SlideShare una empresa de Scribd logo
CONCIENCIA MORAL, 1
CCE 1796: “La conciencia moral es un juicio de la razón por el
que la persona humana reconoce la cualidad moral de un acto
concreto que piensa hacer, está haciendo o ha hecho”.
Resumen de Gaudium et spes 16: - la conciencia, sagrario del hom-
bre, es lo más íntimo de la persona; - en la conciencia, Dios habla
al hombre; - la conciencia descubre al creyente el precepto máximo
del amor; - por la conciencia los hombres se unen entre sí en la
búsqueda de la verdad; - la conciencia recta es la seguridad máxi-
ma para ser fieles a la vida moral; - no pierde su dignidad cuando
actúa con ignorancia invencible; - se degrada cuando, consciente-
mente, comete el pecado.
UNIDAD N°3
CONCIENCIA MORAL, 2
Múltiples clases de conciencia:
a. Por razón del momento en que se emite el juicio: antecedente
(cuando el juicio precede a la acción), concomitante (es el
juicio emitido durante la acción misma, cuando el sujeto
reflexiona moralmente sobre lo que está haciendo),
consecuente (si el juicio se refiere en cambio a un acto ya
realizado)
En los dos primeros casos, la conciencia puede y tiende a guiar la acción
de la persona; en el tercero, una vez realizado el hecho, podrá
solamente atestiguar sobre el bien/mal realizado. Pero también este
juicio después de la acción es importante para guiar a la persona en sus
comportamientos futuros y hasta en relación con el acto realizado, en la
medida en que sea posible hacer algo en relación con él, por ejemplo
reparar el mal hecho a alguien.
UNIDAD N°3
CONCIENCIA MORAL, 2
Múltiples clases de conciencia:
b. En relación a la norma o ley: verdadera (cuando el juicio de
razón corresponde a la cualidad moral objetiva del acto. La verdad
moral objetiva depende en el fondo de la correspondencia entre el
acto y la “norma moral objetiva”, basada especialmente en la Ley
Moral Natural y en la Ley de Dios.) , errónea (Cuando el juicio de
razón es contrario a la norma moral objetiva, la conciencia es
errónea.)
Se habla, pues, de error -o de ignorancia, o de duda- de derecho o de hecho.
En el primer caso se trata del conocimiento del principio o norma que rige
un determinado acto: por ejemplo, saber o no que el miércoles de ceniza el
cristiano debe observar abstinencia. En el segundo se trata del conocimiento
del hecho mismo que es regido por el principio o norma: saber o no que hoy
es miércoles de ceniza.
UNIDAD N°3
CONCIENCIA MORAL, 2
Múltiples clases de conciencia:
c. Por razón del asentimiento del juicio: cierta (Es cierta cuando
el sujeto está convencido firmemente de su juicio de conciencia. El
“sabe” que un determinado acto es bueno o malo. No le caben
dudas.), dudosa (el individuo no está seguro de la cualificación
moral que debe dar a un acto (hecho o por hacer), y por tanto no
sabe cómo debe actuar. Se encuentra en estado de conciencia
dudosa: duda positiva o negativa);
UNIDAD N°3
CONCIENCIA MORAL, 2
Múltiples clases de conciencia:
d. Por el modo habitual de emitir el juicio: escrupulosa (Una
conciencia escrupulosa es una conciencia enferma. Es como una báscula que
marca más de lo debido: todo le parece peor de lo que es. Descubre pecados
donde no los hay y ve un mal grave donde sólo hay alguna imperfección. La
persona escrupulosa es tímida y aprensiva, cree que sentir equivale a consentir y,
por lo mismo, confunde la tentación con el pecado. Vivir con una conciencia
escrupulosa es como conducir un auto con el freno de mano puesto: en continuo
estado de fricción, tensión y estrés.); laxa (la conciencia laxa peca por defecto.
Se asemeja a la báscula que marca menos que lo debido. La persona con
conciencia laxa decide, sin fundamentos suficientes, que una acción es lícita, o
que una falta es grave no es tan seria. Acepta como bueno lo que es una clara
desviación moral.); delicada (La conciencia bien formada se localiza entre
estos dos extremos. Una conciencia bien formada es delicada: se fija en los
detalles, como un pintor de pincel fino que no se contenta con figuras y formas
más o menos burdas, sino que insiste en la perfección, incluso en los aspectos
más pequeños.)
UNIDAD N°3
CONCIENCIA MORAL, 2
Múltiples clases de conciencia:
e. En razón de la responsabilidad con que se emite el juicio:
recta (la conciencia de un sujeto que procura sinceramente entender la realidad
moral objetiva, para ver como bueno lo que es bueno y como malo lo que es
malo, y actuar en consecuencia:se ajusta al dictamen de la razón), torcida
(cuando el sujeto no quiere sinceramente adecuar su saber moral y su juicio
moral particular a la realidad moral objetiva, porque no quiere actuar
coherentemente con ella. Y esa actitud moralmente torcida le llevará a desviar su
razón para que se acomode a lo que él quiere ver y entender, o a actuar en contra
de lo que le dice su conciencia, tratando de no hacerle caso o de justificar su
comportamiento con algún tipo de razonamiento añadido.)
En el primer caso, hará lo posible para convencerse de que la acción X es
moralmente correcta; en el segundo hará lo posible para convencerse de
que, aunque es en sí incorrecta, él está justificado, dado que... Y ahí viene
toda una serie de volteretas mentales: “todos lo hacen”, “en el fondo no le
perjudico gravemente”, “total, no se entera”, “estaba cansado”, “es sólo
una vez”, etc. Etc.).
UNIDAD N°3
CONCIENCIA MORAL, 3
Principios morales, 1
1 Es preciso actuar siempre con conciencia verdadera.
2 Nunca es lícito actuar con conciencia dudosa acerca de
la licitud de una acción, si hay fundado temor de errar.
=> medidas oportunas para salir de la duda.
3 La duda negativa no debe tenerse en cuenta al momento
de actuar (razón de poco peso).
4 La conciencia invenciblemente errónea, cuando permite
algo que está prohibido y lo hace, no comete pecado.
UNIDAD N°3
CONCIENCIA MORAL, 4
5 La conciencia que padece un error invencible debe ser
obedecida en lo que manda o prohibe, de lo contrario
obra contra su conciencia y peca.
6 Es pecado actuar con conciencia venciblemente errónea.
7 La conciencia es libre, por lo que no debe ser violentada
por nadie: Dios mismo respeta la libertad de la persona
humana. Pero el hombre no es libre para no formar su
conciencia: está obligado a asumir los medios necesarios
para formar una conciencia recta.
Principios morales, 2
UNIDAD N°3
CONCIENCIA MORAL, 5
Crisis de la conciencia: Nietzsche = “la conciencia es una terrible
enfermedad”; actualmente no faltan quienes achacan el origen de
la conciencia a prejuicios religiosos, por lo que, en la teoría y en
la práctica, pretenden negarla. => La propia experiencia personal
testifica la existencia de la conciencia en cada persona.
Ya el AT se refiere varias veces a la conciencia del hombre. En
el NT se menciona 30 veces: se alaba la buena conciencia (1 Tim
1, 5); se recuerda el respeto a la conciencia propia y ajena (1 Cor
10, 25-29); se contrapone la conciencia de los paganos y de los
cristianos (Rom 2, 15; 13, 5); se recomienda respetar la conciencia
de los débiles (1 Cor 8, 7-13); etc..
UNIDAD N°3
CONCIENCIA MORAL, 6
Libertad de conciencia: la que pretende
situarse al margen de toda norma, incluida
la ley de Dios, con el fin de hacer lo que
le venga en gana. La conciencia personal
sería absoluta.
Libertad de las conciencias: hace referen-
cia a la dignidad de la conciencia de cada
persona, por lo que debe ser respetada.
Debe ser garantizada jurídicamente para
estar protegida.
UNIDAD N°3
CONCIENCIA MORAL, 7
Conciencia y verdad, 1
La función de la conciencia es emitir juicios prácticos acerca de
la bondad o malicia de un acto: por lo tanto hace relación a la
verdad práctica (conocimiento del bien y del mal moral objetivos).
Veritatis splendor 32: “Se han atribuido a la
conciencia individual las prerrogativas de
una instancia suprema del juicio moral, que
decide categórica e infaliblemente sobre el
bien y el mal. Al presupuesto de que se de-
be seguir la propia conciencia se ha añadido
indebidamente la afirmación de que el jui-
cio moral es verdadero por el hecho mismo
de que proviene de la conciencia”.
UNIDAD N°3
CONCIENCIA MORAL, 8
Conciencia y verdad, 2
Error = falso concepto de verdad. Se niega que exista una verdad
universal acerca del bien y del mal y se afirma que los crea la
conciencia en relación con cada uno de sus actos.
La conciencia no crea la verdad, sino que tan sólo goza de una
capacidad innata para descubrirla. Por eso, mientras se tiene
uso de razón, todo hombre discierne, de modo más o menos
claro, el bien y el mal. La conciencia es una luz inextinguible
que nos viene dada por la misma naturaleza. De aquí la nece-
sidad de formar bien la propia conciencia ya que no es infa-
lible en sus juicios y necesita conocer la verdad.
UNIDAD N°3
CONCIENCIA MORAL, 9
CCE 1783: “Hay que formar la conciencia, y esclarecer el
juicio moral. Una conciencia bien formada es recta y veraz.
Formula sus juicios según la razón, conforme al bien verda-
dero querido por la sabiduría del Creador. La educación de
la conciencia es indispensable a seres humanos sometidos a
influencias negativas y tentados por el pecado a preferir su
propio juicio y a rechazar las enseñanzas autorizadas”.
CCE 1784: “La educación de la conciencia es una tarea de
toda la vida (...). La educación de la conciencia garantiza
la libertad y engendra la paz del corazón”.
UNIDAD N°3
CONCIENCIA MORAL, 10
Medios para formar una conciencia recta:
a. La aceptación de la enseñanza moral: estar atento a las ense-
ñanzas morales que ofrece el Magisterio de la Iglesia.
b. El conocimiento de la vida cristiana.
c. La reflexión: “es preciso que cada uno preste atención a sí
mismo para oír la voz de su conciencia. Esta exigencia de inte-
rioridad es tanto más necesaria que la vida impulsa con frecuen-
cia a prescindir de toda reflexión, examen o interiorización”
(CCE 1799).
d. El examen personal: ayuda a que se adquieran criterios firmes
y estables sobre la moralidad de la propia existencia.
e. El Sacramento de la Penitencia.
f. La dirección espiritual.
g. Ejercicio de las virtudes cardinales y teologales.
UNIDAD N°3
CONCIENCIA MORAL, 11
La conciencia moral puede sufrir deformaciones y aun corrupciones.
“El desconocimiento de Cristo y de su Evangelio,
los malos ejemplos recibidos de otros, la servi-
dumbre de las pasiones, la pretensión de una mal
entendida autonomía de la conciencia, el rechazo
de la autoridad de la Iglesia y de su enseñanza,
la falta de conversión y de caridad pueden con-
ducir a desviaciones del juicio en la conducta
moral” (CCE 1792).
UNIDAD N°3
CONCIENCIA MORAL, 12
Decidir en conciencia puede resultar a veces difícil.
CCE 1789: “En todos los casos son aplicables algunas reglas:
- Nunca está permitido hacer el mal para obtener un bien.
- La ‘regla de oro’: ‘Todo (...) cuanto queráis que os hagan
los hombres, hacédselo también vosotros’ (Mt 7, 12).
- La caridad debe actuar siempre con respeto hacia el prójimo
y hacia su conciencia: ‘Pecando así contra vuestros hermanos,
hiriendo su conciencia, pecáis contra Cristo’ (1 Co 8, 12). ‘Lo
bueno es (...) no hacer cosa que sea para tu hermano ocasión
de caída, tropiezo o debilidad’ (Rm 14, 21)”.
UNIDAD N°3

Más contenido relacionado

Similar a Moral6ConcienciaMoral.ppt

LA CONCIENCIA DEL YO DE LA PERSONALIDAD HUMANA
LA CONCIENCIA DEL YO DE LA PERSONALIDAD HUMANALA CONCIENCIA DEL YO DE LA PERSONALIDAD HUMANA
LA CONCIENCIA DEL YO DE LA PERSONALIDAD HUMANA
santo toribiode mogroejo
 
La conciencia moral
La conciencia moralLa conciencia moral
La conciencia moral
tulioandres
 
Conciencia Moral cristiana sesión 19.ppt
Conciencia Moral cristiana sesión 19.pptConciencia Moral cristiana sesión 19.ppt
Conciencia Moral cristiana sesión 19.ppt
RufoSimnHuamnPacori2
 
CONCIENCIA (Español).pptx
CONCIENCIA (Español).pptxCONCIENCIA (Español).pptx
CONCIENCIA (Español).pptx
Martin M Flynn
 
La conciencia moral
La conciencia moralLa conciencia moral
La conciencia moral
Diffusor Fidei
 
Teologia moral ! la conciencia !
Teologia moral ! la conciencia !Teologia moral ! la conciencia !
Teologia moral ! la conciencia !
Gladysmorayma Creamer Berrios
 
La conciencia
La concienciaLa conciencia
La conciencia
Daniela Urbina
 
conciencia moral
conciencia moralconciencia moral
conciencia moral
yelanya
 
La conciencia es nuestra maestro
La conciencia es nuestra maestroLa conciencia es nuestra maestro
La conciencia es nuestra maestro
Jorge Carlos Guldenzoph
 
24. la conciencia
24. la conciencia24. la conciencia
24. la conciencia
David Galarza Fernández
 
La conciencia documento
La conciencia documentoLa conciencia documento
La conciencia documento
Yside
 
Conciencia
ConcienciaConciencia
Catecismo de la iglesia católica conciencia
Catecismo de la iglesia católica   concienciaCatecismo de la iglesia católica   conciencia
Catecismo de la iglesia católica conciencia
tulioandres
 
Catecismo de la iglesia católica conciencia
Catecismo de la iglesia católica   concienciaCatecismo de la iglesia católica   conciencia
Catecismo de la iglesia católica conciencia
tulioandres
 
Trabajo de la conciencia imprimir
Trabajo de la conciencia imprimirTrabajo de la conciencia imprimir
Trabajo de la conciencia imprimir
Janeth Santillan
 
Trabajo de la conciencia imprimir
Trabajo de la conciencia imprimirTrabajo de la conciencia imprimir
Trabajo de la conciencia imprimir
Janeth Santillan
 
Trabajo de la conciencia imprimir
Trabajo de la conciencia imprimirTrabajo de la conciencia imprimir
Trabajo de la conciencia imprimir
Janeth Santillan
 
Niveles y formación de la conciencia ética
Niveles y formación de la conciencia éticaNiveles y formación de la conciencia ética
Niveles y formación de la conciencia ética
aritactoluca
 
La Conciencia Moral
La Conciencia MoralLa Conciencia Moral
La Conciencia Moral
MARCO ANTONIO
 
Trabajo de la conciencia imprimir
Trabajo de la conciencia imprimirTrabajo de la conciencia imprimir
Trabajo de la conciencia imprimir
Janeth Santillan
 

Similar a Moral6ConcienciaMoral.ppt (20)

LA CONCIENCIA DEL YO DE LA PERSONALIDAD HUMANA
LA CONCIENCIA DEL YO DE LA PERSONALIDAD HUMANALA CONCIENCIA DEL YO DE LA PERSONALIDAD HUMANA
LA CONCIENCIA DEL YO DE LA PERSONALIDAD HUMANA
 
La conciencia moral
La conciencia moralLa conciencia moral
La conciencia moral
 
Conciencia Moral cristiana sesión 19.ppt
Conciencia Moral cristiana sesión 19.pptConciencia Moral cristiana sesión 19.ppt
Conciencia Moral cristiana sesión 19.ppt
 
CONCIENCIA (Español).pptx
CONCIENCIA (Español).pptxCONCIENCIA (Español).pptx
CONCIENCIA (Español).pptx
 
La conciencia moral
La conciencia moralLa conciencia moral
La conciencia moral
 
Teologia moral ! la conciencia !
Teologia moral ! la conciencia !Teologia moral ! la conciencia !
Teologia moral ! la conciencia !
 
La conciencia
La concienciaLa conciencia
La conciencia
 
conciencia moral
conciencia moralconciencia moral
conciencia moral
 
La conciencia es nuestra maestro
La conciencia es nuestra maestroLa conciencia es nuestra maestro
La conciencia es nuestra maestro
 
24. la conciencia
24. la conciencia24. la conciencia
24. la conciencia
 
La conciencia documento
La conciencia documentoLa conciencia documento
La conciencia documento
 
Conciencia
ConcienciaConciencia
Conciencia
 
Catecismo de la iglesia católica conciencia
Catecismo de la iglesia católica   concienciaCatecismo de la iglesia católica   conciencia
Catecismo de la iglesia católica conciencia
 
Catecismo de la iglesia católica conciencia
Catecismo de la iglesia católica   concienciaCatecismo de la iglesia católica   conciencia
Catecismo de la iglesia católica conciencia
 
Trabajo de la conciencia imprimir
Trabajo de la conciencia imprimirTrabajo de la conciencia imprimir
Trabajo de la conciencia imprimir
 
Trabajo de la conciencia imprimir
Trabajo de la conciencia imprimirTrabajo de la conciencia imprimir
Trabajo de la conciencia imprimir
 
Trabajo de la conciencia imprimir
Trabajo de la conciencia imprimirTrabajo de la conciencia imprimir
Trabajo de la conciencia imprimir
 
Niveles y formación de la conciencia ética
Niveles y formación de la conciencia éticaNiveles y formación de la conciencia ética
Niveles y formación de la conciencia ética
 
La Conciencia Moral
La Conciencia MoralLa Conciencia Moral
La Conciencia Moral
 
Trabajo de la conciencia imprimir
Trabajo de la conciencia imprimirTrabajo de la conciencia imprimir
Trabajo de la conciencia imprimir
 

Más de Victor683987

RELIGIONES DEL MUNDO.pptx
RELIGIONES DEL MUNDO.pptxRELIGIONES DEL MUNDO.pptx
RELIGIONES DEL MUNDO.pptx
Victor683987
 
HISTORIA DE LA SALVACIÓN.pptx
HISTORIA DE LA SALVACIÓN.pptxHISTORIA DE LA SALVACIÓN.pptx
HISTORIA DE LA SALVACIÓN.pptx
Victor683987
 
Pentecostés.ppt
Pentecostés.pptPentecostés.ppt
Pentecostés.ppt
Victor683987
 
ÉTICA.pptx
ÉTICA.pptxÉTICA.pptx
ÉTICA.pptx
Victor683987
 
DIVERSIDAD MORAL.pptx
DIVERSIDAD MORAL.pptxDIVERSIDAD MORAL.pptx
DIVERSIDAD MORAL.pptx
Victor683987
 
VIDA MORAL Y REFLEXIÓN ÉTICA.pptx
VIDA MORAL Y REFLEXIÓN ÉTICA.pptxVIDA MORAL Y REFLEXIÓN ÉTICA.pptx
VIDA MORAL Y REFLEXIÓN ÉTICA.pptx
Victor683987
 
Moral7LeyMoral.ppt
Moral7LeyMoral.pptMoral7LeyMoral.ppt
Moral7LeyMoral.ppt
Victor683987
 
Moral de Discernimiento.pptx
Moral de Discernimiento.pptxMoral de Discernimiento.pptx
Moral de Discernimiento.pptx
Victor683987
 
MORAL CRISTIANA.pptx
MORAL CRISTIANA.pptxMORAL CRISTIANA.pptx
MORAL CRISTIANA.pptx
Victor683987
 
MORAL BÍBLICA Pecado y conversión.pptx
MORAL BÍBLICA Pecado y conversión.pptxMORAL BÍBLICA Pecado y conversión.pptx
MORAL BÍBLICA Pecado y conversión.pptx
Victor683987
 

Más de Victor683987 (10)

RELIGIONES DEL MUNDO.pptx
RELIGIONES DEL MUNDO.pptxRELIGIONES DEL MUNDO.pptx
RELIGIONES DEL MUNDO.pptx
 
HISTORIA DE LA SALVACIÓN.pptx
HISTORIA DE LA SALVACIÓN.pptxHISTORIA DE LA SALVACIÓN.pptx
HISTORIA DE LA SALVACIÓN.pptx
 
Pentecostés.ppt
Pentecostés.pptPentecostés.ppt
Pentecostés.ppt
 
ÉTICA.pptx
ÉTICA.pptxÉTICA.pptx
ÉTICA.pptx
 
DIVERSIDAD MORAL.pptx
DIVERSIDAD MORAL.pptxDIVERSIDAD MORAL.pptx
DIVERSIDAD MORAL.pptx
 
VIDA MORAL Y REFLEXIÓN ÉTICA.pptx
VIDA MORAL Y REFLEXIÓN ÉTICA.pptxVIDA MORAL Y REFLEXIÓN ÉTICA.pptx
VIDA MORAL Y REFLEXIÓN ÉTICA.pptx
 
Moral7LeyMoral.ppt
Moral7LeyMoral.pptMoral7LeyMoral.ppt
Moral7LeyMoral.ppt
 
Moral de Discernimiento.pptx
Moral de Discernimiento.pptxMoral de Discernimiento.pptx
Moral de Discernimiento.pptx
 
MORAL CRISTIANA.pptx
MORAL CRISTIANA.pptxMORAL CRISTIANA.pptx
MORAL CRISTIANA.pptx
 
MORAL BÍBLICA Pecado y conversión.pptx
MORAL BÍBLICA Pecado y conversión.pptxMORAL BÍBLICA Pecado y conversión.pptx
MORAL BÍBLICA Pecado y conversión.pptx
 

Último

examen tercer trimestre repaso primer grado.pdf
examen tercer trimestre repaso primer grado.pdfexamen tercer trimestre repaso primer grado.pdf
examen tercer trimestre repaso primer grado.pdf
SangreRS
 
CENTRO DE INTERES CIENCIAS NATURALES .pdf
CENTRO DE INTERES  CIENCIAS NATURALES .pdfCENTRO DE INTERES  CIENCIAS NATURALES .pdf
CENTRO DE INTERES CIENCIAS NATURALES .pdf
juliozarza1
 
Sesión: Los acontecimientos finales de la tierra
Sesión: Los acontecimientos finales de la tierraSesión: Los acontecimientos finales de la tierra
Sesión: Los acontecimientos finales de la tierra
https://gramadal.wordpress.com/
 
Inteligencia Artificial en el Aprendizaje Basado en Proyectos Ccesa007.pdf
Inteligencia Artificial  en el  Aprendizaje Basado en Proyectos  Ccesa007.pdfInteligencia Artificial  en el  Aprendizaje Basado en Proyectos  Ccesa007.pdf
Inteligencia Artificial en el Aprendizaje Basado en Proyectos Ccesa007.pdf
Demetrio Ccesa Rayme
 
La mujer del flujo de sangre, un pa.pptx
La mujer del flujo de sangre, un pa.pptxLa mujer del flujo de sangre, un pa.pptx
La mujer del flujo de sangre, un pa.pptx
francisconaranjofern1
 
Instructivo de Habilidades Socioemocionales y Factores de Riesgo Ccesa007.pdf
Instructivo de Habilidades Socioemocionales y Factores de Riesgo  Ccesa007.pdfInstructivo de Habilidades Socioemocionales y Factores de Riesgo  Ccesa007.pdf
Instructivo de Habilidades Socioemocionales y Factores de Riesgo Ccesa007.pdf
Demetrio Ccesa Rayme
 
Leyes de los gases según Boyle-Marriote, Charles, Gay- Lussac, Ley general de...
Leyes de los gases según Boyle-Marriote, Charles, Gay- Lussac, Ley general de...Leyes de los gases según Boyle-Marriote, Charles, Gay- Lussac, Ley general de...
Leyes de los gases según Boyle-Marriote, Charles, Gay- Lussac, Ley general de...
Shirley Vásquez Esparza
 
Marketing responsable - Ética y Responsabilidad Social Empresarial
Marketing responsable - Ética y Responsabilidad Social EmpresarialMarketing responsable - Ética y Responsabilidad Social Empresarial
Marketing responsable - Ética y Responsabilidad Social Empresarial
JonathanCovena1
 
UESJLS Robótica Clase 18 - Escenarios de Vex - Polígonos
UESJLS Robótica Clase 18 - Escenarios de Vex - PolígonosUESJLS Robótica Clase 18 - Escenarios de Vex - Polígonos
UESJLS Robótica Clase 18 - Escenarios de Vex - Polígonos
Docente Informático
 
Los acontecimientos finales de la tierra.pdf
Los acontecimientos finales de la tierra.pdfLos acontecimientos finales de la tierra.pdf
Los acontecimientos finales de la tierra.pdf
Alejandrino Halire Ccahuana
 
Fundamentos filosóficos de la metodología de la enseñanza
Fundamentos filosóficos de la metodología de la enseñanzaFundamentos filosóficos de la metodología de la enseñanza
Fundamentos filosóficos de la metodología de la enseñanza
iamgaby0724
 
Presentación Mi proyecto Final Femenino Delicado Rosa y Nude.pdf
Presentación Mi proyecto Final Femenino Delicado Rosa y Nude.pdfPresentación Mi proyecto Final Femenino Delicado Rosa y Nude.pdf
Presentación Mi proyecto Final Femenino Delicado Rosa y Nude.pdf
LuanaJaime1
 
Ejercicios propuestos (if , switch).docx
Ejercicios propuestos (if , switch).docxEjercicios propuestos (if , switch).docx
Ejercicios propuestos (if , switch).docx
sebastianjacome1808
 
EL increible reino Fungi y sus características
EL increible reino Fungi y sus característicasEL increible reino Fungi y sus características
EL increible reino Fungi y sus características
cjach2502
 
DIPLOMA Teachers For Future junio2024.pdf
DIPLOMA Teachers For Future junio2024.pdfDIPLOMA Teachers For Future junio2024.pdf
DIPLOMA Teachers For Future junio2024.pdf
Alfaresbilingual
 
conectas ideas------------------------------
conectas ideas------------------------------conectas ideas------------------------------
conectas ideas------------------------------
zonia26
 
CUADRO COMPARATIVO Aylen.docx............
CUADRO COMPARATIVO Aylen.docx............CUADRO COMPARATIVO Aylen.docx............
CUADRO COMPARATIVO Aylen.docx............
LuanaJaime1
 
Maikell-Victor-Quimica-2024-Volume-2.pdf
Maikell-Victor-Quimica-2024-Volume-2.pdfMaikell-Victor-Quimica-2024-Volume-2.pdf
Maikell-Victor-Quimica-2024-Volume-2.pdf
DevinsideSolutions
 
La orientación educativa en el proceso de enseñanza-aprendizaje.pptx
La orientación educativa en el proceso de enseñanza-aprendizaje.pptxLa orientación educativa en el proceso de enseñanza-aprendizaje.pptx
La orientación educativa en el proceso de enseñanza-aprendizaje.pptx
PaolaAlejandraCarmon1
 
Módulo de lectoescritura para primer grado
Módulo de lectoescritura para primer gradoMódulo de lectoescritura para primer grado
Módulo de lectoescritura para primer grado
marilynfloresyomona1
 

Último (20)

examen tercer trimestre repaso primer grado.pdf
examen tercer trimestre repaso primer grado.pdfexamen tercer trimestre repaso primer grado.pdf
examen tercer trimestre repaso primer grado.pdf
 
CENTRO DE INTERES CIENCIAS NATURALES .pdf
CENTRO DE INTERES  CIENCIAS NATURALES .pdfCENTRO DE INTERES  CIENCIAS NATURALES .pdf
CENTRO DE INTERES CIENCIAS NATURALES .pdf
 
Sesión: Los acontecimientos finales de la tierra
Sesión: Los acontecimientos finales de la tierraSesión: Los acontecimientos finales de la tierra
Sesión: Los acontecimientos finales de la tierra
 
Inteligencia Artificial en el Aprendizaje Basado en Proyectos Ccesa007.pdf
Inteligencia Artificial  en el  Aprendizaje Basado en Proyectos  Ccesa007.pdfInteligencia Artificial  en el  Aprendizaje Basado en Proyectos  Ccesa007.pdf
Inteligencia Artificial en el Aprendizaje Basado en Proyectos Ccesa007.pdf
 
La mujer del flujo de sangre, un pa.pptx
La mujer del flujo de sangre, un pa.pptxLa mujer del flujo de sangre, un pa.pptx
La mujer del flujo de sangre, un pa.pptx
 
Instructivo de Habilidades Socioemocionales y Factores de Riesgo Ccesa007.pdf
Instructivo de Habilidades Socioemocionales y Factores de Riesgo  Ccesa007.pdfInstructivo de Habilidades Socioemocionales y Factores de Riesgo  Ccesa007.pdf
Instructivo de Habilidades Socioemocionales y Factores de Riesgo Ccesa007.pdf
 
Leyes de los gases según Boyle-Marriote, Charles, Gay- Lussac, Ley general de...
Leyes de los gases según Boyle-Marriote, Charles, Gay- Lussac, Ley general de...Leyes de los gases según Boyle-Marriote, Charles, Gay- Lussac, Ley general de...
Leyes de los gases según Boyle-Marriote, Charles, Gay- Lussac, Ley general de...
 
Marketing responsable - Ética y Responsabilidad Social Empresarial
Marketing responsable - Ética y Responsabilidad Social EmpresarialMarketing responsable - Ética y Responsabilidad Social Empresarial
Marketing responsable - Ética y Responsabilidad Social Empresarial
 
UESJLS Robótica Clase 18 - Escenarios de Vex - Polígonos
UESJLS Robótica Clase 18 - Escenarios de Vex - PolígonosUESJLS Robótica Clase 18 - Escenarios de Vex - Polígonos
UESJLS Robótica Clase 18 - Escenarios de Vex - Polígonos
 
Los acontecimientos finales de la tierra.pdf
Los acontecimientos finales de la tierra.pdfLos acontecimientos finales de la tierra.pdf
Los acontecimientos finales de la tierra.pdf
 
Fundamentos filosóficos de la metodología de la enseñanza
Fundamentos filosóficos de la metodología de la enseñanzaFundamentos filosóficos de la metodología de la enseñanza
Fundamentos filosóficos de la metodología de la enseñanza
 
Presentación Mi proyecto Final Femenino Delicado Rosa y Nude.pdf
Presentación Mi proyecto Final Femenino Delicado Rosa y Nude.pdfPresentación Mi proyecto Final Femenino Delicado Rosa y Nude.pdf
Presentación Mi proyecto Final Femenino Delicado Rosa y Nude.pdf
 
Ejercicios propuestos (if , switch).docx
Ejercicios propuestos (if , switch).docxEjercicios propuestos (if , switch).docx
Ejercicios propuestos (if , switch).docx
 
EL increible reino Fungi y sus características
EL increible reino Fungi y sus característicasEL increible reino Fungi y sus características
EL increible reino Fungi y sus características
 
DIPLOMA Teachers For Future junio2024.pdf
DIPLOMA Teachers For Future junio2024.pdfDIPLOMA Teachers For Future junio2024.pdf
DIPLOMA Teachers For Future junio2024.pdf
 
conectas ideas------------------------------
conectas ideas------------------------------conectas ideas------------------------------
conectas ideas------------------------------
 
CUADRO COMPARATIVO Aylen.docx............
CUADRO COMPARATIVO Aylen.docx............CUADRO COMPARATIVO Aylen.docx............
CUADRO COMPARATIVO Aylen.docx............
 
Maikell-Victor-Quimica-2024-Volume-2.pdf
Maikell-Victor-Quimica-2024-Volume-2.pdfMaikell-Victor-Quimica-2024-Volume-2.pdf
Maikell-Victor-Quimica-2024-Volume-2.pdf
 
La orientación educativa en el proceso de enseñanza-aprendizaje.pptx
La orientación educativa en el proceso de enseñanza-aprendizaje.pptxLa orientación educativa en el proceso de enseñanza-aprendizaje.pptx
La orientación educativa en el proceso de enseñanza-aprendizaje.pptx
 
Módulo de lectoescritura para primer grado
Módulo de lectoescritura para primer gradoMódulo de lectoescritura para primer grado
Módulo de lectoescritura para primer grado
 

Moral6ConcienciaMoral.ppt

  • 1. CONCIENCIA MORAL, 1 CCE 1796: “La conciencia moral es un juicio de la razón por el que la persona humana reconoce la cualidad moral de un acto concreto que piensa hacer, está haciendo o ha hecho”. Resumen de Gaudium et spes 16: - la conciencia, sagrario del hom- bre, es lo más íntimo de la persona; - en la conciencia, Dios habla al hombre; - la conciencia descubre al creyente el precepto máximo del amor; - por la conciencia los hombres se unen entre sí en la búsqueda de la verdad; - la conciencia recta es la seguridad máxi- ma para ser fieles a la vida moral; - no pierde su dignidad cuando actúa con ignorancia invencible; - se degrada cuando, consciente- mente, comete el pecado. UNIDAD N°3
  • 2. CONCIENCIA MORAL, 2 Múltiples clases de conciencia: a. Por razón del momento en que se emite el juicio: antecedente (cuando el juicio precede a la acción), concomitante (es el juicio emitido durante la acción misma, cuando el sujeto reflexiona moralmente sobre lo que está haciendo), consecuente (si el juicio se refiere en cambio a un acto ya realizado) En los dos primeros casos, la conciencia puede y tiende a guiar la acción de la persona; en el tercero, una vez realizado el hecho, podrá solamente atestiguar sobre el bien/mal realizado. Pero también este juicio después de la acción es importante para guiar a la persona en sus comportamientos futuros y hasta en relación con el acto realizado, en la medida en que sea posible hacer algo en relación con él, por ejemplo reparar el mal hecho a alguien. UNIDAD N°3
  • 3. CONCIENCIA MORAL, 2 Múltiples clases de conciencia: b. En relación a la norma o ley: verdadera (cuando el juicio de razón corresponde a la cualidad moral objetiva del acto. La verdad moral objetiva depende en el fondo de la correspondencia entre el acto y la “norma moral objetiva”, basada especialmente en la Ley Moral Natural y en la Ley de Dios.) , errónea (Cuando el juicio de razón es contrario a la norma moral objetiva, la conciencia es errónea.) Se habla, pues, de error -o de ignorancia, o de duda- de derecho o de hecho. En el primer caso se trata del conocimiento del principio o norma que rige un determinado acto: por ejemplo, saber o no que el miércoles de ceniza el cristiano debe observar abstinencia. En el segundo se trata del conocimiento del hecho mismo que es regido por el principio o norma: saber o no que hoy es miércoles de ceniza. UNIDAD N°3
  • 4. CONCIENCIA MORAL, 2 Múltiples clases de conciencia: c. Por razón del asentimiento del juicio: cierta (Es cierta cuando el sujeto está convencido firmemente de su juicio de conciencia. El “sabe” que un determinado acto es bueno o malo. No le caben dudas.), dudosa (el individuo no está seguro de la cualificación moral que debe dar a un acto (hecho o por hacer), y por tanto no sabe cómo debe actuar. Se encuentra en estado de conciencia dudosa: duda positiva o negativa); UNIDAD N°3
  • 5. CONCIENCIA MORAL, 2 Múltiples clases de conciencia: d. Por el modo habitual de emitir el juicio: escrupulosa (Una conciencia escrupulosa es una conciencia enferma. Es como una báscula que marca más de lo debido: todo le parece peor de lo que es. Descubre pecados donde no los hay y ve un mal grave donde sólo hay alguna imperfección. La persona escrupulosa es tímida y aprensiva, cree que sentir equivale a consentir y, por lo mismo, confunde la tentación con el pecado. Vivir con una conciencia escrupulosa es como conducir un auto con el freno de mano puesto: en continuo estado de fricción, tensión y estrés.); laxa (la conciencia laxa peca por defecto. Se asemeja a la báscula que marca menos que lo debido. La persona con conciencia laxa decide, sin fundamentos suficientes, que una acción es lícita, o que una falta es grave no es tan seria. Acepta como bueno lo que es una clara desviación moral.); delicada (La conciencia bien formada se localiza entre estos dos extremos. Una conciencia bien formada es delicada: se fija en los detalles, como un pintor de pincel fino que no se contenta con figuras y formas más o menos burdas, sino que insiste en la perfección, incluso en los aspectos más pequeños.) UNIDAD N°3
  • 6. CONCIENCIA MORAL, 2 Múltiples clases de conciencia: e. En razón de la responsabilidad con que se emite el juicio: recta (la conciencia de un sujeto que procura sinceramente entender la realidad moral objetiva, para ver como bueno lo que es bueno y como malo lo que es malo, y actuar en consecuencia:se ajusta al dictamen de la razón), torcida (cuando el sujeto no quiere sinceramente adecuar su saber moral y su juicio moral particular a la realidad moral objetiva, porque no quiere actuar coherentemente con ella. Y esa actitud moralmente torcida le llevará a desviar su razón para que se acomode a lo que él quiere ver y entender, o a actuar en contra de lo que le dice su conciencia, tratando de no hacerle caso o de justificar su comportamiento con algún tipo de razonamiento añadido.) En el primer caso, hará lo posible para convencerse de que la acción X es moralmente correcta; en el segundo hará lo posible para convencerse de que, aunque es en sí incorrecta, él está justificado, dado que... Y ahí viene toda una serie de volteretas mentales: “todos lo hacen”, “en el fondo no le perjudico gravemente”, “total, no se entera”, “estaba cansado”, “es sólo una vez”, etc. Etc.). UNIDAD N°3
  • 7. CONCIENCIA MORAL, 3 Principios morales, 1 1 Es preciso actuar siempre con conciencia verdadera. 2 Nunca es lícito actuar con conciencia dudosa acerca de la licitud de una acción, si hay fundado temor de errar. => medidas oportunas para salir de la duda. 3 La duda negativa no debe tenerse en cuenta al momento de actuar (razón de poco peso). 4 La conciencia invenciblemente errónea, cuando permite algo que está prohibido y lo hace, no comete pecado. UNIDAD N°3
  • 8. CONCIENCIA MORAL, 4 5 La conciencia que padece un error invencible debe ser obedecida en lo que manda o prohibe, de lo contrario obra contra su conciencia y peca. 6 Es pecado actuar con conciencia venciblemente errónea. 7 La conciencia es libre, por lo que no debe ser violentada por nadie: Dios mismo respeta la libertad de la persona humana. Pero el hombre no es libre para no formar su conciencia: está obligado a asumir los medios necesarios para formar una conciencia recta. Principios morales, 2 UNIDAD N°3
  • 9. CONCIENCIA MORAL, 5 Crisis de la conciencia: Nietzsche = “la conciencia es una terrible enfermedad”; actualmente no faltan quienes achacan el origen de la conciencia a prejuicios religiosos, por lo que, en la teoría y en la práctica, pretenden negarla. => La propia experiencia personal testifica la existencia de la conciencia en cada persona. Ya el AT se refiere varias veces a la conciencia del hombre. En el NT se menciona 30 veces: se alaba la buena conciencia (1 Tim 1, 5); se recuerda el respeto a la conciencia propia y ajena (1 Cor 10, 25-29); se contrapone la conciencia de los paganos y de los cristianos (Rom 2, 15; 13, 5); se recomienda respetar la conciencia de los débiles (1 Cor 8, 7-13); etc.. UNIDAD N°3
  • 10. CONCIENCIA MORAL, 6 Libertad de conciencia: la que pretende situarse al margen de toda norma, incluida la ley de Dios, con el fin de hacer lo que le venga en gana. La conciencia personal sería absoluta. Libertad de las conciencias: hace referen- cia a la dignidad de la conciencia de cada persona, por lo que debe ser respetada. Debe ser garantizada jurídicamente para estar protegida. UNIDAD N°3
  • 11. CONCIENCIA MORAL, 7 Conciencia y verdad, 1 La función de la conciencia es emitir juicios prácticos acerca de la bondad o malicia de un acto: por lo tanto hace relación a la verdad práctica (conocimiento del bien y del mal moral objetivos). Veritatis splendor 32: “Se han atribuido a la conciencia individual las prerrogativas de una instancia suprema del juicio moral, que decide categórica e infaliblemente sobre el bien y el mal. Al presupuesto de que se de- be seguir la propia conciencia se ha añadido indebidamente la afirmación de que el jui- cio moral es verdadero por el hecho mismo de que proviene de la conciencia”. UNIDAD N°3
  • 12. CONCIENCIA MORAL, 8 Conciencia y verdad, 2 Error = falso concepto de verdad. Se niega que exista una verdad universal acerca del bien y del mal y se afirma que los crea la conciencia en relación con cada uno de sus actos. La conciencia no crea la verdad, sino que tan sólo goza de una capacidad innata para descubrirla. Por eso, mientras se tiene uso de razón, todo hombre discierne, de modo más o menos claro, el bien y el mal. La conciencia es una luz inextinguible que nos viene dada por la misma naturaleza. De aquí la nece- sidad de formar bien la propia conciencia ya que no es infa- lible en sus juicios y necesita conocer la verdad. UNIDAD N°3
  • 13. CONCIENCIA MORAL, 9 CCE 1783: “Hay que formar la conciencia, y esclarecer el juicio moral. Una conciencia bien formada es recta y veraz. Formula sus juicios según la razón, conforme al bien verda- dero querido por la sabiduría del Creador. La educación de la conciencia es indispensable a seres humanos sometidos a influencias negativas y tentados por el pecado a preferir su propio juicio y a rechazar las enseñanzas autorizadas”. CCE 1784: “La educación de la conciencia es una tarea de toda la vida (...). La educación de la conciencia garantiza la libertad y engendra la paz del corazón”. UNIDAD N°3
  • 14. CONCIENCIA MORAL, 10 Medios para formar una conciencia recta: a. La aceptación de la enseñanza moral: estar atento a las ense- ñanzas morales que ofrece el Magisterio de la Iglesia. b. El conocimiento de la vida cristiana. c. La reflexión: “es preciso que cada uno preste atención a sí mismo para oír la voz de su conciencia. Esta exigencia de inte- rioridad es tanto más necesaria que la vida impulsa con frecuen- cia a prescindir de toda reflexión, examen o interiorización” (CCE 1799). d. El examen personal: ayuda a que se adquieran criterios firmes y estables sobre la moralidad de la propia existencia. e. El Sacramento de la Penitencia. f. La dirección espiritual. g. Ejercicio de las virtudes cardinales y teologales. UNIDAD N°3
  • 15. CONCIENCIA MORAL, 11 La conciencia moral puede sufrir deformaciones y aun corrupciones. “El desconocimiento de Cristo y de su Evangelio, los malos ejemplos recibidos de otros, la servi- dumbre de las pasiones, la pretensión de una mal entendida autonomía de la conciencia, el rechazo de la autoridad de la Iglesia y de su enseñanza, la falta de conversión y de caridad pueden con- ducir a desviaciones del juicio en la conducta moral” (CCE 1792). UNIDAD N°3
  • 16. CONCIENCIA MORAL, 12 Decidir en conciencia puede resultar a veces difícil. CCE 1789: “En todos los casos son aplicables algunas reglas: - Nunca está permitido hacer el mal para obtener un bien. - La ‘regla de oro’: ‘Todo (...) cuanto queráis que os hagan los hombres, hacédselo también vosotros’ (Mt 7, 12). - La caridad debe actuar siempre con respeto hacia el prójimo y hacia su conciencia: ‘Pecando así contra vuestros hermanos, hiriendo su conciencia, pecáis contra Cristo’ (1 Co 8, 12). ‘Lo bueno es (...) no hacer cosa que sea para tu hermano ocasión de caída, tropiezo o debilidad’ (Rm 14, 21)”. UNIDAD N°3