Modulo 1 Mi historia de vida

306 visualizaciones

Publicado el

Módulo de curso de formación de profesores de español para la escuela básica brasileña. Profesor. Gonzalo Abio. 2015-1. Consulte otros módulos del curso.

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
306
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
2
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

Modulo 1 Mi historia de vida

  1. 1. MÓDULO 1 – Iniciando mi recorrido como un profesor (de lenguas) reflexivo – Mi historia de vida Gonzalo Abio (Universidade Federal de Alagoas), 2015-1 Para el inicio de los trabajos en “Estágio Supervisionado 1” (que denominaremos entre nosotros de forma no oficial como “Prácticas de enseñanza en lengua española), queremos empezar por el tema de las narrativas autobiográficas. ▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪ Antes que todo, una pregunta. ¿Por qué estudiar las historias de vida de los profesores en formación inicial o continua? Te presentamos a continuación algunas razones por las que se usa la investigación narrativa y autobiográfica en la formación docente: Para Connelly y Clandinin (1995, p. 11-2): La razón principal para el uso de la narrativa en la investigación educativa es que los seres humanos somos organismos contadores de historias, organismos que, individual y socialmente, vivimos vidas relatadas. El estudio de la narrativa, por lo tanto, es el estudio de la forma en que los seres humanos experimentamos el mundo. De esta idea general deriva la tesis de que la educación es la construcción y re-construcción de historias personales y sociales; tanto los profesores como los alumnos son contadores de historias y también personajes en las historias de los demás y en las suyas propias […] [Por eso] entendemos que la narrativa es tanto el fenómeno que se investiga como el método de la investigación. Narrativizar la vida en un autorrelato es [...] un medio de inventar el propio yo, de darle una identidad (narrativa). En su expresión superior (autobiografía) es también elaborar el proyecto ético de lo que ha sido y será la vida (BOLÍVAR, 1999 apud BOLÍVAR, 2002, p. 5). Los relatos nos permiten comunicar quiénes somos, qué hacemos, cómo nos sentimos y por qué debemos seguir cierto curso de acción y no otro (Mc EWAN; EGAN, 1998). Dan cuenta de la mirada de quien relata, incluye decires, pensares, haceres y sentires desde la perspectiva del relator y favorecen comprender de una nueva manera el mundo. Por su cualidad re- historiadora, es decir, contar de forma nueva las mismas historias, las narraciones se van recreando y modificando con el tiempo, se adaptan a nuevas situaciones, cambiando su sentido. El relato no constituye sólo una enumeración de hechos ligados sino que "incluye el sentido de esa relación y la trama explicativa de su conexión reproduciendo las experiencias de una manera relevante y con sentido"(CONNELLY; CLANDININ, 1995, p. 39 apud FERNÁNDEZ; RAMÍREZ, 2006, p. 2).
  2. 2. ▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪ Actividades Actividad 1 (presencial)- Después que leas las citas anteriores, comenta con tu compañero, utilizando tus propias palabras, sobre la importancia que tiene que los profesores elaboren y compartan sus narrativas (autobiográficas, de formación, de aprendizaje de lenguas…). Actividad 2a (en línea)- Prepara un relato personal con el título “Cómo decidí ser un profesor de español”. En ese relato, deberás incluir también momentos importantes de tu vida académica, personal y profesional. La parte dedicada al aprendizaje de lenguas puedes hacerla junta o separada de la primera parte sobre tu recorrido para ser profesor de español. La narrativa será textual, pero puedes enriquecerla con fotos, otras imágenes, así como una línea de vida, etc. No es obligatoria que sea en español. Puedes hacerla en portugués, si así lo deseas. En el ejemplo de línea de tiempo aquí mostrado, que recoge momentos significativos de la vida de un profesor hipotético, la parte superior se ha destinado a las informaciones de la vida personal y la inferior a las de la vida académica y profesional. Recuerda que la línea de tiempo será un complemento al relato principal y no la parte más importante del mismo.
  3. 3. Atención: El archivo con el relato autobiográfico que construirás deberás subirlo al foro “Cómo decidí ser un profesor de español” que está en el módulo I del Moodle de nuestra asignatura. Ponle tu nombre al archivo seguido del título de la actividad. Además del documento adjunto, si puedes, déjalo también en el cuerpo del mensaje para su visualización más rápida. Comentarios: Hay muchas formas de construir una línea de tiempo que agrupe los hechos más significativos de la vida de una persona. Siempre es recomendable comenzar haciéndolo con papel y lápiz. Aunque no es necesario hacerlo así, una vez que se haya construido el borrador o bosquejo en papel, se puede pasar a la computadora, para elaborarlo en el mismo editor de texto o programa gráfico que sea más fácil de usar. Existen, también, algunos servicios web específicos para esa finalidad, como son: Dipity, Timetoast o Timeline JS. Otra posibilidad es elaborar la línea de tiempo de forma más visual en forma de infografía, como se puede ver en este ejemplo sobre Gabriel García Márquez (http://goo.gl/EFMD12). Puedes conocer otros recursos técnicos para esta y otras finalidades aquí: http://goo.gl/WsQd5o Actividad 2b (en línea)- Comenta en ese mismo foro, por lo menos sobre un (1) relato que hayan publicado tus compañeros de curso, pero puedes comentar también sobre más de uno si así lo deseas. Actividad 3a (en línea)- El segundo relato que harás en este módulo llevará como título “Una clase que recuerdo con mucho cariño”. Este texto también será un rescate de tus memorias, en este caso sobre algún docente o clase que haya dado que no se te olvida. Debes dar detalles de esa clase significativa. Trata que no sea algún ejemplo muy reciente. Si fuese posible, prioriza experiencias anteriores a tu ingreso en la universidad. Actividad 3b (en línea)- Lee el material adicional sobre los eventos de instrucción de Gagné que están en el anexo a y también en la biblioteca de nuestra asignatura en el Moodle y, después que lo hayas leído y entendido, deberás comentar sobre un relato que haya sido publicado por algún compañero tuyo en el foro “Una clase que recuerdo con cariño”, haciendo mención a cuál o cuáles son los eventos de instrucción de Gagné que parecen haber sido puestos en práctica por el profesor o profesora descrito por tu compañero en su relato. Actividad 3c (en línea)- Como una extensión de la actividad anterior, y ya que pensamos que los objetivos de instrucción de Gagné, son importantes para guiar las acciones prácticas del profesor en sus clases, queremos que en esta actividad, leas los comentarios de algunos alumnos sobre profesores y clases significativas que han tenido (ver anexo b) y selecciones dos (2) ejemplos donde comentes cuál o cuáles de los objetivos de instrucción de Gagné están presentes en los ejemplos que has escogido.
  4. 4. ▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪▪ Referencias BOLÍVAR, A. ¿De nobis ipsis silemus?: Epistemología de la investigación biográfico-narrativa en educación. Revista Electrónica de Investigación Educativa, v. 4, n. 1, 2002. Disponível em: <http://redie.uabc.mx/index.php/redie/article/download/49/91>. CONNELLY, F.; CLANDININ, D. Relatos de experiencias e investigación narrativa, In: LARROSA, J. et al. Déjame que te cuente. Ensayos sobre narrativa y educación. Barcelona: Laertes, 1995, p. 11-58. FERNÁNDEZ, M.; RAMÍREZ, P. Los relatos de experiencias escolares en la formación docente. Revista Iberoamericana de Educación, v. 37, n. 4, 2006. Disponível em: <http://www.rieoei.org/deloslectores/1131Fernandez.pdf>. Para saber más:  ARAGÃO, R. Emoções e pesquisa narrativa: transformando experiências de aprendizagem. Revista Brasileira de Linguística Aplicada, v. 8, n. 2, p. 295-320, 2008. Disponible en: <http://www.scielo.br/pdf/rbla/v8n2/03.pdf>.  REIS, Pedro; CLIMENT, Nuria. Narrativas de profesores: reflexiones en torno al desarrollo personal y profesional. Sevilla: Universidad Internacional de Andalucia, 2012. Disponible en: <http://repositorio.ul.pt/bitstream/10451/9568/1/Narrativas%20de%20profeso res.pdf>.  PAIVA, V. L. M. O. As habilidades orais nas narrativas de aprendizagem. Trabalhos em Linguística Aplicada. v. 46, n.2, p.165-179, 2007. Disponible en: <http://revistas.iel.unicamp.br/index.php/tla/article/download/1830/1428>  PAIVA, V. L. M. O. Memórias de aprendizagem de professores de língua inglesa. Contexturas, v. 9, p. 63-78, 2006. Disponible en: <http://www.veramenezes.com/narprofessores.htm>.
  5. 5. Anexo A. Nueve eventos de instrucción de Gagné (GAGNÉ, 1965 apud WAAAL e TELLES, 2004, LEFFA, 2008, p. 32-3). Garantice la atención: Inicie despertando la curiosidad del aluno para el tópico de la actividad. Cuente una historia, muestre una ilustración, haga una analogía, cuente una anécdota, cite un pensamiento interesante. Informe los objetivos: Deje claro para los alumnos lo que ellos van a aprender: “Al final de esta actividad (o clase) ustedes van a saber como...”. Cree una expectativa a través de los objetivos. Accione el conocimiento previo: Haga que los alumnos piensen sobre lo que ellos ya saben. Relacione la actividad nueva a situaciones y conocimiento que le son familiares. Presente el contenido: Muestre los puntos más importantes, use técnicas variadas para mantener la atención y aumentar la comprensión. Use ilustraciones, fotos, objetos. Facilite el aprendizaje: Ayude a los alumnos a seguir en el proceso de aprendizaje, orientando, aclarando, dando ejemplos. Solicite desempeño: Mantenga una participación activa de los alumnos. Pídales que ejecuten tareas relacionadas a lo que están aprendiendo. Involúcrelos, preguntando, discutiendo, demostrando. Proporcione feedback: Informe a sus alumnos de cómo ellos están acompañando/realizando la actividad, ayudándolos con más aclaraciones cuando sea necesario. Intente producir el material de aprendizaje de modo que pueda incorporarse el feedback. Evalúe el desempeño: Verifique el aprendizaje de los alumnos por la observación, preguntas. En la producción de materiales abra espacio para la evaluación continua. Ayúdelos en la retención y transferencia: Haga que los alumnos recuerden lo que están aprendiendo y ayúdelos a aplicar los nuevos conocimientos. LEFFA, Vilson J. Como produzir materiais para o ensino de línguas. In: LEFFA, Vilson J. (Org.). Produção de materiais de ensino: prática e prática. 2. ed. Pelotas: EDUCAT, 2008, p. 15-41. 1 2 4 3 5 6 7 8 9
  6. 6. Anexo B. Comentarios de alumnos sobre profesores y clases significativas que han tenido. 1 - Siempre me gustaron las clases de lengua 1, pero hubo una en la que no percibí que el tiempo había pasado. La profesora pidió que los alumnos organizaran los pupitres en círculo, después ella iba en cada alumno como si fuera una cartomante y leía las manos de ellos, diciendo cosas del futuro como: profesión, amor y cuanto tiempo íbamos a vivir. Fue muy divertido y sólo al final es que comprendimos que su intención era trabajar con los verbos en el futuro. Pero la clase fue tan diferente que yo no había percibido que se había acabado. Lo más interesante es que todos se quedaron asombrados con las previsiones que parecían lo que los alumnos deseaban. Para mí, esta clase fue muy productiva, porque aprendí como hacer uso de los verbos en el futuro a partir de una situación diferenciada. 2- Cuando el profesor presenta una clase diferente de la de costumbre, el tiempo pasa muy rápido. Bueno, hay una clase que no me olvido, la clase de literatura del profesor Herman. Yo estaba en la enseñanza media, 1º año., el profesor entra en el aula, luego desconecta la luz y enciende una vela, todos se quedan curiosos, entonces el profesor empieza la clase con romanticismo, hizo un monólogo, recitó una poesía de Alvares Azevedo y después pasar para el grupo un control de lectura del asunto. Fue muy válida la clase, pues yo extraje el asunto con facilidad y el desempeño del grupo fue brillante. 3- Sí, fue en el primer año acá en la universidad, en la clase de Lengua Portuguesa. El profesor trajo un cuento de Rubem Fonseca pero el cuento no estaba completo, y cuando terminamos de leer, el profesor pidió para hacer el final. Después todos leyeron sus finales. La clase fue muy divertida porque todos querían saber de las respuestas de los otros. Y como era un texto con cosas “pesadas” despertaba la curiosidad y la creatividad. Por último, el profesor, presentó el verdadero final que no tenía nada que ver con nuestros finales. 4- La clase de lengua española 3, del día 28 de abril fue maravillosa. La profesora pasó un valsesito de la cantante Sonia Silvestre, después pidió para los alumnos subrayar todos los verbos en los tiempos pretérito imperfecto e indefinido. Además escuchamos el valsesito y por fin de la clase, la profesora pasó para sus alumnos hacer un informe sobre todo que habíamos visto en la clase. Fue perfecta esta clase que el tiempo pasó tan rápido que yo no percibí.
  7. 7. 5- No me es posible acordarme de una clase en especial. Pero durante mi enseñanza media me gustaban las clases de español, y en el tercer año, de matemáticas. Sobre las primeras, además de comprender que la profesora tenía dominio de los contenidos estudiados, me gustaba la diversidad de estrategias que ella utilizaba para fijarnos en los contenidos. Cuanto a las últimas, el profesor demostraba seguridad en la exposición de los asuntos. Pero lo que hacía las clases más eficientes era que se podía ver en él pasión y disposición en exponer todos y nos incentivaba a entrar en aquel ambiente. Así, reflexionar sobre eso me hizo pensar en que el profesor puede hacer las clases más eficientes utilizando estrategias que nos lleven a tener mayor interés en los contenidos. Pero es fundamental al docente, a mi ver, que tenga dominio de lo que enseña. 6- Sí, me acuerdo perfectamente de muchas clases en las cuales me olvidaba de la hora, de tan placentera y buena que era. Esa era la clase de Geografía y yo estaba haciendo el 3 año de la enseñanza media. Teníamos 2 clases a la semana de más o menos la duración de 1 h 50 min. Había muchos motivos de las clases que les diré a seguir. El primer motivo de tanto éxito era sin duda el carisma del profesor, ya que desde el primer día de su clase, él conquistó a todos con su sinceridad y demostración de preocupación con nosotros y nuestro futuro, nos miraba de frente con igualdad, eso acerca el alumno al profesor. Otra razón para explicar la buena clase era la manera con que el profesor nos enseñaba la asignatura ya que él nos traía siempre cosas interesantes y nuevas, además de ponerse como un “provocador” que cuando necesario nos provocaba a concienciarse acerca de nuestra propia realidad. Sin olvidar de que él solía usar la “interdisciplinaridad”, que resultaba muy provechosa, pues podíamos entrar en contacto con otras realidades para conocer con más madurez la Geografía. En fin, en esa clase teníamos la oportunidad de hablar lo que pensábamos sin el miedo de estar equivocados, pues este profesor nos respetaba como seres humanos provocando nuestra criticidad. Otro hecho muy importante era que sentíamos el amor que él tenía por su asignatura, por los alumnos y por su oficio de educador. Les digo que hasta hoy me recuerdo muy bien de esas clases de Geografía y las extraño mucho. Bueno, creo que perdí un maravilloso profesor, pero gané un gran amigo.
  8. 8. 7- Era una clase de geografía. Las dos últimas del viernes por la tarde. El profesor era muy bueno y sus clases eran divertidas y dinámicas y a todos les gustaban. Hablábamos mucho de geografía, no sólo del contenido del día, pero de lo que interese. Las clases no eran tradicionales. El contenido era repasado de una buena forma y no mecánicamente. Leíamos sobre el contenido que íbamos a estudiar en la clase con anticipación y en la clase el profesor hacía preguntas y quien acertara la s respuestas ganaba un punto. Al final del mes podríamos tener hasta más de 10 puntos, lo que sería más una nota para sumar con el examen mensual. Todos se empeñaban para responder las cuestiones y así, de una forma bien divertida, todos los alumnos se mantenían ocupados. Creo que una buena clase de lo que sea depende de lo que es el profesor, como es como persona hasta más que los contenidos que domina. El buen profesor debe unir en una clase los contenidos con la experiencia personal de cada uno. 8- Acá en la universidad, no me recuerdo de tal clase. Generalmente las clases son rutineras y por lo tanto no tienen ningún atractivo pero no puedo olvidarme de las clases con recursos audiovisuales, son las que más me gustan pero yo sé que ni siempre podemos estudiar de esta manera. Pero en la enseñanza media, nuestra clase hizo un viaje en tren para las cascadas de Rio largo, fue una clase al aire libre, agradabilísima. El viaje en tren fue una novedad bien como los puntos turísticos que visitamos. Esa fue la mejor clase que me acuerdo. Además, acá, este año las clases están mejores que el año pasado, pues los maestros están más dedicados con nosotros y con un mayor compromiso con la enseñanza. 9- Hay clases que el tiempo pasa pero nosotros nos percibimos pues son clases que nos gustan mucho, esas clases son divertidas, muy bien planeadas por los profesores que intentan pasar los contenidos de la mejor forma posible. Para eso usan recursos audiovisuales, juegos, músicas, poesías: todo para llamar la atención de los alumnos haciendo que el aprendizaje sea efectuado de manera dinámica. La clase que más me gustó fue cuando el profesor llevó a los alumnos al laboratorio del CEDU porque nos divertimos y aprendimos. Los alumnos cuestionaron y respondieron todo con mucho placer, también tuvimos unas clases de lengua y literatura muy placenteras, pero la mayoría de las clases son aburridas. 10- Yo tuve algunas clases muy buenas en la facultad pero lo que más me fijó fueron las clases de lengua inglesa que tuve hace unos dos años porque no me gustaba mucho
  9. 9. el idioma pero la profesora sabía como estimularnos valorizando nuestros aciertos y corrigiendo nuestros errores, a mi ver, en la medida cierta. Con ella yo estudié un año y medio pero había empezado el aprendizaje de español en la facultad y estaba bien difícil mantener los dos idiomas entonces yo elegí el español por ser más necesario y me encantó. Yo me acuerdo de una clase en especial en que mi profesora habló sobre el libro Hamlet, de Shakespeare. Ella habló con tanto encantamiento que yo salí de la clase ansiosa para leer el libro. En la clase pareció que todos los alumnos habían leído el libro. La profesora hizo un sorteo. Con los nombres de los personajes quien cogiese el nombre tenía que hablar un poco sobre el personaje elegido. Cuando terminó la clase todas sabíamos hablar sobre el libro. 11- Después de un día de trabajo, estudiar por la noche no es muy agradable. El tiempo no pasa o pasa muy lento y nos quedamos mirando el reloj con deseo de irnos, pero hay clases que nos hacen olvidar el cansancio del día y, principalmente, de la hora. El año pasado en la clase de expresión escrita yo no veía el tiempo pasar cuando escribía cartas, recetas y cuando había actividades donde yo participaba y la profesora no se quedaba hablando todo el tiempo. Este año en la clase de lengua española 3 fue hecha una actividad que me olvidé el cansancio y el tiempo. Primero charlamos en parejas sobre lo que haríamos después de los estudios y luego hablamos a los otros sobre los planes unos del otro. Después escribimos nuestros planes y oímos una canción para sacar de ella los planes del cantante. 12- Una vez cuando estaba en el 7mo año de estudios, mi profesora de Ciencias nos habló sobre la sexualidad. Fue una clase de mucha curiosidad y provecho, porque la profesora consiguió respuestas para nuestras dudas.

×