SlideShare una empresa de Scribd logo
1
“…Trauma precoz-Defensa-Latencia-Desencadenamiento de la neurosis-Retorno parcial de lo
reprimido; he aquí la fórmula que establecimos para el desarrollo de una neurosis. Ahora invitamos
al lector a que dé un paso màs, aceptando que en la vida de la especie humana acaeció algo similar
a los sucesos de la existencia individual, es decir, que también en aquella ocurrieron conflictos de
contenido sexual agresivo que dejaron efectos permanentes, pero que en su mayor parte fueron
rechazados, olvidados, llegando a actuar sólo màs tarde, después de una prolongada latencia, y
produciendo entonces fenómenos análogos a los síntomas por su tendencia y su estructura…”
(Sigmund Freud , “Moisés y la religión monoteísta”, Edición Alianza Editorial S,A,, 1984, página 113
Yo, Claudia
Tiempo lento, brutal. Como escondiendo parte de lo que somos. A gritos, el silencio se apodera de
los espacios. Ciudad que se ha tornado precaria en lo que el amor fraterno reivindica. Y vamos
hablando. Vamos pasando calles en absoluta soledad. Como que, cada quien, sigue insistiendo en
ser uno solo o una sola. De tanto leer y escuchar estadísticas que vuelan. Como puro novelón
palaciego. Y ni si quiera, las pautas, permiten avizorar algún sentido de pertenencia. En lo que supone
convocar al entendido preciso. ¡Que la pandemia, sigue abriendo brecha. Que lo que fuimos ya no
seremos!. Espíritu agarrotado. De tanto ver la torpeza que pretende empoderarse, a nombre de la
esperanza. Gobernanzas sigilosas o abiertas. Cada quien por fuera de la certeza.
Y sí que, este tiempo, como que recuerda lo que hemos sido, somos y seremos. De tanto silencio
íngrimo. De tanta pulsión de soledad manifiesta. Y se potencian las voces que pretenden desaparecer
la holgura de cada sujeto. Como caminando en un entendido de familia desamparada. Un universo
de velocidades aciagas. Dando cuenta de contagios y de quienes van muriendo. Quisiéramos volver
a la calidez. Pero como que solo enhebramos el vacío causado por la ausencia de la ternura real,
cierta. Como que hemos perdido el rumbo. En este sentimiento de pura zozobra.
Cómo anhelamos la presencia de la madre guía que no podemos ver. De la sinceridad perdida, de
tanto escuchar palabras que se tornan aviesas. Como en esa lejanía, envolvente. Como cuando las
escenas de lo cotidiano, simplemente se repiten en la precondicionalidad. De lo que era antes la
figura de lo societario. Amplia disertación en torno al barrio. Y la posición de los otros y las otras.
Y siguen las sombras acompañando todos los pasos. Todas las ideas y las ilusiones. País sufriente.
Tanto como entender que, al mando, sigue la pavura de poderes camuflados o abiertos. De
trastrocamiento de los valores. Poder ampuloso y perverso. Que deviene en florituras aspaventosas.
Que pretenden esconder las afugias. Y el dolor causado por los asesinatos selectivos. De los matones
dirigiendo ejército y policía. En velocidad nutriendo de vejámenes. a las etnias. A las niñas,
violentadas. En exacerbación de acciones de lesa humanidad. Poder pretendidamente solidario. Pero
que, en el día a día, es mera expresión de intereses de quienes, siempre, han instaurado el control.
De quienes han tenido el poder económico y politico.
Nefasta política al mando. Y, como si nada, siguen imponiendo su visión de futuro. Galopando sobre
la miseria de quienes somos sometidos y sometidas. Y sí que, el nervio punzante de la vida; se ha
venido diluyendo. En el dolor de la pandemia que se extiende. En la ausencia de posibilidades de
subsistencia. Como que vamos el horizonte acechante. Con todo dispuesto por los beneficiarios del
poder. Presentando, a cada paso, lugares comunes. En agrio manejo del sistema de salud. Con
2
mentirosos mensajes que pretenden desconocer una crisis que siempre ha estado ahí, latente. Pero
que, ahora, rompe, potente.
Estadísticas de los voceros de palacio. Torcidas ejecuciones que ejercen como logotipo perverso.
Anclado en ilusionarios impertinentes. Una noción de justicia que va y viene permitiendo las tropelías
de chafarotes y de bandidos que siempre han sido. Y hay quienes siguen dando tumbos. En veces
frenéticos. Casi emparentados con los pirobos que gobiernan con los valores de Centro Democrático.
Templarios modernos. Que desconocen cualquiera alusión a derechos fundamentales. La vida no vale
nada, para ellos y ellas. Puros vozarrones de origen fascista. Y lo digo sin pretender necedades
demagógicas. Simplemente es como, en este tiempo lento, brutal, reclamar el derecho a entender la
dinámica que nos va llevando al colapso. En medio de la palabrería del sujeto presidente y de sus
epígonos.
Mando nefasto. Estadísticas manejadas a puro pulso de intereses políticos. La pandemia que erosiona
el espíritu. La soledad del yo inmediato, tendencial, profundo. Sentir la vida en el vuelo de muerte.
Y, a cada palabra de las voces oficiales, sintiendo que no existe unidad de mando. Versiones de cada
quien. Según sea el día y la necesidad de quienes manejan los medios. Llamados burlescos a la
unidad. Es algo asì como sentir la necesidad de reconocerse como personas que hemos visto la
desvertebración constante. Como en esa canción que habla del juego de la vida. O, en un esfuerzo
de mayor vuelo, recordando la soledad pintada por Freud. En donde, lo colectivo, se expresa como
neurosis ampliada. Sin el resguardo cálido de las ilusiones perdidas. Y, en ese ardor policròmico, nos
subsumimos. De cuarentena y en cuarentena. Rigurosa o simple. Siendo lo único cierto, el hecho de
ser violentados y violentadas en lo que màs amamos: el ser libre, creativo y lúdico. Envolventes
mensajes aciagos.
La mentira se ha convertido, también, en pandemia. La dolencia de ser mal informados e informadas.
Sistema de salud, encasillado. Ministro mentiroso. En puro vuelo extendido hacia el fortalecimiento
del sujeto presidente y de sus corifeos. Situaciones que están ahí y que nunca serán explicadas.
Pruebas que pruebas yendo en el cada día. Que si son, pero que no dan prueba de nada. Miserable
emplazamiento a quienes estamos a merced de datos manejados al garete. Casi como endilgándonos
la velocidad de las afectaciones. Casi como diciéndonos que todo puede pasar. Y que lo que pase
será de responsabilidad nuestra.
Tiempo lento, brutal. Como escondiendo parte de lo que somos. A gritos, el silencio se apodera de
los espacios. Ciudad que se ha tornado precaria en lo que el amor fraterno reivindica. Y vamos
hablando. Vamos pasando calles en absoluta soledad. Como que, cada quien, sigue insistiendo en
ser uno solo o una sola. De tanto leer y escuchar estadísticas que vuelan. Como puro novelón
palaciego. Y ni si quiera, las pautas, permiten avizorar algún sentido de pertenencia. En lo que supone
convocar al entendido preciso. ¡Que la pandemia, sigue abriendo brecha. Que lo que fuimos ya no
seremos!. Espíritu agarrotado. De tanto ver la torpeza que pretende empoderarse, a nombre de la
esperanza. Gobernanzas sigilosas o abiertas. Cada quien por fuera de la certeza.
Y sí que, este tiempo, como que recuerda lo que hemos sido, somos y seremos. De tanto silencio
íngrimo. De tanta pulsión de soledad manifiesta. Y se potencian las voces que pretenden desaparecer
la holgura de cada sujeto. Como caminando en un entendido de familia desamparada. Un universo
de velocidades aciagas. Dando cuenta de contagios y de quienes van muriendo. Quisiéramos volver
a la calidez. Pero como que solo enhebramos el vacío causado por la ausencia de la ternura real,
cierta. Como que hemos perdido el rumbo. En este sentimiento de pura zozobra.
Cómo anhelamos la presencia de la madre guía que no podemos ver. De la sinceridad perdida, de
tanto escuchar palabras que se tornan aviesas. Como en esa lejanía, envolvente. Como cuando las
escenas de lo cotidiano, simplemente se repiten en la precondicionalidad. De lo que era antes la
figura de lo societario. Amplia disertación en torno al barrio. Y la posición de los otros y las otras.
Y siguen las sombras acompañando todos los pasos. Todas las ideas y las ilusiones. País sufriente.
Tanto como entender que, al mando, sigue la pavura de poderes camuflados o abiertos. De
3
trastrocamiento de los valores. Poder ampuloso y perverso. Que deviene en florituras aspaventosas.
Que pretenden esconder las afugias. Y el dolor causado por los asesinatos selectivos. De los matones
dirigiendo ejército y policía. En velocidad nutriendo de vejámenes. a las etnias. A las niñas,
violentadas. En exacerbación de acciones de lesa humanidad. Poder pretendidamente solidario. Pero
que, en el día a día, es mera expresión de intereses de quienes, siempre, han instaurado el control.
De quienes han tenido el poder económico y politico.
Este es un tiempo brutal. Casi como réplica de un dolor extendido. Van pasando hechos. Casi todos
como desilusión. Es un vuelo a ras de la tierra. Como si todo ser en sí, sintiera la fuerza desmedida
de la soledad; de la caída vertical. Valores que se traslapan. Voces que hieren como arengas
perdularias. Como contraternura aviesa.
La alcaldesa Claudia Nayibe López Hernández, como inmersa en lo que pudiéramos asociar al
Síndrome de Estocolmo. Que, para el caso, sería el síndrome del Palacio de Nariño. Como que las
oscilaciones pendulares estuvieran ajustadas a periodos insanos. Vertebrando opciones a la manera
del complejo de culpa de Kierkegaard
“Me cuesta dominar la ansiedad que me acomete en este instante en que me resuelvo a transcribir,
con el mayor cuidado, la copia que entonces hice con precipitación y con el corazón alterado. Pero
incluso hoy, no obstante, siento idéntica inquietud y me hago idénticos reproches…” (Soren
Kierkegaard, Diario de un seductor, en www.elaleph.com, página 1)
Y todo cosido enhebrando la aguja del tenebroso poder de la dictadura civil de Iván Duque Márquez
y su Partido Centro Democrático. Deslizándose (la alcaldesa) hacia lo más profundo del pulso
militarista. En un afán de presentarse como prístina defensora de lo que ella llama “nuestra fuerza
pública”.
Es decir, ella, ya no tiene pudor. Ha ensombrecido su lenguaje y sus actuaciones. Las acotaciones
expresadas el día martes 10 de agosto de 2021 son propias de quien ha dejado de ser representante
de una opción humanista y democrática. Como lisonjera sujeto que trata de hacer creer que soldados
y policías son el soporte de del Estado Social de Derecho.
Pero, a decir verdad, no es la primera vez. Claudia López nunca hizo un pronunciamiento ante el
asesinato colectivo de cuarenta detenidos en la Cárcel Modelo, en marzo de 2020. Cuando el Inpec
y la policía los mataran en condición de indefensión. Por esa misma época avaló la versión del médico
pistolero que mató a tres personas disparándoles con pistola de alta gama. De aquellas que disparan
ráfagas, argumentando que le iban a robar y que estaban armados. Y tal parece que las armas de
las víctimas eran navajas, O, cuando mucho, cuchillos…de esos de pelar papas. Y, entonces, prosperó
la tipificación de “defensa propia”.
Y, en agosto 10, arremetió en contra del Senador Gustavo Bolívar y en contra de su Movimiento
Politico “Colombia Humana”. Una versión mendaz. Propia de los chafarotes que ella llama “nuestros
policías y soldados de la patria”. Ya, Claudia López, está del lado del cretino inquilino de la Casa de
Nariño y de su Partido neo fascista Centro Democrático. Pero lo más grave aún es que ha tratado de
ocultar parte de la verdad. Porque, entre otras cosas, el video tomado por una persona no
propiamente de Colombia Humana y que muestra imágenes en las cuales no solo se ve a “sus policías”
en actitud, por lo menos, muy extraña cerca al bus que fue incinerado. Asimismo, Claudia López, ha
enmudecido ante las quejas del movimiento de ciudadanos y ciudadanas defensoras de uno de los
humedales en Suba que fueron violentados y violentadas por “sus policías”. Como dirían las tías “puso
el grito en el cielo por la muerte de uno de “sus policías”; pero no se ha pronunciado ante el hecho
que involucra a uno de “sus policías” en la muerte de dos personas en un establecimiento público en
donde estaba bebiendo y les disparó en indefensión. Obviamente “su policía pistolero” sigue como si
nada.
El día 12 de agosto de 2021, mientras Claudia López visitaba a uno de “sus policías” herido y cuando
supuestamente asistía a una reunión en la Secretaría de Educación del Distrito Capital para el
4
lanzamiento del Programa de Educación Superior Pública para jóvenes; le pasó lo que pasó con
Belisario Betancur Cuartas en la tenebrosa retoma del Palacio de Justicia en 1985: El ñurido ministro
de defensa y los chafarotes de “su policía nacional”, dieron golpe de mano al poder civil de Bogotá
D.C. ;modificaron todo lo concerniente a la politica pública de seguridad ciudadana. En una repartija
que hace inocua cualquier expresión democrática. Todas las Alcaldías Locales quedarán subsumidas
al mando de los chafarotes.
“…Era muy demadrugada,cuando Abrahamselevantó,abrazó a Sara,desposadadesu vejez,y Sara
besó a Isaac,quelehabía librado dela vergüenza y era su orgullo y la esperanza desu descendencia.
Cabalgaron en silencio duranteel camino y Abrahamno levantó losojosdelsuelo hasta quellegó el
cuarto día,entoncesalzó la mirada y vio a lo lejos el monteMoriah,y de nuevo susojosvolvieron al
suelo. En silencio recogió la leña para el sacrificio y en silencio ató a Isaac: en silencio empuñó el
cuchillo: entonces vio el carnero que Dios había dispuesto. Lo sacrificó y regresó al hogar… Desde
aquel día Abraham fue un anciano; no podía olvidar lo que Dios le había exigido. Isaac continuó
creciendo,tan florido como antes;pero la mirada de Abrahamsehabía empañado y nunca másvio
la alegría…” (Soren Kierkegaard, Temor y temblor, en www.academia.com, página 34)

Más contenido relacionado

La actualidad más candente

Bella conchita y otros relatos
Bella conchita y otros relatosBella conchita y otros relatos
Bella conchita y otros relatos
Luis Parmenio Cano Gómez
 
Donde esta el presidente
Donde esta el presidenteDonde esta el presidente
Donde esta el presidente
Luis Parmenio Cano Gómez
 
Sucesiones
SucesionesSucesiones
Hetaira nuestra
Hetaira nuestraHetaira nuestra
Hetaira nuestra
Luis Parmenio Cano Gómez
 
La rosa de los tiempos (1)
La rosa de los tiempos (1)La rosa de los tiempos (1)
La rosa de los tiempos (1)
Luis Parmenio Cano Gómez
 
32 el erizado cabello estaba ahí
32 el erizado cabello estaba ahí32 el erizado cabello estaba ahí
32 el erizado cabello estaba ahí
Luis Parmenio Cano Gómez
 
Una mujer, una historia. historia de colombia, con visión de mujer
Una mujer, una historia. historia de colombia, con visión de mujerUna mujer, una historia. historia de colombia, con visión de mujer
Una mujer, una historia. historia de colombia, con visión de mujer
Luis Parmenio Cano Gómez
 
Mujeres bajo fuego
Mujeres bajo fuegoMujeres bajo fuego
Mujeres bajo fuego
Luis Parmenio Cano Gómez
 
En el mismo hechizo de san secario
En el mismo hechizo de san secarioEn el mismo hechizo de san secario
En el mismo hechizo de san secario
Luis Parmenio Cano Gómez
 
Tejido de revuelta
Tejido de revueltaTejido de revuelta
Tejido de revuelta
Luis Parmenio Cano Gómez
 
Relatos cotidianos
Relatos cotidianosRelatos cotidianos
Relatos cotidianos
Luis Parmenio Cano Gómez
 
Orígenes y palas atenea
Orígenes y palas ateneaOrígenes y palas atenea
Orígenes y palas atenea
Luis Parmenio Cano Gómez
 
Libertad negra, pristina y otros relatos
Libertad negra, pristina y otros relatosLibertad negra, pristina y otros relatos
Libertad negra, pristina y otros relatos
Luis Parmenio Cano Gómez
 
Universo encantado
Universo encantadoUniverso encantado
Universo encantado
Luis Parmenio Cano Gómez
 
Una vida, varias vida
Una vida, varias vidaUna vida, varias vida
Una vida, varias vida
Luis Parmenio Cano Gómez
 
Vision holistica del posconflicto
Vision holistica del posconflictoVision holistica del posconflicto
Vision holistica del posconflicto
Luis Parmenio Cano Gómez
 
El beso y otros relatos
El beso y otros relatosEl beso y otros relatos
El beso y otros relatos
Luis Parmenio Cano Gómez
 
Susanita (una vida compleja)
Susanita (una vida compleja)Susanita (una vida compleja)
Susanita (una vida compleja)
Luis Parmenio Cano Gómez
 
Isolina como secuencia inerme
Isolina como secuencia inermeIsolina como secuencia inerme
Isolina como secuencia inerme
Luis Parmenio Cano Gómez
 
El techo de oro ( prosa poética)
El techo de oro ( prosa poética)El techo de oro ( prosa poética)
El techo de oro ( prosa poética)
tomasvila
 

La actualidad más candente (20)

Bella conchita y otros relatos
Bella conchita y otros relatosBella conchita y otros relatos
Bella conchita y otros relatos
 
Donde esta el presidente
Donde esta el presidenteDonde esta el presidente
Donde esta el presidente
 
Sucesiones
SucesionesSucesiones
Sucesiones
 
Hetaira nuestra
Hetaira nuestraHetaira nuestra
Hetaira nuestra
 
La rosa de los tiempos (1)
La rosa de los tiempos (1)La rosa de los tiempos (1)
La rosa de los tiempos (1)
 
32 el erizado cabello estaba ahí
32 el erizado cabello estaba ahí32 el erizado cabello estaba ahí
32 el erizado cabello estaba ahí
 
Una mujer, una historia. historia de colombia, con visión de mujer
Una mujer, una historia. historia de colombia, con visión de mujerUna mujer, una historia. historia de colombia, con visión de mujer
Una mujer, una historia. historia de colombia, con visión de mujer
 
Mujeres bajo fuego
Mujeres bajo fuegoMujeres bajo fuego
Mujeres bajo fuego
 
En el mismo hechizo de san secario
En el mismo hechizo de san secarioEn el mismo hechizo de san secario
En el mismo hechizo de san secario
 
Tejido de revuelta
Tejido de revueltaTejido de revuelta
Tejido de revuelta
 
Relatos cotidianos
Relatos cotidianosRelatos cotidianos
Relatos cotidianos
 
Orígenes y palas atenea
Orígenes y palas ateneaOrígenes y palas atenea
Orígenes y palas atenea
 
Libertad negra, pristina y otros relatos
Libertad negra, pristina y otros relatosLibertad negra, pristina y otros relatos
Libertad negra, pristina y otros relatos
 
Universo encantado
Universo encantadoUniverso encantado
Universo encantado
 
Una vida, varias vida
Una vida, varias vidaUna vida, varias vida
Una vida, varias vida
 
Vision holistica del posconflicto
Vision holistica del posconflictoVision holistica del posconflicto
Vision holistica del posconflicto
 
El beso y otros relatos
El beso y otros relatosEl beso y otros relatos
El beso y otros relatos
 
Susanita (una vida compleja)
Susanita (una vida compleja)Susanita (una vida compleja)
Susanita (una vida compleja)
 
Isolina como secuencia inerme
Isolina como secuencia inermeIsolina como secuencia inerme
Isolina como secuencia inerme
 
El techo de oro ( prosa poética)
El techo de oro ( prosa poética)El techo de oro ( prosa poética)
El techo de oro ( prosa poética)
 

Similar a Yo, claudia

De la soledad
De la soledadDe la soledad
Ático_nodrm.pdf
Ático_nodrm.pdfÁtico_nodrm.pdf
Ático_nodrm.pdf
DavidIturriaMarquina
 
De la reflexion critica, individ@ y colectiv@s.
De la reflexion critica, individ@ y colectiv@s.De la reflexion critica, individ@ y colectiv@s.
De la reflexion critica, individ@ y colectiv@s.
shifleo
 
La barbarie comienza en casa
La barbarie comienza en casaLa barbarie comienza en casa
La barbarie comienza en casa
María Apellido
 
Susanita (una vida compleja)
Susanita (una vida compleja)Susanita (una vida compleja)
Susanita (una vida compleja)
Luis Parmenio Cano Gómez
 
En las-cimas-de-la-desesperacian-completo
En las-cimas-de-la-desesperacian-completoEn las-cimas-de-la-desesperacian-completo
En las-cimas-de-la-desesperacian-completo
Fernando Fonseca Gónzalez
 
Los hijos de la malinche
Los hijos de la malincheLos hijos de la malinche
Los hijos de la malinche
Andres Ortiz
 
19 06 el anticristo federico nitche www.gftaognosticaespiritual.org
19 06 el anticristo federico nitche www.gftaognosticaespiritual.org19 06 el anticristo federico nitche www.gftaognosticaespiritual.org
19 06 el anticristo federico nitche www.gftaognosticaespiritual.org
Gran Fratervidad Tao Gnostica Espiritual Org
 
Friedrich nietzsche. el anticristo
Friedrich nietzsche. el anticristoFriedrich nietzsche. el anticristo
Friedrich nietzsche. el anticristo
Edelin Bravo
 
Hijos de la malinche
Hijos de la malincheHijos de la malinche
Hijos de la malinche
Daniela Tapia
 
Hijos de la malinche
Hijos de la malincheHijos de la malinche
Hijos de la malinche
Daniela Tapia
 
Emil Cioran - En las cimas de la desesperación
Emil Cioran - En las cimas de la desesperación Emil Cioran - En las cimas de la desesperación
Emil Cioran - En las cimas de la desesperación
Juan Osorio (Lugubre)
 
Cartas Desde La Zona De Distension Libro
Cartas Desde La Zona De Distension LibroCartas Desde La Zona De Distension Libro
Cartas Desde La Zona De Distension Libro
san valento
 
El anticristo - Friedrich Nietzsche
El anticristo - Friedrich NietzscheEl anticristo - Friedrich Nietzsche
El anticristo - Friedrich Nietzsche
N SinApellido
 
Nietzsche, Friedrich - El anticristo.pdf
Nietzsche, Friedrich - El anticristo.pdfNietzsche, Friedrich - El anticristo.pdf
Nietzsche, Friedrich - El anticristo.pdf
andres cuaran
 
Ai ferri-corti
Ai ferri-cortiAi ferri-corti
Ai ferri-corti
Carmen Cara Libro
 
Lo maravilloso. 30 3-1910, n.º 24
Lo maravilloso. 30 3-1910, n.º 24 Lo maravilloso. 30 3-1910, n.º 24
Lo maravilloso. 30 3-1910, n.º 24
cienciaspsiquicas
 
Friedrich nietzsche anticristo
Friedrich nietzsche   anticristoFriedrich nietzsche   anticristo
Friedrich nietzsche anticristo
Miguel Angel Zamora
 
Europa sangría
Europa sangríaEuropa sangría
Europa sangría
Luis Parmenio Cano Gómez
 
Biblioteca virtual publica_baudrillard_jean_de_la_seduccin
Biblioteca virtual publica_baudrillard_jean_de_la_seduccinBiblioteca virtual publica_baudrillard_jean_de_la_seduccin
Biblioteca virtual publica_baudrillard_jean_de_la_seduccin
pedrochana
 

Similar a Yo, claudia (20)

De la soledad
De la soledadDe la soledad
De la soledad
 
Ático_nodrm.pdf
Ático_nodrm.pdfÁtico_nodrm.pdf
Ático_nodrm.pdf
 
De la reflexion critica, individ@ y colectiv@s.
De la reflexion critica, individ@ y colectiv@s.De la reflexion critica, individ@ y colectiv@s.
De la reflexion critica, individ@ y colectiv@s.
 
La barbarie comienza en casa
La barbarie comienza en casaLa barbarie comienza en casa
La barbarie comienza en casa
 
Susanita (una vida compleja)
Susanita (una vida compleja)Susanita (una vida compleja)
Susanita (una vida compleja)
 
En las-cimas-de-la-desesperacian-completo
En las-cimas-de-la-desesperacian-completoEn las-cimas-de-la-desesperacian-completo
En las-cimas-de-la-desesperacian-completo
 
Los hijos de la malinche
Los hijos de la malincheLos hijos de la malinche
Los hijos de la malinche
 
19 06 el anticristo federico nitche www.gftaognosticaespiritual.org
19 06 el anticristo federico nitche www.gftaognosticaespiritual.org19 06 el anticristo federico nitche www.gftaognosticaespiritual.org
19 06 el anticristo federico nitche www.gftaognosticaespiritual.org
 
Friedrich nietzsche. el anticristo
Friedrich nietzsche. el anticristoFriedrich nietzsche. el anticristo
Friedrich nietzsche. el anticristo
 
Hijos de la malinche
Hijos de la malincheHijos de la malinche
Hijos de la malinche
 
Hijos de la malinche
Hijos de la malincheHijos de la malinche
Hijos de la malinche
 
Emil Cioran - En las cimas de la desesperación
Emil Cioran - En las cimas de la desesperación Emil Cioran - En las cimas de la desesperación
Emil Cioran - En las cimas de la desesperación
 
Cartas Desde La Zona De Distension Libro
Cartas Desde La Zona De Distension LibroCartas Desde La Zona De Distension Libro
Cartas Desde La Zona De Distension Libro
 
El anticristo - Friedrich Nietzsche
El anticristo - Friedrich NietzscheEl anticristo - Friedrich Nietzsche
El anticristo - Friedrich Nietzsche
 
Nietzsche, Friedrich - El anticristo.pdf
Nietzsche, Friedrich - El anticristo.pdfNietzsche, Friedrich - El anticristo.pdf
Nietzsche, Friedrich - El anticristo.pdf
 
Ai ferri-corti
Ai ferri-cortiAi ferri-corti
Ai ferri-corti
 
Lo maravilloso. 30 3-1910, n.º 24
Lo maravilloso. 30 3-1910, n.º 24 Lo maravilloso. 30 3-1910, n.º 24
Lo maravilloso. 30 3-1910, n.º 24
 
Friedrich nietzsche anticristo
Friedrich nietzsche   anticristoFriedrich nietzsche   anticristo
Friedrich nietzsche anticristo
 
Europa sangría
Europa sangríaEuropa sangría
Europa sangría
 
Biblioteca virtual publica_baudrillard_jean_de_la_seduccin
Biblioteca virtual publica_baudrillard_jean_de_la_seduccinBiblioteca virtual publica_baudrillard_jean_de_la_seduccin
Biblioteca virtual publica_baudrillard_jean_de_la_seduccin
 

Más de Luis Parmenio Cano Gómez

Documento 74.pdf
Documento 74.pdfDocumento 74.pdf
Documento 74.pdf
Luis Parmenio Cano Gómez
 
gobernabilidad (1).pdf
gobernabilidad (1).pdfgobernabilidad (1).pdf
gobernabilidad (1).pdf
Luis Parmenio Cano Gómez
 
Negociación con El ELN (3).pdf
Negociación con El ELN (3).pdfNegociación con El ELN (3).pdf
Negociación con El ELN (3).pdf
Luis Parmenio Cano Gómez
 
actual.pdf
actual.pdfactual.pdf
apuntes para una reforma al sistema de educación en Colombia.docx
apuntes para una reforma al sistema de educación en Colombia.docxapuntes para una reforma al sistema de educación en Colombia.docx
apuntes para una reforma al sistema de educación en Colombia.docx
Luis Parmenio Cano Gómez
 
(1)Notas para una crítica al proyecto de reforma laboral.pdf
(1)Notas para una crítica al proyecto de reforma laboral.pdf(1)Notas para una crítica al proyecto de reforma laboral.pdf
(1)Notas para una crítica al proyecto de reforma laboral.pdf
Luis Parmenio Cano Gómez
 
Antonia Santos (1).pdf
Antonia Santos (1).pdfAntonia Santos (1).pdf
Antonia Santos (1).pdf
Luis Parmenio Cano Gómez
 
reformas.pdf
reformas.pdfreformas.pdf
Tiniebla (1).pdf
Tiniebla (1).pdfTiniebla (1).pdf
Tiniebla (1).pdf
Luis Parmenio Cano Gómez
 
La politica.pdf
La politica.pdfLa politica.pdf
La politica.pdf
Luis Parmenio Cano Gómez
 
entrampado.docx
entrampado.docxentrampado.docx
entrampado.docx
Luis Parmenio Cano Gómez
 
decisiones.docx
decisiones.docxdecisiones.docx
decisiones.docx
Luis Parmenio Cano Gómez
 
en casa de liboria.docx
en casa de liboria.docxen casa de liboria.docx
en casa de liboria.docx
Luis Parmenio Cano Gómez
 
La soledad de Francia Márquez Mina.docx
La soledad de Francia Márquez Mina.docxLa soledad de Francia Márquez Mina.docx
La soledad de Francia Márquez Mina.docx
Luis Parmenio Cano Gómez
 
La luna seguía
La luna seguíaLa luna seguía
La luna seguía
Luis Parmenio Cano Gómez
 
Del fútbol como deporte de atletas
Del fútbol como deporte de atletasDel fútbol como deporte de atletas
Del fútbol como deporte de atletas
Luis Parmenio Cano Gómez
 
El baile del mentiroso mayor
El baile del mentiroso mayorEl baile del mentiroso mayor
El baile del mentiroso mayor
Luis Parmenio Cano Gómez
 
Ley de financiamiento 1943 de crecimiento 2019
Ley de financiamiento 1943 de crecimiento  2019Ley de financiamiento 1943 de crecimiento  2019
Ley de financiamiento 1943 de crecimiento 2019
Luis Parmenio Cano Gómez
 
La tapa
La tapaLa tapa
El derecho a la salud
El derecho a la saludEl derecho a la salud
El derecho a la salud
Luis Parmenio Cano Gómez
 

Más de Luis Parmenio Cano Gómez (20)

Documento 74.pdf
Documento 74.pdfDocumento 74.pdf
Documento 74.pdf
 
gobernabilidad (1).pdf
gobernabilidad (1).pdfgobernabilidad (1).pdf
gobernabilidad (1).pdf
 
Negociación con El ELN (3).pdf
Negociación con El ELN (3).pdfNegociación con El ELN (3).pdf
Negociación con El ELN (3).pdf
 
actual.pdf
actual.pdfactual.pdf
actual.pdf
 
apuntes para una reforma al sistema de educación en Colombia.docx
apuntes para una reforma al sistema de educación en Colombia.docxapuntes para una reforma al sistema de educación en Colombia.docx
apuntes para una reforma al sistema de educación en Colombia.docx
 
(1)Notas para una crítica al proyecto de reforma laboral.pdf
(1)Notas para una crítica al proyecto de reforma laboral.pdf(1)Notas para una crítica al proyecto de reforma laboral.pdf
(1)Notas para una crítica al proyecto de reforma laboral.pdf
 
Antonia Santos (1).pdf
Antonia Santos (1).pdfAntonia Santos (1).pdf
Antonia Santos (1).pdf
 
reformas.pdf
reformas.pdfreformas.pdf
reformas.pdf
 
Tiniebla (1).pdf
Tiniebla (1).pdfTiniebla (1).pdf
Tiniebla (1).pdf
 
La politica.pdf
La politica.pdfLa politica.pdf
La politica.pdf
 
entrampado.docx
entrampado.docxentrampado.docx
entrampado.docx
 
decisiones.docx
decisiones.docxdecisiones.docx
decisiones.docx
 
en casa de liboria.docx
en casa de liboria.docxen casa de liboria.docx
en casa de liboria.docx
 
La soledad de Francia Márquez Mina.docx
La soledad de Francia Márquez Mina.docxLa soledad de Francia Márquez Mina.docx
La soledad de Francia Márquez Mina.docx
 
La luna seguía
La luna seguíaLa luna seguía
La luna seguía
 
Del fútbol como deporte de atletas
Del fútbol como deporte de atletasDel fútbol como deporte de atletas
Del fútbol como deporte de atletas
 
El baile del mentiroso mayor
El baile del mentiroso mayorEl baile del mentiroso mayor
El baile del mentiroso mayor
 
Ley de financiamiento 1943 de crecimiento 2019
Ley de financiamiento 1943 de crecimiento  2019Ley de financiamiento 1943 de crecimiento  2019
Ley de financiamiento 1943 de crecimiento 2019
 
La tapa
La tapaLa tapa
La tapa
 
El derecho a la salud
El derecho a la saludEl derecho a la salud
El derecho a la salud
 

Último

Revista Universidad de Deusto - Número 155 / Año 2024
Revista Universidad de Deusto - Número 155 / Año 2024Revista Universidad de Deusto - Número 155 / Año 2024
Revista Universidad de Deusto - Número 155 / Año 2024
Universidad de Deusto - Deustuko Unibertsitatea - University of Deusto
 
Lec. 3 Escuela Sabática Controversias.pdf
Lec. 3 Escuela Sabática Controversias.pdfLec. 3 Escuela Sabática Controversias.pdf
Lec. 3 Escuela Sabática Controversias.pdf
Alejandrino Halire Ccahuana
 
Taller Intensivo de Formación Continua para Docentes_24_Julio.pdf
Taller Intensivo de Formación Continua para Docentes_24_Julio.pdfTaller Intensivo de Formación Continua para Docentes_24_Julio.pdf
Taller Intensivo de Formación Continua para Docentes_24_Julio.pdf
htebazileahcug
 
Acuerdo tercer periodo - Grado Sextos.pptx
Acuerdo tercer periodo - Grado Sextos.pptxAcuerdo tercer periodo - Grado Sextos.pptx
Acuerdo tercer periodo - Grado Sextos.pptx
Carlos Andrés Hernández Cabrera
 
🔴 (AC-S18) Semana 18 -Tema 01Trabajo de Investigación - Contratos y franquici...
🔴 (AC-S18) Semana 18 -Tema 01Trabajo de Investigación - Contratos y franquici...🔴 (AC-S18) Semana 18 -Tema 01Trabajo de Investigación - Contratos y franquici...
🔴 (AC-S18) Semana 18 -Tema 01Trabajo de Investigación - Contratos y franquici...
FernandoEstebanLlont
 
ACTIVIDAD riquezas de la region costa del peru
ACTIVIDAD riquezas de la region costa del peruACTIVIDAD riquezas de la region costa del peru
ACTIVIDAD riquezas de la region costa del peru
roxanariverom
 
mapa conceptual animales foráneos traídos al Perú
mapa conceptual animales foráneos traídos  al Perúmapa conceptual animales foráneos traídos  al Perú
mapa conceptual animales foráneos traídos al Perú
KarlaSaldaaPerez
 
Métodos Psicológicos de investigación (1) (2).pptx
Métodos Psicológicos de investigación (1) (2).pptxMétodos Psicológicos de investigación (1) (2).pptx
Métodos Psicológicos de investigación (1) (2).pptx
becerracurayalexandr
 
INSTRUMENTOS USADOS EN LA PSICOLOGÍA
INSTRUMENTOS USADOS EN LA PSICOLOGÍA INSTRUMENTOS USADOS EN LA PSICOLOGÍA
INSTRUMENTOS USADOS EN LA PSICOLOGÍA
Kiara Ocampo Apolo
 
Acuerdo tercer periodo - Grado Septimo.pptx
Acuerdo tercer periodo - Grado Septimo.pptxAcuerdo tercer periodo - Grado Septimo.pptx
Acuerdo tercer periodo - Grado Septimo.pptx
Carlos Andrés Hernández Cabrera
 
CONOCIENDO LA RECETA DEL JUANE EN LA SELVA DE MOYOBAMBA
CONOCIENDO LA RECETA DEL JUANE EN LA SELVA DE MOYOBAMBACONOCIENDO LA RECETA DEL JUANE EN LA SELVA DE MOYOBAMBA
CONOCIENDO LA RECETA DEL JUANE EN LA SELVA DE MOYOBAMBA
rafael28537
 
Presentación sobré las culturas del Perú .
Presentación sobré las culturas del Perú .Presentación sobré las culturas del Perú .
Presentación sobré las culturas del Perú .
Juan Luis Cunya Vicente
 
TEMA 1 EL PROCESO DE FORMACIÓN DEL ESTADO
TEMA 1 EL PROCESO DE FORMACIÓN DEL ESTADOTEMA 1 EL PROCESO DE FORMACIÓN DEL ESTADO
TEMA 1 EL PROCESO DE FORMACIÓN DEL ESTADO
José Manuel Vera Santos
 
LA COMUNICACIÓN ACADEMICA EN LA ERA DIGITAL (1).pptx
LA COMUNICACIÓN ACADEMICA EN LA ERA DIGITAL (1).pptxLA COMUNICACIÓN ACADEMICA EN LA ERA DIGITAL (1).pptx
LA COMUNICACIÓN ACADEMICA EN LA ERA DIGITAL (1).pptx
herreraluis3817
 
LABERINTOS DE DISCIPLINAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
LABERINTOS DE DISCIPLINAS OLÍMPICAS.  Por JAVIER SOLIS NOYOLALABERINTOS DE DISCIPLINAS OLÍMPICAS.  Por JAVIER SOLIS NOYOLA
LABERINTOS DE DISCIPLINAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
JAVIER SOLIS NOYOLA
 
🔴 (AC-S18) Semana 18 - Tema 01 - Tarea - Proyecto Final (terminado y revisado...
🔴 (AC-S18) Semana 18 - Tema 01 - Tarea - Proyecto Final (terminado y revisado...🔴 (AC-S18) Semana 18 - Tema 01 - Tarea - Proyecto Final (terminado y revisado...
🔴 (AC-S18) Semana 18 - Tema 01 - Tarea - Proyecto Final (terminado y revisado...
FernandoEstebanLlont
 
FORMATO APA - JOHNNY FELIX SURI MAMANI 2024
FORMATO APA - JOHNNY FELIX SURI MAMANI 2024FORMATO APA - JOHNNY FELIX SURI MAMANI 2024
FORMATO APA - JOHNNY FELIX SURI MAMANI 2024
JOHNNY SURI MAMANI
 
2024 DIA DEL LOGRO IE HONORIO DELGADO ESPINOZA
2024 DIA DEL LOGRO IE HONORIO DELGADO ESPINOZA2024 DIA DEL LOGRO IE HONORIO DELGADO ESPINOZA
2024 DIA DEL LOGRO IE HONORIO DELGADO ESPINOZA
Sandra Mariela Ballón Aguedo
 
PRESENTACIÓN TALLER INTENSIVO PARA DOCENTES JULIO 2024 WEB.pptx
PRESENTACIÓN TALLER INTENSIVO PARA DOCENTES JULIO 2024 WEB.pptxPRESENTACIÓN TALLER INTENSIVO PARA DOCENTES JULIO 2024 WEB.pptx
PRESENTACIÓN TALLER INTENSIVO PARA DOCENTES JULIO 2024 WEB.pptx
glopezmaciel
 

Último (20)

POR ENTRE AS ONDAS DO PARAÍSO .
POR ENTRE AS ONDAS DO PARAÍSO             .POR ENTRE AS ONDAS DO PARAÍSO             .
POR ENTRE AS ONDAS DO PARAÍSO .
 
Revista Universidad de Deusto - Número 155 / Año 2024
Revista Universidad de Deusto - Número 155 / Año 2024Revista Universidad de Deusto - Número 155 / Año 2024
Revista Universidad de Deusto - Número 155 / Año 2024
 
Lec. 3 Escuela Sabática Controversias.pdf
Lec. 3 Escuela Sabática Controversias.pdfLec. 3 Escuela Sabática Controversias.pdf
Lec. 3 Escuela Sabática Controversias.pdf
 
Taller Intensivo de Formación Continua para Docentes_24_Julio.pdf
Taller Intensivo de Formación Continua para Docentes_24_Julio.pdfTaller Intensivo de Formación Continua para Docentes_24_Julio.pdf
Taller Intensivo de Formación Continua para Docentes_24_Julio.pdf
 
Acuerdo tercer periodo - Grado Sextos.pptx
Acuerdo tercer periodo - Grado Sextos.pptxAcuerdo tercer periodo - Grado Sextos.pptx
Acuerdo tercer periodo - Grado Sextos.pptx
 
🔴 (AC-S18) Semana 18 -Tema 01Trabajo de Investigación - Contratos y franquici...
🔴 (AC-S18) Semana 18 -Tema 01Trabajo de Investigación - Contratos y franquici...🔴 (AC-S18) Semana 18 -Tema 01Trabajo de Investigación - Contratos y franquici...
🔴 (AC-S18) Semana 18 -Tema 01Trabajo de Investigación - Contratos y franquici...
 
ACTIVIDAD riquezas de la region costa del peru
ACTIVIDAD riquezas de la region costa del peruACTIVIDAD riquezas de la region costa del peru
ACTIVIDAD riquezas de la region costa del peru
 
mapa conceptual animales foráneos traídos al Perú
mapa conceptual animales foráneos traídos  al Perúmapa conceptual animales foráneos traídos  al Perú
mapa conceptual animales foráneos traídos al Perú
 
Métodos Psicológicos de investigación (1) (2).pptx
Métodos Psicológicos de investigación (1) (2).pptxMétodos Psicológicos de investigación (1) (2).pptx
Métodos Psicológicos de investigación (1) (2).pptx
 
INSTRUMENTOS USADOS EN LA PSICOLOGÍA
INSTRUMENTOS USADOS EN LA PSICOLOGÍA INSTRUMENTOS USADOS EN LA PSICOLOGÍA
INSTRUMENTOS USADOS EN LA PSICOLOGÍA
 
Acuerdo tercer periodo - Grado Septimo.pptx
Acuerdo tercer periodo - Grado Septimo.pptxAcuerdo tercer periodo - Grado Septimo.pptx
Acuerdo tercer periodo - Grado Septimo.pptx
 
CONOCIENDO LA RECETA DEL JUANE EN LA SELVA DE MOYOBAMBA
CONOCIENDO LA RECETA DEL JUANE EN LA SELVA DE MOYOBAMBACONOCIENDO LA RECETA DEL JUANE EN LA SELVA DE MOYOBAMBA
CONOCIENDO LA RECETA DEL JUANE EN LA SELVA DE MOYOBAMBA
 
Presentación sobré las culturas del Perú .
Presentación sobré las culturas del Perú .Presentación sobré las culturas del Perú .
Presentación sobré las culturas del Perú .
 
TEMA 1 EL PROCESO DE FORMACIÓN DEL ESTADO
TEMA 1 EL PROCESO DE FORMACIÓN DEL ESTADOTEMA 1 EL PROCESO DE FORMACIÓN DEL ESTADO
TEMA 1 EL PROCESO DE FORMACIÓN DEL ESTADO
 
LA COMUNICACIÓN ACADEMICA EN LA ERA DIGITAL (1).pptx
LA COMUNICACIÓN ACADEMICA EN LA ERA DIGITAL (1).pptxLA COMUNICACIÓN ACADEMICA EN LA ERA DIGITAL (1).pptx
LA COMUNICACIÓN ACADEMICA EN LA ERA DIGITAL (1).pptx
 
LABERINTOS DE DISCIPLINAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
LABERINTOS DE DISCIPLINAS OLÍMPICAS.  Por JAVIER SOLIS NOYOLALABERINTOS DE DISCIPLINAS OLÍMPICAS.  Por JAVIER SOLIS NOYOLA
LABERINTOS DE DISCIPLINAS OLÍMPICAS. Por JAVIER SOLIS NOYOLA
 
🔴 (AC-S18) Semana 18 - Tema 01 - Tarea - Proyecto Final (terminado y revisado...
🔴 (AC-S18) Semana 18 - Tema 01 - Tarea - Proyecto Final (terminado y revisado...🔴 (AC-S18) Semana 18 - Tema 01 - Tarea - Proyecto Final (terminado y revisado...
🔴 (AC-S18) Semana 18 - Tema 01 - Tarea - Proyecto Final (terminado y revisado...
 
FORMATO APA - JOHNNY FELIX SURI MAMANI 2024
FORMATO APA - JOHNNY FELIX SURI MAMANI 2024FORMATO APA - JOHNNY FELIX SURI MAMANI 2024
FORMATO APA - JOHNNY FELIX SURI MAMANI 2024
 
2024 DIA DEL LOGRO IE HONORIO DELGADO ESPINOZA
2024 DIA DEL LOGRO IE HONORIO DELGADO ESPINOZA2024 DIA DEL LOGRO IE HONORIO DELGADO ESPINOZA
2024 DIA DEL LOGRO IE HONORIO DELGADO ESPINOZA
 
PRESENTACIÓN TALLER INTENSIVO PARA DOCENTES JULIO 2024 WEB.pptx
PRESENTACIÓN TALLER INTENSIVO PARA DOCENTES JULIO 2024 WEB.pptxPRESENTACIÓN TALLER INTENSIVO PARA DOCENTES JULIO 2024 WEB.pptx
PRESENTACIÓN TALLER INTENSIVO PARA DOCENTES JULIO 2024 WEB.pptx
 

Yo, claudia

  • 1. 1 “…Trauma precoz-Defensa-Latencia-Desencadenamiento de la neurosis-Retorno parcial de lo reprimido; he aquí la fórmula que establecimos para el desarrollo de una neurosis. Ahora invitamos al lector a que dé un paso màs, aceptando que en la vida de la especie humana acaeció algo similar a los sucesos de la existencia individual, es decir, que también en aquella ocurrieron conflictos de contenido sexual agresivo que dejaron efectos permanentes, pero que en su mayor parte fueron rechazados, olvidados, llegando a actuar sólo màs tarde, después de una prolongada latencia, y produciendo entonces fenómenos análogos a los síntomas por su tendencia y su estructura…” (Sigmund Freud , “Moisés y la religión monoteísta”, Edición Alianza Editorial S,A,, 1984, página 113 Yo, Claudia Tiempo lento, brutal. Como escondiendo parte de lo que somos. A gritos, el silencio se apodera de los espacios. Ciudad que se ha tornado precaria en lo que el amor fraterno reivindica. Y vamos hablando. Vamos pasando calles en absoluta soledad. Como que, cada quien, sigue insistiendo en ser uno solo o una sola. De tanto leer y escuchar estadísticas que vuelan. Como puro novelón palaciego. Y ni si quiera, las pautas, permiten avizorar algún sentido de pertenencia. En lo que supone convocar al entendido preciso. ¡Que la pandemia, sigue abriendo brecha. Que lo que fuimos ya no seremos!. Espíritu agarrotado. De tanto ver la torpeza que pretende empoderarse, a nombre de la esperanza. Gobernanzas sigilosas o abiertas. Cada quien por fuera de la certeza. Y sí que, este tiempo, como que recuerda lo que hemos sido, somos y seremos. De tanto silencio íngrimo. De tanta pulsión de soledad manifiesta. Y se potencian las voces que pretenden desaparecer la holgura de cada sujeto. Como caminando en un entendido de familia desamparada. Un universo de velocidades aciagas. Dando cuenta de contagios y de quienes van muriendo. Quisiéramos volver a la calidez. Pero como que solo enhebramos el vacío causado por la ausencia de la ternura real, cierta. Como que hemos perdido el rumbo. En este sentimiento de pura zozobra. Cómo anhelamos la presencia de la madre guía que no podemos ver. De la sinceridad perdida, de tanto escuchar palabras que se tornan aviesas. Como en esa lejanía, envolvente. Como cuando las escenas de lo cotidiano, simplemente se repiten en la precondicionalidad. De lo que era antes la figura de lo societario. Amplia disertación en torno al barrio. Y la posición de los otros y las otras. Y siguen las sombras acompañando todos los pasos. Todas las ideas y las ilusiones. País sufriente. Tanto como entender que, al mando, sigue la pavura de poderes camuflados o abiertos. De trastrocamiento de los valores. Poder ampuloso y perverso. Que deviene en florituras aspaventosas. Que pretenden esconder las afugias. Y el dolor causado por los asesinatos selectivos. De los matones dirigiendo ejército y policía. En velocidad nutriendo de vejámenes. a las etnias. A las niñas, violentadas. En exacerbación de acciones de lesa humanidad. Poder pretendidamente solidario. Pero que, en el día a día, es mera expresión de intereses de quienes, siempre, han instaurado el control. De quienes han tenido el poder económico y politico. Nefasta política al mando. Y, como si nada, siguen imponiendo su visión de futuro. Galopando sobre la miseria de quienes somos sometidos y sometidas. Y sí que, el nervio punzante de la vida; se ha venido diluyendo. En el dolor de la pandemia que se extiende. En la ausencia de posibilidades de subsistencia. Como que vamos el horizonte acechante. Con todo dispuesto por los beneficiarios del poder. Presentando, a cada paso, lugares comunes. En agrio manejo del sistema de salud. Con
  • 2. 2 mentirosos mensajes que pretenden desconocer una crisis que siempre ha estado ahí, latente. Pero que, ahora, rompe, potente. Estadísticas de los voceros de palacio. Torcidas ejecuciones que ejercen como logotipo perverso. Anclado en ilusionarios impertinentes. Una noción de justicia que va y viene permitiendo las tropelías de chafarotes y de bandidos que siempre han sido. Y hay quienes siguen dando tumbos. En veces frenéticos. Casi emparentados con los pirobos que gobiernan con los valores de Centro Democrático. Templarios modernos. Que desconocen cualquiera alusión a derechos fundamentales. La vida no vale nada, para ellos y ellas. Puros vozarrones de origen fascista. Y lo digo sin pretender necedades demagógicas. Simplemente es como, en este tiempo lento, brutal, reclamar el derecho a entender la dinámica que nos va llevando al colapso. En medio de la palabrería del sujeto presidente y de sus epígonos. Mando nefasto. Estadísticas manejadas a puro pulso de intereses políticos. La pandemia que erosiona el espíritu. La soledad del yo inmediato, tendencial, profundo. Sentir la vida en el vuelo de muerte. Y, a cada palabra de las voces oficiales, sintiendo que no existe unidad de mando. Versiones de cada quien. Según sea el día y la necesidad de quienes manejan los medios. Llamados burlescos a la unidad. Es algo asì como sentir la necesidad de reconocerse como personas que hemos visto la desvertebración constante. Como en esa canción que habla del juego de la vida. O, en un esfuerzo de mayor vuelo, recordando la soledad pintada por Freud. En donde, lo colectivo, se expresa como neurosis ampliada. Sin el resguardo cálido de las ilusiones perdidas. Y, en ese ardor policròmico, nos subsumimos. De cuarentena y en cuarentena. Rigurosa o simple. Siendo lo único cierto, el hecho de ser violentados y violentadas en lo que màs amamos: el ser libre, creativo y lúdico. Envolventes mensajes aciagos. La mentira se ha convertido, también, en pandemia. La dolencia de ser mal informados e informadas. Sistema de salud, encasillado. Ministro mentiroso. En puro vuelo extendido hacia el fortalecimiento del sujeto presidente y de sus corifeos. Situaciones que están ahí y que nunca serán explicadas. Pruebas que pruebas yendo en el cada día. Que si son, pero que no dan prueba de nada. Miserable emplazamiento a quienes estamos a merced de datos manejados al garete. Casi como endilgándonos la velocidad de las afectaciones. Casi como diciéndonos que todo puede pasar. Y que lo que pase será de responsabilidad nuestra. Tiempo lento, brutal. Como escondiendo parte de lo que somos. A gritos, el silencio se apodera de los espacios. Ciudad que se ha tornado precaria en lo que el amor fraterno reivindica. Y vamos hablando. Vamos pasando calles en absoluta soledad. Como que, cada quien, sigue insistiendo en ser uno solo o una sola. De tanto leer y escuchar estadísticas que vuelan. Como puro novelón palaciego. Y ni si quiera, las pautas, permiten avizorar algún sentido de pertenencia. En lo que supone convocar al entendido preciso. ¡Que la pandemia, sigue abriendo brecha. Que lo que fuimos ya no seremos!. Espíritu agarrotado. De tanto ver la torpeza que pretende empoderarse, a nombre de la esperanza. Gobernanzas sigilosas o abiertas. Cada quien por fuera de la certeza. Y sí que, este tiempo, como que recuerda lo que hemos sido, somos y seremos. De tanto silencio íngrimo. De tanta pulsión de soledad manifiesta. Y se potencian las voces que pretenden desaparecer la holgura de cada sujeto. Como caminando en un entendido de familia desamparada. Un universo de velocidades aciagas. Dando cuenta de contagios y de quienes van muriendo. Quisiéramos volver a la calidez. Pero como que solo enhebramos el vacío causado por la ausencia de la ternura real, cierta. Como que hemos perdido el rumbo. En este sentimiento de pura zozobra. Cómo anhelamos la presencia de la madre guía que no podemos ver. De la sinceridad perdida, de tanto escuchar palabras que se tornan aviesas. Como en esa lejanía, envolvente. Como cuando las escenas de lo cotidiano, simplemente se repiten en la precondicionalidad. De lo que era antes la figura de lo societario. Amplia disertación en torno al barrio. Y la posición de los otros y las otras. Y siguen las sombras acompañando todos los pasos. Todas las ideas y las ilusiones. País sufriente. Tanto como entender que, al mando, sigue la pavura de poderes camuflados o abiertos. De
  • 3. 3 trastrocamiento de los valores. Poder ampuloso y perverso. Que deviene en florituras aspaventosas. Que pretenden esconder las afugias. Y el dolor causado por los asesinatos selectivos. De los matones dirigiendo ejército y policía. En velocidad nutriendo de vejámenes. a las etnias. A las niñas, violentadas. En exacerbación de acciones de lesa humanidad. Poder pretendidamente solidario. Pero que, en el día a día, es mera expresión de intereses de quienes, siempre, han instaurado el control. De quienes han tenido el poder económico y politico. Este es un tiempo brutal. Casi como réplica de un dolor extendido. Van pasando hechos. Casi todos como desilusión. Es un vuelo a ras de la tierra. Como si todo ser en sí, sintiera la fuerza desmedida de la soledad; de la caída vertical. Valores que se traslapan. Voces que hieren como arengas perdularias. Como contraternura aviesa. La alcaldesa Claudia Nayibe López Hernández, como inmersa en lo que pudiéramos asociar al Síndrome de Estocolmo. Que, para el caso, sería el síndrome del Palacio de Nariño. Como que las oscilaciones pendulares estuvieran ajustadas a periodos insanos. Vertebrando opciones a la manera del complejo de culpa de Kierkegaard “Me cuesta dominar la ansiedad que me acomete en este instante en que me resuelvo a transcribir, con el mayor cuidado, la copia que entonces hice con precipitación y con el corazón alterado. Pero incluso hoy, no obstante, siento idéntica inquietud y me hago idénticos reproches…” (Soren Kierkegaard, Diario de un seductor, en www.elaleph.com, página 1) Y todo cosido enhebrando la aguja del tenebroso poder de la dictadura civil de Iván Duque Márquez y su Partido Centro Democrático. Deslizándose (la alcaldesa) hacia lo más profundo del pulso militarista. En un afán de presentarse como prístina defensora de lo que ella llama “nuestra fuerza pública”. Es decir, ella, ya no tiene pudor. Ha ensombrecido su lenguaje y sus actuaciones. Las acotaciones expresadas el día martes 10 de agosto de 2021 son propias de quien ha dejado de ser representante de una opción humanista y democrática. Como lisonjera sujeto que trata de hacer creer que soldados y policías son el soporte de del Estado Social de Derecho. Pero, a decir verdad, no es la primera vez. Claudia López nunca hizo un pronunciamiento ante el asesinato colectivo de cuarenta detenidos en la Cárcel Modelo, en marzo de 2020. Cuando el Inpec y la policía los mataran en condición de indefensión. Por esa misma época avaló la versión del médico pistolero que mató a tres personas disparándoles con pistola de alta gama. De aquellas que disparan ráfagas, argumentando que le iban a robar y que estaban armados. Y tal parece que las armas de las víctimas eran navajas, O, cuando mucho, cuchillos…de esos de pelar papas. Y, entonces, prosperó la tipificación de “defensa propia”. Y, en agosto 10, arremetió en contra del Senador Gustavo Bolívar y en contra de su Movimiento Politico “Colombia Humana”. Una versión mendaz. Propia de los chafarotes que ella llama “nuestros policías y soldados de la patria”. Ya, Claudia López, está del lado del cretino inquilino de la Casa de Nariño y de su Partido neo fascista Centro Democrático. Pero lo más grave aún es que ha tratado de ocultar parte de la verdad. Porque, entre otras cosas, el video tomado por una persona no propiamente de Colombia Humana y que muestra imágenes en las cuales no solo se ve a “sus policías” en actitud, por lo menos, muy extraña cerca al bus que fue incinerado. Asimismo, Claudia López, ha enmudecido ante las quejas del movimiento de ciudadanos y ciudadanas defensoras de uno de los humedales en Suba que fueron violentados y violentadas por “sus policías”. Como dirían las tías “puso el grito en el cielo por la muerte de uno de “sus policías”; pero no se ha pronunciado ante el hecho que involucra a uno de “sus policías” en la muerte de dos personas en un establecimiento público en donde estaba bebiendo y les disparó en indefensión. Obviamente “su policía pistolero” sigue como si nada. El día 12 de agosto de 2021, mientras Claudia López visitaba a uno de “sus policías” herido y cuando supuestamente asistía a una reunión en la Secretaría de Educación del Distrito Capital para el
  • 4. 4 lanzamiento del Programa de Educación Superior Pública para jóvenes; le pasó lo que pasó con Belisario Betancur Cuartas en la tenebrosa retoma del Palacio de Justicia en 1985: El ñurido ministro de defensa y los chafarotes de “su policía nacional”, dieron golpe de mano al poder civil de Bogotá D.C. ;modificaron todo lo concerniente a la politica pública de seguridad ciudadana. En una repartija que hace inocua cualquier expresión democrática. Todas las Alcaldías Locales quedarán subsumidas al mando de los chafarotes. “…Era muy demadrugada,cuando Abrahamselevantó,abrazó a Sara,desposadadesu vejez,y Sara besó a Isaac,quelehabía librado dela vergüenza y era su orgullo y la esperanza desu descendencia. Cabalgaron en silencio duranteel camino y Abrahamno levantó losojosdelsuelo hasta quellegó el cuarto día,entoncesalzó la mirada y vio a lo lejos el monteMoriah,y de nuevo susojosvolvieron al suelo. En silencio recogió la leña para el sacrificio y en silencio ató a Isaac: en silencio empuñó el cuchillo: entonces vio el carnero que Dios había dispuesto. Lo sacrificó y regresó al hogar… Desde aquel día Abraham fue un anciano; no podía olvidar lo que Dios le había exigido. Isaac continuó creciendo,tan florido como antes;pero la mirada de Abrahamsehabía empañado y nunca másvio la alegría…” (Soren Kierkegaard, Temor y temblor, en www.academia.com, página 34)