SlideShare una empresa de Scribd logo
DEFENSA Y PROMOCIÓN DE TODA FORMA DE VIDA EN SU ENTORNO (Frente al Aborto, eutanasia, manipulación genética)<br />2590800425831000574992543173650025914351170305005761990114681000-175400339643Aborto: Es provocar la interrupción prematura del desarrollo vital del embrión o feto para su posterior eliminación, con o sin asistencia médica, y en cualquier circunstancia social o legal. La Ig. Católica se opone al aborto desde los primeros siglos del cristianismo hasta nuestros días. Considera al ser humano vivo desde el momento de la concepción.00Aborto: Es provocar la interrupción prematura del desarrollo vital del embrión o feto para su posterior eliminación, con o sin asistencia médica, y en cualquier circunstancia social o legal. La Ig. Católica se opone al aborto desde los primeros siglos del cristianismo hasta nuestros días. Considera al ser humano vivo desde el momento de la concepción.6307455327025Eutanasia: Es la acción u omisión que, para evitar sufrimientos a los pacientes enfermos o terminales, acelera su muerte con consentimiento o sin él. La postura de las iglesias cristianas en tanto, a nivel mundial, es mayoritariamente contraria a la eutanasia y al suicidio asistido: es el caso de la Iglesia Católica Romana y de las Iglesias evangélicas y pentecostales.00Eutanasia: Es la acción u omisión que, para evitar sufrimientos a los pacientes enfermos o terminales, acelera su muerte con consentimiento o sin él. La postura de las iglesias cristianas en tanto, a nivel mundial, es mayoritariamente contraria a la eutanasia y al suicidio asistido: es el caso de la Iglesia Católica Romana y de las Iglesias evangélicas y pentecostales.3077845157924500<br />314960011811000<br />629602548260La vida humana debe ser respetada porque es sagrada. Desde el comienzo supone la acción creadora de Dios y permanece para siempre en una relación especial con el Creador, su único fin. A nadie le es lícito destruir directamente a un ser humano inocente, porque es gravemente contrario a la dignidad de la persona y a la santidad del Creador.00La vida humana debe ser respetada porque es sagrada. Desde el comienzo supone la acción creadora de Dios y permanece para siempre en una relación especial con el Creador, su único fin. A nadie le es lícito destruir directamente a un ser humano inocente, porque es gravemente contrario a la dignidad de la persona y a la santidad del Creador.-17540048408Manipulación Genética: Es modificar el caudal hereditario, de alguna especie, con fines variables, desde la superación de enfermedades de origen genético o con finalidad de conseguir un individuo con características no existentes. La Iglesia Católica está a favor del hombre y no acepta que se fabriquen hombres en serie para luego destruirlos cuando ya no interesen.00Manipulación Genética: Es modificar el caudal hereditario, de alguna especie, con fines variables, desde la superación de enfermedades de origen genético o con finalidad de conseguir un individuo con características no existentes. La Iglesia Católica está a favor del hombre y no acepta que se fabriquen hombres en serie para luego destruirlos cuando ya no interesen.<br />EL CRISTIANISMO RECONOCE LAS DEBILIDADES HUMANAS Y ASUME UNA ACTITUD REPARADORA FRENTE AL HERMANO QUE SUFRE<br />2590800425831000574992543173650063030103862886El hombre es débil, pero gracias a la conciencia de su debilidad, a la conciencia de sus límites, logra desarrollar una capacidad extraordinaria para poder sobrevivir. Las debilidades humanas son naturales pero la compensación es artificial, es el producto del ingenio.00El hombre es débil, pero gracias a la conciencia de su debilidad, a la conciencia de sus límites, logra desarrollar una capacidad extraordinaria para poder sobrevivir. Las debilidades humanas son naturales pero la compensación es artificial, es el producto del ingenio.259143511703050057619901146810003077845157924500<br />-175895191770El cristianismo es una religión monoteísta de orígenes semíticos que se basa en el reconocimiento de Jesús de Nazaret como su fundador y figura central. Sus seguidores creen que Jesús es el hijo de Dios, así como el Mesías (o Cristo) profetizado en el Antiguo Testamento, que murió para la redención de los pecados del género humano.00El cristianismo es una religión monoteísta de orígenes semíticos que se basa en el reconocimiento de Jesús de Nazaret como su fundador y figura central. Sus seguidores creen que Jesús es el hijo de Dios, así como el Mesías (o Cristo) profetizado en el Antiguo Testamento, que murió para la redención de los pecados del género humano.6308527180447Jesús en el Sermón de la montaña le pide a sus seguidores, entre otras cosas, el amar a sus enemigos, ser perseverantes, misericordiosos, y humildes; en Marcos 10:21 le pide a un quot;
joven hombre ricoquot;
 vender sus posesiones, y darle el dinero a los pobres. Sin embargo, el pedido de Jesús en este caso no fue un enfoque en vivir una vida sin riqueza alguna, sino más bien desenmascarando la idolatría en el corazón de la mayoría de los ricos.00Jesús en el Sermón de la montaña le pide a sus seguidores, entre otras cosas, el amar a sus enemigos, ser perseverantes, misericordiosos, y humildes; en Marcos 10:21 le pide a un quot;
joven hombre ricoquot;
 vender sus posesiones, y darle el dinero a los pobres. Sin embargo, el pedido de Jesús en este caso no fue un enfoque en vivir una vida sin riqueza alguna, sino más bien desenmascarando la idolatría en el corazón de la mayoría de los ricos.<br />323215015303500<br />-175895238125El cristianismo sostiene que la vida futura es individual y del hombre, no del alma. En la resurrección la vida será tan personal como la vida presente, pero será gloriosa, es decir, será una vida absolutamente plena. El cristiano reconoce las debilidades humanas y asume una actitud reparadora frente al hermano que sufre.00El cristianismo sostiene que la vida futura es individual y del hombre, no del alma. En la resurrección la vida será tan personal como la vida presente, pero será gloriosa, es decir, será una vida absolutamente plena. El cristiano reconoce las debilidades humanas y asume una actitud reparadora frente al hermano que sufre.<br />SEGUNDA VENIDA DE JESUCRISTO: SEÑALES ESCATOLÓGICAS<br />-1701803848743A esta venida gloriosa de Jesús se le llama “Parusía”. En muchos lugares de la Escritura se nos habla del Juicio Final (Joel 4,2; Marcos 13,26; Lucas 21,27). Los Evangelios contienen numerosas referencias sobre esta presencia de Jesús en su regreso al mundo, como en Mateo 16:27,24:26-28 y 24:37-41; Lucas 17:22-37; Juan 14:3.00A esta venida gloriosa de Jesús se le llama “Parusía”. En muchos lugares de la Escritura se nos habla del Juicio Final (Joel 4,2; Marcos 13,26; Lucas 21,27). Los Evangelios contienen numerosas referencias sobre esta presencia de Jesús en su regreso al mundo, como en Mateo 16:27,24:26-28 y 24:37-41; Lucas 17:22-37; Juan 14:3.25908004258310005749925431736500259143511703050057619901146810003077845157924500<br />6308527178715Escatología Cristiana: Significa quot;
tratado de los éskahtosquot;
, éskahtos significa en griego cosas últimas, es decir, es el estudio de las cosas que sucederían, tanto con cada persona individual como con la humanidad, al final de su historia y de su vida. Para estos propósitos, las cosas últimas se identificaban sobre todo con cuatro punto principales: la muerte, el juicio, el cielo (o gloria) y el infierno.00Escatología Cristiana: Significa quot;
tratado de los éskahtosquot;
, éskahtos significa en griego cosas últimas, es decir, es el estudio de las cosas que sucederían, tanto con cada persona individual como con la humanidad, al final de su historia y de su vida. Para estos propósitos, las cosas últimas se identificaban sobre todo con cuatro punto principales: la muerte, el juicio, el cielo (o gloria) y el infierno.-175895190500Las profecías de una Segunda Venida son varias y están presentes en muchas religiones y culturas. La más conocida es la creencia del cristianismo sobre el regreso de Jesús. Sobre el tiempo en que ocurrida la segunda venida la Biblia dice en el Evangelio de Marcos (13,12): «Pero acerca de aquel día o de la hora, nadie sabe; ni siquiera los ángeles en el cielo».00Las profecías de una Segunda Venida son varias y están presentes en muchas religiones y culturas. La más conocida es la creencia del cristianismo sobre el regreso de Jesús. Sobre el tiempo en que ocurrida la segunda venida la Biblia dice en el Evangelio de Marcos (13,12): «Pero acerca de aquel día o de la hora, nadie sabe; ni siquiera los ángeles en el cielo».<br />324421515240000<br />6308090635La Manifestación inicial de esta presencia sería mostrada con la destrucción del templo (devastado por Tito durante el gobierno del emperador Vespasiano en el año 70) como símbolo del fin del pacto del Antiguo Testamento, y más plenamente durante su presencia final concerniente a la consumación y fi del orden mundial.00La Manifestación inicial de esta presencia sería mostrada con la destrucción del templo (devastado por Tito durante el gobierno del emperador Vespasiano en el año 70) como símbolo del fin del pacto del Antiguo Testamento, y más plenamente durante su presencia final concerniente a la consumación y fi del orden mundial.<br />MARÍA SIEMPRE VIRGEN, LA SANTIDAD DE LA VIRGEN MARÍA<br />25908004258310005749925431736500259143511703050057619901146810003077845157924500<br />6308090178435La Iglesia vive de fe, reconociendo en «la que ha creído que se cumplirían las cosas que le fueron dichas de parte del Señor» (Lc. 1.45) la expresión primera y perfecta de su fe. En este itinerario de confiado abandono en el Señor, la Virgen precede a los discípulos, aceptando la Palabra divina en un continuo «crescendo», que abarca todas las etapas de su vida y se extiende también a la misión de la Iglesia.00La Iglesia vive de fe, reconociendo en «la que ha creído que se cumplirían las cosas que le fueron dichas de parte del Señor» (Lc. 1.45) la expresión primera y perfecta de su fe. En este itinerario de confiado abandono en el Señor, la Virgen precede a los discípulos, aceptando la Palabra divina en un continuo «crescendo», que abarca todas las etapas de su vida y se extiende también a la misión de la Iglesia.-175400190590En la carta a los Efesios San Pablo explica la relación esponsal que existe entre Cristo y la Iglesia con las siguientes palabras: «Cristo amó a la Iglesia y se entregó a sí mismo por ella, para santificarla purificándola median el baño del agua, en virtud de la palabra, y presentársela resplandecientemente a sí mismo sin que tenga mancha ni arruga ni cosa parecida, sino que sea santa e inmaculada» Ef 5, 25-27).00En la carta a los Efesios San Pablo explica la relación esponsal que existe entre Cristo y la Iglesia con las siguientes palabras: «Cristo amó a la Iglesia y se entregó a sí mismo por ella, para santificarla purificándola median el baño del agua, en virtud de la palabra, y presentársela resplandecientemente a sí mismo sin que tenga mancha ni arruga ni cosa parecida, sino que sea santa e inmaculada» Ef 5, 25-27).<br />325628015240000<br />-175400-2557La iglesia contempla a María. No sólo se fija en el don maravilloso de su plenitud de gracia, sino que también se esfuerza por imitar la perfección que en ella es fruto de la plena adhesión al mandato de Cristo (Mt. 5, 48). María es la toda santa. Representa para la comunidad de los creyentes el modelo de la santidad auténtica que se realiza en la unión con Cristo. La vida terrena de la Madre de Dios se caracteriza por una perfecta sintonía con la persona su Hijo y por una entrega total a la obra redentora que él realizó.00La iglesia contempla a María. No sólo se fija en el don maravilloso de su plenitud de gracia, sino que también se esfuerza por imitar la perfección que en ella es fruto de la plena adhesión al mandato de Cristo (Mt. 5, 48). María es la toda santa. Representa para la comunidad de los creyentes el modelo de la santidad auténtica que se realiza en la unión con Cristo. La vida terrena de la Madre de Dios se caracteriza por una perfecta sintonía con la persona su Hijo y por una entrega total a la obra redentora que él realizó.6308527116197Su ejemplo anima al pueblo de Dios a practicar su fe, y a profundizar y desarrollar su contenido, conservando y meditando en su corazón los acontecimientos de la salvación. María se convierte, asimismo, en modelo de esperanza para la Iglesia. Al escuchar el mensaje del ángel, la Virgen orienta primeramente su esperanza hacia el reino sin fin, que Jesús fue enviado a establecer.00Su ejemplo anima al pueblo de Dios a practicar su fe, y a profundizar y desarrollar su contenido, conservando y meditando en su corazón los acontecimientos de la salvación. María se convierte, asimismo, en modelo de esperanza para la Iglesia. Al escuchar el mensaje del ángel, la Virgen orienta primeramente su esperanza hacia el reino sin fin, que Jesús fue enviado a establecer.<br />MATERNIDAD DIVINA DE MARÍA MADRE DE DIOS<br />2590800425831000574992543173650025914351170305005761990114681000-175400339643El relato de la Anunciación en el Evangelio de San Lucas, contiene indicaciones inequívocas acerca de quién sería el hijo que María concebiría en su seno: el Hijo del Altísimo que reinaría sobre la casa de Jacob por los siglos, y su reino no tendría fin (Lc 1, 32), cuyo nombre sería Hijo de Dios.00El relato de la Anunciación en el Evangelio de San Lucas, contiene indicaciones inequívocas acerca de quién sería el hijo que María concebiría en su seno: el Hijo del Altísimo que reinaría sobre la casa de Jacob por los siglos, y su reino no tendría fin (Lc 1, 32), cuyo nombre sería Hijo de Dios.6307455327025Jesucristo es, pues, Hijo unigénito de Dios Padre, Dios como el Padre y el Espíritu Santo, eterno y todopoderoso en su naturaleza divina, y que en el tiempo toma naturaleza humana en las purísimas entrañas de la Virgen María. María da al Hijo de Dios la naturaleza humana, mediante la cual se realiza nuestra salvación.00Jesucristo es, pues, Hijo unigénito de Dios Padre, Dios como el Padre y el Espíritu Santo, eterno y todopoderoso en su naturaleza divina, y que en el tiempo toma naturaleza humana en las purísimas entrañas de la Virgen María. María da al Hijo de Dios la naturaleza humana, mediante la cual se realiza nuestra salvación.3077845157924500<br />325628015240000<br />-175895236220Cuando el Hijo de Dios se hace hombre en el tiempo, en el seno de María, recibe el nombre de Jesús, que significa Salvador. Jesús es, pues, verdadero Dios y verdadero hombre. Esta explicación, enseñada en los seis primeros Concilios Ecuménicos, es necesaria para comprender en qué sentido se dice que la Virgen María es la Madre de Dios.00Cuando el Hijo de Dios se hace hombre en el tiempo, en el seno de María, recibe el nombre de Jesús, que significa Salvador. Jesús es, pues, verdadero Dios y verdadero hombre. Esta explicación, enseñada en los seis primeros Concilios Ecuménicos, es necesaria para comprender en qué sentido se dice que la Virgen María es la Madre de Dios.<br />6308090635La maternidad divina, o sea, la afirmación de que María es verdaderamente Madre de Dios, no es sólo un dato corporal o material. La Iglesia ha  visto siempre en esta maternidad una profunda adhesión de la Virgen al designio salvador de Dios, el origen de la plenitud de gracias que el Señor le concedió para poder acoger dignamente en su seno al Verbo de Dios.00La maternidad divina, o sea, la afirmación de que María es verdaderamente Madre de Dios, no es sólo un dato corporal o material. La Iglesia ha  visto siempre en esta maternidad una profunda adhesión de la Virgen al designio salvador de Dios, el origen de la plenitud de gracias que el Señor le concedió para poder acoger dignamente en su seno al Verbo de Dios.<br />LOS SUPUESTOS HIJOS DE MARÍA<br />2590800425831000574992543173650063030103862886Los católicos y anglicanos que son en realidad primos de Jesús, posiblemente hijos de una hermana de María, que a veces se identifica como María de Cleofás. Por otro lado La Iglesia siempre ha enseñado la Virginidad perpetua de María, es decir, que nunca tuvo hijos antes, ni después de Jesucristo; consideran que todo es una confusión.00Los católicos y anglicanos que son en realidad primos de Jesús, posiblemente hijos de una hermana de María, que a veces se identifica como María de Cleofás. Por otro lado La Iglesia siempre ha enseñado la Virginidad perpetua de María, es decir, que nunca tuvo hijos antes, ni después de Jesucristo; consideran que todo es una confusión.259143511703050057619901146810003077845157924500<br />6308527178715Dado que la existencia de hermanos carnales de Jesús de Nazaret entra en contradicción con el dogma de la virginidad perpetua de la Virgen María, que mantienen algunas confesiones cristianas, existe un debate entre filólogos e investigadores bíblicos de diferentes confesiones cristianas sobre cómo deben ser interpretados los textos que hacen referencia a los hermanos de Jesús. El debate está muy condicionado por las diferentes creencias religiosas de los participantes.00Dado que la existencia de hermanos carnales de Jesús de Nazaret entra en contradicción con el dogma de la virginidad perpetua de la Virgen María, que mantienen algunas confesiones cristianas, existe un debate entre filólogos e investigadores bíblicos de diferentes confesiones cristianas sobre cómo deben ser interpretados los textos que hacen referencia a los hermanos de Jesús. El debate está muy condicionado por las diferentes creencias religiosas de los participantes.-175400190591Los hermanos de Jesús de Nazaret son mencionados en algunos pasajes del Nuevo Testamento, y, especialmente en los evangelios canónicos (en concreto, 2 veces en el Evangelio de Mateo, 2 en el Evangelio de Marcos, 1 en el Evangelio de Lucas y 2 en el Evangelio de Juan). Desde el punto de vista estrictamente histórico, no hay razón alguna para suponer que Jesús no tuvo hermanos, tal y como se relata en los evangelios.00Los hermanos de Jesús de Nazaret son mencionados en algunos pasajes del Nuevo Testamento, y, especialmente en los evangelios canónicos (en concreto, 2 veces en el Evangelio de Mateo, 2 en el Evangelio de Marcos, 1 en el Evangelio de Lucas y 2 en el Evangelio de Juan). Desde el punto de vista estrictamente histórico, no hay razón alguna para suponer que Jesús no tuvo hermanos, tal y como se relata en los evangelios.<br />314960015240000<br />-175260117467No puede, sin embargo, excluirse completamente la posibilidad de que se trate de hermanastros, o incluso (aunque esta posibilidad es bastante más remota) de primos. Desde el punto de vista confesional, las iglesias protestantes defienden que estos hermanos de Jesús son hijos de María, los ortodoxos han sostenido tradicionalmente que se trata de hijos de un matrimonio anterior de José..00No puede, sin embargo, excluirse completamente la posibilidad de que se trate de hermanastros, o incluso (aunque esta posibilidad es bastante más remota) de primos. Desde el punto de vista confesional, las iglesias protestantes defienden que estos hermanos de Jesús son hijos de María, los ortodoxos han sostenido tradicionalmente que se trata de hijos de un matrimonio anterior de José..<br />LA ASUNCIÓN DE MARÍA, MEDIADORA Y CORREDENTORA MADRE DE LA IGLESIA<br />25908004258310005749925431736500259143511703050057619901146810003077845157924500<br />6308527178715Ese día, recordamos que María es una obra maravillosa de Dios. Concebida sin pecado original, el cuerpo de María estuvo siempre libre de pecado. Era totalmente pura. Su alma nunca se corrompió. Su cuerpo nunca fue manchado por el pecado, fue siempre un templo santo e inmaculado. En esta fiesta se tiene presente a Cristo por todas las gracias que derramó sobre su Madre María y cómo ella supo responder a éstas.00Ese día, recordamos que María es una obra maravillosa de Dios. Concebida sin pecado original, el cuerpo de María estuvo siempre libre de pecado. Era totalmente pura. Su alma nunca se corrompió. Su cuerpo nunca fue manchado por el pecado, fue siempre un templo santo e inmaculado. En esta fiesta se tiene presente a Cristo por todas las gracias que derramó sobre su Madre María y cómo ella supo responder a éstas.-175400190591Asunción de María o Asunción de la Virgen, es la creencia, de acuerdo a la tradición y teología de la Iglesia ortodoxa y de la Iglesia Católica, de que el cuerpo y el alma de la Virgen María fueron llevados al cielo después de terminar sus días en la tierra. La Iglesia Católica celebra en Oriente desde el siglo VI y en Roma desde el siglo VII. La Festividad se celebra el 15 de Agosto.00Asunción de María o Asunción de la Virgen, es la creencia, de acuerdo a la tradición y teología de la Iglesia ortodoxa y de la Iglesia Católica, de que el cuerpo y el alma de la Virgen María fueron llevados al cielo después de terminar sus días en la tierra. La Iglesia Católica celebra en Oriente desde el siglo VI y en Roma desde el siglo VII. La Festividad se celebra el 15 de Agosto.<br />314960015240000<br />6308527199323La maternidad divina de María fue el mayor peligro y la fuente de su grandeza, pero Dios no coronó a María por su sola la maternidad, sino por sus virtudes: su caridad, su humildad, su humildad, su pureza, su paciencia, su mansedumbre, su perfecto homenaje de adoración, amor, alabanza y agradecimiento. María cumplió perfectamente con la voluntad de Dios en su vida y eso es lo que la llevó a llegar a la gloria de Dios.00La maternidad divina de María fue el mayor peligro y la fuente de su grandeza, pero Dios no coronó a María por su sola la maternidad, sino por sus virtudes: su caridad, su humildad, su humildad, su pureza, su paciencia, su mansedumbre, su perfecto homenaje de adoración, amor, alabanza y agradecimiento. María cumplió perfectamente con la voluntad de Dios en su vida y eso es lo que la llevó a llegar a la gloria de Dios.<br />-17500570287La Asunción es un mensaje de esperanza que nos hace pensar en la dicha de alcanzar el Cielo, la gloria de Dios y en la alegría de tener una madre que ha alcanzado la meta a la que nosotros caminamos. Ella alcanzó la Gloria de Dios por la vivencia de las virtudes. Se coronó con estas virtudes. Ella es nuestra Madre del Cielo y está dispuesta a ayudaros en todo lo que pidamos.00La Asunción es un mensaje de esperanza que nos hace pensar en la dicha de alcanzar el Cielo, la gloria de Dios y en la alegría de tener una madre que ha alcanzado la meta a la que nosotros caminamos. Ella alcanzó la Gloria de Dios por la vivencia de las virtudes. Se coronó con estas virtudes. Ella es nuestra Madre del Cielo y está dispuesta a ayudaros en todo lo que pidamos.<br />MARÍA DISCÍPULA Y MISIONERA DE JESÚS<br />-1701803848743El ser de María refleja transparentemente su adhesión a Dios. Guiados por el ejemplo de María, debemos ver si nuestra vida refleja en todo a Cristo. La Constancia. Como María debemos permanecer al lado del Señor, en los momentos de alegría, así como en los de dolor.00El ser de María refleja transparentemente su adhesión a Dios. Guiados por el ejemplo de María, debemos ver si nuestra vida refleja en todo a Cristo. La Constancia. Como María debemos permanecer al lado del Señor, en los momentos de alegría, así como en los de dolor.2590800425831000574992543173650063030103862886No debemos olvidar que María tiene una estrecha relación con el Espíritu Santo. La presencia de María en medio de los discípulos es fundamental. Todos tenían miedo, menos ella que confiaba plenamente.00No debemos olvidar que María tiene una estrecha relación con el Espíritu Santo. La presencia de María en medio de los discípulos es fundamental. Todos tenían miedo, menos ella que confiaba plenamente.259143511703050057619901146810006307455327025María busca la verdad con una actitud de constante oración. Como ella debemos ser perseverantes en buscar respuestas para las preguntas que están en el fondo de nuestro corazón. María responde con una entrega completa. Nosotros también, una vez encontramos al Señor, debemos adherirnos a Él.00María busca la verdad con una actitud de constante oración. Como ella debemos ser perseverantes en buscar respuestas para las preguntas que están en el fondo de nuestro corazón. María responde con una entrega completa. Nosotros también, una vez encontramos al Señor, debemos adherirnos a Él.3077845157924500<br />-175400190591Esa Madre amorosa que abrazaba el pequeño niño es la misma que acogió en su regazo el cuerpo inerte del crucificado. María confía totalmente en el Señor porque lo conoce; y lo conoce porque ha sido educando a sí misma con la ayuda de su gracia. Hace de su vida una respuesta constante. Su “hágase”, no fue solo en el momento de la Anunciación-Encarnación sino que se prolongó durante toda la vida.00Esa Madre amorosa que abrazaba el pequeño niño es la misma que acogió en su regazo el cuerpo inerte del crucificado. María confía totalmente en el Señor porque lo conoce; y lo conoce porque ha sido educando a sí misma con la ayuda de su gracia. Hace de su vida una respuesta constante. Su “hágase”, no fue solo en el momento de la Anunciación-Encarnación sino que se prolongó durante toda la vida.<br />32562806921500<br />MARÍA NUESTRO MODELO DE COMPROMISO<br />2590800425831000574992543173650025914351170305005761990114681000-175400339643Ella ha colaborado, de manera singular y activa, estrechamente asociada a la obra de su Hijo, incluida su Pasión y su muerte. La fe y la respuesta de María al `Plan de Dios en Cristo la hacen protagonista y la implican de lleno en la obra de la salvación.00Ella ha colaborado, de manera singular y activa, estrechamente asociada a la obra de su Hijo, incluida su Pasión y su muerte. La fe y la respuesta de María al `Plan de Dios en Cristo la hacen protagonista y la implican de lleno en la obra de la salvación.6307455327025Toda la vida de la Santísima Virgen ha estado claramente al servicio del Hijo de Dios y de su misión. Cuando María da su consentimiento de fe a la llamada del ángel, acepta colaborar, plenamente en la totalidad de la obra de la redención de la humanidad.00Toda la vida de la Santísima Virgen ha estado claramente al servicio del Hijo de Dios y de su misión. Cuando María da su consentimiento de fe a la llamada del ángel, acepta colaborar, plenamente en la totalidad de la obra de la redención de la humanidad.3077845157924500<br />326834515240000<br />6308090196215María es tipo de la Iglesia y modelo del cristiano en el orden de la fe, de la caridad y de la perfecta identificación con Cristo. Cuando estamos enfermos actualizamos en nuestra condición doliente muchos de los rasgos del Cristo que continúa su obra de redención, mediante el sufrimiento de sus miembros. Y Ella se nos adelantó como consuelo, como modelo del cumplimiento de las promesas del Señor, como señal de triunfo, en su Hijo, sobre el pecado, sobre el enemigo, sobre el mal y el sufrimiento.00María es tipo de la Iglesia y modelo del cristiano en el orden de la fe, de la caridad y de la perfecta identificación con Cristo. Cuando estamos enfermos actualizamos en nuestra condición doliente muchos de los rasgos del Cristo que continúa su obra de redención, mediante el sufrimiento de sus miembros. Y Ella se nos adelantó como consuelo, como modelo del cumplimiento de las promesas del Señor, como señal de triunfo, en su Hijo, sobre el pecado, sobre el enemigo, sobre el mal y el sufrimiento.<br />-175400128072Su respuesta y su compromiso son conscientes; no pone condiciones, sino que se entrega al servicio de la misión que Dios le pide y en consecuencia, asume todos los riesgos, tales como el dolor, el sacrificio, el sufrimiento. María también nos revela el sentido del dolor cristiano. Nos revela el misterio salvífico del sufrimiento, juntamente con el significado y amplitud de la solidaridad humana.00Su respuesta y su compromiso son conscientes; no pone condiciones, sino que se entrega al servicio de la misión que Dios le pide y en consecuencia, asume todos los riesgos, tales como el dolor, el sacrificio, el sufrimiento. María también nos revela el sentido del dolor cristiano. Nos revela el misterio salvífico del sufrimiento, juntamente con el significado y amplitud de la solidaridad humana.<br />EL ADVIENTO: ESPERA DE LA VENIDA DE JESÚS (NACIMIENTOS VIVOS)<br />2590800425831000574992543173650063030103862886Los domingos de adviento la familia o la comunidad se reúne en torno a la corona de adviento. La corona se puede llevar al templo para ser bendecida por el sacerdote. El adviento es el comienzo del Año Litúrgico y empieza el domingo siguiente de la fiesta de Cristo Rey, próximo al 2 de diciembre.00Los domingos de adviento la familia o la comunidad se reúne en torno a la corona de adviento. La corona se puede llevar al templo para ser bendecida por el sacerdote. El adviento es el comienzo del Año Litúrgico y empieza el domingo siguiente de la fiesta de Cristo Rey, próximo al 2 de diciembre.25914351170305005761990114681000-175400339643El adviento es el 1er periodo del año litúrgico cristiano, que consiste en un tiempo de preparación para el nacimiento de Cristo. Su duración es de 21 a 28 días, dado que se celebran los cuatro domingos más próximos a la festividad de Navidad. Los fieles lo consideran un tiempo de reflexión y de perdón.00El adviento es el 1er periodo del año litúrgico cristiano, que consiste en un tiempo de preparación para el nacimiento de Cristo. Su duración es de 21 a 28 días, dado que se celebran los cuatro domingos más próximos a la festividad de Navidad. Los fieles lo consideran un tiempo de reflexión y de perdón.6307455327025Marca el inicio del año litúrgico en casi todas las confesiones cristianas. Durante este periodo los feligreses se preparan para celebrar la conmemoración del nacimiento de Jesucristo y para renovar la esperanza en la segunda Venida de Cristo Jesús, al final de los tiempos Parusía.00Marca el inicio del año litúrgico en casi todas las confesiones cristianas. Durante este periodo los feligreses se preparan para celebrar la conmemoración del nacimiento de Jesucristo y para renovar la esperanza en la segunda Venida de Cristo Jesús, al final de los tiempos Parusía.3077845157924500<br />33070805715000<br />-17589520955Durante el adviento, se coloca en las iglesias y también en algunos hogares una corona de ramas de pino, llamada corona de adviento, con cuatro velas, una por cada domingo de adviento. Hay una pequeña tradición de adviento: a cada una de esas cuatro velas se le asigna una virtud que hay que mejorar en esa semana, por ejemplo: la primera, el amor; la segunda, la paz; la tercera, la tolerancia y la cuarta, la fe.00Durante el adviento, se coloca en las iglesias y también en algunos hogares una corona de ramas de pino, llamada corona de adviento, con cuatro velas, una por cada domingo de adviento. Hay una pequeña tradición de adviento: a cada una de esas cuatro velas se le asigna una virtud que hay que mejorar en esa semana, por ejemplo: la primera, el amor; la segunda, la paz; la tercera, la tolerancia y la cuarta, la fe.<br />
Temas de Religión - III Trimestre
Temas de Religión - III Trimestre
Temas de Religión - III Trimestre
Temas de Religión - III Trimestre
Temas de Religión - III Trimestre
Temas de Religión - III Trimestre
Temas de Religión - III Trimestre
Temas de Religión - III Trimestre
Temas de Religión - III Trimestre

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Evangelium vitae- informe y resumen
Evangelium vitae- informe y resumenEvangelium vitae- informe y resumen
Evangelium vitae- informe y resumen
Seminario Mayor de Jericó
 
Instruccion pastoral sobre la vida
Instruccion pastoral sobre la vidaInstruccion pastoral sobre la vida
Instruccion pastoral sobre la vida
Pastoral Salud
 
Nuevas amenazas a la vida humana según la encíclica Evangelium Vitae
Nuevas amenazas a la vida humana según la encíclica Evangelium VitaeNuevas amenazas a la vida humana según la encíclica Evangelium Vitae
Nuevas amenazas a la vida humana según la encíclica Evangelium Vitae
Centro Cultural Católico "Fe y Razón"
 
Enciclica evangelium vitae
Enciclica evangelium vitaeEnciclica evangelium vitae
Enciclica evangelium vitae
adalgos
 
Quinto mandamiento
Quinto mandamientoQuinto mandamiento
Quinto mandamiento
Gracielita Fernandez
 
Moral especial 0603 Quinto mandamiento
Moral especial 0603 Quinto mandamientoMoral especial 0603 Quinto mandamiento
Moral especial 0603 Quinto mandamiento
clasesteologia
 
Cristo sanador de cuerpo y alma
Cristo sanador de cuerpo y almaCristo sanador de cuerpo y alma
Cristo sanador de cuerpo y alma
Diffusor Fidei
 
34 Quinto Mandamiento
34 Quinto Mandamiento34 Quinto Mandamiento
34 Quinto Mandamiento
catecismoiglesia
 
QUINTO MANDAMIENTO
QUINTO MANDAMIENTOQUINTO MANDAMIENTO
QUINTO MANDAMIENTO
CARLOS MASSUH
 
La sanidad como parte de la salvacion
La sanidad como parte de la salvacionLa sanidad como parte de la salvacion
La sanidad como parte de la salvacion
Judith Hernández
 
CRISTO MEDICO DE CUERPO Y ALMAS
CRISTO MEDICO DE CUERPO Y ALMASCRISTO MEDICO DE CUERPO Y ALMAS
CRISTO MEDICO DE CUERPO Y ALMAS
Gladysmorayma Creamer Berrios
 
Intervención psicológica en pacientes terminales
Intervención psicológica en pacientes terminalesIntervención psicológica en pacientes terminales
Intervención psicológica en pacientes terminales
PSICOLOGIA Y EDUCACION INTEGRAL A.C.
 
Etica Cristiana
Etica CristianaEtica Cristiana
Etica Cristiana
Liliana Bustamante
 
Apologetica - Dios creador del hombre
Apologetica - Dios creador del hombreApologetica - Dios creador del hombre
Apologetica - Dios creador del hombre
Liliana Bustamante
 
salud en la biblia
salud en la bibliasalud en la biblia
salud en la biblia
Fidel Antonio Carvajal Angulo
 
Aborto
AbortoAborto
Leccion discipular a los enfermos
Leccion discipular a los enfermosLeccion discipular a los enfermos
Leccion discipular a los enfermos
https://gramadal.wordpress.com/
 
Dom ord 13 b
Dom ord 13 bDom ord 13 b
LA DOCTRINA DE LA REENCARNACION REFUTADA CON LA BIBLIA by Eliud Gamez
LA DOCTRINA DE LA REENCARNACION REFUTADA CON LA BIBLIA by Eliud GamezLA DOCTRINA DE LA REENCARNACION REFUTADA CON LA BIBLIA by Eliud Gamez
LA DOCTRINA DE LA REENCARNACION REFUTADA CON LA BIBLIA by Eliud Gamez
Eliud Gamez Gomez
 
5to. mandamiento
5to. mandamiento5to. mandamiento
5to. mandamiento
Hugo Quintanilla
 

La actualidad más candente (20)

Evangelium vitae- informe y resumen
Evangelium vitae- informe y resumenEvangelium vitae- informe y resumen
Evangelium vitae- informe y resumen
 
Instruccion pastoral sobre la vida
Instruccion pastoral sobre la vidaInstruccion pastoral sobre la vida
Instruccion pastoral sobre la vida
 
Nuevas amenazas a la vida humana según la encíclica Evangelium Vitae
Nuevas amenazas a la vida humana según la encíclica Evangelium VitaeNuevas amenazas a la vida humana según la encíclica Evangelium Vitae
Nuevas amenazas a la vida humana según la encíclica Evangelium Vitae
 
Enciclica evangelium vitae
Enciclica evangelium vitaeEnciclica evangelium vitae
Enciclica evangelium vitae
 
Quinto mandamiento
Quinto mandamientoQuinto mandamiento
Quinto mandamiento
 
Moral especial 0603 Quinto mandamiento
Moral especial 0603 Quinto mandamientoMoral especial 0603 Quinto mandamiento
Moral especial 0603 Quinto mandamiento
 
Cristo sanador de cuerpo y alma
Cristo sanador de cuerpo y almaCristo sanador de cuerpo y alma
Cristo sanador de cuerpo y alma
 
34 Quinto Mandamiento
34 Quinto Mandamiento34 Quinto Mandamiento
34 Quinto Mandamiento
 
QUINTO MANDAMIENTO
QUINTO MANDAMIENTOQUINTO MANDAMIENTO
QUINTO MANDAMIENTO
 
La sanidad como parte de la salvacion
La sanidad como parte de la salvacionLa sanidad como parte de la salvacion
La sanidad como parte de la salvacion
 
CRISTO MEDICO DE CUERPO Y ALMAS
CRISTO MEDICO DE CUERPO Y ALMASCRISTO MEDICO DE CUERPO Y ALMAS
CRISTO MEDICO DE CUERPO Y ALMAS
 
Intervención psicológica en pacientes terminales
Intervención psicológica en pacientes terminalesIntervención psicológica en pacientes terminales
Intervención psicológica en pacientes terminales
 
Etica Cristiana
Etica CristianaEtica Cristiana
Etica Cristiana
 
Apologetica - Dios creador del hombre
Apologetica - Dios creador del hombreApologetica - Dios creador del hombre
Apologetica - Dios creador del hombre
 
salud en la biblia
salud en la bibliasalud en la biblia
salud en la biblia
 
Aborto
AbortoAborto
Aborto
 
Leccion discipular a los enfermos
Leccion discipular a los enfermosLeccion discipular a los enfermos
Leccion discipular a los enfermos
 
Dom ord 13 b
Dom ord 13 bDom ord 13 b
Dom ord 13 b
 
LA DOCTRINA DE LA REENCARNACION REFUTADA CON LA BIBLIA by Eliud Gamez
LA DOCTRINA DE LA REENCARNACION REFUTADA CON LA BIBLIA by Eliud GamezLA DOCTRINA DE LA REENCARNACION REFUTADA CON LA BIBLIA by Eliud Gamez
LA DOCTRINA DE LA REENCARNACION REFUTADA CON LA BIBLIA by Eliud Gamez
 
5to. mandamiento
5to. mandamiento5to. mandamiento
5to. mandamiento
 

Destacado

Plantilla infantil-fichas
Plantilla infantil-fichasPlantilla infantil-fichas
Plantilla infantil-fichas
carlosreli1
 
Religión en infantil
Religión en infantilReligión en infantil
Religión en infantil
David Galarza Fernández
 
U.d matematicas para preescolar
U.d matematicas para preescolarU.d matematicas para preescolar
U.d matematicas para preescolar
Darío Ojeda Muñoz
 
Fichas colorear n.t.
Fichas colorear n.t.Fichas colorear n.t.
Fichas colorear n.t.
religioncras
 
Planificación curricular 2017
Planificación curricular 2017Planificación curricular 2017
Planificación curricular 2017
Clemente Morón Palacios
 
Comprensiondelalectura2 110223113140-phpapp01
Comprensiondelalectura2 110223113140-phpapp01Comprensiondelalectura2 110223113140-phpapp01
Comprensiondelalectura2 110223113140-phpapp01
Andrea Leal
 
Práctica dirigida 5to- 1
Práctica dirigida 5to- 1Práctica dirigida 5to- 1
Práctica dirigida 5to- 1
aldomat07
 
Fichas activ divertidas_n.t_1
Fichas activ divertidas_n.t_1Fichas activ divertidas_n.t_1
Fichas activ divertidas_n.t_1
isabelpolamaseda
 
Fichas colorear a.t.
Fichas colorear a.t.Fichas colorear a.t.
Fichas colorear a.t.
religioncras
 
Evaluación del buen desempeño docente 2017
Evaluación del buen desempeño docente 2017Evaluación del buen desempeño docente 2017
Evaluación del buen desempeño docente 2017
Clemente Morón Palacios
 
Material Religion
Material ReligionMaterial Religion
Material Religion
profesordennys
 
Dibujos de valores para clase de religion
Dibujos de valores para clase de religion Dibujos de valores para clase de religion
Dibujos de valores para clase de religion
isabelpolamaseda
 
Comprension de la_lectura1
Comprension de la_lectura1Comprension de la_lectura1
Comprension de la_lectura1
León H. Valenzuela G
 
FICHAS PARA TRABAJAR EN CLASE DE RELIGIÓN
FICHAS PARA TRABAJAR EN CLASE DE RELIGIÓNFICHAS PARA TRABAJAR EN CLASE DE RELIGIÓN
FICHAS PARA TRABAJAR EN CLASE DE RELIGIÓN
Ana
 
hojas de trabajo religion
hojas de trabajo religionhojas de trabajo religion
hojas de trabajo religion
Susy Vane
 

Destacado (15)

Plantilla infantil-fichas
Plantilla infantil-fichasPlantilla infantil-fichas
Plantilla infantil-fichas
 
Religión en infantil
Religión en infantilReligión en infantil
Religión en infantil
 
U.d matematicas para preescolar
U.d matematicas para preescolarU.d matematicas para preescolar
U.d matematicas para preescolar
 
Fichas colorear n.t.
Fichas colorear n.t.Fichas colorear n.t.
Fichas colorear n.t.
 
Planificación curricular 2017
Planificación curricular 2017Planificación curricular 2017
Planificación curricular 2017
 
Comprensiondelalectura2 110223113140-phpapp01
Comprensiondelalectura2 110223113140-phpapp01Comprensiondelalectura2 110223113140-phpapp01
Comprensiondelalectura2 110223113140-phpapp01
 
Práctica dirigida 5to- 1
Práctica dirigida 5to- 1Práctica dirigida 5to- 1
Práctica dirigida 5to- 1
 
Fichas activ divertidas_n.t_1
Fichas activ divertidas_n.t_1Fichas activ divertidas_n.t_1
Fichas activ divertidas_n.t_1
 
Fichas colorear a.t.
Fichas colorear a.t.Fichas colorear a.t.
Fichas colorear a.t.
 
Evaluación del buen desempeño docente 2017
Evaluación del buen desempeño docente 2017Evaluación del buen desempeño docente 2017
Evaluación del buen desempeño docente 2017
 
Material Religion
Material ReligionMaterial Religion
Material Religion
 
Dibujos de valores para clase de religion
Dibujos de valores para clase de religion Dibujos de valores para clase de religion
Dibujos de valores para clase de religion
 
Comprension de la_lectura1
Comprension de la_lectura1Comprension de la_lectura1
Comprension de la_lectura1
 
FICHAS PARA TRABAJAR EN CLASE DE RELIGIÓN
FICHAS PARA TRABAJAR EN CLASE DE RELIGIÓNFICHAS PARA TRABAJAR EN CLASE DE RELIGIÓN
FICHAS PARA TRABAJAR EN CLASE DE RELIGIÓN
 
hojas de trabajo religion
hojas de trabajo religionhojas de trabajo religion
hojas de trabajo religion
 

Similar a Temas de Religión - III Trimestre

Temas de religión iii trimestre
Temas de religión   iii trimestreTemas de religión   iii trimestre
Temas de religión iii trimestre
jhonatan95
 
LECCION 1 (1 PARTE) FUE EL PEOR DE LOS TIEMPOS.docx
LECCION 1 (1 PARTE) FUE EL PEOR DE LOS TIEMPOS.docxLECCION 1 (1 PARTE) FUE EL PEOR DE LOS TIEMPOS.docx
LECCION 1 (1 PARTE) FUE EL PEOR DE LOS TIEMPOS.docx
Dany910019
 
CASOS PRESENTADOS.docx
CASOS PRESENTADOS.docxCASOS PRESENTADOS.docx
CASOS PRESENTADOS.docx
jorgeseverino11
 
Una mente diferente
Una mente diferenteUna mente diferente
Una mente diferente
vreina2013
 
La esperanza cristiana Revdo. José Alvarado
La esperanza cristiana Revdo. José AlvaradoLa esperanza cristiana Revdo. José Alvarado
La esperanza cristiana Revdo. José Alvarado
Edma Torres
 
Cristo Vino a ofrecernos Libertad y Plenitud
Cristo Vino a ofrecernos Libertad y PlenitudCristo Vino a ofrecernos Libertad y Plenitud
Cristo Vino a ofrecernos Libertad y Plenitud
Rodolfo A. Martinez Ochoa
 
Tema 5 de 3 eso
Tema 5 de 3 esoTema 5 de 3 eso
Contribución de la Iglesia a la ética y a la filosofía política
Contribución de la Iglesia a la ética y a la filosofía políticaContribución de la Iglesia a la ética y a la filosofía política
Contribución de la Iglesia a la ética y a la filosofía política
Universidad Católica del Uruguay
 
La esperanza cristiana fpp alvarado
La esperanza cristiana fpp alvaradoLa esperanza cristiana fpp alvarado
La esperanza cristiana fpp alvarado
Edma Torres
 
El impulso de la crisis para el pueblo de Dios en salida
El impulso de la crisis para el pueblo de Dios en salidaEl impulso de la crisis para el pueblo de Dios en salida
El impulso de la crisis para el pueblo de Dios en salida
FRANCISCO PAVON RABASCO
 
Texto_2_Tratado de teología_366-373 (1).pdf
Texto_2_Tratado de teología_366-373 (1).pdfTexto_2_Tratado de teología_366-373 (1).pdf
Texto_2_Tratado de teología_366-373 (1).pdf
valmirlima26
 
Orientación - Domingo 26 de Febrero 2023.pdf
Orientación - Domingo 26 de Febrero 2023.pdfOrientación - Domingo 26 de Febrero 2023.pdf
Orientación - Domingo 26 de Febrero 2023.pdf
orientacionsemanario
 
Sermon 2013 october 13 - evangelismo - las escrituras son el testimonio de ...
Sermon   2013 october 13 - evangelismo - las escrituras son el testimonio de ...Sermon   2013 october 13 - evangelismo - las escrituras son el testimonio de ...
Sermon 2013 october 13 - evangelismo - las escrituras son el testimonio de ...
Lemuel Lara
 
Delcaración sobre el aborto, 11 nov
Delcaración sobre el aborto, 11 novDelcaración sobre el aborto, 11 nov
Delcaración sobre el aborto, 11 nov
Claudia Carolina
 
La negación y la afirmación de la fe
La negación y la afirmación de la feLa negación y la afirmación de la fe
La negación y la afirmación de la fe
JESUSROS6
 
Taller de 4ºb de religion..marzo..2013
Taller de 4ºb de  religion..marzo..2013Taller de 4ºb de  religion..marzo..2013
Taller de 4ºb de religion..marzo..2013
Alvaro Amaya
 
Manual de la clase de guerra espiritual completo en pdf
Manual de la clase de guerra espiritual completo en pdfManual de la clase de guerra espiritual completo en pdf
Manual de la clase de guerra espiritual completo en pdf
josue villanueva
 
Un Dios falso llamado trinidad
Un Dios falso llamado trinidadUn Dios falso llamado trinidad
Un Dios falso llamado trinidad
Claudia Magana
 
Un dios falso llamado trinidad (julio cesar clavijo)
Un dios falso llamado trinidad (julio cesar clavijo)Un dios falso llamado trinidad (julio cesar clavijo)
Un dios falso llamado trinidad (julio cesar clavijo)
Gilberto Antonio Jaramillo Cataño
 
La Salvación y la Redención
La Salvación y la RedenciónLa Salvación y la Redención
La Salvación y la Redención
Rafael Figueredo
 

Similar a Temas de Religión - III Trimestre (20)

Temas de religión iii trimestre
Temas de religión   iii trimestreTemas de religión   iii trimestre
Temas de religión iii trimestre
 
LECCION 1 (1 PARTE) FUE EL PEOR DE LOS TIEMPOS.docx
LECCION 1 (1 PARTE) FUE EL PEOR DE LOS TIEMPOS.docxLECCION 1 (1 PARTE) FUE EL PEOR DE LOS TIEMPOS.docx
LECCION 1 (1 PARTE) FUE EL PEOR DE LOS TIEMPOS.docx
 
CASOS PRESENTADOS.docx
CASOS PRESENTADOS.docxCASOS PRESENTADOS.docx
CASOS PRESENTADOS.docx
 
Una mente diferente
Una mente diferenteUna mente diferente
Una mente diferente
 
La esperanza cristiana Revdo. José Alvarado
La esperanza cristiana Revdo. José AlvaradoLa esperanza cristiana Revdo. José Alvarado
La esperanza cristiana Revdo. José Alvarado
 
Cristo Vino a ofrecernos Libertad y Plenitud
Cristo Vino a ofrecernos Libertad y PlenitudCristo Vino a ofrecernos Libertad y Plenitud
Cristo Vino a ofrecernos Libertad y Plenitud
 
Tema 5 de 3 eso
Tema 5 de 3 esoTema 5 de 3 eso
Tema 5 de 3 eso
 
Contribución de la Iglesia a la ética y a la filosofía política
Contribución de la Iglesia a la ética y a la filosofía políticaContribución de la Iglesia a la ética y a la filosofía política
Contribución de la Iglesia a la ética y a la filosofía política
 
La esperanza cristiana fpp alvarado
La esperanza cristiana fpp alvaradoLa esperanza cristiana fpp alvarado
La esperanza cristiana fpp alvarado
 
El impulso de la crisis para el pueblo de Dios en salida
El impulso de la crisis para el pueblo de Dios en salidaEl impulso de la crisis para el pueblo de Dios en salida
El impulso de la crisis para el pueblo de Dios en salida
 
Texto_2_Tratado de teología_366-373 (1).pdf
Texto_2_Tratado de teología_366-373 (1).pdfTexto_2_Tratado de teología_366-373 (1).pdf
Texto_2_Tratado de teología_366-373 (1).pdf
 
Orientación - Domingo 26 de Febrero 2023.pdf
Orientación - Domingo 26 de Febrero 2023.pdfOrientación - Domingo 26 de Febrero 2023.pdf
Orientación - Domingo 26 de Febrero 2023.pdf
 
Sermon 2013 october 13 - evangelismo - las escrituras son el testimonio de ...
Sermon   2013 october 13 - evangelismo - las escrituras son el testimonio de ...Sermon   2013 october 13 - evangelismo - las escrituras son el testimonio de ...
Sermon 2013 october 13 - evangelismo - las escrituras son el testimonio de ...
 
Delcaración sobre el aborto, 11 nov
Delcaración sobre el aborto, 11 novDelcaración sobre el aborto, 11 nov
Delcaración sobre el aborto, 11 nov
 
La negación y la afirmación de la fe
La negación y la afirmación de la feLa negación y la afirmación de la fe
La negación y la afirmación de la fe
 
Taller de 4ºb de religion..marzo..2013
Taller de 4ºb de  religion..marzo..2013Taller de 4ºb de  religion..marzo..2013
Taller de 4ºb de religion..marzo..2013
 
Manual de la clase de guerra espiritual completo en pdf
Manual de la clase de guerra espiritual completo en pdfManual de la clase de guerra espiritual completo en pdf
Manual de la clase de guerra espiritual completo en pdf
 
Un Dios falso llamado trinidad
Un Dios falso llamado trinidadUn Dios falso llamado trinidad
Un Dios falso llamado trinidad
 
Un dios falso llamado trinidad (julio cesar clavijo)
Un dios falso llamado trinidad (julio cesar clavijo)Un dios falso llamado trinidad (julio cesar clavijo)
Un dios falso llamado trinidad (julio cesar clavijo)
 
La Salvación y la Redención
La Salvación y la RedenciónLa Salvación y la Redención
La Salvación y la Redención
 

Último

Boletín sobre san Josemaria Escriva Balaguer (2024)
Boletín sobre san Josemaria Escriva Balaguer (2024)Boletín sobre san Josemaria Escriva Balaguer (2024)
Boletín sobre san Josemaria Escriva Balaguer (2024)
Opus Dei
 
Homilia: Vigilia de Oración durante la canonización de Francisco Regis Clet
Homilia: Vigilia de Oración durante la canonización de Francisco Regis CletHomilia: Vigilia de Oración durante la canonización de Francisco Regis Clet
Homilia: Vigilia de Oración durante la canonización de Francisco Regis Clet
Famvin: the Worldwide Vincentian Family
 
Convertir Adversidad en Oportunidad.pptx
Convertir Adversidad en Oportunidad.pptxConvertir Adversidad en Oportunidad.pptx
Convertir Adversidad en Oportunidad.pptx
jenune
 
Caminos estelares o Lineas Ley _ Beneficios.pdf
Caminos estelares o Lineas Ley _ Beneficios.pdfCaminos estelares o Lineas Ley _ Beneficios.pdf
Caminos estelares o Lineas Ley _ Beneficios.pdf
Jordi Pascual Palatsi
 
MisRelacionesConLaIglesia - Padre Francisco Palau.pdf
MisRelacionesConLaIglesia - Padre Francisco Palau.pdfMisRelacionesConLaIglesia - Padre Francisco Palau.pdf
MisRelacionesConLaIglesia - Padre Francisco Palau.pdf
MateoCarvajalBedoya1
 
LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL AMIGA O ENEMIGA DE LA EDUCACIÒN.pdf
LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL AMIGA O ENEMIGA DE LA EDUCACIÒN.pdfLA INTELIGENCIA ARTIFICIAL AMIGA O ENEMIGA DE LA EDUCACIÒN.pdf
LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL AMIGA O ENEMIGA DE LA EDUCACIÒN.pdf
AlexanderTirado5
 
NOVENA A SAN BENITO pidiendo su interseción
NOVENA A SAN BENITO pidiendo su interseciónNOVENA A SAN BENITO pidiendo su interseción
NOVENA A SAN BENITO pidiendo su interseción
ChristianOrozaZyball
 
Comprender la Eucaristía como el culmen y la fuente de la fe católica.pptx
Comprender la Eucaristía como el culmen y la fuente de la fe católica.pptxComprender la Eucaristía como el culmen y la fuente de la fe católica.pptx
Comprender la Eucaristía como el culmen y la fuente de la fe católica.pptx
agungwahyudianto1
 
cristianos_ cristianos solamente. el unico nombre autorizado para los creyentes
cristianos_ cristianos solamente. el unico nombre autorizado para los creyentescristianos_ cristianos solamente. el unico nombre autorizado para los creyentes
cristianos_ cristianos solamente. el unico nombre autorizado para los creyentes
JOSE GARCIA PERALTA
 
manantiales-en-el-desierto-l-b-cowman.pdf
manantiales-en-el-desierto-l-b-cowman.pdfmanantiales-en-el-desierto-l-b-cowman.pdf
manantiales-en-el-desierto-l-b-cowman.pdf
Wilberth Thomas Castro
 
Dos existencias marietta pag ultratumba.pdf
Dos existencias marietta pag ultratumba.pdfDos existencias marietta pag ultratumba.pdf
Dos existencias marietta pag ultratumba.pdf
herrerocdmx
 

Último (11)

Boletín sobre san Josemaria Escriva Balaguer (2024)
Boletín sobre san Josemaria Escriva Balaguer (2024)Boletín sobre san Josemaria Escriva Balaguer (2024)
Boletín sobre san Josemaria Escriva Balaguer (2024)
 
Homilia: Vigilia de Oración durante la canonización de Francisco Regis Clet
Homilia: Vigilia de Oración durante la canonización de Francisco Regis CletHomilia: Vigilia de Oración durante la canonización de Francisco Regis Clet
Homilia: Vigilia de Oración durante la canonización de Francisco Regis Clet
 
Convertir Adversidad en Oportunidad.pptx
Convertir Adversidad en Oportunidad.pptxConvertir Adversidad en Oportunidad.pptx
Convertir Adversidad en Oportunidad.pptx
 
Caminos estelares o Lineas Ley _ Beneficios.pdf
Caminos estelares o Lineas Ley _ Beneficios.pdfCaminos estelares o Lineas Ley _ Beneficios.pdf
Caminos estelares o Lineas Ley _ Beneficios.pdf
 
MisRelacionesConLaIglesia - Padre Francisco Palau.pdf
MisRelacionesConLaIglesia - Padre Francisco Palau.pdfMisRelacionesConLaIglesia - Padre Francisco Palau.pdf
MisRelacionesConLaIglesia - Padre Francisco Palau.pdf
 
LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL AMIGA O ENEMIGA DE LA EDUCACIÒN.pdf
LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL AMIGA O ENEMIGA DE LA EDUCACIÒN.pdfLA INTELIGENCIA ARTIFICIAL AMIGA O ENEMIGA DE LA EDUCACIÒN.pdf
LA INTELIGENCIA ARTIFICIAL AMIGA O ENEMIGA DE LA EDUCACIÒN.pdf
 
NOVENA A SAN BENITO pidiendo su interseción
NOVENA A SAN BENITO pidiendo su interseciónNOVENA A SAN BENITO pidiendo su interseción
NOVENA A SAN BENITO pidiendo su interseción
 
Comprender la Eucaristía como el culmen y la fuente de la fe católica.pptx
Comprender la Eucaristía como el culmen y la fuente de la fe católica.pptxComprender la Eucaristía como el culmen y la fuente de la fe católica.pptx
Comprender la Eucaristía como el culmen y la fuente de la fe católica.pptx
 
cristianos_ cristianos solamente. el unico nombre autorizado para los creyentes
cristianos_ cristianos solamente. el unico nombre autorizado para los creyentescristianos_ cristianos solamente. el unico nombre autorizado para los creyentes
cristianos_ cristianos solamente. el unico nombre autorizado para los creyentes
 
manantiales-en-el-desierto-l-b-cowman.pdf
manantiales-en-el-desierto-l-b-cowman.pdfmanantiales-en-el-desierto-l-b-cowman.pdf
manantiales-en-el-desierto-l-b-cowman.pdf
 
Dos existencias marietta pag ultratumba.pdf
Dos existencias marietta pag ultratumba.pdfDos existencias marietta pag ultratumba.pdf
Dos existencias marietta pag ultratumba.pdf
 

Temas de Religión - III Trimestre

  • 1. DEFENSA Y PROMOCIÓN DE TODA FORMA DE VIDA EN SU ENTORNO (Frente al Aborto, eutanasia, manipulación genética)<br />2590800425831000574992543173650025914351170305005761990114681000-175400339643Aborto: Es provocar la interrupción prematura del desarrollo vital del embrión o feto para su posterior eliminación, con o sin asistencia médica, y en cualquier circunstancia social o legal. La Ig. Católica se opone al aborto desde los primeros siglos del cristianismo hasta nuestros días. Considera al ser humano vivo desde el momento de la concepción.00Aborto: Es provocar la interrupción prematura del desarrollo vital del embrión o feto para su posterior eliminación, con o sin asistencia médica, y en cualquier circunstancia social o legal. La Ig. Católica se opone al aborto desde los primeros siglos del cristianismo hasta nuestros días. Considera al ser humano vivo desde el momento de la concepción.6307455327025Eutanasia: Es la acción u omisión que, para evitar sufrimientos a los pacientes enfermos o terminales, acelera su muerte con consentimiento o sin él. La postura de las iglesias cristianas en tanto, a nivel mundial, es mayoritariamente contraria a la eutanasia y al suicidio asistido: es el caso de la Iglesia Católica Romana y de las Iglesias evangélicas y pentecostales.00Eutanasia: Es la acción u omisión que, para evitar sufrimientos a los pacientes enfermos o terminales, acelera su muerte con consentimiento o sin él. La postura de las iglesias cristianas en tanto, a nivel mundial, es mayoritariamente contraria a la eutanasia y al suicidio asistido: es el caso de la Iglesia Católica Romana y de las Iglesias evangélicas y pentecostales.3077845157924500<br />314960011811000<br />629602548260La vida humana debe ser respetada porque es sagrada. Desde el comienzo supone la acción creadora de Dios y permanece para siempre en una relación especial con el Creador, su único fin. A nadie le es lícito destruir directamente a un ser humano inocente, porque es gravemente contrario a la dignidad de la persona y a la santidad del Creador.00La vida humana debe ser respetada porque es sagrada. Desde el comienzo supone la acción creadora de Dios y permanece para siempre en una relación especial con el Creador, su único fin. A nadie le es lícito destruir directamente a un ser humano inocente, porque es gravemente contrario a la dignidad de la persona y a la santidad del Creador.-17540048408Manipulación Genética: Es modificar el caudal hereditario, de alguna especie, con fines variables, desde la superación de enfermedades de origen genético o con finalidad de conseguir un individuo con características no existentes. La Iglesia Católica está a favor del hombre y no acepta que se fabriquen hombres en serie para luego destruirlos cuando ya no interesen.00Manipulación Genética: Es modificar el caudal hereditario, de alguna especie, con fines variables, desde la superación de enfermedades de origen genético o con finalidad de conseguir un individuo con características no existentes. La Iglesia Católica está a favor del hombre y no acepta que se fabriquen hombres en serie para luego destruirlos cuando ya no interesen.<br />EL CRISTIANISMO RECONOCE LAS DEBILIDADES HUMANAS Y ASUME UNA ACTITUD REPARADORA FRENTE AL HERMANO QUE SUFRE<br />2590800425831000574992543173650063030103862886El hombre es débil, pero gracias a la conciencia de su debilidad, a la conciencia de sus límites, logra desarrollar una capacidad extraordinaria para poder sobrevivir. Las debilidades humanas son naturales pero la compensación es artificial, es el producto del ingenio.00El hombre es débil, pero gracias a la conciencia de su debilidad, a la conciencia de sus límites, logra desarrollar una capacidad extraordinaria para poder sobrevivir. Las debilidades humanas son naturales pero la compensación es artificial, es el producto del ingenio.259143511703050057619901146810003077845157924500<br />-175895191770El cristianismo es una religión monoteísta de orígenes semíticos que se basa en el reconocimiento de Jesús de Nazaret como su fundador y figura central. Sus seguidores creen que Jesús es el hijo de Dios, así como el Mesías (o Cristo) profetizado en el Antiguo Testamento, que murió para la redención de los pecados del género humano.00El cristianismo es una religión monoteísta de orígenes semíticos que se basa en el reconocimiento de Jesús de Nazaret como su fundador y figura central. Sus seguidores creen que Jesús es el hijo de Dios, así como el Mesías (o Cristo) profetizado en el Antiguo Testamento, que murió para la redención de los pecados del género humano.6308527180447Jesús en el Sermón de la montaña le pide a sus seguidores, entre otras cosas, el amar a sus enemigos, ser perseverantes, misericordiosos, y humildes; en Marcos 10:21 le pide a un quot; joven hombre ricoquot; vender sus posesiones, y darle el dinero a los pobres. Sin embargo, el pedido de Jesús en este caso no fue un enfoque en vivir una vida sin riqueza alguna, sino más bien desenmascarando la idolatría en el corazón de la mayoría de los ricos.00Jesús en el Sermón de la montaña le pide a sus seguidores, entre otras cosas, el amar a sus enemigos, ser perseverantes, misericordiosos, y humildes; en Marcos 10:21 le pide a un quot; joven hombre ricoquot; vender sus posesiones, y darle el dinero a los pobres. Sin embargo, el pedido de Jesús en este caso no fue un enfoque en vivir una vida sin riqueza alguna, sino más bien desenmascarando la idolatría en el corazón de la mayoría de los ricos.<br />323215015303500<br />-175895238125El cristianismo sostiene que la vida futura es individual y del hombre, no del alma. En la resurrección la vida será tan personal como la vida presente, pero será gloriosa, es decir, será una vida absolutamente plena. El cristiano reconoce las debilidades humanas y asume una actitud reparadora frente al hermano que sufre.00El cristianismo sostiene que la vida futura es individual y del hombre, no del alma. En la resurrección la vida será tan personal como la vida presente, pero será gloriosa, es decir, será una vida absolutamente plena. El cristiano reconoce las debilidades humanas y asume una actitud reparadora frente al hermano que sufre.<br />SEGUNDA VENIDA DE JESUCRISTO: SEÑALES ESCATOLÓGICAS<br />-1701803848743A esta venida gloriosa de Jesús se le llama “Parusía”. En muchos lugares de la Escritura se nos habla del Juicio Final (Joel 4,2; Marcos 13,26; Lucas 21,27). Los Evangelios contienen numerosas referencias sobre esta presencia de Jesús en su regreso al mundo, como en Mateo 16:27,24:26-28 y 24:37-41; Lucas 17:22-37; Juan 14:3.00A esta venida gloriosa de Jesús se le llama “Parusía”. En muchos lugares de la Escritura se nos habla del Juicio Final (Joel 4,2; Marcos 13,26; Lucas 21,27). Los Evangelios contienen numerosas referencias sobre esta presencia de Jesús en su regreso al mundo, como en Mateo 16:27,24:26-28 y 24:37-41; Lucas 17:22-37; Juan 14:3.25908004258310005749925431736500259143511703050057619901146810003077845157924500<br />6308527178715Escatología Cristiana: Significa quot; tratado de los éskahtosquot; , éskahtos significa en griego cosas últimas, es decir, es el estudio de las cosas que sucederían, tanto con cada persona individual como con la humanidad, al final de su historia y de su vida. Para estos propósitos, las cosas últimas se identificaban sobre todo con cuatro punto principales: la muerte, el juicio, el cielo (o gloria) y el infierno.00Escatología Cristiana: Significa quot; tratado de los éskahtosquot; , éskahtos significa en griego cosas últimas, es decir, es el estudio de las cosas que sucederían, tanto con cada persona individual como con la humanidad, al final de su historia y de su vida. Para estos propósitos, las cosas últimas se identificaban sobre todo con cuatro punto principales: la muerte, el juicio, el cielo (o gloria) y el infierno.-175895190500Las profecías de una Segunda Venida son varias y están presentes en muchas religiones y culturas. La más conocida es la creencia del cristianismo sobre el regreso de Jesús. Sobre el tiempo en que ocurrida la segunda venida la Biblia dice en el Evangelio de Marcos (13,12): «Pero acerca de aquel día o de la hora, nadie sabe; ni siquiera los ángeles en el cielo».00Las profecías de una Segunda Venida son varias y están presentes en muchas religiones y culturas. La más conocida es la creencia del cristianismo sobre el regreso de Jesús. Sobre el tiempo en que ocurrida la segunda venida la Biblia dice en el Evangelio de Marcos (13,12): «Pero acerca de aquel día o de la hora, nadie sabe; ni siquiera los ángeles en el cielo».<br />324421515240000<br />6308090635La Manifestación inicial de esta presencia sería mostrada con la destrucción del templo (devastado por Tito durante el gobierno del emperador Vespasiano en el año 70) como símbolo del fin del pacto del Antiguo Testamento, y más plenamente durante su presencia final concerniente a la consumación y fi del orden mundial.00La Manifestación inicial de esta presencia sería mostrada con la destrucción del templo (devastado por Tito durante el gobierno del emperador Vespasiano en el año 70) como símbolo del fin del pacto del Antiguo Testamento, y más plenamente durante su presencia final concerniente a la consumación y fi del orden mundial.<br />MARÍA SIEMPRE VIRGEN, LA SANTIDAD DE LA VIRGEN MARÍA<br />25908004258310005749925431736500259143511703050057619901146810003077845157924500<br />6308090178435La Iglesia vive de fe, reconociendo en «la que ha creído que se cumplirían las cosas que le fueron dichas de parte del Señor» (Lc. 1.45) la expresión primera y perfecta de su fe. En este itinerario de confiado abandono en el Señor, la Virgen precede a los discípulos, aceptando la Palabra divina en un continuo «crescendo», que abarca todas las etapas de su vida y se extiende también a la misión de la Iglesia.00La Iglesia vive de fe, reconociendo en «la que ha creído que se cumplirían las cosas que le fueron dichas de parte del Señor» (Lc. 1.45) la expresión primera y perfecta de su fe. En este itinerario de confiado abandono en el Señor, la Virgen precede a los discípulos, aceptando la Palabra divina en un continuo «crescendo», que abarca todas las etapas de su vida y se extiende también a la misión de la Iglesia.-175400190590En la carta a los Efesios San Pablo explica la relación esponsal que existe entre Cristo y la Iglesia con las siguientes palabras: «Cristo amó a la Iglesia y se entregó a sí mismo por ella, para santificarla purificándola median el baño del agua, en virtud de la palabra, y presentársela resplandecientemente a sí mismo sin que tenga mancha ni arruga ni cosa parecida, sino que sea santa e inmaculada» Ef 5, 25-27).00En la carta a los Efesios San Pablo explica la relación esponsal que existe entre Cristo y la Iglesia con las siguientes palabras: «Cristo amó a la Iglesia y se entregó a sí mismo por ella, para santificarla purificándola median el baño del agua, en virtud de la palabra, y presentársela resplandecientemente a sí mismo sin que tenga mancha ni arruga ni cosa parecida, sino que sea santa e inmaculada» Ef 5, 25-27).<br />325628015240000<br />-175400-2557La iglesia contempla a María. No sólo se fija en el don maravilloso de su plenitud de gracia, sino que también se esfuerza por imitar la perfección que en ella es fruto de la plena adhesión al mandato de Cristo (Mt. 5, 48). María es la toda santa. Representa para la comunidad de los creyentes el modelo de la santidad auténtica que se realiza en la unión con Cristo. La vida terrena de la Madre de Dios se caracteriza por una perfecta sintonía con la persona su Hijo y por una entrega total a la obra redentora que él realizó.00La iglesia contempla a María. No sólo se fija en el don maravilloso de su plenitud de gracia, sino que también se esfuerza por imitar la perfección que en ella es fruto de la plena adhesión al mandato de Cristo (Mt. 5, 48). María es la toda santa. Representa para la comunidad de los creyentes el modelo de la santidad auténtica que se realiza en la unión con Cristo. La vida terrena de la Madre de Dios se caracteriza por una perfecta sintonía con la persona su Hijo y por una entrega total a la obra redentora que él realizó.6308527116197Su ejemplo anima al pueblo de Dios a practicar su fe, y a profundizar y desarrollar su contenido, conservando y meditando en su corazón los acontecimientos de la salvación. María se convierte, asimismo, en modelo de esperanza para la Iglesia. Al escuchar el mensaje del ángel, la Virgen orienta primeramente su esperanza hacia el reino sin fin, que Jesús fue enviado a establecer.00Su ejemplo anima al pueblo de Dios a practicar su fe, y a profundizar y desarrollar su contenido, conservando y meditando en su corazón los acontecimientos de la salvación. María se convierte, asimismo, en modelo de esperanza para la Iglesia. Al escuchar el mensaje del ángel, la Virgen orienta primeramente su esperanza hacia el reino sin fin, que Jesús fue enviado a establecer.<br />MATERNIDAD DIVINA DE MARÍA MADRE DE DIOS<br />2590800425831000574992543173650025914351170305005761990114681000-175400339643El relato de la Anunciación en el Evangelio de San Lucas, contiene indicaciones inequívocas acerca de quién sería el hijo que María concebiría en su seno: el Hijo del Altísimo que reinaría sobre la casa de Jacob por los siglos, y su reino no tendría fin (Lc 1, 32), cuyo nombre sería Hijo de Dios.00El relato de la Anunciación en el Evangelio de San Lucas, contiene indicaciones inequívocas acerca de quién sería el hijo que María concebiría en su seno: el Hijo del Altísimo que reinaría sobre la casa de Jacob por los siglos, y su reino no tendría fin (Lc 1, 32), cuyo nombre sería Hijo de Dios.6307455327025Jesucristo es, pues, Hijo unigénito de Dios Padre, Dios como el Padre y el Espíritu Santo, eterno y todopoderoso en su naturaleza divina, y que en el tiempo toma naturaleza humana en las purísimas entrañas de la Virgen María. María da al Hijo de Dios la naturaleza humana, mediante la cual se realiza nuestra salvación.00Jesucristo es, pues, Hijo unigénito de Dios Padre, Dios como el Padre y el Espíritu Santo, eterno y todopoderoso en su naturaleza divina, y que en el tiempo toma naturaleza humana en las purísimas entrañas de la Virgen María. María da al Hijo de Dios la naturaleza humana, mediante la cual se realiza nuestra salvación.3077845157924500<br />325628015240000<br />-175895236220Cuando el Hijo de Dios se hace hombre en el tiempo, en el seno de María, recibe el nombre de Jesús, que significa Salvador. Jesús es, pues, verdadero Dios y verdadero hombre. Esta explicación, enseñada en los seis primeros Concilios Ecuménicos, es necesaria para comprender en qué sentido se dice que la Virgen María es la Madre de Dios.00Cuando el Hijo de Dios se hace hombre en el tiempo, en el seno de María, recibe el nombre de Jesús, que significa Salvador. Jesús es, pues, verdadero Dios y verdadero hombre. Esta explicación, enseñada en los seis primeros Concilios Ecuménicos, es necesaria para comprender en qué sentido se dice que la Virgen María es la Madre de Dios.<br />6308090635La maternidad divina, o sea, la afirmación de que María es verdaderamente Madre de Dios, no es sólo un dato corporal o material. La Iglesia ha visto siempre en esta maternidad una profunda adhesión de la Virgen al designio salvador de Dios, el origen de la plenitud de gracias que el Señor le concedió para poder acoger dignamente en su seno al Verbo de Dios.00La maternidad divina, o sea, la afirmación de que María es verdaderamente Madre de Dios, no es sólo un dato corporal o material. La Iglesia ha visto siempre en esta maternidad una profunda adhesión de la Virgen al designio salvador de Dios, el origen de la plenitud de gracias que el Señor le concedió para poder acoger dignamente en su seno al Verbo de Dios.<br />LOS SUPUESTOS HIJOS DE MARÍA<br />2590800425831000574992543173650063030103862886Los católicos y anglicanos que son en realidad primos de Jesús, posiblemente hijos de una hermana de María, que a veces se identifica como María de Cleofás. Por otro lado La Iglesia siempre ha enseñado la Virginidad perpetua de María, es decir, que nunca tuvo hijos antes, ni después de Jesucristo; consideran que todo es una confusión.00Los católicos y anglicanos que son en realidad primos de Jesús, posiblemente hijos de una hermana de María, que a veces se identifica como María de Cleofás. Por otro lado La Iglesia siempre ha enseñado la Virginidad perpetua de María, es decir, que nunca tuvo hijos antes, ni después de Jesucristo; consideran que todo es una confusión.259143511703050057619901146810003077845157924500<br />6308527178715Dado que la existencia de hermanos carnales de Jesús de Nazaret entra en contradicción con el dogma de la virginidad perpetua de la Virgen María, que mantienen algunas confesiones cristianas, existe un debate entre filólogos e investigadores bíblicos de diferentes confesiones cristianas sobre cómo deben ser interpretados los textos que hacen referencia a los hermanos de Jesús. El debate está muy condicionado por las diferentes creencias religiosas de los participantes.00Dado que la existencia de hermanos carnales de Jesús de Nazaret entra en contradicción con el dogma de la virginidad perpetua de la Virgen María, que mantienen algunas confesiones cristianas, existe un debate entre filólogos e investigadores bíblicos de diferentes confesiones cristianas sobre cómo deben ser interpretados los textos que hacen referencia a los hermanos de Jesús. El debate está muy condicionado por las diferentes creencias religiosas de los participantes.-175400190591Los hermanos de Jesús de Nazaret son mencionados en algunos pasajes del Nuevo Testamento, y, especialmente en los evangelios canónicos (en concreto, 2 veces en el Evangelio de Mateo, 2 en el Evangelio de Marcos, 1 en el Evangelio de Lucas y 2 en el Evangelio de Juan). Desde el punto de vista estrictamente histórico, no hay razón alguna para suponer que Jesús no tuvo hermanos, tal y como se relata en los evangelios.00Los hermanos de Jesús de Nazaret son mencionados en algunos pasajes del Nuevo Testamento, y, especialmente en los evangelios canónicos (en concreto, 2 veces en el Evangelio de Mateo, 2 en el Evangelio de Marcos, 1 en el Evangelio de Lucas y 2 en el Evangelio de Juan). Desde el punto de vista estrictamente histórico, no hay razón alguna para suponer que Jesús no tuvo hermanos, tal y como se relata en los evangelios.<br />314960015240000<br />-175260117467No puede, sin embargo, excluirse completamente la posibilidad de que se trate de hermanastros, o incluso (aunque esta posibilidad es bastante más remota) de primos. Desde el punto de vista confesional, las iglesias protestantes defienden que estos hermanos de Jesús son hijos de María, los ortodoxos han sostenido tradicionalmente que se trata de hijos de un matrimonio anterior de José..00No puede, sin embargo, excluirse completamente la posibilidad de que se trate de hermanastros, o incluso (aunque esta posibilidad es bastante más remota) de primos. Desde el punto de vista confesional, las iglesias protestantes defienden que estos hermanos de Jesús son hijos de María, los ortodoxos han sostenido tradicionalmente que se trata de hijos de un matrimonio anterior de José..<br />LA ASUNCIÓN DE MARÍA, MEDIADORA Y CORREDENTORA MADRE DE LA IGLESIA<br />25908004258310005749925431736500259143511703050057619901146810003077845157924500<br />6308527178715Ese día, recordamos que María es una obra maravillosa de Dios. Concebida sin pecado original, el cuerpo de María estuvo siempre libre de pecado. Era totalmente pura. Su alma nunca se corrompió. Su cuerpo nunca fue manchado por el pecado, fue siempre un templo santo e inmaculado. En esta fiesta se tiene presente a Cristo por todas las gracias que derramó sobre su Madre María y cómo ella supo responder a éstas.00Ese día, recordamos que María es una obra maravillosa de Dios. Concebida sin pecado original, el cuerpo de María estuvo siempre libre de pecado. Era totalmente pura. Su alma nunca se corrompió. Su cuerpo nunca fue manchado por el pecado, fue siempre un templo santo e inmaculado. En esta fiesta se tiene presente a Cristo por todas las gracias que derramó sobre su Madre María y cómo ella supo responder a éstas.-175400190591Asunción de María o Asunción de la Virgen, es la creencia, de acuerdo a la tradición y teología de la Iglesia ortodoxa y de la Iglesia Católica, de que el cuerpo y el alma de la Virgen María fueron llevados al cielo después de terminar sus días en la tierra. La Iglesia Católica celebra en Oriente desde el siglo VI y en Roma desde el siglo VII. La Festividad se celebra el 15 de Agosto.00Asunción de María o Asunción de la Virgen, es la creencia, de acuerdo a la tradición y teología de la Iglesia ortodoxa y de la Iglesia Católica, de que el cuerpo y el alma de la Virgen María fueron llevados al cielo después de terminar sus días en la tierra. La Iglesia Católica celebra en Oriente desde el siglo VI y en Roma desde el siglo VII. La Festividad se celebra el 15 de Agosto.<br />314960015240000<br />6308527199323La maternidad divina de María fue el mayor peligro y la fuente de su grandeza, pero Dios no coronó a María por su sola la maternidad, sino por sus virtudes: su caridad, su humildad, su humildad, su pureza, su paciencia, su mansedumbre, su perfecto homenaje de adoración, amor, alabanza y agradecimiento. María cumplió perfectamente con la voluntad de Dios en su vida y eso es lo que la llevó a llegar a la gloria de Dios.00La maternidad divina de María fue el mayor peligro y la fuente de su grandeza, pero Dios no coronó a María por su sola la maternidad, sino por sus virtudes: su caridad, su humildad, su humildad, su pureza, su paciencia, su mansedumbre, su perfecto homenaje de adoración, amor, alabanza y agradecimiento. María cumplió perfectamente con la voluntad de Dios en su vida y eso es lo que la llevó a llegar a la gloria de Dios.<br />-17500570287La Asunción es un mensaje de esperanza que nos hace pensar en la dicha de alcanzar el Cielo, la gloria de Dios y en la alegría de tener una madre que ha alcanzado la meta a la que nosotros caminamos. Ella alcanzó la Gloria de Dios por la vivencia de las virtudes. Se coronó con estas virtudes. Ella es nuestra Madre del Cielo y está dispuesta a ayudaros en todo lo que pidamos.00La Asunción es un mensaje de esperanza que nos hace pensar en la dicha de alcanzar el Cielo, la gloria de Dios y en la alegría de tener una madre que ha alcanzado la meta a la que nosotros caminamos. Ella alcanzó la Gloria de Dios por la vivencia de las virtudes. Se coronó con estas virtudes. Ella es nuestra Madre del Cielo y está dispuesta a ayudaros en todo lo que pidamos.<br />MARÍA DISCÍPULA Y MISIONERA DE JESÚS<br />-1701803848743El ser de María refleja transparentemente su adhesión a Dios. Guiados por el ejemplo de María, debemos ver si nuestra vida refleja en todo a Cristo. La Constancia. Como María debemos permanecer al lado del Señor, en los momentos de alegría, así como en los de dolor.00El ser de María refleja transparentemente su adhesión a Dios. Guiados por el ejemplo de María, debemos ver si nuestra vida refleja en todo a Cristo. La Constancia. Como María debemos permanecer al lado del Señor, en los momentos de alegría, así como en los de dolor.2590800425831000574992543173650063030103862886No debemos olvidar que María tiene una estrecha relación con el Espíritu Santo. La presencia de María en medio de los discípulos es fundamental. Todos tenían miedo, menos ella que confiaba plenamente.00No debemos olvidar que María tiene una estrecha relación con el Espíritu Santo. La presencia de María en medio de los discípulos es fundamental. Todos tenían miedo, menos ella que confiaba plenamente.259143511703050057619901146810006307455327025María busca la verdad con una actitud de constante oración. Como ella debemos ser perseverantes en buscar respuestas para las preguntas que están en el fondo de nuestro corazón. María responde con una entrega completa. Nosotros también, una vez encontramos al Señor, debemos adherirnos a Él.00María busca la verdad con una actitud de constante oración. Como ella debemos ser perseverantes en buscar respuestas para las preguntas que están en el fondo de nuestro corazón. María responde con una entrega completa. Nosotros también, una vez encontramos al Señor, debemos adherirnos a Él.3077845157924500<br />-175400190591Esa Madre amorosa que abrazaba el pequeño niño es la misma que acogió en su regazo el cuerpo inerte del crucificado. María confía totalmente en el Señor porque lo conoce; y lo conoce porque ha sido educando a sí misma con la ayuda de su gracia. Hace de su vida una respuesta constante. Su “hágase”, no fue solo en el momento de la Anunciación-Encarnación sino que se prolongó durante toda la vida.00Esa Madre amorosa que abrazaba el pequeño niño es la misma que acogió en su regazo el cuerpo inerte del crucificado. María confía totalmente en el Señor porque lo conoce; y lo conoce porque ha sido educando a sí misma con la ayuda de su gracia. Hace de su vida una respuesta constante. Su “hágase”, no fue solo en el momento de la Anunciación-Encarnación sino que se prolongó durante toda la vida.<br />32562806921500<br />MARÍA NUESTRO MODELO DE COMPROMISO<br />2590800425831000574992543173650025914351170305005761990114681000-175400339643Ella ha colaborado, de manera singular y activa, estrechamente asociada a la obra de su Hijo, incluida su Pasión y su muerte. La fe y la respuesta de María al `Plan de Dios en Cristo la hacen protagonista y la implican de lleno en la obra de la salvación.00Ella ha colaborado, de manera singular y activa, estrechamente asociada a la obra de su Hijo, incluida su Pasión y su muerte. La fe y la respuesta de María al `Plan de Dios en Cristo la hacen protagonista y la implican de lleno en la obra de la salvación.6307455327025Toda la vida de la Santísima Virgen ha estado claramente al servicio del Hijo de Dios y de su misión. Cuando María da su consentimiento de fe a la llamada del ángel, acepta colaborar, plenamente en la totalidad de la obra de la redención de la humanidad.00Toda la vida de la Santísima Virgen ha estado claramente al servicio del Hijo de Dios y de su misión. Cuando María da su consentimiento de fe a la llamada del ángel, acepta colaborar, plenamente en la totalidad de la obra de la redención de la humanidad.3077845157924500<br />326834515240000<br />6308090196215María es tipo de la Iglesia y modelo del cristiano en el orden de la fe, de la caridad y de la perfecta identificación con Cristo. Cuando estamos enfermos actualizamos en nuestra condición doliente muchos de los rasgos del Cristo que continúa su obra de redención, mediante el sufrimiento de sus miembros. Y Ella se nos adelantó como consuelo, como modelo del cumplimiento de las promesas del Señor, como señal de triunfo, en su Hijo, sobre el pecado, sobre el enemigo, sobre el mal y el sufrimiento.00María es tipo de la Iglesia y modelo del cristiano en el orden de la fe, de la caridad y de la perfecta identificación con Cristo. Cuando estamos enfermos actualizamos en nuestra condición doliente muchos de los rasgos del Cristo que continúa su obra de redención, mediante el sufrimiento de sus miembros. Y Ella se nos adelantó como consuelo, como modelo del cumplimiento de las promesas del Señor, como señal de triunfo, en su Hijo, sobre el pecado, sobre el enemigo, sobre el mal y el sufrimiento.<br />-175400128072Su respuesta y su compromiso son conscientes; no pone condiciones, sino que se entrega al servicio de la misión que Dios le pide y en consecuencia, asume todos los riesgos, tales como el dolor, el sacrificio, el sufrimiento. María también nos revela el sentido del dolor cristiano. Nos revela el misterio salvífico del sufrimiento, juntamente con el significado y amplitud de la solidaridad humana.00Su respuesta y su compromiso son conscientes; no pone condiciones, sino que se entrega al servicio de la misión que Dios le pide y en consecuencia, asume todos los riesgos, tales como el dolor, el sacrificio, el sufrimiento. María también nos revela el sentido del dolor cristiano. Nos revela el misterio salvífico del sufrimiento, juntamente con el significado y amplitud de la solidaridad humana.<br />EL ADVIENTO: ESPERA DE LA VENIDA DE JESÚS (NACIMIENTOS VIVOS)<br />2590800425831000574992543173650063030103862886Los domingos de adviento la familia o la comunidad se reúne en torno a la corona de adviento. La corona se puede llevar al templo para ser bendecida por el sacerdote. El adviento es el comienzo del Año Litúrgico y empieza el domingo siguiente de la fiesta de Cristo Rey, próximo al 2 de diciembre.00Los domingos de adviento la familia o la comunidad se reúne en torno a la corona de adviento. La corona se puede llevar al templo para ser bendecida por el sacerdote. El adviento es el comienzo del Año Litúrgico y empieza el domingo siguiente de la fiesta de Cristo Rey, próximo al 2 de diciembre.25914351170305005761990114681000-175400339643El adviento es el 1er periodo del año litúrgico cristiano, que consiste en un tiempo de preparación para el nacimiento de Cristo. Su duración es de 21 a 28 días, dado que se celebran los cuatro domingos más próximos a la festividad de Navidad. Los fieles lo consideran un tiempo de reflexión y de perdón.00El adviento es el 1er periodo del año litúrgico cristiano, que consiste en un tiempo de preparación para el nacimiento de Cristo. Su duración es de 21 a 28 días, dado que se celebran los cuatro domingos más próximos a la festividad de Navidad. Los fieles lo consideran un tiempo de reflexión y de perdón.6307455327025Marca el inicio del año litúrgico en casi todas las confesiones cristianas. Durante este periodo los feligreses se preparan para celebrar la conmemoración del nacimiento de Jesucristo y para renovar la esperanza en la segunda Venida de Cristo Jesús, al final de los tiempos Parusía.00Marca el inicio del año litúrgico en casi todas las confesiones cristianas. Durante este periodo los feligreses se preparan para celebrar la conmemoración del nacimiento de Jesucristo y para renovar la esperanza en la segunda Venida de Cristo Jesús, al final de los tiempos Parusía.3077845157924500<br />33070805715000<br />-17589520955Durante el adviento, se coloca en las iglesias y también en algunos hogares una corona de ramas de pino, llamada corona de adviento, con cuatro velas, una por cada domingo de adviento. Hay una pequeña tradición de adviento: a cada una de esas cuatro velas se le asigna una virtud que hay que mejorar en esa semana, por ejemplo: la primera, el amor; la segunda, la paz; la tercera, la tolerancia y la cuarta, la fe.00Durante el adviento, se coloca en las iglesias y también en algunos hogares una corona de ramas de pino, llamada corona de adviento, con cuatro velas, una por cada domingo de adviento. Hay una pequeña tradición de adviento: a cada una de esas cuatro velas se le asigna una virtud que hay que mejorar en esa semana, por ejemplo: la primera, el amor; la segunda, la paz; la tercera, la tolerancia y la cuarta, la fe.<br />