SlideShare una empresa de Scribd logo
TANGOy Cultura Popular
¿Qué se entiende
por milonga?
EDITORIAL:
Yo no soy “milonguero”
ni lo quiero ser
Sensibilidad vs.
Virtuosismo
México 2017
y mucho más...
SUMARIO
Dirección:
Ricardo Schoua
Tema musical de fondo:
Divina
Música: Joaquín Mora
Letra: Juan De La Calle
Piano: Tatto Miceli
Diseño:
Adriana Rolón
Ilustración tapa:
Diego Pérez y Soledad Cantarini
Las notas firmadas
no reflejan necesariamente
la opinión del editor.
Para comunicarte con nosotros
revistatycp@gmail.com
www.tangoyculturapopular.com
www.tycp.com.ar
Tel: (0341) - 4355629
Rosario - Santa Fe – Argentina
Editorial: Yo no soy
“milonguero”
ni lo quiero ser
México 2017
“Simplemente
Pichuco”
Adornos
Milagrería
de boliches
Desde Neuquén
Paolo Gasparrini
“La Paquita”
¿Qué se entiende
por milonga?
Héctor Negro
Ricardo García Blaya
04
11
14
20
08 18
06
07
12
16
21
Bailar
Sensibilidad vs.
Virtuosismo
Festivales en
Buenos Aires
Discos
Golondrinas
Un Momento
Cardo o
Ceniza
Videos
Percanta
Tango Club
2x4 Rosarina
Como dos
extraños
La gallina
clueca
Diálogo
tanguero
3
21
25
Libros
El Tango desde Sunset Blvd.
Eduardo Rovira
Le Grand Tango
Carlos Gardel, la voz del Tango
Un árbol en llamas
Discografía básica del Tango
Amores del 2x4
26
28
31
22
Un tanto provocativo el
título, ¿no? Pero fíjense que
puse “milonguero”, entre
comillas. Porque no me refiero
a los queridos y gloriosos
frecuentadores de milongas sino
a un tipo de personaje inexistente
(o casi), inventado, dedicado a
impedir que el Tango crezca y
pueda ser realmente disfrutado
por cada vez más gente.
Ese “milonguero” (en realidad
los que se escudan en él) es
el responsable de que algunos
que posan de organizadores
recomienden DJs que no
entienden nada del asunto
y se dedican a poner tandas
cuidadosamente seleccionadas,
por lo aburridas, insulsas y
monótonas, con el cuento de que
“eso es lo que les gusta a los
milongueros”. Sagradas palabras
a las que no es posible oponerse.
Escribí “casi” inexistente
porque todos conocemos a
algún individuo que frecuenta
las milongas para criticar a los
demás. Es aquél que, cuando
uno propone algo distinto,
dice: “esto no se puede bailar”
(porque él no lo puede bailar).
Esto de lo que se puede y
lo que no se puede bailar es
bastante curioso.
(No me refiero, por supuesto,
a aquellas composiciones
que explícitamente no están
escritas para bailar). Lo que,
a mi parecer, está mal es la
generalización. Es lógico que no
a todos les gusten los mismos
temas, lo correcto es entonces
decir “no lo bailo porque a mí no
me gusta”.
La diversidad de opiniones
acerca de orquestas y temas
se puede apreciar en las redes
sociales. Lo malo es que los que
opinan actúan como censores,
dictando lo que es permitido
poner y prohibiendo lo que no
les gusta. Y se pelean con otros
que funcionan de la misma
forma. Encima, cada uno tiene
su grupito de seguidores, que se
dedican a adularlo ciegamente.
Es que hay personajes que, en
lugar de pensar y formar su
propio criterio, prefieren repetir
lo que otros dicen.
Como ejemplo, he leído que con
el Quinteto Real no se puede
bailar. No se lo cuenten a nadie,
pero las veces que yo he puesto
Ensueños o Mal de amores por el
Quinteto en una milonga la pista
se llenaba. ¡Pobre gente, no
sabía que eso no se podía bailar!
Yo no soy “milonguero”
ni lo quiero ser
4
El Tango posee una vibrante historia
de amplitud, de creatividad, de
diferentes estilos, composiciones,
arreglos, versiones.
El baile ha acompañado en gran
medida a esa historia. Entonces ¿por
qué restringirlo con reglas absurdas?
Las únicas reglas son las musicales,
que lo definen como tal. Fuera de
eso, el Tango no tiene límites y no
tiene dueños. Cualquier restricción
que se intente imponer en su nombre
es una falsedad y pone de relieve las
limitaciones de quien la emite.
Los reglamentos burocráticos que
se intentan imponer y que hemos
criticado desde estas páginas no
son intrínsecos del Tango. Incluso
las normas de comportamiento son
propias de la vida en sociedad. La
forma de vestirse es un reflejo de
la evolución de dicha sociedad, por
lo tanto no es posible forzar, en
nombre del Tango, a utilizar una
determinada vestimenta.
Cada milonga debe ser una fiesta,
donde la gente vaya a disfrutar, a
expresarse, a sentirse bien. En esto el
musicalizador es una pieza clave y es
bueno que haya diversas propuestas,
pero son los bailarines los que tienen
la última palabra y es saludable que
tengan conciencia de ello.
Idealmente, el DJ debe incluir en
sus tandas variedad de orquestas y
temas clásicos, pero es importante
que amplíe el panorama proponiendo
algo fuera de lo comúnmente
escuchado, siempre que sea bailable.
(El DJ debería saber que bailar no es
hacer pasos de Tango con un fondo
musical).
Nadie tiene que asustarse si se
propone algo nuevo. ¿Cómo hacían
si no las orquestas de la época de
oro cuando tenían que estrenar una
nueva composición? Y se estrenaban
tangos todos los días...
Hay muchos mediocres que, como
saben que no pueden avanzar
y quieren mantener un público
cautivo, inventan restricciones,
intentan desprestigiar a los demás y
ponen piedras en el camino. Confío
plenamente en que el Tango se
seguirá abriendo paso y cada vez
habrá más milongueros, de los
de verdad. Contribuyamos a que
así sea.
¡Muchas gracias y hasta el
próximo número!
Ricardo Schoua
5
méxico 2017
La vuelta
A fines de agosto estuve nuevamente en México donde,
como siempre, fui recibido con cariño y calidez por
mis amigos, los que ya conocía y los nuevos. Estoy
muy agradecido, me han hecho sentir muy bien, han
enriquecido mi vida. Tuve el placer de musicalizar
milongas y prácticas en cinco lugares distintos. Quiero
agradecer especialmente a Leonardo D’Aquila y, en su
persona, a todos mis amigos tangueros, no sólo de la
Ciudad de México, sino también de Morelia, donde fui
amablemente invitado por Genovevo Figueroa Silva.
Luego de mi vuelta, en septiembre se sucedieron dos
terremotos muy importantes, con un gran saldo de
destrucción y muerte. Pero esta tragedia ha servido
para poner de manifiesto la enorme solidaridad del
pueblo mexicano, su firme voluntad de ayudar a las
víctimas, organizando brigadas de rescate y todo tipo
de recursos, sin contar con el apoyo del gobierno ni de
los dirigentes políticos.
Mis amigos del tango estuvieron a la altura de las
circunstancias. Se suspendieron clases y milongas,
se organizaron centros de acopio de materiales y se
reunieron brigadas de ayuda. Se controló la información
para asegurar que la ayuda llegara a destino. Pero esto
sucedió así, en forma masiva, en todos los ámbitos.
El saldo positivo es que este pueblo ha tomado
conciencia de su propia fuerza y enorme capacidad
y talento y no parece dispuesto a abandonar lo que
ha logrado.
Desde Argentina, un abrazo enorme, con todo mi cariño.
Ricardo Schoua
6
“Simplemente
Pichuco”
Al maestro del fueye,
creador de un estilo
único, inconfundible.
A Aníbal Troilo.
Al “dogor” entrañable
que tenía el poder
de hacer profundo
lo que a él le era fácil.
Al autor de Garúa,
al de Che bandoneón
y Patio mío,
al de Barrio de tango,
al de Sur y Responso.
A ese gurú porteño
que con cara de luna
iluminando noches
llenaba el Marabú
o el Tibidabo.
Al generoso Gordo.
Gordo de Buenos Aires.
El que a la ciudad toda
le fraseó y le cantó
como muy pocos.
El que cuando se fue
dejó en la marquesina
del viejo Teatro Odeón
con letras de oro:
“Simplemente… Pichuco”.
Luis Alposta
José Gutnik
José Gutnik es el único escultor
porteño que ha dedicado su obra,
entre Otras creaciones universales,
a homenajear constantemente a
su amada Ciudad de Buenos Aires,
pensando en sus calles empedradas,
barrios con naturaleza, propia,
personajes de las décadas del ‘40 y
del ‘50 y, sobre todo, una serie única
en su género de 15 bandoneones,
idealizados e inspirados en diferentes
tangos y vivencias. Es el mayor
homenaje a este instrumento que,
traído a estos lares por humildes
inmigrantes alemanes e italianos, se
aporteñó y adueñó de su orgánico
sonido de catedral, para inyectarlo
en las venas de los que vivimos
y sufrimos los avatares de esta
inimaginable Ciudad de Buenos Aires.
Vea su página web y disfrute de sus
nostalgias y protagonistas que ningún
otro escultor porteño o de otras
tierras, podrían brindarle.
www.joegutnik.com
7
Hace muchísimos años
me pidieron que escribiera
un artículo sobre Adorno,
para una página que ya
no existe. Ese artículo
fue luego compartido en
muchísimas otras páginas
en castellano y también
traducido a varios idiomas.
Parece que últimamente
es difícil conseguirlo en
castellano, por eso acá
lo transcribo.
Para hablar de adorno –y
como sustento de todo lo
que pueda venir después-
debemos, en primer lugar,
hurgar en los orígenes de
la esencia y existencia del
tango y de la danza.
Es necesario dejar bien
claro que la palabra “danza”
no tiene solamente una
acepción que connota
técnica. Muy por el
contrario, su sentido más
amplio y general refiere
a toda forma de danza
(en sentido particular) y
de baile. Y alude a lo más
natural, primitivo, remoto,
visceral y hasta animal
del ser humano. Y en este
sentido es muy anterior,
tanto histórica, cronológica,
como ontológicamente,
a toda concepción técnica.
Si entendemos la
danza como un hecho
profundamente natural,
que nace con el ser humano
–y hablamos así de la danza
popular, de la cual el tango
bailado es quizás nuestro
ejemplo más intrínseco-,
inmediatamente queda
descartado todo
lo superfluo.
Entonces, ¿qué es el tango?
Lo que ya todos sabemos:
un baile de a dos, una
profunda comunicación con
el otro, y con la música,
y..., y... y “descubrimos”
así la idea de diálogo.
El diálogo de la pareja de
baile, el diálogo con la
música, el diálogo de los
pies entre sí y con el piso
dibujando los famosos
“ochos” y mil cosas más
– y, si cuadra, el diálogo
de los pies y las piernas
con el aire, dibujando con
precisión boleos de formas
claramente definidas,
creadas y recreadas
cada vez.
Pero, ¿en qué consiste
el “adorno”, también
Adorno: una
aproximación
a su comprensión
8
llamado a veces –posteriormente- “embellecimiento”,
“expresividad”...? El adorno consiste, precisamente,
en expresar la esencia del tango. De nada sirve
hacer adornos mediante procedimientos meramente
técnicos, si no se comprende realmente “de qué
se trata”. Las piernas de la bailarina (y ATENCIÓN:
también las del bailarín) equivalen a una pareja de
tango. Se abrazan, se juntan, dialogan, se acarician...
técnicamente esto se logra a partir de un juego de
rotaciones de las articulaciones. Pero este juego de
rotaciones no debe tomarse como algo fríamente
técnico, sino como algo absolutamente natural
y lógico, tan natural y tan lógico como cualquier
lenguaje. Las piernas “expresan”, “son expresivas”,
cuando tienen un lenguaje; no cuando meramente
se mueven.
Así, acabamos de derribar varios mitos.
* Uno, es el de que los adornos son “movimientos que
hay que aprender” o “copiar”. De ninguna manera. El
aprendizaje técnico es importantísimo, pero no basta.
Hay maravillosos bailarines y bailarinas que hacen del
adorno una verdadera emoción, pero también vemos,
lamentablemente, la mera repetición de movimientos
o copias de tal o cual bailarín/a, sin haber entendido
realmente su esencia; en estos casos, generalmente
el bailarín o bailarina “original” es excelente, y las
copias resultan intrascendentes, y a veces hasta
desagradables e incluso grotescas.
* Otro, el de que el adorno es “cuestión de mujeres”.
De ninguna manera. Adorno es todo lo que hacen el
hombre y/o la mujer sin interferir en la marcación,
ni en el paso, figura, secuencia, etc., incluyéndolo
con exactitud en la música y sin producir ningún tipo
de vibración ni tironeo. Para esto, es absolutamente
necesario saber llevar y seguir, y tener muy buen oído
musical. (siempre les digo a mis alumnos/as que el
compañero/a tiene que enterarse de que su pareja
hace adornos, cuando los ve en un video. Esto le
pasó a un famoso bailarín, que un día se vio filmado
y descubrió lo que hacía su compañera y porqué
había tan buenos comentarios acerca de ella).
* Otro: el de que “para que la mujer adorne, el
hombre le tiene que dar tiempo”. Esto vale cuando
se trata de una coreografía, que se puede elaborar
de común acuerdo o en forma unilateral, o bien por
un tercero. Pero en el tango improvisado, está en la
inteligencia, en la habilidad, en la “tangueridad” de
la mujer, el saber decidir si corresponde, y en caso
afirmativo cuándo, cómo y qué adorno o tipo de
adorno es el más adecuado según las circunstancias.
Por supuesto, si la bailarina tiene poca experiencia no
es aconsejable que lo intente en la milonga; para eso
están las clases y las prácticas.
Si entendemos la
danza como un hecho
profundamente
natural
9
* Uno más: hablando de oído y
musicalidad, algunos bailarines/as
(o aprendices) consideran que es
suficiente “escuchar el ritmo”. Otros,
más avanzados o exquisitos, hablan
de “bailar la frase”. Hay que aclarar
que esto no basta; es necesario
comprender también la melodía y
la peculiar expresividad de cada
pieza musical, de cada arreglo, de
cada versión... Y en este sentido,
la musicalidad que necesitan el
bailarín y la bailarina va mucho más
allá del reconocimiento del “ritmo”,
el “compás”, el “tiempo fuerte”, el
“débil”, el “contratiempo” y todas esas
cosas de las que habitualmente se
habla (a veces incluso mezclándolas
o confundiéndolas). La musicalidad
que aquí se requiere es un verdadero
lenguaje que pueda traducir,
sobreinventar y volver a crear una y
mil veces el sentimiento, la estructura
compositiva, la esencia de esta obra
en particular que este hombre y esta
mujer tienen la dicha de poder bailar
aquí y ahora.
Por último, es necesario mencionar
que el adorno no se limita al
movimiento, y tampoco se limita a los
pies y/o a las piernas –si bien éstos
son quizás lo más visible-, sino que
es de todo el cuerpo, es una actitud,
una quietud, un cerrar los ojos, una
pausa, una sucesión de cambios de
velocidad y mil cosas más que pueden
y muchas veces necesitan trabajarse
técnicamente, metodológicamente,
pero que en definitiva muestran el
amor y la pasión de bailar el tango
como cada una, cada uno y cada
pareja es capaz de sentirlo.
Prof. Olga Besio
10
Milagrería
de boliches
Van sobreviviendo bodegones, cafetines; cavernas tibias,
nidos descolgados y amarrados al suelo
que un día fue retazo de un potrero sentenciado.
Bajo sus techos sobrevuelan flotando,
espectros animados con vapores de lentas ginebras
que se deslizan en humos celestes y grises
que fumaron generaciones de angustiados.
Giran y retornan memorias desvanecidas y clavadas
como cicatrices que fatigan la piel.
Van durando mesas, sillas, irreductibles ceniceros que se vaciaron
en miles de madrugadas sin destino.
Se descuelgan de la pared fotos amarillentas
de olvidados cracks que se hundieron en el túnel
de las contiendas que los sucedieron,
banderines de una pasión que congregó a muchos que son olvido
y a otros que resisten rearmando hazañas que descuartizó el tiempo.
Sólo queda vivo, templado, consecuente, en cada uno de ellos;
recorriendo los diminutos fantasmas que reptan por las estanterías,
vibrando en las telarañas de los rincones inverosímiles,
el canto que un viejo guitarrero alza desde algún rincón,
una plegaria que derrotó al olvido.
Unos versos cabalgando una melodía,
que iluminan juntos la memoria que regresa con cada trago.
Un tango que nunca morirá.
Héctor Negro
11
Desde Neuquén
El Arranque fue parte de esa
continuidad evolutiva entrecortada
con que los argentinos muchas veces
tratamos a nuestra cultura.
El Tango lleva tiempo, mucho tiempo si lo querés tratar
como se merece, como corresponde.
Porque escucho propuestas en apariencia nuevas. Pero a
la segunda pasada me doy cuenta que “raspás la masilla”
y no queda nada.
12
Algunos porque son réplicas (malas) de orquestas
desaparecidas.
Otros porque creyeron inventar la pólvora haciendo
mal la Yumba (Pugliese des-agradecido) y te hablan
de “una estética”, cuando en realidad deberíamos
hablar de música.
Las posturas, el marketing, las zapatillas sucias o
la onda descontracturada, si no están acompañadas
por buena música, la verdad no me convencen.
Sigo convencido que El Arranque fue parte de
esa continuidad evolutiva entrecortada con que
los argentinos muchas veces tratamos a nuestra
cultura.
Estos muchachos eran (son) músicos en serio.
A su técnica le agregaron el trabajo de ir a las
fuentes. De hablar con Alcides Rossi, con Emilio
Balcarce y cuanto maestro encontraron vivo y con
ganas de transmitir conocimientos.
Yo trato de seguir la misma senda, el mismo camino
de ellos, de Linetzky, de Cristian Zárate, de
Hernán Possetti.
Porque todos somos (o queremos ser) herederos
del maestro que llevamos como estandarte.
Los pianistas reverenciamos a Salgán, a Dante
Amicarelli, a Berlingieri, a Orlando Goñi, a Pugliese,
Di Sarli o al que te guste.
Los fueyeros harán lo propio con Ástor, Leopoldo,
Binelli, Ruggiero, Pichuco o vaya a saber quien.
Lo mismo que los violinistas con De Caro,
Camerano, Vardaro, Francini o Suarez Paz.
Los contrabajistas con Kicho Díaz, Alcides Rossi
o Cabarcos (padre e hijo).
Todos buscamos lo mismo: superarnos para
acercarnos aunque sea un poco a los maestros.
Nos ilusionamos cuando terminamos un arreglo que
nos gusta. Parece que subimos un escalón.
Pero dura poco, por lo menos a mi.
Cuando vuelvo sobre mis pasos me doy cuenta que
se puede hacer mejor. Y el editor de partituras se
abre de nuevo. Y otra vez a laburar.
La vida no es tan larga como uno desearía.
Por eso no agarro compromisos que me distraigan.
Tengo un objetivo: que la música que hago me
guste un poco mas de una semana. Si logro eso
tendré tiempo para otras cosas.
Enrique Nicolás
13
Ricardo: Hola Paolo. me gustaría que me contaras
algo de tu experiencia: cómo son tus tandas, cómo
las combinás, qué orquestas, cuántas milongas
distintas has musicalizado, qué opinás sobre lo que
yo digo acerca de los tangos aburridos... Cómo ves
la respuesta del público.
Paolo: Hola, mira tengo 12 años de experencia
como musicalizador, tengo que musicalizar con 4-4-
3-4-4-3.
He musicalizado in esos 12 años muchísimas
milongas distintas, del norte, al centro, al sur.
La tanda la pongo con el mismo año más o menos.
El cantor y la orquesta del período.
Tengo siempre las milongas más llenas porque soy
muy conocido.
R: ¿Hacés contraste entre tanda y tanda? Por
ejemplo, D’Arienzo y Di Sarli, Canaro y Pugliese.
P: Cuando musicalizo, por supuesto sí.
Musicalizo en
estilo porteño.
Fui el alumno
preferido de
Félix Picherna.
Un exitoso DJ italiano:
Paolo Gasparrini
14
R: Me alegro, porque aquí hay varios que se dicen DJs y que pasan todo
monótono.
P: A mi me gusta musicalizar de todas formas de cada periodo del 30 hasta hoy.
R: Bien, por eso tenés tanto éxito.
P: Sí, trabajo muchísimo.
Yo soy un musicalizador que presenta siempre la orquesta antes de la tanda.
siempre pongo cortinas de swing, caribe, cortinas bailables.
R: Ah, mira, yo hago lo mismo, cortinas bailables.
P: En Roma, Lombardia, Veneto, Marche, Abruzzo, Romagna y Puglia.
Siempre con el mismo método.
R: Es bueno anunciar la orquesta, porque la mayoría no conoce.
Veo tus fotos y me gustaría estar allí.
P: Mira la pista. Soy un dj de 340 años más o menos. Muchísima experiencia.
El publico me quiere mucho. Lo espero muy pronto, maestro.
R: Y la pista es la que te dice la verdad, no los opinantes aislados.
P: Claro, la pista es muy importante, yo pongo muchísima energía
siempre.
A mi todas las orquestas me gustan. Mi preferencia esJu an D’Arienzo y su
orquesta, pero pongo de todo. Lo que los tangueros quieran.
R: Es necesario poner de todo, pero bueno, no importan los gustos personales
del DJ.
P: Musicalizo en estilo porteño. Fui el alumno preferido de Félix Picherna.
Yo mi gusto personal lo tengo en mi casa, la milonga es para los tangueros.
Yo soy un musicalizador global.
R: Hace poco fui a una milonga donde el “DJ” puso todas tandas cantadas,
ni un instrumental y tangos feos, aburridos.
P: Yo ambiento en todas las formas en todas las milongas.
Te juro por mis hijos. Muchas veces la gente me aplaude porque yo tengo
siempre la pista llena.
Me gustaría hablar de esto contigo en persona, para explicarte todo
acerca de como vivo el tango. Es mi vida después de mi familia.
R: Hay que tener la pista llena de gente contenta, no resignada a bailar lo que
le ponen. A mi también me gustaría hablarlo personalmente y asistir a alguna
milonga tuya. Y te entiendo porque yo tengo casi el mismo criterio
para musicalizar.
P: Lo que pasa es que la gente me ama donde yo voy a musicalizar porque yo
tengo siempre que dar el máximo. La gente al final queda siempre muy contenta.
R: Claro, es una satisfacción muy grande ver a la gente contenta. Y a mi me
gusta bailar también cuando musicalizo.
P: Claro, estoy muy seguro que tu, mi amigo, pones buenísimos tangos.
R: Gracias, Paolo. 15
Fue la primera bandoneonista y
directora de un conjunto típico.
El poeta José Portogalo la trajo un
día “de vuelta del misterio” y ella
regresó convocada por el poema.
Acuciados por él, nos enterábamos
que unas cuantas décadas atrás,
una veinteañera muchacha de Villa
Crespo había hecho detener el tránsito
en aquella Corrientes y Paraná,
sencillamente con un bandoneón sobre
sus rodillas y al frente de una orquesta
típica, la primera dirigida por una
mujer. Decían los versos del poeta:
“Yo, Paquita Bernardo, regreso del
misterio/ bien tupido de olvido,
entre cenizas/ y yuyo con el polen
de mariposas muertas…” (del libro
“Letra para Juan Tango”). ¿Acaso eran
muchos los que sabían o recordaban
aquello? Mil novecientos veintiuno.
Café Domínguez, Corrientes y Paraná,
detrás del bandoneón de Francisca
Bernardo, su hermano Arturo en
batería, Miguel Loduca en flauta; en
los violines Alcides Palavecino y un
adoles-cente llamado a dar mucho
que hablar por sus condiciones: Elvino
Vardaro.
Y en el piano, otro “pibe” que iba a
entrar en la historia del tango, que
alcanzamos a disfrutar muchos de
nuestra generación: Osvaldo Pugliese.
“Orquesta Paquita”, ¡gran revuelo en
la Corrientes angosta! ¿Qué historia
había detrás de esta muchacha tan
singular? Convoquémosla nuevamente
con el prodigio del verso que luego nos
brotó por ella: “Hoy te busqué Paquita,
en el recuerdo/ de un Villa Crespo
ausente que te lloró hace tiempo. / Y
regresó tu sombra desvelada,/doblada
sobre el el fuelle./ Y se quedó en mi
verso./ Hoy pregunté Paquita, qué
misterio/ te puso entre las manos/
la sonora tibieza/ del bandoneón
que respiró en tu pecho/ y que vos
perfumaste/ como una rosa enferma.”
Había nacido en Villa Crespo el 1º de
mayo de 1900, cerca del más tarde
famoso “Conventillo de la Paloma”.
Sus padres la enviaron – casi niña – a
estudiar piano, pero un día encontró
un bandoneón al alcance de sus
manos; desde que lo puso en sus
rodillas no pudo dejarlo y lo estudió
con el maestro José Servidio (a quien
pertenecía). Más tarde perfeccionó su
técnica con Pedro Maffia y con don
Enrique García. Se largó a tocar en los
patios del barrio, en fiestas familiares;
después lo hizo en Sindicatos
obreros y Hospitales, en funciones
de beneficencia. Esas primeras
incursiones la foguearon como para
que se animara a ese ruidoso debut
del Café Domínguez. “ Y volviste,
Paquita, igual que cuando estabas./
a encender un milagro con fuego de
leyenda. /A mirarnos con esos, tus
ojos de muchacha, / donde aleteaba
el sueño que quisiste que fuera./ Y
volviste, Paquita Bernardo, con el
tiempo/ que nunca conocimos, pero
que igual nos llega./Y trajiste aquel
aire de malvones y cercos/ que los
últimos patios de tu barrio respetan…”
En el mismo Café Domínguez estrenó
su tango “Floreal”, que luego grabara
Juan Carlos Cobián. Alternaba por
entonces sus actuaciones allí, con
presentaciones en el famoso Café “La
Paloma”. Después llegó a “La Glorieta”
de Villa Crespo y a “La Terraza” del
“La Paquita”, mujer
y leyenda de Buenos Aires
16
Balneario Municipal. En esos escenarios
dio a conocer su vals “Villa Crespo” y
sus tangos “Cachito”(grabado luego por
Roberto Firpo) y el que más tarde se
titularía “La enmascarada”, con versos
de Francisco García Jiménez y que
grabaría posteriormente Carlos Gardel.
En 1923 viajó a Montevideo, donde
actuó en la Confitería “18 de julio”
especialmente contratada. Allí estrenó
su vals “Cerro divino”, dedicado al Cerro
de Montevideo. Más tarde – siempre al
frente de su orquesta – se presentó en
el teatro Smart, en los últimos días de
1924. En un concurso de tangos realizado
por entonces en el teatro Gran Splendid,
fue distinguido su tango “Soñando”, al
que grabaron luego Carlos Gardel y la
orquesta de Roberto Firpo.
“Y volviste en el verso febril de
Portogalo./ Niebla de tu memoria que
soltó el Maldonado./ Y en la luna dispersa
que reparten los charcos/ del mismo Villa
Crespo que regresa en los tangos…”
Hasta su palco del Café Domínguez,
llegaron para compartir un lugar en
su orquesta, Francisco De Caro, José
Martínez, Carlos M. Flores y muchos otros
autores prestigiosos que le hacían llegar
sus obras. En un homenaje tributado por
Blanca Podestá al maestro Amadeo Vives
en el teatro Smart, fue acompañada en el
piano por Enrique Delfino. Su bandoneón
desplegaba tal vez desde allí sus últimos
acordes. Y 1925 se la llevó para siempre,
un 14 de abril, toda muchacha, con la
edad del siglo.
Su salud y sus energías pagaban de ese
modo tan cruel el tributo de una pasión
inclaudicable. Sus restos se incorporaron
al polvo silencioso que su barrio prolongó
más allá del también hoy
sepulto Maldonado, en una
tumba de la “Chacarita” a
la que aún siguen llegando
flores. Nosotros la seguimos
convocando en la inapelable
plegaria de los versos,
al igual que aquellos de
Portogalo. Y a veces, en
el milagro de los versos,
logramos regresarla, mitad
muchacha, mitad leyenda,
como queriendo repetirle:
“Podemos ya reírnos del
dolor y la ausencia/ Y soltar
estas ganas de trampear a la
suerte, / para ser inmortales
y cantar por tu vuelta (…)/
Subamos por Corrientes/
Juguémosle a la vida/ otra
vez, tu moneda…”
Héctor Negro
17
¿Qué se entiende
por milonga?
Definición: a. Baile popular
rioplatense, de pareja enlazada,
que tiene ritmo vivo y marcado
y está emparentado con el tango.
b. Reunión, en un lugar
determinado en el que las personas
se reúnen a bailar tangos
(y también milongas y valses).
¿Y en Chivilcoy?
Si tenemos en cuenta el segundo
significado, en Chivilcoy (y en
algunas otras ciudades también) se
malinterpreta totalmente lo que es
una milonga como lugar para bailar.
Condiciones o códigos:
1. Salón: las mesas ubicadas de
tal manera que todos los bailarines
se puedan ver, generalmente
en forma de U o formando un
rectángulo. En las esquinas,
espacio para poder pasar.
2. Música: tandas de cuatro tangos
(tres milongas o valses), con un
pequeño intervalo en el medio y
así cambiar de pareja. Esto implica
también que esos tangos deberán
estar bien seleccionados para
que todos los bailarines o, por lo
menos, la mayoría puedan disfrutar
de distintas orquestas, estilos, etc.
18
UNA COMBINACIÓN
de las dos
actividades
implicará un
gran esfuerzo
por parte de los
organizadores
Por lo tanto, no cualquiera puede
musicalizar. (Esta explicación es
una simplificación de esta tarea
que también incluye cambiar lo que
se había pensado si el público es
distinto,” levantar el ánimo”, cuidar
el sonido, etc.). Es decir, el DJ es el
eje vertebral de la milonga.
3. En la milonga se baila desde
que se llega, sin interrupciones.
Puede haber algún saludo de los
organizadores, algún sorteo y/o
alguna demostración de bailarines.
También se puede bailar con
orquesta o puede haber sido
invitado algún cantante, quien
no cantará más de tres o cuatro
canciones, sin interrumpir a los
bailarines.
4. El servicio de cantina puede ser
simple, pero nunca sin mozos y
hacer que el público deba hacer
cola 15/20 minutos para comprar
un sándwich (ocupando la pista).
5. ¿Y qué sucede si la milonga,
anunciada como tal (gran error),
es un show de tango, con la
posibilidad de bailar? En este caso,
también se debería cumplir con
las condiciones mencionadas
anteriormente.
Además:
a. Los que van a escuchar también
tienen derecho a estar bien
ubicados y el organizador debería
tener en cuenta a los dos grupos.
b. También hará falta música
bien seleccionada para los
espacios entre cantante y
orquesta, y no alguien que pueda
pasar algunos tangos o milongas
de cualquier tipo.
6. No está en mí referirme a
costos, inversiones y/o ganancias:
todo negocio tiene sus riesgos.
7. Tampoco estoy opinando sobre
la calidad de la orquesta y/o la del
cantante.
8. Mi nota es sobre lo que
significa organizar una actividad
tanguera:
a. MILONGA no es un
SHOW DE TANGO
b. SHOW DE TANGO
no es una MILONGA
c. UNA COMBINACIÓN de las
dos actividades implicará un
gran esfuerzo por parte de los
organizadores: Los espectáculos de
tango anunciados como milongas
reciben muchos milongueros
(también de otros ciudades) que
no merecen ser decepcionados
pensando que van a una milonga
y en realidad se encuentran con
cantantes que cantan una multitud
de canciones (no todas bailables),
no se pueden ubicar bien en las
mesas mal dispuestas y además no
hay un MUSICALIZADOR.
Haydée Porras
Azabache Milonga
19
Héctor negro
Ya van dos años de esta ciudad sin Héctor Negro, acaso de
los letristas de tango el más esperanzado. Negro era así:
un poeta de la esperanza. Guardo algunas compartidas,
la palabra precisa, su entendimiento feroz en lo vincular
a este misterio llamado “canción”. Como contrapartida me
apena que no se lo cante, que los letristas y cantores de
mi generación lo “casi” desconozcan y por los mismo no
puedan beber de esa fuente que guarda más de una “joya
imperecedera”, por caso: “Bien de abajo”, “Un lobo más”,
“De Buenos Aires morena”, “Tiempo de tranvías”, “Viejo
Tortoni”, “Para cantarle a mi gente”, entre otras, ah...
y la bella “Esta Ciudad”, que ahora les comparto.
Matías Mauricio
ESTA CIUDAD (Tango)
Letra: Héctor Negro / Música: Osvaldo Avena
Ciudad,
que se me va de las manos.
A mí
que la amasé en luz y barro.
Ciudad,
abeja de hollín porfiado.
Neón,
sobre el desvelo clavado.
Jaulón,
de bache, pared y asfalto.
La grúa sobre la pena
y una garúa de antenas
desplumándome el gorrión.
Me la mojaron raras olas de otra playa.
Entró a orejear un caracol a
transistores.
Y hasta el amor, el pan y la baraja
se los trampearon con mentiras de colores.
Y yo tras ella manoteando entre las llagas,
buscándola en las madrugadas fabriqueras,
en el amor, en la amistad que no se paga,
en esa bronca que nos une con cualquiera.
Y así,
hasta entender su locura,
yo perseguí su ternura
y con la luz que me dura
le hice esta mueca de amor.
20
Ricardo
García Blaya
https://www.
youtube.com/
watch?v=DUQVA9fMBMs
Lamentamos
profundamente la partida
de Ricardo García Blaya,
creador y director de
Todotango.com, el más
completo y reconocido
de los portales de tango.
Bailar
Caminar musicalmente en
conexión con la pareja ya
es bailar, y esta sensación
da una gran autoestima a la
hora de hacer los primeros
pasos. El bombardeo de
pasos es aburrido.
El plato fuerte del tango es
la comunicación y la alegría
de cuerpos y espíritus.
Es un sentimiento triste
(casi siempre) que se baila
renovando las hormonas y
la vida. Así se bailo el tango
en Bs As hace algunos
decenios, cuando inundó
de abrazos y de música
la noche, las calles y la
melancolía porteñas.
Susana Miller
21
Sensibilidad vs
virtuosismoAl ver bailar tango muchos factores nos sorprenden, seducen y llaman la
atención. Aunque la mayoría de las personas no lo bailen, son muchos los
que sienten algo especial, incluso solo con mirarlo.
Entre quienes lo bailan y lo aprenden, es muy común desarrollar muchas
disciplinas. Estas pueden ser pasos, coreografías, estilos de bailes, técnicas,
postura, sensibilidad, musicalidad, manejo de pasos, de rolles, y hasta
elongación. Pero la elección de estas disciplinas, puede llevarnos por caminos
muy diferentes y no todos necesariamente prácticos. Generalmente el que
lo aprende no elige inicialmente estas disciplinas, sino que aprende lo que le
enseñan sus maestros y lo más común es que lo primero que se enseña son
figuras (pasos).
Esta estructura lamentablemente no lleva a algo con lo que el alumno
pueda moverse en la pista o entenderse con la pareja. Cuando los alumnos
aprenden, lo que les queda es la sensación de tener un mapa de pasos
aprendidos de memoria, que frustra inmediatamente cuando se ven en la
posibilidad de bailar en medio de otra gente. Habiendo perdido así un tiempo
precioso en lo más fundamental e inmediato: La comunicación , la marca, la
recepción de la marca y el caminar. Lo inmediato, urgente e imprescindible,
es que se entienda el idioma que utiliza el cuerpo. Ese que cuenta que el
hombre guía la danza y ella corresponde a esa guía con una espera sensible,
como si estuviera flotando y se dejara llevar por una corriente suave pero
segura. Que cada movimiento del hombre sea como un sonido que la mujer
escucha durante todo su proceso, así como también quien lleva debe cuidar
a la mujer con una marca y sin dudas.
Y luego que se pueda caminar con esta idea. Claro que también se dan un
sinfín de otros desarrollos; y todo debe hacerse con mucho cuidado.
Recuerdo como varios profesores, cuando yo empezaba en el tango,
pretendían enseñarme giros, ochos atrás y adornos antes de poder caminar
o marcar. Después de muchos años de haber tenido aquellas experiencias,
me aterra ver que esto sigue ocurriendo. Tal vez habría que preguntarse,
o mejor preguntarle al alumno, qué es lo que desean cuando van a una
clase: si lo que buscan es subirse a un escenario y hacer coreografías o si
solo buscan poder bailar humildemente con un/a compañero/a y compartir
el baile. Este punto es interesante. A mucha gente le gusta mostrarse y tal
vez lo disfruten; pero ese no es el sentido de la danza social. En la milonga
(lugar donde se baila tango) se busca conectarse con un/a compañero/a y
disfrutar “solo entre dos” la danza y sus sutilezas, aunque en este mismo
acto comparta la pista con varias parejas que bailan junto a nosotros.
Y en esos momentos, no necesitan mostrar, sino SENTIR.
22
Uno de los lugares más sensibles del
tango, es quizá, el abrazo.
Hoy que tengo la oportunidad de
que muchos me lean, escribiré
recordando lo que muchas mujeres
me han contado sobre los horrores
de los abrazos masculinos que
“apresan, estrujan y asfixian”, así
como otros que revolean a la mujer
como una bolsa de pochoclos rota.
Es curioso, pero muchos creen
que van a sorprender a una dama
haciendo la mayor cantidad de pasos
a altas velocidades. Y que entre más
complejos hagan los pasos, mejor
se verá su baile… y aquí el abrazo se
descuida y también a la mujer. Me
atrevo a opinar que la mujer no cree
que eso es agradable. Son muchas
las que me cuentan que prefieren a
los hombres que hacen muy bien lo
poco que saben, aunque solo sean
pocas figuras (pasos) escuchando
la música; y no a quienes tratan de
demostrar un enorme compendio de
figuras completamente entrelazadas
y que no dan respiro ni a los pies ni a
los pulmones.
Una de cal y otra de arena: Por otro
lado, yo mismo he sufrido el peso de
muchos abrazos femeninos en mis
hombros y cuello. O mujeres que me
arrastraban en vez de esperarme, Así
como sentir que muchas me usaban
como bastón y otras como trampolín
para sus acrobacias.
Sin dejar de ser caballero, me
gustaría recomendarles a las damas
que piensen e intenten tener un
equilibrio propio, y no depender
del hombre para ello. Hay muchas
técnicas para ello, seguramente han
escuchado por ahí de que las mejores
bailarinas no “pesan”, es como si
volaran, yo comparto esa opinión.
El abrazo, la marca y todo el baile,
no son cuestiones de fuerza, sino de
sutilezas. Lograr que nos entiendan
no parte de someter, sino de
comunicar. Seguir a alguien no es
corresponder, sino aceptar al otro
y dejarse llevar.
Es peligroso llevar actitudes
acrobáticas o de exhibición a la
milonga. Pues luego vemos parejas
en medio de la milonga haciendo
interminables secuencias circulares
con patadas, ganchos y volcadas,
deteniendo la circulación de las otras
parejas de bailarines. Claro que es
comprensible que quien paga por ver
un espectáculo de bailarines desee
ver destrezas veloces, acrobacias,
saltos, desnudos y actitudes malevas.
Será poco comercial en un show, una
pareja de viejitos que bailen como
dos dioses disfrutando íntimamente
de su danza.
La comunión entre virtuoso y sensible
pocas veces se ve. Es difícil unir
estos dos factores. Quien empieza a
bailar el tango, la mayoría de veces
llega con lo que ve en la televisión o
shows. Y le resulta raro que el tango
social no es lo que se publicita en
todos los medios masivos. Mucha
veces me hago preguntas: ¿puede
alguien verse bien y aún así bailar
mal? ¿Puede verse mal y aún así
bailar bien?
Muchos grandes bailarines/as se
ponen a enseñar, y enseñan a
principiantes cosas que ellos mismos
hacen bien como bailarín/na de
escenario (y saben que no se usan
en la milonga) y luego el alumno
aprende a exigir pasos y cosas
vistosas para que todo el mundo lo
mire, aunque su pareja no se sienta
bien o su baile no funcione en el
entorno social.
Es una verdadera pena que no
escuchemos a muchos profesores
hablar de sensibilidad en la marca,
en la musicalidad, buscar la calidad
23
en vez de la velocidad, encontrar
los silencios musicales y tratar
de entender y comunicarse con
cualquier bailarín/a.
Lograr que los alumnos se preocupen
por hacerse entender con el otro en
marca y espera, y no de hacer un
una figura (paso) y otra y otra como
secuencia.
Los bailarines de escenario practican
varias horas al día para mostrar lo
que mucha gente paga para ver
en los shows. Este virtuosismo
puede ser admirable, pero sólo se
ve de lejos, el que mira no sabe lo
que esta sucediendo dentro de la
pareja cuando hacen sus figuras
más espectaculares. Pero si se
miran sus gestos faciales mientras
ocurren todos estos movimientos,
en la mayoría se ven caras rígidas
y tensas, sobreactuadas, y gestos
duros, forzados y serios. Sin embargo
el espectador de la milonga, puede
encontrarse con algo diferente.
Si mira bien a las parejas, y a
la cara, puede encontrar otras
manifestaciones, incluso de sonrisa.
El fin máximo del baile milonguero es
el goce y disfrute.
Que se busca en la música? La mujer
podrá buscar el placer de escuchar
la música, cada bailarín contará una
historia diferente sobre el mismo
tema. Cada hombre siente y escucha
distinto. Y lo que cada mujer expresa
y responde desde su cuerpo es
único. Tal vez por eso la sensibilidad
y el descubrimiento en el tango
milonguero no tiene limites.
Cuando el hombre escucha la
música, el tiempo fuerte de un
tango lo escucha claro, pero a
veces ese instrumento que lo lleva
(comúnmente el bandoneón o el
piano), pueden dejar paso al llanto
del violín, y cambiar la respiración
gimiente del bandoneón y su ritmo
estirado. Cada persona escucha
diferente, eso es cierto, pero el
músico y la música nos cuentan
cosas, habría que escuchar no solo
sus tiempos fuertes, y ver si nos
pide pasos marcados y figuras todo
el tiempo; o si sugiere un silencio,
un realizar del paso, marcar con
suavidad o buscar pasión en el
siguiente compás.
Pisar en la estructura métrica musical
no es suficiente. Técnicamente quizá
se puedan meter más de tres pasos
en un tiempo, pero tal vez habría
que buscar algo que nos conmueva
en la música y luego medir la
velocidad. Encontrar la conexión de
la compañera o compañero, tanto en
su paso como en un silencio. En el
tango, como en la vida, la cantidad,
no es necesariamente calidad. Creo
que cuando se escucha más, uno
puede elegir mejor el paso adecuado.
Como si la música nos dijera que
paso usar. Es por esto que las
estructuras coreográficas no sirven,
a no ser que bailemos siempre con la
misma pareja y el mismo tema.
Imagino en un mundo ideal, a todos
los hombres que guían la danza,
teniendo posados sobre sus hombros,
como voces de la conciencia, dos
pequeños angelitos dibujados por
Sábat: un Pichuco de un lado y un
Pugliese del otro. Ya ellos nos dirán
que hacer. Y desde luego, la mujer
agradecida.
Manuel González
24
Festivales en
Buenos AiresAún a riesgo de parecer descortés con lo que voy a decir, me gustaría hacer
una pequeña reflexión sobre algo que está sucediendo en el panorama del
tango de Buenos Aires, y lo hago con todo el respeto del mundo…
Estoy contando, y de los que yo conozco, en cuatro semanas de agosto, se
realizan cuatro Festivales de tango en la ciudad de Buenos Aires (cinco si
incluimos la última semana de julio) además del Festival Mundial de Tango
que organiza el Gobierno, o sea: seis festivales. Si me dejo alguno, pido
disculpas... Me fijé, además, que en la última semana está la Séptima edición
del “Mujercitas Tango Festival” y se añadió uno nuevo (este es su segundo
año), organizado por un chico turco, que no vive en Buenos Aires y al que,
insisto, respeto totalmente. Pero más allá de dónde sea, que es intrascendente
para el caso, mi pregunta es: ¿NO SERÁ MUCHO?
¿No será mucho tantos festivales en tan poco tiempo?
¿No será mucho llegar y “plantarse” en las mismas fechas que otro Festival
que lleva siete años desarrollándose en la misma ciudad y con las mismas
características? ¿No será mucho repetir alguna de las parejas en la misma
fecha?... ¿Será que estoy anticuada o es cuanto menos cuestionable no
respetar los espacios y las fechas que ya están instalados desde hace años?
Y hablo como organizadora de una milonga que se banca todo el año, con
sus temporadas bajas incluidas, cada vez más largas, como muchos otros
organizadores (por suerte para el tango)... Personalmente me niego a ser parte
de algo así. Y me pregunto si quienes se suman a eso ni siquiera se cuestionan el
daño que se hace. Porque DIVIDIR NO SUMA, RESTA. Superponerse a una fecha,
divide. Y ojo, que no sólo es responsabilidad de quien organiza... Por no hablar de
las copias de formatos, las copias de grafismo y las copias de ideas y de textos,
que es tema aparte... y que se ven todo el año, no sólo con los festivales.
Perdón si molesto a alguien porque no es mi intención hacerlo, ni ser hiriente,
pero sí quiero ser directa y alejarme de tanta “abstracción” en las quejas e
invitar a la reflexión, y a cambiar, si es necesario. No digo que no se hagan
festivales (aunque tantos me parece excesivo) lo que digo es que NO SE
SUPERPONGAN EN LAS FECHAS DE LOS QUE YA ESTÁN, porque es una simple
y esencial forma de RESPETO POR EL TRABAJO de los demás.
Todos tenemos buenas intenciones, eso lo sé. Por eso me animo a compartir en
público mi opinión, sabiendo que no es más que eso, una simple y llana opinión.
¡Un abrazo grande para todos!
Pepa Palazon
25
El Tango desde Sunset Blvd.
Hollywood, la música de Buenos
Aires…
y algo de jazz
Carlos G. Groppa
Cuando Valentino terminó de filmar el tango que lo
hizo famoso, se cambió su atuendo gaucho, salió del
estudio y cruzó Sunset Blvd. rumbo a su mansión en
las colinas de Hollywood. A partir de aquí esta arteria
sería punto de referencia para todo lo que estuviese
ligado al mundo del entretenimiento.
El tango, la música a cuyo ritmo había bailado
Valentino, no pudo faltar, y si bien Gardel nunca
estuvo aquí, sí estuvo su compañero de reparto,
Vicente Padula, al establecerse en sus alrededores.
Desde esta arteria partió el trompetista Dizzy
Gillespie para una gira por la Argentina que culminó
con la grabación de unos tangos con Osvaldo
Fresedo, y el guitarrista Al Di Meola llegó por ella al
estudio para darle el toque final a su álbum dedicado
a Piazzolla.
Este boulevard siempre olió a tango. Cuando en una
disquería de Hollywood fue encontrado un ignorado
disco pirata de Canaro, y cuando el autor de dos libros
sobre Gardel, lo recorrió tratando de negociarlos como
libreto. Acentuó este aroma a tango el Gato Barbieri
al contarle al autor la historia de su El último tango en
París en un bar de la zona.
Dato curioso, por el boulevard circuló velozmente la
noticia de una bailarina, reina del tango en los salones
de Europa y New York, que abandonó a su exitosa
pareja para casarse con un aristócrata argentino y
radicarse en la estancia del marido, justo cuando la
Metro quería filmar una biografía de ellos.
Estas historias son algunas de las tantas originadas
en Sunset Blvd., un boulevard germen de muchas
historias con aroma a música porteña.
Carlos G. Groppa nació en Tres Arroyos, provincia
de Buenos Aires, Argentina. Estudio Arquitectura y
Bellas Artes, hizo cine, produjo películas musicales con
muñecos animados que fueron premiadas en Europa.
En México fue libretista de los programas de
televisión “Los Especiales de Silvia Pinal”, y
adaptador de la serie “Obras Maestras de la
Literatura Universal”.
Es miembro Correspondiente de la Academia Porteña
del Lunfardo, y autor de los libros Desnúdese Madame,
Humor para Melancólicos (cuentos), La Mujer que
quería Asesinar a Hitchcock, entre otros.
Ya radicado en los Estados Unidos escribió The Tango
in The United States. Edita desde 1996 la revista Tango
Reporter en Los Ángeles, ciudad donde reside.
Ante los rumores de guerra
desatados en Europa en la década
de 1910, el excelso bailarín de
tango Casimiro Aín, hallándose
en París, decidió escapar del
peligro bélico y se embarcó
rumbo a New York. Allí se empleó
en un academia de baile donde
se encontró, inesperadamente,
con una clientela femenina que
nunca soñó. ¿Quiénes fueron sus
mejores alumnas? Descúbralo en
las páginas de “El Tango desde
Sunset Blvd.” recién editado por
AbrazosBooks.
Carlos Groppa
26
Eduardo Rovira
La primera edición de la biografía
de Eduardo Rovira, fue editada
en Italia por la universidad
de Salerno. La nueva edición
en castellano, corregida y
actualizada, sera editada en
breve (copyright Beatriz Senra).
Le Grand Tango
Ricardo,
Comparto contigo la publicación
de mi nuevo libro (nueva edición,
con 100 páginas más que la
edición original): http://www.
huffingtonpost.com/entry/58e6818c
e4b07b26c000b6ae
Un cordial abrazo,
María Susana Azzi
Le Grand Tango is the definitive
biography of Argentine composer
and musician Astor Piazzolla, whose
genius is nothing if not controversial.
The debate still rages as to whether
he reinvented tango or if his music
is indeed tango at all. This new
updated and expanded “Anniversary
Edition,” published twenty-five years
after Piazzolla’s death, includes new
material from both authors, updates
on the Piazzolla family and legacy,
and new photographs.
27
DISCOGRAFÍA BÁSICA DEL TANGO
1905-2010: SU HISTORIA A TRAVÉS
DE LAS GRABACIONES
Omar García
Brunelli
El tango,
nacido en
el Río de la
Plata a fines
del siglo
diecinueve,
se ha
convertido
–ya desde
comienzos
del veinte–
en uno de
los géneros
musicales
populares
más
difundidos
del mundo. Hoy, con más de cien años de
existencia, sigue atrayendo nuevas camadas
de seguidores, fascinados por su baile y su
música, a la que acceden principalmente
a través de registros fonográficos. Este
trabajo se propone servir de guía a quienes
sienten curiosidad por el tango y necesitan
orientarse en los anchos mares de su
discografía: quiénes son sus principales
exponentes, qué música grabaron, qué es lo
que se encuentra disponible actualmente y
por dónde comenzar a escuchar son algunas
de las respuestas que brinda esta obra.
Omar García Brunelli es Licenciado en
Música, especialidad Musicología, por
la Universidad Católica Argentina. Fue
profesor de música popular urbana en
dicha Universidad y en el Conservatorio
Juan José Castro. Actualmente dicta clases
en el Centro Educativo del Tango de la
Ciudad de Buenos Aires. Escribió artículos
para el Diccionario de la música española e
hispanoamericana y el New Grove Dictionary
of Jazz. Fue vicepresidente de la Asociación
Argentina de Musicología y se desempeña
como investigador en el Instituto Nacional
de Musicología, como parte del equipo que
realiza el segundo volumen de la Antología
del tango rioplatense.
Carlos Gardel,
la voz del tango
Por Rafael Flores Montenegro
Este libro versa sobre la vida y obra
del personaje más emblemático
de este género. Rafael Flores
Montenegro – que también ha
seleccionado las canciones del
CD especialmente preparado
para acompañar esta edición,
junto a la biografía y leyendas
que han acompañado a Gardel y
a una completísima discografía
y filmografía – recoge nuevas
investigaciones plagadas de hechos
y anécdotas que se explican en la
proyección y vigencia del artista
que recientemente ha obtenido
reconocimiento universal por parte
de la UNESCO, que ha decidido
incorporar su extraordinaria voz al
Programa Memoria del Mundo.
28
Un árbol en llamas
Biografía de José González Castillo
Por Lautaro Kaller
Tiempos de tango. Yo era un niño y el tango
estaba en todos los oídos: en la radio, en
los bailes de los barrios y de los clubes, en
los negocios con música ambiental. Todo
era tango en aquellos años porteños. Y allí
González Castillo jugaba su papel.
Osvaldo Bayer
El autor:
Lautaro Kaller es investigador, ensayista y
difusor de las diferentes expresiones de la
cultura popular. Desde hace veinticinco años se
ocupa de examinar el fenómeno del tango y sus
articulaciones con distintos tópicos convergentes.
Amores del 2 x 4
Ana María Navés
Las milongas son lugares de encuentro.
De encuentro de gente que no cesa en
su búsqueda de placer y contención;
lugares donde se mezcla la costumbre
de algunos y la necesidad de otros.
Algunos disfrutan con la danza, con la
escucha de su música preferida o los
más, palian la soledad buscando amigos
o pareja. Disfrutan del abrazo tibio y
visceral, mientras luchan incansables
contra los silencios de la soledad que
pretenden olvidar. También hay quienes
van por todo eso junto.
AMORES DEL 2 x 4, tiene como fin único
mostrar el nido donde se gestan, nacen,
se alimentan y casi siempre mueren,
toda clase de vínculos. Los mismos que
generalmente, se forman para mitigar
mediante el goce y la contención que
brindan, y durante solo un pedacito
de tiempo, el flagelo doloroso de la
soledad, de quienes no pueden con ella.
29
Golondrinas
Cuna de talento, la ciudad de Rosario
ha regalado al mundo grandes
personalidades del mundo de las
artes. En el ámbito musical, no puede
soslayarse la influencia que tuvo en
Buenos Aires la irrupción de la trova
rosarina a principios de los años ochenta,
por ejemplo.
En esa enriquecedora tradición, pero
con un repertorio volcado al tango,
Verónica Marchetti presenta su flamante
tercer disco solista “Golondrinas”, una
cuidada recopilación de tangos clásicos y
contemporáneos, junto al pianista Oscar
De Elía, arreglador de la placa.
Oscar De Elía, por su parte, como
arreglador y compositor integró las
orquestas de Héctor Vernier, Ernesto
Baffa y Osvaldo Piro. Desde 1997 integra
la Orquesta Nacional de Música Argentina
“Juan De Dios Filiberto” como subdirector,
además de haber formado el dúo De Elía
- Gíntoli y el “Cuarteto Grand Tangó”.
Cardo o ceniza
Carolina Winograd
con ALEJANDRO DRAGO TRÍO
Alejandro Drago (piano), Maritza
Pacheco Blanco (violín) y Hugo
Satorre (bandoneón).
Con una personalidad arrasadora,
una voz de contralto poco común,
pasional y expresiva, la escobarense
Carolina Winograd entró de lleno
en la escena tanguera actual con su
primer disco Pa’ que se callen (2012,
independiente), que recibió una
elogiosa respuesta por parte de la
prensa. Su carrera se vio felizmente
pausada por el nacimiento de su
hija, aunque siguió siempre ligada al
tango. Su flamante segundo trabajo
discográfico, Cardo o ceniza
(Acqua Records), contó con arreglos
y dirección del maestro Alejandro
Drago, y producción de Noelia
Moncada y Alejandro Drago.
Un Momento
Luego de muchos años trabajando
juntos, Noelia Moncada y Matías
Álvarez presentan su nuevo CD:
Un Momento.
30
Show pre-inauguración
de PerCanta Tango Club
(Rosario)
Diego Perez y Soledad Cantarini
bailan en la pre-inauguración de
PerCanta Tango Club, El Taita,
por Osvaldo Pugliese. PerCanta
Tango Club es una realización
de esta querida pareja, un
hermoso lugar en el que se
han cuidado todos los detalles:
pista, sonido, iluminación, aire
acondicionado, seguridad. No es
un sitio adaptado, está construido
especialmente para cumplir con
todos los requisitos de un lugar
para bailar.
https://www.youtube.com/
watch?v=m6EQ9GW7Do4
La 2x4 Rosarina, orquesta bailable de Tango
https://www.youtube.com/watch?v=HOFztt2VKTo
31
Como dos extraños
https://www.youtube.com/watch?v=jVRI8ymeaxI
La gallina clueca
https://www.youtube.com/watch?v=PHo5I0eUWcg
30
Diálogo tanguero
https://www.youtube.com/watch?v=BuGVi9fpxAw
www.victrolero.com
31
Tango y cultura popular n° 163

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Indio - Rolling stone 2004
Indio - Rolling stone 2004Indio - Rolling stone 2004
Indio - Rolling stone 2004
German Adrover
 
Tangodoc/Uruguay Adentro/Treinta y Tres
Tangodoc/Uruguay Adentro/Treinta y TresTangodoc/Uruguay Adentro/Treinta y Tres
Tangodoc/Uruguay Adentro/Treinta y Tres
tangoadentro
 
Mangrana dossier
Mangrana dossierMangrana dossier
Mangrana dossier
nuestrocanto
 
Tango argentino completo
Tango argentino completoTango argentino completo
Tango argentino completo
Gerardo Daniel Gallo
 
Recuerdos de Ypacaraí. Trabajo Práctico de Lenguaje Musical 1. Foba 1.
Recuerdos de Ypacaraí. Trabajo Práctico de Lenguaje Musical 1. Foba 1.Recuerdos de Ypacaraí. Trabajo Práctico de Lenguaje Musical 1. Foba 1.
Recuerdos de Ypacaraí. Trabajo Práctico de Lenguaje Musical 1. Foba 1.
aa p
 
Tango y Cultura Popular N° 155
Tango y Cultura Popular N° 155Tango y Cultura Popular N° 155
Tango y Cultura Popular N° 155
Ricardo Schoua
 
Historia del tango illimani
Historia del tango illimaniHistoria del tango illimani
Historia del tango illimani
Ricardo Quiroz G.
 
Los pregones de Lima
Los pregones de LimaLos pregones de Lima
Los pregones de Lima
alfredo estrada
 
Taller de artistas unete para poner fin a la violencia contra las mujeres
Taller de artistas unete para poner fin a la violencia contra las mujeresTaller de artistas unete para poner fin a la violencia contra las mujeres
Taller de artistas unete para poner fin a la violencia contra las mujeres
wendymarina
 
Poesiayalgomas
PoesiayalgomasPoesiayalgomas
Poesiayalgomas
Maria Elena Sancho
 
Power Point Dina
Power Point DinaPower Point Dina
Power Point Dina
dina sandoval
 
Lenguaje 3° medio - Reseña y Análisis literario de la canción Llueve sobre la...
Lenguaje 3° medio - Reseña y Análisis literario de la canción Llueve sobre la...Lenguaje 3° medio - Reseña y Análisis literario de la canción Llueve sobre la...
Lenguaje 3° medio - Reseña y Análisis literario de la canción Llueve sobre la...
Great Ayuda
 
Recompilação de danças Scouts.pdf
Recompilação de danças Scouts.pdfRecompilação de danças Scouts.pdf
Recompilação de danças Scouts.pdf
João Carvalho Silva
 
Tektonik boysss
Tektonik boysssTektonik boysss
Tektonik boysss
AMA.RILLO (MXP.LAB)
 
Los pregones de Lima
Los pregones de LimaLos pregones de Lima
Los pregones de Lima
alfredo estrada
 
Música tradicional española
Música tradicional españolaMúsica tradicional española
Música tradicional española
cometorrenius
 
Branding for talent...Saavedra
Branding for talent...Saavedra Branding for talent...Saavedra
Branding for talent...Saavedra
Armando-Jose Diaz Phd MBM MBA
 
Géneros musicales
Géneros musicalesGéneros musicales
Géneros musicales
Carly Martinez
 
Historia del tango
Historia del tangoHistoria del tango
Historia del tango
constanzaah
 
entrevista a joselo shuap
entrevista a joselo shuapentrevista a joselo shuap
entrevista a joselo shuap
ambarena
 

La actualidad más candente (20)

Indio - Rolling stone 2004
Indio - Rolling stone 2004Indio - Rolling stone 2004
Indio - Rolling stone 2004
 
Tangodoc/Uruguay Adentro/Treinta y Tres
Tangodoc/Uruguay Adentro/Treinta y TresTangodoc/Uruguay Adentro/Treinta y Tres
Tangodoc/Uruguay Adentro/Treinta y Tres
 
Mangrana dossier
Mangrana dossierMangrana dossier
Mangrana dossier
 
Tango argentino completo
Tango argentino completoTango argentino completo
Tango argentino completo
 
Recuerdos de Ypacaraí. Trabajo Práctico de Lenguaje Musical 1. Foba 1.
Recuerdos de Ypacaraí. Trabajo Práctico de Lenguaje Musical 1. Foba 1.Recuerdos de Ypacaraí. Trabajo Práctico de Lenguaje Musical 1. Foba 1.
Recuerdos de Ypacaraí. Trabajo Práctico de Lenguaje Musical 1. Foba 1.
 
Tango y Cultura Popular N° 155
Tango y Cultura Popular N° 155Tango y Cultura Popular N° 155
Tango y Cultura Popular N° 155
 
Historia del tango illimani
Historia del tango illimaniHistoria del tango illimani
Historia del tango illimani
 
Los pregones de Lima
Los pregones de LimaLos pregones de Lima
Los pregones de Lima
 
Taller de artistas unete para poner fin a la violencia contra las mujeres
Taller de artistas unete para poner fin a la violencia contra las mujeresTaller de artistas unete para poner fin a la violencia contra las mujeres
Taller de artistas unete para poner fin a la violencia contra las mujeres
 
Poesiayalgomas
PoesiayalgomasPoesiayalgomas
Poesiayalgomas
 
Power Point Dina
Power Point DinaPower Point Dina
Power Point Dina
 
Lenguaje 3° medio - Reseña y Análisis literario de la canción Llueve sobre la...
Lenguaje 3° medio - Reseña y Análisis literario de la canción Llueve sobre la...Lenguaje 3° medio - Reseña y Análisis literario de la canción Llueve sobre la...
Lenguaje 3° medio - Reseña y Análisis literario de la canción Llueve sobre la...
 
Recompilação de danças Scouts.pdf
Recompilação de danças Scouts.pdfRecompilação de danças Scouts.pdf
Recompilação de danças Scouts.pdf
 
Tektonik boysss
Tektonik boysssTektonik boysss
Tektonik boysss
 
Los pregones de Lima
Los pregones de LimaLos pregones de Lima
Los pregones de Lima
 
Música tradicional española
Música tradicional españolaMúsica tradicional española
Música tradicional española
 
Branding for talent...Saavedra
Branding for talent...Saavedra Branding for talent...Saavedra
Branding for talent...Saavedra
 
Géneros musicales
Géneros musicalesGéneros musicales
Géneros musicales
 
Historia del tango
Historia del tangoHistoria del tango
Historia del tango
 
entrevista a joselo shuap
entrevista a joselo shuapentrevista a joselo shuap
entrevista a joselo shuap
 

Similar a Tango y cultura popular n° 163

Tango y Cultura Popular N°151
Tango y Cultura Popular N°151 Tango y Cultura Popular N°151
Tango y Cultura Popular N°151
Ricardo Schoua
 
Tango y Cultura Popular Nº 136
Tango y Cultura Popular Nº 136Tango y Cultura Popular Nº 136
Tango y Cultura Popular Nº 136
Ricardo Schoua
 
Tango y Cultura Popular N° 154
Tango y Cultura Popular N° 154Tango y Cultura Popular N° 154
Tango y Cultura Popular N° 154
Ricardo Schoua
 
Tango y cultura popular n°152
Tango y cultura popular n°152Tango y cultura popular n°152
Tango y cultura popular n°152
Ricardo Schoua
 
Tango y cultura popular n° 162
Tango y cultura popular n° 162Tango y cultura popular n° 162
Tango y cultura popular n° 162
Ricardo Schoua
 
Tango y Cultura Popular N° 160
Tango y Cultura Popular N° 160Tango y Cultura Popular N° 160
Tango y Cultura Popular N° 160
Ricardo Schoua
 
Tango y Cultura Popular N° 149
Tango y Cultura Popular N° 149Tango y Cultura Popular N° 149
Tango y Cultura Popular N° 149
Ricardo Schoua
 
Tango y Cultura Popular N° 161
Tango y Cultura Popular N° 161Tango y Cultura Popular N° 161
Tango y Cultura Popular N° 161
Ricardo Schoua
 
Tango y cultura popular N°148
Tango y cultura popular N°148Tango y cultura popular N°148
Tango y cultura popular N°148
Ricardo Schoua
 
Tango y cultura popular n° 138
Tango y cultura popular n° 138Tango y cultura popular n° 138
Tango y cultura popular n° 138
Ricardo Schoua
 
Tango y cultura popular n° 159
Tango y cultura popular n° 159Tango y cultura popular n° 159
Tango y cultura popular n° 159
Ricardo Schoua
 
Tango y Cultura Popular N° 140
Tango y Cultura Popular N° 140Tango y Cultura Popular N° 140
Tango y Cultura Popular N° 140
Ricardo Schoua
 
Tango y cultura popular N° 141
Tango y cultura popular N° 141Tango y cultura popular N° 141
Tango y cultura popular N° 141
Ricardo Schoua
 
Historia del reggaeton
Historia del reggaetonHistoria del reggaeton
Historia del reggaeton
CRIS6040
 
Tango y cultura popular N°135
Tango y cultura popular N°135Tango y cultura popular N°135
Tango y cultura popular N°135
Ricardo Schoua
 
Tango
TangoTango
Tango
2dedos
 
Tango y cultura popular N° 137
Tango y cultura popular N° 137Tango y cultura popular N° 137
Tango y cultura popular N° 137
Ricardo Schoua
 
Tango y cultura popular nº 158
Tango y cultura popular nº 158Tango y cultura popular nº 158
Tango y cultura popular nº 158
Ricardo Schoua
 
Magazine febrero 2015
Magazine febrero 2015Magazine febrero 2015
Magazine febrero 2015
Maga-Zine
 
Tango y cultura popular n° 157
Tango y cultura popular n° 157Tango y cultura popular n° 157
Tango y cultura popular n° 157
Ricardo Schoua
 

Similar a Tango y cultura popular n° 163 (20)

Tango y Cultura Popular N°151
Tango y Cultura Popular N°151 Tango y Cultura Popular N°151
Tango y Cultura Popular N°151
 
Tango y Cultura Popular Nº 136
Tango y Cultura Popular Nº 136Tango y Cultura Popular Nº 136
Tango y Cultura Popular Nº 136
 
Tango y Cultura Popular N° 154
Tango y Cultura Popular N° 154Tango y Cultura Popular N° 154
Tango y Cultura Popular N° 154
 
Tango y cultura popular n°152
Tango y cultura popular n°152Tango y cultura popular n°152
Tango y cultura popular n°152
 
Tango y cultura popular n° 162
Tango y cultura popular n° 162Tango y cultura popular n° 162
Tango y cultura popular n° 162
 
Tango y Cultura Popular N° 160
Tango y Cultura Popular N° 160Tango y Cultura Popular N° 160
Tango y Cultura Popular N° 160
 
Tango y Cultura Popular N° 149
Tango y Cultura Popular N° 149Tango y Cultura Popular N° 149
Tango y Cultura Popular N° 149
 
Tango y Cultura Popular N° 161
Tango y Cultura Popular N° 161Tango y Cultura Popular N° 161
Tango y Cultura Popular N° 161
 
Tango y cultura popular N°148
Tango y cultura popular N°148Tango y cultura popular N°148
Tango y cultura popular N°148
 
Tango y cultura popular n° 138
Tango y cultura popular n° 138Tango y cultura popular n° 138
Tango y cultura popular n° 138
 
Tango y cultura popular n° 159
Tango y cultura popular n° 159Tango y cultura popular n° 159
Tango y cultura popular n° 159
 
Tango y Cultura Popular N° 140
Tango y Cultura Popular N° 140Tango y Cultura Popular N° 140
Tango y Cultura Popular N° 140
 
Tango y cultura popular N° 141
Tango y cultura popular N° 141Tango y cultura popular N° 141
Tango y cultura popular N° 141
 
Historia del reggaeton
Historia del reggaetonHistoria del reggaeton
Historia del reggaeton
 
Tango y cultura popular N°135
Tango y cultura popular N°135Tango y cultura popular N°135
Tango y cultura popular N°135
 
Tango
TangoTango
Tango
 
Tango y cultura popular N° 137
Tango y cultura popular N° 137Tango y cultura popular N° 137
Tango y cultura popular N° 137
 
Tango y cultura popular nº 158
Tango y cultura popular nº 158Tango y cultura popular nº 158
Tango y cultura popular nº 158
 
Magazine febrero 2015
Magazine febrero 2015Magazine febrero 2015
Magazine febrero 2015
 
Tango y cultura popular n° 157
Tango y cultura popular n° 157Tango y cultura popular n° 157
Tango y cultura popular n° 157
 

Más de Ricardo Schoua

Tango y cultura popular nº 156
Tango y cultura popular nº 156Tango y cultura popular nº 156
Tango y cultura popular nº 156
Ricardo Schoua
 
Tango y Cultura Popular Nº 150
Tango y Cultura Popular Nº 150Tango y Cultura Popular Nº 150
Tango y Cultura Popular Nº 150
Ricardo Schoua
 
Tango y cultura popular n°145
Tango y cultura popular n°145Tango y cultura popular n°145
Tango y cultura popular n°145
Ricardo Schoua
 
Tango y cultura popular n°144
Tango y cultura popular n°144Tango y cultura popular n°144
Tango y cultura popular n°144
Ricardo Schoua
 
Tango y cultura popular n° 142
Tango y cultura popular n° 142Tango y cultura popular n° 142
Tango y cultura popular n° 142
Ricardo Schoua
 
Tango y cultura popular n° 139
Tango y cultura popular n° 139Tango y cultura popular n° 139
Tango y cultura popular n° 139
Ricardo Schoua
 
Tango y Cultura Popular N° 134
Tango y Cultura Popular N° 134Tango y Cultura Popular N° 134
Tango y Cultura Popular N° 134
Ricardo Schoua
 

Más de Ricardo Schoua (7)

Tango y cultura popular nº 156
Tango y cultura popular nº 156Tango y cultura popular nº 156
Tango y cultura popular nº 156
 
Tango y Cultura Popular Nº 150
Tango y Cultura Popular Nº 150Tango y Cultura Popular Nº 150
Tango y Cultura Popular Nº 150
 
Tango y cultura popular n°145
Tango y cultura popular n°145Tango y cultura popular n°145
Tango y cultura popular n°145
 
Tango y cultura popular n°144
Tango y cultura popular n°144Tango y cultura popular n°144
Tango y cultura popular n°144
 
Tango y cultura popular n° 142
Tango y cultura popular n° 142Tango y cultura popular n° 142
Tango y cultura popular n° 142
 
Tango y cultura popular n° 139
Tango y cultura popular n° 139Tango y cultura popular n° 139
Tango y cultura popular n° 139
 
Tango y Cultura Popular N° 134
Tango y Cultura Popular N° 134Tango y Cultura Popular N° 134
Tango y Cultura Popular N° 134
 

Último

6-El-niño-de-junto-al-cielo-Congrains-Enrique.pdf
6-El-niño-de-junto-al-cielo-Congrains-Enrique.pdf6-El-niño-de-junto-al-cielo-Congrains-Enrique.pdf
6-El-niño-de-junto-al-cielo-Congrains-Enrique.pdf
JosASecas
 
Presentación La Estructura de la Historieta
Presentación La Estructura de la HistorietaPresentación La Estructura de la Historieta
Presentación La Estructura de la Historieta
ssuserda5c28
 
Programa fiestas 2024 Rábano y actividades del verano
Programa fiestas 2024 Rábano y actividades del veranoPrograma fiestas 2024 Rábano y actividades del verano
Programa fiestas 2024 Rábano y actividades del verano
Asociación Viejo
 
Análisis the Boys como fenómeno cultural.pdf
Análisis the Boys como fenómeno cultural.pdfAnálisis the Boys como fenómeno cultural.pdf
Análisis the Boys como fenómeno cultural.pdf
FRANCISCO FABIANY MOLINA BUSTOS
 
Best Girls Call Noida 9873940964 Provide Best And Top Girl Service And No1 in...
Best Girls Call Noida 9873940964 Provide Best And Top Girl Service And No1 in...Best Girls Call Noida 9873940964 Provide Best And Top Girl Service And No1 in...
Best Girls Call Noida 9873940964 Provide Best And Top Girl Service And No1 in...
AK47
 
NRI Girls Call Aero City 9873940964 Provide Best And Top Girl Service And No1...
NRI Girls Call Aero City 9873940964 Provide Best And Top Girl Service And No1...NRI Girls Call Aero City 9873940964 Provide Best And Top Girl Service And No1...
NRI Girls Call Aero City 9873940964 Provide Best And Top Girl Service And No1...
%$A19%
 
High End Girls Call Noida 9873940964 Provide Best And Top Girl Service And No...
High End Girls Call Noida 9873940964 Provide Best And Top Girl Service And No...High End Girls Call Noida 9873940964 Provide Best And Top Girl Service And No...
High End Girls Call Noida 9873940964 Provide Best And Top Girl Service And No...
AK47
 
7 cuentos infantiles y el libro de la selva 16.pdf
7 cuentos infantiles y el libro de la selva 16.pdf7 cuentos infantiles y el libro de la selva 16.pdf
7 cuentos infantiles y el libro de la selva 16.pdf
yanethrincon3
 

Último (8)

6-El-niño-de-junto-al-cielo-Congrains-Enrique.pdf
6-El-niño-de-junto-al-cielo-Congrains-Enrique.pdf6-El-niño-de-junto-al-cielo-Congrains-Enrique.pdf
6-El-niño-de-junto-al-cielo-Congrains-Enrique.pdf
 
Presentación La Estructura de la Historieta
Presentación La Estructura de la HistorietaPresentación La Estructura de la Historieta
Presentación La Estructura de la Historieta
 
Programa fiestas 2024 Rábano y actividades del verano
Programa fiestas 2024 Rábano y actividades del veranoPrograma fiestas 2024 Rábano y actividades del verano
Programa fiestas 2024 Rábano y actividades del verano
 
Análisis the Boys como fenómeno cultural.pdf
Análisis the Boys como fenómeno cultural.pdfAnálisis the Boys como fenómeno cultural.pdf
Análisis the Boys como fenómeno cultural.pdf
 
Best Girls Call Noida 9873940964 Provide Best And Top Girl Service And No1 in...
Best Girls Call Noida 9873940964 Provide Best And Top Girl Service And No1 in...Best Girls Call Noida 9873940964 Provide Best And Top Girl Service And No1 in...
Best Girls Call Noida 9873940964 Provide Best And Top Girl Service And No1 in...
 
NRI Girls Call Aero City 9873940964 Provide Best And Top Girl Service And No1...
NRI Girls Call Aero City 9873940964 Provide Best And Top Girl Service And No1...NRI Girls Call Aero City 9873940964 Provide Best And Top Girl Service And No1...
NRI Girls Call Aero City 9873940964 Provide Best And Top Girl Service And No1...
 
High End Girls Call Noida 9873940964 Provide Best And Top Girl Service And No...
High End Girls Call Noida 9873940964 Provide Best And Top Girl Service And No...High End Girls Call Noida 9873940964 Provide Best And Top Girl Service And No...
High End Girls Call Noida 9873940964 Provide Best And Top Girl Service And No...
 
7 cuentos infantiles y el libro de la selva 16.pdf
7 cuentos infantiles y el libro de la selva 16.pdf7 cuentos infantiles y el libro de la selva 16.pdf
7 cuentos infantiles y el libro de la selva 16.pdf
 

Tango y cultura popular n° 163

  • 1. TANGOy Cultura Popular ¿Qué se entiende por milonga? EDITORIAL: Yo no soy “milonguero” ni lo quiero ser Sensibilidad vs. Virtuosismo México 2017 y mucho más...
  • 2. SUMARIO Dirección: Ricardo Schoua Tema musical de fondo: Divina Música: Joaquín Mora Letra: Juan De La Calle Piano: Tatto Miceli Diseño: Adriana Rolón Ilustración tapa: Diego Pérez y Soledad Cantarini Las notas firmadas no reflejan necesariamente la opinión del editor. Para comunicarte con nosotros revistatycp@gmail.com www.tangoyculturapopular.com www.tycp.com.ar Tel: (0341) - 4355629 Rosario - Santa Fe – Argentina Editorial: Yo no soy “milonguero” ni lo quiero ser México 2017 “Simplemente Pichuco” Adornos Milagrería de boliches Desde Neuquén Paolo Gasparrini “La Paquita” ¿Qué se entiende por milonga? Héctor Negro Ricardo García Blaya 04 11 14 20 08 18 06 07 12 16 21
  • 3. Bailar Sensibilidad vs. Virtuosismo Festivales en Buenos Aires Discos Golondrinas Un Momento Cardo o Ceniza Videos Percanta Tango Club 2x4 Rosarina Como dos extraños La gallina clueca Diálogo tanguero 3 21 25 Libros El Tango desde Sunset Blvd. Eduardo Rovira Le Grand Tango Carlos Gardel, la voz del Tango Un árbol en llamas Discografía básica del Tango Amores del 2x4 26 28 31 22
  • 4. Un tanto provocativo el título, ¿no? Pero fíjense que puse “milonguero”, entre comillas. Porque no me refiero a los queridos y gloriosos frecuentadores de milongas sino a un tipo de personaje inexistente (o casi), inventado, dedicado a impedir que el Tango crezca y pueda ser realmente disfrutado por cada vez más gente. Ese “milonguero” (en realidad los que se escudan en él) es el responsable de que algunos que posan de organizadores recomienden DJs que no entienden nada del asunto y se dedican a poner tandas cuidadosamente seleccionadas, por lo aburridas, insulsas y monótonas, con el cuento de que “eso es lo que les gusta a los milongueros”. Sagradas palabras a las que no es posible oponerse. Escribí “casi” inexistente porque todos conocemos a algún individuo que frecuenta las milongas para criticar a los demás. Es aquél que, cuando uno propone algo distinto, dice: “esto no se puede bailar” (porque él no lo puede bailar). Esto de lo que se puede y lo que no se puede bailar es bastante curioso. (No me refiero, por supuesto, a aquellas composiciones que explícitamente no están escritas para bailar). Lo que, a mi parecer, está mal es la generalización. Es lógico que no a todos les gusten los mismos temas, lo correcto es entonces decir “no lo bailo porque a mí no me gusta”. La diversidad de opiniones acerca de orquestas y temas se puede apreciar en las redes sociales. Lo malo es que los que opinan actúan como censores, dictando lo que es permitido poner y prohibiendo lo que no les gusta. Y se pelean con otros que funcionan de la misma forma. Encima, cada uno tiene su grupito de seguidores, que se dedican a adularlo ciegamente. Es que hay personajes que, en lugar de pensar y formar su propio criterio, prefieren repetir lo que otros dicen. Como ejemplo, he leído que con el Quinteto Real no se puede bailar. No se lo cuenten a nadie, pero las veces que yo he puesto Ensueños o Mal de amores por el Quinteto en una milonga la pista se llenaba. ¡Pobre gente, no sabía que eso no se podía bailar! Yo no soy “milonguero” ni lo quiero ser 4
  • 5. El Tango posee una vibrante historia de amplitud, de creatividad, de diferentes estilos, composiciones, arreglos, versiones. El baile ha acompañado en gran medida a esa historia. Entonces ¿por qué restringirlo con reglas absurdas? Las únicas reglas son las musicales, que lo definen como tal. Fuera de eso, el Tango no tiene límites y no tiene dueños. Cualquier restricción que se intente imponer en su nombre es una falsedad y pone de relieve las limitaciones de quien la emite. Los reglamentos burocráticos que se intentan imponer y que hemos criticado desde estas páginas no son intrínsecos del Tango. Incluso las normas de comportamiento son propias de la vida en sociedad. La forma de vestirse es un reflejo de la evolución de dicha sociedad, por lo tanto no es posible forzar, en nombre del Tango, a utilizar una determinada vestimenta. Cada milonga debe ser una fiesta, donde la gente vaya a disfrutar, a expresarse, a sentirse bien. En esto el musicalizador es una pieza clave y es bueno que haya diversas propuestas, pero son los bailarines los que tienen la última palabra y es saludable que tengan conciencia de ello. Idealmente, el DJ debe incluir en sus tandas variedad de orquestas y temas clásicos, pero es importante que amplíe el panorama proponiendo algo fuera de lo comúnmente escuchado, siempre que sea bailable. (El DJ debería saber que bailar no es hacer pasos de Tango con un fondo musical). Nadie tiene que asustarse si se propone algo nuevo. ¿Cómo hacían si no las orquestas de la época de oro cuando tenían que estrenar una nueva composición? Y se estrenaban tangos todos los días... Hay muchos mediocres que, como saben que no pueden avanzar y quieren mantener un público cautivo, inventan restricciones, intentan desprestigiar a los demás y ponen piedras en el camino. Confío plenamente en que el Tango se seguirá abriendo paso y cada vez habrá más milongueros, de los de verdad. Contribuyamos a que así sea. ¡Muchas gracias y hasta el próximo número! Ricardo Schoua 5
  • 6. méxico 2017 La vuelta A fines de agosto estuve nuevamente en México donde, como siempre, fui recibido con cariño y calidez por mis amigos, los que ya conocía y los nuevos. Estoy muy agradecido, me han hecho sentir muy bien, han enriquecido mi vida. Tuve el placer de musicalizar milongas y prácticas en cinco lugares distintos. Quiero agradecer especialmente a Leonardo D’Aquila y, en su persona, a todos mis amigos tangueros, no sólo de la Ciudad de México, sino también de Morelia, donde fui amablemente invitado por Genovevo Figueroa Silva. Luego de mi vuelta, en septiembre se sucedieron dos terremotos muy importantes, con un gran saldo de destrucción y muerte. Pero esta tragedia ha servido para poner de manifiesto la enorme solidaridad del pueblo mexicano, su firme voluntad de ayudar a las víctimas, organizando brigadas de rescate y todo tipo de recursos, sin contar con el apoyo del gobierno ni de los dirigentes políticos. Mis amigos del tango estuvieron a la altura de las circunstancias. Se suspendieron clases y milongas, se organizaron centros de acopio de materiales y se reunieron brigadas de ayuda. Se controló la información para asegurar que la ayuda llegara a destino. Pero esto sucedió así, en forma masiva, en todos los ámbitos. El saldo positivo es que este pueblo ha tomado conciencia de su propia fuerza y enorme capacidad y talento y no parece dispuesto a abandonar lo que ha logrado. Desde Argentina, un abrazo enorme, con todo mi cariño. Ricardo Schoua 6
  • 7. “Simplemente Pichuco” Al maestro del fueye, creador de un estilo único, inconfundible. A Aníbal Troilo. Al “dogor” entrañable que tenía el poder de hacer profundo lo que a él le era fácil. Al autor de Garúa, al de Che bandoneón y Patio mío, al de Barrio de tango, al de Sur y Responso. A ese gurú porteño que con cara de luna iluminando noches llenaba el Marabú o el Tibidabo. Al generoso Gordo. Gordo de Buenos Aires. El que a la ciudad toda le fraseó y le cantó como muy pocos. El que cuando se fue dejó en la marquesina del viejo Teatro Odeón con letras de oro: “Simplemente… Pichuco”. Luis Alposta José Gutnik José Gutnik es el único escultor porteño que ha dedicado su obra, entre Otras creaciones universales, a homenajear constantemente a su amada Ciudad de Buenos Aires, pensando en sus calles empedradas, barrios con naturaleza, propia, personajes de las décadas del ‘40 y del ‘50 y, sobre todo, una serie única en su género de 15 bandoneones, idealizados e inspirados en diferentes tangos y vivencias. Es el mayor homenaje a este instrumento que, traído a estos lares por humildes inmigrantes alemanes e italianos, se aporteñó y adueñó de su orgánico sonido de catedral, para inyectarlo en las venas de los que vivimos y sufrimos los avatares de esta inimaginable Ciudad de Buenos Aires. Vea su página web y disfrute de sus nostalgias y protagonistas que ningún otro escultor porteño o de otras tierras, podrían brindarle. www.joegutnik.com 7
  • 8. Hace muchísimos años me pidieron que escribiera un artículo sobre Adorno, para una página que ya no existe. Ese artículo fue luego compartido en muchísimas otras páginas en castellano y también traducido a varios idiomas. Parece que últimamente es difícil conseguirlo en castellano, por eso acá lo transcribo. Para hablar de adorno –y como sustento de todo lo que pueda venir después- debemos, en primer lugar, hurgar en los orígenes de la esencia y existencia del tango y de la danza. Es necesario dejar bien claro que la palabra “danza” no tiene solamente una acepción que connota técnica. Muy por el contrario, su sentido más amplio y general refiere a toda forma de danza (en sentido particular) y de baile. Y alude a lo más natural, primitivo, remoto, visceral y hasta animal del ser humano. Y en este sentido es muy anterior, tanto histórica, cronológica, como ontológicamente, a toda concepción técnica. Si entendemos la danza como un hecho profundamente natural, que nace con el ser humano –y hablamos así de la danza popular, de la cual el tango bailado es quizás nuestro ejemplo más intrínseco-, inmediatamente queda descartado todo lo superfluo. Entonces, ¿qué es el tango? Lo que ya todos sabemos: un baile de a dos, una profunda comunicación con el otro, y con la música, y..., y... y “descubrimos” así la idea de diálogo. El diálogo de la pareja de baile, el diálogo con la música, el diálogo de los pies entre sí y con el piso dibujando los famosos “ochos” y mil cosas más – y, si cuadra, el diálogo de los pies y las piernas con el aire, dibujando con precisión boleos de formas claramente definidas, creadas y recreadas cada vez. Pero, ¿en qué consiste el “adorno”, también Adorno: una aproximación a su comprensión 8
  • 9. llamado a veces –posteriormente- “embellecimiento”, “expresividad”...? El adorno consiste, precisamente, en expresar la esencia del tango. De nada sirve hacer adornos mediante procedimientos meramente técnicos, si no se comprende realmente “de qué se trata”. Las piernas de la bailarina (y ATENCIÓN: también las del bailarín) equivalen a una pareja de tango. Se abrazan, se juntan, dialogan, se acarician... técnicamente esto se logra a partir de un juego de rotaciones de las articulaciones. Pero este juego de rotaciones no debe tomarse como algo fríamente técnico, sino como algo absolutamente natural y lógico, tan natural y tan lógico como cualquier lenguaje. Las piernas “expresan”, “son expresivas”, cuando tienen un lenguaje; no cuando meramente se mueven. Así, acabamos de derribar varios mitos. * Uno, es el de que los adornos son “movimientos que hay que aprender” o “copiar”. De ninguna manera. El aprendizaje técnico es importantísimo, pero no basta. Hay maravillosos bailarines y bailarinas que hacen del adorno una verdadera emoción, pero también vemos, lamentablemente, la mera repetición de movimientos o copias de tal o cual bailarín/a, sin haber entendido realmente su esencia; en estos casos, generalmente el bailarín o bailarina “original” es excelente, y las copias resultan intrascendentes, y a veces hasta desagradables e incluso grotescas. * Otro, el de que el adorno es “cuestión de mujeres”. De ninguna manera. Adorno es todo lo que hacen el hombre y/o la mujer sin interferir en la marcación, ni en el paso, figura, secuencia, etc., incluyéndolo con exactitud en la música y sin producir ningún tipo de vibración ni tironeo. Para esto, es absolutamente necesario saber llevar y seguir, y tener muy buen oído musical. (siempre les digo a mis alumnos/as que el compañero/a tiene que enterarse de que su pareja hace adornos, cuando los ve en un video. Esto le pasó a un famoso bailarín, que un día se vio filmado y descubrió lo que hacía su compañera y porqué había tan buenos comentarios acerca de ella). * Otro: el de que “para que la mujer adorne, el hombre le tiene que dar tiempo”. Esto vale cuando se trata de una coreografía, que se puede elaborar de común acuerdo o en forma unilateral, o bien por un tercero. Pero en el tango improvisado, está en la inteligencia, en la habilidad, en la “tangueridad” de la mujer, el saber decidir si corresponde, y en caso afirmativo cuándo, cómo y qué adorno o tipo de adorno es el más adecuado según las circunstancias. Por supuesto, si la bailarina tiene poca experiencia no es aconsejable que lo intente en la milonga; para eso están las clases y las prácticas. Si entendemos la danza como un hecho profundamente natural 9
  • 10. * Uno más: hablando de oído y musicalidad, algunos bailarines/as (o aprendices) consideran que es suficiente “escuchar el ritmo”. Otros, más avanzados o exquisitos, hablan de “bailar la frase”. Hay que aclarar que esto no basta; es necesario comprender también la melodía y la peculiar expresividad de cada pieza musical, de cada arreglo, de cada versión... Y en este sentido, la musicalidad que necesitan el bailarín y la bailarina va mucho más allá del reconocimiento del “ritmo”, el “compás”, el “tiempo fuerte”, el “débil”, el “contratiempo” y todas esas cosas de las que habitualmente se habla (a veces incluso mezclándolas o confundiéndolas). La musicalidad que aquí se requiere es un verdadero lenguaje que pueda traducir, sobreinventar y volver a crear una y mil veces el sentimiento, la estructura compositiva, la esencia de esta obra en particular que este hombre y esta mujer tienen la dicha de poder bailar aquí y ahora. Por último, es necesario mencionar que el adorno no se limita al movimiento, y tampoco se limita a los pies y/o a las piernas –si bien éstos son quizás lo más visible-, sino que es de todo el cuerpo, es una actitud, una quietud, un cerrar los ojos, una pausa, una sucesión de cambios de velocidad y mil cosas más que pueden y muchas veces necesitan trabajarse técnicamente, metodológicamente, pero que en definitiva muestran el amor y la pasión de bailar el tango como cada una, cada uno y cada pareja es capaz de sentirlo. Prof. Olga Besio 10
  • 11. Milagrería de boliches Van sobreviviendo bodegones, cafetines; cavernas tibias, nidos descolgados y amarrados al suelo que un día fue retazo de un potrero sentenciado. Bajo sus techos sobrevuelan flotando, espectros animados con vapores de lentas ginebras que se deslizan en humos celestes y grises que fumaron generaciones de angustiados. Giran y retornan memorias desvanecidas y clavadas como cicatrices que fatigan la piel. Van durando mesas, sillas, irreductibles ceniceros que se vaciaron en miles de madrugadas sin destino. Se descuelgan de la pared fotos amarillentas de olvidados cracks que se hundieron en el túnel de las contiendas que los sucedieron, banderines de una pasión que congregó a muchos que son olvido y a otros que resisten rearmando hazañas que descuartizó el tiempo. Sólo queda vivo, templado, consecuente, en cada uno de ellos; recorriendo los diminutos fantasmas que reptan por las estanterías, vibrando en las telarañas de los rincones inverosímiles, el canto que un viejo guitarrero alza desde algún rincón, una plegaria que derrotó al olvido. Unos versos cabalgando una melodía, que iluminan juntos la memoria que regresa con cada trago. Un tango que nunca morirá. Héctor Negro 11
  • 12. Desde Neuquén El Arranque fue parte de esa continuidad evolutiva entrecortada con que los argentinos muchas veces tratamos a nuestra cultura. El Tango lleva tiempo, mucho tiempo si lo querés tratar como se merece, como corresponde. Porque escucho propuestas en apariencia nuevas. Pero a la segunda pasada me doy cuenta que “raspás la masilla” y no queda nada. 12
  • 13. Algunos porque son réplicas (malas) de orquestas desaparecidas. Otros porque creyeron inventar la pólvora haciendo mal la Yumba (Pugliese des-agradecido) y te hablan de “una estética”, cuando en realidad deberíamos hablar de música. Las posturas, el marketing, las zapatillas sucias o la onda descontracturada, si no están acompañadas por buena música, la verdad no me convencen. Sigo convencido que El Arranque fue parte de esa continuidad evolutiva entrecortada con que los argentinos muchas veces tratamos a nuestra cultura. Estos muchachos eran (son) músicos en serio. A su técnica le agregaron el trabajo de ir a las fuentes. De hablar con Alcides Rossi, con Emilio Balcarce y cuanto maestro encontraron vivo y con ganas de transmitir conocimientos. Yo trato de seguir la misma senda, el mismo camino de ellos, de Linetzky, de Cristian Zárate, de Hernán Possetti. Porque todos somos (o queremos ser) herederos del maestro que llevamos como estandarte. Los pianistas reverenciamos a Salgán, a Dante Amicarelli, a Berlingieri, a Orlando Goñi, a Pugliese, Di Sarli o al que te guste. Los fueyeros harán lo propio con Ástor, Leopoldo, Binelli, Ruggiero, Pichuco o vaya a saber quien. Lo mismo que los violinistas con De Caro, Camerano, Vardaro, Francini o Suarez Paz. Los contrabajistas con Kicho Díaz, Alcides Rossi o Cabarcos (padre e hijo). Todos buscamos lo mismo: superarnos para acercarnos aunque sea un poco a los maestros. Nos ilusionamos cuando terminamos un arreglo que nos gusta. Parece que subimos un escalón. Pero dura poco, por lo menos a mi. Cuando vuelvo sobre mis pasos me doy cuenta que se puede hacer mejor. Y el editor de partituras se abre de nuevo. Y otra vez a laburar. La vida no es tan larga como uno desearía. Por eso no agarro compromisos que me distraigan. Tengo un objetivo: que la música que hago me guste un poco mas de una semana. Si logro eso tendré tiempo para otras cosas. Enrique Nicolás 13
  • 14. Ricardo: Hola Paolo. me gustaría que me contaras algo de tu experiencia: cómo son tus tandas, cómo las combinás, qué orquestas, cuántas milongas distintas has musicalizado, qué opinás sobre lo que yo digo acerca de los tangos aburridos... Cómo ves la respuesta del público. Paolo: Hola, mira tengo 12 años de experencia como musicalizador, tengo que musicalizar con 4-4- 3-4-4-3. He musicalizado in esos 12 años muchísimas milongas distintas, del norte, al centro, al sur. La tanda la pongo con el mismo año más o menos. El cantor y la orquesta del período. Tengo siempre las milongas más llenas porque soy muy conocido. R: ¿Hacés contraste entre tanda y tanda? Por ejemplo, D’Arienzo y Di Sarli, Canaro y Pugliese. P: Cuando musicalizo, por supuesto sí. Musicalizo en estilo porteño. Fui el alumno preferido de Félix Picherna. Un exitoso DJ italiano: Paolo Gasparrini 14
  • 15. R: Me alegro, porque aquí hay varios que se dicen DJs y que pasan todo monótono. P: A mi me gusta musicalizar de todas formas de cada periodo del 30 hasta hoy. R: Bien, por eso tenés tanto éxito. P: Sí, trabajo muchísimo. Yo soy un musicalizador que presenta siempre la orquesta antes de la tanda. siempre pongo cortinas de swing, caribe, cortinas bailables. R: Ah, mira, yo hago lo mismo, cortinas bailables. P: En Roma, Lombardia, Veneto, Marche, Abruzzo, Romagna y Puglia. Siempre con el mismo método. R: Es bueno anunciar la orquesta, porque la mayoría no conoce. Veo tus fotos y me gustaría estar allí. P: Mira la pista. Soy un dj de 340 años más o menos. Muchísima experiencia. El publico me quiere mucho. Lo espero muy pronto, maestro. R: Y la pista es la que te dice la verdad, no los opinantes aislados. P: Claro, la pista es muy importante, yo pongo muchísima energía siempre. A mi todas las orquestas me gustan. Mi preferencia esJu an D’Arienzo y su orquesta, pero pongo de todo. Lo que los tangueros quieran. R: Es necesario poner de todo, pero bueno, no importan los gustos personales del DJ. P: Musicalizo en estilo porteño. Fui el alumno preferido de Félix Picherna. Yo mi gusto personal lo tengo en mi casa, la milonga es para los tangueros. Yo soy un musicalizador global. R: Hace poco fui a una milonga donde el “DJ” puso todas tandas cantadas, ni un instrumental y tangos feos, aburridos. P: Yo ambiento en todas las formas en todas las milongas. Te juro por mis hijos. Muchas veces la gente me aplaude porque yo tengo siempre la pista llena. Me gustaría hablar de esto contigo en persona, para explicarte todo acerca de como vivo el tango. Es mi vida después de mi familia. R: Hay que tener la pista llena de gente contenta, no resignada a bailar lo que le ponen. A mi también me gustaría hablarlo personalmente y asistir a alguna milonga tuya. Y te entiendo porque yo tengo casi el mismo criterio para musicalizar. P: Lo que pasa es que la gente me ama donde yo voy a musicalizar porque yo tengo siempre que dar el máximo. La gente al final queda siempre muy contenta. R: Claro, es una satisfacción muy grande ver a la gente contenta. Y a mi me gusta bailar también cuando musicalizo. P: Claro, estoy muy seguro que tu, mi amigo, pones buenísimos tangos. R: Gracias, Paolo. 15
  • 16. Fue la primera bandoneonista y directora de un conjunto típico. El poeta José Portogalo la trajo un día “de vuelta del misterio” y ella regresó convocada por el poema. Acuciados por él, nos enterábamos que unas cuantas décadas atrás, una veinteañera muchacha de Villa Crespo había hecho detener el tránsito en aquella Corrientes y Paraná, sencillamente con un bandoneón sobre sus rodillas y al frente de una orquesta típica, la primera dirigida por una mujer. Decían los versos del poeta: “Yo, Paquita Bernardo, regreso del misterio/ bien tupido de olvido, entre cenizas/ y yuyo con el polen de mariposas muertas…” (del libro “Letra para Juan Tango”). ¿Acaso eran muchos los que sabían o recordaban aquello? Mil novecientos veintiuno. Café Domínguez, Corrientes y Paraná, detrás del bandoneón de Francisca Bernardo, su hermano Arturo en batería, Miguel Loduca en flauta; en los violines Alcides Palavecino y un adoles-cente llamado a dar mucho que hablar por sus condiciones: Elvino Vardaro. Y en el piano, otro “pibe” que iba a entrar en la historia del tango, que alcanzamos a disfrutar muchos de nuestra generación: Osvaldo Pugliese. “Orquesta Paquita”, ¡gran revuelo en la Corrientes angosta! ¿Qué historia había detrás de esta muchacha tan singular? Convoquémosla nuevamente con el prodigio del verso que luego nos brotó por ella: “Hoy te busqué Paquita, en el recuerdo/ de un Villa Crespo ausente que te lloró hace tiempo. / Y regresó tu sombra desvelada,/doblada sobre el el fuelle./ Y se quedó en mi verso./ Hoy pregunté Paquita, qué misterio/ te puso entre las manos/ la sonora tibieza/ del bandoneón que respiró en tu pecho/ y que vos perfumaste/ como una rosa enferma.” Había nacido en Villa Crespo el 1º de mayo de 1900, cerca del más tarde famoso “Conventillo de la Paloma”. Sus padres la enviaron – casi niña – a estudiar piano, pero un día encontró un bandoneón al alcance de sus manos; desde que lo puso en sus rodillas no pudo dejarlo y lo estudió con el maestro José Servidio (a quien pertenecía). Más tarde perfeccionó su técnica con Pedro Maffia y con don Enrique García. Se largó a tocar en los patios del barrio, en fiestas familiares; después lo hizo en Sindicatos obreros y Hospitales, en funciones de beneficencia. Esas primeras incursiones la foguearon como para que se animara a ese ruidoso debut del Café Domínguez. “ Y volviste, Paquita, igual que cuando estabas./ a encender un milagro con fuego de leyenda. /A mirarnos con esos, tus ojos de muchacha, / donde aleteaba el sueño que quisiste que fuera./ Y volviste, Paquita Bernardo, con el tiempo/ que nunca conocimos, pero que igual nos llega./Y trajiste aquel aire de malvones y cercos/ que los últimos patios de tu barrio respetan…” En el mismo Café Domínguez estrenó su tango “Floreal”, que luego grabara Juan Carlos Cobián. Alternaba por entonces sus actuaciones allí, con presentaciones en el famoso Café “La Paloma”. Después llegó a “La Glorieta” de Villa Crespo y a “La Terraza” del “La Paquita”, mujer y leyenda de Buenos Aires 16
  • 17. Balneario Municipal. En esos escenarios dio a conocer su vals “Villa Crespo” y sus tangos “Cachito”(grabado luego por Roberto Firpo) y el que más tarde se titularía “La enmascarada”, con versos de Francisco García Jiménez y que grabaría posteriormente Carlos Gardel. En 1923 viajó a Montevideo, donde actuó en la Confitería “18 de julio” especialmente contratada. Allí estrenó su vals “Cerro divino”, dedicado al Cerro de Montevideo. Más tarde – siempre al frente de su orquesta – se presentó en el teatro Smart, en los últimos días de 1924. En un concurso de tangos realizado por entonces en el teatro Gran Splendid, fue distinguido su tango “Soñando”, al que grabaron luego Carlos Gardel y la orquesta de Roberto Firpo. “Y volviste en el verso febril de Portogalo./ Niebla de tu memoria que soltó el Maldonado./ Y en la luna dispersa que reparten los charcos/ del mismo Villa Crespo que regresa en los tangos…” Hasta su palco del Café Domínguez, llegaron para compartir un lugar en su orquesta, Francisco De Caro, José Martínez, Carlos M. Flores y muchos otros autores prestigiosos que le hacían llegar sus obras. En un homenaje tributado por Blanca Podestá al maestro Amadeo Vives en el teatro Smart, fue acompañada en el piano por Enrique Delfino. Su bandoneón desplegaba tal vez desde allí sus últimos acordes. Y 1925 se la llevó para siempre, un 14 de abril, toda muchacha, con la edad del siglo. Su salud y sus energías pagaban de ese modo tan cruel el tributo de una pasión inclaudicable. Sus restos se incorporaron al polvo silencioso que su barrio prolongó más allá del también hoy sepulto Maldonado, en una tumba de la “Chacarita” a la que aún siguen llegando flores. Nosotros la seguimos convocando en la inapelable plegaria de los versos, al igual que aquellos de Portogalo. Y a veces, en el milagro de los versos, logramos regresarla, mitad muchacha, mitad leyenda, como queriendo repetirle: “Podemos ya reírnos del dolor y la ausencia/ Y soltar estas ganas de trampear a la suerte, / para ser inmortales y cantar por tu vuelta (…)/ Subamos por Corrientes/ Juguémosle a la vida/ otra vez, tu moneda…” Héctor Negro 17
  • 18. ¿Qué se entiende por milonga? Definición: a. Baile popular rioplatense, de pareja enlazada, que tiene ritmo vivo y marcado y está emparentado con el tango. b. Reunión, en un lugar determinado en el que las personas se reúnen a bailar tangos (y también milongas y valses). ¿Y en Chivilcoy? Si tenemos en cuenta el segundo significado, en Chivilcoy (y en algunas otras ciudades también) se malinterpreta totalmente lo que es una milonga como lugar para bailar. Condiciones o códigos: 1. Salón: las mesas ubicadas de tal manera que todos los bailarines se puedan ver, generalmente en forma de U o formando un rectángulo. En las esquinas, espacio para poder pasar. 2. Música: tandas de cuatro tangos (tres milongas o valses), con un pequeño intervalo en el medio y así cambiar de pareja. Esto implica también que esos tangos deberán estar bien seleccionados para que todos los bailarines o, por lo menos, la mayoría puedan disfrutar de distintas orquestas, estilos, etc. 18
  • 19. UNA COMBINACIÓN de las dos actividades implicará un gran esfuerzo por parte de los organizadores Por lo tanto, no cualquiera puede musicalizar. (Esta explicación es una simplificación de esta tarea que también incluye cambiar lo que se había pensado si el público es distinto,” levantar el ánimo”, cuidar el sonido, etc.). Es decir, el DJ es el eje vertebral de la milonga. 3. En la milonga se baila desde que se llega, sin interrupciones. Puede haber algún saludo de los organizadores, algún sorteo y/o alguna demostración de bailarines. También se puede bailar con orquesta o puede haber sido invitado algún cantante, quien no cantará más de tres o cuatro canciones, sin interrumpir a los bailarines. 4. El servicio de cantina puede ser simple, pero nunca sin mozos y hacer que el público deba hacer cola 15/20 minutos para comprar un sándwich (ocupando la pista). 5. ¿Y qué sucede si la milonga, anunciada como tal (gran error), es un show de tango, con la posibilidad de bailar? En este caso, también se debería cumplir con las condiciones mencionadas anteriormente. Además: a. Los que van a escuchar también tienen derecho a estar bien ubicados y el organizador debería tener en cuenta a los dos grupos. b. También hará falta música bien seleccionada para los espacios entre cantante y orquesta, y no alguien que pueda pasar algunos tangos o milongas de cualquier tipo. 6. No está en mí referirme a costos, inversiones y/o ganancias: todo negocio tiene sus riesgos. 7. Tampoco estoy opinando sobre la calidad de la orquesta y/o la del cantante. 8. Mi nota es sobre lo que significa organizar una actividad tanguera: a. MILONGA no es un SHOW DE TANGO b. SHOW DE TANGO no es una MILONGA c. UNA COMBINACIÓN de las dos actividades implicará un gran esfuerzo por parte de los organizadores: Los espectáculos de tango anunciados como milongas reciben muchos milongueros (también de otros ciudades) que no merecen ser decepcionados pensando que van a una milonga y en realidad se encuentran con cantantes que cantan una multitud de canciones (no todas bailables), no se pueden ubicar bien en las mesas mal dispuestas y además no hay un MUSICALIZADOR. Haydée Porras Azabache Milonga 19
  • 20. Héctor negro Ya van dos años de esta ciudad sin Héctor Negro, acaso de los letristas de tango el más esperanzado. Negro era así: un poeta de la esperanza. Guardo algunas compartidas, la palabra precisa, su entendimiento feroz en lo vincular a este misterio llamado “canción”. Como contrapartida me apena que no se lo cante, que los letristas y cantores de mi generación lo “casi” desconozcan y por los mismo no puedan beber de esa fuente que guarda más de una “joya imperecedera”, por caso: “Bien de abajo”, “Un lobo más”, “De Buenos Aires morena”, “Tiempo de tranvías”, “Viejo Tortoni”, “Para cantarle a mi gente”, entre otras, ah... y la bella “Esta Ciudad”, que ahora les comparto. Matías Mauricio ESTA CIUDAD (Tango) Letra: Héctor Negro / Música: Osvaldo Avena Ciudad, que se me va de las manos. A mí que la amasé en luz y barro. Ciudad, abeja de hollín porfiado. Neón, sobre el desvelo clavado. Jaulón, de bache, pared y asfalto. La grúa sobre la pena y una garúa de antenas desplumándome el gorrión. Me la mojaron raras olas de otra playa. Entró a orejear un caracol a transistores. Y hasta el amor, el pan y la baraja se los trampearon con mentiras de colores. Y yo tras ella manoteando entre las llagas, buscándola en las madrugadas fabriqueras, en el amor, en la amistad que no se paga, en esa bronca que nos une con cualquiera. Y así, hasta entender su locura, yo perseguí su ternura y con la luz que me dura le hice esta mueca de amor. 20
  • 21. Ricardo García Blaya https://www. youtube.com/ watch?v=DUQVA9fMBMs Lamentamos profundamente la partida de Ricardo García Blaya, creador y director de Todotango.com, el más completo y reconocido de los portales de tango. Bailar Caminar musicalmente en conexión con la pareja ya es bailar, y esta sensación da una gran autoestima a la hora de hacer los primeros pasos. El bombardeo de pasos es aburrido. El plato fuerte del tango es la comunicación y la alegría de cuerpos y espíritus. Es un sentimiento triste (casi siempre) que se baila renovando las hormonas y la vida. Así se bailo el tango en Bs As hace algunos decenios, cuando inundó de abrazos y de música la noche, las calles y la melancolía porteñas. Susana Miller 21
  • 22. Sensibilidad vs virtuosismoAl ver bailar tango muchos factores nos sorprenden, seducen y llaman la atención. Aunque la mayoría de las personas no lo bailen, son muchos los que sienten algo especial, incluso solo con mirarlo. Entre quienes lo bailan y lo aprenden, es muy común desarrollar muchas disciplinas. Estas pueden ser pasos, coreografías, estilos de bailes, técnicas, postura, sensibilidad, musicalidad, manejo de pasos, de rolles, y hasta elongación. Pero la elección de estas disciplinas, puede llevarnos por caminos muy diferentes y no todos necesariamente prácticos. Generalmente el que lo aprende no elige inicialmente estas disciplinas, sino que aprende lo que le enseñan sus maestros y lo más común es que lo primero que se enseña son figuras (pasos). Esta estructura lamentablemente no lleva a algo con lo que el alumno pueda moverse en la pista o entenderse con la pareja. Cuando los alumnos aprenden, lo que les queda es la sensación de tener un mapa de pasos aprendidos de memoria, que frustra inmediatamente cuando se ven en la posibilidad de bailar en medio de otra gente. Habiendo perdido así un tiempo precioso en lo más fundamental e inmediato: La comunicación , la marca, la recepción de la marca y el caminar. Lo inmediato, urgente e imprescindible, es que se entienda el idioma que utiliza el cuerpo. Ese que cuenta que el hombre guía la danza y ella corresponde a esa guía con una espera sensible, como si estuviera flotando y se dejara llevar por una corriente suave pero segura. Que cada movimiento del hombre sea como un sonido que la mujer escucha durante todo su proceso, así como también quien lleva debe cuidar a la mujer con una marca y sin dudas. Y luego que se pueda caminar con esta idea. Claro que también se dan un sinfín de otros desarrollos; y todo debe hacerse con mucho cuidado. Recuerdo como varios profesores, cuando yo empezaba en el tango, pretendían enseñarme giros, ochos atrás y adornos antes de poder caminar o marcar. Después de muchos años de haber tenido aquellas experiencias, me aterra ver que esto sigue ocurriendo. Tal vez habría que preguntarse, o mejor preguntarle al alumno, qué es lo que desean cuando van a una clase: si lo que buscan es subirse a un escenario y hacer coreografías o si solo buscan poder bailar humildemente con un/a compañero/a y compartir el baile. Este punto es interesante. A mucha gente le gusta mostrarse y tal vez lo disfruten; pero ese no es el sentido de la danza social. En la milonga (lugar donde se baila tango) se busca conectarse con un/a compañero/a y disfrutar “solo entre dos” la danza y sus sutilezas, aunque en este mismo acto comparta la pista con varias parejas que bailan junto a nosotros. Y en esos momentos, no necesitan mostrar, sino SENTIR. 22
  • 23. Uno de los lugares más sensibles del tango, es quizá, el abrazo. Hoy que tengo la oportunidad de que muchos me lean, escribiré recordando lo que muchas mujeres me han contado sobre los horrores de los abrazos masculinos que “apresan, estrujan y asfixian”, así como otros que revolean a la mujer como una bolsa de pochoclos rota. Es curioso, pero muchos creen que van a sorprender a una dama haciendo la mayor cantidad de pasos a altas velocidades. Y que entre más complejos hagan los pasos, mejor se verá su baile… y aquí el abrazo se descuida y también a la mujer. Me atrevo a opinar que la mujer no cree que eso es agradable. Son muchas las que me cuentan que prefieren a los hombres que hacen muy bien lo poco que saben, aunque solo sean pocas figuras (pasos) escuchando la música; y no a quienes tratan de demostrar un enorme compendio de figuras completamente entrelazadas y que no dan respiro ni a los pies ni a los pulmones. Una de cal y otra de arena: Por otro lado, yo mismo he sufrido el peso de muchos abrazos femeninos en mis hombros y cuello. O mujeres que me arrastraban en vez de esperarme, Así como sentir que muchas me usaban como bastón y otras como trampolín para sus acrobacias. Sin dejar de ser caballero, me gustaría recomendarles a las damas que piensen e intenten tener un equilibrio propio, y no depender del hombre para ello. Hay muchas técnicas para ello, seguramente han escuchado por ahí de que las mejores bailarinas no “pesan”, es como si volaran, yo comparto esa opinión. El abrazo, la marca y todo el baile, no son cuestiones de fuerza, sino de sutilezas. Lograr que nos entiendan no parte de someter, sino de comunicar. Seguir a alguien no es corresponder, sino aceptar al otro y dejarse llevar. Es peligroso llevar actitudes acrobáticas o de exhibición a la milonga. Pues luego vemos parejas en medio de la milonga haciendo interminables secuencias circulares con patadas, ganchos y volcadas, deteniendo la circulación de las otras parejas de bailarines. Claro que es comprensible que quien paga por ver un espectáculo de bailarines desee ver destrezas veloces, acrobacias, saltos, desnudos y actitudes malevas. Será poco comercial en un show, una pareja de viejitos que bailen como dos dioses disfrutando íntimamente de su danza. La comunión entre virtuoso y sensible pocas veces se ve. Es difícil unir estos dos factores. Quien empieza a bailar el tango, la mayoría de veces llega con lo que ve en la televisión o shows. Y le resulta raro que el tango social no es lo que se publicita en todos los medios masivos. Mucha veces me hago preguntas: ¿puede alguien verse bien y aún así bailar mal? ¿Puede verse mal y aún así bailar bien? Muchos grandes bailarines/as se ponen a enseñar, y enseñan a principiantes cosas que ellos mismos hacen bien como bailarín/na de escenario (y saben que no se usan en la milonga) y luego el alumno aprende a exigir pasos y cosas vistosas para que todo el mundo lo mire, aunque su pareja no se sienta bien o su baile no funcione en el entorno social. Es una verdadera pena que no escuchemos a muchos profesores hablar de sensibilidad en la marca, en la musicalidad, buscar la calidad 23
  • 24. en vez de la velocidad, encontrar los silencios musicales y tratar de entender y comunicarse con cualquier bailarín/a. Lograr que los alumnos se preocupen por hacerse entender con el otro en marca y espera, y no de hacer un una figura (paso) y otra y otra como secuencia. Los bailarines de escenario practican varias horas al día para mostrar lo que mucha gente paga para ver en los shows. Este virtuosismo puede ser admirable, pero sólo se ve de lejos, el que mira no sabe lo que esta sucediendo dentro de la pareja cuando hacen sus figuras más espectaculares. Pero si se miran sus gestos faciales mientras ocurren todos estos movimientos, en la mayoría se ven caras rígidas y tensas, sobreactuadas, y gestos duros, forzados y serios. Sin embargo el espectador de la milonga, puede encontrarse con algo diferente. Si mira bien a las parejas, y a la cara, puede encontrar otras manifestaciones, incluso de sonrisa. El fin máximo del baile milonguero es el goce y disfrute. Que se busca en la música? La mujer podrá buscar el placer de escuchar la música, cada bailarín contará una historia diferente sobre el mismo tema. Cada hombre siente y escucha distinto. Y lo que cada mujer expresa y responde desde su cuerpo es único. Tal vez por eso la sensibilidad y el descubrimiento en el tango milonguero no tiene limites. Cuando el hombre escucha la música, el tiempo fuerte de un tango lo escucha claro, pero a veces ese instrumento que lo lleva (comúnmente el bandoneón o el piano), pueden dejar paso al llanto del violín, y cambiar la respiración gimiente del bandoneón y su ritmo estirado. Cada persona escucha diferente, eso es cierto, pero el músico y la música nos cuentan cosas, habría que escuchar no solo sus tiempos fuertes, y ver si nos pide pasos marcados y figuras todo el tiempo; o si sugiere un silencio, un realizar del paso, marcar con suavidad o buscar pasión en el siguiente compás. Pisar en la estructura métrica musical no es suficiente. Técnicamente quizá se puedan meter más de tres pasos en un tiempo, pero tal vez habría que buscar algo que nos conmueva en la música y luego medir la velocidad. Encontrar la conexión de la compañera o compañero, tanto en su paso como en un silencio. En el tango, como en la vida, la cantidad, no es necesariamente calidad. Creo que cuando se escucha más, uno puede elegir mejor el paso adecuado. Como si la música nos dijera que paso usar. Es por esto que las estructuras coreográficas no sirven, a no ser que bailemos siempre con la misma pareja y el mismo tema. Imagino en un mundo ideal, a todos los hombres que guían la danza, teniendo posados sobre sus hombros, como voces de la conciencia, dos pequeños angelitos dibujados por Sábat: un Pichuco de un lado y un Pugliese del otro. Ya ellos nos dirán que hacer. Y desde luego, la mujer agradecida. Manuel González 24
  • 25. Festivales en Buenos AiresAún a riesgo de parecer descortés con lo que voy a decir, me gustaría hacer una pequeña reflexión sobre algo que está sucediendo en el panorama del tango de Buenos Aires, y lo hago con todo el respeto del mundo… Estoy contando, y de los que yo conozco, en cuatro semanas de agosto, se realizan cuatro Festivales de tango en la ciudad de Buenos Aires (cinco si incluimos la última semana de julio) además del Festival Mundial de Tango que organiza el Gobierno, o sea: seis festivales. Si me dejo alguno, pido disculpas... Me fijé, además, que en la última semana está la Séptima edición del “Mujercitas Tango Festival” y se añadió uno nuevo (este es su segundo año), organizado por un chico turco, que no vive en Buenos Aires y al que, insisto, respeto totalmente. Pero más allá de dónde sea, que es intrascendente para el caso, mi pregunta es: ¿NO SERÁ MUCHO? ¿No será mucho tantos festivales en tan poco tiempo? ¿No será mucho llegar y “plantarse” en las mismas fechas que otro Festival que lleva siete años desarrollándose en la misma ciudad y con las mismas características? ¿No será mucho repetir alguna de las parejas en la misma fecha?... ¿Será que estoy anticuada o es cuanto menos cuestionable no respetar los espacios y las fechas que ya están instalados desde hace años? Y hablo como organizadora de una milonga que se banca todo el año, con sus temporadas bajas incluidas, cada vez más largas, como muchos otros organizadores (por suerte para el tango)... Personalmente me niego a ser parte de algo así. Y me pregunto si quienes se suman a eso ni siquiera se cuestionan el daño que se hace. Porque DIVIDIR NO SUMA, RESTA. Superponerse a una fecha, divide. Y ojo, que no sólo es responsabilidad de quien organiza... Por no hablar de las copias de formatos, las copias de grafismo y las copias de ideas y de textos, que es tema aparte... y que se ven todo el año, no sólo con los festivales. Perdón si molesto a alguien porque no es mi intención hacerlo, ni ser hiriente, pero sí quiero ser directa y alejarme de tanta “abstracción” en las quejas e invitar a la reflexión, y a cambiar, si es necesario. No digo que no se hagan festivales (aunque tantos me parece excesivo) lo que digo es que NO SE SUPERPONGAN EN LAS FECHAS DE LOS QUE YA ESTÁN, porque es una simple y esencial forma de RESPETO POR EL TRABAJO de los demás. Todos tenemos buenas intenciones, eso lo sé. Por eso me animo a compartir en público mi opinión, sabiendo que no es más que eso, una simple y llana opinión. ¡Un abrazo grande para todos! Pepa Palazon 25
  • 26. El Tango desde Sunset Blvd. Hollywood, la música de Buenos Aires… y algo de jazz Carlos G. Groppa Cuando Valentino terminó de filmar el tango que lo hizo famoso, se cambió su atuendo gaucho, salió del estudio y cruzó Sunset Blvd. rumbo a su mansión en las colinas de Hollywood. A partir de aquí esta arteria sería punto de referencia para todo lo que estuviese ligado al mundo del entretenimiento. El tango, la música a cuyo ritmo había bailado Valentino, no pudo faltar, y si bien Gardel nunca estuvo aquí, sí estuvo su compañero de reparto, Vicente Padula, al establecerse en sus alrededores. Desde esta arteria partió el trompetista Dizzy Gillespie para una gira por la Argentina que culminó con la grabación de unos tangos con Osvaldo Fresedo, y el guitarrista Al Di Meola llegó por ella al estudio para darle el toque final a su álbum dedicado a Piazzolla. Este boulevard siempre olió a tango. Cuando en una disquería de Hollywood fue encontrado un ignorado disco pirata de Canaro, y cuando el autor de dos libros sobre Gardel, lo recorrió tratando de negociarlos como libreto. Acentuó este aroma a tango el Gato Barbieri al contarle al autor la historia de su El último tango en París en un bar de la zona. Dato curioso, por el boulevard circuló velozmente la noticia de una bailarina, reina del tango en los salones de Europa y New York, que abandonó a su exitosa pareja para casarse con un aristócrata argentino y radicarse en la estancia del marido, justo cuando la Metro quería filmar una biografía de ellos. Estas historias son algunas de las tantas originadas en Sunset Blvd., un boulevard germen de muchas historias con aroma a música porteña. Carlos G. Groppa nació en Tres Arroyos, provincia de Buenos Aires, Argentina. Estudio Arquitectura y Bellas Artes, hizo cine, produjo películas musicales con muñecos animados que fueron premiadas en Europa. En México fue libretista de los programas de televisión “Los Especiales de Silvia Pinal”, y adaptador de la serie “Obras Maestras de la Literatura Universal”. Es miembro Correspondiente de la Academia Porteña del Lunfardo, y autor de los libros Desnúdese Madame, Humor para Melancólicos (cuentos), La Mujer que quería Asesinar a Hitchcock, entre otros. Ya radicado en los Estados Unidos escribió The Tango in The United States. Edita desde 1996 la revista Tango Reporter en Los Ángeles, ciudad donde reside. Ante los rumores de guerra desatados en Europa en la década de 1910, el excelso bailarín de tango Casimiro Aín, hallándose en París, decidió escapar del peligro bélico y se embarcó rumbo a New York. Allí se empleó en un academia de baile donde se encontró, inesperadamente, con una clientela femenina que nunca soñó. ¿Quiénes fueron sus mejores alumnas? Descúbralo en las páginas de “El Tango desde Sunset Blvd.” recién editado por AbrazosBooks. Carlos Groppa 26
  • 27. Eduardo Rovira La primera edición de la biografía de Eduardo Rovira, fue editada en Italia por la universidad de Salerno. La nueva edición en castellano, corregida y actualizada, sera editada en breve (copyright Beatriz Senra). Le Grand Tango Ricardo, Comparto contigo la publicación de mi nuevo libro (nueva edición, con 100 páginas más que la edición original): http://www. huffingtonpost.com/entry/58e6818c e4b07b26c000b6ae Un cordial abrazo, María Susana Azzi Le Grand Tango is the definitive biography of Argentine composer and musician Astor Piazzolla, whose genius is nothing if not controversial. The debate still rages as to whether he reinvented tango or if his music is indeed tango at all. This new updated and expanded “Anniversary Edition,” published twenty-five years after Piazzolla’s death, includes new material from both authors, updates on the Piazzolla family and legacy, and new photographs. 27
  • 28. DISCOGRAFÍA BÁSICA DEL TANGO 1905-2010: SU HISTORIA A TRAVÉS DE LAS GRABACIONES Omar García Brunelli El tango, nacido en el Río de la Plata a fines del siglo diecinueve, se ha convertido –ya desde comienzos del veinte– en uno de los géneros musicales populares más difundidos del mundo. Hoy, con más de cien años de existencia, sigue atrayendo nuevas camadas de seguidores, fascinados por su baile y su música, a la que acceden principalmente a través de registros fonográficos. Este trabajo se propone servir de guía a quienes sienten curiosidad por el tango y necesitan orientarse en los anchos mares de su discografía: quiénes son sus principales exponentes, qué música grabaron, qué es lo que se encuentra disponible actualmente y por dónde comenzar a escuchar son algunas de las respuestas que brinda esta obra. Omar García Brunelli es Licenciado en Música, especialidad Musicología, por la Universidad Católica Argentina. Fue profesor de música popular urbana en dicha Universidad y en el Conservatorio Juan José Castro. Actualmente dicta clases en el Centro Educativo del Tango de la Ciudad de Buenos Aires. Escribió artículos para el Diccionario de la música española e hispanoamericana y el New Grove Dictionary of Jazz. Fue vicepresidente de la Asociación Argentina de Musicología y se desempeña como investigador en el Instituto Nacional de Musicología, como parte del equipo que realiza el segundo volumen de la Antología del tango rioplatense. Carlos Gardel, la voz del tango Por Rafael Flores Montenegro Este libro versa sobre la vida y obra del personaje más emblemático de este género. Rafael Flores Montenegro – que también ha seleccionado las canciones del CD especialmente preparado para acompañar esta edición, junto a la biografía y leyendas que han acompañado a Gardel y a una completísima discografía y filmografía – recoge nuevas investigaciones plagadas de hechos y anécdotas que se explican en la proyección y vigencia del artista que recientemente ha obtenido reconocimiento universal por parte de la UNESCO, que ha decidido incorporar su extraordinaria voz al Programa Memoria del Mundo. 28
  • 29. Un árbol en llamas Biografía de José González Castillo Por Lautaro Kaller Tiempos de tango. Yo era un niño y el tango estaba en todos los oídos: en la radio, en los bailes de los barrios y de los clubes, en los negocios con música ambiental. Todo era tango en aquellos años porteños. Y allí González Castillo jugaba su papel. Osvaldo Bayer El autor: Lautaro Kaller es investigador, ensayista y difusor de las diferentes expresiones de la cultura popular. Desde hace veinticinco años se ocupa de examinar el fenómeno del tango y sus articulaciones con distintos tópicos convergentes. Amores del 2 x 4 Ana María Navés Las milongas son lugares de encuentro. De encuentro de gente que no cesa en su búsqueda de placer y contención; lugares donde se mezcla la costumbre de algunos y la necesidad de otros. Algunos disfrutan con la danza, con la escucha de su música preferida o los más, palian la soledad buscando amigos o pareja. Disfrutan del abrazo tibio y visceral, mientras luchan incansables contra los silencios de la soledad que pretenden olvidar. También hay quienes van por todo eso junto. AMORES DEL 2 x 4, tiene como fin único mostrar el nido donde se gestan, nacen, se alimentan y casi siempre mueren, toda clase de vínculos. Los mismos que generalmente, se forman para mitigar mediante el goce y la contención que brindan, y durante solo un pedacito de tiempo, el flagelo doloroso de la soledad, de quienes no pueden con ella. 29
  • 30. Golondrinas Cuna de talento, la ciudad de Rosario ha regalado al mundo grandes personalidades del mundo de las artes. En el ámbito musical, no puede soslayarse la influencia que tuvo en Buenos Aires la irrupción de la trova rosarina a principios de los años ochenta, por ejemplo. En esa enriquecedora tradición, pero con un repertorio volcado al tango, Verónica Marchetti presenta su flamante tercer disco solista “Golondrinas”, una cuidada recopilación de tangos clásicos y contemporáneos, junto al pianista Oscar De Elía, arreglador de la placa. Oscar De Elía, por su parte, como arreglador y compositor integró las orquestas de Héctor Vernier, Ernesto Baffa y Osvaldo Piro. Desde 1997 integra la Orquesta Nacional de Música Argentina “Juan De Dios Filiberto” como subdirector, además de haber formado el dúo De Elía - Gíntoli y el “Cuarteto Grand Tangó”. Cardo o ceniza Carolina Winograd con ALEJANDRO DRAGO TRÍO Alejandro Drago (piano), Maritza Pacheco Blanco (violín) y Hugo Satorre (bandoneón). Con una personalidad arrasadora, una voz de contralto poco común, pasional y expresiva, la escobarense Carolina Winograd entró de lleno en la escena tanguera actual con su primer disco Pa’ que se callen (2012, independiente), que recibió una elogiosa respuesta por parte de la prensa. Su carrera se vio felizmente pausada por el nacimiento de su hija, aunque siguió siempre ligada al tango. Su flamante segundo trabajo discográfico, Cardo o ceniza (Acqua Records), contó con arreglos y dirección del maestro Alejandro Drago, y producción de Noelia Moncada y Alejandro Drago. Un Momento Luego de muchos años trabajando juntos, Noelia Moncada y Matías Álvarez presentan su nuevo CD: Un Momento. 30
  • 31. Show pre-inauguración de PerCanta Tango Club (Rosario) Diego Perez y Soledad Cantarini bailan en la pre-inauguración de PerCanta Tango Club, El Taita, por Osvaldo Pugliese. PerCanta Tango Club es una realización de esta querida pareja, un hermoso lugar en el que se han cuidado todos los detalles: pista, sonido, iluminación, aire acondicionado, seguridad. No es un sitio adaptado, está construido especialmente para cumplir con todos los requisitos de un lugar para bailar. https://www.youtube.com/ watch?v=m6EQ9GW7Do4 La 2x4 Rosarina, orquesta bailable de Tango https://www.youtube.com/watch?v=HOFztt2VKTo 31
  • 32. Como dos extraños https://www.youtube.com/watch?v=jVRI8ymeaxI La gallina clueca https://www.youtube.com/watch?v=PHo5I0eUWcg 30