SlideShare una empresa de Scribd logo
LA ESCUELA CUENTA SU HISTORIA
          Pueblo Aguirre. Calles de tierra. Un puñado de casas apretujadas alrededor de la estación, sus
habitantes, en su mayoría inmigrantes, hablaban en sus dialectos de origen, mezclado con el castellano.
No tenían demasiadas ambiciones, sólo sueños que quizás nunca se concretarían .Tal vez esos sueños tenían
que ver con la lejana tierra, con las raíces que habían dejado enterradas en su querida Italia, con parte de su
alma. Pero aquí debían volver a arraigarse, hacer crecer a sus hijos, aprender nuestras costumbres, nuestra
lengua. No era fácil.
          Así encontró el pueblo una joven mujer, Josefa de Montelar, quien una cálida tarde de verano arribó
a la desolada estación para radicarse con su familia porque el trabajo de su esposo lo requería.
          En ese ámbito pueblerino y gracias a las ambiciones de cultura y progreso que aquella señora traía
consigo, nací en el año 1933, específicamente el día 5 de marzo en la calle Hipólito Irigoyen 355.Me
bautizaron con el nombre de “LICEO INDUSTRIAL DE SEÑORITAS”.
Tengo el honor de haber sido la primera “mamá” que albergó a más de 120 niñas.
          Mi fundadora era una mujer incansable, emprendedora, vanguardista; luchó mucho para salir
adelante y desafiar los obstáculos.
          Mis hijas recibían conocimientos pero también se las preparaba para ser una buena ama de casa,
exigencia acorde con lo que la época esperaba de una mujer. Aprendían a cocinar, coser, bordar, y tejer.
          Recuerdo que en un caluroso diciembre de 1935, se reunieron por primera vez un grupo de señoras
que integraban el club de madres. Cómo regaron los pisos, vistieron mis paredes, prepararon el salón de
entrada para el encuentro y como siempre se terminaba brindando con una copita y algunas masitas
amorosamente amasadas por las alumnas en el taller de cocina de la escuela. ¡Qué tiempos!; cómo sabían
aprovechar la educación que se les impartía.
          Cada tarde el toque de campana convocaba a mis chicas ( de la localidad y de pueblitos vecinos ).Los
fríos días de invierno se volvían cálidos en el aula .Mientras la maestra narraba historias entretenidas e
interesantes, las alumnas con sus habilidosas manos y bajo las indicaciones de aquella, realizaban hermosos
trabajos artesanales.
          Año a año crecía mi responsabilidad, pues aumentaba mi matrícula a medida que aquella querida
pionera concientizaba a las familias sobre la necesidad de preparar a sus hijas.
          Hoy que me dan la posibilidad de contar, me afloran los recuerdos que yo creía tener dormidos o
quizá olvidados.
          ¡Qué fiestas de la primavera organizábamos!; todo el pueblo participaba y le daba realce a ese
tradicional encuentro y el beneficio que se obtenía se lo destinaba a la compra de material para los talleres.
Mis chicas provenían en su mayoría de hogares humildes y no tenían oportunidad de viajar para conocer
aunque sea ciudades vecinas por lo tanto para sociabilizarlas y afianzar más la amistad entre ellas, se
realizaron excursiones primero a la ciudad de Rosario y más tarde a Buenos Aires. Estos viajes despertaban el
interés, acrecentaba el conocimiento y afianzaba la personalidad de las alumnas. Con cuantas ansias
esperaban estas oportunidades y cuánto trabajaban para recaudar fondos. Y qué decir de los preparativos para
el viaje de fin de curso. ¡Viajar a la ciudad de Córdoba!, una proeza , que se lograba organizando festivales,
bailes, kermeses, feria de platos durante los fines de semana..
          También acuden a mi memoria los festejos de las fiestas patrias; mi patio se llenaba de cintas celestes
y blancas, los pizarrones exhibían frases alegóricas para honrar a nuestros próceres o por la llegada de la
independencia. Las maestras preparaban discursos, las alumnas escribían poesías y yo vibraba de emoción la
misma que siento hoy cuando evoco. Pero hay un detalle que fue importante, nos faltaba la bandera. No
podíamos concebir esas fiestas sin ella. Como las otras instituciones, nosotras también merecíamos tenerla,
para convocarnos junto al mástil todos los días y e izarla y arriarla al compás de la aurora. Cuánto respeto
había por los símbolos patrios.
Y como todo lo que nos propusimos, lo logramos. Ya dije que para doña Josefa nada era imposible. Con
nuestro esfuerzo y la colaboración de algunos vecinos, logramos recaudar los 230 pesos que costó. Cuando la
bendijeron no pude estar presente porque la realizaron en la iglesia LA SUNCIÓN, pero por los comentarios
que escuché, fue muy emotivo.
Pero no todo terminó allí con orgullo presencié la jura en presencia de sus padrinos. Mi corazón desbordaba
de alegría. Otro logro.
Hay un señor que figura en las actas amarillentas de la escuela, de quien no puedo olvidarme porque fue uno
de los que me ayudaron a reafirmarme primero y engrandecerme más tarde, el Sr Ïtalo Nannini, que como
Montelar pensaban en el futuro de los jóvenes de este pueblo. Este hombre que fue diputado, nunca se olvidó
de su gente , y gracias a él se pudieron tramitar con más facilidad las gestiones relacionadas con el pago del
alquiler de la casa donde funcionábamos, los sueldos de las maestras, los traslados etc. Para agradecerle le
hicimos un homenaje del que participaron además de la comunidad educativa numerosos vecinos.
Corría el año 1937 y las alumnas día tras día perfeccionaban sus trabajos que exponía con mucho orgullo para
fin de año. Esos días próximos a la finalización del ciclo lectivo, la escuela se vestía de colores, el salón
grande se abría para exhibir las obras de arte que en mi seno y secretamente, se gestaban para salir a la luz en
esa ocasión.
Sábanas bordadas, manteles, vestidos, cuadros, veladores, cerámicas, convivían por unos días para ser
elogiados por los concurrentes.
          Y tan bien se trabajaba que la superioridad nos invitó a participar en la exposición de las escuelas
industriales que se llevó a cabo en el palacio del correo de la ciudad de Rosario en el que obtuvimos el
segundo premio con mención honorífica.
          Mis chicas me trajeron el premio con orgullo, y yo sentía que más no podía pedir, no exponíamos
sólo para un grupo de vecinos de un pueblo, sino que habíamos logrado pasar los límites y conquistar otros
jurados¿ Se podía pedir más ?.
          Pasó el tiempo. El mundo continúo rodando, la moda se actualizaba. Nos invadían los años
´60.Década revolucionaria, se escuchaba a los beatles, los hippies proclamaban el amor y la paz, las faldas se
acortaron considerablemente, las mujeres ya no usaban permanente. Se pintaban los ojos, se alargaban las
pestañas con rimel. Todo era una novedad. En nuestro país surgía el Club del Clan. Aparecía la televisión.
          Mi querida pionera ya no estaba por lo tanto hice frente a los desafíos de esa década rebelde y
sorprendente con otros directivos .
          Llegaron los ´70, nuevos planes de estudio, nuevos docentes que venían a cubrir a las docentes
jubiladas. Chicos y chicas jóvenes, recién iniciados en la docencia, con su carga de sueños para concretar..Los
recibí con los brazos abiertos como una abuela sabia y experimentada. En manos de esta nueva generación
                                                                                                               1
estaba ahora el destino de la institución. Entre sueños alcanzados, exposiciones, otros concursos ganados,
algunos perdidos, promoción tras promoción, llegaron los años ´80.
           Estábamos con todos los bríos por el retorno a la democracia. Se cambiaron los planes de estudio al
mismo tiempo que esta nueva “Escuela de Educación Técnica “, porque así pasamos a llamarnos, incorporaba
varones. Éramos una escuela mixta de acuerdo con lo que los tiempos exigían.
           Ahora comenzaba a vivir yo misma y a mi edad una experiencia nueva. Tener varones.
           Si bien me dieron bastante trabajo y me costó adaptarme, aprendí a amarlos como lo había hecho con
las chicas. Pero no todo es rosa en esta vida y un día cuando menos lo esperábamos, unas pocas palabras en
un papel cambiarían nuestro destino. Nos desalojaban. Mis paredes estaban impregnadas de nostalgia, de
amor, de sabiduría, de risas, de campanas, no podíamos abandonarla. Todo estaba allí. Nuestro pasado,
nuestra historia.
           Pero de una cosa estaba segura. Mis puertas de ninguna manera se cerrarían. Había que actuar, pedir,
rogar, si era necesario. Y llegó así la hora de mudarnos.
           Unas pocas cuadras de diferencia, otra casa grande donde yo iba a poner mi alma.
           Una mañana de mediados de diciembre llegaron los camiones municipales.¡Qué trajín!
           Padres, alumnos, docentes porteras, todos cargaban nuestro mobiliario y para allá partimos.
           Entramos en esa casona fría, oscura, vacía para llenarla de vida, calidez, de voces jóvenes, de
esperanza. Allí también se vivieron alegrías, se ganaron concursos, se perdieron otros, hubo encuentros y
desencuentros. Recibíamos alumnos y despedíamos promociones, celebramos jubilaciones y les dimos la
bienvenida a otros; se estudiaban los nuevos planes de estudio, se realizaban reuniones plenarias, se enseñaba
y aprendía en un clima de gran camaradería. Entre la población docente era habitual escuchar decir “la familia
de la 650” haciendo alusión a mis docentes y a su buena relación.
           Pero a pesar de todo teníamos un problema. Cada vez se hacía más difícil competir con otras
escuelas medias de la localidad y la región que tenían el ciclo completo. Conseguir el cuarto y quinto año era
la meta a la que nos proponíamos llegar. Difícil pero no imposible. Habíamos tropezado con muchos
obstáculos en nuestra vida y no nos íbamos a rendir.
           Escuchábamos promesas, aumentábamos la matrícula, mis docentes se perfeccionaban; todo
apuntaba a ese objetivo.
           Después de golpear muchas puertas, enfrentarnos a tanta burocracia, por fin en 1988, conseguimos lo
que tanto necesitábamos. Podíamos ofrecer otra opción los adolescentes de nuestra ciudad y la región tenía
una escuela técnica con ciclo completo. Ahora sí me sentía plena.
           Pero ya se sabe que en la vida nunca se termina de concretar sueños, ni se agotan las ambiciones. Por
eso empezamos a pensar en el edificio propio. Basta de desalojos. Esta alma mía debía tener que dejar de
emigrar para establecerse definitivamente en un cuerpo propio.
Después de 60 años, mis hijos me retribuyeron con creces el amor que le dí. Recibí el mayor regalo de mi
vida. La tierra donde hundir definitivamente mis raíces.
           Escuchaba los rumores sobre la construcción. La dirección, integrada por dos mujeres jóvenes de
nuestra comunidad, incansablemente organizaba rifas, cenas, festivales para recaudar fondos para la
construcción y así ladrillo tras ladrillo, jornada tras jornada tras jornada el sueño fue tomando forma hasta
convertirse en desafío.
           Fuerza, amor, solidaridad, fe voluntad férrea se conjugaron para transformar lo imposible en posible.
La inauguración fue una fría mañana de mayo del año 1997.Las autoridades provinciales, municipales, las
instituciones de la ciudad, alumnos docentes cooperadores, padres y vecinos se convocaron frente a mis
puertas y nos hicieron llegar sus palabras de augurio para el futuro que a partir de allí íbamos a comenzar a
transitar.
           Pero me pregunto ¿futuro?. Y la respuesta es no. Esto que hoy se me impone no es aquel futuro con
el que todos soñábamos, con el que soñaba nuestra joven y emprendedora directora que poco después de ese
histórico día nos dejó para siempre. En su memoria y para homenajearla sus compañeros se afianzaron más
que nunca en la difícil tarea educativa.
           Hoy me siento agotada. La desigualdad social, la marginación, la exclusión, la desvalorización del
saber, como instrumento de progreso, la disgregación familiar,, el falso exitismo, son factores adversos que
disminuyeron mi matrícula, al mismo tiempo que avasallaron mi función específica(formar integralmente al
alumno) para transformarme en un “parche “ social (escuela comedor, escuela guardería, etc).
           Pero a pesar de lo poco que quedó de mi integridad, mi comunidad educativa sigue en pie,
apuntalándome para poder cumplir con los ideales que los llevaron a ser DOCENTES.
           Estamos de pie, continuamos construyendo, recorriendo caminos, marcando recorridos en nuestra
hoja de ruta.




                                                                                                              2

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Libreto licenciatura 2018
Libreto  licenciatura 2018Libreto  licenciatura 2018
Libreto licenciatura 2018
Sara Fabiola
 
Revista Feria y Fiestas de Quesada 2017
Revista Feria y Fiestas de Quesada 2017Revista Feria y Fiestas de Quesada 2017
Revista Feria y Fiestas de Quesada 2017
Juan Antonio López
 
Revista+juan+diego
Revista+juan+diegoRevista+juan+diego
Trabajo de historia
Trabajo de historiaTrabajo de historia
Trabajo de historia
Elena Fernández Roma
 
"Experiencias de Vida"
"Experiencias de Vida""Experiencias de Vida"
"Experiencias de Vida"
seplacampana
 
50 AÑOS COLEGIO DE CHARTA
50 AÑOS COLEGIO DE CHARTA50 AÑOS COLEGIO DE CHARTA
50 AÑOS COLEGIO DE CHARTA
Ivan Horacio Villabona Mujica
 
Biografia de Cristal del Mar
Biografia de Cristal del MarBiografia de Cristal del Mar
Biografia de Cristal del Mar
Maria Mercedes Ospino Barros
 
Boletin 58 Diciembre 2010
Boletin 58 Diciembre 2010Boletin 58 Diciembre 2010
Sgaguilar.Detalles Diciembre07 Detalles
Sgaguilar.Detalles Diciembre07 DetallesSgaguilar.Detalles Diciembre07 Detalles
Sgaguilar.Detalles Diciembre07 Detalles
Colegio San Gregorio, Menesianos Aguilar
 
REVISTA ESCOLAR Nº 61 - ABRIL 2009
REVISTA ESCOLAR  Nº 61 - ABRIL  2009REVISTA ESCOLAR  Nº 61 - ABRIL  2009
REVISTA ESCOLAR Nº 61 - ABRIL 2009
laplanchada
 
Libreto dia de la madre
Libreto dia de la madreLibreto dia de la madre
Libreto dia de la madre
aimm1963
 
Libreto día de la mamá
Libreto día de la mamáLibreto día de la mamá
Libreto día de la mamá
Ornella Lai Grondona
 
Cuento pacifica virtudes
Cuento pacifica virtudesCuento pacifica virtudes
Cuento pacifica virtudes
Verónica Frugone
 
Liceo Magazine
Liceo Magazine Liceo Magazine
Liceo Magazine
katherineymorales
 
La Navidad, la mujer en la biblia, oración -Último Boletín EAS 2012
La Navidad, la mujer en la biblia, oración -Último Boletín EAS 2012La Navidad, la mujer en la biblia, oración -Último Boletín EAS 2012
La Navidad, la mujer en la biblia, oración -Último Boletín EAS 2012
COMUNIDADES CRISTIANAS COMPROMETIDAS EAS DE COLOMBIA
 
AMADA ESCUELITA PREVOCACIONAL 351
AMADA ESCUELITA PREVOCACIONAL 351AMADA ESCUELITA PREVOCACIONAL 351
AMADA ESCUELITA PREVOCACIONAL 351
Zuniga Agustin
 
Los textos de la vida Volumen 7 grupo poesía y escritos poéticos cortos 2015
Los textos de la vida  Volumen 7 grupo poesía y escritos poéticos cortos 2015Los textos de la vida  Volumen 7 grupo poesía y escritos poéticos cortos 2015
Los textos de la vida Volumen 7 grupo poesía y escritos poéticos cortos 2015
Enrique Posada
 
Programa dia del maestro
Programa dia del maestroPrograma dia del maestro
Programa dia del maestro
rmhluis
 
Para Conocer Irapuato
Para Conocer Irapuato Para Conocer Irapuato
Para Conocer Irapuato
ileanaleon
 
Periódico Escolar de 5º A
Periódico Escolar de 5º APeriódico Escolar de 5º A
Periódico Escolar de 5º A
Cole Los Villares
 

La actualidad más candente (20)

Libreto licenciatura 2018
Libreto  licenciatura 2018Libreto  licenciatura 2018
Libreto licenciatura 2018
 
Revista Feria y Fiestas de Quesada 2017
Revista Feria y Fiestas de Quesada 2017Revista Feria y Fiestas de Quesada 2017
Revista Feria y Fiestas de Quesada 2017
 
Revista+juan+diego
Revista+juan+diegoRevista+juan+diego
Revista+juan+diego
 
Trabajo de historia
Trabajo de historiaTrabajo de historia
Trabajo de historia
 
"Experiencias de Vida"
"Experiencias de Vida""Experiencias de Vida"
"Experiencias de Vida"
 
50 AÑOS COLEGIO DE CHARTA
50 AÑOS COLEGIO DE CHARTA50 AÑOS COLEGIO DE CHARTA
50 AÑOS COLEGIO DE CHARTA
 
Biografia de Cristal del Mar
Biografia de Cristal del MarBiografia de Cristal del Mar
Biografia de Cristal del Mar
 
Boletin 58 Diciembre 2010
Boletin 58 Diciembre 2010Boletin 58 Diciembre 2010
Boletin 58 Diciembre 2010
 
Sgaguilar.Detalles Diciembre07 Detalles
Sgaguilar.Detalles Diciembre07 DetallesSgaguilar.Detalles Diciembre07 Detalles
Sgaguilar.Detalles Diciembre07 Detalles
 
REVISTA ESCOLAR Nº 61 - ABRIL 2009
REVISTA ESCOLAR  Nº 61 - ABRIL  2009REVISTA ESCOLAR  Nº 61 - ABRIL  2009
REVISTA ESCOLAR Nº 61 - ABRIL 2009
 
Libreto dia de la madre
Libreto dia de la madreLibreto dia de la madre
Libreto dia de la madre
 
Libreto día de la mamá
Libreto día de la mamáLibreto día de la mamá
Libreto día de la mamá
 
Cuento pacifica virtudes
Cuento pacifica virtudesCuento pacifica virtudes
Cuento pacifica virtudes
 
Liceo Magazine
Liceo Magazine Liceo Magazine
Liceo Magazine
 
La Navidad, la mujer en la biblia, oración -Último Boletín EAS 2012
La Navidad, la mujer en la biblia, oración -Último Boletín EAS 2012La Navidad, la mujer en la biblia, oración -Último Boletín EAS 2012
La Navidad, la mujer en la biblia, oración -Último Boletín EAS 2012
 
AMADA ESCUELITA PREVOCACIONAL 351
AMADA ESCUELITA PREVOCACIONAL 351AMADA ESCUELITA PREVOCACIONAL 351
AMADA ESCUELITA PREVOCACIONAL 351
 
Los textos de la vida Volumen 7 grupo poesía y escritos poéticos cortos 2015
Los textos de la vida  Volumen 7 grupo poesía y escritos poéticos cortos 2015Los textos de la vida  Volumen 7 grupo poesía y escritos poéticos cortos 2015
Los textos de la vida Volumen 7 grupo poesía y escritos poéticos cortos 2015
 
Programa dia del maestro
Programa dia del maestroPrograma dia del maestro
Programa dia del maestro
 
Para Conocer Irapuato
Para Conocer Irapuato Para Conocer Irapuato
Para Conocer Irapuato
 
Periódico Escolar de 5º A
Periódico Escolar de 5º APeriódico Escolar de 5º A
Periódico Escolar de 5º A
 

Similar a Historia escuela 75 aniversario

AÑO NUEVO EN EL EXTRANJERO - NOSTALGIA ESFUERZO Y PROGRESO
AÑO NUEVO EN EL EXTRANJERO - NOSTALGIA ESFUERZO Y PROGRESOAÑO NUEVO EN EL EXTRANJERO - NOSTALGIA ESFUERZO Y PROGRESO
AÑO NUEVO EN EL EXTRANJERO - NOSTALGIA ESFUERZO Y PROGRESO
Zuniga Agustin
 
Forti novembre 2018
Forti novembre 2018Forti novembre 2018
Forti novembre 2018
El Fortí
 
Forti novembre 2018
Forti novembre 2018Forti novembre 2018
Forti novembre 2018
El Fortí
 
Forti novembre 2018
Forti novembre 2018Forti novembre 2018
Forti novembre 2018
El Fortí
 
Portafolio trabajo grado estudiante
Portafolio trabajo grado estudiantePortafolio trabajo grado estudiante
Portafolio trabajo grado estudiante
Jose Balbino Gonzalez
 
Tabla resultados sonda 1, jacinta y margarita
Tabla resultados   sonda 1, jacinta y margaritaTabla resultados   sonda 1, jacinta y margarita
Tabla resultados sonda 1, jacinta y margarita
FelipeNicols2
 
Revista centenario del shule bialik
Revista centenario del shule bialikRevista centenario del shule bialik
Revista centenario del shule bialik
Agustin Marcoff
 
Garver, will l_-__hermano_de_tercer_grado
Garver, will l_-__hermano_de_tercer_gradoGarver, will l_-__hermano_de_tercer_grado
Garver, will l_-__hermano_de_tercer_grado
Luciano Gil
 
AÑO NUEVO EN EL EXTRANJERO : Esfuerzo y Progreso
AÑO NUEVO EN EL EXTRANJERO : Esfuerzo y ProgresoAÑO NUEVO EN EL EXTRANJERO : Esfuerzo y Progreso
AÑO NUEVO EN EL EXTRANJERO : Esfuerzo y Progreso
Zuniga Agustin
 
Revista CEPA TORRES 2018
Revista CEPA TORRES 2018Revista CEPA TORRES 2018
Revista CEPA TORRES 2018
JOSE LUIS LEON MARTINEZ
 
Rincon de Acucho Vol1 N1
Rincon de Acucho Vol1 N1Rincon de Acucho Vol1 N1
Rincon de Acucho Vol1 N1
Zuniga Agustin
 
Promocion 71
Promocion 71Promocion 71
Infancias Vividas E Irrecuperables
Infancias Vividas E IrrecuperablesInfancias Vividas E Irrecuperables
Infancias Vividas E Irrecuperables
guestd3205d6
 
Memorias de un maestro rural
Memorias de un maestro ruralMemorias de un maestro rural
Memorias de un maestro rural
Manuel Lomelí
 
Memorias de un maestro rural
Memorias de un maestro ruralMemorias de un maestro rural
Memorias de un maestro rural
Manuel Lomelí
 
Emilia Barcia Boniffatti - Ayer & Hoy Ccesa007.pdf
Emilia Barcia Boniffatti - Ayer & Hoy   Ccesa007.pdfEmilia Barcia Boniffatti - Ayer & Hoy   Ccesa007.pdf
Emilia Barcia Boniffatti - Ayer & Hoy Ccesa007.pdf
Demetrio Ccesa Rayme
 
Crónicas escorial 2010
Crónicas escorial 2010Crónicas escorial 2010
Crónicas escorial 2010
satelite1
 
amargos-aos-de-un-estudiante_compress.pdf
amargos-aos-de-un-estudiante_compress.pdfamargos-aos-de-un-estudiante_compress.pdf
amargos-aos-de-un-estudiante_compress.pdf
DANIELSOFONIASTOLENT
 
AÑO NUEVO EN EL EXTRANJERO: NOSTALGIA Y ESFUERZO
AÑO NUEVO EN EL EXTRANJERO: NOSTALGIA Y ESFUERZOAÑO NUEVO EN EL EXTRANJERO: NOSTALGIA Y ESFUERZO
AÑO NUEVO EN EL EXTRANJERO: NOSTALGIA Y ESFUERZO
Zuniga Agustin
 
20 Años ya Discurso de Celebración
20 Años ya   Discurso de Celebración20 Años ya   Discurso de Celebración
20 Años ya Discurso de Celebración
Gonzalo Ramirez
 

Similar a Historia escuela 75 aniversario (20)

AÑO NUEVO EN EL EXTRANJERO - NOSTALGIA ESFUERZO Y PROGRESO
AÑO NUEVO EN EL EXTRANJERO - NOSTALGIA ESFUERZO Y PROGRESOAÑO NUEVO EN EL EXTRANJERO - NOSTALGIA ESFUERZO Y PROGRESO
AÑO NUEVO EN EL EXTRANJERO - NOSTALGIA ESFUERZO Y PROGRESO
 
Forti novembre 2018
Forti novembre 2018Forti novembre 2018
Forti novembre 2018
 
Forti novembre 2018
Forti novembre 2018Forti novembre 2018
Forti novembre 2018
 
Forti novembre 2018
Forti novembre 2018Forti novembre 2018
Forti novembre 2018
 
Portafolio trabajo grado estudiante
Portafolio trabajo grado estudiantePortafolio trabajo grado estudiante
Portafolio trabajo grado estudiante
 
Tabla resultados sonda 1, jacinta y margarita
Tabla resultados   sonda 1, jacinta y margaritaTabla resultados   sonda 1, jacinta y margarita
Tabla resultados sonda 1, jacinta y margarita
 
Revista centenario del shule bialik
Revista centenario del shule bialikRevista centenario del shule bialik
Revista centenario del shule bialik
 
Garver, will l_-__hermano_de_tercer_grado
Garver, will l_-__hermano_de_tercer_gradoGarver, will l_-__hermano_de_tercer_grado
Garver, will l_-__hermano_de_tercer_grado
 
AÑO NUEVO EN EL EXTRANJERO : Esfuerzo y Progreso
AÑO NUEVO EN EL EXTRANJERO : Esfuerzo y ProgresoAÑO NUEVO EN EL EXTRANJERO : Esfuerzo y Progreso
AÑO NUEVO EN EL EXTRANJERO : Esfuerzo y Progreso
 
Revista CEPA TORRES 2018
Revista CEPA TORRES 2018Revista CEPA TORRES 2018
Revista CEPA TORRES 2018
 
Rincon de Acucho Vol1 N1
Rincon de Acucho Vol1 N1Rincon de Acucho Vol1 N1
Rincon de Acucho Vol1 N1
 
Promocion 71
Promocion 71Promocion 71
Promocion 71
 
Infancias Vividas E Irrecuperables
Infancias Vividas E IrrecuperablesInfancias Vividas E Irrecuperables
Infancias Vividas E Irrecuperables
 
Memorias de un maestro rural
Memorias de un maestro ruralMemorias de un maestro rural
Memorias de un maestro rural
 
Memorias de un maestro rural
Memorias de un maestro ruralMemorias de un maestro rural
Memorias de un maestro rural
 
Emilia Barcia Boniffatti - Ayer & Hoy Ccesa007.pdf
Emilia Barcia Boniffatti - Ayer & Hoy   Ccesa007.pdfEmilia Barcia Boniffatti - Ayer & Hoy   Ccesa007.pdf
Emilia Barcia Boniffatti - Ayer & Hoy Ccesa007.pdf
 
Crónicas escorial 2010
Crónicas escorial 2010Crónicas escorial 2010
Crónicas escorial 2010
 
amargos-aos-de-un-estudiante_compress.pdf
amargos-aos-de-un-estudiante_compress.pdfamargos-aos-de-un-estudiante_compress.pdf
amargos-aos-de-un-estudiante_compress.pdf
 
AÑO NUEVO EN EL EXTRANJERO: NOSTALGIA Y ESFUERZO
AÑO NUEVO EN EL EXTRANJERO: NOSTALGIA Y ESFUERZOAÑO NUEVO EN EL EXTRANJERO: NOSTALGIA Y ESFUERZO
AÑO NUEVO EN EL EXTRANJERO: NOSTALGIA Y ESFUERZO
 
20 Años ya Discurso de Celebración
20 Años ya   Discurso de Celebración20 Años ya   Discurso de Celebración
20 Años ya Discurso de Celebración
 

Más de Alejandro Tisone

Lectura rítmica
Lectura rítmicaLectura rítmica
Lectura rítmica
Alejandro Tisone
 
Lenguaje audiovisual
Lenguaje audiovisualLenguaje audiovisual
Lenguaje audiovisual
Alejandro Tisone
 
Lenguaje audiovisual
Lenguaje audiovisualLenguaje audiovisual
Lenguaje audiovisual
Alejandro Tisone
 
Musica para-crear
Musica para-crearMusica para-crear
Musica para-crear
Alejandro Tisone
 
El folklore-musical-argentino
El folklore-musical-argentinoEl folklore-musical-argentino
El folklore-musical-argentino
Alejandro Tisone
 
Reglamento tic
Reglamento ticReglamento tic
Reglamento tic
Alejandro Tisone
 
Libre office manual usuario impress
Libre office   manual usuario impressLibre office   manual usuario impress
Libre office manual usuario impress
Alejandro Tisone
 
Musica de camara para una formacion de microbios
Musica de camara para una formacion de microbiosMusica de camara para una formacion de microbios
Musica de camara para una formacion de microbios
Alejandro Tisone
 
Doménico zípoli y el barroco musical sudamericano
Doménico zípoli y el barroco musical sudamericanoDoménico zípoli y el barroco musical sudamericano
Doménico zípoli y el barroco musical sudamericano
Alejandro Tisone
 
Tuyo mio nuestro_comun
Tuyo mio nuestro_comunTuyo mio nuestro_comun
Tuyo mio nuestro_comun
Alejandro Tisone
 
Tuyo mio nuestro_comun
Tuyo mio nuestro_comunTuyo mio nuestro_comun
Tuyo mio nuestro_comun
Alejandro Tisone
 
Manual basico de_windows_movie_maker
Manual basico de_windows_movie_makerManual basico de_windows_movie_maker
Manual basico de_windows_movie_maker
Alejandro Tisone
 
Pozzoli
PozzoliPozzoli
El uso de TIC en la enseñanza y el aprendizaje. Cuestiones y desafíos
El uso de TIC en la  enseñanza y el aprendizaje.  Cuestiones y desafíosEl uso de TIC en la  enseñanza y el aprendizaje.  Cuestiones y desafíos
El uso de TIC en la enseñanza y el aprendizaje. Cuestiones y desafíos
Alejandro Tisone
 
Instrumentos musicales medievales
Instrumentos musicales medievalesInstrumentos musicales medievales
Instrumentos musicales medievales
Alejandro Tisone
 
Tesis musica y matematicas mozart
Tesis musica y matematicas mozartTesis musica y matematicas mozart
Tesis musica y matematicas mozart
Alejandro Tisone
 
Diccionario de acordes para piano
Diccionario de acordes para pianoDiccionario de acordes para piano
Diccionario de acordes para piano
Alejandro Tisone
 
La música en las Esferas
La música en las EsferasLa música en las Esferas
La música en las Esferas
Alejandro Tisone
 

Más de Alejandro Tisone (20)

Lectura rítmica
Lectura rítmicaLectura rítmica
Lectura rítmica
 
Lenguaje audiovisual
Lenguaje audiovisualLenguaje audiovisual
Lenguaje audiovisual
 
Lenguaje audiovisual
Lenguaje audiovisualLenguaje audiovisual
Lenguaje audiovisual
 
Cantantes por la paz
Cantantes por la pazCantantes por la paz
Cantantes por la paz
 
Musica para-crear
Musica para-crearMusica para-crear
Musica para-crear
 
El folklore-musical-argentino
El folklore-musical-argentinoEl folklore-musical-argentino
El folklore-musical-argentino
 
Reglamento tic
Reglamento ticReglamento tic
Reglamento tic
 
Libre office manual usuario impress
Libre office   manual usuario impressLibre office   manual usuario impress
Libre office manual usuario impress
 
Pozzoli series 1 2 y 3l
Pozzoli   series 1 2 y 3lPozzoli   series 1 2 y 3l
Pozzoli series 1 2 y 3l
 
Musica de camara para una formacion de microbios
Musica de camara para una formacion de microbiosMusica de camara para una formacion de microbios
Musica de camara para una formacion de microbios
 
Doménico zípoli y el barroco musical sudamericano
Doménico zípoli y el barroco musical sudamericanoDoménico zípoli y el barroco musical sudamericano
Doménico zípoli y el barroco musical sudamericano
 
Tuyo mio nuestro_comun
Tuyo mio nuestro_comunTuyo mio nuestro_comun
Tuyo mio nuestro_comun
 
Tuyo mio nuestro_comun
Tuyo mio nuestro_comunTuyo mio nuestro_comun
Tuyo mio nuestro_comun
 
Manual basico de_windows_movie_maker
Manual basico de_windows_movie_makerManual basico de_windows_movie_maker
Manual basico de_windows_movie_maker
 
Pozzoli
PozzoliPozzoli
Pozzoli
 
El uso de TIC en la enseñanza y el aprendizaje. Cuestiones y desafíos
El uso de TIC en la  enseñanza y el aprendizaje.  Cuestiones y desafíosEl uso de TIC en la  enseñanza y el aprendizaje.  Cuestiones y desafíos
El uso de TIC en la enseñanza y el aprendizaje. Cuestiones y desafíos
 
Instrumentos musicales medievales
Instrumentos musicales medievalesInstrumentos musicales medievales
Instrumentos musicales medievales
 
Tesis musica y matematicas mozart
Tesis musica y matematicas mozartTesis musica y matematicas mozart
Tesis musica y matematicas mozart
 
Diccionario de acordes para piano
Diccionario de acordes para pianoDiccionario de acordes para piano
Diccionario de acordes para piano
 
La música en las Esferas
La música en las EsferasLa música en las Esferas
La música en las Esferas
 

Historia escuela 75 aniversario

  • 1. LA ESCUELA CUENTA SU HISTORIA Pueblo Aguirre. Calles de tierra. Un puñado de casas apretujadas alrededor de la estación, sus habitantes, en su mayoría inmigrantes, hablaban en sus dialectos de origen, mezclado con el castellano. No tenían demasiadas ambiciones, sólo sueños que quizás nunca se concretarían .Tal vez esos sueños tenían que ver con la lejana tierra, con las raíces que habían dejado enterradas en su querida Italia, con parte de su alma. Pero aquí debían volver a arraigarse, hacer crecer a sus hijos, aprender nuestras costumbres, nuestra lengua. No era fácil. Así encontró el pueblo una joven mujer, Josefa de Montelar, quien una cálida tarde de verano arribó a la desolada estación para radicarse con su familia porque el trabajo de su esposo lo requería. En ese ámbito pueblerino y gracias a las ambiciones de cultura y progreso que aquella señora traía consigo, nací en el año 1933, específicamente el día 5 de marzo en la calle Hipólito Irigoyen 355.Me bautizaron con el nombre de “LICEO INDUSTRIAL DE SEÑORITAS”. Tengo el honor de haber sido la primera “mamá” que albergó a más de 120 niñas. Mi fundadora era una mujer incansable, emprendedora, vanguardista; luchó mucho para salir adelante y desafiar los obstáculos. Mis hijas recibían conocimientos pero también se las preparaba para ser una buena ama de casa, exigencia acorde con lo que la época esperaba de una mujer. Aprendían a cocinar, coser, bordar, y tejer. Recuerdo que en un caluroso diciembre de 1935, se reunieron por primera vez un grupo de señoras que integraban el club de madres. Cómo regaron los pisos, vistieron mis paredes, prepararon el salón de entrada para el encuentro y como siempre se terminaba brindando con una copita y algunas masitas amorosamente amasadas por las alumnas en el taller de cocina de la escuela. ¡Qué tiempos!; cómo sabían aprovechar la educación que se les impartía. Cada tarde el toque de campana convocaba a mis chicas ( de la localidad y de pueblitos vecinos ).Los fríos días de invierno se volvían cálidos en el aula .Mientras la maestra narraba historias entretenidas e interesantes, las alumnas con sus habilidosas manos y bajo las indicaciones de aquella, realizaban hermosos trabajos artesanales. Año a año crecía mi responsabilidad, pues aumentaba mi matrícula a medida que aquella querida pionera concientizaba a las familias sobre la necesidad de preparar a sus hijas. Hoy que me dan la posibilidad de contar, me afloran los recuerdos que yo creía tener dormidos o quizá olvidados. ¡Qué fiestas de la primavera organizábamos!; todo el pueblo participaba y le daba realce a ese tradicional encuentro y el beneficio que se obtenía se lo destinaba a la compra de material para los talleres. Mis chicas provenían en su mayoría de hogares humildes y no tenían oportunidad de viajar para conocer aunque sea ciudades vecinas por lo tanto para sociabilizarlas y afianzar más la amistad entre ellas, se realizaron excursiones primero a la ciudad de Rosario y más tarde a Buenos Aires. Estos viajes despertaban el interés, acrecentaba el conocimiento y afianzaba la personalidad de las alumnas. Con cuantas ansias esperaban estas oportunidades y cuánto trabajaban para recaudar fondos. Y qué decir de los preparativos para el viaje de fin de curso. ¡Viajar a la ciudad de Córdoba!, una proeza , que se lograba organizando festivales, bailes, kermeses, feria de platos durante los fines de semana.. También acuden a mi memoria los festejos de las fiestas patrias; mi patio se llenaba de cintas celestes y blancas, los pizarrones exhibían frases alegóricas para honrar a nuestros próceres o por la llegada de la independencia. Las maestras preparaban discursos, las alumnas escribían poesías y yo vibraba de emoción la misma que siento hoy cuando evoco. Pero hay un detalle que fue importante, nos faltaba la bandera. No podíamos concebir esas fiestas sin ella. Como las otras instituciones, nosotras también merecíamos tenerla, para convocarnos junto al mástil todos los días y e izarla y arriarla al compás de la aurora. Cuánto respeto había por los símbolos patrios. Y como todo lo que nos propusimos, lo logramos. Ya dije que para doña Josefa nada era imposible. Con nuestro esfuerzo y la colaboración de algunos vecinos, logramos recaudar los 230 pesos que costó. Cuando la bendijeron no pude estar presente porque la realizaron en la iglesia LA SUNCIÓN, pero por los comentarios que escuché, fue muy emotivo. Pero no todo terminó allí con orgullo presencié la jura en presencia de sus padrinos. Mi corazón desbordaba de alegría. Otro logro. Hay un señor que figura en las actas amarillentas de la escuela, de quien no puedo olvidarme porque fue uno de los que me ayudaron a reafirmarme primero y engrandecerme más tarde, el Sr Ïtalo Nannini, que como Montelar pensaban en el futuro de los jóvenes de este pueblo. Este hombre que fue diputado, nunca se olvidó de su gente , y gracias a él se pudieron tramitar con más facilidad las gestiones relacionadas con el pago del alquiler de la casa donde funcionábamos, los sueldos de las maestras, los traslados etc. Para agradecerle le hicimos un homenaje del que participaron además de la comunidad educativa numerosos vecinos. Corría el año 1937 y las alumnas día tras día perfeccionaban sus trabajos que exponía con mucho orgullo para fin de año. Esos días próximos a la finalización del ciclo lectivo, la escuela se vestía de colores, el salón grande se abría para exhibir las obras de arte que en mi seno y secretamente, se gestaban para salir a la luz en esa ocasión. Sábanas bordadas, manteles, vestidos, cuadros, veladores, cerámicas, convivían por unos días para ser elogiados por los concurrentes. Y tan bien se trabajaba que la superioridad nos invitó a participar en la exposición de las escuelas industriales que se llevó a cabo en el palacio del correo de la ciudad de Rosario en el que obtuvimos el segundo premio con mención honorífica. Mis chicas me trajeron el premio con orgullo, y yo sentía que más no podía pedir, no exponíamos sólo para un grupo de vecinos de un pueblo, sino que habíamos logrado pasar los límites y conquistar otros jurados¿ Se podía pedir más ?. Pasó el tiempo. El mundo continúo rodando, la moda se actualizaba. Nos invadían los años ´60.Década revolucionaria, se escuchaba a los beatles, los hippies proclamaban el amor y la paz, las faldas se acortaron considerablemente, las mujeres ya no usaban permanente. Se pintaban los ojos, se alargaban las pestañas con rimel. Todo era una novedad. En nuestro país surgía el Club del Clan. Aparecía la televisión. Mi querida pionera ya no estaba por lo tanto hice frente a los desafíos de esa década rebelde y sorprendente con otros directivos . Llegaron los ´70, nuevos planes de estudio, nuevos docentes que venían a cubrir a las docentes jubiladas. Chicos y chicas jóvenes, recién iniciados en la docencia, con su carga de sueños para concretar..Los recibí con los brazos abiertos como una abuela sabia y experimentada. En manos de esta nueva generación 1
  • 2. estaba ahora el destino de la institución. Entre sueños alcanzados, exposiciones, otros concursos ganados, algunos perdidos, promoción tras promoción, llegaron los años ´80. Estábamos con todos los bríos por el retorno a la democracia. Se cambiaron los planes de estudio al mismo tiempo que esta nueva “Escuela de Educación Técnica “, porque así pasamos a llamarnos, incorporaba varones. Éramos una escuela mixta de acuerdo con lo que los tiempos exigían. Ahora comenzaba a vivir yo misma y a mi edad una experiencia nueva. Tener varones. Si bien me dieron bastante trabajo y me costó adaptarme, aprendí a amarlos como lo había hecho con las chicas. Pero no todo es rosa en esta vida y un día cuando menos lo esperábamos, unas pocas palabras en un papel cambiarían nuestro destino. Nos desalojaban. Mis paredes estaban impregnadas de nostalgia, de amor, de sabiduría, de risas, de campanas, no podíamos abandonarla. Todo estaba allí. Nuestro pasado, nuestra historia. Pero de una cosa estaba segura. Mis puertas de ninguna manera se cerrarían. Había que actuar, pedir, rogar, si era necesario. Y llegó así la hora de mudarnos. Unas pocas cuadras de diferencia, otra casa grande donde yo iba a poner mi alma. Una mañana de mediados de diciembre llegaron los camiones municipales.¡Qué trajín! Padres, alumnos, docentes porteras, todos cargaban nuestro mobiliario y para allá partimos. Entramos en esa casona fría, oscura, vacía para llenarla de vida, calidez, de voces jóvenes, de esperanza. Allí también se vivieron alegrías, se ganaron concursos, se perdieron otros, hubo encuentros y desencuentros. Recibíamos alumnos y despedíamos promociones, celebramos jubilaciones y les dimos la bienvenida a otros; se estudiaban los nuevos planes de estudio, se realizaban reuniones plenarias, se enseñaba y aprendía en un clima de gran camaradería. Entre la población docente era habitual escuchar decir “la familia de la 650” haciendo alusión a mis docentes y a su buena relación. Pero a pesar de todo teníamos un problema. Cada vez se hacía más difícil competir con otras escuelas medias de la localidad y la región que tenían el ciclo completo. Conseguir el cuarto y quinto año era la meta a la que nos proponíamos llegar. Difícil pero no imposible. Habíamos tropezado con muchos obstáculos en nuestra vida y no nos íbamos a rendir. Escuchábamos promesas, aumentábamos la matrícula, mis docentes se perfeccionaban; todo apuntaba a ese objetivo. Después de golpear muchas puertas, enfrentarnos a tanta burocracia, por fin en 1988, conseguimos lo que tanto necesitábamos. Podíamos ofrecer otra opción los adolescentes de nuestra ciudad y la región tenía una escuela técnica con ciclo completo. Ahora sí me sentía plena. Pero ya se sabe que en la vida nunca se termina de concretar sueños, ni se agotan las ambiciones. Por eso empezamos a pensar en el edificio propio. Basta de desalojos. Esta alma mía debía tener que dejar de emigrar para establecerse definitivamente en un cuerpo propio. Después de 60 años, mis hijos me retribuyeron con creces el amor que le dí. Recibí el mayor regalo de mi vida. La tierra donde hundir definitivamente mis raíces. Escuchaba los rumores sobre la construcción. La dirección, integrada por dos mujeres jóvenes de nuestra comunidad, incansablemente organizaba rifas, cenas, festivales para recaudar fondos para la construcción y así ladrillo tras ladrillo, jornada tras jornada tras jornada el sueño fue tomando forma hasta convertirse en desafío. Fuerza, amor, solidaridad, fe voluntad férrea se conjugaron para transformar lo imposible en posible. La inauguración fue una fría mañana de mayo del año 1997.Las autoridades provinciales, municipales, las instituciones de la ciudad, alumnos docentes cooperadores, padres y vecinos se convocaron frente a mis puertas y nos hicieron llegar sus palabras de augurio para el futuro que a partir de allí íbamos a comenzar a transitar. Pero me pregunto ¿futuro?. Y la respuesta es no. Esto que hoy se me impone no es aquel futuro con el que todos soñábamos, con el que soñaba nuestra joven y emprendedora directora que poco después de ese histórico día nos dejó para siempre. En su memoria y para homenajearla sus compañeros se afianzaron más que nunca en la difícil tarea educativa. Hoy me siento agotada. La desigualdad social, la marginación, la exclusión, la desvalorización del saber, como instrumento de progreso, la disgregación familiar,, el falso exitismo, son factores adversos que disminuyeron mi matrícula, al mismo tiempo que avasallaron mi función específica(formar integralmente al alumno) para transformarme en un “parche “ social (escuela comedor, escuela guardería, etc). Pero a pesar de lo poco que quedó de mi integridad, mi comunidad educativa sigue en pie, apuntalándome para poder cumplir con los ideales que los llevaron a ser DOCENTES. Estamos de pie, continuamos construyendo, recorriendo caminos, marcando recorridos en nuestra hoja de ruta. 2