SlideShare una empresa de Scribd logo
MPAA 2011/2012
ESTUDIOS OFICIALES
DE MÁSTER Y DOCTORADO
EN PROYECTOS
ARQUITECTÓNICOS
AVANZADOS




    Cartografías del Deseo. La ventana, la privacidad y el deseo.

    Miguel Ángel Ortega Rodríguez


    Línea de Paisaje

    Darío Gazapo de Aguilera

    Juan Miguel Hernández de León

   miguel.ortega.rodriguez@gmail.com




    ES

     La privacidad amplía la dicotomía de lo público y lo privado con la experiencia del individuo. Nos asomaremos a
cinco ventanas, cinco escenarios para la acción, la privacidad y el deseo desde los que viajaremos, acompañados por
distintos pensadores, por espacios y situaciones arquitectónicas que nos ayuden a una delimitación contemporánea de
la privacidad.



    PALABRAS CLAVE: deseo, privacidad, publicidad, intimidad, ventana,




    EN


scenarios for action, privacy and desire. In company of different thinkers we propose several journeys throughout archi-




    KEYWORDS: desire, privacy, publicity, intimacy, window,
MPAA 2011/2012
ESTUDIOS OFICIALES
DE MÁSTER Y DOCTORADO
EN PROYECTOS
ARQUITECTÓNICOS
AVANZADOS




   Cartografías del Deseo. La ventana, la privacidad y el deseo.

   Miguel Ángel Ortega Rodríguez

INFORME DEL DIRECTOR DE LA TESIS FIN DE MÁSTER




FECHA:
FIRMA DEL DIRECTOR/A DE LA TESIS FIN DE MASTER
Tesis Fin de Máster
Máster de Proyectos Arquitectónicos Avanzados
Línea de Paisaje
Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid

Directores de la Tesis
Juan Miguel Hernández de León
Darío Gazapo de Aguilera

SEPTIEMBRE DE 2012




                                                     3|
|4
A Darío, a Lucía, a la familia de Paisaje.

 A ese año tras el que nada será igual.



              ¡París no se acaba nunca!




                 SEPTIEMBRE DE 2012




                                        5|
|6
Índice

Glosario — 9

Introducción. El espacio de la privacidad, ni
espacio público ni espacio privado.

La experiencia de la calle — 11
La experiencia de la Cartografía del Deseo. Laboratorio ur-
      bano en Madrid, París y Venecia. — 12
Nolli vs. la cartografía del deseo — 12

1. La Privacidad. Una genealogía                                3. La Ventana. Territorio de Acción.

                                                  -             3.1. De elemento compositivo a marco de ac-
             13                                                       ción — 31
1.2. Un campo entre la interioridad y la exteriori-                                                          -
      dad. — 14                                                       dad y el deseo. La ventana indiscreta de
Privacidad vs. intimidad. — 14                                        Hitchcock. — 32
Espacios litúrgicos y confesionales de la intimidad. La Es-     Los personajes y sus espacios del deseo. — 33
      cuela de Cirugía de Jacques Gondouin y el diván de
      Freud. — 15
                                                                4. Escenarios para la acción, la privacidad y
Privacidad vs. publicidad. — 16                                 el deseo.
La domesticación de la opinión pública. El salón literario de
      Madame Geoffrin, la salita familiar y la República In-    V 1. El espacio mirilla — 35
      dependiente de tu Casa. — 18                                            Espacios: Panóptico de Bentham. Peep show
                                                                       Acompañantes: Michel Foucault, Jeremias Bentham.
1.3. Problematización y normalización de la pri-                       Viajes recomendados: Neue National Galerie, Cúpu-
      vacidad. Aproximaciones interdisciplina-                                    la del Reichstag, Memorial al Holocausto.
      res. — 20                                                 V 2. La ventana roja y el espacio denso — 37
James Bond desde Rusia con amor. El concurso del Reichs-                  Espacios: El pasaje parisino. El escaparate de las
      tag. Espionaje vs. transparencia. — 20                           trabajadoras del sexo del barrio rojo. El Crystal Pala-
                                                                                                              ce de Londres.
Retóricas de la vigilancia, el 11s y el Gran Hermano. — 21                 Viajes recomendados: Centro George Pompidou.
                                                                                                 Elbphilarmonie Hamburgo.
                                                                          Acompañantes: Walter Benjamin, Peter Sloterdijk.
2. El Deseo
                                                                V 3. La ventana customizada y el espacio apropia-
                                                                      do. — 39
2.1. D de Deseo. (Désir). — 23                                        Espacios: El balcón mediterráneo y el ventanal nórdi-
                                                                                                                          -
2.2. Sociedad disciplinaria y sociedad de con-                                                                        dos.
       trol — 23                                                      Viajes recomendados: La torre David de Caracas, La
2.3. Espacios de vigilancia. Territorios de con-
       trol. — 24                                                                  y las viviendas sociales de Mullhouse.
                                                                              Acompañantes: Bruno Latour, Gilles Deleuze.
Vigilancia y privacidad. La actitud exploradora de Sophie Ca-   V 4. El espacio esclusa. — 42
       lle. — 24                                                                         Espacios: El arco de seguridad.
Control y privacidad. La vida cotidiana de Ai Weiwei. — 25                                        Viajes recomendados:
                                                                        Acompañantes: La Fura dels Baus y Giorgio Agam-
La mirada panóptica mediada — 25                                                                                     ben
2.4. Máquinas de mirar, máquinas de exhibir. La ar-             V 5. La ventana butrón y el espacio disputa — 44
      quitectura entre el poder y el deseo. — 25                          Espacios: Bingo y Conical Intersect (Matta Clark)
                                                                           Viajes recomendados: The Rolling house for the
Las óperas de Bayreuth y Garnier. — 26                                        rolling society, La casa del barrio San Matías.
                                                                                                Acompañantes: Carl Schmitt.
El Grand Palais y los Show off de Karl Lagerfeld para
      Dior. — 28
                                                                5. Bibliografía — 45
2.5. La casa del Gran Hermano. Deseo en el con-
      fesionario, el jacuzzi y el dormitorio colecti-
      vo. — 28                                                  Índice de Ilustraciones — 47
                                                                                                                            7|
|8
Glosario

Cartografía del Deseo


   La Cartografía del Deseo es una plataforma de in-

el que se han volcado todas las referencias, estados


sobre privacidad e intimidad en el espacio público.

    Una punto de partida importante para la Cartografía
del Deseo son los experimentos llevados a cabo en el
laboratorio de Paisaje, basados en el mapeo de París
a través de una red de citas para telefonía móvil. Esta
aplicación opera mediante GPS a tiempo real mostran-
do sucesivas pantallas de usuarios conectados en fun-     Ventana; Territorio de acción
ción de su proximidad. El resultado del experimento se
encuentra en la web documentado con videos, textos           Históricamente ha sido un elemento compositivo
y planos.                                                 o funcional. Entendida desde el deseo la ventana es
                                                          un marco de acción, un lugar con una profundidad,

Deseo
                                                          cuestiones no materiales como la privacidad, la publi-
                                                          cidad y el deseo.
   Entendemos por deseo un conjunto hetereogéneo
de cosas por las que optamos libremente. Utilizamos
                                                          Privacidad
                                                     -
ner en relación cuestiones muy distintas, materiales e
inmateriales.
                                                          creación y comienza a aparecer en distintos ámbitos
                                                          con el desarrollo de las nuevas tecnologías y la po-
Intromisión y (sobre)exposición                           sibilidad de invasión sin consentimiento de la esfera
                                                          privada de las personas.

                                                     -        La privacidad deja de lado la dictomía de lo público
nida en función de las relaciones que establece con       y lo privado (relacionada con la propiedad) y se acer-
el espacio y el deseo. Entre esta serie de acciones       ca a la experiencia del individuo. La construcción del
encontraremos la demostración, exhibición, reclamo,       sentido actual de privacidad está ligada a la formación
invasión, negociación, inculpación, denuncia, normali-    y desarrollo de la publicidad y la intimidad, y se confor-
zación, persuasión, expresión, apropiación...             mándo como territorio intermedio entre ambas.
                                                                                                                  9|
|10
INTRODUCCIÓN. EL ESPACIO DE LA                            La experiencia de la calle comienza a entenderse más
PRIVACIDAD, NI ESPACIO PÚBLICO NI ESPACIO                   allá del límite construido y través de esperiencias más
PRIVADO.                                                    o menos modestas se empieza a poner en valor la ex-
   La experiencia de la calle                               periencia en el espacio público y en la calle. Los pro-
                                                            yectos de las zonas comunes de los Robin Hood Gar-
   En 1748 Giambattista Nolli realiza un plano de
                                                            dens (los Smithsons, 1960-72) o de los Playgrounds
Roma (Fig. 1) que representa la experiencia del ciuda-
                                                            (Aldo Van Eyck, 1947-78) protagonizan los primeros
dano a pie de calle. En él se representan las calles y
                                                            experimentos con el espacio público pensados desde
                                                        -
                                                            la vida cotidiana que los activa, oponiéndose al ideal
dos son representados como una masa indiferenciada.
                                                            abstracto y racional de los proyectos de la ciudad mo-
En el plano de Nolli el límite de lo público y lo privado
                                                            derna como la Ville Radieuse o el plan Voisin (Le Cor-
queda representado a través del límite construído de
                                                            busier, 1924, 1925).

                                                               Poco a poco se empieza a tomar conciencia de que
   Esta dicotomía entre público y privado ha estado vi-
                                                            la experiencia del espacio público traspasa el límite
gente hasta el siglo XX, pero ya desde el seno del mo-
                                                            construido, postura que entorno del mayo del 68 daría
vimiento moderno el TEAM X comienza a reinvindicar
                                                            pie al movimiento situacionista y a todo su despliegue
otros aspectos intangibles que permitan caracterizar y
                                                            de herramientas para la percepción y la interacción
                                                            Fig. 1 Plano de Giambatistta Nolli de la ciudad de Roma. 1748. Es-
Doorn (acta del CIAM IX, 1954) se comienzan a poner         pacios públicos y espacios privados.
                                                            Fig. 2 Plano de la Cartografía del Deseo de París. Mapeo de la red
                                                            social digital Grindr, ventanas, terrazas y escaparates de las áreas
                                                            del Pantheon y de la Sorbonne. París. Noviembre de 2011




                                                                                                                            11|
con el espacio público desde los happenings a las de-       de llenos y vacíos de Nolli, que muestra en solución de
rivas o a las psicogeografías.                                                                                    -
                                                            cios públicos, representa la ciudad desde la propiedad
  La experiencia de la Cartografía del Deseo.
Laboratorio urbano en Madrid, París y Venecia.

    Esta situación se complejiza con la aparición de           La cartografía del deseo muestra un estado de la
las nuevas tecnologías digitales en el espacio público.     ciudad con unas intensidades de uso que dependen
Además de la realidad material e inmaterial de la expe-     del límite de la forma construída, pero sobre todo de lo
riencia urbana aparece el interfaz de un cuerpo digital     que sucede dentro o fuera de ella. Depende de cómo
que también comienza a afectar al espacio público.
                                                            privacidad o la intimidad de cada persona.

la Cartografía del Deseo en el Laboratorio de Paisaje.
En el experimento mapamos Madrid, París y Venecia
a través de una red de citas para telefonía móvil. Esta
aplicación opera mediante GPS a tiempo real mostran-
do sucesivas pantallas con los usuarios conectados en
función de su proximidad. Cada usuario muestra un


peso, raza, altura) así como un breve texto descriptivo.
Durante la fase de trabajo de campo nosotros mismos
formamos parte de la red de citas para extraer datos
con los que trabajar posteriormente y confeccionar una
cartografía que plasmara distintos estados cristaliza-
dos de este espacio público en determinados puntos
de estas ciudades. Los usuarios exhiben abierta y ex-
plícitamente su privacidad, conformando un espacio
público accesible a cualquiera que disponga de un te-
léfono móvil con conexión a internet.


experiencia real de la calle cada vez tiene un límite
más difuso. El límite construido ya no es el que deli-
mita la experiencia urbana y desde luego la dicotomía
público / privado está totalmente obsoleta cuando se
trata de caracterizar la experiencia del espacio público.

      Nolli vs. la cartografía del deseo


                                                -
solidado que después de Haussman ha sufrido míni-


zona principalmente ocupada por instituciones con
una baja proporción de zonas residenciales. Inespera-
damente, al añadir la capa de información virtual pudi-
mos comprobar que el tejido se mantenía mucho más
activo y cambiante de lo que a simple vista se podía
apreciar.

   Si nos vamos al otro Panteon, al de Roma en el pla-
no de Nolli podemos comprobar que el espacio público


|12
1. LA PRIVACIDAD. UNA GENEALOGÍA                               los términos equivalentes en otros idiomas, podemos
                                                                  intuir que cuando se habla de privacidad no se hace re-
1.2. Un campo entre la interioridad y la exterioridad.            ferencia directamente ni a lo privado ni a lo íntimo (dis-
· Privacidad vs. intimidad.
· Espacios litúrgicos y confesionales de la intimidad. La Es-     cusión que desarrollaremos más adelante). No obstan-
cuela de Cirugía de Jacques Gondouin y el diván de Freud.
· Privacidad vs. publicidad.                                      te en ocasiones se utilizan indistintamente los término
· La domesticación de la opinión pública. El salón literario de   intimidad y privacidad, de modo que a continuación
Madame Geoffrin, la salita familiar y la República Indepen-
diente de tu Casa.                                                propondremos una delimitación entre ambos términos.
1.3. Problematización y normalización de la privacidad.
Aproximaciones interdisciplinares.                                                                                         -
· James Bond desde Rusia con amor. El concurso del Rei-           rios parece que la intimidad atiende a la experiencia
chstag. Espionaje vs. transparencia.
· Retóricas de la vigilancia, el 11s y el Gran Hermano.
                                                                  la privacidad parece hacer referencia a la experiencia
   1.1.   La    reciente      acuñación       del    término
                                                                  exterior de lo privado.

                                                                     En cualquier caso no es objeto de esta tesis ha-
    Con el desarrollo de las nuevas tecnologías y la po-
                                                                  cer un estudio etimológico, de modo que optaremos
sibilidad de invasión sin consentimiento de la esfera
privada de las personas, comienza a aparecer en di-
                                                                  manera más operativa desde el estudio arqueológico,
ferentes ámbitos la idea de Privacidad. Este préstamo
                                                                  explorando el modo en que este término empieza a
                                                       -
                                                                  aparecer en enunciados de distintas disciplinas.
te, es de creación relativamente reciente y de hecho
ni siquiera cuenta con traducción en varios idiomas:
en italiano se usa el término inglés, en francés se em-           término intimidad en ámbitos como el jurídico, en la
plea el término vie privée (vida privada) y en alemán             redacción de las recientes leyes de protección de los
se usan los términos privatsphäre y privatleben (esfera           datos, el artístico, en las obras de artistas o en expo-
privada o vida privada).                                          siciones colectivas, o en la cultura de masas a través
                                                                  del periodismo de los paparazzi o en los programas de
                                                                  telerrealidad, por poner algunos ejemplos.
RAE [1], el diccionario María Moliner [2], la wikipedia [3] y
1. Según la RAE                                                   inglés, por lo cual el término es rechazado por algunos como
privacidad.                                                       un anglicismo, alegando que el término correcto es intimi-
1. f. Ámbito de la vida privada que se tiene derecho a prote-     dad, y en cambio es aceptado por otros como un préstamo
ger de cualquier intromisión.                                     lingüístico válido.
intimidad.
1. f. Amistad íntima.                                             Intimidad
2. f. Zona espiritual íntima y reservada de una persona o de      La intimidad o privacidad posee distintas acepciones depen-
un grupo, especialmente de una familia.                           diendo de las culturas y los individuos. La intimidad es la pre-
                                                                  servación del sujeto y sus actos del resto de seres humanos,
2. Según el María Moliner
privacidad                                                        invita a este estado del ser humano. La intimidad a veces se
f. Cualidad o condición de privado.                               relaciona con anonimato a pesar de que por lo general es
                                                                  más preciada por las personas que son más conocidas por el
intimidad                                                         público. La intimidad puede ser entendida como un aspecto
1 f. Cualidad de íntimo. Relación íntima entre personas: “Hay     de la seguridad, en el cual el balance entre los intereses de
entre ellos mucha intimidad”.                                     dos grupos pueden ponerse en evidencia.
2 Conjunto de sentimientos y pensamientos que cada per-           El derecho contra la invasión a la intimidad por el gobier-
sona guarda en su interior. (pl.) Cosas de esa intimidad que      no, corporaciones o individuos está garantizado en muchos
se cuentan a alguien: “No me gusta que me cuente sus inti-        países mediante leyes, y en algunos casos, la constitución
midades”.                                                         o leyes de privacidad. Casi todos los países poseen leyes
3 Círculo formado exclusivamente por personas entre las           que en alguna medida limitan la privacidad, por ejemplo las
que hay intimidad: “En la intimidad de la familia”.               obligaciones impositivas normalmente requieren informar
4 (pl.) Partes sexuales exteriores del cuerpo del hombre o        sobre ingresos monetarios. En algunos países la privacidad
de la mujer.
                                                                  la libertad de expresión, y algunas leyes requieren el hacer
entre las que tienen amistad íntima con la persona de que         pública información que podría ser considerada privada en
se trata: “Me lo ha dicho una persona de la intimidad del mi-     otros países o culturas.
nistro”.                                                                                                                     -
En la intimidad. Sólo entre personas íntimas o de la familia:
“La boda se celebró en la intimidad”.                                                                                            -
3. Según Wikipedia                                                en competencias y apuestas. La persona proporciona datos
privacidad                                                        personales (generalmente con propósitos publicitarios) a los
                                                                  efectos de obtener una oportunidad de ganar un premio. Otro
personal de un individuo que se desarrolla en un espacio          caso lo es cuando la información compartida voluntariamen-
                                                                  te es robada o usada fraudulentamente, como en el robo de
Aunque privacy deriva del latín privatus, privacidad se ha in-    identidad.
corporado a nuestra lengua en los últimos años a través del
                                                                                                                              13|
Desde luego lo que si parece claro es que la inde-        y lo privado daría lugar, al reconocimiento de la sub-
                                                                jetividad del individuo, a la idea de intimidad: “El des-
reduccionista de “lo público y lo privado”, que estaría         cubrimiento moderno de la intimidad parece un vuelo
vinculada más a la propiedad que a la experiencia de            desde el mundo exterior a la interna subjetividad del
exteriorización de la intimidad.                                individuo, que anteriormente estaba protegida por la
                                                                esfera privada” [5].
      La exploración de los distintos sentidos que ha ido
                                                                   Aunque Arendt no menciona directamente el térmi-
                                                                                                                      -
              Hannah Arendt (1993) y José Luis Par-             co y lo privado y diferencia entre lo íntimo como algo
do                                  Jürgen Habermas             perteneciente a lo interior y lo privado como parte del
(1962) en sus publicaciones sobre la creación de la             mundo exterior al individuo. De hecho el término inti-
opinión pública. Tras una breve exposición de las ideas         midad etimológicamente viene del latín intimus, como
de estos pensadores ilustraremos cómo sus posturas              forma superlativa del interior.
                                                                        Así, la propiedad moderna, perdió su carácter mun-
                                                                        dano y se localizó en la propia persona, […] porque
    A continuación recorreremos algunas experiencias                         la riqueza, tras convertirse en interés público, ha
                                                                          crecido en tales proporciones que es casi ingober-
artísticas han normalizado o problematizado el sentido                  nable por la propiedad privada. Es como si la esfera
más contemporáneo de la privacidad explorando sus                          pública se hubiera vengado de quienes intentaron
                                                                            usarla para sus intereses privados. Sin embargo,
límites a través de la invasión, la exhibición, la intro-                  la mayor amenaza no es la abolición de la propie-
                                                                         dad de la riqueza, sino la abolición de la propiedad
misión o la sobreexposición. Finalmente dedicaremos                    privada en el sentido de tangible y mundano lugar de
la última parte de la tesis a un recorrido por algunas                                                              uno mismo.
                                                                                                           Arendt 1993 pg. 75
construcciones espaciales y arquitectónicas que des-
                                                        -                                             José Luis Pardo
tancia de la privacidad en la contemporaneidad.                 recurre a un estudio de las formas de vida y de organi-


                                                                de intimidad como
   1.2. Un campo entre la interioridad y la
exterioridad.

      La privacidad ha acabado constituyendo por si mis-


para ello ha sido necesario un proceso en el que el
término se ha ido desligando de la intimidad y de la
                                                                                                                       -
publicidad.                                                           [6]
                                                                        . La intimidad pertenece según Pardo a la in-
      Privacidad vs. intimidad.                                 terioridad del sujeto de un modo tan inseparable que
                                                                de hecho no puede ser exteriorizado o reducido a una
      Según la tesis de Hannah Arendt en la época mo-
                                                                simple información. La intimidad estaría ligada en últi-
derna, al democratizarse los derechos políticos, la deli-
                                                                ma instancia al poder hablar, al poder pensar [7].
mitación de las esferas pública y privada como las dos
caras de una misma moneda deja de tener sentido.                   Esta imposibilidad de exteriorización de la intimidad
                                                                nos lleva a pensar que la privacidad debe darse en
      Por primera vez la exteriorización de la vida priva-
                                                                un terreno intermedio entre la intimidad y lo comple-
                                                                tamente exterior. No obstante este es un terreno un
como había sucedido en la Grecia clásica [4]. Lo públi-
                                                                tanto farragoso ya que podríamos situar también en
co pasaría a ser una cuestión de gubernamentalidad
                                                                                                                       -
4. Boladeras 2001. pg 54
Según Hannah Arendt en la Grecia clásica lo privado hacía
referencia a la posesión de un espacio, lo que llevaba consi-   particulares o las actividades personales. Por ello será
go el derecho de pertenecer a lo público que era lo político.   también conveniente que más adelante delimitemos la
Aquellos que no tenían propiedad, no eran libres y a efectos
de lo público tampoco existían.
Lo público consistía en las actividades y los quehaceres dia-   5. Arendt 1993. pg. 75
rios de los hombres que eran libres porque poseían un es-
pacio vital particular de seres (personas, animales, cosas)     6. Pardo 1966, pg. 12
que dependen de él y que estaban “privados” de vida social
y política”.                                                    7. Pardo 2010
|14
1.3.2. La segunda falacia de la intimidad o falacia
         de la privacidad se deriva de interpretar la intimidad
         como el atributo de un sujeto o la propiedad privada
                                               de un individuo.
           1.4.2. La “ilusión de privacidad” o privacidad iluso-
            ria es el resultado de creer que se puede obtener
             privacidad a cambio de intimidad y, por tanto, de
        intentar “hacerse rico” (en información) vendiendo la
          propia intimidad y pretendiendo hacerla valer como
                              privacidad o “propiedad privada”.
                                          Pardo 1966, pg. 308

    Espacios litúrgicos y confesionales de la
intimidad. La Escuela de Cirugía de Jacques
Gondouin y el diván de Freud.

    Las lecturas de Arendt y Pardo nos transportan di-
rectamente a los espacios pensados para el interior del
ser humano. Estos espacios, desde los templos a las
iglesias han estado ligados a lo sagrado, a preservar y
alimentar lo interior sin necesidad de una exterioriza-
ción más allá del ritual.

   Sin embargo con el auge de la razón en la Ilustra-
ción el límite que preserva el interior de lo humano se
convierte también en objeto de estudio, y la mirada
                                                 [8]
                                                    .

   Un referente de ello es la Escuela de Cirugía de
París (1780) en la que Jacques Gondouin proyecta un
teatro de anatomía con un aforo para 1200 personas
en el que además de los estudiantes, se daban cita


asistir al descubrimiento del interior del cuerpo huma-
no. La escuela de cirugía, obra maestra de Gondouin,
se organiza entorno a un patio central al que vuelcan
una columnata de acceso, dos alas de servicios y el
teatro de cirugía. En el centro de éste se situaba el
cuerpo diseccionado dando lugar a los dos ejes gene-

                                                               -
mentaba el cuerpo anatómicamente. En el teatro de anato-
mía el cuerpo se convirtió en objeto de incesante escrutinio
que aunó curiosidad y vouyerismo. La red de actores incluía
todos los campos del conocimiento: junto a físicos, cirujanos
                                                               -
cían partícipes del modelado de la Ilustración del mundo del
cuerpo.
En el área de tensión entre arte y ciencia, la mirada despia-
dada al interior del cuerpo expuesto, se convirtió en el sím-
bolo del siglo XVIII. Las estrategias visuales de la ilustración
ahondaron en la gente e introdujeron nuevas dimensiones
para la razón de la física: el panorama se extendía desde el
cuerpo visible a las imágenes fantásticas sobre el cuerpo;
desde el interior del cuerpo a las formas de intimidad cor-
poral; del estudio del cuerpo a la exploración del carácter, el
alma y la sensibilidad.
El tour visual del siglo XVIII termina en este punto en el que
el hombre, ser de razón y emoción, se desintegra en partes
separadas, desaparece y tiene que ser recompuesto en nu
nuevo tipo de hombre.
Jacques Gondouin - Description des Écoles de Chirur-
gie. París 1780
Von mehr als einer Welt. Die Künste der Aufklärung Son-
derausstellungshallen Kulturforum Berlin.                          Fig. 3 y 4 Jacques Gondouin - Description des Écoles de Chirurgie.
Do 10. Mai - So 5. August 2012
                                                                                                                                 15|
radores de la escuela. Por un lado el cuerpo se situa-              cio confesional.

                                                                        La consulta de Sigmund Freud ya no está presidida
puerta principal del teatro, de modo que era el único
                                                                    por el cuerpo inerte, sino por el diván desde el que el
cuerpo que tenía acceso desde el pórtico central, obli-
                                                                    psicoanalista es capaz de acceder a las vivencias más
gando a los espectadores a acceder por las puertas la-
                                                                    íntimas de sus pacientes. Pero el acto confesional al
terales y por las escaleras traseras del teatro. Por otro
                                                                    igual que el litúrgico requiere también de una esceno-
lado el cuerpo era situado justo bajo el óculo formando
                                                                    grafía que lo haga verosímil. La consulta se distancia
                                                                    del ambiente hospitalario y se inserta en el interior de
    La mirada al interior de cuerpo humano expuesto                 la casa burguesa. En ella el paciente encuentra la at-
aunó razón y curiosidad, ciencia y arte, cuerpo y alma.             mósfera de intimidad y seguridad necesaria para co-
Aunque la escuela fuera el espacio por excelencia para              menzar la terapia.
la transmisión de los saberes y de la razón, la mirada
                                                                        La serie de fotografías de Edmund Engelman de
al interior aun era concebida como un espacio litúrgico
                                                                    1938 inmortalizan días antes del exilio, la casa - con-
que poco distaba en su espacialización del templo re-
                                                                    sulta de la Berggasse 19 en la que Freud vivió y trabajó
ligioso. El centro gravitacional que en la iglesia era el
                                                                    durante treinta años. La consulta médica nada tiene
símbolo del cuerpo de Cristo era ocupado en la escue-
                                                                    que ver con el espacio aséptico de la clínica. El espa-
la por el cuerpo diseccionado y expuesto. El resto de la
escuela asume está condición y es proyectada como el
                                                                    de la representación y la vanidad burguesa. Cuajado
escenario para una liturgia pagana en la que la razón
                                                                    de alfombras y objetos exóticos, el espacio del diván
sustituye a la fe.
                                                                                                                             -
   Con el avance de la razón y las ciencias el espa-                ta del especialista con las paredes repletas de diplo-
cio de la intimidad se vería poco a poco transformado.              mas. Son espacios que dan cuenta de una especiali-
                                                                    zación única y al situarse dentro de la vivienda familiar,
XVIII en la que se empiezan a desarrollar las teorías               de una relativa inaccesibilidad.
del psicoanálisis. Para Freud la manera de acceder a
                                                                        Confortable e íntimo, soberbio y excesivo a la vez,
la intimidad y con ello las patologías de sus pacientes
                                                                    el rincón del diván de Freud ya no parece estar pen-
es la interpretación y el descifrado de las experiencias
pasadas. El espacio de la intimidad es para él la antí-
                                                                    como el altar al que se asoman la historia de la huma-
tesis al inmenso foro de transmisión de saberes de la
                                                                    nidad y la universalidad de los mitos que Freud revisita
escuela de cirugía. La representación deja paso a la
                                                                    una y otra vez en la teoría psicoanalítica y en el histo-
interpretación y el espacio litúrgico deja paso al espa-
                                                                    rial de sus pacientes.

                                                                       Privacidad vs. publicidad.

                                                                       Dejamos de lado los espacios de la intimidad para
                                                                    aproximarnos al desarrollo de los espacios de la publi-
                                                                    cidad.

                                                                        A partir de los años noventa se empieza a experi-
                                                                    mentar en los medios de comunicación y en la opinión
                                                                    pública una presencia de la vida privada, una ostenta-
                                                                    ción pública de la vida privada que viene a ser en últi-
                                                                    ma instancia, según Pardo [9], una manera de exhibir el
                                                                    privilegio del hombre libre. La esfera privada comienza


                                                                    exterior de lo íntimo ligado a lo público.

                                                                       En la concepción de lo público en el sentido que
                                                                    apuntan Arendt o Foucault, ligado a la creación de ri-
Fig. 5 Planta de la vivenda - consulta de Sigmund y Anna Freud en
la Berggasse 19. Viena. Estado de 1938                              9. Pardo 2011
|16
Fig. 6, 8, 8, y 9. Diván y sillón y detalles de la consulta de Freud en la
Berggasse 19. Fotografías de Edmund Engelman. 1938

queza y a la gestión de la población -a las relaciones


de masas es determinante. Según Habermas esta es-
tatalización de lo público conlleva a la vez una intromi-
sión cada vez más intensa en el ámbito de la vida pri-
vada de los ciudadanos a través de la opinión pública
y la publicidad en lo que denomina como “tendencia al
ensamblamiento de esfera pública y ámbito privado”.

   La publicidad y la creación de opinión pública en la
sociedad de masas como la entendemos hoy día es
heredera de la publicidad crítica burguesa. La publi-
cidad surge como una manera de ejercer la crítica y
crear opinión pública desde círculos privados, de modo
que su difusión estaba más o menos limitada a un en-
torno reducido de personas. Con el desarrollo de los
medios de masas la capacidad de difusión y de crea-
ción de opinión pública aumenta, pero con ello tam-


políticos a ser usado por las empresas capitalistas. El
público culto generador de opinión pública da lugar al
público consumidor de cultura [10].

10. Habermas 1962, pg. 222
De la publicidad como información y manifestación de opi-
nión ante un público lector que discute, se ha pasado a una
situación en la que el público se ha escindido en minorías
de especialistas no públicamente raciocinantes, por un lado,
y en la gran masa de consumidores receptivos, por el otro.
                                                           -

medios de propaganda? La publicidad crítica es desplazada
                                                                      17|
En lo que respecta a nuestra aproximación a los               nión pública comienza a generarse desde el ámbito
espacios de la privacidad lo interesante de la posición           doméstico. Estos espacios, asociados a la vida priva-
de Habermas es que la publicidad surge precisamente               da, dejan de tener un uso exclusivamente familiar para
en la esfera privada, en círculos más o menos redu-               convertirse en espacios de reunión y generación de
cidos de creación de opinión pública. El surgimiento              opinión pública, en espacios al servicio de la sociedad.
de la intimidad [11] viene pues ligado a la manifestación
                                                                      La función del salón literario se encontraba en un
de la opinión pública. La publicidad tiene su origen en
                                                                  principio en el ámbito privado del aposento [14] de la
unos espacios acotados en los que las opiniones más
                                                                  dama aristocrática, que era entretenida con lecturas
íntimas son compartidas, espacios que estudiaremos
                                                                  por sus amistades íntimas. Progresivamente el salón
a continuación y que en nuestra opinión son espacios
                                                                  literario comienza a adquirir una función política y ter-
de privacidad.
                                                                  mina por conformarse como el lugar de encuentro de
                Y para lo que a nosotros interesa por ahora: el   intelectuales al amparo de mecenas que frecuente-
           nacimiento de un público compuesto por individuos
           con intereses privados contrapuestos, no hace falta    mente eran mujeres. En el salón de Madame Geof-
             ser un devoto de Walter Benjamín para compren-
            der que sólo a partir de 1830 comienza a existir un   frin por ejemplo se daban cita Montesquieu, Diderot
            sentimiento de intimidad y de privacidad, junto con
          medidas higiénicas y sanitarias, correlatos del pudor
          ahora sentido en la familia burguesa, que necesaria-
            mente se expresará en público, bien directamente,     ampliar conocimientos mediante la conversación y la lectura.
            guiada a través de las manifestaciones literarias y   14. Íbid. La palabra salón aparece por primera vez en Fran-
             musicales de un romanticismo tanto más aguado        cia en 1664 (del italiano sala, que designaba a una gran
           cuanto más se extendía por las capas medias de la      estancia de recepción). Las reuniones literarias de épocas
                                                   población.     anteriores solían denominarse por el nombre de la habitación
                                                                  en que ocurrían, como cabinet, réduit, ruelle o alcôve. Antes
           Duque, Félix 2001; Arte público y espacio políti-
                                   co; Akal Madrid. pg. 104       en un dormitorio (que se usaba como una sala de estar más
                                                                  privada): una dama, reclinada en su lecho, recibía a sus ami-
    La domesticación de la opinión pública. El salón              gos íntimos, que se sentaban a su alrededor en sillas o ban-
                                                                  quetas.
literario de Madame Geoffrin, la salita familiar y la
República Independiente de tu Casa.

    El fenómeno de la Publicidad surge según Haber-
mas en el siglo XVIII en una forma que no tiene co-
rrespondencia en la antigüedad o en la edad media.
Durante la Ilustración se fundan revistas y editoriales
a cuyas publicaciones se accedía en bibliotecas, círcu-
los de lectura, salones de lectura, Tischgesellschaften,
salones de café o asociaciones diversas [12]. En estos
espacios se formaron opiniones y oposiciones que vol-
vían a ser editadas y publicadas con independencia
del estado y de las instituciones, conformando poco a
poco el cuarto poder.

   El concepto burgués de opinión pública comienza
a caracterizarse por la racionalidad, la publicidad, la
generalidad y la funcionalidad y se encuentra limitado
a un sector reducido de ciudadanos hasta que con el
nacimiento de los medios modernos, se convierte en
un fenómeno de masas.

      Con la aparición de los salones literarios [13] la opi-

por la publicidad manipuladora.



12. Habermas 1962, p. 71-73                                       Fig. 10 Salón de Madame Geoffrin en el Hotel de Rambouillet, Rue
                                                                  St. Honore, París. Lienzo de Anicet Charles Gabriel Lemonnier. 1755
13. http://es.wikipedia.org/wiki/Sal%C3%B3n_literario             Fig. 11 Salón de Gertrude Stein y Alice B. Toklas en el 27 Rue de
Un salón literario era una reunión celebrada en la residencia
|18
o Rousseau (Sg. XVII). La tradición del salón literario             del salón escondían unos sofás, la mesa de las cele-
pervive durante más de dos siglos. El salón de Gertru-              braciones familiares, una mesilla con las retratos fami-
de Stein, uno de los más reconocidos del París de los               liares, unas cortinas perfectamente aprestadas y los
años veinte, era frecuentado entre otros por artistas               objetos más representativos de la familia. El salón era
como Picasso o Cézanne.                                             un espacio vedado especialmente para los hijos y al
                                                                    mismo tiempo el primer espacio que éstos profanaban
   Los salones literarios conformaron un espacio in-
                                                                    cuando dejaban de estar bajo la supervisión paternal.
termedio entre el espacio privado y espacio público.
                                                             [15]
                                                                        La separación de la salita y el salón en la vivienda
comenzó a verse afectada por esta circunstancia. La                 de clase media venía a heredar el funcionamiento de
sala de estar como espacio privativo comienza a inde-               la casa burguesa; la misma manera de entender que la
pendizarse del salón, que se convierte en el espacio                vivienda ha de contar un espacio privado para la vida
de representación ante la sociedad.                                 familiar y un espacio de representación de la familia
             El espacio más importante en la casa burguesa          ante la sociedad, aun cuando esto conllevase el sacri-
        distinguida es, en cambio, destinado a un aposento
       completamente nuevo: al salón [...]. Pero el salón no
       rinde tampoco servicio a la casa, sino a la sociedad,
           y esa sociedad está muy lejos de ser meramente              Cuando el salón era utilizado tan sólo había lugar
                                                                    para la conversación sobre política, economía, de so-
                                                      casa [...]
        La línea fronteriza entre la esfera privada y la publi-     ciedad o deportiva, en función del público asistente.
      cidad atraviesa la casa. Las personas privadas salen
      de la intimidad de su sala de estar a la publicidad del       El salón era el lugar por excelencia de representación
        salón; pero una y otra están estrechamente relacio-         pública de la familia y de la vida privada.
         nadas. Sólo el nombre de salón recuerda el origen
       de la discusión sociable y del razonamiento público,
      su procedencia: la esfera de la sociedad aristocrática            Hasta que no pasaron muchos años y fue posible
                                              [del siglo XVII].”    y de hecho hasta habitual contar con más de una tele-
                           Habermas, Jürgen 1962; Pg. 83
                                                                    visión en casa, el salón estaba equipado únicamente
    Esta práctica lejos de limitarse a la casa burguesa                                                                   -
ha persistido en el tiempo y también se ha instalado en             mento en que apareció la segunda televisión que todo
la vivienda de la clase media. Para ilustrar esta cues-             empezó a cambiar y la función del salón comenzó a
tión me remitiré a la experiencia personal. La casa en              acercarse más a la de la salita. Poco a poco también
la que crecí era una VPO estándar de salón + 4 dormi-               en el ámbito doméstico se instaló una transformación
torios. Su utilización en la vida cotidiana, al igual que           estructural del concepto de publicidad. Esa forma fosi-
la mayoría de las casas que conocí en aquella época,                lizada de publicidad burguesa que pervivía aún en el
no correspondía con el programa que se le había asig-               ámbito doméstico fue transformada por la incorpora-
nado.                                                               ción en la vida cotidiana de una nueva forma de publi-
    Uno de los dormitorios estaba destinado a los pa-               cidad a través de los medios de masas.
dres, otro estaba reservado para las estancias bianua-
les de los abuelos, el tercero era compartido por los dos           Poco a poco se fue quedando obsoleto y aquellos vie-
hijos, y en el cuarto era reservado para una estancia               jos muebles que eran un regalo de bodas y llegaron a
que por sus reducidas dimensiones era denominado                    viajar 600 km. cuando la familia cambió de lugar de re-
                                                                    sidencia, dieron paso a unos muebles más modernos y
contaba con una mesa camilla, dos sofás, una butaca                 asequibles. Aquel salón cargado de historias y objetos
y un mueble presidido por la televisión, la enciclopedia            empezó a equiparse con el mismo mobiliario del resto
y los licores. En este angosto espacio se desarrollaba              de los salones-estares que conocía. Poco a poco tam-
la vida familiar.                                                   bién el salón y el resto de la vivienda se convirtieron
   El salón de la casa, que debía contar con una su-                en la misma “república independiente de tu casa” que
                                                                    mostraban las series de la televisión.
para la vida cotidiana y sólo se abría, con el más humil-              Aquel intocable salón, abarrotado por millones de
                                                        -
cientemente lejanas o abundantes como para no tener                                                            Stein y vio
                                                                    transformada su función como espacio limitado ex-
15. Habermas 1962, p. 82                                            clusivamente a la representación de la vida privada. A
                                                                                                                        19|
partir de entonces ese espacio quedo incorporado a la       en la que estos mundos separados comienzan a inter-
vida familiar. El espacio de representación pública de      ferir entre sí.
la familia se fusionó con el de la vida cotidiana y de un
                                                               Otra de las visiones más características que el
modo casi mimético también con los modelos de espa-
                                                            mundo del cine ha dado sobre la privacidad es la saga
ciales a los que aquella segunda televisión nos remitía.
                                                            de películas del agente 007. Equipados con la última
   1.3. Problematización y normalización de la              generación de gadgets analógicos disimulados en za-
privacidad. Aproximaciones interdisciplinares.              patos, bolígrafos o botones, James Bond consigue fo-
    Puesto que el concepto de privacidad es recien-
te, no es posible un estudio histórico y lineal que nos                                                            -
permita encontrar su origen. Su origen es más bien          vés del cine de espionaje de la guerra fría, con todo el
múltiple y simultáneo. Este primer recorrido por los es-    despliegue de tecnologías analógicas que comienza a
pacios de la intimidad y de la publicidad nos ha servi-     posibilitar la mediación distante de las personas.
do para delimitar aquellos espacios que de una u otra
                                                            fría, la caída del muro de Berlín y el desarrollo de las
con distintas formas de privacidad. Antes de abordar        tecnologías digitales. La cuestión de la privacidad co-
un estudio más exhaustivo de la manera en la que la         mienza a cambiar nuevamente de sentido. Las contin-
                                                   -        gencias históricas y una primera toma de conciencia
dad, recorreremos algunos ejemplos en los que este          social del concepto de la privacidad, propician la apa-
tema comienza a surgir, bien como problema, bien                                                                    -
como cuestión asumida y normalizada.                                                               [18]
                                                                                                       , con un pasa-
                                                            do de espionaje estatal, esto conlleva la creación de
   James Bond desde Rusia con amor. El concurso
                                                            leyes, instituciones y métodos que permitan desvelar
del Reichstag. Espionaje vs. transparencia.
                                                            las antiguas prácticas y aseguren los derechos de los
  El debate de los límites de la privacidad no es ni        ciudadanos. Poco a poco la privacidad se constituye
mucho menos exclusivo del campo arquitectónico.             como un derecho normalizado y el mundo del cine da
                                                            cuenta también de ello. La vida de los otros
XIX [16]                                               -
sarrollo de los medios de masa el término comienza          fueron objeto de debate [19] ya son tratados desde una
a orientarse hacia el derecho de preservar la informa-      postura única y normalizada.
ción personal [17] de la opinión pública. Poco a poco el
                                                                En el marco de las polémicas relacionadas con las
término comienza a adquirir un sentido múltiple y se
                                                            políticas de transparencia alemanas nos encontramos
                                                            con un proyecto muy representativo en el que la priva-
la experiencia de las personas, con sus libertades, con
                                                            cidad se convierte en un tema central: el concurso para
sus derechos o con sus espacios.
                                                            la rehabilitación del Parlamento Alemán, el Reichstag.
   Un ejemplo que muestra perfectamente esta mul-
                                                               La historia del Reichstag es larga y está íntimamen-
                              la ventana indiscreta de
Hitchcock (1954). La película muestra a un reportero
                                                            más allá de su función como parlamento, un papel muy
que se dedica a observar a sus vecinos, hasta que
ante la evidencia de un posible crimen, la observación
                                                            Guerra Mundial, el Reichstag queda en la zona este
se convierte en vigilancia exhaustiva. Simultáneamen-
                                                            del muro, dónde la RDA levanta su propio parlamento,
te nos muestra a una chica enamorada del reportero,
invadiendo continuamente su espacio y a un reportero
escéptico, que no quiere enamorarse. Hitchcock retra-
                                                            18. Sperling 2011, pg. 405
ta perfectamente la sociedad de consumo americana
en la posguerra, los modos de vida ligados a ella, los      19. La película expone los antiguos métodos de espionaje
                                                            de la STASI en la RDA. Tras la caída del muro la desclasi-
espacios personales de cada uno de ellos y la manera
                                                            polémica, ya que afectaba a un amplio sector de la población
                                                            de la RDA,
16. Warren and Brandeis, 1890                               Según Sperling 2011 pg. 401, entre espías e informadores,
                                                            llegó un momento en que uno de cada cuatro ciudadanos de
17. Westin, 1970                                            la RDA facilitaba información a la STASI.
|20
en desuso y en un estado bastante deteriorado a la


Bonn a Berlín.

    En 1993 se convoca un concurso público para su
rehabilitación al que se presentan 80 proyectos. Los
criterios de selección establecidos eran “claridad,


punto de vista de la tecnología energética”.

   A la segunda ronda pasaron tres equipos: Norman
                      que proponía una gran cubierta




cubierta y una reinterpretación de la histórica cúpula.

                                                 -
nadora en la segunda ronda fue la de Foster, que a
petición del senado reemplazo los parasoles del con-
curso por la cúpula. Al margen de las polémicas [20] que
suscitó este hecho, lo cierto es que la propuesta de
Foster era la única que proponía el acceso de los ciu-




    Al margen del complejo funcionamiento técnico de
la cúpula [21] el avance verdadera importante de la pro-
puesta en relación con las políticas de transparencia
alemanas, era permitir que los ciudadanos pudieran
acceder al corazón de la democracia alemana y aso-
marse literalmente a la sala de plenos. Esto suponía
una inversión de las políticas de vigilancia de la STASI,
permitiendo que fueran los ciudadanos los que vigila-
ran a los políticos.

  Retóricas de la vigilancia, el 11s y el Gran
Hermano.

   Las políticas de transparencia llegaron hasta mu-
seos e instituciones [22]. Ejemplo de ello es la exposi-
ción comisariada por Peter Weibel para el Centro de
Artes y Medios de Karlsruhe “CTRL [SPACE]. Rheto-
rics of Surveillance from Bentham to Big Brother” [23].
                                                      -

20. “Calatrava exige una indemnización a Alemania por el
«plagio» de su cúpula para el Reichstag”. Diario El Mundo.
11 de marzo de 2008.

21. La cúpula tiene un sistema de espejos en una aguja sus-
pendida en su centro que permite introducir la luz solar en la
sala de plenos.
                                                                 Fig. 12 Imagen interior de la propuesta de Foster & P.
22. Sperling 2011, pg. 403                                       Fig. 13 Sección transversal de la propuesta de Foster & Partners
                                                                 Fig. 14 Sección longitudinal de la propuesta de Pi de Brujin
                                                                 Fig. 15 Sección transversal de la propuesta de Santiago Calatrava
23. Weibel 2001; http://ctrlspace.zkm.de/e/
                                                                                                                                21|
ciólogos, arquitectos y un sinfín de profesionales que
                                                     -
sistencia de la lógica panóptica [24] en la vida cotidiana.
Simplemente en el nombre ya nos invita a pensar que
el sentido de la privacidad comienza a experimen-
tar ciertos cambios. Por un lado el propio nombre de
CTRL + SPACE hace referencia a una combinación
de teclas que nos habla de la aparición de otro tipo de
tecnologías distintas a las de la guerra fría. Por otro
lado la segunda parte del nombre, nos transporta del
modelo panóptico de Bentham a un fenómeno emer-
gente en aquel momento: el Gran Hermano; nos lleva

las implicaciones que ello tiene [25].
                                    [26]
      En el texto de Slavoj      que se incluye en
                                                   -
cia a otro acontecimiento que en esos meses había
conmovido al mundo, los atentados de las torres ge-
melas. La aparición de las nuevas tecnologías de la
información conforman un nuevo contexto en el que la


espacial, como demostraban los atentados, dejaba de
tener sentido. El concepto de privacidad asociado has-
                                                     -
riamente de sentido.

    En la casa del gran hermano por ejemplo, el tra-
dicional sentido de la vigilancia existe, pero en parte
deja de tener sentido. Los concursantes participan en
el concurso por su propia voluntad y son conscientes
de que la vigilancia existe. La privacidad ya no es un
derecho invadido, sino el arma con la que ellos mismos
juegan para crear su personaje, de modo que a pesar
de la vigilancia, cualquier parecido con la realidad es
puramente casualidad. La vigilancia y la invasión de
la privacidad ya no son el dispositivo de seguridad, al
contrario, parece que repentinamente se han converti-
do en objeto de deseo.




                                                           -

modelo panóptico que Jeremias Bentham diseña en 1875. El
principio de funcionamiento del panóptico, que se extendería
a multitud de tipologías diferentes, no se basa únicamente


usuario.

25. Esta es la diferencia fundamental que trataremos en el     Fig. 16 Gadgets de James Bond en diversas películas
capítulo dedicado al Deseo.                                    Fig.
                                                               Fig.                                                            -
                                                               pelin TV para Telecinco. 1ª edicion de abril a julio del 2000

|22
2. EL DESEO
2.1. D de Deseo. (Désir).                                       presencia y la interacción en el deseo de multitud de
2.2. Espacios de vigilancia. Territorios de control.            entidades cuya
· Vigilancia y privacidad. La actitud exploradora de Sophie
Calle.                                                                          . El deseo por lo tanto no se puede ex-
· Control y privacidad. La vida cotidiana de Ai Weiwei.
· La mirada panóptica mediada                                   plicar desde unas relaciones de parentesco o de grupo
2.3. Sociedad disciplinaria y sociedad de control.              como en las teoría psicoanalítica. Tampoco se puede
2.4. Máquinas de mirar, máquinas de exhibir. La arquitectura
entre el poder y el deseo.                                                                                              El
· Las óperas de Bayreuth y Garnier.
· El Grand Palais y los Show off de Karl Lagerfeld para Dior.   deseo sería “un agenciamiento compuesto por es-
2.5. La casa del Gran Hermano. Deseo en el confesionario,       tados de cosas, estilos de enunciación y movimien-
el jacuzzi y el dormitorio colectivo.
                                                                tos de territorialización - desterritorialización” [2].
   2.1. D de Deseo. (Désir).
                                                                   Volviendo a los ejemplos anteriores, aunque parez-
                                                                ca que todos ellos tratan de la invasión de la priva-
                                                                cidad, de vigilar las vidas ajenas, el caso de la casa
tipo de deseo? Llegados a este punto imaginamos que
estas son las preguntas que surgen inmediatamente               deleuziana de deseo: no se trata simplemente del de-
después del recorrido por la construcción de la priva-          seo vouyeur, o del deseo de la victoria y el premio. Se
                                                                trata aquí también del conjunto, de la fama, del dinero,
veremos que es determinante en el sentido que actual            del reconocimiento, del ego... Pero además, fuera de
tiene la privacidad.                                            la casa, del deseo por la audiencia, por la publicidad
                                                                comercial, por entretener, por mantener entretenido...
   Para entender esta cuestión regresaremos a las
                                                                La privacidad es por un lado es invadida, mediada y
imágenes de la página anterior, las de James Bond,
                                                                retransmitida pero al mismo tiempo es sobreexpuesta
                                                                y convertida por los concursantes en su principal arma
                                                       -
                                                                para mostrarse, generar opinión pública y poder ganar
gica en las prácticas de invasión de la privacidad, pero
                                                                el concurso.
también un cambio en la manera de relacionarse con
la presencia de la vigilancia en la vida cotidiana. El            2.2. Sociedad disciplinaria y sociedad de
miedo de sentirse vigilados parece haberse tornado en           control
una voluntad de exponerse voluntariamente.                         Esta transformación en la manera de entender la pri-
   Estos ejemplos y los que a continuación utilizare-           vacidad ilustra la “profunda mutación del capitalismo” [3]
mos nos servirán para entender cómo afecta el deseo,            que según Deleuze ha dado paso a las sociedades de
en nuestro caso en relación con la privacidad, aunque           control.
                                                       -                                                               -
da del concepto de deseo. Esto es precisamente lo que                                                                  -
el Deseo representa para Deleuze: no es un concepto             nes. Basta sólo con mirar alrededor y reconocer cómo
universal y único, sino de un ensamblaje de cuestione                                                                  -
diversas. “Nunca deseáis algo o a alguien. Deseáis              cios públicos, de préstamo de libros en bibliotecas o de
el conjunto”                                                    admisión en el transporte público por poner algunos
Deseo [1]                                                       ejemplo. Pero no solamente ha cambiado el modo en
en la que, junto con Guattari, desarrolla en profundidad        que funcionan. También lo ha hecho la manera en que
este concepto. Si el gran descubrimiento de Freud fue
la existencia de un subconsciente responsable de la                                                                          [4]

producción deseante, y Edipo uno de los centros de
                                              Deleuze y         2. Deleuze, Parnet; 1989. Min. 14.15
                                                                “el insconsciente no es un teatro en el que están Edipo o Ha-
Guattari se oponen a la existencia de una jerarquía o           mlet; es una fábrica de producción deseante. El deseo siem-
                                                                pre introduce varios factores y multiplicidad. El psicoanalisis
                                                                considera sólo un facto: padre, madre, falo...
                                                                                                                              -
1. Deleuze, Parnet; 1989. Min. 6.10                             seo.

                                                                3. Deleuze 1991, Pg. 279
agenciamiento. Construir un agenciamiento, construir un
conjunto.... deseo es construir”                                4. íbid. pg 279
                                                                                                                           23|
no se debe únicamente a la simple mejora de las condi-             sólo puede entenderse desde el deseo del usuario.
ciones técnicas de unas determinadas tipologías, sino
                                                                       Los mecanismos con los que empieza a operar la
a la manera en que la sociedad se relaciona con ellas.
                                                                   arquitectura de la sociedad de control ya no se basan
    Las instituciones son la manera en la que, en la so-           en la reclusión espacial, la concentración o la imposi-
ciedad disciplinaria, se hace visible el poder a través            ción de una ordenación del tiempo. Son mecanismos
de una serie de mecanismos espaciales concretos [5].               que operan desde el libre albedrío (aunque haya una
La importancia de esta cuestión para la arquitectura               forma de poder determinada que se haga visible en
no se limita al estudio tipológico, sino al entendimiento          ello) y la privacidad, la experiencia individual del usua-
de que el espacio está relacionado con la tecnología                                                                        -
y la política [6]. Esta cuestión tiene unas repercusiones          seo.
espaciales concretas, como hemos visto en algunas
                                                                     2.3. Espacios de vigilancia. Territorios de
de las obras que hemos visitado en relación con la pri-            control.
vacidad.
                                                                       El juego entre invasión de la privacidad, mediación,
          MICHELLE PERROT.: Dicho de otro modo, y para
          volver al panóptico, Bentham no proyecta sólo una        sobreexposición y deseo es lo que encontraremos en
           sociedad utópica, describe también una sociedad         las dos experiencias artísticas que visitaremos a conti-
                                                  existente.
          MICHEL FOUCAULT: Describe en la utopía un sis-           nuación y que se encuentran en un territorio intermedio
        tema general de mecanismos concretos que existen
                                                 realmente.        entre la sociedad disciplinaria y la de control.

                                                 torre central?       Vigilancia y privacidad. La actitud exploradora
             M. F.: Sí, con la condición de que este no sea el
                                                                   de Sophie Calle.
          haciendo funcionar el panóptico y asentándose en
                                                                          For months I followed strangers on the street. For the
                                       que con los vigilantes?             pleasure of following them, not because they particu-
                                                                          larly interested me. I photographed them without their

                                                                                              lost sight of them and forgot them.
    Sin embargo lo que para Foucault es una cuestión                         At the end of January 1980, on the streets of París,
de poder, para Deleuze y Guattari [7] se trata más bien                      I followed a man whom I lost sight of a few minutes
                                                                           later in a crowd. That very evening, quite by chance,
de una cuestión de Deseo, siendo el poder una for-                            he was introduced to me at an opening. During the
                                                                            course of our conversation, he told me he was plan-
ma particular de deseo. Desde luego parece que ese                                               ning an imminent trip to Venice.
modelo de ciudad de la sociedad de control en el que                                            Suite Vénitienne, Sophie Calle

“cada uno podría salir de su apartamento gracias a su
tarjeta electrónica con la que ir levantando barreras” [8]             En 1980 Sophie Calle conoce a un hombre en una
                                                                   inauguración en París. Cuando el hombre le comen-
5. Foucault, 1975                                                  ta que tiene planeado ir a Venecia a pasar unos días,
6. Foucault; 1979; Pg. 14                                          Sophie Calle decide perseguirlo a escondidas. Duran-
                                                               -   te varias semanas lo espía y registra todos sus movi-
                                                                   mientos del hombre hasta su regreso a París. Armada
escribirse toda una “historia de los espacios” -que sería al
mismo tiempo una “historia de los poderes”- que comprende-         con unas gafas oscuras, una peluca rubia, una cámara
ría desde las grandes estrategias de la geopolítica hasta las
pequeñas tácticas del hábitat, de la arquitectura institucional,   de fotos y un cuaderno de notas, Sophie Calle reco-
de la sala de clase o de la organización hospitalaria, pasando     rre las calle de Venecia sin más objetivo que espiar al
por las implantaciones económico-políticas. (...) Esta doble
ocupación del espacio por una tecnología política y por una        hombre, por el simple deseo de invadir su privacidad,
                                                               -
tica del tiempo.
                                                                   reglas del juego que Calle decide unilateralmente, son
7. Deleuze y Guattari, 1988 Pg. 152
Nosotros sólo estamos en desacuerdo con Foucault en los            mantenidas en secreto para evitar que la historia se
puntos siguientes; 1.°) no nos parece que los agenciamientos
sean sobre todo de poder, sino de deseo, deseo que siempre         desmonte y caiga en la banalidad.
                                                           -
da del agenciamiento; 2.°) el diagrama o la máquina abstrac-              One day Sophie decides to add another dimension to
ta tienen líneas de fuga que son primeras, y que no son, en
un agenciamiento, fenómenos de resistencia o de respuesta,                  knwos is travelling to Venice. She decides to follow
sino máximos de creación y de desterritorialización.                                                      him troughout his trip.
                                                                          Did she simply wish to assume his destiny, or that he
                                                                          assumes her? This game, as any other game, had its
8. Deleuze 1991; Pg 279
Félix Guattari imaginaba una ciudad en la que cada uno po-
día salir de su apartamento, de su casa o de su barrio gracias     tarjeta fuera rechazada; lo que importa no es la barrera, sino
a su tarjeta electrónica (dividual) mediante la que iba levan-     el ordenador que señala la posición, lícita o ilícita, y produce
tando barreras; pero podría haber días u horas en los que la       una modulación universal.
|24
Fig. 20 Sophie Calle. Suite Vénitienne. 1983                     Fig. 21 Imágenes de Weiweicam. Abril de 2012
                                                                 Fig. 22 Tuit de Aiweiwei comunicando el cierre de Weiweicam
       basic rule: Nothing was to happen, not one event that
         might establish any contact or relationship between
                                                        them.       La mirada panóptica mediada
       This is the price of seduction. The secret must not be
                                                                    Ambos ejemplos se mueven en la divisoria entre
                                  Jean Baudrillard. Follow me
                                                                 invasión y la exposición de la privacidad, pero también
                                                                 en ambos entra en juego la difusión de la privacidad.
  Control y privacidad. La vida cotidiana de Ai
Weiwei.                                                          Lo interesante de estos dos ejemplos es cómo con-
                                                                 siguen darle la vuelta a las ideas de poder y deseo.
    Por otro lado el artista disidente chino Ai Weiwei,          Por un lado Sophie Calle hace uso de las técnicas de
con motivo del aniversario de su detención durante 81            espionaje para dar rienda a su deseo de perseguir a
días por el gobierno chino, decide lanzar “WeiweiCam”            otras personas que incluso ella misma reconoce como
en abril de 2011. Desde esta página web Weiwei re-                             Ai Weiwei por otro lado con la excusa del
transmitía en directo el interior de su vivienda a través        deseo exhibicionista, intenta denunciar las prácticas
de cuatro webcams. Desde su detención y posterior                invasivas del poder.
liberación, la presión del gobierno sobre el artista fue in
crescendo, con arrestos domiciliarios, registros, prohi-            A través de la mediación de la privacidad, bien vía
biciones, multas o la vigilancia continua a través de 15         exposición + catálogo bien vía web, los dos artistas
cámaras de seguridad instaladas en el exterior de su             amplían la dimensión de la vigilancia. La vigilancia deja
casa-taller. A través de WeiweiCam, el artista decide li-
bremente exponer abierta y voluntariamente su propia             de las sociedades disciplinarias [10] y crean territorios
                                                          -      personalizados que en el fondo, no tendrían sentido
mente, como crítica a su falta de transparencia. 46 ho-                                                                  -
ras después de su lanzamiento, la web es clausurada              da, la mirada panóptica deja de tener sentido como
por el gobierno chino.                                           mecanismo de seguridad.

           “I explained to them: you have 15 cameras on me,         2.4. Máquinas de mirar, máquinas de exhibir. La
        and the camera I set up in my bedroom is exactly the     arquitectura entre el poder y el deseo.
           same camera that I had above my head during my
                                          81 detention days,”              “En las sociedades de control hemos interiorizado
          “So I am doing you a favour to (let you) really know            que somos máquinas de mirar, y la ciudad ya no se
                     what I am doing and have a close watch.”
                                                 Ai Weiwei [9]


9. http://chinadigitaltimes.net/2012/04/ais-weiweicam-forced-    10. Foucault, 1975
                                                                                                                               25|
caracteriza tanto por una arquitectura que posibilite     privacidad y el deseo. Nos remontaremos a 1875 para
          una intromisión de las técnicas de vigilancia, como
         por permitir una espacialidad para la velocidad y el      visitar dos óperas inauguradas ese mismo año, el Pa-
              exhibicionismo, para existir cada vez más”. [11]     lais Garnier en París y el Festspielhaus de Bayreuth.
    Los cambios tecnológicos que han afectado a la                 Desde la alimentación de la mirada deseo la primera, y
                                                     -
lución de los medios de la cultura de masas. La evolu-             supondrán un cambio sustancial de una misma tipolo-
ción de las formas de publicidad han afectado tanto a              gía arquitectónica.
la privacidad como la evolución de las tecnologías de
                                                                      Las óperas de Bayreuth y Garnier.
invasión de la privacidad. La atomización de los me-
dios de masas (a través de internet y las redes socia-                  El Palais Garnier se construye entre las operacio-
                                                                   nes de renovación de París de Haussman y Napoleón
canales de difusión de la publicidad cada vez más in-              III; El Festpielhaus de Bayreuth es consecuencia di-
dividualizados. Estos medios nos han convertido cada               recta del afán perfeccionista de Wagner, que quería
vez más en máquinas de mirar y en máquinas para
exhibirnos.                                                        de sus óperas.

    La arquitectura también es sensible a estos cam-                   La ópera de Bayreuth se concibe desde la espa-
bios tecnológicos y la manera en la que los usuarios               cialización del espectáculo operístico. El proyecto es
miran o se exhiben queda plasmado en ella. A conti-                comenzado por Gottfried Semper [12] pero es terminado
                                                     -             por el propio Wagner, que materializaba en él su ideal
ciplinaria en los que podemos ver la interacción de la             de obra de arte total (Gesamtkunstwerk), como estu-
                                                                   che perfecto para la representación de la cuatrilogía
11. Arenas, Fogué; 2010; Pg. 55                                    del Ring [13]. La sala busca una visión y una acústica
la observación. Esto quiere decir que los cuerpos individua-       perfecta para todos y es la primera que para ello situa
les dejan de ser el material al cual se dirige la mirada y se
convierten en máquinas de mirar, absolutamente entregadas          12. El proyecto es comenzado por Gottfried Semper, conti-
al espectáculo que les ofrece la biopolítica neoliberal. La ciu-
dad desde este prisma no se caracterizaría prioritariamente
para una arquitectura concebida para la intromisión de las
técnicas de vigilancia. Todo en ella sería velocidad y exhibi-     13. Mortier 2009, pg. 110
cionismo, existiría cada vez más y exclusivamente para ser         Fig. 23 Sección longitudinal del Festspielshaus de Bauyreuth
vista”                                                             Fig. 24 Sección longitudinal del Palais Garnier




|26
la orquesta en un foso rehundido respecto del patio de
butacas, solución que desde entonces se ha convertido
en el estándar para cualquier espectáculo operísitico.
La sala además adopta la disposición de los antiguos


sala, pero también con una disposición democrática de
los asientos.

    La ópera de París sin embargo es pensada des-
de la espacialización de otro espectáculo: el aconte-
cimiento social que suponía la ópera para la sociedad
burguesa de la época. El Palais Garnier era algo así
como el Versalles de la burguesía. El espectáculo en
la ópera Garnier no está en la escena sino en la sala y


palcos, durante las representaciones no se apagaban
las luces [14]. La opera Garnier era el espacio del deseo
y la representación y tanto era así que la sala y la esce-


   Si la propuesta de Bayreuth supone el avance téc-
nico de la tipología, la propuesta de Garnier logra in-
                                                      -


arquitectónica de la ópera e introdujeron cambios que
perviven hoy día en el diseño de cualquier ópera. Es-
tas transformaciones son perfectamente reconocibles


23 y 24). El rehundido del foso de la orquesta apare-
ce desde entonces tal cómo lo concibió Wagner con
mayor o menor desarrollo técnico. Los espacios de re-


posteriores a través del hiperdesarrollo de los foyers
como espacios públicos de representación, exhibición
y deseo.

   Los patios de butacas son otro ejemplo de cómo


asientos de Bayreuth favorecían una visión democrá-
tica y obligaban a una atención rigurosa de las cuatro
horas de espectáculo [15]. El Palais Garnier además del
patio de butacas contaba con palcos desde los que
observar el resto de la sala y el espectáculo operísti-



14. Mortier 2011, min. 50

15. íbid., pg. 18
Cada espectador es tratado de modo igual, compartiendo la
tanto la fascinación que le inspira lo que se desarrolla sobre
la escena como la incomodidad de los asientos de madera.
Fig. 25 Patio de butacas del Festspielshaus de Bayreuth en 1780.
Fig. 26 Baile en la sala del Palais Garnier
Fig. 27, 28 y 29 Show offs de Lagerfeld para Dior en el Grand Palais
de París.
                                                                       27|
co pasaba a un segundo plano [16]. Aunque los palcos             llevan y las personas que asisten al espectáculo.
reales solían situarse en el fondo del patio de butacas,
                                                                   2.5. La casa del Gran Hermano. Deseo en el
en este caso Napoleón III exigió que el palco imperial           confesionario, el jacuzzi y el dormitorio colectivo.
se situara en el proscenio [17] para poder ser visto en
                                                                     Uno de los ejemplos que mejor representan el cam-
todo momento.
                                                                 bio de actitud de la sociedad contemporánea ante la
   La Ópera se convierte desde entonces en objeto                privacidad es la casa del Gran Hermano.
de Deseo en el más puro sentido deleuziano: lo im-
                                                                     El Gran Hermano hace referencia al poder ubicuo
portante de la ópera no es sólo la representación del
                                                                 que en la novela 1984 de George Orwell (1949). Esta
espectáculo como en el caso de Bayreuth: son todo el
                                                                 distopía representa una sociedad totalitaria en la que
conjunto de cosas que se reúnen en la experiencia de
                                                                 el Gran Hermano tiene un poder absoluto.

desarrollo interior como hemos visto sino también en                 La casa del Gran Hermano es todo menos eso:
su concepción exterior como objeto de deseo.                     es un espacio de relaciones de deseo entrecruzadas
                                                             -   en la que unos concursantes acatan unas normas de
            mente no parecen pertener en realidad a ningún       convivencia y son vigilados continuamente, pero en el
         estilo determinado; la idea es reunir, según se dice,
                                                                 fondo siguen siendo libres para seguir actuando desde
        ello se van a convertir en descomunales recipientes,     el deseo.
                            cápsulas gigantescas para todo.
                     Walter Benjamin. Obra de los pasajes           La evolución del espacio doméstico de la casa del
                                                                 Gran Hermano a lo largo de las sucesivas ediciones da
   El Grand Palais y los Show off de Karl Lagerfeld              buena cuenta de cómo la privacidad se convierte en
para Dior.
                                                                 un elemento clave para la transformación de la casa y
    A través del ejemplo de la opera Garnier vemos               para el desarrollo del concurso.
                                                         -
                                                                    La primera casa del Gran Hermano era un espacio
plinaria funcionaban desde el deseo. Más que con la
relaciones espaciales del Hôtel Dieu [18], los territorios
generados desde el deseo se parecen a las relacio-
                                                                 (diary room) en la que los concursantes podían hablar
                                                                 a solas con la dirección del concurso. A pesar de que
entrecruzadas en el que no se sabe muy bien a quien
                                                                 los dormitorios eran comunitarios, aunque separados
                                                    -
                                                                 por sexos, y el baño compartido, el resto de espacio
lección o a los asistentes al evento. En los montajes
                                                                 los mismos que en una vivienda habitual.

y 29) se cuida tanto el espacio de exhibición de la co-             Con el avance de las ediciones fueron proliferando
lección como el de los asistentes. Todos ellos son fun-          espacios en los que la exhibición voluntaria de la priva-
damentales para la concepción y el funcionamiento del            cidad fuera mayor, incluyendo por ejemplo una piscina,


traspasa las fronteras del propio Grand Palais y se pro-         pero siempre desde el deseo.
yectado teniendo en cuenta que tanto el espectáculo                 En ediciones más avanzadas se fueron introducien-
central como todo lo que sucede alrededor es transmi-            do espacios cada vez más sugerentes y deseados. L
tido luego por los medios. El objeto de deseo son en
este caso la colección en si misma, los modelos que la

16. íbid, pg. 18                                                     La evolución del programa doméstico a se comple-
El hecho de que no se vea casi nada de la escena desde la
                                                                 jizado tanto que incluso se ha llegado a experimentar
porque el espectáculo se encontraba ante todo en la sala y
en sus numerosos palcos.                                         con el diseño de una microsociedad con un programa
                                                                 de vivienda triple para ricos, pobres y supervivientes
17. Las localidades que están junto a la escena y que por ello
tienen una visibilidad pésima

18. Foucault centra en el Hôtel Dieu su primera obra vimpor-        Desde luego la casa del Gran Hermano parece ha-
tante, Vigilar y Castigar (1975). Su estudio sobre la econo-
                                                           -     ber sido un campo de experimentación para el progra-
ciarían el método proyectual de la modernidad.                   ma doméstico en relación con la privacidad y el deseo.
(Notas de la clase de Transferencias del 14 de mayo)
|28
1.                                                                    6.




2.                                                                    7.

                                                                      8.




3.




4.                                                                    9.
                                                                     10.




     Fig. 30 Plantas de las casas del Gran Hermano (en rosa el área de
     observación de los concursantes). Reino Unido. 1. Ed. 2000; 2. Ed.
     2003; 3. Ed. 2004; 4. Ed. 2007; 5. Ed. 2009; Alemania. 6. Ed. 2000;
     7. Ed. 2003; 8. Ed. 2004; 9. Ed. 2007; 10. Ed. 2009; Fuente: http://
5.   worldofbigbrother.com/BB/Country/Spain.shtml

                                                                     29|
|30
3. LA VENTANA. TERRITORIO DE ACCIÓN.                            las 750.000 personas [5].
3.1. De elemento compositivo a marco de acción                         La evolución de la cultura de masas tamcién tiene
· La ventana indiscreta de Hitchcock.                              también repercusión en la arquitectura. Las investiga-
· Los personajes y sus espacios del deseo.
                                                                   ciones de Beatriz Colomina en “Pivacidad y Publici-
   3.1. De elemento compositivo a marco de acción                  dad [6] ponen en relación la arquitectura moderna con
                                                                   la cultura de masas. Colomina dedica un capítulo de
          La arquitectura es una ventana espacial. Podemos
       imaginar una ventana no como un umbral, sino como
          una superposición de territorios de cierta profundi-
          dad, de lugares que proporcionan catalizadores de        la cultura de masas la ventana moderna sigue sien-
       las actividades humanas. Se dan en ella interesantes
       gradaciones intermedias entre lo interior y lo exterior,    do en parte un elemento compositivo [7] y en parte un
                                                                   marco para enmarcar vistas [8], para la relación entre
          ventana. Imaginémonos activos en esas ventanas           el interior y el exterior. No es todavía entendido como
         vinculadas al lugar. Repensar la arquitectura como
         ventana espacial es darse cuenta de que el interior
        y el exterior no están separados por un simple muro        como para ser un marco de acción.
          o marco, y de ese modo, poder integrar realidades
           intermedias tales como el territorio, las escalas, la
           continuidad y la discontinuidad, o la transparencia        Sin embargo posturas como la de Bernard Tschu-
          y la opacidad. De ahí pueden surgir distintas ideas      mi comienzan a entender la arquitectura como marco
                                               arquitectónicas.
                        SOU FUJIMOTO. El Croquis N. 151            de acción, como una combinación de espacios, pero
                                                                   también de eventos y movimientos [9], que dejan ya de
                                                                   lado relaciones causa-efecto de asociación entre for-
    Hace tiempo que los famosos “15 minutos de fama”               ma y función. La arquitectura empieza poco a poco a
de Andy Warhol han devenido en una presencia con-                  ser entendida como el espacio del evento, el espacio
tinuada en los medios a toda costa y fenómenos me-                 en el que movimiento y tiempo consiguen activar la
diáticos como Lady Gaga son la evidencia de que para
la insdustria de la publicidad ya es más rentable ser              no es exclusiva del proyecto de nueva planta y está
el más seguido en Facebook, Twitter o Youtube que                  presente en casi todos los ejemplos que hasta ahora
vender discos.                                                     hemos recorrido en nuestra construcción de la priva-
    La cultura de masas ha evolucionado y con ello la              cidad. Se trata en cualquier caso de entender cuáles
manera de entender la publicidad y la privacidad como              son los elementos que afectan la realidad material de
fenómenos directamente ligados a ella. La unidireccio-             la arquitectura, haya sido esta concebida desde estas
nalidad de la cultura de masas ha sido más que supe-               consideraciones o no.
rada. Poco a poco hemos pasado del fenómeno fan de                    La ventana puede ser un espacio para el deseo,
los Beatles [1] a espectáculos mediáticos interactivos             “un lugar para el agenciamiento de estados de cosas,
como el funeral de Lady Di. Casi a modo de progra-
ma de telerrealidad, las manifestaciones de dolor de               5. http://en.wikipedia.org/wiki/February_15,_2003_anti-war_
                                                                   protest
             [2]
                 acaban por determinar el modo en que se
desarrolla el evento, obligando incluso a la familia real          6. Colomina, Beatriz (1996); Privacy and publicity. Modern
                                                                   Architecture as Mass Media. MIT Press
británica a dar su brazo a torcer y a organizar el funeral
                                                                   7. Íbid. Pg. 311; “La casa es un sistema para hacer fotos. Lo
de estado [3] más mediado de todos los tiempos. No                 que determina la naturaleza de la foto es la ventana”
deja de resultar soprendente que el deseo fuera capaz
                                                                   8. Íbid. Pg. 334; “la ventana en la era de la comunicación nos
de movilizar cerca de un millón de personas (2500 mill.            proporciona otra imagen plana. La ventana es una pantalla”
por tv) [4], mientras que manifestaciones multitudinarias          9. Tschumi 1996; Pg. 7
                                                                   “Architecture was seen as the combination of spaces, events,
                                                                   and movements without any hierarchy or precedence among
                                                                   these concepts. [...] In works like The Manhattan Transcripts,

                                                                   had to be the combination of heterogeneous and incompati-
                                                                   ble terms. The insertion of the terms “event” and “movement”

                                                                   Erecting a barricade (function) in a París street (form) is not
2. http://www.youtube.com/watch?v=3HtyIr6iNMM
                                                                   street (form). [...] Their confrontations and combinations of
                                                                   elements may provide us with the event, the shock, that I
                                                                   hope will make the architecture of our cities a turning point in
4. http://en.wikipedia.org/wiki/Diana,_Princess_of_Wales           culture and society.”
                                                                                                                               31|
Tfm final
Tfm final
Tfm final
Tfm final
Tfm final
Tfm final
Tfm final
Tfm final
Tfm final
Tfm final
Tfm final
Tfm final
Tfm final
Tfm final
Tfm final
Tfm final
Tfm final
Tfm final
Tfm final
Tfm final
Tfm final

Más contenido relacionado

Destacado

Taller nuevo
Taller nuevoTaller nuevo
Taller nuevo
nathaliiia3
 
Examen parcial
Examen parcialExamen parcial
Examen parcial
Greciitha
 
Anmeldeformular Aussteller HRnetworx EXPO 2010
Anmeldeformular Aussteller HRnetworx EXPO 2010Anmeldeformular Aussteller HRnetworx EXPO 2010
Anmeldeformular Aussteller HRnetworx EXPO 2010
Meike Heidorn v. Koschitzky
 
Publicidad turistica
Publicidad turisticaPublicidad turistica
Publicidad turistica
anuska_gomez
 
TrueMail Marketing Media Kit Multi-channel
TrueMail Marketing Media Kit Multi-channelTrueMail Marketing Media Kit Multi-channel
TrueMail Marketing Media Kit Multi-channel
Bobbi White
 
E mail marketing & fundraising fundamentals
E mail marketing & fundraising fundamentalsE mail marketing & fundraising fundamentals
E mail marketing & fundraising fundamentals
Jeff Achen
 
20150301 6 - bono auxiliares, ampliaciión y proyecto de ley incentivo al re...
20150301   6 - bono auxiliares, ampliaciión y proyecto de ley incentivo al re...20150301   6 - bono auxiliares, ampliaciión y proyecto de ley incentivo al re...
20150301 6 - bono auxiliares, ampliaciión y proyecto de ley incentivo al re...
Cristian Cortés Rodríguez
 
Visual Design Samples
Visual Design SamplesVisual Design Samples
Visual Design Samples
Grace Sinaga
 
Averho Edicion Video Dia 1
Averho Edicion Video Dia 1Averho Edicion Video Dia 1
Averho Edicion Video Dia 1
Antonio Seoane Nolasco
 
Global mba
Global mbaGlobal mba
L. Schmid: GEMA 7 siegel
L. Schmid: GEMA 7 siegelL. Schmid: GEMA 7 siegel
L. Schmid: GEMA 7 siegel
Musikland Niedersachsen
 
7 entrevista
7 entrevista7 entrevista
7 entrevista
Nelany Guerrero
 
SolTrK_data_sheet solar control
SolTrK_data_sheet solar controlSolTrK_data_sheet solar control
SolTrK_data_sheet solar control
Hossam Zein
 
Angola - desafíos y oportunidades
Angola - desafíos y oportunidadesAngola - desafíos y oportunidades
Angola - desafíos y oportunidades
Miguel Alberto Fauró Alonso
 
AIESEC in Stockholm VP booklet!
AIESEC in Stockholm VP booklet! AIESEC in Stockholm VP booklet!
AIESEC in Stockholm VP booklet!
AIESEC in Stockholm
 
Social Media und Politik - Aus dem Kurs an der HWZ
Social Media und Politik - Aus dem Kurs an der HWZSocial Media und Politik - Aus dem Kurs an der HWZ
Social Media und Politik - Aus dem Kurs an der HWZ
Ellen Girod
 
Yatas Bedding Catalogue eng
Yatas Bedding Catalogue   engYatas Bedding Catalogue   eng
Yatas Bedding Catalogue eng
enzahomeegypt
 

Destacado (17)

Taller nuevo
Taller nuevoTaller nuevo
Taller nuevo
 
Examen parcial
Examen parcialExamen parcial
Examen parcial
 
Anmeldeformular Aussteller HRnetworx EXPO 2010
Anmeldeformular Aussteller HRnetworx EXPO 2010Anmeldeformular Aussteller HRnetworx EXPO 2010
Anmeldeformular Aussteller HRnetworx EXPO 2010
 
Publicidad turistica
Publicidad turisticaPublicidad turistica
Publicidad turistica
 
TrueMail Marketing Media Kit Multi-channel
TrueMail Marketing Media Kit Multi-channelTrueMail Marketing Media Kit Multi-channel
TrueMail Marketing Media Kit Multi-channel
 
E mail marketing & fundraising fundamentals
E mail marketing & fundraising fundamentalsE mail marketing & fundraising fundamentals
E mail marketing & fundraising fundamentals
 
20150301 6 - bono auxiliares, ampliaciión y proyecto de ley incentivo al re...
20150301   6 - bono auxiliares, ampliaciión y proyecto de ley incentivo al re...20150301   6 - bono auxiliares, ampliaciión y proyecto de ley incentivo al re...
20150301 6 - bono auxiliares, ampliaciión y proyecto de ley incentivo al re...
 
Visual Design Samples
Visual Design SamplesVisual Design Samples
Visual Design Samples
 
Averho Edicion Video Dia 1
Averho Edicion Video Dia 1Averho Edicion Video Dia 1
Averho Edicion Video Dia 1
 
Global mba
Global mbaGlobal mba
Global mba
 
L. Schmid: GEMA 7 siegel
L. Schmid: GEMA 7 siegelL. Schmid: GEMA 7 siegel
L. Schmid: GEMA 7 siegel
 
7 entrevista
7 entrevista7 entrevista
7 entrevista
 
SolTrK_data_sheet solar control
SolTrK_data_sheet solar controlSolTrK_data_sheet solar control
SolTrK_data_sheet solar control
 
Angola - desafíos y oportunidades
Angola - desafíos y oportunidadesAngola - desafíos y oportunidades
Angola - desafíos y oportunidades
 
AIESEC in Stockholm VP booklet!
AIESEC in Stockholm VP booklet! AIESEC in Stockholm VP booklet!
AIESEC in Stockholm VP booklet!
 
Social Media und Politik - Aus dem Kurs an der HWZ
Social Media und Politik - Aus dem Kurs an der HWZSocial Media und Politik - Aus dem Kurs an der HWZ
Social Media und Politik - Aus dem Kurs an der HWZ
 
Yatas Bedding Catalogue eng
Yatas Bedding Catalogue   engYatas Bedding Catalogue   eng
Yatas Bedding Catalogue eng
 

Más de Miguel Ortega

TFM presentación final
TFM presentación finalTFM presentación final
TFM presentación final
Miguel Ortega
 
LAB
LABLAB
El deseo, una ventana indiscreta, seis relacionadas.
El deseo, una ventana indiscreta, seis relacionadas.El deseo, una ventana indiscreta, seis relacionadas.
El deseo, una ventana indiscreta, seis relacionadas.
Miguel Ortega
 
El deseo, la ventana indiscreta y seis relacionadas.
El deseo, la ventana indiscreta y seis relacionadas.El deseo, la ventana indiscreta y seis relacionadas.
El deseo, la ventana indiscreta y seis relacionadas.
Miguel Ortega
 
Ángela Cardiel - 33th Lane
Ángela Cardiel - 33th LaneÁngela Cardiel - 33th Lane
Ángela Cardiel - 33th Lane
Miguel Ortega
 
Ralph Erskine - Serrano García Juan Antonio
Ralph Erskine - Serrano García Juan AntonioRalph Erskine - Serrano García Juan Antonio
Ralph Erskine - Serrano García Juan Antonio
Miguel Ortega
 
El pabellon de los smithson - Eunmi Kim
El pabellon de los smithson - Eunmi Kim El pabellon de los smithson - Eunmi Kim
El pabellon de los smithson - Eunmi Kim
Miguel Ortega
 
Casa vdl i ii - almudena gonzález pérez
Casa vdl i ii - almudena gonzález pérezCasa vdl i ii - almudena gonzález pérez
Casa vdl i ii - almudena gonzález pérez
Miguel Ortega
 
Diego franco - casa vacchini paisaje
Diego franco - casa vacchini paisajeDiego franco - casa vacchini paisaje
Diego franco - casa vacchini paisaje
Miguel Ortega
 
Estudio taller aalto - saul alonso
Estudio taller aalto - saul alonsoEstudio taller aalto - saul alonso
Estudio taller aalto - saul alonso
Miguel Ortega
 
Francisco pelaez - intensidad
Francisco pelaez -  intensidadFrancisco pelaez -  intensidad
Francisco pelaez - intensidad
Miguel Ortega
 
Garden room - Pablo Alonso
Garden room - Pablo AlonsoGarden room - Pablo Alonso
Garden room - Pablo Alonso
Miguel Ortega
 
Ana Belen Lopez - lina bo bardi la casa de vidrio y los misterios del jardín ...
Ana Belen Lopez - lina bo bardi la casa de vidrio y los misterios del jardín ...Ana Belen Lopez - lina bo bardi la casa de vidrio y los misterios del jardín ...
Ana Belen Lopez - lina bo bardi la casa de vidrio y los misterios del jardín ...
Miguel Ortega
 
Kings road house - Raquel Corney
Kings road house - Raquel CorneyKings road house - Raquel Corney
Kings road house - Raquel Corney
Miguel Ortega
 
Luis barragan - Paloma Baquero
Luis barragan - Paloma BaqueroLuis barragan - Paloma Baquero
Luis barragan - Paloma Baquero
Miguel Ortega
 
Miguel ortega - casa dieste
Miguel ortega -  casa diesteMiguel ortega -  casa dieste
Miguel ortega - casa dieste
Miguel Ortega
 
Mpaa 2011 11-27-paisaje
Mpaa 2011 11-27-paisajeMpaa 2011 11-27-paisaje
Mpaa 2011 11-27-paisaje
Miguel Ortega
 
20111205 eunmi kim
20111205 eunmi kim20111205 eunmi kim
20111205 eunmi kim
Miguel Ortega
 
05.12.11 kings road house
05.12.11 kings road house05.12.11 kings road house
05.12.11 kings road house
Miguel Ortega
 

Más de Miguel Ortega (20)

TFM presentación final
TFM presentación finalTFM presentación final
TFM presentación final
 
LAB
LABLAB
LAB
 
El deseo, una ventana indiscreta, seis relacionadas.
El deseo, una ventana indiscreta, seis relacionadas.El deseo, una ventana indiscreta, seis relacionadas.
El deseo, una ventana indiscreta, seis relacionadas.
 
El deseo, la ventana indiscreta y seis relacionadas.
El deseo, la ventana indiscreta y seis relacionadas.El deseo, la ventana indiscreta y seis relacionadas.
El deseo, la ventana indiscreta y seis relacionadas.
 
Ángela Cardiel - 33th Lane
Ángela Cardiel - 33th LaneÁngela Cardiel - 33th Lane
Ángela Cardiel - 33th Lane
 
Ralph Erskine - Serrano García Juan Antonio
Ralph Erskine - Serrano García Juan AntonioRalph Erskine - Serrano García Juan Antonio
Ralph Erskine - Serrano García Juan Antonio
 
El pabellon de los smithson - Eunmi Kim
El pabellon de los smithson - Eunmi Kim El pabellon de los smithson - Eunmi Kim
El pabellon de los smithson - Eunmi Kim
 
Casa vdl i ii - almudena gonzález pérez
Casa vdl i ii - almudena gonzález pérezCasa vdl i ii - almudena gonzález pérez
Casa vdl i ii - almudena gonzález pérez
 
Diego franco - casa vacchini paisaje
Diego franco - casa vacchini paisajeDiego franco - casa vacchini paisaje
Diego franco - casa vacchini paisaje
 
Estudio taller aalto - saul alonso
Estudio taller aalto - saul alonsoEstudio taller aalto - saul alonso
Estudio taller aalto - saul alonso
 
Francisco pelaez - intensidad
Francisco pelaez -  intensidadFrancisco pelaez -  intensidad
Francisco pelaez - intensidad
 
Garden room - Pablo Alonso
Garden room - Pablo AlonsoGarden room - Pablo Alonso
Garden room - Pablo Alonso
 
Ana Belen Lopez - lina bo bardi la casa de vidrio y los misterios del jardín ...
Ana Belen Lopez - lina bo bardi la casa de vidrio y los misterios del jardín ...Ana Belen Lopez - lina bo bardi la casa de vidrio y los misterios del jardín ...
Ana Belen Lopez - lina bo bardi la casa de vidrio y los misterios del jardín ...
 
Kings road house - Raquel Corney
Kings road house - Raquel CorneyKings road house - Raquel Corney
Kings road house - Raquel Corney
 
Luis barragan - Paloma Baquero
Luis barragan - Paloma BaqueroLuis barragan - Paloma Baquero
Luis barragan - Paloma Baquero
 
Miguel ortega - casa dieste
Miguel ortega -  casa diesteMiguel ortega -  casa dieste
Miguel ortega - casa dieste
 
Mpaa 2011 11-27-paisaje
Mpaa 2011 11-27-paisajeMpaa 2011 11-27-paisaje
Mpaa 2011 11-27-paisaje
 
Almudenna
AlmudennaAlmudenna
Almudenna
 
20111205 eunmi kim
20111205 eunmi kim20111205 eunmi kim
20111205 eunmi kim
 
05.12.11 kings road house
05.12.11 kings road house05.12.11 kings road house
05.12.11 kings road house
 

Tfm final

  • 1. MPAA 2011/2012 ESTUDIOS OFICIALES DE MÁSTER Y DOCTORADO EN PROYECTOS ARQUITECTÓNICOS AVANZADOS Cartografías del Deseo. La ventana, la privacidad y el deseo. Miguel Ángel Ortega Rodríguez Línea de Paisaje Darío Gazapo de Aguilera Juan Miguel Hernández de León miguel.ortega.rodriguez@gmail.com ES La privacidad amplía la dicotomía de lo público y lo privado con la experiencia del individuo. Nos asomaremos a cinco ventanas, cinco escenarios para la acción, la privacidad y el deseo desde los que viajaremos, acompañados por distintos pensadores, por espacios y situaciones arquitectónicas que nos ayuden a una delimitación contemporánea de la privacidad. PALABRAS CLAVE: deseo, privacidad, publicidad, intimidad, ventana, EN scenarios for action, privacy and desire. In company of different thinkers we propose several journeys throughout archi- KEYWORDS: desire, privacy, publicity, intimacy, window,
  • 2. MPAA 2011/2012 ESTUDIOS OFICIALES DE MÁSTER Y DOCTORADO EN PROYECTOS ARQUITECTÓNICOS AVANZADOS Cartografías del Deseo. La ventana, la privacidad y el deseo. Miguel Ángel Ortega Rodríguez INFORME DEL DIRECTOR DE LA TESIS FIN DE MÁSTER FECHA: FIRMA DEL DIRECTOR/A DE LA TESIS FIN DE MASTER
  • 3. Tesis Fin de Máster Máster de Proyectos Arquitectónicos Avanzados Línea de Paisaje Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid Directores de la Tesis Juan Miguel Hernández de León Darío Gazapo de Aguilera SEPTIEMBRE DE 2012 3|
  • 4. |4
  • 5. A Darío, a Lucía, a la familia de Paisaje. A ese año tras el que nada será igual. ¡París no se acaba nunca! SEPTIEMBRE DE 2012 5|
  • 6. |6
  • 7. Índice Glosario — 9 Introducción. El espacio de la privacidad, ni espacio público ni espacio privado. La experiencia de la calle — 11 La experiencia de la Cartografía del Deseo. Laboratorio ur- bano en Madrid, París y Venecia. — 12 Nolli vs. la cartografía del deseo — 12 1. La Privacidad. Una genealogía 3. La Ventana. Territorio de Acción. - 3.1. De elemento compositivo a marco de ac- 13 ción — 31 1.2. Un campo entre la interioridad y la exteriori- - dad. — 14 dad y el deseo. La ventana indiscreta de Privacidad vs. intimidad. — 14 Hitchcock. — 32 Espacios litúrgicos y confesionales de la intimidad. La Es- Los personajes y sus espacios del deseo. — 33 cuela de Cirugía de Jacques Gondouin y el diván de Freud. — 15 4. Escenarios para la acción, la privacidad y Privacidad vs. publicidad. — 16 el deseo. La domesticación de la opinión pública. El salón literario de Madame Geoffrin, la salita familiar y la República In- V 1. El espacio mirilla — 35 dependiente de tu Casa. — 18 Espacios: Panóptico de Bentham. Peep show Acompañantes: Michel Foucault, Jeremias Bentham. 1.3. Problematización y normalización de la pri- Viajes recomendados: Neue National Galerie, Cúpu- vacidad. Aproximaciones interdisciplina- la del Reichstag, Memorial al Holocausto. res. — 20 V 2. La ventana roja y el espacio denso — 37 James Bond desde Rusia con amor. El concurso del Reichs- Espacios: El pasaje parisino. El escaparate de las tag. Espionaje vs. transparencia. — 20 trabajadoras del sexo del barrio rojo. El Crystal Pala- ce de Londres. Retóricas de la vigilancia, el 11s y el Gran Hermano. — 21 Viajes recomendados: Centro George Pompidou. Elbphilarmonie Hamburgo. Acompañantes: Walter Benjamin, Peter Sloterdijk. 2. El Deseo V 3. La ventana customizada y el espacio apropia- do. — 39 2.1. D de Deseo. (Désir). — 23 Espacios: El balcón mediterráneo y el ventanal nórdi- - 2.2. Sociedad disciplinaria y sociedad de con- dos. trol — 23 Viajes recomendados: La torre David de Caracas, La 2.3. Espacios de vigilancia. Territorios de con- trol. — 24 y las viviendas sociales de Mullhouse. Acompañantes: Bruno Latour, Gilles Deleuze. Vigilancia y privacidad. La actitud exploradora de Sophie Ca- V 4. El espacio esclusa. — 42 lle. — 24 Espacios: El arco de seguridad. Control y privacidad. La vida cotidiana de Ai Weiwei. — 25 Viajes recomendados: Acompañantes: La Fura dels Baus y Giorgio Agam- La mirada panóptica mediada — 25 ben 2.4. Máquinas de mirar, máquinas de exhibir. La ar- V 5. La ventana butrón y el espacio disputa — 44 quitectura entre el poder y el deseo. — 25 Espacios: Bingo y Conical Intersect (Matta Clark) Viajes recomendados: The Rolling house for the Las óperas de Bayreuth y Garnier. — 26 rolling society, La casa del barrio San Matías. Acompañantes: Carl Schmitt. El Grand Palais y los Show off de Karl Lagerfeld para Dior. — 28 5. Bibliografía — 45 2.5. La casa del Gran Hermano. Deseo en el con- fesionario, el jacuzzi y el dormitorio colecti- vo. — 28 Índice de Ilustraciones — 47 7|
  • 8. |8
  • 9. Glosario Cartografía del Deseo La Cartografía del Deseo es una plataforma de in- el que se han volcado todas las referencias, estados sobre privacidad e intimidad en el espacio público. Una punto de partida importante para la Cartografía del Deseo son los experimentos llevados a cabo en el laboratorio de Paisaje, basados en el mapeo de París a través de una red de citas para telefonía móvil. Esta aplicación opera mediante GPS a tiempo real mostran- do sucesivas pantallas de usuarios conectados en fun- Ventana; Territorio de acción ción de su proximidad. El resultado del experimento se encuentra en la web documentado con videos, textos Históricamente ha sido un elemento compositivo y planos. o funcional. Entendida desde el deseo la ventana es un marco de acción, un lugar con una profundidad, Deseo cuestiones no materiales como la privacidad, la publi- cidad y el deseo. Entendemos por deseo un conjunto hetereogéneo de cosas por las que optamos libremente. Utilizamos Privacidad - ner en relación cuestiones muy distintas, materiales e inmateriales. creación y comienza a aparecer en distintos ámbitos con el desarrollo de las nuevas tecnologías y la po- Intromisión y (sobre)exposición sibilidad de invasión sin consentimiento de la esfera privada de las personas. - La privacidad deja de lado la dictomía de lo público nida en función de las relaciones que establece con y lo privado (relacionada con la propiedad) y se acer- el espacio y el deseo. Entre esta serie de acciones ca a la experiencia del individuo. La construcción del encontraremos la demostración, exhibición, reclamo, sentido actual de privacidad está ligada a la formación invasión, negociación, inculpación, denuncia, normali- y desarrollo de la publicidad y la intimidad, y se confor- zación, persuasión, expresión, apropiación... mándo como territorio intermedio entre ambas. 9|
  • 10. |10
  • 11. INTRODUCCIÓN. EL ESPACIO DE LA La experiencia de la calle comienza a entenderse más PRIVACIDAD, NI ESPACIO PÚBLICO NI ESPACIO allá del límite construido y través de esperiencias más PRIVADO. o menos modestas se empieza a poner en valor la ex- La experiencia de la calle periencia en el espacio público y en la calle. Los pro- yectos de las zonas comunes de los Robin Hood Gar- En 1748 Giambattista Nolli realiza un plano de dens (los Smithsons, 1960-72) o de los Playgrounds Roma (Fig. 1) que representa la experiencia del ciuda- (Aldo Van Eyck, 1947-78) protagonizan los primeros dano a pie de calle. En él se representan las calles y experimentos con el espacio público pensados desde - la vida cotidiana que los activa, oponiéndose al ideal dos son representados como una masa indiferenciada. abstracto y racional de los proyectos de la ciudad mo- En el plano de Nolli el límite de lo público y lo privado derna como la Ville Radieuse o el plan Voisin (Le Cor- queda representado a través del límite construído de busier, 1924, 1925). Poco a poco se empieza a tomar conciencia de que Esta dicotomía entre público y privado ha estado vi- la experiencia del espacio público traspasa el límite gente hasta el siglo XX, pero ya desde el seno del mo- construido, postura que entorno del mayo del 68 daría vimiento moderno el TEAM X comienza a reinvindicar pie al movimiento situacionista y a todo su despliegue otros aspectos intangibles que permitan caracterizar y de herramientas para la percepción y la interacción Fig. 1 Plano de Giambatistta Nolli de la ciudad de Roma. 1748. Es- Doorn (acta del CIAM IX, 1954) se comienzan a poner pacios públicos y espacios privados. Fig. 2 Plano de la Cartografía del Deseo de París. Mapeo de la red social digital Grindr, ventanas, terrazas y escaparates de las áreas del Pantheon y de la Sorbonne. París. Noviembre de 2011 11|
  • 12. con el espacio público desde los happenings a las de- de llenos y vacíos de Nolli, que muestra en solución de rivas o a las psicogeografías. - cios públicos, representa la ciudad desde la propiedad La experiencia de la Cartografía del Deseo. Laboratorio urbano en Madrid, París y Venecia. Esta situación se complejiza con la aparición de La cartografía del deseo muestra un estado de la las nuevas tecnologías digitales en el espacio público. ciudad con unas intensidades de uso que dependen Además de la realidad material e inmaterial de la expe- del límite de la forma construída, pero sobre todo de lo riencia urbana aparece el interfaz de un cuerpo digital que sucede dentro o fuera de ella. Depende de cómo que también comienza a afectar al espacio público. privacidad o la intimidad de cada persona. la Cartografía del Deseo en el Laboratorio de Paisaje. En el experimento mapamos Madrid, París y Venecia a través de una red de citas para telefonía móvil. Esta aplicación opera mediante GPS a tiempo real mostran- do sucesivas pantallas con los usuarios conectados en función de su proximidad. Cada usuario muestra un peso, raza, altura) así como un breve texto descriptivo. Durante la fase de trabajo de campo nosotros mismos formamos parte de la red de citas para extraer datos con los que trabajar posteriormente y confeccionar una cartografía que plasmara distintos estados cristaliza- dos de este espacio público en determinados puntos de estas ciudades. Los usuarios exhiben abierta y ex- plícitamente su privacidad, conformando un espacio público accesible a cualquiera que disponga de un te- léfono móvil con conexión a internet. experiencia real de la calle cada vez tiene un límite más difuso. El límite construido ya no es el que deli- mita la experiencia urbana y desde luego la dicotomía público / privado está totalmente obsoleta cuando se trata de caracterizar la experiencia del espacio público. Nolli vs. la cartografía del deseo - solidado que después de Haussman ha sufrido míni- zona principalmente ocupada por instituciones con una baja proporción de zonas residenciales. Inespera- damente, al añadir la capa de información virtual pudi- mos comprobar que el tejido se mantenía mucho más activo y cambiante de lo que a simple vista se podía apreciar. Si nos vamos al otro Panteon, al de Roma en el pla- no de Nolli podemos comprobar que el espacio público |12
  • 13. 1. LA PRIVACIDAD. UNA GENEALOGÍA los términos equivalentes en otros idiomas, podemos intuir que cuando se habla de privacidad no se hace re- 1.2. Un campo entre la interioridad y la exterioridad. ferencia directamente ni a lo privado ni a lo íntimo (dis- · Privacidad vs. intimidad. · Espacios litúrgicos y confesionales de la intimidad. La Es- cusión que desarrollaremos más adelante). No obstan- cuela de Cirugía de Jacques Gondouin y el diván de Freud. · Privacidad vs. publicidad. te en ocasiones se utilizan indistintamente los término · La domesticación de la opinión pública. El salón literario de intimidad y privacidad, de modo que a continuación Madame Geoffrin, la salita familiar y la República Indepen- diente de tu Casa. propondremos una delimitación entre ambos términos. 1.3. Problematización y normalización de la privacidad. Aproximaciones interdisciplinares. - · James Bond desde Rusia con amor. El concurso del Rei- rios parece que la intimidad atiende a la experiencia chstag. Espionaje vs. transparencia. · Retóricas de la vigilancia, el 11s y el Gran Hermano. la privacidad parece hacer referencia a la experiencia 1.1. La reciente acuñación del término exterior de lo privado. En cualquier caso no es objeto de esta tesis ha- Con el desarrollo de las nuevas tecnologías y la po- cer un estudio etimológico, de modo que optaremos sibilidad de invasión sin consentimiento de la esfera privada de las personas, comienza a aparecer en di- manera más operativa desde el estudio arqueológico, ferentes ámbitos la idea de Privacidad. Este préstamo explorando el modo en que este término empieza a - aparecer en enunciados de distintas disciplinas. te, es de creación relativamente reciente y de hecho ni siquiera cuenta con traducción en varios idiomas: en italiano se usa el término inglés, en francés se em- término intimidad en ámbitos como el jurídico, en la plea el término vie privée (vida privada) y en alemán redacción de las recientes leyes de protección de los se usan los términos privatsphäre y privatleben (esfera datos, el artístico, en las obras de artistas o en expo- privada o vida privada). siciones colectivas, o en la cultura de masas a través del periodismo de los paparazzi o en los programas de telerrealidad, por poner algunos ejemplos. RAE [1], el diccionario María Moliner [2], la wikipedia [3] y 1. Según la RAE inglés, por lo cual el término es rechazado por algunos como privacidad. un anglicismo, alegando que el término correcto es intimi- 1. f. Ámbito de la vida privada que se tiene derecho a prote- dad, y en cambio es aceptado por otros como un préstamo ger de cualquier intromisión. lingüístico válido. intimidad. 1. f. Amistad íntima. Intimidad 2. f. Zona espiritual íntima y reservada de una persona o de La intimidad o privacidad posee distintas acepciones depen- un grupo, especialmente de una familia. diendo de las culturas y los individuos. La intimidad es la pre- servación del sujeto y sus actos del resto de seres humanos, 2. Según el María Moliner privacidad invita a este estado del ser humano. La intimidad a veces se f. Cualidad o condición de privado. relaciona con anonimato a pesar de que por lo general es más preciada por las personas que son más conocidas por el intimidad público. La intimidad puede ser entendida como un aspecto 1 f. Cualidad de íntimo. Relación íntima entre personas: “Hay de la seguridad, en el cual el balance entre los intereses de entre ellos mucha intimidad”. dos grupos pueden ponerse en evidencia. 2 Conjunto de sentimientos y pensamientos que cada per- El derecho contra la invasión a la intimidad por el gobier- sona guarda en su interior. (pl.) Cosas de esa intimidad que no, corporaciones o individuos está garantizado en muchos se cuentan a alguien: “No me gusta que me cuente sus inti- países mediante leyes, y en algunos casos, la constitución midades”. o leyes de privacidad. Casi todos los países poseen leyes 3 Círculo formado exclusivamente por personas entre las que en alguna medida limitan la privacidad, por ejemplo las que hay intimidad: “En la intimidad de la familia”. obligaciones impositivas normalmente requieren informar 4 (pl.) Partes sexuales exteriores del cuerpo del hombre o sobre ingresos monetarios. En algunos países la privacidad de la mujer. la libertad de expresión, y algunas leyes requieren el hacer entre las que tienen amistad íntima con la persona de que pública información que podría ser considerada privada en se trata: “Me lo ha dicho una persona de la intimidad del mi- otros países o culturas. nistro”. - En la intimidad. Sólo entre personas íntimas o de la familia: “La boda se celebró en la intimidad”. - 3. Según Wikipedia en competencias y apuestas. La persona proporciona datos privacidad personales (generalmente con propósitos publicitarios) a los efectos de obtener una oportunidad de ganar un premio. Otro personal de un individuo que se desarrolla en un espacio caso lo es cuando la información compartida voluntariamen- te es robada o usada fraudulentamente, como en el robo de Aunque privacy deriva del latín privatus, privacidad se ha in- identidad. corporado a nuestra lengua en los últimos años a través del 13|
  • 14. Desde luego lo que si parece claro es que la inde- y lo privado daría lugar, al reconocimiento de la sub- jetividad del individuo, a la idea de intimidad: “El des- reduccionista de “lo público y lo privado”, que estaría cubrimiento moderno de la intimidad parece un vuelo vinculada más a la propiedad que a la experiencia de desde el mundo exterior a la interna subjetividad del exteriorización de la intimidad. individuo, que anteriormente estaba protegida por la esfera privada” [5]. La exploración de los distintos sentidos que ha ido Aunque Arendt no menciona directamente el térmi- - Hannah Arendt (1993) y José Luis Par- co y lo privado y diferencia entre lo íntimo como algo do Jürgen Habermas perteneciente a lo interior y lo privado como parte del (1962) en sus publicaciones sobre la creación de la mundo exterior al individuo. De hecho el término inti- opinión pública. Tras una breve exposición de las ideas midad etimológicamente viene del latín intimus, como de estos pensadores ilustraremos cómo sus posturas forma superlativa del interior. Así, la propiedad moderna, perdió su carácter mun- dano y se localizó en la propia persona, […] porque A continuación recorreremos algunas experiencias la riqueza, tras convertirse en interés público, ha crecido en tales proporciones que es casi ingober- artísticas han normalizado o problematizado el sentido nable por la propiedad privada. Es como si la esfera más contemporáneo de la privacidad explorando sus pública se hubiera vengado de quienes intentaron usarla para sus intereses privados. Sin embargo, límites a través de la invasión, la exhibición, la intro- la mayor amenaza no es la abolición de la propie- dad de la riqueza, sino la abolición de la propiedad misión o la sobreexposición. Finalmente dedicaremos privada en el sentido de tangible y mundano lugar de la última parte de la tesis a un recorrido por algunas uno mismo. Arendt 1993 pg. 75 construcciones espaciales y arquitectónicas que des- - José Luis Pardo tancia de la privacidad en la contemporaneidad. recurre a un estudio de las formas de vida y de organi- de intimidad como 1.2. Un campo entre la interioridad y la exterioridad. La privacidad ha acabado constituyendo por si mis- para ello ha sido necesario un proceso en el que el término se ha ido desligando de la intimidad y de la - publicidad. [6] . La intimidad pertenece según Pardo a la in- Privacidad vs. intimidad. terioridad del sujeto de un modo tan inseparable que de hecho no puede ser exteriorizado o reducido a una Según la tesis de Hannah Arendt en la época mo- simple información. La intimidad estaría ligada en últi- derna, al democratizarse los derechos políticos, la deli- ma instancia al poder hablar, al poder pensar [7]. mitación de las esferas pública y privada como las dos caras de una misma moneda deja de tener sentido. Esta imposibilidad de exteriorización de la intimidad nos lleva a pensar que la privacidad debe darse en Por primera vez la exteriorización de la vida priva- un terreno intermedio entre la intimidad y lo comple- tamente exterior. No obstante este es un terreno un como había sucedido en la Grecia clásica [4]. Lo públi- tanto farragoso ya que podríamos situar también en co pasaría a ser una cuestión de gubernamentalidad - 4. Boladeras 2001. pg 54 Según Hannah Arendt en la Grecia clásica lo privado hacía referencia a la posesión de un espacio, lo que llevaba consi- particulares o las actividades personales. Por ello será go el derecho de pertenecer a lo público que era lo político. también conveniente que más adelante delimitemos la Aquellos que no tenían propiedad, no eran libres y a efectos de lo público tampoco existían. Lo público consistía en las actividades y los quehaceres dia- 5. Arendt 1993. pg. 75 rios de los hombres que eran libres porque poseían un es- pacio vital particular de seres (personas, animales, cosas) 6. Pardo 1966, pg. 12 que dependen de él y que estaban “privados” de vida social y política”. 7. Pardo 2010 |14
  • 15. 1.3.2. La segunda falacia de la intimidad o falacia de la privacidad se deriva de interpretar la intimidad como el atributo de un sujeto o la propiedad privada de un individuo. 1.4.2. La “ilusión de privacidad” o privacidad iluso- ria es el resultado de creer que se puede obtener privacidad a cambio de intimidad y, por tanto, de intentar “hacerse rico” (en información) vendiendo la propia intimidad y pretendiendo hacerla valer como privacidad o “propiedad privada”. Pardo 1966, pg. 308 Espacios litúrgicos y confesionales de la intimidad. La Escuela de Cirugía de Jacques Gondouin y el diván de Freud. Las lecturas de Arendt y Pardo nos transportan di- rectamente a los espacios pensados para el interior del ser humano. Estos espacios, desde los templos a las iglesias han estado ligados a lo sagrado, a preservar y alimentar lo interior sin necesidad de una exterioriza- ción más allá del ritual. Sin embargo con el auge de la razón en la Ilustra- ción el límite que preserva el interior de lo humano se convierte también en objeto de estudio, y la mirada [8] . Un referente de ello es la Escuela de Cirugía de París (1780) en la que Jacques Gondouin proyecta un teatro de anatomía con un aforo para 1200 personas en el que además de los estudiantes, se daban cita asistir al descubrimiento del interior del cuerpo huma- no. La escuela de cirugía, obra maestra de Gondouin, se organiza entorno a un patio central al que vuelcan una columnata de acceso, dos alas de servicios y el teatro de cirugía. En el centro de éste se situaba el cuerpo diseccionado dando lugar a los dos ejes gene- - mentaba el cuerpo anatómicamente. En el teatro de anato- mía el cuerpo se convirtió en objeto de incesante escrutinio que aunó curiosidad y vouyerismo. La red de actores incluía todos los campos del conocimiento: junto a físicos, cirujanos - cían partícipes del modelado de la Ilustración del mundo del cuerpo. En el área de tensión entre arte y ciencia, la mirada despia- dada al interior del cuerpo expuesto, se convirtió en el sím- bolo del siglo XVIII. Las estrategias visuales de la ilustración ahondaron en la gente e introdujeron nuevas dimensiones para la razón de la física: el panorama se extendía desde el cuerpo visible a las imágenes fantásticas sobre el cuerpo; desde el interior del cuerpo a las formas de intimidad cor- poral; del estudio del cuerpo a la exploración del carácter, el alma y la sensibilidad. El tour visual del siglo XVIII termina en este punto en el que el hombre, ser de razón y emoción, se desintegra en partes separadas, desaparece y tiene que ser recompuesto en nu nuevo tipo de hombre. Jacques Gondouin - Description des Écoles de Chirur- gie. París 1780 Von mehr als einer Welt. Die Künste der Aufklärung Son- derausstellungshallen Kulturforum Berlin. Fig. 3 y 4 Jacques Gondouin - Description des Écoles de Chirurgie. Do 10. Mai - So 5. August 2012 15|
  • 16. radores de la escuela. Por un lado el cuerpo se situa- cio confesional. La consulta de Sigmund Freud ya no está presidida puerta principal del teatro, de modo que era el único por el cuerpo inerte, sino por el diván desde el que el cuerpo que tenía acceso desde el pórtico central, obli- psicoanalista es capaz de acceder a las vivencias más gando a los espectadores a acceder por las puertas la- íntimas de sus pacientes. Pero el acto confesional al terales y por las escaleras traseras del teatro. Por otro igual que el litúrgico requiere también de una esceno- lado el cuerpo era situado justo bajo el óculo formando grafía que lo haga verosímil. La consulta se distancia del ambiente hospitalario y se inserta en el interior de La mirada al interior de cuerpo humano expuesto la casa burguesa. En ella el paciente encuentra la at- aunó razón y curiosidad, ciencia y arte, cuerpo y alma. mósfera de intimidad y seguridad necesaria para co- Aunque la escuela fuera el espacio por excelencia para menzar la terapia. la transmisión de los saberes y de la razón, la mirada La serie de fotografías de Edmund Engelman de al interior aun era concebida como un espacio litúrgico 1938 inmortalizan días antes del exilio, la casa - con- que poco distaba en su espacialización del templo re- sulta de la Berggasse 19 en la que Freud vivió y trabajó ligioso. El centro gravitacional que en la iglesia era el durante treinta años. La consulta médica nada tiene símbolo del cuerpo de Cristo era ocupado en la escue- que ver con el espacio aséptico de la clínica. El espa- la por el cuerpo diseccionado y expuesto. El resto de la escuela asume está condición y es proyectada como el de la representación y la vanidad burguesa. Cuajado escenario para una liturgia pagana en la que la razón de alfombras y objetos exóticos, el espacio del diván sustituye a la fe. - Con el avance de la razón y las ciencias el espa- ta del especialista con las paredes repletas de diplo- cio de la intimidad se vería poco a poco transformado. mas. Son espacios que dan cuenta de una especiali- zación única y al situarse dentro de la vivienda familiar, XVIII en la que se empiezan a desarrollar las teorías de una relativa inaccesibilidad. del psicoanálisis. Para Freud la manera de acceder a Confortable e íntimo, soberbio y excesivo a la vez, la intimidad y con ello las patologías de sus pacientes el rincón del diván de Freud ya no parece estar pen- es la interpretación y el descifrado de las experiencias pasadas. El espacio de la intimidad es para él la antí- como el altar al que se asoman la historia de la huma- tesis al inmenso foro de transmisión de saberes de la nidad y la universalidad de los mitos que Freud revisita escuela de cirugía. La representación deja paso a la una y otra vez en la teoría psicoanalítica y en el histo- interpretación y el espacio litúrgico deja paso al espa- rial de sus pacientes. Privacidad vs. publicidad. Dejamos de lado los espacios de la intimidad para aproximarnos al desarrollo de los espacios de la publi- cidad. A partir de los años noventa se empieza a experi- mentar en los medios de comunicación y en la opinión pública una presencia de la vida privada, una ostenta- ción pública de la vida privada que viene a ser en últi- ma instancia, según Pardo [9], una manera de exhibir el privilegio del hombre libre. La esfera privada comienza exterior de lo íntimo ligado a lo público. En la concepción de lo público en el sentido que apuntan Arendt o Foucault, ligado a la creación de ri- Fig. 5 Planta de la vivenda - consulta de Sigmund y Anna Freud en la Berggasse 19. Viena. Estado de 1938 9. Pardo 2011 |16
  • 17. Fig. 6, 8, 8, y 9. Diván y sillón y detalles de la consulta de Freud en la Berggasse 19. Fotografías de Edmund Engelman. 1938 queza y a la gestión de la población -a las relaciones de masas es determinante. Según Habermas esta es- tatalización de lo público conlleva a la vez una intromi- sión cada vez más intensa en el ámbito de la vida pri- vada de los ciudadanos a través de la opinión pública y la publicidad en lo que denomina como “tendencia al ensamblamiento de esfera pública y ámbito privado”. La publicidad y la creación de opinión pública en la sociedad de masas como la entendemos hoy día es heredera de la publicidad crítica burguesa. La publi- cidad surge como una manera de ejercer la crítica y crear opinión pública desde círculos privados, de modo que su difusión estaba más o menos limitada a un en- torno reducido de personas. Con el desarrollo de los medios de masas la capacidad de difusión y de crea- ción de opinión pública aumenta, pero con ello tam- políticos a ser usado por las empresas capitalistas. El público culto generador de opinión pública da lugar al público consumidor de cultura [10]. 10. Habermas 1962, pg. 222 De la publicidad como información y manifestación de opi- nión ante un público lector que discute, se ha pasado a una situación en la que el público se ha escindido en minorías de especialistas no públicamente raciocinantes, por un lado, y en la gran masa de consumidores receptivos, por el otro. - medios de propaganda? La publicidad crítica es desplazada 17|
  • 18. En lo que respecta a nuestra aproximación a los nión pública comienza a generarse desde el ámbito espacios de la privacidad lo interesante de la posición doméstico. Estos espacios, asociados a la vida priva- de Habermas es que la publicidad surge precisamente da, dejan de tener un uso exclusivamente familiar para en la esfera privada, en círculos más o menos redu- convertirse en espacios de reunión y generación de cidos de creación de opinión pública. El surgimiento opinión pública, en espacios al servicio de la sociedad. de la intimidad [11] viene pues ligado a la manifestación La función del salón literario se encontraba en un de la opinión pública. La publicidad tiene su origen en principio en el ámbito privado del aposento [14] de la unos espacios acotados en los que las opiniones más dama aristocrática, que era entretenida con lecturas íntimas son compartidas, espacios que estudiaremos por sus amistades íntimas. Progresivamente el salón a continuación y que en nuestra opinión son espacios literario comienza a adquirir una función política y ter- de privacidad. mina por conformarse como el lugar de encuentro de Y para lo que a nosotros interesa por ahora: el intelectuales al amparo de mecenas que frecuente- nacimiento de un público compuesto por individuos con intereses privados contrapuestos, no hace falta mente eran mujeres. En el salón de Madame Geof- ser un devoto de Walter Benjamín para compren- der que sólo a partir de 1830 comienza a existir un frin por ejemplo se daban cita Montesquieu, Diderot sentimiento de intimidad y de privacidad, junto con medidas higiénicas y sanitarias, correlatos del pudor ahora sentido en la familia burguesa, que necesaria- mente se expresará en público, bien directamente, ampliar conocimientos mediante la conversación y la lectura. guiada a través de las manifestaciones literarias y 14. Íbid. La palabra salón aparece por primera vez en Fran- musicales de un romanticismo tanto más aguado cia en 1664 (del italiano sala, que designaba a una gran cuanto más se extendía por las capas medias de la estancia de recepción). Las reuniones literarias de épocas población. anteriores solían denominarse por el nombre de la habitación en que ocurrían, como cabinet, réduit, ruelle o alcôve. Antes Duque, Félix 2001; Arte público y espacio políti- co; Akal Madrid. pg. 104 en un dormitorio (que se usaba como una sala de estar más privada): una dama, reclinada en su lecho, recibía a sus ami- La domesticación de la opinión pública. El salón gos íntimos, que se sentaban a su alrededor en sillas o ban- quetas. literario de Madame Geoffrin, la salita familiar y la República Independiente de tu Casa. El fenómeno de la Publicidad surge según Haber- mas en el siglo XVIII en una forma que no tiene co- rrespondencia en la antigüedad o en la edad media. Durante la Ilustración se fundan revistas y editoriales a cuyas publicaciones se accedía en bibliotecas, círcu- los de lectura, salones de lectura, Tischgesellschaften, salones de café o asociaciones diversas [12]. En estos espacios se formaron opiniones y oposiciones que vol- vían a ser editadas y publicadas con independencia del estado y de las instituciones, conformando poco a poco el cuarto poder. El concepto burgués de opinión pública comienza a caracterizarse por la racionalidad, la publicidad, la generalidad y la funcionalidad y se encuentra limitado a un sector reducido de ciudadanos hasta que con el nacimiento de los medios modernos, se convierte en un fenómeno de masas. Con la aparición de los salones literarios [13] la opi- por la publicidad manipuladora. 12. Habermas 1962, p. 71-73 Fig. 10 Salón de Madame Geoffrin en el Hotel de Rambouillet, Rue St. Honore, París. Lienzo de Anicet Charles Gabriel Lemonnier. 1755 13. http://es.wikipedia.org/wiki/Sal%C3%B3n_literario Fig. 11 Salón de Gertrude Stein y Alice B. Toklas en el 27 Rue de Un salón literario era una reunión celebrada en la residencia |18
  • 19. o Rousseau (Sg. XVII). La tradición del salón literario del salón escondían unos sofás, la mesa de las cele- pervive durante más de dos siglos. El salón de Gertru- braciones familiares, una mesilla con las retratos fami- de Stein, uno de los más reconocidos del París de los liares, unas cortinas perfectamente aprestadas y los años veinte, era frecuentado entre otros por artistas objetos más representativos de la familia. El salón era como Picasso o Cézanne. un espacio vedado especialmente para los hijos y al mismo tiempo el primer espacio que éstos profanaban Los salones literarios conformaron un espacio in- cuando dejaban de estar bajo la supervisión paternal. termedio entre el espacio privado y espacio público. [15] La separación de la salita y el salón en la vivienda comenzó a verse afectada por esta circunstancia. La de clase media venía a heredar el funcionamiento de sala de estar como espacio privativo comienza a inde- la casa burguesa; la misma manera de entender que la pendizarse del salón, que se convierte en el espacio vivienda ha de contar un espacio privado para la vida de representación ante la sociedad. familiar y un espacio de representación de la familia El espacio más importante en la casa burguesa ante la sociedad, aun cuando esto conllevase el sacri- distinguida es, en cambio, destinado a un aposento completamente nuevo: al salón [...]. Pero el salón no rinde tampoco servicio a la casa, sino a la sociedad, y esa sociedad está muy lejos de ser meramente Cuando el salón era utilizado tan sólo había lugar para la conversación sobre política, economía, de so- casa [...] La línea fronteriza entre la esfera privada y la publi- ciedad o deportiva, en función del público asistente. cidad atraviesa la casa. Las personas privadas salen de la intimidad de su sala de estar a la publicidad del El salón era el lugar por excelencia de representación salón; pero una y otra están estrechamente relacio- pública de la familia y de la vida privada. nadas. Sólo el nombre de salón recuerda el origen de la discusión sociable y del razonamiento público, su procedencia: la esfera de la sociedad aristocrática Hasta que no pasaron muchos años y fue posible [del siglo XVII].” y de hecho hasta habitual contar con más de una tele- Habermas, Jürgen 1962; Pg. 83 visión en casa, el salón estaba equipado únicamente Esta práctica lejos de limitarse a la casa burguesa - ha persistido en el tiempo y también se ha instalado en mento en que apareció la segunda televisión que todo la vivienda de la clase media. Para ilustrar esta cues- empezó a cambiar y la función del salón comenzó a tión me remitiré a la experiencia personal. La casa en acercarse más a la de la salita. Poco a poco también la que crecí era una VPO estándar de salón + 4 dormi- en el ámbito doméstico se instaló una transformación torios. Su utilización en la vida cotidiana, al igual que estructural del concepto de publicidad. Esa forma fosi- la mayoría de las casas que conocí en aquella época, lizada de publicidad burguesa que pervivía aún en el no correspondía con el programa que se le había asig- ámbito doméstico fue transformada por la incorpora- nado. ción en la vida cotidiana de una nueva forma de publi- Uno de los dormitorios estaba destinado a los pa- cidad a través de los medios de masas. dres, otro estaba reservado para las estancias bianua- les de los abuelos, el tercero era compartido por los dos Poco a poco se fue quedando obsoleto y aquellos vie- hijos, y en el cuarto era reservado para una estancia jos muebles que eran un regalo de bodas y llegaron a que por sus reducidas dimensiones era denominado viajar 600 km. cuando la familia cambió de lugar de re- sidencia, dieron paso a unos muebles más modernos y contaba con una mesa camilla, dos sofás, una butaca asequibles. Aquel salón cargado de historias y objetos y un mueble presidido por la televisión, la enciclopedia empezó a equiparse con el mismo mobiliario del resto y los licores. En este angosto espacio se desarrollaba de los salones-estares que conocía. Poco a poco tam- la vida familiar. bién el salón y el resto de la vivienda se convirtieron El salón de la casa, que debía contar con una su- en la misma “república independiente de tu casa” que mostraban las series de la televisión. para la vida cotidiana y sólo se abría, con el más humil- Aquel intocable salón, abarrotado por millones de - cientemente lejanas o abundantes como para no tener Stein y vio transformada su función como espacio limitado ex- 15. Habermas 1962, p. 82 clusivamente a la representación de la vida privada. A 19|
  • 20. partir de entonces ese espacio quedo incorporado a la en la que estos mundos separados comienzan a inter- vida familiar. El espacio de representación pública de ferir entre sí. la familia se fusionó con el de la vida cotidiana y de un Otra de las visiones más características que el modo casi mimético también con los modelos de espa- mundo del cine ha dado sobre la privacidad es la saga ciales a los que aquella segunda televisión nos remitía. de películas del agente 007. Equipados con la última 1.3. Problematización y normalización de la generación de gadgets analógicos disimulados en za- privacidad. Aproximaciones interdisciplinares. patos, bolígrafos o botones, James Bond consigue fo- Puesto que el concepto de privacidad es recien- te, no es posible un estudio histórico y lineal que nos - permita encontrar su origen. Su origen es más bien vés del cine de espionaje de la guerra fría, con todo el múltiple y simultáneo. Este primer recorrido por los es- despliegue de tecnologías analógicas que comienza a pacios de la intimidad y de la publicidad nos ha servi- posibilitar la mediación distante de las personas. do para delimitar aquellos espacios que de una u otra fría, la caída del muro de Berlín y el desarrollo de las con distintas formas de privacidad. Antes de abordar tecnologías digitales. La cuestión de la privacidad co- un estudio más exhaustivo de la manera en la que la mienza a cambiar nuevamente de sentido. Las contin- - gencias históricas y una primera toma de conciencia dad, recorreremos algunos ejemplos en los que este social del concepto de la privacidad, propician la apa- tema comienza a surgir, bien como problema, bien - como cuestión asumida y normalizada. [18] , con un pasa- do de espionaje estatal, esto conlleva la creación de James Bond desde Rusia con amor. El concurso leyes, instituciones y métodos que permitan desvelar del Reichstag. Espionaje vs. transparencia. las antiguas prácticas y aseguren los derechos de los El debate de los límites de la privacidad no es ni ciudadanos. Poco a poco la privacidad se constituye mucho menos exclusivo del campo arquitectónico. como un derecho normalizado y el mundo del cine da cuenta también de ello. La vida de los otros XIX [16] - sarrollo de los medios de masa el término comienza fueron objeto de debate [19] ya son tratados desde una a orientarse hacia el derecho de preservar la informa- postura única y normalizada. ción personal [17] de la opinión pública. Poco a poco el En el marco de las polémicas relacionadas con las término comienza a adquirir un sentido múltiple y se políticas de transparencia alemanas nos encontramos con un proyecto muy representativo en el que la priva- la experiencia de las personas, con sus libertades, con cidad se convierte en un tema central: el concurso para sus derechos o con sus espacios. la rehabilitación del Parlamento Alemán, el Reichstag. Un ejemplo que muestra perfectamente esta mul- La historia del Reichstag es larga y está íntimamen- la ventana indiscreta de Hitchcock (1954). La película muestra a un reportero más allá de su función como parlamento, un papel muy que se dedica a observar a sus vecinos, hasta que ante la evidencia de un posible crimen, la observación Guerra Mundial, el Reichstag queda en la zona este se convierte en vigilancia exhaustiva. Simultáneamen- del muro, dónde la RDA levanta su propio parlamento, te nos muestra a una chica enamorada del reportero, invadiendo continuamente su espacio y a un reportero escéptico, que no quiere enamorarse. Hitchcock retra- 18. Sperling 2011, pg. 405 ta perfectamente la sociedad de consumo americana en la posguerra, los modos de vida ligados a ella, los 19. La película expone los antiguos métodos de espionaje de la STASI en la RDA. Tras la caída del muro la desclasi- espacios personales de cada uno de ellos y la manera polémica, ya que afectaba a un amplio sector de la población de la RDA, 16. Warren and Brandeis, 1890 Según Sperling 2011 pg. 401, entre espías e informadores, llegó un momento en que uno de cada cuatro ciudadanos de 17. Westin, 1970 la RDA facilitaba información a la STASI. |20
  • 21. en desuso y en un estado bastante deteriorado a la Bonn a Berlín. En 1993 se convoca un concurso público para su rehabilitación al que se presentan 80 proyectos. Los criterios de selección establecidos eran “claridad, punto de vista de la tecnología energética”. A la segunda ronda pasaron tres equipos: Norman que proponía una gran cubierta cubierta y una reinterpretación de la histórica cúpula. - nadora en la segunda ronda fue la de Foster, que a petición del senado reemplazo los parasoles del con- curso por la cúpula. Al margen de las polémicas [20] que suscitó este hecho, lo cierto es que la propuesta de Foster era la única que proponía el acceso de los ciu- Al margen del complejo funcionamiento técnico de la cúpula [21] el avance verdadera importante de la pro- puesta en relación con las políticas de transparencia alemanas, era permitir que los ciudadanos pudieran acceder al corazón de la democracia alemana y aso- marse literalmente a la sala de plenos. Esto suponía una inversión de las políticas de vigilancia de la STASI, permitiendo que fueran los ciudadanos los que vigila- ran a los políticos. Retóricas de la vigilancia, el 11s y el Gran Hermano. Las políticas de transparencia llegaron hasta mu- seos e instituciones [22]. Ejemplo de ello es la exposi- ción comisariada por Peter Weibel para el Centro de Artes y Medios de Karlsruhe “CTRL [SPACE]. Rheto- rics of Surveillance from Bentham to Big Brother” [23]. - 20. “Calatrava exige una indemnización a Alemania por el «plagio» de su cúpula para el Reichstag”. Diario El Mundo. 11 de marzo de 2008. 21. La cúpula tiene un sistema de espejos en una aguja sus- pendida en su centro que permite introducir la luz solar en la sala de plenos. Fig. 12 Imagen interior de la propuesta de Foster & P. 22. Sperling 2011, pg. 403 Fig. 13 Sección transversal de la propuesta de Foster & Partners Fig. 14 Sección longitudinal de la propuesta de Pi de Brujin Fig. 15 Sección transversal de la propuesta de Santiago Calatrava 23. Weibel 2001; http://ctrlspace.zkm.de/e/ 21|
  • 22. ciólogos, arquitectos y un sinfín de profesionales que - sistencia de la lógica panóptica [24] en la vida cotidiana. Simplemente en el nombre ya nos invita a pensar que el sentido de la privacidad comienza a experimen- tar ciertos cambios. Por un lado el propio nombre de CTRL + SPACE hace referencia a una combinación de teclas que nos habla de la aparición de otro tipo de tecnologías distintas a las de la guerra fría. Por otro lado la segunda parte del nombre, nos transporta del modelo panóptico de Bentham a un fenómeno emer- gente en aquel momento: el Gran Hermano; nos lleva las implicaciones que ello tiene [25]. [26] En el texto de Slavoj que se incluye en - cia a otro acontecimiento que en esos meses había conmovido al mundo, los atentados de las torres ge- melas. La aparición de las nuevas tecnologías de la información conforman un nuevo contexto en el que la espacial, como demostraban los atentados, dejaba de tener sentido. El concepto de privacidad asociado has- - riamente de sentido. En la casa del gran hermano por ejemplo, el tra- dicional sentido de la vigilancia existe, pero en parte deja de tener sentido. Los concursantes participan en el concurso por su propia voluntad y son conscientes de que la vigilancia existe. La privacidad ya no es un derecho invadido, sino el arma con la que ellos mismos juegan para crear su personaje, de modo que a pesar de la vigilancia, cualquier parecido con la realidad es puramente casualidad. La vigilancia y la invasión de la privacidad ya no son el dispositivo de seguridad, al contrario, parece que repentinamente se han converti- do en objeto de deseo. - modelo panóptico que Jeremias Bentham diseña en 1875. El principio de funcionamiento del panóptico, que se extendería a multitud de tipologías diferentes, no se basa únicamente usuario. 25. Esta es la diferencia fundamental que trataremos en el Fig. 16 Gadgets de James Bond en diversas películas capítulo dedicado al Deseo. Fig. Fig. - pelin TV para Telecinco. 1ª edicion de abril a julio del 2000 |22
  • 23. 2. EL DESEO 2.1. D de Deseo. (Désir). presencia y la interacción en el deseo de multitud de 2.2. Espacios de vigilancia. Territorios de control. entidades cuya · Vigilancia y privacidad. La actitud exploradora de Sophie Calle. . El deseo por lo tanto no se puede ex- · Control y privacidad. La vida cotidiana de Ai Weiwei. · La mirada panóptica mediada plicar desde unas relaciones de parentesco o de grupo 2.3. Sociedad disciplinaria y sociedad de control. como en las teoría psicoanalítica. Tampoco se puede 2.4. Máquinas de mirar, máquinas de exhibir. La arquitectura entre el poder y el deseo. El · Las óperas de Bayreuth y Garnier. · El Grand Palais y los Show off de Karl Lagerfeld para Dior. deseo sería “un agenciamiento compuesto por es- 2.5. La casa del Gran Hermano. Deseo en el confesionario, tados de cosas, estilos de enunciación y movimien- el jacuzzi y el dormitorio colectivo. tos de territorialización - desterritorialización” [2]. 2.1. D de Deseo. (Désir). Volviendo a los ejemplos anteriores, aunque parez- ca que todos ellos tratan de la invasión de la priva- cidad, de vigilar las vidas ajenas, el caso de la casa tipo de deseo? Llegados a este punto imaginamos que estas son las preguntas que surgen inmediatamente deleuziana de deseo: no se trata simplemente del de- después del recorrido por la construcción de la priva- seo vouyeur, o del deseo de la victoria y el premio. Se trata aquí también del conjunto, de la fama, del dinero, veremos que es determinante en el sentido que actual del reconocimiento, del ego... Pero además, fuera de tiene la privacidad. la casa, del deseo por la audiencia, por la publicidad comercial, por entretener, por mantener entretenido... Para entender esta cuestión regresaremos a las La privacidad es por un lado es invadida, mediada y imágenes de la página anterior, las de James Bond, retransmitida pero al mismo tiempo es sobreexpuesta y convertida por los concursantes en su principal arma - para mostrarse, generar opinión pública y poder ganar gica en las prácticas de invasión de la privacidad, pero el concurso. también un cambio en la manera de relacionarse con la presencia de la vigilancia en la vida cotidiana. El 2.2. Sociedad disciplinaria y sociedad de miedo de sentirse vigilados parece haberse tornado en control una voluntad de exponerse voluntariamente. Esta transformación en la manera de entender la pri- Estos ejemplos y los que a continuación utilizare- vacidad ilustra la “profunda mutación del capitalismo” [3] mos nos servirán para entender cómo afecta el deseo, que según Deleuze ha dado paso a las sociedades de en nuestro caso en relación con la privacidad, aunque control. - - da del concepto de deseo. Esto es precisamente lo que - el Deseo representa para Deleuze: no es un concepto nes. Basta sólo con mirar alrededor y reconocer cómo universal y único, sino de un ensamblaje de cuestione - diversas. “Nunca deseáis algo o a alguien. Deseáis cios públicos, de préstamo de libros en bibliotecas o de el conjunto” admisión en el transporte público por poner algunos Deseo [1] ejemplo. Pero no solamente ha cambiado el modo en en la que, junto con Guattari, desarrolla en profundidad que funcionan. También lo ha hecho la manera en que este concepto. Si el gran descubrimiento de Freud fue la existencia de un subconsciente responsable de la [4] producción deseante, y Edipo uno de los centros de Deleuze y 2. Deleuze, Parnet; 1989. Min. 14.15 “el insconsciente no es un teatro en el que están Edipo o Ha- Guattari se oponen a la existencia de una jerarquía o mlet; es una fábrica de producción deseante. El deseo siem- pre introduce varios factores y multiplicidad. El psicoanalisis considera sólo un facto: padre, madre, falo... - 1. Deleuze, Parnet; 1989. Min. 6.10 seo. 3. Deleuze 1991, Pg. 279 agenciamiento. Construir un agenciamiento, construir un conjunto.... deseo es construir” 4. íbid. pg 279 23|
  • 24. no se debe únicamente a la simple mejora de las condi- sólo puede entenderse desde el deseo del usuario. ciones técnicas de unas determinadas tipologías, sino Los mecanismos con los que empieza a operar la a la manera en que la sociedad se relaciona con ellas. arquitectura de la sociedad de control ya no se basan Las instituciones son la manera en la que, en la so- en la reclusión espacial, la concentración o la imposi- ciedad disciplinaria, se hace visible el poder a través ción de una ordenación del tiempo. Son mecanismos de una serie de mecanismos espaciales concretos [5]. que operan desde el libre albedrío (aunque haya una La importancia de esta cuestión para la arquitectura forma de poder determinada que se haga visible en no se limita al estudio tipológico, sino al entendimiento ello) y la privacidad, la experiencia individual del usua- de que el espacio está relacionado con la tecnología - y la política [6]. Esta cuestión tiene unas repercusiones seo. espaciales concretas, como hemos visto en algunas 2.3. Espacios de vigilancia. Territorios de de las obras que hemos visitado en relación con la pri- control. vacidad. El juego entre invasión de la privacidad, mediación, MICHELLE PERROT.: Dicho de otro modo, y para volver al panóptico, Bentham no proyecta sólo una sobreexposición y deseo es lo que encontraremos en sociedad utópica, describe también una sociedad las dos experiencias artísticas que visitaremos a conti- existente. MICHEL FOUCAULT: Describe en la utopía un sis- nuación y que se encuentran en un territorio intermedio tema general de mecanismos concretos que existen realmente. entre la sociedad disciplinaria y la de control. torre central? Vigilancia y privacidad. La actitud exploradora M. F.: Sí, con la condición de que este no sea el de Sophie Calle. haciendo funcionar el panóptico y asentándose en For months I followed strangers on the street. For the que con los vigilantes? pleasure of following them, not because they particu- larly interested me. I photographed them without their lost sight of them and forgot them. Sin embargo lo que para Foucault es una cuestión At the end of January 1980, on the streets of París, de poder, para Deleuze y Guattari [7] se trata más bien I followed a man whom I lost sight of a few minutes later in a crowd. That very evening, quite by chance, de una cuestión de Deseo, siendo el poder una for- he was introduced to me at an opening. During the course of our conversation, he told me he was plan- ma particular de deseo. Desde luego parece que ese ning an imminent trip to Venice. modelo de ciudad de la sociedad de control en el que Suite Vénitienne, Sophie Calle “cada uno podría salir de su apartamento gracias a su tarjeta electrónica con la que ir levantando barreras” [8] En 1980 Sophie Calle conoce a un hombre en una inauguración en París. Cuando el hombre le comen- 5. Foucault, 1975 ta que tiene planeado ir a Venecia a pasar unos días, 6. Foucault; 1979; Pg. 14 Sophie Calle decide perseguirlo a escondidas. Duran- - te varias semanas lo espía y registra todos sus movi- mientos del hombre hasta su regreso a París. Armada escribirse toda una “historia de los espacios” -que sería al mismo tiempo una “historia de los poderes”- que comprende- con unas gafas oscuras, una peluca rubia, una cámara ría desde las grandes estrategias de la geopolítica hasta las pequeñas tácticas del hábitat, de la arquitectura institucional, de fotos y un cuaderno de notas, Sophie Calle reco- de la sala de clase o de la organización hospitalaria, pasando rre las calle de Venecia sin más objetivo que espiar al por las implantaciones económico-políticas. (...) Esta doble ocupación del espacio por una tecnología política y por una hombre, por el simple deseo de invadir su privacidad, - tica del tiempo. reglas del juego que Calle decide unilateralmente, son 7. Deleuze y Guattari, 1988 Pg. 152 Nosotros sólo estamos en desacuerdo con Foucault en los mantenidas en secreto para evitar que la historia se puntos siguientes; 1.°) no nos parece que los agenciamientos sean sobre todo de poder, sino de deseo, deseo que siempre desmonte y caiga en la banalidad. - da del agenciamiento; 2.°) el diagrama o la máquina abstrac- One day Sophie decides to add another dimension to ta tienen líneas de fuga que son primeras, y que no son, en un agenciamiento, fenómenos de resistencia o de respuesta, knwos is travelling to Venice. She decides to follow sino máximos de creación y de desterritorialización. him troughout his trip. Did she simply wish to assume his destiny, or that he assumes her? This game, as any other game, had its 8. Deleuze 1991; Pg 279 Félix Guattari imaginaba una ciudad en la que cada uno po- día salir de su apartamento, de su casa o de su barrio gracias tarjeta fuera rechazada; lo que importa no es la barrera, sino a su tarjeta electrónica (dividual) mediante la que iba levan- el ordenador que señala la posición, lícita o ilícita, y produce tando barreras; pero podría haber días u horas en los que la una modulación universal. |24
  • 25. Fig. 20 Sophie Calle. Suite Vénitienne. 1983 Fig. 21 Imágenes de Weiweicam. Abril de 2012 Fig. 22 Tuit de Aiweiwei comunicando el cierre de Weiweicam basic rule: Nothing was to happen, not one event that might establish any contact or relationship between them. La mirada panóptica mediada This is the price of seduction. The secret must not be Ambos ejemplos se mueven en la divisoria entre Jean Baudrillard. Follow me invasión y la exposición de la privacidad, pero también en ambos entra en juego la difusión de la privacidad. Control y privacidad. La vida cotidiana de Ai Weiwei. Lo interesante de estos dos ejemplos es cómo con- siguen darle la vuelta a las ideas de poder y deseo. Por otro lado el artista disidente chino Ai Weiwei, Por un lado Sophie Calle hace uso de las técnicas de con motivo del aniversario de su detención durante 81 espionaje para dar rienda a su deseo de perseguir a días por el gobierno chino, decide lanzar “WeiweiCam” otras personas que incluso ella misma reconoce como en abril de 2011. Desde esta página web Weiwei re- Ai Weiwei por otro lado con la excusa del transmitía en directo el interior de su vivienda a través deseo exhibicionista, intenta denunciar las prácticas de cuatro webcams. Desde su detención y posterior invasivas del poder. liberación, la presión del gobierno sobre el artista fue in crescendo, con arrestos domiciliarios, registros, prohi- A través de la mediación de la privacidad, bien vía biciones, multas o la vigilancia continua a través de 15 exposición + catálogo bien vía web, los dos artistas cámaras de seguridad instaladas en el exterior de su amplían la dimensión de la vigilancia. La vigilancia deja casa-taller. A través de WeiweiCam, el artista decide li- bremente exponer abierta y voluntariamente su propia de las sociedades disciplinarias [10] y crean territorios - personalizados que en el fondo, no tendrían sentido mente, como crítica a su falta de transparencia. 46 ho- - ras después de su lanzamiento, la web es clausurada da, la mirada panóptica deja de tener sentido como por el gobierno chino. mecanismo de seguridad. “I explained to them: you have 15 cameras on me, 2.4. Máquinas de mirar, máquinas de exhibir. La and the camera I set up in my bedroom is exactly the arquitectura entre el poder y el deseo. same camera that I had above my head during my 81 detention days,” “En las sociedades de control hemos interiorizado “So I am doing you a favour to (let you) really know que somos máquinas de mirar, y la ciudad ya no se what I am doing and have a close watch.” Ai Weiwei [9] 9. http://chinadigitaltimes.net/2012/04/ais-weiweicam-forced- 10. Foucault, 1975 25|
  • 26. caracteriza tanto por una arquitectura que posibilite privacidad y el deseo. Nos remontaremos a 1875 para una intromisión de las técnicas de vigilancia, como por permitir una espacialidad para la velocidad y el visitar dos óperas inauguradas ese mismo año, el Pa- exhibicionismo, para existir cada vez más”. [11] lais Garnier en París y el Festspielhaus de Bayreuth. Los cambios tecnológicos que han afectado a la Desde la alimentación de la mirada deseo la primera, y - lución de los medios de la cultura de masas. La evolu- supondrán un cambio sustancial de una misma tipolo- ción de las formas de publicidad han afectado tanto a gía arquitectónica. la privacidad como la evolución de las tecnologías de Las óperas de Bayreuth y Garnier. invasión de la privacidad. La atomización de los me- dios de masas (a través de internet y las redes socia- El Palais Garnier se construye entre las operacio- nes de renovación de París de Haussman y Napoleón canales de difusión de la publicidad cada vez más in- III; El Festpielhaus de Bayreuth es consecuencia di- dividualizados. Estos medios nos han convertido cada recta del afán perfeccionista de Wagner, que quería vez más en máquinas de mirar y en máquinas para exhibirnos. de sus óperas. La arquitectura también es sensible a estos cam- La ópera de Bayreuth se concibe desde la espa- bios tecnológicos y la manera en la que los usuarios cialización del espectáculo operístico. El proyecto es miran o se exhiben queda plasmado en ella. A conti- comenzado por Gottfried Semper [12] pero es terminado - por el propio Wagner, que materializaba en él su ideal ciplinaria en los que podemos ver la interacción de la de obra de arte total (Gesamtkunstwerk), como estu- che perfecto para la representación de la cuatrilogía 11. Arenas, Fogué; 2010; Pg. 55 del Ring [13]. La sala busca una visión y una acústica la observación. Esto quiere decir que los cuerpos individua- perfecta para todos y es la primera que para ello situa les dejan de ser el material al cual se dirige la mirada y se convierten en máquinas de mirar, absolutamente entregadas 12. El proyecto es comenzado por Gottfried Semper, conti- al espectáculo que les ofrece la biopolítica neoliberal. La ciu- dad desde este prisma no se caracterizaría prioritariamente para una arquitectura concebida para la intromisión de las técnicas de vigilancia. Todo en ella sería velocidad y exhibi- 13. Mortier 2009, pg. 110 cionismo, existiría cada vez más y exclusivamente para ser Fig. 23 Sección longitudinal del Festspielshaus de Bauyreuth vista” Fig. 24 Sección longitudinal del Palais Garnier |26
  • 27. la orquesta en un foso rehundido respecto del patio de butacas, solución que desde entonces se ha convertido en el estándar para cualquier espectáculo operísitico. La sala además adopta la disposición de los antiguos sala, pero también con una disposición democrática de los asientos. La ópera de París sin embargo es pensada des- de la espacialización de otro espectáculo: el aconte- cimiento social que suponía la ópera para la sociedad burguesa de la época. El Palais Garnier era algo así como el Versalles de la burguesía. El espectáculo en la ópera Garnier no está en la escena sino en la sala y palcos, durante las representaciones no se apagaban las luces [14]. La opera Garnier era el espacio del deseo y la representación y tanto era así que la sala y la esce- Si la propuesta de Bayreuth supone el avance téc- nico de la tipología, la propuesta de Garnier logra in- - arquitectónica de la ópera e introdujeron cambios que perviven hoy día en el diseño de cualquier ópera. Es- tas transformaciones son perfectamente reconocibles 23 y 24). El rehundido del foso de la orquesta apare- ce desde entonces tal cómo lo concibió Wagner con mayor o menor desarrollo técnico. Los espacios de re- posteriores a través del hiperdesarrollo de los foyers como espacios públicos de representación, exhibición y deseo. Los patios de butacas son otro ejemplo de cómo asientos de Bayreuth favorecían una visión democrá- tica y obligaban a una atención rigurosa de las cuatro horas de espectáculo [15]. El Palais Garnier además del patio de butacas contaba con palcos desde los que observar el resto de la sala y el espectáculo operísti- 14. Mortier 2011, min. 50 15. íbid., pg. 18 Cada espectador es tratado de modo igual, compartiendo la tanto la fascinación que le inspira lo que se desarrolla sobre la escena como la incomodidad de los asientos de madera. Fig. 25 Patio de butacas del Festspielshaus de Bayreuth en 1780. Fig. 26 Baile en la sala del Palais Garnier Fig. 27, 28 y 29 Show offs de Lagerfeld para Dior en el Grand Palais de París. 27|
  • 28. co pasaba a un segundo plano [16]. Aunque los palcos llevan y las personas que asisten al espectáculo. reales solían situarse en el fondo del patio de butacas, 2.5. La casa del Gran Hermano. Deseo en el en este caso Napoleón III exigió que el palco imperial confesionario, el jacuzzi y el dormitorio colectivo. se situara en el proscenio [17] para poder ser visto en Uno de los ejemplos que mejor representan el cam- todo momento. bio de actitud de la sociedad contemporánea ante la La Ópera se convierte desde entonces en objeto privacidad es la casa del Gran Hermano. de Deseo en el más puro sentido deleuziano: lo im- El Gran Hermano hace referencia al poder ubicuo portante de la ópera no es sólo la representación del que en la novela 1984 de George Orwell (1949). Esta espectáculo como en el caso de Bayreuth: son todo el distopía representa una sociedad totalitaria en la que conjunto de cosas que se reúnen en la experiencia de el Gran Hermano tiene un poder absoluto. desarrollo interior como hemos visto sino también en La casa del Gran Hermano es todo menos eso: su concepción exterior como objeto de deseo. es un espacio de relaciones de deseo entrecruzadas - en la que unos concursantes acatan unas normas de mente no parecen pertener en realidad a ningún convivencia y son vigilados continuamente, pero en el estilo determinado; la idea es reunir, según se dice, fondo siguen siendo libres para seguir actuando desde ello se van a convertir en descomunales recipientes, el deseo. cápsulas gigantescas para todo. Walter Benjamin. Obra de los pasajes La evolución del espacio doméstico de la casa del Gran Hermano a lo largo de las sucesivas ediciones da El Grand Palais y los Show off de Karl Lagerfeld buena cuenta de cómo la privacidad se convierte en para Dior. un elemento clave para la transformación de la casa y A través del ejemplo de la opera Garnier vemos para el desarrollo del concurso. - La primera casa del Gran Hermano era un espacio plinaria funcionaban desde el deseo. Más que con la relaciones espaciales del Hôtel Dieu [18], los territorios generados desde el deseo se parecen a las relacio- (diary room) en la que los concursantes podían hablar a solas con la dirección del concurso. A pesar de que entrecruzadas en el que no se sabe muy bien a quien los dormitorios eran comunitarios, aunque separados - por sexos, y el baño compartido, el resto de espacio lección o a los asistentes al evento. En los montajes los mismos que en una vivienda habitual. y 29) se cuida tanto el espacio de exhibición de la co- Con el avance de las ediciones fueron proliferando lección como el de los asistentes. Todos ellos son fun- espacios en los que la exhibición voluntaria de la priva- damentales para la concepción y el funcionamiento del cidad fuera mayor, incluyendo por ejemplo una piscina, traspasa las fronteras del propio Grand Palais y se pro- pero siempre desde el deseo. yectado teniendo en cuenta que tanto el espectáculo En ediciones más avanzadas se fueron introducien- central como todo lo que sucede alrededor es transmi- do espacios cada vez más sugerentes y deseados. L tido luego por los medios. El objeto de deseo son en este caso la colección en si misma, los modelos que la 16. íbid, pg. 18 La evolución del programa doméstico a se comple- El hecho de que no se vea casi nada de la escena desde la jizado tanto que incluso se ha llegado a experimentar porque el espectáculo se encontraba ante todo en la sala y en sus numerosos palcos. con el diseño de una microsociedad con un programa de vivienda triple para ricos, pobres y supervivientes 17. Las localidades que están junto a la escena y que por ello tienen una visibilidad pésima 18. Foucault centra en el Hôtel Dieu su primera obra vimpor- Desde luego la casa del Gran Hermano parece ha- tante, Vigilar y Castigar (1975). Su estudio sobre la econo- - ber sido un campo de experimentación para el progra- ciarían el método proyectual de la modernidad. ma doméstico en relación con la privacidad y el deseo. (Notas de la clase de Transferencias del 14 de mayo) |28
  • 29. 1. 6. 2. 7. 8. 3. 4. 9. 10. Fig. 30 Plantas de las casas del Gran Hermano (en rosa el área de observación de los concursantes). Reino Unido. 1. Ed. 2000; 2. Ed. 2003; 3. Ed. 2004; 4. Ed. 2007; 5. Ed. 2009; Alemania. 6. Ed. 2000; 7. Ed. 2003; 8. Ed. 2004; 9. Ed. 2007; 10. Ed. 2009; Fuente: http:// 5. worldofbigbrother.com/BB/Country/Spain.shtml 29|
  • 30. |30
  • 31. 3. LA VENTANA. TERRITORIO DE ACCIÓN. las 750.000 personas [5]. 3.1. De elemento compositivo a marco de acción La evolución de la cultura de masas tamcién tiene · La ventana indiscreta de Hitchcock. también repercusión en la arquitectura. Las investiga- · Los personajes y sus espacios del deseo. ciones de Beatriz Colomina en “Pivacidad y Publici- 3.1. De elemento compositivo a marco de acción dad [6] ponen en relación la arquitectura moderna con la cultura de masas. Colomina dedica un capítulo de La arquitectura es una ventana espacial. Podemos imaginar una ventana no como un umbral, sino como una superposición de territorios de cierta profundi- dad, de lugares que proporcionan catalizadores de la cultura de masas la ventana moderna sigue sien- las actividades humanas. Se dan en ella interesantes gradaciones intermedias entre lo interior y lo exterior, do en parte un elemento compositivo [7] y en parte un marco para enmarcar vistas [8], para la relación entre ventana. Imaginémonos activos en esas ventanas el interior y el exterior. No es todavía entendido como vinculadas al lugar. Repensar la arquitectura como ventana espacial es darse cuenta de que el interior y el exterior no están separados por un simple muro como para ser un marco de acción. o marco, y de ese modo, poder integrar realidades intermedias tales como el territorio, las escalas, la continuidad y la discontinuidad, o la transparencia Sin embargo posturas como la de Bernard Tschu- y la opacidad. De ahí pueden surgir distintas ideas mi comienzan a entender la arquitectura como marco arquitectónicas. SOU FUJIMOTO. El Croquis N. 151 de acción, como una combinación de espacios, pero también de eventos y movimientos [9], que dejan ya de lado relaciones causa-efecto de asociación entre for- Hace tiempo que los famosos “15 minutos de fama” ma y función. La arquitectura empieza poco a poco a de Andy Warhol han devenido en una presencia con- ser entendida como el espacio del evento, el espacio tinuada en los medios a toda costa y fenómenos me- en el que movimiento y tiempo consiguen activar la diáticos como Lady Gaga son la evidencia de que para la insdustria de la publicidad ya es más rentable ser no es exclusiva del proyecto de nueva planta y está el más seguido en Facebook, Twitter o Youtube que presente en casi todos los ejemplos que hasta ahora vender discos. hemos recorrido en nuestra construcción de la priva- La cultura de masas ha evolucionado y con ello la cidad. Se trata en cualquier caso de entender cuáles manera de entender la publicidad y la privacidad como son los elementos que afectan la realidad material de fenómenos directamente ligados a ella. La unidireccio- la arquitectura, haya sido esta concebida desde estas nalidad de la cultura de masas ha sido más que supe- consideraciones o no. rada. Poco a poco hemos pasado del fenómeno fan de La ventana puede ser un espacio para el deseo, los Beatles [1] a espectáculos mediáticos interactivos “un lugar para el agenciamiento de estados de cosas, como el funeral de Lady Di. Casi a modo de progra- ma de telerrealidad, las manifestaciones de dolor de 5. http://en.wikipedia.org/wiki/February_15,_2003_anti-war_ protest [2] acaban por determinar el modo en que se desarrolla el evento, obligando incluso a la familia real 6. Colomina, Beatriz (1996); Privacy and publicity. Modern Architecture as Mass Media. MIT Press británica a dar su brazo a torcer y a organizar el funeral 7. Íbid. Pg. 311; “La casa es un sistema para hacer fotos. Lo de estado [3] más mediado de todos los tiempos. No que determina la naturaleza de la foto es la ventana” deja de resultar soprendente que el deseo fuera capaz 8. Íbid. Pg. 334; “la ventana en la era de la comunicación nos de movilizar cerca de un millón de personas (2500 mill. proporciona otra imagen plana. La ventana es una pantalla” por tv) [4], mientras que manifestaciones multitudinarias 9. Tschumi 1996; Pg. 7 “Architecture was seen as the combination of spaces, events, and movements without any hierarchy or precedence among these concepts. [...] In works like The Manhattan Transcripts, had to be the combination of heterogeneous and incompati- ble terms. The insertion of the terms “event” and “movement” Erecting a barricade (function) in a París street (form) is not 2. http://www.youtube.com/watch?v=3HtyIr6iNMM street (form). [...] Their confrontations and combinations of elements may provide us with the event, the shock, that I hope will make the architecture of our cities a turning point in 4. http://en.wikipedia.org/wiki/Diana,_Princess_of_Wales culture and society.” 31|