SlideShare una empresa de Scribd logo
TESTIMONIO DE LA HNA. MAGDALENA DE AGUIRRE
SOBRE LA HNA. LUCÍA GIL ELIZALDE
(Fragmentos)
(…) es difícil dar una idea exacta de cómo era Lucía por desgracia no
ha quedado ni una sola fotografía de ella. La que tenemos es tan deficiente
que apenas se la reconoce, era la de la cédula de identidad. Físicamente se
las describiré: alta, moreno, en los últimos años excesivamente delgada, de
un andar del todo decidido, infundía en quien la veía un respeto que no se
sabía a qué atribuir, pero que la hacía superior al mismo tiempo que
agradaba sobremanera, las que hemos tenido la dicha de convivir con ella
sabemos de dónde provenía este encanto: de su unión con Dios.
Totalmente conservada, habiendo vivido mucho tiempo en el mundo,
nunca se dejó contaminar por él. Poseía un alma grande y un corazón
inmensamente generoso, dotada por el Señor de una gran inteligencia rara y
una voluntad férrea supo unir de tal modo estos dones que hicieron de ella
una mujer fuerte, semejante a la del Evangelio.
Y esta mujer que sabía de renuncias y olvidos de sí misma quiso Dios
fuese la cooperadora del Padre Carboni en la fundación de nuestra obra de
las A.P. de Santa María.
Cuantas veces recordaba sus primeras horas en la Obra, siempre lo
hacía como madre tierna que recuerda los primeros quejidos, la primera
sonrisa de su hijo. Así Lucía nos contaba cómo llegó a la obra. Fue a San
Lorenzo una mañana de octubre, el 13, a escuchar misa de 7, pero esta vez
no volvería San Isidro como siempre, sino que definitivamente quedaría en
la casa de Balbastro donde se encontraba una auxiliar que por diversos
motivos o porque Dios lo había querido así no perseveró. Y siempre que
recordaba esa su escapada se reía grandemente de su intento que había
hecho un mes antes por salir de su casa. ¿Y cuál será este intento que quedó
frustrado? Había fijado la fecha el día de Ntra. Señora de las Mercedes para
su ingreso en la obra, pero esta alma que obraba siempre en la presencia de
Dios, entiende sólo de caminos rectos aunque con la oposición de toda su
familia, en un arranque de ingenuidad, pide un camión a una empresa de
mudanzas. ¿Qué reacción produjo esto? Es de imaginarse, hubo que
despachar el camión impedida de salir por las lágrimas de su madre y las
recriminaciones de toda la familia. Pero no se declaró vencida nuestra
Lucía y ¿qué hacer? Se puso de acuerdo con la señora del Jefe de la Estación
y todos los días muy temprano ella se llevaba algo de ropa, etc, que se la
retenía hasta que ella en alguna salida al centro pudiera llevárselo a San
Lorenzo, a Balbastro. “Y así poco a poco, hasta logré traer las primeras
sábanas para las Auxiliares Parroquiales”.
Pero el Señor la probó desde sus primeros días en la obra. A poco de
llegar el Padre fuese afuera, a la Abadía de los Benedictinos de Entre Ríos,
a rezar como él dice y a dar gracias, agrego yo. ¿Qué pasa en esta ausencia
del Padre, que descansa en la que ya estaba y en la que entra?
Magdalena se llamaba la primera: entiende que no es para la obra,
que no tiene vocación, y se va. Queda Lucía sola desconcertada en un primer
momento y luego se da del todo a Dios (no sabe lo que Dios quiere, lo que le
pide, el Padre no está). Hace oración, intensa oración de amor, con el firme
propósito de cumplir la voluntad divina y entretanto llega el Padre ajeno a
semejante prueba.
Ha sufrido mucho, los obstáculos se multiplican, duda, casi renuncia a lo
que había entendido Dios le pedía, entonces se establece un diálogo decisivo:
- Lucía, dice el padre, ¿qué va a hacer?
- Lo que usted mediga.
- No puedo obligarla. Si usted se queda sigo con la Obra, de lo contrario,
desisto.
En un instante le pide luces al Espíritu Santo, comprende lo que pasa por
el alma y el corazón de su padre; prevé grandes sufrimientos y grandes
pruebas que exigirán de ella una abnegación completa, una generosidad sin
límites y entonces:
- Si Usted quiere y me acepta me quedo.
- Entonces, sigamos con la obra o mejor empecemos nuevamente, con lo
que veo la voluntad es del Señor.
Y así quedó hecha y bien cimentada la piedra angular y fundamental de
esta nuestra querida Obra.
(…) algo puede verse y así hoy, cuando algunos de los allegados a la
obra de aquél San Lorenzo, recuerdan los primeros albores de las Auxiliares
Parroquiales no saben si admirar más la confianza que el Padre, contra
todo puso siempre en Dios, o la obediencia del todo abnegada de su primer
hija Lucía. Solo ellos saben lo que sufrieron. Nadie entendía esto,
encontraban esta Obra fruto de una imaginación exaltada, indigna de toda
confianza, en una palabra juzgaban al Padre de loco y a la que lo seguía de
alucinada y embaucada.
Ah!, sólo Dios pudo sostener en los primeros tiempos al Padre y a Lucía,
luchando contra todo y contra todos. Humanamente no tenía ninguna
ayuda, pobres. Más de una vez se encontró Lucía con que no tenía dinero
para pagar al almacenero, carnicero, etc., y sin embargo jamás se vio
desfallecer. Poseía ese don de las almas grandes, que saben disimularle todo.
Con una exquisita delicadeza trataba de n o preocuparle a su Padre y se
arreglaba ya pidiendo a su familia ya a sus amigas que le habían ayudado
en las primeras horas.
Esto en cuanto a lo material, pero en cuanto a lo espiritual ah!, nunca
comprenderemos bastante lo que ha sufrido para dar a luz a esta obra. Hija
de dolores grandes y que después de una infancia por demás costosa, vemos
ya crecer ampliamente (…). Las burlas, los sarcasmos, los juicios de los
enemigos que se sucedían, pero ay! No sólo esto sino los amigos de quienes se
esperaba apoyo y aliento, también faltaron y puede decirse que ni uno sólo
pensó en ver llevada a cabo esta obra. Pero Dios estaba allí para alentar y
fortalecer a nuestro Padre, que dotado de una voluntad de hierro y del todo
confiado en Dios, y viviendo en espíritu de unión con El, entendió
comprendió que la falta de apoyo y auxilios humanos no harían más que
exaltar el poder y bondad de Dios y al mismo tiempo enseñarnos que cuando
el Señor quiere una cosa, se cumple siempre que esperamos confiadamente
en Él.

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Ana maria en la_biblioteca
Ana maria en la_bibliotecaAna maria en la_biblioteca
Ana maria en la_biblioteca
Mary Lita Pacheco Barreto
 
Examen conciencia para jovenes
Examen conciencia para jovenesExamen conciencia para jovenes
Examen conciencia para jovenes
Ricardo Cortes
 
Oracion por el esposo
Oracion por el esposoOracion por el esposo
Oracion por el esposo
marlenee12
 
Hombre y mujer
Hombre y mujerHombre y mujer
Hombre y mujer
sarasanchezs
 
Mujer Vituosa "Las virtudes de la mujer que ama a Dios"
Mujer Vituosa "Las virtudes de la mujer que ama a Dios"Mujer Vituosa "Las virtudes de la mujer que ama a Dios"
Mujer Vituosa "Las virtudes de la mujer que ama a Dios"
JOSE GARCIA PERALTA
 
14. 24 HORAS CON EL SEÑOR
14. 24 HORAS CON EL SEÑOR14. 24 HORAS CON EL SEÑOR
14. 24 HORAS CON EL SEÑOR
maestroblogparroquia
 
Charla Cuaresmal 1
Charla Cuaresmal 1Charla Cuaresmal 1
Charla Cuaresmal 1
framasg
 
La oración santa teresa de lisieux
La oración santa teresa de lisieuxLa oración santa teresa de lisieux
La oración santa teresa de lisieux
monica eljuri
 
Celebración penitencia 2011 con algunas modificaciones
Celebración penitencia 2011 con algunas modificacionesCelebración penitencia 2011 con algunas modificaciones
Celebración penitencia 2011 con algunas modificaciones
Izaskun Igutierrez
 
Capitulos de las Horas de la Pasión
Capitulos de las Horas de la PasiónCapitulos de las Horas de la Pasión
Capitulos de las Horas de la Pasión
Lorena Gomez
 
Acto penitencial 2012
Acto penitencial 2012Acto penitencial 2012
Acto penitencial 2012
Pasjuvomer Mercedaria
 
Como ayudo a mi conyuge en sus debilidades
Como ayudo a mi conyuge en sus debilidadesComo ayudo a mi conyuge en sus debilidades
Como ayudo a mi conyuge en sus debilidades
c_a_g_s_7
 
Consagración al espíritu santo
Consagración al espíritu santoConsagración al espíritu santo
Consagración al espíritu santo
JManeBR
 
Oración de guerra espiritual para romper la maldición de la pobreza
Oración de guerra espiritual para romper la maldición de la pobrezaOración de guerra espiritual para romper la maldición de la pobreza
Oración de guerra espiritual para romper la maldición de la pobreza
Kikemontero
 
PENITENCIAL - Semana Santa 2014
PENITENCIAL - Semana Santa 2014PENITENCIAL - Semana Santa 2014
PENITENCIAL - Semana Santa 2014
MJDspain
 
Oracion de liberacion matrimonial familiar y sanidad
Oracion de liberacion matrimonial familiar y sanidadOracion de liberacion matrimonial familiar y sanidad
Oracion de liberacion matrimonial familiar y sanidad
MARITZA MALDONADO
 
OracióN
OracióNOracióN
OracióN
NancyRam
 
20. La primera Hora de Agonia en la Cruz
20. La primera Hora de Agonia en la Cruz20. La primera Hora de Agonia en la Cruz
20. La primera Hora de Agonia en la Cruz
Lorena Gomez
 
Ataduras de nuestro pasado
Ataduras de nuestro pasadoAtaduras de nuestro pasado
Ataduras de nuestro pasado
Luis Alberto Jiménez Manrique
 

La actualidad más candente (19)

Ana maria en la_biblioteca
Ana maria en la_bibliotecaAna maria en la_biblioteca
Ana maria en la_biblioteca
 
Examen conciencia para jovenes
Examen conciencia para jovenesExamen conciencia para jovenes
Examen conciencia para jovenes
 
Oracion por el esposo
Oracion por el esposoOracion por el esposo
Oracion por el esposo
 
Hombre y mujer
Hombre y mujerHombre y mujer
Hombre y mujer
 
Mujer Vituosa "Las virtudes de la mujer que ama a Dios"
Mujer Vituosa "Las virtudes de la mujer que ama a Dios"Mujer Vituosa "Las virtudes de la mujer que ama a Dios"
Mujer Vituosa "Las virtudes de la mujer que ama a Dios"
 
14. 24 HORAS CON EL SEÑOR
14. 24 HORAS CON EL SEÑOR14. 24 HORAS CON EL SEÑOR
14. 24 HORAS CON EL SEÑOR
 
Charla Cuaresmal 1
Charla Cuaresmal 1Charla Cuaresmal 1
Charla Cuaresmal 1
 
La oración santa teresa de lisieux
La oración santa teresa de lisieuxLa oración santa teresa de lisieux
La oración santa teresa de lisieux
 
Celebración penitencia 2011 con algunas modificaciones
Celebración penitencia 2011 con algunas modificacionesCelebración penitencia 2011 con algunas modificaciones
Celebración penitencia 2011 con algunas modificaciones
 
Capitulos de las Horas de la Pasión
Capitulos de las Horas de la PasiónCapitulos de las Horas de la Pasión
Capitulos de las Horas de la Pasión
 
Acto penitencial 2012
Acto penitencial 2012Acto penitencial 2012
Acto penitencial 2012
 
Como ayudo a mi conyuge en sus debilidades
Como ayudo a mi conyuge en sus debilidadesComo ayudo a mi conyuge en sus debilidades
Como ayudo a mi conyuge en sus debilidades
 
Consagración al espíritu santo
Consagración al espíritu santoConsagración al espíritu santo
Consagración al espíritu santo
 
Oración de guerra espiritual para romper la maldición de la pobreza
Oración de guerra espiritual para romper la maldición de la pobrezaOración de guerra espiritual para romper la maldición de la pobreza
Oración de guerra espiritual para romper la maldición de la pobreza
 
PENITENCIAL - Semana Santa 2014
PENITENCIAL - Semana Santa 2014PENITENCIAL - Semana Santa 2014
PENITENCIAL - Semana Santa 2014
 
Oracion de liberacion matrimonial familiar y sanidad
Oracion de liberacion matrimonial familiar y sanidadOracion de liberacion matrimonial familiar y sanidad
Oracion de liberacion matrimonial familiar y sanidad
 
OracióN
OracióNOracióN
OracióN
 
20. La primera Hora de Agonia en la Cruz
20. La primera Hora de Agonia en la Cruz20. La primera Hora de Agonia en la Cruz
20. La primera Hora de Agonia en la Cruz
 
Ataduras de nuestro pasado
Ataduras de nuestro pasadoAtaduras de nuestro pasado
Ataduras de nuestro pasado
 

Similar a Testimonio de la Hna Magdalena

Ana maria en la_biblioteca
Ana maria en la_bibliotecaAna maria en la_biblioteca
Ana maria en la_biblioteca
perunova
 
Madre teresa de_calcuta-2147
Madre teresa de_calcuta-2147Madre teresa de_calcuta-2147
Madre teresa de_calcuta-2147
LUIS MIGUEL
 
Un llamamiento al Amor.
Un llamamiento al Amor.Un llamamiento al Amor.
Un llamamiento al Amor.
Raquel Z
 
Lecciones 1y2
Lecciones 1y2Lecciones 1y2
Lecciones 1y2
RenuevoMedios
 
Novena aguinaldos
Novena aguinaldosNovena aguinaldos
Novena aguinaldos
Luis Arellano
 
Claves para el fracaso
Claves para el fracasoClaves para el fracaso
Claves para el fracaso
Puerta de vida
 
Mis ojos puestos en él
Mis ojos puestos en élMis ojos puestos en él
Mis ojos puestos en él
Molly Möll Figueroa
 
CLASUR 2016 - BRASIL sudeste - "Teresa de Los Andes, servidora dos pobres"
CLASUR 2016 - BRASIL sudeste - "Teresa de Los Andes, servidora dos pobres"CLASUR 2016 - BRASIL sudeste - "Teresa de Los Andes, servidora dos pobres"
CLASUR 2016 - BRASIL sudeste - "Teresa de Los Andes, servidora dos pobres"
ORDEN SEGLAR CARMELITAS DESCALZOS
 
Francisco y Laura Montoya nos enseña la misericordia de Dios
Francisco y Laura Montoya nos enseña la misericordia de Dios Francisco y Laura Montoya nos enseña la misericordia de Dios
Francisco y Laura Montoya nos enseña la misericordia de Dios
Ana María Julia Palomino Corzo
 
Francisco y Laura Montoya nos enseña la misericordia de Dios
Francisco y Laura Montoya nos enseña la misericordia de Dios Francisco y Laura Montoya nos enseña la misericordia de Dios
Francisco y Laura Montoya nos enseña la misericordia de Dios
Ana María Julia Palomino Corzo
 
Tommy tenney-los-captores-de-dios
Tommy tenney-los-captores-de-diosTommy tenney-los-captores-de-dios
Tommy tenney-los-captores-de-dios
Damaris Velazquez
 
Lo Hizo Por Ti Max Lucado
Lo Hizo Por Ti   Max LucadoLo Hizo Por Ti   Max Lucado
Lo Hizo Por Ti Max Lucado
Sandy Hefzi-Ba
 
Guia discipulador
Guia discipuladorGuia discipulador
Guia discipulador
RenuevoMedios
 
Oracion con conviccion
Oracion con conviccionOracion con conviccion
Oracion con conviccion
RenuevoMedios
 
Cuentos cuaresmales
Cuentos cuaresmalesCuentos cuaresmales
Cuentos cuaresmales
Maria Laura Puet
 
Testimonio Retha McPherson
Testimonio Retha McPhersonTestimonio Retha McPherson
Testimonio Retha McPherson
Revistas Cristianas
 
Retiro de julio #DesdeCasa (2023)
Retiro de julio #DesdeCasa (2023)Retiro de julio #DesdeCasa (2023)
Retiro de julio #DesdeCasa (2023)
Opus Dei
 
23227794 lucado-max-lo-hizo-por-ti
23227794 lucado-max-lo-hizo-por-ti23227794 lucado-max-lo-hizo-por-ti
23227794 lucado-max-lo-hizo-por-ti
kiko pdf
 
Madre teresa de_calcuta-2147
Madre teresa de_calcuta-2147Madre teresa de_calcuta-2147
Madre teresa de_calcuta-2147
joshecita
 
Madre Teresa De Calcuta 2147
Madre Teresa De Calcuta 2147Madre Teresa De Calcuta 2147
Madre Teresa De Calcuta 2147
danielyclaudia
 

Similar a Testimonio de la Hna Magdalena (20)

Ana maria en la_biblioteca
Ana maria en la_bibliotecaAna maria en la_biblioteca
Ana maria en la_biblioteca
 
Madre teresa de_calcuta-2147
Madre teresa de_calcuta-2147Madre teresa de_calcuta-2147
Madre teresa de_calcuta-2147
 
Un llamamiento al Amor.
Un llamamiento al Amor.Un llamamiento al Amor.
Un llamamiento al Amor.
 
Lecciones 1y2
Lecciones 1y2Lecciones 1y2
Lecciones 1y2
 
Novena aguinaldos
Novena aguinaldosNovena aguinaldos
Novena aguinaldos
 
Claves para el fracaso
Claves para el fracasoClaves para el fracaso
Claves para el fracaso
 
Mis ojos puestos en él
Mis ojos puestos en élMis ojos puestos en él
Mis ojos puestos en él
 
CLASUR 2016 - BRASIL sudeste - "Teresa de Los Andes, servidora dos pobres"
CLASUR 2016 - BRASIL sudeste - "Teresa de Los Andes, servidora dos pobres"CLASUR 2016 - BRASIL sudeste - "Teresa de Los Andes, servidora dos pobres"
CLASUR 2016 - BRASIL sudeste - "Teresa de Los Andes, servidora dos pobres"
 
Francisco y Laura Montoya nos enseña la misericordia de Dios
Francisco y Laura Montoya nos enseña la misericordia de Dios Francisco y Laura Montoya nos enseña la misericordia de Dios
Francisco y Laura Montoya nos enseña la misericordia de Dios
 
Francisco y Laura Montoya nos enseña la misericordia de Dios
Francisco y Laura Montoya nos enseña la misericordia de Dios Francisco y Laura Montoya nos enseña la misericordia de Dios
Francisco y Laura Montoya nos enseña la misericordia de Dios
 
Tommy tenney-los-captores-de-dios
Tommy tenney-los-captores-de-diosTommy tenney-los-captores-de-dios
Tommy tenney-los-captores-de-dios
 
Lo Hizo Por Ti Max Lucado
Lo Hizo Por Ti   Max LucadoLo Hizo Por Ti   Max Lucado
Lo Hizo Por Ti Max Lucado
 
Guia discipulador
Guia discipuladorGuia discipulador
Guia discipulador
 
Oracion con conviccion
Oracion con conviccionOracion con conviccion
Oracion con conviccion
 
Cuentos cuaresmales
Cuentos cuaresmalesCuentos cuaresmales
Cuentos cuaresmales
 
Testimonio Retha McPherson
Testimonio Retha McPhersonTestimonio Retha McPherson
Testimonio Retha McPherson
 
Retiro de julio #DesdeCasa (2023)
Retiro de julio #DesdeCasa (2023)Retiro de julio #DesdeCasa (2023)
Retiro de julio #DesdeCasa (2023)
 
23227794 lucado-max-lo-hizo-por-ti
23227794 lucado-max-lo-hizo-por-ti23227794 lucado-max-lo-hizo-por-ti
23227794 lucado-max-lo-hizo-por-ti
 
Madre teresa de_calcuta-2147
Madre teresa de_calcuta-2147Madre teresa de_calcuta-2147
Madre teresa de_calcuta-2147
 
Madre Teresa De Calcuta 2147
Madre Teresa De Calcuta 2147Madre Teresa De Calcuta 2147
Madre Teresa De Calcuta 2147
 

Más de Hermanas Auxiliares Parroquiales De Santa Maria

La Resurrección ¿restauración o nueva Creación.docx
La Resurrección ¿restauración o nueva Creación.docxLa Resurrección ¿restauración o nueva Creación.docx
La Resurrección ¿restauración o nueva Creación.docx
Hermanas Auxiliares Parroquiales De Santa Maria
 
Volverse Oración El sueño de la oración permanente.docx
Volverse Oración El sueño de la oración permanente.docxVolverse Oración El sueño de la oración permanente.docx
Volverse Oración El sueño de la oración permanente.docx
Hermanas Auxiliares Parroquiales De Santa Maria
 
día de la Madre.docx
día de la Madre.docxdía de la Madre.docx
Una poética de la vida el tejido litúrgico benedictino.docx
Una poética de la vida el tejido litúrgico benedictino.docxUna poética de la vida el tejido litúrgico benedictino.docx
Una poética de la vida el tejido litúrgico benedictino.docx
Hermanas Auxiliares Parroquiales De Santa Maria
 
la libertad bautismal
la libertad bautismalla libertad bautismal
Ciudadanos del mundo
Ciudadanos del mundoCiudadanos del mundo
Triduo al Padre Rodolfo Carboni.
Triduo al Padre Rodolfo Carboni.Triduo al Padre Rodolfo Carboni.
Triduo al Padre Rodolfo Carboni.
Hermanas Auxiliares Parroquiales De Santa Maria
 
A reír, a sonreír... que trae buena salud
A reír, a sonreír... que trae buena saludA reír, a sonreír... que trae buena salud
A reír, a sonreír... que trae buena salud
Hermanas Auxiliares Parroquiales De Santa Maria
 
Narrando jujuy mayo 2018
Narrando jujuy mayo 2018Narrando jujuy mayo 2018
Patria matria
Patria matriaPatria matria
Narrando goya abril 2018
Narrando goya abril 2018Narrando goya abril 2018
Narrando nuestra vida en goya 2018
Narrando nuestra vida en goya 2018Narrando nuestra vida en goya 2018
Narrando nuestra vida en goya 2018
Hermanas Auxiliares Parroquiales De Santa Maria
 
Narrando xai xai
Narrando xai xaiNarrando xai xai
Narrando Amancay mes de septiembre y octubre y noviembre
Narrando  Amancay mes de septiembre y  octubre y noviembreNarrando  Amancay mes de septiembre y  octubre y noviembre
Narrando Amancay mes de septiembre y octubre y noviembre
Hermanas Auxiliares Parroquiales De Santa Maria
 
Triptico Copihues del Ñielol
Triptico Copihues del ÑielolTriptico Copihues del Ñielol
Narrando nuestra vida 25 años en Chile
Narrando nuestra vida 25 años en ChileNarrando nuestra vida 25 años en Chile
Narrando nuestra vida 25 años en Chile
Hermanas Auxiliares Parroquiales De Santa Maria
 
Carta explicativa
Carta explicativaCarta explicativa
Camino a la cumbre cc cop21
Camino a la cumbre cc cop21Camino a la cumbre cc cop21
Lazos fraternos
Lazos fraternosLazos fraternos
Novena al p. carboni
Novena al p. carboniNovena al p. carboni

Más de Hermanas Auxiliares Parroquiales De Santa Maria (20)

La Resurrección ¿restauración o nueva Creación.docx
La Resurrección ¿restauración o nueva Creación.docxLa Resurrección ¿restauración o nueva Creación.docx
La Resurrección ¿restauración o nueva Creación.docx
 
Volverse Oración El sueño de la oración permanente.docx
Volverse Oración El sueño de la oración permanente.docxVolverse Oración El sueño de la oración permanente.docx
Volverse Oración El sueño de la oración permanente.docx
 
día de la Madre.docx
día de la Madre.docxdía de la Madre.docx
día de la Madre.docx
 
Una poética de la vida el tejido litúrgico benedictino.docx
Una poética de la vida el tejido litúrgico benedictino.docxUna poética de la vida el tejido litúrgico benedictino.docx
Una poética de la vida el tejido litúrgico benedictino.docx
 
la libertad bautismal
la libertad bautismalla libertad bautismal
la libertad bautismal
 
Ciudadanos del mundo
Ciudadanos del mundoCiudadanos del mundo
Ciudadanos del mundo
 
Triduo al Padre Rodolfo Carboni.
Triduo al Padre Rodolfo Carboni.Triduo al Padre Rodolfo Carboni.
Triduo al Padre Rodolfo Carboni.
 
A reír, a sonreír... que trae buena salud
A reír, a sonreír... que trae buena saludA reír, a sonreír... que trae buena salud
A reír, a sonreír... que trae buena salud
 
Narrando jujuy mayo 2018
Narrando jujuy mayo 2018Narrando jujuy mayo 2018
Narrando jujuy mayo 2018
 
Patria matria
Patria matriaPatria matria
Patria matria
 
Narrando goya abril 2018
Narrando goya abril 2018Narrando goya abril 2018
Narrando goya abril 2018
 
Narrando nuestra vida en goya 2018
Narrando nuestra vida en goya 2018Narrando nuestra vida en goya 2018
Narrando nuestra vida en goya 2018
 
Narrando xai xai
Narrando xai xaiNarrando xai xai
Narrando xai xai
 
Narrando Amancay mes de septiembre y octubre y noviembre
Narrando  Amancay mes de septiembre y  octubre y noviembreNarrando  Amancay mes de septiembre y  octubre y noviembre
Narrando Amancay mes de septiembre y octubre y noviembre
 
Triptico Copihues del Ñielol
Triptico Copihues del ÑielolTriptico Copihues del Ñielol
Triptico Copihues del Ñielol
 
Narrando nuestra vida 25 años en Chile
Narrando nuestra vida 25 años en ChileNarrando nuestra vida 25 años en Chile
Narrando nuestra vida 25 años en Chile
 
Carta explicativa
Carta explicativaCarta explicativa
Carta explicativa
 
Camino a la cumbre cc cop21
Camino a la cumbre cc cop21Camino a la cumbre cc cop21
Camino a la cumbre cc cop21
 
Lazos fraternos
Lazos fraternosLazos fraternos
Lazos fraternos
 
Novena al p. carboni
Novena al p. carboniNovena al p. carboni
Novena al p. carboni
 

Último

La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdfLa inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
adyesp
 
Voces 1 de samuel 17 Centro de Enseñanza CED.pptx
Voces 1 de samuel 17 Centro de Enseñanza CED.pptxVoces 1 de samuel 17 Centro de Enseñanza CED.pptx
Voces 1 de samuel 17 Centro de Enseñanza CED.pptx
jenune
 
la Vidas juveniles victoriosas en la espiritualidad
la Vidas juveniles victoriosas en la espiritualidadla Vidas juveniles victoriosas en la espiritualidad
la Vidas juveniles victoriosas en la espiritualidad
FranciscoJoseFloresG1
 
Te costara todo steve lawson discípulo pdf
Te costara todo steve lawson discípulo pdfTe costara todo steve lawson discípulo pdf
Te costara todo steve lawson discípulo pdf
CRISTINAULLOA12
 
Definicion e importancias de Altar Familiar
Definicion e importancias de Altar FamiliarDefinicion e importancias de Altar Familiar
Definicion e importancias de Altar Familiar
miluskamendoza7
 
Antropología Filosófica facil de entender.ppt
Antropología Filosófica facil de entender.pptAntropología Filosófica facil de entender.ppt
Antropología Filosófica facil de entender.ppt
FacundoRiquel
 
SANTA CONVOCATORIA tema DESCANSO PARA SUBIR AL MONTE
SANTA CONVOCATORIA tema DESCANSO PARA SUBIR AL MONTESANTA CONVOCATORIA tema DESCANSO PARA SUBIR AL MONTE
SANTA CONVOCATORIA tema DESCANSO PARA SUBIR AL MONTE
CENTI
 
El Corazón de Jesús en la espiritualidad de Luisa de Marillac
El Corazón de Jesús en la espiritualidad de Luisa de MarillacEl Corazón de Jesús en la espiritualidad de Luisa de Marillac
El Corazón de Jesús en la espiritualidad de Luisa de Marillac
Famvin: the Worldwide Vincentian Family
 

Último (8)

La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdfLa inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
La inerpretación del Evangelio de san Lucas.pdf
 
Voces 1 de samuel 17 Centro de Enseñanza CED.pptx
Voces 1 de samuel 17 Centro de Enseñanza CED.pptxVoces 1 de samuel 17 Centro de Enseñanza CED.pptx
Voces 1 de samuel 17 Centro de Enseñanza CED.pptx
 
la Vidas juveniles victoriosas en la espiritualidad
la Vidas juveniles victoriosas en la espiritualidadla Vidas juveniles victoriosas en la espiritualidad
la Vidas juveniles victoriosas en la espiritualidad
 
Te costara todo steve lawson discípulo pdf
Te costara todo steve lawson discípulo pdfTe costara todo steve lawson discípulo pdf
Te costara todo steve lawson discípulo pdf
 
Definicion e importancias de Altar Familiar
Definicion e importancias de Altar FamiliarDefinicion e importancias de Altar Familiar
Definicion e importancias de Altar Familiar
 
Antropología Filosófica facil de entender.ppt
Antropología Filosófica facil de entender.pptAntropología Filosófica facil de entender.ppt
Antropología Filosófica facil de entender.ppt
 
SANTA CONVOCATORIA tema DESCANSO PARA SUBIR AL MONTE
SANTA CONVOCATORIA tema DESCANSO PARA SUBIR AL MONTESANTA CONVOCATORIA tema DESCANSO PARA SUBIR AL MONTE
SANTA CONVOCATORIA tema DESCANSO PARA SUBIR AL MONTE
 
El Corazón de Jesús en la espiritualidad de Luisa de Marillac
El Corazón de Jesús en la espiritualidad de Luisa de MarillacEl Corazón de Jesús en la espiritualidad de Luisa de Marillac
El Corazón de Jesús en la espiritualidad de Luisa de Marillac
 

Testimonio de la Hna Magdalena

  • 1. TESTIMONIO DE LA HNA. MAGDALENA DE AGUIRRE SOBRE LA HNA. LUCÍA GIL ELIZALDE (Fragmentos) (…) es difícil dar una idea exacta de cómo era Lucía por desgracia no ha quedado ni una sola fotografía de ella. La que tenemos es tan deficiente que apenas se la reconoce, era la de la cédula de identidad. Físicamente se las describiré: alta, moreno, en los últimos años excesivamente delgada, de un andar del todo decidido, infundía en quien la veía un respeto que no se sabía a qué atribuir, pero que la hacía superior al mismo tiempo que agradaba sobremanera, las que hemos tenido la dicha de convivir con ella sabemos de dónde provenía este encanto: de su unión con Dios. Totalmente conservada, habiendo vivido mucho tiempo en el mundo, nunca se dejó contaminar por él. Poseía un alma grande y un corazón inmensamente generoso, dotada por el Señor de una gran inteligencia rara y una voluntad férrea supo unir de tal modo estos dones que hicieron de ella una mujer fuerte, semejante a la del Evangelio. Y esta mujer que sabía de renuncias y olvidos de sí misma quiso Dios fuese la cooperadora del Padre Carboni en la fundación de nuestra obra de las A.P. de Santa María. Cuantas veces recordaba sus primeras horas en la Obra, siempre lo hacía como madre tierna que recuerda los primeros quejidos, la primera sonrisa de su hijo. Así Lucía nos contaba cómo llegó a la obra. Fue a San Lorenzo una mañana de octubre, el 13, a escuchar misa de 7, pero esta vez no volvería San Isidro como siempre, sino que definitivamente quedaría en la casa de Balbastro donde se encontraba una auxiliar que por diversos motivos o porque Dios lo había querido así no perseveró. Y siempre que recordaba esa su escapada se reía grandemente de su intento que había hecho un mes antes por salir de su casa. ¿Y cuál será este intento que quedó frustrado? Había fijado la fecha el día de Ntra. Señora de las Mercedes para su ingreso en la obra, pero esta alma que obraba siempre en la presencia de Dios, entiende sólo de caminos rectos aunque con la oposición de toda su familia, en un arranque de ingenuidad, pide un camión a una empresa de
  • 2. mudanzas. ¿Qué reacción produjo esto? Es de imaginarse, hubo que despachar el camión impedida de salir por las lágrimas de su madre y las recriminaciones de toda la familia. Pero no se declaró vencida nuestra Lucía y ¿qué hacer? Se puso de acuerdo con la señora del Jefe de la Estación y todos los días muy temprano ella se llevaba algo de ropa, etc, que se la retenía hasta que ella en alguna salida al centro pudiera llevárselo a San Lorenzo, a Balbastro. “Y así poco a poco, hasta logré traer las primeras sábanas para las Auxiliares Parroquiales”. Pero el Señor la probó desde sus primeros días en la obra. A poco de llegar el Padre fuese afuera, a la Abadía de los Benedictinos de Entre Ríos, a rezar como él dice y a dar gracias, agrego yo. ¿Qué pasa en esta ausencia del Padre, que descansa en la que ya estaba y en la que entra? Magdalena se llamaba la primera: entiende que no es para la obra, que no tiene vocación, y se va. Queda Lucía sola desconcertada en un primer momento y luego se da del todo a Dios (no sabe lo que Dios quiere, lo que le pide, el Padre no está). Hace oración, intensa oración de amor, con el firme propósito de cumplir la voluntad divina y entretanto llega el Padre ajeno a semejante prueba. Ha sufrido mucho, los obstáculos se multiplican, duda, casi renuncia a lo que había entendido Dios le pedía, entonces se establece un diálogo decisivo: - Lucía, dice el padre, ¿qué va a hacer? - Lo que usted mediga. - No puedo obligarla. Si usted se queda sigo con la Obra, de lo contrario, desisto. En un instante le pide luces al Espíritu Santo, comprende lo que pasa por el alma y el corazón de su padre; prevé grandes sufrimientos y grandes pruebas que exigirán de ella una abnegación completa, una generosidad sin límites y entonces: - Si Usted quiere y me acepta me quedo.
  • 3. - Entonces, sigamos con la obra o mejor empecemos nuevamente, con lo que veo la voluntad es del Señor. Y así quedó hecha y bien cimentada la piedra angular y fundamental de esta nuestra querida Obra. (…) algo puede verse y así hoy, cuando algunos de los allegados a la obra de aquél San Lorenzo, recuerdan los primeros albores de las Auxiliares Parroquiales no saben si admirar más la confianza que el Padre, contra todo puso siempre en Dios, o la obediencia del todo abnegada de su primer hija Lucía. Solo ellos saben lo que sufrieron. Nadie entendía esto, encontraban esta Obra fruto de una imaginación exaltada, indigna de toda confianza, en una palabra juzgaban al Padre de loco y a la que lo seguía de alucinada y embaucada. Ah!, sólo Dios pudo sostener en los primeros tiempos al Padre y a Lucía, luchando contra todo y contra todos. Humanamente no tenía ninguna ayuda, pobres. Más de una vez se encontró Lucía con que no tenía dinero para pagar al almacenero, carnicero, etc., y sin embargo jamás se vio desfallecer. Poseía ese don de las almas grandes, que saben disimularle todo. Con una exquisita delicadeza trataba de n o preocuparle a su Padre y se arreglaba ya pidiendo a su familia ya a sus amigas que le habían ayudado en las primeras horas. Esto en cuanto a lo material, pero en cuanto a lo espiritual ah!, nunca comprenderemos bastante lo que ha sufrido para dar a luz a esta obra. Hija de dolores grandes y que después de una infancia por demás costosa, vemos ya crecer ampliamente (…). Las burlas, los sarcasmos, los juicios de los enemigos que se sucedían, pero ay! No sólo esto sino los amigos de quienes se esperaba apoyo y aliento, también faltaron y puede decirse que ni uno sólo pensó en ver llevada a cabo esta obra. Pero Dios estaba allí para alentar y fortalecer a nuestro Padre, que dotado de una voluntad de hierro y del todo confiado en Dios, y viviendo en espíritu de unión con El, entendió comprendió que la falta de apoyo y auxilios humanos no harían más que exaltar el poder y bondad de Dios y al mismo tiempo enseñarnos que cuando el Señor quiere una cosa, se cumple siempre que esperamos confiadamente en Él.