SlideShare una empresa de Scribd logo
FICHA DE IDENTIFICACIÓN DE TRABAJO DE INVESTIGACIÓN
Título Tuberculosis
Autor/es
Nombres y Apellidos Código de estudiantes
Yordi Smith Cubas Davila 96604
Fecha 15/06/2023
Carrera Medicina
Asignatura Microbiología
Grupo R
Docente Iván Gerardo Perez Dorado
Periodo Académico Tercer Semestre
Subsede Cochabamba
.
Título: Tuberculosis
Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila
Asignatura: microbiología I
Carrera: Medicina
Página 2 de 38
RESUMEN:
La tuberculosis (TBC o TB), es una infección bacteriana contagiosa que compromete principalmente a los
pulmones, también puede propagarse a otros órganos. La bacteria más importante y representativa
causante de tuberculosis es Mycobacterium tuberculosis o bacilo de koch.
La TBC es posiblemente la enfermedad infecciosa más prevalente en el mundo. Otras micobacterias,
como Mycobacterium Bovis, M. Africanum, M. Canctti y M. Microti pueden causar también la
tuberculosis, pero todas estas especies no lo suelen hacer en el individuo sano.
Aunque la tuberculosis es una enfermedad predominante de los pulmones, puede afectar también el
sistema nervioso central, el sistema linfático, el sistema circulatorio, el sistema genitourinario, el aparato
digestivo, lo huesos, las articulaciones e incluso la piel.
Los síntomas clásicos de la tuberculosis son: tos crónica con expectoración, fiebre, sudoración nocturna y
pérdida de peso, en estadios avanzados tos con esputo sanguinolento. El diagnostico se basa
habitualmente en la radiografía de torácica, una prueba de la tuberculina cutánea y análisis de sangre, así
como un examen al microscopio y un cultivo microbiológico de los fluidos corporales como las
expectoraciones. El tratamiento de la tuberculosis es complicado y requiere largos periodos de exposición
con varios antibióticos.
Los familiares del enfermo, si es necesario, también son analizados y tratados.
La OMS estima que el diagnóstico precoz y el tratamiento efectivo lograron salvar 37 millones de
personas entre 2000 y 2013, pero considera “todavía inaceptablemente alta” la cantidad de muertes
debido a que sus muertes son prevenibles.
Palabras clave: Mycobacterium Tuberculosis. Bacilo de Koch. Bacillus calmatte-Guerin
ABSTRACT:
Tuberculosis (TB or TB) is a contagious bacterial infection that mainly affects the lungs, but can also
spread to other organs. The most important and representative bacterium that causes tuberculosis is
Mycobacterium tuberculosis or Koch's bacillus.
TB is possibly the most prevalent infectious disease in the world. Other mycobacteria, such as
Mycobacterium Bovis, M. africanum, M. Cancti and M. Microti can also cause tuberculosis, but all these
species do not usually do so in the healthy individual.
Although tuberculosis is a predominant disease of the lungs, it can also affect the central nervous system,
lymphatic system, circulatory system, genitourinary system, digestive system, bones, joints, and even the
skin.
The classic symptoms of tuberculosis are: chronic cough with expectoration, fever, night sweats and
weight loss, in advanced stages cough with bloody sputum. Diagnosis is usually based on chest X-ray, a
tuberculin skin test and blood tests, as well as microbiological examination and microbiological culture of
body fluids such as sputum. The treatment of tuberculosis is complicated and requires long periods of
exposure with various antibiotics.
The relatives of the patient, if necessary, are also analyzed and treated.
The WHO estimates that early diagnosis and effective treatment managed to save 37 million people
between 2000 and 2013, but considers the number of deaths “still unacceptably high” because their deaths
are preventable.
Título: Tuberculosis
Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila
Asignatura: microbiología I
Carrera: Medicina
Página 3 de 38
Tabla De Contenidos
1. INTRODUCCION………………………………………………………,…………..……...4
2. RESUMEN………………………………………………………………………...………...2
3. MARCO TEORICO…………………………………………………………………………5
3.1 TIPOS DE TUBERCULOSIS…………………………………………………………...6
3.1.1 Tuberculosis latente……………………………………………………………...…7
3.1.2 Enfermedad de la tuberculosis…………………………………………………...…8
3.2 MICOBACTERIAS………………………………………………………………...…8-9
3.4 EPIDEMIOLOGIA………………………………………………………………….…10
3.5 FISIOPATOLOGIA……………………………………………………………………11
3.5.1 Infección primaria…………………………………………………………………11
3.5.2 Infección latente…………………………………………………….......................12
3.5.3 Enfermedad activa……………………………………………………………..13-14
3.6 SIGNOS Y SINTOMAS……………………………………………………….............15
3.7 DIAGNOSTICO……………………………………………………………….............15
3.7.1 Radiografía de tórax………………………………………………………….……16
3.7.2 Examen del esputo, cultivo y evaluación………………………………………….17
3.7.3 Evaluación de otras muestras……………………………………………...………17
3.7.4 IGRA………………………………………………………………………………18
3.8 CAUSAS………………………………………………………………………………18
3.8.1 Factor de riesgo……………………………………………………………………19
3.8.2 Riesgo de infección por tuberculosis…………………………………...…………19
3.8.3 Riesgo de desarrollar tuberculosis activa………………………………...…..........20
3.9 DETENCION DE TB…………………………………………………………………21
3.9.1 Reacción de refuerzo……………………………………………………………...22
3.10 TRATAMIENTO……………………………………………………………………23
3.10.1 Tratamiento de la tuberculosis latente…………………………………………...23
3.10.2 Fármacos de segunda instancia para TBC……………………………………24-25
3.10.3 Fármacos de segunda instancia para TBC……………………………………26-27
3.10.4 Otros tratamientos…………………………………………………………..........28
3.11 PREVENCION………………………………………………………………………28
3.11.1 Vacunación………………………………………………………………………28
3.12 POBLACIONES ESPECIALES……………………………………….....................28
3.12.1 Niños……………………………………………………………………….........29
3.12.2 Adultos mayores………………………………………………………………...29
3.12.3 Pacientes infectados por VIH………………………………………………..30-32
4. CONCLUCION………………………………………………………………………..33
5. RECOMENDACIÓN………………………………………………………………….33
6. ARTICULOS ACADEMICOS………………………………………………………..34
7. REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS……………………………………………..35-36
Título: Tuberculosis
Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila
Asignatura: microbiología I
Carrera: Medicina
Página 4 de 38
1. INTRODUCCION
La tuberculosis es una enfermedad bacteriana contagiosa que compromete principalmente a los
pulmones, también propagarse a otros órganos y afectar el sistema nervioso central, el sistema
linfático, el sistema circulatorio, el sistema genitourinario, el aparato digestivo, los huesos, las
articulaciones e incluso la piel.
Robert koch, medico alemán que el 24 de marzo del 1882 descubrió el Bacilo de la Tuberculosis,
a quien posteriormente en 1905 se le otorgó el premio nobel de Fisiología o Medicina, es aquí
donde este Bacilo del colera en 1883. Demostró que las enfermedades no estaban provocadas por
espíritus malignos. Con ello dejo a la humanidad un legado de sabiduría médica y una serie de
métodos que aun hoy siguen siendo imprescindibles.
La bacteria más importante y representativa causante de tuberculosis es la ya nombrada
Mycobacterium Tuberculosis o Bacilo de Koch. La cual es un Bacilo Gram Positivo, aerobio,
facultativo de carácter intracelular posee un alto contenidos en lípidos y se puede identificar
mediante la tinción de Ziehl-Neelsen debido a que son (BAAR) bacilo acido alcohol resistente.
Los síntomas clásicos de la tuberculosis son: tos crónica con expectoración, fiebre, sudoración
nocturna y pérdida de peso, debilidad, cansancio y en estadios avanzados tos con esputo
sanguinolento.
El diagnostico se basa habitualmente radiografías torácicas, una prueba de la tuberculosis
cutánea, análisis de sangre, asi como un examen al microscopio, un cultivo microbiológico de los
fluidos corporales como las expectoraciones (Baciloscopia Seriada) o una Biopsia (análisis de
muestra de tejido pulmonar o de otros tejidos).
El tratamiento de la tuberculosis es complicado y requiere largos periodos de exposición a
fármacos antituberculosos. Teniendo tres esquemas, el primero en casos nuevos de tuberculosis
de una duración de 6 meses, el segundo se da en casos de abandonos del tratamiento o fracaso
Título: Tuberculosis
Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila
Asignatura: microbiología I
Carrera: Medicina
Página 5 de 38
terapéutico dando como duración 8 meses. Y por último el esquema pediátrico de 6 meses de
duración.
Los medicamentos para combatir la tuberculosis son entregados por el Ministerio de salud en
forma gratuita a través de todos los programas de control de la tuberculosis (PCT). La medicina
debe ser tomada en presencia del personal del establecimiento de salud para asegurar su
cumplimiento. Asi se asegura la curación de esta enfermedad.
Los familiares del enfermo, si es necesario, también son analizados y tratados.
Si el tratamiento se interrumpe y tomas las pastillas solo de vez en cuando. La tuberculosis
avanza, los microbios se hacen más fuertes y se multiplican, ocasionando que la enfermedad
pueda ser incurable.
Durante los últimos años, la tuberculosis ha presentado una creciente resistencia a los múltiples
antibióticos y para ello se ha optado, como medida de prevención, por campañas de vacunación,
generalmente, con la vacuna Bacillus Calmette-Guerin (BCG).
La tuberculosis se contagia por vía aérea, cuando las personas infectadas tosen, estornudan o
escupen. Además, un número creciente de personas del mundo contraen la tuberculosis debido a
que su sistema inmunitario se ve comprometido por medicamentos inmunosupresores, abuso de
drogas o el sida.
La OMS estima que el diagnóstico precoz y el tratamiento efectivo lograron que se salvaran 37
millones de personas entre 2000 y 2013, pero considera “todavía inaceptablemente alta” la
cantidad de muertes debido a que sus muertes son prevenibles.
Capítulo 3. Marco Teórico
Título: Tuberculosis
Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila
Asignatura: microbiología I
Carrera: Medicina
Página 6 de 38
La tuberculosis es una enfermedad infecciosa y potencialmente seria que afecta principalmente
los pulmones. La bacteria que causa la tuberculosis (Mycobacterium tuberculosis) se contagia de
persona a persona a través de pequeñas gotitas diseminadas en el aire al toser o estornudar.
La tuberculosis es una infección micobacteriana crónica y progresiva, que a menudo entra en un
periodo de latencia después de la infección inicial. La tuberculosis afecta habitualmente a los
pulmones. Los síntomas incluyen tos productiva, fiebre, pérdida de peso y malestar general. El
diagnostico generalmente se establece con frotis y cultivos de esputo y, cada vez con mayor
frecuencia, con pruebas moleculares de diagnóstico rápido, El tratamiento requiere una serie de
antibióticos, administrados al menos durante 6 meses
3.1. TIPOS DE TUBERCULOSIS
Existen dos formas de tuberculosis la infección de tuberculosis latente y la enfermedad de la
tuberculosis
3.1.1 Tuberculosis latente
Las personas con infección de tuberculosis latente no se sienten mal ni tienen síntomas.
Estas personas están infectadas por M. tuberculosis, pero no están enfermas de tuberculosis. El
único signo de infección de tuberculosis latente no es contagioso, es decir, no pueden pasar la
infección a los otros.
En general, si no reciben tratamiento, entre el 5 y el 10% de las personas con la infección
enfermaran de tuberculosis en algún momento de su vida. Cerca de la mitad de las personas que
contraen la enfermedad de tuberculosis presentaran la enfermedad en los dos años siguientes a la
infección. Para las personas con sistemas inmunitarios debilitados, especialmente las que tienen
la infección por VIH, el riesgo de enfermarse por tuberculosis es considerablemente mayor que
para las personas con sistemas inmunitarios normales.
Título: Tuberculosis
Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila
Asignatura: microbiología I
Carrera: Medicina
Página 7 de 38
Son de particular preocupación las personas que han sido infectadas por alguien que tienen
tuberculosis extremadamente resistente (XDR TB, por sus siglas en ingles) y que posteriormente
enferma de tuberculosis, estas personas tendrán la tuberculosis XDR y no la tuberculosis común.
3.1.2 Enfermedad de la tuberculosis
En algunas personas, las bacterias de la tuberculosis vencen las defensas del sistema inmunitario
y comienzan a multiplicarse, cuando las bacterias de la tuberculosis están activas
(multiplicándose en el cuerpo de la persona), esto se llama enfermedad de tuberculosis. Las
personas con enfermedad de tuberculosis están enfermas. También pueden trasmitir las bacterias
a las personas con las que pasan tiempo todos los días.
Muchas personas que tienen infección de tuberculosis latente nunca presentan enfermedad de
tuberculosis. Algunas personas presentan la enfermedad de tuberculosis después de contraer la
infección (en las siguientes semanas), antes de que su sistema inmunitario pueda combatir a las
bacterias de tuberculosis. Otras personas se enferman años después, cuando su sistema
inmunitario se debilita por otra razón.
En las personas con el sistema inmunitario débil, especialmente las que tienen la infección por
VIH, el riego de presentar la enfermedad de tuberculosis es mucho más alto que para las
personas con su sistema inmunitario normal
Los síntomas de la enfermedad de tuberculosis incluyen;
 Pérdida de peso sin causa conocida
 Perdida del apetito
 Fiebre
 Cansancio
 Escalofríos
Los síntomas de tuberculosis pulmonar incluyen:
 Tos durante 3 semanas o mas
Título: Tuberculosis
Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila
Asignatura: microbiología I
Carrera: Medicina
Página 8 de 38
 Hemoptisis (tos con sangre)
 Dolor de pecho
Otros síntomas dependen de la parte del cuerpo afectada.
Las personas con la enfermedad de la tuberculosis son consideradas contagiosas y pueden
propagar la bacteria de la tuberculosis a otras personas. Las personas que se sospeche que tienen
la enfermedad de la tuberculosis deben ser remitidas a una evaluación médica completa. Si se
determinan que una persona tiene la enfermedad de tuberculosis, se le dará un tratamiento. La
tuberculosis es una enfermedad grave de no ser tratada puede causar la muerte.
3.2 MICOBACTERIAS
Las micobacterias son bacilos aerobios pequeños, de c crecimiento lento. Tienen como
característica distintiva una envoltura celular compleja rica en lípidos responsable de su
clasificación como acido alcohol resistente (es decir, resistentes a la decoloración por acido
después de su tinción con carbofucsina) y la relativa resistencia a la tinción con la técnica de
Gram. La infección micobacteriana más común en la tuberculosis; también pueden mencionarse
la lepra y varias infecciones micobacterianas semejantes a la tuberculosis, otras causadas por
complejo Mycobacterium avium.
3.3 Etiología
La tuberculosis solo designa en realidad a la enfermedad causada por el Mycobacterium
tuberculosis (cuyo principal reservorio es el ser humano). En ocasiones puede encontrarse una
enfermedad similar debido a una infección por micobacterias estrechamente relacionadas, como
el M. bovis, el M. Africanum y el M. microti, que se conocen en conjunto con M. tuberculosis
como complejo Mycobacterium tuberculosis.
La tuberculosis se contagia casi exclusivamente a través de la inhalación de partículas
transmitidas por el aire (aerosoles) que contienen M. tuberculosis. Se dispersan sobre
todo a través de la tos, el canto y otras maniobras respiratorias realizadas con esfuerzo
Título: Tuberculosis
Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila
Asignatura: microbiología I
Carrera: Medicina
Página 9 de 38
por individuos con tuberculosis pulmonar o laríngea activa y con esputo cargado de un
número significativo de microorganismos (en general, los suficientes para que una
muestra sea positiva). Las personas con lesiones pulmonares cavitarias son las responsables del
mayor número de contagios, debido al alto número de bacterias
contenidas dentro de la lesión.
La capacidad de contagio de los pacientes con tuberculosis pulmonar activa no tratada
es muy variable. Ciertas cepas de M. tuberculosis son más contagiosas, y los pacientes
con baciloscopia positiva son más contagiosos que aquellos con resultados positivos
sólo en el cultivo. Los pacientes con enfermedad cavitaria (que está estrechamente
relacionada con la carga de micobacterias en el esputo) son más contagiosos que los
que no la presentan.
Los factores ambientales también son importantes. La transmisión aumenta ante la
exposición frecuente o prolongada a pacientes no tratados que dispersan gran cantidad
de bacilos tuberculosos en espacios cerrados superpoblados y poco ventilados; en
consecuencia, los individuos que viven hacinados o en instituciones presentan mayor
riesgo.
Por lo tanto, las estimaciones de contagio varían ampliamente; algunos estudios
sugieren que sólo 1 de cada 3 pacientes con tuberculosis pulmonar no tratada infecta
contactos estrechos; la OMS estima que cada paciente sin tratamiento puede infectar
entre 10 y 15 personas al año. Sin embargo, la mayoría de las personas infectadas no
desarrolla la enfermedad activa.
En el pasado se informaban con frecuencia casos de tuberculosis amigdalina,
ganglionar, abdominal, ósea y articular como consecuencia de la ingestión de leche o
productos lácteos (p. ej., queso) contaminados con M. bovis, pero esta vía de
transmisión ha sido erradicada en los países desarrollados gracias al sacrificio de las
vacas que obtenían resultados positivos en la prueba cutánea de tuberculina y a la
Título: Tuberculosis
Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila
Asignatura: microbiología I
Carrera: Medicina
Página 10 de 38
pasteurización de la leche. La tuberculosis causada por M. bovis aún se halla en países
en vías de desarrollo y en inmigrantes de estos países, donde la tuberculosis bovina es
endémica (p. ej., algunos países de América Latina). La creciente popularidad de los
quesos elaborados con leche sin pasteurizar plantea nuevas preocupaciones, si estos
quesos provienen de países con problemas de tuberculosis bovina (p. ej., México, el
Reino Unido).
3.4 EPIDEMIOLOGIA
Alrededor de una cuarta parte de la población mundial está infectada (según los
ensayos sobre pruebas cutáneas de tuberculina). De todos los infectados, tal vez unos
15 millones de personas tengan enfermedad activa en algún momento.
En 2016, se estimaron 10,4 millones (140,5/100.000) de nuevos casos de tuberculosis
en todo el mundo. La mayoría de los casos nuevos ocurrieron en el sudeste asiático
(45%), África (25%) y el Pacífico occidental (17%).
Las incidencias de casos varían ampliamente según el país, la edad, la raza, el sexo y el
estado socioeconómico. En 2016, el 64% de los nuevos casos ocurrieron en 7 países; la
mayoría ocurrió en la India, seguida de Indonesia, China, Filipinas, Pakistán, Nigeria y
Sudáfrica. Algunos países, como Corea del Norte, Lesotho, Mozambique, Filipinas y
Sudáfrica, tuvieron incidencia por encima de 500/100.000
En la mayor parte del mundo, la tuberculosis resistente a los medicamentos no se
puede diagnosticar rápidamente y tratar oportunamente con regímenes eficaces,
incluido el manejo eficaz de los efectos adversos de los fármacos de segunda línea. Esta
situación da lugar a la transmisión continua, las bajas tasas de curación, y el aumento
de la resistencia. El tratamiento de la tuberculosis superresistente se asocia con
resultados aún menos favorables; la tasa de mortalidad es muy elevada en los pacientes
coinfectados con HIV, incluso cuando están bajo tratamiento con medicamentos
Título: Tuberculosis
Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila
Asignatura: microbiología I
Carrera: Medicina
Página 11 de 38
antirretrovirales. El tratamiento eficaz y el manejo de los efectos adversos, el
compromiso de la comunidad y el apoyo social han generado una tendencia
epidemiológica más favorable para la tuberculosis resistente a fármacos en algunas
regiones (p. ej., Perú, la región de Tomsk de Rusia). China e India están comenzando a
implementar programas para la tuberculosis multirresistente en todo el país, y el
futuro de esta enfermedad podría estar muy influenciado por el éxito o el fracaso de
estos programas.
3.5 FISIOPATOLOGIA
La tuberculosis puede ocurrir en 3 etapas:
Infección primaria
Infección latente
Infección activa
Los bacilos M. tuberculosis causan inicialmente una infección primaria, un pequeño porcentaje
de las cuales finalmente progresa a enfermedad clínica de gravedad variable. Sin embargo, la
mayoría de las infecciones primarias (alrededor del 95%) son asintomáticas. Un porcentaje
desconocido de infecciones primarias se resuelve espontáneamente, pero a la mayoría le sigue
una fase latente (asintomática). Un porcentaje variable (5 a 10%) de las infecciones latentes se
reactiva con signos y síntomas de la enfermedad.
La infección no suele transmitirse durante el estadio primario y no contagia en la fase latente.
3.5.1 Infección primaria
La infección primaria requiere la inhalación de partículas bastantes pequeñas para que atraviesen
las defensas respiratorias altas y se depositen en las regiones profundas de los pulmones, en
general en los espacios aéreos subpleurales de los lóbulos medio o inferior. Las gotas más
grandes tienden a alojarse en las vías aéreas más proximales y no producen infección. La
Título: Tuberculosis
Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila
Asignatura: microbiología I
Carrera: Medicina
Página 12 de 38
enfermedad suele originarse en un solo núcleo de gotas, que trasporta unos pocos
microorganismos. Tal vez un solo microorganismo puede ser suficiente para causar la infección
en personas susceptibles, pero las personas menos susceptibles pueden requerir la exposición
repetida para desarrollar la infección.
Para iniciar la infección, los macrófagos alveolares deben ingerir a los bacilos M. tuberculosis.
Los bacilos no por los macrófagos se replican dentro de ellos y, por último, matan a los
macrófagos que los hospedan (con la cooperación de los linfocitos CD8); las células
inflamatorias son atraídas al área, donde causan una neumonitis localizada que coalesce para
formar los tubérculos característicos en el examen histológico
Durante las primeras semanas de la infección, algunos macrófagos infectados migran a los
ganglios regionales (ej., hiliar, mediastínico), donde acceden a la corriente sanguínea. Luego, los
microorganismos se diseminan por vía hematógena hacia cualquier parte del cuerpo, en especial
la porción apicoposterior de los pulmones, las epífisis de los huesos largos, los riñones, los
cuerpos vertebrales y las meninges. La diseminación hematógena es menos probable en
pacientes con inmunidad parcial debida a la vacunación o una infección natural con M.
tuberculosis o microbacterias ambientales.
3.5.2 Infección latente
La infección latente ocurre después de la mayoría de las infecciones primarias. En
aproximadamente el 95% de los casos, tras alrededor de 3 semanas de crecimiento ilimitado, el
sistema inmunitario inhibe la replicación bacilar, generalmente antes de que aparezcan signos y
síntomas. Los focos de bacilos en los pulmones u otros sitios se transforman en granulomas de
células epitelioides, que pueden tener centros caseosos y necróticos. Los bacilos tuberculosos
pueden sobrevivir en este material por años, y el balance entre la resistencia del huésped y la
virulencia del microorganismo determina la posibilidad de que la infección resuelva sin
tratamiento, permanezca latente o se active. Los focos infecciosos pueden dejar cicatrices
fibronodulares en los ápices de uno o ambos pulmones (focos de Ghon). Un foco de Ghon con
afectación ganglionar es un complejo de Ghon que, si se calcifica, se llama complejo de Ranke.
Título: Tuberculosis
Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila
Asignatura: microbiología I
Carrera: Medicina
Página 13 de 38
La prueba de la tuberculina y los ensayos de liberación de interferón gamma en sangre (IGRA)
se positivizan durante la fase latente de la infección. Los sitios de infecciones latente son
procesos dinámicos, no del todo inactivos como se creía antes.
La tuberculosis extrapulmonar puede aparecer en cualquier sitio y manifestarse sin evidencias de
compromiso pulmonar. Las adenopatías tuberculosas son la presentación extrapulmonar más
común, no obstante, la meningitis es la más temida debido a su elevada tasa de mortalidad en los
extremos de la vida.
3.5.3 Enfermedad activa
Las personas sanas que están infectadas por la tuberculosis tienen un riesgo del 5 al 10% de
desarrollar la enfermedad activa durante su vida, aunque el porcentaje varia de manera
significativa según la edad y otros factores de riesgo.
En el 50% al 80% de las personas con enfermedad activa, la tuberculosis se reactiva dentro de
los primeros 2 años, pero esta puede manifestarse también varias décadas más tarde.
Cualquier órgano sembrado por la infección primaria puede alojar un foco de reactivación,
aunque se identifican con mayor frecuencia en los vértices pulmonares, lo que puede deberse a
las condiciones más favorables, como la tensión elevada de oxígeno. Los focos de Ghon y los
ganglios linfáticos hiliares comprometidos tienen menos probabilidades de reactivarse.
Las patologías que deterioran la inmunidad celular (que es esencial para la defensa contra la
tuberculosis) facilitan significativamente la reactivación. Por lo tanto, los pacientes coinfectados
por el HIV que no reciben la TAR apropiada tienen un riesgo del 10% anual de desarrollar la
enfermedad activa.
Otras patologías que facilitan la reactivación, pero en menor medida que la infección por HIV,
incluyen:
Título: Tuberculosis
Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila
Asignatura: microbiología I
Carrera: Medicina
Página 14 de 38
- Diabetes
- Cáncer de cabeza y cuello
- Gastrectomía
- Enfermedad renal crónica dependiente de diálisis
- Pérdida de peso significativa
- Medicamentos que suprimen el sistema inmunitario
Los pacientes que requieren inmunosupresión después de un trasplante de órganos sólidos
presentan mayor riesgo, pero otros inmunosupresores, como los corticosteroides y los
inhibidores del TNF, también causan reactivación. El tabaquismo es también un factor de riego.
La tuberculosis lesiona los tejidos a través de una reacción de hipersensibilidad retardada (DHT),
que provoca necrosis granulomatosa típica con aspecto histológico de necrosis caseosa. Las
lesiones pulmonares suelen ser cavitarias, en especial en pacientes inmunodeficientes con
compromiso de la hipersensibilidad retardada. EL derrame pleural se encuentra con menor
frecuencia que en la tuberculosis primaria progresiva, pero puede aparecer como resultado de la
extensión directa de la infección o de la diseminación por vía hematógena. La rotura de una
lesión tuberculosa grande en el espacio pleural puede causar un empiema con o sin fistula
broncopleural, y a veces neumotórax. En la era previa a la quimioterapia, el empiema
tuberculoso podría complicar el tratamiento de un neumotórax incluido por fármacos y producía
la muerte rápidamente, y también podía hacerlo una hemoptisis súbita masiva secundaria a la
erosión de la arteria pulmonar por una cavidad en vías de proliferación.
La evolución de la TB varía mucho en función de la virulencia del microorganismo y de las
defensas del huésped. La evolución puede ser rápida en miembros de poblaciones aislados (ej.,
los nativos americanos) quienes, a diferencia de muchos europeos y sus descendientes
americanos, no han experimentado siglos de presión selectiva para desarrollar la inmunidad
innata o natural a la enfermedad. En las poblaciones europea y estadounidense, la evolución es
más silenciosa y lenta.
Título: Tuberculosis
Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila
Asignatura: microbiología I
Carrera: Medicina
Página 15 de 38
A veces aparece un síndrome de dificultad respiratoria aguda, que parece deberse al desarrollo de
hipersensibilidad contra los antígenos del bacilo tuberculoso y se reproduce tras una
diseminación hematógena rápida o de la rotura de una gran cavidad con sangrado intrapulmonar.
3.6 SIGNOS Y SINTOMAS
En la tuberculosis pulmonar activa, incluso moderada o grave, los pacientes pueden no
presentar síntomas, salvo “no sentirse bien”, junto con anorexia, cansancio y pérdida de
peso, que aparecen gradualmente a lo largo de varias semanas, o pueden aparecer
síntomas más específicos. La tos es muy frecuente. Al principio, la tos puede ser poco
productiva con esputo amarillo o verde, en general al levantarse a la mañana, pero
puede tornarse más productiva a medida que la enfermedad avanza. La hemoptisis sólo
aparece en presencia de tuberculosis cavitaria (debido al daño granulomatoso de los
vasos, o a veces a la proliferación de hongos en una cavidad).
Con frecuencia, aunque no siempre, los pacientes presentan fiebre. La sudoración
nocturna profusa es un síntoma clásico, pero no es frecuente ni específica de tuberculosis. El
paciente puede presentar disnea debido a la lesión del parénquima
pulmonar, el desarrollo de un neumotórax espontáneo o de tuberculosis pleural con
derrame.
Cuando el paciente muestra coinfección con HIV, la presentación clínica suele ser
atípica debido al compromiso de la hipersensibilidad retardada; los pacientes tienen
más probabilidades de presentar síntomas de enfermedad extrapulmonar o
generalizada.
3.7 DIAGNOSTICO
 Radiografía de tórax
 Tinción ácido alcohol resistente y cultivo
 Prueba cutánea de tuberculina (PCT) o prueba de liberación de interferón-gamma (IGRA)
 Cuando esté disponible, prueba de amplificación de ácidos nucleicos
La tuberculosis pulmonar a menudo se sospecha sobre la base de la alguno de los siguientes:
 Radiografías de tórax solicitadas mientras se evalúan los síntomas respiratorios (tos que
dura > 3 semanas, hemoptisis, dolor torácico, disnea), enfermedad de causa desconocida,
fiebre de etiología desconocida o una prueba cutánea de tuberculina positiva
 Se indica IGRA como prueba de cribado o durante la investigación de contactos
Título: Tuberculosis
Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila
Asignatura: microbiología I
Carrera: Medicina
Página 16 de 38
La sospecha de tuberculosis es mayor en los pacientes que tienen fiebre, tos de más de 2 o 3
semanas, sudoraciones nocturnas, pérdida de peso o adenopatía, y en pacientes con posible
exposición a la tuberculosis (p. ej., a través de miembros infectados de la familia, amigos u otros
contactos; exposición institucional; o viajes a zonas endémicas).
La evaluación inicial se realiza con radiografía de tórax y examen y cultivo de esputo. Si el
diagnóstico de tuberculosis activa todavía no está claro después de la obtención de imágenes
torácicas y el análisis del esputo, pueden realizarse prueba cutánea de tuberculina o IGRA, pero
estas son pruebas para la infección, no la enfermedad activa. Las pruebas de amplificación de
ácidos nucleicos (p. ej., basadas en la reacción en cadena de la polimerasa [PCR]) son rápidas y
pueden ser diagnósticas.
Como la mayoría de las pruebas clínicas, los resultados positivos de las pruebas de tuberculosis
son estadísticamente más probables de ser falsos positivos cuando la probabilidad previa de
infección por tuberculosis es baja (véase también Comprensión de las pruebas médicas y los
resultados de las pruebas).
Una vez que se diagnostica la tuberculosis, los pacientes deben hacerse una prueba para la
infección por HIV, y en aquellos con factores de riesgo para hepatitis B o hepatitis C deben
rastrearse estos virus. Deben realizarse pruebas basales (p. ej., hemograma completo, análisis
químico básico de sangre que incluya función hepática y renal).
3.7.1 Radiografía de tórax
En los adultos, el hallazgo de un infiltrado multinodular por encima o por detrás de la
clavícula es más característico de la tuberculosis activa; sugiere la reactivación de la
enfermedad. Se lo visualiza mejor en una vista apical lordótica o con TC de tórax.
Los infiltrados pulmonares en el lóbulo medio e inferior son inespecíficos, pero deben
hacer sospechar una tuberculosis primaria en pacientes (en general jóvenes) con
síntomas o antecedentes de exposición que indiquen que se produjo una infección
reciente, en especial en presencia de derrame pleural.
Pueden hallarse ganglios linfáticos hiliares calcificados, que puede haberse
desarrollado durante la infección primaria, pero que también pueden ser secundarios a
una histoplasmosis en áreas donde esta infección es endémica (p. ej., Ohio River
Valley)
3.7.2 Examen de esputo, cultivo y evaluación
Título: Tuberculosis
Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila
Asignatura: microbiología I
Carrera: Medicina
Página 17 de 38
Las pruebas de esputo constituyen el pilar fundamental para el diagnóstico de la
tuberculosis pulmonar. Si el paciente no puede producir esputo en forma espontánea, es
posible utilizar solución fisiológica hipertónica en aerosol para inducirlo. Si esta
maniobra no tiene éxito, pueden obtenerse lavados bronquiales mediante broncoscopia de fibra
óptica, ya que estas pruebas son bastante sensibles. Debido a que la inducción
de la producción de esputo y la broncoscopia implican algún riesgo de infección para el
personal médico, estos procedimientos deben realizarse como último recurso en casos
seleccionados. deben implementarse las precauciones apropiadas (p. ej., habitación con
presión positiva, N-95 u otros respiradores apropiados).
3.7.3 pruebas de susceptibilidad y evaluación
Las pruebas para determinar la susceptibilidad a los fármacos deben pedirse en las muestras
iniciales de todos los pacientes para definir un régimen antituberculoso eficaz. Estas pruebas
deben repetirse si los pacientes siguen produciendo esputo que dan cultivos positivos después de
3 meses de tratamiento o si los cultivos se positivizan tras un período de cultivos negativos. La
tuberculosis puede ser causada por más de una cepa, cada una con diferentes patrones de
resistencia a los fármacos, especialmente en situaciones de alta transmisión.
Los resultados de las pruebas de susceptibilidad pueden tardar hasta 8 semanas si se utilizan los
métodos bacteriológicos convencionales, pero como ya se señaló, varias pruebas de
susceptibilidad molecular pueden detectar la resistencia a la rifampicina y otros fármacos de
primera línea en forma rápida (en horas).
3.7.4 Evaluación de otras muestras
Pueden pedirse biopsias transbronquiales en las lesiones invasoras, y las muestras obtenidas
deben someterse a cultivo, evaluación histológica y molecular.
Título: Tuberculosis
Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila
Asignatura: microbiología I
Carrera: Medicina
Página 18 de 38
Los lavados gástricos, cuyos cultivos son positivos en una proporción minoritaria de las
muestras, no se emplean con frecuencia en la actualidad salvo en los niños pequeños, que no
suelen producir buenas muestras de esputo. Sin embargo, la inducción de esputo se está
utilizando en los niños pequeños que son capaces de cooperar.
Idealmente, las muestras de biopsia de otros tejidos deben cultivarse en fresco. El cultivo de
muestras frescas sigue siendo el patrón de referencia para la detección de M. tuberculosis en el
tejido porque la fijación puede inhibir la PCR, y la PCR no distingue los microorganismos
viables de los muertos. Sin embargo, pueden usarse pruebas de amplificación de ácidos nucleicos
en tejidos fijados cuando sea necesario (p. ej., en la biopsia de ganglios linfáticos si el examen
histológico detecta cambios granulomatosos no esperados). Esta aplicación de las técnicas de
amplificación de ácidos nucleicos no está aprobada
3.7.5 IGRA
La sigla IGRA identifica una prueba en sangre que evalúa la liberación de interferóngamma por
linfocitos expuestos in vitro a antígenos del bacilo tuberculoso. Aunque los
resultados de la prueba IGRA no siempre coinciden con los de la PCT, parecen ser
igual de sensibles y específicos en las investigaciones de contacto. Debe destacarse que
estas pruebas suelen ser negativas en pacientes con infección tuberculosa de larga data.
La vacunación previa con BCG no causa un resultado falso positivo en IGRA, a
diferencia de en TST.
En la actualidad, se realizan estudios a largo plazo para determinar si los pacientes con
PCT positivan y prueba de liberación de interferón-gamma negativa (en particular
inmunodeficientes) presentan un riesgo bajo de reactivación.
El uso de IGRA está limitado en entornos de bajos recursos debido a su costo
relativamente alto.
3.8 CAUSAS
Título: Tuberculosis
Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila
Asignatura: microbiología I
Carrera: Medicina
Página 19 de 38
La tuberculosis es causada por una bacteria llamada Mycobacterium tuberculosis.
Las personas con tuberculosis activa en los pulmones o en la laringe pueden contagiar la
enfermedad. Estos órganos pueden liberar gotitas que trasportan la bacteria por el aire. Esto
puede suceder cuando una persona está hablando, cantando, riendo, tosiendo o estornudando.
Una persona puede infectarse luego de inhalar las gotitas.
Es más probable que produzca el contagio de la enfermedad cuando las personas pasan mucho
tiempo juntas en un espacio cerrado. Por eso, la enfermedad se contagia con mayor facilidad en
espacios donde conviven o trabajan varias personas juntas durante periodos prolongados. La
enfermedad se contagia con mayor facilidad en reuniones multitudinarias.
Una persona que tiene una infección latente por tuberculosis no puede trasmitirles la enfermedad
a otras personas. Una persona que toma medicamentos para tratar la enfermedad de tuberculosis
activa no suele trasmitir la enfermedad luego de 2 a 3 semanas de tratado.
3.8.1 Factores de riesgo
Cualquiera puede contagiarse de tuberculosis, pero ciertos aumenta el riesgo de contraer la
infección. Otros factores aumentan el riesgo de que la infección se convierte en tuberculosis
activa.
Los centros para control y prevención de enfermedades recomiendan que las personas con riesgo
más alto de infección por tuberculosis o de tuberculosis. Habla con el proveedor de atención
medica si tienes uno o más de los siguientes factores de riesgo.
3.8.2 Riesgo de infección por tuberculosis
Título: Tuberculosis
Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila
Asignatura: microbiología I
Carrera: Medicina
Página 20 de 38
Debido a determinadas condiciones de vida o de trabajo, la enfermedad puede trasmitir
fácilmente a una persona a otra. Estas situaciones aumentan el riesgo de contraer una infección
por tuberculosis.
 Vivir con alguien que tiene tuberculosis activa.
 Vivir o viajar a un país donde la tuberculosis es frecuente, inclusos varios países
de
América latina, África, Asia y las islas de pacifico.
 Vivir o trabajar en lugares donde la gente vive hacinada, como prisiones, un asilo
de
ancianos y convalecientes, y albergues para personas sin hogar.
 Vivir en una comunidad identificada como de alto riesgo de tuberculosis.
 Trabajar en los ámbitos de la atención médica y tratar a personas con riesgo de
tuberculosis.
3.8.3 Riesgo de desarrollar tuberculosis activa
Un sistema inmunitario debilitado aumenta el riesgo de que una infección de tuberculosis se
convierta activa. Entra las afecciones o tratamientos que debilitan el sistema inmunitario se
encuentran los siguientes.
 VIH o SIDA
 Diabetes.
 Enfermedad de la cabeza, el cuello o la sangre
 Malnutrición y peso corporal bajo
 Tratamientos contra el cáncer, como la quimioterapia
 Medicamentos para prevenir el rechazo de órganos trasplantamos
 Uso prolongado de esteroides con recta medica
Título: Tuberculosis
Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila
Asignatura: microbiología I
Carrera: Medicina
Página 21 de 38
 Uso de drogas ilícitas inyectables
 Abuso del alcohol
 Fumar o usar otros productos derivados del tabaco
3.9 DETENCION DE TB
Existen dos tipos de pruebas que se pueden utilizar para ayudar a identificar la infección de
tuberculosis: la prueba cutánea de la tuberculosis (TST, por sus siglas en ingles) y los análisis de
sangre. Un resultado positivo a una prueba cutánea de la tuberculosis o a una prueba de sangre
solo indica que la persona está infectada por las bacterias de las tuberculosis. No indica si la
persona tiene infección de tuberculosis latente (ITBL) o si ya ha aparecido la enfermedad de
tuberculosis. Para determinar si la persona ha enfermado de tuberculosis, es necesario hacer otras
pruebas, como una radiografía de tórax o cultivo de esputo.
Prueba cutánea de la tuberculina o Mantoux
Prueba cutánea de la tuberculina (metodo de Mantoux) se realiza inyectando una pequeña
cantidad de líquido (llamado tuberculina) en la piel de la parte inferior del brazo. La persona a la
que se le practicó la prueba debe volver entre las 48 y 72 horas siguientes para que un miembro
del personal de la salud capacitado revise la reacción en el brazo.
Pruebas de sangre para detectar la tuberculosis
Pruebas de sangre para detectar la tuberculosis (llamada también determinación de liberación de
interferón gamma o IGA) miden la reacción del sistema inmunitario a las bacterias que causan la
tuberculosis. Si su proveedor de atención médica o su departamento de salud ofrece pruebas de
sangre para la tuberculosis, solo necesita acudir una vez para que le tomen una muestra de sangre
para el estudio. Las Pruebas QuantiFERON@-TB Gold In-Tube (GFT-GIT) y T-SPOT. TB son
las dos pruebas para detectar tuberculosis autorizadas por la Administración de Drogas y
Alimentos. Los resultados de estas pruebas por lo general están disponibles en uno de 24 a 48
horas.
Título: Tuberculosis
Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila
Asignatura: microbiología I
Carrera: Medicina
Página 22 de 38
Prueba de la tuberculosis en personas que han recibido la vacuna BCG
La vacuna BCG o bacilo de Calmette-Guérin, es una vacuna contra la tuberculosis. Muchas
personas nacidas afuera de los Estados Unidos han recibido la vacuna BCG. La vacuna BCG
puede causar una reacción falsa positiva a la prueba cutánea de la tuberculina, lo que dificultaría
las decisiones sobre el tratamiento a prescribir. Pese a que es posible que la vacuna BCG
interfiera en los resultados, la prueba cutánea de la tuberculina no está contraindicada para las
personas que han recibido esta vacuna. La presencia o el tamaño de una reacción a la prueba de
la tuberculina en estas personas no ayuda a saber si la vacuna BCG brindará alguna protección
contra la tuberculosis. Además, el tamaño de una reacción a la prueba cutánea de la tuberculina
en una persona con la vacuna BCG no es un factor que determine si la reacción fue causada por
infección de tuberculosis latente o por la pasada administración de la vacuna BCG.
A diferencia de las pruebas cutáneas para la tuberculosis, las pruebas de sangre para la
tuberculosis (determinación de la liberación de interferón gamma o IGRA), no se ven alteradas
por la vacunación previa con la vacuna BCG y no se prevé que den un resultado falso positivo en
las personas recibieron en el pasado esta vacuna.
3.9.1 Reacción de refuerzo
Algunos pacientes expuestos al bacilo tuberculoso hace mucho tiempo, vacunados con BCG o
infectados por micobacterias no tuberculosas pueden presentar reacciones negativas en la PCT o
en la prueba de liberación de interferón-gamma. No obstante, la PCT puede reforzar la
inmunidad y otra evaluación realizada tan solo 1 semana después o hasta varios años más tarde
puede ofrecer resultados positivos (reacción de refuerzo). En consecuencia, en las personas que
se evalúan regularmente (p. ej., trabajadores sanitarios), la segunda prueba será positiva, lo que
puede crear la falsa impresión de una infección reciente (con indicación consiguiente de
evaluaciones adicionales y tratamientos). Si se indican pruebas recurrentes para detectar la
infección latente, debe solicitarse una segunda PCT (en el antebrazo contralateral) entre 1 y 4
semanas después de la primera para identificar una reacción de refuerzo (porque la conversión
Título: Tuberculosis
Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila
Asignatura: microbiología I
Carrera: Medicina
Página 23 de 38
debida a una infección durante ese intervalo breve es muy poco probable). La PCT subsiguiente
se realiza e interpreta en la forma habitual.
Las nuevas pruebas de liberación de interferón-gamma para detectar la tuberculosis latente no
requieren la inyección de antígenos y, en consecuencia, no causan reacción de refuerzo.
Asimismo, no reciben influencias de reacciones de hipersensibilidad preexistentes generadas por
la vacuna BCG o por la infección por micobacterias ambientales diferentes de M. kansasii, M.
szulgai y M. marinum.
3.10 TRATAMIENTO
3.10.1 Tratamiento para la tuberculosis latente
El tratamiento de la tuberculosis latente se indica sobre todo en:
- Personas con PCT que viró de negativa a positiva en los 2 años anteriores
- Personas con cambios radiológicos compatibles con tuberculosis antigua, pero
sin evidencias de tuberculosis activa
Otras indicaciones para el tratamiento preventivo son
- Personas que, si se infectaran, presentarían un riesgo elevado de desarrollar
tuberculosis activa (p. ej., infectados por HIV, con inmunodeficiencia inducida
por fármacos)
- Todo niño < 5 años que mantenga un contacto estrecho con una persona con
frotis positivo para tuberculosis, en forma independiente de si presenta
conversión de la PCT
Otros individuos con resultado positivo incidental en una PCT o una prueba de
liberación de interferón-gamma, pero sin estos factores de riesgo suelen tratarse con
los fármacos indicados para la tuberculosis latente, pero los médicos deben considerar
los riesgos individuales de la toxicidad farmacológica y compararlos con los beneficios
del tratamiento.
El tratamiento suele basarse en INH, salvo que se sospeche resistencia (p. ej., en caso
Título: Tuberculosis
Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila
Asignatura: microbiología I
Carrera: Medicina
Página 24 de 38
de exposición a un paciente con resistencia a INH). La dosis de INH es de 300 mg 1
vez al día durante 9 meses en la mayoría de los adultos y 10 mg/kg durante 9 meses en
los niños. Una alternativa para los pacientes resistentes o intolerantes a la INH es 600
mg de RIF 1 vez al día durante 4 meses. La terapia observada con INH más
rifapentina, administradas una vez por semana durante 3 meses, también es eficaz.
Las principales limitaciones del tratamiento de la tuberculosis latente son
- Hepatotoxicidad
- Escaso cumplimiento
Cuando se utiliza para la tuberculosis latente, la INH causa hepatitis clínica en 1/1000
casos; la hepatitis generalmente revierte si la INH se suspende rápidamente. Debe
informarse a los pacientes bajo tratamiento de una infección latente que dejen de tomar
el fármaco si presentan síntomas nuevos, en particular cansancio inexplicable, pérdida
del apetito o náuseas. La hepatitis secundaria a RIF es menos frecuente que la asociada
con INH, pero las interacciones farmacológicas son habituales.
Sólo alrededor del 50% de los pacientes completa el tratamiento de 9 meses
recomendado para la INH. El cumplimiento es mejor con 4 meses de RIF. Se considera
que las consultas mensuales para controlar la aparición de síntomas y para estimular al
paciente a que complete el tratamiento forman parte de una práctica clínica y de salud
pública convencional apropiadas.
3.10.2 Fármacos de primera línea para TBC
Los fármacos de primera elección son:
 La isoniacida (INH)
 La rifampicina (RIF)
 La pirazinamida (PZA)
 El etambutol (EMB)
Título: Tuberculosis
Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila
Asignatura: microbiología I
Carrera: Medicina
Página 25 de 38
La isoniazida (INH) se administra por vía oral 1 vez al día, penetra en los tejidos (incluso en el
líquido cefalorraquídeo) en forma adecuada y es muy eficaz como bactericida. Sigue siendo el
fármaco más útil y más barato para el tratamiento de la tuberculosis.
La rifampicina (RIF), se administra por vía oral, es bactericida, se absorbe en forma adecuada,
penetra bien en las células y el líquido cefalorraquídeo y actúa rápidamente. También elimina los
microorganismos en estado de latencia dentro de los macrófagos o de las lesiones caseosas, que
son los responsables de las recidivas tardías. Por lo tanto, la RIF debe indicarse durante todo el
tratamiento.
La rifabutina se emplea en pacientes que consumen otros fármacos (en particular
antirretrovirales) que interactúan de manera inaceptable con la RIF. Su acción es similar a la de
la RIF, pero afecta menos el metabolismo de otros fármacos. Cuando se administra con
claritromicina o fluconazol, la rifabutina se ha asociado con uveítis.
La rifapentina se utiliza en regímenes de una dosis/semana y el nuevo régimen de tratamiento de
4 meses, pero no se utiliza en niños o pacientes con HIV (debido a que las tasas de fracaso del
tratamiento fueron inaceptables)
La pirazinamida (PZA) es un bactericida que se administra por vía oral. Cuando se administra
durante el tratamiento intensivo inicial de 2 meses de duración, acorta la duración de la terapia a
6 meses y previene el desarrollo de resistencia a la RIF.
El etambutol (EMB) se administra por vía oral y es el fármaco de primera elección mejor
tolerado. Su principal toxicidad es la neuritis óptica, frecuente en dosis más elevadas (p. ej., 25
mg/kg) y en pacientes con compromiso de la función renal. Los pacientes con neuritis óptica
manifiestan una incapacidad inicial de distinguir el azul del verde, seguida de una disminución
de la agudeza visual. Dado que ambos síntomas se revierten si se detectan tempranamente, los
pacientes deben someterse a una evaluación basal de la agudeza visual y la visión en colores y se
les debe preguntar todos los meses si notaron cambios en su visión.
Título: Tuberculosis
Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila
Asignatura: microbiología I
Carrera: Medicina
Página 26 de 38
3.10.3 Fármacos de segunda instancia para TBC
Otros antibióticos son activos contra tuberculosis y se usan sobre todo en pacientes con
tuberculosis multirresistente a fármacos
La estreptomicina, el primer fármaco que se usó por vía inyectable y en un momento el usado
con mayor frecuencia, ahora se indica con escasa frecuencia y es cada vez más difícil de obtener
debido a su reemplazo por fármacos inyectables y de segunda línea más nuevos.
La kanamicina y la amikacina pueden mantener su eficacia, aunque se desarrolle resistencia a la
estreptomicina. Sus toxicidades renales y neurológicas son similares a las de la estreptomicina.
Kanamicina se ha usado en forma amplia por vía inyectable para la tuberculosis multirresistente,
pero la amikacina está reemplazándolo rápidamente en las situaciones cada vez más infrecuentes
en las que se necesitan fármacos por vía inyectable.
La capreomicina, un bactericida no aminoglucósido relacionado que se administra por vía
parenteral, presenta dosificaciones, niveles de eficacia y efectos adversos semejantes a los de los
aminoglucósidos. El fármaco es importante en caso de tuberculosis multirresistente porque las
cepas resistentes a la estreptomicina suelen ser susceptibles a la capreomicina y, además, se
tolera un poco mejor que los aminoglucósidos cuando se requiere su administración durante un
período prolongado.
Otros fármacos son:
 Sustezolida
 Delamanida
 Bedaquilina
 Pretomanida
1.8.2 Otros tratamientos
Título: Tuberculosis
Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila
Asignatura: microbiología I
Carrera: Medicina
Página 27 de 38
A veces está indicada la resección quirúrgica de una cavidad tuberculosa persistente o de una
región de tejido pulmonar necrótico. La principal indicación de este procedimiento es la
persistencia de cultivos positivos con cepas multi o superresistentes de bacilos tuberculosos en
pacientes que tienen una región pulmonar necrótica, en la cual los antibióticos no pueden
penetrar. Otras indicaciones de resección incluyen hemoptisis incontrolable y estenosis
bronquial.
La cirugía no está ampliamente disponible en áreas con alta carga. Sin embargo, gracias al mayor
acceso a pruebas moleculares rápidas para definir la resistencia a los medicamentos y el
tratamiento más corto y mejor tolerado de la enfermedad resistente, es probable que el número de
pacientes crónicos resistentes a fármacos con destrucción pulmonar que requiere cirugía
finalmente disminuya. Mientras tanto, el acceso
cirujanos expertos en tuberculosis a menudo marca la diferencia entre el éxito y el fracaso del
tratamiento en pacientes que tienen casos avanzados con destrucción pulmonar grave. Incluso
una vez ocurrida la cura bacteriológica, los efectos adversos a largo plazo de la cirugía sobre la
función cardiorrespiratoria requieren más investigación.
A veces se administran corticoides cuando la inflamación provoca consecuencias mayores y en
pacientes con síndrome de dificultad respiratoria aguda o infecciones en espacios cerrados, como
meningitis y pericarditis. En los adultos y en los niños que pesan > 25 kg, pueden administrarse
12 mg de dexametasona por vía oral o intravenosa cada 6 h, mientras que los niños que pesan <
25 kg deben recibir 8 mg. El tratamiento se continúa durante 2 a 3 semanas. Los corticoides
indicados para tratar otros trastornos no aumentan el riesgo de complicaciones en los pacientes
con tuberculosis activa que reciben un régimen antituberculoso eficaz.
Título: Tuberculosis
Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila
Asignatura: microbiología I
Carrera: Medicina
Página 28 de 38
3.11 PREVENCION
Es una enfermedad prevenible y curable que se trasmite de persona a persona a través del aire.
No todas las personas infectadas por la bacteria enferman; de ahí que se suela diferenciar entre
infección y enfermedad (o bien entre tuberculosis latente y tuberculosis activa). La Organización
Mundial de la salud (OMS) calcula que una cuarta parte de la población mundial está infectada
por el bacilo de la tuberculosis, lo que significa que tienen la bacteria en su organismo, pero no
han enfermado ni pueden trasmitir la infección. Las personas infectadas por el bacilo tuberculoso
tienen un riesgo de entre el 5% y el 45% de enfermar a lo largo de su vida.
Deben cumplirse las medidas preventivas generales (ej., permanecer en el domicilio, evitar los
visitantes, cubrirse la boca al toser con un pañuelo del papel o la mano).
3.12 VACUNACION
La vacuna BCG, fabricada a partir de una cepa atenuada de M. Bovis, se administra a 80% de los
niños del mundo, sobre todo en países con prevalencia elevada de la enfermedad. La eficacia
promedio global solo alcanzaría el 50%. La BCG claramente reduce la incidencia de tuberculosis
extratorácica en los niños, en especial de meningitis, y puede prevenir la infección por
tuberculosis. Por lo tanto, se considera que vale la pena administrarla en regiones con alta
prevalencia. La inmunización con BCG tiene pocas indicaciones en los Estados Unidos, salvo
entre la exposición inevitable de un niño a un paciente con tuberculosis contagiosa que no puede
recibir tratamiento eficaz (es decir, por tuberculosis pre-superresistente o superresistente a
fármacos) y puede ser necesaria la vacunación de los trabajadores sanitarios no infectados
expuestos regularmente a tuberculosis multi o superresitente.
3.13 POBLACIONES ESPECIALES
Título: Tuberculosis
Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila
Asignatura: microbiología I
Carrera: Medicina
Página 29 de 38
3.13.1 Niños
Los niños infectados con tuberculosis son más propensos que los adultos a desarrollar la
enfermedad activa, que habitualmente se manifiesta como enfermedad extrapulmonar. La
linfadenitis (escrófula) es la manifestación extrapulmonar más común, pero la tuberculosis
también puede afectar las vértebras (enfermedad de Pott), las epífisis altamente vasculares de los
huesos largos, o el sistema nervioso central y las meninges.
La presentación clínica de la tuberculosis activa en los niños varía, por lo que el diagnóstico es
difícil. La mayoría de los niños presenta pocos síntomas, más allá de una tos estridente.
Para obtener una muestra para cultivo a menudo se requiere uno de los siguientes:
Aspiración gástrica
Inducción del esputo
Un procedimiento más invasivo como el lavado bronco alveolar
El signo hallado con mayor frecuencia en la radiografía de tórax es la adenopatía hiliar, pero
también pueden detectarse atelectasias segmentarias. Las adenopatías pueden agrandarse, incluso
después de iniciada la quimioterapia, y provocar atelectasias lobulares, que en general se
resuelven durante el tratamiento. La enfermedad cavitaria es menos frecuente que en los adultos,
y la mayoría de los niños albergan muchos menos microorganismos y no contagian la
enfermedad.
Las estrategias de tratamiento son similares a las de los adultos, pero los medicamentos deben ser
dosificado estrictamente de acuerdo con el peso del niño (véase tabla Dosificación de los
fármacos antituberculosos orales de primera elección).
3.13.2 Adultos mayores
Título: Tuberculosis
Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila
Asignatura: microbiología I
Carrera: Medicina
Página 30 de 38
La reactivación de la enfermedad puede comprometer todos los órganos, aunque los afectados
con mayor frecuencia son los pulmones, el encéfalo, los riñones, los huesos largos, las vértebras
o los ganglios linfáticos. La reactivación puede causar pocos síntomas y pasar inadvertida
durante semanas o meses, lo que retrasaría la evaluación apropiada. El hallazgo frecuente de
otras enfermedades en los ancianos complica aún más el diagnóstico.
Independientemente de su edad, los residentes de hogares de ancianos con resultados negativos
previos a prueba cutánea de tuberculina tienen riesgo de contraer la enfermedad debido a la
transmisión reciente, que puede causar neumonía apical, del lóbulo medio o del lóbulo inferior,
así como derrame pleural. La neumonía puede no reconocerse como tuberculosis y persistir,
además de diseminarse a otras personas, mientras se trata en forma errónea con antibióticos
ineficaces de amplio espectro.
En los Estados Unidos, la tuberculosis miliar y la meningitis tuberculosa, que en el pasado se
creía que afectaban sobre todo a niños pequeños, son más frecuentes en los ancianos.
Los riesgos y beneficios del tratamiento preventivo deben ser evaluados cuidadosamente antes de
tratar a los ancianos. La INH causa hepatotoxicidad en hasta el 4 o el 5% de los pacientes > 65
años (en comparación con < 1% en los < 65 años). Por ello, la quimioprofilaxis generalmente se
administra a las personas mayores sólo si la induración de la prueba cutánea de tuberculina
aumenta ≥ 15 mm respecto de una reacción previa negativa. En los contactos cercanos de un
paciente con tuberculosis activa y en otros individuos con riesgo elevado y prueba cutánea de
tuberculina o prueba de liberación de interferón-gamma negativa, debe considerarse también la
administración de tratamiento preventivo, salvo que esté contraindicado.
3.13.3 pacientes infectados por VIH
La sensibilidad de la prueba cutánea de tuberculina suele ser baja en los pacientes
inmunodeficientes, que pueden ser anérgicos. En algunos estudios, la prueba de liberación de
Título: Tuberculosis
Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila
Asignatura: microbiología I
Carrera: Medicina
Página 31 de 38
interferón-gamma parece lograr mejores resultados que la prueba cutánea de tuberculina en estos
pacientes, aunque esta ventaja no se confirmó.
En pacientes con infección por HIV no tratada y tuberculosis latente, en el 10%/año de los
pacientes infectados por HIV con tuberculosis latente desarrolla una tuberculosis activa cada
año, mientras que en los individuos inmunocompetentes esta infección se activa en el mismo
porcentaje en toda la vida. A principios de la década de 1990, la mitad de los pacientes
coinfectados con tuberculosis y HIV que no fueron tratados o que tenían una cepa
multirresistente murieron, con una mediana de supervivencia de solo 60 días. Ahora, los
resultados son algo mejores en los países donde existen mejores pruebas y tratamientos debido al
diagnóstico más temprano de tuberculosis y a la terapia antirretroviral, pero la tuberculosis en
pacientes con HIV sigue siendo una preocupación grave. En los países con acceso limitado a
fármacos y pruebas para la tuberculosis y la infección por HIV, la tasa de mortalidad sigue
siendo alta entre los pacientes coinfectados por HIV y tuberculosis multirresistente o con
tuberculosis ampliamente resistente a fármacos.
La diseminación de los bacilos durante la infección primaria suele ser mucho más extensa en los
pacientes HIV positivos. En consecuencia, un porcentaje más alto de los casos de tuberculosis es
extrapulmonar. Los tuberculomas (lesiones en masa en los pulmones o el sistema nervioso
central debidas a la tuberculosis) son más frecuentes y destructivos. La infección por HIV
disminuye la reacción inflamatoria y la cavitación de las lesiones pulmonares. Como
consecuencia, la radiografía de tórax puede mostrar una neumonía inespecífica o incluso puede
ser normal.
La tuberculosis con frotis negativo se detecta con mayor frecuencia en pacientes con coinfección
por HIV. Debido a que es común la tuberculosis con baciloscopia negativa, la coinfección HIV-
tuberculosis a menudo se considera un estado de enfermedad paucibacilar.
La tuberculosis puede desarrollarse en un período temprano del síndrome de inmunodeficiencia
adquirida (sida) o ser su manifestación inicial. La diseminación hematógena en un paciente con
Título: Tuberculosis
Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila
Asignatura: microbiología I
Carrera: Medicina
Página 32 de 38
infección por HIV causa una enfermedad grave, a menudo desconcertante, con síntomas de
ambas infecciones. En los individuos con sida, el hallazgo de una infección micobacteriana
asociada con un recuento de CD4 ≥ 200/mcL (0,2 × 109/L) casi siempre confirma tuberculosis.
En cambio, en función de la probabilidad de la exposición al bacilo tuberculoso, una infección
micobacteriana asociada con un recuento de CD4 < 50/mcL (0,05 × 109/L) suele ser secundaria
al complejo Mycobacterium avium (MAC). La infección por MAC no es contagiosa y, en
pacientes con infección por HIV, afecta principalmente la sangre y la médula ósea, no los
pulmones.
Los pacientes infectados por HIV que no fueron diagnosticados antes de la presentación con
tuberculosis deben recibir tratamiento contra micobacterias durante 2 semanas antes de comenzar
la terapia antirretroviral, para disminuir el riesgo de desarrollar un síndrome inflamatorio de
reconstitución inmunitaria (SIRI). La tuberculosis en pacientes con infección por HIV suele
responder bien a los regímenes habituales cuando las pruebas in vitro muestran susceptibilidad a
los fármacos. Sin embargo, en presencia de cepas resistentes a múltiples fármacos, los resultados
no son tan favorables porque los fármacos son más tóxicos y menos eficaces. El tratamiento de la
tuberculosis susceptible debe continuar entre 6 y 9 meses después de la negativización del
cultivo de esputo, pero puede reducirse a 6 meses si 3 frotis de esputo previos al tratamiento son
negativos, lo que sugiere una carga baja de microorganismos. En la actualidad, se recomienda la
prolongación del tratamiento hasta 9 meses si el cultivo de esputo es positivo 2 meses después
del tratamiento.
Los pacientes con infección por HIV cuyas reacciones a la tuberculina son ≥ 5 mm (o con un
resultado IGRA positivo) deben recibir quimioprofilaxis.
Es importante consultar las pautas de tratamiento de la tuberculosis (CDC TB treatment
guidelines) actuales.
Título: Tuberculosis
Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila
Asignatura: microbiología I
Carrera: Medicina
Página 33 de 38
2. CONCLUCIONES
-La tuberculosis causa una infección primaria, a menudo asintomática, seguida
por una infección latente y, en unos pocos pacientes, una fase de enfermedad
activa.
- Aproximadamente un cuarto de la población mundial está infectado por
tuberculosis, y unos 15 millones de personas tienen la enfermedad activa.
- La enfermedad activa es mucho más probable en pacientes con alteraciones de
la inmunidad, especialmente aquellos con infección por HIV.
- Sospechar el diagnóstico a partir de los síntomas, los factores de riesgo, las
pruebas de tuberculina y los ensayos de liberación de interferón-gamma;
confirmar mediante análisis del esputo (baciloscopia y cultivo), pruebas de
amplificación de los ácidos nucleicos, o ambos.
- Tratar con múltiples fármacos durante varios meses.
- La resistencia a los medicamentos es una preocupación importante y se
incrementa por el incumplimiento del tratamiento, el uso de regímenes de
medicamentos inapropiados, y las pruebas de sensibilidad inadecuadas.
3. RECOMENDACIONES
La OMS recomienda:
1- Ampliar la aplicación del tratamiento preventivo de la TB entre las poblaciones
de mayor riesgo, como los contactos domésticos de los pacientes con TB, las
personas con VIH y otras personas en situación de riesgo por tener una
inmunidad «reducida» o vivir en condiciones de hacinamiento.
2- Integrar los servicios de tratamiento preventivo de la TB en las actividades
actuales de detección de casos de TB activa. Se recomienda que todos los
contactos domésticos de los pacientes con TB y las personas con VIH se
sometan a pruebas de detección de la TB activa. Si se descarta la TB activa, se
Título: Tuberculosis
Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila
Asignatura: microbiología I
Carrera: Medicina
Página 34 de 38
debe iniciar el tratamiento preventivo de la TB.
3- Efectuar una prueba cutánea de la tuberculina o un análisis de liberación de
interferón gamma (IGRA, por sus siglas en inglés) para detectar la infección
por TB. Ambas pruebas son útiles para detectar a las personas que tienen más
probabilidades de beneficiarse del tratamiento preventivo de la TB, pero no
deben convertirse en una barrera para ampliar el acceso. La prueba de la
infección por TB no es necesaria antes de iniciar el tratamiento preventivo de la
TB en personas con VIH y en niños menores de cinco años que estén en
contacto con personas con TB activa.
4- Opciones nuevas y más cortas de tratamiento preventivo, además de la muy
utilizada profilaxis diaria con isoniazida durante seis meses. Las alternativas
más cortas que se recomiendan actualmente incluyen la administración diaria
de rifapentina en combinación con isoniazida durante un mes; la administración
semanal de rifapentina en combinación con isoniazida durante tres meses; la
administración diaria de rifampicina en combinación con isoniazida durante tres
meses; o la administración diaria de rifampicina durante cuatro meses.
4. ARTICULOS ACADEMICOS
Toledano, Lafargue, Montero, Curí y Campos (2014) argumentan que:
Los ancianos constituyen el grupo etario con mayor riesgo de contraer esta enfermedad, debido
al grado de inmunodeficiencia natural quepaulatinamente y progresivamente adquieren; además,
tienen la mayorprevalencia de pacientes infectados por Mycobacterium tuberculosis, que
esacumulativa a lo largo del ciclo vital. Se encontró asociación estadísticamente significativa
entre la tuberculosismultidrogoresistente y el sexo (p=0.003), seguridad social (p=0.000), tipo de
TB(p=0.023), tratamiento previo (p=0.000) y consumo de alcohol (p=0.043) (Farías, Mejía,
Osorio, Pérez y Preciado, 2016)
Romero, Gondres, Paez, Bacardí y Jones (2016) establecen que:
Título: Tuberculosis
Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila
Asignatura: microbiología I
Carrera: Medicina
Página 35 de 38
En estas subpoblaciones de enfermos, el mayor o menor grado de inmunodepresión provocado
por el hacinamiento, alcoholismo, la desnutrición, el estrés sostenido, la insuficiencia renal
crónica (IRC), la presencia de neoplasia, la diabetes mellitus o la propia individualidad del
paciente, incrementan marcadamente las posibilidades de desarrollo de la enfermedad, con
respecto a las personas sin estas circunstancias de riesgo.
Avalos (2014) establece que:
Entre los factores de riesgo para desarrollar tuberculosis podemos mencionar la pobreza, la
desnutrición, el hacinamiento, la reclusión o encarcelamiento, el abuso de alcohol, el consumo de
drogas, el hábito de fumar, el pertenecer a determinados grupos etarios, el género, entre
otros.6Una de las variables que más se asocia a la presencia de enfermedad fue el hecho de tener
un familiar con tuberculosis. Se observa que esta condición aumenta de manera significativa la
probabilidad de desarrollar la enfermedad (Castillo, Cogollo y Alvis 2013)
Grave de Peralta et al. (2016) argumenta que:
Se observó que en el año 2014 el grupo etario de 25-34 años fue el de mayor incidencia; ello se
relaciona con estilos de vida inadecuados, tales como hábito de fumar a edades más tempranas
de la vida (con la repercusión sistémica que trae), consumo de alcohol y dietas inadecuadas.
Chapman, Agudelo y Morales (2015) establece que:
Pero, no solo las condiciones materiales y los hábitos alimenticios fueron resaltados como los
que predisponían el desarrollo de la tuberculosis, las condiciones ambientales también fueron
vistas como un factor que inducía la aparición y contagio de la enfermedad. La tuberculosis es
una de las enfermedades que más ha impactado en la sociedad nivel mundial siendo
influenciada por la pandemia del VIH, los patrones migratorios y el uso de la medicación
antituberculosa (Salinas, Moreno y Dennis,2014) Varios factores, entre los que se destacan
socioeconómicos, el aumento de la migración, la desatención de los programas de control y la
aparición de nuevas enfermedades infecciosas en brotes epidémicos, han determinado este
fenómeno(Serra, Aboy y Díaz, 2015) Además de ser una enfermedad debilitante, la TB se
relaciona frecuentemente con repercusiones psicológicas como ansiedad, depresión y
Título: Tuberculosis
Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila
Asignatura: microbiología I
Carrera: Medicina
Página 36 de 38
sentimientos de soledad, muchas veces asociados a la estigmatización y el aislamiento social
(Giraldo, Valencia, Cardona) La bacteria que produce la tuberculosis en el hombre
inmunocompetente es la bovis, y puede provocar tuberculosis. Lo que se observa generalmente
en esta
enfermedad es una ulcera que tomas como asiento fundamental el dorso de la lengua (Moran y
lazo, 2018) La desnutrición y las inmunodeficiencias primarias o secundarias, son importantes
elementos a considerar al momento de evaluar el riesgo de infección y, por lo tanto, de
desarrollar la enfermedad (Robles, 2013)
Gallego, Acevedo y Cardona (2017) argumentan que:
La transmisión de Mycobacterium tuberculosis se produce cuando el microorganismo es
expulsado de un paciente infectado en forma de aerosoles y es inhalado por el nuevo huésped.
Después de la inhalación, las bacterias llegan a los pulmones, siguiendo una serie de
interacciones y reclutamiento de múltiples células del sistema inmune
Machado, Pereira y Pírez afirman que:
La tuberculosis es una enfermedad infectocontagiosa granulomatosa crónica, producida por
especies del género Mycobacterium, principalmente M. tuberculosis, que se desarrolla en un
determinado contexto de riesgo
Título: Tuberculosis
Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila
Asignatura: microbiología I
Carrera: Medicina
Página 37 de 38
Referencias bibliográficas
https://www.cdc.gov/tb/esp/topic/basics/tbinfectiondisease.htm#:~:text=Las%20bacterias%20
de%20la%20tuberculosis%20pueden%20vivir%20en%20su%20cuerpo,para%20impedir%20que
%20se%20multipliquen.
https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000077.htm#:~:text=La%20infecci%C3%B3n%20p
ulmonar%20resultante%20se,activa%20de%20nuevo%20(reactivaci%C3%B3n).
https://www.msdmanuals.com/es/professional/enfermedades-
infecciosas/micobacterias/tuberculosis
https://cuidateplus.marca.com/enfermedades/infecciosas/tuberculosis.html
https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/tuberculosis/diagnosis-treatment/drc-
20351256#:~:text=Los%20medicamentos%20que%20se%20administran,Rifampicina%20(Rima
ctane).
https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/tuberculosis/symptoms-causes/syc-
20351250
https://diariofarma.com/2015/07/15/tuberculosis-pruebas-y-diagnostico
https://annardx.com/tuberculosis-latente-y-los-test-igra/
https://www.elsevier.es/es-revista-medicina-integral-63-articulo-manifestaciones-
radiologicas-tuberculosis-pulmonar-13029945
https://www.cigna.com/es-us/knowledge-center/hw/pruebas-mdicas/cultivo-de-esputo-
hw5693#:~:text=Un%20cultivo%20de%20esputo%20es%20una%20prueba%20que%20se%20re
aliza,y%20algunos%20se%20multiplican%20lentamente.
https://www.msdmanuals.com/es/professional/enfermedades-
infecciosas/micobacterias/tuberculosis
World Health Organization (WHO): Global Tuberculosis Report 2021. Accedido el 17/04/22.
Centers for Disease Control and Prevention (CDC): Tuberculosis—Data and Statistics.
Accedido el 19/04/22.
Deutsch-Feldman M, Pratt RH, Price SF, et al: Tuberculosis—United States, 2020. MMWR
Morb Mortal Wkly Rep 70:409–414, 2021. doi: 10.15585/mmwr.mm7012a1
Título: Tuberculosis
Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila
Asignatura: microbiología I
Carrera: Medicina
Página 38 de 38
https://www.cdc.gov/tb/esp/worldtbday/history_es.htm
https://www.cun.es/enfermedades-
tratamientos/enfermedades/tuberculosis#:~:text=La%20pauta%20m%C3%A1s%20habitual%20
de,con%20mayor%20n%C3%BAmero%20de%20f%C3%A1rmacos
Cecotti E. Clínica estomatológica. SIDA, cáncer y otras afecciones. Buenos Aires: Médica
Panamericana; 1994:178-9.
https://medlineplus.gov/spanish/tuberculosis.html#:~:text=%C2%BFQu%C3%A9%20es%20la%
20tuberculosis%3F,de%20la%20tuberculosis%20se%20enferman.

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Signos y sintomas respiratorios
Signos y sintomas respiratoriosSignos y sintomas respiratorios
Signos y sintomas respiratorios
J'c Nativitas
 
tuberculosis pediatria
tuberculosis pediatriatuberculosis pediatria
tuberculosis pediatria
Daniel Arias de la Cruz
 
Aparato Respiratorio (Tos, Disnea)
Aparato Respiratorio (Tos, Disnea)Aparato Respiratorio (Tos, Disnea)
Aparato Respiratorio (Tos, Disnea)
Furia Argentina
 
Tuberculosis
TuberculosisTuberculosis
Tuberculosis
eddynoy velasquez
 
Fibrosis Pulmonar
Fibrosis PulmonarFibrosis Pulmonar
Fibrosis Pulmonar
Medical & Gabeents
 
Auscultacion del aparato respiratorio dr. sandy cadena
Auscultacion del aparato respiratorio dr. sandy cadenaAuscultacion del aparato respiratorio dr. sandy cadena
Auscultacion del aparato respiratorio dr. sandy cadena
SANDY cadena
 
Fisiopatologia - Fisiopatologia de la fiebre
Fisiopatologia - Fisiopatologia de la fiebreFisiopatologia - Fisiopatologia de la fiebre
Fisiopatologia - Fisiopatologia de la fiebre
BrunaCares
 
Tuberculosis
TuberculosisTuberculosis
Tuberculosis
Aro Peñaloza
 
Epoc semiología
Epoc semiologíaEpoc semiología
Epoc semiología
Manuel Salvador Perdomo
 
Tuberculosis Pulmonar
Tuberculosis PulmonarTuberculosis Pulmonar
Tuberculosis Pulmonar
Jaime Cruz
 
BRONQUITIS Y BRONQUIOLITIS NEUMOLOGIA
BRONQUITIS Y BRONQUIOLITIS NEUMOLOGIABRONQUITIS Y BRONQUIOLITIS NEUMOLOGIA
BRONQUITIS Y BRONQUIOLITIS NEUMOLOGIA
Nayeli Margarita Cazares Estrada
 
Tuberculosis diagnostico y tratamiento
Tuberculosis diagnostico y tratamiento Tuberculosis diagnostico y tratamiento
Tuberculosis diagnostico y tratamiento
eddynoy velasquez
 
NEUMOTORAX
NEUMOTORAXNEUMOTORAX
NEUMOTORAX
Luis Mario
 
Tuberculosis en Pediatría
Tuberculosis en PediatríaTuberculosis en Pediatría
Tuberculosis en Pediatría
Marco Minano Quiroz
 
(2019 01-24) ulceras diagnostico diferencial y tratamiento (ptt)
(2019 01-24) ulceras diagnostico diferencial y tratamiento (ptt)(2019 01-24) ulceras diagnostico diferencial y tratamiento (ptt)
(2019 01-24) ulceras diagnostico diferencial y tratamiento (ptt)
UDMAFyC SECTOR ZARAGOZA II
 
Generalidades de Neumonia y Neumonia Adquirida en la comunidad
Generalidades de Neumonia y Neumonia Adquirida en la comunidadGeneralidades de Neumonia y Neumonia Adquirida en la comunidad
Generalidades de Neumonia y Neumonia Adquirida en la comunidad
Diana Ilse Solis
 
Tuberculosis pleural
Tuberculosis pleuralTuberculosis pleural
Tuberculosis pleural
CFUK 22
 
Diapositivas tuberculosis
Diapositivas tuberculosisDiapositivas tuberculosis
Diapositivas tuberculosis
LejaMosquera
 
Epoc enfisema bronquitis crónica,bronquiectasia y asma
Epoc enfisema bronquitis crónica,bronquiectasia y asmaEpoc enfisema bronquitis crónica,bronquiectasia y asma
Epoc enfisema bronquitis crónica,bronquiectasia y asma
Anarbelys Azuaje Gonzalez
 
Síndromes parenquimatosos pulmonares
Síndromes parenquimatosos pulmonaresSíndromes parenquimatosos pulmonares
Síndromes parenquimatosos pulmonares
Daiana Burgos Espeche
 

La actualidad más candente (20)

Signos y sintomas respiratorios
Signos y sintomas respiratoriosSignos y sintomas respiratorios
Signos y sintomas respiratorios
 
tuberculosis pediatria
tuberculosis pediatriatuberculosis pediatria
tuberculosis pediatria
 
Aparato Respiratorio (Tos, Disnea)
Aparato Respiratorio (Tos, Disnea)Aparato Respiratorio (Tos, Disnea)
Aparato Respiratorio (Tos, Disnea)
 
Tuberculosis
TuberculosisTuberculosis
Tuberculosis
 
Fibrosis Pulmonar
Fibrosis PulmonarFibrosis Pulmonar
Fibrosis Pulmonar
 
Auscultacion del aparato respiratorio dr. sandy cadena
Auscultacion del aparato respiratorio dr. sandy cadenaAuscultacion del aparato respiratorio dr. sandy cadena
Auscultacion del aparato respiratorio dr. sandy cadena
 
Fisiopatologia - Fisiopatologia de la fiebre
Fisiopatologia - Fisiopatologia de la fiebreFisiopatologia - Fisiopatologia de la fiebre
Fisiopatologia - Fisiopatologia de la fiebre
 
Tuberculosis
TuberculosisTuberculosis
Tuberculosis
 
Epoc semiología
Epoc semiologíaEpoc semiología
Epoc semiología
 
Tuberculosis Pulmonar
Tuberculosis PulmonarTuberculosis Pulmonar
Tuberculosis Pulmonar
 
BRONQUITIS Y BRONQUIOLITIS NEUMOLOGIA
BRONQUITIS Y BRONQUIOLITIS NEUMOLOGIABRONQUITIS Y BRONQUIOLITIS NEUMOLOGIA
BRONQUITIS Y BRONQUIOLITIS NEUMOLOGIA
 
Tuberculosis diagnostico y tratamiento
Tuberculosis diagnostico y tratamiento Tuberculosis diagnostico y tratamiento
Tuberculosis diagnostico y tratamiento
 
NEUMOTORAX
NEUMOTORAXNEUMOTORAX
NEUMOTORAX
 
Tuberculosis en Pediatría
Tuberculosis en PediatríaTuberculosis en Pediatría
Tuberculosis en Pediatría
 
(2019 01-24) ulceras diagnostico diferencial y tratamiento (ptt)
(2019 01-24) ulceras diagnostico diferencial y tratamiento (ptt)(2019 01-24) ulceras diagnostico diferencial y tratamiento (ptt)
(2019 01-24) ulceras diagnostico diferencial y tratamiento (ptt)
 
Generalidades de Neumonia y Neumonia Adquirida en la comunidad
Generalidades de Neumonia y Neumonia Adquirida en la comunidadGeneralidades de Neumonia y Neumonia Adquirida en la comunidad
Generalidades de Neumonia y Neumonia Adquirida en la comunidad
 
Tuberculosis pleural
Tuberculosis pleuralTuberculosis pleural
Tuberculosis pleural
 
Diapositivas tuberculosis
Diapositivas tuberculosisDiapositivas tuberculosis
Diapositivas tuberculosis
 
Epoc enfisema bronquitis crónica,bronquiectasia y asma
Epoc enfisema bronquitis crónica,bronquiectasia y asmaEpoc enfisema bronquitis crónica,bronquiectasia y asma
Epoc enfisema bronquitis crónica,bronquiectasia y asma
 
Síndromes parenquimatosos pulmonares
Síndromes parenquimatosos pulmonaresSíndromes parenquimatosos pulmonares
Síndromes parenquimatosos pulmonares
 

Similar a tuberculosis monografía de la universidad udabol

Tuberculosis Bolivia
Tuberculosis   BoliviaTuberculosis   Bolivia
Tuberculosis Bolivia
Wesley de Almeida
 
Tuberculosis
Tuberculosis Tuberculosis
Historia natural de la enfermedad tuberculosis
Historia natural de la enfermedad tuberculosisHistoria natural de la enfermedad tuberculosis
Historia natural de la enfermedad tuberculosis
PABLO ATZO
 
Tuberculosis
TuberculosisTuberculosis
Tuberculosis
YaiZa Garcia
 
Tuberculosis cuadernillo3
Tuberculosis cuadernillo3Tuberculosis cuadernillo3
Tuberculosis cuadernillo3
Maria Elena Gutierrez Saldaña
 
Tuberculosis, generalidades, diagnostico y tratamiento
Tuberculosis, generalidades, diagnostico y tratamientoTuberculosis, generalidades, diagnostico y tratamiento
Tuberculosis, generalidades, diagnostico y tratamiento
David Camacho
 
La tuberculosis
La tuberculosisLa tuberculosis
La tuberculosis
Yeison Okk
 
(2017 06-08)tuberculosis(doc)
(2017 06-08)tuberculosis(doc)(2017 06-08)tuberculosis(doc)
(2017 06-08)tuberculosis(doc)
UDMAFyC SECTOR ZARAGOZA II
 
TAREA 3 EPIDEMIOLOGIA.pptx
TAREA  3  EPIDEMIOLOGIA.pptxTAREA  3  EPIDEMIOLOGIA.pptx
TAREA 3 EPIDEMIOLOGIA.pptx
JoelitoYaringaoGonza
 
TAREA 3 - GRUPO 6 - EPIDEMIOLOGIA.pptx
TAREA 3 - GRUPO 6 - EPIDEMIOLOGIA.pptxTAREA 3 - GRUPO 6 - EPIDEMIOLOGIA.pptx
TAREA 3 - GRUPO 6 - EPIDEMIOLOGIA.pptx
JOELVICTORYARINGAOGO
 
Ab cdela tuberculosis
Ab cdela tuberculosisAb cdela tuberculosis
Ab cdela tuberculosis
Javier Arturo Mechato Aldave
 
Universidad nacional de trujillo (1) (2)
Universidad nacional de trujillo (1) (2)Universidad nacional de trujillo (1) (2)
Universidad nacional de trujillo (1) (2)
Dali Isabel Moreno Zavaleta
 
tuberculosis pulmonar
tuberculosis pulmonartuberculosis pulmonar
TUBERCULOSIS PULMONAR
TUBERCULOSIS PULMONARTUBERCULOSIS PULMONAR
Tuberculosos
TuberculososTuberculosos
Tuberculosos
KalebMejia
 
Tuberculosis
TuberculosisTuberculosis
Tuberculosis
mamen
 
Tuberculosis exposicion
Tuberculosis exposicionTuberculosis exposicion
Tuberculosis exposicion
Gina
 
Tuberculosis
TuberculosisTuberculosis
Tuberculosis
Alan Lopez
 
Guia V: Métodos de diagnóstico e identificación para Mycobacterium, Bartonella
Guia V: Métodos de diagnóstico e identificación para Mycobacterium, BartonellaGuia V: Métodos de diagnóstico e identificación para Mycobacterium, Bartonella
Guia V: Métodos de diagnóstico e identificación para Mycobacterium, Bartonella
Alonso Custodio
 
tuberculosis.pptx
tuberculosis.pptxtuberculosis.pptx
tuberculosis.pptx
YuryJhosepAparicioLi
 

Similar a tuberculosis monografía de la universidad udabol (20)

Tuberculosis Bolivia
Tuberculosis   BoliviaTuberculosis   Bolivia
Tuberculosis Bolivia
 
Tuberculosis
Tuberculosis Tuberculosis
Tuberculosis
 
Historia natural de la enfermedad tuberculosis
Historia natural de la enfermedad tuberculosisHistoria natural de la enfermedad tuberculosis
Historia natural de la enfermedad tuberculosis
 
Tuberculosis
TuberculosisTuberculosis
Tuberculosis
 
Tuberculosis cuadernillo3
Tuberculosis cuadernillo3Tuberculosis cuadernillo3
Tuberculosis cuadernillo3
 
Tuberculosis, generalidades, diagnostico y tratamiento
Tuberculosis, generalidades, diagnostico y tratamientoTuberculosis, generalidades, diagnostico y tratamiento
Tuberculosis, generalidades, diagnostico y tratamiento
 
La tuberculosis
La tuberculosisLa tuberculosis
La tuberculosis
 
(2017 06-08)tuberculosis(doc)
(2017 06-08)tuberculosis(doc)(2017 06-08)tuberculosis(doc)
(2017 06-08)tuberculosis(doc)
 
TAREA 3 EPIDEMIOLOGIA.pptx
TAREA  3  EPIDEMIOLOGIA.pptxTAREA  3  EPIDEMIOLOGIA.pptx
TAREA 3 EPIDEMIOLOGIA.pptx
 
TAREA 3 - GRUPO 6 - EPIDEMIOLOGIA.pptx
TAREA 3 - GRUPO 6 - EPIDEMIOLOGIA.pptxTAREA 3 - GRUPO 6 - EPIDEMIOLOGIA.pptx
TAREA 3 - GRUPO 6 - EPIDEMIOLOGIA.pptx
 
Ab cdela tuberculosis
Ab cdela tuberculosisAb cdela tuberculosis
Ab cdela tuberculosis
 
Universidad nacional de trujillo (1) (2)
Universidad nacional de trujillo (1) (2)Universidad nacional de trujillo (1) (2)
Universidad nacional de trujillo (1) (2)
 
tuberculosis pulmonar
tuberculosis pulmonartuberculosis pulmonar
tuberculosis pulmonar
 
TUBERCULOSIS PULMONAR
TUBERCULOSIS PULMONARTUBERCULOSIS PULMONAR
TUBERCULOSIS PULMONAR
 
Tuberculosos
TuberculososTuberculosos
Tuberculosos
 
Tuberculosis
TuberculosisTuberculosis
Tuberculosis
 
Tuberculosis exposicion
Tuberculosis exposicionTuberculosis exposicion
Tuberculosis exposicion
 
Tuberculosis
TuberculosisTuberculosis
Tuberculosis
 
Guia V: Métodos de diagnóstico e identificación para Mycobacterium, Bartonella
Guia V: Métodos de diagnóstico e identificación para Mycobacterium, BartonellaGuia V: Métodos de diagnóstico e identificación para Mycobacterium, Bartonella
Guia V: Métodos de diagnóstico e identificación para Mycobacterium, Bartonella
 
tuberculosis.pptx
tuberculosis.pptxtuberculosis.pptx
tuberculosis.pptx
 

Último

Lavado social, higiénico o médico y quirúrgico de las manos.pdf
Lavado social, higiénico o médico y quirúrgico de las manos.pdfLavado social, higiénico o médico y quirúrgico de las manos.pdf
Lavado social, higiénico o médico y quirúrgico de las manos.pdf
Jhoama Quintero Santiago
 
Periodoncia Enfermedades Sistémicas .pdf
Periodoncia Enfermedades Sistémicas .pdfPeriodoncia Enfermedades Sistémicas .pdf
Periodoncia Enfermedades Sistémicas .pdf
DianaRubio75
 
Lineamientos-primera-escucha-en-salud-mental-de-adolescentes-1.pdf
Lineamientos-primera-escucha-en-salud-mental-de-adolescentes-1.pdfLineamientos-primera-escucha-en-salud-mental-de-adolescentes-1.pdf
Lineamientos-primera-escucha-en-salud-mental-de-adolescentes-1.pdf
Patricio Irisarri
 
herencia multifactorial, genetica clinica
herencia multifactorial, genetica clinicaherencia multifactorial, genetica clinica
herencia multifactorial, genetica clinica
JerickDelpezo
 
Clase III etapas del consumo alimentario y factores socioculturales condicion...
Clase III etapas del consumo alimentario y factores socioculturales condicion...Clase III etapas del consumo alimentario y factores socioculturales condicion...
Clase III etapas del consumo alimentario y factores socioculturales condicion...
GenesisJazmineTenori
 
Terapia cinematográfica (6) Películas para entender los trastornos del neurod...
Terapia cinematográfica (6) Películas para entender los trastornos del neurod...Terapia cinematográfica (6) Películas para entender los trastornos del neurod...
Terapia cinematográfica (6) Películas para entender los trastornos del neurod...
JavierGonzalezdeDios
 
EL CÁNCER, ¿QUÉ ES?, TIPOS, ESTADÍSTICAS, CONCLUSIONES
EL CÁNCER, ¿QUÉ ES?, TIPOS, ESTADÍSTICAS, CONCLUSIONESEL CÁNCER, ¿QUÉ ES?, TIPOS, ESTADÍSTICAS, CONCLUSIONES
EL CÁNCER, ¿QUÉ ES?, TIPOS, ESTADÍSTICAS, CONCLUSIONES
Mariemejia3
 
La empatía facilita la comunicación efectiva, reduce los conflictos y fortale...
La empatía facilita la comunicación efectiva, reduce los conflictos y fortale...La empatía facilita la comunicación efectiva, reduce los conflictos y fortale...
La empatía facilita la comunicación efectiva, reduce los conflictos y fortale...
MaxSifuentes3
 
Evidencia de aprendizaje. Los sistemas de salud en tu entorno.
Evidencia de  aprendizaje. Los  sistemas de salud  en tu entorno.Evidencia de  aprendizaje. Los  sistemas de salud  en tu entorno.
Evidencia de aprendizaje. Los sistemas de salud en tu entorno.
murguiagarciaf
 
Anatomía y fisiología de dermis y tejido celular subcutáneo.pptx
Anatomía y fisiología de dermis y tejido celular subcutáneo.pptxAnatomía y fisiología de dermis y tejido celular subcutáneo.pptx
Anatomía y fisiología de dermis y tejido celular subcutáneo.pptx
Jaime Picazo
 
La Guia Completa Del Ayuno Intermitente LIBRO by Jason Fung.pdf
La Guia Completa Del Ayuno Intermitente LIBRO by Jason Fung.pdfLa Guia Completa Del Ayuno Intermitente LIBRO by Jason Fung.pdf
La Guia Completa Del Ayuno Intermitente LIBRO by Jason Fung.pdf
JavierBevilacqua2
 
(2024-06-04). Diagnóstico precoz de una enfermedad grave: GANGRENA FOURNIER ...
(2024-06-04).  Diagnóstico precoz de una enfermedad grave: GANGRENA FOURNIER ...(2024-06-04).  Diagnóstico precoz de una enfermedad grave: GANGRENA FOURNIER ...
(2024-06-04). Diagnóstico precoz de una enfermedad grave: GANGRENA FOURNIER ...
UDMAFyC SECTOR ZARAGOZA II
 
RESPUESTA INMUNITARIA Y EL CÁNCER 1.pptx
RESPUESTA INMUNITARIA Y EL CÁNCER 1.pptxRESPUESTA INMUNITARIA Y EL CÁNCER 1.pptx
RESPUESTA INMUNITARIA Y EL CÁNCER 1.pptx
SariitaPacheco
 
Trastornos Hipertensivos Asociados al Embarazo (THAE)
Trastornos Hipertensivos Asociados al Embarazo (THAE)Trastornos Hipertensivos Asociados al Embarazo (THAE)
Trastornos Hipertensivos Asociados al Embarazo (THAE)
daum92
 
Tipos de Intoxicaciones que puede tener el servicio humano
Tipos de Intoxicaciones que puede tener el servicio humanoTipos de Intoxicaciones que puede tener el servicio humano
Tipos de Intoxicaciones que puede tener el servicio humano
Benny415498
 
La introducción plantea un problema central en bioética.pdf
La introducción plantea un problema central en bioética.pdfLa introducción plantea un problema central en bioética.pdf
La introducción plantea un problema central en bioética.pdf
arturocabrera50
 
Eleva tu rendimiento mental tomando Rise
Eleva tu rendimiento mental tomando RiseEleva tu rendimiento mental tomando Rise
Eleva tu rendimiento mental tomando Rise
The Movement
 
Ceye central de esterilización y equipos
Ceye central de esterilización y equiposCeye central de esterilización y equipos
Ceye central de esterilización y equipos
VACABONILLAMARIAFERN
 
anatomía del SISTEMA OSEO y generalidades.pptx
anatomía del SISTEMA OSEO y generalidades.pptxanatomía del SISTEMA OSEO y generalidades.pptx
anatomía del SISTEMA OSEO y generalidades.pptx
adri19cz
 
Clase 24 miologia de mmii (Parte1) 2024.pdf
Clase 24  miologia de mmii (Parte1) 2024.pdfClase 24  miologia de mmii (Parte1) 2024.pdf
Clase 24 miologia de mmii (Parte1) 2024.pdf
garrotamara01
 

Último (20)

Lavado social, higiénico o médico y quirúrgico de las manos.pdf
Lavado social, higiénico o médico y quirúrgico de las manos.pdfLavado social, higiénico o médico y quirúrgico de las manos.pdf
Lavado social, higiénico o médico y quirúrgico de las manos.pdf
 
Periodoncia Enfermedades Sistémicas .pdf
Periodoncia Enfermedades Sistémicas .pdfPeriodoncia Enfermedades Sistémicas .pdf
Periodoncia Enfermedades Sistémicas .pdf
 
Lineamientos-primera-escucha-en-salud-mental-de-adolescentes-1.pdf
Lineamientos-primera-escucha-en-salud-mental-de-adolescentes-1.pdfLineamientos-primera-escucha-en-salud-mental-de-adolescentes-1.pdf
Lineamientos-primera-escucha-en-salud-mental-de-adolescentes-1.pdf
 
herencia multifactorial, genetica clinica
herencia multifactorial, genetica clinicaherencia multifactorial, genetica clinica
herencia multifactorial, genetica clinica
 
Clase III etapas del consumo alimentario y factores socioculturales condicion...
Clase III etapas del consumo alimentario y factores socioculturales condicion...Clase III etapas del consumo alimentario y factores socioculturales condicion...
Clase III etapas del consumo alimentario y factores socioculturales condicion...
 
Terapia cinematográfica (6) Películas para entender los trastornos del neurod...
Terapia cinematográfica (6) Películas para entender los trastornos del neurod...Terapia cinematográfica (6) Películas para entender los trastornos del neurod...
Terapia cinematográfica (6) Películas para entender los trastornos del neurod...
 
EL CÁNCER, ¿QUÉ ES?, TIPOS, ESTADÍSTICAS, CONCLUSIONES
EL CÁNCER, ¿QUÉ ES?, TIPOS, ESTADÍSTICAS, CONCLUSIONESEL CÁNCER, ¿QUÉ ES?, TIPOS, ESTADÍSTICAS, CONCLUSIONES
EL CÁNCER, ¿QUÉ ES?, TIPOS, ESTADÍSTICAS, CONCLUSIONES
 
La empatía facilita la comunicación efectiva, reduce los conflictos y fortale...
La empatía facilita la comunicación efectiva, reduce los conflictos y fortale...La empatía facilita la comunicación efectiva, reduce los conflictos y fortale...
La empatía facilita la comunicación efectiva, reduce los conflictos y fortale...
 
Evidencia de aprendizaje. Los sistemas de salud en tu entorno.
Evidencia de  aprendizaje. Los  sistemas de salud  en tu entorno.Evidencia de  aprendizaje. Los  sistemas de salud  en tu entorno.
Evidencia de aprendizaje. Los sistemas de salud en tu entorno.
 
Anatomía y fisiología de dermis y tejido celular subcutáneo.pptx
Anatomía y fisiología de dermis y tejido celular subcutáneo.pptxAnatomía y fisiología de dermis y tejido celular subcutáneo.pptx
Anatomía y fisiología de dermis y tejido celular subcutáneo.pptx
 
La Guia Completa Del Ayuno Intermitente LIBRO by Jason Fung.pdf
La Guia Completa Del Ayuno Intermitente LIBRO by Jason Fung.pdfLa Guia Completa Del Ayuno Intermitente LIBRO by Jason Fung.pdf
La Guia Completa Del Ayuno Intermitente LIBRO by Jason Fung.pdf
 
(2024-06-04). Diagnóstico precoz de una enfermedad grave: GANGRENA FOURNIER ...
(2024-06-04).  Diagnóstico precoz de una enfermedad grave: GANGRENA FOURNIER ...(2024-06-04).  Diagnóstico precoz de una enfermedad grave: GANGRENA FOURNIER ...
(2024-06-04). Diagnóstico precoz de una enfermedad grave: GANGRENA FOURNIER ...
 
RESPUESTA INMUNITARIA Y EL CÁNCER 1.pptx
RESPUESTA INMUNITARIA Y EL CÁNCER 1.pptxRESPUESTA INMUNITARIA Y EL CÁNCER 1.pptx
RESPUESTA INMUNITARIA Y EL CÁNCER 1.pptx
 
Trastornos Hipertensivos Asociados al Embarazo (THAE)
Trastornos Hipertensivos Asociados al Embarazo (THAE)Trastornos Hipertensivos Asociados al Embarazo (THAE)
Trastornos Hipertensivos Asociados al Embarazo (THAE)
 
Tipos de Intoxicaciones que puede tener el servicio humano
Tipos de Intoxicaciones que puede tener el servicio humanoTipos de Intoxicaciones que puede tener el servicio humano
Tipos de Intoxicaciones que puede tener el servicio humano
 
La introducción plantea un problema central en bioética.pdf
La introducción plantea un problema central en bioética.pdfLa introducción plantea un problema central en bioética.pdf
La introducción plantea un problema central en bioética.pdf
 
Eleva tu rendimiento mental tomando Rise
Eleva tu rendimiento mental tomando RiseEleva tu rendimiento mental tomando Rise
Eleva tu rendimiento mental tomando Rise
 
Ceye central de esterilización y equipos
Ceye central de esterilización y equiposCeye central de esterilización y equipos
Ceye central de esterilización y equipos
 
anatomía del SISTEMA OSEO y generalidades.pptx
anatomía del SISTEMA OSEO y generalidades.pptxanatomía del SISTEMA OSEO y generalidades.pptx
anatomía del SISTEMA OSEO y generalidades.pptx
 
Clase 24 miologia de mmii (Parte1) 2024.pdf
Clase 24  miologia de mmii (Parte1) 2024.pdfClase 24  miologia de mmii (Parte1) 2024.pdf
Clase 24 miologia de mmii (Parte1) 2024.pdf
 

tuberculosis monografía de la universidad udabol

  • 1. FICHA DE IDENTIFICACIÓN DE TRABAJO DE INVESTIGACIÓN Título Tuberculosis Autor/es Nombres y Apellidos Código de estudiantes Yordi Smith Cubas Davila 96604 Fecha 15/06/2023 Carrera Medicina Asignatura Microbiología Grupo R Docente Iván Gerardo Perez Dorado Periodo Académico Tercer Semestre Subsede Cochabamba .
  • 2. Título: Tuberculosis Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila Asignatura: microbiología I Carrera: Medicina Página 2 de 38 RESUMEN: La tuberculosis (TBC o TB), es una infección bacteriana contagiosa que compromete principalmente a los pulmones, también puede propagarse a otros órganos. La bacteria más importante y representativa causante de tuberculosis es Mycobacterium tuberculosis o bacilo de koch. La TBC es posiblemente la enfermedad infecciosa más prevalente en el mundo. Otras micobacterias, como Mycobacterium Bovis, M. Africanum, M. Canctti y M. Microti pueden causar también la tuberculosis, pero todas estas especies no lo suelen hacer en el individuo sano. Aunque la tuberculosis es una enfermedad predominante de los pulmones, puede afectar también el sistema nervioso central, el sistema linfático, el sistema circulatorio, el sistema genitourinario, el aparato digestivo, lo huesos, las articulaciones e incluso la piel. Los síntomas clásicos de la tuberculosis son: tos crónica con expectoración, fiebre, sudoración nocturna y pérdida de peso, en estadios avanzados tos con esputo sanguinolento. El diagnostico se basa habitualmente en la radiografía de torácica, una prueba de la tuberculina cutánea y análisis de sangre, así como un examen al microscopio y un cultivo microbiológico de los fluidos corporales como las expectoraciones. El tratamiento de la tuberculosis es complicado y requiere largos periodos de exposición con varios antibióticos. Los familiares del enfermo, si es necesario, también son analizados y tratados. La OMS estima que el diagnóstico precoz y el tratamiento efectivo lograron salvar 37 millones de personas entre 2000 y 2013, pero considera “todavía inaceptablemente alta” la cantidad de muertes debido a que sus muertes son prevenibles. Palabras clave: Mycobacterium Tuberculosis. Bacilo de Koch. Bacillus calmatte-Guerin ABSTRACT: Tuberculosis (TB or TB) is a contagious bacterial infection that mainly affects the lungs, but can also spread to other organs. The most important and representative bacterium that causes tuberculosis is Mycobacterium tuberculosis or Koch's bacillus. TB is possibly the most prevalent infectious disease in the world. Other mycobacteria, such as Mycobacterium Bovis, M. africanum, M. Cancti and M. Microti can also cause tuberculosis, but all these species do not usually do so in the healthy individual. Although tuberculosis is a predominant disease of the lungs, it can also affect the central nervous system, lymphatic system, circulatory system, genitourinary system, digestive system, bones, joints, and even the skin. The classic symptoms of tuberculosis are: chronic cough with expectoration, fever, night sweats and weight loss, in advanced stages cough with bloody sputum. Diagnosis is usually based on chest X-ray, a tuberculin skin test and blood tests, as well as microbiological examination and microbiological culture of body fluids such as sputum. The treatment of tuberculosis is complicated and requires long periods of exposure with various antibiotics. The relatives of the patient, if necessary, are also analyzed and treated. The WHO estimates that early diagnosis and effective treatment managed to save 37 million people between 2000 and 2013, but considers the number of deaths “still unacceptably high” because their deaths are preventable.
  • 3. Título: Tuberculosis Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila Asignatura: microbiología I Carrera: Medicina Página 3 de 38 Tabla De Contenidos 1. INTRODUCCION………………………………………………………,…………..……...4 2. RESUMEN………………………………………………………………………...………...2 3. MARCO TEORICO…………………………………………………………………………5 3.1 TIPOS DE TUBERCULOSIS…………………………………………………………...6 3.1.1 Tuberculosis latente……………………………………………………………...…7 3.1.2 Enfermedad de la tuberculosis…………………………………………………...…8 3.2 MICOBACTERIAS………………………………………………………………...…8-9 3.4 EPIDEMIOLOGIA………………………………………………………………….…10 3.5 FISIOPATOLOGIA……………………………………………………………………11 3.5.1 Infección primaria…………………………………………………………………11 3.5.2 Infección latente…………………………………………………….......................12 3.5.3 Enfermedad activa……………………………………………………………..13-14 3.6 SIGNOS Y SINTOMAS……………………………………………………….............15 3.7 DIAGNOSTICO……………………………………………………………….............15 3.7.1 Radiografía de tórax………………………………………………………….……16 3.7.2 Examen del esputo, cultivo y evaluación………………………………………….17 3.7.3 Evaluación de otras muestras……………………………………………...………17 3.7.4 IGRA………………………………………………………………………………18 3.8 CAUSAS………………………………………………………………………………18 3.8.1 Factor de riesgo……………………………………………………………………19 3.8.2 Riesgo de infección por tuberculosis…………………………………...…………19 3.8.3 Riesgo de desarrollar tuberculosis activa………………………………...…..........20 3.9 DETENCION DE TB…………………………………………………………………21 3.9.1 Reacción de refuerzo……………………………………………………………...22 3.10 TRATAMIENTO……………………………………………………………………23 3.10.1 Tratamiento de la tuberculosis latente…………………………………………...23 3.10.2 Fármacos de segunda instancia para TBC……………………………………24-25 3.10.3 Fármacos de segunda instancia para TBC……………………………………26-27 3.10.4 Otros tratamientos…………………………………………………………..........28 3.11 PREVENCION………………………………………………………………………28 3.11.1 Vacunación………………………………………………………………………28 3.12 POBLACIONES ESPECIALES……………………………………….....................28 3.12.1 Niños……………………………………………………………………….........29 3.12.2 Adultos mayores………………………………………………………………...29 3.12.3 Pacientes infectados por VIH………………………………………………..30-32 4. CONCLUCION………………………………………………………………………..33 5. RECOMENDACIÓN………………………………………………………………….33 6. ARTICULOS ACADEMICOS………………………………………………………..34 7. REFERENCIAS BIBLIOGRAFICAS……………………………………………..35-36
  • 4. Título: Tuberculosis Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila Asignatura: microbiología I Carrera: Medicina Página 4 de 38 1. INTRODUCCION La tuberculosis es una enfermedad bacteriana contagiosa que compromete principalmente a los pulmones, también propagarse a otros órganos y afectar el sistema nervioso central, el sistema linfático, el sistema circulatorio, el sistema genitourinario, el aparato digestivo, los huesos, las articulaciones e incluso la piel. Robert koch, medico alemán que el 24 de marzo del 1882 descubrió el Bacilo de la Tuberculosis, a quien posteriormente en 1905 se le otorgó el premio nobel de Fisiología o Medicina, es aquí donde este Bacilo del colera en 1883. Demostró que las enfermedades no estaban provocadas por espíritus malignos. Con ello dejo a la humanidad un legado de sabiduría médica y una serie de métodos que aun hoy siguen siendo imprescindibles. La bacteria más importante y representativa causante de tuberculosis es la ya nombrada Mycobacterium Tuberculosis o Bacilo de Koch. La cual es un Bacilo Gram Positivo, aerobio, facultativo de carácter intracelular posee un alto contenidos en lípidos y se puede identificar mediante la tinción de Ziehl-Neelsen debido a que son (BAAR) bacilo acido alcohol resistente. Los síntomas clásicos de la tuberculosis son: tos crónica con expectoración, fiebre, sudoración nocturna y pérdida de peso, debilidad, cansancio y en estadios avanzados tos con esputo sanguinolento. El diagnostico se basa habitualmente radiografías torácicas, una prueba de la tuberculosis cutánea, análisis de sangre, asi como un examen al microscopio, un cultivo microbiológico de los fluidos corporales como las expectoraciones (Baciloscopia Seriada) o una Biopsia (análisis de muestra de tejido pulmonar o de otros tejidos). El tratamiento de la tuberculosis es complicado y requiere largos periodos de exposición a fármacos antituberculosos. Teniendo tres esquemas, el primero en casos nuevos de tuberculosis de una duración de 6 meses, el segundo se da en casos de abandonos del tratamiento o fracaso
  • 5. Título: Tuberculosis Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila Asignatura: microbiología I Carrera: Medicina Página 5 de 38 terapéutico dando como duración 8 meses. Y por último el esquema pediátrico de 6 meses de duración. Los medicamentos para combatir la tuberculosis son entregados por el Ministerio de salud en forma gratuita a través de todos los programas de control de la tuberculosis (PCT). La medicina debe ser tomada en presencia del personal del establecimiento de salud para asegurar su cumplimiento. Asi se asegura la curación de esta enfermedad. Los familiares del enfermo, si es necesario, también son analizados y tratados. Si el tratamiento se interrumpe y tomas las pastillas solo de vez en cuando. La tuberculosis avanza, los microbios se hacen más fuertes y se multiplican, ocasionando que la enfermedad pueda ser incurable. Durante los últimos años, la tuberculosis ha presentado una creciente resistencia a los múltiples antibióticos y para ello se ha optado, como medida de prevención, por campañas de vacunación, generalmente, con la vacuna Bacillus Calmette-Guerin (BCG). La tuberculosis se contagia por vía aérea, cuando las personas infectadas tosen, estornudan o escupen. Además, un número creciente de personas del mundo contraen la tuberculosis debido a que su sistema inmunitario se ve comprometido por medicamentos inmunosupresores, abuso de drogas o el sida. La OMS estima que el diagnóstico precoz y el tratamiento efectivo lograron que se salvaran 37 millones de personas entre 2000 y 2013, pero considera “todavía inaceptablemente alta” la cantidad de muertes debido a que sus muertes son prevenibles. Capítulo 3. Marco Teórico
  • 6. Título: Tuberculosis Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila Asignatura: microbiología I Carrera: Medicina Página 6 de 38 La tuberculosis es una enfermedad infecciosa y potencialmente seria que afecta principalmente los pulmones. La bacteria que causa la tuberculosis (Mycobacterium tuberculosis) se contagia de persona a persona a través de pequeñas gotitas diseminadas en el aire al toser o estornudar. La tuberculosis es una infección micobacteriana crónica y progresiva, que a menudo entra en un periodo de latencia después de la infección inicial. La tuberculosis afecta habitualmente a los pulmones. Los síntomas incluyen tos productiva, fiebre, pérdida de peso y malestar general. El diagnostico generalmente se establece con frotis y cultivos de esputo y, cada vez con mayor frecuencia, con pruebas moleculares de diagnóstico rápido, El tratamiento requiere una serie de antibióticos, administrados al menos durante 6 meses 3.1. TIPOS DE TUBERCULOSIS Existen dos formas de tuberculosis la infección de tuberculosis latente y la enfermedad de la tuberculosis 3.1.1 Tuberculosis latente Las personas con infección de tuberculosis latente no se sienten mal ni tienen síntomas. Estas personas están infectadas por M. tuberculosis, pero no están enfermas de tuberculosis. El único signo de infección de tuberculosis latente no es contagioso, es decir, no pueden pasar la infección a los otros. En general, si no reciben tratamiento, entre el 5 y el 10% de las personas con la infección enfermaran de tuberculosis en algún momento de su vida. Cerca de la mitad de las personas que contraen la enfermedad de tuberculosis presentaran la enfermedad en los dos años siguientes a la infección. Para las personas con sistemas inmunitarios debilitados, especialmente las que tienen la infección por VIH, el riesgo de enfermarse por tuberculosis es considerablemente mayor que para las personas con sistemas inmunitarios normales.
  • 7. Título: Tuberculosis Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila Asignatura: microbiología I Carrera: Medicina Página 7 de 38 Son de particular preocupación las personas que han sido infectadas por alguien que tienen tuberculosis extremadamente resistente (XDR TB, por sus siglas en ingles) y que posteriormente enferma de tuberculosis, estas personas tendrán la tuberculosis XDR y no la tuberculosis común. 3.1.2 Enfermedad de la tuberculosis En algunas personas, las bacterias de la tuberculosis vencen las defensas del sistema inmunitario y comienzan a multiplicarse, cuando las bacterias de la tuberculosis están activas (multiplicándose en el cuerpo de la persona), esto se llama enfermedad de tuberculosis. Las personas con enfermedad de tuberculosis están enfermas. También pueden trasmitir las bacterias a las personas con las que pasan tiempo todos los días. Muchas personas que tienen infección de tuberculosis latente nunca presentan enfermedad de tuberculosis. Algunas personas presentan la enfermedad de tuberculosis después de contraer la infección (en las siguientes semanas), antes de que su sistema inmunitario pueda combatir a las bacterias de tuberculosis. Otras personas se enferman años después, cuando su sistema inmunitario se debilita por otra razón. En las personas con el sistema inmunitario débil, especialmente las que tienen la infección por VIH, el riego de presentar la enfermedad de tuberculosis es mucho más alto que para las personas con su sistema inmunitario normal Los síntomas de la enfermedad de tuberculosis incluyen;  Pérdida de peso sin causa conocida  Perdida del apetito  Fiebre  Cansancio  Escalofríos Los síntomas de tuberculosis pulmonar incluyen:  Tos durante 3 semanas o mas
  • 8. Título: Tuberculosis Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila Asignatura: microbiología I Carrera: Medicina Página 8 de 38  Hemoptisis (tos con sangre)  Dolor de pecho Otros síntomas dependen de la parte del cuerpo afectada. Las personas con la enfermedad de la tuberculosis son consideradas contagiosas y pueden propagar la bacteria de la tuberculosis a otras personas. Las personas que se sospeche que tienen la enfermedad de la tuberculosis deben ser remitidas a una evaluación médica completa. Si se determinan que una persona tiene la enfermedad de tuberculosis, se le dará un tratamiento. La tuberculosis es una enfermedad grave de no ser tratada puede causar la muerte. 3.2 MICOBACTERIAS Las micobacterias son bacilos aerobios pequeños, de c crecimiento lento. Tienen como característica distintiva una envoltura celular compleja rica en lípidos responsable de su clasificación como acido alcohol resistente (es decir, resistentes a la decoloración por acido después de su tinción con carbofucsina) y la relativa resistencia a la tinción con la técnica de Gram. La infección micobacteriana más común en la tuberculosis; también pueden mencionarse la lepra y varias infecciones micobacterianas semejantes a la tuberculosis, otras causadas por complejo Mycobacterium avium. 3.3 Etiología La tuberculosis solo designa en realidad a la enfermedad causada por el Mycobacterium tuberculosis (cuyo principal reservorio es el ser humano). En ocasiones puede encontrarse una enfermedad similar debido a una infección por micobacterias estrechamente relacionadas, como el M. bovis, el M. Africanum y el M. microti, que se conocen en conjunto con M. tuberculosis como complejo Mycobacterium tuberculosis. La tuberculosis se contagia casi exclusivamente a través de la inhalación de partículas transmitidas por el aire (aerosoles) que contienen M. tuberculosis. Se dispersan sobre todo a través de la tos, el canto y otras maniobras respiratorias realizadas con esfuerzo
  • 9. Título: Tuberculosis Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila Asignatura: microbiología I Carrera: Medicina Página 9 de 38 por individuos con tuberculosis pulmonar o laríngea activa y con esputo cargado de un número significativo de microorganismos (en general, los suficientes para que una muestra sea positiva). Las personas con lesiones pulmonares cavitarias son las responsables del mayor número de contagios, debido al alto número de bacterias contenidas dentro de la lesión. La capacidad de contagio de los pacientes con tuberculosis pulmonar activa no tratada es muy variable. Ciertas cepas de M. tuberculosis son más contagiosas, y los pacientes con baciloscopia positiva son más contagiosos que aquellos con resultados positivos sólo en el cultivo. Los pacientes con enfermedad cavitaria (que está estrechamente relacionada con la carga de micobacterias en el esputo) son más contagiosos que los que no la presentan. Los factores ambientales también son importantes. La transmisión aumenta ante la exposición frecuente o prolongada a pacientes no tratados que dispersan gran cantidad de bacilos tuberculosos en espacios cerrados superpoblados y poco ventilados; en consecuencia, los individuos que viven hacinados o en instituciones presentan mayor riesgo. Por lo tanto, las estimaciones de contagio varían ampliamente; algunos estudios sugieren que sólo 1 de cada 3 pacientes con tuberculosis pulmonar no tratada infecta contactos estrechos; la OMS estima que cada paciente sin tratamiento puede infectar entre 10 y 15 personas al año. Sin embargo, la mayoría de las personas infectadas no desarrolla la enfermedad activa. En el pasado se informaban con frecuencia casos de tuberculosis amigdalina, ganglionar, abdominal, ósea y articular como consecuencia de la ingestión de leche o productos lácteos (p. ej., queso) contaminados con M. bovis, pero esta vía de transmisión ha sido erradicada en los países desarrollados gracias al sacrificio de las vacas que obtenían resultados positivos en la prueba cutánea de tuberculina y a la
  • 10. Título: Tuberculosis Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila Asignatura: microbiología I Carrera: Medicina Página 10 de 38 pasteurización de la leche. La tuberculosis causada por M. bovis aún se halla en países en vías de desarrollo y en inmigrantes de estos países, donde la tuberculosis bovina es endémica (p. ej., algunos países de América Latina). La creciente popularidad de los quesos elaborados con leche sin pasteurizar plantea nuevas preocupaciones, si estos quesos provienen de países con problemas de tuberculosis bovina (p. ej., México, el Reino Unido). 3.4 EPIDEMIOLOGIA Alrededor de una cuarta parte de la población mundial está infectada (según los ensayos sobre pruebas cutáneas de tuberculina). De todos los infectados, tal vez unos 15 millones de personas tengan enfermedad activa en algún momento. En 2016, se estimaron 10,4 millones (140,5/100.000) de nuevos casos de tuberculosis en todo el mundo. La mayoría de los casos nuevos ocurrieron en el sudeste asiático (45%), África (25%) y el Pacífico occidental (17%). Las incidencias de casos varían ampliamente según el país, la edad, la raza, el sexo y el estado socioeconómico. En 2016, el 64% de los nuevos casos ocurrieron en 7 países; la mayoría ocurrió en la India, seguida de Indonesia, China, Filipinas, Pakistán, Nigeria y Sudáfrica. Algunos países, como Corea del Norte, Lesotho, Mozambique, Filipinas y Sudáfrica, tuvieron incidencia por encima de 500/100.000 En la mayor parte del mundo, la tuberculosis resistente a los medicamentos no se puede diagnosticar rápidamente y tratar oportunamente con regímenes eficaces, incluido el manejo eficaz de los efectos adversos de los fármacos de segunda línea. Esta situación da lugar a la transmisión continua, las bajas tasas de curación, y el aumento de la resistencia. El tratamiento de la tuberculosis superresistente se asocia con resultados aún menos favorables; la tasa de mortalidad es muy elevada en los pacientes coinfectados con HIV, incluso cuando están bajo tratamiento con medicamentos
  • 11. Título: Tuberculosis Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila Asignatura: microbiología I Carrera: Medicina Página 11 de 38 antirretrovirales. El tratamiento eficaz y el manejo de los efectos adversos, el compromiso de la comunidad y el apoyo social han generado una tendencia epidemiológica más favorable para la tuberculosis resistente a fármacos en algunas regiones (p. ej., Perú, la región de Tomsk de Rusia). China e India están comenzando a implementar programas para la tuberculosis multirresistente en todo el país, y el futuro de esta enfermedad podría estar muy influenciado por el éxito o el fracaso de estos programas. 3.5 FISIOPATOLOGIA La tuberculosis puede ocurrir en 3 etapas: Infección primaria Infección latente Infección activa Los bacilos M. tuberculosis causan inicialmente una infección primaria, un pequeño porcentaje de las cuales finalmente progresa a enfermedad clínica de gravedad variable. Sin embargo, la mayoría de las infecciones primarias (alrededor del 95%) son asintomáticas. Un porcentaje desconocido de infecciones primarias se resuelve espontáneamente, pero a la mayoría le sigue una fase latente (asintomática). Un porcentaje variable (5 a 10%) de las infecciones latentes se reactiva con signos y síntomas de la enfermedad. La infección no suele transmitirse durante el estadio primario y no contagia en la fase latente. 3.5.1 Infección primaria La infección primaria requiere la inhalación de partículas bastantes pequeñas para que atraviesen las defensas respiratorias altas y se depositen en las regiones profundas de los pulmones, en general en los espacios aéreos subpleurales de los lóbulos medio o inferior. Las gotas más grandes tienden a alojarse en las vías aéreas más proximales y no producen infección. La
  • 12. Título: Tuberculosis Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila Asignatura: microbiología I Carrera: Medicina Página 12 de 38 enfermedad suele originarse en un solo núcleo de gotas, que trasporta unos pocos microorganismos. Tal vez un solo microorganismo puede ser suficiente para causar la infección en personas susceptibles, pero las personas menos susceptibles pueden requerir la exposición repetida para desarrollar la infección. Para iniciar la infección, los macrófagos alveolares deben ingerir a los bacilos M. tuberculosis. Los bacilos no por los macrófagos se replican dentro de ellos y, por último, matan a los macrófagos que los hospedan (con la cooperación de los linfocitos CD8); las células inflamatorias son atraídas al área, donde causan una neumonitis localizada que coalesce para formar los tubérculos característicos en el examen histológico Durante las primeras semanas de la infección, algunos macrófagos infectados migran a los ganglios regionales (ej., hiliar, mediastínico), donde acceden a la corriente sanguínea. Luego, los microorganismos se diseminan por vía hematógena hacia cualquier parte del cuerpo, en especial la porción apicoposterior de los pulmones, las epífisis de los huesos largos, los riñones, los cuerpos vertebrales y las meninges. La diseminación hematógena es menos probable en pacientes con inmunidad parcial debida a la vacunación o una infección natural con M. tuberculosis o microbacterias ambientales. 3.5.2 Infección latente La infección latente ocurre después de la mayoría de las infecciones primarias. En aproximadamente el 95% de los casos, tras alrededor de 3 semanas de crecimiento ilimitado, el sistema inmunitario inhibe la replicación bacilar, generalmente antes de que aparezcan signos y síntomas. Los focos de bacilos en los pulmones u otros sitios se transforman en granulomas de células epitelioides, que pueden tener centros caseosos y necróticos. Los bacilos tuberculosos pueden sobrevivir en este material por años, y el balance entre la resistencia del huésped y la virulencia del microorganismo determina la posibilidad de que la infección resuelva sin tratamiento, permanezca latente o se active. Los focos infecciosos pueden dejar cicatrices fibronodulares en los ápices de uno o ambos pulmones (focos de Ghon). Un foco de Ghon con afectación ganglionar es un complejo de Ghon que, si se calcifica, se llama complejo de Ranke.
  • 13. Título: Tuberculosis Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila Asignatura: microbiología I Carrera: Medicina Página 13 de 38 La prueba de la tuberculina y los ensayos de liberación de interferón gamma en sangre (IGRA) se positivizan durante la fase latente de la infección. Los sitios de infecciones latente son procesos dinámicos, no del todo inactivos como se creía antes. La tuberculosis extrapulmonar puede aparecer en cualquier sitio y manifestarse sin evidencias de compromiso pulmonar. Las adenopatías tuberculosas son la presentación extrapulmonar más común, no obstante, la meningitis es la más temida debido a su elevada tasa de mortalidad en los extremos de la vida. 3.5.3 Enfermedad activa Las personas sanas que están infectadas por la tuberculosis tienen un riesgo del 5 al 10% de desarrollar la enfermedad activa durante su vida, aunque el porcentaje varia de manera significativa según la edad y otros factores de riesgo. En el 50% al 80% de las personas con enfermedad activa, la tuberculosis se reactiva dentro de los primeros 2 años, pero esta puede manifestarse también varias décadas más tarde. Cualquier órgano sembrado por la infección primaria puede alojar un foco de reactivación, aunque se identifican con mayor frecuencia en los vértices pulmonares, lo que puede deberse a las condiciones más favorables, como la tensión elevada de oxígeno. Los focos de Ghon y los ganglios linfáticos hiliares comprometidos tienen menos probabilidades de reactivarse. Las patologías que deterioran la inmunidad celular (que es esencial para la defensa contra la tuberculosis) facilitan significativamente la reactivación. Por lo tanto, los pacientes coinfectados por el HIV que no reciben la TAR apropiada tienen un riesgo del 10% anual de desarrollar la enfermedad activa. Otras patologías que facilitan la reactivación, pero en menor medida que la infección por HIV, incluyen:
  • 14. Título: Tuberculosis Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila Asignatura: microbiología I Carrera: Medicina Página 14 de 38 - Diabetes - Cáncer de cabeza y cuello - Gastrectomía - Enfermedad renal crónica dependiente de diálisis - Pérdida de peso significativa - Medicamentos que suprimen el sistema inmunitario Los pacientes que requieren inmunosupresión después de un trasplante de órganos sólidos presentan mayor riesgo, pero otros inmunosupresores, como los corticosteroides y los inhibidores del TNF, también causan reactivación. El tabaquismo es también un factor de riego. La tuberculosis lesiona los tejidos a través de una reacción de hipersensibilidad retardada (DHT), que provoca necrosis granulomatosa típica con aspecto histológico de necrosis caseosa. Las lesiones pulmonares suelen ser cavitarias, en especial en pacientes inmunodeficientes con compromiso de la hipersensibilidad retardada. EL derrame pleural se encuentra con menor frecuencia que en la tuberculosis primaria progresiva, pero puede aparecer como resultado de la extensión directa de la infección o de la diseminación por vía hematógena. La rotura de una lesión tuberculosa grande en el espacio pleural puede causar un empiema con o sin fistula broncopleural, y a veces neumotórax. En la era previa a la quimioterapia, el empiema tuberculoso podría complicar el tratamiento de un neumotórax incluido por fármacos y producía la muerte rápidamente, y también podía hacerlo una hemoptisis súbita masiva secundaria a la erosión de la arteria pulmonar por una cavidad en vías de proliferación. La evolución de la TB varía mucho en función de la virulencia del microorganismo y de las defensas del huésped. La evolución puede ser rápida en miembros de poblaciones aislados (ej., los nativos americanos) quienes, a diferencia de muchos europeos y sus descendientes americanos, no han experimentado siglos de presión selectiva para desarrollar la inmunidad innata o natural a la enfermedad. En las poblaciones europea y estadounidense, la evolución es más silenciosa y lenta.
  • 15. Título: Tuberculosis Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila Asignatura: microbiología I Carrera: Medicina Página 15 de 38 A veces aparece un síndrome de dificultad respiratoria aguda, que parece deberse al desarrollo de hipersensibilidad contra los antígenos del bacilo tuberculoso y se reproduce tras una diseminación hematógena rápida o de la rotura de una gran cavidad con sangrado intrapulmonar. 3.6 SIGNOS Y SINTOMAS En la tuberculosis pulmonar activa, incluso moderada o grave, los pacientes pueden no presentar síntomas, salvo “no sentirse bien”, junto con anorexia, cansancio y pérdida de peso, que aparecen gradualmente a lo largo de varias semanas, o pueden aparecer síntomas más específicos. La tos es muy frecuente. Al principio, la tos puede ser poco productiva con esputo amarillo o verde, en general al levantarse a la mañana, pero puede tornarse más productiva a medida que la enfermedad avanza. La hemoptisis sólo aparece en presencia de tuberculosis cavitaria (debido al daño granulomatoso de los vasos, o a veces a la proliferación de hongos en una cavidad). Con frecuencia, aunque no siempre, los pacientes presentan fiebre. La sudoración nocturna profusa es un síntoma clásico, pero no es frecuente ni específica de tuberculosis. El paciente puede presentar disnea debido a la lesión del parénquima pulmonar, el desarrollo de un neumotórax espontáneo o de tuberculosis pleural con derrame. Cuando el paciente muestra coinfección con HIV, la presentación clínica suele ser atípica debido al compromiso de la hipersensibilidad retardada; los pacientes tienen más probabilidades de presentar síntomas de enfermedad extrapulmonar o generalizada. 3.7 DIAGNOSTICO  Radiografía de tórax  Tinción ácido alcohol resistente y cultivo  Prueba cutánea de tuberculina (PCT) o prueba de liberación de interferón-gamma (IGRA)  Cuando esté disponible, prueba de amplificación de ácidos nucleicos La tuberculosis pulmonar a menudo se sospecha sobre la base de la alguno de los siguientes:  Radiografías de tórax solicitadas mientras se evalúan los síntomas respiratorios (tos que dura > 3 semanas, hemoptisis, dolor torácico, disnea), enfermedad de causa desconocida, fiebre de etiología desconocida o una prueba cutánea de tuberculina positiva  Se indica IGRA como prueba de cribado o durante la investigación de contactos
  • 16. Título: Tuberculosis Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila Asignatura: microbiología I Carrera: Medicina Página 16 de 38 La sospecha de tuberculosis es mayor en los pacientes que tienen fiebre, tos de más de 2 o 3 semanas, sudoraciones nocturnas, pérdida de peso o adenopatía, y en pacientes con posible exposición a la tuberculosis (p. ej., a través de miembros infectados de la familia, amigos u otros contactos; exposición institucional; o viajes a zonas endémicas). La evaluación inicial se realiza con radiografía de tórax y examen y cultivo de esputo. Si el diagnóstico de tuberculosis activa todavía no está claro después de la obtención de imágenes torácicas y el análisis del esputo, pueden realizarse prueba cutánea de tuberculina o IGRA, pero estas son pruebas para la infección, no la enfermedad activa. Las pruebas de amplificación de ácidos nucleicos (p. ej., basadas en la reacción en cadena de la polimerasa [PCR]) son rápidas y pueden ser diagnósticas. Como la mayoría de las pruebas clínicas, los resultados positivos de las pruebas de tuberculosis son estadísticamente más probables de ser falsos positivos cuando la probabilidad previa de infección por tuberculosis es baja (véase también Comprensión de las pruebas médicas y los resultados de las pruebas). Una vez que se diagnostica la tuberculosis, los pacientes deben hacerse una prueba para la infección por HIV, y en aquellos con factores de riesgo para hepatitis B o hepatitis C deben rastrearse estos virus. Deben realizarse pruebas basales (p. ej., hemograma completo, análisis químico básico de sangre que incluya función hepática y renal). 3.7.1 Radiografía de tórax En los adultos, el hallazgo de un infiltrado multinodular por encima o por detrás de la clavícula es más característico de la tuberculosis activa; sugiere la reactivación de la enfermedad. Se lo visualiza mejor en una vista apical lordótica o con TC de tórax. Los infiltrados pulmonares en el lóbulo medio e inferior son inespecíficos, pero deben hacer sospechar una tuberculosis primaria en pacientes (en general jóvenes) con síntomas o antecedentes de exposición que indiquen que se produjo una infección reciente, en especial en presencia de derrame pleural. Pueden hallarse ganglios linfáticos hiliares calcificados, que puede haberse desarrollado durante la infección primaria, pero que también pueden ser secundarios a una histoplasmosis en áreas donde esta infección es endémica (p. ej., Ohio River Valley) 3.7.2 Examen de esputo, cultivo y evaluación
  • 17. Título: Tuberculosis Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila Asignatura: microbiología I Carrera: Medicina Página 17 de 38 Las pruebas de esputo constituyen el pilar fundamental para el diagnóstico de la tuberculosis pulmonar. Si el paciente no puede producir esputo en forma espontánea, es posible utilizar solución fisiológica hipertónica en aerosol para inducirlo. Si esta maniobra no tiene éxito, pueden obtenerse lavados bronquiales mediante broncoscopia de fibra óptica, ya que estas pruebas son bastante sensibles. Debido a que la inducción de la producción de esputo y la broncoscopia implican algún riesgo de infección para el personal médico, estos procedimientos deben realizarse como último recurso en casos seleccionados. deben implementarse las precauciones apropiadas (p. ej., habitación con presión positiva, N-95 u otros respiradores apropiados). 3.7.3 pruebas de susceptibilidad y evaluación Las pruebas para determinar la susceptibilidad a los fármacos deben pedirse en las muestras iniciales de todos los pacientes para definir un régimen antituberculoso eficaz. Estas pruebas deben repetirse si los pacientes siguen produciendo esputo que dan cultivos positivos después de 3 meses de tratamiento o si los cultivos se positivizan tras un período de cultivos negativos. La tuberculosis puede ser causada por más de una cepa, cada una con diferentes patrones de resistencia a los fármacos, especialmente en situaciones de alta transmisión. Los resultados de las pruebas de susceptibilidad pueden tardar hasta 8 semanas si se utilizan los métodos bacteriológicos convencionales, pero como ya se señaló, varias pruebas de susceptibilidad molecular pueden detectar la resistencia a la rifampicina y otros fármacos de primera línea en forma rápida (en horas). 3.7.4 Evaluación de otras muestras Pueden pedirse biopsias transbronquiales en las lesiones invasoras, y las muestras obtenidas deben someterse a cultivo, evaluación histológica y molecular.
  • 18. Título: Tuberculosis Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila Asignatura: microbiología I Carrera: Medicina Página 18 de 38 Los lavados gástricos, cuyos cultivos son positivos en una proporción minoritaria de las muestras, no se emplean con frecuencia en la actualidad salvo en los niños pequeños, que no suelen producir buenas muestras de esputo. Sin embargo, la inducción de esputo se está utilizando en los niños pequeños que son capaces de cooperar. Idealmente, las muestras de biopsia de otros tejidos deben cultivarse en fresco. El cultivo de muestras frescas sigue siendo el patrón de referencia para la detección de M. tuberculosis en el tejido porque la fijación puede inhibir la PCR, y la PCR no distingue los microorganismos viables de los muertos. Sin embargo, pueden usarse pruebas de amplificación de ácidos nucleicos en tejidos fijados cuando sea necesario (p. ej., en la biopsia de ganglios linfáticos si el examen histológico detecta cambios granulomatosos no esperados). Esta aplicación de las técnicas de amplificación de ácidos nucleicos no está aprobada 3.7.5 IGRA La sigla IGRA identifica una prueba en sangre que evalúa la liberación de interferóngamma por linfocitos expuestos in vitro a antígenos del bacilo tuberculoso. Aunque los resultados de la prueba IGRA no siempre coinciden con los de la PCT, parecen ser igual de sensibles y específicos en las investigaciones de contacto. Debe destacarse que estas pruebas suelen ser negativas en pacientes con infección tuberculosa de larga data. La vacunación previa con BCG no causa un resultado falso positivo en IGRA, a diferencia de en TST. En la actualidad, se realizan estudios a largo plazo para determinar si los pacientes con PCT positivan y prueba de liberación de interferón-gamma negativa (en particular inmunodeficientes) presentan un riesgo bajo de reactivación. El uso de IGRA está limitado en entornos de bajos recursos debido a su costo relativamente alto. 3.8 CAUSAS
  • 19. Título: Tuberculosis Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila Asignatura: microbiología I Carrera: Medicina Página 19 de 38 La tuberculosis es causada por una bacteria llamada Mycobacterium tuberculosis. Las personas con tuberculosis activa en los pulmones o en la laringe pueden contagiar la enfermedad. Estos órganos pueden liberar gotitas que trasportan la bacteria por el aire. Esto puede suceder cuando una persona está hablando, cantando, riendo, tosiendo o estornudando. Una persona puede infectarse luego de inhalar las gotitas. Es más probable que produzca el contagio de la enfermedad cuando las personas pasan mucho tiempo juntas en un espacio cerrado. Por eso, la enfermedad se contagia con mayor facilidad en espacios donde conviven o trabajan varias personas juntas durante periodos prolongados. La enfermedad se contagia con mayor facilidad en reuniones multitudinarias. Una persona que tiene una infección latente por tuberculosis no puede trasmitirles la enfermedad a otras personas. Una persona que toma medicamentos para tratar la enfermedad de tuberculosis activa no suele trasmitir la enfermedad luego de 2 a 3 semanas de tratado. 3.8.1 Factores de riesgo Cualquiera puede contagiarse de tuberculosis, pero ciertos aumenta el riesgo de contraer la infección. Otros factores aumentan el riesgo de que la infección se convierte en tuberculosis activa. Los centros para control y prevención de enfermedades recomiendan que las personas con riesgo más alto de infección por tuberculosis o de tuberculosis. Habla con el proveedor de atención medica si tienes uno o más de los siguientes factores de riesgo. 3.8.2 Riesgo de infección por tuberculosis
  • 20. Título: Tuberculosis Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila Asignatura: microbiología I Carrera: Medicina Página 20 de 38 Debido a determinadas condiciones de vida o de trabajo, la enfermedad puede trasmitir fácilmente a una persona a otra. Estas situaciones aumentan el riesgo de contraer una infección por tuberculosis.  Vivir con alguien que tiene tuberculosis activa.  Vivir o viajar a un país donde la tuberculosis es frecuente, inclusos varios países de América latina, África, Asia y las islas de pacifico.  Vivir o trabajar en lugares donde la gente vive hacinada, como prisiones, un asilo de ancianos y convalecientes, y albergues para personas sin hogar.  Vivir en una comunidad identificada como de alto riesgo de tuberculosis.  Trabajar en los ámbitos de la atención médica y tratar a personas con riesgo de tuberculosis. 3.8.3 Riesgo de desarrollar tuberculosis activa Un sistema inmunitario debilitado aumenta el riesgo de que una infección de tuberculosis se convierta activa. Entra las afecciones o tratamientos que debilitan el sistema inmunitario se encuentran los siguientes.  VIH o SIDA  Diabetes.  Enfermedad de la cabeza, el cuello o la sangre  Malnutrición y peso corporal bajo  Tratamientos contra el cáncer, como la quimioterapia  Medicamentos para prevenir el rechazo de órganos trasplantamos  Uso prolongado de esteroides con recta medica
  • 21. Título: Tuberculosis Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila Asignatura: microbiología I Carrera: Medicina Página 21 de 38  Uso de drogas ilícitas inyectables  Abuso del alcohol  Fumar o usar otros productos derivados del tabaco 3.9 DETENCION DE TB Existen dos tipos de pruebas que se pueden utilizar para ayudar a identificar la infección de tuberculosis: la prueba cutánea de la tuberculosis (TST, por sus siglas en ingles) y los análisis de sangre. Un resultado positivo a una prueba cutánea de la tuberculosis o a una prueba de sangre solo indica que la persona está infectada por las bacterias de las tuberculosis. No indica si la persona tiene infección de tuberculosis latente (ITBL) o si ya ha aparecido la enfermedad de tuberculosis. Para determinar si la persona ha enfermado de tuberculosis, es necesario hacer otras pruebas, como una radiografía de tórax o cultivo de esputo. Prueba cutánea de la tuberculina o Mantoux Prueba cutánea de la tuberculina (metodo de Mantoux) se realiza inyectando una pequeña cantidad de líquido (llamado tuberculina) en la piel de la parte inferior del brazo. La persona a la que se le practicó la prueba debe volver entre las 48 y 72 horas siguientes para que un miembro del personal de la salud capacitado revise la reacción en el brazo. Pruebas de sangre para detectar la tuberculosis Pruebas de sangre para detectar la tuberculosis (llamada también determinación de liberación de interferón gamma o IGA) miden la reacción del sistema inmunitario a las bacterias que causan la tuberculosis. Si su proveedor de atención médica o su departamento de salud ofrece pruebas de sangre para la tuberculosis, solo necesita acudir una vez para que le tomen una muestra de sangre para el estudio. Las Pruebas QuantiFERON@-TB Gold In-Tube (GFT-GIT) y T-SPOT. TB son las dos pruebas para detectar tuberculosis autorizadas por la Administración de Drogas y Alimentos. Los resultados de estas pruebas por lo general están disponibles en uno de 24 a 48 horas.
  • 22. Título: Tuberculosis Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila Asignatura: microbiología I Carrera: Medicina Página 22 de 38 Prueba de la tuberculosis en personas que han recibido la vacuna BCG La vacuna BCG o bacilo de Calmette-Guérin, es una vacuna contra la tuberculosis. Muchas personas nacidas afuera de los Estados Unidos han recibido la vacuna BCG. La vacuna BCG puede causar una reacción falsa positiva a la prueba cutánea de la tuberculina, lo que dificultaría las decisiones sobre el tratamiento a prescribir. Pese a que es posible que la vacuna BCG interfiera en los resultados, la prueba cutánea de la tuberculina no está contraindicada para las personas que han recibido esta vacuna. La presencia o el tamaño de una reacción a la prueba de la tuberculina en estas personas no ayuda a saber si la vacuna BCG brindará alguna protección contra la tuberculosis. Además, el tamaño de una reacción a la prueba cutánea de la tuberculina en una persona con la vacuna BCG no es un factor que determine si la reacción fue causada por infección de tuberculosis latente o por la pasada administración de la vacuna BCG. A diferencia de las pruebas cutáneas para la tuberculosis, las pruebas de sangre para la tuberculosis (determinación de la liberación de interferón gamma o IGRA), no se ven alteradas por la vacunación previa con la vacuna BCG y no se prevé que den un resultado falso positivo en las personas recibieron en el pasado esta vacuna. 3.9.1 Reacción de refuerzo Algunos pacientes expuestos al bacilo tuberculoso hace mucho tiempo, vacunados con BCG o infectados por micobacterias no tuberculosas pueden presentar reacciones negativas en la PCT o en la prueba de liberación de interferón-gamma. No obstante, la PCT puede reforzar la inmunidad y otra evaluación realizada tan solo 1 semana después o hasta varios años más tarde puede ofrecer resultados positivos (reacción de refuerzo). En consecuencia, en las personas que se evalúan regularmente (p. ej., trabajadores sanitarios), la segunda prueba será positiva, lo que puede crear la falsa impresión de una infección reciente (con indicación consiguiente de evaluaciones adicionales y tratamientos). Si se indican pruebas recurrentes para detectar la infección latente, debe solicitarse una segunda PCT (en el antebrazo contralateral) entre 1 y 4 semanas después de la primera para identificar una reacción de refuerzo (porque la conversión
  • 23. Título: Tuberculosis Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila Asignatura: microbiología I Carrera: Medicina Página 23 de 38 debida a una infección durante ese intervalo breve es muy poco probable). La PCT subsiguiente se realiza e interpreta en la forma habitual. Las nuevas pruebas de liberación de interferón-gamma para detectar la tuberculosis latente no requieren la inyección de antígenos y, en consecuencia, no causan reacción de refuerzo. Asimismo, no reciben influencias de reacciones de hipersensibilidad preexistentes generadas por la vacuna BCG o por la infección por micobacterias ambientales diferentes de M. kansasii, M. szulgai y M. marinum. 3.10 TRATAMIENTO 3.10.1 Tratamiento para la tuberculosis latente El tratamiento de la tuberculosis latente se indica sobre todo en: - Personas con PCT que viró de negativa a positiva en los 2 años anteriores - Personas con cambios radiológicos compatibles con tuberculosis antigua, pero sin evidencias de tuberculosis activa Otras indicaciones para el tratamiento preventivo son - Personas que, si se infectaran, presentarían un riesgo elevado de desarrollar tuberculosis activa (p. ej., infectados por HIV, con inmunodeficiencia inducida por fármacos) - Todo niño < 5 años que mantenga un contacto estrecho con una persona con frotis positivo para tuberculosis, en forma independiente de si presenta conversión de la PCT Otros individuos con resultado positivo incidental en una PCT o una prueba de liberación de interferón-gamma, pero sin estos factores de riesgo suelen tratarse con los fármacos indicados para la tuberculosis latente, pero los médicos deben considerar los riesgos individuales de la toxicidad farmacológica y compararlos con los beneficios del tratamiento. El tratamiento suele basarse en INH, salvo que se sospeche resistencia (p. ej., en caso
  • 24. Título: Tuberculosis Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila Asignatura: microbiología I Carrera: Medicina Página 24 de 38 de exposición a un paciente con resistencia a INH). La dosis de INH es de 300 mg 1 vez al día durante 9 meses en la mayoría de los adultos y 10 mg/kg durante 9 meses en los niños. Una alternativa para los pacientes resistentes o intolerantes a la INH es 600 mg de RIF 1 vez al día durante 4 meses. La terapia observada con INH más rifapentina, administradas una vez por semana durante 3 meses, también es eficaz. Las principales limitaciones del tratamiento de la tuberculosis latente son - Hepatotoxicidad - Escaso cumplimiento Cuando se utiliza para la tuberculosis latente, la INH causa hepatitis clínica en 1/1000 casos; la hepatitis generalmente revierte si la INH se suspende rápidamente. Debe informarse a los pacientes bajo tratamiento de una infección latente que dejen de tomar el fármaco si presentan síntomas nuevos, en particular cansancio inexplicable, pérdida del apetito o náuseas. La hepatitis secundaria a RIF es menos frecuente que la asociada con INH, pero las interacciones farmacológicas son habituales. Sólo alrededor del 50% de los pacientes completa el tratamiento de 9 meses recomendado para la INH. El cumplimiento es mejor con 4 meses de RIF. Se considera que las consultas mensuales para controlar la aparición de síntomas y para estimular al paciente a que complete el tratamiento forman parte de una práctica clínica y de salud pública convencional apropiadas. 3.10.2 Fármacos de primera línea para TBC Los fármacos de primera elección son:  La isoniacida (INH)  La rifampicina (RIF)  La pirazinamida (PZA)  El etambutol (EMB)
  • 25. Título: Tuberculosis Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila Asignatura: microbiología I Carrera: Medicina Página 25 de 38 La isoniazida (INH) se administra por vía oral 1 vez al día, penetra en los tejidos (incluso en el líquido cefalorraquídeo) en forma adecuada y es muy eficaz como bactericida. Sigue siendo el fármaco más útil y más barato para el tratamiento de la tuberculosis. La rifampicina (RIF), se administra por vía oral, es bactericida, se absorbe en forma adecuada, penetra bien en las células y el líquido cefalorraquídeo y actúa rápidamente. También elimina los microorganismos en estado de latencia dentro de los macrófagos o de las lesiones caseosas, que son los responsables de las recidivas tardías. Por lo tanto, la RIF debe indicarse durante todo el tratamiento. La rifabutina se emplea en pacientes que consumen otros fármacos (en particular antirretrovirales) que interactúan de manera inaceptable con la RIF. Su acción es similar a la de la RIF, pero afecta menos el metabolismo de otros fármacos. Cuando se administra con claritromicina o fluconazol, la rifabutina se ha asociado con uveítis. La rifapentina se utiliza en regímenes de una dosis/semana y el nuevo régimen de tratamiento de 4 meses, pero no se utiliza en niños o pacientes con HIV (debido a que las tasas de fracaso del tratamiento fueron inaceptables) La pirazinamida (PZA) es un bactericida que se administra por vía oral. Cuando se administra durante el tratamiento intensivo inicial de 2 meses de duración, acorta la duración de la terapia a 6 meses y previene el desarrollo de resistencia a la RIF. El etambutol (EMB) se administra por vía oral y es el fármaco de primera elección mejor tolerado. Su principal toxicidad es la neuritis óptica, frecuente en dosis más elevadas (p. ej., 25 mg/kg) y en pacientes con compromiso de la función renal. Los pacientes con neuritis óptica manifiestan una incapacidad inicial de distinguir el azul del verde, seguida de una disminución de la agudeza visual. Dado que ambos síntomas se revierten si se detectan tempranamente, los pacientes deben someterse a una evaluación basal de la agudeza visual y la visión en colores y se les debe preguntar todos los meses si notaron cambios en su visión.
  • 26. Título: Tuberculosis Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila Asignatura: microbiología I Carrera: Medicina Página 26 de 38 3.10.3 Fármacos de segunda instancia para TBC Otros antibióticos son activos contra tuberculosis y se usan sobre todo en pacientes con tuberculosis multirresistente a fármacos La estreptomicina, el primer fármaco que se usó por vía inyectable y en un momento el usado con mayor frecuencia, ahora se indica con escasa frecuencia y es cada vez más difícil de obtener debido a su reemplazo por fármacos inyectables y de segunda línea más nuevos. La kanamicina y la amikacina pueden mantener su eficacia, aunque se desarrolle resistencia a la estreptomicina. Sus toxicidades renales y neurológicas son similares a las de la estreptomicina. Kanamicina se ha usado en forma amplia por vía inyectable para la tuberculosis multirresistente, pero la amikacina está reemplazándolo rápidamente en las situaciones cada vez más infrecuentes en las que se necesitan fármacos por vía inyectable. La capreomicina, un bactericida no aminoglucósido relacionado que se administra por vía parenteral, presenta dosificaciones, niveles de eficacia y efectos adversos semejantes a los de los aminoglucósidos. El fármaco es importante en caso de tuberculosis multirresistente porque las cepas resistentes a la estreptomicina suelen ser susceptibles a la capreomicina y, además, se tolera un poco mejor que los aminoglucósidos cuando se requiere su administración durante un período prolongado. Otros fármacos son:  Sustezolida  Delamanida  Bedaquilina  Pretomanida 1.8.2 Otros tratamientos
  • 27. Título: Tuberculosis Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila Asignatura: microbiología I Carrera: Medicina Página 27 de 38 A veces está indicada la resección quirúrgica de una cavidad tuberculosa persistente o de una región de tejido pulmonar necrótico. La principal indicación de este procedimiento es la persistencia de cultivos positivos con cepas multi o superresistentes de bacilos tuberculosos en pacientes que tienen una región pulmonar necrótica, en la cual los antibióticos no pueden penetrar. Otras indicaciones de resección incluyen hemoptisis incontrolable y estenosis bronquial. La cirugía no está ampliamente disponible en áreas con alta carga. Sin embargo, gracias al mayor acceso a pruebas moleculares rápidas para definir la resistencia a los medicamentos y el tratamiento más corto y mejor tolerado de la enfermedad resistente, es probable que el número de pacientes crónicos resistentes a fármacos con destrucción pulmonar que requiere cirugía finalmente disminuya. Mientras tanto, el acceso cirujanos expertos en tuberculosis a menudo marca la diferencia entre el éxito y el fracaso del tratamiento en pacientes que tienen casos avanzados con destrucción pulmonar grave. Incluso una vez ocurrida la cura bacteriológica, los efectos adversos a largo plazo de la cirugía sobre la función cardiorrespiratoria requieren más investigación. A veces se administran corticoides cuando la inflamación provoca consecuencias mayores y en pacientes con síndrome de dificultad respiratoria aguda o infecciones en espacios cerrados, como meningitis y pericarditis. En los adultos y en los niños que pesan > 25 kg, pueden administrarse 12 mg de dexametasona por vía oral o intravenosa cada 6 h, mientras que los niños que pesan < 25 kg deben recibir 8 mg. El tratamiento se continúa durante 2 a 3 semanas. Los corticoides indicados para tratar otros trastornos no aumentan el riesgo de complicaciones en los pacientes con tuberculosis activa que reciben un régimen antituberculoso eficaz.
  • 28. Título: Tuberculosis Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila Asignatura: microbiología I Carrera: Medicina Página 28 de 38 3.11 PREVENCION Es una enfermedad prevenible y curable que se trasmite de persona a persona a través del aire. No todas las personas infectadas por la bacteria enferman; de ahí que se suela diferenciar entre infección y enfermedad (o bien entre tuberculosis latente y tuberculosis activa). La Organización Mundial de la salud (OMS) calcula que una cuarta parte de la población mundial está infectada por el bacilo de la tuberculosis, lo que significa que tienen la bacteria en su organismo, pero no han enfermado ni pueden trasmitir la infección. Las personas infectadas por el bacilo tuberculoso tienen un riesgo de entre el 5% y el 45% de enfermar a lo largo de su vida. Deben cumplirse las medidas preventivas generales (ej., permanecer en el domicilio, evitar los visitantes, cubrirse la boca al toser con un pañuelo del papel o la mano). 3.12 VACUNACION La vacuna BCG, fabricada a partir de una cepa atenuada de M. Bovis, se administra a 80% de los niños del mundo, sobre todo en países con prevalencia elevada de la enfermedad. La eficacia promedio global solo alcanzaría el 50%. La BCG claramente reduce la incidencia de tuberculosis extratorácica en los niños, en especial de meningitis, y puede prevenir la infección por tuberculosis. Por lo tanto, se considera que vale la pena administrarla en regiones con alta prevalencia. La inmunización con BCG tiene pocas indicaciones en los Estados Unidos, salvo entre la exposición inevitable de un niño a un paciente con tuberculosis contagiosa que no puede recibir tratamiento eficaz (es decir, por tuberculosis pre-superresistente o superresistente a fármacos) y puede ser necesaria la vacunación de los trabajadores sanitarios no infectados expuestos regularmente a tuberculosis multi o superresitente. 3.13 POBLACIONES ESPECIALES
  • 29. Título: Tuberculosis Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila Asignatura: microbiología I Carrera: Medicina Página 29 de 38 3.13.1 Niños Los niños infectados con tuberculosis son más propensos que los adultos a desarrollar la enfermedad activa, que habitualmente se manifiesta como enfermedad extrapulmonar. La linfadenitis (escrófula) es la manifestación extrapulmonar más común, pero la tuberculosis también puede afectar las vértebras (enfermedad de Pott), las epífisis altamente vasculares de los huesos largos, o el sistema nervioso central y las meninges. La presentación clínica de la tuberculosis activa en los niños varía, por lo que el diagnóstico es difícil. La mayoría de los niños presenta pocos síntomas, más allá de una tos estridente. Para obtener una muestra para cultivo a menudo se requiere uno de los siguientes: Aspiración gástrica Inducción del esputo Un procedimiento más invasivo como el lavado bronco alveolar El signo hallado con mayor frecuencia en la radiografía de tórax es la adenopatía hiliar, pero también pueden detectarse atelectasias segmentarias. Las adenopatías pueden agrandarse, incluso después de iniciada la quimioterapia, y provocar atelectasias lobulares, que en general se resuelven durante el tratamiento. La enfermedad cavitaria es menos frecuente que en los adultos, y la mayoría de los niños albergan muchos menos microorganismos y no contagian la enfermedad. Las estrategias de tratamiento son similares a las de los adultos, pero los medicamentos deben ser dosificado estrictamente de acuerdo con el peso del niño (véase tabla Dosificación de los fármacos antituberculosos orales de primera elección). 3.13.2 Adultos mayores
  • 30. Título: Tuberculosis Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila Asignatura: microbiología I Carrera: Medicina Página 30 de 38 La reactivación de la enfermedad puede comprometer todos los órganos, aunque los afectados con mayor frecuencia son los pulmones, el encéfalo, los riñones, los huesos largos, las vértebras o los ganglios linfáticos. La reactivación puede causar pocos síntomas y pasar inadvertida durante semanas o meses, lo que retrasaría la evaluación apropiada. El hallazgo frecuente de otras enfermedades en los ancianos complica aún más el diagnóstico. Independientemente de su edad, los residentes de hogares de ancianos con resultados negativos previos a prueba cutánea de tuberculina tienen riesgo de contraer la enfermedad debido a la transmisión reciente, que puede causar neumonía apical, del lóbulo medio o del lóbulo inferior, así como derrame pleural. La neumonía puede no reconocerse como tuberculosis y persistir, además de diseminarse a otras personas, mientras se trata en forma errónea con antibióticos ineficaces de amplio espectro. En los Estados Unidos, la tuberculosis miliar y la meningitis tuberculosa, que en el pasado se creía que afectaban sobre todo a niños pequeños, son más frecuentes en los ancianos. Los riesgos y beneficios del tratamiento preventivo deben ser evaluados cuidadosamente antes de tratar a los ancianos. La INH causa hepatotoxicidad en hasta el 4 o el 5% de los pacientes > 65 años (en comparación con < 1% en los < 65 años). Por ello, la quimioprofilaxis generalmente se administra a las personas mayores sólo si la induración de la prueba cutánea de tuberculina aumenta ≥ 15 mm respecto de una reacción previa negativa. En los contactos cercanos de un paciente con tuberculosis activa y en otros individuos con riesgo elevado y prueba cutánea de tuberculina o prueba de liberación de interferón-gamma negativa, debe considerarse también la administración de tratamiento preventivo, salvo que esté contraindicado. 3.13.3 pacientes infectados por VIH La sensibilidad de la prueba cutánea de tuberculina suele ser baja en los pacientes inmunodeficientes, que pueden ser anérgicos. En algunos estudios, la prueba de liberación de
  • 31. Título: Tuberculosis Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila Asignatura: microbiología I Carrera: Medicina Página 31 de 38 interferón-gamma parece lograr mejores resultados que la prueba cutánea de tuberculina en estos pacientes, aunque esta ventaja no se confirmó. En pacientes con infección por HIV no tratada y tuberculosis latente, en el 10%/año de los pacientes infectados por HIV con tuberculosis latente desarrolla una tuberculosis activa cada año, mientras que en los individuos inmunocompetentes esta infección se activa en el mismo porcentaje en toda la vida. A principios de la década de 1990, la mitad de los pacientes coinfectados con tuberculosis y HIV que no fueron tratados o que tenían una cepa multirresistente murieron, con una mediana de supervivencia de solo 60 días. Ahora, los resultados son algo mejores en los países donde existen mejores pruebas y tratamientos debido al diagnóstico más temprano de tuberculosis y a la terapia antirretroviral, pero la tuberculosis en pacientes con HIV sigue siendo una preocupación grave. En los países con acceso limitado a fármacos y pruebas para la tuberculosis y la infección por HIV, la tasa de mortalidad sigue siendo alta entre los pacientes coinfectados por HIV y tuberculosis multirresistente o con tuberculosis ampliamente resistente a fármacos. La diseminación de los bacilos durante la infección primaria suele ser mucho más extensa en los pacientes HIV positivos. En consecuencia, un porcentaje más alto de los casos de tuberculosis es extrapulmonar. Los tuberculomas (lesiones en masa en los pulmones o el sistema nervioso central debidas a la tuberculosis) son más frecuentes y destructivos. La infección por HIV disminuye la reacción inflamatoria y la cavitación de las lesiones pulmonares. Como consecuencia, la radiografía de tórax puede mostrar una neumonía inespecífica o incluso puede ser normal. La tuberculosis con frotis negativo se detecta con mayor frecuencia en pacientes con coinfección por HIV. Debido a que es común la tuberculosis con baciloscopia negativa, la coinfección HIV- tuberculosis a menudo se considera un estado de enfermedad paucibacilar. La tuberculosis puede desarrollarse en un período temprano del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida) o ser su manifestación inicial. La diseminación hematógena en un paciente con
  • 32. Título: Tuberculosis Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila Asignatura: microbiología I Carrera: Medicina Página 32 de 38 infección por HIV causa una enfermedad grave, a menudo desconcertante, con síntomas de ambas infecciones. En los individuos con sida, el hallazgo de una infección micobacteriana asociada con un recuento de CD4 ≥ 200/mcL (0,2 × 109/L) casi siempre confirma tuberculosis. En cambio, en función de la probabilidad de la exposición al bacilo tuberculoso, una infección micobacteriana asociada con un recuento de CD4 < 50/mcL (0,05 × 109/L) suele ser secundaria al complejo Mycobacterium avium (MAC). La infección por MAC no es contagiosa y, en pacientes con infección por HIV, afecta principalmente la sangre y la médula ósea, no los pulmones. Los pacientes infectados por HIV que no fueron diagnosticados antes de la presentación con tuberculosis deben recibir tratamiento contra micobacterias durante 2 semanas antes de comenzar la terapia antirretroviral, para disminuir el riesgo de desarrollar un síndrome inflamatorio de reconstitución inmunitaria (SIRI). La tuberculosis en pacientes con infección por HIV suele responder bien a los regímenes habituales cuando las pruebas in vitro muestran susceptibilidad a los fármacos. Sin embargo, en presencia de cepas resistentes a múltiples fármacos, los resultados no son tan favorables porque los fármacos son más tóxicos y menos eficaces. El tratamiento de la tuberculosis susceptible debe continuar entre 6 y 9 meses después de la negativización del cultivo de esputo, pero puede reducirse a 6 meses si 3 frotis de esputo previos al tratamiento son negativos, lo que sugiere una carga baja de microorganismos. En la actualidad, se recomienda la prolongación del tratamiento hasta 9 meses si el cultivo de esputo es positivo 2 meses después del tratamiento. Los pacientes con infección por HIV cuyas reacciones a la tuberculina son ≥ 5 mm (o con un resultado IGRA positivo) deben recibir quimioprofilaxis. Es importante consultar las pautas de tratamiento de la tuberculosis (CDC TB treatment guidelines) actuales.
  • 33. Título: Tuberculosis Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila Asignatura: microbiología I Carrera: Medicina Página 33 de 38 2. CONCLUCIONES -La tuberculosis causa una infección primaria, a menudo asintomática, seguida por una infección latente y, en unos pocos pacientes, una fase de enfermedad activa. - Aproximadamente un cuarto de la población mundial está infectado por tuberculosis, y unos 15 millones de personas tienen la enfermedad activa. - La enfermedad activa es mucho más probable en pacientes con alteraciones de la inmunidad, especialmente aquellos con infección por HIV. - Sospechar el diagnóstico a partir de los síntomas, los factores de riesgo, las pruebas de tuberculina y los ensayos de liberación de interferón-gamma; confirmar mediante análisis del esputo (baciloscopia y cultivo), pruebas de amplificación de los ácidos nucleicos, o ambos. - Tratar con múltiples fármacos durante varios meses. - La resistencia a los medicamentos es una preocupación importante y se incrementa por el incumplimiento del tratamiento, el uso de regímenes de medicamentos inapropiados, y las pruebas de sensibilidad inadecuadas. 3. RECOMENDACIONES La OMS recomienda: 1- Ampliar la aplicación del tratamiento preventivo de la TB entre las poblaciones de mayor riesgo, como los contactos domésticos de los pacientes con TB, las personas con VIH y otras personas en situación de riesgo por tener una inmunidad «reducida» o vivir en condiciones de hacinamiento. 2- Integrar los servicios de tratamiento preventivo de la TB en las actividades actuales de detección de casos de TB activa. Se recomienda que todos los contactos domésticos de los pacientes con TB y las personas con VIH se sometan a pruebas de detección de la TB activa. Si se descarta la TB activa, se
  • 34. Título: Tuberculosis Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila Asignatura: microbiología I Carrera: Medicina Página 34 de 38 debe iniciar el tratamiento preventivo de la TB. 3- Efectuar una prueba cutánea de la tuberculina o un análisis de liberación de interferón gamma (IGRA, por sus siglas en inglés) para detectar la infección por TB. Ambas pruebas son útiles para detectar a las personas que tienen más probabilidades de beneficiarse del tratamiento preventivo de la TB, pero no deben convertirse en una barrera para ampliar el acceso. La prueba de la infección por TB no es necesaria antes de iniciar el tratamiento preventivo de la TB en personas con VIH y en niños menores de cinco años que estén en contacto con personas con TB activa. 4- Opciones nuevas y más cortas de tratamiento preventivo, además de la muy utilizada profilaxis diaria con isoniazida durante seis meses. Las alternativas más cortas que se recomiendan actualmente incluyen la administración diaria de rifapentina en combinación con isoniazida durante un mes; la administración semanal de rifapentina en combinación con isoniazida durante tres meses; la administración diaria de rifampicina en combinación con isoniazida durante tres meses; o la administración diaria de rifampicina durante cuatro meses. 4. ARTICULOS ACADEMICOS Toledano, Lafargue, Montero, Curí y Campos (2014) argumentan que: Los ancianos constituyen el grupo etario con mayor riesgo de contraer esta enfermedad, debido al grado de inmunodeficiencia natural quepaulatinamente y progresivamente adquieren; además, tienen la mayorprevalencia de pacientes infectados por Mycobacterium tuberculosis, que esacumulativa a lo largo del ciclo vital. Se encontró asociación estadísticamente significativa entre la tuberculosismultidrogoresistente y el sexo (p=0.003), seguridad social (p=0.000), tipo de TB(p=0.023), tratamiento previo (p=0.000) y consumo de alcohol (p=0.043) (Farías, Mejía, Osorio, Pérez y Preciado, 2016) Romero, Gondres, Paez, Bacardí y Jones (2016) establecen que:
  • 35. Título: Tuberculosis Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila Asignatura: microbiología I Carrera: Medicina Página 35 de 38 En estas subpoblaciones de enfermos, el mayor o menor grado de inmunodepresión provocado por el hacinamiento, alcoholismo, la desnutrición, el estrés sostenido, la insuficiencia renal crónica (IRC), la presencia de neoplasia, la diabetes mellitus o la propia individualidad del paciente, incrementan marcadamente las posibilidades de desarrollo de la enfermedad, con respecto a las personas sin estas circunstancias de riesgo. Avalos (2014) establece que: Entre los factores de riesgo para desarrollar tuberculosis podemos mencionar la pobreza, la desnutrición, el hacinamiento, la reclusión o encarcelamiento, el abuso de alcohol, el consumo de drogas, el hábito de fumar, el pertenecer a determinados grupos etarios, el género, entre otros.6Una de las variables que más se asocia a la presencia de enfermedad fue el hecho de tener un familiar con tuberculosis. Se observa que esta condición aumenta de manera significativa la probabilidad de desarrollar la enfermedad (Castillo, Cogollo y Alvis 2013) Grave de Peralta et al. (2016) argumenta que: Se observó que en el año 2014 el grupo etario de 25-34 años fue el de mayor incidencia; ello se relaciona con estilos de vida inadecuados, tales como hábito de fumar a edades más tempranas de la vida (con la repercusión sistémica que trae), consumo de alcohol y dietas inadecuadas. Chapman, Agudelo y Morales (2015) establece que: Pero, no solo las condiciones materiales y los hábitos alimenticios fueron resaltados como los que predisponían el desarrollo de la tuberculosis, las condiciones ambientales también fueron vistas como un factor que inducía la aparición y contagio de la enfermedad. La tuberculosis es una de las enfermedades que más ha impactado en la sociedad nivel mundial siendo influenciada por la pandemia del VIH, los patrones migratorios y el uso de la medicación antituberculosa (Salinas, Moreno y Dennis,2014) Varios factores, entre los que se destacan socioeconómicos, el aumento de la migración, la desatención de los programas de control y la aparición de nuevas enfermedades infecciosas en brotes epidémicos, han determinado este fenómeno(Serra, Aboy y Díaz, 2015) Además de ser una enfermedad debilitante, la TB se relaciona frecuentemente con repercusiones psicológicas como ansiedad, depresión y
  • 36. Título: Tuberculosis Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila Asignatura: microbiología I Carrera: Medicina Página 36 de 38 sentimientos de soledad, muchas veces asociados a la estigmatización y el aislamiento social (Giraldo, Valencia, Cardona) La bacteria que produce la tuberculosis en el hombre inmunocompetente es la bovis, y puede provocar tuberculosis. Lo que se observa generalmente en esta enfermedad es una ulcera que tomas como asiento fundamental el dorso de la lengua (Moran y lazo, 2018) La desnutrición y las inmunodeficiencias primarias o secundarias, son importantes elementos a considerar al momento de evaluar el riesgo de infección y, por lo tanto, de desarrollar la enfermedad (Robles, 2013) Gallego, Acevedo y Cardona (2017) argumentan que: La transmisión de Mycobacterium tuberculosis se produce cuando el microorganismo es expulsado de un paciente infectado en forma de aerosoles y es inhalado por el nuevo huésped. Después de la inhalación, las bacterias llegan a los pulmones, siguiendo una serie de interacciones y reclutamiento de múltiples células del sistema inmune Machado, Pereira y Pírez afirman que: La tuberculosis es una enfermedad infectocontagiosa granulomatosa crónica, producida por especies del género Mycobacterium, principalmente M. tuberculosis, que se desarrolla en un determinado contexto de riesgo
  • 37. Título: Tuberculosis Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila Asignatura: microbiología I Carrera: Medicina Página 37 de 38 Referencias bibliográficas https://www.cdc.gov/tb/esp/topic/basics/tbinfectiondisease.htm#:~:text=Las%20bacterias%20 de%20la%20tuberculosis%20pueden%20vivir%20en%20su%20cuerpo,para%20impedir%20que %20se%20multipliquen. https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000077.htm#:~:text=La%20infecci%C3%B3n%20p ulmonar%20resultante%20se,activa%20de%20nuevo%20(reactivaci%C3%B3n). https://www.msdmanuals.com/es/professional/enfermedades- infecciosas/micobacterias/tuberculosis https://cuidateplus.marca.com/enfermedades/infecciosas/tuberculosis.html https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/tuberculosis/diagnosis-treatment/drc- 20351256#:~:text=Los%20medicamentos%20que%20se%20administran,Rifampicina%20(Rima ctane). https://www.mayoclinic.org/es-es/diseases-conditions/tuberculosis/symptoms-causes/syc- 20351250 https://diariofarma.com/2015/07/15/tuberculosis-pruebas-y-diagnostico https://annardx.com/tuberculosis-latente-y-los-test-igra/ https://www.elsevier.es/es-revista-medicina-integral-63-articulo-manifestaciones- radiologicas-tuberculosis-pulmonar-13029945 https://www.cigna.com/es-us/knowledge-center/hw/pruebas-mdicas/cultivo-de-esputo- hw5693#:~:text=Un%20cultivo%20de%20esputo%20es%20una%20prueba%20que%20se%20re aliza,y%20algunos%20se%20multiplican%20lentamente. https://www.msdmanuals.com/es/professional/enfermedades- infecciosas/micobacterias/tuberculosis World Health Organization (WHO): Global Tuberculosis Report 2021. Accedido el 17/04/22. Centers for Disease Control and Prevention (CDC): Tuberculosis—Data and Statistics. Accedido el 19/04/22. Deutsch-Feldman M, Pratt RH, Price SF, et al: Tuberculosis—United States, 2020. MMWR Morb Mortal Wkly Rep 70:409–414, 2021. doi: 10.15585/mmwr.mm7012a1
  • 38. Título: Tuberculosis Autor/es: Yordi Smith Cubas Davila Asignatura: microbiología I Carrera: Medicina Página 38 de 38 https://www.cdc.gov/tb/esp/worldtbday/history_es.htm https://www.cun.es/enfermedades- tratamientos/enfermedades/tuberculosis#:~:text=La%20pauta%20m%C3%A1s%20habitual%20 de,con%20mayor%20n%C3%BAmero%20de%20f%C3%A1rmacos Cecotti E. Clínica estomatológica. SIDA, cáncer y otras afecciones. Buenos Aires: Médica Panamericana; 1994:178-9. https://medlineplus.gov/spanish/tuberculosis.html#:~:text=%C2%BFQu%C3%A9%20es%20la% 20tuberculosis%3F,de%20la%20tuberculosis%20se%20enferman.