SlideShare una empresa de Scribd logo
1 de 19
Descargar para leer sin conexión
Szczurek, M. (1989). La estrategia instruccional. Investigación y Posgrado, 4(2), 7-26.
1
Mario Szczurek
Szczurek, M. (1989). La estrategia instruccional. Investigación y
Posgrado, 4(2), 7-26
RESUMEN
Este trabajo propone un modelo para la planificación de la estrategia instruccional,
presentándola dentro del contexto de un nuevo modelo general de diseño de
instrucción. El modelo de diseño de instrucción, con un enfoque sistémico, abarca:
elementos directrices, características de los estudiantes, características de los
docentes, medios y otros recursos, estrategia y evaluación. Se define la estrategia
instruccional como el conjunto de acciones deliberadas y arreglos organizacionales
para llevar a cabo la situación de enseñanza–aprendizaje. Comprende los
siguientes componentes: técnicas instruccionales, actividades, organización de la
secuencia, organización de grupos, organización del tiempo y organización del
ambiente. Se trata con más detalle este último elemento debido a la escasa
información asequible al respecto.
Edición digital – Sept 2002
Szczurek, M. (1989). La estrategia instruccional. Investigación y Posgrado, 4(2), 7-26.
2
L A E S T R A T E G I A I N S T R U C C I O N A L
D r . M a r i o S z c z u r e k
C O N T E X T O
Los modelos de diseño de instrucción
Para realizar de manera apropiada la planificación del proceso de
enseñanza–aprendizaje, o lo que es igual, el diseño de la instrucción1, es necesario
tener en cuenta cada uno de los componentes que intervienen en dicho proceso y
sus interrelaciones.
Existen muchos modelos que tratan de representar el proceso instruccional y
al mismo tiempo, servir de guía para la elaboración de diseños de instrucción.
Andrews y Goodson (1980) analizaron 40 modelos y sin embargo, para un
especialista en el campo, resulta evidente que es una recopilación incompleta y un
análisis probablemente prejuiciado. Así, no parece casual que el modelo que dicho
análisis considera el mejor, proviene de la misma universidad de los maestros de
los autores. Una revisión de la Revista de Tecnología Educativa permite constatar,
aun sin acudir a otras publicaciones latinoamericanas, que también aquí han
proliferado modelos, sin que a ello haya escapado tampoco el autor de este trabajo
(Szczurek, 1978).
1Se identifica la instrucción no con aprendizaje sino con enseñanza–aprendizaje, en el sentido de un
proceso que deliberadamente se lleva a cabo para que se logre un aprendizaje
Szczurek, M. (1989). La estrategia instruccional. Investigación y Posgrado, 4(2), 7-26.
3
Regresando a lo fundamental
Después de encontrarse por años con tantos y variados modelos, resulta
conveniente detenerse y preguntarse ¿Hacia dónde se quiere ir?,¿ Cuál es, desde
el principio, el propósito fundamental de tales modelos ?
Como ya se mencionó, se trata de representar el proceso de instrucción,
identificando sus componentes fundamentales e interrelaciones, para orientar el
estudio, diseño, desarrollo y evaluación del mismo.
Por lo general, los modelos publicados van más allá de lo fundamental, con
ampliaciones que parecen reflejar bien sea el área de experticia particular de sus
autores y/o sus inclinaciones respecto a determinadas teorías de aprendizaje (que
no de instrucción).
Para establecer los componentes fundamentales de un proceso de
instrucción cualquiera (en el entendido que ya se ha determinado la necesidad de
instrucción ó ésta viene dada), piense en una situación ordinaria de instrucción (su
“clase” por ejemplo) y verifique que lo que se encuentra es lo siguiente: elementos
directrices, estudiantes, docentes, medios y otros recursos, evaluación, y
estrategias (Gráfico 1). Nada más y nada menos.
Elementos directrices
Son los que orientan globalmente el proceso, indicando lo que se espera
lograr. Generalmente esos logros se expresan en términos de lo que el estudiante
aprenderá como consecuencia de la instrucción. Pueden aparecer bajo uno o más
de los siguientes nombres o formas: fines, propósitos, metas, contenidos, objetivos
(generales, terminales, específicos, expresivos, etc.). Aunque no se declaren, estos
elementos directrices existen como intención, lo cual suele descubrirse en el
momento de los tests, exámenes o pruebas y asignaciones. También se incluyen
entre los elementos directrices a los llamados análisis de tareas, de objetivos y de
contenido, puesto que no son más que técnicas para desagregar logros amplios en
otros más específicos. Los elementos directrices constituyen el “que” o “para que”
del proceso de instrucción.
Szczurek, M. (1989). La estrategia instruccional. Investigación y Posgrado, 4(2), 7-26.
4
Estudiantes
Protagonistas del proceso de instrucción, traen sus propias características
como individuos y como grupos. Dichas características no se refieren sólo a los
previos conocimientos, habilidades, destrezas y actitudes, sino que también deben
considerarse las comúnmente englobadas bajo el término de “características
biopsicosociales”. Tradicionalmente, la mayoría de estas características se han
soslayado en la planificación de la instrucción a pesar de lo mucho que se habla de
su importancia, y aunque en los últimos años vienen constituyéndose en un foco de
atención de la investigación educativa, poco o nada se han tomado en cuenta los
resultados obtenidos para la práctica educativa. El componente estudiantes
constituye parte del “quien” o “con quien” del proceso de instrucción.
El docente
Szczurek, M. (1989). La estrategia instruccional. Investigación y Posgrado, 4(2), 7-26.
5
Sin duda se trata de un componente importante del proceso y sin embargo
no suele considerarse como tal en los modelos de diseño de instrucción.
Posiblemente se deba a que las características de los docentes como individuos,
como grupo y en interacción con los estudiantes, se han estudiado aun menos que
las características de los propios estudiantes. Algunos autores excluyen al docente
como componente fundamental del proceso aduciendo que la instrucción puede
darse a través de un material seleccionado o preparado al efecto; esta posición
presupone, en forma obsoleta, que las funciones del docente sólo se dan con su
presencia directa, ante lo cual cabe la pregunta ¿Quién selecciona y/o prepara el
material de instrucción? El docente constituye la otra parte del “quien” o “con
quien” del proceso.
Medios y otros recursos
En el contexto del proceso de instrucción “se entiende por medio cualquier
persona, organismo u objeto que proporciona la información necesaria para facilitar
un determinado aprendizaje de conocimientos, actitudes o habilidades” (Szczurek,
1984).En este caso, la frase “proporciona la información” indica que contiene en si
mismo o es el sustrato de la información. Algunos medios pueden requerir de otros
recursos adicionales para que se efectúe la transmisión de la información; por
ejemplo una película requiere de un artefacto llamado proyector, así como un objeto
real microscópico requiere del microscopio. Además de estos recursos llamados
medios existen otros aparentemente obvios pero también importantes como por
ejemplo el tipo y cantidad de sillas, mesas, etc. Así mismo, son recursos los
materiales tales como aparatos, instrumentos, equipos, herramientas, útiles y
sustancias. Los medios y otros recursos como componentes del proceso de
instrucción constituyen el “con que” del mismo.
Evaluación
La evaluación en sus versiones cuantitativa y cualitativa proporciona datos
para establecer la efectividad y eficiencia, el valor y mérito del proceso instruccional
o cualquiera de sus elementos o etapas y a partir de ello, controlar y tomar
decisiones acerca del proceso. Se debe considerar tanto la evaluación de los
Szczurek, M. (1989). La estrategia instruccional. Investigación y Posgrado, 4(2), 7-26.
6
aprendizajes como la evaluación del diseño mismo formativa y sumativamente. El
componente de evaluación constituye el “que tan bien” del proceso de instrucción.
Estrategia
La estrategia instruccional es también uno de los componentes
fundamentales del proceso de instrucción y como tal, está interrelacionado con
todos los anteriores. Por ello, aunque es el tema central de este trabajo, era
importante ubicarlo primero dentro del contexto conformado por el resto de los
componentes para que se tenga presente que no debe considerarse en forma
aislada. El tema se trata más ampliamente a continuación, baste ahora con indicar
que la estrategia constituye el “como” del proceso instruccional.
ESTRATEGIA INSTRUCCIONAL
La selección de una estrategia instruccional debió preocupar al hombre
desde el primer momento en el cual decidió enseñar algo. Ciertamente, hay una
cantidad y diversidad de textos, artículos, experiencias e investigaciones referidas al
uso de determinadas “técnicas” o “métodos” de enseñanza–aprendizaje. Sin
embargo, la determinación de la estrategia apropiada para una situación
instruccional es uno de los aspectos menos desarrollados en el estudio y aplicación
del diseño de instrucción, al menos si se compara con la atención exagerada que se
le ha prestado a otros elementos del diseño, como por ejemplo, la redacción de
objetivos (lo cual ha ocasionado tal vez una perspectiva exagerada del rol de éstos
en el proceso).
Lo que parece faltar en la mayoría de los estudios sobre diseño instruccional,
aun en aquellos que dicen atenerse a un enfoque de sistemas, es el verdadero
empleo de dicho enfoque al considerar la estrategia. Aunque generalmente si
indican que la estrategia no debe tratarse en forma aislada, sino en el contexto de
sus interrelaciones con los otros elementos del diseño instruccional, fallan en tener
en cuenta además el principio de recursividad de los sistemas. Esto quiere decir
que si para diseñar la instrucción se considera al proceso enseñanza – aprendizaje
con una visión sistémica, esto es, como un conjunto de elementos que se
interrelacionan con un propósito común, hay que considerar también que cada uno
Szczurek, M. (1989). La estrategia instruccional. Investigación y Posgrado, 4(2), 7-26.
7
de esos elementos son a su vez sistemas (subsistemas del sistema o sistemas que
lo contienen). Entonces, la estrategia como elemento del sistema instruccional debe
considerarse a su vez como un sistema con sus propios elementos, interrelaciones
y propósito.
De lo anterior se desprende que el diseño de la estrategia instruccional es un
proceso más complejo que la decisión sobre lo que comúnmente se llama un
“método” de enseñanza o de enseñanza – aprendizaje. En este sentido, la
estrategia necesita abarcar más que ese “método”, como se verá con más detalle a
continuación.
Definición
La estrategia instruccional es un conjunto de acciones deliberadas y arreglos
organizacionales para llevar a cabo la situación de enseñanza – aprendizaje.
Comprende la consideración de los siguientes componentes: técnicas
instruccionales, actividades, organización de la secuencia, organización de grupos,
organización del tiempo y organización del ambiente (Gráfico 2).
Szczurek, M. (1989). La estrategia instruccional. Investigación y Posgrado, 4(2), 7-26.
8
Técnicas instruccionales
Algunos llaman método a este componente de la estrategia y muchas veces
confunden los términos estrategia y método. Nérici (1980) propone categorías
diferentes para métodos y técnicas e incluye ambas. Es frecuente encontrar para el
término método muy diversas acepciones respecto a su alcance, desde señalar que
sólo hay dos métodos (deductivo e inductivo), hasta equiparar método con lo que
aquí se denomina técnica.
Aunque método y técnica se refieren ambos a “procedimientos”, los métodos
son procedimientos más generales aplicables por lo común a diversas áreas del
conocimiento, mientras que las técnicas son procedimientos regulares y funcionales
más específicos, generalmente propios de ciertas disciplinas.
Las técnicas instruccionales son, pues, procedimientos específicos para
llevar a cabo el acto instruccional, bien delimitados por una serie de pasos o
características definidas, las cuales contribuyen al logro de los objetivos y/o metas
de instrucción propuestas.
La bibliografía educacional presente decenas de técnicas (a veces
identificadas como métodos), clasificadas de diversas maneras. Una clasificación
práctica bastante común las divide en técnicas de:
Presentación: Es la forma más tradicional y sigue siendo la más empleada.
En este caso, se trata de técnicas como la exposición oral y/o visual y las
demostraciones.
Interacción: Entre docente y estudiantes o entre estudiantes. Técnicas tales
como discusión, seminario, proyectos de grupo, mesa redonda, Phillips 66.
Estudio individual: Cada estudiante trabaja independientemente. Ejemplos
de estas técnicas son: lecturas guiadas, instrucción programada, proyectos
individuales, estudio libre, descubrimiento.
No está dentro del alcance de este trabajo presentar todas las posibles
técnicas o una selección de ellas. Ese es un tema del cual se ocupan diversos
textos, desde algunos que se dedican a una técnica en particular (por ejemplo
instrucción programada, enseñanza por descubrimiento, etc.), otros a un conjunto
de ellas como las llamadas técnicas de dinámica de grupos, hasta otros que
Szczurek, M. (1989). La estrategia instruccional. Investigación y Posgrado, 4(2), 7-26.
9
presentan un inventario detallado de múltiples técnicas, como es el caso de Nérici
(1980) que ocupa unas 250 páginas describiendo decenas de técnicas paso a paso.
Para una determinada situación instruccional podría utilizarse una sola
técnica, o con más frecuencia, una combinación de ellas. La selección de la técnica
es un paso fundamental en la planificación de la estrategia instruccional. Siendo que
ésta es apenas una parte del proceso instruccional, la selección de la técnica
depende de los otros elementos del proceso y muy especialmente de:
Los elementos directrices (objetivos, contenido, fines y/o propósitos). ¿ Se
lograrán mejor presentando la información a todos los alumnos a la vez ?, ¿ A
través de experiencias y discusión en equipos pequeños, con o sin el docente ?,
¿ Permitiendo que cada alumno vaya a su propio paso ?, ¿ Facilitando discusión o
consulta con el docente ?, ¿ Se adecuará la técnica al tipo de objetivo o contenido
del cual se trata ? A este respecto no hay que olvidar que los elementos directrices
están influidos por las posiciones que se adopten en cuanto a teorías de
aprendizaje o de instrucción.
Las características de los estudiantes. Es otro de los elementos a tomar
en cuenta para la selección de las técnicas. Aparte de considerar factores tales
como edad, sexo, desarrollo mental y de los sentidos, habilidad general e intereses,
hay también otros relacionados con sus estilos de aprendizaje, como son la
necesidad de estructura, el locus de control, la tendencia al riesgo, interacción o
trabajo solitario, generalista o detallista, dependiente o independiente del contexto,
impulsivo o reflexivo, etc. Todos estos son estilos que se investigan intensamente
en cuanto a su posible interrelación con las técnicas de instrucción.
Características del docente. Es un elemento que siempre ha desempeñado
un papel importante en la selección de la técnica instruccional aunque a menudo se
quiere desconocer que es así. Hay que preguntarse ¿Domina suficientemente el
empleo de la técnica?, ¿Se siente a gusto aplicándola?, ¿Le permite realizar su
potencial?
Además de todo lo anterior, necesariamente ha de considerarse la relación
de la técnica con los otros elementos de la estrategia, los cuales se describen a
continuación.
Szczurek, M. (1989). La estrategia instruccional. Investigación y Posgrado, 4(2), 7-26.
10
Actividades
El plan detallado de actividades va a depender mucho de la técnica que se
haya seleccionado pues ésta determina una serie de pasos a seguir. En esta
sección de la planificación de la estrategia se especifican no sólo esos pasos dentro
del contexto particular de una situación instruccional, sino también aquellos
determinados por rutinas administrativas y por el enfoque o teoría de aprendizaje o
instrucción que se esté adoptando.
Ejemplos de rutinas administrativas serían la verificación de asistencia, la
recepción de tareas o trabajos encomendados, avisos generales o específicos del
curso, nuevas asignaciones, temario de futuras sesiones, etc.
Con respecto a actividades derivadas del enfoque o teoría de aprendizaje,
por ejemplo, quien adopte el enfoque cognoscitivo de Ausubel (1978), muy
probablemente precederá los pasos de la técnica con la presentación de uno o más
organizadores avanzados, o si adopta el enfoque de Gagné (1976), se cuidará de
organizar las actividades ateniéndose a los llamados “eventos de instrucción” que
propone ese autor.
Organización de la secuencia
Esta etapa se refiere a la organización de los objetivos y contenidos en el
orden en el cual procederá la instrucción. Generalmente, ya hay un
preestablecimiento de la secuencia en la etapa de definición de los elementos
directrices del diseño de instrucción, puesto que allí se enumeran los objetivos
terminales y contenidos generales y luego se hace lo mismo con objetivos y
contenidos más específicos al realizar los análisis de tareas, de objetivos y de
contenidos. Sin embargo, ahora en este paso de la estrategia se revisa esa
secuencia de acuerdo a algunos factores.
Por una parte, para cada objetivo/contenido o grupo de objetivos/contenidos
hay que tomar en cuenta quien va a controlar la secuencia. Así, la secuencia puede
estar controlada por el docente directamente, como en el caso de las
presentaciones; por el docente indirectamente a través del material, como en el
caso de un texto de instrucción programada; o por el estudiante, como en el caso de
la técnica del descubrimiento.
Szczurek, M. (1989). La estrategia instruccional. Investigación y Posgrado, 4(2), 7-26.
11
Por otra parte debe tenerse en cuenta la estructura misma de la secuencia, si
la va a controlar el docente directa o indirectamente. En este sentido hay múltiples
posibilidades, entre otras:
Secuencia lógico–jerárquica
Es la que se emplea con más frecuencia. Se ordena de acuerdo a los
requisitos o aprendizajes previos que requiere un aprendizaje nuevo. Si no hay
requisitos, entonces se habla de aprendizajes que se pueden dar paralelamente.
Por ejemplo, sumar es un requisito previo a la multiplicación y se debe aprender
primero (son seriales), mientras que resta y multiplicación son paralelos.
Secuencia regresiva
Se estructura en forma lógico–jerárquica como el anterior pero el orden de
aprendizaje se administra a la inversa. El estudiante aprende primero el último paso,
habiéndosele dado todos los datos de los pasos anteriores. Luego se le dan los
datos de todos los pasos menos los dos últimos, para que aprenda el penúltimo y
repita el último. A continuación se le dan los datos de todos los pasos menos los
tres últimos, para que aprenda el antepenúltimo y repita el penúltimo y el último. Y
así sucesivamente con toda la cadena. El argumento central de quiénes abogan por
esta forma de secuencia es que con ella el estudiante practica más los pasos más
difíciles, ya que en vez de ir repitiendo siempre el primer paso y luego el segundo y
así sucesivamente a medida que avanza, en este caso repite siempre el último paso
y luego el penúltimo y así sucesivamente
Secuencia cronológica
Típica en el aprendizaje de la historia, la ordenación se efectúa según la
ocurrencia de los hechos en el tiempo.
Secuencia causal
Especialmente utilizada para el aprendizaje de relaciones causa–efecto como
las que se dan alrededor de muchos fenómenos que estudian las ciencias. Se
ordena según la cadena de causas y efectos. Un problema es que raras veces se
pueden simplificar esas relaciones en forma lineal consecutiva y generalmente
conforman una red o “mapa” de relaciones que hacen de todas maneras difícil elegir
una secuencia de forma no arbitraria.
Szczurek, M. (1989). La estrategia instruccional. Investigación y Posgrado, 4(2), 7-26.
12
Secuencia en espiral
Resulta particularmente útil cuando los objetivos/contenidos están de tal
forma entrelazada que es difícil profundizar en cualquiera sin conocimiento de los
otros, es decir, cuando es importante tener una visión de conjunto para entender de
lo que se trata. En estos casos es recomendable presentar una fundamentación
general o básica de toda la secuencia de elementos para luego volver sobre ellos,
uno por uno, con mas profundidad, relacionándolos entre si, y volver de nuevo
cuantas veces sea necesario, cada vez con mas detalle.
Organización de grupos
En términos generales, se considera que la agrupación de los estudiantes
para efectos de la instrucción, puede asumir tres formas diferentes: grupo pequeño,
grupo grande, individual.
Se llama grupo pequeño, aquel en el cual se da la máxima interacción
posible entre sus miembros, permitiendo la intervención de cada uno de ellos. Se
estima idealmente que, de acuerdo con investigaciones realizadas al respecto, un
grupo con esas características no suele pasar de doce miembros (Davies, 1971).
Se llama grupo grande, aquel en el cual ya no es posible una interacción que
involucre la participación de cada uno de sus miembros sin excepción.
En cuanto a la forma individual, ella se da cuando la interacción del
estudiante se establece con un tutor o con un material de instrucción.
Generalizaciones a partir de resultados de investigación sugieren que
(Davies, 1971):
1. Para el logro de objetivos cognoscitivos y afectivos de nivel bajo, los
grupos grandes no son inferiores a los grupos pequeños.
2. Para el logro de objetivos cognoscitivos y afectivos de nivel alto, resulta
óptimo la organización de grupos pequeños de cinco a siete estudiantes.
3. Si sólo se persiguen objetivos cognoscitivos y afectivos del nivel más alto,
la tutoría individual (uno a uno) resulta superior a los grupos pequeños.
Puede notarse que tratándose de objetivos de nivel bajo, la organización de
los grupos puede decidirse según conveniencia administrativa, ya que no se
producen diferencias significativas de aprendizaje por el uso de una u otra forma.
Szczurek, M. (1989). La estrategia instruccional. Investigación y Posgrado, 4(2), 7-26.
13
Muy probablemente no existe forma ideal de agrupación para todas las
situaciones de aprendizaje, ya que por lo general se presentan diferentes tipos de
objetivos combinados en una misma situación.
Organización del tiempo
La distribución tradicional del tiempo de instrucción en “horas clase” es
apenas una de las formas como puede organizarse el horario. Tomando en cuenta
los otros aspectos de la selección de estrategias y del diseño instruccional, se debe
determinar la conveniencia de emplear otras formas de organización del tiempo.
Entre ellas:
1. Horario dividido en períodos regulares de menor duración que la hora, por
ejemplo una hora dividida en tres lapsos de 20 minutos.
2. Horario estructurado por el estudiante de acuerdo al ritmo de su
aprendizaje.
3. Horario con ciertos períodos fijos y el resto estructurado por el estudiante.
Aun cuando haya que atenerse a la hora clase tradicional, considere siempre
la posibilidad de dividirlas o agregarlas de acuerdo, entre otras cosas, con el tipo de
actividades y técnicas empleadas y su relación con las características de los
estudiantes. Una hora puede ser demasiado tiempo con lo mismo en algunos casos
e insuficiente en otros.
Organización del ambiente
La organización del medio ambiente suele ser desestimada en la
planificación instruccional, a pesar de su influencia decisiva en el aprendizaje de
estudiantes que pasan muchas veces más de mil horas al año en ese ambiente. El
docente debería intervenir deliberadamente en la regulación del ambiente
instruccional y no conformarse con prestar atención solamente al estudiante como si
éste estuviera aislado del ambiente que lo rodea.
Uno de los aspectos a considerar es la planta física (dimensiones de salones,
talleres y laboratorios, áreas libres interiores y exteriores), sin embargo,
reconociendo que es poco lo que un docente puede hacer respecto a esto cuando
las características arquitectónicas ya vienen dadas, no se hará énfasis en el punto.
En cambio, el resto del trabajo, tomando en cuenta que la información accesible es
Szczurek, M. (1989). La estrategia instruccional. Investigación y Posgrado, 4(2), 7-26.
14
escasa, se dedicará a cambios factibles en el salón tradicional de clases. El diseño
del espacio interior del salón tradicional fue creado como una respuesta funcional a
cierto tipo de enseñanza (“siéntate y aprende”) en cierto tipo de sociedad. La tarea
del docente será la de rediseñar ese espacio interior para hacerlo tan funcional
como sea posible para el proceso instruccional planificado y sus protagonistas.
Las variables a considerar son:
1. El entorno visual (distancias y ángulo de visión, color, iluminación).
2. El entorno acústico (efectos y reducción del ruido, ruido de fondo,
direccionalidad del sonido).
3. El entorno climático (temperatura, humedad y ventilación).
4. La distribución del mobiliario para sentarse y trabajar.
No hay “recetas” para decidir sobre estas variables debido a la enorme
diversidad en las diferentes situaciones que se pueden presentar. Sin embargo,
para cada uno de esas variables ambientales se dará una breve relación de
resultados de investigación que pueden ayudar a la toma de decisiones. Es
importante señalar que no puede asegurarse que esos resultados de investigación
sean idénticamente válidos en nuestro medio, pero son un punto de apoyo a falta de
datos locales y es también, por cierto, una fuente de ideas para posibles
investigaciones útiles para nuestras necesidades.
El entorno visual
1. Hay poca diferencia en agudeza y fatiga visual entre la iluminación
fluorescente y la incandescente (McVey, 1975).
2. La legibilidad se verá afectada negativamente si hay mucho o muy poco
contraste entre al área central de trabajo y su alrededor. La iluminación del
salón debe variar de acuerdo a la luz que emane de cualquier aparato visual;
el salón debe estar lo suficientemente oscuro para que se aprecien
exactamente los detalles y colores de la imagen, pero no más oscuro
(McVey, 1971).
3. Todas las formas de brillo reducen la agudeza visual e inducen el stress
fisiológico. Consecuentemente, luces y superficies altamente reflectantes no
deben colocarse dentro del campo de visión del estudiante (McVey, 1971).
Szczurek, M. (1989). La estrategia instruccional. Investigación y Posgrado, 4(2), 7-26.
15
4. La luz, especialmente la fluorescente, puede titilar a ciertas frecuencias que
causan efectos negativos en el funcionamiento humano normal, produciendo
incluso dolores de cabeza, náusea, alucinaciones o ataques tipo epilécticos
en aproximadamente tres o cuatro por ciento de los niños normales. Como la
habilidad para fundir la luz intermitente varia con la edad, es posible que una
luz que el docente encuentra confortable tenga una frecuencia de titilación
que sea distractora y fisiológicamente debilitante para algunos de sus
estudiantes (McVey, 1971).
5. Diferentes colores evocan diferentes niveles de respuestas actitudinales y
fisiológicas. Los salones para trabajos activos deberían decorarse con
colores cálidos (amarillo, anaranjado, rojo), mientras que aquellos dedicados
a actividades más tranquilas con colores fríos (verde, azul) (McVey, 1975).
6. Colores fuertes muy saturados, particularmente rojos y azules, deben
evitarse para el uso general en paredes, especialmente las superficies que
pueden usarse como fondo para exhibiciones visuales (McVey, 1975).
El entorno acústico
1. Contrariamente a lo que pueda pensarse, una cierta cantidad de ruido de
fondo en el salón de clases (aproximadamente 35 decibeles) es necesario
para cubrir mucho del sonido distractor creado por actividades tales como
escribir, voltear las páginas, mover los pies, etc. Pero ese ruido de fondo no
debe ser tan alto como para que haga difícil la comunicación verbal (McVey,
1971).
2. Niveles de ruido de 85 decibeles en adelante, generalmente se consideran
psicológicamente y fisiológicamente excesivos (McVey, 1971).
3. Debajo de esos niveles, el problema no es cuanto ruido se produce sino
cuanto ruido distrae o molesta. Eso dependerá de la actividad de los
estudiantes (un alto ruido en una sesión de laboratorio es menos distractor
que uno similar en una sala de estudio) y del valor en mensaje o contenido
del ruido. También el ruido distrae más en condiciones de aglomeración
(Gump, 1975).
Szczurek, M. (1989). La estrategia instruccional. Investigación y Posgrado, 4(2), 7-26.
16
4. La exposición prolongada al ruido excesivo puede disminuir el rendimiento,
especialmente en tareas de alta dificultad (McVey, 1971 y Weinstein, 1979) y
cuando la ocurrencia del ruido es impredecible (Moos, 1976).
El entorno climático
1. El incremento de calor tiende a reducir los niveles de rendimiento (McVey,
1971 y Moos, 1976).
2. El rango de temperatura confortable se reporta entre 20 y 25 o 24 º C
(McVey, 1971 y McVey, 1975), sin embargo, estos standards presentan
considerable variación individual de acuerdo a la edad, sexo, ropas y
adaptación al clima local (McVey, 1971 y Moos 1976). También hay que
considerar el tipo de actividad física que se lleva a cabo (McVey, 1971 y
Moos 1976).
3. El calor excesivo puede facilitar la hostilidad y la violencia (Moos, 1976).
4. El calor parece afectar más a los estudiantes menos capaces (McVey,
1971 y Moos 1976).
5. Los niños tienden a volverse intranquilos en un salón frio y apáticos en
uno caliente (McVey, 1971).
6. El aire en movimiento es vital para la eliminación del calor corporal
superfluo. Los salones pobremente ventilados pueden causar dolor de
cabeza, fatiga, mareos y náusea (McVey, 1971)
La distribución del mobiliario
1. El ambiente para discusión mejora si los estudiantes se sientan frente a
frente (Heyman, 1978).
2. En mesas rectangulares la mayoría de los estudiantes prefieren
posiciones esquina con esquina conjunta o cara a cara (opuestos) para
conversación, lado a lado para actividades cooperativas, cara a cara o
distantes para competencias y distantes o en esquinas opuestas alejadas
para trabajar separadamente en la misma mesa (Sommer, 1969).
3. En mesas redondas la mayoría de los estudiantes prefieren sillas
adyacentes para conversación y para cooperación y directamente frente
Szczurek, M. (1989). La estrategia instruccional. Investigación y Posgrado, 4(2), 7-26.
17
uno al otro para trabajar separadamente (Sommer, 1969). Si la mesa es
pequeña también se sientan opuestos para conversación (McVey, 1971).
4. Sentarse frente a frente es poco común entre niños pequeños pero
incrementa con la edad, mientras que sentarse lado a lado decrece con la
edad (Sommer, 1969).
5. Los estudiantes universitarios prefieren un arreglo en forma de U
(Goodall, 1971).
6. Colocar a los estudiantes más cerca del docente mejora la comunicación,
especialmente la no verbal (Heyman, 1978).
7. Los estudiantes en la primera fila y en la del centro participan más que los
demás (A esta área “T” se le llama la zona de acción). En soporte de esto
se ha encontrado que los estudiantes moderadamente y muy verbales
interactúan más en los asientos del frente y del centro (los de baja
verbalización no varían de acuerdo al lugar) y que los docentes llaman a
los estudiantes sentados al frente más a menudo que aquellos que se
sientan hacia atrás en el salón (Heyman, 1978; Sommer, 1969; Stires,
1980 y Weinstein, 1979).
8. Independientemente que los estudiantes escojan sus asientos o les sean
asignados, aquellos en el frente y en el medio del salón reciben notas
más altas, les gusta más el curso y el docente, que los estudiantes de los
lados (Hawkins, 1974; Stires, 1980 y Weinstein, 1979).
9. El fenómeno de la zona de acción es menos prevaleciente cuando los
docentes están menos atados al frente e interactúan verbalmente con los
estudiantes sentados mas distantes (Weinstein, 1979).
CONSIDERACIONES FINALES
Probablemente algunos lectores encuentren todo esto es muy complejo.
Verdaderamente, los sistemas de interacción humana suelen ser bastante
complejos, y si se consideran las relaciones con el medio ambiente, la complejidad
resulta aun mayor. El procedimiento para la planificación de estrategias
instruccionales será tanto más complejo cuanto más completa sea la consideración
Szczurek, M. (1989). La estrategia instruccional. Investigación y Posgrado, 4(2), 7-26.
18
de los elementos realmente involucrados. De manera que si el lector ha quedado
impresionado por la complejidad, el autor sentirá satisfacción por que uno de los
objetivos importantes del trabajo se ha logrado.
Por otra parte, es importante considerar que la noción misma de estrategia
acoge la idea de flexibilidad en la ejecución. Con ello se quiere decir que la
estrategia en su ejecución debe ser adaptativa, según las exigencias de la situación.
Esto no desmerita el esfuerzo de planificación, por el contrario, una persona con
mayor experiencia en la planificación suele tener un mayor repertorio para elegir los
cambios que deban hacerse sobre la marcha.
REFERENCIAS
Andrews, D. H. y Goodson, L. A. (1980) . A comparative analysis of models of
intructional design. Journal of Instructional Development, 3 , 2–16.
Ausubel, D. P. (1978). Educational psychology: A cognitive view (2a ed.) . New
York: Holt, Rinehart and Winston.
Davies, I. K. (1971) . The management of learning . London: McGraw–Hill.
Gagné, R. M. y Briggs, L. J. (1976) . La planificación de la enseñanza . México:
Trillas
Goodall, K. (1971) . Tieline. Psychology Today, 5(4), 12.
Gump, P. V. (1975) . Ecological psychology and children . Chicago: University of
Chicago.
Hawkins, S. D. (1974) . Seating: a new look to an old technique. Learning
Resources, March, 13–14.
Heyman, M. (1978) . Places and spaces: environmental psychology in
education. Bloomington, Indiana: Phi Delta Kappa.
McVey, G. F. (1971) . Sensory factors in the school learning environment.
Washington, D. C.: National Education Association.
McVey, G. F. (1975) . Environments for effective media utilization. Viewpoints
(Indiana University), 51(5), 59–77.
Moos, R. H. (1976) . The human context. New York: Wiley.
Nérici, I. G. (1980) . Metodología de la enseñanza. México: Kapelusz
Szczurek, M. (1989). La estrategia instruccional. Investigación y Posgrado, 4(2), 7-26.
19
Sommer, R. (1969) . Personal space. Englewood Cliffs, New Jersey: Prentice–Hall
.
Szczurek, M. (1978) . Tecnología educativa y tecnología instruccional. Revista de
Tecnología Educativa, 4, 257–267.
Szczurek, M. (1984) . Materiales para el proyecto CENAMEC-REC–CN–MAT–EB.
Sin publicar.
Stires, L. (1980) . Classroom seating location, student grades, and attitudes.
Environment and Behavior, 12, 241–254.
Weinstein, C. S. (1979) . The physical environment of the school: a review of
research. Review of Educational Research, 49, 577–610.

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Tema 2. Líneas actuales de la didáctica de las ciencias naturales
Tema 2. Líneas actuales de la didáctica de las ciencias naturalesTema 2. Líneas actuales de la didáctica de las ciencias naturales
Tema 2. Líneas actuales de la didáctica de las ciencias naturalesguest4da5c2
 
PRESENTACIÓN MODELO INSTRUCCIONAL GAGNÉ
PRESENTACIÓN MODELO INSTRUCCIONAL GAGNÉPRESENTACIÓN MODELO INSTRUCCIONAL GAGNÉ
PRESENTACIÓN MODELO INSTRUCCIONAL GAGNÉAleyda G Pèrez Avila
 
Concepto De Evaluacion
Concepto De EvaluacionConcepto De Evaluacion
Concepto De Evaluaciontaniagtv
 
Componentes diseño instruccional
Componentes diseño instruccionalComponentes diseño instruccional
Componentes diseño instruccionalLili21on
 
Acercamiento del curriculum
Acercamiento del curriculumAcercamiento del curriculum
Acercamiento del curriculumMARIA Rodriguez
 
Evaluacion Curricular y evaluación de acreditación
Evaluacion Curricular y evaluación de acreditaciónEvaluacion Curricular y evaluación de acreditación
Evaluacion Curricular y evaluación de acreditaciónnebulorion
 
3. principios de_diseño_curricular
3. principios de_diseño_curricular3. principios de_diseño_curricular
3. principios de_diseño_curricularLilia Lopez
 
Los Paradigmas De La Educacion Diapositivas
Los Paradigmas De La Educacion DiapositivasLos Paradigmas De La Educacion Diapositivas
Los Paradigmas De La Educacion Diapositivasguest54b51f
 
Enfoques_Didacticos
Enfoques_DidacticosEnfoques_Didacticos
Enfoques_Didacticosprofematico
 
Diseño y estructuración del plan de estudio
Diseño y estructuración del plan de estudioDiseño y estructuración del plan de estudio
Diseño y estructuración del plan de estudioSilvia Febles
 
Perspectiva critica o evaluación para la acción
Perspectiva critica o evaluación para la acciónPerspectiva critica o evaluación para la acción
Perspectiva critica o evaluación para la acciónMiguel Del Rio
 
Metodologías para el aprendizaje activo
Metodologías para el aprendizaje activoMetodologías para el aprendizaje activo
Metodologías para el aprendizaje activoJoaquiCB
 
EL CURRÍCULUM
EL CURRÍCULUMEL CURRÍCULUM
EL CURRÍCULUMen30617
 

La actualidad más candente (20)

Tema 2. Líneas actuales de la didáctica de las ciencias naturales
Tema 2. Líneas actuales de la didáctica de las ciencias naturalesTema 2. Líneas actuales de la didáctica de las ciencias naturales
Tema 2. Líneas actuales de la didáctica de las ciencias naturales
 
PRESENTACIÓN MODELO INSTRUCCIONAL GAGNÉ
PRESENTACIÓN MODELO INSTRUCCIONAL GAGNÉPRESENTACIÓN MODELO INSTRUCCIONAL GAGNÉ
PRESENTACIÓN MODELO INSTRUCCIONAL GAGNÉ
 
Concepto De Evaluacion
Concepto De EvaluacionConcepto De Evaluacion
Concepto De Evaluacion
 
Componentes diseño instruccional
Componentes diseño instruccionalComponentes diseño instruccional
Componentes diseño instruccional
 
Acercamiento del curriculum
Acercamiento del curriculumAcercamiento del curriculum
Acercamiento del curriculum
 
Evaluacion Curricular y evaluación de acreditación
Evaluacion Curricular y evaluación de acreditaciónEvaluacion Curricular y evaluación de acreditación
Evaluacion Curricular y evaluación de acreditación
 
Coll Curriculum
Coll CurriculumColl Curriculum
Coll Curriculum
 
3. principios de_diseño_curricular
3. principios de_diseño_curricular3. principios de_diseño_curricular
3. principios de_diseño_curricular
 
Los Paradigmas De La Educacion Diapositivas
Los Paradigmas De La Educacion DiapositivasLos Paradigmas De La Educacion Diapositivas
Los Paradigmas De La Educacion Diapositivas
 
Investigación acción jorge osorio-2014
Investigación acción jorge osorio-2014Investigación acción jorge osorio-2014
Investigación acción jorge osorio-2014
 
Enfoques_Didacticos
Enfoques_DidacticosEnfoques_Didacticos
Enfoques_Didacticos
 
Diseño y estructuración del plan de estudio
Diseño y estructuración del plan de estudioDiseño y estructuración del plan de estudio
Diseño y estructuración del plan de estudio
 
Modelos instruccionales
Modelos instruccionalesModelos instruccionales
Modelos instruccionales
 
Perspectiva critica o evaluación para la acción
Perspectiva critica o evaluación para la acciónPerspectiva critica o evaluación para la acción
Perspectiva critica o evaluación para la acción
 
Metodologías para el aprendizaje activo
Metodologías para el aprendizaje activoMetodologías para el aprendizaje activo
Metodologías para el aprendizaje activo
 
Origen curriculum
Origen curriculumOrigen curriculum
Origen curriculum
 
Enfoques de la enseñanza power point
Enfoques de la enseñanza power pointEnfoques de la enseñanza power point
Enfoques de la enseñanza power point
 
Metodo expositivo
Metodo expositivoMetodo expositivo
Metodo expositivo
 
Aprendizaje Significativo: David Ausubel
Aprendizaje Significativo: David AusubelAprendizaje Significativo: David Ausubel
Aprendizaje Significativo: David Ausubel
 
EL CURRÍCULUM
EL CURRÍCULUMEL CURRÍCULUM
EL CURRÍCULUM
 

Similar a la Estrategia Instruccional Mario Szczurek 1989

diseño instruccional de enfoque constructivista 3era etapa
diseño instruccional de enfoque constructivista 3era etapadiseño instruccional de enfoque constructivista 3era etapa
diseño instruccional de enfoque constructivista 3era etapaLola Rincon
 
Diseño instruccional. Factor crítico en el desarrollo de programas online
Diseño instruccional. Factor crítico en el desarrollo de programas onlineDiseño instruccional. Factor crítico en el desarrollo de programas online
Diseño instruccional. Factor crítico en el desarrollo de programas onlineTatiana Molina
 
Conceptos de diseño ins.
Conceptos de diseño ins.Conceptos de diseño ins.
Conceptos de diseño ins.Ian C. Morales
 
Diseño instruccional presentación 2
Diseño instruccional   presentación 2Diseño instruccional   presentación 2
Diseño instruccional presentación 2xavdelpasaje
 
Diseño instruccional. paso 2
Diseño instruccional. paso 2Diseño instruccional. paso 2
Diseño instruccional. paso 2soniaochoa21
 
Diseno de estrategias_didacticas
Diseno de estrategias_didacticasDiseno de estrategias_didacticas
Diseno de estrategias_didacticaserica ospina correa
 
Fundamentos del diseño técnico pedagógico en e-Learning. Modelos de diseño in...
Fundamentos del diseño técnico pedagógico en e-Learning. Modelos de diseño in...Fundamentos del diseño técnico pedagógico en e-Learning. Modelos de diseño in...
Fundamentos del diseño técnico pedagógico en e-Learning. Modelos de diseño in...MariaC Bernal
 
2. modelos de diseño instruccional
2. modelos de diseño instruccional2. modelos de diseño instruccional
2. modelos de diseño instruccionalLuisina Gutierrez
 
2. modelos de diseño instruccional
2. modelos de diseño instruccional2. modelos de diseño instruccional
2. modelos de diseño instruccionalCarlos Solarte
 
la fundamentacion y el diseño instruccional
la fundamentacion y el diseño instruccionalla fundamentacion y el diseño instruccional
la fundamentacion y el diseño instruccionalkenyerbeth mosqueda
 
Diseño de estrategias tamazulápam del espíritu santo ene-2014
Diseño de estrategias tamazulápam del espíritu santo ene-2014Diseño de estrategias tamazulápam del espíritu santo ene-2014
Diseño de estrategias tamazulápam del espíritu santo ene-2014Gabriel Cruz Ignacio
 
La Instrumentacion Didactica
La Instrumentacion DidacticaLa Instrumentacion Didactica
La Instrumentacion Didacticamasyrs
 
La Instrumentacion Didáctica
La Instrumentacion DidácticaLa Instrumentacion Didáctica
La Instrumentacion Didácticamasyrs
 
Fase 2 de diseño de un modelo genérico instruccional
Fase 2 de diseño  de un modelo genérico instruccionalFase 2 de diseño  de un modelo genérico instruccional
Fase 2 de diseño de un modelo genérico instruccionalsoniaochoa21
 
Tecnicas e instrumentos de evaluacion 2 foro 2
Tecnicas e instrumentos de evaluacion 2 foro 2Tecnicas e instrumentos de evaluacion 2 foro 2
Tecnicas e instrumentos de evaluacion 2 foro 21245mfk
 
Diseño instruccional (definición y fases)
Diseño instruccional (definición y fases)Diseño instruccional (definición y fases)
Diseño instruccional (definición y fases)Diana Vaquero
 
Estrategias didácticas para la enseñanza
Estrategias didácticas para la enseñanzaEstrategias didácticas para la enseñanza
Estrategias didácticas para la enseñanzaIrene Pringle
 

Similar a la Estrategia Instruccional Mario Szczurek 1989 (20)

diseño instruccional de enfoque constructivista 3era etapa
diseño instruccional de enfoque constructivista 3era etapadiseño instruccional de enfoque constructivista 3era etapa
diseño instruccional de enfoque constructivista 3era etapa
 
Diseño instruccional. Factor crítico en el desarrollo de programas online
Diseño instruccional. Factor crítico en el desarrollo de programas onlineDiseño instruccional. Factor crítico en el desarrollo de programas online
Diseño instruccional. Factor crítico en el desarrollo de programas online
 
Conceptos de diseño ins.
Conceptos de diseño ins.Conceptos de diseño ins.
Conceptos de diseño ins.
 
Diseño instruccional presentación 2
Diseño instruccional   presentación 2Diseño instruccional   presentación 2
Diseño instruccional presentación 2
 
Diseño instruccional. paso 2
Diseño instruccional. paso 2Diseño instruccional. paso 2
Diseño instruccional. paso 2
 
Diseno de estrategias_didacticas
Diseno de estrategias_didacticasDiseno de estrategias_didacticas
Diseno de estrategias_didacticas
 
2.+modelos+de+diseño+instruccional
2.+modelos+de+diseño+instruccional2.+modelos+de+diseño+instruccional
2.+modelos+de+diseño+instruccional
 
Fundamentos del diseño técnico pedagógico en e-Learning. Modelos de diseño in...
Fundamentos del diseño técnico pedagógico en e-Learning. Modelos de diseño in...Fundamentos del diseño técnico pedagógico en e-Learning. Modelos de diseño in...
Fundamentos del diseño técnico pedagógico en e-Learning. Modelos de diseño in...
 
2. modelos de diseño instruccional
2. modelos de diseño instruccional2. modelos de diseño instruccional
2. modelos de diseño instruccional
 
2. modelos de diseño instruccional
2. modelos de diseño instruccional2. modelos de diseño instruccional
2. modelos de diseño instruccional
 
Diseño instruccional. paso 2
Diseño instruccional. paso 2Diseño instruccional. paso 2
Diseño instruccional. paso 2
 
la fundamentacion y el diseño instruccional
la fundamentacion y el diseño instruccionalla fundamentacion y el diseño instruccional
la fundamentacion y el diseño instruccional
 
Diseño de estrategias tamazulápam del espíritu santo ene-2014
Diseño de estrategias tamazulápam del espíritu santo ene-2014Diseño de estrategias tamazulápam del espíritu santo ene-2014
Diseño de estrategias tamazulápam del espíritu santo ene-2014
 
La Instrumentacion Didactica
La Instrumentacion DidacticaLa Instrumentacion Didactica
La Instrumentacion Didactica
 
La Instrumentacion Didáctica
La Instrumentacion DidácticaLa Instrumentacion Didáctica
La Instrumentacion Didáctica
 
Fase 2 de diseño de un modelo genérico instruccional
Fase 2 de diseño  de un modelo genérico instruccionalFase 2 de diseño  de un modelo genérico instruccional
Fase 2 de diseño de un modelo genérico instruccional
 
Tecnicas e instrumentos de evaluacion 2 foro 2
Tecnicas e instrumentos de evaluacion 2 foro 2Tecnicas e instrumentos de evaluacion 2 foro 2
Tecnicas e instrumentos de evaluacion 2 foro 2
 
Diseño instruccional (definición y fases)
Diseño instruccional (definición y fases)Diseño instruccional (definición y fases)
Diseño instruccional (definición y fases)
 
Exposicion en equipo
Exposicion en equipoExposicion en equipo
Exposicion en equipo
 
Estrategias didácticas para la enseñanza
Estrategias didácticas para la enseñanzaEstrategias didácticas para la enseñanza
Estrategias didácticas para la enseñanza
 

Más de Universidad pedagógica Experimental Libertador (9)

Presentación positvismo
Presentación positvismoPresentación positvismo
Presentación positvismo
 
Tipos de investigación2
Tipos de investigación2Tipos de investigación2
Tipos de investigación2
 
Tipos de investigación1
Tipos de investigación1Tipos de investigación1
Tipos de investigación1
 
Estrategia de instrucción Eli Montoya
Estrategia de instrucción Eli MontoyaEstrategia de instrucción Eli Montoya
Estrategia de instrucción Eli Montoya
 
proyectos por objetivos
proyectos por objetivosproyectos por objetivos
proyectos por objetivos
 
Medios de instrucciòn
Medios de instrucciònMedios de instrucciòn
Medios de instrucciòn
 
Planificación por proyectos peic
Planificación  por proyectos peicPlanificación  por proyectos peic
Planificación por proyectos peic
 
Elementos directrices
Elementos directrices Elementos directrices
Elementos directrices
 
Evaluación
EvaluaciónEvaluación
Evaluación
 

Último

Profecia 2300 dias explicada, Daniel 8:14
Profecia 2300 dias explicada, Daniel 8:14Profecia 2300 dias explicada, Daniel 8:14
Profecia 2300 dias explicada, Daniel 8:14KevinBuenrostro4
 
Seguridad y virus informáticos 12°B 2024
Seguridad y virus informáticos 12°B 2024Seguridad y virus informáticos 12°B 2024
Seguridad y virus informáticos 12°B 2024sergeycrastz06
 
11.NEOLIBERALISMO: que es, ventajas, desventajas, consecuenciaspptx
11.NEOLIBERALISMO: que es, ventajas, desventajas, consecuenciaspptx11.NEOLIBERALISMO: que es, ventajas, desventajas, consecuenciaspptx
11.NEOLIBERALISMO: que es, ventajas, desventajas, consecuenciaspptxFESARAUGUSTOFANDIORI
 
IMPLICACIONES BIOÉTICAS ANTE EL TRANSHUMANISMO A PARTIR DEL PENSAMIENTO FILOS...
IMPLICACIONES BIOÉTICAS ANTE EL TRANSHUMANISMO A PARTIR DEL PENSAMIENTO FILOS...IMPLICACIONES BIOÉTICAS ANTE EL TRANSHUMANISMO A PARTIR DEL PENSAMIENTO FILOS...
IMPLICACIONES BIOÉTICAS ANTE EL TRANSHUMANISMO A PARTIR DEL PENSAMIENTO FILOS...Andrés Canale
 
PROPIEDADES DE LA LUZ. TIPLER. FÍSICA. PROBLEMAS
PROPIEDADES DE LA LUZ. TIPLER. FÍSICA. PROBLEMASPROPIEDADES DE LA LUZ. TIPLER. FÍSICA. PROBLEMAS
PROPIEDADES DE LA LUZ. TIPLER. FÍSICA. PROBLEMASjolopezpla1
 
Cerebelo Anatomía y fisiología Clase presencial
Cerebelo Anatomía y fisiología Clase presencialCerebelo Anatomía y fisiología Clase presencial
Cerebelo Anatomía y fisiología Clase presencialDanita2111
 
Proceso de gestión de obras - Aquí tu Remodelación
Proceso de gestión de obras - Aquí tu RemodelaciónProceso de gestión de obras - Aquí tu Remodelación
Proceso de gestión de obras - Aquí tu RemodelaciónDanielGrajeda7
 
Como construir los vínculos afectivos (Grupal)
Como construir los vínculos afectivos (Grupal)Como construir los vínculos afectivos (Grupal)
Como construir los vínculos afectivos (Grupal)portafoliodigitalyos
 
ESTEREOTIPOS DE GÉNERO A LAS PERSONAS? (Grupo)
ESTEREOTIPOS DE GÉNERO A LAS PERSONAS? (Grupo)ESTEREOTIPOS DE GÉNERO A LAS PERSONAS? (Grupo)
ESTEREOTIPOS DE GÉNERO A LAS PERSONAS? (Grupo)portafoliodigitalyos
 
LA GEOMETRÍA Y LOS SISTEMAS ANGULARES, APRENDER LEYENDO LA BIBLIA
LA GEOMETRÍA Y LOS SISTEMAS ANGULARES, APRENDER LEYENDO LA BIBLIALA GEOMETRÍA Y LOS SISTEMAS ANGULARES, APRENDER LEYENDO LA BIBLIA
LA GEOMETRÍA Y LOS SISTEMAS ANGULARES, APRENDER LEYENDO LA BIBLIASandra Mariela Ballón Aguedo
 
Gran Final Campeonato Nacional Escolar Liga Las Torres 2017.pdf
Gran Final Campeonato Nacional Escolar Liga Las Torres 2017.pdfGran Final Campeonato Nacional Escolar Liga Las Torres 2017.pdf
Gran Final Campeonato Nacional Escolar Liga Las Torres 2017.pdfEdgar R Gimenez
 
PROBLEMAS DE GENÉTICA CON ÁRBOLES GENEALÓGICOS.pdf
PROBLEMAS DE GENÉTICA  CON ÁRBOLES GENEALÓGICOS.pdfPROBLEMAS DE GENÉTICA  CON ÁRBOLES GENEALÓGICOS.pdf
PROBLEMAS DE GENÉTICA CON ÁRBOLES GENEALÓGICOS.pdfmihayedo
 
ACERTIJO LA RUTA DE LAS ADIVINANZAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJO LA RUTA DE LAS ADIVINANZAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLAACERTIJO LA RUTA DE LAS ADIVINANZAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJO LA RUTA DE LAS ADIVINANZAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLAJAVIER SOLIS NOYOLA
 
PLAN DE GESTION DEL RIESGO 2023 - 2024.docx
PLAN DE GESTION DEL RIESGO  2023 - 2024.docxPLAN DE GESTION DEL RIESGO  2023 - 2024.docx
PLAN DE GESTION DEL RIESGO 2023 - 2024.docxpily R.T.
 
📝 Semana 09 - Tema 01: Tarea - Redacción del texto argumentativo
📝 Semana 09 - Tema 01: Tarea - Redacción del texto argumentativo📝 Semana 09 - Tema 01: Tarea - Redacción del texto argumentativo
📝 Semana 09 - Tema 01: Tarea - Redacción del texto argumentativoharolbustamante1
 
ESTEREOTIPOS Y ROLES DE GÉNERO (labor de grupo)
ESTEREOTIPOS  Y ROLES DE GÉNERO (labor de grupo)ESTEREOTIPOS  Y ROLES DE GÉNERO (labor de grupo)
ESTEREOTIPOS Y ROLES DE GÉNERO (labor de grupo)portafoliodigitalyos
 
CONCLUSIONES DESCRIPTIVAS TIC que ayudaran a tus registrosdocx
CONCLUSIONES DESCRIPTIVAS TIC que ayudaran a tus registrosdocxCONCLUSIONES DESCRIPTIVAS TIC que ayudaran a tus registrosdocx
CONCLUSIONES DESCRIPTIVAS TIC que ayudaran a tus registrosdocxMarlynRocaOnofre
 

Último (20)

Profecia 2300 dias explicada, Daniel 8:14
Profecia 2300 dias explicada, Daniel 8:14Profecia 2300 dias explicada, Daniel 8:14
Profecia 2300 dias explicada, Daniel 8:14
 
Seguridad y virus informáticos 12°B 2024
Seguridad y virus informáticos 12°B 2024Seguridad y virus informáticos 12°B 2024
Seguridad y virus informáticos 12°B 2024
 
11.NEOLIBERALISMO: que es, ventajas, desventajas, consecuenciaspptx
11.NEOLIBERALISMO: que es, ventajas, desventajas, consecuenciaspptx11.NEOLIBERALISMO: que es, ventajas, desventajas, consecuenciaspptx
11.NEOLIBERALISMO: que es, ventajas, desventajas, consecuenciaspptx
 
IMPLICACIONES BIOÉTICAS ANTE EL TRANSHUMANISMO A PARTIR DEL PENSAMIENTO FILOS...
IMPLICACIONES BIOÉTICAS ANTE EL TRANSHUMANISMO A PARTIR DEL PENSAMIENTO FILOS...IMPLICACIONES BIOÉTICAS ANTE EL TRANSHUMANISMO A PARTIR DEL PENSAMIENTO FILOS...
IMPLICACIONES BIOÉTICAS ANTE EL TRANSHUMANISMO A PARTIR DEL PENSAMIENTO FILOS...
 
PROPIEDADES DE LA LUZ. TIPLER. FÍSICA. PROBLEMAS
PROPIEDADES DE LA LUZ. TIPLER. FÍSICA. PROBLEMASPROPIEDADES DE LA LUZ. TIPLER. FÍSICA. PROBLEMAS
PROPIEDADES DE LA LUZ. TIPLER. FÍSICA. PROBLEMAS
 
Cerebelo Anatomía y fisiología Clase presencial
Cerebelo Anatomía y fisiología Clase presencialCerebelo Anatomía y fisiología Clase presencial
Cerebelo Anatomía y fisiología Clase presencial
 
Proceso de gestión de obras - Aquí tu Remodelación
Proceso de gestión de obras - Aquí tu RemodelaciónProceso de gestión de obras - Aquí tu Remodelación
Proceso de gestión de obras - Aquí tu Remodelación
 
Como construir los vínculos afectivos (Grupal)
Como construir los vínculos afectivos (Grupal)Como construir los vínculos afectivos (Grupal)
Como construir los vínculos afectivos (Grupal)
 
ESTEREOTIPOS DE GÉNERO A LAS PERSONAS? (Grupo)
ESTEREOTIPOS DE GÉNERO A LAS PERSONAS? (Grupo)ESTEREOTIPOS DE GÉNERO A LAS PERSONAS? (Grupo)
ESTEREOTIPOS DE GÉNERO A LAS PERSONAS? (Grupo)
 
LA GEOMETRÍA Y LOS SISTEMAS ANGULARES, APRENDER LEYENDO LA BIBLIA
LA GEOMETRÍA Y LOS SISTEMAS ANGULARES, APRENDER LEYENDO LA BIBLIALA GEOMETRÍA Y LOS SISTEMAS ANGULARES, APRENDER LEYENDO LA BIBLIA
LA GEOMETRÍA Y LOS SISTEMAS ANGULARES, APRENDER LEYENDO LA BIBLIA
 
Lec. 08 Esc. Sab. Luz desde el santuario
Lec. 08 Esc. Sab. Luz desde el santuarioLec. 08 Esc. Sab. Luz desde el santuario
Lec. 08 Esc. Sab. Luz desde el santuario
 
Gran Final Campeonato Nacional Escolar Liga Las Torres 2017.pdf
Gran Final Campeonato Nacional Escolar Liga Las Torres 2017.pdfGran Final Campeonato Nacional Escolar Liga Las Torres 2017.pdf
Gran Final Campeonato Nacional Escolar Liga Las Torres 2017.pdf
 
PROBLEMAS DE GENÉTICA CON ÁRBOLES GENEALÓGICOS.pdf
PROBLEMAS DE GENÉTICA  CON ÁRBOLES GENEALÓGICOS.pdfPROBLEMAS DE GENÉTICA  CON ÁRBOLES GENEALÓGICOS.pdf
PROBLEMAS DE GENÉTICA CON ÁRBOLES GENEALÓGICOS.pdf
 
ACERTIJO LA RUTA DE LAS ADIVINANZAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJO LA RUTA DE LAS ADIVINANZAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLAACERTIJO LA RUTA DE LAS ADIVINANZAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJO LA RUTA DE LAS ADIVINANZAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
 
PLAN DE GESTION DEL RIESGO 2023 - 2024.docx
PLAN DE GESTION DEL RIESGO  2023 - 2024.docxPLAN DE GESTION DEL RIESGO  2023 - 2024.docx
PLAN DE GESTION DEL RIESGO 2023 - 2024.docx
 
📝 Semana 09 - Tema 01: Tarea - Redacción del texto argumentativo
📝 Semana 09 - Tema 01: Tarea - Redacción del texto argumentativo📝 Semana 09 - Tema 01: Tarea - Redacción del texto argumentativo
📝 Semana 09 - Tema 01: Tarea - Redacción del texto argumentativo
 
Power Point: Luz desde el santuario.pptx
Power Point: Luz desde el santuario.pptxPower Point: Luz desde el santuario.pptx
Power Point: Luz desde el santuario.pptx
 
ESTEREOTIPOS Y ROLES DE GÉNERO (labor de grupo)
ESTEREOTIPOS  Y ROLES DE GÉNERO (labor de grupo)ESTEREOTIPOS  Y ROLES DE GÉNERO (labor de grupo)
ESTEREOTIPOS Y ROLES DE GÉNERO (labor de grupo)
 
CONCLUSIONES DESCRIPTIVAS TIC que ayudaran a tus registrosdocx
CONCLUSIONES DESCRIPTIVAS TIC que ayudaran a tus registrosdocxCONCLUSIONES DESCRIPTIVAS TIC que ayudaran a tus registrosdocx
CONCLUSIONES DESCRIPTIVAS TIC que ayudaran a tus registrosdocx
 
Sesión de clase: Luz desde el santuario.pdf
Sesión de clase: Luz desde el santuario.pdfSesión de clase: Luz desde el santuario.pdf
Sesión de clase: Luz desde el santuario.pdf
 

la Estrategia Instruccional Mario Szczurek 1989

  • 1. Szczurek, M. (1989). La estrategia instruccional. Investigación y Posgrado, 4(2), 7-26. 1 Mario Szczurek Szczurek, M. (1989). La estrategia instruccional. Investigación y Posgrado, 4(2), 7-26 RESUMEN Este trabajo propone un modelo para la planificación de la estrategia instruccional, presentándola dentro del contexto de un nuevo modelo general de diseño de instrucción. El modelo de diseño de instrucción, con un enfoque sistémico, abarca: elementos directrices, características de los estudiantes, características de los docentes, medios y otros recursos, estrategia y evaluación. Se define la estrategia instruccional como el conjunto de acciones deliberadas y arreglos organizacionales para llevar a cabo la situación de enseñanza–aprendizaje. Comprende los siguientes componentes: técnicas instruccionales, actividades, organización de la secuencia, organización de grupos, organización del tiempo y organización del ambiente. Se trata con más detalle este último elemento debido a la escasa información asequible al respecto. Edición digital – Sept 2002
  • 2. Szczurek, M. (1989). La estrategia instruccional. Investigación y Posgrado, 4(2), 7-26. 2 L A E S T R A T E G I A I N S T R U C C I O N A L D r . M a r i o S z c z u r e k C O N T E X T O Los modelos de diseño de instrucción Para realizar de manera apropiada la planificación del proceso de enseñanza–aprendizaje, o lo que es igual, el diseño de la instrucción1, es necesario tener en cuenta cada uno de los componentes que intervienen en dicho proceso y sus interrelaciones. Existen muchos modelos que tratan de representar el proceso instruccional y al mismo tiempo, servir de guía para la elaboración de diseños de instrucción. Andrews y Goodson (1980) analizaron 40 modelos y sin embargo, para un especialista en el campo, resulta evidente que es una recopilación incompleta y un análisis probablemente prejuiciado. Así, no parece casual que el modelo que dicho análisis considera el mejor, proviene de la misma universidad de los maestros de los autores. Una revisión de la Revista de Tecnología Educativa permite constatar, aun sin acudir a otras publicaciones latinoamericanas, que también aquí han proliferado modelos, sin que a ello haya escapado tampoco el autor de este trabajo (Szczurek, 1978). 1Se identifica la instrucción no con aprendizaje sino con enseñanza–aprendizaje, en el sentido de un proceso que deliberadamente se lleva a cabo para que se logre un aprendizaje
  • 3. Szczurek, M. (1989). La estrategia instruccional. Investigación y Posgrado, 4(2), 7-26. 3 Regresando a lo fundamental Después de encontrarse por años con tantos y variados modelos, resulta conveniente detenerse y preguntarse ¿Hacia dónde se quiere ir?,¿ Cuál es, desde el principio, el propósito fundamental de tales modelos ? Como ya se mencionó, se trata de representar el proceso de instrucción, identificando sus componentes fundamentales e interrelaciones, para orientar el estudio, diseño, desarrollo y evaluación del mismo. Por lo general, los modelos publicados van más allá de lo fundamental, con ampliaciones que parecen reflejar bien sea el área de experticia particular de sus autores y/o sus inclinaciones respecto a determinadas teorías de aprendizaje (que no de instrucción). Para establecer los componentes fundamentales de un proceso de instrucción cualquiera (en el entendido que ya se ha determinado la necesidad de instrucción ó ésta viene dada), piense en una situación ordinaria de instrucción (su “clase” por ejemplo) y verifique que lo que se encuentra es lo siguiente: elementos directrices, estudiantes, docentes, medios y otros recursos, evaluación, y estrategias (Gráfico 1). Nada más y nada menos. Elementos directrices Son los que orientan globalmente el proceso, indicando lo que se espera lograr. Generalmente esos logros se expresan en términos de lo que el estudiante aprenderá como consecuencia de la instrucción. Pueden aparecer bajo uno o más de los siguientes nombres o formas: fines, propósitos, metas, contenidos, objetivos (generales, terminales, específicos, expresivos, etc.). Aunque no se declaren, estos elementos directrices existen como intención, lo cual suele descubrirse en el momento de los tests, exámenes o pruebas y asignaciones. También se incluyen entre los elementos directrices a los llamados análisis de tareas, de objetivos y de contenido, puesto que no son más que técnicas para desagregar logros amplios en otros más específicos. Los elementos directrices constituyen el “que” o “para que” del proceso de instrucción.
  • 4. Szczurek, M. (1989). La estrategia instruccional. Investigación y Posgrado, 4(2), 7-26. 4 Estudiantes Protagonistas del proceso de instrucción, traen sus propias características como individuos y como grupos. Dichas características no se refieren sólo a los previos conocimientos, habilidades, destrezas y actitudes, sino que también deben considerarse las comúnmente englobadas bajo el término de “características biopsicosociales”. Tradicionalmente, la mayoría de estas características se han soslayado en la planificación de la instrucción a pesar de lo mucho que se habla de su importancia, y aunque en los últimos años vienen constituyéndose en un foco de atención de la investigación educativa, poco o nada se han tomado en cuenta los resultados obtenidos para la práctica educativa. El componente estudiantes constituye parte del “quien” o “con quien” del proceso de instrucción. El docente
  • 5. Szczurek, M. (1989). La estrategia instruccional. Investigación y Posgrado, 4(2), 7-26. 5 Sin duda se trata de un componente importante del proceso y sin embargo no suele considerarse como tal en los modelos de diseño de instrucción. Posiblemente se deba a que las características de los docentes como individuos, como grupo y en interacción con los estudiantes, se han estudiado aun menos que las características de los propios estudiantes. Algunos autores excluyen al docente como componente fundamental del proceso aduciendo que la instrucción puede darse a través de un material seleccionado o preparado al efecto; esta posición presupone, en forma obsoleta, que las funciones del docente sólo se dan con su presencia directa, ante lo cual cabe la pregunta ¿Quién selecciona y/o prepara el material de instrucción? El docente constituye la otra parte del “quien” o “con quien” del proceso. Medios y otros recursos En el contexto del proceso de instrucción “se entiende por medio cualquier persona, organismo u objeto que proporciona la información necesaria para facilitar un determinado aprendizaje de conocimientos, actitudes o habilidades” (Szczurek, 1984).En este caso, la frase “proporciona la información” indica que contiene en si mismo o es el sustrato de la información. Algunos medios pueden requerir de otros recursos adicionales para que se efectúe la transmisión de la información; por ejemplo una película requiere de un artefacto llamado proyector, así como un objeto real microscópico requiere del microscopio. Además de estos recursos llamados medios existen otros aparentemente obvios pero también importantes como por ejemplo el tipo y cantidad de sillas, mesas, etc. Así mismo, son recursos los materiales tales como aparatos, instrumentos, equipos, herramientas, útiles y sustancias. Los medios y otros recursos como componentes del proceso de instrucción constituyen el “con que” del mismo. Evaluación La evaluación en sus versiones cuantitativa y cualitativa proporciona datos para establecer la efectividad y eficiencia, el valor y mérito del proceso instruccional o cualquiera de sus elementos o etapas y a partir de ello, controlar y tomar decisiones acerca del proceso. Se debe considerar tanto la evaluación de los
  • 6. Szczurek, M. (1989). La estrategia instruccional. Investigación y Posgrado, 4(2), 7-26. 6 aprendizajes como la evaluación del diseño mismo formativa y sumativamente. El componente de evaluación constituye el “que tan bien” del proceso de instrucción. Estrategia La estrategia instruccional es también uno de los componentes fundamentales del proceso de instrucción y como tal, está interrelacionado con todos los anteriores. Por ello, aunque es el tema central de este trabajo, era importante ubicarlo primero dentro del contexto conformado por el resto de los componentes para que se tenga presente que no debe considerarse en forma aislada. El tema se trata más ampliamente a continuación, baste ahora con indicar que la estrategia constituye el “como” del proceso instruccional. ESTRATEGIA INSTRUCCIONAL La selección de una estrategia instruccional debió preocupar al hombre desde el primer momento en el cual decidió enseñar algo. Ciertamente, hay una cantidad y diversidad de textos, artículos, experiencias e investigaciones referidas al uso de determinadas “técnicas” o “métodos” de enseñanza–aprendizaje. Sin embargo, la determinación de la estrategia apropiada para una situación instruccional es uno de los aspectos menos desarrollados en el estudio y aplicación del diseño de instrucción, al menos si se compara con la atención exagerada que se le ha prestado a otros elementos del diseño, como por ejemplo, la redacción de objetivos (lo cual ha ocasionado tal vez una perspectiva exagerada del rol de éstos en el proceso). Lo que parece faltar en la mayoría de los estudios sobre diseño instruccional, aun en aquellos que dicen atenerse a un enfoque de sistemas, es el verdadero empleo de dicho enfoque al considerar la estrategia. Aunque generalmente si indican que la estrategia no debe tratarse en forma aislada, sino en el contexto de sus interrelaciones con los otros elementos del diseño instruccional, fallan en tener en cuenta además el principio de recursividad de los sistemas. Esto quiere decir que si para diseñar la instrucción se considera al proceso enseñanza – aprendizaje con una visión sistémica, esto es, como un conjunto de elementos que se interrelacionan con un propósito común, hay que considerar también que cada uno
  • 7. Szczurek, M. (1989). La estrategia instruccional. Investigación y Posgrado, 4(2), 7-26. 7 de esos elementos son a su vez sistemas (subsistemas del sistema o sistemas que lo contienen). Entonces, la estrategia como elemento del sistema instruccional debe considerarse a su vez como un sistema con sus propios elementos, interrelaciones y propósito. De lo anterior se desprende que el diseño de la estrategia instruccional es un proceso más complejo que la decisión sobre lo que comúnmente se llama un “método” de enseñanza o de enseñanza – aprendizaje. En este sentido, la estrategia necesita abarcar más que ese “método”, como se verá con más detalle a continuación. Definición La estrategia instruccional es un conjunto de acciones deliberadas y arreglos organizacionales para llevar a cabo la situación de enseñanza – aprendizaje. Comprende la consideración de los siguientes componentes: técnicas instruccionales, actividades, organización de la secuencia, organización de grupos, organización del tiempo y organización del ambiente (Gráfico 2).
  • 8. Szczurek, M. (1989). La estrategia instruccional. Investigación y Posgrado, 4(2), 7-26. 8 Técnicas instruccionales Algunos llaman método a este componente de la estrategia y muchas veces confunden los términos estrategia y método. Nérici (1980) propone categorías diferentes para métodos y técnicas e incluye ambas. Es frecuente encontrar para el término método muy diversas acepciones respecto a su alcance, desde señalar que sólo hay dos métodos (deductivo e inductivo), hasta equiparar método con lo que aquí se denomina técnica. Aunque método y técnica se refieren ambos a “procedimientos”, los métodos son procedimientos más generales aplicables por lo común a diversas áreas del conocimiento, mientras que las técnicas son procedimientos regulares y funcionales más específicos, generalmente propios de ciertas disciplinas. Las técnicas instruccionales son, pues, procedimientos específicos para llevar a cabo el acto instruccional, bien delimitados por una serie de pasos o características definidas, las cuales contribuyen al logro de los objetivos y/o metas de instrucción propuestas. La bibliografía educacional presente decenas de técnicas (a veces identificadas como métodos), clasificadas de diversas maneras. Una clasificación práctica bastante común las divide en técnicas de: Presentación: Es la forma más tradicional y sigue siendo la más empleada. En este caso, se trata de técnicas como la exposición oral y/o visual y las demostraciones. Interacción: Entre docente y estudiantes o entre estudiantes. Técnicas tales como discusión, seminario, proyectos de grupo, mesa redonda, Phillips 66. Estudio individual: Cada estudiante trabaja independientemente. Ejemplos de estas técnicas son: lecturas guiadas, instrucción programada, proyectos individuales, estudio libre, descubrimiento. No está dentro del alcance de este trabajo presentar todas las posibles técnicas o una selección de ellas. Ese es un tema del cual se ocupan diversos textos, desde algunos que se dedican a una técnica en particular (por ejemplo instrucción programada, enseñanza por descubrimiento, etc.), otros a un conjunto de ellas como las llamadas técnicas de dinámica de grupos, hasta otros que
  • 9. Szczurek, M. (1989). La estrategia instruccional. Investigación y Posgrado, 4(2), 7-26. 9 presentan un inventario detallado de múltiples técnicas, como es el caso de Nérici (1980) que ocupa unas 250 páginas describiendo decenas de técnicas paso a paso. Para una determinada situación instruccional podría utilizarse una sola técnica, o con más frecuencia, una combinación de ellas. La selección de la técnica es un paso fundamental en la planificación de la estrategia instruccional. Siendo que ésta es apenas una parte del proceso instruccional, la selección de la técnica depende de los otros elementos del proceso y muy especialmente de: Los elementos directrices (objetivos, contenido, fines y/o propósitos). ¿ Se lograrán mejor presentando la información a todos los alumnos a la vez ?, ¿ A través de experiencias y discusión en equipos pequeños, con o sin el docente ?, ¿ Permitiendo que cada alumno vaya a su propio paso ?, ¿ Facilitando discusión o consulta con el docente ?, ¿ Se adecuará la técnica al tipo de objetivo o contenido del cual se trata ? A este respecto no hay que olvidar que los elementos directrices están influidos por las posiciones que se adopten en cuanto a teorías de aprendizaje o de instrucción. Las características de los estudiantes. Es otro de los elementos a tomar en cuenta para la selección de las técnicas. Aparte de considerar factores tales como edad, sexo, desarrollo mental y de los sentidos, habilidad general e intereses, hay también otros relacionados con sus estilos de aprendizaje, como son la necesidad de estructura, el locus de control, la tendencia al riesgo, interacción o trabajo solitario, generalista o detallista, dependiente o independiente del contexto, impulsivo o reflexivo, etc. Todos estos son estilos que se investigan intensamente en cuanto a su posible interrelación con las técnicas de instrucción. Características del docente. Es un elemento que siempre ha desempeñado un papel importante en la selección de la técnica instruccional aunque a menudo se quiere desconocer que es así. Hay que preguntarse ¿Domina suficientemente el empleo de la técnica?, ¿Se siente a gusto aplicándola?, ¿Le permite realizar su potencial? Además de todo lo anterior, necesariamente ha de considerarse la relación de la técnica con los otros elementos de la estrategia, los cuales se describen a continuación.
  • 10. Szczurek, M. (1989). La estrategia instruccional. Investigación y Posgrado, 4(2), 7-26. 10 Actividades El plan detallado de actividades va a depender mucho de la técnica que se haya seleccionado pues ésta determina una serie de pasos a seguir. En esta sección de la planificación de la estrategia se especifican no sólo esos pasos dentro del contexto particular de una situación instruccional, sino también aquellos determinados por rutinas administrativas y por el enfoque o teoría de aprendizaje o instrucción que se esté adoptando. Ejemplos de rutinas administrativas serían la verificación de asistencia, la recepción de tareas o trabajos encomendados, avisos generales o específicos del curso, nuevas asignaciones, temario de futuras sesiones, etc. Con respecto a actividades derivadas del enfoque o teoría de aprendizaje, por ejemplo, quien adopte el enfoque cognoscitivo de Ausubel (1978), muy probablemente precederá los pasos de la técnica con la presentación de uno o más organizadores avanzados, o si adopta el enfoque de Gagné (1976), se cuidará de organizar las actividades ateniéndose a los llamados “eventos de instrucción” que propone ese autor. Organización de la secuencia Esta etapa se refiere a la organización de los objetivos y contenidos en el orden en el cual procederá la instrucción. Generalmente, ya hay un preestablecimiento de la secuencia en la etapa de definición de los elementos directrices del diseño de instrucción, puesto que allí se enumeran los objetivos terminales y contenidos generales y luego se hace lo mismo con objetivos y contenidos más específicos al realizar los análisis de tareas, de objetivos y de contenidos. Sin embargo, ahora en este paso de la estrategia se revisa esa secuencia de acuerdo a algunos factores. Por una parte, para cada objetivo/contenido o grupo de objetivos/contenidos hay que tomar en cuenta quien va a controlar la secuencia. Así, la secuencia puede estar controlada por el docente directamente, como en el caso de las presentaciones; por el docente indirectamente a través del material, como en el caso de un texto de instrucción programada; o por el estudiante, como en el caso de la técnica del descubrimiento.
  • 11. Szczurek, M. (1989). La estrategia instruccional. Investigación y Posgrado, 4(2), 7-26. 11 Por otra parte debe tenerse en cuenta la estructura misma de la secuencia, si la va a controlar el docente directa o indirectamente. En este sentido hay múltiples posibilidades, entre otras: Secuencia lógico–jerárquica Es la que se emplea con más frecuencia. Se ordena de acuerdo a los requisitos o aprendizajes previos que requiere un aprendizaje nuevo. Si no hay requisitos, entonces se habla de aprendizajes que se pueden dar paralelamente. Por ejemplo, sumar es un requisito previo a la multiplicación y se debe aprender primero (son seriales), mientras que resta y multiplicación son paralelos. Secuencia regresiva Se estructura en forma lógico–jerárquica como el anterior pero el orden de aprendizaje se administra a la inversa. El estudiante aprende primero el último paso, habiéndosele dado todos los datos de los pasos anteriores. Luego se le dan los datos de todos los pasos menos los dos últimos, para que aprenda el penúltimo y repita el último. A continuación se le dan los datos de todos los pasos menos los tres últimos, para que aprenda el antepenúltimo y repita el penúltimo y el último. Y así sucesivamente con toda la cadena. El argumento central de quiénes abogan por esta forma de secuencia es que con ella el estudiante practica más los pasos más difíciles, ya que en vez de ir repitiendo siempre el primer paso y luego el segundo y así sucesivamente a medida que avanza, en este caso repite siempre el último paso y luego el penúltimo y así sucesivamente Secuencia cronológica Típica en el aprendizaje de la historia, la ordenación se efectúa según la ocurrencia de los hechos en el tiempo. Secuencia causal Especialmente utilizada para el aprendizaje de relaciones causa–efecto como las que se dan alrededor de muchos fenómenos que estudian las ciencias. Se ordena según la cadena de causas y efectos. Un problema es que raras veces se pueden simplificar esas relaciones en forma lineal consecutiva y generalmente conforman una red o “mapa” de relaciones que hacen de todas maneras difícil elegir una secuencia de forma no arbitraria.
  • 12. Szczurek, M. (1989). La estrategia instruccional. Investigación y Posgrado, 4(2), 7-26. 12 Secuencia en espiral Resulta particularmente útil cuando los objetivos/contenidos están de tal forma entrelazada que es difícil profundizar en cualquiera sin conocimiento de los otros, es decir, cuando es importante tener una visión de conjunto para entender de lo que se trata. En estos casos es recomendable presentar una fundamentación general o básica de toda la secuencia de elementos para luego volver sobre ellos, uno por uno, con mas profundidad, relacionándolos entre si, y volver de nuevo cuantas veces sea necesario, cada vez con mas detalle. Organización de grupos En términos generales, se considera que la agrupación de los estudiantes para efectos de la instrucción, puede asumir tres formas diferentes: grupo pequeño, grupo grande, individual. Se llama grupo pequeño, aquel en el cual se da la máxima interacción posible entre sus miembros, permitiendo la intervención de cada uno de ellos. Se estima idealmente que, de acuerdo con investigaciones realizadas al respecto, un grupo con esas características no suele pasar de doce miembros (Davies, 1971). Se llama grupo grande, aquel en el cual ya no es posible una interacción que involucre la participación de cada uno de sus miembros sin excepción. En cuanto a la forma individual, ella se da cuando la interacción del estudiante se establece con un tutor o con un material de instrucción. Generalizaciones a partir de resultados de investigación sugieren que (Davies, 1971): 1. Para el logro de objetivos cognoscitivos y afectivos de nivel bajo, los grupos grandes no son inferiores a los grupos pequeños. 2. Para el logro de objetivos cognoscitivos y afectivos de nivel alto, resulta óptimo la organización de grupos pequeños de cinco a siete estudiantes. 3. Si sólo se persiguen objetivos cognoscitivos y afectivos del nivel más alto, la tutoría individual (uno a uno) resulta superior a los grupos pequeños. Puede notarse que tratándose de objetivos de nivel bajo, la organización de los grupos puede decidirse según conveniencia administrativa, ya que no se producen diferencias significativas de aprendizaje por el uso de una u otra forma.
  • 13. Szczurek, M. (1989). La estrategia instruccional. Investigación y Posgrado, 4(2), 7-26. 13 Muy probablemente no existe forma ideal de agrupación para todas las situaciones de aprendizaje, ya que por lo general se presentan diferentes tipos de objetivos combinados en una misma situación. Organización del tiempo La distribución tradicional del tiempo de instrucción en “horas clase” es apenas una de las formas como puede organizarse el horario. Tomando en cuenta los otros aspectos de la selección de estrategias y del diseño instruccional, se debe determinar la conveniencia de emplear otras formas de organización del tiempo. Entre ellas: 1. Horario dividido en períodos regulares de menor duración que la hora, por ejemplo una hora dividida en tres lapsos de 20 minutos. 2. Horario estructurado por el estudiante de acuerdo al ritmo de su aprendizaje. 3. Horario con ciertos períodos fijos y el resto estructurado por el estudiante. Aun cuando haya que atenerse a la hora clase tradicional, considere siempre la posibilidad de dividirlas o agregarlas de acuerdo, entre otras cosas, con el tipo de actividades y técnicas empleadas y su relación con las características de los estudiantes. Una hora puede ser demasiado tiempo con lo mismo en algunos casos e insuficiente en otros. Organización del ambiente La organización del medio ambiente suele ser desestimada en la planificación instruccional, a pesar de su influencia decisiva en el aprendizaje de estudiantes que pasan muchas veces más de mil horas al año en ese ambiente. El docente debería intervenir deliberadamente en la regulación del ambiente instruccional y no conformarse con prestar atención solamente al estudiante como si éste estuviera aislado del ambiente que lo rodea. Uno de los aspectos a considerar es la planta física (dimensiones de salones, talleres y laboratorios, áreas libres interiores y exteriores), sin embargo, reconociendo que es poco lo que un docente puede hacer respecto a esto cuando las características arquitectónicas ya vienen dadas, no se hará énfasis en el punto. En cambio, el resto del trabajo, tomando en cuenta que la información accesible es
  • 14. Szczurek, M. (1989). La estrategia instruccional. Investigación y Posgrado, 4(2), 7-26. 14 escasa, se dedicará a cambios factibles en el salón tradicional de clases. El diseño del espacio interior del salón tradicional fue creado como una respuesta funcional a cierto tipo de enseñanza (“siéntate y aprende”) en cierto tipo de sociedad. La tarea del docente será la de rediseñar ese espacio interior para hacerlo tan funcional como sea posible para el proceso instruccional planificado y sus protagonistas. Las variables a considerar son: 1. El entorno visual (distancias y ángulo de visión, color, iluminación). 2. El entorno acústico (efectos y reducción del ruido, ruido de fondo, direccionalidad del sonido). 3. El entorno climático (temperatura, humedad y ventilación). 4. La distribución del mobiliario para sentarse y trabajar. No hay “recetas” para decidir sobre estas variables debido a la enorme diversidad en las diferentes situaciones que se pueden presentar. Sin embargo, para cada uno de esas variables ambientales se dará una breve relación de resultados de investigación que pueden ayudar a la toma de decisiones. Es importante señalar que no puede asegurarse que esos resultados de investigación sean idénticamente válidos en nuestro medio, pero son un punto de apoyo a falta de datos locales y es también, por cierto, una fuente de ideas para posibles investigaciones útiles para nuestras necesidades. El entorno visual 1. Hay poca diferencia en agudeza y fatiga visual entre la iluminación fluorescente y la incandescente (McVey, 1975). 2. La legibilidad se verá afectada negativamente si hay mucho o muy poco contraste entre al área central de trabajo y su alrededor. La iluminación del salón debe variar de acuerdo a la luz que emane de cualquier aparato visual; el salón debe estar lo suficientemente oscuro para que se aprecien exactamente los detalles y colores de la imagen, pero no más oscuro (McVey, 1971). 3. Todas las formas de brillo reducen la agudeza visual e inducen el stress fisiológico. Consecuentemente, luces y superficies altamente reflectantes no deben colocarse dentro del campo de visión del estudiante (McVey, 1971).
  • 15. Szczurek, M. (1989). La estrategia instruccional. Investigación y Posgrado, 4(2), 7-26. 15 4. La luz, especialmente la fluorescente, puede titilar a ciertas frecuencias que causan efectos negativos en el funcionamiento humano normal, produciendo incluso dolores de cabeza, náusea, alucinaciones o ataques tipo epilécticos en aproximadamente tres o cuatro por ciento de los niños normales. Como la habilidad para fundir la luz intermitente varia con la edad, es posible que una luz que el docente encuentra confortable tenga una frecuencia de titilación que sea distractora y fisiológicamente debilitante para algunos de sus estudiantes (McVey, 1971). 5. Diferentes colores evocan diferentes niveles de respuestas actitudinales y fisiológicas. Los salones para trabajos activos deberían decorarse con colores cálidos (amarillo, anaranjado, rojo), mientras que aquellos dedicados a actividades más tranquilas con colores fríos (verde, azul) (McVey, 1975). 6. Colores fuertes muy saturados, particularmente rojos y azules, deben evitarse para el uso general en paredes, especialmente las superficies que pueden usarse como fondo para exhibiciones visuales (McVey, 1975). El entorno acústico 1. Contrariamente a lo que pueda pensarse, una cierta cantidad de ruido de fondo en el salón de clases (aproximadamente 35 decibeles) es necesario para cubrir mucho del sonido distractor creado por actividades tales como escribir, voltear las páginas, mover los pies, etc. Pero ese ruido de fondo no debe ser tan alto como para que haga difícil la comunicación verbal (McVey, 1971). 2. Niveles de ruido de 85 decibeles en adelante, generalmente se consideran psicológicamente y fisiológicamente excesivos (McVey, 1971). 3. Debajo de esos niveles, el problema no es cuanto ruido se produce sino cuanto ruido distrae o molesta. Eso dependerá de la actividad de los estudiantes (un alto ruido en una sesión de laboratorio es menos distractor que uno similar en una sala de estudio) y del valor en mensaje o contenido del ruido. También el ruido distrae más en condiciones de aglomeración (Gump, 1975).
  • 16. Szczurek, M. (1989). La estrategia instruccional. Investigación y Posgrado, 4(2), 7-26. 16 4. La exposición prolongada al ruido excesivo puede disminuir el rendimiento, especialmente en tareas de alta dificultad (McVey, 1971 y Weinstein, 1979) y cuando la ocurrencia del ruido es impredecible (Moos, 1976). El entorno climático 1. El incremento de calor tiende a reducir los niveles de rendimiento (McVey, 1971 y Moos, 1976). 2. El rango de temperatura confortable se reporta entre 20 y 25 o 24 º C (McVey, 1971 y McVey, 1975), sin embargo, estos standards presentan considerable variación individual de acuerdo a la edad, sexo, ropas y adaptación al clima local (McVey, 1971 y Moos 1976). También hay que considerar el tipo de actividad física que se lleva a cabo (McVey, 1971 y Moos 1976). 3. El calor excesivo puede facilitar la hostilidad y la violencia (Moos, 1976). 4. El calor parece afectar más a los estudiantes menos capaces (McVey, 1971 y Moos 1976). 5. Los niños tienden a volverse intranquilos en un salón frio y apáticos en uno caliente (McVey, 1971). 6. El aire en movimiento es vital para la eliminación del calor corporal superfluo. Los salones pobremente ventilados pueden causar dolor de cabeza, fatiga, mareos y náusea (McVey, 1971) La distribución del mobiliario 1. El ambiente para discusión mejora si los estudiantes se sientan frente a frente (Heyman, 1978). 2. En mesas rectangulares la mayoría de los estudiantes prefieren posiciones esquina con esquina conjunta o cara a cara (opuestos) para conversación, lado a lado para actividades cooperativas, cara a cara o distantes para competencias y distantes o en esquinas opuestas alejadas para trabajar separadamente en la misma mesa (Sommer, 1969). 3. En mesas redondas la mayoría de los estudiantes prefieren sillas adyacentes para conversación y para cooperación y directamente frente
  • 17. Szczurek, M. (1989). La estrategia instruccional. Investigación y Posgrado, 4(2), 7-26. 17 uno al otro para trabajar separadamente (Sommer, 1969). Si la mesa es pequeña también se sientan opuestos para conversación (McVey, 1971). 4. Sentarse frente a frente es poco común entre niños pequeños pero incrementa con la edad, mientras que sentarse lado a lado decrece con la edad (Sommer, 1969). 5. Los estudiantes universitarios prefieren un arreglo en forma de U (Goodall, 1971). 6. Colocar a los estudiantes más cerca del docente mejora la comunicación, especialmente la no verbal (Heyman, 1978). 7. Los estudiantes en la primera fila y en la del centro participan más que los demás (A esta área “T” se le llama la zona de acción). En soporte de esto se ha encontrado que los estudiantes moderadamente y muy verbales interactúan más en los asientos del frente y del centro (los de baja verbalización no varían de acuerdo al lugar) y que los docentes llaman a los estudiantes sentados al frente más a menudo que aquellos que se sientan hacia atrás en el salón (Heyman, 1978; Sommer, 1969; Stires, 1980 y Weinstein, 1979). 8. Independientemente que los estudiantes escojan sus asientos o les sean asignados, aquellos en el frente y en el medio del salón reciben notas más altas, les gusta más el curso y el docente, que los estudiantes de los lados (Hawkins, 1974; Stires, 1980 y Weinstein, 1979). 9. El fenómeno de la zona de acción es menos prevaleciente cuando los docentes están menos atados al frente e interactúan verbalmente con los estudiantes sentados mas distantes (Weinstein, 1979). CONSIDERACIONES FINALES Probablemente algunos lectores encuentren todo esto es muy complejo. Verdaderamente, los sistemas de interacción humana suelen ser bastante complejos, y si se consideran las relaciones con el medio ambiente, la complejidad resulta aun mayor. El procedimiento para la planificación de estrategias instruccionales será tanto más complejo cuanto más completa sea la consideración
  • 18. Szczurek, M. (1989). La estrategia instruccional. Investigación y Posgrado, 4(2), 7-26. 18 de los elementos realmente involucrados. De manera que si el lector ha quedado impresionado por la complejidad, el autor sentirá satisfacción por que uno de los objetivos importantes del trabajo se ha logrado. Por otra parte, es importante considerar que la noción misma de estrategia acoge la idea de flexibilidad en la ejecución. Con ello se quiere decir que la estrategia en su ejecución debe ser adaptativa, según las exigencias de la situación. Esto no desmerita el esfuerzo de planificación, por el contrario, una persona con mayor experiencia en la planificación suele tener un mayor repertorio para elegir los cambios que deban hacerse sobre la marcha. REFERENCIAS Andrews, D. H. y Goodson, L. A. (1980) . A comparative analysis of models of intructional design. Journal of Instructional Development, 3 , 2–16. Ausubel, D. P. (1978). Educational psychology: A cognitive view (2a ed.) . New York: Holt, Rinehart and Winston. Davies, I. K. (1971) . The management of learning . London: McGraw–Hill. Gagné, R. M. y Briggs, L. J. (1976) . La planificación de la enseñanza . México: Trillas Goodall, K. (1971) . Tieline. Psychology Today, 5(4), 12. Gump, P. V. (1975) . Ecological psychology and children . Chicago: University of Chicago. Hawkins, S. D. (1974) . Seating: a new look to an old technique. Learning Resources, March, 13–14. Heyman, M. (1978) . Places and spaces: environmental psychology in education. Bloomington, Indiana: Phi Delta Kappa. McVey, G. F. (1971) . Sensory factors in the school learning environment. Washington, D. C.: National Education Association. McVey, G. F. (1975) . Environments for effective media utilization. Viewpoints (Indiana University), 51(5), 59–77. Moos, R. H. (1976) . The human context. New York: Wiley. Nérici, I. G. (1980) . Metodología de la enseñanza. México: Kapelusz
  • 19. Szczurek, M. (1989). La estrategia instruccional. Investigación y Posgrado, 4(2), 7-26. 19 Sommer, R. (1969) . Personal space. Englewood Cliffs, New Jersey: Prentice–Hall . Szczurek, M. (1978) . Tecnología educativa y tecnología instruccional. Revista de Tecnología Educativa, 4, 257–267. Szczurek, M. (1984) . Materiales para el proyecto CENAMEC-REC–CN–MAT–EB. Sin publicar. Stires, L. (1980) . Classroom seating location, student grades, and attitudes. Environment and Behavior, 12, 241–254. Weinstein, C. S. (1979) . The physical environment of the school: a review of research. Review of Educational Research, 49, 577–610.