SlideShare una empresa de Scribd logo
UNIVERSIDAD CATÓLICA DE TRUJILLO BENEDICTO XVI
TRABAJO DE TEOLOGÍA
Investigación Cualitativa
Baylón Carranza Jorge
Izquierdo Marín Sandra
Rebaza Iparraguirre Julia
PREGUNTAS DE TEOLOGÍA PARA INVESTIGACIÓN CUALITATIVA
I UNIDAD
Después de haber leído los capítulos I, II, y III responda las siguientes preguntas:
1. ¿Por qué cree Ud. que la Revelación natural no nos da un conocimiento perfecto de
Dios?
Revelar es manifestar una verdad, cosa o persona de modo inesperado.
Etimológicamente viene del latín re-velare, es decir, descorrer el velo. La acción de
revelar recae directamente en la persona que se revela y la da a conocer.
La revelación cristiana es el darse a conocer de Dios a los hombres. Su
manifestación en el mundo a través de signos, señales, sucesos y personas.
La revelación es la manifestación histórica de Dios al hombre, manifestación que
procede de acuerdo a una maravillosa pedagogía, con etapas, grados (cf. DV 3 y 4). Ella
se expresa adecuadamente con dos conceptos: Condescendencia divina: abajamiento de
Dios a nuestra realidad, palabras y gestos (kénosis), y Economía de salvación: Dios va
dirigiendo providentemente la historia hacia su plenitud, Cristo.
Para conocer una cosa hay que conocerla bajo una razón propia. Por ejemplo, ver
desde lejos un hombre no significa que sepamos que es Pedro o Pablo. Para poder
conocer a Pedro o Pablo debemos distinguirlos por alguna de sus características.
Conocer propiamente a Dios será conocerlo bajo una razón propia de Él y no será
suficiente conocerlo bajo la razón de felicidad que todos los hombres naturalmente
desean, pues, para muchos, la felicidad no está en Dios, sino en el poder, en las riquezas
o en los placeres.
La existencia de Dios bajo una razón particular y propia no es evidente para ningún
hombre.
San Anselmo, y después de él Descartes y Leibniz, pensaron de otra forma y
expusieron el llamado argumento ontológico, que dice así: “Dios es el ser más perfecto
que se puede pensar. Es más perfecto existir que no existir. Luego Dios existe.” Este
argumento no es válido, por estar viciado en su planteamiento. Estamos afirmando que
Dios es el ser más perfecto que se puede pensar. Pero de que el hombre piense una cosa
como realmente existente no se sigue en absoluto el que exista en realidad. Una cosa es
el pensamiento de una cosa real y otra, muy distinta, la realidad de la existencia pensada.
Podemos pensar en el clavo más perfecto que pueda existir y esto no significa en
absoluto que exista; de ese clavo que se piensa, no se puede colgar ninguna cosa real.
En el conocimiento natural de Dios se plantean tres cuestiones: la posibilidad de
conocer a Dios con la luz de la razón natural; la posibilidad de demostrar la existencia de
Dios, y el hecho de la demostración de la existencia de Dios.
2. ¿Cuál es la diferencia fundamental entre la religion cristiana y las otras grandes
religiones?
La diferencia fundamental es que Jesucristo a diferencia de los fundadores de otras
religiones es que se proclamó Dios, Salvador del mundo y centro de todos los corazones,
apelando a sus milagros, sobre todo el de su resurrección, como garantía de sus palabras
y doctrina.
3. ¿Por qué los católicos aceptamos, además de la Biblia, a la Tradición como fuente de
fe?
Cuando aquí hablamos de la Tradición (con mayúscula), nos referimos siempre a la
Tradición Apostólica. No debemos confundir la Tradición Apostólica con la “tradición”
que en general se refiere a costumbres, ideas, modos de vivir de un pueblo y que una
generación recibe de las anteriores. Una tradición de este tipo es puramente humana y
puede ser abandonada cuando se considera inútil. Así Jesús mismo rechazó ciertas
tradiciones del pueblo judío: “Ustedes incluso dispensan del mandamiento de Dios para
mantener la tradición de los hombres” (Mc.7, 8).
La Tradición Apostólica se refiere a la transmisión del Evangelio de Jesús. Jesús,
además de enseñar a sus apóstoles con discursos y ejemplos, les enseñó una manera de
orar, de actuar y de convivir. Estas eran las tradiciones que los apóstoles guardaban en la
Iglesia. El apóstol Pablo en su carta a los Corintios se refiere a esta Tradición
Apostólica: “Yo mismo recibí esta tradición que, a su vez, les he transmitido” (1 Cor.
11, 23).
Resumiendo, podemos decir que Jesús mandó “predicar”, no “escribir” su
Evangelio. Jesús nunca repartió una Biblia. El Señor fundó su Iglesia, asegurándole que
permanecerá hasta el fin del mundo. Y la Iglesia vivió muchos años de la Tradición
Apostólica, sin tener los libros sagrados del Nuevo Testamento.
II UNIDAD
Después de haber leído los capítulos IV, V, y VI responda las siguientes preguntas:
1. ¿Porque los judíos no aceptan a Jesús?
De acuerdo a algunos artículos indagados en los judíos, estos no aceptan a Jesús
como su Mesías porque Jesús no cumplió las profecías mesiánicas. ¿Qué es lo que el
Mesías tiene que lograr? , La Biblia dice que debe:
- Construir el Tercer Templo como está escrito en el libro de Ezequiel 37:26-28:
“(26) Y haré con ellos pacto de paz, pacto perpetuo será con ellos; y los
estableceré y los multiplicaré, y pondré mi santuario entre ellos para siempre.
(27) Estará en medio de ellos mi tabernáculo, y seré a ellos por Dios, y ellos me
serán por pueblo. (28) Y sabrán las naciones que yo el Señor santifico a Israel,
estando mi santuario en medio de ellos para siempre.”, y aun lo estamos
esperando.
- Reunir a todos los judíos de regreso en la Tierra de Israel, como está escrito en
el libro de Isaías 43:5-6, “(5) No temas, porque yo estoy contigo; del oriente
traeré tu generación, y del occidente te recogeré. (6) Diré al norte: Da acá; y al
sur: No detengas; trae de lejos mis hijos, y mis hijas de los confines de la tierra”
aquí puedo decir que ya son más judíos en Israel que en el Mundo, pero el
camino es aun largo por andar.
- Traer una era de paz mundial, acabar con el odio, la opresión, el sufrimiento y la
enfermedad. Como está escrito en el libro de Isaías 2:4: "Una nación no
levantará espada contra otra nación”
- Esparcir un conocimiento universal sobre el Dios de Israel - uniendo a toda la
raza humana como una. Como está escrito en el libro de Zacarías 14:9: “Dios
será Rey sobre todo el mundo - ese día, Dios será Uno y Su Nombre será Uno”.
- El Mesías debe ser descendiente del rey David por el lado paterno como está
escrito en Génesis 49:10 “No será quitado el cetro de Judá, Ni el legislador de
entre sus pies, Hasta que venga Siloh; Y a él se congregarán los pueblos.” e
Isaías 11:1 “Saldrá una vara del tronco de Isaí, y un vástago retoñará de sus
raíces”.
2. Argumentos para probar la divinidad de Jesús
 San Juan 1:
1 En el principio existía la Palabra y la Palabra estaba con Dios, y la Palabra era
Dios.
 San Juan capítulo 8:
57 Entonces los judíos le dijeron: “¿Aún no tienes cincuenta años y has visto a
Abraham?" 58 Jesús les respondió: “En verdad, en verdad os digo: antes de que
Abraham existiera, Yo Soy.”
Ex 3:
14 Dijo Dios a Moisés: “Yo soy el que soy.” Y añadió: “Así dirás a los israelitas:
“Yo soy” me ha enviado a vosotros.”
 Pero no me crean a mí, en el capítulo siguiente de Juan dice lo que entendían los
judíos. Decía Jesús:
30 Yo y el Padre somos uno."31 Los judíos trajeron otra vez piedras para
apedrearle.
32 Jesús les dijo: “Muchas obras buenas que vienen del Padre os he mostrado. ¿Por
cuál de esas obras queréis apedrearme?” 33 Le respondieron los judíos: “No
queremos apedrearte por ninguna obra buena, sino por una blasfemia y porque tú,
siendo hombre, te haces a ti mismo Dios.”
 San Juan, su capítulo 18:
4 Jesús, que sabía todo lo que le iba a suceder, se adelanta y les pregunta: “¿A quién
buscáis?” 5 Le contestaron: “A Jesús el Nazareno.” Díceles: “Yo soy.” Judas, el que
le entregaba, estaba también con ellos. 6 Cuando les dijo: “Yo soy", retrocedieron y
cayeron en tierra.
 San Juan capítulo 20:
28 Tomás le contestó: “Señor mío y Dios mío.”
Un judío observante como el apóstol Tomás no iba a tomar en vano el nombre del
Señor, y si llama “Dios mío” a NSJC es porque lo era.
 San Lucas capítulo 6
1 Sucedió que cruzaba en sábado por unos sembrados; sus discípulos arrancaban y
comían espigas desgranándolas con las manos. 2 Algunos de los fariseos dijeron:
“¿Por qué hacéis lo que no es lícito en sábado?”
3 Y Jesús les respondió: “¿Ni siquiera habéis leído lo que hizo David, cuando sintió
hambre él y los que le acompañaban, 4 cómo entró en la Casa de Dios, y tomando
los panes de la presencia, que no es lícito comer sino sólo a los sacerdotes, comió él
y dio a los que le acompañaban?”
5 Y les dijo: “El Hijo del hombre es señor del sábado.”
 San Lucas capítulo 5
21 Los escribas y fariseos empezaron a pensar: “¿Quién es éste, que dice
blasfemias? ¿Quién puede perdonar pecados sino sólo Dios?”
Efectivamente, sólo Dios puede perdonar los pecados, ellos lo sabían, Jesús lo sabía,
y aun así le perdona los pecados al paralítico y a otras personas, y por eso nosotros
sabemos que NSJC es Dios.
 San Mateo, capitulo 28:
18 Jesús se acercó a ellos y les habló así: «Me ha sido dado todo poder en el cielo y
en la tierra. 19 Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes bautizándolas en el
nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, 20 y enseñándoles a guardar todo
lo que yo os he mandado. Y he aquí que yo estoy con vosotros todos los días hasta
el fin del mundo.»
3. ¿Por qué decimos que Jesús no es un impostor?
De acuerdo a la personalidad de Cristo como nos la describen los evangelios. Es
impostor el que busca su propio interés, el que engaña al prójimo para alcanzar un
fin. Jesús, por el contrario, jamás utilizó su prestigio para obtener ventajas de
ninguna clase, su comportamiento siempre fue sincero y leal.
La santidad de Jesús es un hecho único en la historia; sólo Él pudo decir: "¿Quién
de vosotros me acusará de pecado con razón?" (Jn. 8,46)
Tampoco Jesús es un iluso, lo prueban su perfecto equilibrio mental y su
constitución física, de naturaleza atlética. Jamás sufrió enfermedad alguna, ni crisis
nerviosa. Durante su vida pública y su Pasión demostró su fortaleza física, nunca
perdió el equilibrio ni la serenidad y siempre fue dueño de sus sentidos.
Jesús siempre fue consciente de tener un fin en la vida, del deber de realizar la
misión encomendada por el Padre: salvar al mundo mediante su pasión y muerte.
Jesús no lo olvida ni un momento. Varias veces el Evangelio nos narra tentativos
para hacerle desistir de su empresa, y cada vez Jesús supera el obstáculo con una
afirmación férrea de su voluntad. El último asalto lo recibió Jesús de su misma
naturaleza durante el episodio de Getsemaní:
"...y comenzó a sentir terror y abatimiento" (Mc. 14,33)"
Pasado el momento de decaimiento recobra plenamente el dominio de sí. Si en la
vida de Jesús no hubiese existido este episodio, quizá hubiésemos creído que era un
insensible. Sus sentimientos ante la muerte revelan, por el contrario, la inmensa
carga emotiva de su naturaleza humana.
Jesús une al heroísmo de la voluntad, una extraordinaria lucidez de ideas; siempre
ve lo esencial, lo importante. Ante todo su inteligencia va unida a un perfecto
equilibrio que demuestra tener especialmente en los momentos de prueba y de
triunfo, y en su compasión ante las miserias ajenas.
A través de la Pasión, Jesús demuestra su dignidad y su entereza; desde el momento
de su prendimiento hasta el último suspiro, ni una palabra, ni un gesto revela en El
debilidad ni decaimiento.
Se concluye que un impostor o un iluso no actúan como Jesús, y que debe ser lo que
El afirma. Sólo Dios nos puede dar pruebas más fuertes.
III UNIDAD
Después de haber leído los capítulos VII, VIII, y XI responda las siguientes preguntas:
1. ¿A qué se le llama plenitud de los tiempos? Explique
Todas las grandes intervenciones de Dios en la antigua alianza estaban orientadas a
la intervención definitiva y plena de Dios, hacia “aquel que había de venir” hacia el
Mesías que establecería el Reino de Dios en el mundo. Este momento -la plenitud de los
tiempos- aconteció cuando “Dios envió a su Hijo nacido de una mujer” (Gál. 4,4-5).
De hecho, el Antiguo Testamento es una preparación y todo en él anuncia a Cristo y
confluye en Cristo. Él es el centro del plan de Dios (Ef. 1,3-19; 3,1-12). Con él han
llegado los “últimos tiempos” (Heb. 1,2), el “tiempo de la salvación” (2Cor. 6,2).
Con su muerte se realiza la victoria de Dios sobre el mal y sobre Satanás (Jn. 12,31;
16,11). En Él Dios realiza la alianza nueva y eterna (Mc. 14,22-23). Con Él se abre el
paraíso, tanto tiempo cerrado (Lc. 23,42-43). Por Él se nos da el Espíritu, que transforma
el hombre dándole la nueva vida y realizando la nueva creación (Jn. 19,30-34; 20,22;
3,5; 7,37-39). Él es el centro de la historia, “el Principio y el Fin”, “el Alfa y la Omega”
(Ap. 22,13). Él es “el mismo ayer, hoy y siempre” (Heb. 13,8), “el que era y es y viene”
(Ap. 1,8), continúa presente en su Iglesia y “no se nos ha dado otro nombre en el que
podamos ser salvos” (Hech. 4,12).
Desde la perspectiva de la historia humana, la plenitud de los tiempos es una fecha
concreta. Es la noche en que el Hijo de Dios vino al mundo en Belén. Esa expresión se
encuentra en la carta a los Gálatas, San Pablo desea evocar una dimensión más profunda
que se refiere a todo lo que se realizó en la cueva de Belén cuando “Dios envió al mundo
a su Hijo, nacido de mujer”, el acontecimiento misterioso de la Noche Santa en el que el
hijo deDios entró en la historia de los hombres y, en cierto sentido, la superó, o ¿en qué
otra manera puede definirse la entrada de Dios en la historia sino como superación de la
historia misma? Cuando Dios se hizo hombre, el tiempo, en su sucesión de años, de
siglos y de milenios, es introducido en la dimensión de la eternidad divina: al venir al
mundo, mediante su Hijo, Dios quiso unir entre sí las dimensiones del tiempo y de la
eternidad. De esta forma el hombre está llamado a participar en la eternidad de Dios.
2. ¿A qué se llama expectación mesiánica?
Es la actitud de atenta espera por la venida de Uno que representa la intervención de
Dios en la historia humana. Para los cristianos, esa intervención divina en la historia del
mundo cristaliza en la venida de Jesucristo: la obra consumada de Cristo en su muerte y
resurrección, ascensión a los cielos, y la venida del Espíritu Santo con la consiguiente
inauguración del periodo de la Iglesia y el inicio de su comisión mundial. Para los
escritores del Nuevo Testamento, la expectativa mesiánica de Israel está cumplida en la
venida de Jesús. Varios pasajes bíblicos delinean la identidad de Jesús: es el Mesías
prometido (Lucas 2:11); es el Hijo de Dios (Lucas 1:32); y es el Hijo de David, con
derecho al trono del reino mesiánico (Lucas 1:32,33). También delinean características
de la obra a realizar en su primera venida: es un Salvador (Lucas 2.11); vino para
redimir a los esclavizados por el pecado (Gálatas 4:4,7), otorgándoles el perdón (Mateo
1:21).
Sin embargo, la esperanza mesiánica cumplida es aún una esperanza mesiánica
pendiente (2 Corintios 5:1 al 4; Hebreos 9:28). El elemento pendiente está dado por la
partida del Mesías de este mundo, y su ausencia física hasta el momento de su prometido
regreso (Juan 14:3; Hechos 1:10,11); regreso cuya fecha precisa, Dios se ha reservado
como secreto (Marcos 13:32).
El tiempo de ausencia física del Mesías es el periodo de la Iglesia, y es también el
tiempo de oportunidad para la humanidad de escuchar el evangelio de Jesucristo, el
mensaje de perdón de pecados y salvación eterna (Mateo 28:19,20; Marcos 16:15, 16;
Romanos 11:25 al 27). Pero debe quedar claro que desde los días de la primera venida
de Cristo, el mundo está viviendo su etapa final (1 Juan 2:18; 1 Corintios 10:11; Hebreos
1:2). El corazón de la expectativa mesiánica cristiana se centra, entonces, en la segunda
venida de Jesucristo. Pero en tanto dura la ausencia física del Mesías, su presencia
espiritual es una realidad prometida y constante (Mateo 28:20; Juan 14:16-18).
3. ¿Explique cuáles son los aspectos en que se diferencia Jesús de otros fundadores de
religiones?
Los fundadores de las demás religiones, lo mismo que sus líderes religiosos, nos han
dejado unas doctrinas, unas normas de conducta, unos ejemplos. Jesús va más allá. Lo
centra toda en su persona. Es ésta una de las principales características de Jesús y es lo
que realmente llama la atención cuando uno compara la religión cristiana con las demás
religiones.
Por una parte, se nos propone como maestro, como guía, como modelo; pero por
otra, se constituye en punto central de los creyentes, cosa que ningún otro líder religioso
ha hecho; éstos se han sentido enviados por Dios y se han tenido como simples
enviados; se han dado la importancia que se quiera, pero siempre salvando la gran
distancia entre Dios y ellos.
Jesús ha insistido siempre en su “Yo”, en su personalidad, que es divina. Por eso ha
dicho, no que enseña el camino o la verdad o que conduce a la vida, sino que Él es el
camino, la verdad y la vida. Ha dicho que el Padre y Él son uno y que quien le ve a Él
está viendo al Padre, y que nadie va al Padre sino por Él; nos dice que aprendamos de
Él, que vayamos a Él. En otras palabras, nos centra en Él; pero además, lo hace con una
humildad impresionante. Nadie le puede tachar de orgulloso; habla y actúa con la mayor
naturalidad del mundo y con una plena disponibilidad para atender y servir a cualquiera
que se acerque a Él.
Es el pastor que da la vida por sus ovejas, la vid de la que parte la vida a los
sarmientos, la luz que ilumina a quienes creen en El. Se constituye como centro de todos
los hombres. Por una parte, está a su servicio dando sentido a sus vidas; por otra, exige
que se le dedique la vida “a Él”. Perderla por Él es conservarla y conservarla para sí sin
referencia a Él, es perderla.
Y se van extendiendo por el mundo los creyentes, no sólo en Dios, sino también en
Jesús. Y a través de la Historia van apareciendo millones de cristianos que son capaces
de entregarle la vida con tal intensidad que renuncian a cualquier cosa que no sea la
amistad con Jesús; y esta amistad la llevan a tales extremos, que ni siquiera ante la
muerte retroceden. Y veintiún siglos después, hay también gente que está: en la cárcel
por Él y que sufre persecución por Él y que pierde la vida por Él y que renuncia a llevar
una vida normal y corriente por Él y que se dedica plenamente a anunciar, incluso fuera
de su patria, a Jesús como salvador de todos los hombres.
En conclusión podemos decir que Jesús fue el único que dio su vida por nosotros.
Las Escrituras dicen: “Hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres,
un hombre, Cristo Jesús, que se dio a sí mismo como rescate correspondiente por todos”
(1 Tim. 2:5, 6).
Jesús desempeña un papel clave en el desarrollo del propósito divino. Dios lo envió
“como luz al mundo, para que todo el que pone fe en [él] no permanezca en la
oscuridad” (Juan 12:46). Según el apóstol Pedro, “no hay salvación en ningún otro”
(Hechos 4:12). Esto es así porque alcanzamos la salvación gracias a la valiosa sangre de
Cristo (1 Pedro 1:18, 19). Jesucristo entregó su vida como sacrificio redentor para librar
a los hombres del pecado que introdujeron nuestros primeros padres, Adán y Eva (Mateo
20:28; 1 Timoteo 2:6). Dios también utilizó a su Hijo para revelar Su voluntad y
propósito (Juan 8:12, 32, 46, 47; 14:6; Hechos 26:23).

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Exposición de cristología. autor. cristian camilo cárdenas aguirre
Exposición de cristología. autor. cristian camilo cárdenas aguirreExposición de cristología. autor. cristian camilo cárdenas aguirre
Exposición de cristología. autor. cristian camilo cárdenas aguirre
Cristian Camilo Cárdenas Aguirre
 
Cristología
Cristología Cristología
Cristología
Adrián Herrera
 
Cristologia
CristologiaCristologia
Cristologia
heribertopb
 
Cristología - El verbo encarnado
Cristología - El verbo encarnadoCristología - El verbo encarnado
Cristología - El verbo encarnado
faropaideia
 
Cristologia leccion4
Cristologia leccion4Cristologia leccion4
Cristologia leccion4
Jose Otero
 
Jesucristo: Introducción a la Teología
Jesucristo: Introducción a la TeologíaJesucristo: Introducción a la Teología
Jesucristo: Introducción a la Teología
Pablo A. Jimenez
 
Clase 2 de Cristologia
Clase 2 de CristologiaClase 2 de Cristologia
Clase 2 de Cristologia
Juan Carlos Moreno
 
4 fundamental iv etapas de la revelacion
4 fundamental iv etapas de la revelacion4 fundamental iv etapas de la revelacion
4 fundamental iv etapas de la revelacion
Jose Alberto Llaullipoma Romaní
 
Taller divina revelacion
Taller divina revelacionTaller divina revelacion
Taller divina revelacion
franzjhs
 
Cristologia leccion3
Cristologia leccion3Cristologia leccion3
Cristologia leccion3
Jose Otero
 
Cristologia
CristologiaCristologia
Cristologia
Jose Otero
 
Jesús instruye a su círculo íntimo de discípulos
Jesús instruye a su círculo íntimo de discípulosJesús instruye a su círculo íntimo de discípulos
Jesús instruye a su círculo íntimo de discípulos
Coke Neto
 
La fe de la iglesia quinto secundaria
La fe de la iglesia   quinto  secundariaLa fe de la iglesia   quinto  secundaria
La fe de la iglesia quinto secundaria
GERSON DIAZ
 
La fe de la iglesia quinto secundaria
La fe de la iglesia   quinto  secundariaLa fe de la iglesia   quinto  secundaria
La fe de la iglesia quinto secundaria
GERSON DIAZ
 
La Salvacion y la Redención
La Salvacion y la RedenciónLa Salvacion y la Redención
La Salvacion y la Redención
Rafael Figueredo
 
Curso Jesucristo 1
Curso Jesucristo 1Curso Jesucristo 1
Curso Jesucristo 1
juoral
 
Dios sale al encuentro del Hombre
Dios sale al encuentro del HombreDios sale al encuentro del Hombre
Dios sale al encuentro del Hombre
elpescador
 
Sesión II 2014-1
Sesión II 2014-1Sesión II 2014-1
Sesión II 2014-1
Alexander Bejarano Gonzalez
 
Revelacion divina
Revelacion divina Revelacion divina
Revelacion divina
Genesis Calderon
 
Revelación
RevelaciónRevelación
Revelación
Sussy Barrios
 

La actualidad más candente (20)

Exposición de cristología. autor. cristian camilo cárdenas aguirre
Exposición de cristología. autor. cristian camilo cárdenas aguirreExposición de cristología. autor. cristian camilo cárdenas aguirre
Exposición de cristología. autor. cristian camilo cárdenas aguirre
 
Cristología
Cristología Cristología
Cristología
 
Cristologia
CristologiaCristologia
Cristologia
 
Cristología - El verbo encarnado
Cristología - El verbo encarnadoCristología - El verbo encarnado
Cristología - El verbo encarnado
 
Cristologia leccion4
Cristologia leccion4Cristologia leccion4
Cristologia leccion4
 
Jesucristo: Introducción a la Teología
Jesucristo: Introducción a la TeologíaJesucristo: Introducción a la Teología
Jesucristo: Introducción a la Teología
 
Clase 2 de Cristologia
Clase 2 de CristologiaClase 2 de Cristologia
Clase 2 de Cristologia
 
4 fundamental iv etapas de la revelacion
4 fundamental iv etapas de la revelacion4 fundamental iv etapas de la revelacion
4 fundamental iv etapas de la revelacion
 
Taller divina revelacion
Taller divina revelacionTaller divina revelacion
Taller divina revelacion
 
Cristologia leccion3
Cristologia leccion3Cristologia leccion3
Cristologia leccion3
 
Cristologia
CristologiaCristologia
Cristologia
 
Jesús instruye a su círculo íntimo de discípulos
Jesús instruye a su círculo íntimo de discípulosJesús instruye a su círculo íntimo de discípulos
Jesús instruye a su círculo íntimo de discípulos
 
La fe de la iglesia quinto secundaria
La fe de la iglesia   quinto  secundariaLa fe de la iglesia   quinto  secundaria
La fe de la iglesia quinto secundaria
 
La fe de la iglesia quinto secundaria
La fe de la iglesia   quinto  secundariaLa fe de la iglesia   quinto  secundaria
La fe de la iglesia quinto secundaria
 
La Salvacion y la Redención
La Salvacion y la RedenciónLa Salvacion y la Redención
La Salvacion y la Redención
 
Curso Jesucristo 1
Curso Jesucristo 1Curso Jesucristo 1
Curso Jesucristo 1
 
Dios sale al encuentro del Hombre
Dios sale al encuentro del HombreDios sale al encuentro del Hombre
Dios sale al encuentro del Hombre
 
Sesión II 2014-1
Sesión II 2014-1Sesión II 2014-1
Sesión II 2014-1
 
Revelacion divina
Revelacion divina Revelacion divina
Revelacion divina
 
Revelación
RevelaciónRevelación
Revelación
 

Similar a Teología - Investigación Cualitativa

Examen Complexivo 1ª parte
Examen Complexivo 1ª parteExamen Complexivo 1ª parte
Examen Complexivo 1ª parte
Laura Martinez Candel
 
Jesus, Dios y hombre
Jesus, Dios y hombreJesus, Dios y hombre
Jesus, Dios y hombre
Hólver Orejuela
 
Jesus, Dios y Hombre.
Jesus, Dios y Hombre.Jesus, Dios y Hombre.
Jesus, Dios y Hombre.
Fiorella Solero
 
Jesús, máximo exponente y defensor de las Escrituras Vs el falso Cristo.
Jesús, máximo exponente y defensor de las Escrituras Vs el falso Cristo.Jesús, máximo exponente y defensor de las Escrituras Vs el falso Cristo.
Jesús, máximo exponente y defensor de las Escrituras Vs el falso Cristo.
yhostend
 
Herejias CristolóGicas
Herejias CristolóGicasHerejias CristolóGicas
Herejias CristolóGicas
cesarmes
 
Parabola del-sembrador
Parabola del-sembradorParabola del-sembrador
Parabola del-sembrador
exsal
 
2014 9-14- El COnquistador Boletín Semanal de La Casa de Todos
2014 9-14- El COnquistador Boletín Semanal de La Casa de Todos2014 9-14- El COnquistador Boletín Semanal de La Casa de Todos
2014 9-14- El COnquistador Boletín Semanal de La Casa de Todos
lacasadetodos2014
 
Parábola del sembrador
Parábola del sembradorParábola del sembrador
Parábola del sembrador
Paulo Arieu
 
ANALISIS DE RELIGIONES_TJ.pptx
ANALISIS DE RELIGIONES_TJ.pptxANALISIS DE RELIGIONES_TJ.pptx
ANALISIS DE RELIGIONES_TJ.pptx
DIANAMARIAALZATERIOS1
 
Teologia de la unicidad
Teologia de la unicidad Teologia de la unicidad
Teologia de la unicidad
Juan Montano Quintanilla
 
Cristianismo
CristianismoCristianismo
Cristianismo
julierguerrero96
 
Apologètica bìblica
Apologètica bìblicaApologètica bìblica
Apologètica bìblica
gaha7711
 
A que jesús es el que tu adoras
A que jesús es el que tu adorasA que jesús es el que tu adoras
A que jesús es el que tu adoras
Paulo Arieu
 
08-9.JesucristoDios-hombre-Plus.ppt
08-9.JesucristoDios-hombre-Plus.ppt08-9.JesucristoDios-hombre-Plus.ppt
08-9.JesucristoDios-hombre-Plus.ppt
Juan Pablo Vilchez Valdivia
 
Preparacion de los discipulos del rey
Preparacion de los discipulos del reyPreparacion de los discipulos del rey
Preparacion de los discipulos del rey
Coke Neto
 
JESÚS ES DIOS
JESÚS ES DIOSJESÚS ES DIOS
JESÚS ES DIOS
Abundant Life Fellowship
 
031b - El Señor Jesús es el Mesías de todos los hombres y por lo tanto es el ...
031b - El Señor Jesús es el Mesías de todos los hombres y por lo tanto es el ...031b - El Señor Jesús es el Mesías de todos los hombres y por lo tanto es el ...
031b - El Señor Jesús es el Mesías de todos los hombres y por lo tanto es el ...
OrdineGesu
 
Jesucristo (Dios - Hombre)
Jesucristo (Dios  - Hombre)Jesucristo (Dios  - Hombre)
Jesucristo (Dios - Hombre)
Jarib Sanchez Perez
 
Puntos sobresalientes juan 8 a 11 semana del 20 de mayo 2013
Puntos sobresalientes juan 8 a 11 semana del 20 de mayo 2013Puntos sobresalientes juan 8 a 11 semana del 20 de mayo 2013
Puntos sobresalientes juan 8 a 11 semana del 20 de mayo 2013
Roslyn Rueda Vega
 
22
2222

Similar a Teología - Investigación Cualitativa (20)

Examen Complexivo 1ª parte
Examen Complexivo 1ª parteExamen Complexivo 1ª parte
Examen Complexivo 1ª parte
 
Jesus, Dios y hombre
Jesus, Dios y hombreJesus, Dios y hombre
Jesus, Dios y hombre
 
Jesus, Dios y Hombre.
Jesus, Dios y Hombre.Jesus, Dios y Hombre.
Jesus, Dios y Hombre.
 
Jesús, máximo exponente y defensor de las Escrituras Vs el falso Cristo.
Jesús, máximo exponente y defensor de las Escrituras Vs el falso Cristo.Jesús, máximo exponente y defensor de las Escrituras Vs el falso Cristo.
Jesús, máximo exponente y defensor de las Escrituras Vs el falso Cristo.
 
Herejias CristolóGicas
Herejias CristolóGicasHerejias CristolóGicas
Herejias CristolóGicas
 
Parabola del-sembrador
Parabola del-sembradorParabola del-sembrador
Parabola del-sembrador
 
2014 9-14- El COnquistador Boletín Semanal de La Casa de Todos
2014 9-14- El COnquistador Boletín Semanal de La Casa de Todos2014 9-14- El COnquistador Boletín Semanal de La Casa de Todos
2014 9-14- El COnquistador Boletín Semanal de La Casa de Todos
 
Parábola del sembrador
Parábola del sembradorParábola del sembrador
Parábola del sembrador
 
ANALISIS DE RELIGIONES_TJ.pptx
ANALISIS DE RELIGIONES_TJ.pptxANALISIS DE RELIGIONES_TJ.pptx
ANALISIS DE RELIGIONES_TJ.pptx
 
Teologia de la unicidad
Teologia de la unicidad Teologia de la unicidad
Teologia de la unicidad
 
Cristianismo
CristianismoCristianismo
Cristianismo
 
Apologètica bìblica
Apologètica bìblicaApologètica bìblica
Apologètica bìblica
 
A que jesús es el que tu adoras
A que jesús es el que tu adorasA que jesús es el que tu adoras
A que jesús es el que tu adoras
 
08-9.JesucristoDios-hombre-Plus.ppt
08-9.JesucristoDios-hombre-Plus.ppt08-9.JesucristoDios-hombre-Plus.ppt
08-9.JesucristoDios-hombre-Plus.ppt
 
Preparacion de los discipulos del rey
Preparacion de los discipulos del reyPreparacion de los discipulos del rey
Preparacion de los discipulos del rey
 
JESÚS ES DIOS
JESÚS ES DIOSJESÚS ES DIOS
JESÚS ES DIOS
 
031b - El Señor Jesús es el Mesías de todos los hombres y por lo tanto es el ...
031b - El Señor Jesús es el Mesías de todos los hombres y por lo tanto es el ...031b - El Señor Jesús es el Mesías de todos los hombres y por lo tanto es el ...
031b - El Señor Jesús es el Mesías de todos los hombres y por lo tanto es el ...
 
Jesucristo (Dios - Hombre)
Jesucristo (Dios  - Hombre)Jesucristo (Dios  - Hombre)
Jesucristo (Dios - Hombre)
 
Puntos sobresalientes juan 8 a 11 semana del 20 de mayo 2013
Puntos sobresalientes juan 8 a 11 semana del 20 de mayo 2013Puntos sobresalientes juan 8 a 11 semana del 20 de mayo 2013
Puntos sobresalientes juan 8 a 11 semana del 20 de mayo 2013
 
22
2222
22
 

Más de Jorge Baylon

Modulo de computación I- Parte 1
Modulo de computación I- Parte 1Modulo de computación I- Parte 1
Modulo de computación I- Parte 1
Jorge Baylon
 
Tecnicas e instrumentos de medicion cualitativa
Tecnicas e instrumentos de medicion cualitativaTecnicas e instrumentos de medicion cualitativa
Tecnicas e instrumentos de medicion cualitativa
Jorge Baylon
 
Imre Lakatos
Imre LakatosImre Lakatos
Imre Lakatos
Jorge Baylon
 
Talleres creativos word
Talleres creativos wordTalleres creativos word
Talleres creativos word
Jorge Baylon
 
Servicios google
Servicios googleServicios google
Servicios google
Jorge Baylon
 
Dorita la princesita marina
Dorita la princesita marinaDorita la princesita marina
Dorita la princesita marina
Jorge Baylon
 
Capacitación ucetista casa
Capacitación ucetista casaCapacitación ucetista casa
Capacitación ucetista casa
Jorge Baylon
 
Blog
BlogBlog
Agenda digital20 28
Agenda digital20 28Agenda digital20 28
Agenda digital20 28
Jorge Baylon
 

Más de Jorge Baylon (9)

Modulo de computación I- Parte 1
Modulo de computación I- Parte 1Modulo de computación I- Parte 1
Modulo de computación I- Parte 1
 
Tecnicas e instrumentos de medicion cualitativa
Tecnicas e instrumentos de medicion cualitativaTecnicas e instrumentos de medicion cualitativa
Tecnicas e instrumentos de medicion cualitativa
 
Imre Lakatos
Imre LakatosImre Lakatos
Imre Lakatos
 
Talleres creativos word
Talleres creativos wordTalleres creativos word
Talleres creativos word
 
Servicios google
Servicios googleServicios google
Servicios google
 
Dorita la princesita marina
Dorita la princesita marinaDorita la princesita marina
Dorita la princesita marina
 
Capacitación ucetista casa
Capacitación ucetista casaCapacitación ucetista casa
Capacitación ucetista casa
 
Blog
BlogBlog
Blog
 
Agenda digital20 28
Agenda digital20 28Agenda digital20 28
Agenda digital20 28
 

Último

El Evangelismo Relacional un método para la evangelizacion.ppt
El Evangelismo Relacional un método para la evangelizacion.pptEl Evangelismo Relacional un método para la evangelizacion.ppt
El Evangelismo Relacional un método para la evangelizacion.ppt
colotordocmartinez
 
03c POR QUÉ LA IGLESIA - El RACIONALISMO - DENOMINADOR COMÚN - CIENTIFICISMO ...
03c POR QUÉ LA IGLESIA - El RACIONALISMO - DENOMINADOR COMÚN - CIENTIFICISMO ...03c POR QUÉ LA IGLESIA - El RACIONALISMO - DENOMINADOR COMÚN - CIENTIFICISMO ...
03c POR QUÉ LA IGLESIA - El RACIONALISMO - DENOMINADOR COMÚN - CIENTIFICISMO ...
Anahicabanillas
 
Chakras y pranayama de la práctica de yoga
Chakras y pranayama de la práctica de yogaChakras y pranayama de la práctica de yoga
Chakras y pranayama de la práctica de yoga
Georshya
 
62 El Milenio 23.08.17 .pdf
62 El Milenio 23.08.17              .pdf62 El Milenio 23.08.17              .pdf
62 El Milenio 23.08.17 .pdf
FedericoSalvadorWads1
 
LES 21 EL COMPLOT.pdf pala leer jpdfffffff
LES 21 EL COMPLOT.pdf pala leer jpdfffffffLES 21 EL COMPLOT.pdf pala leer jpdfffffff
LES 21 EL COMPLOT.pdf pala leer jpdfffffff
MaryQuirozChiquin
 
En santiago uno, verso dos Está escrito que tenga gozo Cuando pase por divers...
En santiago uno, verso dos Está escrito que tenga gozo Cuando pase por divers...En santiago uno, verso dos Está escrito que tenga gozo Cuando pase por divers...
En santiago uno, verso dos Está escrito que tenga gozo Cuando pase por divers...
JavierFPachecoP
 
La Doctrina de la Trinidad, un pequeño librito
La Doctrina de la Trinidad, un pequeño libritoLa Doctrina de la Trinidad, un pequeño librito
La Doctrina de la Trinidad, un pequeño librito
Oscar M Briones- Silva
 
¿Podemos Juzgar a otros? que dice la Biblia?
¿Podemos Juzgar a otros? que dice la Biblia?¿Podemos Juzgar a otros? que dice la Biblia?
¿Podemos Juzgar a otros? que dice la Biblia?
JOSE GARCIA PERALTA
 
Francis Schaeffer HUYENDO DE LA RAZON.pdf
Francis Schaeffer HUYENDO DE LA RAZON.pdfFrancis Schaeffer HUYENDO DE LA RAZON.pdf
Francis Schaeffer HUYENDO DE LA RAZON.pdf
Oscar M Briones- Silva
 
DIOS SU NOMBRE ES PADRE, IGLESIA CED.pptx
DIOS SU NOMBRE ES PADRE, IGLESIA CED.pptxDIOS SU NOMBRE ES PADRE, IGLESIA CED.pptx
DIOS SU NOMBRE ES PADRE, IGLESIA CED.pptx
jenune
 

Último (10)

El Evangelismo Relacional un método para la evangelizacion.ppt
El Evangelismo Relacional un método para la evangelizacion.pptEl Evangelismo Relacional un método para la evangelizacion.ppt
El Evangelismo Relacional un método para la evangelizacion.ppt
 
03c POR QUÉ LA IGLESIA - El RACIONALISMO - DENOMINADOR COMÚN - CIENTIFICISMO ...
03c POR QUÉ LA IGLESIA - El RACIONALISMO - DENOMINADOR COMÚN - CIENTIFICISMO ...03c POR QUÉ LA IGLESIA - El RACIONALISMO - DENOMINADOR COMÚN - CIENTIFICISMO ...
03c POR QUÉ LA IGLESIA - El RACIONALISMO - DENOMINADOR COMÚN - CIENTIFICISMO ...
 
Chakras y pranayama de la práctica de yoga
Chakras y pranayama de la práctica de yogaChakras y pranayama de la práctica de yoga
Chakras y pranayama de la práctica de yoga
 
62 El Milenio 23.08.17 .pdf
62 El Milenio 23.08.17              .pdf62 El Milenio 23.08.17              .pdf
62 El Milenio 23.08.17 .pdf
 
LES 21 EL COMPLOT.pdf pala leer jpdfffffff
LES 21 EL COMPLOT.pdf pala leer jpdfffffffLES 21 EL COMPLOT.pdf pala leer jpdfffffff
LES 21 EL COMPLOT.pdf pala leer jpdfffffff
 
En santiago uno, verso dos Está escrito que tenga gozo Cuando pase por divers...
En santiago uno, verso dos Está escrito que tenga gozo Cuando pase por divers...En santiago uno, verso dos Está escrito que tenga gozo Cuando pase por divers...
En santiago uno, verso dos Está escrito que tenga gozo Cuando pase por divers...
 
La Doctrina de la Trinidad, un pequeño librito
La Doctrina de la Trinidad, un pequeño libritoLa Doctrina de la Trinidad, un pequeño librito
La Doctrina de la Trinidad, un pequeño librito
 
¿Podemos Juzgar a otros? que dice la Biblia?
¿Podemos Juzgar a otros? que dice la Biblia?¿Podemos Juzgar a otros? que dice la Biblia?
¿Podemos Juzgar a otros? que dice la Biblia?
 
Francis Schaeffer HUYENDO DE LA RAZON.pdf
Francis Schaeffer HUYENDO DE LA RAZON.pdfFrancis Schaeffer HUYENDO DE LA RAZON.pdf
Francis Schaeffer HUYENDO DE LA RAZON.pdf
 
DIOS SU NOMBRE ES PADRE, IGLESIA CED.pptx
DIOS SU NOMBRE ES PADRE, IGLESIA CED.pptxDIOS SU NOMBRE ES PADRE, IGLESIA CED.pptx
DIOS SU NOMBRE ES PADRE, IGLESIA CED.pptx
 

Teología - Investigación Cualitativa

  • 1. UNIVERSIDAD CATÓLICA DE TRUJILLO BENEDICTO XVI TRABAJO DE TEOLOGÍA Investigación Cualitativa Baylón Carranza Jorge Izquierdo Marín Sandra Rebaza Iparraguirre Julia
  • 2. PREGUNTAS DE TEOLOGÍA PARA INVESTIGACIÓN CUALITATIVA I UNIDAD Después de haber leído los capítulos I, II, y III responda las siguientes preguntas: 1. ¿Por qué cree Ud. que la Revelación natural no nos da un conocimiento perfecto de Dios? Revelar es manifestar una verdad, cosa o persona de modo inesperado. Etimológicamente viene del latín re-velare, es decir, descorrer el velo. La acción de revelar recae directamente en la persona que se revela y la da a conocer. La revelación cristiana es el darse a conocer de Dios a los hombres. Su manifestación en el mundo a través de signos, señales, sucesos y personas. La revelación es la manifestación histórica de Dios al hombre, manifestación que procede de acuerdo a una maravillosa pedagogía, con etapas, grados (cf. DV 3 y 4). Ella se expresa adecuadamente con dos conceptos: Condescendencia divina: abajamiento de Dios a nuestra realidad, palabras y gestos (kénosis), y Economía de salvación: Dios va dirigiendo providentemente la historia hacia su plenitud, Cristo. Para conocer una cosa hay que conocerla bajo una razón propia. Por ejemplo, ver desde lejos un hombre no significa que sepamos que es Pedro o Pablo. Para poder conocer a Pedro o Pablo debemos distinguirlos por alguna de sus características. Conocer propiamente a Dios será conocerlo bajo una razón propia de Él y no será suficiente conocerlo bajo la razón de felicidad que todos los hombres naturalmente desean, pues, para muchos, la felicidad no está en Dios, sino en el poder, en las riquezas o en los placeres. La existencia de Dios bajo una razón particular y propia no es evidente para ningún hombre. San Anselmo, y después de él Descartes y Leibniz, pensaron de otra forma y expusieron el llamado argumento ontológico, que dice así: “Dios es el ser más perfecto que se puede pensar. Es más perfecto existir que no existir. Luego Dios existe.” Este
  • 3. argumento no es válido, por estar viciado en su planteamiento. Estamos afirmando que Dios es el ser más perfecto que se puede pensar. Pero de que el hombre piense una cosa como realmente existente no se sigue en absoluto el que exista en realidad. Una cosa es el pensamiento de una cosa real y otra, muy distinta, la realidad de la existencia pensada. Podemos pensar en el clavo más perfecto que pueda existir y esto no significa en absoluto que exista; de ese clavo que se piensa, no se puede colgar ninguna cosa real. En el conocimiento natural de Dios se plantean tres cuestiones: la posibilidad de conocer a Dios con la luz de la razón natural; la posibilidad de demostrar la existencia de Dios, y el hecho de la demostración de la existencia de Dios. 2. ¿Cuál es la diferencia fundamental entre la religion cristiana y las otras grandes religiones? La diferencia fundamental es que Jesucristo a diferencia de los fundadores de otras religiones es que se proclamó Dios, Salvador del mundo y centro de todos los corazones, apelando a sus milagros, sobre todo el de su resurrección, como garantía de sus palabras y doctrina. 3. ¿Por qué los católicos aceptamos, además de la Biblia, a la Tradición como fuente de fe? Cuando aquí hablamos de la Tradición (con mayúscula), nos referimos siempre a la Tradición Apostólica. No debemos confundir la Tradición Apostólica con la “tradición” que en general se refiere a costumbres, ideas, modos de vivir de un pueblo y que una generación recibe de las anteriores. Una tradición de este tipo es puramente humana y puede ser abandonada cuando se considera inútil. Así Jesús mismo rechazó ciertas tradiciones del pueblo judío: “Ustedes incluso dispensan del mandamiento de Dios para mantener la tradición de los hombres” (Mc.7, 8). La Tradición Apostólica se refiere a la transmisión del Evangelio de Jesús. Jesús, además de enseñar a sus apóstoles con discursos y ejemplos, les enseñó una manera de
  • 4. orar, de actuar y de convivir. Estas eran las tradiciones que los apóstoles guardaban en la Iglesia. El apóstol Pablo en su carta a los Corintios se refiere a esta Tradición Apostólica: “Yo mismo recibí esta tradición que, a su vez, les he transmitido” (1 Cor. 11, 23). Resumiendo, podemos decir que Jesús mandó “predicar”, no “escribir” su Evangelio. Jesús nunca repartió una Biblia. El Señor fundó su Iglesia, asegurándole que permanecerá hasta el fin del mundo. Y la Iglesia vivió muchos años de la Tradición Apostólica, sin tener los libros sagrados del Nuevo Testamento. II UNIDAD Después de haber leído los capítulos IV, V, y VI responda las siguientes preguntas: 1. ¿Porque los judíos no aceptan a Jesús? De acuerdo a algunos artículos indagados en los judíos, estos no aceptan a Jesús como su Mesías porque Jesús no cumplió las profecías mesiánicas. ¿Qué es lo que el Mesías tiene que lograr? , La Biblia dice que debe: - Construir el Tercer Templo como está escrito en el libro de Ezequiel 37:26-28: “(26) Y haré con ellos pacto de paz, pacto perpetuo será con ellos; y los estableceré y los multiplicaré, y pondré mi santuario entre ellos para siempre. (27) Estará en medio de ellos mi tabernáculo, y seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo. (28) Y sabrán las naciones que yo el Señor santifico a Israel, estando mi santuario en medio de ellos para siempre.”, y aun lo estamos esperando. - Reunir a todos los judíos de regreso en la Tierra de Israel, como está escrito en el libro de Isaías 43:5-6, “(5) No temas, porque yo estoy contigo; del oriente traeré tu generación, y del occidente te recogeré. (6) Diré al norte: Da acá; y al sur: No detengas; trae de lejos mis hijos, y mis hijas de los confines de la tierra” aquí puedo decir que ya son más judíos en Israel que en el Mundo, pero el camino es aun largo por andar.
  • 5. - Traer una era de paz mundial, acabar con el odio, la opresión, el sufrimiento y la enfermedad. Como está escrito en el libro de Isaías 2:4: "Una nación no levantará espada contra otra nación” - Esparcir un conocimiento universal sobre el Dios de Israel - uniendo a toda la raza humana como una. Como está escrito en el libro de Zacarías 14:9: “Dios será Rey sobre todo el mundo - ese día, Dios será Uno y Su Nombre será Uno”. - El Mesías debe ser descendiente del rey David por el lado paterno como está escrito en Génesis 49:10 “No será quitado el cetro de Judá, Ni el legislador de entre sus pies, Hasta que venga Siloh; Y a él se congregarán los pueblos.” e Isaías 11:1 “Saldrá una vara del tronco de Isaí, y un vástago retoñará de sus raíces”. 2. Argumentos para probar la divinidad de Jesús  San Juan 1: 1 En el principio existía la Palabra y la Palabra estaba con Dios, y la Palabra era Dios.  San Juan capítulo 8: 57 Entonces los judíos le dijeron: “¿Aún no tienes cincuenta años y has visto a Abraham?" 58 Jesús les respondió: “En verdad, en verdad os digo: antes de que Abraham existiera, Yo Soy.” Ex 3: 14 Dijo Dios a Moisés: “Yo soy el que soy.” Y añadió: “Así dirás a los israelitas: “Yo soy” me ha enviado a vosotros.”  Pero no me crean a mí, en el capítulo siguiente de Juan dice lo que entendían los judíos. Decía Jesús: 30 Yo y el Padre somos uno."31 Los judíos trajeron otra vez piedras para apedrearle. 32 Jesús les dijo: “Muchas obras buenas que vienen del Padre os he mostrado. ¿Por cuál de esas obras queréis apedrearme?” 33 Le respondieron los judíos: “No queremos apedrearte por ninguna obra buena, sino por una blasfemia y porque tú, siendo hombre, te haces a ti mismo Dios.”
  • 6.  San Juan, su capítulo 18: 4 Jesús, que sabía todo lo que le iba a suceder, se adelanta y les pregunta: “¿A quién buscáis?” 5 Le contestaron: “A Jesús el Nazareno.” Díceles: “Yo soy.” Judas, el que le entregaba, estaba también con ellos. 6 Cuando les dijo: “Yo soy", retrocedieron y cayeron en tierra.  San Juan capítulo 20: 28 Tomás le contestó: “Señor mío y Dios mío.” Un judío observante como el apóstol Tomás no iba a tomar en vano el nombre del Señor, y si llama “Dios mío” a NSJC es porque lo era.  San Lucas capítulo 6 1 Sucedió que cruzaba en sábado por unos sembrados; sus discípulos arrancaban y comían espigas desgranándolas con las manos. 2 Algunos de los fariseos dijeron: “¿Por qué hacéis lo que no es lícito en sábado?” 3 Y Jesús les respondió: “¿Ni siquiera habéis leído lo que hizo David, cuando sintió hambre él y los que le acompañaban, 4 cómo entró en la Casa de Dios, y tomando los panes de la presencia, que no es lícito comer sino sólo a los sacerdotes, comió él y dio a los que le acompañaban?” 5 Y les dijo: “El Hijo del hombre es señor del sábado.”  San Lucas capítulo 5 21 Los escribas y fariseos empezaron a pensar: “¿Quién es éste, que dice blasfemias? ¿Quién puede perdonar pecados sino sólo Dios?” Efectivamente, sólo Dios puede perdonar los pecados, ellos lo sabían, Jesús lo sabía, y aun así le perdona los pecados al paralítico y a otras personas, y por eso nosotros sabemos que NSJC es Dios.  San Mateo, capitulo 28: 18 Jesús se acercó a ellos y les habló así: «Me ha sido dado todo poder en el cielo y en la tierra. 19 Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, 20 y enseñándoles a guardar todo lo que yo os he mandado. Y he aquí que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo.»
  • 7. 3. ¿Por qué decimos que Jesús no es un impostor? De acuerdo a la personalidad de Cristo como nos la describen los evangelios. Es impostor el que busca su propio interés, el que engaña al prójimo para alcanzar un fin. Jesús, por el contrario, jamás utilizó su prestigio para obtener ventajas de ninguna clase, su comportamiento siempre fue sincero y leal. La santidad de Jesús es un hecho único en la historia; sólo Él pudo decir: "¿Quién de vosotros me acusará de pecado con razón?" (Jn. 8,46) Tampoco Jesús es un iluso, lo prueban su perfecto equilibrio mental y su constitución física, de naturaleza atlética. Jamás sufrió enfermedad alguna, ni crisis nerviosa. Durante su vida pública y su Pasión demostró su fortaleza física, nunca perdió el equilibrio ni la serenidad y siempre fue dueño de sus sentidos. Jesús siempre fue consciente de tener un fin en la vida, del deber de realizar la misión encomendada por el Padre: salvar al mundo mediante su pasión y muerte. Jesús no lo olvida ni un momento. Varias veces el Evangelio nos narra tentativos para hacerle desistir de su empresa, y cada vez Jesús supera el obstáculo con una afirmación férrea de su voluntad. El último asalto lo recibió Jesús de su misma naturaleza durante el episodio de Getsemaní: "...y comenzó a sentir terror y abatimiento" (Mc. 14,33)" Pasado el momento de decaimiento recobra plenamente el dominio de sí. Si en la vida de Jesús no hubiese existido este episodio, quizá hubiésemos creído que era un insensible. Sus sentimientos ante la muerte revelan, por el contrario, la inmensa carga emotiva de su naturaleza humana. Jesús une al heroísmo de la voluntad, una extraordinaria lucidez de ideas; siempre ve lo esencial, lo importante. Ante todo su inteligencia va unida a un perfecto equilibrio que demuestra tener especialmente en los momentos de prueba y de triunfo, y en su compasión ante las miserias ajenas. A través de la Pasión, Jesús demuestra su dignidad y su entereza; desde el momento de su prendimiento hasta el último suspiro, ni una palabra, ni un gesto revela en El debilidad ni decaimiento.
  • 8. Se concluye que un impostor o un iluso no actúan como Jesús, y que debe ser lo que El afirma. Sólo Dios nos puede dar pruebas más fuertes. III UNIDAD Después de haber leído los capítulos VII, VIII, y XI responda las siguientes preguntas: 1. ¿A qué se le llama plenitud de los tiempos? Explique Todas las grandes intervenciones de Dios en la antigua alianza estaban orientadas a la intervención definitiva y plena de Dios, hacia “aquel que había de venir” hacia el Mesías que establecería el Reino de Dios en el mundo. Este momento -la plenitud de los tiempos- aconteció cuando “Dios envió a su Hijo nacido de una mujer” (Gál. 4,4-5). De hecho, el Antiguo Testamento es una preparación y todo en él anuncia a Cristo y confluye en Cristo. Él es el centro del plan de Dios (Ef. 1,3-19; 3,1-12). Con él han llegado los “últimos tiempos” (Heb. 1,2), el “tiempo de la salvación” (2Cor. 6,2). Con su muerte se realiza la victoria de Dios sobre el mal y sobre Satanás (Jn. 12,31; 16,11). En Él Dios realiza la alianza nueva y eterna (Mc. 14,22-23). Con Él se abre el paraíso, tanto tiempo cerrado (Lc. 23,42-43). Por Él se nos da el Espíritu, que transforma el hombre dándole la nueva vida y realizando la nueva creación (Jn. 19,30-34; 20,22; 3,5; 7,37-39). Él es el centro de la historia, “el Principio y el Fin”, “el Alfa y la Omega” (Ap. 22,13). Él es “el mismo ayer, hoy y siempre” (Heb. 13,8), “el que era y es y viene” (Ap. 1,8), continúa presente en su Iglesia y “no se nos ha dado otro nombre en el que podamos ser salvos” (Hech. 4,12). Desde la perspectiva de la historia humana, la plenitud de los tiempos es una fecha concreta. Es la noche en que el Hijo de Dios vino al mundo en Belén. Esa expresión se encuentra en la carta a los Gálatas, San Pablo desea evocar una dimensión más profunda que se refiere a todo lo que se realizó en la cueva de Belén cuando “Dios envió al mundo a su Hijo, nacido de mujer”, el acontecimiento misterioso de la Noche Santa en el que el hijo deDios entró en la historia de los hombres y, en cierto sentido, la superó, o ¿en qué otra manera puede definirse la entrada de Dios en la historia sino como superación de la
  • 9. historia misma? Cuando Dios se hizo hombre, el tiempo, en su sucesión de años, de siglos y de milenios, es introducido en la dimensión de la eternidad divina: al venir al mundo, mediante su Hijo, Dios quiso unir entre sí las dimensiones del tiempo y de la eternidad. De esta forma el hombre está llamado a participar en la eternidad de Dios. 2. ¿A qué se llama expectación mesiánica? Es la actitud de atenta espera por la venida de Uno que representa la intervención de Dios en la historia humana. Para los cristianos, esa intervención divina en la historia del mundo cristaliza en la venida de Jesucristo: la obra consumada de Cristo en su muerte y resurrección, ascensión a los cielos, y la venida del Espíritu Santo con la consiguiente inauguración del periodo de la Iglesia y el inicio de su comisión mundial. Para los escritores del Nuevo Testamento, la expectativa mesiánica de Israel está cumplida en la venida de Jesús. Varios pasajes bíblicos delinean la identidad de Jesús: es el Mesías prometido (Lucas 2:11); es el Hijo de Dios (Lucas 1:32); y es el Hijo de David, con derecho al trono del reino mesiánico (Lucas 1:32,33). También delinean características de la obra a realizar en su primera venida: es un Salvador (Lucas 2.11); vino para redimir a los esclavizados por el pecado (Gálatas 4:4,7), otorgándoles el perdón (Mateo 1:21). Sin embargo, la esperanza mesiánica cumplida es aún una esperanza mesiánica pendiente (2 Corintios 5:1 al 4; Hebreos 9:28). El elemento pendiente está dado por la partida del Mesías de este mundo, y su ausencia física hasta el momento de su prometido regreso (Juan 14:3; Hechos 1:10,11); regreso cuya fecha precisa, Dios se ha reservado como secreto (Marcos 13:32). El tiempo de ausencia física del Mesías es el periodo de la Iglesia, y es también el tiempo de oportunidad para la humanidad de escuchar el evangelio de Jesucristo, el mensaje de perdón de pecados y salvación eterna (Mateo 28:19,20; Marcos 16:15, 16; Romanos 11:25 al 27). Pero debe quedar claro que desde los días de la primera venida de Cristo, el mundo está viviendo su etapa final (1 Juan 2:18; 1 Corintios 10:11; Hebreos 1:2). El corazón de la expectativa mesiánica cristiana se centra, entonces, en la segunda
  • 10. venida de Jesucristo. Pero en tanto dura la ausencia física del Mesías, su presencia espiritual es una realidad prometida y constante (Mateo 28:20; Juan 14:16-18). 3. ¿Explique cuáles son los aspectos en que se diferencia Jesús de otros fundadores de religiones? Los fundadores de las demás religiones, lo mismo que sus líderes religiosos, nos han dejado unas doctrinas, unas normas de conducta, unos ejemplos. Jesús va más allá. Lo centra toda en su persona. Es ésta una de las principales características de Jesús y es lo que realmente llama la atención cuando uno compara la religión cristiana con las demás religiones. Por una parte, se nos propone como maestro, como guía, como modelo; pero por otra, se constituye en punto central de los creyentes, cosa que ningún otro líder religioso ha hecho; éstos se han sentido enviados por Dios y se han tenido como simples enviados; se han dado la importancia que se quiera, pero siempre salvando la gran distancia entre Dios y ellos. Jesús ha insistido siempre en su “Yo”, en su personalidad, que es divina. Por eso ha dicho, no que enseña el camino o la verdad o que conduce a la vida, sino que Él es el camino, la verdad y la vida. Ha dicho que el Padre y Él son uno y que quien le ve a Él está viendo al Padre, y que nadie va al Padre sino por Él; nos dice que aprendamos de Él, que vayamos a Él. En otras palabras, nos centra en Él; pero además, lo hace con una humildad impresionante. Nadie le puede tachar de orgulloso; habla y actúa con la mayor naturalidad del mundo y con una plena disponibilidad para atender y servir a cualquiera que se acerque a Él. Es el pastor que da la vida por sus ovejas, la vid de la que parte la vida a los sarmientos, la luz que ilumina a quienes creen en El. Se constituye como centro de todos los hombres. Por una parte, está a su servicio dando sentido a sus vidas; por otra, exige que se le dedique la vida “a Él”. Perderla por Él es conservarla y conservarla para sí sin referencia a Él, es perderla.
  • 11. Y se van extendiendo por el mundo los creyentes, no sólo en Dios, sino también en Jesús. Y a través de la Historia van apareciendo millones de cristianos que son capaces de entregarle la vida con tal intensidad que renuncian a cualquier cosa que no sea la amistad con Jesús; y esta amistad la llevan a tales extremos, que ni siquiera ante la muerte retroceden. Y veintiún siglos después, hay también gente que está: en la cárcel por Él y que sufre persecución por Él y que pierde la vida por Él y que renuncia a llevar una vida normal y corriente por Él y que se dedica plenamente a anunciar, incluso fuera de su patria, a Jesús como salvador de todos los hombres. En conclusión podemos decir que Jesús fue el único que dio su vida por nosotros. Las Escrituras dicen: “Hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, un hombre, Cristo Jesús, que se dio a sí mismo como rescate correspondiente por todos” (1 Tim. 2:5, 6). Jesús desempeña un papel clave en el desarrollo del propósito divino. Dios lo envió “como luz al mundo, para que todo el que pone fe en [él] no permanezca en la oscuridad” (Juan 12:46). Según el apóstol Pedro, “no hay salvación en ningún otro” (Hechos 4:12). Esto es así porque alcanzamos la salvación gracias a la valiosa sangre de Cristo (1 Pedro 1:18, 19). Jesucristo entregó su vida como sacrificio redentor para librar a los hombres del pecado que introdujeron nuestros primeros padres, Adán y Eva (Mateo 20:28; 1 Timoteo 2:6). Dios también utilizó a su Hijo para revelar Su voluntad y propósito (Juan 8:12, 32, 46, 47; 14:6; Hechos 26:23).