SlideShare una empresa de Scribd logo
HISTORIA
DEL ARTE B achillerato
SEGUNDA EDICIÓN
MARIA DEL ROSARIO FARGA MULLOR
PEARSON
www.FreeLibros.me
www.FreeLibros.me
HISTORIA
DEL ARTE j p B achillerato
SEGUNDA EDICIÓN
www.FreeLibros.me
www.FreeLibros.me
HISTORIA
DEL ARTE SEGUNDA EDICIÓN
MARIA DEL ROSARIO FARGA MULLOR
D o c t o r a e n Ic o n o g r a f ía - Ic o n o lo g ía
U n iv e rs id a d d e V a le n c ia
D o c e n te d e l In stitu to d e C ie n c ia s S o c ia le s y H u m a n id a d e s , B U A P
y d e la U n iv e rs id a d Ib e ro a m e ric a n a , P u e b la
C o la b o ra c ió n
A ra c e li L ó p e z V arela
C a n d id a t a a M a e s t r a e n H is t o r ia
D e c e n te d e la U n iv e rs id a d Ib e ro a m e ric a n a , P u e b la
R e vis ió n té c n ic a
R o sa rio B e n íte z G a rcía
L ic e n c ia d a e n H is t o r ia p o r la u n a m
P ro fe s o ra d e a s ig n a tu ra " B " d e fin itiv a
P la n te l N ú m . 8 “ M ig u e l E . S c h u ltz "
E s c u e la N a cio n a l P re p a ra to ria , u n a m
A rtu ro M ig u e l R a m o s
C a n d id a t o a D o c t o r e n H is t o r ia p o r la u n a m
P ro fe s o r d e tie m p o c o m p le to d e fin itiv o
P la n te l N ú m . 8 “ M ig u e l E . S c h u ltz ”
E s c u e la N a cio n a l P re p a ra to ria , u n a m
L u c io R ica rd o M a rtín e z M arín
M a e s t r o e n H is t o r ia p o r la u n a m
C o le g io F ra n c é s H idalgo
P ro fe so r de H isto ria d el arte
PEARSON
www.FreeLibros.me
/ Datos de catalogación
A u taa: Farga Mullor, María del Rosario
Hstona del arte
Segunda edióón
fearson Educacón de México. S.A de C .V . México, 2012
ISBN: 978-607-32-1438-4
Area: Bachillerato
Formato: 21 x 2 7 cm Páginas: 360
H isto ria d e l a rte
L ib r o d e l e s t u d ia n t e
B proyecto didáctico Historia d el arte es una obra colectiva creada por encargo de la editonal Pearson Educación de México, S.A de C.V,
por un equipo de profesionales en dstntas áreas, que trabajaron siguiendo los lineamentos y estructi/as establecidos por el Departamento
ftKlagógico de Pearson Educación de México, S.A de C.V.
D irección g e n e ra l: luán Carlos Cavin ■ D irección K-12: Santiago Gutérrez ■ Gerencia e d ito rial K-12: Rodngo Bengochea
■C oord inación e d ito ria l: Gloria Morales ■ Edición sp onsor: Roclo Cabañas ■ Ed ito ra de d e sarro llo : Angélica Monroy López
■ Redacción de fich a s té cn icas: Arturo Miguel Ramos ■C o lab o ració n en la redacción d e te x to s: Araceli López Vareta, Beatriz
VázquezGonzáézy Ale.andro Hernández Maimones ■A sisten cia ed ito rial: Edgar E. Jiménezy Angé ca Tovar ■Corrección de estilo :
Pablo Garza-Molina ■ Lectura de p ru eb as: Felipe Martínez y David Garda ■ C oordinación de a rte y d ise ñ o : Asbel Ramírez ■
Su p ervisió n de a rte y d iseñ o de interiores: Mómca Galván Álvarez ■ Com posición y diagram ación: Daniel Moreno ■ Diseño
de p o rta d a : fquipo de Arte y Diseño de Pearson ■ Ico n o g rafía: Irene León ■ Im ágenes d e p o rtad a: Bisonte, Cueva de Altamira.
Máscara mortuona de Tutankamon, Museo Egipcio de El Cairo. Busto d e un strategos griego desconocido, Museo Pio-Clementino. Retrato
d» hcm bre con turbante rojo, ian van Eyck, Galería Nacional de Londres. M tdonna d elPrado. Rafael Sanzio, Museo de Historia del Arte de
Viena. la gran odalisca, Dominique Ingres, Museo del Louvre. Autcrretrato d elartista, Vncent van Gogh, Museo D'Orsay.
D irección reg io n al K-12 Latin o am érica: Eduardo Guzmán Barros
D irección de co n ten id o s K-12 Latin oam érica: Clara And'ade
ISBN LIBRO IMPRESO: 978-607-32-1438-4
ISBN E-BOOK: 978-607-32-1439-1
ISBN E-CHAPTER: 978-607-32-1440-7
hipreso en México. Printed in M éxico.
1 2 3 4 5 6 7 8 9 0 - 1 5 1 4 1 3 12
D.R. O 2012 por Pearson Educación de México, S.A. de C .V
Atlacomulco 500, 5o piso
Col. industrial Atoto, C.P. 53519
Naucalpan de Juárez, Edo. de México
Cámara Naconal de la Industria Editorial Mexicana Reg. Núm. 1031
PEARSON
teservadostextoslosderechos. Ni la totaldad m partedeesta publicación pueden reproducirse, registrarseo transmitirse,
porun sistema derecuperación deinformación en ninguna forma rv por ningúnmedio, seaelectrónico, mecánico,foto-
quimico, magnéticoo efectroóptico, por fotocopia, grabación o cualquier otro, sin permiso previo porescritodel editor
w w w .prarson enn p a ñ ol.com
www.FreeLibros.me
P ara A n d re a y S a ra h ,
q u ie n e s so n m i c o n sta n te in sp ira ció n .
www.FreeLibros.me
www.FreeLibros.me
PRÓLOGO
E l arte e s so b re todo un e sta d o d el alm a.
M a rc C hagall
En u n m undo globalizado com o el actual, donde la identidad parece tener fronteras
endebles y las culturas se yuxtaponen cada v e z m ás, el arte desem peña u n papel trascen­
dental. Inútil es quedarnos con una única definición o intentar acercarnos al fenóm eno
artístico desde un soto punto de vista.
El arte no sólo es belleza a través de color, form a y línea. Tam bién e s referente de
identidades, creencias, usos, costum bres, valores o ideas; sin em bargo, no necesaria­
m ente habla por si m ismo. No es suficiente la contem plación pasiva de una obra para
aprehender todas sus cualidades y explorar sus potencialidades. La didáctica y la interm e­
diación entre una obra y nosotros com o público resultan elem entales para com prender
el lenguaje de tos artistas.
Cuando el arte em ite ideas o em ociones, es porque su autor ha generado una c o ­
nexión con su s espectadores. No obstante, para q u e ello suceda, público y artista deben
compartir una cultura, ideas o experiencias. Entonces, e s recom endable conocer los cam ­
bios culturales en que el arte se asienta, asi com o tos simbotos y lenguajes, para acercarse
a la obra artística de m odo m ás eficaz.
El libro Historia d e l arte de M aría d el Rosario Farg a, en su segunda edición, adem ás
de presentarnos las diversas m anifestaciones artísticas a lo largo de la historia de manera
sencilla y práctica, tam bién nos introduce en el análisis de la o b ra de arte considerando
el contexto histórico de ésta, las cualidades que la hacen vigente en el tiem po y las
m otivaciones del artista para su creación. A l ser un producto cu ltu ral, el arte representa
m anifestaciones tangibles e intangibles q u e trascienden en el tiem po para ser de inte­
rés de la colectividad. Cada obra refleja una época y el m om ento histórico en el q u e fue
realizada. Aparte de sus cualidades técnicas, serán las instituciones im perantes d el m o­
m ento, el m ercado, tos críticos de arte, entre otros, tos que irán definiendo la vigencia,
tos valores y las aportaciones de las o b ras artísticas en la historia.
El texto tam bién nos gula al observar una obra, y nos acerca a ésta m ediante ejerci­
cios de percepción visual, adentrándonos a la identificación de signos y significados. A
lo largo de tos diferentes capítulos, aprendem os poco a poco a m irar una obra de arte,
tom ando en cuenta tos factores espaciales, tem porales, sociales, culturales, políticos,
económ icos, etc. en su análisis, pero, de igual m odo, explorando la sensibilidad y per­
cepciones espontáneas que genera.
La segunda edición de Historia d e l A r te es un m odelo que pasa de la transm isión de
inform ación, al descubrim iento, la descripción y el diálogo dinám ico y critico para pro­
m over tanto el aprendizaje com o el deleite q u e las obras de arte representan
Xavier Recio Oviedo
Universidad iberoam ericana, Puebla
www.FreeLibros.me
PRESENTACIÓN
¿ A quién se dirige este libro? A los estudiantes de los cursos de Historia del Arte y a
cualquier lector q u e sea espectador potencial d el arte, es decir, a todos.
Cuando Sari (M aría d el Rosario Farga) m e presentó el m anuscrito de esta obra, dijo:
"Éste e s el libro que yo quería tener, el libro que he necesitado para impartir las clases de
Historia del A rte". Ése es el secreto que guarda entre sus páginas esta obra: todo escritor
piensa en escribir aquello que quiere leer. Sari escribió el libro que necesitaba para exponer
sus cursos: por una parte nos explica la historia del arte, paso a paso, y por la otra realiza
esta explicación de una m anera no sólo didáctica, sino tam bién am ena y agradable.
M aría del Rosario Farga M uBor es m aestra e investigadora con m ás de 20 años de
experiencia, doctora en iconografía con tesis aprobada con sobresaliente Cum -laude
por la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad de V alencia, Esp aña. Con
este libro, ella nos convierte en viajeros p o r la historia y nuestro com pañero de viaje es
nada m enos q u e el arte: el arte com o m agia, propio de la época prehistórica, el arte
m esoam ericano, el arte en C h in a, Ind ia, Egipto, G recia, R om a, el arte etru sco , el primer
arte cristiano, el arte d el Islam , el rom ánico y já tic o . Después, el propio arte pasa a definir
b etapa histórica: Renacim iento. Barroco. Neoclásico, Rom anticism o. El texto trata el si­
glo xix, el im presionism o, el llam ado 'a rte co n te m p o rán eo ', un arte que se nos escapa
por la denom inación conceptual, propio de nuestros dias. Por últim o, el libro aborda
el arte m exicano en lo s siglos xix y x x . para generar la conexión de la actualidad de las
obras de arte a través del tiem po.
De acuerdo con Joseph Beuys, "tocto ser hum ano es un artista" y cada acción, una
cbra de arte. Pero Sari retom a la frase y nos convierte a todos en historiadores de arte;
a través de las páginas d el libro aprendem os a ver, a “ m irar" el arte, a descubrir los se­
cretos q u e guarda cada pieza para tos ojos preparados, m ás aún, nos obliga a colaborar
con la escritura, con los artistas, los historiadores, a convertirnos en espectadores ideales
del arte, y tam bién, en artistas. Los capítulos inician con un diagram a conceptual que
tiene d o s objetivos: enlazar el nuevo tem a con el tem a anterior, y resumir, siempre desde
la perspectiva de la historia d el arte, los conceptos, ép ocas y ejem plos del nuevo tem a.
C ada uno de los capítulos está acom pañado con num erosas ilustraciones que reflejan
y ejem plifican con detalle las lecturas. D e esta form a, la enseñanza práctica se com bina
con la indagación histórico-artlstica para ofrecernos un panoram a com prensivo y com ­
prensible de la historia del arte.
¿Para quién está escrito este libro? Resisto la tentación de contestar a la pregunta con un
enfático ipara todos! Básicamente está dirigido a todos los estudiantes de Historia del A rte,
pero si continuam os ccn la frase de Beuys y resulta que todos somos artistas, tendré que
eg resar a la primera respuesta con la que empecé y confirm ar que si, que el libro está escri­
to para toctos: para cada uno de los lectores que tenga la suerte de tenerlo en sus manos.
M aribel Vázquez Lorenzo
U Ñ ARTE: la Universidad d el Arte
Directora académ ica
www.FreeLibros.me
INTRODUCCIÓN
A l realizar esta nueva edición, se consideraron las sugerencias y se hicieron las actuali­
zaciones y precisiones solicitadas por los (tocentes de Historia del Arte de distintas ins­
tituciones que se han sen/ido de este libro com o su principal herram ienta pedagógica.
Asim ism o, se escribieron cuatro capítulos nuevos: El arte en C hina, El arte en India, El
arte etrusco y El arte m exicano en los siglos x ix y xx.
Cada unidad presenta un m apa donde se indican los lugares donde se desarrollaron
los estilos o m ovim ientos artísticos con m ayor fuerza. A su vez, cada capitulo inicia con
un diagram a conceptual q u e sintetiza su contenido, seguido por u n a introducción y una
linea de tiem po.
Esta edición se ha enriquecido con m odificaciones q u e trascienden el ám bito tem áti­
co, pues ahora la obra tiene un diserto m ucho m ás atractivo y cídáctico, que responde al
objetivo de convertir el m edio de estudio del arte en u n fin artístico en si m ism o, es decir,
el libro com o objeto de arte.
Una novedad de esta edición es que cuenta con un m anual de actividades en linea,
listas para ser im plem entadas en clase o en casa para practicar el método de acercamiento
al arte. Esta herram ienta (disponible en w w w .p e a rso n e d u c a c io n .n e t/ fa rg a ) presenta
diferentes tipos de actividades, encam inadas a reforzar el aprendizaje del contenido tem á­
tico y fom entar su aplicación. Su nivel de com plejidad va desde la comprensión e identifi­
cación de características estilísticas de las diferentes corrientes que se han suscitado en la
historia del arte hasta la apreciación y disfute de las obras, pasando por la identificación
e interrelación de factores sociales, históricos, culturales y personales d el contexto en que
fueron creadas.
A sí, libro y m anual representan una propuesta dinám ica que n o solam ente asistirá en
la interpretación y el análisis, sino que tam bién fom entará la m ejora de otras habilidades
cognitivas en los alum nos y el lector en general.
www.FreeLibros.me
CONTENIDO
PRÓLOGO..................................................................................... 7
PRESENTACIÓN............................................................................8
INTRODUCCIÓN.......................................................................... 9
< ■ INTRODUCCIÓN
p | AL LENGUAJE
=>■ ARTÍSTICO .........
CAPÍTULO 1
.1 9
Introducción a l estu d io de la obra d e arte... ..................21
V e r la o b r a d e a r t e a n t e s d e m ir a r l a ... .. .2 2
E l sig n ifica d o de la obra de a rte ........................... ................... 22
E l o ficio d e histo riad o r d e l a rte ............................. ...................................23
A p r e n d e r a m i r a r ...................................................................................... ...................25
M irar para v e r ................................................................................................ ...................................25
P e rce p ció n v isu a l................................................ ................... 25
S ig n o y sig n ifica d o .................................................................................... ................25
D efin ició n de e s tilo ............................................. ................... 25
E d u c a n d o la s e n s i b i l i d a d .............................................................. .................. 25
E l a rte c o m o sím b o lo .......................................... ...................25
E l a rte y la h is to ria .................................................................................... ...................................26
A rte y so cie d a d ............................................................................................ ...................................26
A rte y re lig ió n ................................................................................................ ...................................26
CAPÍTULO 2
le o ria e n is io r io g r a r ia a e i a r i e ................................
E l a rte a tra v é s d e la h isto ria ....................................
La s te n d e n c ia s h is to rio g rá fica s...............................
..........................¿ /
...............................28
...............................29
La o b ra d e a rte y su é p o c a .......................................... ...............................3 0
CAPÍTULO 3
E l le n g u a je d e l a r t e ........................................................................................ 31
E l len g u aje a rq u ite ctó n ico ..............................................................................32
E le m e n to s d e l len g u aje a rq u ite c tó n ic o ...................................................................3 2
La proporción y la arm o n fa ..................................................................................................33
E l len g u aje p ic tó ric o ..............................................................................................3 4
E le m e n to s d e l len g u aje p ictó rico ............................................................................. 3 4
M a te ria le s p ic tó ric o s ...................................................................................................................3 6
P ro ce d im ie n to s p ic tó ric o s ..................................................................................................3 7
www.FreeLibros.me
E l len g u aje e s c u ltó ric o .......................................................................................38
E le m e n to s d e l len g u aje e s c u ltó ric o .............................................................................3 8
P ro c e s o s e s c u ltó r ic o s ...............................................................................................................3 8
M o sa ic o ..............................................................................................................................39
M o d e lo de fich a té c n ic a ..........................................................................................................4 0
W U IUW U 1...........................................................
M ú s ic a ............................................................................................ .........................................................40
C in e .........................................................
D an za............................................................................................... ........................................................4 0
Te atro ................................................................................................ ........................................................4 0
1< 1 1 EL ARTE
P 1 I PREHISTÓRICO
Éa I Y ANTIGUO ....................................... 14
CAPÍTULO 4
La prehistoria: el arte-m agia.............................................................. 43
A r t e p r e h i s t ó r i c o ...............................................................................................................................4 4
E l a r t e d e l P a l e o l ít i c o .................................................................................................................4 5
La pintura d e l P a le o lític o ............................................................................................................45
E l a r t e d e l M e s o l í t i c o .................................................................................................................4 8
E l a r t e d e l N e o l í t i c o .....................................................................................................................4 8
L a E d a d d e lo s M e t a l e s e n la P e n ín s u la I b é r i c a .............................4 9
La E d a d d e l C o b re: e l C a lc o lític o ......................................................................................49
L a E d a d d e l B r o n c e .....................................................................................................................4 9
La E d a d d e l H ie rro ............................................................................................................................50
CAPÍTULO 5 ..............................................................................................
El arte en M esopotam ia y P e rsia ................................................... 51
E l P r ó x im o O r ie n t e A n t ig u o : e l a r t e d e lo s p u e b lo s
a g r ic u lt o r e s d e M e s o p o t a m i a ......................................................................................5 2
A rq u itectu ra c i v i l ...............................................................................................................................52
E sc u ltu ra .....................................................................................................................................................54
A rte s d e c o ra tiv a s ...............................................................................................................................56
E l a r t e e n P e r s i a ...............................................................................................................................5 7
A rq u itectu ra p e rs a .........
A rte s p lá s tic a s p e rsa s
57
57
www.FreeLibros.me
12
C A P ÍT U L O 6
E l a r t e e n E q i p t o ........................................................................................................... 58
C a r a c t e r í s t ic a s q e n e r a l e s d e l a r t e e q ip c io ....................... .....................5 9
L a vid a d e ultratum b a: v iv ir para honrar a lo s m u e rto s .... .....................59
A rq u ite c tu ra .................................................................................................................... .....................60
E s c u ltu ra ............................................................................................................................ .....................63
P in tura y a lto rre lie v e ... ... 6 5
A rte s su n tu a ria s e g ip c ia s ............................................................................. .....................67o r
C A P ÍT U L O 7
E l a r t e e n C h i n a ............................................................................................................. 68
E l a r t e e n C h i n a ... . . . 6 9
D in a stía S h a n g _.......................................................................................................... .....................69
D in a stía Z h o u _............................................................................................................. .....................71
Ép o ca de lo s re in o s c o m b a tie n te s ........................................................ .....................71
D in a stía H a n .................................................................................................................. .....................72
C A P ÍT U L O 8
E l a r t e e n I n d i a ................................................................................................................ 7 4
E l a r t e e n I n d i a ........................................................................................................... ...................7 5
A n tig ü e d a d ..................................................................................................................... .......................76
Period o v é d ic o (sig lo s x v - v ia .C .)- ............................................................ .......................76
A rte b u d ista (sig lo s v i a.C .-vm d .C .)........................................................ .......................76
A rte hindú o b rah a m án ico (sig lo s viil-xui d .C .)_ .......................... .....................77
A rte islá m ic o (s ig lo s x iie x v iii) ....................................................................... .....................7 8
C A P ÍT U L O 9
E l a r t e p r e h i s p á n i c o .............................................................................................. 7 9
M e s o a m é r i c a . . .. .8 0
C u ltu ra s de la c o sta d el g o lfo ...................................................................... .....................81
C u ltu ra s de la O c c id e n te .......... .....................83
C u ltu ra s d el A ltip lan o C e n tra l.............................................................................................................. .................................83
T a ra sc o s .................................................................................................................................................................................................... .....................8 4
C u ltu ra s de O a x a c a ...................................................................................................................................................... .....................8 5
C u ltu ra s d el s u d e s te d e M é x ic o ............................................................... .....................8 6
C u ltu ra s de lo s V o lc a n e s ................................................................................... .....................8 9
C u ltu ra s d el A ltip lan o C entral e n el p o s c lá s ic o ........................................ .................................89
M e x ic a s ...................................................................................................................................................................................................... 9 0
E l arte prehispánico. Á rea an d in a. . . .. .9 2
Period o Utico (1 2 0 0 0 -5 0 0 0 a .C .)...................................................................................................... .....................9 2
Penodo p re c e rá m ic o (5 0 0 0 -2 0 0 0 a .C .) ........................................................................ .................................92
Period o in icial (2 0 0 0 -5 0 0 a .C .) ............................................................................................................ .....................92
Period o fo rm ativo . H on zo nte te m p ra n o (5 0 0 -2 0 0 a .C .) . . . .....................9 3
www.FreeLibros.me
Horizonte in te rm e d io te m p ran o (2 0 0 -5 0 0 ) .........................................................93
H orizonte m e d io (5 5 0 -1 0 0 0 ) ...............................................................................................93
H orizonte tard ío (1 00 0-1 45 0). É p o ca de lo s g ran d es
re in o s in c a s ............................................................................................................................................93
C u ltu ra co n d o rh u a si........................................................................................................................9 4
C u ltu ra chib cha o m u is c a ..........................................................................................................94
ELARTE PREHELENICO
DEL MEDITERRÁNEO
ORIENTAL Y OCCIDENTAL..
C A P ÍT U L O 10
El arte prehelénico del M editerráneo
oriental y occidental: arte egeo
om inoico-m icénico...........................................................................97
Arte egeo o m inoico-m icónico...............................................................98
C re ta ................................................................................................................................................................99
M ic e n a s .......................................................................................................................................................99
C A P ÍT U L O 11
El arte clá sico : G re c ia ...........................................................................102
El arte en G re cia ............................................................................................... 103
A rq u ite c tu ra ...........................................................................................................................................104
E sc u ltu ra ....................................................................................................................................................108
C e rá m ic a g rieg a.................................................................................................................................112
P in tu ra .........................................................................................................................................................113
C A P ÍT U L O 12
H istoria......................................................................................................
Arquitectura e tru sc a ......................................................................
..............115
.116
Escultura etru sca. C aracterísticas g e n e ra le s........... ..............117
Pintura e tru s c a .............. .118
C A P ÍT U L O 13
El arte clá sico : Rom a................................................................. 119
Introducción al a rte ro m a n o ................................................... 120
Arquitectura.......................................................................................... 121
A rq u itectu ra civiL c o n stru c c io n e s u rb a n a s .................................... ....................122
E d ific io s para e s p e c tá c u lo s ........................................................................... ....................123
www.FreeLibros.me
M o n u m e n to s c o n m e m o ra tiv o s ..
O b ra s d e ing eniería
A rq u itectu ra relig io sa
Escultura................
E l re tra to ..................
E l r e lie v e ..................
Pin tura ro m a n a .......
M o sa ic o ro m an o ...
125
125
125
126
126
127
128
128
DEL ARTE
PALEOCRISTIANO
AL ARTE GÓTICO...............
CAPITULO 14
El arte paleocristiano y bizantino..................................................131
El prim er arte cristia n o ...............................................................................132
A rq u ite ctu ra p a le o cristia n a .................................................................................................133
E sc u ltu ra p a le o cristia n a .........................................................................................................135
P in tura y m o sa ic o p a le o c ristia n o s..............................................................................136
El a rte bizantino................................................................................................136
A rq u itectu ra b iz a n tin a ..............................................................................................................137
M o saico b izan tin o ........................................................................................................................140
Ico n o b iz a n tin o ...............................................................................................................................142
M arfil b iza n tin o ...............................................................................................................................142
CAPÍTULO 15
El arte islám ico............................................................................................ 143
Contexto histórico y geográfico de la cultura
m u sulm ana... ..1 4 4
El arte islá m ico ...................................................... .........................................145
P e rio d o s d e l a rte islá m ic o ........................................... ......................................................145
C ie n c ia y a r t e ........................................................................... ......................................................145
P rin cip io s e s t é t ic o s .......................................................... .....................................................146
A rq u ite c tu ra ............................................................................... ......................................................147
C e r á m ic a ...................................................................................... ............................... .........152
CAPITULO 16
El arte rom ánico.........................................................................................153
El arte p rerrom ánico.....................................................................................154
El arte visigodo..................................................................................................154
A rq u itectu ra v is ig ó tic a ............................................................................................................154
E sc u ltu ra v is ig ó tic a .....................................................................................................................155
O rfeb rería visig ó tica....................................................................................................................155
_129
www.FreeLibros.me
15
E l a rte c a ro lin g io .....................................................................................................156
A rq u itectu ra c a ro lin g ia .............................................................................................................156
El a rte a s tu ria n o ...................................................................................................... 156
A rq u itectu ra astu ria n a p re rro m á n ica .........................................................................156
El a rte m o z a rá b e .................................................................................................... 157
A rq u itectu ra m o z á ra b e ............................................................................................................157
A rte ro m á n ico .............................................................................................................158
A rq u itectu ra ro m á n tic a ............................................................................................................159
E sc u ltu ra ro m á n ic a ..................................................................................................................... 167
P in tu ra ro m á n ic a ............................................................................................................................170
CAPITULO 17
El arte gótico................................................................................................ 173
El a rte g ó tic o ............................................................................................................... 174
A rq u ite c tu ra ........................................................................................................................................175
E s c u ltu ra .................................................................................................................................................181
La pintura g ó tic a ............................................................................................................................183
Lo s v itra le s o v id rie ra s .............................................................................................................186
DEL RENACIMIENTO
AL MANIERISMO ....
CAPÍTULO 18
El arte del Renacim iento.................................................................... 189
El arte del R e n acim ie n to .................................
Contexto h istó ric o ...............................................................
...............................1 9 0
...............................1 9 1
Renacim iento en el a rte o ccid en ta l...................... ...............................1 9 2
El hum anism o en e l R en acim ien to ........................ . . 1 9 3
El quattrocento italiano... . . 1 9 4
A rq u ite c tu ra .................................................................................................. .................................195
E s c u ltu ra ........................................................... ................ 199
P in tu ra .............................................................. ..................201
El cinquecento italia n o ................................................... .................2 0 9•
A rq u ite c tu ra .................................................................................................. ..................210
La pintura d e l c in q u e c e n to ................................ ..................217
CAPÍTULO 19
La pintura fla m e n ca ...............................................................................225
O ríg e n e s.......................................................................................................................... 226
C a ra c te rística s d e la pintura fla m e n c a ............................................. 226
.187
www.FreeLibros.me
El re a lism o en la p in tu ra fla m e n ca ..............................................................2 2 6
Técnicas u sa d as....................................................................................................227
L o s h e r m a n o s V a n E y c k ....................................................................................................2 2 7
Jan Van E y c k .......................................................................................................... 227
R o g e r v a n d e r W e y d e n y E l B o s c o .................................................................2 3 0
C A P ÍT U L O 20
El m anierism o..............................................................................................231
E l m a n i e r i s m o .................................................................................................................................2 3 2
A rq u ite c tu ra m a n ie ris ta ....................................................................................233
E scultura m a n ie ris ta .......................................................................................... 233
Pintura m a n ie ris ta ............................................................................................... 233
El m a n ie ris m o en E s p a ñ a ............................................................................... 233
M a n ie rism o e n los P aíses B a jo s.................................................................. 237
<  # 1 BARROCO,
§  g I NEOCLASICISMO
=> W I Y ROMANTICISMO
C A P ÍT U L O 21
El arte barroco europeo..................................................................... .243
E l b a r r o c o ; e l a r t e d e la a p a r i e n c i a ...................................................................2 4 4
E l barro co , a rte d e la Ig le sia C a tó lic a ........................................................................245
El barroco c o m o arte c iv il.....................................................................................................246
A rq u itectu ra b a rro c a ...................................................................................................................246
E scu ltu ra b a rro c a ...........................................................................................................................250
E scu ltu ra b arro ca e n E s p a ñ a .............................................................................................251
Pintura b a rro c a ................................................................................................................................254
Pintura te n e b rista en E s p a ñ a .............................................................................................255
Pintura b arro ca e s p a ñ o la .......................................................................................................256
E sc u e la fla m e n c a y h o la n d e s a ........................................................................................262
E l e s t ilo r o c o c ó d e l s ig lo X V III....................................................................................2 6 4
A rq u itectu ra ro co có en F ra n c ia .......................................................................................264
E scu ltu ra ro co có e n Fra n cia ................................................................................................265
Pintura ro co có en E s p a ñ a .....................................................................................................2 6 6
C A P ÍT U L O 2 2
El arte barroco en la Nueva España..........................................267
E l a r t e n o v o h is p a n o ................................................................................................................2 6 8
A rq u itectu ra n o v o h isp a n a .....................................................................................................268
E sc u ltu ra n o vo h isp a n a ..............................................................................................................271
Pintura n o v o h is p a n a ...................................................................................................................273
www.FreeLibros.me
II
C A P ÍT U LO 23
Neoclasicism o y rom anticism o.....................................................278
A n t e c e d e n t e s ...................................................................................................................................2 7 9
N e o c l a s i c i s m o ................................................................................................................................2 7 9
A rq u itectu ra n e o c lá s ic a ..........................................................................................................280
N eo g ó tico o re n a c im ie n to g ó tic o .................................................................................284
E sc u ltu ra n e o c lá s ic a ...................................................................................................................2 8 4
P in tura n e o c lá s ic a .........................................................................................................................2 8 6
R o m a n t i c i s m o ................................................................................................................................2 9 1
S ín te s is d el co n flicto In g re s-D e la cro ix....................................................................292
EL ARTE
EN LOS SIGLOS
X I X Y X X ........................................
C A P ÍT U LO 24
El arte en el siglo XIX y el tránsito a l siglo X X 297
E l a r t e e n e l s ig lo X I X .............................................................................................................2 9 8
M o d e r n is m o o A r t N o u v e a u ......................................................................................2 9 9
A rq u itectu ra d el sig lo x i x .......................................................................................................3 0 0
E sc u ltu ra d e l sig lo x i x ...............................................................................................................3 0 3
La pintura e n e l sig lo x i x .........................................................................................................3 0 4
R o m a n t i c i s m o .................................................................................................................................3 0 6
P rin cip ale s p in t o r e s ...................................................................................................................3 0 6
R e a li s m o ...................................................................................................................................................3 0 7
I m p r e s i o n i s m o ...............................................................................................................................3 1 1
Im p re sio n ism o c lá s ic o ..............................................................................................................3 1 2
Im p re sio n ism o p a is a jis ta .......................................................................................................3 1 5
P o s t im p r e s io n is m o e in ic io s d e la p in t u r a m o d e r n a 3 1 6
E v o lu c ió n d e l a s a r t e s f ig u r a t iv a s d e la p r im e r a
m it a d d e l s ig lo X X .......................................................................................................................3 1 8
F a u v is m o ................................................................................................................................................3 1 9
E x p re s io n is m o ..................................................................................................................................3 2 0
C u b is m o ..................................................................................................................................................3 2 2
C A P ÍT U LO 25
E l a r t e d e v a n g u a r d ia .............................................................. ............................................3 2 5
L a p in t u r a e n e l s ig lo X X ...................................................... ............................................3 2 6
D ad aísm o
De Stijl y el n e o p la stic is m o ................................................ .............................................3 2 7
2 9 5
www.FreeLibros.me
La pintura d e a c c ió n , e l ¡n fo rm ab sm o y lo s n u e vo s
p ro ced im ien to s d e a b s tra c c ió n ................................... ..................3 2 8
El fu tu n sm o y la pintura m e ta fís ic a ....................................................... ..................331
El s u rr e a lis m o ........ .3 3 1
La a b s tra c c ió n ............................................................................................................. ..................3 3 2
El Pop A rt........................................................................................................................... ..................3 3 3
L a a b s t r a c c ió n e n la e s c u l t u r a ................................. 3 3 3
A r q u it e c t u r a ........................... 3 3 3
E l racio n alism o e n a rq u ite ctu ra ................................... ......... 3 3 3
La B a u h a u s...................................................................................................................... ......... 3 3 6
El o rg a n ic ism o ............................................................................................................. ......... 3 3 7
La c n s is d el m o vim ie n to m o d e rn o ... ... 3 3 7
El a rte co n cep tu al y la s n u e v a s te n d e n c ia s ........ ... 3 3 9
La arq u itectu ra p o sm o d e m a ......................................................................... .............. 3 3 9
CAPÍTULO 26
El arte m exicano en los sig los XIX y XX...................................341
D e la In d e p e n d e n c ia a la R e v o l u c i ó n ..........................................................3 4 2
C o n s t r u c c ió n d e l E s t a d o p o s r e v o lu c io n a r io .......................................3 4 3
A c a d e m i c i s m o .................................................................................................................................3 4 3
P in tu ra ......................................................................................................................................................3 4 4
E sc u ltu ra ................................................................................................................... 3 4 4
A rq u ite c tu ra .........................................................................................................................................3 4 4
P a i s a j i s m o .............................................................................................................................................3 4 5
E s c u e l a M e x i c a n a d e P in t u r a ................................................................................3 4 5
M u ralism o m e x ic a n o .................................................................................................................3 4 6
Pintura d e c a b a lle te ....................................................................................................................3 4 8
G ra b a d o ...................................................................................................................................................3 4 9
R o m a n t ic is m o c o m o in f lu e n c ia e u r o p e a
y p in t u r a p o p u la r ...........................................................................................................................3 4 9
Pin tura p o p u la r................................................................................................................................3 4 9
E l a r t e m e x ic a n o d e la s e g u n d a m it a d d e l s ig lo X X 3 5 0
A rq u ite ctu ra .........................................................................................................................................3 5 0
E s c u ltu ra .................................................................................................................................................3 5 0
T a lle r d e G r á f ic a P o p u la r (T G P )..................................................................................3 5 1
BIBLIO G R AFIA.................................................................................352
GLOSARIO 356
www.FreeLibros.me
o
<
o
INTRODUCCIÓN
AL LENGUAJE
ARTÍSTICO
Introducción al estudio
de la obra de arte
Teoría e historiografía del arte
El lenguaje del arte
www.FreeLibros.me
< ( INTRODUCCIÓN
C--M AL LENGUAJE
13■ ARTÍSTICO
E n e ste m apa s e in d ican la s p rin cip ales zo n as de d e sarro llo del arte
q u e s e estu d ia en cad a capitulo d e e sta unidad.
C A P ÍTU LO 1
En el estudio del arte
se consideran tactores
como el momento
históróo. el contexto
cultural, la estructura
social y los componentes
económicos. Ejemplo:
La catedral de León,
siglo xm. de estilo
gtoco puro francés,
bajo el mecenazgo del
rey, con un sentido
propagandístico religioso
La antigua Grecia
e s la cuna de la historia
C A P ÍTU LO 3
Cada disciplina
artística tiene su
propio lenguaje. Los
elem entos d el lenguaje
escultórico son:
volumen, contenido,
espacio y contenedor.
Ejem plo: D anaide de
Rodin.
www.FreeLibros.me
CAPÍTULO 1
Introducción al estudio de la obra de arte
La Venus ú e M tlo. A c e n d ro de A n io q u a . ca.
130-100 a .C .. M useo del Louvie
www.FreeLibros.me
n UNIDAD I
INTRODUCCIÓN A L LE N G U A JE ARTÍSTIC O
Una o b ra de arte e s el resultado d e m últiples factores q u e reflejan la visión d el m undo d e su respec­
tivo au to r y constituye un tesoro incalculable para entend er la cu ltu ra d o n d e fu e creada. La tarea
prim ordial d el historiador d el arte e s el estudio d e las o b ras de arte en sus diferentes ram as, a fin
de efectu ar su valoración artística e histórica, ad em ás de d ifun d ir el valor d e aquéllas y p rocurar su
conservación adecuada.
Ver la obra de arte antes de m irarla
El significado de la obra de arte ■
Para comprender una obra de arte es necesario analizarla a par­
tir de tres niveles de significación:
• la m otivación que im pulsó a sus autores o promotores
a crearla.
• La vigencia que consen/a a través del tiem po debido a
sus cualidades.
• la visión del mundo particular del contexto histórico en
el que fue realizada.
Maiovich. Cuadro blancosob/olondoblanco
El valo r de la obra en su época
la s dos imágenes de esta página son representativas de su época.
Es deor, el contexto histórico en el que se produjeron constituye un
primer nivel de significación para comprenderlas, ¿a inmaculada
concepción de M aría es ejemplo de un tema que se destaca de
modo singular a partir del Conólio de Trento, hecho histórico en el
que se subrayan, de forma apasionada, las virtudesde la Virgen y,
sobre todo, su maternidad virginal, lo cual se dio como respuesta
a la postura del Protestantismo que no cree en su divinidad. La
obra de Kasimir Malevich, por su parte, se ubica en la etapa de
experimentaciones en el campo de la pintura que desembocará en
el desarrollo de la abstracción. Para esta comente no fue suficiente
con haber liberado el arte de toda referencia temática y objetiva;
en su afán por convertirlo en el más puro de los lenguajes, en pura
pintura, de manera progresiva restringió las formas a elementos
geométricos cada vez m ás sencillos y en menor número, y el color
a tonos básicos muy determinados, sin mezdas.la inmaculadaconcepción de María.
www.FreeLibros.me
CAPÍTULO 1
Introducción al estudio de la obra de arte
Al final, el proceso se convertirá
en un ejercicio de misticismo pic­
tórico en el que sóto se requiere la
pureza total, cuyo últim o escalón no
podía ser otro que este cuadro blan­
co, es decir, |la desnudez total, la
esencia, la nada, el todo! A si, Cua­
dro blanco so b re fo n d o blanco sóto
puede entenderse en ese contexto
de experimentación artística al que
estamos haciendo referencia
M otivación del creador
Un tercer nivel de significación de la
obra artística to ofrece la identifica­
ción de las necesidades materiales,
espirituales o de otra Indole que, en
su momento, llevaron a su creación.
Lo anterior puede apreciarse con
toda dandad en el M onasterio d e Verue/a. Como todo convento
cisterciense, éste nació con una finalidad m uy concreta: servir de
centro espiritual a una comunidad en la que se ejercitaba con
rectitud la norma monástica del ora e t labora (reza y trabaja),
predicado por San Benito, fundador de la abadía de Amano.
Asi, el monasterio, se construyó de acuerdo con u n esque­
ma que se repitió en todas las abadías cistercienses europeas de
la época Ésta, que es una característica intrínseca a todo obje­
to, puede alcanzar en el arte un valor de trascendencia superior
cuando el objeto artístico mantiene, a través del tiempo, la cua­
lidad de responder a las necesidades materiales y espirituales de
nuevas civilizaciones.
En el M onasterio d e Veruela, la función que motivó su cons-
tucción se ha transformado de forma extraordnaria con el tiempo
y es la que ha permitido su conservación, pues sus espaaos han ad-
q jf d o nuevas funcionalidades ccrno centro de atracción cultural
de la región en que se asienta: espacio de jornadas musicalesy con­
ciertos, sala de exposiciones temporales, museo del vino e, incluso,
sede temporal del Museo de Arte Contemporáneo de Aragón
Sn duda, la belleza monumental del edificiolo convierte en una
ebra maestra que, por si misma, podríaexplicar su supervivencia.
Lo anterior lleva a destacar la labor de aquellas institucio­
nes públicas y privadas que han sido capaces de revitalizar esas
obras con un nuevo atractivo, adaptándolas a funciones de la
época contemporánea con el objetivo de sensibilizar a la socie­
dad sobre su valor artístico y cultural.
Esto, per desgracia, no es la constante en la historia del arte,
pues puede ocurrir epe la reinterpretación de la obra en épocas
chontas a la que le dieron origen no suponga su revitalización, aurv
epe sea con significados distintos, sino
b opuesto: su destrucción. Un ejem­
plo son los textos de Malevieh escritos
en defensa de la pintura abstracta -en
b s que conceptuaba su propia obra-,
los cuales fueron totalmente desecha­
das por la ideología nazi, que conside­
ró las vanguardias como un arte dege­
nerado que debía ser destruido
En su afán por escandalizara la so­
ciedad y a la dase burguesa, los artistas
de las vanguardias que florecieron en el
periodo de entreguerras (1921-1945)
organizaron exposiciones de arte de­
generado, la más importante fue la
de Munich en 1937, con obras de tos
grandes pintoresde la época, lo s nazis
destruyeron más de 650 obras de alre­
dedor de 112 autores.
La vig en cia de la obra
Un segundo nivel de significación para entender la obra de arte
se crea a lo largo del tiempo entre ésta y los espectadores de
distintas épocas En muchas ocasiones, éstos no reconocen en
ella su significado original, pero encuentran otros, logrando con
ello que la obra continúe vigente a lo largo del tiempo.
Influye, en primer término, la propia calidad de la obra, ya
sean sus cualidades técnicas o su potencial simbólico, asi como
todos aquellos medios que hacen posible su pervw noa y que
muestran la capacidad de la sociedad para valorarla y disfrutarla:
b s museos, el reconocimiento al patrimonio artístico de cada país
y región, la educación de la comunidad y las instituciones que la
hacen posible, etcétera.
El oficio de historiador del arte
La tarea primordial de este experto es valorar histórica y ar­
tísticamente la obra. Ello supone, en principio, un trabajo de
estudio, lo cual constituye la esencia de su misión profesional,
aunque también figuran entre sus competencias difundir el va­
lor de la obra y procurar su adecuada conservación. Analicemos
cada una de estas tareas:
Fl estudio d el o b jeto artístico. Se fundamenta en una me­
todología rigurosa, que convierte la historia del arte en una derv
oa. El proceso, que suele ser complejo, consta de dos fases funda­
mentales: el acopio de información documental y bibliográfica y el
análisis form al de la obra.
WcKiaserfljdeVterueta. 7aragora. Aragón. siglosxi-flu
www.FreeLibros.me
u UNIDAD I
INTRODUCCIÓN A L LE N G U A JE ARTÍSTIC O
la prim era fase se suele denom i­
n ar esta do d e la cu e stió n , y consiste
en recopilar toda la inform ación acer­
ca d el objeto de estudio. Esta ap o rta­
ción docum ental constituye una ayu­
da extraordinaria, pues proporciona
datos que perm iten resolver m uchas
dudas históricas de la obra en si.
la segunda fase es esencial y
abarca, en caso necesario, la cata ar­
q u eo ló g ica y, sobre todo, el exam en
exhaustivo de todos aquellos porm e­
nores del lenguaje artístico de cada
disciplina, lo que en el próxim o cap ítu­
lo llam arem os su m o rfo lo g ía .
Con base en el estudio de los ele­
m entos form ales se deducen los fu n ­
dam entos para hacer un ju icio estético
y, por tanto, de valoración de calidad.
Adem ás, desde el pu nto de vista histó­
rico, se puede profundizar en la obra
del au to r y, lo m ás im portante, efec­
tuar com paraciones o descubrir solu­
ciones concretas que contribuyan de
m anera sustancial a responder tantas
o m ás dudas históricas que las ap o rta­
das por la investigación docum ental.
Cabe aclarar, sin em bargo, que
el historiador de arte no es sólo un
d ocu m en ta lista , porque sus juicios y
valoraciones no dependen de modo
exclusivo d el estudio de archivos. Su
verdadera labor es confrontar y co n fir­
m ar o no, con su valoración artística,
los contenidos investigados. Ténga­
se en cuenta q u e los docum entos no
siempre son auténticos y que su inter­
pretación en ocasiones resulta subjeti­
va o confusa. C o n frecuencia algunas
hipótesis form uladas desde un estudio
docum ental han sido refutadas con
acierto p o r el historiador de arte que
recurre al análisis rn situ (presencial).
Un ejem plo de lo anterio r es la
polém ica desatada en la época con­
tem poránea en torno de la M ezquita
d e C órdoba, construida en tiem pos de
Abderram án I. Esta o b ra fu e diseñada
con un h aram (p atio interior cubierto),
Moquita do Córdoba. Vota interior.
cuyo núm ero de naves despertó una
polém ica entre la historiografía fra n ­
cesa y la española q u e estudiaron el
m onum ento. La prim era contaba con
la prestigiosa participación de espe­
cialistas com o Lévi-Proven<;al y Elie
lam bert, quienes se basaban princi­
palmente en datos docum entales. La
historiografía española, por su parte,
dsponla de estudiosos tan afam ados
como Leopoldo Torres Balbás o Ma-
ru el G óm ez M oreno, y defendía otra
hipótesis fundam entada en el estudio
form al del m onum ento.
La primera, apoyada en datos do­
cum entales, afirm aba que el haram
contó originalm ente con nueve naves
y luego, en tiem pos de Abderram án II,
se agregaron dos m ás. La historiografía
española, basada en el estudio formal
del m onum ento, sostuvo la tesis de que
las once naves existían desde el princi­
pio de la edificación. Las fuentes con­
sultadas dieron pie a interpretaciones
opuestas respecto de un problem a de
la historiografía del arte.
La d ifu s ió n d e l e s tu d io es la se­
gunda tarea del historiador de arte.
Una vez que concluye su investigación,
da a conocer sus conclusiones, lo cual
puede lo g rar a través de congresos,
coloquios o cursos que faciliten la cul­
minación d el trabajo con su publica-
a ó n . Ésta debe hacerse en la medida
de to posible, pues el especialista debe
pnvilegiar com o una norm a la g ene­
rosidad intelectual para com partir sus
análisis, hallazgos y reflexiones.
La publicación d el estudio im plica
un ejercicio de honestidad profesional
respecto de la autoría de todos los
datos m encionados en el texto , para
lo cual se deben citar las fuentes de
donde fueron tom ados, tanto en los
apéndices com o en las notas de pie de
página o en la bibliografía.
O tra form a de difusión son las
obras generales, los estudios de ar­
tista, la elaboración de m anuales y la
propia actividad docente a la que se
dedica la m ayoría de los especialistas.
La co n se rva ció n d e la o b ra es
una actividad propia del historiador del
« te , ya sea con una participación d i­
recta, com o ocurre con los restaura­
dores de piezas pictóricas, escultóncas
o de m useo o indirecta, com o en el
ejem plo de arquitectura que citam os.
En este caso, las labores suelen ser res­
ponsabilidad de u n arquitecto restau­
rador, pero la tendencia m ás sensata,
y que p o r fo rtuna se va im poniendo
en la actualidad, es facilitar esta fun­
d ó n con la intervención de un equipo
de espeoalistas, entre los que figuran,
adem ás del arquitecto, arqueólogos,
petrólogos, geólogos y, por supuesto,
el historiador d el arte, con lo que se
contribuye a evitar los abusos e inco­
rrecciones que se producen por la falta
de asesoram iento histórico y form al.
www.FreeLibros.me
CAPÍTULO 1
Introducción al estudio de la obra de arte
Aprender a m irar
M irar para ver Percepción visual
Para saber “ leer" las imágenes es indispensable comenzar por
aprender a mirar, porque m irar una obra arquitectónica, pic­
tórica, escultórica o de otro tipo no se reduce a contemplarla
y decidir si gusta o no gusta, según ciertos criterios subjetivos
de belleza. Por lo general, detrás de cualquier imagen existen
muchos más elementos de los que se aprecian a simple vista.
Hay colores, form as, luces, materiales, símbolos escondidos, un
orden de las figuras, una relación entre sus elementos que quie­
re decir algo. Cuantas más veces observemos una imagen, más
elementos descubriremos.
Como ya hemos indicado, valorar en forma correcta una
obra requiere un proceso de formación. Éste supone básica­
m ente tres fases o momentos determinantes. E n primer lugar,
se debe saber interpretar su lenguaje; es decir, se debe saber leer
en las imágenes, descubriendo sus mensajes y las intenciones de
su autor. En segundo lugar, se debe conocer la morfología espe­
cifica con la que construimos este lenguaje; es decir, identificar
los elementos inherentes a la expresión
pictórica, escultórica, arquitectónica y de
otras manifestaciones artísticas como la
fotografía, el cine, o el cóm ic, que tam­
bién debemos considerar como discipli­
nas de las artes plásticas.
En tercer lugar, debemos conocer el
momento histórico en que se desarrolló la
obra de arte, pues ésta no tiene mayor
sentido fuera del ámbito de su época,
con las condiciones sociales, culturales y
económicas en que cobró vida.
Todo ello va fortaleciendo la form a­
ción del espectador que, una vez que
ha educado de manera conveniente su
sensibilidad, está en disposición de con­
vertirse en un digno receptor de la obra
de arte. Vrgen deOstraBrama,
Por último, es importante la percepción visual, constituye uno
de los procesos esenciales en la valoración de la obra de arte,
ya que permite delimitar todos los elementos formales que la
integran. No sólo con una percepción adecuada de la form a se
completa un estudio artístico, pero es incuestionable que en un
campo como el del arte, su aportación es primordial.
Signo y significado
Una obra de arte no tendría sentido si no com unica algo. El sig­
nificado es básico en su interpretación debido a que los diversos
signos y elementos otorgan un concepto especifico a la obra de
arte. El signo es el código de seóales universales, el significado
es la explicación de esas setales universales.
Definición de estilo
Cada época tiene premisas económicas,
sociales, polticas y culturales especificas
que imponen algunas tendencias comu­
nes a su expresión artística Para estudiar
y dasificar la historia del arte se han de­
finido una sene de estilos artísticos para
agrupar las obras afines que correspon­
den a un tiempo y espacio espedfico.
Determinar el estilo es m uy importan­
te para agilizar la Sistematización y estudio
de las obras de arte, pero constituye un
criterio muy relativo No existen fronteras
exactas entre un esfilo determinado y el si­
guiente, m en el tiempo ni en el espacio. El
estilo se conform a por las características
generales de una época.
Educando la sensibilidad
Hay ocasiones en que la representación
artística provoca una emoción o una sen­
sación en el espectador a través de lo que
nuestros sentidos son capaces de captar
de la realidad tal como la vemos. Algu­
nos estilos buscan la representación real
d e las cosas como en los casos de la pin­
tura renacentista y del impresionismo.
El arte como símbolo
El arte se aprecia com o símbolo cuando
la imagen tiene un segundo significado
www.FreeLibros.me
¡ 1 UNIDAD I
I IN TRO DUCCIÓ N A L LE N G U A JE ARTÍSTIC O
y f
* 1 1 f t v
Deiarocfe. í/ecuaón deJane Grey
además del visual Cuando la obra remite a alguna cosa o con­
cepto se convierte en un símbolo que representa a su referente.
Lo simbólico no sólo representa el significado de algo, sino que
al representarlo da la idea de tenerlo presente. La mayoría de las
representaciones mitológicas o religiosas entrañan un simbolis­
m o implícito en su representación.
El arte y la historia
El arte se relaciona con la historia cuando a través de la imagen
se pretende exaltar, propagar o divulgar un hecho histórico. Los
cuadros de historia tan característicos del siglo xtx poseían a
menudo esta intencionalidad. Un ejemplo distintivo de pintura
histórica, en el que se exponen planteamientos románticos que
evocan con nostalgia épocas precedentes, es la que representa a
fine Grey, nieta de Enrique VIL quen sube al trono de Inglaterra en
1553, a la muerte del joven rey Eduardo VI. Sólo llegará a remar
rueve días, pues fue depuesta por la reina católica María, quien
verla en su condición de protestante una ratón para la traición y
la condena a muerte.
Arte y sociedad
Con frecuencia, al arte se le asocia un sentido propagandístico
de un determinado poder político, religioso o económico, que
influye de manera visual en la sooedad, lo que demuestra no
sólo la grandilocuencia de su poder sino, en ocasiones, algunos
de sus componentes ideológicos. Se puede deorque, en su gran
mayoría, las obras artísticas tienen este componente, pues prác­
ticamente, con excepción del arte contemporáneo, que surge de
b espontaneidad y la libertad del creador individual, el resto
d» los estilos y movimientos artísticos se ha movido en función
de un mecenazgo que siempre ha buscado su exaltación en la
obra de arte, lo mismo la monarquía, el clero o, más reciente­
mente, los grandes poderes económicos. Por ejemplo, la época
del absolutismo fue propicia para que se emplearan las diversas
manifestaciones artísticas como un instrumento de propaganda
La arquitectura en ese periodo cobró un enorme protagonismo.
Arte y religión
La relación entre arte y religión es evidente. A través de la obra
artística, los poderes religiosos buscan provocar en el especta­
d o r un sentimiento de devoción y fervor místico en consonancia
con las creencias concretas de una doctrina determinada. Por
supuesto, también en este caso exote un importante com po­
nente propagandístico.
Un ejemplo es la Catedral de Leó n . Como edificio gótico,
ésta se inscribe en un momento de la Baja Edad Media en el
que se produce un cierto cambio en las manifestaciones ca­
racterísticas del cristianismo que tiende a acentuar la huma­
nización de una religión com o la cristiana que, por influencia de
algunas corrientes de pensamiento neoplatónkras, identificará
a Dios con la luz. Aunque esta idea se habla desarrollado ya
e n épocas anteriores, cobrarla tal protagonismo que gran parte
d e las innovaciones técnicas de este periodo arquitectónico se
atentaron a llenar de luz los espacios interiores. Si a ello se añade
que esa luz tiene una apariencia irreal por efecto del colorido
d e las vidrieras y que, por otra parte, en el interior de ese es­
pacio gravitaban los efluvios del incienso, titilaban los resplan­
dores de las velas y tronaba, imponente, la música del órgano,
es de imaginar que este cúmulo de sensaciones sobrecogiera el
ánim o, incluso del más escéptico de los creyentes.
De todo lo anterior, podemos deducir que la interpretación
está condicionada por una serie de factores que constituyen la
naturaleza esencial de la obra de arte y que, por lo mismo, con­
figuran la estructura básica del estudio de la historia del arte
En primer térm ino se hallarla la propia obra en si, con
todo su proceso creativo, sus elem entos formales, sus códi­
gos iconográficos, sus técnicas y la personalidad de su autor.
Asim ism o, habría que considerar, entre otros factores, el m o­
m ento histórico en el que se crea, su contexto cultural, su
estructura social y los componentes económ icos que hacen
posible el m ecenazgo de la obra.
Por último, está la capacidad de recepción actual, que per­
mite que la obra continúe viva en la percepción de los sucesivos
espectadores que la van contemplando a lo largo de los siglos.
En este caso habría que contar con todos aquellos elementos
que permiten disfrutar la obra, consen/arla e incluso recuperarla
si es necesario, asicom o aquellos otros que nos permiten seguir
descifrando sus claves y valorando sus bondades, lo cual sólo es
posible con una cierta formación del receptor y una adecuada
educación de su sensibilidad. $
www.FreeLibros.me
CAPITULO 2
Teoría e historiografía del arte
Te o ría
e h is to rio g ra fía
del a rte
El a rte a través
de la historia
la s tendencias
H storiográficas
la o b ra de arte
y su época
Virgen-Asiento de la Sabiduría /tronodela
Satodur/al. Esculturaestilo romanesco Fnalesdel
ogloxi. Auvergne. Francia.
www.FreeLibros.me
UNIDAD I
INTRODUCCIÓN A L LE N G U A JE ARTÍSTIC O
0 a rte es un len g u aje q u e actú a co m o m ed io de com u nicació n social cuya finalid ad e s transm itir
un sig nificado q u e influya en el esp ectad o r d e su época por m ed io d e la aportación d e ideas, el re ­
flejo d e la realidad, la creació n de fantasías, así co m o la provocación d e em ocion es y sentim ientos;
de a llí, la trascen d en cia d e la historiografía del arte. En e ste capítulo, se revisarán las respuestas
q u e sobre la esencia d el a rte se h a n o frecid o desde d istin tas discip linas y en d iversas culturas.
El arte a través de la historia
Filósofos, artistas e historiadores se han
preocupado a lo largo de la historia por dar
respuesta a la pregunta: ¿qué es el arte?
En la Greda dásica se le consideraba
expresión sublimada, pero fiel, de la reali­
dad, asi com o reflejo de la belleza ideal a
partir del estricto cumplimiento de reglas,
normas y proporciones determinadas.
Este concepto, amparado en la bús­
queda de un ideal establecido y norma­
tivo de belleza, se repite en la historia
tantas veces como vuelve a reivindicarse
el valor del arte clásico, como en la épo­
ca del Renacimiento o a finales del siglo
xw i, en pleno auge neoclásico.
BdíscóóotodoMirón
La Edad Media, no sólo careció de teo­
rías acerca de las artes visuales, sino que,
con mucha frecuencia, culpó al arte de pro-
d jo r (dolos, lo cual y dada la mentalidad
profundamente religiosa que define esa
época, provocó una de las tendencias más
fuertemente iconoclastasde la historia. Du­
rante este periodo elarte se convirtió en un
instrumento para hcnrar a Dios, su capaci­
dad para inspirar la devoción en el creyente
era loque le otorgaba su máximo valor
A partir del siglo xix todas las inter­
pretaciones del concepto de arte, diferen­
tes entre si, pero m uy estables a lo largo de
sus respectivosperiodos, se dislocan de m a­
nera definitiva en un subjetivismo pleno,
consecuencia del surgimiento de multitud
de movimientos artísticos.
La valoración del artista tampoco
ha sido la mrsma en las diversas etapas
históricas. En la época clásica y en la
Edad Media la labor artística (la techné
de los griegos, ars para los latinos) era
considerada una mera actividad artesa-
nal y sus autores no tenían más relevan­
cia que un carpintero o un buen agri­
cultor. En el Renacimiento se le empezó
a reconocer como una tarea intelectual,
incluso en el periodo barroco, este mé­
rito aún no se habla conseguido en su
totalidad. E n ése y en los subsecuentes
periodos artísticos los m ecenas jugaron
un papel decisivo en la valoración y re­
conocim iento del artista
En la época moderna apareció la fi­
gura del autor independiente cuya labor,
totalm ente libre, pretendió desprender­
se de cualquier tipo de mecenazgo.
Los conceptos de artista y arte de­
penden del contexto social e histórico. A
esa relatividad hay que sumar el criterio
asignado por los propios selecciónadores
de las obras consideradas importantes
a lo largo de la historia: críticos, histo­
riadores. coleccionistas, curadores o los
propios artistas, cuya elección siempre
será incompleta, convencional e incluso
caprichosa, en el peor de los casos,
No obstante este valor relativo, las
obras poseen una virtud trascendente
cjje las m antiene vivas a lo largo de los
siglos, lo que las hace provocar la ad­
miración y el disfrute de los distintos
espectadores de una u otra etapa de la
historia.
tonograliaalemana deJesucristo, siglos K-vti
www.FreeLibros.me
CAPÍTULO 2
Teoría e historiografía d el arte
Asi que, fuera incluso de su contexto hstórico, ¿dónde es­
tarla entonces su valor: en su perfección técnica, en la emoción
que suscitan, en una determinada emulsión de nuestra sensi­
bilidad, en una interpretación de los valores que consideramos
universales, en la originalidad, en su innovación técnica, en la
sorpresa, en el juego, en la admiración?
Todo ello es fundamental, pero quizá sigan vivas porque el
objeto de arte n o es una parte de la historia, sino que él m is­
mo es historia. Su capacidad de traspasar su época y de seguir
influyendo en las generaciones posteriores lo convierten en un
hecho histórico y le otorgan un valor trascendente.
Lo anterior explica cómo valoramos el arte, pero no qué es
en realidad Abordar esta empresa parece imposible, y además
tampoco serta deseable que se pudiera definir de forma concre­
ta, pues ello anularla toda su complejidad, riqueza, variedad y
subjetividad.
Las tendencias historiográficas
Lo que ha resultado más sencillo para los expertos es establecer
qué es lo principal al momento de evaluar una obra de arte,
otorgándole, a partir de ello, su mayor o menor relevancia es­
tética e histórica. Esta form a de valorar ha cambiado mucho a
lo largo de la historia, lo que configura las distintas tendencias
historiográficas de la historia del arte,
la historia del arte tiene sus primeros seguidores en la an­
tigua Grecia. Asi, conocemos los nombres de Jenócrates de Si-
dón, autor del siglo w a .C ., seguidor de Lisipo com o escultor y
considerado por algunos el padre de la historia del arte, y de su
discípulo Antlgono de Caristo o Duris de Samos. Incluso, sabe­
mos que Filóstrato Lemnio escribió acerca de la vida del artista
Apolonio de Tiana. M ás adelante destacó la labor historiográfi-
ca del latino Plinio el Viejo. Su aportación y estilo los describió
mucho tiempo Giorgio Vasari en su obra Vidas, donde, como
el propio autor indica, recoge al modo de Plinio, la vida de los
grandes artistas del Renacimiento contemporáneos suyos.
Sn embargo, una historiografía del arte sistematizada con un
derto rigor sólo se plantea a partir del siglo xvm, en pleno Siglo de
las Luces, con la obra del arqueólogD alemán J. J. Wmckelmann,
H istoria d ela rte en la antigüedad (1764), que suele considerar­
se el primer eslabón de la nueva ciencia
Aun asi, habrá que esperar el siglo xix para que la disciplina
se institucionalice como materia científica. En ese sentido, 8urc-
khardt, con su obra La cultura d e lRenacim iento en Italia (1860)
y Taine, con su Filosofía d elarte (1865), establecen una primera
postura metodológica, fuertemente asentada en la moda posi­
tivista del momento.
A finales de ese mismo siglo xtx. se impone la primera de
las grandes corrientes historiográficas de nuestra disciplina: el
formalismo. En ella se defiende el arte como form a, en un im­
pulso intelectual por deslegitimar las tendencias idealistas deri­
vadas de la filosofía de Hegel y que entendían la práctica estéti­
ca com o una experiencia sentimental; postura que también
defienden los románticos. Para los formalistas, más vinculados
a la filosofía de Kant, el arte sólo se manifiesta a través de una
forma, por lo que la experiencia estética es una expenencia de
lo form al. Sus principales representantes son los miembros de la
llamada Escuela de Viena y, en especifico, autores como Riegl y
W ólfflm y el francés H. Focillon
Museodel louvre. París. Francia
www.FreeLibros.me
UNIDAD I
INTRODUCCIÓN A L LE N G U A JE ARTÍSTIC O
Es indiscutible que la forma com o tal
tiene una importancia decisiva en el aná-
fcsis y estudio de la obra de arte y, desde
luego, los campos de la experiencia es­
tética y de la investigación en la historia
del arte no podrían llevarse a cabo sin un
adecuado análisis de la forma. Pero es
igualmente cierto que atender sólo este
aspecto dejarla incompleto el estudio de
la obra, debido a que ésta no puede di­
sociarse nunca de su función.
Por ello, en oposición al positivismo
y al formalismo imperantes en el tránsito
de los siglos xcx al xx . se desarrolla una
nueva corriente cuyo principal objetivo
es determinar el significado de las artes
visuales. El estudio surgido de este plan­
teamiento lo llamamos iconografía, y
sus principales representantes son reco­
nocidos historiadores como E Panofsky,
E Gombrich o R. W ittkower
La iconografía propone establecer tres
nveles de interpretación en el análisis de
cada obra: a) distinguir lo representado (ni-
*l preiconográfico); b ) encontrar el tema y
susvaloressimbólicos,alegóricos, etc. (nrveJ
iconográfico) y c) identificar el significado,
es decir, los conceptos, ideas y valores, que
se intentaban transmitir (nivel iconológico).
El análisis, que por supuesto no exduye su
apartado formal, ha resultado esencial en
b evolución metodológica de la historia del
arte, a pesar de que en algunos casos pue­
de resultar 1/1 tanto limitado, en particular
por la ausencia de algunas fuentes (sobre
todo literarias) que nos permitan averiguar
d Significado de la imagen.
También se h a desarrollado una in­
terpretación histórica del arte desde los
presupuestos del materialismo histórico.
La aportación marxista a la historia del
arte ha enriquecido la historiografía con
una vsión vinculante de la obra con la
estructura económica, social, política y
cultural a lo que se ha llamado la sociolo­
g ía del arte, cuyos miembros más conoci­
dos son A Hauser y P. Francastel.
Por lo tanto, esa perspectiva tiene
en cuenta el ciclo vital de toda obra de
arte: surgida en el seno de un determi­
nado contexto histórico y revivida por el
espectador en otros tantos y sucesivos
contextos históricos.
En ese sentido, se consideran las
drcunstancias coyunturales que hicieron
posible la obra, sus mecenas, el público
al que se dirige, las circunstancias polí­
ticas. la ideología predominante con su
intención propagandística, entre otros
elementos; pero también se estudian los
aspectos que hacen viable su superviven­
cia en el tiem po: los museos, la forma­
ción del público y su sensibilidad para la
protección del patrimonio, las circunstan­
cias económicas que hacen realidad este
fenómeno, el factor mercado, etcétera.
La aportación de la iconografía es
imprescindible, com o lo es la de la vi­
sión de la historia desde la perspectiva
del materialismo histórico, aunque, por
supuesto, a esta propuesta debe añadir­
se en el análisis de la obra, la valoración
formal y la iconográfica.
A pesar de todo, la historiografía
no era suficiente para interpretar en su
totalidad la obra de arte. De esa m ane­
ra, surgen nuevas corrientes, como la
psicología del arte, que derivarla en dos
tendencias: la psicología del autor, que
explica la obra a partir del carácter, de la
inspiración o de los avatares vitales del
artista; y aquella otra que se preocupa,
más bien, de la psicología del receptor.
De la pnmera tendencia, la obra de
R. Huygue constituye un buen ejemplo, y
de la segunda, toda la teoría de la percep­
ción, desarrollada con innegables aporta­
ciones por la llamada Escuela de la Gestalt
cuyo representante más conocido fue R.
Arnheim. En cualquier caso, el resulta­
do es parcial y excesivamente mecánico,
pretendiendo resolver el proceso artístico
como un resorte psicológico aislado, ya
sea del autor o del espectador. No obs­
tante, su contribución es positiva porque
desde el estudio de la percepción se han
aportado análisis muy ennquecedores, si
bien a menudo se excluye el contexto cul­
tural que rodea a la obra de arte.
La obra de arte y su época
S el arte, com o queda dem ostrado por el estructuralism o, es
i r lenguaje, tiene una función prim ordial: la de actuar como
medio de com unicación. Pero, como tam bién dem uestra la
sociología del arte, el arte es un hecho social, lo q u e nos
levarla m ás lejos, pudiendo afirm ar que el arte es un me-
d o de com unicación social. Y ésa es su finalidad principal,
pues, ante todo, la obra de arte tiene u n contenido, tal y
como la iconografía señala, es deor, un m ensaje que h a de
leg ar al espectador, utilizando los elem entos propios de su
lenguaje, que podemos estudiar m ediante el análisis form al
de la o b ra y de su repercusión sobre una cierta percepción
del observador.
De lo antenor se deduce que todas las corrientes me­
todológicas estudiadas tienen un papel trascendente en la
interpretación de la obra de arte, pero que el protagonismo
primordial en ese análisis lo desempeña el histonador ya que,
por encim a de todo, la obra es un producto de su época.
Por lo tanto, en prim era instancia, la finalidad del arte,
su objeto, es transm itir un significado que influya en el es­
pectador de su época por m edio de la aportación de ideas,
reflejando realidades, recreando fantasías, provocando em o­
ciones y sentim ientos. Eso constituye lo que podríamos lla­
m ar el prim er nivel de significación, el que se establece en el
m om ento histórico de su realización. O
www.FreeLibros.me
El le n g u a je
d e l a rte
CAPITULO 3
El lenguaje del arte
El lenguaje
escultórico
M osaico
O tras
disciplinas
artísticas
Elementos
del lenguaje escultórico
I— Procesosesciitóricos
Música
Cine
>
Escultura abstracta bochado arcilla
Danza
Teatro
www.FreeLibros.me
UNIDAD I
INTRODUCCIÓN A L LE N G U A JE ARTÍSTIC O
C om o se indicó en el cap ítu lo anterior, el arte e s un lenguaje y, co m o tal, requiere de ciertos elem en­
tos. A sí, la arquitectura se vale de herram ientas com o los m ateriales constructivos, los elem entos
sustentantes y el volum en, entre otros, para cum plir con su com etido; la pintura recurre a la línea,
el color, la luz, la co m p o sició n ... y la escultura a diferentes procesos. Todo ello pu ed e representarse
m ediante una fich a técnica q u e el interesado en la obra d e arte puede consultar para su m ejor
com prensión.
El lenguaje arquitectónico
■
Elem entos del lenguaje
arquitectónico
La arquitectura es una concepción determinada deí espacio de
un edificio, de tal manera que todos sus elementos formales
configuran en conjunto esa concepción espacial De ahí la nece­
sidad de estudiar esos elementos formales que, interrelaciona-
dos de una u otra forma, dan lugar a los distintos estilos o mo­
vimientos artísticos que se desarrollan a lo largo de la historia.
Elementos esenciales de la arquitectura:
La planta
En el estudio de la arquitectura, el primer elemento que se debe
considerar es la p lan ta; es decir, eí dibujo arquitectónico de un
edifioo representado en sección horizontal. Su importancia ra­
dica en que es la mejor representación de la disposición y dis­
tribución del espacio arquitectónico, así como de la particular
articulación de sus elementos formales. Sobre una planta puede
establecerse el eje predominante en la concepción del espacio, y
se diferencia de otros edificios en los que predomina el eje longi­
tudinal (como en las basílicas) o el eje centralizado (plantas circu­
lares, en forma de cruz griega, poligonales, etc). Sobre la planta
se proyecta también la form a de los soportes y las cubiertas; por
ejemplo, si son bóvedas de arista, se señala con línea discontinua
e n cada uno de los tramos; o de crucería, con trazos en aspa.
M ateriales constructivos
Los materiales constructivos condicionan en gran medida la fac­
tura del edifico, así como la sensación externa e interna que
producen en el espectador. Entre los materiales que se han em­
pleado a lo largo de la historia se puede hablar del adobe, la
madera, la piedra, el mármol, el ladrillo o el hierro.
Elem entos sustentantes
Los elementos sustentantes son todos aquellos que contribuyen
a la correcta estructura arquitectónica del edificio y que permi­
ten la elevación de muros y pisos y la posible construcción de
cubiertas. Los más significativos son:
• C o lu m n a Elemento vertical aislado, de sección circular y
que se construye siguiendo alguno de los órdenes clásicos:
dórico, jónico, corintio o toscano (compuesto). (lucie-Smith:
D iccionario d e térm inos a rtístico s.) A partir de las columnas
se identifican los estilos.
• P ilar Elemento vertical aislado, aunque de sección poligonal
(Lucie-Smith: D iccionario d e térm inos artísticos.)
Estudio de la planta
• Materiales constructivos.
• Bementos sustentantes.
. Cubiertas,
techumbres,
bóvedas, cúpulas.
• Luz y color.
• Volumen.
. Proporción
y armonía.
Pantadecatedral gMca
1 Capil-aradial
? Qeamtxíatono
3 Altar
4 Coro
5. Corredoreslaterales
del coro
6. Arco crucoro
7. Jransopto
8. Contrafuerte
9 Nave
10 Nave ¡ateral
www.FreeLibros.me
CAPÍTULO 3
El lenguaje d el arte
Iglesia de SanMartin de Frómotaen Pa'encia. Esparta
■ D in te l Es una pieza horizontal que soporta una carga y
da origen a estructuras que denominamos arquitrabadas
o adinteladas.
• A rco Es una pieza curva, de m uy distintas formas, que
sirve com o elemento sustentante; en ocasiones puede no
tener más que un efecto ornamental.
Cubiertas
De manera genérica, una cu b ierta o tech um b re es un siste­
m a de cierre de la parte superior de una construcción, y por
extensión, la estructura que la sustenta. Hay diferentes tipos de
cubierta: plana, inclinada y bóveda
P lan a. Es aquella que carece de elementos curvos; habi­
tualmente es de madera.
Inclinad a. Aquella que presenta una pendiente notoria en
relación con el plano del suelo.
B ó ve d a. Es un tipo de cubierta, destinado a cerrar el claro
superior entre dos o cuatro muros o entre una serie de pilares
cuyas partes ejercen una fuerza de compresión entre si, a lo
largo de un eje, a partir de un arco que funciona com o ge­
neratriz. En general, se construye a base de módulos en una
disposición tal que den soporte a la estructura. Dependiendo
de su form a, las bóvedas pueden ser arq u ead a s o sem iesfé-
rica s, y dependiendo de su planta: semiesféricas, elipsoides,
paraboloides o hiperboloides.
Las cú p u las son un tipo especial de bóveda, pues se cons­
truyen a partir de una bóveda semiesférica y casi siempre cu­
bren un espacio cuadrado cuyo apoyo, según sea una planta
circular o poligonal, se realiza respectivamente por medio de
piezas denominadas pechinas o trom pas.
la s b ó ve d a s acarto n ad as o d e cartón son aquellas que
tienen com o generatriz un arco de m edio punto en forma
de cilindro.
Templo deHetesto
La luz y el color
Los efectos directos o indirectos de la luz contribuyen a la mo­
delación espacial de los espacios interiores y exteriores de los
edificios. Su misión es crear sensaciones diversas en el especta­
dor. Como la luz, el color también anima los muros y los espa­
cios y otorga valores simbólicos o funcionales a la arquitectura.
El volum en
El juego de masas y volúmenes externos de u n edificio tienen
importancia estética e incluso simbólica, y tanto las primeras
com o los segundos pueden considerarse elementos propios del
lenguaje arquitectónico.
El imponente aspecto y volumen extenores del Castillo de
loire por ejemplo, pretende simbolizar el poder de la autoridad
monárquica en la época feudal. Para su edificación se aprove­
charon lugares elevados que la hicieran visible desde cualquier
punto del entorno, sobre riscos, lo que contribuye a realzar la
sensación de poder y dominio. El poder religioso usa signos ex­
ternos en sus construcciones para hacer constar su autoridad y
poder. Asi sucede en la religión cristiana con el empleo de torres
y en la musulmana con sus alminares.
En ambos casos se debe añadir a sus efectos propagandís­
ticos y simbólicos, su indudable belleza estética.
La proporción y la arm onía
La proporción y la arm onía en una obra arquitectónica residen
01 atender de una cierta manera el orden o concordancia de
b s distintas partes de un edificio en relación con su totali­
dad. Si se pretende una arquitectura que resalte criterios de
proporcionalidad con base en parámetros de belleza ideal, se
www.FreeLibros.me
UNIDAD I
INTRODUCCIÓN A L LE N G U A JE ARTÍSTIC O
buscará el equilibrio de las proporciones
de la edificación; esto es, la arm o n ía Se
ifiará entonces, un módulo que conserve
la relación equilibrada de medidas entre
b s elementos de la obra. El ejemplo más
característico es el templo griego, pues
lesponde al ideal de belleza clásica basado
en la armonía y el equilibrio de las formas.
Hay ocasiones en que se pretende
justo k» contrario como sucedió en todos
b s m ovim ientos anticlásico s que qui­
sieron romper con los cánones de propor­
cionalidad y con el ideal de armonía. Asi
ocurre con el m anierism o, movimiento
que promueve la sorpresa, la desconfian­
za o la inquietud en el espectador con la
introducción de elementos de tensión en
la obra. Es el caso de la famosa escalera de
la Biblioteca iaurentina de Miguel Ángel,
cuyas enormes dimensiones, totalmente
desproporcionadas en el vestíbulo donde
se instala, provocan una sensación de ago-
b o y claustrofobia en el espectador.
El urbanism o
No es habitual que esta disciplina se integre
como una materia independiente en los
estudios sobre la historia del arte, pero es
indudableque el urbanism o, desde el mo­
mento que atiende al análisis de los espa­
cios urbanos, cuyo trazado y significación
están mediatizados por sus arquitecturas y
monumentos, debe formar parte de nues­
tra materia. Sin duda, constituye objeto de
interés de geógrafos, economistas, soció-
bgos, etc., y es por ello una materia mul-
tidisoplinaria que el historiador del arte
debe considerar esencial para sus tareas
de análisis formal y su responsabilidad en
la protección del legado histórico.
Componente esp acial
Considera el lugar geográfico del emplaza­
miento, sus características geológicas, pai­
sajísticas, dimáticas, etc , y la influencia de
estos factores en la forma y evolución que
tomó y fue adquiriendo. También atiende
su nivel de relaoón con el entorno y, en
ese sentido, se estudia en función de las
vías de comunicación que la atraviesan y
cómo han influido en su devenir. Por últi­
mo, es determinante en el estudio espa­
cial de la ciudad la forma de su trazado,
que se puede estudiar a través del plano
y que es consecuencia de las condiciones
del emplazamiento, de su función y, ade­
más, de su evolución histórica.
Com ponente tem poral
La evolución histórica provoca una mayor
atención, ya que la ciudad evoluciona de
modo constante. A sí, distinguimos las
diferentes funciones que ha desarrollado
cada ciudad y cómo eso influye en la m a­
nera de sobreponer en el tiempo diver­
sos tipos de planos dentro de la misma
ciudad.
La morfología de la ciudad que debe
analizar el historiador del arte se refiere
al estudio del emplazamiento y del plano
en sus diferentes tipologías según la evo­
lución de la ciudad, con sus monumen­
tos más representativos, pues éstos le
otorgan una simbología característica (la
Torre Eiffel, en París, el Big Ben, en Lon­
dres, etc ), a la configuración del trazado
de la ciudad, de acuerdo con la disposi­
ción de sus volúmenes construidos, que
determinan su racionalidad, singularidad
y funcionalidad.
También debe atender el espacio
urbano al aire libre enmarcado por esas
construcciones y hacer hincapié en la
deposición de sus calles, plazas, jardines,
circulación vial y parques, pues ello influ­
ye en la habitabilidad de la ciudad.
Por último, el historiador debe aten­
der e influir en los responsables de la
protección y salvaguarda del patrimonio
de la ciudad, muchas veces ultrajado por
intereses especulativos y por la falta de
sensibilidad desús responsables.
El lenguaje pictórico
■
Elem entos del lenguaje pictórico
lo s elementos del lenguaje pictórico son: la materia pictórica, la
línea, el color, la luz, la composición, el volumen y la perspectiva.
La línea
En un cuadro, la lin ea permite la identificación y reconocimiento
de las formas; sin embargo, su valor expresivo tiene importan­
cia en sf mismo al ser un componente esencial en la transmisión
de un mensaje pictórico. De acuerdo con su trazo, su expresión
plástica varía A si, el trazo continuo y cerrado completa una ima­
gen acabada y tiene un propósito descriptivo; el trazo grueso y Pantocrátor deSan Clemente de Tahull
www.FreeLibros.me
CAPÍTULO 3
El lenguaje d el arte 35
VanGogh Campode catadaconsembrador Gírale». Sueño deFndmiOn
vehemente tiene un carácter fuertemente
expresivo, y el trazo abierto plantea una
intencionalidad imaginativa y poética.
El color
Los colores son el resultado de la descom­
posición de la luz blanca. Isaac Newton
(1672) fue el primero en observar la
descomposición de la luz en colores me­
diante el uso de un prisma y una cámara
escura. Estableció que habla sietecolores
fundamentales como integrantes del es­
pectro del arcolris, a saber: rojo, naranja,
amarillo, verde, azul, añil y violeta.
B color de los objetos está dado por
su grado de opacidad. Los que son total­
mente opacos absorben toda la luz y se
presentan como negros; los que no tienen
opacidad reflejan la luz y son blancos; el
resto presenta diferentes grados de opa­
cidad, con lo que absorben ciertas canti­
dades de luz, lo que lleva al espectador a
percibir una amplia gama de colores
La aplicación del color en las artes,
principalmente en la pintura, llevó a es­
tablecer los colores primarios: amarillo,
rojo y azul. Estos se dividen en colores
cálidos, que van del rojo al amarillo, y
fríos, del azul al verde, aunque hay pun­
tos intermedios. El uso de esta gama de
colores ha permitido a los artistas crear
ambientes, perspectivas y mensajes en
las obras de arte.
La luz
Al hacer referencia a la lu z en la pintura no
se haHa, lógicamente, de la luz natural. En
este caso se trata de una luz representada,
iusoria. Por ello el autor puede manejarla
como desee, utilizarla en su provecho como
elemento de expresión o de composición
Asi, la lu z d iá fa n a y hom ogénea
transmite sensación de equilibrio y ar­
monía. La luz co n tra sta d a tiene un ca­
rácter más expresivo y dinámico. La luz
ce n ita l contribuye a la articulación de
composiciones ordenadas y estáticas y la
lu z o b licu a crea movimiento y acentúa
la profundidad.
Obsérvense los cuadros Virgen del
Jilguero y Sueño d e Endim ión El primero
representa el característico tema religioso
tratado al modo del Renacimiento pleno,
ctonde destaca elcarácter amable, refinado
y elegante, casi candoroso, de la Virgen y
b s niños (Cristo y San Juan Bautista).
Por el contrario, el segundo, repre­
senta un tem a mitológico. Endimión era
un pastor de Caria (un mortal), amado
por Artemis (una diosa), que consiguió
que llegara a entrar en el Olimpo. Pero la
relación no era posible entre dioses y mor­
tales y esto provocó la ira de Zeus, quien
condenó al pastor a un sueño eterno.
La com posición
la com posición establece el orden de to­
ctos los elementos del lenguaje pctórico en
in cuadro. Por lo tanto, no consiste en una
sencilla ordenación de las figuras e imáge­
nes en la otra, sino en la articulación deRafa®. Virgen delJilguero.
www.FreeLibros.me
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga
Historiadelarte2daedicin maria farga

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Materiales y equipos_de_diseno
Materiales y equipos_de_disenoMateriales y equipos_de_diseno
Materiales y equipos_de_diseno
eme2525
 
Picasso, Braque y Juan Gris
Picasso, Braque y Juan Gris Picasso, Braque y Juan Gris
Picasso, Braque y Juan Gris
papefons Fons
 
historia del arte, la revolución industrial en el arte, y la estética moderna.
historia del arte, la revolución  industrial en el arte, y la estética moderna.historia del arte, la revolución  industrial en el arte, y la estética moderna.
historia del arte, la revolución industrial en el arte, y la estética moderna.
martha312
 
La importancia de la perspectiva en la expresión gráfica _ValeriaLacruz
La importancia de la perspectiva en la expresión gráfica _ValeriaLacruzLa importancia de la perspectiva en la expresión gráfica _ValeriaLacruz
La importancia de la perspectiva en la expresión gráfica _ValeriaLacruz
ValeriaLacruzCherini
 
Signo iconico signo plástico
Signo iconico   signo plásticoSigno iconico   signo plástico
Signo iconico signo plástico
Cynthia Blaconá
 
Dibujar el movimiento
Dibujar el movimientoDibujar el movimiento
Dibujar el movimiento
Carmen MARÍA BELMONTE
 
Estilo suizo
Estilo suizoEstilo suizo
Escultura romántica y realista
Escultura romántica y realistaEscultura romántica y realista
Escultura romántica y realista
Mónica Salandrú
 
Función de la obra de arte
Función de la obra de arteFunción de la obra de arte
Función de la obra de arte
Ana Rey
 
La luz y el claro oscuro (Dibujo Artistico)
La luz y el claro oscuro (Dibujo Artistico)La luz y el claro oscuro (Dibujo Artistico)
La luz y el claro oscuro (Dibujo Artistico)
Andrés Aguilar
 
Qué Es El Arte - Tomás Pérez Molina
Qué Es El Arte - Tomás Pérez MolinaQué Es El Arte - Tomás Pérez Molina
Qué Es El Arte - Tomás Pérez Molina
Tomás Pérez Molina
 
El modernismo pictórico
El modernismo pictóricoEl modernismo pictórico
El modernismo pictórico
diana96marcillo
 
Impresionismo y posimpresionismo (I) Contexto histórico y cultural
Impresionismo y posimpresionismo (I) Contexto histórico y culturalImpresionismo y posimpresionismo (I) Contexto histórico y cultural
Impresionismo y posimpresionismo (I) Contexto histórico y cultural
JGL79
 
El punto, la linea, el plano
El punto, la linea, el planoEl punto, la linea, el plano
El punto, la linea, el plano
Carlos Andrés Hernández Cabrera
 
El Peso Visual
El Peso VisualEl Peso Visual
El Peso Visual
Suli Cuenca Bonilla
 
La pintura-gotica
La pintura-goticaLa pintura-gotica
La pintura-gotica
Mariela Moyano
 
Grecia, roma diseño grafico
Grecia, roma diseño graficoGrecia, roma diseño grafico
Grecia, roma diseño grafico
luisdalvarez
 
Técnicas y sistemas de impresión antiguos
Técnicas y sistemas de impresión antiguos Técnicas y sistemas de impresión antiguos
Técnicas y sistemas de impresión antiguos
Tania González
 
Impresionismo
ImpresionismoImpresionismo
Impresionismo
gloria Ramé
 
Diseño gráfico. Tipografía
Diseño gráfico. TipografíaDiseño gráfico. Tipografía
Diseño gráfico. Tipografía
Raquel Gómez Diago
 

La actualidad más candente (20)

Materiales y equipos_de_diseno
Materiales y equipos_de_disenoMateriales y equipos_de_diseno
Materiales y equipos_de_diseno
 
Picasso, Braque y Juan Gris
Picasso, Braque y Juan Gris Picasso, Braque y Juan Gris
Picasso, Braque y Juan Gris
 
historia del arte, la revolución industrial en el arte, y la estética moderna.
historia del arte, la revolución  industrial en el arte, y la estética moderna.historia del arte, la revolución  industrial en el arte, y la estética moderna.
historia del arte, la revolución industrial en el arte, y la estética moderna.
 
La importancia de la perspectiva en la expresión gráfica _ValeriaLacruz
La importancia de la perspectiva en la expresión gráfica _ValeriaLacruzLa importancia de la perspectiva en la expresión gráfica _ValeriaLacruz
La importancia de la perspectiva en la expresión gráfica _ValeriaLacruz
 
Signo iconico signo plástico
Signo iconico   signo plásticoSigno iconico   signo plástico
Signo iconico signo plástico
 
Dibujar el movimiento
Dibujar el movimientoDibujar el movimiento
Dibujar el movimiento
 
Estilo suizo
Estilo suizoEstilo suizo
Estilo suizo
 
Escultura romántica y realista
Escultura romántica y realistaEscultura romántica y realista
Escultura romántica y realista
 
Función de la obra de arte
Función de la obra de arteFunción de la obra de arte
Función de la obra de arte
 
La luz y el claro oscuro (Dibujo Artistico)
La luz y el claro oscuro (Dibujo Artistico)La luz y el claro oscuro (Dibujo Artistico)
La luz y el claro oscuro (Dibujo Artistico)
 
Qué Es El Arte - Tomás Pérez Molina
Qué Es El Arte - Tomás Pérez MolinaQué Es El Arte - Tomás Pérez Molina
Qué Es El Arte - Tomás Pérez Molina
 
El modernismo pictórico
El modernismo pictóricoEl modernismo pictórico
El modernismo pictórico
 
Impresionismo y posimpresionismo (I) Contexto histórico y cultural
Impresionismo y posimpresionismo (I) Contexto histórico y culturalImpresionismo y posimpresionismo (I) Contexto histórico y cultural
Impresionismo y posimpresionismo (I) Contexto histórico y cultural
 
El punto, la linea, el plano
El punto, la linea, el planoEl punto, la linea, el plano
El punto, la linea, el plano
 
El Peso Visual
El Peso VisualEl Peso Visual
El Peso Visual
 
La pintura-gotica
La pintura-goticaLa pintura-gotica
La pintura-gotica
 
Grecia, roma diseño grafico
Grecia, roma diseño graficoGrecia, roma diseño grafico
Grecia, roma diseño grafico
 
Técnicas y sistemas de impresión antiguos
Técnicas y sistemas de impresión antiguos Técnicas y sistemas de impresión antiguos
Técnicas y sistemas de impresión antiguos
 
Impresionismo
ImpresionismoImpresionismo
Impresionismo
 
Diseño gráfico. Tipografía
Diseño gráfico. TipografíaDiseño gráfico. Tipografía
Diseño gráfico. Tipografía
 

Destacado

Ruptured Ectopic Pregnancy; Laparoscopic management: Dr Pradeep Garg
Ruptured Ectopic Pregnancy; Laparoscopic management: Dr Pradeep GargRuptured Ectopic Pregnancy; Laparoscopic management: Dr Pradeep Garg
Ruptured Ectopic Pregnancy; Laparoscopic management: Dr Pradeep Garg
Pradeep Garg
 
FIGO BEST PRACTICE ADVISES
FIGO BEST PRACTICE ADVISESFIGO BEST PRACTICE ADVISES
FIGO BEST PRACTICE ADVISES
NARENDRA C MALHOTRA
 
La percepción visual
La percepción visualLa percepción visual
La percepción visual
subsuelo
 
Trabajo de investigacion sonia
Trabajo de  investigacion soniaTrabajo de  investigacion sonia
Trabajo de investigacion sonia
Sonia Morales Saucedo
 
Instrumentos de evaluación - Dra. Nora Londoño
Instrumentos de evaluación - Dra. Nora LondoñoInstrumentos de evaluación - Dra. Nora Londoño
Instrumentos de evaluación - Dra. Nora Londoño
Neurociencias Ecuador
 
Proyecto final 1
Proyecto final 1Proyecto final 1
Proyecto final 1
dairovilla
 
Proyecto final 1
Proyecto final 1Proyecto final 1
Proyecto final 1
dairovilla
 
Medición de procesos cognitivos y emocionales - Pedro Rosa Phd.
Medición de procesos cognitivos y emocionales - Pedro Rosa Phd. Medición de procesos cognitivos y emocionales - Pedro Rosa Phd.
Medición de procesos cognitivos y emocionales - Pedro Rosa Phd.
Neurociencias Ecuador
 
Neurociencias arquitectura cerebral
Neurociencias arquitectura cerebralNeurociencias arquitectura cerebral
Neurociencias arquitectura cerebral
karendepirque2
 
Axonometricos e Isometricos
Axonometricos e IsometricosAxonometricos e Isometricos
Axonometricos e Isometricos
Mariana González
 
La depresion
La depresionLa depresion
METACOGNICIÓN Y ÉXITO ACADÉMICO UNIVERSITARIO - Dr. Quiroz
METACOGNICIÓN Y ÉXITO ACADÉMICO UNIVERSITARIO - Dr. Quiroz METACOGNICIÓN Y ÉXITO ACADÉMICO UNIVERSITARIO - Dr. Quiroz
METACOGNICIÓN Y ÉXITO ACADÉMICO UNIVERSITARIO - Dr. Quiroz
Neurociencias Ecuador
 
BUS 272 verdiskapende idéutvikling - lean startup 4. forelesning
BUS 272 verdiskapende idéutvikling - lean startup 4. forelesning  BUS 272 verdiskapende idéutvikling - lean startup 4. forelesning
BUS 272 verdiskapende idéutvikling - lean startup 4. forelesning
Tore Rasmussen
 

Destacado (13)

Ruptured Ectopic Pregnancy; Laparoscopic management: Dr Pradeep Garg
Ruptured Ectopic Pregnancy; Laparoscopic management: Dr Pradeep GargRuptured Ectopic Pregnancy; Laparoscopic management: Dr Pradeep Garg
Ruptured Ectopic Pregnancy; Laparoscopic management: Dr Pradeep Garg
 
FIGO BEST PRACTICE ADVISES
FIGO BEST PRACTICE ADVISESFIGO BEST PRACTICE ADVISES
FIGO BEST PRACTICE ADVISES
 
La percepción visual
La percepción visualLa percepción visual
La percepción visual
 
Trabajo de investigacion sonia
Trabajo de  investigacion soniaTrabajo de  investigacion sonia
Trabajo de investigacion sonia
 
Instrumentos de evaluación - Dra. Nora Londoño
Instrumentos de evaluación - Dra. Nora LondoñoInstrumentos de evaluación - Dra. Nora Londoño
Instrumentos de evaluación - Dra. Nora Londoño
 
Proyecto final 1
Proyecto final 1Proyecto final 1
Proyecto final 1
 
Proyecto final 1
Proyecto final 1Proyecto final 1
Proyecto final 1
 
Medición de procesos cognitivos y emocionales - Pedro Rosa Phd.
Medición de procesos cognitivos y emocionales - Pedro Rosa Phd. Medición de procesos cognitivos y emocionales - Pedro Rosa Phd.
Medición de procesos cognitivos y emocionales - Pedro Rosa Phd.
 
Neurociencias arquitectura cerebral
Neurociencias arquitectura cerebralNeurociencias arquitectura cerebral
Neurociencias arquitectura cerebral
 
Axonometricos e Isometricos
Axonometricos e IsometricosAxonometricos e Isometricos
Axonometricos e Isometricos
 
La depresion
La depresionLa depresion
La depresion
 
METACOGNICIÓN Y ÉXITO ACADÉMICO UNIVERSITARIO - Dr. Quiroz
METACOGNICIÓN Y ÉXITO ACADÉMICO UNIVERSITARIO - Dr. Quiroz METACOGNICIÓN Y ÉXITO ACADÉMICO UNIVERSITARIO - Dr. Quiroz
METACOGNICIÓN Y ÉXITO ACADÉMICO UNIVERSITARIO - Dr. Quiroz
 
BUS 272 verdiskapende idéutvikling - lean startup 4. forelesning
BUS 272 verdiskapende idéutvikling - lean startup 4. forelesning  BUS 272 verdiskapende idéutvikling - lean startup 4. forelesning
BUS 272 verdiskapende idéutvikling - lean startup 4. forelesning
 

Similar a Historiadelarte2daedicin maria farga

Vivan Los Creadores - Leobardo Pérez
Vivan Los Creadores - Leobardo PérezVivan Los Creadores - Leobardo Pérez
Vivan Los Creadores - Leobardo Pérez
icpavirtual
 
arte y creacion los caminos de la estetica marta zatonyi.pdf
arte y creacion los caminos de la estetica marta zatonyi.pdfarte y creacion los caminos de la estetica marta zatonyi.pdf
arte y creacion los caminos de la estetica marta zatonyi.pdf
LuciSosa1
 
El Corredor Mediterraneo
El Corredor MediterraneoEl Corredor Mediterraneo
El Corredor Mediterraneo
Isa Rezmo
 
cuadernillo-de-trabajos-artes-visuales-iii.pdf
cuadernillo-de-trabajos-artes-visuales-iii.pdfcuadernillo-de-trabajos-artes-visuales-iii.pdf
cuadernillo-de-trabajos-artes-visuales-iii.pdf
HazaelGranados
 
Dossier arte y cultura
Dossier arte y culturaDossier arte y cultura
Dossier arte y cultura
Silvia Garavaglia
 
Pintura, protagonismofemenino...
Pintura, protagonismofemenino...Pintura, protagonismofemenino...
Pintura, protagonismofemenino...
Europa_II
 
RHIAP. Revista de Historia del Arte Peruano (Versión parcial)
RHIAP. Revista de Historia del Arte Peruano (Versión parcial)RHIAP. Revista de Historia del Arte Peruano (Versión parcial)
RHIAP. Revista de Historia del Arte Peruano (Versión parcial)
Alba Choque Porras
 
libro_de_santo_un_incansable_hacedor_preliminar_11julio2017.pdf
libro_de_santo_un_incansable_hacedor_preliminar_11julio2017.pdflibro_de_santo_un_incansable_hacedor_preliminar_11julio2017.pdf
libro_de_santo_un_incansable_hacedor_preliminar_11julio2017.pdf
singamulan7
 
Mosaico de ilusiontes
Mosaico de ilusiontesMosaico de ilusiontes
Mosaico de ilusiontes
CESAR ARTURO CASTILLO PARRA
 
Ed artística yplástica encabezados de tps
Ed artística yplástica  encabezados de tpsEd artística yplástica  encabezados de tps
Ed artística yplástica encabezados de tps
Yanina Moroni
 
Secuencia didáctica de el arte en el tiempo
Secuencia didáctica de el arte en el tiempoSecuencia didáctica de el arte en el tiempo
Secuencia didáctica de el arte en el tiempo
MonicaDanterre
 
Magazine Innovador
Magazine InnovadorMagazine Innovador
Magazine Innovador
ChrisMarianaRianoRei
 
novedades_bibliograficas.pdf
novedades_bibliograficas.pdfnovedades_bibliograficas.pdf
novedades_bibliograficas.pdf
carolina434230
 
Hauser-Arnold-Historia-Social-de-La-Literatura-Y-El-Arte-Tomo-1.pdf
Hauser-Arnold-Historia-Social-de-La-Literatura-Y-El-Arte-Tomo-1.pdfHauser-Arnold-Historia-Social-de-La-Literatura-Y-El-Arte-Tomo-1.pdf
Hauser-Arnold-Historia-Social-de-La-Literatura-Y-El-Arte-Tomo-1.pdf
ohanianpaloma
 
Catálogo In Venta 2023
Catálogo In Venta 2023Catálogo In Venta 2023
Catálogo In Venta 2023
SecretaradeCulturayE
 
01.2012 programa 2do cuat. hsca
01.2012  programa 2do cuat. hsca01.2012  programa 2do cuat. hsca
01.2012 programa 2do cuat. hsca
HAV
 
01.2012 programa 2do cuat. hsca
01.2012  programa 2do cuat. hsca01.2012  programa 2do cuat. hsca
01.2012 programa 2do cuat. hsca
HAV
 
Winword8
Winword8Winword8
Winword8
Jordany Fermin
 
los estudios
los estudioslos estudios
los estudios
Rocio Chio
 
Andruchow Arte Mito Y Accion Ritual.Doc
Andruchow Arte Mito Y Accion Ritual.DocAndruchow Arte Mito Y Accion Ritual.Doc
Andruchow Arte Mito Y Accion Ritual.Doc
HAV
 

Similar a Historiadelarte2daedicin maria farga (20)

Vivan Los Creadores - Leobardo Pérez
Vivan Los Creadores - Leobardo PérezVivan Los Creadores - Leobardo Pérez
Vivan Los Creadores - Leobardo Pérez
 
arte y creacion los caminos de la estetica marta zatonyi.pdf
arte y creacion los caminos de la estetica marta zatonyi.pdfarte y creacion los caminos de la estetica marta zatonyi.pdf
arte y creacion los caminos de la estetica marta zatonyi.pdf
 
El Corredor Mediterraneo
El Corredor MediterraneoEl Corredor Mediterraneo
El Corredor Mediterraneo
 
cuadernillo-de-trabajos-artes-visuales-iii.pdf
cuadernillo-de-trabajos-artes-visuales-iii.pdfcuadernillo-de-trabajos-artes-visuales-iii.pdf
cuadernillo-de-trabajos-artes-visuales-iii.pdf
 
Dossier arte y cultura
Dossier arte y culturaDossier arte y cultura
Dossier arte y cultura
 
Pintura, protagonismofemenino...
Pintura, protagonismofemenino...Pintura, protagonismofemenino...
Pintura, protagonismofemenino...
 
RHIAP. Revista de Historia del Arte Peruano (Versión parcial)
RHIAP. Revista de Historia del Arte Peruano (Versión parcial)RHIAP. Revista de Historia del Arte Peruano (Versión parcial)
RHIAP. Revista de Historia del Arte Peruano (Versión parcial)
 
libro_de_santo_un_incansable_hacedor_preliminar_11julio2017.pdf
libro_de_santo_un_incansable_hacedor_preliminar_11julio2017.pdflibro_de_santo_un_incansable_hacedor_preliminar_11julio2017.pdf
libro_de_santo_un_incansable_hacedor_preliminar_11julio2017.pdf
 
Mosaico de ilusiontes
Mosaico de ilusiontesMosaico de ilusiontes
Mosaico de ilusiontes
 
Ed artística yplástica encabezados de tps
Ed artística yplástica  encabezados de tpsEd artística yplástica  encabezados de tps
Ed artística yplástica encabezados de tps
 
Secuencia didáctica de el arte en el tiempo
Secuencia didáctica de el arte en el tiempoSecuencia didáctica de el arte en el tiempo
Secuencia didáctica de el arte en el tiempo
 
Magazine Innovador
Magazine InnovadorMagazine Innovador
Magazine Innovador
 
novedades_bibliograficas.pdf
novedades_bibliograficas.pdfnovedades_bibliograficas.pdf
novedades_bibliograficas.pdf
 
Hauser-Arnold-Historia-Social-de-La-Literatura-Y-El-Arte-Tomo-1.pdf
Hauser-Arnold-Historia-Social-de-La-Literatura-Y-El-Arte-Tomo-1.pdfHauser-Arnold-Historia-Social-de-La-Literatura-Y-El-Arte-Tomo-1.pdf
Hauser-Arnold-Historia-Social-de-La-Literatura-Y-El-Arte-Tomo-1.pdf
 
Catálogo In Venta 2023
Catálogo In Venta 2023Catálogo In Venta 2023
Catálogo In Venta 2023
 
01.2012 programa 2do cuat. hsca
01.2012  programa 2do cuat. hsca01.2012  programa 2do cuat. hsca
01.2012 programa 2do cuat. hsca
 
01.2012 programa 2do cuat. hsca
01.2012  programa 2do cuat. hsca01.2012  programa 2do cuat. hsca
01.2012 programa 2do cuat. hsca
 
Winword8
Winword8Winword8
Winword8
 
los estudios
los estudioslos estudios
los estudios
 
Andruchow Arte Mito Y Accion Ritual.Doc
Andruchow Arte Mito Y Accion Ritual.DocAndruchow Arte Mito Y Accion Ritual.Doc
Andruchow Arte Mito Y Accion Ritual.Doc
 

Más de Angel Arias Camacho

Reactivos investigación sin respuestas
Reactivos investigación sin respuestasReactivos investigación sin respuestas
Reactivos investigación sin respuestas
Angel Arias Camacho
 
Reactivos diseño web parcial
Reactivos diseño web parcialReactivos diseño web parcial
Reactivos diseño web parcial
Angel Arias Camacho
 
Reactivos psicologia del color teoria 1parcial
Reactivos psicologia del color teoria 1parcialReactivos psicologia del color teoria 1parcial
Reactivos psicologia del color teoria 1parcial
Angel Arias Camacho
 
Reactivos multimedia teoria 1parcial sr
Reactivos multimedia teoria 1parcial srReactivos multimedia teoria 1parcial sr
Reactivos multimedia teoria 1parcial sr
Angel Arias Camacho
 
Reactivos diseño 2d y 3d teoria 1er parcial SR
Reactivos diseño 2d y 3d teoria 1er parcial SRReactivos diseño 2d y 3d teoria 1er parcial SR
Reactivos diseño 2d y 3d teoria 1er parcial SR
Angel Arias Camacho
 
Reactivos fundamentos del diseño teoria 1parcial (sr)
Reactivos fundamentos del diseño teoria 1parcial (sr)Reactivos fundamentos del diseño teoria 1parcial (sr)
Reactivos fundamentos del diseño teoria 1parcial (sr)
Angel Arias Camacho
 
Plan de clases de la asignatura dg - Fundamentos del diseño
Plan de clases de la asignatura dg - Fundamentos del diseñoPlan de clases de la asignatura dg - Fundamentos del diseño
Plan de clases de la asignatura dg - Fundamentos del diseño
Angel Arias Camacho
 
Programa de clases de la asignatura dg - Psicologia del color
Programa de clases de la asignatura    dg - Psicologia del colorPrograma de clases de la asignatura    dg - Psicologia del color
Programa de clases de la asignatura dg - Psicologia del color
Angel Arias Camacho
 
Programa de clases de la asignatura dg - diseño y animación 3 d
Programa de clases de la asignatura dg - diseño y animación 3 dPrograma de clases de la asignatura dg - diseño y animación 3 d
Programa de clases de la asignatura dg - diseño y animación 3 d
Angel Arias Camacho
 
Programa de Clases De la asignatura dg - Multimedia
Programa de Clases De la asignatura  dg - MultimediaPrograma de Clases De la asignatura  dg - Multimedia
Programa de Clases De la asignatura dg - Multimedia
Angel Arias Camacho
 
Webdesignportfolios
WebdesignportfoliosWebdesignportfolios
Webdesignportfolios
Angel Arias Camacho
 
Manual html
Manual htmlManual html
Manual html
Angel Arias Camacho
 
Manual de-diseño Editorial
Manual de-diseño EditorialManual de-diseño Editorial
Manual de-diseño Editorial
Angel Arias Camacho
 
Que es el-diseño editorial
Que es el-diseño editorialQue es el-diseño editorial
Que es el-diseño editorial
Angel Arias Camacho
 
Diseñar con y sin retcula de timothy samara
Diseñar con y sin retcula de timothy samaraDiseñar con y sin retcula de timothy samara
Diseñar con y sin retcula de timothy samara
Angel Arias Camacho
 
Principiios del diseño editorial
Principiios del diseño editorialPrincipiios del diseño editorial
Principiios del diseño editorial
Angel Arias Camacho
 
Layout
LayoutLayout
Formato de ambross harry
Formato de ambross harryFormato de ambross harry
Formato de ambross harry
Angel Arias Camacho
 
Arnheim rudolf arte_y_percepcion_visual
Arnheim rudolf arte_y_percepcion_visualArnheim rudolf arte_y_percepcion_visual
Arnheim rudolf arte_y_percepcion_visual
Angel Arias Camacho
 
Origenysignificadodelartepaleolitico
OrigenysignificadodelartepaleoliticoOrigenysignificadodelartepaleolitico
Origenysignificadodelartepaleolitico
Angel Arias Camacho
 

Más de Angel Arias Camacho (20)

Reactivos investigación sin respuestas
Reactivos investigación sin respuestasReactivos investigación sin respuestas
Reactivos investigación sin respuestas
 
Reactivos diseño web parcial
Reactivos diseño web parcialReactivos diseño web parcial
Reactivos diseño web parcial
 
Reactivos psicologia del color teoria 1parcial
Reactivos psicologia del color teoria 1parcialReactivos psicologia del color teoria 1parcial
Reactivos psicologia del color teoria 1parcial
 
Reactivos multimedia teoria 1parcial sr
Reactivos multimedia teoria 1parcial srReactivos multimedia teoria 1parcial sr
Reactivos multimedia teoria 1parcial sr
 
Reactivos diseño 2d y 3d teoria 1er parcial SR
Reactivos diseño 2d y 3d teoria 1er parcial SRReactivos diseño 2d y 3d teoria 1er parcial SR
Reactivos diseño 2d y 3d teoria 1er parcial SR
 
Reactivos fundamentos del diseño teoria 1parcial (sr)
Reactivos fundamentos del diseño teoria 1parcial (sr)Reactivos fundamentos del diseño teoria 1parcial (sr)
Reactivos fundamentos del diseño teoria 1parcial (sr)
 
Plan de clases de la asignatura dg - Fundamentos del diseño
Plan de clases de la asignatura dg - Fundamentos del diseñoPlan de clases de la asignatura dg - Fundamentos del diseño
Plan de clases de la asignatura dg - Fundamentos del diseño
 
Programa de clases de la asignatura dg - Psicologia del color
Programa de clases de la asignatura    dg - Psicologia del colorPrograma de clases de la asignatura    dg - Psicologia del color
Programa de clases de la asignatura dg - Psicologia del color
 
Programa de clases de la asignatura dg - diseño y animación 3 d
Programa de clases de la asignatura dg - diseño y animación 3 dPrograma de clases de la asignatura dg - diseño y animación 3 d
Programa de clases de la asignatura dg - diseño y animación 3 d
 
Programa de Clases De la asignatura dg - Multimedia
Programa de Clases De la asignatura  dg - MultimediaPrograma de Clases De la asignatura  dg - Multimedia
Programa de Clases De la asignatura dg - Multimedia
 
Webdesignportfolios
WebdesignportfoliosWebdesignportfolios
Webdesignportfolios
 
Manual html
Manual htmlManual html
Manual html
 
Manual de-diseño Editorial
Manual de-diseño EditorialManual de-diseño Editorial
Manual de-diseño Editorial
 
Que es el-diseño editorial
Que es el-diseño editorialQue es el-diseño editorial
Que es el-diseño editorial
 
Diseñar con y sin retcula de timothy samara
Diseñar con y sin retcula de timothy samaraDiseñar con y sin retcula de timothy samara
Diseñar con y sin retcula de timothy samara
 
Principiios del diseño editorial
Principiios del diseño editorialPrincipiios del diseño editorial
Principiios del diseño editorial
 
Layout
LayoutLayout
Layout
 
Formato de ambross harry
Formato de ambross harryFormato de ambross harry
Formato de ambross harry
 
Arnheim rudolf arte_y_percepcion_visual
Arnheim rudolf arte_y_percepcion_visualArnheim rudolf arte_y_percepcion_visual
Arnheim rudolf arte_y_percepcion_visual
 
Origenysignificadodelartepaleolitico
OrigenysignificadodelartepaleoliticoOrigenysignificadodelartepaleolitico
Origenysignificadodelartepaleolitico
 

Último

Calendario Liturgico Junio 2024 Parroquia Nuestra señora del Carmen.docx
Calendario Liturgico Junio 2024 Parroquia Nuestra señora del Carmen.docxCalendario Liturgico Junio 2024 Parroquia Nuestra señora del Carmen.docx
Calendario Liturgico Junio 2024 Parroquia Nuestra señora del Carmen.docx
JennyRomero71
 
MODULO 1 PRIMEROS AUXILIOS primeros .pptx
MODULO 1 PRIMEROS AUXILIOS primeros .pptxMODULO 1 PRIMEROS AUXILIOS primeros .pptx
MODULO 1 PRIMEROS AUXILIOS primeros .pptx
pazcastro13
 
portadas intensamente para encuadernación
portadas intensamente para encuadernaciónportadas intensamente para encuadernación
portadas intensamente para encuadernación
patricia51715
 
LA CONQUISTA DEL PERU , xddddddddddddddddddddddddd
LA CONQUISTA DEL PERU , xdddddddddddddddddddddddddLA CONQUISTA DEL PERU , xddddddddddddddddddddddddd
LA CONQUISTA DEL PERU , xddddddddddddddddddddddddd
AbnerAchoAricari
 
Presentación trabajo.pptx construcción liviana en seco
Presentación trabajo.pptx construcción liviana en secoPresentación trabajo.pptx construcción liviana en seco
Presentación trabajo.pptx construcción liviana en seco
cindy50089
 
Ticket-Pollada editable y imprimir pptx
Ticket-Pollada editable y  imprimir pptxTicket-Pollada editable y  imprimir pptx
Ticket-Pollada editable y imprimir pptx
JuniorAsGue
 
PORTAFOLIO de Luis Fernando Franco Rueda
PORTAFOLIO de Luis Fernando Franco RuedaPORTAFOLIO de Luis Fernando Franco Rueda
PORTAFOLIO de Luis Fernando Franco Rueda
lfranco7575
 
15328-Texto del artículo-60862-1-10-20160930 (1).pdf
15328-Texto del artículo-60862-1-10-20160930 (1).pdf15328-Texto del artículo-60862-1-10-20160930 (1).pdf
15328-Texto del artículo-60862-1-10-20160930 (1).pdf
paredesjimmarvinrami
 
PROYECTO GRUA HIDRAULICA-RECUPERACION.pptx
PROYECTO GRUA HIDRAULICA-RECUPERACION.pptxPROYECTO GRUA HIDRAULICA-RECUPERACION.pptx
PROYECTO GRUA HIDRAULICA-RECUPERACION.pptx
AndreCaritoRodriguez
 
Rodamientos de bolas de diseño mecánico II
Rodamientos de bolas de diseño mecánico IIRodamientos de bolas de diseño mecánico II
Rodamientos de bolas de diseño mecánico II
ssuser0e9a1e
 
Triptico Acerca de la Fecundación para estudiantes.pdf
Triptico Acerca de la Fecundación para estudiantes.pdfTriptico Acerca de la Fecundación para estudiantes.pdf
Triptico Acerca de la Fecundación para estudiantes.pdf
CarlosCampaa16
 
INVITACION-ANIVERSARIO-COLEGIO-2020.docx
INVITACION-ANIVERSARIO-COLEGIO-2020.docxINVITACION-ANIVERSARIO-COLEGIO-2020.docx
INVITACION-ANIVERSARIO-COLEGIO-2020.docx
ALFREDOCORTEZSAMAN1
 
Aspectos contables aplicables al diseño.pdf
Aspectos contables aplicables al diseño.pdfAspectos contables aplicables al diseño.pdf
Aspectos contables aplicables al diseño.pdf
AndreaGuadalupeJimen1
 
Portafolio Ioshio Hernández Julio 2024.pdf
Portafolio Ioshio Hernández Julio 2024.pdfPortafolio Ioshio Hernández Julio 2024.pdf
Portafolio Ioshio Hernández Julio 2024.pdf
IoshioHernndez
 
PLAN 365 PPT propuesto por el gobierno de honduras.pdf
PLAN 365 PPT propuesto por el gobierno de honduras.pdfPLAN 365 PPT propuesto por el gobierno de honduras.pdf
PLAN 365 PPT propuesto por el gobierno de honduras.pdf
CarlosDias393012
 
Libro INTENSAMENTE Colorear Kosmic Imprimibles.pptx
Libro INTENSAMENTE Colorear Kosmic Imprimibles.pptxLibro INTENSAMENTE Colorear Kosmic Imprimibles.pptx
Libro INTENSAMENTE Colorear Kosmic Imprimibles.pptx
patricia51715
 
costumbres de la costa PAPELOTE DE TRABAJO .docx
costumbres de la costa PAPELOTE DE TRABAJO .docxcostumbres de la costa PAPELOTE DE TRABAJO .docx
costumbres de la costa PAPELOTE DE TRABAJO .docx
MariaGuerraGuevara
 
Reconocimientos intensamente.pdf para preescolar
Reconocimientos intensamente.pdf para preescolarReconocimientos intensamente.pdf para preescolar
Reconocimientos intensamente.pdf para preescolar
NathalieWhite7
 
Girls Call Bangalore 000XX00000 Provide Best And Top Girl Service And No1 in ...
Girls Call Bangalore 000XX00000 Provide Best And Top Girl Service And No1 in ...Girls Call Bangalore 000XX00000 Provide Best And Top Girl Service And No1 in ...
Girls Call Bangalore 000XX00000 Provide Best And Top Girl Service And No1 in ...
mukeshagarwal5411
 
TRABAJO FINAL COMERCIO ELECTRONICO.
TRABAJO FINAL COMERCIO ELECTRONICO.TRABAJO FINAL COMERCIO ELECTRONICO.
TRABAJO FINAL COMERCIO ELECTRONICO.
veronica21093021
 

Último (20)

Calendario Liturgico Junio 2024 Parroquia Nuestra señora del Carmen.docx
Calendario Liturgico Junio 2024 Parroquia Nuestra señora del Carmen.docxCalendario Liturgico Junio 2024 Parroquia Nuestra señora del Carmen.docx
Calendario Liturgico Junio 2024 Parroquia Nuestra señora del Carmen.docx
 
MODULO 1 PRIMEROS AUXILIOS primeros .pptx
MODULO 1 PRIMEROS AUXILIOS primeros .pptxMODULO 1 PRIMEROS AUXILIOS primeros .pptx
MODULO 1 PRIMEROS AUXILIOS primeros .pptx
 
portadas intensamente para encuadernación
portadas intensamente para encuadernaciónportadas intensamente para encuadernación
portadas intensamente para encuadernación
 
LA CONQUISTA DEL PERU , xddddddddddddddddddddddddd
LA CONQUISTA DEL PERU , xdddddddddddddddddddddddddLA CONQUISTA DEL PERU , xddddddddddddddddddddddddd
LA CONQUISTA DEL PERU , xddddddddddddddddddddddddd
 
Presentación trabajo.pptx construcción liviana en seco
Presentación trabajo.pptx construcción liviana en secoPresentación trabajo.pptx construcción liviana en seco
Presentación trabajo.pptx construcción liviana en seco
 
Ticket-Pollada editable y imprimir pptx
Ticket-Pollada editable y  imprimir pptxTicket-Pollada editable y  imprimir pptx
Ticket-Pollada editable y imprimir pptx
 
PORTAFOLIO de Luis Fernando Franco Rueda
PORTAFOLIO de Luis Fernando Franco RuedaPORTAFOLIO de Luis Fernando Franco Rueda
PORTAFOLIO de Luis Fernando Franco Rueda
 
15328-Texto del artículo-60862-1-10-20160930 (1).pdf
15328-Texto del artículo-60862-1-10-20160930 (1).pdf15328-Texto del artículo-60862-1-10-20160930 (1).pdf
15328-Texto del artículo-60862-1-10-20160930 (1).pdf
 
PROYECTO GRUA HIDRAULICA-RECUPERACION.pptx
PROYECTO GRUA HIDRAULICA-RECUPERACION.pptxPROYECTO GRUA HIDRAULICA-RECUPERACION.pptx
PROYECTO GRUA HIDRAULICA-RECUPERACION.pptx
 
Rodamientos de bolas de diseño mecánico II
Rodamientos de bolas de diseño mecánico IIRodamientos de bolas de diseño mecánico II
Rodamientos de bolas de diseño mecánico II
 
Triptico Acerca de la Fecundación para estudiantes.pdf
Triptico Acerca de la Fecundación para estudiantes.pdfTriptico Acerca de la Fecundación para estudiantes.pdf
Triptico Acerca de la Fecundación para estudiantes.pdf
 
INVITACION-ANIVERSARIO-COLEGIO-2020.docx
INVITACION-ANIVERSARIO-COLEGIO-2020.docxINVITACION-ANIVERSARIO-COLEGIO-2020.docx
INVITACION-ANIVERSARIO-COLEGIO-2020.docx
 
Aspectos contables aplicables al diseño.pdf
Aspectos contables aplicables al diseño.pdfAspectos contables aplicables al diseño.pdf
Aspectos contables aplicables al diseño.pdf
 
Portafolio Ioshio Hernández Julio 2024.pdf
Portafolio Ioshio Hernández Julio 2024.pdfPortafolio Ioshio Hernández Julio 2024.pdf
Portafolio Ioshio Hernández Julio 2024.pdf
 
PLAN 365 PPT propuesto por el gobierno de honduras.pdf
PLAN 365 PPT propuesto por el gobierno de honduras.pdfPLAN 365 PPT propuesto por el gobierno de honduras.pdf
PLAN 365 PPT propuesto por el gobierno de honduras.pdf
 
Libro INTENSAMENTE Colorear Kosmic Imprimibles.pptx
Libro INTENSAMENTE Colorear Kosmic Imprimibles.pptxLibro INTENSAMENTE Colorear Kosmic Imprimibles.pptx
Libro INTENSAMENTE Colorear Kosmic Imprimibles.pptx
 
costumbres de la costa PAPELOTE DE TRABAJO .docx
costumbres de la costa PAPELOTE DE TRABAJO .docxcostumbres de la costa PAPELOTE DE TRABAJO .docx
costumbres de la costa PAPELOTE DE TRABAJO .docx
 
Reconocimientos intensamente.pdf para preescolar
Reconocimientos intensamente.pdf para preescolarReconocimientos intensamente.pdf para preescolar
Reconocimientos intensamente.pdf para preescolar
 
Girls Call Bangalore 000XX00000 Provide Best And Top Girl Service And No1 in ...
Girls Call Bangalore 000XX00000 Provide Best And Top Girl Service And No1 in ...Girls Call Bangalore 000XX00000 Provide Best And Top Girl Service And No1 in ...
Girls Call Bangalore 000XX00000 Provide Best And Top Girl Service And No1 in ...
 
TRABAJO FINAL COMERCIO ELECTRONICO.
TRABAJO FINAL COMERCIO ELECTRONICO.TRABAJO FINAL COMERCIO ELECTRONICO.
TRABAJO FINAL COMERCIO ELECTRONICO.
 

Historiadelarte2daedicin maria farga

  • 1. HISTORIA DEL ARTE B achillerato SEGUNDA EDICIÓN MARIA DEL ROSARIO FARGA MULLOR PEARSON www.FreeLibros.me
  • 3. HISTORIA DEL ARTE j p B achillerato SEGUNDA EDICIÓN www.FreeLibros.me
  • 5. HISTORIA DEL ARTE SEGUNDA EDICIÓN MARIA DEL ROSARIO FARGA MULLOR D o c t o r a e n Ic o n o g r a f ía - Ic o n o lo g ía U n iv e rs id a d d e V a le n c ia D o c e n te d e l In stitu to d e C ie n c ia s S o c ia le s y H u m a n id a d e s , B U A P y d e la U n iv e rs id a d Ib e ro a m e ric a n a , P u e b la C o la b o ra c ió n A ra c e li L ó p e z V arela C a n d id a t a a M a e s t r a e n H is t o r ia D e c e n te d e la U n iv e rs id a d Ib e ro a m e ric a n a , P u e b la R e vis ió n té c n ic a R o sa rio B e n íte z G a rcía L ic e n c ia d a e n H is t o r ia p o r la u n a m P ro fe s o ra d e a s ig n a tu ra " B " d e fin itiv a P la n te l N ú m . 8 “ M ig u e l E . S c h u ltz " E s c u e la N a cio n a l P re p a ra to ria , u n a m A rtu ro M ig u e l R a m o s C a n d id a t o a D o c t o r e n H is t o r ia p o r la u n a m P ro fe s o r d e tie m p o c o m p le to d e fin itiv o P la n te l N ú m . 8 “ M ig u e l E . S c h u ltz ” E s c u e la N a cio n a l P re p a ra to ria , u n a m L u c io R ica rd o M a rtín e z M arín M a e s t r o e n H is t o r ia p o r la u n a m C o le g io F ra n c é s H idalgo P ro fe so r de H isto ria d el arte PEARSON www.FreeLibros.me
  • 6. / Datos de catalogación A u taa: Farga Mullor, María del Rosario Hstona del arte Segunda edióón fearson Educacón de México. S.A de C .V . México, 2012 ISBN: 978-607-32-1438-4 Area: Bachillerato Formato: 21 x 2 7 cm Páginas: 360 H isto ria d e l a rte L ib r o d e l e s t u d ia n t e B proyecto didáctico Historia d el arte es una obra colectiva creada por encargo de la editonal Pearson Educación de México, S.A de C.V, por un equipo de profesionales en dstntas áreas, que trabajaron siguiendo los lineamentos y estructi/as establecidos por el Departamento ftKlagógico de Pearson Educación de México, S.A de C.V. D irección g e n e ra l: luán Carlos Cavin ■ D irección K-12: Santiago Gutérrez ■ Gerencia e d ito rial K-12: Rodngo Bengochea ■C oord inación e d ito ria l: Gloria Morales ■ Edición sp onsor: Roclo Cabañas ■ Ed ito ra de d e sarro llo : Angélica Monroy López ■ Redacción de fich a s té cn icas: Arturo Miguel Ramos ■C o lab o ració n en la redacción d e te x to s: Araceli López Vareta, Beatriz VázquezGonzáézy Ale.andro Hernández Maimones ■A sisten cia ed ito rial: Edgar E. Jiménezy Angé ca Tovar ■Corrección de estilo : Pablo Garza-Molina ■ Lectura de p ru eb as: Felipe Martínez y David Garda ■ C oordinación de a rte y d ise ñ o : Asbel Ramírez ■ Su p ervisió n de a rte y d iseñ o de interiores: Mómca Galván Álvarez ■ Com posición y diagram ación: Daniel Moreno ■ Diseño de p o rta d a : fquipo de Arte y Diseño de Pearson ■ Ico n o g rafía: Irene León ■ Im ágenes d e p o rtad a: Bisonte, Cueva de Altamira. Máscara mortuona de Tutankamon, Museo Egipcio de El Cairo. Busto d e un strategos griego desconocido, Museo Pio-Clementino. Retrato d» hcm bre con turbante rojo, ian van Eyck, Galería Nacional de Londres. M tdonna d elPrado. Rafael Sanzio, Museo de Historia del Arte de Viena. la gran odalisca, Dominique Ingres, Museo del Louvre. Autcrretrato d elartista, Vncent van Gogh, Museo D'Orsay. D irección reg io n al K-12 Latin o am érica: Eduardo Guzmán Barros D irección de co n ten id o s K-12 Latin oam érica: Clara And'ade ISBN LIBRO IMPRESO: 978-607-32-1438-4 ISBN E-BOOK: 978-607-32-1439-1 ISBN E-CHAPTER: 978-607-32-1440-7 hipreso en México. Printed in M éxico. 1 2 3 4 5 6 7 8 9 0 - 1 5 1 4 1 3 12 D.R. O 2012 por Pearson Educación de México, S.A. de C .V Atlacomulco 500, 5o piso Col. industrial Atoto, C.P. 53519 Naucalpan de Juárez, Edo. de México Cámara Naconal de la Industria Editorial Mexicana Reg. Núm. 1031 PEARSON teservadostextoslosderechos. Ni la totaldad m partedeesta publicación pueden reproducirse, registrarseo transmitirse, porun sistema derecuperación deinformación en ninguna forma rv por ningúnmedio, seaelectrónico, mecánico,foto- quimico, magnéticoo efectroóptico, por fotocopia, grabación o cualquier otro, sin permiso previo porescritodel editor w w w .prarson enn p a ñ ol.com www.FreeLibros.me
  • 7. P ara A n d re a y S a ra h , q u ie n e s so n m i c o n sta n te in sp ira ció n . www.FreeLibros.me
  • 9. PRÓLOGO E l arte e s so b re todo un e sta d o d el alm a. M a rc C hagall En u n m undo globalizado com o el actual, donde la identidad parece tener fronteras endebles y las culturas se yuxtaponen cada v e z m ás, el arte desem peña u n papel trascen­ dental. Inútil es quedarnos con una única definición o intentar acercarnos al fenóm eno artístico desde un soto punto de vista. El arte no sólo es belleza a través de color, form a y línea. Tam bién e s referente de identidades, creencias, usos, costum bres, valores o ideas; sin em bargo, no necesaria­ m ente habla por si m ismo. No es suficiente la contem plación pasiva de una obra para aprehender todas sus cualidades y explorar sus potencialidades. La didáctica y la interm e­ diación entre una obra y nosotros com o público resultan elem entales para com prender el lenguaje de tos artistas. Cuando el arte em ite ideas o em ociones, es porque su autor ha generado una c o ­ nexión con su s espectadores. No obstante, para q u e ello suceda, público y artista deben compartir una cultura, ideas o experiencias. Entonces, e s recom endable conocer los cam ­ bios culturales en que el arte se asienta, asi com o tos simbotos y lenguajes, para acercarse a la obra artística de m odo m ás eficaz. El libro Historia d e l arte de M aría d el Rosario Farg a, en su segunda edición, adem ás de presentarnos las diversas m anifestaciones artísticas a lo largo de la historia de manera sencilla y práctica, tam bién nos introduce en el análisis de la o b ra de arte considerando el contexto histórico de ésta, las cualidades que la hacen vigente en el tiem po y las m otivaciones del artista para su creación. A l ser un producto cu ltu ral, el arte representa m anifestaciones tangibles e intangibles q u e trascienden en el tiem po para ser de inte­ rés de la colectividad. Cada obra refleja una época y el m om ento histórico en el q u e fue realizada. Aparte de sus cualidades técnicas, serán las instituciones im perantes d el m o­ m ento, el m ercado, tos críticos de arte, entre otros, tos que irán definiendo la vigencia, tos valores y las aportaciones de las o b ras artísticas en la historia. El texto tam bién nos gula al observar una obra, y nos acerca a ésta m ediante ejerci­ cios de percepción visual, adentrándonos a la identificación de signos y significados. A lo largo de tos diferentes capítulos, aprendem os poco a poco a m irar una obra de arte, tom ando en cuenta tos factores espaciales, tem porales, sociales, culturales, políticos, económ icos, etc. en su análisis, pero, de igual m odo, explorando la sensibilidad y per­ cepciones espontáneas que genera. La segunda edición de Historia d e l A r te es un m odelo que pasa de la transm isión de inform ación, al descubrim iento, la descripción y el diálogo dinám ico y critico para pro­ m over tanto el aprendizaje com o el deleite q u e las obras de arte representan Xavier Recio Oviedo Universidad iberoam ericana, Puebla www.FreeLibros.me
  • 10. PRESENTACIÓN ¿ A quién se dirige este libro? A los estudiantes de los cursos de Historia del Arte y a cualquier lector q u e sea espectador potencial d el arte, es decir, a todos. Cuando Sari (M aría d el Rosario Farga) m e presentó el m anuscrito de esta obra, dijo: "Éste e s el libro que yo quería tener, el libro que he necesitado para impartir las clases de Historia del A rte". Ése es el secreto que guarda entre sus páginas esta obra: todo escritor piensa en escribir aquello que quiere leer. Sari escribió el libro que necesitaba para exponer sus cursos: por una parte nos explica la historia del arte, paso a paso, y por la otra realiza esta explicación de una m anera no sólo didáctica, sino tam bién am ena y agradable. M aría del Rosario Farga M uBor es m aestra e investigadora con m ás de 20 años de experiencia, doctora en iconografía con tesis aprobada con sobresaliente Cum -laude por la Facultad de Geografía e Historia de la Universidad de V alencia, Esp aña. Con este libro, ella nos convierte en viajeros p o r la historia y nuestro com pañero de viaje es nada m enos q u e el arte: el arte com o m agia, propio de la época prehistórica, el arte m esoam ericano, el arte en C h in a, Ind ia, Egipto, G recia, R om a, el arte etru sco , el primer arte cristiano, el arte d el Islam , el rom ánico y já tic o . Después, el propio arte pasa a definir b etapa histórica: Renacim iento. Barroco. Neoclásico, Rom anticism o. El texto trata el si­ glo xix, el im presionism o, el llam ado 'a rte co n te m p o rán eo ', un arte que se nos escapa por la denom inación conceptual, propio de nuestros dias. Por últim o, el libro aborda el arte m exicano en lo s siglos xix y x x . para generar la conexión de la actualidad de las obras de arte a través del tiem po. De acuerdo con Joseph Beuys, "tocto ser hum ano es un artista" y cada acción, una cbra de arte. Pero Sari retom a la frase y nos convierte a todos en historiadores de arte; a través de las páginas d el libro aprendem os a ver, a “ m irar" el arte, a descubrir los se­ cretos q u e guarda cada pieza para tos ojos preparados, m ás aún, nos obliga a colaborar con la escritura, con los artistas, los historiadores, a convertirnos en espectadores ideales del arte, y tam bién, en artistas. Los capítulos inician con un diagram a conceptual que tiene d o s objetivos: enlazar el nuevo tem a con el tem a anterior, y resumir, siempre desde la perspectiva de la historia d el arte, los conceptos, ép ocas y ejem plos del nuevo tem a. C ada uno de los capítulos está acom pañado con num erosas ilustraciones que reflejan y ejem plifican con detalle las lecturas. D e esta form a, la enseñanza práctica se com bina con la indagación histórico-artlstica para ofrecernos un panoram a com prensivo y com ­ prensible de la historia del arte. ¿Para quién está escrito este libro? Resisto la tentación de contestar a la pregunta con un enfático ipara todos! Básicamente está dirigido a todos los estudiantes de Historia del A rte, pero si continuam os ccn la frase de Beuys y resulta que todos somos artistas, tendré que eg resar a la primera respuesta con la que empecé y confirm ar que si, que el libro está escri­ to para toctos: para cada uno de los lectores que tenga la suerte de tenerlo en sus manos. M aribel Vázquez Lorenzo U Ñ ARTE: la Universidad d el Arte Directora académ ica www.FreeLibros.me
  • 11. INTRODUCCIÓN A l realizar esta nueva edición, se consideraron las sugerencias y se hicieron las actuali­ zaciones y precisiones solicitadas por los (tocentes de Historia del Arte de distintas ins­ tituciones que se han sen/ido de este libro com o su principal herram ienta pedagógica. Asim ism o, se escribieron cuatro capítulos nuevos: El arte en C hina, El arte en India, El arte etrusco y El arte m exicano en los siglos x ix y xx. Cada unidad presenta un m apa donde se indican los lugares donde se desarrollaron los estilos o m ovim ientos artísticos con m ayor fuerza. A su vez, cada capitulo inicia con un diagram a conceptual q u e sintetiza su contenido, seguido por u n a introducción y una linea de tiem po. Esta edición se ha enriquecido con m odificaciones q u e trascienden el ám bito tem áti­ co, pues ahora la obra tiene un diserto m ucho m ás atractivo y cídáctico, que responde al objetivo de convertir el m edio de estudio del arte en u n fin artístico en si m ism o, es decir, el libro com o objeto de arte. Una novedad de esta edición es que cuenta con un m anual de actividades en linea, listas para ser im plem entadas en clase o en casa para practicar el método de acercamiento al arte. Esta herram ienta (disponible en w w w .p e a rso n e d u c a c io n .n e t/ fa rg a ) presenta diferentes tipos de actividades, encam inadas a reforzar el aprendizaje del contenido tem á­ tico y fom entar su aplicación. Su nivel de com plejidad va desde la comprensión e identifi­ cación de características estilísticas de las diferentes corrientes que se han suscitado en la historia del arte hasta la apreciación y disfute de las obras, pasando por la identificación e interrelación de factores sociales, históricos, culturales y personales d el contexto en que fueron creadas. A sí, libro y m anual representan una propuesta dinám ica que n o solam ente asistirá en la interpretación y el análisis, sino que tam bién fom entará la m ejora de otras habilidades cognitivas en los alum nos y el lector en general. www.FreeLibros.me
  • 12. CONTENIDO PRÓLOGO..................................................................................... 7 PRESENTACIÓN............................................................................8 INTRODUCCIÓN.......................................................................... 9 < ■ INTRODUCCIÓN p | AL LENGUAJE =>■ ARTÍSTICO ......... CAPÍTULO 1 .1 9 Introducción a l estu d io de la obra d e arte... ..................21 V e r la o b r a d e a r t e a n t e s d e m ir a r l a ... .. .2 2 E l sig n ifica d o de la obra de a rte ........................... ................... 22 E l o ficio d e histo riad o r d e l a rte ............................. ...................................23 A p r e n d e r a m i r a r ...................................................................................... ...................25 M irar para v e r ................................................................................................ ...................................25 P e rce p ció n v isu a l................................................ ................... 25 S ig n o y sig n ifica d o .................................................................................... ................25 D efin ició n de e s tilo ............................................. ................... 25 E d u c a n d o la s e n s i b i l i d a d .............................................................. .................. 25 E l a rte c o m o sím b o lo .......................................... ...................25 E l a rte y la h is to ria .................................................................................... ...................................26 A rte y so cie d a d ............................................................................................ ...................................26 A rte y re lig ió n ................................................................................................ ...................................26 CAPÍTULO 2 le o ria e n is io r io g r a r ia a e i a r i e ................................ E l a rte a tra v é s d e la h isto ria .................................... La s te n d e n c ia s h is to rio g rá fica s............................... ..........................¿ / ...............................28 ...............................29 La o b ra d e a rte y su é p o c a .......................................... ...............................3 0 CAPÍTULO 3 E l le n g u a je d e l a r t e ........................................................................................ 31 E l len g u aje a rq u ite ctó n ico ..............................................................................32 E le m e n to s d e l len g u aje a rq u ite c tó n ic o ...................................................................3 2 La proporción y la arm o n fa ..................................................................................................33 E l len g u aje p ic tó ric o ..............................................................................................3 4 E le m e n to s d e l len g u aje p ictó rico ............................................................................. 3 4 M a te ria le s p ic tó ric o s ...................................................................................................................3 6 P ro ce d im ie n to s p ic tó ric o s ..................................................................................................3 7 www.FreeLibros.me
  • 13. E l len g u aje e s c u ltó ric o .......................................................................................38 E le m e n to s d e l len g u aje e s c u ltó ric o .............................................................................3 8 P ro c e s o s e s c u ltó r ic o s ...............................................................................................................3 8 M o sa ic o ..............................................................................................................................39 M o d e lo de fich a té c n ic a ..........................................................................................................4 0 W U IUW U 1........................................................... M ú s ic a ............................................................................................ .........................................................40 C in e ......................................................... D an za............................................................................................... ........................................................4 0 Te atro ................................................................................................ ........................................................4 0 1< 1 1 EL ARTE P 1 I PREHISTÓRICO Éa I Y ANTIGUO ....................................... 14 CAPÍTULO 4 La prehistoria: el arte-m agia.............................................................. 43 A r t e p r e h i s t ó r i c o ...............................................................................................................................4 4 E l a r t e d e l P a l e o l ít i c o .................................................................................................................4 5 La pintura d e l P a le o lític o ............................................................................................................45 E l a r t e d e l M e s o l í t i c o .................................................................................................................4 8 E l a r t e d e l N e o l í t i c o .....................................................................................................................4 8 L a E d a d d e lo s M e t a l e s e n la P e n ín s u la I b é r i c a .............................4 9 La E d a d d e l C o b re: e l C a lc o lític o ......................................................................................49 L a E d a d d e l B r o n c e .....................................................................................................................4 9 La E d a d d e l H ie rro ............................................................................................................................50 CAPÍTULO 5 .............................................................................................. El arte en M esopotam ia y P e rsia ................................................... 51 E l P r ó x im o O r ie n t e A n t ig u o : e l a r t e d e lo s p u e b lo s a g r ic u lt o r e s d e M e s o p o t a m i a ......................................................................................5 2 A rq u itectu ra c i v i l ...............................................................................................................................52 E sc u ltu ra .....................................................................................................................................................54 A rte s d e c o ra tiv a s ...............................................................................................................................56 E l a r t e e n P e r s i a ...............................................................................................................................5 7 A rq u itectu ra p e rs a ......... A rte s p lá s tic a s p e rsa s 57 57 www.FreeLibros.me
  • 14. 12 C A P ÍT U L O 6 E l a r t e e n E q i p t o ........................................................................................................... 58 C a r a c t e r í s t ic a s q e n e r a l e s d e l a r t e e q ip c io ....................... .....................5 9 L a vid a d e ultratum b a: v iv ir para honrar a lo s m u e rto s .... .....................59 A rq u ite c tu ra .................................................................................................................... .....................60 E s c u ltu ra ............................................................................................................................ .....................63 P in tura y a lto rre lie v e ... ... 6 5 A rte s su n tu a ria s e g ip c ia s ............................................................................. .....................67o r C A P ÍT U L O 7 E l a r t e e n C h i n a ............................................................................................................. 68 E l a r t e e n C h i n a ... . . . 6 9 D in a stía S h a n g _.......................................................................................................... .....................69 D in a stía Z h o u _............................................................................................................. .....................71 Ép o ca de lo s re in o s c o m b a tie n te s ........................................................ .....................71 D in a stía H a n .................................................................................................................. .....................72 C A P ÍT U L O 8 E l a r t e e n I n d i a ................................................................................................................ 7 4 E l a r t e e n I n d i a ........................................................................................................... ...................7 5 A n tig ü e d a d ..................................................................................................................... .......................76 Period o v é d ic o (sig lo s x v - v ia .C .)- ............................................................ .......................76 A rte b u d ista (sig lo s v i a.C .-vm d .C .)........................................................ .......................76 A rte hindú o b rah a m án ico (sig lo s viil-xui d .C .)_ .......................... .....................77 A rte islá m ic o (s ig lo s x iie x v iii) ....................................................................... .....................7 8 C A P ÍT U L O 9 E l a r t e p r e h i s p á n i c o .............................................................................................. 7 9 M e s o a m é r i c a . . .. .8 0 C u ltu ra s de la c o sta d el g o lfo ...................................................................... .....................81 C u ltu ra s de la O c c id e n te .......... .....................83 C u ltu ra s d el A ltip lan o C e n tra l.............................................................................................................. .................................83 T a ra sc o s .................................................................................................................................................................................................... .....................8 4 C u ltu ra s de O a x a c a ...................................................................................................................................................... .....................8 5 C u ltu ra s d el s u d e s te d e M é x ic o ............................................................... .....................8 6 C u ltu ra s de lo s V o lc a n e s ................................................................................... .....................8 9 C u ltu ra s d el A ltip lan o C entral e n el p o s c lá s ic o ........................................ .................................89 M e x ic a s ...................................................................................................................................................................................................... 9 0 E l arte prehispánico. Á rea an d in a. . . .. .9 2 Period o Utico (1 2 0 0 0 -5 0 0 0 a .C .)...................................................................................................... .....................9 2 Penodo p re c e rá m ic o (5 0 0 0 -2 0 0 0 a .C .) ........................................................................ .................................92 Period o in icial (2 0 0 0 -5 0 0 a .C .) ............................................................................................................ .....................92 Period o fo rm ativo . H on zo nte te m p ra n o (5 0 0 -2 0 0 a .C .) . . . .....................9 3 www.FreeLibros.me
  • 15. Horizonte in te rm e d io te m p ran o (2 0 0 -5 0 0 ) .........................................................93 H orizonte m e d io (5 5 0 -1 0 0 0 ) ...............................................................................................93 H orizonte tard ío (1 00 0-1 45 0). É p o ca de lo s g ran d es re in o s in c a s ............................................................................................................................................93 C u ltu ra co n d o rh u a si........................................................................................................................9 4 C u ltu ra chib cha o m u is c a ..........................................................................................................94 ELARTE PREHELENICO DEL MEDITERRÁNEO ORIENTAL Y OCCIDENTAL.. C A P ÍT U L O 10 El arte prehelénico del M editerráneo oriental y occidental: arte egeo om inoico-m icénico...........................................................................97 Arte egeo o m inoico-m icónico...............................................................98 C re ta ................................................................................................................................................................99 M ic e n a s .......................................................................................................................................................99 C A P ÍT U L O 11 El arte clá sico : G re c ia ...........................................................................102 El arte en G re cia ............................................................................................... 103 A rq u ite c tu ra ...........................................................................................................................................104 E sc u ltu ra ....................................................................................................................................................108 C e rá m ic a g rieg a.................................................................................................................................112 P in tu ra .........................................................................................................................................................113 C A P ÍT U L O 12 H istoria...................................................................................................... Arquitectura e tru sc a ...................................................................... ..............115 .116 Escultura etru sca. C aracterísticas g e n e ra le s........... ..............117 Pintura e tru s c a .............. .118 C A P ÍT U L O 13 El arte clá sico : Rom a................................................................. 119 Introducción al a rte ro m a n o ................................................... 120 Arquitectura.......................................................................................... 121 A rq u itectu ra civiL c o n stru c c io n e s u rb a n a s .................................... ....................122 E d ific io s para e s p e c tá c u lo s ........................................................................... ....................123 www.FreeLibros.me
  • 16. M o n u m e n to s c o n m e m o ra tiv o s .. O b ra s d e ing eniería A rq u itectu ra relig io sa Escultura................ E l re tra to .................. E l r e lie v e .................. Pin tura ro m a n a ....... M o sa ic o ro m an o ... 125 125 125 126 126 127 128 128 DEL ARTE PALEOCRISTIANO AL ARTE GÓTICO............... CAPITULO 14 El arte paleocristiano y bizantino..................................................131 El prim er arte cristia n o ...............................................................................132 A rq u ite ctu ra p a le o cristia n a .................................................................................................133 E sc u ltu ra p a le o cristia n a .........................................................................................................135 P in tura y m o sa ic o p a le o c ristia n o s..............................................................................136 El a rte bizantino................................................................................................136 A rq u itectu ra b iz a n tin a ..............................................................................................................137 M o saico b izan tin o ........................................................................................................................140 Ico n o b iz a n tin o ...............................................................................................................................142 M arfil b iza n tin o ...............................................................................................................................142 CAPÍTULO 15 El arte islám ico............................................................................................ 143 Contexto histórico y geográfico de la cultura m u sulm ana... ..1 4 4 El arte islá m ico ...................................................... .........................................145 P e rio d o s d e l a rte islá m ic o ........................................... ......................................................145 C ie n c ia y a r t e ........................................................................... ......................................................145 P rin cip io s e s t é t ic o s .......................................................... .....................................................146 A rq u ite c tu ra ............................................................................... ......................................................147 C e r á m ic a ...................................................................................... ............................... .........152 CAPITULO 16 El arte rom ánico.........................................................................................153 El arte p rerrom ánico.....................................................................................154 El arte visigodo..................................................................................................154 A rq u itectu ra v is ig ó tic a ............................................................................................................154 E sc u ltu ra v is ig ó tic a .....................................................................................................................155 O rfeb rería visig ó tica....................................................................................................................155 _129 www.FreeLibros.me
  • 17. 15 E l a rte c a ro lin g io .....................................................................................................156 A rq u itectu ra c a ro lin g ia .............................................................................................................156 El a rte a s tu ria n o ...................................................................................................... 156 A rq u itectu ra astu ria n a p re rro m á n ica .........................................................................156 El a rte m o z a rá b e .................................................................................................... 157 A rq u itectu ra m o z á ra b e ............................................................................................................157 A rte ro m á n ico .............................................................................................................158 A rq u itectu ra ro m á n tic a ............................................................................................................159 E sc u ltu ra ro m á n ic a ..................................................................................................................... 167 P in tu ra ro m á n ic a ............................................................................................................................170 CAPITULO 17 El arte gótico................................................................................................ 173 El a rte g ó tic o ............................................................................................................... 174 A rq u ite c tu ra ........................................................................................................................................175 E s c u ltu ra .................................................................................................................................................181 La pintura g ó tic a ............................................................................................................................183 Lo s v itra le s o v id rie ra s .............................................................................................................186 DEL RENACIMIENTO AL MANIERISMO .... CAPÍTULO 18 El arte del Renacim iento.................................................................... 189 El arte del R e n acim ie n to ................................. Contexto h istó ric o ............................................................... ...............................1 9 0 ...............................1 9 1 Renacim iento en el a rte o ccid en ta l...................... ...............................1 9 2 El hum anism o en e l R en acim ien to ........................ . . 1 9 3 El quattrocento italiano... . . 1 9 4 A rq u ite c tu ra .................................................................................................. .................................195 E s c u ltu ra ........................................................... ................ 199 P in tu ra .............................................................. ..................201 El cinquecento italia n o ................................................... .................2 0 9• A rq u ite c tu ra .................................................................................................. ..................210 La pintura d e l c in q u e c e n to ................................ ..................217 CAPÍTULO 19 La pintura fla m e n ca ...............................................................................225 O ríg e n e s.......................................................................................................................... 226 C a ra c te rística s d e la pintura fla m e n c a ............................................. 226 .187 www.FreeLibros.me
  • 18. El re a lism o en la p in tu ra fla m e n ca ..............................................................2 2 6 Técnicas u sa d as....................................................................................................227 L o s h e r m a n o s V a n E y c k ....................................................................................................2 2 7 Jan Van E y c k .......................................................................................................... 227 R o g e r v a n d e r W e y d e n y E l B o s c o .................................................................2 3 0 C A P ÍT U L O 20 El m anierism o..............................................................................................231 E l m a n i e r i s m o .................................................................................................................................2 3 2 A rq u ite c tu ra m a n ie ris ta ....................................................................................233 E scultura m a n ie ris ta .......................................................................................... 233 Pintura m a n ie ris ta ............................................................................................... 233 El m a n ie ris m o en E s p a ñ a ............................................................................... 233 M a n ie rism o e n los P aíses B a jo s.................................................................. 237 < # 1 BARROCO, § g I NEOCLASICISMO => W I Y ROMANTICISMO C A P ÍT U L O 21 El arte barroco europeo..................................................................... .243 E l b a r r o c o ; e l a r t e d e la a p a r i e n c i a ...................................................................2 4 4 E l barro co , a rte d e la Ig le sia C a tó lic a ........................................................................245 El barroco c o m o arte c iv il.....................................................................................................246 A rq u itectu ra b a rro c a ...................................................................................................................246 E scu ltu ra b a rro c a ...........................................................................................................................250 E scu ltu ra b arro ca e n E s p a ñ a .............................................................................................251 Pintura b a rro c a ................................................................................................................................254 Pintura te n e b rista en E s p a ñ a .............................................................................................255 Pintura b arro ca e s p a ñ o la .......................................................................................................256 E sc u e la fla m e n c a y h o la n d e s a ........................................................................................262 E l e s t ilo r o c o c ó d e l s ig lo X V III....................................................................................2 6 4 A rq u itectu ra ro co có en F ra n c ia .......................................................................................264 E scu ltu ra ro co có e n Fra n cia ................................................................................................265 Pintura ro co có en E s p a ñ a .....................................................................................................2 6 6 C A P ÍT U L O 2 2 El arte barroco en la Nueva España..........................................267 E l a r t e n o v o h is p a n o ................................................................................................................2 6 8 A rq u itectu ra n o v o h isp a n a .....................................................................................................268 E sc u ltu ra n o vo h isp a n a ..............................................................................................................271 Pintura n o v o h is p a n a ...................................................................................................................273 www.FreeLibros.me
  • 19. II C A P ÍT U LO 23 Neoclasicism o y rom anticism o.....................................................278 A n t e c e d e n t e s ...................................................................................................................................2 7 9 N e o c l a s i c i s m o ................................................................................................................................2 7 9 A rq u itectu ra n e o c lá s ic a ..........................................................................................................280 N eo g ó tico o re n a c im ie n to g ó tic o .................................................................................284 E sc u ltu ra n e o c lá s ic a ...................................................................................................................2 8 4 P in tura n e o c lá s ic a .........................................................................................................................2 8 6 R o m a n t i c i s m o ................................................................................................................................2 9 1 S ín te s is d el co n flicto In g re s-D e la cro ix....................................................................292 EL ARTE EN LOS SIGLOS X I X Y X X ........................................ C A P ÍT U LO 24 El arte en el siglo XIX y el tránsito a l siglo X X 297 E l a r t e e n e l s ig lo X I X .............................................................................................................2 9 8 M o d e r n is m o o A r t N o u v e a u ......................................................................................2 9 9 A rq u itectu ra d el sig lo x i x .......................................................................................................3 0 0 E sc u ltu ra d e l sig lo x i x ...............................................................................................................3 0 3 La pintura e n e l sig lo x i x .........................................................................................................3 0 4 R o m a n t i c i s m o .................................................................................................................................3 0 6 P rin cip ale s p in t o r e s ...................................................................................................................3 0 6 R e a li s m o ...................................................................................................................................................3 0 7 I m p r e s i o n i s m o ...............................................................................................................................3 1 1 Im p re sio n ism o c lá s ic o ..............................................................................................................3 1 2 Im p re sio n ism o p a is a jis ta .......................................................................................................3 1 5 P o s t im p r e s io n is m o e in ic io s d e la p in t u r a m o d e r n a 3 1 6 E v o lu c ió n d e l a s a r t e s f ig u r a t iv a s d e la p r im e r a m it a d d e l s ig lo X X .......................................................................................................................3 1 8 F a u v is m o ................................................................................................................................................3 1 9 E x p re s io n is m o ..................................................................................................................................3 2 0 C u b is m o ..................................................................................................................................................3 2 2 C A P ÍT U LO 25 E l a r t e d e v a n g u a r d ia .............................................................. ............................................3 2 5 L a p in t u r a e n e l s ig lo X X ...................................................... ............................................3 2 6 D ad aísm o De Stijl y el n e o p la stic is m o ................................................ .............................................3 2 7 2 9 5 www.FreeLibros.me
  • 20. La pintura d e a c c ió n , e l ¡n fo rm ab sm o y lo s n u e vo s p ro ced im ien to s d e a b s tra c c ió n ................................... ..................3 2 8 El fu tu n sm o y la pintura m e ta fís ic a ....................................................... ..................331 El s u rr e a lis m o ........ .3 3 1 La a b s tra c c ió n ............................................................................................................. ..................3 3 2 El Pop A rt........................................................................................................................... ..................3 3 3 L a a b s t r a c c ió n e n la e s c u l t u r a ................................. 3 3 3 A r q u it e c t u r a ........................... 3 3 3 E l racio n alism o e n a rq u ite ctu ra ................................... ......... 3 3 3 La B a u h a u s...................................................................................................................... ......... 3 3 6 El o rg a n ic ism o ............................................................................................................. ......... 3 3 7 La c n s is d el m o vim ie n to m o d e rn o ... ... 3 3 7 El a rte co n cep tu al y la s n u e v a s te n d e n c ia s ........ ... 3 3 9 La arq u itectu ra p o sm o d e m a ......................................................................... .............. 3 3 9 CAPÍTULO 26 El arte m exicano en los sig los XIX y XX...................................341 D e la In d e p e n d e n c ia a la R e v o l u c i ó n ..........................................................3 4 2 C o n s t r u c c ió n d e l E s t a d o p o s r e v o lu c io n a r io .......................................3 4 3 A c a d e m i c i s m o .................................................................................................................................3 4 3 P in tu ra ......................................................................................................................................................3 4 4 E sc u ltu ra ................................................................................................................... 3 4 4 A rq u ite c tu ra .........................................................................................................................................3 4 4 P a i s a j i s m o .............................................................................................................................................3 4 5 E s c u e l a M e x i c a n a d e P in t u r a ................................................................................3 4 5 M u ralism o m e x ic a n o .................................................................................................................3 4 6 Pintura d e c a b a lle te ....................................................................................................................3 4 8 G ra b a d o ...................................................................................................................................................3 4 9 R o m a n t ic is m o c o m o in f lu e n c ia e u r o p e a y p in t u r a p o p u la r ...........................................................................................................................3 4 9 Pin tura p o p u la r................................................................................................................................3 4 9 E l a r t e m e x ic a n o d e la s e g u n d a m it a d d e l s ig lo X X 3 5 0 A rq u ite ctu ra .........................................................................................................................................3 5 0 E s c u ltu ra .................................................................................................................................................3 5 0 T a lle r d e G r á f ic a P o p u la r (T G P )..................................................................................3 5 1 BIBLIO G R AFIA.................................................................................352 GLOSARIO 356 www.FreeLibros.me
  • 21. o < o INTRODUCCIÓN AL LENGUAJE ARTÍSTICO Introducción al estudio de la obra de arte Teoría e historiografía del arte El lenguaje del arte www.FreeLibros.me
  • 22. < ( INTRODUCCIÓN C--M AL LENGUAJE 13■ ARTÍSTICO E n e ste m apa s e in d ican la s p rin cip ales zo n as de d e sarro llo del arte q u e s e estu d ia en cad a capitulo d e e sta unidad. C A P ÍTU LO 1 En el estudio del arte se consideran tactores como el momento históróo. el contexto cultural, la estructura social y los componentes económicos. Ejemplo: La catedral de León, siglo xm. de estilo gtoco puro francés, bajo el mecenazgo del rey, con un sentido propagandístico religioso La antigua Grecia e s la cuna de la historia C A P ÍTU LO 3 Cada disciplina artística tiene su propio lenguaje. Los elem entos d el lenguaje escultórico son: volumen, contenido, espacio y contenedor. Ejem plo: D anaide de Rodin. www.FreeLibros.me
  • 23. CAPÍTULO 1 Introducción al estudio de la obra de arte La Venus ú e M tlo. A c e n d ro de A n io q u a . ca. 130-100 a .C .. M useo del Louvie www.FreeLibros.me
  • 24. n UNIDAD I INTRODUCCIÓN A L LE N G U A JE ARTÍSTIC O Una o b ra de arte e s el resultado d e m últiples factores q u e reflejan la visión d el m undo d e su respec­ tivo au to r y constituye un tesoro incalculable para entend er la cu ltu ra d o n d e fu e creada. La tarea prim ordial d el historiador d el arte e s el estudio d e las o b ras de arte en sus diferentes ram as, a fin de efectu ar su valoración artística e histórica, ad em ás de d ifun d ir el valor d e aquéllas y p rocurar su conservación adecuada. Ver la obra de arte antes de m irarla El significado de la obra de arte ■ Para comprender una obra de arte es necesario analizarla a par­ tir de tres niveles de significación: • la m otivación que im pulsó a sus autores o promotores a crearla. • La vigencia que consen/a a través del tiem po debido a sus cualidades. • la visión del mundo particular del contexto histórico en el que fue realizada. Maiovich. Cuadro blancosob/olondoblanco El valo r de la obra en su época la s dos imágenes de esta página son representativas de su época. Es deor, el contexto histórico en el que se produjeron constituye un primer nivel de significación para comprenderlas, ¿a inmaculada concepción de M aría es ejemplo de un tema que se destaca de modo singular a partir del Conólio de Trento, hecho histórico en el que se subrayan, de forma apasionada, las virtudesde la Virgen y, sobre todo, su maternidad virginal, lo cual se dio como respuesta a la postura del Protestantismo que no cree en su divinidad. La obra de Kasimir Malevich, por su parte, se ubica en la etapa de experimentaciones en el campo de la pintura que desembocará en el desarrollo de la abstracción. Para esta comente no fue suficiente con haber liberado el arte de toda referencia temática y objetiva; en su afán por convertirlo en el más puro de los lenguajes, en pura pintura, de manera progresiva restringió las formas a elementos geométricos cada vez m ás sencillos y en menor número, y el color a tonos básicos muy determinados, sin mezdas.la inmaculadaconcepción de María. www.FreeLibros.me
  • 25. CAPÍTULO 1 Introducción al estudio de la obra de arte Al final, el proceso se convertirá en un ejercicio de misticismo pic­ tórico en el que sóto se requiere la pureza total, cuyo últim o escalón no podía ser otro que este cuadro blan­ co, es decir, |la desnudez total, la esencia, la nada, el todo! A si, Cua­ dro blanco so b re fo n d o blanco sóto puede entenderse en ese contexto de experimentación artística al que estamos haciendo referencia M otivación del creador Un tercer nivel de significación de la obra artística to ofrece la identifica­ ción de las necesidades materiales, espirituales o de otra Indole que, en su momento, llevaron a su creación. Lo anterior puede apreciarse con toda dandad en el M onasterio d e Verue/a. Como todo convento cisterciense, éste nació con una finalidad m uy concreta: servir de centro espiritual a una comunidad en la que se ejercitaba con rectitud la norma monástica del ora e t labora (reza y trabaja), predicado por San Benito, fundador de la abadía de Amano. Asi, el monasterio, se construyó de acuerdo con u n esque­ ma que se repitió en todas las abadías cistercienses europeas de la época Ésta, que es una característica intrínseca a todo obje­ to, puede alcanzar en el arte un valor de trascendencia superior cuando el objeto artístico mantiene, a través del tiempo, la cua­ lidad de responder a las necesidades materiales y espirituales de nuevas civilizaciones. En el M onasterio d e Veruela, la función que motivó su cons- tucción se ha transformado de forma extraordnaria con el tiempo y es la que ha permitido su conservación, pues sus espaaos han ad- q jf d o nuevas funcionalidades ccrno centro de atracción cultural de la región en que se asienta: espacio de jornadas musicalesy con­ ciertos, sala de exposiciones temporales, museo del vino e, incluso, sede temporal del Museo de Arte Contemporáneo de Aragón Sn duda, la belleza monumental del edificiolo convierte en una ebra maestra que, por si misma, podríaexplicar su supervivencia. Lo anterior lleva a destacar la labor de aquellas institucio­ nes públicas y privadas que han sido capaces de revitalizar esas obras con un nuevo atractivo, adaptándolas a funciones de la época contemporánea con el objetivo de sensibilizar a la socie­ dad sobre su valor artístico y cultural. Esto, per desgracia, no es la constante en la historia del arte, pues puede ocurrir epe la reinterpretación de la obra en épocas chontas a la que le dieron origen no suponga su revitalización, aurv epe sea con significados distintos, sino b opuesto: su destrucción. Un ejem­ plo son los textos de Malevieh escritos en defensa de la pintura abstracta -en b s que conceptuaba su propia obra-, los cuales fueron totalmente desecha­ das por la ideología nazi, que conside­ ró las vanguardias como un arte dege­ nerado que debía ser destruido En su afán por escandalizara la so­ ciedad y a la dase burguesa, los artistas de las vanguardias que florecieron en el periodo de entreguerras (1921-1945) organizaron exposiciones de arte de­ generado, la más importante fue la de Munich en 1937, con obras de tos grandes pintoresde la época, lo s nazis destruyeron más de 650 obras de alre­ dedor de 112 autores. La vig en cia de la obra Un segundo nivel de significación para entender la obra de arte se crea a lo largo del tiempo entre ésta y los espectadores de distintas épocas En muchas ocasiones, éstos no reconocen en ella su significado original, pero encuentran otros, logrando con ello que la obra continúe vigente a lo largo del tiempo. Influye, en primer término, la propia calidad de la obra, ya sean sus cualidades técnicas o su potencial simbólico, asi como todos aquellos medios que hacen posible su pervw noa y que muestran la capacidad de la sociedad para valorarla y disfrutarla: b s museos, el reconocimiento al patrimonio artístico de cada país y región, la educación de la comunidad y las instituciones que la hacen posible, etcétera. El oficio de historiador del arte La tarea primordial de este experto es valorar histórica y ar­ tísticamente la obra. Ello supone, en principio, un trabajo de estudio, lo cual constituye la esencia de su misión profesional, aunque también figuran entre sus competencias difundir el va­ lor de la obra y procurar su adecuada conservación. Analicemos cada una de estas tareas: Fl estudio d el o b jeto artístico. Se fundamenta en una me­ todología rigurosa, que convierte la historia del arte en una derv oa. El proceso, que suele ser complejo, consta de dos fases funda­ mentales: el acopio de información documental y bibliográfica y el análisis form al de la obra. WcKiaserfljdeVterueta. 7aragora. Aragón. siglosxi-flu www.FreeLibros.me
  • 26. u UNIDAD I INTRODUCCIÓN A L LE N G U A JE ARTÍSTIC O la prim era fase se suele denom i­ n ar esta do d e la cu e stió n , y consiste en recopilar toda la inform ación acer­ ca d el objeto de estudio. Esta ap o rta­ ción docum ental constituye una ayu­ da extraordinaria, pues proporciona datos que perm iten resolver m uchas dudas históricas de la obra en si. la segunda fase es esencial y abarca, en caso necesario, la cata ar­ q u eo ló g ica y, sobre todo, el exam en exhaustivo de todos aquellos porm e­ nores del lenguaje artístico de cada disciplina, lo que en el próxim o cap ítu­ lo llam arem os su m o rfo lo g ía . Con base en el estudio de los ele­ m entos form ales se deducen los fu n ­ dam entos para hacer un ju icio estético y, por tanto, de valoración de calidad. Adem ás, desde el pu nto de vista histó­ rico, se puede profundizar en la obra del au to r y, lo m ás im portante, efec­ tuar com paraciones o descubrir solu­ ciones concretas que contribuyan de m anera sustancial a responder tantas o m ás dudas históricas que las ap o rta­ das por la investigación docum ental. Cabe aclarar, sin em bargo, que el historiador de arte no es sólo un d ocu m en ta lista , porque sus juicios y valoraciones no dependen de modo exclusivo d el estudio de archivos. Su verdadera labor es confrontar y co n fir­ m ar o no, con su valoración artística, los contenidos investigados. Ténga­ se en cuenta q u e los docum entos no siempre son auténticos y que su inter­ pretación en ocasiones resulta subjeti­ va o confusa. C o n frecuencia algunas hipótesis form uladas desde un estudio docum ental han sido refutadas con acierto p o r el historiador de arte que recurre al análisis rn situ (presencial). Un ejem plo de lo anterio r es la polém ica desatada en la época con­ tem poránea en torno de la M ezquita d e C órdoba, construida en tiem pos de Abderram án I. Esta o b ra fu e diseñada con un h aram (p atio interior cubierto), Moquita do Córdoba. Vota interior. cuyo núm ero de naves despertó una polém ica entre la historiografía fra n ­ cesa y la española q u e estudiaron el m onum ento. La prim era contaba con la prestigiosa participación de espe­ cialistas com o Lévi-Proven<;al y Elie lam bert, quienes se basaban princi­ palmente en datos docum entales. La historiografía española, por su parte, dsponla de estudiosos tan afam ados como Leopoldo Torres Balbás o Ma- ru el G óm ez M oreno, y defendía otra hipótesis fundam entada en el estudio form al del m onum ento. La primera, apoyada en datos do­ cum entales, afirm aba que el haram contó originalm ente con nueve naves y luego, en tiem pos de Abderram án II, se agregaron dos m ás. La historiografía española, basada en el estudio formal del m onum ento, sostuvo la tesis de que las once naves existían desde el princi­ pio de la edificación. Las fuentes con­ sultadas dieron pie a interpretaciones opuestas respecto de un problem a de la historiografía del arte. La d ifu s ió n d e l e s tu d io es la se­ gunda tarea del historiador de arte. Una vez que concluye su investigación, da a conocer sus conclusiones, lo cual puede lo g rar a través de congresos, coloquios o cursos que faciliten la cul­ minación d el trabajo con su publica- a ó n . Ésta debe hacerse en la medida de to posible, pues el especialista debe pnvilegiar com o una norm a la g ene­ rosidad intelectual para com partir sus análisis, hallazgos y reflexiones. La publicación d el estudio im plica un ejercicio de honestidad profesional respecto de la autoría de todos los datos m encionados en el texto , para lo cual se deben citar las fuentes de donde fueron tom ados, tanto en los apéndices com o en las notas de pie de página o en la bibliografía. O tra form a de difusión son las obras generales, los estudios de ar­ tista, la elaboración de m anuales y la propia actividad docente a la que se dedica la m ayoría de los especialistas. La co n se rva ció n d e la o b ra es una actividad propia del historiador del « te , ya sea con una participación d i­ recta, com o ocurre con los restaura­ dores de piezas pictóricas, escultóncas o de m useo o indirecta, com o en el ejem plo de arquitectura que citam os. En este caso, las labores suelen ser res­ ponsabilidad de u n arquitecto restau­ rador, pero la tendencia m ás sensata, y que p o r fo rtuna se va im poniendo en la actualidad, es facilitar esta fun­ d ó n con la intervención de un equipo de espeoalistas, entre los que figuran, adem ás del arquitecto, arqueólogos, petrólogos, geólogos y, por supuesto, el historiador d el arte, con lo que se contribuye a evitar los abusos e inco­ rrecciones que se producen por la falta de asesoram iento histórico y form al. www.FreeLibros.me
  • 27. CAPÍTULO 1 Introducción al estudio de la obra de arte Aprender a m irar M irar para ver Percepción visual Para saber “ leer" las imágenes es indispensable comenzar por aprender a mirar, porque m irar una obra arquitectónica, pic­ tórica, escultórica o de otro tipo no se reduce a contemplarla y decidir si gusta o no gusta, según ciertos criterios subjetivos de belleza. Por lo general, detrás de cualquier imagen existen muchos más elementos de los que se aprecian a simple vista. Hay colores, form as, luces, materiales, símbolos escondidos, un orden de las figuras, una relación entre sus elementos que quie­ re decir algo. Cuantas más veces observemos una imagen, más elementos descubriremos. Como ya hemos indicado, valorar en forma correcta una obra requiere un proceso de formación. Éste supone básica­ m ente tres fases o momentos determinantes. E n primer lugar, se debe saber interpretar su lenguaje; es decir, se debe saber leer en las imágenes, descubriendo sus mensajes y las intenciones de su autor. En segundo lugar, se debe conocer la morfología espe­ cifica con la que construimos este lenguaje; es decir, identificar los elementos inherentes a la expresión pictórica, escultórica, arquitectónica y de otras manifestaciones artísticas como la fotografía, el cine, o el cóm ic, que tam­ bién debemos considerar como discipli­ nas de las artes plásticas. En tercer lugar, debemos conocer el momento histórico en que se desarrolló la obra de arte, pues ésta no tiene mayor sentido fuera del ámbito de su época, con las condiciones sociales, culturales y económicas en que cobró vida. Todo ello va fortaleciendo la form a­ ción del espectador que, una vez que ha educado de manera conveniente su sensibilidad, está en disposición de con­ vertirse en un digno receptor de la obra de arte. Vrgen deOstraBrama, Por último, es importante la percepción visual, constituye uno de los procesos esenciales en la valoración de la obra de arte, ya que permite delimitar todos los elementos formales que la integran. No sólo con una percepción adecuada de la form a se completa un estudio artístico, pero es incuestionable que en un campo como el del arte, su aportación es primordial. Signo y significado Una obra de arte no tendría sentido si no com unica algo. El sig­ nificado es básico en su interpretación debido a que los diversos signos y elementos otorgan un concepto especifico a la obra de arte. El signo es el código de seóales universales, el significado es la explicación de esas setales universales. Definición de estilo Cada época tiene premisas económicas, sociales, polticas y culturales especificas que imponen algunas tendencias comu­ nes a su expresión artística Para estudiar y dasificar la historia del arte se han de­ finido una sene de estilos artísticos para agrupar las obras afines que correspon­ den a un tiempo y espacio espedfico. Determinar el estilo es m uy importan­ te para agilizar la Sistematización y estudio de las obras de arte, pero constituye un criterio muy relativo No existen fronteras exactas entre un esfilo determinado y el si­ guiente, m en el tiempo ni en el espacio. El estilo se conform a por las características generales de una época. Educando la sensibilidad Hay ocasiones en que la representación artística provoca una emoción o una sen­ sación en el espectador a través de lo que nuestros sentidos son capaces de captar de la realidad tal como la vemos. Algu­ nos estilos buscan la representación real d e las cosas como en los casos de la pin­ tura renacentista y del impresionismo. El arte como símbolo El arte se aprecia com o símbolo cuando la imagen tiene un segundo significado www.FreeLibros.me
  • 28. ¡ 1 UNIDAD I I IN TRO DUCCIÓ N A L LE N G U A JE ARTÍSTIC O y f * 1 1 f t v Deiarocfe. í/ecuaón deJane Grey además del visual Cuando la obra remite a alguna cosa o con­ cepto se convierte en un símbolo que representa a su referente. Lo simbólico no sólo representa el significado de algo, sino que al representarlo da la idea de tenerlo presente. La mayoría de las representaciones mitológicas o religiosas entrañan un simbolis­ m o implícito en su representación. El arte y la historia El arte se relaciona con la historia cuando a través de la imagen se pretende exaltar, propagar o divulgar un hecho histórico. Los cuadros de historia tan característicos del siglo xtx poseían a menudo esta intencionalidad. Un ejemplo distintivo de pintura histórica, en el que se exponen planteamientos románticos que evocan con nostalgia épocas precedentes, es la que representa a fine Grey, nieta de Enrique VIL quen sube al trono de Inglaterra en 1553, a la muerte del joven rey Eduardo VI. Sólo llegará a remar rueve días, pues fue depuesta por la reina católica María, quien verla en su condición de protestante una ratón para la traición y la condena a muerte. Arte y sociedad Con frecuencia, al arte se le asocia un sentido propagandístico de un determinado poder político, religioso o económico, que influye de manera visual en la sooedad, lo que demuestra no sólo la grandilocuencia de su poder sino, en ocasiones, algunos de sus componentes ideológicos. Se puede deorque, en su gran mayoría, las obras artísticas tienen este componente, pues prác­ ticamente, con excepción del arte contemporáneo, que surge de b espontaneidad y la libertad del creador individual, el resto d» los estilos y movimientos artísticos se ha movido en función de un mecenazgo que siempre ha buscado su exaltación en la obra de arte, lo mismo la monarquía, el clero o, más reciente­ mente, los grandes poderes económicos. Por ejemplo, la época del absolutismo fue propicia para que se emplearan las diversas manifestaciones artísticas como un instrumento de propaganda La arquitectura en ese periodo cobró un enorme protagonismo. Arte y religión La relación entre arte y religión es evidente. A través de la obra artística, los poderes religiosos buscan provocar en el especta­ d o r un sentimiento de devoción y fervor místico en consonancia con las creencias concretas de una doctrina determinada. Por supuesto, también en este caso exote un importante com po­ nente propagandístico. Un ejemplo es la Catedral de Leó n . Como edificio gótico, ésta se inscribe en un momento de la Baja Edad Media en el que se produce un cierto cambio en las manifestaciones ca­ racterísticas del cristianismo que tiende a acentuar la huma­ nización de una religión com o la cristiana que, por influencia de algunas corrientes de pensamiento neoplatónkras, identificará a Dios con la luz. Aunque esta idea se habla desarrollado ya e n épocas anteriores, cobrarla tal protagonismo que gran parte d e las innovaciones técnicas de este periodo arquitectónico se atentaron a llenar de luz los espacios interiores. Si a ello se añade que esa luz tiene una apariencia irreal por efecto del colorido d e las vidrieras y que, por otra parte, en el interior de ese es­ pacio gravitaban los efluvios del incienso, titilaban los resplan­ dores de las velas y tronaba, imponente, la música del órgano, es de imaginar que este cúmulo de sensaciones sobrecogiera el ánim o, incluso del más escéptico de los creyentes. De todo lo anterior, podemos deducir que la interpretación está condicionada por una serie de factores que constituyen la naturaleza esencial de la obra de arte y que, por lo mismo, con­ figuran la estructura básica del estudio de la historia del arte En primer térm ino se hallarla la propia obra en si, con todo su proceso creativo, sus elem entos formales, sus códi­ gos iconográficos, sus técnicas y la personalidad de su autor. Asim ism o, habría que considerar, entre otros factores, el m o­ m ento histórico en el que se crea, su contexto cultural, su estructura social y los componentes económ icos que hacen posible el m ecenazgo de la obra. Por último, está la capacidad de recepción actual, que per­ mite que la obra continúe viva en la percepción de los sucesivos espectadores que la van contemplando a lo largo de los siglos. En este caso habría que contar con todos aquellos elementos que permiten disfrutar la obra, consen/arla e incluso recuperarla si es necesario, asicom o aquellos otros que nos permiten seguir descifrando sus claves y valorando sus bondades, lo cual sólo es posible con una cierta formación del receptor y una adecuada educación de su sensibilidad. $ www.FreeLibros.me
  • 29. CAPITULO 2 Teoría e historiografía del arte Te o ría e h is to rio g ra fía del a rte El a rte a través de la historia la s tendencias H storiográficas la o b ra de arte y su época Virgen-Asiento de la Sabiduría /tronodela Satodur/al. Esculturaestilo romanesco Fnalesdel ogloxi. Auvergne. Francia. www.FreeLibros.me
  • 30. UNIDAD I INTRODUCCIÓN A L LE N G U A JE ARTÍSTIC O 0 a rte es un len g u aje q u e actú a co m o m ed io de com u nicació n social cuya finalid ad e s transm itir un sig nificado q u e influya en el esp ectad o r d e su época por m ed io d e la aportación d e ideas, el re ­ flejo d e la realidad, la creació n de fantasías, así co m o la provocación d e em ocion es y sentim ientos; de a llí, la trascen d en cia d e la historiografía del arte. En e ste capítulo, se revisarán las respuestas q u e sobre la esencia d el a rte se h a n o frecid o desde d istin tas discip linas y en d iversas culturas. El arte a través de la historia Filósofos, artistas e historiadores se han preocupado a lo largo de la historia por dar respuesta a la pregunta: ¿qué es el arte? En la Greda dásica se le consideraba expresión sublimada, pero fiel, de la reali­ dad, asi com o reflejo de la belleza ideal a partir del estricto cumplimiento de reglas, normas y proporciones determinadas. Este concepto, amparado en la bús­ queda de un ideal establecido y norma­ tivo de belleza, se repite en la historia tantas veces como vuelve a reivindicarse el valor del arte clásico, como en la épo­ ca del Renacimiento o a finales del siglo xw i, en pleno auge neoclásico. BdíscóóotodoMirón La Edad Media, no sólo careció de teo­ rías acerca de las artes visuales, sino que, con mucha frecuencia, culpó al arte de pro- d jo r (dolos, lo cual y dada la mentalidad profundamente religiosa que define esa época, provocó una de las tendencias más fuertemente iconoclastasde la historia. Du­ rante este periodo elarte se convirtió en un instrumento para hcnrar a Dios, su capaci­ dad para inspirar la devoción en el creyente era loque le otorgaba su máximo valor A partir del siglo xix todas las inter­ pretaciones del concepto de arte, diferen­ tes entre si, pero m uy estables a lo largo de sus respectivosperiodos, se dislocan de m a­ nera definitiva en un subjetivismo pleno, consecuencia del surgimiento de multitud de movimientos artísticos. La valoración del artista tampoco ha sido la mrsma en las diversas etapas históricas. En la época clásica y en la Edad Media la labor artística (la techné de los griegos, ars para los latinos) era considerada una mera actividad artesa- nal y sus autores no tenían más relevan­ cia que un carpintero o un buen agri­ cultor. En el Renacimiento se le empezó a reconocer como una tarea intelectual, incluso en el periodo barroco, este mé­ rito aún no se habla conseguido en su totalidad. E n ése y en los subsecuentes periodos artísticos los m ecenas jugaron un papel decisivo en la valoración y re­ conocim iento del artista En la época moderna apareció la fi­ gura del autor independiente cuya labor, totalm ente libre, pretendió desprender­ se de cualquier tipo de mecenazgo. Los conceptos de artista y arte de­ penden del contexto social e histórico. A esa relatividad hay que sumar el criterio asignado por los propios selecciónadores de las obras consideradas importantes a lo largo de la historia: críticos, histo­ riadores. coleccionistas, curadores o los propios artistas, cuya elección siempre será incompleta, convencional e incluso caprichosa, en el peor de los casos, No obstante este valor relativo, las obras poseen una virtud trascendente cjje las m antiene vivas a lo largo de los siglos, lo que las hace provocar la ad­ miración y el disfrute de los distintos espectadores de una u otra etapa de la historia. tonograliaalemana deJesucristo, siglos K-vti www.FreeLibros.me
  • 31. CAPÍTULO 2 Teoría e historiografía d el arte Asi que, fuera incluso de su contexto hstórico, ¿dónde es­ tarla entonces su valor: en su perfección técnica, en la emoción que suscitan, en una determinada emulsión de nuestra sensi­ bilidad, en una interpretación de los valores que consideramos universales, en la originalidad, en su innovación técnica, en la sorpresa, en el juego, en la admiración? Todo ello es fundamental, pero quizá sigan vivas porque el objeto de arte n o es una parte de la historia, sino que él m is­ mo es historia. Su capacidad de traspasar su época y de seguir influyendo en las generaciones posteriores lo convierten en un hecho histórico y le otorgan un valor trascendente. Lo anterior explica cómo valoramos el arte, pero no qué es en realidad Abordar esta empresa parece imposible, y además tampoco serta deseable que se pudiera definir de forma concre­ ta, pues ello anularla toda su complejidad, riqueza, variedad y subjetividad. Las tendencias historiográficas Lo que ha resultado más sencillo para los expertos es establecer qué es lo principal al momento de evaluar una obra de arte, otorgándole, a partir de ello, su mayor o menor relevancia es­ tética e histórica. Esta form a de valorar ha cambiado mucho a lo largo de la historia, lo que configura las distintas tendencias historiográficas de la historia del arte, la historia del arte tiene sus primeros seguidores en la an­ tigua Grecia. Asi, conocemos los nombres de Jenócrates de Si- dón, autor del siglo w a .C ., seguidor de Lisipo com o escultor y considerado por algunos el padre de la historia del arte, y de su discípulo Antlgono de Caristo o Duris de Samos. Incluso, sabe­ mos que Filóstrato Lemnio escribió acerca de la vida del artista Apolonio de Tiana. M ás adelante destacó la labor historiográfi- ca del latino Plinio el Viejo. Su aportación y estilo los describió mucho tiempo Giorgio Vasari en su obra Vidas, donde, como el propio autor indica, recoge al modo de Plinio, la vida de los grandes artistas del Renacimiento contemporáneos suyos. Sn embargo, una historiografía del arte sistematizada con un derto rigor sólo se plantea a partir del siglo xvm, en pleno Siglo de las Luces, con la obra del arqueólogD alemán J. J. Wmckelmann, H istoria d ela rte en la antigüedad (1764), que suele considerar­ se el primer eslabón de la nueva ciencia Aun asi, habrá que esperar el siglo xix para que la disciplina se institucionalice como materia científica. En ese sentido, 8urc- khardt, con su obra La cultura d e lRenacim iento en Italia (1860) y Taine, con su Filosofía d elarte (1865), establecen una primera postura metodológica, fuertemente asentada en la moda posi­ tivista del momento. A finales de ese mismo siglo xtx. se impone la primera de las grandes corrientes historiográficas de nuestra disciplina: el formalismo. En ella se defiende el arte como form a, en un im­ pulso intelectual por deslegitimar las tendencias idealistas deri­ vadas de la filosofía de Hegel y que entendían la práctica estéti­ ca com o una experiencia sentimental; postura que también defienden los románticos. Para los formalistas, más vinculados a la filosofía de Kant, el arte sólo se manifiesta a través de una forma, por lo que la experiencia estética es una expenencia de lo form al. Sus principales representantes son los miembros de la llamada Escuela de Viena y, en especifico, autores como Riegl y W ólfflm y el francés H. Focillon Museodel louvre. París. Francia www.FreeLibros.me
  • 32. UNIDAD I INTRODUCCIÓN A L LE N G U A JE ARTÍSTIC O Es indiscutible que la forma com o tal tiene una importancia decisiva en el aná- fcsis y estudio de la obra de arte y, desde luego, los campos de la experiencia es­ tética y de la investigación en la historia del arte no podrían llevarse a cabo sin un adecuado análisis de la forma. Pero es igualmente cierto que atender sólo este aspecto dejarla incompleto el estudio de la obra, debido a que ésta no puede di­ sociarse nunca de su función. Por ello, en oposición al positivismo y al formalismo imperantes en el tránsito de los siglos xcx al xx . se desarrolla una nueva corriente cuyo principal objetivo es determinar el significado de las artes visuales. El estudio surgido de este plan­ teamiento lo llamamos iconografía, y sus principales representantes son reco­ nocidos historiadores como E Panofsky, E Gombrich o R. W ittkower La iconografía propone establecer tres nveles de interpretación en el análisis de cada obra: a) distinguir lo representado (ni- *l preiconográfico); b ) encontrar el tema y susvaloressimbólicos,alegóricos, etc. (nrveJ iconográfico) y c) identificar el significado, es decir, los conceptos, ideas y valores, que se intentaban transmitir (nivel iconológico). El análisis, que por supuesto no exduye su apartado formal, ha resultado esencial en b evolución metodológica de la historia del arte, a pesar de que en algunos casos pue­ de resultar 1/1 tanto limitado, en particular por la ausencia de algunas fuentes (sobre todo literarias) que nos permitan averiguar d Significado de la imagen. También se h a desarrollado una in­ terpretación histórica del arte desde los presupuestos del materialismo histórico. La aportación marxista a la historia del arte ha enriquecido la historiografía con una vsión vinculante de la obra con la estructura económica, social, política y cultural a lo que se ha llamado la sociolo­ g ía del arte, cuyos miembros más conoci­ dos son A Hauser y P. Francastel. Por lo tanto, esa perspectiva tiene en cuenta el ciclo vital de toda obra de arte: surgida en el seno de un determi­ nado contexto histórico y revivida por el espectador en otros tantos y sucesivos contextos históricos. En ese sentido, se consideran las drcunstancias coyunturales que hicieron posible la obra, sus mecenas, el público al que se dirige, las circunstancias polí­ ticas. la ideología predominante con su intención propagandística, entre otros elementos; pero también se estudian los aspectos que hacen viable su superviven­ cia en el tiem po: los museos, la forma­ ción del público y su sensibilidad para la protección del patrimonio, las circunstan­ cias económicas que hacen realidad este fenómeno, el factor mercado, etcétera. La aportación de la iconografía es imprescindible, com o lo es la de la vi­ sión de la historia desde la perspectiva del materialismo histórico, aunque, por supuesto, a esta propuesta debe añadir­ se en el análisis de la obra, la valoración formal y la iconográfica. A pesar de todo, la historiografía no era suficiente para interpretar en su totalidad la obra de arte. De esa m ane­ ra, surgen nuevas corrientes, como la psicología del arte, que derivarla en dos tendencias: la psicología del autor, que explica la obra a partir del carácter, de la inspiración o de los avatares vitales del artista; y aquella otra que se preocupa, más bien, de la psicología del receptor. De la pnmera tendencia, la obra de R. Huygue constituye un buen ejemplo, y de la segunda, toda la teoría de la percep­ ción, desarrollada con innegables aporta­ ciones por la llamada Escuela de la Gestalt cuyo representante más conocido fue R. Arnheim. En cualquier caso, el resulta­ do es parcial y excesivamente mecánico, pretendiendo resolver el proceso artístico como un resorte psicológico aislado, ya sea del autor o del espectador. No obs­ tante, su contribución es positiva porque desde el estudio de la percepción se han aportado análisis muy ennquecedores, si bien a menudo se excluye el contexto cul­ tural que rodea a la obra de arte. La obra de arte y su época S el arte, com o queda dem ostrado por el estructuralism o, es i r lenguaje, tiene una función prim ordial: la de actuar como medio de com unicación. Pero, como tam bién dem uestra la sociología del arte, el arte es un hecho social, lo q u e nos levarla m ás lejos, pudiendo afirm ar que el arte es un me- d o de com unicación social. Y ésa es su finalidad principal, pues, ante todo, la obra de arte tiene u n contenido, tal y como la iconografía señala, es deor, un m ensaje que h a de leg ar al espectador, utilizando los elem entos propios de su lenguaje, que podemos estudiar m ediante el análisis form al de la o b ra y de su repercusión sobre una cierta percepción del observador. De lo antenor se deduce que todas las corrientes me­ todológicas estudiadas tienen un papel trascendente en la interpretación de la obra de arte, pero que el protagonismo primordial en ese análisis lo desempeña el histonador ya que, por encim a de todo, la obra es un producto de su época. Por lo tanto, en prim era instancia, la finalidad del arte, su objeto, es transm itir un significado que influya en el es­ pectador de su época por m edio de la aportación de ideas, reflejando realidades, recreando fantasías, provocando em o­ ciones y sentim ientos. Eso constituye lo que podríamos lla­ m ar el prim er nivel de significación, el que se establece en el m om ento histórico de su realización. O www.FreeLibros.me
  • 33. El le n g u a je d e l a rte CAPITULO 3 El lenguaje del arte El lenguaje escultórico M osaico O tras disciplinas artísticas Elementos del lenguaje escultórico I— Procesosesciitóricos Música Cine > Escultura abstracta bochado arcilla Danza Teatro www.FreeLibros.me
  • 34. UNIDAD I INTRODUCCIÓN A L LE N G U A JE ARTÍSTIC O C om o se indicó en el cap ítu lo anterior, el arte e s un lenguaje y, co m o tal, requiere de ciertos elem en­ tos. A sí, la arquitectura se vale de herram ientas com o los m ateriales constructivos, los elem entos sustentantes y el volum en, entre otros, para cum plir con su com etido; la pintura recurre a la línea, el color, la luz, la co m p o sició n ... y la escultura a diferentes procesos. Todo ello pu ed e representarse m ediante una fich a técnica q u e el interesado en la obra d e arte puede consultar para su m ejor com prensión. El lenguaje arquitectónico ■ Elem entos del lenguaje arquitectónico La arquitectura es una concepción determinada deí espacio de un edificio, de tal manera que todos sus elementos formales configuran en conjunto esa concepción espacial De ahí la nece­ sidad de estudiar esos elementos formales que, interrelaciona- dos de una u otra forma, dan lugar a los distintos estilos o mo­ vimientos artísticos que se desarrollan a lo largo de la historia. Elementos esenciales de la arquitectura: La planta En el estudio de la arquitectura, el primer elemento que se debe considerar es la p lan ta; es decir, eí dibujo arquitectónico de un edifioo representado en sección horizontal. Su importancia ra­ dica en que es la mejor representación de la disposición y dis­ tribución del espacio arquitectónico, así como de la particular articulación de sus elementos formales. Sobre una planta puede establecerse el eje predominante en la concepción del espacio, y se diferencia de otros edificios en los que predomina el eje longi­ tudinal (como en las basílicas) o el eje centralizado (plantas circu­ lares, en forma de cruz griega, poligonales, etc). Sobre la planta se proyecta también la form a de los soportes y las cubiertas; por ejemplo, si son bóvedas de arista, se señala con línea discontinua e n cada uno de los tramos; o de crucería, con trazos en aspa. M ateriales constructivos Los materiales constructivos condicionan en gran medida la fac­ tura del edifico, así como la sensación externa e interna que producen en el espectador. Entre los materiales que se han em­ pleado a lo largo de la historia se puede hablar del adobe, la madera, la piedra, el mármol, el ladrillo o el hierro. Elem entos sustentantes Los elementos sustentantes son todos aquellos que contribuyen a la correcta estructura arquitectónica del edificio y que permi­ ten la elevación de muros y pisos y la posible construcción de cubiertas. Los más significativos son: • C o lu m n a Elemento vertical aislado, de sección circular y que se construye siguiendo alguno de los órdenes clásicos: dórico, jónico, corintio o toscano (compuesto). (lucie-Smith: D iccionario d e térm inos a rtístico s.) A partir de las columnas se identifican los estilos. • P ilar Elemento vertical aislado, aunque de sección poligonal (Lucie-Smith: D iccionario d e térm inos artísticos.) Estudio de la planta • Materiales constructivos. • Bementos sustentantes. . Cubiertas, techumbres, bóvedas, cúpulas. • Luz y color. • Volumen. . Proporción y armonía. Pantadecatedral gMca 1 Capil-aradial ? Qeamtxíatono 3 Altar 4 Coro 5. Corredoreslaterales del coro 6. Arco crucoro 7. Jransopto 8. Contrafuerte 9 Nave 10 Nave ¡ateral www.FreeLibros.me
  • 35. CAPÍTULO 3 El lenguaje d el arte Iglesia de SanMartin de Frómotaen Pa'encia. Esparta ■ D in te l Es una pieza horizontal que soporta una carga y da origen a estructuras que denominamos arquitrabadas o adinteladas. • A rco Es una pieza curva, de m uy distintas formas, que sirve com o elemento sustentante; en ocasiones puede no tener más que un efecto ornamental. Cubiertas De manera genérica, una cu b ierta o tech um b re es un siste­ m a de cierre de la parte superior de una construcción, y por extensión, la estructura que la sustenta. Hay diferentes tipos de cubierta: plana, inclinada y bóveda P lan a. Es aquella que carece de elementos curvos; habi­ tualmente es de madera. Inclinad a. Aquella que presenta una pendiente notoria en relación con el plano del suelo. B ó ve d a. Es un tipo de cubierta, destinado a cerrar el claro superior entre dos o cuatro muros o entre una serie de pilares cuyas partes ejercen una fuerza de compresión entre si, a lo largo de un eje, a partir de un arco que funciona com o ge­ neratriz. En general, se construye a base de módulos en una disposición tal que den soporte a la estructura. Dependiendo de su form a, las bóvedas pueden ser arq u ead a s o sem iesfé- rica s, y dependiendo de su planta: semiesféricas, elipsoides, paraboloides o hiperboloides. Las cú p u las son un tipo especial de bóveda, pues se cons­ truyen a partir de una bóveda semiesférica y casi siempre cu­ bren un espacio cuadrado cuyo apoyo, según sea una planta circular o poligonal, se realiza respectivamente por medio de piezas denominadas pechinas o trom pas. la s b ó ve d a s acarto n ad as o d e cartón son aquellas que tienen com o generatriz un arco de m edio punto en forma de cilindro. Templo deHetesto La luz y el color Los efectos directos o indirectos de la luz contribuyen a la mo­ delación espacial de los espacios interiores y exteriores de los edificios. Su misión es crear sensaciones diversas en el especta­ dor. Como la luz, el color también anima los muros y los espa­ cios y otorga valores simbólicos o funcionales a la arquitectura. El volum en El juego de masas y volúmenes externos de u n edificio tienen importancia estética e incluso simbólica, y tanto las primeras com o los segundos pueden considerarse elementos propios del lenguaje arquitectónico. El imponente aspecto y volumen extenores del Castillo de loire por ejemplo, pretende simbolizar el poder de la autoridad monárquica en la época feudal. Para su edificación se aprove­ charon lugares elevados que la hicieran visible desde cualquier punto del entorno, sobre riscos, lo que contribuye a realzar la sensación de poder y dominio. El poder religioso usa signos ex­ ternos en sus construcciones para hacer constar su autoridad y poder. Asi sucede en la religión cristiana con el empleo de torres y en la musulmana con sus alminares. En ambos casos se debe añadir a sus efectos propagandís­ ticos y simbólicos, su indudable belleza estética. La proporción y la arm onía La proporción y la arm onía en una obra arquitectónica residen 01 atender de una cierta manera el orden o concordancia de b s distintas partes de un edificio en relación con su totali­ dad. Si se pretende una arquitectura que resalte criterios de proporcionalidad con base en parámetros de belleza ideal, se www.FreeLibros.me
  • 36. UNIDAD I INTRODUCCIÓN A L LE N G U A JE ARTÍSTIC O buscará el equilibrio de las proporciones de la edificación; esto es, la arm o n ía Se ifiará entonces, un módulo que conserve la relación equilibrada de medidas entre b s elementos de la obra. El ejemplo más característico es el templo griego, pues lesponde al ideal de belleza clásica basado en la armonía y el equilibrio de las formas. Hay ocasiones en que se pretende justo k» contrario como sucedió en todos b s m ovim ientos anticlásico s que qui­ sieron romper con los cánones de propor­ cionalidad y con el ideal de armonía. Asi ocurre con el m anierism o, movimiento que promueve la sorpresa, la desconfian­ za o la inquietud en el espectador con la introducción de elementos de tensión en la obra. Es el caso de la famosa escalera de la Biblioteca iaurentina de Miguel Ángel, cuyas enormes dimensiones, totalmente desproporcionadas en el vestíbulo donde se instala, provocan una sensación de ago- b o y claustrofobia en el espectador. El urbanism o No es habitual que esta disciplina se integre como una materia independiente en los estudios sobre la historia del arte, pero es indudableque el urbanism o, desde el mo­ mento que atiende al análisis de los espa­ cios urbanos, cuyo trazado y significación están mediatizados por sus arquitecturas y monumentos, debe formar parte de nues­ tra materia. Sin duda, constituye objeto de interés de geógrafos, economistas, soció- bgos, etc., y es por ello una materia mul- tidisoplinaria que el historiador del arte debe considerar esencial para sus tareas de análisis formal y su responsabilidad en la protección del legado histórico. Componente esp acial Considera el lugar geográfico del emplaza­ miento, sus características geológicas, pai­ sajísticas, dimáticas, etc , y la influencia de estos factores en la forma y evolución que tomó y fue adquiriendo. También atiende su nivel de relaoón con el entorno y, en ese sentido, se estudia en función de las vías de comunicación que la atraviesan y cómo han influido en su devenir. Por últi­ mo, es determinante en el estudio espa­ cial de la ciudad la forma de su trazado, que se puede estudiar a través del plano y que es consecuencia de las condiciones del emplazamiento, de su función y, ade­ más, de su evolución histórica. Com ponente tem poral La evolución histórica provoca una mayor atención, ya que la ciudad evoluciona de modo constante. A sí, distinguimos las diferentes funciones que ha desarrollado cada ciudad y cómo eso influye en la m a­ nera de sobreponer en el tiempo diver­ sos tipos de planos dentro de la misma ciudad. La morfología de la ciudad que debe analizar el historiador del arte se refiere al estudio del emplazamiento y del plano en sus diferentes tipologías según la evo­ lución de la ciudad, con sus monumen­ tos más representativos, pues éstos le otorgan una simbología característica (la Torre Eiffel, en París, el Big Ben, en Lon­ dres, etc ), a la configuración del trazado de la ciudad, de acuerdo con la disposi­ ción de sus volúmenes construidos, que determinan su racionalidad, singularidad y funcionalidad. También debe atender el espacio urbano al aire libre enmarcado por esas construcciones y hacer hincapié en la deposición de sus calles, plazas, jardines, circulación vial y parques, pues ello influ­ ye en la habitabilidad de la ciudad. Por último, el historiador debe aten­ der e influir en los responsables de la protección y salvaguarda del patrimonio de la ciudad, muchas veces ultrajado por intereses especulativos y por la falta de sensibilidad desús responsables. El lenguaje pictórico ■ Elem entos del lenguaje pictórico lo s elementos del lenguaje pictórico son: la materia pictórica, la línea, el color, la luz, la composición, el volumen y la perspectiva. La línea En un cuadro, la lin ea permite la identificación y reconocimiento de las formas; sin embargo, su valor expresivo tiene importan­ cia en sf mismo al ser un componente esencial en la transmisión de un mensaje pictórico. De acuerdo con su trazo, su expresión plástica varía A si, el trazo continuo y cerrado completa una ima­ gen acabada y tiene un propósito descriptivo; el trazo grueso y Pantocrátor deSan Clemente de Tahull www.FreeLibros.me
  • 37. CAPÍTULO 3 El lenguaje d el arte 35 VanGogh Campode catadaconsembrador Gírale». Sueño deFndmiOn vehemente tiene un carácter fuertemente expresivo, y el trazo abierto plantea una intencionalidad imaginativa y poética. El color Los colores son el resultado de la descom­ posición de la luz blanca. Isaac Newton (1672) fue el primero en observar la descomposición de la luz en colores me­ diante el uso de un prisma y una cámara escura. Estableció que habla sietecolores fundamentales como integrantes del es­ pectro del arcolris, a saber: rojo, naranja, amarillo, verde, azul, añil y violeta. B color de los objetos está dado por su grado de opacidad. Los que son total­ mente opacos absorben toda la luz y se presentan como negros; los que no tienen opacidad reflejan la luz y son blancos; el resto presenta diferentes grados de opa­ cidad, con lo que absorben ciertas canti­ dades de luz, lo que lleva al espectador a percibir una amplia gama de colores La aplicación del color en las artes, principalmente en la pintura, llevó a es­ tablecer los colores primarios: amarillo, rojo y azul. Estos se dividen en colores cálidos, que van del rojo al amarillo, y fríos, del azul al verde, aunque hay pun­ tos intermedios. El uso de esta gama de colores ha permitido a los artistas crear ambientes, perspectivas y mensajes en las obras de arte. La luz Al hacer referencia a la lu z en la pintura no se haHa, lógicamente, de la luz natural. En este caso se trata de una luz representada, iusoria. Por ello el autor puede manejarla como desee, utilizarla en su provecho como elemento de expresión o de composición Asi, la lu z d iá fa n a y hom ogénea transmite sensación de equilibrio y ar­ monía. La luz co n tra sta d a tiene un ca­ rácter más expresivo y dinámico. La luz ce n ita l contribuye a la articulación de composiciones ordenadas y estáticas y la lu z o b licu a crea movimiento y acentúa la profundidad. Obsérvense los cuadros Virgen del Jilguero y Sueño d e Endim ión El primero representa el característico tema religioso tratado al modo del Renacimiento pleno, ctonde destaca elcarácter amable, refinado y elegante, casi candoroso, de la Virgen y b s niños (Cristo y San Juan Bautista). Por el contrario, el segundo, repre­ senta un tem a mitológico. Endimión era un pastor de Caria (un mortal), amado por Artemis (una diosa), que consiguió que llegara a entrar en el Olimpo. Pero la relación no era posible entre dioses y mor­ tales y esto provocó la ira de Zeus, quien condenó al pastor a un sueño eterno. La com posición la com posición establece el orden de to­ ctos los elementos del lenguaje pctórico en in cuadro. Por lo tanto, no consiste en una sencilla ordenación de las figuras e imáge­ nes en la otra, sino en la articulación deRafa®. Virgen delJilguero. www.FreeLibros.me