tC y la tercera alcanza el precio a $500/tC.
Esta última hace que el precio escale más rápido
que el crecimiento, lo que tendería a reducir las
emisiones de dióxido de carbono, pero ninguno de
los precios nos pone en una trayectoria que esta-
bilice las concentraciones de CO2
en la atmósfera.
De nuevo aquí una alternativa al petróleo (aunque
limitada en sus aplicaciones al transporte) tiene
crecientes precios y externalidades ambientales.
Costa Rica tiene
un largo camino por recorrer
El país cuenta a finales del 2005 con 760 000
propietarios de automóviles, buses y motocicletas 14
.
El sistema de transportes es un sistema centrado en
el petróleo. Por ejemplo, en el año 2002 se utilizó un
47% más de derivados de petróleo que lo utilizado
diez años antes y más del doble que en 199015
. El
67,30% del consumo de energía comercial es prove-
niente de derivados del petróleo. La electricidad pro-
vee el 22,40% (de los cuales el 2,1% es energía produ-
cida por hidrocarburos) y el 10,30% del consumo es
de otras fuentes renovables y no renovables.Tenemos
un sistema dual de electricidad mayoritariamente ba-
sadoenrecursosrenovablesyunsistemadetranspor-
te basado en el petróleo.Ello plantea una doble tarea:
mantener la producción eléctrica basada en fuentes
renovables, lo cual conlleva mantener una fuente de
inversión en infraestructura y transmisión y dismi-
nuir la dependencia del petróleo en el transporte.
El agua y su impacto en la alimentación
es otra variable a considerar
Una población que consuma alrededor de 3000
kcal por persona por día requeriría de un volumen
adicional equivalente a toda el agua que hoy se usa
en el ámbito residencial,industrial y agrícola (5600
km3
) para el año 2050. Ello porque la producción
de alimentos con los patrones actuales es altamen-
te intensiva en agua. En los países en desarrollo, en
13 “The Future of Coal Consumption in a Carbon Constrained World”, James R. McFarland, Howard J. Herzog y Henry D. Jacoby, MIT,
Cambridge MA 02139—pág. 2.
14 Fuente: La Nación, 1 de noviembre del 2005; pág. 4.
15 Décimo Informe del Estado de la Nación, 2004 Proyecto Estado de la Nación, San José Costa Rica; pág. 278.
grafico nº 2.6Caminos de los precios alto, mediano y bajo del carbón
�
���
���
���
���
���
���
���� ���� ���� ���� ���� ����
����
�������
����
18
la agricultura se consume entre el 70 y el 90% del
agua fresca. Estudios recientes sugieren que esto
no es sostenible sin cambios drásticos que invo-
lucran una mezcla distinta entre la llamada agua
“azul” y agua“verde”. En el GráficoNº 2.716
se ex-
plican los retos del agua adicional.
De los 110 000 km3
de lluvia anual sobre to-
dos los continentes, un tercio llega a los mantos
acuíferos, ríos y lagos (agua “azul”) y solo 12 000
km3 están directamente disponibles para los seres
humanos. Los otros dos tercios del agua (el agua
“verde”) forman humedad en el suelo, o se evapo-
ran a partir de los suelos húmedos o por transpi-
ración de las plantas. En el 2050 se requerirá un
manejo de ambos tipos de aguas. La alimentación
pasará por ese manejo. Pero la producción agrícola
e industrial también.
Costa Rica tiene en lo relativo al agua
también un cauce por hacer y recorrer
Hay un deterioro de las cuencas hidrográficas
debido a un uso no planificado del recurso, la des-
carga de contaminantes y la debilidad en el control
y monitoreo. Un ejemplo citado por el estado de la
Nación17
señala que en la cuantificación física de
la oferta y la demanda de agua para diferentes usos
hay cuencas fundamentales con déficit. Los ríos
Tárcoles y Tempisque, por ejemplo, tienen una
oferta natural disponible de alrededor de 7830,5
millones de m3
/año, pero en su conjunto tienen
márgenes negativos de excedente disponible de
agua superficial de alrededor de -480,6 millones
de m3
/año, lo que indica una sobreexplotación no
sostenible.
Los retos del 2050 en los patrones
de producción y consumo
El agua y la energía son como una bisagra que
une el crecimiento con los patrones de producción
y consumo. Para el 2050 el país se enfrentará posi-
blemente a un abanico de escenarios en cuyos ex-
tremos se encuentran una simple continuación del
status quo o un drástico rompimiento del nudo
gordiano que ha esposado el crecimiento a patro-
nes ineficientes en energía, agua y recursos de la
producción y el consumo. En la industria, la se-
gunda alternativa significa un sustancial esfuerzo
en diseño de productos, reutilización de produc-
tos, producción más limpia, reciclaje y sustitución
de materiales; ello por el lado de la oferta. En la
agricultura se requiere un manejo de las aguas“azu-
les” y“verdes” así como también se requiere de una
amplia variedad en el uso de tecnologías intrínse-
camente sostenibles.Todo ello definiría un cambio
en las prácticas de vida,de valoración del saber vivir
sobreelsaberconsumiryporellounamodificación,
grafico nº 2.7 Retos del agua adicional
���� ����
���� ����
����
����
����
���
���
������
���
�����
���
�������
�����������������������������
�����������������������������
������������������������������������
�������������
��������������������������������
����������
�����������
�������
����������
���������
16: “Let it Reign: The New Water Paradigm for Global Food Security”, Stockholm Internacional Water Institute (SIWI), Suecia, Abril 2005.
17 Décimo Informe del Estado de la Nación. Op. cit., página 272 y 273
19
desde la demanda, de qué se produce y cómo se
produce. Si la alternativa primera (más de lo mis-
mo, pero con crecientes limitaciones y costos) nos
demanda como sociedad una estrategia de nadar
contra corriente para avanzar a pesar de esas limi-
taciones, la alternativa segunda (sustanciales cam-
bios tecnológicos hacia producción más eficiente,
menos contaminante, con patrones de consumo
basados en la calidad y en el consumo creciente de
bienes culturales y no materiales únicamente) nos
impone nadar anticipando la corriente y diseñar
nuestro particular valor agregado para sacar el me-
jor partido a esos mayúsculos cambios.
En todo caso, posiblemente se dé una situación
máscomplejaendondesevaacontinuarconmásde
lo mismo en unos casos y nuevos rumbos en otros,
por lo que el país va a tener que saber nadar, tanto
contra,como adelante de la corriente.La ciencia y la
tecnología son lo que permitirá tener la flexibilidad,
resistencia y profundidad de conocimiento para
nadar en cualquier dirección y por ello el tema de
los patrones de producción y de consumo atraídos
desde el 2050 han sido señalados con cierto detalle
en la perspectiva de preparar una estrategia.
2.3 Segunda tendencia: la población no
será la misma, tendrá otra distribución
geográficaysuedadserásustancialmente
diferente
Una transición demográfica con mayúsculos
cambios en las próximas décadas
En los próximos 45 años, el mundo tendrá
alrededor de 3000 millones de habitantes más,
por lo que el planeta llegará a sostener poco más
de 9000 millones de habitantes. Su distribución
será desigual, con la mayor parte del crecimiento
en los países en desarrollo, con mayor incidencia
en ciertas regiones, con una urbanización de dos
tercios de la población y, finalmente, con un cre-
ciente envejecimiento. El Gráfico N° 2.818
resalta
que durante la primera mitad de este siglo a nivel
global continuará en promedio el aumento en la
expectativa de vida al nacer, disminuirá la tasa de
18 Lee, Ronald. 2003. “The Demographic Transition: Three Centuries of Fundamental Change”. Journal of Economic Perspectives. Vol 17,
n° 4. Páginas 167-190.
19 World Economic Outlook, IMF, Washington D.C. Setiembre 2004, pag. 138.
grafico nº 2.8Crecimiento demográfico global,
1700-2050
��������������������
��
��
��
��
�
����� ����� ����� ����� ����� ����
������������������������������
�
���
�
���
�
����� ����� ����� ����� ����� ����
�����������������������������������
��
��
��
��
��
�
����� ����� ����� ����� ����� ����
20
grafico nº 2.8
(continuación)
Crecimiento demográfico global,
1700-2050
���������������������
�
�
�
�
�
����� ����� ����� ����� ����� ����
����������������������������
��
��
��
��
�
����� ����� ����� ����� ����� ����
�����������������������������������
��
��
��
�
�
����� ����� ����� ����� ����� ����
fertilidad y la tasa de crecimiento de la población,
se mantendrá el porcentaje de la población entre
15 y 65 años, pero la disminución del porcentaje
de la población menor de 15 años tendrá su co-
rrelato con un muy significativo incremento de la
población mayor de 65 años.
Dado que existirán diferencias relevantes por
región y por país, bajo esta tendencia general
subyacen disparidades que podrían ser fuente de
grandes tensiones: más gente viviendo en países en
desarrollo (Gráfico N° 2.920
), grandes contingen-
tes de jóvenes desempleados en zonas urbanas de
países en desarrollo y una más pequeña población
económicamente activa apoyando a una población
de muchos adultos de tercera y cuarta edad, que
se acercarán a los 2000 millones para el 2050; una
quinta parte de ellos tendrá más de 80 años.
Una creciente necesidad de
la solidaridad inter e intrageneracional
Uno de los estudios fundamentales de las Na-
ciones Unidas en este campo señala que la inci-
dencia del envejecimiento demográfico puede
apreciarse en la tasa de dependencia potencial,
que ha disminuido y seguirá disminuyendo21
. El
cociente de dependencia potencial es el número de
personas entre 15 y 64 años de edad por cada per-
sona de 65 años o más, e indica la carga de depen-
dencia que afrontan los trabajadores potenciales.
El estudio afirma que en la segunda mitad del siglo
XX, el cociente de dependencia potencial disminu-
yó de 12 a 9 personas en edad de trabajar por cada
persona de 65 años o más.A mediados de este siglo,
se prevé que el cociente de dependencia potencial
disminuirá a cuatro personas en edad de trabajar
por cada persona de 65 años o más,como se aprecia
en el gráficoNº 2.10. Esto va a implicar profundos
cambios en la sostenibilidad de los regímenes de
seguridad social, especialmente en los tradicionales;
en ellos los trabajadores activos pagan las prestacio-
nes de los jubilados, como también ocurre en los
sistemas de salud, por el perfil de enfermedades ge-
riátricas en ascenso, como se muestra en el Gráfico
N° 2.1122
. La OCDE calcula que esta tendencia va
20 World Economic Outlook, IMF, Washington D.C. Setiembre 2004, pag.140.
21 World Population Ageing 1950-2050, Population Division, DESA, United Nations, 2002 ---Resumen Ejecutivo en español pág. xlvii-xlviii.
22 “The Challenges of Population Aging: An International Perspective”, Donald J. Johnson kansascityfed.org/PUBLICAT/SYMPOS/2004/pdf/
Johnston2004.
21
grafico nº 2.9
Distriución de la población mundial
según el desarrollo del país en donde se
sitúa
�������������� � ����������
����������������� � ����������
���
��
���
����
a añadir al menos tan sólo 3% más del PIB a la
inversión en salud, además de un sustancial incre-
mento en la demanda de recursos de los sistemas
de pensiones.
La dependencia parental será
un reto individual y colectivo
En materia de salud, el llamado cociente de de-
pendencia parental, esto es, el número de personas
de 85 años o más por cada 100 personas de 50 a 64
�������������� � ����������
����������������� � ����������
���
���
���
����
�������������� � ����������
����������������� � ����������
���
���
���
����
grafico nº 2.10Tasa dedependencia potencial en todo el
mundo, 1950-2050
��
��
��
�
�
�
�
�
����� ����� ����
grafico nº 2.11El envejecimiento incrementará la carga
financiera
��
��
��
��
��
�
�
�
�
�
��������� ������ ��������� �������� ������
�������
����
����
22
años, da una idea del apoyo que las familias ten-
drían que dar a sus miembros de más edad. Ade-
más indica la necesidad de establecer una nueva
generación de redes sociales de apoyo a esa pobla-
ción. Según la ONU, en todo el mundo en 1950
había menos de dos personas de 80 años o más por
cada 100 personas de 50 a 64 años. En el 2000, la
relación había aumentado a 4 por cada 100, y se
proyecta que llegará a 11 por 100 en el 205023
.
Los países de menor desarrollo
tendrán patrones laborales distintos
En las regiones más desarrolladas, sigue
señalando la ONU, el 21% de los hombres de
60 años o más son económicamente activos, en
comparación con el 50% de los hombres en las
regiones menos desarrolladas. En las regiones
más desarrolladas, el 10% de las mujeres de edad
son económicamente activas, en comparación
con el 19% en las regiones menos desarrolladas.
En las regiones menos desarrolladas, las perso-
nas de edad participan en mayor medida en los
mercados de trabajo, debido en gran parte a la
insuficiente cobertura de los regímenes de jubi-
lación y, en caso de haberlos, a los ingresos rela-
tivamente bajos que ofrecen.
Costa Rica ya tiene frente a sí
algunos de los perfiles del 2050
El adulto mayor masculino a la edad de 80
años tiene una esperanza de vida de 8,4 años;
la más alta en el mundo; y las adultas mayores
una esperanza de vida a esa edad de 9,5 años24
.
Además, la brecha entre hombres y mujeres es
considerablemente menor que en otros países y
la esperanza de vida de 78,4 años es, con Cana-
dá, la más alta del continente. A esto se le debe
sumar que el país alcanzó ya el nivel de fecundi-
dad de reemplazo: una tasa global de 2,1 hijos
por mujer, que es el mínimo necesario para que
la población se renueve a sí misma (en ausen-
cia de migración). O sea hay más personas de
la tercera edad que viven más y que pondrán
una presión sobre los sistemas de salud para
que estos respondan crecientemente a su perfil
epidemiológico. Los sistemas de pensiones tam-
bién serán probados con una población que vive
muchos años más luego de pensionarse. Final-
mente, el flujo de una población adulta joven, y
su inserción en el mercado laboral con empleos
de baja o alta calidad, definirá en gran medida o
un aumento o una disminución de la pobreza.
Los retos del 2050 en los
cambios demográficos
Esta tendencia va a necesitar acciones diversas,
según sea el grado de cambio que las regiones de
menor desarrollo, desarrollo medio o alto desa-
rrollo estén experimentando. En cualquier caso, la
mezcla entre productividad, ahorro y oferta labo-
ral será indispensable. En muchos países desarro-
llados y en los que hoy tienen un ingreso medio
alto, o tendrán que lidiar con la disminución de la
oferta laboral, o con las ventajas de la ventana de-
mográfica (en donde la población económicamen-
te activa está en su pico, antes de convertirse en la
cohorte de más de 65 años). En ambos casos el
incremento en la productividad será un importan-
te paliativo para generar los recursos por parte de
la población activa para apoyar a la jubilada. Solo
tasas de ahorro más elevadas permitirán paliar la
capacidad de incorporar a la población en creci-
miento en los países en desarrollo y en soportar
los sistemas jubilatorios en los países desarrolla-
dos. La migración continuará en la agenda duran-
te buena parte del siglo. La ciencia y la tecnología
pueden ser un elemento que incida positivamente
sobre la productividad, el ahorro y la calidad de la
oferta laboral y, por ello, se recomienda que esta
segunda tendencia, la demográfica, esté halando el
diseño de la estrategia. Finalmente, pareciera que
los países que podrán navegar por los cambios de-
mográficos con mayor éxito serán aquellos con al-
tos niveles de equidad (lo que facilita que la mayor
parte de cualquier crecimiento económico redun-
de en una sustancial disminución de la pobreza),
y que tengan niveles muy bajos o inexistentes de
población pobre. Equidad sin pobreza facilita te-
ner una sociedad más incluyente que hace posible
hacerle frente a la nueva demografía.
23 Naciones Unidas. 2002. op. cit., pág. xlviii.
24 Décimo Informe del Estado de la Nación. Op. cit: pág. 76, 77 y 78.
23
2.4 Tercera tendencia: el conocimien-
to avanzará por rumbos zigzagueantes,
transdisciplinarios, a velocidades diver-
sas, con alguna incertidumbre
El año 2050 no existe aún y es difícil hacer
prospectiva de largo plazo en ciencia y tecnología,
sin embargo algunas tendencias se han consolida-
do, como se muestra a continuación25
:
● La frontera entre ciencia y tecnología se está
borrando: la ciencia crecientemente es llama-
da cuando se dan limitaciones identificables
en la demanda de las actuales tecnologías y
una mirada fresca desde las ciencias básicas
se necesita para encontrar nuevas avenidas de
cambio radical para el mejoramiento en la pro-
ducción.
● La frontera entre ciencia básica y aplicada tam-
bién se está borrando: ello tendrá implicacio-
nes en el comportamiento de los académicos,
donde ciencia de desarrollo endógeno y por
iniciativa propia es más prestigiosa que la cien-
cia aplicada. La consecuencia podría ser un re-
planteamiento de los compartimentos estancos
entre las disciplinas básicas más tradicionales
y entre estas y otras muchas disciplinas, entre
sectores e instituciones y actores académicos,
gubernamentales y empresariales.
● El trabajo interdisciplinario es crecientemente
relevante fuera de las universidades pero usual-
mente no apreciado por los académicos y las
universidades.
● La globalización de la investigación básica y
aplicada progresa rápidamente: eso hace que
muchos académicos se conecten en redes en sí
y con empresas, mientras que para otros, des-
graciadamente la mayoría en los países en desa-
rrollo, el reto será no ser excluidos o, más bien,
no excluirse.
● Las ciencias físicas siguen teniendo un alto
prestigio, pero las ciencias biológicas están
compartiendo esa primacía con investigación
en genética, medicina y neurociencia.
● Las ciencias físicas y biológicas están sufriendo
una importante transformación por los efectos
de las tecnologías digitales: dispositivos, prue-
bas y análisis se mueven a niveles cada vez más
pequeños y a altas velocidades, con costos uni-
tarios menores y paralelamente con la posibili-
dad de un uso creciente de las simulaciones que
el ciberespacio permite planear, diseñar, probar,
evaluar y modificar26
.
La innovación y las bases
de sistemas nacionales de innovación
La característica de red de la economía basada
en el conocimiento ha surgido con cambios en el
modelo lineal de innovación. La teoría tradicional
sostuvo que la innovación es un proceso de descu-
brimiento el cual procede vía una secuencia fija y
lineal de fases. La Figura N° 2.1 resume el siguien-
te modelo:
En esta perspectiva, la innovación empieza
con la nueva investigación científica, progresa se-
cuencialmente a través de las etapas de desarrollo,
producción y mercadeo del producto, y termina
con la venta exitosa de nuevos productos procesos
y servicios. Ahora se reconoce que las ideas para
la innovación pueden ramificarse desde muchas
fuentes, incluyendo nuevas capacidades de ma-
nufactura y el reconocimiento de las necesidades
del mercado. La innovación puede asumir muchas
25 Where Science is Headed –Sixteen Trends”, Joseph Coates. The Journal of the Washington Academy of Science, Fall-Winter. 2003.
26 Una forma de describir estas tendencias es como sigue. Se parte de cuatro áreas, energía, ciencia de los materiales, biociencia e info-
tecnología, y se crean caminos en donde se vislumbran sus interacciones más intensas. Ello da pie a ocho puntos iniciales de encuentro:
biocombustibles, biónica (sistemas artificiales para reemplazar partes del cuerpo), cognitrónica (una confiable y removible interfase, tele-
kinética asistida por computadora, entre lo digital y el cerebro), manufactura molecular (construcción de estructuras complejas átomo por
átomo o más pequeño aún), nucleónica cuántica (fuentes móviles y no contaminantes de energía nuclear), genoescritura/genodigitación
(mapear, diseñar y generar aplicaciones médicas), materiales bio-interactivos (sensores para sistemas vivos con sus efectivos y sanos
mecanismos de control), y ciencia combinatoria (una densa interfase entre las ciencias biológicas y las de información). Fuente: Business
2.0, Junio 2002; página 73.
Figura nº 2.1Vieja Concepción de innovación
������������������������������
������������� ���������� ���������� ��������
24
formas, incluyendo las mejoras incrementales de
productos existentes, mejoras radicales hacia nue-
vos productos, aplicaciones de tecnología a nuevos
mercados y usos de nueva tecnología para servir
un mercado existente.Y el proceso no es completa-
mente lineal. La innovación requiere considerable
comunicación entre distintos actores: empresas,
laboratorios, instituciones académicas y consumi-
dores, como también una retroalimentación entre
ciencia, ingeniería y desarrollo, manufactura y
mercadeo de productos. La Figura N° 2.2 muestra
esa construcción más densa de relaciones, redes y
capital social de innovación.
En la economía basada en el conocimiento, las
empresas buscan vínculos para promover el apren-
dizaje interactivo dentro de la empresa y socios ex-
ternos y redes que proporcionen activos (assets)
complementarios. Estas relaciones ayudan a las
empresas a distribuir los costos y el riesgo asocia-
do con la innovación entre un mayor número de
organizaciones, para ganar acceso a nuevos resul-
tados de investigación, para adquirir componentes
tecnológicos clave de un nuevo producto o proce-
so y para compartir activos (assets) en la manu-
factura, el mercadeo y la distribución. Conforme
desarrollan nuevos productos y procesos, las em-
presas determinan cuáles actividades asumirán in-
dividualmente, en colaboración con otras empre-
sas, en colaboración con universidades e institutos
de investigación y con el apoyo del gobierno. La
innovación es entonces el resultado de numerosas
interacciones, cada vez más abiertas y dinámicas,
dentro de una comunidad de actores e institucio-
nes que juntos conforman lo que se denomina sis-
temas y redes nacionales de innovación.
Los retos del 2050 en las tendencias
de la ciencia y la tecnología
Colocados en el año 2050 en esta tercera ten-
dencia, solo podremos estar claros de unas pocas
cosas.En primer término,que las relaciones de las
disciplinas científicas, en su interior y con otros
y entre estas y la producción, cambiarán sustan-
cialmente induciendo a su vez cambios sobre
cómo se aprende, el papel de las universidades, la
Figura nº 2.2 Modelos de eslabones en innovación hacia el año 2050
���������������������������������
�������������
������������
�������
���������
����������
��������
�������
����������
���������
�������
����������
����������
����������
������������
����������
Fuente: Klein S.J. y N. Rosenberg (1986), “An Overview of Innovation”, in R. Landau and N. Rosenberg (eds), The Positive Sum
Strategy: Harnessing Technology for Economic Growth, National Academy Press, Washington D.C.
25
capacitación en el trabajo e incluso la organiza-
ción y papel de la educación básica. En segundo
término, que la sinergia entre núcleos de discipli-
nas científicas, sus aplicaciones tecnológicas y la
producción hace repensar desde ahora en cómo
se crean los espacios para, desde ya, trabajar no
solo en cada disciplina sino en los problemas que
un conjunto de ellas va a tener que acometer.
En tercer término, las acciones al interior de
cada grupo de científicos e ingenieros, si son hala-
das desde las posibles cumbres del 2050, podrían
conducir a profundos cambios organizacionales
a su interior y más radicales aún con respecto al
marco institucional de cómo se organiza hoy la
ciencia y la tecnología. En cuarto término, el mo-
delo que linealizó la investigación y el desarrollo
ha cedido su preeminencia a un modelo de inno-
vación en donde el mayor número de disciplinas,
actores y organizaciones tienen que trabajar en
red para construir, de manera sostenible, siste-
mas nacionales de innovación. De nuevo, esto es
un cambio cultural de grandes proporciones, en
donde se reestructuran las reglas del juego sobre
cómo se practican las ciencias naturales y las in-
genierías, pero también las ciencias sociales y las
humanidades.
26
27
CAPITULO III
1 “Converging Technologies – Shaping the Future European Societies”, Alfred Nordmann, Rapporteur, High-Level Expert Group in Fore-
sighting the New Technology Wave, European Commission Research, Bruselas, 2004; “Converging Technologies for Improving Human
Performance”, Editado por Mihail C. Roco y William Sims Bainbridge, National Science Foundation/Department of Commerce, junio
2002, Arlington, Virginia, Estados Unidos; “Geostrategics –Synthesis Report”, preparado por Peter Kallai, Canadian Interdepartamental
Science and Technology Foresight Pilot Project, National Research Council of Canada, Ottawa, 15 de enero del 2003; “Technology Fore-
sight for Ireland” Irish Council for Science, Technology and Innovation, Dublin, abril 1999; y, “Japan Vision 2050: Principles of Strategic
Science and Technology Policy towards 2020”, Science Council of Japan, 2 de abril del 2002.
3.1 Introducción
Pensar lo nuestro pero halado desde lo más avanzado internacionalmente. En el capí-
tulo anterior analizamos los tres grandes problemas que la humanidad posiblemente tenga frente a sí
a mediados del siglo XXI. El papel de Costa Rica para entender esos retos, sortear sus consecuencias
más álgidas y navegar sobre los tifones de los patrones de producción y consumo ambientalmente
fragmentados, sobre el perfil demográfico y sobre las desigualdades potenciales entre países y al in-
terior de los países, le da una dimensión holística, le introduce el elemento de la ética del desarrollo
a nuestra reflexión colectiva global y nos da una brújula para sortear los escollos mayúsculos de
mediados de siglo.
Pero además de ello, en este capítulo, lo que la pequeña Costa Rica hace hoy debe tener como
contexto lo que los actuales centros neurálgicos del desarrollo científico y tecnológico están ana-
lizando como las grandes tendencias hacia el 2050. En nuestro análisis del contexto de la ciencia
y la tecnología vamos a utilizar varios conceptos de reciente trabajo sistemático en muchos países
desarrollados, en particular la Unión Europea por medio de la Comisión Europea, Canadá, Estados
Unidos, Irlanda y Japón, con comunidades de trabajo en todos los países desarrollados.27
El enfoque
es pensar en la estrategia nacional pero halada desde la ciencia y tecnología de punta a nivel mundial,
no solo de hoy, sino la que se vislumbra para el 2020 o el 2050.
La ciencia y la tecnología
hacia el 2050
28
El primer enfoque se refiere a las llamadas tecnolo-
gías convergentes. El segundo es el enfoque de las pla-
taformas tecnológicas estratégicas. El tercero se refiere a
apuntara los retos potenciales de la sociedadparamedia-
dos de siglo. El cuarto enfoque se centra en tener una
brújula que nos dirija hacia los grandes objetivos ético-
sociales del desarrollo,que incluyen la convivencia entre
los seres humanos consigo mismos y con la naturale-
za. De esta manera se construye un sistema ubicado
enelmediosiglo,haladoporelprofundoimpactoque
tendrán (como veremos) las tecnologías convergen-
tes, teniendo como intermediarias por su relación de
puente entre el hoy y el 2050, las plataformas tecno-
lógicas estratégicas y, finalmente, vislumbrar desde ya
losretosquelassociedadesmásdesarrolladasseestán
planteandoparalaspróximasdécadasyelpapelquele
dan a la ciencia y la tecnología para encararlos.
3.2 Primer enfoque: las tecnologías
convergentes
Las tecnologías convergentes pueden definir
las avenidas principales de lo que será la ciencia y
la tecnología de las próximas décadas.
Las llamadas tecnologías convergentes son
sistemas de conocimiento científico y tecnológico
que tienen fuertes sinergias entre sí y son a la vez
tecnologías facilitadoras. Entre ellas se encuentran
las nano, bio, info y cogno-tecnologías.
La nanotecnología
Conceptualmente, la nanotecnología facilita
otras tecnologías como la tecnología de los nue-
vos materiales, proveyendo un marco común para
todos los problemas de ingeniería a nivel del hard-
ware ya que todo lo que consiste de moléculas pue-
de, en principio, ser integrado con otras cosas. La
comprensión de las propiedades a una nanoescala
permite hacer arquitecturas deseables a una escala
micro o macro. Por ejemplo la nanotecnología, le
da un trampolín a la biotecnología con el desarro-
llo de nuevas técnicas de imágenes y sensores. Los
nanochips y nanosensores permiten nuevos avan-
ces en bioinformática y así sucesivamente.
La biotecnología
De igual manera, conceptualmente la biotecno-
logía facilita o faculta otras tecnologías al identificar
procesos químico-físicos y la estructura de algorit-
mos en sistemas vivos que pueden ser rastreados
a sus bases materiales en la organización celular o
genética. Desde un punto de vista instrumental, la
biotecnología faculta a la nanotecnología proveyén-
dola de mecanismos de reconocimiento celular y de
un medio de transporte con un blanco definido.Fa-
culta a las tecnologías de la información al desarro-
llar, por ejemplo, los fundamentos de computación
basada en el ADN, en tanto que la investigación en
motores celulares faculta a la nanorrobótica.
La infotecnología
Puede facilitar otras tecnologías por su habi-
lidad de representar más estados físicos como in-
formación y modelar procesos con una variedad
de métodos computacionales. A un nivel más
instrumental, el poder computacional es esencial
para la investigación en todos los campos, dado
que permite el manejo extraordinario de datos e
información, potenciando así cambios a niveles di-
fíciles de alcanzar sin el uso de esta herramienta.
Facilita la nanotecnología con procesos de control
precisos y a la biotecnología con la posibilidad de
modelar complejos procesos y por esa vía resolver
problemas de la investigación.
��������������
�������������
��������������
����������������
figura nº 3.1 Una gama de convergencia entre
conocimientos científicos y tecnológicos
29
La cognotecnología
Esta es más compleja; la referencia a la tecnolo-
gía puede llevar a confusión aunque la mantenemos
por consistencia con las otras y por sus aplicaciones,
y nos referiremos a ella en dos sentidos. El primero
relativo a las ciencias cognitivas como tales y el se-
gundo a las ciencias sociales y las humanidades. La
ciencia cognitiva28
es el estudio interdisciplinario de
la mente y del cerebro, combinando conceptos, mé-
todos e intuiciones de partes relevantes de la psico-
logía,neurociencia,biología evolucionaria,lingüísti-
ca, filosofía, antropología y otras ciencias sociales y
métodos formales de las ciencias de la computación,
las matemáticas y la física.
Las otras tecnologías ya expuestas brindan las
técnicas de neuro-imágenes que proveen una nueva
fuente empírica a esta ciencia; sus aplicaciones en
prótesis con sensores y motores, en educación nor-
mal, remedial o compensatoria, en comunicaciones
y toma de decisiones y, finalmente, en el impacto
sobre el individuo, lo social y lo ético, la liga con las
ciencias sociales y las humanidades como un todo.
Conceptualmente, las ciencias sociales y las
humanidades facilitan a la ciencia y la tecnología
en múltiples formas. Prácticamente facilitan su
desarrollo en ejemplos como las técnicas del razo-
namiento, la probabilística y la inferencia estadís-
tica, en los métodos cualitativos de investigación, o
en la dinámica social del cambio tecnológico. Más
aún, la economía puede dilucidar la estructura de
incentivos para la investigación; la filosofía, la ética
de los impactos de la tecnología; y la antropología
y la sociología las disrupciones de la sociedad con
respecto a los avances científicos y tecnológicos.
Las tecnologías convergentes
tienen características particulares
Cuatro características son útiles de resaltar. La
primera, su don de mimetismo, porque se distribu-
yen fácilmente en el espacio, son poco conspicuas y
se asimilan en las actividades laborales, de ocio, de
salud, de comunicación, etc., de los seres humanos.
Adquieren el carácter que tuvo (y tiene) la electrici-
dad. Trabajan mejor conforme las notemos menos
en nuestro diario vivir. La segunda, su don de alcance
ilimitado, ya que expanden el paradigma tecnoló-
gico (y el ingenieril) a áreas que parecían inmunes
a ello, como las aplicaciones nanotecnológicas al
control de mucho de lo molecular y la habilidad
de las infotecnologías para transformar casi todo en
digital sentando las bases para la interfase entre ello
y la mente. La tercera, el don de hacer ingeniería con
la mente y el cuerpo, en donde se vislumbra que dos
visiones estarán en pugna: la ingeniería de la mente
y la ingeniería para la mente. De manera similar:
ingeniería del cuerpo o para el cuerpo.La cuarta,su
don de especificidad.Por ejemplo,la interfase nano y
biotecnología está produciendo instrumentos para
reconocimiento molecular, celular y a nivel del gene
con sensores muy específicos, lo que puede permi-
tir diseñar productos farmacéuticos para llegar a un
blanco muy particular. Las cuatro características le
dan una enorme reciedumbre a estas tecnologías y
trayectorias tecnológicas que podrían ser muy du-
raderas.
Las tecnologías convergentes empujan
a la profundización de cada disciplina
y entre disciplinas de las ciencias
naturales y sociales
Estas cuatro tecnologías están empezando a
tener un profundo impacto en empujar las fronte-
ras disciplinarias.Haladas por estas convergencias,
las disciplinas robustecidas necesitan de las otras
disciplinas para darle el soporte a las tecnologías
convergentes y estas, a su vez, crean nuevos retos
disciplinarios e interdisciplinarios; definen las
masas críticas necesarias de recursos humanos; la
naturaleza de la investigación y la organización y
mezcla disciplinaria de los investigadores; las di-
versas mezclas entre ciencia, tecnología y produc-
ción; y así sucesivamente.
La sociedad del conocimiento en el contexto
del 2050 no es una e-sociedad, sesgada única-
mente por lo digital. Halada por las tecnologías
convergentes, la sociedad del conocimiento es un
meta-instrumento de la vida en sociedad del 2050.
El conocimiento es lo que permite otros grandes
objetivos de la sociedad, particulares para cada
país, a la vez con rasgos comunes con otros países.
28 “Cognitive Science”, Daniel Andler, Ecole Normale Superiore and Université de Paris-Sorbonne (Paris IV), European Commission
Directorate-general for Research, Bruselas, 14 de Julio de 2005.
30
Las plataformas tecnológicas pueden
contribuir a varios objetivos de políticas
nacionales o regionales
En Europa, por ejemplo, se les ve como esen-
ciales para lo siguiente:
a) desarrollo y aplicación a tiempo de nuevas tec-
nologías que ofrecen el potencial de cambios
radicales en uno o más sectores productivos
(hidrógeno y celdas de combustibles, nanome-
dicina, genoma de plantas y nuevos medios de
comunicación electrónica);
b) hacerle frente a opciones de política orientada
al desarrollo sostenible (suministro de agua y
alcantarillado, energía fotovoltaica, química
sostenible, transporte por carretera y por tren,
seguridad industrial, energía limpia y materia-
les ingenieriles avanzados);
c) facultar a las nuevas tecnologías orientadas a
bienes y servicios públicos (innovaciones mé-
dicas y comunicación móvil e inalámbrica);
d) adquirir los necesarios éxitos tecnológicos para
mantenerse en la punta de sectores de alta tec-
nologíaquetienenunimpactosocialyeconómi-
co significativo (aeronáutica, nanoelectrónica);
e) renovar, revivir o reestructurar sectores produc-
tivos tradicionales (acero, textiles y ropa, recur-
sos forestales, manufactura y construcción).
En el Cuadro N° 3.1 se resumen para un con-
junto de sectores amplios las tecnologías estratégicas
en el caso de Irlanda10
. En el Cuadro N° 3.2 se resu-
men las plataformas tecnológicas para Europa10
.
Los potenciales factores de éxito de im-
pulsar plataformas tecnológicas
Conforme este enfoque se ha aplicado, en
Europa han surgido algunas lecciones de interés
más general, a saber: a) la necesidad de un claro
liderazgo capaz de juntar a todos los actores de la
sociedad necesarios para impulsarlas; b) la pru-
dencia de tener una gran apertura para la parti-
cipación y no convertirlas en clubes privados de
unos pocos investigadores, empresarios, etc.; c) las
particularidades de cada tópico deben conducir a
que la organización de cada plataforma puede ser
Vislumbrar a las tecnologías convergentes en el
2020 o el 2050, o más relevante aún, en sus trayec-
torias tecnológicas del presente al futuro, le da un
enfoque prospectivo, de largo plazo y comprensivo
a las acciones de una estrategia en ciencia y tecno-
logía para Costa Rica.
3.3 Segundo enfoque: las plataformas
tecnológicas estratégicas
Construir sobre las fortalezas que pueden
dar ventaja competitiva sostenible
Las llamadas plataformas tecnológicas estra-
tégicas se refieren a un grupo de tecnologías cuya
aplicación no se limita a un producto vertical úni-
co, o a un sector productivo estrecho; se constru-
yen sobre una gama subyacente de conocimiento
científico y de habilidades y su identificación y
desarrollo pueden facilitar el crear para un país o
región un rasgo distintivo, significativo y durable
de ventaja competitiva.
Las plataformas tecnológicas coadyuvan
en el avance de importantes áreas del sis-
tema nacional de innovación de un país
Las plataformas tecnológicas deben tener muy
claro las fuerzas ciclónicas de las tecnologías con-
vergentes,pero también los retos de la sociedad y su
visión acerca del desarrollo.Son entonces un puen-
te entre el hoy y el 2050 y facilitan lo siguiente:
a) seleccionar áreas para financiamiento de la
investigación;
b) establecer una agenda de investigación aplicada
enfocada en la producción;
c) constituir redes productivas entre empresas
pequeñas, medianas y grandes, nacionales e
internacionales;
d) atraer dentro de un marco de mayor impacto la
inversión extranjera directa;
e) enfocar las actividades del Estado.
La definición de las plataformas tecnológicas
estratégicas, además, muestra las brechas en recur-
sos humanos en general, pero lo hace muy claro en
las ciencias básicas necesarias para darles rigurosi-
dad y sostenibilidad en el tiempo.
30 ICSTI, (2005), op.cit. Pág. 30-33.
31 “Status Report: Development of Technological Platforms”, Report of the Commission Inter-Service Group on Technology Platforms,
Commission of the European Communities, Bruselas, febrero del 2005; pág. 8.
31
distinta; d) el iniciarlas con un claro foco opera-
cional facilita que la investigación empiece en una
manera concreta y se le vean sus potenciales aplica-
ciones y su impacto potencial; e) el compromiso de
las autoridades nacionales ha mostrado una gran
utilidad para movilizar el conjunto de los recursos
y esfuerzos del estado; y f) la identificación, cuan-
tificación y consecución de los recursos financieros
para desarrollar las plataformas es una parte im-
portante de todo el paquete.
cuadro nº 3.1Plataforma de tecnologías estratégicas para Irlanda
Áreas generales
Químicos y
farmacéuticos
Tecnologías de informa-
ción y comunicación (TIC)
Materiales y procesos de
manufactura
Ciencias de la salud
y la vida
Plataformas de tecnologías estratégicas
Síntesis avanzada convencional y biológica
Sistemas avanzados de formulación, entrega y empaque
Procesos flexibles, limpios y eficientes
Monitoreo y automatización de procesos
Interfaces de clientes e interfaces reguladoras administradas por tecnologías de
comunicación e información
Redes: de alta velocidad, de banda ancha, inalámbricas, móviles, de convergencia
de voz y datos, PDS, administración de redes, conmutadas, por ejemplo fotónica,
internet2.
Sistemas: distribuidos, paralelos, de ingeniería para consistencia, predictibilidad
y seguridad.
Componentes: de integración, de miniaturización, de consumo de baja electrici-
dad y de arquitecturas novedosas.
Interfaces de usuario: multi-sensoriales, usables, con realidad virtual, con inteli-
gencia artificial y con síntesis y reconocimiento de lenguajes humanos.
Aplicaciones: de acceso, recuperación, análisis, filtrado y administración de infor-
mación, de las mejores prácticas de explotación y entrega, de bioinformática, de
simulación y modelos, de telemedicina e informática de salud, de trabajo distribui-
do, de administración de cadenas de abastecimiento y de capacitación por medio
de computadoras.
Diseño con materiales avanzados y materiales nuevos, que incluye biomateriales,
materiales inteligentes y materiales re-usables y renovables.
Procesamiento y fabricación de materiales avanzados y materiales nuevos
Tecnologías de integración y miniaturización
Explotación de tecnologías de comunicación e información, telemáticas y logísti-
cas, conjuntamente con ciencias sociales y conductistas relacionadas para facilitar
el desarrollo de empresas virtuales
Genómica
Biomateriales, chips de ADN
Bioinformática
Tecnología de chips de genes
Transgenética y golpes de KO
Robótica
32
Áreas generales
Ciencias de la salud
y la vida
Recursos naturales –
Industria agroalimentaria
Recursos Naturales –
Industria Marina
Recursos naturales –
Industria maderera
Plataformas de tecnologías estratégicas
Biosensores
Bio-remedios
Tecnología de instrumentos novedosos
Entrega de medicinas
Nuevos diagnósticos
Tecnología de ingredientes
Micro estructura alimentaria
Saborización y calidad
Tecnologías de procesamiento mínimo
Sistemas de control de patógenos (incluye metodologías de análisis de riesgos)
Tecnologías de presión alta
Irradiación alimentaria
Robótica y tecnología de información
Sistemas agrícolas de entrada reducida
Tecnologías de reducción y manejo de desechos
Modelos medio ambientales
Tecnología de información
Diagnósticos
Tecnologías genéticas y reproductivas
Evaluaciones del impacto del medio ambiente
Inteligencia de mercado sobre el comportamiento de los consumidores
Procesamiento de alimentos
Tecnologías de información (incluye sensoría remota, GIS, modelos de predicción
y administración de datos)
Biotecnologías (incluye detección y manejo de enfermedades y exploración bioló-
gica de organismos marítimos para productos bio-activos y para el procesamiento
de alimentos)
Cosechas sostenibles y sistemas de producción (incluye tecnologías de producción
purificadas, tecnologías de hallazgo de peces, diseño y manufactura de redes de
pesca, diseño de jaulas y tanques)
Desarrollo de sensores (incluye tecnología de materiales, desarrollo de instru-
mentos y técnicas de prevención de fallos)
Energía de ondas (incluye control y absorción de poder y diseño y amarre estruc-
tural)
Transportes marítimos (incluye administración inter modular)
Ciencias de la madera, ciencias de materiales y destrezas de ingeniería aplicada
Genética y otras biotecnologías para mejorar la calidad de la madera irlandesa.
Tecnologías de información y destrezas comunicativas
Destrezas de manejo del medio ambiente
Modelos de planeamiento y evaluación
Plataforma de tecnologías estratégicas para Irlandacuadro nº 3.1
(continuación)
33
cuadro nº 3.1
(continuación)
Plataforma de tecnologías estratégicas para Irlanda
Áreas generales
Recursos naturales –
Comunalidades
Energía
Transporte y logística
Construcción e
infraestructura
Plataformas de tecnologías estratégicas
Destrezas y capacidades avanzadas de mercadeo
Capacidad para monitorear, evaluar y aprovechar los avances en biotecnología
Tecnologías de producción y procesamiento y sistemas para satisfacer la demanda
de consumo
Producción competitiva y sostenible y tecnologías y sistemas de procesamiento
Tecnologías de información y destrezas comunicativas
Tecnologías nuevas y renovables de electricidad, mercados termales y de trans-
porte, energía de ondas, sistemas de energía híbrida, sistemas de almacenamien-
to de energía y sistemas alternativos de transporte que sean amigables con el
medio ambiente
Productos inteligentes de consumo de energía
Tecnologías de energía eficiente y de energía renovable para edificios
Optimización de fuentes y de distribución y utilización de energía en todos los
niveles de consumo de energía
Intermodalidad de sistemas de transporte
Telemática para sistemas de transporte
Tecnologías de diseño y mantenimiento de caminos
Administración de demandas
Desarrollo de aprovechamiento de terrenos
TCI
Desarrollo de materiales
Desarrollo de tecnología de manufactura (incluye robótica, mecanización, herra-
mientas)
Sostenibilidad del medio ambiente construido
Salud, seguridad y amigabilidad con el medio ambiente
Competitividad
cuadro nº 3.2Reporte detallado del estado de las diferentes plataformas tecnológicas europeas
Nuevas tecnologías que promueven un cambio radical en el sector si son desarrolladas y aplicadas apropia-
damente y en el momento adecuado:
Hidrógeno y celdas de combustible
Consejo Asesor de Iniciativas Europeas en Nanoelectrónica
Nanomedicina (nanobiotecnología para aplicaciones médicas)
Reconciliación de diferentes objetivos políticos con el enfoque de desarrollos sostenibles:
Plantas para el futuro
Abastecimiento y saneamiento de aguas
Fotovoltaica
Química sostenible
34
3.4 Tercer enfoque: apuntar
a los retos de la sociedad
Tratar con las más importantes
preocupaciones económicas, sociales
y ambientales de los habitantes
En las experiencias para conectar el hoy con
estrategias de largo plazo, el otro aspecto esen-
cial es conectar la ciencia y la tecnología con
unas pocas áreas de interés, preocupación, reto
e impacto en la sociedad. Estas áreas, además de
alimentarse de su propio cuerpo de conocimien-
to específico, deben empujar la frontera del co-
nocimiento en su campo, pero nutrirse también
de la sinergia de otras disciplinas y entender los
modelos sociales en los cuales se van a aplicar.
En una reciente reunión titulada “Tecnologías
claves para Europa”, el 19 y 20 de setiembre del
2005, en Bruselas, se presentó un reporte so-
bre las tecnologías para el 2020 . En el caso de
aquellas que apuntan a los retos de la sociedad se
destacan la agricultura, la energía, el ambiente,
la atención o servicios de salud, la seguridad, los
servicios y el transporte:
● La agricultura.
El énfasis está en adquirir un balance entre la
rentabilidad, lo ambiental y las demandas/pre-
ferencias del consumidor. Ello dará las ventajas
competitivas a la industria agro-alimentaria: el
conocimiento es la clave para adquirir ese ba-
lance. De allí su estrecho vínculo con la ciencia
y la tecnología.
● La energía.
El aumento en el consumo de la energía, la li-
beralización de esos mercados, la seguridad del
suministro, la necesidad de lidiar con el cam-
bio climático ligado al consumo energético y
los aspectos ambientales en general, serán los
grandes retos que la ciencia y la tecnología ten-
drán que acometer.
Reporte detallado del estado de las diferentes plataformas tecnológicas europeascuadro nº 3.2
(continuación)
Reconciliación de diferentes objetivos políticos con el enfoque de desarrollos sostenibles:
Salud animal global
Consejo Asesor de Investigación sobre Transporte por Carretera
Consejo Asesor de Investigación Ferroviaria
Plataforma tecnológica de transporte marítimo
Bienes y servicios públicos, basados en nuevas tecnologías, con altas barreras de entrada y rentabilidad
incierta pero con alto potencial económico y social:
Comunicaciones móviles e inalámbricas
Medicamentos innovadores para Europa
Desarrollo de avances tecnológicos necesarios para mantener la punta de lanza tecnológica en sectores de
alta tecnología que tienen importancia estratégica y económica significativa para Europa:
Sistemas empotrados
Consejo Asesor para la Investigación Aerospacial en Europa
Plataforma Tecnológica Espacial Europea
Nuevas tecnologías aplicadas a sectores industriales tradicionales:
Acero
Plataforma tecnológica para el futuro de textiles y ropa
Manufuture – Tecnologías para la manufactura del Futuro
Tecnologías de construcción
32 “Creative System Disruption: Towards a Research Strategy Beyond Lisbon”, Synthesis Report of the Key Technologies Expert Group,
Comisión Europea, Bruselas, 2005.
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica
Estrategia Siglo XXI en Costa Rica

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Referendo papeleta estudiantil
Referendo papeleta estudiantilReferendo papeleta estudiantil
Referendo papeleta estudiantilSteven Marin
 
Ciencia, tecnología e innovación para el desarrollo y la cohesión social
Ciencia, tecnología e innovación para el desarrollo y la cohesión socialCiencia, tecnología e innovación para el desarrollo y la cohesión social
Ciencia, tecnología e innovación para el desarrollo y la cohesión socialManuel Crespo
 
Innovación y Calidad en Educación en América Latina
Innovación y Calidad en Educación en América LatinaInnovación y Calidad en Educación en América Latina
Innovación y Calidad en Educación en América LatinaFUSADES
 
valores_educ_nuevomilenio.pdf
valores_educ_nuevomilenio.pdfvalores_educ_nuevomilenio.pdf
valores_educ_nuevomilenio.pdfhome
 
Tercera ola de transformación de la educación superior en ecuador
Tercera ola de transformación de la educación superior en ecuadorTercera ola de transformación de la educación superior en ecuador
Tercera ola de transformación de la educación superior en ecuadorRené Ramírez Gallegos
 
Conferencia Movimiento Educativo Abierto. Catedra UNESCO 9 de diciembre de 2019
Conferencia Movimiento Educativo Abierto. Catedra UNESCO 9 de diciembre de 2019Conferencia Movimiento Educativo Abierto. Catedra UNESCO 9 de diciembre de 2019
Conferencia Movimiento Educativo Abierto. Catedra UNESCO 9 de diciembre de 2019Antonia María Fernandez Luque
 
La Sociedad DeLa Sociedad del Conocimiento en Latino América
La Sociedad DeLa Sociedad del Conocimiento en Latino AméricaLa Sociedad DeLa Sociedad del Conocimiento en Latino América
La Sociedad DeLa Sociedad del Conocimiento en Latino AméricaJuan Carlos Fernandez
 
Agenda 2030 y los objetivos de desarrollo sostenible ONU 2015
Agenda 2030 y los objetivos de desarrollo sostenible ONU 2015Agenda 2030 y los objetivos de desarrollo sostenible ONU 2015
Agenda 2030 y los objetivos de desarrollo sostenible ONU 2015Reina Sequera
 
Trazabilidad de la educacion superior
Trazabilidad de la educacion superiorTrazabilidad de la educacion superior
Trazabilidad de la educacion superiorStefy Sierra
 
Educacion de calidad para todos
Educacion de calidad para todosEducacion de calidad para todos
Educacion de calidad para todosROXANA MERINO
 
Ciencia y Tecnología en los Países en Desarrollo
Ciencia y Tecnología en los Países en DesarrolloCiencia y Tecnología en los Países en Desarrollo
Ciencia y Tecnología en los Países en DesarrolloJuan Keduyn Valdez
 
Las universidades, pilares de la ciencia y la tecnología en América Latina
Las universidades, pilares de la ciencia y la tecnología en América LatinaLas universidades, pilares de la ciencia y la tecnología en América Latina
Las universidades, pilares de la ciencia y la tecnología en América Latinaeraser Juan José Calderón
 
Estretagias comunicacion educacion_desarrollo_sostenible (1)
Estretagias comunicacion educacion_desarrollo_sostenible (1)Estretagias comunicacion educacion_desarrollo_sostenible (1)
Estretagias comunicacion educacion_desarrollo_sostenible (1)Larcery Díaz Barrantes
 
Educacion como intrumento de cultura exportadora
Educacion como intrumento de cultura exportadoraEducacion como intrumento de cultura exportadora
Educacion como intrumento de cultura exportadoraYessy Ruiz Morales
 

La actualidad más candente (20)

Referendo papeleta estudiantil
Referendo papeleta estudiantilReferendo papeleta estudiantil
Referendo papeleta estudiantil
 
Tarea 5 mde
Tarea 5 mdeTarea 5 mde
Tarea 5 mde
 
Ciencia, tecnología e innovación para el desarrollo y la cohesión social
Ciencia, tecnología e innovación para el desarrollo y la cohesión socialCiencia, tecnología e innovación para el desarrollo y la cohesión social
Ciencia, tecnología e innovación para el desarrollo y la cohesión social
 
Ciencia
CienciaCiencia
Ciencia
 
Tarea v i
Tarea v iTarea v i
Tarea v i
 
Innovación y Calidad en Educación en América Latina
Innovación y Calidad en Educación en América LatinaInnovación y Calidad en Educación en América Latina
Innovación y Calidad en Educación en América Latina
 
valores_educ_nuevomilenio.pdf
valores_educ_nuevomilenio.pdfvalores_educ_nuevomilenio.pdf
valores_educ_nuevomilenio.pdf
 
Tercera ola de transformación de la educación superior en ecuador
Tercera ola de transformación de la educación superior en ecuadorTercera ola de transformación de la educación superior en ecuador
Tercera ola de transformación de la educación superior en ecuador
 
El sentido de la educación
El sentido de la educaciónEl sentido de la educación
El sentido de la educación
 
Conferencia Movimiento Educativo Abierto. Catedra UNESCO 9 de diciembre de 2019
Conferencia Movimiento Educativo Abierto. Catedra UNESCO 9 de diciembre de 2019Conferencia Movimiento Educativo Abierto. Catedra UNESCO 9 de diciembre de 2019
Conferencia Movimiento Educativo Abierto. Catedra UNESCO 9 de diciembre de 2019
 
Conocimiento y emancipacion social
Conocimiento y emancipacion social Conocimiento y emancipacion social
Conocimiento y emancipacion social
 
La Sociedad DeLa Sociedad del Conocimiento en Latino América
La Sociedad DeLa Sociedad del Conocimiento en Latino AméricaLa Sociedad DeLa Sociedad del Conocimiento en Latino América
La Sociedad DeLa Sociedad del Conocimiento en Latino América
 
Agenda 2030 y los objetivos de desarrollo sostenible ONU 2015
Agenda 2030 y los objetivos de desarrollo sostenible ONU 2015Agenda 2030 y los objetivos de desarrollo sostenible ONU 2015
Agenda 2030 y los objetivos de desarrollo sostenible ONU 2015
 
Trazabilidad de la educacion superior
Trazabilidad de la educacion superiorTrazabilidad de la educacion superior
Trazabilidad de la educacion superior
 
Educacion de calidad para todos
Educacion de calidad para todosEducacion de calidad para todos
Educacion de calidad para todos
 
68811215003
6881121500368811215003
68811215003
 
Ciencia y Tecnología en los Países en Desarrollo
Ciencia y Tecnología en los Países en DesarrolloCiencia y Tecnología en los Países en Desarrollo
Ciencia y Tecnología en los Países en Desarrollo
 
Las universidades, pilares de la ciencia y la tecnología en América Latina
Las universidades, pilares de la ciencia y la tecnología en América LatinaLas universidades, pilares de la ciencia y la tecnología en América Latina
Las universidades, pilares de la ciencia y la tecnología en América Latina
 
Estretagias comunicacion educacion_desarrollo_sostenible (1)
Estretagias comunicacion educacion_desarrollo_sostenible (1)Estretagias comunicacion educacion_desarrollo_sostenible (1)
Estretagias comunicacion educacion_desarrollo_sostenible (1)
 
Educacion como intrumento de cultura exportadora
Educacion como intrumento de cultura exportadoraEducacion como intrumento de cultura exportadora
Educacion como intrumento de cultura exportadora
 

Similar a Estrategia Siglo XXI en Costa Rica

CONACYT
 CONACYT CONACYT
CONACYTCOMONO
 
Conocimiento, innovación y desarrollo
Conocimiento, innovación y desarrolloConocimiento, innovación y desarrollo
Conocimiento, innovación y desarrolloWilber
 
Slideshared
SlidesharedSlideshared
Slidesharedllyn lyn
 
Plan nacional de ciencia, tecnología e innovación
Plan nacional de ciencia, tecnología e innovaciónPlan nacional de ciencia, tecnología e innovación
Plan nacional de ciencia, tecnología e innovaciónTeresa Mendoza
 
Plan nacional ciencia, tecnologia e innovacion
Plan nacional ciencia, tecnologia e innovacion Plan nacional ciencia, tecnologia e innovacion
Plan nacional ciencia, tecnologia e innovacion Alexis Martinez
 
Slideshared
SlidesharedSlideshared
Slidesharedllyn lyn
 
ciencia y tecnología en los países en desarrollo
ciencia y tecnología en los países en desarrollociencia y tecnología en los países en desarrollo
ciencia y tecnología en los países en desarrolloYoelsanchezt
 
La Investigación en la Legislación Ecuatoriana
La Investigación en la Legislación EcuatorianaLa Investigación en la Legislación Ecuatoriana
La Investigación en la Legislación EcuatorianaCristian Caiza
 
Plan Nacional de CTI 2005-2030
Plan Nacional de CTI 2005-2030Plan Nacional de CTI 2005-2030
Plan Nacional de CTI 2005-2030Emelis
 
Aporte anyluz
Aporte anyluzAporte anyluz
Aporte anyluzIvan Jara
 
Plan Nacional CTI 2005-2030
Plan Nacional CTI 2005-2030Plan Nacional CTI 2005-2030
Plan Nacional CTI 2005-2030Emelis
 

Similar a Estrategia Siglo XXI en Costa Rica (20)

Luisarianacritica
LuisarianacriticaLuisarianacritica
Luisarianacritica
 
CONACYT
 CONACYT CONACYT
CONACYT
 
Tarea 5
Tarea 5Tarea 5
Tarea 5
 
Conocimiento, innovación y desarrollo
Conocimiento, innovación y desarrolloConocimiento, innovación y desarrollo
Conocimiento, innovación y desarrollo
 
Slideshared
SlidesharedSlideshared
Slideshared
 
Plan nacional de ciencia, tecnología e innovación
Plan nacional de ciencia, tecnología e innovaciónPlan nacional de ciencia, tecnología e innovación
Plan nacional de ciencia, tecnología e innovación
 
El futuro nos alcanza
El futuro nos alcanzaEl futuro nos alcanza
El futuro nos alcanza
 
Plan nacional ciencia, tecnologia e innovacion
Plan nacional ciencia, tecnologia e innovacion Plan nacional ciencia, tecnologia e innovacion
Plan nacional ciencia, tecnologia e innovacion
 
Slideshared
SlidesharedSlideshared
Slideshared
 
Documentociencia
DocumentocienciaDocumentociencia
Documentociencia
 
Documentociencia
DocumentocienciaDocumentociencia
Documentociencia
 
Documentociencia
DocumentocienciaDocumentociencia
Documentociencia
 
Documentociencia
DocumentocienciaDocumentociencia
Documentociencia
 
ciencia y tecnología en los países en desarrollo
ciencia y tecnología en los países en desarrollociencia y tecnología en los países en desarrollo
ciencia y tecnología en los países en desarrollo
 
La Investigación en la Legislación Ecuatoriana
La Investigación en la Legislación EcuatorianaLa Investigación en la Legislación Ecuatoriana
La Investigación en la Legislación Ecuatoriana
 
Nathalie Cermeño
Nathalie CermeñoNathalie Cermeño
Nathalie Cermeño
 
Plan Nacional de CTI 2005-2030
Plan Nacional de CTI 2005-2030Plan Nacional de CTI 2005-2030
Plan Nacional de CTI 2005-2030
 
Tarea 5
Tarea 5Tarea 5
Tarea 5
 
Aporte anyluz
Aporte anyluzAporte anyluz
Aporte anyluz
 
Plan Nacional CTI 2005-2030
Plan Nacional CTI 2005-2030Plan Nacional CTI 2005-2030
Plan Nacional CTI 2005-2030
 

Más de Miguel Alexander Sibaja Hernández

Más de Miguel Alexander Sibaja Hernández (20)

Atlas Preliminar de Costa Rica
Atlas Preliminar de Costa RicaAtlas Preliminar de Costa Rica
Atlas Preliminar de Costa Rica
 
Avatares del Ordenamiento Territorial
Avatares del Ordenamiento TerritorialAvatares del Ordenamiento Territorial
Avatares del Ordenamiento Territorial
 
Distritos de Costa Rica
Distritos de Costa RicaDistritos de Costa Rica
Distritos de Costa Rica
 
Proceso de Descentralización en Costa Rica
Proceso de Descentralización en Costa RicaProceso de Descentralización en Costa Rica
Proceso de Descentralización en Costa Rica
 
Regionalización de Costa Rica
Regionalización de Costa RicaRegionalización de Costa Rica
Regionalización de Costa Rica
 
Regiones Socioeconómicas de Costa Rica
Regiones Socioeconómicas de Costa RicaRegiones Socioeconómicas de Costa Rica
Regiones Socioeconómicas de Costa Rica
 
Regiones y Cantones de Costa Rica
Regiones y Cantones de Costa RicaRegiones y Cantones de Costa Rica
Regiones y Cantones de Costa Rica
 
Agua Limpia y Saneamiento
Agua Limpia y SaneamientoAgua Limpia y Saneamiento
Agua Limpia y Saneamiento
 
Agua Limpia para Todos
Agua Limpia para TodosAgua Limpia para Todos
Agua Limpia para Todos
 
Vida en los Ecosistemas Terrestres
Vida en los Ecosistemas TerrestresVida en los Ecosistemas Terrestres
Vida en los Ecosistemas Terrestres
 
Población de Costa Rica
Población de Costa RicaPoblación de Costa Rica
Población de Costa Rica
 
Migraciones Regionales de los Nicaragüenses
Migraciones Regionales de los NicaragüensesMigraciones Regionales de los Nicaragüenses
Migraciones Regionales de los Nicaragüenses
 
Censo 2011
Censo 2011 Censo 2011
Censo 2011
 
Censo 2011
Censo 2011 Censo 2011
Censo 2011
 
Censo 2000
Censo 2000Censo 2000
Censo 2000
 
La Inmigración en Costa Rica
La Inmigración en Costa Rica La Inmigración en Costa Rica
La Inmigración en Costa Rica
 
La Inmigración en Costa Rica
La Inmigración en Costa Rica La Inmigración en Costa Rica
La Inmigración en Costa Rica
 
Evolución Demográfica, Salud y Pensiones
Evolución Demográfica, Salud y PensionesEvolución Demográfica, Salud y Pensiones
Evolución Demográfica, Salud y Pensiones
 
Desarrollo Humano Mundial
Desarrollo Humano Mundial  Desarrollo Humano Mundial
Desarrollo Humano Mundial
 
Desarrollo Humano Mundial
Desarrollo Humano Mundial Desarrollo Humano Mundial
Desarrollo Humano Mundial
 

Último

La-cosmovision-del-curriculo-educativo-en-Venezuela (1).pptx
La-cosmovision-del-curriculo-educativo-en-Venezuela (1).pptxLa-cosmovision-del-curriculo-educativo-en-Venezuela (1).pptx
La-cosmovision-del-curriculo-educativo-en-Venezuela (1).pptxMAURICIO329243
 
CARTEL CONMEMORATIVO DEL ECLIPSE SOLAR 2024 EN NAZAS , DURANGO. Autor y dise...
CARTEL CONMEMORATIVO DEL ECLIPSE SOLAR 2024 EN NAZAS , DURANGO.  Autor y dise...CARTEL CONMEMORATIVO DEL ECLIPSE SOLAR 2024 EN NAZAS , DURANGO.  Autor y dise...
CARTEL CONMEMORATIVO DEL ECLIPSE SOLAR 2024 EN NAZAS , DURANGO. Autor y dise...JAVIER SOLIS NOYOLA
 
Presentacionde Prueba 2024 dsdasdasdsadsadsadsadasdasdsadsa
Presentacionde Prueba 2024 dsdasdasdsadsadsadsadasdasdsadsaPresentacionde Prueba 2024 dsdasdasdsadsadsadsadasdasdsadsa
Presentacionde Prueba 2024 dsdasdasdsadsadsadsadasdasdsadsaFarid Abud
 
4° SEM23 ANEXOS DEL DOCENTE 2023-2024.pptx
4° SEM23 ANEXOS DEL DOCENTE 2023-2024.pptx4° SEM23 ANEXOS DEL DOCENTE 2023-2024.pptx
4° SEM23 ANEXOS DEL DOCENTE 2023-2024.pptxfotofamilia008
 
BOCA Y NARIZ (2).pdf....................
BOCA Y NARIZ (2).pdf....................BOCA Y NARIZ (2).pdf....................
BOCA Y NARIZ (2).pdf....................ScarletMedina4
 
Descripción Und Curso Inf.Médica - Diseño ExpAprendizaje2.pdf
Descripción Und Curso Inf.Médica - Diseño ExpAprendizaje2.pdfDescripción Und Curso Inf.Médica - Diseño ExpAprendizaje2.pdf
Descripción Und Curso Inf.Médica - Diseño ExpAprendizaje2.pdfCarol Andrea Eraso Guerrero
 
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 2
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 2Apunte de clase Pisos y Revestimientos 2
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 2Gonella
 
Cuadernillo de actividades eclipse solar.pdf
Cuadernillo de actividades eclipse solar.pdfCuadernillo de actividades eclipse solar.pdf
Cuadernillo de actividades eclipse solar.pdflizcortes48
 
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 1
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 1Apunte de clase Pisos y Revestimientos 1
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 1Gonella
 
ENSEÑAR ACUIDAR EL MEDIO AMBIENTE ES ENSEÑAR A VALORAR LA VIDA.
ENSEÑAR ACUIDAR  EL MEDIO AMBIENTE ES ENSEÑAR A VALORAR LA VIDA.ENSEÑAR ACUIDAR  EL MEDIO AMBIENTE ES ENSEÑAR A VALORAR LA VIDA.
ENSEÑAR ACUIDAR EL MEDIO AMBIENTE ES ENSEÑAR A VALORAR LA VIDA.karlazoegarciagarcia
 
Catálogo general de libros de la Editorial Albatros
Catálogo general de libros de la Editorial AlbatrosCatálogo general de libros de la Editorial Albatros
Catálogo general de libros de la Editorial AlbatrosGustavoCanevaro
 
Buenas Practicas de Manufactura para Industria Farmaceutica
Buenas Practicas de Manufactura para Industria FarmaceuticaBuenas Practicas de Manufactura para Industria Farmaceutica
Buenas Practicas de Manufactura para Industria FarmaceuticaMarco Camacho
 
NIVELES TRÓFICOS DE UN ECOSISTEMA (ecologia)
NIVELES TRÓFICOS DE UN ECOSISTEMA (ecologia)NIVELES TRÓFICOS DE UN ECOSISTEMA (ecologia)
NIVELES TRÓFICOS DE UN ECOSISTEMA (ecologia)LizNava123
 
Biografía del General Eloy Alfaro Delgado
Biografía del General Eloy Alfaro DelgadoBiografía del General Eloy Alfaro Delgado
Biografía del General Eloy Alfaro DelgadoJosé Luis Palma
 
5° Proyecto 13 Cuadernillo para proyectos
5° Proyecto 13 Cuadernillo para proyectos5° Proyecto 13 Cuadernillo para proyectos
5° Proyecto 13 Cuadernillo para proyectosTrishGutirrez
 

Último (20)

Mimos _
Mimos                                       _Mimos                                       _
Mimos _
 
La-cosmovision-del-curriculo-educativo-en-Venezuela (1).pptx
La-cosmovision-del-curriculo-educativo-en-Venezuela (1).pptxLa-cosmovision-del-curriculo-educativo-en-Venezuela (1).pptx
La-cosmovision-del-curriculo-educativo-en-Venezuela (1).pptx
 
CARTEL CONMEMORATIVO DEL ECLIPSE SOLAR 2024 EN NAZAS , DURANGO. Autor y dise...
CARTEL CONMEMORATIVO DEL ECLIPSE SOLAR 2024 EN NAZAS , DURANGO.  Autor y dise...CARTEL CONMEMORATIVO DEL ECLIPSE SOLAR 2024 EN NAZAS , DURANGO.  Autor y dise...
CARTEL CONMEMORATIVO DEL ECLIPSE SOLAR 2024 EN NAZAS , DURANGO. Autor y dise...
 
Presentacionde Prueba 2024 dsdasdasdsadsadsadsadasdasdsadsa
Presentacionde Prueba 2024 dsdasdasdsadsadsadsadasdasdsadsaPresentacionde Prueba 2024 dsdasdasdsadsadsadsadasdasdsadsa
Presentacionde Prueba 2024 dsdasdasdsadsadsadsadasdasdsadsa
 
4° SEM23 ANEXOS DEL DOCENTE 2023-2024.pptx
4° SEM23 ANEXOS DEL DOCENTE 2023-2024.pptx4° SEM23 ANEXOS DEL DOCENTE 2023-2024.pptx
4° SEM23 ANEXOS DEL DOCENTE 2023-2024.pptx
 
BOCA Y NARIZ (2).pdf....................
BOCA Y NARIZ (2).pdf....................BOCA Y NARIZ (2).pdf....................
BOCA Y NARIZ (2).pdf....................
 
Descripción Und Curso Inf.Médica - Diseño ExpAprendizaje2.pdf
Descripción Und Curso Inf.Médica - Diseño ExpAprendizaje2.pdfDescripción Und Curso Inf.Médica - Diseño ExpAprendizaje2.pdf
Descripción Und Curso Inf.Médica - Diseño ExpAprendizaje2.pdf
 
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 2
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 2Apunte de clase Pisos y Revestimientos 2
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 2
 
Act#25 TDLab. Eclipse Solar 08/abril/2024
Act#25 TDLab. Eclipse Solar 08/abril/2024Act#25 TDLab. Eclipse Solar 08/abril/2024
Act#25 TDLab. Eclipse Solar 08/abril/2024
 
Cuadernillo de actividades eclipse solar.pdf
Cuadernillo de actividades eclipse solar.pdfCuadernillo de actividades eclipse solar.pdf
Cuadernillo de actividades eclipse solar.pdf
 
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 1
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 1Apunte de clase Pisos y Revestimientos 1
Apunte de clase Pisos y Revestimientos 1
 
ENSEÑAR ACUIDAR EL MEDIO AMBIENTE ES ENSEÑAR A VALORAR LA VIDA.
ENSEÑAR ACUIDAR  EL MEDIO AMBIENTE ES ENSEÑAR A VALORAR LA VIDA.ENSEÑAR ACUIDAR  EL MEDIO AMBIENTE ES ENSEÑAR A VALORAR LA VIDA.
ENSEÑAR ACUIDAR EL MEDIO AMBIENTE ES ENSEÑAR A VALORAR LA VIDA.
 
Catálogo general de libros de la Editorial Albatros
Catálogo general de libros de la Editorial AlbatrosCatálogo general de libros de la Editorial Albatros
Catálogo general de libros de la Editorial Albatros
 
Buenas Practicas de Manufactura para Industria Farmaceutica
Buenas Practicas de Manufactura para Industria FarmaceuticaBuenas Practicas de Manufactura para Industria Farmaceutica
Buenas Practicas de Manufactura para Industria Farmaceutica
 
El Bullying.
El Bullying.El Bullying.
El Bullying.
 
Acuerdo segundo periodo - Grado Once.pptx
Acuerdo segundo periodo - Grado Once.pptxAcuerdo segundo periodo - Grado Once.pptx
Acuerdo segundo periodo - Grado Once.pptx
 
Acuerdo segundo periodo - Grado Noveno.pptx
Acuerdo segundo periodo - Grado Noveno.pptxAcuerdo segundo periodo - Grado Noveno.pptx
Acuerdo segundo periodo - Grado Noveno.pptx
 
NIVELES TRÓFICOS DE UN ECOSISTEMA (ecologia)
NIVELES TRÓFICOS DE UN ECOSISTEMA (ecologia)NIVELES TRÓFICOS DE UN ECOSISTEMA (ecologia)
NIVELES TRÓFICOS DE UN ECOSISTEMA (ecologia)
 
Biografía del General Eloy Alfaro Delgado
Biografía del General Eloy Alfaro DelgadoBiografía del General Eloy Alfaro Delgado
Biografía del General Eloy Alfaro Delgado
 
5° Proyecto 13 Cuadernillo para proyectos
5° Proyecto 13 Cuadernillo para proyectos5° Proyecto 13 Cuadernillo para proyectos
5° Proyecto 13 Cuadernillo para proyectos
 

Estrategia Siglo XXI en Costa Rica

  • 1. ��������������������������������������������������������������������������� �������������������������������������������������������������� ��������������������� ������������������������� ��������������������������� Las experiencias recientes muestran que los países que han transitado con éxito del subdesarrollo al desarrollo, entre otros aspectos, han logrado contar con una visión estratégica, que sustenta el com- promiso de amplios sectores de la sociedad para la consecución de los objetivos planteados. Esta visión tiene como propósito aprovechar mejor la incorporación de Costa Rica en la economía mundial, esfuerzo que se ha basado en la diversificación de exportaciones, la apertura y los trata- dos comerciales, la atracción de inversiones externas directas, el fortalecimiento de la pequeña y mediana empresa y la mayor incorporación de amplios sectores de la población en la sociedad del conocimiento. El proyecto se desarrolla en tres etapas: diagnóstico, visión estratégica y plan. Conocido el estado de situación del país en materia de educación, ciencia y tecnología, se plantea una visión estratégica con un horizonte a largo plazo que considera además el entorno internacional. La tercera etapa formula un plan de medio siglo a partir de una visión de Costa Rica en el año 2050 que permite proponer acciones para tres momentos: la puesta al día (2006-2025), la construcción de una plataforma de despegue (2010-2025) y hacer realidad la visión (2025-2050). La metodología del proyecto se basa en la amplia participación de numerosas personas con liderazgo en la comunidad académica, empresarial e institucional, así como en su naturaleza interdisciplinaria e intersectorial, y en la apropiación del plan por parte de amplios sectores económicos, sociales y políticos. En última instancia este esfuerzo está dirigido al principal recurso de Costa Rica: su gente, pues el bienestar logrado a la fecha es producto de políticas de Estado a favor de la educación, la salud, la producción y la convivencia social, las que han perdurado en el tiempo y han propiciado condiciones adecuadas para un mejor desarrollo. La educación, la ciencia y la tecnología mediante este Plan, deberán ser un renovado impulso para consolidar el desarrollo humano sostenible en la primera mitad del Siglo XXI. Proyecto Estrategia Siglo XXI www.ecyt.ac.cr proyectoecyt@cr-usa.org Tel: (506) 283-0665 Fax: (506) 283-0981 Apartado postal: 12229-1000 San José, Costa Rica Con el apoyo financiero de la fundación CR-USA ��������������������������������������������������������������
  • 2. Consejo de Alto Nivel Richard Beck Jorge Walter Bolaños Alejandro Cruz Carlos Corrales Franklin Chang-Díaz Guy De Téramond Jorge Manuel Dengo Eduardo Doryan Clotilde Fonseca Hernán Fonseca Rodrigo Gámez Leonardo Garnier Pedro León Eduardo Lizano Gabriel Macaya Jorge Monge Ignacio Trejos José A. Zaglul Rodrigo Zeledón Comité Ejecutivo Alejandro Cruz Robin Chazdon Hermann Faith Karla González Gabriel Macaya Ana Sittenfeld Ana María Vázquez Reconocimientos Esta publicación del Proyecto Estrategia Siglo XXI sobre la Situación ac- tual de la Ciencia y la Tecnología en Costa Rica, es el resultado prelimi- nar que se llevó a cabo durante la primera mitad del año 2005. Para su elaboración se contó con la participación de numerosas perso- nas, integrantes de veinte Grupos Temáticos y del Consejo de Alto Nivel, a quienes se agradece su valiosa colaboración y apoyo desinteresado, gracias al cual, este resultado es representativo de amplios sectores académicos, empresariales e institucionales vinculados al quehacer científico y tecnológico. Los anteriores grupos de trabajo y discusión contaron con el apoyo y la información suministrada por instituciones privadas y públicas. Aún a riesgo de omitir involuntariamente alguna, se expresa público recono- cimiento al Consejo Nacional para Investigaciones Científicas y Tecnoló- gicas (CONICIT), al Consejo Nacional de Rectores (CONARE) y sus insti- tuciones miembros: Universidad de Costa Rica, Instituto Tecnológico de Costa Rica, Universidad Nacional y Universidad Estatal a Distancia. De igual manera se agradece al Instituto Nacional de Biodiversidad (INBIO), a la Academia Nacional de Ciencias, al Instituto Costarricense de Electri- cidad (ICE), Radiográfica Costarricense (RACSA), la Cámara de Industrias de Costa Rica, Fundación Centro de Gestión Tecnológica e Informática Industrial (CEGESTI), así como, importantes empresas y entidades pri- vadas. Especial mención debe hacerse a la Fundación CR-USA para la Coopera- ción, tanto a los miembros de la Asamblea de Fundadores, como de su Junta Administrativa y personal, por la financiación y apoyo decisivos para el éxito del proyecto en sus diferentes etapas. Un plan de medio siglo en ciencia y tecnología para Costa Rica Grupos temáticos del diagnóstico Asuntos jurídicos Carlos Corrales, coordinador Biodiversidad Rodrigo Gámez, coordinador Biotecnología Pedro León, coordinador Ciencias agropecuarias Luis Carlos González, coordinador Ciencia, cultura y sociedad Guillermo Coronado, coordinador Ciencias de la educación Yolanda Rojas, coordinadora Ciencias de la salud José María Gutiérrez, coordinador Ciencias de la tierra y del espacio Walter Fernández, coordinador Ciencias de la vida Manuel María Murillo, coordinador Ciencia de materiales y miniaturización Daniel Azofeifa, coordinador Ciencias económicas y sociales Saúl Weisleder, coordinador Ciencias exactas Claudio Soto Vargas, coordinador Informática Ignacio Trejos, coordinador Cultura y productividad digitales Clotilde Fonseca, coordinadora Gestión de la ciencia y la tecnología Tatiana Láscaris, coordinadora Ingeniería civil Rodolfo Herrera, coordinador Ingeniería eléctrica Ismael Mazón, coordinador Ciencia e ingeniería ambiental Juanita Coto, coordinadora Sistemas de manufactura Henry Quesada, coordinador Telecomunicaciones Guy De Téramond, coordinador Grupos de aporte a la visión estratégica Grupo no. 1 “Los Recursos Humanos para impulsar el desarrollo en ciencia y tecnología” Manuel María Murillo, coordinador Grupo no. 2 “ Hacia un Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación” Guillermo Santana, coordinador Grupo no. 3 “ Interacciones para lograr sinergia en las actividades científicas y tecnológicas Ronald Bolaños, coordinador Grupo no. 4 “Aportes de la ciencia y la tec- nología para enfrentar los retos del desa- rrollo nacional” Gerardo Barrantes, coordinador Grupo no. 5 “ Hacia una sociedad del cono- cimiento para el desarrollo humano y el fo- mento de la cultura científica y tecnológica” Adrián Alvarado, coordinador Estrategia de comunicación Grupo de divulgación científica y tecnológica Marcela Guzmán, coordinadora.
  • 3. Estrategia siglo XXI: Conocimiento e innovación hacia el 2050 en Costa Rica
  • 4. Primera edición: Marzo 2006. Diseño: Erick Valdelomar / NeoGráfica S.A. Diagramación: William Díaz / Jenny Valdelomar / NeoGráfica S.A. Cubierta: E. Valdelomar Litografía e imprenta: CONLITH 600 P9699c Proyecto Estrategia Siglo XXI Estrategia Siglo XXI: conocimiento e innovación hacia el 2050 en Costa Rica. Vol I / Proyecto Estrategia Siglo XXI. -- 1 ed. – San José, C.R. : Fundación Costa Rica Estados Unidos de América para la Cooperación, 2006. 112 p. ; 22 X 28 cm. ISBN: 9968-9400-1-1 1. Desarrollo Científico y Tecnológico - Costa Rica. I. Título.
  • 5. Indice general CAPÍTULO I Marco de referencia 5 Introducción 5 Propósitos del proyecto 8 Metodología de trabajo 8 Etapas del proyecto 9 La Costa Rica actual, el futuro deseado y la necesidad de plantearlo. 9 Reconocimientos 10 CAPÍTULO II El contexto global en el 2050 13 Introducción 13 Primera tendencia: los patrones de producción y consumo podrían avanzar en direcciones promisorias o perentorias. 14 Segunda tendencia: la población no será la misma, tendrá otra distribución geográfica y su edad será sustancialmente diferente. 19 Tercera tendencia: el conocimiento avanzará por rumbos zigzagueantes, transdisciplinarios, a velocidades diversas, con alguna incertidumbre. 23 Indice
  • 6. CAPÍTULO III La ciencia y la tecnología hacia el 2050 27 Introducción 27 Primer enfoque: las tecnologías convergentes 28 Segundo enfoque: las plataformas tecnológicas estratégicas 30 Tercer enfoque: apuntar a los retos de la sociedad 34 Cuarto enfoque: los grandes objetivos éticos y sociales del desarrollo 35 CAPÍTULO IV La visión de país: Costa Rica en el 2050 39 Introducción 39 Aprender hoy selectivamente de los países líderes del mundo 40 El País Referencia 2050 tiene un perfil en ciencia y tecnología que es diferente al de los países de ingreso medio alto 42 Costa Rica en el 2050: una visión de país que sabe lo que quiere 47 La fuerza motriz, el mapa y la brújula de la visión hacia el 2050. 49 CAPÍTULO V Objetivos de la estrategia 51 Antecedentes 51 Conceptos básicos de la estrategia 52 Objetivos de la estrategia 54 Los recursos humanos para el desarrollo científico y tecnológico 57 Hacia un sistema nacional que vincule educación, ciencia, tecnología e innovación. 58 Aportes para enfrentar el desarrollo y avanzar hacia la sociedad del conocimiento 66 CAPÍTULO VI El Plan: propuesta de acciones 73 Introducción. 73 Acciones de puesta al día (2006-2015) 76 Recursos humanos 76 Articulación y cooperación para el desarrollo de la innovación tecnológica empresarial 81 Replanteamiento del sistema nacional de ciencia, tecnología e innovación 87 Iniciativa de fortalecimiento de las relaciones entre ciencia, cultura y sociedad 97 Un conjunto coherente de acciones. 100 Acciones para la construcción de una plataforma de despegue (2010-2025). 100 Acciones para el horizonte de largo plazo: hacer realidad la visión y el desarrollo (2025-2050). 100 Inversión y financiamiento del Plan de Medio Siglo. 104 Una vuelta a la fuerza motriz, al mapa de retos, a la visión y la pirámide que concatena todo con los objetivos de la sociedad y las tecnologías convergentes. 110 A manera de conclusión 112
  • 7. 5 CAPITULO I 1 Varios, 1844, Acto inaugural de la Universidad de Santo Tomás del Estado Libre de Costa Rica, celebrando a las once del memorable día 21 de abril de 1844. Imprenta La Paz, San José, Costa Rica. 1.1 Introducción La visión del desarrollo en Costa Rica El desarrollo científico y tecnológico de Costa Rica ha representado un importante aporte al desarrollo nacional, gracias al impulso que le dieran ciudadanos visionarios que apostaron por la educación y el conocimiento como medios para alcanzar el progreso de nuestro país y una mejor calidad de vida. Esta visión del desarrollo se dio en Costa Rica desde los primeros años de vida republicana en el siglo XIX. El Dr. José María Castro Madriz, entonces Ministro General y posteriormente primer Presidente de la República, señaló la importancia estratégica de la ciencia como base del progreso y soberanía del país, en su discurso dado con motivo de la apertura de la Universidad de Santo Tomás en 18441 : “Triste del país que no tome a las ciencias por guía en sus empresas y trabajos. Se quedará postergado, vendrá a ser tributario de los demás y su ruina será infalible, porque en la situación actual de las sociedades modernas, la que emplea más sagacidad y saber, debe obtener ventajas seguras sobre las otras.” Más adelante, este enfoque centrado en la educación y el conocimiento fue la base para que en el siglo XX la participación del Estado, como motor del desarrollo, se basara en nuevas modalidades de la educación y la formación de recursos humanos, especialmente para el fomento de la producción y el crecimiento de la infraestructura, así como la ampliación de los servicios a la sociedad en salud, educación, vivienda, agua, banca y finanzas, energía y telecomunicaciones, entre otros. Marco de referencia “Planificar es pensar y prever, luego actuar y anticipar los resultados” Ing. Jorge Manuel Dengo
  • 8. 6 Limitaciones del estilo de desarrollo Sin embargo, este estilo de desarrollo, caracteri- zado por una presencia significativa del sector públi- co en todas las actividades de la sociedad, enfrenta posteriormente limitaciones al crecimiento, lo que genera un replanteamiento en el papel del Estado, que conlleva una mayor participación de los sectores privados, la inserción de la producción nacional en mercados internacionales y la apertura del mercado interno. Lo anterior lleva, a su vez, a un nuevo enfo- que de la educación, junto a otros factores, para al- canzar la modernización tecnológica de los servicios a la sociedad, la mayor competitividad de los secto- res productivos y, en última instancia, el logro de un mayor valor agregado de conocimientos en la pro- ducción de bienes y servicios. Así mismo, la mayor participación del país en el mercado y la economía mundial, especialmente al suscribirse tratados co- merciales, ha presentado limitaciones en el adecua- do conocimiento y capacitación sobre los procesos del comercio internacional, lo que atañe tanto a los sectores gubernamentales como privados y que no ha garantizado un adecuado poder de negociación del país para aprovechar mejor las oportunidades que podría ofrecer el proceso de globalización. En este contexto, el Informe de los Notables sobre el Tratado de Libre Comercio (TLC) se- ñala que2 “Costa Rica ha tenido una larga histo- ria de vinculación comercial con el mundo, con diferentes etapas y resultados para su desarrollo. Diferentes productos de exportación y estrategias de apertura han sido parte fundamental del desa- rrollo económico. Los logros del país en materia de desarrollo humano se han debido al estímulo simultáneo de la producción interna, a políticas e instituciones para la distribución de la riqueza, y a la inversión pública. Hay claras evidencias de que los mecanismos de solidaridad se han debilitado, al dársele prioridad a la apertura sobre otros com- ponentes del desarrollo humano.” La experiencia en otros países Por otro lado, las experiencias de países que han transitado con éxito al desarrollo, entre otros aspectos muestran la necesidad de contar con una visión estratégica de amplio apoyo político y so- cial, que sustente el compromiso de los distintos sectores para la consecución de los objetivos de de- sarrollo planteados, especialmente en lo referente a la incorporación a la economía mundial, la diver- sificación de exportaciones, la apertura comercial, la atracción de inversiones externas directas, el fortalecimiento de la pequeña y mediana empresa local y la participación de toda la población en la sociedad del conocimiento. Será entonces muy importante aprovechar las lecciones que se derivan de las experiencias de otros países, especialmente haciendo el mejor uso de las posibilidades que abre la cooperación inter- nacional y la transferencia internacional de tecno- logías en apoyo del desarrollo científico y tecnoló- gico del país, en un marco de mayor interacción e integración con el conocimiento mundial. Por otra parte y en correspondencia con lo anterior, el de- sarrollo científico y tecnológico de Costa Rica no puede abstraerse de su inserción regional, buscan- do mecanismos de cooperación e integración con las comunidades científicas centroamericanas y los órganos que las representan. El bienestar logrado y su sostenibilidad En Costa Rica,el bienestar logrado ha sido pro- ducto de políticas de Estado de amplio apoyo so- cial a favor de la educación, la salud, la producción y la convivencia social, las cuales han perdurado en el tiempo y han propiciado condiciones adecuadas para mejorar la calidad de vida de sus habitantes. Hoy, más que nunca, se requiere un proceso de pensamiento y planificación de largo plazo, que permita encontrar un camino propio hacia el desa- rrollo, basado en planteamientos que cuenten con el apoyo de todos los sectores de la sociedad costa- rricense y que aprovechen las lecciones y experien- cias positivas de otros países que han logrado un desarrollo humano y social más sostenible. Por eso, la Estrategia Siglo XXI, reconoce la necesidad de contar con una adecuada definición del estilo y modelo de desarrollo del país hacia el 2 Antillón, A., Chang Díaz, F., Gámez, R., Macaya, G. y Villalta, G., 2005, Informe final de carácter no vinculante al Presidente de la República sobre el Tratado de Libre Comercio entre Centroamérica, República Dominicana y Estados Unidos de América. San José, Costa Rica, EUNED. 128p.
  • 9. 7 futuro, formulada de manera participativa y am- plia para contar con un mejor marco de referencia en el cual insertar esta iniciativa. Este nuevo estilo y modelo deberán construirse considerando muchas de las limitaciones actuales que han sido señaladas, rescatando del pasado, reciente y lejano, los grandes logros que conformaron el bienestar y progreso de la nación.En este sentido la educación,la ciencia y la tecnología deberán constituir un renovado impulso para la consolidación del desarrollo humano sos- tenible en la primera mitad del siglo XXI, pues en última instancia este esfuerzo está dirigido al prin- cipal recurso de Costa Rica: su gente. Alcanzar mayores niveles de desarrollo huma- no, social y económico, entre otros, significa hacer del conocimiento científico y tecnológico un ele- mento fundamental de la cultura, del valor agrega- do de la producción de bienes y de la prestación de servicios a la sociedad. Condiciones necesarias y suficientes para el desarrollo La ciencia, la tecnología y la innovación son centrales para el desarrollo nacional, siendo esta una condición necesaria, pero no suficiente. Esta importancia debe llevar a considerar los plan- teamientos que se hacen para el desarrollo de la ciencia, la tecnología y la innovación dentro de un mapa de ruta más general para lograr un desarrollo humano sostenible y alcanzar las aspiraciones más básicas de una sociedad con mayor equidad social. Lograrlo solo es posible teniendo claridad de metas, planteadas con osadía y originalidad, de nuestros recursos humanos, de lo alcanzado en el presente, pero también de nuestras debilidades y de los concursos de circunstancias que, en nuestra sociedad, atentan contra el desarrollo humano al que aspiramos. Es indispensable, desde las ciencias sociales, una lectura crítica de la realidad social y política en la que el Plan propuesto se insertará, No hacer lúcidamente este ejercicio limitará el im- pacto y la factibilidad de los resultados esperados en el desarrollo de la estrategia propuesta. Nuestro país enfrenta serios retos en el cierre de múltiples brechas económicas,sociales,educativas y humanas. Cualquier estrategia sectorial de desa- rrollo necesita de un enfrentamiento conjunto de estos retos, donde el desarrollo científico y tecno- lógico debe ser un elemento más de la estrategia de desarrollo humano sostenible y su implementación no se haga a costa de un desarrollo más inclusivo, equitativo y forjador de mayor justicia social. Costa Rica se encuentra en un momento social y político importante. Las circunstancias parecen llamar a una toma de conciencia sobre la impor- tancia de las decisiones que enfrentamos. Es hora de retornar al camino de nuestros antepasados y, con claridad, plantearnos el futuro al que aspira- mos. Es hora de reflexionar y prever ese futuro, tomando, con coraje, las acciones pertinentes para caminar con norte claro hacia construcción. Así se hace indispensable un nuevo avance em- blemático, como lo hizo el Estado costarricense en educación en el siglo XIX,en salud y seguridad so- cial en el siglo XX, más recientemente al lograr el país un importante liderazgo en la conservación de los recursos naturales y muy recientemente, cuan- do fuimos líderes del desarrollo de Internet en la región (liderazgo que luego perdimos por falta de decisiones políticas oportunas). En este contexto es cada vez más necesario contar con una agenda que prepare al país para su adecuada inserción en el comercio internacional con beneficios tangibles para todos los sectores de la población. Como lo plantea el Informe de los Notables sobre el TLC 3 , el desarrollo integral del país “de- pende de la capacidad, voluntad y compromiso de Costa Rica de implementar cambios profundos en sus estructuras políticas,sociales,comerciales,jurí- dicas y administrativas, en modernizar su infraes- tructura, agilizar el proceso de toma de decisión y visualizar el futuro a largo plazo”. La ciencia y la tecnología pueden convertirse en el mecanismo articulador del cambio indispen- sable. La propuesta que se presenta a continuación busca dar algunas reflexiones e instrumentos que, insertados adecuadamente en un más amplio Plan Nacional de Desarrollo, pueden constituirse en factor determinante de cambio. La ciencia, la tec- nología y la innovación no son un fin en sí mismos, 3 Op cit. 2005.
  • 10. 8 sostenible, e incluyente en lo social y económi- co, en lo político, en lo referente a equidad de género y a los todos los sectores de la sociedad. 1.3 Metodología de trabajo Una metodología de trabajo participativa y por aproximaciones En concordancia con lo anterior, se ha seguido una metodología participativa, de aproximaciones sucesivas basada en el análisis, discusión y pro- puesta de las principales tendencias y prospec- tivas de la ciencia y la tecnología para la realidad costarricense que permitan sustentar la inversión y el apoyo a las metas planteadas durante un pe- ríodo importante de años, así como la formulación y apoyo a políticas de Estado que trasciendan las distintas administraciones gubernamentales. La Fundación CR-USA para la Cooperación ha patrocinado el proyecto en todas sus etapas y brin- dado el apoyo logístico y financiero que requiere el esfuerzo,mediante un Comité Ejecutivo,su personal y la contratación de los dos coordinadores, así como la contratación de entidades,personas y grupos espe- cializados,según requiera la labor de coordinación. El proyecto cuenta con el aporte de un Consejo de Alto Nivel, un conjunto de 20 Grupos Temáticos con más de 200 personas participantes bajo el lide- razgo de 20 coordinadores, cinco grupos de Visión Estratégica y la orientación de dos coordinadores para facilitar el trabajo conceptual y operativo que permita incorporar la información relevante conteni- da en numerosos documentos, o que proviene de los especialistas nacionales e internacionales. a. Consejo de Alto Nivel Es el grupo consultivo del Proyecto. Está in- tegrado por personalidades de diversos campos pertinentes al desarrollo del país. Su función prin- cipal es asesorar en el desarrollo del proyecto y en la visión que requiere la estrategia. b. Comité Ejecutivo Este comité está encargado de la ejecución operativa y de la coordinación. Está integrado por miembros de la Fundación CR-USA y los coordinadores. sino un medio, de valor central, pero inútil fuera del contexto general de la búsqueda del modelo de sociedad y de nación al que aspiramos. 1.2 Propósitos del proyecto La Estrategia Siglo XXI: un Plan de Medio Si- glo en Ciencia y Tecnología para Costa Rica, tiene como objetivo fundamental apoyar ese proceso de planificacióndelargoplazo,mediantelaejecuciónde un proyecto que se desarrolla en tres etapas: Diag- nóstico,Visión Estratégica y Propuesta de Plan. Esto es,a partir del conocimiento del estado de situación del país en materia de educación, ciencia y tecnología, se ha planteado una visión de largo plazo que considere el entorno internacional y permita formular un plan con metas para el corto, mediano y largo plazo. Los objetivos del proyecto son: 1. Contribuir con el proceso de planificación del desarrollo nacional de Costa Rica mediante la formulación de una estrategia y plan de acción para ciencia y tecnología de largo plazo, que impulse el desarrollo basado en los conoci- mientos científicos y tecnológicos y la mayor participación de la sociedad para enfrentar los desafíos y aprovechar las oportunidades que le ofrece la economía mundial. 2. Fomentar el logro de las condiciones y la conse- cución de los recursos para implementar los pla- nes y proyectos que apoyen una visión de largo plazo para el desarrollo social, económico y hu- mano que le permita a Costa Rica ser una nación desarrollada en la primera mitad del siglo XXI. 3. Formular una estrategia de largo plazo para ciencia y tecnología que impulse el desarrollo del país basado en una mayor integración de la ciencia y la tecnología en su cultura y en los beneficios de la sociedad del conocimiento y de la economía mundial, desde la perspectiva del desarrollo humano sostenible. 4. Contribuirconaccionesespecíficas,enmarcadas en la legislación vigente, al logro de una pers- pectiva nacional amplia de desarrollo humano
  • 11. 9 c. Grupos Temáticos Para la fase de Diagnóstico se reunieron 20 grupos de profesionales con conocimientos técni- cos específicos, integrados a partir de propuestas del Comité Ejecutivo, del Consejo de Alto Nivel y de los Consultores, para lograr una mayor par- ticipación y el aporte a los principales campos de la ciencia y tecnología, de ámbito nacional e inter- nacional. Para la fase de Visión Estratégica se integraron 25 profesionales en cinco grupos para que apor- taran la visión de país que queremos alcanzar y construir la base, junto al diagnóstico, de una pro- puesta de Plan Estratégico. 1.4 Etapas del proyecto El desarrollo del proyecto se ha planteado por etapas y mediante el trabajo en grupos y eventos participativos para el análisis y la discusión de los diferentes planteamientos: ● Diagnóstico Estado de situación del país en materia de educación, ciencia y tecnología. ● Visión Estratégica Horizonte a alcanzar a largo plazo con base en las capacidades nacionales y el entorno internacional. ● Plan de Acción Medios para concretar la visión en el cor- to, mediano y largo plazo que le permita a Costa Rica dar un salto cualitativo para consolidarse como país desarrollado en el año 2050 por su calidad de vida y desarro- llo humano sostenible. 1.5 La Costa Rica actual, el futuro deseado y la necesidad de plantearlo El estado de la ciencia y la tecnología en Costa Rica El diagnóstico del desarrollo científico actual de Costa Rica se muestra, en el trabajo realizado por los Grupos Temáticos en el documento La Ciencia y la Tecnología en Costa Rica: aportes para su diagnóstico, en donde nos presentan un panorama complejo de logrosylagunasquedebeserconsideradocuidadosa- mentealplantearnuestrasaspiracionesdefuturo.Hay logros importantes, con áreas que muestran avances y relaciones que permiten calificarlas como de gran desarrollo, frente a otras que muestran grandes lagu- nas y carencias, sobre todo de recursos humanos. La productividaddelasáreasesdiversayseconcentraen unas pocas, fundamentalmente las ciencias exactas y naturalesyenlascienciasdelasalud.Lacarenciamás sistemáticamente señalada es la de una adecuada ar- ticulación entre grupos, disciplinas y especialidades, entre ellas y con el sector productivo. Es interesante señalar que hay mejor articulación y cooperación con gruposdelextranjeroqueentrelosgruposnacionales. La práctica de la complementación y la cooperación existe mayormente hacia el extranjero. También po- dría señalarse que no ha habido mecanismos ni in- centivos que promuevan esta cooperación local y que, por el contrario, sí han existido incentivos para la co- operación internacional, fundamentalmente de parte de las fuentes de financiamiento extranjeras.De igual manera no ha habido un adecuado desarrollo endó- geno en lo relativo a la transferencia y adaptación de tecnología del exterior ni una adecuada gestión de la propiedad intelectual en sus aspectos políticos, eco- nómicos y técnicos. Es imperativo desarrollar estrategias y meca- nismos que promuevan e incentiven la cooperación local, sin descuidar la cooperación y la vinculación internacional. Sin embargo, se debe señalar los riesgos de una excesiva dependencia del financia- miento extranjero, sobre todo en la determinación de prioridades y en la sostenibilidad del esfuerzo. La iniciativa y la visión de los investigadores en la búsqueda de los recursos externos debe comple- mentarse con un adecuado apoyo técnico que evite la distracción excesiva de sus tareas sustantivas. El tamaño de nuestra comunidad científica y los siempre presentes umbrales para el desarrollo y la creación de masas críticas, obligan a pensar en estrategias de desarrollo que equilibren la selec- tividad con la imperiosa necesidad de mantener una capacidad científica y tecnológica generaliza- da para lograr las acciones de corrección y ajuste frente a los cambios, casi siempre difíciles de pre- decir, del futuro.
  • 12. 10 Las dificultades para prever el futuro Prever el futuro siempre ha llevado a fracasos o desilusiones, pero creemos que es posible plantear un conjunto de aspiraciones que, con base en lo que tenemos y hemos logrado hasta el momento, con- soliden una visión de la Costa Rica de mediados del siglo XXI. Estamos conscientes de los riesgos de plantear una visión a tan largo plazo, pero creemos que lo que se propone en este documento es lo sufi- cientemente crítico y lúcido, en su generalidad, para ser sometido a examen en presente y ser reorienta- do y corregido permanentemente hacia el futuro. Si analizamos diversos índices de desarrollo para nuestro país este se encuentra generalmente entre el tercio superior (por ejemplo, el Índice de Desarrollo Humano),o en la mitad superior de las naciones. Nuestra aspiración y meta para el medio siglo es estar,en los índices significativos,en el 10% superior. Esto nos lleva a una imagen de país que se debe acercar al perfil de algunos de los países de mayor desarrollo humano en la actualidad. Planteamos así una estrategia de desarrollo que nos hale a partir de esta visión y aspiración de medio siglo desde la situación actual. La estructura del documento En los capítulos siguientes de este documento se parte de ver el hoy desde el año 2050. Es halar el presente desde un futuro posible de medio si- glo. Ello tiene un propósito explícito: no ver solo los logros y restricciones del hoy (el diagnóstico o estado de situación), sino las oportunidades y posibilidades diversas de transformar el hoy si te- nemos la mirada lúcidamente puesta en el 2050. En el Capítulo 2 se establece el contexto global hacia el 2050 y el análisis de tres grandes temas: los patrones de producción y consumo que se proyectan para las próximas décadas, los cambios demográficos y la forma en que se hará ciencia y tecnología. Esto contribuye a definir los grados de libertad que un pequeño país como Costa Rica va a enfrentar en el contexto global. Ello señala res- tricciones e incluso limitaciones pero, sobre todo, oportunidades para asir. El Capítulo 3 se concentra en las tendencias en ciencia, ingenierías y tecnologías que los centros más avanzados en el ámbito mundial están plan- teando como posibles caminos para las décadas siguientes de este siglo. Comprender estas ten- dencias, desde el año 2050 hacia atrás pretende, de nuevo, que se pueda contribuir a pensar de una manera innovadora qué es necesario y no solo qué es posible hacer para construir nuestra propia vi- sión de país para el medio siglo. El Capítulo 4 construye sobre la base de los dos anteriores, una visión de país y compara las brechas que debemos superar con respecto al pre- sente. Hay un intento sugerente para definir la fuerza motriz, la brújula, para ser guiados por un camino seguro hacia la Costa Rica del 2050. El Capítulo 5 plantea las premisas y los pro- pósitos y la estrategia del plan de medio siglo, par- tiendo de sus conceptos básicos y sus objetivos. Se analiza la estrategia posible para incidir en objeti- vos de la sociedad y en la posibilidad de replantear un sistema nacional de educación, ciencia y tecno- logía y una red nacional de innovación que respon- dan a nuestras aspiraciones y a la imagen de país que se plantea para el 2050. La estructura del sis- tema, en sus instituciones, representa el elemento de oferta de ciencia y tecnología, y la red nacional de innovación el de demanda del sistema. El Capítulo 6 explicita una primera propuesta de acciones para el plan. Se plantean tres horizontes temporales: el del 2015,con una serie de acciones de puesta al día; el del 2025, con la propuesta de cons- trucción de una plataforma sólida para el despegue; y el del 2050,como un horizonte de largo plazo en el que se materializan las aspiraciones de una sociedad de alto desarrollo humano, con recursos limitados. En este capítulo se presenta un primer esbozo de la estrategia de financiamiento del plan de medio siglo. Ya la sabiduría de varios milenios atrás decía que si no sabemos adónde vamos, cualquier cami- no conduce allí. Este documento, en una manera lúcida, humilde y cautelosa, pero decidida (y es- peramos que clara) para señalar un destino al cual llegar como país en el año 2050. 1.6 Reconocimientos Se agradece la contribución del Dr. Eduardo Doryan Garrón en la elaboración del documento
  • 13. 11 “La Visión de Costa Rica en el año 2050 y los retos enciencia,ingenieríaytecnologíaparaalcanzarla”,el cual sirvió de base para las discusiones a los coordi- nadores del Proyecto, Dr. Gabriel Macaya Trejos e Ing. Alejandro Cruz Molina, quienes han tenido la responsabilidad de su ampliación, elaboración final y retroalimentación con los aportes de miembros del Consejo de Alto Nivel y líderes de los Grupos Temáticos,así como de importantes representantes de los sectores gubernamental, académico, empre- sarial y social.
  • 14. 12
  • 15. 13 2.1 Introducción Viendo el presente desde el espejo retrovisor del 2050 Vislumbrar los rasgos posibles que podría tener el mundo a mediados de este siglo y el contexto amplio en que un país pequeño como Costa Rica tendrá que actuar, ayuda a superar tres limitaciones de cualquier estrategia: a) salirnos del cortoplacismo; b) otear opciones que el mediano y el largo plazo pueden ofrecer; y c) crear una doble tarea para esta estrategia, la de ser halada desde el 2050 por los retos de medio siglo y la de ser empujada desde las urgentes acciones que hoy y aquí se proponen para construir el futuro. Grandes tendencias que pueden ser las limitantes macro a nuestro propio desarrollo En la literatura hay innumerables estudios sobre los escenarios para el futuro4 . Aquí nuestro objetivo no es hacer prospectiva sino llamar la atención sobre tres grandes tendencias. La primera se refiere a los actuales patrones de producción y consumo mundial, es decir, a que la relación entre insumos y productos es altamente intensiva en consumo de los recursos del planeta.La segunda señala los cambios demográficos que se perfila van a marcar las siguientes décadas y, en particular, adónde crecerá la población y cómo va a ser su estructura por edades.La tercera apunta,con mucha cautela,a las disciplinas científicas y tecnológicas innovadoras que pueden, entre otras posibilidades, plasmarse en los años siguientes. Estas tres tendencias sientan los retos que nos halan desde el 2050 para una estrategia hoy. Al tiempo que se trabajaba en la ela- boración y consulta de la Estrategia Siglo XXI, la revista de divulgación científica“Scientific American”, pu- blicó un número especial en setiembre de 2005, “Crossroads for Planet Earth”, donde discute “A plan for a El contexto global en el 2050 CAPITULO II 4 Scenario Planning: Managing for the Future, Gill Ringland, John Wiley and Sons, Inglaterra, 2004, ofrece una buena guía de la literatura en este campo.
  • 16. 14 bright future beyond 2005”.Los artículos publicados en este número especial tratan temas coincidentes con los que presentamos en este capítulo: The Cli- max of Humanity, Human Population Grows Up, Can Extreme Poverty be Eliminated, Sustaining the Variety of Life, More Profit with Less Carbon, The Big Potential of Small Farms, Public Health in Tran- sition, Economics in a Full World y How Should we Set Priorities5 . 2.2 Primera tendencia: los patrones de producción y consumo podrían avanzar en direcciones promisorias o perentorias No se vislumbran patrones de producción y consumo sostenibles Este trabajo parte de la premisa de que los ac- tuales patrones sobre cómo se produce y cómo se consume en los más importantes centros econó- micos no son reproducibles para el conjunto de la humanidad. Su intensidad en el uso de agua, ener- gía, recursos minerales, etc., tendría efectos con- siderables en los ecosistemas más frágiles, en las emisiones de dióxido de carbono (CO2) y en los precios relativos de los principales insumos para el crecimiento. Ello crearía un círculo vicioso entre crecimiento y sostenibilidad que impediría man- tener un crecimiento del producto. Para los países en desarrollo significaría tener que crecer subien- do una cuesta llena de costos nuevos por la que no pasaron los países hoy desarrollados. Por ello, nuestro análisis parte de pensar el mundo en el 2050 y las implicaciones que tendría si se logra desatar o no el nudo gordiano que junta indebidamente el crecimiento con patrones insos- tenibles de producción y consumo. La tendencia de crecimiento del producto muestra un mundo diferente, pero quizás no posible, en el 2050 Si se asume que el crecimiento sigue un curso se- mejante al experimentado en las décadas recientes y que la demanda, por ejemplo de acero o de petróleo, no tengan un efecto que altere ese crecimiento, se tendría el panorama siguiente. Si el crecimiento en lospaísesdesarrolladossigueenun2%per cápita del PIB y en 3,3% en los países de ingresos bajos y me- dios, el ingreso mundial pasaría de alrededor de $35 000 billones a $135 000 billones. Si ello fuera po- sible, el ingreso mundial en los países en desarrollo pasaría del 20 al 40% al llegar al 2050 y en promedio podrían tener un PIB por habitante de alrededor de $6 000 al año,cifra cercana a la que tiene Costa Rica hoy, como se observa en el Gráfico N° 2.1. 6 Como se observa en el Gráfico N° 2.2, se dan dos procesos: un continuado crecimiento en los países desarrollados intensivo en energía (petróleo y carbón) y un aumento en la población urbana en los países en desarrollo que necesitará la nueva infraestructura de vivienda y servicios con su de- manda por agua, acero, cemento, papel, petróleo, etc. Todo ello pondría límites estructurales a los patrones de crecimiento posibles. Crecimiento y consumo de petróleo están aún fuertemente atados El nudo que amarra crecimiento y recursos es claro en el caso del petróleo. En el Gráfico N° 2.3 5 Scientific American, 2005. Crossroads for Planet Earth, 293, (3) pp 22–93. Esta misma revista se publica en español, bajo el título “Investigación y Ciencia”, el número correspondiente al mes de noviembre de 2005, presenta el mismo material en español: “¿Hacia dónde va la humanidad?” con los siguientes títulos: El culmen de la humanidad, Tendencias demográficas, ¿Podrá erradicarse la pobreza extrema? Conservación de la biodiversidad, Más riqueza con menos carbono, Agricultura del Tercer Mundo, Nuevos retos para la salud pública, La economía en un mundo repleto, Mercados para la conservación de la naturaleza. 6 Responsible Growth for the New Millennium, The World Bank, Washington D.C. 2004; pages 1-3. grafico nº 2.1 Mientras incremente el ingreso mun- dial, lafracción de los ingresos de las economías de ingresos medianos y bajos se incrementará también. � �� ��� ��� ���� ���� ������������������������� ������������������������������������
  • 17. 15 se muestra el ingreso per cápita versus el consumo de barriles por año per capita de petróleo de las catorce economías más grandes7 . La correlación es clara. Actualmente el consumo de petróleo mun- dial es de alrededor de 30 billones de barriles por año pero con claras diferencias entre países. Esta- dos Unidos utiliza por persona 25 barriles al año; China 1,3 barriles, India menos de uno, estos últi- mos están por debajo del promedio mundial de 5 barriles por persona por año. En el Cuadro N° 2.18 se construyen escenarios de los que significaría traer a China e India (la mi- tad de la humanidad hoy) y a toda la humanidad a los niveles de consumo de petróleo promedios mundiales o a los niveles de un cuarto, un tercio e igual al de Estados Unidos hoy. Para el 2050, asu- miendo los niveles actuales de consumo por habi- tante de Estados Unidos, se requeriría triplicar la producción petrolera. La elasticidad de la deman- da y las reservas probables para esa fecha hacen que el costo de este insumo para el crecimiento se vislumbre como una severa limitante para el creci- miento de países como Costa Rica. Los combustibles fósiles también tienen sus externalidades negativas en el ambiente El crecimiento de países como China e India, Brasil y eventualmente Indonesia y Nigeria, para mencionar algunos de los más populosos, nivelaría, grafico nº 2.2Para el año 2050, casi todo el incremento en la población se dará en las áreas urba- nas de países ahora en vías de desarrollo. � � � � � �� ���� ���� ������������������������������������ ������������������������� 7 “Oil Future and War Now: A Grim Hearth Sciences Point of View”, Amos Nur, Stanford University, Stanford, California, 11 de octubre del 2004. 8 Ibid. Cuadro N° 2.1¿Qué pasaría si...? ... se llevara a China e India al Barriles / año Crecimiento % / año Promedio actual mundial 8,3x109 32% 1⁄4 del actual consumo de Estados Unidos 11,5x109 44% 1/3 del actual consumo de Estados Unidos 15,8x109 61% 1⁄2 del actual consumo de Estados Unidos 25x109 96% ... se llevara a todo el mundo a 1⁄4 nivel de consumo actual de Estados Unidos 13x109 50% 1/3 nivel de consumo actual de Estados Unidos 18x109 75% 1⁄2 nivel de consumo actual de Estados Unidos 26x109 100% Nivel de consumo actual de Estados Unidos 52x109 200% grafico nº 2.3Ingreso per cápita versus el consumo de barriles por año per cápita de petróleo de las catorce economías más grandes del mundo. � ���� ����� ����� ����� ����� ����� � � �� �� �� �� �� ������������������������������������������� ������������������������� ���������������������������� �������������� ����������� �������� ������� ������ ����������� �������������� ������ ������ ����� ����� ����� ���������
  • 18. 16 para mal,la tendencia actual de emisión de CO2 (ver elGráficoN°2.49 ).Hoy quienes contaminan tienen el mayor ingreso;mañana los que contaminan serían además de los países desarrollados, las economías emergentes consumidoras masivas de energía. La economía del petróleo y sus limitantes se hará aún más evidente en el sector transporte Estudiosseñalanquedecontinuarelcrecimiento de la flota vehicular al ritmo histórico de 1,16% por año para vehículos livianos, y a 2,48% por año para vehículos pesados, para el 2050 habrá entre 1400 y 1500 millones de vehículos10 . Una flotilla de estas dimensiones pone a su vez presiones sobre la cons- trucción de carreteras, la producción de cemento y asfalto, de acero para puentes y así sucesivamente. Un nuevo círculo entre crecimiento y patrones de producción y consumo se refuerza. En el Gráfico N° 2.5 se muestra la cifra en millones de toneladas de petróleo que es probable que se consuma en las próximas décadas y en particular el hecho de que el 60% de ello se dedicaría al transporte11 . La mayor parte del crecimiento del consumo de petróleo en general,un 71%,se dará en los países en desarrollo y solo alrededor de 29% en el área de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). Sin embargo, en el transporte puede pre- verse que un 39% se dé en la OCDE y un 61% en el resto del mundo. De nuevo, la estructura de costos de un modelo así de transportes es otra variable que incidirá masivamente en el diseño de una estrategia de largo plazo para el país. Lamanufacturaabsorbeunaaltaproporción delaenergíaenlospaísesmásdesarrollados y crecimiento en los países en desarrollo, por lo que es una de las fuentes de presión sobre el desarrollo La manufactura consume el 35% de la energía y más de la mitad se usa en industrias intensivas en energía que producen commodities como acero, cemento, papel y aluminio; el resto se consume en la manufactura ligera. Tecnologías ya disponibles podrían reducir en un 20% la intensidad energéti- ca de esas industrias. Más aún, en prácticamente ninguna de esas industrias los niveles de eficiencia están cerca de los niveles termodinámicos ópti- mos. El potencial de mejora en eficiencia energéti- ca muestra que se podría mejorar en un 43% en la producción de ácido nítrico; de 34 a 50% en acero; de 50 a 70% en papel y así sucesivamente12 . grafico nº 2.4 Los ingresos y las emisiones per cápita están distribuidas de manera desigual ���������������������� ����������������� ����������������������� ���������������� ������������������������� ���������������������������������� �������������������� ��������������������� � ��� � ��� � ��� � ��� � 9 The World Bank (2004), op cit pág. 5. 10 World Nuclear Association Annual Symposium 2004, Electric Energy Required in the World by 2050 for Electricity and Hydrogen Fuel, Paul Kruger. Stanford, University. 9 y 10 de setiembre del 2004. Londres, Inglaterra. 11 ”Fossil Fuels: Technical, Economic and Political Issues on the Horizon 2030-2050-The Transport Challenge” Marianne Haug, Director Energy Efficiency, Technology and R&D, International Energy Agency, Panorama 2004-Annual International Colloquium, Institut Francais du Pétrole Group, Paris, 27 de enero de 2004. 12 Pew Center / NCEP 10-50 Workshop on “Technologies and Policies for a Low-carbon Future” St. Regis Hotel, Washington D.C., 25-26 de marzo del 2004. Paper on “Improving Industrial Energy Efficiency in the U.S.: Technologies and for 2010 to 2050”, Lynn Price and Ernesto Worrell, LBNL; pág. 2. grafico nº 2.5 Producción mundial de combustible y su uso en transportes 2000-2050 � ���� ���� ���� ���� ����� ����� ���� ���� ���� ���� ���� ������������������� �����������������
  • 19. 17 El aumento en los precios del carbón pon- drá otras limitantes a la sustitución entre combustibles fósiles El carbón constituye el 30% del consumo de todos los combustibles fósiles y el 37% de las emi- siones de dióxido de carbono. Si no hubiesen pe- nalidades sobre su uso, a lo largo del siglo XXI el carbón constituiría el 75% de los combustibles fósiles usados en la generación eléctrica, por sus costos relativamente más bajos que las otras fuen- tes fósiles y debido a que sus existencias constitu- yen el 90% de las reservas de combustibles fósiles. En el Gráfico N° 2.613 se muestran tres escenarios de los precios del carbón. La suposición es que de una forma u otra habrá impuestos sobre su uso dado su impacto en las emisiones de dióxido de carbono. La trayectoria de más bajo precio penaliza a partir del año 2010 con $10/tC y eleva su pre- cio a cerca de $180/tC en el 2050. La segunda trayectoria penaliza con $20/tC y su precio sería $340/tC y la tercera alcanza el precio a $500/tC. Esta última hace que el precio escale más rápido que el crecimiento, lo que tendería a reducir las emisiones de dióxido de carbono, pero ninguno de los precios nos pone en una trayectoria que esta- bilice las concentraciones de CO2 en la atmósfera. De nuevo aquí una alternativa al petróleo (aunque limitada en sus aplicaciones al transporte) tiene crecientes precios y externalidades ambientales. Costa Rica tiene un largo camino por recorrer El país cuenta a finales del 2005 con 760 000 propietarios de automóviles, buses y motocicletas 14 . El sistema de transportes es un sistema centrado en el petróleo. Por ejemplo, en el año 2002 se utilizó un 47% más de derivados de petróleo que lo utilizado diez años antes y más del doble que en 199015 . El 67,30% del consumo de energía comercial es prove- niente de derivados del petróleo. La electricidad pro- vee el 22,40% (de los cuales el 2,1% es energía produ- cida por hidrocarburos) y el 10,30% del consumo es de otras fuentes renovables y no renovables.Tenemos un sistema dual de electricidad mayoritariamente ba- sadoenrecursosrenovablesyunsistemadetranspor- te basado en el petróleo.Ello plantea una doble tarea: mantener la producción eléctrica basada en fuentes renovables, lo cual conlleva mantener una fuente de inversión en infraestructura y transmisión y dismi- nuir la dependencia del petróleo en el transporte. El agua y su impacto en la alimentación es otra variable a considerar Una población que consuma alrededor de 3000 kcal por persona por día requeriría de un volumen adicional equivalente a toda el agua que hoy se usa en el ámbito residencial,industrial y agrícola (5600 km3 ) para el año 2050. Ello porque la producción de alimentos con los patrones actuales es altamen- te intensiva en agua. En los países en desarrollo, en 13 “The Future of Coal Consumption in a Carbon Constrained World”, James R. McFarland, Howard J. Herzog y Henry D. Jacoby, MIT, Cambridge MA 02139—pág. 2. 14 Fuente: La Nación, 1 de noviembre del 2005; pág. 4. 15 Décimo Informe del Estado de la Nación, 2004 Proyecto Estado de la Nación, San José Costa Rica; pág. 278. grafico nº 2.6Caminos de los precios alto, mediano y bajo del carbón � ��� ��� ��� ��� ��� ��� ���� ���� ���� ���� ���� ���� ���� ������� ����
  • 20. 18 la agricultura se consume entre el 70 y el 90% del agua fresca. Estudios recientes sugieren que esto no es sostenible sin cambios drásticos que invo- lucran una mezcla distinta entre la llamada agua “azul” y agua“verde”. En el GráficoNº 2.716 se ex- plican los retos del agua adicional. De los 110 000 km3 de lluvia anual sobre to- dos los continentes, un tercio llega a los mantos acuíferos, ríos y lagos (agua “azul”) y solo 12 000 km3 están directamente disponibles para los seres humanos. Los otros dos tercios del agua (el agua “verde”) forman humedad en el suelo, o se evapo- ran a partir de los suelos húmedos o por transpi- ración de las plantas. En el 2050 se requerirá un manejo de ambos tipos de aguas. La alimentación pasará por ese manejo. Pero la producción agrícola e industrial también. Costa Rica tiene en lo relativo al agua también un cauce por hacer y recorrer Hay un deterioro de las cuencas hidrográficas debido a un uso no planificado del recurso, la des- carga de contaminantes y la debilidad en el control y monitoreo. Un ejemplo citado por el estado de la Nación17 señala que en la cuantificación física de la oferta y la demanda de agua para diferentes usos hay cuencas fundamentales con déficit. Los ríos Tárcoles y Tempisque, por ejemplo, tienen una oferta natural disponible de alrededor de 7830,5 millones de m3 /año, pero en su conjunto tienen márgenes negativos de excedente disponible de agua superficial de alrededor de -480,6 millones de m3 /año, lo que indica una sobreexplotación no sostenible. Los retos del 2050 en los patrones de producción y consumo El agua y la energía son como una bisagra que une el crecimiento con los patrones de producción y consumo. Para el 2050 el país se enfrentará posi- blemente a un abanico de escenarios en cuyos ex- tremos se encuentran una simple continuación del status quo o un drástico rompimiento del nudo gordiano que ha esposado el crecimiento a patro- nes ineficientes en energía, agua y recursos de la producción y el consumo. En la industria, la se- gunda alternativa significa un sustancial esfuerzo en diseño de productos, reutilización de produc- tos, producción más limpia, reciclaje y sustitución de materiales; ello por el lado de la oferta. En la agricultura se requiere un manejo de las aguas“azu- les” y“verdes” así como también se requiere de una amplia variedad en el uso de tecnologías intrínse- camente sostenibles.Todo ello definiría un cambio en las prácticas de vida,de valoración del saber vivir sobreelsaberconsumiryporellounamodificación, grafico nº 2.7 Retos del agua adicional ���� ���� ���� ���� ���� ���� ���� ��� ��� ������ ��� ����� ��� ������� ����������������������������� ����������������������������� ������������������������������������ ������������� �������������������������������� ���������� ����������� ������� ���������� ��������� 16: “Let it Reign: The New Water Paradigm for Global Food Security”, Stockholm Internacional Water Institute (SIWI), Suecia, Abril 2005. 17 Décimo Informe del Estado de la Nación. Op. cit., página 272 y 273
  • 21. 19 desde la demanda, de qué se produce y cómo se produce. Si la alternativa primera (más de lo mis- mo, pero con crecientes limitaciones y costos) nos demanda como sociedad una estrategia de nadar contra corriente para avanzar a pesar de esas limi- taciones, la alternativa segunda (sustanciales cam- bios tecnológicos hacia producción más eficiente, menos contaminante, con patrones de consumo basados en la calidad y en el consumo creciente de bienes culturales y no materiales únicamente) nos impone nadar anticipando la corriente y diseñar nuestro particular valor agregado para sacar el me- jor partido a esos mayúsculos cambios. En todo caso, posiblemente se dé una situación máscomplejaendondesevaacontinuarconmásde lo mismo en unos casos y nuevos rumbos en otros, por lo que el país va a tener que saber nadar, tanto contra,como adelante de la corriente.La ciencia y la tecnología son lo que permitirá tener la flexibilidad, resistencia y profundidad de conocimiento para nadar en cualquier dirección y por ello el tema de los patrones de producción y de consumo atraídos desde el 2050 han sido señalados con cierto detalle en la perspectiva de preparar una estrategia. 2.3 Segunda tendencia: la población no será la misma, tendrá otra distribución geográficaysuedadserásustancialmente diferente Una transición demográfica con mayúsculos cambios en las próximas décadas En los próximos 45 años, el mundo tendrá alrededor de 3000 millones de habitantes más, por lo que el planeta llegará a sostener poco más de 9000 millones de habitantes. Su distribución será desigual, con la mayor parte del crecimiento en los países en desarrollo, con mayor incidencia en ciertas regiones, con una urbanización de dos tercios de la población y, finalmente, con un cre- ciente envejecimiento. El Gráfico N° 2.818 resalta que durante la primera mitad de este siglo a nivel global continuará en promedio el aumento en la expectativa de vida al nacer, disminuirá la tasa de 18 Lee, Ronald. 2003. “The Demographic Transition: Three Centuries of Fundamental Change”. Journal of Economic Perspectives. Vol 17, n° 4. Páginas 167-190. 19 World Economic Outlook, IMF, Washington D.C. Setiembre 2004, pag. 138. grafico nº 2.8Crecimiento demográfico global, 1700-2050 �������������������� �� �� �� �� � ����� ����� ����� ����� ����� ���� ������������������������������ � ��� � ��� � ����� ����� ����� ����� ����� ���� ����������������������������������� �� �� �� �� �� � ����� ����� ����� ����� ����� ����
  • 22. 20 grafico nº 2.8 (continuación) Crecimiento demográfico global, 1700-2050 ��������������������� � � � � � ����� ����� ����� ����� ����� ���� ���������������������������� �� �� �� �� � ����� ����� ����� ����� ����� ���� ����������������������������������� �� �� �� � � ����� ����� ����� ����� ����� ���� fertilidad y la tasa de crecimiento de la población, se mantendrá el porcentaje de la población entre 15 y 65 años, pero la disminución del porcentaje de la población menor de 15 años tendrá su co- rrelato con un muy significativo incremento de la población mayor de 65 años. Dado que existirán diferencias relevantes por región y por país, bajo esta tendencia general subyacen disparidades que podrían ser fuente de grandes tensiones: más gente viviendo en países en desarrollo (Gráfico N° 2.920 ), grandes contingen- tes de jóvenes desempleados en zonas urbanas de países en desarrollo y una más pequeña población económicamente activa apoyando a una población de muchos adultos de tercera y cuarta edad, que se acercarán a los 2000 millones para el 2050; una quinta parte de ellos tendrá más de 80 años. Una creciente necesidad de la solidaridad inter e intrageneracional Uno de los estudios fundamentales de las Na- ciones Unidas en este campo señala que la inci- dencia del envejecimiento demográfico puede apreciarse en la tasa de dependencia potencial, que ha disminuido y seguirá disminuyendo21 . El cociente de dependencia potencial es el número de personas entre 15 y 64 años de edad por cada per- sona de 65 años o más, e indica la carga de depen- dencia que afrontan los trabajadores potenciales. El estudio afirma que en la segunda mitad del siglo XX, el cociente de dependencia potencial disminu- yó de 12 a 9 personas en edad de trabajar por cada persona de 65 años o más.A mediados de este siglo, se prevé que el cociente de dependencia potencial disminuirá a cuatro personas en edad de trabajar por cada persona de 65 años o más,como se aprecia en el gráficoNº 2.10. Esto va a implicar profundos cambios en la sostenibilidad de los regímenes de seguridad social, especialmente en los tradicionales; en ellos los trabajadores activos pagan las prestacio- nes de los jubilados, como también ocurre en los sistemas de salud, por el perfil de enfermedades ge- riátricas en ascenso, como se muestra en el Gráfico N° 2.1122 . La OCDE calcula que esta tendencia va 20 World Economic Outlook, IMF, Washington D.C. Setiembre 2004, pag.140. 21 World Population Ageing 1950-2050, Population Division, DESA, United Nations, 2002 ---Resumen Ejecutivo en español pág. xlvii-xlviii. 22 “The Challenges of Population Aging: An International Perspective”, Donald J. Johnson kansascityfed.org/PUBLICAT/SYMPOS/2004/pdf/ Johnston2004.
  • 23. 21 grafico nº 2.9 Distriución de la población mundial según el desarrollo del país en donde se sitúa �������������� � ���������� ����������������� � ���������� ��� �� ��� ���� a añadir al menos tan sólo 3% más del PIB a la inversión en salud, además de un sustancial incre- mento en la demanda de recursos de los sistemas de pensiones. La dependencia parental será un reto individual y colectivo En materia de salud, el llamado cociente de de- pendencia parental, esto es, el número de personas de 85 años o más por cada 100 personas de 50 a 64 �������������� � ���������� ����������������� � ���������� ��� ��� ��� ���� �������������� � ���������� ����������������� � ���������� ��� ��� ��� ���� grafico nº 2.10Tasa dedependencia potencial en todo el mundo, 1950-2050 �� �� �� � � � � � ����� ����� ���� grafico nº 2.11El envejecimiento incrementará la carga financiera �� �� �� �� �� � � � � � ��������� ������ ��������� �������� ������ ������� ���� ����
  • 24. 22 años, da una idea del apoyo que las familias ten- drían que dar a sus miembros de más edad. Ade- más indica la necesidad de establecer una nueva generación de redes sociales de apoyo a esa pobla- ción. Según la ONU, en todo el mundo en 1950 había menos de dos personas de 80 años o más por cada 100 personas de 50 a 64 años. En el 2000, la relación había aumentado a 4 por cada 100, y se proyecta que llegará a 11 por 100 en el 205023 . Los países de menor desarrollo tendrán patrones laborales distintos En las regiones más desarrolladas, sigue señalando la ONU, el 21% de los hombres de 60 años o más son económicamente activos, en comparación con el 50% de los hombres en las regiones menos desarrolladas. En las regiones más desarrolladas, el 10% de las mujeres de edad son económicamente activas, en comparación con el 19% en las regiones menos desarrolladas. En las regiones menos desarrolladas, las perso- nas de edad participan en mayor medida en los mercados de trabajo, debido en gran parte a la insuficiente cobertura de los regímenes de jubi- lación y, en caso de haberlos, a los ingresos rela- tivamente bajos que ofrecen. Costa Rica ya tiene frente a sí algunos de los perfiles del 2050 El adulto mayor masculino a la edad de 80 años tiene una esperanza de vida de 8,4 años; la más alta en el mundo; y las adultas mayores una esperanza de vida a esa edad de 9,5 años24 . Además, la brecha entre hombres y mujeres es considerablemente menor que en otros países y la esperanza de vida de 78,4 años es, con Cana- dá, la más alta del continente. A esto se le debe sumar que el país alcanzó ya el nivel de fecundi- dad de reemplazo: una tasa global de 2,1 hijos por mujer, que es el mínimo necesario para que la población se renueve a sí misma (en ausen- cia de migración). O sea hay más personas de la tercera edad que viven más y que pondrán una presión sobre los sistemas de salud para que estos respondan crecientemente a su perfil epidemiológico. Los sistemas de pensiones tam- bién serán probados con una población que vive muchos años más luego de pensionarse. Final- mente, el flujo de una población adulta joven, y su inserción en el mercado laboral con empleos de baja o alta calidad, definirá en gran medida o un aumento o una disminución de la pobreza. Los retos del 2050 en los cambios demográficos Esta tendencia va a necesitar acciones diversas, según sea el grado de cambio que las regiones de menor desarrollo, desarrollo medio o alto desa- rrollo estén experimentando. En cualquier caso, la mezcla entre productividad, ahorro y oferta labo- ral será indispensable. En muchos países desarro- llados y en los que hoy tienen un ingreso medio alto, o tendrán que lidiar con la disminución de la oferta laboral, o con las ventajas de la ventana de- mográfica (en donde la población económicamen- te activa está en su pico, antes de convertirse en la cohorte de más de 65 años). En ambos casos el incremento en la productividad será un importan- te paliativo para generar los recursos por parte de la población activa para apoyar a la jubilada. Solo tasas de ahorro más elevadas permitirán paliar la capacidad de incorporar a la población en creci- miento en los países en desarrollo y en soportar los sistemas jubilatorios en los países desarrolla- dos. La migración continuará en la agenda duran- te buena parte del siglo. La ciencia y la tecnología pueden ser un elemento que incida positivamente sobre la productividad, el ahorro y la calidad de la oferta laboral y, por ello, se recomienda que esta segunda tendencia, la demográfica, esté halando el diseño de la estrategia. Finalmente, pareciera que los países que podrán navegar por los cambios de- mográficos con mayor éxito serán aquellos con al- tos niveles de equidad (lo que facilita que la mayor parte de cualquier crecimiento económico redun- de en una sustancial disminución de la pobreza), y que tengan niveles muy bajos o inexistentes de población pobre. Equidad sin pobreza facilita te- ner una sociedad más incluyente que hace posible hacerle frente a la nueva demografía. 23 Naciones Unidas. 2002. op. cit., pág. xlviii. 24 Décimo Informe del Estado de la Nación. Op. cit: pág. 76, 77 y 78.
  • 25. 23 2.4 Tercera tendencia: el conocimien- to avanzará por rumbos zigzagueantes, transdisciplinarios, a velocidades diver- sas, con alguna incertidumbre El año 2050 no existe aún y es difícil hacer prospectiva de largo plazo en ciencia y tecnología, sin embargo algunas tendencias se han consolida- do, como se muestra a continuación25 : ● La frontera entre ciencia y tecnología se está borrando: la ciencia crecientemente es llama- da cuando se dan limitaciones identificables en la demanda de las actuales tecnologías y una mirada fresca desde las ciencias básicas se necesita para encontrar nuevas avenidas de cambio radical para el mejoramiento en la pro- ducción. ● La frontera entre ciencia básica y aplicada tam- bién se está borrando: ello tendrá implicacio- nes en el comportamiento de los académicos, donde ciencia de desarrollo endógeno y por iniciativa propia es más prestigiosa que la cien- cia aplicada. La consecuencia podría ser un re- planteamiento de los compartimentos estancos entre las disciplinas básicas más tradicionales y entre estas y otras muchas disciplinas, entre sectores e instituciones y actores académicos, gubernamentales y empresariales. ● El trabajo interdisciplinario es crecientemente relevante fuera de las universidades pero usual- mente no apreciado por los académicos y las universidades. ● La globalización de la investigación básica y aplicada progresa rápidamente: eso hace que muchos académicos se conecten en redes en sí y con empresas, mientras que para otros, des- graciadamente la mayoría en los países en desa- rrollo, el reto será no ser excluidos o, más bien, no excluirse. ● Las ciencias físicas siguen teniendo un alto prestigio, pero las ciencias biológicas están compartiendo esa primacía con investigación en genética, medicina y neurociencia. ● Las ciencias físicas y biológicas están sufriendo una importante transformación por los efectos de las tecnologías digitales: dispositivos, prue- bas y análisis se mueven a niveles cada vez más pequeños y a altas velocidades, con costos uni- tarios menores y paralelamente con la posibili- dad de un uso creciente de las simulaciones que el ciberespacio permite planear, diseñar, probar, evaluar y modificar26 . La innovación y las bases de sistemas nacionales de innovación La característica de red de la economía basada en el conocimiento ha surgido con cambios en el modelo lineal de innovación. La teoría tradicional sostuvo que la innovación es un proceso de descu- brimiento el cual procede vía una secuencia fija y lineal de fases. La Figura N° 2.1 resume el siguien- te modelo: En esta perspectiva, la innovación empieza con la nueva investigación científica, progresa se- cuencialmente a través de las etapas de desarrollo, producción y mercadeo del producto, y termina con la venta exitosa de nuevos productos procesos y servicios. Ahora se reconoce que las ideas para la innovación pueden ramificarse desde muchas fuentes, incluyendo nuevas capacidades de ma- nufactura y el reconocimiento de las necesidades del mercado. La innovación puede asumir muchas 25 Where Science is Headed –Sixteen Trends”, Joseph Coates. The Journal of the Washington Academy of Science, Fall-Winter. 2003. 26 Una forma de describir estas tendencias es como sigue. Se parte de cuatro áreas, energía, ciencia de los materiales, biociencia e info- tecnología, y se crean caminos en donde se vislumbran sus interacciones más intensas. Ello da pie a ocho puntos iniciales de encuentro: biocombustibles, biónica (sistemas artificiales para reemplazar partes del cuerpo), cognitrónica (una confiable y removible interfase, tele- kinética asistida por computadora, entre lo digital y el cerebro), manufactura molecular (construcción de estructuras complejas átomo por átomo o más pequeño aún), nucleónica cuántica (fuentes móviles y no contaminantes de energía nuclear), genoescritura/genodigitación (mapear, diseñar y generar aplicaciones médicas), materiales bio-interactivos (sensores para sistemas vivos con sus efectivos y sanos mecanismos de control), y ciencia combinatoria (una densa interfase entre las ciencias biológicas y las de información). Fuente: Business 2.0, Junio 2002; página 73. Figura nº 2.1Vieja Concepción de innovación ������������������������������ ������������� ���������� ���������� ��������
  • 26. 24 formas, incluyendo las mejoras incrementales de productos existentes, mejoras radicales hacia nue- vos productos, aplicaciones de tecnología a nuevos mercados y usos de nueva tecnología para servir un mercado existente.Y el proceso no es completa- mente lineal. La innovación requiere considerable comunicación entre distintos actores: empresas, laboratorios, instituciones académicas y consumi- dores, como también una retroalimentación entre ciencia, ingeniería y desarrollo, manufactura y mercadeo de productos. La Figura N° 2.2 muestra esa construcción más densa de relaciones, redes y capital social de innovación. En la economía basada en el conocimiento, las empresas buscan vínculos para promover el apren- dizaje interactivo dentro de la empresa y socios ex- ternos y redes que proporcionen activos (assets) complementarios. Estas relaciones ayudan a las empresas a distribuir los costos y el riesgo asocia- do con la innovación entre un mayor número de organizaciones, para ganar acceso a nuevos resul- tados de investigación, para adquirir componentes tecnológicos clave de un nuevo producto o proce- so y para compartir activos (assets) en la manu- factura, el mercadeo y la distribución. Conforme desarrollan nuevos productos y procesos, las em- presas determinan cuáles actividades asumirán in- dividualmente, en colaboración con otras empre- sas, en colaboración con universidades e institutos de investigación y con el apoyo del gobierno. La innovación es entonces el resultado de numerosas interacciones, cada vez más abiertas y dinámicas, dentro de una comunidad de actores e institucio- nes que juntos conforman lo que se denomina sis- temas y redes nacionales de innovación. Los retos del 2050 en las tendencias de la ciencia y la tecnología Colocados en el año 2050 en esta tercera ten- dencia, solo podremos estar claros de unas pocas cosas.En primer término,que las relaciones de las disciplinas científicas, en su interior y con otros y entre estas y la producción, cambiarán sustan- cialmente induciendo a su vez cambios sobre cómo se aprende, el papel de las universidades, la Figura nº 2.2 Modelos de eslabones en innovación hacia el año 2050 ��������������������������������� ������������� ������������ ������� ��������� ���������� �������� ������� ���������� ��������� ������� ���������� ���������� ���������� ������������ ���������� Fuente: Klein S.J. y N. Rosenberg (1986), “An Overview of Innovation”, in R. Landau and N. Rosenberg (eds), The Positive Sum Strategy: Harnessing Technology for Economic Growth, National Academy Press, Washington D.C.
  • 27. 25 capacitación en el trabajo e incluso la organiza- ción y papel de la educación básica. En segundo término, que la sinergia entre núcleos de discipli- nas científicas, sus aplicaciones tecnológicas y la producción hace repensar desde ahora en cómo se crean los espacios para, desde ya, trabajar no solo en cada disciplina sino en los problemas que un conjunto de ellas va a tener que acometer. En tercer término, las acciones al interior de cada grupo de científicos e ingenieros, si son hala- das desde las posibles cumbres del 2050, podrían conducir a profundos cambios organizacionales a su interior y más radicales aún con respecto al marco institucional de cómo se organiza hoy la ciencia y la tecnología. En cuarto término, el mo- delo que linealizó la investigación y el desarrollo ha cedido su preeminencia a un modelo de inno- vación en donde el mayor número de disciplinas, actores y organizaciones tienen que trabajar en red para construir, de manera sostenible, siste- mas nacionales de innovación. De nuevo, esto es un cambio cultural de grandes proporciones, en donde se reestructuran las reglas del juego sobre cómo se practican las ciencias naturales y las in- genierías, pero también las ciencias sociales y las humanidades.
  • 28. 26
  • 29. 27 CAPITULO III 1 “Converging Technologies – Shaping the Future European Societies”, Alfred Nordmann, Rapporteur, High-Level Expert Group in Fore- sighting the New Technology Wave, European Commission Research, Bruselas, 2004; “Converging Technologies for Improving Human Performance”, Editado por Mihail C. Roco y William Sims Bainbridge, National Science Foundation/Department of Commerce, junio 2002, Arlington, Virginia, Estados Unidos; “Geostrategics –Synthesis Report”, preparado por Peter Kallai, Canadian Interdepartamental Science and Technology Foresight Pilot Project, National Research Council of Canada, Ottawa, 15 de enero del 2003; “Technology Fore- sight for Ireland” Irish Council for Science, Technology and Innovation, Dublin, abril 1999; y, “Japan Vision 2050: Principles of Strategic Science and Technology Policy towards 2020”, Science Council of Japan, 2 de abril del 2002. 3.1 Introducción Pensar lo nuestro pero halado desde lo más avanzado internacionalmente. En el capí- tulo anterior analizamos los tres grandes problemas que la humanidad posiblemente tenga frente a sí a mediados del siglo XXI. El papel de Costa Rica para entender esos retos, sortear sus consecuencias más álgidas y navegar sobre los tifones de los patrones de producción y consumo ambientalmente fragmentados, sobre el perfil demográfico y sobre las desigualdades potenciales entre países y al in- terior de los países, le da una dimensión holística, le introduce el elemento de la ética del desarrollo a nuestra reflexión colectiva global y nos da una brújula para sortear los escollos mayúsculos de mediados de siglo. Pero además de ello, en este capítulo, lo que la pequeña Costa Rica hace hoy debe tener como contexto lo que los actuales centros neurálgicos del desarrollo científico y tecnológico están ana- lizando como las grandes tendencias hacia el 2050. En nuestro análisis del contexto de la ciencia y la tecnología vamos a utilizar varios conceptos de reciente trabajo sistemático en muchos países desarrollados, en particular la Unión Europea por medio de la Comisión Europea, Canadá, Estados Unidos, Irlanda y Japón, con comunidades de trabajo en todos los países desarrollados.27 El enfoque es pensar en la estrategia nacional pero halada desde la ciencia y tecnología de punta a nivel mundial, no solo de hoy, sino la que se vislumbra para el 2020 o el 2050. La ciencia y la tecnología hacia el 2050
  • 30. 28 El primer enfoque se refiere a las llamadas tecnolo- gías convergentes. El segundo es el enfoque de las pla- taformas tecnológicas estratégicas. El tercero se refiere a apuntara los retos potenciales de la sociedadparamedia- dos de siglo. El cuarto enfoque se centra en tener una brújula que nos dirija hacia los grandes objetivos ético- sociales del desarrollo,que incluyen la convivencia entre los seres humanos consigo mismos y con la naturale- za. De esta manera se construye un sistema ubicado enelmediosiglo,haladoporelprofundoimpactoque tendrán (como veremos) las tecnologías convergen- tes, teniendo como intermediarias por su relación de puente entre el hoy y el 2050, las plataformas tecno- lógicas estratégicas y, finalmente, vislumbrar desde ya losretosquelassociedadesmásdesarrolladasseestán planteandoparalaspróximasdécadasyelpapelquele dan a la ciencia y la tecnología para encararlos. 3.2 Primer enfoque: las tecnologías convergentes Las tecnologías convergentes pueden definir las avenidas principales de lo que será la ciencia y la tecnología de las próximas décadas. Las llamadas tecnologías convergentes son sistemas de conocimiento científico y tecnológico que tienen fuertes sinergias entre sí y son a la vez tecnologías facilitadoras. Entre ellas se encuentran las nano, bio, info y cogno-tecnologías. La nanotecnología Conceptualmente, la nanotecnología facilita otras tecnologías como la tecnología de los nue- vos materiales, proveyendo un marco común para todos los problemas de ingeniería a nivel del hard- ware ya que todo lo que consiste de moléculas pue- de, en principio, ser integrado con otras cosas. La comprensión de las propiedades a una nanoescala permite hacer arquitecturas deseables a una escala micro o macro. Por ejemplo la nanotecnología, le da un trampolín a la biotecnología con el desarro- llo de nuevas técnicas de imágenes y sensores. Los nanochips y nanosensores permiten nuevos avan- ces en bioinformática y así sucesivamente. La biotecnología De igual manera, conceptualmente la biotecno- logía facilita o faculta otras tecnologías al identificar procesos químico-físicos y la estructura de algorit- mos en sistemas vivos que pueden ser rastreados a sus bases materiales en la organización celular o genética. Desde un punto de vista instrumental, la biotecnología faculta a la nanotecnología proveyén- dola de mecanismos de reconocimiento celular y de un medio de transporte con un blanco definido.Fa- culta a las tecnologías de la información al desarro- llar, por ejemplo, los fundamentos de computación basada en el ADN, en tanto que la investigación en motores celulares faculta a la nanorrobótica. La infotecnología Puede facilitar otras tecnologías por su habi- lidad de representar más estados físicos como in- formación y modelar procesos con una variedad de métodos computacionales. A un nivel más instrumental, el poder computacional es esencial para la investigación en todos los campos, dado que permite el manejo extraordinario de datos e información, potenciando así cambios a niveles di- fíciles de alcanzar sin el uso de esta herramienta. Facilita la nanotecnología con procesos de control precisos y a la biotecnología con la posibilidad de modelar complejos procesos y por esa vía resolver problemas de la investigación. �������������� ������������� �������������� ���������������� figura nº 3.1 Una gama de convergencia entre conocimientos científicos y tecnológicos
  • 31. 29 La cognotecnología Esta es más compleja; la referencia a la tecnolo- gía puede llevar a confusión aunque la mantenemos por consistencia con las otras y por sus aplicaciones, y nos referiremos a ella en dos sentidos. El primero relativo a las ciencias cognitivas como tales y el se- gundo a las ciencias sociales y las humanidades. La ciencia cognitiva28 es el estudio interdisciplinario de la mente y del cerebro, combinando conceptos, mé- todos e intuiciones de partes relevantes de la psico- logía,neurociencia,biología evolucionaria,lingüísti- ca, filosofía, antropología y otras ciencias sociales y métodos formales de las ciencias de la computación, las matemáticas y la física. Las otras tecnologías ya expuestas brindan las técnicas de neuro-imágenes que proveen una nueva fuente empírica a esta ciencia; sus aplicaciones en prótesis con sensores y motores, en educación nor- mal, remedial o compensatoria, en comunicaciones y toma de decisiones y, finalmente, en el impacto sobre el individuo, lo social y lo ético, la liga con las ciencias sociales y las humanidades como un todo. Conceptualmente, las ciencias sociales y las humanidades facilitan a la ciencia y la tecnología en múltiples formas. Prácticamente facilitan su desarrollo en ejemplos como las técnicas del razo- namiento, la probabilística y la inferencia estadís- tica, en los métodos cualitativos de investigación, o en la dinámica social del cambio tecnológico. Más aún, la economía puede dilucidar la estructura de incentivos para la investigación; la filosofía, la ética de los impactos de la tecnología; y la antropología y la sociología las disrupciones de la sociedad con respecto a los avances científicos y tecnológicos. Las tecnologías convergentes tienen características particulares Cuatro características son útiles de resaltar. La primera, su don de mimetismo, porque se distribu- yen fácilmente en el espacio, son poco conspicuas y se asimilan en las actividades laborales, de ocio, de salud, de comunicación, etc., de los seres humanos. Adquieren el carácter que tuvo (y tiene) la electrici- dad. Trabajan mejor conforme las notemos menos en nuestro diario vivir. La segunda, su don de alcance ilimitado, ya que expanden el paradigma tecnoló- gico (y el ingenieril) a áreas que parecían inmunes a ello, como las aplicaciones nanotecnológicas al control de mucho de lo molecular y la habilidad de las infotecnologías para transformar casi todo en digital sentando las bases para la interfase entre ello y la mente. La tercera, el don de hacer ingeniería con la mente y el cuerpo, en donde se vislumbra que dos visiones estarán en pugna: la ingeniería de la mente y la ingeniería para la mente. De manera similar: ingeniería del cuerpo o para el cuerpo.La cuarta,su don de especificidad.Por ejemplo,la interfase nano y biotecnología está produciendo instrumentos para reconocimiento molecular, celular y a nivel del gene con sensores muy específicos, lo que puede permi- tir diseñar productos farmacéuticos para llegar a un blanco muy particular. Las cuatro características le dan una enorme reciedumbre a estas tecnologías y trayectorias tecnológicas que podrían ser muy du- raderas. Las tecnologías convergentes empujan a la profundización de cada disciplina y entre disciplinas de las ciencias naturales y sociales Estas cuatro tecnologías están empezando a tener un profundo impacto en empujar las fronte- ras disciplinarias.Haladas por estas convergencias, las disciplinas robustecidas necesitan de las otras disciplinas para darle el soporte a las tecnologías convergentes y estas, a su vez, crean nuevos retos disciplinarios e interdisciplinarios; definen las masas críticas necesarias de recursos humanos; la naturaleza de la investigación y la organización y mezcla disciplinaria de los investigadores; las di- versas mezclas entre ciencia, tecnología y produc- ción; y así sucesivamente. La sociedad del conocimiento en el contexto del 2050 no es una e-sociedad, sesgada única- mente por lo digital. Halada por las tecnologías convergentes, la sociedad del conocimiento es un meta-instrumento de la vida en sociedad del 2050. El conocimiento es lo que permite otros grandes objetivos de la sociedad, particulares para cada país, a la vez con rasgos comunes con otros países. 28 “Cognitive Science”, Daniel Andler, Ecole Normale Superiore and Université de Paris-Sorbonne (Paris IV), European Commission Directorate-general for Research, Bruselas, 14 de Julio de 2005.
  • 32. 30 Las plataformas tecnológicas pueden contribuir a varios objetivos de políticas nacionales o regionales En Europa, por ejemplo, se les ve como esen- ciales para lo siguiente: a) desarrollo y aplicación a tiempo de nuevas tec- nologías que ofrecen el potencial de cambios radicales en uno o más sectores productivos (hidrógeno y celdas de combustibles, nanome- dicina, genoma de plantas y nuevos medios de comunicación electrónica); b) hacerle frente a opciones de política orientada al desarrollo sostenible (suministro de agua y alcantarillado, energía fotovoltaica, química sostenible, transporte por carretera y por tren, seguridad industrial, energía limpia y materia- les ingenieriles avanzados); c) facultar a las nuevas tecnologías orientadas a bienes y servicios públicos (innovaciones mé- dicas y comunicación móvil e inalámbrica); d) adquirir los necesarios éxitos tecnológicos para mantenerse en la punta de sectores de alta tec- nologíaquetienenunimpactosocialyeconómi- co significativo (aeronáutica, nanoelectrónica); e) renovar, revivir o reestructurar sectores produc- tivos tradicionales (acero, textiles y ropa, recur- sos forestales, manufactura y construcción). En el Cuadro N° 3.1 se resumen para un con- junto de sectores amplios las tecnologías estratégicas en el caso de Irlanda10 . En el Cuadro N° 3.2 se resu- men las plataformas tecnológicas para Europa10 . Los potenciales factores de éxito de im- pulsar plataformas tecnológicas Conforme este enfoque se ha aplicado, en Europa han surgido algunas lecciones de interés más general, a saber: a) la necesidad de un claro liderazgo capaz de juntar a todos los actores de la sociedad necesarios para impulsarlas; b) la pru- dencia de tener una gran apertura para la parti- cipación y no convertirlas en clubes privados de unos pocos investigadores, empresarios, etc.; c) las particularidades de cada tópico deben conducir a que la organización de cada plataforma puede ser Vislumbrar a las tecnologías convergentes en el 2020 o el 2050, o más relevante aún, en sus trayec- torias tecnológicas del presente al futuro, le da un enfoque prospectivo, de largo plazo y comprensivo a las acciones de una estrategia en ciencia y tecno- logía para Costa Rica. 3.3 Segundo enfoque: las plataformas tecnológicas estratégicas Construir sobre las fortalezas que pueden dar ventaja competitiva sostenible Las llamadas plataformas tecnológicas estra- tégicas se refieren a un grupo de tecnologías cuya aplicación no se limita a un producto vertical úni- co, o a un sector productivo estrecho; se constru- yen sobre una gama subyacente de conocimiento científico y de habilidades y su identificación y desarrollo pueden facilitar el crear para un país o región un rasgo distintivo, significativo y durable de ventaja competitiva. Las plataformas tecnológicas coadyuvan en el avance de importantes áreas del sis- tema nacional de innovación de un país Las plataformas tecnológicas deben tener muy claro las fuerzas ciclónicas de las tecnologías con- vergentes,pero también los retos de la sociedad y su visión acerca del desarrollo.Son entonces un puen- te entre el hoy y el 2050 y facilitan lo siguiente: a) seleccionar áreas para financiamiento de la investigación; b) establecer una agenda de investigación aplicada enfocada en la producción; c) constituir redes productivas entre empresas pequeñas, medianas y grandes, nacionales e internacionales; d) atraer dentro de un marco de mayor impacto la inversión extranjera directa; e) enfocar las actividades del Estado. La definición de las plataformas tecnológicas estratégicas, además, muestra las brechas en recur- sos humanos en general, pero lo hace muy claro en las ciencias básicas necesarias para darles rigurosi- dad y sostenibilidad en el tiempo. 30 ICSTI, (2005), op.cit. Pág. 30-33. 31 “Status Report: Development of Technological Platforms”, Report of the Commission Inter-Service Group on Technology Platforms, Commission of the European Communities, Bruselas, febrero del 2005; pág. 8.
  • 33. 31 distinta; d) el iniciarlas con un claro foco opera- cional facilita que la investigación empiece en una manera concreta y se le vean sus potenciales aplica- ciones y su impacto potencial; e) el compromiso de las autoridades nacionales ha mostrado una gran utilidad para movilizar el conjunto de los recursos y esfuerzos del estado; y f) la identificación, cuan- tificación y consecución de los recursos financieros para desarrollar las plataformas es una parte im- portante de todo el paquete. cuadro nº 3.1Plataforma de tecnologías estratégicas para Irlanda Áreas generales Químicos y farmacéuticos Tecnologías de informa- ción y comunicación (TIC) Materiales y procesos de manufactura Ciencias de la salud y la vida Plataformas de tecnologías estratégicas Síntesis avanzada convencional y biológica Sistemas avanzados de formulación, entrega y empaque Procesos flexibles, limpios y eficientes Monitoreo y automatización de procesos Interfaces de clientes e interfaces reguladoras administradas por tecnologías de comunicación e información Redes: de alta velocidad, de banda ancha, inalámbricas, móviles, de convergencia de voz y datos, PDS, administración de redes, conmutadas, por ejemplo fotónica, internet2. Sistemas: distribuidos, paralelos, de ingeniería para consistencia, predictibilidad y seguridad. Componentes: de integración, de miniaturización, de consumo de baja electrici- dad y de arquitecturas novedosas. Interfaces de usuario: multi-sensoriales, usables, con realidad virtual, con inteli- gencia artificial y con síntesis y reconocimiento de lenguajes humanos. Aplicaciones: de acceso, recuperación, análisis, filtrado y administración de infor- mación, de las mejores prácticas de explotación y entrega, de bioinformática, de simulación y modelos, de telemedicina e informática de salud, de trabajo distribui- do, de administración de cadenas de abastecimiento y de capacitación por medio de computadoras. Diseño con materiales avanzados y materiales nuevos, que incluye biomateriales, materiales inteligentes y materiales re-usables y renovables. Procesamiento y fabricación de materiales avanzados y materiales nuevos Tecnologías de integración y miniaturización Explotación de tecnologías de comunicación e información, telemáticas y logísti- cas, conjuntamente con ciencias sociales y conductistas relacionadas para facilitar el desarrollo de empresas virtuales Genómica Biomateriales, chips de ADN Bioinformática Tecnología de chips de genes Transgenética y golpes de KO Robótica
  • 34. 32 Áreas generales Ciencias de la salud y la vida Recursos naturales – Industria agroalimentaria Recursos Naturales – Industria Marina Recursos naturales – Industria maderera Plataformas de tecnologías estratégicas Biosensores Bio-remedios Tecnología de instrumentos novedosos Entrega de medicinas Nuevos diagnósticos Tecnología de ingredientes Micro estructura alimentaria Saborización y calidad Tecnologías de procesamiento mínimo Sistemas de control de patógenos (incluye metodologías de análisis de riesgos) Tecnologías de presión alta Irradiación alimentaria Robótica y tecnología de información Sistemas agrícolas de entrada reducida Tecnologías de reducción y manejo de desechos Modelos medio ambientales Tecnología de información Diagnósticos Tecnologías genéticas y reproductivas Evaluaciones del impacto del medio ambiente Inteligencia de mercado sobre el comportamiento de los consumidores Procesamiento de alimentos Tecnologías de información (incluye sensoría remota, GIS, modelos de predicción y administración de datos) Biotecnologías (incluye detección y manejo de enfermedades y exploración bioló- gica de organismos marítimos para productos bio-activos y para el procesamiento de alimentos) Cosechas sostenibles y sistemas de producción (incluye tecnologías de producción purificadas, tecnologías de hallazgo de peces, diseño y manufactura de redes de pesca, diseño de jaulas y tanques) Desarrollo de sensores (incluye tecnología de materiales, desarrollo de instru- mentos y técnicas de prevención de fallos) Energía de ondas (incluye control y absorción de poder y diseño y amarre estruc- tural) Transportes marítimos (incluye administración inter modular) Ciencias de la madera, ciencias de materiales y destrezas de ingeniería aplicada Genética y otras biotecnologías para mejorar la calidad de la madera irlandesa. Tecnologías de información y destrezas comunicativas Destrezas de manejo del medio ambiente Modelos de planeamiento y evaluación Plataforma de tecnologías estratégicas para Irlandacuadro nº 3.1 (continuación)
  • 35. 33 cuadro nº 3.1 (continuación) Plataforma de tecnologías estratégicas para Irlanda Áreas generales Recursos naturales – Comunalidades Energía Transporte y logística Construcción e infraestructura Plataformas de tecnologías estratégicas Destrezas y capacidades avanzadas de mercadeo Capacidad para monitorear, evaluar y aprovechar los avances en biotecnología Tecnologías de producción y procesamiento y sistemas para satisfacer la demanda de consumo Producción competitiva y sostenible y tecnologías y sistemas de procesamiento Tecnologías de información y destrezas comunicativas Tecnologías nuevas y renovables de electricidad, mercados termales y de trans- porte, energía de ondas, sistemas de energía híbrida, sistemas de almacenamien- to de energía y sistemas alternativos de transporte que sean amigables con el medio ambiente Productos inteligentes de consumo de energía Tecnologías de energía eficiente y de energía renovable para edificios Optimización de fuentes y de distribución y utilización de energía en todos los niveles de consumo de energía Intermodalidad de sistemas de transporte Telemática para sistemas de transporte Tecnologías de diseño y mantenimiento de caminos Administración de demandas Desarrollo de aprovechamiento de terrenos TCI Desarrollo de materiales Desarrollo de tecnología de manufactura (incluye robótica, mecanización, herra- mientas) Sostenibilidad del medio ambiente construido Salud, seguridad y amigabilidad con el medio ambiente Competitividad cuadro nº 3.2Reporte detallado del estado de las diferentes plataformas tecnológicas europeas Nuevas tecnologías que promueven un cambio radical en el sector si son desarrolladas y aplicadas apropia- damente y en el momento adecuado: Hidrógeno y celdas de combustible Consejo Asesor de Iniciativas Europeas en Nanoelectrónica Nanomedicina (nanobiotecnología para aplicaciones médicas) Reconciliación de diferentes objetivos políticos con el enfoque de desarrollos sostenibles: Plantas para el futuro Abastecimiento y saneamiento de aguas Fotovoltaica Química sostenible
  • 36. 34 3.4 Tercer enfoque: apuntar a los retos de la sociedad Tratar con las más importantes preocupaciones económicas, sociales y ambientales de los habitantes En las experiencias para conectar el hoy con estrategias de largo plazo, el otro aspecto esen- cial es conectar la ciencia y la tecnología con unas pocas áreas de interés, preocupación, reto e impacto en la sociedad. Estas áreas, además de alimentarse de su propio cuerpo de conocimien- to específico, deben empujar la frontera del co- nocimiento en su campo, pero nutrirse también de la sinergia de otras disciplinas y entender los modelos sociales en los cuales se van a aplicar. En una reciente reunión titulada “Tecnologías claves para Europa”, el 19 y 20 de setiembre del 2005, en Bruselas, se presentó un reporte so- bre las tecnologías para el 2020 . En el caso de aquellas que apuntan a los retos de la sociedad se destacan la agricultura, la energía, el ambiente, la atención o servicios de salud, la seguridad, los servicios y el transporte: ● La agricultura. El énfasis está en adquirir un balance entre la rentabilidad, lo ambiental y las demandas/pre- ferencias del consumidor. Ello dará las ventajas competitivas a la industria agro-alimentaria: el conocimiento es la clave para adquirir ese ba- lance. De allí su estrecho vínculo con la ciencia y la tecnología. ● La energía. El aumento en el consumo de la energía, la li- beralización de esos mercados, la seguridad del suministro, la necesidad de lidiar con el cam- bio climático ligado al consumo energético y los aspectos ambientales en general, serán los grandes retos que la ciencia y la tecnología ten- drán que acometer. Reporte detallado del estado de las diferentes plataformas tecnológicas europeascuadro nº 3.2 (continuación) Reconciliación de diferentes objetivos políticos con el enfoque de desarrollos sostenibles: Salud animal global Consejo Asesor de Investigación sobre Transporte por Carretera Consejo Asesor de Investigación Ferroviaria Plataforma tecnológica de transporte marítimo Bienes y servicios públicos, basados en nuevas tecnologías, con altas barreras de entrada y rentabilidad incierta pero con alto potencial económico y social: Comunicaciones móviles e inalámbricas Medicamentos innovadores para Europa Desarrollo de avances tecnológicos necesarios para mantener la punta de lanza tecnológica en sectores de alta tecnología que tienen importancia estratégica y económica significativa para Europa: Sistemas empotrados Consejo Asesor para la Investigación Aerospacial en Europa Plataforma Tecnológica Espacial Europea Nuevas tecnologías aplicadas a sectores industriales tradicionales: Acero Plataforma tecnológica para el futuro de textiles y ropa Manufuture – Tecnologías para la manufactura del Futuro Tecnologías de construcción 32 “Creative System Disruption: Towards a Research Strategy Beyond Lisbon”, Synthesis Report of the Key Technologies Expert Group, Comisión Europea, Bruselas, 2005.