SlideShare una empresa de Scribd logo
La interpretación del Santo Evangelio según San Lucas
Autor: San Teofilacto de Bulgaria.
Oración.
Antes de leer los libros sagrados, escritos por los evangelistas pidamos al Señor
Jesús Cristo que abra nuestros ojos del alma, para que podamos oír la palabra de
Dios y entenderla; para hacer Su voluntad, porque somos tan solo extraños en la
tierra. Señor, no escondas de mí tus mandamientos y revélame a través de los
ojos espirituales, para que vea las maravillas de tu ley. Muéstrame lo oculto y
desconocido de tu sabiduría. Mi esperanza la deposito en Ti, oh Señor y mi Dios,
que, para iluminar mi mente y pensamiento con la luz del entendimiento Tuyo,
no solo para que pueda leer lo que está escrito, sino también comprender y
profundizar para cumplir con los mandamientos según tu voluntad. No para la
condena que sea las palabras de los santos, sino a la renovación, iluminación y
santificación, para la salvación del alma y para la herencia de la vida eterna. Que
Tú eres la iluminación de los que yacen en la oscuridad y de ti proceden todos los
dones y el regalo perfecto. Gloria al Padre y al Hijo y Del Espíritu Santo.
Preámbulo.
Los criterios de la ciencia del lenguaje moderno impusieron como método en la
impresión de textos de la literatura antigua, su interpretación en el vestuario
lingüístico con que fueron elaborados. Apoyamos plenamente estos rigores
científicos si queremos una edición académica, crítica, destinada exclusivamente
a especialistas. Debido a que esta edición de los escritos de San Teofilacto está
destinada a ser una herramienta espiritual en las manos de cualquier cristiano que
obedezca los mandamientos del Señor, el método utilizado en la actualización y
la redacción de la Interpretación del Evangelio estaba en armonía con el
propósito. El texto fue traducido del cirílico después de la edición de 1805, y
luego fue verificado y comparado nuevamente con la edición original. La forma
transliterada verificada fue la base de las dos actualizaciones del texto que eran
absolutamente necesarios para que el texto se volviera completamente accesible e
inteligible para el lector contemporáneo. En los lugares - pocos en número, por
cierto - donde encontré dificultades para precisar el significado, consulté varias
ediciones (más antiguas o contemporáneas) de la Interpretación de los
Evangelios de San Teofilacto. Luego se confronta la forma final y se vuelve a
comparar con la edición original de 1805, haciendo así una última revisión del
trabajo realizado. Nos hemos esforzado en utilizar las herramientas lingüísticas
para que la profundidad y el propósito espiritual del texto no se vea perjudicados
en absoluto, tanto más cuanto que la interpretación del alemán Píos incluye un
verdadero tesoro de espiritualidad y de la antigua lengua rumana. La riqueza del
material léxico semántico, articulado en un tema flexible con un matiz retórico-
discursivo, es propia de los textos hemolíticos de nuestra literatura antigua.
Deseamos no ensombrecer y dañar el lenguaje antiguo que está lleno de belleza,
vitalidad y profundidad, al tiempo que preserva los significados profundos del
discurso de la iglesia. Por esta razón, se han evitado por completo los
neologismos y se han conservado la mayoría de las palabras antiguas que se
utilizan hasta el día de hoy en la iglesia y los textos litúrgicos.
La misión de predicar el evangelio de los santos apóstoles.
Aquellos hombres divinos que fueron antes de la nueva ley, no por los sagrados
libros ni por las Escrituras se les enseñaron, pero con la mente clara y por el
resplandor del Espíritu Santo fueron iluminados y así conocieron los caminos de
Dios siendo él mismo Dios quien Le estaba hablando de boca a boca. Así fueron
Noel, Abraham, Job, Moisés. Pero después de que los hombres debilitaron y se
volvieron indignos de ser iluminados y enseñado por el Espíritu Santo, Dios el
que tanto ama a los hombres nos dio Las Sagradas escrituras, al menos a través
de ellas, que la gente recuerda la divina voluntad de Dios. De esta manera
también Cristo habló con los Apóstoles cara a cara más el don del Espíritu Santo
que también fue enviado a los Apóstoles, para ser el maestro y dador
[elocuente]de la vida. Pero como después de eso era posible que surgieran
herejías y nuestros hábitos [la buena ordenanza] sea en peligro, el Señor ha
dispuesto dejarnos Los evangelios que están escritos para que, enseñándonos la
verdad, no seamos engañado por las mentiras de las herejías, ni ser modificada o
alterada nuestra tradición y costumbre. Y tal vez por eso nos dieron cuatro
evangelios, porque dentro de ellos, las cuatro buenas obras [virtudes] pueda
enseñarnos: la valentía, entendimiento, justicia y toda la sabiduría. La valentía, es
decir, aquella de la que el Señor dice: “No temáis a los que matan el cuerpo,
porque el alma no puede matarlo "(Mateo 10:28). El entendimiento, cuando nos
aconseja: "Sed, pues, prudentes como las serpientes, y sencillos como las
palomas. " (Mateo 10:16). La justicia, cuando nos enseña: "Lo que queráis que os
hagan los hombres, hacédselo vosotros igualmente” (Lucas 6:31) más toda
sabiduría, cuando decide: “Todo el que mira a una mujer deseándola, ya cometió
adulterio con ella en su corazón" (Mateo 5:28). De otra manera hay cuatro
evangelios como cuatro pilares de este mundo, así como que el mundo tiene
cuatro partes: Este, Oeste, Norte y sur, de mismo modo los pilares serían cuatro.
Sin embargo, hay cuatro evangelios porque estos incluyen cuatro elementos; los
dogmas, los mandamientos, los temores y las promesas. A los que creían en
dogmas y guardaban los mandamientos, disfrutarán de lo bueno venidero que se
les promete, mientras esos que no creyó en dogmas y no guardó los
mandamientos, se les castigaran con los trabajos [tormentos] que los
aterrorizaran. Se llama "Evangelio", que significa "Anunciación", porque
proclama cosas buenas y llenas de gozo: el perdón de pecados, corrección,
ascensión al cielo y el lugar donde el Hijo de Dios se sentará a la diestra del
Padre. También nos anuncia la facilidad [lo sencillo] de adquirirlos. ¿En realidad
no fuimos nosotros os que nos habíamos esforzado por adquirir lo bueno
prometido? ¿Tal vez, no por nuestras obras [hechos] conseguimos lo prometido?
Rotundamente [¡No!], pero con el don y el amor de Dios por los hombres, Dios
nos ha dado una bondad tan grande. Y los evangelistas son cuatro, dos de los
cuales, Mateo y Juan, eran unos de los doce apóstoles, y los otros dos, Marcos y
Lucas, del grupo de los setenta discípulos. De estos dos últimos, Marco fue el
seguidor y discípulo del Santo Pedro mientras que Lucas fue discípulo de san
Pablo. Mateo es el primero en escribir su evangelio en lenguas hebreo judío -
para aquellos judíos que creyeron en Jesús Cristo - después de unos ocho años
desde su ascensión; san Juan traduce este evangelio en griego, así como algunos
documentos históricos lo menciona. Marcos escribió su Evangelio diez años más
tarde después de la ascensión del Señor, siendo enseñado en todos los detalles
por san Pedro luego Lucas escribió el evangelio después unos quince años. El
Evangelio de San Juan el teólogo fue escrito después de treinta y dos años. Se
dice que después de la muerte de los tres evangelistas, San Juan pidió que le
trajeran sus tres versiones de los Evangelios para que pudiera verlos y leerlos y
juzgar si fueron escritos con exactitud para ser verdaderos. Al verlos los elogió
mucho a los santos apóstoles por su verdad, y bien recibiéndolos, san Juan
también, escribió un evangelio, en el que mostró en detalle lo que se había escrito
en breve por los otros evangelistas. Por eso como punto de partida elige uno
teológico, porque los otros apóstoles no mencionaron la esencia divina antes de
la eternidad de la Palabra de Dios el verbo, para que no sea que la Palabra de
Dios fuera considerada un hombre, es decir, una deidad, pero sin la naturaleza de
Dios. Porque, verdaderamente, mientras Mateo se refiere solo sobre la naturaleza
humana de Jesús Cristo procedente del linaje de Abraham y David, ya que el
evangelio se escribió para los judíos, por lo cual fue suficiente solo con
mencionar el linaje de David en la cual se les dice que aprendan que Cristo
desciende del rey David ya que el de los judíos que creyeron en Cristo son
consolados y descansa cuando se entera de que Jesús desciende del profeta. Pero
tal vez me preguntas: ¿no era suficiente un solo evangelista? Escucha, lo que te
responderé: un solo evangelista era realmente suficiente, pero para testificar más
sobre la verdad, por esto se escribieron cuatro evangelios, Y cuando tu
descubrirás que estos cuatro evangelistas han estado separados, y cada uno vivía
en otro lugar diferente del mundo, ni se consultaron nunca entre sí, pero escribían
casi lo mismo cada uno, entonces ¿no te maravillarás de la verdad del evangelio,
y no dirías que ha hablado el Espíritu Santo a través de ellos y han sido
inspirados por el espíritu santo para escribir los evangelios? Que nadie diga que
no encaja todo a la perfección. No se puede encontrar nada contradictorio donde
no encaje algún acontecimiento. ¿Acaso un apóstol dijo que Cristo nació y otro
dijo que no nació? ¿Tal vez uno de los evangelistas dijo que Cristo resucitó, pero
otro dijo que no es verdad? ¡No puede ser! Porque en lo básico, coincide todo
completamente y si no hay nada diferente en lo más esencial del evangelio,
entonces no se extrañe que en lo pequeño a veces parece diferir un poco, porque
por estos detalles los evangelios son más creíbles todavía por mencionar la
misma verdad, y si no todos se han unido y encajan perfectamente, entonces
habrían creído que los evangelistas escribieron sentados juntos y consultándose
uno con el otro. Pero así, como lo que uno ha dejado de un lado, lo encontramos
escrito en otro, parece algo diferentes, pero en realidad todos los apóstoles
testifican la misma verdad.
LA VIDA DEL SANTO APÓSTOL Y EVANGELISTA LUCA.
San Lucas el Evangelista nació en Antioquía en Siria y desde su juventud
aprendió la sabiduría helénica y la artesanía doctoral, convirtiéndose en médico
excepcional. Luego aprendía el arte de pintar. Hablaba egipcio y griego con
fluidez, y era plenamente familiarizado con la enseñanza y el dogma judío, y se
trasladó a Jerusalén. En aquellos tiempos, nuestro Señor Jesús Cristo, pasando en
la tierra y enseñado al pueblo, sembró la semilla de la palabra de salvación, la
cual, creciendo en su corazón Lucas, siendo una buena tierra y creciendo dio
fruto; para san Lucas, escuchar la enseñanza de la sabiduría de la boca de Dios,
más benéfico y sabio ha salido de allí que, de todas las escuelas, la griega y la
egipcia, porque aprendió a saber y conocer sobre el mismo Dios verdadero, creer
en Él y luego enseñar a otros la fe. Él era uno de los setenta Apóstoles, a quien él
mismo menciona en Su Evangelio, diciendo: “designó el Señor a otros 72, y los
envió de dos en dos delante de sí, a todas las ciudades y sitios a donde él había de
ir."(Lucas 10: 1). Y Lucas, siendo también entre los apóstoles, caminó delante
del Señor, mediante la santa predicación, preparando su camino y confiando a los
pueblos que El Mesías, que se esperaba, ha venido al mundo. En el tiempo de la
Pasión salvadora, cuando el Pastor fue golpeado, y los apóstoles como las ovejas
del rebaño fueron esparcidos, este feliz Lucas caminaba lamentándose y llorando
por el sufrimiento en la Cruz del Señor que voluntariamente se entregó a Su
Pasión. Y como sembró con lágrimas, con gozo ha cosechado la recompensa
después de la resurrección de Cristo, mientras Lucas y Cleofás iban a Emaús y
estaban de luto lamentando los terribles sufrimientos y la muerte de su amado
maestro, entonces nuestro Salvador, Jesús Cristo mismo los consoló con su
apariencia y les enjugó las lágrimas de los ojos, porque, acercándose a ellos, les
dijo: “«¿De qué discutís entre vosotros mientras vais andando y por qué estáis
triste? "(Lucas 24:17) Luego San Lucas viajó con él Quien dijo sobre sí mismo:
"Yo soy el camino, la verdad y la vida" (Juan 14: 6). Los dos Lucas y Cleofás
caminando y hablando y preguntando al Señor que les habló de manera profunda
e inefable de sabiduría recordándoles profecías que se han hecho por los profetas
de antaño. ¡Cuán preciosa fue la enseñanza de nuestro Señor Jesús para San
Lucas cuando Jesús Cristo les hablaba con Sus dulces palabras, recordándoles
sobre Moisés y todos Los profetas y les interpretaron todas las Escrituras donde
se mencionaba Él Señor. Por eso San Luca, el buen discípulo de Cristo,
aprendiendo los misterios de Dios, también trajo a la santa fe, a todas las
ciudades de Beocia y muchos de los que estaban en tinieblas y la ignorancia de
Dios los iluminó con la luz del entendimiento del Santo Evangelio. Primero se
sentó en Emaús con Cristo a cenar y almorzó con él. Luego conoció al Hijo en el
momento cuando partió el pan como el Dios verdadero, a quien Judas no le quiso
conocer en la Última Cena del Señor. El fuego de un amor tan grande por Dios
que se escondía en el corazón de San Lucas a fuera de la vista a través de estas
palabras: ¿No ardía nuestro corazón dentro de nosotros cuando nos habló en el
camino, y cuando nos interpretó las Escrituras?” (Lucas 24:32) Par que no sea
olvidada de la memoria del Señor, a quien le amó con todo su corazón, después
de unos quince años de Su ascensión al cielo, san Lucas escribió el evangelio con
toda la verdad. San Lucas escribió no solo lo que había visto y oído, sino también
escribió lo que había marcado en su corazón, no con pluma, sino con amor.
También mencionó los que había visto antes de los que habían seguido a Cristo
más luego, cerca de la Pasión de Cristo, según está escrito al comienzo del
evangelio: “Puesto que muchos han intentado narrar ordenadamente las cosas
que se han verificado entre nosotros, tal como nos las han transmitido los que
desde el principio fueron testigos oculares y servidores de la Palabra,"(Lucas 1:
2). San Lucas ha sido participe de los dolores y esfuerzos de Pablo por predicar
las buenas nuevas de Cristo, porque lo siguió a san Pablo predicando sobre Cristo
y no solo a los judíos, sino también a los gentiles. Estaba en Roma con él, como
aparece mencionado en el libro “Los Hechos de los Apóstoles”, que también fue
escrito por san Lucas, y que era muy amado por Pablo. También, el apóstol Pablo
escribió a los Colosenses y dice: “Lucas, el médico amado "(Colosenses 4:14).
En la Epístola a los Corintios, Pablo alaba a Lucas, diciendo: “No solo eso, sino
que también es elegido por las Iglesias como compañero de nuestro viaje,
teniendo este don, para la gloria del Señor mismo y hasta nuestro fin "812
Corintios 8, 19). Aquí San Jerónimo entiende que El apóstol Pablo alaba a Lucas.
Entonces Lucas, dejando Roma, fue al este, anunciando a Jesús Cristo y
sufriendo dolores y fatigas por el santo nombre del Salvador. Atravesando toda
Libia fue a Egipto, donde iluminó con la buen nueva a los de Tebas, y en las
Pivele (ciudades) de Beocia donde ordenó las iglesias, y ordenando sacerdotes y
diáconos. Luego curó a los enfermos el cuerpo más el alma, pero el apóstol
sufriendo muchas persecuciones, luego más tarde se trasladó con el alma al
Señor, teniendo más de ochenta años. En el lugar donde su santo cuerpo fue
depositado, Dios, Ha glorificando aquel lugar por Su agradable discípulo, y
llovió (agua clara) que cura el dolor de ojos, el signo por el oficio de médico. Por
esto la tumba era conocida por los fieles, porque fueron curados de diversas
enfermedades, con las oraciones del Santo Apóstol. Entonces descubriendo
Constancio, el hijo del emperador Constantino el Grande, sus reliquias curativas,
envió a Artemias, el gobernante de Egipto, (quien más tarde fue atormentado por
Julian Paravato), y ha traído con gran honor a la ciudad real las reliquias del
Santo Apóstol y Evangelista Lucas. Cuando las santas reliquias fueron llevadas a
la ciudad con cánticos y alabanzas, un hombre del palacio real, Anatolia,
acostado en su cama desde hace mucho tiempo, a pesar de gastar mucho dinero
en médicos, buscaba una cura que no podría encontrar en ninguna parte, pero al
oír que las reliquias del santo apóstol Lucas están siendo traídas a la ciudad, oró
fervientemente al Santo. Y, tal como pudo Anatolia, hizo levantarse de la cama y
pidió que lo llevara al ataúd para recibir la curación del Apóstol. Cuando él llego
y tocó con fe, adorando las reliquias del Santo, inmediatamente se curó de la
enfermedad y, recuperando plena salud y fuerza, luego en sus hombros, junto con
los otros, llevo el ataúd con las reliquias del Santo Apóstol Lucas dentro en la
Iglesia de los Santos Apóstoles. Allí, debajo de la Santa Mesa, en el altar donde
estaban los santos Andrés y Timoteo también colocaron las santas reliquias de
San Lucas. Se dice que él apóstol Lucas pintó bellamente el rostro de la
Santísima Madre de Dios, llevando en brazos al Niño Jesús antes de pasar a la
eternidad, y también pintó dos iconos más con la imagen de la Santísima Madre
de Dios y los llevó ante la Madre de Dios, para preguntar si les gustará; La
Santísima Madre vio su rostro, y dijo: "Que la gracia de Aquel que nació de Mí
más lo mío sea con estos iconos". El Santo Apóstol Lucas también pintó los
rostros de los Santos apóstoles Pedro y Pablo en madera y fue el comienzo de
aquel buen y honorable acto de venerar a los santos en iconos pintadas, en todas
las iglesias del mundo, es decir, la pintura de iconos santos, para la gloria de
Dios, de su Madre y de todos los santos, y para el adorno de la casa del Señor
que es la Iglesia y para la salvación de los fieles, a los que honran con justa fe los
santos iconos. Amén.
Prologo.
El piadoso Lucas era antioqueño por nacimiento y por oficio médico y en la
sabiduría helénica fue un grande erudito, así como en la ordenanza judía iba
sobrado. Y mientras nuestro Señor enseñaba la Buena Nueva, también entró
Lucas en Jerusalén. Por eso algunos dicen sobre san Lucas que fue uno de los
setenta Apóstoles, Más tarde, cuando había resucitado Cristo de entre los
muertos, el junto con Cleofás iba de camino a Emaús y se encontraron con
Jesús. (Lucas 24:15). Después que el Señor ascendió a la diestra del Padre
Celestial, y luego más tarde cuando también san Pablo creyó en Jesús Cristo,
Lucas se convirtió en compañero de viaje y seguidor del maravilloso apóstol
Pablo, y solo quince años después de la ascensión de Cristo, san Lucas escribió
Su evangelio con todo detalle, así como su comienzo lo muestra desde las
primeras palabras. Y lo escribe para el gobernador. Teófilo, tal vez siendo el que
tenía la hegemonía de aquellos tiempos, porque se utilizaba este nombramiento:
"ilustre poderoso” solo para los líderes o gobernadores, y se expresó al igual
como san Pablo también le nombró a Festo: "excelentísimo Festo" (Hechos 26,
25). Por tanto, entendemos que el dichoso hombre que amaba a Dios y guardaba
los mandamientos luchando contra las pasiones fue también Teófilo", que se
interpreta “El que ama a Dios “y que ere verdaderamente digno para que se le
proclame el Evangelio.
INTERPRETACION DEL EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS
CAPÍTULO 1.
1-4. Puesto que muchos han intentado narrar ordenadamente las cosas
que se han verificado entre nosotros, tal como nos las han transmitido los que
desde
el principio fueron testigos oculares y servidores de la Palabra, he decidido yo
también, después de haber investigado diligentemente todo desde los orígenes,
escribírtelo por su orden, ilustre Teófilo, para que conozcas la solidez de las
enseñanzas que has recibido.
¿Quiénes fueron estos muchos que empezaron a escribir? ¡Los apóstoles
mentirosos!
Porque muchos han escrito alguna forma de evangelios falsos, como
el que se llama Evangelio de los egipcios y aquel en el que está escrito el nombre
El Evangelio de los Doce. Estos, sin embargo, sólo empezaron, pero no
terminaron,
porque sin la ayuda de Dios, ellos también comenzaron por esta causa pero
no completaron el trabajo iniciado. Por eso, bien dijo San Lucas de ellos:
"muchos han empezado". Pero unos pocos, como Mateo y Marcos, no sólo
comenzaron,
sino que lo han realizado con éxito, porque tenían el Espíritu que les insuflaban
hacer el trabajo. Y dijeron " las cosas que se han verificado ", porque no son
cosas ordinarias y común según un establecido imaginario, sino en la verdad de
Cristo y en la fe verdadera y completa diligentemente investigada. Pero ¿cómo
es esto “verdadero y sólido"? "Como nos dejaron los testimonios los que estaban
desde el principio Testigos y servidores de la Palabra". De esto se muestra que
Lucas en la primera edición de 1805, el título del capítulo es: "Por los seguidores
de Juan Bautista y por su nacimiento. Para la adoración del arcángel Gabriel a
María.
“Escribírtelo por su orden, ilustre Teófilo, para que conozcas la solidez de las
enseñanzas que has recibido” significa que Lucas no fue discípulo desde el
principio, pero después llegó a serlo; Y que otros fueron discípulos desde el
principio, como Pedro y los hijos de Zebedeo, que le enseñó a Luca todo lo que
él mismo no vio ni oyó. Pero ¿por qué dice? “para que conozcas la solidez de las
enseñanzas que has recibido" Esto se puede entender de dos maneras. Primero:
"Qué antes, sin escribir, te enseñé, oh Teófilo, y ahora por escrito al darte el
Evangelio, fortalezco tu mente, para que no se te olvide lo que te enseñe antes.
En segundo lugar, podemos entender esto: nosotros,
personas, cuando alguien nos cuenta sin escribir lo que se dice, muchas veces
estamos acostumbrados a sospechar que pudo habernos mentido. Y cuando
escribe lo que dice, entonces creemos que si no se le hubiera confiado de esa
manera
que efectivamente dice la verdad, no les habría escrito. Por eso dice
Evangelista: "Os he escrito el Evangelio, como las cosas no escritas que
enseñasteis,
con más refuerzos para sostenerlos, creyendo más firmemente ahora que, tanto
A mí me son confiados los no escritos, para que también los ponga por escrito".
1-5. Hubo en los días de Herodes, rey de Judea, un sacerdote, llamado
Zacarías, del grupo de Abías, casado con una mujer descendiente de Aarón,
que se llamaba Isabel;
Menciona el reino de Herodes, primero para contar después
el rostro de los Profetas - porque comienzan así:
"Palabra de Yahveh que fue dirigida a Oseas, hijo de Beerí, en tiempo
de Ozías, Jotam, Ajaz y Ezequías, reyes de Judá, y en tiempo de Jeroboam,
hijo de Joás, rey de Israel “(Oseas 1, 1). sino también porque acerca de Cristo
san Lucas contará el origen de la historia, para esto menciona a Herodes, para
mostrar que Cristo verdaderamente vino en los días de Herodes. Que este
Herodes era un gobernante después que los gobernantes se fueron de entre los
judíos, según la profecía de Jacob (Génesis 49,10), de donde es evidente que
Cristo vino en carne, incluso que
el evangelista también logra algo más al mencionar los tiempos que se muestra
siendo
verdadero el evangelio; porque al mencionar los tiempos, da permiso a los que
quieren
investigarán para que pueda conocer la verdad del paso del tiempo del Evangelio.
Entonces, apropiadamente comienza con Zacarías y el nacimiento de Juan,
porque hablará por el nacimiento de Cristo, que será san Juan Bautista
que apropiadamente antes del nacimiento de Cristo habla de un precursor
Juan, que también milagrosamente Isabel iba a traer a luz a su hijo antes que
La virgen Maria, pura providencia del Señor y el don divino, ya que Isabel como
anciana no según las leyes de la naturaleza a tan avanzada edad tuviera un hijo, al
menos concebido con su hombre Zacarías. Luego “del grupo de Abías” entiendo,
como si fueran dos sacerdotes que realizaban el servicio por turno, uno a la vez,
luego el otro, es decir, el que se llamaba así, Abías y el otro Zacarías. Entonces,
apenas completó los deberes sacerdotales del servicio, pasados esos días le tocó a
Zacarías. Pero se ve que no es así, que Salomón, después de terminar el templo,
colocó filas de días, es decir, de semanas, y en una semana colocó en el servicio
los hijos de Coré, y en la otra de Asaf, y en otra semana Abías. (Paralipómenos
cap. 1-8). Entonces lo que él dice fue Zacarías "en los días de Abia", así debe
entender, como si fuera de la semana de Abías, no como después de la semana de
Abías tomara el servicio Zacarias, Luego quiere demostrar que, según la Ley, de
ambas partes de los padres, Juan era de ascendencia sacerdotal, y menciona que
su esposa era descendiente de Aarón," ya que no era posible que un hombre
tomara una mujer de otra tribu, sino de lo mismo que el suyo (Números 36, 6-9).
"Isabel" se interpreta como "el descanso de Dios ", y Zacarías se interpreta como
"recordar al Señor".
1-6. Los dos eran justos ante Dios, y caminaban sin tacha en todos los
mandamientos y preceptos del Señor.
Muchas veces algunos son justos, pero no ante de Dios, sino de fachada
mostrándose piadosos ante la gente y todo lo hacen para ser vistos por los
hombres. Pero Zacarías y Abías realmente eran sin tacha ante Dios.
"Mandamientos" son como no fornicar, no robar, y "preceptos" son, por ejemplo:
“La que hable mal de su padre o de su madre, es digno de muerte” (Levítico 20,
9). Pero sabed que el "mandamiento" puede llamarse "precepto", como teniendo
los mandamientos de Dios, nos condenará con justicia, porque dice: "Si no habría
venido a hablarles, no habrían pecado" (Juan 15, 22), y nuevamente: "La palabra
que yo les hablé les juzgará" (Juan 12:48). Pero ¿por qué, después de decir: "
caminaban sin tacha en todos los mandamientos " agregó también “precepto”?
Porque muchas veces algunos andan en la ley de Dios, pero todo lo hacen para
ser vistos por los hombres. Pero Zacarías estaba trabajando en los mandamientos,
y los estaba cumpliendo sin falta, porque no buscaba agradar a la gente.
1-7. No tenían hijos, porque Isabel era estéril, y los dos de avanzada edad.
Las esposas de los justos, incluso las más piadosas, a menudo eran estériles, por
así decirlo. Sabéis que la Ley no requiere multitud de hijos físicos, sino
espirituales.
Y ambos eran viejos en cuerpo y espíritu, porque también en alma
habían envejecido, es decir, habían aumentado, "a pesar de los dolores en su
corazón" (Salmo 83, 6), y "como el día" pasaban sus vidas, luminosas en virtudes
y no oscuras como las noches.
1-8. Sucedió que, mientras oficiaba delante de Dios, en el turno de su
grupo, le tocó en suerte, según el uso del servicio sacerdotal, entrar en el
Santuario del Señor para quemar el incienso y toda la multitud del pueblo
estaba fuera en oración, a la hora del incienso.
"Ante Dios" sólo los limpios sirven, porque de los inmundos Dios vuelve su
rostro ¿Y cuándo era el momento del incienso? En realidad, durante la oración,
cuando sólo el sacerdote entraba al Lugar Santísimo. Para que se sepa que al
igual que este obispo entrando al Lugar Santísimo y adquirió el fruto, también lo
hizo el Señor Jesús, verdaderamente el gran Jerarca, “pues, tal Sumo Sacerdote
que penetró los cielos - Jesús, el Hijo de Dios – por su venida en carne adquirió
nuestra salvación. (Hebreos 4, 14).
1- 11. Se le apareció el Ángel del Señor, de pie, a la derecha del altar del
incienso.
El ángel no se aparece a todos, sino sólo a aquellos que son puros de corazón,
como por ejemplo ha sido Zacarías. Y dijo "altar del incienso" porque también
había otro altar, el de sacrificios.
1-12. 12 Al verle Zacarías, se turbó, y el temor se apoderó de él. El ángel le
dijo: «No temas, Zacarías, porque tu petición ha sido escuchada; Isabel, tu
mujer, te dará a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Juan; será para ti
gozo y alegría, y muchos se gozarán en su nacimiento
A Zacarías le entra el miedo por la vista inusual del santo ángel. Pero el ángel
calma su angustia, para que en todas partes [para siempre] tendréis esta señal de
las visiones de Dios y no caer en los engaños diabólicos. La mente comenzará
con el miedo y luego rápidamente el miedo desaparece y llega una sublime paz,
verdaderamente divina es la visión, pero si el miedo y el terror maligno aumentan
más, la visión es diabólica. ¿Y por qué dice el ángel que la oración de Zacarías
fue escuchada? y su esposa Isabel le dará un hijo, ya que Zacarías no oró por
tener un hijo, sino por los pecados del pueblo. Algunos dicen eso precisamente
porque Zacarías oró por los pecados del pueblo, para esto daría a luz un hijo que
había de clamar: "He aquí el Cordero de Dios, el que quita el pecado del mundo"
(Juan 1, 29). Por lo tanto, el ángel apropiadamente le dice a Zacarías: "Has sido
escuchada la oración por el perdón de los pecados del pueblo y darás a luz un
hijo, por medio del cual se intercederá por el perdón de los pecados”. Y otros
entienden las palabras del ángel así:
"¡Tu oración fue escuchada, oh Zacarías, y Dios perdonó los pecados del
pueblo!" Luego, como si Zacarías hubiera dicho: "¿De dónde se muestra esto?"
el ángel le dice: "Te doy esta señal, que Isabel dará a luz tu hijo,
ya que desde que Isabel te concebirá un Hijo tendrías la prueba de que los
pecados de la gente han sido perdonados".
1, 15-17. Porque será grande ante el Señor; no beberá vino ni licor; estará
lleno de Espíritu Santo ya desde el seno de su madre, y a muchos de los hijos
de Israel, les convertirá al Señor su Dios, e irá delante de él con el espíritu y el
poder de Elías, para hacer volver los corazones de los padres a los hijos, y a los
rebeldes a la prudencia de los justos, para preparar al Señor un pueblo bien
dispuesto.
"Grande" promete el ángel que será Juan, pero "ante el Señor",
muchos dicen que son grandes ante los hombres, y no ante Dios,
como son por ejemplo los hipócritas. Y "grande" será Juan con el alma, como
"pequeño" es el alma de todo aquel que escandaliza a cualquiera, porque nadie es
"grande", no se escandaliza, sino sol los pequeños y pocos de corazón, porque el
Señor dice: "¿Quién escandalice a uno de estos pequeños que creen en mí,
más le vale que le cuelguen al cuello una de esas piedras de molino que
mueven los asnos, y le hundan en lo profundo del mar." (Mateo 18, 6; Marcos 9,
42). Pero como los que dieron a luz a Juan, eran justos delante de Dios,
entonces su hijo era "grande ante el Señor" y se llama licor a toda la bebida que
puede provocar embriaguez y no es del fruto de la vid. Juan, aún en el vientre de
su madre, fue lleno del Espíritu Santo cuando la Madre de Dios se acercó a Isabel
y el bebé saltó de alegría por la venida del Señor. “Y a muchos de los hijos de
Israel, les convertirá al Señor su Dios ", es decir, de los judíos a
Apóstoles, porque sus "padres" eran los judíos y sus "hijos" eran los Apóstoles.
Así volvió el corazón de los judíos hacia los Apóstoles, enseñándoles la fe en
Cristo y confesando; y el que sin duda da testimonio de Cristo, se
hace digno de fe para sus discípulos. Juan no convirtió a todos, sino a "muchos";
pero el Señor los iluminó a todos. Así como el don divino obró con el espíritu de
Elías, así también en lo hará en el futuro Juan, porque Elías también es un
precursor de la Segunda Venida, e Juan es el precursor de la primera venida;
incluso "con el poder de Elías", porque lo mismo puede venir tanto Elías como
Juan, porque los dos traen a Cristo. Pero también de otra manera Juan vino "con
el espíritu y el poder de Jesús", porque él también era ermitaño y retenido a la
vida y reprendedor de los pecadores como fue Elías.
Incluso convirtió a los judíos más desobedientes en la "sabiduría de los justos".
es decir, mediante la enseñanza de los Apóstoles, que la sabiduría de los
Apóstoles era el don del espíritu dentro de ellos, por el cual fueron guiados.
" para preparar al Señor un pueblo bien dispuesto.", es decir, preparado para
recibir la predicación, como diríamos: cuando un Profeta vino predicando,
no todos creyeron, sino los que estaban previamente preparados a través de la
predicación. Para que, si alguien viniera a la casa de noche, no todos lo reciben
con agrado, pero solo los que están velando y esperando al que viene, están
preparados para recibirlo. Así fue como Juan preparó el pueblo para el Señor,
pero no al desobediente, sino al que había sido " preparado", para recibir a Cristo.
1,18-20. 18 Zacarías dijo al ángel: «¿En qué lo conoceré? Porque yo soy
viejo y mi mujer avanzada en edad.» El ángel le respondió: «Yo soy Gabriel, el que
está delante de Dios, y he sido enviado para hablarte y anunciarte esta buena nueva.
Mira, te vas a quedar mudo y no podrás hablar hasta el día en que
sucedan estas cosas, porque no diste crédito a mis palabras, las cuales se
cumplirán a su tiempo.»
Al menos, aunque Zacarías era justo y santo, pero ante el milagro de tener un hijo
no se lo creyó a la ligera, por eso el ángel le dice su misión: "Yo soy arcángel
Gabriel, el que está delante de Dios. Así que por un tiempo porque no creas,
quedarás sordo y no podrás hablar." Y por eso sufrió Zacarías sobre estos dos, es
decir, ni oír ni hablar, porque como aquel que no escuchó, se condena a la
sordera, y como quien habla en contra, con el silencio. Pero todo esto significó
antes de todo lo que pasó a los judíos. Que, como el sacerdote Zacarías, siendo
viejo e infructuoso, infiel a la palabra del arcángel, dio a luz a un hijo mayor que
todos los Profetas de los antepasados, así también la sinagoga y el sacerdocio de
los judíos, aunque se hizo vieja, era infructuosa, infiel y desobediente, pero dio
origen al Verbo de Dios, el Maestro de los profetas, que, habiendo nacido, los
que antes fueron desobedientes, se convertían con fe y buena palabra.
1, 21. El pueblo estaba esperando a Zacarías y se extrañaban de su
demora en el Santuario. Cuando salió, no podía hablarles, y comprendieron
que había tenido una visión en el Santuario; les hablaba por señas, y
permaneció mudo. Y sucedió que cuando se cumplieron los días de su servicio,
se fue a su casa.
¿Observan cómo los judíos "esperaron" y permitieron hasta que salió el Jerarca?
Pero nosotros los cristianos, si no salimos nada más entrar a la iglesia, contamos
que sufriremos algo malo. Zacarías "hizo señas" con la mano al pueblo, porque
tal vez le preguntaron el motivo de su silencio, y como no podía hablar, se lo
hizo saber con una seña. Hay que remarcar también que hasta que se cumplieron
los días de su servicio, no fue llevado a su casa, pero se quedó cerca del templo,
porque estaba realmente lejos de Jerusalén la llanura de la montaña, su tierra. Y
aunque el sacerdote tenía su casa en Jerusalén, no le era lícito salir del atrio del
templo durante la semana que le tocaba. Y nosotros, ¡ay! ¡Cómo difamamos los
Servicios litúrgicos Divinos! Y porque Zacarías "no podía hablar", pero "hizo
una señal" con la mano para el pueblo, significa el partido mudo de los judíos.
que después que han matado el verbo de Dios, no pueden justificar en palabras de
lo que hicieron o dijeron, pero incluso algo profético si les preguntas, tienen la
boca tapada y no pueden para darte una respuesta.
1, 24-25. Días después, concibió su mujer Isabel; y se mantuvo oculta durante
cinco meses diciendo: «Esto es lo que ha hecho por mí el Señor en los días en
que se dignó quitar mi oprobio entre los hombres.»
Al ser muy humilde Isabel, se avergonzó y por ello "se escondió a sí misma",
porque había concebido en su vejez. Y durante cinco meses lo ocultó,
hasta que María también concibió. Y después de aquello, que la Virgen María
concibió, el niño saltó en el vientre de Isabel, entonces Isabel ya no ocultó más lo
de ella misma, pero se mostró como madre de un bebé que exalto en su vientre al
saludo de la Virgen, y que también antes desde que naciera, fue honrado con
autoridad profética.
1, 26-30. Al sexto mes fue enviado por Dios el ángel Gabriel a una ciudad de
Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado
José, de la casa de David; el nombre de la virgen era María. Y entrando, le
dijo: «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo.» Ella se conturbó por
estas palabras, y discurría qué significaría aquel saludo. El ángel le dijo: «No
temas, María, porque has hallado gracia delante de Dios;
El "sexto mes" cuenta desde la concepción de Juan. Y dice que la Virgen se
comprometió “con un hombre de la casa de David”, sólo para mostrar
que ella también venía de la familia de David, porque la ley era que de ambos
partes deben ser de la misma raza y familia (Números 36, 6-10). Porque el Señor
le dijo a Eva que daría a luz hijos en grandes sufrimientos (Génesis 3, 16),
el gozo que el ángel trae a la Virgen disuelve esta abominación, diciendo:
"Alégrate del don que tienes". Y porque Eva se maldijo a sí misma por
desobedecer a Dios, La Virgen se la llama "Bienaventurada".
Maria en cambio, pensó en qué forma sería el culto: ¿sería impío? Como
una mujer virgen deshonrada por un hombre o una bienaventuranza divina,
porque añadió: "El Señor está contigo" Primero el ángel calmo si inquietud y el
miedo de su corazón, porque siendo angustiada no podría escuchar la
profundidad del misterio que había que anunciar y recibir la respuesta divina:
“«Alégrate Maria, llena de gracia, el Señor está contigo.»". Y junto con la
palabra entró el Verbo hipostático, del ser de Dios y Padre en el seno de la
Virgen junto con venir y El Espíritu Santo, que la cubrirá con su sombra; el ser
único, tomó un cuerpo dotado de mente y alma con la sangre pura de la Virgen y
se hizo hombre. Ésta, pues, es la unión indecible y las bodas sublime de Dios; y
entonces se realizó el intercambio de Dios con los hombres, uniéndose sin
mezclarse con el ser y con nuestra naturaleza corrupta y pobre, El que es muy por
encima de nuestra naturaleza y ser. Entonces la Virgen concibió y dio a luz de
dos naturalezas, de manera maravillosa, es decir, de la divinidad y de la
humanidad, al Hijo que Uno, Dios perfecto y hombre perfecto, nuestro Señor
Jesucristo, que no ni siquiera cambio su virginidad, ni se separó de su seno
paterno" Y lo que dijo: " has hallado gracia ", como interpretándolo, dice:
"tienes un grande don ante Dios, que esto es "gracia", es decir
para agradar a Dios". Pero esto es común a otras mujeres, porque muchas otras
también encontraron un don de Dios, sin embargo, lo que se añadió después es
único sobre toda la humanidad, porque el Ángel dice:
1, 31-33. Vas a concebir en el seno y vas a dar a luz un hijo, a quien pondrás
por nombre Jesús. El será grande y será llamado Hijo del Altísimo, y el Señor
Dios le dará el trono de David, su padre; reinará sobre la casa de Jacob por los
siglos y su reino no tendrá fin.»
"Vas a concebir" es lo más maravilloso, de lo cual no existía nadie más entre las
mujeres que lo merecían. Y "en el seno", dijo para mostrar que el Señor que
del mismo vientre de la Virgen se encarnó naturalmente. Con razón fue llamado
"Jesús" el que vino para salvación nuestra nación, porque este nombre en lengua
helénica se interpreta, “salvación de Dios", "Jesús" pero que significa "Salvador"
que también en judío, se dice "salvación".
Entonces el ángel dice: "será grande y el Hijo del Altísimo será llamado".
Juan fue verdaderamente grande, pero nada comprado con el Hijo del Altísimo,
Y El "gran" salvador también es porque enseñó como Aquel que tenía poder.
(Mateo 7, 28-29), y por la realización de magníficos milagros y expulsa con
autoridad hasta a los espíritus inmundos. (Marcos 1, 27).
Y se llama "Hijo del Altísimo", el hombre que es visto de carne y hueso, porque
uno era El Hipóstasis, verdaderamente el Hijo del Altísimo era el hombre que ha
nacido de la Virgen Maria, Que incluso antes de la eternidad el Verbo era Hijo
del Altísimo, pero no fue nombrado ni conocido. Y después que se encarnó y
apareció con cuerpo, entonces se llamó a sí mismo Hijo del Altísimo, el que
también se manifestó y realizó milagros. El "trono de David" no debe
considerarse un reino real, sino uno divino, con la cual el Señor reinó sobre todas
las naciones por predicación divina. Porque la "casa de Jacob" son también los
que Creían entre los judíos, incluso de las otras naciones, llamados Jacob e Israel.
"Y el Señor desde el seno mismo de la Virgen se encarnó naturalmente" muestra
que después de la concepción del Espíritu Santo,
El Señor formó Su cuerpo según la ley de la naturaleza, desde el vientre de la
Santísima Virgen. son verdaderamente "Jacob" e "Israel".
¿"Pero como se dice que el Señor se sentó sobre el "trono de David"? Escuche:
David era "menor" entre sus hermanos (1 Reyes 16.11; 17, 14), y el Señor fue
difamado y acusado de "comedor y "bebedor de vino" (Mateo 11:19) e hijo de
carpintero (Mateo 13:55), y de sus hermanos, es decir, los hijos de José, (Juan
7:5), porque ni siquiera sus hermanos creían en Él. (Marcos 6,1-6). El Señor
haciendo el bien fue deshonrado (Juan 7, 1-4) y realizando milagros, fue
perseguido y apedreado (Juan 10, 32-33). Cristo por mansedumbre recibió la
Cruz y por mansedumbre venció y reinó. ¿Ves cómo se dice que se sentó en el
"trono de David"?
David tomó el reino terrenal, así como también el Señor hizo por el celestial,
cuyo fin nunca terminará, es decir el conocimiento de Dios y del cristianismo,
porque aun siendo perseguidos los cristianos desde que Jesús instauro la iglesia,
brillamos con el don de Cristo y las puertas del hades nunca prevalecerán contra
ella.!
1, 34-35. María respondió al ángel: «¿Cómo será esto, puesto que no
conozco varón?» El ángel le respondió: «El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el
poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el que ha de nacer será
santo y será llamado Hijo de Dios.
No es que la Virgen no creyera, dijo "cómo será esto", sino sabiamente y hábil,
buscando aprender la verdad de las cosas, que nunca se ha hecho algo así antes, y
hará jamás se volverá a repetir algo así. Por eso el ángel la perdona y no la
condena como a Zacarías, sino que interpreta más profundamente la imagen de la
realización de este milagro. Porque Zacarías está debidamente condenado,
porque tuvo muchas parábolas y ejemplos, ya que mujeres estériles han dado a
luz a largo de la historia, pero una Virgen dando a luz no tuvo ejemplo.
Entonces el ángel dice: " El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del
Altísimo te cubrirá con su sombra” haciendo tu vientre fructífero.
y construyendo un cuerpo para la Palabra de Dios el Verbo y ser único ". "El
poder del Altísimo"- que es el Hijo de Dios, porque Cristo es "el Poder
de Dios" (1 Corintios 1, 24) - "él te cubrirá”, por todos lados te rodeará". Porque
como la gallina cubre a todos sus polluelos con sus alas abrazándolos, así
también "el Poder de Dios" toda la Virgen lo había envuelto, y a esto lo llamó
"sombra". De otro modo se puede decir que, como el pintor de iconos primero
marca la fuente y luego da la pintura para ser completada y perfeccionada, así
también el Señor lo hizo, edificando él mismo su cuerpo con un rostro humano
haciéndolo primero, lo marcó en el vientre de la Virgen, con la sangre
del cuerpo de la Purísima Virgen. Pero es dudoso lo que algunos dicen que tan
pronto como el Señor cubrió con su sombra el vientre de la Virgen,
inmediatamente por perfeccionarse estaba formado El Niño, mientras otro no
acepta esta hipótesis, porque escuchan lo que dice: " por eso el que ha de nacer
será santo ", es decir, "poco a poco en tu vientre crecerá y no inmediatamente
llegara a ser perfecto". Desde aquí se cerró la boca a Nestorio, porque decía que
no era Hijo de Dios. Se encarnó, habitando en el seno de la Virgen, pero nació
hombre común", desde el Naciendo María, luego siguió y tuvo a Dios que le
"acompañó" a Jesús y de este modo negando la deidad de Cristo. Pero oíd que se
dice a continuación; Aquel que nace en Tu vientre, será santo y será llamado
Hijo de Dios, pero no uno que fue llevado primero en el vientre, y luego otro fue
Hijo de Dios, sino Uno y el mismo, era Hijo de la Virgen e Hijo de Dios. Vean
cómo se mostró la Santísima Trinidad: nombrando el Espíritu Santo, luego al
Hijo llamándole - "Poder", y el Padre, "el Altísimo".
1, 36-37. Mira, también Isabel, tu pariente, ha concebido un hijo en su vejez,
y este es ya el sexto mes de aquella que llamaban estéril, porque ninguna cosa
es imposible para Dios. Dijo María: «He aquí la esclava del Señor; hágase en
mí según tu palabra.» Y el ángel dejándola se fue.
Tal vez alguien se habría quedado perplejo como Elisabeta estaba relacionada.
con las hijas de Aarón. Que la Ley mandaba realizarse bodas solamente desde la
misma tribu (Números 36, 6-10); y por eso también se pueden encontrar
familiares entre los que son de la misma tribu. Entonces es posible decir cómo
que desde el tiempo del cautiverio babilónico se han mezclado las naciones. Pero
lo más probable es esto: Aarón tomó a Isabel por mujer, siendo su hija
Aminada, que era de la tribu de Judas. Eso lo ves desde el principio y la
pregunta; ¿Estaba Aarón relacionado con Isabel la Madre de Dios? que desde
hace mucho tiempo que la esposa de Aarón era de la tribu de Judas, de la cual
también era la Madre del Señor, y a Isabel de las hijas de Aarón, con el debido
parentesco la Madre de Dios también se relacionaba con Isabel. También tiene
en cuenta el seguimiento del parentesco: Isabel era llamada esposa de Aarón,
Isabel y Zacarías, como una quien descendía de la Isabel de Aarón.
Pero veamos qué dice la Virgen: " He aquí la esclava del Señor; hágase en mí
según tu palabra. Sumisión total, ya que antes había preguntado "«¿Cómo será
esto, puesto que no conozco varón?», no fue de incredulidad, sino del deseo de
aprender la forma del logro milagroso. Que, si no hubiera creído, no habría
dicho: "Aquí está la esclava del Señor. ¡Hágase en mí según tu palabra!" Y
aprendes que "Gabriel" se interpreta como "hombre-Dios", "Mariani" - "Señora"
y "Nazaret" - "santificación": tan apropiadamente cuando Dios quiso
tomar cuerpo y hacerse hombre, es enviado Gabriel, que se interpreta como
"hombre-Dios". Pero también la adoración a la Virgen se hace en el lugar santo,
es decir, "en Nazaret", porque donde está Dios, nada es impuro.
1, 39-43. En aquellos días, se levantó María y se fue con prontitud a la
región montañosa, a una ciudad de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a
Isabel. Y sucedió que, en cuanto oyó Isabel el saludo de María, saltó de
gozo el niño en su seno, e Isabel quedó llena de Espíritu Santo; y exclamando
con gran voz, dijo: «Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu seno;
Muy sabia, queriendo comprobar la palabra del arcángel como que Isabel, Su
pariente, había concebido un hijo en su vejez para ser fiel a lo que él arcángel le
dijo y que fuese verdadero para ella misma y no quedar en duda y temiendo de
no ser engañada, lo hizo, pero no como si no creyera, sino más bien salió desde
Su interior y de buena gana, para comprobar lo que le habían anunciado el
arcángel Gabriel. Entonces Zacarías vivió en las montañas y por eso fue allí. Y
Juan, más especial que otros profetas del pasado, incluso en el vientre de su
madre embarazada, "salta" a reconocer la salud de Maria. Por esto es incluso
mayor que los Profetas, porque aquellos, después que nacieron, profetizaron,
mientras Juan, estando todavía en el vientre de su madre, fue digno de tal don.
Ved, sin embargo, que la Virgen saludó a Isabel. Entonces la voz de la Virgen
era la voz de Dios que Se había encarnado en ella y, por eso, el Precursor desde
el vientre de Isabel se llenó de dones y la hizo profetizar. Porque lo que dijo
Isabel con respeto a la profecía de María, no fueron las palabras de Isabel, sino
las de su bebé. Y sólo la boca de Isabel sirvió para la profecía, de mismo modo
como la boca de María sirvió al Hijo de Dios, que estaba en su vientre. Porque
cuando él bebe saltó en el vientre, Isabel fue llena del Espíritu Santo. Y por si no
hubiera saltado el bebé, Isabel no habría profetizado. Entonces como digo los
Profetas primero fueron asombrados e inspirados por Dios y [sólo] después
profetizaron, tal vez Juan primero saltó como asombrado y por Dios respirando
él mismo, luego por boca de su madre profetizó. ¿Y qué profetizó? " Bendita tú
entre las mujeres y bendito el fruto de tu seno "; entonces porque muchas
mujeres santas han dado a luz niños inmundos, como Rebeca sobre Esaú
(Génesis 25:25), dice "y benditos es el fruto de tu vientre".
Todavía se puede entender de otra manera [la palabra] "Bendito seas".
entre mujeres”. Como si alguien hubiera preguntado: “¿Para qué?”, añade el
motivo: "Porque 'bendito es el fruto de tu vientre'", es decir porque Dios es el
"Fruto de tu vientre", porque sólo Dios es Bendito, como dice David: "Bendito el
que viene" (Salmo 117, 26). Y " bendito el fruto de tu seno " de la Madre de
Dios llamó al Señor, porque sin un hombre fue la concepción. Porque los otros
niños son frutos. de los padres, pero Cristo sólo del vientre de la Madre de Dios
era "fruto", que sola ella, la Virgen Maria lo llevaba en su vientre.
1, 43-45. Y ¿de dónde a mí que la madre de mi Señor venga a mí? Porque,
apenas llegó a mis oídos la voz de tu saludo, saltó de gozo el niño en mi seno.
¡Feliz la que ha creído que se cumplirían las cosas que le fueron dichas de
parte del Señor!»
Como más tarde, cuando Cristo vino a ser bautizado, Juan lo detuvo siendo lleno
de piedad, y diciendo: "No soy digno…" (Mateo 3,11,14), por eso ahora
a través de su madre habla: "¿de dónde a mí que la madre de mi Señor venga a
mí? antes de dar a luz al Señor, llamándola Madre de Dios por lo que llevaba en
su vientre. Que a otras mujeres que aún no han dado a luz, no es apropiado
llamarlas "madres", por miedo al perder él bebe. Pero en caso de la Madre de
Dios, no se podía sospechar nada de esto. "Por tanto, antes de dar a luz, la Madre
es bendita, oh María, porque creíste que habría cumplimiento
a lo que os fue dicho por parte del Señor!"
1, 46-50. Y dijo María: «Engrandece mi alma al Señor y mi espíritu se alegra
en Dios mi salvador, porque ha puesto los ojos en la humildad de su esclava,
por eso desde ahora todas las generaciones me llamarán bienaventurada,
porque ha hecho en mi favor maravillas el Poderoso, y Santo es su nombre, su
misericordia alcanza de generación en generación a los que le temen.
La virgen más encomendándose, glorifica al Dios, atribuyéndole el milagro a Él,
y no a ella misma, porque dice:
", porque ha puesto los ojos en la humildad de su esclava, yo no fui yo quien
busqué esta bendición de Aquel. Él tuvo misericordia de mí no se lo pedí yo. Y
de ahora en adelante todas las generaciones me llamarán bienaventurada, no
sólo Isabel, sino también las naciones de todos aquellos
quien creyó. ¿Pero por qué me alabaran? ¿Es por la buena acción? No,
sino porque Dios el "Poderoso" me glorificó" y lo llamó poderoso, para que
nadie le fuera infiel, considerando que es imposible que el Señor haga estas
cosas. "Santo" se dice que es "Su nombre", lo que demuestra que Él no será
contaminado de ninguna manera, en el vientre de una virgen cuando se concibe,
porque permanece Santo. "Y la misericordia Él no está sólo conmigo, con su
Madre, sino su misericordia alcanza también a todas las generaciones que le
temen”; porque todos aquellos que no le temen, y son completamente indignos,
no tendrán misericordia.
De generación en generación mostró cómo tendrá misericordia, aquí en la
presente y en la generación venidera, más preciso en el siglo sin fin de más allá,
y desde aquí también recibirá sobrado, y allí recibirá incluso mucho más. Y
recuerda que primero el alma engrandece al Señor, luego "se alegra el espíritu",
como si dijéramos que glorifica a Dios quien, según la dignidad ante Dios vive.
Te llamaste cristiano, ¿verdad? Vive sin disminuir la dignidad de Cristo y el
nombre haciendo algo que no es propio, sino glorificar a Dios haciendo cosas
grandes y celestial espirituales y luego también tu espíritu se alegrará, es decir, el
don espiritual - que recibiste por practicar las cosas grandes.
Todavía sabemos que la Escritura, de la manera habitual, parece nombrar a los
mismos "espíritu" y "alma", pero según la verdad él los se distingue uno de otro.
(Gálatas 6:1; Efesios 7:77; Colosenses 2, 9), porque el hombre "con alma" llama
a aquel que según la costumbre mundana vive y se guía por consideraciones
humanas, es decir, aquel que, cuando esta hambriento, come, odia a los
enemigos, devuelve el mal con el mal y, en definitiva, nada más por encima de su
naturaleza decaída funciona. Y "espiritual" llama a aquel que
abruma las leyes de la naturaleza y nada humano está contemplando y en esto
consiste toda la distinción entre "alma" y "espíritu" según las Escrituras. Pero los
médicos tal vez de lo interpretan de otra manera por su interés ellos se encargan
de esto, pero nosotros nos encargamos de las Escrituras, e ignoramos a los
doctores con sus chismes.
1, 5-56. Desplegó la fuerza de su brazo, dispersó a los que son soberbios en
su propio corazón. Derribó a los potentados de sus tronos, y exaltó a los
humildes. A los hambrientos colmó de bienes y despidió a los ricos sin
nada. Acogió a Israel, su siervo, acordándose de la misericordia - como había
anunciado a nuestros padres - en favor de Abraham y de su linaje por los
siglos.» María permaneció con ella unos tres meses, y se volvió a su casa.
El "brazo" del Padre es el Hijo. Así que hizo Dios Padre fuerza es y poder
contra naturaleza, a través de Su Hijo. Porque después que el Hijo se encarnó,
venció nuestra naturaleza porque la Virgen dio a luz, Dios se hizo hombre y el
hombre se ha hecho Dios (por la gracia). Y el Señor derivó a los demonios
soberbios, sacándolos de las almas de las personas, es decir, enviando algunos
"en las profundidades" y otras "en los cerdos" (Marcos 5, 13; Lucas 8, 31, 33).
Pero esto puede también entenderse por los judíos, a quienes el Señor esparció
por todo el mundo, incluso hasta ahora esparcidos son: Y también derribó a los
potentados de sus tronos, los demonios digamos, que tenían poder sobre las
personas, y como "tronos" tenían posesión sobre sus almas, en las cuales
descansaban. Incluso los fariseos son los "poderosos", como algunos que
arrebataban lo que pudieran de los pobres, y tenían "tronos" considerándose
maestros y profesores. Y el Señor "exaltó a los humildes", es decir, a las
personas a quienes el pecado les había humillado, o a los gentiles, porque los
exaltó, poniéndolos en fila con los hijos, así como a los "hambrientos", es decir,
los gentiles (ya que no tenían Escrituras ni Ley ni mandamientos), “colmó de
bienes” que son las escrituras, pero a los judíos que eran "ricos" en la Ley y en
los mandamientos "los expulsó" de Jerusalén, tanto de la parte superior como de
la inferior, todos "sin nada" porque los judíos no tienen nada ahora, aunque les
parezca que tienen todo "acogió a Israel, su siervo" que son los israelitas que
eran fieles porque millones de ellos creyeron y se cumplió la promesa que Dios
le dijo a Abraham,: "de tu simiente serán benditas todas las tribus de la tierra"
(Génesis 22, 18). O para todo aquel que ve a Dios, "Israel", lo dice, porque eso es
lo que significa el nombre Israel cuando se interpreta: "viendo a Dios"; por lo
tanto, "se llevó " a los que ven a Dios, ascendiendo a la herencia del cielo a todos
aquellos creyentes. Y Maria se quedó con Elisabeta, "por tres meses", luego
sucedió su regreso a casa. Porque como Isabel estaba a punto de dar a luz, la
Virgen se va debido a la multitud de los que se reunirían por el nacimiento - que
no era apropiado que una virgen esté presente con personas en éstas
circunstancias. ¿Y cómo sucedió? que la Virgen regresó porque iba a dar a luz la
Isabel, como se muestra en la cuenta: en el sexto mes, después de la concepción
del Precursor, el ángel vino a María, y ella "se quedó con Elisabeta, tres meses"
por consiguiente, suma los nueve meses de embarazo de Isabel-
1, 57-64. Se le cumplió a Isabel el tiempo de dar a luz, y tuvo un hijo. Oyeron
sus vecinos y parientes que el Señor le había hecho gran misericordia, y se
congratulaban con ella. Y sucedió que al octavo día fueron a circuncidar al
niño, y querían ponerle el nombre de su padre, Zacarías, pero su madre,
tomando la palabra, dijo: «No; se ha de llamar Juan.» Le decían: «No hay
nadie en tu parentela que tenga ese nombre.» Y preguntaban por señas a su
padre cómo quería que se le llamase. El pidió una tablilla y escribió: «Juan es
su nombre.» Y todos quedaron admirados. Y al punto se abrió su boca y su
lengua, y hablaba bendiciendo a Dios.
La Virgen Maria se quedó con Elisabeta tres meses, tal vez por el milagro
Tan maravilloso que asombraba a todo el mundo, pero también tal vez
necesitando algún consuelo, que quería tener al estar junto a Elisabeta. Pero
desde que se acercaba el nacimiento de Juan, se fue. Y después de eso, el tiempo
de Isabel "se cumplió y llego el momento de dar a luz". Cabe señalar que esto no
menciona a ninguna de las mujeres "ha llegado la hora de dar a luz ", pero sólo
ahí se dice, donde el que nace es justo. Porque, como puedes ver, los nacimientos
de los pecadores, mejor les hubiera sido no haber nacido antes que dar la espalda
al amor de Dios y entregarse a sí mismos al tormento eterno tras una vida
pecaminosa. Pero ¿por qué se le dio el nombre después de la circuncisión? Para
que primero conviene recibir el sello de Dios y sólo después recibir el nombre
humano. Ahora la pregunta ¿Por qué Zacarías no se liberó de la mudez cuándo
nació el bebé, pero sólo cuando le pusieron el nombre? Podemos entender que
esto se deba por cumplir la profecía del arcángel, que le dijo: He aquí, te
quedarás mudo y no podrás hablar, hasta el día en que se cumplirá lo que estoy
anunciando” Y diciendo esto, sin duda que incluye los dos eventos: el nacimiento
y nombramiento; pero no sólo el nacimiento, sino el hecho por hacer el milagro
de la unión [entre los padres del niño] también en el momento del nombramiento.
E Isabel, cumpliendo la profecía, habló por el nombre, de su hijo. Pero quizás
también Juan, él mismo puso su nombre, porque le lo dio a su madre su don
profético. Y Zacarías no pudiendo mostrar el nombre por señas, pide una pizarra.
Y desde que se unió en un solo pensamiento con su mujer por el nombre del
niño, todos se asombraron. Que no había nadie en su parentesco con este nombre,
para que alguien pueda decir que lo pensaron ambos antes del tiempo. Juan se
interpreta como "don de Dios"; por esto el padre mismo, llenándose
inmediatamente del don del espíritu santo, profetiza antes para Cristo y sólo
después por su hijo.
1, 65-75. Invadió el temor a todos sus vecinos, y en toda la montaña de
Judea se comentaban todas estas cosas; todos los que las oían las grababan en
su corazón, diciendo: «Pues ¿qué será este niño?» Porque, en efecto, la mano
del Señor estaba con él. Zacarías, su padre, quedó lleno de Espíritu Santo, y
profetizó diciendo: «Bendito el Señor Dios de Israel porque ha visitado y
redimido a su pueblo, y nos ha suscitado una fuerza salvadora en la casa de
David, su siervo, como había prometido desde tiempos antiguos, por boca de
sus santos profetas, que nos salvaría de nuestros enemigos y de las manos de
todos los que nos odiaban haciendo misericordia a nuestros padres y
recordando su santa alianza y el juramento que juró a Abraham nuestro padre,
de concedernos que, libres de manos enemigas, podamos servirle sin temor en
santidad y justicia delante de él todos nuestros días.
"Y el miedo se apoderó de todos", por el milagro del discurso de Zacarías.
porque el pueblo estaba ya asombrado por el inesperado nacimiento de la tribu de
Zacarías, así como también por el fin de la mudez en tales circunstancias, para
que por estos dos milagros todos puedan contar que el que nació estaba por
encima de muchos. Y todo esto fue hecho con algún orden y providencia de
Dios, que el que fuera testificar más tarde por Cristo debería ser digno de fe
(Juan 7, 29, 36) y todos se encomiendan, desde el mismo nacimiento de Juan,
como que les habla el profeta más grande de todos. Zacarías bendice a Dios por
haber visitado y redimido a su pueblo Israel. Porque verdaderamente el Señor
vino a "las ovejas descarriadas de la casa de Israel" (Mateo 10, 6; 75, 24), pero la
mayoría de ellos no querían que reciba el regalo. Por eso "vino a visitar" a esos
israelitas quiénes creyeron. Y ha" redimido a su pueblo ", es decir, con el poder
salvador y el reino. Porque " ha suscitado una fuerza " significa "poder" (porque
las bestias con cuernos en los cuernos tienen su poder) y "reino" porque los reyes
fueron ungidos desde el cuerno (Reyes 16, 13). Por tanto, se levantó para
nosotros "una fuerza salvadora", ya que hasta entonces Cristo, pasando por alto
los muchos pecados, y por mucho tiempo soportando el furor y el servicio al
ritual de los ídolos. Pero en los "últimos" tiempos haciéndose carne (Hebreos 1,
2; 1 Pedro 1, 20), Él se levantó y aplastó a todos los demonios que nos odiaban
mucho, sin soportar más de ver su creación dominada por ellos.
Y "en la casa de David" se levantó el Señor, es decir, en Belén, porque nació allí
donde Belén era verdaderamente la ciudad de David, como hablaron los Profetas,
porque también para la encarnación pronunciaron las palabras dirigidas a
ellos (ver 1 Reyes 17,15). Y Miqueas y de "la casa de David" es decir - de Belén
lo menciona, diciendo: "Mas tú, Belén Efratá, aunque eres la menor entre las
familias de Judá, de ti me ha de salir aquel que ha de dominar en Israel,”
(Miqueas 5, 1; Mateo 2, 1-16). "Haciendo misericordia" no sólo de los vivos,
sino también "de nuestros padres" porque el don de Cristo llegó también a los
que murieron antes, o sea que Él nos ha dado la esperanza viva de la
resurrección, y verdaderamente resucitaremos todos. No sólo nosotros nos
haremos dignos para misericordia del Señor que nos ha redimido, sino también
aquellos que antes pasaron a la eternidad, porque toda la naturaleza ha adquirido
este don incluso "mostró misericordia con los padres", porque el Señor cumplió
las esperanzas, de aquellos que esperaban la llegada de Cristo y que todas sus
esperanzas se cumplieron viendo sus hijos que han adquirido tantas cosas buenas,
entonces se regocijaron y se llenaron de alegría al convertirse. Pero, ¿qué "pacto"
y qué "juramento" hecho a Abraham recordó?
Verdaderamente se demuestra que con lo que dice:
Os bendeciré y os multiplicaré" (Yo establezco mi alianza entre nosotros dos, y te
multiplicaré sobremanera. Por mi parte he aquí mi alianza contigo: serás padre
de una muchedumbre de pueblos… 17:1-8), y verdaderamente Abraham se ha
multiplicado, porque todas las naciones han
tenido a sus hijos por la fe. Porque como él creyó, así también sus hijos por
la fe de Abraham creyó. Y nos "libró" del "enemigo".
¿Pero por qué nos liberó? ¿Para vivir de placeres? No, pero "servirle", no en un
día, ni en dos días, sino en todos los días, y servirle no sólo en adoración y
servicio, sino "en santidad y en justicia".
"Santidad", siendo la justicia ante Dios, y "justicia", la honestidad ante la
gente. Así conviene servir a Dios "en santidad", es decir, en piedad
hacia lo divino; y "en la justicia", es decir, ante las personas
puna elogiada conducta. Y "servir delante de Él", no delante de los hombres,
como procede los hipócritas que quieren ser de agrado a la gente y no al servicio
de Dios.
1, 76-80. Y tú, niño, serás llamado profeta del Altísimo, pues irás delante del
Señor para preparar sus caminos y dar a su pueblo conocimiento de salvación
por el perdón de sus pecados, por las entrañas de misericordia de nuestro Dios,
que harán que nos visite una Luz de la altura, a fin de iluminar a los que
habitan en tinieblas y sombras de la muerte y guiar nuestros pasos por el
camino de la paz. El niño crecía y su espíritu se fortalecía; vivió en los
desiertos hasta el día de su manifestación a Israel.
Parece extraño que Zacarías estuviera diciendo lo que estaba diciendo sobre el
niño bebé, porque no era apropiado hablar sobre el antes de nacer y crecer. Pero
es posible ya que el bebé tuvo, una maravillosa concepción además que saltó
y profetizó en el vientre de Isabel a la venida de la Virgen María, por tanto, no es
increíble que comprendió después del nacimiento lo que decía su padre. Y
Zacarías dice: " irás delante del Señor para preparar sus caminos”, incluso
dejándole muy pronto, porque Zacarías sabía que al poco tiempo estará solo
cuando huirá "al desierto".
"Irá delante del rostro del Señor"? porque “Sus caminos" son las almas en las
que el Señor camina. Entonces el precursor preparó las almas, para que Cristo
caminara en ellas. Pero ¿cómo los "preparo"? Dándole al pueblo "el
conocimiento de la salvación", es decir, Juan mostró a Cristo al pueblo, porque
Juan nació para esto, de dar testimonio sobre la venida de Jesús, y este
"conocimiento" se hizo "por el perdón de sus pecados". Porque
de otra manera no se habría conocido que Cristo es Dios,
solamente si hubiera perdonado los pecados del pueblo, porque solo a Dios
pertenece el poder de perdonar los pecados.
Y "por las entrañas de misericordia de nuestro Dios " nos perdonó, no por
nuestros méritos, que ningún bien hemos hecho nosotros para merecerlo, sino
que Él nos buscó "y nos visitó una Luz de la altura", porque Cristo es el "Sol de
Justicia". Y se nos apareció a nuestra humanidad inmunda que yacía en "las
tinieblas", es decir, en ignorancia; pero apareció también para quienes estaban
"en sombra de la muerte" - es decir, en el pecado. Que dos males gobernaban la
naturaleza humana, "la ignorancia de Dios", que tenían los griegos por no
conocer nada sobre la divinidad, y el "pecado" que habían hecho los judíos,
aunque bien conocían a Dios. Entonces se mostró a la naturaleza.
humana, para iluminar a los que estaban "en tinieblas", es decir, en tinieblas
de la ignorancia y la impiedad, pero también los que estaban sentados "en sombra
de muerte", es decir, en el pecado (Mateo 4, 16). Según se comprende esta
palabra, el pecado es "la sombra de muerte", y como la sombra sigue en todas
partes al cuerpo, así es donde hay pecado, también persigue siempre la muerte.
Como Adán murió, por haber caído en el pecado ya que debidamente se
dice que el pecado es "sombra de muerte", ahora también Cristo murió, pero sin
tener pecado, porque murió por nuestros pecados. Pero, ¿basta sólo con
mostrarse a "los que habitaban en las tinieblas"? No. Pero convenía " guiar
nuestros pasos por el camino de la paz", es decir de la justicia, porque, así como
el pecado es enemistad hacia Dios, así también la justicia es paz. Entonces el
"camino de la paz" es vivir la vida en la justicia, hacia el cual Cristo, Aquel que
"surgió como una Luz de la altura iluminándonos desde arriba", dirigiendo los
pies de nuestras almas nos ha redimido con su muerte. Y el niño "creció" con la
edad física, y "se fortaleció con el espíritu", que junto con el cuerpo crecía
también el don espiritual; y cuanto más crecía el niño, las cosas del Espíritu más
fueron reveladas, porque la vasija elegida del Señor podía albergar tal poder.
¿Pero por qué estaba "en el desierto"? Para que sea exento de la malicia de
muchos, para que luego, sin avergonzarse de nadie, reprendiera con valentía las
pasiones mundanas que dominaba la humanidad decaída; que por
si hubiera estado en el mundo, tal vez habría sido contaminado por amores y
amistades de la gente pecaminosa. Aún más, por si predicara, que Juan fuera
digno de dar fe por Cristo, como ermitaño y superior en virtudes más que todos
los demás. Y fue oculto "en el desierto" hasta que Dios decidió “el día de su
manifestación a Israel.
CAPÍTULO 2.
El nacimiento de Cristo. Circuncisión y traer al templo. Simeón y Ana.
Jesús a los doce años, llega a Jerusalén
Sucedió que por aquellos días salió un edicto de César Augusto
ordenando que se empadronase todo el mundo. Este primer empadronamiento
tuvo lugar siendo gobernador de Siria Cirino. Iban todos a empadronarse,
cada uno a su ciudad. Subió también José desde Galilea, de la ciudad de
Nazaret, a Judea, a la ciudad de David, que se llama Belén, por ser él de la
casa y familia de David, para empadronarse con María, su esposa, que estaba
encinta. Y sucedió que, mientras ellos estaban allí, se le cumplieron los días
del alumbramiento, y dio a luz a su hijo primogénito, le envolvió en pañales y
le acostó en un pesebre, porque no tenían sitio en el alojamiento.
Para ello se hizo el registro de todos los que vinieran a tierras de Palestina,
Y que la Virgen suba a Belén, como a su patria, y allí que nazca el Señor en
Belén y que se cumpla la profecía “más tú, Belén, aunque eres la menor entre las
familias de Judá, de ti me ha de salir aquel que ha de dominar en Israel, y cuyos
orígenes son de antigüedad, desde los días de antaño. (Miqueas 5, 1).
Y era apropiado, porque como un Dios había de derribar la multitud de los dioses
idolatras, para que un emperador pueda gobernarlos. Y Cristo se une a todos,
porque convenía también que el Señor se inscriba junto con el mundo, y de este
modo santificar a los inscritos y poner fin a la esclavitud. Porque, como al
circuncidarse a sí mismo, puso fin a la circuncisión, del mismo modo, alistarse en
el cense como esclavo, acabó con la esclavitud de nuestra naturaleza; que no
somos más los esclavos del pueblo los que sirve al Señor, como dice a los
Apóstoles porque: "Habéis sido bien comprados! No os hagáis esclavos de los
hombres." (1 Corintios 7, 23). Y, aunque con el cuerpo son esclavos, sin embargo
son libres de espíritu y no se rinden ante la incredulidad de los gobernantes. “Y
dio a luz a su hijo primogénito " porque así la Virgen llamó al Señor, al menos
que nunca nació un segundo, y con razón le llamó así, porque "primogénito" para
nombrar al que nació primero, aunque el segundo no nació.
Y el Señor "Se Acuesta en el pesebre", desde el principio enseñándonos
humildad. Pero tal vez hizo esto para mostrar que vino a nuestro mundo, que es
nuestro lugar, que se parecía más bien al mundo de los animales. Porque, así
como el pesebre es un lugar donde los animales se encuentran bien, también el
"pesebre" es nuestro mundo lugar donde nosotros, como animales vivimos,
entonces vino el Señor para librarnos del estado decaído de estupidez y pecado
en el que nos encontrábamos.
2, 8-14; Había en la misma comarca unos pastores, que dormían al raso y
vigilaban por turno durante la noche su rebaño. Se les presentó el Ángel del
Señor, y la gloria del Señor los envolvió en su luz; y se llenaron de temor.
10 El ángel les dijo: «No temáis, pues os anuncio una gran alegría, que
lo será para todo el pueblo: os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un
salvador, que es el Cristo Señor; y esto os servirá de señal: encontraréis un
niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre.» Y de pronto se juntó con
el ángel una multitud del ejército celestial, que alababa a Dios, diciendo:
«Gloria a Dios en las alturas y en la tierra paz a los hombres en quienes él se
complace.»
Los pastores estaban "sentados en el campo y velaban", es decir, los campesinos
tocando el silbido, o viviendo en el campo y trabajando, y se les apareció el
ángel, para la paz y por su temperamento modesto, ya que su conducta se
demuestra ser virtuosa al igual como de los justos. Porque incluso los mayores
justos del antiguo testamento eran pastores, como Jacob, los Patriarcas, Moisés,
David. Porque el ángel no se apareció en Jerusalén a los fariseos ni a los eruditos,
porque aquellos eran vasos llenos de toda maldad, pero a los pastores simples y
sin astucia que eran dignos de visiones piadosas, de este modo Dios mostrando,
que los campesinos son incluso más simples que los demás, e inmediatamente
incluso desde el principio los escogió y los hizo predicadores, para que ellos,
yendo con alegría por todos los lugares anunciaran la buena nueva.
Y el ángel "anunció una gran alegría, que", lo será para todo el pueblo, al que
realmente es el pueblo de Dios. Pero también a todo el pueblo de los hombres, la
"alegría" se convirtió por la encarnación de Dios. ¿Y qué muestra la alabanza de
los ángeles? Es cierto que esto demuestra gratitud de los poderes e Arriba y su
alegría por nosotros, los que estamos en la tierra, que hemos adquirido
buenas acciones diciendo: "Gloria a Dios", que significa la luz divina que brilló
alrededor de los pastores, para que sepan que él es solo el ángel de Dios que
estaba delante de ellos y que ahora en la tierra
"se hizo la paz”. Ya que antes de que la naturaleza humana tuviera enemistad
ante Dios, pero ahora estaba tan reconciliado que incluso se ha unido con Dios,
se ha unido con Aquel que se hizo carne. ¿Pero observa usted la "paz" de Dios
para el hombre? La "paz" es el Hijo de Dios mismo, porque el Apóstol dice: "ÉL
es nuestra paz" (Efesios 2, 14) La "paz", es decir, el Hijo de Dios, se hizo hombre
en la tierra. Y " a los hombres en quienes él se complace ", es decir, el descanso
de Dios, que ahora Dios descansó y le gusta, porque antes no vino,
ni les gustó "entre los hombres".
2, 15-18, Y sucedió que cuando los ángeles, dejándoles, se fueron al cielo,
los pastores se decían unos a otros: «Vayamos, pues, hasta Belén y veamos
lo que ha sucedido y el Señor nos ha manifestado.» Y fueron a toda prisa, y
encontraron a María y a José, y al niño acostado en el pesebre. Al verlo, dieron
a conocer lo que les habían dicho acerca de aquel niño; y todos los que lo
oyeron se maravillaban de lo que los pastores les decían.
Estos pastores son la imaginación de los pastores espirituales, es decir
de los Obispos. Por eso conviene que los obispos cuiden su rebaño pastoreándolo
bien, es decir, cantar cosas espirituales y enseñar la fe correcta al pueblo; y así se
harán dignos de visiones y apariencias divinas. "Belén" significa "casa del pan";
y cual otra será la casa del pan, si no la Iglesia, en la que se encuentra el "Pan
divino" (Juan 6, 35), porque así el trabajo de los pastores
para los oradores es encontrar el "Pan del Cielo" (Juan 6, 26-68),
y después de recibir el "Pan", se lo ofrezcan a otros por predicarlo, como por
ejemplo los pastores, al ver al Niño, dijeron también a todos los demás.
2, 19-20; María, por su parte, guardaba todas estas cosas, y las meditaba en
su corazón. Los pastores se volvieron glorificando y alabando a Dios por todo
lo que habían oído y visto, conforme a lo que se les había dicho.
¿Qué "palabras" guardó la Virgen? Algunos dicen que esas palabras que el
arcángel le habló a la Virgen más lo que les dijo el ángel a los pastores. Porque la
Virgen guardo estas palabras y todos estos residían en su corazón, es decir, los
comparaba entre sí y de todos ellos uno sola verdad le confirmaba, de que Dios
era su Hijo. Pero me parece que aquí estas cosas se llaman "palabras", porque
lo que se dice, de esta manera: "Y María guardó todas “estas cosas” es decir,
palabras, lo que digo ahora de lo que hablo - porque cuando la palabra está dicha,
la cosa está hecha. Y los pastores regresaron, dando gracias a Dios " por todo
lo que habían oído y visto, ", porque no tenían envidia, así como los judíos
tenían.
2, 21-24: Cuando se cumplieron los ocho días para circuncidarle, se le dio el
nombre de Jesús, el que le dio el ángel antes de ser concebido en el seno.
Cuando se cumplieron los días de la purificación de ellos, según la Ley de
Moisés, llevaron a Jesús a Jerusalén para presentarle al Señor, como está
escrito en la Ley del Señor: Todo varón primogénito será consagrado al Señor
y para ofrecer en sacrificio un par de tórtolas o dos pichones, conforme a lo
que se dice en la Ley del Señor.
Según los mandamientos que fueron dados por la Ley, hubo quienes los
transgredieron y se encontraban bajo maldición, porque está escrito: “Maldito el
que no persevere todas las cosas escritas en el libro de la Ley, para hacerlas”.
Hoy en día nadie se hace justo por la ley Dios es una cosa clara, porque "la
justicia por la fe vivirá". Pero la ley no es a través de la fe, sino que el que hace
estas cosas vivirá por ellas. Cristo nos redimió de la maldición de la Ley, hecha
maldición por nosotros porque está escrito: "Maldito todo el que es colgado en un
madero". Entonces el Señor se circuncida, también en este cumplimiento
De la ley –sin dejar fuera nada de lo que la ley ordena- y de este modo nos
permite librarnos de la maldición.
Muchos de los que dicen según alguna imaginación de que el Señor encarnado
según una visión se engañan. ¿Cómo se circuncidó entonces, si después de la
visión se encarnó? Todavía es inútil buscar dónde está la partícula que ha sido
cortada, porque lo que la Escritura ha cubierto de silencio, no conviene rebuscar -
y eso incluso cuando no sirve de nada saberlo. Pero es posible decir que entonces
cuando esa partícula fue cortada, tocando la tierra la santificó, así como la sangre
y el agua que fluyeron del cuerpo del Salvador cuando la lanza traspaso su
costado. Y de maneras en lo que sabe, el Señor mantuvo esta partícula ilesa, y en
la resurrección nuevamente tomándola, resucitó de entre los muertos, y en esto
no fue privado de nosotros que también en la Resurrección, tomaremos nuestro
cuerpo entero y perfeccionado. Y el evangelista quiere decir que no tan pronto
como el ángel dijo: "vas a concebir en el seno y vas a dar a luz un hijo, a quien
pondrás por nombre Jesús." (Lucas 1:31), el Señor fue concebido, pero después
de eso, cuando quiso - que vean lo que dice el Señor aquí que "fue designado por
el ángel, que antes de ser concebido en el útero". Incluso desde el mismo dialogo
con el ángel se demuestra que no dijo "has concebido", sino "vas a concebir en el
vientre", porque de esto se puede considerar que en esa hora verdaderamente se
ha concebido el Señor. Pero no en el mismo instante en que el ángel habló, sino
tal vez cuando terminó sus palabras y la Virgen Maria se entregó a la voluntad
del Señor según las palabras del ángel. "Y se cumplieron los días de su
purificación, según la ley de Moisés" - porque según la verdad la Virgen no tenía
necesidad esperar los días de la purificación, que fueron cuarenta días, por el
varón nacido. Porque en la Ley está escrito que “la mujer que reciba y dará a luz
parte masculina..." (Levítico 12, 2), nuevamente La virgen no recibió simiente,
porque había concebido del Espíritu Santo para dar a luz, y no necesitaba el
cumplimiento de esta orden, pero queriendo cumplir la Ley, sube al templo. Pero
¿por qué por la parte masculina la mujer estaba inmunda siete días, y para la
parte femenina 14días. La ley dice que “Cuando una mujer conciba y tenga un
hijo varón, quedará impura durante siete días; al octavo día será circuncidado
el niño “(Levítico 12, 2-5). Y esto porque la que dio a luz parte masculina un
segundo Adán trajo al mundo, y si dio a luz parte femenina, dio a luz una
segunda Eva, la vasija débil, la vara del engaño, la primera desobediencia.
Y lo que dice la Ley: "que toda parte masculina que abre el vientre, Santo de
Dios será llamado", verdaderamente sólo en el único caso de
Cristo se ha cumplido, porque nadie más que Jesús abrió el vientre de la Virgen.
Porque en las demás madres, el marido abre primero el útero de la mujer. Y la
Ley mandaba ofrecer en sacrificio un par de tórtolas o dos pichones, mostrando
cómo se crea el niño a partir de un acto puro de amor- que
la tórtola es una criatura especial, de modo que incluso después de perder a su
pareja, no vuelve emparejarse una segunda vez. Y si no hubiera tenido las
tórtolas, entonces "dos pichones", para que la vida de ese niño sea bendecida con
muchos nacimientos.
2, 25-32 Y he aquí que había en Jerusalén un hombre llamado Simeón; este
hombre era justo y piadoso, y esperaba la consolación de Israel; y estaba en
él el Espíritu Santo. Le había sido revelado por el Espíritu Santo que no vería
la muerte antes de haber visto al Cristo del Señor. Movido por el Espíritu, vino
al Templo; y cuando los padres introdujeron al niño Jesús, para cumplir lo que
la Ley prescribía sobre él, le tomó en brazos y bendijo a Dios diciendo: «Ahora,
Señor, puedes, según tu palabra, dejar que tu siervo se vaya en paz; porque
han visto mis ojos tu salvación, la que has preparado a la vista de todos los
pueblos, luz para iluminar a los gentiles y gloria de tu pueblo Israel.»
Simeón no era un sacerdote ", sino un hombre que amaba a Dios y esperaba la
venida de Cristo, para consolar a los judíos y liberarlos de la esclavitud
bajo el pecado, incluso liberarles de bajo del dominio de los romanos y Herodes.
Para el que creyó en Cristo verdaderamente era libre de reyes y de hombres que
se honran a sí mismos. Miren a los Apóstoles: acaso ¿no eran ellos esclavos de
los romanos? Pero ahora los emperadores romanos los honran y los adoran
también, por lo tanto, Cristo les dio consuelo a los que eran israelitas
Entonces este Simeón, impulsado por el Espíritu Santo, subió al templo cuando
el Señor fue traído por su Madre y, recibiéndolo, confiesa ser Dios, porque dice:
"«Ahora, Señor, dejar que tu siervo se vaya", por lo cual confiesa que es el
Señor de la vida y la muerte. Y mirad cómo consideran los santos el cuerpo,
por eso Simeón dice: "ahora suéltalo", como de una atadura "según Tu palabra",
debido a la promesa que se hizo, de no morir hasta que vea a Cristo nacido de la
Virgen. “En paz", dijo, como lugar de descanso, porque mientras vive, el
hombre en la tierra está alborotado, según dice David, “Señor, ¿qué puedo yo
esperar? En ti está mi esperanza” (Salmo 38, 9), y al morir, en paz se queda.
pero de otra manera entenderás esta palabra "en paz", que significa "en la
adquisición de la esperanza". Porque Simeón dice: " han visto mis ojos tu
salvación, es decir, antes de ver al Señor, en mis pensamientos no existía la paz,
esperándolo y cuidando siempre de cuándo vendrá. Y ahora, viéndolo y
reconciliándome y despojándome de las preocupaciones, (por así decirlo) yo
soy liberado." Y "salvación" llamó a la encarnación del Unigénito, que "ha
preparado a la vista de todos los pueblos " Dios antes de todos los siglos, esta
salvación "la preparó", para salvar al mundo y para mostrar Su encarnación, por
esto se encarnó. La salvación es esto "luz para el descubrimiento de los
gentiles", y para la iluminación de las naciones oscuras y "gloria" de los
israelitas, que es Él, El Cristo, de aquel verdadero pueblo de Israel, porque del
mismo Israel apareció el Señor; y se jactan de esta verdad los que tienen
conocimiento del bien. Simeón les dijo esto. Pero se parece que para Simeón
fueron las proféticas palabras de David: " Hartura le daré de largos días, y haré
que vea mi salvación" (Salmo 90,16).
2, 33-35 Su padre y su madre estaban admirados de lo que se decía de él.
Simeón les bendijo y dijo a María, su madre: «Este está puesto para caída, y
elevación de muchos en Israel, y para ser señal de contradicción - ¡y a ti
misma una espada te atravesará el alma! - a fin de que queden al descubierto
las intenciones de muchos corazones.
Simeón los bendijo a ambos, al que era considerado padre, pero
dejándolo, se dirigió solamente a la verdadera madre: " Este está puesto para
caída y elevación de muchos en Israel " a los que no creen, "y para la elevación"
de los que creen. La fornicación cae, elevándose la sabiduría. Esta palabra,
entendida sólo en el buen sentido, significa que está a punto de caer
pasiones y malos pensamientos de todo creyente para la elevación de las virtudes
y de todo pensamiento de amar a Dios. O, de otra manera, el Señor soporta la
“caída”, por la maldad de nuestras almas, y el "levantamiento" con su
resurrección por las cosas buenas. Así que pone una coma después de esta
palabra: “hacia la caída”, luego comienza “y elevación de muchos”. El "signo" es
la Cruz, que hasta ahora "suscita objeciones", es decir no es recibido por los
incrédulos. Todavía se llama "signo" la encarnación como maravilloso Signo de
Dios, porque Dios se hizo a sí mismo hombre, y la Virgen convertida en Madre.
Y este "signo" - la encarnación de Cristo - " señal de contradicción ", porque
algunos lo llaman ser el cuerpo del Señor del Cielo, y otros, según la imaginación
o alucinación, y otros lo niega por completo.
Por el alma de la Virgen - " una espada te atravesará" profetiza aquí el malestar
durante la Pasión del Señor que causara a la Virgen, pero tal vez también llame
"espada" al pensamiento que escandalice a la madre de Dios al ver tanta
injusticia, siendo El Señor crucificado con tal crueldad, después de traer al
mundo tanto bien y recibir en cambio tan atroz recompensa, Aquel que nacido
sin semilla, que hizo tantos milagros, incluso resucitó los muertos, para ser
crucificado, morir y ser escupido?" Y lo que dice “que queden al descubierto las
intenciones de muchos corazones” muestra que "los pensamientos de muchos
que se han escandalizado serán revelados; y después de que sean revelados,
encontrarán pronta curación, lo mismo que incluso la Virgen y Madre de Dios
se revelará y se mostrará lo que piensa por Cristo, entonces aún más se
fortalecerá en la fe en Él". Los pensamientos de Pedro, cuando se negó tres veces
de conocer a Cristo, pero se reveló el poder de Dios, de Aquel que luego lo
recibió por arrepentimiento. De otra manera "se descubrieron los pensamientos
de muchos corazones", porque Judas apareció como vendedor (Mateo 26, 48), y
los que amaban a Cristo se mostraron en Su favor, como fue el caso de José de
Arimatea, que vino a Pilato para pedir el cuerpo de Cristo y darle sepultura y
como también fueron las mujeres valientes que estaban junto a la Cruz (Juan 19,
25, 38).
2, 36-40; Había también una profetisa, Ana, hija de Fanuel, de la tribu de
Aser, de edad avanzada; después de casarse había vivido siete años con su
marido, y permaneció viuda hasta los ochenta y cuatro años; no se apartaba
del Templo, sirviendo a Dios noche y día en ayunos y oraciones. Como se
presentase en aquella misma hora, alababa a Dios y hablaba del niño a todos
los que esperaban la redención de Jerusalén. Así que cumplieron todas las
cosas según la Ley del Señor, volvieron a Galilea, a su ciudad de Nazaret. El
niño crecía y se fortalecía, llenándose de sabiduría; y la gracia de Dios estaba
sobre él.
El evangelista Lucas retrasa la historia de Ana, diciendo quién es el padre y cuál
es su linaje, para que sepamos que en verdad está hablando, trayendo también
como testigos a muchos, de los que también conocieron su padre y los parientes.
Entonces Ana “sirviendo a Dios noche y día”, es decir, agradeciendo y dar
testimonio de Dios a todos, porque el Señor es nuestro Salvador y Consolador, a
los que esperaban la salvación. Y "después de haber cumplido con todo,
regresaron a Galilea, a su ciudad Nazaret", porque Belén era también su ciudad,
pero como patria, y Nazaret era como un lugar. Y Jesús iba creciendo con su
cuerpo, llenándose de sabiduría, aunque podría haber sido desde el vientre de la
Virgen en la medida de un hombre, pero entonces habría parecido la encarnación
una fantasma. Para ello crece poco a poco, y a medida que crece se muestra la
sabiduría de la palabra de Dios entonces, poco a poco mostrando una sabiduría
natural, según la edad del cuerpo, por esto se dice que "crecía y se fortalecía con
el espíritu" porque si, en vista de lo pequeño hubiera demostrado toda su
sabiduría, entonces habría parecido un extraño milagro, entonces según su edad,
Por tanto, la sabiduría que tenía la mostró poco a poco y la gracia de Dios estaba
sobre él.
2, 41-50 41 Sus padres iban todos los años a Jerusalén a la fiesta de la Pascua.
Cuando tuvo doce años, subieron ellos como de costumbre a la fiesta y, al
volverse, pasados los días, el niño Jesús se quedó en Jerusalén, sin saberlo sus
padres. Pero creyendo que estaría en la caravana, hicieron un día de camino, y
le buscaban entre los parientes y conocidos; pero al no encontrarle, se
volvieron a Jerusalén en su busca. Y sucedió que, al cabo de tres días, le
encontraron en el Templo sentado en medio de los maestros, escuchándoles y
preguntándoles; todos los que le oían, estaban estupefactos por su inteligencia
y sus respuestas. Cuando le vieron, quedaron sorprendidos, y su madre le dijo:
«Hijo, ¿por qué nos has hecho esto? Mira, tu padre y yo, angustiados, te
andábamos buscando.» Él les dijo: «Y ¿por qué me buscabais? ¿No sabíais que
yo debía estar en la casa de mi Padre?» Pero ellos no comprendieron la
respuesta que les dio.
El Señor asciende junto con los padres a Jerusalén, y a través de todas las cosas
que hacían se muestra que no se opone a Dios, ni a aquellos que eran
legisladores. Y cuando terminan los siete días de Pascua, El Señor se queda en
Jerusalén escuchándoles y preguntándoles a los escribas sobre la ley, "y todos
estaban asombrados." Para que sea conocido por muchos, maravillándose de Él,
porque Su perfecta sabiduría es el fortalecimiento. La Madre de Dios llama a
José "padre", sabiendo con certeza que no es el padre natural, pero para que los
judíos, no piensen que Jesús nació como fruto de la fornicación, entonces "padre"
le llama a Jose. Y de otra manera entender que padre se debe al cuidado y el
servicio dedicado para alimentar y por el crecimiento, apropiado de un verdadero
"padre", lo llamó, de alguna manera honrándolo el mismo Espíritu Santo con el
nombre de "padre". Pero ¿por qué lo buscaban? ¿Considerando que se haya
perdido como un niño? ¡Que no sea esto! Que ni siquiera la sabia María no
pensaba así, ella que recibió tantas revelaciones para Él Niño, ni siquiera las de
José, a quien le fue revelado por el Espíritu Santo tantas veces sobre Jesús. Pero
lo estaban buscando al Señor, para que vea si no se ha alejado de ellos, si no se
queda más con ellos. Y después que lo encontraron, la respuesta parece difícil de
entender cuando que la virgen está llamando a José Su "padre", el Señor dice:
"Este no es Mi padre verdadero, que, si así fuera, yo estaría en su casa; sino Dios
es mi Padre, y por eso estoy en casa de mi Padre, es decir, en el templo".
Pero "ellos no entendieron" lo que el Señor les hablaba, porque esto era un
misterio.
2, 51-52: Bajó con ellos y vino a Nazaret, y vivía sujeto a ellos. Su madre
conservaba cuidadosamente todas las cosas en su corazón. Jesús progresaba
en sabiduría, en estatura y en gracia ante Dios y ante los hombres.
El Señor obedeció a los padres, dándonos ejemplo a obedecer a nuestros padres.
Y la Virgen " conservaba cuidadosamente todas las cosas en su corazón ",
porque divinos eran las palabras que se decía el Niño; y no eran como los de uno
de doce años, sino como de hombre perfecto. Y ved aquí cómo el evangelista,
explicando lo que es "crecer en sabiduría" con la edad", demostrando que a
medida que crecía con la edad, el Señor permitió que más y más de Su sabiduría
se mostrara. Y Jesús progresaba en sabiduría y estaba lleno de "gracia ante Dios
y ante los hombres": es decir todo lo que hizo, era de agrado de Dios y los
hombres lo estaba alabado. Y primero está la palabra "a Dios", y después "a los
hombres", porque primero es agradar a Dios, y luego al gusto de los hombres.
Por lo tanto, cuanto más el Señor mostró Su sabiduría ante el pueblo, más
comprendieron ellos y contaron que el Niño iba creciendo en sabiduría, aunque el
Señor era la misma sabiduría de Dios y ser perfecto desde el principio.
CAPÍTULO 3.
Sermón de Juan Bautista. Su testimonio acerca de Cristo.
El bautismo y el árbol genealógico de Cristo.
3, 1-3; En el año quince del imperio de Tiberio César, siendo Poncio Pilato
procurador de Judea, y Herodes tetrarca de Galilea; Filipo, su hermano,
tetrarca de Iturea y de Traconítida, y Lisanias tetrarca de Abilene; en el
pontificado de Anás y Caifás, fue dirigida la palabra de Dios a Juan, hijo de
Zacarías, en el desierto. Y se fue por toda la región del Jordán proclamando un
bautismo de conversión para perdón de los pecados,
El evangelista menciona debidamente el tiempo y los gobernantes, para que
muestra que los gobernantes de Judá no estuvieron ausentes hasta la venida del
Mesías, y ahora gobernaba Pilato, un hombre de otra raza, y cada uno de ellos
gobernaba una cuarta parte los hijos de Herodes. Después de que Herodes, el
asesino de los 4 mil niños, muriera dos años más tarde de la Natividad del
Señor, el César ordenó que nadie tomara el reino para gobernar sobre los judíos,
sino que fueran divididos entre los hijos de Herodes como muestra
Aquí el Santo Evangelista. Y los llamó "tetrarcas", es decir, gobernantes de la
cuarta parte, porque cada uno poseía una cuarta parte. Y después de la muerte de
Cayus Tiberio tomó el reino de Roma. Pero Arquelao, acusado por sus súbditos,
fue expulsado por Tiberio. Y fue enviado en su lugar desde Roma, el procurador
de Judea Pilato del Pont. Por eso dice el evangelista Mateo que Arquéalo reinó en
la tierra (Mateo 2, 22), y el evangelista Lucas dice aquí cómo reinaba en la tierra
Pilato del Ponto.
Y estos fueron dichos para testificar de que vino El Mesías, según la profecía de
Jacob (Génesis 49, 10). Y el evangelista dice: " fue dirigida la palabra de Dios a
Juan ", para que todos sepáis cómo llegó a dar testimonio por Cristo, no siendo
impulsado por sí mismo, pero siendo movido por el Espíritu Divino;
porque entenderás "palabra" o el Espíritu Santo, o mandamiento de Dios. Y "en
el desierto" fue la palabra de Dios a Juan, porque mientras que los hijos del
"desierto" -es decir, de la Iglesia entre los gentiles, (aquí San Teofilacto se refiere
a la profecía: "que más son los hijos de la
abandonada, que los hijos de la casada," (Isaías 54, 1) y llama "desierto" a los
"abandonados", como uno quien, estando sin hombre, está sola pero
se vuelven más numerosa que aquella "que tenía marido" (Isaías 54, 1) – que
representa la sinagoga de los judíos: porque hijos de la abandonada son los hijos
de la iglesia que pertenecía a los gentiles, que han superado muchísimo el
número de los hijos elegidos, es decir “de la casada”; en consecuencia, se
cumplieron la palabra y mandamiento de Dios, siendo Juan "en el desierto". Juan
predicó al pueblo un " bautismo de conversión ", es decir, la confesión de los
pecados, un bautismo que les ayuda "para el perdón de los pecados", cuyo perdón
fue dado mediante el Bautismo de Cristo. Mencionamos que verdaderamente el
bautismo de Juan no otorgaba el perdón de los pecados. El bautismo
de Juan no dio el perdón de los pecados, pero le estaba enseñando al pueblo y
estaba preparando a las personas para recibir el Bautismo de Cristo, quien
perdona los pecados.
3, 4-6: como está escrito en el libro de los oráculos del profeta Isaías: Voz
del que clama en el desierto: Preparad el camino del Señor, enderezad sus
sendas; todo barranco será rellenado, todo monte y colina será rebajado, lo
tortuoso se hará recto y las asperezas serán caminos llanos. Y todos verán la
salvación de Dios.
"El camino" es vivir de agrado a Cristo Dios, que Juan exige al pueblo para
prepararse cada uno, porque el Señor pronto habrá de predicar con mucha
elocuencia. Y "enderezad sus sendas " son los mandamientos de la Ley, porque
las que hasta ahora tenían eran torcidas por tanto es necesario corregirlas que es
lo que significa haciéndolas “rectas"; porque los fariseos las retorcieron y se
rebelaron contra los mandamientos. Pero "camino" puede entenderse como el
alma, y "sendas" como sus cosas. Por eso nos toca a nosotros cuidar nuestra
alma, pero también los sentimientos y nuestro discernimiento “correcto" como
Dios nos exhorta tener. Luego, como si alguien hubiera preguntado: "¿Y cómo
conseguiremos esto, porque la buena acción es ardua y dura y muchos valles y
dificultades tiene, tanto por las influencias y astucias del maligno demonio como
por las pasiones que tenemos "
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf

Más contenido relacionado

Similar a La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf

Hechos 19 La influencia de los espíritus
Hechos 19 La influencia de los espíritusHechos 19 La influencia de los espíritus
Hechos 19 La influencia de los espíritus
Humberto Rendon
 
Etica
EticaEtica
Etica
Cogua12
 
Analisis de pablo hacia romanos desde el inicio.pdf
Analisis de pablo hacia romanos desde el inicio.pdfAnalisis de pablo hacia romanos desde el inicio.pdf
Analisis de pablo hacia romanos desde el inicio.pdf
abeladrocastro1959
 
Efeso
EfesoEfeso
Hechos 13 No impongas manos con ligereza
Hechos 13 No impongas manos con ligerezaHechos 13 No impongas manos con ligereza
Hechos 13 No impongas manos con ligereza
Humberto Rendon
 
Dei verdum
Dei verdumDei verdum
Dei verdum
RITA AYALA
 
BIBLIA TRADUCCION INTERCONFESIONAL - Desconocido
BIBLIA TRADUCCION INTERCONFESIONAL - DesconocidoBIBLIA TRADUCCION INTERCONFESIONAL - Desconocido
BIBLIA TRADUCCION INTERCONFESIONAL - Desconocido
JasterRogue2
 
Biblia 1205186365315605-3
Biblia 1205186365315605-3Biblia 1205186365315605-3
Biblia 1205186365315605-3
Nessjaz
 
BIBLIA CATOLICA, ANTIGUO TESTAMENTO, INTRODUCCION GENERAL, PARTE 1 DE 47
BIBLIA CATOLICA, ANTIGUO TESTAMENTO, INTRODUCCION GENERAL, PARTE 1 DE 47BIBLIA CATOLICA, ANTIGUO TESTAMENTO, INTRODUCCION GENERAL, PARTE 1 DE 47
BIBLIA CATOLICA, ANTIGUO TESTAMENTO, INTRODUCCION GENERAL, PARTE 1 DE 47
sifexol
 
¿Cómo transmitimos la fe? - La Sagrada Escritura
¿Cómo transmitimos la fe? - La Sagrada Escritura¿Cómo transmitimos la fe? - La Sagrada Escritura
¿Cómo transmitimos la fe? - La Sagrada Escritura
Betty Rivera
 
¿Que Es La B
¿Que Es La B¿Que Es La B
¿Que Es La B
guest662453
 
Apocalipsis para jóvenes
Apocalipsis para jóvenesApocalipsis para jóvenes
Apocalipsis para jóvenes
Yvan Balabarca
 
Introducción a la Biblia
Introducción a  la Biblia Introducción a  la Biblia
Introducción a la Biblia
Rafael de la Piedra
 
Introduccion Linea del Tiempo de la Biblia.pptx
Introduccion Linea del Tiempo de la Biblia.pptxIntroduccion Linea del Tiempo de la Biblia.pptx
Introduccion Linea del Tiempo de la Biblia.pptx
marinomorales3
 
Hechos de-los-apostoles
Hechos de-los-apostolesHechos de-los-apostoles
Hechos de-los-apostoles
Libros Pdf
 
Semana de Oración día 3.- El Espíritu de Profecía.
Semana de Oración día 3.- El Espíritu de Profecía.Semana de Oración día 3.- El Espíritu de Profecía.
Semana de Oración día 3.- El Espíritu de Profecía.
Zerojustice
 
Etica
EticaEtica
Etica
Cogua12
 
El catecismo de la iglesia catolica 02
El catecismo de la iglesia catolica 02El catecismo de la iglesia catolica 02
El catecismo de la iglesia catolica 02
ec2s3
 
Introducion
IntroducionIntroducion
Introducion
escparrsanjose
 
Hechos 1 El preámbulo de las lluvias tempranas
Hechos 1 El preámbulo de las lluvias tempranasHechos 1 El preámbulo de las lluvias tempranas
Hechos 1 El preámbulo de las lluvias tempranas
Humberto Rendon
 

Similar a La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf (20)

Hechos 19 La influencia de los espíritus
Hechos 19 La influencia de los espíritusHechos 19 La influencia de los espíritus
Hechos 19 La influencia de los espíritus
 
Etica
EticaEtica
Etica
 
Analisis de pablo hacia romanos desde el inicio.pdf
Analisis de pablo hacia romanos desde el inicio.pdfAnalisis de pablo hacia romanos desde el inicio.pdf
Analisis de pablo hacia romanos desde el inicio.pdf
 
Efeso
EfesoEfeso
Efeso
 
Hechos 13 No impongas manos con ligereza
Hechos 13 No impongas manos con ligerezaHechos 13 No impongas manos con ligereza
Hechos 13 No impongas manos con ligereza
 
Dei verdum
Dei verdumDei verdum
Dei verdum
 
BIBLIA TRADUCCION INTERCONFESIONAL - Desconocido
BIBLIA TRADUCCION INTERCONFESIONAL - DesconocidoBIBLIA TRADUCCION INTERCONFESIONAL - Desconocido
BIBLIA TRADUCCION INTERCONFESIONAL - Desconocido
 
Biblia 1205186365315605-3
Biblia 1205186365315605-3Biblia 1205186365315605-3
Biblia 1205186365315605-3
 
BIBLIA CATOLICA, ANTIGUO TESTAMENTO, INTRODUCCION GENERAL, PARTE 1 DE 47
BIBLIA CATOLICA, ANTIGUO TESTAMENTO, INTRODUCCION GENERAL, PARTE 1 DE 47BIBLIA CATOLICA, ANTIGUO TESTAMENTO, INTRODUCCION GENERAL, PARTE 1 DE 47
BIBLIA CATOLICA, ANTIGUO TESTAMENTO, INTRODUCCION GENERAL, PARTE 1 DE 47
 
¿Cómo transmitimos la fe? - La Sagrada Escritura
¿Cómo transmitimos la fe? - La Sagrada Escritura¿Cómo transmitimos la fe? - La Sagrada Escritura
¿Cómo transmitimos la fe? - La Sagrada Escritura
 
¿Que Es La B
¿Que Es La B¿Que Es La B
¿Que Es La B
 
Apocalipsis para jóvenes
Apocalipsis para jóvenesApocalipsis para jóvenes
Apocalipsis para jóvenes
 
Introducción a la Biblia
Introducción a  la Biblia Introducción a  la Biblia
Introducción a la Biblia
 
Introduccion Linea del Tiempo de la Biblia.pptx
Introduccion Linea del Tiempo de la Biblia.pptxIntroduccion Linea del Tiempo de la Biblia.pptx
Introduccion Linea del Tiempo de la Biblia.pptx
 
Hechos de-los-apostoles
Hechos de-los-apostolesHechos de-los-apostoles
Hechos de-los-apostoles
 
Semana de Oración día 3.- El Espíritu de Profecía.
Semana de Oración día 3.- El Espíritu de Profecía.Semana de Oración día 3.- El Espíritu de Profecía.
Semana de Oración día 3.- El Espíritu de Profecía.
 
Etica
EticaEtica
Etica
 
El catecismo de la iglesia catolica 02
El catecismo de la iglesia catolica 02El catecismo de la iglesia catolica 02
El catecismo de la iglesia catolica 02
 
Introducion
IntroducionIntroducion
Introducion
 
Hechos 1 El preámbulo de las lluvias tempranas
Hechos 1 El preámbulo de las lluvias tempranasHechos 1 El preámbulo de las lluvias tempranas
Hechos 1 El preámbulo de las lluvias tempranas
 

Más de adyesp

El Sínodo de Ferrera - Florencia del año 1438.
El Sínodo de Ferrera - Florencia del año 1438.El Sínodo de Ferrera - Florencia del año 1438.
El Sínodo de Ferrera - Florencia del año 1438.
adyesp
 
Invatatura de credinta ortodoxa.pdf
Invatatura de credinta ortodoxa.pdfInvatatura de credinta ortodoxa.pdf
Invatatura de credinta ortodoxa.pdf
adyesp
 
Preguntas y respuestas sobre la vida cristiana ortodoxa..pdf
Preguntas y respuestas sobre la vida cristiana ortodoxa..pdfPreguntas y respuestas sobre la vida cristiana ortodoxa..pdf
Preguntas y respuestas sobre la vida cristiana ortodoxa..pdf
adyesp
 
CUM ÎȚI SUNT GÂNDURILE AȘA ÎȚI ESTE ȘI VIAȚA.pdf
CUM ÎȚI SUNT GÂNDURILE AȘA ÎȚI ESTE ȘI VIAȚA.pdfCUM ÎȚI SUNT GÂNDURILE AȘA ÎȚI ESTE ȘI VIAȚA.pdf
CUM ÎȚI SUNT GÂNDURILE AȘA ÎȚI ESTE ȘI VIAȚA.pdf
adyesp
 
La veneracion correcta de la Virjen Maria.pdf
La veneracion correcta de la Virjen Maria.pdfLa veneracion correcta de la Virjen Maria.pdf
La veneracion correcta de la Virjen Maria.pdf
adyesp
 
Tâlcuirea evangheliei de la marcu sfantul teofilact al bulgariei
Tâlcuirea evangheliei de la marcu sfantul teofilact al bulgarieiTâlcuirea evangheliei de la marcu sfantul teofilact al bulgariei
Tâlcuirea evangheliei de la marcu sfantul teofilact al bulgariei
adyesp
 
Interpretacion del evangelio de san Mateo por Teofilacto de Bulgaria
Interpretacion del evangelio de san Mateo por  Teofilacto de BulgariaInterpretacion del evangelio de san Mateo por  Teofilacto de Bulgaria
Interpretacion del evangelio de san Mateo por Teofilacto de Bulgaria
adyesp
 
La vida de mas alla contada por santa teodora
La vida de mas alla contada por santa teodoraLa vida de mas alla contada por santa teodora
La vida de mas alla contada por santa teodora
adyesp
 
Mantuirea pacatosilor agapie criteanul
Mantuirea pacatosilor  agapie criteanulMantuirea pacatosilor  agapie criteanul
Mantuirea pacatosilor agapie criteanul
adyesp
 
La salvacion de los pecadores (vol2).
La salvacion de los pecadores (vol2).La salvacion de los pecadores (vol2).
La salvacion de los pecadores (vol2).
adyesp
 
La salvacion de los pecadores (vol 1)
La salvacion de los pecadores (vol 1)La salvacion de los pecadores (vol 1)
La salvacion de los pecadores (vol 1)
adyesp
 
Ivan N. Ostroumoff Istoria sinodului de la Florenta-Ferrara
Ivan N. Ostroumoff   Istoria sinodului de la Florenta-FerraraIvan N. Ostroumoff   Istoria sinodului de la Florenta-Ferrara
Ivan N. Ostroumoff Istoria sinodului de la Florenta-Ferrara
adyesp
 
1000 de Intrebari si Raspunsuri despre viata duhovniceasca
1000 de Intrebari si Raspunsuri despre viata duhovniceasca1000 de Intrebari si Raspunsuri despre viata duhovniceasca
1000 de Intrebari si Raspunsuri despre viata duhovniceasca
adyesp
 
1000 peguntas y respuestas sobre la vida espiritual
1000 peguntas y respuestas sobre la vida espiritual1000 peguntas y respuestas sobre la vida espiritual
1000 peguntas y respuestas sobre la vida espiritual
adyesp
 
Camino hacia la perfection arsenie boca
Camino hacia la perfection arsenie bocaCamino hacia la perfection arsenie boca
Camino hacia la perfection arsenie boca
adyesp
 
Viata dupa moarte parintele . Parintele Mitrofan
Viata dupa moarte parintele . Parintele MitrofanViata dupa moarte parintele . Parintele Mitrofan
Viata dupa moarte parintele . Parintele Mitrofan
adyesp
 
Padre nuestro san juan crisostomo
Padre nuestro san juan crisostomoPadre nuestro san juan crisostomo
Padre nuestro san juan crisostomo
adyesp
 
Los muertos vuelven a casa
Los muertos vuelven a casaLos muertos vuelven a casa
Los muertos vuelven a casa
adyesp
 
La guerra invisible San Nicodemo el Aghiorita
La guerra invisible San Nicodemo el AghioritaLa guerra invisible San Nicodemo el Aghiorita
La guerra invisible San Nicodemo el Aghiorita
adyesp
 
Jean Claude Larchet_ Inconstientul spiritual
Jean Claude Larchet_ Inconstientul spiritualJean Claude Larchet_ Inconstientul spiritual
Jean Claude Larchet_ Inconstientul spiritual
adyesp
 

Más de adyesp (20)

El Sínodo de Ferrera - Florencia del año 1438.
El Sínodo de Ferrera - Florencia del año 1438.El Sínodo de Ferrera - Florencia del año 1438.
El Sínodo de Ferrera - Florencia del año 1438.
 
Invatatura de credinta ortodoxa.pdf
Invatatura de credinta ortodoxa.pdfInvatatura de credinta ortodoxa.pdf
Invatatura de credinta ortodoxa.pdf
 
Preguntas y respuestas sobre la vida cristiana ortodoxa..pdf
Preguntas y respuestas sobre la vida cristiana ortodoxa..pdfPreguntas y respuestas sobre la vida cristiana ortodoxa..pdf
Preguntas y respuestas sobre la vida cristiana ortodoxa..pdf
 
CUM ÎȚI SUNT GÂNDURILE AȘA ÎȚI ESTE ȘI VIAȚA.pdf
CUM ÎȚI SUNT GÂNDURILE AȘA ÎȚI ESTE ȘI VIAȚA.pdfCUM ÎȚI SUNT GÂNDURILE AȘA ÎȚI ESTE ȘI VIAȚA.pdf
CUM ÎȚI SUNT GÂNDURILE AȘA ÎȚI ESTE ȘI VIAȚA.pdf
 
La veneracion correcta de la Virjen Maria.pdf
La veneracion correcta de la Virjen Maria.pdfLa veneracion correcta de la Virjen Maria.pdf
La veneracion correcta de la Virjen Maria.pdf
 
Tâlcuirea evangheliei de la marcu sfantul teofilact al bulgariei
Tâlcuirea evangheliei de la marcu sfantul teofilact al bulgarieiTâlcuirea evangheliei de la marcu sfantul teofilact al bulgariei
Tâlcuirea evangheliei de la marcu sfantul teofilact al bulgariei
 
Interpretacion del evangelio de san Mateo por Teofilacto de Bulgaria
Interpretacion del evangelio de san Mateo por  Teofilacto de BulgariaInterpretacion del evangelio de san Mateo por  Teofilacto de Bulgaria
Interpretacion del evangelio de san Mateo por Teofilacto de Bulgaria
 
La vida de mas alla contada por santa teodora
La vida de mas alla contada por santa teodoraLa vida de mas alla contada por santa teodora
La vida de mas alla contada por santa teodora
 
Mantuirea pacatosilor agapie criteanul
Mantuirea pacatosilor  agapie criteanulMantuirea pacatosilor  agapie criteanul
Mantuirea pacatosilor agapie criteanul
 
La salvacion de los pecadores (vol2).
La salvacion de los pecadores (vol2).La salvacion de los pecadores (vol2).
La salvacion de los pecadores (vol2).
 
La salvacion de los pecadores (vol 1)
La salvacion de los pecadores (vol 1)La salvacion de los pecadores (vol 1)
La salvacion de los pecadores (vol 1)
 
Ivan N. Ostroumoff Istoria sinodului de la Florenta-Ferrara
Ivan N. Ostroumoff   Istoria sinodului de la Florenta-FerraraIvan N. Ostroumoff   Istoria sinodului de la Florenta-Ferrara
Ivan N. Ostroumoff Istoria sinodului de la Florenta-Ferrara
 
1000 de Intrebari si Raspunsuri despre viata duhovniceasca
1000 de Intrebari si Raspunsuri despre viata duhovniceasca1000 de Intrebari si Raspunsuri despre viata duhovniceasca
1000 de Intrebari si Raspunsuri despre viata duhovniceasca
 
1000 peguntas y respuestas sobre la vida espiritual
1000 peguntas y respuestas sobre la vida espiritual1000 peguntas y respuestas sobre la vida espiritual
1000 peguntas y respuestas sobre la vida espiritual
 
Camino hacia la perfection arsenie boca
Camino hacia la perfection arsenie bocaCamino hacia la perfection arsenie boca
Camino hacia la perfection arsenie boca
 
Viata dupa moarte parintele . Parintele Mitrofan
Viata dupa moarte parintele . Parintele MitrofanViata dupa moarte parintele . Parintele Mitrofan
Viata dupa moarte parintele . Parintele Mitrofan
 
Padre nuestro san juan crisostomo
Padre nuestro san juan crisostomoPadre nuestro san juan crisostomo
Padre nuestro san juan crisostomo
 
Los muertos vuelven a casa
Los muertos vuelven a casaLos muertos vuelven a casa
Los muertos vuelven a casa
 
La guerra invisible San Nicodemo el Aghiorita
La guerra invisible San Nicodemo el AghioritaLa guerra invisible San Nicodemo el Aghiorita
La guerra invisible San Nicodemo el Aghiorita
 
Jean Claude Larchet_ Inconstientul spiritual
Jean Claude Larchet_ Inconstientul spiritualJean Claude Larchet_ Inconstientul spiritual
Jean Claude Larchet_ Inconstientul spiritual
 

Último

Reflexion para Jóvenes cristianos año 2024
Reflexion para Jóvenes cristianos año 2024Reflexion para Jóvenes cristianos año 2024
Reflexion para Jóvenes cristianos año 2024
IsmaelRamirez76
 
...se fiel hasta la muerte... (Apocalipsis 2:10)
...se fiel hasta la muerte... (Apocalipsis 2:10)...se fiel hasta la muerte... (Apocalipsis 2:10)
...se fiel hasta la muerte... (Apocalipsis 2:10)
JOSE GARCIA PERALTA
 
En DIOS No Hay Casualidades - Hay Propositos.pptx
En DIOS No Hay Casualidades - Hay Propositos.pptxEn DIOS No Hay Casualidades - Hay Propositos.pptx
En DIOS No Hay Casualidades - Hay Propositos.pptx
jenune
 
LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL AMIGA O ENEMIGA DE LA EDUCACIÒN.pdf
LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL AMIGA O ENEMIGA DE LA EDUCACIÒN.pdfLA INTELIGENCIA ARTIFICIAL AMIGA O ENEMIGA DE LA EDUCACIÒN.pdf
LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL AMIGA O ENEMIGA DE LA EDUCACIÒN.pdf
AlexanderTirado5
 
Método simple para dar un ESTUDIO BÍBLICO.ppt
Método simple para dar un ESTUDIO BÍBLICO.pptMétodo simple para dar un ESTUDIO BÍBLICO.ppt
Método simple para dar un ESTUDIO BÍBLICO.ppt
PEDRO DAMIAN CALDERA SANCHEZ
 
Colosenses de Evis Carballosa comentario exegético
Colosenses de Evis Carballosa comentario exegéticoColosenses de Evis Carballosa comentario exegético
Colosenses de Evis Carballosa comentario exegético
pvalver1
 
DOCTRINA DEL ESPIRITU SANTO - NEUMATOLOGIA - 2.pptx
DOCTRINA DEL ESPIRITU SANTO - NEUMATOLOGIA - 2.pptxDOCTRINA DEL ESPIRITU SANTO - NEUMATOLOGIA - 2.pptx
DOCTRINA DEL ESPIRITU SANTO - NEUMATOLOGIA - 2.pptx
Ricardo Hernandez
 
2. Éxodo con todos los datos, un análisis.pdf
2. Éxodo con todos los datos, un análisis.pdf2. Éxodo con todos los datos, un análisis.pdf
2. Éxodo con todos los datos, un análisis.pdf
pvalver1
 

Último (8)

Reflexion para Jóvenes cristianos año 2024
Reflexion para Jóvenes cristianos año 2024Reflexion para Jóvenes cristianos año 2024
Reflexion para Jóvenes cristianos año 2024
 
...se fiel hasta la muerte... (Apocalipsis 2:10)
...se fiel hasta la muerte... (Apocalipsis 2:10)...se fiel hasta la muerte... (Apocalipsis 2:10)
...se fiel hasta la muerte... (Apocalipsis 2:10)
 
En DIOS No Hay Casualidades - Hay Propositos.pptx
En DIOS No Hay Casualidades - Hay Propositos.pptxEn DIOS No Hay Casualidades - Hay Propositos.pptx
En DIOS No Hay Casualidades - Hay Propositos.pptx
 
LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL AMIGA O ENEMIGA DE LA EDUCACIÒN.pdf
LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL AMIGA O ENEMIGA DE LA EDUCACIÒN.pdfLA INTELIGENCIA ARTIFICIAL AMIGA O ENEMIGA DE LA EDUCACIÒN.pdf
LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL AMIGA O ENEMIGA DE LA EDUCACIÒN.pdf
 
Método simple para dar un ESTUDIO BÍBLICO.ppt
Método simple para dar un ESTUDIO BÍBLICO.pptMétodo simple para dar un ESTUDIO BÍBLICO.ppt
Método simple para dar un ESTUDIO BÍBLICO.ppt
 
Colosenses de Evis Carballosa comentario exegético
Colosenses de Evis Carballosa comentario exegéticoColosenses de Evis Carballosa comentario exegético
Colosenses de Evis Carballosa comentario exegético
 
DOCTRINA DEL ESPIRITU SANTO - NEUMATOLOGIA - 2.pptx
DOCTRINA DEL ESPIRITU SANTO - NEUMATOLOGIA - 2.pptxDOCTRINA DEL ESPIRITU SANTO - NEUMATOLOGIA - 2.pptx
DOCTRINA DEL ESPIRITU SANTO - NEUMATOLOGIA - 2.pptx
 
2. Éxodo con todos los datos, un análisis.pdf
2. Éxodo con todos los datos, un análisis.pdf2. Éxodo con todos los datos, un análisis.pdf
2. Éxodo con todos los datos, un análisis.pdf
 

La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf

  • 1. La interpretación del Santo Evangelio según San Lucas Autor: San Teofilacto de Bulgaria. Oración. Antes de leer los libros sagrados, escritos por los evangelistas pidamos al Señor Jesús Cristo que abra nuestros ojos del alma, para que podamos oír la palabra de Dios y entenderla; para hacer Su voluntad, porque somos tan solo extraños en la tierra. Señor, no escondas de mí tus mandamientos y revélame a través de los ojos espirituales, para que vea las maravillas de tu ley. Muéstrame lo oculto y desconocido de tu sabiduría. Mi esperanza la deposito en Ti, oh Señor y mi Dios, que, para iluminar mi mente y pensamiento con la luz del entendimiento Tuyo, no solo para que pueda leer lo que está escrito, sino también comprender y profundizar para cumplir con los mandamientos según tu voluntad. No para la condena que sea las palabras de los santos, sino a la renovación, iluminación y santificación, para la salvación del alma y para la herencia de la vida eterna. Que Tú eres la iluminación de los que yacen en la oscuridad y de ti proceden todos los dones y el regalo perfecto. Gloria al Padre y al Hijo y Del Espíritu Santo.
  • 2. Preámbulo. Los criterios de la ciencia del lenguaje moderno impusieron como método en la impresión de textos de la literatura antigua, su interpretación en el vestuario lingüístico con que fueron elaborados. Apoyamos plenamente estos rigores científicos si queremos una edición académica, crítica, destinada exclusivamente a especialistas. Debido a que esta edición de los escritos de San Teofilacto está destinada a ser una herramienta espiritual en las manos de cualquier cristiano que obedezca los mandamientos del Señor, el método utilizado en la actualización y la redacción de la Interpretación del Evangelio estaba en armonía con el propósito. El texto fue traducido del cirílico después de la edición de 1805, y luego fue verificado y comparado nuevamente con la edición original. La forma transliterada verificada fue la base de las dos actualizaciones del texto que eran absolutamente necesarios para que el texto se volviera completamente accesible e inteligible para el lector contemporáneo. En los lugares - pocos en número, por cierto - donde encontré dificultades para precisar el significado, consulté varias ediciones (más antiguas o contemporáneas) de la Interpretación de los Evangelios de San Teofilacto. Luego se confronta la forma final y se vuelve a comparar con la edición original de 1805, haciendo así una última revisión del trabajo realizado. Nos hemos esforzado en utilizar las herramientas lingüísticas para que la profundidad y el propósito espiritual del texto no se vea perjudicados en absoluto, tanto más cuanto que la interpretación del alemán Píos incluye un verdadero tesoro de espiritualidad y de la antigua lengua rumana. La riqueza del material léxico semántico, articulado en un tema flexible con un matiz retórico- discursivo, es propia de los textos hemolíticos de nuestra literatura antigua. Deseamos no ensombrecer y dañar el lenguaje antiguo que está lleno de belleza, vitalidad y profundidad, al tiempo que preserva los significados profundos del discurso de la iglesia. Por esta razón, se han evitado por completo los neologismos y se han conservado la mayoría de las palabras antiguas que se utilizan hasta el día de hoy en la iglesia y los textos litúrgicos. La misión de predicar el evangelio de los santos apóstoles. Aquellos hombres divinos que fueron antes de la nueva ley, no por los sagrados libros ni por las Escrituras se les enseñaron, pero con la mente clara y por el resplandor del Espíritu Santo fueron iluminados y así conocieron los caminos de Dios siendo él mismo Dios quien Le estaba hablando de boca a boca. Así fueron Noel, Abraham, Job, Moisés. Pero después de que los hombres debilitaron y se volvieron indignos de ser iluminados y enseñado por el Espíritu Santo, Dios el que tanto ama a los hombres nos dio Las Sagradas escrituras, al menos a través de ellas, que la gente recuerda la divina voluntad de Dios. De esta manera también Cristo habló con los Apóstoles cara a cara más el don del Espíritu Santo que también fue enviado a los Apóstoles, para ser el maestro y dador [elocuente]de la vida. Pero como después de eso era posible que surgieran
  • 3. herejías y nuestros hábitos [la buena ordenanza] sea en peligro, el Señor ha dispuesto dejarnos Los evangelios que están escritos para que, enseñándonos la verdad, no seamos engañado por las mentiras de las herejías, ni ser modificada o alterada nuestra tradición y costumbre. Y tal vez por eso nos dieron cuatro evangelios, porque dentro de ellos, las cuatro buenas obras [virtudes] pueda enseñarnos: la valentía, entendimiento, justicia y toda la sabiduría. La valentía, es decir, aquella de la que el Señor dice: “No temáis a los que matan el cuerpo, porque el alma no puede matarlo "(Mateo 10:28). El entendimiento, cuando nos aconseja: "Sed, pues, prudentes como las serpientes, y sencillos como las palomas. " (Mateo 10:16). La justicia, cuando nos enseña: "Lo que queráis que os hagan los hombres, hacédselo vosotros igualmente” (Lucas 6:31) más toda sabiduría, cuando decide: “Todo el que mira a una mujer deseándola, ya cometió adulterio con ella en su corazón" (Mateo 5:28). De otra manera hay cuatro evangelios como cuatro pilares de este mundo, así como que el mundo tiene cuatro partes: Este, Oeste, Norte y sur, de mismo modo los pilares serían cuatro. Sin embargo, hay cuatro evangelios porque estos incluyen cuatro elementos; los dogmas, los mandamientos, los temores y las promesas. A los que creían en dogmas y guardaban los mandamientos, disfrutarán de lo bueno venidero que se les promete, mientras esos que no creyó en dogmas y no guardó los mandamientos, se les castigaran con los trabajos [tormentos] que los aterrorizaran. Se llama "Evangelio", que significa "Anunciación", porque proclama cosas buenas y llenas de gozo: el perdón de pecados, corrección, ascensión al cielo y el lugar donde el Hijo de Dios se sentará a la diestra del Padre. También nos anuncia la facilidad [lo sencillo] de adquirirlos. ¿En realidad no fuimos nosotros os que nos habíamos esforzado por adquirir lo bueno prometido? ¿Tal vez, no por nuestras obras [hechos] conseguimos lo prometido? Rotundamente [¡No!], pero con el don y el amor de Dios por los hombres, Dios nos ha dado una bondad tan grande. Y los evangelistas son cuatro, dos de los cuales, Mateo y Juan, eran unos de los doce apóstoles, y los otros dos, Marcos y Lucas, del grupo de los setenta discípulos. De estos dos últimos, Marco fue el seguidor y discípulo del Santo Pedro mientras que Lucas fue discípulo de san Pablo. Mateo es el primero en escribir su evangelio en lenguas hebreo judío - para aquellos judíos que creyeron en Jesús Cristo - después de unos ocho años desde su ascensión; san Juan traduce este evangelio en griego, así como algunos documentos históricos lo menciona. Marcos escribió su Evangelio diez años más tarde después de la ascensión del Señor, siendo enseñado en todos los detalles por san Pedro luego Lucas escribió el evangelio después unos quince años. El Evangelio de San Juan el teólogo fue escrito después de treinta y dos años. Se dice que después de la muerte de los tres evangelistas, San Juan pidió que le trajeran sus tres versiones de los Evangelios para que pudiera verlos y leerlos y juzgar si fueron escritos con exactitud para ser verdaderos. Al verlos los elogió mucho a los santos apóstoles por su verdad, y bien recibiéndolos, san Juan también, escribió un evangelio, en el que mostró en detalle lo que se había escrito en breve por los otros evangelistas. Por eso como punto de partida elige uno teológico, porque los otros apóstoles no mencionaron la esencia divina antes de la eternidad de la Palabra de Dios el verbo, para que no sea que la Palabra de
  • 4. Dios fuera considerada un hombre, es decir, una deidad, pero sin la naturaleza de Dios. Porque, verdaderamente, mientras Mateo se refiere solo sobre la naturaleza humana de Jesús Cristo procedente del linaje de Abraham y David, ya que el evangelio se escribió para los judíos, por lo cual fue suficiente solo con mencionar el linaje de David en la cual se les dice que aprendan que Cristo desciende del rey David ya que el de los judíos que creyeron en Cristo son consolados y descansa cuando se entera de que Jesús desciende del profeta. Pero tal vez me preguntas: ¿no era suficiente un solo evangelista? Escucha, lo que te responderé: un solo evangelista era realmente suficiente, pero para testificar más sobre la verdad, por esto se escribieron cuatro evangelios, Y cuando tu descubrirás que estos cuatro evangelistas han estado separados, y cada uno vivía en otro lugar diferente del mundo, ni se consultaron nunca entre sí, pero escribían casi lo mismo cada uno, entonces ¿no te maravillarás de la verdad del evangelio, y no dirías que ha hablado el Espíritu Santo a través de ellos y han sido inspirados por el espíritu santo para escribir los evangelios? Que nadie diga que no encaja todo a la perfección. No se puede encontrar nada contradictorio donde no encaje algún acontecimiento. ¿Acaso un apóstol dijo que Cristo nació y otro dijo que no nació? ¿Tal vez uno de los evangelistas dijo que Cristo resucitó, pero otro dijo que no es verdad? ¡No puede ser! Porque en lo básico, coincide todo completamente y si no hay nada diferente en lo más esencial del evangelio, entonces no se extrañe que en lo pequeño a veces parece diferir un poco, porque por estos detalles los evangelios son más creíbles todavía por mencionar la misma verdad, y si no todos se han unido y encajan perfectamente, entonces habrían creído que los evangelistas escribieron sentados juntos y consultándose uno con el otro. Pero así, como lo que uno ha dejado de un lado, lo encontramos escrito en otro, parece algo diferentes, pero en realidad todos los apóstoles testifican la misma verdad. LA VIDA DEL SANTO APÓSTOL Y EVANGELISTA LUCA. San Lucas el Evangelista nació en Antioquía en Siria y desde su juventud aprendió la sabiduría helénica y la artesanía doctoral, convirtiéndose en médico excepcional. Luego aprendía el arte de pintar. Hablaba egipcio y griego con fluidez, y era plenamente familiarizado con la enseñanza y el dogma judío, y se trasladó a Jerusalén. En aquellos tiempos, nuestro Señor Jesús Cristo, pasando en la tierra y enseñado al pueblo, sembró la semilla de la palabra de salvación, la cual, creciendo en su corazón Lucas, siendo una buena tierra y creciendo dio fruto; para san Lucas, escuchar la enseñanza de la sabiduría de la boca de Dios, más benéfico y sabio ha salido de allí que, de todas las escuelas, la griega y la egipcia, porque aprendió a saber y conocer sobre el mismo Dios verdadero, creer en Él y luego enseñar a otros la fe. Él era uno de los setenta Apóstoles, a quien él mismo menciona en Su Evangelio, diciendo: “designó el Señor a otros 72, y los envió de dos en dos delante de sí, a todas las ciudades y sitios a donde él había de ir."(Lucas 10: 1). Y Lucas, siendo también entre los apóstoles, caminó delante del Señor, mediante la santa predicación, preparando su camino y confiando a los
  • 5. pueblos que El Mesías, que se esperaba, ha venido al mundo. En el tiempo de la Pasión salvadora, cuando el Pastor fue golpeado, y los apóstoles como las ovejas del rebaño fueron esparcidos, este feliz Lucas caminaba lamentándose y llorando por el sufrimiento en la Cruz del Señor que voluntariamente se entregó a Su Pasión. Y como sembró con lágrimas, con gozo ha cosechado la recompensa después de la resurrección de Cristo, mientras Lucas y Cleofás iban a Emaús y estaban de luto lamentando los terribles sufrimientos y la muerte de su amado maestro, entonces nuestro Salvador, Jesús Cristo mismo los consoló con su apariencia y les enjugó las lágrimas de los ojos, porque, acercándose a ellos, les dijo: “«¿De qué discutís entre vosotros mientras vais andando y por qué estáis triste? "(Lucas 24:17) Luego San Lucas viajó con él Quien dijo sobre sí mismo: "Yo soy el camino, la verdad y la vida" (Juan 14: 6). Los dos Lucas y Cleofás caminando y hablando y preguntando al Señor que les habló de manera profunda e inefable de sabiduría recordándoles profecías que se han hecho por los profetas de antaño. ¡Cuán preciosa fue la enseñanza de nuestro Señor Jesús para San Lucas cuando Jesús Cristo les hablaba con Sus dulces palabras, recordándoles sobre Moisés y todos Los profetas y les interpretaron todas las Escrituras donde se mencionaba Él Señor. Por eso San Luca, el buen discípulo de Cristo, aprendiendo los misterios de Dios, también trajo a la santa fe, a todas las ciudades de Beocia y muchos de los que estaban en tinieblas y la ignorancia de Dios los iluminó con la luz del entendimiento del Santo Evangelio. Primero se sentó en Emaús con Cristo a cenar y almorzó con él. Luego conoció al Hijo en el momento cuando partió el pan como el Dios verdadero, a quien Judas no le quiso conocer en la Última Cena del Señor. El fuego de un amor tan grande por Dios que se escondía en el corazón de San Lucas a fuera de la vista a través de estas palabras: ¿No ardía nuestro corazón dentro de nosotros cuando nos habló en el camino, y cuando nos interpretó las Escrituras?” (Lucas 24:32) Par que no sea olvidada de la memoria del Señor, a quien le amó con todo su corazón, después de unos quince años de Su ascensión al cielo, san Lucas escribió el evangelio con toda la verdad. San Lucas escribió no solo lo que había visto y oído, sino también escribió lo que había marcado en su corazón, no con pluma, sino con amor. También mencionó los que había visto antes de los que habían seguido a Cristo más luego, cerca de la Pasión de Cristo, según está escrito al comienzo del evangelio: “Puesto que muchos han intentado narrar ordenadamente las cosas que se han verificado entre nosotros, tal como nos las han transmitido los que desde el principio fueron testigos oculares y servidores de la Palabra,"(Lucas 1: 2). San Lucas ha sido participe de los dolores y esfuerzos de Pablo por predicar las buenas nuevas de Cristo, porque lo siguió a san Pablo predicando sobre Cristo y no solo a los judíos, sino también a los gentiles. Estaba en Roma con él, como aparece mencionado en el libro “Los Hechos de los Apóstoles”, que también fue escrito por san Lucas, y que era muy amado por Pablo. También, el apóstol Pablo escribió a los Colosenses y dice: “Lucas, el médico amado "(Colosenses 4:14). En la Epístola a los Corintios, Pablo alaba a Lucas, diciendo: “No solo eso, sino que también es elegido por las Iglesias como compañero de nuestro viaje, teniendo este don, para la gloria del Señor mismo y hasta nuestro fin "812 Corintios 8, 19). Aquí San Jerónimo entiende que El apóstol Pablo alaba a Lucas.
  • 6. Entonces Lucas, dejando Roma, fue al este, anunciando a Jesús Cristo y sufriendo dolores y fatigas por el santo nombre del Salvador. Atravesando toda Libia fue a Egipto, donde iluminó con la buen nueva a los de Tebas, y en las Pivele (ciudades) de Beocia donde ordenó las iglesias, y ordenando sacerdotes y diáconos. Luego curó a los enfermos el cuerpo más el alma, pero el apóstol sufriendo muchas persecuciones, luego más tarde se trasladó con el alma al Señor, teniendo más de ochenta años. En el lugar donde su santo cuerpo fue depositado, Dios, Ha glorificando aquel lugar por Su agradable discípulo, y llovió (agua clara) que cura el dolor de ojos, el signo por el oficio de médico. Por esto la tumba era conocida por los fieles, porque fueron curados de diversas enfermedades, con las oraciones del Santo Apóstol. Entonces descubriendo Constancio, el hijo del emperador Constantino el Grande, sus reliquias curativas, envió a Artemias, el gobernante de Egipto, (quien más tarde fue atormentado por Julian Paravato), y ha traído con gran honor a la ciudad real las reliquias del Santo Apóstol y Evangelista Lucas. Cuando las santas reliquias fueron llevadas a la ciudad con cánticos y alabanzas, un hombre del palacio real, Anatolia, acostado en su cama desde hace mucho tiempo, a pesar de gastar mucho dinero en médicos, buscaba una cura que no podría encontrar en ninguna parte, pero al oír que las reliquias del santo apóstol Lucas están siendo traídas a la ciudad, oró fervientemente al Santo. Y, tal como pudo Anatolia, hizo levantarse de la cama y pidió que lo llevara al ataúd para recibir la curación del Apóstol. Cuando él llego y tocó con fe, adorando las reliquias del Santo, inmediatamente se curó de la enfermedad y, recuperando plena salud y fuerza, luego en sus hombros, junto con los otros, llevo el ataúd con las reliquias del Santo Apóstol Lucas dentro en la Iglesia de los Santos Apóstoles. Allí, debajo de la Santa Mesa, en el altar donde estaban los santos Andrés y Timoteo también colocaron las santas reliquias de San Lucas. Se dice que él apóstol Lucas pintó bellamente el rostro de la Santísima Madre de Dios, llevando en brazos al Niño Jesús antes de pasar a la eternidad, y también pintó dos iconos más con la imagen de la Santísima Madre de Dios y los llevó ante la Madre de Dios, para preguntar si les gustará; La Santísima Madre vio su rostro, y dijo: "Que la gracia de Aquel que nació de Mí más lo mío sea con estos iconos". El Santo Apóstol Lucas también pintó los rostros de los Santos apóstoles Pedro y Pablo en madera y fue el comienzo de aquel buen y honorable acto de venerar a los santos en iconos pintadas, en todas las iglesias del mundo, es decir, la pintura de iconos santos, para la gloria de Dios, de su Madre y de todos los santos, y para el adorno de la casa del Señor que es la Iglesia y para la salvación de los fieles, a los que honran con justa fe los santos iconos. Amén. Prologo. El piadoso Lucas era antioqueño por nacimiento y por oficio médico y en la sabiduría helénica fue un grande erudito, así como en la ordenanza judía iba sobrado. Y mientras nuestro Señor enseñaba la Buena Nueva, también entró Lucas en Jerusalén. Por eso algunos dicen sobre san Lucas que fue uno de los setenta Apóstoles, Más tarde, cuando había resucitado Cristo de entre los
  • 7. muertos, el junto con Cleofás iba de camino a Emaús y se encontraron con Jesús. (Lucas 24:15). Después que el Señor ascendió a la diestra del Padre Celestial, y luego más tarde cuando también san Pablo creyó en Jesús Cristo, Lucas se convirtió en compañero de viaje y seguidor del maravilloso apóstol Pablo, y solo quince años después de la ascensión de Cristo, san Lucas escribió Su evangelio con todo detalle, así como su comienzo lo muestra desde las primeras palabras. Y lo escribe para el gobernador. Teófilo, tal vez siendo el que tenía la hegemonía de aquellos tiempos, porque se utilizaba este nombramiento: "ilustre poderoso” solo para los líderes o gobernadores, y se expresó al igual como san Pablo también le nombró a Festo: "excelentísimo Festo" (Hechos 26, 25). Por tanto, entendemos que el dichoso hombre que amaba a Dios y guardaba los mandamientos luchando contra las pasiones fue también Teófilo", que se interpreta “El que ama a Dios “y que ere verdaderamente digno para que se le proclame el Evangelio. INTERPRETACION DEL EVANGELIO SEGÚN SAN LUCAS CAPÍTULO 1. 1-4. Puesto que muchos han intentado narrar ordenadamente las cosas que se han verificado entre nosotros, tal como nos las han transmitido los que desde el principio fueron testigos oculares y servidores de la Palabra, he decidido yo también, después de haber investigado diligentemente todo desde los orígenes, escribírtelo por su orden, ilustre Teófilo, para que conozcas la solidez de las enseñanzas que has recibido. ¿Quiénes fueron estos muchos que empezaron a escribir? ¡Los apóstoles mentirosos! Porque muchos han escrito alguna forma de evangelios falsos, como el que se llama Evangelio de los egipcios y aquel en el que está escrito el nombre El Evangelio de los Doce. Estos, sin embargo, sólo empezaron, pero no terminaron, porque sin la ayuda de Dios, ellos también comenzaron por esta causa pero no completaron el trabajo iniciado. Por eso, bien dijo San Lucas de ellos:
  • 8. "muchos han empezado". Pero unos pocos, como Mateo y Marcos, no sólo comenzaron, sino que lo han realizado con éxito, porque tenían el Espíritu que les insuflaban hacer el trabajo. Y dijeron " las cosas que se han verificado ", porque no son cosas ordinarias y común según un establecido imaginario, sino en la verdad de Cristo y en la fe verdadera y completa diligentemente investigada. Pero ¿cómo es esto “verdadero y sólido"? "Como nos dejaron los testimonios los que estaban desde el principio Testigos y servidores de la Palabra". De esto se muestra que Lucas en la primera edición de 1805, el título del capítulo es: "Por los seguidores de Juan Bautista y por su nacimiento. Para la adoración del arcángel Gabriel a María. “Escribírtelo por su orden, ilustre Teófilo, para que conozcas la solidez de las enseñanzas que has recibido” significa que Lucas no fue discípulo desde el principio, pero después llegó a serlo; Y que otros fueron discípulos desde el principio, como Pedro y los hijos de Zebedeo, que le enseñó a Luca todo lo que él mismo no vio ni oyó. Pero ¿por qué dice? “para que conozcas la solidez de las enseñanzas que has recibido" Esto se puede entender de dos maneras. Primero: "Qué antes, sin escribir, te enseñé, oh Teófilo, y ahora por escrito al darte el Evangelio, fortalezco tu mente, para que no se te olvide lo que te enseñe antes. En segundo lugar, podemos entender esto: nosotros, personas, cuando alguien nos cuenta sin escribir lo que se dice, muchas veces estamos acostumbrados a sospechar que pudo habernos mentido. Y cuando escribe lo que dice, entonces creemos que si no se le hubiera confiado de esa manera que efectivamente dice la verdad, no les habría escrito. Por eso dice Evangelista: "Os he escrito el Evangelio, como las cosas no escritas que enseñasteis, con más refuerzos para sostenerlos, creyendo más firmemente ahora que, tanto A mí me son confiados los no escritos, para que también los ponga por escrito". 1-5. Hubo en los días de Herodes, rey de Judea, un sacerdote, llamado Zacarías, del grupo de Abías, casado con una mujer descendiente de Aarón, que se llamaba Isabel; Menciona el reino de Herodes, primero para contar después el rostro de los Profetas - porque comienzan así: "Palabra de Yahveh que fue dirigida a Oseas, hijo de Beerí, en tiempo de Ozías, Jotam, Ajaz y Ezequías, reyes de Judá, y en tiempo de Jeroboam, hijo de Joás, rey de Israel “(Oseas 1, 1). sino también porque acerca de Cristo san Lucas contará el origen de la historia, para esto menciona a Herodes, para mostrar que Cristo verdaderamente vino en los días de Herodes. Que este Herodes era un gobernante después que los gobernantes se fueron de entre los judíos, según la profecía de Jacob (Génesis 49,10), de donde es evidente que Cristo vino en carne, incluso que el evangelista también logra algo más al mencionar los tiempos que se muestra siendo
  • 9. verdadero el evangelio; porque al mencionar los tiempos, da permiso a los que quieren investigarán para que pueda conocer la verdad del paso del tiempo del Evangelio. Entonces, apropiadamente comienza con Zacarías y el nacimiento de Juan, porque hablará por el nacimiento de Cristo, que será san Juan Bautista que apropiadamente antes del nacimiento de Cristo habla de un precursor Juan, que también milagrosamente Isabel iba a traer a luz a su hijo antes que La virgen Maria, pura providencia del Señor y el don divino, ya que Isabel como anciana no según las leyes de la naturaleza a tan avanzada edad tuviera un hijo, al menos concebido con su hombre Zacarías. Luego “del grupo de Abías” entiendo, como si fueran dos sacerdotes que realizaban el servicio por turno, uno a la vez, luego el otro, es decir, el que se llamaba así, Abías y el otro Zacarías. Entonces, apenas completó los deberes sacerdotales del servicio, pasados esos días le tocó a Zacarías. Pero se ve que no es así, que Salomón, después de terminar el templo, colocó filas de días, es decir, de semanas, y en una semana colocó en el servicio los hijos de Coré, y en la otra de Asaf, y en otra semana Abías. (Paralipómenos cap. 1-8). Entonces lo que él dice fue Zacarías "en los días de Abia", así debe entender, como si fuera de la semana de Abías, no como después de la semana de Abías tomara el servicio Zacarias, Luego quiere demostrar que, según la Ley, de ambas partes de los padres, Juan era de ascendencia sacerdotal, y menciona que su esposa era descendiente de Aarón," ya que no era posible que un hombre tomara una mujer de otra tribu, sino de lo mismo que el suyo (Números 36, 6-9). "Isabel" se interpreta como "el descanso de Dios ", y Zacarías se interpreta como "recordar al Señor". 1-6. Los dos eran justos ante Dios, y caminaban sin tacha en todos los mandamientos y preceptos del Señor. Muchas veces algunos son justos, pero no ante de Dios, sino de fachada mostrándose piadosos ante la gente y todo lo hacen para ser vistos por los hombres. Pero Zacarías y Abías realmente eran sin tacha ante Dios. "Mandamientos" son como no fornicar, no robar, y "preceptos" son, por ejemplo: “La que hable mal de su padre o de su madre, es digno de muerte” (Levítico 20, 9). Pero sabed que el "mandamiento" puede llamarse "precepto", como teniendo los mandamientos de Dios, nos condenará con justicia, porque dice: "Si no habría venido a hablarles, no habrían pecado" (Juan 15, 22), y nuevamente: "La palabra que yo les hablé les juzgará" (Juan 12:48). Pero ¿por qué, después de decir: " caminaban sin tacha en todos los mandamientos " agregó también “precepto”? Porque muchas veces algunos andan en la ley de Dios, pero todo lo hacen para ser vistos por los hombres. Pero Zacarías estaba trabajando en los mandamientos, y los estaba cumpliendo sin falta, porque no buscaba agradar a la gente. 1-7. No tenían hijos, porque Isabel era estéril, y los dos de avanzada edad.
  • 10. Las esposas de los justos, incluso las más piadosas, a menudo eran estériles, por así decirlo. Sabéis que la Ley no requiere multitud de hijos físicos, sino espirituales. Y ambos eran viejos en cuerpo y espíritu, porque también en alma habían envejecido, es decir, habían aumentado, "a pesar de los dolores en su corazón" (Salmo 83, 6), y "como el día" pasaban sus vidas, luminosas en virtudes y no oscuras como las noches. 1-8. Sucedió que, mientras oficiaba delante de Dios, en el turno de su grupo, le tocó en suerte, según el uso del servicio sacerdotal, entrar en el Santuario del Señor para quemar el incienso y toda la multitud del pueblo estaba fuera en oración, a la hora del incienso. "Ante Dios" sólo los limpios sirven, porque de los inmundos Dios vuelve su rostro ¿Y cuándo era el momento del incienso? En realidad, durante la oración, cuando sólo el sacerdote entraba al Lugar Santísimo. Para que se sepa que al igual que este obispo entrando al Lugar Santísimo y adquirió el fruto, también lo hizo el Señor Jesús, verdaderamente el gran Jerarca, “pues, tal Sumo Sacerdote que penetró los cielos - Jesús, el Hijo de Dios – por su venida en carne adquirió nuestra salvación. (Hebreos 4, 14). 1- 11. Se le apareció el Ángel del Señor, de pie, a la derecha del altar del incienso. El ángel no se aparece a todos, sino sólo a aquellos que son puros de corazón, como por ejemplo ha sido Zacarías. Y dijo "altar del incienso" porque también había otro altar, el de sacrificios. 1-12. 12 Al verle Zacarías, se turbó, y el temor se apoderó de él. El ángel le dijo: «No temas, Zacarías, porque tu petición ha sido escuchada; Isabel, tu mujer, te dará a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Juan; será para ti gozo y alegría, y muchos se gozarán en su nacimiento A Zacarías le entra el miedo por la vista inusual del santo ángel. Pero el ángel calma su angustia, para que en todas partes [para siempre] tendréis esta señal de las visiones de Dios y no caer en los engaños diabólicos. La mente comenzará con el miedo y luego rápidamente el miedo desaparece y llega una sublime paz, verdaderamente divina es la visión, pero si el miedo y el terror maligno aumentan más, la visión es diabólica. ¿Y por qué dice el ángel que la oración de Zacarías fue escuchada? y su esposa Isabel le dará un hijo, ya que Zacarías no oró por tener un hijo, sino por los pecados del pueblo. Algunos dicen eso precisamente porque Zacarías oró por los pecados del pueblo, para esto daría a luz un hijo que había de clamar: "He aquí el Cordero de Dios, el que quita el pecado del mundo" (Juan 1, 29). Por lo tanto, el ángel apropiadamente le dice a Zacarías: "Has sido escuchada la oración por el perdón de los pecados del pueblo y darás a luz un
  • 11. hijo, por medio del cual se intercederá por el perdón de los pecados”. Y otros entienden las palabras del ángel así: "¡Tu oración fue escuchada, oh Zacarías, y Dios perdonó los pecados del pueblo!" Luego, como si Zacarías hubiera dicho: "¿De dónde se muestra esto?" el ángel le dice: "Te doy esta señal, que Isabel dará a luz tu hijo, ya que desde que Isabel te concebirá un Hijo tendrías la prueba de que los pecados de la gente han sido perdonados". 1, 15-17. Porque será grande ante el Señor; no beberá vino ni licor; estará lleno de Espíritu Santo ya desde el seno de su madre, y a muchos de los hijos de Israel, les convertirá al Señor su Dios, e irá delante de él con el espíritu y el poder de Elías, para hacer volver los corazones de los padres a los hijos, y a los rebeldes a la prudencia de los justos, para preparar al Señor un pueblo bien dispuesto. "Grande" promete el ángel que será Juan, pero "ante el Señor", muchos dicen que son grandes ante los hombres, y no ante Dios, como son por ejemplo los hipócritas. Y "grande" será Juan con el alma, como "pequeño" es el alma de todo aquel que escandaliza a cualquiera, porque nadie es "grande", no se escandaliza, sino sol los pequeños y pocos de corazón, porque el Señor dice: "¿Quién escandalice a uno de estos pequeños que creen en mí, más le vale que le cuelguen al cuello una de esas piedras de molino que mueven los asnos, y le hundan en lo profundo del mar." (Mateo 18, 6; Marcos 9, 42). Pero como los que dieron a luz a Juan, eran justos delante de Dios, entonces su hijo era "grande ante el Señor" y se llama licor a toda la bebida que puede provocar embriaguez y no es del fruto de la vid. Juan, aún en el vientre de su madre, fue lleno del Espíritu Santo cuando la Madre de Dios se acercó a Isabel y el bebé saltó de alegría por la venida del Señor. “Y a muchos de los hijos de Israel, les convertirá al Señor su Dios ", es decir, de los judíos a Apóstoles, porque sus "padres" eran los judíos y sus "hijos" eran los Apóstoles. Así volvió el corazón de los judíos hacia los Apóstoles, enseñándoles la fe en Cristo y confesando; y el que sin duda da testimonio de Cristo, se hace digno de fe para sus discípulos. Juan no convirtió a todos, sino a "muchos"; pero el Señor los iluminó a todos. Así como el don divino obró con el espíritu de Elías, así también en lo hará en el futuro Juan, porque Elías también es un precursor de la Segunda Venida, e Juan es el precursor de la primera venida; incluso "con el poder de Elías", porque lo mismo puede venir tanto Elías como Juan, porque los dos traen a Cristo. Pero también de otra manera Juan vino "con el espíritu y el poder de Jesús", porque él también era ermitaño y retenido a la vida y reprendedor de los pecadores como fue Elías. Incluso convirtió a los judíos más desobedientes en la "sabiduría de los justos". es decir, mediante la enseñanza de los Apóstoles, que la sabiduría de los Apóstoles era el don del espíritu dentro de ellos, por el cual fueron guiados. " para preparar al Señor un pueblo bien dispuesto.", es decir, preparado para recibir la predicación, como diríamos: cuando un Profeta vino predicando,
  • 12. no todos creyeron, sino los que estaban previamente preparados a través de la predicación. Para que, si alguien viniera a la casa de noche, no todos lo reciben con agrado, pero solo los que están velando y esperando al que viene, están preparados para recibirlo. Así fue como Juan preparó el pueblo para el Señor, pero no al desobediente, sino al que había sido " preparado", para recibir a Cristo. 1,18-20. 18 Zacarías dijo al ángel: «¿En qué lo conoceré? Porque yo soy viejo y mi mujer avanzada en edad.» El ángel le respondió: «Yo soy Gabriel, el que está delante de Dios, y he sido enviado para hablarte y anunciarte esta buena nueva. Mira, te vas a quedar mudo y no podrás hablar hasta el día en que sucedan estas cosas, porque no diste crédito a mis palabras, las cuales se cumplirán a su tiempo.» Al menos, aunque Zacarías era justo y santo, pero ante el milagro de tener un hijo no se lo creyó a la ligera, por eso el ángel le dice su misión: "Yo soy arcángel Gabriel, el que está delante de Dios. Así que por un tiempo porque no creas, quedarás sordo y no podrás hablar." Y por eso sufrió Zacarías sobre estos dos, es decir, ni oír ni hablar, porque como aquel que no escuchó, se condena a la sordera, y como quien habla en contra, con el silencio. Pero todo esto significó antes de todo lo que pasó a los judíos. Que, como el sacerdote Zacarías, siendo viejo e infructuoso, infiel a la palabra del arcángel, dio a luz a un hijo mayor que todos los Profetas de los antepasados, así también la sinagoga y el sacerdocio de los judíos, aunque se hizo vieja, era infructuosa, infiel y desobediente, pero dio origen al Verbo de Dios, el Maestro de los profetas, que, habiendo nacido, los que antes fueron desobedientes, se convertían con fe y buena palabra. 1, 21. El pueblo estaba esperando a Zacarías y se extrañaban de su demora en el Santuario. Cuando salió, no podía hablarles, y comprendieron que había tenido una visión en el Santuario; les hablaba por señas, y permaneció mudo. Y sucedió que cuando se cumplieron los días de su servicio, se fue a su casa. ¿Observan cómo los judíos "esperaron" y permitieron hasta que salió el Jerarca? Pero nosotros los cristianos, si no salimos nada más entrar a la iglesia, contamos que sufriremos algo malo. Zacarías "hizo señas" con la mano al pueblo, porque tal vez le preguntaron el motivo de su silencio, y como no podía hablar, se lo hizo saber con una seña. Hay que remarcar también que hasta que se cumplieron los días de su servicio, no fue llevado a su casa, pero se quedó cerca del templo, porque estaba realmente lejos de Jerusalén la llanura de la montaña, su tierra. Y aunque el sacerdote tenía su casa en Jerusalén, no le era lícito salir del atrio del templo durante la semana que le tocaba. Y nosotros, ¡ay! ¡Cómo difamamos los Servicios litúrgicos Divinos! Y porque Zacarías "no podía hablar", pero "hizo una señal" con la mano para el pueblo, significa el partido mudo de los judíos. que después que han matado el verbo de Dios, no pueden justificar en palabras de lo que hicieron o dijeron, pero incluso algo profético si les preguntas, tienen la boca tapada y no pueden para darte una respuesta.
  • 13. 1, 24-25. Días después, concibió su mujer Isabel; y se mantuvo oculta durante cinco meses diciendo: «Esto es lo que ha hecho por mí el Señor en los días en que se dignó quitar mi oprobio entre los hombres.» Al ser muy humilde Isabel, se avergonzó y por ello "se escondió a sí misma", porque había concebido en su vejez. Y durante cinco meses lo ocultó, hasta que María también concibió. Y después de aquello, que la Virgen María concibió, el niño saltó en el vientre de Isabel, entonces Isabel ya no ocultó más lo de ella misma, pero se mostró como madre de un bebé que exalto en su vientre al saludo de la Virgen, y que también antes desde que naciera, fue honrado con autoridad profética. 1, 26-30. Al sexto mes fue enviado por Dios el ángel Gabriel a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen desposada con un hombre llamado José, de la casa de David; el nombre de la virgen era María. Y entrando, le dijo: «Alégrate, llena de gracia, el Señor está contigo.» Ella se conturbó por estas palabras, y discurría qué significaría aquel saludo. El ángel le dijo: «No temas, María, porque has hallado gracia delante de Dios; El "sexto mes" cuenta desde la concepción de Juan. Y dice que la Virgen se comprometió “con un hombre de la casa de David”, sólo para mostrar que ella también venía de la familia de David, porque la ley era que de ambos partes deben ser de la misma raza y familia (Números 36, 6-10). Porque el Señor le dijo a Eva que daría a luz hijos en grandes sufrimientos (Génesis 3, 16), el gozo que el ángel trae a la Virgen disuelve esta abominación, diciendo: "Alégrate del don que tienes". Y porque Eva se maldijo a sí misma por desobedecer a Dios, La Virgen se la llama "Bienaventurada". Maria en cambio, pensó en qué forma sería el culto: ¿sería impío? Como una mujer virgen deshonrada por un hombre o una bienaventuranza divina, porque añadió: "El Señor está contigo" Primero el ángel calmo si inquietud y el miedo de su corazón, porque siendo angustiada no podría escuchar la profundidad del misterio que había que anunciar y recibir la respuesta divina: “«Alégrate Maria, llena de gracia, el Señor está contigo.»". Y junto con la palabra entró el Verbo hipostático, del ser de Dios y Padre en el seno de la Virgen junto con venir y El Espíritu Santo, que la cubrirá con su sombra; el ser único, tomó un cuerpo dotado de mente y alma con la sangre pura de la Virgen y se hizo hombre. Ésta, pues, es la unión indecible y las bodas sublime de Dios; y entonces se realizó el intercambio de Dios con los hombres, uniéndose sin mezclarse con el ser y con nuestra naturaleza corrupta y pobre, El que es muy por encima de nuestra naturaleza y ser. Entonces la Virgen concibió y dio a luz de dos naturalezas, de manera maravillosa, es decir, de la divinidad y de la humanidad, al Hijo que Uno, Dios perfecto y hombre perfecto, nuestro Señor Jesucristo, que no ni siquiera cambio su virginidad, ni se separó de su seno paterno" Y lo que dijo: " has hallado gracia ", como interpretándolo, dice: "tienes un grande don ante Dios, que esto es "gracia", es decir
  • 14. para agradar a Dios". Pero esto es común a otras mujeres, porque muchas otras también encontraron un don de Dios, sin embargo, lo que se añadió después es único sobre toda la humanidad, porque el Ángel dice: 1, 31-33. Vas a concebir en el seno y vas a dar a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús. El será grande y será llamado Hijo del Altísimo, y el Señor Dios le dará el trono de David, su padre; reinará sobre la casa de Jacob por los siglos y su reino no tendrá fin.» "Vas a concebir" es lo más maravilloso, de lo cual no existía nadie más entre las mujeres que lo merecían. Y "en el seno", dijo para mostrar que el Señor que del mismo vientre de la Virgen se encarnó naturalmente. Con razón fue llamado "Jesús" el que vino para salvación nuestra nación, porque este nombre en lengua helénica se interpreta, “salvación de Dios", "Jesús" pero que significa "Salvador" que también en judío, se dice "salvación". Entonces el ángel dice: "será grande y el Hijo del Altísimo será llamado". Juan fue verdaderamente grande, pero nada comprado con el Hijo del Altísimo, Y El "gran" salvador también es porque enseñó como Aquel que tenía poder. (Mateo 7, 28-29), y por la realización de magníficos milagros y expulsa con autoridad hasta a los espíritus inmundos. (Marcos 1, 27). Y se llama "Hijo del Altísimo", el hombre que es visto de carne y hueso, porque uno era El Hipóstasis, verdaderamente el Hijo del Altísimo era el hombre que ha nacido de la Virgen Maria, Que incluso antes de la eternidad el Verbo era Hijo del Altísimo, pero no fue nombrado ni conocido. Y después que se encarnó y apareció con cuerpo, entonces se llamó a sí mismo Hijo del Altísimo, el que también se manifestó y realizó milagros. El "trono de David" no debe considerarse un reino real, sino uno divino, con la cual el Señor reinó sobre todas las naciones por predicación divina. Porque la "casa de Jacob" son también los que Creían entre los judíos, incluso de las otras naciones, llamados Jacob e Israel. "Y el Señor desde el seno mismo de la Virgen se encarnó naturalmente" muestra que después de la concepción del Espíritu Santo, El Señor formó Su cuerpo según la ley de la naturaleza, desde el vientre de la Santísima Virgen. son verdaderamente "Jacob" e "Israel". ¿"Pero como se dice que el Señor se sentó sobre el "trono de David"? Escuche: David era "menor" entre sus hermanos (1 Reyes 16.11; 17, 14), y el Señor fue difamado y acusado de "comedor y "bebedor de vino" (Mateo 11:19) e hijo de carpintero (Mateo 13:55), y de sus hermanos, es decir, los hijos de José, (Juan 7:5), porque ni siquiera sus hermanos creían en Él. (Marcos 6,1-6). El Señor haciendo el bien fue deshonrado (Juan 7, 1-4) y realizando milagros, fue perseguido y apedreado (Juan 10, 32-33). Cristo por mansedumbre recibió la Cruz y por mansedumbre venció y reinó. ¿Ves cómo se dice que se sentó en el "trono de David"? David tomó el reino terrenal, así como también el Señor hizo por el celestial, cuyo fin nunca terminará, es decir el conocimiento de Dios y del cristianismo, porque aun siendo perseguidos los cristianos desde que Jesús instauro la iglesia,
  • 15. brillamos con el don de Cristo y las puertas del hades nunca prevalecerán contra ella.! 1, 34-35. María respondió al ángel: «¿Cómo será esto, puesto que no conozco varón?» El ángel le respondió: «El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por eso el que ha de nacer será santo y será llamado Hijo de Dios. No es que la Virgen no creyera, dijo "cómo será esto", sino sabiamente y hábil, buscando aprender la verdad de las cosas, que nunca se ha hecho algo así antes, y hará jamás se volverá a repetir algo así. Por eso el ángel la perdona y no la condena como a Zacarías, sino que interpreta más profundamente la imagen de la realización de este milagro. Porque Zacarías está debidamente condenado, porque tuvo muchas parábolas y ejemplos, ya que mujeres estériles han dado a luz a largo de la historia, pero una Virgen dando a luz no tuvo ejemplo. Entonces el ángel dice: " El Espíritu Santo vendrá sobre ti y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra” haciendo tu vientre fructífero. y construyendo un cuerpo para la Palabra de Dios el Verbo y ser único ". "El poder del Altísimo"- que es el Hijo de Dios, porque Cristo es "el Poder de Dios" (1 Corintios 1, 24) - "él te cubrirá”, por todos lados te rodeará". Porque como la gallina cubre a todos sus polluelos con sus alas abrazándolos, así también "el Poder de Dios" toda la Virgen lo había envuelto, y a esto lo llamó "sombra". De otro modo se puede decir que, como el pintor de iconos primero marca la fuente y luego da la pintura para ser completada y perfeccionada, así también el Señor lo hizo, edificando él mismo su cuerpo con un rostro humano haciéndolo primero, lo marcó en el vientre de la Virgen, con la sangre del cuerpo de la Purísima Virgen. Pero es dudoso lo que algunos dicen que tan pronto como el Señor cubrió con su sombra el vientre de la Virgen, inmediatamente por perfeccionarse estaba formado El Niño, mientras otro no acepta esta hipótesis, porque escuchan lo que dice: " por eso el que ha de nacer será santo ", es decir, "poco a poco en tu vientre crecerá y no inmediatamente llegara a ser perfecto". Desde aquí se cerró la boca a Nestorio, porque decía que no era Hijo de Dios. Se encarnó, habitando en el seno de la Virgen, pero nació hombre común", desde el Naciendo María, luego siguió y tuvo a Dios que le "acompañó" a Jesús y de este modo negando la deidad de Cristo. Pero oíd que se dice a continuación; Aquel que nace en Tu vientre, será santo y será llamado Hijo de Dios, pero no uno que fue llevado primero en el vientre, y luego otro fue Hijo de Dios, sino Uno y el mismo, era Hijo de la Virgen e Hijo de Dios. Vean cómo se mostró la Santísima Trinidad: nombrando el Espíritu Santo, luego al Hijo llamándole - "Poder", y el Padre, "el Altísimo". 1, 36-37. Mira, también Isabel, tu pariente, ha concebido un hijo en su vejez, y este es ya el sexto mes de aquella que llamaban estéril, porque ninguna cosa es imposible para Dios. Dijo María: «He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra.» Y el ángel dejándola se fue.
  • 16. Tal vez alguien se habría quedado perplejo como Elisabeta estaba relacionada. con las hijas de Aarón. Que la Ley mandaba realizarse bodas solamente desde la misma tribu (Números 36, 6-10); y por eso también se pueden encontrar familiares entre los que son de la misma tribu. Entonces es posible decir cómo que desde el tiempo del cautiverio babilónico se han mezclado las naciones. Pero lo más probable es esto: Aarón tomó a Isabel por mujer, siendo su hija Aminada, que era de la tribu de Judas. Eso lo ves desde el principio y la pregunta; ¿Estaba Aarón relacionado con Isabel la Madre de Dios? que desde hace mucho tiempo que la esposa de Aarón era de la tribu de Judas, de la cual también era la Madre del Señor, y a Isabel de las hijas de Aarón, con el debido parentesco la Madre de Dios también se relacionaba con Isabel. También tiene en cuenta el seguimiento del parentesco: Isabel era llamada esposa de Aarón, Isabel y Zacarías, como una quien descendía de la Isabel de Aarón. Pero veamos qué dice la Virgen: " He aquí la esclava del Señor; hágase en mí según tu palabra. Sumisión total, ya que antes había preguntado "«¿Cómo será esto, puesto que no conozco varón?», no fue de incredulidad, sino del deseo de aprender la forma del logro milagroso. Que, si no hubiera creído, no habría dicho: "Aquí está la esclava del Señor. ¡Hágase en mí según tu palabra!" Y aprendes que "Gabriel" se interpreta como "hombre-Dios", "Mariani" - "Señora" y "Nazaret" - "santificación": tan apropiadamente cuando Dios quiso tomar cuerpo y hacerse hombre, es enviado Gabriel, que se interpreta como "hombre-Dios". Pero también la adoración a la Virgen se hace en el lugar santo, es decir, "en Nazaret", porque donde está Dios, nada es impuro. 1, 39-43. En aquellos días, se levantó María y se fue con prontitud a la región montañosa, a una ciudad de Judá; entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. Y sucedió que, en cuanto oyó Isabel el saludo de María, saltó de gozo el niño en su seno, e Isabel quedó llena de Espíritu Santo; y exclamando con gran voz, dijo: «Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu seno; Muy sabia, queriendo comprobar la palabra del arcángel como que Isabel, Su pariente, había concebido un hijo en su vejez para ser fiel a lo que él arcángel le dijo y que fuese verdadero para ella misma y no quedar en duda y temiendo de no ser engañada, lo hizo, pero no como si no creyera, sino más bien salió desde Su interior y de buena gana, para comprobar lo que le habían anunciado el arcángel Gabriel. Entonces Zacarías vivió en las montañas y por eso fue allí. Y Juan, más especial que otros profetas del pasado, incluso en el vientre de su madre embarazada, "salta" a reconocer la salud de Maria. Por esto es incluso mayor que los Profetas, porque aquellos, después que nacieron, profetizaron, mientras Juan, estando todavía en el vientre de su madre, fue digno de tal don. Ved, sin embargo, que la Virgen saludó a Isabel. Entonces la voz de la Virgen era la voz de Dios que Se había encarnado en ella y, por eso, el Precursor desde el vientre de Isabel se llenó de dones y la hizo profetizar. Porque lo que dijo Isabel con respeto a la profecía de María, no fueron las palabras de Isabel, sino las de su bebé. Y sólo la boca de Isabel sirvió para la profecía, de mismo modo
  • 17. como la boca de María sirvió al Hijo de Dios, que estaba en su vientre. Porque cuando él bebe saltó en el vientre, Isabel fue llena del Espíritu Santo. Y por si no hubiera saltado el bebé, Isabel no habría profetizado. Entonces como digo los Profetas primero fueron asombrados e inspirados por Dios y [sólo] después profetizaron, tal vez Juan primero saltó como asombrado y por Dios respirando él mismo, luego por boca de su madre profetizó. ¿Y qué profetizó? " Bendita tú entre las mujeres y bendito el fruto de tu seno "; entonces porque muchas mujeres santas han dado a luz niños inmundos, como Rebeca sobre Esaú (Génesis 25:25), dice "y benditos es el fruto de tu vientre". Todavía se puede entender de otra manera [la palabra] "Bendito seas". entre mujeres”. Como si alguien hubiera preguntado: “¿Para qué?”, añade el motivo: "Porque 'bendito es el fruto de tu vientre'", es decir porque Dios es el "Fruto de tu vientre", porque sólo Dios es Bendito, como dice David: "Bendito el que viene" (Salmo 117, 26). Y " bendito el fruto de tu seno " de la Madre de Dios llamó al Señor, porque sin un hombre fue la concepción. Porque los otros niños son frutos. de los padres, pero Cristo sólo del vientre de la Madre de Dios era "fruto", que sola ella, la Virgen Maria lo llevaba en su vientre. 1, 43-45. Y ¿de dónde a mí que la madre de mi Señor venga a mí? Porque, apenas llegó a mis oídos la voz de tu saludo, saltó de gozo el niño en mi seno. ¡Feliz la que ha creído que se cumplirían las cosas que le fueron dichas de parte del Señor!» Como más tarde, cuando Cristo vino a ser bautizado, Juan lo detuvo siendo lleno de piedad, y diciendo: "No soy digno…" (Mateo 3,11,14), por eso ahora a través de su madre habla: "¿de dónde a mí que la madre de mi Señor venga a mí? antes de dar a luz al Señor, llamándola Madre de Dios por lo que llevaba en su vientre. Que a otras mujeres que aún no han dado a luz, no es apropiado llamarlas "madres", por miedo al perder él bebe. Pero en caso de la Madre de Dios, no se podía sospechar nada de esto. "Por tanto, antes de dar a luz, la Madre es bendita, oh María, porque creíste que habría cumplimiento a lo que os fue dicho por parte del Señor!" 1, 46-50. Y dijo María: «Engrandece mi alma al Señor y mi espíritu se alegra en Dios mi salvador, porque ha puesto los ojos en la humildad de su esclava, por eso desde ahora todas las generaciones me llamarán bienaventurada, porque ha hecho en mi favor maravillas el Poderoso, y Santo es su nombre, su misericordia alcanza de generación en generación a los que le temen. La virgen más encomendándose, glorifica al Dios, atribuyéndole el milagro a Él, y no a ella misma, porque dice: ", porque ha puesto los ojos en la humildad de su esclava, yo no fui yo quien busqué esta bendición de Aquel. Él tuvo misericordia de mí no se lo pedí yo. Y de ahora en adelante todas las generaciones me llamarán bienaventurada, no sólo Isabel, sino también las naciones de todos aquellos quien creyó. ¿Pero por qué me alabaran? ¿Es por la buena acción? No,
  • 18. sino porque Dios el "Poderoso" me glorificó" y lo llamó poderoso, para que nadie le fuera infiel, considerando que es imposible que el Señor haga estas cosas. "Santo" se dice que es "Su nombre", lo que demuestra que Él no será contaminado de ninguna manera, en el vientre de una virgen cuando se concibe, porque permanece Santo. "Y la misericordia Él no está sólo conmigo, con su Madre, sino su misericordia alcanza también a todas las generaciones que le temen”; porque todos aquellos que no le temen, y son completamente indignos, no tendrán misericordia. De generación en generación mostró cómo tendrá misericordia, aquí en la presente y en la generación venidera, más preciso en el siglo sin fin de más allá, y desde aquí también recibirá sobrado, y allí recibirá incluso mucho más. Y recuerda que primero el alma engrandece al Señor, luego "se alegra el espíritu", como si dijéramos que glorifica a Dios quien, según la dignidad ante Dios vive. Te llamaste cristiano, ¿verdad? Vive sin disminuir la dignidad de Cristo y el nombre haciendo algo que no es propio, sino glorificar a Dios haciendo cosas grandes y celestial espirituales y luego también tu espíritu se alegrará, es decir, el don espiritual - que recibiste por practicar las cosas grandes. Todavía sabemos que la Escritura, de la manera habitual, parece nombrar a los mismos "espíritu" y "alma", pero según la verdad él los se distingue uno de otro. (Gálatas 6:1; Efesios 7:77; Colosenses 2, 9), porque el hombre "con alma" llama a aquel que según la costumbre mundana vive y se guía por consideraciones humanas, es decir, aquel que, cuando esta hambriento, come, odia a los enemigos, devuelve el mal con el mal y, en definitiva, nada más por encima de su naturaleza decaída funciona. Y "espiritual" llama a aquel que abruma las leyes de la naturaleza y nada humano está contemplando y en esto consiste toda la distinción entre "alma" y "espíritu" según las Escrituras. Pero los médicos tal vez de lo interpretan de otra manera por su interés ellos se encargan de esto, pero nosotros nos encargamos de las Escrituras, e ignoramos a los doctores con sus chismes. 1, 5-56. Desplegó la fuerza de su brazo, dispersó a los que son soberbios en su propio corazón. Derribó a los potentados de sus tronos, y exaltó a los humildes. A los hambrientos colmó de bienes y despidió a los ricos sin nada. Acogió a Israel, su siervo, acordándose de la misericordia - como había anunciado a nuestros padres - en favor de Abraham y de su linaje por los siglos.» María permaneció con ella unos tres meses, y se volvió a su casa. El "brazo" del Padre es el Hijo. Así que hizo Dios Padre fuerza es y poder contra naturaleza, a través de Su Hijo. Porque después que el Hijo se encarnó, venció nuestra naturaleza porque la Virgen dio a luz, Dios se hizo hombre y el hombre se ha hecho Dios (por la gracia). Y el Señor derivó a los demonios soberbios, sacándolos de las almas de las personas, es decir, enviando algunos "en las profundidades" y otras "en los cerdos" (Marcos 5, 13; Lucas 8, 31, 33). Pero esto puede también entenderse por los judíos, a quienes el Señor esparció por todo el mundo, incluso hasta ahora esparcidos son: Y también derribó a los potentados de sus tronos, los demonios digamos, que tenían poder sobre las
  • 19. personas, y como "tronos" tenían posesión sobre sus almas, en las cuales descansaban. Incluso los fariseos son los "poderosos", como algunos que arrebataban lo que pudieran de los pobres, y tenían "tronos" considerándose maestros y profesores. Y el Señor "exaltó a los humildes", es decir, a las personas a quienes el pecado les había humillado, o a los gentiles, porque los exaltó, poniéndolos en fila con los hijos, así como a los "hambrientos", es decir, los gentiles (ya que no tenían Escrituras ni Ley ni mandamientos), “colmó de bienes” que son las escrituras, pero a los judíos que eran "ricos" en la Ley y en los mandamientos "los expulsó" de Jerusalén, tanto de la parte superior como de la inferior, todos "sin nada" porque los judíos no tienen nada ahora, aunque les parezca que tienen todo "acogió a Israel, su siervo" que son los israelitas que eran fieles porque millones de ellos creyeron y se cumplió la promesa que Dios le dijo a Abraham,: "de tu simiente serán benditas todas las tribus de la tierra" (Génesis 22, 18). O para todo aquel que ve a Dios, "Israel", lo dice, porque eso es lo que significa el nombre Israel cuando se interpreta: "viendo a Dios"; por lo tanto, "se llevó " a los que ven a Dios, ascendiendo a la herencia del cielo a todos aquellos creyentes. Y Maria se quedó con Elisabeta, "por tres meses", luego sucedió su regreso a casa. Porque como Isabel estaba a punto de dar a luz, la Virgen se va debido a la multitud de los que se reunirían por el nacimiento - que no era apropiado que una virgen esté presente con personas en éstas circunstancias. ¿Y cómo sucedió? que la Virgen regresó porque iba a dar a luz la Isabel, como se muestra en la cuenta: en el sexto mes, después de la concepción del Precursor, el ángel vino a María, y ella "se quedó con Elisabeta, tres meses" por consiguiente, suma los nueve meses de embarazo de Isabel- 1, 57-64. Se le cumplió a Isabel el tiempo de dar a luz, y tuvo un hijo. Oyeron sus vecinos y parientes que el Señor le había hecho gran misericordia, y se congratulaban con ella. Y sucedió que al octavo día fueron a circuncidar al niño, y querían ponerle el nombre de su padre, Zacarías, pero su madre, tomando la palabra, dijo: «No; se ha de llamar Juan.» Le decían: «No hay nadie en tu parentela que tenga ese nombre.» Y preguntaban por señas a su padre cómo quería que se le llamase. El pidió una tablilla y escribió: «Juan es su nombre.» Y todos quedaron admirados. Y al punto se abrió su boca y su lengua, y hablaba bendiciendo a Dios. La Virgen Maria se quedó con Elisabeta tres meses, tal vez por el milagro Tan maravilloso que asombraba a todo el mundo, pero también tal vez necesitando algún consuelo, que quería tener al estar junto a Elisabeta. Pero desde que se acercaba el nacimiento de Juan, se fue. Y después de eso, el tiempo de Isabel "se cumplió y llego el momento de dar a luz". Cabe señalar que esto no menciona a ninguna de las mujeres "ha llegado la hora de dar a luz ", pero sólo ahí se dice, donde el que nace es justo. Porque, como puedes ver, los nacimientos de los pecadores, mejor les hubiera sido no haber nacido antes que dar la espalda al amor de Dios y entregarse a sí mismos al tormento eterno tras una vida pecaminosa. Pero ¿por qué se le dio el nombre después de la circuncisión? Para que primero conviene recibir el sello de Dios y sólo después recibir el nombre
  • 20. humano. Ahora la pregunta ¿Por qué Zacarías no se liberó de la mudez cuándo nació el bebé, pero sólo cuando le pusieron el nombre? Podemos entender que esto se deba por cumplir la profecía del arcángel, que le dijo: He aquí, te quedarás mudo y no podrás hablar, hasta el día en que se cumplirá lo que estoy anunciando” Y diciendo esto, sin duda que incluye los dos eventos: el nacimiento y nombramiento; pero no sólo el nacimiento, sino el hecho por hacer el milagro de la unión [entre los padres del niño] también en el momento del nombramiento. E Isabel, cumpliendo la profecía, habló por el nombre, de su hijo. Pero quizás también Juan, él mismo puso su nombre, porque le lo dio a su madre su don profético. Y Zacarías no pudiendo mostrar el nombre por señas, pide una pizarra. Y desde que se unió en un solo pensamiento con su mujer por el nombre del niño, todos se asombraron. Que no había nadie en su parentesco con este nombre, para que alguien pueda decir que lo pensaron ambos antes del tiempo. Juan se interpreta como "don de Dios"; por esto el padre mismo, llenándose inmediatamente del don del espíritu santo, profetiza antes para Cristo y sólo después por su hijo. 1, 65-75. Invadió el temor a todos sus vecinos, y en toda la montaña de Judea se comentaban todas estas cosas; todos los que las oían las grababan en su corazón, diciendo: «Pues ¿qué será este niño?» Porque, en efecto, la mano del Señor estaba con él. Zacarías, su padre, quedó lleno de Espíritu Santo, y profetizó diciendo: «Bendito el Señor Dios de Israel porque ha visitado y redimido a su pueblo, y nos ha suscitado una fuerza salvadora en la casa de David, su siervo, como había prometido desde tiempos antiguos, por boca de sus santos profetas, que nos salvaría de nuestros enemigos y de las manos de todos los que nos odiaban haciendo misericordia a nuestros padres y recordando su santa alianza y el juramento que juró a Abraham nuestro padre, de concedernos que, libres de manos enemigas, podamos servirle sin temor en santidad y justicia delante de él todos nuestros días. "Y el miedo se apoderó de todos", por el milagro del discurso de Zacarías. porque el pueblo estaba ya asombrado por el inesperado nacimiento de la tribu de Zacarías, así como también por el fin de la mudez en tales circunstancias, para que por estos dos milagros todos puedan contar que el que nació estaba por encima de muchos. Y todo esto fue hecho con algún orden y providencia de Dios, que el que fuera testificar más tarde por Cristo debería ser digno de fe (Juan 7, 29, 36) y todos se encomiendan, desde el mismo nacimiento de Juan, como que les habla el profeta más grande de todos. Zacarías bendice a Dios por haber visitado y redimido a su pueblo Israel. Porque verdaderamente el Señor vino a "las ovejas descarriadas de la casa de Israel" (Mateo 10, 6; 75, 24), pero la mayoría de ellos no querían que reciba el regalo. Por eso "vino a visitar" a esos israelitas quiénes creyeron. Y ha" redimido a su pueblo ", es decir, con el poder salvador y el reino. Porque " ha suscitado una fuerza " significa "poder" (porque las bestias con cuernos en los cuernos tienen su poder) y "reino" porque los reyes fueron ungidos desde el cuerno (Reyes 16, 13). Por tanto, se levantó para nosotros "una fuerza salvadora", ya que hasta entonces Cristo, pasando por alto
  • 21. los muchos pecados, y por mucho tiempo soportando el furor y el servicio al ritual de los ídolos. Pero en los "últimos" tiempos haciéndose carne (Hebreos 1, 2; 1 Pedro 1, 20), Él se levantó y aplastó a todos los demonios que nos odiaban mucho, sin soportar más de ver su creación dominada por ellos. Y "en la casa de David" se levantó el Señor, es decir, en Belén, porque nació allí donde Belén era verdaderamente la ciudad de David, como hablaron los Profetas, porque también para la encarnación pronunciaron las palabras dirigidas a ellos (ver 1 Reyes 17,15). Y Miqueas y de "la casa de David" es decir - de Belén lo menciona, diciendo: "Mas tú, Belén Efratá, aunque eres la menor entre las familias de Judá, de ti me ha de salir aquel que ha de dominar en Israel,” (Miqueas 5, 1; Mateo 2, 1-16). "Haciendo misericordia" no sólo de los vivos, sino también "de nuestros padres" porque el don de Cristo llegó también a los que murieron antes, o sea que Él nos ha dado la esperanza viva de la resurrección, y verdaderamente resucitaremos todos. No sólo nosotros nos haremos dignos para misericordia del Señor que nos ha redimido, sino también aquellos que antes pasaron a la eternidad, porque toda la naturaleza ha adquirido este don incluso "mostró misericordia con los padres", porque el Señor cumplió las esperanzas, de aquellos que esperaban la llegada de Cristo y que todas sus esperanzas se cumplieron viendo sus hijos que han adquirido tantas cosas buenas, entonces se regocijaron y se llenaron de alegría al convertirse. Pero, ¿qué "pacto" y qué "juramento" hecho a Abraham recordó? Verdaderamente se demuestra que con lo que dice: Os bendeciré y os multiplicaré" (Yo establezco mi alianza entre nosotros dos, y te multiplicaré sobremanera. Por mi parte he aquí mi alianza contigo: serás padre de una muchedumbre de pueblos… 17:1-8), y verdaderamente Abraham se ha multiplicado, porque todas las naciones han tenido a sus hijos por la fe. Porque como él creyó, así también sus hijos por la fe de Abraham creyó. Y nos "libró" del "enemigo". ¿Pero por qué nos liberó? ¿Para vivir de placeres? No, pero "servirle", no en un día, ni en dos días, sino en todos los días, y servirle no sólo en adoración y servicio, sino "en santidad y en justicia". "Santidad", siendo la justicia ante Dios, y "justicia", la honestidad ante la gente. Así conviene servir a Dios "en santidad", es decir, en piedad hacia lo divino; y "en la justicia", es decir, ante las personas puna elogiada conducta. Y "servir delante de Él", no delante de los hombres, como procede los hipócritas que quieren ser de agrado a la gente y no al servicio de Dios. 1, 76-80. Y tú, niño, serás llamado profeta del Altísimo, pues irás delante del Señor para preparar sus caminos y dar a su pueblo conocimiento de salvación por el perdón de sus pecados, por las entrañas de misericordia de nuestro Dios, que harán que nos visite una Luz de la altura, a fin de iluminar a los que habitan en tinieblas y sombras de la muerte y guiar nuestros pasos por el camino de la paz. El niño crecía y su espíritu se fortalecía; vivió en los desiertos hasta el día de su manifestación a Israel.
  • 22. Parece extraño que Zacarías estuviera diciendo lo que estaba diciendo sobre el niño bebé, porque no era apropiado hablar sobre el antes de nacer y crecer. Pero es posible ya que el bebé tuvo, una maravillosa concepción además que saltó y profetizó en el vientre de Isabel a la venida de la Virgen María, por tanto, no es increíble que comprendió después del nacimiento lo que decía su padre. Y Zacarías dice: " irás delante del Señor para preparar sus caminos”, incluso dejándole muy pronto, porque Zacarías sabía que al poco tiempo estará solo cuando huirá "al desierto". "Irá delante del rostro del Señor"? porque “Sus caminos" son las almas en las que el Señor camina. Entonces el precursor preparó las almas, para que Cristo caminara en ellas. Pero ¿cómo los "preparo"? Dándole al pueblo "el conocimiento de la salvación", es decir, Juan mostró a Cristo al pueblo, porque Juan nació para esto, de dar testimonio sobre la venida de Jesús, y este "conocimiento" se hizo "por el perdón de sus pecados". Porque de otra manera no se habría conocido que Cristo es Dios, solamente si hubiera perdonado los pecados del pueblo, porque solo a Dios pertenece el poder de perdonar los pecados. Y "por las entrañas de misericordia de nuestro Dios " nos perdonó, no por nuestros méritos, que ningún bien hemos hecho nosotros para merecerlo, sino que Él nos buscó "y nos visitó una Luz de la altura", porque Cristo es el "Sol de Justicia". Y se nos apareció a nuestra humanidad inmunda que yacía en "las tinieblas", es decir, en ignorancia; pero apareció también para quienes estaban "en sombra de la muerte" - es decir, en el pecado. Que dos males gobernaban la naturaleza humana, "la ignorancia de Dios", que tenían los griegos por no conocer nada sobre la divinidad, y el "pecado" que habían hecho los judíos, aunque bien conocían a Dios. Entonces se mostró a la naturaleza. humana, para iluminar a los que estaban "en tinieblas", es decir, en tinieblas de la ignorancia y la impiedad, pero también los que estaban sentados "en sombra de muerte", es decir, en el pecado (Mateo 4, 16). Según se comprende esta palabra, el pecado es "la sombra de muerte", y como la sombra sigue en todas partes al cuerpo, así es donde hay pecado, también persigue siempre la muerte. Como Adán murió, por haber caído en el pecado ya que debidamente se dice que el pecado es "sombra de muerte", ahora también Cristo murió, pero sin tener pecado, porque murió por nuestros pecados. Pero, ¿basta sólo con mostrarse a "los que habitaban en las tinieblas"? No. Pero convenía " guiar nuestros pasos por el camino de la paz", es decir de la justicia, porque, así como el pecado es enemistad hacia Dios, así también la justicia es paz. Entonces el "camino de la paz" es vivir la vida en la justicia, hacia el cual Cristo, Aquel que "surgió como una Luz de la altura iluminándonos desde arriba", dirigiendo los pies de nuestras almas nos ha redimido con su muerte. Y el niño "creció" con la edad física, y "se fortaleció con el espíritu", que junto con el cuerpo crecía también el don espiritual; y cuanto más crecía el niño, las cosas del Espíritu más fueron reveladas, porque la vasija elegida del Señor podía albergar tal poder. ¿Pero por qué estaba "en el desierto"? Para que sea exento de la malicia de muchos, para que luego, sin avergonzarse de nadie, reprendiera con valentía las pasiones mundanas que dominaba la humanidad decaída; que por
  • 23. si hubiera estado en el mundo, tal vez habría sido contaminado por amores y amistades de la gente pecaminosa. Aún más, por si predicara, que Juan fuera digno de dar fe por Cristo, como ermitaño y superior en virtudes más que todos los demás. Y fue oculto "en el desierto" hasta que Dios decidió “el día de su manifestación a Israel. CAPÍTULO 2. El nacimiento de Cristo. Circuncisión y traer al templo. Simeón y Ana. Jesús a los doce años, llega a Jerusalén Sucedió que por aquellos días salió un edicto de César Augusto ordenando que se empadronase todo el mundo. Este primer empadronamiento tuvo lugar siendo gobernador de Siria Cirino. Iban todos a empadronarse, cada uno a su ciudad. Subió también José desde Galilea, de la ciudad de Nazaret, a Judea, a la ciudad de David, que se llama Belén, por ser él de la casa y familia de David, para empadronarse con María, su esposa, que estaba encinta. Y sucedió que, mientras ellos estaban allí, se le cumplieron los días del alumbramiento, y dio a luz a su hijo primogénito, le envolvió en pañales y le acostó en un pesebre, porque no tenían sitio en el alojamiento. Para ello se hizo el registro de todos los que vinieran a tierras de Palestina, Y que la Virgen suba a Belén, como a su patria, y allí que nazca el Señor en Belén y que se cumpla la profecía “más tú, Belén, aunque eres la menor entre las familias de Judá, de ti me ha de salir aquel que ha de dominar en Israel, y cuyos orígenes son de antigüedad, desde los días de antaño. (Miqueas 5, 1). Y era apropiado, porque como un Dios había de derribar la multitud de los dioses idolatras, para que un emperador pueda gobernarlos. Y Cristo se une a todos, porque convenía también que el Señor se inscriba junto con el mundo, y de este modo santificar a los inscritos y poner fin a la esclavitud. Porque, como al circuncidarse a sí mismo, puso fin a la circuncisión, del mismo modo, alistarse en el cense como esclavo, acabó con la esclavitud de nuestra naturaleza; que no somos más los esclavos del pueblo los que sirve al Señor, como dice a los Apóstoles porque: "Habéis sido bien comprados! No os hagáis esclavos de los hombres." (1 Corintios 7, 23). Y, aunque con el cuerpo son esclavos, sin embargo son libres de espíritu y no se rinden ante la incredulidad de los gobernantes. “Y dio a luz a su hijo primogénito " porque así la Virgen llamó al Señor, al menos que nunca nació un segundo, y con razón le llamó así, porque "primogénito" para nombrar al que nació primero, aunque el segundo no nació. Y el Señor "Se Acuesta en el pesebre", desde el principio enseñándonos humildad. Pero tal vez hizo esto para mostrar que vino a nuestro mundo, que es nuestro lugar, que se parecía más bien al mundo de los animales. Porque, así como el pesebre es un lugar donde los animales se encuentran bien, también el "pesebre" es nuestro mundo lugar donde nosotros, como animales vivimos, entonces vino el Señor para librarnos del estado decaído de estupidez y pecado en el que nos encontrábamos.
  • 24. 2, 8-14; Había en la misma comarca unos pastores, que dormían al raso y vigilaban por turno durante la noche su rebaño. Se les presentó el Ángel del Señor, y la gloria del Señor los envolvió en su luz; y se llenaron de temor. 10 El ángel les dijo: «No temáis, pues os anuncio una gran alegría, que lo será para todo el pueblo: os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un salvador, que es el Cristo Señor; y esto os servirá de señal: encontraréis un niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre.» Y de pronto se juntó con el ángel una multitud del ejército celestial, que alababa a Dios, diciendo: «Gloria a Dios en las alturas y en la tierra paz a los hombres en quienes él se complace.» Los pastores estaban "sentados en el campo y velaban", es decir, los campesinos tocando el silbido, o viviendo en el campo y trabajando, y se les apareció el ángel, para la paz y por su temperamento modesto, ya que su conducta se demuestra ser virtuosa al igual como de los justos. Porque incluso los mayores justos del antiguo testamento eran pastores, como Jacob, los Patriarcas, Moisés, David. Porque el ángel no se apareció en Jerusalén a los fariseos ni a los eruditos, porque aquellos eran vasos llenos de toda maldad, pero a los pastores simples y sin astucia que eran dignos de visiones piadosas, de este modo Dios mostrando, que los campesinos son incluso más simples que los demás, e inmediatamente incluso desde el principio los escogió y los hizo predicadores, para que ellos, yendo con alegría por todos los lugares anunciaran la buena nueva. Y el ángel "anunció una gran alegría, que", lo será para todo el pueblo, al que realmente es el pueblo de Dios. Pero también a todo el pueblo de los hombres, la "alegría" se convirtió por la encarnación de Dios. ¿Y qué muestra la alabanza de los ángeles? Es cierto que esto demuestra gratitud de los poderes e Arriba y su alegría por nosotros, los que estamos en la tierra, que hemos adquirido buenas acciones diciendo: "Gloria a Dios", que significa la luz divina que brilló alrededor de los pastores, para que sepan que él es solo el ángel de Dios que estaba delante de ellos y que ahora en la tierra "se hizo la paz”. Ya que antes de que la naturaleza humana tuviera enemistad ante Dios, pero ahora estaba tan reconciliado que incluso se ha unido con Dios, se ha unido con Aquel que se hizo carne. ¿Pero observa usted la "paz" de Dios para el hombre? La "paz" es el Hijo de Dios mismo, porque el Apóstol dice: "ÉL es nuestra paz" (Efesios 2, 14) La "paz", es decir, el Hijo de Dios, se hizo hombre en la tierra. Y " a los hombres en quienes él se complace ", es decir, el descanso de Dios, que ahora Dios descansó y le gusta, porque antes no vino, ni les gustó "entre los hombres". 2, 15-18, Y sucedió que cuando los ángeles, dejándoles, se fueron al cielo, los pastores se decían unos a otros: «Vayamos, pues, hasta Belén y veamos lo que ha sucedido y el Señor nos ha manifestado.» Y fueron a toda prisa, y encontraron a María y a José, y al niño acostado en el pesebre. Al verlo, dieron a conocer lo que les habían dicho acerca de aquel niño; y todos los que lo oyeron se maravillaban de lo que los pastores les decían.
  • 25. Estos pastores son la imaginación de los pastores espirituales, es decir de los Obispos. Por eso conviene que los obispos cuiden su rebaño pastoreándolo bien, es decir, cantar cosas espirituales y enseñar la fe correcta al pueblo; y así se harán dignos de visiones y apariencias divinas. "Belén" significa "casa del pan"; y cual otra será la casa del pan, si no la Iglesia, en la que se encuentra el "Pan divino" (Juan 6, 35), porque así el trabajo de los pastores para los oradores es encontrar el "Pan del Cielo" (Juan 6, 26-68), y después de recibir el "Pan", se lo ofrezcan a otros por predicarlo, como por ejemplo los pastores, al ver al Niño, dijeron también a todos los demás. 2, 19-20; María, por su parte, guardaba todas estas cosas, y las meditaba en su corazón. Los pastores se volvieron glorificando y alabando a Dios por todo lo que habían oído y visto, conforme a lo que se les había dicho. ¿Qué "palabras" guardó la Virgen? Algunos dicen que esas palabras que el arcángel le habló a la Virgen más lo que les dijo el ángel a los pastores. Porque la Virgen guardo estas palabras y todos estos residían en su corazón, es decir, los comparaba entre sí y de todos ellos uno sola verdad le confirmaba, de que Dios era su Hijo. Pero me parece que aquí estas cosas se llaman "palabras", porque lo que se dice, de esta manera: "Y María guardó todas “estas cosas” es decir, palabras, lo que digo ahora de lo que hablo - porque cuando la palabra está dicha, la cosa está hecha. Y los pastores regresaron, dando gracias a Dios " por todo lo que habían oído y visto, ", porque no tenían envidia, así como los judíos tenían. 2, 21-24: Cuando se cumplieron los ocho días para circuncidarle, se le dio el nombre de Jesús, el que le dio el ángel antes de ser concebido en el seno. Cuando se cumplieron los días de la purificación de ellos, según la Ley de Moisés, llevaron a Jesús a Jerusalén para presentarle al Señor, como está escrito en la Ley del Señor: Todo varón primogénito será consagrado al Señor y para ofrecer en sacrificio un par de tórtolas o dos pichones, conforme a lo que se dice en la Ley del Señor. Según los mandamientos que fueron dados por la Ley, hubo quienes los transgredieron y se encontraban bajo maldición, porque está escrito: “Maldito el que no persevere todas las cosas escritas en el libro de la Ley, para hacerlas”. Hoy en día nadie se hace justo por la ley Dios es una cosa clara, porque "la justicia por la fe vivirá". Pero la ley no es a través de la fe, sino que el que hace estas cosas vivirá por ellas. Cristo nos redimió de la maldición de la Ley, hecha maldición por nosotros porque está escrito: "Maldito todo el que es colgado en un madero". Entonces el Señor se circuncida, también en este cumplimiento De la ley –sin dejar fuera nada de lo que la ley ordena- y de este modo nos permite librarnos de la maldición. Muchos de los que dicen según alguna imaginación de que el Señor encarnado según una visión se engañan. ¿Cómo se circuncidó entonces, si después de la visión se encarnó? Todavía es inútil buscar dónde está la partícula que ha sido
  • 26. cortada, porque lo que la Escritura ha cubierto de silencio, no conviene rebuscar - y eso incluso cuando no sirve de nada saberlo. Pero es posible decir que entonces cuando esa partícula fue cortada, tocando la tierra la santificó, así como la sangre y el agua que fluyeron del cuerpo del Salvador cuando la lanza traspaso su costado. Y de maneras en lo que sabe, el Señor mantuvo esta partícula ilesa, y en la resurrección nuevamente tomándola, resucitó de entre los muertos, y en esto no fue privado de nosotros que también en la Resurrección, tomaremos nuestro cuerpo entero y perfeccionado. Y el evangelista quiere decir que no tan pronto como el ángel dijo: "vas a concebir en el seno y vas a dar a luz un hijo, a quien pondrás por nombre Jesús." (Lucas 1:31), el Señor fue concebido, pero después de eso, cuando quiso - que vean lo que dice el Señor aquí que "fue designado por el ángel, que antes de ser concebido en el útero". Incluso desde el mismo dialogo con el ángel se demuestra que no dijo "has concebido", sino "vas a concebir en el vientre", porque de esto se puede considerar que en esa hora verdaderamente se ha concebido el Señor. Pero no en el mismo instante en que el ángel habló, sino tal vez cuando terminó sus palabras y la Virgen Maria se entregó a la voluntad del Señor según las palabras del ángel. "Y se cumplieron los días de su purificación, según la ley de Moisés" - porque según la verdad la Virgen no tenía necesidad esperar los días de la purificación, que fueron cuarenta días, por el varón nacido. Porque en la Ley está escrito que “la mujer que reciba y dará a luz parte masculina..." (Levítico 12, 2), nuevamente La virgen no recibió simiente, porque había concebido del Espíritu Santo para dar a luz, y no necesitaba el cumplimiento de esta orden, pero queriendo cumplir la Ley, sube al templo. Pero ¿por qué por la parte masculina la mujer estaba inmunda siete días, y para la parte femenina 14días. La ley dice que “Cuando una mujer conciba y tenga un hijo varón, quedará impura durante siete días; al octavo día será circuncidado el niño “(Levítico 12, 2-5). Y esto porque la que dio a luz parte masculina un segundo Adán trajo al mundo, y si dio a luz parte femenina, dio a luz una segunda Eva, la vasija débil, la vara del engaño, la primera desobediencia. Y lo que dice la Ley: "que toda parte masculina que abre el vientre, Santo de Dios será llamado", verdaderamente sólo en el único caso de Cristo se ha cumplido, porque nadie más que Jesús abrió el vientre de la Virgen. Porque en las demás madres, el marido abre primero el útero de la mujer. Y la Ley mandaba ofrecer en sacrificio un par de tórtolas o dos pichones, mostrando cómo se crea el niño a partir de un acto puro de amor- que la tórtola es una criatura especial, de modo que incluso después de perder a su pareja, no vuelve emparejarse una segunda vez. Y si no hubiera tenido las tórtolas, entonces "dos pichones", para que la vida de ese niño sea bendecida con muchos nacimientos. 2, 25-32 Y he aquí que había en Jerusalén un hombre llamado Simeón; este hombre era justo y piadoso, y esperaba la consolación de Israel; y estaba en él el Espíritu Santo. Le había sido revelado por el Espíritu Santo que no vería la muerte antes de haber visto al Cristo del Señor. Movido por el Espíritu, vino al Templo; y cuando los padres introdujeron al niño Jesús, para cumplir lo que la Ley prescribía sobre él, le tomó en brazos y bendijo a Dios diciendo: «Ahora,
  • 27. Señor, puedes, según tu palabra, dejar que tu siervo se vaya en paz; porque han visto mis ojos tu salvación, la que has preparado a la vista de todos los pueblos, luz para iluminar a los gentiles y gloria de tu pueblo Israel.» Simeón no era un sacerdote ", sino un hombre que amaba a Dios y esperaba la venida de Cristo, para consolar a los judíos y liberarlos de la esclavitud bajo el pecado, incluso liberarles de bajo del dominio de los romanos y Herodes. Para el que creyó en Cristo verdaderamente era libre de reyes y de hombres que se honran a sí mismos. Miren a los Apóstoles: acaso ¿no eran ellos esclavos de los romanos? Pero ahora los emperadores romanos los honran y los adoran también, por lo tanto, Cristo les dio consuelo a los que eran israelitas Entonces este Simeón, impulsado por el Espíritu Santo, subió al templo cuando el Señor fue traído por su Madre y, recibiéndolo, confiesa ser Dios, porque dice: "«Ahora, Señor, dejar que tu siervo se vaya", por lo cual confiesa que es el Señor de la vida y la muerte. Y mirad cómo consideran los santos el cuerpo, por eso Simeón dice: "ahora suéltalo", como de una atadura "según Tu palabra", debido a la promesa que se hizo, de no morir hasta que vea a Cristo nacido de la Virgen. “En paz", dijo, como lugar de descanso, porque mientras vive, el hombre en la tierra está alborotado, según dice David, “Señor, ¿qué puedo yo esperar? En ti está mi esperanza” (Salmo 38, 9), y al morir, en paz se queda. pero de otra manera entenderás esta palabra "en paz", que significa "en la adquisición de la esperanza". Porque Simeón dice: " han visto mis ojos tu salvación, es decir, antes de ver al Señor, en mis pensamientos no existía la paz, esperándolo y cuidando siempre de cuándo vendrá. Y ahora, viéndolo y reconciliándome y despojándome de las preocupaciones, (por así decirlo) yo soy liberado." Y "salvación" llamó a la encarnación del Unigénito, que "ha preparado a la vista de todos los pueblos " Dios antes de todos los siglos, esta salvación "la preparó", para salvar al mundo y para mostrar Su encarnación, por esto se encarnó. La salvación es esto "luz para el descubrimiento de los gentiles", y para la iluminación de las naciones oscuras y "gloria" de los israelitas, que es Él, El Cristo, de aquel verdadero pueblo de Israel, porque del mismo Israel apareció el Señor; y se jactan de esta verdad los que tienen conocimiento del bien. Simeón les dijo esto. Pero se parece que para Simeón fueron las proféticas palabras de David: " Hartura le daré de largos días, y haré que vea mi salvación" (Salmo 90,16). 2, 33-35 Su padre y su madre estaban admirados de lo que se decía de él. Simeón les bendijo y dijo a María, su madre: «Este está puesto para caída, y elevación de muchos en Israel, y para ser señal de contradicción - ¡y a ti misma una espada te atravesará el alma! - a fin de que queden al descubierto las intenciones de muchos corazones. Simeón los bendijo a ambos, al que era considerado padre, pero dejándolo, se dirigió solamente a la verdadera madre: " Este está puesto para caída y elevación de muchos en Israel " a los que no creen, "y para la elevación"
  • 28. de los que creen. La fornicación cae, elevándose la sabiduría. Esta palabra, entendida sólo en el buen sentido, significa que está a punto de caer pasiones y malos pensamientos de todo creyente para la elevación de las virtudes y de todo pensamiento de amar a Dios. O, de otra manera, el Señor soporta la “caída”, por la maldad de nuestras almas, y el "levantamiento" con su resurrección por las cosas buenas. Así que pone una coma después de esta palabra: “hacia la caída”, luego comienza “y elevación de muchos”. El "signo" es la Cruz, que hasta ahora "suscita objeciones", es decir no es recibido por los incrédulos. Todavía se llama "signo" la encarnación como maravilloso Signo de Dios, porque Dios se hizo a sí mismo hombre, y la Virgen convertida en Madre. Y este "signo" - la encarnación de Cristo - " señal de contradicción ", porque algunos lo llaman ser el cuerpo del Señor del Cielo, y otros, según la imaginación o alucinación, y otros lo niega por completo. Por el alma de la Virgen - " una espada te atravesará" profetiza aquí el malestar durante la Pasión del Señor que causara a la Virgen, pero tal vez también llame "espada" al pensamiento que escandalice a la madre de Dios al ver tanta injusticia, siendo El Señor crucificado con tal crueldad, después de traer al mundo tanto bien y recibir en cambio tan atroz recompensa, Aquel que nacido sin semilla, que hizo tantos milagros, incluso resucitó los muertos, para ser crucificado, morir y ser escupido?" Y lo que dice “que queden al descubierto las intenciones de muchos corazones” muestra que "los pensamientos de muchos que se han escandalizado serán revelados; y después de que sean revelados, encontrarán pronta curación, lo mismo que incluso la Virgen y Madre de Dios se revelará y se mostrará lo que piensa por Cristo, entonces aún más se fortalecerá en la fe en Él". Los pensamientos de Pedro, cuando se negó tres veces de conocer a Cristo, pero se reveló el poder de Dios, de Aquel que luego lo recibió por arrepentimiento. De otra manera "se descubrieron los pensamientos de muchos corazones", porque Judas apareció como vendedor (Mateo 26, 48), y los que amaban a Cristo se mostraron en Su favor, como fue el caso de José de Arimatea, que vino a Pilato para pedir el cuerpo de Cristo y darle sepultura y como también fueron las mujeres valientes que estaban junto a la Cruz (Juan 19, 25, 38). 2, 36-40; Había también una profetisa, Ana, hija de Fanuel, de la tribu de Aser, de edad avanzada; después de casarse había vivido siete años con su marido, y permaneció viuda hasta los ochenta y cuatro años; no se apartaba del Templo, sirviendo a Dios noche y día en ayunos y oraciones. Como se presentase en aquella misma hora, alababa a Dios y hablaba del niño a todos los que esperaban la redención de Jerusalén. Así que cumplieron todas las cosas según la Ley del Señor, volvieron a Galilea, a su ciudad de Nazaret. El niño crecía y se fortalecía, llenándose de sabiduría; y la gracia de Dios estaba sobre él. El evangelista Lucas retrasa la historia de Ana, diciendo quién es el padre y cuál es su linaje, para que sepamos que en verdad está hablando, trayendo también como testigos a muchos, de los que también conocieron su padre y los parientes.
  • 29. Entonces Ana “sirviendo a Dios noche y día”, es decir, agradeciendo y dar testimonio de Dios a todos, porque el Señor es nuestro Salvador y Consolador, a los que esperaban la salvación. Y "después de haber cumplido con todo, regresaron a Galilea, a su ciudad Nazaret", porque Belén era también su ciudad, pero como patria, y Nazaret era como un lugar. Y Jesús iba creciendo con su cuerpo, llenándose de sabiduría, aunque podría haber sido desde el vientre de la Virgen en la medida de un hombre, pero entonces habría parecido la encarnación una fantasma. Para ello crece poco a poco, y a medida que crece se muestra la sabiduría de la palabra de Dios entonces, poco a poco mostrando una sabiduría natural, según la edad del cuerpo, por esto se dice que "crecía y se fortalecía con el espíritu" porque si, en vista de lo pequeño hubiera demostrado toda su sabiduría, entonces habría parecido un extraño milagro, entonces según su edad, Por tanto, la sabiduría que tenía la mostró poco a poco y la gracia de Dios estaba sobre él. 2, 41-50 41 Sus padres iban todos los años a Jerusalén a la fiesta de la Pascua. Cuando tuvo doce años, subieron ellos como de costumbre a la fiesta y, al volverse, pasados los días, el niño Jesús se quedó en Jerusalén, sin saberlo sus padres. Pero creyendo que estaría en la caravana, hicieron un día de camino, y le buscaban entre los parientes y conocidos; pero al no encontrarle, se volvieron a Jerusalén en su busca. Y sucedió que, al cabo de tres días, le encontraron en el Templo sentado en medio de los maestros, escuchándoles y preguntándoles; todos los que le oían, estaban estupefactos por su inteligencia y sus respuestas. Cuando le vieron, quedaron sorprendidos, y su madre le dijo: «Hijo, ¿por qué nos has hecho esto? Mira, tu padre y yo, angustiados, te andábamos buscando.» Él les dijo: «Y ¿por qué me buscabais? ¿No sabíais que yo debía estar en la casa de mi Padre?» Pero ellos no comprendieron la respuesta que les dio. El Señor asciende junto con los padres a Jerusalén, y a través de todas las cosas que hacían se muestra que no se opone a Dios, ni a aquellos que eran legisladores. Y cuando terminan los siete días de Pascua, El Señor se queda en Jerusalén escuchándoles y preguntándoles a los escribas sobre la ley, "y todos estaban asombrados." Para que sea conocido por muchos, maravillándose de Él, porque Su perfecta sabiduría es el fortalecimiento. La Madre de Dios llama a José "padre", sabiendo con certeza que no es el padre natural, pero para que los judíos, no piensen que Jesús nació como fruto de la fornicación, entonces "padre" le llama a Jose. Y de otra manera entender que padre se debe al cuidado y el servicio dedicado para alimentar y por el crecimiento, apropiado de un verdadero "padre", lo llamó, de alguna manera honrándolo el mismo Espíritu Santo con el nombre de "padre". Pero ¿por qué lo buscaban? ¿Considerando que se haya perdido como un niño? ¡Que no sea esto! Que ni siquiera la sabia María no pensaba así, ella que recibió tantas revelaciones para Él Niño, ni siquiera las de José, a quien le fue revelado por el Espíritu Santo tantas veces sobre Jesús. Pero lo estaban buscando al Señor, para que vea si no se ha alejado de ellos, si no se queda más con ellos. Y después que lo encontraron, la respuesta parece difícil de
  • 30. entender cuando que la virgen está llamando a José Su "padre", el Señor dice: "Este no es Mi padre verdadero, que, si así fuera, yo estaría en su casa; sino Dios es mi Padre, y por eso estoy en casa de mi Padre, es decir, en el templo". Pero "ellos no entendieron" lo que el Señor les hablaba, porque esto era un misterio. 2, 51-52: Bajó con ellos y vino a Nazaret, y vivía sujeto a ellos. Su madre conservaba cuidadosamente todas las cosas en su corazón. Jesús progresaba en sabiduría, en estatura y en gracia ante Dios y ante los hombres. El Señor obedeció a los padres, dándonos ejemplo a obedecer a nuestros padres. Y la Virgen " conservaba cuidadosamente todas las cosas en su corazón ", porque divinos eran las palabras que se decía el Niño; y no eran como los de uno de doce años, sino como de hombre perfecto. Y ved aquí cómo el evangelista, explicando lo que es "crecer en sabiduría" con la edad", demostrando que a medida que crecía con la edad, el Señor permitió que más y más de Su sabiduría se mostrara. Y Jesús progresaba en sabiduría y estaba lleno de "gracia ante Dios y ante los hombres": es decir todo lo que hizo, era de agrado de Dios y los hombres lo estaba alabado. Y primero está la palabra "a Dios", y después "a los hombres", porque primero es agradar a Dios, y luego al gusto de los hombres. Por lo tanto, cuanto más el Señor mostró Su sabiduría ante el pueblo, más comprendieron ellos y contaron que el Niño iba creciendo en sabiduría, aunque el Señor era la misma sabiduría de Dios y ser perfecto desde el principio. CAPÍTULO 3. Sermón de Juan Bautista. Su testimonio acerca de Cristo. El bautismo y el árbol genealógico de Cristo. 3, 1-3; En el año quince del imperio de Tiberio César, siendo Poncio Pilato procurador de Judea, y Herodes tetrarca de Galilea; Filipo, su hermano, tetrarca de Iturea y de Traconítida, y Lisanias tetrarca de Abilene; en el pontificado de Anás y Caifás, fue dirigida la palabra de Dios a Juan, hijo de Zacarías, en el desierto. Y se fue por toda la región del Jordán proclamando un bautismo de conversión para perdón de los pecados, El evangelista menciona debidamente el tiempo y los gobernantes, para que muestra que los gobernantes de Judá no estuvieron ausentes hasta la venida del Mesías, y ahora gobernaba Pilato, un hombre de otra raza, y cada uno de ellos gobernaba una cuarta parte los hijos de Herodes. Después de que Herodes, el asesino de los 4 mil niños, muriera dos años más tarde de la Natividad del Señor, el César ordenó que nadie tomara el reino para gobernar sobre los judíos, sino que fueran divididos entre los hijos de Herodes como muestra Aquí el Santo Evangelista. Y los llamó "tetrarcas", es decir, gobernantes de la cuarta parte, porque cada uno poseía una cuarta parte. Y después de la muerte de Cayus Tiberio tomó el reino de Roma. Pero Arquelao, acusado por sus súbditos,
  • 31. fue expulsado por Tiberio. Y fue enviado en su lugar desde Roma, el procurador de Judea Pilato del Pont. Por eso dice el evangelista Mateo que Arquéalo reinó en la tierra (Mateo 2, 22), y el evangelista Lucas dice aquí cómo reinaba en la tierra Pilato del Ponto. Y estos fueron dichos para testificar de que vino El Mesías, según la profecía de Jacob (Génesis 49, 10). Y el evangelista dice: " fue dirigida la palabra de Dios a Juan ", para que todos sepáis cómo llegó a dar testimonio por Cristo, no siendo impulsado por sí mismo, pero siendo movido por el Espíritu Divino; porque entenderás "palabra" o el Espíritu Santo, o mandamiento de Dios. Y "en el desierto" fue la palabra de Dios a Juan, porque mientras que los hijos del "desierto" -es decir, de la Iglesia entre los gentiles, (aquí San Teofilacto se refiere a la profecía: "que más son los hijos de la abandonada, que los hijos de la casada," (Isaías 54, 1) y llama "desierto" a los "abandonados", como uno quien, estando sin hombre, está sola pero se vuelven más numerosa que aquella "que tenía marido" (Isaías 54, 1) – que representa la sinagoga de los judíos: porque hijos de la abandonada son los hijos de la iglesia que pertenecía a los gentiles, que han superado muchísimo el número de los hijos elegidos, es decir “de la casada”; en consecuencia, se cumplieron la palabra y mandamiento de Dios, siendo Juan "en el desierto". Juan predicó al pueblo un " bautismo de conversión ", es decir, la confesión de los pecados, un bautismo que les ayuda "para el perdón de los pecados", cuyo perdón fue dado mediante el Bautismo de Cristo. Mencionamos que verdaderamente el bautismo de Juan no otorgaba el perdón de los pecados. El bautismo de Juan no dio el perdón de los pecados, pero le estaba enseñando al pueblo y estaba preparando a las personas para recibir el Bautismo de Cristo, quien perdona los pecados. 3, 4-6: como está escrito en el libro de los oráculos del profeta Isaías: Voz del que clama en el desierto: Preparad el camino del Señor, enderezad sus sendas; todo barranco será rellenado, todo monte y colina será rebajado, lo tortuoso se hará recto y las asperezas serán caminos llanos. Y todos verán la salvación de Dios. "El camino" es vivir de agrado a Cristo Dios, que Juan exige al pueblo para prepararse cada uno, porque el Señor pronto habrá de predicar con mucha elocuencia. Y "enderezad sus sendas " son los mandamientos de la Ley, porque las que hasta ahora tenían eran torcidas por tanto es necesario corregirlas que es lo que significa haciéndolas “rectas"; porque los fariseos las retorcieron y se rebelaron contra los mandamientos. Pero "camino" puede entenderse como el alma, y "sendas" como sus cosas. Por eso nos toca a nosotros cuidar nuestra alma, pero también los sentimientos y nuestro discernimiento “correcto" como Dios nos exhorta tener. Luego, como si alguien hubiera preguntado: "¿Y cómo conseguiremos esto, porque la buena acción es ardua y dura y muchos valles y dificultades tiene, tanto por las influencias y astucias del maligno demonio como por las pasiones que tenemos "