SlideShare una empresa de Scribd logo
 
E ste poema lírico-didáctico expresa la  felicidad de un pecador que ha obtenido el perdón divino , contraponiéndola a las aflicciones que provienen del pecado (vs. 1-5).  El tono personal con que el salmista narra su propia experiencia (vs. 3-5), se alterna con el estilo sapiencial de las “bienaventuranzas” iniciales (vs 1-2) y de la exhortación final (vs. 8-11).  E sto hace que el Salmo sea, al mismo tiempo, una expresión de  agradecimiento  al Señor por la gracia del perdón, y una lección de sabiduría para toda la comunidad.
3. CON NUESTRO TIEMPO 2. CON JESÚS 1. CON ISRAEL Este salmo es la acción de gracias de un pecador. Notemos la audacia maravillosa de este salmo. Lejos de ocultar, en forma individualista, en lo secreto de su conciencia personal, este hombre culpable confiesa en público que es pecador, se apoya en su propia experiencia de hombre reconciliado para sacar lecciones de sabiduría que pueden ser útiles a todos: al final del salmo, invita a todo el mundo a festejar en la alegría y el júbilo, este perdón de que ha sido objeto.  Necesariamente, pensamos en las parábolas de la misericordia, que terminan lo mismo que este salmo por el estribillo: "alegraos conmigo... Habrá más alegría en el cielo por un solo pecador que se convierte..." (Lucas 15, 6-10.32). También para Jesús, el perdón del pecado es una manifestación de amor. Un sacramento de reconciliación festivo. Si el pecado con el cual se "trampea", se oculta en el interior de uno mismo, se descompone y envenena literalmente la conciencia igual que un cadáver... Por el contrario el "perdón" es hoy una celebración festiva. "¡Qué el Señor sea vuestra alegría! cantad vuestro júbilo".
Dichoso el que está absuelto de su culpa, a quien le han sepultado su pecado; dichoso el hombre a quien el Señor  no le apunta el delito.
Mientras callé se consumían mis huesos, rugiendo todo el día, porque día y noche tu mano pesaba sobre mí; mi savia se había vuelto un fruto seco.
Había pecado, lo reconocí, no te encubrí mi delito; propuse: "confesaré al Señor mi culpa", y tú perdonaste mi culpa y mi pecado.
Por eso, que todo fiel te suplique en el momento de la desgracia: la crecida de las aguas caudalosas no lo alcanzará.
Tú eres mi refugio,  me libras del peligro, me rodeas de cantos  de liberación.
Te instruiré y te enseñaré  el camino que has de seguir, fijaré en ti mis ojos.
No seáis irracionales como caballos y mulos, cuyo brío hay que domar con freno y brida; si no, no puedes acercarte.
Los malvados sufren muchas penas; al que confía en el Señor, la misericordia lo rodea.
Alegraos, justos, y gozad con el Señor; aclamadlo, los de corazón sincero.
He obrado el mal, y he pretendido olvidarlo. Le he quitado importancia, lo he acallado, lo he disimulado. Me he justificado a mí mismo en secreto ante mi propia conciencia: dejémoslo en paz, y su recuerdo desaparecerá; y, cuanto antes, mejor. Pero el recuerdo no pasó. Mis esfuerzos por olvidarme sólo habían conseguido turbarme y apesadumbrarme más.  «Mientras callé se consumían mis huesos, rugiendo todo el día, porque día y noche tu mano pesaba sobre mí; mi savia se me había vuelto un fruto seco». Estaba disgustado conmigo mismo y enfadado con mi propia debilidad. Algo quedaba colgando en mi pasado. Por fin, no pude más y hablé.  «Había pecado, lo reconocí, no te encubrí mi delito: confesaré al Señor mi culpa. Y tú perdonaste mi culpa y mi pecado». Lo manifesté todo ante mí mismo y ante ti, Señor. Admití todo, acepté mi responsabilidad, confesé. Y al momento sentí sobre mí el favor de tu rostro, el perdón de tu mano, el amor de tu corazón. Y exclamé con alegría nueva:  «¡Dichoso el que está absuelto de su culpa, a quien le han sepultado su pecado! ¡Dichoso el hombre a quien el Señor no le apunta el delito!. Dame la gracia de ser transparente.  «Tú eres mi refugio: me libras del peligro, me rodeas de cantos de liberación». «Mientras callé se consumían mis huesos »
S eñor ,  Dios de misericordia, que has querido que tu Hijo, cargado con nuestros pecados, subiera al leño, para apartar de nosotros tu indignación, míranos amorosamente con ojos de padre, a nosotros, que, como hijos pródigos, retornamos a ti, confesando nuestras culpas, reconociendo nuestros pecados; y haz que, absueltos de nuestros delitos, encontremos siempre en ti nuestro refugio y nos veamos rodeados de cantos de liberación. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Coronilla a la_divina_misericordia
Coronilla a la_divina_misericordiaCoronilla a la_divina_misericordia
Coronilla a la_divina_misericordia
mikas7
 
Rosario De La Divina Misericordia
Rosario De La Divina MisericordiaRosario De La Divina Misericordia
Rosario De La Divina Misericordia
gabby ortega
 
Rosario De La Divina Misericordia
Rosario De La Divina MisericordiaRosario De La Divina Misericordia
Rosario De La Divina Misericordia
Martin Beltran
 
Salmo 089
Salmo 089Salmo 089
Salmo 035
Salmo 035Salmo 035
Coronilla A La Divina Misericordia
Coronilla A La Divina MisericordiaCoronilla A La Divina Misericordia
Coronilla A La Divina Misericordia
guest5eac82
 
El amor del padre
El amor del padreEl amor del padre
El amor del padre
hjonilton
 
034b - MARIA DE NAZARETH, LA MUJER PERFECTA, LA SUPER EVA, SEGÚN LAS REVELACI...
034b - MARIA DE NAZARETH, LA MUJER PERFECTA, LA SUPER EVA, SEGÚN LAS REVELACI...034b - MARIA DE NAZARETH, LA MUJER PERFECTA, LA SUPER EVA, SEGÚN LAS REVELACI...
034b - MARIA DE NAZARETH, LA MUJER PERFECTA, LA SUPER EVA, SEGÚN LAS REVELACI...
OrdineGesu
 
Salmo 50
Salmo 50Salmo 50
Salmo 50
Rafael Sanz
 
Para que con tus santos te alabe
Para que con tus santos te alabePara que con tus santos te alabe
Para que con tus santos te alabe
monica eljuri
 
Por los siglos de los siglos meditación
Por los siglos de los siglos   meditaciónPor los siglos de los siglos   meditación
Por los siglos de los siglos meditación
monica eljuri
 
Coronilla de la divina misericordia
Coronilla de la divina misericordiaCoronilla de la divina misericordia
Coronilla de la divina misericordia
Alan Karpiel
 
Coronilla a la divina misericordia
Coronilla a la divina misericordiaCoronilla a la divina misericordia
Coronilla a la divina misericordia
RosyRipe
 
Vía crucis maría de la santa fe
Vía crucis maría de la santa feVía crucis maría de la santa fe
Vía crucis maría de la santa fe
Maria de la Santa Fe
 
En la hora de mi muerte llámame meditación
En la hora de mi muerte llámame meditaciónEn la hora de mi muerte llámame meditación
En la hora de mi muerte llámame meditación
monica eljuri
 
Salmo 35
Salmo 35Salmo 35
Salmo 35
Rafael Sanz
 
Divina Misericordia
Divina MisericordiaDivina Misericordia
Divina Misericordia
tomasph
 
24°dom. t. ord., ciclo 'a' (2)
24°dom. t. ord., ciclo 'a' (2)24°dom. t. ord., ciclo 'a' (2)
24°dom. t. ord., ciclo 'a' (2)
Maike Loes
 
Guía para rezar la Hora de la Misericordia
Guía para rezar la Hora de la MisericordiaGuía para rezar la Hora de la Misericordia
Guía para rezar la Hora de la Misericordia
Alice Leon
 

La actualidad más candente (19)

Coronilla a la_divina_misericordia
Coronilla a la_divina_misericordiaCoronilla a la_divina_misericordia
Coronilla a la_divina_misericordia
 
Rosario De La Divina Misericordia
Rosario De La Divina MisericordiaRosario De La Divina Misericordia
Rosario De La Divina Misericordia
 
Rosario De La Divina Misericordia
Rosario De La Divina MisericordiaRosario De La Divina Misericordia
Rosario De La Divina Misericordia
 
Salmo 089
Salmo 089Salmo 089
Salmo 089
 
Salmo 035
Salmo 035Salmo 035
Salmo 035
 
Coronilla A La Divina Misericordia
Coronilla A La Divina MisericordiaCoronilla A La Divina Misericordia
Coronilla A La Divina Misericordia
 
El amor del padre
El amor del padreEl amor del padre
El amor del padre
 
034b - MARIA DE NAZARETH, LA MUJER PERFECTA, LA SUPER EVA, SEGÚN LAS REVELACI...
034b - MARIA DE NAZARETH, LA MUJER PERFECTA, LA SUPER EVA, SEGÚN LAS REVELACI...034b - MARIA DE NAZARETH, LA MUJER PERFECTA, LA SUPER EVA, SEGÚN LAS REVELACI...
034b - MARIA DE NAZARETH, LA MUJER PERFECTA, LA SUPER EVA, SEGÚN LAS REVELACI...
 
Salmo 50
Salmo 50Salmo 50
Salmo 50
 
Para que con tus santos te alabe
Para que con tus santos te alabePara que con tus santos te alabe
Para que con tus santos te alabe
 
Por los siglos de los siglos meditación
Por los siglos de los siglos   meditaciónPor los siglos de los siglos   meditación
Por los siglos de los siglos meditación
 
Coronilla de la divina misericordia
Coronilla de la divina misericordiaCoronilla de la divina misericordia
Coronilla de la divina misericordia
 
Coronilla a la divina misericordia
Coronilla a la divina misericordiaCoronilla a la divina misericordia
Coronilla a la divina misericordia
 
Vía crucis maría de la santa fe
Vía crucis maría de la santa feVía crucis maría de la santa fe
Vía crucis maría de la santa fe
 
En la hora de mi muerte llámame meditación
En la hora de mi muerte llámame meditaciónEn la hora de mi muerte llámame meditación
En la hora de mi muerte llámame meditación
 
Salmo 35
Salmo 35Salmo 35
Salmo 35
 
Divina Misericordia
Divina MisericordiaDivina Misericordia
Divina Misericordia
 
24°dom. t. ord., ciclo 'a' (2)
24°dom. t. ord., ciclo 'a' (2)24°dom. t. ord., ciclo 'a' (2)
24°dom. t. ord., ciclo 'a' (2)
 
Guía para rezar la Hora de la Misericordia
Guía para rezar la Hora de la MisericordiaGuía para rezar la Hora de la Misericordia
Guía para rezar la Hora de la Misericordia
 

Destacado

Slide leda seminario 2
Slide leda   seminario 2Slide leda   seminario 2
Slide leda seminario 2
Ailma Martins
 
Trabajo de internet colodro jose lus (2)
Trabajo de internet colodro jose lus (2)Trabajo de internet colodro jose lus (2)
Trabajo de internet colodro jose lus (2)
jolcolodro
 
Act 10 551105_2
Act 10 551105_2Act 10 551105_2
Act 10 551105_2
elunamosi
 
Un blog colodro (2)
Un blog colodro (2)Un blog colodro (2)
Un blog colodro (2)
jolcolodro
 
Sistemas operativos
Sistemas operativosSistemas operativos
Sistemas operativos
wallito
 
Facebook
FacebookFacebook
Facebook
Cristian Muso
 
Calendarió ♥
Calendarió ♥Calendarió ♥
Calendarió ♥
Kiara Yontonel
 
Los adolescentes y la lectura
Los adolescentes y la lecturaLos adolescentes y la lectura
Los adolescentes y la lectura
Yomis Asuka
 
Pasosparacrearunalan
PasosparacrearunalanPasosparacrearunalan
Pasosparacrearunalan
gaston2872
 
Redes
RedesRedes
Comenzar
ComenzarComenzar
Es maravilloso señor
Es maravilloso señorEs maravilloso señor
Es maravilloso señor
CPCRRosario
 
E 045
E 045E 045
3er grado bloque 3 - proyecto 2
3er grado   bloque 3 - proyecto 23er grado   bloque 3 - proyecto 2
3er grado bloque 3 - proyecto 2
Omar Mendoza
 
Tema 2
Tema 2Tema 2
Sobredotacion intelectual en el aula
Sobredotacion intelectual en el aulaSobredotacion intelectual en el aula
Sobredotacion intelectual en el aula
palomita177
 
Relajate escucha-y_admira
Relajate  escucha-y_admiraRelajate  escucha-y_admira
Relajate escucha-y_admira
madamegabrielle
 
Aula de la naturaleza
Aula  de  la  naturalezaAula  de  la  naturaleza
Aula de la naturaleza
juanmpueyo
 
Autobiografía ludy alfonso
Autobiografía ludy alfonsoAutobiografía ludy alfonso
Autobiografía ludy alfonso
LudyAstrid
 
Calentamiento global
Calentamiento globalCalentamiento global
Calentamiento global
Edwin Silva
 

Destacado (20)

Slide leda seminario 2
Slide leda   seminario 2Slide leda   seminario 2
Slide leda seminario 2
 
Trabajo de internet colodro jose lus (2)
Trabajo de internet colodro jose lus (2)Trabajo de internet colodro jose lus (2)
Trabajo de internet colodro jose lus (2)
 
Act 10 551105_2
Act 10 551105_2Act 10 551105_2
Act 10 551105_2
 
Un blog colodro (2)
Un blog colodro (2)Un blog colodro (2)
Un blog colodro (2)
 
Sistemas operativos
Sistemas operativosSistemas operativos
Sistemas operativos
 
Facebook
FacebookFacebook
Facebook
 
Calendarió ♥
Calendarió ♥Calendarió ♥
Calendarió ♥
 
Los adolescentes y la lectura
Los adolescentes y la lecturaLos adolescentes y la lectura
Los adolescentes y la lectura
 
Pasosparacrearunalan
PasosparacrearunalanPasosparacrearunalan
Pasosparacrearunalan
 
Redes
RedesRedes
Redes
 
Comenzar
ComenzarComenzar
Comenzar
 
Es maravilloso señor
Es maravilloso señorEs maravilloso señor
Es maravilloso señor
 
E 045
E 045E 045
E 045
 
3er grado bloque 3 - proyecto 2
3er grado   bloque 3 - proyecto 23er grado   bloque 3 - proyecto 2
3er grado bloque 3 - proyecto 2
 
Tema 2
Tema 2Tema 2
Tema 2
 
Sobredotacion intelectual en el aula
Sobredotacion intelectual en el aulaSobredotacion intelectual en el aula
Sobredotacion intelectual en el aula
 
Relajate escucha-y_admira
Relajate  escucha-y_admiraRelajate  escucha-y_admira
Relajate escucha-y_admira
 
Aula de la naturaleza
Aula  de  la  naturalezaAula  de  la  naturaleza
Aula de la naturaleza
 
Autobiografía ludy alfonso
Autobiografía ludy alfonsoAutobiografía ludy alfonso
Autobiografía ludy alfonso
 
Calentamiento global
Calentamiento globalCalentamiento global
Calentamiento global
 

Similar a Salmo 031

Salmo 031
Salmo 031Salmo 031
Salmo 031
AranchaBelzunce
 
Salmo 050
Salmo 050Salmo 050
Salmo 050
AranchaBelzunce
 
Salmo 050
Salmo 050Salmo 050
Salmo 050. Renueva mi espíritu
Salmo 050. Renueva mi espírituSalmo 050. Renueva mi espíritu
Salmo 050. Renueva mi espíritu
Securizame
 
La Gracia Del Perdón
La Gracia Del PerdónLa Gracia Del Perdón
La Gracia Del Perdón
jenune
 
Salmo 129
Salmo 129Salmo 129
Salmo 16
Salmo 16Salmo 16
Salmo 16
Rafael Sanz
 
Salmo 016
Salmo 016Salmo 016
Adoración-al Santísimo--Sacramento .docx
Adoración-al Santísimo--Sacramento .docxAdoración-al Santísimo--Sacramento .docx
Adoración-al Santísimo--Sacramento .docx
ingdarwinfupe
 
110305 celebración penitencial
110305 celebración penitencial110305 celebración penitencial
110305 celebración penitencial
Comunidad de los Siervos de Jesús
 
Salmo 140. Oración ante el peligro
Salmo 140. Oración ante el peligroSalmo 140. Oración ante el peligro
Salmo 140. Oración ante el peligro
Parroquia San Juan de Ávila
 
Salmo 129
Salmo 129Salmo 129
Salmo 129
AranchaBelzunce
 
El mismo en una carta cuenta cómo fueron las tentaciones que sufrió en el des...
El mismo en una carta cuenta cómo fueron las tentaciones que sufrió en el des...El mismo en una carta cuenta cómo fueron las tentaciones que sufrió en el des...
El mismo en una carta cuenta cómo fueron las tentaciones que sufrió en el des...
Zul Reynoso
 
LIBRO DIOS PERDONA Y YO TAMBIÉN. SANACIÓN POR EL PERDÓN. PADRE MANUEL RODRIGUEZ
LIBRO DIOS PERDONA Y YO TAMBIÉN. SANACIÓN POR EL PERDÓN. PADRE MANUEL RODRIGUEZLIBRO DIOS PERDONA Y YO TAMBIÉN. SANACIÓN POR EL PERDÓN. PADRE MANUEL RODRIGUEZ
LIBRO DIOS PERDONA Y YO TAMBIÉN. SANACIÓN POR EL PERDÓN. PADRE MANUEL RODRIGUEZ
elifix
 
LIBRO DIOS PERDONA Y YO TAMBIEN. SANACION POR EL PERDON - PADRE MANUEL RODRIG...
LIBRO DIOS PERDONA Y YO TAMBIEN. SANACION POR EL PERDON - PADRE MANUEL RODRIG...LIBRO DIOS PERDONA Y YO TAMBIEN. SANACION POR EL PERDON - PADRE MANUEL RODRIG...
LIBRO DIOS PERDONA Y YO TAMBIEN. SANACION POR EL PERDON - PADRE MANUEL RODRIG...
sifexol
 
Pan Diario 18 De Abril De 2009
Pan Diario 18 De Abril De 2009Pan Diario 18 De Abril De 2009
Pan Diario 18 De Abril De 2009
tupandevida
 
DOMINGO 6º DEL TO. CICLO B. DIA 15 DE FEBRERO DEL 2015
DOMINGO 6º DEL TO. CICLO B. DIA 15 DE FEBRERO DEL 2015DOMINGO 6º DEL TO. CICLO B. DIA 15 DE FEBRERO DEL 2015
DOMINGO 6º DEL TO. CICLO B. DIA 15 DE FEBRERO DEL 2015
FEDERICO ALMENARA CHECA
 
Jmj 2016
Jmj 2016Jmj 2016
Jmj 2016
Martin M Flynn
 
3.0 retiro con los salmos tercer dia
3.0 retiro con los salmos   tercer dia3.0 retiro con los salmos   tercer dia
3.0 retiro con los salmos tercer dia
colegio madre de dios frutillar
 
Salmo 102
Salmo 102Salmo 102
Salmo 102
AranchaBelzunce
 

Similar a Salmo 031 (20)

Salmo 031
Salmo 031Salmo 031
Salmo 031
 
Salmo 050
Salmo 050Salmo 050
Salmo 050
 
Salmo 050
Salmo 050Salmo 050
Salmo 050
 
Salmo 050. Renueva mi espíritu
Salmo 050. Renueva mi espírituSalmo 050. Renueva mi espíritu
Salmo 050. Renueva mi espíritu
 
La Gracia Del Perdón
La Gracia Del PerdónLa Gracia Del Perdón
La Gracia Del Perdón
 
Salmo 129
Salmo 129Salmo 129
Salmo 129
 
Salmo 16
Salmo 16Salmo 16
Salmo 16
 
Salmo 016
Salmo 016Salmo 016
Salmo 016
 
Adoración-al Santísimo--Sacramento .docx
Adoración-al Santísimo--Sacramento .docxAdoración-al Santísimo--Sacramento .docx
Adoración-al Santísimo--Sacramento .docx
 
110305 celebración penitencial
110305 celebración penitencial110305 celebración penitencial
110305 celebración penitencial
 
Salmo 140. Oración ante el peligro
Salmo 140. Oración ante el peligroSalmo 140. Oración ante el peligro
Salmo 140. Oración ante el peligro
 
Salmo 129
Salmo 129Salmo 129
Salmo 129
 
El mismo en una carta cuenta cómo fueron las tentaciones que sufrió en el des...
El mismo en una carta cuenta cómo fueron las tentaciones que sufrió en el des...El mismo en una carta cuenta cómo fueron las tentaciones que sufrió en el des...
El mismo en una carta cuenta cómo fueron las tentaciones que sufrió en el des...
 
LIBRO DIOS PERDONA Y YO TAMBIÉN. SANACIÓN POR EL PERDÓN. PADRE MANUEL RODRIGUEZ
LIBRO DIOS PERDONA Y YO TAMBIÉN. SANACIÓN POR EL PERDÓN. PADRE MANUEL RODRIGUEZLIBRO DIOS PERDONA Y YO TAMBIÉN. SANACIÓN POR EL PERDÓN. PADRE MANUEL RODRIGUEZ
LIBRO DIOS PERDONA Y YO TAMBIÉN. SANACIÓN POR EL PERDÓN. PADRE MANUEL RODRIGUEZ
 
LIBRO DIOS PERDONA Y YO TAMBIEN. SANACION POR EL PERDON - PADRE MANUEL RODRIG...
LIBRO DIOS PERDONA Y YO TAMBIEN. SANACION POR EL PERDON - PADRE MANUEL RODRIG...LIBRO DIOS PERDONA Y YO TAMBIEN. SANACION POR EL PERDON - PADRE MANUEL RODRIG...
LIBRO DIOS PERDONA Y YO TAMBIEN. SANACION POR EL PERDON - PADRE MANUEL RODRIG...
 
Pan Diario 18 De Abril De 2009
Pan Diario 18 De Abril De 2009Pan Diario 18 De Abril De 2009
Pan Diario 18 De Abril De 2009
 
DOMINGO 6º DEL TO. CICLO B. DIA 15 DE FEBRERO DEL 2015
DOMINGO 6º DEL TO. CICLO B. DIA 15 DE FEBRERO DEL 2015DOMINGO 6º DEL TO. CICLO B. DIA 15 DE FEBRERO DEL 2015
DOMINGO 6º DEL TO. CICLO B. DIA 15 DE FEBRERO DEL 2015
 
Jmj 2016
Jmj 2016Jmj 2016
Jmj 2016
 
3.0 retiro con los salmos tercer dia
3.0 retiro con los salmos   tercer dia3.0 retiro con los salmos   tercer dia
3.0 retiro con los salmos tercer dia
 
Salmo 102
Salmo 102Salmo 102
Salmo 102
 

Más de Parroquia San Juan de Ávila

Parábola del hijo pródigo
Parábola del hijo pródigoParábola del hijo pródigo
Parábola del hijo pródigo
Parroquia San Juan de Ávila
 
Cuaresma infantil
Cuaresma infantilCuaresma infantil
Cuaresma infantil
Parroquia San Juan de Ávila
 
Cuaresma eso qué es
Cuaresma eso qué esCuaresma eso qué es
Cuaresma eso qué es
Parroquia San Juan de Ávila
 
Mayo, mes de María
Mayo,  mes de MaríaMayo,  mes de María
Mayo, mes de María
Parroquia San Juan de Ávila
 
Salmo 054. Oración ante la traición de un amigo
Salmo 054. Oración ante la traición de un amigoSalmo 054. Oración ante la traición de un amigo
Salmo 054. Oración ante la traición de un amigo
Parroquia San Juan de Ávila
 
Salmo 139. Tú eres mi refugio
Salmo 139. Tú eres mi refugioSalmo 139. Tú eres mi refugio
Salmo 139. Tú eres mi refugio
Parroquia San Juan de Ávila
 
Salmo 133. Por las noches
Salmo 133. Por las nochesSalmo 133. Por las noches
Salmo 133. Por las noches
Parroquia San Juan de Ávila
 
Salmo 121. Paz para Jerusalén
Salmo 121. Paz para JerusalénSalmo 121. Paz para Jerusalén
Salmo 121. Paz para Jerusalén
Parroquia San Juan de Ávila
 
Salmo 138
Salmo 138Salmo 138
Salmo 137
Salmo 137Salmo 137
Salmo 136
Salmo 136Salmo 136
Salmo 135. Himno Pascual
Salmo 135. Himno PascualSalmo 135. Himno Pascual
Salmo 135. Himno Pascual
Parroquia San Juan de Ávila
 
Salmo 134. Himno a Dios, realizador de maravillas
Salmo 134. Himno a Dios, realizador de maravillasSalmo 134. Himno a Dios, realizador de maravillas
Salmo 134. Himno a Dios, realizador de maravillas
Parroquia San Juan de Ávila
 
Salmo 123. El lazo se rompió
Salmo 123. El lazo se rompióSalmo 123. El lazo se rompió
Salmo 123. El lazo se rompió
Parroquia San Juan de Ávila
 
Salmo 118
Salmo 118Salmo 118
Salmo 130
Salmo 130Salmo 130
Salmo 131
Salmo 131Salmo 131
Salmo 132
Salmo 132Salmo 132
Salmo 128
Salmo 128Salmo 128
Salmo 127
Salmo 127Salmo 127

Más de Parroquia San Juan de Ávila (20)

Parábola del hijo pródigo
Parábola del hijo pródigoParábola del hijo pródigo
Parábola del hijo pródigo
 
Cuaresma infantil
Cuaresma infantilCuaresma infantil
Cuaresma infantil
 
Cuaresma eso qué es
Cuaresma eso qué esCuaresma eso qué es
Cuaresma eso qué es
 
Mayo, mes de María
Mayo,  mes de MaríaMayo,  mes de María
Mayo, mes de María
 
Salmo 054. Oración ante la traición de un amigo
Salmo 054. Oración ante la traición de un amigoSalmo 054. Oración ante la traición de un amigo
Salmo 054. Oración ante la traición de un amigo
 
Salmo 139. Tú eres mi refugio
Salmo 139. Tú eres mi refugioSalmo 139. Tú eres mi refugio
Salmo 139. Tú eres mi refugio
 
Salmo 133. Por las noches
Salmo 133. Por las nochesSalmo 133. Por las noches
Salmo 133. Por las noches
 
Salmo 121. Paz para Jerusalén
Salmo 121. Paz para JerusalénSalmo 121. Paz para Jerusalén
Salmo 121. Paz para Jerusalén
 
Salmo 138
Salmo 138Salmo 138
Salmo 138
 
Salmo 137
Salmo 137Salmo 137
Salmo 137
 
Salmo 136
Salmo 136Salmo 136
Salmo 136
 
Salmo 135. Himno Pascual
Salmo 135. Himno PascualSalmo 135. Himno Pascual
Salmo 135. Himno Pascual
 
Salmo 134. Himno a Dios, realizador de maravillas
Salmo 134. Himno a Dios, realizador de maravillasSalmo 134. Himno a Dios, realizador de maravillas
Salmo 134. Himno a Dios, realizador de maravillas
 
Salmo 123. El lazo se rompió
Salmo 123. El lazo se rompióSalmo 123. El lazo se rompió
Salmo 123. El lazo se rompió
 
Salmo 118
Salmo 118Salmo 118
Salmo 118
 
Salmo 130
Salmo 130Salmo 130
Salmo 130
 
Salmo 131
Salmo 131Salmo 131
Salmo 131
 
Salmo 132
Salmo 132Salmo 132
Salmo 132
 
Salmo 128
Salmo 128Salmo 128
Salmo 128
 
Salmo 127
Salmo 127Salmo 127
Salmo 127
 

Último

LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL AMIGA O ENEMIGA DE LA EDUCACIÒN.pdf
LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL AMIGA O ENEMIGA DE LA EDUCACIÒN.pdfLA INTELIGENCIA ARTIFICIAL AMIGA O ENEMIGA DE LA EDUCACIÒN.pdf
LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL AMIGA O ENEMIGA DE LA EDUCACIÒN.pdf
AlexanderTirado5
 
Colosenses de Evis Carballosa comentario exegético
Colosenses de Evis Carballosa comentario exegéticoColosenses de Evis Carballosa comentario exegético
Colosenses de Evis Carballosa comentario exegético
pvalver1
 
Reflexion para Jóvenes cristianos año 2024
Reflexion para Jóvenes cristianos año 2024Reflexion para Jóvenes cristianos año 2024
Reflexion para Jóvenes cristianos año 2024
IsmaelRamirez76
 
...se fiel hasta la muerte... (Apocalipsis 2:10)
...se fiel hasta la muerte... (Apocalipsis 2:10)...se fiel hasta la muerte... (Apocalipsis 2:10)
...se fiel hasta la muerte... (Apocalipsis 2:10)
JOSE GARCIA PERALTA
 
En DIOS No Hay Casualidades - Hay Propositos.pptx
En DIOS No Hay Casualidades - Hay Propositos.pptxEn DIOS No Hay Casualidades - Hay Propositos.pptx
En DIOS No Hay Casualidades - Hay Propositos.pptx
jenune
 
DOCTRINA DEL ESPIRITU SANTO - NEUMATOLOGIA - 2.pptx
DOCTRINA DEL ESPIRITU SANTO - NEUMATOLOGIA - 2.pptxDOCTRINA DEL ESPIRITU SANTO - NEUMATOLOGIA - 2.pptx
DOCTRINA DEL ESPIRITU SANTO - NEUMATOLOGIA - 2.pptx
Ricardo Hernandez
 

Último (6)

LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL AMIGA O ENEMIGA DE LA EDUCACIÒN.pdf
LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL AMIGA O ENEMIGA DE LA EDUCACIÒN.pdfLA INTELIGENCIA ARTIFICIAL AMIGA O ENEMIGA DE LA EDUCACIÒN.pdf
LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL AMIGA O ENEMIGA DE LA EDUCACIÒN.pdf
 
Colosenses de Evis Carballosa comentario exegético
Colosenses de Evis Carballosa comentario exegéticoColosenses de Evis Carballosa comentario exegético
Colosenses de Evis Carballosa comentario exegético
 
Reflexion para Jóvenes cristianos año 2024
Reflexion para Jóvenes cristianos año 2024Reflexion para Jóvenes cristianos año 2024
Reflexion para Jóvenes cristianos año 2024
 
...se fiel hasta la muerte... (Apocalipsis 2:10)
...se fiel hasta la muerte... (Apocalipsis 2:10)...se fiel hasta la muerte... (Apocalipsis 2:10)
...se fiel hasta la muerte... (Apocalipsis 2:10)
 
En DIOS No Hay Casualidades - Hay Propositos.pptx
En DIOS No Hay Casualidades - Hay Propositos.pptxEn DIOS No Hay Casualidades - Hay Propositos.pptx
En DIOS No Hay Casualidades - Hay Propositos.pptx
 
DOCTRINA DEL ESPIRITU SANTO - NEUMATOLOGIA - 2.pptx
DOCTRINA DEL ESPIRITU SANTO - NEUMATOLOGIA - 2.pptxDOCTRINA DEL ESPIRITU SANTO - NEUMATOLOGIA - 2.pptx
DOCTRINA DEL ESPIRITU SANTO - NEUMATOLOGIA - 2.pptx
 

Salmo 031

  • 1.  
  • 2. E ste poema lírico-didáctico expresa la felicidad de un pecador que ha obtenido el perdón divino , contraponiéndola a las aflicciones que provienen del pecado (vs. 1-5). El tono personal con que el salmista narra su propia experiencia (vs. 3-5), se alterna con el estilo sapiencial de las “bienaventuranzas” iniciales (vs 1-2) y de la exhortación final (vs. 8-11). E sto hace que el Salmo sea, al mismo tiempo, una expresión de agradecimiento al Señor por la gracia del perdón, y una lección de sabiduría para toda la comunidad.
  • 3. 3. CON NUESTRO TIEMPO 2. CON JESÚS 1. CON ISRAEL Este salmo es la acción de gracias de un pecador. Notemos la audacia maravillosa de este salmo. Lejos de ocultar, en forma individualista, en lo secreto de su conciencia personal, este hombre culpable confiesa en público que es pecador, se apoya en su propia experiencia de hombre reconciliado para sacar lecciones de sabiduría que pueden ser útiles a todos: al final del salmo, invita a todo el mundo a festejar en la alegría y el júbilo, este perdón de que ha sido objeto. Necesariamente, pensamos en las parábolas de la misericordia, que terminan lo mismo que este salmo por el estribillo: "alegraos conmigo... Habrá más alegría en el cielo por un solo pecador que se convierte..." (Lucas 15, 6-10.32). También para Jesús, el perdón del pecado es una manifestación de amor. Un sacramento de reconciliación festivo. Si el pecado con el cual se "trampea", se oculta en el interior de uno mismo, se descompone y envenena literalmente la conciencia igual que un cadáver... Por el contrario el "perdón" es hoy una celebración festiva. "¡Qué el Señor sea vuestra alegría! cantad vuestro júbilo".
  • 4. Dichoso el que está absuelto de su culpa, a quien le han sepultado su pecado; dichoso el hombre a quien el Señor no le apunta el delito.
  • 5. Mientras callé se consumían mis huesos, rugiendo todo el día, porque día y noche tu mano pesaba sobre mí; mi savia se había vuelto un fruto seco.
  • 6. Había pecado, lo reconocí, no te encubrí mi delito; propuse: "confesaré al Señor mi culpa", y tú perdonaste mi culpa y mi pecado.
  • 7. Por eso, que todo fiel te suplique en el momento de la desgracia: la crecida de las aguas caudalosas no lo alcanzará.
  • 8. Tú eres mi refugio, me libras del peligro, me rodeas de cantos de liberación.
  • 9. Te instruiré y te enseñaré el camino que has de seguir, fijaré en ti mis ojos.
  • 10. No seáis irracionales como caballos y mulos, cuyo brío hay que domar con freno y brida; si no, no puedes acercarte.
  • 11. Los malvados sufren muchas penas; al que confía en el Señor, la misericordia lo rodea.
  • 12. Alegraos, justos, y gozad con el Señor; aclamadlo, los de corazón sincero.
  • 13. He obrado el mal, y he pretendido olvidarlo. Le he quitado importancia, lo he acallado, lo he disimulado. Me he justificado a mí mismo en secreto ante mi propia conciencia: dejémoslo en paz, y su recuerdo desaparecerá; y, cuanto antes, mejor. Pero el recuerdo no pasó. Mis esfuerzos por olvidarme sólo habían conseguido turbarme y apesadumbrarme más. «Mientras callé se consumían mis huesos, rugiendo todo el día, porque día y noche tu mano pesaba sobre mí; mi savia se me había vuelto un fruto seco». Estaba disgustado conmigo mismo y enfadado con mi propia debilidad. Algo quedaba colgando en mi pasado. Por fin, no pude más y hablé. «Había pecado, lo reconocí, no te encubrí mi delito: confesaré al Señor mi culpa. Y tú perdonaste mi culpa y mi pecado». Lo manifesté todo ante mí mismo y ante ti, Señor. Admití todo, acepté mi responsabilidad, confesé. Y al momento sentí sobre mí el favor de tu rostro, el perdón de tu mano, el amor de tu corazón. Y exclamé con alegría nueva: «¡Dichoso el que está absuelto de su culpa, a quien le han sepultado su pecado! ¡Dichoso el hombre a quien el Señor no le apunta el delito!. Dame la gracia de ser transparente. «Tú eres mi refugio: me libras del peligro, me rodeas de cantos de liberación». «Mientras callé se consumían mis huesos »
  • 14. S eñor , Dios de misericordia, que has querido que tu Hijo, cargado con nuestros pecados, subiera al leño, para apartar de nosotros tu indignación, míranos amorosamente con ojos de padre, a nosotros, que, como hijos pródigos, retornamos a ti, confesando nuestras culpas, reconociendo nuestros pecados; y haz que, absueltos de nuestros delitos, encontremos siempre en ti nuestro refugio y nos veamos rodeados de cantos de liberación. Por Jesucristo nuestro Señor. Amén.