SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 15
Descargar para leer sin conexión
IMPERIALISMO
Y
TEOLOGÍA
Salvador Borrego E.
México, D.F.
2012
PRÓLOGO
¡El Imperio!... Ese casi desconocido, que tanto influye en la
vida del tercer mundo de Iberoamérica, de Asia, de África
y del Cercano Oriente, ¿qué es en esencia? Hace 400 años
no era nada. El germen de su nacimiento dependía de la
buena fe de unos indios.
Ahora, en el 2012, ese Imperio es sacudido por
turbulencias que ya empiezan a preocuparlo. Miles de
manifestantes se presentan como el 99% y señalan que
Wall Street es el uno restante. O sea, el poder israelí.
Este libro es un conjunto de datos históricos. Como
en todos sus anteriores libros, Salvador Borrego no
inventa nada; sólo nos señala y une datos históricos para
aclararnos un panorama que generalmente se ve confuso
y contradictorio.
Es indispensable conocer la verdad, por amarga que
parezca, si se quiere buscar veredas para reconquistar
nuestra identidad y soberanía, ahora en vías de disolución.
Lo que la historia oficial enseña acerca de los últimos
cinco siglos (de Colón a la invasión angloamericana de
Irak), no es suficiente para conocer la verdad.
El lector encontrará en este libro la información
esencial, complementaria, para formarse un concepto real
de nuestro presente. Y ya es bien sabido que del presente
se desprende el futuro inmediato.
Lic. Jesús F. Benitez
5
CAPÍTULO I
RIVALIDAD DE
INGLATERRA Y ESPAÑA
“Hemos recibido el mandato en este planeta,
con todo lo que ello atañe.” — “Destino Manifiesto”.
INGLATERRA Después de un recorrido de
SE SINTIÓ HUMILLADA seis meses y medio, el 15
de marzo de 1493 Cristóbal Colón regresó al puerto de
Palos, con la noticia de que había llegado a la India nave-
gando hacia el Poniente a través del Atlántico. (Así se creía
entonces, equivocadamente). En realidad, había descu-
bierto un enorme Continente, del cual apenas tocó las
Islas de San Salvador, Cuba (a la que bautizó como Juana)
y La Española (hoy República Dominicana).
En España hubo desbordante júbilo. Los Reyes Ca-
tólicos le dieron a Colón una “espléndida bienvenida” en
Barcelona. Toda Europa se hallaba expectante.
En cambio, en Inglaterra, la noticia produjo amar-
gura y envidia. Los ingleses ansiaban disputarle a Espa-
ña el dominio de los mares. (Tiempo después el dictador
británico Oliverio Cromwell precisaría esa rivalidad di-
ciendo: “El español no es nuestro enemigo accidental; lo
es providencialmente”).
7
Durante su segundo viaje (iniciado el 25 de septiem-
bre de 1493, con 17 naves y 1,500 hombres), Colón
exploró Las Antillas, Cuba y Jamaica. En el tercer viaje (con
6 buques, 30 de mayo de 1498) descubrió Sudamérica al
recorrer las desembocaduras del río Orinoco, a la altura
de lo que después llegó a ser Venezuela y Colombia. A su
regreso, en 1498, llevó a España deslumbrantes noticias
sobre las ricas tierras descubiertas, sus frutos y la índole
de sus indios.
En un cuarto y último viaje (con 4 carabelas y 150
hombres, 9 de mayo de 1502) descubrió Santa Lucía (hoy
Martinica), bordeó la costa de Honduras, rodeó el cabo de
Gracias a Dios hasta el istmo de Panamá en busca de una
salida al oeste, y luego continuó a Jamaica, enfiló a La Espa-
ñola y de ahí retornó a España (12 de septiembre de 1504).
Por su parte, en 1502, el navegante florentino Amé-
rico Vespucio costeó América hasta llegar a un Estrecho
en el cono sur del Continente. Sus informes y mapas per-
mitieron establecer que Colón (muerto en 1506) no había
llegado a la India, sino a un nuevo Continente. El cos-
mógrafo alemán Martín Waldseemüller lo afirmó así, en
1507, y propuso que el nuevo Continente fuera Ilamado
América.
Luego hubo otra expedición española, mandada por
Fernando de Magallanes, que cruzó el Estrecho que lleva
su nombre, remontó el Océano (llamado por él, Pacífico),
y llegó al Archipiélago de las Filipinas, al Oriente de Asia.
Filipinas fue poco después colonizado por España. De esa
manera (ya con Cortés firmemente instalado en la Gran
Tenochtitlán) el Imperio Español se extendía desde Europa
hasta Asia. Por eso se decía que en sus tierras nunca se
ponía el sol, pues cuando anochecía en Madrid, empezaba
a amanecer en la Gran Tenochtitlán y luego en Filipinas.
8
LOS INGLESES QUERÍAN Desde el primer viaje
ALGO MUY SEMEJANTE de Colón, los ingleses
sintieron la necesidad de aumentar su Armada para bus-
car horizontes dónde competir con España. Inglaterra era
entonces un pequeño reino, escindido por querellas reli-
giosas y políticas, sin gran poder naval. El rey Enrique VII
destinó crecientes recursos para formar una verdadera
Armada. Para ese fin recurrió a experimentados marinos
extranjeros, como John Cabot (o Caboto), originario de
Génova, y le brindó elementos para incursionar por el
Atlántico, pero muy al Norte, a fin de no chocar con la
Armada española, que tenía fama de ser invencible, y que
entonces en realidad lo era.
Cabot navegó tan al Norte como el paralelo 48 y lle-
gó a las agrestes costas de la Isla de Terranova en 1498
(cuando Colón ya hacía su tercer recorrido). Pero Cabot no
encontró nada, nada de valor. Sólo tierras áridas cubiertas
de hielo. Volvió con las manos vacías.
Varios historiadores afirman que la ruta seguida por
Cabot ya era conocida por Colón cuando navegó en un
barco danés, de tal manera que al lanzarse después a la
búsqueda de la India escogió una ruta bastante al Sur, a
la altura del paralelo 24 Norte, o sea el que pasa, apro-
ximadamente, por Durango, Ciudad Victoria y las cercanías
de Cuba.(1)
La frustración inglesa con la expedición de Cabot
dio lugar a la proliferación de los piratas británicos, que
operaban con el apoyo de la Corona. Se practicó una ver-
dadera guerrilla naval para asaltar a los navíos españoles
que llevaban productos de América a España. Así llegaron
(1) El Almirante de las Mil Nacionalidades. Luis Reed Torres, 1988.
9
Francis Drake Gilbert Humphrey
Walter Raleigh
Tres de los más famosos pi-
ratas que asaltaban barcos es-
pañoles. Compartían el botín
con la reina británica, pero
eso no satisfacía a Inglaterra,
celosa por el descubrimiento
de América.
10
a ser famosos Francis Drake, nombrado “Sir” (“caballero”)
por la reina Isabel; Humphrey Gilbert, también “Sir”;
Walter Raleigh, igualmente “Sir”, y otros más.
Los piratas llevaban su botín a Inglaterra, del cual par-
ticipaba la Corona, pero ese bandidaje estaba muy lejos
de satisfacer el anhelo de igualar y superar al Imperio
Español.
Los ingleses iban muy atrasados. Hasta 1585 pudieron
organizar otra expedición, al mando del acreditado pirata
Raleigh. Se componía de 89 hombres, algunos sacados
de prisión, y 17 mujeres. Se les desembarcó en la isla de
Roanoke, en la región que hoy es Carolina del Norte, con
algunos pertrechos, comestibles y agua. Pero cuando dos
años más tarde llegó un barco inglés de abastecimientos,
ya no encontró rastros de vida en Roanoke. Nunca se supo
qué había pasado.
En tanto que los ingleses padecían ese segundo fra-
caso, la Nueva España crecía aceleradamente. La ciudad
de México ya tenía la primera imprenta y la primera
Universidad del Continente. Ya existía la próspera ciu-
dad de Puebla; la Villa de Querétaro, el Real de Minas
de Guanajuato, la impetuosa Guadalajara, el puerto de
Acapulco, con un astillero y activo movimiento de naves.
Por cierto que el pirata inglés Francis Drake se escondía
en la bahía de La Marquesa para asaltar a los barcos
españoles, por lo cual se erigió el Fuerte de San Diego, que
fue el primero en toda la costa americana del Pacífico.
En esa misma época los misioneros fundaron colegios
en las ciudades de México, Mérida, San Luis, Valladolid
(Morelia), Guanajuato, Veracruz, Campeche, Parral, Du-
rango y Chihuahua. En la próspera industria minera se
trabajaban 8 horas (en dos jornadas de 4) y se descansaba
el séptimo día, por órdenes del rey Felipe II. También se
11
construían carretas y se abrían caminos, llamados carre-
teras.
Entretanto, Inglaterra seguía penosamente a la zaga,
atenida al apoyo que daba a sus piratas, los cuales cada
día eran más audaces. Se dio el caso de que Francis Drake,
premiado con el trato de “Sir”, desembarcara en el Istmo
de Darién, donde atacó a un convoy de arrieros con mulas
cargadas de minerales, y los robó todos.
Estaba en boga la idea de que la base de la riqueza
era el oro. Se refutaba a la teoría económica francesa (de
los “fisiócratas”), según la cual la base real de la economía
no son los metales preciosos, sino la tierra, supuesto que
de la tierra se obtienen todos los víveres y las materias
primas que requiere la industria.
En fin, España buscaba oro en América y los piratas
ingleses querían obtenerlo asaltando a los barcos es-
pañoles.
¿ACTO PRECIPITADO Tal bandidaje llegó a
DEL REY FELIPE II? ser tan intenso que el
rey Felipe II decidió (en 1588) invadir a Inglaterra para
acabar con los piratas, pero precisamente durante los
preparativos murió el competente marino marqués De la
Cruz, y el rey dispuso que –de todos modos– la Armada
saliera, aunque mandada por el duque de Medina Si-
donia, que conocía poco de la guerra marítima.
Según acreditados cronistas de esa época, fue un
paso en falso.
La Armada era, efectivamente, poderosa. Constaba
de 130 barcos, con 30,000 hombres. Una vez que hubiera
derrotado a la Armada inglesa, la Armada española tendría
26,000 hombres más –que se hallaban en Holanda– para
12
realizar la invasión. Pero, al aproximarse a Inglaterra, el
duque de Medina Sidonia no se atrevió a atacar a la débil
flota inglesa y atracó en el puerto de Calais, en espera de
los 26,000 soldados que participarían en la invasión.
La flota inglesa, mandada por Lord Howard y los
piratas Drake y Hawkins aprovechó la tregua que se le
estaba dando y sorpresivamente lanzó lanchones con brea
ardiendo y con pólvora, contra las naves estacionadas
en Calais. Esto provocó muchas bajas y pánico entre los
marinos españoles.
Medina Sidonia ordenó zarpar, hubo desorden, y más
adelante lo sorprendió un violento temporal. En suma, de
los 130 barcos sólo se salvaron 60, y de 30,000 tripulantes
sólo sobrevivió la tercera parte. Fue un suceso de gran
trascendencia, pues la flota inglesa acrecentó su poder
hasta llegar a ser –años después– la reina de los mares.
PRIMERA CABEZA DE PLAYA A raíz del triunfo britá-
INGLESA EN AMÉRICA nico sobre la Armada
española, los ingleses fundaron compañías colonizado-
ras para ganar territorios en América, en sitios donde no
había españoles. Una expedición de tres embarcaciones y
40 colonos, al mando de John Smith, salió hacia las costas
de Virginia (en lo que hoy es Carolina del Norte).
El 2 de abril (1607) tales colonizadores llegaron a
la bahía de Chesapeake y se internaron 30 millas tierra
adentro para no ser avistados por algún barco español,
aunque éstos operaban muy al sur. Los 40 colonos forma-
ron una minúscula villa llamada Jamestown. Aparecieron
por ahí unos indios que inicialmente les lanzaron varias
flechas, como para hacerse respetar, pero bien pronto
los ingleses se los granjearon ofreciéndoles perlas (no
auténticas), pequeñas hachas de hierro, etc., a cambio
13
de maíz. El trueque resultó tan atractivo a los indios que
hasta ofrecieron a los visitantes a la hija del jefe Powhatan,
llamada Pocahontas, una niña de 13 años, completamen-
te desnuda, que procuraba hacerse simpática con un
extraño baile parecido a contorsiones.
El villorio de Jamestown constaba de unas cuantas
chozas míseras, al lado de un pantano con mosquitos. En
el primer invierno murió la mitad de los colonos, o sea,
veinte. Los indios se condolieron de los sobrevivientes
y les regalaban maíz, según las más antiguas crónicas
consultadas por el historiador francés André Maurois.(1)
Uno de los colonos (John Rolfe) creyó conveniente
estrechar relaciones con los indios y se casó con la niña
Pocahontas, explicando que no lo hacía por deseo carnal,
sino “por el mayor bien de esta plantación”. En la boda le
puso el nombre de Rebeca, y en la primera oportunidad
regresó con ella a Londres, donde la joven murió “por el
crudo invierno”.
Un barco de abastecimientos llegó a las proximida-
des de la villa de Jamestown, cuyos colonos ya no podían
ni cazar ni pescar, por la debilidad en que se hallaban.
Los marinos preguntaron por “el oro”, pero la respuesta
fue desconsoladora. Por ahí no se hablaba de metales y
lo único que había eran bosques. Después de todo, en
Inglaterra se necesitaba madera y los colonos podían en-
viar pequeñas cantidades.
A duras penas los colonos se iban salvando, a ve-
ces con el maíz que les daban los indios, quienes les
enseñaron a sembrarlo. Poco después llegó un barco
(1) Historia de los Estados Unidos.-André Maurois. Pág 32. Edit. Surco.
1961. Barcelona.
14
inglés con mujeres, lo cual animó mucho a los colonos
y hasta se aventuraron a cazar gamos. También les lle-
garon semillas de tabaco (que Nicot había recibido de
las colonias españolas) y empezaron a sembrarlo. Hubo
gran éxito, pues en 1609 la cosecha fue de 20,000 libras,
y seguía aumentando. Poco después les llegó un refuerzo
de veintenas de esclavos negros, que fueron destinados a
los trabajos más duros.
En 1620 la villa de Jamestown cumplía 13 años de
penosa existencia. Era la primera colonia inglesa asenta-
da en tierras de América. Sus miembros podían decir
que “algo es algo”, aunque no había comparación con lo
ya logrado por los colonizadores españoles durante los
últimos 111 años.
Los indios que encontraron los ingleses en los al-
rededores de su colonia no tenían ninguna Gran Tenoch-
titlan. Sabían tejer y formar arcos de flechas. Vivían prin-
cipalmente de sus rebaños de búfalos. Comían su carne, y
de la piel hacían algo parecido a zapatos. De los tendones
extraían las cuerdas de los arcos. Vivían en cabañas de
piedras superpuestas en forma de escalones.
Las hordas de bisontes abrían paso a través de la selva
y éstos eran aprovechados por los indios como vías de
comunicación.
Los colonos ingleses tuvieron suerte de no encon-
trarse con indios como los aztecas, tan dispuestos a la
guerra. En sus primeras narraciones decían que los indios
acostumbraban lanzar algunas flechas a la llegada de
los “visitantes”, aunque sin herir a nadie. Luego se iban
acercando, curiosos, y acababan por aceptar baratijas en
trueque. Eran salvajes, pero pacíficos.
15
UNA SEGUNDA CABEZA El 21 de diciembre de
DE PLAYA BRITÁNICA 1620 el barco inglés
“Mayflower” (Flor de Mayo) llegó a la vista de Cabo Cod, y
con 101 peregrinos se fundó la colonia de New Plymouth.
No podían haber escogido una fecha peor, pues el invierno
y la escasez de comestibles estuvieron a punto de terminar
con la riesgosa aventura. Varios de los colonos murieron
en semanas.
El historiador francés André Maurois (en realidad
llamado Emile Herzog) dice: “Hubo momentos en que
no quedaban sino muy contados hombres válidos
para cuidar a los enfermos, guisar la comida y lavar
la ropa. Lo hicieron con una devoción fraternal. En
fin, gracias al apoyo que les prestaron las tribus
indias amigas, las cuales les enseñaron el cultivo del
maíz, la colonia de Plymouth sobrevivió.”(1)
Su crecimiento fue sumamente penoso. En 70 años
de vicisitudes y grandes esfuerzos, su población –acre-
centada por la llegada de más “peregrinos”– ascendió a
un total de 7,000 el año de 1691. Entonces se extendieron
sus comunicaciones y se fusionaron con la relativamente
cercana colonia que entretanto se había formado en
Massachusetts Bay.
Los “peregrinos” avecinados en Plymouth eran po-
bres de origen. En cambio, los de Massachusetts eran
mercaderes prósperos, pero a ambos grupos los unía el
temor de que los indios se rebelaran, conforme les fueran
siendo afectados sus territorios tierra adentro. Los colonos
ocupaban sólo una franja costera, a la que llamaron Nueva
Inglaterra.
(1) Historia de los EE.UU.- Herzog. Pág. 36. Edit. Surco. Barcelona, 1961.
16
Los “peregrinos” del Mayflower al llegar a la costa ameri-
cana el 21 de Dic. de 1620. Sobrevivieron gracias a la ayuda
de los indios. (Lienzo alegórico de H.O. Walker, vinculado
con el Antiguo Testamento. Uno de sus lemas dice: “El único
Santo de Israel.”
17
LONDRES ACUERDA UNA A medida que las nue-
EXTENSA EXPROPIACIÓN vas colonias inglesas
se afirmaban en la costa, la Corona inglesa les confirió
“derechos” sobre un extenso territorio tierra adentro,
que todavía no ocupaban, pero que más adelante podrían
ocupar, conforme se les fuera fortaleciendo con más
colonos y pertrechos. Se pasaba así por alto el derecho
de los indios, que no sospechaban lo que les esperaba con
tan amables visitantes. Sin embargo, de momento no se
rompían hostilidades. Lo grave vendría después...
William Penn invitó a los cuáqueros para que se esta-
blecieran en lo que se llamó Philadelphia, o sea, “ciudad
del amor fraternal”, en 1681. Los cuáqueros eran una
comunidad protestante que creía tener comunicación
directa con Dios sin necesidad de pastores y obispos. La
contemplación silenciosa era para ellos una oración. Creían
en un dios de amor, como el del Nuevo Testamento, no en
uno de violencia.
Los cuáqueros trataban con bondad a los indios y
pronto se hicieron querer de ellos. Esto redundaba en
bien de todos los grupos de colonos.
No obstante, los ingleses no simpatizaban con los
cuáqueros. Había profundas diferencias religiosas entre
ellos, aunque de momento no se exteriorizaban porque
los cuáqueros eran útiles para negociar con los indios.
Entretanto, en Holanda tuvieron la tentación de par-
ticipar con una rebanada de tierra del Nuevo Mundo y
organizaron una expedición. El capitán Henry Hudson
descubrió una bahía en la que desembocaba un gran río,
lejos de la Nueva Inglaterra, y atracó ahí en 1623. Los
indios recibieron a los visitantes como era su costumbre,
con unos flechazos para hacerse temer, y luego con ciertos
regalos en señal de amistad. Y fueron tan amistosos que
18
accedieron a vender toda la isla de Manhattan por 60
florines, prácticamente, regalada.
Los holandeses fundaron ahí la Nueva Amsterdam.
Sin embargo, 55 años después los ingleses reclamaron la
posesión de Manhattan, nada más porque sí, alegando que
Cabot la había descubierto antes (cosa falsa). Y llevaron
una Armada y 500 soldados para tomarla por la fuerza. Los
holandeses capitularon. El rey británico regaló la isla a su
hermano, el duque de York, y de ahí la Nueva Amsterdam
tomó el nombre de Nueva York.
No tardaron en aparecer allí unos nuevos colonos,
hábiles en cuestiones de compra y venta, en manejo
de dinero, etc., que se instalaron en la calle (Street)
llamada de la Barda (Wall). El historiador Veit
Valentin los describe así: “No en vano se sentían
atraídos por la fuerza que anima al Antiguo Tes-
tamento... Todos están llamados a trabajar; el
trabajo es vocación, luego éxito, es decir, el pre-
dominio, la ganancia, la autoridad, la riqueza, el
dinero fecundo, dinámico, sustancioso, domina-
dor, organizador.”(1)
Y aquella calle (Wall Street) se fue convirtiendo en un
creciente centro financiero. Nadie podía imaginar lo que
llegaría a ser aquello, salvo sus propios organizadores,
cuya idea de ser los elegidos para manejar riqueza y poder
les confería una fuerza inconcebible.
Por otra parte, seguían llegando colonos de diversas
nacionalidades y de distintas creencias, aunque no cual-
quiera tendría acceso a los puestos directivos. Había
liberalismo, pero con límites más hondos de lo que se veía.
(1) Historia Universal. Tomo 1. Pág. 496, 497. Veit Valentin. Edit. Sudame-
ricana. Buenos Aires. 1942.
19

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Guía de actividades de aprendizaje conquista española 5 año
Guía de actividades de aprendizaje conquista española   5 añoGuía de actividades de aprendizaje conquista española   5 año
Guía de actividades de aprendizaje conquista española 5 añoCarmen Ñanco Tobosque
 
Descubrimiento y colonizacion_de_america ppt
Descubrimiento y colonizacion_de_america pptDescubrimiento y colonizacion_de_america ppt
Descubrimiento y colonizacion_de_america pptmillyquis
 
la conquista de los europeos
la conquista de los europeosla conquista de los europeos
la conquista de los europeosTirth Divyesh
 
Guia de actividades de refuerzo sobre descubrimiento y conquista española
Guia de actividades de refuerzo sobre descubrimiento y conquista españolaGuia de actividades de refuerzo sobre descubrimiento y conquista española
Guia de actividades de refuerzo sobre descubrimiento y conquista españolaCarlos Sanhueza Jiménez
 
Historia de Chile en Cómics. (Descubrimiento y conquista de América y de Chile).
Historia de Chile en Cómics. (Descubrimiento y conquista de América y de Chile).Historia de Chile en Cómics. (Descubrimiento y conquista de América y de Chile).
Historia de Chile en Cómics. (Descubrimiento y conquista de América y de Chile).Juan Luis
 
Comics de la Conquista de México
Comics de la Conquista de MéxicoComics de la Conquista de México
Comics de la Conquista de MéxicoAlexandra Ayala A
 
Las tres carabelas que descubrieron américa
Las tres  carabelas que descubrieron américaLas tres  carabelas que descubrieron américa
Las tres carabelas que descubrieron américaCarlos Rodriguez
 
Breve historia de la llegada de los españoles a América y fundaciones de las ...
Breve historia de la llegada de los españoles a América y fundaciones de las ...Breve historia de la llegada de los españoles a América y fundaciones de las ...
Breve historia de la llegada de los españoles a América y fundaciones de las ...ClaudiaNewells
 
Exposición 2 4°
Exposición 2 4°Exposición 2 4°
Exposición 2 4°luna_27
 
Conquista, colonización, administración y explotación de las Indias
Conquista, colonización, administración y explotación de las IndiasConquista, colonización, administración y explotación de las Indias
Conquista, colonización, administración y explotación de las Indiaspapefons Fons
 

La actualidad más candente (19)

La conquista de chile (1)
La conquista de chile (1)La conquista de chile (1)
La conquista de chile (1)
 
Conquista de América
Conquista de AméricaConquista de América
Conquista de América
 
Guía de actividades de aprendizaje conquista española 5 año
Guía de actividades de aprendizaje conquista española   5 añoGuía de actividades de aprendizaje conquista española   5 año
Guía de actividades de aprendizaje conquista española 5 año
 
La edad-moderna-1234295244695110-2 (1)
La edad-moderna-1234295244695110-2 (1)La edad-moderna-1234295244695110-2 (1)
La edad-moderna-1234295244695110-2 (1)
 
La Idea de Imperio en la época de la conquista de >América (1)
La Idea de Imperio en la época de la conquista de >América (1)La Idea de Imperio en la época de la conquista de >América (1)
La Idea de Imperio en la época de la conquista de >América (1)
 
P2 fb mexico18-19-converted
P2 fb mexico18-19-convertedP2 fb mexico18-19-converted
P2 fb mexico18-19-converted
 
Descubrimiento 5º básico
Descubrimiento 5º básicoDescubrimiento 5º básico
Descubrimiento 5º básico
 
Descubrimiento y colonizacion_de_america ppt
Descubrimiento y colonizacion_de_america pptDescubrimiento y colonizacion_de_america ppt
Descubrimiento y colonizacion_de_america ppt
 
P2 fa mexico18-19
P2 fa mexico18-19P2 fa mexico18-19
P2 fa mexico18-19
 
la conquista de los europeos
la conquista de los europeosla conquista de los europeos
la conquista de los europeos
 
Guia de actividades de refuerzo sobre descubrimiento y conquista española
Guia de actividades de refuerzo sobre descubrimiento y conquista españolaGuia de actividades de refuerzo sobre descubrimiento y conquista española
Guia de actividades de refuerzo sobre descubrimiento y conquista española
 
Historia de Chile en Cómics. (Descubrimiento y conquista de América y de Chile).
Historia de Chile en Cómics. (Descubrimiento y conquista de América y de Chile).Historia de Chile en Cómics. (Descubrimiento y conquista de América y de Chile).
Historia de Chile en Cómics. (Descubrimiento y conquista de América y de Chile).
 
P2 fa mexico18-19
P2 fa mexico18-19P2 fa mexico18-19
P2 fa mexico18-19
 
Comics de la Conquista de México
Comics de la Conquista de MéxicoComics de la Conquista de México
Comics de la Conquista de México
 
Las tres carabelas que descubrieron américa
Las tres  carabelas que descubrieron américaLas tres  carabelas que descubrieron américa
Las tres carabelas que descubrieron américa
 
Prueba de historia
Prueba de historiaPrueba de historia
Prueba de historia
 
Breve historia de la llegada de los españoles a América y fundaciones de las ...
Breve historia de la llegada de los españoles a América y fundaciones de las ...Breve historia de la llegada de los españoles a América y fundaciones de las ...
Breve historia de la llegada de los españoles a América y fundaciones de las ...
 
Exposición 2 4°
Exposición 2 4°Exposición 2 4°
Exposición 2 4°
 
Conquista, colonización, administración y explotación de las Indias
Conquista, colonización, administración y explotación de las IndiasConquista, colonización, administración y explotación de las Indias
Conquista, colonización, administración y explotación de las Indias
 

Similar a Imperialismo y teologia pdf

TEMA 6 Expansión ultramarina y creación del Imperio colonial (SS. XVI y XVII)
TEMA 6 Expansión ultramarina y creación del Imperio colonial (SS. XVI y XVII)TEMA 6 Expansión ultramarina y creación del Imperio colonial (SS. XVI y XVII)
TEMA 6 Expansión ultramarina y creación del Imperio colonial (SS. XVI y XVII)Ricardo Chao Prieto
 
Tema7 expansión ultramarina
Tema7 expansión ultramarinaTema7 expansión ultramarina
Tema7 expansión ultramarinaSergio Garcia
 
DESCUB_CONQUISTA NICARAGUA.pptx
DESCUB_CONQUISTA NICARAGUA.pptxDESCUB_CONQUISTA NICARAGUA.pptx
DESCUB_CONQUISTA NICARAGUA.pptxAntonioOrtiz325759
 
Epígrafes tema 7 expansión ultramarina y creación del imperio colonial
Epígrafes tema 7 expansión ultramarina y creación del imperio colonialEpígrafes tema 7 expansión ultramarina y creación del imperio colonial
Epígrafes tema 7 expansión ultramarina y creación del imperio colonialConchagon
 
Descubrimiento de america
Descubrimiento de americaDescubrimiento de america
Descubrimiento de americanahomi57
 
Descubrimiento
DescubrimientoDescubrimiento
Descubrimientodafnees
 
invasion abya yala.pptx
invasion abya yala.pptxinvasion abya yala.pptx
invasion abya yala.pptxYeryMelgarMano
 
Expansión ultramarina y creación del imperio colonial
Expansión ultramarina y creación del imperio colonial Expansión ultramarina y creación del imperio colonial
Expansión ultramarina y creación del imperio colonial Teresa Pérez
 
Descubrimiento de america[1]
Descubrimiento de america[1]Descubrimiento de america[1]
Descubrimiento de america[1]alfedooofloreess
 
Descubrimientos geográficos, clase 2 y 3.
Descubrimientos geográficos, clase 2 y 3.Descubrimientos geográficos, clase 2 y 3.
Descubrimientos geográficos, clase 2 y 3.Nicole Arriagada
 
Cristobal colon y sus viajes
Cristobal colon y sus viajesCristobal colon y sus viajes
Cristobal colon y sus viajesyasnitavera
 
Tema 7. expansion ultramarina y creacion del imperio colonial
Tema 7. expansion ultramarina y creacion del imperio colonialTema 7. expansion ultramarina y creacion del imperio colonial
Tema 7. expansion ultramarina y creacion del imperio colonialM. Angeles Carrasco
 
7. Expansión ultramarina y creación del imperio colonial
7. Expansión ultramarina y creación del imperio colonial 7. Expansión ultramarina y creación del imperio colonial
7. Expansión ultramarina y creación del imperio colonial Conchagon
 
Edadmoderna2021
Edadmoderna2021Edadmoderna2021
Edadmoderna2021colegoya
 
Dani g cristobal colón y el descubrimiento de américa
Dani g cristobal colón y el descubrimiento de américaDani g cristobal colón y el descubrimiento de américa
Dani g cristobal colón y el descubrimiento de américaYoli Barragan
 

Similar a Imperialismo y teologia pdf (20)

TEMA 6 Expansión ultramarina y creación del Imperio colonial (SS. XVI y XVII)
TEMA 6 Expansión ultramarina y creación del Imperio colonial (SS. XVI y XVII)TEMA 6 Expansión ultramarina y creación del Imperio colonial (SS. XVI y XVII)
TEMA 6 Expansión ultramarina y creación del Imperio colonial (SS. XVI y XVII)
 
Tema7 expansión ultramarina
Tema7 expansión ultramarinaTema7 expansión ultramarina
Tema7 expansión ultramarina
 
DESCUB_CONQUISTA NICARAGUA.pptx
DESCUB_CONQUISTA NICARAGUA.pptxDESCUB_CONQUISTA NICARAGUA.pptx
DESCUB_CONQUISTA NICARAGUA.pptx
 
Epígrafes tema 7 expansión ultramarina y creación del imperio colonial
Epígrafes tema 7 expansión ultramarina y creación del imperio colonialEpígrafes tema 7 expansión ultramarina y creación del imperio colonial
Epígrafes tema 7 expansión ultramarina y creación del imperio colonial
 
Descubrimiento de america
Descubrimiento de americaDescubrimiento de america
Descubrimiento de america
 
Descubrimiento
DescubrimientoDescubrimiento
Descubrimiento
 
invasion abya yala.pptx
invasion abya yala.pptxinvasion abya yala.pptx
invasion abya yala.pptx
 
Expansión ultramarina y creación del imperio colonial
Expansión ultramarina y creación del imperio colonial Expansión ultramarina y creación del imperio colonial
Expansión ultramarina y creación del imperio colonial
 
Descubrimiento de america[1]
Descubrimiento de america[1]Descubrimiento de america[1]
Descubrimiento de america[1]
 
Descubrimiento de América
Descubrimiento de AméricaDescubrimiento de América
Descubrimiento de América
 
Descubrimientos geográficos, clase 2 y 3.
Descubrimientos geográficos, clase 2 y 3.Descubrimientos geográficos, clase 2 y 3.
Descubrimientos geográficos, clase 2 y 3.
 
Cristobal colon y sus viajes
Cristobal colon y sus viajesCristobal colon y sus viajes
Cristobal colon y sus viajes
 
Tema 7. expansion ultramarina y creacion del imperio colonial
Tema 7. expansion ultramarina y creacion del imperio colonialTema 7. expansion ultramarina y creacion del imperio colonial
Tema 7. expansion ultramarina y creacion del imperio colonial
 
Cristobal colon
Cristobal colonCristobal colon
Cristobal colon
 
Expansión europea
 Expansión europea Expansión europea
Expansión europea
 
Cristobal Colon Lectura
Cristobal Colon LecturaCristobal Colon Lectura
Cristobal Colon Lectura
 
Hist. de mex. i 3a. unidad
Hist. de mex. i  3a. unidadHist. de mex. i  3a. unidad
Hist. de mex. i 3a. unidad
 
7. Expansión ultramarina y creación del imperio colonial
7. Expansión ultramarina y creación del imperio colonial 7. Expansión ultramarina y creación del imperio colonial
7. Expansión ultramarina y creación del imperio colonial
 
Edadmoderna2021
Edadmoderna2021Edadmoderna2021
Edadmoderna2021
 
Dani g cristobal colón y el descubrimiento de américa
Dani g cristobal colón y el descubrimiento de américaDani g cristobal colón y el descubrimiento de américa
Dani g cristobal colón y el descubrimiento de américa
 

Más de IGNACIO CASTILLO IAO

Movimiento nacionalsocialista de los trabajadores chilenos a mi que me importa
Movimiento nacionalsocialista de los trabajadores chilenos   a mi que me importaMovimiento nacionalsocialista de los trabajadores chilenos   a mi que me importa
Movimiento nacionalsocialista de los trabajadores chilenos a mi que me importaIGNACIO CASTILLO IAO
 
Movimiento nacionalsocialista de los trabajadores chilenos ojo con las deca...
Movimiento nacionalsocialista de los trabajadores chilenos   ojo con las deca...Movimiento nacionalsocialista de los trabajadores chilenos   ojo con las deca...
Movimiento nacionalsocialista de los trabajadores chilenos ojo con las deca...IGNACIO CASTILLO IAO
 
Wilson,colin,gurdjieff,la guerra contra el suenyo
Wilson,colin,gurdjieff,la guerra contra el suenyoWilson,colin,gurdjieff,la guerra contra el suenyo
Wilson,colin,gurdjieff,la guerra contra el suenyoIGNACIO CASTILLO IAO
 
The essentials of esoteric hitlerism
The essentials of esoteric hitlerismThe essentials of esoteric hitlerism
The essentials of esoteric hitlerismIGNACIO CASTILLO IAO
 
Streicher, julius el hongo venenoso
Streicher, julius   el hongo venenosoStreicher, julius   el hongo venenoso
Streicher, julius el hongo venenosoIGNACIO CASTILLO IAO
 
Wagner, richard el anillo del nibelungo
Wagner, richard   el anillo del nibelungoWagner, richard   el anillo del nibelungo
Wagner, richard el anillo del nibelungoIGNACIO CASTILLO IAO
 
Wagner, richard el judaismo en la musica
Wagner, richard   el judaismo en la musicaWagner, richard   el judaismo en la musica
Wagner, richard el judaismo en la musicaIGNACIO CASTILLO IAO
 

Más de IGNACIO CASTILLO IAO (20)

Miguel serrano elella
Miguel serrano   elellaMiguel serrano   elella
Miguel serrano elella
 
Teroso ancestrales
Teroso ancestralesTeroso ancestrales
Teroso ancestrales
 
Movimiento nacionalsocialista de los trabajadores chilenos a mi que me importa
Movimiento nacionalsocialista de los trabajadores chilenos   a mi que me importaMovimiento nacionalsocialista de los trabajadores chilenos   a mi que me importa
Movimiento nacionalsocialista de los trabajadores chilenos a mi que me importa
 
Movimiento nacionalsocialista de los trabajadores chilenos ojo con las deca...
Movimiento nacionalsocialista de los trabajadores chilenos   ojo con las deca...Movimiento nacionalsocialista de los trabajadores chilenos   ojo con las deca...
Movimiento nacionalsocialista de los trabajadores chilenos ojo con las deca...
 
Mjolnir la mezcla de razas
Mjolnir   la mezcla de razasMjolnir   la mezcla de razas
Mjolnir la mezcla de razas
 
julius-evola-la-raza-del-espiritu
julius-evola-la-raza-del-espiritujulius-evola-la-raza-del-espiritu
julius-evola-la-raza-del-espiritu
 
Practicas runicas
Practicas runicasPracticas runicas
Practicas runicas
 
Stocker, bram dracula
Stocker, bram   draculaStocker, bram   dracula
Stocker, bram dracula
 
arkhana-nemoris-pdf
arkhana-nemoris-pdfarkhana-nemoris-pdf
arkhana-nemoris-pdf
 
Borreg odermund
Borreg odermundBorreg odermund
Borreg odermund
 
Wilson,colin,gurdjieff,la guerra contra el suenyo
Wilson,colin,gurdjieff,la guerra contra el suenyoWilson,colin,gurdjieff,la guerra contra el suenyo
Wilson,colin,gurdjieff,la guerra contra el suenyo
 
The essentials of esoteric hitlerism
The essentials of esoteric hitlerismThe essentials of esoteric hitlerism
The essentials of esoteric hitlerism
 
Tantric astral ss templi unam
Tantric astral ss   templi unamTantric astral ss   templi unam
Tantric astral ss templi unam
 
gurdjieff-diario-de-un-dicipulo
 gurdjieff-diario-de-un-dicipulo gurdjieff-diario-de-un-dicipulo
gurdjieff-diario-de-un-dicipulo
 
Streicher, julius el hongo venenoso
Streicher, julius   el hongo venenosoStreicher, julius   el hongo venenoso
Streicher, julius el hongo venenoso
 
Tzu, sun el arte de la guerra
Tzu, sun   el arte de la guerraTzu, sun   el arte de la guerra
Tzu, sun el arte de la guerra
 
Wagner, richard el anillo del nibelungo
Wagner, richard   el anillo del nibelungoWagner, richard   el anillo del nibelungo
Wagner, richard el anillo del nibelungo
 
Wagner, richard el judaismo en la musica
Wagner, richard   el judaismo en la musicaWagner, richard   el judaismo en la musica
Wagner, richard el judaismo en la musica
 
Wagner, richard tannhauser
Wagner, richard   tannhauserWagner, richard   tannhauser
Wagner, richard tannhauser
 
Wagner, richard tristan e isolda
Wagner, richard   tristan e isoldaWagner, richard   tristan e isolda
Wagner, richard tristan e isolda
 

Último

BIENESTAR TOTAL - LA EXPERIENCIA DEL CLIENTE CON ATR
BIENESTAR TOTAL - LA EXPERIENCIA DEL CLIENTE CON ATRBIENESTAR TOTAL - LA EXPERIENCIA DEL CLIENTE CON ATR
BIENESTAR TOTAL - LA EXPERIENCIA DEL CLIENTE CON ATRDanielGrajeda7
 
ENUNCIADOS CUESTIONARIO S9 GEOLOGIA Y MINERALOGIA - GENERAL.docx
ENUNCIADOS CUESTIONARIO S9 GEOLOGIA Y MINERALOGIA - GENERAL.docxENUNCIADOS CUESTIONARIO S9 GEOLOGIA Y MINERALOGIA - GENERAL.docx
ENUNCIADOS CUESTIONARIO S9 GEOLOGIA Y MINERALOGIA - GENERAL.docxmatepura
 
proyecto semana de los Jardines, actividades a realizar para resaltar esta fecha
proyecto semana de los Jardines, actividades a realizar para resaltar esta fechaproyecto semana de los Jardines, actividades a realizar para resaltar esta fecha
proyecto semana de los Jardines, actividades a realizar para resaltar esta fechanitoagurto67
 
Proceso de gestión de obras - Aquí tu Remodelación
Proceso de gestión de obras - Aquí tu RemodelaciónProceso de gestión de obras - Aquí tu Remodelación
Proceso de gestión de obras - Aquí tu RemodelaciónDanielGrajeda7
 
11.NEOLIBERALISMO: que es, ventajas, desventajas, consecuenciaspptx
11.NEOLIBERALISMO: que es, ventajas, desventajas, consecuenciaspptx11.NEOLIBERALISMO: que es, ventajas, desventajas, consecuenciaspptx
11.NEOLIBERALISMO: que es, ventajas, desventajas, consecuenciaspptxFESARAUGUSTOFANDIORI
 
LA GEOMETRÍA Y LOS SISTEMAS ANGULARES, APRENDER LEYENDO LA BIBLIA
LA GEOMETRÍA Y LOS SISTEMAS ANGULARES, APRENDER LEYENDO LA BIBLIALA GEOMETRÍA Y LOS SISTEMAS ANGULARES, APRENDER LEYENDO LA BIBLIA
LA GEOMETRÍA Y LOS SISTEMAS ANGULARES, APRENDER LEYENDO LA BIBLIASandra Mariela Ballón Aguedo
 
Evaluación de los Factores Internos de la Organización
Evaluación de los Factores Internos de la OrganizaciónEvaluación de los Factores Internos de la Organización
Evaluación de los Factores Internos de la OrganizaciónJonathanCovena1
 
PROPIEDADES DE LA LUZ. TIPLER. FÍSICA. PROBLEMAS
PROPIEDADES DE LA LUZ. TIPLER. FÍSICA. PROBLEMASPROPIEDADES DE LA LUZ. TIPLER. FÍSICA. PROBLEMAS
PROPIEDADES DE LA LUZ. TIPLER. FÍSICA. PROBLEMASjolopezpla1
 
Análisis de la situación actual .La Matriz de Perfil Competitivo (MPC)
Análisis de la situación actual .La Matriz de Perfil Competitivo (MPC)Análisis de la situación actual .La Matriz de Perfil Competitivo (MPC)
Análisis de la situación actual .La Matriz de Perfil Competitivo (MPC)JonathanCovena1
 
Seguridad y virus informáticos 12°B 2024
Seguridad y virus informáticos 12°B 2024Seguridad y virus informáticos 12°B 2024
Seguridad y virus informáticos 12°B 2024sergeycrastz06
 
Profecia 2300 dias explicada, Daniel 8:14
Profecia 2300 dias explicada, Daniel 8:14Profecia 2300 dias explicada, Daniel 8:14
Profecia 2300 dias explicada, Daniel 8:14KevinBuenrostro4
 
ESTEREOTIPOS DE GÉNERO A LAS PERSONAS? (Grupo)
ESTEREOTIPOS DE GÉNERO A LAS PERSONAS? (Grupo)ESTEREOTIPOS DE GÉNERO A LAS PERSONAS? (Grupo)
ESTEREOTIPOS DE GÉNERO A LAS PERSONAS? (Grupo)portafoliodigitalyos
 
Gran Final Campeonato Nacional Escolar Liga Las Torres 2017.pdf
Gran Final Campeonato Nacional Escolar Liga Las Torres 2017.pdfGran Final Campeonato Nacional Escolar Liga Las Torres 2017.pdf
Gran Final Campeonato Nacional Escolar Liga Las Torres 2017.pdfEdgar R Gimenez
 
mapa mental sobre el sistema político...
mapa mental sobre el sistema político...mapa mental sobre el sistema político...
mapa mental sobre el sistema político...alisaraboumg01
 
ACERTIJO LA RUTA DE LAS ADIVINANZAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJO LA RUTA DE LAS ADIVINANZAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLAACERTIJO LA RUTA DE LAS ADIVINANZAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJO LA RUTA DE LAS ADIVINANZAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLAJAVIER SOLIS NOYOLA
 
IMPLICACIONES BIOÉTICAS ANTE EL TRANSHUMANISMO A PARTIR DEL PENSAMIENTO FILOS...
IMPLICACIONES BIOÉTICAS ANTE EL TRANSHUMANISMO A PARTIR DEL PENSAMIENTO FILOS...IMPLICACIONES BIOÉTICAS ANTE EL TRANSHUMANISMO A PARTIR DEL PENSAMIENTO FILOS...
IMPLICACIONES BIOÉTICAS ANTE EL TRANSHUMANISMO A PARTIR DEL PENSAMIENTO FILOS...Andrés Canale
 
Cerebelo Anatomía y fisiología Clase presencial
Cerebelo Anatomía y fisiología Clase presencialCerebelo Anatomía y fisiología Clase presencial
Cerebelo Anatomía y fisiología Clase presencialDanita2111
 
Vínculo afectivo (labor expositivo de grupo )
Vínculo afectivo (labor expositivo de grupo )Vínculo afectivo (labor expositivo de grupo )
Vínculo afectivo (labor expositivo de grupo )portafoliodigitalyos
 

Último (20)

BIENESTAR TOTAL - LA EXPERIENCIA DEL CLIENTE CON ATR
BIENESTAR TOTAL - LA EXPERIENCIA DEL CLIENTE CON ATRBIENESTAR TOTAL - LA EXPERIENCIA DEL CLIENTE CON ATR
BIENESTAR TOTAL - LA EXPERIENCIA DEL CLIENTE CON ATR
 
ENUNCIADOS CUESTIONARIO S9 GEOLOGIA Y MINERALOGIA - GENERAL.docx
ENUNCIADOS CUESTIONARIO S9 GEOLOGIA Y MINERALOGIA - GENERAL.docxENUNCIADOS CUESTIONARIO S9 GEOLOGIA Y MINERALOGIA - GENERAL.docx
ENUNCIADOS CUESTIONARIO S9 GEOLOGIA Y MINERALOGIA - GENERAL.docx
 
proyecto semana de los Jardines, actividades a realizar para resaltar esta fecha
proyecto semana de los Jardines, actividades a realizar para resaltar esta fechaproyecto semana de los Jardines, actividades a realizar para resaltar esta fecha
proyecto semana de los Jardines, actividades a realizar para resaltar esta fecha
 
Proceso de gestión de obras - Aquí tu Remodelación
Proceso de gestión de obras - Aquí tu RemodelaciónProceso de gestión de obras - Aquí tu Remodelación
Proceso de gestión de obras - Aquí tu Remodelación
 
11.NEOLIBERALISMO: que es, ventajas, desventajas, consecuenciaspptx
11.NEOLIBERALISMO: que es, ventajas, desventajas, consecuenciaspptx11.NEOLIBERALISMO: que es, ventajas, desventajas, consecuenciaspptx
11.NEOLIBERALISMO: que es, ventajas, desventajas, consecuenciaspptx
 
Power Point: Luz desde el santuario.pptx
Power Point: Luz desde el santuario.pptxPower Point: Luz desde el santuario.pptx
Power Point: Luz desde el santuario.pptx
 
LA GEOMETRÍA Y LOS SISTEMAS ANGULARES, APRENDER LEYENDO LA BIBLIA
LA GEOMETRÍA Y LOS SISTEMAS ANGULARES, APRENDER LEYENDO LA BIBLIALA GEOMETRÍA Y LOS SISTEMAS ANGULARES, APRENDER LEYENDO LA BIBLIA
LA GEOMETRÍA Y LOS SISTEMAS ANGULARES, APRENDER LEYENDO LA BIBLIA
 
Evaluación de los Factores Internos de la Organización
Evaluación de los Factores Internos de la OrganizaciónEvaluación de los Factores Internos de la Organización
Evaluación de los Factores Internos de la Organización
 
PROPIEDADES DE LA LUZ. TIPLER. FÍSICA. PROBLEMAS
PROPIEDADES DE LA LUZ. TIPLER. FÍSICA. PROBLEMASPROPIEDADES DE LA LUZ. TIPLER. FÍSICA. PROBLEMAS
PROPIEDADES DE LA LUZ. TIPLER. FÍSICA. PROBLEMAS
 
Análisis de la situación actual .La Matriz de Perfil Competitivo (MPC)
Análisis de la situación actual .La Matriz de Perfil Competitivo (MPC)Análisis de la situación actual .La Matriz de Perfil Competitivo (MPC)
Análisis de la situación actual .La Matriz de Perfil Competitivo (MPC)
 
Seguridad y virus informáticos 12°B 2024
Seguridad y virus informáticos 12°B 2024Seguridad y virus informáticos 12°B 2024
Seguridad y virus informáticos 12°B 2024
 
Profecia 2300 dias explicada, Daniel 8:14
Profecia 2300 dias explicada, Daniel 8:14Profecia 2300 dias explicada, Daniel 8:14
Profecia 2300 dias explicada, Daniel 8:14
 
ESTEREOTIPOS DE GÉNERO A LAS PERSONAS? (Grupo)
ESTEREOTIPOS DE GÉNERO A LAS PERSONAS? (Grupo)ESTEREOTIPOS DE GÉNERO A LAS PERSONAS? (Grupo)
ESTEREOTIPOS DE GÉNERO A LAS PERSONAS? (Grupo)
 
Gran Final Campeonato Nacional Escolar Liga Las Torres 2017.pdf
Gran Final Campeonato Nacional Escolar Liga Las Torres 2017.pdfGran Final Campeonato Nacional Escolar Liga Las Torres 2017.pdf
Gran Final Campeonato Nacional Escolar Liga Las Torres 2017.pdf
 
mapa mental sobre el sistema político...
mapa mental sobre el sistema político...mapa mental sobre el sistema político...
mapa mental sobre el sistema político...
 
La historia de la vida estudiantil a 102 años de la fundación de las Normales...
La historia de la vida estudiantil a 102 años de la fundación de las Normales...La historia de la vida estudiantil a 102 años de la fundación de las Normales...
La historia de la vida estudiantil a 102 años de la fundación de las Normales...
 
ACERTIJO LA RUTA DE LAS ADIVINANZAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJO LA RUTA DE LAS ADIVINANZAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLAACERTIJO LA RUTA DE LAS ADIVINANZAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJO LA RUTA DE LAS ADIVINANZAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
 
IMPLICACIONES BIOÉTICAS ANTE EL TRANSHUMANISMO A PARTIR DEL PENSAMIENTO FILOS...
IMPLICACIONES BIOÉTICAS ANTE EL TRANSHUMANISMO A PARTIR DEL PENSAMIENTO FILOS...IMPLICACIONES BIOÉTICAS ANTE EL TRANSHUMANISMO A PARTIR DEL PENSAMIENTO FILOS...
IMPLICACIONES BIOÉTICAS ANTE EL TRANSHUMANISMO A PARTIR DEL PENSAMIENTO FILOS...
 
Cerebelo Anatomía y fisiología Clase presencial
Cerebelo Anatomía y fisiología Clase presencialCerebelo Anatomía y fisiología Clase presencial
Cerebelo Anatomía y fisiología Clase presencial
 
Vínculo afectivo (labor expositivo de grupo )
Vínculo afectivo (labor expositivo de grupo )Vínculo afectivo (labor expositivo de grupo )
Vínculo afectivo (labor expositivo de grupo )
 

Imperialismo y teologia pdf

  • 2. PRÓLOGO ¡El Imperio!... Ese casi desconocido, que tanto influye en la vida del tercer mundo de Iberoamérica, de Asia, de África y del Cercano Oriente, ¿qué es en esencia? Hace 400 años no era nada. El germen de su nacimiento dependía de la buena fe de unos indios. Ahora, en el 2012, ese Imperio es sacudido por turbulencias que ya empiezan a preocuparlo. Miles de manifestantes se presentan como el 99% y señalan que Wall Street es el uno restante. O sea, el poder israelí. Este libro es un conjunto de datos históricos. Como en todos sus anteriores libros, Salvador Borrego no inventa nada; sólo nos señala y une datos históricos para aclararnos un panorama que generalmente se ve confuso y contradictorio. Es indispensable conocer la verdad, por amarga que parezca, si se quiere buscar veredas para reconquistar nuestra identidad y soberanía, ahora en vías de disolución. Lo que la historia oficial enseña acerca de los últimos cinco siglos (de Colón a la invasión angloamericana de Irak), no es suficiente para conocer la verdad. El lector encontrará en este libro la información esencial, complementaria, para formarse un concepto real de nuestro presente. Y ya es bien sabido que del presente se desprende el futuro inmediato. Lic. Jesús F. Benitez 5
  • 3. CAPÍTULO I RIVALIDAD DE INGLATERRA Y ESPAÑA “Hemos recibido el mandato en este planeta, con todo lo que ello atañe.” — “Destino Manifiesto”. INGLATERRA Después de un recorrido de SE SINTIÓ HUMILLADA seis meses y medio, el 15 de marzo de 1493 Cristóbal Colón regresó al puerto de Palos, con la noticia de que había llegado a la India nave- gando hacia el Poniente a través del Atlántico. (Así se creía entonces, equivocadamente). En realidad, había descu- bierto un enorme Continente, del cual apenas tocó las Islas de San Salvador, Cuba (a la que bautizó como Juana) y La Española (hoy República Dominicana). En España hubo desbordante júbilo. Los Reyes Ca- tólicos le dieron a Colón una “espléndida bienvenida” en Barcelona. Toda Europa se hallaba expectante. En cambio, en Inglaterra, la noticia produjo amar- gura y envidia. Los ingleses ansiaban disputarle a Espa- ña el dominio de los mares. (Tiempo después el dictador británico Oliverio Cromwell precisaría esa rivalidad di- ciendo: “El español no es nuestro enemigo accidental; lo es providencialmente”). 7
  • 4. Durante su segundo viaje (iniciado el 25 de septiem- bre de 1493, con 17 naves y 1,500 hombres), Colón exploró Las Antillas, Cuba y Jamaica. En el tercer viaje (con 6 buques, 30 de mayo de 1498) descubrió Sudamérica al recorrer las desembocaduras del río Orinoco, a la altura de lo que después llegó a ser Venezuela y Colombia. A su regreso, en 1498, llevó a España deslumbrantes noticias sobre las ricas tierras descubiertas, sus frutos y la índole de sus indios. En un cuarto y último viaje (con 4 carabelas y 150 hombres, 9 de mayo de 1502) descubrió Santa Lucía (hoy Martinica), bordeó la costa de Honduras, rodeó el cabo de Gracias a Dios hasta el istmo de Panamá en busca de una salida al oeste, y luego continuó a Jamaica, enfiló a La Espa- ñola y de ahí retornó a España (12 de septiembre de 1504). Por su parte, en 1502, el navegante florentino Amé- rico Vespucio costeó América hasta llegar a un Estrecho en el cono sur del Continente. Sus informes y mapas per- mitieron establecer que Colón (muerto en 1506) no había llegado a la India, sino a un nuevo Continente. El cos- mógrafo alemán Martín Waldseemüller lo afirmó así, en 1507, y propuso que el nuevo Continente fuera Ilamado América. Luego hubo otra expedición española, mandada por Fernando de Magallanes, que cruzó el Estrecho que lleva su nombre, remontó el Océano (llamado por él, Pacífico), y llegó al Archipiélago de las Filipinas, al Oriente de Asia. Filipinas fue poco después colonizado por España. De esa manera (ya con Cortés firmemente instalado en la Gran Tenochtitlán) el Imperio Español se extendía desde Europa hasta Asia. Por eso se decía que en sus tierras nunca se ponía el sol, pues cuando anochecía en Madrid, empezaba a amanecer en la Gran Tenochtitlán y luego en Filipinas. 8
  • 5. LOS INGLESES QUERÍAN Desde el primer viaje ALGO MUY SEMEJANTE de Colón, los ingleses sintieron la necesidad de aumentar su Armada para bus- car horizontes dónde competir con España. Inglaterra era entonces un pequeño reino, escindido por querellas reli- giosas y políticas, sin gran poder naval. El rey Enrique VII destinó crecientes recursos para formar una verdadera Armada. Para ese fin recurrió a experimentados marinos extranjeros, como John Cabot (o Caboto), originario de Génova, y le brindó elementos para incursionar por el Atlántico, pero muy al Norte, a fin de no chocar con la Armada española, que tenía fama de ser invencible, y que entonces en realidad lo era. Cabot navegó tan al Norte como el paralelo 48 y lle- gó a las agrestes costas de la Isla de Terranova en 1498 (cuando Colón ya hacía su tercer recorrido). Pero Cabot no encontró nada, nada de valor. Sólo tierras áridas cubiertas de hielo. Volvió con las manos vacías. Varios historiadores afirman que la ruta seguida por Cabot ya era conocida por Colón cuando navegó en un barco danés, de tal manera que al lanzarse después a la búsqueda de la India escogió una ruta bastante al Sur, a la altura del paralelo 24 Norte, o sea el que pasa, apro- ximadamente, por Durango, Ciudad Victoria y las cercanías de Cuba.(1) La frustración inglesa con la expedición de Cabot dio lugar a la proliferación de los piratas británicos, que operaban con el apoyo de la Corona. Se practicó una ver- dadera guerrilla naval para asaltar a los navíos españoles que llevaban productos de América a España. Así llegaron (1) El Almirante de las Mil Nacionalidades. Luis Reed Torres, 1988. 9
  • 6. Francis Drake Gilbert Humphrey Walter Raleigh Tres de los más famosos pi- ratas que asaltaban barcos es- pañoles. Compartían el botín con la reina británica, pero eso no satisfacía a Inglaterra, celosa por el descubrimiento de América. 10
  • 7. a ser famosos Francis Drake, nombrado “Sir” (“caballero”) por la reina Isabel; Humphrey Gilbert, también “Sir”; Walter Raleigh, igualmente “Sir”, y otros más. Los piratas llevaban su botín a Inglaterra, del cual par- ticipaba la Corona, pero ese bandidaje estaba muy lejos de satisfacer el anhelo de igualar y superar al Imperio Español. Los ingleses iban muy atrasados. Hasta 1585 pudieron organizar otra expedición, al mando del acreditado pirata Raleigh. Se componía de 89 hombres, algunos sacados de prisión, y 17 mujeres. Se les desembarcó en la isla de Roanoke, en la región que hoy es Carolina del Norte, con algunos pertrechos, comestibles y agua. Pero cuando dos años más tarde llegó un barco inglés de abastecimientos, ya no encontró rastros de vida en Roanoke. Nunca se supo qué había pasado. En tanto que los ingleses padecían ese segundo fra- caso, la Nueva España crecía aceleradamente. La ciudad de México ya tenía la primera imprenta y la primera Universidad del Continente. Ya existía la próspera ciu- dad de Puebla; la Villa de Querétaro, el Real de Minas de Guanajuato, la impetuosa Guadalajara, el puerto de Acapulco, con un astillero y activo movimiento de naves. Por cierto que el pirata inglés Francis Drake se escondía en la bahía de La Marquesa para asaltar a los barcos españoles, por lo cual se erigió el Fuerte de San Diego, que fue el primero en toda la costa americana del Pacífico. En esa misma época los misioneros fundaron colegios en las ciudades de México, Mérida, San Luis, Valladolid (Morelia), Guanajuato, Veracruz, Campeche, Parral, Du- rango y Chihuahua. En la próspera industria minera se trabajaban 8 horas (en dos jornadas de 4) y se descansaba el séptimo día, por órdenes del rey Felipe II. También se 11
  • 8. construían carretas y se abrían caminos, llamados carre- teras. Entretanto, Inglaterra seguía penosamente a la zaga, atenida al apoyo que daba a sus piratas, los cuales cada día eran más audaces. Se dio el caso de que Francis Drake, premiado con el trato de “Sir”, desembarcara en el Istmo de Darién, donde atacó a un convoy de arrieros con mulas cargadas de minerales, y los robó todos. Estaba en boga la idea de que la base de la riqueza era el oro. Se refutaba a la teoría económica francesa (de los “fisiócratas”), según la cual la base real de la economía no son los metales preciosos, sino la tierra, supuesto que de la tierra se obtienen todos los víveres y las materias primas que requiere la industria. En fin, España buscaba oro en América y los piratas ingleses querían obtenerlo asaltando a los barcos es- pañoles. ¿ACTO PRECIPITADO Tal bandidaje llegó a DEL REY FELIPE II? ser tan intenso que el rey Felipe II decidió (en 1588) invadir a Inglaterra para acabar con los piratas, pero precisamente durante los preparativos murió el competente marino marqués De la Cruz, y el rey dispuso que –de todos modos– la Armada saliera, aunque mandada por el duque de Medina Si- donia, que conocía poco de la guerra marítima. Según acreditados cronistas de esa época, fue un paso en falso. La Armada era, efectivamente, poderosa. Constaba de 130 barcos, con 30,000 hombres. Una vez que hubiera derrotado a la Armada inglesa, la Armada española tendría 26,000 hombres más –que se hallaban en Holanda– para 12
  • 9. realizar la invasión. Pero, al aproximarse a Inglaterra, el duque de Medina Sidonia no se atrevió a atacar a la débil flota inglesa y atracó en el puerto de Calais, en espera de los 26,000 soldados que participarían en la invasión. La flota inglesa, mandada por Lord Howard y los piratas Drake y Hawkins aprovechó la tregua que se le estaba dando y sorpresivamente lanzó lanchones con brea ardiendo y con pólvora, contra las naves estacionadas en Calais. Esto provocó muchas bajas y pánico entre los marinos españoles. Medina Sidonia ordenó zarpar, hubo desorden, y más adelante lo sorprendió un violento temporal. En suma, de los 130 barcos sólo se salvaron 60, y de 30,000 tripulantes sólo sobrevivió la tercera parte. Fue un suceso de gran trascendencia, pues la flota inglesa acrecentó su poder hasta llegar a ser –años después– la reina de los mares. PRIMERA CABEZA DE PLAYA A raíz del triunfo britá- INGLESA EN AMÉRICA nico sobre la Armada española, los ingleses fundaron compañías colonizado- ras para ganar territorios en América, en sitios donde no había españoles. Una expedición de tres embarcaciones y 40 colonos, al mando de John Smith, salió hacia las costas de Virginia (en lo que hoy es Carolina del Norte). El 2 de abril (1607) tales colonizadores llegaron a la bahía de Chesapeake y se internaron 30 millas tierra adentro para no ser avistados por algún barco español, aunque éstos operaban muy al sur. Los 40 colonos forma- ron una minúscula villa llamada Jamestown. Aparecieron por ahí unos indios que inicialmente les lanzaron varias flechas, como para hacerse respetar, pero bien pronto los ingleses se los granjearon ofreciéndoles perlas (no auténticas), pequeñas hachas de hierro, etc., a cambio 13
  • 10. de maíz. El trueque resultó tan atractivo a los indios que hasta ofrecieron a los visitantes a la hija del jefe Powhatan, llamada Pocahontas, una niña de 13 años, completamen- te desnuda, que procuraba hacerse simpática con un extraño baile parecido a contorsiones. El villorio de Jamestown constaba de unas cuantas chozas míseras, al lado de un pantano con mosquitos. En el primer invierno murió la mitad de los colonos, o sea, veinte. Los indios se condolieron de los sobrevivientes y les regalaban maíz, según las más antiguas crónicas consultadas por el historiador francés André Maurois.(1) Uno de los colonos (John Rolfe) creyó conveniente estrechar relaciones con los indios y se casó con la niña Pocahontas, explicando que no lo hacía por deseo carnal, sino “por el mayor bien de esta plantación”. En la boda le puso el nombre de Rebeca, y en la primera oportunidad regresó con ella a Londres, donde la joven murió “por el crudo invierno”. Un barco de abastecimientos llegó a las proximida- des de la villa de Jamestown, cuyos colonos ya no podían ni cazar ni pescar, por la debilidad en que se hallaban. Los marinos preguntaron por “el oro”, pero la respuesta fue desconsoladora. Por ahí no se hablaba de metales y lo único que había eran bosques. Después de todo, en Inglaterra se necesitaba madera y los colonos podían en- viar pequeñas cantidades. A duras penas los colonos se iban salvando, a ve- ces con el maíz que les daban los indios, quienes les enseñaron a sembrarlo. Poco después llegó un barco (1) Historia de los Estados Unidos.-André Maurois. Pág 32. Edit. Surco. 1961. Barcelona. 14
  • 11. inglés con mujeres, lo cual animó mucho a los colonos y hasta se aventuraron a cazar gamos. También les lle- garon semillas de tabaco (que Nicot había recibido de las colonias españolas) y empezaron a sembrarlo. Hubo gran éxito, pues en 1609 la cosecha fue de 20,000 libras, y seguía aumentando. Poco después les llegó un refuerzo de veintenas de esclavos negros, que fueron destinados a los trabajos más duros. En 1620 la villa de Jamestown cumplía 13 años de penosa existencia. Era la primera colonia inglesa asenta- da en tierras de América. Sus miembros podían decir que “algo es algo”, aunque no había comparación con lo ya logrado por los colonizadores españoles durante los últimos 111 años. Los indios que encontraron los ingleses en los al- rededores de su colonia no tenían ninguna Gran Tenoch- titlan. Sabían tejer y formar arcos de flechas. Vivían prin- cipalmente de sus rebaños de búfalos. Comían su carne, y de la piel hacían algo parecido a zapatos. De los tendones extraían las cuerdas de los arcos. Vivían en cabañas de piedras superpuestas en forma de escalones. Las hordas de bisontes abrían paso a través de la selva y éstos eran aprovechados por los indios como vías de comunicación. Los colonos ingleses tuvieron suerte de no encon- trarse con indios como los aztecas, tan dispuestos a la guerra. En sus primeras narraciones decían que los indios acostumbraban lanzar algunas flechas a la llegada de los “visitantes”, aunque sin herir a nadie. Luego se iban acercando, curiosos, y acababan por aceptar baratijas en trueque. Eran salvajes, pero pacíficos. 15
  • 12. UNA SEGUNDA CABEZA El 21 de diciembre de DE PLAYA BRITÁNICA 1620 el barco inglés “Mayflower” (Flor de Mayo) llegó a la vista de Cabo Cod, y con 101 peregrinos se fundó la colonia de New Plymouth. No podían haber escogido una fecha peor, pues el invierno y la escasez de comestibles estuvieron a punto de terminar con la riesgosa aventura. Varios de los colonos murieron en semanas. El historiador francés André Maurois (en realidad llamado Emile Herzog) dice: “Hubo momentos en que no quedaban sino muy contados hombres válidos para cuidar a los enfermos, guisar la comida y lavar la ropa. Lo hicieron con una devoción fraternal. En fin, gracias al apoyo que les prestaron las tribus indias amigas, las cuales les enseñaron el cultivo del maíz, la colonia de Plymouth sobrevivió.”(1) Su crecimiento fue sumamente penoso. En 70 años de vicisitudes y grandes esfuerzos, su población –acre- centada por la llegada de más “peregrinos”– ascendió a un total de 7,000 el año de 1691. Entonces se extendieron sus comunicaciones y se fusionaron con la relativamente cercana colonia que entretanto se había formado en Massachusetts Bay. Los “peregrinos” avecinados en Plymouth eran po- bres de origen. En cambio, los de Massachusetts eran mercaderes prósperos, pero a ambos grupos los unía el temor de que los indios se rebelaran, conforme les fueran siendo afectados sus territorios tierra adentro. Los colonos ocupaban sólo una franja costera, a la que llamaron Nueva Inglaterra. (1) Historia de los EE.UU.- Herzog. Pág. 36. Edit. Surco. Barcelona, 1961. 16
  • 13. Los “peregrinos” del Mayflower al llegar a la costa ameri- cana el 21 de Dic. de 1620. Sobrevivieron gracias a la ayuda de los indios. (Lienzo alegórico de H.O. Walker, vinculado con el Antiguo Testamento. Uno de sus lemas dice: “El único Santo de Israel.” 17
  • 14. LONDRES ACUERDA UNA A medida que las nue- EXTENSA EXPROPIACIÓN vas colonias inglesas se afirmaban en la costa, la Corona inglesa les confirió “derechos” sobre un extenso territorio tierra adentro, que todavía no ocupaban, pero que más adelante podrían ocupar, conforme se les fuera fortaleciendo con más colonos y pertrechos. Se pasaba así por alto el derecho de los indios, que no sospechaban lo que les esperaba con tan amables visitantes. Sin embargo, de momento no se rompían hostilidades. Lo grave vendría después... William Penn invitó a los cuáqueros para que se esta- blecieran en lo que se llamó Philadelphia, o sea, “ciudad del amor fraternal”, en 1681. Los cuáqueros eran una comunidad protestante que creía tener comunicación directa con Dios sin necesidad de pastores y obispos. La contemplación silenciosa era para ellos una oración. Creían en un dios de amor, como el del Nuevo Testamento, no en uno de violencia. Los cuáqueros trataban con bondad a los indios y pronto se hicieron querer de ellos. Esto redundaba en bien de todos los grupos de colonos. No obstante, los ingleses no simpatizaban con los cuáqueros. Había profundas diferencias religiosas entre ellos, aunque de momento no se exteriorizaban porque los cuáqueros eran útiles para negociar con los indios. Entretanto, en Holanda tuvieron la tentación de par- ticipar con una rebanada de tierra del Nuevo Mundo y organizaron una expedición. El capitán Henry Hudson descubrió una bahía en la que desembocaba un gran río, lejos de la Nueva Inglaterra, y atracó ahí en 1623. Los indios recibieron a los visitantes como era su costumbre, con unos flechazos para hacerse temer, y luego con ciertos regalos en señal de amistad. Y fueron tan amistosos que 18
  • 15. accedieron a vender toda la isla de Manhattan por 60 florines, prácticamente, regalada. Los holandeses fundaron ahí la Nueva Amsterdam. Sin embargo, 55 años después los ingleses reclamaron la posesión de Manhattan, nada más porque sí, alegando que Cabot la había descubierto antes (cosa falsa). Y llevaron una Armada y 500 soldados para tomarla por la fuerza. Los holandeses capitularon. El rey británico regaló la isla a su hermano, el duque de York, y de ahí la Nueva Amsterdam tomó el nombre de Nueva York. No tardaron en aparecer allí unos nuevos colonos, hábiles en cuestiones de compra y venta, en manejo de dinero, etc., que se instalaron en la calle (Street) llamada de la Barda (Wall). El historiador Veit Valentin los describe así: “No en vano se sentían atraídos por la fuerza que anima al Antiguo Tes- tamento... Todos están llamados a trabajar; el trabajo es vocación, luego éxito, es decir, el pre- dominio, la ganancia, la autoridad, la riqueza, el dinero fecundo, dinámico, sustancioso, domina- dor, organizador.”(1) Y aquella calle (Wall Street) se fue convirtiendo en un creciente centro financiero. Nadie podía imaginar lo que llegaría a ser aquello, salvo sus propios organizadores, cuya idea de ser los elegidos para manejar riqueza y poder les confería una fuerza inconcebible. Por otra parte, seguían llegando colonos de diversas nacionalidades y de distintas creencias, aunque no cual- quiera tendría acceso a los puestos directivos. Había liberalismo, pero con límites más hondos de lo que se veía. (1) Historia Universal. Tomo 1. Pág. 496, 497. Veit Valentin. Edit. Sudame- ricana. Buenos Aires. 1942. 19