SlideShare una empresa de Scribd logo
GUERRA COLONIAL Y CRISIS DEL 98
La guerra colonial y la crisis del 98
Introducción.
1. Causas de la guerra.
2. Fases de la guerra (1895-1897).
3. La guerra contra Estados Unidos 1898.
4. Consecuencias y balance del conflicto.
5. El Regeneracionismo.
6. Conclusión.
Introducción
En 1895 se produjo un levantamiento independentista en Cuba, que se convirtió rápidamente en una
insurrección de toda la isla contra la metrópolis y en 1896 sucedía lo mismo en Filipinas. En 1898, tras la
extensión del conflicto y su conversión en una guerra hispano-norteamericana, España perdía Cuba,
Puerto Rico y las Filipinas, tras una completa derrota militar.
Como consecuencia de la pérdida de los restos del Imperio colonial se desencadenó una crisis
nacional, ante la desmoralización, el escándalo y la debilidad militar y política demostrada por el
gobierno de la Restauración. Al conjunto de estos acontecimientos se le ha dado el nombre de « Desastre
del 98», trauma que abre una nueva etapa en la historia contemporánea de España (Regeneracionismo)
que marcará la vida política de principios del siglo XX.
Este acontecimiento se enmarca dentro del contexto histórico del Imperialismo y Colonialismo del siglo
XIX, momento en el que las nuevas potencias colonialistas, Gran Bretaña, Francia, Alemania, Rusia,
EE.UU, Japón... desplazan a España y Portugal, antiguas potencias coloniales desde el siglo XVI.
1. Causas y antecedentes.
La guerra de Cuba se originó tras la maduración del movimiento independentista indígena (Antonio
Maceo y José Martí), pero también se debe a los errores cometidos por España. Pese a lo dispuesto en
la paz de Zanjón de 1878, el gobierno español no fue generoso ni previsor. Prefirió ir retrasando la
concesión del régimen de autogobierno y eludió un control real s obre los abusos que los trabajadores
indígenas de las plantaciones sufrían por parte de los propietarios españoles y criollos. Los sucesivos
gobiernos se dejaron presionar por los grupos con intereses económicos en la colonia, que se oponían a
cualquier cambio que pudiera reducir sus ganancias en la explotación de la isla.
A la frustración acumulada por esta acción del gobierno español, se unió el respaldo norteamericano a los
insurgentes. Los políticos estadounidenses eran firmes partidarios de la independencia cubana, no por ella
misma, sino porque significaba la posibilidad de explotar la riqueza de la isla en exclusiva. Las
compañías azucareras y la opinión pública estadounidense respaldaban esta política. El apoyo a los
cubanos por parte de los EE.UU fue continuo, primero diplomáticamente, presionando al gobierno
español para hacer concesiones de autonomía, y a partir de 1891, cuando la ley de aranceles prohibió a
los cubanos el comercio libre con EE.UU, se convirtió en un apoyo material y en una presión para el
estallido de la insurrección. Los cubanos recibieron la ley arancelaria como una vuelta al estatuto de
simple colonia. Y aunque a finales de 1894 los liberales sacaron adelante un tímido proyecto de
autonomía (Maura), ya era tarde, la insurrección estaba en marcha y en 1895 estalló la revuelta.
En el Manifiesto de Montecristi se exponen las ideas en las que se basó José Martí para organizar la
guerra de independencia cubana. Fue firmado por José Martí y Máximo Gómez en 1895 en la localidad
de Montecristi (República Dominicana). Con el Grito de Baire (Cuba), levantamiento iniciado por el
patriota cubano José Martí el día 24 de febrero de 1895, comienza la guerra.
2. Fases y desarrollo del conflicto (1895-1897).
Inicialmente el gobierno liberal intentó una política de mediación, enviando a Martínez Campos a la isla.
Pero cuando éste fracasó frente a una insurrección mucho más extendida y organizada que la de 1872, que
apaciguó el propio Martínez Campos, tuvo que regresar a España tras negarse a aplicar medidas
represivas sobre la población civil.
El nuevo gobierno de Cánovas envió entonces al general Weyler. Experto conocedor de la isla, recuperó
todo el territorio y envió a los insurrectos a las montañas. Dividió el territorio por medio de líneas
fortificadas y concentró a la población civil en compartimentos, para evitar que pudieran apoyar a los
guerrilleros.
Comenzó así una feroz guerra de desgaste que se prolongó a lo largo de 1896 y 1897, basada en la
superioridad militar española y en el dominio del terreno por parte de los guerrilleros cubanos, que
recibían armamento y suministros estadounidenses.
Las bajas fueron aumentando, más por las enfermedades que por muertes en el frente, comenzando así las
protestas en España y rompiéndose el consenso liberal-conservador sobre la cuestión cubana. Tras el
asesinato de Cánovas en 1897, Sagasta, que formó el nuevo gobierno, intentó un nuevo proyecto de
autonomía más amplio, con un gobierno propio y una cámara de representantes, otorgándoles los mismos
derechos que los peninsulares. Sustituyó al general Weyler por el general Blanco, más conciliador y
tolerante que su antecesor, y puso en marcha el nuevo régimen en la isla.
3. La guerra contra Estados Unidos 1898.
Con la toma de posesión del nuevo gobierno cubano, parecía que se podría dar paso a la pacificación de la
isla, pero fue en ese momento cuando EE.UU decidió intervenir. En 1896 había sido elegido presidente
McKinley, partidario de la intervención, y la opinión pública estadounidense, influida por los ideólogos
del imperialismo norteamericano a través de las campañas de los periódicos (New York World de
Pulitzer y el New York Journal de William Randolph Hearst), presionaba en favor de la guerra.
El incidente que propició el estallido de la misma fue la explosión del acorazado estadounidense
«Maine», anclado en la bahía de La Habana, el 15 de febrero de 1898, y que causó 254 muertos. Había
sido enviado a Cuba para «proteger los intereses norteamericanos en la isla». Pese a la propuesta española
de crear una comisión de investigación internacional, EE.UU realizó una investigación particular y
atribuyó toda la responsabilidad a España, a quien correspondía garantizar la seguridad en el puerto.
Rápidamente, lo que era una atribución indirecta fue convertida por la prensa norteamericana (New York
World) en una responsabilidad directa sobre la voladura del barco. Ante la presión de la opinión pública,
el gobierno de Washington propuso la compra de la isla por 300 millones de dólares, y ante la previsible
negativa española, lanzó un ultimátum que amenazaba con la guerra si España no renunciaba a la
soberanía de la isla. Desde el punto de vista de los dirigentes políticos y militares de la época, la guerra
era inevitable.
En Filipinas, la situación era también crítica. Tras tres años de insurrección independentista, el ejército
español, mandado primero por el general Polavieja y posteriormente por Fernando Primo de Rivera, había
conseguido dominar en parte la situación. Pero en 1898, ante la inminente guerra entre EE.UU y España,
la flota norteamericana en Hong Kong se dirigió a las islas para apoyar a los insurrectos.
El desarrollo de las operaciones fue rápido y contundente (superioridad material y técnica
estadounidense). En Filipinas, los acorazados estadounidenses tomaron Cavite, destrozando la flota
española, mientras que Manila era conquistada casi sin luchar, cuando ya se había firmado el armisticio
(1898).
En Cuba, la flota del almirante Cervera, tras permanecer sitiada en Santiago, acabó siendo derrotada. En
esas condiciones España tuvo que pedir un armisticio y firmó un protocolo previo al tratado de paz
aceptando ya la renuncia a su soberanía.
Por el Tratado de París (diciembre de 1898) España renunciaba definitivamente a su soberanía sobre
Cuba, cedía a EE.UU las Islas Filipinas, a cambio de 20 millones de dólares, Puerto Rico y la isla de
Guam en las Marianas (grupo de islas al este de Filipinas y sur de Japón).
El desmantelamiento completo de los restos del Imperio colonial español se produce en 1899: el gobierno
español, consciente de la imposibilidad de mantener los últimos reductos, cedió a Alemania, por el
Tratado hispano-alemán, las islas Marianas (excepto Guam), las Carolinas (archipiélago del Pacífico
occidental formado por más de 600 islas e islotes) y las Palaos (islas más occidentales de las Carolinas), a
cambio de 15 millones de dólares.
4. Las consecuencias del Desastre del 98
La pérdida de las colonias no es un hecho aislado. Forma parte de un proceso de redistribución colonial
entre las grandes potencias europeas, perjudicando también a países como Italia, Rusia, Japón... y
beneficiando esencialmente a EE.UU, Inglaterra y Alemania.
Ante un proceso de acaparamiento de territorios coloniales de tal magnitud, poco o nada podía hacer un
país como España, potencia de segunda fila ya desde el siglo XVIII. Sin embargo, el Desastre del 98
supuso un golpe drástico en la conciencia de los españoles, y arrastró una serie de consecuencias
importantes, siendo este un momento crucial en la historia de España.
Están, en primer lugar, las pérdidas humanas. Se calcula que las guerras de 1895-1898 costaron en
conjunto unos 120.000 muertos, de los cuales la mitad fueron soldados españoles. La mayoría de las
muertes se debieron a enfermedades infecciosas (fiebre amarilla y paludismo), que dejaron además graves
secuelas en los supervivientes. Si al principio los daños no repercutían demasiado en una opinión pública
adormecida, poco a poco comenzaron las protestas y se fue extendiendo la angustia entre las familias
pobres cuyos hijos habían sido enviados a pelear en las colonias por no poder pagar las 2.000 pesetas que
los podrían excluir de las impopulares «quintas».
Los perjuicios psicológicos y morales entre los combatientes también fueron importantes. A ello se añadía
la desmoralización de un país consciente de su propia debilidad y de lo inútil del sacrificio.
Las pérdidas materiales, si bien no fueron excesivas en un principio, salvo la fuerte subida de los precios
de los alimentos en 1898, si fueron graves a largo plazo. La derrota supuso la pérdida de los ingresos
procedentes de las colonias, así como los mercados seguros que éstas suponían y de las mercancías que,
como el azúcar, el cacao o el café, deberían comprarse en el futuro a precios internacionales.
La crisis política resultó inevitable, el desgaste fue de ambos partidos, pero afectó esencialmente al
Liberal y al propio Sagasta, a quien tocó la misión de afrontar la derrota. Consecuencia inmediata fue la
pérdida de autoridad y el final de la carrera de la primera generación de dirigentes, que debe ceder el
terreno a los nuevos líderes: Antonio Maura (Conservador) y José Canalejas (Liberal).
La consecuencia más grave fue el desprestigio militar, derivado de la dureza de la derrota, y a pesar de la
capacidad demostrada aisladamente por algunos generales y el valor de las tropas. Era evidente que el
Ejército no estaba preparado para un conflicto como este, por lo que salía considerablemente dañado en
su imagen, lo que traerá graves consecuencias en el siglo XX.
5. El Regeneracionismo
Tras la derrota surgieron una serie de críticas tanto hacia el funcionamiento del sistema político como a la
propia mentalidad derrotista y conformista del país ante este acontecimiento.
Sorprendió especialmente a los dirigentes políticos y a los intelectuales la pasividad con la que la opinión
pública reaccionó ante la pérdida del Imperio, pasividad sólo alterada por el dolor y las protestas por las
pérdidas humanas.
Entre todas las críticas y análisis de aquellos meses destacan las de los llamados regeneracionistas.
Entre ellos destacaron Picavea y Joaquín Costa. La tesis regeneracionista se basaba en la constatación
del atraso económico y social que España presentaba respecto a los países europeos más avanzados.
Presentaron programas basados en una reorganización política, la limpieza del sistema electoral, la
reforma educativa, la acción orientada hacia la ayuda social, las obras públicas... En definitiva, una
actuación encaminada al bien común y no en beneficio de los intereses políticos de la oligarquía.
Algunos de los nuevos políticos que en el contexto del Desastre se pusieron al frente de los partidos
(Maura y Canalejas), adoptaron muchas de las ideas regeneracionistas e intentaron aplicarlas.
En 1902 Alfonso XIII era proclamado Rey, con el inicio del nuevo reinado y las consecuencias del
Desastre termina el primer periodo del régimen de la Restauración.
En el plano cultural apareció la llamada Generación del 98 con autores como Miguel de Unamuno,
Ramiro de Maeztu, Azorín, Antonio Machado, Pío Baroja, Valle-Inclán y el filólogo e historiador
Menéndez Pidal.
6. Conclusión
Las consecuencias del la Guerra Colonial y la Crisis del 98 marcarán el final del siglo XIX en la Historia
de España. Las nuevas ideas regeneracionistas aplicadas por los nuevos políticos, Canalejas y Maura,
darán lugar a cambios políticos, sociales y económicos en la primera década del siglo XX, década que se
caracterizará por la inestabilidad política y social.
Entre los principales problemas que tuvieron que afrontar estaban la cuestión social y política, marcada
por las continuas oleadas de huelgas; la cuestión militar, generada por la propia degradación del Ejército
tras derrota, que atribuía toda la responsabilidad a los políticos; el desarrollo del movimiento
nacionalista en el País Vasco y en Cataluña, donde la pérdida de las colonias hizo crecer el sentimiento
nacional, ante el gran perjuicio que significaba para el desarrollo económico; y por último, la cuestión
religiosa, centrándose en el aumento de las denuncias de los sectores progresistas sobre el dominio que la
Iglesia ejercía sobre la enseñanza.
Los distintos gobiernos de principios del siglo XX vieron la posibilidad de acabar con las frustradas
expectativas de los colonialistas españoles tras el Desastre del 98, estableciendo un imperio colonial en el
Norte de África. Tras un primer acuerdo franco-español en 1904, en la Conferencia de Algeciras (1906)
se concede a ambos países el protectorado conjunto sobre Marruecos. Las consecuencias del dominio
sobre el protectorado de Marruecos y la guerra que generó, marcarán el futuro político, social y
económico en España, sobre todo en lo que se refiere al papel que van a desempeñar los militares a partir
de este momento.

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Tema 10. La Guerra Civil
Tema 10. La Guerra CivilTema 10. La Guerra Civil
Tema 10. La Guerra Civil
joanet83
 
Segunda República y Guerra Civil Española
Segunda República y Guerra Civil EspañolaSegunda República y Guerra Civil Española
Segunda República y Guerra Civil Española
Mavi Pastor
 
6. Alfonso XIII, período parlamentario
6. Alfonso XIII, período parlamentario6. Alfonso XIII, período parlamentario
6. Alfonso XIII, período parlamentario
LuisRSalas
 
Alfonso XIII y la crisis del sistema de la Restauración (1902-1931)
Alfonso XIII y la crisis del sistema de la Restauración (1902-1931)Alfonso XIII y la crisis del sistema de la Restauración (1902-1931)
Alfonso XIII y la crisis del sistema de la Restauración (1902-1931)
Madelman68
 
El reinado de Alfonso XIII
El reinado de Alfonso XIIIEl reinado de Alfonso XIII
El reinado de Alfonso XIII
M Angeles Carrasco Miranda
 
14.2 - La dictadura de Miguel Primo de Rivera
14.2 -  La dictadura de Miguel Primo de Rivera14.2 -  La dictadura de Miguel Primo de Rivera
14.2 - La dictadura de Miguel Primo de Rivera
historiasd2010
 
II República: Bienio Conservador y Frente Popular (1933-1936)
II República: Bienio Conservador y Frente Popular (1933-1936)II República: Bienio Conservador y Frente Popular (1933-1936)
II República: Bienio Conservador y Frente Popular (1933-1936)
Emilydavison
 
Tema 8 la dictadura de primo de rivera (1923-1930)
Tema 8  la dictadura de primo de rivera (1923-1930)Tema 8  la dictadura de primo de rivera (1923-1930)
Tema 8 la dictadura de primo de rivera (1923-1930)
Mercedes Espinosa Contreras
 
La crisis de la Restauración
La crisis de la RestauraciónLa crisis de la Restauración
La crisis de la Restauración
Jose Gonzalez
 
Tema 12.7 : La crisis del 98
Tema 12.7 : La crisis del 98Tema 12.7 : La crisis del 98
Tema 12.7 : La crisis del 98
Emilydavison
 
Reinado de alfonso xiii
Reinado de alfonso xiiiReinado de alfonso xiii
Reinado de alfonso xiii
mercheguillen
 
Sexenio Revolucionario
Sexenio RevolucionarioSexenio Revolucionario
Sexenio Revolucionario
angel_elgranado
 
Parte b. tema 5-alfonso xiii-el regeneracionismo y los gobiernos de maura y ...
Parte b.  tema 5-alfonso xiii-el regeneracionismo y los gobiernos de maura y ...Parte b.  tema 5-alfonso xiii-el regeneracionismo y los gobiernos de maura y ...
Parte b. tema 5-alfonso xiii-el regeneracionismo y los gobiernos de maura y ...
jjsg23
 
La Guerra Civil Española. Evolución política y social.
La Guerra Civil Española. Evolución política y social.La Guerra Civil Española. Evolución política y social.
La Guerra Civil Española. Evolución política y social.
Alfredo García
 
2.la crisis de 1917
2.la crisis de 19172.la crisis de 1917
2.la crisis de 1917
Petrakis
 
Tema 8. LA DICTADURA DE PRIMO DE RIVERA
Tema 8.  LA DICTADURA DE PRIMO DE RIVERATema 8.  LA DICTADURA DE PRIMO DE RIVERA
Tema 8. LA DICTADURA DE PRIMO DE RIVERA
Aludiga
 
Restauración y liberalismo (tema 3)
Restauración y liberalismo (tema 3)Restauración y liberalismo (tema 3)
Restauración y liberalismo (tema 3)
peterpanahoy
 
CONCEPTOS DEL TEMA 10. LA SEGUNDA REPÚBLICA. LA GUERRA CIVIL EN UN CONTEXTO D...
CONCEPTOS DEL TEMA 10. LA SEGUNDA REPÚBLICA. LA GUERRA CIVIL EN UN CONTEXTO D...CONCEPTOS DEL TEMA 10. LA SEGUNDA REPÚBLICA. LA GUERRA CIVIL EN UN CONTEXTO D...
CONCEPTOS DEL TEMA 10. LA SEGUNDA REPÚBLICA. LA GUERRA CIVIL EN UN CONTEXTO D...
Ricardo Chao Prieto
 
Tema 13. La crisis del sistema liberal. El reinado de Alfonso XIII
Tema 13. La crisis del sistema liberal. El reinado de Alfonso XIIITema 13. La crisis del sistema liberal. El reinado de Alfonso XIII
Tema 13. La crisis del sistema liberal. El reinado de Alfonso XIII
Conchagon
 
Tema 4b la crisis del 98
Tema 4b la crisis del 98Tema 4b la crisis del 98
Tema 4b la crisis del 98
Escuela de Arte de Algeciras
 

La actualidad más candente (20)

Tema 10. La Guerra Civil
Tema 10. La Guerra CivilTema 10. La Guerra Civil
Tema 10. La Guerra Civil
 
Segunda República y Guerra Civil Española
Segunda República y Guerra Civil EspañolaSegunda República y Guerra Civil Española
Segunda República y Guerra Civil Española
 
6. Alfonso XIII, período parlamentario
6. Alfonso XIII, período parlamentario6. Alfonso XIII, período parlamentario
6. Alfonso XIII, período parlamentario
 
Alfonso XIII y la crisis del sistema de la Restauración (1902-1931)
Alfonso XIII y la crisis del sistema de la Restauración (1902-1931)Alfonso XIII y la crisis del sistema de la Restauración (1902-1931)
Alfonso XIII y la crisis del sistema de la Restauración (1902-1931)
 
El reinado de Alfonso XIII
El reinado de Alfonso XIIIEl reinado de Alfonso XIII
El reinado de Alfonso XIII
 
14.2 - La dictadura de Miguel Primo de Rivera
14.2 -  La dictadura de Miguel Primo de Rivera14.2 -  La dictadura de Miguel Primo de Rivera
14.2 - La dictadura de Miguel Primo de Rivera
 
II República: Bienio Conservador y Frente Popular (1933-1936)
II República: Bienio Conservador y Frente Popular (1933-1936)II República: Bienio Conservador y Frente Popular (1933-1936)
II República: Bienio Conservador y Frente Popular (1933-1936)
 
Tema 8 la dictadura de primo de rivera (1923-1930)
Tema 8  la dictadura de primo de rivera (1923-1930)Tema 8  la dictadura de primo de rivera (1923-1930)
Tema 8 la dictadura de primo de rivera (1923-1930)
 
La crisis de la Restauración
La crisis de la RestauraciónLa crisis de la Restauración
La crisis de la Restauración
 
Tema 12.7 : La crisis del 98
Tema 12.7 : La crisis del 98Tema 12.7 : La crisis del 98
Tema 12.7 : La crisis del 98
 
Reinado de alfonso xiii
Reinado de alfonso xiiiReinado de alfonso xiii
Reinado de alfonso xiii
 
Sexenio Revolucionario
Sexenio RevolucionarioSexenio Revolucionario
Sexenio Revolucionario
 
Parte b. tema 5-alfonso xiii-el regeneracionismo y los gobiernos de maura y ...
Parte b.  tema 5-alfonso xiii-el regeneracionismo y los gobiernos de maura y ...Parte b.  tema 5-alfonso xiii-el regeneracionismo y los gobiernos de maura y ...
Parte b. tema 5-alfonso xiii-el regeneracionismo y los gobiernos de maura y ...
 
La Guerra Civil Española. Evolución política y social.
La Guerra Civil Española. Evolución política y social.La Guerra Civil Española. Evolución política y social.
La Guerra Civil Española. Evolución política y social.
 
2.la crisis de 1917
2.la crisis de 19172.la crisis de 1917
2.la crisis de 1917
 
Tema 8. LA DICTADURA DE PRIMO DE RIVERA
Tema 8.  LA DICTADURA DE PRIMO DE RIVERATema 8.  LA DICTADURA DE PRIMO DE RIVERA
Tema 8. LA DICTADURA DE PRIMO DE RIVERA
 
Restauración y liberalismo (tema 3)
Restauración y liberalismo (tema 3)Restauración y liberalismo (tema 3)
Restauración y liberalismo (tema 3)
 
CONCEPTOS DEL TEMA 10. LA SEGUNDA REPÚBLICA. LA GUERRA CIVIL EN UN CONTEXTO D...
CONCEPTOS DEL TEMA 10. LA SEGUNDA REPÚBLICA. LA GUERRA CIVIL EN UN CONTEXTO D...CONCEPTOS DEL TEMA 10. LA SEGUNDA REPÚBLICA. LA GUERRA CIVIL EN UN CONTEXTO D...
CONCEPTOS DEL TEMA 10. LA SEGUNDA REPÚBLICA. LA GUERRA CIVIL EN UN CONTEXTO D...
 
Tema 13. La crisis del sistema liberal. El reinado de Alfonso XIII
Tema 13. La crisis del sistema liberal. El reinado de Alfonso XIIITema 13. La crisis del sistema liberal. El reinado de Alfonso XIII
Tema 13. La crisis del sistema liberal. El reinado de Alfonso XIII
 
Tema 4b la crisis del 98
Tema 4b la crisis del 98Tema 4b la crisis del 98
Tema 4b la crisis del 98
 

Destacado

Los últimos de Filipinas
Los últimos de FilipinasLos últimos de Filipinas
Los últimos de Filipinas
LuisRSalas
 
5.la regencia 3. gobiernos de revisión cambio de siglo
5.la regencia 3. gobiernos de revisión cambio de siglo5.la regencia 3. gobiernos de revisión cambio de siglo
5.la regencia 3. gobiernos de revisión cambio de siglo
LuisRSalas
 
Esquema sistema canovista
Esquema sistema canovistaEsquema sistema canovista
Esquema sistema canovista
LuisRSalas
 
Resumen constitución 1876
Resumen constitución 1876Resumen constitución 1876
Resumen constitución 1876
LuisRSalas
 
El sexenio democrático (1868 1874)
El sexenio democrático (1868 1874)El sexenio democrático (1868 1874)
El sexenio democrático (1868 1874)
Alfonso Oñate Méndez
 
3. la regencia 1
3. la regencia 13. la regencia 1
3. la regencia 1
LuisRSalas
 
1. la restauración
1. la restauración1. la restauración
1. la restauración
LuisRSalas
 
Sexenio democrático. la primera república
Sexenio democrático. la primera repúblicaSexenio democrático. la primera república
Sexenio democrático. la primera república
LuisRSalas
 
Demografía siglo xix compatible
Demografía siglo xix compatibleDemografía siglo xix compatible
Demografía siglo xix compatible
LuisRSalas
 
Economía siglo xix
Economía siglo xixEconomía siglo xix
Economía siglo xix
LuisRSalas
 
Nacionalismos del siglo xix
Nacionalismos del siglo xixNacionalismos del siglo xix
Nacionalismos del siglo xix
LuisRSalas
 
1.1.el caciquismo imágenes
1.1.el caciquismo imágenes1.1.el caciquismo imágenes
1.1.el caciquismo imágenes
LuisRSalas
 
2.1.izquierda dinástica
2.1.izquierda dinástica2.1.izquierda dinástica
2.1.izquierda dinástica
LuisRSalas
 
Nacionalismos siglo xix
Nacionalismos siglo xixNacionalismos siglo xix
Nacionalismos siglo xix
LuisRSalas
 
Fotos históricas santander
Fotos históricas santanderFotos históricas santander
Fotos históricas santander
maherran
 
Constitución 1876
Constitución 1876Constitución 1876
Constitución 1876
LuisRSalas
 
El siglo XVIII La crisis Del Antiguo Regimen
El siglo XVIII La crisis Del Antiguo RegimenEl siglo XVIII La crisis Del Antiguo Regimen
El siglo XVIII La crisis Del Antiguo Regimen
javier Soto
 
Monedas durante la ii república y guerra civil española
Monedas durante la ii república y guerra civil españolaMonedas durante la ii república y guerra civil española
Monedas durante la ii república y guerra civil española
Mercadation
 
Evolución histórica del escudo de España y su significado
Evolución histórica del escudo de España y su significadoEvolución histórica del escudo de España y su significado
Evolución histórica del escudo de España y su significado
Negrevernis Negrevernis
 
Desde la Prehistoria a la Edad Moderna
Desde la Prehistoria a la Edad ModernaDesde la Prehistoria a la Edad Moderna
Desde la Prehistoria a la Edad Moderna
Raul Ruano
 

Destacado (20)

Los últimos de Filipinas
Los últimos de FilipinasLos últimos de Filipinas
Los últimos de Filipinas
 
5.la regencia 3. gobiernos de revisión cambio de siglo
5.la regencia 3. gobiernos de revisión cambio de siglo5.la regencia 3. gobiernos de revisión cambio de siglo
5.la regencia 3. gobiernos de revisión cambio de siglo
 
Esquema sistema canovista
Esquema sistema canovistaEsquema sistema canovista
Esquema sistema canovista
 
Resumen constitución 1876
Resumen constitución 1876Resumen constitución 1876
Resumen constitución 1876
 
El sexenio democrático (1868 1874)
El sexenio democrático (1868 1874)El sexenio democrático (1868 1874)
El sexenio democrático (1868 1874)
 
3. la regencia 1
3. la regencia 13. la regencia 1
3. la regencia 1
 
1. la restauración
1. la restauración1. la restauración
1. la restauración
 
Sexenio democrático. la primera república
Sexenio democrático. la primera repúblicaSexenio democrático. la primera república
Sexenio democrático. la primera república
 
Demografía siglo xix compatible
Demografía siglo xix compatibleDemografía siglo xix compatible
Demografía siglo xix compatible
 
Economía siglo xix
Economía siglo xixEconomía siglo xix
Economía siglo xix
 
Nacionalismos del siglo xix
Nacionalismos del siglo xixNacionalismos del siglo xix
Nacionalismos del siglo xix
 
1.1.el caciquismo imágenes
1.1.el caciquismo imágenes1.1.el caciquismo imágenes
1.1.el caciquismo imágenes
 
2.1.izquierda dinástica
2.1.izquierda dinástica2.1.izquierda dinástica
2.1.izquierda dinástica
 
Nacionalismos siglo xix
Nacionalismos siglo xixNacionalismos siglo xix
Nacionalismos siglo xix
 
Fotos históricas santander
Fotos históricas santanderFotos históricas santander
Fotos históricas santander
 
Constitución 1876
Constitución 1876Constitución 1876
Constitución 1876
 
El siglo XVIII La crisis Del Antiguo Regimen
El siglo XVIII La crisis Del Antiguo RegimenEl siglo XVIII La crisis Del Antiguo Regimen
El siglo XVIII La crisis Del Antiguo Regimen
 
Monedas durante la ii república y guerra civil española
Monedas durante la ii república y guerra civil españolaMonedas durante la ii república y guerra civil española
Monedas durante la ii república y guerra civil española
 
Evolución histórica del escudo de España y su significado
Evolución histórica del escudo de España y su significadoEvolución histórica del escudo de España y su significado
Evolución histórica del escudo de España y su significado
 
Desde la Prehistoria a la Edad Moderna
Desde la Prehistoria a la Edad ModernaDesde la Prehistoria a la Edad Moderna
Desde la Prehistoria a la Edad Moderna
 

Similar a Guerra colonial y crisis del 98

Guerra colonial y crisis de 1898
Guerra colonial y crisis de 1898Guerra colonial y crisis de 1898
Guerra colonial y crisis de 1898
Sergio Balbuena
 
Tratado de paz entre España y Estados Unidos
Tratado de paz entre España y Estados Unidos Tratado de paz entre España y Estados Unidos
Tratado de paz entre España y Estados Unidos
alle_sofi
 
La guerra colonial y la crisis del 98 - Completa
La guerra colonial y la crisis del 98 - CompletaLa guerra colonial y la crisis del 98 - Completa
La guerra colonial y la crisis del 98 - Completa
Rafael Urías
 
Guerra colonial y crisis de 1898
Guerra colonial y crisis de 1898Guerra colonial y crisis de 1898
Guerra colonial y crisis de 1898
inmaprofesorasociales
 
Las Guerras Coloniales
Las Guerras ColonialesLas Guerras Coloniales
Las Guerras Coloniales
antonio
 
La Caída del Imperio Colonial y La Crisis del 98
La Caída del Imperio Colonial y La Crisis del 98La Caída del Imperio Colonial y La Crisis del 98
La Caída del Imperio Colonial y La Crisis del 98
Milagros_92
 
Guerra colonial y crisis del 98
Guerra colonial y crisis del 98Guerra colonial y crisis del 98
Guerra colonial y crisis del 98
Manuela Perez
 
Guerra colonial y crisis del 98
Guerra colonial y crisis del 98Guerra colonial y crisis del 98
Guerra colonial y crisis del 98
Manuela Perez
 
Desastre colonial y crisis del 98
Desastre colonial y crisis del 98Desastre colonial y crisis del 98
Desastre colonial y crisis del 98
Jade Hewitt
 
Tema 6.3- Crisis del 98 y fin del imperio colonial-sergio y ángel
Tema 6.3- Crisis del 98 y fin del imperio colonial-sergio y ángelTema 6.3- Crisis del 98 y fin del imperio colonial-sergio y ángel
Tema 6.3- Crisis del 98 y fin del imperio colonial-sergio y ángel
jjsg23
 
Guerra colonial y desastre del 898
Guerra colonial y desastre del 898Guerra colonial y desastre del 898
Guerra colonial y desastre del 898
Moha Yassin
 
Tema 4 Restauración El Desastre del 98
Tema 4 Restauración El Desastre del 98Tema 4 Restauración El Desastre del 98
Tema 4 Restauración El Desastre del 98
ANA GALVAN ROMARATE-ZABALA
 
Tratado de paris
Tratado de parisTratado de paris
Tratado de paris
Niko95
 
TEMA ILUSTRADOooooooooooooooooo 4.3.docx
TEMA ILUSTRADOooooooooooooooooo 4.3.docxTEMA ILUSTRADOooooooooooooooooo 4.3.docx
TEMA ILUSTRADOooooooooooooooooo 4.3.docx
antoniolfdez2006
 
Tema 11: La guerra colonial y la crisis de 1898
Tema 11: La guerra colonial y la crisis de 1898Tema 11: La guerra colonial y la crisis de 1898
Tema 11: La guerra colonial y la crisis de 1898
DepartamentoGH
 
T 9 cuba
T 9   cubaT 9   cuba
T 9 cuba
FranciscoJ62
 
Tema 9.- La España de la Restauración: Guerra colonial y Crisis del 98
Tema 9.- La España de la Restauración: Guerra colonial y Crisis del 98Tema 9.- La España de la Restauración: Guerra colonial y Crisis del 98
Tema 9.- La España de la Restauración: Guerra colonial y Crisis del 98
FranciscoJ62
 
La caída del imperio colonial Blogger Blogspot
La caída del imperio colonial Blogger BlogspotLa caída del imperio colonial Blogger Blogspot
La caída del imperio colonial Blogger Blogspot
niconavone
 
Crisis de 1898 subrayadopdf
Crisis de 1898 subrayadopdfCrisis de 1898 subrayadopdf
Crisis de 1898 subrayadopdf
anga
 
4.3 editado con imagenes trabajo historia
4.3 editado con imagenes trabajo historia4.3 editado con imagenes trabajo historia
4.3 editado con imagenes trabajo historia
victorcanasdaza
 

Similar a Guerra colonial y crisis del 98 (20)

Guerra colonial y crisis de 1898
Guerra colonial y crisis de 1898Guerra colonial y crisis de 1898
Guerra colonial y crisis de 1898
 
Tratado de paz entre España y Estados Unidos
Tratado de paz entre España y Estados Unidos Tratado de paz entre España y Estados Unidos
Tratado de paz entre España y Estados Unidos
 
La guerra colonial y la crisis del 98 - Completa
La guerra colonial y la crisis del 98 - CompletaLa guerra colonial y la crisis del 98 - Completa
La guerra colonial y la crisis del 98 - Completa
 
Guerra colonial y crisis de 1898
Guerra colonial y crisis de 1898Guerra colonial y crisis de 1898
Guerra colonial y crisis de 1898
 
Las Guerras Coloniales
Las Guerras ColonialesLas Guerras Coloniales
Las Guerras Coloniales
 
La Caída del Imperio Colonial y La Crisis del 98
La Caída del Imperio Colonial y La Crisis del 98La Caída del Imperio Colonial y La Crisis del 98
La Caída del Imperio Colonial y La Crisis del 98
 
Guerra colonial y crisis del 98
Guerra colonial y crisis del 98Guerra colonial y crisis del 98
Guerra colonial y crisis del 98
 
Guerra colonial y crisis del 98
Guerra colonial y crisis del 98Guerra colonial y crisis del 98
Guerra colonial y crisis del 98
 
Desastre colonial y crisis del 98
Desastre colonial y crisis del 98Desastre colonial y crisis del 98
Desastre colonial y crisis del 98
 
Tema 6.3- Crisis del 98 y fin del imperio colonial-sergio y ángel
Tema 6.3- Crisis del 98 y fin del imperio colonial-sergio y ángelTema 6.3- Crisis del 98 y fin del imperio colonial-sergio y ángel
Tema 6.3- Crisis del 98 y fin del imperio colonial-sergio y ángel
 
Guerra colonial y desastre del 898
Guerra colonial y desastre del 898Guerra colonial y desastre del 898
Guerra colonial y desastre del 898
 
Tema 4 Restauración El Desastre del 98
Tema 4 Restauración El Desastre del 98Tema 4 Restauración El Desastre del 98
Tema 4 Restauración El Desastre del 98
 
Tratado de paris
Tratado de parisTratado de paris
Tratado de paris
 
TEMA ILUSTRADOooooooooooooooooo 4.3.docx
TEMA ILUSTRADOooooooooooooooooo 4.3.docxTEMA ILUSTRADOooooooooooooooooo 4.3.docx
TEMA ILUSTRADOooooooooooooooooo 4.3.docx
 
Tema 11: La guerra colonial y la crisis de 1898
Tema 11: La guerra colonial y la crisis de 1898Tema 11: La guerra colonial y la crisis de 1898
Tema 11: La guerra colonial y la crisis de 1898
 
T 9 cuba
T 9   cubaT 9   cuba
T 9 cuba
 
Tema 9.- La España de la Restauración: Guerra colonial y Crisis del 98
Tema 9.- La España de la Restauración: Guerra colonial y Crisis del 98Tema 9.- La España de la Restauración: Guerra colonial y Crisis del 98
Tema 9.- La España de la Restauración: Guerra colonial y Crisis del 98
 
La caída del imperio colonial Blogger Blogspot
La caída del imperio colonial Blogger BlogspotLa caída del imperio colonial Blogger Blogspot
La caída del imperio colonial Blogger Blogspot
 
Crisis de 1898 subrayadopdf
Crisis de 1898 subrayadopdfCrisis de 1898 subrayadopdf
Crisis de 1898 subrayadopdf
 
4.3 editado con imagenes trabajo historia
4.3 editado con imagenes trabajo historia4.3 editado con imagenes trabajo historia
4.3 editado con imagenes trabajo historia
 

Más de LuisRSalas

Arte románico en pdf
Arte románico en pdfArte románico en pdf
Arte románico en pdf
LuisRSalas
 
Arte islámico
Arte islámicoArte islámico
Arte islámico
LuisRSalas
 
Sociedad siglo xix compatible
Sociedad siglo xix compatibleSociedad siglo xix compatible
Sociedad siglo xix compatible
LuisRSalas
 
Santander siglo xix
Santander siglo xixSantander siglo xix
Santander siglo xix
LuisRSalas
 
La clase obrera_hace_historia
La clase obrera_hace_historiaLa clase obrera_hace_historia
La clase obrera_hace_historia
LuisRSalas
 
La exposición universal de 1888 en barcelona
La exposición universal de 1888 en barcelonaLa exposición universal de 1888 en barcelona
La exposición universal de 1888 en barcelona
LuisRSalas
 
La agricultura durante el siglo xix
La agricultura durante el siglo xixLa agricultura durante el siglo xix
La agricultura durante el siglo xix
LuisRSalas
 
La clase obrera_hace_historia
La clase obrera_hace_historiaLa clase obrera_hace_historia
La clase obrera_hace_historia
LuisRSalas
 
Reinadode Isabel II. Bienio progresista.
Reinadode Isabel II. Bienio progresista.Reinadode Isabel II. Bienio progresista.
Reinadode Isabel II. Bienio progresista.
LuisRSalas
 
Gobiernos union liberal
Gobiernos union liberalGobiernos union liberal
Gobiernos union liberal
LuisRSalas
 
De Amadeo a la I República
De Amadeo a la I RepúblicaDe Amadeo a la I República
De Amadeo a la I República
LuisRSalas
 
Carlos v, el pretendiente carlista
Carlos v, el pretendiente carlistaCarlos v, el pretendiente carlista
Carlos v, el pretendiente carlista
LuisRSalas
 
Concordato de 1851
Concordato de 1851Concordato de 1851
Concordato de 1851
LuisRSalas
 

Más de LuisRSalas (13)

Arte románico en pdf
Arte románico en pdfArte románico en pdf
Arte románico en pdf
 
Arte islámico
Arte islámicoArte islámico
Arte islámico
 
Sociedad siglo xix compatible
Sociedad siglo xix compatibleSociedad siglo xix compatible
Sociedad siglo xix compatible
 
Santander siglo xix
Santander siglo xixSantander siglo xix
Santander siglo xix
 
La clase obrera_hace_historia
La clase obrera_hace_historiaLa clase obrera_hace_historia
La clase obrera_hace_historia
 
La exposición universal de 1888 en barcelona
La exposición universal de 1888 en barcelonaLa exposición universal de 1888 en barcelona
La exposición universal de 1888 en barcelona
 
La agricultura durante el siglo xix
La agricultura durante el siglo xixLa agricultura durante el siglo xix
La agricultura durante el siglo xix
 
La clase obrera_hace_historia
La clase obrera_hace_historiaLa clase obrera_hace_historia
La clase obrera_hace_historia
 
Reinadode Isabel II. Bienio progresista.
Reinadode Isabel II. Bienio progresista.Reinadode Isabel II. Bienio progresista.
Reinadode Isabel II. Bienio progresista.
 
Gobiernos union liberal
Gobiernos union liberalGobiernos union liberal
Gobiernos union liberal
 
De Amadeo a la I República
De Amadeo a la I RepúblicaDe Amadeo a la I República
De Amadeo a la I República
 
Carlos v, el pretendiente carlista
Carlos v, el pretendiente carlistaCarlos v, el pretendiente carlista
Carlos v, el pretendiente carlista
 
Concordato de 1851
Concordato de 1851Concordato de 1851
Concordato de 1851
 

Último

Mapa Mental documentos que rigen el sistema de evaluación
Mapa Mental documentos que rigen el sistema de evaluaciónMapa Mental documentos que rigen el sistema de evaluación
Mapa Mental documentos que rigen el sistema de evaluación
ruthmatiel1
 
Presentación simple corporativa degradado en violeta blanco.pdf
Presentación simple corporativa degradado en violeta blanco.pdfPresentación simple corporativa degradado en violeta blanco.pdf
Presentación simple corporativa degradado en violeta blanco.pdf
eleandroth
 
proyectoszona21para el logro de real.pptx
proyectoszona21para el logro de real.pptxproyectoszona21para el logro de real.pptx
proyectoszona21para el logro de real.pptx
ChristianGmez48
 
Prueba/test conoce tus heridas de la infancia
Prueba/test conoce tus heridas de la infanciaPrueba/test conoce tus heridas de la infancia
Prueba/test conoce tus heridas de la infancia
LudmilaOrtega3
 
Business Plan -rAIces - Agro Business Tech
Business Plan -rAIces - Agro Business TechBusiness Plan -rAIces - Agro Business Tech
Business Plan -rAIces - Agro Business Tech
johnyamg20
 
Lecciones 11 Esc. Sabática. El conflicto inminente docx
Lecciones 11 Esc. Sabática. El conflicto inminente docxLecciones 11 Esc. Sabática. El conflicto inminente docx
Lecciones 11 Esc. Sabática. El conflicto inminente docx
Alejandrino Halire Ccahuana
 
APUNTES UNIDAD I ECONOMIA EMPRESARIAL .pdf
APUNTES UNIDAD I ECONOMIA EMPRESARIAL .pdfAPUNTES UNIDAD I ECONOMIA EMPRESARIAL .pdf
APUNTES UNIDAD I ECONOMIA EMPRESARIAL .pdf
VeronicaCabrera50
 
Ejercicios-de-Calculo-de-Goteo-Enfermeria1-1.ppt
Ejercicios-de-Calculo-de-Goteo-Enfermeria1-1.pptEjercicios-de-Calculo-de-Goteo-Enfermeria1-1.ppt
Ejercicios-de-Calculo-de-Goteo-Enfermeria1-1.ppt
eliseo membreño
 
ANALISIS CRITICO DEL PENSAMIENTO COLONIAL Y DESCOLONIZACION
ANALISIS CRITICO DEL PENSAMIENTO COLONIAL Y DESCOLONIZACIONANALISIS CRITICO DEL PENSAMIENTO COLONIAL Y DESCOLONIZACION
ANALISIS CRITICO DEL PENSAMIENTO COLONIAL Y DESCOLONIZACION
carla466417
 
MATERIAL ESCOLAR 2024-2025 3 AÑOS CEIP SAN CRISTÓBAL
MATERIAL ESCOLAR 2024-2025 3 AÑOS CEIP SAN CRISTÓBALMATERIAL ESCOLAR 2024-2025 3 AÑOS CEIP SAN CRISTÓBAL
MATERIAL ESCOLAR 2024-2025 3 AÑOS CEIP SAN CRISTÓBAL
Ana Fernandez
 
Hablemos de ESI para estudiantes Cuadernillo
Hablemos de ESI para estudiantes CuadernilloHablemos de ESI para estudiantes Cuadernillo
Hablemos de ESI para estudiantes Cuadernillo
Mónica Sánchez
 
MATERIAL ESCOLAR 2024-2025. 4 AÑOS CEIP SAN CRISTOBAL
MATERIAL ESCOLAR 2024-2025. 4 AÑOS CEIP SAN CRISTOBALMATERIAL ESCOLAR 2024-2025. 4 AÑOS CEIP SAN CRISTOBAL
MATERIAL ESCOLAR 2024-2025. 4 AÑOS CEIP SAN CRISTOBAL
Ana Fernandez
 
Carnavision: anticipa y aprovecha - hackathon Pasto2024 .pdf
Carnavision: anticipa y aprovecha - hackathon Pasto2024 .pdfCarnavision: anticipa y aprovecha - hackathon Pasto2024 .pdf
Carnavision: anticipa y aprovecha - hackathon Pasto2024 .pdf
EleNoguera
 
Estás conmigo Jesús amigo_letra y acordes de guitarra.pdf
Estás conmigo Jesús amigo_letra y acordes de guitarra.pdfEstás conmigo Jesús amigo_letra y acordes de guitarra.pdf
Estás conmigo Jesús amigo_letra y acordes de guitarra.pdf
Ani Ann
 
CINE COMO RECURSO DIDÁCTICO para utilizar en TUTORÍA
CINE COMO RECURSO DIDÁCTICO para utilizar en TUTORÍACINE COMO RECURSO DIDÁCTICO para utilizar en TUTORÍA
CINE COMO RECURSO DIDÁCTICO para utilizar en TUTORÍA
Fernández Gorka
 
PLAN 365 Presentación Gobierno 2024 (1).pdf
PLAN 365 Presentación Gobierno 2024  (1).pdfPLAN 365 Presentación Gobierno 2024  (1).pdf
PLAN 365 Presentación Gobierno 2024 (1).pdf
ElizabethLpez634570
 
Gracias papá voz mujer_letra y acordes de guitarra.pdf
Gracias papá voz mujer_letra y acordes de guitarra.pdfGracias papá voz mujer_letra y acordes de guitarra.pdf
Gracias papá voz mujer_letra y acordes de guitarra.pdf
Ani Ann
 
Mi Comunidad En El Sector Monterrey-Poste Blanco
Mi Comunidad En El Sector Monterrey-Poste BlancoMi Comunidad En El Sector Monterrey-Poste Blanco
Mi Comunidad En El Sector Monterrey-Poste Blanco
Ruth Noemí Soto Villegas
 
REGIMÉN ACADÉMICO PARA LA EDUCACIÓN SECUNDARIA - RESOC-2024-1650-GDEBA-DGC...
REGIMÉN ACADÉMICO PARA LA EDUCACIÓN SECUNDARIA - RESOC-2024-1650-GDEBA-DGC...REGIMÉN ACADÉMICO PARA LA EDUCACIÓN SECUNDARIA - RESOC-2024-1650-GDEBA-DGC...
REGIMÉN ACADÉMICO PARA LA EDUCACIÓN SECUNDARIA - RESOC-2024-1650-GDEBA-DGC...
carla526481
 
Compartir p4s.co Pitch Hackathon Template Plantilla final.pptx-2.pdf
Compartir p4s.co Pitch Hackathon Template Plantilla final.pptx-2.pdfCompartir p4s.co Pitch Hackathon Template Plantilla final.pptx-2.pdf
Compartir p4s.co Pitch Hackathon Template Plantilla final.pptx-2.pdf
JimmyDeveloperWebAnd
 

Último (20)

Mapa Mental documentos que rigen el sistema de evaluación
Mapa Mental documentos que rigen el sistema de evaluaciónMapa Mental documentos que rigen el sistema de evaluación
Mapa Mental documentos que rigen el sistema de evaluación
 
Presentación simple corporativa degradado en violeta blanco.pdf
Presentación simple corporativa degradado en violeta blanco.pdfPresentación simple corporativa degradado en violeta blanco.pdf
Presentación simple corporativa degradado en violeta blanco.pdf
 
proyectoszona21para el logro de real.pptx
proyectoszona21para el logro de real.pptxproyectoszona21para el logro de real.pptx
proyectoszona21para el logro de real.pptx
 
Prueba/test conoce tus heridas de la infancia
Prueba/test conoce tus heridas de la infanciaPrueba/test conoce tus heridas de la infancia
Prueba/test conoce tus heridas de la infancia
 
Business Plan -rAIces - Agro Business Tech
Business Plan -rAIces - Agro Business TechBusiness Plan -rAIces - Agro Business Tech
Business Plan -rAIces - Agro Business Tech
 
Lecciones 11 Esc. Sabática. El conflicto inminente docx
Lecciones 11 Esc. Sabática. El conflicto inminente docxLecciones 11 Esc. Sabática. El conflicto inminente docx
Lecciones 11 Esc. Sabática. El conflicto inminente docx
 
APUNTES UNIDAD I ECONOMIA EMPRESARIAL .pdf
APUNTES UNIDAD I ECONOMIA EMPRESARIAL .pdfAPUNTES UNIDAD I ECONOMIA EMPRESARIAL .pdf
APUNTES UNIDAD I ECONOMIA EMPRESARIAL .pdf
 
Ejercicios-de-Calculo-de-Goteo-Enfermeria1-1.ppt
Ejercicios-de-Calculo-de-Goteo-Enfermeria1-1.pptEjercicios-de-Calculo-de-Goteo-Enfermeria1-1.ppt
Ejercicios-de-Calculo-de-Goteo-Enfermeria1-1.ppt
 
ANALISIS CRITICO DEL PENSAMIENTO COLONIAL Y DESCOLONIZACION
ANALISIS CRITICO DEL PENSAMIENTO COLONIAL Y DESCOLONIZACIONANALISIS CRITICO DEL PENSAMIENTO COLONIAL Y DESCOLONIZACION
ANALISIS CRITICO DEL PENSAMIENTO COLONIAL Y DESCOLONIZACION
 
MATERIAL ESCOLAR 2024-2025 3 AÑOS CEIP SAN CRISTÓBAL
MATERIAL ESCOLAR 2024-2025 3 AÑOS CEIP SAN CRISTÓBALMATERIAL ESCOLAR 2024-2025 3 AÑOS CEIP SAN CRISTÓBAL
MATERIAL ESCOLAR 2024-2025 3 AÑOS CEIP SAN CRISTÓBAL
 
Hablemos de ESI para estudiantes Cuadernillo
Hablemos de ESI para estudiantes CuadernilloHablemos de ESI para estudiantes Cuadernillo
Hablemos de ESI para estudiantes Cuadernillo
 
MATERIAL ESCOLAR 2024-2025. 4 AÑOS CEIP SAN CRISTOBAL
MATERIAL ESCOLAR 2024-2025. 4 AÑOS CEIP SAN CRISTOBALMATERIAL ESCOLAR 2024-2025. 4 AÑOS CEIP SAN CRISTOBAL
MATERIAL ESCOLAR 2024-2025. 4 AÑOS CEIP SAN CRISTOBAL
 
Carnavision: anticipa y aprovecha - hackathon Pasto2024 .pdf
Carnavision: anticipa y aprovecha - hackathon Pasto2024 .pdfCarnavision: anticipa y aprovecha - hackathon Pasto2024 .pdf
Carnavision: anticipa y aprovecha - hackathon Pasto2024 .pdf
 
Estás conmigo Jesús amigo_letra y acordes de guitarra.pdf
Estás conmigo Jesús amigo_letra y acordes de guitarra.pdfEstás conmigo Jesús amigo_letra y acordes de guitarra.pdf
Estás conmigo Jesús amigo_letra y acordes de guitarra.pdf
 
CINE COMO RECURSO DIDÁCTICO para utilizar en TUTORÍA
CINE COMO RECURSO DIDÁCTICO para utilizar en TUTORÍACINE COMO RECURSO DIDÁCTICO para utilizar en TUTORÍA
CINE COMO RECURSO DIDÁCTICO para utilizar en TUTORÍA
 
PLAN 365 Presentación Gobierno 2024 (1).pdf
PLAN 365 Presentación Gobierno 2024  (1).pdfPLAN 365 Presentación Gobierno 2024  (1).pdf
PLAN 365 Presentación Gobierno 2024 (1).pdf
 
Gracias papá voz mujer_letra y acordes de guitarra.pdf
Gracias papá voz mujer_letra y acordes de guitarra.pdfGracias papá voz mujer_letra y acordes de guitarra.pdf
Gracias papá voz mujer_letra y acordes de guitarra.pdf
 
Mi Comunidad En El Sector Monterrey-Poste Blanco
Mi Comunidad En El Sector Monterrey-Poste BlancoMi Comunidad En El Sector Monterrey-Poste Blanco
Mi Comunidad En El Sector Monterrey-Poste Blanco
 
REGIMÉN ACADÉMICO PARA LA EDUCACIÓN SECUNDARIA - RESOC-2024-1650-GDEBA-DGC...
REGIMÉN ACADÉMICO PARA LA EDUCACIÓN SECUNDARIA - RESOC-2024-1650-GDEBA-DGC...REGIMÉN ACADÉMICO PARA LA EDUCACIÓN SECUNDARIA - RESOC-2024-1650-GDEBA-DGC...
REGIMÉN ACADÉMICO PARA LA EDUCACIÓN SECUNDARIA - RESOC-2024-1650-GDEBA-DGC...
 
Compartir p4s.co Pitch Hackathon Template Plantilla final.pptx-2.pdf
Compartir p4s.co Pitch Hackathon Template Plantilla final.pptx-2.pdfCompartir p4s.co Pitch Hackathon Template Plantilla final.pptx-2.pdf
Compartir p4s.co Pitch Hackathon Template Plantilla final.pptx-2.pdf
 

Guerra colonial y crisis del 98

  • 1. GUERRA COLONIAL Y CRISIS DEL 98 La guerra colonial y la crisis del 98 Introducción. 1. Causas de la guerra. 2. Fases de la guerra (1895-1897). 3. La guerra contra Estados Unidos 1898. 4. Consecuencias y balance del conflicto. 5. El Regeneracionismo. 6. Conclusión. Introducción En 1895 se produjo un levantamiento independentista en Cuba, que se convirtió rápidamente en una insurrección de toda la isla contra la metrópolis y en 1896 sucedía lo mismo en Filipinas. En 1898, tras la extensión del conflicto y su conversión en una guerra hispano-norteamericana, España perdía Cuba, Puerto Rico y las Filipinas, tras una completa derrota militar. Como consecuencia de la pérdida de los restos del Imperio colonial se desencadenó una crisis nacional, ante la desmoralización, el escándalo y la debilidad militar y política demostrada por el gobierno de la Restauración. Al conjunto de estos acontecimientos se le ha dado el nombre de « Desastre del 98», trauma que abre una nueva etapa en la historia contemporánea de España (Regeneracionismo) que marcará la vida política de principios del siglo XX. Este acontecimiento se enmarca dentro del contexto histórico del Imperialismo y Colonialismo del siglo XIX, momento en el que las nuevas potencias colonialistas, Gran Bretaña, Francia, Alemania, Rusia, EE.UU, Japón... desplazan a España y Portugal, antiguas potencias coloniales desde el siglo XVI. 1. Causas y antecedentes. La guerra de Cuba se originó tras la maduración del movimiento independentista indígena (Antonio Maceo y José Martí), pero también se debe a los errores cometidos por España. Pese a lo dispuesto en la paz de Zanjón de 1878, el gobierno español no fue generoso ni previsor. Prefirió ir retrasando la concesión del régimen de autogobierno y eludió un control real s obre los abusos que los trabajadores indígenas de las plantaciones sufrían por parte de los propietarios españoles y criollos. Los sucesivos gobiernos se dejaron presionar por los grupos con intereses económicos en la colonia, que se oponían a cualquier cambio que pudiera reducir sus ganancias en la explotación de la isla. A la frustración acumulada por esta acción del gobierno español, se unió el respaldo norteamericano a los insurgentes. Los políticos estadounidenses eran firmes partidarios de la independencia cubana, no por ella misma, sino porque significaba la posibilidad de explotar la riqueza de la isla en exclusiva. Las compañías azucareras y la opinión pública estadounidense respaldaban esta política. El apoyo a los cubanos por parte de los EE.UU fue continuo, primero diplomáticamente, presionando al gobierno español para hacer concesiones de autonomía, y a partir de 1891, cuando la ley de aranceles prohibió a los cubanos el comercio libre con EE.UU, se convirtió en un apoyo material y en una presión para el
  • 2. estallido de la insurrección. Los cubanos recibieron la ley arancelaria como una vuelta al estatuto de simple colonia. Y aunque a finales de 1894 los liberales sacaron adelante un tímido proyecto de autonomía (Maura), ya era tarde, la insurrección estaba en marcha y en 1895 estalló la revuelta. En el Manifiesto de Montecristi se exponen las ideas en las que se basó José Martí para organizar la guerra de independencia cubana. Fue firmado por José Martí y Máximo Gómez en 1895 en la localidad de Montecristi (República Dominicana). Con el Grito de Baire (Cuba), levantamiento iniciado por el patriota cubano José Martí el día 24 de febrero de 1895, comienza la guerra. 2. Fases y desarrollo del conflicto (1895-1897). Inicialmente el gobierno liberal intentó una política de mediación, enviando a Martínez Campos a la isla. Pero cuando éste fracasó frente a una insurrección mucho más extendida y organizada que la de 1872, que apaciguó el propio Martínez Campos, tuvo que regresar a España tras negarse a aplicar medidas represivas sobre la población civil. El nuevo gobierno de Cánovas envió entonces al general Weyler. Experto conocedor de la isla, recuperó todo el territorio y envió a los insurrectos a las montañas. Dividió el territorio por medio de líneas fortificadas y concentró a la población civil en compartimentos, para evitar que pudieran apoyar a los guerrilleros. Comenzó así una feroz guerra de desgaste que se prolongó a lo largo de 1896 y 1897, basada en la superioridad militar española y en el dominio del terreno por parte de los guerrilleros cubanos, que recibían armamento y suministros estadounidenses. Las bajas fueron aumentando, más por las enfermedades que por muertes en el frente, comenzando así las protestas en España y rompiéndose el consenso liberal-conservador sobre la cuestión cubana. Tras el asesinato de Cánovas en 1897, Sagasta, que formó el nuevo gobierno, intentó un nuevo proyecto de autonomía más amplio, con un gobierno propio y una cámara de representantes, otorgándoles los mismos derechos que los peninsulares. Sustituyó al general Weyler por el general Blanco, más conciliador y tolerante que su antecesor, y puso en marcha el nuevo régimen en la isla. 3. La guerra contra Estados Unidos 1898. Con la toma de posesión del nuevo gobierno cubano, parecía que se podría dar paso a la pacificación de la isla, pero fue en ese momento cuando EE.UU decidió intervenir. En 1896 había sido elegido presidente McKinley, partidario de la intervención, y la opinión pública estadounidense, influida por los ideólogos del imperialismo norteamericano a través de las campañas de los periódicos (New York World de Pulitzer y el New York Journal de William Randolph Hearst), presionaba en favor de la guerra. El incidente que propició el estallido de la misma fue la explosión del acorazado estadounidense «Maine», anclado en la bahía de La Habana, el 15 de febrero de 1898, y que causó 254 muertos. Había sido enviado a Cuba para «proteger los intereses norteamericanos en la isla». Pese a la propuesta española de crear una comisión de investigación internacional, EE.UU realizó una investigación particular y atribuyó toda la responsabilidad a España, a quien correspondía garantizar la seguridad en el puerto. Rápidamente, lo que era una atribución indirecta fue convertida por la prensa norteamericana (New York World) en una responsabilidad directa sobre la voladura del barco. Ante la presión de la opinión pública, el gobierno de Washington propuso la compra de la isla por 300 millones de dólares, y ante la previsible negativa española, lanzó un ultimátum que amenazaba con la guerra si España no renunciaba a la
  • 3. soberanía de la isla. Desde el punto de vista de los dirigentes políticos y militares de la época, la guerra era inevitable. En Filipinas, la situación era también crítica. Tras tres años de insurrección independentista, el ejército español, mandado primero por el general Polavieja y posteriormente por Fernando Primo de Rivera, había conseguido dominar en parte la situación. Pero en 1898, ante la inminente guerra entre EE.UU y España, la flota norteamericana en Hong Kong se dirigió a las islas para apoyar a los insurrectos. El desarrollo de las operaciones fue rápido y contundente (superioridad material y técnica estadounidense). En Filipinas, los acorazados estadounidenses tomaron Cavite, destrozando la flota española, mientras que Manila era conquistada casi sin luchar, cuando ya se había firmado el armisticio (1898). En Cuba, la flota del almirante Cervera, tras permanecer sitiada en Santiago, acabó siendo derrotada. En esas condiciones España tuvo que pedir un armisticio y firmó un protocolo previo al tratado de paz aceptando ya la renuncia a su soberanía. Por el Tratado de París (diciembre de 1898) España renunciaba definitivamente a su soberanía sobre Cuba, cedía a EE.UU las Islas Filipinas, a cambio de 20 millones de dólares, Puerto Rico y la isla de Guam en las Marianas (grupo de islas al este de Filipinas y sur de Japón). El desmantelamiento completo de los restos del Imperio colonial español se produce en 1899: el gobierno español, consciente de la imposibilidad de mantener los últimos reductos, cedió a Alemania, por el Tratado hispano-alemán, las islas Marianas (excepto Guam), las Carolinas (archipiélago del Pacífico occidental formado por más de 600 islas e islotes) y las Palaos (islas más occidentales de las Carolinas), a cambio de 15 millones de dólares. 4. Las consecuencias del Desastre del 98 La pérdida de las colonias no es un hecho aislado. Forma parte de un proceso de redistribución colonial entre las grandes potencias europeas, perjudicando también a países como Italia, Rusia, Japón... y beneficiando esencialmente a EE.UU, Inglaterra y Alemania. Ante un proceso de acaparamiento de territorios coloniales de tal magnitud, poco o nada podía hacer un país como España, potencia de segunda fila ya desde el siglo XVIII. Sin embargo, el Desastre del 98 supuso un golpe drástico en la conciencia de los españoles, y arrastró una serie de consecuencias importantes, siendo este un momento crucial en la historia de España. Están, en primer lugar, las pérdidas humanas. Se calcula que las guerras de 1895-1898 costaron en conjunto unos 120.000 muertos, de los cuales la mitad fueron soldados españoles. La mayoría de las muertes se debieron a enfermedades infecciosas (fiebre amarilla y paludismo), que dejaron además graves secuelas en los supervivientes. Si al principio los daños no repercutían demasiado en una opinión pública adormecida, poco a poco comenzaron las protestas y se fue extendiendo la angustia entre las familias pobres cuyos hijos habían sido enviados a pelear en las colonias por no poder pagar las 2.000 pesetas que los podrían excluir de las impopulares «quintas». Los perjuicios psicológicos y morales entre los combatientes también fueron importantes. A ello se añadía la desmoralización de un país consciente de su propia debilidad y de lo inútil del sacrificio. Las pérdidas materiales, si bien no fueron excesivas en un principio, salvo la fuerte subida de los precios de los alimentos en 1898, si fueron graves a largo plazo. La derrota supuso la pérdida de los ingresos
  • 4. procedentes de las colonias, así como los mercados seguros que éstas suponían y de las mercancías que, como el azúcar, el cacao o el café, deberían comprarse en el futuro a precios internacionales. La crisis política resultó inevitable, el desgaste fue de ambos partidos, pero afectó esencialmente al Liberal y al propio Sagasta, a quien tocó la misión de afrontar la derrota. Consecuencia inmediata fue la pérdida de autoridad y el final de la carrera de la primera generación de dirigentes, que debe ceder el terreno a los nuevos líderes: Antonio Maura (Conservador) y José Canalejas (Liberal). La consecuencia más grave fue el desprestigio militar, derivado de la dureza de la derrota, y a pesar de la capacidad demostrada aisladamente por algunos generales y el valor de las tropas. Era evidente que el Ejército no estaba preparado para un conflicto como este, por lo que salía considerablemente dañado en su imagen, lo que traerá graves consecuencias en el siglo XX. 5. El Regeneracionismo Tras la derrota surgieron una serie de críticas tanto hacia el funcionamiento del sistema político como a la propia mentalidad derrotista y conformista del país ante este acontecimiento. Sorprendió especialmente a los dirigentes políticos y a los intelectuales la pasividad con la que la opinión pública reaccionó ante la pérdida del Imperio, pasividad sólo alterada por el dolor y las protestas por las pérdidas humanas. Entre todas las críticas y análisis de aquellos meses destacan las de los llamados regeneracionistas. Entre ellos destacaron Picavea y Joaquín Costa. La tesis regeneracionista se basaba en la constatación del atraso económico y social que España presentaba respecto a los países europeos más avanzados. Presentaron programas basados en una reorganización política, la limpieza del sistema electoral, la reforma educativa, la acción orientada hacia la ayuda social, las obras públicas... En definitiva, una actuación encaminada al bien común y no en beneficio de los intereses políticos de la oligarquía. Algunos de los nuevos políticos que en el contexto del Desastre se pusieron al frente de los partidos (Maura y Canalejas), adoptaron muchas de las ideas regeneracionistas e intentaron aplicarlas. En 1902 Alfonso XIII era proclamado Rey, con el inicio del nuevo reinado y las consecuencias del Desastre termina el primer periodo del régimen de la Restauración. En el plano cultural apareció la llamada Generación del 98 con autores como Miguel de Unamuno, Ramiro de Maeztu, Azorín, Antonio Machado, Pío Baroja, Valle-Inclán y el filólogo e historiador Menéndez Pidal. 6. Conclusión Las consecuencias del la Guerra Colonial y la Crisis del 98 marcarán el final del siglo XIX en la Historia de España. Las nuevas ideas regeneracionistas aplicadas por los nuevos políticos, Canalejas y Maura, darán lugar a cambios políticos, sociales y económicos en la primera década del siglo XX, década que se caracterizará por la inestabilidad política y social. Entre los principales problemas que tuvieron que afrontar estaban la cuestión social y política, marcada por las continuas oleadas de huelgas; la cuestión militar, generada por la propia degradación del Ejército tras derrota, que atribuía toda la responsabilidad a los políticos; el desarrollo del movimiento nacionalista en el País Vasco y en Cataluña, donde la pérdida de las colonias hizo crecer el sentimiento nacional, ante el gran perjuicio que significaba para el desarrollo económico; y por último, la cuestión
  • 5. religiosa, centrándose en el aumento de las denuncias de los sectores progresistas sobre el dominio que la Iglesia ejercía sobre la enseñanza. Los distintos gobiernos de principios del siglo XX vieron la posibilidad de acabar con las frustradas expectativas de los colonialistas españoles tras el Desastre del 98, estableciendo un imperio colonial en el Norte de África. Tras un primer acuerdo franco-español en 1904, en la Conferencia de Algeciras (1906) se concede a ambos países el protectorado conjunto sobre Marruecos. Las consecuencias del dominio sobre el protectorado de Marruecos y la guerra que generó, marcarán el futuro político, social y económico en España, sobre todo en lo que se refiere al papel que van a desempeñar los militares a partir de este momento.