SlideShare una empresa de Scribd logo
I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 1
I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 2
I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 3
María, Madre del Pueblo, esperanza nuestra,
hermosa Virgen del Valle,
ayúdanos a renovar nuestra fe
y nuestra alegría cristiana.
Tú que albergaste al Hijo de Dios hecho carne,
enséñanos a hacer vida el Evangelio,
para transformar la historia de nuestra Patria.
Tú que nos diste el ejemplo de tu hogar en Nazaret,
haz que en nuestras familias recibamos
y cuidemos la vida
y cultivemos la concordia y el amor.
Tú que al pie de la cruz te mantuviste firme,
y viviste el alegre consuelo de la resurrección,
enséñanos a ser fuertes en las dificultades
y a caminar como resucitados.
Tú que eres signo de una nueva humanidad,
impúlsanos a ser promotores de amistad social
y a estar cerca de los débiles y necesitados.
Tú que proclamaste las maravillas del Señor,
consíguenos un nuevo ardor misionero
para llevar a todos la Buena Noticia.
Anímanos a salir sin demora
al encuentro de los hermanos,
para anunciar el amor de Dios
reflejado en la entrega total de Jesucristo.
Madre preciosa,
recibe todo el cariño de este pueblo argentino
que siempre experimentó tu presencia amorosa
y tu valiosa intercesión.
Gracias Madre.
Amén.
I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 4
Letra y Música: Hna. María Valeria González Ferreyra EC
María, mujer buscadora
de las huellas que Dios ha dejado,
escondidas como un gran tesoro
en lo simple y en lo cotidiano.
María, mujer que escuchaste
la Palabra de Dios con tu pueblo,
respondiste discípula dócil,
engendrando en tu alma primero.
Hoy tus hijos del norte y del sur,
Peregrinos en esta Argentina,
nos unimos pidiéndote Madre,
que nos traigas con Cristo la vida.
Para que haya más pan y trabajo,
para que se fecunde esta tierra,
que tengamos tus gestos, María,
Madre del Pueblo, esperanza nuestra.
María, madre generosa,
te llamamos bienaventurada,
como Dios preferís a los pobres,
en el débil es fuerte su gracia.
María, madre que caminas
con tus hijos tejiendo la historia,
educándonos en el servicio,
traduciendo el amor en las obras.
María, discípula humilde,
aprendiste en fe y esperanza,
ayúdanos a ser misioneros
del que es vida y la da en abundancia.
María, madre de familia,
que a todos nos querés en la mesa
donde Cristo es el pan que se parte
y poniendo en común se hace fiesta.
https://www.youtube.com/watch?v=0-uDGBDQU3k&t=14s
I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 5
Este subsidio tiene como propósito, brindar a las distintas comunidades (parroquias,
movimientos, colegios y escuelas, áreas de servicio y sectores pastorales, etc.) que quieran
prepararse a vivir el Año Mariano Nacional y particularmente el IV CMN2020, una “caja de
herramientas” que faciliten su trabajo a la hora de desarrollarlo.
1) Es por ello que lo organizamos
a partir de cuatro preguntas
orientadoras ¿QUÉ, CÓMO, QUIÉNES,
DÓNDE, CELEBRAMOS? que les
ayuden a desarrollar las distintas
temáticas, acciones, etc. También
dentro de cada una de ellas
encontraran títulos que intentarán
responder a estas preguntas.
2) Los invitamos a apreciar la imagen de la portada de este subsidio, sobre la Asunción de
la Santísima Virgen María que fue recreado a través del arte plástico y que tomamos como
magnífica catequesis.
Datos principales
Autor: RUBENS PETER PAUL
Fecha: 1624-27
Material: Óleo sobre tabla
Estilo: Barroco Centroeuropeo
Dimensiones: 490 x 325 cm.
Museo: Catedral de Amberes
Para el altar mayor de la catedral de Amberes Rubens pintó una
gran tabla con el tema de la Asunción de la Virgen, la
interpretación más interesante de las realizadas por el maestro.
Su concepción se remonta a 1611, momento en el que Rubens,
al igual que su maestro Otto van Veen, es invitado por el cabildo
de la catedral a presentar dos modelos para una pintura de altar
en la que se asociara la Asunción y la Coronación de la Virgen.
Rubens se puso a trabajar en el cuadro hacia 1624 pero, con motivo de la epidemia de peste
que asoló Amberes, abandonó la ciudad en agosto del año siguiente, regresando en febrero de
1826. En este momento fue autorizado a pintar su obra in situ, finalizándola un año más tarde.
Tomando como referencia la magnífica Asunción pintada por Tiziano para la iglesia de Santa
Maria dei Frari de Venecia, el maestro flamenco crea una obra maestra protagonizada por el
momento de la asunción de María, rodeada de una amplia corte de ángeles agrupados de
manera rítmica. Dos de ellos proceden a coronarla con flores, destacando sus escorzadas
posturas. En la zona terrenal, formando un grupo compacto, dos mujeres examinan el
sarcófago vació mientras que algunos de los apóstoles dirigen su mirada al cielo,
especialmente la figura de San Juan que ocupa la zona izquierda de la composición, sirviendo
de enlace entre el mundo terrenal y el celestial al tocar con su brazo una de las piernas del
querubín; otros discípulos se abalanzan sobre el sarcófago para comprobar el milagro.
I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 6
I – PARA REFLEXIONAR SOBRE MARÍA
A - DOGMA DE LA ASUNCIÓN DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA
Cada 15 de agosto celebramos el dogma de la Asunción de
la Virgen María a los cielos, aquí algunos puntos
importantes que nos ayudarán a entender mejor esta
verdad de fe:
1.- ¿Qué es un dogma?
Un dogma es una verdad de fe absoluta, definitiva, infalible,
irrevocable e incuestionable revelada por Dios; a través de
las Sagradas Escrituras o de la Sagrada Tradición. Luego de
ser proclamado no se puede derogar o negar, ni por el Papa
ni por decisión conciliar.
Para que una verdad se torne en dogma, es necesaria que
sea propuesta de manera directa por la Iglesia Católica a los
fieles como parte de su fe y de su doctrina, a través de una
definición solemne e infalible por el Supremo Magisterio de
la Iglesia.
2.- El Dogma de la Asunción de la Virgen
Según la tradición y teología de la Iglesia Católica, la Asunción de la Virgen es la celebración de
cuando el cuerpo y alma de María, la Madre de Jesucristo, fueron glorificados y llevados al
Cielo al término de su vida terrena. No debe ser confundido con la Ascensión, la cual se refiere
a Jesucristo.
Se dice que la resurrección de los cuerpos se dará al final de los tiempos, pero en el caso de la
Virgen María este hecho fue anticipado por un singular privilegio.
Este dogma también es celebrado por la Iglesia ortodoxa.
3.- Declaración del dogma
Desde 1849 empezaron a llegar a la Santa Sede diversas peticiones para que la Asunción de la
Virgen sea declarada doctrina de la fe. Fue el Papa Pío XII quien el 1 de noviembre de 1950,
publica la Constitución Apostólica Munificentissimus Deus que declara como dogma de fe la
Asunción de la Virgen María con estas palabras:
“Después de elevar a Dios muchas y reiteradas preces y de invocar la luz del Espíritu de la
Verdad, para gloria de Dios omnipotente, que otorgó a la Virgen María su peculiar
benevolencia; para honor de su Hijo, Rey inmortal de los siglos y vencedor del pecado y de la
muerte; para aumentar la gloria de la misma augusta Madre y para gozo y alegría de toda la
Iglesia, con la autoridad de nuestro Señor Jesucristo, de los bienaventurados Apóstoles Pedro y
Pablo y con la nuestra, pronunciamos, declaramos y definimos ser dogma divinamente
revelado, que la Inmaculada Madre de Dios, siempre Virgen María, terminado el curso de su
vida terrena fue asunta en cuerpo y alma a la gloria celestial”.
I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 7
4.- Importancia de la Asunción de la Virgen
Esta fiesta tiene un doble objetivo: La feliz partida de María de esta vida y la Asunción de su
cuerpo al cielo. La respuesta a por qué es importante para los católicos, la encontramos en el
Catecismo de la Iglesia Católica, que dice: "La Asunción de la Santísima Virgen constituye una
participación singular en la Resurrección de su Hijo y una anticipación de la resurrección de los
demás cristianos" (#966).
La importancia que tiene para todos nosotros la Asunción de la Virgen se da en la relación que
esta tiene entre la Resurrección de Jesucristo y nuestra resurrección. El que María se halle en
cuerpo y alma ya glorificada en el Cielo, es la anticipación de nuestra propia resurrección, dado
que ella es un ser humano como nosotros.
5.- ¿Dormición o Muerte de María?
La Escritura no da detalles sobre los últimos años de María sobre la tierra desde Pentecostés
hasta la Asunción, solo sabemos que la Virgen fue confiada por Jesús a San Juan. Al declarar el
dogma de la Asunción de María, Pío XII no quiso dirimir si la Virgen murió y resucitó enseguida,
o si marchó directamente al cielo. Muchos teólogos piensan que la Virgen murió para
asemejarse más a Jesús pero otros sostienen la Dormición de la Virgen, que se celebra en
Oriente desde los primeros siglos.
En lo que ambas posiciones coinciden es que la Virgen María, por un privilegio especial de
Dios, no experimentó la corrupción del su cuerpo y fue asunta al cielo, donde reina viva y
gloriosa, junto a Jesús.
MUNIFENTISSIMUS DEUS -CONSTITUCION APOSTOLICA. Año 1950. Pío XII.
Proclama el dogma de la Asunción de María al cielo.
Fundamento de este dogma: El Papa Pío XII bajo la inspiración del Espíritu Santo, y después de
consultar con todos los obispos de la Iglesia Católica, y de escuchar el sentir de los fieles, el
primero de Noviembre de 1950, definió solemnemente con su suprema autoridad apostólica,
el dogma de la Asunción de María. Este fue promulgado en la Constitución "Munificentissimus
Deus":
"Después de elevar a Dios muchas y reiteradas preces y de invocar la luz del
Espíritu de la Verdad, para gloria de Dios omnipotente, que otorgó a la Virgen
María su peculiar benevolencia; para honor de su Hijo, Rey inmortal de los siglos y
vencedor del pecado y de la muerte; para aumentar la gloria de la misma augusta
Madre y para gozo y alegría de toda la Iglesia, con la autoridad de nuestro Señor
Jesucristo, de los bienaventurados apóstoles Pedro y Pablo y con la nuestra,
pronunciamos, declaramos y definimos ser dogma divinamente revelado que La
Inmaculada Madre de Dios y siempre Virgen María, terminado el curso de su vida
terrenal, fue asunta en cuerpo y alma a la gloria del cielo"
¿Cuál es el fundamento para este dogma?
El Papa Pío XII presentó varias razones fundamentales para la definición del dogma:
1-La inmunidad de María de todo pecado: La descomposición del cuerpo es consecuencia del
pecado, y como María, careció de todo pecado, entonces Ella estaba libre de la ley universal de
la corrupción, pudiendo entonces, entrar prontamente, en cuerpo y alma, en la gloria del cielo.
2-Su Maternidad Divina: Como el cuerpo de Cristo se había formado del cuerpo de María, era
conveniente que el cuerpo de María participara de la suerte del cuerpo de Cristo. Ella concibió
a Jesús, le dio a luz, le nutrió, le cuido, le estrecho contra su pecho. No podemos imaginar que
Jesús permitiría que el cuerpo, que le dio vida, llegase a la corrupción.
I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 8
3-Su Virginidad Perpetua: como su cuerpo fue preservado en integridad virginal, (toda para
Jesús y siendo un tabernáculo viviente) era conveniente que después de la muerte no sufriera
la corrupción.
4-Su participación en la obra redentora de Cristo: María, la Madre del Redentor, por su íntima
participación en la obra redentora de su Hijo, después de consumado el curso de su vida sobre
la tierra, recibió el fruto pleno de la redención, que es la glorificación del cuerpo y del alma.
La Asunción es la victoria de Dios confirmada en María y asegurada para nosotros. La Asunción
es una señal y promesa de la gloria que nos espera cuando en el fin del mundo nuestros
cuerpos resuciten y sean reunidos con nuestras almas.
B - EL PAPA EN LA SOLEMNIDAD DE LA ASUNCIÓN DE MARÍA:
SERVIR A DIOS EN CUERPO Y ALMA
"La asunción al cielo, en alma y cuerpo, es un
privilegio divino concedido a la Santa Madre de
Dios por su particular unión con Jesús", dijo el
Papa Francisco a la hora del rezo del Ángelus en
la Plaza de San Pedro, en el día en el que la
Iglesia celebra el Dogma de la Asunción.
Ciudad del Vaticano
El miércoles 15 de agosto, en la solemnidad de la Asunción de la Virgen María al Cielo, el Papa
Francisco rezó la oración mariana del Ángelus junto a miles de fieles y peregrinos reunidos en
la plaza de San Pedro.
Asunción al cielo: unión corporal y espiritual
"La asunción al cielo, en alma y cuerpo, es un privilegio divino concedido a la Santa Madre de
Dios por su particular unión con Jesús. Es una unión corporal y espiritual, iniciada en la
Anunciación y madurada a lo largo de la vida de María a través de su singular participación en
el misterio del Hijo", explicó el Santo Padre destacando, que si bien María tuvo una vida
humilde y sencilla, ya que "fue una mujer común de su tiempo"; cada acción diaria suya, "era
realizaba siempre en total unión con Jesús, viviendo en el momento del Calvario su culmen en
el amor, en la compasión y en el sufrimiento del corazón".
"Es por eso que Dios le ha dado una participación plena también en la Resurrección de Jesús",
añadió el Obispo de Roma recordando que el cuerpo de la Madre "ha sido preservado de la
corrupción, al igual que el cuerpo del Hijo".
Dios quiere salvar al "hombre entero"
Asimismo, el Pontífice señaló que con esta festividad la Iglesia invita a contemplar este
misterio: "nos muestra que Dios quiere salvar al hombre entero, su alma y su cuerpo. Jesús
resucitó con el cuerpo que había recibido de María; y ascendió al Padre con su humanidad
transfigurada".
Por ello, -dijo Francisco- «la maravillosa realidad de la Asunción de María manifiesta y
confirma la unidad de la persona humana y nos recuerda que estamos llamados a servir y
I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 9
glorificar a Dios con todo nuestro ser, alma y cuerpo. Esto - la "resurrección de la carne" - es un
elemento propio de la revelación cristiana, una piedra angular de nuestra fe».
Glorificar a Dios con el cuerpo y el alma
Antes de concluir, el Papa hizo hincapié en que "servir a Dios sólo con el cuerpo sería una
acción esclava"; mientras que "servirlo sólo con el alma estaría en contraste con nuestra
naturaleza humana", por tanto como cristianos estamos llamados a glorificar a Dios a través de
la unión de ambos: cuerpo y alma, trabajando unidos en búsqueda de la eternidad.
"Si hemos vivido de esta manera, en el servicio jubiloso a Dios, que se expresa también en un
servicio generoso a los hermanos; nuestro destino, el día de la resurrección, será similar al de
nuestra Madre celestial", afirmó el Santo Padre invitando a todos a rezar a María, "para que
por su intercesión maternal, nos ayude a vivir nuestro camino diario en la esperanza de poder
alcanzarla algún día, con todos los Santos y nuestros seres queridos, en el paraíso".
C - 22 DE AGOSTO FIESTA MARÍA REINA
En el mundo entero se repite con frecuencia y resuena en muchos corazones el rezo de la
Salve: Salve Regina…, Dios te salve Reina… Es el reconocimiento y la proclamación de su
realeza. Verdaderamente María es Reina.
Ella nació Reina porque fue predestinada ab aeterno para que lo fuera. Y fue predestinada
para ser Reina porque fue elegida para la singularísima y trascendental misión de ser la Madre
de Cristo Rey y Mediadora universal de todas las gracias.
El término reina (rey) deriva del verbo latino regere, que significa ordenar las cosas a su propio
fin. Por tanto, el rey (reina) tiene el oficio de regir o gobernar a la sociedad a su cargo para que
ésta alcance su fin, con un verdadero primado de poder y excelencia (cfr. Santo Tomás de
Aquino, De regimini principium, I,1)
El significado de la palabra rey (reina) tiene múltiples acepciones. Así, por ejemplo:
a) Se puede ser reina de tres formas: la que es reina en sí misma, la que es esposa del rey, y la
que es madre del rey. En este caso, María es reina por los dos últimos títulos: por su relación
con Dios y con Cristo.
b) También cabe considerar el reinado en diversos grados: El Rey Supremo del Universo, el
rey que domina sobre otros reyes (Rey de reyes), y el rey de un Reino determinado. En el
primer sentido lo es Dios, en el segundo Cristo y, en el tercero, cualquiera que lo reciba por
derecho de herencia, conquista o elección. Según estas consideraciones, María es Reina de
reinas y también, en cierto modo, es reina por derecho de conquista.
c) Por último, también puede entenderse el término reina (rey) en sentido metafórico. Así, se
da éste título a aquél o aquello que excede de un modo singular a sus semejantes. Por
ejemplo, se dice rey al león, a un deportista, a la rosa reina de las flores, etc. En este sentido la
Virgen María es Reina por su plenitud de gracia y la excelencia de sus virtudes. En las letanías
del Rosario la llamamos: Reina de los Santos, de los Ángeles, de los Mártires, de las Vírgenes,
de los Confesores, etc.
Entre Cristo y María hay un perfecto paralelismo que es la razón fundamental de su realeza.
Por este motivo la Virgen María es Reina: por su íntima relación con la realeza de Cristo, pues
éste lo es por derecho propio y aquella lo es por razón de cierta analogía.
Cristo es Rey tanto por derecho propio como por derecho de conquista. En el primer caso lo es
como hombre y como Dios. Jesucristo en cuanto hombre, por su Unión Hipostática con el
Verbo, recibió del Padre “la potestad, el honor y el Reino” (cfr. Dan. 7,13-14) y, en cuanto
I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 10
Verbo de Dios, es el Creador y Conservador de todos cuanto existe, por lo mismo, tiene pleno y
absoluto poder en toda la creación (cfr. Jn. 1,1ss). En el segundo caso es Rey por derecho de
conquista en virtud de haber rescatado al género humano de la esclavitud en la que se
encontraba, al precio de su sangre, mediante su Pasión y Muerte en la Cruz (cfr. 1 Pe. 1,18-19).
De la unión con Cristo Rey deriva, en María Reina, tan esplendorosa sublimidad, que supera la
excelencia de todas las cosas creadas; de esta misma unión nace su poder regio, por el que Ella
puede dispensar los tesoros del Reino del Divino Redentor; en fin, en la misma unión con
Cristo tiene ori gen la eficacia inagotable de su materna intercesión con su Hijo y con el Padre
(cfr. Pío XII, Enc. Mystici corporis , 29 - VI 1943).
La razón por la que la Santísima Virgen María es Reina se fundamenta teológicamente en su
divina Maternidad y en su función de ser Corredentora del género humano.
a) Por su divina Maternidad: Es el fundamento principal, pues la eleva a un grado altísimo de
intimidad con el Padre celestial y la une a su divino Hijo, que es Rey universal por derecho
propio.
En la Sagrada Escritura se dice del Hijo que la Virgen concebirá: “Hijo del Altísimo será llamado
Y a El le dará el Señor Dios el trono de David su padre y en la casa de Jacob reinará eter-
namente y su reinado no tendrá fin” (Lc. 1,32-33). Y a María se le llama “Madre del Señor” (Lc.
1,43); de donde fácilmente se deduce que Ella es también Reina, pues engendró un Hijo que
era Rey y Señor de todas las cosas. Así, con razón, pudo escribir San Juan Damasceno:
“Verdaderamente fue Señora de to das las criaturas cuando fue Madre del Creador” (cit. en la
Enc. Ad coeli Reginam, de Pío XII, 11-X-1954).
b) Por ser Corredentora del género humano: La Virgen María, por voluntad expresa de Dios,
tuvo parte excelentísima en la obra de nuestra Redención. Por ello, puede afirmarse que el
género humano sujeto a la muerte por causa de una virgen (Eva), se salva también por medio
de una Virgen (María). En consecuencia, así como Cristo es Rey por título de conquista, al
precio de su Sangre, también María es Reina al precio de su Compasión dolorosa junto a la
Cruz.
`Ta Beatísima María debe ser llamada Reina, no sólo por razón de su Maternidad divina, sino
también porque cooperó íntimamente a nuestra salvación. Así como Cristo, nuevo Adán, es
Rey nuestro no sólo por ser Hijo de Dios sino también nuestro Redentor, con cierta analogía, se
puede afirmar que María es Reina, no sólo por ser Madre de Dios sino también, como nueva
Eva, porque fue asociada al nuevo Adán” (cfr. Pío XII, Enc, Ad coeli Reginam).
El Reino de Santa María, a semejanza y en perfecta coincidencia con el Reino de Jesucristo, no
es un Reino temporal y terreno, sino más bien un Reino eterno y universal: ”Reino de verdad y
de vida, de santidad, de gracia, de amor y de paz” (cfr. Prefacio de la Misa de Cristo Rey).
a) Es un Reino eterno porque existirá siempre y no tendrá fin (cfr. Lc. 1,33) y, es universal
porque se extiende al Cielo, a la tierra y a los abismos (cfr. Fil. 2,10-11).
b) Es un Reino de verdad y de vida. Para esto vino Jesús al mundo, para dar testimonio de la
verdad (cfr. Jn. 18,37) y para dar la vida sobrenatural a los hombres.
c) Es un Reino de santidad y justicia porque María, la llena de gracia, nos alcanza las gracias de
su Hijo para que seamos santos (cfr. Jn. 1,12-14); y de justicia porque premia las buenas obras
de todos (cfr. Rom. 2,5-6).
d) Es un Reino de amor porque de su eximia caridad nos ama con corazón maternal como hijos
suyos y hermanos de su Hijo (cfr. 1 Cor. 13,8).
e) Es un Reino de paz, nunca de odios y rencores; de la paz con que se llenan los corazones
que reciben las gracias de Dios (cfr. Is. 9,6).
I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 11
Santa María como Reina y Madre del Rey es coronada en sus imágenes “según costumbre de la
Iglesia” para simbolizar por este modo el dominio y poder que tiene sobre todos los súbditos
de su Reino.
La oración Colecta de la Memoria de Santa María Reina dice: “Oh Dios, que nos han dado
como Madre y como Reina, a la Madre de tu Unigénito; concédenos, por su intercesión, el
poder llegar a participar en el Reino celestial de la gloria reserva da a tus hijos”.
“La Virgen Inmaculada asunta en cuerpo y alma a la gloria celestial fue ensalzada por el Señor
como Reina universal, con el fin de que se asemejase de forma más plena a su Hijo, Señor de
señores y vencedor del pecado y de la muerte”. (Conc. Vat. II, Const. dogm. Lumen gentium,
n.59).
I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 12
II - CELEBRACION DE LA PALABRA DE DIOS
15 DE AGOSTO-ASUNCIÓN DE MARÍA
SALUDO INICIAL
En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén
INVOCACIÓN
Que la gracia de Nuestro Señor Jesucristo, el Amor del Padre y la comunión del Espíritu Santo
sea con todos nosotros. Amén
PETICIÓN DE PERDÓN
Tú que quisiste nacer de María Virgen y hacerte hermano nuestro.
SEÑOR TEN PIEDAD
Tú, que hiciste a María tu primera discípula.
CRISTO TEN PIEDAD
Tú que nos diste a María como Madre e intercesora.
SEÑOR TEN PIEDAD
ABSOLUCIÓN GENERAL
Dios todopoderoso tenga misericordia de nosotros, perdone nuestros pecados y nos lleve a la
vida eterna. Amén
ORACIÓN
Dios todopoderoso y eterno, que has elevado en cuerpo y alma a los cielos a la Inmaculada
Virgen María, Madre de tu Hijo, concédenos que, tendiendo siempre hacia los bienes
celestiales, merezcamos participar con ella de la gloria del cielo. Por Jesucristo Hijo tuyo y
Señor nuestro, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, y es Dios, por los siglos
de los siglos.
ILUMINACIÓN
LA ASUNCIÓN DE LA VIRGEN MARÍA
Liturgia de la Palabra
Primera lectura (Apoc 11, 19a; 12, 1-6a. 10ab): La visión del libro del Apocalipsis nos muestra
el poder del Hijo de Dios nacido de una mujer revestida de luz.
Salmo (Sal 44, 10b-12. 15b-16): El salmista canta el desposorio de una bella princesa con un
noble rey. Así es la unión de María con Dios. A cada estrofa respondamos: ¡De pie a tu derecha
está la Reina, Señor!
Segunda lectura (1Cor 15, 20-27a): San Pablo muestra la realidad de la resurrección del Señor
que alcanza a la humanidad y la encausa hacia la plenitud de vida.
I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 13
Evangelio (Lc 1, 39-56)
María e Isabel han respondido al llamado de Dios. Cada una fue bendecida por él. Y María
canta esas maravillas del Señor.
PRECES
Hoy es un día de esperanza. La presentamos al Señor que escucha nuestras súplicas. A cada
intención respondemos: Por tu Madre, libéranos, Señor.
 Por la Iglesia, testigo de la resurrección en medio del mundo, para que no desfallezca
en promover la esperanza en un mundo más justo y fraterno. Oremos…
 Por nuestra nación, que vive momentos históricos especiales, para que el accionar de
todos los cristianos muestre caminos de esperanza, justicia y paz. Oremos…
 Por las mujeres que padecen a causa de la trata, del trabajo esclavo y de la violencia
doméstica, para que la Asunción de María ayude a los cristianos y a otros organismos a
trabajar por su dignidad y liberación. Oremos…
 Por nuestra comunidad, germen de vida nueva en medio de nuestro barrio, para que
comuniquemos esperanza, trabajemos por la unidad y vivamos en paz. Oremos…
 Por nuestros hermanos que partieron de este mundo, para que se encuentren ya
gozando de la tierra prometida, donde ya no existe llanto ni dolor. Oremos
 Por los frutos del Congreso Mariano Nacional, para que el pueblo argentino camine
unido en María, confiando y esperando siempre en el Señor. Oremos.
I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 14
22 DE AGOSTO-MARÍA REINA
SALUDO INICIAL
En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén
INVOCACIÓN
Que la gracia de Nuestro Señor Jesucristo, el Amor del Padre y la comunión del Espíritu Santo
sea con todos nosotros. Amén
PETICIÓN DE PERDÓN
Tú que quisiste nacer de María Virgen y hacerte hermano nuestro.
SEÑOR TEN PIEDAD
Tú, que hiciste a María tu primera discípula.
CRISTO TEN PIEDAD
Tú que nos diste a María como Madre e intercesora.
SEÑOR TEN PIEDAD
ABSOLUCIÓN GENERAL
Dios todopoderoso tenga misericordia de nosotros, perdone nuestros pecados y nos lleve a la
vida eterna. Amén
ORACIÓN
Bendito eres Señor, que nos has dado como Madre a la Santísima Virgen María, que por tu
gracia es digna de toda alabanza, porque de ella nació el Sol de Justicia, Cristo nuestro Señor.
Amén.
22 de agosto
La Santísima Virgen María Reina
Memoria
Un hijo nos ha sido dado
Lectura del libro del profeta Isaías 9, 1-6
El pueblo que caminaba en las tinieblas ha visto una gran luz; sobre los que habitaban en el
país de la oscuridad ha brillado una luz.
Tú has multiplicado la alegría, has acrecentado el gozo; ellos se regocijan en tu presencia
como se goza en la cosecha, como cuando reina la alegría por el reparto del botín.
Porque el yugo que pesaba sobre él, la barra sobre su espalda y el palo de su carcelero, todo
eso lo has destrozado como en el día de Madián. Porque todas las botas usadas en la refriega y
las túnicas manchadas de sangre, serán presa de las llamas, pasto del fuego.
Porque un niño nos ha nacido, un hijo nos ha sido dado. La soberanía reposa sobre sus
hombros y se le da por nombre: «Consejero maravilloso, Dios fuerte, Padre para siempre,
Príncipe de la paz.» Su soberanía será grande, y habrá una paz sin fin para el trono de David y
para su reino; él lo establecerá y lo sostendrá por el derecho y la justicia, desde ahora y para
siempre. El celo del Señor de los ejércitos hará todo esto.
I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 15
Palabra de Dios.
SALMO Sal 112, 1-2. 3-4.5-6. 7-8 (R.: cf. 2)
R. Bendito sea el nombre del Señor para siempre.
O bien:
Aleluia.
Alaben, servidores del Señor,
alaben el nombre del Señor
Bendito sea el nombre del Señor,
desde ahora y para siempre. R.
Desde la salida del sol hasta su ocaso,
sea alabado el nombre del Señor.
El Señor está sobre todas las naciones,
su gloria se eleva sobre el cielo. R.
¿Quién es como el Señor, nuestro Dios,
que tiene su morada en las alturas,
y se inclina para contemplar
el cielo y la tierra? R.
El levanta del polvo al desvalido,
alza al pobre de su miseria,
para hacerlo sentar entre los nobles,
entre los nobles de su pueblo. R.
ALELUIA Cf. Lc 1, 28
Alégrate, María, llena de gracia,
el Señor está contigo,
bendita tú eres entre las mujeres.
EVANGELIO
Concebirás y darás a luz un hijo
+ Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas 1, 26-38
El Ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen
que estaba comprometida con un hombre perteneciente a la familia de David, llamado José. El
nombre de la virgen era María.
El Ángel entró en su casa y la saludó, diciendo: «¡Alégrate!, llena de gracia, el Señor está
contigo.»
Al oír estas palabras, ella quedó desconcertada y se preguntaba qué podía significar ese
saludo
Pero el Ángel le dijo: «No temas, María, porque Dios te ha favorecido. Concebirás y darás a
luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús; él será grande y será llamado Hijo del Altísimo. El
Señor Dios le dará el trono de David, su padre, reinará sobre la casa de Jacob para siempre y su
Reino no tendrá fin.»
María dijo al Ángel: «¿Cómo puede ser eso, si yo no tengo relaciones con ningún hombre?»
El Ángel le respondió: «El Espíritu Santo descenderá sobre ti y el poder del Altísimo te
I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 16
cubrirá con su sombra. Por eso el niño será Santo y será llamado Hijo de Dios. También tu
parienta Isabel concibió un hijo a pesar de su vejez, y la que era considerada estéril, ya se
encuentra en su sexto mes, porque no hay nada imposible para Dios.»
María dijo entonces: «Yo soy la servidora del Señor, que se cumpla en mí lo que has dicho.»
Y el Ángel se alejó. Palabra del Señor.
PRECES
A cada intención respondemos:
“Por María, escúchanos Señor”
 Señor, te pedimos por el Papa Francisco, nuestro Obispo, sacerdotes y consagrados:
para que como María, sepan ofrecer a Jesucristo con firmeza en la fe, la alegría de la
esperanza y el gozo de la unidad cristiana. Oremos...
 Señor, te pedimos para que acrecientes en nuestra Patria sentimientos de solidaridad
e inspires en los gobernantes deseos de trabajar por la paz y el progreso de los
pueblos. Oremos...
 Te pedimos Señor, protejas a nuestros niños; alejes de todo mal a nuestros jóvenes; y
a los ancianos los bendigas y les concedas paz y salud. Oremos…
 Señor, te pedimos por las familias, para que siempre encuentren el camino y la fuerza
del amor. Oremos…
 Te pedimos Señor por nuestros hermanos que ya partieron de este mundo, concédeles
el cielo en herencia y a sus familias el consuelo y la paz. Oremos…
 Te pedimos en especial, por el crecimiento de las vocaciones sacerdotales; por la
perseverancia de los seminaristas y de los ya consagrados. Oremos…
Señor concede la abundancia de la fe y la gracia a todas las personas que, a ejemplo de María,
ofrecen su generoso servicio en las comunidades parroquiales y en la sociedad civil. Oremos…
I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 17
III– ROSARIO
El Santo Rosario es como una corona de rosas. Las rosas son unas de las flores más bellas. Se
llama Rosario de 50 Rosas, las que un hijo le ofrece como homenaje a su Mamá., Esas rosas
que exhalan una fragancia muy delicada, unos colores muy bellos.
El Rosario es fundamentalmente: vivir, meditar y hacer oración de los misterios de la vida
de JESÚS, en unión con la VIRGEN MARIA. Por eso llamamos a los Misterios Gozosos,
Dolorosos, Luminosos y Gloriosos. Lo que se medita en el Rosario son esos misterios que hoy
nos dan salvación. En estos misterios tenemos el Evangelio concentrado. Es el Evangelio
meditado hecho propio por la fe.
El Santo Rosario, es Cristocéntrico, es un instrumento que transmite la espiritualidad mariana.
Es un compendio del Evangelio, y gracias a la contemplación y meditación de sus Misterios
progresamos en el conocimiento de Jesucristo. Al contemplar la vida del Hijo de Dios con el
Santo Rosario, sacamos el sustento para la fe y el estímulo para vivir como creyentes y como
devotos cristianos católicos. Desde la Edad Media no ha parado de crecer el número de
personas que rezan el Santo Rosario. La experiencia mística de su rezo se ha implantado en
hogares, iglesias, monasterios, santuarios, casas de retiro y demás lugares que se prestan al
recogimiento espiritual. El Santo Rosario nos ilumina la figura y la misión salvífica de la
Santísima Virgen María. Y la devoción mariana por el Santo Rosario nos conecta directamente
con la voluntad de Jesucristo.
¿PARA QUÉ SE REZA EL SANTO ROSARIO? A través del Santo Rosario suplicamos, de una
manera intensa y continuada, a la Santísima Virgen María para que interceda por nosotros en
cada momento de nuestra vida cotidiana. La invocamos para que las necesidades propias y
ajenas sean cubiertas con dignidad. Es una invocación de caridad cristiana. Del mismo modo,
invocamos universalmente por todas las causas justas de una manera más concreta. Y,
especialmente, la invocamos por la Santa Madre Iglesia, que siempre ha actuado como
protectora, promotora y benefactora del Santo Rosario. Al invocar a la Santísima Virgen María,
mientras rezamos el Santo Rosario, también comprendemos a Jesucristo desde su Madre,
recordamos la presencia eterna de Nuestro Señor Salvador, recorremos el camino evangélico
de la Madre y su Hijo, y anunciamos y rogamos a Jesucristo con la Santísima Virgen María. Así
es como obtenemos de Ella sus innumerables gracias.
Lo fundamental en el Santo Rosario es la meditación. Y como todos ustedes conocen cada
misterio es precedido por la oración más importante que es el PADRE NUESTRO, la oración del
Señor. La oración que, cuando la rezamos con los sentimientos, con la actitud de fe y
del amor de Jesús, es una oración de infinito poder. Concluye cada misterio con el rezo del
Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo como un homenaje de alabanza a la Santísima
Trinidad.
En las apariciones de la Virgen en Fátima, Lourdes y otras, cuando las personas rezan el
Rosario, la Virgen reza el Padre Nuestro con los videntes y luego inclina su cabeza también
rezando el Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Las otras diez Avemarías.....¿no es el Ave
María una oración en la primera parte inspirada en el Espíritu Santo?. Fue el mismo Dios Quien
la compuso para María cuando mandó al Arcángel Gabriel a decirle: "Dios Te saluda, María.
"Esto significa Dios te salve María, eres llena de Gracia, el Señor es contigo. Y le dice su prima
Isabel, inspirada también por el Espíritu Santo, "Tú eres bendita entre todas la mujeres y el
Fruto que hay en tu vientre también es bendito."
I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 18
Cuando alguien reza el Rosario, si lo hace con devoción, todo el cuerpo y el alma se unen: el
tacto cuando lo estamos usando, al pasar las cuentas las manos se unen a la oración, los labios
expresan lo que cree nuestro corazón, los oídos se unen también. Si lo rezamos en comunidad,
comunidad que alaba al Señor, la mente está meditando los misterios del Señor, la
imaginación recuerda los lugares del Evangelio, el corazón y el alma se elevan hacia el Señor y
recogemos las necesidades de todos los hombres, precisamente con la Santísima Virgen, para
presentárselas ante el Señor.
La Santísima Virgen María nos ha dicho que el Santo Rosario rezado con fervor y con
perseverancia es el remedio en contra de cualquier mal y que no hay problema personal,
familiar, comunitario, nacional e internacional que no se pueda resolver con el Santo
Rosario.
La paz nos viene de Dios, la salvación nos viene del Señor, la Virgen proclama "el humilde"
y Cristo dice: "será ensalzado". El Santo Rosario es un regalo sólo para los que tiene corazón de
pastor, corazón humilde, corazón sencillo.
Pero el Rosario se ofrece a los sabios, a los Reyes, al Papa, a los Obispos y se ofrece a todos los
hombres y mujeres de buena voluntad.
Nada hay tan sencillo como el rezo del Santo Rosario. No hay instrumento más sencillo para el
pueblo de Dios, por supuesto respetando siempre la Eucaristía y los Sacramentos, que el rezo
del Santo Rosario. ¡Son tantas las maravillas que se han dado a lo largo de la historia!
Si el mundo tomara la devoción del Santo Rosario habría paz: un solo Rebaño, Un solo Pastor.
No hay instrumento más fácil si una familia reza el Rosario todos los días para superar todos
los problemas que tenga. La familia que reza todos los días el Rosario siempre tendrá lo
necesario para vivir. No les faltará un techo digno, un trabajo honrado y superarán
las pruebas de esta vida. El Rosario nos lo ofrece nuestra Virgen Santísima, Nuestra Madre,
especialmente para los últimos tiempos.
No es para llevarlo como un adorno en el auto, no es para tenerlo como adorno en la casa, el
Rosario es para meditarlo y rezarlo todos los días. No imponga el rezo del Santo Rosario a las
otras personas. Motívenlos, díganle el por qué y empiecen rezando un misterio para no
cansarlos.
Dicen los Santos-( que son los hombres que entienden de Dios), que la persona que reza el
Rosario con fe está predestinada a la eternidad.
Para los tiempos difíciles que vienen para el mundo, solamente van a perseverar las personas
devotas a la Virgen, los amantes de la Eucaristía, los que llevan el sello del Espíritu, pero
sobretodo, perseverarán en aquellas que en esa devoción a la Virgen rezan el Santo Rosario
cada día.
Los invitamos hermanos, a meditar en este mes de Agosto dentro de los Misterios Gloriosos, el
4° y 5°
Y se abrió el santuario celeste de Dios [...]; y hubo relámpagos, estampidos de truenos, un
terremoto fuerte y granizada. Apocalipsis 11,19 <>. Judit 13,18-19 Porque la ley del Espíritu de
la vida en Jesucristo me liberó de la ley del pecado y de la muerte [...]. Carta a los Romanos 8,2
La Santísima Virgen María es la Madre del Mesías y de la Iglesia. La humanidad se encamina
hacia una era mesiánica, y la luminosa Iglesia arropa a sus hijos con su manto protector. Es la
instauración de una Iglesia que nos refleja la Virgen María como un modelo de fe perfecto. La
Virgen María se hace dogma de fe. Podemos celebrar que es la Madre de Dios. Su Asunción al
cielo es un hecho, lo avala tanto su Encarnación como la dignidad de su maternidad y su eterna
virginidad. La Purísima Virgen María ha vencido, junto a Jesucristo, al pecado y a la muerte. Así
asciende al cielo en cuerpo y alma. Ya es un hecho: Ella es la Madre de Nuestro Salvador Señor
I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 19
Jesucristo. Ella es una imagen purísima, toda entera y virginal, completamente redimida a
través de la Santísima y Divina Obra de su Hijo ya realizada y cumplida para alcanzar el final de
los tiempos.
El diálogo de la Santísima Virgen María con Dios y su Hijo será eterno, sin pausa, para seguir
asegurando nuestra salvación. La Virgen María no cometió pecado alguno durante su vida,
sobrevivió a la concupiscencia del mundo que le rodeaba. Toda su existencia terrenal estuvo
apartada del pecado, porque fue la única y mejor manera de entregarse piadosamente a la
voluntad de Dios. Ella fue la única y primera mujer en liberarse de la esclavitud del pecado;
consiguió la santidad cristiana en vida y en la eternidad tras su asunción al cielo. La Asunción
es el culmen de la vida santificada de la Virgen María. A partir de su Asunción comienza la
Iglesia de los resucitados. Ella se convierte en un faro guía y eterno para la esperanza del
pueblo de Dios. Su luz ilumina el camino que nos lleva hacia donde se encuentra el Señor.
Dado que el cuerpo, la carne, de la Virgen María no se corrompió ni con la concepción ni con el
parto, tampoco se corrompió con su estancia en un sepulcro. Así es que su Asunción y
Glorificación es una consecuencia de una vida liberada del pecado original en todo momento.
Las Puertas del Cielo se abrieron para recibir a la Santísima Virgen María, quien siempre amó
en vida al mismo Dios Creador y Redentor que le acogía en su Seno Universal. La Asunción de
la Santísima Virgen María nos provoca una alegría infinita. Confiamos en Ella y en su Gracia,
porque nos reporta Esperanza ahora que sabemos dónde se encontrará hasta el final de los
tiempos. El devoto celebra este Misterio con un optimismo desbordado: nos cae del Cielo la
Luz salvífica de la Santísima Virgen María mientras asciende sonriente.
Una gran señal apareció en el cielo: una Mujer vestida del sol, la luna bajo sus pies, y una
corona de doce estrellas sobre su cabeza. Apocalipsis 12,1 <>. Lucas 1,48-48
La SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA es la única y verdadera Madre de todos los seguidores de su Hijo
Jesucristo. La veneración a la Santísima Virgen María es indisoluble del culto a Jesucristo, y
viceversa. Esta cualidad de máxima veneración es simultánea y recíproca tanto en la Madre de
Dios como en su Hijo. La Santísima Virgen María ocupa su lugar en el Misterio de Jesucristo y
de la Iglesia. Está incluida en todos los Misterios cristianos. En el Misterio Trinitario es Hija
elegida del Padre, Madre Santísima del Hijo y Amorosa Esposa del Espíritu. En el Misterio
Pascual y Pentecostal coopera con Nuestro Señor Salvador bajo la Cruz y junto a los Apóstoles.
En el Misterio de la Iglesia es tanto su Madre como su modelo. Y en el Último Misterio, al final
de los tiempos, será parte intrínseca de la Gloria Trinitaria. Cuanto mayor sea la devoción a la
Santísima Virgen María, infinitamente mayor será la unidad con su Hijo Jesucristo. Dios había
previsto y predestinado todo el peregrinaje de la Santísima Virgen María. La Coronación como
Reina del Cielo es el homenaje supremo a la Madre del Hijo. Por su sacrificio en vida, Dios
acoge en su Seno a la Santísima Virgen María, porque como Madre aceptó y soportó la
dolorosa Pasión de Jesucristo, favoreciendo la unión de su Hijo con Dios y con todos nosotros.
La Santidad de la Virgen María es absoluta e incuestionable: Ella es LA SANTÍSIMA MADRE DE
DIOS, LA TODA SANTA, LA HIJA PREDILECTA DEL PADRE Y LA MADRE PREDILECTA DEL HIJO.
MARÍA Y LA FAMILIA
TE PROPONEMOS QUE EN CASA, CON LOS MIEMBROS DE TU FAMILIA, REALICEN JUNTOS UN
ROSARIO CON FIDEOS, SEMILLAS, ETC Y LOS PINTEN.
Les compartimos un tríptico, que lo pueden imprimir y colorear, y doblarlo en tres partes, para
colocarlo junto al rosario en el Altar Familiar.
I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 20
I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 21
I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 22
IV– MARÍA Y LOS NIÑOS
Preparamos un lugar en nuestra casa para María
Materiales:
• Cartulina, goma eva, o cartón delgado
• Lápices de colores, crayones, felpas
• Optativos para decorar (brillantinas, lentejuelas)
Paso 1: Colorear la lámina
Paso 2: Pegar la lámina sobre un trozo de cartulina, goma eva o cartón delgado (para darle
estabilidad a nuestro altar).
Paso 3: Recortar el altar por los bordes.
Paso 4: Si lo deseas, decorar con brillantinas, lentejuelas, dibujos o frases.
Paso 5: Doblar, para que adquiera apariencia de un altar.
Peticiones
• Te pido Mamá María para que todos los niños te conozcan y sepan cuánto los quieres.
• Te pido que nos enseñes como enseñaste
a tu hijo Jesús.
Te pido que nos guiés y acompañes cada día
en nuestro caminar.
Oración Final “Para quien lo suficiente no le
basta, nada le será bastante”.
Digamos juntos la oración que Él nos
enseñó: Padre Nuestro…
Ave María…Gloria..
Signo: Al llegar a nuestra casa instalaremos
nuestro altar a María para rezar e ir
incorporando los distintos trabajos que
realicemos. Podemos colocarle flores y
también una velita para alumbrarla.
I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 23
V – MARÍA Y LOS JÓVENES
Hagan todo lo que Él les diga
INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO
Ven Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles, e infunde en ellos el fuego de tu amor.
Envía Señor tu Espíritu y todas las cosas serán creadas.
Ven Espíritu Santo, ilumina mi entendimiento, abre mi corazón y mueve mi voluntad para que
escuchando tu Palabra, la acoja en mi vida y la ponga en práctica.
EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN 2, 1-11
Tres días después, hubo una boda en Caná de Galilea. La madre de Jesús estaba invitada.
También lo estaban Jesús y sus discípulos. Se les acabó el vino, y entonces la madre de Jesús le
dijo: -No les queda vino. Jesús le respondió: -Mujer, no intervengas en mi vida; mi hora aún no
ha llegado. La madre de Jesús dijo entonces a los que estaban sirviendo: Hagan lo que Él les
diga.
Había allí seis tinajas de piedra, de las que utilizaban para sus ritos de purificación, de unos
ochenta o cien litros cada uno. Jesús dijo a los que servían: -Llenen las tinajas de agua. Y las
llenaron hasta arriba. Una vez llenas, Jesús les dijo: -Saquen ahora un poco y llévenselo al
encargado de la fiesta. Ellos cumplieron sus órdenes. Cuando el encargado probó el vino
nuevo sin saber de dónde venía (sólo lo sabían los sirvientes que habían sacado el agua), llamó
al novio y le dijo: -Todo el mundo sirve primero el vino de mejor calidad y cuando los invitados
ya han bebido bastante, saca el más corriente. Tú, en cambio, has reservado el de mejor
calidad hasta ahora. Esto sucedió en Caná de Galilea. Fue el primer signo realizado por Jesús.
Así manifestó su gloria y sus discípulos creyeron en Él.
Algunos aspectos que resaltan del texto:
 En el episodio de las bodas de Caná, san Juan presenta la primera intervención de María en
la vida pública de Jesús y pone de relieve su cooperación en la misión de su Hijo.
 En Caná, la Virgen muestra una vez más su total disponibilidad a Dios. Ella que, en la
Anunciación, creyendo en Jesús antes de verlo, había contribuido al prodigio de la
concepción virginal, aquí, confiando en el poder de Jesús aún sin revelar, provoca su
"primer signo", la prodigiosa transformación del agua en vino.
 De ese modo, María precede en la fe a los discípulos que, cómo refiere San Juan, creerán
después del milagro: Jesús " manifestó su gloria, y creyeron en Él sus discípulos" (Jn 2, 11).
Más aún, al obtener el signo prodigioso, María brinda un apoyo a su fe.
Para una mejor comprensión de la Palabra de Dios, te sugerimos que contestes las siguientes
preguntas:
I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 24
1. ¿De qué se trata el texto que acabas de leer? (Cuéntalo con tus palabras)
2. ¿Quiénes estaban invitados a la boda?
3. ¿De qué se da cuenta la madre de Jesús? ¿Qué le dice a los que estaban sirviendo? ¿Y qué
les dijo Jesús?
4. ¿Qué le dice el encargado al novio?
5. ¿Qué les pasó a los discípulos después de este signo?
 La exhortación de María: "Haced lo que él os diga", conserva un valor siempre actual para
los cristianos de todos los tiempos, y está destinada a renovar su efecto maravilloso en la
vida de cada uno. Invita a una confianza sin vacilaciones, sobre todo cuando no se
entienden el sentido y la utilidad de lo que Cristo pide.
 El episodio de las bodas de Caná nos estimula a ser valientes en la fe y a experimentar en
nuestra vida la verdad de las palabras del Evangelio: "Pedid y se os dará" (Mt 7, 7; Lc 11, 9).
1. ¿Qué significan para ti, las palabras de María: “Hagan lo que Él les diga”? ¿Cómo puedes
reconocer lo que Jesús te dice? ¿A qué te invita Jesús hoy en tu vida? ¿a través de quien o
quienes jesús te habla hoy? ¿A qué te invita el Señor hoy para la realización de tu proyecto
de vida?
I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 25
“Hagan todo lo que Él les diga” En un momento de silencio, reconoce:
 ¿En tus opciones y/o elecciones de vida ha estado presente estas palabras de María?
 ¿Cómo hacer de esta invitación una actitud de vida frente a las invitaciones que Jesús te
hace?
Oración a nuestra madre María
Bajo tu amparo nos acogemos
Santa Madre de Dios,
no desoigas las oraciones que te dirigimos
en nuestras necesidades,
antes bien líbranos de todo peligro
Oh, Virgen Gloriosa y Bendita
Amén.
I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 26
VI– ADORACIÓN EUCARÍSTICA CON MARÍA
1. Nos ponemos en presencia del Señor.
2. En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén
3. Nos ponemos de rodillas
4. Luego de acomodarnos en un banco, reclinatorio, o piso, realizamos una oración para
preparar el corazón.
Señor Jesús, inflámanos en tu amor
Y haz que sólo pensemos en ti;
Que no ambicionemos otra cosa que Tú mismo.
¡Qué felices seríamos si tu santo fuego nos invadiera
Y quemara todos los afectos terrenos!
Oh Verbo Divino, en la Encarnación,
La pasión y la Eucaristía
Te has aniquilado y sacrificado por amor nuestro;
¿Cómo no consagrarnos totalmente a Ti?
Y Tú, Padre de Bondad, acepta la alabanza,
Que brota de la entrega de nuestras vidas
Y se une a la ofrenda de tu Hijo.
Danos la gracia de participar activamente
En la vida de la Iglesia, fomentando la unidad,
Para que el mundo crea.
Señor Jesús, quisiera obtener la gracia
Concedida a tantos mártires
De morir por tu amor;
O al menos, la gracia de alabarte
Aceptando la muerte según tu voluntad.
Esto deseo y quiero: vivir y morir
Para honrarte y agradarte.
Desde ahora te sacrifico mi vida
Y te ofrezco mi muerte,
La que sea y cuando sea.
Jesús mío, quiero morir como Tú,
Dando la vida por la salvación de los demás.
Amén.
5. Leemos la Palabra de Dios
6. Del libro del Cantar de los Cantares
¡Ponme como sello de tu corazón,
Como tatuaje en tu brazo;
Porque fuerte como la muerte es el amor;
Sus llamaradas son llamas de fuego,
I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 27
Una hoguera del Señor!
Las grandes aguas no pueden apagar el amor
Ni los ríos pueden arrasarlo.
Si uno cambiara el amor por las riquezas
Sería el más despreciable.
Silenciamos el corazón, meditamos sobre lo que dice la Palabra y sobre lo que nos dice
al corazón.
7. Escribimos lo que pensamos y sentimos. Volvemos nuestra mirada a Jesús Eucaristía.
8. Leemos el Salmo 71, 1-4
Dios mío, confía tu juicio al rey,
Tu justicia al hijo de reyes,
Para que rija a tu pueblo con justicia,
A tus humildes con rectitud.
Para que defienda a los humildes del pueblo,
Socorra a los hijos del pobre
Y quebrante al explotador.
Reflexión:
En el Antiguo Testamento se ve con claridad que Dios bendice a su pueblo por medio del
Rey, y que el rey tiene que ponerse de parte de los más indefensos, precisamente para
demostrar el Amor de Dios. Así es también María para nosotros, en esta etapa de la
historia: la intercesora ante Dios, el auxilio del pobre, la fortaleza del débil, el refugio de
los pecadores.
Oración a la Reina del Cielo y Madre de la Eucaristía
Oh María, Tú me has conseguido el favor divino
Y me has protegido hasta ahora;
Continúa tu obra y alcánzame la salvación plena.
Soy un pobre que te implora.
Ayúdame, protectora de quienes te invocan.
Amén
I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 28
La Virgen María es la doncella escogida por Dios para ser la Madre de Nuestro
Señor Jesucristo y Madre Nuestra. Su nombre, que en hebreo es Miriam, significa señora,
princesa.
Por ello, al concluir este Subsidio, les presentamos algunas canciones dedicadas a la Reina del
Cielo, acompañadas de algunas reflexiones de la Lumen Gentium, constitución dogmática
sobre la Iglesia del Concilio Vaticano II.
Contigo, María (Athenas)
https://www.youtube.com/watch?time_continue=20&v=kkVtd-kam6A
“La Virgen Inmaculada, preservada inmune de toda mancha de culpa original, terminado el
decurso de su vida terrena, fue asunta en cuerpo y alma a la gloria celestial y fue ensalzada por
el Señor como Reina universal con el fin de que se asemejase de forma más plena a su
Hijo”. Lumen Gentium 59.
La esclava del Señor (Franklin Conil)
https://www.youtube.com/watch?time_continue=5&v=WC6JfPWUEqU
“Redimida de modo eminente, en previsión de los méritos de su Hijo, y unida a Él con un
vínculo estrecho e indisoluble, está enriquecida con la suma prerrogativa y dignidad de ser la
Madre de Dios Hijo, y por eso hija predilecta del Padre y sagrario del Espíritu Santo”. Lumen
Gentium 53.
Reina del Cielo (Athenas)
https://www.youtube.com/watch?time_continue=14&v=k47dmGpHvxk
"Ofrezcan todos los fieles súplicas apremiantes a la Madre de Dios y Madre de los hombres
para que ella, que ayudó con sus oraciones a la Iglesia naciente, también ahora, ensalzada en
el cielo por encima de todos los ángeles y bienaventurados, interceda en la comunión de todos
los santos ante su Hijo hasta que todas las familias de los pueblos, tanto los que se honran con
el título de cristianos como los que todavía desconocen a su Salvador, lleguen a reunirse
felizmente, en paz y concordia, en un solo Pueblo de Dios, para gloria de la Santísima e
indivisible Trinidad”. Lumen Gentium 69.
I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 29
UN DÍA AL CIELO IRÉ
SALVE REINA DE LOS CIELOS
I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 30
SALVE, REGINA
REINA DEL VALLE
I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 31
REINA DEL CIELO, ALEGRATE
I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 32
I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 33
AL CORAZÓN BENIGNO DE MARÍA
I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 34
I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 35

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Semana Santa
Semana SantaSemana Santa
Semana Santa
Bertha Paz
 
Mariología 2
Mariología 2Mariología 2
Mariología 2
Rebeca Reynaud
 
Programa Semana Santa Lagunera
Programa Semana Santa LaguneraPrograma Semana Santa Lagunera
Programa Semana Santa Lagunera
Nuestras Islas Canarias
 
Hermano l obo mayo 2021
Hermano l obo mayo 2021Hermano l obo mayo 2021
Hermano l obo mayo 2021
franfrater
 
Libro de los temas de confirmacion
Libro de los temas de confirmacionLibro de los temas de confirmacion
Libro de los temas de confirmacion
Toda Dios
 
Cristología misterios luminosos
Cristología misterios luminososCristología misterios luminosos
Cristología misterios luminosos
32942099
 
Tema 4 maria en la iglesia i ppt
Tema 4  maria en la iglesia i pptTema 4  maria en la iglesia i ppt
Tema 4 maria en la iglesia i ppt
Jaime Alonso
 
Celebraciones para la Semana Santa
Celebraciones para la Semana SantaCelebraciones para la Semana Santa
Celebraciones para la Semana Santa
Parroquialainmaculada
 
Juan Pablo II El Grande
Juan Pablo II El GrandeJuan Pablo II El Grande
Juan Pablo II El Grande
Carmen María Pérez
 
Tiempo de Pascua
Tiempo de Pascua Tiempo de Pascua
Tiempo de Pascua
diocesisdetlaxcala
 
Mariologia
MariologiaMariologia
Mariologia
julioebonilla
 
La celebración del misterio cristiano
La celebración del misterio cristianoLa celebración del misterio cristiano
La celebración del misterio cristiano
P Miguel López
 
El Santo Rosario de Cristal de Zaragoza
El Santo Rosario de Cristal de ZaragozaEl Santo Rosario de Cristal de Zaragoza
El Santo Rosario de Cristal de Zaragoza
alicia_pola
 
Sacramentales
SacramentalesSacramentales
Sacramentales
EmanuelEstrada
 
Curso De ConfirmacióN
Curso De ConfirmacióNCurso De ConfirmacióN
Curso De ConfirmacióN
Daniel Caliz
 
Liturgia para el adviento
Liturgia para el advientoLiturgia para el adviento
Liturgia para el adviento
Unidad de Espiritualidad Eudista
 
Tema 24: El Domingo de Ramos y la Semana Santa
Tema 24: El Domingo de Ramos y la Semana SantaTema 24: El Domingo de Ramos y la Semana Santa
Tema 24: El Domingo de Ramos y la Semana Santa
Julio Gómez
 
Semana santa
Semana santaSemana santa
Semana santa
Gabriel Godiño
 
Subsidio Junio 2020
Subsidio Junio 2020Subsidio Junio 2020
Subsidio Junio 2020
Nombre Apellidos
 
1cr t adjuntos_168
1cr t adjuntos_1681cr t adjuntos_168

La actualidad más candente (20)

Semana Santa
Semana SantaSemana Santa
Semana Santa
 
Mariología 2
Mariología 2Mariología 2
Mariología 2
 
Programa Semana Santa Lagunera
Programa Semana Santa LaguneraPrograma Semana Santa Lagunera
Programa Semana Santa Lagunera
 
Hermano l obo mayo 2021
Hermano l obo mayo 2021Hermano l obo mayo 2021
Hermano l obo mayo 2021
 
Libro de los temas de confirmacion
Libro de los temas de confirmacionLibro de los temas de confirmacion
Libro de los temas de confirmacion
 
Cristología misterios luminosos
Cristología misterios luminososCristología misterios luminosos
Cristología misterios luminosos
 
Tema 4 maria en la iglesia i ppt
Tema 4  maria en la iglesia i pptTema 4  maria en la iglesia i ppt
Tema 4 maria en la iglesia i ppt
 
Celebraciones para la Semana Santa
Celebraciones para la Semana SantaCelebraciones para la Semana Santa
Celebraciones para la Semana Santa
 
Juan Pablo II El Grande
Juan Pablo II El GrandeJuan Pablo II El Grande
Juan Pablo II El Grande
 
Tiempo de Pascua
Tiempo de Pascua Tiempo de Pascua
Tiempo de Pascua
 
Mariologia
MariologiaMariologia
Mariologia
 
La celebración del misterio cristiano
La celebración del misterio cristianoLa celebración del misterio cristiano
La celebración del misterio cristiano
 
El Santo Rosario de Cristal de Zaragoza
El Santo Rosario de Cristal de ZaragozaEl Santo Rosario de Cristal de Zaragoza
El Santo Rosario de Cristal de Zaragoza
 
Sacramentales
SacramentalesSacramentales
Sacramentales
 
Curso De ConfirmacióN
Curso De ConfirmacióNCurso De ConfirmacióN
Curso De ConfirmacióN
 
Liturgia para el adviento
Liturgia para el advientoLiturgia para el adviento
Liturgia para el adviento
 
Tema 24: El Domingo de Ramos y la Semana Santa
Tema 24: El Domingo de Ramos y la Semana SantaTema 24: El Domingo de Ramos y la Semana Santa
Tema 24: El Domingo de Ramos y la Semana Santa
 
Semana santa
Semana santaSemana santa
Semana santa
 
Subsidio Junio 2020
Subsidio Junio 2020Subsidio Junio 2020
Subsidio Junio 2020
 
1cr t adjuntos_168
1cr t adjuntos_1681cr t adjuntos_168
1cr t adjuntos_168
 

Similar a Subsidio agosto 2019

Subsidio Abril 2020
Subsidio Abril 2020Subsidio Abril 2020
Subsidio Abril 2020
Nombre Apellidos
 
Subsidio Octubre 2019
Subsidio Octubre 2019Subsidio Octubre 2019
Subsidio Octubre 2019
Nombre Apellidos
 
La asuncion de maria santisima a los cielos
La asuncion de maria santisima a los cielosLa asuncion de maria santisima a los cielos
La asuncion de maria santisima a los cielos
Gladysmorayma Creamer Berrios
 
Los Dogmas de María
Los Dogmas de MaríaLos Dogmas de María
Los Dogmas de María
Diana Núñez
 
Subsidio Noviembre 2019
Subsidio Noviembre 2019Subsidio Noviembre 2019
Subsidio Noviembre 2019
Nombre Apellidos
 
MISTERIO DE MARIA PADRES TEMA 9 (1).pdf
MISTERIO DE MARIA PADRES TEMA 9 (1).pdfMISTERIO DE MARIA PADRES TEMA 9 (1).pdf
MISTERIO DE MARIA PADRES TEMA 9 (1).pdf
JianGurkas
 
Subsidio Septiembre 2019
Subsidio Septiembre 2019Subsidio Septiembre 2019
Subsidio Septiembre 2019
Nombre Apellidos
 
Iglesia en Valladolid
Iglesia en ValladolidIglesia en Valladolid
Iglesia en Valladolid
Franciscanos Valladolid
 
Subsidio Diciembre 2020
Subsidio Diciembre 2020Subsidio Diciembre 2020
Subsidio Diciembre 2020
Nombre Apellidos
 
Orientación - Domingo 14 de enero 2024
Orientación - Domingo 14 de enero 2024Orientación - Domingo 14 de enero 2024
Orientación - Domingo 14 de enero 2024
orientacionsemanario
 
Subsidio Marzo 2020 nuevo
Subsidio Marzo 2020 nuevoSubsidio Marzo 2020 nuevo
Subsidio Marzo 2020 nuevo
Nombre Apellidos
 
Boletin nº 25 año 2013
Boletin nº 25 año 2013Boletin nº 25 año 2013
Boletin nº 25 año 2013
Jero Garcia Barba
 
Aires de sierra morena 23
Aires de sierra morena 23Aires de sierra morena 23
Aires de sierra morena 23
CVCMarmolejo
 
Santo Rosario
Santo RosarioSanto Rosario
Santo Rosario
Nicaragua-Catolica
 
Asunción de maría
Asunción de maríaAsunción de maría
Asunción de maría
monica eljuri
 
Subsidio octubre 2020
Subsidio octubre 2020Subsidio octubre 2020
Subsidio octubre 2020
Nombre Apellidos
 
ADVOCACIONES.docx
ADVOCACIONES.docxADVOCACIONES.docx
ADVOCACIONES.docx
angelicaRebollo3
 
Octubre Mes Del Rosario
Octubre Mes Del RosarioOctubre Mes Del Rosario
Octubre Mes Del Rosario
Tomas Junior Lorenzo
 
Asunción de maría
Asunción de maríaAsunción de maría
Asunción de maría
monica eljuri
 
Festividades Ciclo Litúrgico Octubre 2014
Festividades Ciclo Litúrgico Octubre 2014Festividades Ciclo Litúrgico Octubre 2014
Festividades Ciclo Litúrgico Octubre 2014
Mfc Nacional
 

Similar a Subsidio agosto 2019 (20)

Subsidio Abril 2020
Subsidio Abril 2020Subsidio Abril 2020
Subsidio Abril 2020
 
Subsidio Octubre 2019
Subsidio Octubre 2019Subsidio Octubre 2019
Subsidio Octubre 2019
 
La asuncion de maria santisima a los cielos
La asuncion de maria santisima a los cielosLa asuncion de maria santisima a los cielos
La asuncion de maria santisima a los cielos
 
Los Dogmas de María
Los Dogmas de MaríaLos Dogmas de María
Los Dogmas de María
 
Subsidio Noviembre 2019
Subsidio Noviembre 2019Subsidio Noviembre 2019
Subsidio Noviembre 2019
 
MISTERIO DE MARIA PADRES TEMA 9 (1).pdf
MISTERIO DE MARIA PADRES TEMA 9 (1).pdfMISTERIO DE MARIA PADRES TEMA 9 (1).pdf
MISTERIO DE MARIA PADRES TEMA 9 (1).pdf
 
Subsidio Septiembre 2019
Subsidio Septiembre 2019Subsidio Septiembre 2019
Subsidio Septiembre 2019
 
Iglesia en Valladolid
Iglesia en ValladolidIglesia en Valladolid
Iglesia en Valladolid
 
Subsidio Diciembre 2020
Subsidio Diciembre 2020Subsidio Diciembre 2020
Subsidio Diciembre 2020
 
Orientación - Domingo 14 de enero 2024
Orientación - Domingo 14 de enero 2024Orientación - Domingo 14 de enero 2024
Orientación - Domingo 14 de enero 2024
 
Subsidio Marzo 2020 nuevo
Subsidio Marzo 2020 nuevoSubsidio Marzo 2020 nuevo
Subsidio Marzo 2020 nuevo
 
Boletin nº 25 año 2013
Boletin nº 25 año 2013Boletin nº 25 año 2013
Boletin nº 25 año 2013
 
Aires de sierra morena 23
Aires de sierra morena 23Aires de sierra morena 23
Aires de sierra morena 23
 
Santo Rosario
Santo RosarioSanto Rosario
Santo Rosario
 
Asunción de maría
Asunción de maríaAsunción de maría
Asunción de maría
 
Subsidio octubre 2020
Subsidio octubre 2020Subsidio octubre 2020
Subsidio octubre 2020
 
ADVOCACIONES.docx
ADVOCACIONES.docxADVOCACIONES.docx
ADVOCACIONES.docx
 
Octubre Mes Del Rosario
Octubre Mes Del RosarioOctubre Mes Del Rosario
Octubre Mes Del Rosario
 
Asunción de maría
Asunción de maríaAsunción de maría
Asunción de maría
 
Festividades Ciclo Litúrgico Octubre 2014
Festividades Ciclo Litúrgico Octubre 2014Festividades Ciclo Litúrgico Octubre 2014
Festividades Ciclo Litúrgico Octubre 2014
 

Más de Nombre Apellidos

Subsidio noviembre 2020
Subsidio noviembre 2020Subsidio noviembre 2020
Subsidio noviembre 2020
Nombre Apellidos
 
Subsidio Septiembre 2020
Subsidio Septiembre 2020Subsidio Septiembre 2020
Subsidio Septiembre 2020
Nombre Apellidos
 
Subsidio diciembre 2019
Subsidio diciembre 2019Subsidio diciembre 2019
Subsidio diciembre 2019
Nombre Apellidos
 
Subsidio Enero 2020
Subsidio Enero 2020Subsidio Enero 2020
Subsidio Enero 2020
Nombre Apellidos
 
Subsidio Febrero 2020
Subsidio Febrero 2020Subsidio Febrero 2020
Subsidio Febrero 2020
Nombre Apellidos
 
Subsidio Mayo 2020
Subsidio Mayo 2020Subsidio Mayo 2020
Subsidio Mayo 2020
Nombre Apellidos
 
Subsidio Agosto 2020
Subsidio Agosto 2020Subsidio Agosto 2020
Subsidio Agosto 2020
Nombre Apellidos
 
Subsidio julio 2020 nuevo
Subsidio julio 2020 nuevoSubsidio julio 2020 nuevo
Subsidio julio 2020 nuevo
Nombre Apellidos
 

Más de Nombre Apellidos (8)

Subsidio noviembre 2020
Subsidio noviembre 2020Subsidio noviembre 2020
Subsidio noviembre 2020
 
Subsidio Septiembre 2020
Subsidio Septiembre 2020Subsidio Septiembre 2020
Subsidio Septiembre 2020
 
Subsidio diciembre 2019
Subsidio diciembre 2019Subsidio diciembre 2019
Subsidio diciembre 2019
 
Subsidio Enero 2020
Subsidio Enero 2020Subsidio Enero 2020
Subsidio Enero 2020
 
Subsidio Febrero 2020
Subsidio Febrero 2020Subsidio Febrero 2020
Subsidio Febrero 2020
 
Subsidio Mayo 2020
Subsidio Mayo 2020Subsidio Mayo 2020
Subsidio Mayo 2020
 
Subsidio Agosto 2020
Subsidio Agosto 2020Subsidio Agosto 2020
Subsidio Agosto 2020
 
Subsidio julio 2020 nuevo
Subsidio julio 2020 nuevoSubsidio julio 2020 nuevo
Subsidio julio 2020 nuevo
 

Último

Voces 1 de samuel 17 Centro de Enseñanza CED.pptx
Voces 1 de samuel 17 Centro de Enseñanza CED.pptxVoces 1 de samuel 17 Centro de Enseñanza CED.pptx
Voces 1 de samuel 17 Centro de Enseñanza CED.pptx
jenune
 
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdfLa inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
adyesp
 
COMO DEJAR EL ORGULLO SEGUN LA BIBLIA .pptx
COMO DEJAR EL ORGULLO SEGUN LA BIBLIA .pptxCOMO DEJAR EL ORGULLO SEGUN LA BIBLIA .pptx
COMO DEJAR EL ORGULLO SEGUN LA BIBLIA .pptx
EvangelistaOmarDiaz
 
Antropología Filosófica facil de entender.ppt
Antropología Filosófica facil de entender.pptAntropología Filosófica facil de entender.ppt
Antropología Filosófica facil de entender.ppt
FacundoRiquel
 
Folleto de las principales oraciones de la iglesia católica.docx
Folleto de las principales oraciones de la iglesia católica.docxFolleto de las principales oraciones de la iglesia católica.docx
Folleto de las principales oraciones de la iglesia católica.docx
SantosGuidoRodrguez
 
Homo Deus, Breve historia del mañana, Yuval Noah Harari
Homo Deus, Breve historia del mañana, Yuval Noah HarariHomo Deus, Breve historia del mañana, Yuval Noah Harari
Homo Deus, Breve historia del mañana, Yuval Noah Harari
Moisés Granados
 

Último (6)

Voces 1 de samuel 17 Centro de Enseñanza CED.pptx
Voces 1 de samuel 17 Centro de Enseñanza CED.pptxVoces 1 de samuel 17 Centro de Enseñanza CED.pptx
Voces 1 de samuel 17 Centro de Enseñanza CED.pptx
 
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdfLa inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
 
COMO DEJAR EL ORGULLO SEGUN LA BIBLIA .pptx
COMO DEJAR EL ORGULLO SEGUN LA BIBLIA .pptxCOMO DEJAR EL ORGULLO SEGUN LA BIBLIA .pptx
COMO DEJAR EL ORGULLO SEGUN LA BIBLIA .pptx
 
Antropología Filosófica facil de entender.ppt
Antropología Filosófica facil de entender.pptAntropología Filosófica facil de entender.ppt
Antropología Filosófica facil de entender.ppt
 
Folleto de las principales oraciones de la iglesia católica.docx
Folleto de las principales oraciones de la iglesia católica.docxFolleto de las principales oraciones de la iglesia católica.docx
Folleto de las principales oraciones de la iglesia católica.docx
 
Homo Deus, Breve historia del mañana, Yuval Noah Harari
Homo Deus, Breve historia del mañana, Yuval Noah HarariHomo Deus, Breve historia del mañana, Yuval Noah Harari
Homo Deus, Breve historia del mañana, Yuval Noah Harari
 

Subsidio agosto 2019

  • 1. I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 1
  • 2. I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 2
  • 3. I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 3 María, Madre del Pueblo, esperanza nuestra, hermosa Virgen del Valle, ayúdanos a renovar nuestra fe y nuestra alegría cristiana. Tú que albergaste al Hijo de Dios hecho carne, enséñanos a hacer vida el Evangelio, para transformar la historia de nuestra Patria. Tú que nos diste el ejemplo de tu hogar en Nazaret, haz que en nuestras familias recibamos y cuidemos la vida y cultivemos la concordia y el amor. Tú que al pie de la cruz te mantuviste firme, y viviste el alegre consuelo de la resurrección, enséñanos a ser fuertes en las dificultades y a caminar como resucitados. Tú que eres signo de una nueva humanidad, impúlsanos a ser promotores de amistad social y a estar cerca de los débiles y necesitados. Tú que proclamaste las maravillas del Señor, consíguenos un nuevo ardor misionero para llevar a todos la Buena Noticia. Anímanos a salir sin demora al encuentro de los hermanos, para anunciar el amor de Dios reflejado en la entrega total de Jesucristo. Madre preciosa, recibe todo el cariño de este pueblo argentino que siempre experimentó tu presencia amorosa y tu valiosa intercesión. Gracias Madre. Amén.
  • 4. I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 4 Letra y Música: Hna. María Valeria González Ferreyra EC María, mujer buscadora de las huellas que Dios ha dejado, escondidas como un gran tesoro en lo simple y en lo cotidiano. María, mujer que escuchaste la Palabra de Dios con tu pueblo, respondiste discípula dócil, engendrando en tu alma primero. Hoy tus hijos del norte y del sur, Peregrinos en esta Argentina, nos unimos pidiéndote Madre, que nos traigas con Cristo la vida. Para que haya más pan y trabajo, para que se fecunde esta tierra, que tengamos tus gestos, María, Madre del Pueblo, esperanza nuestra. María, madre generosa, te llamamos bienaventurada, como Dios preferís a los pobres, en el débil es fuerte su gracia. María, madre que caminas con tus hijos tejiendo la historia, educándonos en el servicio, traduciendo el amor en las obras. María, discípula humilde, aprendiste en fe y esperanza, ayúdanos a ser misioneros del que es vida y la da en abundancia. María, madre de familia, que a todos nos querés en la mesa donde Cristo es el pan que se parte y poniendo en común se hace fiesta. https://www.youtube.com/watch?v=0-uDGBDQU3k&t=14s
  • 5. I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 5 Este subsidio tiene como propósito, brindar a las distintas comunidades (parroquias, movimientos, colegios y escuelas, áreas de servicio y sectores pastorales, etc.) que quieran prepararse a vivir el Año Mariano Nacional y particularmente el IV CMN2020, una “caja de herramientas” que faciliten su trabajo a la hora de desarrollarlo. 1) Es por ello que lo organizamos a partir de cuatro preguntas orientadoras ¿QUÉ, CÓMO, QUIÉNES, DÓNDE, CELEBRAMOS? que les ayuden a desarrollar las distintas temáticas, acciones, etc. También dentro de cada una de ellas encontraran títulos que intentarán responder a estas preguntas. 2) Los invitamos a apreciar la imagen de la portada de este subsidio, sobre la Asunción de la Santísima Virgen María que fue recreado a través del arte plástico y que tomamos como magnífica catequesis. Datos principales Autor: RUBENS PETER PAUL Fecha: 1624-27 Material: Óleo sobre tabla Estilo: Barroco Centroeuropeo Dimensiones: 490 x 325 cm. Museo: Catedral de Amberes Para el altar mayor de la catedral de Amberes Rubens pintó una gran tabla con el tema de la Asunción de la Virgen, la interpretación más interesante de las realizadas por el maestro. Su concepción se remonta a 1611, momento en el que Rubens, al igual que su maestro Otto van Veen, es invitado por el cabildo de la catedral a presentar dos modelos para una pintura de altar en la que se asociara la Asunción y la Coronación de la Virgen. Rubens se puso a trabajar en el cuadro hacia 1624 pero, con motivo de la epidemia de peste que asoló Amberes, abandonó la ciudad en agosto del año siguiente, regresando en febrero de 1826. En este momento fue autorizado a pintar su obra in situ, finalizándola un año más tarde. Tomando como referencia la magnífica Asunción pintada por Tiziano para la iglesia de Santa Maria dei Frari de Venecia, el maestro flamenco crea una obra maestra protagonizada por el momento de la asunción de María, rodeada de una amplia corte de ángeles agrupados de manera rítmica. Dos de ellos proceden a coronarla con flores, destacando sus escorzadas posturas. En la zona terrenal, formando un grupo compacto, dos mujeres examinan el sarcófago vació mientras que algunos de los apóstoles dirigen su mirada al cielo, especialmente la figura de San Juan que ocupa la zona izquierda de la composición, sirviendo de enlace entre el mundo terrenal y el celestial al tocar con su brazo una de las piernas del querubín; otros discípulos se abalanzan sobre el sarcófago para comprobar el milagro.
  • 6. I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 6 I – PARA REFLEXIONAR SOBRE MARÍA A - DOGMA DE LA ASUNCIÓN DE LA SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA Cada 15 de agosto celebramos el dogma de la Asunción de la Virgen María a los cielos, aquí algunos puntos importantes que nos ayudarán a entender mejor esta verdad de fe: 1.- ¿Qué es un dogma? Un dogma es una verdad de fe absoluta, definitiva, infalible, irrevocable e incuestionable revelada por Dios; a través de las Sagradas Escrituras o de la Sagrada Tradición. Luego de ser proclamado no se puede derogar o negar, ni por el Papa ni por decisión conciliar. Para que una verdad se torne en dogma, es necesaria que sea propuesta de manera directa por la Iglesia Católica a los fieles como parte de su fe y de su doctrina, a través de una definición solemne e infalible por el Supremo Magisterio de la Iglesia. 2.- El Dogma de la Asunción de la Virgen Según la tradición y teología de la Iglesia Católica, la Asunción de la Virgen es la celebración de cuando el cuerpo y alma de María, la Madre de Jesucristo, fueron glorificados y llevados al Cielo al término de su vida terrena. No debe ser confundido con la Ascensión, la cual se refiere a Jesucristo. Se dice que la resurrección de los cuerpos se dará al final de los tiempos, pero en el caso de la Virgen María este hecho fue anticipado por un singular privilegio. Este dogma también es celebrado por la Iglesia ortodoxa. 3.- Declaración del dogma Desde 1849 empezaron a llegar a la Santa Sede diversas peticiones para que la Asunción de la Virgen sea declarada doctrina de la fe. Fue el Papa Pío XII quien el 1 de noviembre de 1950, publica la Constitución Apostólica Munificentissimus Deus que declara como dogma de fe la Asunción de la Virgen María con estas palabras: “Después de elevar a Dios muchas y reiteradas preces y de invocar la luz del Espíritu de la Verdad, para gloria de Dios omnipotente, que otorgó a la Virgen María su peculiar benevolencia; para honor de su Hijo, Rey inmortal de los siglos y vencedor del pecado y de la muerte; para aumentar la gloria de la misma augusta Madre y para gozo y alegría de toda la Iglesia, con la autoridad de nuestro Señor Jesucristo, de los bienaventurados Apóstoles Pedro y Pablo y con la nuestra, pronunciamos, declaramos y definimos ser dogma divinamente revelado, que la Inmaculada Madre de Dios, siempre Virgen María, terminado el curso de su vida terrena fue asunta en cuerpo y alma a la gloria celestial”.
  • 7. I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 7 4.- Importancia de la Asunción de la Virgen Esta fiesta tiene un doble objetivo: La feliz partida de María de esta vida y la Asunción de su cuerpo al cielo. La respuesta a por qué es importante para los católicos, la encontramos en el Catecismo de la Iglesia Católica, que dice: "La Asunción de la Santísima Virgen constituye una participación singular en la Resurrección de su Hijo y una anticipación de la resurrección de los demás cristianos" (#966). La importancia que tiene para todos nosotros la Asunción de la Virgen se da en la relación que esta tiene entre la Resurrección de Jesucristo y nuestra resurrección. El que María se halle en cuerpo y alma ya glorificada en el Cielo, es la anticipación de nuestra propia resurrección, dado que ella es un ser humano como nosotros. 5.- ¿Dormición o Muerte de María? La Escritura no da detalles sobre los últimos años de María sobre la tierra desde Pentecostés hasta la Asunción, solo sabemos que la Virgen fue confiada por Jesús a San Juan. Al declarar el dogma de la Asunción de María, Pío XII no quiso dirimir si la Virgen murió y resucitó enseguida, o si marchó directamente al cielo. Muchos teólogos piensan que la Virgen murió para asemejarse más a Jesús pero otros sostienen la Dormición de la Virgen, que se celebra en Oriente desde los primeros siglos. En lo que ambas posiciones coinciden es que la Virgen María, por un privilegio especial de Dios, no experimentó la corrupción del su cuerpo y fue asunta al cielo, donde reina viva y gloriosa, junto a Jesús. MUNIFENTISSIMUS DEUS -CONSTITUCION APOSTOLICA. Año 1950. Pío XII. Proclama el dogma de la Asunción de María al cielo. Fundamento de este dogma: El Papa Pío XII bajo la inspiración del Espíritu Santo, y después de consultar con todos los obispos de la Iglesia Católica, y de escuchar el sentir de los fieles, el primero de Noviembre de 1950, definió solemnemente con su suprema autoridad apostólica, el dogma de la Asunción de María. Este fue promulgado en la Constitución "Munificentissimus Deus": "Después de elevar a Dios muchas y reiteradas preces y de invocar la luz del Espíritu de la Verdad, para gloria de Dios omnipotente, que otorgó a la Virgen María su peculiar benevolencia; para honor de su Hijo, Rey inmortal de los siglos y vencedor del pecado y de la muerte; para aumentar la gloria de la misma augusta Madre y para gozo y alegría de toda la Iglesia, con la autoridad de nuestro Señor Jesucristo, de los bienaventurados apóstoles Pedro y Pablo y con la nuestra, pronunciamos, declaramos y definimos ser dogma divinamente revelado que La Inmaculada Madre de Dios y siempre Virgen María, terminado el curso de su vida terrenal, fue asunta en cuerpo y alma a la gloria del cielo" ¿Cuál es el fundamento para este dogma? El Papa Pío XII presentó varias razones fundamentales para la definición del dogma: 1-La inmunidad de María de todo pecado: La descomposición del cuerpo es consecuencia del pecado, y como María, careció de todo pecado, entonces Ella estaba libre de la ley universal de la corrupción, pudiendo entonces, entrar prontamente, en cuerpo y alma, en la gloria del cielo. 2-Su Maternidad Divina: Como el cuerpo de Cristo se había formado del cuerpo de María, era conveniente que el cuerpo de María participara de la suerte del cuerpo de Cristo. Ella concibió a Jesús, le dio a luz, le nutrió, le cuido, le estrecho contra su pecho. No podemos imaginar que Jesús permitiría que el cuerpo, que le dio vida, llegase a la corrupción.
  • 8. I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 8 3-Su Virginidad Perpetua: como su cuerpo fue preservado en integridad virginal, (toda para Jesús y siendo un tabernáculo viviente) era conveniente que después de la muerte no sufriera la corrupción. 4-Su participación en la obra redentora de Cristo: María, la Madre del Redentor, por su íntima participación en la obra redentora de su Hijo, después de consumado el curso de su vida sobre la tierra, recibió el fruto pleno de la redención, que es la glorificación del cuerpo y del alma. La Asunción es la victoria de Dios confirmada en María y asegurada para nosotros. La Asunción es una señal y promesa de la gloria que nos espera cuando en el fin del mundo nuestros cuerpos resuciten y sean reunidos con nuestras almas. B - EL PAPA EN LA SOLEMNIDAD DE LA ASUNCIÓN DE MARÍA: SERVIR A DIOS EN CUERPO Y ALMA "La asunción al cielo, en alma y cuerpo, es un privilegio divino concedido a la Santa Madre de Dios por su particular unión con Jesús", dijo el Papa Francisco a la hora del rezo del Ángelus en la Plaza de San Pedro, en el día en el que la Iglesia celebra el Dogma de la Asunción. Ciudad del Vaticano El miércoles 15 de agosto, en la solemnidad de la Asunción de la Virgen María al Cielo, el Papa Francisco rezó la oración mariana del Ángelus junto a miles de fieles y peregrinos reunidos en la plaza de San Pedro. Asunción al cielo: unión corporal y espiritual "La asunción al cielo, en alma y cuerpo, es un privilegio divino concedido a la Santa Madre de Dios por su particular unión con Jesús. Es una unión corporal y espiritual, iniciada en la Anunciación y madurada a lo largo de la vida de María a través de su singular participación en el misterio del Hijo", explicó el Santo Padre destacando, que si bien María tuvo una vida humilde y sencilla, ya que "fue una mujer común de su tiempo"; cada acción diaria suya, "era realizaba siempre en total unión con Jesús, viviendo en el momento del Calvario su culmen en el amor, en la compasión y en el sufrimiento del corazón". "Es por eso que Dios le ha dado una participación plena también en la Resurrección de Jesús", añadió el Obispo de Roma recordando que el cuerpo de la Madre "ha sido preservado de la corrupción, al igual que el cuerpo del Hijo". Dios quiere salvar al "hombre entero" Asimismo, el Pontífice señaló que con esta festividad la Iglesia invita a contemplar este misterio: "nos muestra que Dios quiere salvar al hombre entero, su alma y su cuerpo. Jesús resucitó con el cuerpo que había recibido de María; y ascendió al Padre con su humanidad transfigurada". Por ello, -dijo Francisco- «la maravillosa realidad de la Asunción de María manifiesta y confirma la unidad de la persona humana y nos recuerda que estamos llamados a servir y
  • 9. I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 9 glorificar a Dios con todo nuestro ser, alma y cuerpo. Esto - la "resurrección de la carne" - es un elemento propio de la revelación cristiana, una piedra angular de nuestra fe». Glorificar a Dios con el cuerpo y el alma Antes de concluir, el Papa hizo hincapié en que "servir a Dios sólo con el cuerpo sería una acción esclava"; mientras que "servirlo sólo con el alma estaría en contraste con nuestra naturaleza humana", por tanto como cristianos estamos llamados a glorificar a Dios a través de la unión de ambos: cuerpo y alma, trabajando unidos en búsqueda de la eternidad. "Si hemos vivido de esta manera, en el servicio jubiloso a Dios, que se expresa también en un servicio generoso a los hermanos; nuestro destino, el día de la resurrección, será similar al de nuestra Madre celestial", afirmó el Santo Padre invitando a todos a rezar a María, "para que por su intercesión maternal, nos ayude a vivir nuestro camino diario en la esperanza de poder alcanzarla algún día, con todos los Santos y nuestros seres queridos, en el paraíso". C - 22 DE AGOSTO FIESTA MARÍA REINA En el mundo entero se repite con frecuencia y resuena en muchos corazones el rezo de la Salve: Salve Regina…, Dios te salve Reina… Es el reconocimiento y la proclamación de su realeza. Verdaderamente María es Reina. Ella nació Reina porque fue predestinada ab aeterno para que lo fuera. Y fue predestinada para ser Reina porque fue elegida para la singularísima y trascendental misión de ser la Madre de Cristo Rey y Mediadora universal de todas las gracias. El término reina (rey) deriva del verbo latino regere, que significa ordenar las cosas a su propio fin. Por tanto, el rey (reina) tiene el oficio de regir o gobernar a la sociedad a su cargo para que ésta alcance su fin, con un verdadero primado de poder y excelencia (cfr. Santo Tomás de Aquino, De regimini principium, I,1) El significado de la palabra rey (reina) tiene múltiples acepciones. Así, por ejemplo: a) Se puede ser reina de tres formas: la que es reina en sí misma, la que es esposa del rey, y la que es madre del rey. En este caso, María es reina por los dos últimos títulos: por su relación con Dios y con Cristo. b) También cabe considerar el reinado en diversos grados: El Rey Supremo del Universo, el rey que domina sobre otros reyes (Rey de reyes), y el rey de un Reino determinado. En el primer sentido lo es Dios, en el segundo Cristo y, en el tercero, cualquiera que lo reciba por derecho de herencia, conquista o elección. Según estas consideraciones, María es Reina de reinas y también, en cierto modo, es reina por derecho de conquista. c) Por último, también puede entenderse el término reina (rey) en sentido metafórico. Así, se da éste título a aquél o aquello que excede de un modo singular a sus semejantes. Por ejemplo, se dice rey al león, a un deportista, a la rosa reina de las flores, etc. En este sentido la Virgen María es Reina por su plenitud de gracia y la excelencia de sus virtudes. En las letanías del Rosario la llamamos: Reina de los Santos, de los Ángeles, de los Mártires, de las Vírgenes, de los Confesores, etc. Entre Cristo y María hay un perfecto paralelismo que es la razón fundamental de su realeza. Por este motivo la Virgen María es Reina: por su íntima relación con la realeza de Cristo, pues éste lo es por derecho propio y aquella lo es por razón de cierta analogía. Cristo es Rey tanto por derecho propio como por derecho de conquista. En el primer caso lo es como hombre y como Dios. Jesucristo en cuanto hombre, por su Unión Hipostática con el Verbo, recibió del Padre “la potestad, el honor y el Reino” (cfr. Dan. 7,13-14) y, en cuanto
  • 10. I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 10 Verbo de Dios, es el Creador y Conservador de todos cuanto existe, por lo mismo, tiene pleno y absoluto poder en toda la creación (cfr. Jn. 1,1ss). En el segundo caso es Rey por derecho de conquista en virtud de haber rescatado al género humano de la esclavitud en la que se encontraba, al precio de su sangre, mediante su Pasión y Muerte en la Cruz (cfr. 1 Pe. 1,18-19). De la unión con Cristo Rey deriva, en María Reina, tan esplendorosa sublimidad, que supera la excelencia de todas las cosas creadas; de esta misma unión nace su poder regio, por el que Ella puede dispensar los tesoros del Reino del Divino Redentor; en fin, en la misma unión con Cristo tiene ori gen la eficacia inagotable de su materna intercesión con su Hijo y con el Padre (cfr. Pío XII, Enc. Mystici corporis , 29 - VI 1943). La razón por la que la Santísima Virgen María es Reina se fundamenta teológicamente en su divina Maternidad y en su función de ser Corredentora del género humano. a) Por su divina Maternidad: Es el fundamento principal, pues la eleva a un grado altísimo de intimidad con el Padre celestial y la une a su divino Hijo, que es Rey universal por derecho propio. En la Sagrada Escritura se dice del Hijo que la Virgen concebirá: “Hijo del Altísimo será llamado Y a El le dará el Señor Dios el trono de David su padre y en la casa de Jacob reinará eter- namente y su reinado no tendrá fin” (Lc. 1,32-33). Y a María se le llama “Madre del Señor” (Lc. 1,43); de donde fácilmente se deduce que Ella es también Reina, pues engendró un Hijo que era Rey y Señor de todas las cosas. Así, con razón, pudo escribir San Juan Damasceno: “Verdaderamente fue Señora de to das las criaturas cuando fue Madre del Creador” (cit. en la Enc. Ad coeli Reginam, de Pío XII, 11-X-1954). b) Por ser Corredentora del género humano: La Virgen María, por voluntad expresa de Dios, tuvo parte excelentísima en la obra de nuestra Redención. Por ello, puede afirmarse que el género humano sujeto a la muerte por causa de una virgen (Eva), se salva también por medio de una Virgen (María). En consecuencia, así como Cristo es Rey por título de conquista, al precio de su Sangre, también María es Reina al precio de su Compasión dolorosa junto a la Cruz. `Ta Beatísima María debe ser llamada Reina, no sólo por razón de su Maternidad divina, sino también porque cooperó íntimamente a nuestra salvación. Así como Cristo, nuevo Adán, es Rey nuestro no sólo por ser Hijo de Dios sino también nuestro Redentor, con cierta analogía, se puede afirmar que María es Reina, no sólo por ser Madre de Dios sino también, como nueva Eva, porque fue asociada al nuevo Adán” (cfr. Pío XII, Enc, Ad coeli Reginam). El Reino de Santa María, a semejanza y en perfecta coincidencia con el Reino de Jesucristo, no es un Reino temporal y terreno, sino más bien un Reino eterno y universal: ”Reino de verdad y de vida, de santidad, de gracia, de amor y de paz” (cfr. Prefacio de la Misa de Cristo Rey). a) Es un Reino eterno porque existirá siempre y no tendrá fin (cfr. Lc. 1,33) y, es universal porque se extiende al Cielo, a la tierra y a los abismos (cfr. Fil. 2,10-11). b) Es un Reino de verdad y de vida. Para esto vino Jesús al mundo, para dar testimonio de la verdad (cfr. Jn. 18,37) y para dar la vida sobrenatural a los hombres. c) Es un Reino de santidad y justicia porque María, la llena de gracia, nos alcanza las gracias de su Hijo para que seamos santos (cfr. Jn. 1,12-14); y de justicia porque premia las buenas obras de todos (cfr. Rom. 2,5-6). d) Es un Reino de amor porque de su eximia caridad nos ama con corazón maternal como hijos suyos y hermanos de su Hijo (cfr. 1 Cor. 13,8). e) Es un Reino de paz, nunca de odios y rencores; de la paz con que se llenan los corazones que reciben las gracias de Dios (cfr. Is. 9,6).
  • 11. I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 11 Santa María como Reina y Madre del Rey es coronada en sus imágenes “según costumbre de la Iglesia” para simbolizar por este modo el dominio y poder que tiene sobre todos los súbditos de su Reino. La oración Colecta de la Memoria de Santa María Reina dice: “Oh Dios, que nos han dado como Madre y como Reina, a la Madre de tu Unigénito; concédenos, por su intercesión, el poder llegar a participar en el Reino celestial de la gloria reserva da a tus hijos”. “La Virgen Inmaculada asunta en cuerpo y alma a la gloria celestial fue ensalzada por el Señor como Reina universal, con el fin de que se asemejase de forma más plena a su Hijo, Señor de señores y vencedor del pecado y de la muerte”. (Conc. Vat. II, Const. dogm. Lumen gentium, n.59).
  • 12. I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 12 II - CELEBRACION DE LA PALABRA DE DIOS 15 DE AGOSTO-ASUNCIÓN DE MARÍA SALUDO INICIAL En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén INVOCACIÓN Que la gracia de Nuestro Señor Jesucristo, el Amor del Padre y la comunión del Espíritu Santo sea con todos nosotros. Amén PETICIÓN DE PERDÓN Tú que quisiste nacer de María Virgen y hacerte hermano nuestro. SEÑOR TEN PIEDAD Tú, que hiciste a María tu primera discípula. CRISTO TEN PIEDAD Tú que nos diste a María como Madre e intercesora. SEÑOR TEN PIEDAD ABSOLUCIÓN GENERAL Dios todopoderoso tenga misericordia de nosotros, perdone nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna. Amén ORACIÓN Dios todopoderoso y eterno, que has elevado en cuerpo y alma a los cielos a la Inmaculada Virgen María, Madre de tu Hijo, concédenos que, tendiendo siempre hacia los bienes celestiales, merezcamos participar con ella de la gloria del cielo. Por Jesucristo Hijo tuyo y Señor nuestro, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo, y es Dios, por los siglos de los siglos. ILUMINACIÓN LA ASUNCIÓN DE LA VIRGEN MARÍA Liturgia de la Palabra Primera lectura (Apoc 11, 19a; 12, 1-6a. 10ab): La visión del libro del Apocalipsis nos muestra el poder del Hijo de Dios nacido de una mujer revestida de luz. Salmo (Sal 44, 10b-12. 15b-16): El salmista canta el desposorio de una bella princesa con un noble rey. Así es la unión de María con Dios. A cada estrofa respondamos: ¡De pie a tu derecha está la Reina, Señor! Segunda lectura (1Cor 15, 20-27a): San Pablo muestra la realidad de la resurrección del Señor que alcanza a la humanidad y la encausa hacia la plenitud de vida.
  • 13. I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 13 Evangelio (Lc 1, 39-56) María e Isabel han respondido al llamado de Dios. Cada una fue bendecida por él. Y María canta esas maravillas del Señor. PRECES Hoy es un día de esperanza. La presentamos al Señor que escucha nuestras súplicas. A cada intención respondemos: Por tu Madre, libéranos, Señor.  Por la Iglesia, testigo de la resurrección en medio del mundo, para que no desfallezca en promover la esperanza en un mundo más justo y fraterno. Oremos…  Por nuestra nación, que vive momentos históricos especiales, para que el accionar de todos los cristianos muestre caminos de esperanza, justicia y paz. Oremos…  Por las mujeres que padecen a causa de la trata, del trabajo esclavo y de la violencia doméstica, para que la Asunción de María ayude a los cristianos y a otros organismos a trabajar por su dignidad y liberación. Oremos…  Por nuestra comunidad, germen de vida nueva en medio de nuestro barrio, para que comuniquemos esperanza, trabajemos por la unidad y vivamos en paz. Oremos…  Por nuestros hermanos que partieron de este mundo, para que se encuentren ya gozando de la tierra prometida, donde ya no existe llanto ni dolor. Oremos  Por los frutos del Congreso Mariano Nacional, para que el pueblo argentino camine unido en María, confiando y esperando siempre en el Señor. Oremos.
  • 14. I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 14 22 DE AGOSTO-MARÍA REINA SALUDO INICIAL En el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén INVOCACIÓN Que la gracia de Nuestro Señor Jesucristo, el Amor del Padre y la comunión del Espíritu Santo sea con todos nosotros. Amén PETICIÓN DE PERDÓN Tú que quisiste nacer de María Virgen y hacerte hermano nuestro. SEÑOR TEN PIEDAD Tú, que hiciste a María tu primera discípula. CRISTO TEN PIEDAD Tú que nos diste a María como Madre e intercesora. SEÑOR TEN PIEDAD ABSOLUCIÓN GENERAL Dios todopoderoso tenga misericordia de nosotros, perdone nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna. Amén ORACIÓN Bendito eres Señor, que nos has dado como Madre a la Santísima Virgen María, que por tu gracia es digna de toda alabanza, porque de ella nació el Sol de Justicia, Cristo nuestro Señor. Amén. 22 de agosto La Santísima Virgen María Reina Memoria Un hijo nos ha sido dado Lectura del libro del profeta Isaías 9, 1-6 El pueblo que caminaba en las tinieblas ha visto una gran luz; sobre los que habitaban en el país de la oscuridad ha brillado una luz. Tú has multiplicado la alegría, has acrecentado el gozo; ellos se regocijan en tu presencia como se goza en la cosecha, como cuando reina la alegría por el reparto del botín. Porque el yugo que pesaba sobre él, la barra sobre su espalda y el palo de su carcelero, todo eso lo has destrozado como en el día de Madián. Porque todas las botas usadas en la refriega y las túnicas manchadas de sangre, serán presa de las llamas, pasto del fuego. Porque un niño nos ha nacido, un hijo nos ha sido dado. La soberanía reposa sobre sus hombros y se le da por nombre: «Consejero maravilloso, Dios fuerte, Padre para siempre, Príncipe de la paz.» Su soberanía será grande, y habrá una paz sin fin para el trono de David y para su reino; él lo establecerá y lo sostendrá por el derecho y la justicia, desde ahora y para siempre. El celo del Señor de los ejércitos hará todo esto.
  • 15. I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 15 Palabra de Dios. SALMO Sal 112, 1-2. 3-4.5-6. 7-8 (R.: cf. 2) R. Bendito sea el nombre del Señor para siempre. O bien: Aleluia. Alaben, servidores del Señor, alaben el nombre del Señor Bendito sea el nombre del Señor, desde ahora y para siempre. R. Desde la salida del sol hasta su ocaso, sea alabado el nombre del Señor. El Señor está sobre todas las naciones, su gloria se eleva sobre el cielo. R. ¿Quién es como el Señor, nuestro Dios, que tiene su morada en las alturas, y se inclina para contemplar el cielo y la tierra? R. El levanta del polvo al desvalido, alza al pobre de su miseria, para hacerlo sentar entre los nobles, entre los nobles de su pueblo. R. ALELUIA Cf. Lc 1, 28 Alégrate, María, llena de gracia, el Señor está contigo, bendita tú eres entre las mujeres. EVANGELIO Concebirás y darás a luz un hijo + Evangelio de nuestro Señor Jesucristo según san Lucas 1, 26-38 El Ángel Gabriel fue enviado por Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret, a una virgen que estaba comprometida con un hombre perteneciente a la familia de David, llamado José. El nombre de la virgen era María. El Ángel entró en su casa y la saludó, diciendo: «¡Alégrate!, llena de gracia, el Señor está contigo.» Al oír estas palabras, ella quedó desconcertada y se preguntaba qué podía significar ese saludo Pero el Ángel le dijo: «No temas, María, porque Dios te ha favorecido. Concebirás y darás a luz un hijo, y le pondrás por nombre Jesús; él será grande y será llamado Hijo del Altísimo. El Señor Dios le dará el trono de David, su padre, reinará sobre la casa de Jacob para siempre y su Reino no tendrá fin.» María dijo al Ángel: «¿Cómo puede ser eso, si yo no tengo relaciones con ningún hombre?» El Ángel le respondió: «El Espíritu Santo descenderá sobre ti y el poder del Altísimo te
  • 16. I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 16 cubrirá con su sombra. Por eso el niño será Santo y será llamado Hijo de Dios. También tu parienta Isabel concibió un hijo a pesar de su vejez, y la que era considerada estéril, ya se encuentra en su sexto mes, porque no hay nada imposible para Dios.» María dijo entonces: «Yo soy la servidora del Señor, que se cumpla en mí lo que has dicho.» Y el Ángel se alejó. Palabra del Señor. PRECES A cada intención respondemos: “Por María, escúchanos Señor”  Señor, te pedimos por el Papa Francisco, nuestro Obispo, sacerdotes y consagrados: para que como María, sepan ofrecer a Jesucristo con firmeza en la fe, la alegría de la esperanza y el gozo de la unidad cristiana. Oremos...  Señor, te pedimos para que acrecientes en nuestra Patria sentimientos de solidaridad e inspires en los gobernantes deseos de trabajar por la paz y el progreso de los pueblos. Oremos...  Te pedimos Señor, protejas a nuestros niños; alejes de todo mal a nuestros jóvenes; y a los ancianos los bendigas y les concedas paz y salud. Oremos…  Señor, te pedimos por las familias, para que siempre encuentren el camino y la fuerza del amor. Oremos…  Te pedimos Señor por nuestros hermanos que ya partieron de este mundo, concédeles el cielo en herencia y a sus familias el consuelo y la paz. Oremos…  Te pedimos en especial, por el crecimiento de las vocaciones sacerdotales; por la perseverancia de los seminaristas y de los ya consagrados. Oremos… Señor concede la abundancia de la fe y la gracia a todas las personas que, a ejemplo de María, ofrecen su generoso servicio en las comunidades parroquiales y en la sociedad civil. Oremos…
  • 17. I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 17 III– ROSARIO El Santo Rosario es como una corona de rosas. Las rosas son unas de las flores más bellas. Se llama Rosario de 50 Rosas, las que un hijo le ofrece como homenaje a su Mamá., Esas rosas que exhalan una fragancia muy delicada, unos colores muy bellos. El Rosario es fundamentalmente: vivir, meditar y hacer oración de los misterios de la vida de JESÚS, en unión con la VIRGEN MARIA. Por eso llamamos a los Misterios Gozosos, Dolorosos, Luminosos y Gloriosos. Lo que se medita en el Rosario son esos misterios que hoy nos dan salvación. En estos misterios tenemos el Evangelio concentrado. Es el Evangelio meditado hecho propio por la fe. El Santo Rosario, es Cristocéntrico, es un instrumento que transmite la espiritualidad mariana. Es un compendio del Evangelio, y gracias a la contemplación y meditación de sus Misterios progresamos en el conocimiento de Jesucristo. Al contemplar la vida del Hijo de Dios con el Santo Rosario, sacamos el sustento para la fe y el estímulo para vivir como creyentes y como devotos cristianos católicos. Desde la Edad Media no ha parado de crecer el número de personas que rezan el Santo Rosario. La experiencia mística de su rezo se ha implantado en hogares, iglesias, monasterios, santuarios, casas de retiro y demás lugares que se prestan al recogimiento espiritual. El Santo Rosario nos ilumina la figura y la misión salvífica de la Santísima Virgen María. Y la devoción mariana por el Santo Rosario nos conecta directamente con la voluntad de Jesucristo. ¿PARA QUÉ SE REZA EL SANTO ROSARIO? A través del Santo Rosario suplicamos, de una manera intensa y continuada, a la Santísima Virgen María para que interceda por nosotros en cada momento de nuestra vida cotidiana. La invocamos para que las necesidades propias y ajenas sean cubiertas con dignidad. Es una invocación de caridad cristiana. Del mismo modo, invocamos universalmente por todas las causas justas de una manera más concreta. Y, especialmente, la invocamos por la Santa Madre Iglesia, que siempre ha actuado como protectora, promotora y benefactora del Santo Rosario. Al invocar a la Santísima Virgen María, mientras rezamos el Santo Rosario, también comprendemos a Jesucristo desde su Madre, recordamos la presencia eterna de Nuestro Señor Salvador, recorremos el camino evangélico de la Madre y su Hijo, y anunciamos y rogamos a Jesucristo con la Santísima Virgen María. Así es como obtenemos de Ella sus innumerables gracias. Lo fundamental en el Santo Rosario es la meditación. Y como todos ustedes conocen cada misterio es precedido por la oración más importante que es el PADRE NUESTRO, la oración del Señor. La oración que, cuando la rezamos con los sentimientos, con la actitud de fe y del amor de Jesús, es una oración de infinito poder. Concluye cada misterio con el rezo del Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo como un homenaje de alabanza a la Santísima Trinidad. En las apariciones de la Virgen en Fátima, Lourdes y otras, cuando las personas rezan el Rosario, la Virgen reza el Padre Nuestro con los videntes y luego inclina su cabeza también rezando el Gloria al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo. Las otras diez Avemarías.....¿no es el Ave María una oración en la primera parte inspirada en el Espíritu Santo?. Fue el mismo Dios Quien la compuso para María cuando mandó al Arcángel Gabriel a decirle: "Dios Te saluda, María. "Esto significa Dios te salve María, eres llena de Gracia, el Señor es contigo. Y le dice su prima Isabel, inspirada también por el Espíritu Santo, "Tú eres bendita entre todas la mujeres y el Fruto que hay en tu vientre también es bendito."
  • 18. I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 18 Cuando alguien reza el Rosario, si lo hace con devoción, todo el cuerpo y el alma se unen: el tacto cuando lo estamos usando, al pasar las cuentas las manos se unen a la oración, los labios expresan lo que cree nuestro corazón, los oídos se unen también. Si lo rezamos en comunidad, comunidad que alaba al Señor, la mente está meditando los misterios del Señor, la imaginación recuerda los lugares del Evangelio, el corazón y el alma se elevan hacia el Señor y recogemos las necesidades de todos los hombres, precisamente con la Santísima Virgen, para presentárselas ante el Señor. La Santísima Virgen María nos ha dicho que el Santo Rosario rezado con fervor y con perseverancia es el remedio en contra de cualquier mal y que no hay problema personal, familiar, comunitario, nacional e internacional que no se pueda resolver con el Santo Rosario. La paz nos viene de Dios, la salvación nos viene del Señor, la Virgen proclama "el humilde" y Cristo dice: "será ensalzado". El Santo Rosario es un regalo sólo para los que tiene corazón de pastor, corazón humilde, corazón sencillo. Pero el Rosario se ofrece a los sabios, a los Reyes, al Papa, a los Obispos y se ofrece a todos los hombres y mujeres de buena voluntad. Nada hay tan sencillo como el rezo del Santo Rosario. No hay instrumento más sencillo para el pueblo de Dios, por supuesto respetando siempre la Eucaristía y los Sacramentos, que el rezo del Santo Rosario. ¡Son tantas las maravillas que se han dado a lo largo de la historia! Si el mundo tomara la devoción del Santo Rosario habría paz: un solo Rebaño, Un solo Pastor. No hay instrumento más fácil si una familia reza el Rosario todos los días para superar todos los problemas que tenga. La familia que reza todos los días el Rosario siempre tendrá lo necesario para vivir. No les faltará un techo digno, un trabajo honrado y superarán las pruebas de esta vida. El Rosario nos lo ofrece nuestra Virgen Santísima, Nuestra Madre, especialmente para los últimos tiempos. No es para llevarlo como un adorno en el auto, no es para tenerlo como adorno en la casa, el Rosario es para meditarlo y rezarlo todos los días. No imponga el rezo del Santo Rosario a las otras personas. Motívenlos, díganle el por qué y empiecen rezando un misterio para no cansarlos. Dicen los Santos-( que son los hombres que entienden de Dios), que la persona que reza el Rosario con fe está predestinada a la eternidad. Para los tiempos difíciles que vienen para el mundo, solamente van a perseverar las personas devotas a la Virgen, los amantes de la Eucaristía, los que llevan el sello del Espíritu, pero sobretodo, perseverarán en aquellas que en esa devoción a la Virgen rezan el Santo Rosario cada día. Los invitamos hermanos, a meditar en este mes de Agosto dentro de los Misterios Gloriosos, el 4° y 5° Y se abrió el santuario celeste de Dios [...]; y hubo relámpagos, estampidos de truenos, un terremoto fuerte y granizada. Apocalipsis 11,19 <>. Judit 13,18-19 Porque la ley del Espíritu de la vida en Jesucristo me liberó de la ley del pecado y de la muerte [...]. Carta a los Romanos 8,2 La Santísima Virgen María es la Madre del Mesías y de la Iglesia. La humanidad se encamina hacia una era mesiánica, y la luminosa Iglesia arropa a sus hijos con su manto protector. Es la instauración de una Iglesia que nos refleja la Virgen María como un modelo de fe perfecto. La Virgen María se hace dogma de fe. Podemos celebrar que es la Madre de Dios. Su Asunción al cielo es un hecho, lo avala tanto su Encarnación como la dignidad de su maternidad y su eterna virginidad. La Purísima Virgen María ha vencido, junto a Jesucristo, al pecado y a la muerte. Así asciende al cielo en cuerpo y alma. Ya es un hecho: Ella es la Madre de Nuestro Salvador Señor
  • 19. I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 19 Jesucristo. Ella es una imagen purísima, toda entera y virginal, completamente redimida a través de la Santísima y Divina Obra de su Hijo ya realizada y cumplida para alcanzar el final de los tiempos. El diálogo de la Santísima Virgen María con Dios y su Hijo será eterno, sin pausa, para seguir asegurando nuestra salvación. La Virgen María no cometió pecado alguno durante su vida, sobrevivió a la concupiscencia del mundo que le rodeaba. Toda su existencia terrenal estuvo apartada del pecado, porque fue la única y mejor manera de entregarse piadosamente a la voluntad de Dios. Ella fue la única y primera mujer en liberarse de la esclavitud del pecado; consiguió la santidad cristiana en vida y en la eternidad tras su asunción al cielo. La Asunción es el culmen de la vida santificada de la Virgen María. A partir de su Asunción comienza la Iglesia de los resucitados. Ella se convierte en un faro guía y eterno para la esperanza del pueblo de Dios. Su luz ilumina el camino que nos lleva hacia donde se encuentra el Señor. Dado que el cuerpo, la carne, de la Virgen María no se corrompió ni con la concepción ni con el parto, tampoco se corrompió con su estancia en un sepulcro. Así es que su Asunción y Glorificación es una consecuencia de una vida liberada del pecado original en todo momento. Las Puertas del Cielo se abrieron para recibir a la Santísima Virgen María, quien siempre amó en vida al mismo Dios Creador y Redentor que le acogía en su Seno Universal. La Asunción de la Santísima Virgen María nos provoca una alegría infinita. Confiamos en Ella y en su Gracia, porque nos reporta Esperanza ahora que sabemos dónde se encontrará hasta el final de los tiempos. El devoto celebra este Misterio con un optimismo desbordado: nos cae del Cielo la Luz salvífica de la Santísima Virgen María mientras asciende sonriente. Una gran señal apareció en el cielo: una Mujer vestida del sol, la luna bajo sus pies, y una corona de doce estrellas sobre su cabeza. Apocalipsis 12,1 <>. Lucas 1,48-48 La SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA es la única y verdadera Madre de todos los seguidores de su Hijo Jesucristo. La veneración a la Santísima Virgen María es indisoluble del culto a Jesucristo, y viceversa. Esta cualidad de máxima veneración es simultánea y recíproca tanto en la Madre de Dios como en su Hijo. La Santísima Virgen María ocupa su lugar en el Misterio de Jesucristo y de la Iglesia. Está incluida en todos los Misterios cristianos. En el Misterio Trinitario es Hija elegida del Padre, Madre Santísima del Hijo y Amorosa Esposa del Espíritu. En el Misterio Pascual y Pentecostal coopera con Nuestro Señor Salvador bajo la Cruz y junto a los Apóstoles. En el Misterio de la Iglesia es tanto su Madre como su modelo. Y en el Último Misterio, al final de los tiempos, será parte intrínseca de la Gloria Trinitaria. Cuanto mayor sea la devoción a la Santísima Virgen María, infinitamente mayor será la unidad con su Hijo Jesucristo. Dios había previsto y predestinado todo el peregrinaje de la Santísima Virgen María. La Coronación como Reina del Cielo es el homenaje supremo a la Madre del Hijo. Por su sacrificio en vida, Dios acoge en su Seno a la Santísima Virgen María, porque como Madre aceptó y soportó la dolorosa Pasión de Jesucristo, favoreciendo la unión de su Hijo con Dios y con todos nosotros. La Santidad de la Virgen María es absoluta e incuestionable: Ella es LA SANTÍSIMA MADRE DE DIOS, LA TODA SANTA, LA HIJA PREDILECTA DEL PADRE Y LA MADRE PREDILECTA DEL HIJO. MARÍA Y LA FAMILIA TE PROPONEMOS QUE EN CASA, CON LOS MIEMBROS DE TU FAMILIA, REALICEN JUNTOS UN ROSARIO CON FIDEOS, SEMILLAS, ETC Y LOS PINTEN. Les compartimos un tríptico, que lo pueden imprimir y colorear, y doblarlo en tres partes, para colocarlo junto al rosario en el Altar Familiar.
  • 20. I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 20
  • 21. I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 21
  • 22. I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 22 IV– MARÍA Y LOS NIÑOS Preparamos un lugar en nuestra casa para María Materiales: • Cartulina, goma eva, o cartón delgado • Lápices de colores, crayones, felpas • Optativos para decorar (brillantinas, lentejuelas) Paso 1: Colorear la lámina Paso 2: Pegar la lámina sobre un trozo de cartulina, goma eva o cartón delgado (para darle estabilidad a nuestro altar). Paso 3: Recortar el altar por los bordes. Paso 4: Si lo deseas, decorar con brillantinas, lentejuelas, dibujos o frases. Paso 5: Doblar, para que adquiera apariencia de un altar. Peticiones • Te pido Mamá María para que todos los niños te conozcan y sepan cuánto los quieres. • Te pido que nos enseñes como enseñaste a tu hijo Jesús. Te pido que nos guiés y acompañes cada día en nuestro caminar. Oración Final “Para quien lo suficiente no le basta, nada le será bastante”. Digamos juntos la oración que Él nos enseñó: Padre Nuestro… Ave María…Gloria.. Signo: Al llegar a nuestra casa instalaremos nuestro altar a María para rezar e ir incorporando los distintos trabajos que realicemos. Podemos colocarle flores y también una velita para alumbrarla.
  • 23. I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 23 V – MARÍA Y LOS JÓVENES Hagan todo lo que Él les diga INVOCACIÓN AL ESPÍRITU SANTO Ven Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles, e infunde en ellos el fuego de tu amor. Envía Señor tu Espíritu y todas las cosas serán creadas. Ven Espíritu Santo, ilumina mi entendimiento, abre mi corazón y mueve mi voluntad para que escuchando tu Palabra, la acoja en mi vida y la ponga en práctica. EVANGELIO SEGÚN SAN JUAN 2, 1-11 Tres días después, hubo una boda en Caná de Galilea. La madre de Jesús estaba invitada. También lo estaban Jesús y sus discípulos. Se les acabó el vino, y entonces la madre de Jesús le dijo: -No les queda vino. Jesús le respondió: -Mujer, no intervengas en mi vida; mi hora aún no ha llegado. La madre de Jesús dijo entonces a los que estaban sirviendo: Hagan lo que Él les diga. Había allí seis tinajas de piedra, de las que utilizaban para sus ritos de purificación, de unos ochenta o cien litros cada uno. Jesús dijo a los que servían: -Llenen las tinajas de agua. Y las llenaron hasta arriba. Una vez llenas, Jesús les dijo: -Saquen ahora un poco y llévenselo al encargado de la fiesta. Ellos cumplieron sus órdenes. Cuando el encargado probó el vino nuevo sin saber de dónde venía (sólo lo sabían los sirvientes que habían sacado el agua), llamó al novio y le dijo: -Todo el mundo sirve primero el vino de mejor calidad y cuando los invitados ya han bebido bastante, saca el más corriente. Tú, en cambio, has reservado el de mejor calidad hasta ahora. Esto sucedió en Caná de Galilea. Fue el primer signo realizado por Jesús. Así manifestó su gloria y sus discípulos creyeron en Él. Algunos aspectos que resaltan del texto:  En el episodio de las bodas de Caná, san Juan presenta la primera intervención de María en la vida pública de Jesús y pone de relieve su cooperación en la misión de su Hijo.  En Caná, la Virgen muestra una vez más su total disponibilidad a Dios. Ella que, en la Anunciación, creyendo en Jesús antes de verlo, había contribuido al prodigio de la concepción virginal, aquí, confiando en el poder de Jesús aún sin revelar, provoca su "primer signo", la prodigiosa transformación del agua en vino.  De ese modo, María precede en la fe a los discípulos que, cómo refiere San Juan, creerán después del milagro: Jesús " manifestó su gloria, y creyeron en Él sus discípulos" (Jn 2, 11). Más aún, al obtener el signo prodigioso, María brinda un apoyo a su fe. Para una mejor comprensión de la Palabra de Dios, te sugerimos que contestes las siguientes preguntas:
  • 24. I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 24 1. ¿De qué se trata el texto que acabas de leer? (Cuéntalo con tus palabras) 2. ¿Quiénes estaban invitados a la boda? 3. ¿De qué se da cuenta la madre de Jesús? ¿Qué le dice a los que estaban sirviendo? ¿Y qué les dijo Jesús? 4. ¿Qué le dice el encargado al novio? 5. ¿Qué les pasó a los discípulos después de este signo?  La exhortación de María: "Haced lo que él os diga", conserva un valor siempre actual para los cristianos de todos los tiempos, y está destinada a renovar su efecto maravilloso en la vida de cada uno. Invita a una confianza sin vacilaciones, sobre todo cuando no se entienden el sentido y la utilidad de lo que Cristo pide.  El episodio de las bodas de Caná nos estimula a ser valientes en la fe y a experimentar en nuestra vida la verdad de las palabras del Evangelio: "Pedid y se os dará" (Mt 7, 7; Lc 11, 9). 1. ¿Qué significan para ti, las palabras de María: “Hagan lo que Él les diga”? ¿Cómo puedes reconocer lo que Jesús te dice? ¿A qué te invita Jesús hoy en tu vida? ¿a través de quien o quienes jesús te habla hoy? ¿A qué te invita el Señor hoy para la realización de tu proyecto de vida?
  • 25. I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 25 “Hagan todo lo que Él les diga” En un momento de silencio, reconoce:  ¿En tus opciones y/o elecciones de vida ha estado presente estas palabras de María?  ¿Cómo hacer de esta invitación una actitud de vida frente a las invitaciones que Jesús te hace? Oración a nuestra madre María Bajo tu amparo nos acogemos Santa Madre de Dios, no desoigas las oraciones que te dirigimos en nuestras necesidades, antes bien líbranos de todo peligro Oh, Virgen Gloriosa y Bendita Amén.
  • 26. I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 26 VI– ADORACIÓN EUCARÍSTICA CON MARÍA 1. Nos ponemos en presencia del Señor. 2. En el Nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén 3. Nos ponemos de rodillas 4. Luego de acomodarnos en un banco, reclinatorio, o piso, realizamos una oración para preparar el corazón. Señor Jesús, inflámanos en tu amor Y haz que sólo pensemos en ti; Que no ambicionemos otra cosa que Tú mismo. ¡Qué felices seríamos si tu santo fuego nos invadiera Y quemara todos los afectos terrenos! Oh Verbo Divino, en la Encarnación, La pasión y la Eucaristía Te has aniquilado y sacrificado por amor nuestro; ¿Cómo no consagrarnos totalmente a Ti? Y Tú, Padre de Bondad, acepta la alabanza, Que brota de la entrega de nuestras vidas Y se une a la ofrenda de tu Hijo. Danos la gracia de participar activamente En la vida de la Iglesia, fomentando la unidad, Para que el mundo crea. Señor Jesús, quisiera obtener la gracia Concedida a tantos mártires De morir por tu amor; O al menos, la gracia de alabarte Aceptando la muerte según tu voluntad. Esto deseo y quiero: vivir y morir Para honrarte y agradarte. Desde ahora te sacrifico mi vida Y te ofrezco mi muerte, La que sea y cuando sea. Jesús mío, quiero morir como Tú, Dando la vida por la salvación de los demás. Amén. 5. Leemos la Palabra de Dios 6. Del libro del Cantar de los Cantares ¡Ponme como sello de tu corazón, Como tatuaje en tu brazo; Porque fuerte como la muerte es el amor; Sus llamaradas son llamas de fuego,
  • 27. I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 27 Una hoguera del Señor! Las grandes aguas no pueden apagar el amor Ni los ríos pueden arrasarlo. Si uno cambiara el amor por las riquezas Sería el más despreciable. Silenciamos el corazón, meditamos sobre lo que dice la Palabra y sobre lo que nos dice al corazón. 7. Escribimos lo que pensamos y sentimos. Volvemos nuestra mirada a Jesús Eucaristía. 8. Leemos el Salmo 71, 1-4 Dios mío, confía tu juicio al rey, Tu justicia al hijo de reyes, Para que rija a tu pueblo con justicia, A tus humildes con rectitud. Para que defienda a los humildes del pueblo, Socorra a los hijos del pobre Y quebrante al explotador. Reflexión: En el Antiguo Testamento se ve con claridad que Dios bendice a su pueblo por medio del Rey, y que el rey tiene que ponerse de parte de los más indefensos, precisamente para demostrar el Amor de Dios. Así es también María para nosotros, en esta etapa de la historia: la intercesora ante Dios, el auxilio del pobre, la fortaleza del débil, el refugio de los pecadores. Oración a la Reina del Cielo y Madre de la Eucaristía Oh María, Tú me has conseguido el favor divino Y me has protegido hasta ahora; Continúa tu obra y alcánzame la salvación plena. Soy un pobre que te implora. Ayúdame, protectora de quienes te invocan. Amén
  • 28. I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 28 La Virgen María es la doncella escogida por Dios para ser la Madre de Nuestro Señor Jesucristo y Madre Nuestra. Su nombre, que en hebreo es Miriam, significa señora, princesa. Por ello, al concluir este Subsidio, les presentamos algunas canciones dedicadas a la Reina del Cielo, acompañadas de algunas reflexiones de la Lumen Gentium, constitución dogmática sobre la Iglesia del Concilio Vaticano II. Contigo, María (Athenas) https://www.youtube.com/watch?time_continue=20&v=kkVtd-kam6A “La Virgen Inmaculada, preservada inmune de toda mancha de culpa original, terminado el decurso de su vida terrena, fue asunta en cuerpo y alma a la gloria celestial y fue ensalzada por el Señor como Reina universal con el fin de que se asemejase de forma más plena a su Hijo”. Lumen Gentium 59. La esclava del Señor (Franklin Conil) https://www.youtube.com/watch?time_continue=5&v=WC6JfPWUEqU “Redimida de modo eminente, en previsión de los méritos de su Hijo, y unida a Él con un vínculo estrecho e indisoluble, está enriquecida con la suma prerrogativa y dignidad de ser la Madre de Dios Hijo, y por eso hija predilecta del Padre y sagrario del Espíritu Santo”. Lumen Gentium 53. Reina del Cielo (Athenas) https://www.youtube.com/watch?time_continue=14&v=k47dmGpHvxk "Ofrezcan todos los fieles súplicas apremiantes a la Madre de Dios y Madre de los hombres para que ella, que ayudó con sus oraciones a la Iglesia naciente, también ahora, ensalzada en el cielo por encima de todos los ángeles y bienaventurados, interceda en la comunión de todos los santos ante su Hijo hasta que todas las familias de los pueblos, tanto los que se honran con el título de cristianos como los que todavía desconocen a su Salvador, lleguen a reunirse felizmente, en paz y concordia, en un solo Pueblo de Dios, para gloria de la Santísima e indivisible Trinidad”. Lumen Gentium 69.
  • 29. I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 29 UN DÍA AL CIELO IRÉ SALVE REINA DE LOS CIELOS
  • 30. I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 30 SALVE, REGINA REINA DEL VALLE
  • 31. I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 31 REINA DEL CIELO, ALEGRATE
  • 32. I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 32
  • 33. I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 33 AL CORAZÓN BENIGNO DE MARÍA
  • 34. I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 34
  • 35. I V C O N G R E S O M A R I A N O N A C I O N A L 2 0 2 0 Página 35