República Bolivariana de Venezuela
Ministerio del Poder Popular para la Educación
Escuela Superior de Música José Ángel La...
El éxito más colosal imaginable de Carl María Von Weber le llegaría en Berlín
con el estreno de su obra Der Freischütz (El...
con la música y el canto. La ópera además se acompaña de recitativos
acompañados, ariosos, dúos, tríos, coros, arias y pas...
Bibliografía
Morgan, Joseph E. “Nature, Weber and a Revision of the French Sublime”.
Síneris. Revista de musicología (15 e...
Próxima SlideShare
Cargando en…5
×

CAZADOR FURTIVO DE CARL MARIA VON WEBER

140 visualizaciones

Publicado el

Descripción de la obra del Cazador Furtivo de Carl María Von Weber

Publicado en: Educación
0 comentarios
0 recomendaciones
Estadísticas
Notas
  • Sé el primero en comentar

  • Sé el primero en recomendar esto

Sin descargas
Visualizaciones
Visualizaciones totales
140
En SlideShare
0
De insertados
0
Número de insertados
3
Acciones
Compartido
0
Descargas
2
Comentarios
0
Recomendaciones
0
Insertados 0
No insertados

No hay notas en la diapositiva.

CAZADOR FURTIVO DE CARL MARIA VON WEBER

  1. 1. República Bolivariana de Venezuela Ministerio del Poder Popular para la Educación Escuela Superior de Música José Ángel Lamas Teoría y Solfeo IV EL CAZADOR FURTIVO Der Freischütz LA TENTACIÓN DE LO SINIESTRO Facilitadora: Integrante: Prof. Villarroel, Marbelis Rodríguez, Antonio C.I 23.532.990 Ficha: 3512 Caracas, martes 26 de mayo de 2015
  2. 2. El éxito más colosal imaginable de Carl María Von Weber le llegaría en Berlín con el estreno de su obra Der Freischütz (El cazador Furtivo), obra que automáticamente lo consagracomo líder visible deuna nueva escuela. Tan mítica representación debe encuadrarse en su debido contexto histórico. La población alemana estaba aún repartida en multitud de pequeños estados, pero tras los envites napoleónicos, la búsqueda, expansión y exaltación de una conciencia cultural unificadora abonaría el nacimiento de una óperanacional. Der Freischütz constituye el gran punto de inflexión debido a su extremada calidad técnica y al reflejo que muestra la esencia del alma alemana. Como quiera que muchos elementos de la mitología germánica, la fusión con la naturaleza, el misterio más allá, las tentaciones de lo siniestro, enlazaban fácilmente con los temas del naciente transfronterizo Romanticismo, y como quiera que la obra se mostraba absolutamente revolucionaria desde el punto de vista musical, Der Freischütz también es señalada simbólicamente como la ópera fundacional de este movimiento. De hecho, prendido el fervor, y sin que su procedencia fuese obstáculo alguno, pronto estaría en las salas de media Europa. Weber conoció en Dresde al poeta Friedrich Kind (1768-1843), que elaboró para Der Freischütz un libreto constituido por todo un catálogo de imagines y emociones románticas (y alemanas). El bosque, la noche, la luna, los lugares encantados, los truenos, los seres macabros… los sueños, las premoniciones, las visiones, la magia negra, los pactos diabólicos, la incertidumbre, la desesperación, el terror, la fe, el amor, el destino. Kind se inspiró en un relato del tétrico Das Gespensterbuch (El libro de los fantasmas) que Johann August Apel y Friedrich Laun habían publicado en 1810. Le cambió algunos detalles, entre ellos el final, y centró la acción en algún lugar indeterminado de una Bohemia pretérita. La fuerza de Der Freischütz radica ante todo en la de su sincretismo, en su prodigioso ensamblaje de elementos diferentes. La presencia interconectada de ciertos leitmotive, representantes de situaciones y personajes, constituye el primero de los aspectos que sobresalen en el logro de tal unidad. Weber decía: “una obra de arte que forme un todo y en donde las partes integrantes y la colaboración delas artes hermanas estén empleadas demanera que se fundan una en otras hasta desaparecer, formando un nuevo universo”. En Der Freischütz, sin embargo, perdura aún el uso de diálogos sueltos. Se debe subrayar la originalidad y efectismo en ciertas escenas en las que se intercalan
  3. 3. con la música y el canto. La ópera además se acompaña de recitativos acompañados, ariosos, dúos, tríos, coros, arias y pasajes orquestales. Weber se emplea en fundir lo vocal con lo instrumental y en extraer el carácter psicológico y emotivo de sus melodías y armonías, siempre antes que dejarse llevar por irreales arabescos o por acordes clichés. El tratamiento de las voces, así cambiantes en función del momento anímico, oscila entre la suave declamación de influencia francesa y las exclamaciones cercanas al grito de los pasajes más terroríficos. Entre la intuición de la melodía infinita y los finales bravos y melismáticos de ascendencia napolitana. Para folclóricos, alemanes e indudablemente patrióticos, los coros:seducido por la homofonía más directa, Weber parece regocijarse en ellos confeccionando la mayoría de ellos sobre marcados ritmos silvestres reminiscencias. En Der Freischütz se puede destacar el uso de lo simbólico del timbre paralelo a los leitmotive e incluso con instrumentos personalizados: Max el clarinete, Agathe el violonchelo, la viola para Ännchen, del Ermitaño la flauta… O, precisando sus tesituras, los clarinetes en grave para el lúgubre Samiel o los extremos agudos del flautín mientras Kaspar se emborracha. Los instrumentos sobresales también en conjunto, no sólo demanera puntual. Der Freischütz suponeuna verdadera emancipación de los atriles, una apuesta certera en aras del desarrollo y control de la paleta orquestal y de sus posibilidades combinatorias. De esa misma forma Weber criticaba las acrobacias, a su ver fútiles, de las melodías de Rossini, escribió crueles ironías sobre la simplicidad armónica de los acompañamientos italianos. Pero, a su vez, renegó expresamente de la tentación de abotargar los oídos mediante vacuos efectivos en masa. Así es como consideraba, por ejemplo, los célebres montajes del afrancesado Spontini. De este modo no se limita a una simple ampliación en número de los miembros del foso sino que aprovechael nuevo abanico para elaborar nutridos y cambiantes acordes repletos de cromatismos y disonancias. Conellos, la música se hace más plástica y presente en la acción y cobra funciones inéditas hasta entonces poco exploradas. En una carta al teórico Lobe, Weber los describió como “coloridos tonales específicos”delos quese servía, una vez más, para crear atmósferas, para caracterizar magistralmente lo que estaba ocurriendo en el escenario. Sobre este particular, lo más destacable es la alternancia de los modos mayores y menores: los primeros, garantes de la bondad y la pureza; los segundos, símbolos del mal, de las fuerzas oscuras de la cercanía atemorizante del Cazador Negro.
  4. 4. Bibliografía Morgan, Joseph E. “Nature, Weber and a Revision of the French Sublime”. Síneris. Revista de musicología (15 enero de 2014) Fernando Fraga y Blas Matamoros. “Historia de la ópera: el romanticismo germánico”, Libreto “Los clásicos de la ópera” (Santillana, 2007) http://www.eltiempo.com/archivo/documento/CMS-12988409

×