SlideShare una empresa de Scribd logo
Meditaciones para vivir
el Bautismo
como Consagración
Diác. Brayan Manquillo Solarte
Popayán, 20 de octubre de 2021
INTRODUCCIÓN Es madohermano(a)enlafe:
Tienes entre tus manos un pequeño manual que incluye cuatro
meditaciones sobre el Bau smo fruto de mi trabajo de monogra a de
teología para concluir mis estudios en el Seminario Mayor San José de
Popayán.
El obje vo de esta elaboración es propiciar al lector cris ano -
como acostumbraba san Juan Eudes a llamar a los que le leían sus obras-
un material sencillo acerca del Bau smo como consagración y las
implicaciones en la vida cris ana. Espero te ayuden a saber que eres un
cris ano (a) por misericordia de Dios desde el Bau smo y que el máximo
tributoquepuedesofrecerleesvivirconformelagraciahasrecibido.
Encontrarás apuntes de la doctrina católica sobre el bau smo,
referencias a los documentos de nuestro empo (Concilio Va cano II,
Catecismo de la Iglesia católica y escritos del papa Francisco), la doctrina
desanJuanEudes(autordemimonogra a)yalgunasreflexionesde po
personal que me parecen interesantes compar rlas en pro de despertar
una mayor conciencia del significado que acarrea el ser bau zados en la
Iglesiacatólica.
1
Estas meditaciones se pueden realizar en el contexto de preparación a recibir
el sacramento del bau smo o de profundizar el mismo; no se circunscriben a un
ámbito parroquial, aunque su mayor uso sea en él. Deseo te sirva y te mo ve a seguir
alabando a Dios con nuamente por el contrato que se ha pactado con Él en el
bau smo.
Deseo que sigas formando a Cristo en tu vida, que él reine en y que toda
cercanía a él te ayude para comprometerte aún más con la Iglesia y la sociedad en la
cual vives. Recuerda que hemos de ser con nuadores de la vida de Cristo, él que es el
sacerdote,profetayreyporexcelencia.
Al final, dejo las referencias bibliográficas de las cuales pude extraer la
redaccióndelasmeditaciones.
Diác. Brayan Manquillo Solarte
Popayán, 20 de octubre de 2021
2
ES UN HOMBRE DEL S. XVII. Nacido
del 14 de noviembre de 1601, fallecido el 19
de agosto de 1680, Juan Eudes atravesó, a lo
largo de una existencia bastante larga, lo que
se llamó en Francia “el Gran Siglo”. ¿Gran
Siglo? Sí, sin lugar a duda, cuando se observa
elsorprendenteflorecimientodelasideas,las
letras, las ciencias, las técnicas, las artes, y
cuando se saca la cuenta excepcional de los
genios que han par cipado. Pero este no es el
“Gran Siglo” para todo el mundo.
Recordemos simplemente algunos rasgos
bienconocidos:
En el interior, Francia conoce, de
manera bien endémica, miseria, hambrunas,
rebeliones duramente reprimidas,
impuestos, epidemias… Disturbios interiores
la están minando ya que desde la infancia de
San Juan Eudes
Corta biogra a
3

Recomendado para ti

Seción 15 Plenitud de los tiempos
Seción 15 Plenitud de los tiemposSeción 15 Plenitud de los tiempos
Seción 15 Plenitud de los tiempos

El documento resume la encarnación, ministerio y misión de Jesucristo. Jesús es el cumplimiento de las profecías del Antiguo Testamento y la plenitud de los tiempos. Se encarnó en un momento y lugar específicos de la historia. Su misión culminó en su pasión, muerte y resurrección, a través de las cuales ofreció salvación definitiva a la humanidad. Esto dio origen a la Iglesia, que espera la segunda venida de Cristo para la consumación final de la historia.

Secion 15 Plenitud de los tiempos
Secion 15 Plenitud de los tiemposSecion 15 Plenitud de los tiempos
Secion 15 Plenitud de los tiempos

El documento resume la encarnación, ministerio y misión de Jesucristo. Jesús es el cumplimiento de las profecías del Antiguo Testamento y la plenitud de los tiempos. Se encarnó en un momento y lugar específicos de la historia. Su misión culminó en su pasión, muerte y resurrección, a través de las cuales ofreció salvación definitiva a la humanidad. Esto dio origen a la Iglesia, que espera la segunda venida de Cristo para la consumación final de la historia.

Conferencia cardenal joao_braz_de_aviz
Conferencia cardenal joao_braz_de_avizConferencia cardenal joao_braz_de_aviz
Conferencia cardenal joao_braz_de_aviz

El documento habla sobre el papel y la contribución de los institutos seculares en la nueva evangelización. El cardenal João Braz de Aviz destaca la importancia del encuentro, la salvación y la esperanza. Argumenta que los institutos seculares pueden ayudar a la nueva evangelización actuando como levadura en la sociedad para encontrar a otros sin negociar su fe, y siendo hermanos antes que maestros.

Luis XIII y el trabajo pacificador de Richelieu (que toma el poder en 1624) será también
una obra “represiva” ... agreguemos el empo de las Frondas en los poderosos, bajo
Mazarin, Fronda del Parlamento (1648-1649), Fronda de los Príncipes (1650-1653) …
No olvidemos tampoco hasta qué punto estamos en un mundo del orden,
fuertemente jerarquizado en todos los engranajes de la sociedad; la llegada de Luis
XIV, aunque tardía (sacro real el 7 de junio de 1654 en Reims) inaugura el reino sin
par cipación de un monarca absolu sta (que se prolongará hasta 1715): el Rey Sol,
verdadera cabeza del “cuerpo mís co” que forma su reino, exige a todos sus súbditos
fidelidadyhomenajesinfallas.
En el exterior, las guerras que terminan ciertamente con victorias y tratados
songuerraslargas(asílaguerradelosTreintaAños,contralosHabsburgos)cuyocosto,
como siempre, es muy elevado. (EUDISTAS, Juan Eudes, ¿Doctor de la Iglesia?...
ElementosdeDoctrinateológica,pastoralyespiritual,CahiersEudistesnro.23(Roma:
EUDISTAS,2015),27-28).
Fundador de las Congregaciones de Jesús y María (Eudistas) y del Ins tuto de Nuestra
SeñoradelaCaridad.
Fue un hombre que se preocupó por renovar la vida espiritual. Propuso que
el inicio de todo está en la meditación de la Encarnación del Hijo de Dios en María. Por
tanto, guarda especial amor por el corazón de Jesús y María. Luego, desde el Bau smo
centrasureflexiónsobrelavidacris ana.
4
Obje vo de esta primera
meditación
Documentar la riqueza histórica
del sacramento del Bau smo a
par r del Depósito de la fe, el
Concilio Va cano II, El Catecismo
de la Iglesia católica y la doctrina
espiritualdesanJuanEudes.
PRIMERA MEDITACIÓN
¿Qué es el Bautismo? Oración
(San Juan Eudes)
Me entrego a , Señor Jesús, totalmente y
para siempre.
Quiero adherir, por la fe, a tu doctrina, por
la esperanza a tus promesas, por el amor y
la caridad a tus mandatos y consejos.
Quiero seguirte en la prác ca de tus
virtudes y seguirte como a mi Cabeza,
como a uno de tus miembros.
Quiero con nuar tu vida sobre la erra, en
cuanto me sea posible, mediante tu gracia
que imploro de encarecidamente.
Jaculatoria: Para mí lo bueno es estar
junto a Dios,
R/ para tener comunión con el Padre y con
su Hijo Jesucristo.
5
CONSIDERAALBAUTISMOCOMO:
-Unsacramento
Es el primer paso que debemos conocer. El Bau smo es el primer sacramento de
iniciación cris ana; sin él no se pueden recibir los demás sacramentos, borra la
mancha del pecado original, permite ser parte del pueblo de Dios, imprime carácter
indeleble y concede el don de la vida eterna. En síntesis, hace a la criatura hijo de Dios
en el orden de la gracia puesto que ya lo es en cuanto a la armonía creacional. Una de
las tantas definiciones que ofrecen los teólogos - Ludwig O - (estudiosos de la
doctrinacatólica)sos ene:
“El bau smo es el sacramento por el cual el hombre renace espiritualmente mediante
laabluciónconaguaylainvocacióndelastresdivinaspersonas”.
Cita bíblica
[…] “ignoráis que cuantos fuimos bau zados en Cristo Jesús, fuimos
incorporados en Cristo Jesús, fuimos incorporados a su muerte? Por
medio del bau smo fuimos, pues, sepultados con él en la muerte, a fin de
que, al igual que Cristo resucitó de entre los muertos mediante los
portentos actuación del Padre, así también nosotros vivamos una vida
nueva”. Rm 6,3-4
6
El sacramento del Bau smo se convierte en la fuente inagotable por la cual el hombre
restablece la comunión quebrantada a causa del pecado original y luego se convierte
endepositariodeinnumerablesgraciasconfiguradasendonesgratuitosdeDios.
Que eneMateriayForma
Para que haya sacramento deben verse dos cosas elementales: signos y palabras que
acompañen el rito. En el caso del Bau smo la materia (signo) y la forma (palabras) son
el agua y la fórmula trinitaria que se pronuncia en el momento de la ablución,
inmersiónoinfusiónsobreelcatecúmeno.
Cuyosefectosson:
-El perdón de los pecados y la san ficación del alma mediante el sello bau smal
(Jus ficaciónyrenovación).Elsacramentopermitealascriaturasgozardelasacciones
providentes de Dios y de su misericordia infinita. Se trae a colación que el pecado aleja
rotundamente de las bondades divinas. Al hacerse par cipes de los efectos
bau smales el neófito queda limpio de toda mancha de pecado y se dispone como
peregrino hacia la san ficación de su existencia. De ahí que quede sellado
defini vamente y su vida solo le pertenece al Señor bajo el signo de carácter indeleble
(es decir no puede volver a bau zarse). Luego, no es un sello aparente sino ante todo
un sello que significa configuración con la imagen de Cristo, obliga a imitar a Cristo y le
ayudaallevarunavidaautén camentecris ana.
-La incorporación a la vida trinitaria. Todo bau zado debe pensar y actuar conforme a
7

Recomendado para ti

Los hechos de los apostoles (Tema)
Los hechos de los apostoles (Tema)Los hechos de los apostoles (Tema)
Los hechos de los apostoles (Tema)

Este documento resume el libro de los Hechos de los Apóstoles. En tres oraciones: 1) Lucas, un médico y compañero de Pablo, escribió este libro para relatar la increíble difusión de la noticia de Jesús por los apóstoles en los primeros 30 años del cristianismo, guiados por el Espíritu Santo. 2) Describe cómo la iglesia creció desde Jerusalén hasta alcanzar Roma, impulsada por figuras como Pedro y Pablo, a pesar de la oposición del imperio romano.

hechos de los apóstolesiglesia catolicatema de los hechos
Primera comunión 8
Primera comunión 8Primera comunión 8
Primera comunión 8

El documento describe cómo la Iglesia celebra la presencia de Cristo a través de los sacramentos. Explica que los sacramentos son momentos clave en la vida de fe donde los creyentes se encuentran realmente con Cristo bajo la acción del Espíritu Santo. También describe cómo los sacramentos convierten eventos humanos comunes en oportunidades para que Cristo resucitado encuentre a los creyentes y los salve.

Contacto noviembre
Contacto noviembreContacto noviembre
Contacto noviembre

Estamos a pocos días del inicio del Jubileo Extraordinario de la Misericordia convocado por el Papa Francisco -martes 08 de Diciembre- fecha en la que abrirá la Puerta Santa que por este Año Santo será una Puerta de la Misericordia (Cf. MV, 03). Es un tiempo de gracia, una oportunidad para volver al corazón mismo de la prédica del Profeta de Galilea: ¡Revelar a un Dios de ternura y misericordia!

las inspiraciones de la San sima Trinidad. Es posible gracias a las mociones del Espíritu
Santo quien con sus dones y carismas prepara a las criaturas para que nazcan de
nuevo.
-Al mismo empo, es introducido en la vida ín ma con Cristo; vida pública, ministerio,
pasión, muerte y resurrección; Él se convierte en la luz única y verdadera, es el pan de
vidayeslarazónporlacualelcris anolosigueradicalmente.
-Hace nuevas criaturas a las criaturas. Es relevante este efecto porque da acceso al
Reino de Dios y garan za la vida eterna. An cipa la pertenencia a la Iglesia celeste ya
que desde la terrena el espíritu se prepara para el encuentro con Dios cara a cara.
Manifiesta la opción que ha de ejecutar el bau zado de contribuir a la misión de la
Iglesia: ser misioneros valientes en el anuncio del Evangelio para que se acreciente el
númerodeloshijosdeDiosqueaspirenaalcanzarlabienaventuranzadivina.
-Jus ficadosdesdelaBiblia
El AT ofrece prefiguraciones que ayudan a darle cuerpo y a jus ficar el sacramento
desde la óp ca del querer de Dios quien va haciendo historia con su pueblo elegido.
Buscalascitasbíblicasyenellasencontraráslossignosbau smales.
Gn1,2; 7,7; Ex 14,22, Jue 14,3; 1Sam 14,6; 1Mac 1,60; 2,46; 2Mac 6,10; Ez 36,25-27; Lv
1-15;Nm19.
Estas y muchas otras citas bíblicas nos ayudan a entender cómo desde el An guo
testamento hay ciertas prác cas que prefiguran el Bau smo que posteriormente será
ins tuidocomosacramento. EnlossiguientespasajesdelNuevoTestamentoestáaún
8
más claro tal evolución. Lc 2, 21-24; Mt 3,13; Lc 3,7-
16;Lc12,49-50;Mt3,13-16;Mt28,16-20;Mc10,38-
40; Jn 2, 1-11; Hech 2,39; 4,4;5,14;8, 4 ;8,26-40;10, 1-
11;2Co5,21.
-LaTradiciónyelMagisteriodelaIglesia
La Iglesia en su profundo anhelo porque los fieles lo
valoren y cada vez más vivan de acuerdo con su
condición de bau zados, miembros de la asamblea
de Dios, pueblo sacerdotal, profé co y real, se ha
preocupado por hacer efec va la enseñanza de
innumerables hombres (consagrados, padres y
doctores de la Iglesia, santos, mís cos, escritores
eclesiás cos, padres fundadores, apologetas,
teólogos, etc.) con fundamentos en los aspectos
bíblico-teológicosypastorales.
Uno de los documentos primi vos es la Didajé o
Doctrina de los Apóstoles. Este compendio de
creencias de la Iglesia primi va (no canónica) en
medio de su brevedad cimienta la adhesión que debe
exis r entre lo que se cree, se profesa y se ha difundir
en las comunidades creyentes. Por eso, refiriéndose
9
al Bau smo clarifica que es de suma importancia el derramamiento de agua sobre la
cabezadelcandidatoalsacramento.
Acon nuación,sedescribenalgunosautoresquenoshablandelBau smo:
San Jus no: “La Teología de san Jus no sobre el Bau smo se refleja en los nombres
que da al sacramento: renovación o regeneración, baño de agua en el nombre del
Padre,HijoyEspírituSanto,iluminación”.
San Ireneo de Lyon: […] “los que llevan el Espíritu de Dios son conducidos al Verbo, es
decir,alHijo;elHijolospresentaalPadre,yelPadrelesconfiereincorrup bilidad”
Orígenes: “expuso que el bau smo es regeneración y permite a la vez, entrar por el
fuego del Espíritu Santo sepultados con Cristo, haciéndose iguales al cuerpo de la
gloria de Cristo. Desde este punto de vista, el bau smo es la puerta jus ficante de los
hombres; en él la humanidad renace y goza de la dicha de la bienaventuranza eterna.
Enfin,eselactoheroicodeDiosparaconsucreaciónperfecta”.
Tertuliano:“Enelbau smorecibeelhombreaquelEspírituqueoriginariamentehabía
recibidoporelsoplodeDios,yqueluegoperdióporelpecado”.
SanAgus n:“Radicasuposturasacramentalbau smalenqueelsignomaterial(agua)
solo es signo sacramental por la virtud de la palabra (forma). No puede faltar ninguna
de las dos realidades para que no se afecte la validez, la licitud y la eficacia del
sacramento”.
10
Concilio de Trento: Las líneas teológicas del Concilio respondieron a la disputa
protestante frente a la vida sacramental ya que esta corriente ponía en tela de juicio el
valor intrínseco de los sacramentos, la ins tución mediata o inmediata por Cristo y la
administración por parte de la Iglesia siendo ella la encargada de celebrarlos, velar por
suvalidezcanónicaylalicitudencuantoalministroyelreceptor.
Concilio Va cano II: “Los fieles, incorporados a la Iglesia por el bau smo, quedan
des nados por el carácter al culto de la religión cris ana, y, regenerados como hijos de
Dios, están obligados a confesar delante de los hombres la fe que recibieron de Dios
mediantelaIglesia.”(Cfr.LumenGen um,nral.11)
CatecismodelaIglesiacatólica:(numerales1213al1284)Entalesapartadosseresalta
cómo el bau smo es la fuente inagotable de la gracia de Dios que lleva a las criaturas a
sen rse, portarse y vivir como verdaderos hijos de Dios renacidos, purificados e
impulsados al cambio radical de su vida según los compromisos asumidos en el
momentodeacercarsealsacramento.
DESDELADOCTRINADESANJUANEUDESRESCATA:
El bau smo es una nueva creación. Por eso, la Santa Escritura llama al cris ano nueva
criatura.Deestasegundacreaciónlaprimeraessolosombrayfigura.
11

Recomendado para ti

Carta Apostólica Porta Fidei - La Puerta de la Fe
Carta Apostólica Porta Fidei - La Puerta de la FeCarta Apostólica Porta Fidei - La Puerta de la Fe
Carta Apostólica Porta Fidei - La Puerta de la Fe

El documento anuncia la convocatoria de un Año de la Fe por el Papa Benedicto XVI del 11 de octubre de 2012 al 24 de noviembre de 2013. El Año de la Fe coincidirá con el 50 aniversario de la apertura del Concilio Vaticano II y los 20 años de la publicación del Catecismo de la Iglesia Católica, con el objetivo de redescubrir la fe y fortalecer el compromiso misionero de la Iglesia.

Porta fidei
Porta fideiPorta fidei
Porta fidei

CARTA APOSTÓLICA EN FORMA DE MOTU PROPRIO PORTA FIDE DEL SUMO PONTÍFICE BENEDICTO XVI CON LA QUE SE CONVOCA EL AÑO DE LA F

catolicaportaiglesia
Porta fidei
Porta fideiPorta fidei
Porta fidei

CARTA APOSTÓLICA EN FORMA DE MOTU PROPRIO PORTA FIDEI DEL SUMO PONTÍFICE BENEDICTO XVI CON LA QUE SE CONVOCA EL AÑO DE LA FE 1. «La puerta de la fe» (cf. Hch 14, 27), que introduce en la vida de comunión con Dios y permite la entrada en su Iglesia, está siempre abierta para nosotros. Se cruza ese umbral cuando la Palabra de Dios se anuncia y el corazón se deja plasmar por la gracia que transforma. Atravesar esa puerta supone emprender un camino que dura toda la vida

catolicapuertaporta
En la primera creación Dios nos sacó de la nada. En la segunda nos sacó de una nada
mucho más externa: de la anda del pecado. Porque la primera nada no se opone al
poder de Dios: en cambio, la segunda resiste con su infinita malicia. Cuando Dios creó
enJesucristo,comodicesanPablo,cuandonosdiounseryunavidanuevosenélporel
bau smo, nos encontró en la nada del pecado, en estado de enemistad y de oposición
a él. Pero Dios venció nuestra malicia con su bondad y su poder infinitos. (Undécimo
coloquio:Porelbau smosomoscris anos,346).
El bau smo es un divino pacto del hombre con Dios, que incluye tres grandes
acontecimientos.
El primero es que Dios, con misericordia incomparable, desata la alianza maldita que
por el pecado teníamos con Satanás y que nos conver a en sus hijos y miembros y nos
haceentrarenmaravillosasociedadconél.
Lo segundo que ha tenido lugar en nuestro pacto bau smal con Dios, es que después
de recibirnos en sociedad con él, como a sus hijos y a sus miembros de su Hijo, se ha
obligado a mirarnos y amarnos y tratarnos como a sus propios hijos, como a
verdaderos hermanos y miembros de su Hijo y a nuestras almas como esposas suyas.
Ya desde entonces nos ha tratado de esa manera y concediéndonos dones
ines mables ajustados a la dignidad y san dad de nuestra alianza con él: nos da su
gracia,delaqueelmenorgradovalemásquetodoslosimperiosterrenos.Nosdalafe,
la esperanza y la caridad, tesoros sin precio de bienes indecibles y las demás virtudes,
vinculadastodasalacaridad.
12
Aconteció, en tercer lugar, en ese divino pacto, que nuestros padrinos y madrinas nos
presentaron, ofrendaron, entregaron y consagraron a Dios; que le prome eron por su
boca, renunciar a Satanás y a sus obras, es decir, a todo pecado, a sus vanidades, es
decir, al mundo, y adherirnos a Jesucristo. (Coloquio duodécimo: El bau smo es una
alianzaadmirabledelhombreconDios,451,354).
v Paralareflexiónenlameditación
Al acercarnos a la doctrina sobre el Bau smo debemos ser minuciosos puesto que
cada elemento que nos ofrece la reflexión sistemá ca sobre el sacramento implica
asumir con mayor integridad el significado de cada uno. Ser bau zados no es
únicamente cumplir con el compromiso cris ano; va más allá de los presupuestos
culturales que se conocen al respecto. Podríamos decir que es recibir las gracias que
Dios desea concedernos; entre ellas, el ser hijos de Él en Jesucristo, hermanos de
Jesucristoparaserhermanosdelosotrosbau zados.
Por eso, san Juan Eudes insiste en que el bau zado debe ser consciente de la riqueza
del bau smo, pues es tan bello saber que es un querer de Dios que solo queda el
caminodevolverhaciaélyempezarainterrogarsesobrequéimplicahaberlorecibido.
13
¿Podrías decir que después de
esta lectura atenta soy más consciente
de la riqueza que con ene el bau smo?
¿Qué rescato de la
documentación doctrinal?
14
¿Qué compromiso adquiero al enterarme
de este significa vo sacramento?
En adelante ¿cómo le haré entender a mis
hermanos en la fe de la importancia de
conocer más profundamente la doctrina de
la Iglesia católica frente a la vida
sacramental?
15

Recomendado para ti

Porta fidei
Porta fideiPorta fidei
Porta fidei

El documento anuncia la convocatoria de un Año de la Fe por el Papa Benedicto XVI del 11 de octubre de 2012 al 24 de noviembre de 2013. El Año de la Fe coincidirá con el 50 aniversario de la apertura del Concilio Vaticano II y los 20 años de la publicación del Catecismo de la Iglesia Católica, con el objetivo de redescubrir la fe y fortalecer el compromiso misionero de la Iglesia.

Porta fidei
Porta fideiPorta fidei
Porta fidei

CARTA APOSTÓLICA EN FORMA DE MOTU PROPRIO PORTA FIDEI DEL SUMO PONTÍFICE BENEDICTO XVI CON LA QUE SE CONVOCA EL AÑO DE LA FE 1. «La puerta de la fe» (cf. Hch 14, 27), que introduce en la vida de comunión con Dios y permite la entrada en su Iglesia, está siempre abierta para nosotros. Se cruza ese umbral cuando la Palabra de Dios se anuncia y el corazón se deja plasmar por la gracia que transforma. Atravesar esa puerta supone emprender un camino que dura toda la vida

catolicapuertaporta
El concilio-vaticano-ii
El concilio-vaticano-iiEl concilio-vaticano-ii
El concilio-vaticano-ii

El documento resume los principales documentos y conclusiones del Concilio Vaticano II convocado por el Papa Juan XXIII, incluyendo Lumen Gentium sobre la naturaleza de la Iglesia, Dei Verbum sobre la revelación divina, Sacrosanctum Concilium sobre la reforma litúrgica, y Gaudium et Spes sobre la Iglesia en el mundo moderno.

vaticano
“La Escritura llama al bau smo baño de regeneración y nuevo nacimiento por el
agua y el Espíritu Santo. De esa generación y nacimiento es ejemplar y proto po la
generación y el nacimiento eterno del Hijo de Dios en el seno de su Padre y su
generación y nacimiento en el seno virginal de María.” (S. Juan Eudes)
Píldora eudasiana:
16
Obje vo de esta segunda
meditación
Enumerar las promesas de Dios
hechas en el Bau smo y las
obligaciones del bau zado desde
el momento en que la Iglesia lo
recibe como miembro del pueblo
deDios.
SEGUNDA MEDITACIÓN
Oración
(San Juan Eudes)
Quiero amarte con todo mi corazón, con
todo mi espíritu, con toda mi alma y con
todas mis fuerzas: os consagro todo lo que
soy y todo lo que tengo, mis pensamientos,
mis deseos, mis acciones, mi cuerpo, mi
alma y todo mi ser: tengo la resolución de
no usar nada de ello sino para vuestra
gloria y según vuestra santa voluntad.
Quiero amarte más que todas las cosas de
modo que ni la vida, ni la muerte, ni la
esperanza del bien, ni el temor del mal, ni
mis amigos, ni enemigos, ni otra criatura
alguna sea capaz de hacerme faltar a la
fidelidad que me someto a todos vuestros
mandamientos y a los de vuestra santa
Iglesia. Amén.
Promesas de Dios y
obligaciones contraídas
en el Bautismo
17
Ø Temá ca
El día de nuestro bau smo adquirimos unas responsabilidades y unos
compromisos para con Dios en la Iglesia católica. Por tanto, enumero algunos con tal
de ver si las estamos cumpliendo o qué debemos hacer para no faltarle a Dios, ya que
Élsisiguesiendofielconnosotros.
Por esta razón, como cris ano reconozco que desde el Bau smo mi vida no
me pertenece, sino que es de Dios. Esta es la clave para agradarle a Él y conservar el
don de la vida eterna que la San sima Trinidad imprimió en mi alma como sello
indeleble.
Cita bíblica
“Yo [Jesús] les he dado Tu palabra; y el mundo los aborreció, porque no
son del mundo, como tampoco Yo soy del mundo. 15 No ruego que los
quites del mundo, sino que los guardes del mal”. Juan 17,14-15
18
v Dios me asoció a Él: por esta asociación Dios quiso y
quiere que permanezca sólo en Él, que no me deje
llevar de los placeres del mundo ni que entregue el
don precioso de la vida a las acechanzas del mal; al
contrario, cada día me da fuerzas para renunciar a
ellas y que con núe con el plan de verlo, adorarlo y
tributarlegloria.EstarconÉlespermanecerenÉl.
v Me hizo uno en Jesucristo: Al liberarme de las
cadenas del mal me permi ó unirme a Jesucristo, el
Subo Bien. Desde este momento, mi existencia solo
debe girar en torno a Cristo y ver la vida con sus
diferentes momentos desde Cristo porque él es la
razón de vivir y luchar aun cuando todo parezca que
carecedesen do.Élledasen doamivida.
v Me mira con los mismos ojos que ene para ver a su
Hijo: Dios Padre mira con bondad a todos sus hijos; de
hecho, no le interesa cuánto soy y cuántos pecados
haya come do, solo anhela que me deje mirar con
entrañas de misericordia puesto que el pecado no
Promesas de Dios
19

Recomendado para ti

Oración 1º Domingo de Adviento
Oración 1º Domingo de AdvientoOración 1º Domingo de Adviento
Oración 1º Domingo de Adviento

Este documento contiene reflexiones y notas sobre el primer domingo de Adviento según el Evangelio de Marcos 13,33-37. Incluye una oración, tres hechos importantes de la semana y un pregón de Adviento de cuatro oraciones o menos que invita a despertar la esperanza y prepararse para recibir a Dios.

La santa misa: el rito de la celebración eucarística - Juan José Silvestre valor
La santa misa: el rito de la celebración eucarística - Juan José Silvestre valorLa santa misa: el rito de la celebración eucarística - Juan José Silvestre valor
La santa misa: el rito de la celebración eucarística - Juan José Silvestre valor

Este documento presenta una introducción al rito de la celebración eucarística o misa. Explica que la liturgia es fundamental para la nueva evangelización y permite a los fieles encontrarse con Cristo y participar en su sacrificio redentor. Describe los diferentes ritos de la misa, incluyendo la liturgia de la palabra, la presentación de las ofrendas, la plegaria eucarística, la comunión y los ritos de conclusión. El objetivo es conducir a los fieles a Cristo a través de la cele

la santa misa: el rito de la celebración eucarístijuan josé silvestre valor
Los sacramentos fuente de vida eterna
Los sacramentos fuente de vida eternaLos sacramentos fuente de vida eterna
Los sacramentos fuente de vida eterna

Este documento describe los siete sacramentos de la Iglesia Católica como fuentes de vida eterna. Explica que los sacramentos son signos visibles que comunican la gracia de Dios a través de la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo. También define cada uno de los siete sacramentos y los divide en tres categorías: iniciación, curación y al servicio de la comunidad. Finalmente, describe brevemente cómo se celebran los sacramentos a través de símbolos, gestos y palabras que comunican la gracia de Dios

sacramentos
ene la úl ma palabra, la ene Él y
únicamente debo luchar por abrirme a
sumiradadePadre.
v Me ama como ama a su Hijo: Dios me
par cipa del amor que siente por su
Hijo. Es un amor puro, filial, eterno y sin
límites. Aunque muchas veces sienta
desfallecer y mendigue otro po de
amor, el amor de Dios estará como la
oferta más accesible para mí gracias a la
entrega de Jesucristo y la revelación del
amordivino.
v Estableció su morada en mi alma por el
EspírituSanto:Enmiperegrinarterreno
ya no me debe mover otra cosa que la
gloria de la San sima Trinidad. En los
sacrificios co dianos invocar el Espíritu
Santo es avivar la gracia impresa en mi
alma. Es la clave para tener: “un corazón
nuevo y un espíritu nuevo que arranque
el corazón de piedra y haya un corazón
decarne”(Ez11,18).
20
El Padre Eudes nos mo va a serle fiel a Dios desde el corazón. Por eso, en el
coloquiosép moDeberesparaconDiosporsusderechossobrenosotrosprecisa:
1.SiDiosesnuestroprincipiodebemospermanecerenél,llevarunavidadignade
nuestro origen, colocarlo como punto de referencia de lo que somos y de lo que
hacemos y darnos e inmolarnos con nuamente a él para que se adueñe
plenamentedenosotros.[…]
2.SiDiosesnuestrofin,nuestrocentroynuestrosupremobien,debemossuspirar
con nuamente por él, desearlo, buscarlos por doquiera y en todas las cosas y no
hallarreposonicontentofueradeél.
3. Si Dios es nuestro proto po, debemos estudiar incesantemente su vida y sus
perfecciones para imitarlas y hacer de nosotros la imagen de tan adorable
ejemplar.[…]
4. Si Dios es nuestro rey, nuestro gobernador y protector, le debemos honor,
obedienciayconfianza.
5. Si Dios es nuestro soberano, con un poder infinitamente mayor que el del
alfarero sobre la vasija de barro, por el cual, como dice Job, puede herirme mil
veces,aunsinmo vo,(Job9,31)debemosabandonarnostotalmenteaél.
Mis Obligaciones a modo de Compromiso
21
6. Si Dios es nuestro supremo juez debemos someternos al poder que ene de
juzgarnos. Debemos adorarlo, bendecirlo y glorificarlos en todos sus juicios,
conocidos o no, que cada día realiza sobre las criaturas y especialmente sobre
nosotros.[...]
Otrasobligacionesson:
1. Redescubrirlariquezadelaceremoniabau smal.
Par cipar de la ceremonia del Bau smo no como expectante sino como miembro
de la comunidad cris ana. Es decir, profundizar en los signos del sacramento. Por
ejemplo:LapresentaciónalaIglesia,laseñaldelacruz,laimposicióndelasalenla
boca,lasalivaenlasorejasynariz,laentradaalaIglesia,lasrenunciasaSatanás,la
profesión con el Credo, la unción con el óleo de los catecúmenos, recibir el rocío
con elagua bendita,launción con elsanto crisma,elves do blanco,laentrega del
cirioyeltoquedelacampanasonloselementosdelaceremoniabau smal.
Valorar estos signos y símbolos es preciar la esencia del sacramento comprendida
por la materia (agua) y la forma (la fórmula trinitaria) para ver que el conjunto de
la ceremonia es rico tanto en su expresión como en aquello que se efectúa de
manera intrínseca en el bau zado (carácter sacramental). Esto requiere ser
conscientes de que cada uno de ellos merece la misma es ma porque están
dentro del rito no como adorno y complemento sino como transmisores de la
graciasacramental.
22
2. Organizaruni nerariodevidaespiritualysocial
En sus predicaciones y escritos se entrevé que el Padre Eudes exhorta
comúnmente a los cris anos a organizar un i nerario de vida espiritual que no
solo se desarrolle en el marco de la experiencia con el misterio trinitario y
eclesial, sino que también implique el actuar en la sociedad, pues ser de Cristo y
comoélnoesúnicamenteenlamís ca,loesdeigualforma,enlasrelacionescon
los otros que por el bau smo se convierten en hermanos y a los cuales se les
debe amar, perdonar, comprender y ante todo, llevarlos a la vivencia del amor de
Cristo
v Elcris anorenacidoporlagracianodebe
Nodejarsedominarporelpecado:
estar disponible para dejarse encadenar de nuevo por el pecado. Ya su alma y
todo su ser le pertenecen solo a la divinidad. El pecado, si llegase a aparecer
de nuevo en su vida tendrá que inmediatamente ser desterrado con el
sacramentodelaconfesiónquerestablecelacomuniónconDiosyconcedela
entradaalcielo.
v En estos términos lo prescribe el
Vivir en ofrecimiento con nuo a Dios:
Padre Eudes: […] “ofrecer a Dios no sólo [sic] las oraciones, limosnas y otras
obras buenas que hace, sino también su trabajo y todas las demás acciones
desuvida”.NadalopuedeapartardeDios.
v Afronta con paciencia las adversidades y es sumiso a la voluntad de Dios:
ver en las cosas co dianas la acción de Dios para ser capaz de ofrecerle todo
cuanto le suceda como sacrificio y ofrenda a Él. Es la manera de permi rse
formar a Jesucristo en su vida quien le da fuerzas para ver las adversidades
como la oportunidad de crecer, de ser fiel y de luchar como lo hizo Jesús
23

Recomendado para ti

LECTURA ORANTE - SEXTA SEMANA DE PASCUA CICLO C
LECTURA ORANTE - SEXTA SEMANA DE PASCUA CICLO CLECTURA ORANTE - SEXTA SEMANA DE PASCUA CICLO C
LECTURA ORANTE - SEXTA SEMANA DE PASCUA CICLO C

Este documento presenta las lecturas bíblicas para la sexta semana de Pascua. Resume la primera lectura del domingo sobre el Concilio de Jerusalén, donde los apóstoles decidieron que los gentiles no necesitaban circuncidarse. También resume brevemente las otras lecturas del domingo y del lunes, incluida la conversión de Lidia en Filipos. Finalmente, resume parte de la lectura del martes sobre Pablo y Silas en la cárcel en Filipos después de liberar a una esclava de un espíritu adivinatorio.

lectura orantecarmelitas viñacarmelo descalzo chile
2. iglesia, pueblo de dios unidad 2
2. iglesia, pueblo de dios unidad 22. iglesia, pueblo de dios unidad 2
2. iglesia, pueblo de dios unidad 2

El documento describe la Iglesia como el Nuevo Pueblo de Dios establecido por Jesucristo. Explica que la Iglesia del Antiguo Testamento preparó el camino para la Iglesia del Nuevo Testamento, la cual fue fundada por Cristo a través de su vida, muerte y resurrección. También discute las relaciones entre la Iglesia, Cristo y el Reino de Dios, afirmando que aunque la Iglesia no se identifica completamente con el Reino de Dios, sirve como signo e instrumento para anunciarlo y establecerlo

eclesiologíapueblo de dios
SESIONES PARA ABORDAJE DE SEXUALIDAD DESDE PSICOLOGIA
SESIONES PARA ABORDAJE DE SEXUALIDAD DESDE PSICOLOGIASESIONES PARA ABORDAJE DE SEXUALIDAD DESDE PSICOLOGIA
SESIONES PARA ABORDAJE DE SEXUALIDAD DESDE PSICOLOGIA

ABORDAJE PARA SEXUALIDAD

camino al calvario (Cfr. Mt 26; 27; 28) en cuyas instancias se nota la confianza
ensuPadre;aunJesúsquemuestrasunaturalezahumanaydivinasinningún
podepena;queama,valorayperdonasinimportarlasofensas.
3. Renovarlaspromesasdelbau smo
La necesidad de la renovación de las promesas bau smales radica en hacer vida
aquellos compromisos cris anos que padres y padrinos o el mismo catecúmeno
asumieron en el día del bau smo y ahora, por sí mismos vuelven sobre ellos con
una fe madura en búsqueda de la configuración con la persona de Jesucristo. En
este caso, al reflexionar sobre cada promesa conlleva a par cipar de un modo
admirable en la misión de la Iglesia: tes moniar y anunciar el Evangelio. A saber,
te comprome ste a pertenecerle únicamente a Dios, a renunciar al mal, a amar la
Iglesia, trabajar por el bien común y ser un fiel tes go de la San sima Trinidad en
laTierra.
4. Fortalecerlaespiritualidadcristocéntrica
Es: “[…] vivir de Dios, en Dios y para Dios y de la vida de Jesucristo, animados,
conducidos y poseídos enteramente por su Espíritu”. Para alcanzar este designio
es inminente contemplar, profundizar y poner en prác ca las virtudes y acciones
del mismo Cristo. Es el inicio de un camino discipular, de san ficación y de
adhesión por Cristo a Dios en el Espíritu Santo. La clave está en volver una y otra
vez sobre la Sagrada Escritura, la estricta vigilancia en los sacramentos, la vida en
común de Iglesia católica y de la fe en el Verbo Encarnado que cons tuye el
binomiovidayreinodeCristoensuvida.
24
v “Este amabilísimo Corazón de Jesús es
Desde el Corazón de Jesús:
una hoguera de amor. Ama a su Padre celes al con amor eterno,
inmenso e infinito. Ama a su madre sin límites ni medidas. Como lo
demuestran las gracias inconcebibles con que la ha colmado. Ama a la
Iglesia triunfante, purgante y peregrinante. Los sacramentos-
especialmente la Eucaris a, que es el compendio de todas las maravillas
de la bondad de Dios-son otros tantos canales inagotables de gracia y
san dad, cuya fuente es el océano inmenso del sagrado Corazón de
nuestro Salvador. Finalmente, nos ama a todos y a cada uno, como su
Padre lo ama a Él. Por eso todo lo hizo y lo sufrió todo para librarnos del
abismodemalesenlosqueelpecadonoshabíaarrojado,yparahacerde
nosotros hijos de Dios, miembros de Cristo, herederos de Dios,
coherederos del Hijo, poseedores del mismo reino que el Padre ha dado
asuHijo”S.JuanEudes.
v Si el bau zado, se fija en el Corazón de
Desde el corazón de María:
María se hace par cipe de la escogencia de Dios, ama como ella, se insta
a trabajar por el Reino de Dios como ella y soporta con esperanzas las
contrariedades de la existencia como María lo supo hacer en el dolor de
verasuHijoclavadoenlacruz.
25
La tarea con nua de todo bau zado ha de ser el suplicarle a María que le
ayude a seguir formando a Cristo en su corazón para que desde ahí lo
deje reinar y ya no se deje guiar por sus pretensiones meramente
humanas sino llegar al máximo de exclamar con el apóstol Pablo: “Y no
vivoyo,sinoqueesCristoquienviveenmí;lavidaquevivoalpresenteen
la carne, la vivo en la fe del Hijo de Dios que me amó y se entregó a sí
mismopormí."(Gal2,20).
v Amorporelcuerpomís codeCristo.
En este camino espiritual no puede quedarse atrás el amor por la Iglesia
a la cual por el bau smo todo bau zado empezó a pertenecer. Desde la
óp ca del P. Eudes ser parte de la Iglesia implica amarla como Cristo la
amó, defenderla de los perversos ataques del mal y de las corrientes que
opaquen su misión; es sen rse Iglesia unida a la cabeza que es Cristo
sin éndose parte de ella; no es simplemente afirmar que se hace parte
deellasinovelarporsubienestaryaquetodoslosbau zados.
26
¿Cuál crees que podría ser otra
obligación que contrajiste con
Dios en el Bau smo?
¿A qué te lleva el haberte dado
cuenta que Dios sigue cumpliendo
sus promesas y que tú debes
cumplir con las obligaciones?
Para la reflexión en la meditación
27

Recomendado para ti

Revista LAR02 CAS 08 Sinfonia JC Duque.pdf
Revista LAR02 CAS 08 Sinfonia JC Duque.pdfRevista LAR02 CAS 08 Sinfonia JC Duque.pdf
Revista LAR02 CAS 08 Sinfonia JC Duque.pdf

[Esta entrada ha sido publicada en la revista Lar #2 Verano 2024, sección Melodías, p. 8, en julio de 2024]

revistalarmelodías
GUION_sismo_6.5_PARA_SIMULACION_PARA_LOS_ESTABLECIMIENTOS_DE_SALUD_2024_-[1] ...
GUION_sismo_6.5_PARA_SIMULACION_PARA_LOS_ESTABLECIMIENTOS_DE_SALUD_2024_-[1] ...GUION_sismo_6.5_PARA_SIMULACION_PARA_LOS_ESTABLECIMIENTOS_DE_SALUD_2024_-[1] ...
GUION_sismo_6.5_PARA_SIMULACION_PARA_LOS_ESTABLECIMIENTOS_DE_SALUD_2024_-[1] ...

xxxxddd

desarrollo en emergencias
Libro- La-524253584-Libro-La-Busqueda.pdfBúsqueda.
Libro- La-524253584-Libro-La-Busqueda.pdfBúsqueda.Libro- La-524253584-Libro-La-Busqueda.pdfBúsqueda.
Libro- La-524253584-Libro-La-Busqueda.pdfBúsqueda.

LA BUSQUEDA UN LIBRO PARA REENCONTRARSE Y ATREVERSE A VIVIR EN LIBERTAD

¿Cómo te preparas para hacer la
renovación de las promesas bau smales?
Escribe algunas ideas que te ayuden a vivir
como un bau zado comprome do con la
Iglesia. De manera especial, piensa si has
amado a la Iglesia como Cristo la ama.
Recuerda que es uno de los retos que nos
proponeJesucristo.
28
Píldora eudasiana:
"La renovación de las promesas del santo Bau smo pueden hacerse de dos
maneras, a saber, privadamente o en público. Para hacerlo privadamente, hasta
decir: "Yo renuncio a Satanás, a sus obras y a sus pompas, y me doy a Vos ¡oh mi
Dios! todo entero para serviros toda mi vida por fe, esperanza y caridad y por una
perfecta obediencia a todos vuestros mandamientos y a los de mi madre la
Iglesia". (San Juan Eudes)
29
Obje vo de esta segunda
meditación
Precisar cómo san Juan Eudes
insta al bau zado a vivir la
consagraciónbau smal.
TERCERA MEDITACIÓN
Oración
(San Juan Eudes)
Adoro en , oh Jesús, tu adorable
mansedumbre y humildad. Te adoro
y glorifico en los actos interiores y
exteriores con que las prac caste.
Al considerar tu comportamiento
sobre la erra, te veo en un
con nuo ejercicio de mansedumbre
y humildad, en tus pensamientos,
palabras, obras y sufrimientos. Con
ellas has dado gloria inmensa a tu
Padre y por ellas él te ha exaltado
soberanamente en recompensa por
haberte humillado por su gloria y
por amor a nosotros.
Amén.
¿Cómo vivo
mi Bautismo?
30
Ø Temá ca
El Bau smo cons tuye el fundamento de la comunión entre todos los
cris anos, e incluso con los que todavía no están en plena comunión con la Iglesia
católica: "Los que creen en Cristo y han recibido válidamente el Bau smo están en una
cierta comunión, aunque no perfecta, con la Iglesia católica [...]. Jus ficados por la fe
en el Bau smo, se han incorporado a Cristo; por tanto, con todo derecho se honran
con el nombre de cris anos y son reconocidos con razón por los hijos de la Iglesia
católica como hermanos del Señor" (UR3). "Por consiguiente, el bau smo cons tuye
unvínculo sacramental de unidad, vigente entre los que han sido regenerados por él"
(UR22).CEC,1271
Cita bíblica
"El bau smo permite a Cristo vivir en nosotros y a nosotros vivir unidos a
él, para colaborar en la Iglesia, cada uno según su condición, en la
transformación del mundo. Recibido solo una vez, el lavacro bau smal
ilumina toda nuestra vida, guiando nuestros pasos hacia la Jerusalén del
cielo " S.S Francisco
31

Recomendado para ti

Mujeres que corren con los lobos (1998).pdf
Mujeres que corren con los lobos (1998).pdfMujeres que corren con los lobos (1998).pdf
Mujeres que corren con los lobos (1998).pdf

Desarrollo personal y proyecto de vida

educacionproyecto de vida
Consejos para salvar tu vida del espantoso primer cuatrimestre.pptx
Consejos para salvar tu vida del espantoso primer cuatrimestre.pptxConsejos para salvar tu vida del espantoso primer cuatrimestre.pptx
Consejos para salvar tu vida del espantoso primer cuatrimestre.pptx

Consejos y tips para salvar tu vida del temeroso primer cuatrimestre de universidad, ayudando a que eviten sentirse agobiados o superar esa etapa en la cual sientes que no eres suficientemente bueno aunque estés estudiando la carrera de tus sueños.

desarrollo
Yawar fiesta obra literaria por José Maria arguedas
Yawar fiesta obra literaria por José Maria arguedasYawar fiesta obra literaria por José Maria arguedas
Yawar fiesta obra literaria por José Maria arguedas

Obra yawar fiesta resumen de una obra muy interesante

¿Cómo reina Cristo en mí? ¿Qué virtudes conozco de Jesús
que me pueden ayudar a ser un
autén co bau zado?
Para la reflexión en la meditación
32
¿Amo el Cuerpo Mís co al cual
pertenezco por el Bau smo?
¿Trabajo por el Reino de los Cielos y mi
vida futura?
33
v Lafenosda
Contemplarlafecomofundamentodelavidacris ana:
la par cipación en la casa y el reino de Jesús. Es la ciencia de la salvación,
ilumina nuestros corazones. Por ella expresamos con nuamos y
completamos en nosotros la sumisión amorosa y perfecta, la docilidad y
el some miento voluntario del espíritu humano de Cristo frente a las
luces y verdades que le comunicaba su Padre eterno. Es la luz para el
conocimiento y el discernimiento de la voluntad de Dios, miramos a Dios
comolaSumaVerdad,noshaceadorarlaSan simaTrinidad,nospermite
creer en las promesas divinas, nos ates gua la providencia divina,
miramos a la Iglesia como Madre, con ella rechazamos el mundo
superfluo.DireccionanuestrasaccionesanteDiosyloshombres.
v Este se opone a la gloria del Padre y a nuestra
El odio al pecado:
salvación, a las perfecciones divinas y a la privación del bien. Es cruel,
horrendo y homicida porque es la causa única de la muerte del cuerpo y
delalmadelhombre,destruyelanaturaleza,lagracia,lagloriaytodaslas
cosas que hablan de Dios. Es detestable ante Dios pues cambia a los
siervos de Dios en esclavos del Demonio, a los hijos de Dios en hijos del
El P. Eudes nos propone:
34
diablo, a los miembros de Cristo en
miembros de Satanás. Es el peor de
los males y la mayor desgracia que
llenanla erraycolmanelinfierno.
v El desprendimiento del mundo.
Llamo mundo a la vida corrompida y
desordenada que en él se lleva, el
espíritu reprochable que en él reina,
los sen mientos e inclinaciones
perversas que lo inspiran, las leyes
máximas que lo gobiernan; a toda
es ma, ama y codicia, los honores,
alabanzas de los hombres, los
placeres vanos, las riquezas y
comodidades temporales, las
amistades y afectos fundados en la
carne y en la sangre, en el amor
propioyenelpropiointerés.
35

Recomendado para ti

Protocolo de Búsqueda y Rescate con Drones Térmicos CASO LOAN.pdf
Protocolo de Búsqueda y Rescate con Drones Térmicos CASO LOAN.pdfProtocolo de Búsqueda y Rescate con Drones Térmicos CASO LOAN.pdf
Protocolo de Búsqueda y Rescate con Drones Térmicos CASO LOAN.pdf

SE DESARROLLO PROTOCOLO DE FIRMAS DE DRONES TERMICOS

Recepciones parcial, TIPOS, métodos, tips
Recepciones parcial, TIPOS, métodos, tipsRecepciones parcial, TIPOS, métodos, tips
Recepciones parcial, TIPOS, métodos, tips

Las recepciones

recepciónetiquetacoctel
como-tener-un-corazon-de-maria-en-un-mundo-de-marta-joanna-weaver.pdf
como-tener-un-corazon-de-maria-en-un-mundo-de-marta-joanna-weaver.pdfcomo-tener-un-corazon-de-maria-en-un-mundo-de-marta-joanna-weaver.pdf
como-tener-un-corazon-de-maria-en-un-mundo-de-marta-joanna-weaver.pdf

como-tener-un-corazon-de-maria-en-un-mundo-de-marta-joanna-weaver.pdf

v Es una elevación respetuosa y amorosa de nuestro
La oración:
espíritu y nuestro corazón a Dios. es dulce diálogo, santa comunicación,
divina conversación del cris ano con su Dios. En la oración
contemplamos a Dios en sus perfecciones, misterios y obras; lo
adoramos, lo bendecimos, lo amamos y glorificamos; nos entregamos a
él, nos humillamos por nuestros pecados e ingra tudes y pedimos su
misericordia; tratamos de asemejarnos a él por la contemplación de sus
virtudes y perfecciones. Finalmente, la pedimos lo necesario para
amarlo.
v Mirar a Jesucristo, fuente de gracia; en él se
Las virtudes cris anas:
encuentran todas las virtudes en grado eminente, soberano e infinito.
Aleja de los vicios, de los malos deseos y de los propósitos egoístas. Ellas
son:humildad,confianza,sumisióncris ana,caridad.
v Empieza reconociendo la Encarnación de
Una verdadera devoción:
Jesús en la humanidad, se pide perdón por las faltas contra Dios, se
renueva las promesas del bau smo, centra a Jesús en la vida cris ana,
ama la Eucaris a, se entrega todo a la Providencia y forma a Jesús en
nosotrosconelauxiliodeMaríaydelEspírituSanto.
SanJuanEudes,VidayReinodeJesúsenloscris anos,120).
36
Píldora eudasiana:
“Coloquemos y abandonemos en sus manos paternales y providentes nuestros
intereses corporales y espirituales, nuestra salud y reputación, nuestros bienes y
negocios, las personas allegadas, nuestros pecados pasados, nuestros progresos
en el camino de la virtud y de su amor, nuestra vida, nuestra muerte, nuestra
salvación y nuestra eternidad, seguros de que, en su bondad, dispondrá todas las
cosas de la mejor manera”. (San Juan Eudes
37
Obje vodeestasegundameditación
Incen var al bau zado a vivir su
consagración bau smal como camino y
búsqueda de la fraternidad social
puesto que el bau smo también ene
un impacto comunitario como lo
expresó el Padre Eudes en el siglo XVII y
ahora,elpapaFrancisco.
CUARTA MEDITACIÓN
Oración
(San Juan Eudes)
Me doy a , Dios mío, como a mi principio;
toma plena posesión de mí, para que yo
permanezca en ; que nada haga que no sea
digno de mi origen y que seas tú el principio
y fin de mis acciones.
Me doy a , Dios mío, como a mi fin, mi
centro y mi supremo bien. Atráeme a . Que
a te busque incesantemente y que tú seas
mi único contento, mi gloria, mi tesoro y mi
todo.
Me entrego a , Dios mío, como a mi
proto po para que imprimas en mí una
semejanza perfecta de mismo.
Me entrego a , Dios mío, como a mi rey y
soberano. Concédeme la gracia de hacer lo
que me mandes y manda lo que quieras.
Condúceme según tu voluntad y líbrame del
pecado.
Amén.
La Consagración Bautismal con miras a la Fraternidad Social
38
Ø Temá ca
1. Después de
El sacerdocio común de los fieles.
este recorrido logro entender que Cristo me hizo
par cipe de su sacerdocio por medio del cual en
comunión con mis demás hermanos en la fe
caminamos hacia la plena configuración con los
misterios divinos. Es a través de este sacerdocio
que puedo celebrar la fe en la Iglesia y con ella
con núo la peregrinación a la vida eterna. Por
tanto, toda celebración en la Iglesia debe ser para
míimportanteydeboconservarladignidaddelas
mismas; en especial, el bau smo me permite
viviryrecibirlaEucaris a.
2. Soy profeta y pregonero de la Buena Nueva.
Debe moverme la vida el trabajar por la jus cia y
la paz. Como ungido del Señor en el Bau smo
tengo la obligación de hacerlo presente en medio
de la sociedad que espera de mí buen
comportamientoyalavezmeexigesersuimagen
aun cuando todo parezca ser oscuro y sin sen do
alguno.
39

Recomendado para ti

MALLA CURRICULAR UTP CARRERA DE PSICOLOGÍA
MALLA CURRICULAR UTP CARRERA DE PSICOLOGÍAMALLA CURRICULAR UTP CARRERA DE PSICOLOGÍA
MALLA CURRICULAR UTP CARRERA DE PSICOLOGÍA

Psicología

psicologiauniversity
Estrés bueno y malo, cadena, semáforo, tablero
Estrés bueno y malo, cadena, semáforo, tableroEstrés bueno y malo, cadena, semáforo, tablero
Estrés bueno y malo, cadena, semáforo, tablero

Encontramos un estrés bueno y un estrés malo. El estrés bueno también llamado eustrés El estrés malo o distrés Cadena del estrés. El semáforo del estrés El tablero del cuerpo.

psicologiaestresdistres
Oyendo-la-Palabra-de-Dios - 9Marks - SBA.pdf
Oyendo-la-Palabra-de-Dios - 9Marks - SBA.pdfOyendo-la-Palabra-de-Dios - 9Marks - SBA.pdf
Oyendo-la-Palabra-de-Dios - 9Marks - SBA.pdf

Oyendo-la-Palabra-de-Dios -

3. “Somos hermanos de Jesucristo, de su sangre, de
Reinar al modo de Jesús.
su raza real y divina, y formamos parte de su genealogía. De ahí que el
cris ano, el hombre nuevo y nueva criatura, que ha nacido únicamente de
Dios, no conoce genealogía dis nta a la de Jesucristo, ni otro Padre que a
Dios”(SanJuanEudes,Coloquionoveno,340).
4. “Dios ha creado el mundo
El bau smo me hace responsable de la creación:
no sólo una vez sino tantas veces cuantos momentos ha transcurrido desde
su primera creación: porque en cada instante impide la recaída en la nada, lo
sos ene y conserva con una con nuada creación. El que pueda contar todos
los momentos trascurridos hasta ahora desde la creación del mundo
enumeraría otras tantas obligaciones infinitas hacia la bondad inmensa de
tan admirable Conservador. Porque cada uno de nosotros está presente ante
susojosdesdeelcomienzodelmundoydesdelaeternidad.Yasícomocreóel
mundo por amor a cada hombre así en todo instante lo conserva para cada
unodenosotrosconamorinfinito”(SanJunEudes,Coloquiocuarto,324).
5. “Hay un reconocimiento básico, esencial para
El Papa Francisco nos dice:
caminar hacia la amistad social y la fraternidad universal: percibir cuánto vale
40
un ser humano, cuánto vale una persona, siempre y en cualquier
circunstancia. Si cada uno vale tanto, hay que decir con claridad y firmeza que
«el solo hecho de haber nacido en un lugar con menores recursos o menor
desarrollo no jus fica que algunas personas vivan con menor dignidad». Este
es un principio elemental de la vida social que suele ser ignorado de dis ntas
maneras por quienes sienten que no aporta a su cosmovisión o no sirve a sus
fines”(FratelliTut ,106).
41
¿Amo el sacerdocio de Cristo el
cual me par cipó el día de mi bau smo
¿Cómo debo ser profeta?
Para la reflexión en la meditación
42
¿Qué me impulsa a conservar la
Creación y a construir la fraternidad social
o la hermandad que la San sima Trinidad
inaugura en mi bau smo?
Escribe la reflexión que te deja el
mensaje del papa Francisco
sobre la fraternidad social.
43

Recomendado para ti

Las_drogas_emergentes_y_sus_efectos_en_el_cerebro_humano-2017.1-Mayaguez.ppt
Las_drogas_emergentes_y_sus_efectos_en_el_cerebro_humano-2017.1-Mayaguez.pptLas_drogas_emergentes_y_sus_efectos_en_el_cerebro_humano-2017.1-Mayaguez.ppt
Las_drogas_emergentes_y_sus_efectos_en_el_cerebro_humano-2017.1-Mayaguez.ppt

ppt

Valentía uno del autor Kelbin Torres, in
Valentía uno del autor Kelbin Torres, inValentía uno del autor Kelbin Torres, in
Valentía uno del autor Kelbin Torres, in

Es un libro interesante que te hará reflexionar, llorar y brillar al mismo tiempo.

Extracto del plan específico de izaje de Unidades de enfriamiento de agua Chi...
Extracto del plan específico de izaje de Unidades de enfriamiento de agua Chi...Extracto del plan específico de izaje de Unidades de enfriamiento de agua Chi...
Extracto del plan específico de izaje de Unidades de enfriamiento de agua Chi...

seguridad industruial

Píldora eudasiana:
“La conservación es una creación con nua: pues si Dios re rar su mano
omnipotente, al punto yo volvería a la nada de donde me sacó. De ahí que en
cada momento me da el mismo ser que me dio en el primer instante de la vida,
con el mismo poder y el mismo amor.” (S. Juan Eudes)
44
Fórmula de renovación de las
promesas del Santo Bautismo San Juan Eudes
¡Oh mi Dios y Salvador mío! con todo el afecto de mi corazón os doy gracias
infinitas de que, no contento con haberme criado y puesto en el mundo, me habéis
como criado de nuevo, cuando me disteis vuestra gracia y me hicisteis hijo vuestro
y miembro de vuestra santa Iglesia católica romana.
En aquel momento ¡oh Dios mío! yo protesté por la boca de mis padrinos que
renunciaba a Satanás, a sus obras y a sus pompas y que creía en el Padre, en el Hijo
y en el Espíritu Santo la santa Iglesia, la comunión de los Santos y todas las otras
verdades que Vos revelasteis, y, por fin, que quería vivir según esta creencia y según
vuestros mandamientos, como hijo obediente de vuestra Iglesia.
Pero ¡oh Dios mío, ¡qué mal he guardado estas tan santas promesas! Me dejé
seducir por las tentaciones del demonio; hice las obras de Satanás come endo
pecados; es mé, amé y busqué con empeño las pompas del diablo que son los
placeres, las modas, las vanidades y espectáculos ¡en este mundo; afeccioné más
las riquezas, los hombres, la amistad de los hombres y los demás bienes de la erra
que los bienes espirituales y eternos que Vos tenéis prome do a vuestros hijos.
45
En vez de amaros más que a todas las cosas, he preferido a Vos las más viles
criaturas; lejos de vivir únicamente para Vos y de consagraros mis pensamientos,
mis palabras y obras, no he vivido sino para mí mismo, y a mi propia sa sfacción le
referido todas mis cosas. He traspasado vuestros santos mandamientos, los de la
Iglesia y de mis otros superiores.
En este día conozco toda la enormidad de mis faltas, os pido perdón de ellas y
suplico a vuestra divina misericordia os dignéis borrarlas con la preciosa sangre que
por mí derramó vuestro unigénito Hijo. Dignaos, Señor, permi r que renueve en
este (leía las mismas promesas que os hice en mi Bau smo.
Estoy resuelto a guardarlas con toda la fidelidad posible. Renuncio de nuevo a
Satanás, a sus pompas y a sus obras: no quiero escuchar más al demonio ni a los
que comunican con él. Velaré sobre mí para no caer en la soberbia, la avaricia, la
lujuria, la ira, la gula, la men ra, la maledicencia y de más Pecados, que son otras
tantas obras de Satanás.
Trabajaré con empeño en purificar bien mi corazón del amor de las riquezas,
honores, grandezas y placeres de este mundo, que son las Pompas del demonio,
detrás de las cuales este enemigo de nuestras almas oculta el pecado que pretende
hacernos cometer.
46
Consideraré a menudo la vanidad y corta duración de todos estos falsos bienes para
despegar de ellos perfectamente mi corazón y poder en adelante no tener apego
alguno sino a Vos ¡oh mi Dios y mi soberano bien! que sois el bien infinito, eterno e
inmutable.
Sí, mi soberano Señor, quiero vivir y morir en la fe, esperanza, amor y obediencia
que os prome . Creo todo lo que habéis revelado a vuestra santa Iglesia, que no es
otra que la santa Iglesia católica, apostólica, romana: creo todo lo que ella enseña y
desecho todo lo que ella condena.
No pondré ya más mi dicha, ni mi esperanza en los bienes de este mundo, ni en
criatura alguna por poder que sea. En Vos solo ¡oh mi Dios! pongo mi felicidad: Vos
solo sois el objeto de mis esperanzas.
Lo que me resta de mi vida no pienso emplearlo sino en merecer que pueda gozar
de vuestra divina presencia por toda la eternidad.
Quiero amaros con todo mi corazón, con todo mi espíritu, con toda mi alma y con
todas mis fuerzas: os consagro todo lo que soy y todo lo que tengo, mis
pensamientos, mis deseos, mi acciones, mi cuerpo, mi alma, mis bienes y todo mi
ser: tengo la resolución de no usar de nada de ello sino para vuestra gloria y según
vuestra santa voluntad.
47

Recomendado para ti

Quiero amaros más que a todas las cosas de modo que ni la vida, ni la muerte, ni la
esperanza del bien, ni el temor del mal, ni mis amigos, ni enemigos, n i otra criatura
alguna sea capaz de hacerme faltar a la fidelidad que debo.
Me someto a todos vuestros mandamientos a los de vuestra Iglesia y de todas las
personas, quienes habéis Vos dado poder para mandarme.
En esta disposición me hallo y en la misma quiero vivir y morir. Mas, como sois Vos
quien la habéis puesto en mi corazón, y como no puedo yo perseverar en ella ni
ponerlo por obra sin el auxilio de vuestra gracia; os suplico que os dignéis
concederme esa gracia tan necesaria. Renovad en mí el espíritu de fe, de
esperanza, do caridad, de piedad, de humildad y de las demás virtudes que Vos me
comunicasteis en el Bau smo, para que, for ficado con ellas, pueda vencer el peso
de la concupiscencia que me arrastra al pecado, vencer los enemigos de mi
salvación, y guardaros la fidelidad cuya promesa acabo de renovaros.
Esta gracia as suplico por vuestra bondad, infinita, por los méritos de Jesucristo y
por la intercesión de la san sima Virgen María y de todos los Santos, en especial de
San N., bajo cuyo patrocinio me colocasteis en el santo Bau smo. Amén. Así sea.
48
MEDITACIONES PARA VIVIR EL BAUTISMO COMO CONSAGRACIÓN.pdf

Más contenido relacionado

Similar a MEDITACIONES PARA VIVIR EL BAUTISMO COMO CONSAGRACIÓN.pdf

951fb13ed6ed7203c868b81cdbd04ee3.pdf
951fb13ed6ed7203c868b81cdbd04ee3.pdf951fb13ed6ed7203c868b81cdbd04ee3.pdf
951fb13ed6ed7203c868b81cdbd04ee3.pdf
gabrielsoriasaboya
 
Tareas de fe
Tareas de feTareas de fe
La iglesia puesta en marcha por el espíritu santo
La iglesia puesta en marcha por el espíritu santoLa iglesia puesta en marcha por el espíritu santo
La iglesia puesta en marcha por el espíritu santo
Diffusor Fidei
 
Seción 15 Plenitud de los tiempos
Seción 15 Plenitud de los tiemposSeción 15 Plenitud de los tiempos
Seción 15 Plenitud de los tiempos
escparrsanjose
 
Secion 15 Plenitud de los tiempos
Secion 15 Plenitud de los tiemposSecion 15 Plenitud de los tiempos
Secion 15 Plenitud de los tiempos
escparrsanjose
 
Conferencia cardenal joao_braz_de_aviz
Conferencia cardenal joao_braz_de_avizConferencia cardenal joao_braz_de_aviz
Conferencia cardenal joao_braz_de_aviz
cnisbrasil
 
Los hechos de los apostoles (Tema)
Los hechos de los apostoles (Tema)Los hechos de los apostoles (Tema)
Los hechos de los apostoles (Tema)
Sergio Lopez
 
Primera comunión 8
Primera comunión 8Primera comunión 8
Primera comunión 8
Puri Murua
 
Contacto noviembre
Contacto noviembreContacto noviembre
Contacto noviembre
Rsm San Martín
 
Carta Apostólica Porta Fidei - La Puerta de la Fe
Carta Apostólica Porta Fidei - La Puerta de la FeCarta Apostólica Porta Fidei - La Puerta de la Fe
Carta Apostólica Porta Fidei - La Puerta de la Fe
lectiodivinacamo
 
Porta fidei
Porta fideiPorta fidei
Porta fidei
adalgos
 
Porta fidei
Porta fideiPorta fidei
Porta fidei
adalgos
 
Porta fidei
Porta fideiPorta fidei
Porta fidei
Porta fideiPorta fidei
Porta fidei
adalgos
 
El concilio-vaticano-ii
El concilio-vaticano-iiEl concilio-vaticano-ii
El concilio-vaticano-ii
Savkaa Fabianaa
 
Oración 1º Domingo de Adviento
Oración 1º Domingo de AdvientoOración 1º Domingo de Adviento
Oración 1º Domingo de Adviento
cristinamoreubi
 
La santa misa: el rito de la celebración eucarística - Juan José Silvestre valor
La santa misa: el rito de la celebración eucarística - Juan José Silvestre valorLa santa misa: el rito de la celebración eucarística - Juan José Silvestre valor
La santa misa: el rito de la celebración eucarística - Juan José Silvestre valor
EdwardCrumpp
 
Los sacramentos fuente de vida eterna
Los sacramentos fuente de vida eternaLos sacramentos fuente de vida eterna
Los sacramentos fuente de vida eterna
Curación Esotérica
 
LECTURA ORANTE - SEXTA SEMANA DE PASCUA CICLO C
LECTURA ORANTE - SEXTA SEMANA DE PASCUA CICLO CLECTURA ORANTE - SEXTA SEMANA DE PASCUA CICLO C
LECTURA ORANTE - SEXTA SEMANA DE PASCUA CICLO C
ORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
2. iglesia, pueblo de dios unidad 2
2. iglesia, pueblo de dios unidad 22. iglesia, pueblo de dios unidad 2
2. iglesia, pueblo de dios unidad 2
tulioandres
 

Similar a MEDITACIONES PARA VIVIR EL BAUTISMO COMO CONSAGRACIÓN.pdf (20)

951fb13ed6ed7203c868b81cdbd04ee3.pdf
951fb13ed6ed7203c868b81cdbd04ee3.pdf951fb13ed6ed7203c868b81cdbd04ee3.pdf
951fb13ed6ed7203c868b81cdbd04ee3.pdf
 
Tareas de fe
Tareas de feTareas de fe
Tareas de fe
 
La iglesia puesta en marcha por el espíritu santo
La iglesia puesta en marcha por el espíritu santoLa iglesia puesta en marcha por el espíritu santo
La iglesia puesta en marcha por el espíritu santo
 
Seción 15 Plenitud de los tiempos
Seción 15 Plenitud de los tiemposSeción 15 Plenitud de los tiempos
Seción 15 Plenitud de los tiempos
 
Secion 15 Plenitud de los tiempos
Secion 15 Plenitud de los tiemposSecion 15 Plenitud de los tiempos
Secion 15 Plenitud de los tiempos
 
Conferencia cardenal joao_braz_de_aviz
Conferencia cardenal joao_braz_de_avizConferencia cardenal joao_braz_de_aviz
Conferencia cardenal joao_braz_de_aviz
 
Los hechos de los apostoles (Tema)
Los hechos de los apostoles (Tema)Los hechos de los apostoles (Tema)
Los hechos de los apostoles (Tema)
 
Primera comunión 8
Primera comunión 8Primera comunión 8
Primera comunión 8
 
Contacto noviembre
Contacto noviembreContacto noviembre
Contacto noviembre
 
Carta Apostólica Porta Fidei - La Puerta de la Fe
Carta Apostólica Porta Fidei - La Puerta de la FeCarta Apostólica Porta Fidei - La Puerta de la Fe
Carta Apostólica Porta Fidei - La Puerta de la Fe
 
Porta fidei
Porta fideiPorta fidei
Porta fidei
 
Porta fidei
Porta fideiPorta fidei
Porta fidei
 
Porta fidei
Porta fideiPorta fidei
Porta fidei
 
Porta fidei
Porta fideiPorta fidei
Porta fidei
 
El concilio-vaticano-ii
El concilio-vaticano-iiEl concilio-vaticano-ii
El concilio-vaticano-ii
 
Oración 1º Domingo de Adviento
Oración 1º Domingo de AdvientoOración 1º Domingo de Adviento
Oración 1º Domingo de Adviento
 
La santa misa: el rito de la celebración eucarística - Juan José Silvestre valor
La santa misa: el rito de la celebración eucarística - Juan José Silvestre valorLa santa misa: el rito de la celebración eucarística - Juan José Silvestre valor
La santa misa: el rito de la celebración eucarística - Juan José Silvestre valor
 
Los sacramentos fuente de vida eterna
Los sacramentos fuente de vida eternaLos sacramentos fuente de vida eterna
Los sacramentos fuente de vida eterna
 
LECTURA ORANTE - SEXTA SEMANA DE PASCUA CICLO C
LECTURA ORANTE - SEXTA SEMANA DE PASCUA CICLO CLECTURA ORANTE - SEXTA SEMANA DE PASCUA CICLO C
LECTURA ORANTE - SEXTA SEMANA DE PASCUA CICLO C
 
2. iglesia, pueblo de dios unidad 2
2. iglesia, pueblo de dios unidad 22. iglesia, pueblo de dios unidad 2
2. iglesia, pueblo de dios unidad 2
 

Último

SESIONES PARA ABORDAJE DE SEXUALIDAD DESDE PSICOLOGIA
SESIONES PARA ABORDAJE DE SEXUALIDAD DESDE PSICOLOGIASESIONES PARA ABORDAJE DE SEXUALIDAD DESDE PSICOLOGIA
SESIONES PARA ABORDAJE DE SEXUALIDAD DESDE PSICOLOGIA
cindyfiorellags03
 
Revista LAR02 CAS 08 Sinfonia JC Duque.pdf
Revista LAR02 CAS 08 Sinfonia JC Duque.pdfRevista LAR02 CAS 08 Sinfonia JC Duque.pdf
Revista LAR02 CAS 08 Sinfonia JC Duque.pdf
Universidad de Deusto - JC Duque Ametxazurra
 
GUION_sismo_6.5_PARA_SIMULACION_PARA_LOS_ESTABLECIMIENTOS_DE_SALUD_2024_-[1] ...
GUION_sismo_6.5_PARA_SIMULACION_PARA_LOS_ESTABLECIMIENTOS_DE_SALUD_2024_-[1] ...GUION_sismo_6.5_PARA_SIMULACION_PARA_LOS_ESTABLECIMIENTOS_DE_SALUD_2024_-[1] ...
GUION_sismo_6.5_PARA_SIMULACION_PARA_LOS_ESTABLECIMIENTOS_DE_SALUD_2024_-[1] ...
LorenaPoma6
 
Libro- La-524253584-Libro-La-Busqueda.pdfBúsqueda.
Libro- La-524253584-Libro-La-Busqueda.pdfBúsqueda.Libro- La-524253584-Libro-La-Busqueda.pdfBúsqueda.
Libro- La-524253584-Libro-La-Busqueda.pdfBúsqueda.
RedesCecadhi
 
Mujeres que corren con los lobos (1998).pdf
Mujeres que corren con los lobos (1998).pdfMujeres que corren con los lobos (1998).pdf
Mujeres que corren con los lobos (1998).pdf
RicardoCano58
 
Consejos para salvar tu vida del espantoso primer cuatrimestre.pptx
Consejos para salvar tu vida del espantoso primer cuatrimestre.pptxConsejos para salvar tu vida del espantoso primer cuatrimestre.pptx
Consejos para salvar tu vida del espantoso primer cuatrimestre.pptx
MariclaraSnchez
 
Yawar fiesta obra literaria por José Maria arguedas
Yawar fiesta obra literaria por José Maria arguedasYawar fiesta obra literaria por José Maria arguedas
Yawar fiesta obra literaria por José Maria arguedas
quintanacuevajuana
 
Protocolo de Búsqueda y Rescate con Drones Térmicos CASO LOAN.pdf
Protocolo de Búsqueda y Rescate con Drones Térmicos CASO LOAN.pdfProtocolo de Búsqueda y Rescate con Drones Térmicos CASO LOAN.pdf
Protocolo de Búsqueda y Rescate con Drones Térmicos CASO LOAN.pdf
lucas334044
 
Recepciones parcial, TIPOS, métodos, tips
Recepciones parcial, TIPOS, métodos, tipsRecepciones parcial, TIPOS, métodos, tips
Recepciones parcial, TIPOS, métodos, tips
Stephanie Pinzón
 
como-tener-un-corazon-de-maria-en-un-mundo-de-marta-joanna-weaver.pdf
como-tener-un-corazon-de-maria-en-un-mundo-de-marta-joanna-weaver.pdfcomo-tener-un-corazon-de-maria-en-un-mundo-de-marta-joanna-weaver.pdf
como-tener-un-corazon-de-maria-en-un-mundo-de-marta-joanna-weaver.pdf
FernandaPalacios62
 
MALLA CURRICULAR UTP CARRERA DE PSICOLOGÍA
MALLA CURRICULAR UTP CARRERA DE PSICOLOGÍAMALLA CURRICULAR UTP CARRERA DE PSICOLOGÍA
MALLA CURRICULAR UTP CARRERA DE PSICOLOGÍA
ChioVizalaya
 
Estrés bueno y malo, cadena, semáforo, tablero
Estrés bueno y malo, cadena, semáforo, tableroEstrés bueno y malo, cadena, semáforo, tablero
Estrés bueno y malo, cadena, semáforo, tablero
Stephanie Pinzón
 
Oyendo-la-Palabra-de-Dios - 9Marks - SBA.pdf
Oyendo-la-Palabra-de-Dios - 9Marks - SBA.pdfOyendo-la-Palabra-de-Dios - 9Marks - SBA.pdf
Oyendo-la-Palabra-de-Dios - 9Marks - SBA.pdf
FernandaPalacios62
 
Las_drogas_emergentes_y_sus_efectos_en_el_cerebro_humano-2017.1-Mayaguez.ppt
Las_drogas_emergentes_y_sus_efectos_en_el_cerebro_humano-2017.1-Mayaguez.pptLas_drogas_emergentes_y_sus_efectos_en_el_cerebro_humano-2017.1-Mayaguez.ppt
Las_drogas_emergentes_y_sus_efectos_en_el_cerebro_humano-2017.1-Mayaguez.ppt
practicanteofi
 
Valentía uno del autor Kelbin Torres, in
Valentía uno del autor Kelbin Torres, inValentía uno del autor Kelbin Torres, in
Valentía uno del autor Kelbin Torres, in
elijony54
 
Extracto del plan específico de izaje de Unidades de enfriamiento de agua Chi...
Extracto del plan específico de izaje de Unidades de enfriamiento de agua Chi...Extracto del plan específico de izaje de Unidades de enfriamiento de agua Chi...
Extracto del plan específico de izaje de Unidades de enfriamiento de agua Chi...
ElizabethMoreno396682
 

Último (16)

SESIONES PARA ABORDAJE DE SEXUALIDAD DESDE PSICOLOGIA
SESIONES PARA ABORDAJE DE SEXUALIDAD DESDE PSICOLOGIASESIONES PARA ABORDAJE DE SEXUALIDAD DESDE PSICOLOGIA
SESIONES PARA ABORDAJE DE SEXUALIDAD DESDE PSICOLOGIA
 
Revista LAR02 CAS 08 Sinfonia JC Duque.pdf
Revista LAR02 CAS 08 Sinfonia JC Duque.pdfRevista LAR02 CAS 08 Sinfonia JC Duque.pdf
Revista LAR02 CAS 08 Sinfonia JC Duque.pdf
 
GUION_sismo_6.5_PARA_SIMULACION_PARA_LOS_ESTABLECIMIENTOS_DE_SALUD_2024_-[1] ...
GUION_sismo_6.5_PARA_SIMULACION_PARA_LOS_ESTABLECIMIENTOS_DE_SALUD_2024_-[1] ...GUION_sismo_6.5_PARA_SIMULACION_PARA_LOS_ESTABLECIMIENTOS_DE_SALUD_2024_-[1] ...
GUION_sismo_6.5_PARA_SIMULACION_PARA_LOS_ESTABLECIMIENTOS_DE_SALUD_2024_-[1] ...
 
Libro- La-524253584-Libro-La-Busqueda.pdfBúsqueda.
Libro- La-524253584-Libro-La-Busqueda.pdfBúsqueda.Libro- La-524253584-Libro-La-Busqueda.pdfBúsqueda.
Libro- La-524253584-Libro-La-Busqueda.pdfBúsqueda.
 
Mujeres que corren con los lobos (1998).pdf
Mujeres que corren con los lobos (1998).pdfMujeres que corren con los lobos (1998).pdf
Mujeres que corren con los lobos (1998).pdf
 
Consejos para salvar tu vida del espantoso primer cuatrimestre.pptx
Consejos para salvar tu vida del espantoso primer cuatrimestre.pptxConsejos para salvar tu vida del espantoso primer cuatrimestre.pptx
Consejos para salvar tu vida del espantoso primer cuatrimestre.pptx
 
Yawar fiesta obra literaria por José Maria arguedas
Yawar fiesta obra literaria por José Maria arguedasYawar fiesta obra literaria por José Maria arguedas
Yawar fiesta obra literaria por José Maria arguedas
 
Protocolo de Búsqueda y Rescate con Drones Térmicos CASO LOAN.pdf
Protocolo de Búsqueda y Rescate con Drones Térmicos CASO LOAN.pdfProtocolo de Búsqueda y Rescate con Drones Térmicos CASO LOAN.pdf
Protocolo de Búsqueda y Rescate con Drones Térmicos CASO LOAN.pdf
 
Recepciones parcial, TIPOS, métodos, tips
Recepciones parcial, TIPOS, métodos, tipsRecepciones parcial, TIPOS, métodos, tips
Recepciones parcial, TIPOS, métodos, tips
 
como-tener-un-corazon-de-maria-en-un-mundo-de-marta-joanna-weaver.pdf
como-tener-un-corazon-de-maria-en-un-mundo-de-marta-joanna-weaver.pdfcomo-tener-un-corazon-de-maria-en-un-mundo-de-marta-joanna-weaver.pdf
como-tener-un-corazon-de-maria-en-un-mundo-de-marta-joanna-weaver.pdf
 
MALLA CURRICULAR UTP CARRERA DE PSICOLOGÍA
MALLA CURRICULAR UTP CARRERA DE PSICOLOGÍAMALLA CURRICULAR UTP CARRERA DE PSICOLOGÍA
MALLA CURRICULAR UTP CARRERA DE PSICOLOGÍA
 
Estrés bueno y malo, cadena, semáforo, tablero
Estrés bueno y malo, cadena, semáforo, tableroEstrés bueno y malo, cadena, semáforo, tablero
Estrés bueno y malo, cadena, semáforo, tablero
 
Oyendo-la-Palabra-de-Dios - 9Marks - SBA.pdf
Oyendo-la-Palabra-de-Dios - 9Marks - SBA.pdfOyendo-la-Palabra-de-Dios - 9Marks - SBA.pdf
Oyendo-la-Palabra-de-Dios - 9Marks - SBA.pdf
 
Las_drogas_emergentes_y_sus_efectos_en_el_cerebro_humano-2017.1-Mayaguez.ppt
Las_drogas_emergentes_y_sus_efectos_en_el_cerebro_humano-2017.1-Mayaguez.pptLas_drogas_emergentes_y_sus_efectos_en_el_cerebro_humano-2017.1-Mayaguez.ppt
Las_drogas_emergentes_y_sus_efectos_en_el_cerebro_humano-2017.1-Mayaguez.ppt
 
Valentía uno del autor Kelbin Torres, in
Valentía uno del autor Kelbin Torres, inValentía uno del autor Kelbin Torres, in
Valentía uno del autor Kelbin Torres, in
 
Extracto del plan específico de izaje de Unidades de enfriamiento de agua Chi...
Extracto del plan específico de izaje de Unidades de enfriamiento de agua Chi...Extracto del plan específico de izaje de Unidades de enfriamiento de agua Chi...
Extracto del plan específico de izaje de Unidades de enfriamiento de agua Chi...
 

MEDITACIONES PARA VIVIR EL BAUTISMO COMO CONSAGRACIÓN.pdf

  • 1. Meditaciones para vivir el Bautismo como Consagración Diác. Brayan Manquillo Solarte Popayán, 20 de octubre de 2021
  • 2. INTRODUCCIÓN Es madohermano(a)enlafe: Tienes entre tus manos un pequeño manual que incluye cuatro meditaciones sobre el Bau smo fruto de mi trabajo de monogra a de teología para concluir mis estudios en el Seminario Mayor San José de Popayán. El obje vo de esta elaboración es propiciar al lector cris ano - como acostumbraba san Juan Eudes a llamar a los que le leían sus obras- un material sencillo acerca del Bau smo como consagración y las implicaciones en la vida cris ana. Espero te ayuden a saber que eres un cris ano (a) por misericordia de Dios desde el Bau smo y que el máximo tributoquepuedesofrecerleesvivirconformelagraciahasrecibido. Encontrarás apuntes de la doctrina católica sobre el bau smo, referencias a los documentos de nuestro empo (Concilio Va cano II, Catecismo de la Iglesia católica y escritos del papa Francisco), la doctrina desanJuanEudes(autordemimonogra a)yalgunasreflexionesde po personal que me parecen interesantes compar rlas en pro de despertar una mayor conciencia del significado que acarrea el ser bau zados en la Iglesiacatólica. 1
  • 3. Estas meditaciones se pueden realizar en el contexto de preparación a recibir el sacramento del bau smo o de profundizar el mismo; no se circunscriben a un ámbito parroquial, aunque su mayor uso sea en él. Deseo te sirva y te mo ve a seguir alabando a Dios con nuamente por el contrato que se ha pactado con Él en el bau smo. Deseo que sigas formando a Cristo en tu vida, que él reine en y que toda cercanía a él te ayude para comprometerte aún más con la Iglesia y la sociedad en la cual vives. Recuerda que hemos de ser con nuadores de la vida de Cristo, él que es el sacerdote,profetayreyporexcelencia. Al final, dejo las referencias bibliográficas de las cuales pude extraer la redaccióndelasmeditaciones. Diác. Brayan Manquillo Solarte Popayán, 20 de octubre de 2021 2
  • 4. ES UN HOMBRE DEL S. XVII. Nacido del 14 de noviembre de 1601, fallecido el 19 de agosto de 1680, Juan Eudes atravesó, a lo largo de una existencia bastante larga, lo que se llamó en Francia “el Gran Siglo”. ¿Gran Siglo? Sí, sin lugar a duda, cuando se observa elsorprendenteflorecimientodelasideas,las letras, las ciencias, las técnicas, las artes, y cuando se saca la cuenta excepcional de los genios que han par cipado. Pero este no es el “Gran Siglo” para todo el mundo. Recordemos simplemente algunos rasgos bienconocidos: En el interior, Francia conoce, de manera bien endémica, miseria, hambrunas, rebeliones duramente reprimidas, impuestos, epidemias… Disturbios interiores la están minando ya que desde la infancia de San Juan Eudes Corta biogra a 3
  • 5. Luis XIII y el trabajo pacificador de Richelieu (que toma el poder en 1624) será también una obra “represiva” ... agreguemos el empo de las Frondas en los poderosos, bajo Mazarin, Fronda del Parlamento (1648-1649), Fronda de los Príncipes (1650-1653) … No olvidemos tampoco hasta qué punto estamos en un mundo del orden, fuertemente jerarquizado en todos los engranajes de la sociedad; la llegada de Luis XIV, aunque tardía (sacro real el 7 de junio de 1654 en Reims) inaugura el reino sin par cipación de un monarca absolu sta (que se prolongará hasta 1715): el Rey Sol, verdadera cabeza del “cuerpo mís co” que forma su reino, exige a todos sus súbditos fidelidadyhomenajesinfallas. En el exterior, las guerras que terminan ciertamente con victorias y tratados songuerraslargas(asílaguerradelosTreintaAños,contralosHabsburgos)cuyocosto, como siempre, es muy elevado. (EUDISTAS, Juan Eudes, ¿Doctor de la Iglesia?... ElementosdeDoctrinateológica,pastoralyespiritual,CahiersEudistesnro.23(Roma: EUDISTAS,2015),27-28). Fundador de las Congregaciones de Jesús y María (Eudistas) y del Ins tuto de Nuestra SeñoradelaCaridad. Fue un hombre que se preocupó por renovar la vida espiritual. Propuso que el inicio de todo está en la meditación de la Encarnación del Hijo de Dios en María. Por tanto, guarda especial amor por el corazón de Jesús y María. Luego, desde el Bau smo centrasureflexiónsobrelavidacris ana. 4
  • 6. Obje vo de esta primera meditación Documentar la riqueza histórica del sacramento del Bau smo a par r del Depósito de la fe, el Concilio Va cano II, El Catecismo de la Iglesia católica y la doctrina espiritualdesanJuanEudes. PRIMERA MEDITACIÓN ¿Qué es el Bautismo? Oración (San Juan Eudes) Me entrego a , Señor Jesús, totalmente y para siempre. Quiero adherir, por la fe, a tu doctrina, por la esperanza a tus promesas, por el amor y la caridad a tus mandatos y consejos. Quiero seguirte en la prác ca de tus virtudes y seguirte como a mi Cabeza, como a uno de tus miembros. Quiero con nuar tu vida sobre la erra, en cuanto me sea posible, mediante tu gracia que imploro de encarecidamente. Jaculatoria: Para mí lo bueno es estar junto a Dios, R/ para tener comunión con el Padre y con su Hijo Jesucristo. 5
  • 7. CONSIDERAALBAUTISMOCOMO: -Unsacramento Es el primer paso que debemos conocer. El Bau smo es el primer sacramento de iniciación cris ana; sin él no se pueden recibir los demás sacramentos, borra la mancha del pecado original, permite ser parte del pueblo de Dios, imprime carácter indeleble y concede el don de la vida eterna. En síntesis, hace a la criatura hijo de Dios en el orden de la gracia puesto que ya lo es en cuanto a la armonía creacional. Una de las tantas definiciones que ofrecen los teólogos - Ludwig O - (estudiosos de la doctrinacatólica)sos ene: “El bau smo es el sacramento por el cual el hombre renace espiritualmente mediante laabluciónconaguaylainvocacióndelastresdivinaspersonas”. Cita bíblica […] “ignoráis que cuantos fuimos bau zados en Cristo Jesús, fuimos incorporados en Cristo Jesús, fuimos incorporados a su muerte? Por medio del bau smo fuimos, pues, sepultados con él en la muerte, a fin de que, al igual que Cristo resucitó de entre los muertos mediante los portentos actuación del Padre, así también nosotros vivamos una vida nueva”. Rm 6,3-4 6
  • 8. El sacramento del Bau smo se convierte en la fuente inagotable por la cual el hombre restablece la comunión quebrantada a causa del pecado original y luego se convierte endepositariodeinnumerablesgraciasconfiguradasendonesgratuitosdeDios. Que eneMateriayForma Para que haya sacramento deben verse dos cosas elementales: signos y palabras que acompañen el rito. En el caso del Bau smo la materia (signo) y la forma (palabras) son el agua y la fórmula trinitaria que se pronuncia en el momento de la ablución, inmersiónoinfusiónsobreelcatecúmeno. Cuyosefectosson: -El perdón de los pecados y la san ficación del alma mediante el sello bau smal (Jus ficaciónyrenovación).Elsacramentopermitealascriaturasgozardelasacciones providentes de Dios y de su misericordia infinita. Se trae a colación que el pecado aleja rotundamente de las bondades divinas. Al hacerse par cipes de los efectos bau smales el neófito queda limpio de toda mancha de pecado y se dispone como peregrino hacia la san ficación de su existencia. De ahí que quede sellado defini vamente y su vida solo le pertenece al Señor bajo el signo de carácter indeleble (es decir no puede volver a bau zarse). Luego, no es un sello aparente sino ante todo un sello que significa configuración con la imagen de Cristo, obliga a imitar a Cristo y le ayudaallevarunavidaautén camentecris ana. -La incorporación a la vida trinitaria. Todo bau zado debe pensar y actuar conforme a 7
  • 9. las inspiraciones de la San sima Trinidad. Es posible gracias a las mociones del Espíritu Santo quien con sus dones y carismas prepara a las criaturas para que nazcan de nuevo. -Al mismo empo, es introducido en la vida ín ma con Cristo; vida pública, ministerio, pasión, muerte y resurrección; Él se convierte en la luz única y verdadera, es el pan de vidayeslarazónporlacualelcris anolosigueradicalmente. -Hace nuevas criaturas a las criaturas. Es relevante este efecto porque da acceso al Reino de Dios y garan za la vida eterna. An cipa la pertenencia a la Iglesia celeste ya que desde la terrena el espíritu se prepara para el encuentro con Dios cara a cara. Manifiesta la opción que ha de ejecutar el bau zado de contribuir a la misión de la Iglesia: ser misioneros valientes en el anuncio del Evangelio para que se acreciente el númerodeloshijosdeDiosqueaspirenaalcanzarlabienaventuranzadivina. -Jus ficadosdesdelaBiblia El AT ofrece prefiguraciones que ayudan a darle cuerpo y a jus ficar el sacramento desde la óp ca del querer de Dios quien va haciendo historia con su pueblo elegido. Buscalascitasbíblicasyenellasencontraráslossignosbau smales. Gn1,2; 7,7; Ex 14,22, Jue 14,3; 1Sam 14,6; 1Mac 1,60; 2,46; 2Mac 6,10; Ez 36,25-27; Lv 1-15;Nm19. Estas y muchas otras citas bíblicas nos ayudan a entender cómo desde el An guo testamento hay ciertas prác cas que prefiguran el Bau smo que posteriormente será ins tuidocomosacramento. EnlossiguientespasajesdelNuevoTestamentoestáaún 8
  • 10. más claro tal evolución. Lc 2, 21-24; Mt 3,13; Lc 3,7- 16;Lc12,49-50;Mt3,13-16;Mt28,16-20;Mc10,38- 40; Jn 2, 1-11; Hech 2,39; 4,4;5,14;8, 4 ;8,26-40;10, 1- 11;2Co5,21. -LaTradiciónyelMagisteriodelaIglesia La Iglesia en su profundo anhelo porque los fieles lo valoren y cada vez más vivan de acuerdo con su condición de bau zados, miembros de la asamblea de Dios, pueblo sacerdotal, profé co y real, se ha preocupado por hacer efec va la enseñanza de innumerables hombres (consagrados, padres y doctores de la Iglesia, santos, mís cos, escritores eclesiás cos, padres fundadores, apologetas, teólogos, etc.) con fundamentos en los aspectos bíblico-teológicosypastorales. Uno de los documentos primi vos es la Didajé o Doctrina de los Apóstoles. Este compendio de creencias de la Iglesia primi va (no canónica) en medio de su brevedad cimienta la adhesión que debe exis r entre lo que se cree, se profesa y se ha difundir en las comunidades creyentes. Por eso, refiriéndose 9
  • 11. al Bau smo clarifica que es de suma importancia el derramamiento de agua sobre la cabezadelcandidatoalsacramento. Acon nuación,sedescribenalgunosautoresquenoshablandelBau smo: San Jus no: “La Teología de san Jus no sobre el Bau smo se refleja en los nombres que da al sacramento: renovación o regeneración, baño de agua en el nombre del Padre,HijoyEspírituSanto,iluminación”. San Ireneo de Lyon: […] “los que llevan el Espíritu de Dios son conducidos al Verbo, es decir,alHijo;elHijolospresentaalPadre,yelPadrelesconfiereincorrup bilidad” Orígenes: “expuso que el bau smo es regeneración y permite a la vez, entrar por el fuego del Espíritu Santo sepultados con Cristo, haciéndose iguales al cuerpo de la gloria de Cristo. Desde este punto de vista, el bau smo es la puerta jus ficante de los hombres; en él la humanidad renace y goza de la dicha de la bienaventuranza eterna. Enfin,eselactoheroicodeDiosparaconsucreaciónperfecta”. Tertuliano:“Enelbau smorecibeelhombreaquelEspírituqueoriginariamentehabía recibidoporelsoplodeDios,yqueluegoperdióporelpecado”. SanAgus n:“Radicasuposturasacramentalbau smalenqueelsignomaterial(agua) solo es signo sacramental por la virtud de la palabra (forma). No puede faltar ninguna de las dos realidades para que no se afecte la validez, la licitud y la eficacia del sacramento”. 10
  • 12. Concilio de Trento: Las líneas teológicas del Concilio respondieron a la disputa protestante frente a la vida sacramental ya que esta corriente ponía en tela de juicio el valor intrínseco de los sacramentos, la ins tución mediata o inmediata por Cristo y la administración por parte de la Iglesia siendo ella la encargada de celebrarlos, velar por suvalidezcanónicaylalicitudencuantoalministroyelreceptor. Concilio Va cano II: “Los fieles, incorporados a la Iglesia por el bau smo, quedan des nados por el carácter al culto de la religión cris ana, y, regenerados como hijos de Dios, están obligados a confesar delante de los hombres la fe que recibieron de Dios mediantelaIglesia.”(Cfr.LumenGen um,nral.11) CatecismodelaIglesiacatólica:(numerales1213al1284)Entalesapartadosseresalta cómo el bau smo es la fuente inagotable de la gracia de Dios que lleva a las criaturas a sen rse, portarse y vivir como verdaderos hijos de Dios renacidos, purificados e impulsados al cambio radical de su vida según los compromisos asumidos en el momentodeacercarsealsacramento. DESDELADOCTRINADESANJUANEUDESRESCATA: El bau smo es una nueva creación. Por eso, la Santa Escritura llama al cris ano nueva criatura.Deestasegundacreaciónlaprimeraessolosombrayfigura. 11
  • 13. En la primera creación Dios nos sacó de la nada. En la segunda nos sacó de una nada mucho más externa: de la anda del pecado. Porque la primera nada no se opone al poder de Dios: en cambio, la segunda resiste con su infinita malicia. Cuando Dios creó enJesucristo,comodicesanPablo,cuandonosdiounseryunavidanuevosenélporel bau smo, nos encontró en la nada del pecado, en estado de enemistad y de oposición a él. Pero Dios venció nuestra malicia con su bondad y su poder infinitos. (Undécimo coloquio:Porelbau smosomoscris anos,346). El bau smo es un divino pacto del hombre con Dios, que incluye tres grandes acontecimientos. El primero es que Dios, con misericordia incomparable, desata la alianza maldita que por el pecado teníamos con Satanás y que nos conver a en sus hijos y miembros y nos haceentrarenmaravillosasociedadconél. Lo segundo que ha tenido lugar en nuestro pacto bau smal con Dios, es que después de recibirnos en sociedad con él, como a sus hijos y a sus miembros de su Hijo, se ha obligado a mirarnos y amarnos y tratarnos como a sus propios hijos, como a verdaderos hermanos y miembros de su Hijo y a nuestras almas como esposas suyas. Ya desde entonces nos ha tratado de esa manera y concediéndonos dones ines mables ajustados a la dignidad y san dad de nuestra alianza con él: nos da su gracia,delaqueelmenorgradovalemásquetodoslosimperiosterrenos.Nosdalafe, la esperanza y la caridad, tesoros sin precio de bienes indecibles y las demás virtudes, vinculadastodasalacaridad. 12
  • 14. Aconteció, en tercer lugar, en ese divino pacto, que nuestros padrinos y madrinas nos presentaron, ofrendaron, entregaron y consagraron a Dios; que le prome eron por su boca, renunciar a Satanás y a sus obras, es decir, a todo pecado, a sus vanidades, es decir, al mundo, y adherirnos a Jesucristo. (Coloquio duodécimo: El bau smo es una alianzaadmirabledelhombreconDios,451,354). v Paralareflexiónenlameditación Al acercarnos a la doctrina sobre el Bau smo debemos ser minuciosos puesto que cada elemento que nos ofrece la reflexión sistemá ca sobre el sacramento implica asumir con mayor integridad el significado de cada uno. Ser bau zados no es únicamente cumplir con el compromiso cris ano; va más allá de los presupuestos culturales que se conocen al respecto. Podríamos decir que es recibir las gracias que Dios desea concedernos; entre ellas, el ser hijos de Él en Jesucristo, hermanos de Jesucristoparaserhermanosdelosotrosbau zados. Por eso, san Juan Eudes insiste en que el bau zado debe ser consciente de la riqueza del bau smo, pues es tan bello saber que es un querer de Dios que solo queda el caminodevolverhaciaélyempezarainterrogarsesobrequéimplicahaberlorecibido. 13
  • 15. ¿Podrías decir que después de esta lectura atenta soy más consciente de la riqueza que con ene el bau smo? ¿Qué rescato de la documentación doctrinal? 14
  • 16. ¿Qué compromiso adquiero al enterarme de este significa vo sacramento? En adelante ¿cómo le haré entender a mis hermanos en la fe de la importancia de conocer más profundamente la doctrina de la Iglesia católica frente a la vida sacramental? 15
  • 17. “La Escritura llama al bau smo baño de regeneración y nuevo nacimiento por el agua y el Espíritu Santo. De esa generación y nacimiento es ejemplar y proto po la generación y el nacimiento eterno del Hijo de Dios en el seno de su Padre y su generación y nacimiento en el seno virginal de María.” (S. Juan Eudes) Píldora eudasiana: 16
  • 18. Obje vo de esta segunda meditación Enumerar las promesas de Dios hechas en el Bau smo y las obligaciones del bau zado desde el momento en que la Iglesia lo recibe como miembro del pueblo deDios. SEGUNDA MEDITACIÓN Oración (San Juan Eudes) Quiero amarte con todo mi corazón, con todo mi espíritu, con toda mi alma y con todas mis fuerzas: os consagro todo lo que soy y todo lo que tengo, mis pensamientos, mis deseos, mis acciones, mi cuerpo, mi alma y todo mi ser: tengo la resolución de no usar nada de ello sino para vuestra gloria y según vuestra santa voluntad. Quiero amarte más que todas las cosas de modo que ni la vida, ni la muerte, ni la esperanza del bien, ni el temor del mal, ni mis amigos, ni enemigos, ni otra criatura alguna sea capaz de hacerme faltar a la fidelidad que me someto a todos vuestros mandamientos y a los de vuestra santa Iglesia. Amén. Promesas de Dios y obligaciones contraídas en el Bautismo 17
  • 19. Ø Temá ca El día de nuestro bau smo adquirimos unas responsabilidades y unos compromisos para con Dios en la Iglesia católica. Por tanto, enumero algunos con tal de ver si las estamos cumpliendo o qué debemos hacer para no faltarle a Dios, ya que Élsisiguesiendofielconnosotros. Por esta razón, como cris ano reconozco que desde el Bau smo mi vida no me pertenece, sino que es de Dios. Esta es la clave para agradarle a Él y conservar el don de la vida eterna que la San sima Trinidad imprimió en mi alma como sello indeleble. Cita bíblica “Yo [Jesús] les he dado Tu palabra; y el mundo los aborreció, porque no son del mundo, como tampoco Yo soy del mundo. 15 No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal”. Juan 17,14-15 18
  • 20. v Dios me asoció a Él: por esta asociación Dios quiso y quiere que permanezca sólo en Él, que no me deje llevar de los placeres del mundo ni que entregue el don precioso de la vida a las acechanzas del mal; al contrario, cada día me da fuerzas para renunciar a ellas y que con núe con el plan de verlo, adorarlo y tributarlegloria.EstarconÉlespermanecerenÉl. v Me hizo uno en Jesucristo: Al liberarme de las cadenas del mal me permi ó unirme a Jesucristo, el Subo Bien. Desde este momento, mi existencia solo debe girar en torno a Cristo y ver la vida con sus diferentes momentos desde Cristo porque él es la razón de vivir y luchar aun cuando todo parezca que carecedesen do.Élledasen doamivida. v Me mira con los mismos ojos que ene para ver a su Hijo: Dios Padre mira con bondad a todos sus hijos; de hecho, no le interesa cuánto soy y cuántos pecados haya come do, solo anhela que me deje mirar con entrañas de misericordia puesto que el pecado no Promesas de Dios 19
  • 21. ene la úl ma palabra, la ene Él y únicamente debo luchar por abrirme a sumiradadePadre. v Me ama como ama a su Hijo: Dios me par cipa del amor que siente por su Hijo. Es un amor puro, filial, eterno y sin límites. Aunque muchas veces sienta desfallecer y mendigue otro po de amor, el amor de Dios estará como la oferta más accesible para mí gracias a la entrega de Jesucristo y la revelación del amordivino. v Estableció su morada en mi alma por el EspírituSanto:Enmiperegrinarterreno ya no me debe mover otra cosa que la gloria de la San sima Trinidad. En los sacrificios co dianos invocar el Espíritu Santo es avivar la gracia impresa en mi alma. Es la clave para tener: “un corazón nuevo y un espíritu nuevo que arranque el corazón de piedra y haya un corazón decarne”(Ez11,18). 20
  • 22. El Padre Eudes nos mo va a serle fiel a Dios desde el corazón. Por eso, en el coloquiosép moDeberesparaconDiosporsusderechossobrenosotrosprecisa: 1.SiDiosesnuestroprincipiodebemospermanecerenél,llevarunavidadignade nuestro origen, colocarlo como punto de referencia de lo que somos y de lo que hacemos y darnos e inmolarnos con nuamente a él para que se adueñe plenamentedenosotros.[…] 2.SiDiosesnuestrofin,nuestrocentroynuestrosupremobien,debemossuspirar con nuamente por él, desearlo, buscarlos por doquiera y en todas las cosas y no hallarreposonicontentofueradeél. 3. Si Dios es nuestro proto po, debemos estudiar incesantemente su vida y sus perfecciones para imitarlas y hacer de nosotros la imagen de tan adorable ejemplar.[…] 4. Si Dios es nuestro rey, nuestro gobernador y protector, le debemos honor, obedienciayconfianza. 5. Si Dios es nuestro soberano, con un poder infinitamente mayor que el del alfarero sobre la vasija de barro, por el cual, como dice Job, puede herirme mil veces,aunsinmo vo,(Job9,31)debemosabandonarnostotalmenteaél. Mis Obligaciones a modo de Compromiso 21
  • 23. 6. Si Dios es nuestro supremo juez debemos someternos al poder que ene de juzgarnos. Debemos adorarlo, bendecirlo y glorificarlos en todos sus juicios, conocidos o no, que cada día realiza sobre las criaturas y especialmente sobre nosotros.[...] Otrasobligacionesson: 1. Redescubrirlariquezadelaceremoniabau smal. Par cipar de la ceremonia del Bau smo no como expectante sino como miembro de la comunidad cris ana. Es decir, profundizar en los signos del sacramento. Por ejemplo:LapresentaciónalaIglesia,laseñaldelacruz,laimposicióndelasalenla boca,lasalivaenlasorejasynariz,laentradaalaIglesia,lasrenunciasaSatanás,la profesión con el Credo, la unción con el óleo de los catecúmenos, recibir el rocío con elagua bendita,launción con elsanto crisma,elves do blanco,laentrega del cirioyeltoquedelacampanasonloselementosdelaceremoniabau smal. Valorar estos signos y símbolos es preciar la esencia del sacramento comprendida por la materia (agua) y la forma (la fórmula trinitaria) para ver que el conjunto de la ceremonia es rico tanto en su expresión como en aquello que se efectúa de manera intrínseca en el bau zado (carácter sacramental). Esto requiere ser conscientes de que cada uno de ellos merece la misma es ma porque están dentro del rito no como adorno y complemento sino como transmisores de la graciasacramental. 22
  • 24. 2. Organizaruni nerariodevidaespiritualysocial En sus predicaciones y escritos se entrevé que el Padre Eudes exhorta comúnmente a los cris anos a organizar un i nerario de vida espiritual que no solo se desarrolle en el marco de la experiencia con el misterio trinitario y eclesial, sino que también implique el actuar en la sociedad, pues ser de Cristo y comoélnoesúnicamenteenlamís ca,loesdeigualforma,enlasrelacionescon los otros que por el bau smo se convierten en hermanos y a los cuales se les debe amar, perdonar, comprender y ante todo, llevarlos a la vivencia del amor de Cristo v Elcris anorenacidoporlagracianodebe Nodejarsedominarporelpecado: estar disponible para dejarse encadenar de nuevo por el pecado. Ya su alma y todo su ser le pertenecen solo a la divinidad. El pecado, si llegase a aparecer de nuevo en su vida tendrá que inmediatamente ser desterrado con el sacramentodelaconfesiónquerestablecelacomuniónconDiosyconcedela entradaalcielo. v En estos términos lo prescribe el Vivir en ofrecimiento con nuo a Dios: Padre Eudes: […] “ofrecer a Dios no sólo [sic] las oraciones, limosnas y otras obras buenas que hace, sino también su trabajo y todas las demás acciones desuvida”.NadalopuedeapartardeDios. v Afronta con paciencia las adversidades y es sumiso a la voluntad de Dios: ver en las cosas co dianas la acción de Dios para ser capaz de ofrecerle todo cuanto le suceda como sacrificio y ofrenda a Él. Es la manera de permi rse formar a Jesucristo en su vida quien le da fuerzas para ver las adversidades como la oportunidad de crecer, de ser fiel y de luchar como lo hizo Jesús 23
  • 25. camino al calvario (Cfr. Mt 26; 27; 28) en cuyas instancias se nota la confianza ensuPadre;aunJesúsquemuestrasunaturalezahumanaydivinasinningún podepena;queama,valorayperdonasinimportarlasofensas. 3. Renovarlaspromesasdelbau smo La necesidad de la renovación de las promesas bau smales radica en hacer vida aquellos compromisos cris anos que padres y padrinos o el mismo catecúmeno asumieron en el día del bau smo y ahora, por sí mismos vuelven sobre ellos con una fe madura en búsqueda de la configuración con la persona de Jesucristo. En este caso, al reflexionar sobre cada promesa conlleva a par cipar de un modo admirable en la misión de la Iglesia: tes moniar y anunciar el Evangelio. A saber, te comprome ste a pertenecerle únicamente a Dios, a renunciar al mal, a amar la Iglesia, trabajar por el bien común y ser un fiel tes go de la San sima Trinidad en laTierra. 4. Fortalecerlaespiritualidadcristocéntrica Es: “[…] vivir de Dios, en Dios y para Dios y de la vida de Jesucristo, animados, conducidos y poseídos enteramente por su Espíritu”. Para alcanzar este designio es inminente contemplar, profundizar y poner en prác ca las virtudes y acciones del mismo Cristo. Es el inicio de un camino discipular, de san ficación y de adhesión por Cristo a Dios en el Espíritu Santo. La clave está en volver una y otra vez sobre la Sagrada Escritura, la estricta vigilancia en los sacramentos, la vida en común de Iglesia católica y de la fe en el Verbo Encarnado que cons tuye el binomiovidayreinodeCristoensuvida. 24
  • 26. v “Este amabilísimo Corazón de Jesús es Desde el Corazón de Jesús: una hoguera de amor. Ama a su Padre celes al con amor eterno, inmenso e infinito. Ama a su madre sin límites ni medidas. Como lo demuestran las gracias inconcebibles con que la ha colmado. Ama a la Iglesia triunfante, purgante y peregrinante. Los sacramentos- especialmente la Eucaris a, que es el compendio de todas las maravillas de la bondad de Dios-son otros tantos canales inagotables de gracia y san dad, cuya fuente es el océano inmenso del sagrado Corazón de nuestro Salvador. Finalmente, nos ama a todos y a cada uno, como su Padre lo ama a Él. Por eso todo lo hizo y lo sufrió todo para librarnos del abismodemalesenlosqueelpecadonoshabíaarrojado,yparahacerde nosotros hijos de Dios, miembros de Cristo, herederos de Dios, coherederos del Hijo, poseedores del mismo reino que el Padre ha dado asuHijo”S.JuanEudes. v Si el bau zado, se fija en el Corazón de Desde el corazón de María: María se hace par cipe de la escogencia de Dios, ama como ella, se insta a trabajar por el Reino de Dios como ella y soporta con esperanzas las contrariedades de la existencia como María lo supo hacer en el dolor de verasuHijoclavadoenlacruz. 25
  • 27. La tarea con nua de todo bau zado ha de ser el suplicarle a María que le ayude a seguir formando a Cristo en su corazón para que desde ahí lo deje reinar y ya no se deje guiar por sus pretensiones meramente humanas sino llegar al máximo de exclamar con el apóstol Pablo: “Y no vivoyo,sinoqueesCristoquienviveenmí;lavidaquevivoalpresenteen la carne, la vivo en la fe del Hijo de Dios que me amó y se entregó a sí mismopormí."(Gal2,20). v Amorporelcuerpomís codeCristo. En este camino espiritual no puede quedarse atrás el amor por la Iglesia a la cual por el bau smo todo bau zado empezó a pertenecer. Desde la óp ca del P. Eudes ser parte de la Iglesia implica amarla como Cristo la amó, defenderla de los perversos ataques del mal y de las corrientes que opaquen su misión; es sen rse Iglesia unida a la cabeza que es Cristo sin éndose parte de ella; no es simplemente afirmar que se hace parte deellasinovelarporsubienestaryaquetodoslosbau zados. 26
  • 28. ¿Cuál crees que podría ser otra obligación que contrajiste con Dios en el Bau smo? ¿A qué te lleva el haberte dado cuenta que Dios sigue cumpliendo sus promesas y que tú debes cumplir con las obligaciones? Para la reflexión en la meditación 27
  • 29. ¿Cómo te preparas para hacer la renovación de las promesas bau smales? Escribe algunas ideas que te ayuden a vivir como un bau zado comprome do con la Iglesia. De manera especial, piensa si has amado a la Iglesia como Cristo la ama. Recuerda que es uno de los retos que nos proponeJesucristo. 28
  • 30. Píldora eudasiana: "La renovación de las promesas del santo Bau smo pueden hacerse de dos maneras, a saber, privadamente o en público. Para hacerlo privadamente, hasta decir: "Yo renuncio a Satanás, a sus obras y a sus pompas, y me doy a Vos ¡oh mi Dios! todo entero para serviros toda mi vida por fe, esperanza y caridad y por una perfecta obediencia a todos vuestros mandamientos y a los de mi madre la Iglesia". (San Juan Eudes) 29
  • 31. Obje vo de esta segunda meditación Precisar cómo san Juan Eudes insta al bau zado a vivir la consagraciónbau smal. TERCERA MEDITACIÓN Oración (San Juan Eudes) Adoro en , oh Jesús, tu adorable mansedumbre y humildad. Te adoro y glorifico en los actos interiores y exteriores con que las prac caste. Al considerar tu comportamiento sobre la erra, te veo en un con nuo ejercicio de mansedumbre y humildad, en tus pensamientos, palabras, obras y sufrimientos. Con ellas has dado gloria inmensa a tu Padre y por ellas él te ha exaltado soberanamente en recompensa por haberte humillado por su gloria y por amor a nosotros. Amén. ¿Cómo vivo mi Bautismo? 30
  • 32. Ø Temá ca El Bau smo cons tuye el fundamento de la comunión entre todos los cris anos, e incluso con los que todavía no están en plena comunión con la Iglesia católica: "Los que creen en Cristo y han recibido válidamente el Bau smo están en una cierta comunión, aunque no perfecta, con la Iglesia católica [...]. Jus ficados por la fe en el Bau smo, se han incorporado a Cristo; por tanto, con todo derecho se honran con el nombre de cris anos y son reconocidos con razón por los hijos de la Iglesia católica como hermanos del Señor" (UR3). "Por consiguiente, el bau smo cons tuye unvínculo sacramental de unidad, vigente entre los que han sido regenerados por él" (UR22).CEC,1271 Cita bíblica "El bau smo permite a Cristo vivir en nosotros y a nosotros vivir unidos a él, para colaborar en la Iglesia, cada uno según su condición, en la transformación del mundo. Recibido solo una vez, el lavacro bau smal ilumina toda nuestra vida, guiando nuestros pasos hacia la Jerusalén del cielo " S.S Francisco 31
  • 33. ¿Cómo reina Cristo en mí? ¿Qué virtudes conozco de Jesús que me pueden ayudar a ser un autén co bau zado? Para la reflexión en la meditación 32
  • 34. ¿Amo el Cuerpo Mís co al cual pertenezco por el Bau smo? ¿Trabajo por el Reino de los Cielos y mi vida futura? 33
  • 35. v Lafenosda Contemplarlafecomofundamentodelavidacris ana: la par cipación en la casa y el reino de Jesús. Es la ciencia de la salvación, ilumina nuestros corazones. Por ella expresamos con nuamos y completamos en nosotros la sumisión amorosa y perfecta, la docilidad y el some miento voluntario del espíritu humano de Cristo frente a las luces y verdades que le comunicaba su Padre eterno. Es la luz para el conocimiento y el discernimiento de la voluntad de Dios, miramos a Dios comolaSumaVerdad,noshaceadorarlaSan simaTrinidad,nospermite creer en las promesas divinas, nos ates gua la providencia divina, miramos a la Iglesia como Madre, con ella rechazamos el mundo superfluo.DireccionanuestrasaccionesanteDiosyloshombres. v Este se opone a la gloria del Padre y a nuestra El odio al pecado: salvación, a las perfecciones divinas y a la privación del bien. Es cruel, horrendo y homicida porque es la causa única de la muerte del cuerpo y delalmadelhombre,destruyelanaturaleza,lagracia,lagloriaytodaslas cosas que hablan de Dios. Es detestable ante Dios pues cambia a los siervos de Dios en esclavos del Demonio, a los hijos de Dios en hijos del El P. Eudes nos propone: 34
  • 36. diablo, a los miembros de Cristo en miembros de Satanás. Es el peor de los males y la mayor desgracia que llenanla erraycolmanelinfierno. v El desprendimiento del mundo. Llamo mundo a la vida corrompida y desordenada que en él se lleva, el espíritu reprochable que en él reina, los sen mientos e inclinaciones perversas que lo inspiran, las leyes máximas que lo gobiernan; a toda es ma, ama y codicia, los honores, alabanzas de los hombres, los placeres vanos, las riquezas y comodidades temporales, las amistades y afectos fundados en la carne y en la sangre, en el amor propioyenelpropiointerés. 35
  • 37. v Es una elevación respetuosa y amorosa de nuestro La oración: espíritu y nuestro corazón a Dios. es dulce diálogo, santa comunicación, divina conversación del cris ano con su Dios. En la oración contemplamos a Dios en sus perfecciones, misterios y obras; lo adoramos, lo bendecimos, lo amamos y glorificamos; nos entregamos a él, nos humillamos por nuestros pecados e ingra tudes y pedimos su misericordia; tratamos de asemejarnos a él por la contemplación de sus virtudes y perfecciones. Finalmente, la pedimos lo necesario para amarlo. v Mirar a Jesucristo, fuente de gracia; en él se Las virtudes cris anas: encuentran todas las virtudes en grado eminente, soberano e infinito. Aleja de los vicios, de los malos deseos y de los propósitos egoístas. Ellas son:humildad,confianza,sumisióncris ana,caridad. v Empieza reconociendo la Encarnación de Una verdadera devoción: Jesús en la humanidad, se pide perdón por las faltas contra Dios, se renueva las promesas del bau smo, centra a Jesús en la vida cris ana, ama la Eucaris a, se entrega todo a la Providencia y forma a Jesús en nosotrosconelauxiliodeMaríaydelEspírituSanto. SanJuanEudes,VidayReinodeJesúsenloscris anos,120). 36
  • 38. Píldora eudasiana: “Coloquemos y abandonemos en sus manos paternales y providentes nuestros intereses corporales y espirituales, nuestra salud y reputación, nuestros bienes y negocios, las personas allegadas, nuestros pecados pasados, nuestros progresos en el camino de la virtud y de su amor, nuestra vida, nuestra muerte, nuestra salvación y nuestra eternidad, seguros de que, en su bondad, dispondrá todas las cosas de la mejor manera”. (San Juan Eudes 37
  • 39. Obje vodeestasegundameditación Incen var al bau zado a vivir su consagración bau smal como camino y búsqueda de la fraternidad social puesto que el bau smo también ene un impacto comunitario como lo expresó el Padre Eudes en el siglo XVII y ahora,elpapaFrancisco. CUARTA MEDITACIÓN Oración (San Juan Eudes) Me doy a , Dios mío, como a mi principio; toma plena posesión de mí, para que yo permanezca en ; que nada haga que no sea digno de mi origen y que seas tú el principio y fin de mis acciones. Me doy a , Dios mío, como a mi fin, mi centro y mi supremo bien. Atráeme a . Que a te busque incesantemente y que tú seas mi único contento, mi gloria, mi tesoro y mi todo. Me entrego a , Dios mío, como a mi proto po para que imprimas en mí una semejanza perfecta de mismo. Me entrego a , Dios mío, como a mi rey y soberano. Concédeme la gracia de hacer lo que me mandes y manda lo que quieras. Condúceme según tu voluntad y líbrame del pecado. Amén. La Consagración Bautismal con miras a la Fraternidad Social 38
  • 40. Ø Temá ca 1. Después de El sacerdocio común de los fieles. este recorrido logro entender que Cristo me hizo par cipe de su sacerdocio por medio del cual en comunión con mis demás hermanos en la fe caminamos hacia la plena configuración con los misterios divinos. Es a través de este sacerdocio que puedo celebrar la fe en la Iglesia y con ella con núo la peregrinación a la vida eterna. Por tanto, toda celebración en la Iglesia debe ser para míimportanteydeboconservarladignidaddelas mismas; en especial, el bau smo me permite viviryrecibirlaEucaris a. 2. Soy profeta y pregonero de la Buena Nueva. Debe moverme la vida el trabajar por la jus cia y la paz. Como ungido del Señor en el Bau smo tengo la obligación de hacerlo presente en medio de la sociedad que espera de mí buen comportamientoyalavezmeexigesersuimagen aun cuando todo parezca ser oscuro y sin sen do alguno. 39
  • 41. 3. “Somos hermanos de Jesucristo, de su sangre, de Reinar al modo de Jesús. su raza real y divina, y formamos parte de su genealogía. De ahí que el cris ano, el hombre nuevo y nueva criatura, que ha nacido únicamente de Dios, no conoce genealogía dis nta a la de Jesucristo, ni otro Padre que a Dios”(SanJuanEudes,Coloquionoveno,340). 4. “Dios ha creado el mundo El bau smo me hace responsable de la creación: no sólo una vez sino tantas veces cuantos momentos ha transcurrido desde su primera creación: porque en cada instante impide la recaída en la nada, lo sos ene y conserva con una con nuada creación. El que pueda contar todos los momentos trascurridos hasta ahora desde la creación del mundo enumeraría otras tantas obligaciones infinitas hacia la bondad inmensa de tan admirable Conservador. Porque cada uno de nosotros está presente ante susojosdesdeelcomienzodelmundoydesdelaeternidad.Yasícomocreóel mundo por amor a cada hombre así en todo instante lo conserva para cada unodenosotrosconamorinfinito”(SanJunEudes,Coloquiocuarto,324). 5. “Hay un reconocimiento básico, esencial para El Papa Francisco nos dice: caminar hacia la amistad social y la fraternidad universal: percibir cuánto vale 40
  • 42. un ser humano, cuánto vale una persona, siempre y en cualquier circunstancia. Si cada uno vale tanto, hay que decir con claridad y firmeza que «el solo hecho de haber nacido en un lugar con menores recursos o menor desarrollo no jus fica que algunas personas vivan con menor dignidad». Este es un principio elemental de la vida social que suele ser ignorado de dis ntas maneras por quienes sienten que no aporta a su cosmovisión o no sirve a sus fines”(FratelliTut ,106). 41
  • 43. ¿Amo el sacerdocio de Cristo el cual me par cipó el día de mi bau smo ¿Cómo debo ser profeta? Para la reflexión en la meditación 42
  • 44. ¿Qué me impulsa a conservar la Creación y a construir la fraternidad social o la hermandad que la San sima Trinidad inaugura en mi bau smo? Escribe la reflexión que te deja el mensaje del papa Francisco sobre la fraternidad social. 43
  • 45. Píldora eudasiana: “La conservación es una creación con nua: pues si Dios re rar su mano omnipotente, al punto yo volvería a la nada de donde me sacó. De ahí que en cada momento me da el mismo ser que me dio en el primer instante de la vida, con el mismo poder y el mismo amor.” (S. Juan Eudes) 44
  • 46. Fórmula de renovación de las promesas del Santo Bautismo San Juan Eudes ¡Oh mi Dios y Salvador mío! con todo el afecto de mi corazón os doy gracias infinitas de que, no contento con haberme criado y puesto en el mundo, me habéis como criado de nuevo, cuando me disteis vuestra gracia y me hicisteis hijo vuestro y miembro de vuestra santa Iglesia católica romana. En aquel momento ¡oh Dios mío! yo protesté por la boca de mis padrinos que renunciaba a Satanás, a sus obras y a sus pompas y que creía en el Padre, en el Hijo y en el Espíritu Santo la santa Iglesia, la comunión de los Santos y todas las otras verdades que Vos revelasteis, y, por fin, que quería vivir según esta creencia y según vuestros mandamientos, como hijo obediente de vuestra Iglesia. Pero ¡oh Dios mío, ¡qué mal he guardado estas tan santas promesas! Me dejé seducir por las tentaciones del demonio; hice las obras de Satanás come endo pecados; es mé, amé y busqué con empeño las pompas del diablo que son los placeres, las modas, las vanidades y espectáculos ¡en este mundo; afeccioné más las riquezas, los hombres, la amistad de los hombres y los demás bienes de la erra que los bienes espirituales y eternos que Vos tenéis prome do a vuestros hijos. 45
  • 47. En vez de amaros más que a todas las cosas, he preferido a Vos las más viles criaturas; lejos de vivir únicamente para Vos y de consagraros mis pensamientos, mis palabras y obras, no he vivido sino para mí mismo, y a mi propia sa sfacción le referido todas mis cosas. He traspasado vuestros santos mandamientos, los de la Iglesia y de mis otros superiores. En este día conozco toda la enormidad de mis faltas, os pido perdón de ellas y suplico a vuestra divina misericordia os dignéis borrarlas con la preciosa sangre que por mí derramó vuestro unigénito Hijo. Dignaos, Señor, permi r que renueve en este (leía las mismas promesas que os hice en mi Bau smo. Estoy resuelto a guardarlas con toda la fidelidad posible. Renuncio de nuevo a Satanás, a sus pompas y a sus obras: no quiero escuchar más al demonio ni a los que comunican con él. Velaré sobre mí para no caer en la soberbia, la avaricia, la lujuria, la ira, la gula, la men ra, la maledicencia y de más Pecados, que son otras tantas obras de Satanás. Trabajaré con empeño en purificar bien mi corazón del amor de las riquezas, honores, grandezas y placeres de este mundo, que son las Pompas del demonio, detrás de las cuales este enemigo de nuestras almas oculta el pecado que pretende hacernos cometer. 46
  • 48. Consideraré a menudo la vanidad y corta duración de todos estos falsos bienes para despegar de ellos perfectamente mi corazón y poder en adelante no tener apego alguno sino a Vos ¡oh mi Dios y mi soberano bien! que sois el bien infinito, eterno e inmutable. Sí, mi soberano Señor, quiero vivir y morir en la fe, esperanza, amor y obediencia que os prome . Creo todo lo que habéis revelado a vuestra santa Iglesia, que no es otra que la santa Iglesia católica, apostólica, romana: creo todo lo que ella enseña y desecho todo lo que ella condena. No pondré ya más mi dicha, ni mi esperanza en los bienes de este mundo, ni en criatura alguna por poder que sea. En Vos solo ¡oh mi Dios! pongo mi felicidad: Vos solo sois el objeto de mis esperanzas. Lo que me resta de mi vida no pienso emplearlo sino en merecer que pueda gozar de vuestra divina presencia por toda la eternidad. Quiero amaros con todo mi corazón, con todo mi espíritu, con toda mi alma y con todas mis fuerzas: os consagro todo lo que soy y todo lo que tengo, mis pensamientos, mis deseos, mi acciones, mi cuerpo, mi alma, mis bienes y todo mi ser: tengo la resolución de no usar de nada de ello sino para vuestra gloria y según vuestra santa voluntad. 47
  • 49. Quiero amaros más que a todas las cosas de modo que ni la vida, ni la muerte, ni la esperanza del bien, ni el temor del mal, ni mis amigos, ni enemigos, n i otra criatura alguna sea capaz de hacerme faltar a la fidelidad que debo. Me someto a todos vuestros mandamientos a los de vuestra Iglesia y de todas las personas, quienes habéis Vos dado poder para mandarme. En esta disposición me hallo y en la misma quiero vivir y morir. Mas, como sois Vos quien la habéis puesto en mi corazón, y como no puedo yo perseverar en ella ni ponerlo por obra sin el auxilio de vuestra gracia; os suplico que os dignéis concederme esa gracia tan necesaria. Renovad en mí el espíritu de fe, de esperanza, do caridad, de piedad, de humildad y de las demás virtudes que Vos me comunicasteis en el Bau smo, para que, for ficado con ellas, pueda vencer el peso de la concupiscencia que me arrastra al pecado, vencer los enemigos de mi salvación, y guardaros la fidelidad cuya promesa acabo de renovaros. Esta gracia as suplico por vuestra bondad, infinita, por los méritos de Jesucristo y por la intercesión de la san sima Virgen María y de todos los Santos, en especial de San N., bajo cuyo patrocinio me colocasteis en el santo Bau smo. Amén. Así sea. 48