SlideShare una empresa de Scribd logo
1
INSTITUTO NACIONAL “JOSÉ MIGUEL CARRERA”
LENGUAJE Y COMUNICACIÓN
COORDINACIÓN CUARTO MEDIO
Profesor Ramón Moraga
LITERATURA HISPANOAMERICANA Y CIEN AÑOS DE SOLEDAD
Nombre: Fecha: Curso: 4º
I- Gabriel García Márquez
El premio Nobel de Literatura 1983 fue otorgado a
Gabriel García Márquez. Anteriormente lo habían
recibido los latinoamericanos Gabriela Mistral (1945),
Miguel Ángel Asturias (1967) y Pablo Neruda (1971).
Este premio vino a reforzar la creciente fama de García
Márquez (Aracataca, Colombia, 1928 – México D.F. 2014) ,
ya adquirida por el reconocimiento que el público y la
crítica habían hecho de su obra.
El libro más conocido del colombiano es Cien años de
soledad (1967), obra que constituye también un eje de su
producción. Sus obras anteriores La hojarasca (1955), El
coronel no tiene quien le escriba (1961), Los funerales de
mama grande (1962), La mala hora (1966) y Relato de un
náufrago (1955, editada en 1970) contienen elementos
realistas maravillosos y mágicos.
En Cien años de soledad el autor condensa para recrear
la historia y la forma de la cultura latinoamericana en lo
real e imaginario del pueblo de Macondo.
Posteriormente García Márquez retoma esos
elementos, aplicándolos en obras de carácter político,
policial y romántico (La increíble y triste historia de la
cándida Eréndira y de su abuela desalmada 1972, El otoño
del patriarca 1976. Crónica de una muerte anunciada 1983 y
El amor en los tiempos del cólera 1985)
II- Realidad y mito en Hispanoamérica
En general, respecto de la narrativa latinoamericana
publicada a partir de 1930, y en particular a la obra de
García Márquez, “es posible comprobar que la función
básica de esta narrativa incide en lo que se puede llamar
la recuperación de lo Humano. Para este efecto las más
grandes novelas del último tiempo acometen la empresa,
casi imposible, de representar todas las esferas de la
realidad. Una realidad iluminada u oscurecida por la
razón y la magia, por la intuición espontánea y el ejercicio
de la ciencia, por el sentimiento y la ideología, por el azar
y el cálculo.
El mundo de esta narrativa no se limita a los niveles de
lo aparente, la normalidad, lo razonable y creíble o lo
empíricamente confiable. Por el contrario, la
representación se amplía a las otras esferas igualmente
legítimas de la realidad humana, a lo patológico, el
absurdo, la magia, el instinto, los arquetipos del
inconsciente (…)
Por este camino un amplio sector de la novela
hispanoamericana se encuentra con el mito.
El mito se presenta como un instrumento eficaz para
dar perfección, sentido y concreción al caos y encarnar la
visión, a menudo brutal y trágica, de un mundo que se
desmorona sin remedio.
Es así como por la vía de la paradoja, la literatura y el
mito cumplen una función prometeica. Porque en ese
representar descarnado y cruel (en que lo natural resulta
preñado de una fuerza prenatural), la literatura parece
proponerle a Hispanoamérica la necesidad de asumir su
vocación histórica en el reconocimiento de su propia
degradación 1
Este descubrir la realidad latinoamericana a través de la
escritura, tiene antecedentes en el proceso de conquista
de América por los europeos, quienes desde su
perspectiva, relatan lo que ven en este nuevo mundo.
Mundo lleno de hechos y situaciones inverosímiles,
solamente explicables a través del mito. “Antonio
Pigafetta, un navegante florentino que acompañó a
Magallanes en el primer viaje alrededor del mundo,
escribió a su paso por nuestra América meridional una
crónica rigurosa que sin embargo parece una aventura de
la imaginación. Contó que había visto cerdos con el
ombligo en el lomo y unos pájaros sin patas cuyas
hembras empollaban en las espaldas del macho, y otros
como alcatraces sin lengua cuyos picos parecían una
cuchara. Contó que había visto un engendro animal con
cabeza y orejas de mula, cuerpo de camello, patas de
ciervo y relincho de caballo. Contó que al primer nativo
que encontraron en la Patagonia le pusieron enfrente un
espejo, y que aquel gigante enardecido perdió el uso de
la razón por el pavor de su propia imagen.
Este libro breve y fascinante, en el cual ya se
vislumbran los gérmenes de nuestras novelas de hoy, no
es ni mucho menos el testimonio más asombroso de
nuestra realidad de aquellos tiempos. Los Cronistas de
Indias nos legaron otros incontables. Eldorado, nuestro
país ilusorio tan codiciado, figuró en mapas numerosos
durante largos años, cambiando de lugar y de forma
según la fantasía de los cartógrafos. En busca de la
fuente de la Eterna Juventud, el mítico Alvar Núñez
Cabeza de Vaca exploró durante ocho años el norte de
México, en una expedición venática cuyos miembros se
comieron unos a otros, y sólo llegaron cinco de los 600
que la emprendieron. Uno de los tantos misterios que
nunca fueron descifrados, es el de las once mil mulas
cargadas con cien libras de oro cada una, que un día
salieron del Cuzco para pagar el rescate de Atahualpa y
nunca llegaron a su destino. Más tarde, durante la
colonia, se vendían en Cartagena de Indias unas gallinas
criadas en tierras de aluvión, en cuyas mollejas se
encontraban piedrecitas de oro.
1
Jara Cuadra, René. Las Claves del mito en Cien años de soledad en: La Novela Hispanoamericana. Chile. Ediciones
Universitarias de Valparaíso. 1973 p.p. 177-179
2
Este delirio áureo de nuestros fundadores nos
persiguió hasta hace poco tiempo. Apenas en el siglo
pasado la misión alemana encargada de estudiar la
construcción de un ferrocarril interoceánico en el istmo
de Panamá, concluyó que el proyecto era viable con la
condición de que los rieles no se hicieran de hierro, que
era un metal escaso en la región, sino que se hicieran de
oro”2
y es la afirmación de esta realidad la que sustenta
toda una literatura que procura encontrar en sus propias
raíces los elementos que le permiten construirse un
presente y un futuro. El mismo García Márquez lo dice en
el discurso ya citado: Me atrevo a pensar que es esta
realidad descomunal, y no sólo su expresión literaria, la
que este año ha merecido la atención de la Academia
Sueca de la Letras. Una realidad que no es la del papel,
sino que vive con nosotros y determina cada instante de
nuestras incontables muertes cotidianas, y que sustenta
un manantial de creación insaciable, pleno de desdicha y
de belleza, del cual éste colombiano errante y nostálgico
no es más que una cifra más señalada por la suerte.
Poetas y mendigos, músicos y profetas, guerreros y
malandrines, todas las criaturas de aquella realidad
desaforada hemos tenido que pedirle muy poco a la
imaginación, porque el desafío mayor para nosotros ha
sido la insuficiencia de los recursos convencionales para
hacer creíble nuestra vida. Este es, amigos, el nudo de
nuestra soledad.
Pues si estas dificultades nos entorpecen a nosotros,
que somos de su esencia, no es difícil entender que los
talentos racionales de este lado del mundo, extasiados
en la contemplación de sus propias culturas, se hayan
quedado sin un método válido para interpretarnos. Es
comprensible que insistan en medirnos con la misma vara
con que se miden a sí mismos, sin recordar que los
estragos de la vida no son iguales para todos, y que la
búsqueda de la identidad propia es tan ardua y
sangrienta para nosotros como lo fue para ellos. La
interpretación de nuestra realidad con esquemas ajenos
sólo contribuye a hacernos cada vez más desconocidos,
cada vez menos libres, cada vez más solitarios.(…) 3
“Ante esta realidad sobrecogedora que a través de
todo el tiempo humano debió de parecer una utopía, los
inventores de fábulas que todo lo creemos nos sentimos
con el derecho de creer que todavía no es demasiado
tarde para emprender la creación de la utopía contraria.
Una nueva y arrasadora utopía de la vida, donde nadie
pueda decidir por otros hasta la forma de morir, donde
de veras sea cierto el amor y sea posible la felicidad, y
donde las estirpes condenadas a cien años de soledad
tengan por fin y para siempre una segunda oportunidad
sobre la tierra.”4
Imaginación, Fantasía, Inspiración y Realidad
- Hablemos de todo el lado artesanal del oficio de
escribir. En este largo aprendizaje que ha sido el tuyo,
¿podrías decirme quiénes te han sido útiles?
- En primer término, mi abuela. Me contaba las cosas
más atroces sin conmoverse como si fuera una
cosa que acabara de ver. Descubrí que esa manera
imperturbable y esa riqueza de imágenes era lo que
más me contribuía a la verosimilitud de sus historias.
Usando el mismo método de mi abuela, escribí Cien
años de soledad.
- ¿Fue ella la que te permitió descubrir que ibas a ser
escritor?
- No, fue Kafka que, en alemán, contaba las cosas de la
misma manera que mi abuela. Cuando yo leí a los
diecisiete años La Metamorfosis, descubrí que iba a
ser escritor. Al ver que Gregorio Samsa podía
despertarse una mañana convertido en un gigantesco
escarabajo, me dije: “Yo no sabía que esto era posible
hacerlo. Pero si es así, escribir me interesa.”
- ¿Por qué te llamó la atención? ¿Por la libertad de
poder inventar cualquier cosa?
- Por lo pronto comprendí que existían en la literatura
otras posibilidades que las racionalistas y muy
académicas que había conocido hasta entonces en los
manuales del liceo. Era como despojarse de un
cinturón de castidad. Con el tiempo descubrí, no
obstante, que uno no puede inventar o imaginar lo
que le da la gana, porque corre el riesgo de decir
mentiras, y las mentiras son más graves en la literatura
que en la vida real. Dentro de la mayor arbitrariedad
aparente, hay leyes. Uno puede quitarse la hora de
parra racionalista, a condición de no caer en el caos,
en el irracionalismo total.
- ¿En la fantasía?
- Sí, en la fantasía.
- La detesta ¿por qué?
- Porque creo que la imaginación no es sino un
instrumento de elaboración de la realidad. Pero la
fuente de creación al fin y al cabo es siempre la
realidad. Y la fantasía, o sea la invención pura y simple,
a lo Walt Disney, sin ningún asidero en la realidad, es lo
más detestable que pueda haber. Recuerdo que
alguna vez, interesado en escribir un libro de cuentos
infantiles, te mandé como prueba “El mar del tiempo
perdido”. Con la franqueza de siempre, me dijiste que
no te gustaba, y creías que era por una limitación tuya:
la fantasía no te decía nada. Pero el argumento me
resultó demoledor porque tampoco a los niños les
gusta la fantasía. Lo que les gusta, por supuesto, es la
imaginación. La diferencia que hay entre la una y la
otra es la misma que hay entre un ser humano y el
muñeco de un ventrílocuo. (…)
- ¿Qué es para ti la inspiración? ¿Existe?
- Es una palabra desprestigiada por los románticos. Yo
no la concibo como un estado gracia ni como un soplo
divino, sino como una reconciliación con el tema
2
García Márquez, Gabriel. La soledad de América Latina. Discurso de recepción del premio Nobel. Estocolmo. The
Nobel Foundation 1982.
3
Ibid
4
Ibid
3
a fuerza de tenacidad y dominio. Cuando se quiere
escribir algo, se establece una especie de tensión
recíproca entre uno y el tema, de modo que uno atiza
el tema y el tema lo atiza a uno. Hay un momento en
que todos los obstáculos se derrumban, todos los
conflictos se apartan, y a uno se le ocurren cosas que
no había soñado, y entonces no hay en la vida nada
mejor que escribir. Eso es lo que yo llamaría
inspiración.
- Has dicho que toda buena novela es una trasposición
poética de la realidad ¿podrías explicar este concepto?
- Sí, creo que una novela es la representación cifrada
de la realidad, una especie de adivinanza del mundo.
La realidad que se maneja en una novela es diferente a
la realidad de la vida, aunque se apoye en ella. Como
ocurre con los sueños. (…)
- Entonces, ¿todo lo que pones en tus libros tiene una
base real?
- No hay en mis novelas una línea que no esté basada
en la realidad.
- ¿Estás seguro? En “Cien años de Soledad” ocurren
cosas bastante extraordinarias. Remedios la bella sube
al cielo. Mariposas amarillas revolotean en torno a
Mauricio Babilonia…
- Todo ello tiene una base real.
- Por ejemplo…
- Por ejemplo, Mauricio Babilonia. A mi casa de
Aracataca, cuando yo tenía unos cinco años de edad,
vino un día un electricista para cambiar el contador. Lo
recuerdo como si fuera ayer porque me fascino la
correa con la que se amarraba a los postes para no
caerse. Volvió varias veces. Una de ellas, encontré a mi
abuela tratando de espantar una mariposa con un
trapo y diciendo: “Siempre que este hombre viene a
casa se mete esa mariposa amarilla”. Este fue el
embrión de Mauricio Babilonia.
- ¿Y Remedios la bella? ¿Cómo se te ocurrió enviarla al
cielo?
- Inicialmente había previsto había previsto que
desapareciera cuando estaba bordando en el corredor
de la casa con Rebeca y Amaranta. Pero este recurso,
casi cinematográfico, no me parecía aceptable.
Remedios se me iba a quedar de todas maneras por
allí. Entonces se me ocurrió hacerla subir al cielo en
cuerpo y alma. ¿El hecho real? Una señora cuya nieta
se había fugado en la madrugada y que para ocultar
esta fuga, decidió correr la voz de que su nieta se
había ido al cielo.
- ¿Has contado en alguna parte que no fue fácil hacerla
volar?
- No, no subía. Yo estaba desesperado porque no
había manera de hacerla subir. Un día, pensando en
este problema, salí al patio de mi casa.
Había mucho viento. Una negra muy grande y muy
bella que venía a lavar la ropa estaba tratando de
tender las sábanas en una cuerda. No podía, el viento
se las llevaba. Entonces tuve una iluminación. “Ya
está”, pensé. Remedios la bella necesitaba sábanas
para subir al cielo. En este caso, las sábanas eran el
elemento aportado de la realidad. Cuando volví a la
máquina de escribir, Remedios la bella subió y subió
sin dificultad. Y no hubo Dios que la parara.
Gabriel García Márquez
*en: García Marquez, Gabriel y Apuleyo Mendoza,
Plinio El olor de la guayaba “Consersaciones con Plinio
Apuleyo Mendoza” Colombia, Editorial La Oveja
Negra. 1982 p.p. 30-31, 34-38
En torno a Cien años de soledad
“Muchos años después, frente al pelotón de
fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de
recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a
conocer el hielo”. El comienzo de la novela de inmediato
nos ubica en una situación en que el presente, el pasado
y el futuro se concentran en un momento de la vida de de
uno de los personajes. De esta manera, un factor
importante del relato, la cronología, el orden sucesivo
del tiempo es percibido como una vivencia de sucesos
entrelazados.
Con estos elementos, que pertenecen a nuestra
percepción cotidiana de la realidad, se inicia el recorrido
por la vida del pueblo de Macondo y la familia Buendía.
Macondo y los Buendía pasan a representar la historia
de América en su búsqueda de un lugar sagrado inicial y
una pareja primordial, donde la mujer, en particular
Úrsula, es el eje de la cultura y la familia.
La culpa inicial (el incesto) es el elemento que da el
carácter monstruoso a los descendientes. Por ello, la
familia que compone Macondo se precipita a la ruina y a
la disolución por falta de vitalidad y poca consistencia al
no asumir su propia historia.
Genealogía y personajes
La mayoría de los personajes en la novela son de
carácter épico, representando a sectores sociales muy
específicos del espacio latinoamericano. Cada cual trae
una nota extraordinaria al mundo: hombres
descomunales como Aureliano Arcadio Buendía, el
abuelo eterno, la raíz de la familia; mujeres como Úrsula,
quien representa a la figura de la madre, arquetipo de la
cultura matriarcal. Posee sensatez y sentido poético,
mostrando la triste condición del tiempo, de su estirpe y
de su conciencia de culpa. Su extinción significa
comienzo y el fin del linaje; después de ella viene la
fuerza, el alejamiento y la muerte. También se destacan
entre este tipo de mujeres, Remedios la Bella, mujer de
gran poder seductor. Su aroma y su caminar perturbador
y contorneado aniquila y enloquece a los hombres. Entre
los grandes gozadores se destacan algunos hijos del
Coronel Aureliano Buendía y mujeres como Amaranta,
quien aparece fría, indiferente y despectiva, rechazando
4
a los hombres y sembrando la desesperación a su
alrededor. Es un misterioso juego erótico en secreto,
dotada de una enfermiza timidez y de una ternura
inconmensurable. Otros son los misteriosos viajeros,
genios perversos y delicados como el médico Alirio
Noguera, cuya misión farsante y terrorista es curar con la
muerte; Argénida, criada y confidente de Rebeca; el
monje Hermano, a quien Melquiades le deja sus libros
para que aprenda a manejar el astrolabio, el sextante y la
brújula. Por último, es conveniente señalar a los que
representan la indeterminación temporal como
Melquiades, quien muere dos veces y promueve el
impulso fantástico de José Arcadio, el fundador;
Francisco el hombre, juglar y cronista popular que vive
cerca de doscientos años.
Por lo anterior, ya podemos deducir que la novela está
armada sobre un árbol genealógico: Familia de los
Buendía y el mito de Edipo; la culpa de Layo y el incesto
que desencadena diversos castigos (anuncios del
oráculo). El fenómeno mítico señalado en Cien años de
Soledad se ve en el asesinato cometido por el fundador
de la familia y en el matrimonio incestuoso con la prima ,
hecho que desencadena castigos tales como el fin del
fundador y por fin el nacimiento del niño con cola de
cerdo, anunciados en el epígrafe que escribe Melquiades.
El tiempo en Macondo
- Tiempo mítico de los fundadores: se caracteriza por la
presencia de lugares sagrados, por hombres fabulosos
que no distinguen la lógica del absurdo ni la acción de la
imaginación.
Las figuras principales son José Arcadio Buendía,
fundador de la familia, quien comete una doble culpa:
asesinato e incesto. Melquiades, personaje que
representa varios períodos históricos, primero en calidad
de alquimista medieval (Edad Media); luego como
hombre orquesta (Renacimiento en los siglos XV al XVII),
muy afanoso por la ciencia que desplaza a la fe; y
finalmente como precursor de los derechos del hombre
(siglos XVIII y parte del XIX, simbolizando al periodo de
las luces). Melquiades, a través de sus resurrecciones,
nos dice cómo saldrá Macondo de la muerte a que ha
sido condenado. Para él no hay fronteras entre la vida y
la muerte, por esa razón nunca muere del todo. Los
acontecimientos principales que acaecen en este Tiempo
mítico, bajo las sombras del matrimonio, de la maldición y
del asesinato, se presentan cuando José Arcadio Buendía
huye del pueblo por haber dado muerte a Prudencio
Aguilar, con el propósito de callar el rumor sobre la vida
conyugal no consumada. Su culpa es el asesinato e
incesto en el matrimonio con la prima. Vale la pena hacer
notar que Úrsula insiste en no consumar la relación
aterrorizada por la maldición de concebir un hijo con
cola de cerdo. A estos acontecimientos se agregan el
éxodo de José Arcadio y de otros familiares a través de la
selva en busca del mar. La búsqueda de un paraíso nos
anuncia el impulso de un reencuentro con el mundo; la
necesidad de reconquistar ese mundo y el sueño de
restablecer una realidad original.
En medio de la selva José Arcadio convence a los
hombres que no encontrarán el mar y funda Macondo. La
imagen arquetípica resulta de este sueño motivado por la
idea de la fundación. En adelante, José Arcadio
descubrirá que la tierra es redonda. Las cosas carecen de
nombre y desde entonces hay que señalarlas con el dedo.
El mundo de Macondo, aislado y solitario, se sostiene en
la fantasía de José Arcadio y en la magia de Melquíades.
La necesidad de conocimiento de José Arcadio lo lleva a
experimentar con imanes, lupas y mapas. Este es otro de
los sueños: la necesidad de la ciencia y del conocimiento.
- Tiempo histórico: Macondo se inserta en una situación
histórica donde aparece lo político y la injusticia social. El
elemento exterior que invade la dinámica de Macondo es
la Compañía Bananera como hecho típico del
colonialismo. La figura principal es el Coronel Aureliano
Buendía, quien introduce el período de las guerras.
- Tiempo cíclico: Esto es así porque el linaje de los
Buendía se repite como un juego de espejos y por eso se
van repitiendo los nombres de muchos personajes. Una
línea es trágica y supersticiosa, la otra, es lúcida y realista,
pero marcada por el destino. Úrsula tiene la impresión
que el tiempo da vueltas en redondo como el centro del
fracaso de un siglo destruido por la conformidad.
- Tiempo del deterioro: En él se produce la decadencia
del pueblo de Macondo y del linaje de los Buendía; al
morir Úrsula, cumple la profecía y desaparece Macondo
por la fuerza de un huracán. De esta manera, la falta de
amor, la conformidad, el desamparo, la violencia, el
caudillismo y la enajenación, la falta de conciencia
histórica, la sexualidad frustrada, la falta de solidaridad
conducen y condenan simbólicamente a Cien años de
Soledad.
5
Actividad: A partir de la lectura anterior responde las siguientes preguntas.
1.- Para García Márquez, ¿qué diferencia existen entre fantasía e imaginación?
2.- Explica la siguiente afirmación y relaciónala con la obra de García Márquez: “Es así como por la vía de la paradoja,
la literatura y el mito cumplen una función prometeica”.
3.- ¿De qué forma infuyó la lectura de Kafka en la escritura de Gabriel García Márquez?
4.- ¿Qué es la inspiración para Márquez?
5.- Según lo leído, ¿cuál es la(s) función(es) que cumple Melquiades en el desarrollo del relato?
6.- ¿Qué rol cumple la realidad en García Márquez?
7.- Refiéranse al tiempo en Cien años de Soledad

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Análisis literario
Análisis literarioAnálisis literario
Análisis literario
Lilia G. Torres Fernández
 
El casamiento engaños y el coloquio de los
El casamiento engaños y el coloquio de losEl casamiento engaños y el coloquio de los
El casamiento engaños y el coloquio de los
lclcarmen
 
Powerpoint micro relatos
Powerpoint micro relatosPowerpoint micro relatos
Powerpoint micro relatos
xClaud1O
 
Powerpoint micro relatos-2
Powerpoint micro relatos-2Powerpoint micro relatos-2
Powerpoint micro relatos-2
xClaud1O
 
Reseña el licenciado vidriera
Reseña el licenciado vidrieraReseña el licenciado vidriera
Reseña el licenciado vidriera
kellygoez
 
Practicacalificadadearticulodeopinion
PracticacalificadadearticulodeopinionPracticacalificadadearticulodeopinion
Practicacalificadadearticulodeopinion
jose200206
 
Pdf novela policxaca
Pdf novela policxacaPdf novela policxaca
Pdf novela policxaca
katherinefi
 
Borges
BorgesBorges
Borges
guestc3821e
 
Hipertexto
HipertextoHipertexto
Hipertexto
guestf82797
 
Practicacalificadadearticulodeopinion 1
Practicacalificadadearticulodeopinion 1Practicacalificadadearticulodeopinion 1
Practicacalificadadearticulodeopinion 1
Colegio coar
 
Tipos de mundo primeros medios
Tipos de mundo primeros mediosTipos de mundo primeros medios
Tipos de mundo primeros medios
cordovaalfred
 
El cuento de poolman
El cuento de poolmanEl cuento de poolman
El cuento de poolman
planificacion
 
PRACTICA CALIFICADA DE ARTICULO DE OPINION
PRACTICA CALIFICADA DE ARTICULO DE OPINIONPRACTICA CALIFICADA DE ARTICULO DE OPINION
PRACTICA CALIFICADA DE ARTICULO DE OPINION
xiomara2002
 
Novela literatura
Novela literaturaNovela literatura
Novela literatura
lllkk
 
Practicacalificadadearticulodeopinion 3
Practicacalificadadearticulodeopinion 3Practicacalificadadearticulodeopinion 3
Practicacalificadadearticulodeopinion 3
jose200206
 
Practicacalificadadearticulodeopinion 2
Practicacalificadadearticulodeopinion 2Practicacalificadadearticulodeopinion 2
Practicacalificadadearticulodeopinion 2
jose200206
 
Dr. adolfo vasquez rocca de la filosofía a la literatura; entre los mundos...
Dr. adolfo vasquez rocca   de la filosofía a la literatura;  entre los mundos...Dr. adolfo vasquez rocca   de la filosofía a la literatura;  entre los mundos...
Dr. adolfo vasquez rocca de la filosofía a la literatura; entre los mundos...
Adolfo Vasquez Rocca
 

La actualidad más candente (17)

Análisis literario
Análisis literarioAnálisis literario
Análisis literario
 
El casamiento engaños y el coloquio de los
El casamiento engaños y el coloquio de losEl casamiento engaños y el coloquio de los
El casamiento engaños y el coloquio de los
 
Powerpoint micro relatos
Powerpoint micro relatosPowerpoint micro relatos
Powerpoint micro relatos
 
Powerpoint micro relatos-2
Powerpoint micro relatos-2Powerpoint micro relatos-2
Powerpoint micro relatos-2
 
Reseña el licenciado vidriera
Reseña el licenciado vidrieraReseña el licenciado vidriera
Reseña el licenciado vidriera
 
Practicacalificadadearticulodeopinion
PracticacalificadadearticulodeopinionPracticacalificadadearticulodeopinion
Practicacalificadadearticulodeopinion
 
Pdf novela policxaca
Pdf novela policxacaPdf novela policxaca
Pdf novela policxaca
 
Borges
BorgesBorges
Borges
 
Hipertexto
HipertextoHipertexto
Hipertexto
 
Practicacalificadadearticulodeopinion 1
Practicacalificadadearticulodeopinion 1Practicacalificadadearticulodeopinion 1
Practicacalificadadearticulodeopinion 1
 
Tipos de mundo primeros medios
Tipos de mundo primeros mediosTipos de mundo primeros medios
Tipos de mundo primeros medios
 
El cuento de poolman
El cuento de poolmanEl cuento de poolman
El cuento de poolman
 
PRACTICA CALIFICADA DE ARTICULO DE OPINION
PRACTICA CALIFICADA DE ARTICULO DE OPINIONPRACTICA CALIFICADA DE ARTICULO DE OPINION
PRACTICA CALIFICADA DE ARTICULO DE OPINION
 
Novela literatura
Novela literaturaNovela literatura
Novela literatura
 
Practicacalificadadearticulodeopinion 3
Practicacalificadadearticulodeopinion 3Practicacalificadadearticulodeopinion 3
Practicacalificadadearticulodeopinion 3
 
Practicacalificadadearticulodeopinion 2
Practicacalificadadearticulodeopinion 2Practicacalificadadearticulodeopinion 2
Practicacalificadadearticulodeopinion 2
 
Dr. adolfo vasquez rocca de la filosofía a la literatura; entre los mundos...
Dr. adolfo vasquez rocca   de la filosofía a la literatura;  entre los mundos...Dr. adolfo vasquez rocca   de la filosofía a la literatura;  entre los mundos...
Dr. adolfo vasquez rocca de la filosofía a la literatura; entre los mundos...
 

Destacado

Proyecto monográfico
Proyecto monográficoProyecto monográfico
Proyecto monográfico
Profesor Ramón Moraga
 
Selección de el arco y la lira
Selección de el arco y la liraSelección de el arco y la lira
Selección de el arco y la lira
Profesor Ramón Moraga
 
Guía de contenido y ejercicios: Falacias argumentativas
Guía de contenido y ejercicios: Falacias argumentativasGuía de contenido y ejercicios: Falacias argumentativas
Guía de contenido y ejercicios: Falacias argumentativas
Profesor Ramón Moraga
 
Guía de ejercicios argumentacion 4
Guía de ejercicios   argumentacion 4Guía de ejercicios   argumentacion 4
Guía de ejercicios argumentacion 4
Profesor Ramón Moraga
 
Síntesis argumentación
Síntesis argumentaciónSíntesis argumentación
Síntesis argumentación
Profesor Ramón Moraga
 
Guia análisis métrico
Guia análisis métricoGuia análisis métrico
Guia análisis métrico
Profesor Ramón Moraga
 
El ensayo
El ensayoEl ensayo
Crimen y Castigo
Crimen y CastigoCrimen y Castigo
Crimen y Castigo
Profesor Ramón Moraga
 
¿Qué es la Ilustración?
¿Qué es la Ilustración?¿Qué es la Ilustración?
¿Qué es la Ilustración?
Profesor Ramón Moraga
 
Control de Lectura y Contenido
Control de Lectura y ContenidoControl de Lectura y Contenido
Control de Lectura y Contenido
Profesor Ramón Moraga
 
Ejercicios Género Narrativo
Ejercicios Género NarrativoEjercicios Género Narrativo
Ejercicios Género Narrativo
Profesor Ramón Moraga
 
Diagnóstico de Habilidades
Diagnóstico de HabilidadesDiagnóstico de Habilidades
Diagnóstico de Habilidades
Profesor Ramón Moraga
 
Guía de ejercicios
Guía de ejerciciosGuía de ejercicios
Guía de ejercicios
Profesor Ramón Moraga
 
prueba falacias
prueba falaciasprueba falacias
prueba falacias
Nicole Makarena
 
Solución Ejercicios de Argumentación
Solución Ejercicios de ArgumentaciónSolución Ejercicios de Argumentación
Solución Ejercicios de Argumentación
Miguel Camargo
 
El discurso privado y público
El discurso privado y públicoEl discurso privado y público
El discurso privado y público
Profesor Ramón Moraga
 
Género Narrativo
Género NarrativoGénero Narrativo
Género Narrativo
Profesor Ramón Moraga
 
Ud.10. metabolismo i
Ud.10. metabolismo iUd.10. metabolismo i
Ud.10. metabolismo i
biologiahipatia
 
Ejercicios argumentación
Ejercicios argumentaciónEjercicios argumentación
Ejercicios argumentación
"Las Profes Talks"
 

Destacado (19)

Proyecto monográfico
Proyecto monográficoProyecto monográfico
Proyecto monográfico
 
Selección de el arco y la lira
Selección de el arco y la liraSelección de el arco y la lira
Selección de el arco y la lira
 
Guía de contenido y ejercicios: Falacias argumentativas
Guía de contenido y ejercicios: Falacias argumentativasGuía de contenido y ejercicios: Falacias argumentativas
Guía de contenido y ejercicios: Falacias argumentativas
 
Guía de ejercicios argumentacion 4
Guía de ejercicios   argumentacion 4Guía de ejercicios   argumentacion 4
Guía de ejercicios argumentacion 4
 
Síntesis argumentación
Síntesis argumentaciónSíntesis argumentación
Síntesis argumentación
 
Guia análisis métrico
Guia análisis métricoGuia análisis métrico
Guia análisis métrico
 
El ensayo
El ensayoEl ensayo
El ensayo
 
Crimen y Castigo
Crimen y CastigoCrimen y Castigo
Crimen y Castigo
 
¿Qué es la Ilustración?
¿Qué es la Ilustración?¿Qué es la Ilustración?
¿Qué es la Ilustración?
 
Control de Lectura y Contenido
Control de Lectura y ContenidoControl de Lectura y Contenido
Control de Lectura y Contenido
 
Ejercicios Género Narrativo
Ejercicios Género NarrativoEjercicios Género Narrativo
Ejercicios Género Narrativo
 
Diagnóstico de Habilidades
Diagnóstico de HabilidadesDiagnóstico de Habilidades
Diagnóstico de Habilidades
 
Guía de ejercicios
Guía de ejerciciosGuía de ejercicios
Guía de ejercicios
 
prueba falacias
prueba falaciasprueba falacias
prueba falacias
 
Solución Ejercicios de Argumentación
Solución Ejercicios de ArgumentaciónSolución Ejercicios de Argumentación
Solución Ejercicios de Argumentación
 
El discurso privado y público
El discurso privado y públicoEl discurso privado y público
El discurso privado y público
 
Género Narrativo
Género NarrativoGénero Narrativo
Género Narrativo
 
Ud.10. metabolismo i
Ud.10. metabolismo iUd.10. metabolismo i
Ud.10. metabolismo i
 
Ejercicios argumentación
Ejercicios argumentaciónEjercicios argumentación
Ejercicios argumentación
 

Similar a Literatura Hispanoamericana y Cien años de Soledad

Taller de lecto escritura
Taller de lecto escrituraTaller de lecto escritura
Taller de lecto escritura
Helver Gilberto Parra Gonzalez
 
Página al viento No. 18
Página al viento No. 18Página al viento No. 18
Página al viento No. 18
Oh Suny
 
Cincuenta libros y una frase
Cincuenta libros y una fraseCincuenta libros y una frase
Cincuenta libros y una frase
Carlos Herrera Rozo
 
Corredor Mediterráneo
Corredor MediterráneoCorredor Mediterráneo
Corredor Mediterráneo
Isa Rezmo
 
Cincuenta libros y una fras1
Cincuenta libros y una fras1Cincuenta libros y una fras1
Cincuenta libros y una fras1
Carlos Herrera Rozo
 
Cincuenta libros y una fras1
Cincuenta libros y una fras1Cincuenta libros y una fras1
Cincuenta libros y una fras1
Carlos Herrera Rozo
 
CríTica De NicoláS Suescuncien AñOs
CríTica De NicoláS Suescuncien AñOsCríTica De NicoláS Suescuncien AñOs
CríTica De NicoláS Suescuncien AñOs
Jhon Ramirez
 
Historia del cuento
Historia del cuentoHistoria del cuento
Historia del cuento
Laura N.P
 
Powerpoint micro relatos-2
Powerpoint micro relatos-2Powerpoint micro relatos-2
Powerpoint micro relatos-2
xClaud1O
 
Powerpoint micro relatos-2
Powerpoint micro relatos-2Powerpoint micro relatos-2
Powerpoint micro relatos-2
xClaud1O
 
Tipos de mundos primeros medios
Tipos de mundos primeros mediosTipos de mundos primeros medios
Tipos de mundos primeros medios
Cecilia Flores Jara
 
Dr. adolfo vásquez rocca de la filosofía a la literatura; entre los mundos...
Dr. adolfo vásquez rocca    de la filosofía a la literatura; entre los mundos...Dr. adolfo vásquez rocca    de la filosofía a la literatura; entre los mundos...
Dr. adolfo vásquez rocca de la filosofía a la literatura; entre los mundos...
Adolfo Vasquez Rocca
 
Elogio de la LECTURA y la ficción
Elogio de la LECTURA y la ficciónElogio de la LECTURA y la ficción
Elogio de la LECTURA y la ficción
clapaesta
 
Discurso de mario vargas llosa
Discurso de mario vargas llosaDiscurso de mario vargas llosa
Discurso de mario vargas llosa
Augusto Dionicio Ciezza
 
Vargas Llosa discurso al recibir el Nobel
Vargas Llosa discurso al recibir el NobelVargas Llosa discurso al recibir el Nobel
Vargas Llosa discurso al recibir el Nobel
Lota Moncada
 
Unidad 3 La Magia de la Crónica
Unidad 3 La Magia de la CrónicaUnidad 3 La Magia de la Crónica
Unidad 3 La Magia de la Crónica
SistemadeEstudiosMed
 
Clarice Lispector La Hora De La Novela Moderna
Clarice Lispector La Hora De La Novela ModernaClarice Lispector La Hora De La Novela Moderna
Clarice Lispector La Hora De La Novela Moderna
Kelita Vanegas
 
Mario vargasllosa discurso
Mario vargasllosa discursoMario vargasllosa discurso
Mario vargasllosa discurso
Eloy Colque
 
Sala prensa dosier_cien_anos_de_soledad
Sala prensa dosier_cien_anos_de_soledadSala prensa dosier_cien_anos_de_soledad
Sala prensa dosier_cien_anos_de_soledad
santivm1112
 
Sala prensa dosier_cien_anos_de_soledad
Sala prensa dosier_cien_anos_de_soledadSala prensa dosier_cien_anos_de_soledad
Sala prensa dosier_cien_anos_de_soledad
Ani Lu Torres Lam
 

Similar a Literatura Hispanoamericana y Cien años de Soledad (20)

Taller de lecto escritura
Taller de lecto escrituraTaller de lecto escritura
Taller de lecto escritura
 
Página al viento No. 18
Página al viento No. 18Página al viento No. 18
Página al viento No. 18
 
Cincuenta libros y una frase
Cincuenta libros y una fraseCincuenta libros y una frase
Cincuenta libros y una frase
 
Corredor Mediterráneo
Corredor MediterráneoCorredor Mediterráneo
Corredor Mediterráneo
 
Cincuenta libros y una fras1
Cincuenta libros y una fras1Cincuenta libros y una fras1
Cincuenta libros y una fras1
 
Cincuenta libros y una fras1
Cincuenta libros y una fras1Cincuenta libros y una fras1
Cincuenta libros y una fras1
 
CríTica De NicoláS Suescuncien AñOs
CríTica De NicoláS Suescuncien AñOsCríTica De NicoláS Suescuncien AñOs
CríTica De NicoláS Suescuncien AñOs
 
Historia del cuento
Historia del cuentoHistoria del cuento
Historia del cuento
 
Powerpoint micro relatos-2
Powerpoint micro relatos-2Powerpoint micro relatos-2
Powerpoint micro relatos-2
 
Powerpoint micro relatos-2
Powerpoint micro relatos-2Powerpoint micro relatos-2
Powerpoint micro relatos-2
 
Tipos de mundos primeros medios
Tipos de mundos primeros mediosTipos de mundos primeros medios
Tipos de mundos primeros medios
 
Dr. adolfo vásquez rocca de la filosofía a la literatura; entre los mundos...
Dr. adolfo vásquez rocca    de la filosofía a la literatura; entre los mundos...Dr. adolfo vásquez rocca    de la filosofía a la literatura; entre los mundos...
Dr. adolfo vásquez rocca de la filosofía a la literatura; entre los mundos...
 
Elogio de la LECTURA y la ficción
Elogio de la LECTURA y la ficciónElogio de la LECTURA y la ficción
Elogio de la LECTURA y la ficción
 
Discurso de mario vargas llosa
Discurso de mario vargas llosaDiscurso de mario vargas llosa
Discurso de mario vargas llosa
 
Vargas Llosa discurso al recibir el Nobel
Vargas Llosa discurso al recibir el NobelVargas Llosa discurso al recibir el Nobel
Vargas Llosa discurso al recibir el Nobel
 
Unidad 3 La Magia de la Crónica
Unidad 3 La Magia de la CrónicaUnidad 3 La Magia de la Crónica
Unidad 3 La Magia de la Crónica
 
Clarice Lispector La Hora De La Novela Moderna
Clarice Lispector La Hora De La Novela ModernaClarice Lispector La Hora De La Novela Moderna
Clarice Lispector La Hora De La Novela Moderna
 
Mario vargasllosa discurso
Mario vargasllosa discursoMario vargasllosa discurso
Mario vargasllosa discurso
 
Sala prensa dosier_cien_anos_de_soledad
Sala prensa dosier_cien_anos_de_soledadSala prensa dosier_cien_anos_de_soledad
Sala prensa dosier_cien_anos_de_soledad
 
Sala prensa dosier_cien_anos_de_soledad
Sala prensa dosier_cien_anos_de_soledadSala prensa dosier_cien_anos_de_soledad
Sala prensa dosier_cien_anos_de_soledad
 

Último

Introducción a las herramientas de Google Apps (3 de julio de 2024)
Introducción a las herramientas de Google Apps (3 de julio de 2024)Introducción a las herramientas de Google Apps (3 de julio de 2024)
Introducción a las herramientas de Google Apps (3 de julio de 2024)
Cátedra Banco Santander
 
Imagenes-en-la-Comunicacion-Didactica.pdf
Imagenes-en-la-Comunicacion-Didactica.pdfImagenes-en-la-Comunicacion-Didactica.pdf
Imagenes-en-la-Comunicacion-Didactica.pdf
ShimmyKoKoBop
 
IMAGENES SUBLIMINALES EN LAS PUBLICACIONES DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ
IMAGENES SUBLIMINALES EN LAS PUBLICACIONES DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁIMAGENES SUBLIMINALES EN LAS PUBLICACIONES DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ
IMAGENES SUBLIMINALES EN LAS PUBLICACIONES DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ
Claude LaCombe
 
ejemplos-del-servicio-cristiano-fiel (1).pptx
ejemplos-del-servicio-cristiano-fiel (1).pptxejemplos-del-servicio-cristiano-fiel (1).pptx
ejemplos-del-servicio-cristiano-fiel (1).pptx
gersonobedgabrielbat1
 
Como hacer que te pasen cosas buenas MRE3 Ccesa007.pdf
Como hacer que te pasen cosas buenas  MRE3  Ccesa007.pdfComo hacer que te pasen cosas buenas  MRE3  Ccesa007.pdf
Como hacer que te pasen cosas buenas MRE3 Ccesa007.pdf
Demetrio Ccesa Rayme
 
2. LA ENERGIA Y TIPOSGRADO SEXTO.SANTA TERESApptx
2. LA ENERGIA Y TIPOSGRADO SEXTO.SANTA TERESApptx2. LA ENERGIA Y TIPOSGRADO SEXTO.SANTA TERESApptx
2. LA ENERGIA Y TIPOSGRADO SEXTO.SANTA TERESApptx
nelsontobontrujillo
 
Los Formularios de Google: creación, gestión y administración de respuestas (...
Los Formularios de Google: creación, gestión y administración de respuestas (...Los Formularios de Google: creación, gestión y administración de respuestas (...
Los Formularios de Google: creación, gestión y administración de respuestas (...
Cátedra Banco Santander
 
PPT: Un día en el ministerio de Jesús.pptx
PPT: Un día en el ministerio de Jesús.pptxPPT: Un día en el ministerio de Jesús.pptx
PPT: Un día en el ministerio de Jesús.pptx
https://gramadal.wordpress.com/
 
Revista Universidad de Deusto - Número 155 / Año 2024
Revista Universidad de Deusto - Número 155 / Año 2024Revista Universidad de Deusto - Número 155 / Año 2024
Revista Universidad de Deusto - Número 155 / Año 2024
Universidad de Deusto - Deustuko Unibertsitatea - University of Deusto
 
Plataformas de vídeo online (2 de julio de 2024)
Plataformas de vídeo online (2 de julio de 2024)Plataformas de vídeo online (2 de julio de 2024)
Plataformas de vídeo online (2 de julio de 2024)
Cátedra Banco Santander
 
Introducción a la seguridad básica (3 de julio de 2024)
Introducción a la seguridad básica (3 de julio de 2024)Introducción a la seguridad básica (3 de julio de 2024)
Introducción a la seguridad básica (3 de julio de 2024)
Cátedra Banco Santander
 
El mensaje en la psicopedagogía.........
El mensaje en la psicopedagogía.........El mensaje en la psicopedagogía.........
El mensaje en la psicopedagogía.........
DenisseGonzalez805225
 
diapositivas paco yunque.pptx cartelera literaria
diapositivas paco yunque.pptx cartelera literariadiapositivas paco yunque.pptx cartelera literaria
diapositivas paco yunque.pptx cartelera literaria
TheeffitaSantosMedin
 
Taller Intensivo de Formación Continua 2024
Taller Intensivo de Formación Continua 2024Taller Intensivo de Formación Continua 2024
Taller Intensivo de Formación Continua 2024
maria larios
 
Lecciones 02 Un día en el ministerio de Jesús.docx
Lecciones 02 Un día en el ministerio de Jesús.docxLecciones 02 Un día en el ministerio de Jesús.docx
Lecciones 02 Un día en el ministerio de Jesús.docx
Alejandrino Halire Ccahuana
 
Lec. 02 Un día en el ministerio de Jesús.pdf
Lec. 02 Un día en el ministerio de Jesús.pdfLec. 02 Un día en el ministerio de Jesús.pdf
Lec. 02 Un día en el ministerio de Jesús.pdf
Alejandrino Halire Ccahuana
 
ACERTIJO MATEMÁTICO DEL MEDALLERO OLÍMPICO. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJO MATEMÁTICO DEL MEDALLERO OLÍMPICO. Por JAVIER SOLIS NOYOLAACERTIJO MATEMÁTICO DEL MEDALLERO OLÍMPICO. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJO MATEMÁTICO DEL MEDALLERO OLÍMPICO. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
JAVIER SOLIS NOYOLA
 
Tu, Tu Hijo y la Escuela Ken Robinson Ccesa007.pdf
Tu,  Tu Hijo y la  Escuela  Ken Robinson  Ccesa007.pdfTu,  Tu Hijo y la  Escuela  Ken Robinson  Ccesa007.pdf
Tu, Tu Hijo y la Escuela Ken Robinson Ccesa007.pdf
Demetrio Ccesa Rayme
 
SEP. Presentación. Taller Intensivo FCD. Julio 2024.pdf
SEP. Presentación. Taller Intensivo FCD. Julio 2024.pdfSEP. Presentación. Taller Intensivo FCD. Julio 2024.pdf
SEP. Presentación. Taller Intensivo FCD. Julio 2024.pdf
GavieLitiumGarcia
 
1. QUE ES UNA ESTRUCTURAOCTAVOASANTA TERESA .pptx
1. QUE ES UNA ESTRUCTURAOCTAVOASANTA TERESA .pptx1. QUE ES UNA ESTRUCTURAOCTAVOASANTA TERESA .pptx
1. QUE ES UNA ESTRUCTURAOCTAVOASANTA TERESA .pptx
nelsontobontrujillo
 

Último (20)

Introducción a las herramientas de Google Apps (3 de julio de 2024)
Introducción a las herramientas de Google Apps (3 de julio de 2024)Introducción a las herramientas de Google Apps (3 de julio de 2024)
Introducción a las herramientas de Google Apps (3 de julio de 2024)
 
Imagenes-en-la-Comunicacion-Didactica.pdf
Imagenes-en-la-Comunicacion-Didactica.pdfImagenes-en-la-Comunicacion-Didactica.pdf
Imagenes-en-la-Comunicacion-Didactica.pdf
 
IMAGENES SUBLIMINALES EN LAS PUBLICACIONES DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ
IMAGENES SUBLIMINALES EN LAS PUBLICACIONES DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁIMAGENES SUBLIMINALES EN LAS PUBLICACIONES DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ
IMAGENES SUBLIMINALES EN LAS PUBLICACIONES DE LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ
 
ejemplos-del-servicio-cristiano-fiel (1).pptx
ejemplos-del-servicio-cristiano-fiel (1).pptxejemplos-del-servicio-cristiano-fiel (1).pptx
ejemplos-del-servicio-cristiano-fiel (1).pptx
 
Como hacer que te pasen cosas buenas MRE3 Ccesa007.pdf
Como hacer que te pasen cosas buenas  MRE3  Ccesa007.pdfComo hacer que te pasen cosas buenas  MRE3  Ccesa007.pdf
Como hacer que te pasen cosas buenas MRE3 Ccesa007.pdf
 
2. LA ENERGIA Y TIPOSGRADO SEXTO.SANTA TERESApptx
2. LA ENERGIA Y TIPOSGRADO SEXTO.SANTA TERESApptx2. LA ENERGIA Y TIPOSGRADO SEXTO.SANTA TERESApptx
2. LA ENERGIA Y TIPOSGRADO SEXTO.SANTA TERESApptx
 
Los Formularios de Google: creación, gestión y administración de respuestas (...
Los Formularios de Google: creación, gestión y administración de respuestas (...Los Formularios de Google: creación, gestión y administración de respuestas (...
Los Formularios de Google: creación, gestión y administración de respuestas (...
 
PPT: Un día en el ministerio de Jesús.pptx
PPT: Un día en el ministerio de Jesús.pptxPPT: Un día en el ministerio de Jesús.pptx
PPT: Un día en el ministerio de Jesús.pptx
 
Revista Universidad de Deusto - Número 155 / Año 2024
Revista Universidad de Deusto - Número 155 / Año 2024Revista Universidad de Deusto - Número 155 / Año 2024
Revista Universidad de Deusto - Número 155 / Año 2024
 
Plataformas de vídeo online (2 de julio de 2024)
Plataformas de vídeo online (2 de julio de 2024)Plataformas de vídeo online (2 de julio de 2024)
Plataformas de vídeo online (2 de julio de 2024)
 
Introducción a la seguridad básica (3 de julio de 2024)
Introducción a la seguridad básica (3 de julio de 2024)Introducción a la seguridad básica (3 de julio de 2024)
Introducción a la seguridad básica (3 de julio de 2024)
 
El mensaje en la psicopedagogía.........
El mensaje en la psicopedagogía.........El mensaje en la psicopedagogía.........
El mensaje en la psicopedagogía.........
 
diapositivas paco yunque.pptx cartelera literaria
diapositivas paco yunque.pptx cartelera literariadiapositivas paco yunque.pptx cartelera literaria
diapositivas paco yunque.pptx cartelera literaria
 
Taller Intensivo de Formación Continua 2024
Taller Intensivo de Formación Continua 2024Taller Intensivo de Formación Continua 2024
Taller Intensivo de Formación Continua 2024
 
Lecciones 02 Un día en el ministerio de Jesús.docx
Lecciones 02 Un día en el ministerio de Jesús.docxLecciones 02 Un día en el ministerio de Jesús.docx
Lecciones 02 Un día en el ministerio de Jesús.docx
 
Lec. 02 Un día en el ministerio de Jesús.pdf
Lec. 02 Un día en el ministerio de Jesús.pdfLec. 02 Un día en el ministerio de Jesús.pdf
Lec. 02 Un día en el ministerio de Jesús.pdf
 
ACERTIJO MATEMÁTICO DEL MEDALLERO OLÍMPICO. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJO MATEMÁTICO DEL MEDALLERO OLÍMPICO. Por JAVIER SOLIS NOYOLAACERTIJO MATEMÁTICO DEL MEDALLERO OLÍMPICO. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
ACERTIJO MATEMÁTICO DEL MEDALLERO OLÍMPICO. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
 
Tu, Tu Hijo y la Escuela Ken Robinson Ccesa007.pdf
Tu,  Tu Hijo y la  Escuela  Ken Robinson  Ccesa007.pdfTu,  Tu Hijo y la  Escuela  Ken Robinson  Ccesa007.pdf
Tu, Tu Hijo y la Escuela Ken Robinson Ccesa007.pdf
 
SEP. Presentación. Taller Intensivo FCD. Julio 2024.pdf
SEP. Presentación. Taller Intensivo FCD. Julio 2024.pdfSEP. Presentación. Taller Intensivo FCD. Julio 2024.pdf
SEP. Presentación. Taller Intensivo FCD. Julio 2024.pdf
 
1. QUE ES UNA ESTRUCTURAOCTAVOASANTA TERESA .pptx
1. QUE ES UNA ESTRUCTURAOCTAVOASANTA TERESA .pptx1. QUE ES UNA ESTRUCTURAOCTAVOASANTA TERESA .pptx
1. QUE ES UNA ESTRUCTURAOCTAVOASANTA TERESA .pptx
 

Literatura Hispanoamericana y Cien años de Soledad

  • 1. 1 INSTITUTO NACIONAL “JOSÉ MIGUEL CARRERA” LENGUAJE Y COMUNICACIÓN COORDINACIÓN CUARTO MEDIO Profesor Ramón Moraga LITERATURA HISPANOAMERICANA Y CIEN AÑOS DE SOLEDAD Nombre: Fecha: Curso: 4º I- Gabriel García Márquez El premio Nobel de Literatura 1983 fue otorgado a Gabriel García Márquez. Anteriormente lo habían recibido los latinoamericanos Gabriela Mistral (1945), Miguel Ángel Asturias (1967) y Pablo Neruda (1971). Este premio vino a reforzar la creciente fama de García Márquez (Aracataca, Colombia, 1928 – México D.F. 2014) , ya adquirida por el reconocimiento que el público y la crítica habían hecho de su obra. El libro más conocido del colombiano es Cien años de soledad (1967), obra que constituye también un eje de su producción. Sus obras anteriores La hojarasca (1955), El coronel no tiene quien le escriba (1961), Los funerales de mama grande (1962), La mala hora (1966) y Relato de un náufrago (1955, editada en 1970) contienen elementos realistas maravillosos y mágicos. En Cien años de soledad el autor condensa para recrear la historia y la forma de la cultura latinoamericana en lo real e imaginario del pueblo de Macondo. Posteriormente García Márquez retoma esos elementos, aplicándolos en obras de carácter político, policial y romántico (La increíble y triste historia de la cándida Eréndira y de su abuela desalmada 1972, El otoño del patriarca 1976. Crónica de una muerte anunciada 1983 y El amor en los tiempos del cólera 1985) II- Realidad y mito en Hispanoamérica En general, respecto de la narrativa latinoamericana publicada a partir de 1930, y en particular a la obra de García Márquez, “es posible comprobar que la función básica de esta narrativa incide en lo que se puede llamar la recuperación de lo Humano. Para este efecto las más grandes novelas del último tiempo acometen la empresa, casi imposible, de representar todas las esferas de la realidad. Una realidad iluminada u oscurecida por la razón y la magia, por la intuición espontánea y el ejercicio de la ciencia, por el sentimiento y la ideología, por el azar y el cálculo. El mundo de esta narrativa no se limita a los niveles de lo aparente, la normalidad, lo razonable y creíble o lo empíricamente confiable. Por el contrario, la representación se amplía a las otras esferas igualmente legítimas de la realidad humana, a lo patológico, el absurdo, la magia, el instinto, los arquetipos del inconsciente (…) Por este camino un amplio sector de la novela hispanoamericana se encuentra con el mito. El mito se presenta como un instrumento eficaz para dar perfección, sentido y concreción al caos y encarnar la visión, a menudo brutal y trágica, de un mundo que se desmorona sin remedio. Es así como por la vía de la paradoja, la literatura y el mito cumplen una función prometeica. Porque en ese representar descarnado y cruel (en que lo natural resulta preñado de una fuerza prenatural), la literatura parece proponerle a Hispanoamérica la necesidad de asumir su vocación histórica en el reconocimiento de su propia degradación 1 Este descubrir la realidad latinoamericana a través de la escritura, tiene antecedentes en el proceso de conquista de América por los europeos, quienes desde su perspectiva, relatan lo que ven en este nuevo mundo. Mundo lleno de hechos y situaciones inverosímiles, solamente explicables a través del mito. “Antonio Pigafetta, un navegante florentino que acompañó a Magallanes en el primer viaje alrededor del mundo, escribió a su paso por nuestra América meridional una crónica rigurosa que sin embargo parece una aventura de la imaginación. Contó que había visto cerdos con el ombligo en el lomo y unos pájaros sin patas cuyas hembras empollaban en las espaldas del macho, y otros como alcatraces sin lengua cuyos picos parecían una cuchara. Contó que había visto un engendro animal con cabeza y orejas de mula, cuerpo de camello, patas de ciervo y relincho de caballo. Contó que al primer nativo que encontraron en la Patagonia le pusieron enfrente un espejo, y que aquel gigante enardecido perdió el uso de la razón por el pavor de su propia imagen. Este libro breve y fascinante, en el cual ya se vislumbran los gérmenes de nuestras novelas de hoy, no es ni mucho menos el testimonio más asombroso de nuestra realidad de aquellos tiempos. Los Cronistas de Indias nos legaron otros incontables. Eldorado, nuestro país ilusorio tan codiciado, figuró en mapas numerosos durante largos años, cambiando de lugar y de forma según la fantasía de los cartógrafos. En busca de la fuente de la Eterna Juventud, el mítico Alvar Núñez Cabeza de Vaca exploró durante ocho años el norte de México, en una expedición venática cuyos miembros se comieron unos a otros, y sólo llegaron cinco de los 600 que la emprendieron. Uno de los tantos misterios que nunca fueron descifrados, es el de las once mil mulas cargadas con cien libras de oro cada una, que un día salieron del Cuzco para pagar el rescate de Atahualpa y nunca llegaron a su destino. Más tarde, durante la colonia, se vendían en Cartagena de Indias unas gallinas criadas en tierras de aluvión, en cuyas mollejas se encontraban piedrecitas de oro. 1 Jara Cuadra, René. Las Claves del mito en Cien años de soledad en: La Novela Hispanoamericana. Chile. Ediciones Universitarias de Valparaíso. 1973 p.p. 177-179
  • 2. 2 Este delirio áureo de nuestros fundadores nos persiguió hasta hace poco tiempo. Apenas en el siglo pasado la misión alemana encargada de estudiar la construcción de un ferrocarril interoceánico en el istmo de Panamá, concluyó que el proyecto era viable con la condición de que los rieles no se hicieran de hierro, que era un metal escaso en la región, sino que se hicieran de oro”2 y es la afirmación de esta realidad la que sustenta toda una literatura que procura encontrar en sus propias raíces los elementos que le permiten construirse un presente y un futuro. El mismo García Márquez lo dice en el discurso ya citado: Me atrevo a pensar que es esta realidad descomunal, y no sólo su expresión literaria, la que este año ha merecido la atención de la Academia Sueca de la Letras. Una realidad que no es la del papel, sino que vive con nosotros y determina cada instante de nuestras incontables muertes cotidianas, y que sustenta un manantial de creación insaciable, pleno de desdicha y de belleza, del cual éste colombiano errante y nostálgico no es más que una cifra más señalada por la suerte. Poetas y mendigos, músicos y profetas, guerreros y malandrines, todas las criaturas de aquella realidad desaforada hemos tenido que pedirle muy poco a la imaginación, porque el desafío mayor para nosotros ha sido la insuficiencia de los recursos convencionales para hacer creíble nuestra vida. Este es, amigos, el nudo de nuestra soledad. Pues si estas dificultades nos entorpecen a nosotros, que somos de su esencia, no es difícil entender que los talentos racionales de este lado del mundo, extasiados en la contemplación de sus propias culturas, se hayan quedado sin un método válido para interpretarnos. Es comprensible que insistan en medirnos con la misma vara con que se miden a sí mismos, sin recordar que los estragos de la vida no son iguales para todos, y que la búsqueda de la identidad propia es tan ardua y sangrienta para nosotros como lo fue para ellos. La interpretación de nuestra realidad con esquemas ajenos sólo contribuye a hacernos cada vez más desconocidos, cada vez menos libres, cada vez más solitarios.(…) 3 “Ante esta realidad sobrecogedora que a través de todo el tiempo humano debió de parecer una utopía, los inventores de fábulas que todo lo creemos nos sentimos con el derecho de creer que todavía no es demasiado tarde para emprender la creación de la utopía contraria. Una nueva y arrasadora utopía de la vida, donde nadie pueda decidir por otros hasta la forma de morir, donde de veras sea cierto el amor y sea posible la felicidad, y donde las estirpes condenadas a cien años de soledad tengan por fin y para siempre una segunda oportunidad sobre la tierra.”4 Imaginación, Fantasía, Inspiración y Realidad - Hablemos de todo el lado artesanal del oficio de escribir. En este largo aprendizaje que ha sido el tuyo, ¿podrías decirme quiénes te han sido útiles? - En primer término, mi abuela. Me contaba las cosas más atroces sin conmoverse como si fuera una cosa que acabara de ver. Descubrí que esa manera imperturbable y esa riqueza de imágenes era lo que más me contribuía a la verosimilitud de sus historias. Usando el mismo método de mi abuela, escribí Cien años de soledad. - ¿Fue ella la que te permitió descubrir que ibas a ser escritor? - No, fue Kafka que, en alemán, contaba las cosas de la misma manera que mi abuela. Cuando yo leí a los diecisiete años La Metamorfosis, descubrí que iba a ser escritor. Al ver que Gregorio Samsa podía despertarse una mañana convertido en un gigantesco escarabajo, me dije: “Yo no sabía que esto era posible hacerlo. Pero si es así, escribir me interesa.” - ¿Por qué te llamó la atención? ¿Por la libertad de poder inventar cualquier cosa? - Por lo pronto comprendí que existían en la literatura otras posibilidades que las racionalistas y muy académicas que había conocido hasta entonces en los manuales del liceo. Era como despojarse de un cinturón de castidad. Con el tiempo descubrí, no obstante, que uno no puede inventar o imaginar lo que le da la gana, porque corre el riesgo de decir mentiras, y las mentiras son más graves en la literatura que en la vida real. Dentro de la mayor arbitrariedad aparente, hay leyes. Uno puede quitarse la hora de parra racionalista, a condición de no caer en el caos, en el irracionalismo total. - ¿En la fantasía? - Sí, en la fantasía. - La detesta ¿por qué? - Porque creo que la imaginación no es sino un instrumento de elaboración de la realidad. Pero la fuente de creación al fin y al cabo es siempre la realidad. Y la fantasía, o sea la invención pura y simple, a lo Walt Disney, sin ningún asidero en la realidad, es lo más detestable que pueda haber. Recuerdo que alguna vez, interesado en escribir un libro de cuentos infantiles, te mandé como prueba “El mar del tiempo perdido”. Con la franqueza de siempre, me dijiste que no te gustaba, y creías que era por una limitación tuya: la fantasía no te decía nada. Pero el argumento me resultó demoledor porque tampoco a los niños les gusta la fantasía. Lo que les gusta, por supuesto, es la imaginación. La diferencia que hay entre la una y la otra es la misma que hay entre un ser humano y el muñeco de un ventrílocuo. (…) - ¿Qué es para ti la inspiración? ¿Existe? - Es una palabra desprestigiada por los románticos. Yo no la concibo como un estado gracia ni como un soplo divino, sino como una reconciliación con el tema 2 García Márquez, Gabriel. La soledad de América Latina. Discurso de recepción del premio Nobel. Estocolmo. The Nobel Foundation 1982. 3 Ibid 4 Ibid
  • 3. 3 a fuerza de tenacidad y dominio. Cuando se quiere escribir algo, se establece una especie de tensión recíproca entre uno y el tema, de modo que uno atiza el tema y el tema lo atiza a uno. Hay un momento en que todos los obstáculos se derrumban, todos los conflictos se apartan, y a uno se le ocurren cosas que no había soñado, y entonces no hay en la vida nada mejor que escribir. Eso es lo que yo llamaría inspiración. - Has dicho que toda buena novela es una trasposición poética de la realidad ¿podrías explicar este concepto? - Sí, creo que una novela es la representación cifrada de la realidad, una especie de adivinanza del mundo. La realidad que se maneja en una novela es diferente a la realidad de la vida, aunque se apoye en ella. Como ocurre con los sueños. (…) - Entonces, ¿todo lo que pones en tus libros tiene una base real? - No hay en mis novelas una línea que no esté basada en la realidad. - ¿Estás seguro? En “Cien años de Soledad” ocurren cosas bastante extraordinarias. Remedios la bella sube al cielo. Mariposas amarillas revolotean en torno a Mauricio Babilonia… - Todo ello tiene una base real. - Por ejemplo… - Por ejemplo, Mauricio Babilonia. A mi casa de Aracataca, cuando yo tenía unos cinco años de edad, vino un día un electricista para cambiar el contador. Lo recuerdo como si fuera ayer porque me fascino la correa con la que se amarraba a los postes para no caerse. Volvió varias veces. Una de ellas, encontré a mi abuela tratando de espantar una mariposa con un trapo y diciendo: “Siempre que este hombre viene a casa se mete esa mariposa amarilla”. Este fue el embrión de Mauricio Babilonia. - ¿Y Remedios la bella? ¿Cómo se te ocurrió enviarla al cielo? - Inicialmente había previsto había previsto que desapareciera cuando estaba bordando en el corredor de la casa con Rebeca y Amaranta. Pero este recurso, casi cinematográfico, no me parecía aceptable. Remedios se me iba a quedar de todas maneras por allí. Entonces se me ocurrió hacerla subir al cielo en cuerpo y alma. ¿El hecho real? Una señora cuya nieta se había fugado en la madrugada y que para ocultar esta fuga, decidió correr la voz de que su nieta se había ido al cielo. - ¿Has contado en alguna parte que no fue fácil hacerla volar? - No, no subía. Yo estaba desesperado porque no había manera de hacerla subir. Un día, pensando en este problema, salí al patio de mi casa. Había mucho viento. Una negra muy grande y muy bella que venía a lavar la ropa estaba tratando de tender las sábanas en una cuerda. No podía, el viento se las llevaba. Entonces tuve una iluminación. “Ya está”, pensé. Remedios la bella necesitaba sábanas para subir al cielo. En este caso, las sábanas eran el elemento aportado de la realidad. Cuando volví a la máquina de escribir, Remedios la bella subió y subió sin dificultad. Y no hubo Dios que la parara. Gabriel García Márquez *en: García Marquez, Gabriel y Apuleyo Mendoza, Plinio El olor de la guayaba “Consersaciones con Plinio Apuleyo Mendoza” Colombia, Editorial La Oveja Negra. 1982 p.p. 30-31, 34-38 En torno a Cien años de soledad “Muchos años después, frente al pelotón de fusilamiento, el coronel Aureliano Buendía había de recordar aquella tarde remota en que su padre lo llevó a conocer el hielo”. El comienzo de la novela de inmediato nos ubica en una situación en que el presente, el pasado y el futuro se concentran en un momento de la vida de de uno de los personajes. De esta manera, un factor importante del relato, la cronología, el orden sucesivo del tiempo es percibido como una vivencia de sucesos entrelazados. Con estos elementos, que pertenecen a nuestra percepción cotidiana de la realidad, se inicia el recorrido por la vida del pueblo de Macondo y la familia Buendía. Macondo y los Buendía pasan a representar la historia de América en su búsqueda de un lugar sagrado inicial y una pareja primordial, donde la mujer, en particular Úrsula, es el eje de la cultura y la familia. La culpa inicial (el incesto) es el elemento que da el carácter monstruoso a los descendientes. Por ello, la familia que compone Macondo se precipita a la ruina y a la disolución por falta de vitalidad y poca consistencia al no asumir su propia historia. Genealogía y personajes La mayoría de los personajes en la novela son de carácter épico, representando a sectores sociales muy específicos del espacio latinoamericano. Cada cual trae una nota extraordinaria al mundo: hombres descomunales como Aureliano Arcadio Buendía, el abuelo eterno, la raíz de la familia; mujeres como Úrsula, quien representa a la figura de la madre, arquetipo de la cultura matriarcal. Posee sensatez y sentido poético, mostrando la triste condición del tiempo, de su estirpe y de su conciencia de culpa. Su extinción significa comienzo y el fin del linaje; después de ella viene la fuerza, el alejamiento y la muerte. También se destacan entre este tipo de mujeres, Remedios la Bella, mujer de gran poder seductor. Su aroma y su caminar perturbador y contorneado aniquila y enloquece a los hombres. Entre los grandes gozadores se destacan algunos hijos del Coronel Aureliano Buendía y mujeres como Amaranta, quien aparece fría, indiferente y despectiva, rechazando
  • 4. 4 a los hombres y sembrando la desesperación a su alrededor. Es un misterioso juego erótico en secreto, dotada de una enfermiza timidez y de una ternura inconmensurable. Otros son los misteriosos viajeros, genios perversos y delicados como el médico Alirio Noguera, cuya misión farsante y terrorista es curar con la muerte; Argénida, criada y confidente de Rebeca; el monje Hermano, a quien Melquiades le deja sus libros para que aprenda a manejar el astrolabio, el sextante y la brújula. Por último, es conveniente señalar a los que representan la indeterminación temporal como Melquiades, quien muere dos veces y promueve el impulso fantástico de José Arcadio, el fundador; Francisco el hombre, juglar y cronista popular que vive cerca de doscientos años. Por lo anterior, ya podemos deducir que la novela está armada sobre un árbol genealógico: Familia de los Buendía y el mito de Edipo; la culpa de Layo y el incesto que desencadena diversos castigos (anuncios del oráculo). El fenómeno mítico señalado en Cien años de Soledad se ve en el asesinato cometido por el fundador de la familia y en el matrimonio incestuoso con la prima , hecho que desencadena castigos tales como el fin del fundador y por fin el nacimiento del niño con cola de cerdo, anunciados en el epígrafe que escribe Melquiades. El tiempo en Macondo - Tiempo mítico de los fundadores: se caracteriza por la presencia de lugares sagrados, por hombres fabulosos que no distinguen la lógica del absurdo ni la acción de la imaginación. Las figuras principales son José Arcadio Buendía, fundador de la familia, quien comete una doble culpa: asesinato e incesto. Melquiades, personaje que representa varios períodos históricos, primero en calidad de alquimista medieval (Edad Media); luego como hombre orquesta (Renacimiento en los siglos XV al XVII), muy afanoso por la ciencia que desplaza a la fe; y finalmente como precursor de los derechos del hombre (siglos XVIII y parte del XIX, simbolizando al periodo de las luces). Melquiades, a través de sus resurrecciones, nos dice cómo saldrá Macondo de la muerte a que ha sido condenado. Para él no hay fronteras entre la vida y la muerte, por esa razón nunca muere del todo. Los acontecimientos principales que acaecen en este Tiempo mítico, bajo las sombras del matrimonio, de la maldición y del asesinato, se presentan cuando José Arcadio Buendía huye del pueblo por haber dado muerte a Prudencio Aguilar, con el propósito de callar el rumor sobre la vida conyugal no consumada. Su culpa es el asesinato e incesto en el matrimonio con la prima. Vale la pena hacer notar que Úrsula insiste en no consumar la relación aterrorizada por la maldición de concebir un hijo con cola de cerdo. A estos acontecimientos se agregan el éxodo de José Arcadio y de otros familiares a través de la selva en busca del mar. La búsqueda de un paraíso nos anuncia el impulso de un reencuentro con el mundo; la necesidad de reconquistar ese mundo y el sueño de restablecer una realidad original. En medio de la selva José Arcadio convence a los hombres que no encontrarán el mar y funda Macondo. La imagen arquetípica resulta de este sueño motivado por la idea de la fundación. En adelante, José Arcadio descubrirá que la tierra es redonda. Las cosas carecen de nombre y desde entonces hay que señalarlas con el dedo. El mundo de Macondo, aislado y solitario, se sostiene en la fantasía de José Arcadio y en la magia de Melquíades. La necesidad de conocimiento de José Arcadio lo lleva a experimentar con imanes, lupas y mapas. Este es otro de los sueños: la necesidad de la ciencia y del conocimiento. - Tiempo histórico: Macondo se inserta en una situación histórica donde aparece lo político y la injusticia social. El elemento exterior que invade la dinámica de Macondo es la Compañía Bananera como hecho típico del colonialismo. La figura principal es el Coronel Aureliano Buendía, quien introduce el período de las guerras. - Tiempo cíclico: Esto es así porque el linaje de los Buendía se repite como un juego de espejos y por eso se van repitiendo los nombres de muchos personajes. Una línea es trágica y supersticiosa, la otra, es lúcida y realista, pero marcada por el destino. Úrsula tiene la impresión que el tiempo da vueltas en redondo como el centro del fracaso de un siglo destruido por la conformidad. - Tiempo del deterioro: En él se produce la decadencia del pueblo de Macondo y del linaje de los Buendía; al morir Úrsula, cumple la profecía y desaparece Macondo por la fuerza de un huracán. De esta manera, la falta de amor, la conformidad, el desamparo, la violencia, el caudillismo y la enajenación, la falta de conciencia histórica, la sexualidad frustrada, la falta de solidaridad conducen y condenan simbólicamente a Cien años de Soledad.
  • 5. 5 Actividad: A partir de la lectura anterior responde las siguientes preguntas. 1.- Para García Márquez, ¿qué diferencia existen entre fantasía e imaginación? 2.- Explica la siguiente afirmación y relaciónala con la obra de García Márquez: “Es así como por la vía de la paradoja, la literatura y el mito cumplen una función prometeica”. 3.- ¿De qué forma infuyó la lectura de Kafka en la escritura de Gabriel García Márquez? 4.- ¿Qué es la inspiración para Márquez? 5.- Según lo leído, ¿cuál es la(s) función(es) que cumple Melquiades en el desarrollo del relato? 6.- ¿Qué rol cumple la realidad en García Márquez? 7.- Refiéranse al tiempo en Cien años de Soledad