SlideShare una empresa de Scribd logo
Autor
KEITH LYE
Aseso,
PAUL HENDER SON
TraduClor
Caries Ayora ¡ lbanal

Es una publicación de

EDITORIAL FONTALBA
Valencia, 359-6. .1.Barcelona-9
España
0

Impreso en NEAECAN, Ctra. Herrera-AI~a. SAN SEBASTlAN
Impreso en ESpao'la -

Printed in Spain

CONTENIDO
Los minerales. las rocas y el hombre,
El mundo de los minerales
Gemas y joyería.
La formación de las fOcas
Guía de minerales
Guia deo i,;o;,'¡;;',;'¡~.,9;';';.,.;,;.;;,
.
indice iI

•

20

38
46

58
102
Los minerales, las rocas y el hombre
Los mine ra les y las rocas han sido muy im portan tes para el hombre desde e l
prin cipio de su historia. E n e l comienzo d e la Edad de P iedra se empezaron
a construir he rram ien tas de pedern a l y ohsidiana. Se desc u b rió que estas rocas ten ían bordes agudos cuand o se fractu raban y a partir de ahí se supo
cómo afilar otras rocas y mi nerales. H ace unos diez mil aftos el homb re descubrió la for ma de realizar utensilios de cobre Y. cinco mil anos despues,

consigu ió obtener b ronce a partir de cobre y estaño. El hallazgo del b ronce,
un me tal más dur o que e l cobre, marcó el fi nal de la Edad de Piedra . Pero
todavía fue más importante el descub rimiento - hace unos tres mil trescientos ai'los-, de cómo trabajar el hierro. E l hierro , un m etal m uy du ro, es
más abu ndante q ue el cobre y el estaño. La Edad del Hierro m arcó el principio de los tiempos m odernos .
El interés por las riq uezas de la T ierra no se limi taba a los mi ne rales y rocas con aplicación tec no lógica. Tam b ié n atraía la belleza de los minerales.
E l oro f ue el primer m ine ral utilizado en joyería en la Edad de Piedra, y la
pla ta em pezó a usarse en la Edad de Bronce. En la G recia antigua eran
muchos los m inerales q ue se utilizaban . Los nombres act uales de a lgu nos de
e llos provienen de palabras g riegas. P o r ejem p lo: e l n ombre nefrita (piedra
ve rde) p rovien e d e la p alab ra griega nephros, que qu iere d ecir riñó n . Recib ió este nombre porque los griegos creian que el que llevase un amuleto de
nefrita estaba protegido cont ra las e n fe r medades d el riflón . Los griegos
también pensaban q ue las amatistas preve nían contra la embriaguez; la palabra griega amelhyslOssignifica sobrio. Los minerales estaban rodeados de
m u chas o t ras c reencias mégicas. Por ejemplo, se s u ponia que el c ri sta l de
roca , u n a variedad de c uarzo, protegía contra el d olor de muelas y las hemorragias internas.

Derecha: Estos tres coNa·
res, hechos con oro. lapislázuli y carneola roia se en contraron en una de las
tumbas de Ur, una importante ciudad-estado sumeris 'en Mesoporamia. actual
Iraq. Estos collares datan
apro)timadamente del 25lXJ
a. J. C. Estos hallaZ90S, ¡unto con otros muchos, demuestran la popularidad de
la j'oyeria en la Antigüedad.
No obstante, la joyeria más
antigua es anterior a los primeros tiempos de la Edad
de Piedra.

A bajo: E)tisten algunas gemas que simbolizan el mes
de nacimiento de una persona. En la Edad Media se
pensaba que cada una de
estas gemas representaba
una cualidad particular, como fidelidad, sinceridad.
erc. También se cre/a que
traian buena suerte e
inl/uenciaban la personalidad del que las llevaba.

..

""'

Oencia y magia
En la Edad Media, los a lquimistas, mitad
científicos m itad magos , fomentaron muchas
s upersticio nes acerca de los m inerales. Por
ejemplo. un alquimista del siglo XIII. crda que
quie n llevase un ópalo envuelto en una hoja de
laurel se volve ría invisible. Algunas creencias
medievales continuan vigen te s en la act ualidad. Prueba de ello es e l hecho d e que m uchas
personas sostengan aún con profunda convicción, que su fortuna aumentará llevando determ i nadas piedras consigo.
S in embargo, la geología moderna nos ha
ayudado a compre nder la ciencia, a menudo
sor p rendente, d e los minerales y rocas, y coleccionarlos se ha con vertido en una afición popu lar.

.....

Setiembre

Peridoto
Grilllilte

....

M.~

"".....

liamante
Inocencia

8

Amo.

Octubre

..

IIiItural

Noviembre

Diciembre

r ......
Esperanza

Pro$peOOad

Circón

9
¿ Qué son los minerales y las rocas?
Se habla a menudo de minerales y rocas como si fuesen una misma cosa.

......

~---------~,~ _ .,,,,,

Sin embargo, cada uno de estos terminos tiene su significado preciso . Los
minerales son sustancias naturales inorg6nicas (sin vida). El carbón, el
petróleo y el gas natural no son minerales, ya que son orgánicos
-formados a partir de lo que alguna vez fue materia viva- o Se les llama

normalmente combustibles fósiles . Los minerales están formado s por elementos, que no pueden descomponerse en otros más sencillos por medios
químicos. AJgunos minerales constan s610 de un elemento, pero en general

- - Manto, 2..!Ul km lit

son combinaciones químicas de dos o más de ellos (V. p. 34). Cada mineral
tiene una composición determinada, cualquiera que sea la parte del mismo
que lomemos. Las rocas están compuestas de granos minerales, pero las

--"'do> eXlerllO

""'"

proporciones de estos granos varian de una parte a otra. A veces, como en
una caliza, la roca está compuesla en su mayor parte por un único mineral,
pero la mayoría de las rocas conSlan de dos, Ires o más minerales. No es
imprescindible que las rocas sean sólidas. La arena, la IUrba y el lodo son
considerados rocas por los ge6logos.

NUdeo .,.erno
B

"" ""-

El interior de la Tierra
Anles de estudiar los minerales y las rocas, debemos conocer primero algunos aspectos del interior lerreslre. La Tierra eSlá dividida en Ires zonas: la
corteza, el manto yel núcleo. (El núcleo liene una zona externa líqu ida y
una interna sólida). La mayor diferencia entre cada una de las zonas es su

nUdeo llene ...

tiimetro de t.IIOS

Peridol~.

OebaJO de la delgada corteza terrestre se en cuentra el manto y el
núcleo denso. La parte interna del nucleo ~'s sólida
mientras que /a externa e~
/luida.

Algunss d6ll1s rocas más sntiguas de la Tierra se encuentrsn en GroenJandia. Algunss dlltan de hsce 37rJO millones de años. Ls adad de slgunas rocas pued8 medirse
mediant8 Is detsción radisctivs. debido a que contienen pequeñss csntidsdes de
mlItari8las rediactivos inestables. Esta meteriel se d8scompone - deSJ'ntegrs- e veIocidsd constante. emitiendo partlculss hssta que lIIcsnza el elemento establll. Por
ejemplo, ttI uren;o se desintegra dsndo plomo como producto 'insl estable. Le edad
de uns roca PUedll medirse con un espectr6metro de masas (en la 'otograffa), mI!diente la comparación de las cantidades de material radiactivo y 81 producto finsl estable de una muestra.

El ~nto de la Tierra es más denso que III corteza. Puede estsr compuesto
parcllJlmente por una {oca oscura pesads. llamada peridotlts (arribs). Ambs,
a la derecha: El diagrama muestra que el olÚgeno y el silicio :son los elem6ntQs
~s Importantes de la cortezs. El oltlgeno alcsnza el 46.60 % en peso y el siliCIO el 27. 72 %. El aluminio, calcio, magnesio, hierro. sodio y potasio suman el
24,27 %. Los demas elementos añsden el 1,41 % restante.

11
Movimiento de los c:ontDtntBS

Fuerzas muy intensas
compnrnen y pliegan las rocas de la corteza terrestre.
Página opuesta; El diagrama muestra que la corteza
está dividida en placas en
movimiento. En los océanos, fas dorsales oceánicas
son bordes de placas donde
se está añadiendo material
nuevo a la corteza, a partif
del magma fundido que asciende desde el manto supefior. Esto obliga a las placas a separafse, y, en otros
lugares, sus bQrdes son forzados a ponerse uno debajo
de otro.

"""

rales. Los más abundantes son los silicatos, llamados asi porque son combinaciones de silicio y oxígeno, a menudo con uno o más de los otros seis elementos más abundantes. Los silicatos más corrientes son los feldespatos, el
cuarzo, las micas, los olivinos, los piroxenos y los anfíboles (V, pp, 85 a
101). Estos mineraJes se encuentran formando parte de muchas rocas. Por
ejemplo, el tan conocido granito consta en esencia de cuarzo y feldespatos,
junto con micas y otros silicatos. Los geólogos denominan minerales pelrogénicos a los silicatos, porque son mucho más abundantes que los demás en
las rocas. Esto les distingue de otros que se encuentran comparativamente
en cantidades muy inferiores.
Los únicos minerales que forman rocas y que no son silicatos, son los
carbonatos, sobre todo la calcita y la dolomita (V. p. 77). Los carbonatos
forman rocas llamadas calizas y dolomias (V. pp, 114 Y 115).

densidad. E l manto superior tiene una densidad aprox.imada de algo más
del doble que los continentes, [o que explica q ue éstos no se hundan en
aquél. El nucleo es unas cuatro o cinco veces más denso que la corteza. No
sabemos c.on :eneza qué minerales y rocas componen el manto y el nucleo.
Muchos clentlficos creen que el manto superior puede estar formado por
rocas tan densas como la peridotita (Y. ilustración p. 11). Algunas veces
esta roca p~ede aparecer en. la superfi~ie, pero es más densa que la mayoda
de las demas rocas superfiCiales. Los clentificos creen que puede haber sido
transportada desde el manto por movimientos muy intensos
El núcleo terrestre es muy denso y probablemente está form~do en su mayor parte por sustancias pesadas, tales como el hierro y el ní.q ue!. Esta
teona se ap?ya adem:u en la ~bservación de los meteoritos, algunos ele los
cua.les son hgeros y petreos, mlen.tras que otros están compuestos de hierro
y mquel. Algunos geólogos conSideran que los meteoritos pétreos pueden
~r comparados con el material ,de la corteza, mientras que los de hierro y
mquel pueden serlo con el del nucleo. Para una descripción de los meteoritos ver la página 122.

La Tierra en movimiento

Composición de la corteza
E l estudi~ de los minerales y las rocas se limita en general a la delgada capa
que constll uye la corteza terrestre, debido a la dificultad que presenta el conocimiento del manto y del núcleo.
Dos elementos. el silicio y el oxigeno. fonnan el 74,32 CIJo del peso de la
corteza. Ot~os elementos ab~mdantes son el aluminio (8, 13 Ofo), hierro
(S 0'/0), calciO (3,63 %), sodiO (2,83 CIJo), potasio (2 59 %) Y magnesio
(2,09 CIJo). Así, aunque en la corteza se encuentran 92 'elementos, ocho de
ellos forman ya el 98,59 'lo del peso total de la misma.
De estos ocho elementos solamente el hierro se encuentra en estado puro
(V. p, 58). Los demás se presentan en la naturaleza en combinación con
otros elementos, Los minerólogos han identificado cerca de tres mi l mine-

•2

.-

,,

Para entender el origen de los mineraJes y rocas debemos recordar que
nuestro planeta está sujeto a cambios constantes. La corteza se formó primero de material fundido, caliente, llamado magma. En los primeros tiempos de la historia terrestre el magma debió cubrir la mayor parte de la superficie. Cuando el magma 5': ~nfrió y endureció se formaron los minerales.
Estos minerales juntos constituyeron las rocas que nosolros llamamos
ígneas, de la palabra latina igneus, que quiere decir fuego. Pero nuestro
planeta tenia una a tmósfera, compuesta de gases y vapor de agua desprendidos del interior de la Tierra por medio de la acción volcánica. Debido a
esta atmósfera las rocas fueron atacadas por la meteorización y otras fuerzas naturales, como las corrientes de agua, el viento y el hielo. Desde el momento de su formación las rocas de la superficie se desmoronaron en fragmentos. Estos fragmentos fueron transportados hasta mares y lagos, donde
fueron compactados y cementados formando las rocas sedimentarios .
13
La presión y la temperatura transforman a menudo las rocas ígneas y sedimentarias en rocas metamórficas (V. call. La formación de las rocas. pp.
46 a 57).
Tales fuerzas siguen actuando y produciendo todavía hoy cambios en el
aspecto de la corteu 'errestre. Una evidencia de que la Tierra aún está aCliva puede observarse en la erupción de un volcán o c uando un terremoto
hace temblar su superficie. La mayorla de los volcanes y terremotos se originan en la deriva continental. La deriva continental tiene lugar porque la
Tierra. lo mismo que un huevo agrietado. está dividida en placas rlgidas.
Estas placas son movidas por fuerzas localizadas en el manto s uperior. Por
ejemplo. en los grandes océanos existen alineaciones momallosas submarinas, llamadas dorsales oceánicas. En la parte cent ral de algunas de estas
dorsales se forman nuevas rocas a partir del magma fundido que asciende
desde el mantO superior. Las dorsales oceánicas son, de hecho, los bordes
de las placas. y la adición de nuevo material las separa ensanchando los
océanos. La velocidad d e separación de algunas de estas placas suele alcanzar los 2 cm por allo.
Sin embargo, nuest ro planeta no aumenta de tamaño por la adición de
esta roca nueva. En lugar de ello, en algunos lugares la corteza se destruye a
medida que las placas son empujadas una por debajo de la otra en una serie
de movimien tos espasmódicos. Cuando un borde de placa es forzado hacia
abajo, hacia el manto, se funde y se transforma en magma. Este magma
puede volver a la s uperficie a traves de volcanes. Por tanto, mientras unas
rocas de la corteza se están formando en o ce rca de la superficie, otras están
siendo destruidas.

Amba: Una guadaña y puntas de !an~a de pede:nal,
fabricados hace unos cuatro mil anos. AbaJO: el
yeso de Paris está hecho del. mineral ~eso. Derecha:
El Cetro Real Británico contiene un diamante llama·
do «(a estrella de Africa, N.O 1M. Y es el diamante
tallado más grande del mundo.

El mapa muestra la Iocalizaci6n mundial de las menas minerales más importantes .

•

•

,

•

Los movimientos de las placas han tenido lugar durante millones de
añ05. Los científicos piensan que hace unos doscientos millones de años los
continentes estaban unidos formando uno sólo. Los movimientos de I~
placas los han hecho derivar y separarse entre si. ~ medida que los conu·
nentes derivaban los oceanos se cerraban y apareclan olros nuevos. En ~.
gunos lugares. donde las placas son empujad.as .una contra otra, los sedimentos existentes entre ambas fueron comprimIdos y plegados formando
montanas nuevas como 105 Alpes, los Andes o el Himalaya. Las rocas sedimentarias de estas crestas elevadas contienen fósiles marinos.

I
•

UrllllCl

E$lañu
14

.

Riquezas de la Tierra
o..
"'~

•

"".
Cint

•

fl,er,o

•

Bilulna

•

Cobre

La corteza terrestre es un rico almacén de m inerales valiosos y combustibles
fósiles, aunque los minerales económicos -aquéll~s qu~ pueden ser
extraídos con beneficio- están distribuidos de forma d lscontmua por todo
15
el mundo (V. mapa 14). La mayoría de los metales provienen de minerales
que contienen una canlidad suficientemente elevada de metal aprovechable
como para que s u extracción resulte rentable. La proporción varía. Por
ejemplo, no es rentable e¡¡traer hierro, un metal corriente, a partir de minerales que contengan menos del 30 al 60 OJo de mena. Pero la plata es un mineral muy raro, y puede extraerse a partir de minerales con menos del uno
por ciento de este melal.
Los mine rales pueden encontrarse en rocas igneas. sedimentarias y metamó rficas. Algunos de ellos están siendo explotados en grandes cantidades
porque su demanda ha ido aumentando de modo constante. El aumentO de
la demanda está producido en parte por el incremento de la población mundial, yen parte por el incrementO del nivel de vida en general. Por ejemplO,
se ha predicho para comienzos del siglo XXt escasez de cobre, plomo, oro y
estaño. Algu nos expertOS estiman que, a la velocidad de consumo actual.
todas las reservas de petróleo conocidas se habrán terminado dentro de
treinta años.
Para evitar serios problemas, debemos aprender a usar con más prudencia los recursos de la Tierra. La chal arra puede conservarse y reciclarse; deben inventarse nuevos métodos de extracción de sustancias a partir del agua
del mar; habrán de desarrollarse fuentes de energia alternativas; y será necesario continuar la búsqueda de nuevas reservas de minerales y combustibles fósiles.

Métodos de prospección: antiguos y modernos
El descubrimiento de minerales fue durante muc ho tiempo una cuestión de
suerte. En el sigla XVI algunos prospectores utilizaban supuestas señales di·
vinas, que hadan temblar sus manos ante la proximidad de ciertos minera·
les. Desde siempre ha habido prospectores solit'a rios recorriendo el mundo
Los minerales. en par(icular los met6licos. tienen muchas aplicaciones. como puede
verse en el diagrama inferior. que muestra algunos de los materialelS empleadolS en la
fabricación de UII coche.

Atefo: una

illeación de
hierro V otros

Níquel Cotn
Molibdeno Mica

meUI..

vanadio

16

8efñ)

La mina ,,!emier, cerca. da Pretoria, en SudáfriclJ, es la mínlJ de diamllnfll!/. mayor daf
mundo. t:n la lo(ogra{la, los mmeros se pre/Hllan para dinamitar.

17
y examinando la grava de los rlos en busca de trazas de minerales valiosos.
Si, por suerte, encontraban una pepita de oro, buscarían entonces en las rocas próximas el filón del cual procedía. Las noticias de un rico descubrimiento se extendlan rápidamente y empezaba la fiebre del oro.
No obstante. hoy la prospección es mucho más científica. La mayorla de
los prospectores son geólogos expertos que conocen los lugares adecuados
donde buscar minerales. Van equipados con mapas geológicos, que representan los anoramientos superficiales de rocas, y a menudo con fotografías
aereas que revelan caraclC:rlslicas difícilmente observables desde tierra. En
la búsqueda de pet róleo, se utiliza la sismología. ciencia que estudia las
vibraciones de la corteza terrestre provocadas por terremotos y explosiones.
Para ello los sismólogos realizan pequei'las explosiones superficiales y registran los recorridos de las ondas sísmicas a través de la corteza por medio
de instrumentos llamados sismógrafos. Los recorridos de las ondas, a su
paso por las diferentes rocas, sufren desviaciones según la densidad de las
mismas. El estudio de los resultados revela la estructura y naturaleza de las
rocas del subsuelo.
Otros instrumentos de prospección son los gravímetros, que registran variaciones locales de la densidad de las rocas; los magnetómetros, que detectan minerales con propiedades magnéticas, como la magnetita; y los contadores Geiger, que se utilizan para localizar minerales radiactivos. La
química es también muy útil a los prospectores modernos. Por ejemplo, un
estudio de los componentes químicos de muestras de sucio, agua o incluso
plantas puede conducirles a importantes reservas de minerales utilizables.

Minería
Hasta hace poco, la minerla se limitaba a trabajos de excavación en o cerca
de la superficie. Pero en la actualidad,las minas pueden penetrar en la corteza hasta gran profundidad. En $udáfrica, una mina ha alcanzado los
LIIS clllizlIS corlllinlls, qUfl están (orfT16dlls de esque/(lto$ dfl coral compactlJdos, SfI utilizaron en la construcción de
esta antigulI pirámidtJ maya en 111
penlnsufa del Yucatán, M~Jlico.

18

El soberbio monumento conmemorarivo de Jefferson en Washington. capiral de Estados Unidos, (ue constwido con mármol de Utah, una roce
metamórfica. Fue erigido en 1943.

Le dur" roc" Ignea gfllniro constituye un buen f1I8terial para la
construcción. A"ilM: LII (orogrlJ(fa mUlJstrlJ edificios hechos
con grlJniro loce! en el cesco IInriguo de Aberdeen, e! nordeste de
Escocie. Se le conoce a menudo
con el nombre de "ciudad de granito». A le izquierde: El Outub
MinlJr, en Delh/; Indie, es un minaret, (tO"fI de una mezquite
mUSWf1I8nlJJ, construido con arenisCII rojIJ, una roCII sedimentarie.
Fue construido en 1193. El Qurub
Miner tiene 72.5 m de Blture.

3,8 km de profundidad, aunque la mayoria de las minas no sobrepasan los
1,8 km. De ladas formas, la extracción en superficie, o a cielo abierto, resulta por regla general más barala y sigue suministrando la mayor parte de
la producción de minerales del mundo. Las canteras son un lipo de minerla
en superficie. Son importantes sobre todo en la extracción de caolín (arcilla) para cerámica, de material para la construcción, como granito, caliza,
mármol, arenisca y pizarra. También es importante la búsqueda de minerales en depósitos aluviales, como las gravas de los rlos. Estos depóSitos
pueden contener minerales duros o pesados, como diamante, oro o platino.
La mineria subterránea antiguamente resultaba peligrosa, pero la
mayoria de las minas modernas están bien ventiladas y provistas de equipos
de seguridad, aunque no se descarta la posibilidad de accidentes. Algunos
minerales pueden extraerse desde gran profundidad sin excavar galerías.
Por ejemplo, la haiita (sal gema) y la potasa se disuelven en agua y pueden
:iCf extraídos mediante la inyección de agua hasta el mineral y su posterior
bombeo a superficie. El azufre, insoluble en agua, puede ex;raerse inyeclanda vapor de agua caliente. El vapor funde el azufre que es forzado a subr a [a superficie por medio de aire comprimido.
19
Algunos minerales. como la galena (a"iba),
la mena de plomo mlls importante. son metálicos. Otros. como el talco (derecha), son
minerales no metálicos.

FJ mundo de los minerales
Los minerales se encuen tran distribuidos a lo largo y ancho de la corteza
. terrestre con los coloridos más sorprendenles. Además de su belleza, los minerales poseen estructuras y propiedades fascinantes. Por ejemplo, algunos
de ellos tienen la misma composición qulmica, pero la ordenación de sus
átomos y sus propiedades son completamente distintas; el grafito y el
diamante son fo rmas minerales del carbono puro (V. pp. 61 Y 62).
Los nombres de los minerales pueden partter desconcertantes para la
persona inexperta. Algunos de ellos se refieren a los lugares donde se encontraron por primera vez; la andalucita se encontró en Andalucia. Otros
nombres se refieren a sus propiedades. El nombre del rutilo proviene del
lalln ru/ilus, referente al color rojizo del mineral. Algunos se derivan de
personas; la sillimanila proviene del eeólogn americann Benjamín SiIliman.
Las colecciones de minerales son un entretenimiento popular. Un aficionado puede reunir una colección básica en poco tiempo, sin otra ayuda
que un martillo, un cincel de acero, una bolsa, hojas de papel y, quizá, un
mapa geológico de los alrededores. Para encenlrar buenos ejemplares debemos conocer , sin embargo, los lugares donde hay más probabilidades de encontrar [os diferentes minerales.

Lugares donde se encuentran los minerales
Los minerales que forman las rocas más corrientes están ampliamente extendidos (V. p. 13). Po r ejemplo, el cuarzo, los feldespatos y las micas se
encuentran en el granito; la calcita forma las calizas y muchas arenas están
formadas por granos de cuarzo. Pero para encontrar ejemplares realmente
buenos, en particular de minerales que no son silicatos o carbonalOs, debemos entender primero cómo se forman.
Algunos cristales bien desarrollados se encuentran en las rocas ígneas,
como las pegmatitas (pp. 103 y 104). Estos minerales cristalizan a partir de
20

Geólogos buscando trailas de minerales en dep6sitos aluvialas. Estas trailaS conducen a menudo a ¡ilones minerales valiosos.

21
fluidos que sobran después de la cristalización del granito. Otros minerales
se presentan en filones, con una variación de anchura desde pocos
centímetros a varios metros. los filones provienen de la sedimentación de
fluidos ricos en minerales en fracturas y fisuras de todo tipo de rocas. Los
que se forman a partir de fluidos calientes se denominan filones hidro/ermales. Éstos contienen a menudo minerales poco corrientes, sobre lodo no
silicatos. Los filones se suelen aprovechar como mena de m etales, y pueden
encontrarse buenos ejemplares de minerales en las escombreras de las minas. Algunos fluidos hid rotermales reemplazan a las rocas preexistentes,
como las calizas. los minerales de algunos filones pueden alterarse. Las alteraciones, o minerales secundarios, suelen presentarse en las partes superiores de los filones, donde el aire y el agua de la atmósfera han reaccionado
con los originales o primarios.
Olros minerales se forman en las cavidades de las rocas. Por ejemplO, las
geodas, que son rocas huecas y redondeadas que contienen en su interior
cristales que crecen de las paredes hacia denlro. las geodas pueden contener cristales de amatista, calcita y zeolita, que son muy abundantes en los filones. Las drusas son cavidades que cOlllicnen cristales formados en bandas
mas o menos paralelas.
Los nódulos, también llamados concreciones, se pueden formar en diferemes tipos de rocas, como los del pedernal en la creta. Las amígdalas son
minerales que rellenan cavidades de rocas igneas (V. p. 49).
Algunos minerales, como el granate, eSlan asociados estrechamente a las
rocas metamórficas (V. p. 56). Olros, como las evaporilas, se dan en depósitos sedimentarios químicos (V. p. 53). Cor,lO hemos señalado, los depósitos aluviales pueden contener minerales pesados que han sido arrancados
de los filones. Estos depósitos, llamados placeres, pueden presentarse también en rocas sedimentarias antiguas.
Las asociaciones de minerales son una guía muy util para localizar minerales. Por ejemplO, la anhidrita, el yeso y la halita se forman a partir de la
evaporación del agua marina y por ello se encuentran juntos. la galena y la
csfalerit a son ejem plos de minerales asociados en los filones hidrotermales .
En la Guiu (le mil/erales (pp. 58 a 101) se mencionan las asociaciones minerales mas impon ames.

Identificación de minerales
Los coleccionistas pueden encontrarse con minerales que no puedan idenlificar. En tales casos deberían requerir la ayuda de sociedades o museos geológicos. Pero en muchos casos los minerales pueden identificarse por s us
propiedades, tales como dureza, peso especlfico, exfoliación y fractura, color y raya, propiedades ópticas, formas cristalinas, composición química y
reactividad y Ot ras propiedades menos corrientes.

.......

""'...

-

la dureza as II1II importante
caracterlstiCI da los minenI·

les. En 1822. el mI1eróklgo
aJStríaoo FriedridIpara prl)puso LIJa _ _ Mohs

m_

Il meza. Mohs seleccionó
los diez minerales que $111
muestran a la derecha, y los
ordenó por orden de dtKeza,
de modo que, por~, la
caIciIa CJI ~á el yeso (2),
pero ID 11 fkIorita 14l. la escala de htohs va desde el bJI.
co 111 al diallllnte nm. Los
We~abs de la estala ID son

regulares, y asl. aurque al
corDI6n sea tKIaS rueYe 'le-

Una moll8da de cobre tiene
dUl'm avomada de 3,5.

IN

ces más doro qua el talco, el
ciamanta kI es unas cuarenta

/

veces. A9Joos coleccionistas

levan consigo los diez mn·
rales de 11 esca]¡¡ con el fin
de comprobar las durezas de
los ~ que encuenlran. sin embargo, se
pueden utiizar también objatos corrientes, como la uña,
una moneda de cobre, vidrio,
una navaja o IN lima de
1ICeftI, como $111 refleja en el
esquema ....tD. la «Gula
de mineralra» IV. pp.. 58 a
1011 contiene la dureza de los
respectiyos milerales. cuao.
do se . a I reyar un ejemplar
v
se aige una moa clara y se
impía después de taberla ra·
yado. Esto se debe hat8f por.
que los
bIaOOos
pueden dejar ur-. marta t!s
polvo que puede crofur.dirse

,

)

los mi'Ier3IIs 6e clufeza mayor

de 6 layarán el Wldrll.

f

1. CuarlO
Una navaja 15.51
Ilyar' el apatito.
pero tII 11 0fl0SI.

rnr.*

con una raye.

Dureza
Los geólogos utilizan la escala de dureza de Mohs, que se explica en la página 23. Los coleccionistas noveles deberían practicar usando los minerales
del I al 9 de la escala, a fin de adivinar la dureza de otros minerales.

22

10.

Zl
J

~ .,

Estos lingotes de oro. almacenados en la caja fuerte de un banco. son $lmbolQ de
podel y bienestllf. Los coleccionistas inexpertos pueden confundir la pirita (arriba a
111 derecha) con el oro; por ello se /allama a menudo. el 010 de los tontos. Sin embar'
go, la pifi'a es más dura, más flágil y tiene menor peso especifico que el oro.

Peso específico
El peso especifico es la relación entre el peso del mineral y el de igual volumen de agua. En la página 24 se muestra una forma sencilla de averiguar el
pesO' específico. Está basada en el principio de Arquímedes, que establece
que cualquier sustancia pesa menos en un fluido que en el aire, y que el peso
perdido es equivalente al del fluido desplazadO. Si tomamos una muestra de
oro que pesa, por ejemplo, 100 g, pesará 94,82 g cuando la sumerjamos en
agua. La pérdida de peso es de S, 18 g. El peso específico del oro será 100 dividido por S, I 8 g, es decir, 19,3. Esto significa que el oro es 19,3 veces más
pesado que el mismo volumen de agua. El peso específico de los minerales
varía desde I a 23, pero el promedio es solamente 2,6.
Medida del peso especifico
El peso específico es la relación ntre el peso de
sustancia y el de igual woh,Jrllen de agua. Pilra
medÍ' el peso ll$¡)!CiflCO primern se pesa una
mue$lrl en el aire !abajo B la izquierda), y después

UIiI

24

se peSil en agua !abajo a la derec/laJ. El peso
~cifif:D es el peso de ~ muestra en el ar e. dividido pDf !a dilerem:ia enue su peso en el aire y
SIl peso en el agua.

I ,_ •.

La exfoiación es tJII8 caracteristica de
muchos minerales. La exfoboon perfecta se
da en la mosaJvita Y en la siderita. La mosoovita tiene lJII8 sola exfoliación. llamada basal,
porque se rompe en láminas. Se pueden ohseMr las láminas en el e~lar de la
fotografla. La siderita tiene exfoiación romboédrica perfecta, lo que qlJÍI!te decir que se
exfoia en tres direcciones dando romboedros
(prisma de seis caras que son paralelogramos!. Algunos minerales se rompen de fonna
ÍlTeglJlar. en fractura. La obsOana es l n
rotB coo fractura coocoidea len folTT1ll de
cord1lll. Esta fractura es caracterlstica de vari:ls minerales. como el cuarzo.

.

':

~.'.

.'

-

~",./.
,.q.' / ', <t
,

~!Q

""'r -".:
~

'l"

'1' ',1 I"f:'.

)

.

"':

;" ,

.~

'

'

¡<-

-t""" ~ ' .
"~i
.... ,

.

,

)

Exfoliación y fractura
Cuando los minerales se rompen algunos lo hacen siguiendo una o más superficies planas. Esta propiedad se llam a exfoliación. Está relacionada con
la forma en que los átomos del mineral están enlazadoS' entre sí. Por
ejemplo, las micas se exfolian en láminas, porque los enlaces dentro de las
láminas son fuertes, mientras que entre ellas son débiles. Cuando un mineral se rompe en láminas se dice que tiene exfoliación basal. Algunos minerales poseen va rios planos de exfoliación . Por ejemplo, un m ineral con ex foliación cúbica o romboédrica quiere decir que se rompe en cubos o en romboedros. Otros, como los piroxenas y anliboles, tiene n dos exfoliaciones.
En cualquier otra dirección se rompen irregularmente. Las roturas irregulares se denominan fract uras. H ay minerales, sin ninguna exfoliación, que
poseen fracturas caracterlsticas. Por ejemplo, la obsidiana (una roca) y el
ópalo (un m ineral) tienen fractura concoidea (en forma de concha). Otros
tipos de f ractura son fibrosa, irregular, astillosa y terrosa .

25
Color y raya

La a~urita es un mineral de cobre identificable pOI' su color azul intenso, Sin
embargo. el color no es siempre una
buena guía para su identificación, debido a que muchos minerales pueden
presentarse con una gran variedad de
colores provocados por impurezas.

La raya, o color del mineral en polvo.
es una guía para la identificación de algunos minerales. ya que difiere del co/or normal del mineral. Abajo: La he·
matites, un óxido de hierro. es de celol
gris metálico a negro. pero si rayamos
su superficie, el polvo producido es de
color rojo oscuro a marrón roji~o.

Una de las características más
atractivas de los minerales es su co lor. Pero el color puede confundir
cuando se trata de identificar un
ejemplar en particular, porque
muchos minerales tienen una
amplia gama de colores. Ésta
puede deberse a impurezas o a
o tros factores. Por ejemplo, el calar, la luz, la radiación y la corrosión pueden alterar el color de un
mineral, y algunas gemas son teñidas artificialmente por los joyeros.
Los minerales que se presentan con
gran variedad de colores se llaman
alocrvmáticos. Entre ellos están la
azurita (azul), calcopirita (amarillo
latón) y malaquita (verde).
Otro ensayo del color se basa en
rayar el mineral y producir polvo.
Este polvo se denomina raya, y
puede ser de diferente color que la
superficie del mineral. Por
ejemplo, la hematites y la magnetita son minerales de hierro negros.
Pero la hematiles ¡¡ene una raya
marrón rojiza, mientras que la de
la magnetita es negra . La raya, sin
embargo, es de escaso valor en la
identificación de minerales. Por
ejemplo, la mayoría de los silicatos
tienen raya blanca.
La iridiscencia y la opalescencia
logran que algunos minerales aparezcan con [os colores del arco iris
a medida que son girados. Estos
efectos provienen de características
de su estructura interna, tales
como fisuras muy pequeñas .

rentes dejan pasar la luz con facilidad, .y se puede ver a través de
ellos. Los minerales translúcidos
también transmiten parte de la luz,
pero no la suficiente como para
que se pueda ver a través suyo. Los
opacos no tra nsmiten la luz en absoluto, pero en cambio reflejan o
absorben los rayos luminosos. Estos términos son los utilizados en la
descripción de los minerales . Los
geólogos también empican el término sublranspareme para designar a minerales a través de los
cuales los objetos aparecen difusos. El térm ino Sllbtranslúcido se
aplica a aquellos minerales de
caracteristicas entre los translúcidos y los opacos. Debe reco rdarse,
sin embargo, que los minerales
transparentes muy coloreados, o
con muchos defect os internos,
pueden parecer no transparentes.
Y, al contrario, minerales no transparentes pueden llegar a serlo
cuando se les corta en secciones
bastante delgadas.

Refracción y dispersión
Cuando los rayos de luz pasan del
aire al mineral se curvan o refractan. La intensidad con que se
refractan se denomina índice de
refracción del mineral. Estos
indices pueden medirse medianle
instrumentos complicados. Un mineral, la criolita, posee el mismo
índice de refracción que el agua.
Como consecuencia, cuando se sull1erge un cristal de criolita en agua
éste desaparece ópticamente. Los
joyeros suelen medir los índices de
refracción de las gemas para
comprobar si son falsas o no.
La doble refracción es una propiedad de algunos minerales como
el espato de Islandia, una forma
pura de calcita. Si un cristal romboédrico de espato de Islandia se
pusiese sobre esta página veríamos
dos imágenes de cada palabra.
Esto sucede porque cada rayo luminoso se divide en dos, y las dos
partes se refraclan con ángulos diferentes.

Los romboedros de espato de Islandia, una forma
pura de calcita, tienen una propiedad óptica poco
frecuente: nos hacen ver doble. tal como
muestra la figura.

Transparencia
Cuando los rayos de luz atraviesan
un mineral, algunos son reflejados,
mientras que otros se transmiten a
Iravés del mismo, y otros son absorbidos. Los minerales transpa26

27
Cuando los rayos de luz pasan a
través de un prisma son refractados y divi didos en bandas con los
colores del arco iris_ A este con j unto de bandas se le denomina espeClro. El fenómeno es llamado
dispersión, y es muy anIsado en algunos minerales, en especial en cl
diaman te . Lo s talladores de
diamantes tratan de obtener la máxima dis persión, para produc~r el
eft-cto qu e ellos llaman 11fuego)).

BriI,

Asbestos'

•

bt~to

llaC<l'ado

a

I
•

Brillo
El brillo es otra propiedad de los
minerales, que defiTlc a la superricie como brillante o lustrosa . Está
dete rminado por la naturaleza de
esta superficie, la capacidad de
renexión de la luz y el índice de
reFracción. Los elementos puros
opacos, como el oro, la plata y
muchos sulfuros poseen brillo melá/it..·o. Los minerales metálicos
opacos con menos brillo se denominan submelóficos.
Otros brillos son no metálicos,
como el adamantino, que describe
el lustre brillante y claro del
diamante , y el de ciertos minerales
como la casiterita, el rutilo y algunos circones . El brillo vÉ/reo (como
el vidrio roto) es caracteristico de
la ma yor ía de los silíeatos .
SubvÍlreo es un término aplicado a
minerales como la calcita, en que el
brillo vitreo está menos desarrollado. Los minerales marrones o amarillos, parecidos al ámbar (V . página 41), tienen brillo resinoso. El
brillo nacarado se produce cuando
la luz es renejada por una serie de
superficies paralelas dentro del mineral, como, por ej emplo, en la
moscovita. Los m inerales de
estructura ribrosa tiene n un brillo
sedoso. Aquellos con irregularidades superficiales muy finas tienen
2B

aantila:
britlo ,jtreo

Diamooles:

b,~

adamootioo

un brillo graso. Los minerales sin
brillo se denominan ferrosos o mofes.

Los cristales
La m ayoría de minerales forman
cristales, pero son raros los bien
desarrollados, porque las condiciones requeridas para su formación no abundan en [a naturaleza.
Los cristales se forman a partir
del enfriamiento de un magma, del
vapor emitido alreded or de fuentes
termales y volcanes, y de aguas ricas en minerales. Se puede o bser-

Úpalo: briln resiooSll

~

vítreo

var la formación de cristales mediante un experimento muy simple:
disolver sal en agua hasta la saturación; ~lJmerglr un hilo en el
líquido; a medida que éste se evapore se irán formando cristales
alrededor del hilo.
El estudio de los cristales es importante en la identificación de minerales, porque cada mineral tiene
una forma cristalina definida . Esta
forma está relacionada con el ordenamiento de los átomos dentro del
mineral. La ciencia de la cristalografía es compleja , pero de 10das formas los coleccionistas deben

El briflo. fenómeno producido por la luz
en la superficie de un mineral. es una
c8r8cterfstica d e los minerales muy útil
para su identificación. Hay varios tipos
de bullo. Los que se muestran aquf
son: el de la plata. que tiene bnllo metálico; el de los asbestos, que tienen
brillo nacarado; e l de la baritina, que
tiene briffo vítreo (como e! vidrio roto);
e! de! diamante. que tiene bnlfo adamantino (brilfan te); y el del ópalo. cuyo
briffo varia de resinoso a vítreo.

te ner algunos conocimientos básicos acerca de los cristales.
Los cristales poseen simetría.
Ésta se da en muchos objetos, como las cajas, por ejemplo, de lal
modo que éstas pueden ser cortadas en mitades, siendo cada mitad
la imagen especu lar de la alfa. La
su perficie por la que se puede cortar el objelO se denomina plano de
simetría. Pensemos ahora en un
cubo, que es un sólido con seis caras cuadradas; un cubo se puede '
cortar de nueve formas (horizontal, vert ical y diagonalmente), produciendo mitades que son imáge-

2Jl
nes especulares una de otra. Esto
significa Que un cubo tiene nueve
planos de simetria .
La simetria también puede
describirse mediante ejes de
si metría . En el cubo, el eje de
simetría vertical es una línea imagi~
naria que pasa por el centro de las
caras superior e inferior. Imaginemos el cubo girando alrededor de
este eje, A medida que gira, presentará una apariencia idéntica a la
primera cuatro veces durante la
vuelta completa. El cubo tambié n
tiene otro5 ejes de simetría ho rizontales, que unen los centros de
las caras verticales dos a dos. Por
tanto, un cubo tiene tres ejes alrededor de los cuales puede rodar el
mismo dando la misma orientación
cuatro veces durante una vuelta.
Los cristalógrafos expresan esto diciendo que el cubo tiene tres ejes de
orden cuatro. El c ubo tiene tam bién seis ejes de orden dos, que van
desde el centro de cada arista al de
s u opuesta, y c uatro ejes de orden
tres que ullen cada vértice con Sl
opuesto. Se dice que un cristal
tiene centro de simetría si para
cada cara existe otra paralela al
otro lado del cristal. El cubo también tiene centro de simetría.
Los cristales presentan, sin em bargo, gran variedad de formas c!e
las que el cubo es una de ellas.
Cada cristal puede clasificarse, según su simetria, en uno de los siete
sistemas cristalinos de la página 31.
Los sistemas están definidos por el
número y tipos de elementos de simetría presentes. A cada sistema se
asignan unos ejes cristalográficos
que actúan como lineas de referencia para la orientación de cada cara
cristalina. En la mayoría de los sistemas cristalinos estos ejes coinciden con algunos de simetría, como
muestra la página 31.
30

TOIlos los eri:itates QI.le penenea!n al si:itema cUbi·
co deben tener 4 ejes de sneilía temiKios. la ga_
loma, el granate y el diamante. iltmqM parecen di.
ferentes, pOSl!'ell los mismos ejes de simetría. los
tres ejes aistoográlicos o ejes de ref~rencia, h iI)
Y al. tienen la misma IoI"II~ud y /orman ;íogulos
rectOS enue si.

El sislema Cl'lSta~1O tetrilgDrlat

$E' wuacteriza por la
preiencia de un eje de simetría ruaJemario. Hay
tres ejes CI'~talogrMit:cs, con los IkIs ho:lrizontales,
a, y al. de igUit bn{J~ud, pero ton el eje l'ertitat,
más laroo o más corto.

"
e

El sistema cristalino rómbico $E' r:a;aC1elÍla po. la
presencia de tres ejes de simetría bmrios. los
ejes aistaklgráficos, 8, b Ye, son de Ioogitudes di·
ferentes y lorman angulos rectos rnlle si.

b

l

llómboco

O~vino

e
Los Cl'ÍSlales del sistema Cl'islatino meFtOClinim deben conter"... un eje de '""fllía bilario. los ejes
cristalográficos, 8. b y e, son de Iolllitudes diferentes. El eje ver1ic.a1 e f(l(mi álllulo reCi1l wn el hori·
lontal b, pero el álllukl con el eje a es mayor de

,,"
,

b

b

"

e
los cristilles del sisrema cristalilo trictinio¡ no
tienen simetri, o sólo pO$E'l'!l un centro de
simwia.los tres ejes crimlogr;ilicos. 3, b y e, son
de longitudes dilerentes. Los án!/Ulos entre los ejes
tal'9ldos "'. (J y y. del dibUJIl, no son ángulos rec·

.,

,

J:----

I
1_
'-

..

~:t--Tlld'nll:o

b

a

slSlOO1a aistalino senario tiene un !je de
el sistema trigoMl
tiene un eje de simet,!a te<narD. Ambos sislemas
tienen el mismo conjunto de ejes aistalograficos.
los Ires horirontales. Ir, azoy a;¡. tienen la misma

simet:ia serwio, mientras que

bng itlld y están separitdos por áogulos de 120'. Et
eje vertocat e es más larl/O o mas corto que los 110·
nl~ntales .

"

•

"

"

,,,,'
31
CristaI8s de rntio

Figura más 8 la izquier·
da: Los cristales de rutilo, mineral de riranio,
rienen simetría del sistema tetragonal. Están a
menudo macla dos (figura más próxima), en
forma de rodilla o de codo. A ambos lados del
eje o «rodIlla)} del crisral

maclado. ambas partes
son idénticas, siendo
prismáticas y acabadas
en pirámide.

Arriba: Agregado botrioidal de hematites.
Derecha: Agregado dendrítico de cobre.

Cristales maclados
Los cristales no se presentan normalmente
aislados, sino en grupos formando filones,
geodas, etc . A veces los cristales se desarrollan
uno en contacw con airo. Tales cristales se llaman maelas de conlaCIO. El rutilo representado en esta pagina es una mada de contacto «en
rodilla)) o ((en codo». Algunos cristales maclados están interpenetrados mutuamente. Un
ejemplo de interpenetración (o intercrecimiento) se da en el mineral estaurolila (Y. p . 86).

Hábito y agregados
Todos los cristales de cualquier mineral tienen
la misma simetría, pero la variación en las condiciones durante el crecimiento provoca que
los cristales de un mismo mineral presenten
gran variedad de formas. ESlO puede ocurrir
cuando los cristales crecen con mas rapidez en
una dirección que en las otras. Por ejemplO,
los cristales de cuarzo tienen simetría del sistema trigonal, pero algunos son largos y
estrechos, mientras que otros son cortos y
rechonchos. De la calcita se han encontrado
unas ochenta formas cristalinas .
La forma , o formas, característica de un mineral se denomina hábito. Los geólogos utili-

32

1 Cristales de galena
3 Distal de CuafIU

2 Cristal de yeso

7. -Cristales negros de la
mena de plomo, galena,
con simetría del sistema
cúbico. Cuando se les
golpea, los cristales se
rompen en cubos más pequeños. 2. - Cristal de yeso, un sulfato, del sistema
monoclinico. 3. - Cristal
alargado de cuarzo, con
simetrra del sistema trigo nal.

zan gran núme ro de terminos para describir el
hábito. Por ejemplo. hábitoprismálico significa que un cristal es mucho mas largo en una dirección que en las otras dos. El habito prismatico puede ser acicular (en forma de aguja), columnar (en forma de columna) , fibroso (consistente e n fibras finas y largas) yesfalaclítico
(como una estalactita). El hábito laminar es el
opuesto al prismático; en el los cristales son
aplanados, de forma que son mu..:ho mas cortos en una dirección que en las otras dos.
Puede ser IObufar (en forma de tabla), foliado
(en capas muy finas, como las micas), etc.
Muchos minerales forman agregados, que
son masas de cristales imperfectos. Un agregado masivo contiene granos cristalinos pequeños que pueden verse con lupa. Los agregados masivos con cristales visibles a simple vista
tienen forma granulada. Si los granos son tan
pequeños que sólo se ven al microscopio el
agregado se denomina crip/Ocrislalino. Algu nos agregados forman masas redondeadas.
Los bOlrioidales son como racimos de uvas; los
renijormes tienen forma de riñón; y los mamelares consisten en masas redondeadas aún mayores. Los agregados ramificados son·
dendríticos, mientras que otros tienen forma
de musgo. Otros sonflliformes -en forma de
hilo- o como alambres. Los que se deshacen
fácilmente son terrosos o pulverulentos.
33
,.

Los ensayos con 8cldos son
útiles pIIra dlferencmr algunas rocas y minerales. 11quierda: Se vierten unas
pocas gotas de Bcido
clorhídrico en unfl calila. La
roca hierve, efecto quP no
se produce cuando el Bcido
se vierte !robre una dolomía,
roca que puede confundirse
con la calila.

La química de los minerales
Además de los elementos nativos (V . p. 58), la mayoría de los minerales
son combmaciones de elementos, Cada elemento tiene un simbolo, y estos
símbolos se usan en la fórmula química de los minerales. Los símbolos usados en este libro se hallan enumerados en la página opuesta.
Cada mineral tiene una fórmula química, que en la Guía de minerales
(V. pp. 58 a 10l) se halla escrita a continuación del nombre del mineral. Por
ejemplo, la halita (p. 76) tiene la fórmula química NaC! . En la tabla de la
pAgina 35 se puede observar que Na es el símbolo del sod io y e l del cloro.
Así, la halita (sal gema) es una combinación química a partes iguales de sodio y cloro, llamada cloruro sódico.
Otras fórmulas son mas complejas. Algunas conLÍenen números, como la
de la fluorita , CaF2. La cifra 2 significa que la fluo rita es una combinación
química consistente en dos áto mos de flúor (F) por cada átomo de calcio
(Ca). Otro punto importante a recordar es que a veces aparecen los
símbolos de dos elementos separados por una coma y entre paréntesis, como (Mg,Fe). Esto significa que los átomos de magnesio (Mg) y de hierro
(Fe) pueden sustituirse cntre sI. Por consiguiente, la misma fórmula ya
implica que se trata de un grupo, o serie, de minerales relacionados, y no
uno sólo. Por ejemplo, el olivino tiene por fórmula (Mg,FehSi04 . Olivino
es, por tanto, el nombre de un grupo de minerales que son silicatos de magnesio y hierro. La variedad de o livino rica en n:aagnesio es llamada forsteri la, mientras que la rica en hierro se llama fayalila.

Ensayos químicos
El análisis de minerales para encontrar su composición química es un asunto complicado. Sin embargo, hay algunos ensayos quimicos sencillos que
ayudan a identificar los minerales. Por ejemplo, la halita se di suelve en
agua. Dos minerales asociados a ella, anhidrita y yeso, son también solubles
en agua, pero en menor grado que la halita .
34

-

- ;3

Simbolos quimicos
Ag PlIIIt
Al Aluminio
As Arsénrco
Au 0<0

e eoro
ea eario
ee eer~tO
ei BISmuto
C CIMborio
Ca Calcio
Cl Clo<o
Co Cobalto

Cr Clamo
Cu Cobre
F RUar

Fe H,eno
101 Hidrógeno

HLillo
" Mereu<io
Li

-

;)

importantes
Mg Magnesio
Mn Manganeso
Mo Molibdeno
Na Sodio
Ni Niqu~

o Oxógeno
P Fósfor o
Pb Plomo
PI PlatlOQ
S Al ufre
Sb Antimonio
SI Silicio

Sn Estaño
Ti Titanio
U Llfanoio
V Vanadio

W Tungsteno
ZnCinc

Los

-.1-

~nS8 yos

a la Dama son " tiles para
la presencia de algunos elementos en una muestra. De izquierda a
derecha: B polvo de minerales de
estroncio vuelve la llama de color ro;o
carmes1; los minerales d e cobre toman
la 118maalul o verde; los da sodio la hacen amarilla; y los de potasio producen
color violeta.
~stablecer

La magnetita es un mmeral que posee
propiedades magnéticas muy acusa·
das. Abajo, a la derecha: Un trOlO de
magnetita atrae las limaduras de hierro.
Abajo ala iz quierda: La nl6gnetita ejerce una poderosa atracción !robre unos
clavos de hierro.
Izqvlerda: Una toragraffa cIeI mineral siliclltado wil/emita. con Ivz na turlll. Derecha:
LtI misma mveS/fll con luz vltravioleta presentll unll fluorescen CÍlJ verde. LIIS zonlls
negras son !rllnk/inita. vna menll de zinc. IFrank/in. New J ersey. EE. UU.!.

Los ensayos ron ácidos son también muy útiles. Por ejemplo, la wollastonit a (V . p. 89) puede confundirse con la tremolita (V. p. 90), ~ro la primera se disuelve en acido clorhídrico, mientras que la segúnda no reac·
ciona. Algunos minerales, insolubles en ácidos diluidos, lo son en los mis·
mos ilcidos pero concentrados. Otros reaccionan con los ilcidos en caliente,
pero no cn frio. En la sección Gulo de minerales se mencionan varios ensayos útiles con ácidos. Pero éstos, no sólo atacan a los minerales , sino que
ta mbién queman la piel y la ropa, por lo que deben manejarse con mucho
cuidado. También ha de evitarse respirar humos ácidos, y usarlos sólo en
habitaciones bien aireadas.
Los ensayos a la llama ayudan a establecer la presencia de algunos elementos en los minerales. Para estos ensayos, los geólogos utilizan normalmente un alambre de platino, gracias a que el platino es un metal que funde
a temperatura muy elevada. Primero se limpia el alambre, se toma con él un
poco de polvo del mineral y se mant iene sobre la llama. El sodio quemará
con llama amarilla, el azufre con llama azul, el calcio con llama roja. el bario con llama verde-amarillenta, etc. Asi , por ejemplo, se puede ensayar el
mineral baritina ~una mena de bario-, triturando una mueslra ~queia y
viendo que la llama se torna verde.

Otros métodos de identificación de minerales
Existen otros ensayos para identificar minerales que poseen propiedades especiales o poco corrientes. Po r ejemplO. se puede confirmar la ident ificación de la halila prObando su sabor !>alado. El arsénico puro y el mineral escorodila desprenden un olor parecido al ajo cuando se calientan. Otros ensayos pueden realizarse con otro de nuestros sentidos, como el tacto. f;ste
se aplica, por ejemplo. a la esteatita -variedad del mineral talco-. que
tiene un tacto suave y jabonoso. Sin embargo. este tipo de pruebas requieren un ejemplar del mineral suficientemente grande .
El magnetismo es una propiedad de pocos minerales. en especial de la
magnetita. Algunos mlllcralcs se cargan elé'l;:lricamenle cuando se les calien36

Un prOSPIfH:IOf bvscll mineraJes fadillCtivos. tm P/Jrricvl,r 18 valiosa Dechblenda (vrll·
ninila). la mer>a m6s importan/ti eJe vrllnio . El IIpllflltO u t iliztldo es vn contador
Geiger, que se desarrollaron en la décadll de los tuios 1920-1930.

la o se les somete a presión. Por ejemplo, si calentamos una mueslra de turmalina , se cargará positivamente en un lado y negativament e en el 01r0. Po r
consiguiente. si echamos una pieza de turmalina al fuego, atraerá las cenizas. El cuarzo es un mineral que se carga eléctricame nte mediante presión.
Los crist ales artificiales de cuarzo se utilizan en ins trumentos eléctricos,
como relojes y receptores o transmisores de radio.
Olra propicdad de algunos minerales es la luminiscencia, que significa
que estos minerales brillan con colores vi vos cuando estan expuestos a la luz
ultravioleta o a los rayos X. Estos colorcs pueden diferir de los normales
con luz o rdinaria. Por ejemplo. la fluor ita tiene una fluorescencia azul con
luz ultravioleta, y es preci!>amente de la fluorita de donde proviene la palabra flu orescencia. La calcita tiene fluorescencia roja, TO!>a y amarilla; la
scheelita, blanca; y la willemita, como puede verse en la pagina 36, la t;ene
verde. Una propiedad impon aIlle de algunos mineral es es la radiactividad,
que puede medi rse con un contador Geig~r. La pcchblenda ~v ar ied ad ma·
siva del mineral uraninita-, es el mineral radiact ivo mas importante , porque es la mena principal de uranio, usado como ('om bustible en las cent ra·
les nucleares.

37
Gemas y joyería
Como hemos visto , la joyerla se ha utilizaJo desde la Edad de P iedra . Las
razones de su popularid ad podrlan estar en el amor por las cosas bellas, el
deseo de adornar la propia persona o demostrar la riqueza y el poder de
qUien las luce. La joyerla est u vo también asociada a la superstición y la magia. Todos estOS factores persisten de una o de otra manera en la actualidad. Por ejemplo, en 1969, el actor Richard Bunon se gast6 1.200.000 dólares (unos 70 millones de ~I as de entonces) en un d iamante para su
mujer, la actriz Elizabelh Taylor. Las coronas enjoyadas que llevan los monarcas representan su poder y posición. Los brazaletes de la suerle o las
medallas de San Cristóbal -para prOlección de los conductores- nos recuerdan las antiguas creencias de que ciertos minerales arrecian protección
contra los espirilus malignos y las enfermedades.

;

Gemas famosas
Muchas piedras p r~iosas son famosas por derecho propio. Tenemos un
ejemplo en el mayor diamante encontrado jamás. el Cullinan, cuyo nombre
proviene de sir Thomas CuJlinan, presidente de la CompaflÍa Minera Premier de SudMrica. Este diamante, que mide cerca de 12,5 cm de largo, fue
encontrado en la Mina Premier en I90S, y pesó 3.106 quilates. El quilate es
una unidad ulili7..ada en el peso de gemas. Cinco q uilales equivalen a un gramo, por lo tanto el Cullinon pesó 621,2 g. Este diamant e fue cortado en
JOS gemas, la mayor de las cuales, llamada la Estrella de África N.O J, pesó
516 quilates. Esta piedra es todavía el mayor diamante tallado del mundo, y
¡e halla ahora adornando el CelTo Real Britán ico (V. p. 15). La segunda
piedra talJada mayor del Cullinon se encuentra en la Corona del Estado Imperial Británico (página siguiente); y este soberbio diamante ~a
309 quilates.
Otro diamante famoso es el Koh-i-noor indio (en persa significa Monluifa de luz), que fue ofrecido a la reina Victoria en 1850. La historia de este
diamante ha podido reconstruirse hasta 1304, y esta plagada de sucesivos
cambios de manos como consecuencia de guerras y conquistas. Otra gema
famosa es el Orlof/. un diamante que formaba pane de las joyas de la coro-

Adomos de cinturones
he chas de jadll, procedenles de China, fN)trtl los
siglos )(ltI y XVIII. Los IIdornos de jade están hechos de
dos mmerales: 'lIl8d8Íttl (V.
p. 89) y/a net,;rtl IV. p. 9T!.

38

La COlana del Estado Impe;ial S,¡rámco contiene más de tres mil joyas, entle ellas
un 9ran diamante y el rubl del Prlnclpe Negro, que, en reelided, es una espinela

(V. p. 741.
Las perlas se emplean en
joyena, pefO no son minera·
les, sino que tienen origen
orgánico. LBS mejores
perlas provienen de la s
ostras perleras, que viven
en mares calientes. Las
perlas están compuestas
po, nácar, una svstancia
fabricada por las mismas
ostras. que se acumvla en
capas concéntricas alrede·
dar de fragmentos de otra
svstancia extraña, como
granos de arena.

na rusa. Fue comprado en Amsterdam por el conde Orloff, quien se lo regaló a Catalina la Grande, emperatriz de Rusia, en un intento fallido de reconquistar su favor. Se suponía que este diamante había sido el ojo de un
ídolo ¡ncijo que estaba en un templo dedicado al culto de Brahma.

Materiales usados en joyeria
El oro, la plata y el platino son metales valiosos utilizados en joyería . El oro
es muy importante, porque es fácil de trabajar y no se recubre de pátina
como la plata. Las gemas más apreciadas son los diamantes, en particular
los incoloros, y tres gemas coloreadas, rubles, zafiros (variedades del mineral corindón) y esmeraldas (variedades del berilo). Con toda probabilidad la
gema más apreciada en la actualidad es el rubi. Estas cuatro gemas tienen
varias características comunes. Todas son duras y, por tanto, de larga duración. Su dureza oscila entre el diamante, la sustancia mineral más dura, el
rubí y el zafiro, que poseen dureza 9 en la escala de Mohs, y la esmeralda,
de dureza 8. Todas estas gemas son también transparentes y centellean
magnificamente cuando se han cortado y pulído. Las variedades buenas de
estos minerales son ra ras, lo que realza su valor.
La producción mundial de diamantes en la década de los setenta ha sido
de cerca de 46 millones de quilates (unos 9.200 kg, o poco más de 9 t) como
promedio anual. Pero sólo menos de la cuarta parte de los diamantes son
aprovechables en joyería. El resto se utilizan en la industria. Los principales
produclOres de diamantes son Zaire, URSS y República Sudafricana. Los
mayores productores de rubíes y zafiros son Birmania, Sri Lanka (Ceilán) y
Thailandia. Las esmeraldas mejores provienen de Colombia .
En joyeria se utilizan muchos otros minerales, como variedades transpa·
ren tes de granates, peridoto, varios tipos de cuarzo, esfena, espinela, topa·
cio, espodumena, turmalina, turquesa y circón. Los joyeros también utili·
zan minerales translúcidos pero de coloraciones espléndidas, como ágata,
calcedonia y jadeíta . Algunos minerales son apreciados porque contienen
estructuras fibrosas interesantes . Por ejemplo, algunos crisoberilos y
ejemplares de ojo de tigre (V. p. 95) poseen efectos parecidos alojo de un
gato, cuando se les da vueltas. Algunos rubíes y zafiros poseen aSlerismo,
40

)

provocado por fibras internas dispuestas a modo de estrellas. Algunos ópalos son muy populares porque muestran juegos de colores, caracterlstica
que recibe el nombre de opalescencia. Todas las gemas mencionadas se
hallan descritas en el apanado Guío de minerales de este libro.
Algunas otras sustancias utilizadas en joyeria incluyen el ámbar, el coral,
el marfil, el aLabache (un tipo de carbón, como puede verse en la página 119), las perlas y el carey. Sin embargo, ninguno de ellos es un mineral,
ya que todos tienen origen orgánico.

La talla de las gemas
)

Para que muestre sus mejores cualidades, una gema debe estar tallada y pulida. Los mejores minerales para joyería son duros y, por tanto, deben
usarse materiales especiales para cortarlos y pulirlos. En el caso de los
rubíes y zafiros puede utilizarse carborund o, carburo de silicio artificial.
No obstante, el unico material que puede tallar y pulir al diameOle es el
diamante mismo.
El ámbar no es Un mineral, sino resina de pino endurecida. El ámbar contiene a veces
restos fósiles de insectos que quedaron arrapados en la resina pegajosa de hace
millones de años.
punto central, que dan a la piedra la forma de un hemisferio . Tambh~n destaca entre airas la talla en cabujón, que consiste en esencia en dOlar a una
piedra circular o el ípt ica de una superficie en domo. Se usa para una gran
variedad de gemas, y, en particular. para minerales opacos y para aquellos
que con! ienen est ruct uras fibrosas, como los o jos de tigre (V. p. 95).

Joyería casera
/lrnlm : Estos rub¡es en bruto son gemas raras v<~rieda­
des del miner.11 cOffndón
rv. p. 75). Izquierda: En la
mma de rubíes de Gibson.
en Carolina del N{}("te. Estados Umdos, los traba;ado.
res remueven las rocas y
extraen los rubíes que encuentran. Más tarde, Jos
rubres son cortados y pulidos, para utilizarse en
Joyeria.

El objetivo principal de UII lapidaria -o tallador de gcmas- consiste en
quitar todos los defectos, sacar el máximo provecho dc las cualidades ópticas del mineral, gastar el mínimo material posible Y. en el caso de los minerales coloreados, obtener el mejor color. Para conseguir las mejores cuali dades ópticas de una gema transparente, el lapidario debe tanar series de
facetas (superficies indinadas) en las partes superior e inferior de la piedra.
Si las facetas tiencn el tamaño y la forma correctas . y forman los ángulos
correctos una con otra, rcnejarán la luz hacia fuera de la gema. En el caso
del diamante, en particular, las facetas también dispersan la luz. por lo que
producen juegos de colores, conocidos como «fuego».
Los lapidarios expertos utiliza/l diversos métodos de tallado, algunos de
los cuales se han desarrollado especialmente para algunas gemas en particular. Por ejemplo, la talla brillante fue inventada en el s iglo XVIH. en especial
para el diamante . Esta talla consta por regla general de 58 facetas. aunque
algunas variedades tienen más. Los diagramas que muestran la parte superior (corona), las laterales (cinturón) e inferior (pabellón) del brillante, está n representados en la página 44. La navelO o marquesa, en forma de barco, y el pendoloque, en forma de pera, son variaciones de la talla brillante.
Las tallas brillantes son utilizadas también para otras gemas, como el granate verde y los circones.
La talla en escalón. o cn trampa, tiene caras paralelas en el techo y fondo. También se denomina talla esmeralda, porque se emplea a menudo para esta gema, así como para las aguamarinas, turmalinas , elc. A veces, las
piedras preciosas , como los zafiros, se tallan con techo brillante y fondo en
escalón. Esta talla se denomina mixta.
aIra talla, utilizada para diamantes pequeftos, piropos (granates rojos) y
otras piedras, es la llamada falla rosetón. Ésta consiste en un fondo plano,
con una parle superior que comprende 12 ó 24 facetas terminales en un

42

A muchos coleccionistas de minerales les gusta pulir sus propios ejemplares
y hacerlos lo más atraCl!vos posible. Están sólo a un paso de obtener su propia joyería y ornamentación.
El pulido de minerales a mano es un proceso lento y laborioso, pero es
posible comprar un instrumental que lo haga por sí solo . La pieza básica es
un volteador , que consiste en un recipiente que gira operado por un motor
eléctrico. Se colocan en su intcrior los cantos o trozos de mineral, junto con
agentes trilUradores y pulidores. yagua . A medida que el recipiente gira, las
:Jn artesano limpia cuidadosamente un diamante, que
es la sustancia natUfal más
dura que se conoce. Los
diamantes brutos son en
general mates y están cubiertos de una pátina grisácea. L8Iimpiel!a, fa talla y el
pufido los transforman en
gemas briffantes.

Este collar de diamantes, diseñado por Wendy RamshlNv,

ganó un premio mternacional en 1975.

43
m uestras son trituradas y pulidas. Esta acción rcproduce lo que ~curre en
una playa, cuando la acción de las o las frota unos cantos contra otros, pero
a mayor velocidad. También expone el verdadero color de las muestras limpiando las capas superficiales alteradas. Para averiguar los diversos tipos de
volteadores y su precio, se puede preguntar en una tienda de minerales y rocas, asociarse a un club de lapidarios o s uscribirse a una revista para aficionados donde se an uncian estas características. Existen Otros instrumentos si se quiere realizar un trabajo más claborado . Por ejemplo, se pueden
obtener sierras para seccionar los minerales, ruedas giratorias para pulir superficies plana!; e instrumentos pa,a ra,,;!;t"' .
Los minerales pUlidos pueden emplearse para construir todo tipo de cosas. Pueden utilizarse incrustados en jarrones, ceniceros u objetos similares, momarse en anillos, brazaletes, llaveros y gemelos. Sólo se necesita un
adhesivo potente, como la resina. En algunos lugares del mundo es posible ,
aunque poco probable, encont rar diamantes, rubícs, zafiros e incl uso pepitas de oro en cantos de dos o playas. Dc todos modos, son más corriellles
los ejemplares de variedades de cuarzo, ágata y caleedonia. Incluso algunas
rocas con un buen pulido p ueden resultar muy atractivas. Los mejores
ejemplares son los duros y de textura fina, y es aconsejable evitar los de
grano grueso, porosos o con agujeros.

Gemas sintéticas y de imitación
La dcrnanda de gemas para joyeria y tambien para la in.dustria ha c<}nd~~i­
do al desa rro llo de tecnicas para producir piedras sintéticas. La producclOn
más importante es la de rubíes y zafiros mediante, procesos ~e ~usió n a la
llama que implica fundir alúmina pura con oXIgeno e hldrogeno (ver
di a g r~ ma in fe rior). Los ru bíes sint ét icos se-utilizan en .Iáse rs, pero estas
piedras artificiales no ha ll a fcctado la de~an.da y el precl? de las.'crd ad.eras. M uchas piedras sintéticas conlienen d lm mutas ~~rb uJas de alfe o ~o­
tas de polvo no fund ido. Otras tres gemas q.ue tambl.en . se producen artL~­
cialmente son la esmeralda, el rutilo y la espmela . Asimismo se ~an ?btcmdo diamantes sintéticos desde 1955, pero son muy pequeños y Sin n ll1 g~na
cualidad gemológica. Su coste es también muy elevado, sobre todo temendo en cuenta que pueden em plearse tan sólo como ab ra sivos o polvos para
pulido.pied ras de imitación están hechas en espeCial de u na ~ ezc f a d e SI','Ica.
Las
lOS q ue forman un vid rio blando, llam ado p asta. Est as pIedras se raya n
co~ facilidad. También se hacen imitaciones en plástico.

c.n. sintlkicll

Talas de I/I1II*

La tala brilante, utilizada para los me;,res
tiamantu, consta de 58
facetas o lados, Iispuestas de lIi ma..., que
casi Ilxb la bt que pe.

en el lillmame por
la parte frontli es refIe.
jada por las facetas de
la parte potterior, dando
a la gema 00 mbino de
briIantez. lJ¡ UlIa ca·
WdIón se emplea en
gemas, como el crisolJe.
ril, que muestJ8II el
efecto de o;:. de gato, Y
en rubies y zafios, que
poseen irdJsiones en
fOfma de BStrela (Y. pp.
J.t Y 751. la taUa en
IrlImpa o en escalón se
utiza para esmeraldas,
aguamarilas, lit&.. lA

/

[

3

'**"

netra

-

•

T8Ia f05thÍn

f""",

44

1111
"'''''

,

. . mr.c:añ, wiInIo" fqD di
los gas. Muela rubia, ZIfiros , ..

se'*'

pdIa
abIIfido de .........
re, pera lis ..,.. llItBnIi:a siguen
conseMI1kIsu ..... r a pesar de 1DIIo.

Pane superior

'11

tala ~ se emplea
a merudo paJI liaman-

les pequeños e imper.

En esI8 p6gina se lIlIBSIJ1J ooa forma
de obtener MIles Ymfitos !formas de
óxido dllIuminio o corDIónl bn10I
Y di ~ caidId. 8 proceso SI ...
m. mModo VanaiI o fuIi6n I . . . .
me. SeIChl pdte dI: ..... ¡ua lll
en tRI c6nn
0 , nienIra
penetrI oxlglno por ... _ 11. Otro
gaI, el 1"6g. 1I1, penen .... otro
tubo 14l. La •
funde 11
poho en gotiIas. que SI UIIIII fDrmIn.
do gotas cillrdritas may¡ns. o gemIS
8 , sobre 00 soptI1I de .cItI mrlC. . Itl 8 cIihItro de .. . . •
controII desea .... el lIJIIIñ di

Pan. Lateritl

-

45
Un cone simplificado de una región
volcánica muestra una gran cámara
subterránea (I), a panir de IlJ culll el
msgma fundido asciende por IlJ chirrJe.
n8ll cl!lmrlll del volcán (2). o 1I trav~s de
chimeneas laterales (31. La cenizlJ (4),
que consiste en fragmentos diminutos
de magma, puede ser lanzada al aire
durante IlJS explosiones. Tambi~n
puede derramarse lava (51 a panir de la

chimenea. Muchos vo/cllnes están
compuestos por ~p8S sucesivas de cenizas y lava (6J. La lava tambitJtl puede
IIIcanzlJr la superficie 1I trllvás de fisuras
f7), donde se derrama sin formar un
volcán. B fflilgma que se endurece en
la superficie formll rocas Igneas extrusiVllS. Algunos magmss endurecen en
profundidad formsndo rocas Ign8as
intrusivas. Las capas de magmas muy

La formación de las rocas
Los geólogos dividen las rocas en tres grupos principales según el modo
como se hayan formado: rocas ígneas, sedimentarias y metamórficas.

Rocas ígneas
Las rocas ígneas se forman a partir de magma enfriado y endurecido. El
magma puede nuir en forma de lava en volcanes o largas fisura s abiertas en
el sucio. Cuando la lava solidifica forma rocas como el basalto (p. 106) o la
andesita (p. 107). Cuando alcanza la s uperficie, el magma puede transformarse en rocas pirodásticas (fragmentos) . Los piroclastos SOt1 fragmclIIos
de lava expulsadOS al ai re durall1e las erupciones volcánicas. Su grano tielle
dist illlos tamaños que aba rcan desde el polvo volcánico fino y las cenizas
hasta el lapilli (piedras pequeñas) y las bombas volcánicas. De éstas, algunas son del tamaño de un pan, otras -con un peso superior a 100 t pueden ser lanzadas a grandes diSlancias durante las erupciones violentas.
En las páginas 108 y 109 se enumeran algunos ejemplos de rocas piroclásticaso Todas las rocas formadas a partir de magma en la superficie lerreslTe se
denominan rocas ígneas ex/rusil'us.
A menudo, el magma se enfría y solidifica en condiciones subterráneas a
gran profundidad, lo que origina las rocas ígneas inlr/lsivas. ~stas quedan
con frecuecia expuestas a la superficie millones de años después de su formación, gracias a que las rocas que las sepultaban han sido eliminadas por
la erosión o por procesos te..:tónicos.

46

Un ChOffO d" lavlI fundidlJ
salIO disparado h"ci" arriblJ
de 11I chimen8ll dtll volcán
Kilaut¡a Iki. en noviembra
dt¡ 1959.
Kilauea Iki .srá
en Ha_ii, el mayor grupo
dt¡ .sllJS volcánicas del
océllno Pacífico None. Las
isllls SOfl cumbrtls de volcanes que hlJn lJIcllnzado /tI
superficlfI llftlvándose desde
el fondo oceánico . Más de
la m;,sd de los voJcllnes se
encuentrlln escondidos /)8 .
jo las 0/1$.

e

47
dez que solidifican en forma de vidrio volcá nico, como la roca obsidiana
(V. p. 108).

Las rocas cuyos granos tienen más o me no s el mis mo tamaño se dice quc
textura gralluda. Sin embargo, la temperat ura de Cristalización de los
minerales varia. Por esto, algunos minerales cris talizan en granos de tamaño a ceptable, mientras el rcsto del magma todavía est:1 fundido. Si entonces
aumenl a la velocidad de en friam ienlo, los otros minera les pueden cristali zar en granos muy pequeños. Las rocas co n cristales g randes - llamados
jem:x:ristules- en una masa de grano fino se dice que tiellen textura
porfídica. Textllra fluidal se aplica a rocas en las que los g ranos están alineados según la dirección del nujo del magma.
I ienen

Estructura de las rocas ígneas

La Calzada del Giganta, en Irlanda del Norte, está compuesta de basalto, unlJ roclI
{gnea extrusjVlt. Cuando la I/JVII btJ$6IticlI se enfría, se contrae rompiéndose en columnas h8J1sgon8l11s, que parecen 8doqu;nes gigantescos.

Las rocas ígneas ¡nl rusivas se present a n en una a mplia gama de formas y
tamanos. Por ejemplo la TOca ¡nl rusiva más corriente aparece en masas

eno rmes en fo rma de domo. llamadas balolilOs~ q ue suelen encontrarse en
la falda de las cordi lleras. y están compuestas por regla general de granito
(Y. pp. 102- 103). Tambicn pueden encontrarse Ol ro tipo de formaciones

como los diques. lam inas de magma solidificado con mucha incl inación; los
diques en ani/{o, anoramientos circulares, encajados a menudo alrededor
de un bloque de roca preexistente; los sil/s, capas de rocas ígneas paralelas a
los estratos de rocas preexistentes, que son, en general , horizontales; los lacolitos, Que se extienden tambi!!:n horizontalmente, pero se parecen a los batoli tos por cuanto empujan hacia a rriba las rocas que los cubren formando
do mos. Las rocas intrusivas pueden ser abisales o plulónicas (formadas a
gran profundidad) o hipabisales (formadas cerca de la superficie) (V. pp,

Otra característica importante es la relacionada con la estructura de las rocas ígneas. Se d ice que las rocas tienen est ructura vesicular c uando contienen vesículas - agujeros- fo rmadas por gas. L'S vesiculas ocupadas
más tarde por o t ros minerales se denominan amigdalas, en c uyo caso la
estr uctura de la roca recibe el nombre de allligdaloideu. Algunas rocas ígneas contienen fr agmentos de otras rocas llamados xenolifOS. Las rocas
íg neas tambicn pueden ser bandeadas o eSlraloides, segun se compongan
las diferentes capas de d istintos m inerales. Además, cuando el magma se
enfría. se contrae y se rompe for mando diaelasas (grietas vert ic ales). Por
ejemplo, el basalto puede romperse en columnas hexagonaleS.
En qu ím ica, se conocen cuatro tipos pri ncipales de rocas ígneas: ácidas,
intermedias, básicas y ultrabásicas. Pa ra una explicació n de estos tcrminos,
ver la página 102.
Dos rocas rgneas intrusiv8S.
Izquierda: La HlJy To" en
DlJrtmoor. Inglate"8, es un
afloramiento resistente de
9rlJnito. Abajo: Un dique
expuesto IJ IIJ superficie.

102 Y 105).

Textura de las rocas ígneas
Los geólogos utilizan d is tintos criterios para clasificar las rocas ígneas. Uno
de los más importantes es e l tamano de los granos. Cuando un magma se
enfrla lentamente, se da el tiempo suficiente para la formación de criSlales,
por lo que las rocas formadas por enfria mienlO le nto son , en general, de
grano medio a g rueso. En las rocas de grano gr ueso los cristales miden más
de 1 6 2 mm. Las de g rano medio tienen criSlales enlre 1,2 y 0 , 1 mm. Los
cristales de las rocas de g rano fi no son meno res de 0,1 m m. Las rocas de
grano fino son por regla genera l extrusivas, porq ue el e nfriamiento rápido
en condiciones de superficie no da tiempo para la formaci6 n de cristales de
un cierto tam año. Algunas rocas exl rusivas ha n cristalizado con tanta rapi-

48

49
..

Rocas sedimentarias
Hay tres tipos principales de rocas sedimentarias: elásticas, formadas por
fragmcntos de otras rocas ; químicas, formadas por la acción química, por
cjemplo, cuando el agua que cOllliene minerales disueh os se evapora y algu~
nos minerales prcdpitan formando una roca sólida; orgánicas, compuestas
funda mentalmcnte por restos de organismos viviellles_ Las rocas sedimentarias cubren cerca de! 75 por ciento de la superficie continental mundial,
pero representan sólo e! 5 por ciento del conjunto de rocas de la corteza
terrestre hasta unos 16 km de profundidad. El resto son rocas ígneas o metamórficas .

Rocas sedimentarias elásticas

Las fuenas naturales erosionan constantemente la superficie. Los D%mites italiemos son montañas muy abruptos, en que la acción de/agua y su congelación desescamalas rocas en fragmentos que caen acumulándose al pie de las paredes roco -

sas y pendientes, y as! forman taludes. Abajo a la izquierda: El glaciar AJetsch, en
Suiza, es una masa de hielo en movimiento. Erosiona la tierra y transporta los mate'¡8Ies arrancados, Ramadas morrenas. Abajo ala derecha: El río Hapicuru, en Brasil,
arrastra fragmentos de rocas arrancadas hasta el océano Atlántico.
En la página opuesta: En 10$ desiertos el viento estrella la arena contra las fOcas actuando COI11O chorros naturales de arena que socavan las rocas que encuentran a su
paso.

La superficie dc la Tierra está en continuo cambio . La congelación del agua
en las regiones frias y húmedas y los cambios rápidos dc tcmperatura cn los
desierlOS calientes, rompen y desmenuzan las rocas . Este proceso se llama
rneleorizaci6n mecónica. La meteorización químü'u también disuelve y descompone algunas rocas; por ejemplO, cuando el agua de lluvia reacciona
químicamente con las rocas, porque contiene algo de dióxido de carbono
del aire y es débilmente ácida.
También merecen considerarse otras fuerzas naturales de gran intensidad, como e! agua corriente -en ríos o en masas de hielo en movimiento
(glaciares y mantos de hie!o)- , y el viento, sobre lodo en las regiones secas.
Estas fuerzas erosionan la tie rra y transportan fragmentos perdidos de TOcas, que chocan unos contra otros, redo ndeándose y q u edando red ucidos a
porciones cada vez más pequeñas. Por últ imo, el material transportado es
abandonado, nor malmente en el agua, y a veces en tierra. Este sed imento
- nom bre que recibe a partir de este momento- se compacta y cemellla
poco a poco para dar lugar a las rocas sedimentarias duras . Los cemelllOS
natu rales son minerales Que precipitan a partir del agua que pasa entre los
granos o f ragmentos. Los minerales cementantes pueden ser anhidrita, calcita, do lomita, óxidos de hierro, pi rita y silice.

•

50

51
Rocas sedimentarias químicas

--

Alrededor de estas fuentes termales. en Turquía, e/agua precipita calcita en forma

de uavertino, creando una serie de te,razas. A la derecha: Uns sección de caliza
muestra cómo está surcada por túneles y cavidades, disueltos por el agus· de lluvia,
que contiene dióxido de carbono, lo que la hace ligeramente ácida. Una parte de fa
calcitll disuelta es depositada de nuevo en cavidades por precipitación, cuando parte
de/agua que la llevaba en disolución se evapora. Algunos bellos depósitos son estalactitas (tI, estalagmitas f2J y columnas naWfB/es (3/. Las corrientes de agua pe-nerran formando cavidades desde la superficie (4J y vuelven a surgir a ella en /a base
de /a c8liza (51.

Varias rocas sedimentarias químicas, llamadas evaporilas, se forman a par·
tir del agua del mar. Como promedio, podemos decir que por cada mil par·
tes de' agua marina, hay treinta y cinco de material disuelto. En estas aguas
hay muchos elementos, pero los más importantes son el cloro y el sodio,
que juntos forman el cloruro sódico o sal gema (halita). Por tanto, cuando
se evapora el agua del mar deja tras de si grandes depósitos de hali ta. Otras
evaporitas importantes son las sales de potasio y magnesio, el yeso y la
anhidrita.
La caliza es una roca que puede ser de .origen químico, elástico (compucsta de fragrnent~s de calizas preexistentes) u orgánico. Una caliza química
está compuesta de gran número de pequeñas esferas, llamadas oolilOs. Éstos consisten en capas sucesivas de calcila, depositadas alrededor de un
núcleo, como un grano de arena o un trozo de concha. Otras formas de caliza química son las estalactitas y estalacmitas de las cuevas de rocas calcá
reas. Se depositan a partir de agua muy cargada de calcita en disolución.
Los depósitos de calcita, llamados lravenino (V . p. 116), se forman también alrededor de fuentes termales.
Otras rocas sedimentarias químicas son los depósi;os sedimentarios de
hierro, a partir de aguas ricas en este mineral, y algunos cherts y pedernales,
que son masas de sílice, depositadas en cavidades de otras rocas. La bauxita
es otra roca de origen químico, formada a partir de la meteorización
quimica en climas calientes y humedos (V. p. 63).

•

•

•

--

Las rocas elásticas se clasifican según el tamaño de sus granos o fragmentos. Los tres tipos principales son: rudilas, o de grano grueso; arenüas, o de
grano medio; arcillitas, o de grano fino.
las panículas de las ruditas so.n en general de tamaño mayor a 2 mm,
pero aquéllas cuyos granos son mayores de 25,4 cm se denominan capas de
bloques. Dentro de las ruditas se encuentran también los conglomerados y
las brechas. En los conglomerados, los fragmentos grandes son camas rodados cementados junto con un material fino (la matriz). los cantos fucron
redondeados durante su transporte . las brechas constan de fragmento s ano
gulosos e irregulares, que no han recorrido grandes distancias.
las arenitas contienen granos de tamaño entre -'!'y 2 mm. Las rocas tipiJ6

cas de este tipo son las areniscas.
Las arcillitas se ctlmponen de granos cuyo tamaño se encuemra por regla
general entre _'_ y .L mm. Forman parte de este grupo los limos. Algunos
256 16
.
barros compactados y pizarras consisten en granos de tamaño todavía más
pequeño.

52

53
Caracteres de las rocas sedimentarias

Rocas sedimentarias orgánicas
La mayoria de rocas sedimentarias contienen poca malcria orgánica, pero
algunas están formad'ls , en su lIlayor parle, de o" ganismos que vivieron el1
r
algun momento. Por ejemplo, algunas calizas esuin compuestas de coral,
de conchas de animales o de TeSlOS de animales y plantas. como algas o
foraminiferos. Algunas de estas calizas forman capas en el fondo del océano , c uando se acumulan Icnwrncntc. Otras rocas orgánicas son las llamadas
capas de huesos, que consisten por reg la ge ne ral en capas fi nas de hueSQs,
escamas, die ntes u Olros reStOs orgánicos fósiles. Algu nos chefts son ricos
en restos de animales mari nos mu y peq ueños, llamados rad iolarios,
mientras que algunos depósitos de fosfatos son acumulaciones de excrementos de aves o murciélagos. El carbón es una roca orgánica formada a
partir de restos de plantas, y los primeros estadios de su formación pueden
observarse en las turberas. El carbón que quemamos en la actualidad se ha
producido por desecación y alteración de depósitos de turba. Los distintos
tiros de carbón se hallan deseritos en las páginas 118 y 119.
Durante el perlodo Carbonffero, htlce más de doscientos ochenta millones de años.
los bosques pa'!tanosos se elttendlan en .reas muy amplias. Cuando fas pltlntas
morlan el material de las rlllcas 8rtl sepulttldo y comprimido hasta transformarse en
carbón, una roca udimenttlritl orgánica.

Las rocas sedimentarias han sido de extraordinaria importancia como ayuda para descifrar la historia de la vida en la Tierra. Esto es debido a que
muchas de ellas contienen rósiles, restos o simples evidencias de animales y
plantas que vivieron en otra epoca. Los fósiles tambien son útiles como
ayuda en la datación de las rocas. Algunas especies vivieron sólo un periodo
de tiempo comparativamente corto antes de extinguirse. Por lo tanto, cuando encontramos s us fósiles en unas determinadas rocas, aunque se encuentren a grandes distancias entre sí, podemos suponer que estas rocas se
formaron aproximadamente al mismo tiempo en la historia de la Tierra.
Muchos fósiles se encuentran en los planos de estratificación de las rocas
sedimentarias. Éstos aparecen como líneas claras en las secciones de rocas sedimentarias que se hallan expuestas a la supcrricie, y representan las
divisiones ent re una capa de roca y la s iguiente. Las capas de roca, o estrolOS, p.lcden tener varios metros de espesor. Los que tienen menos de un
centimetro de espesor se llaman láminas. Cuando se formaron los estratos
est aban colocados por regla general en posición horizontal y se acumularo n
en los fondos de mares y lagos. P ero muchas rocas sedimentarias se encuentran en la actualidad inclinadas o plegadas, como res ultado de los movimientos de la Tierra. En las rocas sedimentarias, las más jóvenes se superponen a las ma.. antig uas, pero en alguna ocasión podemos encontrar una
capa deter mi nada situada encima de otra que tiene muchos millo nes de
anos más .
Abajo: Unos Ilflimafes marinos, llama·
dos pólipos coralinos, segregan cafcit8
p8rs formar sus esqueJe ros elttemos.
Estos esquelet os forman un tipo de caliztl. A la derech8: Los fósiles se enCU8ntrtln en rocas sedimentarias. EItposición de la piJlelilla de un dinosaurio
an Iss rocas que fa contenlan en el Monumento Nacional del Dinosaurio, en
Ulah. Estsdos Unidos.

55
Rocas metamórficas
Las rocas rnctamó r licas resultan de la alteración de las sedimentarias o
ígneas debido a la acción de la presión , el calor o de Ouidos quimicamcntc
activos (melasomalismo). El meUi/1/0rjismo dinámico está provocado sólo
por la presión. El metamorfis mo de contaclO, en cambio, tiene su origen en
la acción del desprendido por un magma. El calor modifica las rocas, al
igual que transforma la masa en pan en el horno. Alrededor de una intru sión magmatica puede formarse una aureola de metamorfismo de contacto,
que puede alcanzar hasta 2 Ó 3 km de ancho. El meTamorfismo regional esta
provocado por la presión yel calor, y se da en áreas donde se están forman do montai'las. Sus efectos se extienden a lo largo de varios cientos de kil6·
mClTas.

Durante el melamorlismo. los minerales pueden crecer y reordenarse en
eapas O bandas. También pueden formarse minerales nuevos que no
existían en las rocas originales. Emre éstos podemos enumerar el granat e, la
andalucita, la sillimanita, la distena (pp. 84 Y 85) , la estaurolita y la coro
dierita (pp. 86 Y 87). Las rocas metamórficas pueden agruparse segun su
textura . Las pizarras son de grano fino y se rompen en láminas. Los esqllis·
lOS tienen asimis mo planos de rot ura preferente, pero son de grano más
grueso. Las rocas granudas, como el mármol y la cuarcita, no tienen planos
importantes. Los gneises se caracterizan por tener granos gruesos y un ban·
deado irregular. Los ejemplos de rocas metamórficas se encuentran en las
páginas 120 y 121.

Abejo: El diegreme muestre romo le
presión y el celor. producidos durenle
fe formeción de fas monlaifas. transfor·
me les roces sedimenlaries. cafiza yarciHi~a. en rocas melemdrficas,. mármol
y Plza"lI.
En la página opueste: La cantele de

mármol de eNrera. en It tllitl. Ploduce
un excelente material para escultura. El
málmol fue utilizado muy a menudo
por el gran escultor Miguel Angel. cUyll
«Piedad». de la basílica de San PedlO.
en ROflla. se incluye en un recuadro de
la fotografia.

,

.1

I
Guía de los minerales
En esta Guía se han agrupado los minerales segun su composición Química.
La mayorfa de los minerales 50n combinaciones de varios elementos químicos, aunque los elementos nativos

-los primeros en describirse en esta
Gura- son elementos puros o casi puros. que no se han combinado con

otros elementos, como el oxigeno o el
alufre.
Los elementos nativos incluyen va-

rios metales, pero la fuente principal de
los metales se halla en los minerales o
menas metálicas. las menas más importantes, descritas en las páginas 63 a

73, son combinaciones de elementos.
Salvo algunas excepciones, las menas
met{¡licas más importantes son los sulfuros !combinaciones de un metal con
el azufre) V los óxidos (combinaciones
de un metal con el 0:<191:1001. La fórmu-

la química de los sulfuros contiene 5,
52, etc. La fórmula de los ó"idos contiene O, 02,. etc. Veamos un ejemplo,

Oro en

;;uarzo

el mineral magnetita (p, 64), una mena
importante de hierro, es un ó"ido de
hierro, y su fórmula qulmica es Fe304.
(La fórmula qurmica de cada elemento
y mineral está escrita a continuación de
sus nombres respectivos).
El resto de la Gura (pp. 74 a 101) contiene ejemplos de minerales que pertenecen a otros grupos químicos - se
incluyen algunos óxidos que no son
menas metálic8s- (V. pp. 74 Y 75).

Elementos nativos
los elementos nativos o libres son ra'
ros. Sólo 22 de ellos se encuentran en
la naturaleza. No obstante, algunos
elementos nativos se presentan bajo
más de una forma. Por ejemplo, el caro
bono se presenta como diamante y
bajo la forma mucho más humilde, pero también útil, del grafito.

OrOAu
Este metal amarilo, blando pero pesa do, ha sido el slmbolo del poder y del
bienestar desde la antigüedad, gracias
a sus propiedades singulares y a su escase2. los objetos de OfO se remontan
hasta la Edad de Piedra. 8 oro fue utilizado en algunas ocasiones para acuñar
monedas, pero en la actualidad la ma yor parte del oro se guarda celosemente en las cajas fuertes de los bancos.
Por otra parte, el oro tiene muchas apli-

caciones en tayerla , medicina, odontología y en la industria para la cons·
trucción de aparatos cientificos o
eléctricos.
El oro nativo se encuentra a menudo
en granos, crecimientos dendríticos
(ramificados) y, a veces, en pepitas redondeadas. Los cristales, en general
muy raros, pertenecen al sistema cubi co. El oro no posee edoliación, por lo
que es fácil de trabajar y moldear. Resiste el ataque químico, no es alterado
por el aire y no se disuelve en ácidos, a
e"cepci6n del agua regia, una mezcta
de ácidos nitrico y clorhldrico concentrados. El oro puro tiene un peso
específico de 19,3 y una dureza de 2,5
a 3. La coloración varIa del amarillo dorado brillante al pálido, cuando con tiene mucha plata. Este mineral opa co puede confundirse con la pirita
(V. p. 24) y la calcopirita (p. 68).
El oro so encuentra en filones hidro'
termales, donde cristalizó a partir de
soluciones calientes. A menudo, se encuentra en asociación con el cuarzo
IV. fig. p. 58) o con sulfuros, en particular, con la pirita. A medida que las
rocas circundantes son meteorizadas,
el oro, más resistente, aparece a la su perficie y es arrastrado por las corrientes de agua. En ocasiones, se concentra en depósitos aluviales.

Plata

Ag

Este precioso y raro metal so ha empleado ~n joyerra desde la amigüedad,
y los objetos de plata del antiguo Egipto datan de hace unos seis mil años. La
pIcota es un metal que casi no reacciona, aunque se disuelve en ácido
nltrico y se cubre de una pátina de alleración en atmósfera de aire con awfre.
Se usa en electrónica y fotograffa. Fue
utilizada para acuñar monedas, pero
fue sustituida por el cuoroníquel (aleación de cobre y nlquel). La plata se pre·
sema con frecuencia en formas escamosas, ramificadas o filamentosas. El
metal puro pertenece al sistema cubi·

tcalilomia, EE.UUJ

oo.

' ',,'

El peso específico de fa plata pura es
de 10,5 y la dureza es de 2,5 a 3. No
tiene exfoliación, por lo que es fácil de
trabajar y moldear. El color y la raya de
este metal .;¡paco son blancos, pero se
recubre de una pátina gris o negra. La

"'...
plata, como el oro, se presenta normal~ente en filones hidrolermales y con tlen~ por regla general oro o mercurio.

Cobre

Cu

El cobre es uno de los elementos nativos más ampliamente difundido. No es
muy.reactivo, pero so altera en el aire y
se disuelve en ácido nltrico. Es probable que el cobre fuera el primer metal
usado en la fabricación de adornos
herramientas y armas, hace aproxima:
damente unos diel mil años. Alrededor
de 3000 a. J.C. se utilizó con el estaño
para obtener el bronce. Más tarde se
usó con el cinc para obtener el latón.
Hoy, llene muchas aplicaciones, en
particular en. la industria eléctrica, ya
que es el mejor conductor de la electri.
cidad de bajo costo .
Los cristales de cobre tienen simetría
correspondiente al sistema cubico. El
elemento nativo tiene a menudo forma
dendr.l~i{)a !ramificada). Su peso
espeCifiCO es de 8,9 y su dureza es de
2,.5 a 3. No posee exfoliación y es muy
ductil, por lo que puede estirarse en hilos con gran facilidad. Este metal opa co es de color rojo cobre y de raya rojo ~á¡ida, pero se altera formando una pátilla .marrón, oscuro, mientras que la su perfl{)le esta cubierta por regla general
de una costra awl (azurita) o verde
l'!1alaquita). Se encuentra en filones
h.drot,:,rmales en lavas, conglomerados
y ar~mscas. Su nbmbre latino cuprum
proviene de Cyuprium (Chipre) de
donde lo extraían los rom8nos. '

59
Platino

p,

Este mineral, filro y precioso, se parece

mucho a la plata. Su nombre deriva de
la palabra castellana platina, un diminutivo de plata. El platino funde a

1 n2° C. mientras que la plata lo hace
11 962~ C. El platino es también menos

reactivo que la plata, resiste la corrosión y no se altera en el aire. Al igual
que el oro, $e disuelve :sólo en "9u/;O regia caliente. Debido 11 su resistencia se
utiliza en ¡nsl/umentos de laboratorios
químicos y en toyería.

Pueden encontrarse algunos crista·
les deformados de platino pertenecientes al sistema cúbico, pero se presenta
más a menudo en granos irregulares,

escamas o pepitas_ El peso especifico
del platino puro es 21 ,5. En la naturaleza contiene normalmente hierro y
cobre, con lo que su peso específico
disminuye pasando a ser de 14 a 19. Su
dureza es de 4 a 4,5 y es muy mol ·
deable. Este mineral opaco es de color
gris-acero a blanco -plata. Se encuentra
en rocas ígneas, con frecuencia asociado a la cromita y a las rocas con alto
contenido de níquel.

Hierro

Fe

El hierro forma el 5 por ciento de los
elementos de la corteza terrestre, pero

se presenta en muy raras ocasiones
como elemento nativo, porque combi na con gran facilidad con otroS elementos. El hierro, tan importante en la industria. proviene de varias menas férricas. las más importantes se describen
en las páginas 64 y 65 de este libro. En
los meteoritos se encuentra una asociación de hierro y níquel (V. pp. 122 y

1231.
El hierro nativo se presenta normalmente como granos o masas, allí don de las rocas volcánicas han cortado vetas de carbón. los cristales, muy raros.
pertenecen al sistema cúbico. Su peso
específico es de 7.5 apro~imadamente
y su dureza de 4,5. El color de este mineral opaco varía de gris-acero a negro. Una característica importante es
su marcado magnetismo.

Arsénico

As

El arsénico es un elemento muy venenoso, utilizado en la fabricación de raticidas. herbicidas e insecticidas. Este
metal se encuentra es muy' raras ocasiones en estado nativo. Los cristales
bien formados son muy escasos, y per tenecen al sistema trigonal. con e~fo­
liación perfecta paralela a la base. El arsénico se encuentra por regla general
en formas botriodales Ide racimo), granulares o estalactlticas. Su peso
específico es de 5,6 a 5,8 y su dureza
de 3.5. Su color es gris claro. pero la
supt:, (¡"io: uS<;u, oce a "oedid<l que se altera. Cuando se calienta desprende humos blancos venenosos de olor parecido al ajo. El arsénico se encuentra en fi-

Iones hidrotermales en rocas metamórficas e ígneas. asociado a menas de
plata. niquel y cobalto.

Bismuto

Si

El bismuto es un metal utilizado en medicinas. pigmentos y en aleaciones con
otros metales que funden con facilidad
para fabricar fu~ibles O hacer soldadu ras. Esto se debe a que el bismuto funde a 270 0 C. El bismuto pertenece al
sistema trigonal. pero los cristales bien
formados son raros. Se encuentra en
general bajo las formas de musgo. arborescentes o granulares. Posee exfoliación basal perlecta. Su peso
especffico es de 9,7 a 9.8 y su dureza
de 2 a 2,5. Su color es blanco plateado
y se altera a color rojizo. Se disuelve en
ácido nitrico. Se encuentra en fi lones
hidrotermales, asociado a menas de
cobalto, niquel, plata y estaño.

Antimonio

Sb

El antimonio. otro elemento venenoso,
utiliza en aleaciones para fabricar el
peltre. así como en la manufactura de
pigmentos usados en pinturas y colo'
rantes . las mujeres de Asia y el antiguo Egipto utilizaban compuestos de
antimonio para pintarse las cejas y pes·
tañas.
El antimonio pertenece al sistema trigonal, pero los crisnt1",s u;o:" fUII ..."Jus
son raros. y tienen eKfoliación basal
perfecta. Normalmente. se presenta en

se

formas flIasivas o arriñonadas. Su peso
especifico es de 6.6 a 6.7 v su dureza
de 3 a 3.5. Este mineral opaco. de color
gris claro, se encuentra en filones
hidrotermales. asociado en general a
menas de antimonio. arsénico y plata.

Grafito e
El Qrafito -también llamado plomo
negro - es carbono puro. Solamente
una pequeña parte es utili~ado para ha·
cer lápices. En su mayorfa se emplea
para fabricar electrodos, reactores
nucleares, materiales resistentes al
fuego y en la fabricación de acero. Es,
asimismo. importante como lubricante.
El grafito se encuentra por regla general en masas plana res, de una aparien cia terrosa. Pertenece ,,1 sistema hexagonal y tiene una exfoliación perfecta
paralela a la base. Su peso específico
es de 2.1 a 2.3. su dure~a es de 1 a 2.
Este mineral opaco. de gris metálico a
negro. tizna el papel y es untuoso al
tacto. Su apariencia es similar a la de la
molibdenita IV. p _ 701. El grafito es un
elemento nativo bastante corriente.
Sus láminas se pueden encontrar en
rocas metamórficas y en filones de fOcas rgneas. Tiene la misma composición química que el diamante. pero en
tanto que minerales son muy diferentes, porque sus átomos están ordenados de modo distinto. Este fenómeno
se llama polimorfismo, que se da también en otros minerales IV. p. 861.

Pe¡.la de p/atilo encontrada

en

Lfl

60

de¡xisito Wvial

Bisml1lo en cuarro lConnecticut.

~E.UUJ

Antimonio

61
Diamante e

Gral~o (Nul!'lél

York, EEUUJ

Como el grafito, el diamante es ca rbono puro. Pero a diferen cia de aquél, el
diamante se formó a gran presión en
rocas con estructura de chim enea lIa m2das kimberlitas (un t ipo de peridoti tal, que se originaron en el manto su perior. El diamante es el elemen to na tura l de mayor dureza (10) , lo que hace
de él un abrasivo excelente, al tiempo
que su comportamiento frente a la luz
le convierte en una gema muy apreciada, en especial después de ser talla·
do y pulido.
los cristales de d iama nte pertenecen
al sistema cúbico IV. diagrama p. 31 J.
Tiene exfoliación octaédrica perfecta,
de modo que puede romperse en doble
pi rá mide de ocho caras: es f rágil y tiene
fract ura concoidea (en f orma de
co nchal. l os diamantes más apreciados son los incoloros, aunque los
hay verdes, marrones, amarillos, rosados y negros. Su p eso especifico es
3,5. El diamante se extrae de la kim ber li ta y de depósitos aluviales.

Azufre s
Este elemento, b lando , amarillo brillante o marronoso, es muy importante en
(a industria quimic a. Se utiliza en la
fabricación de ácido su lfúrico , cerillas,
pólvora, insecticidas, etc.
Sus cr i sta l es, transparentes a
translúcidos, tienen simetría del sistema rómbi¡;o. Tienen exfoliación muy
pobre y fractura desigual. El azufre
también se encuentra en masas en forma de costras. Su peso especifico es
de 2 a 2,1 Y su durE'za de 1,5 a 2,5. La
raya es blanca y e l brillo de resinoso a
graso. El azufre quema con llama azul
pálido, desprendiendo humos aCles,
No se disuelve en agua . Su punto de
fusión es de 113" C. El azufre se encuentra alrededor de emanaciones volcánic as y en algunas rocas sedimentarias, asociado a la calcita y yeso .

Menas metálicas
las páginas 63 a 73 de la Guía están dedicadas a las menas metálicas más importantes.

"""

62

Bauxita
La baux ita es la unica fuente importante de aluminio, un metal importante en
el mundo moderno_ Pero la bauxita no
es un mineral , sino que puede contener
varios de ellos, sobre t odo bohemita,
diásporo y gibbsita. Puede presentarse
en masas granulares o terrosas, y su
color puede ser rojo, amarillo, marrón o
gris. Se forma en los trópicos, donde la
meteorización y el lixiviado ~remo­
vilizac ión de min erales de las capas superficia les por el agua de lluvia y del
suelo ~ actúan sobre las rocas que
contienen silicatos alumínicos. los sili catos son lavados, permane¡;iendo en
el sitio los óllidos de aluminio hidratados (hidratado significa que el agua está combinada quimicamente dentro de
los mi nerales).

Bohemita

A I()(OHI

la bah emita tiene un b rillo mate o
terroso. Sus cristales, pertenecientes al
sistema r6mbi¡;o, son muy pequeños, y
tienen una buena exfoliación. Su peso
especifico es de 3 a 3,1 y su dure za 3.
Su color es blanco.

Diásporo

A I()(OHI

El diásporo se encuentra asociado al
corindón en los depósitos de esmeril.
Se e ncuentra , asimismo, en cal izas v
esquistos clorit icos. Es un mineral de
transparente a t ranSlu c ido, sus cnsta les pertenecen al sistema rómbico, y
tienen una exfoliación perfecta. Su peso especifico es de 3,3 a 3,5 y su dureza de 6,5 11 7 . El color varía de blanco o
gris a marrón o rosado.

Gibbsita

A I(OHI,

los cristales de g ibbsita pertenecen al
sistema monoclínico. Este mineral,
transparente a translúcido, se en~ entfa en f ilones hidrotermales. Normalmente es blanco, pero puede ser
verde, rosado o rojo. Su peso
específico es 2,4 y su dureza de 2,5 a
3,5. Tiene exfoliación basal perfecta y
la raya es blanca.

63
Los Minerales y Rocas - Keith Lye
Los Minerales y Rocas - Keith Lye
Los Minerales y Rocas - Keith Lye
Los Minerales y Rocas - Keith Lye
Los Minerales y Rocas - Keith Lye
Los Minerales y Rocas - Keith Lye
Los Minerales y Rocas - Keith Lye
Los Minerales y Rocas - Keith Lye
Los Minerales y Rocas - Keith Lye
Los Minerales y Rocas - Keith Lye
Los Minerales y Rocas - Keith Lye
Los Minerales y Rocas - Keith Lye
Los Minerales y Rocas - Keith Lye
Los Minerales y Rocas - Keith Lye
Los Minerales y Rocas - Keith Lye
Los Minerales y Rocas - Keith Lye
Los Minerales y Rocas - Keith Lye
Los Minerales y Rocas - Keith Lye
Los Minerales y Rocas - Keith Lye
Los Minerales y Rocas - Keith Lye
Los Minerales y Rocas - Keith Lye
Los Minerales y Rocas - Keith Lye
Los Minerales y Rocas - Keith Lye
Los Minerales y Rocas - Keith Lye
Los Minerales y Rocas - Keith Lye
Los Minerales y Rocas - Keith Lye
Los Minerales y Rocas - Keith Lye
Los Minerales y Rocas - Keith Lye
Los Minerales y Rocas - Keith Lye
Los Minerales y Rocas - Keith Lye
Los Minerales y Rocas - Keith Lye
Los Minerales y Rocas - Keith Lye

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Gossan enriquecimiento secundario.,
Gossan  enriquecimiento secundario.,Gossan  enriquecimiento secundario.,
Gossan enriquecimiento secundario.,
yazminmtz3
 
Yacimientos sedimentarios
Yacimientos sedimentariosYacimientos sedimentarios
Yacimientos sedimentarios
Lalo Delgado
 
Rocas ígneas
Rocas ígneasRocas ígneas
Rocas ígneas
ramiro
 
Hidrotermalismo
HidrotermalismoHidrotermalismo
Hidrotermalismo
maria ines Lombardo
 
Rocas metamorficas 2016
Rocas metamorficas 2016Rocas metamorficas 2016
Rocas metamorficas 2016
Belén Ruiz González
 
Exploración geoquimica
Exploración geoquimicaExploración geoquimica
Exploración geoquimica
Juan Sebastián Cardona Cardona
 
Columna estratigrafiaca del altiplano
Columna estratigrafiaca del altiplanoColumna estratigrafiaca del altiplano
Columna estratigrafiaca del altiplano
National University of the High Plains - Puno
 
Yacimientos de origen magmático
Yacimientos de origen magmáticoYacimientos de origen magmático
Yacimientos de origen magmático
jmsantaeufemia
 
Yacimientos minerales
Yacimientos mineralesYacimientos minerales
Yacimientos minerales
Tomás Monsalve Lemuñir
 
Rocas metamorficas
Rocas metamorficasRocas metamorficas
Rocas metamorficas
tigreaxul
 
Atlas de Rocas Igneas y Sus Texturas (MacKenzie, C.H. Donalson, C. Guilford)
Atlas de Rocas Igneas y Sus Texturas (MacKenzie, C.H. Donalson, C. Guilford)Atlas de Rocas Igneas y Sus Texturas (MacKenzie, C.H. Donalson, C. Guilford)
Atlas de Rocas Igneas y Sus Texturas (MacKenzie, C.H. Donalson, C. Guilford)
Alfredo Fernando Vergara Pangue
 
Alteracion hidrotermal
Alteracion hidrotermalAlteracion hidrotermal
Alteracion hidrotermal
Lucho Peña Guerrero
 
Estructuras de rocas igneas unamba
Estructuras de rocas igneas unambaEstructuras de rocas igneas unamba
Estructuras de rocas igneas unamba
alfredomataqque
 
Atlas digital de_minerales_en_seccion_delgada
Atlas digital de_minerales_en_seccion_delgadaAtlas digital de_minerales_en_seccion_delgada
Atlas digital de_minerales_en_seccion_delgada
medzel100
 
Metalogenia en diapositivas
Metalogenia en diapositivas Metalogenia en diapositivas
Metalogenia en diapositivas
Yasmani RQ
 
Calizas metasomaticas
Calizas metasomaticasCalizas metasomaticas
Calizas metasomaticas
Daniel Aparicio
 
YACIMIENTOS DE PEGMATITAS GRANÍTICAS
YACIMIENTOS DE PEGMATITAS GRANÍTICASYACIMIENTOS DE PEGMATITAS GRANÍTICAS
YACIMIENTOS DE PEGMATITAS GRANÍTICAS
Julian De Bedout Ordoñez
 
Yacimientos Evaporiticos.docx
Yacimientos Evaporiticos.docxYacimientos Evaporiticos.docx
Yacimientos Evaporiticos.docx
jaimevivanco7
 
Geología Estructural Aplicada a la Minería y Exploración Minera: Principios B...
Geología Estructural Aplicada a la Minería y Exploración Minera: Principios B...Geología Estructural Aplicada a la Minería y Exploración Minera: Principios B...
Geología Estructural Aplicada a la Minería y Exploración Minera: Principios B...
Alfredo Fernando Vergara Pangue
 
Tema 05 mg- yacimientos min
Tema 05 mg- yacimientos minTema 05 mg- yacimientos min
Tema 05 mg- yacimientos min
jesus hurtado quinto
 

La actualidad más candente (20)

Gossan enriquecimiento secundario.,
Gossan  enriquecimiento secundario.,Gossan  enriquecimiento secundario.,
Gossan enriquecimiento secundario.,
 
Yacimientos sedimentarios
Yacimientos sedimentariosYacimientos sedimentarios
Yacimientos sedimentarios
 
Rocas ígneas
Rocas ígneasRocas ígneas
Rocas ígneas
 
Hidrotermalismo
HidrotermalismoHidrotermalismo
Hidrotermalismo
 
Rocas metamorficas 2016
Rocas metamorficas 2016Rocas metamorficas 2016
Rocas metamorficas 2016
 
Exploración geoquimica
Exploración geoquimicaExploración geoquimica
Exploración geoquimica
 
Columna estratigrafiaca del altiplano
Columna estratigrafiaca del altiplanoColumna estratigrafiaca del altiplano
Columna estratigrafiaca del altiplano
 
Yacimientos de origen magmático
Yacimientos de origen magmáticoYacimientos de origen magmático
Yacimientos de origen magmático
 
Yacimientos minerales
Yacimientos mineralesYacimientos minerales
Yacimientos minerales
 
Rocas metamorficas
Rocas metamorficasRocas metamorficas
Rocas metamorficas
 
Atlas de Rocas Igneas y Sus Texturas (MacKenzie, C.H. Donalson, C. Guilford)
Atlas de Rocas Igneas y Sus Texturas (MacKenzie, C.H. Donalson, C. Guilford)Atlas de Rocas Igneas y Sus Texturas (MacKenzie, C.H. Donalson, C. Guilford)
Atlas de Rocas Igneas y Sus Texturas (MacKenzie, C.H. Donalson, C. Guilford)
 
Alteracion hidrotermal
Alteracion hidrotermalAlteracion hidrotermal
Alteracion hidrotermal
 
Estructuras de rocas igneas unamba
Estructuras de rocas igneas unambaEstructuras de rocas igneas unamba
Estructuras de rocas igneas unamba
 
Atlas digital de_minerales_en_seccion_delgada
Atlas digital de_minerales_en_seccion_delgadaAtlas digital de_minerales_en_seccion_delgada
Atlas digital de_minerales_en_seccion_delgada
 
Metalogenia en diapositivas
Metalogenia en diapositivas Metalogenia en diapositivas
Metalogenia en diapositivas
 
Calizas metasomaticas
Calizas metasomaticasCalizas metasomaticas
Calizas metasomaticas
 
YACIMIENTOS DE PEGMATITAS GRANÍTICAS
YACIMIENTOS DE PEGMATITAS GRANÍTICASYACIMIENTOS DE PEGMATITAS GRANÍTICAS
YACIMIENTOS DE PEGMATITAS GRANÍTICAS
 
Yacimientos Evaporiticos.docx
Yacimientos Evaporiticos.docxYacimientos Evaporiticos.docx
Yacimientos Evaporiticos.docx
 
Geología Estructural Aplicada a la Minería y Exploración Minera: Principios B...
Geología Estructural Aplicada a la Minería y Exploración Minera: Principios B...Geología Estructural Aplicada a la Minería y Exploración Minera: Principios B...
Geología Estructural Aplicada a la Minería y Exploración Minera: Principios B...
 
Tema 05 mg- yacimientos min
Tema 05 mg- yacimientos minTema 05 mg- yacimientos min
Tema 05 mg- yacimientos min
 

Destacado

Atlas de Rocas Metamórficas - B.W. Yardley , W.S. Mackenzie,C. Guilford (1997)
Atlas de Rocas Metamórficas - B.W. Yardley , W.S. Mackenzie,C. Guilford  (1997)Atlas de Rocas Metamórficas - B.W. Yardley , W.S. Mackenzie,C. Guilford  (1997)
Atlas de Rocas Metamórficas - B.W. Yardley , W.S. Mackenzie,C. Guilford (1997)
Alfredo Fernando Vergara Pangue
 
Rocas y Minerales - Walter Schumann
Rocas y Minerales - Walter SchumannRocas y Minerales - Walter Schumann
Rocas y Minerales - Walter Schumann
Alfredo Fernando Vergara Pangue
 
Libro de Elementos de Minería - George J. Young
Libro de Elementos de Minería - George J. YoungLibro de Elementos de Minería - George J. Young
Libro de Elementos de Minería - George J. Young
Alfredo Fernando Vergara Pangue
 
Geologia aplicada a la Ingenieria - P. Paniukov
Geologia aplicada a la Ingenieria - P. PaniukovGeologia aplicada a la Ingenieria - P. Paniukov
Geologia aplicada a la Ingenieria - P. Paniukov
Alfredo Fernando Vergara Pangue
 
Manual de Mineralogía
Manual de MineralogíaManual de Mineralogía
Manual de Mineralogía
Alfredo Fernando Vergara Pangue
 
Atlas Tematico de Mineralogia
Atlas Tematico de MineralogiaAtlas Tematico de Mineralogia
Atlas Tematico de Mineralogia
Alfredo Fernando Vergara Pangue
 
Atlas de Rocas Sedimentarias - A.E. Adams,W.S. MacKenzie, C. Guilford
Atlas de Rocas Sedimentarias - A.E. Adams,W.S. MacKenzie, C. GuilfordAtlas de Rocas Sedimentarias - A.E. Adams,W.S. MacKenzie, C. Guilford
Atlas de Rocas Sedimentarias - A.E. Adams,W.S. MacKenzie, C. Guilford
Alfredo Fernando Vergara Pangue
 
Guía de Constitución de Concesiones Mineras de Exploración y Explotación.
Guía de Constitución de Concesiones Mineras de Exploración y Explotación.Guía de Constitución de Concesiones Mineras de Exploración y Explotación.
Guía de Constitución de Concesiones Mineras de Exploración y Explotación.
Alfredo Fernando Vergara Pangue
 
Curso de capacitacion en perforacion y voladura
Curso de capacitacion en perforacion y voladuraCurso de capacitacion en perforacion y voladura
Curso de capacitacion en perforacion y voladura
Fernando Huamani Vargas
 

Destacado (9)

Atlas de Rocas Metamórficas - B.W. Yardley , W.S. Mackenzie,C. Guilford (1997)
Atlas de Rocas Metamórficas - B.W. Yardley , W.S. Mackenzie,C. Guilford  (1997)Atlas de Rocas Metamórficas - B.W. Yardley , W.S. Mackenzie,C. Guilford  (1997)
Atlas de Rocas Metamórficas - B.W. Yardley , W.S. Mackenzie,C. Guilford (1997)
 
Rocas y Minerales - Walter Schumann
Rocas y Minerales - Walter SchumannRocas y Minerales - Walter Schumann
Rocas y Minerales - Walter Schumann
 
Libro de Elementos de Minería - George J. Young
Libro de Elementos de Minería - George J. YoungLibro de Elementos de Minería - George J. Young
Libro de Elementos de Minería - George J. Young
 
Geologia aplicada a la Ingenieria - P. Paniukov
Geologia aplicada a la Ingenieria - P. PaniukovGeologia aplicada a la Ingenieria - P. Paniukov
Geologia aplicada a la Ingenieria - P. Paniukov
 
Manual de Mineralogía
Manual de MineralogíaManual de Mineralogía
Manual de Mineralogía
 
Atlas Tematico de Mineralogia
Atlas Tematico de MineralogiaAtlas Tematico de Mineralogia
Atlas Tematico de Mineralogia
 
Atlas de Rocas Sedimentarias - A.E. Adams,W.S. MacKenzie, C. Guilford
Atlas de Rocas Sedimentarias - A.E. Adams,W.S. MacKenzie, C. GuilfordAtlas de Rocas Sedimentarias - A.E. Adams,W.S. MacKenzie, C. Guilford
Atlas de Rocas Sedimentarias - A.E. Adams,W.S. MacKenzie, C. Guilford
 
Guía de Constitución de Concesiones Mineras de Exploración y Explotación.
Guía de Constitución de Concesiones Mineras de Exploración y Explotación.Guía de Constitución de Concesiones Mineras de Exploración y Explotación.
Guía de Constitución de Concesiones Mineras de Exploración y Explotación.
 
Curso de capacitacion en perforacion y voladura
Curso de capacitacion en perforacion y voladuraCurso de capacitacion en perforacion y voladura
Curso de capacitacion en perforacion y voladura
 

Similar a Los Minerales y Rocas - Keith Lye

Catálogo de meteoritos museo geominero2013
Catálogo de meteoritos museo geominero2013Catálogo de meteoritos museo geominero2013
Catálogo de meteoritos museo geominero2013
PeriquitaPrez
 
GEOLOGIA 1
GEOLOGIA 1GEOLOGIA 1
GEOLOGIA 1
Santys Jiménez
 
Isaac asimov
Isaac asimovIsaac asimov
Isaac asimov
jpabon1985
 
La Tierra en el Arcaico
La Tierra en el ArcaicoLa Tierra en el Arcaico
La Tierra en el Arcaico
jmsantaeufemia
 
Restos fosíles
Restos fosílesRestos fosíles
Restos fosíles
pololacruz
 
Precámbrico Jaime Milá
Precámbrico Jaime MiláPrecámbrico Jaime Milá
Precámbrico Jaime Milá
María José Morales
 
Historia de la química
Historia de la químicaHistoria de la química
Historia de la química
SVENSON ORTIZ
 
Origen de-la-vida
Origen de-la-vidaOrigen de-la-vida
Origen de-la-vida
leanic18
 
La prehistoria
La prehistoria La prehistoria
La prehistoria
NEJAPA5
 
Hitos de la Historia de la Química 1° Parte
Hitos de la Historia de la Química 1° ParteHitos de la Historia de la Química 1° Parte
Hitos de la Historia de la Química 1° Parte
laboratoriodeciencias
 
GEOLOGIA-3.pptx
GEOLOGIA-3.pptxGEOLOGIA-3.pptx
GEOLOGIA-3.pptx
PauloOlortegui
 
Precámbrico
PrecámbricoPrecámbrico
Precámbrico
Deicy Duarte
 
7. hacia la edad de los metales
7.  hacia la edad de los metales7.  hacia la edad de los metales
7. hacia la edad de los metales
banquetearte
 
Bioinorganica be
Bioinorganica beBioinorganica be
Bioinorganica be
Jordan Ninahuanca Carhuas
 
Ingenieria geologica
Ingenieria geologicaIngenieria geologica
Ingenieria geologica
Juliana Molina Suarez
 
LA HISTORIA DE LA GEOLOGIA
LA HISTORIA DE LA GEOLOGIALA HISTORIA DE LA GEOLOGIA
LA HISTORIA DE LA GEOLOGIA
Juliana Molina Suarez
 
Edad metales
Edad metalesEdad metales
Edad metales
asanchezarnaldo
 
Matermat1
Matermat1Matermat1
Matermat1
guestc965c1
 
Prehistoria en General
Prehistoria en GeneralPrehistoria en General
Prehistoria en General
Lauyny
 
La prehistoria
La prehistoriaLa prehistoria
La prehistoria
BLANCA SARRALDE VIZUETE
 

Similar a Los Minerales y Rocas - Keith Lye (20)

Catálogo de meteoritos museo geominero2013
Catálogo de meteoritos museo geominero2013Catálogo de meteoritos museo geominero2013
Catálogo de meteoritos museo geominero2013
 
GEOLOGIA 1
GEOLOGIA 1GEOLOGIA 1
GEOLOGIA 1
 
Isaac asimov
Isaac asimovIsaac asimov
Isaac asimov
 
La Tierra en el Arcaico
La Tierra en el ArcaicoLa Tierra en el Arcaico
La Tierra en el Arcaico
 
Restos fosíles
Restos fosílesRestos fosíles
Restos fosíles
 
Precámbrico Jaime Milá
Precámbrico Jaime MiláPrecámbrico Jaime Milá
Precámbrico Jaime Milá
 
Historia de la química
Historia de la químicaHistoria de la química
Historia de la química
 
Origen de-la-vida
Origen de-la-vidaOrigen de-la-vida
Origen de-la-vida
 
La prehistoria
La prehistoria La prehistoria
La prehistoria
 
Hitos de la Historia de la Química 1° Parte
Hitos de la Historia de la Química 1° ParteHitos de la Historia de la Química 1° Parte
Hitos de la Historia de la Química 1° Parte
 
GEOLOGIA-3.pptx
GEOLOGIA-3.pptxGEOLOGIA-3.pptx
GEOLOGIA-3.pptx
 
Precámbrico
PrecámbricoPrecámbrico
Precámbrico
 
7. hacia la edad de los metales
7.  hacia la edad de los metales7.  hacia la edad de los metales
7. hacia la edad de los metales
 
Bioinorganica be
Bioinorganica beBioinorganica be
Bioinorganica be
 
Ingenieria geologica
Ingenieria geologicaIngenieria geologica
Ingenieria geologica
 
LA HISTORIA DE LA GEOLOGIA
LA HISTORIA DE LA GEOLOGIALA HISTORIA DE LA GEOLOGIA
LA HISTORIA DE LA GEOLOGIA
 
Edad metales
Edad metalesEdad metales
Edad metales
 
Matermat1
Matermat1Matermat1
Matermat1
 
Prehistoria en General
Prehistoria en GeneralPrehistoria en General
Prehistoria en General
 
La prehistoria
La prehistoriaLa prehistoria
La prehistoria
 

Más de Alfredo Fernando Vergara Pangue

Petrografía williams-turner-gilbert
Petrografía   williams-turner-gilbertPetrografía   williams-turner-gilbert
Petrografía williams-turner-gilbert
Alfredo Fernando Vergara Pangue
 
Perforación y Voladura de rocas en minería
Perforación y Voladura de rocas en minería Perforación y Voladura de rocas en minería
Perforación y Voladura de rocas en minería
Alfredo Fernando Vergara Pangue
 
Guía de Ingeniería en Operaciones Mineras
Guía de Ingeniería en Operaciones MinerasGuía de Ingeniería en Operaciones Mineras
Guía de Ingeniería en Operaciones Mineras
Alfredo Fernando Vergara Pangue
 
Léxico sobre procesos y estructuras geológicas - Jorge Oyarzún M., Geol. Dr. ...
Léxico sobre procesos y estructuras geológicas - Jorge Oyarzún M., Geol. Dr. ...Léxico sobre procesos y estructuras geológicas - Jorge Oyarzún M., Geol. Dr. ...
Léxico sobre procesos y estructuras geológicas - Jorge Oyarzún M., Geol. Dr. ...
Alfredo Fernando Vergara Pangue
 
Léxico de geología económica - Jorge Oyarzún M., Geol. Dr. Sc. Universidad de...
Léxico de geología económica - Jorge Oyarzún M., Geol. Dr. Sc. Universidad de...Léxico de geología económica - Jorge Oyarzún M., Geol. Dr. Sc. Universidad de...
Léxico de geología económica - Jorge Oyarzún M., Geol. Dr. Sc. Universidad de...
Alfredo Fernando Vergara Pangue
 
Minería Ambiental: Una Introducción a los Impactos y su Remediación. R. Oyarz...
Minería Ambiental: Una Introducción a los Impactos y su Remediación. R. Oyarz...Minería Ambiental: Una Introducción a los Impactos y su Remediación. R. Oyarz...
Minería Ambiental: Una Introducción a los Impactos y su Remediación. R. Oyarz...
Alfredo Fernando Vergara Pangue
 
Introducción a la Geología de Minas: Exploración y Evaluación. Roberto Oyarzu...
Introducción a la Geología de Minas: Exploración y Evaluación. Roberto Oyarzu...Introducción a la Geología de Minas: Exploración y Evaluación. Roberto Oyarzu...
Introducción a la Geología de Minas: Exploración y Evaluación. Roberto Oyarzu...
Alfredo Fernando Vergara Pangue
 
Tràmites necesarios para instalar una faena minera.
Tràmites necesarios para instalar una faena minera.Tràmites necesarios para instalar una faena minera.
Tràmites necesarios para instalar una faena minera.
Alfredo Fernando Vergara Pangue
 
Mutualex - Normativa Legal y Reglamentaria Relativa al Seguro Social de Accid...
Mutualex - Normativa Legal y Reglamentaria Relativa al Seguro Social de Accid...Mutualex - Normativa Legal y Reglamentaria Relativa al Seguro Social de Accid...
Mutualex - Normativa Legal y Reglamentaria Relativa al Seguro Social de Accid...
Alfredo Fernando Vergara Pangue
 
Guía de la Minería Subterránea - Métodos y Aplicaciones (Atlas Copco)
Guía de la Minería Subterránea - Métodos y Aplicaciones  (Atlas Copco) Guía de la Minería Subterránea - Métodos y Aplicaciones  (Atlas Copco)
Guía de la Minería Subterránea - Métodos y Aplicaciones (Atlas Copco)
Alfredo Fernando Vergara Pangue
 
Manual de tronadura - ENAEX.
Manual de tronadura - ENAEX.Manual de tronadura - ENAEX.
Manual de tronadura - ENAEX.
Alfredo Fernando Vergara Pangue
 
Rocas y Minerales - Chris Pellant
Rocas y Minerales - Chris PellantRocas y Minerales - Chris Pellant
Rocas y Minerales - Chris Pellant
Alfredo Fernando Vergara Pangue
 

Más de Alfredo Fernando Vergara Pangue (12)

Petrografía williams-turner-gilbert
Petrografía   williams-turner-gilbertPetrografía   williams-turner-gilbert
Petrografía williams-turner-gilbert
 
Perforación y Voladura de rocas en minería
Perforación y Voladura de rocas en minería Perforación y Voladura de rocas en minería
Perforación y Voladura de rocas en minería
 
Guía de Ingeniería en Operaciones Mineras
Guía de Ingeniería en Operaciones MinerasGuía de Ingeniería en Operaciones Mineras
Guía de Ingeniería en Operaciones Mineras
 
Léxico sobre procesos y estructuras geológicas - Jorge Oyarzún M., Geol. Dr. ...
Léxico sobre procesos y estructuras geológicas - Jorge Oyarzún M., Geol. Dr. ...Léxico sobre procesos y estructuras geológicas - Jorge Oyarzún M., Geol. Dr. ...
Léxico sobre procesos y estructuras geológicas - Jorge Oyarzún M., Geol. Dr. ...
 
Léxico de geología económica - Jorge Oyarzún M., Geol. Dr. Sc. Universidad de...
Léxico de geología económica - Jorge Oyarzún M., Geol. Dr. Sc. Universidad de...Léxico de geología económica - Jorge Oyarzún M., Geol. Dr. Sc. Universidad de...
Léxico de geología económica - Jorge Oyarzún M., Geol. Dr. Sc. Universidad de...
 
Minería Ambiental: Una Introducción a los Impactos y su Remediación. R. Oyarz...
Minería Ambiental: Una Introducción a los Impactos y su Remediación. R. Oyarz...Minería Ambiental: Una Introducción a los Impactos y su Remediación. R. Oyarz...
Minería Ambiental: Una Introducción a los Impactos y su Remediación. R. Oyarz...
 
Introducción a la Geología de Minas: Exploración y Evaluación. Roberto Oyarzu...
Introducción a la Geología de Minas: Exploración y Evaluación. Roberto Oyarzu...Introducción a la Geología de Minas: Exploración y Evaluación. Roberto Oyarzu...
Introducción a la Geología de Minas: Exploración y Evaluación. Roberto Oyarzu...
 
Tràmites necesarios para instalar una faena minera.
Tràmites necesarios para instalar una faena minera.Tràmites necesarios para instalar una faena minera.
Tràmites necesarios para instalar una faena minera.
 
Mutualex - Normativa Legal y Reglamentaria Relativa al Seguro Social de Accid...
Mutualex - Normativa Legal y Reglamentaria Relativa al Seguro Social de Accid...Mutualex - Normativa Legal y Reglamentaria Relativa al Seguro Social de Accid...
Mutualex - Normativa Legal y Reglamentaria Relativa al Seguro Social de Accid...
 
Guía de la Minería Subterránea - Métodos y Aplicaciones (Atlas Copco)
Guía de la Minería Subterránea - Métodos y Aplicaciones  (Atlas Copco) Guía de la Minería Subterránea - Métodos y Aplicaciones  (Atlas Copco)
Guía de la Minería Subterránea - Métodos y Aplicaciones (Atlas Copco)
 
Manual de tronadura - ENAEX.
Manual de tronadura - ENAEX.Manual de tronadura - ENAEX.
Manual de tronadura - ENAEX.
 
Rocas y Minerales - Chris Pellant
Rocas y Minerales - Chris PellantRocas y Minerales - Chris Pellant
Rocas y Minerales - Chris Pellant
 

Último

El ensayo mexicano en el siglo XX LITERATURA
El ensayo mexicano en el siglo XX LITERATURAEl ensayo mexicano en el siglo XX LITERATURA
El ensayo mexicano en el siglo XX LITERATURA
Armando920824
 
Examen de Lengua Castellana y Literatura de la EBAU en Castilla-La Mancha 2024.
Examen de Lengua Castellana y Literatura de la EBAU en Castilla-La Mancha 2024.Examen de Lengua Castellana y Literatura de la EBAU en Castilla-La Mancha 2024.
Examen de Lengua Castellana y Literatura de la EBAU en Castilla-La Mancha 2024.
20minutos
 
Radicación con expresiones algebraicas para 9no grado
Radicación con expresiones algebraicas para 9no gradoRadicación con expresiones algebraicas para 9no grado
Radicación con expresiones algebraicas para 9no grado
perezducasaarmando
 
Docentes y el uso de chatGPT en el Aula Ccesa007.pdf
Docentes y el uso de chatGPT   en el Aula Ccesa007.pdfDocentes y el uso de chatGPT   en el Aula Ccesa007.pdf
Docentes y el uso de chatGPT en el Aula Ccesa007.pdf
Demetrio Ccesa Rayme
 
Sesión: El espiritismo desenmascarado.pdf
Sesión: El espiritismo desenmascarado.pdfSesión: El espiritismo desenmascarado.pdf
Sesión: El espiritismo desenmascarado.pdf
https://gramadal.wordpress.com/
 
PANDERETAS DECORADAS CON MOTIVOS DE LA RIOJA
PANDERETAS DECORADAS CON MOTIVOS DE LA RIOJAPANDERETAS DECORADAS CON MOTIVOS DE LA RIOJA
PANDERETAS DECORADAS CON MOTIVOS DE LA RIOJA
estroba5
 
Inteligencia Artificial para Docentes HIA Ccesa007.pdf
Inteligencia Artificial para Docentes  HIA  Ccesa007.pdfInteligencia Artificial para Docentes  HIA  Ccesa007.pdf
Inteligencia Artificial para Docentes HIA Ccesa007.pdf
Demetrio Ccesa Rayme
 
Triduo Eudista: Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote; El Corazón de Jesús y el...
Triduo Eudista: Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote; El Corazón de Jesús y el...Triduo Eudista: Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote; El Corazón de Jesús y el...
Triduo Eudista: Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote; El Corazón de Jesús y el...
Unidad de Espiritualidad Eudista
 
LA PEDAGOGIA AUTOGESTONARIA EN EL PROCESO DE ENSEÑANZA APRENDIZAJE
LA PEDAGOGIA AUTOGESTONARIA EN EL PROCESO DE ENSEÑANZA APRENDIZAJELA PEDAGOGIA AUTOGESTONARIA EN EL PROCESO DE ENSEÑANZA APRENDIZAJE
LA PEDAGOGIA AUTOGESTONARIA EN EL PROCESO DE ENSEÑANZA APRENDIZAJE
jecgjv
 
Lecciones 10 Esc. Sabática. El espiritismo desenmascarado docx
Lecciones 10 Esc. Sabática. El espiritismo desenmascarado docxLecciones 10 Esc. Sabática. El espiritismo desenmascarado docx
Lecciones 10 Esc. Sabática. El espiritismo desenmascarado docx
Alejandrino Halire Ccahuana
 
Manual de procedimiento para gráficos HC
Manual de procedimiento para gráficos HCManual de procedimiento para gráficos HC
Manual de procedimiento para gráficos HC
josseanlo1581
 
665033394-TODAS-LAS-SANGRES-resumen-Por-Capitulos.pdf
665033394-TODAS-LAS-SANGRES-resumen-Por-Capitulos.pdf665033394-TODAS-LAS-SANGRES-resumen-Por-Capitulos.pdf
665033394-TODAS-LAS-SANGRES-resumen-Por-Capitulos.pdf
valerytorresmendizab
 
El Cerebro se Cambia a si Mismo-Norman Doidge.pdf
El Cerebro se Cambia a si Mismo-Norman Doidge.pdfEl Cerebro se Cambia a si Mismo-Norman Doidge.pdf
El Cerebro se Cambia a si Mismo-Norman Doidge.pdf
Robert Zuñiga Vargas
 
Dia de la Bandera colegio Santa Angela 2024
Dia de la Bandera colegio Santa Angela 2024Dia de la Bandera colegio Santa Angela 2024
Dia de la Bandera colegio Santa Angela 2024
77361565
 
pueblos originarios de chile presentacion twinkl.pptx
pueblos originarios de chile presentacion twinkl.pptxpueblos originarios de chile presentacion twinkl.pptx
pueblos originarios de chile presentacion twinkl.pptx
RAMIREZNICOLE
 
Mundo ABC Examen 1 Grado- Tercer Trimestre.pdf
Mundo ABC Examen 1 Grado- Tercer Trimestre.pdfMundo ABC Examen 1 Grado- Tercer Trimestre.pdf
Mundo ABC Examen 1 Grado- Tercer Trimestre.pdf
ViriEsteva
 
3° SES COMU LUN10 CUENTO DIA DEL PADRE 933623393 PROF YESSENIA (1).docx
3° SES COMU LUN10  CUENTO DIA DEL PADRE  933623393 PROF YESSENIA (1).docx3° SES COMU LUN10  CUENTO DIA DEL PADRE  933623393 PROF YESSENIA (1).docx
3° SES COMU LUN10 CUENTO DIA DEL PADRE 933623393 PROF YESSENIA (1).docx
rosannatasaycoyactay
 
ACERTIJO DESCIFRANDO CÓDIGO DEL CANDADO DE LA TORRE EIFFEL EN PARÍS. Por JAVI...
ACERTIJO DESCIFRANDO CÓDIGO DEL CANDADO DE LA TORRE EIFFEL EN PARÍS. Por JAVI...ACERTIJO DESCIFRANDO CÓDIGO DEL CANDADO DE LA TORRE EIFFEL EN PARÍS. Por JAVI...
ACERTIJO DESCIFRANDO CÓDIGO DEL CANDADO DE LA TORRE EIFFEL EN PARÍS. Por JAVI...
JAVIER SOLIS NOYOLA
 
Mauricio-Presentación-Vacacional- 2024-1
Mauricio-Presentación-Vacacional- 2024-1Mauricio-Presentación-Vacacional- 2024-1
Mauricio-Presentación-Vacacional- 2024-1
MauricioSnchez83
 
efemérides del mes de junio 2024 (1).pptx
efemérides del mes de junio 2024 (1).pptxefemérides del mes de junio 2024 (1).pptx
efemérides del mes de junio 2024 (1).pptx
acgtz913
 

Último (20)

El ensayo mexicano en el siglo XX LITERATURA
El ensayo mexicano en el siglo XX LITERATURAEl ensayo mexicano en el siglo XX LITERATURA
El ensayo mexicano en el siglo XX LITERATURA
 
Examen de Lengua Castellana y Literatura de la EBAU en Castilla-La Mancha 2024.
Examen de Lengua Castellana y Literatura de la EBAU en Castilla-La Mancha 2024.Examen de Lengua Castellana y Literatura de la EBAU en Castilla-La Mancha 2024.
Examen de Lengua Castellana y Literatura de la EBAU en Castilla-La Mancha 2024.
 
Radicación con expresiones algebraicas para 9no grado
Radicación con expresiones algebraicas para 9no gradoRadicación con expresiones algebraicas para 9no grado
Radicación con expresiones algebraicas para 9no grado
 
Docentes y el uso de chatGPT en el Aula Ccesa007.pdf
Docentes y el uso de chatGPT   en el Aula Ccesa007.pdfDocentes y el uso de chatGPT   en el Aula Ccesa007.pdf
Docentes y el uso de chatGPT en el Aula Ccesa007.pdf
 
Sesión: El espiritismo desenmascarado.pdf
Sesión: El espiritismo desenmascarado.pdfSesión: El espiritismo desenmascarado.pdf
Sesión: El espiritismo desenmascarado.pdf
 
PANDERETAS DECORADAS CON MOTIVOS DE LA RIOJA
PANDERETAS DECORADAS CON MOTIVOS DE LA RIOJAPANDERETAS DECORADAS CON MOTIVOS DE LA RIOJA
PANDERETAS DECORADAS CON MOTIVOS DE LA RIOJA
 
Inteligencia Artificial para Docentes HIA Ccesa007.pdf
Inteligencia Artificial para Docentes  HIA  Ccesa007.pdfInteligencia Artificial para Docentes  HIA  Ccesa007.pdf
Inteligencia Artificial para Docentes HIA Ccesa007.pdf
 
Triduo Eudista: Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote; El Corazón de Jesús y el...
Triduo Eudista: Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote; El Corazón de Jesús y el...Triduo Eudista: Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote; El Corazón de Jesús y el...
Triduo Eudista: Jesucristo, Sumo y Eterno Sacerdote; El Corazón de Jesús y el...
 
LA PEDAGOGIA AUTOGESTONARIA EN EL PROCESO DE ENSEÑANZA APRENDIZAJE
LA PEDAGOGIA AUTOGESTONARIA EN EL PROCESO DE ENSEÑANZA APRENDIZAJELA PEDAGOGIA AUTOGESTONARIA EN EL PROCESO DE ENSEÑANZA APRENDIZAJE
LA PEDAGOGIA AUTOGESTONARIA EN EL PROCESO DE ENSEÑANZA APRENDIZAJE
 
Lecciones 10 Esc. Sabática. El espiritismo desenmascarado docx
Lecciones 10 Esc. Sabática. El espiritismo desenmascarado docxLecciones 10 Esc. Sabática. El espiritismo desenmascarado docx
Lecciones 10 Esc. Sabática. El espiritismo desenmascarado docx
 
Manual de procedimiento para gráficos HC
Manual de procedimiento para gráficos HCManual de procedimiento para gráficos HC
Manual de procedimiento para gráficos HC
 
665033394-TODAS-LAS-SANGRES-resumen-Por-Capitulos.pdf
665033394-TODAS-LAS-SANGRES-resumen-Por-Capitulos.pdf665033394-TODAS-LAS-SANGRES-resumen-Por-Capitulos.pdf
665033394-TODAS-LAS-SANGRES-resumen-Por-Capitulos.pdf
 
El Cerebro se Cambia a si Mismo-Norman Doidge.pdf
El Cerebro se Cambia a si Mismo-Norman Doidge.pdfEl Cerebro se Cambia a si Mismo-Norman Doidge.pdf
El Cerebro se Cambia a si Mismo-Norman Doidge.pdf
 
Dia de la Bandera colegio Santa Angela 2024
Dia de la Bandera colegio Santa Angela 2024Dia de la Bandera colegio Santa Angela 2024
Dia de la Bandera colegio Santa Angela 2024
 
pueblos originarios de chile presentacion twinkl.pptx
pueblos originarios de chile presentacion twinkl.pptxpueblos originarios de chile presentacion twinkl.pptx
pueblos originarios de chile presentacion twinkl.pptx
 
Mundo ABC Examen 1 Grado- Tercer Trimestre.pdf
Mundo ABC Examen 1 Grado- Tercer Trimestre.pdfMundo ABC Examen 1 Grado- Tercer Trimestre.pdf
Mundo ABC Examen 1 Grado- Tercer Trimestre.pdf
 
3° SES COMU LUN10 CUENTO DIA DEL PADRE 933623393 PROF YESSENIA (1).docx
3° SES COMU LUN10  CUENTO DIA DEL PADRE  933623393 PROF YESSENIA (1).docx3° SES COMU LUN10  CUENTO DIA DEL PADRE  933623393 PROF YESSENIA (1).docx
3° SES COMU LUN10 CUENTO DIA DEL PADRE 933623393 PROF YESSENIA (1).docx
 
ACERTIJO DESCIFRANDO CÓDIGO DEL CANDADO DE LA TORRE EIFFEL EN PARÍS. Por JAVI...
ACERTIJO DESCIFRANDO CÓDIGO DEL CANDADO DE LA TORRE EIFFEL EN PARÍS. Por JAVI...ACERTIJO DESCIFRANDO CÓDIGO DEL CANDADO DE LA TORRE EIFFEL EN PARÍS. Por JAVI...
ACERTIJO DESCIFRANDO CÓDIGO DEL CANDADO DE LA TORRE EIFFEL EN PARÍS. Por JAVI...
 
Mauricio-Presentación-Vacacional- 2024-1
Mauricio-Presentación-Vacacional- 2024-1Mauricio-Presentación-Vacacional- 2024-1
Mauricio-Presentación-Vacacional- 2024-1
 
efemérides del mes de junio 2024 (1).pptx
efemérides del mes de junio 2024 (1).pptxefemérides del mes de junio 2024 (1).pptx
efemérides del mes de junio 2024 (1).pptx
 

Los Minerales y Rocas - Keith Lye

  • 1.
  • 2.
  • 3. Autor KEITH LYE Aseso, PAUL HENDER SON TraduClor Caries Ayora ¡ lbanal Es una publicación de EDITORIAL FONTALBA Valencia, 359-6. .1.Barcelona-9 España 0 Impreso en NEAECAN, Ctra. Herrera-AI~a. SAN SEBASTlAN Impreso en ESpao'la - Printed in Spain CONTENIDO Los minerales. las rocas y el hombre, El mundo de los minerales Gemas y joyería. La formación de las fOcas Guía de minerales Guia deo i,;o;,'¡;;',;'¡~.,9;';';.,.;,;.;;, . indice iI • 20 38 46 58 102
  • 4. Los minerales, las rocas y el hombre Los mine ra les y las rocas han sido muy im portan tes para el hombre desde e l prin cipio de su historia. E n e l comienzo d e la Edad de P iedra se empezaron a construir he rram ien tas de pedern a l y ohsidiana. Se desc u b rió que estas rocas ten ían bordes agudos cuand o se fractu raban y a partir de ahí se supo cómo afilar otras rocas y mi nerales. H ace unos diez mil aftos el homb re descubrió la for ma de realizar utensilios de cobre Y. cinco mil anos despues, consigu ió obtener b ronce a partir de cobre y estaño. El hallazgo del b ronce, un me tal más dur o que e l cobre, marcó el fi nal de la Edad de Piedra . Pero todavía fue más importante el descub rimiento - hace unos tres mil trescientos ai'los-, de cómo trabajar el hierro. E l hierro , un m etal m uy du ro, es más abu ndante q ue el cobre y el estaño. La Edad del Hierro m arcó el principio de los tiempos m odernos . El interés por las riq uezas de la T ierra no se limi taba a los mi ne rales y rocas con aplicación tec no lógica. Tam b ié n atraía la belleza de los minerales. E l oro f ue el primer m ine ral utilizado en joyería en la Edad de Piedra, y la pla ta em pezó a usarse en la Edad de Bronce. En la G recia antigua eran muchos los m inerales q ue se utilizaban . Los nombres act uales de a lgu nos de e llos provienen de palabras g riegas. P o r ejem p lo: e l n ombre nefrita (piedra ve rde) p rovien e d e la p alab ra griega nephros, que qu iere d ecir riñó n . Recib ió este nombre porque los griegos creian que el que llevase un amuleto de nefrita estaba protegido cont ra las e n fe r medades d el riflón . Los griegos también pensaban q ue las amatistas preve nían contra la embriaguez; la palabra griega amelhyslOssignifica sobrio. Los minerales estaban rodeados de m u chas o t ras c reencias mégicas. Por ejemplo, se s u ponia que el c ri sta l de roca , u n a variedad de c uarzo, protegía contra el d olor de muelas y las hemorragias internas. Derecha: Estos tres coNa· res, hechos con oro. lapislázuli y carneola roia se en contraron en una de las tumbas de Ur, una importante ciudad-estado sumeris 'en Mesoporamia. actual Iraq. Estos collares datan apro)timadamente del 25lXJ a. J. C. Estos hallaZ90S, ¡unto con otros muchos, demuestran la popularidad de la j'oyeria en la Antigüedad. No obstante, la joyeria más antigua es anterior a los primeros tiempos de la Edad de Piedra. A bajo: E)tisten algunas gemas que simbolizan el mes de nacimiento de una persona. En la Edad Media se pensaba que cada una de estas gemas representaba una cualidad particular, como fidelidad, sinceridad. erc. También se cre/a que traian buena suerte e inl/uenciaban la personalidad del que las llevaba. .. ""' Oencia y magia En la Edad Media, los a lquimistas, mitad científicos m itad magos , fomentaron muchas s upersticio nes acerca de los m inerales. Por ejemplo. un alquimista del siglo XIII. crda que quie n llevase un ópalo envuelto en una hoja de laurel se volve ría invisible. Algunas creencias medievales continuan vigen te s en la act ualidad. Prueba de ello es e l hecho d e que m uchas personas sostengan aún con profunda convicción, que su fortuna aumentará llevando determ i nadas piedras consigo. S in embargo, la geología moderna nos ha ayudado a compre nder la ciencia, a menudo sor p rendente, d e los minerales y rocas, y coleccionarlos se ha con vertido en una afición popu lar. ..... Setiembre Peridoto Grilllilte .... M.~ ""..... liamante Inocencia 8 Amo. Octubre .. IIiItural Noviembre Diciembre r ...... Esperanza Pro$peOOad Circón 9
  • 5. ¿ Qué son los minerales y las rocas? Se habla a menudo de minerales y rocas como si fuesen una misma cosa. ...... ~---------~,~ _ .,,,,, Sin embargo, cada uno de estos terminos tiene su significado preciso . Los minerales son sustancias naturales inorg6nicas (sin vida). El carbón, el petróleo y el gas natural no son minerales, ya que son orgánicos -formados a partir de lo que alguna vez fue materia viva- o Se les llama normalmente combustibles fósiles . Los minerales están formado s por elementos, que no pueden descomponerse en otros más sencillos por medios químicos. AJgunos minerales constan s610 de un elemento, pero en general - - Manto, 2..!Ul km lit son combinaciones químicas de dos o más de ellos (V. p. 34). Cada mineral tiene una composición determinada, cualquiera que sea la parte del mismo que lomemos. Las rocas están compuestas de granos minerales, pero las --"'do> eXlerllO ""'" proporciones de estos granos varian de una parte a otra. A veces, como en una caliza, la roca está compuesla en su mayor parte por un único mineral, pero la mayoría de las rocas conSlan de dos, Ires o más minerales. No es imprescindible que las rocas sean sólidas. La arena, la IUrba y el lodo son considerados rocas por los ge6logos. NUdeo .,.erno B "" ""- El interior de la Tierra Anles de estudiar los minerales y las rocas, debemos conocer primero algunos aspectos del interior lerreslre. La Tierra eSlá dividida en Ires zonas: la corteza, el manto yel núcleo. (El núcleo liene una zona externa líqu ida y una interna sólida). La mayor diferencia entre cada una de las zonas es su nUdeo llene ... tiimetro de t.IIOS Peridol~. OebaJO de la delgada corteza terrestre se en cuentra el manto y el núcleo denso. La parte interna del nucleo ~'s sólida mientras que /a externa e~ /luida. Algunss d6ll1s rocas más sntiguas de la Tierra se encuentrsn en GroenJandia. Algunss dlltan de hsce 37rJO millones de años. Ls adad de slgunas rocas pued8 medirse mediant8 Is detsción radisctivs. debido a que contienen pequeñss csntidsdes de mlItari8las rediactivos inestables. Esta meteriel se d8scompone - deSJ'ntegrs- e veIocidsd constante. emitiendo partlculss hssta que lIIcsnza el elemento establll. Por ejemplo, ttI uren;o se desintegra dsndo plomo como producto 'insl estable. Le edad de uns roca PUedll medirse con un espectr6metro de masas (en la 'otograffa), mI!diente la comparación de las cantidades de material radiactivo y 81 producto finsl estable de una muestra. El ~nto de la Tierra es más denso que III corteza. Puede estsr compuesto parcllJlmente por una {oca oscura pesads. llamada peridotlts (arribs). Ambs, a la derecha: El diagrama muestra que el olÚgeno y el silicio :son los elem6ntQs ~s Importantes de la cortezs. El oltlgeno alcsnza el 46.60 % en peso y el siliCIO el 27. 72 %. El aluminio, calcio, magnesio, hierro. sodio y potasio suman el 24,27 %. Los demas elementos añsden el 1,41 % restante. 11
  • 6. Movimiento de los c:ontDtntBS Fuerzas muy intensas compnrnen y pliegan las rocas de la corteza terrestre. Página opuesta; El diagrama muestra que la corteza está dividida en placas en movimiento. En los océanos, fas dorsales oceánicas son bordes de placas donde se está añadiendo material nuevo a la corteza, a partif del magma fundido que asciende desde el manto supefior. Esto obliga a las placas a separafse, y, en otros lugares, sus bQrdes son forzados a ponerse uno debajo de otro. """ rales. Los más abundantes son los silicatos, llamados asi porque son combinaciones de silicio y oxígeno, a menudo con uno o más de los otros seis elementos más abundantes. Los silicatos más corrientes son los feldespatos, el cuarzo, las micas, los olivinos, los piroxenos y los anfíboles (V, pp, 85 a 101). Estos mineraJes se encuentran formando parte de muchas rocas. Por ejemplo, el tan conocido granito consta en esencia de cuarzo y feldespatos, junto con micas y otros silicatos. Los geólogos denominan minerales pelrogénicos a los silicatos, porque son mucho más abundantes que los demás en las rocas. Esto les distingue de otros que se encuentran comparativamente en cantidades muy inferiores. Los únicos minerales que forman rocas y que no son silicatos, son los carbonatos, sobre todo la calcita y la dolomita (V. p. 77). Los carbonatos forman rocas llamadas calizas y dolomias (V. pp, 114 Y 115). densidad. E l manto superior tiene una densidad aprox.imada de algo más del doble que los continentes, [o que explica q ue éstos no se hundan en aquél. El nucleo es unas cuatro o cinco veces más denso que la corteza. No sabemos c.on :eneza qué minerales y rocas componen el manto y el nucleo. Muchos clentlficos creen que el manto superior puede estar formado por rocas tan densas como la peridotita (Y. ilustración p. 11). Algunas veces esta roca p~ede aparecer en. la superfi~ie, pero es más densa que la mayoda de las demas rocas superfiCiales. Los clentificos creen que puede haber sido transportada desde el manto por movimientos muy intensos El núcleo terrestre es muy denso y probablemente está form~do en su mayor parte por sustancias pesadas, tales como el hierro y el ní.q ue!. Esta teona se ap?ya adem:u en la ~bservación de los meteoritos, algunos ele los cua.les son hgeros y petreos, mlen.tras que otros están compuestos de hierro y mquel. Algunos geólogos conSideran que los meteoritos pétreos pueden ~r comparados con el material ,de la corteza, mientras que los de hierro y mquel pueden serlo con el del nucleo. Para una descripción de los meteoritos ver la página 122. La Tierra en movimiento Composición de la corteza E l estudi~ de los minerales y las rocas se limita en general a la delgada capa que constll uye la corteza terrestre, debido a la dificultad que presenta el conocimiento del manto y del núcleo. Dos elementos. el silicio y el oxigeno. fonnan el 74,32 CIJo del peso de la corteza. Ot~os elementos ab~mdantes son el aluminio (8, 13 Ofo), hierro (S 0'/0), calciO (3,63 %), sodiO (2,83 CIJo), potasio (2 59 %) Y magnesio (2,09 CIJo). Así, aunque en la corteza se encuentran 92 'elementos, ocho de ellos forman ya el 98,59 'lo del peso total de la misma. De estos ocho elementos solamente el hierro se encuentra en estado puro (V. p, 58). Los demás se presentan en la naturaleza en combinación con otros elementos, Los minerólogos han identificado cerca de tres mi l mine- •2 .- ,, Para entender el origen de los mineraJes y rocas debemos recordar que nuestro planeta está sujeto a cambios constantes. La corteza se formó primero de material fundido, caliente, llamado magma. En los primeros tiempos de la historia terrestre el magma debió cubrir la mayor parte de la superficie. Cuando el magma 5': ~nfrió y endureció se formaron los minerales. Estos minerales juntos constituyeron las rocas que nosolros llamamos ígneas, de la palabra latina igneus, que quiere decir fuego. Pero nuestro planeta tenia una a tmósfera, compuesta de gases y vapor de agua desprendidos del interior de la Tierra por medio de la acción volcánica. Debido a esta atmósfera las rocas fueron atacadas por la meteorización y otras fuerzas naturales, como las corrientes de agua, el viento y el hielo. Desde el momento de su formación las rocas de la superficie se desmoronaron en fragmentos. Estos fragmentos fueron transportados hasta mares y lagos, donde fueron compactados y cementados formando las rocas sedimentarios . 13
  • 7. La presión y la temperatura transforman a menudo las rocas ígneas y sedimentarias en rocas metamórficas (V. call. La formación de las rocas. pp. 46 a 57). Tales fuerzas siguen actuando y produciendo todavía hoy cambios en el aspecto de la corteu 'errestre. Una evidencia de que la Tierra aún está aCliva puede observarse en la erupción de un volcán o c uando un terremoto hace temblar su superficie. La mayorla de los volcanes y terremotos se originan en la deriva continental. La deriva continental tiene lugar porque la Tierra. lo mismo que un huevo agrietado. está dividida en placas rlgidas. Estas placas son movidas por fuerzas localizadas en el manto s uperior. Por ejemplo. en los grandes océanos existen alineaciones momallosas submarinas, llamadas dorsales oceánicas. En la parte cent ral de algunas de estas dorsales se forman nuevas rocas a partir del magma fundido que asciende desde el mantO superior. Las dorsales oceánicas son, de hecho, los bordes de las placas. y la adición de nuevo material las separa ensanchando los océanos. La velocidad d e separación de algunas de estas placas suele alcanzar los 2 cm por allo. Sin embargo, nuest ro planeta no aumenta de tamaño por la adición de esta roca nueva. En lugar de ello, en algunos lugares la corteza se destruye a medida que las placas son empujadas una por debajo de la otra en una serie de movimien tos espasmódicos. Cuando un borde de placa es forzado hacia abajo, hacia el manto, se funde y se transforma en magma. Este magma puede volver a la s uperficie a traves de volcanes. Por tanto, mientras unas rocas de la corteza se están formando en o ce rca de la superficie, otras están siendo destruidas. Amba: Una guadaña y puntas de !an~a de pede:nal, fabricados hace unos cuatro mil anos. AbaJO: el yeso de Paris está hecho del. mineral ~eso. Derecha: El Cetro Real Británico contiene un diamante llama· do «(a estrella de Africa, N.O 1M. Y es el diamante tallado más grande del mundo. El mapa muestra la Iocalizaci6n mundial de las menas minerales más importantes . • • , • Los movimientos de las placas han tenido lugar durante millones de añ05. Los científicos piensan que hace unos doscientos millones de años los continentes estaban unidos formando uno sólo. Los movimientos de I~ placas los han hecho derivar y separarse entre si. ~ medida que los conu· nentes derivaban los oceanos se cerraban y apareclan olros nuevos. En ~. gunos lugares. donde las placas son empujad.as .una contra otra, los sedimentos existentes entre ambas fueron comprimIdos y plegados formando montanas nuevas como 105 Alpes, los Andes o el Himalaya. Las rocas sedimentarias de estas crestas elevadas contienen fósiles marinos. I • UrllllCl E$lañu 14 . Riquezas de la Tierra o.. "'~ • "". Cint • fl,er,o • Bilulna • Cobre La corteza terrestre es un rico almacén de m inerales valiosos y combustibles fósiles, aunque los minerales económicos -aquéll~s qu~ pueden ser extraídos con beneficio- están distribuidos de forma d lscontmua por todo 15
  • 8. el mundo (V. mapa 14). La mayoría de los metales provienen de minerales que contienen una canlidad suficientemente elevada de metal aprovechable como para que s u extracción resulte rentable. La proporción varía. Por ejemplo, no es rentable e¡¡traer hierro, un metal corriente, a partir de minerales que contengan menos del 30 al 60 OJo de mena. Pero la plata es un mineral muy raro, y puede extraerse a partir de minerales con menos del uno por ciento de este melal. Los mine rales pueden encontrarse en rocas igneas. sedimentarias y metamó rficas. Algunos de ellos están siendo explotados en grandes cantidades porque su demanda ha ido aumentando de modo constante. El aumentO de la demanda está producido en parte por el incremento de la población mundial, yen parte por el incrementO del nivel de vida en general. Por ejemplO, se ha predicho para comienzos del siglo XXt escasez de cobre, plomo, oro y estaño. Algu nos expertOS estiman que, a la velocidad de consumo actual. todas las reservas de petróleo conocidas se habrán terminado dentro de treinta años. Para evitar serios problemas, debemos aprender a usar con más prudencia los recursos de la Tierra. La chal arra puede conservarse y reciclarse; deben inventarse nuevos métodos de extracción de sustancias a partir del agua del mar; habrán de desarrollarse fuentes de energia alternativas; y será necesario continuar la búsqueda de nuevas reservas de minerales y combustibles fósiles. Métodos de prospección: antiguos y modernos El descubrimiento de minerales fue durante muc ho tiempo una cuestión de suerte. En el sigla XVI algunos prospectores utilizaban supuestas señales di· vinas, que hadan temblar sus manos ante la proximidad de ciertos minera· les. Desde siempre ha habido prospectores solit'a rios recorriendo el mundo Los minerales. en par(icular los met6licos. tienen muchas aplicaciones. como puede verse en el diagrama inferior. que muestra algunos de los materialelS empleadolS en la fabricación de UII coche. Atefo: una illeación de hierro V otros Níquel Cotn Molibdeno Mica meUI.. vanadio 16 8efñ) La mina ,,!emier, cerca. da Pretoria, en SudáfriclJ, es la mínlJ de diamllnfll!/. mayor daf mundo. t:n la lo(ogra{la, los mmeros se pre/Hllan para dinamitar. 17
  • 9. y examinando la grava de los rlos en busca de trazas de minerales valiosos. Si, por suerte, encontraban una pepita de oro, buscarían entonces en las rocas próximas el filón del cual procedía. Las noticias de un rico descubrimiento se extendlan rápidamente y empezaba la fiebre del oro. No obstante. hoy la prospección es mucho más científica. La mayorla de los prospectores son geólogos expertos que conocen los lugares adecuados donde buscar minerales. Van equipados con mapas geológicos, que representan los anoramientos superficiales de rocas, y a menudo con fotografías aereas que revelan caraclC:rlslicas difícilmente observables desde tierra. En la búsqueda de pet róleo, se utiliza la sismología. ciencia que estudia las vibraciones de la corteza terrestre provocadas por terremotos y explosiones. Para ello los sismólogos realizan pequei'las explosiones superficiales y registran los recorridos de las ondas sísmicas a través de la corteza por medio de instrumentos llamados sismógrafos. Los recorridos de las ondas, a su paso por las diferentes rocas, sufren desviaciones según la densidad de las mismas. El estudio de los resultados revela la estructura y naturaleza de las rocas del subsuelo. Otros instrumentos de prospección son los gravímetros, que registran variaciones locales de la densidad de las rocas; los magnetómetros, que detectan minerales con propiedades magnéticas, como la magnetita; y los contadores Geiger, que se utilizan para localizar minerales radiactivos. La química es también muy útil a los prospectores modernos. Por ejemplo, un estudio de los componentes químicos de muestras de sucio, agua o incluso plantas puede conducirles a importantes reservas de minerales utilizables. Minería Hasta hace poco, la minerla se limitaba a trabajos de excavación en o cerca de la superficie. Pero en la actualidad,las minas pueden penetrar en la corteza hasta gran profundidad. En $udáfrica, una mina ha alcanzado los LIIS clllizlIS corlllinlls, qUfl están (orfT16dlls de esque/(lto$ dfl coral compactlJdos, SfI utilizaron en la construcción de esta antigulI pirámidtJ maya en 111 penlnsufa del Yucatán, M~Jlico. 18 El soberbio monumento conmemorarivo de Jefferson en Washington. capiral de Estados Unidos, (ue constwido con mármol de Utah, una roce metamórfica. Fue erigido en 1943. Le dur" roc" Ignea gfllniro constituye un buen f1I8terial para la construcción. A"ilM: LII (orogrlJ(fa mUlJstrlJ edificios hechos con grlJniro loce! en el cesco IInriguo de Aberdeen, e! nordeste de Escocie. Se le conoce a menudo con el nombre de "ciudad de granito». A le izquierde: El Outub MinlJr, en Delh/; Indie, es un minaret, (tO"fI de una mezquite mUSWf1I8nlJJ, construido con arenisCII rojIJ, una roCII sedimentarie. Fue construido en 1193. El Qurub Miner tiene 72.5 m de Blture. 3,8 km de profundidad, aunque la mayoria de las minas no sobrepasan los 1,8 km. De ladas formas, la extracción en superficie, o a cielo abierto, resulta por regla general más barala y sigue suministrando la mayor parte de la producción de minerales del mundo. Las canteras son un lipo de minerla en superficie. Son importantes sobre todo en la extracción de caolín (arcilla) para cerámica, de material para la construcción, como granito, caliza, mármol, arenisca y pizarra. También es importante la búsqueda de minerales en depósitos aluviales, como las gravas de los rlos. Estos depóSitos pueden contener minerales duros o pesados, como diamante, oro o platino. La mineria subterránea antiguamente resultaba peligrosa, pero la mayoria de las minas modernas están bien ventiladas y provistas de equipos de seguridad, aunque no se descarta la posibilidad de accidentes. Algunos minerales pueden extraerse desde gran profundidad sin excavar galerías. Por ejemplo, la haiita (sal gema) y la potasa se disuelven en agua y pueden :iCf extraídos mediante la inyección de agua hasta el mineral y su posterior bombeo a superficie. El azufre, insoluble en agua, puede ex;raerse inyeclanda vapor de agua caliente. El vapor funde el azufre que es forzado a subr a [a superficie por medio de aire comprimido. 19
  • 10. Algunos minerales. como la galena (a"iba), la mena de plomo mlls importante. son metálicos. Otros. como el talco (derecha), son minerales no metálicos. FJ mundo de los minerales Los minerales se encuen tran distribuidos a lo largo y ancho de la corteza . terrestre con los coloridos más sorprendenles. Además de su belleza, los minerales poseen estructuras y propiedades fascinantes. Por ejemplo, algunos de ellos tienen la misma composición qulmica, pero la ordenación de sus átomos y sus propiedades son completamente distintas; el grafito y el diamante son fo rmas minerales del carbono puro (V. pp. 61 Y 62). Los nombres de los minerales pueden partter desconcertantes para la persona inexperta. Algunos de ellos se refieren a los lugares donde se encontraron por primera vez; la andalucita se encontró en Andalucia. Otros nombres se refieren a sus propiedades. El nombre del rutilo proviene del lalln ru/ilus, referente al color rojizo del mineral. Algunos se derivan de personas; la sillimanila proviene del eeólogn americann Benjamín SiIliman. Las colecciones de minerales son un entretenimiento popular. Un aficionado puede reunir una colección básica en poco tiempo, sin otra ayuda que un martillo, un cincel de acero, una bolsa, hojas de papel y, quizá, un mapa geológico de los alrededores. Para encenlrar buenos ejemplares debemos conocer , sin embargo, los lugares donde hay más probabilidades de encontrar [os diferentes minerales. Lugares donde se encuentran los minerales Los minerales que forman las rocas más corrientes están ampliamente extendidos (V. p. 13). Po r ejemplo, el cuarzo, los feldespatos y las micas se encuentran en el granito; la calcita forma las calizas y muchas arenas están formadas por granos de cuarzo. Pero para encontrar ejemplares realmente buenos, en particular de minerales que no son silicatos o carbonalOs, debemos entender primero cómo se forman. Algunos cristales bien desarrollados se encuentran en las rocas ígneas, como las pegmatitas (pp. 103 y 104). Estos minerales cristalizan a partir de 20 Geólogos buscando trailas de minerales en dep6sitos aluvialas. Estas trailaS conducen a menudo a ¡ilones minerales valiosos. 21
  • 11. fluidos que sobran después de la cristalización del granito. Otros minerales se presentan en filones, con una variación de anchura desde pocos centímetros a varios metros. los filones provienen de la sedimentación de fluidos ricos en minerales en fracturas y fisuras de todo tipo de rocas. Los que se forman a partir de fluidos calientes se denominan filones hidro/ermales. Éstos contienen a menudo minerales poco corrientes, sobre lodo no silicatos. Los filones se suelen aprovechar como mena de m etales, y pueden encontrarse buenos ejemplares de minerales en las escombreras de las minas. Algunos fluidos hid rotermales reemplazan a las rocas preexistentes, como las calizas. los minerales de algunos filones pueden alterarse. Las alteraciones, o minerales secundarios, suelen presentarse en las partes superiores de los filones, donde el aire y el agua de la atmósfera han reaccionado con los originales o primarios. Olros minerales se forman en las cavidades de las rocas. Por ejemplO, las geodas, que son rocas huecas y redondeadas que contienen en su interior cristales que crecen de las paredes hacia denlro. las geodas pueden contener cristales de amatista, calcita y zeolita, que son muy abundantes en los filones. Las drusas son cavidades que cOlllicnen cristales formados en bandas mas o menos paralelas. Los nódulos, también llamados concreciones, se pueden formar en diferemes tipos de rocas, como los del pedernal en la creta. Las amígdalas son minerales que rellenan cavidades de rocas igneas (V. p. 49). Algunos minerales, como el granate, eSlan asociados estrechamente a las rocas metamórficas (V. p. 56). Olros, como las evaporilas, se dan en depósitos sedimentarios químicos (V. p. 53). Cor,lO hemos señalado, los depósitos aluviales pueden contener minerales pesados que han sido arrancados de los filones. Estos depósitos, llamados placeres, pueden presentarse también en rocas sedimentarias antiguas. Las asociaciones de minerales son una guía muy util para localizar minerales. Por ejemplO, la anhidrita, el yeso y la halita se forman a partir de la evaporación del agua marina y por ello se encuentran juntos. la galena y la csfalerit a son ejem plos de minerales asociados en los filones hidrotermales . En la Guiu (le mil/erales (pp. 58 a 101) se mencionan las asociaciones minerales mas impon ames. Identificación de minerales Los coleccionistas pueden encontrarse con minerales que no puedan idenlificar. En tales casos deberían requerir la ayuda de sociedades o museos geológicos. Pero en muchos casos los minerales pueden identificarse por s us propiedades, tales como dureza, peso especlfico, exfoliación y fractura, color y raya, propiedades ópticas, formas cristalinas, composición química y reactividad y Ot ras propiedades menos corrientes. ....... ""'... - la dureza as II1II importante caracterlstiCI da los minenI· les. En 1822. el mI1eróklgo aJStríaoo FriedridIpara prl)puso LIJa _ _ Mohs m_ Il meza. Mohs seleccionó los diez minerales que $111 muestran a la derecha, y los ordenó por orden de dtKeza, de modo que, por~, la caIciIa CJI ~á el yeso (2), pero ID 11 fkIorita 14l. la escala de htohs va desde el bJI. co 111 al diallllnte nm. Los We~abs de la estala ID son regulares, y asl. aurque al corDI6n sea tKIaS rueYe 'le- Una moll8da de cobre tiene dUl'm avomada de 3,5. IN ces más doro qua el talco, el ciamanta kI es unas cuarenta / veces. A9Joos coleccionistas levan consigo los diez mn· rales de 11 esca]¡¡ con el fin de comprobar las durezas de los ~ que encuenlran. sin embargo, se pueden utiizar también objatos corrientes, como la uña, una moneda de cobre, vidrio, una navaja o IN lima de 1ICeftI, como $111 refleja en el esquema ....tD. la «Gula de mineralra» IV. pp.. 58 a 1011 contiene la dureza de los respectiyos milerales. cuao. do se . a I reyar un ejemplar v se aige una moa clara y se impía después de taberla ra· yado. Esto se debe hat8f por. que los bIaOOos pueden dejar ur-. marta t!s polvo que puede crofur.dirse , ) los mi'Ier3IIs 6e clufeza mayor de 6 layarán el Wldrll. f 1. CuarlO Una navaja 15.51 Ilyar' el apatito. pero tII 11 0fl0SI. rnr.* con una raye. Dureza Los geólogos utilizan la escala de dureza de Mohs, que se explica en la página 23. Los coleccionistas noveles deberían practicar usando los minerales del I al 9 de la escala, a fin de adivinar la dureza de otros minerales. 22 10. Zl
  • 12. J ~ ., Estos lingotes de oro. almacenados en la caja fuerte de un banco. son $lmbolQ de podel y bienestllf. Los coleccionistas inexpertos pueden confundir la pirita (arriba a 111 derecha) con el oro; por ello se /allama a menudo. el 010 de los tontos. Sin embar' go, la pifi'a es más dura, más flágil y tiene menor peso especifico que el oro. Peso específico El peso especifico es la relación entre el peso del mineral y el de igual volumen de agua. En la página 24 se muestra una forma sencilla de averiguar el pesO' específico. Está basada en el principio de Arquímedes, que establece que cualquier sustancia pesa menos en un fluido que en el aire, y que el peso perdido es equivalente al del fluido desplazadO. Si tomamos una muestra de oro que pesa, por ejemplo, 100 g, pesará 94,82 g cuando la sumerjamos en agua. La pérdida de peso es de S, 18 g. El peso específico del oro será 100 dividido por S, I 8 g, es decir, 19,3. Esto significa que el oro es 19,3 veces más pesado que el mismo volumen de agua. El peso específico de los minerales varía desde I a 23, pero el promedio es solamente 2,6. Medida del peso especifico El peso específico es la relación ntre el peso de sustancia y el de igual woh,Jrllen de agua. Pilra medÍ' el peso ll$¡)!CiflCO primern se pesa una mue$lrl en el aire !abajo B la izquierda), y después UIiI 24 se peSil en agua !abajo a la derec/laJ. El peso ~cifif:D es el peso de ~ muestra en el ar e. dividido pDf !a dilerem:ia enue su peso en el aire y SIl peso en el agua. I ,_ •. La exfoiación es tJII8 caracteristica de muchos minerales. La exfoboon perfecta se da en la mosaJvita Y en la siderita. La mosoovita tiene lJII8 sola exfoliación. llamada basal, porque se rompe en láminas. Se pueden ohseMr las láminas en el e~lar de la fotografla. La siderita tiene exfoiación romboédrica perfecta, lo que qlJÍI!te decir que se exfoia en tres direcciones dando romboedros (prisma de seis caras que son paralelogramos!. Algunos minerales se rompen de fonna ÍlTeglJlar. en fractura. La obsOana es l n rotB coo fractura coocoidea len folTT1ll de cord1lll. Esta fractura es caracterlstica de vari:ls minerales. como el cuarzo. . ': ~.'. .' - ~",./. ,.q.' / ', <t , ~!Q ""'r -".: ~ 'l" '1' ',1 I"f:'. ) . "': ;" , .~ ' ' ¡<- -t""" ~ ' . "~i .... , . , ) Exfoliación y fractura Cuando los minerales se rompen algunos lo hacen siguiendo una o más superficies planas. Esta propiedad se llam a exfoliación. Está relacionada con la forma en que los átomos del mineral están enlazadoS' entre sí. Por ejemplo, las micas se exfolian en láminas, porque los enlaces dentro de las láminas son fuertes, mientras que entre ellas son débiles. Cuando un mineral se rompe en láminas se dice que tiene exfoliación basal. Algunos minerales poseen va rios planos de exfoliación . Por ejemplo, un m ineral con ex foliación cúbica o romboédrica quiere decir que se rompe en cubos o en romboedros. Otros, como los piroxenas y anliboles, tiene n dos exfoliaciones. En cualquier otra dirección se rompen irregularmente. Las roturas irregulares se denominan fract uras. H ay minerales, sin ninguna exfoliación, que poseen fracturas caracterlsticas. Por ejemplo, la obsidiana (una roca) y el ópalo (un m ineral) tienen fractura concoidea (en forma de concha). Otros tipos de f ractura son fibrosa, irregular, astillosa y terrosa . 25
  • 13. Color y raya La a~urita es un mineral de cobre identificable pOI' su color azul intenso, Sin embargo. el color no es siempre una buena guía para su identificación, debido a que muchos minerales pueden presentarse con una gran variedad de colores provocados por impurezas. La raya, o color del mineral en polvo. es una guía para la identificación de algunos minerales. ya que difiere del co/or normal del mineral. Abajo: La he· matites, un óxido de hierro. es de celol gris metálico a negro. pero si rayamos su superficie, el polvo producido es de color rojo oscuro a marrón roji~o. Una de las características más atractivas de los minerales es su co lor. Pero el color puede confundir cuando se trata de identificar un ejemplar en particular, porque muchos minerales tienen una amplia gama de colores. Ésta puede deberse a impurezas o a o tros factores. Por ejemplo, el calar, la luz, la radiación y la corrosión pueden alterar el color de un mineral, y algunas gemas son teñidas artificialmente por los joyeros. Los minerales que se presentan con gran variedad de colores se llaman alocrvmáticos. Entre ellos están la azurita (azul), calcopirita (amarillo latón) y malaquita (verde). Otro ensayo del color se basa en rayar el mineral y producir polvo. Este polvo se denomina raya, y puede ser de diferente color que la superficie del mineral. Por ejemplo, la hematites y la magnetita son minerales de hierro negros. Pero la hematiles ¡¡ene una raya marrón rojiza, mientras que la de la magnetita es negra . La raya, sin embargo, es de escaso valor en la identificación de minerales. Por ejemplo, la mayoría de los silicatos tienen raya blanca. La iridiscencia y la opalescencia logran que algunos minerales aparezcan con [os colores del arco iris a medida que son girados. Estos efectos provienen de características de su estructura interna, tales como fisuras muy pequeñas . rentes dejan pasar la luz con facilidad, .y se puede ver a través de ellos. Los minerales translúcidos también transmiten parte de la luz, pero no la suficiente como para que se pueda ver a través suyo. Los opacos no tra nsmiten la luz en absoluto, pero en cambio reflejan o absorben los rayos luminosos. Estos términos son los utilizados en la descripción de los minerales . Los geólogos también empican el término sublranspareme para designar a minerales a través de los cuales los objetos aparecen difusos. El térm ino Sllbtranslúcido se aplica a aquellos minerales de caracteristicas entre los translúcidos y los opacos. Debe reco rdarse, sin embargo, que los minerales transparentes muy coloreados, o con muchos defect os internos, pueden parecer no transparentes. Y, al contrario, minerales no transparentes pueden llegar a serlo cuando se les corta en secciones bastante delgadas. Refracción y dispersión Cuando los rayos de luz pasan del aire al mineral se curvan o refractan. La intensidad con que se refractan se denomina índice de refracción del mineral. Estos indices pueden medirse medianle instrumentos complicados. Un mineral, la criolita, posee el mismo índice de refracción que el agua. Como consecuencia, cuando se sull1erge un cristal de criolita en agua éste desaparece ópticamente. Los joyeros suelen medir los índices de refracción de las gemas para comprobar si son falsas o no. La doble refracción es una propiedad de algunos minerales como el espato de Islandia, una forma pura de calcita. Si un cristal romboédrico de espato de Islandia se pusiese sobre esta página veríamos dos imágenes de cada palabra. Esto sucede porque cada rayo luminoso se divide en dos, y las dos partes se refraclan con ángulos diferentes. Los romboedros de espato de Islandia, una forma pura de calcita, tienen una propiedad óptica poco frecuente: nos hacen ver doble. tal como muestra la figura. Transparencia Cuando los rayos de luz atraviesan un mineral, algunos son reflejados, mientras que otros se transmiten a Iravés del mismo, y otros son absorbidos. Los minerales transpa26 27
  • 14. Cuando los rayos de luz pasan a través de un prisma son refractados y divi didos en bandas con los colores del arco iris_ A este con j unto de bandas se le denomina espeClro. El fenómeno es llamado dispersión, y es muy anIsado en algunos minerales, en especial en cl diaman te . Lo s talladores de diamantes tratan de obtener la máxima dis persión, para produc~r el eft-cto qu e ellos llaman 11fuego)). BriI, Asbestos' • bt~to llaC<l'ado a I • Brillo El brillo es otra propiedad de los minerales, que defiTlc a la superricie como brillante o lustrosa . Está dete rminado por la naturaleza de esta superficie, la capacidad de renexión de la luz y el índice de reFracción. Los elementos puros opacos, como el oro, la plata y muchos sulfuros poseen brillo melá/it..·o. Los minerales metálicos opacos con menos brillo se denominan submelóficos. Otros brillos son no metálicos, como el adamantino, que describe el lustre brillante y claro del diamante , y el de ciertos minerales como la casiterita, el rutilo y algunos circones . El brillo vÉ/reo (como el vidrio roto) es caracteristico de la ma yor ía de los silíeatos . SubvÍlreo es un término aplicado a minerales como la calcita, en que el brillo vitreo está menos desarrollado. Los minerales marrones o amarillos, parecidos al ámbar (V . página 41), tienen brillo resinoso. El brillo nacarado se produce cuando la luz es renejada por una serie de superficies paralelas dentro del mineral, como, por ej emplo, en la moscovita. Los m inerales de estructura ribrosa tiene n un brillo sedoso. Aquellos con irregularidades superficiales muy finas tienen 2B aantila: britlo ,jtreo Diamooles: b,~ adamootioo un brillo graso. Los minerales sin brillo se denominan ferrosos o mofes. Los cristales La m ayoría de minerales forman cristales, pero son raros los bien desarrollados, porque las condiciones requeridas para su formación no abundan en [a naturaleza. Los cristales se forman a partir del enfriamiento de un magma, del vapor emitido alreded or de fuentes termales y volcanes, y de aguas ricas en minerales. Se puede o bser- Úpalo: briln resiooSll ~ vítreo var la formación de cristales mediante un experimento muy simple: disolver sal en agua hasta la saturación; ~lJmerglr un hilo en el líquido; a medida que éste se evapore se irán formando cristales alrededor del hilo. El estudio de los cristales es importante en la identificación de minerales, porque cada mineral tiene una forma cristalina definida . Esta forma está relacionada con el ordenamiento de los átomos dentro del mineral. La ciencia de la cristalografía es compleja , pero de 10das formas los coleccionistas deben El briflo. fenómeno producido por la luz en la superficie de un mineral. es una c8r8cterfstica d e los minerales muy útil para su identificación. Hay varios tipos de bullo. Los que se muestran aquf son: el de la plata. que tiene bnllo metálico; el de los asbestos, que tienen brillo nacarado; e l de la baritina, que tiene briffo vítreo (como e! vidrio roto); e! de! diamante. que tiene bnlfo adamantino (brilfan te); y el del ópalo. cuyo briffo varia de resinoso a vítreo. te ner algunos conocimientos básicos acerca de los cristales. Los cristales poseen simetría. Ésta se da en muchos objetos, como las cajas, por ejemplo, de lal modo que éstas pueden ser cortadas en mitades, siendo cada mitad la imagen especu lar de la alfa. La su perficie por la que se puede cortar el objelO se denomina plano de simetría. Pensemos ahora en un cubo, que es un sólido con seis caras cuadradas; un cubo se puede ' cortar de nueve formas (horizontal, vert ical y diagonalmente), produciendo mitades que son imáge- 2Jl
  • 15. nes especulares una de otra. Esto significa Que un cubo tiene nueve planos de simetria . La simetria también puede describirse mediante ejes de si metría . En el cubo, el eje de simetría vertical es una línea imagi~ naria que pasa por el centro de las caras superior e inferior. Imaginemos el cubo girando alrededor de este eje, A medida que gira, presentará una apariencia idéntica a la primera cuatro veces durante la vuelta completa. El cubo tambié n tiene otro5 ejes de simetría ho rizontales, que unen los centros de las caras verticales dos a dos. Por tanto, un cubo tiene tres ejes alrededor de los cuales puede rodar el mismo dando la misma orientación cuatro veces durante una vuelta. Los cristalógrafos expresan esto diciendo que el cubo tiene tres ejes de orden cuatro. El c ubo tiene tam bién seis ejes de orden dos, que van desde el centro de cada arista al de s u opuesta, y c uatro ejes de orden tres que ullen cada vértice con Sl opuesto. Se dice que un cristal tiene centro de simetría si para cada cara existe otra paralela al otro lado del cristal. El cubo también tiene centro de simetría. Los cristales presentan, sin em bargo, gran variedad de formas c!e las que el cubo es una de ellas. Cada cristal puede clasificarse, según su simetria, en uno de los siete sistemas cristalinos de la página 31. Los sistemas están definidos por el número y tipos de elementos de simetría presentes. A cada sistema se asignan unos ejes cristalográficos que actúan como lineas de referencia para la orientación de cada cara cristalina. En la mayoría de los sistemas cristalinos estos ejes coinciden con algunos de simetría, como muestra la página 31. 30 TOIlos los eri:itates QI.le penenea!n al si:itema cUbi· co deben tener 4 ejes de sneilía temiKios. la ga_ loma, el granate y el diamante. iltmqM parecen di. ferentes, pOSl!'ell los mismos ejes de simetría. los tres ejes aistoográlicos o ejes de ref~rencia, h iI) Y al. tienen la misma IoI"II~ud y /orman ;íogulos rectOS enue si. El sislema Cl'lSta~1O tetrilgDrlat $E' wuacteriza por la preiencia de un eje de simetría ruaJemario. Hay tres ejes CI'~talogrMit:cs, con los IkIs ho:lrizontales, a, y al. de igUit bn{J~ud, pero ton el eje l'ertitat, más laroo o más corto. " e El sistema cristalino rómbico $E' r:a;aC1elÍla po. la presencia de tres ejes de simetría bmrios. los ejes aistaklgráficos, 8, b Ye, son de Ioogitudes di· ferentes y lorman angulos rectos rnlle si. b l llómboco O~vino e Los Cl'ÍSlales del sistema Cl'islatino meFtOClinim deben conter"... un eje de '""fllía bilario. los ejes cristalográficos, 8. b y e, son de Iolllitudes diferentes. El eje ver1ic.a1 e f(l(mi álllulo reCi1l wn el hori· lontal b, pero el álllukl con el eje a es mayor de ,," , b b " e los cristilles del sisrema cristalilo trictinio¡ no tienen simetri, o sólo pO$E'l'!l un centro de simwia.los tres ejes crimlogr;ilicos. 3, b y e, son de longitudes dilerentes. Los án!/Ulos entre los ejes tal'9ldos "'. (J y y. del dibUJIl, no son ángulos rec· ., , J:---- I 1_ '- .. ~:t--Tlld'nll:o b a slSlOO1a aistalino senario tiene un !je de el sistema trigoMl tiene un eje de simet,!a te<narD. Ambos sislemas tienen el mismo conjunto de ejes aistalograficos. los Ires horirontales. Ir, azoy a;¡. tienen la misma simet:ia serwio, mientras que bng itlld y están separitdos por áogulos de 120'. Et eje vertocat e es más larl/O o mas corto que los 110· nl~ntales . " • " " ,,,,' 31
  • 16. CristaI8s de rntio Figura más 8 la izquier· da: Los cristales de rutilo, mineral de riranio, rienen simetría del sistema tetragonal. Están a menudo macla dos (figura más próxima), en forma de rodilla o de codo. A ambos lados del eje o «rodIlla)} del crisral maclado. ambas partes son idénticas, siendo prismáticas y acabadas en pirámide. Arriba: Agregado botrioidal de hematites. Derecha: Agregado dendrítico de cobre. Cristales maclados Los cristales no se presentan normalmente aislados, sino en grupos formando filones, geodas, etc . A veces los cristales se desarrollan uno en contacw con airo. Tales cristales se llaman maelas de conlaCIO. El rutilo representado en esta pagina es una mada de contacto «en rodilla)) o ((en codo». Algunos cristales maclados están interpenetrados mutuamente. Un ejemplo de interpenetración (o intercrecimiento) se da en el mineral estaurolila (Y. p . 86). Hábito y agregados Todos los cristales de cualquier mineral tienen la misma simetría, pero la variación en las condiciones durante el crecimiento provoca que los cristales de un mismo mineral presenten gran variedad de formas. ESlO puede ocurrir cuando los cristales crecen con mas rapidez en una dirección que en las otras. Por ejemplO, los cristales de cuarzo tienen simetría del sistema trigonal, pero algunos son largos y estrechos, mientras que otros son cortos y rechonchos. De la calcita se han encontrado unas ochenta formas cristalinas . La forma , o formas, característica de un mineral se denomina hábito. Los geólogos utili- 32 1 Cristales de galena 3 Distal de CuafIU 2 Cristal de yeso 7. -Cristales negros de la mena de plomo, galena, con simetría del sistema cúbico. Cuando se les golpea, los cristales se rompen en cubos más pequeños. 2. - Cristal de yeso, un sulfato, del sistema monoclinico. 3. - Cristal alargado de cuarzo, con simetrra del sistema trigo nal. zan gran núme ro de terminos para describir el hábito. Por ejemplo. hábitoprismálico significa que un cristal es mucho mas largo en una dirección que en las otras dos. El habito prismatico puede ser acicular (en forma de aguja), columnar (en forma de columna) , fibroso (consistente e n fibras finas y largas) yesfalaclítico (como una estalactita). El hábito laminar es el opuesto al prismático; en el los cristales son aplanados, de forma que son mu..:ho mas cortos en una dirección que en las otras dos. Puede ser IObufar (en forma de tabla), foliado (en capas muy finas, como las micas), etc. Muchos minerales forman agregados, que son masas de cristales imperfectos. Un agregado masivo contiene granos cristalinos pequeños que pueden verse con lupa. Los agregados masivos con cristales visibles a simple vista tienen forma granulada. Si los granos son tan pequeños que sólo se ven al microscopio el agregado se denomina crip/Ocrislalino. Algu nos agregados forman masas redondeadas. Los bOlrioidales son como racimos de uvas; los renijormes tienen forma de riñón; y los mamelares consisten en masas redondeadas aún mayores. Los agregados ramificados son· dendríticos, mientras que otros tienen forma de musgo. Otros sonflliformes -en forma de hilo- o como alambres. Los que se deshacen fácilmente son terrosos o pulverulentos. 33
  • 17. ,. Los ensayos con 8cldos son útiles pIIra dlferencmr algunas rocas y minerales. 11quierda: Se vierten unas pocas gotas de Bcido clorhídrico en unfl calila. La roca hierve, efecto quP no se produce cuando el Bcido se vierte !robre una dolomía, roca que puede confundirse con la calila. La química de los minerales Además de los elementos nativos (V . p. 58), la mayoría de los minerales son combmaciones de elementos, Cada elemento tiene un simbolo, y estos símbolos se usan en la fórmula química de los minerales. Los símbolos usados en este libro se hallan enumerados en la página opuesta. Cada mineral tiene una fórmula química, que en la Guía de minerales (V. pp. 58 a 10l) se halla escrita a continuación del nombre del mineral. Por ejemplo, la halita (p. 76) tiene la fórmula química NaC! . En la tabla de la pAgina 35 se puede observar que Na es el símbolo del sod io y e l del cloro. Así, la halita (sal gema) es una combinación química a partes iguales de sodio y cloro, llamada cloruro sódico. Otras fórmulas son mas complejas. Algunas conLÍenen números, como la de la fluorita , CaF2. La cifra 2 significa que la fluo rita es una combinación química consistente en dos áto mos de flúor (F) por cada átomo de calcio (Ca). Otro punto importante a recordar es que a veces aparecen los símbolos de dos elementos separados por una coma y entre paréntesis, como (Mg,Fe). Esto significa que los átomos de magnesio (Mg) y de hierro (Fe) pueden sustituirse cntre sI. Por consiguiente, la misma fórmula ya implica que se trata de un grupo, o serie, de minerales relacionados, y no uno sólo. Por ejemplo, el olivino tiene por fórmula (Mg,FehSi04 . Olivino es, por tanto, el nombre de un grupo de minerales que son silicatos de magnesio y hierro. La variedad de o livino rica en n:aagnesio es llamada forsteri la, mientras que la rica en hierro se llama fayalila. Ensayos químicos El análisis de minerales para encontrar su composición química es un asunto complicado. Sin embargo, hay algunos ensayos quimicos sencillos que ayudan a identificar los minerales. Por ejemplo, la halita se di suelve en agua. Dos minerales asociados a ella, anhidrita y yeso, son también solubles en agua, pero en menor grado que la halita . 34 - - ;3 Simbolos quimicos Ag PlIIIt Al Aluminio As Arsénrco Au 0<0 e eoro ea eario ee eer~tO ei BISmuto C CIMborio Ca Calcio Cl Clo<o Co Cobalto Cr Clamo Cu Cobre F RUar Fe H,eno 101 Hidrógeno HLillo " Mereu<io Li - ;) importantes Mg Magnesio Mn Manganeso Mo Molibdeno Na Sodio Ni Niqu~ o Oxógeno P Fósfor o Pb Plomo PI PlatlOQ S Al ufre Sb Antimonio SI Silicio Sn Estaño Ti Titanio U Llfanoio V Vanadio W Tungsteno ZnCinc Los -.1- ~nS8 yos a la Dama son " tiles para la presencia de algunos elementos en una muestra. De izquierda a derecha: B polvo de minerales de estroncio vuelve la llama de color ro;o carmes1; los minerales d e cobre toman la 118maalul o verde; los da sodio la hacen amarilla; y los de potasio producen color violeta. ~stablecer La magnetita es un mmeral que posee propiedades magnéticas muy acusa· das. Abajo, a la derecha: Un trOlO de magnetita atrae las limaduras de hierro. Abajo ala iz quierda: La nl6gnetita ejerce una poderosa atracción !robre unos clavos de hierro.
  • 18. Izqvlerda: Una toragraffa cIeI mineral siliclltado wil/emita. con Ivz na turlll. Derecha: LtI misma mveS/fll con luz vltravioleta presentll unll fluorescen CÍlJ verde. LIIS zonlls negras son !rllnk/inita. vna menll de zinc. IFrank/in. New J ersey. EE. UU.!. Los ensayos ron ácidos son también muy útiles. Por ejemplo, la wollastonit a (V . p. 89) puede confundirse con la tremolita (V. p. 90), ~ro la primera se disuelve en acido clorhídrico, mientras que la segúnda no reac· ciona. Algunos minerales, insolubles en ácidos diluidos, lo son en los mis· mos ilcidos pero concentrados. Otros reaccionan con los ilcidos en caliente, pero no cn frio. En la sección Gulo de minerales se mencionan varios ensayos útiles con ácidos. Pero éstos, no sólo atacan a los minerales , sino que ta mbién queman la piel y la ropa, por lo que deben manejarse con mucho cuidado. También ha de evitarse respirar humos ácidos, y usarlos sólo en habitaciones bien aireadas. Los ensayos a la llama ayudan a establecer la presencia de algunos elementos en los minerales. Para estos ensayos, los geólogos utilizan normalmente un alambre de platino, gracias a que el platino es un metal que funde a temperatura muy elevada. Primero se limpia el alambre, se toma con él un poco de polvo del mineral y se mant iene sobre la llama. El sodio quemará con llama amarilla, el azufre con llama azul, el calcio con llama roja. el bario con llama verde-amarillenta, etc. Asi , por ejemplo, se puede ensayar el mineral baritina ~una mena de bario-, triturando una mueslra ~queia y viendo que la llama se torna verde. Otros métodos de identificación de minerales Existen otros ensayos para identificar minerales que poseen propiedades especiales o poco corrientes. Po r ejemplO. se puede confirmar la ident ificación de la halila prObando su sabor !>alado. El arsénico puro y el mineral escorodila desprenden un olor parecido al ajo cuando se calientan. Otros ensayos pueden realizarse con otro de nuestros sentidos, como el tacto. f;ste se aplica, por ejemplo. a la esteatita -variedad del mineral talco-. que tiene un tacto suave y jabonoso. Sin embargo. este tipo de pruebas requieren un ejemplar del mineral suficientemente grande . El magnetismo es una propiedad de pocos minerales. en especial de la magnetita. Algunos mlllcralcs se cargan elé'l;:lricamenle cuando se les calien36 Un prOSPIfH:IOf bvscll mineraJes fadillCtivos. tm P/Jrricvl,r 18 valiosa Dechblenda (vrll· ninila). la mer>a m6s importan/ti eJe vrllnio . El IIpllflltO u t iliztldo es vn contador Geiger, que se desarrollaron en la décadll de los tuios 1920-1930. la o se les somete a presión. Por ejemplo, si calentamos una mueslra de turmalina , se cargará positivamente en un lado y negativament e en el 01r0. Po r consiguiente. si echamos una pieza de turmalina al fuego, atraerá las cenizas. El cuarzo es un mineral que se carga eléctricame nte mediante presión. Los crist ales artificiales de cuarzo se utilizan en ins trumentos eléctricos, como relojes y receptores o transmisores de radio. Olra propicdad de algunos minerales es la luminiscencia, que significa que estos minerales brillan con colores vi vos cuando estan expuestos a la luz ultravioleta o a los rayos X. Estos colorcs pueden diferir de los normales con luz o rdinaria. Por ejemplo. la fluor ita tiene una fluorescencia azul con luz ultravioleta, y es preci!>amente de la fluorita de donde proviene la palabra flu orescencia. La calcita tiene fluorescencia roja, TO!>a y amarilla; la scheelita, blanca; y la willemita, como puede verse en la pagina 36, la t;ene verde. Una propiedad impon aIlle de algunos mineral es es la radiactividad, que puede medi rse con un contador Geig~r. La pcchblenda ~v ar ied ad ma· siva del mineral uraninita-, es el mineral radiact ivo mas importante , porque es la mena principal de uranio, usado como ('om bustible en las cent ra· les nucleares. 37
  • 19. Gemas y joyería Como hemos visto , la joyerla se ha utilizaJo desde la Edad de P iedra . Las razones de su popularid ad podrlan estar en el amor por las cosas bellas, el deseo de adornar la propia persona o demostrar la riqueza y el poder de qUien las luce. La joyerla est u vo también asociada a la superstición y la magia. Todos estOS factores persisten de una o de otra manera en la actualidad. Por ejemplo, en 1969, el actor Richard Bunon se gast6 1.200.000 dólares (unos 70 millones de ~I as de entonces) en un d iamante para su mujer, la actriz Elizabelh Taylor. Las coronas enjoyadas que llevan los monarcas representan su poder y posición. Los brazaletes de la suerle o las medallas de San Cristóbal -para prOlección de los conductores- nos recuerdan las antiguas creencias de que ciertos minerales arrecian protección contra los espirilus malignos y las enfermedades. ; Gemas famosas Muchas piedras p r~iosas son famosas por derecho propio. Tenemos un ejemplo en el mayor diamante encontrado jamás. el Cullinan, cuyo nombre proviene de sir Thomas CuJlinan, presidente de la CompaflÍa Minera Premier de SudMrica. Este diamante, que mide cerca de 12,5 cm de largo, fue encontrado en la Mina Premier en I90S, y pesó 3.106 quilates. El quilate es una unidad ulili7..ada en el peso de gemas. Cinco q uilales equivalen a un gramo, por lo tanto el Cullinon pesó 621,2 g. Este diamant e fue cortado en JOS gemas, la mayor de las cuales, llamada la Estrella de África N.O J, pesó 516 quilates. Esta piedra es todavía el mayor diamante tallado del mundo, y ¡e halla ahora adornando el CelTo Real Britán ico (V. p. 15). La segunda piedra talJada mayor del Cullinon se encuentra en la Corona del Estado Imperial Británico (página siguiente); y este soberbio diamante ~a 309 quilates. Otro diamante famoso es el Koh-i-noor indio (en persa significa Monluifa de luz), que fue ofrecido a la reina Victoria en 1850. La historia de este diamante ha podido reconstruirse hasta 1304, y esta plagada de sucesivos cambios de manos como consecuencia de guerras y conquistas. Otra gema famosa es el Orlof/. un diamante que formaba pane de las joyas de la coro- Adomos de cinturones he chas de jadll, procedenles de China, fN)trtl los siglos )(ltI y XVIII. Los IIdornos de jade están hechos de dos mmerales: 'lIl8d8Íttl (V. p. 89) y/a net,;rtl IV. p. 9T!. 38 La COlana del Estado Impe;ial S,¡rámco contiene más de tres mil joyas, entle ellas un 9ran diamante y el rubl del Prlnclpe Negro, que, en reelided, es una espinela (V. p. 741.
  • 20. Las perlas se emplean en joyena, pefO no son minera· les, sino que tienen origen orgánico. LBS mejores perlas provienen de la s ostras perleras, que viven en mares calientes. Las perlas están compuestas po, nácar, una svstancia fabricada por las mismas ostras. que se acumvla en capas concéntricas alrede· dar de fragmentos de otra svstancia extraña, como granos de arena. na rusa. Fue comprado en Amsterdam por el conde Orloff, quien se lo regaló a Catalina la Grande, emperatriz de Rusia, en un intento fallido de reconquistar su favor. Se suponía que este diamante había sido el ojo de un ídolo ¡ncijo que estaba en un templo dedicado al culto de Brahma. Materiales usados en joyeria El oro, la plata y el platino son metales valiosos utilizados en joyería . El oro es muy importante, porque es fácil de trabajar y no se recubre de pátina como la plata. Las gemas más apreciadas son los diamantes, en particular los incoloros, y tres gemas coloreadas, rubles, zafiros (variedades del mineral corindón) y esmeraldas (variedades del berilo). Con toda probabilidad la gema más apreciada en la actualidad es el rubi. Estas cuatro gemas tienen varias características comunes. Todas son duras y, por tanto, de larga duración. Su dureza oscila entre el diamante, la sustancia mineral más dura, el rubí y el zafiro, que poseen dureza 9 en la escala de Mohs, y la esmeralda, de dureza 8. Todas estas gemas son también transparentes y centellean magnificamente cuando se han cortado y pulído. Las variedades buenas de estos minerales son ra ras, lo que realza su valor. La producción mundial de diamantes en la década de los setenta ha sido de cerca de 46 millones de quilates (unos 9.200 kg, o poco más de 9 t) como promedio anual. Pero sólo menos de la cuarta parte de los diamantes son aprovechables en joyería. El resto se utilizan en la industria. Los principales produclOres de diamantes son Zaire, URSS y República Sudafricana. Los mayores productores de rubíes y zafiros son Birmania, Sri Lanka (Ceilán) y Thailandia. Las esmeraldas mejores provienen de Colombia . En joyeria se utilizan muchos otros minerales, como variedades transpa· ren tes de granates, peridoto, varios tipos de cuarzo, esfena, espinela, topa· cio, espodumena, turmalina, turquesa y circón. Los joyeros también utili· zan minerales translúcidos pero de coloraciones espléndidas, como ágata, calcedonia y jadeíta . Algunos minerales son apreciados porque contienen estructuras fibrosas interesantes . Por ejemplo, algunos crisoberilos y ejemplares de ojo de tigre (V. p. 95) poseen efectos parecidos alojo de un gato, cuando se les da vueltas. Algunos rubíes y zafiros poseen aSlerismo, 40 ) provocado por fibras internas dispuestas a modo de estrellas. Algunos ópalos son muy populares porque muestran juegos de colores, caracterlstica que recibe el nombre de opalescencia. Todas las gemas mencionadas se hallan descritas en el apanado Guío de minerales de este libro. Algunas otras sustancias utilizadas en joyeria incluyen el ámbar, el coral, el marfil, el aLabache (un tipo de carbón, como puede verse en la página 119), las perlas y el carey. Sin embargo, ninguno de ellos es un mineral, ya que todos tienen origen orgánico. La talla de las gemas ) Para que muestre sus mejores cualidades, una gema debe estar tallada y pulida. Los mejores minerales para joyería son duros y, por tanto, deben usarse materiales especiales para cortarlos y pulirlos. En el caso de los rubíes y zafiros puede utilizarse carborund o, carburo de silicio artificial. No obstante, el unico material que puede tallar y pulir al diameOle es el diamante mismo. El ámbar no es Un mineral, sino resina de pino endurecida. El ámbar contiene a veces restos fósiles de insectos que quedaron arrapados en la resina pegajosa de hace millones de años.
  • 21. punto central, que dan a la piedra la forma de un hemisferio . Tambh~n destaca entre airas la talla en cabujón, que consiste en esencia en dOlar a una piedra circular o el ípt ica de una superficie en domo. Se usa para una gran variedad de gemas, y, en particular. para minerales opacos y para aquellos que con! ienen est ruct uras fibrosas, como los o jos de tigre (V. p. 95). Joyería casera /lrnlm : Estos rub¡es en bruto son gemas raras v<~rieda­ des del miner.11 cOffndón rv. p. 75). Izquierda: En la mma de rubíes de Gibson. en Carolina del N{}("te. Estados Umdos, los traba;ado. res remueven las rocas y extraen los rubíes que encuentran. Más tarde, Jos rubres son cortados y pulidos, para utilizarse en Joyeria. El objetivo principal de UII lapidaria -o tallador de gcmas- consiste en quitar todos los defectos, sacar el máximo provecho dc las cualidades ópticas del mineral, gastar el mínimo material posible Y. en el caso de los minerales coloreados, obtener el mejor color. Para conseguir las mejores cuali dades ópticas de una gema transparente, el lapidario debe tanar series de facetas (superficies indinadas) en las partes superior e inferior de la piedra. Si las facetas tiencn el tamaño y la forma correctas . y forman los ángulos correctos una con otra, rcnejarán la luz hacia fuera de la gema. En el caso del diamante, en particular, las facetas también dispersan la luz. por lo que producen juegos de colores, conocidos como «fuego». Los lapidarios expertos utiliza/l diversos métodos de tallado, algunos de los cuales se han desarrollado especialmente para algunas gemas en particular. Por ejemplo, la talla brillante fue inventada en el s iglo XVIH. en especial para el diamante . Esta talla consta por regla general de 58 facetas. aunque algunas variedades tienen más. Los diagramas que muestran la parte superior (corona), las laterales (cinturón) e inferior (pabellón) del brillante, está n representados en la página 44. La navelO o marquesa, en forma de barco, y el pendoloque, en forma de pera, son variaciones de la talla brillante. Las tallas brillantes son utilizadas también para otras gemas, como el granate verde y los circones. La talla en escalón. o cn trampa, tiene caras paralelas en el techo y fondo. También se denomina talla esmeralda, porque se emplea a menudo para esta gema, así como para las aguamarinas, turmalinas , elc. A veces, las piedras preciosas , como los zafiros, se tallan con techo brillante y fondo en escalón. Esta talla se denomina mixta. aIra talla, utilizada para diamantes pequeftos, piropos (granates rojos) y otras piedras, es la llamada falla rosetón. Ésta consiste en un fondo plano, con una parle superior que comprende 12 ó 24 facetas terminales en un 42 A muchos coleccionistas de minerales les gusta pulir sus propios ejemplares y hacerlos lo más atraCl!vos posible. Están sólo a un paso de obtener su propia joyería y ornamentación. El pulido de minerales a mano es un proceso lento y laborioso, pero es posible comprar un instrumental que lo haga por sí solo . La pieza básica es un volteador , que consiste en un recipiente que gira operado por un motor eléctrico. Se colocan en su intcrior los cantos o trozos de mineral, junto con agentes trilUradores y pulidores. yagua . A medida que el recipiente gira, las :Jn artesano limpia cuidadosamente un diamante, que es la sustancia natUfal más dura que se conoce. Los diamantes brutos son en general mates y están cubiertos de una pátina grisácea. L8Iimpiel!a, fa talla y el pufido los transforman en gemas briffantes. Este collar de diamantes, diseñado por Wendy RamshlNv, ganó un premio mternacional en 1975. 43
  • 22. m uestras son trituradas y pulidas. Esta acción rcproduce lo que ~curre en una playa, cuando la acción de las o las frota unos cantos contra otros, pero a mayor velocidad. También expone el verdadero color de las muestras limpiando las capas superficiales alteradas. Para averiguar los diversos tipos de volteadores y su precio, se puede preguntar en una tienda de minerales y rocas, asociarse a un club de lapidarios o s uscribirse a una revista para aficionados donde se an uncian estas características. Existen Otros instrumentos si se quiere realizar un trabajo más claborado . Por ejemplo, se pueden obtener sierras para seccionar los minerales, ruedas giratorias para pulir superficies plana!; e instrumentos pa,a ra,,;!;t"' . Los minerales pUlidos pueden emplearse para construir todo tipo de cosas. Pueden utilizarse incrustados en jarrones, ceniceros u objetos similares, momarse en anillos, brazaletes, llaveros y gemelos. Sólo se necesita un adhesivo potente, como la resina. En algunos lugares del mundo es posible , aunque poco probable, encont rar diamantes, rubícs, zafiros e incl uso pepitas de oro en cantos de dos o playas. Dc todos modos, son más corriellles los ejemplares de variedades de cuarzo, ágata y caleedonia. Incluso algunas rocas con un buen pulido p ueden resultar muy atractivas. Los mejores ejemplares son los duros y de textura fina, y es aconsejable evitar los de grano grueso, porosos o con agujeros. Gemas sintéticas y de imitación La dcrnanda de gemas para joyeria y tambien para la in.dustria ha c<}nd~~i­ do al desa rro llo de tecnicas para producir piedras sintéticas. La producclOn más importante es la de rubíes y zafiros mediante, procesos ~e ~usió n a la llama que implica fundir alúmina pura con oXIgeno e hldrogeno (ver di a g r~ ma in fe rior). Los ru bíes sint ét icos se-utilizan en .Iáse rs, pero estas piedras artificiales no ha ll a fcctado la de~an.da y el precl? de las.'crd ad.eras. M uchas piedras sintéticas conlienen d lm mutas ~~rb uJas de alfe o ~o­ tas de polvo no fund ido. Otras tres gemas q.ue tambl.en . se producen artL~­ cialmente son la esmeralda, el rutilo y la espmela . Asimismo se ~an ?btcmdo diamantes sintéticos desde 1955, pero son muy pequeños y Sin n ll1 g~na cualidad gemológica. Su coste es también muy elevado, sobre todo temendo en cuenta que pueden em plearse tan sólo como ab ra sivos o polvos para pulido.pied ras de imitación están hechas en espeCial de u na ~ ezc f a d e SI','Ica. Las lOS q ue forman un vid rio blando, llam ado p asta. Est as pIedras se raya n co~ facilidad. También se hacen imitaciones en plástico. c.n. sintlkicll Talas de I/I1II* La tala brilante, utilizada para los me;,res tiamantu, consta de 58 facetas o lados, Iispuestas de lIi ma..., que casi Ilxb la bt que pe. en el lillmame por la parte frontli es refIe. jada por las facetas de la parte potterior, dando a la gema 00 mbino de briIantez. lJ¡ UlIa ca· WdIón se emplea en gemas, como el crisolJe. ril, que muestJ8II el efecto de o;:. de gato, Y en rubies y zafios, que poseen irdJsiones en fOfma de BStrela (Y. pp. J.t Y 751. la taUa en IrlImpa o en escalón se utiza para esmeraldas, aguamarilas, lit&.. lA / [ 3 '**" netra - • T8Ia f05thÍn f""", 44 1111 "''''' , . . mr.c:añ, wiInIo" fqD di los gas. Muela rubia, ZIfiros , .. se'*' pdIa abIIfido de ......... re, pera lis ..,.. llItBnIi:a siguen conseMI1kIsu ..... r a pesar de 1DIIo. Pane superior '11 tala ~ se emplea a merudo paJI liaman- les pequeños e imper. En esI8 p6gina se lIlIBSIJ1J ooa forma de obtener MIles Ymfitos !formas de óxido dllIuminio o corDIónl bn10I Y di ~ caidId. 8 proceso SI ... m. mModo VanaiI o fuIi6n I . . . . me. SeIChl pdte dI: ..... ¡ua lll en tRI c6nn 0 , nienIra penetrI oxlglno por ... _ 11. Otro gaI, el 1"6g. 1I1, penen .... otro tubo 14l. La • funde 11 poho en gotiIas. que SI UIIIII fDrmIn. do gotas cillrdritas may¡ns. o gemIS 8 , sobre 00 soptI1I de .cItI mrlC. . Itl 8 cIihItro de .. . . • controII desea .... el lIJIIIñ di Pan. Lateritl - 45
  • 23. Un cone simplificado de una región volcánica muestra una gran cámara subterránea (I), a panir de IlJ culll el msgma fundido asciende por IlJ chirrJe. n8ll cl!lmrlll del volcán (2). o 1I trav~s de chimeneas laterales (31. La cenizlJ (4), que consiste en fragmentos diminutos de magma, puede ser lanzada al aire durante IlJS explosiones. Tambi~n puede derramarse lava (51 a panir de la chimenea. Muchos vo/cllnes están compuestos por ~p8S sucesivas de cenizas y lava (6J. La lava tambitJtl puede IIIcanzlJr la superficie 1I trllvás de fisuras f7), donde se derrama sin formar un volcán. B fflilgma que se endurece en la superficie formll rocas Igneas extrusiVllS. Algunos magmss endurecen en profundidad formsndo rocas Ign8as intrusivas. Las capas de magmas muy La formación de las rocas Los geólogos dividen las rocas en tres grupos principales según el modo como se hayan formado: rocas ígneas, sedimentarias y metamórficas. Rocas ígneas Las rocas ígneas se forman a partir de magma enfriado y endurecido. El magma puede nuir en forma de lava en volcanes o largas fisura s abiertas en el sucio. Cuando la lava solidifica forma rocas como el basalto (p. 106) o la andesita (p. 107). Cuando alcanza la s uperficie, el magma puede transformarse en rocas pirodásticas (fragmentos) . Los piroclastos SOt1 fragmclIIos de lava expulsadOS al ai re durall1e las erupciones volcánicas. Su grano tielle dist illlos tamaños que aba rcan desde el polvo volcánico fino y las cenizas hasta el lapilli (piedras pequeñas) y las bombas volcánicas. De éstas, algunas son del tamaño de un pan, otras -con un peso superior a 100 t pueden ser lanzadas a grandes diSlancias durante las erupciones violentas. En las páginas 108 y 109 se enumeran algunos ejemplos de rocas piroclásticaso Todas las rocas formadas a partir de magma en la superficie lerreslTe se denominan rocas ígneas ex/rusil'us. A menudo, el magma se enfría y solidifica en condiciones subterráneas a gran profundidad, lo que origina las rocas ígneas inlr/lsivas. ~stas quedan con frecuecia expuestas a la superficie millones de años después de su formación, gracias a que las rocas que las sepultaban han sido eliminadas por la erosión o por procesos te..:tónicos. 46 Un ChOffO d" lavlI fundidlJ salIO disparado h"ci" arriblJ de 11I chimen8ll dtll volcán Kilaut¡a Iki. en noviembra dt¡ 1959. Kilauea Iki .srá en Ha_ii, el mayor grupo dt¡ .sllJS volcánicas del océllno Pacífico None. Las isllls SOfl cumbrtls de volcanes que hlJn lJIcllnzado /tI superficlfI llftlvándose desde el fondo oceánico . Más de la m;,sd de los voJcllnes se encuentrlln escondidos /)8 . jo las 0/1$. e 47
  • 24. dez que solidifican en forma de vidrio volcá nico, como la roca obsidiana (V. p. 108). Las rocas cuyos granos tienen más o me no s el mis mo tamaño se dice quc textura gralluda. Sin embargo, la temperat ura de Cristalización de los minerales varia. Por esto, algunos minerales cris talizan en granos de tamaño a ceptable, mientras el rcsto del magma todavía est:1 fundido. Si entonces aumenl a la velocidad de en friam ienlo, los otros minera les pueden cristali zar en granos muy pequeños. Las rocas co n cristales g randes - llamados jem:x:ristules- en una masa de grano fino se dice que tiellen textura porfídica. Textllra fluidal se aplica a rocas en las que los g ranos están alineados según la dirección del nujo del magma. I ienen Estructura de las rocas ígneas La Calzada del Giganta, en Irlanda del Norte, está compuesta de basalto, unlJ roclI {gnea extrusjVlt. Cuando la I/JVII btJ$6IticlI se enfría, se contrae rompiéndose en columnas h8J1sgon8l11s, que parecen 8doqu;nes gigantescos. Las rocas ígneas ¡nl rusivas se present a n en una a mplia gama de formas y tamanos. Por ejemplo la TOca ¡nl rusiva más corriente aparece en masas eno rmes en fo rma de domo. llamadas balolilOs~ q ue suelen encontrarse en la falda de las cordi lleras. y están compuestas por regla general de granito (Y. pp. 102- 103). Tambicn pueden encontrarse Ol ro tipo de formaciones como los diques. lam inas de magma solidificado con mucha incl inación; los diques en ani/{o, anoramientos circulares, encajados a menudo alrededor de un bloque de roca preexistente; los sil/s, capas de rocas ígneas paralelas a los estratos de rocas preexistentes, que son, en general , horizontales; los lacolitos, Que se extienden tambi!!:n horizontalmente, pero se parecen a los batoli tos por cuanto empujan hacia a rriba las rocas que los cubren formando do mos. Las rocas intrusivas pueden ser abisales o plulónicas (formadas a gran profundidad) o hipabisales (formadas cerca de la superficie) (V. pp, Otra característica importante es la relacionada con la estructura de las rocas ígneas. Se d ice que las rocas tienen est ructura vesicular c uando contienen vesículas - agujeros- fo rmadas por gas. L'S vesiculas ocupadas más tarde por o t ros minerales se denominan amigdalas, en c uyo caso la estr uctura de la roca recibe el nombre de allligdaloideu. Algunas rocas ígneas contienen fr agmentos de otras rocas llamados xenolifOS. Las rocas íg neas tambicn pueden ser bandeadas o eSlraloides, segun se compongan las diferentes capas de d istintos m inerales. Además, cuando el magma se enfría. se contrae y se rompe for mando diaelasas (grietas vert ic ales). Por ejemplo, el basalto puede romperse en columnas hexagonaleS. En qu ím ica, se conocen cuatro tipos pri ncipales de rocas ígneas: ácidas, intermedias, básicas y ultrabásicas. Pa ra una explicació n de estos tcrminos, ver la página 102. Dos rocas rgneas intrusiv8S. Izquierda: La HlJy To" en DlJrtmoor. Inglate"8, es un afloramiento resistente de 9rlJnito. Abajo: Un dique expuesto IJ IIJ superficie. 102 Y 105). Textura de las rocas ígneas Los geólogos utilizan d is tintos criterios para clasificar las rocas ígneas. Uno de los más importantes es e l tamano de los granos. Cuando un magma se enfrla lentamente, se da el tiempo suficiente para la formación de criSlales, por lo que las rocas formadas por enfria mienlO le nto son , en general, de grano medio a g rueso. En las rocas de grano gr ueso los cristales miden más de 1 6 2 mm. Las de g rano medio tienen criSlales enlre 1,2 y 0 , 1 mm. Los cristales de las rocas de g rano fi no son meno res de 0,1 m m. Las rocas de grano fino son por regla genera l extrusivas, porq ue el e nfriamiento rápido en condiciones de superficie no da tiempo para la formaci6 n de cristales de un cierto tam año. Algunas rocas exl rusivas ha n cristalizado con tanta rapi- 48 49
  • 25. .. Rocas sedimentarias Hay tres tipos principales de rocas sedimentarias: elásticas, formadas por fragmcntos de otras rocas ; químicas, formadas por la acción química, por cjemplo, cuando el agua que cOllliene minerales disueh os se evapora y algu~ nos minerales prcdpitan formando una roca sólida; orgánicas, compuestas funda mentalmcnte por restos de organismos viviellles_ Las rocas sedimentarias cubren cerca de! 75 por ciento de la superficie continental mundial, pero representan sólo e! 5 por ciento del conjunto de rocas de la corteza terrestre hasta unos 16 km de profundidad. El resto son rocas ígneas o metamórficas . Rocas sedimentarias elásticas Las fuenas naturales erosionan constantemente la superficie. Los D%mites italiemos son montañas muy abruptos, en que la acción de/agua y su congelación desescamalas rocas en fragmentos que caen acumulándose al pie de las paredes roco - sas y pendientes, y as! forman taludes. Abajo a la izquierda: El glaciar AJetsch, en Suiza, es una masa de hielo en movimiento. Erosiona la tierra y transporta los mate'¡8Ies arrancados, Ramadas morrenas. Abajo ala derecha: El río Hapicuru, en Brasil, arrastra fragmentos de rocas arrancadas hasta el océano Atlántico. En la página opuesta: En 10$ desiertos el viento estrella la arena contra las fOcas actuando COI11O chorros naturales de arena que socavan las rocas que encuentran a su paso. La superficie dc la Tierra está en continuo cambio . La congelación del agua en las regiones frias y húmedas y los cambios rápidos dc tcmperatura cn los desierlOS calientes, rompen y desmenuzan las rocas . Este proceso se llama rneleorizaci6n mecónica. La meteorización químü'u también disuelve y descompone algunas rocas; por ejemplO, cuando el agua de lluvia reacciona químicamente con las rocas, porque contiene algo de dióxido de carbono del aire y es débilmente ácida. También merecen considerarse otras fuerzas naturales de gran intensidad, como e! agua corriente -en ríos o en masas de hielo en movimiento (glaciares y mantos de hie!o)- , y el viento, sobre lodo en las regiones secas. Estas fuerzas erosionan la tie rra y transportan fragmentos perdidos de TOcas, que chocan unos contra otros, redo ndeándose y q u edando red ucidos a porciones cada vez más pequeñas. Por últ imo, el material transportado es abandonado, nor malmente en el agua, y a veces en tierra. Este sed imento - nom bre que recibe a partir de este momento- se compacta y cemellla poco a poco para dar lugar a las rocas sedimentarias duras . Los cemelllOS natu rales son minerales Que precipitan a partir del agua que pasa entre los granos o f ragmentos. Los minerales cementantes pueden ser anhidrita, calcita, do lomita, óxidos de hierro, pi rita y silice. • 50 51
  • 26. Rocas sedimentarias químicas -- Alrededor de estas fuentes termales. en Turquía, e/agua precipita calcita en forma de uavertino, creando una serie de te,razas. A la derecha: Uns sección de caliza muestra cómo está surcada por túneles y cavidades, disueltos por el agus· de lluvia, que contiene dióxido de carbono, lo que la hace ligeramente ácida. Una parte de fa calcitll disuelta es depositada de nuevo en cavidades por precipitación, cuando parte de/agua que la llevaba en disolución se evapora. Algunos bellos depósitos son estalactitas (tI, estalagmitas f2J y columnas naWfB/es (3/. Las corrientes de agua pe-nerran formando cavidades desde la superficie (4J y vuelven a surgir a ella en /a base de /a c8liza (51. Varias rocas sedimentarias químicas, llamadas evaporilas, se forman a par· tir del agua del mar. Como promedio, podemos decir que por cada mil par· tes de' agua marina, hay treinta y cinco de material disuelto. En estas aguas hay muchos elementos, pero los más importantes son el cloro y el sodio, que juntos forman el cloruro sódico o sal gema (halita). Por tanto, cuando se evapora el agua del mar deja tras de si grandes depósitos de hali ta. Otras evaporitas importantes son las sales de potasio y magnesio, el yeso y la anhidrita. La caliza es una roca que puede ser de .origen químico, elástico (compucsta de fragrnent~s de calizas preexistentes) u orgánico. Una caliza química está compuesta de gran número de pequeñas esferas, llamadas oolilOs. Éstos consisten en capas sucesivas de calcila, depositadas alrededor de un núcleo, como un grano de arena o un trozo de concha. Otras formas de caliza química son las estalactitas y estalacmitas de las cuevas de rocas calcá reas. Se depositan a partir de agua muy cargada de calcita en disolución. Los depósitos de calcita, llamados lravenino (V . p. 116), se forman también alrededor de fuentes termales. Otras rocas sedimentarias químicas son los depósi;os sedimentarios de hierro, a partir de aguas ricas en este mineral, y algunos cherts y pedernales, que son masas de sílice, depositadas en cavidades de otras rocas. La bauxita es otra roca de origen químico, formada a partir de la meteorización quimica en climas calientes y humedos (V. p. 63). • • • -- Las rocas elásticas se clasifican según el tamaño de sus granos o fragmentos. Los tres tipos principales son: rudilas, o de grano grueso; arenüas, o de grano medio; arcillitas, o de grano fino. las panículas de las ruditas so.n en general de tamaño mayor a 2 mm, pero aquéllas cuyos granos son mayores de 25,4 cm se denominan capas de bloques. Dentro de las ruditas se encuentran también los conglomerados y las brechas. En los conglomerados, los fragmentos grandes son camas rodados cementados junto con un material fino (la matriz). los cantos fucron redondeados durante su transporte . las brechas constan de fragmento s ano gulosos e irregulares, que no han recorrido grandes distancias. las arenitas contienen granos de tamaño entre -'!'y 2 mm. Las rocas tipiJ6 cas de este tipo son las areniscas. Las arcillitas se ctlmponen de granos cuyo tamaño se encuemra por regla general entre _'_ y .L mm. Forman parte de este grupo los limos. Algunos 256 16 . barros compactados y pizarras consisten en granos de tamaño todavía más pequeño. 52 53
  • 27. Caracteres de las rocas sedimentarias Rocas sedimentarias orgánicas La mayoria de rocas sedimentarias contienen poca malcria orgánica, pero algunas están formad'ls , en su lIlayor parle, de o" ganismos que vivieron el1 r algun momento. Por ejemplo, algunas calizas esuin compuestas de coral, de conchas de animales o de TeSlOS de animales y plantas. como algas o foraminiferos. Algunas de estas calizas forman capas en el fondo del océano , c uando se acumulan Icnwrncntc. Otras rocas orgánicas son las llamadas capas de huesos, que consisten por reg la ge ne ral en capas fi nas de hueSQs, escamas, die ntes u Olros reStOs orgánicos fósiles. Algu nos chefts son ricos en restos de animales mari nos mu y peq ueños, llamados rad iolarios, mientras que algunos depósitos de fosfatos son acumulaciones de excrementos de aves o murciélagos. El carbón es una roca orgánica formada a partir de restos de plantas, y los primeros estadios de su formación pueden observarse en las turberas. El carbón que quemamos en la actualidad se ha producido por desecación y alteración de depósitos de turba. Los distintos tiros de carbón se hallan deseritos en las páginas 118 y 119. Durante el perlodo Carbonffero, htlce más de doscientos ochenta millones de años. los bosques pa'!tanosos se elttendlan en .reas muy amplias. Cuando fas pltlntas morlan el material de las rlllcas 8rtl sepulttldo y comprimido hasta transformarse en carbón, una roca udimenttlritl orgánica. Las rocas sedimentarias han sido de extraordinaria importancia como ayuda para descifrar la historia de la vida en la Tierra. Esto es debido a que muchas de ellas contienen rósiles, restos o simples evidencias de animales y plantas que vivieron en otra epoca. Los fósiles tambien son útiles como ayuda en la datación de las rocas. Algunas especies vivieron sólo un periodo de tiempo comparativamente corto antes de extinguirse. Por lo tanto, cuando encontramos s us fósiles en unas determinadas rocas, aunque se encuentren a grandes distancias entre sí, podemos suponer que estas rocas se formaron aproximadamente al mismo tiempo en la historia de la Tierra. Muchos fósiles se encuentran en los planos de estratificación de las rocas sedimentarias. Éstos aparecen como líneas claras en las secciones de rocas sedimentarias que se hallan expuestas a la supcrricie, y representan las divisiones ent re una capa de roca y la s iguiente. Las capas de roca, o estrolOS, p.lcden tener varios metros de espesor. Los que tienen menos de un centimetro de espesor se llaman láminas. Cuando se formaron los estratos est aban colocados por regla general en posición horizontal y se acumularo n en los fondos de mares y lagos. P ero muchas rocas sedimentarias se encuentran en la actualidad inclinadas o plegadas, como res ultado de los movimientos de la Tierra. En las rocas sedimentarias, las más jóvenes se superponen a las ma.. antig uas, pero en alguna ocasión podemos encontrar una capa deter mi nada situada encima de otra que tiene muchos millo nes de anos más . Abajo: Unos Ilflimafes marinos, llama· dos pólipos coralinos, segregan cafcit8 p8rs formar sus esqueJe ros elttemos. Estos esquelet os forman un tipo de caliztl. A la derech8: Los fósiles se enCU8ntrtln en rocas sedimentarias. EItposición de la piJlelilla de un dinosaurio an Iss rocas que fa contenlan en el Monumento Nacional del Dinosaurio, en Ulah. Estsdos Unidos. 55
  • 28. Rocas metamórficas Las rocas rnctamó r licas resultan de la alteración de las sedimentarias o ígneas debido a la acción de la presión , el calor o de Ouidos quimicamcntc activos (melasomalismo). El meUi/1/0rjismo dinámico está provocado sólo por la presión. El metamorfis mo de contaclO, en cambio, tiene su origen en la acción del desprendido por un magma. El calor modifica las rocas, al igual que transforma la masa en pan en el horno. Alrededor de una intru sión magmatica puede formarse una aureola de metamorfismo de contacto, que puede alcanzar hasta 2 Ó 3 km de ancho. El meTamorfismo regional esta provocado por la presión yel calor, y se da en áreas donde se están forman do montai'las. Sus efectos se extienden a lo largo de varios cientos de kil6· mClTas. Durante el melamorlismo. los minerales pueden crecer y reordenarse en eapas O bandas. También pueden formarse minerales nuevos que no existían en las rocas originales. Emre éstos podemos enumerar el granat e, la andalucita, la sillimanita, la distena (pp. 84 Y 85) , la estaurolita y la coro dierita (pp. 86 Y 87). Las rocas metamórficas pueden agruparse segun su textura . Las pizarras son de grano fino y se rompen en láminas. Los esqllis· lOS tienen asimis mo planos de rot ura preferente, pero son de grano más grueso. Las rocas granudas, como el mármol y la cuarcita, no tienen planos importantes. Los gneises se caracterizan por tener granos gruesos y un ban· deado irregular. Los ejemplos de rocas metamórficas se encuentran en las páginas 120 y 121. Abejo: El diegreme muestre romo le presión y el celor. producidos durenle fe formeción de fas monlaifas. transfor· me les roces sedimenlaries. cafiza yarciHi~a. en rocas melemdrficas,. mármol y Plza"lI. En la página opueste: La cantele de mármol de eNrera. en It tllitl. Ploduce un excelente material para escultura. El málmol fue utilizado muy a menudo por el gran escultor Miguel Angel. cUyll «Piedad». de la basílica de San PedlO. en ROflla. se incluye en un recuadro de la fotografia. , .1 I
  • 29. Guía de los minerales En esta Guía se han agrupado los minerales segun su composición Química. La mayorfa de los minerales 50n combinaciones de varios elementos químicos, aunque los elementos nativos -los primeros en describirse en esta Gura- son elementos puros o casi puros. que no se han combinado con otros elementos, como el oxigeno o el alufre. Los elementos nativos incluyen va- rios metales, pero la fuente principal de los metales se halla en los minerales o menas metálicas. las menas más importantes, descritas en las páginas 63 a 73, son combinaciones de elementos. Salvo algunas excepciones, las menas met{¡licas más importantes son los sulfuros !combinaciones de un metal con el azufre) V los óxidos (combinaciones de un metal con el 0:<191:1001. La fórmu- la química de los sulfuros contiene 5, 52, etc. La fórmula de los ó"idos contiene O, 02,. etc. Veamos un ejemplo, Oro en ;;uarzo el mineral magnetita (p, 64), una mena importante de hierro, es un ó"ido de hierro, y su fórmula qulmica es Fe304. (La fórmula qurmica de cada elemento y mineral está escrita a continuación de sus nombres respectivos). El resto de la Gura (pp. 74 a 101) contiene ejemplos de minerales que pertenecen a otros grupos químicos - se incluyen algunos óxidos que no son menas metálic8s- (V. pp. 74 Y 75). Elementos nativos los elementos nativos o libres son ra' ros. Sólo 22 de ellos se encuentran en la naturaleza. No obstante, algunos elementos nativos se presentan bajo más de una forma. Por ejemplo, el caro bono se presenta como diamante y bajo la forma mucho más humilde, pero también útil, del grafito. OrOAu Este metal amarilo, blando pero pesa do, ha sido el slmbolo del poder y del bienestar desde la antigüedad, gracias a sus propiedades singulares y a su escase2. los objetos de OfO se remontan hasta la Edad de Piedra. 8 oro fue utilizado en algunas ocasiones para acuñar monedas, pero en la actualidad la ma yor parte del oro se guarda celosemente en las cajas fuertes de los bancos. Por otra parte, el oro tiene muchas apli- caciones en tayerla , medicina, odontología y en la industria para la cons· trucción de aparatos cientificos o eléctricos. El oro nativo se encuentra a menudo en granos, crecimientos dendríticos (ramificados) y, a veces, en pepitas redondeadas. Los cristales, en general muy raros, pertenecen al sistema cubi co. El oro no posee edoliación, por lo que es fácil de trabajar y moldear. Resiste el ataque químico, no es alterado por el aire y no se disuelve en ácidos, a e"cepci6n del agua regia, una mezcta de ácidos nitrico y clorhldrico concentrados. El oro puro tiene un peso específico de 19,3 y una dureza de 2,5 a 3. La coloración varIa del amarillo dorado brillante al pálido, cuando con tiene mucha plata. Este mineral opa co puede confundirse con la pirita (V. p. 24) y la calcopirita (p. 68). El oro so encuentra en filones hidro' termales, donde cristalizó a partir de soluciones calientes. A menudo, se encuentra en asociación con el cuarzo IV. fig. p. 58) o con sulfuros, en particular, con la pirita. A medida que las rocas circundantes son meteorizadas, el oro, más resistente, aparece a la su perficie y es arrastrado por las corrientes de agua. En ocasiones, se concentra en depósitos aluviales. Plata Ag Este precioso y raro metal so ha empleado ~n joyerra desde la amigüedad, y los objetos de plata del antiguo Egipto datan de hace unos seis mil años. La pIcota es un metal que casi no reacciona, aunque se disuelve en ácido nltrico y se cubre de una pátina de alleración en atmósfera de aire con awfre. Se usa en electrónica y fotograffa. Fue utilizada para acuñar monedas, pero fue sustituida por el cuoroníquel (aleación de cobre y nlquel). La plata se pre· sema con frecuencia en formas escamosas, ramificadas o filamentosas. El metal puro pertenece al sistema cubi· tcalilomia, EE.UUJ oo. ' ',,' El peso específico de fa plata pura es de 10,5 y la dureza es de 2,5 a 3. No tiene exfoliación, por lo que es fácil de trabajar y moldear. El color y la raya de este metal .;¡paco son blancos, pero se recubre de una pátina gris o negra. La "'... plata, como el oro, se presenta normal~ente en filones hidrolermales y con tlen~ por regla general oro o mercurio. Cobre Cu El cobre es uno de los elementos nativos más ampliamente difundido. No es muy.reactivo, pero so altera en el aire y se disuelve en ácido nltrico. Es probable que el cobre fuera el primer metal usado en la fabricación de adornos herramientas y armas, hace aproxima: damente unos diel mil años. Alrededor de 3000 a. J.C. se utilizó con el estaño para obtener el bronce. Más tarde se usó con el cinc para obtener el latón. Hoy, llene muchas aplicaciones, en particular en. la industria eléctrica, ya que es el mejor conductor de la electri. cidad de bajo costo . Los cristales de cobre tienen simetría correspondiente al sistema cubico. El elemento nativo tiene a menudo forma dendr.l~i{)a !ramificada). Su peso espeCifiCO es de 8,9 y su dureza es de 2,.5 a 3. No posee exfoliación y es muy ductil, por lo que puede estirarse en hilos con gran facilidad. Este metal opa co es de color rojo cobre y de raya rojo ~á¡ida, pero se altera formando una pátilla .marrón, oscuro, mientras que la su perfl{)le esta cubierta por regla general de una costra awl (azurita) o verde l'!1alaquita). Se encuentra en filones h.drot,:,rmales en lavas, conglomerados y ar~mscas. Su nbmbre latino cuprum proviene de Cyuprium (Chipre) de donde lo extraían los rom8nos. ' 59
  • 30. Platino p, Este mineral, filro y precioso, se parece mucho a la plata. Su nombre deriva de la palabra castellana platina, un diminutivo de plata. El platino funde a 1 n2° C. mientras que la plata lo hace 11 962~ C. El platino es también menos reactivo que la plata, resiste la corrosión y no se altera en el aire. Al igual que el oro, $e disuelve :sólo en "9u/;O regia caliente. Debido 11 su resistencia se utiliza en ¡nsl/umentos de laboratorios químicos y en toyería. Pueden encontrarse algunos crista· les deformados de platino pertenecientes al sistema cúbico, pero se presenta más a menudo en granos irregulares, escamas o pepitas_ El peso especifico del platino puro es 21 ,5. En la naturaleza contiene normalmente hierro y cobre, con lo que su peso específico disminuye pasando a ser de 14 a 19. Su dureza es de 4 a 4,5 y es muy mol · deable. Este mineral opaco es de color gris-acero a blanco -plata. Se encuentra en rocas ígneas, con frecuencia asociado a la cromita y a las rocas con alto contenido de níquel. Hierro Fe El hierro forma el 5 por ciento de los elementos de la corteza terrestre, pero se presenta en muy raras ocasiones como elemento nativo, porque combi na con gran facilidad con otroS elementos. El hierro, tan importante en la industria. proviene de varias menas férricas. las más importantes se describen en las páginas 64 y 65 de este libro. En los meteoritos se encuentra una asociación de hierro y níquel (V. pp. 122 y 1231. El hierro nativo se presenta normalmente como granos o masas, allí don de las rocas volcánicas han cortado vetas de carbón. los cristales, muy raros. pertenecen al sistema cúbico. Su peso específico es de 7.5 apro~imadamente y su dureza de 4,5. El color de este mineral opaco varía de gris-acero a negro. Una característica importante es su marcado magnetismo. Arsénico As El arsénico es un elemento muy venenoso, utilizado en la fabricación de raticidas. herbicidas e insecticidas. Este metal se encuentra es muy' raras ocasiones en estado nativo. Los cristales bien formados son muy escasos, y per tenecen al sistema trigonal. con e~fo­ liación perfecta paralela a la base. El arsénico se encuentra por regla general en formas botriodales Ide racimo), granulares o estalactlticas. Su peso específico es de 5,6 a 5,8 y su dureza de 3.5. Su color es gris claro. pero la supt:, (¡"io: uS<;u, oce a "oedid<l que se altera. Cuando se calienta desprende humos blancos venenosos de olor parecido al ajo. El arsénico se encuentra en fi- Iones hidrotermales en rocas metamórficas e ígneas. asociado a menas de plata. niquel y cobalto. Bismuto Si El bismuto es un metal utilizado en medicinas. pigmentos y en aleaciones con otros metales que funden con facilidad para fabricar fu~ibles O hacer soldadu ras. Esto se debe a que el bismuto funde a 270 0 C. El bismuto pertenece al sistema trigonal. pero los cristales bien formados son raros. Se encuentra en general bajo las formas de musgo. arborescentes o granulares. Posee exfoliación basal perlecta. Su peso especffico es de 9,7 a 9.8 y su dureza de 2 a 2,5. Su color es blanco plateado y se altera a color rojizo. Se disuelve en ácido nitrico. Se encuentra en fi lones hidrotermales, asociado a menas de cobalto, niquel, plata y estaño. Antimonio Sb El antimonio. otro elemento venenoso, utiliza en aleaciones para fabricar el peltre. así como en la manufactura de pigmentos usados en pinturas y colo' rantes . las mujeres de Asia y el antiguo Egipto utilizaban compuestos de antimonio para pintarse las cejas y pes· tañas. El antimonio pertenece al sistema trigonal, pero los crisnt1",s u;o:" fUII ..."Jus son raros. y tienen eKfoliación basal perfecta. Normalmente. se presenta en se formas flIasivas o arriñonadas. Su peso especifico es de 6.6 a 6.7 v su dureza de 3 a 3.5. Este mineral opaco. de color gris claro, se encuentra en filones hidrotermales. asociado en general a menas de antimonio. arsénico y plata. Grafito e El Qrafito -también llamado plomo negro - es carbono puro. Solamente una pequeña parte es utili~ado para ha· cer lápices. En su mayorfa se emplea para fabricar electrodos, reactores nucleares, materiales resistentes al fuego y en la fabricación de acero. Es, asimismo. importante como lubricante. El grafito se encuentra por regla general en masas plana res, de una aparien cia terrosa. Pertenece ,,1 sistema hexagonal y tiene una exfoliación perfecta paralela a la base. Su peso específico es de 2.1 a 2.3. su dure~a es de 1 a 2. Este mineral opaco. de gris metálico a negro. tizna el papel y es untuoso al tacto. Su apariencia es similar a la de la molibdenita IV. p _ 701. El grafito es un elemento nativo bastante corriente. Sus láminas se pueden encontrar en rocas metamórficas y en filones de fOcas rgneas. Tiene la misma composición química que el diamante. pero en tanto que minerales son muy diferentes, porque sus átomos están ordenados de modo distinto. Este fenómeno se llama polimorfismo, que se da también en otros minerales IV. p. 861. Pe¡.la de p/atilo encontrada en Lfl 60 de¡xisito Wvial Bisml1lo en cuarro lConnecticut. ~E.UUJ Antimonio 61
  • 31. Diamante e Gral~o (Nul!'lél York, EEUUJ Como el grafito, el diamante es ca rbono puro. Pero a diferen cia de aquél, el diamante se formó a gran presión en rocas con estructura de chim enea lIa m2das kimberlitas (un t ipo de peridoti tal, que se originaron en el manto su perior. El diamante es el elemen to na tura l de mayor dureza (10) , lo que hace de él un abrasivo excelente, al tiempo que su comportamiento frente a la luz le convierte en una gema muy apreciada, en especial después de ser talla· do y pulido. los cristales de d iama nte pertenecen al sistema cúbico IV. diagrama p. 31 J. Tiene exfoliación octaédrica perfecta, de modo que puede romperse en doble pi rá mide de ocho caras: es f rágil y tiene fract ura concoidea (en f orma de co nchal. l os diamantes más apreciados son los incoloros, aunque los hay verdes, marrones, amarillos, rosados y negros. Su p eso especifico es 3,5. El diamante se extrae de la kim ber li ta y de depósitos aluviales. Azufre s Este elemento, b lando , amarillo brillante o marronoso, es muy importante en (a industria quimic a. Se utiliza en la fabricación de ácido su lfúrico , cerillas, pólvora, insecticidas, etc. Sus cr i sta l es, transparentes a translúcidos, tienen simetría del sistema rómbi¡;o. Tienen exfoliación muy pobre y fractura desigual. El azufre también se encuentra en masas en forma de costras. Su peso especifico es de 2 a 2,1 Y su durE'za de 1,5 a 2,5. La raya es blanca y e l brillo de resinoso a graso. El azufre quema con llama azul pálido, desprendiendo humos aCles, No se disuelve en agua . Su punto de fusión es de 113" C. El azufre se encuentra alrededor de emanaciones volcánic as y en algunas rocas sedimentarias, asociado a la calcita y yeso . Menas metálicas las páginas 63 a 73 de la Guía están dedicadas a las menas metálicas más importantes. """ 62 Bauxita La baux ita es la unica fuente importante de aluminio, un metal importante en el mundo moderno_ Pero la bauxita no es un mineral , sino que puede contener varios de ellos, sobre t odo bohemita, diásporo y gibbsita. Puede presentarse en masas granulares o terrosas, y su color puede ser rojo, amarillo, marrón o gris. Se forma en los trópicos, donde la meteorización y el lixiviado ~remo­ vilizac ión de min erales de las capas superficia les por el agua de lluvia y del suelo ~ actúan sobre las rocas que contienen silicatos alumínicos. los sili catos son lavados, permane¡;iendo en el sitio los óllidos de aluminio hidratados (hidratado significa que el agua está combinada quimicamente dentro de los mi nerales). Bohemita A I()(OHI la bah emita tiene un b rillo mate o terroso. Sus cristales, pertenecientes al sistema r6mbi¡;o, son muy pequeños, y tienen una buena exfoliación. Su peso especifico es de 3 a 3,1 y su dure za 3. Su color es blanco. Diásporo A I()(OHI El diásporo se encuentra asociado al corindón en los depósitos de esmeril. Se e ncuentra , asimismo, en cal izas v esquistos clorit icos. Es un mineral de transparente a t ranSlu c ido, sus cnsta les pertenecen al sistema rómbico, y tienen una exfoliación perfecta. Su peso especifico es de 3,3 a 3,5 y su dureza de 6,5 11 7 . El color varía de blanco o gris a marrón o rosado. Gibbsita A I(OHI, los cristales de g ibbsita pertenecen al sistema monoclínico. Este mineral, transparente a translúcido, se en~ entfa en f ilones hidrotermales. Normalmente es blanco, pero puede ser verde, rosado o rojo. Su peso específico es 2,4 y su dureza de 2,5 a 3,5. Tiene exfoliación basal perfecta y la raya es blanca. 63