SlideShare una empresa de Scribd logo
LENGUAJE Y LITERATURA

TEXTO DE ESTUDIO PARA EXAMEN DE
            ADMISIÓN

        NUEVO INGRESO
            2007
Índice de contenido
Introducción............................................................................................................6

Unidad 1..................................................................................................................8
   1.1. La literatura antigua y Medieval..................................................................8
      1.1.1. La literatura de la época antigua occidental.........................................8
      1.1.2. La literatura de la época antigua griega...............................................9
      1.1.3. La tragedia griega..............................................................................11
      1.1.4. La Edad Media: Sociedad y Cultura...................................................12
      1.1.5. La España Medieval............................................................................14
   1.2. Sonidos, fonemas y letras...........................................................................17
      1.2.1. ¿Cuál es la función del sonido?............................................................17
      1.2.2. ¿Qué es la letra?..................................................................................18
      1.2.3. ¿Qué es el fonema? .............................................................................18
   1.3. La comunicación humana: las funciones del lenguaje...............................22
      1.3.1. Introducción.........................................................................................22
      1.3.2. La comunicación humana. Elementos.................................................23
      1.3.3. Las funciones del lenguaje..................................................................24

Unidad 2................................................................................................................27
   2.1. La literatura del Siglo de Oro.....................................................................27
      2.1.1. La literatura española del siglo XVI: El Siglo de Oro.........................27
   2.2. La oración simple.......................................................................................33
      2.2.1. Las unidades sintácticas......................................................................33
      2.2.2. Sintagma nominal y sintagma verbal..................................................34
   2.3. La noticia periodística y el reportaje..........................................................38
      2.3.1. Introducción.........................................................................................38
      2.3.2. La noticia y el reportaje entre los géneros del periodismo.................38

Unidad 3................................................................................................................43
   3.1. Manierismo y Barroco español...................................................................43
      3.1.1. Cervantes y Shakespeare: dos genios del Manierismo.......................43

                                                 Página 2 de 136
3.1.2. El barroco español: culteranismo y conceptismo................................48
   3.2. La estructura de la oración simple.............................................................52
   3.3. Los textos publicitarios...............................................................................57
      3.3.1. Introducción.........................................................................................57
      3.3.2. Los elementos del discurso publicitario..............................................58
      3.3.3. La estructura del anuncio publicitario................................................58
      3.3.4. Los recursos empleados en el texto publicitario.................................59
      3.3.5. Los textos expositivos..........................................................................61

Unidad 4................................................................................................................63
   4.1. Romanticismo y realismo............................................................................63
      4.1.1. Contexto socio-histórico......................................................................63
      4.2.2. El romanticismo latinoamericano ......................................................66
   4.2. Las oraciones compuestas..........................................................................69
      4.2.1. La idea de oración compuesta.............................................................69
      4.2.2. Las proposiciones coordinadas............................................................70
      4.2.3. Oraciones compuestas por yuxtaposición............................................73
   4.3. La técnica de la argumentación y los géneros periodísticos......................74
      4.3.1. Introducción.........................................................................................74
      4.3.2. La argumentación y el artículo editorial.............................................76
      4.3.3. El editorial y los tipos de argumentos.................................................77
      4.3.4. La estructura de un artículo editorial..................................................78

Unidad 5................................................................................................................82
   5.1. Literatura del siglo XX................................................................................82
      5.1.1. La literatura de vanguardia.................................................................82

          5.1.1.1 Acontecimientos sociohistóricos....................................................82

          5.1.1.2. Principales movimientos del vanguardismo literario....................84
      5.1.2. Narrativa del siglo XX.........................................................................86
      5.1.3. El teatro del siglo XX...........................................................................88
   5.2. La oración compuesta.................................................................................91
      5.2.1. Las oraciones subordinadas.................................................................91

                                                 Página 3 de 136
5.2.2. Las proposiciones subordinadas sustantivas.......................................93
   5.3. La disertación y el debate..........................................................................96
      5.3.1. Introducción.........................................................................................96
      5.3.2. La disertación como forma de expresión oral.....................................96
      5.3.3. El debate..............................................................................................99

Unidad 6..............................................................................................................101
   6.1. Literatura del Siglo XX en España...........................................................101
      6.1.1. La idea de Generación. La Generación del 98...................................101

          6.1.1.1. Contexto Socio-histórico.............................................................101

          6.1.1.2. Metas y alcances de la Generación del 98..................................102

          6.1.1.3. Características de la Generación del 98.....................................103

          6.1.1.4. Algunos representantes de la Generación del 98.......................103
      6.1.2. La Generación del 27.........................................................................105

          6.1.2.1 Metas y alcances de la Generación del 27...................................105

          6.1.2.2. Características de la Generación del 27 ...................................106

          6.1.2.3. Algunos representantes de la Generación del 27.......................107
   6.2. Las proposiciones subordinadas adjetivas...............................................109
      6.2.1. Las proposiciones adjetivas o de relativo .........................................109

            6.2.1.1. Nexos que introducen las proposiciones de relativo...............109

          6.2.1.2. El antecedente ...........................................................................110

          6.2.1.3. ¿Cómo se analiza una proposición adjetiva o de relativo?..........110
   6.3. La norma lingüística y el concepto de corrección....................................113
      6.3.1. Introducción.......................................................................................113
      6.3.2. Lengua, habla, norma lingüística ....................................................113
      6.3.3. El concepto de corrección lingüística................................................116

Unidad 7..............................................................................................................118
   7.1. Literatura latinoamericana y salvadoreña...............................................118
      7.1.1. La literatura del descubrimiento.......................................................118

                                                Página 4 de 136
7.1.2. Orígenes y desarrollo de la literatura salvadoreña...........................120

         7.1.2.1. Los precursores de la literatura salvadoreña ............................120

         7.1.2.2. El romanticismo y los esfuerzos por establecer las bases de una
         literatura nacional en El Salvador...........................................................122
      7.1.3. El realismo costumbrista en El Salvador                          .......................................125

         7.1.3.1. Ambrogi: precursor del costumbrismo.......................................126
   7.2. Proposiciones subordinadas adverbiales o circunstanciales....................128
      7.2.1. Las proposiciones adverbiales: estructura y funciones dentro de la
      oración.........................................................................................................128
      7.2.2. Clases de proposiciones adverbiales.................................................128
      7.2.3. Ejercicios de aplicación ....................................................................130
      7.2.4. Ejercicios...........................................................................................131
   7.3. El párrafo: definición y estructura .........................................................132
      7.3.1. Introducción.......................................................................................132

BIBLIOGRAFÍA....................................................................................................136




                                                Página 5 de 136
Introducción
   El presente volumen contiene el desarrollo de los principales contenidos que
se incluirán en la prueba de conocimientos, en la especialidad de Lenguaje y
Literatura, para la población de nuevo ingreso 2007, en la Universidad de El
Salvador.

   El documento está organizado por siete unidades de aprendizaje, la primera
de las cuales, introduce al tema de la literatura antigua y medieval, para después
dedicar un espacio al estudio de los fonemas, sonidos y letras, concluyendo con
el desarrollo de la comunicación humana y las diversas funciones del lenguaje.

   Por su parte, la segunda unidad está destinada a abordar la literatura
española del siglo de Oro, a la vez que se dedica un espacio para aproximarse al
estudio de la oración simple y dos géneros periodísticos informativos: la noticia y
el reportaje.

   La tercera unidad, por el contrario, inclina su atención por el estudio del
manierismo y el barroco en la literatura española, al tiempo que se revisa la
estructura de las oraciones simples y la complejidad de los textos publicitarios.

   En la cuarta unidad,      encontrará usted un acercamiento al tema de la
literatura romántica y realista en Europa, para luego dedicar un momento al
análisis de las oraciones compuestas y al estudio de la argumentación, reflejada
en la creación de textos editoriales.

   El contenido de la quinta unidad se inclina por brindar un panorama muy rico
acerca de la literatura del siglo XX en Europa, mientras que el componente
Lengua trata el tema de la oración compuesta. El componente Expresión aborda
en esta oportunidad los temas del debate y la disertación, como dos formas
específicas de exposición oral.

   El estudio de la literatura española del siglo XX en España, así como el
análisis de las oraciones con proposiciones subordinadas adjetivas, forman parte




                                  Página 6 de 136
de la sexta unidad de estudio. A su vez, el componente Expresión retoma un
espacio para acercar al tema de la norma lingüística y el concepto de corrección.

  Finalmente, la unidad número siete aborda temas relacionados con la
literatura latinoamericana, mientras que Lengua y Expresión, se destinan para el
análisis de las oraciones con proposiciones subordinadas adverbiales y el estudio
del párrafo como unidad estructural de un texto escrito.

  Esperamos que este material pueda ser de mucha ayuda para la población
aspirante a nuevo ingreso, con el mayor deseo de que, responda a las
expectativas de quienes el próximo año engrosarán las filas de esta honorable
casa de estudios superiores.




                                Página 7 de 136
Unidad 1
1.1. La literatura antigua y Medieval
   Objetivos:

   1. Destacar las características culturales y sociales de la época antigua y
      medieval.

   2. Identificar la presencia de las características socio-culturales de la época
      antigua y medieval en la literatura.

   3. Identificar la diferencia entre sonidos, fonemas y letras.

   4. Destacar la relación que existe entre los elementos de la comunicación
      humana y cada una de las funciones del lenguaje.



1.1.1. La literatura de la época antigua occidental.

   ¿Recuerda haber estudiado el tema d la edad antigua en la asignatura de
Estudios Sociales, en los niveles de educación básica o bachillerato? ¿Todavía
recuerda a qué se le denominaba edad antigua?. Pues entonces, si no es así,
trataremos de recordarlo. Se le llama edad antigua al período que arranca desde
la época de las grandes epopeyas de Homero (S. VII a. de C.), pasando por el
clasicismo grecorromano hasta llegar a la caída del Imperio Romano de
occidente (año 476 d. de C). Por razones de espacio, centraremos nuestra
atención específicamente en la literatura griega, a partir del período homérico
hasta el siglo V a.C, el cual fue conocido como la edad de oro de la antigüedad
griega.



   La antigüedad griega u occidental, se caracterizó por los siguientes aspectos
socio-culturales:




                                 Página 8 de 136
1. Fundación de las ciudades-estados: en las cuales los griegos (ciudadanos
     libres) se mezclaban.

  2. Desarrollo significativo de las artes: destacaron la cerámica, la talla en
     madera, las estatuillas de bronce; en el dibujo y la escultura, comienza a
     surgir el dinamismo de la figura humana.

  3. Variedad de dialectos: a pesar de que se hablaban varios dialectos en la
     región, la unidad religiosa se mantuvo firme. La religión de los griegos
     exigía ritos espectaculares para la adoración de sus dioses.

  4. Instauración de festejos deportivos y culturales en la ciudad de Olimpia.

  5. Construcción de templos en honor a las principales deidades: Zeus, Apolo,
     Minerva. Dichas estructuras arquitectónicas eran decorados con esculturas
     sobrias pero con una gran maestría.

  6. Producción agrícola: gran parte de los griegos se dedicaba a la agricultura,
     puesto que conocían los secretos y virtudes de dicha actividad, gracias a la
     obra poética-didáctica de Hesíodo, titulada: Los trabajos y los días.

  7. Expansión del comercio griego: Los griegos no sólo fueron buenos artistas
     y agricultores, sino que también excelentes marineros, lo cual les permitió
     extender sus productos por las regiones del mar Mediterráneo y el mar
     Muerto.



1.1.2. La literatura de la época antigua griega

  Sin duda alguna, el poeta de este período histórico fue Homero (siglo VII a. de
C). Según la tradición “… fue un poeta ciego, originario de Esmirna, que recorría
las ciudades griegas y los países del mar Mediterráneo recitando sus poemas en
las fiestas y banquetes de los señores o en las celebraciones populares” (Melgar,
1982:31). Sus dos obras de renombre universal son: La Ilíada y La Odisea. La
primera de ellas, es de carácter épico, es decir, celebra el heroísmo y la hazaña
de los griegos durante la guerra contra Troya. En cambio el segundo poema, La


                                Página 9 de 136
Odisea, canta no sólo la valentía y la destreza militar de Odiseo, sino que
también exalta la inteligencia y las virtudes morales del rey de Ítaca, quien logra
vencer los obstáculos en su camino a casa, después de haber luchado contra los
troyanos. Dicha obra está llena de paradigmas (modelos a seguir) y resplandece
con matices didácticos. Cabe mencionar, que la poesía épica fue apoyada por la
aristocracia militar y terrateniente con el propósito de rememorar las antiguas
glorias guerreras de los griegos (la guerra de Troya tuvo lugar en el S. XII a. de
C.).

   Por otra parte, la poesía lírica alcanzó gran brillo y auge durante la
antigüedad occidental (principalmente entre los siglos VII y Vi a.C). También la
lírica fue apoyada por los sectores aristocráticos de la sociedad griega, quienes
ya no experimentaban mucha predilección por los temas bélicos, y también
porque en Grecia se estaba viviendo un tiempo de mayor tranquilidad. Entre los
poetas líricos más sobresalientes de esa época, destacan: Tirteo de Atenas,
Arquíloco de Paros, Safo de Lesbos, Anacreonte de Teos. Entre las formas más
sobresalientes de la lírica mencionaremos: la oda, la elegía, el yambo satírico y
los cantos corales. Los temas palpitantes en aquella poesía lírica fueron: el amor,
los placeres del vino y la gloria de los triunfos deportivos. Mención especial
merece el Yambo satírico, el cual era un poema de burla ingeniosa y de crueles
ataques en contra de los vicios y deseos avarientos. Esta forma poética fue
cultivada gentilmente por Arquíloco de Paros. Presentamos a continuación los
versos de un yambo satírico.



                     MENOSPRECIO DE LAS RIQUEZAS

                                Arquíloco de Paros

                                Huid, vana opulencia,

                       y vosotras al par, grandezas tristes;

                      ¿Mendigaré yo acaso en mi indigencia

                               vuestros falsos favores?

                                  Página 10 de 136
Hay bienes aun más dulces que no gozan

                     los que son vuestros necios amadores.

                        y yo olvido a la vez esos pesares

                      que os siguen y el espíritu destrozan



1.1.3. La tragedia griega

  ¿Qué ideas tiene usted acerca de la tragedia? ¿Cree que todas las personas
estamos expuestas a sufrir alguna tragedia en la vida? ¿Considera usted que las
tragedias son más frecuentes hoy en el siglo XXI que en las épocas anteriores? El
presente contenido desarrolla el tema de la tragedia, pero vista desde una
perspectiva literaria, es decir, los grandes conflictos del ser humano recreados
por medio de los escritores de épocas pasadas.

  La tragedia griega, como forma del género dramático, tiene sus orígenes en
las festividades religiosas que, en tiempos muy remotos, los campesinos griegos
celebraban en honor a Dionisios (dios del vino y la fertilidad). En dicha
festividad, se entonaba un himno dedicado al dios del vino. Posteriormente, el
ditirambo no sólo se cantó, sino que se acompañaba de danzas en las calles y
plazas y, como es lógico, ya para esta fase de desarrollo, no sólo participaban
campesinos sino que también diversos sectores de la sociedad. En el siglo VI,
Orión, un ciudadano de Corinto, le impregnó una forma culta al ditirambo. Luego
fue Tespis, quien incorporó un personaje para que dialogara con el corifeo (jefe
del coro). En el año 534 a. de C., Pisístrato (600-527 a. de C) tirano de Atenas,
dispuso que durante las fiestas en honor a Dionisios, tuvieran lugar concursos de
representaciones de obras dramáticas.

  Entre los grandes escritores de tragedias clásicas tenemos a los siguientes:
Esquilo (525-455 a. de C.), entre cuyas obras trágicas sobresalen: Las
suplicantes, Prometeo encadenado. Por otra parte, también encontramos a
Sófocles (496-406 a. C) célebre autor de Edipo Rey y Antífona. Y finalmente



                                Página 11 de 136
referimos a Eurípides (480-406 a. de C) famoso autor de                    Las Troyanas,
Electra, Andrómaca, Las Bacantes.

  Vale destacar, que en la antigua Grecia la tragedia cumplió una finalidad
ideológica y política, así por ejemplo, se expresaba una noción del destino como
algo   ineludible   (del   destino   nadie    podía     escapar);   la   tragedia    también
manifestaba los conflictos generados entre la ley y la ética, lo cual se puede
advertir en Las Suplicantes y Antífona. Así mismo, la tragedia propugnaba,
además, por ciertas lecciones de moral y religión.



1.1.4. La Edad Media: Sociedad y Cultura

  ¿Recuerda usted algo acerca del período histórico conocido como la edad
media? Lo más probable es que sí, ya lo haya usted escuchado en sus estudios de
Bachillerato. Repasando un poco sobre este tema, diremos que la edad media es
la etapa de la historia que se extiende desde el año 476 de nuestra era (fin del
Imperio Romano de occidente) hasta el año 1453 d. de C.

  Desde una óptica social, la edad media estuvo caracterizada por la
instauración de un sistema socio-económico llamado feudalismo, el cual
experimentó su apogeo en el siglo XII d. de C. Este sistema desapareció en el
siglo XV, cuando se encontraba en sus albores la época del renacimiento.

  Feudalismo proviene del vocablo “feudo” que significa tierra, de ahí que fue
una especie de comunidad agrícola rural gobernada por el propietario: el señor
feudal. Las personas que vivían en los terrenos del señor feudal trabajaban la
tierra y entregaban una considerable parte al propietario de las tierras. Las
personas que dependían del Señor feudal se llamaban vasallos. Cada señor
feudal ejercía soberanía en su propiedad, imponía leyes, administraba justicia y
además mantenía legiones guerreras.

  El   feudalismo    era    una   organización     rígidamente      estratificada,    estaba
integrada por los nobles (reyes), altos dignatarios del clero, señor feudal, los
caballeros, vasallos y campesinos. Con respecto a los caballeros, se puede

                                     Página 12 de 136
afirmar que esta clase de personas, dado su grado de fidelidad al rey y al señor
feudal, gozaba de prestigio en la sociedad medieval.

   En el mismo sentido, necesario es recalcar que la figura del caballero era en
realidad heroica: defendía el reinado y toda la comarca contra los invasores.
Muchas leyendas se entretejieron en torno a esta clase de personaje. Además,
muchos de los poetas de la época, en su mayoría anónimos, se dedicaron a
cantar las hazañas de esta clase de héroes. En Francia, por ejemplo, surgió la
epopeya (composición cuyo centro de interés era cantar las hazañas de un
guerrero) titulada La canción de Rolando, inspirada en las proezas de Rolando
Gualterio, paladín de Carlomagno, quien con su valor y su espada logró derrotar
a los enemigos de su monarca. En Alemania, además, apareció el poema de Los
Nibelungos, el cual refiere las batallas de Sigfrido, en contra de unos extraños
personajes de la mitología germánica, los nibelungos, quienes se han apoderado
de un valioso tesoro real.

   Por otra parte, desde el punto de vista cultural, el medioevo se caracterizó por
el predominio de la filosofía escolástica (religiosa) en los círculos de estudio. La
educación en la Edad Media estuvo controlada por el poder religioso, debido a lo
cual, lo artístico se mezcló con la temática religiosa, impregnando así la pintura,
la escultura y la arquitectura, las cuales estuvieron saturadas de un carácter
eclesiástico, es decir, que se encontraba al servicio de los intereses de la iglesia.
Por su parte, la literatura se dedicó a resaltar los valores éticos y morales de la
época, entre los que destacaban: la lealtad al rey, y la valoración del amor divino
por encima del amor humano.

   Algunos pensadores han calificado la edad media como una “época
oscurantista” debido a que no se dio impulso a la actividad científica; además,
porque tampoco se admitieron posturas filosóficas contrarias a la escolástica.

   Un aspecto cultural sobresaliente que se debe destacar en la edad media, es
que durante esa época, y principalmente en el siglo XII d. de C, surgieron en
Europa las primeras universidades, entre las que se menciona la universidad de
Bolonia (Italia), la cual se destacó por los estudios de derecho y por ser la

                                 Página 13 de 136
heredera de la sabia jurisprudencia romana, la cual analizó con elevado rigor y
perspicacia. Posteriormente, se fundó la universidad de París, la cual se dedicó a
los estudios de teología y filosofía escolástica. “La Universidad dependía del
Papa o del soberano. …Los estudios abarcaban las siguientes ramas: teología,
derecho y medicina” (Durif, 1976: 432).



1.1.5. La España Medieval

   La edad media en España inicia con la invasión árabe a la península ibérica
en el siglo VIII d. de C y concluye a finales del siglo XV. Durante esa invasión, los
musulmanes expulsaron a los visigodos (pueblos germánicos) quienes desde el
siglo V d. de C. habían dominado la mayor parte del territorio español. La edad
media en el plano socio-político estuvo caracterizada por la dominación árabe en
muchas ciudades de la península. Los moros o árabes pretendieron imponer su
religión: el Islamismo, y, como era obvio, dichas concepciones religiosas
chocaban con el pensamiento cristiano de la época. Por eso, los españoles al
mando de reyes y caudillos cristianos emprendieron las luchas por la reconquista
del territorio hispánico.

   La edad media en España, culturalmente hablando, no significó un período
oscurantista en el amplio sentido del vocablo, sino que el medioevo representó
para España la concreción de un sincretismo, es decir, la oportunidad para que
coexistieran, a pesar de la guerra, tres formas de cultura: cristiana, árabe y
judía. En las ciudades españolas en las que se establecieron los árabes: Toledo,
Córdova, Sevilla y Granada, entre otras, estas tuvieron un gran florecimiento
“artístico, literario y científico…con sus poetas, astrónomos, matemáticos,
médicos y arquitectos” (Del Rio, 1982: 73)

   Los judíos, por su parte, en el ámbito literario dieron un valioso aporte con la
incorporación de una forma poética desconocida en la Europa de aquel tiempo.
Nos referimos a la jarcha, breve composición lírica, cuyo tema predilecto es el




                                 Página 14 de 136
amor. Hay un parecido en cuanto al acento con los inmortales versos del Cantar
de los cantares de Salomón. He aquí un bello ejemplo de jarcha:



                              Vase mi corazón de mí.

                              ¿Ay Dios, si me tornará?

                         Tanto es mi dolor por el amado.

                         Enfermo está ¿Cuándo sanará?



  En la España medieval, la poesía, género que tuvo más proyección, abarcó
tres clases: a) Poesía trovadoresca b) Poesía clerical c) Poesía juglaresca.



  La poesía trovadoresca: Fue cultivada por los trovadores, poetas de las
cortes feudales y de las altas clases. Sus temas eran los sentimientos amorosos.
Su estilo era refinado y con buen gusto estético. Los trovadores, por lo general,
eran señores de la nobleza.

  La poesía clerical: Escrita por los poetas de los monasterios e iglesias. Era
poesía ajustada a moldes métricos, versaba sobre tópicos referentes a asuntos
religiosos y morales. Uno de los poetas clericales de renombre fue Juan Ruiz
(1283-1350) conocido como el Arcipreste de Hita, autor del Libro de buen
amor. Al conjunto de toda la poesía cultivada por los clérigos se le conoce con el
nombre de “Mester de Clerecía”.

  Lea a continuación los siguientes versos del Arcipreste de Hita:

                    A todas las mujeres tu amistad nos conviene.

                 No amarás sino a aquella que a tu espíritu aviene.

                   Lo otro es amor baldío que en locura deviene.

                Siempre será mezquino quien vano amor mantiene.



                                 Página 15 de 136
Poesía juglaresca: Es la poesía popular, se escuchaba en las plazas, aunque
también a veces en palacios y castillos. Esta clase de composición era cultivada
por los juglares, personas sin gran preparación académica, pero poseedores de
una rica y espontánea inspiración. Eran poetas-declamadores que deambulaban
de pueblo en pueblo recitando historias de caballeros, o exaltando el relato
glorioso de algún suceso de la ciudad. Su trabajo poético se enmarca dentro del
“Mester de Juglaría”. Los juglares son los creadores en España de la poesía épica
conocida también como los Cantares de gesta, dentro de los cuales se ubica el
Poema de Mío Cid, de carácter anónimo. La obra exalta las luchas heroicas de
Ruy Díaz de Vivar, quien con una hueste de soldados guerreros castellanos lucha
por expulsar a los moros de suelo español. He aquí un breve fragmento del
Poema de Mío Cid:



               Se esparcían las noticias por aquellas tierras todas,

                Llegando a conocimiento del conde de Barcelona

                  De que mío Cid Ruy Díaz corría su tierra toda,

                    Lo que le causa pesar y por ultraje lo toma.




                                Página 16 de 136
1.2. Sonidos, fonemas y letras


   La lengua se manifiesta en cada acto de comunicación de los hablantes. A
partir de los posibles actos de habla en esa lengua dada, se llega a establecer su
sistema y las reglas con que se maneja.

   Todo acto de habla se manifiesta en una secuencia de sonidos que emite el
hablante, cuya asociación evoca ciertos significados. Por ejemplo, la serie de
sonidos representados en la escritura de la palabra “lápiz” nos evoca el concepto
de un objeto alargado que sirve para escribir. Por consiguiente, en el acto de
habla, coexisten una secuencia de signos y otra de sonidos. Ambos componentes
están combinados y ordenados conforme a las reglas propias de cada lengua. La
Lingüística se encarga del estudio de los signos y sus combinaciones, y dentro de
ella, como ciencia, se incluyen la fonética y la fonología.

   La fonética estudia la forma física y fisiológica de los sonidos del lenguaje en
su realización concreta, independientemente de su función lingüística; mientras
que la fonología estudia la función de los sonidos del lenguaje dentro del sistema
de comunicación.

   Así como una cerilla y un encendedor no son iguales en lo físico, una /a/
pronunciada por un anciano, físicamente puede no ser igual a una /a/
pronunciada por una niña. Su función comunicadora, sin embargo, es la misma.



1.2.1. ¿Cuál es la función del sonido?


   La función del sonido lingüístico es diferenciar los significados

   La función de /p/ en “pino” nos hace pensar en un árbol.

   La función de /b/ en “vino” nos hace pensar en una bebida.




                                  Página 17 de 136
La pronunciación figurada nos enseña a representar el sonido de las palabras
por medio de un alfabeto particular: el Alfabeto Fonético internacional (AFI)

   Para pronunciar la palabra casa transcribimos /kasa/.

   En cambio, para escribir las palabras, las frases, las oraciones, nos valemos
de las letras.



1.2.2. ¿Qué es la letra?

   La letra es un signo gráfico que existe en cantidad limitada. El conjunto de
letras constituye el alfabeto. En la lengua española empleamos dos alfabetos:

   1. El alfabeto fonético, que nos sirve para transcribir las pronunciación de las
      palabras.

   2. El alfabeto ortográfico, que nos sirve para transcribir las palabras en la
      comunicación escrita.



1.2.3. ¿Qué es el fonema?

   El fonema es una letra escrita entre dos diagonales: /a/,        /b/,   /s/, /d/,   o
corchetes [a], [b], [s], [d]. El fonema representa los sonidos lingüísticos con todas
sus características y propiedades (el fonema pertenece a la lengua y el sonido al
habla).

   El fonema es la unidad distintiva mínima, capaz de permitir diferenciar los
significados en el lenguaje hablado. Cada fonema representa un sonido, pero no
siempre está representado por una sola letra o grafía. Por eso, el sistema
fonológico (que representa los sonidos) y el alfabeto ortográfico (las grafías o
letras) con que se escribe el español, no guardan entre sí una exacta
correspondencia.




                                 Página 18 de 136
Por sus características articulatorias, los fonemas del español se clasifican
en:

  a) Fonemas vocálicos.

  b) Fonemas consonánticos.



  Cada fonema representa un sonido, pero no siempre está representado por un
sola letra o grafía. Por eso el sistema fonológico (que representa los sonidos y el
alfabeto ortográfico las grafías o letras) con que se escribe el español, no
guardan entre sí una exacta correspondencia.

  El español posee fonemas que se realizan en vocales, y fonemas que se
realizan en consonantes. La diferencia entre ambos alfabetos consiste en lo
siguiente:



  Fonemas                  Se realizan en las letras

  /a/                  A

  /b/                  B, V

  / ch /               CH

  /d/                  D

  /e/                  E

  /f/                  F

  /g/                  G, GU, (GA- GO- GUE- GUI)

  /i/                  I, Y (sin vocal posterior)

  /j/                  J, G (JA- JO- JU- GE- GI)

  /k/                  K, C, QU (CA- CO-CU- QUE- QUI)

  /l/                  L

  / ll /               LL, Y ( Y inicial de sílaba)

                                 Página 19 de 136
/m/                      M

  /n/                      N

  /ñ/                      Ñ

  /o/                      O

  /p/                      P

  /r/                      R

  / rr /                   R (inicial) RR intervocálica

  /s/                      S, X, Z, C

  /t /                     T

  /u/                      U, w (w de origen inglés)



  La letra h no representa sonido (ni fonema), solamente tiene valor ortográfico.



  Ejercicios:

  Conteste las siguientes expresiones, consulte el esquema anterior cuantas
veces lo considere necesario.

     1. Cada       fonema          representa       un   _________        de       los   que       realmente
           pronunciamos (el          fonema / s / representa el primer sonido de las
           palabras silla, sapo y cera).

     2. Cada fonema no siempre está representado, cuando escribimos, por una
           sola ________ o grafía.

     3. En español, los siguientes cinco fonemas se realizan en vocales:

           /   /       /    /            /   /           /    /       /        /

     4. Los fonemas que se realizan en consonantes y a los que corresponde,
           sin desajustes, una sola letra, son: /             /       /        /         /     /        /   /
           /   /       /       /         /      /         /       /

                                        Página 20 de 136
5. Escriba los correspondientes fonemas de las letras dobles:                    Ch /    /
     ll /   /       qu /    /           rr /   /        gu (más e o i) /      /



Verifique sus respuestas y continúe con el mismo proceso.

1. Las dos letras a las que corresponde el fonema / b / son: la _______ (bueno)
  y la ______ (vaca).

2. Las dos letras a las que corresponde el fonema / Y / son: la ________ (yema)
  y la ______ (lleno).

3. Las dos letras que corresponden al fonema / rr / son la ________ (grito) y la
  _______ (arra).

4. Las dos letras a las que corresponde el fonema / g / son : la _____ (gama,
  goma, gusto) y la letra doble ______ (guerra, guiso) .

5. Las dos letras a las que corresponde el fonema / j / son: la ______ (jarra,
  jota, justo) y la ________ que precede a e o a i (gesto, giro).



Complete otra vez.

1. Las tres letras con que se escribe el fonema / k /                      son: la _________
  (kilómetro) la letra doble ________ (queso), y la ________ que precede a las
  vocales a, o, u, (casa, cosa, cuesta).

2. Las tres letras con que se escribe el fonema / s / son: la ______ saco, la
  ______sapo), y la _______que precede a las vocales e o i (cepo, cita).

3. La letra x corresponde a dos sonidos representados por sus respectivos
  fonemas: /        / y /       /.

4. Puesto que la letra h no corresponde a ningún sonido ni, por lo mismo, a
  ningún ____________, solo tiene valor _____________.

5. La letra w sólo se usa en español en palabras procedentes del __________ (y
  en ese caso suena como “u”).


                                     Página 21 de 136
1.3.     La       comunicación        humana:           las       funciones        del
lenguaje
1.3.1. Introducción


  ¿Podría usted vivir por lo menos un día, absolutamente aislado o aislada de los
demás, sin poder intercambiar con ellos ninguna información? ¿Cree que si eso
sucediera, su vida transcurriría con entera normalidad o repercutiría en sus
emociones a tal grado que ocasionaría un caos en su vida cotidiana?

  El ser humano es un animal social. Esta es una característica que nos vuelve
completamente diferentes del resto de los seres vivos. Y es que en realidad,
desde que venimos a este mundo, no podemos evitar que nuestra vida transcurra
lejos de personas con quienes constantemente intercambiamos información. Los
nueve meses de gestación en el vientre de nuestra madre, constituye de suyo la
primera experiencia de comunicación con que nos enfrentamos al arribar a este
mundo.

  Luego viene la adquisición de un lenguaje y, con el paso de los años y en el
contacto con la vida escolar, ejercitamos la habilidad para describir nuestras
vivencias y para contar lo que nos ocurre por medio de la palabra, como
herramienta fundamental de comunicación. Empleamos, entonces, determinados
esquemas para organizar la información y así podemos compartir con los demás,
en forma ordenada y clara, nuestros pensamientos, sentimientos e ideas.

  Lo que no debemos olvidar, es que el término mismo de comunicación, incluye
en su relación etimológica la denotación de “estar en comunidad” cada vez que
nos relacionamos con los demás, bien sea mediante la palabra, o a través de
cualquier otro sistema de comunicación. En resumen: no podemos vivir aislados
del mundo que nos rodea y, si así ocurriera, siempre estaríamos en comunicación
con    nosotros   mismos,   reclamándonos    el     derecho   a   vivir   en   constante
comunicación con el resto de los seres humanos y con la realidad circundante.


                                 Página 22 de 136
Recordemos que el monólogo es, curiosamente, la comunicación que sostiene
una persona consigo misma. Entonces, no hay escapatoria alguna para vivir sin
comunicación.



1.3.2. La comunicación humana. Elementos


   Los seres humanos vivimos en un mundo en el que resulta difícil mantenernos
aislados de todo lo que ocurre a nuestro alrededor. Desde el amanecer hasta el
anochecer, nuestra vida transcurre en medio de una serie de ambientes que,
segundo    a   segundo,   nos   bombardean     con   cantidades   exorbitantes   de
información.

   En ese ambiente, siempre hay alguien que se encarga de transmitir un
mensaje, y esa persona recibe el nombre de emisor. El mensaje que se transmite
va siempre dirigido a alguien en particular que se conoce como receptor, el cual
recibe la información muy bien organizada, gracias al empleo de un código, que
utiliza como medio de desplazamiento un canal determinado. De esta manera,
emisor y receptor intercambian impresiones, información, ideas y pensamientos
acerca del contexto o medio en que se llevó a cabo la experiencia de interacción.

   Como podrá notar, la experiencia de comunicación humana demanda la
participación de una serie de elementos: emisor, receptor, mensaje, código, canal
y contexto, los cuales, en su conjunto, permiten el desarrollo de una actividad
que, más que consistir en el intercambio de información, influye grandemente en
la naturaleza humana, convirtiéndose así en un proceso de producción de nuevas
significaciones.

   ¿Qué ocurre cuando en la experiencia comunicativa alguno de esos elementos
adquiere más relevancia que otros?

   Cuando esto ocurre, entonces debemos hablar de las funciones del lenguaje
(que más bien debería decirse las funciones de la lengua), lo cual implica que en
el ejercicio de la comunicación, el lenguaje, como herramienta fundamental de

                                 Página 23 de 136
interacción humana, orienta su atención hacia alguno de los elementos
fundamentales del proceso de comunicación.

   Veamos a continuación cómo es que se lleva a cabo ese proceso. Note, por
favor, la estrecha relación que existe entre cada función del lenguaje (de la
lengua) y cada uno de los elementos que intervienen en la comunicación
humana.



1.3.3. Las funciones del lenguaje


   En realidad, cuando hablamos de este tema, deberíamos referirnos, más bien,
a las funciones de la lengua, pues ciertamente es esta herramienta humana la
que para algunos teóricos desempeña una variedad de funciones en el proceso
de comunicación. Cada una de esas funciones, coincide con determinados
propósitos que los seres humanos tenemos para utilizar el lenguaje (o la lengua,
entendida, como ya hemos visto, como un sistema de comunicación), de modo
que podemos registrar seis razones (o funciones) que indican claramente para
qué nos sirve el lenguaje (lengua).

   Un detalle muy importante respecto a las funciones del lenguaje (lengua), es
que en cada mensaje verbal que transmitimos, siempre hay ciertos índices
lingüísticos que sirven como indicadores de que una función determinada del
lenguaje (lengua) es la que prevalece en el mensaje.

   Por ejemplo, en un enunciado como el siguiente: Me arrepiento de lo que dije,
el pronombre personal “Me”, además de los verbos conjugados en primera
persona del singular, indican que la persona que habla está interesada en
transmitir información que tiene que ver con su persona. Por lo tanto, la función
del lenguaje (lengua) que predomina es la función expresiva o emotiva, puesto
que la atención está centrada en el EMISOR del mensaje.




                                Página 24 de 136
Por el contrario, si le digo a alguien: Ve tú y pregúntale, rápido advertiremos
que tanto el pronombre personal “TÚ”, como la presencia de los verbos en modo
imperativo, constituyen indicios de que la atención se ha dirigido hacia el
RECEPTOR del mensaje, por lo que nos encontramos frente a una función
apelativa del lenguaje (lengua).

  Aparte de lo anterior, si optáramos por dirigir la atención de nuestro acto
comunicativo hacia el CANAL que se desempeña como vehículo de la
comunicación, la función que destacaría recibiría el nombre de función fática. Un
ejemplo muy típico de que está presente esta función, lo encontramos en las
conversaciones telefónicas, cuando al interrumpirse la comunicación, lo primero
que las personas dicen es un famoso: “Aló”, como queriendo comprobar si el
circuito o el canal que estamos empleando para la interacción personal todavía
se encuentra disponible. El saludo que cruzamos con muchas personas, bajo el
acostumbrado: “Hola, qué tal, nos vemos”, es una muestra más de la presencia
de la función fática del lenguaje (lengua). Note cómo, a diferencia de las otras
funciones, esta función del lenguaje no tiene como propósito fundamental
aportar algo nuevo en la comunicación.

  Otra función más que también opera en una experiencia comunicativa, es la
función referencial. A través de ella es posible intercambiar información acerca
del mundo que nos rodea, por lo que en los mensajes marcados con esta función,
destaca el empleo de verbos en tercera persona, generalmente conjugados en el
modo Indicativo. Veamos: El planeta Tierra está cubierto por una capa de ozono.
El elemento del proceso de comunicación hacia el cual se dirige la atención es el
CONTEXTO. Esta función del lenguaje demanda un elevado nivel de objetividad
en el manejo de la información.

  Pero si la atención se orienta hacia el CÓDIGO que sirve para organizar el
mensaje, la función determinante es aquella conocida como metalingüística. Una
característica fundamental de esta función, consiste en que nos encontramos
utilizando el lenguaje (lengua) para hablar del lenguaje (lengua) mismo. Es una
función que está presente de manera muy clara en los diccionarios (cuando se


                                   Página 25 de 136
define el significado de una palabra), en las gramáticas o en cualquier mensaje a
través del cual se reflexiona sobre la organización, la estructura o los elementos
del lenguaje (o de la lengua). Un ejemplo de mensaje en el que predomina la
función metalingüística lo encontramos en: Una oración gramatical está siempre
formada por dos miembros principales: un sujeto y un predicado. Cada uno de
estas estructuras cuenta con una palabra principal que reconoceremos como su
núcleo.

  Finalmente, nos queda una función más por tratar. Es el caso de la función
POÉTICA, en la cual toda la atención de la comunicación se orienta hacia el
MENSAJE. Cualquier texto con intención literaria constituye un ejemplo
oportuno de que esta función está presente. Ejemplo: Eran mares los cañales
que yo contemplaba un día. Note cómo aparecen algunos indicios propios de una
función poética en el texto: por un lado, el empleo de figuras literarias (la
metáfora, en este ejemplo) y por otro, el manejo de la connotación, es decir, ese
interés del escritor por comunicar algo más de lo que el mensaje textualmente
puede decir. Se trata, en suma, de la construcción de significados adicionales a
los ya existentes o comunicados por el texto.




                                Página 26 de 136
Unidad 2
2.1. La literatura del Siglo de Oro


   Objetivos de la unidad:

   1. Analizar las causas que propiciaron el surgimiento del Siglo de Oro
      Español.

   2. Conocer las particularidades de la literatura del siglo de oro español.

   3. Reforzar el conocimiento acerca de       la estructura de la oración simple,
      particularmente lo referente a la estructura y funciones del sintagma
      nominal, adjetival y verbal.

   4. Caracterizar la noticia y el reportaje como dos géneros del periodismo
      escrito.



2.1.1. La literatura española del siglo XVI: El Siglo de Oro


   ¿Qué entiende usted por siglo de oro? ¿Cree usted que se refiere a un período
de mucha bonanza económica? Bueno, en el caso del cual nos ocupamos,
diremos que “siglo de oro español” se refiere al florecimiento literario en la
mayoría de los géneros: poesía, prosa, teatro. Este período comprende           dos
centurias: S. XVI y XVII, específicamente durante los reinados de los tres Felipes:
II, III y IV. Según los historiadores de la literatura, el siglo de oro español se
divide en tres períodos:

   Primer período: el inicial. Predomina el florecimiento de la poesía lírica.
Entre los poetas representantes destacan: Juan del Boscán, Garcilaso de la Vega,
Gutierre de Cetina, Fray Luis de León, Fernando Herrera.




                                 Página 27 de 136
Segundo período: del apogeo. Caracterizado por el dominio de la prosa y el
teatro. Dentro de la prosa figuran Miguel de Cervantes, Francisco de Quevedo;
en el teatro destacan: Lope de Vega, Pedro calderón de la Barca, Tirso de Molina
y Ruiz de Alarcón. En esta segunda etapa tiene presencia la literatura ascética y
mística con Fray Luis de León y San Juan de la Cruz.

  Tercer período: el de la decadencia. Coincidió con el reinado de Felipe IV.
Esta fase postrera del Siglo de Oro corresponde al estilo del barroco del S. XVII
(de esta tendencia hablaremos más adelante).

  Al preguntarnos ¿qué propició esa edad de oro o de florecimiento para la
literatura española? A continuación presentamos algunos de los principales
factores que hicieron posible el Siglo de Oro en España.

  1. El renacimiento, y por consiguiente la invención de la imprenta introducida
     en España en 1474.

  2. La protección de los reyes a los sabios, artistas y escritores.

  3. La unidad religiosa, gracias a la derrota de los bárbaros, llevada a cabo por
     los reyes católicos.

  4. La renovación de los estudios, promovidos por el cardenal Cisneros y el
     estudio de la razón a nivel eclesiástico      que promovió la Compañía de
     Jesús.

  5. El descubrimiento y conquista de América: dicho acontecimiento le
     permitió a España el aumento de sus riquezas y le otorgó estatus militar.
     Además, las luchas por la conquista de América despertaron la inspiración
     de sus poetas-soldados; uno de ellos, por cierto, llamado Alonso de Ercilla
     (1533-1594) escribió el poema épico titulado: La Araucana.

  6. El contacto cultural que la península mantuvo con Italia, cuna del
     renacimiento, permitió la influencia sobre escritores españoles tales como:
     Juan Boscán, Garcilaso de la Vega, Fray Luis de León y otros no menos
     importantes.



                                Página 28 de 136
La literatura española del siglo XVI recibió la influencia de la rica tradición
grecorromana. Así por ejemplo, Garcilaso de la Vega (1503-1536) autor de tres
églogas (poemas de contenido campestre y pastoril) cuyos títulos son: la primera
Salicio y Nemoroso, la segunda, Albanio, Salicio, Nemoroso y Camila; y la
tercera Tirreno y Alcino. En dichas obras poéticas se advierte la influencia de
Teócrito y Virgilio, poetas del clasicismo latino, autores de hermosas églogas. Le
presentamos a continuación unos versos de la primera égloga Salicio y
Nemoroso:



       Saliendo de las ondas encendido

        rayaba de los montes la altura

        el sol cuando Salicio, recostado

        al pie de una alta haya, en la verdura.

        Por donde un agua clara con sonido

        atravesaba el fresco y verde prado:

        él con canto acordado

        al rumor que sonaba

        del agua que pasaba



  También el tema amoroso fue desarrollado en la poesía de corte lírico. Un
poeta castellano, que abordó el tópico amoroso de manera ingeniosa y lleno de
ternura, fue Gutierre de Cetina (1520-1554) autor de un hermoso madrigal,
cuyos primeros versos comienzan así:

       Ojos claros, serenos,

       si de un dulce mirar sois alabados,

       ¿por qué si me miráis, miráis airados?



                                Página 29 de 136
A parte de la poesía eglógica (pastoril, campestre) y de la poesía amorosa,
también    en el siglo XVI, la poesía lírica cultivó dos tendencias religioso-
literarias: la Ascética y la Mística. En relación con relación el primer vocablo,
podemos referir que es una palabra que proviene del griego asketikos que
significa: “adiestramiento”. Para una mejor comprensión, mencionaremos que la
ascética   consistía   en   emprender   un    esfuerzo   realizado   consciente   y
metódicamente para liberar el alma de las malas pasiones. La ascética, como
rama de la teología (ciencia que estudia las cosas relacionadas con Dios) se
encarga de diseñar los ejercicios que debe practicar una persona para alcanzar
la perfección espiritual. La mística, en cambio, término que proviene del griego
místikos, como una rama también de la teología, se encarga de estudiar los
estados extraordinarios que tienen lugar durante la comunicación directa con
Dios, llámese a esa experiencia: éxtasis, raptos, visiones, revelaciones. Los
poetas místicos hablan en su poesía de la experiencia que ellos han
experimentado con el Creador.

  Es pertinente señalar que la poesía de corte ascético y místico fue escrita por
clérigos dedicados no sólo a la liturgia, sino que también ocupados en la
meditación profunda. Un poeta clásico dentro de la literatura ascética fue Fray
Luis de León (1527-1591), hombre de sólida formación teológica y humanística,
gran conocedor del griego y el latín. Se destacó como teólogo, filósofo, poeta,
escritor y catedrático de la universidad de Salamanca. Escribió prosa y verso.
Dentro de la primera modalidad destacan sus obras: La perfecta casada, Los
nombres de Cristo, La exposición del libro de Job.         En poesía, es autor de
Odas, entre las que destacan: A la vida retirada, A la ascensión, Noche serena, A
Francisco Salinas, La profecía del tajo, etc. Tradujo en verso El Cantar de los
cantares, directamente del texto hebreo. El lirismo de Fray Luis de León es
hondo y sentido, ama a Cristo y su amor lo declara en sus preciosas liras. Así por
ejemplo, en la oda A la Ascensión “… el poeta se imagina estar presente en el
momento de la ascensión de Cristo y de su meditación profunda se escapan esas
sublimes alegorías y esas antítesis entre lo que fue la presencia y lo que será la



                                Página 30 de 136
ausencia de Jesús”    (Landarech, 1969: 89). Leamos los siguientes versos del
poema referido:

         ¿Y dejas, pastor santo,

         Tu grey en este valle, hondo, oscuro,

         Con soledad y llanto,

         Y Tú, rompiendo el puro

         Aire, te vas al inmortal seguro?



  Dentro de la tendencia de la mística, la figura más relevante es Juan Yepes y
Alvarez, mejor conocido como San Juan de la Cruz. Perteneció a la orden
religiosa de los Carmelitas descalzos, en la cual ocupó los siguientes cargos:
Prior de Granada, Vicario de Andalucía, entre otros. En su poesía mezcla
armónicamente lo religioso y lo lírico; además, San Juan de la Cruz emplea
símbolos y recursos poéticos que le otorgan mucha brillantez a sus versos. Al
igual que Fray Luis de León, escribió odas con gran maestría. Entre sus obras
poéticas destacan: Subida al monte Carmelo, Noche oscura del alma, Llama de
amor viva, Cántico espiritual. En sus poemas aflora el anhelo que siente el alma
por estar con el amado (Cristo). Utiliza los símbolos de Esposa (ser humano) y
Amado (Cristo). Poemas como Cántico espiritual entre el alma y su esposo, nos
hacen recordar la poesía dialogada del Cantar de los cantares de Salomón. Lea
los siguientes versos rebosantes por la desesperación que siente el alma por el
amado.

          ¿Adónde te escondiste ,

           Amado, y me dejaste con gemido?

          Como el ciervo huiste

          habiéndome herido

          salí tras ti clamando, y ya eras ido.



                                 Página 31 de 136
Otro género que sobresalió en el Siglo de Oro fue el teatro. A propósito de
ello, vale la pena que nos preguntemos: ¿Cómo era el teatro español antes del
denominado Siglo de Oro? Es necesario que usted sepa que, en sus inicios, es
decir en la edad media, el teatro consistió en representaciones en los atrios de
las iglesias; dichas escenificaciones se conocieron con el nombre de misterios.
No obstante, estos fueron evolucionando a través de las farsas, que eran
representaciones de índole jocosa, las cuales tuvieron lugar a fines del medioevo
y en los albores del prerrenacimiento.

  A fines del siglo XV, poco antes del advenimiento del Siglo de Oro Español, el
escritor Gómez Manrique, escribe y pone en escena el Nacimiento de Nuestro
señor, considerada la primera obra verdaderamente artística. Seguidamente,
Rodrigo de Cota escribe Diálogo entre el amor y un viejo, obra que inicia la
temática profana en el teatro español. Ahora bien, el teatro estrictamente del
Siglo de oro, tuvo como precursores a los escritores siguientes: Juan del Encina,
Torres Naharro, Lucas Fernández y        Lope de Rueda. Cabe mencionar, que el
teatro del Siglo de Oro español alcanzó su mayor esplendor con Félix Lope de
Vega (1562-1635), quien se formó académicamente con los jesuitas y mostró
desde pequeño un gran talento por la poesía y el teatro. Se trata de un prolífico
escritor dramático, autor de comedias, autos sacramentales (piezas teatrales de
tema religioso) y dramas. Se le considera el creador de la comedia de
costumbres.

  Las obras de teatro de Lope de Vega recrean o se inspiran en asuntos
históricos acaecidos durante la edad media; sus personajes son nobles, pero
también de origen popular. Lope exalta la valentía del español que lucha para
que prevalezca la justicia. Su obra más difundida y estudiada por la crítica
literaria es Fuente Ovejuna, también destaca entre su producción: El mejor
alcalde, el rey.




                                Página 32 de 136
2.2. La oración simple
2.2.1. Las unidades sintácticas


  La sintaxis es la parte de la gramática que estudia la organización de las
palabras en el sistema de la lengua, formando así las estructuras propias del
idioma. Las unidades sintácticas con que opera la sintaxis son:


  a) La unidad mínima: es el sintagma, que puede ser: nominal, verbal,
adjetival y adverbial. A continuación presentamos con un poco más de detalle
cada uno de ellos.

   Sintagma nominal o grupo nominal: formado por el nombre y las palabras
que lo acompañan, las cuales operan como sus modificadores o complementos.
Ejemplo:

               - La hermosa sirena



   Sintagma verbal o grupo verbal: formado por el verbo y las palabras que lo
acompañan; estas últimas desempeñan la función de complementos de la
palabra que funciona como núcleo. Ejemplo:

              - canta una bella canción



   Sintagma adjetival: formado por un adjetivo, el cual constituye su núcleo.
Ejemplo:

           - La sirena es hermosa



   Sintagma adverbial: formado por un adverbio, que es el núcleo. Ejemplo:

           - Canta maravillosamente una bella canción

                                Página 33 de 136
b) La unidad superior: es la oración.


  Desde el punto de vista de su constitución sintáctica, toda oración gramatical
está formada por sujeto y predicado. Desde el punto de vista semántico, toda
oración se caracteriza por ser una unidad con sentido completo. Ejemplo:


            La hermosa sirena canta una bella canción
                    Sujeto              Predicado




  El sujeto de la oración gramatical se puede identificar con facilidad, por
cuanto se trata de un nombre o sustantivo que concuerda con el verbo de la
oración en los accidentes de persona y número.

  Cada oración tiene un sintagma verbal (o predicado) y uno o varios sintagmas
nominales y puede llevar también sintagmas adjetivales y adverbiales.



2.2.2. Sintagma nominal y sintagma verbal


  El sintagma nominal: es una mínima unidad sintáctica dentro de la oración.
Su estructura es la siguiente:

  Determinante- Núcleo-Complementos

  El nombre es el núcleo natural del sintagma nominal, pero también pueden
funcionar como núcleo, además del nombre, un pronombre, un verbo en infinitivo
y cualquier palabra sustantivada. Ejemplos:


        -   La fiesta estuvo concurrida. (donde el núcleo es un nombre)

        -   Todos ellos asistieron a la conferencia. (donde el núcleo es un
            pronombre)



                                 Página 34 de 136
-   El comer produce bienestar. (donde el núcleo es un verbo en
             infinitivo)

         -   Lo importante es llegar a tiempo. (donde el núcleo es un adjetivo)


  Construya sintagmas nominales cuyos núcleos estén conformados por las
siguientes palabras:


  - Comerciantes

  - Nosotros

  - Bailar

  - Ácido



  El sintagma verbal: es un tipo de sintagma que desempeña la función de
predicado. Su núcleo o palabra principal es el verbo.

  Ejemplos: Las estrellas brillan en el firmamento.

               Las abejas almacenan la miel



  Redacte sintagmas verbales cuyos núcleos sean los siguientes verbos:

  - Empezábamos

  - Compraré

  - Trajiste

  - Escribieron

  - Trabajó


  Estudie cuidadosamente las siguientes nociones:

  ●   Sólo donde hay sintagmas las categorías gramaticales cumplen función
      sintáctica.

                                 Página 35 de 136
●    La oración es el sintagma más importante en el sistema de la lengua,
       porque en ella se desarrollan todas las funciones sintácticas. Por eso, para
       estudiar las funciones, es necesario conocer la estructura de la oración.



  1.    Un sintagma puede equivaler a una oración, si consta de sujeto y
predicado:

       (Aquella enorme casa)      (siempre estuvo deshabitada)
                Sujeto                      Predicado

  2. No tiene importancia el orden del sujeto y el predicado

       (Siempre estuvo deshabitada)      (aquella enorme casa)
                Predicado                   Sujeto




  3. No tiene importancia que el sujeto sea tácito (el verbo lo indica)

       Estábamos entusiasmados. (Nosotros)              Duermes demasiado. (Tú)


  4. No tiene importancia que el sujeto sea indefinido. Esto puede ocurrir, por
ejemplo:

       a) Cuando ignoramos quién es el sujeto: Cuentan que viene al anochecer
           un niño.

       En realidad no sabemos quienes cuentan, podrían ser ellos o ellas.

       b) Cuando el verbo es unipersonal: Llueve mucho. ¿Quién llueve?



  Estructura del sujeto


  El sujeto puede ser:

  1. Simple (cuando tiene un solo núcleo).

       El sol aparece sobre la colina.



                                  Página 36 de 136
2. Compuesto (cuando tiene dos o más núcleos)

     La luna y las estrellas iluminan el firmamento.


   Como habrá observado, existe concordancia entre el sujeto y el predicado. Si
el núcleo del sujeto es singular, también el verbo deberá ir en singular; o si el
sujeto va en plural el verbo empleado deberá ir también en plural. De acuerdo
con esto, podemos concluir que el sujeto concuerda con el verbo en número y
persona.

   El sol aparece sobre la colina.

   Note, por favor, cómo el sujeto de la oración cuenta nada más con un núcleo,
por lo tanto se emplea el verbo en singular.

   La luna y las estrellas iluminan el firmamento.

   Posee dos núcleos en la estructura del sujeto, por consiguiente, el verbo se
escribe en plural.

   Los delfines se deslizan con gracia en el agua.

   El sujeto concuerda con el verbo, por lo tanto ambos van en plural.



   Ejercicios:

   En la casilla 2, seleccione los sintagmas verbales que constituyen una unidad
de sentido con cada uno de los sintagmas nominales de la casilla 1;
posteriormente, una los sintagmas nominales con los sintagmas verbales por
medio de una línea.

                    Casilla 1                                       Casilla 2
  1. La principal tarea del gobierno              originan graves problemas económicos.
  2. Las periódicas inundaciones de nuestros ríos pueden solucionarse mediante el diálogo.
  3. Muchos de los conflictos obrero-patronales   impiden una mayor información de nuestra
                                                  juventud.
  4. Los medios masivos de comunicación
                                                  debe ser la búsqueda de la paz.
  5. Los altos costos de la educación
                                                  con frecuencia distorsionan la información.



                                        Página 37 de 136
2.3. La noticia periodística y el reportaje
2.3.1. Introducción


   ¿No le parece que en la actualidad, la distancia geográfica no constituye
obstáculo alguno para que nos mantengamos bien informados acerca de lo que
ocurre al otro lado del mundo?

   En realidad, los avances tecnológicos han permitido que la información vuele
o circule a una velocidad nunca antes imaginada, gracias a la existencia de la
Internet, que nos permite acortar las distancias geográficas en tan sólo cuestión
de minutos.

   Sin embargo, sea cual fuere el medio que se utilice para transmitir una
información, lo cierto es que esa tarea únicamente es posible, gracias a la
existencia de la noticia.

   ¿Será que un día llegarán a desaparecer los periódicos de papel, a causa de
las ventajas que actualmente brindan la televisión y la red de Internet para
informar acerca de los sucesos más actuales? Eso no podemos predecirlo
nosotros, mas lo cierto es que, aunque así ocurriera, la noticia, como género
informativo, continuará siendo la misma, independientemente de cuál sea el
medio: virtual, electrónico, sonoro o impreso, que elijamos para hacerla circular
en la sociedad en que nos movemos.



2.3.2.    La    noticia     y   el   reportaje      entre   los   géneros     del
periodismo


   Es muy probable que cada vez que usted lea el periódico, se pregunte si todos
los textos que aparecen publicados entre sus páginas se pueden clasificar o no
como una noticia. A propósito de ello, y con la guía, quizá, de su propia inquietud
personal, talvez haya advertido alguna que otra diferencia entre los escritos que

                                 Página 38 de 136
aparecen publicados en las secciones tituladas: El Nacional, Opinión, etc., como
suele identificar sus publicaciones un rotativo nacional.

   En realidad, los periódicos incluyen entre sus páginas una gran variedad de
textos que, por sus diversas características, se pueden clasificar en géneros.
Algunos de esos textos, de acuerdo con su intención de dar a conocer un suceso,
opinar sobre él o interpretarlo, se agrupan dentro de lo que se conoce como
géneros del periodismo informativo (noticia, entrevista, reportaje informativo);
géneros del periodismo de opinión (editorial, ensayo, columna, crónica) y
géneros del periodismo interpretativo (semblanza, reportaje interpretativo,
artículo de fondo).

   Ahora bien, esa clasificación de los géneros periodísticos que acabamos de
presentar, nos brinda ya alguna idea general acerca de dos tipos de textos muy
particulares que constituyen nuestro objeto de estudio en esta unidad de trabajo.
Nos referimos a dos géneros bastante conocidos, los cuales son: la noticia y el
reportaje.

   ¿Qué vamos a entender por noticia?

   Una noticia es un género del periodismo informativo que sirve para
dar a conocer hechos reales de interés general. Toda noticia cuenta con las
características siguientes: novedad, rareza, relevancia y actualidad. Muchos
autores consideran que la noticia constituye la materia prima del periodismo, por
cuanto es la base para la creación de otros géneros, como por ejemplo: el
editorial, el reportaje, la entrevista, etc.

   El fin primordial de una noticia es precisamente informar. Aunque debemos
aclarar, que esa información debe caracterizarse por ser objetiva, lo cual
significa que el periodista debe evitar, a toda costa, emitir sus opiniones o
interpretaciones personales acerca del suceso noticioso. Para ello, existen otros
géneros del periodismo que ya abordaremos en su oportunidad.




                                   Página 39 de 136
El sentido de rareza que debe caracterizar a la noticia obliga a que los
periodistas sepan seleccionar meticulosamente un hecho, con el fin de que
puedan elevarlo a la categoría de un suceso noticioso. Para ilustrar esta
afirmación, hay quienes sostienen, incluso, que no es raro que un perro muerda
a un hombre, pero sí es raro que un hombre muerda a un perro. Se trata, en
realidad, de que un hecho constituya un suceso insólito para que la sociedad en
general pueda aceptarlo como noticia.

   Ahora bien, en todo este marco del periodismo, ¿cuál es el lugar y la tarea que
le corresponden al reportaje como género del periodismo? ¿Cuál es la relación
que el reportaje guarda con la noticia?

   En páginas anteriores, hemos referido que el reportaje forma parte de los
géneros del periodismo informativo. Aunque, en realidad, también hemos
destacado que puede adoptar un formato de reportaje interpretativo, el cual no
es cultivado en el medio periodístico salvadoreño por la rigurosidad científica y
la exigencia intelectual que demanda su elaboración.

   Para efectos de esta unidad, trataremos nada más el tema del reportaje, en
términos informativos, por cuanto es el que más predomina entre las páginas de
los diferentes rotativos de nuestro país.

   ¿Qué vamos a entender, entonces, por reportaje?

   El reportaje es el género del periodismo que sirve para comunicar,
explicar, analizar y examinar a profundidad un hecho noticioso. Como
usted sabrá, la publicación de una noticia demanda que el periodista trabaje con
extrema urgencia para informar de inmediato el suceso que se considera
novedoso. Si eso no se hace, entonces el suceso pierde su carácter de actualidad
y de nada sirve entonces que sea difundido por algún medio. Ese carácter de
urgencia, influye mucho para que el periodista no haya contado con el tiempo
suficiente para profundizar en el suceso, por lo que se limita únicamente a
referir   aquellos   aspectos   más   generales     que   tienen   que   ver   con   el
acontecimiento.



                                 Página 40 de 136
¿Qué debe hacer entonces el periodista si desea profundizar en el
conocimiento del hecho noticioso?

   Pues sencillamente iniciar un proceso de investigación profunda acerca del
suceso. Esa investigación puede tardar algunos días, semanas, e incluso hasta
meses o años, dependiendo de la complejidad del tema por investigar. Los
resultados de esa investigación, penetrante y bien documentada, son publicados
después por el periodista bajo el formato de un reportaje, el cual ha sido
preparado con el suficiente tiempo para conocer más detalles acerca de una
noticia. El reportaje es, entonces, una noticia investigada a profundidad, una
noticia adulta, tratada ahora con suficiente tiempo, con el fin de buscar aspectos
desconocidos de un hecho ya conocido. El reportaje constituye el lado curioso de
una noticia, escudriñada y bien documentada,          a partir de la consulta de
diferentes fuentes de información.

   Finalmente, hay que añadir, que el estilo del reportaje se caracteriza por ser
mucho más libre que el estilo de la noticia, por cuanto esta última se limita a
una exposición fría de los hechos. En el reportaje, por el contrario, el estilo
adquiere un “vuelo literario”, por cuanto el periodista no solamente presenta el
hecho noticioso, sino que además puede recurrir al empleo de la narración, el
diálogo, la incorporación de testimonios, relatos, anécdotas, e incluso hasta
combinarlo con la incorporación de muestras poéticas, que puedan resultar
útiles para respaldar la información. La técnica de elaboración del reportaje es
mucho más libre, entonces, a diferencia de la nota informativa, que exige
responder nada más a las tan conocidas preguntas: ¿Qué? ¿Quién? ¿Cómo?
¿Cuándo? ¿Dónde? ¿Por qué?, que constituyen los elementos fundamentales de
la noticia. Ese carácter literario, no obstante, no le resta objetividad al manejo
del reportaje, el cual continúa siendo, por consiguiente, siempre una noticia.

   Otra diferencia fundamental entre el reportaje y la noticia, es que esta última
siempre debe concentrar la información más importante en el primer párrafo o
entrada, mientras que en el reportaje, lo más importante del suceso noticioso se
presenta hasta el final, con el propósito de mantener vivo el interés del lector.


                                 Página 41 de 136
Veamos en el siguiente cuadro, cuál es la diferencia que existe entre la
estructura de un reportaje y la estructura de una noticia, como géneros del
periodismo informativo.


   Nº              NOTICIA                                    REPORTAJE

   1    Titular de la noticia: Constituye     1. Entrada: Se caracteriza por ser fuerte e
        un señuelo para atraer la atención    interesante, con la finalidad de captar, desde
        de los lectores.                      el principio, la atención y el interés del lector.
   2    Entrada, encabezado o lead: En
        esta parte se resume la información
        más      importante    del   suceso
        noticioso.
   3    Cuerpo de la noticia: Se brindan      2. Cuerpo del reportaje: Es la presentación
        más detalles acerca del suceso, con   detalladísima del relato informativo. Debe ser
        la finalidad de ampliarlo)            ameno en la presentación de la información,
                                              con el fin de mantener vivos el interés y la
                                              atención del lector hasta el final del
                                              reportaje.
   4    Cierre: No es una conclusión          3. Remate: Debe cerrar con una frase
        acerca de un suceso noticioso, sino   vigorosa y rotunda que ponga de relieve el
        que refiere información o detalles    tema central del reportaje. La conclusión del
        de menor importancia sobre el         reportaje debe satisfacer completamente al
        evento.                               lector.




                                    Página 42 de 136
Unidad 3
   Objetivos de la unidad:

   1. Conocer las causas que propiciaron el surgimiento de los estilos literarios
      manierismo y barroco.

   2. Identificar las diferencias entre literatura manierista y barroca.

   3. Ampliar los conocimientos sobre la estructura de la oración simple.

   4. Identificar la estructura y el lenguaje de los textos publicitarios.



3.1. Manierismo y Barroco español
3.1.1. Cervantes y Shakespeare: dos genios del Manierismo

   ¿Qué sucedió en el campo de la literatura, una vez extinguidas las luces del
Siglo de Oro Español? ¿Qué estilos artístico-literarios vinieron después? Quizás
esas sean algunas de las interrogantes que puedan surgir en su pensamiento,
después de haber estudiado las dos unidades anteriores. Sin embargo, se vuelve
necesario mencionar, que los estilos literarios no son estáticos, sino que cambian
con frecuencia, debido a circunstancias socio-históricas, políticas, económicas y
culturales.

   Con el propósito de demostrar la anterior afirmación, en la presente unidad
abordaremos     dos   movimientos      literarios    caracterizados   por    su   gran
trascendencia cultural, los cuales se conocen con los nombres de manierismo y
barroco.

   Respecto al manierismo,     diremos que este estilo nació en un momento de
crisis económica, política, religiosa, filosófica y cultural que estremeció
fuertemente a la sociedad europea. De manera que, las obras manieristas son un
reflejo de la lucha desatada entre aristocracia (duques, príncipes, condes) y
burguesía (comerciantes que iban en ascenso social), entre catolicismo y
protestantismo, espiritualismo y humanismo, realismo e idealismo. El arte

                                  Página 43 de 136
manierista presenta una visión angustiante, dudosa acerca del hombre y de la
vida; por tanto, el escritor manierista      tiene una visión escéptica (dudosa,
incrédula) acerca de la vida y del mundo; e incluso, muchas veces su percepción
sobre la vida tiende a ser el resultado de una concepción patológica, tal como se
observa en la famosa novela Don Quijote de la Mancha y en las tragedias de
Shakespeare.

  El apogeo del manierismo coincide con el inicio del capitalismo burgués,
cuando en el siglo    XVII, el capitalismo financiero    ha adquirido una gran
importancia y los gobiernos monárquicos (reyes y príncipes) buscan establecer
una alianza con la nueva clase que va en ascenso económico. Ante esa situación
socio-económica, los escritores manieristas se despreocupan de manera parcial
de la belleza clásico-renacentista y se interesan más por expresar su concepción
(a veces fatalista) del mundo. Por consiguiente, las obras de corte manierista
palpitan de contenidos ideológicos, surgen simbolismos y motivan al lector a la
reflexión sobre aspectos trascendentales. Tres, fueron los países europeos en los
que tuvo auge el movimiento manierista: Italia, especialmente en las artes
plásticas (sobre todo en pintura); España, en el género novela (con Cervantes), e
Inglaterra en el teatro (Con Shakespeare).

  Entre algunas de las características del manierismo literario destacan las
siguientes:

  a. El sentimiento ambiguo (pesimista y burlesco, idealista y materialista) ante
     la vida, permite que la barrera entre lo real y lo irreal aparezca no muy
     delimitada.

  b. El héroe: Macbeth, Hamlet u Otelo (en las tragedias de Shakespeare) y
     Don Quijote y Sancho (en Cervantes)           está posesionado de una idea
     obsesiva, fija, difícil de ser apartada de la mente. Así, por ejemplo, en el
     príncipe Hamlet es obsesiva la idea de vengar la muerte de su padre, y no
     parece darle tregua hasta la consecución de su plan vengador. Don Quijote,
     a pesar de ser incomprendido, sigue en su idea de “enderezar entuertos y
     proteger a las viudas “.

                                Página 44 de 136
c. La concepción o contenido de la narración (en Don Quijote, por ejemplo) es
     irreal; no obstante, el detallismo narrativo y descriptivo son presentados no
     sólo con realismo, sino aún con naturalismo.

  d. Se mezcla lo cómico y lo trágico: Don Quijote despierta risa por         sus
     ingeniosidades, pero a la vez el elemento trágico emerge para conmover al
     lector. Así, es sumamente trágico, cuando Don Quijote recobra la razón y
     vuelve a ser Alonso Quijano, y desea morir, porque la vida le parece un
     engaño. También es trágico el desenlace de Hamlet, quien no sólo mata al
     asesino de su padre, sino que también mueren otras personas que nada
     tenían que ver en el asunto.



  A continuación le presentamos una breve referencia acerca de la vida y obra
de Miguel de Cervantes y William Shakespeare, a la vez que referimos algunos
elementos manieristas en Don Quijote de la Mancha y Hamlet.



  Miguel de Cervantes Saavedra (1547-1616). Nació en Alcalá de Henares.
Hijo de un modesto cirujano, fue el cuarto de siete hijos. En su familia padeció
grandes deficiencias económicas. Residió en varias ciudades, pues sus padres
viajaban de un lado a otro en busca de mejores condiciones de vida.

  A los 22 años de edad emigró a Italia, donde se alistó en el ejército, ya que
por esa época la vida militar representaba una vía de ascenso social. Fue así
como tuvo que participar en la famosa batalla de Lepanto, una acción militar en
la cual perdió su brazo izquierdo, por lo que a partir de ese momento adquirió el
calificativo del “Manco de Lepanto”. Su permanencia en Italia le permitió
conocer la literatura renacentista y asimilar sus valores artísticos. La vida de
Cervantes fue tumultuosa, cayó preso de unos piratas, fue rescatado después de
que su madre recaudó dinero para pagar su libertad. Su vida estuvo marcada por
fracasos en el ámbito matrimonial y económico. No obstante, en medio de
condiciones inhóspitas para un creador literario, dedicó tiempo para escribir sus


                                Página 45 de 136
obras, que hoy en día gozan de mucho prestigio. Cervantes escribió varias
novelas, entre las que se mencionan: La Galatea, Novelas ejemplares (que
suman un total de 12 obras), y El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la
Mancha (cuya primera parte fue publicada en 1605) y la segunda parte en 1616,
el mismo año de su muerte. También Cervantes escribió poesía, su obra principal
es. Viaje al Parnaso.



  Elementos manieristas en Don Quijote de la Mancha:

  a. El héroe es presentado por Cervantes con ambivalencia (sin una postura
     definida) pues Don Quijote se mueve entre la simpatía y la antipatía; en
     ciertas ocasiones, incluso, es presentado con elementos cómicos y en otras
     oportunidades aparece como un personaje trágico.

  b. Lucha por la no alienación: Don Quijote se niega a ver el mundo como en
     realidad es, también rechaza los valores imperantes de su época.

  c. Presentación de la doble naturaleza humana de un héroe: Cervantes
     configura un héroe de “carne y hueso” con particularidades ridículas y
     sublimes.

  d. Una idea fija mueve la acción del héroe: Don Quijote cree, está
     obsesionado en hacer justicia porque él es un caballero andante, y no
     descansa a pesar de que otras personas descalifican su misión.

  e. Mezcla del habla popular de la época con expresiones cultistas.

  f. Exposición de puntos divergentes en cuanto a concepciones sobre la vida:
     Así, por ejemplo, Sancho percibe la vida desde un punto de vista
     materialista, acompaña a Don Quijote porque éste le ha prometido
     concederle una Ínsula (isla) para gobernarla, es decir, a Sancho lo mueve
     un deseo material: llegar a ser gobernador y obtener riquezas. Por el
     contrario, Don Quijote mira la vida desde un punto de vista idealista, se
     enfrasca en la empresa de caballero andante porque él desea que en el
     mundo prevalezcan la justicia y la equidad.

                               Página 46 de 136
William Shakespeare (1564-1616). Nació en Strafford, Avon, Inglaterra.
Comenzó sus estudios en su ciudad natal. A los 19 años contrajo matrimonio y se
trasladó a vivir en Londres. A la edad de 29 años, publicó su obra de poesía
Venus y Adonis. Posteriormente, ingresó a una compañía teatral dirigida por
lord Chambelán, y tuvo el privilegio de actuar ante la reina inglesa. En 1597, se
asoció con Richard Burgabe, empresario de una compañía teatral, por lo que
durante esa época Shakespere alternó sus papeles de actor, empresario y
escritor dramático. A inicios del siglo XVII, monta en escena sus propias obras
dramáticas, desde Romeo y Julieta hasta Otelo, y Hamlet.       Paulatinamente fue
ascendiendo en su vida social y económica. Administró dos teatros: “El Globe” y
El “Blackfriass”, lo cual le permitió ganar mucho dinero y alcanzar renombre en
el mundo literario. Shakespeare fue también escritor de excelentes sonetos.

  Este prestigioso dramaturgo murió un 23 de abril de 1616, el mismo día en
que España, perdía también a otro genio contemporáneo: Miguel de Cervantes.



  Siguiendo a los críticos de la literatura universal, la obra dramática de
Shakespeare se clasifica de la siguiente manera:



          COMEDIAS                 DRAMAS                   TRAGEDIAS
                                 HISTÓRICOS

     1. Las alegres comadres      1.   Ricardo I      1.   Romeo y Julieta
        de Windsor                2.   Ricardo III    2.   El Rey Lear
     2. Sueño de una noche        3.   Enrique IV     3.   Otelo
        de verano                 4.   El rey Juan    4.   La tempestad
     3. La comedia de las                             5.   Macbeth
        equivocaciones                                6.   Julio César
     4. El   Mercader    de                           7.   Antonio y Cleopatra
        Venecia                                       8.   Timón de Atenas
                                                      9.   Hamlet




                                Página 47 de 136
Elementos manieristas en la obra Hamlet, de Shakespeare:

  1. Conflicto de valores éticos paganos y cristianos. La ética pagana demanda
     castigo de sangre, mientras la ética cristiana proclama el perdón. El joven
     Hamlet, en sus monólogos, se debate ante ese dilema.

  2. La locura fingida; con este recurso el autor se propone reflexionar sobre la
     realidad social y sobre la naturaleza humana desde la interioridad del
     protagonista.

  3. Presencia de lo extravagante y paradójico: muerte de Polonio a manos de
     Hamlet, quien comete esa muerte fingiéndose loco.

  4. Doble moral por parte de algunos personajes. Claudio, por ejemplo, como
     asesino del rey Hamlet, aparenta estar conmovido por la muerte de su
     hermano, pero el príncipe Hamlet se encargará de desenmascararlo.

  5. Predominio de una visión trágica del mundo y de la vida: el joven Hamlet
     se muestra pesimista ante la falsa moral que predomina en el palacio.

  6. Idea fija sobre la consecución de una meta: a Hamlet lo desvela la obsesión
     por vengar la muerte de su padre.



3.1.2. El barroco español: culteranismo y conceptismo


  El barroco es un estilo imperante sobre todo en poesía y arquitectura, que
tuvo su apogeo en el siglo XVII y a inicios del siglo XVIII en la mayoría de países
del continente europeo. En la literatura barroca predomina el formalismo, los
juegos complicados del lenguaje. En poesía una de las figuras literarias
predilectas por los escritores es el retruécano. En arquitectura y en las artes
decorativas, el barroco se caracteriza por el predominio de la línea curva y el
recargo de la decoración.



                                Página 48 de 136
Entre las características del barroco literario figuran las siguientes:

           a. Complicación de la forma, especialmente por lo rebuscado de las
             frases y por el empleo de los juegos de palabras, como el hipérbaton
             y el retruécano.

           b. Oscuridad y densidad de los significados.

           c. Algunos de sus temas son de entretenimiento, según los gustos de los
             nobles y cortesanos de aquella época, aunque también abordan
             temas filosóficos.

           d. Las obras cumplían una función ideologizante a favor de la
             contrarreforma católica.



   En la España de mediados del siglo XVII y de inicios del siglo XVIII, el estilo
barroco se manifestó con gran fuerza y adoptó dos corrientes o tendencias: el
culteranismo y el conceptismo. ¿En qué consisten ambas tendencias o
modalidades del barroco literario? El culteranismo obedeció a un deseo de
algunos poetas de convertir la poesía en un arte refinado que sólo estuviera al
alcance de las personas cultas. Uno de los impulsadores de esta tendencia fue
Luis de Góngora (1561-1627), un reconocido escritor de amplia formación
humanística. Su poesía esta llena de artificios estilísticos, de un empleo de frases
de difícil comprensión para el gran público, aunque en su etapa inicial de poeta,
mantuvo un estilo popular y fresco. Leamos esta muestra de su primera etapa
poética:

           La más bella niña

           de nuestro lugar,

           hoy viuda y sola

           y ayer por casar,

           viendo que sus ojos

            a la guerra van

                                  Página 49 de 136
a su madre dice

          que escucha su mal:

          dejadme llorar

          a orillas del mar.

  Con respecto a la forma cultista, Góngora “…sustituye los elementos de la
realidad cotidiana con un lenguaje metafórico que es como una huída o una
evasión. Tiene como objetivo enriquecer o embellecer, con metáforas o alusiones
mitológicas, la realidad vulgar” (Veiravé, 1976: 46). Así, por ejemplo, para no
referirse directamente a las gallinas, Góngora afirma que ellas son:

          …crestadas aves

          cuyo lascivo esposo vigilante

          doméstico es del Sol nuncio canoro,

          y –de coral barbado—no de oro

          ciñe, sino de púrpura, turbante.

  El conceptismo, por su parte, se caracteriza por la profundidad de
pensamiento, por el abstraccionismo, y hace contrastar los conceptos sobre una
realidad determinada. Su máximo representante es Francisco de Quevedo
(1580-1645). En su poesía rebosa la preocupación filosófica sobre la vida, pero
también dispara versos satíricos en contra de los vicios del género humano.
Leamos un fragmento de uno de sus poemas Poderoso caballero es don
dinero:

          Nace en las Indias honrado,
                                                      Es galán y es como un oro;
          donde el mundo le acompaña;
                                                      tiene quebrado el color,
          viene a morir en España,
                                                      persona de gran valor,
          y en Génova enterrado.
                                                      tan cristiano como moro
          y pues quien le trae al lado
                                                      pues que da y quita el
          es hermoso, aunque sea fiero,
                                                      decoro.
          poderoso caballero
          es don dinero
                                   Página 50 de 136
En los anteriores versos se observa cómo se contraponen las cualidades del
dinero: hermoso / fiero; cristiano / moro.

   Por otra parte, es preciso señalar, que en España, el barroco tuvo una fuerte
influencia en el teatro. Dos autores hispánicos representan con maestría dicha
tendencia literaria; nos referimos a Pedro Calderón de la Barca (1600-1681),
con su obra La vida es sueño y a Tirso de Molina (1571-1648) con El
burlador de Sevilla. Ambas obras dramáticas están escritas en verso.




                                 Página 51 de 136
3.2. La estructura de la oración simple


   Una oración simple está constituida por un solo núcleo de predicado, que
suele estar presente en la oración, pero puede estar elíptico. Veamos un ejemplo:


                    El mejor amigo del hombre, el perro.



   Toda oración consta de dos elementos indispensables: Sujeto y predicado.



   El sujeto es la persona, animal o cosa de quien se afirma o se niega algo en la
oración gramatical; el predicado, por el contrario, es lo que se afirma o niega del
sujeto.


               La reunión anual de egresados será para recaudar fondos.
                             Sujeto                        Predicado




     El encuentro deportivo está programado para la última semana de agosto.
                Sujeto                                   Predicado


   El sujeto

   El sujeto de una oración está constituido por un sintagma nominal, en su
forma plena: Determinante-Núcleo-Complementos, o en su forma reducida, que,
naturalmente, no se reconocerá como núcleo, sino solamente como sujeto.
Veamos:

                         Mis buenos amigos vinieron de visita.
                                  Sujeto


                                 Ellos vinieron de visita.
                                 Sujeto



                                      Página 52 de 136
Complementos del sujeto

  En cada oración recibimos alguna información que aclara, complementa o
extiende al sujeto. El núcleo del sujeto generalmente va acompañado de
modificadores que pueden ser:

        a) Modificadores con nexo. El modificador se une al núcleo por medio
           de una preposición.    Ejemplo:

          La casa de piedra es una construcción antigua.
                Sujeto


        b) Modificador inmediato. Una palabra sin nexo. Ejemplo:

         La casa blanca se ve a lo lejos.
             Sujeto




  Puesto que el núcleo del sujeto es siempre un sustantivo, o una palabra
sustantivada, todos sus modificadores tienen un valor adjetivo.



  Aposición

  Es una construcción sustantiva que, colocada entre comas, aclara o determina
el núcleo del sujeto. Las aposiciones son elementos incidentales, o sea, que
pueden ser eliminados o sustituidos por otros sin que se altere el sentido básico
de la oración. Ejemplos:

         Pelé, el futbolista brasileño, jugó a los 16 años su primer mundial

        El automóvil, un modelo antiguo, fue subastado




                                 Página 53 de 136
Comparación

  El   sujeto   se   complementa    mediante       una   construcción   comparativa,
introducida con cualquiera de los siguientes elementos de comparación: al igual
que, tal como, etc., seguida de un sustantivo, pronombre o alguna construcción
más compleja.

         Personas como tú merecen imitarse.



  El predicado

  Es lo que se afirma o niega del sujeto. El núcleo del predicado puede ser:



  1. Un verbo (predicado verbal).           Nosotros vimos el espectáculo.

  2. Un sustantivo                           Aquellos niños, ¡pura alegría!

                     (predicado nominal )

  3. Un adjetivo                             Ese árbol, ¡Qué frondoso!

  4.Un adverbio (predicado adverbial)       Las vacaciones, lejos.


  Cuando el núcleo del predicado verbal es un verbo conjugado, la oración
puede reducirse al verbo, puesto que éste, en su morfema, contiene al sujeto:


       Vinimos. (Nosotros). Llegaron (ellos).


  Cuando el predicado no es verbal, es porque el verbo se encuentra tácito,
sobreentendido, y aparece otra palabra como núcleo del predicado. Al respecto,
existen tres posibilidades de ocurra este fenómeno: Que el núcleo sea un
sustantivo, que sea un adjetivo o que sea un adverbio.




                                Página 54 de 136
En los dos primeros casos se trata de un predicado nominal; en el tercero, de
un predicado adverbial. El verbo sobreentendido suele ser un verbo copulativo:
Aquellos niños (eran) pura alegría; Ese árbol, qué frondoso (era); Las vacaciones
(están) lejos.


   El predicado nominal


   Está formado por un verbo en función copulativa y un atributo, o cualidad que
se refiere al sujeto. El predicado nominal se distingue del predicado verbal por
que está constituido por un verbo copulativo o semejante. Ejemplos:

        La fruta es fresca.

        La carretera está en malas condiciones.

        El enfermo parece delicado.

        El anciano anda apesadumbrado.



   También el verbo copulativo puede estar omitido.

        Niño mimado, niño malcriado. (La forma verbal “es” se sobreentiende)



   El predicado verbal

   Está formado por todo tipo de verbos que expresen acciones o procesos, es
decir, que no funcionen exclusivamente para unir un atributo a un sujeto. El
predicado verbal puede llevar un complemento directo (CD), un complemento
indirecto (CI), o un complemento circunstancial (CC). Ejemplo:


        El niño regaló a su madre flores por su cumpleaños.

          S      NP           CI        CD            CC




                                   Página 55 de 136
El complemento directo indica a la persona o ser sobre el cual recae la acción
realizada por el sujeto. Ejemplo:



          Luis pintó un marco.         Elena trajo flores .

                       CD                              CD


   Para    encontrar    el   complemento         directo   de   una   oración,   debemos
preguntamos: ¿qué fue lo pintado... lo traído?

    El complemento indirecto refiere a la persona o ser que recibe daño o
provecho de la acción verbal.



             Luis pintó un marco para la fotografía.

                                          (CI)


   El complemento circunstancial expresa las circunstancias que acompañan la
realización de una acción, ya sea de tiempo, lugar, modo, causa, etc.


            Elena trajo flores la semana pasada

                                      (CC)




                                    Página 56 de 136
3.3. Los textos publicitarios
3.3.1. Introducción


   ¿Ha notado usted en la televisión, que cuando por fin programan una película
interesante, la presentación se ve continuamente interrumpida por una gran
cantidad de anuncios comerciales?

   Esto sucede, por lo general, porque los medios informativos están más
pendientes de servir a las empresas que compran los espacios de programación,
que de brindar un servicio de calidad a la teleaudiencia, que lamentablemente
gasta innumerables horas sentada frente a un televisor.

   ¿Cuentan, por lo menos, con un buen diseño y contenido los anuncios
publicitarios para tener que soportarlos repetidamente? En realidad, en nuestro
medio, es muy baja la calidad de los anuncios comerciales. La mayoría de ellos
simplemente inducen al consumo, apoyados en la promoción de los instintos más
elementales de los seres humanos, además de satisfacer necesidades que
muchas veces no existen en la vida de las personas.

   Observe, para el caso, algunos anuncios publicitarios, que con la finalidad de
vender un producto promueven sentimientos negativos como: el egoísmo, la
vanidad, la lujuria y la impunidad, ante los cuales, muchas personas acaban
sucumbiendo    por   suponer   que   con    ello    están   adquiriendo   prestigio   y
reconocimiento social, cuando en realidad, se desploman como víctimas ante una
publicidad lacerante y mal intencionada.

   ¿Es usted una víctima más de la publicidad irracional que se difunde por
medio de la radio, prensa, televisión e Internet?




                                 Página 57 de 136
3.3.2. Los elementos del discurso publicitario

  Cuando hablamos de discurso publicitario, nos estamos refiriendo a una
combinación de texto (verbal o lingüístico) e imágenes, que sirven para explicar
las características de un producto o servicio. El objetivo que se persigue a través
de la publicidad, es despertar el interés mediante una información sencilla,
concisa, concreta, creíble, pertinente, relevante, recordable y, sobre todo,
persuasiva, que provoque la reacción al consumo. (De la Torre Zermeño, 2004:
25)

  Sin embargo, un discurso que reúna todas estas características, exige la
integración de una variedad de lenguajes, como los siguientes:

  a) Un lenguaje informativo: A través del cual se destacan las ventajas y los
      beneficios que caracterizan a un bien, producto o servicio.

  b) Un lenguaje figurativo: Constituido por vocablos, giros, expresiones
      comparativas, metáforas y otras figuras retóricas, con las cuales se
      establece una especie de comparación con algún área de nuestra vida en
      particular, valiéndose del color, el tamaño, la forma, etc.

  c) Un lenguaje sintáctico: Que enuncia las características del bien, producto o
      servicio de manera sencilla.

  d) Un lenguaje representativo. Que simboliza una época, un modo de vida, un
      nivel social, etc.

  e) Un lenguaje sugestivo: que busca una adhesión o convicción hacia lo que
      se expone. (De la Torre Zermeño, 2004: 25)



3.3.3. La estructura del anuncio publicitario

  De la misma manera en que los textos noticiosos y el reportaje cuentan con
una determinada estructura formal para organizar la información que comunica
el periodista, los anuncios publicitarios también tienen una estructura propia y



                                 Página 58 de 136
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje
Lenguaje

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Buena ortografa docentes
Buena ortografa docentesBuena ortografa docentes
Buena ortografa docentes
Victor Aguado
 
Herramientas analisis jurisprudencial_5.0
Herramientas analisis jurisprudencial_5.0Herramientas analisis jurisprudencial_5.0
Herramientas analisis jurisprudencial_5.0
Olga Calle
 
Estudio sobre el comportamiento lector a nivel nacional
Estudio sobre el comportamiento lector a nivel nacionalEstudio sobre el comportamiento lector a nivel nacional
Estudio sobre el comportamiento lector a nivel nacional
Elizabeth Carolina
 
APA - Citas
APA - CitasAPA - Citas
Tabla de contenido y resumen
Tabla de contenido y resumenTabla de contenido y resumen
Tabla de contenido y resumen
Jaquelinee Gómez Márquez
 
Glosario prolee web
Glosario prolee webGlosario prolee web
Glosario prolee web
inspeccionmontevideoeste
 

La actualidad más candente (6)

Buena ortografa docentes
Buena ortografa docentesBuena ortografa docentes
Buena ortografa docentes
 
Herramientas analisis jurisprudencial_5.0
Herramientas analisis jurisprudencial_5.0Herramientas analisis jurisprudencial_5.0
Herramientas analisis jurisprudencial_5.0
 
Estudio sobre el comportamiento lector a nivel nacional
Estudio sobre el comportamiento lector a nivel nacionalEstudio sobre el comportamiento lector a nivel nacional
Estudio sobre el comportamiento lector a nivel nacional
 
APA - Citas
APA - CitasAPA - Citas
APA - Citas
 
Tabla de contenido y resumen
Tabla de contenido y resumenTabla de contenido y resumen
Tabla de contenido y resumen
 
Glosario prolee web
Glosario prolee webGlosario prolee web
Glosario prolee web
 

Similar a Lenguaje

Análisis de modelos de diálogos en contextos específicos para su tratamiento ...
Análisis de modelos de diálogos en contextos específicos para su tratamiento ...Análisis de modelos de diálogos en contextos específicos para su tratamiento ...
Análisis de modelos de diálogos en contextos específicos para su tratamiento ...
MariaC Bernal
 
Estadistica ii
Estadistica iiEstadistica ii
Estadistica ii
juliusmodel
 
Estadistica
EstadisticaEstadistica
Estadistica
Luis Villalobos
 
Manual microsoft-office-word-2010
Manual microsoft-office-word-2010Manual microsoft-office-word-2010
Manual microsoft-office-word-2010
Bernardo Js
 
Semántica y Lexicología de la Lengua Española.pdf
Semántica y Lexicología de la Lengua Española.pdfSemántica y Lexicología de la Lengua Española.pdf
Semántica y Lexicología de la Lengua Española.pdf
NathalyRamos24
 
Glosario del área del conocimiento de lenguas del programa de educación inici...
Glosario del área del conocimiento de lenguas del programa de educación inici...Glosario del área del conocimiento de lenguas del programa de educación inici...
Glosario del área del conocimiento de lenguas del programa de educación inici...
Tecnología Educativa Tacuarembó
 
El análisis del nuevo discurso político
El análisis del nuevo discurso políticoEl análisis del nuevo discurso político
El análisis del nuevo discurso político
Camilo Andrés
 
Turabian manual de formato y estilo
Turabian manual de formato y estiloTurabian manual de formato y estilo
Turabian manual de formato y estilo
ebailon
 
Manual microsoft-office-word-2010
Manual microsoft-office-word-2010Manual microsoft-office-word-2010
Manual microsoft-office-word-2010
Mony Ruiz
 
Manual word 2010
Manual word 2010Manual word 2010
Manual word 2010
ArielDiaz95
 
Manual word 2010
Manual word 2010Manual word 2010
Manual word 2010
Luisiitho G. Hudson
 
Manual word 2010
Manual word 2010Manual word 2010
Manual word 2010
Luiiz Faviier
 
Manual microsoft-office-word-2010
Manual microsoft-office-word-2010Manual microsoft-office-word-2010
Manual microsoft-office-word-2010
Iliana Zavala
 
Manual de word 2010
Manual de word 2010Manual de word 2010
Manual de word 2010
Armando Martinez Mendiola
 
Manual Microsoft Office Word-2010
Manual Microsoft Office Word-2010Manual Microsoft Office Word-2010
Manual Microsoft Office Word-2010
Mauro Gonzàlez Lòpez
 
Manual microsoftofficeword-2010
Manual microsoftofficeword-2010Manual microsoftofficeword-2010
Manual microsoftofficeword-2010
Toño Luna
 
tics Manual microsoft-office-word-2010
tics Manual microsoft-office-word-2010tics Manual microsoft-office-word-2010
tics Manual microsoft-office-word-2010
Mateo Torres
 
Marco comun europeo
Marco comun europeoMarco comun europeo
Marco comun europeo
miembros1
 
Trabajo de grado juan david glez-igl
Trabajo de grado   juan david glez-iglTrabajo de grado   juan david glez-igl
Trabajo de grado juan david glez-igl
Cushitomare
 
ESTRATEGIAS D EINV.CUALITATIVA IRENE VASILICANCHIS.pdf
ESTRATEGIAS D EINV.CUALITATIVA IRENE VASILICANCHIS.pdfESTRATEGIAS D EINV.CUALITATIVA IRENE VASILICANCHIS.pdf
ESTRATEGIAS D EINV.CUALITATIVA IRENE VASILICANCHIS.pdf
WilliamCubillos5
 

Similar a Lenguaje (20)

Análisis de modelos de diálogos en contextos específicos para su tratamiento ...
Análisis de modelos de diálogos en contextos específicos para su tratamiento ...Análisis de modelos de diálogos en contextos específicos para su tratamiento ...
Análisis de modelos de diálogos en contextos específicos para su tratamiento ...
 
Estadistica ii
Estadistica iiEstadistica ii
Estadistica ii
 
Estadistica
EstadisticaEstadistica
Estadistica
 
Manual microsoft-office-word-2010
Manual microsoft-office-word-2010Manual microsoft-office-word-2010
Manual microsoft-office-word-2010
 
Semántica y Lexicología de la Lengua Española.pdf
Semántica y Lexicología de la Lengua Española.pdfSemántica y Lexicología de la Lengua Española.pdf
Semántica y Lexicología de la Lengua Española.pdf
 
Glosario del área del conocimiento de lenguas del programa de educación inici...
Glosario del área del conocimiento de lenguas del programa de educación inici...Glosario del área del conocimiento de lenguas del programa de educación inici...
Glosario del área del conocimiento de lenguas del programa de educación inici...
 
El análisis del nuevo discurso político
El análisis del nuevo discurso políticoEl análisis del nuevo discurso político
El análisis del nuevo discurso político
 
Turabian manual de formato y estilo
Turabian manual de formato y estiloTurabian manual de formato y estilo
Turabian manual de formato y estilo
 
Manual microsoft-office-word-2010
Manual microsoft-office-word-2010Manual microsoft-office-word-2010
Manual microsoft-office-word-2010
 
Manual word 2010
Manual word 2010Manual word 2010
Manual word 2010
 
Manual word 2010
Manual word 2010Manual word 2010
Manual word 2010
 
Manual word 2010
Manual word 2010Manual word 2010
Manual word 2010
 
Manual microsoft-office-word-2010
Manual microsoft-office-word-2010Manual microsoft-office-word-2010
Manual microsoft-office-word-2010
 
Manual de word 2010
Manual de word 2010Manual de word 2010
Manual de word 2010
 
Manual Microsoft Office Word-2010
Manual Microsoft Office Word-2010Manual Microsoft Office Word-2010
Manual Microsoft Office Word-2010
 
Manual microsoftofficeword-2010
Manual microsoftofficeword-2010Manual microsoftofficeword-2010
Manual microsoftofficeword-2010
 
tics Manual microsoft-office-word-2010
tics Manual microsoft-office-word-2010tics Manual microsoft-office-word-2010
tics Manual microsoft-office-word-2010
 
Marco comun europeo
Marco comun europeoMarco comun europeo
Marco comun europeo
 
Trabajo de grado juan david glez-igl
Trabajo de grado   juan david glez-iglTrabajo de grado   juan david glez-igl
Trabajo de grado juan david glez-igl
 
ESTRATEGIAS D EINV.CUALITATIVA IRENE VASILICANCHIS.pdf
ESTRATEGIAS D EINV.CUALITATIVA IRENE VASILICANCHIS.pdfESTRATEGIAS D EINV.CUALITATIVA IRENE VASILICANCHIS.pdf
ESTRATEGIAS D EINV.CUALITATIVA IRENE VASILICANCHIS.pdf
 

Más de SALINAS

Metodo de igualacion14
Metodo de igualacion14Metodo de igualacion14
Metodo de igualacion14
SALINAS
 
Biblia of word 2007
Biblia of word 2007Biblia of word 2007
Biblia of word 2007
SALINAS
 
Biblia of power point 2007
Biblia of power point 2007Biblia of power point 2007
Biblia of power point 2007
SALINAS
 
Quimica
QuimicaQuimica
Quimica
SALINAS
 
Optica
OpticaOptica
Optica
SALINAS
 
Ondas
OndasOndas
Ondas
SALINAS
 
Fluidos
FluidosFluidos
Fluidos
SALINAS
 
Biologia
BiologiaBiologia
Biologia
SALINAS
 
Termodinamica
TermodinamicaTermodinamica
Termodinamica
SALINAS
 
Fundamentos de algebra
Fundamentos de algebraFundamentos de algebra
Fundamentos de algebra
SALINAS
 
Algebra recreativa
Algebra recreativaAlgebra recreativa
Algebra recreativa
SALINAS
 
13. factoreo
13. factoreo13. factoreo
13. factoreo
SALINAS
 
11. coordenadas polares
11. coordenadas polares11. coordenadas polares
11. coordenadas polares
SALINAS
 
10. ecuaciones parametricas
10. ecuaciones parametricas10. ecuaciones parametricas
10. ecuaciones parametricas
SALINAS
 
9. giro de los ejes
9. giro de los ejes9. giro de los ejes
9. giro de los ejes
SALINAS
 
8. ecuacion general de segundo grado
8. ecuacion general de segundo grado8. ecuacion general de segundo grado
8. ecuacion general de segundo grado
SALINAS
 
7. hiperbola
7. hiperbola7. hiperbola
7. hiperbola
SALINAS
 
6. elipse
6. elipse6. elipse
6. elipse
SALINAS
 
5. parabola
5. parabola5. parabola
5. parabola
SALINAS
 
4. circunferencia
4. circunferencia4. circunferencia
4. circunferencia
SALINAS
 

Más de SALINAS (20)

Metodo de igualacion14
Metodo de igualacion14Metodo de igualacion14
Metodo de igualacion14
 
Biblia of word 2007
Biblia of word 2007Biblia of word 2007
Biblia of word 2007
 
Biblia of power point 2007
Biblia of power point 2007Biblia of power point 2007
Biblia of power point 2007
 
Quimica
QuimicaQuimica
Quimica
 
Optica
OpticaOptica
Optica
 
Ondas
OndasOndas
Ondas
 
Fluidos
FluidosFluidos
Fluidos
 
Biologia
BiologiaBiologia
Biologia
 
Termodinamica
TermodinamicaTermodinamica
Termodinamica
 
Fundamentos de algebra
Fundamentos de algebraFundamentos de algebra
Fundamentos de algebra
 
Algebra recreativa
Algebra recreativaAlgebra recreativa
Algebra recreativa
 
13. factoreo
13. factoreo13. factoreo
13. factoreo
 
11. coordenadas polares
11. coordenadas polares11. coordenadas polares
11. coordenadas polares
 
10. ecuaciones parametricas
10. ecuaciones parametricas10. ecuaciones parametricas
10. ecuaciones parametricas
 
9. giro de los ejes
9. giro de los ejes9. giro de los ejes
9. giro de los ejes
 
8. ecuacion general de segundo grado
8. ecuacion general de segundo grado8. ecuacion general de segundo grado
8. ecuacion general de segundo grado
 
7. hiperbola
7. hiperbola7. hiperbola
7. hiperbola
 
6. elipse
6. elipse6. elipse
6. elipse
 
5. parabola
5. parabola5. parabola
5. parabola
 
4. circunferencia
4. circunferencia4. circunferencia
4. circunferencia
 

Lenguaje

  • 1. LENGUAJE Y LITERATURA TEXTO DE ESTUDIO PARA EXAMEN DE ADMISIÓN NUEVO INGRESO 2007
  • 2. Índice de contenido Introducción............................................................................................................6 Unidad 1..................................................................................................................8 1.1. La literatura antigua y Medieval..................................................................8 1.1.1. La literatura de la época antigua occidental.........................................8 1.1.2. La literatura de la época antigua griega...............................................9 1.1.3. La tragedia griega..............................................................................11 1.1.4. La Edad Media: Sociedad y Cultura...................................................12 1.1.5. La España Medieval............................................................................14 1.2. Sonidos, fonemas y letras...........................................................................17 1.2.1. ¿Cuál es la función del sonido?............................................................17 1.2.2. ¿Qué es la letra?..................................................................................18 1.2.3. ¿Qué es el fonema? .............................................................................18 1.3. La comunicación humana: las funciones del lenguaje...............................22 1.3.1. Introducción.........................................................................................22 1.3.2. La comunicación humana. Elementos.................................................23 1.3.3. Las funciones del lenguaje..................................................................24 Unidad 2................................................................................................................27 2.1. La literatura del Siglo de Oro.....................................................................27 2.1.1. La literatura española del siglo XVI: El Siglo de Oro.........................27 2.2. La oración simple.......................................................................................33 2.2.1. Las unidades sintácticas......................................................................33 2.2.2. Sintagma nominal y sintagma verbal..................................................34 2.3. La noticia periodística y el reportaje..........................................................38 2.3.1. Introducción.........................................................................................38 2.3.2. La noticia y el reportaje entre los géneros del periodismo.................38 Unidad 3................................................................................................................43 3.1. Manierismo y Barroco español...................................................................43 3.1.1. Cervantes y Shakespeare: dos genios del Manierismo.......................43 Página 2 de 136
  • 3. 3.1.2. El barroco español: culteranismo y conceptismo................................48 3.2. La estructura de la oración simple.............................................................52 3.3. Los textos publicitarios...............................................................................57 3.3.1. Introducción.........................................................................................57 3.3.2. Los elementos del discurso publicitario..............................................58 3.3.3. La estructura del anuncio publicitario................................................58 3.3.4. Los recursos empleados en el texto publicitario.................................59 3.3.5. Los textos expositivos..........................................................................61 Unidad 4................................................................................................................63 4.1. Romanticismo y realismo............................................................................63 4.1.1. Contexto socio-histórico......................................................................63 4.2.2. El romanticismo latinoamericano ......................................................66 4.2. Las oraciones compuestas..........................................................................69 4.2.1. La idea de oración compuesta.............................................................69 4.2.2. Las proposiciones coordinadas............................................................70 4.2.3. Oraciones compuestas por yuxtaposición............................................73 4.3. La técnica de la argumentación y los géneros periodísticos......................74 4.3.1. Introducción.........................................................................................74 4.3.2. La argumentación y el artículo editorial.............................................76 4.3.3. El editorial y los tipos de argumentos.................................................77 4.3.4. La estructura de un artículo editorial..................................................78 Unidad 5................................................................................................................82 5.1. Literatura del siglo XX................................................................................82 5.1.1. La literatura de vanguardia.................................................................82 5.1.1.1 Acontecimientos sociohistóricos....................................................82 5.1.1.2. Principales movimientos del vanguardismo literario....................84 5.1.2. Narrativa del siglo XX.........................................................................86 5.1.3. El teatro del siglo XX...........................................................................88 5.2. La oración compuesta.................................................................................91 5.2.1. Las oraciones subordinadas.................................................................91 Página 3 de 136
  • 4. 5.2.2. Las proposiciones subordinadas sustantivas.......................................93 5.3. La disertación y el debate..........................................................................96 5.3.1. Introducción.........................................................................................96 5.3.2. La disertación como forma de expresión oral.....................................96 5.3.3. El debate..............................................................................................99 Unidad 6..............................................................................................................101 6.1. Literatura del Siglo XX en España...........................................................101 6.1.1. La idea de Generación. La Generación del 98...................................101 6.1.1.1. Contexto Socio-histórico.............................................................101 6.1.1.2. Metas y alcances de la Generación del 98..................................102 6.1.1.3. Características de la Generación del 98.....................................103 6.1.1.4. Algunos representantes de la Generación del 98.......................103 6.1.2. La Generación del 27.........................................................................105 6.1.2.1 Metas y alcances de la Generación del 27...................................105 6.1.2.2. Características de la Generación del 27 ...................................106 6.1.2.3. Algunos representantes de la Generación del 27.......................107 6.2. Las proposiciones subordinadas adjetivas...............................................109 6.2.1. Las proposiciones adjetivas o de relativo .........................................109 6.2.1.1. Nexos que introducen las proposiciones de relativo...............109 6.2.1.2. El antecedente ...........................................................................110 6.2.1.3. ¿Cómo se analiza una proposición adjetiva o de relativo?..........110 6.3. La norma lingüística y el concepto de corrección....................................113 6.3.1. Introducción.......................................................................................113 6.3.2. Lengua, habla, norma lingüística ....................................................113 6.3.3. El concepto de corrección lingüística................................................116 Unidad 7..............................................................................................................118 7.1. Literatura latinoamericana y salvadoreña...............................................118 7.1.1. La literatura del descubrimiento.......................................................118 Página 4 de 136
  • 5. 7.1.2. Orígenes y desarrollo de la literatura salvadoreña...........................120 7.1.2.1. Los precursores de la literatura salvadoreña ............................120 7.1.2.2. El romanticismo y los esfuerzos por establecer las bases de una literatura nacional en El Salvador...........................................................122 7.1.3. El realismo costumbrista en El Salvador .......................................125 7.1.3.1. Ambrogi: precursor del costumbrismo.......................................126 7.2. Proposiciones subordinadas adverbiales o circunstanciales....................128 7.2.1. Las proposiciones adverbiales: estructura y funciones dentro de la oración.........................................................................................................128 7.2.2. Clases de proposiciones adverbiales.................................................128 7.2.3. Ejercicios de aplicación ....................................................................130 7.2.4. Ejercicios...........................................................................................131 7.3. El párrafo: definición y estructura .........................................................132 7.3.1. Introducción.......................................................................................132 BIBLIOGRAFÍA....................................................................................................136 Página 5 de 136
  • 6. Introducción El presente volumen contiene el desarrollo de los principales contenidos que se incluirán en la prueba de conocimientos, en la especialidad de Lenguaje y Literatura, para la población de nuevo ingreso 2007, en la Universidad de El Salvador. El documento está organizado por siete unidades de aprendizaje, la primera de las cuales, introduce al tema de la literatura antigua y medieval, para después dedicar un espacio al estudio de los fonemas, sonidos y letras, concluyendo con el desarrollo de la comunicación humana y las diversas funciones del lenguaje. Por su parte, la segunda unidad está destinada a abordar la literatura española del siglo de Oro, a la vez que se dedica un espacio para aproximarse al estudio de la oración simple y dos géneros periodísticos informativos: la noticia y el reportaje. La tercera unidad, por el contrario, inclina su atención por el estudio del manierismo y el barroco en la literatura española, al tiempo que se revisa la estructura de las oraciones simples y la complejidad de los textos publicitarios. En la cuarta unidad, encontrará usted un acercamiento al tema de la literatura romántica y realista en Europa, para luego dedicar un momento al análisis de las oraciones compuestas y al estudio de la argumentación, reflejada en la creación de textos editoriales. El contenido de la quinta unidad se inclina por brindar un panorama muy rico acerca de la literatura del siglo XX en Europa, mientras que el componente Lengua trata el tema de la oración compuesta. El componente Expresión aborda en esta oportunidad los temas del debate y la disertación, como dos formas específicas de exposición oral. El estudio de la literatura española del siglo XX en España, así como el análisis de las oraciones con proposiciones subordinadas adjetivas, forman parte Página 6 de 136
  • 7. de la sexta unidad de estudio. A su vez, el componente Expresión retoma un espacio para acercar al tema de la norma lingüística y el concepto de corrección. Finalmente, la unidad número siete aborda temas relacionados con la literatura latinoamericana, mientras que Lengua y Expresión, se destinan para el análisis de las oraciones con proposiciones subordinadas adverbiales y el estudio del párrafo como unidad estructural de un texto escrito. Esperamos que este material pueda ser de mucha ayuda para la población aspirante a nuevo ingreso, con el mayor deseo de que, responda a las expectativas de quienes el próximo año engrosarán las filas de esta honorable casa de estudios superiores. Página 7 de 136
  • 8. Unidad 1 1.1. La literatura antigua y Medieval Objetivos: 1. Destacar las características culturales y sociales de la época antigua y medieval. 2. Identificar la presencia de las características socio-culturales de la época antigua y medieval en la literatura. 3. Identificar la diferencia entre sonidos, fonemas y letras. 4. Destacar la relación que existe entre los elementos de la comunicación humana y cada una de las funciones del lenguaje. 1.1.1. La literatura de la época antigua occidental. ¿Recuerda haber estudiado el tema d la edad antigua en la asignatura de Estudios Sociales, en los niveles de educación básica o bachillerato? ¿Todavía recuerda a qué se le denominaba edad antigua?. Pues entonces, si no es así, trataremos de recordarlo. Se le llama edad antigua al período que arranca desde la época de las grandes epopeyas de Homero (S. VII a. de C.), pasando por el clasicismo grecorromano hasta llegar a la caída del Imperio Romano de occidente (año 476 d. de C). Por razones de espacio, centraremos nuestra atención específicamente en la literatura griega, a partir del período homérico hasta el siglo V a.C, el cual fue conocido como la edad de oro de la antigüedad griega. La antigüedad griega u occidental, se caracterizó por los siguientes aspectos socio-culturales: Página 8 de 136
  • 9. 1. Fundación de las ciudades-estados: en las cuales los griegos (ciudadanos libres) se mezclaban. 2. Desarrollo significativo de las artes: destacaron la cerámica, la talla en madera, las estatuillas de bronce; en el dibujo y la escultura, comienza a surgir el dinamismo de la figura humana. 3. Variedad de dialectos: a pesar de que se hablaban varios dialectos en la región, la unidad religiosa se mantuvo firme. La religión de los griegos exigía ritos espectaculares para la adoración de sus dioses. 4. Instauración de festejos deportivos y culturales en la ciudad de Olimpia. 5. Construcción de templos en honor a las principales deidades: Zeus, Apolo, Minerva. Dichas estructuras arquitectónicas eran decorados con esculturas sobrias pero con una gran maestría. 6. Producción agrícola: gran parte de los griegos se dedicaba a la agricultura, puesto que conocían los secretos y virtudes de dicha actividad, gracias a la obra poética-didáctica de Hesíodo, titulada: Los trabajos y los días. 7. Expansión del comercio griego: Los griegos no sólo fueron buenos artistas y agricultores, sino que también excelentes marineros, lo cual les permitió extender sus productos por las regiones del mar Mediterráneo y el mar Muerto. 1.1.2. La literatura de la época antigua griega Sin duda alguna, el poeta de este período histórico fue Homero (siglo VII a. de C). Según la tradición “… fue un poeta ciego, originario de Esmirna, que recorría las ciudades griegas y los países del mar Mediterráneo recitando sus poemas en las fiestas y banquetes de los señores o en las celebraciones populares” (Melgar, 1982:31). Sus dos obras de renombre universal son: La Ilíada y La Odisea. La primera de ellas, es de carácter épico, es decir, celebra el heroísmo y la hazaña de los griegos durante la guerra contra Troya. En cambio el segundo poema, La Página 9 de 136
  • 10. Odisea, canta no sólo la valentía y la destreza militar de Odiseo, sino que también exalta la inteligencia y las virtudes morales del rey de Ítaca, quien logra vencer los obstáculos en su camino a casa, después de haber luchado contra los troyanos. Dicha obra está llena de paradigmas (modelos a seguir) y resplandece con matices didácticos. Cabe mencionar, que la poesía épica fue apoyada por la aristocracia militar y terrateniente con el propósito de rememorar las antiguas glorias guerreras de los griegos (la guerra de Troya tuvo lugar en el S. XII a. de C.). Por otra parte, la poesía lírica alcanzó gran brillo y auge durante la antigüedad occidental (principalmente entre los siglos VII y Vi a.C). También la lírica fue apoyada por los sectores aristocráticos de la sociedad griega, quienes ya no experimentaban mucha predilección por los temas bélicos, y también porque en Grecia se estaba viviendo un tiempo de mayor tranquilidad. Entre los poetas líricos más sobresalientes de esa época, destacan: Tirteo de Atenas, Arquíloco de Paros, Safo de Lesbos, Anacreonte de Teos. Entre las formas más sobresalientes de la lírica mencionaremos: la oda, la elegía, el yambo satírico y los cantos corales. Los temas palpitantes en aquella poesía lírica fueron: el amor, los placeres del vino y la gloria de los triunfos deportivos. Mención especial merece el Yambo satírico, el cual era un poema de burla ingeniosa y de crueles ataques en contra de los vicios y deseos avarientos. Esta forma poética fue cultivada gentilmente por Arquíloco de Paros. Presentamos a continuación los versos de un yambo satírico. MENOSPRECIO DE LAS RIQUEZAS Arquíloco de Paros Huid, vana opulencia, y vosotras al par, grandezas tristes; ¿Mendigaré yo acaso en mi indigencia vuestros falsos favores? Página 10 de 136
  • 11. Hay bienes aun más dulces que no gozan los que son vuestros necios amadores. y yo olvido a la vez esos pesares que os siguen y el espíritu destrozan 1.1.3. La tragedia griega ¿Qué ideas tiene usted acerca de la tragedia? ¿Cree que todas las personas estamos expuestas a sufrir alguna tragedia en la vida? ¿Considera usted que las tragedias son más frecuentes hoy en el siglo XXI que en las épocas anteriores? El presente contenido desarrolla el tema de la tragedia, pero vista desde una perspectiva literaria, es decir, los grandes conflictos del ser humano recreados por medio de los escritores de épocas pasadas. La tragedia griega, como forma del género dramático, tiene sus orígenes en las festividades religiosas que, en tiempos muy remotos, los campesinos griegos celebraban en honor a Dionisios (dios del vino y la fertilidad). En dicha festividad, se entonaba un himno dedicado al dios del vino. Posteriormente, el ditirambo no sólo se cantó, sino que se acompañaba de danzas en las calles y plazas y, como es lógico, ya para esta fase de desarrollo, no sólo participaban campesinos sino que también diversos sectores de la sociedad. En el siglo VI, Orión, un ciudadano de Corinto, le impregnó una forma culta al ditirambo. Luego fue Tespis, quien incorporó un personaje para que dialogara con el corifeo (jefe del coro). En el año 534 a. de C., Pisístrato (600-527 a. de C) tirano de Atenas, dispuso que durante las fiestas en honor a Dionisios, tuvieran lugar concursos de representaciones de obras dramáticas. Entre los grandes escritores de tragedias clásicas tenemos a los siguientes: Esquilo (525-455 a. de C.), entre cuyas obras trágicas sobresalen: Las suplicantes, Prometeo encadenado. Por otra parte, también encontramos a Sófocles (496-406 a. C) célebre autor de Edipo Rey y Antífona. Y finalmente Página 11 de 136
  • 12. referimos a Eurípides (480-406 a. de C) famoso autor de Las Troyanas, Electra, Andrómaca, Las Bacantes. Vale destacar, que en la antigua Grecia la tragedia cumplió una finalidad ideológica y política, así por ejemplo, se expresaba una noción del destino como algo ineludible (del destino nadie podía escapar); la tragedia también manifestaba los conflictos generados entre la ley y la ética, lo cual se puede advertir en Las Suplicantes y Antífona. Así mismo, la tragedia propugnaba, además, por ciertas lecciones de moral y religión. 1.1.4. La Edad Media: Sociedad y Cultura ¿Recuerda usted algo acerca del período histórico conocido como la edad media? Lo más probable es que sí, ya lo haya usted escuchado en sus estudios de Bachillerato. Repasando un poco sobre este tema, diremos que la edad media es la etapa de la historia que se extiende desde el año 476 de nuestra era (fin del Imperio Romano de occidente) hasta el año 1453 d. de C. Desde una óptica social, la edad media estuvo caracterizada por la instauración de un sistema socio-económico llamado feudalismo, el cual experimentó su apogeo en el siglo XII d. de C. Este sistema desapareció en el siglo XV, cuando se encontraba en sus albores la época del renacimiento. Feudalismo proviene del vocablo “feudo” que significa tierra, de ahí que fue una especie de comunidad agrícola rural gobernada por el propietario: el señor feudal. Las personas que vivían en los terrenos del señor feudal trabajaban la tierra y entregaban una considerable parte al propietario de las tierras. Las personas que dependían del Señor feudal se llamaban vasallos. Cada señor feudal ejercía soberanía en su propiedad, imponía leyes, administraba justicia y además mantenía legiones guerreras. El feudalismo era una organización rígidamente estratificada, estaba integrada por los nobles (reyes), altos dignatarios del clero, señor feudal, los caballeros, vasallos y campesinos. Con respecto a los caballeros, se puede Página 12 de 136
  • 13. afirmar que esta clase de personas, dado su grado de fidelidad al rey y al señor feudal, gozaba de prestigio en la sociedad medieval. En el mismo sentido, necesario es recalcar que la figura del caballero era en realidad heroica: defendía el reinado y toda la comarca contra los invasores. Muchas leyendas se entretejieron en torno a esta clase de personaje. Además, muchos de los poetas de la época, en su mayoría anónimos, se dedicaron a cantar las hazañas de esta clase de héroes. En Francia, por ejemplo, surgió la epopeya (composición cuyo centro de interés era cantar las hazañas de un guerrero) titulada La canción de Rolando, inspirada en las proezas de Rolando Gualterio, paladín de Carlomagno, quien con su valor y su espada logró derrotar a los enemigos de su monarca. En Alemania, además, apareció el poema de Los Nibelungos, el cual refiere las batallas de Sigfrido, en contra de unos extraños personajes de la mitología germánica, los nibelungos, quienes se han apoderado de un valioso tesoro real. Por otra parte, desde el punto de vista cultural, el medioevo se caracterizó por el predominio de la filosofía escolástica (religiosa) en los círculos de estudio. La educación en la Edad Media estuvo controlada por el poder religioso, debido a lo cual, lo artístico se mezcló con la temática religiosa, impregnando así la pintura, la escultura y la arquitectura, las cuales estuvieron saturadas de un carácter eclesiástico, es decir, que se encontraba al servicio de los intereses de la iglesia. Por su parte, la literatura se dedicó a resaltar los valores éticos y morales de la época, entre los que destacaban: la lealtad al rey, y la valoración del amor divino por encima del amor humano. Algunos pensadores han calificado la edad media como una “época oscurantista” debido a que no se dio impulso a la actividad científica; además, porque tampoco se admitieron posturas filosóficas contrarias a la escolástica. Un aspecto cultural sobresaliente que se debe destacar en la edad media, es que durante esa época, y principalmente en el siglo XII d. de C, surgieron en Europa las primeras universidades, entre las que se menciona la universidad de Bolonia (Italia), la cual se destacó por los estudios de derecho y por ser la Página 13 de 136
  • 14. heredera de la sabia jurisprudencia romana, la cual analizó con elevado rigor y perspicacia. Posteriormente, se fundó la universidad de París, la cual se dedicó a los estudios de teología y filosofía escolástica. “La Universidad dependía del Papa o del soberano. …Los estudios abarcaban las siguientes ramas: teología, derecho y medicina” (Durif, 1976: 432). 1.1.5. La España Medieval La edad media en España inicia con la invasión árabe a la península ibérica en el siglo VIII d. de C y concluye a finales del siglo XV. Durante esa invasión, los musulmanes expulsaron a los visigodos (pueblos germánicos) quienes desde el siglo V d. de C. habían dominado la mayor parte del territorio español. La edad media en el plano socio-político estuvo caracterizada por la dominación árabe en muchas ciudades de la península. Los moros o árabes pretendieron imponer su religión: el Islamismo, y, como era obvio, dichas concepciones religiosas chocaban con el pensamiento cristiano de la época. Por eso, los españoles al mando de reyes y caudillos cristianos emprendieron las luchas por la reconquista del territorio hispánico. La edad media en España, culturalmente hablando, no significó un período oscurantista en el amplio sentido del vocablo, sino que el medioevo representó para España la concreción de un sincretismo, es decir, la oportunidad para que coexistieran, a pesar de la guerra, tres formas de cultura: cristiana, árabe y judía. En las ciudades españolas en las que se establecieron los árabes: Toledo, Córdova, Sevilla y Granada, entre otras, estas tuvieron un gran florecimiento “artístico, literario y científico…con sus poetas, astrónomos, matemáticos, médicos y arquitectos” (Del Rio, 1982: 73) Los judíos, por su parte, en el ámbito literario dieron un valioso aporte con la incorporación de una forma poética desconocida en la Europa de aquel tiempo. Nos referimos a la jarcha, breve composición lírica, cuyo tema predilecto es el Página 14 de 136
  • 15. amor. Hay un parecido en cuanto al acento con los inmortales versos del Cantar de los cantares de Salomón. He aquí un bello ejemplo de jarcha: Vase mi corazón de mí. ¿Ay Dios, si me tornará? Tanto es mi dolor por el amado. Enfermo está ¿Cuándo sanará? En la España medieval, la poesía, género que tuvo más proyección, abarcó tres clases: a) Poesía trovadoresca b) Poesía clerical c) Poesía juglaresca. La poesía trovadoresca: Fue cultivada por los trovadores, poetas de las cortes feudales y de las altas clases. Sus temas eran los sentimientos amorosos. Su estilo era refinado y con buen gusto estético. Los trovadores, por lo general, eran señores de la nobleza. La poesía clerical: Escrita por los poetas de los monasterios e iglesias. Era poesía ajustada a moldes métricos, versaba sobre tópicos referentes a asuntos religiosos y morales. Uno de los poetas clericales de renombre fue Juan Ruiz (1283-1350) conocido como el Arcipreste de Hita, autor del Libro de buen amor. Al conjunto de toda la poesía cultivada por los clérigos se le conoce con el nombre de “Mester de Clerecía”. Lea a continuación los siguientes versos del Arcipreste de Hita: A todas las mujeres tu amistad nos conviene. No amarás sino a aquella que a tu espíritu aviene. Lo otro es amor baldío que en locura deviene. Siempre será mezquino quien vano amor mantiene. Página 15 de 136
  • 16. Poesía juglaresca: Es la poesía popular, se escuchaba en las plazas, aunque también a veces en palacios y castillos. Esta clase de composición era cultivada por los juglares, personas sin gran preparación académica, pero poseedores de una rica y espontánea inspiración. Eran poetas-declamadores que deambulaban de pueblo en pueblo recitando historias de caballeros, o exaltando el relato glorioso de algún suceso de la ciudad. Su trabajo poético se enmarca dentro del “Mester de Juglaría”. Los juglares son los creadores en España de la poesía épica conocida también como los Cantares de gesta, dentro de los cuales se ubica el Poema de Mío Cid, de carácter anónimo. La obra exalta las luchas heroicas de Ruy Díaz de Vivar, quien con una hueste de soldados guerreros castellanos lucha por expulsar a los moros de suelo español. He aquí un breve fragmento del Poema de Mío Cid: Se esparcían las noticias por aquellas tierras todas, Llegando a conocimiento del conde de Barcelona De que mío Cid Ruy Díaz corría su tierra toda, Lo que le causa pesar y por ultraje lo toma. Página 16 de 136
  • 17. 1.2. Sonidos, fonemas y letras La lengua se manifiesta en cada acto de comunicación de los hablantes. A partir de los posibles actos de habla en esa lengua dada, se llega a establecer su sistema y las reglas con que se maneja. Todo acto de habla se manifiesta en una secuencia de sonidos que emite el hablante, cuya asociación evoca ciertos significados. Por ejemplo, la serie de sonidos representados en la escritura de la palabra “lápiz” nos evoca el concepto de un objeto alargado que sirve para escribir. Por consiguiente, en el acto de habla, coexisten una secuencia de signos y otra de sonidos. Ambos componentes están combinados y ordenados conforme a las reglas propias de cada lengua. La Lingüística se encarga del estudio de los signos y sus combinaciones, y dentro de ella, como ciencia, se incluyen la fonética y la fonología. La fonética estudia la forma física y fisiológica de los sonidos del lenguaje en su realización concreta, independientemente de su función lingüística; mientras que la fonología estudia la función de los sonidos del lenguaje dentro del sistema de comunicación. Así como una cerilla y un encendedor no son iguales en lo físico, una /a/ pronunciada por un anciano, físicamente puede no ser igual a una /a/ pronunciada por una niña. Su función comunicadora, sin embargo, es la misma. 1.2.1. ¿Cuál es la función del sonido? La función del sonido lingüístico es diferenciar los significados La función de /p/ en “pino” nos hace pensar en un árbol. La función de /b/ en “vino” nos hace pensar en una bebida. Página 17 de 136
  • 18. La pronunciación figurada nos enseña a representar el sonido de las palabras por medio de un alfabeto particular: el Alfabeto Fonético internacional (AFI) Para pronunciar la palabra casa transcribimos /kasa/. En cambio, para escribir las palabras, las frases, las oraciones, nos valemos de las letras. 1.2.2. ¿Qué es la letra? La letra es un signo gráfico que existe en cantidad limitada. El conjunto de letras constituye el alfabeto. En la lengua española empleamos dos alfabetos: 1. El alfabeto fonético, que nos sirve para transcribir las pronunciación de las palabras. 2. El alfabeto ortográfico, que nos sirve para transcribir las palabras en la comunicación escrita. 1.2.3. ¿Qué es el fonema? El fonema es una letra escrita entre dos diagonales: /a/, /b/, /s/, /d/, o corchetes [a], [b], [s], [d]. El fonema representa los sonidos lingüísticos con todas sus características y propiedades (el fonema pertenece a la lengua y el sonido al habla). El fonema es la unidad distintiva mínima, capaz de permitir diferenciar los significados en el lenguaje hablado. Cada fonema representa un sonido, pero no siempre está representado por una sola letra o grafía. Por eso, el sistema fonológico (que representa los sonidos) y el alfabeto ortográfico (las grafías o letras) con que se escribe el español, no guardan entre sí una exacta correspondencia. Página 18 de 136
  • 19. Por sus características articulatorias, los fonemas del español se clasifican en: a) Fonemas vocálicos. b) Fonemas consonánticos. Cada fonema representa un sonido, pero no siempre está representado por un sola letra o grafía. Por eso el sistema fonológico (que representa los sonidos y el alfabeto ortográfico las grafías o letras) con que se escribe el español, no guardan entre sí una exacta correspondencia. El español posee fonemas que se realizan en vocales, y fonemas que se realizan en consonantes. La diferencia entre ambos alfabetos consiste en lo siguiente: Fonemas Se realizan en las letras /a/ A /b/ B, V / ch / CH /d/ D /e/ E /f/ F /g/ G, GU, (GA- GO- GUE- GUI) /i/ I, Y (sin vocal posterior) /j/ J, G (JA- JO- JU- GE- GI) /k/ K, C, QU (CA- CO-CU- QUE- QUI) /l/ L / ll / LL, Y ( Y inicial de sílaba) Página 19 de 136
  • 20. /m/ M /n/ N /ñ/ Ñ /o/ O /p/ P /r/ R / rr / R (inicial) RR intervocálica /s/ S, X, Z, C /t / T /u/ U, w (w de origen inglés) La letra h no representa sonido (ni fonema), solamente tiene valor ortográfico. Ejercicios: Conteste las siguientes expresiones, consulte el esquema anterior cuantas veces lo considere necesario. 1. Cada fonema representa un _________ de los que realmente pronunciamos (el fonema / s / representa el primer sonido de las palabras silla, sapo y cera). 2. Cada fonema no siempre está representado, cuando escribimos, por una sola ________ o grafía. 3. En español, los siguientes cinco fonemas se realizan en vocales: / / / / / / / / / / 4. Los fonemas que se realizan en consonantes y a los que corresponde, sin desajustes, una sola letra, son: / / / / / / / / / / / / / / / / Página 20 de 136
  • 21. 5. Escriba los correspondientes fonemas de las letras dobles: Ch / / ll / / qu / / rr / / gu (más e o i) / / Verifique sus respuestas y continúe con el mismo proceso. 1. Las dos letras a las que corresponde el fonema / b / son: la _______ (bueno) y la ______ (vaca). 2. Las dos letras a las que corresponde el fonema / Y / son: la ________ (yema) y la ______ (lleno). 3. Las dos letras que corresponden al fonema / rr / son la ________ (grito) y la _______ (arra). 4. Las dos letras a las que corresponde el fonema / g / son : la _____ (gama, goma, gusto) y la letra doble ______ (guerra, guiso) . 5. Las dos letras a las que corresponde el fonema / j / son: la ______ (jarra, jota, justo) y la ________ que precede a e o a i (gesto, giro). Complete otra vez. 1. Las tres letras con que se escribe el fonema / k / son: la _________ (kilómetro) la letra doble ________ (queso), y la ________ que precede a las vocales a, o, u, (casa, cosa, cuesta). 2. Las tres letras con que se escribe el fonema / s / son: la ______ saco, la ______sapo), y la _______que precede a las vocales e o i (cepo, cita). 3. La letra x corresponde a dos sonidos representados por sus respectivos fonemas: / / y / /. 4. Puesto que la letra h no corresponde a ningún sonido ni, por lo mismo, a ningún ____________, solo tiene valor _____________. 5. La letra w sólo se usa en español en palabras procedentes del __________ (y en ese caso suena como “u”). Página 21 de 136
  • 22. 1.3. La comunicación humana: las funciones del lenguaje 1.3.1. Introducción ¿Podría usted vivir por lo menos un día, absolutamente aislado o aislada de los demás, sin poder intercambiar con ellos ninguna información? ¿Cree que si eso sucediera, su vida transcurriría con entera normalidad o repercutiría en sus emociones a tal grado que ocasionaría un caos en su vida cotidiana? El ser humano es un animal social. Esta es una característica que nos vuelve completamente diferentes del resto de los seres vivos. Y es que en realidad, desde que venimos a este mundo, no podemos evitar que nuestra vida transcurra lejos de personas con quienes constantemente intercambiamos información. Los nueve meses de gestación en el vientre de nuestra madre, constituye de suyo la primera experiencia de comunicación con que nos enfrentamos al arribar a este mundo. Luego viene la adquisición de un lenguaje y, con el paso de los años y en el contacto con la vida escolar, ejercitamos la habilidad para describir nuestras vivencias y para contar lo que nos ocurre por medio de la palabra, como herramienta fundamental de comunicación. Empleamos, entonces, determinados esquemas para organizar la información y así podemos compartir con los demás, en forma ordenada y clara, nuestros pensamientos, sentimientos e ideas. Lo que no debemos olvidar, es que el término mismo de comunicación, incluye en su relación etimológica la denotación de “estar en comunidad” cada vez que nos relacionamos con los demás, bien sea mediante la palabra, o a través de cualquier otro sistema de comunicación. En resumen: no podemos vivir aislados del mundo que nos rodea y, si así ocurriera, siempre estaríamos en comunicación con nosotros mismos, reclamándonos el derecho a vivir en constante comunicación con el resto de los seres humanos y con la realidad circundante. Página 22 de 136
  • 23. Recordemos que el monólogo es, curiosamente, la comunicación que sostiene una persona consigo misma. Entonces, no hay escapatoria alguna para vivir sin comunicación. 1.3.2. La comunicación humana. Elementos Los seres humanos vivimos en un mundo en el que resulta difícil mantenernos aislados de todo lo que ocurre a nuestro alrededor. Desde el amanecer hasta el anochecer, nuestra vida transcurre en medio de una serie de ambientes que, segundo a segundo, nos bombardean con cantidades exorbitantes de información. En ese ambiente, siempre hay alguien que se encarga de transmitir un mensaje, y esa persona recibe el nombre de emisor. El mensaje que se transmite va siempre dirigido a alguien en particular que se conoce como receptor, el cual recibe la información muy bien organizada, gracias al empleo de un código, que utiliza como medio de desplazamiento un canal determinado. De esta manera, emisor y receptor intercambian impresiones, información, ideas y pensamientos acerca del contexto o medio en que se llevó a cabo la experiencia de interacción. Como podrá notar, la experiencia de comunicación humana demanda la participación de una serie de elementos: emisor, receptor, mensaje, código, canal y contexto, los cuales, en su conjunto, permiten el desarrollo de una actividad que, más que consistir en el intercambio de información, influye grandemente en la naturaleza humana, convirtiéndose así en un proceso de producción de nuevas significaciones. ¿Qué ocurre cuando en la experiencia comunicativa alguno de esos elementos adquiere más relevancia que otros? Cuando esto ocurre, entonces debemos hablar de las funciones del lenguaje (que más bien debería decirse las funciones de la lengua), lo cual implica que en el ejercicio de la comunicación, el lenguaje, como herramienta fundamental de Página 23 de 136
  • 24. interacción humana, orienta su atención hacia alguno de los elementos fundamentales del proceso de comunicación. Veamos a continuación cómo es que se lleva a cabo ese proceso. Note, por favor, la estrecha relación que existe entre cada función del lenguaje (de la lengua) y cada uno de los elementos que intervienen en la comunicación humana. 1.3.3. Las funciones del lenguaje En realidad, cuando hablamos de este tema, deberíamos referirnos, más bien, a las funciones de la lengua, pues ciertamente es esta herramienta humana la que para algunos teóricos desempeña una variedad de funciones en el proceso de comunicación. Cada una de esas funciones, coincide con determinados propósitos que los seres humanos tenemos para utilizar el lenguaje (o la lengua, entendida, como ya hemos visto, como un sistema de comunicación), de modo que podemos registrar seis razones (o funciones) que indican claramente para qué nos sirve el lenguaje (lengua). Un detalle muy importante respecto a las funciones del lenguaje (lengua), es que en cada mensaje verbal que transmitimos, siempre hay ciertos índices lingüísticos que sirven como indicadores de que una función determinada del lenguaje (lengua) es la que prevalece en el mensaje. Por ejemplo, en un enunciado como el siguiente: Me arrepiento de lo que dije, el pronombre personal “Me”, además de los verbos conjugados en primera persona del singular, indican que la persona que habla está interesada en transmitir información que tiene que ver con su persona. Por lo tanto, la función del lenguaje (lengua) que predomina es la función expresiva o emotiva, puesto que la atención está centrada en el EMISOR del mensaje. Página 24 de 136
  • 25. Por el contrario, si le digo a alguien: Ve tú y pregúntale, rápido advertiremos que tanto el pronombre personal “TÚ”, como la presencia de los verbos en modo imperativo, constituyen indicios de que la atención se ha dirigido hacia el RECEPTOR del mensaje, por lo que nos encontramos frente a una función apelativa del lenguaje (lengua). Aparte de lo anterior, si optáramos por dirigir la atención de nuestro acto comunicativo hacia el CANAL que se desempeña como vehículo de la comunicación, la función que destacaría recibiría el nombre de función fática. Un ejemplo muy típico de que está presente esta función, lo encontramos en las conversaciones telefónicas, cuando al interrumpirse la comunicación, lo primero que las personas dicen es un famoso: “Aló”, como queriendo comprobar si el circuito o el canal que estamos empleando para la interacción personal todavía se encuentra disponible. El saludo que cruzamos con muchas personas, bajo el acostumbrado: “Hola, qué tal, nos vemos”, es una muestra más de la presencia de la función fática del lenguaje (lengua). Note cómo, a diferencia de las otras funciones, esta función del lenguaje no tiene como propósito fundamental aportar algo nuevo en la comunicación. Otra función más que también opera en una experiencia comunicativa, es la función referencial. A través de ella es posible intercambiar información acerca del mundo que nos rodea, por lo que en los mensajes marcados con esta función, destaca el empleo de verbos en tercera persona, generalmente conjugados en el modo Indicativo. Veamos: El planeta Tierra está cubierto por una capa de ozono. El elemento del proceso de comunicación hacia el cual se dirige la atención es el CONTEXTO. Esta función del lenguaje demanda un elevado nivel de objetividad en el manejo de la información. Pero si la atención se orienta hacia el CÓDIGO que sirve para organizar el mensaje, la función determinante es aquella conocida como metalingüística. Una característica fundamental de esta función, consiste en que nos encontramos utilizando el lenguaje (lengua) para hablar del lenguaje (lengua) mismo. Es una función que está presente de manera muy clara en los diccionarios (cuando se Página 25 de 136
  • 26. define el significado de una palabra), en las gramáticas o en cualquier mensaje a través del cual se reflexiona sobre la organización, la estructura o los elementos del lenguaje (o de la lengua). Un ejemplo de mensaje en el que predomina la función metalingüística lo encontramos en: Una oración gramatical está siempre formada por dos miembros principales: un sujeto y un predicado. Cada uno de estas estructuras cuenta con una palabra principal que reconoceremos como su núcleo. Finalmente, nos queda una función más por tratar. Es el caso de la función POÉTICA, en la cual toda la atención de la comunicación se orienta hacia el MENSAJE. Cualquier texto con intención literaria constituye un ejemplo oportuno de que esta función está presente. Ejemplo: Eran mares los cañales que yo contemplaba un día. Note cómo aparecen algunos indicios propios de una función poética en el texto: por un lado, el empleo de figuras literarias (la metáfora, en este ejemplo) y por otro, el manejo de la connotación, es decir, ese interés del escritor por comunicar algo más de lo que el mensaje textualmente puede decir. Se trata, en suma, de la construcción de significados adicionales a los ya existentes o comunicados por el texto. Página 26 de 136
  • 27. Unidad 2 2.1. La literatura del Siglo de Oro Objetivos de la unidad: 1. Analizar las causas que propiciaron el surgimiento del Siglo de Oro Español. 2. Conocer las particularidades de la literatura del siglo de oro español. 3. Reforzar el conocimiento acerca de la estructura de la oración simple, particularmente lo referente a la estructura y funciones del sintagma nominal, adjetival y verbal. 4. Caracterizar la noticia y el reportaje como dos géneros del periodismo escrito. 2.1.1. La literatura española del siglo XVI: El Siglo de Oro ¿Qué entiende usted por siglo de oro? ¿Cree usted que se refiere a un período de mucha bonanza económica? Bueno, en el caso del cual nos ocupamos, diremos que “siglo de oro español” se refiere al florecimiento literario en la mayoría de los géneros: poesía, prosa, teatro. Este período comprende dos centurias: S. XVI y XVII, específicamente durante los reinados de los tres Felipes: II, III y IV. Según los historiadores de la literatura, el siglo de oro español se divide en tres períodos: Primer período: el inicial. Predomina el florecimiento de la poesía lírica. Entre los poetas representantes destacan: Juan del Boscán, Garcilaso de la Vega, Gutierre de Cetina, Fray Luis de León, Fernando Herrera. Página 27 de 136
  • 28. Segundo período: del apogeo. Caracterizado por el dominio de la prosa y el teatro. Dentro de la prosa figuran Miguel de Cervantes, Francisco de Quevedo; en el teatro destacan: Lope de Vega, Pedro calderón de la Barca, Tirso de Molina y Ruiz de Alarcón. En esta segunda etapa tiene presencia la literatura ascética y mística con Fray Luis de León y San Juan de la Cruz. Tercer período: el de la decadencia. Coincidió con el reinado de Felipe IV. Esta fase postrera del Siglo de Oro corresponde al estilo del barroco del S. XVII (de esta tendencia hablaremos más adelante). Al preguntarnos ¿qué propició esa edad de oro o de florecimiento para la literatura española? A continuación presentamos algunos de los principales factores que hicieron posible el Siglo de Oro en España. 1. El renacimiento, y por consiguiente la invención de la imprenta introducida en España en 1474. 2. La protección de los reyes a los sabios, artistas y escritores. 3. La unidad religiosa, gracias a la derrota de los bárbaros, llevada a cabo por los reyes católicos. 4. La renovación de los estudios, promovidos por el cardenal Cisneros y el estudio de la razón a nivel eclesiástico que promovió la Compañía de Jesús. 5. El descubrimiento y conquista de América: dicho acontecimiento le permitió a España el aumento de sus riquezas y le otorgó estatus militar. Además, las luchas por la conquista de América despertaron la inspiración de sus poetas-soldados; uno de ellos, por cierto, llamado Alonso de Ercilla (1533-1594) escribió el poema épico titulado: La Araucana. 6. El contacto cultural que la península mantuvo con Italia, cuna del renacimiento, permitió la influencia sobre escritores españoles tales como: Juan Boscán, Garcilaso de la Vega, Fray Luis de León y otros no menos importantes. Página 28 de 136
  • 29. La literatura española del siglo XVI recibió la influencia de la rica tradición grecorromana. Así por ejemplo, Garcilaso de la Vega (1503-1536) autor de tres églogas (poemas de contenido campestre y pastoril) cuyos títulos son: la primera Salicio y Nemoroso, la segunda, Albanio, Salicio, Nemoroso y Camila; y la tercera Tirreno y Alcino. En dichas obras poéticas se advierte la influencia de Teócrito y Virgilio, poetas del clasicismo latino, autores de hermosas églogas. Le presentamos a continuación unos versos de la primera égloga Salicio y Nemoroso: Saliendo de las ondas encendido rayaba de los montes la altura el sol cuando Salicio, recostado al pie de una alta haya, en la verdura. Por donde un agua clara con sonido atravesaba el fresco y verde prado: él con canto acordado al rumor que sonaba del agua que pasaba También el tema amoroso fue desarrollado en la poesía de corte lírico. Un poeta castellano, que abordó el tópico amoroso de manera ingeniosa y lleno de ternura, fue Gutierre de Cetina (1520-1554) autor de un hermoso madrigal, cuyos primeros versos comienzan así: Ojos claros, serenos, si de un dulce mirar sois alabados, ¿por qué si me miráis, miráis airados? Página 29 de 136
  • 30. A parte de la poesía eglógica (pastoril, campestre) y de la poesía amorosa, también en el siglo XVI, la poesía lírica cultivó dos tendencias religioso- literarias: la Ascética y la Mística. En relación con relación el primer vocablo, podemos referir que es una palabra que proviene del griego asketikos que significa: “adiestramiento”. Para una mejor comprensión, mencionaremos que la ascética consistía en emprender un esfuerzo realizado consciente y metódicamente para liberar el alma de las malas pasiones. La ascética, como rama de la teología (ciencia que estudia las cosas relacionadas con Dios) se encarga de diseñar los ejercicios que debe practicar una persona para alcanzar la perfección espiritual. La mística, en cambio, término que proviene del griego místikos, como una rama también de la teología, se encarga de estudiar los estados extraordinarios que tienen lugar durante la comunicación directa con Dios, llámese a esa experiencia: éxtasis, raptos, visiones, revelaciones. Los poetas místicos hablan en su poesía de la experiencia que ellos han experimentado con el Creador. Es pertinente señalar que la poesía de corte ascético y místico fue escrita por clérigos dedicados no sólo a la liturgia, sino que también ocupados en la meditación profunda. Un poeta clásico dentro de la literatura ascética fue Fray Luis de León (1527-1591), hombre de sólida formación teológica y humanística, gran conocedor del griego y el latín. Se destacó como teólogo, filósofo, poeta, escritor y catedrático de la universidad de Salamanca. Escribió prosa y verso. Dentro de la primera modalidad destacan sus obras: La perfecta casada, Los nombres de Cristo, La exposición del libro de Job. En poesía, es autor de Odas, entre las que destacan: A la vida retirada, A la ascensión, Noche serena, A Francisco Salinas, La profecía del tajo, etc. Tradujo en verso El Cantar de los cantares, directamente del texto hebreo. El lirismo de Fray Luis de León es hondo y sentido, ama a Cristo y su amor lo declara en sus preciosas liras. Así por ejemplo, en la oda A la Ascensión “… el poeta se imagina estar presente en el momento de la ascensión de Cristo y de su meditación profunda se escapan esas sublimes alegorías y esas antítesis entre lo que fue la presencia y lo que será la Página 30 de 136
  • 31. ausencia de Jesús” (Landarech, 1969: 89). Leamos los siguientes versos del poema referido: ¿Y dejas, pastor santo, Tu grey en este valle, hondo, oscuro, Con soledad y llanto, Y Tú, rompiendo el puro Aire, te vas al inmortal seguro? Dentro de la tendencia de la mística, la figura más relevante es Juan Yepes y Alvarez, mejor conocido como San Juan de la Cruz. Perteneció a la orden religiosa de los Carmelitas descalzos, en la cual ocupó los siguientes cargos: Prior de Granada, Vicario de Andalucía, entre otros. En su poesía mezcla armónicamente lo religioso y lo lírico; además, San Juan de la Cruz emplea símbolos y recursos poéticos que le otorgan mucha brillantez a sus versos. Al igual que Fray Luis de León, escribió odas con gran maestría. Entre sus obras poéticas destacan: Subida al monte Carmelo, Noche oscura del alma, Llama de amor viva, Cántico espiritual. En sus poemas aflora el anhelo que siente el alma por estar con el amado (Cristo). Utiliza los símbolos de Esposa (ser humano) y Amado (Cristo). Poemas como Cántico espiritual entre el alma y su esposo, nos hacen recordar la poesía dialogada del Cantar de los cantares de Salomón. Lea los siguientes versos rebosantes por la desesperación que siente el alma por el amado. ¿Adónde te escondiste , Amado, y me dejaste con gemido? Como el ciervo huiste habiéndome herido salí tras ti clamando, y ya eras ido. Página 31 de 136
  • 32. Otro género que sobresalió en el Siglo de Oro fue el teatro. A propósito de ello, vale la pena que nos preguntemos: ¿Cómo era el teatro español antes del denominado Siglo de Oro? Es necesario que usted sepa que, en sus inicios, es decir en la edad media, el teatro consistió en representaciones en los atrios de las iglesias; dichas escenificaciones se conocieron con el nombre de misterios. No obstante, estos fueron evolucionando a través de las farsas, que eran representaciones de índole jocosa, las cuales tuvieron lugar a fines del medioevo y en los albores del prerrenacimiento. A fines del siglo XV, poco antes del advenimiento del Siglo de Oro Español, el escritor Gómez Manrique, escribe y pone en escena el Nacimiento de Nuestro señor, considerada la primera obra verdaderamente artística. Seguidamente, Rodrigo de Cota escribe Diálogo entre el amor y un viejo, obra que inicia la temática profana en el teatro español. Ahora bien, el teatro estrictamente del Siglo de oro, tuvo como precursores a los escritores siguientes: Juan del Encina, Torres Naharro, Lucas Fernández y Lope de Rueda. Cabe mencionar, que el teatro del Siglo de Oro español alcanzó su mayor esplendor con Félix Lope de Vega (1562-1635), quien se formó académicamente con los jesuitas y mostró desde pequeño un gran talento por la poesía y el teatro. Se trata de un prolífico escritor dramático, autor de comedias, autos sacramentales (piezas teatrales de tema religioso) y dramas. Se le considera el creador de la comedia de costumbres. Las obras de teatro de Lope de Vega recrean o se inspiran en asuntos históricos acaecidos durante la edad media; sus personajes son nobles, pero también de origen popular. Lope exalta la valentía del español que lucha para que prevalezca la justicia. Su obra más difundida y estudiada por la crítica literaria es Fuente Ovejuna, también destaca entre su producción: El mejor alcalde, el rey. Página 32 de 136
  • 33. 2.2. La oración simple 2.2.1. Las unidades sintácticas La sintaxis es la parte de la gramática que estudia la organización de las palabras en el sistema de la lengua, formando así las estructuras propias del idioma. Las unidades sintácticas con que opera la sintaxis son: a) La unidad mínima: es el sintagma, que puede ser: nominal, verbal, adjetival y adverbial. A continuación presentamos con un poco más de detalle cada uno de ellos. Sintagma nominal o grupo nominal: formado por el nombre y las palabras que lo acompañan, las cuales operan como sus modificadores o complementos. Ejemplo: - La hermosa sirena Sintagma verbal o grupo verbal: formado por el verbo y las palabras que lo acompañan; estas últimas desempeñan la función de complementos de la palabra que funciona como núcleo. Ejemplo: - canta una bella canción Sintagma adjetival: formado por un adjetivo, el cual constituye su núcleo. Ejemplo: - La sirena es hermosa Sintagma adverbial: formado por un adverbio, que es el núcleo. Ejemplo: - Canta maravillosamente una bella canción Página 33 de 136
  • 34. b) La unidad superior: es la oración. Desde el punto de vista de su constitución sintáctica, toda oración gramatical está formada por sujeto y predicado. Desde el punto de vista semántico, toda oración se caracteriza por ser una unidad con sentido completo. Ejemplo: La hermosa sirena canta una bella canción Sujeto Predicado El sujeto de la oración gramatical se puede identificar con facilidad, por cuanto se trata de un nombre o sustantivo que concuerda con el verbo de la oración en los accidentes de persona y número. Cada oración tiene un sintagma verbal (o predicado) y uno o varios sintagmas nominales y puede llevar también sintagmas adjetivales y adverbiales. 2.2.2. Sintagma nominal y sintagma verbal El sintagma nominal: es una mínima unidad sintáctica dentro de la oración. Su estructura es la siguiente: Determinante- Núcleo-Complementos El nombre es el núcleo natural del sintagma nominal, pero también pueden funcionar como núcleo, además del nombre, un pronombre, un verbo en infinitivo y cualquier palabra sustantivada. Ejemplos: - La fiesta estuvo concurrida. (donde el núcleo es un nombre) - Todos ellos asistieron a la conferencia. (donde el núcleo es un pronombre) Página 34 de 136
  • 35. - El comer produce bienestar. (donde el núcleo es un verbo en infinitivo) - Lo importante es llegar a tiempo. (donde el núcleo es un adjetivo) Construya sintagmas nominales cuyos núcleos estén conformados por las siguientes palabras: - Comerciantes - Nosotros - Bailar - Ácido El sintagma verbal: es un tipo de sintagma que desempeña la función de predicado. Su núcleo o palabra principal es el verbo. Ejemplos: Las estrellas brillan en el firmamento. Las abejas almacenan la miel Redacte sintagmas verbales cuyos núcleos sean los siguientes verbos: - Empezábamos - Compraré - Trajiste - Escribieron - Trabajó Estudie cuidadosamente las siguientes nociones: ● Sólo donde hay sintagmas las categorías gramaticales cumplen función sintáctica. Página 35 de 136
  • 36. La oración es el sintagma más importante en el sistema de la lengua, porque en ella se desarrollan todas las funciones sintácticas. Por eso, para estudiar las funciones, es necesario conocer la estructura de la oración. 1. Un sintagma puede equivaler a una oración, si consta de sujeto y predicado: (Aquella enorme casa) (siempre estuvo deshabitada) Sujeto Predicado 2. No tiene importancia el orden del sujeto y el predicado (Siempre estuvo deshabitada) (aquella enorme casa) Predicado Sujeto 3. No tiene importancia que el sujeto sea tácito (el verbo lo indica) Estábamos entusiasmados. (Nosotros) Duermes demasiado. (Tú) 4. No tiene importancia que el sujeto sea indefinido. Esto puede ocurrir, por ejemplo: a) Cuando ignoramos quién es el sujeto: Cuentan que viene al anochecer un niño. En realidad no sabemos quienes cuentan, podrían ser ellos o ellas. b) Cuando el verbo es unipersonal: Llueve mucho. ¿Quién llueve? Estructura del sujeto El sujeto puede ser: 1. Simple (cuando tiene un solo núcleo). El sol aparece sobre la colina. Página 36 de 136
  • 37. 2. Compuesto (cuando tiene dos o más núcleos) La luna y las estrellas iluminan el firmamento. Como habrá observado, existe concordancia entre el sujeto y el predicado. Si el núcleo del sujeto es singular, también el verbo deberá ir en singular; o si el sujeto va en plural el verbo empleado deberá ir también en plural. De acuerdo con esto, podemos concluir que el sujeto concuerda con el verbo en número y persona. El sol aparece sobre la colina. Note, por favor, cómo el sujeto de la oración cuenta nada más con un núcleo, por lo tanto se emplea el verbo en singular. La luna y las estrellas iluminan el firmamento. Posee dos núcleos en la estructura del sujeto, por consiguiente, el verbo se escribe en plural. Los delfines se deslizan con gracia en el agua. El sujeto concuerda con el verbo, por lo tanto ambos van en plural. Ejercicios: En la casilla 2, seleccione los sintagmas verbales que constituyen una unidad de sentido con cada uno de los sintagmas nominales de la casilla 1; posteriormente, una los sintagmas nominales con los sintagmas verbales por medio de una línea. Casilla 1 Casilla 2 1. La principal tarea del gobierno originan graves problemas económicos. 2. Las periódicas inundaciones de nuestros ríos pueden solucionarse mediante el diálogo. 3. Muchos de los conflictos obrero-patronales impiden una mayor información de nuestra juventud. 4. Los medios masivos de comunicación debe ser la búsqueda de la paz. 5. Los altos costos de la educación con frecuencia distorsionan la información. Página 37 de 136
  • 38. 2.3. La noticia periodística y el reportaje 2.3.1. Introducción ¿No le parece que en la actualidad, la distancia geográfica no constituye obstáculo alguno para que nos mantengamos bien informados acerca de lo que ocurre al otro lado del mundo? En realidad, los avances tecnológicos han permitido que la información vuele o circule a una velocidad nunca antes imaginada, gracias a la existencia de la Internet, que nos permite acortar las distancias geográficas en tan sólo cuestión de minutos. Sin embargo, sea cual fuere el medio que se utilice para transmitir una información, lo cierto es que esa tarea únicamente es posible, gracias a la existencia de la noticia. ¿Será que un día llegarán a desaparecer los periódicos de papel, a causa de las ventajas que actualmente brindan la televisión y la red de Internet para informar acerca de los sucesos más actuales? Eso no podemos predecirlo nosotros, mas lo cierto es que, aunque así ocurriera, la noticia, como género informativo, continuará siendo la misma, independientemente de cuál sea el medio: virtual, electrónico, sonoro o impreso, que elijamos para hacerla circular en la sociedad en que nos movemos. 2.3.2. La noticia y el reportaje entre los géneros del periodismo Es muy probable que cada vez que usted lea el periódico, se pregunte si todos los textos que aparecen publicados entre sus páginas se pueden clasificar o no como una noticia. A propósito de ello, y con la guía, quizá, de su propia inquietud personal, talvez haya advertido alguna que otra diferencia entre los escritos que Página 38 de 136
  • 39. aparecen publicados en las secciones tituladas: El Nacional, Opinión, etc., como suele identificar sus publicaciones un rotativo nacional. En realidad, los periódicos incluyen entre sus páginas una gran variedad de textos que, por sus diversas características, se pueden clasificar en géneros. Algunos de esos textos, de acuerdo con su intención de dar a conocer un suceso, opinar sobre él o interpretarlo, se agrupan dentro de lo que se conoce como géneros del periodismo informativo (noticia, entrevista, reportaje informativo); géneros del periodismo de opinión (editorial, ensayo, columna, crónica) y géneros del periodismo interpretativo (semblanza, reportaje interpretativo, artículo de fondo). Ahora bien, esa clasificación de los géneros periodísticos que acabamos de presentar, nos brinda ya alguna idea general acerca de dos tipos de textos muy particulares que constituyen nuestro objeto de estudio en esta unidad de trabajo. Nos referimos a dos géneros bastante conocidos, los cuales son: la noticia y el reportaje. ¿Qué vamos a entender por noticia? Una noticia es un género del periodismo informativo que sirve para dar a conocer hechos reales de interés general. Toda noticia cuenta con las características siguientes: novedad, rareza, relevancia y actualidad. Muchos autores consideran que la noticia constituye la materia prima del periodismo, por cuanto es la base para la creación de otros géneros, como por ejemplo: el editorial, el reportaje, la entrevista, etc. El fin primordial de una noticia es precisamente informar. Aunque debemos aclarar, que esa información debe caracterizarse por ser objetiva, lo cual significa que el periodista debe evitar, a toda costa, emitir sus opiniones o interpretaciones personales acerca del suceso noticioso. Para ello, existen otros géneros del periodismo que ya abordaremos en su oportunidad. Página 39 de 136
  • 40. El sentido de rareza que debe caracterizar a la noticia obliga a que los periodistas sepan seleccionar meticulosamente un hecho, con el fin de que puedan elevarlo a la categoría de un suceso noticioso. Para ilustrar esta afirmación, hay quienes sostienen, incluso, que no es raro que un perro muerda a un hombre, pero sí es raro que un hombre muerda a un perro. Se trata, en realidad, de que un hecho constituya un suceso insólito para que la sociedad en general pueda aceptarlo como noticia. Ahora bien, en todo este marco del periodismo, ¿cuál es el lugar y la tarea que le corresponden al reportaje como género del periodismo? ¿Cuál es la relación que el reportaje guarda con la noticia? En páginas anteriores, hemos referido que el reportaje forma parte de los géneros del periodismo informativo. Aunque, en realidad, también hemos destacado que puede adoptar un formato de reportaje interpretativo, el cual no es cultivado en el medio periodístico salvadoreño por la rigurosidad científica y la exigencia intelectual que demanda su elaboración. Para efectos de esta unidad, trataremos nada más el tema del reportaje, en términos informativos, por cuanto es el que más predomina entre las páginas de los diferentes rotativos de nuestro país. ¿Qué vamos a entender, entonces, por reportaje? El reportaje es el género del periodismo que sirve para comunicar, explicar, analizar y examinar a profundidad un hecho noticioso. Como usted sabrá, la publicación de una noticia demanda que el periodista trabaje con extrema urgencia para informar de inmediato el suceso que se considera novedoso. Si eso no se hace, entonces el suceso pierde su carácter de actualidad y de nada sirve entonces que sea difundido por algún medio. Ese carácter de urgencia, influye mucho para que el periodista no haya contado con el tiempo suficiente para profundizar en el suceso, por lo que se limita únicamente a referir aquellos aspectos más generales que tienen que ver con el acontecimiento. Página 40 de 136
  • 41. ¿Qué debe hacer entonces el periodista si desea profundizar en el conocimiento del hecho noticioso? Pues sencillamente iniciar un proceso de investigación profunda acerca del suceso. Esa investigación puede tardar algunos días, semanas, e incluso hasta meses o años, dependiendo de la complejidad del tema por investigar. Los resultados de esa investigación, penetrante y bien documentada, son publicados después por el periodista bajo el formato de un reportaje, el cual ha sido preparado con el suficiente tiempo para conocer más detalles acerca de una noticia. El reportaje es, entonces, una noticia investigada a profundidad, una noticia adulta, tratada ahora con suficiente tiempo, con el fin de buscar aspectos desconocidos de un hecho ya conocido. El reportaje constituye el lado curioso de una noticia, escudriñada y bien documentada, a partir de la consulta de diferentes fuentes de información. Finalmente, hay que añadir, que el estilo del reportaje se caracteriza por ser mucho más libre que el estilo de la noticia, por cuanto esta última se limita a una exposición fría de los hechos. En el reportaje, por el contrario, el estilo adquiere un “vuelo literario”, por cuanto el periodista no solamente presenta el hecho noticioso, sino que además puede recurrir al empleo de la narración, el diálogo, la incorporación de testimonios, relatos, anécdotas, e incluso hasta combinarlo con la incorporación de muestras poéticas, que puedan resultar útiles para respaldar la información. La técnica de elaboración del reportaje es mucho más libre, entonces, a diferencia de la nota informativa, que exige responder nada más a las tan conocidas preguntas: ¿Qué? ¿Quién? ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Dónde? ¿Por qué?, que constituyen los elementos fundamentales de la noticia. Ese carácter literario, no obstante, no le resta objetividad al manejo del reportaje, el cual continúa siendo, por consiguiente, siempre una noticia. Otra diferencia fundamental entre el reportaje y la noticia, es que esta última siempre debe concentrar la información más importante en el primer párrafo o entrada, mientras que en el reportaje, lo más importante del suceso noticioso se presenta hasta el final, con el propósito de mantener vivo el interés del lector. Página 41 de 136
  • 42. Veamos en el siguiente cuadro, cuál es la diferencia que existe entre la estructura de un reportaje y la estructura de una noticia, como géneros del periodismo informativo. Nº NOTICIA REPORTAJE 1 Titular de la noticia: Constituye 1. Entrada: Se caracteriza por ser fuerte e un señuelo para atraer la atención interesante, con la finalidad de captar, desde de los lectores. el principio, la atención y el interés del lector. 2 Entrada, encabezado o lead: En esta parte se resume la información más importante del suceso noticioso. 3 Cuerpo de la noticia: Se brindan 2. Cuerpo del reportaje: Es la presentación más detalles acerca del suceso, con detalladísima del relato informativo. Debe ser la finalidad de ampliarlo) ameno en la presentación de la información, con el fin de mantener vivos el interés y la atención del lector hasta el final del reportaje. 4 Cierre: No es una conclusión 3. Remate: Debe cerrar con una frase acerca de un suceso noticioso, sino vigorosa y rotunda que ponga de relieve el que refiere información o detalles tema central del reportaje. La conclusión del de menor importancia sobre el reportaje debe satisfacer completamente al evento. lector. Página 42 de 136
  • 43. Unidad 3 Objetivos de la unidad: 1. Conocer las causas que propiciaron el surgimiento de los estilos literarios manierismo y barroco. 2. Identificar las diferencias entre literatura manierista y barroca. 3. Ampliar los conocimientos sobre la estructura de la oración simple. 4. Identificar la estructura y el lenguaje de los textos publicitarios. 3.1. Manierismo y Barroco español 3.1.1. Cervantes y Shakespeare: dos genios del Manierismo ¿Qué sucedió en el campo de la literatura, una vez extinguidas las luces del Siglo de Oro Español? ¿Qué estilos artístico-literarios vinieron después? Quizás esas sean algunas de las interrogantes que puedan surgir en su pensamiento, después de haber estudiado las dos unidades anteriores. Sin embargo, se vuelve necesario mencionar, que los estilos literarios no son estáticos, sino que cambian con frecuencia, debido a circunstancias socio-históricas, políticas, económicas y culturales. Con el propósito de demostrar la anterior afirmación, en la presente unidad abordaremos dos movimientos literarios caracterizados por su gran trascendencia cultural, los cuales se conocen con los nombres de manierismo y barroco. Respecto al manierismo, diremos que este estilo nació en un momento de crisis económica, política, religiosa, filosófica y cultural que estremeció fuertemente a la sociedad europea. De manera que, las obras manieristas son un reflejo de la lucha desatada entre aristocracia (duques, príncipes, condes) y burguesía (comerciantes que iban en ascenso social), entre catolicismo y protestantismo, espiritualismo y humanismo, realismo e idealismo. El arte Página 43 de 136
  • 44. manierista presenta una visión angustiante, dudosa acerca del hombre y de la vida; por tanto, el escritor manierista tiene una visión escéptica (dudosa, incrédula) acerca de la vida y del mundo; e incluso, muchas veces su percepción sobre la vida tiende a ser el resultado de una concepción patológica, tal como se observa en la famosa novela Don Quijote de la Mancha y en las tragedias de Shakespeare. El apogeo del manierismo coincide con el inicio del capitalismo burgués, cuando en el siglo XVII, el capitalismo financiero ha adquirido una gran importancia y los gobiernos monárquicos (reyes y príncipes) buscan establecer una alianza con la nueva clase que va en ascenso económico. Ante esa situación socio-económica, los escritores manieristas se despreocupan de manera parcial de la belleza clásico-renacentista y se interesan más por expresar su concepción (a veces fatalista) del mundo. Por consiguiente, las obras de corte manierista palpitan de contenidos ideológicos, surgen simbolismos y motivan al lector a la reflexión sobre aspectos trascendentales. Tres, fueron los países europeos en los que tuvo auge el movimiento manierista: Italia, especialmente en las artes plásticas (sobre todo en pintura); España, en el género novela (con Cervantes), e Inglaterra en el teatro (Con Shakespeare). Entre algunas de las características del manierismo literario destacan las siguientes: a. El sentimiento ambiguo (pesimista y burlesco, idealista y materialista) ante la vida, permite que la barrera entre lo real y lo irreal aparezca no muy delimitada. b. El héroe: Macbeth, Hamlet u Otelo (en las tragedias de Shakespeare) y Don Quijote y Sancho (en Cervantes) está posesionado de una idea obsesiva, fija, difícil de ser apartada de la mente. Así, por ejemplo, en el príncipe Hamlet es obsesiva la idea de vengar la muerte de su padre, y no parece darle tregua hasta la consecución de su plan vengador. Don Quijote, a pesar de ser incomprendido, sigue en su idea de “enderezar entuertos y proteger a las viudas “. Página 44 de 136
  • 45. c. La concepción o contenido de la narración (en Don Quijote, por ejemplo) es irreal; no obstante, el detallismo narrativo y descriptivo son presentados no sólo con realismo, sino aún con naturalismo. d. Se mezcla lo cómico y lo trágico: Don Quijote despierta risa por sus ingeniosidades, pero a la vez el elemento trágico emerge para conmover al lector. Así, es sumamente trágico, cuando Don Quijote recobra la razón y vuelve a ser Alonso Quijano, y desea morir, porque la vida le parece un engaño. También es trágico el desenlace de Hamlet, quien no sólo mata al asesino de su padre, sino que también mueren otras personas que nada tenían que ver en el asunto. A continuación le presentamos una breve referencia acerca de la vida y obra de Miguel de Cervantes y William Shakespeare, a la vez que referimos algunos elementos manieristas en Don Quijote de la Mancha y Hamlet. Miguel de Cervantes Saavedra (1547-1616). Nació en Alcalá de Henares. Hijo de un modesto cirujano, fue el cuarto de siete hijos. En su familia padeció grandes deficiencias económicas. Residió en varias ciudades, pues sus padres viajaban de un lado a otro en busca de mejores condiciones de vida. A los 22 años de edad emigró a Italia, donde se alistó en el ejército, ya que por esa época la vida militar representaba una vía de ascenso social. Fue así como tuvo que participar en la famosa batalla de Lepanto, una acción militar en la cual perdió su brazo izquierdo, por lo que a partir de ese momento adquirió el calificativo del “Manco de Lepanto”. Su permanencia en Italia le permitió conocer la literatura renacentista y asimilar sus valores artísticos. La vida de Cervantes fue tumultuosa, cayó preso de unos piratas, fue rescatado después de que su madre recaudó dinero para pagar su libertad. Su vida estuvo marcada por fracasos en el ámbito matrimonial y económico. No obstante, en medio de condiciones inhóspitas para un creador literario, dedicó tiempo para escribir sus Página 45 de 136
  • 46. obras, que hoy en día gozan de mucho prestigio. Cervantes escribió varias novelas, entre las que se mencionan: La Galatea, Novelas ejemplares (que suman un total de 12 obras), y El Ingenioso Hidalgo Don Quijote de la Mancha (cuya primera parte fue publicada en 1605) y la segunda parte en 1616, el mismo año de su muerte. También Cervantes escribió poesía, su obra principal es. Viaje al Parnaso. Elementos manieristas en Don Quijote de la Mancha: a. El héroe es presentado por Cervantes con ambivalencia (sin una postura definida) pues Don Quijote se mueve entre la simpatía y la antipatía; en ciertas ocasiones, incluso, es presentado con elementos cómicos y en otras oportunidades aparece como un personaje trágico. b. Lucha por la no alienación: Don Quijote se niega a ver el mundo como en realidad es, también rechaza los valores imperantes de su época. c. Presentación de la doble naturaleza humana de un héroe: Cervantes configura un héroe de “carne y hueso” con particularidades ridículas y sublimes. d. Una idea fija mueve la acción del héroe: Don Quijote cree, está obsesionado en hacer justicia porque él es un caballero andante, y no descansa a pesar de que otras personas descalifican su misión. e. Mezcla del habla popular de la época con expresiones cultistas. f. Exposición de puntos divergentes en cuanto a concepciones sobre la vida: Así, por ejemplo, Sancho percibe la vida desde un punto de vista materialista, acompaña a Don Quijote porque éste le ha prometido concederle una Ínsula (isla) para gobernarla, es decir, a Sancho lo mueve un deseo material: llegar a ser gobernador y obtener riquezas. Por el contrario, Don Quijote mira la vida desde un punto de vista idealista, se enfrasca en la empresa de caballero andante porque él desea que en el mundo prevalezcan la justicia y la equidad. Página 46 de 136
  • 47. William Shakespeare (1564-1616). Nació en Strafford, Avon, Inglaterra. Comenzó sus estudios en su ciudad natal. A los 19 años contrajo matrimonio y se trasladó a vivir en Londres. A la edad de 29 años, publicó su obra de poesía Venus y Adonis. Posteriormente, ingresó a una compañía teatral dirigida por lord Chambelán, y tuvo el privilegio de actuar ante la reina inglesa. En 1597, se asoció con Richard Burgabe, empresario de una compañía teatral, por lo que durante esa época Shakespere alternó sus papeles de actor, empresario y escritor dramático. A inicios del siglo XVII, monta en escena sus propias obras dramáticas, desde Romeo y Julieta hasta Otelo, y Hamlet. Paulatinamente fue ascendiendo en su vida social y económica. Administró dos teatros: “El Globe” y El “Blackfriass”, lo cual le permitió ganar mucho dinero y alcanzar renombre en el mundo literario. Shakespeare fue también escritor de excelentes sonetos. Este prestigioso dramaturgo murió un 23 de abril de 1616, el mismo día en que España, perdía también a otro genio contemporáneo: Miguel de Cervantes. Siguiendo a los críticos de la literatura universal, la obra dramática de Shakespeare se clasifica de la siguiente manera: COMEDIAS DRAMAS TRAGEDIAS HISTÓRICOS 1. Las alegres comadres 1. Ricardo I 1. Romeo y Julieta de Windsor 2. Ricardo III 2. El Rey Lear 2. Sueño de una noche 3. Enrique IV 3. Otelo de verano 4. El rey Juan 4. La tempestad 3. La comedia de las 5. Macbeth equivocaciones 6. Julio César 4. El Mercader de 7. Antonio y Cleopatra Venecia 8. Timón de Atenas 9. Hamlet Página 47 de 136
  • 48. Elementos manieristas en la obra Hamlet, de Shakespeare: 1. Conflicto de valores éticos paganos y cristianos. La ética pagana demanda castigo de sangre, mientras la ética cristiana proclama el perdón. El joven Hamlet, en sus monólogos, se debate ante ese dilema. 2. La locura fingida; con este recurso el autor se propone reflexionar sobre la realidad social y sobre la naturaleza humana desde la interioridad del protagonista. 3. Presencia de lo extravagante y paradójico: muerte de Polonio a manos de Hamlet, quien comete esa muerte fingiéndose loco. 4. Doble moral por parte de algunos personajes. Claudio, por ejemplo, como asesino del rey Hamlet, aparenta estar conmovido por la muerte de su hermano, pero el príncipe Hamlet se encargará de desenmascararlo. 5. Predominio de una visión trágica del mundo y de la vida: el joven Hamlet se muestra pesimista ante la falsa moral que predomina en el palacio. 6. Idea fija sobre la consecución de una meta: a Hamlet lo desvela la obsesión por vengar la muerte de su padre. 3.1.2. El barroco español: culteranismo y conceptismo El barroco es un estilo imperante sobre todo en poesía y arquitectura, que tuvo su apogeo en el siglo XVII y a inicios del siglo XVIII en la mayoría de países del continente europeo. En la literatura barroca predomina el formalismo, los juegos complicados del lenguaje. En poesía una de las figuras literarias predilectas por los escritores es el retruécano. En arquitectura y en las artes decorativas, el barroco se caracteriza por el predominio de la línea curva y el recargo de la decoración. Página 48 de 136
  • 49. Entre las características del barroco literario figuran las siguientes: a. Complicación de la forma, especialmente por lo rebuscado de las frases y por el empleo de los juegos de palabras, como el hipérbaton y el retruécano. b. Oscuridad y densidad de los significados. c. Algunos de sus temas son de entretenimiento, según los gustos de los nobles y cortesanos de aquella época, aunque también abordan temas filosóficos. d. Las obras cumplían una función ideologizante a favor de la contrarreforma católica. En la España de mediados del siglo XVII y de inicios del siglo XVIII, el estilo barroco se manifestó con gran fuerza y adoptó dos corrientes o tendencias: el culteranismo y el conceptismo. ¿En qué consisten ambas tendencias o modalidades del barroco literario? El culteranismo obedeció a un deseo de algunos poetas de convertir la poesía en un arte refinado que sólo estuviera al alcance de las personas cultas. Uno de los impulsadores de esta tendencia fue Luis de Góngora (1561-1627), un reconocido escritor de amplia formación humanística. Su poesía esta llena de artificios estilísticos, de un empleo de frases de difícil comprensión para el gran público, aunque en su etapa inicial de poeta, mantuvo un estilo popular y fresco. Leamos esta muestra de su primera etapa poética: La más bella niña de nuestro lugar, hoy viuda y sola y ayer por casar, viendo que sus ojos a la guerra van Página 49 de 136
  • 50. a su madre dice que escucha su mal: dejadme llorar a orillas del mar. Con respecto a la forma cultista, Góngora “…sustituye los elementos de la realidad cotidiana con un lenguaje metafórico que es como una huída o una evasión. Tiene como objetivo enriquecer o embellecer, con metáforas o alusiones mitológicas, la realidad vulgar” (Veiravé, 1976: 46). Así, por ejemplo, para no referirse directamente a las gallinas, Góngora afirma que ellas son: …crestadas aves cuyo lascivo esposo vigilante doméstico es del Sol nuncio canoro, y –de coral barbado—no de oro ciñe, sino de púrpura, turbante. El conceptismo, por su parte, se caracteriza por la profundidad de pensamiento, por el abstraccionismo, y hace contrastar los conceptos sobre una realidad determinada. Su máximo representante es Francisco de Quevedo (1580-1645). En su poesía rebosa la preocupación filosófica sobre la vida, pero también dispara versos satíricos en contra de los vicios del género humano. Leamos un fragmento de uno de sus poemas Poderoso caballero es don dinero: Nace en las Indias honrado, Es galán y es como un oro; donde el mundo le acompaña; tiene quebrado el color, viene a morir en España, persona de gran valor, y en Génova enterrado. tan cristiano como moro y pues quien le trae al lado pues que da y quita el es hermoso, aunque sea fiero, decoro. poderoso caballero es don dinero Página 50 de 136
  • 51. En los anteriores versos se observa cómo se contraponen las cualidades del dinero: hermoso / fiero; cristiano / moro. Por otra parte, es preciso señalar, que en España, el barroco tuvo una fuerte influencia en el teatro. Dos autores hispánicos representan con maestría dicha tendencia literaria; nos referimos a Pedro Calderón de la Barca (1600-1681), con su obra La vida es sueño y a Tirso de Molina (1571-1648) con El burlador de Sevilla. Ambas obras dramáticas están escritas en verso. Página 51 de 136
  • 52. 3.2. La estructura de la oración simple Una oración simple está constituida por un solo núcleo de predicado, que suele estar presente en la oración, pero puede estar elíptico. Veamos un ejemplo: El mejor amigo del hombre, el perro. Toda oración consta de dos elementos indispensables: Sujeto y predicado. El sujeto es la persona, animal o cosa de quien se afirma o se niega algo en la oración gramatical; el predicado, por el contrario, es lo que se afirma o niega del sujeto. La reunión anual de egresados será para recaudar fondos. Sujeto Predicado El encuentro deportivo está programado para la última semana de agosto. Sujeto Predicado El sujeto El sujeto de una oración está constituido por un sintagma nominal, en su forma plena: Determinante-Núcleo-Complementos, o en su forma reducida, que, naturalmente, no se reconocerá como núcleo, sino solamente como sujeto. Veamos: Mis buenos amigos vinieron de visita. Sujeto Ellos vinieron de visita. Sujeto Página 52 de 136
  • 53. Complementos del sujeto En cada oración recibimos alguna información que aclara, complementa o extiende al sujeto. El núcleo del sujeto generalmente va acompañado de modificadores que pueden ser: a) Modificadores con nexo. El modificador se une al núcleo por medio de una preposición. Ejemplo: La casa de piedra es una construcción antigua. Sujeto b) Modificador inmediato. Una palabra sin nexo. Ejemplo: La casa blanca se ve a lo lejos. Sujeto Puesto que el núcleo del sujeto es siempre un sustantivo, o una palabra sustantivada, todos sus modificadores tienen un valor adjetivo. Aposición Es una construcción sustantiva que, colocada entre comas, aclara o determina el núcleo del sujeto. Las aposiciones son elementos incidentales, o sea, que pueden ser eliminados o sustituidos por otros sin que se altere el sentido básico de la oración. Ejemplos: Pelé, el futbolista brasileño, jugó a los 16 años su primer mundial El automóvil, un modelo antiguo, fue subastado Página 53 de 136
  • 54. Comparación El sujeto se complementa mediante una construcción comparativa, introducida con cualquiera de los siguientes elementos de comparación: al igual que, tal como, etc., seguida de un sustantivo, pronombre o alguna construcción más compleja. Personas como tú merecen imitarse. El predicado Es lo que se afirma o niega del sujeto. El núcleo del predicado puede ser: 1. Un verbo (predicado verbal). Nosotros vimos el espectáculo. 2. Un sustantivo Aquellos niños, ¡pura alegría! (predicado nominal ) 3. Un adjetivo Ese árbol, ¡Qué frondoso! 4.Un adverbio (predicado adverbial) Las vacaciones, lejos. Cuando el núcleo del predicado verbal es un verbo conjugado, la oración puede reducirse al verbo, puesto que éste, en su morfema, contiene al sujeto: Vinimos. (Nosotros). Llegaron (ellos). Cuando el predicado no es verbal, es porque el verbo se encuentra tácito, sobreentendido, y aparece otra palabra como núcleo del predicado. Al respecto, existen tres posibilidades de ocurra este fenómeno: Que el núcleo sea un sustantivo, que sea un adjetivo o que sea un adverbio. Página 54 de 136
  • 55. En los dos primeros casos se trata de un predicado nominal; en el tercero, de un predicado adverbial. El verbo sobreentendido suele ser un verbo copulativo: Aquellos niños (eran) pura alegría; Ese árbol, qué frondoso (era); Las vacaciones (están) lejos. El predicado nominal Está formado por un verbo en función copulativa y un atributo, o cualidad que se refiere al sujeto. El predicado nominal se distingue del predicado verbal por que está constituido por un verbo copulativo o semejante. Ejemplos: La fruta es fresca. La carretera está en malas condiciones. El enfermo parece delicado. El anciano anda apesadumbrado. También el verbo copulativo puede estar omitido. Niño mimado, niño malcriado. (La forma verbal “es” se sobreentiende) El predicado verbal Está formado por todo tipo de verbos que expresen acciones o procesos, es decir, que no funcionen exclusivamente para unir un atributo a un sujeto. El predicado verbal puede llevar un complemento directo (CD), un complemento indirecto (CI), o un complemento circunstancial (CC). Ejemplo: El niño regaló a su madre flores por su cumpleaños. S NP CI CD CC Página 55 de 136
  • 56. El complemento directo indica a la persona o ser sobre el cual recae la acción realizada por el sujeto. Ejemplo: Luis pintó un marco. Elena trajo flores . CD CD Para encontrar el complemento directo de una oración, debemos preguntamos: ¿qué fue lo pintado... lo traído? El complemento indirecto refiere a la persona o ser que recibe daño o provecho de la acción verbal. Luis pintó un marco para la fotografía. (CI) El complemento circunstancial expresa las circunstancias que acompañan la realización de una acción, ya sea de tiempo, lugar, modo, causa, etc. Elena trajo flores la semana pasada (CC) Página 56 de 136
  • 57. 3.3. Los textos publicitarios 3.3.1. Introducción ¿Ha notado usted en la televisión, que cuando por fin programan una película interesante, la presentación se ve continuamente interrumpida por una gran cantidad de anuncios comerciales? Esto sucede, por lo general, porque los medios informativos están más pendientes de servir a las empresas que compran los espacios de programación, que de brindar un servicio de calidad a la teleaudiencia, que lamentablemente gasta innumerables horas sentada frente a un televisor. ¿Cuentan, por lo menos, con un buen diseño y contenido los anuncios publicitarios para tener que soportarlos repetidamente? En realidad, en nuestro medio, es muy baja la calidad de los anuncios comerciales. La mayoría de ellos simplemente inducen al consumo, apoyados en la promoción de los instintos más elementales de los seres humanos, además de satisfacer necesidades que muchas veces no existen en la vida de las personas. Observe, para el caso, algunos anuncios publicitarios, que con la finalidad de vender un producto promueven sentimientos negativos como: el egoísmo, la vanidad, la lujuria y la impunidad, ante los cuales, muchas personas acaban sucumbiendo por suponer que con ello están adquiriendo prestigio y reconocimiento social, cuando en realidad, se desploman como víctimas ante una publicidad lacerante y mal intencionada. ¿Es usted una víctima más de la publicidad irracional que se difunde por medio de la radio, prensa, televisión e Internet? Página 57 de 136
  • 58. 3.3.2. Los elementos del discurso publicitario Cuando hablamos de discurso publicitario, nos estamos refiriendo a una combinación de texto (verbal o lingüístico) e imágenes, que sirven para explicar las características de un producto o servicio. El objetivo que se persigue a través de la publicidad, es despertar el interés mediante una información sencilla, concisa, concreta, creíble, pertinente, relevante, recordable y, sobre todo, persuasiva, que provoque la reacción al consumo. (De la Torre Zermeño, 2004: 25) Sin embargo, un discurso que reúna todas estas características, exige la integración de una variedad de lenguajes, como los siguientes: a) Un lenguaje informativo: A través del cual se destacan las ventajas y los beneficios que caracterizan a un bien, producto o servicio. b) Un lenguaje figurativo: Constituido por vocablos, giros, expresiones comparativas, metáforas y otras figuras retóricas, con las cuales se establece una especie de comparación con algún área de nuestra vida en particular, valiéndose del color, el tamaño, la forma, etc. c) Un lenguaje sintáctico: Que enuncia las características del bien, producto o servicio de manera sencilla. d) Un lenguaje representativo. Que simboliza una época, un modo de vida, un nivel social, etc. e) Un lenguaje sugestivo: que busca una adhesión o convicción hacia lo que se expone. (De la Torre Zermeño, 2004: 25) 3.3.3. La estructura del anuncio publicitario De la misma manera en que los textos noticiosos y el reportaje cuentan con una determinada estructura formal para organizar la información que comunica el periodista, los anuncios publicitarios también tienen una estructura propia y Página 58 de 136